Historia de la Ciencia de la Salud

La medicina en manos de la mujer

Araceli Espasandín Di Santo
© MujeresQueHacenLaHistoria.Blogspot.com

Agosto 2017
Historia de la Ciencia de la Salud

3
Historia de la Ciencia de la Salud

"Los derechos no se mendigan, se conquistan".
Julieta Lanteri

"Nada es más peligroso que el conocimiento”.
Nawal El Saadawi

“Medicina es curar al enfermo, aliviarlo o ayudarlo
a bien morir”.
Dinorah Castiglioni Tula

"Existe un poder sanador que trasciende la ciencia,
si no se usa el alma y el corazón, no se puede
contribuir a sanar ni un solo ser humano".
Elizabeth Kübler-Ross

Si puedes curar, cura
Si no puedes curar, alivia
Y si no puedes aliviar, consuela
Aforismo popular

4
Historia de la Ciencia de la Salud

Contenido
PREFACIO ............................................................................................................................................................. 7
Historia de la Ciencia de la Salud ....................................................................................................................... 8
De alquimistas a curanderas ........................................................................................................................... 8
Tapputi-Belatekallim ..................................................................................................................................... 9
Agnódice......................................................................................................................................................... 9
María la Judía .............................................................................................................................................. 10
De “brujas” a científicas .................................................................................................................................. 11
Marcela de Roma ........................................................................................................................................ 13
Trótula ........................................................................................................................................................... 14
Hildegarda de Bingen ................................................................................................................................. 15
Oliva Sabuco ................................................................................................................................................ 17
Louise Bourgeois-Boursier ......................................................................................................................... 18
Isabella Cortese ........................................................................................................................................... 19
Elizabeth Cellier ........................................................................................................................................... 20
Marie Meurdrac............................................................................................................................................ 21
Dorothea Christiane Erxleben.................................................................................................................... 22
Siglos XIX y XX ................................................................................................................................................. 23
Primeras universitarias ................................................................................................................................... 23
Enriqueta Faber ........................................................................................................................................... 24
Lovisa Arberg ............................................................................................................................................... 26
Mary Seacole ............................................................................................................................................... 27
Ana Néri ........................................................................................................................................................ 28
Florence Nightingale ................................................................................................................................... 29
Elizabeth Blackwell ..................................................................................................................................... 30
Clara Barton ................................................................................................................................................. 31
María Zakrzewska ....................................................................................................................................... 32
Elizabeth Garrett.......................................................................................................................................... 34
Sophia Jex- Blake ....................................................................................................................................... 35
Leonora Howard King ................................................................................................................................. 38
Ginko Ogino ................................................................................................................................................. 39
María Rennotte ............................................................................................................................................ 40
María Elena Maseras .................................................................................................................................. 41

5
Historia de la Ciencia de la Salud

Ana Galvis Holtz .......................................................................................................................................... 42
Matilde Montoya .......................................................................................................................................... 43
Ethel Gordón Manson ................................................................................................................................. 44
Berta Wilhelmi .............................................................................................................................................. 45
Cecilia Grierson ........................................................................................................................................... 46
Kate Marsden............................................................................................................................................... 47
María Augusta Generoso Estrella ............................................................................................................. 48
Eloísa Díaz Insunza .................................................................................................................................... 49
Rita Lobato Velho Lopes ............................................................................................................................ 50
Marie Curie ................................................................................................................................................... 51
Elvira Rawson .............................................................................................................................................. 52
Laura Martínez de Carvajal........................................................................................................................ 53
María Montessori ......................................................................................................................................... 54
Yoshioka Yayoi ............................................................................................................................................ 55
Laura Rodríguez Dulanto ........................................................................................................................... 56
Julieta Lanteri............................................................................................................................................... 57
Flora Sandes ................................................................................................................................................ 58
Elizabeth Kenny........................................................................................................................................... 59
Alicia Moreau de Justo ............................................................................................................................... 61
María Teresa Ferrari ................................................................................................................................... 62
Matilde Hidalgo ............................................................................................................................................ 63
Carlota Pereira de Queirós ........................................................................................................................ 64
Emma Kunz.................................................................................................................................................. 65
María Sabina García ................................................................................................................................... 66
Gerty Theresa Radnitz Cori ....................................................................................................................... 68
Helen Brooke Taussig ................................................................................................................................ 70
Bárbara Mc Clintock .................................................................................................................................... 72
Virginia Apgar .............................................................................................................................................. 74
Rita Levi Montalcini ..................................................................................................................................... 76
Eugenia Sacerdote de Lustig ..................................................................................................................... 77
Vera Peters .................................................................................................................................................. 79
Inés Ochoa Pérez........................................................................................................................................ 80
Rosalind Franklin ......................................................................................................................................... 81
Elizabeth Kübler-Ross ................................................................................................................................ 82
Hazel Winifred Johnson-Brown ................................................................................................................. 83

6
Historia de la Ciencia de la Salud

Nawal El Saadawi ....................................................................................................................................... 84
Tsuneko Okazaki......................................................................................................................................... 86
Ruchama Marton ......................................................................................................................................... 88
Ada E Yonath ............................................................................................................................................... 90
Christiane Nüsslein-Volhard ...................................................................................................................... 91
Rosa Elena Simeón .................................................................................................................................... 92
Linda Buck.................................................................................................................................................... 93
Françoise Barré-Sinoussi ........................................................................................................................... 94
Margaret Chan ............................................................................................................................................. 95
Elizabeth Blackburn .................................................................................................................................... 96
Sima Samar ................................................................................................................................................. 97
Cynthia Maung............................................................................................................................................. 99
Carol Greider ............................................................................................................................................. 100
URUGUAY ......................................................................................................................................................... 101
Las profesionales de la salud ...................................................................................................................... 102
Aurelia Ramos de Segarra ....................................................................................................................... 104
Paulina Luisi ............................................................................................................................................... 105
María Luisa Saldún de Rodriguez ........................................................................................................... 106
Elida Murguía de Roso ............................................................................................................................. 108
Dora María Ibarburu .................................................................................................................................. 109
Obdulia Ébole Rodriguez ......................................................................................................................... 111
Dinorah Castiglioni Tula ........................................................................................................................... 112
Perla Temesio Sportuso ........................................................................................................................... 114
María Delia Bottinelli ................................................................................................................................. 115
Martha Nese Ravazzani ........................................................................................................................... 116
Amalia Dutra .............................................................................................................................................. 117
Nancy Mugridge ........................................................................................................................................ 118
Epilogo ................................................................................................................................................................ 119
Sobre la Autora.................................................................................................................................................. 120

7
Historia de la Ciencia de la Salud

PREFACIO

Gracias a la gran aceptación que ha tenido - entre los blogueros - mi primer libro “La Mujer entre el Cielo y
el Espacio” es que ahora me sumerjo en la Historia de la Ciencia de la Salud y la trayectoria de estas Mujeres,
su arduo camino hacia el conocimiento y los desafíos que han enfrentado.

Hablar de la presencia de la mujer en el ámbito de la salud es remontarnos a los inicios de la Humanidad, con
las primeras comadronas, curanderas y sanadoras. Aunque la Historia ha tenido por costumbre ignorar la labor
de las mujeres, limitando su rol social a los quehaceres del hogar y el cuidado de los hijos, ellas han contribuido
con su capacidad, sus experiencias e investigaciones al desarrollo de la Humanidad.

Con el correr de los siglos, tuvieron que luchar para acceder a la educación y conseguir con determinación y
dignidad desarrollarse como seres humanos: muchas se perfeccionaron como enfermeras y otras fueron
pioneras doctoras en medicina. Estas mujeres, audaces, emprendedoras, intensas, a pesar de los prejuicios,
la discriminación y la misoginia, intentaron salir de la reclusión de sus vidas y abrirse camino tomando sus
propias decisiones.

Actualmente, las mujeres tienen un papel más protagónico y constituyen un porcentaje significativo en el campo
de la salud, - continuando con la tradición de sus antecesoras - estas científicas fueron ganando terreno y
forjándose un lugar destacado en una disciplina dominada por hombres. Estos avances fueron posibles, siendo
transgresoras y rebelándose contra las rígidas normas de su época: ellas han cambiado los paradigmas de
género con su tenacidad, pasión, convicción e inteligencia.

Con mucha admiración por su coraje y perseverancia, trato de hacer visibles a esta selección de mujeres,
englobando a otras cientos de miles, como referentes científicas. Está en manos de todos, hombres y mujeres,
la participación de la mujer en todos los ámbitos científicos y la valoración de su contribución; ellas nos inspiran
para conseguir una sociedad más equitativa en educación y oportunidades.

En las últimas décadas del siglo XX se han realizado diversos estudios en Investigaciones del Feminismo y
Estudios de Género, hay varias obras editadas, otras por Internet, gracias a todo ello, pude estudiar cada
personaje en su contexto histórico y doy referencia de la bibliografía de la cual me informé.

7
Historia de la Ciencia de la Salud

Historia de la Ciencia de la Salud
De alquimistas a curanderas

Desde tiempos prehistóricos las mujeres se han desempeñado en el campo de las ciencias de la
salud, ya sea como comadronas, curanderas, sanadoras o simplemente cuidadoras de enfermos.
Mientras los hombres cazaban usando las herramientas apropiadas, las mujeres recolectaban plantas
y aprendían a distinguirlas: las secaban, las cocinaban, almacenaban y mezclaban diferentes
vegetales. Aprendían a relacionar las plantas según las estaciones del año y a descubrir cuales
hierbas eran efectivas para fines terapéuticos. Las mujeres fabricaban recipientes de barro,
amasaban el pan, sabían la técnica para la conservación de los alimentos y la preparación de licores
fermentados.

Existe constancia y hay varias fuentes que lo confirman - papiros encontrados en investigaciones
arqueológicas - de que las mujeres realizaban prácticas médicas y ginecológicas en el mundo
antiguo, aún sin recibir ningún tipo de enseñanza formal. Aprendían, generalmente, actuando como
ayudantes de otras parteras expertas y los conocimientos eran transmitidos de generación en
generación por medio de la tradición oral; más adelante, con el desarrollo de la escritura, se pudieron
conservar para futuras generaciones.

En las mitologías antiguas las diosas aparecen como protectoras de la salud, eran símbolos de
fecundidad y de la maternidad. Las reinas egipcias solían poseer conocimientos de medicina y en las
distintas épocas hubo mujeres libres o esclavas que se dedicaban al cuidado de enfermos y en la
preparación de medicinas.

Ser comadrona fue una de las primeras profesiones que desempeñó la mujer en el ámbito de la
medicina, no sólo incluía el momento del parto, también sabía qué medicamentos prescribir, daba
apoyo y aliento a la parturienta, y si la madre no podía quedarse con el bebé, conseguía una familia
que lo aceptara.

http://www.periodicos.ufgd.edu.br/index.php/FRONTEIRAS/article/viewFile/1600/957

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/histologia/mujeresenlaciencia.pdf

http://www.biblioteca.uma.es/bbldoc/tesisuma/16272791.pdf

8
Historia de la Ciencia de la Salud

Tapputi-Belatekallim

Tapputi-Belatekallim nació en el Siglo XIII A.C.- alrededor del año 1200 A.C. Primera alquimista y
perfumista de la historia. En excavaciones arqueológicas se han encontrado tabletas cuneiformes
del II milenio A. C. en Mesopotamia (actual Irak); en estos registros históricos se encontró el nombre
de una mujer que desarrollaba las mismas prácticas de los herreros y alquimistas varones de esa
época.

Las mujeres tenían un enorme interés por la botánica y sus aplicaciones: Tapputi empleaba técnicas
químicas para producir perfumes, cosméticos y ungüentos. El incienso (=a través del humo) y la mirra
eran los ingredientes básicos que mezclaba con flores y plantas (raíces, tallos, ramas, semillas)
maceradas, agregaba agua destilada y los filtraba varias veces, obteniendo así el aceite esencial.
Para obtener los distintos colores en los productos de maquillaje, recurría a la mezcla de varios
minerales como la malaquita (verde), el óxido de hierro (rojo) y el azul de lapizlazuli. Dirigió el
laboratorio de cosméticos del Palacio Real de Babilonia.

No se conoce nada más de su vida, pero igualmente Tapputi Belatekallim está considerada la
primera química de la historia y precursora del actual perfume.

http://mujericolas.blogspot.com/2012/04/tapputi-belatekallim-mujeres.html

http://prezo.com/4vthuwpt_bgj/trabajo-prezi-his-quimica/

--------------

Agnódice

Agnódice, vivió en Atenas en el Siglo IV A.C., (año 300 A.C.). Primera mujer médica y ginecóloga
ateniense.

Estimulada por su padre viajó, vestida de hombre, a Alejandría a
estudiar medicina y obstetricia. Al volver a Atenas, todavía disfrazada
de hombre, ejerció su profesión con éxito entre las mujeres de la
aristocracia. Acusada de "corromper a las esposas de los hombres",
reveló entonces que ella era mujer y fue condenada a muerte por
violar las leyes que prohibían a las mujeres estudiar y ejercer la
medicina.

Las mujeres de la ciudad se opusieron, fue el primer movimiento
feminista de la Historia; Agnódice fue liberada y se le permitió ejercer la medicina vestida como
quisiera. A partir de eso, el Consejo Ateniense modificó la ley, autorizando a las mujeres a estudiar
dicha profesión, dedicadas únicamente al tratamiento de otras mujeres.

http://www.periodicos.ufgd.edu.br/indez.php/FRONTEIRAS/article/viewFile/1600/957

http://www.uv.mx/cienciahombre/revistae/vo124num3/articulos/atenas

9
Historia de la Ciencia de la Salud

María la Judía

María la Judía, nacida en el Siglo II de nuestra era, fue una de las primeras alquimistas de
Alejandría. Se la conoció también como María La Profetisa.

Inventó complicados aparatos de laboratorio para la destilación y
sublimación de materias químicas, la filtración, la disolución, la
calcinación y la separación de los metales nobles contenidos en una
aleación por oxidación con una corriente realizada en un horno. María
fue trasmisora del arte de la alquimia describiendo diferentes aparatos
como los hornos y los diferentes materiales para calentar.

Inventó un método para aplicar fuego a los cuerpos de manera suave y
uniforme, llamado "Baño María", que lleva su nombre y se emplea en la
actualidad.

María la Judía también fue la creadora del alambique (=aparato para extraer al fuego y por
destilación la esencia de cualquier sustancia líquida).

http://cdd.emakumeak.org/ficheros/0000/0036/mujers_cientificas.pdf

https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_la_Jud%C3%ADa

10
Historia de la Ciencia de la Salud

De “brujas” a científicas

En los primeros siglos de nuestra era, en las ciudades griegas y romanas, las mujeres de la
Antigüedad también estuvieron presentes como enfermeras y sanadoras. Al asistir a los enfermos en
el ámbito doméstico, no tuvieron valoración de la sociedad. Durante mucho tiempo estas mujeres con
sus prácticas de curación, combinando el conocimiento natural, el pragmatismo y la fe, constituyeron
la única atención médica al alcance de los pobres y de las mismas mujeres.

En la Edad Media, a partir del siglo IV y hasta bien entrado el siglo XVIII existieron los monasterios o
conventos, que fueron uno de los pocos accesos de las mujeres a la educación: eran lugares de
enriquecimiento intelectual, aunque sólo aceptaban a mujeres de clase alta o de la nobleza.
Elevándose culturalmente, las mujeres adquirían la capacidad de discutir y expresar su propia
opinión, dejando por escrito sus pensamientos y experiencias.

Durante los siglos XII y XIII en los Países Bajos y al norte de Francia, se extendió un movimiento de
mujeres llamadas las beguinas, eran de todas las clases sociales, la mayoría solteras, algunas
escapaban de maridos agresores, otras de casamientos forzados. Vivían cerca de los monasterios,
eran muy devotas y tenían un director espiritual. Gozaban de independencia, se dedicaban a la
confección de ropa, a la artesanía textil y a la fabricación de alimentos para su sustento. Practicaban
la espiritualidad religiosa al margen de la que imponía la iglesia católica a una mujer. Tenían una
sólida formación cultural y teológica: por su vida contemplativa y su íntima relación con Dios, muchas
experimentaban éxtasis acompañado de visiones. Enseñaban a los laicos su saber teológico en
lengua vernácula (=del pueblo, regional), dejando de lado el latín. La práctica de la caridad cristiana
se expresaba en el cuidado de los enfermos pobres, las viudas y los huérfanos, y en la acción social
en tiempos de calamidad, como terremotos, peste o hambruna.

Tanto las beguinas, mujeres trabajadoras y espirituales, como las sanadoras, mujeres sabias en el
arte de curar, obraban al servicio de la población campesina, utilizaban remedios preparados con
hierbas, como digestivos y tranquilizantes. Otras veces empleaban la magia y su eficacia se debía a
un efecto de sugestión. Obraban en la ilegalidad, y aunque eran conscientes del peligro que corrían,
continuaban dando ejemplo de independencia y dignidad.

Estas mujeres se convirtieron en una amenaza política y rivalizaron con el poder eclesiástico. Las
mujeres no podían acudir a la universidad, por tanto, si poseían conocimientos y eran capaces de
curar a los enfermos, ese conocimiento sólo podía haberles sido revelados por el demonio. Comenzó
una campaña de terror, fueron perseguidas y acusadas de “brujas” y la Santa Inquisición las quemó
en las hogueras. La Inquisición fue fundada en 1184 en la zona de Languedoc, en el sur de Francia,
para combatir la herejía cátara; la Iglesia Católica estaba convencida de tener que responder ante
Dios de la salvación eterna de sus hijos, de ahí la necesidad de proteger la vida social, basada en la
fe común. Se asociaba la brujería con el culto al diablo y las “brujas” fueron responsables de todos los
males de la sociedad.

Los historiadores estiman que fueron 100 mil el número de víctimas de la crueldad que el poder
otorgaba, por encima de la razón y la justicia social. La más conocida de estas mujeres fue Margarita
de Porete (1250-1310) una beguina de Bélgica, que fue llevada a la hoguera en París, por haber
escrito sus visiones místicas; pero la mayor acusación hacia las “brujas” fue el delito de curar y el
conocimiento de plantas psicoactivas.

La caza de “brujas” duraría más de cuatro siglos (finales de XIII a XVII) en la Europa Medieval y fue
una de las primeras etapas en la eliminación de las mujeres en la práctica de la medicina.

El Renacimiento (siglos XV y XVI) fue un período de grandes logros, de un amplio movimiento
artístico e intelectual que se inició en Toscana, Italia, con epicentro en Florencia y Siena, y tardó un
tiempo en desarrollarse por Europa Occidental. Algunas mujeres de la burguesía y la aristocracia
empezaron a formar parte activa en la vida cultural, teniendo acceso al conocimiento; pero los
intelectuales humanistas hombres decidían qué debían estudiar y qué espacios podían ocupar: era
“conveniente” que “las mujeres castas y virtuosas” no debían seguir estudios avanzados, ya que ello
iría en detrimento de su salud.

Gran parte de las mujeres, por necesidad u obligadas por las familias, entraban a los conventos y
tomaban los hábitos de monjas, lo hacían contra su propia voluntad, incluso en algunos casos desde
11
Historia de la Ciencia de la Salud

niñas. Lograban ser muy instruidas, ya que a las niñas no se les enseñaba a leer ni escribir:
ignorantes en la sociedad o cultas fuera del mundo, de ese modo el deseo de emancipación femenina
no se difundía, como una epidemia, entre las otras mujeres. El culto a la maternidad debía ser la
máxima aspiración de la mujer, frente al derecho de libertad de pensamiento y al desarrollo
profesional.

A partir de la Reforma, a mitad del siglo XVIII, que llevó a un cisma de la Iglesia Católica, dio paso al
cierre de los conventos, por lo que la mujer perdió en el mundo protestante el lugar donde había
podido tener un acceso a la cultura y una alternativa al matrimonio.

La Universidad de Padua, Italia, fundada en 1222, (la segunda de ese país, la primera fue la de
Bolonia fundada en 1088) fue la única que permitió la entrada a las mujeres y la primera institución
que otorgó un título académico a una mujer en 1678 (Elena Lucrezia Cornaro 1646-1684 se doctoró
en filosofía) hecho que no volvió a repetirse hasta trescientos años después.

http://eukleria.wordpress.com/mujeres-en/la-historia-del-cristianismo/las-beguinas/

http://www.escritorasyescrituras.com/revista.php/10/90

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/histologia/mujeresenlaciencia.pdf

12
Historia de la Ciencia de la Salud

Marcela de Roma

Marcela de Roma (325 - 410) pertenecía a la nobleza romana del siglo IV. Religiosa cristiana.

Huérfana de padre, se casó joven con un noble romano, al poco tiempo quedó viuda y en contra de la
opinión de su madre, se negó a contraer de nuevo matrimonio. Convertida al catolicismo, Marcela se
dedicaba con interés al estudio de las sagradas escrituras y a la oración.

Vivía en un fastuoso palacio en el Monte Aventino, el cual convirtió en un monasterio, siendo la
impulsora de la vida monástica femenina en la Iglesia de Occidente. Allí
reunía a otras damas de noble linaje, entre ellas Fabiola y Paula y bajo la
dirección espiritual de San Jerónimo (340- 420), llegado a Roma en el año
382, consagraban su vida al estudio de textos sagrados, a la oración y a la
caridad: atendían a los enfermos y daban socorro a los pobres. Bajo la
guía de Marcela aprendieron las habilidades en los vendajes, los secretos
de la enfermería, la elaboración y el buen uso de hierbas medicinales.

Estas actividades de las ricas damas, mujeres piadosas y deseosas de
complacer a Dios, influyeron en el progreso de la atención al enfermo y
dieron nacimiento a los xenodoquios, predecesor de los hospitales,
manteniéndolos con su dinero. Marcela prestó innumerables servicios a la
población cristiana.

Cuando a principios del Siglo V los bárbaros visigodos al mando de Alarico I llegaron a Italia, las
amigas de Marcela partieron hacia Palestina para encontrarse con San Jerónimo, para seguir bajo
sus consejos espirituales. En Belén con el dinero de estas damas, se construyó un convento para
hombres y otro para mujeres.

Marcela no viajó a causa de su edad y en el 410 los visigodos invadieron y saquearon Roma. Fue
torturada para que confesara sobre sus riquezas, pero ella las había entregado a los pobres. Murió
después a causa de sus heridas. San Jerónimo la llamó "la gloria de las matronas romanas".

http://es.wikipedia.org/wiki/Marcela_(santa)

http://www.elalmanaque.com/santoral/enero/31-1-marcela.htm

13
Historia de la Ciencia de la Salud

Trótula

Trótula vivió entre los siglos XI y XII. Médica y ginecóloga italiana de la Edad Media.

La Escuela Médica de Salerno, ubicada en las proximidades de Nápoles, fue la Universidad de
medicina más célebre y antigua de Europa; era un gran centro de conocimientos, permitiendo el libre
acceso de la mujer a la información médica, no solamente a las
enfermedades propias de la mujer y el lactante, sino ampliada al ejercicio
de la medicina en general.

Trótula estudió en Salerno, el primer centro médico que no estaba
conectado con la Iglesia. Las Damas de Salerno, como eran conocidas,
tenían fama como médicas y estudiosas de la medicina y entre ellas se
destacaba Trótula.

Escribió varios tratados sobre el control de la natalidad, de las causas y tratamientos de la infertilidad
y señaló que era "igualmente frecuente que la concepción se vea impedida por un defecto del
hombre como de la mujer". Otros libros sobre anatomía y fisiología femenina, donde explicaba la
menstruación, la concepción, el embarazo, el parto, el control natal, las enfermedades del útero y de
las vías urinarias. Su obra más conocida “El sufrimiento de la mujer antes, durante y después del
parto”.

Insistía sobre la importancia de la higiene, de una dieta balanceada y del ejercicio y advertía sobre los
efectos adversos de la angustia y el enojo. También Trótula trató temas sobre las enfermedades de
la piel, los ojos y la sordera, e hizo los primeros tratado pediátricos de la historia. Recomendaba dar al
niño suaves estímulos visuales y auditivos.

Este magnífico aporte de la ciencia médica, fue referencia obligatoria en las Universidades de Europa
hasta avanzado el siglo XVI.

Trótula gozó de mucho prestigio durante la Edad Media, aunque se desconoce la fecha de su
fallecimiento.

http://www.galenusrevista.com/Trotula-de-Salerno.html

http://bachilleratoaprenderesfacil.blogspot.com/2011/03/trotula.html

http://trotulacritica.blogspot.com/p/quien-es-trotula.html

14
Historia de la Ciencia de la Salud

Hildegarda de Bingen

Hildegarda de Bingen, Santa (1098-1179) monja, escritora, compositora, sanadora, dibujante y
mística alemana del siglo XII en el entonces Sacro Imperio Romano-Germánico.

Ingresó a los ocho años en la orden de San Benito; a los quince años profesó como monja y tuvo
visiones durante toda su vida. Se convirtió en abadesa en 1136 y en 1141 comenzó a escribir su
gran obra Scivias, que tardó diez años en completar.

En la Edad Media algunos conventos y monasterios fueron grandes centros de cultura y disponían de
bibliotecas con libros de matemáticas y astronomía. Uno de ellos fue el monasterio de Bingen
fundado por Hildegarda en 1147. Fue la segunda astrónoma que, escudriñando el cielo de día y de
noche, pudo afirmar que el sol era el centro del sistema planetario. La primera fue la monja alemana
Hroswita en el siglo X. Hildegarda se consagró a la orden Benedictina, llegando a ser Abadesa.

Sus visiones indicaban que eran los planetas orbitando alrededor del sol, quienes le aportaban calor
moviéndose de oeste a este contra el firmamento. De esta manera, se moderaba el fuego del sol
con el de los planetas. Trabajó durante ocho años en su obra “Sinfonía de la
armonía de las revelaciones celestes”, terminándolo en 1158.

En 1150 fundó en Rupertsberg un monasterio, llevándose a veinte monjas; era
un convento independiente., alejado del control masculino. A partir de 1163
comenzó a escribir numerosas obras de medicina y farmacia, zoología y
botánica. Dio normas de conducta para alcanzar la vida eterna y se ocupó del
cuerpo humano, sus enfermedades y remedios.

Propuso un concepto holístico del arte de curar, entendiendo al ser humano
como una integración de cuerpo, mente y espíritu. Consideraba el cerebro como el órgano que dirige
los sentidos y funciones del cuerpo. En su "Libro de la medicina compuesta" enumeraba las
propiedades curativas de más de doscientas plantas y aconsejaba la utilización de algunas de ellas
para curar la melancolía y reforzar el vigor, pero indicaba que la salud humana se conservaba bien
con un régimen alimenticio sano. Su reconocimiento como sanadora con poderes milagrosos
llegó a ser mayor que su reputación como científica y mística.

En sus ratos de ocio Hildegarda se dedicaba a la poesía y a la música, pero su verdadera vocación
fue la investigación científica. Ha realizada cerca de 70 composiciones litúrgicas. Su obra "Scivias"
(Conoce los caminos), fue uno de los primeros manuscritos medievales, escrito e ilustrado por ella
misma; son tratados teológicos y filosóficos inspirados por las voces y visiones que experimentaba.
Representa a Dios en su Santa Montaña, con la humanidad en la base, narra la condición del
hombre, su caída y redención, el alma humana y sus luchas y los tiempos por venir. Hildegarda
siempre se puso en una posición de ignorante, como una modesta intelectual, pero la veracidad
divina de sus palabras, imponía respeto. La humildad era una virtud que el ser humano debía cultivar,
como sumisión y acatamiento a Dios.

Fue Abadesa del Monasterio de Rupertsberg y desde allí, tuvo gran influencia en la vida política y
eclesiástica de su tiempo: se relacionó con los grandes personajes del siglo XII a través de una
intensa actividad epistolar: fue consejera del Papa Adriano IV (1100-1159) y del rey de Alemania
Federico I (desde 1152 a 1190). Su labor de escritora se vio interrumpida muchas veces por los viajes
de predicación entre 1158 y 1171, que hacía en iglesias y catedrales, ante clero y fieles. Hildegarda
fue la única mujer autorizada por la Iglesia para evangelizar: su predicación giraba en torno a la
redención y la conversión, criticando duramente la corrupción eclesiástica.

En 1298 Bonifacio VIII (1235-1303) papa de la iglesia católica desde 1294 hasta su muerte, prohibió a
las monjas que salieran del monasterio, por lo que no pudieron actuar más por sí mismas

En 1979, con motivo de los 800 años de su muerte, Juan Pablo II se refirió a Hildegarda como
profetisa y santa. En 2012 fue declarada Doctora de la Iglesia por el papa Benedicto XVI.

http://es.wikipedia.org/wiki/Hildegarda_de_Bingen

15
Historia de la Ciencia de la Salud

http://www.zenit.org/es/articles/aprender-curarse-y-comer-con-santa-hildegarda-de-bingen

http://www.hildegardadebingen.com.ar/Fischer.htm

16
Historia de la Ciencia de la Salud

Oliva Sabuco

Oliva Sabuco, nació en Alcaraz, Albacete, España, en 1562, y no se
conoce la fecha de su fallecimiento. Filósofa del Renacimiento Español.
Tuvo una sólida formación humanística e intelectual.

A los 25 años escribió su obra, publicada en Madrid en 1587 “Nueva
Filosofía de la Naturaleza del Hombre”, desarrollaba de manera
socrática, un diálogo entre pastores, indagando y reflexionando sobre las
causas naturales que hacen al hombre crecer y conservar la salud, o
enfermar y morir prematuramente. Atacaba la medicina tradicional de
Aristóteles e Hipócrates, y en este tratado de medicina y psicología,
brindaba normas sanitarias y espirituales para evitar las
enfermedades y prolongar la vida.

Afirmaba que había una estrecha relación entre la mente y el cuerpo, de manera que un malestar
psíquico podía acarrear un malestar físico, incluso una enfermedad. Invitaba a los médicos a tratar a
sus pacientes como un todo: cuerpo, mente y ánima.

Tanto la Nueva Filosofía como su autora recibieron grandes elogios en su
época, por el contenido científico y filosófico del libro. La fama de su trabajo
creció desde la primera edición en 1587 a lo largo de las ocho ediciones,
hasta la de 1734 y su obra tuvo divulgación en Europa e Inglaterra.

Oliva también consideraba que la música y la higiene contribuían a sanar a
los enfermos. Recomendaba la eutrapelia = broma, chiste, ingenio.

Durante varios siglos se dudó de la autoría de sus obras, por considerar que
resultaba "demasiado intelectual " para ser obra de una mujer. No se sabe
cuándo murió.

http://es.wikipedia.org/wiki/Oliva_Sabuco

http://wordpress.danieltubau.com/oliva-sabuco-la-mitad-oculta-2/

17
Historia de la Ciencia de la Salud

Louise Bourgeois-Boursier

Louise Bourgeois nació en 1563 en París, Francia. Comadrona real y escritora francesa del
Renacimiento.

Nació en el seno de una familia de la alta burguesía francesa y se crió en
Saint Germain, en ese entonces una zona rural en las afueras de París.
Recibió una esmerada educación, algo no muy común en esa época, ya
que no se enseñaba a las niñas a leer ni escribir. Poco se sabe de su
adolescencia hasta que en 1584, a los 21 años, se casó con el cirujano del
ejército real Martín Boursier.

En 1594 Enrique de Borbón (1553-1610) fue coronado como Enrique IV,
Rey de Francia, pero mantuvo una guerra con los españoles hasta 1598.
La Liga Católica, movimiento político armado, tenía como objetivo imponer el catolicismo como única
religión y eliminar el protestantismo de Francia. Estas cruentas luchas religiosas se mantuvieron
desde 1576 hasta 1598 cuando Enrique IV que era protestante tuvo que abjurar de su fe y convertirse
al catolicismo para ser aceptado como rey de Francia. La tolerancia religiosa fue decretada en 1598 y
el catolicismo fue reconocido como religión del Estado.

Martín Boursier como cirujano del Ejército, tenía que acompañar a las tropas de Enrique IV, por lo
que estuvo ausente del hogar. Louise, decidida y muy capaz, para mantener a sus tres hijos, debió
ejercer como matrona en los Hotel-Dieu “casas de Dios” hospitales creados por la caridad cristiana,
cerca de las grandes catedrales para atender a pobres, enfermos y desvalidos. Las mujeres recurrían
a las matronas por una cuestión de confianza y de pudor. Los partos se realizaban en los domicilios, y
Louise, con gran sensibilidad y profesionalismo, supo abrirse paso en diferentes círculos sociales de
París, con su comprensión y sus conocimientos. También daba consejos sobre pediatría.

Luego de atender miles de partos y tras estudiar las obras del gran cirujano del Renacimiento,
Ambrosio Paré (1510-1590), que había sido profesor de su esposo, Louise rindió a finales de 1598
un examen oficial delante de médicos y cirujanos. En 1601 fue nombrada matrona real: atendió los
seis partos de la reina María de Médici (1575-1642), segunda esposa de Enrique IV, lo que hizo que
gozara de mucho prestigio. Estuvo en la corte francesa durante veintisiete años.

“Mi arte radica en la experiencia, más que en la ciencia” declaraba Louise. Realizó el primer
plan de educación en Francia para la formación de matronas, y en los primeros años del siglo XVII,
en 1609 apareció su libro “Observaciones diversas sobre la esterilidad, la pérdida del fruto,
fecundidad, parto, enfermedades de la mujer y del recién nacido”, donde volcó todos sus
conocimientos y experiencia. Desde el siglo XII, cuando Trótula de Salerno en Italia, había escrito sus
libros de ginecología, no había aparecido otra obra escrita por una mujer, con tantas explicaciones
sobre la fertilidad y las enfermedades femeninas. La obra de Louise fue
ampliamente difundida por toda Europa, traducida a varios idiomas y se convirtió
en un importante trabajo científico sobre la obstetricia.

Las parteras aunque podían ejercer, fueron consideradas marginales por la
comunidad médica masculina, pues los cirujanos tenían pocas oportunidades de
practicar la obstetricia; Louise supo elevar y reivindicó el papel de la
comadrona hasta la de Obstetra especializada. Aunque tenía mucha
experiencia, ante una dificultad o un parto difícil, no dudaba en consultar a los
buenos médicos de ciencia. Para ella lo importante era la salud de la mujer que
estaba por dar a luz.

Fue además autora de varios libros que firmaba Louise Bourgeois dite Boursier, entre ellos: “La
verdadera historia de una partera”, “Consejos a mi hija”, “Compendio de los secretos de
Louise Bourgeois”. Louise Bourgeois-Boursier murió en París en 1636.

http://www.mujeryciencia.es/2008/05/23/louise-bourgeois/

http://fn.bmj.com/content/89/2/F185.full

18
Historia de la Ciencia de la Salud

Isabella Cortese

Isabella Cortese nació en la primera mitad del Siglo XVI, aunque fue conocida en 1561.
Química/alquimista y escritora italiana del Renacimiento.

No se conocen datos de su biografía, salvo lo que ella misma cuenta en el
prólogo de su obra. Pertenecía a una aristócrata familia veneciana del
Renacimiento y dedicó más de treinta años al estudio de libros antiguos, viajó
por Europa oriental, donde aprendió las artes de la Alquimia; participó en
debates y discusiones sobre la naturaleza del alma, el equilibrio entre el cuerpo
y el espíritu, investigó los secretos de la naturaleza, basándose en experiencias
personales.

Durante la segunda mitad del siglo XVI, aparecieron en Europa numerosas
personas que trataban de revelar y divulgar los “secretos de la naturaleza”, con
cientos de recetas de alquimia aplicadas y asociadas con algún oficio o con la
medicina.

En 1561 se publicó en Venecia el libro “Secretos de la Señora Isabella Cortese”; era voceado por
los vendedores en las plazas y mercados, así se dio a conocer a un público más amplio y popular.
Estaba dividido en cuatro temáticas diferentes: a) un conjunto de consejos sobre cosméticos y la
perfumería: cremas y aceites para conservar la juventud, jabones con perfumes; b) consejos sobre
cómo llevar la casa y recetas de cocina: cómo fabricar tintas para teñir diferentes tejidos, cómo lavar
un vestido; c) remedios para distintas dolencias, y d) fórmulas alquímicas y secretos detallados de
variados procesos alquímicas y metalúrgicos, en contraste con el hermetismo de los alquimistas
tradicionales.

Fue tal el éxito y la popularidad que su obra tuvo varias ediciones en el Siglo XVI y XVII tanto en
Venecia como en Alemania. Isabella Cortese fue reconocida como una científica del Renacimiento.

http://fleurtyherald.wordpress.com/tag/isabella-cortese/

http://www.levity.com/alchemy/isabella.html

19
Historia de la Ciencia de la Salud

Elizabeth Cellier

Elizabeth Cellier comadrona inglesa católica. Nacida alrededor de 1630. No se sabe nada de su
vida hasta su matrimonio con el francés Peter Cellier. Publicó datos sobre la situación de las
comadronas durante los años 1642 a 1662 donde podían titularse pasando exámenes frente a
cirujanos expertos en la atención de partos. También recopiló estadísticas mostrando la alta
mortandad de madres y bebés, como consecuencia de mala atención en el parto.

Con valentía y firme en sus convicciones, Elizabeth planificó un Hospital y organizó una corporación
de comadronas, que fue modelo de higiene, así como hogares para niños abandonados. Su sentido
humanitario y social la llevó a visitar a los prisioneros de la cárcel de Newsgate, algo no aceptado en
esa época. Su actividad le creó influyentes enemigos, que la acusaron de
complot; fue encarcelada y sus libros quemados.

Como era católica (era conocida como la Partera Papista), no tenía derecho a
ser defendida por un profesional, por lo tanto ella se encargó de su propia
defensa y ganó. Después de su absolución publicó el libro “Malice
Derrotado” en 1680 donde describía la falsa acusación y el juicio como un
desafío a las autoridades protestantes, su rebeldía contra la Iglesia de
Inglaterra y sus ataques reformistas. Sus escritos muestran su extraordinaria
determinación para publicar estas acusaciones de tortura judicial y su defensa
de la concesión de licencias a las matronas como profesionales, así como
ejemplifican la importancia de la imprenta para que las mujeres puedan
participar en la esfera pública política.

Trató de fundar en Londres una institución para la preparación profesional y el registro de las
matronas inglesas, estableciendo casas parroquiales donde cualquier mujer pudiera ir a dar a luz,
presentando en 1687 una solicitud al rey Jacobo II (1633-1701), la cual fue rechazada. Elizabeth fue
autora de “Tratados de obstetricia” y “Esquema de la Fundación del Hospital Real”.

A finales del siglo XVIII, cuando por fin se impuso la instrucción profesional de las comadronas en las
maternidades, los programas fueron impartidos por hombres médicos y las mujeres solo fueron
ayudantes competentes. Se cree que Elizabeth Cellier falleció en 1688.

http://www.wondersandmarvels.com/2012/06/midwifery-and-ventriloquism-did-elizabeth-cellier-write-
her-own-books.html

http://www.brooklynmuseum.org/eascfa/dinner_party/heritage_floor/mrs_cellier.php

20
Historia de la Ciencia de la Salud

Marie Meurdrac

Marie Meurdrac química y alquimista francesa. Autora del primer libro de química escrito por una
mujer. Son desconocidos sus datos biográficos. Se sabe sí que vivió en París y publicó en 1666 “La
química caritativa y fácil a favor de las mujeres”.

La alquimia era una forma de conocimiento anterior a la química moderna. Unía en sus principios
muchas tradiciones de otras regiones del mundo: filosofías griegas y egipcias, astrología, cábala,
magia e influencias orientales. Uno de sus objetivos era la técnica de llevar metales comunes como
el cobre o el plomo, al estado más puro: el oro.. Para los alquimistas toda sustancia estaba
compuesta de tres elementos: mercurio, azufre y sal, que correspondían al espíritu, alma y mente.
Por manipulación de estos elementos y su fusión con el fuego para ser purificados, se obtenía una
nueva sustancia, igual que la original, que adquiría ciertos poderes. Pero el fin más importante era la
búsqueda de la perfección; tras un arduo e intenso trabajo se lograba que las percepciones del
alquimista alcanzaran un nivel superior: la transmutación de su alma llegaba a alcanzar la
iluminación. Todo esto requería mucho tiempo y conocimiento.

La obra de Marie Meurdrac fue el primer libro de química dedicado a la mujer y para la mujer.
Fue una obra autodidacta, el conocimiento lo adquirió a través de largos experimentos. Ella explicaba
a modo de introducción sus dudas respecto a su publicación, sabía que no era fácil que la sociedad
aceptara que una mujer enseñase, que mostrara su saber: tenía miedo de las críticas. Pero a la vez,
estaba satisfecha de su libro y consideraba que “la mente no tiene sexo y si las mentes de las
mujeres fueran cultivadas como las de los hombres y se dedicara más tiempo y energía a instruirlas,
podrían igualarlos”.

El libro está dividido en seis partes y contiene los principios de la alquimia: las sustancias tienen
tres elementos: la sal, el azufre y el mercurio; a su vez, cada uno de estos, es una unidad y también
producen otros tres: Marie lo relaciona con el misterio de la Trinidad; en otra parte describe la
elaboración de medicinas y ungüentos, a partir de una planta o un mineral, que curaban distintas
dolencias. Una parte está dedicada a los animales, otra a los metales, otra contiene consejos y
métodos para aumentar la belleza. Y en la última expone una tabla de símbolos y aparatos de
laboratorio.

La idea principal del libro que Marie publicó era que el conocimiento debía ser de libre acceso para
todo el mundo, quería de esta manera romper el aislamiento en que se encontraban las mujeres.

A pesar del éxito que tuvo en Francia - la primera edición fue autorizada por el rey Luis XIV - recibió
muchas críticas masculinas de la época. La memoria selectiva de la historia junto al hecho de ser
mujer sabia, hicieron que la obra de Marie Meurdrac haya sido ignorada y ella olvidada.

http://enroquedeciencia.blogspot.com/2012/11/marie-meurdrac.html

http://www.heurema.com/PersonajesFQ/MarieMeurdrac/MarieMeurdrac.pdf

21
Historia de la Ciencia de la Salud

Dorothea Christiane Erxleben

Dorothea Christiane Erxleben nació en 1715 en Quedlinburg, al oeste
de Alemania. Primera doctora en medicina de Alemania.

El doctor Christian Leporin enseñó a sus hijos - Dorothea y Tobías - las
primeras nociones de medicina; Dorothea dotada de gran inteligencia,
quiso prepararse para estudiar en la universidad, junto a su hermano. Sin
embargo, en las universidades no aceptaban mujeres, pero tras una
concesión de Federico II el Grande, rey de Prusia (1712-1786) fue
concedida la autorización en 1741.

Las críticas y la indignación llegaron ante la idea de que una mujer
estudiara medicina, pues ellas tenían prohibido por ley ocupar cargos
públicos, por lo cual no podían ejercer la profesión. En 1742 Dorothea publicó un Tratado
argumentando que se debería permitir a las mujeres asistir a la universidad.

El rey Federico II fue un gran protector de la ciencia y de la cultura, refundó la Academia de Ciencias
prusiana y apoyó a escritores y artistas. Quiso expandir el territorio de Prusia, dentro del Sacro
Imperio Germánico, para hacer una gran potencia europea, lo que desató la Guerra de Sucesión
Austríaca (1740-1748).

Antes de comenzar los estudios, Tobías, el hermano de Dorothea fue reclutado al servicio militar, por
lo que ella no pudo ir sola a la universidad. Se casó con un viudo que tenía cinco hijos, el diácono
Johann Christian Erxleben, y tuvieron cuatro hijos. Cumplió los roles tradicionales de esposa, madre y
ama de casa, tal como la sociedad lo requería, pero con gran voluntad y tenacidad, Dorothea siguió
estudiando medicina. El ejemplo de la científica italiana Laura Bassi (1711-1778), profesora
universitaria de la ciudad de Bolonia, la inspiró a luchar por sus ideales y a afrontar los obstáculos
que se le presentasen.

Amplió sus conocimientos con la práctica de la medicina, causando más envidia y censura entre sus
colegas, por ejercer la medicina sin licencia. Luego de nacido su cuarto hijo, presentó su tesis y tras
un examen en la Universidad de Halle, Dorothea se graduó con éxito, en 1754, siendo la primera
doctora en medicina de Alemania. Durante su vida superó las dificultades y demostró, con valentía,
perseverancia y gran talento, que podía ser médica y a la vez, madre de
nueve hijos.

Después de la graduación ejerció la medicina entre pacientes del sexo
femenino y los niños. Dorothea Erxleben falleció en 1762. Uno de sus
hijos Johann Christian Erxleben (1744-1777), fue profesor de física y
fundador de la medicina veterinaria.

Más de 130 años después de la muerte de Dorothea, en 1899 se
tomaron exámenes a las mujeres en la universidad, de medicina,
odontología y farmacia: la siguiente doctora se graduó en la Universidad
de Halle en 1901.

En 1987 y 1988 se han emitido estampillas de correo en Alemania, como homenaje a esta talentosa
médica: Dorothea Erxleben.

http://www.moonmentum.com/blog/codex/multimedia/dorothea-christiane-erxleben-2

https://en.wikipedia.org/wiki/Dorothea_Erxleben

22
Historia de la Ciencia de la Salud

Siglos XIX y XX

Primeras universitarias

En el siglo XIX hubo un gran avance en la medicina y en la cirugía, apareciendo mujeres entre los
precursores y forjadores de la civilización y el desarrollo, rompiendo tabúes y cambiando los
conceptos de su lugar en la sociedad. Casi finalizando la primera mitad del siglo XIX, en 1849, luego
de ser rechazada en varias universidades, se graduó la primera mujer doctora en Estados Unidos:
Elizabeth Blackwell. Años más tarde, en 1868 fundó junto a su hermana Emily, que fue la primera
cirujana del país, la Escuela de Medicina para mujeres, como medio para conseguir su objetivo y
donde todo el personal era femenino.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX algunas facultades de medicina europeas permitieron el
acceso a la preparación de doctoras pioneras, entre ellas la de Zurich, Suiza, y la Halle en Alemania.
Como se dijo en páginas anteriores, en esta última universidad, se había graduado en 1754 la
primera mujer doctora de Alemania: Dorothea Erxleben.

En ese marco de exclusión, de negación de sus cualidades y posibilidades, las mujeres, valientes y
decididas, lucharon con tenacidad, por su derecho a la educación y a una renovación social. Con
muchas dificultades y obstáculos: burlas, críticas y ostracismo social, derribando los prejuicios
machistas de la sociedad, estas pioneras, gracias a sus esfuerzos y dedicación, lograron con
dignidad sus objetivos: sus derechos como personas para acceder a la enseñanza y al ejercicio
profesional de la medicina y con eso, su libertad.

http://www.biblioteca.uma.es/bbldoc/tesisuma/16272791.pdf

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/histologia/mujeresenlaciencia.pdf

23
Historia de la Ciencia de la Salud

Enriqueta Faber

Enriqueta Faber nació en Lausana, Suiza, en 1791. Primera médica que ejerció en Cuba. Siendo
huérfana muy niña, la acogió su tío, Coronel de un Regimiento francés que estaba al frente de las
tropas suizas del ejército de Napoleón, Emperador de Francia. El tío la casó con uno de sus oficiales;
partió con él y su marido a la guerra con Alemania, donde éste último murió en una batalla, quedando
viuda a los dieciocho años.

De carácter independiente y muy decidida, viajó sola a París
vestida de hombre, estudió Medicina en la Universidad de París,
donde se graduó con el nombre de Enrique Faber, utilizando el
grado militar de su marido y jurando que era oficial del Regimiento.
Junto a otros graduados, fue enviada a los ejércitos que estaban
en Prusia, tratando de conquistar Rusia; en los campos de batalla
asistió a los heridos, pues su tío la incorporó a su regimiento como
cirujano. Luego en el frente español murió su tío y Enriqueta, sin
familia y sin que se descubriera su sexo, tras culminar la guerra en
1814, abandonó Europa.

En 1816 viajó a la isla de Guadalupe, ejerciendo su profesión en Fort Louis; en 1819 llegó al puerto
de Santiago de Cuba, para pasar luego a residir en Baracoa, la primera villa fundada por los
conquistadores españoles. Muy valiente y segura de sí misma, siguió practicando la medicina,
siempre vestida de hombre, ya que era el único modo que podía ejercer, logró mucha reputación por
su alto nivel profesional y era muy querida pues asistía a pacientes gratuitamente, de las zonas más
pobres de la isla. Su filantropía también la llevó a impartir instrucción a un grupo de analfabetos,
esclavos y libertos de raza negra.

Para no levantar sospechas de su soltería en la sociedad cubana, le propuso matrimonio a una joven
pobre y huérfana, enferma de tuberculosis, con la cual vivirían como amigos, sin obligaciones
maritales. Transgresora, intrépida, desafiando las leyes del gobierno y la Iglesia de la Isla de Cuba,
Enriqueta se casó con Juana de León, en 1819; poco tiempo después, la joven Juana, ya
restablecida, le pidió que vivieran realmente como marido y mujer.

Ante el éxito profesional del "Doctor Faber", otros médicos lograron que se le prohibiera ejercer,
pues decían que su título era falso. Viajó a La Habana, donde el Tribunal con grandes elogios, le
nombró Fiscal del Protomedicato en Baracoa, lo que le facultaba para inspeccionar a otros
profesionales. Esto causó críticas, protestas y agravios, e hizo que Enriqueta fijara su residencia en
el pueblo de Tiguabos. En 1823, sabiendo el secreto de su marido, Juana presentó querella criminal y
la anulación de su matrimonio.

Fue un escándalo en la época colonial cubana: en 1823 Enriqueta pasó la humillación de verse
expuesta ante los facultativos, para reconocimiento de su verdadero sexo; la condenaran a diez años
de cárcel. A las mujeres no se les permitía ser médicas, eso era un delito: debían ser "débiles y
tiernas, una fuente de virtudes", por lo tanto era un mal ejemplo, además era una emigrada. "A veces
hay mujeres de carácter varonil cuyas acciones atrevidas asombran hasta los hombres más valientes
y arrojados". Fue llamada criatura infeliz, monstruo y toda clase de improperios.

Luego de una apelación y una buena defensa, se le rebajó la condena a cuatro años de servicio en el
Hospital de Paula de La Habana, vistiendo ropa de mujer y después deportada del territorio español.

Gran profesional, pacífica y bondadosa, valiente y controvertida, el oprobio y la sentencia, la hicieron
derrumbarse moralmente: fue deportada a los Estados Unidos, radicándose en Nueva Orleans. A
partir de aquí hay diferentes versiones sobre su vida: algunos autores dicen que se desempeñó como
enfermera, tomó los hábitos y adoptó el nombre de Sor Magdalena, falleciendo a los 65 años de
edad.

Para otros historiadores fue una mujer emancipada, pionera del movimiento feminista mundial,
aunque escandalosa y controvertida, que en 1844 vivió en Veracruz vestida con el hábito de las

24
Historia de la Ciencia de la Salud

Hermanas de la Caridad, y fundó en Guadalajara una filial de su Congregación, para luego regresar a
Nueva Orleans, donde terminó sus días asistiendo a los enfermos. Se supone que murió en 1856.

http://desde-cuba.blogspot.com/2009/01/enriqueta-faber-mujer-que-arriesga-el.html

http://www.ecured.cu/Enriqueta_Faber

25
Historia de la Ciencia de la Salud

Lovisa Arberg

María Lovisa Arberg nació en 1801 en Uppsala, Suecia. Primera médica y cirujana sueca.

Hija y nieta de enfermeras, Lovisa acompañaba a su madre a los hospitales observando cómo
cuidaba a los enfermos. A principios del siglo XIX las enfermeras eran simples ayudantes de médicos
sin ningún estudio formal o preparación médica. Lovisa, curiosa e interesada en los pacientes, ponía
atención en lo que hacía su madre.

Muy joven, se trasladó a Estocolmo a trabajar como doméstica; en su tiempo
libre ayudaba a sus amigos en sus problemas de salud. Su fama se extendió y
cada vez más personas, incluso gente adinerada, llegaban hasta ella a
consultarle y recibir tratamientos médicos. Dejó su trabajo como empleada
doméstica y se dedicó exclusivamente a ejercer como médico en la ciudad de
Estocolmo.

Autodidacta y decidida, Lovisa tenía aptitud natural para la profesión médica,
sus clientes eran de todas las clases sociales; con mucha paciencia y gran
generosidad atendía a los pacientes pobres sin cobrarles nada: su clínica era conocida precisamente
como “la clínica de los pobres”. Era muy apreciada y reconocida por los pacientes, pero fue
rechazada por la sociedad médica y acusada de charlatanería ya que actuaba sin licencia médica.

Toda "mujer sabia" o sanadora tenía prohibido recetar medicamentos sin licencia médica, pues
comprometía la salud del enfermo y se consideraba que era ignorante del arte de la medicina.
Lovisa tuvo que rendir examen frente a las autoridades médicas dando grandes pruebas de
conocimientos y capacidad como sus colegas varones, Fue absuelta de la acusación de charlatanería
y se le otorgó el permiso para ejercer como médica. Algo grandioso para la época, ya que recién en
1870 en Suecia, las mujeres pudieron ejercer la medicina.

Lovisa recibió en 1852 una medalla del rey Oscar I (1799-1859) de Suecia por su trabajo, por lo que
ganó reconocimiento como la primera mujer doctora de su país. Era mucho el trabajo que tenía, y su
salud se deterioró; luego de casi cuarenta años de ejercer la medicina, Lovisa se retiró en 1871.

Lovisa Arberg murió en Estocolmo en 1881.

http://es.wikipedia.org/wiki/Lovisa_%C3%85hrberg

http://www.worldlibrary.org/articles/lovisa_%C3%A5hrberg

26
Historia de la Ciencia de la Salud

Mary Seacole

Mary Seacole, su nombre era Mary Jane Grant nació en 1805 en Jamaica.
Enfermera jamaicana.

Jamaica fue una colonia española desde el arribo de Cristóbal Colón en
1494, pasando a ser posesión inglesa en 1655 y estando 300 años bajo el
dominio británico. A principios del siglo XIX la población negra era muy
numerosa, y aunque había negros libres, la abolición completa de la
esclavitud fue en 1838. Jamaica logró su independencia en 1962.

Mary Jane era hija de un oficial escocés y una madre negra libre, conocida
por sus dotes de sanadora. De ella, Mary Jane aprendió el uso de hierbas
medicinales, con lo que adquirió un amplio conocimiento para el tratamiento de enfermedades
tropicales. Inquieta y aventurera, hizo su primer viaje a Londres en 1821, a los dieciocho años y allí
supo lo que eran los prejuicios raciales, al sentir la burla de los niños por su color de piel.

Recorrió las Bahamas, Cuba y Haití ejerciendo la medicina en cada país que visitaba, lo que le aportó
mayor experiencia y reputación. En 1836, a los 29 años se casó con Horacio Seacole, quedando
viuda en 1844. Trabajó junto a los médicos durante la epidemia de cólera que azotó la isla de
Jamaica en 1850, atribuyendo la causa a la llegada de un barco con enfermos y el contagio hacia
otras personas. Poco después viajó a Panamá y se encontró con la misma enfermedad tropical; tras
el primer rechazo de las autoridades por el hecho de ser mujer y negra, finalmente aceptaron su
ayuda. Trabajó incansablemente e hizo la primera autopsia a un niño que había fallecido de cólera,
para observar lo que ocurría en el interior del organismo.

Retornó a Jamaica a causa de una grave epidemia de fiebre amarilla. Era conocida como "El Ángel
de la Misericordia". En 1854 estalló la Guerra de Crimea, donde Francia y Gran Bretaña declararon
la guerra a Rusia. Jamaica envió numerosos soldados al frente de batalla y Mary Jane se trasladó a
Londres para ofrecer su ayuda, pero los prejuicios victorianos ingleses se impusieron. Fue rechazada
por Florence Nightingale, por no reunir los requisitos que ella exigía: tenían que pertenecer a una
cierta clase social y no ser muy mayores. Mary Jane era negra y ya tenía cincuenta años.

Valiente, decidida, humanitaria, Mary Jane no se acobardó, segura de sus conocimientos viajó hacia
Crimea y abrió el Hotel Inglés, donde además de vender alimentos y medicamentos, cuidaba a los
soldados. Muchas veces incluso arriesgó su vida, cuando se dirigía al campo de batalla, donde
atendía a los heridos, aliviando su sufrimiento, antes de ser trasladados a los hospitales, sin importar
de qué país eran. Los soldados la llamaban "Madre Seacole".

Tras terminar la guerra, volvió a Londres en 1857 y escribió un libro: "Las maravillosas aventuras
de la señora Seacole, en muchas tierras", siendo la primera autobiografía de una mujer negra
editada en Gran Bretaña. Se le concedió la Medalla de Honor de Crimea, la Legión de Honor
Francesa y una medalla honorífica de Turquía. Sus últimos años los vivió entre Jamaica e
Inglaterra, falleciendo en 1881 en Londres.

Después de su muerte, fue ignorada por casi un siglo; en 1973 el
hallazgo de su libro por parte de una enfermera, permitió localizar su
tumba en un cementerio de Londres. En 1984 se volvió a editar su
autobiografía y en el 2007 se colocó una placa en la casa de Mary
Jane Seacole en Londres, valorando su altruismo, valentía y lucha
frente a las adversidades.

http://enfeps.blogspot.com/2010/10/mary-seacole-la-nightingale-negra.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Mary_Seacole

27
Historia de la Ciencia de la Salud

Ana Néri

Ana Néri nació en 1814 en Bahía, Brasil. Primera enfermera voluntaria brasileña.

Nacida como Ana Justina Ferreira, se casó en 1837 con el capitán de fragata Antonio Néri quien, a
causa de su trabajo, pasaba mucho tiempo en el mar, por lo que Ana tuvo
sola la responsabilidad de la casa. Quedó viuda en 1843, a los 29 años,
con tres hijos: dos fueron oficiales del ejército y el otro médico.

En 1865 cuando Brasil entró en la Triple Alianza (Brasil, Argentina y
Uruguay), contra Paraguay, se produjo el mayor conflicto armado
internacional en América del Sur. La guerra del Paraguay, como se la
conoce, se libró entre 1864 a 1870. Tanto los hijos de Ana como su
hermano, fueron convocados a la lucha. Valiente y muy decidida, tras una
carta al presidente de la provincia, ofreciéndose para cuidar a los heridos
en el campo de batalla, Ana partió hacia Río Grande do Sul, para
aprender nociones de enfermería con las hermanas de caridad de San
Vicente de Paul.

Durante el tiempo que duró la contienda, prestó servicios en hospitales
militares en Salto, Corrientes, Humaitá y Asunción.

En la capital paraguaya, sitiada por las tropas brasileras, montó con dinero suyo, heredado de su
familia, una enfermería modelo. Allí trabajó abnegadamente hasta el final de la guerra, donde vio
morir a sus hijos.

Ana retornó a Brasil en 1870, donde fue homenajeada por el Emperador Don Pedro II, quien le
concedió la Medalla de Campaña y la Medalla Humanitaria. También una pensión vitalicia, con la
que pudo mantener a cuatro niños huérfanos que había traído consigo desde Paraguay. Ana Néri
falleció en 1880, en Río de Janeiro a los 66 años de edad.

En 1926 fue nombrada "Ana Néri" la primera escuela oficial brasileña de enfermería de alto nivel. En
1938 el dictador Getulio Vargas (1882-1954), estableció el "Día de la enfermera" celebrado en mayo,
mes de la muerte de Ana y en 2009, esta pionera enfermera, Ana Justina Ferreira Néri entró en el
libro Héroes de la Patria.

http://www.e-biografias.net/ana_neri/

https://pt.wikipedia.org/wiki/Ana_Néri

28
Historia de la Ciencia de la Salud

Florence Nightingale

Florence Nightingale nació en Florencia, Italia, en 1820, cuando su familia estaba veraneando.
Enfermera y humanista inglesa. Pertenecía a una familia de la clase alta inglesa y su padre estaba
involucrado en el movimiento contra la esclavitud. Recibió una esmerada educación en matemáticas,
historia e idiomas.

De joven trabajó como tutora de niños en matemáticas, donde su método de enseñanza se basaba
en el análisis, cuestionamiento y obtención de conclusiones. A pesar de la fuerte oposición de sus
padres para estudiar enfermería, logró finalmente que aceptaran su decisión y fue a estudiar a
Alejandría, Egipto y más tarde a Alemania.

En 1852 volvió a Inglaterra a trabajar en un hospital para mujeres inválidas de Londres, donde más
tarde fue nombrada directora del mismo. En 1854, cuando Inglaterra, Francia y Turquía declararon la
guerra a Rusia, en la Guerra de Crimea, Florence viajó al frente de batalla con 38 enfermeras; allí
pudo constatar las malas condiciones en que estaba el hospital y los enfermos: sin limpieza y con
mala alimentación. Ella llevaba consuelo a miles de soldados heridos, y éstos conmovidos por su
compasión y dedicación la llamaban "La dama de la lámpara".

Gracias a sus estudios de matemáticas, Florence tomó notas y registros y fue una innovadora en
gráficas de estadística hospitalaria, para representar numéricamente un fenómeno social:
nacimientos, mortalidad y sus causas y así poder controlar y mejorar las prácticas quirúrgicas y
médicas.

Al terminar la guerra, regresó a Londres donde publicó sus libros en 1859: "Notas de Hospital" y
"Notas de enfermería" con ayuda de amigos del Times. Con fondos recolectados por sus servicios
en Crimea, Florence fundó la Escuela y Hogar para Enfermeras Nightingale en el Hospital St.
Thomas de Londres; gracias a sus esfuerzos y dinamismo, la enfermería comenzó a ser una
profesión médica con un elevado grado de formación y conocimientos.

Luchadora incansable de su propia libertad, planteaba la necesidad de que las mujeres se
instruyeran. Su vida fue apasionante, pero muy sacrificada: por su esfuerzo y tenacidad su salud se
vio comprometida y en 1872 se retiró del servicio activo; unos años más tarde quedó ciega y perdió
otras facultades, quedando completamente inválida.

Recibió en 1908 la Medalla al Mérito, siendo la primera mujer en recibir tal distinción. En 1910
Florence Nightingale falleció a la edad de 90 años.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/n/nightingale.htm

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/05/150427_florence_nightingale_matematicas_finde_dv

29
Historia de la Ciencia de la Salud

Elizabeth Blackwell

Elizabeth Blackwell nació en Bristol (Inglaterra) en 1821, fue la primera mujer en doctorarse en
medicina en los Estados Unidos, y su hermana Emily, la primera cirujana.

En 1831 su familia emigró a Estados Unidos, y luego de la muerte de su
padre, comenzó a estudiar medicina, con el objetivo de convertirse en
doctora. Tras haber sido rechazada su solicitud en diez universidades,
logró ser admitida en Geneva (Nueva York) graduándose en 1849,
siendo así la primera mujer doctora en medicina de Estados Unidos.

Viajó a Paris, donde ejerció en maternidad y obstetricia, pero su deseo
de ser cirujana no fue posible, porque quedó ciega de un ojo. Volvió a
Estados Unidos y con perseverancia y tenacidad fundó el primer hospital
del mundo dirigido solamente por médicas, donde atendían a enfermos
pobres y desamparados. Durante seis años trabajó en la pobreza y el
aislamiento profesional, pero en 1857, junto a su hermana Emily (1826-
1910), abrió una Escuela de Enfermería para mujeres. Años más tarde,
en 1868, unió a esta escuela, la Escuela de Medicina para mujeres, donde tuvo como colaboradora
a la Dra. Rebecca J. Cole (1846-1922), la segunda mujer negra que se graduó en medicina en
1867.

Elizabeth escribió tratados para difundir consejos y recomendaciones sobre la prevención de las
enfermedades y cómo mejorar la higiene y la alimentación. Entre sus obras figuran: "La educación
física de las jóvenes" (1852), "El elemento humano del sexo" (1884) y "Primeros trabajos para
la apertura de la profesión médica a las mujeres" (1895).

Viajó de nuevo a Inglaterra donde instaló la Escuela Londinense de Medicina para Mujeres. Ejerció
la cátedra de ginecología y dio conferencias a los obreros de Londres. Siguió luchando por el seguro
contra la enfermedad, por mejoramiento de viviendas de los pobres, por cooperativas para disminuir
el precio de los alimentos.

Elizabeth combinó la práctica médica con su cruzada moral contra la prostitución y a favor de la
educación sexual de los jóvenes y con su espíritu activo y emprendedor, desafió a la censura y a los
facultativos de su época, logrando abrir la puerta de la profesión médica a las mujeres. En Estados
Unidos la única institución que aceptó mujeres desde su creación en 1871, fue la Universidad de
Siracusa, fundada por metodistas progresistas.

Elizabeth Blackwell falleció en Hastings, al sur de Inglaterra, en 1910 a los 89 años de edad.

A principios del siglo XX, en 1910, las reformas del educador Abraham Flexner (1866-1959),
impidieron nuevamente la entrada de mujeres a las escuelas de medicina en Estados Unidos.

http://www.biography.com/people/elizabeth-blackwell-9214198

http://es.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Blackwell

30
Historia de la Ciencia de la Salud

Clara Barton

Clarissa Harlowe Barton, conocida como Clara Barton, nació en 1821
en Oxford, Massachusetts. Educadora, activista, enfermera y fundadora
de la Cruz Roja Norteamericana.

Fue la menor de cinco hijos de Sarah y Stephen Barton, agricultor y
criador de caballos, que había servido en la Revolución Americana (1775-
1783). De carácter muy tímido y retraído, Clara recibió de sus hermanos
una amplia y diversa educación. Cuando tenía once años, su hermano
David (casi diez años mayor que ella) se cayó de un granero en
construcción, por lo que Clara lo cuidó durante dos años, dándole las medicinas y curando las
heridas. En 1838 comenzó a trabajar como educadora en escuelas de Canadá y el oeste de Georgia.
Unos años más tarde abrió la primera escuela gratuita en el estado de Nueva Jersey. En la década
de 1850 se trasladó a Washington DC y trabajó en la Oficina de Patentes de Estados Unidos, siendo
la primera mujer en la administración pública con un salario igual al de un hombre.

Al estallar la Guerra Civil o Guerra de Secesión (1861-1865), Clara se alistó como voluntaria, creando
una agencia para obtener y distribuir las donaciones y suministros a los soldados heridos; valiente y
decidida, llegó incluso a viajar en una ambulancia del ejército hasta más allá de la línea de combate,
en los campos de batalla, aun a riesgo de su propia vida, para dar alivio y consuelo a los soldados y
curarlos. Pionera en el campo de la enfermería, era llamada el “Ángel del Campo de Batalla”, por
su trabajo humanitario y su don de organización. Su dinamismo y liderazgo le hicieron merecedora
en 1864 del título de “la dama a cargo de las enfermeras” de los hospitales de la Unión.

Al finalizar la guerra, se le encargó la búsqueda de los desaparecidos del ejército, para poder marcar
las tumbas de los soldados, o dar información a los familiares. Clara dio conferencias por todo el país
sobre sus experiencias de la guerra; comenzó una larga asociación con el movimiento sufragista
encabezado por Susan B. Anthony, además se hizo activista por los derechos civiles de los negros.
Trabajó intensamente por la reforma penitenciaria.

En 1870 en su viaje a Europa se involucró con el Comité Internacional de la Cruz Roja y su trabajo
humanitario; el CICR fue creado en 1863, en Ginebra, Suiza, para proteger la vida y la dignidad de
las víctimas de la guerra y prestarles asistencia, sin distinción de credo o nacionalidad. En 1973 ya de
regreso en Estados Unidos, Clara comenzó su lucha para que su país se adhiriera al Tratado de
Ginebra; tras una larga campaña finalmente fundó en 1881 la Cruz Roja Americana, de la cual fue
presidenta durante más de veinte años.

Durante su liderazgo Clara Barton supervisó y dio alivio a las
víctimas de desastres naturales como inundaciones (en el río Ohio
en 1884 y en 1889 en Johnstown, en Pensilvania), hambrunas (Texas
en 1887) o epidemias de fiebre amarilla, en Florida en 1888. Inauguró
en Turquía la primera sede americana de la Cruz Roja Internacional
en 1896 y prestó socorro en Armenia; trabajó en hospitales de Cuba
llevando medicinas y alimentos en 1898. Por su ayuda humanitaria Clara ha recibido
condecoraciones como la Cruz de Hierro alemana y la Cruz de Plata de la Rusia Imperial por los
suministros durante la hambruna de 1892.

En 1904, a los 82 años cesó en su cargo al frente de la Cruz Roja Americana, pero siguió activa
dando charlas y conferencias; en 1907 publicó “La historia de mi infancia” y otros libros sobre el
comienzo de la Cruz Roja Americana. Clara Barton murió en 1912 en Glen Echo, Maryland,
habiendo dedicado su vida a ayudar a los demás: es símbolo de la solidaridad activa. En 1948 se hizo
un sello conmemorativo a su memoria.

http://www.redcross.org/about-us/history/clara-barton

http://www.history.com/topics/womens-history/clara-barton

31
Historia de la Ciencia de la Salud

María Zakrzewska

María Elizabeth Zakrzewska nació en 1829 en Berlín, Prusia (parte de la Confederación
Alemania). Docente y doctora pionera norteamericana.

Pertenecía a una noble familia polaca y era hija de una partera. Siguiendo el
ejemplo de su madre estudió en el prestigioso Hospital Real de Caridad,
donde obtuvo el título de partera. A los pocos meses y con sólo veintidós
años, fue ascendida a jefa del programa de estudios de parteras en el
mismo hospital que había estudiado. Al sufrir la envidia y la misoginia de los
médicos hombres, a los seis meses renunció y emigró a Estados Unidos en
1953 con la esperanza de encontrar igualdad de oportunidades en
medicina.

En Nueva York tampoco fue fácil, muchas universidades no aceptaban mujeres; al hacer amistad con
la Doctora Elizabeth Blackwell, primera médica mujer estadounidense (1849), la animó a asistir en
1854 a la Escuela de Medicina de la Universidad de Cleveland, Ohio, donde ya estudiaba su hermana
Emily. María fue una de las seis mujeres que ingresaron como estudiantes en la década de 1850. El
estudio fue arduo porque no dominaba bien el idioma inglés, pero su gran voluntad y tenacidad,
unidas a su formación europea y su experiencia lograron que se graduara de doctora en medicina en
1856.

En 1857 María viajó a Nueva York para unirse a las hermanas Blackwell, juntas establecieron una
escuela de medicina para mujeres y escuela de enfermería para mujeres y niños. María
Zakrzewska fue nombrada doctora residente y Emily Blackwell, cirujana jefe.

En 1859 María se trasladó a Boston a dar clases en el Colegio de Medicina de la Mujer de Nueva
Inglaterra, esta institución había sido fundada en 1848 como el primer centro de enseñanza médica
para la mujer; los estudios se centraban en obstetricia, enfermedades de la mujer y pediatría. Poco
tiempo después, muy decidida y con gran entusiasmo, la doctora María fundó en 1862 el Hospital
de Nueva Inglaterra para la Mujer y el Niño, donde podía ofrecer mayor capacitación y las mujeres
doctoras recién graduadas podían adquirir experiencia clínica práctica. Fue el primer hospital de
Boston y su personal era totalmente femenino. La educación superior y profesionalidad que se
impartía lograron reconocimiento internacional.

Diez años más tarde, María fue pionera al abrir la primera Escuela Profesional de Enfermería del
país, siendo Linda Richards (1841-1930) la primera enfermera que se graduó en 1873, y la primera
enfermera afroamericana María Eliza Mahoney en 1879. Esta formación clínica que incluía prácticas y
conferencias les había estado vedada a las mujeres en los centros médicos de sexo masculino.

María Zakrzewska alternaba la docencia con su práctica privada de ginecología: la Dra. “Zak” como
era conocida visitaba en calesa a sus pacientes por todo Boston. Muy dinámica continuó trabajando
hasta los setenta años. Con su trayectoria profesional de cuarenta años de actividad se convirtió en
líder de la medicina estadounidense.

Su casa fue centro de grandes discusiones médicas y abolicionistas. Participó en la fundación del
Club de la Mujer de Nueva Inglaterra y fue una gran activista de la Asociación Americana de Sufragio.
Fue muy amiga de Lucy Stone–Blackwell y de Julia Ward-Howe.

María Zakrzewska murió en Boston en 1902.

http://en.wikipedia.org/wiki/Maria_Zakrzewska

http://www.distinguishedwomen.com/biographies/zakrzews.html

32
Historia de la Ciencia de la Salud

Rebecca Lee Crumpler

Rebecca Lee Crumpler nació en 1831 en Delaware, estado situado en la región del Atlántico Medio
de Estados Unidos. Primera mujer médica afroamericana. Vivió su infancia en Pensilvania, con una
tía que la crió y la educó.

En 1852 se trasladó a Charlestown, Massachusetts, donde trabajó como enfermera, sin ningún
entrenamiento formal, pues no había escuelas para dicha profesión. En 1860 fue admitida en el New
England Female Medical College, de Boston, la primera institución del mundo en ofrecer educación
sobre medicina a las mujeres. Había sido fundada en 1848, y mantuvo sus puertas abiertas hasta
1873, año que, tras la muerte de su fundador Samuel Gregory (1813-1872) se unió con la Universidad
de Boston y se convirtió en la primera escuela de medicina mixta.

Desafiando los prejuicios que negaban a los afroamericanos a seguir una carrera en medicina,
Rebecca se convirtió en la primera mujer médica negra en Estados Unidos, y obtuvo su título de
Doctor en Medicina en 1864. Ejerció la medicina en Boston por un corto tiempo y en 1865 se trasladó
a Virginia, después de la Guerra Civil. En la Guerra Civil o de Secesión que duró desde 1861 a 1865,
se enfrentaron los Estados del Norte (la Unión) con los Estados Confederados de América (estados
del Sur) que querían la independencia y mantener los esclavos. Fue una auténtica guerra de
trincheras, al final los del sur fueron derrotados; el presidente Abraham Lincoln (1809-1865) promulgó
la Declaración de Emancipación, se abolió la esclavitud en 1865, y se preservó la Unión de todos los
Estados del país.

En Virginia, muy decidida y valiente, Rebecca puso en práctica sus
conocimientos, familiarizándose especialmente con las
enfermedades de las mujeres y los niños; atendía a gran número de
indigentes y esclavos liberados, que de otro modo, no tendrían
acceso a la atención médica, pues otros médicos, por su racismo, no
los atendían. Con su marido, el Dr. Arthur Crumpler regresó a
Boston, donde estableció su práctica médica; siguió ejerciendo con
dinamismo, en un barrio de población mayormente negra, centrando
su atención en las mujeres y los niños, en la nutrición y prevención
de las enfermedades.

En 1880 se trasladó a Massachusetts y en 1883 publicó un libro "Medicina, Discursos en dos
partes", donde exponía su lucha para ser admitida en una institución, sus conocimientos y
experiencias médicas, siendo el primer libro de medicina escrito por un afroamericano.

Rebecca Lee Crumpler murió en 1895.

http://en.wikipedia.org/wiki/Rebecca_Lee_Crumpler

https://www.nlm.nih.gov/changingthefaceofmedicine/physicians/biography_73.html

33
Historia de la Ciencia de la Salud

Elizabeth Garrett

Elizabeth Garrett nació en 1836 en Londres, Inglaterra. Doctora cirujana, activista y feminista
británica.

La familia Garrett se trasladó en 1841 a la localidad de Aldeburgh, donde Elizabeth y sus hermanos
gozaron de libertad y contacto con la naturaleza, a la vez que recibían una esmerada educación con
instructores privados. En 1859 Elizabeth asistió a una conferencia en Londres, de la Doctora
Elizabeth Blackwell sobre “Medicina, profesión de las mujeres” y decidió seguir esa profesión.
Con el apoyo y estímulo de su padre, que defendía el derecho de su hija a estudiar, comenzó su
preparación como enfermera en la sala de cirugía del hospital Middlessex, pero al asistir a clases de
disección, los alumnos se quejaron de su presencia y le prohibieron el acceso a dichas clases.

Luego de tres años de estudio y prácticas en el hospital solicitó ser examinada: aunque obtuvo
mención en todas las materias, fue rechazada porque no estaba bien visto que una mujer tuviera más
capacidad y conocimientos que los alumnos hombres. Concurrió a clases particulares con
renombrados doctores, asistiendo como comadrona en la maternidad de
un hospital. Su solicitud de examen fue nuevamente rechazada en varias
escuelas de medicina, sólo la Sociedad de Boticarios, al no tener
prohibición explícita, accedió a examinarla.

Elizabeth rindió los exámenes en 1865 de obstetricia y patología médica
y obtuvo la certificación para ejercer la medicina. En 1866 fue admitida
en el Registro Médico de Gran Bretaña, siete años después que
Elizabeth Blackwell; a partir de ese momento podía ejercer como doctora
en Gran Bretaña. Fundó ese mismo año un dispensario para atender
a mujeres y niños, en la zona más pobre de Londres.

En toda Europa, a partir de la segunda mitad del siglo XIX, sólo una o
dos Universidades de Medicina, admitían mujeres como alumnas.
Elizabeth se matriculó en la Universidad de Medicina de la Sorbona, en
París, obteniendo en 1870 la licenciatura en medicina, leyendo su tesis sobre la migraña.

En 1871 Elizabeth se casó con James Skelton Anderson (1838-1907) de grandes ideas liberales;
ambos respetaron sus actividades sociales y profesionales, algo poco común en la época. El
matrimonio tuvo tres hijos.

A pesar de todas las dificultades que tuvo que afrontar, con mucha voluntad y determinación,
poniendo énfasis en la desinfección y limpieza de las salas, siendo el personal tanto médico como
administrativo exclusivamente mujeres, Elizabeth amplió el dispensario en un pequeño hospital, para
finalmente abrir sus puertas en 1890 el Nuevo Hospital de la Mujer. Elizabeth Blackwell, la mujer
que la inspiró para convertirse en doctora, fue nombrada profesora de ginecología.

Elizabeth Garrett fue la primera mujer cirujana de Gran Bretaña, y durante veinte años fue la única
doctora cirujana de dicho hospital, hasta que dimitió en 1892. Luchadora incansable por la mejora de
la educación de las mujeres, impartió cursos y conferencias dirigido a las mujeres; fue profesora de
medicina y decana desde 1883 a 1902 del Colegio de Medicina de la Mujer de Londres. En 1874 fue
la primera mujer miembro de la Asociación Médica Británica.

Participó activamente en el Movimiento sufragista británico. En 1902 Elizabeth y Skelton se retiraron
a vivir a Aldeburgh. Su esposo fue nombrado alcalde hasta que murió en 1907. A fines de 1908
asumió Elizabeth como alcaldesa de Aldeburgh, la primera alcaldesa de Inglaterra; comenzó una
serie de mejores en la localidad e invitó a Emmeline Pankhurst, luchadora por el sufragio femenino,
para organizar un mitin sufragista, interviniendo en varias manifestaciones frente al Parlamento. Tras
la muerte de Elizabeth Garrett Anderson en 1917, el hospital lleva su nombre.

http://en.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Garrett_Anderson

http://docs.exdat.com/docs/index-568935.html

34
Historia de la Ciencia de la Salud

Sophia Jex- Blake

Sophia Jex- Blake nació en 1840 en Hastings, al sur de Inglaterra. Una de las primeras mujeres
médicas en el Reino Unido.

Sus padres, un exitoso abogado y una madre muy religiosa, eran anglicanos evangélicos y tenían un
concepto muy tradicional sobre la educación. Sophia asistió a escuelas privadas del sur de Inglaterra
y, a pesar de la oposición de sus padres, en 1858 se matriculó en el Queen' s College, de la
Universidad de Cambridge, en Londres. Siendo aún estudiante ejerció como profesora de
matemáticas, sin goce de sueldo, pues su familia no admitía que su hija aceptase un salario.

Tras un corto período en Alemania, trabajando como profesora de inglés, viajó a Estados Unidos en
1865, con el deseo de visitar instituciones dedicadas a la educación de las mujeres. Su interés era
ayudar a las mujeres de clase media a conseguir una formación profesional y un posterior empleo.
Sophia visitó escuelas donde se admitía a todas las personas aspirantes, independientemente de su
sexo, raza o religión, y accedían a los mismos exámenes, tanto hombres como mujeres. Escribió un
libro sobre estas experiencias de coeducación, que fue editado en 1867.

En Boston hizo amistad con la doctora Lucy Sewall, médica del Hospital de Nueva Inglaterra para la
Mujer y los Niños; aquí Sophia trabajó como asistente, atendiendo a los pacientes, la mayoría
mujeres pobres, lo que le ayudó a definir su vocación: dedicarse a la medicina. Muy decidida pidió ser
admitida en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, pero su solicitud fue rechazada
porque no aceptaban mujeres. Tras varios intentos, al ver frustrados sus deseos, se trasladó a Nueva
York y comenzó los estudios en la Escuela de Medicina para Mujeres de la
doctora Elizabeth Blackwell.

Sus ilusiones otra vez, se vieron truncadas por la muerte de su padre en
1868. Volvió a Inglaterra y entró en la Universidad de Edimburgo, desde 1869
a 1874; al mismo tiempo que estudiaba, desarrolló una continua actividad
para superar las grandes dificultades que a ella y a sus compañeras de la
universidad, le impedían el acceso para recibir el título y la posterior práctica
como doctoras. Con gran capacidad organizativa y de liderazgo, Sophia
consultaba con abogados, reclamaba, hablaba con los profesores para que
las aceptasen en salas de hospital y hasta acudía a la prensa.

Las horas en que se reunía con los asesores legales le impedían dedicarse al estudio, por lo que
sufrió la humillación de suspender por dos veces el examen, mientras sus compañeras los aprobaron
en 1871. En 1874 se fundó la Escuela de Medicina de Londres, fruto de su empeño y voluntad para
lograr que una ley permitiera el acceso de las mujeres a la Universidad. En 1876 luego de varias
solicitudes Sophia y dos de sus compañeras fueron admitidas para realizar el examen de
Comadronas, pero otro obstáculo, la Sociedad de Obstetricia impidió que se formara tribunal
examinador.

Sophia se trasladó a Suiza en 1876 donde pudo realizar sus exámenes y presentó su tesis sobre el
tema de la fiebre puerperal, obteniendo por la Universidad de Berna, su título de doctora en 1877.
En el año que estuvo en Suiza, se aprobó en el Reino Unido la Ley de Russell Gurney, que permitía a
los Tribunales Examinadores admitir mujeres.

Russell Gumey (1804-1878) político inglés del Partido Conservador, impulsó varios proyectos de ley,
entre ellos la Ley de Medicina en 1876, conocida como Ley de Russell Gurney, que permitió a las
mujeres ejercer como médicas.

Sophía, tras su graduación, se presentó frente al Tribunal Examinador de Inglaterra, para obtener su
licencia. Fue la tercera mujer que accedió al Registro de Médicos; al volver a Edimburgo en 1878, fue
la primera mujer doctora en Escocia, abrió un dispensario en su gran casa de Bruntsfield
donde asistía a pacientes pobres.

En 1885 este dispensario se transformó en el Hospital y Dispensario para Mujeres; Sophia creó
también un año después, la Escuela de Medicina de Edimburgo para la Mujer. En 1886 se publicó
su libro “La Medicina: Profesión para la Mujer”. En 1892 las Universidades de Escocia abrieron las

35
Historia de la Ciencia de la Salud

puertas a las mujeres. Sophia se retiró en 1898 y el Hospital y Dispensario de mujeres que ella
fundó, fue durante noventa años sede del hospital de mujeres, llamado Brunstfield Hospital.

A pesar de las numerosas dificultades que tuvo que enfrentar, fue una luchadora incansable sobre los
derechos a la educación de la mujer, líder del grupo de pioneras que accedieron a la facultad de
medicina; también fue activista por el sufragio femenino. Publicó tres libros y numerosos artículos y
cartas al periódico.

Se trasladó a Sussex, al sur de Inglaterra, allí paso los últimos doce años de su vida y su casa era
lugar de reunión de personas ligadas a la medicina, al arte y la literatura. Sophia Jex-Blake murió en
1912.

http://en.wikipedia.org/wiki/Sophia_Jex-Blake

http://www.answers.com/topic/sophia-jex-blake

http://docs.exdat.com/docs/index-568935.html

36
Historia de la Ciencia de la Salud

Rebecca J. Cole

Rebecca J. Cole nació en 1846, en Filadelfia, Pensilvania. Segunda mujer
médica afroamericana en Estados Unidos.

Nació en una familia de mulatos, ya que su ascendencia era una mezcla de
europeos y africanos. Rebecca y sus cuatro hermanos recibieron una
esmerada y privilegiada educación, algo poco común: en esa época: para los
afroamericanos era el servicio doméstico o el trabajo en los campos. Asistió
al Instituto de la Juventud de Color, fundado por los cuáqueros de mente
abierta, para capacitar a jóvenes negros.

Con valentía y determinación supo afrontar las barreras raciones y el sexismo
en su formación médica y en 1863 ingresó al Colegio Médico de la Mujer en Pensilvania, donde las
mujeres recibían una formación similar a la de los hombres. Rebecca se graduó en 1867,
convirtiéndose en la segunda mujer negra en obtener el título de Doctora en Medicina. Ann Preston
(1813-1872) médico homeópata primera mujer decana de la facultad desde 1862, la supervisó con la
tesis "El ojo y sus apéndices".

Poco después de graduarse, Rebecca se trasladó a Nueva York y se unió al personal de la Escuela
de Medicina para mujeres, un anexo de la Escuela de Enfermería para mujeres, fundada por la
primera mujer blanca en obtener el doctorado de Medicina en 1849, en Estados Unidos. Elizabeth
Blackwell. Rebecca, mujer inteligente y muy sensible, se dedicó con optimismo y mucha voluntad a
promover la salud en los barrios más pobres de Nueva York, a asistir a las madres, mayormente
negras, dándoles instrucciones sobre la lactancia y la preservación de la salud de sus familias. Fue el
primer programa de servicio social médico de Estados Unidos.

Luchadora incansable por los derechos médicos de los afroamericanos, las mujeres y los pobres,
Rebecca se trasladó a Filadelfia y en 1873 abrió un Directorio de la Mujer, para la prestación de
servicios médicos y legales a las mujeres indigentes y los niños. En 1899 fue nombrada
superintendente de un hogar dirigido por la Asociación para el Socorro de indigentes de color, en
Washington.

De vuelta a Filadelfia se convirtió en activista del movimiento Club de mujeres afroamericanas,
desarrollando una labor social, filantrópica y política, pues las discriminaban por ser mujeres y negras.
En su largo camino de lucha y superación, lleno de desigualdades, Rebecca alzaba su voz de
protesta contra este ostracismo. Trabajó casi cincuenta años como médico asistiendo a todas las
mujeres estadounidenses, sin importar el color de la piel.

Rebecca J. Cole murió en su ciudad en 1922.

http://www.answers.com/topic/rebecca-cole

https://www.nlm.nih.gov/changingthefaceofmedicine/physicians/biography_66.html

37
Historia de la Ciencia de la Salud

Leonora Howard King

Leonora Howard King nació en 1851 en Ontario, Canadá. Educadora y primera médica
canadiense misionera en China.

Realizó sus estudios en Ontario, pero su deseo de ser médica se vio obstaculizado, pues el Colegio
Real de Médicos de Kingston, en Ontario no admitía mujeres; Leonora asistió a la Universidad de
Michigan, donde en 1876, se graduó como médica con honores. Un año después de obtener su título,
en 1877, fue enviada por la Sociedad Misionera de Relaciones Exteriores de la Mujer (WFMS) de la
Iglesia Metodista Episcopal estadounidense a Pekín (=Beijing), en China
para ayudar a la médica Lucinda L. Coombs (1849-1919).

Lucinda Coombs graduada en la Facultad de Medicina de Pensilvania,
fue la primera mujer médica misionera estadounidense que había llegado
a Pekín en 1873 y trabajaba en el primer hospital para mujeres de China,
ubicado dentro de un templo, inaugurado en 1875. Unos meses más
tarde de la llegada de Leonora, Lucinda se trasladó a otra provincia, por
lo que Leonora quedó a cargo del hospital.

A principios de 1879 Leonora fue llamada a Tientsin (=Tianjin) por Li
Hung Chang (1823-1901) gobernador de la provincia de Zhili, para
atender a su esposa, gravemente enferma. Durante la recuperación de la
señora Li, la doctora Leonora permaneció en esta ciudad, fundando en
1880 un hospital de la Misión Episcopal Metodista con el nombre de Isabella Fisher, una
benefactora estadounidense. Su trabajo fue muy reconocido, pues no sólo atendía a las personas
adineradas, sino y principalmente a los pobres, uniendo sus prácticas como médica y su esfuerzo
misionero como predicadora evangélica.

En 1884 se casó con el Reverendo Alexander King, miembro de la Sociedad Misionera de Londres;
por tal motivo, Leonora tuvo que renunciar a las Misiones Metodistas Episcopal, aunque nunca se
unió a la sociedad de su marido. En 1886 fundó otro hospital en Tientsin, el Hospital Gubernamental
de la Mujer y la Infancia, patrocinado por la esposa del gobernador, dedicado exclusivamente para
la atención de las mujeres y los niños chinos.

Al estallar la guerra entre China y Japón en 1894, Leonora abrió otro hospital para atender a los
soldados heridos, por lo que al finalizar el conflicto bélico se le otorgó la Orden Imperial del Dragón
Doble, siendo la primera mujer occidental en recibir tal reconocimiento. En 1908 inauguró la Escuela
de Medicina del Gobierno de China para la Mujer en Tientsin, para enseñar a las mujeres a
convertirse en enfermeras y médicas. En 1915 un nuevo hospital Isabella Fisher, fue fundado por las
Misiones Episcopal Metodista, y una sala lleva el nombre de la Dra. Leonora Howard King.

Vivió más de cuarenta y cinco años en China, toda una vida llena de dedicación, como médica
misionera ejerciendo la medicina, ofreciendo sus servicios en períodos de hambre, de inundación y
de guerras, permaneciendo y trabajando en Tientsin sitiada.

Leonora Howard King murió en ese país en 1925, su esposo Alexander King regresó a Inglaterra
donde falleció en 1939. En el año 2000 fue incluida en el Salón de la Fama Médica Canadiense.

http://www.biographi.ca/en/bio/howard_leonora_annetta_

https://en.wikipedia.org/wiki/Leonora_King

38
Historia de la Ciencia de la Salud

Ginko Ogino

Ginko Ogino nació en 1851 en la provincia de Musashi, antigua provincia japonesa, actual
Kumagaya, en la prefectura de Saitama. Primera mujer médica de la medicina occidental en
Japón.

Perteneció a una poderosa familia campesina y desde niña fue una ávida lectora. Se casó a los
dieciséis años, por un matrimonio concertado, con el primogénito de una
de las familias más ricas del norte de Saitama. Pronto se divorció,
después de contraer gonorrea de su marido.

En esa época la enfermedad era incurable y el nuevo gobierno Meiji que
se había instalado en Japón (1868-1912), recurría a los conocimientos
científicos del mundo occidental: en medicina, se abandonaron los
remedios a base de hierbas, en favor de la medicina occidental. Ginko
debió acudir a médicos varones, en un hospital de Tokio, y sufrió tal
vergüenza y humillación, que decidió ser ella misma médica para ayudar
a otras mujeres en similar situación.

Con perseverancia y determinación se matriculó en 1875 en la Escuela
Normal Superior Femenina de Tokio (hoy Universidad Femenina de Ochanomizú), graduándose con
honores en 1879. Ingresó en la Escuela de Medicina de Juntendo, una institución privada, con sólo
estudiantes varones. A pesar de los prejuicios, insultos y discriminación que tuvo que soportar de
parte de sus compañeros, se graduó de médica en 1882.

Pero su batalla continuaba: una nueva disposición del Estado decretaba que, quien quisiera ejercer la
medicina debía presentarse al examen de licenciatura del gobierno y sólo quienes lo aprobaran
podían practicar la medicina. Ginko fue la primera mujer en solicitar autorización. Mientras, se
mantenía dando clases particulares. En 1885 a los 34 años, Ginko se convirtió en la primera mujer
médico titulada por el gobierno japonés.

Abrió una clínica de Ginecología y Obstetricia en Yushima, siendo respetada y admirada por su
coraje y determinación. Al poco tiempo se hizo cristiana y miembro de la Unión Cristiana Femenina de
la Templanza; combinaba la ciencia médica con charlas sobre moral y buenos modales, luchaba por
erradicar la prostitución, mal de muchas enfermedades. También fue docente en la Escuela
Femenina de Meiji.

En 1890 y en contra de la oposición de la familia y conocidos, se casó con Yukiyoshi Shikata, un
clérigo visionario que quería crear una comunidad cristiana utópica; se trasladaron a Hokkaido en
1894, llevando una vida de privaciones, más tarde a Setana donde Ginko abrió una clínica de
ginecología y pediatría. Fundó la Sociedad de Virtudes Femeninas y daba charlas a las mujeres
sobre higiene y curaciones de heridas.

Valiente, transgresora en una sociedad misógina y feudal, con una férrea voluntad, luchó por sus
ideales y convicciones, y en 1906, un año después de morir su esposo, Ginko Ogino volvió a Tokio,
ejerciendo la medicina hasta el día de su muerte, en 1913, a los 63 años de edad.

http://www.ndl.go.jp/portrait/e/datas/43.html?c=13

http://en.wikipedia.org/wiki/Ogino_Ginko

Libro: “Ginko: La primera doctora” - Jun´ichi Watanabe

39
Historia de la Ciencia de la Salud

María Rennotte

María Rennotte nació en 1852 en Bélgica. Pedagoga y médica brasilera, defensora de los derechos
de las mujeres. Aunque de nacionalidad belga, vivió sesenta años en Brasil.

Cursó estudios de magisterio en París y fue profesora de francés en Alemania. En 1878, a los 26
años, se trasladó a Brasil, trabajando como institutriz. Por su sólida formación profesional y por hablar
varios idiomas, María se destacaba en la sociedad paulista. Al poco tiempo fue contratada por el
colegio de Piracicaba, en San Pablo, institución fundada en 1881, por la pastora metodista
norteamericana Martha Watts (1845-1910), con apoyo de los políticos del Partido Republicano.

María aplicó ideas innovadoras sobre la educación y los métodos de enseñanza, defendía la
coeducación y la igualdad de género, el pensamiento creativo, el estudio de las ciencias naturales y
biológicas. Impartió clases mixtas, creó un museo de historia natural y una sociedad literaria, dio
conferencias. Contando con el respaldo del Partido Republicano, que tenía una fuerte oposición al
régimen político del Segundo Imperio, María llevó adelante el ideal liberal de educación, mediante la
lucha por la emancipación de la mujer y su derecho a educarse. Con gran determinación y vocación
de liderazgo, se inspiró en las ideas feministas de Olimpia de Gouges
(1748-1793), Mary Wollstonecraft (1759-1797) de Europa y de Nisia
Floresta (1809-1885) de Brasil, autoras de famosos textos y pioneras
del feminismo.

Un año después de abolida la esclavitud por la Ley Aurea (1888), con
una férrea voluntad y una notable inteligencia, María, a los 38 años,
viajó a Estados Unidos, a estudiar medicina y luego de tres años de
estudio, obtuvo en 1893, el diploma de doctor, en la Universidad de
Pensilvania. De regreso a Brasil, revalidó su diploma para poder
ejercer y se instaló en San Pablo como médica. En 1895, fue
contratada para la Maternidad de esa ciudad, la primera institución
fundada para asistir a las mujeres pobres embarazadas.

María Rennotte siguió defendiendo el derecho de las mujeres para tener acceso a diferentes tipos de
trabajos y participar en la vida pública. En 1899 renunció a la dirección de la Maternidad, pero siguió
dedicándose a la clínica, a la investigación, patrocinó diferentes proyectos, se unió a asociaciones
profesionales, culturales y filantrópicas. Fue una profesional reconocida, admitida en la sociedad
científica y participó en Congresos con ponencias relacionadas con la medicina. Formó parte del
Comité de Obstetricia y Ginecología de la ciudad de San Pablo. Se entregó con pasión y ahínco en
cada actividad que realizó: su prioridad, organizar una mejor atención de salud a los pobres y con ese
fin abrió clínicas en los barrios para asistirlos.

Luchadora incansable, excepcional médica, María colaboró con la Cruz Roja, que fue fundada en
1912 en San Pablo, junto con la Escuela de Enfermería de la Cruz Roja, la primera institución de
enseñanza creada en Brasil; fundó un hospital para enfermos convalecientes pobres y en 1918, otro
hospital para niños, debito a la alta mortalidad infantil.

Desde 1882 a 1925 ha publicado numerosos artículos en diferentes periódicos de la ciudad, donde
exponía sus ideas sobre la educación y la condición de la mujer. Denunciaba que, por el autoritarismo
del hombre, la mujer privada de libertad, está obligada a obedecer, sin educación y considerada como
una "máquina de procrear", en estado de "parálisis cerebral". "La educación de las mujeres es
fundamental para el desarrollo de la civilización y la especie". Para María, la libertad se podría
definir como "la condición de que no se pertenece a ningún amo".

Durante la década de 1930 ha vivido enferma, casi ciega y sorda, sobreviviendo con una pequeña
pensión que le otorgó el gobierno. María Rennotte murió a los 90 años, en 1942 en la ciudad de San
Pablo.

http://www.bolsademulher.com/estilo/maria-rennotte-e-a-luta-medica/

http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-83332005000100004

40
Historia de la Ciencia de la Salud

María Elena Maseras

María Elena Maseras nació en 1853 en Vila-Seca, Cataluña, España. Primera mujer matriculada
en las universidades españolas y pedagoga catalana.

Descendiente de una familia de médicos, María Elena también quiso estudiar medicina, pero para
poder realizar los estudios secundarios y luego acceder a la Facultad de Medicina, tuvo que pedir
autorización a Amadeo de Saboya (1845-1890), rey de España desde 1870 a 1873, quien en 1871
promulgó una Real Orden autorizándola.

En 1872 entró en la Universidad de Barcelona, siendo recibida por una multitud de aplausos, ya que
era la primera mujer en acceder a la Universidad en toda España. Al finalizar sus estudios en
1878, se trasladó a Madrid a la Universidad Central, para realizar el Doctorado. El hecho de que fuera
mujer produjo gran confusión en las autoridades madrileñas que le negaron el título de Licenciatura, a
que tenía derecho.

Con una actitud firme, decidida y valiente, María Elena cuestionaba los
impedimentos que dificultaban su carrera académica; era un terreno exclusivo
para hombres y no era concebible que las mujeres tuvieron acceso: el mismo
Rector se oponía a la presencia femenina en su cátedra. Finalmente, en 1882,
luego de tres años, se le concedió el permiso para examinarse, obteniendo un
excelente, y se le dio el título de Licenciada en Medicina. Pero los obstáculos
y las dificultades a las que se tuvo que enfrentar, la desanimaron mucho y
renunció a examinarse en Historia de las Ciencias Médicas y a la defensa de
su Tesis de Doctorado.

María Elena hubiese sido la primera doctora de España, pero no ejerció nunca la medicina. Aunque
desanimada, la adversidad no logró ahogar sus ansias de saber: en esos años de espera, realizó
estudios de Magisterio, profesión a la que se dedicó posteriormente. Primero en Vilanova i la Geltru,
cerca de Barcelona y más tarde en Maó, en Menorca, Islas Baleares, España. María Elena murió en
Maó, en 1900.

Esta mujer transgresora, con su esfuerzo y tenacidad abrió las puertas a los estudios superiores a
otras mujeres. María Elena Maseras se empeñó y luchó por sus ideales y convicciones. Recién en
1910 el Ministerio de Instrucción Pública dictó un Decreto Real por el cual se permitía el acceso libre
de mujeres y en igualdad de condiciones que los hombres a la universidad. Fue el 8 de marzo, el día
que se otorgó "la admisión de mujeres en todos los establecimientos docentes y se les autorizaba a
ejercer la profesión y acceder a concursos".

http://es.wikipedia.org/wiki/Elena_Maseras

http://www.dbd.cat/index.php?option=com_biografies&view=biografia&id=758

41
Historia de la Ciencia de la Salud

Ana Galvis Holtz

Ana Galvis Holtz nació en 1855 en Bogotá. Primera mujer médica de Colombia y de
Latinoamérica, doctorada en Suiza.

Nació dentro de una familia acomodada: hija del doctor Nicanor Galvis y de la suiza Sofía Holtz, Ana
recibió una buena educación, destacándose como una brillante estudiante. Queriendo seguir la
misma carrera de su padre, y al no admitir mujeres la universidad de Colombia, la joven solicitó su
ingreso a la Facultad de Medicina de la Universidad de Berna, en Suiza.

Obtuvo su título de doctora en medicina con la máxima calificación en 1877, siendo la primera mujer
médica colombiana y la primera de América Latina doctorada en la Universidad de Berna. Su tesis
doctoral fue "Sobre el epitelio amniótico y el desarrollo uterino". Sus investigaciones con animales
y sus estudios con el microscopio, le permitieron describir con precisión el tejido placentario y unas
vesículas que interpretó como degeneraciones nucleares.

Terminados sus estudios retornó a Bogotá donde se instaló como
"Especialista en enfermedades del útero y sus anexos", es decir, además
de ser la primera médica ejerciendo en Colombia, fue también la primera
especialista en ginecología.

Ana, inteligente y valiente, fue también una transgresora, en una sociedad de
rígidas costumbres y muchas restricciones, por lo que tuvo que limitar la
práctica de su profesión; también influyó los acontecimientos violentos que
vivía en esos momentos el país: en 1914 fue asesinado el suegro de su
sobrina, el general Rafael Uribe Uribe (1859-1914) líder del partido liberal y
mártir de la intolerancia política.

Ana Galvis Holtz murió en Bogotá en 1934, pero su decisión y
perseverancia, se proyectan más allá de su época: es ejemplo para futuras generaciones de mujeres
que aspiren a construir una sociedad más igualitaria, más justa y que estén resueltas a defender sus
derechos a la educación profesional.

En 1936 la Universidad Nacional de Colombia admitió la primera mujer bachiller, pero fue en 1937
cuando ingresó el primer grupo de mujeres a esta institución.

www.javeriana.edu.co/Facultades/Medicina/publi/vniversitas/serial/v41n2/0024%20nombramientos.P
DF

https://es.wikipedia.org/wiki/Ana_Galvis_Hotz

42
Historia de la Ciencia de la Salud

Matilde Montoya

Matilde Montoya nació en 1857 en la ciudad de México. Primera médica mexicana.

Su madre le enseñó a leer y escribir y a los 13 años aprobó un examen
para maestra de primaria. Siguió cursos de Obstetricia y Partera, logrando
el título de Partera a los 16 años.

Tuvo que dirigir una carta al Presidente de la República Gral. Porfilio Díaz
(1830-1915) para poder acceder a la Escuela Nacional de Medicina, por la
oposición y el rechazo de los profesores y varios sectores de la sociedad,
que la llamaban "impúdica y peligrosa mujer, que quiere ver cadáveres de
hombres desnudos". En 1887, estando presente el Presidente, su esposa
y periodistas invitados, Matilde se graduó de Médica bajo el aplauso de
todos los presentes.

Luego de hacer su práctica en el Hospital San Andrés, un año más tarde Matilde recibió su título de
Profesora de Medicina y Cirugía.

En sus consultorios atendía a todo tipo de pacientes, cobrándoles según sus posibilidades. Participó
en asociaciones femeninas como el "Ateneo Mexicano de Mujeres" y "Las Hijas de Anáhuac",
pero nunca fue invitada a ninguna asociación o academia médica, aún exclusivas para hombres

Con firmeza y perseverancia, a pesar de las críticas y los obstáculos, Matilde los superó y logró su
mayor anhelo: ser médica. Ha trabajado hasta edad avanzada. En 1923 asistió a la controvertida 2da.
Conferencia Panamericana de Mujeres que se realizó en México y más tarde fundó la Asociación de
Médicas Mexicanas.

Matilde Montoya murió en 1938 a los 79 años. En 1988 se instaló un busto en bronce que se
encuentra en el jardín José Martí, frente al Centro Médico Siglo XXI.

http://medicasmexicanasac.tripod.com/pag6antecedentes.htm

http://www.elkiosko.com.mx/matilde_p_montoya.htm

43
Historia de la Ciencia de la Salud

Ethel Gordón Manson

Ethel Gordón Manson nació en 1857, en Escocia. Enfermera inglesa.

Siendo huérfana de padre al año de nacida, su madre se volvió a casar con un miembro del
Parlamento Inglés, por lo que la familia se trasladó a Inglaterra, donde Ethel recibió una educación
esmerada tanto a nivel político, como social y cultural. A los 21 años comenzó su formación como
enfermera en el Hospital de Niños de Nottingham. En Londres fue jefa de enfermería del Hospital
de San Bartolomé durante seis años, hasta 1887. Ethel instituyó mejoras en
las condiciones laborales y alimenticias de las enfermeras y extendió el
período de formación, elevando la preparación de las aspirantes a enfermeras
a tres años.

Fundó el Trained Nurses Institute para facilitar que las enfermeras pudieran
actuar como enfermeras privadas. En 1887 a los 30 años, contrajo matrimonio
con el Dr. Bedford Fenwick, quien la apoyó incondicionalmente. Dejó su
trabajo en el hospital, pero continuó sus actividades en reivindicar la labor de
enfermería, mejorando la profesión de las enfermeras y su papel en la
sociedad.

El primer intento de organización de enfermeras se dio en Inglaterra con la fundación en 1888, de la
Asociación de Enfermeras Británicas (BNA) que pretendía conseguir valoración social y un registro
nacional de enfermeras. Muchos médicos y Florence Nightingale se opusieron a estas propuestas,
por lo que Ethel se retiró de BNA. Fundó el Consejo Internacional de Enfermería en 1899, siendo
su presidente durante cinco años. Más tarde en 1904, creó el Consejo Nacional de Enfermeras de
Gran Bretaña. Apoyó activamente el movimiento sufragista, siendo la representante de las
enfermeras en el Comité de la Unión Nacional de Sociedades para el Sufragio de las Mujeres y
encabezó una marcha en 1908.

Recién en 1919 el Gobierno aprobó una ley para el registro nacional de enfermeras, y en 1920 se
celebró el primer Consejo General de Enfermería, encabezando el registro de enfermeras Ethel
Manson Fenwick, por el que había luchado tanto. Desarrolló un gran liderazgo, logrando integrar la
docencia, la investigación y la asistencia.

Ethel Manson Fenwick murió en 1947.

http://en.wikipedia.org/wiki/Ethel_Gordon_Fenwick

http://www.nurses.info/personalities_ethel_fenwick.htm

44
Historia de la Ciencia de la Salud

Berta Wilhelmi

Berta Wilhelmi nació en Heilbronn, Alemania, en 1858. Pedagoga, feminista y filántropa española,
de origen alemán.

Nació en una acaudalada familia alemana que poseía una fábrica de papel en Heilbronn y al
incendiarse ésta, se trasladaron a España, donde montaron una fábrica semejante en Granada, en
Pinos Genil. Berta llegó con doce años y la familia se afincó en esta localidad, en el mismo edificio de
la fábrica. La sociedad de Granada, fuertemente católica y tradicional, contrastaba con la educación
laica y liberal de Berta.

No encontré datos sobre su educación, pero sí que tenía, desde su infancia un gran amor a la
naturaleza y el gusto por los paseos al aire libre y los ejercicios físicos. Se casó muy joven y a los 21
años era ya madre de dos hijos. Realizaba frecuentes viajes a Alemania, manteniendo viva la lengua
y cultura alemanas dentro de su familia. De fuerte personalidad, no se conformó con ser sólo esposa
y madre, propio de las mujeres de su clase y época.

En 1888 en la Exposición de Agricultura, celebrada en La Alhambra, Berta presentó una muestra de
sus colmenas, imitando el modelo del famoso apicultor alemán Gravenhorst (1777-1857) siendo la
que introdujo en España este tipo de colmenas. Presentó unos trabajos sobre la apicultura en la Real
Sociedad Económica de Amigos del País de Granada.

Mujer progresista, libre de prejuicios y muy decidida puso en marcha la Primera Colonia Escolar en
Granada, en 1889, junto a la Institución Libre de Enseñanza, donde niños y niñas pobres pudieron
disfrutar de vacaciones pedagógicas: el ejercicio físico al aire libre, el descanso, la buena
alimentación y el aseo corporal, formaban parte de la educación que impartía.

De pensamiento feminista, Berta presentó en 1892, en el Congreso
Pedagógico Hispano-Portugués que se celebró en Madrid, su ponencia sobre
"La aptitud de la Mujer para todas las profesiones", donde defendió la
"igualdad de derechos a buscarse los medios de subsistencia necesarios para
la vida... derecho de gobernarse por sí misma y de tomar parte en las
cuestiones sociales". "La mujer pide lo justo: la rehabilitación de media
humanidad". Tenía las mismas ideas y anhelos sobre la educación de la mujer
como sus contemporáneas Concepción Arenal (1820-1893) y Emilia Pardo
Bazán (1851-1921).

A principios del siglo XX, tras la muerte de su padre, Berta tuvo que ocupar la dirección de la fábrica,
que estuvo en funcionamiento hasta los años treinta. Valiente y de carácter emprendedor, en 1912 se
creó, a expensas suyas, una escuela mixta y una biblioteca popular en Pinos Genil; ambas
fundaciones fueron donadas al Ayuntamiento.

Fue pionera en Granada en la lucha antituberculosa, con los últimos avances médicos: en 1919 creó
el centro Las Acacias; poco tiempo después, Berta fundó el Patronato Antituberculoso de la
Alfaguara, y en 1923 el Sanatorio especializado en el tratamiento de la tuberculosis.

Pedagoga, dedicada a ayudar y cuidar la salud de los pobres y desvalidos, empresaria, escritora, de
ideas pacifistas y antimilitaristas, llevó a cabo su enorme labor en los distintos ámbitos con eficacia y
entusiasmo, en los que fue precursora. Berta Wilhelmi murió en 1934.

http://www.culturandalucia.com/GRANADA/Berta_Wilhelmi_textos.htm

http://index-f.com/gomeres/?p=1228

45
Historia de la Ciencia de la Salud

Cecilia Grierson

Cecilia Grierson nació en Buenos Aires en 1859, fue la primera mujer que se graduó de médica
en Argentina. Pasó su infancia en la Provincia de Entre Ríos y de regreso a Buenos Aires ingresó a
la Escuela Normal, recibiéndose de maestra a los 19 años, en 1878.

Ingresó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y a pesar de serios obstáculos
- por su condición de mujer - completó la carrera, graduándose como primera médica argentina en
1889. Siendo estudiante, fundó la primera Escuela de Enfermeras del Círculo Médico Argentino,
entidad que ella misma dirigió hasta 1913.

Empezó a ejercer en el Hospital San Roque (hoy Ramos Mejía) dedicándose a la ginecología y
obstetricia; también atendía en instituciones de beneficencia. En 1892 fundó la Sociedad Argentina
de Primeros Auxilios, que más tarde se incorporó a la Cruz Roja Argentina. Con su iniciativa y
perseverancia logró que se abrieran salas de primeros auxilios en varios pueblos, para cooperar en la
asistencia de los enfermos. También realizaba tareas de divulgación con múltiples cursos,
conferencias y publicaciones.

En 1894 se presentó al concurso para la Cátedra de Obstetricia para parteras, el cual fue declarado
desierto, pues le fue negado sólo por su condición de mujer: prejuicios e incomprensión de una
sociedad machista.

Cecilia estableció un consultorio-escuela psicopedagógico para niños con problemas de conducta,
fonación y aprendizaje. En 1897 publicó "Masaje Práctico", un libro sobre técnica kinesiológica y
unos años más tarde, ejerció la docencia universitaria, dictando cursos sobre "Gimnasia Médica y
Kinesioterapia” en la Facultad de Medicina, entre los años 1904 y 1905. Viajó a Europa donde hizo
cursos de perfeccionamiento en Ginecología y Obstetricia. Con el objetivo de elevar el nivel cultural
de las parteras, fundó en 1907 la Asociación Obstétrica Nacional. Desarrolló una intensa y
prolongada actividad profesional y docente.

Publicó el libro "La educación del ciego" que impulsaba la fundación de un Instituto para ciegos.
Incansable luchadora por la igualdad de género, presidió el Primer Congreso Feminista
Internacional Argentino, donde se analizaban temas como la situación de las mujeres en la
educación, la legislación, el abandono de los hijos. Fue sufragista y pionera en la lucha por los
derechos de las mujeres.

Cecilia Grierson al final de su vida sufrió la pobreza y debió sobrevivir con una magra jubilación.
Poco antes de su muerte donó al Consejo Nacional de Educación su propiedad en Los Cocos
(Córdoba), donde luego se construyó una escuela que lleva su nombre. También la Escuela
Nacional de Enfermería se llama Cecilia Grierson. Falleció en Buenos Aires en 1934.

http://www.biblioteca.anm.edu.ar/grierson.htm

http://www.elhistoriador.com.ar/biografias/g/grierson.php

46
Historia de la Ciencia de la Salud

Kate Marsden

Kate Marsden nació en 1859 en Londres, Inglaterra. Enfermera y exploradora británica.

Fue la menor de ocho hermanos, se educó cerca de Londres y estudió de enfermera. Durante la
guerra ruso-turca (1877-1878) Kate, junto a otras enfermeras británicas, se unió a la misión de la
Cruz Roja en Bulgaria; mientras estaba de guardia en el hospital de campaña cuidando a los heridos,
vio por primera vez personas enfermas de lepra. A su regreso a Inglaterra, conmovida por los
sufrimientos de los leprosos, decidió con gran generosidad, trabajar para ellos, pero antes debía tener
ayuda y experiencia. Profundamente religiosa y miembro de la Iglesia Protestante, continuó
desempeñándose como enfermera en las zonas más desfavorecidas de Londres y Liverpool, además
de cuidar a sus hermanos enfermos de tuberculosis.

Con mucha voluntad y perseverancia, con la aprobación y el patrocinio de la Reina Victoria de
Inglaterra (1819-1901) y de la Emperatriz de Rusia (María Fiódorovna Románova 1847-1928), en
1890 viajó a Palestina, Egipto y Constantinopla a visitar las colonias de leprosos, con el fin de obtener
información sobre el tratamiento de la lepra y sus cuidados. En Constantinopla supo de una hierba
medicinal que se suponía curaba la lepra y que crecía sólo en Siberia. A fines de ese mismo año,
retornó a San Petersburgo, en Rusia, para dirigirse a Yakutsk (=en español Yakutia), en el extremo
de Siberia Oriental. En ese peligroso y agotador viaje, sin conocer ni el país ni el idioma ruso, Kate,
acompañada de una escolta de cosacos, recorrió más de tres mil kilómetros, con bajísimas
temperaturas, en tren, a caballo, en trineo, soportando tormentas, cruzando ríos; a pesar de todos los
inconvenientes y dificultades, nada la detuvo en su empeño.

Por temor al contagio, los leprosos eran alejados de la comunidad, quedando aislados en los
apartados bosques de Yakutia: vivían en terribles condiciones y sin esperanza de una vida mejor, no
habiendo remedios para aliviar sus sufrimientos. Kate sentía que Dios la había guiado hacia ellos y
logró consolarlos, darles confianza y prometer una asistencia más adecuada. Con tenacidad,
entusiasmo y gran determinación, consiguió ayuda económica, enfermeras y monjas para el hospital
de leprosos en Viluisk, una zona muy cerca de Yakutia, que se inauguró a fines de 1892. Fue la
primera institución para leprosos en Siberia y existió hasta comienzos de la década de 1960.

De regreso a Inglaterra escribió un libro donde relató su viaje y sus experiencias “En el trineo y
paseos a los leprosos de Siberia”; ha dado conferencias en Europa y Estados Unidos para dar a
conocer la difícil situación de estos enfermos y recaudar fondos. La hierba que encontró no curó la
enfermedad, pero con lo que ganó por el libro construyó un hospital para atender a los enfermos
de lepra.

Kate Marsden fue una de las primeras mujeres en ser miembro de la Sociedad Real Geográfica, se
convirtió al catolicismo y fundó en 1895 en Londres, la institución de beneficencia “Gremio de
Leprosos San Francisco”; tenía planeado otro viaje a Siberia, pero murió en 1931, antes de poder
realizarlo.

http://www.thelongridersguild.com/marsden.htm

https://en.wikipedia.org/wiki/Kate_Marsden

47
Historia de la Ciencia de la Salud

María Augusta Generoso Estrella

María Augusta Generoso Estrella nació en Río de Janeiro, en 1860. Primera médica brasileña.

Hija de padres portugueses, demostró desde niña una inteligencia superior. Quiso estudiar medicina,
pero al no estar permitido el ingreso de las mujeres a la facultad, María Augusta insistió ante su
padre para que le permitiera formarse en el exterior. En 1875, ante la determinación y valentía de su
hija, que tenía 15 años, el padre aceptó que partiera rumbo a Estados Unidos.

Asistió al Medical College y Hospital for Women de Nueva York, era la única facultad de medicina que
aceptaba mujeres, creada en 1863. Su vida en la facultad fue seguida de cerca por la prensa
brasileña, que publicaba informes periódicos de sus logros académicos en el exterior.

Su destacó como una brillante e inteligente estudiante, a tal punto que el emperador Don Pedro II
(1825-1891) le otorgó una beca de estudios en 1877 para pagar la universidad, pues sus padres ya
no tenían los recursos. En 1879 otra brasileña siguió sus pasos: Josefa Águeda Felisbela Mercedes
de Oliveira (1864- ?), que también logró el permiso de su padre; fueron
amigas y compañeras de facultad.

Los informes de la prensa y la lucha para estudiar de ambas mujeres,
ayudaron para que, en 1879 con la Reforma Leoncio de Carvalho (1847-
1912) el gobierno brasileño abriera las instituciones de educación
superior a las mujeres; pero las jóvenes que iban a estudiar, fueron
objeto de críticas y desaprobación social.

María Augusta y Josefa Águeda fundaron un periódico en Nueva York:
“Mujer - Dedicado a los intereses y derechos de las mujeres
brasileñas”. Con esta publicación querían demostrar que las "mujeres,
lo mismo que los hombres, se pueden dedicar al estudio de las
ciencias". Ambas se graduaron en 1881 y María Augusta recibió una
medalla de oro por su tesis: “Enfermedades de la piel”. Josefa Águeda volvió a Recife, capital de
Pernambuco, su ciudad natal.

María Augusta permaneció otro año en el exterior. Regresó a su país, revalidó su título en la
Facultad de Medicina de Río de Janeiro en 1882 y comenzó a realizar una gran actividad médica. En
1886 se casó con Antonio Costa Moraes, licenciado en Farmacia y tuvieron cinco hijos. Su esposo
creó la Farmacia Normal y en una de las habitaciones María Augusta tenía su consultorio.

Enviudó en 1908, siguió educando a sus hijos, trabajando y estudiando. En 1946, con 86 años murió
en su casa de Río de Janeiro, dejando su ejemplo de lucha en defensa de los ideales femeninos.

En 1887, seis años después de la graduación de María Augusta Generoso Estrella, Rita Lobato
Velho Lopes se convirtió en la primera médica brasileña graduada de Brasil: se graduó en la Facultad
de Medicina de Bahía, donde ejerció.

http://www.sbhm.org.br/index.asp?p=medicos_view&codigo=169

http://www.dec.ufcg.edu.br/biografias/MariAGEs.html

48
Historia de la Ciencia de la Salud

Eloísa Díaz Insunza

Eloísa Díaz Insunza nació en Santiago de Chile en 1866. Primera
mujer médica de Chile.

Fue una pionera al ser la primera mujer en entrar en 1881, a estudiar
medicina en la Universidad de Chile. En 1877 el Ministerio de
Instrucción Pública había dictado un decreto que permitía a las mujeres
chilenas el acceso a la Universidad; fue muy polémico en su época,
pero en él se destacaba la necesidad de estimular a las mujeres a
realizar estudios avanzados y ejercer una profesión.

Eloísa fue una alumna brillante, y en enero de 1887, obtuvo el título de
Doctora en Medicina y Cirugía transformándose en la primera mujer
graduada de esa profesión en Chile. Publicó en la revista Anales de la
Universidad de Chile, su tesis: "Breves observaciones sobre la aparición de la pubertad en la
mujer chilena y las predisposiciones patológicas del sexo".

Ejerció desde 1898 como Inspectora Médica Escolar de Santiago, y más tarde, en 1911 fue la
primera directora del Servicio Médico Escolar de todo el país, cargo que ocupó durante treinta años.
Impulsó reformas como la creación del servicio médico dental en las escuelas, fundó jardines
infantiles, implementó policlínicas para las personas de menores recursos y campamentos escolares.
Eloísa fomentó el desayuno escolar obligatorio, la vacunación masiva de estudiantes y luchó contra
el raquitismo y la tuberculosis.

En 1910 participó en el Congreso Científico Internacional de Medicina e Higiene de Buenos Aires,
donde fue nombrada "Mujer Ilustre de América". Se retiró de la actividad profesional a los 60 años.

La Doctora Eloísa Díaz Insunza vivió con una modestísima pensión hasta morir, pobre y olvidada, a
los 84 años, en el Hospital San Vicente de Paul, de Santiago de Chile, el 1 de noviembre de 1950.

http://www.uchile.cl/portal/presentacion/historia/grandes-figuras/otras-figuras-ilustres/8017/eloisa-diaz-
insunza

http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-92520.html

49
Historia de la Ciencia de la Salud

Rita Lobato Velho Lopes

Rita Lobato Velho Lopes nació en el pueblo gaúcho de San Pedro
en la provincia de Río Grande do Sul en 1866. Primera médica
graduada en una facultad brasilera, activista, feminista y política.

Sus primeros años de estudios los realizó en la ciudad de Pelotas,
donde la familia se había trasladado, destacándose por su
inteligencia desde muy niña. En 1879 un decreto imperial en la
reforma en la educación firmado por Don Pedro II (1825-1891),
permitió el acceso a las mujeres a la educación superior; pese a
esto, los prejuicios de la época hicieron que las pocas mujeres que
estudiaban estuviesen separadas en el aula de los estudiantes
hombres.

Tras la muerte de su madre en 1883 la familia Lobato se mudó a Rio de Janeiro, donde uno de los
hermanos de Rita ya estaba estudiando en la facultad de medicina. Rita se matriculó en la misma
facultad, pero en 1885 luego de un año de estudios, se trasladó a la prestigiosa Escuela de Medicina
de Salvador de Bahía.

Alumna brillante, después de vencer la hostilidad inicial de sus compañeros y profesores, consiguió
ganarse su respeto, logrando ser muy apreciada por todos. Transcurridos seis años de estudios,
realizó la defensa de su tesis: “Los paralelismos entre los métodos recomendados en las
cesáreas”, graduándose con honores en 1887 en la Facultad de Medicina de Bahía. Rita Lobato se
convirtió así en la primera mujer médico que obtuvo el título en una facultad brasileña como
especialista en ginecología y pediatría.

Luego de su graduación retornó a Rio Grande do Sul donde se casó en 1889 con un primo lejano
Antonio María de Freitas (1861-1926) en la Estancia Santa Vitória, afuera de Río Pardo; en 1890
nació su única hija Isis. A pesar de las dificultades que encontró, Rita desafió las barreras sociales
de su época, en una profesión netamente masculina: muy decidida comenzó a ejercer su profesión
en su propio domicilio, atendiendo principalmente a las personas de menores recursos. Trabajó un
tiempo en el hospital de Porto Alegre, en Río Grande do Sul, pero sufrió mucha discriminación por
parte de otros médicos hombres. Viajó a Buenos Aires, Argentina, donde realizó varios cursos para
perfeccionarse. Instalada en Río Pardo, continuó su trabajo como
médico, realizando entre los años 1910 a 1925 muchas consultas
gratis, aliviando y consolando a los más necesitados.

Tras terminar su carrera profesional y luego de la muerte de su
esposo, Rita Lobato se dedicó a la política, poco después de que las
mujeres brasileras obtuvieran el derecho al voto. Militante del Partido
Libertador, fue la primera mujer electa Concejal de Río Pardo, en
1934, a los 68 años, desempeñándose con la misma dignidad y
eficacia que practicó la Medicina. En ese cargo estuvo hasta 1937,
año en que Getulio Vargas (1882-1954) que gobernaba el país
desde 1930, dio un golpe de estado y se convirtió en dictador: anuló
la constitución y gobernó a través de decretos.

Rita Lobato siguió como Presidenta Honoraria de la Comisión de Mujeres, apartándose de la vida
política a finales de 1950. Pasó el resto de su vida en Rio Pardo, donde falleció en 1954, a los 88
años.

http://www.dec.ufcg.edu.br/biografias/RitaLoba.html

http://portalgeral.com.br/biografias/biografia-de-rita-lobato-velho-lopes/

50
Historia de la Ciencia de la Salud

Marie Curie

Marja Sklodowska Curie, conocida como Marie Curie nació en 1867
en Varsovia, Polonia; en esa época, Polonia pertenecía al Imperio
Ruso, alcanzando su independencia en 1918. Física, Química e
Investigadora polaca, nacionalizada francesa.

Hija de un profesor de matemáticas y física y una profesora de piano,
Marie recibió una buena educación. Al terminar los cursos
secundarios, estudió Ciencias Naturales, Anatomía y Sociología con
profesores particulares, pues las universidades polacas no admitían
mujeres. Dominaba varias lenguas: ruso, polaco, alemán y francés.

En 1891 se trasladó a París donde estudió en la Sorbona; en 1893 se
graduó como la mejor alumna en Licenciatura de Física; con mucha
voluntad y su pasión por el estudio, en 1894 obtuvo el segundo lugar
en Licenciatura de Matemáticas. Ese mismo año conoció a Pierre Curie (1859-1906), un físico francés
que hizo estudios en el campo de la cristalografía y en mineralogía. Se casaron en 1895 y tuvieron
dos hijas, Irène Curie y Eva Curie.

Los esposos Curie trabajaron juntos en los laboratorios de física y química. En 1896 el físico Henri
Becquerel (1852-1908) descubrió la radiactividad de las sales de uranio y Marie con la ayuda de
Pierre, investigó la naturaleza de estas radiaciones. Tras cuatro intensos años de trabajo metódico y
perseverante, en 1903 Marie presentó su tesis doctoral: "Investigaciones sobre las sustancias
radiactivas" descubriendo en el uranio dos elementos químicos: el radio y el polonio, nombre dado
por su país de nacimiento. Obtuvo su doctorado en Ciencias con las mejores calificaciones.

En diciembre de ese mismo año, la Academia de Ciencias de
Estocolmo, otorgó el Premio Nóbel de Física a Henri
Becquerel, Pierre y Marie Curie. Fue la primera mujer en
obtener el galardón. Les llegó el reconocimiento entre los
científicos; éstos les pedían que dieran a conocer sus
descubrimientos, cosa que ambos aceptaron sin presentar
las patentes, para que sus trabajos fueran utilizados por
todos los investigadores. En 1905 Pierre ingresó en la
Academia de Ciencias y obtuvo una cátedra en la Sorbona.

En 1906 Pierre murió en un accidente, Marie aceptó seguir
con la cátedra de su esposo, siendo la primera vez que una mujer impartía clases en la
Universidad. Se volcó de lleno en su trabajo de laboratorio y pudo aislar un gramo de radio puro; en
1910 publicó el fruto de sus investigaciones. Recibió diplomas y honores de academias y
universidades de todo el mundo. En 1911 se le concedió el Premio Nóbel de Química. Fundó el
Instituto Curie de Radio en 1914 para fines terapéuticos y llevó a cabo un profundo estudio de los
rayos X. También en Varsovia, su ciudad natal, se inauguró un Instituto del Radio y Marie Curie fue
directora honoraria del mismo.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, Marie, llena de vitalidad y siempre altruista, puso a disposición
la radiografía para los soldados heridos en combate, y así determinar dónde estaban alojadas
las balas en los cuerpos de los heridos. En 1921 viajó a Estados Unidos para recaudar fondos
para la investigación. Marie Curie falleció en 1934; desde 1995 sus restos están en el Panteón de
París, siendo la primera mujer en ser enterrada en él.

Por iniciativa de Etiopía, las Naciones Unidas proclamaron 2011 Año Internacional de la Química,
coincidiendo con el año del centenario de la concesión del Premio Nóbel de Química a Marie
Curie, como un homenaje a la contribución de las mujeres científicas.

http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/physics/laureates/1903/marie-curie-bio.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Marie_Curie

51
Historia de la Ciencia de la Salud

Elvira Rawson

Elvira Rawson nació en Buenos Aires en 1867. Segunda médica argentina y defensora de los
derechos de la mujer.

Estaba cursando estudios universitarios en Medicina cuando estalló la
Revolución del Parque en 1890; colaboró con la atención a numerosos
heridos de ambos bandos. Pronunció su primer discurso público en la sede
del Partido Unión Cívica; más tarde se unió al sector de los "radicales",
donde encontró ideas progresistas en cuanto al rol y la participación de la
mujer.

Se graduó de médica en 1892, tres años después que la primera médica
argentina Cecilia Grierson. Elvira ejerció su profesión orientada hacia
enfermedades de mujeres, fue docente de higiene y puericultura. Se
transformó en una defensora de los derechos de la mujer y en 1905 fue
una de las fundadoras del primer Centro Feminista cuyos propósitos eran
"propender a la emancipación intelectual, moral y material de la mujer".

Tuvo una destacada actuación en el Primer Congreso Femenino Internacional, realizado en
Buenos Aires en 1910 y con su pensamiento liberal y laicista, propuso cambios en el Código Civil:
abogó por el divorcio y propulsó la creación de hogares maternales para madres solteras. Fue
fundadora y directora de la primera "colonia de niños débiles" en 1916, en Uspallata, Mendoza,
donde ponía en práctica sus vastos conocimientos de pedagogía y protección de la niñez.

En 1919 fundó la Asociación Pro Derechos de la Mujer, junto a otras personalidades de la época,
entre ellas estaba Alfonsina Storni.. Durante años formó parte del Consejo Nacional de Educación.
Destacada luchadora feminista por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, unió sus
fuerzas con las de Alicia Moreau de Justo, que presidía la Unión Feminista Nacional, en la lucha por
el sufragio universal.

Promotora de la educación y la cultura, participó en innumerables congresos internacionales.
Organizó en 1928 el Tercer Congreso Femenino Internacional. Impulsó actividades de solidaridad al
estallar la guerra civil española. Recién en 1951, Elvira vio concretada su lucha por el voto femenino.

Elvira Rawson murió en Buenos Aires, en 1954.

http://divulgacion.famaf.unc.edu.ar/?q=ameghino/rawson-de-dellepiane-elvira

https://es.wikipedia.org/wiki/Elvira_Rawson

52
Historia de la Ciencia de la Salud

Laura Martínez de Carvajal

Laura Martínez de Carvajal y del Camino nació en La Habana en 1869. Primera mujer médica de
Cuba y la primera oftalmóloga, con título obtenido en su país de nacimiento.

Hija de una familia española adinerada, a los 14 años se matriculó en
la Universidad de La Habana en las carreras de Ciencias Físico-
Matemáticas y Medicina.

A pesar de la adversidad y los prejuicios sociales, se destacó por su
inteligencia y se ganó el respeto de sus compañeros, al estudiar las
dos carreras en forma simultánea. Con empeño y perseverancia, con
las mejores calificaciones obtuvo el título de Licenciado en
Medicina y Cirugía en 1889; un año antes se había graduado de
Físico-Matemáticas.

Tras obtener su doctorado Laura se casó con Enrique López Veitía
(1847-1910) gran oftalmólogo y promotor de Congresos Médicos en
Cuba, convirtiéndose así en su ayudante principal. Asistían juntos a
numerosos congresos, colaborando Laura en gran cantidad de
publicaciones y libros hechos por su esposo: "Notas fisiológicas", "Oftalmología clínica", entre
otros. La policlínica en la que trabajaba, bajo la dirección de su esposo, alcanzó el más alto nivel
científico de su tiempo. Laura perfeccionó sus conocimientos hasta llegar a ser también la primera
mujer cubana Oftalmóloga.

El matrimonio tuvo siete hijos, a los que Laura cuidaba; con mucha responsabilidad supo compaginar
su trabajo de madre y científica, amaba la música, la literatura y las artes plásticas; le gustaba la
botánica y practicaba el cultivo de injertos obteniendo nuevas variedades de jazmines y
rosas. Además estudió pintura e ilustró sus escritos y un Atlas de fondo de ojo.

Esta gran mujer cubana se consagró a sus pacientes, a pesar de la muerte de su marido en 1910, a
los 51 años. Unos años después construyó la finca "El Retiro", donde instaló una escuela gratuita
para los pobres, y donde demostró también sus conocimientos de Botánica.

Laura Martínez de Carvajal murió víctima de la tuberculosis en 1941, a los 72 años.

http://www.ecured.cu/index.php/Laura_Mart%C3%ADnez_de_Carvajal

https://www.cibercuba.com/lecturas/laura-martinez-fue-la-primera-mujer-medica-en-cuba

53
Historia de la Ciencia de la Salud

María Montessori

María Montessori nació en 1870 en Ancona, Italia. Primera médica, psicóloga, educadora,
feminista y humanista italiana.

Con el apoyo incondicional de su madre - una mujer culta y dedicada a la liberación y la unificación de
Italia - ingresó en la escuela de medicina, donde se graduó en 1896, siendo la primera mujer médica
en la Universidad de Roma. Más tarde estudió Antropología y Filosofía; en 1902 asistió a los cursos
de psicología experimental.

Afiliada al movimiento feminista, viajó en representación de Italia, a los Congresos de Berlín (1896) y
de Londres (1899) dando conferencias; defendió la causa del trabajo de la mujer, atacó severamente
el trabajo de los niños en las minas y dio su apoyo al movimiento en contra de la explotación infantil.

Sus investigaciones sobre enfermedades infantiles la llevaron a
desarrollar un método de enseñanza para niños con problemas de
aprendizaje. Creó y dirigió en Roma la Escuela Ortofrénica, dedicada
al cuidado y la educación de los discapacitados. En 1907 organizó la
primera "Casa del Niño", donde puso en práctica su “Método
educativo Montessori” libro publicado en 1912. El objetivo principal
del método es que el niño desarrolle al máximo sus posibilidades
dentro de un ambiente atractivo y motivador. Entrenó a maestros o
guías, pues eran los encargados de mostrar al niño el camino para
estimular esas posibilidades.

En su segundo libro "El Método de la Pedagogía Científica", María expuso los principios básicos:
autonomía, libertad como sinónimo de elección y disciplina como base de la autoeducación; creer en
la capacidad del niño era el primer paso para potenciar su crecimiento. Sus trabajos y experiencias
promovieron el interés internacional y la Dra. María Montessori empezó a viajar dando conferencias
por el mundo sobre sus métodos de educación.

En 1910 renunció al ejercicio de la medicina y se volcó de pleno a la dedicación de proteger al niño.
Viajó a Estados Unidos en 1913, donde Alexander Grahan Bell (1847-1922) inauguró la Asociación
Educativa Montessori. Durante el régimen dictatorial en Italia, desde 1922 hasta 1943, de Benito
Mussolini (1883-1945), Montessori acusó públicamente la doctrina fascista de convertir a la juventud
en "pequeños soldados"; por esta razón tuvo que abandonar su país en 1933 y
fue a Barcelona, luego a Holanda. Viajó a la India en 1939, invitada por la
Sociedad Teosófica, impartiendo cursos de aprendizaje a los profesores.

María regresó a Italia en 1947, para reorganizar escuelas e ingresó como
docente en la Universidad de Roma; su método educativo ha sido adoptado
también para las comunidades más pobres, por ejemplo, el programa de Aldeas
Infantiles o en los campos de refugiados Tibetanos en India y Bhután. Durante
años tuvo una intensa actividad viajando, dando conferencia y cursos. Entre sus
libros se destacan: “El niño: El secreto de la infancia”, “La formación del
hombre”, “La mente absorbente del niño”

De espíritu fuerte y decidido, invirtió sus energías y conocimientos a los niños necesitados, con
entrega altruista desarrolló un amplio trabajo para promover una cultura universal para la paz. Ha
tenido reconocimiento mundial y recibió premios como el Premio Mundial Pestalozzi que le otorgó la
Fundación Suiza Pestalozzi y la Medalla de Oro en la Exposición Internacional Femenina en
Nueva York. El Premio Pestalozzi se creó en memoria de Johann Heinrich Pestalozzi (1746-1827)
gran pedagogo suizo, que dirigió su labor hacia la educación popular.

María Montessori murió en Holanda en 1952 a los 81 años. Como epitafio se lee en su tumba:
"Ruego a los niños todopoderosos, se unan a mí para construir la paz del hombre y la paz del
mundo". Su propuesta pedagógica, método educativo profundamente innovador, sigue en vigencia.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/montessori.htm

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=350

54
Historia de la Ciencia de la Salud

Yoshioka Yayoi

Yoshioka Yayoi nació en 1871 en la ciudad de Kakegawa, Prefectura de Shizuoka. Médica
japonesa, educadora y activista de los derechos de las mujeres.

Yayoi era hija del médico Yosai Washiyama, que abogaba por la educación primaria para los niños
de la aldea. A finales del siglo XIX en Japón, las mujeres tenían pocas posibilidades de ingresar a una
educación superior; Yayoi asistió a la Escuela Saisei Gakusha.

La Restauración Meiji, o “gobierno ilustrado” como se conoce el período de 1868 a 1912, fortaleció el
país, tanto industrial como culturalmente, con gran influencia occidental. Muchos científicos
extranjeros fueron invitados a dar clases en las distintas universidades creadas. La Escuela Saisei
Gakusha fundada en 1876, era una institución de medicina privada: su primer nombre significa “salvar
a la gente ampliamente” y Gakusha “desprenderse de uno mismo para servir al público”. Esa fue la
filosofía central de la escuela, que enseñaba la medicina occidental, abandonando la medicina
tradicional a base de hierbas.

Yayoi se graduó en Saisei Gakusha de doctora en medicina en 1893; de casi siete mil médicos
hombres, ella fue la mujer número 27 en obtener la licencia médica otorgada en Japón. La influencia
alemana era muy fuerte en la medicina japonesa, y Yayoi estudió el
idioma alemán en Shiseis School una academia dirigida por Yoshioka
Arata (1868-1920); poco tiempo después, en 1895, Yoshioka Arata y
Washiyama Yayoi se casaron.

A pesar de sus conocimientos y su diploma de médica, Yayoi tuvo
dificultades para ejercer la medicina; muchas mujeres profesionales
tenían que viajar al exterior para obtener mayor educación médica. En
1900 fusionó la academia de lengua alemana de su marido con la
clínica médica. Fundó la Primera Facultad de Medicina de la Mujer
de Tokio, se abrió a las estudiantes con el fin de mejorar la posición
social de la mujer y darle una educación superior. Valiente,
decidida, Yayoi impartía clases, aunque recibía muchas críticas ella y
sus alumnas, por practicar “acciones impropias de una dama” como la
disección de cadáveres.

El gobierno japonés no les permitió ejercer a los egresados de la Escuela de Medicina de la Mujer
hasta 1912, tras haber aprobado el examen médico nacional. Hacia 1930 casi un millar de mujeres
habían pasado por la escuela de Yoshioka Yayoi.

Yayoi fue una incansable activista: defendió la educación de la mujer, el sufragio femenino y estuvo
involucrada en el movimiento “Elecciones Limpias” en Japón. Durante la II Guerra Mundial integró
diversas asociaciones de mujeres patrióticas, junto a otras mujeres líderes; fundó la Asociación de
Mujeres para la Protección de Menores, y un centro de asesoramiento para las familias con niños
con problemas.

Yayoi fue galardonada en Japón con la Orden de la Preciosa Corona en 1955, y la Orden del
Tesoro Sagrado póstumamente en 1959. Yoshioka Yayoi murió en Tokio, Japón, en 1959.

http://www.sparecandy.com/2010/08/in-history-yoshioka-yayoi.html

http://www.twmu.ac.jp/U/english/e01_founder.html

http://en.wikipedia.org/wiki/Yoshioka_Yayoi

55
Historia de la Ciencia de la Salud

Laura Rodríguez Dulanto

Laura Rodríguez Dulanto, nació en 1872 en Supe, Perú. Primera médica cirujana peruana. Su
inteligencia y avidez por el estudio hizo que su familia se trasladara a Lima, donde estudió Primaria
en el colegio Badani.

Tras largo esfuerzo y sacrificio de sus padres, logró ingresar en 1892 a
la Facultad de Ciencias de la Universidad de San Marcos, donde estudió
Medicina y luego de una exitosa tesis sobre "El empleo del ictiol en las
inflamaciones pelvianas" obtuvo el título de Bachiller. Finalmente en
1900 se recibió de Médica Cirujana, lo cual fue un hito sin precedentes
por ser la primera mujer en Perú, que hizo el juramento hipocrático.

Durante su vida profesional la Dra. Laura se dedicó preferentemente a
la ginecología y publicó varios trabajos: "Enorme quiste ovárico",
"Fibroma uterino"; alternaba su tiempo con la prestación de servicios
en la Escuela Normal de Mujeres, los conventos de la Concepción y las
Nazarenas. Durante el conflicto de Perú con Ecuador en 1910, dio
muestras de gran sensibilidad y patriotismo al fundar la Unión Patriótica
de Señoras; ejerció la docencia en la Primera Escuela de Enfermeras
que fundó, con prácticas en los Hospitales de Santa Ana y Dos de Mayo.

Fue docente, investigadora y líder de la comunidad, pues dio el primer paso para lograr la
participación de la mujer y la igualdad de condiciones. Contribuyó al desarrollo de la salud pública
nacional.

Su ejemplo de tenacidad y vencedora de todas las adversidades de su época, fue seguido por la
farmacéutica Julia Iglesias, graduada en San Marcos, quien estableció su farmacia en 1906.

La Dra. Laura Rodríguez Dulanto falleció en Lima, después de una prolongada enfermedad, en
1919, a la edad de 46 años.

http://blog.pucp.edu.pe/item/174791/laura-esther-rodr-guez-dulanto-pionera-de-la-medicina-peruana

http://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/spmi/v20n3/pdf/a06v20n3.pdf

56
Historia de la Ciencia de la Salud

Julieta Lanteri

Julieta Lanteri nació en Cuneo, en la región de Piamonte, Italia, en 1873. Médica, feminista y
luchadora por los derechos de la mujer.

Al cumplir los seis años, su familia se trasladó a la Argentina; vivió en
Buenos Aires, luego en La Plata. A pesar de los obstáculos, estudió en
el Colegio Nacional, siendo la primera mujer en esa institución y el
único colegio que le permitiría el ingreso a la Universidad. En 1896, con
decisión y coraje y con un permiso especial ante el Decano, logró
entrar en la Facultad de Medicina en Buenos Aires, graduándose en
1907. Desarrolló una intensa carrera, especializándose en
enfermedades psíquicas de la mujer y el niño.

Junto a la primera médica egresada la Dra. Cecllia Grierson, Julieta
fundó en 1904, la Asociación Universitaria Argentina, con el objetivo de que más mujeres
accedieran a la educación universitaria. En 1906 integró el Centro Feminista del Congreso del Libre
Pensamiento que se hizo en Buenos Aires, junto a otras feministas como Elvira Rawson, Sara Justo,
Petrona Eyle y Cecilia Grierson, que reclamaban por los derechos cívicos de la mujer.

En 1911 se nacionalizó argentina, para poder acceder a un cargo de docente en la Facultad de
Medicina, pero le fue negado por su condición de mujer. En noviembre de ese año, con su documento
Julieta Lanteri, hizo el primer sufragio femenino del país, ante el asombro de los presentes. El hecho
fue publicado en los diarios La Nación y La Prensa, pero el Gobierno sancionó una Ordenanza donde
establecía que el voto de las mujeres estaba prohibido, que el empadronamiento se basaba en el
registro militar. Julieta, desafiante y osada, acudió presurosa al Ministro de Guerra y Marina y solicitó
ser enrolada.

Fundó en 1911 la "Liga Pro Derechos de la Mujer"; junto a Alfonsina Storni, Carolina Muzilli y Alicia
Moreau de Justo forman la "Liga contra la trata de blancas", dirigida por Petrona Eyle. Julieta
fundó y presidió en 1912 la "Liga por los Derechos del Niño", para que "los huérfanos no sean
objeto de explotación" y "que las herencias vacantes queden a beneficio de la infancia abandonada".

A principios de 1920 integró el Partido Socialista junto a Alicia Moreau de Justo. Luchadora
incansable, bregó por derechos y mejoras laborales femeninas e infantiles: su inteligencia y
dinamismo igualaban a su energía moral y sus convicciones de justicia. "Los derechos no se
mendigan, se conquistan", "Formulo un voto de protesta contra la tolerancia de los gobiernos
al sostener y explotar la prostitución femenina y que no se preocupan de extirparla".

En 1930 un golpe de Estado encabezado por el General Uriburu (1868-1932) derrocó al Presidente
Yrigoyen (1852-1933) y lo envió detenido a la Isla Martín García. La Legión Cívica Argentina,
organización paramilitar, persiguió a anarquistas, comunistas, socialistas y feministas, convirtiendo la
Penitenciaría Nacional en un centro de torturas y muertes de hombres y mujeres, en una despiadada
represión política.

Julieta Lanteri murió atropellada por un auto en 1932, a los 59 años. Siempre se consideró este
extraño accidente, como un asesinato político.

http://www.unlp.edu.ar/articulo/2012/3/7/perfil_julieta_lanteri

http://historiaybiografias.com/lanteri/

57
Historia de la Ciencia de la Salud

Flora Sandes

Flora Sandes nació en 1876 en Yorkshire, Inglaterra. Enfermera y primera mujer soldado inglesa
de la Primera Guerra Mundial.

Pertenecía a una numerosa familia de origen irlandés, Flora era la menor de
los ocho hijos del reverendo Samuel Dickson Sandes y su esposa Julia Sofía
Besnard. Cuando tenía nueve años, su familia se radicó en Suffolk, al este de
Inglaterra, en el Reino Unido; recibió la típica educación de las niñas de la
época, con una institutriz en su domicilio. De carácter independiente a Flora
le gustaba montar a caballo y aprendió a conducir un viejo coche de carreras
francés.

Teniendo poco más de veinte años, recibió la herencia de un tío rico y viajó
por el mundo, desde Egipto a Canadá y a otros países americanos. De
regreso a Inglaterra recibió capacitación como Enfermera de Primeros Auxilios en Yeomanry
Corps (First Aid Nursing Yeomanry, FANY, fundado en 1907) y luego se unió a Mabel St. Clair
Stobart, fundadora del Cuerpo de la Mujer Enfermos y Heridos. Al estallar la Primera Guerra Mundial
(1914-1918), Gran Bretaña envió servicios de ambulancias y enfermeros a Serbia en la lucha contra
los austríacos y alemanes. A principios del siglo XX muchas mujeres trabajaban fuera del hogar
sustentando la familia, pero la sociedad británica no aprobaba que fueran a la guerra. Como
miembros del FANY, las mujeres servían en hospitales de campaña, atendiendo a soldados heridos y
en las cantinas de la tropa, pero no se les permitía participar cerca de los campos de batalla.

Con espíritu aventurero, Flora con treinta y ocho años, se alistó como voluntaria en el servicio de
ambulancias Saint John y partió en agosto de 1914 en el convoy británico hacia el frente serbio,
junto a otras treinta mujeres para prestar ayuda humanitaria. Se unió a la Cruz Roja Serbia
conduciendo una ambulancia y estando en Albania se enroló como soldado en el ejército serbio, que
sí aceptaban mujeres en sus filas. Fue la única mujer inglesa que luchó en el frente de batalla durante
la Primera Guerra Mundial.

Durante los ataques, esta aguerrida mujer demostró temple para disparar, resistencia ante la
invasión, vivía en las trincheras con sus compañeros soldados, dormía debajo de sus abrigos y
compartía la comida; de cabo fue ascendida a Sargento Mayor y por su valentía recibió la más alta
condecoración militar de Serbia: la Orden de la Estrella Karadjordje. Fue herida gravemente en
una batalla, y aunque salvó su vida, no pudo volver al frente. En 1916 publicó su autobiografía “Una
mujer Inglesa sargento del Ejército serbio”. Después de seis años de servir en el ejército, se le
concedió el rango de Capitán, retirándose en 1922; permaneció en Serbia, en la ciudad de Belgrado,
organizando un hospital de campaña, para atender a soldados enfermos y
heridos.

En 1927 Flora se casó con un ex compañero de batalla, el soldado ruso Yuri
Yudenitch; siguieron viviendo en Serbia, que en esa época pertenecía a la
recién formada Yugoslavia. Decidida e inquieta, Flora manejó el primer taxi
que hubo en la ciudad, además de dar clases de inglés; más tarde, con su
uniforme militar, emprendió una gira por varios países para dar conferencias
sobre sus experiencias de guerra: Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Estados
Unidos. Valiente y transgresora, Flora está considerada una heroína, una gran
luchadora por la libertad del pueblo serbio.

Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial los nazis invadieron el país y Flora volvió a enrolarse
en el ejército. Tenía sesenta y cinco años cuando fue detenida por la Gestapo, días después la
liberaron; en 1941 sufrió la muerte de su marido.

Después de la liberación retornó a Inglaterra a través de África del Sur. Flora Sandes-Yudenitch
pasó sus últimos años en Suffolk donde murió en 1956, a los ochenta años.

http://www.oxforddnb.com/view/printable/49662

http://www.mujeresenlahistoria.com/2014/10/la-mujer-soldado-flora-sandes-1876-1956.html

58
Historia de la Ciencia de la Salud

Elizabeth Kenny

Elizabeth Kenny nació en 1880 en Warialda, Nueva Gales del Sur, Australia.
Enfermera australiana reconocida por su tratamiento innovador de la
poliomielitis.

Debido a los cambios de trabajo de su padre, la familia Kenny trasladaba su
residencia a distintos lugares, por lo que Elizabeth recibió una limitada
educación. Al caerse de un caballo a los diez años y fracturarse la muñeca, la
niña conoció al doctor y cirujano McDonnell´s con quien mantuvo amistad
hasta la muerte de éste. Más adelante la delicada salud de su hermano Bill, a
quien Elizabeth cuidaba y le ayudaba a realizar ejercicios para desarrollar los
músculos, le impulsó a leer libros de Anatomía Humana que le prestaba el Dr.
McDonnell´s. Estimulada por las palabras de su amigo comenzó a estudiar Enfermería.

Su primer trabajo fue como voluntaria en la pequeña maternidad de Guyra, Nueva Gales del Sur, pero
a los 23 años se estableció como enfermera rural. A principios del siglo XX en Australia, las
poblaciones estaban muy distantes y de difícil acceso y carecían de atención médica, por lo que
Elizabeth recorría a caballo grandes extensiones de terreno e iba donde la necesitaran. Con valentía
y determinación la enfermera Kenny se hizo necesaria en el área rural: no sólo atendía a los
enfermos, también alentaba a las familias con esperanza y confianza. En 1911 frente a una niña con
rigidez y dolor muscular en las piernas tuvo el primer contacto con la Parálisis Infantil o Poliomielitis.

La Poliomielitis fue una de las principales epidemias de principios del siglo XX que atacaba tanto a los
adultos como a los niños: es una enfermedad infecciosa que se manifiesta por rigidez muscular y
dolor en las piernas, el virus entra por el sistema nervioso destruyendo las neuronas motoras y del
cerebro, llegando a atrofia muscular y muy a menudo a deformidad.

Al no haber tratamiento conocido, Elizabeth con mucho empeño y
observación, comenzó a aplicar compresas calientes para aliviar el
dolor muscular, realizando más tarde masajes y ejercicios físicos con
las piernas. Fue el primero de muchos pacientes que trató con su
método, pero a pesar de los buenos resultados, recibió la crítica y la
desaprobación de los médicos. Estos científicos no aceptaban que una
simple enfermera, que debía trabajar bajo las órdenes de los médicos,
cuestionara sus tratamientos, es decir reposo absoluto e inmovilización
de los enfermos.

Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, con un informe del Dr. McDonnell´s que reconocía su
valía como enfermera se incorporó al Cuerpo de Enfermería de la Armada Australiana. Se le dio el
nombre de “Sister” (=hermana) que equivalía al grado de primer teniente, desarrollando su trabajo en
los hospitales Británicos. Terminada la guerra, continuó trabajando con niños enfermos de
Poliomielitis, pero seguía luchando contra la intolerancia y el rechazo de la comunidad médica.

Luego de la muerte de su amigo el Dr. McDonnell´s se trasladó a América en 1940, para poder
trabajar con su método. De fuerte personalidad y mucha convicción Elizabeth escribió artículos, dio
conferencias promoviendo sus ideas, despertando interés en los profesionales norteamericanos.
Transgresora en una sociedad científica muy tradicional, fue muy controvertida, muchos médicos
rechazaban sus explicaciones y otros hacían investigaciones científicas para validar su método.

El método Kenny contó con la aprobación médica y unos años después, en 1943 se abría bajo su
dirección el Instituto de Rehabilitación Elizabeth Kenny en Minnesota, el primero en utilizar su
innovador método de rehabilitación muscular, además de formar profesionales que siguieran el
mismo tratamiento sobre la Parálisis Infantil. Sus aportaciones para el tratamiento físico de la
poliomielitis fueron reconocidas; recibió el título de Doctora en Ciencias por la Universidad de
Rochester y Doctora en Humanidades por la Universidad de Nueva York.

En 1950 Elizabeth Kenny regresó a su país, Australia, y falleció en 1952.

En Estados Unidos la enfermedad recrudeció a principios de la década de 1950, causando muchas muertes y
dejando a otras miles de personas con diversos grados de parálisis. Recién en 1955 el virólogo estadounidense
Jonas Salk (1914-1995) descubrió una vacuna utilizando el virus de la polio, y dos años más tarde el Dr.

59
Historia de la Ciencia de la Salud

Albert Sabin (1906-1993) descubrió otra más eficaz, que se administraba por vía oral, quedando el
ser humano inmunizado contra la enfermedad. La poliomielitis fue erradicada de los Estados Unidos
en 1996.

http://www.aniorte-nic.net/archivos/trabaj_elisabeth_kenny.pdf

http://discovery.mnhs.org/MN150/index.php?title=Sister_Elizabeth_Kenny

60
Historia de la Ciencia de la Salud

Alicia Moreau de Justo

Alicia Moreau de Justo nació en Londres en 1885. Médica argentina, política, educadora y
defensora de los derechos humanos y de los derechos de la mujer.

Su padre, revolucionario francés, estaba exiliado en Inglaterra, por su participación en la Comuna de
París en 1871. Hacia 1890 la familia llegó a Argentina y el padre de
Alicia formó parte activa del socialismo para organizar el Movimiento
Obrero Argentino. Alicia siendo estudiante de magisterio, comenzó a
participar en otras tareas ligadas con la educación.

En 1906 Alicia participó del Primer Congreso Internacional de Libre
Pensamiento, que tuvo lugar en Buenos Aires, con un trabajo sobre
"Educación y Revolución"; también participó María Abella de Ramírez
(1863-1926), maestra uruguaya, que presentó un "Programa de
reivindicaciones femeninas". En este Congreso, Alicia conoció a la
anarquista española Belén de Sárraga (1874-1951), cuya encendida
oratoria, en parte distinta a la suya, le impactó profundamente.

Participó de los cursos sobre higiene social y prevención sanitaria en la Sociedad Luz, un centro
obrero de Barracas. Ingresó a la Facultad de Medicina, siguiendo el ejemplo de Cecilia Grierson la
primera médica argentina. Apoyó la gran huelga realizada en 1907 por los altos alquileres; en 1910
creó el Ateneo, donde se impartían clases convirtiéndose en centro de educación popular.

Publicó varios artículos sobre educación y política en la Revista Socialista Internacional, donde
exponía también el pensamiento femenino de Rosa Luxemburgo (1871-1919) y Clara Zetkin (1857-
1933). En 1915 obtuvo el título de médica graduándose con honor con su tesis: "La función
endócrina del ovario". Se desempeñó como ginecóloga y profesora de la Universidad Nacional de
La Plata. Popularizó un método educativo creado por la italiana Dra. María Montessori donde
sostenía que el niño era el centro del proceso de aprendizaje y que él mismo tenía las
potencialidades que definían su desarrollo.

En 1920 Alicia fue cofundadora de la Unión Feminista Nacional (UFN) que tenía como idea organizar
a las mujeres para obtener la igualdad de derechos que los hombres. Creó el Comité Femenino de
Higiene Social, con el fin de combatir la trata de blancas. Participaron muchas mujeres, entre otras
estaba la poeta Alfonsina Storni (1892-1938). En 1932 Alicia elaboró un proyecto, presentado por
Mario Bravo (1882-1944), en la Cámara de Diputados para establecer el sufragio femenino, pero fue
rechazado por la amplia mayoría de los conservadores. Participó activamente con las campañas de
solidaridad en apoyo a la España republicana. En su lucha pacífica, viajó en 1947 a París, en
representación de Argentina, a las Primeras Conferencias Internacionales de Mujeres por la Paz. Ese
mismo año se aprobó en la Argentina, la Ley que permitía el voto femenino.

A partir de 1946, época de represión y falta de libertad de expresión, el gobierno autoritario de Juan
Domingo Perón (1895-1974) realizó atentados contra los locales socialistas y sus bibliotecas.
Después del golpe militar de 1955, el socialismo se dividió en dos. Alicia y Alfredo Palacios (1880-
1965) crearon el Partido Socialista Argentino, la otra parte formó el Socialismo Democrático.

Entre democracias y dictaduras transcurrió la historia argentina del siglo XX; la época más oscura: la
dictadura militar de 1976 a 1983. Alicia Moreau estuvo totalmente integrada a los acontecimientos,
luchadora incansable, enérgica y decidida, madre de tres hijos, educadora, supo combinar todas sus
actividades con valentía y empeño. Fue una de las fundadoras de la Asamblea Permanente por los
Derechos Humanos, brindó apoyo y acompañó a las Madres de Plaza de Mayo, en sus marchas
frente a la casa de gobierno, reclamando la aparición con vida de sus hijos.

En 1981, aún en la clandestinidad, creó la Unidad Socialista y en 1982 se opuso drásticamente a la
Guerra de las Malvinas. Su último discurso público lo dio a los 100 años. Alicia Moreau de Justo
falleció a los 101 años en 1986. En 1987 la Fundación que lleva su nombre, creó el Premio Alicia
Moreau de Justo para la Mujer del Año, es uno de los premios más prestigiosos del país.

http://www.portalplanetasedna.com.ar/alicia_moreau.htm

https://es.wikipedia.org/wiki/Alicia_Moreau_de_Justo
61
Historia de la Ciencia de la Salud

María Teresa Ferrari

María Teresa Ferrari nació en 1887 en Buenos Aires. Médica, educadora y primera catedrática
argentina.

Como era la costumbre de la época, María Teresa estudió en la Escuela
Normal No. 1, se graduó como maestra en 1903, ejerciendo en escuelas
públicas y privadas. Paralelamente cursó estudios en la Facultad de
Medicina y en la Facultad de Filosofía y Letras. En 1905 al fundarse la
Escuela Normal No. 3 “Bernardino Rivadavia”, María Teresa fue nombrada
profesora de Psicología, impulsando una enseñanza con métodos
didácticos innovadores. Dichos métodos donde aplicaba la Psicología
Experimental - unía la percepción, la memoria y los sentimientos - fueron
muchas veces cuestionados por las autoridades educativas.

Aunque la primera mujer médica argentina Cecilia Grierson ya se había
graduado en 1889, es decir, treinta años atrás, María Teresa aún tuvo
que sufrir la discriminación tanto de sus compañeros como de los
profesores. Con mucha voluntad y decisión obtuvo su título de médica en
1911; al año siguiente se casó con Nicolás Gaudino, que también se había doctorado. Luego de
varias negativas de las autoridades de la enseñanza, logró ser admitida en 1914 en la cátedra de
clínica obstétrica; empezó su lucha contra quienes consideraban que la mujer no reunía las
condiciones para el profesorado.

Durante su carrera profesional alternó la docencia con la cirugía; participó en congresos locales e
internacionales, daba conferencias y publicó numerosos artículos en revistas científicas. En 1921
viajó a Europa, y durante dos años, realizó estudios de postgrado; en París asistió a cursos
impartidos por Marie Curie sobre el tratamiento de tumores genitales con la técnica de la radiación.

Con gran valentía y determinación, María Teresa fundó en 1925 la Maternidad del Hospital Militar
Central. Luego de concursar en varias ocasiones por un cargo de profesora, finalmente fue admitida
en 1927, convirtiéndose en la primera mujer docente universitaria de América Latina. Esta noticia
conocida como el “Caso Gaudino”, junto al activismo feminista de María Teresa, recorrieron los
principales diarios de América y España.

A partir de 1930 con el derrocamiento del presidente Hipólito Yrigoyen (1852-1933) y hasta 1943,
Argentina vivió un largo período de dictaduras cívico- militares, de ideas fascistas, donde se impuso el
autoritarismo. Incansable luchadora por la igualdad y la libertad de pensamiento, María Teresa tuvo
que renunciar a su cargo como jefa de servicio de la Maternidad del Hospital Militar, ya que la
discriminación volvía a estar presente: no se admitía que una mujer estuviese al frente de un sector
de la salud.

En 1936 fundó la Federación Argentina de Mujeres Universitarias, y fue su presidenta durante diez
años. Fue miembro de sociedades médicas del país y del extranjero; en 1939 fue nombrada
profesora extraordinaria, cargo que desempeñó hasta su retiro. Tras cuarenta y tres años de docencia
en la Escuela Normal No. 3, por negarse a afiliarse al partido Peronista, se le exigió su renuncia.
María Teresa fue siempre una entusiasta propulsora de la educación femenina; en 1952 se retiró de
forma voluntaria de la docencia universitaria, aunque siguió actuando en los medios científicos.

María Teresa Ferrari de Gaudino, falleció en Buenos Aires en 1956.

http://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Teresa_Ferrari

http://www.uba.ar/popup/index.php?id=49207

62
Historia de la Ciencia de la Salud

Matilde Hidalgo

Matilde Hidalgo nació en 1889 en Loja. Fue la primera mujer
médica de Ecuador y la primera sufragista de su país y de toda
América Latina.

Desde muy joven se destacó por su tenacidad y valentía, al solicitar
ser admitida en el colegio de varones para cursar secundaria; más
tarde y pese a las críticas, estudió medicina en la Universidad del
Azuay de Cuenca. Se graduó con honores en 1919 y se convirtió
así en la primera Licenciada de Medicina. En 1921 recibió el título
de Doctora en Medicina en la Universidad Central de Quito, que
anteriormente, la había rechazado como alumna. Dos años más
tarde se casó con el abogado Fernando Procel y tuvo dos hijos.
Asumió el cargo de vicerrectora de Machala, y luego en Quito, el de médica catedrática en la
Escuela Normal.

En 1924 acudió a los Registros Electorales del cantón de Machala para inscribirse, pues no se
prohibía expresamente el sufragio a las mujeres. Sorprendido, el presidente del Consejo de Estado,
no halló impedimento legal. Esta decidida y valiente actitud de Matilde, permitió que en 1929,
Ecuador se convirtiera en el primer país de América Latina en otorgar el derecho de sufragio a las
mujeres.

Su tenacidad en la lucha contra la discriminación de la mujer, el derecho a la educación, a ocupar
cargos públicos, en una sociedad conservadora y machista, la llevó a conquistar los derechos civiles
y políticos de las mujeres, permitiendo que éstas accedieran a elegir y ser elegidas. En 1941 presentó
su candidatura a diputada por Loja y, aunque no fue electa, recibió el respaldo de centenares de
mujeres, que querían que "una voz femenina defienda nuestros derechos en el Parlamento, siempre
pospuestos por la prepotencia viril".

Su larga y valiente trayectoria son un ejemplo para nuevas generaciones que darán continuidad a la
herencia que Matilde les ha dejado: su lucha por la causa de las mujeres nunca decayó.

Matilde Hidalgo murió en 1974, a los 85 años de edad.

http://www.enciclopediadelecuador.com/temasOpt.php?Ind=1031&Let=

https://es.wikipedia.org/wiki/Matilde_Hidalgo_de_Procel

63
Historia de la Ciencia de la Salud

Carlota Pereira de Queirós

Carlota Pereira de Queirós nació en San Pablo en 1892. Médica y política brasileña.

Obtuvo el título de Doctora en Medicina en 1926, de la Universidad de San Pablo, con la tesis
"Estudios sobre el Cáncer"; trabajó en Río de Janeiro en la Clínica Médica de la Facultad de
Medicina y fue jefa de Laboratorio de la Clínica Pediátrica en 1928. Viajó a Europa a perfeccionarse
en Dietética Infantil en los centros médicos de Alemania y Francia.

Valiente y dinámica, Carlota, ya de retorno a su país, no aceptaba las
limitaciones que la sociedad imponía a las mujeres: publicó numerosos
artículos en apoyo de la mujer brasileña y de los niños abandonados. Se
involucró en política durante la Revolución Constitucionalista de 1932, cuando
el Estado de San Pablo se rebeló contra el gobierno provisorio de Getúlio
Vargas (1882-1954). Muy decidida, Carlota organizó, junto a la Cruz Roja
Paulista, un grupo de 700 mujeres para asistir a los heridos.

En 1933 en las elecciones para la Asamblea Constituyente, las mujeres votaron por primera vez y,
entre 254 diputados, la Dra. Carlota Pereira de Queirós fue electa, siendo la primera mujer diputada
federal por el Estado de San Pablo. Como parlamentaria fue autora del primer proyecto sobre la
creación de servicios sociales del país. Integró la Comisión de Salud y Educación, trabajando en pro
de la alfabetización y asistencia social, siempre en defensa de la mujer y los niños abandonados.
Permaneció en este cargo hasta 1937, cuando Getúlio Vargas cerró el Congreso Nacional y se creó
el Estado Nuevo (1937-1945).

En el año 1942 fue electa miembro de la Academia Nacional de Medicina; en 1950 fundó la
Asociación Brasileña de Mujeres Médicas, de la cual fue presidenta durante muchos años. Carlota
trabajó también en hospitales de distintos países europeos.

La Dra. Carlota Pereira de Queirós murió en San Pablo en 1982.

En el año 2003 se creó el Premio Carlota Pereira de Queirós, que se destina a mujeres que
trabajan en el ejercicio de la ciudadanía y los derechos de las mujeres, en áreas de la política, la
cultura, la salud, los movimientos sociales y los derechos humanos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Carlota_Pereira_de_Queir%C3%B3s

http://es.wikipedia.org/wiki/Carlota_Pereira_de_Queir%C3%B3s

http://peregrinacultural.wordpress.com/2009/07/09/uma-lembranca-de-1932-dra-carlota-pereira-de-
queiroz/

64
Historia de la Ciencia de la Salud

Emma Kunz

Emma Kunz nació en 1892 en la comuna suiza de Brittnau. Pintora, sanadora, espiritualista y
visionaria suiza.

Sus padres eran humildes tejedores de telar y Emma mostró desde pequeña un don para la
percepción extrasensorial. Fue una naturópata telepática: con sus poderes espirituales lograba
curar a las personas, armonizando y equilibrando todos los niveles del ser: cuerpo, mente y
energías. Usaba hierbas y un polvo de roca muy terapéutico que descubrió en una cantera de
piedra romana, cerca de Zúrich: era un producto natural que se extraía del interior de la tierra.
Admirada por las diferentes aplicaciones en que usaba este mineral sanador, Emma le dio el nombre
de “AION A” que en griego significa ilimitado.

Estudiosa de las ciencias esotéricas y filosóficas, comenzó a crear dibujos geométricos y simétricos a
través de los cuales intentaba transmitir sus conocimientos de las energías psíquicas. Usaba un
péndulo como herramienta y estímulo; las formas se le aparecían en su imaginación y ella las
dibujaba, siguiendo su intuición. Parecía que estuviera en trance, pues al terminar el dibujo, quedaba
asombrada contemplándolo.

Ha creado un grabado en el cual está dibujada la evolución energética del feto del hombre del Siglo
XXI. Emma comentaba que el nuevo hombre tendría su yo superior desarrollado en el nacimiento,
tendría más resistencia ante la enfermedad, más inteligencia y una mayor espiritualidad: actualmente
se les conoce como niños Indigos.

Su obra ha sido estudiada por expertos geobíólogos y por ellos sabemos que para los sanadores
espirituales la matemática del universo y la geometría son la base de sus trabajos: cruces
templarias, estrellas de David, ángulos de 60º, es una geometría sagrada. En estos crípticos
mandalas hay un centro energético, fueron creados para curar nuestros cuerpos y nuestras almas.
Emma interpretó la armonía universal con el número cuatro: las cuatro estaciones, las cuatro fases
de la luna; también está el ocho, símbolo del infinito. Las formas geométricas están relacionadas con
las energías electromagnéticas.

En 1938 como visionaria Emma predijo las consecuencias del agujero de ozono, y un año después el
desarrollo de la bomba atómica por los americanos. Emma Kunz murió en 1963, dejándonos su
legado de casi cuatrocientos grabados.

Su casa en Suiza, es hoy un museo donde se exhiben sus cuadros. En reconocimiento a su trabajo
como sanadora e investigadora, la oficina de correos estatal le ha dedicado un sello.

Después de la Segunda Guerra Mundial a la cantera se le dio el nombre de Gruta de Emma Kunz. A
partir de entonces y hasta la actualidad, médicos de distintas especialidades, fisioterapeutas y
masajistas, han obtenido excelentes resultados en la aplicación de este polvo de roca, en sus
tratamientos a los pacientes.

http://www.emma-kunz.com/english/emma-kunz/

https://es.wikipedia.org/wiki/Emma_Kunz

65
Historia de la Ciencia de la Salud

María Sabina García

María Sabina Magdalena García nació en 1894 en Huautla de Jiménez, en el estado de Oaxaca, al
sur de México. Sanadora mexicana indígena de la etnia mazateca.

María Sabina pertenecía a una familia de médicos tradicionales (=chamanes) que curaban a las
personas mediante hierbas, raíces, sustancias vegetales, plantas y hongos. Huérfana de padres,
desde los tres años fue criada por sus abuelos maternos que se dedicaban a la cría del gusano de
seda y a la agricultura tradicional. Para combatir el hambre, María Sabina iba al monte y consumía
hongos sin saber si eran o no comestibles. Luego de ingerirlos, comenzó a
escuchar “voces que venían de otro mundo”. Poco después supo que tanto
sus familiares como la gente del poblado indígena los consumían, pero
principalmente los usaban para curar enfermedades.

Recibió una rigurosa educación sobre los usos de los hongos alucinógenos,
lo cual le permitió adquirir los conocimientos ancestrales. María Sabina
aprendió que en la Naturaleza hay plantas que curan dolencias, supo
cómo usarlas, cómo se puede sintonizar con ellas; plantas que contienen
sustancias que llevan a la paz interior, al bienestar y a la felicidad. Viuda
con tres hijos, su vida era muy humilde: se dedicaba a la siembra de maíz y
frijol en su terreno, mientras se convertía en una conocida curandera o herbolaria, que no cobraba a
las personas que acudían ante ella por sus enfermedades.

Para evitar problemas con la Iglesia, María Sabina asistía a misa y contribuyó a la fundación de la
Asociación femenina de la Hermandad del Sagrado Corazón de Jesús. Como sanadora mazateca,
practicó el sincretismo, pues usaba la liturgia católica con salmos, bailes y cánticos de los antiguos
sacerdotes de Motezuma. Estaba convencida que Jesucristo o algún otro ”ser superior” operaba a
través de los hongos y le aportaba la sabiduría para curar. Luego que el paciente consumía los
hongos sagrados, ella practicaba la videncia y la medicina. Era muy respetada y conocida
como sabia o chamán (=el que conoce)

En 1952 Robert Gordon Wasson (1898-1986) un
investigador etnomicológico viajó a México para estudiar el
consumo de hongos en la población nativa. La
etnomicología (parte de la antropología y la filología
=estudio de lenguas históricas) es el estudio de los usos e
impacto sociológico de los hongos psicoactivos (=cómo
afectan la función del cerebro, los estados de ánimo y la
conducta) utilizados en prácticas espirituales. María Sabina
sólo hablaba la lengua mazateca, no sabía leer ni escribir otra lengua; a pesar de eso, permitió a
Robert Gordon participar en los rituales y le enseñó los usos y efectos de los hongos alucinógenos o
“Niños santos” como ella los llamaba, con la condición que siguiera siendo privado.

Unos años más tarde, en 1959 apareció un artículo sobre la experiencia de Robert Gordon: “En
busca de la seta mágica” con el nombre de María Sabina y el de la comunidad donde vivía; esto
despertó el interés sobre los hongos psicoactivos, llegando gran número de personas, principalmente
los hippies, a las regiones montañosas de Oaxaca. Los hippies fueron un movimiento juvenil de la
década de 1960 que adoptaban la vida en comunidad, al aire libre y el consumo de alucinógenos.

María Sabina sin proponérselo, se convirtió en una celebridad internacional, como una guía maestra
y diosa del hongo sagrado; pero al ver que los visitantes no respetaban las tradiciones mazatecas y
consumían los hongos sin la preparación adecuada ni la orientación de un “sabio”, consideró que
había sido un error el difundir sus conocimientos.

La comunidad indígena debía cuidar la herencia cultural, la Sabiduría Ancestral del conocimiento y
acusaron a María Sabina de lucrar con la cultura de su pueblo, condenándola al ostracismo.

María Sabina, símbolo de la sabiduría indígena, murió en 1985 en la pobreza, ya que no cobraba por
sus servicios.

Hacia marzo de 2013 existían más de dos millones de indígenas en México, de numerosas etnias,
con diferentes culturas e idiomas, entre ellos más de veinte pueblos indios están en riesgo de
66
Historia de la Ciencia de la Salud

extinción. Todos ellos sufren la discriminación, el racismo y la misma condición de pobreza (llegando
a un alto nivel de desnutrición infantil), lo que impide su inserción en la sociedad: trabajo, salud y
educación siempre en desventaja, ya que el gobierno no tiene un programa integral que logre
reivindicarlos plenamente. Algunas etnias siguen fieles a su lengua, su vestimenta, sus rituales,
respetando su cultura ancestral, pero los niños que logran asistir a la escuela, deben aprender el
español, una lengua que no es la materna.

http://huautlaoaxaca.wordpress.com/maria-sabina/

http://www.letraslibres.com/revista/letrillas/maria-sabina

67
Historia de la Ciencia de la Salud

Gerty Theresa Radnitz Cori

Gerty Theresa Radnitz Cori nació en 1896 en Praga, capital de la antigua Checoslovaquia (desde
1993 la República Checa). Primera mujer doctora americana en obtener el Premio Nóbel de
Medicina y Fisiología.

Gerty recibió la primera educación en su domicilio, antes de entrar al Liceo para mujeres en 1906; en
1914 ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad alemana de Praga, graduándose de Doctor
en Medicina en 1920, junto a Carl Ferdinand Cori (1896-1984), compañero de estudios. Tras el
doctorado de ambos, se casaron ese mismo año. Mientras Gerty hizo prácticas en el Hospital
Carolina de Niños en Viena, Carl trabajó como ayudante en la farmacología de la Universidad de
Graz.

En 1922 el matrimonio emigró a Estados Unidos, trabajando en Búfalo, Nueva York, en el Instituto
Estatal para el Estudio de Enfermedades Malignas (actualmente Instituto del Cáncer del Parque de
Roswell). En 1928 se hicieron ciudadanos americanos. El interés mutuo a las ciencias preclínicas los
unía, trabajaban e investigaban juntos desde su época de estudiantes.

Con tenacidad y dedicación, aunando esfuerzos, se especializaron en bioquímica, comenzando su
primer trabajo conjunto: el estudio de los azúcares en los animales y los efectos de la insulina y
adrenalina, cómo se alimentan las células y cómo éstas transforman la glucosa en energía.
Estas investigaciones contribuyeron al diagnóstico de la diabetes. Publicaron numerosas experiencias
en común en revistas científicas y Gerty varios artículos bajo su sólo nombre.

Fueron los primeros en estudiar el metabolismo de los carbohidratos y tras la publicación de su
trabajo varias universidades querían contratar a Carl, pero no aceptaban a Gerty. En 1931 se
trasladaron a San Louis, Missouri, donde Carl fue designado profesor de Farmacología de la
Universidad de Washington; a Gerty, a pesar que era tan capaz como su esposo, sólo se le ofreció
un puesto de asistente de investigación.

Gerty y Carl formaban un sólido y exitoso equipo de investigación, propusieron la teoría que se
conoce como el Ciclo de Cori, es la circulación constante que hacen las células musculares
convirtiendo la glucosa en ácido láctico o lactato, es decir, el movimiento de la energía en el cuerpo,
de músculo a hígado, y de éste a músculo.

En 1947 Carl fue designado jefe del Departamento de Bioquímica y Gerty reconociéndole su
dedicación y capacidad, catedrática de bioquímica. Ese mismo año Gerty obtuvo el Premio Nóbel
de Medicina y Fisiología, por sus trabajos sobre el metabolismo de los carbohidratos, siendo la
primera mujer americana en recibirlo. Compartió el Premio con su esposo Carl Cori y el científico
argentino Bernardo Houssay (1887-1971).

Gerty y Carl fueron miembros de la Sociedad Americana de Químicos Biológicos, de la Academia
Nacional de Ciencias, de la Sociedad Fisiológica Americana; han obtenido reconocimientos, varios
premios y medallas; han sido Doctores honoris causa en Ciencias de varias Universidades.

Gerty Cori murió en San Louis, en 1957. Carl Cori en 1984. El Cráter Cori, en la Luna, fue nombrado
en honor de Gerty y en el 2004 ambos científicos fueron designados como Señal química histórica

68
Historia de la Ciencia de la Salud

nacional de ACS (Sociedad Química Americana), en reconocimiento de sus trabajos sobre los
carbohidratos.

http://en.wikipedia.org/wiki/Gerty_Cori

http://www.ojocientifico.com/4536/gerty-cori-y-sus-aportes-al-campo-de-la-medicina

69
Historia de la Ciencia de la Salud

Helen Brooke Taussig

Helen Brooke Taussig nació en Massachussets, Estados Unidos, en 1898. Pediatra americana,
creadora de la cardiología infantil.

A pesar de que su padre era un economista que enseñaba en la Universidad de Harvard, Helen no
pudo entrar a estudiar medicina porque no admitían mujeres. Ingresó en la Universidad privada de
Baltimore, Johns Hopkins (fundada en 1878), una de las pocas escuelas médicas que aceptaban
mujeres y se graduó en 1927. Al mismo tiempo, se quedó sorda, pero con valentía y dedicación
aprendió a leer los labios de sus interlocutores.

Al especializarse en cardiología pediátrica, desarrolló la habilidad para percibir el murmullo cardiaco
con la punta de sus dedos. Durante años alternó su profesión de pediatra con la docencia en la Johns
Hopkins, siendo muy querida y respetada por sus alumnos. Apoyó el ingreso de estudiantes negros a
la medicina, impulsó el sistema de seguro social Medicare y defendió el derecho al aborto.

Helen realizó intensas investigaciones sobre las cardiopatías adquiridas y congénitas: estudió a los
niños cianóticos, llamados "niños azules" (=que tienen un defecto cardíaco congénito) mediante rayos
X, electrocardiogramas y otras técnicas. En el feto, la sangre va de la arteria pulmonar a la aorta a
través del ductus arterioso y el oxígeno lo recibe de la placenta. Cuando el bebé inhala al nacer, la
circulación fetal cambia: se envía una mayor cantidad de sangre a los pulmones para recoger
oxígeno. El ductus arterioso se cierra a las pocas horas del nacimiento y al no tener suficiente
oxigeno, el bebé se vuelve cianótico (síndrome del bebé azul).

En 1944 el cirujano Alfred Blalock 1899-1964 realizó una anastomosis quirúrgica (=unión de vasos
sanguíneos, arterias o venas), entre la arteria pulmonar y la aorta, en una niña cianótica, para así
distribuir sangre rica en oxígeno a todas las arterias, siguiendo las instrucciones de la doctora Helen.
En la operación colaboró como ayudante técnico quirúrgico Vivien Theodore Thomas, un afro-
americano que trabajó más de 30 años junto a Blalock. La operación recibe el nombre de Blalock-
Taussig. La niña se recuperó y el éxito atrajo a médicos de todo el mundo para aprender de la
Doctora Taussig cómo diagnosticar esta patología y del Dr. Blalock cómo practicar una anastomosis.
Dos años después presentaron los resultados de más de 200 operaciones.

Por su condición de mujer, Helen fue relegada en su carrera profesional, pero sus investigaciones y
su empeño, hicieron que su labor fuera ampliamente reconocida: tuvo discípulos de todo el mundo.
Luego de dieciséis años siendo sólo instructora, en 1959 fue una de las primeras en obtener una
cátedra titular en la Universidad Johns Hopkins.

La Dra. Helen también investigó la anatomía y fisiología cardíaca, en la teratología (=estudio
del crecimiento anormal) y en la prevención de las malformaciones cardíacas. Describió varias
enfermedades y fue una de las luchadoras en el caso de la talidomida, fármaco que se administraba
durante el embarazo y que ponía en riesgo de vida al feto.

70
Historia de la Ciencia de la Salud

Ha obtenido varios premios: la Asociación Médica Americana la nombró primera máster; le fue
otorgada la Legión de Honor de Francia; el Premio italiano de Feltrinelli, la Medalla Presidencial
Peruana de honor y la Medalla de la Libertad de los Estados Unidos de América.

La pediatra Helen Brooke Taussig murió atropellada por un vehículo, en Pensilvania, en 1986.

http://es.wikipedia.org/wiki/Helen_Brooke_Taussig

http://www.historiadelamedicina.org/taussig.htm

71
Historia de la Ciencia de la Salud

Bárbara Mc Clintock

Bárbara Mc Clintock nació en 1902 en Connecticut. Botánica, investigadora estadounidense,
especializada en citogenética.

Demostró desde pequeña un carácter independiente, a pesar de la oposición de su madre, Bárbara
siguió estudios universitarios, ingresando en 1919 en la Universidad de Cornell, en Nueva York.
Estudió botánica y un curso sobre Genética para graduados en 1922. Excelente alumna, su
primera investigación siendo estudiante, fue sobre la citogenética del maíz: con mucha dedicación
realizó numerosas mezclas de diferentes variedades, que la llevó a identificar diez cromosomas del
maíz, conocidos por ser portadores de factores hereditarios. Observando las manchas de los granos
de maíz, demostró que los cromosomas son el soporte de la herencia y que existen “genes
reguladores”.

Bárbara se doctoró en Botánica en 1927, y tras las
investigaciones realizadas, demostró que el entrecruzamiento
de organismos, trae aparejado un cambio físico entre los
cromosomas durante la reproducción del maíz. Junto a una
estudiante pre-doctoral, Harriet Creighton (1909-2004) Bárbara
publicó un artículo en 1931 en el que describió estas
observaciones. Fue pionera en cartografía genética en maíz y
recalcó el papel de los telómeros (=extremos de los
cromosomas) que tienen como función evitar que los cromosomas se fusionen al ponerse en contacto
por sus extremos.

Sus aportes a la citología (=biología celular: rama de la biología que estudia las células, sus funciones
y su importancia en la complejidad de los seres vivos) y el apoyo de sus colegas científicos
permitieron que Bárbara obtuviera becas postdoctorales en varias universidades.

En 1936 Bárbara fue profesora asociada de Genética en el Departamento de Botánica de la
Universidad de Missouri, Columbia. Continuó con sus investigaciones citogenéticas mediante
Rayos X y comprobó cómo los extremos de los cromosomas se unían y producían mutaciones a gran
escala. Este mecanismo es objeto de estudio en la investigación del cáncer.

En 1941 trabajó como genetista en el Laboratorio Cold Spring Harbor en Washington y todas sus
investigaciones fueron publicadas en revistas científicas. A partir de 1944 fue miembro de la
Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, siendo la tercera mujer en ser aceptada, y un
año después, la primera mujer presidenta de la Sociedad Genética Americana.

Durante la década de 1950 Bárbara estudió e investigó la regulación genérica y la transmisión de los
caracteres a la progenie (=descendencia) de plantas de maíz. Autora de numerosos artículos y
publicaciones en revistas científicas, fue muchas veces discriminada e ignorada, y al encontrar
escepticismo en sus teorías por sus colegas biólogos, dejó de publicar sus trabajos, aunque, firme y
decidida, continuó investigando. Se dedicó al estudio de la etnobotánica de las razas de maíz en
Sudamérica. Esta ciencia define la relación de los vegetales en las sociedades
humanas: cómo los utilizan en la alimentación, su empleo para fabricar
instrumentos y herramientas, el uso para curar enfermedades, para confeccionar
vestidos, etc.

Por su constante trabajo e investigaciones Bárbara ha recibido numerosos
premios y Doctorados Honoris Causa de varias universidades. La comunidad
científica reconoció la importancia de su trabajo, luego que otros genetistas
redescubrieran y publicaran las observaciones que ella había descrito tres
décadas antes.

En 1983, a los 81 años Bárbara recibió el Premio Nóbel de Medicina, la primera mujer en
obtenerlo en forma individual y después de treinta años de haber descubierto la existencia de
genes móviles: los transposones o “genes saltarines” y que, como consecuencia de esta anomalía,
eran resistentes a los antibióticos. Estas investigaciones contribuyeron a la comprensión de los
factores hereditarios en humanos y la causa de ciertas enfermedades.

72
Historia de la Ciencia de la Salud

Bárbara Mc Clintock falleció en 1992, a los 90 años de edad.

http://mujeresdeciencias.blogia.com/2007/041304-barbara-mcclintock-1902-1992-.php

http://es.wikipedia.org/wiki/Barbara_McClintock

73
Historia de la Ciencia de la Salud

Virginia Apgar

Virginia Apgar nació en 1909 en New Jersey. Médica estadounidense especialista en anestesia y
pediatría. Fundó el campo de la neonatología.

Aprendió a tocar el violín siendo una niña, lo que continuó a lo largo de su vida. Su padre, un inventor
aficionado y astrónomo le inculcó el gusto por las ciencias. Estudió en el Colegio Mount Holyoke
donde se graduó en 1929 y se especializó en zoología; formó parte de equipos de deportes, escribía
para el periódico de la universidad y tocaba el violín en la orquesta.

Ingresó en 1929 a la Universidad Columbia de Nueva York a estudiar medicina, graduándose en
1933. Su primer trabajo fue en el Hospital presbiteriano, donde siguió anestesiología. En 1938
asumió como Jefa de División de Anestesia dentro del Departamento de Cirugía. Durante diez años
impartió la docencia a estudiantes y médicos y desarrolló sus primeras investigaciones. Con
tenacidad y perseverancia Virginia hizo una labor de concientización para que la profesión de
anestesista fuera reconocida como tal. Fue pionera en anestesia obstétrica y dio las bases de la
neonatología.

Estaba interesada en los efectos de la anestesia materna en los recién nacidos y en cómo disminuir
la mortalidad infantil. En 1952 desarrolló un sistema para evaluar a los recién nacidos, basado en la
frecuencia del corazón, respiración, movimiento, irritabilidad y el color de la piel, al minuto y luego a
los cinco minutos después del nacimiento. Publicó su trabajo en 1953 demostrando que el puntaje
Apgar - como se le conoce - era un estudio de previsión de supervivencia neonatal y del desarrollo
neurológico futuro.

Virginia siguió investigando e hizo una maestría en Salud Pública en la Universidad Johns Hopkins,
con el fin de mejorar sus conocimientos sobre estadística. En 1960 fue Directora de la División de
malformaciones congénitas de la Fundación Nacional. Su energía, vitalidad y optimismo, igual
que su talento y generosidad, hacían de ella una mujer extraordinaria.

No sólo dedicó su vida a la medicina, se hacía tiempo para ver los juegos de Beisbol de las Grandes
Ligas. Fue filatélica consumada y perteneció a la Sociedad Americana de Filatelia. Entusiasta de la
música clásica, participó como violinista en cuartetos integrados por médicos y aprendió a fabricar
instrumentos de cuerda.

Publicó alrededor de 60 artículos científicos y numerosos ensayos en periódicos y revistas médicas.
Ha recibido varios premios y reconocimientos: el Premio Elizabeth Blackwell de la Asociación
Médica de las Mujeres de Norteamérica (1966), Premio Ralph Waters de la Sociedad
Norteamericana de Anestesiólogos (1973) y fue elegida Mujer del Año en la Ciencia de la Ladies
Home Journal (1973).

La Dra. Virginia Apgar se mantuvo en actividad hasta poco antes de su muerte; falleció en 1974, en
el Centro Médico de Columbia, donde había trabajado gran parte de su vida.

Un pediatra norteamericano en 1963, le creó un acrónimo por la Prueba Apgar:

A apariencia (color de la piel)

P pulso
74
Historia de la Ciencia de la Salud

G gesticulación (reflejos)

A actividad (muscular)

R respiración

En 1994 se emitió una estampilla americana en su honor y en 1995, fue incluida en el Salón de la
Fama de Mujeres Nacionales, en Nueva York.

http://es.wikipedia.org/wiki/Virginia_Apgar

http://inventors.about.com/library/inventors/blapgar.htm

75
Historia de la Ciencia de la Salud

Rita Levi Montalcini

Rita Levi Montalcini nació en Turín, Italia en 1909, dentro de una familia judía de clase media.
Neuróloga italiana.

Hija de un ingeniero eléctrico y una pintora con talento, Rita y sus hermanos tuvieron amplio apoyo
familiar en su búsqueda intelectual. En esa época las carreras profesionales eran sólo para los
varones, pues no debían interferir con los deberes de esposa y madre. A pesar de la oposición de sus
padres, Rita y su prima Eugenia Sacerdote ingresaron a la Facultad de Medicina, doctorándose
juntas en 1936. La tenacidad de Rita la llevó a especializarse en Neurología y Psiquiatría y luego
por la investigación. Fue ayudante del profesor de anatomía e histólogo italiano Giusseppe Levi
(1872-1965) hasta que en 1938 Mussolini prohibió a los judíos acceder a carreras profesionales.

Durante la II Guerra Mundial Rita tuvo que ocultarse y montó en su propio hogar, un laboratorio de
neuroembriología y allí descubrió la apoptosis, es decir, la muerte programada de las células.
En 1943 con el avance de las tropas alemanas en Italia se trasladó de Turín a Florencia, con su mini-
laboratorio, donde vivió bajo tierra hasta el final de la guerra. Tras terminar la guerra en Italia en 1945
Rita regresó con su familia a Turín, donde retomó sus cargos académicos en la Universidad.

En 1947 viajó a Estados Unidos, a la Universidad Washington en Saint Louis, donde siguió
investigando y ejerciendo la docencia, llegando a ser profesor titular desde 1958 hasta su jubilación
en 1977. En la década de 1950 se reencontró con su prima Eugenia Sacerdote de Lustig radicada
en la Argentina, que había viajado a interiorizarse en las investigaciones del Dr. Jonás Salk en la
vacuna de la poliomielitis. En 1961 Rita creó y dirigió el Centro de Investigaciones
Neurobiológicas y más tarde el Instituto de Biología Celular,
los dos centros en Roma.

Ha recibido varios reconocimientos y premios por su labor
científica: en 1986 le fue otorgado el Premio Nóbel de
Medicina por su descubrimiento del "Factor de crecimiento
nervioso". En 1987 recibió la Medalla Nacional de la Ciencia,
de la comunidad científica estadounidense.

No sólo la ciencia le interesaba, sino también la educación y la
ecología. Fue autora de numerosos libros, en "Tiempo de
cambios", se centró en la necesidad de cambiar la educación,
pues es la clave del progreso. Creó en 1992 con su hermana gemela Paola, la Fundación Rita Levi-
Montalcini Onlus, con el fin de mejorar la instrucción de niñas y mujeres jóvenes africanas. Rita
impulsó en la ONU la Carta Magna de los Deberes Humanos para salvar el planeta de los peligros
creados por el hombre.

En el año 2000 murió su hermana Paola y un año más tarde a Rita se le designó senadora vitalicia en
Italia. El 22 de abril de 2009 al cumplir 100 años, llena de vitalidad y optimismo, seguía investigando y
declaró que mantenía intacto el interés por las noticias políticas y la vida de su país. Se ha definido
como feminista, laica y abogaba por los valores éticos sin esperar recompensa.

Con gran espíritu altruista ha dicho que cuando estudiaba, su sueño era ayudar a los que sufrían;
tenía como estímulo el ejemplo del Dr. Albert Schweitzer (1875-1965) que estaba en África mitigando
los efectos de la lepra.

Rita Levi Montalcini falleció el 30 de diciembre de 2012, a los 103 años, en su casa en Roma.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/l/levi_montalcini.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Rita_Levi-Montalcini

76
Historia de la Ciencia de la Salud

Eugenia Sacerdote de Lustig

Eugenia Sacerdote de Lustig nació en 1910 en Turín, Italia. Doctora e investigadora ítalo–
argentina.

Nació dentro de una familia judía de clase media y a pesar de la oposición de su familia ingresó en
1929 a la facultad de Medicina. En esa época, estudiar ciencias era una profesión sólo para varones,
pero con mucha voluntad y tenacidad, Eugenia y su prima Rita Levi Montalcini estudiaron con un
profesor particular y aprobaron los exigentes exámenes para ingresar a la Facultad. Juntas
comenzaron la carrera, sufriendo discriminación, burlas y agravios de sus compañeros (eran sólo 4
mujeres, las otras dos eran hijas de médicos, entre 500 varones).

Siendo estudiante, Eugenia hizo prácticas en el Instituto Internacional de Alta Montaña, ubicado en el
Monte Rosa en los Alpes que dependía de la Cátedra de Fisiología de la Universidad de Turín. Allí
estudiaba el efecto que causaba al organismo humano la falta de oxígeno en las alturas, tema que
inquietaba a la aeronáutica italiana. Finalmente tanto Rita Levi Montalcini como Eugenia obtuvieron
en 1936 sus títulos de médicas.

Apenas había comenzado las prácticas en el Hospital de Roma, cuando Mussolini (1883-1945) dictó
las leyes raciales y como judía no pudo ejercer más en Italia. Pocos meses antes de que Italia se
uniera a la Segunda Guerra Mundial, Eugenia, su esposo Mauricio Lustig (1895-1970), ingeniero de
la empresa Pirelli y su pequeña hija de tan sólo un año, emigraron a la Argentina en 1939. En este
país la empresa Pirelli instaló una fundidora de cobre, por lo que Mauricio tenía asegurado el trabajo.

Para la Dra. Eugenia no fue fácil; también en Argentina tuvo que enfrentar muchas dificultades: no le
reconocieron el título, soportó el antisemitismo solapado y por ser mujer - a pesar de sus enormes
méritos - no valoraron su trabajo. Luego de unos años entró a trabajar como investigadora en la
Cátedra de Histología de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, sin salario fijo. Fue pionera en
Argentina en su especialidad: el cultivo de células vivas, in vitro, para la investigación de una
droga anticancerígena. Desarrolló y perfeccionó las técnicas de cultivos celulares normales y
tumorales para distintos tipos de virus y tumores. Debieron pasar unos años, para poder recibir
su primer sueldo como investigadora.

Eugenia trabajó en el laboratorio del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo
y al mismo tiempo en el Instituto de Bacteriología Malbrán, donde montó la
Sección de Cultivo de Tejidos. Poco después quedó al frente del
departamento cuando se desató la epidemia de poliomielitis. En la década
de 1950 viajó a Estados Unidos a interiorizarse sobre el trabajo del
profesor e investigador Jonás Salk (1914-1995) quien descubrió la vacuna
contra esa enfermedad. En este viaje se reencontró con su prima Rita Levi
Montalcini quien estaba trabajando en la Universidad de Washington como
especialista en neurocirugía.

Al regresar a Argentina, la Dra. Eugenia inoculó a sus tres hijos y a ella
misma en público para convencer a la población de los beneficios de este método. Esta decisión de
avalar la aplicación de la vacuna Salk antes de que recibiera la aprobación oficial, salvó miles de
personas. Eugenia logró que le reconocieran su título de médica después de ganar un concurso en
1958, para la cátedra de Biología Celular en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Pero su
carrera académica terminó con el golpe militar de 1966 a 1970, siendo presidente de facto Juan C.
Onganía (1914-1995): la represión en las facultades fue violenta y los profesores detenidos, Eugenia
se salvó porque no se encontraba allí en ese momento; poco después renunció.

Decidida, inteligente, creativa, llena de vitalidad, por su sencillez, buen humor y generosidad con sus
conocimientos, fue muy querida y respetada; tuvo a su cargo la formación de muchos investigadores
del país. Siguió trabajando en el laboratorio Roffo durante cuarenta años hasta ser nombrada
investigadora emérita. Investigó sobre la acción de los radicales libres y el estrés oxidativo en
pacientes vivos aquejados del mal de Alzheimer, demencia vascular y Parkinson, ampliando
los conocimientos básicos de las enfermedades neurológicas. Fue investigadora del CONICET
(Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) y jefa de Virología del Instituto Malbrán.
Siguió investigando con más de 80 años, hasta que la ceguera le impidió observar por el microscopio.

77
Historia de la Ciencia de la Salud

La Dra. Eugenia Sacerdote, destacada científica, dedicó su vida a la
investigación y sus trabajos han sido publicados en revistas científicas
superando más de 180 artículos. “Creo que la ciencia, en la búsqueda de
la verdad, nos ha enseñado mucho; esta búsqueda que siempre debe
estar guiada por la ética", ha declarado Eugenia.

Ha sido merecedora de distinciones y premios a lo largo de su trayectoria
científica, entre ellos: Premio “Mujer del Año de Ciencias” (1967), Premio
Alicia Moreau de Justo (1991), Premio Hipócrates (1992), Premio Anual
QUALITAS Prof. Doctor Braulio Moyano, por su trabajo en Alteraciones
cerebrales en la tercera edad (1994); y el último, unos días antes de su
muerte, la Medalla Conmemorativa del Bicentenario de la Revolución de
Mayo (2011).

Ha escrito un libro de memorias: "De los Alpes al Rio de la Plata". Eugenia Sacerdote de Lustig
murió en 2011 a los 101 años.

http://es.wikipedia.org/wiki/Eugenia_Sacerdote_de_Lustig

http://issuu.com/revistali/docs/revistali/27

78
Historia de la Ciencia de la Salud

Vera Peters

Vera Peters nació en 1911 en Toronto, Canadá. Doctora e investigadora clínica canadiense.

Mildred Vera Peters pasó su niñez en una granja lechera cerca de Toronto. Ingresó a la Facultad de
Medicina de la Universidad de Toronto, destacándose como muy buena
alumna; obtuvo su diploma de Doctora en Medicina en 1934. Luego de
trabajar como médico interno en el Hospital de San Juan de la Mujer en
Toronto, se incorporó en 1935 al equipo del Dr. Gordon Richards (1885-1949)
en el Instituto de Radioterapia del Hospital General de Toronto. El Dr.
Richards era un reconocido médico director del Departamento de Radiología
de dicho Hospital; fue pionero en el tratamiento de radiación y cáncer en
Canadá.

Vera, casada con Ken Lobb y madre de dos niñas, supo alternar la
maternidad con su profesión; fue una de las primeras mujeres en unirse al
personal del Dr. Richards como asistente radioterapeuta. Durante los primeros diez años junto a su
mentor estudió numerosos pacientes y se perfeccionó en el tratamiento del cáncer; a partir de
1947 se dedicó a las personas con la enfermedad de Hodgkin, hasta ese entonces una enfermedad
letal. La enfermedad de Hodgkin o linfoma Hodgkin es un cáncer que ataca a los glóbulos blancos o
linfocitos; el sistema linfático es parte del sistema inmunológico, es decir, que ayuda a combatir
infecciones u otras enfermedades.

Tenaz y decidida atendía a los pacientes y estudiaba su historia médica, desarrollando el primer
sistema de clasificación de la enfermedad. En 1950 publicó sus hallazgos, corroborados por un
experto patólogo, ya que el Dr. Richards había fallecido un año antes. Vera demostró por primera
vez, que con una alta dosis de radiación, los pacientes con la enfermedad de Hodgkin, considerados
antes incurables, podían lograr una supervivencia mayor, sugiriendo la posibilidad de curación total
según el avance de la enfermedad.

La comunidad médica durante varios años miró con incredulidad y escepticismo estos estudios
hechos por una mujer. La Doctora Vera con paciencia, mente analítica y mucha dedicación siguió
investigando, incluyendo su otro interés, el cáncer de mama. Desde 1958 hasta su jubilación en 1976
trabajó en el Hospital Princess Margaret, el centro de tratamiento de radiación más grande de
América del Norte, donde siguió con sus observaciones. A lo largo de su carrera profesional siguió
publicando y actualizando sus investigaciones: en relación al tratamiento del cáncer de mama
en su fase temprana, demostró que la cirugía de conservación del seno (tumorectomía)
seguida de radiación era más efectiva y menos invasiva que la mastectomía radical. Esta
última cirugía se realiza cuando la zona del cáncer es demasiado grande y hay necesidad de sacar el
tejido mamario.

Recién en la década de 1970, tras largos años de intenso trabajo, la comunidad científica
internacional aceptó las investigaciones de Vera y con la difusión del tratamiento comenzó esta
científica a ser reconocida mundialmente. Muchos médicos comenzaron a realizar sus propias
observaciones sobre los estudios de Vera. Ella demostró al mundo que la enfermedad de Hodgkin se
puede curar, involucraba a los pacientes en las decisiones sobre el tratamiento. Daba conferencias,
publicaba artículos e incluso era consultada luego de su jubilación en 1976. Durante unos años
trabajó como médico consultor en oncología en el Oakville - Hospital Memorial Trafalgar.

La Dra. Vera Peters ha recibido premios y honores por su labor médica, doctorados honoríficos y
una Medalla de Oro de la Sociedad Americana de Radiología Terapéutica y Oncología en 1979.
Siempre tuvo presente que su mentor, el Dr. Gordon Richards con su trabajo y su optimismo fue el
pionero en el tratamiento de radiación, ella siguió su ejemplo y continuó investigando.

Vera Peters falleció en 1993 de cáncer de mama a los 82 años en el Hospital Princess Margaret. En
el 2010 fue incluida en el Salón de la Fama Médica Canadiense.

http://www.radonc.utoronto.ca/about-dro/our-history/vera-peters

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2582517/

79
Historia de la Ciencia de la Salud

Inés Ochoa Pérez

Inés Ochoa Pérez nació en Duitama, en Boyacá, Colombia, en 1917. Primera médica graduada
colombiana.

Pertenecía a una distinguida familia y pasó su infancia en Duitama, para luego vivir en Bogotá donde
concurrió a uno de los pocos colegios femeninos que existía en la época, el Instituto Departamental la
Merced, donde concluyó en 1937 su bachillerato. Olaya Herrera (1880-1937) presidente de Colombia
desde 1930 a 1934, de pensamiento liberal, promulgó leyes relacionadas con la educación primaria,
obligatoria y gratuita para todos los ciudadanos y dio acceso a la mujer a la educación superior,
abriendo las puertas de la universidad.

Con una fuerte oposición familiar, Inés ingresó en 1938, en la Universidad Nacional a estudiar
medicina. Tras un duro examen de admisión fue aceptada, siendo la única mujer entre 63
compañeros hombres. Debió trabajar para poder pagarse la matrícula, ya que su familia la ignoró
durante su primer año en la facultad.

A pesar de los obstáculos que tuvo que vencer: las burlas de
sus compañeros, el trato discriminatorio de algunos de sus
profesores, que se resistían a la presencia femenina, Inés
supo demostrar, con constancia, decisión y extraordinaria
inteligencia, su verdadera vocación de médica. En 1945 se
graduó como Doctor en Medicina y Cirugía de la Universidad
Nacional de Colombia, presentando la tesis "Tratamiento de
la Pleuresía”.

Inés Ochoa Pérez se convirtió en la primera médica
graduada del país, después de 78 años de haber sido creada la Universidad Nacional. También fue
la primera mujer en desempeñar un cargo en Salud Pública, ya que fue nombrada Directora del
Departamento de Atención Materno-Infantil en la ciudad de Girardot donde ejerció durante quince
años.

En 1965 celebró sus Bodas de Plata Profesionales y dos años después, en el Día de la Mujer, recibió
la Medalla Cívica del Mérito Asistencial Jorge Bejarano. Jorge Bejarano (1888-1966) médico
higienista, fue el Primer Ministro de Higiene (1946), abolió el consumo de chicha (bebida fermentada
hecha de maíz) en 1948 en Colombia.

Inés Ochoa Pérez murió en Bogotá en el año 2002, a los 85 años de edad. El Centro de Salud de
Tibasosa (población situada a 15 km. de Duitama), hoy Empresa Social del Estado lleva el nombre de
"ESE Inés Ochoa Pérez" en su honor.

http://virtual.uptc.edu.co/revistas2013f/index.php/shs/article/view/1934/1925

http://aplica.uptc.edu.co/Publicaciones/SHS/Documents/V3_N1_Articulo1.pdf

80
Historia de la Ciencia de la Salud

Rosalind Franklin

Rosalind Franklin nació en 1920 en Londres. Biofísica y cristalógrafa inglesa, pionera
investigadora sobre el ADN.

Perteneció a una familia de buena posición económica, recibiendo una esmerada educación y pese a
la oposición de su padre, logró doctorarse en Química Física en la Universidad de Cambridge, en
1945. En 1951 comenzó a trabajar como investigadora en el laboratorio del King's College de
Londres, institución tradicionalmente masculina y anglicana.

Rosalind, siendo mujer, científica y judía, tuvo que soportar el desprecio de los científicos y su
trabajo fue discriminado, pues sólo era considerada una "simple ayudante". Con la técnica que se
llama cristalografía de rayos X, logró obtener imágenes de difracción (=dispersión,
diseminación) de esos rayos, que reveló la estructura doble helicoidal de la molécula del ADN:
esta imagen se la conoce como Fotografía 51. También expuso con detalles la forma y el tamaño
de la doble hélice.

Las imágenes cristalográficas del ADN le fueron robadas por su misógino jefe y colega Maurice
Wilkins (1916-2004), quien consideraba a Rosalind "conflictiva" y "nada
femenina". Wilkins mostró las fotografías a los científicos James Watson
(1928-) y Francis Crick (1916-2004), con las cuales se orientaron y
lograron armar un informe con la información genética y los resultados
de Rosalind, que apareció en la revista Nature de 1953.

Rosalind siguió investigando y lideró varios trabajos pioneros
relacionados con el virus del mosaico de tabaco y el virus de la polio.
Murió a los 37 años de cáncer de ovario, en 1958 en Londres. Se cree
que esta enfermedad fue causada por las repetidas exposiciones a la
radiación durante sus investigaciones.

En 1962 los científicos Watson, Crick y Wilfins obtuvieron el Premio
Nóbel de Fisiología y Medicina por sus investigaciones sobre la doble hélice del ADN. Debido a que el
Premio Nóbel no se concede en forma póstuma, Rosalind no pudo ser citada por su papel en el
descubrimiento de la herencia genética, aunque Watson y Crick han declarado en conferencias
públicas, que no hubieran podido hacer su trabajo, sin las investigaciones de Rosalind Franklin.

Rosalind fue autora de importantes contribuciones en el mundo científico.

http://es.wikipedia.org/wiki/Rosalind_Franklin

http://www.sdsc.edu/ScienceWomen/franklin.html

http://www.museocienciavalladolid.es/opencms/mcva/Documentos/Educacion/Unidad_Didxtica_Rosali
nd_Curie4.pdf

81
Historia de la Ciencia de la Salud

Elizabeth Kübler-Ross

Elizabeth Kübler-Ross nació en Zúrich en 1926. Médica psiquiatra
suizo-estadounidense, pionera en la tanatología: el proceso de
morir y en cuidados paliativos.

La primera en nacer de las trillizas Kübler, Elizabeth demostró desde
niña mucho coraje y determinación. A pesar de la oposición de su
padre, estudió medicina y se graduó en 1957 en la Universidad de
Zúrich. Tenía la esperanza de ir como médico a la India, siguiendo el
ejemplo de Albert Schweitzer (1875-1965) en África, pero al año
siguiente Elizabeth se casó con Emmanuel Ross, también médico
recién recibido y se trasladaron a Nueva York.

Mientras su esposo se dedicaba a la neurología, Elizabeth empezó a trabajar con enfermos
psiquiátricos, a escucharlos y a estar con ellos, logrando que muchos emprendieran una vida
autónoma, sin depender de otros. En 1965 se mudaron a Chicago y en el Hospital Billings, quedó
impresionada por el trato que se daba a los enfermos terminales: empezó a clamar para que al
paciente se le permitiera morir entre sus seres queridos y no aislados en una fría sala de hospital.
"Existe un poder sanador que trasciende la ciencia, si no se usa el alma y el corazón, no se
puede contribuir a sanar ni un solo ser humano".

Comenzó a dar conferencias, seminarios y a ayudar a los familiares a saber cómo enfrentar la muerte
de un ser querido. Ya fueran personas mayores o niños enfermos terminales, Elizabeth los
acompañaba y estaba abierta a todo lo que querían comunicarle. Decía que todo sufrimiento genera
crecimiento y con gran amor, abría su corazón a las personas necesitadas. En el hospital, sin
embargo, muchos médicos la acusaban de explotar a los enfermos moribundos, presentándolos en
los seminarios.

Con dedicación y comprensión, estuvo durante años junto a ellos, escuchando sus historias. Con
estas experiencias, publicó artículos y libros sobre las fases de la muerte: pánico, negación,
depresión y aceptación. Era el comienzo de la tanatología o estudio de la muerte.

Más adelante, en 1970, se contactó con miembros de la nueva psicología transpersonal y Elizabeth
pudo vivir experiencias extracorporales que confirmaron todo lo que le habían dicho muchos de sus
pacientes, justo en el momento de su muerte: se hallaban envueltos en un amor incondicional. A
partir de allí sus conferencias fueron sobre la importancia de acompañar al enfermo terminal y la
posibilidad de existencia de vida después de la muerte.

Sus trabajos fueron cuestionados y rechazados por sus colegas de Chicago;
valiente, decidida, infatigable, siguió adelante y se dedicó a la práctica privada,
promocionando sus libros y dando conferencias por todo el mundo. Estaba
convencida que en el momento de la muerte, los pacientes eran esperados por
personas amadas que ya habían muerto. Defendió con vehemencia su idea de
que la conciencia sobrevive al fin del cuerpo físico. "La muerte no existe, es
sólo una transición".

Elizabeth ha escrito cerca de 20 libros sobre la muerte y la vida, incluyendo
una autobiografía, que fueron traducidos a más de 25 idiomas. Fue
merecedora de 28 Doctorados Honoris Causa de varias universidades y es
reconocida mundialmente como una autoridad en materia de tanatología. Desde 1995 sufrió
varios ataques de apoplejía, que le paralizaron el lado izquierdo y se preparó para su propia muerte
con la valentía y el coraje que aprendió de sus pacientes más pequeños. Elizabeth Kübler Ross
murió en 2004 en Arizona, a los 78 años, rodeada de sus seres queridos.

Libro: La Rueda de la Vida – Elizabeth Kübler-Ross

http://es.wikipedia.org/wiki/Elisabeth_K%C3%BCbler-Ross

http://www.biography.com/people/elisabeth-kubler-ross-262762

82
Historia de la Ciencia de la Salud

Hazel Winifred Johnson-Brown

Hazel Winifred Johnson nació en 1927 en Pensilvania, Estados Unidos.
Primera enfermera afroamericana General del Ejército de Estados
Unidos.

Creció y trabajó desde niña, igual que sus seis hermanos, en la granja de
su padre en el condado de Chester, criando ganado y cultivando frutas y
verduras. El granjero Johnson les inculcó a todos sus hijos disciplina y
responsabilidad. Hazel se destacó como buena estudiante y al terminar la
escuela secundaria, quiso estudiar para enfermera, pero fue rechazada en
la Escuela de Enfermería de West Chester por ser negra. Sin desanimarse
y muy decidida, se trasladó a Nueva York y en 1947 se matriculó en la
Escuela de Enfermería del Hospital de Harlem, donde se graduó en 1950. En dicho hospital trabajó
durante tres años en la sala de emergencia.

De regresó a Pensilvania, estuvo en la sala de medicina cardiovascular en el Hospital de Veteranos
de Filadelfia. Unos años después que Harry Truman (1884-1972) presidente desde 1945 a 1953,
prohibiera la segregación en las fuerzas armadas, Hazel se alistó en el Ejército en 1955. Entró
como enfermera en el Centro Médico del Ejército Walter Reed, en Washington DC. Durante sus
años en el Ejército ha estado en varios centros médicos, incluyendo en el Hospital de Japón y como
jefa de enfermeras en Seúl, Corea. Supervisó varias clínicas independientes en Alemania e Italia.

En el Ejército continuó su formación profesional y obtuvo en 1959 su Licenciatura en Enfermería en la
Universidad de Villanova, y un grado de Máster en Educación de Enfermería en la Universidad de
Columbia (1963). Trabajó como enfermera de quirófano en California y en el Walter Reed. En la
década de 1960 sirvió como primera enfermera en el personal del Comando de Investigación de
Desarrollo Médico y entrenó a enfermeras quirúrgicas para ir a Vietnam.

En 1976 Hazel fue ascendida a coronel y nombrada Directora del Instituto del Ejército Walter
Reed de Enfermería, al mismo tiempo, ampliaba sus estudios y defendió en 1978 su tesis doctoral
en Administración Educativa de la Universidad Católica.

En 1979 Hazel Johnson fue designada Jefe del Cuerpo de Enfermeras del Ejército y General de
Brigada. Fue la primera mujer afroamericana del Ejército de Estados Unidos en lograr esta distinción
y mantuvo ambos cargos. Muy inteligente y con grandes dotes de liderazgo, impulsó el acceso a
becas académicas para los Oficiales de Reserva como estudiantes de enfermería; publicó las
primeras “Normas de Procedimiento para el Cuerpo de Enfermeras del Ejército”. Promovió los
cursos de especialización en instituciones académicas civiles; organizó el Primer Simposio de
Investigación de Enfermeras del Ejército para que luego de la investigación, escribieran y
publicaran sus resultados.

En 1981 Hazel se casó con David Brown, pero poco después, el matrimonio terminó en divorcio. Por
su gran desempeño ha recibido condecoraciones militares tales como la Medalla de Servicio
Distinguido, la Legión de Mérito, la Medalla de Encomio del Ejército.

Luego de casi tres décadas en el Ejército, Hazel Johnson-Brown se retiró del Cuerpo de Enfermeras
en 1983, pero continuó con su actividad académica: se desempeñó como profesora en la Escuela de
Enfermería de la Universidad de Georgetown, en Washington DC; más tarde dirigió el Centro de la
Universidad George Mason, en Virginia, de Políticas de Salud. Se retiró de la enseñanza en 1997.

General Hazel Johnson-Brown vivió sus últimos años con su hermana Gloria Smith, en Wilmington,
en el estado de Delaware, donde falleció en 2011.

http://e-anca.org/bios/Johnson.htm

http://www.visionaryproject.org/johnsonbrownhazel/

83
Historia de la Ciencia de la Salud

Nawal El Saadawi

Nawal El Saadawi nació en 1932 en Egipto. Médica psiquiatra,
escritora y activista política y feminista egipcia.

Recibió educación universitaria y se graduó de médico en 1955 en la
Universidad de El Cairo. Se especializó en Psiquiatría, investigando
sobre la Mujer y Neurosis. Nawal fue directora de Salud Pública de
Egipto y desde 1966 a 1972 Directora General de la Salud,
Departamento de Educación, Ministerio de Salud, El Cairo. En 1968
fue editora de la "Revista de la Asociación Médica", fundadora de
la Revista "Mediodía" (1989-1991) y la revista "Salud", cuyo tema
principal era la medicina preventiva (1970-1973).

Alternaba su profesión con la escritura; tras la publicación de su libro "Mujer y sexo" aparecido en
1969 en El Cairo, donde afrontaba temas sobre la mujer en la cultura árabe, fue cesada de su cargo
de directora del Ministerio de Salud Pública, y de su puesto de Secretaria General del Colegio de
Médicos de Egipto. El libro fue prohibido por las autoridades políticas y religiosas.

De 1973 a 1978 Nawal trabajó en el Instituto de Literatura y Ciencia; fue investigadora en la Facultad
de Medicina de El Cairo y trabajó para las Naciones Unidas. Sus escritos y opiniones sobre los
derechos políticos y sexuales de las mujeres han hecho que en 1981 fuera detenida y enviada a
prisión, bajo la dictadura de Anwar El Sadat (1918-1981). Tras el asesinato de éste, fue puesta en
libertad y poco después Nawal fundó la Asociación Solidaria de Mujeres Árabes (AWSA). Fue
también cofundadora de la Asociación Árabe de Derechos Humanos (1983-1987).

Investigó en profundidad la vida de las mujeres en las cárceles y hospitales, lo que plasmó en su libro
"Mujer en punto cero" (1973). Organizó la Conferencia Internacional sobre los desafíos que
enfrentan las mujeres árabes. Ha sido invitada a dar clases y conferencias en numerosas
universidades, tanto en Estados Unidos, como en Europa.

A pesar de las amenazas de muerte de parte de los fundamentalistas, Nawal El Saadawi continúa
con su lucha incansable por la emancipación de la mujer, por el aborto, contra la ablación y contra el
abuso sexual de niños. Ha viajado alrededor del mundo exponiendo sus ideas y la necesidad de
luchar por el cambio, por el derecho de las personas a resistirse al poder. La Asociación Solidaria de
Mujeres Árabes fue prohibida en Egipto desde 1991, cuando esta organización se opuso a la Primera
Guerra del Golfo.

Feminista, luchadora por la libertad y la igualdad, Nawal ha denunciado que en Egipto el 91 % de
las mujeres ha sufrido la ablación. El integrismo islámico está más arraigado desde la invasión de
Estados Unidos a Irak y Afganistán, las mujeres carecen de derechos y la pobreza aumenta. Ha
declarado que "la identidad cultural y la defensa de las tradiciones son hoy un pretexto para
pisotear los derechos básicos de las mujeres"; "nada es más peligroso que el conocimiento" y
el "velo mental es el más peligroso porque es invisible". "El sistema educativo y los medios de
prensa colaboran para velar las mentes".

"Las mujeres en Egipto, sin unidad no pueden proteger sus derechos en el estado y la familia,... la
democracia real no puede darse sin las mujeres, sin igualdad total entre todos los egipcios, sin
importar el género, la religión o de clase, sin separación de la laicidad entre religión y Estado, sin la
erradicación del poder absoluto en el estado y la familia". Nawal lleva más de diez años realizando
estudios de las diferentes religiones, comparándolas y analizando el papel de las mujeres dentro de
ellas. "Dios no creó la religión, la religión la ha creado el ser humano”. “Decir soy palestino, soy
musulmán o soy judío es caer en el comercio religioso”; anhela y clama para que en el futuro todos
creamos en la justicia.

Nawal El Saadawi es una activista y escritora de renombre mundial, ha recibido varios premios y
numerosos Doctorado Honoris Causa de varias universidades; Premio Literario de Gubran
(Asociación Árabe de los Premios de Australia) 1988; Premio Literario de la Asociación de
Amistad Franco-Árabe, Francia, 1982; Premio Literario por el Consejo Superior de las Artes y
las Ciencias Sociales, Egipto 1974, entre otros.

84
Historia de la Ciencia de la Salud

Ha escrito cerca de 50 libros en árabe y han sido traducidos a más de treinta
idiomas: "Memorias de una cárcel de mujeres" (1983), "Doce mujeres en
una celda" (1984), "Una nueva batalla en la liberación de la mujer árabe"
(1992), “La caída del Imán” (1995), "Mi vida, autobiografía" (1996-2001).

A partir de 1993 vivió exiliada, retornó a Egipto en 2004 para presentarse
como candidata a la presidencia de su país. Unos años después volvió al
exilio por una polémica obra suya de teatro donde fue muy crítica con la
religión.

Nawal El Saadawi participó en las manifestaciones de la Plaza de Tahrir, en
El Cairo, a principios de 2011 que terminó con la dictadura de Hosni
Mubarak (1928-), tras casi 30 años en el poder. Las mujeres egipcias han
muerto en las revueltas, igual que los hombres y es el momento de luchar por sus derechos. Piden
una Constitución secular, un código familiar secular y un Estado secular, separado de la religión.
Nawal ha manifestado: "No tenemos miedo de perder nada, porque nada tenemos, excepto
nuestra alma".

La segunda revolución, en junio de 2013 en contra de los Hermanos Musulmanes, llevó al poder a
Abdelfatá al Siri, quien apoyó al pueblo en su la lucha contra los islamistas. En setiembre de 2015
Nawal ha declarado que la dejan trabajar con libertad en Egipto porque Al Siri necesita a mujeres
como ella. Ha dicho que siempre estuvo en contra de todos los gobiernos, inclusive el de Egipto.

http://www.1325mujerestejiendolapaz.org/semblanzas.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Nawal_al-Sa'dawi

http://mujeresparapensar.wordpress.com/2008/08/05/nawal-el-saadawi/

85
Historia de la Ciencia de la Salud

Tsuneko Okazaki

Tsuneko Okazaki nació en 1933, en Japón. Bióloga molecular.

Se graduó en la Universidad de Nagoya, Facultad de Ciencias, como licenciada en Biología en 1956 y
fue la primera mujer profesora en esa universidad nipona. En 1968, junto con su marido Reiji
Okazaki (1930-1975) también biólogo, realizó investigaciones sobre biología molecular, descubriendo
los llamados "fragmentos de Okazaki", una de las nuevas cadenas de ADN, que son cadenas
cortas que se forman durante la duplicación del ADN, el llamado "doble
discontinua".

Tsuneko se desempeñó como profesora en el Instituto Médico de la
Universidad Fujita. Su esposo Reiji Okazaki murió de leucemia, en 1975,
siete años después del descubrimiento, al estar expuesto a la radiación en
Hiroshima, cuando fue lanzada la primera bomba atómica.

En el año 2000 Tsuneko recibió el premio L'Oreal-Unesco "Mujer en la
Ciencia", que se otorgan anualmente, a cinco científicas destacadas, una por
cada continente.

Tsuneko Okazaki ha publicado numerosos trabajos en revistas científicas. En 2015 la Universidad de
Nagoya creó el Premio Tsuneko y Reiji Okazaki en “honor al legado de los profesores de Okazaki”.
Ese mismo año Tsuneko fue elegida como una Persona de Mérito Cultural.

http://mujeresdeciencias.blogia.com/2007/082801-tuneko-okazaki-1933-.php

https://en.wikipedia.org/wiki/Tsuneko_Okazaki

86
Historia de la Ciencia de la Salud

Olayinka Koso-Thomas

Olayinka Koso-Thomas nació en 1937, en Nigeria; médica y activista de
los derechos humanos y la justicia social.

Nació en una familia de religión anglicana y pudo estudiar en una
universidad británica. Luego de su graduación como Doctora se instaló con
su marido en Freetown, capital de Sierra Leona. En su trabajo en los
hospitales, Olayinka fue testigo del sufrimiento de las mujeres, sus
infecciones y los daños psicológicos causados por la mutilación de sus
genitales.

Comenzó a trabajar en favor de la abolición de la mutilación genital femenina o ablación del clítoris;
esta práctica se hace sin anestesia, el dolor y el sangrado es intenso y muchas niñas mueren a causa
de las infecciones. Olayinka es miembro de diferentes asociaciones médicas e integra el Grupo
para la Abolición de Mutilaciones Sexuales (GAMS) formado por mujeres africanas y francesas; a
través de campañas de prevención y educación, enseña a las mujeres a realizar tareas de
subsistencia.

En esta lucha, Olayinka ha recibido ataques verbales, físicos, sicológicos y amenazas de muerte de
parte de grupos fundamentalistas, e incluso de mujeres que aún creen que sus hijas no se casarán si
no están mutiladas. Con el apoyo de las Naciones Unidas desde 1984 da conferencias y charlas a las
mujeres, visitando aldeas, tribus, pueblos y pequeñas ciudades, para forzar el cambio de costumbres.
Preside una organización llamada Comité Interafricano sobre las Prácticas Tradicionales.

Olayinka ha publicado numerosos artículos sobre los hábitos culturales que inciden en los derechos
de reproducción y sanidad de las mujeres. En 1987 escribió "La circuncisión de las mujeres:
estrategia para erradicarla".

En 1998 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional,
por sus trabajos en defensa y por la dignidad de la mujer. Cada 6 de diciembre
se conmemora el "Día Internacional contra la Mutilación femenina" bajo la
premisa "Tolerancia cero con las MGF”.

Luchadora incansable, lleva más de treinta años en esta tarea; Olayinka está
convencida que sólo con la Educación se podrá dar el cambio; aboga para
que se dicten leyes que prohíban la mutilación genital femenina, aunque
reconoce que lograr esto llevará tiempo y cambio de mentalidad. "Si se acabó
con el vendaje de pies de las niñas en China, ¿por qué no acabar con la mutilación genital en
África?"

http://noticias.lainformacion.com/olayinka-koso-thomas/P_rnagmp0LmBredGK4oM4hK1/

https://es.wikipedia.org/wiki/Olayinka_Koso-Thomas

http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2015_451.html

87
Historia de la Ciencia de la Salud

Ruchama Marton

Ruchama Marton nació en 1937 en Jerusalén, Palestina (desde 1948 Israel). Psiquiatra, feminista y
activista por la paz. Fundadora de la Organización Médicos por los Derechos Humanos-Israel.

Sus padres emigraron de Polonia a Palestina en 1930, y Ruchama creció sabiendo que parte de su
familia había sido exterminada en Europa, durante la Segunda Guerra Mundial. Vivió en Jerusalén y
Tel Aviv y al cumplir los 18 años hizo el servicio militar obligatorio.

En 1956 participó de la Guerra del Sinaí, durante la cual fue testigo de la ejecución por parte de
soldados israelíes, de prisioneros egipcios que se habían rendido. Esta violación a los derechos
humanos, le revivió el pasado de su familia y marcó sus ideas anti-militaristas; más tarde fue dada de
baja del ejército, al desobedecer una orden que consideraba sexista.

Estudió medicina en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde sólo el 10 % de
los estudiantes, eran mujeres. Siendo estudiante, comenzó su lucha por la
igualdad de derechos para las mujeres. Obtuvo su diploma de Doctora en 1966,
especializándose en Psiquiatría en 1974; un año después se graduó en el
Instituto de Psicoterapia Médica en la Universidad de Tel Aviv. En este Instituto
Ruchama fue docente y dirigió durante dos años los equipos de estudiantes de
medicina en el tratamiento de sus experiencias con pacientes en los hospitales.
Combinaba su actividad médica en el hospital público y una clínica privada, con
la creación de varias organizaciones de derechos humanos y las actividades de
paz.

Es cofundadora de “El Comité contra la guerra en el Líbano”, iniciada por la oposición popular a las
operaciones de guerra en el Líbano en 1982. En 1984 fundó “El Foro”, grupo de profesionales de la
Universidad de Tel Aviv que actuaron contra el cierre por Israel de las instituciones educativas en los
territorios ocupados.

En 1988 fundó y es presidenta de “Médicos para los Derechos Humanos, Israel”, una organización
de derechos humanos que trabaja contra la ocupación y para la protección de los derechos en salud.
Está formado por un grupo de israelíes, palestinos y activistas de derechos humanos, que luchan por
un bien común, solidarios y sin racismo. Arriesga su vida al asistir con atención médica en clínicas
móviles en los territorios palestinos ocupados.

Muy decidida y con gran capacidad de liderazgo, la Dra. Ruchama Marton co-fundó en 1989, el
Comité Público contra la Tortura, que existe hasta hoy y está destinado a hacer presión para
detener la tortura en Israel. Organizó el Centro Comunitario de Gaza, con programas terapéuticos,
el Proyecto de Empoderamiento de las Mujeres del Programa de Salud Mental, para aliviar
trastornos traumáticos.

Ha sabido alzar su voz para exponer y desafiar los actos inhumanos y las políticas de opresión israelí
a los palestinos, incluyendo la tortura y la falta de acceso a los recursos y
servicios básicos de salud. Se convirtió en una activista por los derechos de
las mujeres y la lucha por el orden social en Israel. Aboga continuamente por
la paz y los derechos de los palestinos.

Ruchama ha participado en varias conferencias, seminarios y talleres con
expertos internacionales. Ha sido invitada a reuniones en las Naciones
Unidas, en Ginebra, Viena, Estrasburgo y Nueva York, en los contextos de los
derechos humanos. Publicó numerosos artículos, libros y guiones de cine
sobre cuestiones de la paz, los derechos humanos y la salud de la mujer. Es
autora junto al Dr. Neve Gordon (1965- ) de "Tortura: Derechos Humanos,
Ética médica y el caso de Israel”; "Los médicos y el deber de la
Intervención", en Diario Palestina-Israel.

Su labor ha sido reconocida y ha recibido numerosos premios, entre ellos: en 1999 el Premio Emil
Grünzweig de los Derechos Humanos; en 2000 Premio Helen para la Mujer, en Canadá; en 2002
el Premio Jonathan Mann por la Salud Global y Derechos Humanos y en 2007 Premio a Las
88
Historia de la Ciencia de la Salud

Mujeres que Aportan un Cambio, en Tel Aviv y El Servicio Comunitario del Amigo Americano,
en Chicago, Estados Unidos, otorgado a 40 personas israelíes y palestinos, por los logros de una paz
justa para marcar 40 años de ocupación.

En 2005 Ruchama fue co-fundadora del Comité para los presos políticos, y denunció que el Muro
que Israel construía en Cisjordania, restringía el derecho a la vida y violaba tanto los derechos
humanos como la legislación humanitaria internacional. El muro es ilegal y obstaculiza la paz y el
desarrollo social y económico en Palestina; la dominación del gobierno israelí se expresa en torturas,
asesinatos, robo de tierras y de agua, destrucción de la infraestructura civil palestina.

Muy controvertida, ha sido calificada de ultraizquierdista y anti -israelita por todos los que apoyan la
ocupación israelí en Palestina.

Ruchama Marton lucha incansablemente para proteger el derecho a la asistencia sanitaria, ha
promovido continuamente la relación mutua entre Israel y Palestina, como una alternativa no violenta
a la guerra. "Sólo la paz es posible y sostenible, cuando se mantienen los derechos humanos y
el respeto mutuo". Ruchama es prima de Ada E. Yonath (1939), Premio Nóbel de Química 2009.

El 5 de junio de 2010 se ha realizado una manifestación de protesta en Tel Aviv, por los 43 años de
ocupación y el asedio continuo sobre Gaza, han participado movimientos y asociaciones de Derechos
Humanos, Paz Ahora, Combatientes por la Paz, y otros.

http://www.lapalabraisraelita.cl/2010/octubre8_010/6_8.pdf

http://en.wikipedia.org/wiki/Ruchama_Marton

89
Historia de la Ciencia de la Salud

Ada E Yonath

Ada E Yonath nació en 1939 en Jerusalén, Palestina (desde 1948 Israel). Química y Doctora en
Cristalografía de Rayos X, pionera en el estudio sobre la estructura del ribosoma, obtuvo el Premio
Nóbel de Química en el 2009.-

A pesar de haber nacido en una familia de pocos recursos, su padre era un rabino sionista, tuvo el
apoyo de sus padres para recibir una buena formación académica. Obtuvo la Licenciatura de Química
en 1962, por la Universidad Hebrea de Jerusalén, dos años más tarde el Máster en Bioquímica, y en
1968 se Doctoró en Cristalografía de Rayos X, por el Instituto Weizmann de Ciencias de Israel.

En 1969 realizó post doctorados en la Universidad Carnegie Mellon en la ciudad de Pittsburgh, en
Pensilvania, y en 1970 en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados
Unidos. De regreso a Israel, Ada ingresó en el Departamento de Química del Instituto Weizmann y
creó el único laboratorio de cristalografía proteica israelí; allí durante casi diez años, con dedicación y
perseverancia, estudió e hizo investigaciones.

Entre 1986 y 2004 dirigió las Unidades de Investigación Max Planck de Estructura Molecular
Genética en Hamburgo, Alemania, conjuntamente con los experimentos que hacía en el Instituto
Weizmann. Durante más de dos décadas, Ada, con tenacidad y profundos estudios, ha desentrañado
la estructura de los ribosomas (= moléculas que traen información del ADN), sus proteínas y el modo
de acción de los antibióticos, - ha examinado más de veinte diferentes antibióticos - abriendo el
camino para otros nuevos y así crear otras formas más eficaces para la curación de las
enfermedades.

Introdujo una nueva técnica la criobio-cristalografía, en la cual los cristales
son enfriados con nitrógeno en frío, en un aparato de difracción, manteniendo
así la integridad cristalográfica. La Dra. Ada Yonath dirige desde 1988 el
Centro Helen & Milton Kimmelman de Estructura Biomolecular del Instituto
Weizmann de Ciencias. Ha sido docente en varias Universidades de Israel, y
trabajó además, en Estados Unidos, Alemania y Francia.

Ha recibido reconocimientos y numerosos premios, entre ellos en 2008 obtuvo
el Premio L´Oreal -UNESCO a la Mujer y la Ciencia, por su labor en la
identificación de cómo las bacterias se hacen resistentes a los antibióticos. En
2009 se convirtió en la primera mujer israelí en recibir el Premio Nóbel de Química junto a los
bioquímicos Thomas Steitz y Venkatraman Ramakrishnan. Obtuvo doctorados honorarios en varias
Universidades y es miembro de la Academia Israelí de Ciencias y Humanidades, la Academia
Americana de las Artes y las Ciencias, la Academia Europea de Ciencias y de la Academia Nacional
de Astronáutica.

Ada Yonath es la madre de la Dra. Hagith Yonath, especialista en genética en el Sheba Medical
Center, tiene una nieta de nombre Noa y es prima de la Dra. Ruchama Marton, psicoterapeuta,
activista fundadora de Médicos por los Derechos Humanos -Israel.

Después del Nóbel, en una entrevista, Ada ha hecho un llamamiento para la liberación incondicional
de todos los palestinos cautivos, pues perpetúa la motivación para dañar a Israel, y al no tener
prisioneros que liberar no tendrán motivos para secuestrar soldados israelíes. Más adelante ha
declarado que "fue un error opinar públicamente sobre política, mi trabajo es investigar los
ribosomas". "Aunque, la colaboración científica entre países puede ser una buena ayuda para
conseguir la paz".

"Dedicarse a la ciencia, es sinónimo de placer, es intensa y con ella generas nuevos conocimientos,
lo que permite a la humanidad progresar. El trabajo científico da satisfacción intelectual, y siento que,
si hago lo que me gusta, puedo ser mejor persona". Ada Yonath sigue sus investigaciones en el
Instituto de Ciencias Weizmann.

http://en.wikipedia.org/wiki/Ada_Yonath

http://www.weizmann.ac.il/sb/faculty_pages/Yonath/CV-AY.pdf

90
Historia de la Ciencia de la Salud

Christiane Nüsslein-Volhard

Christiane Nüsslein-Volhard nació en 1942 en Magdeburgo, Alemania. Destacada bióloga alemana,
obtuvo Premio Nóbel de Medicina.

Ingresó en 1962 en la Universidad de Francfort donde estudió Biología, Física y Bioquímica. Se
diplomó en 1968 e hizo la tesis doctoral en 1973; dos años después entró en el Laboratorio de Walter
Gehring (1939-), en Basilea, Suiza, donde con mucho entusiasmo, empezó las investigaciones con
las moscas. Allí Christiane conoció al científico Eric Wieschaus (1947-), ambos tenían el mismo
interés: descubrir cómo se transformaba el huevo de la mosca drosóphila en un embrión segmentado.

Christiane aprendió con Eric genética y desarrollo, compartiendo sus
conocimientos y experiencias; años después trabajaron juntos en el
Laboratorio Europeo de Biología Molecular en Heidelberg, identificando un
pequeño número de genes y sus mutaciones. Hasta ese momento eran los
únicos científicos que estudiaban las mutaciones embrionarias de la mosca
de la fruta (=drosóphila), cómo los genes afectaban el desarrollo de los
organismos y cómo podían causar defectos en el embrión.

La mosca de la fruta o del vinagre ha sido usada desde hace tiempo en
genética para descubrir qué genes estaban relacionados con las proteínas y
para estudiar el rol de los mismos en la herencia. Estos científicos
descubrieron en el huevo de la mosca una organización, controlada por el
genoma materno, de gradientes morfogenéticos (=morfogénesis: proceso por el cual se van
desarrollando en un embrión, los órganos diferenciados de un adulto), lo que les permitiría explicar
las malformaciones congénitas en el ser humano.

Estas experiencias fueron publicadas en 1980; un año después Christiane se trasladó al Instituto
Max-Planck en la ciudad universitaria Tubinga. Desde 1985 fue nombrada directora del área de
Biología del Desarrollo. Es una de las cinco mujeres directoras del Laboratorio, entre los 200
directores.

El equipo que Christiane dirige sigue investigando los mecanismos moleculares del embrión de
drosóphila, como también el pez cebra como modelo para el estudio genético del desarrollo
embrionario en vertebrados, inclusive el hombre.

Christiane Nüsslein recibió reconocimientos y medallas en varias universidades: el Premio
Gottfried W. Leibniz (1986) y en 1995 el Premio Nóbel de Medicina compartido con Eric
Wieschaus y Edward Lewis, por sus "descubrimientos sobre el control genético del desarrollo precoz
del embrión".

En el año 2004 Christiane con el dinero que recibió del Premio Nóbel, creó la Fundación Christiane
Nusslein Volhard para estimular a jóvenes mujeres estudiantes, a que se dediquen al trabajo
científico y a la investigación, ofreciéndoles ayuda financiera, a través de becas y cuidado de sus
hijos con niñeras.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/n/nusslein.htm

https://en.wikipedia.org/wiki/Christiane_N%C3%BCsslein-Volhard

91
Historia de la Ciencia de la Salud

Rosa Elena Simeón

Rosa Elena Simeón nació en Bejucal, pueblo al sur de La Habana, Cuba, en 1943. Doctora,
investigadora y política cubana.

Hija de un tabaquero y una farmacéutica, desde niña recibió una buena educación, convirtiéndose en
una excelente estudiante. En plena adolescencia, recibió con entusiasmo el triunfo de la Revolución,
liderada por Fidel Castro (1926- ). Gracias a una beca pudo realizar estudios de medicina en la
Universidad de La Habana. Al igual que muchos jóvenes, participó activamente en las luchas por
defender sus ideas políticas y la soberanía de su país. Alfabetizó a los obreros de la fábrica Los Pinos
Nuevos, en Bejucal. Obtuvo su diploma de Médica en 1966.

Tras su graduación Rosa Elena fue seleccionada para completar su
carrera como investigadora en el Centro Nacional de Investigaciones
Científicas (CNIC), única institución científica de la época. Por su
dedicación y buen desempeño, tres años después fue nombrada jefa del
Departamento de Virología del CNIC y en 1970 fue Directora del
Departamento de Microbiología de dicha institución.

Sus investigaciones estaban relacionadas con la absorción viral y la
propagación de los virus; viajó a perfeccionar sus conocimientos a
Francia, Canadá, Jamaica y Perú. Combinaba sus investigaciones con los
estudios y en 1975 obtuvo el doctorado de Medicina Veterinaria; ese
mismo año fue nombrada Directora del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (CENSA) y
presidenta de su Consejo Científico. Realizó estudios para prevenir y tratar enfermedades en
vegetales y animales, propias de las áreas tropicales. Estuvo a cargo de las medidas de sanidad,
para combatir la gran epidemia de fiebre porcina africana, ocurrida en Cuba en 1971 y 1980.

Rosa Elena participó en conferencias y talleres nacionales e internacionales, asistió a Washington a
una reunión entre ministros del Medio Ambiente en América Latina. Trabajó como experta en
Virología para la F.A.O. En 1985 fue presidenta de la Academia de Ciencias de Cuba y de la
Comisión Nacional para el Medio Ambiente y los Recursos Naturales. Participó en 1992 en la Cumbre
de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro, y dos años más tarde en la Cumbre de las Naciones
Unidas sobre los pequeños Estados Insulares, en Barbados.

Con gran capacidad de liderazgo, exigente y crítica en el trabajo, era a la vez sensible y generosa en
elogios y a su risa contagiosa, a su apasionada y constante labor se adherían todos sus compañeros.
"No puede haber una correcta dirección sino se predica con el ejemplo". Revolucionaria y
privilegiada siempre decía que su dedicación a la ciencia se la debía al pueblo, a la Revolución y a
Fidel.

En 1994 asumió el cargo, creado ese año, de Primera Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio
Ambiente, que desempeñó hasta su muerte. Ha propuesto crear una Dirección Integrada de
Proyectos para realizar políticas y programas para la protección del Medio Ambiente y el desarrollo
sostenible. Una cultura sobre Gestión de Conocimientos entre los profesionales de recursos humanos
y tecnologías de información. En 1998 fue elegida miembro de Honor de la Academia de Ciencias de
Cuba.

Rosa Elena es una personalidad destacada en su país y en toda América Latina. Por su gran
capacidad profesional y política ha recibido honores y premios: fue elegida Heroína Nacional del
Trabajo, otorgado por el Estado cubano; recibió la Medalla Carlos Juan Finlay (1833-1915) en
1990: esta medalla lleva el nombre del científico cubano que descubrió a fines del siglo XIX, el agente
trasmisor de la fiebre amarilla.

Rosa Elena Simeón falleció en el año 2004, a los 61 años de edad. El Programa de Naciones Unidas
para el Medio Ambiente, le otorgó póstumamente el Premio Campeones de la Tierra 2006.

http://biologia.cubaeduca.cu/index.php?option=com_content&view=article&id=8429:biologiaalumnosro
sa-elena-negrin

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352008001000010

92
Historia de la Ciencia de la Salud

Linda Buck

Linda Buck nació en 1947 en Seattle, Washington. Científica estadounidense. De sus padres
aprendió a ser una pensadora crítica e independiente, lo que le ayudó mucho en su profesión.

Estudió en la Universidad de Washington recibiéndose en Fisiología y Microbiología en 1975 y en
1980 el grado de doctor en Inmunología en Texas. En su post- doctorado incursionó en la ingeniería
genética y en la investigación de los feromonas y los olores.

En 1988 inició junto a Richard Axel (1946-), otro científico de Nueva York,
el estudio de los receptores olfativos y en cómo los olores se
detectan en la nariz y se memorizan en el cerebro. Estos
descubrimientos se publicaron en 1991, donde explicaron la investigación
que hicieron de genes específicos y las proteínas relacionadas con el
sentido del olfato. Ambos científicos descubrieron la existencia de unos
1000 genes que sirven de receptores olfativos y por técnicas de biología
molecular determinaron cómo el cerebro distingue los olores. Hasta ese
entonces era un misterio saber cómo el ser humano podía recordar un olor
determinado del pasado, o los animales olfatear la proximidad de
depredadores.

Después de publicado sus hallazgos continuaron investigando por separado. Linda Buck se trasladó
al Instituto Médico Howard Hughes donde combinó la docencia con la investigación. Estudió las
sustancias químicas llamadas feromonas, que están asociadas con el apareamiento y otras
conductas de la escala animal.

Linda Buck mereció el Premio Takasago (1992) por su trabajo sobre la lógica del olor, y el Premio
Lewis S. Rosenstiel por su investigación médica básica (1997), En el año 2004 obtuvo el Premio
Nóbel de Medicina, junto al científico Richard Axel, por el trabajo sobre los receptores olfativos.

Su equipo actual sigue estudiando en el Centro de Investigaciones del Cáncer, en el Instituto Howard
Hughes.

http://www.buscabiografias.com/bios/biografia/verDetalle/9364/Linda%20B.%20Buck

http://labs.fhcrc.org/buck/

93
Historia de la Ciencia de la Salud

Françoise Barré-Sinoussi

Françoise Barré-Sinoussi nació en París, en 1947. Científica francesa, galardonada con el Premio
Nóbel en 2008.

Se doctoró como Bioquímica en 1974 en la Facultad de Ciencias de la Universidad de París y desde
los 25 años trabaja como investigadora, en el Instituto Pasteur de París, integrando el equipo de los
virólogos Dr. Jean Claude Chermann (1939-) y Dr. Luc Montagnier (1932-). Sus conocimientos e
investigaciones sobre retrovirología son reconocidos desde 1983, cuando publicó en la revista
científica Science un informe sobre el descubrimiento de un retrovirus, que se llamaría VIH, virus
identificado como el causante del SIDA.

Françoise es Directora de la Unidad de Regulación de Infecciones
Retrovirales del Instituto Pasteur y Miembro del Consejo de Gobierno de la
Sociedad Internacional de SIDA. Investigadora apasionada por su trabajo,
es autora de más de 200 publicaciones y otros tantos artículos científicos,
participa como ponente en centenares de conferencias, simposios y
congresos.

Ha viajado a los países más afectados por el SIDA: Camerún y la
República Centroafricana (África) y Vietnam (Asia); se ha dedicado
incansablemente a integrar la investigación sobre el VIH y las acciones
llevadas a cabo en los países más desfavorecidos. Reconoce que
"erradicar el virus con un tratamiento conlleva la misma dificultad o más que
encontrar una vacuna que nos proteja de la enfermedad".

Continúa trabajando en el Instituto Pasteur y actualmente las investigaciones "están centradas en un
grupo portadores del virus, pero que no desarrollan la enfermedad. Se desconoce cuáles son los
mecanismos de protección contra la infección y esto hace difícil encontrar una vacuna contra el sida"
ha declarado la Dra. Françoise.

Ha recibido varios reconocimientos dentro y fuera de Francia y después de 25 años de investigación,
en 2008 fue la primera mujer francesa en recibir el Premio Nóbel de Medicina, junto al Prof. Luc
Montagnier por “su descubrimiento del virus de la inmunodeficiencia humana”.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/barre_sinoussi.htm

http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/medicine/laureates/2008/barre-sinoussi-bio.html

94
Historia de la Ciencia de la Salud

Margaret Chan

Margaret Chan nació en 1947 en Hong Kong, en la República Popular China. Doctora en Medicina.
Directora General de la Organización Mundial de la Salud desde 2006.

Se licenció en Medicina en la Universidad de Ontario, Canadá en 1977
y tiene una maestría en salud pública, por la Universidad de Singapur
en 1985; trabajó en el Ministerio de Salud de Hong Kong desde 1978.

En 1992 fue ascendida a Directora Adjunta del Departamento de Salud,
en 1994 nombrada Directora de Salud, siendo la primera mujer en
tener ese cargo, durante nueve años. En ese período promovió la
medicina preventiva, impulsando métodos para mejorar el estilo de vida
saludable; lanzó iniciativas para mejorar la vigilancia de las
enfermedades transmisibles, así como la capacitación de los
profesionales. Combatió con eficacia en 1997, el primer brote en seres
humanos de gripe aviar y el síndrome respiratorio agudo severo
(SRAS), surgido en Hong Kong en 2003.

Luego de 25 años trabajando para el Gobierno de Hong Kong, se incorporó a la O.M.S. en 2003 y fue
Directora del Departamento de Protección del Medio Ambiente Humano y en 2005 pasó a ser
representante de la Dirección General y Directora de Respuesta a las Enfermedades
Transmisibles.

La Dra. Chan fue electa Directora General de la O.M.S. en noviembre de 2006, mandato que expiró
en junio de 2012. Con 59 años, se convirtió en la primera mujer china en dirigir un organismo de la
ONU. Sus prioridades en este cargo eran: seguridad sanitaria, desarrollo en pro de la salud,
potenciación de la capacidad de los sistemas de salud, mejora de la información y los conocimientos,
formación de alianzas y colaboración entre las distintas partes de la Organización.

Ha declarado: "Esta es una organización sanitaria para todo el mundo, pero debemos centrar la
atención en las personas más necesitadas: grupos marginados de mujeres como trabajadoras
sexuales, drogadictas, minorías étnicas y mujeres campesinas".

La Dra. Chan exhortó a los gobiernos y a la sociedad a crear una agenda en pro de la salud de las
mujeres, impulsando cambios en las políticas públicas, para "lograr una sociedad más sana".

En 2009 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. El Consejo
Ejecutivo de la OMS nombró a la Dra. Margaret Chan para un segundo mandato como Directora
General, que se inició en julio de 2012 y continuará hasta el 30 de junio de 2017.

http://es.wikipedia.org/wiki/Margaret_Chan

http://www.emol.com/noticias/internacional/2012/05/23/541924/margaret-chan-es-oficialmente-
reelegida-directora-general-de-la-oms.html

95
Historia de la Ciencia de la Salud

Elizabeth Blackburn

Elizabeth Blackburn nació en la isla de Tasmania, en 1948. Bioquímica australiana.

Estudió Bioquímica en la Universidad de Melbourne y en 1975, en la Universidad de Cambridge, en
Inglaterra, graduándose en Biología Molecular. Gracias a una beca postdoctoral, por su tesis de la
Secuenciación de ácidos nucleicos, estudió en la Universidad de Yale, luego en la de California, en
Berkeley, junto al biólogo inglés Jack W. Szostak (1952-). Allí juntos investigaron el comportamiento
de los telómeros en diversos organismos. Los telómeros son los extremos de los cromosomas, que
sirven para la división celular y los protegen de la degradación.

En 1984, Elizabeth descubrió junto a su joven discípula Carol Greider
(1961-), la telomerasa, una enzima que forma los telómeros durante la
duplicación del ADN. Un año después logran aislarla. Fue directora de
laboratorio y en 1993 Directora del Departamento de Microbiología e
Inmunología, siendo la primera mujer en obtener ese puesto en la
universidad de California. Ejerce como profesora de biología y fisiología en
la Universidad de San Francisco, California.

Con gran esfuerzo y dedicación Elizabeth y Carol han seguido su
investigación biomédica, logrando demostrar la importancia de la telomerasa
y sus efectos en el tratamiento del cáncer y del envejecimiento. Elizabeth
da conferencias y seminarios sobre los telómeros y el cáncer; ha escrito numerosos ensayos y
artículos relacionados con la maternidad, declarando que “toda mujer tiene derecho a elegir una
carrera sin miedo a ser discriminada por su maternidad”. Está casada con el científico John Sedat
desde 1975 y tienen un hijo, nacido en 1986. Tienen un interés común en la biología molecular y John
Sedat es profesor de bioquímica y biofísica en la UCSF.

Ha recibido prestigiosos premios como el Premio de la Academia Nacional de Ciencias de Estados
Unidos (1990); la Medalla de Oro de la Sociedad Americana contra el Cáncer (2000); Premio
Albert Lasker por Investigación Médica Básica (2006) junto con Carol Greider y Jack Szostak;
Premio Paul Ehrlich-und-Ludwig-Darmstaedter (2009) junto a Carol Greider y últimamente en 2009
el Premio Nóbel de Medicina junto a Carol Greider y Jack Szostak.

Pertenece a las sociedades científicas más prestigiosas: la Sociedad Americana de Biología
Celular, donde es presidenta, al Instituto de Medicina de Estados Unidos y a la Sociedad Real
de Londres.

http://es.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Blackburn

http://mujeresdeciencias.blogia.com/2008/011301-elizabeth-helen-blackburn-1948-.php

96
Historia de la Ciencia de la Salud

Sima Samar

Sima Samar nació en 1957 en la provincia de Ghazni, Afganistán. Médica y defensora de los
derechos humanos.

Desde pequeña sufrió la discriminación por ser mujer; siendo muy buena estudiante, ganó una beca
para estudiar medicina. Tuvo la oposición de su padre, pero se casó con un hombre educado, que le
permitió estudiar en la Universidad de Kabul, donde obtuvo su licenciatura en Medicina en 1982,
convirtiéndose en la primera mujer hazara en lograrlo (hazara= grupo étnico de lengua persa que vive
en Afganistán).

En 1979 las tropas soviéticas invadieron el país para apoyar al gobierno
comunista. Empezó una sangrienta guerra civil: soviéticos,
norteamericanos y sus aliados europeos, y a fines de 1994, los
Talibanes. El caos reinó, los centros de salud fueron destruidos por
bombardeos, las escuelas cerradas. Hubo masacres, asesinatos y
destrucción. Las restricciones a las mujeres fueron drásticas, y su papel
en la sociedad desapareció por completo. Más de un millón de civiles
muertos y más de dos millones de refugiados afganos, fue el saldo de
casi dos décadas de guerra

En 1984 cuando su marido fue arrestado y muerto, Sima abandonó
Afganistán con su pequeño hijo y se fue a Pakistán. Allí trabajó en un campo de refugiados, pero al
comprobar la falta total de servicios de salud para las refugiadas afganas mujeres, abrió en 1989 el
Shuhada (=Mártires), una organización dedicada a la asistencia sanitaria de las mujeres y niñas
afganas. Sima administraba el hospital y capacitaba a enfermeras.

Decidida y valiente ayudó a abrir numerosas escuelas clandestinas donde se educaban miles de
mujeres y niñas; los programas de educación iban acompañados con distribución de comidas e
información sobre higiene y planificación familiar, después de dar a luz, ocho, diez o doce hijos. El
trabajo de Sima y sus colaboradores era muy difícil, arriesgaban la vida diariamente para mejorar la
situación de las mujeres, pues los Talibanes no aceptaban la educación de ellas.

Además de dirigir casi 50 escuelas, esta mujer, luchadora incansable, también dirigió cuatro
hospitales y diez clínicas médicas en Quetta y Kabul, donde entrenaba a las esposas de los
refugiados como enfermeras y maestras. Años después se abrieron otros establecimientos por todo
Afganistán. Fue amenazada de muerte varias veces, pero nunca se detuvo. Acusaba los maltratos y
los excesos: "No se olviden de las mujeres, aún las incultas son más educadas que cualquier
talibán".

En el año 2002 la Dra. Sima Samar regresó a Afganistán, después de haber vivido casi dos décadas
en campamentos de refugiados: el nuevo gobierno de coalición, encabezado por Hamid Karzai
(1957-) la nombró Ministra de los Asuntos de la Mujer. Un año después, la organización Shuhada
inauguró la primera casa de refugio para mujeres que estaban siendo discriminadas por no tener "un
guardián", es decir, un hombre, por lo tanto no tenían acceso a tener una vivienda. Aquí se les daba
educación, se les proveía de un trabajo y de consultas legales.

Fue forzada a dejar el cargo en el ministerio por ser considerada demasiado crítica con las leyes
islámicas, y desde entonces, como ciudadana civil, alzó su voz de protesta en contra del gobierno de
Karzai, por su falta de respeto a los Derechos Humanos. Desde 2001, año en que los Talibanes
dejaron el poder, en Afganistán continúan los abusos contra los derechos humanos: detenciones,
torturas, penas de muerte sin juicios; la impunidad sigue estando arraigada y los autores de esas
violaciones, quedan sin castigo. Estados Unidos y las Fuerzas de Coalición incrementan el número
de civiles muertos.

La cultura tradicional del país es misógina y la violencia contra las mujeres, endémica, los policías la
ven como legítima y no procesan los casos denunciados. Sima preside la Comisión Independiente
de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC) y desde el 2005 es Relator Especial de las
Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Sudán.

97
Historia de la Ciencia de la Salud

Sima Samar ha recibido varios premios internacionales por su trabajo en derechos humanos y la
democracia, entre ellos: Premio Ramón Magsaysay en 1994; del Foro Económico Mundial en
1995 en Suiza; de la Fundación Pablo Grünninger, en 2001 en Suiza; Premio a la Mejor
Trabajadora Social, en Pakistán en 2001; Premio John Humphrey a la Libertad, en 2001 en
Canadá; Premio a la Democracia y Derechos Humanos en Asia, en el 2008 otorgado por la
Fundación de Taiwán.

La Dra. Sima Samar ha pasado toda su vida dedicada a la medicina y a la educación de las mujeres
afganas. Vehemente activista a favor de los Derechos Humanos, continúa su lucha por una sociedad
más justa y digna, concientizando a los organismos para hacer cumplir las leyes. "Para poder hablar
de democracia, hay que tener en cuenta que las mujeres son parte de la solución, pero si se
las excluye la paz no será sostenible". "Si los talibanes vuelven al poder, deberán cambiar de
mentalidad respecto a la libertad y a las mujeres".

http://es.wikipedia.org/wiki/Sima_Samar

http://www.asiapacificforum.net/news/sima-samar-wins-top-human-rights-award.html

98
Historia de la Ciencia de la Salud

Cynthia Maung

Cynthia Maung nació en 1959 en Rangún, Birmania. Médica que desarrolla ayuda humanitaria en un
campamento de refugiados en la frontera con Tailandia.

Desde 1962, año en que los militares tomaron el poder, Birmania se ha convertido en uno de los
países más pisoteados en materia de derechos humanos: la junta militar persigue a los opositores
con trabajos forzados, violan, esclavizan, torturan y matan impunemente. La extrema pobreza hace
que uno de cada dos habitantes sufra desnutrición y eso hace que millares de personas abandonen
sus poblados.

Cynthia es miembro de la minoría étnica Karen, estudió medicina y trabajó en diversos hospitales y
clínicas privadas, en los alrededores de Rangún. Fue testigo de las protestas populares pro-
democracia de 1988 en que los soldados birmanos abrieron fuego contra civiles, y en la que murieron
unas 3000 personas. Viajó a través de la selva hacia Tailandia, ayudando a los enfermos y heridos en
el camino. Llegó a la población Mae Sot en la frontera entre Tailandia y Birmania; esta médica
activista, empezó su labor humanitaria en un campo de refugiados, donde fundó una pequeña clínica,
el Centro Mae Tao. Allí acuden por miles los refugiados que sufren todas las enfermedades del
hacinamiento: disentería, malaria, virosis, infecciones
respiratorias y hasta las parturientas.

Ya hace más de 20 años que Cynthia ofrece atención médica y
entrenamiento a gente de etnias locales para formar varios
grupos de trabajadores sanitarios; organizó una casa para niños
huérfanos o abandonados, introdujo equipos médicos al interior
de Birmania, dando lecciones de higiene y nutrición en pueblos
aislados.

Durante la temporada de lluvia, la Dra. Cynthia envía grupos de
médicos que se internan en la densa selva a pie para llevar medicamentos a las zonas remotas del
interior. También enseñan a las parteras tradicionales que usen técnicas más higiénicas. Estos
grupos de profesionales junto a la Dra. Cynthia crearon y financiaron escuelas, orfanatos y refugios
para mujeres. Atienden a más de 100.000 desplazados birmanos por año. Algunos refugiados han
nacido y han pasado toda su vida en estos campamentos.

Cynthia Maung desde 1999 ha recibido numerosos premios por su gran labor humanitaria y por su
lucha por los derechos humanos, otorgados por diferentes organizaciones internacionales, entre ellos:
el Premio Mundial de la Infancia Popular de Honor (2007) y el Premio Internacional de Cataluña,
junto a otra birmana Aung San Suu Kyi (2008).

En un país donde las luchas internas, la corrupción y la ineficiencia abundan, la Dra. Cynthia valiente
y perseverante, es un faro de confianza y esperanza con su ayuda humanitaria. Su trabajo es
respaldado por donantes privados y la ayuda extranjera de varios países.

Ha expresado en conferencia de prensa que es "muy débil y caótica" la respuesta de la comunidad
internacional y de las Naciones Unidas ante la violación de los derechos humanos que hay en su
país. Pidió que salgan del país las empresas europeas establecidas porque alimentan y engordan al
régimen militar. Señaló a India y China al destacar que explotan sus recursos naturales.

La Dra. Cynthia es conocida como la "Madre Teresa de Birmania" y ha organizado en el interior del
país clínicas satélites, instalaciones clandestinas para repartir ayuda humanitaria y obtener
información para los movimientos de resistencias. En junio de 2012 el gobierno de Birmania
(Myanmar) invitó a la Dra. Cynthia Maung a volver al país para abrir y dirigir hospitales, en esta
nueva etapa de reformas del gobierno civil.

http://seattletimes.com/special/burma/cythia.html

http://worldschildrensprize.org/cynthia-maung

99
Historia de la Ciencia de la Salud

Carol Greider

Carol Greider nació en 1961 en San Diego, California, Estados Unidos. Bioquímica americana.

Desde niña tuvo dificultad con la gramática, años más tarde, supo que era disléxica. Contando con el
estímulo de sus padres, ambos científicos, trató siempre de concentrarse en determinados objetivos,
logrando con perseverancia, vencer los obstáculos.

Carol estudió en la Universidad de Santa Bárbara, California, donde hizo una licenciatura en biología
en 1983. Siguió estudios en biología molecular en la Universidad de Berkeley, siendo alumna de
Elizabeth Blackburn. En sus investigaciones Carol aprendió que "obtener la respuesta correcta es
más importante que obtener una respuesta que esperas encontrar".

Después de exhaustivas experiencias, Carol y su profesora Elizabeth descubrieron en 1985 la
enzima telomerasa, que es la responsable del mantenimiento cromosómico. Se dedicaron con pasión
y ahínco a investigar esta enzima, que es capaz de mantener los telómeros siempre jóvenes; éstos se
encuentran en el extremo de los cromosomas y actúan contra el envejecimiento celular.

Tras terminar su tesis post-doctorado en 1987, Carol siguió sus investigaciones en el Laboratorio
Cold Spring Harbor, Nueva York. Durante seis años trabajó con el científico Cal Harley, estudiando el
papel de la telomerasa en el cuerpo humano; han descubierto que la telomerasa se reactiva en
las células cancerosas, provocando la aparición de tumores. Con este descubrimiento se puede
estudiar en un futuro cercano, nuevas terapias o métodos para frenar la segregación de esta enzima
y ayudar en el tratamiento contra el cáncer. Luego de publicar en 1990 el resultado de su trabajo,
Carol fue promovida a Investigadora Asistente.

En 1993 Carol se casó con el Historiador de la Ciencia Médica Nathaniel
Comfort y tuvieron dos hijos. En 1997 se trasladaron a Maryland, a la
Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore,
donde los dos científicos ejercen e investigan actualmente; Carol como
catedrática de biología molecular y genética. Trasmite a sus
estudiantes su saber y entusiasmo por la ciencia; se toma tiempo para
combinar la docencia, la investigación con conferencias y la maternidad.

En 2003 la Dra. Carol Greider fue elegida miembro de la Academia
Nacional de Ciencias. Ha recibido prestigiosos premios por sus
investigaciones, entre ellos el Premio Albert Lasker por Investigación
Médica Básica (2006), Premio Paul-Ehrlich-und-Ludwing -
Darmstaedter (2009) y el Premio Nóbel de Medicina (2009), los tres premios compartidos con
Elizabeth Blackburn.

http://msa.maryland.gov/megafile/msa/speccol/sc3500/sc3520/015500/015533/html/15533bio.html

http://www.publico.es/257856/nobel-a-la-enzima-de-la-inmortalidad

100
Historia de la Ciencia de la Salud

URUGUAY

Las profesionales de la salud

101
Historia de la Ciencia de la Salud

Las profesionales de la salud

Las primeras mujeres que emprendieron la ayuda humanitaria en el hospital fueron las Hermanas del
Huerto, hermanas de la Caridad que llegaron al puerto de Montevideo en la mitad del siglo XIX. Les
tocó asistir a los enfermos de dos epidemias: la de la fiebre amarilla y la del cólera. Con mucha
dedicación llevaban alivio y consuelo a los pobres enfermos del primer hospital llamado Hospital de
San José y la Caridad. El hospital se creó para atender personas carentes de recursos económicos y
que no podían pagar la asistencia médica privada. En 1906 por orden del presidente del país, José
Battle y Ordoñez (1856-1929), se suprimieron todos los crucifijos de las salas de internación: se
enfrentaron el poder religioso y el poder médico. En 1911 es llamado oficialmente Hospital Maciel en
memoria del filántropo fundador Francisco Antonio Maciel (1757-1807).

Durante las primeras tres décadas del siglo XX se abrieron nuevos hospitales públicos en Montevideo
y 28 en el interior del país: ya estaba desde 1880 el Hospital Psiquiátrico Vilardebó. En 1908 se fundó
el Hospital Militar y el Hospital Pediátrico Pereira Rossell.

Maternidad y Ginecología del Pereira Rossell en 1915

Hospital de Niños Dr. Pedro Visca fundado en 1922 (cerrado en 1983)

Hospital Hogar Piñeyro del Campo y Hospital Pasteur en 1923

y Colonia Gustavo Saint Bois fundada en 1928 (hoy Centro Hospitalario del Norte Gustavo Saint Bois)

La educación de la mujer en el Uruguay fue cobrando fuerza a finales del siglo XIX y principios del XX
al ser impulsada por Batlle y Ordoñez, primero en su prédica en el Diario El Día que él había fundado
en 1886 y luego como Presidente de la República (1903-1907 y 1911-1915). Aunque los prejuicios y
el machismo de algunos sectores de la sociedad eran fuertes, la mujer tuvo acceso a todos los
grados de educación y a la carrera universitaria

El comienzo de la enfermería laica comenzó en 1912 con la Escuela de Nurses bajo la dirección
del Dr. Carlos (de Oliveira) Nery y nurses docentes de Inglaterra. A partir de 1919 la Cruz Roja
Uruguaya también realizó cursos para auxiliares de enfermeras voluntarias de la Cruz Roja. Durante
el gobierno dictatorial de Gabriel Terra (1873-1942), se creó en 1934 la Escuela de Sanidad y
Servicio Social, dentro de la cual la Escuela de Nurses “Dr. Carlos Nery” era una sección. Las
distintas organizaciones y la falta de recursos la llevaron al deterioro progresivo.

En 1950 se fundó la Escuela Universitaria de Enfermería (EUE) junto con el proyecto de Hospital
Universitario, el Hospital de Clínicas “Dr. Manuel Quintela”, dependiendo de la Facultad de Medicina.
En la Escuela de Enfermería se impartían mayores conocimientos a sus alumnas, creando una
profesión científica a nivel internacional: con esto se lograba la valoración en la sociedad de estas
profesionales. Tres años después, en 1953 se graduaron 21 enfermeras, diez de Montevideo y once
del interior del país.

El Hospital de Clínicas “Dr. Manuel Quintera” como Hospital Universitario, dirigido por la
Facultad de Medicina, fue inaugurado en 1953, con el ingreso de
los primeros pacientes y las nuevas enfermeras. Luego de un
período de intervención durante la Dictadura Militar (1973-1985) la
Escuela de Enfermería reabrió sus puertas transformándose a
partir de 1994 en el Instituto Nacional de Enfermería y desde
2004 es reconocida como Facultad por el Consejo Directivo
Central de la Universidad de la República (UdelaR).

A lo largo de su historia el Hospital de Clínicas como Hospital
Universitario ha ejercido un rol central en la formación de profesionales de la salud: se desarrollan
tanto la carrera de Medicina, como la de las diferentes carreras de grado, como la Escuela
Universitaria de Tecnología Médica, la Escuela de Nutrición y Dietética, la Escuela de Graduados y la
Administración Hospitalaria. La investigación y docencia es de suma importancia para la capacitación
de su personal, como el Centro Latinoamericano de Perinatología, para obstetras y pediatras.

---------------

102
Historia de la Ciencia de la Salud

Los primeros médicos que tuvo el Uruguay fueron emigrantes de Río de Janeiro o de Europa,
principalmente alemanes, franceses e italianos. También fueron los primeros profesores de la
Facultad de Medicina, institución fundada en 1875, comenzando sus primeras Cátedras un año
después. La primera generación de profesionales uruguayos egresó seis años más tarde, en 1882.
En ese mundo dominado por hombres, la primera mujer partera Adela Peretti dio su examen en 1881;
hasta ese momento los partos eran realizados por matronas y cirujanos.

Mientras que en Chile la primera mujer médica Eloísa Díaz Insulza obtuvo su doctorado en enero de
1887, en Brasil, la primera mujer médica graduada en el país, Rita Lobato Velho Lopes lo hizo a fines
del mismo año, y en Argentina, Cecilia Grierson, en 1889. En el Uruguay, en cambio, la presencia de
la mujer en la profesión médica ha sido escasa en los primeros años del siglo XX: recién en 1908
Paulina Luisi egresó de la Facultad de Medicina de Montevideo. Estudió luchando contra un
ambiente misógino, prejuicioso y conservador.

Unos años más tarde, en junio de 1924, en el periódico estudiantil mensual “Renacimiento”
aparecían las Doctoras Inés Luisi médica cirujana, que había sido nombrada decana de la
Universidad Femenina de Montevideo; Luisa Volonté, médica cirujana del Hospital de Niños; María
Inés Navarra, dentista; Eduardina Ponce, cirujana dentista; Delia Cabrera Castro, cirujana dentista. A
fines de la década de 1950 eran más de doscientas las mujeres médicas de nuestro país.

http://enfeps.blogspot.com/2012/08/enfermeras-de-uruguay-parte-de-su.html

http://www.unidadbatllista1010.com.uy/el-pensamiento-avanzado-de-don-jose-batlle-y-ordonez/

http://www.fmed.edu.uy/institucional/rese%C3%B1a-institucional/rese%C3%B1a-institucional

http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?pid=S0303-32952010000400009&script=sci_arttext

103
Historia de la Ciencia de la Salud

Aurelia Ramos de Segarra

Aurelia Ramos de Segarra nació en 1860 en Uruguay. Fundadora y presidente de la Cruz Roja
Uruguaya.

Uruguay vivía desde el período de la Guerra Grande (1839-1851)
revoluciones internas y sublevaciones que creaban un clima de
intranquilidad y arrojaban un saldo de muertos y heridos que, a causa de
los precarios recursos sanitarios era difícil de atender. Se creó así una
Sociedad Filantrópica de Damas Orientales para atender los heridos de
guerra, pero duró pocos años.

La Revolución de 1897 fue un movimiento armado liderado por el caudillo
Aparicio Saravia (1856-1904) contra el gobierno de Juan Idiarte Borda
(1844-1897). Esto hizo que Aurelia Ramos de Segarra, fundara La Cruz
Roja Uruguaya, de la cual fue presidente. Era un grupo de señoras de la
alta sociedad, muy caritativas y solidarias, que llevaban alivio, apoyo
moral y primeros auxilios a los heridos - sin distinción de divisas - también medicamentos y
material sanitario.

Los auxilios de la Cruz Roja fueron de inmenso valor: su acción salvó muchas vidas y alivió el dolor
de muchas personas. En 1900 fue reconocida por el Comité Internacional de la Cruz Roja y Media
Luna Roja. A partir de ese momento comenzó una mejor organización médica, y se empezó a usar
camillas para el traslado de los heridos.

Aurelia Ramos de Segarra presidió la organización durante treinta años, es decir, desde 1897 a
1927; su abnegada labor y vocación de servicio fue un ejemplo
para las socias, pues todas realizaban trabajo voluntario y
altruista, ya que no buscaban compensaciones materiales,
económicas o profesionales.

Aurelia Ramos de Segarra falleció en 1927.

La siguiente presidente de la Cruz Roja Uruguaya fue Elisenda
Safons de Arrillaga, desde 1927-1945. La Cruz Roja a lo largo de
117 años de vida se ha nutrido de hombres y mujeres de buena voluntad, trabajando juntos con
energía, en la lucha contra el hambre y por la Paz.

El 8 de mayo se celebra el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en honor a la
fecha de nacimiento de su fundador y primer Premio Nóbel de la Paz en 1901, el filántropo suizo
Henry Dunant (1828-1910). En el año 2016 se conmemoró los 157 años de la Batalla de Solferino,
Italia (junio 1859), hito inspirador de la red humanitaria.

Libro: “Nombres Femeninos en el Nomenclátor de Montevideo” - María Emilia Pérez Santarcieri

http://es.wikipedia.org/wiki/Aurelia_Ramos

104
Historia de la Ciencia de la Salud

Paulina Luisi

Paulina Luisi nació en 1875. Primera médica uruguaya: se recibió en 1908.

Su padre Ángel Luisi, era italiano y tenía estudios de Derecho, era maestro y educador; su madre
Josefina Janicki, polaca, había estudiado en la Sorbona, era maestra e inspectora y luchó por el voto
femenino y la enseñanza laica. El matrimonio radicado desde 1878 en Paysandú, Uruguay, fundó el
Instituto Luisi, donde impartían sus profundos conocimientos pedagógicos y sociológicos, y donde la
cultura estaba orientada hacia una ideología de libertad y de ideas progresistas en el sentido moral,
contrarias a las enseñanzas de esa época.

En 1887 el matrimonio y sus ocho hijos, seis mujeres y dos varones, se trasladaron a Montevideo,
Paulina y sus hermanas estudiaron para maestras, donde se destacaron por su independencia.
Luego de recibirse de maestra, ingresó en 1900 a la Facultad de Medicina. Su hermana Clotilde Luisi
será la primera abogada del Uruguay, Luisa Luisi una poetisa destacada, Inés también médica, Elena
y Anita serán maestras. Todas fueron ejemplos de mujeres emancipadas.

Paulina soportó la burla de sus compañeros y los prejuicios de una
sociedad que se alarmaba porque una mujer viera a los hombres
desnudos. Siendo ya médica, hizo la especialización en dermatología y
enfermedades venéreas en París en 1923. Ejerció la docencia en la
Enseñanza Secundaria y ocupó la cátedra en la Facultad de Medicina
donde pudo disponer de un laboratorio propio para sus investigaciones
sobre fecundación y fertilidad.

Fue una de las fundadoras del feminismo uruguayo, al crear el Consejo
Nacional de Mujeres, convencida que sólo a través de la unión de las
mujeres mismas, se obtendría las reformas a que aspiraban. Desarrolló
una intensa labor en la defensa de los derechos de la mujer: en liberar a la
mujer de la tutoría del hombre y su consecuente crecimiento moral e intelectual como persona.

Paulina actuó en política, siendo miembro fundador del Partido Socialista del Uruguay (1910). Fue la
primera mujer latinoamericana en concurrir en representación de un gobierno a la Sociedad de las
Naciones y delegada del gobierno en la Comisión de Protección a la Infancia y la Juventud (1922-
1932). Asistió al Primer Congreso Nacional Femenino, en 1923 que tuvo lugar en La Habana, Cuba,
en apoyo a las mujeres cubanas para hacer válidos sus derechos de insertarse en la sociedad.

Promotora y luchadora incansable de los valores de la mujer, entre ellos el voto femenino. El sufragio
femenino se obtuvo en 1932. Se destacaba su preocupación por la trata de blancas y la defensa de
las madres solteras. Activista por la paz mundial, concurrió a la Conferencia Internacional sobre el
Desarme, a la cual sólo asistieron cinco mujeres (1932).

Tuvo una ardiente vocación de justicia, creó organizaciones sociales y sindicales de mujeres; la Unión
de Telefonistas y el de Costureras de Sastrerías. Paulina participó en numerosos congresos y
dictado diversas conferencias, trabajó intensamente en todos los temas de su especialidad médica.
Publicó varios trabajos y entre otras obras, una tan audaz como "La enseñanza sexual" (1919)
donde proponía una enseñanza en las escuelas tanto a las niñas como a los varones.

Paulina Luisi falleció en Montevideo, en 1950, a los 75 años. En el Prado de Montevideo, hay un
árbol consagrado a su memoria.

http://www.smu.org.uy/publicaciones/noticias/noticias93/luisi.htm

Libro: “Nombres Femeninos en el Nomenclátor de Montevideo” - María Emilia Pérez Santarcieri

105
Historia de la Ciencia de la Salud

María Luisa Saldún de Rodriguez

María Luisa Saldún de Rodriguez nació en 1902,en el Departamento de Flores, Uruguay. Médica
uruguaya investigadora de la diabetología infantil en Sud América.

Obtuvo su doctorado en Medicina en 1928, comenzando su carrera docente en 1933, al crearse el
Instituto de Pediatría, con la enseñanza de la semiología en dicha institución, instruyendo en todos
los ámbitos donde se requería especialización pediátrica. Durante ocho años la Dra. María Luisa
junto al Prof. Dr. José Bonaba (1885-1949) investigaron e hicieron un estudio evolutivo de los
enfermos y enfocaron en forma exhaustiva el tratamiento de la diabetes infantil, presentando en 1942
su trabajo en la Sociedad Uruguaya de Pediatría: "Diabetes infantil".
Entre sus diversos trabajos de investigación, está “Insuficiencia cardíaca
aguda del lactante”, en el cual se destaca que dicho síndrome era casi
“totalmente desconocido en la literatura pediátrica e ignorado en la
clínica”.

María Luisa participó a favor de la divulgación de temas médicos e
información educativa a la población, siendo en 1940 Médica Honoraria
fundadora de la Primera Clínica de Nutrición para Preescolares de la
Asociación Uruguaya de Protección a la Infancia (AUPI), de la que
fue miembro de su Consejo Directivo, actuando además como directora
técnica del Instituto Interamericano del Niño.

En 1941 la Dra. Maria L. Saldun presentó su Tesis de Agregación en la
Facultad de Medicina, titulada "Nuestra experiencia sobre tratamiento médico-social de la
diabetes infantil y sus complicaciones". Su trayectoria en la vida médica uruguaya trascendió
fronteras, y en 1941 fue invitada oficial del Gobierno de Chile para representar al Uruguay en el
Homenaje a las primeras médicas chilenas.

Desde 1945 por iniciativa suya, se creó en el Hospital Pereira Rossell, una Sala para niños
diabéticos, que necesitasen internarse por desajuste o complicaciones de su enfermedad. Fue la
primera médica que hizo estudios sobre la asistencia primaria en nutrición infantil, habiendo
promovido un encuentro internacional sobre nutrición y enfermedad.

En 1951 María Luisa, junto a un grupo de destacados médicos diabetólogos y endocrinólogos, entre
los que se contaba la Dra. Perla Temesio, creaba la Asociación de Diabéticos del Uruguay (ADU);
un año después esta Asociación se afiliaba a la Federación Internacional de Diabetes, siendo el
primer país sudamericano que se afilió.

La Dra. Maria L. Saldún fue la primera mujer que obtuvo el título de Profesora Agregada en la
Facultad de Medicina. Se desempeñó como Profesora de Clínica de Niños y Directora del Instituto
de Pediatría y Puericultura, Jefe de Sala, Médico Jefe de un consultorio Gota de Leche.

Publicó más de trescientos trabajos científicos, tanto de investigación como de divulgación: "La
sobrevida del niño diabético con normalización integral", "El Síndrome de Mauriac en niños
diabéticos", "Protección social del niño diabético", entre muchos otros. Otra obra social de
mucha importancia impulsada por esta destacada pediatra y diabetóloga uruguaya, fue la
incorporación de "Hogares sustitutos para el Niño Diabético", con el fin de solucionar el problema
que crea al paciente y al médico cuando el niño es huérfano.

Ha obtenido varios títulos en el extranjero: miembro de la Sociedad de Pediatría de Rio de Janeiro
y de Santiago de Chile; miembro de honor de la Agrupación de Mujeres Médicas de Santiago
de Chile; miembro de la Academia Americana de Pediatría de Estados Unidos. Ha participado en
eventos científicos y Congresos Internacionales de Diabetes.

La Dra. María Luisa Saldún falleció en 1966 y ha sido homenajeada en varios países, por sus treinta
años de labor continua. En Colombia se puso su nombre a una Sala de Pediatría del Hospital del
país. En Buenos Aires se realizó en 1967 durante una semana un simposio sobre "Pediatría Sanitaria
y Social": esa semana llevó el nombre de la pediatra uruguaya y se disertó sobre "La proyección de
la obra de la Dra. Saldún".

106
Historia de la Ciencia de la Salud

En 1976 como un homenaje a los diez años de su desaparición física, se publicó el libro “Diabetes
Infantil” de Víctor Scolpini y otros colaboradores del Servicio de Diabetes Infantil del Instituto de
Pediatría.

http://www.smu.org.uy/dpmc/hmed/historia/articulos/saldun.pdf

http://www.smu.org.uy/dpmc/hmed/historia/articulos/mujeres-medicas.pdf

Libro: “Nombres Femeninos en el Nomenclátor de Montevideo” - María Emilia Pérez Santarcieri

107
Historia de la Ciencia de la Salud

Elida Murguía de Roso

Elida Murguía de Roso nació en 1914 en la ciudad de Salto, Uruguay. Primera médica cirujana del
país y pionera en la cirugía infantil.

Hizo sus estudios de primaria y secundaria en su ciudad natal, luego
ingresó en la Facultad de Medicina de Montevideo, donde se graduó
en 1947. Con mucha decisión y perseverancia, supo afrontar los
obstáculos logrando su gran anhelo: ser cirujana. Se desempeñó
como médica cirujana en varias instituciones: el Hospital Pereira
Rossell, el Hospital Pedro Visca, la Dirección General de la Seguridad
Social (DGSS) y el CASMU.

Fue una destacada docente en la Facultad de Medicina, y como educadora ocupó el cargo de
docente grado V en Cirugía infantil. Sus profundos conocimientos se plasmaron en numerosos
trabajos científicos tanto en Uruguay como en el extranjero, entre los que se destacan las primeras
obras sobre quemaduras en el niño, realizadas entre los años 1957 y 1961.

Elida ha fotografiado y filmado muchas de sus intervenciones quirúrgicas, que le ha servido de
material para sus clases y las de otros colegas. Estos registros también fueron de gran apoyo para
presentar en numerosos congresos en los que participó como expositora.

Ha consagrado su trabajo y su vida, con amor y vocación y ha contribuido a mejorar la calidad de
atención y a que disminuyera la mortalidad infantil. Su generosidad, devoción y humanidad se
reflejaban al hacer de “acompañante espiritual” junto al niño enfermo y sus familiares, cuando se
trataba de situaciones límites.

La Doctora Elida Murguía ha sido Jefe de Servicio de Cirugía Infantil en varias instituciones
médicas; con ese cargo egresó en 1985 del CASMU, con más de 40 años de desempeño profesional.
Su labor ha sido plenamente reconocida: en el año 2008 en ocasión de la conmemoración del
centenario del Hospital Pereira Rossell, fue mencionada junto a una larga lista de médicos que
dejaron su impronta en dicho hospital.

La Doctora Elida Murguía de Roso falleció en octubre de 2012.

http://www.smu.org.uy/publicaciones/noticias/noticias146/art11.pdf

108
Historia de la Ciencia de la Salud

Dora María Ibarburu

Dora María Ibarburu Irazusta nació en 1918 en el departamento de Salto, Uruguay. Enfermera y
fundadora de la Escuela Universitaria de Enfermería.

Viviendo en la capital del país, Montevideo, a partir de 1931 cursó estudios en la Sección Femenina,
para ingresar luego a la Facultad de Medicina estudiando Anatomía y Fisiología. En 1940 entró a la
Escuela de Nurses “Dr. Carlos Nery”, (fundada en 1912) donde se destacó entre sus compañeras
por su liderazgo y su alto nivel de conocimientos. Obtuvo las más altas
calificaciones al graduarse como Nurse en 1942.

Dora inició sus actividades profesiones en el Dispensario
Antituberculoso del barrio Colón; luego de dos años de destacada
actuación, recibió una beca de la Fundación Rockefeller para ir a estudiar
a la Universidad de Toronto, Canadá, donde realizó cursos en Salud
Pública, Educación y Administración de Escuelas y Psiquiatría entre 1944 y
1946. De regreso a su país, fue Supervisora del Centro de Salud de la
Ciudad de Treinta y Tres.

Siempre dinámica y con grandes deseos de seguir perfeccionándose, viajó
a Chile a hacer un estudio del funcionamiento de las Escuelas de
Enfermería, y en 1949 concurrió como delegada del Servicio Cooperativo Interamericano de Salud
Pública al Congreso Regional de Enfermería realizado en Lima, Perú.

En 1950 Dora Ibarburu fue fundadora de la Escuela Universitaria de Enfermería (EUE) y su
Directora hasta 1962, donde fomentó y contribuyó a la preparación del cuerpo docente. Ese mismo
año, el Hospital de Clínicas Dr. Manuel Quintela, pasó a depender de la Facultad de Medicina como
un Hospital Universitario, donde los médicos podían enseñar e investigar junto a los estudiantes de
Medicina: fue habilitado a partir de 1953.

Este hospital se convirtió rápidamente en un centro de referencia por la alta calidad profesional del
personal de enfermería graduados luego de tres años de estudios en la EUE, reconociendo y
reivindicando su labor y capacitación. También se realizaban cursos de Auxiliares de Enfermería,
formando Escuelas de Dietistas, Visitadoras Sociales y Técnicos de Fisioterapia.

Entre los años 1955 y 1956 Dora viajó a Estados Unidos para seguir perfeccionándose con otra beca
de la Fundación Rockefeller, tomando cursos de Administración de Escuela, Psicología y Filosofía de
la educación. A su regreso, la Escuela Universitaria de Enfermería
había sido trasladada al Hospital de Clínicas. Talentosa,
trabajadora incansable y con gran entusiasmo Dora asumió en
1962 el cargo como Jefa del Departamento de Enfermería:
impulsó valores como el respeto por el ser humano, sano o
enfermo, actitud científica y crítica, la comprensión como sentido
humanitario y mejoras en las condiciones de salud. Las
estudiantes se alojaban y efectuaban sus prácticas dentro del
Hospital de Clínicas. El alto nivel de estudio y trabajo en equipo que se impartía permitió aceptar a
estudiantes y enfermeras docentes de varios países de América Latina para realizar cursos y
pasantías. Se otorgaron becas a las estudiantes para realizar cursos de postgrado y poder asistir a
congresos para adquirir mayor capacitación.

En 1965 la Organización Mundial de la Salud la designó para integrar el “Cuerpo de Expertos
en Servicios de Enfermería” de dicha organización.

La Escuela Universitaria de Enfermería coexistió junto a la Escuela de Nurses “Dr. Carlos Nery”
hasta 1973, año en que la dictadura cívico militar las forzó a fusionarse, eliminando sus directores y el
plan de estudios. Con su gran capacidad y experiencia, Dora trabajó como consultora en la Oficina
Panamericana de la Salud en Argentina y Perú y como consultora de enfermería en Ecuador.

Al restaurarse la Democracia Dora Ibarburu se reincorporó como Directora del Departamento de
Enfermería del Hospital de Clínicas y más tarde como Directora Asistente del Hospital. Luego de
109
Historia de la Ciencia de la Salud

cuarenta años de vida laboral, y aunque cesó en su cargo por límite de edad en 1987, Dora siguió
trabajando en programas de educación de la salud en forma honoraria.

Recibió el título de Profesora Emérita por su destacada actuación y sus grandes aportes a la
enfermería uruguaya. Dora Ibarburu falleció en 1992, siendo un ejemplo de dignidad y respeto al ser
humano.

http://www.lr21.com.uy/editorial/10594-dora-ibarburu-simbolo-de-la-enfermeria-nacional

http://enfeps.blogspot.com/2012/08/enfermeras-de-uruguay-parte-de-su.html

110
Historia de la Ciencia de la Salud

Obdulia Ébole Rodriguez

Obdulia Ébole Rodriguez nació en Montevideo en 1918. Docente y doctora en
Medicina Preventiva.

Desde muy joven se interesó por la docencia y más tarde por la Higiene. Ingresó en la Facultad de
Medicina obteniendo el título de Médico Cirujano en 1949. Fue profesora de Higiene en Enseñanza
Secundaria, en la Escuela de Nurses "Dr. Carlos Nery", en la Universidad del Trabajo, en la Escuela
Universitaria de Enfermería, además de otros institutos de enseñanza.

Obdulia inició su carrera médica como Adjunto de Clínica de Enfermedades Infecto- contagiosas,
teniendo diversos cargos en el Ministerio de Salud Pública hasta llegar en 1951 a Directora Interina
del Centro de Salud de Fray Bentos, en el departamento de Rio Negro. Viajó al exterior para
completar sus estudios en Universidades extranjeras: en la Universidad de Chile se graduó en 1952
de Especialista en Salubridad; Especialista en Educación Sanitaria, en Puerto Rico en 1957; en
1958 en California, Estados Unidos, obtuvo el título de Especialista en Educación para la Salud.
Trabajó en el Centro de Asistencia del Sindicato Médico del Uruguay como Médico de Zona hasta
1958, año que renunció para dedicarse a la enseñanza.

Fue la primera mujer que dedicó el tiempo completo en la Facultad de Medicina a la docencia y a la
investigación: un año después por concurso de méritos y oposición obtuvo la Cátedra de Higiene y
Medicina Preventiva, en la Facultad de Medicina, accediendo a partir de 1967 como Profesora
Directora de dicha Cátedra, hasta que la Dictadura Militar la destituyó en
1974.

Obdulia Ébole organizó eventos, participó en congresos y en actividades
de la Facultad y del Cuerpo Médico; realizó investigaciones médico sociales
de trascendencia internacional y fue autora y coautora de numerosos
trabajos científicos presentados en Congresos Médicos Sociales
Panamericanos: "Elementos metodológicos del trabajo con promotores barriales de salud",
"Salud, condiciones de vida y participación comunitaria", entre muchas otras publicaciones.

Mujer de fuerte personalidad y gran capacidad intelectual, la Dra. Obdulia era una docente generosa
con sus conocimientos e investigaciones, pues los brindaba con dedicación y entusiasmo. Ayudaba a
los estudiantes y los impulsaba a razonar e investigar, aportando soluciones y calidez humana.
Consideraba que la Higiene y la Medicina Preventiva como disciplina, tenía que integrar la formación
del médico desde el principio de su educación: una enseñanza activa y una acción integral del
médico, dentro de la asistencia pública y la sociedad en general. Tenía como máxima esta frase: “Lo
que oigo lo olvido; lo que leo lo recuerdo; lo que hago lo sé”.

Fue Miembro y Presidente de la Comisión Directiva del Instituto de Higiene y desde 1963,
Consejera de la Facultad de Medicina por el orden docente hasta la Intervención de la Universidad
en 1973. En 1985 fue reincorporada a su carrera profesional en el cargo de Directora de la Cátedra
de Higiene y Medicina Preventiva, hasta su cese por límite de edad. Ese mismo año por su
destacada carrera profesional se le otorgó el título de Profesora Emérita de la Facultad
de Medicina. Integró la Comisión de Planeamiento de la Salud, liderando un grupo de jóvenes
médicos.

La Dra. Obdulia Ëbole Rodríguez falleció en 1990.

http://www.smu.org.uy/dpmc/hmed/historia/articulos/ebole.pdf

111
Historia de la Ciencia de la Salud

Dinorah Castiglioni Tula

Dinorah Castiglioni Tula nació en octubre de 1918, en Montevideo. Médica cirujana uruguaya.

Hija de una maestra, Dinorah siguió los pasos de su madre al ingresar a los doce años al Instituto
Normal de Señoritas, donde seis años después, en 1936, se recibió de maestra. Muy decidida y con
grandes deseos de aprender, asistió a la Universidad de la República, en la Facultad de Medicina,
graduándose de Doctora en 1950; rápidamente se orientó hacia
la cirugía, siendo una de las primeras mujeres en esa
especialidad.

Aunque quisieron desanimarla, porque “ninguna persona se
dejaría operar por una mujer”, Dinorah, con inteligencia y coraje,
continuó estudiando y se presentó a concurso: en 1975 obtuvo la
titularidad de su cargo. Tras haber seguido todos los pasos que
marcan la carrera en Salud Pública, realizó su primera
intervención quirúrgica en un adulto, con una operación de
apendicitis en el Hospital de Clinicas Dr. Manuel Quintela y luego
en el Hospital Maciel.

Durante muchos años, fue la única mujer en el listado de doctores que aparecía como cirujana. En su
larga trayectoria fue Jefa de Clínica Titular y asistente del profesor de Clínica Quirúrgica Juan
Carlos del Campo (1896-1978). Con verdadera vocación de servicio se dedicó a los enfermos y a la
docencia, ya que alternaba su desempeño como cirujana, con las clases en la Facultad de Medicina.

“Medicina es curar al enfermo, aliviarlo o ayudarlo a bien morir”, ha dicho Dinorah en una
entrevista; con estos principios daba a los pacientes el mayor apoyo espiritual posible, de una
manera optimista.

Dinorah integró la Comisión Honoraria Permanente de la Asociación Internacional de
Hidatidología (AIH); presidió por largos años el Comité Internacional de la AIH. En su calidad de
presidente de la AIH, asistió en 1985 al XIII Congreso Internacional de la Hidatidosis realizado en
Madrid, España. En dicho evento la Doctora con firme decisión decía: “Ha mejorado el diagnóstico
humano por inmunología, han mejorado las técnicas quirúrgicas..., pero estos progresos
ponen en evidencia el fracaso de la profilaxis de la enfermedad”. Enfatizaba que "se debe
insistir sobre las medidas profilácticas del Quiste Hidático, siendo la más destacada, la
educación sanitaria para tratar a toda la comunidad”.

La Comisión Nacional Honoraria de la Lucha contra la Hidatidosis fue creada en 1965 y desde 1990
pasó a llamarse “Comisión Nacional Honoraria de Zoonosis".

Dinorah integró desde sus comienzos en 1968 las comisiones en el Hospital Maciel: una Comisión
de Señoras, otra de Ayuda al Enfermo y la tercera la Comisión de Apoyo y Remodelación en las
obras de dicho hospital. La Ayuda al Enfermo se encarga de mejorar la calidad de vida hospitalaria,
colaborando con la parte de medicina paliativa.

Cirujana pionera en la década de 1950 en una profesión de hombres, Dinorah abrió caminos y con
su inteligencia y determinación allanó obstáculos para el resto de las mujeres que siguieron la misma
profesión. En 1981, fue nombrada Presidente de la Asociación Internacional de Hidatidología en
el Congreso celebrado en Argel, en un país restrictivo para la vida sociocultural de las mujeres. En
el año 2001, fue Miembro Honoraria de la Asociación Internacional de Hidatidología y esta
asociación le rindió homenaje.

Tras una larga trayectoria de aportes y acción incansable, Dinorah siguió hasta muy avanzada
edad, muy lúcida y activa en las Comisiones del Hospital Maciel. Decía que "la vejez es tiempo de
cosecha y de tolerancia".

Desde 2003 integraba la Academia de Medicina de Uruguay y en mayo de 2015 fue nombrada
Ciudadana Ilustre de Montevideo. Dinorah Castiglioni falleció en mayo de 2016 a los 97 años de
edad.
112
Historia de la Ciencia de la Salud

http://www.parlamento.gub.uy/htmlstat/sesiones/pdfs/camara/20131203d0062.pdf -- pág. 25

http://www.smu.org.uy/dpmc/hmed/historia/articulos/mujeres-medicas.pdf

113
Historia de la Ciencia de la Salud

Perla Temesio Sportuso

Perla Temesio Sportuso nació en Montevideo en 1920. Médica e investigadora de la diabetes del
adulto en Uruguay.

Se graduó de médica cirujano en 1948 y completó su formación Clínica Médica con estudios en
Estados Unidos, en la Clínica fundada por el Dr. Elliott Joslín (1869-1962) quien fue el primero en
aplicar la insulina a pacientes en 1923. En Uruguay, Perla realizó trabajos científicos, colaboró en las
Clínicas Médicas que estaban ubicadas en el Hospital Universitario: con el Centro Latinoamericano
de Perinatología que dirigía el Prof. Dr. Caldeyro Barcia (1921-1996) y con la Clínica
Ginecotocológica que dirigía el Prof. Dr. Juan José Crottogini (1908-1996). Estos doctores, a instancia
de Perla Temesio, dieron especial atención a las embarazadas diabéticas.

Junto a destacados médicos endocrinólogos y diabetólogos, entre estos
últimos se encontraba la Dra. Maria L. Saldún de Rodriguez, fundó en
1951 la Asociación de Diabéticos del Uruguay (ADU), y desde allí
enfatizó sobre el aspecto educativo, social y de prevención en el paciente
diabético: la habilitación de policlínicas especiales, la atención a la
familia, el cuidado de las lesiones, la alimentación y ejercicios
adecuados.

La Dra. Perla hizo docencia e investigación sobre la Diabetes, trasmitió
con entusiasmo sus conocimientos a los estudiantes y médicos jóvenes.
Fundó en 1954 la policlínica de Diabetes en el Hospital de Clínicas,
haciendo labor asistencial y docente. Fue médico diabetólogo por
concurso en 1957 del Hospital Maciel. Aquí profundizó su trabajo
científico, promoviendo la creación de un Equipo de Podología especializado en afecciones del
pie diabético; integró la Neurología y la Oftalmología para vincularlas al cuidado del enfermo
diabético.

En 1970 fundó y fue Primera Presidente de la Sociedad de Diabetología y Nutrición del Uruguay.
Fue pionera en la organización de actividades de Educación Médica Continua, organizando Jornadas
para médicos, tanto en Montevideo como en el Interior, para capacitar a profesionales en esta
disciplina. Con empeño, dedicación y con espíritu colaborador, Perla alternaba su trabajo en
Policlínicas, con conferencias, charlas, clases y actividades grupales. Participó en todos los
Congresos realizados por la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) tanto como Expositora
como con trabajos realizados.

Sus trabajos científicos le permitieron colaborar en trabajos de Neuropatía Diabética y de Diálisis
Renal Crónica en pacientes diabéticos: junto a un grupo de destacados nefrólogos, urólogos y
cirujanos participó de un trasplante renal a una paciente diabética de 33 años, recibiendo el trasplante
de un dador vivo: su madre. Por este trabajo ha recibido por 2da. vez, el Premio Banting en el año
1979, dos años después de la operación. ADU había creado en 1960 este premio, para el mejor
trabajo, estimulando la investigación científica, referente a la diabetes realizado en el país. El 1er.
Premio Banting fue ganado por el trabajo "Neuropatía Diabética" realizado por la Dra. Perla
Temesio y los Dres. J. Gomensoro y A. Ferrari.

Perla ha obtenido en 1978 la Medalla Hagedorn por la labor científica en Diabetología en
Latinoamérica. Realizó innumerables trabajos y colaboró en varios libros. Se vinculó con el
Laboratorio de Fisiología Endocrina de la Facultad, trabajando en anticuerpos anti-insulínicos (en
cobayos y conejos). La Dra. Perla Temesio falleció en 1983, a los 63 años.

-----
Federico Banting (1891-1941) médico canadiense, descubrió la insulina. Hans Christian Hagedorn
(1888-1971) médico diabetólogo, obtuvo el derecho de producción de insulina en Escandinavia. .

http://www.smu.org.uy/dpmc/hmed/historia/articulos/temesio.pdf

http://www.opcionmedica.com.uy/articulos/sdnu-historia-de-la-diabetolog%C3%ADa-en-uruguay

114
Historia de la Ciencia de la Salud

María Delia Bottinelli

María Delia Bottinelli nació en Carmelo, departamento de Colonia, en 1920. Primera neuróloga
uruguaya y primera docente de Neurología.

Se trasladó a Montevideo, donde ingresó en 1937 a la Facultad de Medicina. En 1945 se graduó de
Doctora con Medalla de Plata de su generación, comenzando ese mismo año en la Clínica Médica
del Profesor Julio García Otero (1895-1966). María Delia fue la primera mujer médica que ingresó
a la especialidad de Neurología, siendo la primera neuróloga uruguaya.

Fue Jefa de Clínica Titular en 1946 en la Clínica del Prof. García Otero, luego Jefa de Clínica
Neurológica en 1949; alternaba su cargo de primera médica de urgencia del CASMU, con ser la
primera docente de clínica en Neurología en el Hospital de Clínicas. En 1949 María Delia fue uno
de los 18 médicos fundadores de la Sociedad de Neurología y Neurocirugía de Montevideo, en la
cual los temas de las reuniones fueron exclusivamente científicos y se discutían casos clínicos. Los
conocimientos y experiencias que exponían en esas reuniones, eran de tal riqueza de información
que convirtieron a la Sociedad de Neurología en una verdadera
escuela de investigación científica y un centro de referencia a nivel
internacional. La Dra. María Delia presidió esta Sociedad en el
período 1960-1962.

Tras rigurosos concursos fue Asistente Titular de Clínica
Neurológica (1953 a 1957) y Profesora Agregada de Medicina en
1956. Dinámica, tenaz y exigente consigo misma, María Delia se
asoció con el oftalmólogo Dr. Raúl Rodríguez Barrios (1911-2001)
estudiando el síndrome de depresión y convergencia ocular; con los
neuro-fisiólogos Elio García Austt (1919-2005) y Jaime Bogacz
(1926-2001-?) y el patólogo Juan Purriel para estudiar la patología vascular encefálica, en especial la
hemorrágica.

Ha publicado numerosos trabajos científicos en coautoría con los Dres. Rodríguez Barrios y Elio
García Austt, entre ellos un capítulo sobre los exámenes encefalográficos y electrooculogramas
en enfermedades cerebro vasculares. Profundizó sus estudios en semiología del paciente
comatoso, lo que permitió avanzar en el coma y estupor crónico.

A principios de la década de 1980 María Delia fue directora de la Revista Acta Neurológica
Latinoamericana. Por su trayectoria profesional y científica, en 1984 fue designada Profesora
Emérita de la Facultad de Medicina y la Asociación Médica del Uruguay la distinguió como
Maestra de la medicina uruguaya 1999.

La Doctora María Delia Bottinelli falleció en 2002, en aislado retiro.

http://www.smu.org.uy/publicaciones/noticias/noticias103/art16.htm

http://www.smu.org.uy/dpmc/hmed/historia/articulos/mujeres-medicas.pdf

115
Historia de la Ciencia de la Salud

Martha Nese Ravazzani

Martha Nese Ravazzani nació en Montevideo en 1943. Médica Hematóloga uruguaya.

Luego de recibir su educación en la enseñanza pública, entró a la Facultad de Medicina en 1962,
graduándose en 1973 con medalla de oro. Fue becada por el gobierno francés para hacer la
especialización en Clínica Hematológica en el Hospital Saint Louis de París en 1975-76.

En Uruguay se creó en 1980 la Cátedra de Hematología de la Facultad de Medicina en el Hospital de
Clínicas, integrando la Dra. Martha el primer grupo de docentes, actividad que continuó hasta el
2008. Siguió estudiando y obtuvo en 1981 el título de Especialista en Hematología. La Hematología
es el estudio y diagnóstico de las enfermedades que se originan en la médula ósea, que es el órgano
formador de la sangre, de los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas y los linfocitos

En 1985 participó del equipo que realizó el primer trasplante de médula ósea. Ha trabajado en
Estados Unidos en hospitales de Nueva York y de Texas y en España, en
el Hospital Clínico de Barcelona. Luego de diez años de haberse iniciado
los trasplantes en el país, las autoridades del Ministerio de Salud Pública
lo reconocen como un procedimiento efectivo y curativo, entrando este
procedimiento bajo la cobertura del Fondo Nacional de Recursos.

Martha fue Presidenta de la Sociedad de Hematología del Uruguay desde
1988 a 1992 y de la Sociedad Internacional de Hematología durante
2006-2007; Jefa de la Unidad Hematológica y Directora del Centro de
Trasplante de Médula Ósea desde 1995; Directora del Laboratorio Clínico
de IMPASA (Institución Médica de Prevención y Asistencia Sociedad Anónima), Hematóloga y
Consultante del CASMU (Centro de Asistencia del Sindicato Médico del Uruguay). Obtuvo en 2008 la
Diplomatura en trasplantes. Asistió a numerosos congresos lo que permitió difundir la especialidad y
promover la formación y el intercambio científico.

Es autora de más de doscientos trabajos científicos o presentados en Congresos Nacionales e
Internacionales. Ha recibido premios y menciones, entre ellos, formando parte del equipo que ganó el
premio “Centenario de la Facultad de Medicina de Montevideo” en 1976 y el “Gran Premio
Nacional de Medicina 1986”.

Como médica la Dra. Martha se entregaba a sus pacientes con infinito talento y humanidad,
transmitiéndoles fuerza, esperanzas y ganas de vivir. En su larga trayectoria como docente,
estimulaba la formación clínica y el desarrollo de la investigación: conjugó ambas especialidades
aplicando técnicas de medicina nuclear en el diagnóstico de las enfermedades de la sangre.

Desde 1967 Martha está casada con el Ingeniero Enrique Topolansky Saavedra y tienen cuatro hijos,
de los cuales la única hija Laura Topolansky, siguió su misma profesión y es Médica Hematóloga.
Estudiosa, con mucho empeño y dedicación, la Dra. Martha Nese sigue participando como ponente y
dando conferencias.

http://www.bvsoncologia.org.uy/pdfs/destacados/Hematologia_FINAL.pdf

http://www.medigraphic.com/pdfs/hematologia/re-2012/re123f.pdf

116
Historia de la Ciencia de la Salud

Amalia Dutra

Amalia Dutra nació en 1958, en Tarariras, departamento de Colonia. Científica uruguaya integrante
del equipo que elaboró el mapa del genoma humano en el año 2000.

Estudió en la Facultad de Humanidades y Ciencias cursando genética. Trabajó en el Instituto de
Investigaciones Biológicas Clemente Estable y fue docente de la Facultad de Medicina. Viajó a
Estados Unidos en 1988 donde trabajó en distintos laboratorios y desde 1993 está en el Instituto
Nacional de Investigación del Genoma Humano, en Washington.

Amalia es doctora en biología citogenética, es directora del Servicio Central
de Citogenética y Microscopía del Instituto Nacional. Este instituto utiliza
herramientas de citogenética molecular para localizar genes y secuencias de
ADN en los cromosomas. La doctora colaboró en el conocimiento de la
función que cumple cada gen y analizar la información que surge de la
decodificación del genoma. El genoma es todo el ADN contenido en un
organismo o célula, que incluye tanto los cromosomas dentro del núcleo como el ADN en las
mitocondrias. El mayor beneficio de esta información es que se podrá diagnosticar más precozmente
y en forma precisa las enfermedades genéticas e informar al paciente de posibles riesgos de
enfermedades hereditarias y así mejorar los tratamientos de curación.

Sus investigaciones le llevarán alrededor de 10 años, y el Proyecto del Genoma Humano que
desarrolla el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano tiene como finalidad poner a
disposición de la comunidad científica sus hallazgos.

Hay otra empresa privada Celera Genomies que también estudia el mapa del genoma, la cual trabaja
con métodos parecidos, pero con filosofías distintas. La Dra. Amalia Dutra declara que el genoma
humano debe ser estudiado para beneficio de todos y no para el lucro de pocos.

http://www.espectador.com/text/uru07114.htm

http://historico.elpais.com.uy/03/04/22/pciuda_38120.asp

117
Historia de la Ciencia de la Salud

Nancy Mugridge

Nancy Mugridge nació en 1974 en Las Piedras, departamento de Canelones, Uruguay. Doctora y
científica, colaboró en el invento de un nuevo método anticáncer. Su infancia la vivió entre
Montevideo, capital de Uruguay, Buenos Aires, Argentina y Sydney, Australia, país donde se radicó.

La joven impulsada por la muerte de un familiar, se dedicó con ahínco a la medicina. Se doctoró en la
Universidad de Tecnología de Sydney, se especializó en genética y Microbiología Molecular. En esta
misma Universidad trabajó en el departamento de
Investigaciones Científicas, alternando sus estudios con la
docencia en la misma institución. Años más tarde, comenzó a
trabajar en un laboratorio privado.

La empresa australiana EnGenelC, donde trabaja Nancy desde
hace varios años, ha desarrollado un tratamiento de
quimioterapia diferente al tradicional. Su método se basa en mini-
bacterias, llenas de medicamentos anticáncer, que sólo atacan a
las células cancerosas, sin ocasionar daños colaterales y sin
afectar a las células sanas.

La Dra. Nancy Mugridge "Senior Scientific Researcher" en junio de 2007, lidera un grupo de
científicos en Sydney. Su descubrimiento abre nuevas esperanzas en el tratamiento de esta terrible
enfermedad, al encontrar los caminos para curas efectivas.

www.onsc.gub.uy/onsc1/images/stories/Publicaciones/RevistaONSC/r46/46-11.pdf

http://www.uruguayinforme.com/news/15062007/15062007_amaro.php

118
Historia de la Ciencia de la Salud

Epilogo

Entrar en el mundo profesional nunca ha sido fácil para las mujeres, hayan vivido en épocas distantes
o sean contemporáneas, inmersas en sociedades diferentes, todas ellas privilegiadas por su
sabiduría, y muchas veces condenadas por ello, con tenacidad, firme convicción y afán de
superación, supieron afrontar las dificultades para lograr su derecho a la educación, desafiando así, la
sociedad en la cual vivieron.

Con este peregrinaje hacia el pasado de estas protagonistas, sus vivencias en diferentes culturas,
tras largos años de silenciamiento y de invisibilidad, ignoradas u olvidadas, destacando su aportación
al conocimiento y su gran capacidad profesional, quiero reivindicarlas haciendo la Historia de la
Ciencia Médica. La trayectoria de las sanadoras, enfermeras, médicas, investigadoras, nos llevan a
conocer la ardua lucha librada por todas ellas, los cambios efectuados a lo largo de los siglos y su
incidencia en la sociedad.

En la actualidad, gracias a su sólida preparación y responsabilidad profesional, hay una destacada
presencia femenina en la carrera médica, ya sea como profesionales, docentes o investigadoras,
contribuyendo con su incansable trabajo a abrir nuevos caminos, proyectándonos a un futuro lleno de
transformaciones. A pesar de haber adquirido igualdad de derechos civiles e ingresado en el campo
laboral, la mujer sigue “rindiendo examen cada día” para probar su valía frente a sus compañeros
hombres. El machismo sigue estando presente y a igual labor, la mujer recibe menor salario.

Conocimientos y experiencia, unidos a las distintas especializaciones y a la incorporación de alta
tecnología han sido las constantes en el ámbito de la medicina, para crecer y avanzar en pos de un
mejor cuidado de la salud.

119
Historia de la Ciencia de la Salud

Sobre la Autora

Soy Araceli Espasandín Di Santo, nací en Montevideo, Uruguay. Ávida lectora y apasionada por las
biografías, al dejar mi actividad laboral, me dediqué a la investigación biográfica.

Autora de la página web MujeresQueHacenLaHistoria.blogspot.com seleccioné de este blog a treinta
mujeres para mi primer libro “La Mujer entre el Cielo y el Espacio”, donde quise homenajear a las
mujeres científicas que se han destacado estudiando el Universo y con el correr de los años, su
exploración en naves espaciales.

En esta “Historia de la Ciencia de la Salud” recorro desde los albores de la Humanidad el cuidado
de la salud en manos de la Mujer, desde la primigenia curandera hasta las Científicas galardonadas
con el Premio Nóbel. Este es mi pequeño tributo a todas estas MUJERES, ejemplos de voluntad,
perseverancia e inspiración para futuras generaciones.

120

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful