Está en la página 1de 4

APLICACIONES DE SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA (SIG) EN EL CAMPO DE LA CRIMINOLOGÍA (LOS SIG APLICADOS A LA LUCHA CONTRA EL CRIMEN).

Gracias a la aparición de las nuevas tecnologías se ha logrado la incorporación de herramientas innovadoras a la lucha contra el delito, lo que facilita el análisis y estudio de los mismos y la aplicación de estrategias preventivas.

Los SIG se configuran como una herramienta esencial para el estudio y seguimiento de los procesos espaciales ocurridos en toda escala, integra la ventajas de las bases de datos y de los mapas tradicionales, permitiendo trabajar simultáneamente con información temática registrada en tablas que contienen información alfanumérica, y espacial en mapas o representaciones cartográficas del enclave urbano proporcionando información georreferenciada. (Fernández, Vázquez & Belmonte, 2.013)

Mediante la localización geográfica (georeferenciación) de los hechos delictivos en un mapa digitalizado, podemos administrar y vincular los delitos con la información geográfica, de modo que obtendremos una representación geográfica de esta relación.

Los mapas pueden ser utilizados por la Policía: para responder y apoyar a la demanda de servicios, en su organización interna; identificar lugares calientes del delito, asignar medidas que lo reduzcan; detener a delincuentes en serie o criminales profesionales. Asimismo, los mapas pueden ayudar a comprender la distribución real del delito y explorar los mecanismos, la dinámica y los generadores de la actividad criminal; evaluar el impacto de las iniciativas de reducción del delito; comunicar al público las estadísticas sobre delitos en su zona y las respuestas que están aplicándose.” (Segato, 2007)

Se conoce por Mapas del Crimen o Crime Mapping al proceso mediante el cual se utilizan SIG para el análisis de los delitos. Podemos diferenciar fundamentalmente dos fases: primera fase de preparación y procesamiento de los datos, y segunda fase en la que se generan los mapas del crimen y se procede al análisis de los resultados obtenidos. Elaborando minuciosos informes con las conclusiones extraídas del análisis.

Así pues, el mapa del crimen es una herramienta fundamental para los analistas del delito, ya que mediante su elaboración se pueden obtener conclusiones a través de análisis espaciales y temporales, con el fin de detectar patrones, tendencias, excepciones, etc. Con todos las conclusiones y resultados obtenidos se podrán realizar informes.

Un SIG no solo va a ser una herramienta para la representación geográfica de los hechos delictivos, sino que lo vamos a poder utilizar para comprender el delito a través del análisis.

utilizar para comprender el delito a través del análisis. Distribución espacial de los delitos cometidos en

Distribución espacial de los delitos cometidos en la ciudad analizada

Mapa de calor de los robos con fuerza cometidos en la ciudad analizada EL USO

Mapa de calor de los robos con fuerza cometidos en la ciudad analizada

EL USO DE LAS IMÁGENES SATÉLITE EN LA LUCHA CONTRA EL CRIMEN

Para este último trabajo me gustaría centrarme, al igual que lo hice en el primero, en el tema específico por el que he realizado este curso, esto es, la aplicación de los SIG a la Criminología, a la prevención y lucha contra el crimen y a la protección de la seguridad ciudadana y garantizar los derechos humanos.

En la actualidad la mayoría de Estados de todo el mundo, a través de sus agencias de seguridad, realizan un constante esfuerzo por garantizar la seguridad de sus habitantes, y para ello utilizan la tecnología más avanzada. Como es el uso de programas estadísticos e inteligencia geoespacial para crear patrones de riesgo que permitan predecir dónde y cuándo se va a producir un hecho criminal.

Es en este punto donde aparece el uso de imágenes por satélite de poblaciones, concretamente de áreas identificadas como potencialmente peligrosas, con el fin de tener una mayor capacidad de respuesta ante posibles actos criminales.

Las imágenes por satélite fueron usadas por primera vez en procesos penales en un Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia. En los últimos años, existen numerosos países que utilizan las imágenes de satélites para la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas. A través de estas imágenes las fuerzas de seguridad podrán detectar y ubicar pistas clandestinas donde aterrizan avionetas cargadas con droga, plantaciones ilegales de drogas o rutas alternativas usadas por las bandas tratantes de personas, etc. Además, también son utilizadas para el control de fronteras, de la minería ilegal y de la piratería en las costas.

Del mismo modo, las imágenes por satélite son utilizadas para la lucha contra el terrorismo, los crímenes internacionales y las dictaduras. En este sentido las imágenes pueden ayudar al descubrir campos de concentración, fosas comunes, huellas de matanzas, campos de entrenamiento y refugios de terroristas, etc.

Como vemos, en ciertos casos, la tele-detección, el uso de satélites en órbita y de plataformas aéreas para recopilar datos pueden proporcionar una evidencia única que de otra manera sería imposible de obtener sobre presuntos delitos. Debido a que normalmente estos eventos ocurren a menudo en entornos no permisivos, en grandes áreas geográficas y a través de largos y múltiples marcos de tiempo, las imágenes satelitales de alta resolución, en particular, tienen gran valor para los tribunales que investigan estos crímenes.