Está en la página 1de 149
Historia de México 1 Editado por Compaiiia Editorial Nueva Imagen, S.A. de C.V. inpovacion edueatva Indice Introduccion 7 UNIDAD | ELESTUDIO DE LAHISTORIA Y SU CONSTRUCCION CIENTIFICA Evaluacién diagnéstica " 1.1. Aspectos te6rico-metodolégicos de la ciencia de la historia it 1.1.1 El caréicter polisémioo de la historia 13 412 Utlidad de la historia “4 Formas de hacer historia 16 1.1.3 La historia como realidad y como conocimiento 7 La historia como realidad 7 La historia como conocimiento 19 La esortura y la reesortura de la historia 19 Fuentes de la historia 2 1.1.4 Los periodos de la historia 23 11.5 Sujeto hist6rico 5 1.1.6 Diversidad del objeto histérico 27 1.2 Categorias auxilares en el estudio de la historia 28 1.21 Temporalidad 29 Larga y corta duracion 20 1.22 Espacialidad at Instruments de evaluacién 3 UNIDAD 2 EL MEXICO PREHISPANICO Evaluacién diagnéstica 39 2.4. El poblamiento de América 39 2.1.1 Principals teorias cientficas del origen del hombre american: autéciono, {inico y miitiple 40 2.2. Mesoamérica, Aridoamérica y Oasisamérica 42 221 Caracterisicas geogréicas y culturales 43 2.3 Los horizontes culturales 46 2.3.1 Preciésico o formativo (2500. C-200 d. C.) 49 Omecas (1200 aC.-100 dC. aprox) 49 232 — Clésio (200-900 dC) 52 Teotnuacanos (600 a. C-900 d. C.) 53s Zapotecas (1400 a. C200 d. C.) 55 Mayas (1200 a. G-1519 d. C) 56 233. Postclésico (900-1821 d. C) 60 Totonacas (900-1521 d. C:) at Totecas (900-1200 dC.) 63 Mexicas (1111-1821 d. C.) 6 Huastecos (600-1521 J. C.) 68 Purépechas (1000-1521 dC) 70 Mixteoos (900-1521 dC) n 2.4 El Estado trbutario mexica 73 24.1 Caracteristicas generales a la legada de los espafioles 7 Instrumentos de evaluacion 7 UNIDAD 3 LA CONQUISTA Y LA COLONIA. Evaluacion diagnéstica 3.1 La legada europea a América 3.1.1 Los viajes de exploracién Cristobal Colon Francisco Hemnéndez de Cérdoba Juan de Grialva Hemédn Cortés 3.2 La Conquista de México-Tenochttan 32.1 La conquista material 322 La conquista espirtual 323 _ La colonizacién 83 ElVineinato 33.1 Organizacién politica 3.32 — Organizacién econémica El sistema trbutario La propiedad de la Sera 833 Organizacién social 334 — Lallglesia en la Nueva Espafa Cero secular y regular La cultura, la educacién y las artes 335 Las reformas borbénicas Anteedentes. La reforma econémica La reforma poltica administratva Expuision de los jesuitas Instrumentos de evaluacion UNIDAD 4 LA INDEPENDENCIA DE MEXICO. Evaluacion diagnéstica 441 Antecedentes del movimiento de Independencia 4.11 Aniecodenies exiemos La llustracion La independencia de las 13 colonias La Revolucin Francesa Css poliica y econémica en Espafia 41.2 Antecedentes internos Monopolio econémico-poltion Lia desigualdad social La conjura del Ayuntamiento de la ciudad de México CConspiraciones de Valladolid y Quorétaro 4.2 La guerra de Independencia 42.1 Inicio 422 Organizacion Congreso de Chilpancingo Constitucién de Apatzingan 423° Resistencia 42.4 Consumacién de la Independencia Lia restauracion de la Consitucién de Cadiz de 1812 La Conjura de La Profesa El Plan de Iguala ‘Consumacidn de la Independencia de México Instrumentos de evaluacién Bibliogratia Respuestas a las autoevaluaciones 101 102 103 106 106 107 109 114 115 116 119 119 119 122 125 127 133 133 134 134 137 139 141 141 141 143, 145 149 149 151 152 152 154 156 156 157 157 159 161 165 168 Introduccion El libro de Historia de México 1 que ahora tienes en tus manos sustenta su razén de ser en la necesidad de offecer a los alumnos y maestros una gufa que les presente informaci6n sistematizada de los procesos sociales, econémicos y politicos de mayor trascendencia vividos en nuestro territorio desde el momento en que se inicié su poblamiento hasta que los mexicanos de 1821-1823 se gobiernan bajo la modalidad de Imperio. Es necesario precisar que al tener como periodo de anali- sis un lapso tan amplio, muchos temas sélo serén mencionados o sugeridos y, al no tener Ja oportunidad de ahondar en su tratamiento, corresponderé al alumno efectuarlo con la asesoria del maestro. La exposicién de los contenidos que comprende esta guia pretende adentrarnos, en la comprensién de que los hechos sociales son producto del hacer de los hom- bres y mujeres que, consciente 0 inconseientemente, decidieron darle forma a su propio tiempo y espacio, Este conocimiento podri levarnos a identificar nuestra capacidad de participar en el acontecer de Ia historia actual, lo que evidencia la estrecha conexién entee pasado y presente En cuanto al enfoque que sustenta la informacién que les oftecemos, prioriza Ja comprensién de la historia como una ciencia que registra tanto regularidades como situaciones que itrumpen v modifican los acuerdos que alcanzan los sujetos sociales para su convivencia, desde los habitantes del México antiguo hasta los que hoy lo poblamos. En esta linea pretendemos reconocernos como herederos de los ‘grupos que fueron construyendo nuestra identidad desde la formacién de las primeras ciudades mesoamericanas, pasando por la conquista escenificada por kas fuerzas espafiolas, la vida que se desarroll6 durante el virreinato hasta llegar a los primeros aftos de vida independiente de la dominacién de Espafia. (Qué se modi- fics? ¢Qué perduns? éQuiénes y con base en qué intereses constituyeron sujetos histéricos? ¢Ha sido igual la vida sobre todo el territorio? éRecibimos igual he- rencia los veracruzanos, los sinaloenses, los morelenses, los yucatecos y todos los que conformamos este pais? Miiiples son las preguntas que podemos hacer y étas son las que despiertan la curiosidad de los lectores que, a su vez, se acercarin ‘a comprender para qué sirve la historia, Qué vamos a encontrar en este libro? En Ia unidad 1 se vierten algunas consideraciones de orden teérico que nos acercan a comprender a la historia como una ciencia con su objeto de estudio, objetivos, torfas, métodos y técnicas que le permiten una presencia en constante perfeccionamiento, como todo el conocimiento humano. En a unidad 2 se presenta informacién referida al periodo comprendido entte cl poblamiento de nuestro continente hasta la Hegada de los espafioles, conquistadores mas se centra en un panorama de las culturas que habitaron nuestro territorio desde aproximadamente el afio 3, 000 a. C. hasta los afios de 1519-1521 d. C. Como se deduce de este gran arco temporal serd lo més rele- vante de casi 40, 000 afios de historia pero mas espectficamente de lo ocurrido en un margen de s6lo 4500 afios. En la unidad 3 se ofrece un andlisis de los 300 afios de vida virreinal. Resulta de especial interés sefialar la importancia de las culturas que interactian en esos afios: Ia espafiola, la americana y la africana, para no perder de vista que entre estas tres grandes vertientes humanas se conforma el tipo de procesos econémicos, politicos y sociales que nos anteceden y prefiguran. Se cierra este periodo enfatizando la ‘ransici6n que se efectia por la Hegada de agentes de la Casa de los Borbones en el acontecer de los grupos criollos novohispanos. En la unidad 4 se brinda una linea de explicacién en cuanto al porquése rompe ‘un modelo de gobierno y se inicia el proceso de ruptura con la Corona Espafola. EI movimiento de independencia, con sus figuras representativas y las fases que lo caracterizan culmina con la instauraci6n del imperio de Agustin de Iturbide, Esta travesia se efectiia en el margen de 11 afios El discurso que arrojan los contenidos de las cuatro unidades se acompafia por cépsulas que pretenden complementar la informacién que se brinda al relacionar Jo sucedido en México con lo acaecido en otros lugares de Europa y América; también al relacionar lo pasado y lo presente y, ademas, con una serie de llamadas, ‘para que nos demos cuenta de las eapacidades intelectuales que ponemos en movi- miento, ‘Hemos integrado al final de cada unidad «instrumentos de evaluacién» que permitierin no s6lo cvaluar los conocimientos adquiridos por los alum- 1nos, si no a la vez el desarrollo de habilidades y actitudes mostradas durante el proceso de aprendizaje. Este texto comprende una amplia informacién que ha sido resultado del traba- jo de un numero considerable de investigadores ~mexicanos y extranjeros— y que permite un abordaje de vastisimos temas con un nivel de profundidad significativo. Exclusivamente por la pretensién de posibilitar una lectura fluida se han omitido yal de cada unidad la bibliograffa utilizada citas a pie de pagina, pero se ofrece al en Ia elaboracién de cada una de ellas. Para cerrar la introduccién s6lo resta invitarles a cucstionar propositivamente el contenido del texto pues el hacer de los historiadores siempre est en constante transformacién y complementacién. Los autores ™ EI estudio dela historia = Y 9a construceton ctentefica 3 La presente unidad busca generar en el alumno un pro- 880 de reflexion por el que perciba lo enriquecedor = que resulta tener un acercamiento a lo que es la historia, a su objeto de estudio, su finalidad, — sus metodologias y formas de interpretacién. Esta pretension se basa en la necesidad de esclarecer que el historiador realiza su tra- bajo con apego a teorias, metodologias y técnicas de investigacién ~como cualquier otro cientifico~ y que el resultado nos lleva a comprender como hemos sido, somos podemos ser los mexicanos. Un elemento que debemos redimensio- nar es el concerniente al «tiempo hist6rico» y enfatizar que, sibien el tiempo pasado es funda- mental para el trabajo de los historiadores, no po- demos dejar de precisar que tiene una conexion indiso- luble con el presente, pues es desde este tiempo que interrogamos al pasado para tratar de explicarnos el hoy e incidir en el futuro. Bajo esta perspectiva, los resultados del trabajo de diversos historiadores nos han permitido recuperar los procesos fundamentales que caracterizan el desarrollo social, econémico, politico y cultural de nuestro pais y entender la compleja y rica identidad, asi como el sentido de pertenencia que como mexicanos experimentamos dentro y fuera de nuestras fronteras nacionales. Elalumno: + Comprenderé que la historia es construida mediante un trabajo cientifico y que, al igual que los otros conocimientos cientificos, estd en permanente enriquecimiento. * Cuestionard y contestaré sia historia tiene un ,para qué? = fe — * Aceptard o rechazaré que lo aprendido con anterioridad, en sus i / = clases de Historia de México, le dan un sentido de identidad. a x & soon} owed ozynn Bemis Beisel Tern Nelp>in Aspectos tedrico-metodolégicos de la ciencia de la historia diaguéstica 1. Contesta brevemente. |. iCémo definiras a la Historia desde una perspectiva clentifica? 2. iQué conceptos consideras importantes para realizar Investigaciones histéricas? 3. ior qué pudiera creerse que cualquier persona esta capacitada para presentar resultados de investigacién histérica? 4. Para qué es itil la Historia? TH Aspectos tesrico-metodolégicos de la ciencia de la historia ‘Cémo crees que hacen su trabajo los historiadores? La historia, como resultado de un trabajo cientifico que ha sido realizado con base en un proceso de indagaci6n y reflexién, se consolida cada vez mss como un frca de conocimiento que se sistematiza continuamente y que tiene un objeto de estudio: los hechos histéricos. Los historiadores, que como todos los cientificos integran una comunidad que avala sus avances, también efectiian deliberaciones sobre su quchacer y como resultado de esa actividad han legado al convencimiento de que los hechos hist6ricos —que siempre son sociales no pueden ser conocidos en su totalidad; esto quiere decir que algunos de los aspectos de los hechos que el investigador decide trabajar serdn resaltados de acuerdo con las preguntas que hagan a la realidad social —en el presente y tales preguntas responden a necesidades del conocimiento que su sociedad reclama. Es tarea del historiador seleccionar el hecho lustracién 1.1 A Los historiadores integran una comunidad que desea estudiar—y qué aspectos de tal hecho vaa_ que avala sus avances. uw Unidad 1 @ El estudio de la historia y su construccién cientifica investigar— para ubicarlo en un contexto y relacionar las distintas variables que (osario intervienen en su desarrollo, Ademas, realizar una delimitacién justificada del tiempo cen que se ubique su objeto de investigacién pues resulta prioritario tener presente que todos los hechos hist6ricos se registran en un tiempo y un espacio precisos, dado que les: Nodes uentran _s01 resultado del quehacer humano. As, la fase que sucede a la eleceién del tema y tinldos en un ele. problemstica a investiga es definir el tiempo histérico en el que se ubica ya que puede —_ _ considerarse prioritario investigat lo sucedido en un dia, en una semana, en meses, en afios o incluso en siglos; esa temporalidad la decide el investigador, Asimismo, el espacio en el que se ubica el tema de investigacién es bsico, pues el hecho historico siempre se desarrolla en un espacio territorial, esto es, una regién, una ciudad, un pais, tun continente; esta delimitacién territorial depende también de Ia intencién del historiador, a quien puede interesarle estudiar, en el caso de México, la cultura olmeca, la caida de Tenochtitlan, la ruta de la Independencia y/o cl establecimiento del primer Imperio mexicano, etc. Como es observable, el tiempo y el espacio son categorfas nodales en el conocimiento hist6rico. Es preciso no olvidar que los investigadores indagardn en los registros del pasado, por lo que el tiempo pasado es la base de la historia, pero relacionando intimamente presente y futuro. ‘Ante estas particularidades, la historia esta en un proceso de enriquecimiento incesante. Por eso nosotros s6lo nos acercaremos a un intento de definicién que con los avances teéricos y metodolégicos que dia a dia se efectian, es posible corregir, complementar 0 precisar. Ast, comprenderemos por historia a la ciencia que estudia y analiza los hechos realizados por hombres y mujeres en diferentes espacios y tiempos ~en pos de sus particulares intereses-, para obtener ‘una explicacién de los mismos y utilizarlos en nuestra vida presente y Futura, Contesta las siguientes preguntas. |. En caso de que nuestro pais necesitara de muchos historiadores, que es a realidad, Zcudl seria la razén por la que estudiarias historia de México? 2... Situvieras que realizar una investigacin de tipo histérico, équé tema de la historia de México abordarias y qué periodo trabajarias? Meditalo y precisa, 3. Si pudieras realizar una investigacién de tipo historico de tu lugar de residencia, équé investigaras? Aspectos tedrico-metodolégicos de la ciencia de la historia El caracter polisémico de Ia historia losario Qué entiendes cuando escuchas ta palabra historia Polisémico: Uno de los problemas que puede enfrentar el estudiante cuando refiere que Relative a la estudia historia reside en el hecho de que una parte significativa de los mexicanos_pluralidad de no tiene preciso el concepto de historia tal y como lo definimos anteriormente. Esta situaci6n deriva, principal pero no exclusivamente, del hecho de que se significados de una palabra o de cualquier signo confunde con un género literario que se conoce como «narrativay puesto que —_lingiiistico, éste presenta «una trama» que es contada, de manera oral e eserita, y que también se conoce con el nombre de «historia», En el caso de la lengua inglesa encontramos esa diferenciacién claramente establecida cuando utiliza palabras distintas para esas dos realidades: History, alude a la ciencia que se encarga del anélisis de los hechos desarrollados en el pasado y story, para precisar un relato real 0 ficticio. Es preciso sefialar que la polisemia de la palabra historia» tiene un origen surgido dentro del propio desarrollo de las sociedades porque los primeros registros ‘que se consideraron como «la historia» de un pueblo, un pais y del universo mismo fueron las leyendas, los mitos y los cantos épicos, «los registros» que cada sociedad fue haciendo de sus formas de entender y explicar el mundo y, tales registros les dicron un sentido de identidad y de pertenencia. No olvidemos que atin tienen permanencia en nuestros dias algunos de ellos; por ejemplo, los hombres y las mujeres que conformamos sociedades con una fuerte identidad religiosa Mustracién 1.2 A Historic Verdedera de fa Conquista de a [Nuevo Espano. obra de Bernal basada en la propuesta judeo-cristiana tenemos Diaz del Casi, ala Biblia como referente para «explicarnosy la vida desde el momento de «la creacién. Ademés, por derivar también de una perspectiva occidental para entender a la historia como ciencia y ubicar al griego Herodoto como «el padre de la Historiay por sus Guerras Médicas ~escritos que hablan de los combates escenificados entre griegos y persas-, tales registros han sido considerados como resultado del trabajo de un historiador. Un caso muy especifico de México es el de Bernal Diaz del Castillo que escribi6, siendo soldado, su Historia Verdadeva de la Conquista de la Nueva Esparia. Estos ejemplos alimentan la confusi6n pues si bien Herodoto y Bernal Diaz fueron cronistas no realizaron su actividad con la rigurosidad que requiere la historia como ciencia. Esta doble acepcién de la palabra historia, como «trama» ~desde el dmbito literario— y como snarraci6n de hechos verdaderos» —desde la Grecia cldsica~ evidencia el cardcter polisémico de la palabra misma y sélo los que se acercan a ella desde la perspectiva de anslisis del devenir En el siglo V a, C., el historiador ‘griego Tucfdides escribié la obra clésica Historia de la guerra dol Peloponeso, sobre el contlicto mantenido entre Atenas y Espar- fa. Junto con el trabajo previamen- te realizado por Herodoto, estas nrarraciones constituyeron los pri- eros intentos por recoger los su- ‘cesos humanos de la época; mas ‘adelante, los romanos retomaron la tradicion y cultura helénicas y desarroltaron un estilo particular al incluir el analisis politico. Entre sus historiadores sobresalen Cicerén, Técito, Julio César y Tito Livio. Unidad 1 @ El estudio de la historia y su construccién cientifica humano como un ambito del conocimiento humano que cuenta con un desarrollo fosario. epistémico, tedrico, metodolégico ¢ instrumental— podré entenderla en su acepcién cientifica. Epistémico: Conjunto de conoci- mientos que condicio- 1.1.2 Utilidad de Ia historia naan las formas de entender e interpretar el mundo en determi- nadas épocas. éConsideras que la historia, como ciencia, tiene alguna utilidad en tu vida eoti- diana? Por qué? Las dificiles condiciones actuales del pais, afectan y preocupan a la inmensa mayorfa de los mexicanos; en ocasiones nos preguntamos por qué estamos en tales condiciones ‘© cémo podemos salir de ellas. En efecto, este tipo de cuestionamientos son necesarios para comprender la realidad en que vivimos; sin embargo, dichas preguntas deben ser ampliadas y orientadas hacia los resultados de las investigaciones histéricas para poder obtener respuestas claras y stiles. La investigacién hist6rica requiere de preguntas significativas para realizarse; es decir, necesitamos saber qué qucremos de la historia y para qué, porque sin una intenci6n especifica que aporte algo significativo al conocimiento de nuestra realidad, los resultados no serén traseendentes. De igual forma, si como estudiantes de historia se nos orienta a aprendernos fechas, nombres, lugares, etc., sin que nos den respucstas a preguntas trascendentes, estaremos cubriendo una actividad sin ningsin interés real y, por lo tanto, podriamos repudiar Ia historia sin conocerla adecuadamente. ‘Ademés, no debemos olvidar que ha sido geacias a los conocimientos que nos ha brindado la historia, desde el jardin de nifios, que somos portadores de valores que nos dan la identidad de mexicanos, aun con todas las diferencias con que hayamos interiorizado esos conocimientos. Este punto cs importante, pues preguntamos para qué nos sirve la historia sin tener preocupaciones reales de conocimiento, es como preguntarnos para qué nos ensefian ecuaciones diferenciales si no tenemos necesidad de utilizarlas en situaciones de cotidianidad. Es comin escuchar que «un pueblo que no conoce su historia esté condenado a cometer los mismos errores» Esta afirmacién es muy importante, pero més importante es comprenderla. Si hacemos un anlisis, de cémo hemos vivide cada uno nuestra vida, y reflexionamos en torno a clo, es muy probable ‘que ubiquemos qué hemos hecho bien y qué crores hemos cometido al ratar de aleanzar ciertos objetivos. Si, ademds, evamos un registro de estas sitw que ante nuevas metas, intentemos mantener lo que nos ha dado buenos resultados y eliminar lo que nos ha causado tropiezos. De esta forma, podemos encauzar nuestra historia personal, siempre que tengamos en consideraciéa ls factores externos en los cuales nos vemos nes, es muy probable lustracion 1.3 A La Identidad mexicana se impulsa esde Ia educacién basica. Aspectos tedrico-metodolégicos de la ciencia de la historia insertos. Para el caso de los pueblos, esta situacién también es vélida. En las sociedades humanas de todos los tiempos se advierte un proceso de desarrollo de su cultura y de su organizacién en todos los ambitos politico, econémico, social, etc.~, que involucra distintos elementos como: un grupo de hombres y/o mujeres que dirige o estimula tales procesos, el entorno fisico o social en el que se desenvuelve, los recursos con que cuenta, ete. Sin embargo, dicho proceso y los elementos que lo conforman varian de cultura a cultura, de época en época, porque las condiciones particulares, tanto internas como externas, y las «experiencias» previas determinan el camino a seguir. Uno de los aspectos mas trascendentes es investigar para qué se agrupan losindividuos, cuales son las motivaciones que tienen—pueden serecondmicas, polfticas, culturales, sociales, religiosas, etc.— y los resultados de estas investigaciones nos auxilian a comprenderlo, Por ello, si a un estudiante Ie interesa saber cudles son los grupos econémicos que tienen el poder politico en nuestro pafs, a historia le responders -si le pregunta correctamente— de dénde surgen esas agrupaciones, quiénes las integran, c6mo actan, cémo se organizan. Si, ademas, le causa curiosidad saber quiénes tienen el poder cconémiico, c6mo lo Durante toda la Edad Media, la cultura, en general, vivo una pro- funda transformacién debida al for. talecimiento de la Iglesia Catdlica yla difusién de una cultura primor- . Economia. Como en toda Mesoamérica, la agricul- tura fue la actividad bisica entre los totonacas; cul- tivaron mafz, frijol, calabaza, chile, tomate, camote, aguacate, algodén, tabaco y vainilla, Dadas las favo- rables condiciones que los rios de la zona les pro- porcionaron (asf como un adecuado sistema de ca nales que denotan sus conocimientos de ingenicrfa), fucron capaces de levantar dos cosechas anuales de tlustracion 2.14 A Culturas asentads en el periodo maiz, su cultivo principal. La caza, y sobre todo la postcasico, pesca —tanto en rfos como en mar~ les permitieron la obtencién de valiosos recursos que, ademas de diversificar su dicta, les posibilita- ron opciones de intercambio con otros pueblos; usaron diferentes técnicas: para la pesca se valieron de redes y anzuelos; para la agricultura utilizaron el sistema de barbecho; para la caza usaron lanzas, cerbatanas, arcos y flechas que les permitieron consumir jabalf, venado, mapache y armadillo. Los totonacas supicron trabajar las conchas y los caracoles marinos, labraban la piedra, tejfan la palma y desarrollaron un arte plumario que les gener6, también, productos para comercializar. Rasgos culturales. Uno de los rasgos més significativos de la cultura Barbecho: Tierra labrantia que no se siembra z s 5 durante uno o mas ci6n artistica. Esas figuras representan a servidores de los dioses que aos. estin relacionados con las artes: la miisica, el canto y la danza, y son testimonio de un sentido festivo de la vida. totonaca es su cerimica, sobresaliendo las llamadas «caritas sonrien- tes» pues son pocas las culturas que han plasmado la risa en su produc- Otro elemento particular es el uso de la rueda -hecha de barro~ en algunos jugue- tes, lo que evidencia que conocieron esta importante creacién mas no le dieron un uso prictico. Unidad 2 @ El México prehispanico En cuanto a su produccién escultérica, sobresalen los yugos, esculturas en forma de «u» que sc asocian con los entierros y el juego de pelota y que representan una boca que «devora» a los muertos; las hachas son objetos de piedra ~con un corte agudo que figuran personas 0 animales y se relacionan con ceremonias mortuorias; las palmas, también de piedta, son piezas que tienen una base angosta y conforme ascienden se wuelven més amplias. Tienen significados diversos y muestran relieves que represcntan desde animales hasta escenas completas de alguna ceremo- nia o hecho importante. a Los totonacas fueron sumamente religiosos y se rigie- ron por calendarios de tal indole, ademas de los agrico- las. Su siglo se constitufa de 52 aftos. Sus principales deidades tienen una relacién directa eon los ciclos agrarios: el sol, Chichini, es el duefto del maf; la luna —una deidad maseulina~ es rival del sol y lucha contra él durante los eclipses; el trueno es representado por un viejo —se asocia con la lluvia- y el sefior del monte o duefio de los animales cuida del bosque y de la fauna que allf habita; por influencias chichimecas adoran a Tliloc, Quetzal- Iustracion 2.15 A Juguete que evidencis ef conocimiento dela rueda entre los _c6atl y Xipe-Totec, entre otros dioses. Para los totonacas el juego de pelota era una actividad sumamente importante, como lo manifiesta la gran cantidad de canchas ubicadas en sus sitios ceremonia- les, sobre todo en la regin de El ‘Tajin; los jugadores se protegian con anchos cinturones forrados de algod6n y cuero. Con los totonacas es perceptible la variacién que se da en una sociedad que empieza a hacer de la guerra una forma de vida, sobre todo por la presencia de otros pueblos que comienzan a expandirse bélicamente, prefigurdndose una tendencia miilitarista; al mismo tiempo, se vuelve muy importante el sacrificio humano. lustracién 2.16 A El Tain, muestra de la precision arquitecténica @ Los horizontes culturales * Organizacién social y politica. La diferenciacién social dentro de las comunidades totonacas fue muy estable. En el sitio mas alto de la pirémide se ubicaban los nobles y los sacerdotes ~posteriormente se sumaron los militares; les segufa un grupo de sefio- res de menor rango, con artesanos y comerciantes; en el dltimo escalén estaban los sinos, cargadores, sirvientes, soldados y esclavos. Una de las formas de marcar la jerarquia del rango superior fue la deformacién craneana. Los totonacas se gobernaban mediante seiorfos independientes ~cada uno con sus sacerdotes y, paulatinamente, con jefes militares y realizaban alianzas cuando se sen- ‘fan amenazados, en particular por los toltecas y los mexicas. m Toltecas (900-1200 d. C.) + Ubicacién geografica. El territorio en el que se asenté la cultura tolteca se circunscribe principalmente a una parte del centro de México y, mas especificamente, al actual estado de Hidalgo. Sin embargo, su influencia, como la teotihuacana, se dejé sentir hasta Centroamérica, Dos fueron los grupos que dieron origen a esta cultura: los no- noaleas y los toltecas-chichimecas. Los nonoalcas eran originarios de la costa del Gol- fo de México y de lo que hoy es el estado de Puebla. Su caracterfstica principal, rasgo primordial del postclasico, es el espfritu guerrero. Los toltecas-chichimecas se habjan desplazado desde el norte de Mesoamérica y fueron forjando una cultura conforme bajaban hacia el altiplano. Cuando ambos grupos interactuaron pacfficamente ~entre €1 700 y el 900 d. C.= sobre territorio hidalguense, fundaron su capital, Tula (de Totlan, lugar de tules); peto afios después, constantemente se opusieron perspectivas de guerra contra perspectivas de paz. * Economia, Los toltecas también dependian de la agrieultura, Su ubicacién cereana al rio “Tala les permitta irtigar sus tierras y cosechar matz, fijol, amaranto y, en ciertos lugares, algodén. No obstante, el comercio se volvié otra actividad econémica fundamental cuan- do rehabilitaron Las antiguas redes teotihuacanas ~de quienes decfan descender— y se extendieron por casi toda Mesoamérica, incluida la regién maya. Asi, los toltecas disfrue -erdmica, obsidiana, cacao, conchas y perlas marinas, plumas, etc. La otra fuente de recursos econémicos fie 1 tributo, pues en los afios de su mayor expansién, hacia el 1200 d. C., habian logrado someter por la fuerza a varios grupos de la zona del altiplano mexicano. taron de variados productos y materias primas que necesitaba + Elementos culturales. Fucron excclentes escultores, las columnas que conocemos con el nombre de Atlantes lo confirman; pero también, y muy apegada a su concepeién religiosa de la vida, surgieron elementos de tipo mi culturas con las que interactuaron, ya de manera pacific ico que repercutieron en todas las a, ya de manera violenta, Segiin los toltecas, en Tollan tuyo lugar el enfrentamiento entre los cultos a Quet- zale6atl y a Tezeatlipoca. El culto al primero, encabezado por Ce Acatl Topiltzin, predicaba la vida piadosa y ofrendas de animales a los dioses; en tanto, Tezcatlipoca ¢ sacrificios humanos. Topiltzin propugné por formas de convivencia mas civilizadas ¢ hizo florecer la arquitectura, la pintura y la escultura; pero a la postre, fue depuesto y obligado a salir de la ciudad en 987 d. C., afio en que marché rumbo a la penfnsula de ‘Yacatin y se establecié entre los mayas, a los que Hlevaria el culto a Quetzalcéatl, que fue llamado Kukulesn por esa civilizacién, segiin una versidn del hecho; otra seftala que se igia Unidad 2 @ EI México prehispanico embarcé sobre aguas del Goll de México donde se autoinmol6 y, en Hamas, losario. ascendié al firmamento, transformandose en la estrella Venus. La figura de Quetzaleéatl como dios de la luz, la bondad y la paz, enfrentado a Tezcatlipoca, ‘AsnouinOl dios de la oscuridad, el mal y la guerra, nos remite més a lo ideol6gico y a la Autosecrificio de una __necesidad de legitimar el tipo de sociedad guerrera que los sustentaba, Esta vietima en honor de confrontacién entre el bien y cl mal fue determinante en la cultura mexica que Seatiaeicta: los sucedié, pues de los toltecas heredaron la profecia del regreso de Quetzal. Teocratica: céatl, misma que los condicioné profundamente Sociedad en que la ty a Profi ‘ autoridad politica, considerada Pero asi como aportaron este elemento ideoldgico, también consolidaron una emanada de Dios, visi6n guerrera de la vida y, con ello, el surgimiento de los estados militares. se elerce por sus ministros. + Organizacién social y politica, Con los toltecas la estratificacién social empez6 a hacer de la figura del militar una de las més importantes. A partir de ellos surgieron profesionales de la guerra que adoptaron determinadas denominaciones: guerreros Aguila, guerreros jaguar, guerreros coyote, Es- tos contingentes fueron adorados y temidos ¢ hicieron que los jévenes desearan per tenecer a tales cucrpos pues les trafa prestigio y poder. En los estratos inferiores estaban los campesinos y algunos artesanos. En la cispide de la pirdmide estaba, a partir de la derrota de Topiltzin, el gran caudillo militar. Con los toltecas se present6 una modificacién importante en cuanto al tipo de gobierno que des- plegaron, En un inicio, la supremacia de los sacer- dotes, caracteristica de las culturas teocréticas fire evidente; mas, hacia su fase de consolidacién, la cesta militar empe6 a desplazar, en jerarquifa, a los sacerdotes. Para inicios del siglo XXI Guillermo Marin escribe: La Toltecayotl, como dice Miguel Leén Portilla, ola Toltequided, como ta llama Don Juan, es la sma de conocimientos, usos y ‘costumbres, que las pueblos mesoamericanos han elaborado a partir de la experimenta- cién con diversas vias para allegarse el conocimiento. Don Juan, quien se lama a st mismo Talteca, dice que el conocimiento que posee no lo inventé él, que ha sido producto de muchos hombres que a lo largo de miles de aftas lo han ido formando y puliendo, preservindolo de peligros propios y ajenas. José Luis Martinet, en su obra Nezahwsal- céyotl. Vida y obra, en la pagina 80 dice: «No es extrato, entonces, que en sus ideas religiosas Nesahualeéyotl haya vuelto también a las antiguas doctrinas toltecas. Lo que subemos de este pueblo es por lo general legendario e incierto. Para los antiguos pueblos indigenas de mediados del siglo XV, lo Tolteca -o la Toltequidad 0 Toltecayotl— era un sindnimo de perfecci6n, arte y sabiduria, y el pueblo 0 el periodo Tolteca se consideraba el pasado remoto y dorado det conjuunto de los pueblos nahuas. Mustracién 2.17 A Los Atlantes de Tula. Ejemplo de la granciosa arquitectura Guillermo Marin & Los horizontes culturales m Mexicas (I111-152Id. C.) + Ubicacién geogrifica. En lo que hoy es la ciudad de México, més espectficamente en el lago de Texcoco, se asent6 definitivamente el grupo mexica después de iniciar su desplazamiento desde la TE ee iglesia Cation ora regi6n noroeste de Mesoamérica. Una vez establecido en el Valle Ty.y evidente parol siglo Xl de México, inicié un proceso de expansién no registrado con Gradodde convocar a guerras para anterioridad. El espacio geogeitfico que legé a dominar alcanzé la recuperacién de la Tierra Santa hasta los actuales linderos con Guatemala, hacia el sur, y hasta 188 Cruzadas~ que, a su vez, ac linderos de Aridoamérica, en el norte. ee paeorer sail } eauel aac io entre Europa Occidental y el Medio Oriente, lo que propicié el El recorrido que efectuaron los mexicas hasta Texcoco tiene enriquecimiento de banqueros y tuna constatacién histérica, inicamente desde cl momento en _co/erCiantesitalianos, justo Cuan- gue interactuaron con los toltecas ~después de In cafda de Tula, foe ee al llegar al altiplano central-, no asf desde el sitio de donde son {stico de los pueblos postcldsicos originarios. Esta fase de la peregrinacién, del lugar de origen _y posibiite la consolidacién de im- hasta el Valle de México, tiene menos fuentes fidedignas para _perios como el mexica y el puré, realizar el rastreo. Ademds, los mexicas empezaron a registrar Ia P®eh® propia recreacién de su origen con la pretension de justificar su existencia guerrera. De esta forma, conocemos que partieron de Aztlin —lugar de las siete cuevas~ y que su Dios les indicé las caracteristicas del sitio donde debfan fundar lo que seria su imperio. Ese sitio fue el lago de Texcoco, ya que allf encontraron el islote donde un Aguila, posada sobre un nopal, devoraba una serpiente; esto fue hacia el aio de 1325 d. C., aproximadamente; lamaron a su «tierra prometidar Tenochtitlan, en honor a su caudillo Tenoch. La travesia dur6 200 afios. + Economfa. Una vez que los mexicas lograron imponer su hegemonta sobre los demas grupos que poblaban el Valle de México y gran parte de Mesoamérica, basaron su economia en la agricultura, el comercio y en un complejo siste- ma tributario, esto dltimo, es lo que los diferencia de los grupos que hemos tratado con anterioridad. eunenants aus Ani Su produccidn agricola fue ampliamente diversficada, en fan- Estado ejerce sobre cién del vastisimo territorio que dominaron y que les proporcio- otros. naba gran varicdad de plantas, frutas, rubérculos y granos, tanto Sistema de roza y para alimentarse como para industrializarlos, entre otros: algo- queme dén, chile, frijol, calabaza, achiote, tabaco, tomate, cacao, hule, vainilla, nopal, maguey y, consistia en cortar la c cosecha y dospude primordialmente, maiz ‘quemar Ia tierra, 4 —3 Sus téenicas de cutive Elflorecimiento de las prime- comprendfan el tradicional sistema de roza y que- meee uicgescc sec ima, el secado del lago en donde se asentaron, la Bea recursos aculloros. construccién de chinampas y, en otros lugares, 4 in embargo, desde esos un efectivo sistema de riego. ‘Tales recursos les Pos se retistraron con permitieron una explotacién agricola intensiva. Los mexicas no dejaron de practicar la pesca y la caza, sobre todo de aves migratorias que lega- ban hasta la regién lacustre del Valle de México. Unidad 2 @ El México prehispanico Mustracion 2.18 A La escutura mis importante De igual forma que para los antecesores teotihuacanos y toltecas, el comercio fue otra actividad econémica preponderante y, herederos de las redes que aquéllos habian creado, su influencia abares toda Mesoamérica, Sin embargo, la obtencién de impuestos fue el eje dinamizador de su economfa. Regiones enteras de Mesoamérica fueron tributarias de los mexicas y sus sustentadoras cuando fueron sometidas por la fuerza. Desde lejanos territorios legaban a Tenochti- tlan diversos productos que los gobernantes mexicas estipulaban, dependiendo de los recursos naturales que los pucblos avasallados explotaran; pero, también los propios mexicas debfan pagar determinados impuestos a sus autoridades. Otro rasgo significativo de la economfa mexica se bas6 en que el Estado era el propietario de la tierra y no existfa la propiedad privada como la conocemos hoy en dia, aunque hay que seftalar que el usufructo de ella tenfa dos modalidades: una privada, en Ja cual s6lo algunos grupos se beneficiaban de ella, pero no eran duefios, y otra de cardcter piblico, donde los bienes eran para todos. 2 pRogeIIs pei * Rasgos culturales. Los mexicas se convirtieron en los here- ‘ es dros demuchos avances cientificos, creencias religiosas y ex- presiones artsticas de los pueblos que les antecedieron. Cada grupo retomaba lo que le hacia mas ffeil la vida -tanto en lo material como en lo espiritual-, con lo cual lograron concre- tar un poder impresionante debido a que supieron asimilar lo que los fortalecfa y, en Ia medida de sus necesidades, permi- tfan que los pueblos que dominaban mantuvieran sus précti« cas cotidianas de vida. Sin embargo, ellos impusieron una serie de ercencias religiosas a varios de los pueblos que sojuz- garon para controlarlos no s6lo por las armas sino también por una forma de entender y expliear la vida. En ese sentido, el pantedn mexica fue estableciendo a sus deidades como las, responsables de su quehacer y, aunque la cantidad de dioses fue muy grande, s6lo se mencionarin los principales: Huitzilopotchtli, dios de la guerra, que tenfa en su mano un rayo solar destructor Coatlicue, sla de falda de serpiente» (la serpiente como de Coatieve ride 24 metros de stura. animal que recogia las inmundicias para dejar limpia la tie~ © sumision a alguien. ra), madre de Huitzilopotchtli. Tescatlipoca, wel espejo humeante», dios de la noche. Bra una deidad de ‘Texcoco, pero también tenia mucha importancia para los mexicas por su capa- cidad para adoptar diferentes personalidades (se! dador de vida», «el capricho- so», «el tirano», «nuestro seiior», «el conocedor de la genter...). Era un dios misterioso y maligno. Los mexicas le consideraban el creador. El espejo con el que se representa simboliza el poder adivinatorio del dios y sus sacerdotes Gracias a este poder de predecir el futuro también era el dios del destino. - Dada la trascendencia de sus dioses, la arquitectura y la escultura se con- virticron en manifestaciones visibles para rendirles pleitesia. Las pirimides Los horizontes culturales del culto, especialmente las dedicadas a Tléloc y Huitzilopochtli, en el Templo Mayor ~en la ciudad de Mérico— son una muestra de la majestuosidad arquitect6nica, y las representaciones en piedra de Tliloc, Coatlicue y Coyolxauhqui, asi como «la piedra del sol», ejemplifican la capacidad de sus escultores. ‘Tenochtitlan, la capital del imperio mexica, fue una proeza de la ingenierfa. Su ubicaci6n, a partir de un islote, requirié de una numerosa mano de obra para ir disecan- do el lago y, al mismo tiempo, elaborar un trazo regular para aprovechar las aguas y transitar mediante canoas. También contaron con puentes levadizos. La ciudad se divi- dia en barrios y era atravesada por cuatro grandes calzadas. Las construcciones religio- sas se erigieron en el centro y hasta ellas se hacia llegar agua potable a través de un acueducto que tendieron desde Chapultepec. El otro gran punto de atracci6n fueron los grandes mercados, sobresaliendo el de Tlatelolco, en donde se concentraban pro- ductos de casi toda Mesoamérica, Los mexicas también fueron grandes pintores. No es ficil imaginar que Tenochti- tlan hubiera tenido gran colorido en sus edificaciones religiosas y civiles, pero los cédices que crearon evidencian su dominio en la pintura y, ademés, la necesidad de registrar su historia, Cuando arribaron los ejércitos de Hernin Cortés a ‘Tenochtitlan, quedaron impactados por la grandeza de una ciudad que llegé a albergar 80 000 habi- tantes, en una extensién de 13 kilémetros cuadrados. Organizacién social y politica. La sociedad mexica estaba dividida en diferentes gru- pos. El de menos posibilidades econémicas y derechos civiles era el de los esclavos, obtenidos mediante las constantes guerras que escenificaban, los cuales eran emplea- dos para trabajos forzados 0 para scr sacrificados. Era un grupo minoritario, Después se ubicaba la mayoria de la poblacién —dedicada a la agricultura y a la artesani onganizada en una institucién denominada calpulli. El calpulli se aglutinaba por vincu- los de parentesco y sus integrantes pagaban un tributo al gobierno, quien les daba proteccién y les podia conceder tierras para cultivar, Ademds, el calpulli se encargaba de dar educacién deportiva, religiosa y militar a sus jovenes. El siguiente escal6n social correspondfa a comerciantes, sacerdotes, funcionarios y militares. Los comerciantes eran un grupo muy importante debido a su capacidad de movilidad ~a través de sus vinculos— por todo el territorio dominado por los mexicas; asimismo, tenfan la posibilidad de enterarse de cualquier posible sublevacién e infor- mara las autoridades. Se les conocfa como pochtecas. En cuanto a los militares, en una sociedad de guerra, eran privilegiados. El siguiente escaito era ocupado por los nobles; y en la etispide de la pirdimide social estaba el tlatoani, sefior supremo de Tenochtitlan. Para los mexicas de la peregrinacién, los sacerdotes fueron sus méximas autorida- des. Después de que murié ‘Tenoch, decidieron nombrar a un rey para que los gobern: ra, por lo que, en 1376, Acamapichtli fue su primer tlatoani, De all, hasta ser derrotados por los espaiioles, gobernaron Huizilthuitl, Chilmalpopoca, Izcéalt, Moctezuma, Axa- yacatl, Tizoc, Ahuizotl, Moctezuma IT, Cuitléhuac y Cuauhtémoc, Resulta necesario recordar que, antes de que se erigieran como el gran imperio, realizaron alianzas muy importantes con el rey de Texcoco y el de Tlacopan (Tacuba) para aduefiarse de la regién lacustre de Texcoco; pero, después, los derrotaron y mantuvieron como sus aliados. Unidad 2 @ El México prehispanico La serpiente emplumada, dios dela tormenta, Era el diov/sacerdote, bondadoso, principalmente bélico. Ambos encarnaban la lucha eterna entre el bien y el mal, la paz y la guerra. | Paynal Dios mensajero de los aztecas, era el lugarteniente de Huitzilopotchtli en la guerra, A dlse dedicaba el Xocotl, uno de los doscientos festivales mexicas que habfa al afio. nese, pe gaa ee SOU Sa ee” net et ek el SaaS Sa SMT pe ee nO Cuadro 2.3 A Principals doses. Actividad 1 | de Tula, que habfa jurado volver para desterrar a Tezcatlipoca, dios | 1 1 | ) Sd Haz la siguiente lectura. Fragmento del Cédice Florentino. Primer Presagio. Diez anes antes de venir Is esparioles primeramente se mostré un funesto presogio en el cielo. Una como espiga de fuego, una come llama de fuego, una como aurora: se mostraba com si estuviero goteando, como si estuviera purzan- rcs do enel cielo. ‘Anche de osiento, angosta de vértice. Bien al medio del cielo, bien af centro del jlo Negaba, bien al cielo estaba alcanzando. ee Prereee ‘que los mexieastenian de los cometas, como algo negativo, ha sido erradiead dela actual culkura popular mexicana? {Qué opinas al respect? : m Huastecos (600-1521 d. C.) * Ubicacién geografica, En el norte del estado de Veracruz, desde el rfo Cazones hasta el ri Panico —que sirve como limite con Tamaulipas-, y dentro de territorio tamaulipeco hasta Soto la Marina, asf como en las colindancias de San Luis Potosi ¢ Hidalgo, y parte del estado de Querétaro, se asentaron varios grupos que se identificaron con el nombre 8) Los horizontes culturales de huastecos. Sin embargo ellos, hasta la actualidad, prefieren lamarse a sf mismos seenek, que quiere decir «los que viven en cl campo con su idioma, sangre y comparten la idea». Esta regién se constituye de cuatro zonas ecolégicas: la costa, la planicie costera, la Hanura y la montafa, caracteristicas que influyeron para darles algunas singularidades. Economia, La tegién huasteca se constituy6 por varios sefio- rfos, no muy grandes, que se basaron en la agricultura intensiva de matz, frijol y calabaza. El cuidado del algodén y su fino trabajo les posibilité confeccionar telas para vestimenta. La pesea y la caza también fucron actividades que les permitieron el necesario sustento y la elaboracién de ciertos articulos que los caracterizaron, como cinturones de piel que remataban con caracoles para atemorizar a los enemigos en los combates. La alfarerfa les permitié comercializar, hacia el centro de Meso- américa, piezas de color café decoradas con dibujos que repre- sentaban nubes de humo y alas de mariposa Mustracién 2.19 A La representacién Rasgos culturales. Entre los huastecos se desarrolld una pro- del uerpo femarino, entre los huastecos, ducci6n escultérica muy particular, al utilizar suave roca are- {ve muy cecurente nisca o caliza y recrear la figura humana, tanto de hombres como de mujeres, ricamente ataviados especialmente las mujeres~ con la tipica blusa huasteca y el quechguémel, Ademas, crearon figurillas femeninas semidesnudas y con muslos muy exagerados; representaron a ancianos y jorobades. La arquitectura no fue monumental, una de sus principales pirémides tiene una base de casi 24 metros cuadrados y una altura de 11.30 metros. Los huastecos se deformaban el erineo, se limaban los dientes y los pintaban, asi como su pelo; se tatuaban en zigzag el rostro y el cuer~ po; se adornaban con orejeras y narigueras y se cu- brian la cabeza con gorros cénicos. En lo referente a su cosmogonia, se han situado, preferentemente, entre dos puntos cardinales: el orien- te, que se relaciona con el mar; ¥ el occidente, relaci nado con la sierra, Sus deidades princi como eje al maiz, an ithith, a Centéotl —diosa del mate ticmo-, a Tlazoltéot! -diosa del amor- y a Tliloc dios de la Iluvia. Organizacién social y politica. Los huastecos se orga- nizaban como pequefios sefiorfos independientes y au- ténomos, pero ante extrafios se aliaban, y cada grupo tenfa una localidad principal. Ciertos grupos podian subordinar a otros menores que les pagaban tributos y los gobernaba un cacique, cargo que heredaba a su Mustracién 2.20 A A través de los restos 6seos ha hijo; en caso de no tenerlo se nombraba a un principal 2, hosble Setar deformactones articles en les e Unidad 2 @ El México prehispanico e amado pascole. En muy raras ocasiones la esposa o hermana del cacique llegé a gober- znar, pero apoyada indistintamente por un juez auxiliar ~oflek— que, asimismo, era asesorado por los mayitles —mayores. Actividad En.un mapa ubica la regién que actualmente conocemos como «Huasteca». Distingue con diferentes colores las partes que la conforman y pregunta si alguien conoce la cancién de «Las tres huastecas». ™ Purépechas (1000-1521 d. C.) Ubicacién geogrifica. Sobre el actual estado de Michoacén, principalmente, pero tam- bign en parte de los estados de Jalisco, Colima y Guanajuato, constituida por cinco regiones: Japéndarhu (lugar del lago), Erdxamani (caftada de los once pueblos), Justa- risi (meseta), Jurhio (lugar de la tierra caliente) y Zacapu, los purépechas forjaron un. imperio. La regién del lago de Pétzcuaro fue muy importante, y la diversidad ecol6gica les permitié sustentos diversos. Su origen ha presupuesto dos hipétesis: una plantea que egaron del suroeste de los Estados Unidos, y la otra que se desplazaron desde Pert, sustentada en investigaciones lingiiisticas que relacionan a la lengua purépecha con el quechua, Hasta hace muy poco tiempo s¢ les designaba como tarascos, nombre que les asigna- ron los espaioles conquistadores, mas en la actualidad sus descendientes se reconocen con su nombre original, purépecha, que quiere decir gente o persona. Economfa. La economia de los purépechas tuvo su base en la agricultura y el cultivo del maiz. Sin embargo, ellos si utilizaron algunas rudimentarias herramientas elaboradas con cobre, algo excepcional en toda la historia del México antiguo. La pesca fue otra actividad que les permitié alimentar a su poblacién dada la riqueza y adecuada explo- tacién de sus lagos~ asi como a caza de variadas especies que vivian en la gran diversi dad forestal. Una actividad artistico-econémica muy apreciada fue la realizacién de objetos suntuarios elaborados con plumas; también su trabajo en oro y cobre permiti6 producir mercancfas para comercializar. Rasgos culturales. Los purépechas, hasta el inicio de 1325 d. C., lograron una unién politica importante y se debié a uno de sus principales reyes, Tariscuri, quien conven- ci6 a los pescadores de las islas del lago de Patzcuaro, a los agricultores de las orillas y a los cazadores-recolectores de los bosques, de la conveniencia de asociarse para evitar el avance de los mexicas sobre su territorio. A partir de ese acuerdo, los purépechas se extendieron y consolidaron tres centros de poder: Pétzcuaro, Ihuatzio y Tzintzuntzén, En esta ttima poblaci6n, lugar de los colibries, se construy6 un centro religioso significativo, sobre todo porque Lauunificacién de los reinos catéli- cos de Castilla y Aragén posibilité {el embate final por la reconquista de la peninsula ibérica ~en poder de los musulmanes desde el ano 711 d. Gal expulsar alos moros de Granada, su Gitimo bastion del sur, en 1492, justo cuando se ini- cia el viaje de Colén en busca de Las Indias, y que lleva a la pos- terior dominacién hispana de los pueblos mesoamericanos. Los horizontes culturales ese sitio, bajo el gobierno de Tzitzipandacuri, dominé a los otros dos. El principal dios purépecha fue Curicveri o Curicaue- +i, a quien le rendfan culto durante una fiesta ~equatacons- quaro— que duraba veinte dias, y que pertenecfa al grapo de los «dioses mayores», los que regfan el cielo, la tierra y 1 infierno, Los purépechas no erigieron construcciones monu- mentales, sus principales edi bre de yacatas, que sirvieron como residencias y templos funerarios de los reyes, y que inclufan un santuario dedi- cado a su principal deidad, Curicaueri. Las ydeatas ~que en purépecha significa amontonamiento de piedras~ se cons- truyeron en forma rectangular, o de T, y como caracteris tica particular presentaron sus extremos redondeados; la mayoria de ellas sobrepon otros grupos mesoamericanos, en un circulo adyacente a 0s se conocen con el nom- cinco niveles. Como en los las construcciones religiosas se ubicaron las residencias y los palacios de los nobles ¥, hacia las afueras, los barrios de los artesanos. Otro aspecto que los diferencia de los mesoamericanos se evidencié en sus practicas fanerarias, pues sus tumbas tenfan la funci6n de albergar los cuerpos para protegerlos y conser- varlos, pero no se clausuraban sino que podfan abrirse para que los deudos las visitaran + Organizacién social y politica. Entre los purépechas se vivi6 una clara diferenciacién social: el lugar de ‘mayor jerarqufa era ocupado por el rey —Ilamado ‘azonei o brecha—que era el representante directo de su dios principal; le seguia el grupo de los sefiores principales —achdecha-, luego los sacerdotes, y la base Ja constitufan los campesinos, pescadores, artesa~ fnos, mercaderes y esclavos. Los conceptos preciasi- £0, clasico y postelésico 1s permiten considerar ‘elementos comunes de distintos grupos étni- cos que pueden, geogri- ficamento, estar distantes pero que culturalmente _ estén muy cercanos 0 distantes en el tiempo EI gobierno purépecha fue teoerstico-militar. Los diversos seiiorfos eran goberna- dos por los sacerdotes y los militares, por sucesién hereditaria, El imperio lo dirigfa el rey-sumo sacerdote, pero se apoyaba en un niimero importante de oficiales y nobles que se encargaban de recaudar tributos y proteger sus fronteras. Bl imperio purépecha fae capaz de resistir las incursiones mexicas y no sucumbir. m Mixtecos (900-152! d. C.) + Ubicacién geogrifica. Los mixtecos ~de Misthin, «lugar de nubes o neblina» ~se asen- taron en los altos valles occidentales de Oaxaca, al mismo tiempo que los zapotecos hicieron lo propio en los valles centrales. A finales del periodo elasico, comicnza un periodo de invasién mixteca a los valles centrales. Basados en un sistema de guerra, en Unidad 2 @ El México prehispanico la diplomacia y en el establecimiento de enlaces matrimoniales, los mixtecos lograron, ‘ocupar las tierras de cultivo de los zapotecos y controlaron las rutas de comercio. La interaccién entre ambas culturales trajo como consecuencia la construccién de los palacios de Mitla y de Yagul, principales centros urbanos donde los mixtecos vivie- ron su etapa de mayor esplendor durante el postclisico. Economia. En contraste con la cultura zapoteca ~eminente clisica, teocritica, ete. la mixteca es una cultura moderna, furertemente relacionada con los toltecas y los nahuas, menos teocratica y de originales expresiones artisticas que inclufan objetos de cerdmi ca policroma, cuenta de su historia y su cosmovisién. Un rasgo especifico de los mixte- cos se encuentra en la produccién ornamental que perdura hasta nuestros dias, en el fino trabajo metaltirgico y de orfebrerfa donde utilizan oro, plata, turquesa, jade, con- cha, entre otros materiales. ‘Organizacién social y politica. Los primeros asentamientos mixtecos eran pequetias al- deas que agrupaban varias familias nucleares que con el tiempo albergan hasta unos 3 000 hhabitantes. En contraste con los centros urbanos zapotecos del valle central, los mixtecos eran pequefios por lo que no se dio el predominio de ninguna ciudad hasta la construc~ cidn de Mitla en el postelasico. Se ha dicho que los mixtecos no desarrollaron una diver sificacién mayor de actividades ni, por consiguiente, una mascada divisién del trabajos por lo mismo su estratificacién social no fue sofisticada. ‘Subraya la respuesta que consideres correcta. Su caracteristica principal, rasgo primordial del postclisico, es el espirtu guerrero: a) Toltecas b) Teotihuacanos 6) Totonacas ‘Cultura que logra plasmar fa risa en su produccién artistica a través de las lamadas «caritas sonrienteso: a) Totonacas b) Toltecas ©) Huastecos Fuaron excelentes escultores; construyeron las columas que conocemos con el nombre de Atlantes: a) Mayas b) Olmecas 6) Tokeecas ‘Quetzalcéatl, como dios de la luz y la paz, enfrentado a Tezcatlipoca, dios de la oscuridad, el mal y la guerra, fueron principales deidades de los: 2) Mixtecos b) Zapotecos ©) Tokecas Enfrentaron al sol y a la luna como dioses masculinos para explicar los eclipses: a) Purépechas ) Totonacas ©) Mexicas Su estratificacion social era de tipo militar: guerreros Aguila, guerreros jaguar, guerreros coyote: 2) Teotthuacanos b) Zapotecos ) Toltecas Partieron de Aztlan y su dios les indicé las caracteristicas del sitio donde debian fundar su imperio: 2) Mexicas ) Teotihuacanos 9) Olmecas y El Estado tributari 8. Sele consideré como un pueblo muy culto y sabio: a) Mexica b) Toteca ©) Purépecha io mexica 9. Originarios de Mixtlin, «lugar de nubes o neblina» en los altos valles de la Sierra Madre Occidental: a) Mixtecos ) Totonacas ) Mexicas 10. Asi llamaron los mexicas a su tierra prometida: a) Teotihuacan ») Monte Albin ¢) Tenochtittan 11 Dios de la tuvia, también era una de las més antiguas y adoradas deidades, ya que la mexica era sociedad agraria: a) Quetzaledalt b) Huitzilopotchtii —_c) Tlaloc 12, Cultura de la cual se tiene registros de una cosmogonia muy delimitada entre el mar y la terra: a) Maya ) Zapoteca ©) Huasteca 13. Grupo euya ciudad mas importante fue Mita: a) Tolteca b) Mixteca ©) Mexica 14. Hicieron de! sacrificio humano un ritual de guerra para atemorizar a los hombres y rendir ofrendas a sus dioses: 2) Mixtecos b) Huastecos 9) Mexicas 15, Jamis fueron subordinados por los aztecas: a) Chichimecas b) Purépechas ©) Toltecas 16, Se consolida como el gran imperio guerrero del postelésico: a) Purépecha b) Mexica ©) Olmeca EL ESTADO TRIBUTARIO MEXICA Uno de los rasgos mas trascendentes de Ia vida mesoamericana se concreta en la sintesis, aleanzada por el estado mexica en torno al sistema de captacién de tributos para su sosteni- miento, $i bien esta realidad no surgi con tal imperio, es posible afirmar que llegé a un grado de perfeccionamiento no antes alcanzado, Ademés, la accién de recaudar tributos entre los pueblos sojuzgaclos hacfa evidente la suprema- cia del vencedor que, si bien en algunos casos permitié margenes de autonomia a los pucblos venci- dos, jams dejé de hacerles presente la obligatoriedad de cubrir los montos y recursos a entregat. De tal forma, el gran tlatoani reforz6 esquemas mentales que condicionaban la calidad de stibdios del imperio. Para la captacién de los tributos impuestos se nombré a ciertos personajes conocidos como calpixqueh o recaudadores, que realizaban su trabajo vestidos para tales ocasiones; Ilevaban dos elementos en las manos que los distingufan: una vara y un abanico. Los requiénmal fxcron los papeles o registros de tributos en los que se establecieron cantidades y tipos de objetos a pagar al imperio mexica. Tales registros constituyeron un género en los cédices, que precisaban la administracién piblica dentro del espectro de dominacién mexica. Unidad 2 @ El México prehispanico wv Habia varios tipos de tributo que se daban segiin ara el sostenimiento de _—‘a ocasidn: de guerra, religiosos, de tiempo. Los tri- diversos gobiernos y _butos a que estaban obligados los pueblos sometidos servicios que las po- a Jos mexicas eran: blaciones demandan, las autoridades imponen a los . . . . pobladores el pago de ot «+E especie. mercanefa (impuesto segiin la provin- versos gravamenes. En cia, su poblaci6n, riqueza ¢ industria). toda Mesoamérica esta lidad se vivid y sereto- Tributos en servicios especiales que estaban obligados 4 prestar los habitantes de los pueblos sometidos. Estas redes de captacién tributaria serfan utilizadas con posterioridad por los conquistadores espafoles. 2.4.1. Caracteristicas generales a la llegada de los espafioles ¢Has reflexionado sobre lo que en la actualidad mantenemos como herencia de las culturas del México antiguo? éConsideras que las culturas que se asentaron sobre lo que hey es territorio mexicano lograron avances de los cuales puedes sentirte orgulloso? Con el arribo de las tropas de Hernan Cortés a tierras dominadas por los mexicas se cierra un periodo cultural y temporal definido como mesoamericano. La magnificencia de su avance como civilizacién maravillé a los extranjcros, aunque eso no los detuvo en su propésito funda- mental, que era subordinar y conquistar. Las distintas culturas que habitaron Mesoamérica, pero primordialmente sobre el actual terri- torio mexicano, aleanzaron grandes progresos en su forma de vida alo largo de mas de 3 500 afios, por El Estado tributario mexica lo que seria exréneo negar su grado de ci iaacién. Evidencias de ello subsisten en nuestras actuales costumbres. Date | Cuewtc La regién central del México antiguo, aun antes de la Log habtantes que anterior Ilegada de los espafioles, era el nticleo de la organizaci6n en mente poblaron el tertitorio Mesoamérica. All se concentraron el poder y la eapacidad que ReY eeupames fueran le decisi6n, El imperio mexica fue el resultado de un largo seer eo eee Bae de d EL imp fue el resultado de un largo, Tee ert moses proceso de crecimiento en todos los aspectos en que las [a oducts socialmente, anteriores culturas habjan avanzado, _‘Speconar cus cronci, | crear sus satisactores y otras acc rincipal caroctcrisiita de ‘Mesoumerica:refiere ines més en pos de aus ” La principal caracterfstiea de Me ficre el jptereses. Nosotos heredamos sus creacio- predominio de la agriculeura como el elemento que permi- fag pore también eso palmar fo doje: 1ié una base de alimentacién segura, y sus cultives tipicos —_mas'a quienes nos sucedan en el tiempo por- fueron el mafz.~al grado de conocérsele también a esta cul- que somos los hombres y las mujeres quienes tura como «la cultura del mafa»-, el frjol y cl chile. Otros Medicamos nuestra realidad. cultivos importantes fueron el cacao que lleg6 a utilizarse como moneda-, la calabaza, el chayote, la chia y diversos y variados frutos. No deben olvidarse fen este recuento el nopal y el maguey. UC... La arquitectura fue perfectamente planeada para sefialar diferenciaciones, estratificacio- nes, Se construyeron templos y pirémides para la realizacién de ceremonias y magnificos edifi- cios para la habitacién de sus autoridades civiles, religiosas y militares, en cl centro de las principales ciudades; en un segundo circulo se erigieron otras construcciones para la vivienda de artesanos y comerciantes, agrupados en barrios; y, hacia las afueras, se asent6 el resto de la poblacidn. Asi, en primer lugar se establecieron los espacios para los nobles y hacia las afucras los sitios para los plebeyos, la gente comin. Para reforzar la diferenciacién social de los habitantes, se ctearon instituciones escolares ‘que marcaban la separacién; muy especificamente, el calmécac, destinado a los jévenes mexicas nobles, quienes recibian una educacién muy estricta que inclufa, ademas de conocimientos guerreros, astronomia y artes. Fue precisamente en estos recintos donde mayor desarrollo se dio en conocimientos, como la escritura representada por glifos que significaban ideas, personas, nombres de dioses y Inga- res. En cuanto a la astronomfa, hubo diversos calendarios, pero el mas importante fue el solar, el mas acabado, pues su correspondencia con el que ahora utilizamos es precisa, sefiala 365 dfas. Mencién especial en este terreno merecen los mayas, quienes precisaron también los dias de equinoccios y solsticios, asf como del movimiento de Venus. Estrechamente relacionado con el conocimiento del movimiento de los astros se encuentra el conocimiento matematico, que fue empleado con propiedad para la recaudacién de impues- tos y su contabilidad. En este Ambito, de nuevo los mayas alcanzaron a definir un sistema mas logrado, vigesimal, y conocieron el uso del cero. En respuesta a su crecimiento poblacional y a su organizaci6n interna, los avances en la medicina les permitieron la diferenciacién de algunas plantas con propiedades curativas —la herbolaria-, cuyos resultados atin ponemos en préctica en muchos lugares de nuestro terrtorio. En cuestiones artesanales, la distincién de diversos grupos especializados en la confeccién de articulos de consumo inmediato, textiles, cesterfa, cerdmica, orfebrerfa, dejaron un sustrato que posteriormente se acentué en la organizacién correspondiente al periodo colonial. w Unidad 2 @ El México prehispanico Igual sustrato dejé establecida la dinémica comercial, con sus redes de distribucién y recepeién de productos distantes de la capital del reino, asf como el esquema de cubrir pagos a los grupos vencedores. En el terreno de las ideas explicativas del mundo y de la vida, Ia concepeién predominante conformé la existencia de una multitud de dioses que requerfan ser adorados para recibir sus beneficios porque, de no hacerlo, se tornaban crucles y traian desgracias a los pueblos (terremotos, inundaciones, sequias, plagas, ctc.). Los mesoamericanos fueron sumamente sensibles al considerar presagios, malos y buenos augurios y su inclinaci6n al fatalismo persisti6. De su mitologia nos quedan impresionantes representaciones artisticas, tanto en miniatura como en proporciones gigantes, lo que refiere la capacidad para simbolizar a sus deidades, como Quetzaledatl, ‘Tiiloc, Tezeatlipoca y Coatlicue. Ademds, existe un sinntimero de expresiones artistcas que nos ilustran acerca de su creatividad en cerimica, pintura, arquitectura, literatura, escultura, vestido, orfebreria, etcétera Otro sustrato altamente significativo es el que nos remite a la vastedad de lenguas practicadas sobre este territorio, lo que revela la pluralidad de grupos actuantes y sus formas de explicar la vida, las, cuales persisten hasta nuestros dias. El nahuatl, la lengua del imperio mexica, es la lengua que aporta un mayor ntimero de palabras al idioma con cl cual hoy nos comunicamos, y que nos sigue confiriendo elementos de identidad como mexicanos. Actividad Del grande y solemne recibimiento que nos hizo el gran Montezuma a Cortés y a todos nosotros en la ‘entrada de la gran ciudad de México LLuego otro dia de mariana partimos de Estapalapo, muy acompaiodos de aquellos grandes caciques que atrés he dicho: bamos por nuestra calzada adelante, fa cul es archa de ocho pasos, y va tan derecha ala ciudad de México, _que me parece que no se torcia poco ni mucho, e puesto ques bien anche, toda iba lena de aquellas gentes que no silo que se afirma es verdadero; o una «Fo, si es falso. |. Los conceptos son instrumentos metodolégicos para hacer investigactén histérica. 2. Mesoamérica, Aridoamérica y Oasisamérica son conceptos que refieren realidades ‘geogrsfico-culturales. 3. Los elementos culturales que definen el periodo preciisico desaparecen en el periodo clisico. 4. La cultura olmeca es la representativa del periodo clésico, 5. El centralismo politico mexicano tuvo su primer antecedente en la cultura ‘teotthuacana, 6, La cultura maya tuvo influencia tolteca. 7. Zapotecos-mixtecos son un grupo homogéneo que se ubicé preferentemente en cl Valle de Oaxaca, & Elculto a Quetzalcéatl es resultado de la cosmogonia tolteca 9. Cuando los mexicas legan al lago de Texcoco lo ocupan pacificamente. 10. La influencia cultural mesoamericana ha desaparecido en nuestro México actual ( ) GZ + Unidad 3 La Con uista Terese Mientras que en el siglo XV ellimperiomexica se habia conso- lidado sobre el teritorio mesoamericano, en Europa ios reinos de Castilla y Aragon ~unidos por el matrimonio de Isabel y Femando-, asi como el reino de Portugal, luchaban contra los 4rabes para recuperar el dominio sobre la peninsula ibérica, lo cual lograron a finales de ese siglo. Esta larga lucha, conocida ‘como de «reconquista, les permité una experiencia militar que los consolid6, en esos afios, como las principales potencias expansionisias. E.caso de los teinos de Inglaterra y Francia, desgastados en luchas continuas tanto intemas como extemas-, encubiertas en posturas religiosas, fue diferente pues esos conlictos los limitaron para entrar en competencia con los reins ibéricos, con los cuales también tenian enfrentamientos. Asi, espatioles y portugueses se lanzaron a buscar nuevas rutas para ampliar sus dominios y acrecentar su riqueze; es decir, buscaban tierras, metales preciosos y mercancias altamente cotizadas en el mercado europeo EI «descubrimiento de América» y el posterior saqueo de las tierras que conquistaron espafioles y Portugueses durante los complejos siglos XVI y XVII, se enmarcaron en una préctica de vida que estaba dando paso a una politica econémica conocida con el nombre de mercantilsmo, muy diferente a las formas de entender y explicar la vida de parte de los pueblos mesoamericanos. El resultado de esa ‘espectacular confrontacion hizo surgir una nueva realidad verdaderamente maravillosa, que fue la base del mestizaje que ain nos caracteriza. CCn El alumno: + Hard conciencia de la importancia que tiene la irtupcién espaiiola en teritorio mexicano como inicio de una nueva etapa de nuestra historia nacional~y dea conistruccién de otra parte muy importante de nuestra herencia cultural + Comprendera el proceso de consolidacién del vireinato de la Nueva Espafiay la impor- tancia de la poblacion indigena para el desarrollo de las actividades econémicas. + Analizaré por qué la dinastia de los Borbones impuso una reforma acministrativa en la Nueva Espafia, a partir de mediados del siglo XVII + Valorara y precisara por qué los criollos reaccionaron ante la imposicién de las reformas borbénicas en la Nueva Espajia. pare) viStAG} er | 9p 2104 » op as Ben ES la llegada europea a América cece, agit Ss 1. iQue sabes acerca de la forma en que se goberné Nueva Espafa durante casi 300 aiios? rit ‘éCudles fueron las actividades econémicas més importantes que permitieron la existencia de este virreinato? ‘iCuales fueron los grupos sociales que interactuaron y cémo lo hicieron? 4. Por qué los criollos iniciaron una guerra de independencia respecto de Espatia? LA LLEGADA EUROPEA A AMERICA éConsideras que la Hegada de los europeos a la masa continental en la que nosotros vivimos fue resultado de un proceso de expansién de la actividad mereantil de Europa Occidental o un Los reinos ibéricos del siglo XV iniciaron un proceso de consolidacién de lo que muy poco tiempo después darfa paso a una realidad que los cientificos sociales definen como Estado Nacién (cl Estado-Nacién es tun concepto que alude a una asociacién politica que establece una juris- 95 vgjos de exploracién so basa. diccién soberana dentro de fronteras territoriales definidas y a la que sc ron enas obras de gedgratos grie confiere, entre otras funciones, el monopolio de la violencia legitima). 908 y latinos retomadas a finales Durante esta centuria surgieron elementos que hicieron evidente el ana-__421siglo XV. Los portuguese, ade més de los esparoles, pretencie- cronismo de las relaciones feudales para adecuar nuevas realidades eco- "n'yonur n'f the y borcooon ndmicas, politicas, sociales y culturales que se abrian paso en las cinda- ge coslas afficanas hasta alear des mediterrineas, principalmente. El comercio se habia vuelto un ele- zat el Cabo de Buena Esperanza mento dinamizador de las economias que posibilitaba cl intercambio de ¥ €0" Vasco de Gama tuvieron el vatiedesunerean dle. xi anhelado. Gon esa preten- 7 si6n Pedro Alvares Cabral zarpé de Lisboa ylleg6 a Brasil en 1500. La fiebre por la actividad comercial se habia desatado desde el inicio Después, Fernando de Magalla- 1s nici el primer vie de circun- de «las Cruzadasy (siglo XI) cuando articulos desconocidos fueron Ile 6 navegacién vados a la Europa Occidental desde el Lejano Oriente, pero en el mo- mento en que los turcos se aduefiaron de Constantinopla, la «ruta de las cespecias» se cerré y eso incentivé a busear otros caminos para llegar hasta la India y China. Unidad 3 @ La Conquista y la Colonia 8 Algunas ciudades italianas se habfan beneficiado con Cuando un modelo econé- el comercio gracias a su estratégica ubicaciGn geogritica mmico empieza a debiltarse sobre el mar Mediterréneo; ademés, los mercaderes de esos ‘surgen corrientes que ex- plican lo que esta ocurrien- {doy las palabras y los sim- lugares, al ir acumulando fuertes cantidades de dinero, em- pezaron a tiv lizar con la aristocracia feudal, que los vefa oles que utiizan quienes como seresinferiores que debfan trabajar para vivir. El nuc- defienden tal orden entran vo grupo socioecondmico que empezaba a tener més ri- en confrontacion con las queza, pero no poder politico, se auxilié de los mas impre- sionantes artistas —quienes también miraban, como resul- tado de su increfble sensibilidad, la necesidad de modificar Jos discursos dominantes- para impulsar la transformacién que se requeri germen del capitalismo hacfan su aparicién. En pocas palabras, el Renacimiento y el Esa nueva concepcién de la vida, si bie cial, promovi6 que los afejos reyes percibieran la necesidad de apoyar la legitimidad de la propiedad privada y de estimular la amplia- cién y el control de los mercados para acti- var sus economfas. La forma en que los di- vversos gobicrnos monarquicos emprendie~ ron la transformacién fue lo que los dife- renci6 al paso del tiempo; pero esa transfor- macién no fue voluntaria sino motivada por la presencia de los nuevos grupos sociales que los incomodaban constantemente. Esta fase de origen del modelo econémico capita- lista sustent6 al mercantilismo que aparecié como una nueva realidad econémica y se trans- formé en doctrina al plantear la necesidad del enriquecimiento de las naciones mediante la acu- mulacién de metales preciosos. En términos muy suscintos el mercantilismo proponia que el Estado captara y centralizara la més grande cantidad de mo- nedas de oro y plata a través de la venta de sus produc- Mustracion 3.1 A Cristébal Colon nici su tas tos (que les debfan ser pagados en oro y plata) y una pret ty Aaah. aaa ‘con aproat- reducida com- pra de productos extranjeros para no deshacerse’de su pro- pia riqueza. El proceso expansionista de Espafia y Portugal para fines del siglo XV era inrefrenable. Ademis, este creciente poderfo se relacionaba con una experiencia de guerra que le habia petmitido a los ibéricos expulsar de su peninsula a los drabes, quienes se habfan aduefiado de la misma cerca de ochocientos afios y, con una generacién de hombres nuevos que se forjaron en la lucha, las condiciones materiales ¢ ideol6gicas se conjuga- ron para cimentar grandes empresas. La llegada europea a América Correspondié a la Corona Espaftola, no sin desconfianza, apoyar a un marinero it que decia poder llegar a la India, a Catay (China) y a Cipango (Japén) -navegando sobre las aguas del Océano Atlintico~ para hacerse de mercancfas que podrian venderse posteriormente. De tal forma, motivados por un afin expansionista y por la posibilidad de acumular metales preciosos y articulos muy cotizados en el mereado europeo, los Reyes Catélicos sufragaron la expedicin de Cristébal Colén. iano — Primer Viaje —» Segundo Viaje —» Tercer Viaje —+ Cuarto Visje = Mapa 3.1 4 Mape de los visjes de Crstébal Colén, Con este objetivo econdmico, y con el apoyo de la reina Isabel, el 3 de agosto de 1492 Cristdbal Colén inicié un largo viaje para encontrar una nueva ruta al Oriente. Convencido de que la Tierra cera redonda, este navegante genovés esperaba alcanzar las costas asidticas y sus codiciados produc~ tos, especias y articulos suntuosos. Pero en vez de esto, el 12 de octubre lleg6 con sus tres embarea- ciones “La Nifta, La Pinta y La Santa Maria— a Guanahanj, isla de las Antillas (actual Watling, en elarchipiélago de las Bahamas) y, tomando posesién de ella, la nombré San Salvador. En este viaje « leg también a las islas de Cuba y Haiti, a la cual llamé La Espaiola. A su regreso, Col6n rindi6 cuentas de su empresa a los Reyes Catélicos, quienes vishumbra- ron el enorme potencial de lo descubierto y se apresuraton a buscar el apoyo del Papa Alejandro VI; éste confirmé a sus majestades Ia posesién de las remotas islas y tierras firmes del mar oceénico en el afio de 1493, a través de una bula que les conferia el poder absoluto, la autoridad y la jurisdiccién sobre dichos territorios, asf como la difusién de la fe catélica a todos sus moradores y naturales. A partir de este momento se inicié el proceso de conquista de las regiones encontradas. Se organizaron muchas expediciones que salieron del «Viejo» al «Nuevo Mundo» en busea de oro y riquezas, principalmente. E] contacto entre los habitantes de las dos grandes masas continen- Bs Unidad 5 @ La Conquista y la Colonia Mustracién 3.2 A Isabel y Ferman. do, Reyes Catélicos de Espana. die ron su apoyo a Colén en la navega- ‘én por el Atkntico, tales se establecié definitivamente pero, como es obvio, en 1492 el terri- torio que hoy conocemos como América no tenfa tal nombre y, al estar poblado por una diversidad de hombres y mujeres, los «recién llegados» tuvieron que relacionarse con ellos. La manera en que se dio tal relacién por parte de los europeos estaba orientada para subordinar lo que iba apareciendo a su paso, pues no fue por convencimiento pacifico que los primeros naturales de las islas caribefias Hegaran a Espafia y, desde en- tonces, ¢s posible datar una resistencia —entre diversos grupos~ a tal sometimiento pero también una peculiar integracién de dos formas de entender la vida. 3.1.1 Los viajes de exploracin éCusles son las razones que » financiando los viajes de explorac ntivaron a la Corona Espafiola a seguir Crisedbal Colén realiaé tres viajes més hacia las tierras que haba encon- trado en octubre de 1492, Casi un afio después, en septiembre, salié de diz con 17 naves y 1, 200 hombres. Llegé a lo que hoy es la isla de Puerto Rico y fund6 Ia primera ciudad, Isabela, en honor de la reina de Espafia. Volvié a costas cubanas, a la actual isla de Jamaica y hacia 1494 toc6 tierra continental. Regresé a Espafia hasta 1496. Un religioso de nombre Martin Lu ‘ero denuncié la corrupcién que ‘existia en el interior de la Iglesia Catélica en el ao de 1817; adlse sumaron otros religiosos, algunos nobles y monarcas que no mant- rian una buena relacién con el pa- ado. Este movimiento, conocido como La Reforma, coadyuvé a la difusién de un mayor némero de lenguas nacionales y de las aso- ciaciones religiosas de los protes- ‘antes, El antiguo poder de la teo- logia, como fuente tnica de expli- ‘cacién de la vida, se deterior® rds pidamente. El tercer viaje que comandé Colén s6lo cont6 con ocho naves y 226 hombres —algunos de ellos presos que asf obtuvieron su libertad~ e ini- cié en 1498. La situacién no fue de lo mejor. Su prestigio y poder se vieron sumamente deteriorados porque habfa ocultado informacién res- pectiva a criaderos de perlas. Esa informacién Hegé hasta los reyes, quienes procedieron a destituirlo como méxima autoridad y nombraron a Francisco de Bobadilla como su sustituto. Los Colén, Cristébal y sus hijos Bartolomé y Diego, oftecieron resistencia y eso les cost6 ser regre- sados a Espaiia como prisioneros del rey. Una vez ante los monarcas espaitoles, Cristobal Colén recibié cier- tas disculpas y, ademés, le encomendaron un cuarto viaje. Con sélo cua- tro nayes, una més que en 1492, y con 150 hombres, partié de Cadiz. en 1502. En esta travesfa lleg6 hasta el actual territorio de Honduras y recortié la costa panamefa. La aventura le lev6 a la pérdida de dos de sus embarcaciones. Al dirigirse a La Espafiola encall6 en Jamaica y con posterioridad se enfilé sin ningjin botin importante hacia Espafa. Llegé en 1504, fracasado. Murié dos afios después. Los viajes de Colén demostraron la existencia de tierras por conquis- tar, si bien para cl afio de su muerte Américo Vespucio sugeria que podia ser una masa continental distinta a la hasta entonces reconocida, La llegada europea a América ™ Francisco Hernandez de Cérdoba Después de veintisiete aftos de contacto mantenido -o mas bien de choque— entre los conquis- los conquistados, los espafioles casi habfan agotado los recursos de sus nuevos domi- tadores nios ubicados en las islas del Caribe-, por lo que la idea de avanzar hacia Occidente tomaba sy mis fuerza, A esta necesidad de ripido enriquecimiento, pero s6lo a través de la explota- poderlos emplear hasta su agotamiento-, se sumé el hecho de que el hombre medieval veia cémo su propia iniciativa y arrojo rompian los dogmas establecidos, sobre todo aquellos que establecfan la determinaci6n de Dios como el finico motor de cualquier movimiento, y se percibfa capaz de moldear su propio destino. ntensiva de «los otros» ~a quienes se les llegé a negar su condicién de humanos para Correspondi6 a Francisco Hernandez de Cérdoba, quien se asenté en Ia isla de Cuba en 1511 y se habfa vuclto un rico terrateniente, vislumbrar la idea de realizar viajes maritimos para ver la posibilidad de encontrar otras zonas terrestres y conquistarlas. Habfan transcurrido casi 25 afios y las tierras mesoamericanas no se habfan alcanzado debido a las dificiles condiciones en las que se desarrollaban los viajes por mar. Algunas incursiones anteriores no habtan frcti- ficado pues zozobraron en el intento. Asi ha sido explicada la presencia de quince néufragos que egaron a la peninsula de Yucatin y de los cuales sélo dos sobrevivicron: Gonzalo Guerrero y Jerénimo de Aguilar, quienes de alguna manera se relacionaron con los mayas. Pero Francisco Hernandez de Cérdoba decidié buscar fortuna y recibié el apoyo del gobernador de Cuba, Diego de Velazquez, para realizar un viaje de exploracién; uno de sus subordinados fue Bernal Diaz del Castillo; zarparon en 1517. La aventura se enfrent6 con una tempestad que los hizo perder el rumbo y, después de dos semanas de navegar al garete, llegaron a Isla Mujeres. Ese fue el primer grupo de espafioles que pis6 tierras mesoamericanas y que torné a Cuba para darlo a conocer. Después de Isla Mujeres =llamada asf por la gran cantidad de figurillas femeninas que alli encontraron— bordearon la peninsula yucateca y llegaron a Champotén, siendo atacados y ahu yentados por los nativos. Si bien no lograron los codiciados bienes materiales, sf obtuvieron la certeza de que habfa un gran territorio por conquistar. Hernindez de Cérdoba murié después de regeesar a Cuba con un reducido ntimero de hombres. m= Juan de Grijalva Para continuar con la empresa de exploracién iniciada por Herna dez de Cérdoba, Juan de Grijalva reunié el dinero necesario y obtu- vo la autorizacién de Veldzquez para retomar el proceso de biisqueda de nuevas tierras. Ese nuevo intento se concret6 en 1518 y la expedi- cién Megé a la desembocadura de un poderoso rf en tierras tabas- quefias. Alli fue recibido por una embajada mexica enviada por Moc- tezuma, quien le ofrecié regalos, entre ellos piezas confeccionadas de oro, Continué hacia las actuales costas de Veracruz y retorné a Cuba. A partir de las noticias que comunicé al gobernador, se conso- lidé la idea de la existencia de un gran territorio Meno de metales preciosos, justamente cuando los nuevos estados nacionales reque-—yiyncian 43 2 jum oe Grin rfan de ellos para sustentar su poderio. Ww Unidad 5 @ La Conquista y la Colonia m Hernan Cortés En febrero de 1519, Hernan Cortés fue nombrado capitén de otra expedicién, pero pronto fue destituido de este cargo por el goberador de Cuba, Diego de Velizquez, quien se habia dado cuenta de la desmesurada ambicién del capitén. Enterado de su situacién, zarpé sin el permiso de la autoridad y arribé a costas mexicanas, primero a la peninsula de Yueatén; en Cozumel enta- blé contacto con algunos habitantes de la zona y supo de la presen- cia de Jernimo de Aguilar, aque! espafiol quien, junto con Gon- zalo Guerrero, habia sobrevivido. Aguilar se sumé a las filas de Cortés y Guerrero se quedé con los mayas. Cortés siguié hacia Tabasco, donde fue atacado por sus pobladores, pero la superiori- dad del armamento de los espafioles les dio el triunfo. Ante esta situaci6n le fueron entregadas varias mujeres en calidad de escla- vas y una de ellas fue Malintzin (Malinche). Siguié la expedicién su recorrido y llegaron el Viernes Santo de 1519 a Chalchicueye- can, en tiertas veracruzanas. Para ese momento, Cortés tomé una decisién determinante, gracias a ciertos estudios de Derecho que . le permiticron darse cuenta de lo ilegal de su proceder y con una Mustracién 3.4 A Malinche, al igual que maniobra juridica resolvié su problema legal: fand6 una nueva niles de indigenastrburaros, se unieron a villa, con ayuntamiento propio, que le hacfa formalmente inde- ‘Cortés paca derrotar a su enemigo comin: os mexias pendiente, Acto seguido, el Ayuntamiento nombré a Cortés «Jus- ticia Mayor y Capitin General», lo invistié con autoridad civil y militar y lo facult6 para explorar y conquistar tierras para los reyes de Espaiia, a quienes sf reconocia como autoridades superiores y rompia con Diego de Velazquez. Acto seguido, asumié la determinacién de ir tierra adentro, lo que le hizo Hegar hasta Cempoala en el actual estado de Veracruz, tierra de los totonacas, donde tuvo su primer contacto con una autoridad mesoamericana, conocida como «el cacique Gordo», En esta p: mera reunién, Cortés gané un aliado contra los mexicas, quienes sojuzgaban a los cempoalte- cas. Alli se hizo evidente la violencia de que eran capaces los espaiioles cuando destruyeron las representaciones de: las deidades mesoamericanas. Tal hecho gener una reacci6n airada de los cempoaltecas, pero Cortés hizo que Malintzin les comunicara que ésa era una condicién para mantener la alianza. A su vez, los espafioles se perca- taron de que los indfgenas los veian como dioses y se en- cargaron de reforzar esa apreciacién, misma que —de algu- na manera~ ellos también crefan, en el sentidorde ser en- viados de Dios para convertir a «los inficles». Su idea pro- videncialista era una reminiscencia de la guerra que ha- bfan librado contra los drabes, en la nada lejana guerra de reconquista espafiola. En este momento resulta importante seftalar que Ma- lintzin, al igual que el sefior de Cempoala, y luego otros seffores principales y miles de indigenas, vieron en Cor- «és y en sus hombres a un poderoso aliado para sustraerse Mustracion 3.5 En su paso hacia Tenochtitlan, del yugo de los mexicas. Asi, ni Malintzin ni los seiiorios ‘Cortes hacia gala de su fuerza y poder. 88) aliados de Cortés pueden ser vistos como traidores, pues La llegada europea a América ellos padecfan la dominacién —en ocasiones muy cruel de los mexicas. Hay que observar también que Mesoamérica no cra una unidad politica que aglutinara a las diversas eivilizacio- res que en ella se albergaban y que, ademas, aceptaran por voluntad propia la supremacta mexica, En esos afios no se tenfa la idea de patria o nacién que hoy conocemos, simplemente porque no exist Otra audaz medida de Cortés fue el envio de una embajada suya hacia Espaiia, para infor- mara los reyes de las intenciones de conquista; en julio de 1519 zarpé una nave con dos oficiales de su confianza, quienes llevaron presentes a los monarcas. Dias después ordené el desmante- lamiento de sus otras naves y, con ms informacién del territorio sobre el que se encontraba, enfilé hacia Tenochtitlan, dejando en Ia Villa Rica de la Vera Cruz el Ayuntamiento que habi fundado. Salid con 400 peones, 15 jinetes, 6 piezas de artillerfa, asf como varios centenares de indigenas que llevaban los alimentos y los implementos de guerra Para entonces, la noticia de su presencia se extendié sobre todo el imperio, donde la idea del regreso de Quetzaledatl en un afio ce dcatl (1 cafia), equivalente a 1519, comenz6 a cobrar fuerza; 30 a 35 aftos después de la legada de los espafioles a tierras mexicanas, fray Bernardino de Sahagtin escuché de los indfgenas este relato acerca de la presencia de los ibéricos: = ya estaba a punto de acabar el aito trece conejo (1518), cuando los espafoles vinieron a surgi; he agud que fueron vistos una ves mds, y enseguida los mayor- domos se dieron prisa para avisar a Moctezuma. Cuando oyé esto, enseguida prontamente envid mensajeros, como si creyera, como si se persuadiera de que era él, nuestro seitor Quetzalebatl, quien iba a surgir. Porque estaba grabado en su corazén que vendria un dia (en el aii ce dcatl), y que surgirfa para hacer valer su poder y autoridad. Elaelelos 1. Ordena los siguientes acontecimientos a partir del proceso de expansién mercantilista y hasta el momento de la invasién espafiola al territorio mesoamericano. ‘Arribo de Cristébal Colén a la isla que él llamé San Salvador. Recuperacin de la peninsula ibérica por los reinos de Castilla y Aragén y por el reino de Portugal. Desacato de las érdenes de Diego Velazquez y marcha de Cortés hacia territorio mesoamericano. Arribo de Francisco Hernandez de Cérdoba a la peninsula de Yucatan, C) Cy GA. () Dominacién espafiola de la isla de Cuba, ea) (_) Desarrollo comercial de las ciudades italianas asentadas en el Mediterraneo, es) ‘Alianza de Cortés con diversos grupos mesoamericanos contrarios a los mexicas. Unidad 5 @ La Conquista y la Colonia LA CONQUISTA DE MEXICO-TENOCHTITLAN {dentificas las caracteristicas ideolégicas y materiales de los espanoles y de los mexicas desde el momento en que se inicia el avance sobre Tenochtitlan hasta su derrota? {Qué valoracién tienes respecto a la lucha de resistencia que ofrecicron los mexicas ante los espaitoles? Enfilado hacia ‘Tenochtitlan, Cortés pas6 por Xalapa y las inmediaciones del Cofie de Perote (Veracruz), le- gando a Tlaxcala. En el camino se le unieron, entre ott0s, cholultecas, otomfes y tlaxcaltecas. La alianza definitiva fie con estos tltimos quienes, a pesar de proceder del mismo tronco que los mexicas, eran independientes del imperio y siempre habian resistido sus embates. Se uni ron a los espafioles en pos de un trato distinto. A cada paso, Cortés y sus hombres hacfan gala de fuerza y poder, zo importaba si eran recibidos con cierto agrado 0 re- pulsin; los espafioles eran despiadados y organizaban ‘masactes que atemorizaban a los indigenas, quienes ter- minaban uniéndose a la causa en contra del enemigo ustracion 3.6 A La gran Tenochtitlan se rindi6 después de comin: los mexicas. tun carco de 90 cas. Cada vee més cerea de su destino, Cortés toeé territorio de Cuitlshuae, sefior de Ixtapalapa, a los espafioles entraron a Tenochtitlan, donde Moctezuma salié a recibirlos, instalndolos des- pués en el palacio de Axaycatl. Los espafoles conocieron Ia geandeza de la metrépoli mexica y Hernin Cortés, en su segunda carta de relacién al emperador Carlos V, comenté con asombro lo que vio: obedeciendo las érdenes de Moctezuma albergé a los extranjeros. El dia 8 de noviembre Esta gran ciudad de Tenochtitlan esté fundada en una laguna salada, y desde la tierra firme hasta el cuerpo de la ciudad, por cualquier parte que quitieren entrar ella, hay dos leguas. Tiene cuatro entradas, todas de calzada hecha a mano. Es tan grande la ciudad como Sevilla y Cérdoba. Son las calles digo las principales, muy anchas, y may derechas, y algunas de étas y todas las demés son la mitad de tierra, y por la otra mitad es agtua, por la cual andan en sus canoas.. Tiene esta ciudad muchas plazas, donde hay continuos mercados y rato de comprar y vender. Tiene otra plaza tan grande como dos veces la ciudad de Salamanca, toda cercada de portales alrededor, donde hay cotidiana- ‘mente arriba de sesenta mil dénimas comprando y vendiendo.. - eTenfas, previa a la lectura de este pérrafo escrito por Cortés, una idea de cémo percibieron los espafioles a la ciudad de Tenochtitlan? éTe parece que es de menosprecio o de admiracién? €A ti qué te parecerfa una realidad como la que describié Cortés? La Conquista de México-Tenochtitlan Mapa 3.2 4 Ruta de Hernin Cortés, desde la Vila Rica de la Vera Cruz hasta Tenochttin, Seis dias después de su asiento, Cortés tomé prisionero a Moctezuma pretestando la muer- te de algunos espafioles a manos de stibditos mexicas en la zona de Nautla, Veracruz. Fue entonces cuando Cortés comenz6 a dar érdenes. Muchos de los sefiorios pertenecientes al imperio mexica se le rindieron, mientras sus aliados lo auxiliaron para saquear Tenochtitlan. Ya instalado en la gran ciudad, el capitin fue avisado del desembarco de tropas espafiolas proce- dentes de Cuba. Al frente del numeroso contingente —1, 400 hombres~ se encontraba el capitin Pinfilo Narvaez, quien tenia instrucciones de someter y conducir al insurrecto capitin de regreso a la isla. Répidamente, Cortés salié a su encuentro dejando la plaza de México en manos de Pedro de Alvarado. Narvéez. fue sorprendido en Cempoala, y su persona y sus tropas quedaron reducidas a las érdenes del nuevo y poderoso capitén general. En ausencia de Cortés, la cual duré aproximadamente 26 dias, Alvarado y sus huestes realizaron un acto de summa provocacién contra los mexicas, quienes no habian de- cidido expulsar a aquellos extranjeros para no desper~ tar su ira, Por esos dias iba a realizarse una fiesta -como ynalmente lo hacfan los mexicas~ en honor de Huitzilopochtli. Los preparativos eran muchos que Al- varado comenz6 a inquietarse por el movimiento de tanta gente; pero fue calmado por la explicacién que Moctezuma le ofrecié al respecto. De esa manera, el ge- neral espafiol se enteré de que en el Templo Mayor se reunirfan los principales sefiores y guerreros para rendir culto a su Dios, y le pidié a Moctezuma que congregara al mayor ntimero de ellos para hacer la festividad mas concu- rrida, Una vez que empez6, y los mexicas estuvieron congre- tra Mustracion 3.7 A Moctezuma y Cortés representa- dos mediante una pincura de la epoca. wt Unidad 3 @ La Conquista y la Colonia gados alrededor de la plaza principal, Alvarado ordené a sus hombres masacrarlos a todos, quienes jamés comprendicron la artimafia espafiola. Esta accién provocé el enojo de una mu- chedumbre que supo cémo habjan sido engafados sus hombres mis apreciados. La reaceién popular se presenté y Alvarado tuvo que llevar a Moctezuma para que se dirigiera a su pucblo y evitara el estallido. Enterado Cortés de tal situacién, regres6 a Tenochtitlan y se percaté de que los mexicas habfan cortado el suministro de viveres y agua para los espaiioles, por lo que también hizo comparecer a Moctezuma para que ordenara el restablecimiento de los servicios. Moctezuma negocié la libertad de Cuitlahuae para hacer llegar a sus stibditos sus dicté- ‘menes y, una vez obtenida, el hermano del emperador inicié la lucha contra los espafioles. Cortés traté nuevamente de que Moctezuma controlara a sus sbditos y lo presents desde la azotea del palacio de Axayacatl para contenerlos, pero éstos no lo escucharon; por el contratio, lo tepudiaron y apedrearon, Las erénicas hispanas plantean que las heridas ahi provocadas lo condu- jeron a la muerte; los relatos indigenas seftalan que fueron los espaftoles quienes lo mataron. En torno a este suceso, los sobrevivientes resefiaron a fray Diego Durin su postura: Huidos los espafioles... las mexicanos entraron a los aposentos a buscar a su rey ‘Moctesuma... le hallaron muerto, con tna cadena a los pies y con cinco punala- das en el pechou. Dicen la pedrada no haber sido nada, ni haberle hecho mucho dao, y que en realidad de verdad, le hallaron muerto a puftaladas y la pedrada ya casi sana en la mollera. La situacién se torné tensa para los espaiioles, que no encontraban forma de salir de Tenochti- tan, pero decidieron hacerlo el tiltimo dia de junio de 1520, De esta determinacién, Diego Muiioz Camargo, mestizo de Tlaxcala pueblo que sirvié a los espafoles-, rescat6 la versi6n de sus paisanos, y asienta: Ordenados su hacer y escuadrones, salieron una noche, cuando todo estaba en silencio y sosegado, comenzaron a marchar con el mayor secreto del mundo.. Ipero una mujer los vio)... la cual dicha vieja debi6 de ser el demonio que comenzé a dar muy grandes voces diciendo... Ea Mexicanos... éCémo dormis tanto que se os van los dioses que tenéis encerrados? Mirad que no se os vallan,... matadlos y acabadlos porque no se rehagan y euelvan sobre vues- tra ciudad con mano armada... la voceria que a esta hora habia en México Ino se puede describir] porque con la multicud de gentes, de noche y obscu- ‘as, xe mataban unos a otros sin poderlo evitar; y comensaron a arremeter Sosegado: Quito, pacitico. ‘y dar en los muertos tan cruclmente y con tan gran ira, fmpetu y corgje y impetu: ‘Furia, que no parecian sino leones fieros y encarnisados y hambrientos, y los Brio, vehemencia, ‘nuestros en defenderse.. lo mejor que pudieran, cuya salida no pudo ser sin ‘ardor con que se acti. 2) _gran daft y pérdida de los nuestros porque en la refriega murieron mas de cuatrocientos ycincuenta espartolesy sinntimero de los amigos de Tlaxcala, aunque se dice que fueron cuatro mil amigos. Este testimonio permite comprender la visién de uno de los grupos que intervino en la batalla que se describe, épuedes identificarlo? y épor qué se dice que «la cual dicha vieja debié de ser el demonio» y «que no parecian sino leones fieros y encarnizados»? La Conquista de México—Tenochtitlan Los conquistadores, ademés, perdieron 45 caballos. Esa noche es conocida en la historia como la Noche Triste. La retirada continué durante siete dias hasta llegar a Otumba, donde derrotaron a.un ejército mexica y se dirigieron a Tlaxcala. Alli, los tlaxcaltecas los recibieron y les dieron co- bijo. Durante su restablecimiento, Cortés pla- re6 la total conquista de Tenochtitlan. Prime- ro, se lanz6 con un ejército compacto contra Mlustracién 3.8 A La Noche Tiste. idesdie qué perspective? pequefos sefiorios, a los cuales derroté con facilidad y redujo a sus habitantes a la esclavitud, marcéndoles el rostro, como al ganado, para hacer evidente que eran esclavos. Esa situacién caus6 un fuerte impacto psicolégico entre los dems pobladores que supieron de tal accién. Asf, se le rindieron otras poblaciones para tratar de evitar tal crueldad. Una vez logrado esto, envié otra carta a Carlos V para informarle de su hacer. Por su lado, los mexicas nombraron emperador a Cuitléhuac, quien envié embajadores a Tlaxcala y a Michoacén para que concertaran alianzas y combatieran a los extranjeros, pero no consiguié su objetivo. Conjuntamente con este fracaso, se presents una epidemia de viruela que dluré sesenta dias, en la que murié también el joven Cuitléhuac. Sahagiin recupers el recuerdo de parte de los sobrevivientes, quienes comentaron: ¥ losespaiioles todavia no se habian levantado contra nosotros cuando, de entra- da, se produjo una gran enfermedad pustulosa... ella extendié sobre nosotros una gran devastacién. A algunas los cubrié completamente; por todas partes se ex- tendié. Fue una gran ruina, muchas personas murieron en ella. Ya no podian pasearse, dnicamente se mantentan en su cama. Ya no podian moverse, ya no podfan menearse, ya no podian agitarse, ya no podian volverse de lado, ya no podtan tumbarse sobre el vientre, ya no podian acostarse sobre la espaida. Y cuando se movtan, gritaban mucho. Fue una gran ruina. Entonces muchos hombres murieron de eso, y muchos otros simplemente murieron de hambre: ya nadie se preocupaba por los otros, ya nadie hacia nade por los denvés. En cuanto a los espaiioles, éstos iniciaron la construccién de bergantines para sitiar la capital mexica por agua. Con este armamento atacaron Ixtapalapa, Chaleo y Mixquie, y aunque se defendieron rs. tenazmente, al fin fueron sojuzgados. Cortés fue domi- fae nando poco a poco a todos los habitantes de la ribera del a lago de ‘Texcoco. cas? {Por qué puede ser tan impactante sobre una lacién la presencia de un virus o de una bacteria ‘desconocida? {Compren- Paralelamente a estos hechos, los mexicas nombra- ron a Cuauhtémoe, sobrino de Moctezuma, como su nuevo monarca, quien, al igual que Cuitléhuac, intenté conci- liar con los michoacanos, toltecas y otros sefiorios, sin conseguir su propésito. No obstante, ditigié los trabajos de defensa de su ciudad. Unidad 3 @ La Conquista y la Colonia Astil: Esta informacién le lleg6 a fray Diego Durin a través de la «lectura» de c6dices y manuscri- tos de los indios, asi como por los testimonios orales; en su Hiitoria de las Indias de la Nueva Espafia e Islas de Tierra Firme dice: 1. Viendo Cuauhtémoc y sabiendo por sus espias y mensajeros por momentos la deter- ‘minacion de los espaitoles—por eso estaba tan vigilante que no se descuidaba nada— y que yase determinaban de volver a México no sbto incitaba a las naciones y pedta ‘socorro, pero juntamente hacian ély los de la ciudad grandes sacrificios y oraciones «asus diosesy les oftectan grandes sacrificios, pidiéndoles favor y victoria contra los espaitoles y contra los demds enemigos. 2. Pero ya ena de més, porque aun respuesta de sus dioses en sus oraciones no tenian, teniéndolos ya por mudos y muertos, o que estos dioses que habian venido les habian