Está en la página 1de 81

Tesina de Grado

“Análisis temporal de la
comunidad íctica del
Embalse El Tunal, Salta, Argentina”

Analía Verónica Villagra

Ingeniería en Recursos Naturales y


Medio Ambiente

Análisis temporal de la comunidad íctica del embalse El Tunal, Salta, Argentina by Villagra, Analía (2005) is licensed
under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


1
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tesina de Grado

“Análisis temporal de la comunidad íctica del


Embalse El Tunal, Salta, Argentina”

Analía Verónica Villagra

Ingeniería en Recursos Naturales y Medio Ambiente

Director Codirector
Dr Sergio Mosa Lic. Héctor Regidor

Universidad Nacional de Salta

2005

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


2
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

AGRADECIMIENTOS

Quiero dedicar mis agradecimientos a todas aquellas personas que


compartieron conmigo los momentos de estudio, trabajo, esfuerzo,
alegrías y tristezas durante la realización de este trabajo.

Gracias, papá y mamá, por estar siempre, por ayudarme a crecer y por
ser mi ejemplo de amor, optimismo, responsabilidad y entereza.

Gracias, Cristian y Mauricio, por ser mis verdaderos amigos, por


cuidarme y apoyarme aún en los desaciertos.

Gracias, Diego, por tanto amor, comprensión y compañerismo, en los


momentos buenos y también en los malos. Por la ayuda que me
brindaste siempre incondicionalmente.

Gracias, Wartha, Daniel y Carolina, por sus consejos, las muestras de


cariño y de confianza que me otorgaron.

Gracias, Dr. Sergio Mosa, por darme la oportunidad de realizar este


trabajo y por haber confiado en mí para llevar adelante el mismo.
Por los conocimientos transmitidos y por ayudarme a superar las
dificultades.

Gracias, Lic. Héctor Regidor, por guiarme en el desarrollo de mi Tesis y


por sus enseñanzas.

Gracias, Eduardo Acuña, Ariel Sosa y Gustavo Sánchez, con quienes


compartí muchos momentos de trabajo y esfuerzo, pero también
muchas charlas, risas y demás. Por ser excelentes compañeros y
ayudarme tanto en las tareas de campo.

Gracias, Ing. Eugenia Barros, por tu confianza, tu dedicación y


apoyo, tanto en lo personal como en el estudio y en el trabajo.

Gracias, Mirna, por estar siempre dispuesta a escucharme y


acompañarme cuando lo necesitaba. Por las interminables charlas,
confidencias y momentos de diversión compartidos.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


3
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Gracias, a los profesionales y alumnos que colaboraron en las


campañas de muestreo realizadas a lo largo de estos años, en El
Tunal.

Gracias, a todos aquellos que fueron mis profesores en esta carrera, por
la formación y la enseñanza transmitida.

Gracias, a la Universidad Nacional de Salta.

Analía

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


4
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

INDICE GENERAL

1. INTRODUCCIÓN 10

1.1 OBJETIVOS 11
1.1.1 OBJETIVO GENERAL 11
1.1.2 OBJETIVOS PARCIALES 11

2. MATERIALES Y MÉTODOS 11

2.1 ÁREA DE ESTUDIO 11


Riqueza de especies 15
2.2 METODOLOGÍA DE MUESTREO Y ANÁLISIS 16
2.2.1 EVALUACIÓN ACÚSTICA 16
2.2.2. PESCA EXPLORATORIA 18

3. RESULTADOS 26

3.1 PATRONES DE VARIACIÓN ESPACIAL Y TEMPORAL EN LA COMUNIDAD DE PECES 26


3.1.1 COMPOSICIÓN ICTIOFAUNÍSTICA 26
3.1.2 DENSIDAD DE PECES 28
3.1.3 ABUNDANCIA TOTAL ESTIMADA 30
3.1.4 BIOMASA TOTAL ESTIMADA 31
3.2 PATRONES DE VARIACIÓN ESPACIAL Y TEMPORAL DEL RENDIMIENTO DE LA PESCA
EXPLORATORIA 33
3.2.1 CAPTURA POR UNIDAD DE ESFUERZO TOTAL 33
3.2.2 CAPTURA POR UNIDAD DE ESFUERZO POR AMBIENTES 34
3.2.3 CAPTURA POR UNIDAD DE ESFUERZO POR ESPECIE 36
3.3 BIOLOGÍA PESQUERA DE LAS PRINCIPALES ESPECIES DE PECES 41
3.3.1 SÁBALO (Prochilodus lineatus) 41
Abundancia y distribución 41
Estructura de tallas 42
Relación Talla - Peso 46
Proporción de sexos 46
Factores de Condición 47
3.3.2 DORADO (Salminus brasiliensis) 48
Abundancia y distribución 48
Estructura de tallas 50
Relación Talla - Peso 53
Proporción de sexos 53
Factores de Condición 54
3.3.3 BOGA (Leporinus obtusidens) 55
Abundancia y distribución 55
Estructura de tallas 56
Relación Longitud- Peso 60
Proporción de sexos 60
Factores de condición 61

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


5
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

3.3.4 TARARIRA ( Hoplias malabaricus) 62


Abundancia y distribución 62
Estructura de tallas 63
Relación Longitud- Peso 67
Proporción de sexos 67
Factores de condición 68

4. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS 70

5. CONCLUSIONES FINALES 78

6. BIBLIOGRAFÍA 79

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


6
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

INDICE DE FIGURAS

Figura 1: Ubicación relativa del Embalse El Tunal en el NOA y en la Provincia de Salta.. ..... 13
Figura 2: Presa del Embalse El Tunal y central de generación hidroeléctrica...................... 14
Figura 3: Cotas del embalse El Tunal entre 1998 y 2004. .............................................. 15
Figura 4: Mapa de transectas de muestreo para la evaluación acústica. ........................... 17
Figura 5: Esquema en corte transversal del Embalse El Tunal......................................... 17
Figura 6: Conteo de peces en transectas, utilizando la ecosonda. ................................... 18
Figura 7 : Disposición de las redes en el embalse......................................................... 20
Figura 8 : Desenmallado de los ejemplares capturados. ................................................ 20
Figura 9: Medición de la longitud de un dorado............................................................ 21
Figura 10: Variación temporal de la riqueza de especies, diversidad especifica y equitatividad
..................................................................................................................... 27
Figura 11: Variación temporal de la diversidad específica por ambientes. ......................... 28
Figura 12: Variación temporal de la densidad media de peces por ambientes. ................... 29
Figura 13: Variación temporal de la abundancia total estimada por ambientes. ................. 31
Figura 14: Variación temporal de la biomasa .............................................................. 32
Figura 15: Variación temporal de la abundancia total y la biomasa total .......................... 32
Figura 16: Variación temporal de la captura por unidad de esfuerzo. ............................... 34
Figura 17: Variación temporal de la captura por unidad de esfuerzo anual, captura por unidad
de esfuerzo media (puntos) y desviaciones estándares .......................................... 36
Figura 18: CPUE- N’ relativa por especie para cada año de muestreo............................... 39
Figura 19: CPUE- W’ relativa por especie para cada año de muestreo. ............................ 40
Figura 20: Correlación entre la amplitud estacional del nivel del embalse y la Captura por
unidad de esfuerzo por especie. .......................................................................... 41
Figura 21: Variación de la captura por unidad de esfuerzo del sábalo. ............................. 42
Figura 22: Captura por unidad de esfuerzo del sábalo, discriminada por ambientes............ 42
Figura 23: Variación temporal de las tallas medias de captura del sábalo ........................ 43
Figura 24: Frecuencia relativas por intervalos de longitud estándar del sábalo .................. 45
Figura 25: Relación longitud estándar– peso del sábalo................................................. 46
Figura 26: Frecuencias relativas de hembras, machos y juveniles del sábalo..................... 47
Figura 27: Variación temporal de los valores promedios del factor de condición de Fulton (K)
e índice cefálico (IC) del sábalo........................................................................... 48
Figura 28: Variación de la captura por unidad de esfuerzo del dorado.............................. 49
Figura 29: Captura por unidad de esfuerzo del dorado, discriminada por ambientes ........... 49
Figura 30: Variación temporal de las tallas medias de captura del dorado ........................ 50
Figura 31: Frecuencia relativas por intervalos de longitud estándar del dorado.................. 52
Figura 32: Relación longitud estándar – peso del dorado. .............................................. 53

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


7
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Figura 33: Frecuencias relativas de hembras, machos y juveniles del dorado .................... 54
Figura 34: Variación temporal de los valores promedios del factor de condición de Fulton (K)
e índice cefálico (IC) del dorado. ......................................................................... 55
Figura 35 : Variación de la captura por unidad de esfuerzo de la boga. ............................ 56
Figura 36: Captura por unidad de esfuerzo de la boga, discriminada por ambientes ........... 56
Figura 37: Variación temporal de las tallas medias de captura de la boga......................... 57
Figura 38: Frecuencia relativas por intervalos de longitud estándar de la boga .................. 58
Figura 39: Relación longitud estándar – peso de la boga ............................................... 60
Figura 40: Frecuencias relativas de hembras, machos y juveniles de la boga .................... 61
Figura 41: Variación temporal de los valores promedios del factor de condición de Fulton (K)
e índice cefálico (IC) de la boga. ......................................................................... 62
Figura 42: Variación de la captura por unidad de esfuerzo de la tararira. ......................... 63
Figura 43: Captura por unidad de esfuerzo de la tararira, discriminada por ambientes........ 63
Figura 44: Variación temporal de las tallas medias de captura de la tararira ..................... 64
Figura 45: Frecuencia relativas por intervalos de longitud estándar de la tararira .............. 66
Figura 46: Relación longitud estándar – peso de la tararira............................................ 67
Figura 47: Proporción de hembras, machos y juveniles de la tararira............................... 68
Figura 48: Variación temporal de los valores promedios del factor de condición de Fulton (K)
e índice cefálico (IC) de la tararira....................................................................... 69

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


8
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

INDICE DE TABLAS

Tabla 1: Tipos de ambientes muestreados en el Embalse El Tunal................................... 17


Tabla 2: Características específicas de la batería de redes utilizada en la pesca exploratoria.
..................................................................................................................... 19
Tabla 3: Factores de estandarización a 100 m2 de red .................................................. 19
Tabla 4: Especies capturadas en el embalse El Tunal entre 1997 y 2004. ......................... 26
Tabla 5: Número de especies, diversidad y equitatividad. .............................................. 27
Tabla 6: Número de especies, diversidad y equitatividad de los diferentes ambientes
estudiados . .................................................................................................... 28
Tabla 7: Densidad media de peces . .......................................................................... 29
Tabla 8: Abundancia total estimada. .......................................................................... 30
Tabla 9: Biomasa total estimada. .............................................................................. 31
Tabla 10: Biomasa total estimada por ambientes ........................................................ 33
Tabla 11: Captura por unidad de esfuerzo anual y total................................................. 34
Tabla 12: Captura por unidad de esfuerzo por ambientes. ............................................. 35
Tabla 13: Captura por unidad de esfuerzo por especie, en número de individuos. .............. 37
Tabla 14: Captura por unidad de esfuerzo por especie, en Kg. ....................................... 37
Tabla 15: Estructura de tallas del sábalo.. .................................................................. 44
Tabla 16: Parámetros estimados de la relación longitud estándar– peso del sábalo. ........... 46
Tabla 17: Factor de condición de Fulton promedio (K) e índice cefálico promedio (IC) del
sábalo. ........................................................................................................... 48
Tabla 18: Estructura de tallas del dorado.................................................................... 51
Tabla 19: Parámetros estimados de la relación longitud estándar– peso del dorado. .......... 53
Tabla 20: Factor de condición de Fulton promedio (K) e índice cefálico promedio (IC) del
dorado. .......................................................................................................... 54
Tabla 21: Estructura de tallas de la boga. ................................................................... 59
Tabla 22: Parámetros estimados de la relación longitud estándar– peso de la boga............ 60
Tabla 23: Factor de condición de Fulton promedio (K) e índice cefálico promedio (IC) de la
boga. ............................................................................................................. 61
Tabla 24: Estructura de tallas de la tararira ................................................................ 64
Tabla 25: Parámetros estimados de la relación longitud estándar– peso de la tararira. ....... 67
Tabla 26: Factor de condición de Fulton promedio (K) e índice cefálico promedio (IC) de la
tararira........................................................................................................... 68

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


9
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

1. INTRODUCCIÓN
Las represas constituyen importantes ecosistemas artificiales, que alteran las
características hidrológicas y ecológicas de los ríos (Zhong & Power, 1996).
Construidas inicialmente para la producción de energía hidroeléctrica, estos
sistemas son utilizados actualmente para fines de irrigación, recreación, turismo y
pesca deportiva.
Los cambios físicos en un río seguido por el desarrollo hidroeléctrico pueden
afectar a los peces directa o indirectamente, y los impactos producidos por las
represas sobre los ecosistemas acuáticos originales son bien conocidos. Los
impactos primarios son causados directamente por el proyecto. Uno de los más
notables es la interrupción de la migración de los peces. Los impactos secundarios
resultan de la modificación de las condiciones físico-químicas en el ambiente
acuático. Entre estos, se pueden mencionar a los cambios desde condiciones lóticas
a lénticas, que pueden influenciar la composición de especies de peces y sus
abundancias. Los impactos terciarios son inducidos por cambios en factores bióticos,
en respuesta a la regulación hídrica. A este nivel, la estructura de la comunidad y la
abundancia de las especies cambian, muchas veces con una disminución de la
productividad de todo el sistema (Zhong & Power, 1996).
El mayor impacto que producen las represas es que alteran, eliminan o
restringen los ciclos hidrológicos naturales, y ocasionan un considerable efecto
sobre la ictiofauna. Algunas especies son particularmente sensibles a los
represamientos, tanto por su comportamiento migratorio como por su preferencia
alimentaria (Agostinho, 1999).
La alteración en la composición y estructura de comunidades de peces, con
una proliferación de especies sedentarias y una reducción o eliminación de especies
migradoras, es un hecho común a todos los embalses (Agostinho, 1997b). Los
grandes peces migradores son, en toda la cuenca del Río Paraná, las especies más
importantes desde el punto de vista del aprovechamiento pesquero y la pesca
deportiva (Ringuelet et al, 1967).
El curso del Río Juramento presenta a lo largo de su recorrido, por la
provincia de Salta, distintas obras de infraestructura como las presas General
Belgrano, Peñas Blancas, Miraflores y El Tunal. En este sistema de presas, sólo el
dique Miraflores posee escalas para el ascenso de peces migradores.
Para evaluar la magnitud de los impactos producidos por la construcción del
Embalse El Tunal sobre las comunidades de peces de la cuenca del Río Juramento,
primero debe conocerse la variabilidad temporal de los distintos parámetros
biológico-pesqueros.
Los estudios biológicos y pesqueros realizados en el Embalse El Tunal, en el
período 1997- 2004, en el marco del “Monitoreo de calidad de aguas, de ambientes
propicios para la proliferación de vectores de enfermedades hídricas y control de la
ictiofauna en los embalses de Cabra Corral, Peñas Blancas y El Tunal” (Mosa S. y H.
Regidor, inéditos) constituyen el trabajo más extensivo que se ha llevado a cabo
sobre la ictiofauna de una represa construida para fines hidroeléctricos en el
Noroeste Argentino. La información disponible permite el análisis de los patrones de
persistencia de la diversidad y composición específica de la comunidad de peces, de
los parámetros biológicos-pesqueros y sus tendencias a largo plazo, en este

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


10
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

embalse. Además, permite hacer inferencias con respecto al estado de los recursos
y elaborar pautas de manejo de una pesquería.
El conocimiento de los cambios que se producen en las distintas poblaciones
de una comunidad de peces resulta fundamental para el manejo adecuado de estos
recursos. Por tal motivo, el presente estudio resulta en una gama de información de
significativa utilidad para el sector hidroeléctrico y para los organismos de
administración de los recursos pesqueros y preservación de la ictiofauna.

1.1 OBJETIVOS

1.1.1 Objetivo general


Evaluar las variaciones temporales en la comunidad y las poblaciones de
peces de mayor interés pesquero en el Embalse El Tunal, en el periodo comprendido
entre los años 1997- 2004.
1.1.2 Objetivos parciales
 Análisis de los cambios en el tiempo de las siguientes características
de la comunidad de peces del Embalse El Tunal:
 Composición
 Diversidad específica
 Densidad
 Abundancia total estimada
 Biomasa total estimada
 Análisis de las variaciones en el tiempo de los siguientes parámetros
poblacionales de las especies de peces de mayor interés pesquero del
Embalse El Tunal:
 Abundancia y distribución espacial en distintos ambientes
dentro del embalse
 Estructura de tallas
 Relación Longitud- Peso
 Proporción de sexos
 Indicadores de bienestar de los peces

2. MATERIALES Y MÉTODOS
2.1 Área de estudio

El sistema hidrográfico del Río Pasaje o Juramento es uno de los más


importantes del Noroeste Argentino. La amplitud de su cuenca, como así también de
los derrames aportados lo colocan en el tercer lugar en la región, superado solo por
la de los ríos Bermejo y Dulce (U.N.Sa.-S.R.H.N., 1984).
El Río Juramento tiene sus nacientes en las Juntas (Embalse General Manuel
Belgrano, Departamento de Coronel Moldes, Provincia de Salta), en donde
desembocan los ríos Arias- Arenales y Guachipas (M. de Gonzo, 2003), originados
en la Cordillera Oriental.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


11
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Su curso es variable, corriendo encajonado con rumbo Este, en una quebrada


de unos 60 km de longitud hasta llegar al Dique Compensador Miraflores, donde se
le une el Río Piedras. Ingresa en el Embalse General Martín Miguel de Güemes (El
Tunal), y luego sigue su curso hacia el este. En la zona de Joaquín V. González,
describe una amplia curva, y se dirige al sur, para entrar a la provincia de Santiago
del Estero con el nombre de Río Salado. Cruza esta provincia de Noroeste a
Sudeste, formando en las zonas más planas extensos bañados y lagunas. Continúa
su recorrido en la provincia de Santa Fe, y luego de atravesar esta provincia
desemboca en el Río Paraná (U.N.Sa.-S.R.H.N., 1984).
El curso del Río Juramento presenta a lo largo de su recorrido, por la
provincia de Salta, distintas obras de infraestructura como las presas General
Belgrano, Peñas Blancas, Miraflores y El Tunal, que sectorizan el río en diferentes
zonas bien diferenciadas en cuanto a factores físicos, químicos y biológicos
(disponible en http/: www.gobiernosalta.gov.ar/medioambiente, 2005). Las obras
mencionadas son:
• El Embalse General Belgrano o Cabra Corral es uno de los más grandes de
la República Argentina, fue construido entre 1.966 y 1.972. Inundó una
superficie de 11.500 ha. y embalsó un volumen aproximado a los 3.100
hm3. Los objetivos de su construcción fueron la generación de energía
eléctrica, la regulación de caudales y el riego de tierras de cultivo.
Posteriormente se generaron actividades recreativas de importancia como
el turismo, la navegación y la pesca.
• El Dique compensador Peñas Blancas fue construido en el año 1981, para
la regulación de caudales y generación hidroeléctrica.
• El Dique derivador Miraflores, es el único de este sistema que posee escala
para el ascenso de peces migradores.
• El Embalse General Martín Miguel de Güemes o El Tunal: La creación de
este embalse tuvo como objetivos más importantes la regulación de la
cuenca, la regulación de caudales destinados al riego, la generación de
energía eléctrica, el turismo y la pesca.
Además del río Juramento, el Embalse El Tunal recibe los aportes de los ríos
Medina y San Ignacio. El río Medina se forma por la unión de los ríos Metán y de las
Conchas. Ambos tienen sus orígenes en las Sierras de Metán. El río San Ignacio
tiene sus nacientes en la Sierra Cresta de Gallo, hace su recorrido con sentido
norte-sur, ingresando al embalse El Tunal por el norte (Figura 1).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


12
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Bolivia
Pa ra g ua y
Chile

Salta

Noroeste Argentino

Dpto. Anta

R. Dpto. Metán
Sa
n
Ig
na
c
io

to
El Tuna l en
am
. Jur
R

N
E O
to
en

a
d in
m

S
ra

e
Ju

R. M
R.

Re fe re nc ia s

C uerp os d e a gua
16
Nº Loc a lid a d
c.
El Ga lp ó n Na Ruta na c iona l
ta
Ru Ruta p rovinc ia l y c a m inos
F.F.C.C.

E= 1: 400000

Figura 1: Ubicación relativa del área de estudio en el Noroeste Argentino y en


la Provincia de Salta. Embalse El Tunal, con sus accesos y localidades
cercanas.

La presa del embalse El Tunal fue construida sobre el río Juramento a unos 6
km al Este de la Estación “El Tunal” del Ferrocarril General Belgrano. Las obras de
construcción se iniciaron en el año 1985, completándose el llenado del mismo en
1991 (datos proporcionados por AES Juramento SA).
La central de generación hidroeléctrica consta de dos turbinas, generadores y
transformadores. La potencia instalada de la misma es de 10,4 MW. La producción

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


13
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

anual de energía es de 55.000.000 Kwh (datos proporcionados por AES Juramento


SA).
El aliviadero de la presa es de tipo superficial con 10 compuertas y disipador
de energía (Figura 2). Los descargadores de fondo (con descarga libre) se
encuentran ubicados en el centro de la presa. El caudal medio anual de descarga es
de 38,71 m3/s. Los caudales turbinados o derivados por la tuberías de toma son
vertidos en una cámara de aquietamiento, desde son conducidos hacia las zonas de
riego por el canal de conducción “El Tunal - Figueroa” (datos proporcionados por
AES Juramento SA).

Figura 2: Presa del Embalse El Tunal y central de generación hidroeléctrica.

La cota máxima normal de operación es de 476 msnm. A este nivel, el


volumen embalsado es de 237,4 hm3, y ocupa una superficie de 3.474 ha (Mosa y
Núñez, 2005). La cota de coronamiento de la presa llega a los 480 msnm.
El nivel del embalse, desde enero de 1999 a diciembre de 2004, varió entre
los 469,5 msnm y los 476,5 msnm (Figura 3). La amplitud entre la cota máxima y
mínima, calculada por periodos de 6 meses, fue mayor a los 5 m en los primeros
años de estudio, mientras que a partir del 2001 fue menor a los 5 metros (datos
proporcionados por AES Juramento SA).
El volumen acumulado en el embalse El Tunal se debe en un 70 % a los
aportes provenientes del río Juramento (descargas desde Cabra Corral) y en 30 % a
los aportes pluviales (precipitaciones regionales)(datos proporcionados por AES
Juramento SA). Las precipitaciones medias anuales fueron: 72,41 mm (desde
abril/2000 a diciembre/2000); 129,9 mm (2001); 68,8 mm(2002); 100,94 mm
(2003) y 80,31 mm (2004) (Estación de medición Presa El Tunal- AES Juramento
SA).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


14
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Figura 3: Cotas del embalse El Tunal entre 1998 y 2004.

Riqueza de especies
En la cuenca del río Juramento, en el sector perteneciente a la provincia de
Salta, se han contabilizado un total de 56 especies de peces (M. de Gonzo et al,
2003). Aproximadamente el 32 % de éstas han sido citadas para el Embalse El
Tunal.
Los relevamientos realizados en los últimos años en este embalse revelan
una ictiofauna compuesta por 18 especies de peces, 2 de las cuales fueron
introducidas de otras cuencas: Odontesthes bonariensis y Gambusia affinis (M. de
Gonzo, 2003).
Según M. de Gonzo (2003), las especies citadas para el Embalse El Tunal son
las siguientes:
Clase Actinopterygii
Orden Characiformes
Fam. Prochilodontidae
Prochilodus lineatus
Fam. Anostomidae
Leporinus obtusidens
Fam. Erythrinidae
Hoplias malabaricus
Fam. Characidae
Oligosarcus jenynsi
Salminus brasiliensis
Astyanax abramis
Astyanax bimaculatus
Astyanax eigenmanniorum
Odontostilbe microcephala
Serrasalmus spilopleura
Fam. Crenuchidae
Characidium fasciatum
Orden Siluriformes
Fam. Auchenipteridae

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


15
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Trachelyopterus galeatus
Fam. Pimelodidae
Pimelodus albicans
Pimelodella gracilis
Fam. Loricariidae
Hypostomus cordovae
Orden Perciformes
Fam. Ciclidae
Cichlasoma dimerus
Orden Atheriniformes
Fam. Atherinidae
Odontesthes bonariensis
Orden Cyprinodontiformes
Fam. Poeciliidae
Gambusia affinis

2.2 Metodología de muestreo y análisis

La evaluación de la ictiofauna se realizó utilizando métodos estándares de


evaluación de los recursos ictícolas continentales: evaluación acústica de peces y la
pesca científica con fines exploratorios (Saville, 1978; Murphy & Willis, 1996).
2.2.1 Evaluación Acústica
El objetivo de un reconocimiento acústico es obtener una estimación del
número total de peces que se encuentran en una zona, o de la densidad de una
población determinada de peces, como base para la regulación de una pesquería.
La evaluación acústica consiste en el uso del sonido transmitido por una
ecosonda para detectar peces, se basa en el principio de que la cantidad de sonido
(ecos) guarda una relación directa con la abundancia de peces. De esta forma,
puede obtenerse una medida relativa de la abundancia contando el número de ecos
por unidad de distancia o volumen muestreado (Saville, 1978; Burczynski & Ben-
Yami, 1985).
Entre los años 1997 a 2004, una vez al año, se realizó el conteo de peces en
un número variable de transectas de muestreo (entre 6 y 9), de acuerdo a la
superficie que presentaba el embalse cada año (Figura 4). El recorrido en transectas
se realizó a una velocidad promedio de 6 Km/hora.
Se utilizó un bote neumático de 4.2 m de eslora, con motor fuera de borda.
En esta embarcación fue instalada una ecosonda Apelco 365 a 50 Khz. de
frecuencia, con transductor con haz de ultrasonido de 16° .
El trabajo se realizó en las primeras horas de la mañana y de la noche,
cuando los peces presentan un aumento en su actividad (Padín et al, 1985).
El ambiente de estudio fue clasificado en dos zonas: “Litoral” y “Pelágico”, de
acuerdo a la profundidad, estableciendo como límite entre un sector y otro, a la
profundidad de 6 m (Tabla 1 y Figura 5). La estimación de la abundancia total,
densidad y biomasa de peces se realizó para cada tipo de ambiente.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


16
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

2
3
5 4
1
7 6

Figura 4: Mapa de transectas de muestreo para la evaluación acústica. Las 7


transectas fueron realizadas en los años 1998,1999 y 2001.

Tabla 1: Tipos de ambientes muestreados en el Embalse El Tunal.

Embalse El Tunal

Aguas abiertas
Ambiente Litoral
Ambiente Pelágico

Áreas costeras hasta 6 m de Áreas con profundidades


profundidad. mayores a 6 m.

Corte transversal del Embalse El Tunal


Profundidad = 6 m

Ambiente Ambiente
Litoral Aguas abiertas Litoral
Profundidad total

Ambiente Pelágico

Figura 5: Esquema en corte transversal del Embalse El Tunal, donde se


diferencian los ambientes de muestreo.

Este método tiene como ventaja principal que permite estimar el volumen de
la población de peces antes que se inicie la pesca, con mucha mayor rapidez y
sencillez que la pesca exploratoria. Además, posibilita el conteo de los peces sin

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


17
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

perturbar la población y es posible conocer datos sobre su distribución espacial


(Saville, 1978; Murphy & Willis, 1996).
El inconveniente de la evaluación acústica es que no aporta datos concretos
sobre el tipo de especies presentes, la diversidad, la estructura de edades de las
poblaciones, su estado físico y sanitario. Por tal motivo, lo mejor es utilizar esta
técnica en combinación con la pesca exploratoria (Saville, 1978; Burczynski & Ben-
Yami, 1985; Murphy & Willis, 1996).
Para los cálculos de volúmenes, áreas y cotas se utilizaron las curvas y cotas
de referencia proporcionadas por la empresa AES Juramento SA.

Figura 6: Conteo de peces en transectas, utilizando la ecosonda.

2.2.2. Pesca exploratoria


La pesca exploratoria (o reconocimiento de evaluación de recursos ícticos)
consiste en capturar peces utilizando redes de enmalle de diferentes tamaños
(distancia entre nudos) con un determinado esfuerzo de pesca. Esta metodología
tiene como objetivos obtener información sobre las especies existentes en una zona,
estimar la abundancia y distribución de las mismas, estimar el posible rendimiento
anual y recoger datos biológicos sobre las especies (Chediak et al, 1985).
Para la captura de peces se empleó una batería de redes enmalladoras
compuesta por redes de 11 tamaños distintos de abertura de mallas, con el fin de
lograr muestras representativas de las tallas de los ejemplares. Las especificaciones
de las redes se presentan en la Tabla 2.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


18
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 2: Características específicas de la batería de redes utilizada en la


pesca exploratoria, en el Embalse El Tunal (1997-2004).

Tamaño Áre a
Coe ficiente de Nº de
de malla Ex te nsión de la red e fectiva
De nie r armado m allas R elinga Superior Re linga Infe rior C olor
e stirada de la red
(A ltura)
(mm) (m2)
Horiz. F 2 V ert. F1 Long (m) A ltura (m)

30 210 x 3 1/2 0. 81 70 PE Ø 6 PL Ø 120 PE Ø 6 Pb 100 g Blanco 25 1, 83 45.75

42 210 x 3 1/2 0. 81 70 PE Ø 6 PL Ø 120 PE Ø 6 Pb 100 g Blanco 25 2, 56 64

50 210 x 3 1/2 0. 81 40 PE Ø 6 PL Ø 120 PE Ø 6 Pb 100 g Blanco 25 1, 74 43.50

56 210 x 3 1/2 0. 81 40 PE Ø 6 PL Ø 120 PE Ø 6 Pb 100 g Blanco 25 1, 95 48.75

64 210 x 4 1/2 0. 81 40 PE Ø 6 PL Ø 120 PE Ø 6 Pb 100 g Blanco 25 2, 23 55.75

70 210 x 4 1/2 0. 81 40 PE Ø 6 PL Ø 120 PE Ø 6 Pb 100 g Blanco 25 2, 44 61.00

80 210 x 6 1/2 0. 81 32 PE Ø 6 PL Ø 120 PE Ø 6 Pb 100 g Blanco 25 2, 23 55.75

105 210 x 12 1/2 0. 81 22 PE Ø 6 PL Ø 120 PE Ø 6 Pb 100 g Blanco 25 2, 01 50.25

120 210 x 18 1/2 0. 81 22 PE Ø 8 PL Ø 120 PE Ø 8 Pb 100 g Blanco 25 2,3 57.50

140 210 x 18 1/2 0. 81 22 PE Ø 8 PL Ø 120 PE Ø 8 Pb 100 g Blanco 25 2, 68 67.00

170 210 x 24 1/2 0. 81 25 PE Ø 8 PL Ø 120 PE Ø 8 Pb 100 g Blanco 25 3,7 92.50

El esfuerzo de pesca se fijó en una noche de pesca (12 horas), donde la


noche/batería es la unidad de pesca. La pesca exploratoria abarcó dos jornadas
sucesivas. Se recogieron las capturas a la mañana siguiente para evitar efectos de
saturación de las redes. Como las redes son de distintas superficies, las capturas se
estandarizaron a 100 m2 de red para su posterior análisis (Tabla 3) (Chediak et al,
1985).

Tabla 3: Factores de estandarización a 100 m2 de red, utilizados en el


Embalse El Tunal (1997-2004).

30 42 50 56 64 70 80 105 120 140 170


Tamaño de malla estirada (mm)

Area efectiva de la red (m2) 45,75 64,00 43,50 48,75 55,75 61,00 55,75 50,25 57,50 67,00 92,50

2 2,186 1,563 2,299 2,051 1,794 1,639 1,794 1,990 1,739 1,493 1,081
Factor de estandarización (100 m )

Las baterías de redes se colocaron en la zona litoral y en la zona pelágica del


embalse, dispuesta en superficie y ubicadas en forma perpendicular a la costa,
según un tamaño de malla creciente hacia el centro del embalse.
Después de cada colecta de peces, los ejemplares capturados fueron
colocados en bolsas o canastos plásticos con etiquetas indicadoras del tamaño de
malla de la red empleada.
El registro de datos básicos y las mediciones se realizaron en el lugar de
muestreo, en un laboratorio provisto por AES Juramento SA.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


19
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Para cada ejemplar se registró la información básica para el monitoreo


pesquero:
 Fecha y estación de captura
 Tamaño de malla de la red (en mm de distancia entre nudos)
 Especie
 Longitud total (Lt - en mm)
 Longitud estándar (Lst - en mm)
 Longitud cefálica (Lc - en mm)
 Peso fresco (W- en g)
 Sexo

Figura 7: Disposición de las redes en el embalse.

Figura 8 : Desenmallado de los ejemplares capturados.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


20
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Figura 9: Medición de la longitud de un dorado.

Con los datos obtenidos en la evaluación acústica y la pesca exploratoria, se


realizaron los siguientes cálculos y estimaciones:

Riqueza de especies
Es el número de especies presentes en cada muestra (Krebs, 1994),
definidas como:
 Riqueza anual: número de especies capturadas para cada año de muestreo.
 Riqueza total: número de especies capturadas en todo el periodo de
muestreo.
 Riqueza media del embalse: es el promedio del número de especies
capturadas en todo el periodo de muestreo.
 Riqueza anual por ambiente: número de especies capturadas en cada tipo de
ambiente del embalse para cada año de muestreo.
 Riqueza total por ambiente: número de especies capturadas en cada tipo de
ambiente del embalse en todo el periodo de muestreo.
 Riqueza media por ambiente: es el promedio del número de especies
capturadas en cada ambiente en todo el periodo de muestreo.

Diversidad ictiofaunística
La diversidad específica (H’) es una medida de la composición en especies de
una comunidad, expresada en términos del número de especies y de sus
abundancias relativas. Dicho índice de diversidad es aplicable a inventarios de
cualquier tipo de comunidades, cualquiera sea la forma de distribución de los
taxones participantes (Krebs, 1994).
El rango de variación de H’, cuando se usan logaritmos en base 2, queda
acotado entre 0 y 5 bits; a modo de ejemplo valdrá 0 cuando todos los individuos
considerados pertenezcan a la misma especie, obteniéndose el valor máximo
cuando cada especie presente esté representada por un solo individuo (Elgue et al,
1985).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


21
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

La diversidad ictiofaunística, estimada para cada muestra y estación de


captura, se calculó en base al Índice de Shannon-Wiener (H’) (Pielou, 1977;
Agostinho, 1997a), a partir de la siguiente ecuación:

Σ(ni/N).ln (ni/N)
H’=-Σ
Donde ni= número de individuos de la i-ésima especie.
N= número total de individuos
La equitatividad (E) mide la uniformidad de la distribución de los individuos
entre las especies y se expresa como la proporción del máximo valor que tendría H’
si los individuos estuvieran distribuidos de manera totalmente uniforme entre las
especies (Krebs, 1994).
El cálculo de la equitatividad en la distribución de los individuos capturados
entre las especies se basó en la siguiente ecuación (Pielou, 1977; Agostinho,
1997a):

E=H’/ln S
Donde H’= índice de diversidad de Shannon-Wiener
S= número de especies
Se calcularon los siguientes índices:
 Diversidad ictiofaunística y equitatividad anual: H’ y E’ para cada año de
muestreo.
 Diversidad ictiofaunística y equitatividad media: H’ y E’ para todo el periodo
de muestreo considerado.
 Diversidad ictiofaunística y equitatividad anual por ambiente: H’ y E’ para
cada ambiente y cada año de muestreo.
 Diversidad ictiofaunística y equitatividad media por ambiente: H’ y E’ para
ambiente en todo el periodo de muestreo considerado.

Densidad de peces
La densidad de peces fue expresada como el número de individuos por
volumen muestreado. En este caso la unidad de volumen es el hectómetro cúbico
(nº de ind/hm3) (Burczynski & Ben-Yami, 1985). Se calculó en base a los datos
obtenidos en la evaluación acústica, a partir del conteo de peces en transectas,
discriminadas por sector o ambiente, y se expresó como:
 Densidad media por sector: es el promedio del nº de ind/hm3 registrado en
cada ambiente de estudio y para cada año de muestreo.
 Densidad media para todo el embalse.

Abundancia Total Estimada


Es el número total de peces presentes en el embalse, lo que fue estimado en
la evaluación acústica. Se expresó como:
 Abundancia anual: número total de individuos para cada año de muestreo.
 Abundancia media del embalse: número promedio de individuos en todo el
periodo de muestreo.
 Abundancia anual por ambiente: número total de individuos en cada
ambiente de estudio, para cada año de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


22
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

 Abundancia media por ambiente: número promedio de individuos en cada


ambiente en todo el periodo de muestreo.

Biomasa Total estimada


La biomasa de peces para cada año se determinó a través del producto
entre la abundancia total anual y el peso medio individual de los ejemplares
capturados en los muestreos de pesca exploratoria, de acuerdo a la siguiente
ecuación (Burczynski & Ben-Yami, 1985):

BTotal =N total * Wmedio ind.


Donde Btotal = Biomasa Total estimada
Ntotal = Numero total de individuos o abundancia total estimada
Wmedio ind. = peso medio individual
La biomasa de peces se expresó como:
 Biomasa total por ambiente: peso fresco de los peces (en Kg. o Tn)
presentes en cada ambiente considerado del embalse y para cada año de
muestreo.
 Biomasa total: peso fresco de los peces (en Kg. o Tn) presentes en el
embalse para cada año de muestreo.
 Biomasa anual: peso fresco de los peces por unidad de superficie (en Kg/ha
o Tn/ha) del embalse para cada año de muestreo.

Abundancia relativa
La abundancia total de peces y por especie, se analizó mediante la Captura
por Unidad de Esfuerzo, y se expresa en número o peso de individuos por 100 m2
de red en una noche de pesca.
Se calcularon las siguientes medidas de la abundancia relativa:
 Captura por unidad de esfuerzo (CPUE) total: en número de
individuos/100m2 de red/noche y en Kg/100 m2 de red/noche para cada año
y para todo el periodo de estudio.
 Captura por unidad de esfuerzo (CPUE) por ambiente: en número de
individuos/100m2 de red/noche y en Kg/100 m2 de red/noche para cada
ambiente y año de muestreo.
 Captura por unidad de esfuerzo (CPUE) por especie: en número de
individuos/100m2 de red/noche y en Kg/100 m2 de red/noche por especie y
para cada año de muestreo.
 Capturas numérica relativa: frecuencia relativa en % de la CPUE-N’ por
especie y para cada año de muestreo.
 Captura en biomasa relativa: frecuencia relativa en % de la CPUE-W’ por
especie y para cada año de muestreo.

Las especies de mayor interés pesquero fueron seleccionadas con el fin de


realizar un análisis detallado, especialmente en cuanto a las variaciones temporales
de la estructura de la población en relación a las tallas, la relación longitud-peso y la
proporción de sexos.
Los parámetros poblacionales estudiados para estas especies fueron:

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


23
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Estructura de tallas
La estructura por clases de talla fue analizada por la distribución de
frecuencias de ese parámetro en las distintas muestras obtenidas. El procedimiento
para el análisis de la estructura de tallas de una población consiste en la
observación de cambios en la composición de tallas a través del tiempo. Dichos
cambios se manifiestan como uno o más máximos relativos (o modas), entre los
peces de menor tamaño que, año tras año, van pasando de un intervalo de tallas a
otro mayor (Gulland & Rosenberg, 1992).
La mayoría de los métodos objetivos de identificación de modas parten de la
observación de que la frecuencia de tallas de los peces de una misma clase anual
suele ser aproximadamente normal (Gulland & Rosenberg, 1992; Sparre & Venema,
1992). Petersen (1981) afirma que es posible presuponer que cada máximo relativo
(o moda) identificable corresponde a la talla media de una clase anual y ajustar una
curva de crecimiento a esas tallas medias. La composición de tallas puede ser
empleada para estimar los parámetros de la ecuación de crecimiento de Von
Bertalanffi, índices de mortalidad y explotación por pesca (Sparre & Venema, 1992).
A partir de las frecuencias de tallas obtenidas, se identificaron los máximos
relativos o modas, expresadas en intervalos de longitud estándar (en cm). Se
calculó la talla media correspondiente a la distribuciones normal observada,
alrededor de cada moda identificada, y el intervalo de confianza (α = 0,05) para
dicha talla media.
La talla media de primera madurez gonadal (L50), y la talla final de madurez
(L100) se calcularon de acuerdo a la ecuación propuesta por Vazzoler et al (1991):
L50 = -0.1399 + 0.4038 * Lmax (r2 = 0.95)
L100 = 0.9748 + 0.5160 * Lmax (r2 = 0.96)
Donde Lmax = talla máxima específica observada

Proporción de sexos
Los ejemplares capturados fueron discriminados según la etapa de desarrollo
en juveniles y adultos, y estos últimos según el sexo (por examen directo de las
gónadas), en machos y hembras para conocer la proporción de individuos
encontrados en cada una de estas categorías.
La proporción de sexos fue calculada para cada año de muestreo. Se evaluó
la existencia de diferencias significativas de la relación 1:1 mediante el test de Chi
2
cuadrado ( х ) (Vazzoler et al, 1997a).

Relación Longitud-Peso
El estudio de la relación entre la talla y el peso, expresada en forma
matemática, permite convertir datos de un parámetro a otro, y además es posible
medir la variación entre el peso esperado en función de la longitud y el peso
observado como una medida indicadora del bienestar o condición física del pez
(Busacker et al, 1990).
La relación entre el peso total y la longitud estándar se calculó de acuerdo a
la siguiente expresión (Busacker et al, 1990; Sparre & Venema, 1992):
Wt = a * Lstb
Donde: Wt= peso total

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


24
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Lst= Longitud estándar


a y b= coeficientes de alometría

Factor de condición o bienestar del pez


El factor de condición (K) expresa el estado del pez en cuanto a la
disponibilidad de alimento en el ambiente. Es un indicador del bienestar de los peces
que permite hacer comparaciones entre sitios y años diferentes. (Busacker et al,
1990)
K = Wt / Lst 3 (factor de condición de Fulton o isométrico)
Donde Wt= peso total
Lst= Longitud estándar

Índice Cefálico
Es indicador del tipo de crecimiento que tuvo un pez en sus etapas larvales y
juveniles. Peces mal alimentados, en su pasado lejano, tendrán un mayor tamaño
relativo de la cabeza frente a la longitud total del cuerpo. Permite realizar
comparaciones de calidad de hábitat para el desarrollo de los peces y áreas
(Weatherlley, 1972).
IC = (Lc /Lst) * 100
Donde IC= Índice cefálico
Lc= Longitud cefálica

El análisis estadístico de la información obtenida se realizó utilizando el


software estadístico InfoStat- Versión 1.5 (2003).
Para el análisis de la Varianza (ANOVA) de los valores de densidad de peces,
abundancia total estimada, biomasa total y captura por unidad de esfuerzo (en
número de individuos y en kg), se consideraron dos criterios de clasificación:
Factor 1: Ambientes (niveles: Litoral y Pelágico).
Factor 2: Años (niveles: 1997, 1998, 1999, 2000, 2001, 2003, 2004)
Para que se cumplan los supuestos se aplicó una transformación con raíz
cuadrada a las variables densidad de peces (N° de ind/ha), abundancia total (N° de
ind) y CPUE (N° de ind).
En el análisis de la varianza de las tallas (Lst) medias de captura para cada
especie, se consideró un solo factor de variabilidad (Años).
La homogeneidad de las frecuencias de tallas (Lst) obtenidas para cada año
se evaluó con el test de Chi cuadrado ( х2 ).
La existencia de diferencias significativas de la relación 1:1 en la proporción
2
sexual de cada especie se evaluó mediante el test de Chi cuadrado (х ).
El tamaño de la muestra (n) considerado para el análisis de las estructuras
de tallas, relación longitud-peso y factores de condición fue el número de individuos
capturados en un muestreo, sin la aplicación del factor de estandarización a 100 m2
de red.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


25
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

3. RESULTADOS
3.1 Patrones de variación espacial y temporal en la
Comunidad de peces

3.1.1 Composición ictiofaunística


En el embalse El Tunal, el 83 % de la fauna de peces pertenece a los órdenes
Characiformes y Siluriformes, con acentuado predominio de los primeros que llegan
al 61% de las especies registradas. Esta situación es similar a la descripta para ríos
neotropicales por Lowe-M.Conell (1987) y Agostinho (1999).
Están presentes especies características de ambientes lóticos y lénticos.
Entre las primeras, se destacan el dorado (Salminus brasiliensis), el sábalo
(Prochilodus lineatus) y la boga (Leporinus obtusidens). Todos ellos son peces
migradores, que en épocas reproductivas remontan el río aguas arriba en busca de
sitios de desove. Entre las especies de ambientes lénticos se encuentran la tararira
(Hoplias malabaricus), la bocacha (Oligosarcus jenynsi) y la palometa (Serrasalmus
spilopleura).
En los muestreos de pesca experimental realizados entre los años 1997 y
2004 en el presente estudio, se obtuvo una composición ictiofaunística con una
riqueza total de 12 especies (Tabla 4).

Tabla 4: Especies capturadas en el embalse El Tunal entre 1997 y 2004.

Nombre común Nombre científico


Sábalo Prochilodus lineatus
Boga Leporinus obtusidens
Tararira Hoplias malabaricus
Bocacha Oligosarcus jenynsi
Dorado Salminus brasiliensis
Mojarras Astyanax sp.
Palometa Serrasalmus spilopleura
Bagre sapo Trachelyopterus galeatus
Bagre blanco o moncholo Pimelodus albicans
Bagre común Pimelodella gracilis
Vieja del agua Hypostomus cordovae
Pejerrey Odontesthes bonariensis

El número de especies capturadas en un mismo muestreo varió entre 7


(2004) y 10 especies (1999, 2001 y 2003), la moda fue de 8 especies (1997, 1998,
2000 y 2002) (Tabla 5).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


26
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Los valores de diversidad específica anual (H’) se muestran en la Tabla 5. El


valor mínimo fue observado en el año 2000 (H’= 1,04 bits/individuo) con una
Equitatividad de 0,35, mientras que el valor máximo se registró en el año 1999 (H’=
2,02 bits/ind) con una Equitatividad de 0,61. La diversidad específica media del
embalse, para todo el periodo de muestreo fue de 1,5 ± 0,34 bits/ind.

Tabla 5: Número de especies (N), diversidad (H’) y equitatividad (E) del


Embalse El Tunal para cada año de muestreo.

AM BIEN T ES Embalse
AÑO S N H’ E
1997 8 1,76 0,59
1998 8 1,36 0,45
1999 10 2,02 0,61
2000 8 1,04 0,35
2001 10 1,34 0,4
2002 8 1,11 0,37
2003 10 1,77 0,53
2004 7 1,47 0,52

La variación temporal en los patrones de composición de la ictiofauna en el


periodo considerado (1997-2004) se muestra en la Figura 10.

12 2,5

10 2
8
1,5
6
1
4

2 0,5

0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

N H’ E

Figura 10: Variación temporal de la riqueza de especies (N), diversidad


especifica (H’) y equitatividad (E) del embalse El Tunal en el periodo de
muestreo (1997-2004).

Entre los ambientes estudiados en el Embalse El Tunal, la zona Litoral es la


que presentó una mayor riqueza media de especies (8 especies), lo que podría
deberse a la aparición más frecuente de peces que habitan o frecuentan los fondos
del cuerpo de agua en esta zona.
En el ambiente Pelágico, en cambio, la riqueza media fue de 6 especies. En
este ambiente no se capturaron viejas del agua en ninguno de los muestreos,
mientras que los bagres blancos y bagres sapos sólo fueron capturados en un solo

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


27
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

muestreo en este ambiente. La riqueza anual de especies para cada ambiente se


presenta en la Tabla 6.

Tabla 6: Número de especies (N), diversidad (H’) y equitatividad (E) de los


diferentes ambientes estudiados para cada año de muestreo.

AMBIENTES Ambiente Litoral Ambiente Pelágico


AÑOS N H’ E N H’ E
1997 8 1,89 0,63 8 1,54 0,51
1998 8 2,11 0,7 6 0,83 0,32
1999 9 2,1 0,66 9 1,63 0,51
2000 7 0,95 0,34 6 1,13 0,44
2001 9 1,34 0,42 8 1,23 0,41
2002 6 0,78 0,3 8 1,63 0,54
2003 10 2,11 0,64 8 0,83 0,28
2004 6 1,43 0,55 6 1,45 0,56

La diversidad específica anual en la zona Litoral varió entre 0,78


bits/individuos y 2,11 bits/individuo, con un promedio para todo el periodo de
muestreo igual a 1,6 ± 0,54 bits/individuo.
Para el ambiente Pelágico, se registró un valor mínimo de H’ igual de 0,83
bits/individuo y un máximo de 1,63 bits/individuo (Figura 11). La diversidad media
en todo el periodo de muestreo fue igual a 1,3 ± 0,33 bits/individuo.

2,5

1,5
H'
1

0,5

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Ambiente Litoral Ambiente Pelágico

Figura 11: Variación temporal de la diversidad específica (H’) por ambientes.

3.1.2 Densidad de Peces


La densidad de peces se expresa como el número de individuos por volumen
muestreado. En este caso la unidad de volumen es el hectómetro cúbico (nº de
ind/hm3). En la Tabla 7 se presenta la densidad media anual para cada sector
estudiado.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


28
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 7: Densidad media de peces en los dos ambientes estudiados y para


cada año de muestreo.

Ambientes Ambiente Litoral Ambiente Pelágico


Años δmedia/sector SD δmedia/sector SD

1997 3453 1950 2486 1191


1998 15895 12186 6599 4266
1999 5614 4458 2102 1172
2000 1746 465 885 462
2001 5261 3789 1547 1526
2002 13982 7915 7842 6293
2003 26881 34968 9343 7080
2004 6219 3582 2045 1216

En el ambiente Litoral, la densidad media varió entre 1746 ± 465 ind/hm3


(2000) y 26881 ± 34968 ind/hm3 (2003).
En el ambiente Pelágico, el valor mínimo de densidad media se registró en el
año 2000 con 885 ± 462 ind/hm3 y el máximo en el 2003 con 9343 ± 7080 ind/hm3.
Densidad de peces (nº de ind/hm 3)

30000

25000

20000

15000

10000

5000

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Litoral Pelágico

Figura 12: Variación temporal de la densidad media de peces (nº de ind/hm3)


por ambientes.

Los valores de densidad obtenidos fueron significativamente diferentes entre


ambos ambientes muestreados (F= 16,67; p= 0,0001). Esta diferencia es más
notable en los años 1998 y 2003 (Figura 12). La densidad media de peces fue
mayor en el ambiente Litoral en todos los años de estudio (Tabla 7).
La variabilidad entre los distintos años de estudio también fue significativa
(F= 4,31; p= 0,0004). Para ambos sectores de estudio se registró un patrón similar
de variación a través de los años de muestreo.
La densidad media de peces en el embalse El Tunal para ambos ambientes
agrupados fue de 6994 ± 6866 ind/hm3.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


29
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

3.1.3 Abundancia Total estimada


La abundancia total estimada es el número de individuos presentes en el
embalse. Fue calculada a partir de los conteos de peces en transectas mediante la
evaluación acústica. Los valores de abundancia total estimada para cada año de
muestreo, discriminada por ambientes y para ambientes agrupados, se presentan
en la Tabla 8.
El número máximo de peces en el embalse se registró en el año 2003
(1664825 ind), mientras que el mínimo fue observado en el año 2000 (317886 ind).
La abundancia media estimada para todo el periodo de estudio fue de 735677 ±
542021 ind.

Tabla 8: Abundancia total estimada discriminada por ambientes y para


ambos ambientes agrupados, para cada año de muestreo.

Ambientes
Litoral Pelagico Total embalse
Años

1997 115827 281390 397217


1998 1112661 316765 1429426
1999 303156 136630 439786
2000 196598 121288 317886
2001 205322 124974 330296
2002 443237 490144 933381
2003 965034 699791 1664825
2004 197148 175447 372595

La abundancia total estimada no fue significativamente diferente entre los


distintos años de muestreo (F= 3,83; p= 0,05). Se observaron dos picos máximos
de abundancia, en los años 1998 y 2003 (Figura 13).
El número de individuos estimado fue significativamente diferente entre los
ambientes estudiados (F= 5,91; p=0,02). La zona Litoral presentó valores más altos
de abundancia para la mayoría de los años considerados. En este ambiente se
registró valor mínimo registrado igual a 115827 individuos (1997) y un máximo de
1112661 individuos (1998). La abundancia media en este ambiente y para todo el
periodo de muestreo fue de 442373 ± 382699 individuos.
En el ambiente Pelágico se observó el valor mínimo en el año 2000 (121288
ind), mientras que el valor máximo de abundancia se registró en el año 2003
(699791 ind). La abundancia media para todo el periodo de muestreo en este
ambiente fue de 293304 ± 207375 individuos.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


30
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

1200000

1000000

Nº de individuos
800000

600000

400000

200000

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Ambiente Litoral Ambiente Pelágico

Figura 13: Variación temporal de la abundancia total estimada (nº de ind)


por ambientes.

3.1.4 Biomasa total estimada


La biomasa total se expresó como biomasa total (en kg) y biomasa/ha
(kg/ha). La Tabla 9 muestra los valores de biomasa total y biomasa/ha obtenidos
para cada año de muestreo.

Tabla 9: Biomasa total estimada en el embalse El Tunal (en kg y kg/ha) para


cada año de muestreo.

Ambientes
Biomasa total Biomasa/ha
Años
1997 34955,2 12,57
1998 75759,5 39,87
1999 351828,8 87,12
2000 105537,9 27,06
2001 104703,9 46,12
2002 280014,1 146,39
2003 526084,6 240,82
2004 137859,9 59,5

El valor mínimo de biomasa se registró en el año 1997 (34955,2 kg y 12,57


kg/ha) mientras que la máxima biomasa fue observada en el año 2003 (526084,6
kg y 240.82 kg/ha). La biomasa media para todo el periodo de muestreo fue de
202093 ± 169154 kg y de 84,2 ± 73,6 kg/ha. Los valores de biomasa (en kg) fueron
significativamente diferentes entre los distintos años de estudio (F= 11,2; p=
0,002).
La Figura 14 presenta la variación anual de los valores de biomasa total y
biomasa/ha. Se observó un aumento de la biomasa en 1998 y 1999 con respecto a
1997. En el año 2003, los valores de biomasa aumentaron nuevamente para llegar
a un pico máximo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


31
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

600000 300

500000 250

Biomasa/ha (Kg/ha)
Biomasa Total (Kg)
400000 200

300000 150

200000 100

100000 50

0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Biomasa Total Biomasa/ha

Figura 14: Variación temporal de la biomasa (en kg y kg/ha) en el periodo de


muestreo.

En la Figura 15 se puede observar que los valores de abundancia y biomasa


total estimada siguen aproximadamente similar tendencia de variación a partir del
año 2000.

1800 600
1600
500
Nº de individuos x mil

1400

Biomasa total (Tn)


1200 400
1000
300
800
600 200
400
100
200
0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Número de ind. Biomasa Total

Figura 15: Variación temporal de la abundancia total (N° de ind) y la biomasa


total (kg) en el embalse El Tunal en el periodo de muestreo.

En la zona Litoral, la biomasa varió entre 10192,8 kg (1997) y 304950,7 kg


(2003). La biomasa promedio de este ambiente para todo el periodo de estudio, fue
de 119114,1 ± 102391,5 kg. En la zona Pelágica, el valor mínimo observado fue
16788,5 kg (1998), y el máximo fue de 221133,9 kg (2003). La biomasa media
para todos los años de muestreo, fue de 82978,9 ± 71399,5 kg.
La biomasa total no fue significativamente diferente entre ambos ambientes
estudiados (F= 4,09; p= 0,08). El patrón de variación temporal de la biomasa en
cada sector estudiado sigue similar tendencia que la biomasa total para ambientes
agrupados.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


32
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 10: Biomasa total estimada por ambiente (en kg) para cada año de
muestreo.

Ambientes
Amb. Litoral Amb. Pelágico
Años
1997 10192,8 24762,4
1998 58971 16788,5
1999 242524,8 109304
2000 65270,4 40267,5
2001 65087,2 39616,7
2002 132971 147043,1
2003 304950,7 221133,9
2004 72944,6 64915,3

3.2 Patrones de variación espacial y temporal del rendimiento


de la pesca exploratoria

3.2.1 Captura por unidad de esfuerzo total


En el periodo de evaluación considerado, la mínima captura numérica se
registró en el año 2000, con 253 individuos/100 m2 de red/noche, mientras que el
valor máximo de CPUE-N’ fue registrada en 1997, siendo igual a 1680
individuos/100 m2 de red/noche. (Tabla 11). La CPUE-N’ fue significativamente
diferente entre los distintos años de muestreo (F= 5,81; p= 0,002).
La tendencia general en el periodo de estudio muestra una reducción en los
valores de la CPUE numérica (Figura 16).
En términos de biomasa, la captura por unidad de esfuerzo entre los años
1997 y 1998 mostró leves variaciones (88,76 y 76,38 kg/100 m2 de red/noche
respectivamente). En 1999 se registró un pico máximo de CPUE–W’ con 235,51
kg/100 m2 de red/noche, seguido por un mínimo de 30,96 kg/100 m2 de red/noche
(2000). La CPUE-W’ no fue significativamente diferente entre los distintos años de
muestreo (F= 1,18; p= 0,42).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


33
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 11: Captura por unidad de esfuerzo anual y total en número de


individuos/100 m2 de red/noche y en kg/100 m2 de red/noche.

CPUE
N' W'
Años
1997 1680 88,76
1998 318 76,38
1999 747 235,51
2000 253 30,96
2001 587 108,89
2002 686 92,37
2003 442 157,68
2004 623 58,46
TOTAL 5336 849
MEDIA 667 106
SD 445 64,0

La tendencia general de la CPUE-W’ fue variable entre los diferentes años de


estudio, aunque en los últimos 4 años el rango de fluctuaciones fue menos amplio
que entre los años 1998 y 2000.
La CPUE media para todo el periodo de muestreo fue de 667 ± 445
individuos/100 m2 de red/noche y de 106,1 ± 64 kg/100 m2 de red/noche.

1800 250
1600
Nº de ind./100m2 de red/noche

Kg/100 m2 de red/noche
1400 200

1200
150
1000
800
100
600
400 50
200
0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

N' W'

Figura 16: Variación temporal de la captura por unidad de esfuerzo, en


número de individuos/100 m2 de red/noche (N’) y en kg/100 m2 de
red/noche (W’).

3.2.2 Captura por unidad de esfuerzo por ambientes


En el ambiente Litoral, la captura por unidad de esfuerzo numérica varió
entre un mínimo de 99 individuos/100 m2 de red/noche (1998) y un máximo de 939
individuos/100 m2 de red/noche (1997). En cuanto a la captura en biomasa, el valor
mínimo fue registrado en el año 2002 (8 kg/100 m2 de red/noche), mientras que el
máximo se observó en el 2003 (137 kg/100 m2 de red/noche) (Tabla 12).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


34
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

La CPUE media de este ambiente para todo el periodo de muestreo fue de


367 ± 262 individuos/100 m2 de red/noche y 62 ± 50 kg/100 m2 de red/noche.
En el Ambiente Pelágico, la CPUE-N’ mínima se observó en el año 2000 (94
individuos/100 m2 de red/noche) y la máxima en el año 1997 (741 individuos/100
m2 de red/noche). En biomasa, el valor mínimo se registró en el año 2004 (17
kg/100 m2 de red/noche), mientras que el valor máximo fue de 115 kg/100 m2 de
red/noche en el año 1999.
La CPUE media para el ambiente Pelágico, en el periodo comprendido entre
1997 y 2004, fue de 300 ± 208 individuos/100 m2 de red/noche y 44 ± 36 Kg/100 m2
de red/noche.

Tabla 12: Captura por unidad de esfuerzo por ambiente, en número de


individuos/100 m2 de red/noche (N’) y en kg/100 m2 de red/noche (W’) para
cada año de muestreo.

AMBIENTES Ambiente Litoral Ambiente Pelágico


CPUE CPUE
AÑOS N' W' N' W'
1997 939 65,76 741 23,99
1998 99 27,46 219 48,73
1999 274 120,63 473 114,88
2000 158 7,72 94 23,24
2001 324 89,30 263,0 19,74
2002 482 8,53 204 83,83
2003 255 136,80 187 20,88
2004 403 41,49 221 17,19

Los valores de CPUE-N’ no fueron significativamente diferentes entre los dos


ambientes estudiados (F= 1,07; p= 0,34). La misma situación se observó para la
CPUE-W’ entre ambos ambientes (F= 0,76; p= 0,41). Para ambas zonas de estudio
se observó una tendencia a la disminución de los valores de captura numérica por
unidad de esfuerzo (Figura 17).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


35
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

1000 1000
140 140
900 900
N' (ind/100m2 de red/noche)

N' (ind/100 m2 de red/noc he)


800 120 800 120
700 700 100
100

N' promedio
N' promedio
600 600
80 80
500 500
400 60 400 60
300
40 300 40
200 200
20 20
100 100
0 0 0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

200 20
20
180 18 140
W' (kg/100m2 de red/noc he)

18

W' (kg/100 m2 de red/noc he)


160 16
120 16
140 14
14

W' promedio
100

W' promedio
120 12
12
100 10 80
10
80 8 60 8
60 6 6
40
40 4 4
20
20 2 2
0 0 0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Figura 17: Variación temporal de la captura por unidad de esfuerzo anual


(columnas), captura por unidad de esfuerzo media (puntos) y desviaciones
estándares (líneas verticales), en los dos ambientes estudiados, en número
de individuos/100 m2 de red/noche (arriba) y en kg/100 m2 de red/noche
(abajo).

3.2.3 Captura por unidad de esfuerzo por especie


La captura por unidad de esfuerzo (CPUE) por especie se expresó en número
de individuos de la especie i/100m2 de red/noche (Tabla 13) y en kg de la especie
i/100 m2 de red/noche (Tabla 14) para cada año de muestreo. Se calculó la captura
numérica relativa (CPUE-N’ %) (Figura 18) y la biomasa relativa (CPUE-W’ %)
(Figura 19) para realizar una mejor descripción de la constancia de la abundancia
relativa de cada especie en la comunidad a través del tiempo.
Entre las especies capturadas en el embalse el Tunal entre los años 1997-
2004, el bagre sapo (T. galeatus) y la vieja del agua (H. cordovae) fueron las
menos representadas, seguidas por el bagre blanco o moncholo (P. albicans). Las
dos primeras especies mencionadas aparecen solo en uno de los muestreos
realizados (2001). Mientras que el bagre blanco sólo estuvo presente en los años
1998, 1999 y 2002.
El bagre común (P. gracilis), en cambio, a pesar de tener similar
comportamiento en cuanto a hábitat, mostró una abundancia relativa mayor que los
mencionados anteriormente. Este sólo estuvo ausente en las capturas de los años
2000 y 2002. Se observó escasa participación de esta especie en los dos primeros
años de muestreo, tanto en número de individuos como en biomasa, observándose
aumentos en los años 2001 y 2003 (Figura 18; Figura 19). La máxima captura del
bagre fue de 52 individuos/100 m2 de red/noche (2003) y de 41,10 kg/100 m2 de
red/noche (2001).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


36
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 13: Captura por unidad de esfuerzo por especie, en número de


individuos/100 m2 de red/noche (N’), para cada año de muestreo.

AÑOS
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004
ESPECIE
Bagre 2,0 1 20 - 17 - 52 1
Bagre blanco - 1 1 - - 5 - -
Bagre sapo - - - - 1 - - -
Bocacha 753 231 246 9 35 85 8 145
Boga 33,0 14 7 23 5 13 3 -
Dorado 27,0 10 34 2 6 2 4 12
Mojarra 671 49 337 208 450 544 288 379
Palometa - - 7 1 41 12 4 1
Pejerrey 79 - 5 4 - 2 10 84
Sábalo 110 9 79 8 31 25 23 2
Tararira 6 4 14 1 2 - 49 -
Vieja - - - - 1 - 3 -
TOTAL 1680 318 747 253 587 686 442 623

Tabla 14: Captura por unidad de esfuerzo, en kg/100 m2 de red/noche (W’ )


en los diferentes años de muestreo.

AÑOS
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004
ESPECIE
Bagre 0,07 0,84 34,25 - 41,10 - 26,28 0,23
Bagre blanco - 0,17 1,10 - - 1,94 - -
Bagre sapo - - - - 0,10 - - -
Bocacha 19,47 30,38 7,52 0,25 0,82 1,59 0,36 2,70
Boga 4,70 3,79 3,34 8,94 3,61 3,83 0,09 -
Dorado 25,80 23,78 87,30 9,09 15,91 8,79 14,05 41,81
Mojarra 15,33 0,71 4,80 2,17 7,91 7,21 3,50 4,64
Palometa - - 0,18 0,26 4,65 1,99 0,93 0,03
Pejerrey 2,80 - 0,21 0,20 - 0,14 0,78 2,58
Sábalo 9,35 12,63 77,43 8,42 33,79 66,88 43,66 6,48
Tararira 11,23 4,09 19,39 1,64 1,00 - 66,91 -
Vieja - - - - 0,01 - 1,12 -
TOTAL 88,76 76,38 235,51 30,96 108,89 92,37 157,68 58,46

La bocacha (O. jenynsi) mostró capturas numéricas relativas elevadas en los


tres primeros años. A partir del año 2000 su participación es escasa. En el año 2004
se observa un leve aumento para la misma (Figura 18). La biomasa de la bocacha
sigue una tendencia similar a la CPUE-N’ (Figura 19). El valor mínimo de CPUE-N’
registrado para esta especie fue de 8 individuos/100 m2 de red/noche (2003) y el
máximo fue de 753 individuos/100 m2 de red/noche (1997). La captura mínima en
biomasa se registró en el año 2003 con 0,25 kg/100 m2 de red/noche y la máxima
en 1998 con 30,38 kg/100 m2 de red/noche.
La captura numérica de la boga (L. obtusidens) fue muy variable entre 1997
y 2000. A partir del año 2001 se observó una participación escasa (Figura 18). En
términos de biomasa relativa, se registró una marcada disminución desde el año
1997 al 1999. En el año 2000, se observó un aumento en los valores de biomasa

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


37
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

relativa, con reducciones notables en los años siguientes hasta su ausencia en el


muestreo del año 2004 (Figura 19).
El dorado (S. brasiliensis) tiene escasa participación en las capturas
numéricas, pero es una de las especies de mayor abundancia relativa en términos
de biomasa. Entre los años 1997 y 2000, la abundancia numérica relativa de esta
especie fue notablemente elevada, aunque a partir del 2000 y hasta el año 2003 se
observa una leve disminución (Figura 18). En el 2004 es la especie más importante
en cuanto a biomasa relativa (Figura 19).
Astyanax abramis, A. bimaculatus y A. eigenmanniorum, en conjunto,
conforman el grupo de especies más abundante en la mayoría de los años de
evaluación. En cuanto a la biomasa relativa, es importante su participación en los
años 1997, 2001 y 2004 (Figura 19). Para Astyanax sp., en el año 1998 se observó
la CPUE-N’ mínima (49 individuos/100 m2 de red/noche), y en 1997 la CPUE-N’
máxima (671 individuos/100 m2 de red/noche). La captura en biomasa mínima fue
de 0,71 kg/100 m2 de red/noche (1998) y la máxima fue de 15,33 kg/100 m2 de
red/noche (1997).
La palometa (S. spilopleura) estuvo ausente en los muestreos de 1997 y
1998. La abundancia relativa aumentó paulatinamente desde el año 1999 hasta el
2001, año en el que se observa la máxima captura tanto en número de individuos
como en biomasa (41 individuos/100 m2 de red/noche y 4,65 kg/100 m2 de
red/noche). En los años siguientes, se observó una disminución en los valores de
CPUE-N’ y CPUE-W’ (Figura 18; Figura 19).
Para el pejerrey (O. bonariensis), se registró la máxima captura en el año
2004, siendo de 84 individuos/100 m2 de red/noche y de 2,8 kg/100 m2 de
red/noche. Esta especie estuvo ausente en 1998, apareciendo nuevamente en los
años 1999 y 2000, con bajas frecuencias relativas de CPUE-N’ y CPUE-W’. En el
2001 no se registraron capturas de esta especie. A partir del 2002 aumentó
levemente, tanto en número de individuos como en biomasa (Figura 18; Figura 19).
La captura numérica del sábalo (P. lineatus) presentó una marcada
variabilidad entre los diferentes años de estudio (Figura 18). En cuanto a la captura
en biomasa, fue elevada en casi todos los años de muestreo, excepto en el 2004,
donde se observó una disminución (Figura 19).
La tararira (H. malabaricus) presentó una gran varaiabilidad en cuanto a las
capturas numéricas y en biomasa. Ésta fue relativamente baja entre los años 1997
y 1998, aumentando en 1999 y disminuyó nuevamente en los años 2000 y 2001
(Figura 18; Figura 19). Estuvo ausente en el 2002 y reapareció en el año 2003, con
un pico máximo. En el año 2004, se registró la ausencia de esta especie.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


38
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Vieja Vieja Vieja


Tararira 0% Tararira 1% Tararira 2%
1997 1998 1999
Sábalo 7% Sábalo 3% Sábalo 10%
Pejerrey 5% Pejerrey Pejerrey 1%
Palometa Palometa 1%
Palometa
Mojarra 40%
Mojarra 15% Mojarra 45%
Dorado 2%
Dorado 3% Dorado 5%
Boga 2%
Boga 4% Boga 1%
Bocacha 45%
Bocacha 73% Bocacha 33%
Bagre sapo
Bagre sapo Bagre sapo
Bagre Blanco Bagre Blanco 0% Bagre blanco 0%
Bagre Bagre 3%
Bagre 0%

0% 10% 20% 30% 40% 50% 0% 10% 20% 30% 40% 50%
0% 20% 40% 60% 80%

Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE

Vieja Vieja Vieja


Tararira 0% Tararira 0% Tararira
Sábalo 2% 2000 Sabalo 5% Sabalo 4%
2001
2% Pejerrey 0%
2002
Pejerrey Pejerrey
Palometa 0% Palometa 7% Palometa 2%

Mojarra 82% Mojarra 77% Mojarra 79%

Dorado 1% Dorado 1% Dorado

Boga 9% Boga 1% Boga 2%

Bocacha 3% Bocacha 6% Bocacha 12%

Bagre sapo Bagre Sapo Bagre Sapo

Bagre blanco Bagre blanco Bagre blanco 1%

Bagre Bagre 3% Bagre

0% 20% 40% 60% 80% 100% 0% 20% 40% 60% 80% 100% 0% 20% 40% 60% 80% 100%

Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE

Vieja 1%
Vieja
Tararira 13%
Tararira
Sábalo 6% 2003 Sábalo 0%
2004
Pejerrey 3%
Pejerrey 13%
Palometa 1%
Palometa
Mojarra 76%
Mojarra 61%
Dorado 1% 2%
Dorado
Boga 1%
Boga
Bocacha 2% 23%
Bocacha
Bagre sapo Bagre sapo
Bagre blanco Bagre blanco
Bagre 14% Bagre

0% 20% 40% 60% 80% 100% 0% 20% 40% 60% 80%

Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE

Figura 18: CPUE- N’ relativa por especie para cada año de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


39
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Vieja Vieja
Vieja
Tararira 13% 1997 Tararira 5% 1998 1999
Tararira 8%
Sábalo 11% Sábalo 17%
Sábalo 33%
Pejerrey 3% Pejerrey
Pejerrey
Palometa Palometa
Palometa
Mojarra 17% Mojarra 1%
Mojarra 2%
Dorado 29% Dorado 31%
Dorado 37%
Boga 5% Boga 5%
Boga 1%
Bocacha 22% Bocacha 40%
Bocacha 3%
Bagre sapo Bagre sapo
Bagre sapo
Bagre Blanco Bagre Blanco 0%
Bagre blanco 0%
Bagre Bagre 1%
Bagre 15%

0% 10% 20% 30% 40% 0% 10% 20% 30% 40% 50%


0% 10% 20% 30% 40%

Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE


Frec. Relativa de CPUE

Vieja Vieja 0% Vieja


2000 2001 2002
Tararira 5% Tararira 1% Tararira

Sábalo 27% Sabalo 35% Sabalo 77%

Pejerrey 1% Pejerrey Pejerrey


Palometa 1% Palometa 5% Palometa 1%

Mojarra 7% Mojarra 8% Mojarra 8%

Dorado 29% Dorado 13% Dorado 5%

Boga 29% Boga 5% Boga 4%

Bocacha 1% Bocacha 1% Bocacha 2%

Bagre sapo Bagre Sapo 1% Bagre Sapo


Bagre blanco Bagre blanco Bagre blanco 2%
Bagre Bagre 32% Bagre

0% 10% 20% 30% 40% 0% 10% 20% 30% 40% 0% 20% 40% 60% 80% 100%

Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE

Vieja 1% 2003 Vieja


Tararira 57% Tararira 2004
Sábalo 37% Sábalo 19%

Pejerrey 1% Pejerrey 8%

Palometa 1% Palometa 0%

Mojarra 3% Mojarra 19%

Dorado 12% Dorado 44%

Boga Boga

Bocacha 0% Bocacha 8%

Bagre sapo Bagre sapo


Bagre blanco Bagre blanco
Bagre 22% Bagre 3%

0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 0% 10% 20% 30% 40% 50%

Frec. Relativa de CPUE Frec. Relativa de CPUE

Figura 19: CPUE- W’ relativa por especie para cada año de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


40
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

La Figura 20 muestra el análisis del coeficiente de correlación de Pearson


entre la CPUE-W’ por especie y la amplitud semestral de cotas, entre 1998 y 2004.
Las especies con un coeficiente de correlación positivo fueron más abundantes en
los años con mayor amplitud entre cotas (sábalo, dorado, boga y bocacha). En
cambio, las correlacionadas negativamente (tararira, palometa y pejerrey)
aumentaron en los años con menor amplitud de cota. El bagre, con baja correlación,
tuvo un comportamiento irregular. Las especies del género Astyanax sp., fueron
abundantes en todo el periodo considerado.

1,00
Bocacha
0,80 D orado

0,60
C oe f. de corre lación

Boga
0,40
Sábalo
0,20

0,00

-0,20
Bagre Mojarra Pejerrey
-0,40

-0,60
Palom eta
Tararira
-0,80

Figura 20: Correlación entre la amplitud estacional del nivel del embalse (m)
y la captura por unidad de esfuerzo por especie (kg/100 m2 de red/noche).

3.3 Biología Pesquera de las principales especies de peces

3.3.1 Sábalo (Prochilodus lineatus)

Abundancia y distribución
La captura por unidad de esfuerzo numérica del sábalo varió entre 2 ind/100
m2 de red/noche (2004) y 110 ind/100 m2 de red/noche (1997). El valor medio de
CPUE-N’ para todo el periodo de muestreo fue de 36 ± 39 ind/100 m2 de red/noche.
La abundancia relativa (CPUE-N’) del sábalo fue significativamente diferente entre
los distintos años de estudio (F=5,1; p=0,02).
La captura en biomasa (CPUE-W’) registró un mínimo de 6,48 kg/100 m2 de
red/noche (2004) y un máximo de 77,43 kg/100 m2 de red/noche (1999). La CPUE-
W’ media para todo el periodo de muestreo fue de 32,3 ± 28,07 kg/100 m2 de
red/noche. Los valores de CPUE-W’ no fueron diferentes entre los distintos años de
muestreo (F= 1,12; p= 0,44).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


41
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

120 90

Nº de ind/ 100 m2 de red/ 24 hs.


80
100

Kg./ 100 m2 de red/ 24 hs.


70
80 60
50
60
40
40 30
20
20
10
0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

N' W'

Figura 21: Variación de la captura por unidad de esfuerzo del sábalo, en


número de individuos/100 m2 de red/noche (N’) y en kg/100 m2 de
red/noche (W’).

90 70
80
60
70
50
60

50 40
N' W'
40
30
30
20
20

10 10

0
0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Ambiente Litoral Ambiente Pelágico Ambiente Litoral Ambiente Pelágico

Figura 22: Captura por unidad de esfuerzo del sábalo, discriminada por
ambientes, en número de individuos/100 m2 de red/noche (a la izquierda) y
en kg/100 m2 de red/noche (a la derecha).

La captura numérica, tanto en el ambiente Litoral como en el Pelágico,


mostró una tendencia decreciente importante a través de los años (Figura 22). La
CPUE-N’ no fue significativamente diferentes entre los dos ambientes estudiados
(F= 1,37; p= 0,28).
Para la captura en biomasa, presentó una variabilidad similar a la observada
para ambos ambientes agrupados a través de los años. La CPUE-W’ no fue
significativamente diferente entre ambos ambientes estudiados (F= 0,46; p= 0,52).

Estructura de tallas
Las tallas de captura del sábalo, en todo el periodo de muestreo, estuvieron
comprendidas entre 7 y 57 cm (Lst).
El valor mínimo de longitud estándar promedio se observó en el año 1997
(14,8 ± 1,7 cm), mientras que el valor máximo fue registrado en el 2004 (49,8 ± 5,5

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


42
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

cm) (Figura 23). La longitud estándar media (Lst) para todo el periodo de muestreo
fue de 35,5 ± 11 cm.
Las tallas medias de captura fueron significativamente diferentes entre los
distintos años de estudio (F= 79,96; p= 3,7E-07). En la Figura 23 se observa una
tendencia al aumento en los valores de talla media de captura a través de los años.

60

50

40
Lst ( cm )

30

20

10

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Figura 23: Variación temporal de las tallas medias de captura del sábalo
(línea roja = línea de tendencia para las tallas medias de captura; líneas
verticales = rango de variación entre la tallas máximas y mínimas; barras =
intervalo de confianza del 95 % para las tallas medias.

La distribución de frecuencias por intervalos de talla no fue homogénea para


los distintos años de estudio, ( χ2= 883; p< 0,01). En la Figura 24 se observan las
frecuencias relativas por intervalos de tallas registradas para cada año de muestreo.
En el año 1997, se presentó una moda en el intervalo de 14–15,9 cm de Lst,
que podría atribuirse al grupo de edad más joven. En 1998, la moda más pequeña
se situó entre los 16–17,9 cm de Lst, y un segundo pico modal se presentó entre los
32-33,9 cm de Lst.
En 1999, se observaron dos modas: en 18–19,9, y en 42–43,9 cm de Lst.
Para el año 2000, los individuos capturados se concentraron alrededor de los 24–
25,9 y 42–43,9 cm de Lst.
En el 2001 apareció un grupo de individuos de menor talla que los
registrados en los tres años anteriores, en el intervalo de 18–19,9 cm de Lst,
además de otros dos grupos entre los 26-27,9 y entre 40–41,9 cm de Lst.
La frecuencia de tallas del año 2002 presenta dos modas: una en el intervalo
de 16-17,9 cm de Lst y el segundo grupo superando los 40 cm de Lst (Tabla 15).
En el año 2003, los picos modales identificados se encuentran entre los 16–
17,9 cm, 22–23,9 cm, 36-37,9 cm y los 48–49,9 cm de Lst. En el año 2004, la
mayoría de los individuos capturados superó los 50 cm de Lst.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


43
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 15: Estructura de tallas del sábalo. Modas observadas (en intervalos de
Lst en cm), Lst media (cm), desviación estándar (SD) e intervalos de
confianza del 95 % para Lst media (cm).

Año Moda observada Lst media SD Intervalo de conf. (α= 0,05)


1997 [14 - 15,9 ) 14,6 1,9 [ 13,1 ; 16,1 ]
1998 [16 - 17,9 ) 17,1 0,1 [ 17 ; 17,2 ]
[ 32 - 33,9 ) 33,1 1,6 [ 31,7 ; 34,5 ]
1999 [ 18 - 18,9 ) 19,1 2,5 [ 17,1 ; 21,1]
[ 42 - 43,9 ) 42,2 5,1 [ 38,9 ; 45,6 ]
2000 [ 24 - 25,9 ) 24 1 [ 23,2 ; 24,9 ]
[ 42 - 43,9 ) 43,6 4 [ 39,6 ; 42,5 ]
2001 [ 18 - 19,9 ) 19 2,5 [ 17 ; 20,9 ]
[ 26 - 27,9 ) 27,3 0,4 [ 26,9 ; 27,8 ]
[ 40 - 41,9 ) 41,7 2,5 [ 39,5 ; 44 ]
2002 [ 16 - 17,9 ) 16,8 2,3 [ 14,8 ; 18,9 ]
[ 46 - 47,9 ) 46,9 4,2 [ 43,9 ; 49,8 ]
2003 [ 16 - 17,9 ) 17,4 0,4 [ 16,9 ; 17,9 ]
[ 22 - 23,9 ) 23,9 1,6 [ 22,4 ; 25,5 ]
[ 36 - 37,9 ) 36,6 3,6 [ 33,9 ; 39,2 ]
[ 48 - 49,9 ) 48,4 2,8 [ 46,2 ; 50,7 )
2004 [ 46 - 47,9 ) 47,7 4 [ 44,6 ; 50,7 ]

La talla máxima de captura fue de 57 cm para las hembras y 54 cm para


machos.
La talla media de primera madurez gonadal (L50), y la talla final de madurez
(L100), estimadas de acuerdo a la ecuación propuesta por Vazzoler et al (1991)
fueron de L50 = 22,9 cm y L100 = 30,4 cm para las hembras; L50 = 21,7 cm y L100 =
28,8 cm para los machos.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


44
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

50
1997

Frec. Relativa ( % )
40 ( n = 220)

30

20

10

30

Frec. Relativa ( % )
1998
25
( n = 14)
20

15

10

25
1999
Frec. Relativa ( % )

20 ( n = 153)

15

10

25
2000
Frec. Relativa ( % )

20 ( n = 10)

15

10

30
Frec. Relativa ( % )

2001
25
( n = 61)
20

15

10

30
2002
Frec. Relativa ( % )

25
( n = 51)
20

15

10

25
2003
Frec. Relativa ( % )

20 ( n = 44)

15

10

70
60 2004
Frec. Relativa ( % )

( n = 4)
50
40
30
20
10
0
< 10
10 - 11,9
12 - 13,9
14 - 15,9
16 - 17,9
18 - 19,9
20 - 21,9
22 - 23,9
24 - 24,9
26 - 27,9
28 - 29,9
30 - 31,9
32 - 33,9
34 - 35,9
36 - 37,9
38 - 39,9
40 - 41,9
42 - 43,9
44 - 45,9
46 - 47,9
48 - 49,9
> 50

Intervalos de Tallas ( Lst en cm )

Figura 24: Frecuencia relativas por intervalos de longitud estándar (cm), del
sábalo, para cada año de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


45
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Relación Talla - Peso


Los parámetros de la relación longitud estándar – peso estimados para cada
año y para todo el periodo de estudio se presentan en la Tabla 16. La ecuación
potencial de la relación Talla-Peso del sábalo, estimada para todo el periodo de
muestreo, fue: Y = 0,224 * X3,0504 (r2= 0,986); donde Y = peso (g); X = Longitud estándar
(cm).

Tabla 16: Parámetros estimados de la relación longitud estándar (Lst en cm)


– peso (W en g) del sábalo, y coeficientes de correlación (r2).

Relación Long-Peso
2
Años a b r n
1997 0,0565 2,7107 0,960 107
1998 0,0295 2,9543 0,996 9
1999 0,0173 3,1204 0,960 96
2000 0,0083 3,3230 0,990 7
2001 0,0195 3,0707 0,980 38
2002 0,0706 2,7822 0,930 39
2003 0,0094 3,2639 0,992 31
2004 0,0027 3,6035 0,994 3
Total 0,0224 3,0504 0,986 330

El coeficiente de alometría b varió entre 2,71 en 1997 y 3,6 en el año 2004.


Este coeficiente fue mayor a 3 para la mayoría de los años de estudio. El valor de b
para todo el periodo de muestreo fue de 3,05, lo que indica que esta especie
presentó un crecimiento aproximadamente isométrico.

7000
6000 3,0504
y = 0,0224x
5000 2
R = 0,9806
W (g)

4000
3000
2000
1000
0
0 10 20 30 40 50 60
Lst ( cm )

Figura 25: Relación longitud estándar (Lst en cm) – peso (W en g) del


sábalo, y ecuación potencial estimada para todo el periodo de muestreo.

Proporción de sexos
La proporción entre machos y hembras fue variable entre los distintos años
de estudio. En el año 1998 la relación machos:hembras fue de 7:1. Entre los años
1999 y 2003, dicha proporción fue cercana a 1:1. Para el 2004, en cambio, la

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


46
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

relación machos:hembras fue de 0,5:1. La relación entre ambos sexos no fue


significativamente diferente de la proporción esperada 1:1 ( χ2= 5,21; p= 0,05).
La proporción de individuos juveniles (sexo indeterminado) fue elevada en
los años 2001 y 2002 (Figura 26).

100%
80%
60%
40%
20%
0%
1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Hembras Machos Juveniles

Figura 26: Frecuencias relativas de hembras, machos y juveniles del sábalo,


para cada año de muestreo.

Factores de Condición
El factor de condición de Fulton (K) varió entre 2,5 ± 0,4 (1998, 2001 y
2003) y 3 ± 0,5 (2002) (Tabla 17). El valor de K promedio para todo el periodo de
muestreo fue de 2,7 ± 0,2.
El índice cefálico (IC) estuvo comprendido entre 19,8 ± 3,44 (2000) y 23 ±
1,92 (1999). El IC promedio para todo el periodo de estudio fue de 21,3 ± 1,2.
En la Figura 27 se observa la variación temporal de ambos índices. El factor
K se mostró poco variable entre 1997 y el 2001. En el año 2002 se registró un pico
máximo, que en el 2003 vuelve a valores similares a los observados hasta el 2001.
En el último año de estudio, el valor de K, presentó nuevamente una tendencia
ascendente. El índice cefálico presentó mayor variabilidad, con una disminución
brusca en el 2000, para luego aumentar levemente en los años siguientes. Para el
año 2004, el IC registrado fue similar a los valores obtenidos para los primeros años
de estudio.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


47
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 17: Factor de condición de Fulton promedio (K) e índice cefálico


promedio (IC) del sábalo, para cada año considerado.

K IC
Años n
Media DS Media DS
1997 2,6 0,2 22 2,4 107
1998 2,5 0,2 22 2,036 9
1999 2,6 0,4 23 1,92 96
2000 2,7 0,38 19,8 3,44 7
2001 2,5 0,4 19,8 1,8 38
2002 3,0 0,5 20,5 1,9 39
2003 2,5 0,4 21 1,2 31
2004 2,9 0,2 22,4 1,4 3

3,5 24

3 23

22
2,5

IC
K

21
2
20
1,5 19

1 18
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

K IC

Figura 27: Variación temporal de los valores promedios del factor de


condición de Fulton (K) e índice cefálico (IC) del sábalo.

3.3.2 Dorado (Salminus brasiliensis)

Abundancia y distribución
La captura numérica del dorado varió entre 3 ind/100 m2 de red/noche
(2002) y 68 ind/100 m2 de red/noche (1999). La CPUE-N’ media para todo el
periodo de muestreo fue de 23 ± 22 ind/100 m2 de red/noche. Los valores de la
abundancia relativa del sábalo (CPUE-N’) fueron significativamente diferentes entre
los distintos años de estudio (F= 4,31; p= 0,04).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


48
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

80 100

Nº de ind/ 100 m2 de red/ 24 hs.


70 90

Kg/ 100 m2 de red/ 24 hs.


80
60
70
50 60
40 50
30 40
30
20
20
10 10
0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

N' W'

Figura 28: Variación de la captura por unidad de esfuerzo del dorado, en


número de individuos/100 m2 de red/noche (N’) y en kg/100 m2 de
red/noche (W’).

La captura en biomasa (CPUE-W’) estuvo comprendida entre 4 kg/100 m2 de


red/noche (2002) y 87,3 kg/100 m2 de red/noche (1999). La CPUE-W’ promedio
para todo el periodo de muestreo fue de 26,5 ± 27,45 kg/100 m2 de red/noche. La
captura en biomasa no fue significativamente diferente entre los distintos años de
muestreo (F= 3,77; p= 0,05). Los valores de CPUE-W’ siguieron la misma
tendencia que la captura expresada en número de individuos (Figura 28).

45 60

40
50
35

30 40

25
N' 30
20
W'
15
20
10

5 10

0
0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Ambiente Litoral Ambiente Pelágico Ambiente Litoral Ambiente Pelágico

Figura 29: Captura por unidad de esfuerzo del dorado, discriminada por
ambientes, en número de individuos/100 m2 de red/noche (a la izquierda) y
en kg/100 m2 de red/noche (a la derecha).

El dorado estuvo ausente en las capturas en la zona Litoral en los años 2000
y 2002. A partir del año 2000 se registró una disminución importante de las
capturas, tanto en número de individuos como en biomasa, para ambos ambientes.
En el 2004 la tendencia fue ascendente (Figura 29). No se detectaron diferencias
significativas en el número de individuos capturados por unidad de esfuerzo entre
ambos ambientes de estudio (F= 0,001; p= 0,98). La CPUE-W’ tampoco fue
significativamente diferente entre los dos ambientes analizados (F= 0,28; p= 0,61).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


49
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Estructura de tallas
Las tallas de captura del dorado estuvieron comprendidas entre 19,5 y 84
cm. Las tallas medias de captura variaron entre 37 ± 12,4 cm (1997) y 60,8 ± 10,4
cm (Figura 30), siendo significativamente diferentes entre los distintos años de
muestreo (F= 333,15; p= 3,7E-11). El valor promedio de longitud estándar para
todo el periodo de muestreo fue de 49,2 ± 7,5 cm.
La distribución de frecuencias por intervalos de talla no fue homogénea para
los distintos años de estudio, ( χ2= 339; p< 0,01).

90
80
70
60
Lst ( cm )

50
40
30
20
10
0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Figura 30: Variación temporal de las tallas medias de captura del dorado
(línea azul = línea de tendencia para las tallas medias de captura; líneas
verticales = rango de variación entre la tallas máximas y mínimas; barras =
intervalo de confianza del 95 % para las tallas medias.

En la frecuencia de tallas obtenida para el año 1997 se observaron tres


modas bien definidas. La primera de ellas en el intervalo de 30-31,9 cm de Lst; a
ésta le siguió un pico modal en los 38-39,9 cm y otro en los 56-57,9 cm de Lst.
En 1998, se identificó una moda en el intervalo de Lst de 46-47,9 cm. Para
1999, las modas fueron tres: 26-27,9; 32-33,9 y 52-53,9 cm.
La frecuencia de tallas del año 2000 presentó un pico modal en los 46-47,9
cm y otro en tallas superiores a los 50 cm de Lst (Tabla 18). En el 2001, la situación
fue similar, aunque en este caso, la moda de tallas más pequeñas estuvo
comprendida entre los 32-33,9. En el 2002, se registró un pico modal en los 48-
49,9 cm, mientras que en el año 2003, la moda se encontró en los 42-43,9 cm de
Lst.
Para el 2004, la moda de tallas más pequeñas estuvo comprendida entre los
18-19,9 cm. Ésta fue la menor registrada en todo el periodo de estudio. Para el
mismo año le siguió un máximo relativo en los 44-45,9 cm y otro en los 52-53,9 cm
de Lst.
Es importante resaltar que las tallas superiores a los 60 cm de Lst fueron
frecuentes en la mayoría de los años de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


50
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 18: Estructura de tallas del dorado. Modas observadas (en intervalos
de Lst en cm), Lst media (cm), desviación estándar (SD) e intervalos de
confianza del 95 % para Lst media (cm).

Año Moda observada Lst media SD Intervalo de conf. (α= 0,05)


1997 [ 30 - 31,9 ) 30,9 2,4 [ 28,7 ; 33 ]
[ 38 - 39,9 ) 39,2 0,2 [ 39 ; 39,4 ]
[ 56 - 57,9 ) 57,1 0,1 [ 57 ; 57,2 ]
1998 [ 46 - 47,9 ) 46,1 2,2 [ 44,2 ; 48 ]
1999 [ 26 - 27,9 ) 27 0,1 [ 26,9 ; 27 ]
[ 32 - 33,9 ) 33,1 2,5 [ 30,7 ; 35,6 ]
[ 52 - 53,9 ) 52,2 2,2 [ 50,3 ; 54,1 ]
2000 [ 46 - 47,9 ) 46,6 0,4 [ 46,2 ; 47,1 ]
[ 52 - 53,9 ) 52,1 1,1 [ 51 ; 53,2 ]
2001 [ 32 - 33,9 ) 32,1 2,3 [ 30,1 ; 34,1 ]
[ 54 - 55,9 ) 55,3 0,9 [ 54,5 ; 56,1 ]
2002 [ 48 - 49,9 ) 49,1 0,11 [ 49 ; 49,2 ]
2003 [ 42 - 43,9 ) 42,8 0,25 [ 42,5 ; 43,1 ]
2004 [ 18 - 19,9 ) 19,9 1 [ 18,9 ; 20,9 ]
[ 44 - 45,9 ) 44,1 2,6 [ 41,6 ; 46,7 ]
[ 52 - 53,9 ) 53,1 2,1 [ 51,1 ; 55,1 ]

La talla máxima de captura fue de 84 cm para las hembras y 64 cm para


machos.
La talla media de primera madurez gonadal (L50), y la talla final de madurez
(L100), estimadas de acuerdo a la ecuación propuesta por Vazzoler et al (1991)
fueron de L50 = 33,8 cm y L100 = 44,4 cm para las hembras; y L50 = 25,7 cm y L100
= 34 cm para los machos.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


51
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

35
1997

Frec. Relativa (%)


30 (n= 41)

25

20

15

10

50
45 1998

Frec. Relativa (%)


40 (n= 24)
35
30
25
20
15
10
5
0

20
1999
18
(n= 68)
Frec. Relativa (%)

16
14
12
10
8
6
4
2
0

40
2000
Frec. Relativa (%)

35 (n= 6)
30
25
20
15
10
5
0

35 2001
30 (n= 11)
Frec. Relativa (%)

25

20

15

10

120
2002
Frec. Relativa (%)

(n= 3)
100

80

60

40

20

80
2003
70 (n= 6)
60
Frec. Relativa (%)

50

40

30

20
10

35 2004
(n= 23)
30
Frec. Relativa (%)

25

20

15

10

0
< 10
10-11,9
12-13,9
14-15,9
16-17,9
18-19,9
20-21,9
22-23,9
24-24,9
26-27,9
28-29,9
30-31,9
32-33,9
34-35,9
36-37,9
38-39,9
40-41,9
42-43,9
44-45,9
46-47,9
48-49,9
50-51,9
52-53,9
54-55,9
56-57,9
58-59,9
>60

Intervalos de Talla (Lst en cm)

Figura 31: Frecuencia relativas por intervalos de longitud estándar (cm) del
dorado, para cada año de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


52
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Relación Talla - Peso


La relación talla-peso estimada para el dorado, para todo el periodo de
estudio, se expresó como: Y = 0,0139 * X3,0818 (r2= 0,921); donde Y = peso (g); X =
Longitud estándar (cm).

En la Tabla 19 se presentan los parámetros de la relación longitud estándar –


peso estimados para cada año. El coeficiente b varió entre 2,91 (2001) y 3,31
(2000), fue cercano a 3 para la mayoría de los años de muestreo. El factor de
crecimiento estimado para todo el periodo de estudio fue igual a 3,08, lo que indica
que el dorado presentó un crecimiento aproximadamente isométrico.

Tabla 19: Parámetros estimados de la relación longitud estándar (Lst en cm)


– peso (W en g) del dorado, y coeficientes de correlación (r2).

Relación Long-Peso
2
Años a b r n
1997 0,0173 2,9968 0,993 23
1998 0,0139 3,0494 0,953 14
1999 0,0227 2,9716 0,788 44
2000 0,0058 3,3080 0,972 4
2001 0,0258 2,9109 0,982 7
2002 sin datos 2
2003 0,0093 3,1521 0,925 5
2004 0,0107 3,1576 0,986 17
Total 0,0139 3,0818 0,921 116

14000

12000 3,0818
y = 0,0139x
10000 2
R = 0,9205
W (g)

8000

6000

4000

2000

0
0 20 40 60 80 100

Lst ( cm )

Figura 32: Relación longitud estándar (Lst en cm) – peso (W en g) del


dorado, y ecuación potencial estimada para todo el periodo de muestreo.

Proporción de sexos
La relación machos: hembras del dorado fue significativamente diferente de
la proporción esperada 1:1 ( χ2= 19,8; p= 0,05). La relación machos: hembras, en
los dos primeros años de estudio, fue de 1:1. En los años siguientes, la proporción
de machos superó a la de hembras (5:1 en 1999; 3:1 en 2000 y 2:1 en 2001),
mientras que en el 2002 y 2003 se observó la situación inversa (0:1 en el 2002 y
0,7:1 en el 2003). Para el año 2004, dicha relación fue similar a la observada en el

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


53
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

año 2001 (2:1). La proporción de individuos juveniles (sexo indeterminado) fue


elevada en los años 1997 y 2001 (Figura 33).

100%

80%

60%

40%

20%

0%
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Hembras Machos Juveniles

Figura 33: Frecuencias relativas de hembras, machos y juveniles del dorado,


para cada año de muestreo.

Factores de Condición
El factor de condición de Fulton mínimo se registró en los años 1997 y 1998
(k= 1,7 ± 0,12), mientras que el valor máximo fue observado en 1999 (K= 2,4 ±
2,51). El factor k promedio para todo el periodo de estudio fue de 1,9 ± 0,2.
El índice cefálico estuvo comprendido entre 22,3 ± 1,44 (2001) y 27,6 ± 1,48
(2004). El valor promedio de IC para todo el periodo de muestreo fue de 25,3 ± 1,8.

Tabla 20: Factor de condición de Fulton promedio (K) e índice cefálico


promedio (IC) del dorado, para cada año considerado.

K IC
n
Años Media DS Media DS
1997 1,7 0,12 25,1 1,16 23
1998 1,7 0,14 27,5 1,28 14
1999 2,4 2,51 26,2 1,60 44
2000 2,0 0,17 24,7 1,37 4
2001 1,9 0,24 22,3 1,44 7
2002 2,1 0,35 24,0 0,38 2
2003 1,8 0,29 25,0 0,80 5
2004 2,0 0,33 27,6 1,48 17

El factor de condición de Fulton no presentó variaciones en los dos primeros


años de estudio. En el año 1999, en cambio, se registró un pico máximo, seguido
luego por una disminución hacia el 2001. En los años siguientes la tendencia fue
variable. Se observó un aumento del K en el 2002, con una disminución en el 2003
y aumentó nuevamente hacia el 2004 (Figura 34).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


54
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

El índice cefálico presentó variaciones importantes a lo largo de todo el


periodo de estudio. Se registró un pico máximo en 1998, seguido de una tendencia
decreciente hasta el 2001. A partir de allí, presentó un aumento leve hacia el 2002,
y luego otro aumento significativo hacia el 2004.

3,5 28,0

3 26,0

2,5 24,0

IC
K

2 22,0

1,5 20,0

1 18,0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

K IC

Figura 34: Variación temporal de los valores promedios del factor de


condición de Fulton (K) e índice cefálico (IC) del dorado.

3.3.3 Boga (Leporinus obtusidens)

Abundancia y distribución
Entre los años 1997 y 2003, la boga presentó una captura numérica máxima
de 33 ind/100 m2 de red/noche (1997), y un mínimo de 3 ind/100 m2 de red/noche
(2003). El valor promedio, para todo el periodo de muestreo fue de 12 ± 11 ind/100
m2 de red/noche. Los valores de la abundancia relativa de la boga (CPUE-N’) no
fueron significativamente diferentes entre los distintos años de estudio (F= 2,19;
p= 0,16). La captura numérica de la boga siguió una tendencia general decreciente
a lo largo de los años (Figura 35).
En términos de biomasa, la captura por unidad de esfuerzo máxima fue de
8,94 kg/100 m2 de red/noche (2000), y la mínima fue de 0,1 kg/100 m2 de
red/noche (2003). Los valores de CPUE-W’ siguieron aproximadamente similar
variabilidad a la observada para la captura numérica (Figura 35). La CPUE-W’
promedio para todo el periodo de muestreo fue de 3,5 ± 2,8 kg/100 m2 de
red/noche. La captura en biomasa no fue significativamente diferente entre los
distintos años de muestreo (F= 0,89; p= 0,55).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


55
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

35 10000
9000

Nº de ind/ 100 m2 de red/ 24 hs


30
8000

Kg/ 100 m2 de red/ 24 hs


25 7000

20 6000
5000
15 4000
10 3000
2000
5
1000
0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

N' W'

Figura 35 : Variación de la captura por unidad de esfuerzo de la boga, en


número de individuos/100 m2 de red/noche (N’) y en kg/100 m2 de
red/noche (W’).

El análisis de la distribución de los individuos mostró que los valores de


CPUE-N’ fueron significativamente diferentes entre los distintos ambientes de
estudio (F= 5,69; p= 0,048). La captura numérica fue mayor en la zona Litoral en la
mayoría de los muestreos. La captura en biomasa, en cambio, no presentó
diferencias significativas entre ambos ambientes estudiados (F= 0,012; p= 0,91).
La Figura 36 muestra la variación temporal de la abundancia relativa de la boga,
discriminada por ambientes.

35 8000

30 7000

6000
25

5000
20
N' 4000
15 W'
3000
10
2000
5
1000

0
0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Ambiente Litoral Ambiente Pelágico Ambiente Litoral Ambiente Pelágico

Figura 36: Captura por unidad de esfuerzo de la boga, discriminada por


ambientes, en número de individuos/100 m2 de red/noche (a la izquierda) y
en kg/100 m2 de red/noche (a la derecha).

Estructura de tallas
Las tallas de captura de la boga, en todo el periodo de muestreo, estuvieron
comprendidas entre 7 y 47 cm (Lst).
Las tallas medias de captura fueron significativamente diferentes entre los
distintos años de estudio (F= 92,68; p= 5,4E-07). El valor mínimo de longitud

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


56
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

estándar promedio se observó en el año 2003 (12,3 ± 4,2 cm), mientras que el
valor máximo de Lst media fue registrado en el 2001 (30,3 ± 6,4 cm) (Figura 37). El
promedio de Lst para todo el periodo de muestreo fue de 21 ± 5,5 cm.
La Figura 37 muestra la variación temporal de las tallas medias de captura
de la boga. En los primeros años de estudio se observaron aumentos en la Lst
media. Este valor disminuyó en el 2000 y aumentó nuevamente en el 2001. A partir
de este año, las tallas medias de captura presentaron una reducción importante
hacia el 2003, con el valor mínimo observado de Lst promedio.

50
45
40
35
Lst ( cm )

30
25
20
15
10
5
0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Figura 37: Variación temporal de las tallas medias de captura de la boga


(línea rosada = línea de tendencia para las tallas medias de captura; líneas
verticales = rango de variación entre la tallas máximas y mínimas; barras =
intervalo de confianza del 95 % para las tallas medias.

La distribución de frecuencias por intervalos de talla no fue homogénea para


los distintos años de estudio, ( Χ2= 313; p< 0,01). En la Figura 38 se observan las
frecuencias relativas por intervalos de tallas registradas para cada año de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


57
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

70
1997

Frec. Relativa ( % )
60
( n = 30)
50
40

30
20
10
0

35
1998
Frec. Relativa ( % )
30
( n = 14)
25
20
15
10
5
0

40
35
1999
Frec. Relativa ( % )

( n = 8)
30
25
20
15
10
5
0

20
2000
Frec. Relativa ( % )

( n = 26)
15

10

50
Frec. Relativa ( % )

2001
40 ( n = 5)
30

20

10

25
2002
Frec. Relativa ( % )

20 ( n = 13)
15

10

70
60
2003
Frec. Relativa ( % )

50
( n = 3)
40
30
20
10
0
< 10

10-11,9

12-13,9

14-15,9

16-17,9

18-19,9

20-21,9

22-23,9

24-24,9

26-27,9

28-29,9

30-31,9

32-33,9

34-35,9

36-37,9

38-39,9

40-41,9

42-43,9

44-45,9

46-47,9

48-49,9

> 50

Intervalos de Tallas ( Lst en cm )

Figura 38: Frecuencia relativas por intervalos de longitud estándar (cm), de


la boga, para cada año de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


58
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Tabla 21: Estructura de tallas de la boga. Modas observadas (en intervalos


de Lst en cm), Lst media (cm), desviación estándar (SD) e intervalos de
confianza del 95 % para Lst media (cm).

Año Moda observada Lst media SD Intervalo de conf. (α= 0,05)


1997 [16 - 17,9 ) 16 1,4 [ 14,8 ; 17,2 ]
1998 [ 20 - 21,9 ) 21,3 1,9 [ 19,6 ; 22,9 ]
[ 34 - 35,9 ) 35 0,5 [ 34,4 ; 35,6 ]
1999 [ 14 - 15,9 ) 15,8 1,9 [ 14,2 ; 17,5 ]
[ 36 - 37,9 ) 37 0,8 [ 36,1 ; 37,9]
2000 [14 - 15,9 ) 14,9 2,3 [ 12,7 ; 17,2]
[22 - 23,9 ) 22,3 2,2 [ 20,3 ; 24,2 ]
[ 40 - 41,9 ) 41,6 2,7 [ 38,9 ; 44,2 ]
2001 [ 24 - 25,9 ) 24,1 1 [ 23,1 ; 25,1 ]
[ 28 - 29,9 ) 28,9 0,1 [ 28,9 ; 29 ]
[ 36 - 37,9 ) 37 1 [ 35,8 ; 38,1 ]
2002 [ 12 - 13,9 ) 13,2 0,3 [ 13 ; 13,5 ]
[ 16 - 17,9 ) 16,4 0,6 [ 15,7 ; 17,1 ]
[ 24 - 25,9 ) 24,1 2,3 [ 22,1 ; 26,1 ]
[ 38 - 39,9 ) 38,9 2,1 [ 36,5 ; 41,4 )
2003 [14 - 15,9 ) 15 0,1 [ 14,8 ; 15,1 ]

La frecuencia de tallas del año 1997 presentó una moda claramente


identificable en el intervalo de 16-17,9 cm de Lst. Las tallas mayores no estuvieron
representadas, excepto por unos pocos individuos de longitudes estándares
cercanas a los 34 cm. En 1998, se observaron dos picos modales; el primero entre
los 20-21,9 cm, mientras que el segundo se registró entre los 34-35,9 cm de Lst.
En el año 1999, se identificó una moda en los 14-15,9 cm, seguida de otro
grupo ubicado en la talla de 20-21,9 cm.
En el año 2000, se observó una proporción elevada de individuos de tallas
menores a los 10 cm de Lst. Los picos modales registrados se encontraron en los
intervalos de 14-15,9 cm, 22-23,9 cm y 40-41,9 cm. Para el año 2001, los
individuos capturados se concentraron alrededor de los 24–25,9; 28-29,9 y 36–3,9
cm de Lst.
La distribución de tallas para el año 2002 presentó un pico modal en las
tallas inferiores a los 10 cm de Lst, además de otro grupo identificado en el intervalo
de 12-13,9 cm. Le siguieon a éstas tres picos modales: en los 16-17,9 cm, 24-25,9
cm y 38-39,9 cm de Lst.
En el 2003, la frecuencia de tallas se presentó desplazada hacia la izquierda,
con una alta proporción de individuos de tallas pequeñas (menores a los 10 cm de
Lst), seguida de una moda en el intervalo de tallas de 14-15,9 cm.
La talla máxima de captura fue de 47 cm para las hembras y 37 cm para
machos.
La talla media de primera madurez gonadal (L50), y la talla final de madurez
(L100), estimadas de acuerdo a la ecuación propuesta por Vazzoler et al (1991)
fueron de L50 = 18,8 cm y L100 = 25,2 cm para las hembras; y L50 = 14,8 cm y L100
= 20,1 cm para los machos.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


59
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Relación Longitud- Peso


La ecuación potencial de la relación talla-peso estimada para la boga, para
todo el periodo de estudio, se expresó como: Y= 0,0391 * X 2,8211 (r2= 0,986);
donde Y = peso (g); X = Longitud estándar (cm).

Los parámetros de la relación longitud estándar – peso estimados para cada


año, se presentan en la Tabla 22. El coeficiente b se mostró muy variable, siendo el
valor mínimo de 1,78 (2003) y el máximo de 3,33 (2001). Para la mayoría de los
años de estudio, el coeficiente b fue menor a 3, lo que indica que esta especie
presentó un crecimiento alométrico negativo.

Tabla 22: Parámetros estimados de la relación longitud estándar (Lst en cm)


– peso (W en g) de la boga, y coeficientes de correlación (r2).

Relación Long-Peso
2
Años a b r n
1997 0,0325 2,8938 0,987 30
1998 0,0143 3,1414 0,921 14
1999 0,0224 2,9986 0,999 8
2000 0,0436 2,7926 0,994 26
2001 0,0066 3,3320 0,967 5
2002 0,0473 2,7561 0,983 13
2003 0,4132 1,7809 0,990 3
2004 sin datos 0
Total 0,0391 2,8211 0,986 99

3000

2500 y = 0,0391x2,8211
2000 R2 = 0,9855
W (g)

1500

1000

500

0
0 10 20 30 40 50

Lst ( cm )

Figura 39: Relación longitud estándar (Lst en cm) – peso (W en g) de la


boga, y ecuación potencial estimada para todo el periodo de muestreo.

Proporción de sexos
La relación machos:hembras presentó escasa variación a lo largo del periodo
de estudio. Fue cercana a 1:1 en la mayoría de los muestreos realizados. La
proporción de machos fue mayor a la de hembras solo en el año 1999.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


60
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

La relación entre ambos sexos no fue significativamente diferente de la


proporción esperada 1:1 ( χ2= 8,2; p= 0,05).
La proporción de individuos juveniles (sexo indeterminado) fue elevada en
todo el periodo de estudio. Para el año 2003, la totalidad de los individuos
capturados fueron juveniles (Figura 40).

100%

80%

60%

40%

20%

0%
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Hembras Machos Juveniles

Figura 40: Frecuencias relativas de hembras, machos y juveniles de la boga,


para cada año de muestreo.

Factores de condición
El factor de condición de Fulton varió entre 1,6 ± 0,1 (2003) y 2,4 ± 0,18
(1997) (Tabla 23). El factor k promedio para todo el periodo de estudio fue de 2,2 ±
0,3.
El índice cefálico estuvo comprendido entre 17,5 ± 4,26 (2001) y 23,8 ± 5,97
(2003) (Tabla 23). El valor promedio de IC para todo el periodo de muestreo fue de
20,6 ± 2,2.

Tabla 23: Factor de condición de Fulton promedio (K) e índice cefálico


promedio (IC) de la boga, para cada año considerado.

K IC
Años n
Media DS Media DS
1997 2,4 0,18 19,1 1,37 30
1998 2,2 0,3 20 2,04 14
1999 2,2 0,1 22,9 2,24 8
2000 2,3 0,26 20,4 3,53 26
2001 2,1 0,3 17,5 4,26 5
2002 2,3 0,5 20,5 3,069 13
2003 1,6 0,1 23,8 5,97 3
2004 sin datos sin datos 0

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


61
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Los valores de K mostraron escasa variación entre los años 1998 y 2002. En
el 2003, en cambio, se observó una disminución importante de este factor (Figura
41).
El índice cefálico presentó mayor variabilidad en todo el periodo de estudio.
Éste aumentó hacia el año 1999, tuvo una disminución significativa hacia el 2001, y
creció nuevamente en los años 2002 y 2003 (Figura 41).

3,5 25
24
3
23
2,5 22
2 21
20
K

IC
1,5 19
1 18
17
0,5
16
0 15
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

K IC

Figura 41: Variación temporal de los valores promedios del factor de


condición de Fulton (K) e índice cefálico (IC) de la boga.

3.3.4 Tararira ( Hoplias malabaricus)

Abundancia y distribución
La captura numérica máxima registrada para la tararira fue de 49 ind/100
m2 de red/noche (2003), mientras que el valor mínimo fue observado en el año
2000 (1 ind/100 m2 de red/noche). La CPUE-N’ media para todo el periodo de
muestreo fue de 10 ± 16,4 ind/100 m2 de red/noche. Los valores de la CPUE-N’ no
fueron significativamente diferentes entre los distintos años de estudio (F= 3,21;
p= 0,07).
La captura en biomasa varió entre 66,91 kg/100 m2 de red/noche (2003) y
0,65 kg/100 m2 de red/noche (2001). La CPUE-W’ promedio fue de 12,42 ± 22,2
kg/100 m2 de red/noche. La captura en biomasa no fue significativamente diferente
entre los distintos años de muestreo (F= 1,42; p= 0,33).
Tanto la captura en número como en biomasa mostraron un patrón similar
de variabilidad (Figura 42).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


62
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

60 70

60

Nº de ind/ 100 m2 de red/ 24 hs


50

Kg./ 100 m2 de red/ 24 hs


50
40
40
30
30
20
20
10 10

0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

N' W'

Figura 42: Variación de la captura por unidad de esfuerzo de la tararira, en


número de individuos/100 m2 de red/noche (N’) y en kg/100 m2 de
red/noche (W’).

La zona Litoral mostró una mayor abundancia relativa de esta especie, tanto
en número como en biomasa. Esta diferencia fue más notable en los años 1999 y
2003 (Figura 43). No se detectaron diferencias significativas en el número de
individuos capturados por unidad de esfuerzo entre ambos ambientes de estudio
(F= 5,65; p= 0,05). La CPUE-W’ tampoco fue significativamente diferente entre los
dos ambientes analizados (F= 2,29; p= 0,17).

45
70

40
60
35

50
30

25 40
N' W'
20
30

15
20
10

5 10

0 0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Ambiente Litoral Ambiente Pelágico Ambiente Litoral Ambiente Pelágico

Figura 43: Captura por unidad de esfuerzo de la tararira, discriminada por


ambientes, en número de individuos/100 m2 de red/noche (a la izquierda) y
en kg/100 m2 de red/noche (a la derecha).

Estructura de tallas
Las tallas de captura de la tararira, variaron entre 13 y 48,5 cm (Lst).
Las tallas medias de captura fueron significativamente diferentes entre los
distintos años de estudio (F= 181,89; p= 1,3E-08). En la Figura 44 se presenta la
variación temporal de las tallas medias de captura de la tararira. En los primeros
años de estudio, los valores de Lst media disminuyeron, mientras que en el año

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


63
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

2000, se observó un aumento significativo, llegando a registrase las tallas máximas


de todo el periodo de muestreo. En el 2001, en cambio, la Lst media cayó
abruptamente. Para el año 2003, la Lst media mostró una tendencia ascendente.
La longitud estándar promedio de la tararira varió entre 24,4 ± 1,0 cm
(2001) y 43,6 ± 4,5 cm. El valor medio de Lst para todo el periodo de muestreo fue
de 37,2 ± 7,7 cm.

60

50

40
Lst ( cm )

30

20

10

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Figura 44: Variación temporal de las tallas medias de captura de la tararira


(línea verde= línea de tendencia para las tallas medias de captura; líneas
verticales = rango de variación entre la tallas máximas y mínimas; barras =
intervalo de confianza del 95 % para las tallas medias.

La distribución de frecuencias por intervalos de talla no fue homogénea para


los distintos años de estudio, ( Х2= 181; p< 0,01). En la Tabla 24 se observan las
frecuencias relativas por intervalos de tallas registradas para cada año de muestreo.

Tabla 24: Estructura de tallas de la tararira. Modas observadas (en intervalos


de Lst en cm), Lst media (cm), desviación estándar (SD) e intervalos de
confianza del 95 % para Lst media (cm). (*= el 100 % de los individuos
capturados estuvieron concentrados en un único intervalo).

Año Moda observada Lst media SD Intervalo de conf. (α= 0,05)


1997 [ 36 - 37,9 ) 37,1 0,1 [ 37 ; 37,1 ]
[ 44 - 45,9 ) 45,5 1,7 [ 44,1 46,8; 37,1 ]
1998 [ 36 - 37,9 ) 36,6 2,2 [ 34,8 ; 38,4 ]
1999 [ 14 - 15,9 ) 15,3 2 [ 13,7 ; 17 ]
[ 24 - 25,9 ) 24,5 2,6 [ 22,4 ; 26,6 ]
[ 42 - 43,9 ) 43,4 0,8 [ 42,5 ; 44,3 ]
[ 46 - 47,9 ) 47,4 1,5 [ 45,7 ; 49,1 ]
2000 [ 44 - 45,9 ) * 45
2001 [ 24 - 25,9 ) 24,1 1 [ 23,3 ; 24,9 ]
2003 [ 34 - 35,9 ) 35,7 1,8 [ 33,9 ; 37,4 ]
[ 42 - 43,9 ) 43,6 2 [ 41,6 ; 45,6 ]

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


64
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Las frecuencias de tallas se presentaron, en la mayoría de los muestreos,


desplazadas hacia la derecha, es decir que en las capturas prevalecieron individuos
de longitudes estándares superiores a los 30 cm de Lst.
En 1997, se identificaron dos modas: la primera de ellas en el intervalo de
36-37,9 cm de Lst, mientas que la segunda se encontró en los 44-45,9 cm. En 1998,
se registró nuevamente el intervalo de 36-37,9 cm de Lst como pico modal.
Para 1999, se registró un grupo de individuos en los 14-15,9 cm, que fue la
moda de tallas más pequeñas registrada en todo el periodo de estudio. Además de
ésta, se observaron tres modas: 24-25,9 cm; 42-43,9 cm y 46-47,9 cm de Lst. En
el año 2000, la distribución de tallas estuvo representada por solo 2 individuos,
ambos pertenecientes al intervalo de los 44-45,9 cm de Lst.
La frecuencia de tallas del año 2001 presentó un pico modal en los 24-25,9
cm de Lst. Para el año 2002 no se registraron capturas de esta especie.
En el 2003, aparecieron individuos de 20-21,9 cm de Lst, que no llegaron a
conformar un pico modal por su escasa participación. Los picos modales
encontrados para este año fueron similares a los observados en los primeros años
de muestreo: 34-35,9 cm y 42-44,9 cm de Lst.
La talla máxima de captura fue de 48,5 cm (Lst) para las hembras y 46 cm
(Lst) para los machos.
La talla media de primera madurez gonadal (L50), y la talla final de madurez
(L100), estimadas de acuerdo a la ecuación propuesta por Vazzoler et al (1991)
fueron de L50 = 19,4 cm y L100 = 26 cm para las hembras; y L50 = 18,4 cm y L100 =
24,7 cm para los machos.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


65
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

45
40 1997
35 ( n = 9)

Frec. Realtiva ( % )
30
25
20
15
10
5
0

50
1998
Frec. Relativa ( % )

40 ( n = 7)
30

20

10

30
1999
25 ( n = 31)
Frec. Relativa ( % )

20

15

10

120
2000
100
Frec. Relativa ( % )

( n = 2)
80

60

40

20

60
2001
50
Frec. Relativa ( % )

( n = 4)
40

30

20

10

35
30 2003
Frec. Relativa ( % )

( n = 85)
25
20
15
10
5
0
< 10

10-11,9
12-13,9

14-15,9

16-17,9
18-19,9

20-21,9
22-23,9

24-24,9

26-27,9
28-29,9

30-31,9
32-33,9

34-35,9

36-37,9
38-39,9

40-41,9
42-43,9

44-45,9

46-47,9
48-49,9

> 50

Intervalos de Lst ( cm )

Figura 45: Frecuencia relativas por intervalos de longitud estándar (cm), de


la tararira, para cada año de muestreo.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


66
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Relación Longitud- Peso


La relación talla-peso estimada para la tararira, para todo el periodo de
estudio, se expresó como: Y = 0,0192 * X3,0228 (r2= 0,9853); donde Y = peso (g); X =
Longitud estándar (cm).

En la Tabla 25 se presentan los parámetros de la relación longitud estándar –


peso estimados para cada año. En los años 2000 y 2001 no se obtuvo la curva
exponencial de la relación peso-talla debido al escaso número de individuos
capturados de esta especie.
El coeficiente b varió entre 2,81 (1997) y 3,54 (1998). Fue cercano a 3
para la mayoría de los años considerados, lo que indica que esta especie presentó
crecimiento aproximadamente isométrico.

Tabla 25: Parámetros estimados de la relación longitud estándar (Lst en cm)


– peso (W en g) de la tararira, y coeficientes de correlación (r2).

Relación Long-Peso
Años a b r2 n
1997 0,0452 2,8104 0,986 5
1998 0,0031 3,5371 0,869 4
1999 0,0082 3,2612 0,990 17
2000 1
2001 2
2002 0
2003 0,0287 2,9010 0,987 64
2004 0
Total 0,0192 3,0228 0,985 93

3000
3,0228
2500 y = 0,0192x
2
2000
R = 0,9853
W (g)

1500

1000

500

0
0 10 20 30 40 50 60

Lst ( cm )

Figura 46: Relación longitud estándar (Lst en cm) – peso (W en g) de la


tararira, y ecuación potencial estimada para todo el periodo de muestreo.

Proporción de sexos
La Figura 47 muestra la proporción de machos, hembras y juveniles (sexo
indeterminado) registrada para los distintos años de muestreo. Los individuos

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


67
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

capturados en el año 1997 no fueron sexados. En el 2002 y 2004 no se registraron


capturas de esta especie.
En todo el periodo de estudio, la proporción de individuos juveniles fue
escasa.
La relación machos:hembras fue cercana a uno en la mayoría de los
muestreos obtenidos, excepto en el año 2001, donde la captura estuvo
representada por un solo individuo. La relación entre ambos sexos no fue
significativamente diferente de la proporción esperada 1:1 ( χ2= 2,67; p= 0,05).

100%
90%
80%
70%
60%
50%
40%
30%
20%
10%
0%
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Hembras Machos Juveniles

Figura 47: Proporción de hembras, machos y juveniles de la tararira, para


cada año de muestreo (1997: los individuos no fueron sexados; 2002 y
2004: sin capturas).

Factores de condición
El factor de condición de Fulton (K) mínimo presentó poca variación en los
distintos años de estudio, siendo igual a 2,1 en el 2000, 2001 y 2003, mientras que
el valor máximo fue de 3,1 ± 4,4 (1999) (Tabla 26). El valor medio de k para todo
el periodo de estudio fue de 2,3 ± 0,4. La Figura 48 muestra los promedios anuales
del factor de condición de la tararira.

Tabla 26: Factor de condición de Fulton promedio (K) e índice cefálico


promedio (IC) de la tararira, para cada año considerado. (* = valor único).

K IC
Años n
Media DS Media DS
1997 2,2 0,09 29 4,1 5
1998 2,2 0,3 28 1,2 4
1999 3,1 4,4 27,3 7,2 17
2000 2,1* 26,7* 1
2001 2,1 0,3 25,6 0,4 2
2002 sin datos 0
2003 2,1 0,2 27 0,25 64
2004 sin datos 0

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


68
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

El índice cefálico estuvo comprendido entre 25,6 ± 0,4 (1997) y 29 ± 4,1


(2001) (Tabla 26). El valor promedio de IC para todo el periodo de muestreo fue de
27,3 ± 1,2. Este índice mostró una tendencia descendente desde el año 1997 al
2001. Para el año 2003, el valor de IC medio obtenido fue mayor al registrado en el
2000 y 2001 (Figura 48).

3,5 30

28
3

26
2,5

IC
24
K

2
22

1,5
20

1 18
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

K IC

Figura 48: Variación temporal de los valores promedios del factor de


condición de Fulton (K) e índice cefálico (IC) de la tararira.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


69
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

4. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS


La creación de un embalse está caracterizada por las variaciones cualitativas
y cuantitativas en la comunidad de peces (Delfino y Baigún, 1985). La composición
de especies del embalse dependerá, en primer lugar de la comunidad original
presente en el río, la cual debido a las nuevas condiciones es susceptible de ser
modificada. Para la zona de El Tunal, no se tienen datos de la riqueza de especies
anteriores al embalsado, ni tampoco de los primeros años desde la formación de
éste, que permitan inferir los cambios producidos respecto de la comunidad lótica
original.
Las alteraciones hidrológicas que producen las represas tienen considerables
efectos sobre la ictiofauna. Las presas modifican la intensidad, duración, y época de
las sequías, reducen los nutrientes disponibles y las áreas estacionalmente
inundables, además de interceptar la ruta migratoria de diversas especies, con
impactos sobre la capacidad biogénica del sistema y la disponibilidad de abrigo para
formas jóvenes de peces (Agostinho et al, 1992).
Agostinho et al (1999) define dos periodos ecológicamente diferentes en la
formación de un embalse: la etapa de llenado, y la etapa de estabilización del
embalse. Esta última comenzaría inmediatamente después del llenado y tendría una
duración de aproximadamente 15 años, que es la duración de los estudios
realizados por este autor para el embalse Itaipú (Brasil).
En el embalse El Tunal, el monitoreo de la ictiofauna (Mosa & Regidor,
inéditos) se inició en el año 1997, que sería el sexto año desde el llenado del
embalse, y continúan hasta la actualidad. El periodo estudiado fue de 8 años. Se
considera que al año de inicio de los muestreos y hasta el muestreo más reciente,
este embalse se encontraba en la etapa de estabilización, definida en el sentido
propuesto por Agostinho et al (1999).
Entre las características más importantes ocurridas en la estabilización de un
embalse, Agostinho et al (1999) mencionan los intensos cambios producidos en la
comunidad de peces, entre ellos disminución de la riqueza y diversidad de especies,
de la abundancia relativa de las especies, además de la disminución de grandes
peces migradores, y una proliferación de especies sedentarias.
Los impactos de las represas sobre los grandes migradores actúan
principalmente sobre el evento reproductivo por la restricción o eliminación de los
accesos a los ríos. Agostinho et al (1992) explica que la magnitud del impacto sobre
el reclutamiento de una especie potamódroma está relacionada con la posición que
la barrera ocupa en relación a su hábitat principal, o de desenvolvimiento inicial y
de desove. El efecto combinado de series de represas en el tributario principal
puede provocar la virtual ausencia de grandes migradores.
Las alteraciones hidrodinámicas podrían causar restricciones en el esfuerzo
reproductivo de la fauna local por cambiar las condiciones de oxigeno disuelto,
temperatura, velocidad de la corriente, hasta niveles desfavorables. En las áreas
abiertas, con baja turbidez, puede aumentar la predación sobre huevos y larvas. Las
fluctuaciones rápidas de nivel causadas por la operación de la presa reduce el éxito
reproductivo, por su efecto sobre los huevos que son fijados o enredados en la costa
(Agostinho et al, 1999).
Entre las especies potamódromas registradas en el área de estudio se
destacan el dorado (S. brasiliensis), el sábalo (P. lineatus) y la boga (L. obtusidens).

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


70
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Aunque la biología de estas especies no es muy bien conocida, es sabido que éstas
utilizan a los afluentes del Embalse El Tunal (río Juramento y río Medina) para
migrar aguas arriba.
La riqueza de especies del Embalse El Tunal fue menor a la descripta por M.
de Gonzo (2003), de las 18 especies que menciona, se capturaron sólo 12 especies.
El orden Characiformes fue el mejor representado (61 % de las sp.), siguiendo en
importancia el orden Silurifomes (22 % de la sp.). Las especies menos frecuentes
fueron la vieja del agua y el bagre sapo, mientras que el sábalo, la boga, la
bocacha, el dorado y la mojarra, fueron las especies más frecuentes en la mayoría
de los muestreos. La diversidad específica media del embalse, para todo el periodo
de muestreo fue de 1,5 ± 0,34 bits/ind. Mosa & Regidor (inédito) encontraron en el
año 2003, para el embalse Río Hondo (Santiago del Estero) una diversidad
específica de 0,37 bits/ind, mientras que para el embalse Cabra Corral, en el año
2004, la diversidad fue igual a 1,98 bits/ind. El embalse El Tunal presentó un valor
intermedio entre los embalses mencionados.
Los ambientes litoral y pelágico compartieron las mismas especies. Todas las
especies encontradas en el ambiente pelágico fueron registradas también en el
ambiente litoral. El ambiente litoral es el que aporta la mayor diversidad especifica,
debida posiblemente a una mayor similitud con el ambiente lótico original.
Los resultados encontrados acerca de la composición de especies
encontradas en este embalse no pueden considerarse definitivas dado el sesgo que
el arte de pesca utilizado presenta, ocasionando una pobre representación de
algunas especies de tallas pequeñas o con hábitos específicos que las hacen difíciles
de capturar.
La densidad de peces fue mayor en el ambiente litoral en todos los años de
estudio, lo que señala la importancia de este ambiente para el mantenimiento de la
comunidad íctica. La productividad de este ambiente está asociada a los inputs de
nutrientes y alimentos desde la costa, y al incremento de la estructura y diversidad
de hábitats.
En todo el periodo considerado, la densidad de peces mostró dos picos
máximos, el primero en el año 1998, mientras que el segundo fue en el 2003,
coincidiendo con los periodos anuales de menor volumen acumulado en el Embalse
El Tunal. Una tendencia similar se observó para la abundancia y biomasa total
estimada.
En el año 2000, se registraron los valores mínimos de densidad, abundancia
y biomasa. Este hecho podría explicarse como resultado de dos factores: por una
parte, en el 2000 el embalse El Tunal presentó niveles altos de cota, acumulando un
volumen importante. Por otra parte, la ocurrencia de una floración de dinoflagelados
(Mosa & Regidor, inédito) de gran importancia a fines del año 1999, pudo haber
ocasionado una mortandad masiva de los peces, afectando principalmente la zona
Litoral. Los periodos de anoxia localizados producen mayores alteraciones en la
estructura de la comunidad, con cambios drásticos o aún extinciones locales.
A partir del 2001, se observó una tendencia creciente de estos parámetros,
que sería indicativo de alguna recuperación de la comunidad íctica. En cambio, para
el 2004 la tendencia es decreciente. Esta disparidad podría ser explicada teniendo
en cuenta que en este último año de estudio se modificó la época de muestreo. En
el periodo 1997-2003, las actividades de evaluación de la ictiofauna se llevaron a
cabo en el mes de diciembre, mientras que en el 2004, éstas se realizaron en el

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


71
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

mes de mayo, pudiendo haber diferencias importantes, considerando que los peces
tienen diferentes hábitos (alimentarios, reproductivos, de comportamiento, etc.)
según la época del año.
Los valores de captura por unidad de esfuerzo, reflejan una clara, aunque
moderada, tendencia a la disminución de las capturas en el tiempo. Esto es
coincidente con lo descripto por Agostinho et al (1997a), para el embalse Itaipú
(Brasil).
La captura numérica más elevada fue registrada para las especies del género
Astyanax sp., y para la bocacha. En términos de biomasa, la secuencia fue: sábalo,
dorado, bagre, boga y tararira; todas éstas son particularmente importantes para la
actividad de la pesca.
La captura por unidad de esfuerzo específica mostró patrones de variación
bien definidos entre grupos de especies. P. platensis, S. brasiliensis, L. obtusidens y
O. jenynsi fueron más abundantes los primeros años de estudio, y luego
decrecieron. Un segundo grupo de especies (O. bonariensis, H. malabaricus, y S.
spilopleura), con escasa participación en las capturas de los primeros años,
evidenciaron un aumento notable en su abundancia relativa. P. gracilis mostró
variaciones irregulares. Por otra parte, las especies del género Astyanax sp.,
presentaron capturas elevadas en todo el periodo de estudio.
En general, la abundancia de las especies del género Astyanax sp., mostró
similar comportamiento a lo observado por Delfino y Baigún (1985) para A.
abramis, y por Agostinho et al (1994) para A. bimaculatus y A. eigenmanniorum, en
otros ambientes. Éstas son caracterizadas como especies oportunistas (r-
estrategas), mejor adaptadas para colonizar el nuevo ambiente formado a partir del
represamiento.
El dorado (S. brasiliensis) presentó capturas relativas elevadas en el 2004,
contrariamente a lo observado en años anteriores. Teniendo en cuenta que en ese
año, la evaluación de la ictiofauna se realizó en el mes de mayo, este hecho podría
explicarse debido a que el dorado desova en ambientes lóticos, aguas arriba del
embalse, mientras que los adultos y pre-adultos retornan al embalse luego de la
temporada reproductiva. Una situación similar, de estratificación espacial entre
jóvenes y adultos, fue descripta por Agostinho et al (1994) para L. obtusidens,
entre otras, en el embalse Itaipú (Brasil). El mantenimiento de los stocks de estas
especies depende de la conservación de la integridad de los ambientes lóticos y
planicies de inundación aguas arriba del embalse (Agostinho, 1992).
Las especies características de ambientes lóticos, entre ellas los grandes
migradores (sábalo, dorado y boga) exhibieron en general, reducciones de sus
poblaciones, mientras que algunas especies de ambientes lénticos, sedentarias,
aumentaron su abundancia relativa. Este es un hecho común a otros embalses
(Zhomg & Power, 1996; Agostinho et al, 1997b; Agostinho et al, 1999).
En el embalse El Tunal, este hecho está claramente demostrado por los
patrones de variabilidad observados entre las distintas especies, en relación al
régimen hídrico. Los grandes migradores (sábalo, dorado, boga) exhibieron mayores
abundancias en los años en que la amplitud entre el nivel mínimo y el máximo fue
importante. Es decir que un ciclo estacional de fluctuación de los niveles embalsados
(condiciones cuasi-lóticas) favorecería a estas especies. Mientras que aquellas
especies sedentarias (tararira, palometa, pejerrey), se verían favorecidas en los
años en que la amplitud de variación en el nivel del embalse es reducida. Sin

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


72
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

embargo, este resultado debería considerarse como preliminar, dado el corto


periodo de monitoreo llevado adelante en este embalse, que resulta escaso en
términos de sucesión ecológica.
La importancia del efecto de la regulación de los caudales de una presa es
definida como instrumento de la gestión de embalses que simula los eventos de
inundación estacional y genera inestabilidad beneficiosa para la comunidad de peces
(Welcomme, 1980). La manipulación del nivel del agua en una represa para
incrementar el reclutamiento de los peces y la capacidad biogénica de los embalses
ha sido reportado por varios autores (Agostinho, 1998, Vazzoler et al, 1997b). El
aumento estacional del nivel simula, a menor escala, los procesos ligados al llenado
del embalse, en el cual hay un gran aporte de materia orgánica que favorece la
productividad del sistema. Según Delfino y Baigún (1985) y Agostinho et al (1994)
el sábalo y el dorado son algunas de las especies que mejoran su reclutamiento con
un aumento estacional marcado del nivel del agua en un embalse. Esta es la
situación que se registra en el embalse El Tunal.
Las variaciones en el régimen hidrológico y las fluctuaciones de cotas en un
embalse, afectan a las especies de manera diferenciada, ya que sus exigencias
ecológicas y la cronología de los procesos vitales (reproducción, alimentación,
crecimiento, etc) son diferentes entre las especies (Agostinho et al, 1997b).
La abundancia relativa del sábalo (P. lineatus) tuvo variaciones significativas.
Se observó un pico máximo de biomasa en el año 1999, que refleja el aumento de
la productividad de esta especie, iniciada en 1997, con un fuerte reclutamiento. Los
años 1999 y 2001 también mostraron aumentos en la abundancia relativa numérica
de esta especie, con aportes importantes de la proporción de juveniles. Es decir que
hubo un incremento de las clases juveniles los años en que un aumento importante
del nivel del agua coincidió con la estación reproductiva. Las causas de este
aumento pueden ser atribuidas a la enorme cantidad de materia orgánica,
susceptible de ser degradada, que queda después de la inundación de un área. Este
incremento, más notable en las áreas litorales por efecto de la vegetación inundada,
constituye en la etapa de estabilización de un embalse, un importante factor
regulador de la productividad íctica (Delfino y Baigún, 1985). En los últimos años de
estudio, se manifestó un descenso notable de la abundancia del sábalo en el
embalse El Tunal.
El análisis de las estructuras de tallas de una población puede contribuir a
detectar los impactos de la explotación pesquera y los efectos de otras posibles
medidas de ordenación. En todas las pesquerías, una señal simple de explotación
intensa es un cambio en la talla de los peces (Gulland & Rosenberg, 1992).
Las tallas medias de captura del sábalo siguieron una tendencia creciente en
todo el periodo considerado en el embalse El Tunal. En los dos últimos años de
monitoreo la proporción de individuos juveniles fue escasa a nula, por lo que la
distribución modal se encontró desplazada hacia la derecha (individuos más
grandes). Si el reclutamiento último fue escaso, las capturas pueden concentrarse
en los ejemplares mas viejos, por lo que la frecuencia de tallas incluirá muchos
peces grandes e indicara una tasa de mortalidad baja y un estado saludable de la
pesquería. Esto puede ser más acertado, sabiendo que en los dos últimos años de
monitoreo, la proporción de individuos juveniles fue escasa o nula, resultando en
una distribución modal desplazada hacia la derecha (individuos más grandes).
La talla mínima de primera madurez fue de 22,9 cm (hembras) y 21,7
(machos) de longitud estándar. Estos valores son aproximados a los estimados por

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


73
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

Escobar, E. (2004) para la misma especie en el río Bermejo, de 24,9 cm (hembras)


y 23 cm (machos) de Lst.
El coeficiente de crecimiento, calculado a partir de la relación talla peso,
demostró que esta especie creció aproximadamente en forma isométrica en todo el
periodo estudiado. El coeficiente b fue menor a 3 en 1997 y en 2002, lo que indica
un crecimiento alométrico negativo, posiblemente debido a la presencia de
proporciones importantes de individuos juveniles, con una tasa de crecimiento
diferente a la de los adultos.
La distribución de sexos obtenida en la presente evaluación no fue diferente
a la esperada (1:1). La proporción sexual en peces varía a lo largo del ciclo de vida
en función de los distintos factores que actúan de modo diferente sobre los
individuos de distinto sexo, como el crecimiento y la mortalidad diferencial
(Vazzoler, 1997a). Los estudios sobre proporción sexual y otras estrategias
reproductivas, de las especies de mayor interés pesquero de la cuenca del río
Juramento, deben ser profundizados, abarcando su variación por clase de talla y
fase de desarrollo gonadal, estacionalidad y/o selectividad del arte empleada,
aspectos que no fueron analizados en el presente estudio.
El factor de condición de Fulton puede considerarse normal en todos los años
de estudio, registrándose un aumento del mismo en el año 2002, lo que indicaría
una mejora en el bienestar de los peces. Este hecho podría explicarse debido a que
en el año 2001 hubo un mayor aporte pluvial, con el consecuente incremento de
áreas costeras inundadas y aumento de la incorporación de materia orgánica al
sistema, por lo que la disponibilidad de alimento generó un ambiente mas favorable
para el sábalo.
El índice cefálico del sábalo refleja, en cambio, un empobrecimiento de las
condiciones de crecimiento para el año 1999, que podría indicar una desmejora de
la calidad del hábitat para larvas y juveniles, en años anteriores a éste,
particularmente debida a la gran sequía registrada en 1998. Esta tendencia
desfavorable se repite hacia el año 2004.
La abundancia relativa del dorado (S. brasiliensis) muestra un aumento
notable en 1999. Esto podría deberse a que con el aumento del nivel del agua,
luego de una gran sequía, se incorporaron al embalse una gran cantidad de
individuos que habían quedado en bañados o madrejones aguas arriba. Los
individuos reclutados son adultos y pre- adultos. La misma situación se observó en
2004, año en que la evaluación íctica se realizó luego de pasada la temporada de
reproducción de esta especie.
Esta situación registrada para el dorado plantea claramente la necesidad de
generar nuevos campos de investigación que permitan determinar con precisión
cuál es la época, y duración del periodo reproductivo, y cuáles son las áreas de
desove y cría, aguas arriba del Embalse El Tunal, utilizadas por esta especie. En
este aspecto, el río Medina, libre de represamientos jugaría un papel importante.
Teniendo en cuenta que éste sería el último reducto de hábitat y reproducción del
dorado, en la cuenca media del río Juramento, es importante recalcar la necesidad
del establecimiento de medidas de protección para esta especie.
Por otra parte, es evidente la tendencia decreciente con el tiempo de la
abundancia relativa del dorado. Esta reducción fue más notable a partir del año
2000, a partir del cual no se observan signos de recuperación de los valores
anteriores a ese año.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


74
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

El análisis de la estructura de tallas refleja claramente el carácter de


estratificación espacial entre juveniles y adultos de esta especie. Se observa para el
embalse un reclutamiento constante de individuos de tallas mayores a los 20 cm de
longitud estándar. Las tallas medias de captura fueron poco variables, mostrando en
los primeros años una mortalidad mayor, que luego decrece hacia el 2002 y 2003.
Además, en los dos últimos años de evaluación, se observaron individuos de tallas
muy superiores a la media calculada para todo el periodo de estudio.
La talla mínima de primera madurez para el dorado, fue de 33,8 cm para las
hembras y de 25,7 cm para los machos. Vazzoler et al (1997a) encontró un valor de
32,5 cm de Lst (hembras), para la misma especie, en las planicies de inundación del
alto río Paraná (Brasil). Esta autora señala que existen diferencias entre las tallas de
primera madurez sexual entre distintos ambientes de una misma cuenca. Se
observa para especies de gran porte, que los valores de L50 son levemente mayores
en los embalses que en las planicies de inundación.
El dorado presentó un crecimiento isométrico en todos los años estudiados,
como lo demuestra el coeficiente de alometría calculado (b≈ 3).
La proporción sexual fue diferente a la esperada 1:1. Al igual que para el
sábalo, este aspecto de la biología reproductiva debería ser analizado en más
detalle, considerando los distintos factores que producen variaciones en la relación
machos: hembras como ser, crecimiento o mortalidad diferencial, periodo
reproductivo, ocupación de hábitats, clases de tallas (Vazzoler, 1997a).
El factor de condición tuvo un comportamiento muy variable en todo el
periodo de evaluación. Fue estable en los dos primeros años, para luego aumentar
considerablemente en 1999. Es decir, que para este año, el dorado (piscívoro)
encontró un ambiente más favorable, con buena disponibilidad de alimento. Esta
conclusión es afirmada por el aumento de la productividad íctica registrada entre
1998 y 1999, con un valor máximo de abundancia total estimada para el primer
año, seguido por un máximo de biomasa total en el segundo. El valor del factor de
condición K, decae levemente hacia el 2001, mostrándose muy variable en los
últimos años de estudio.
El índice cefálico evidenció un empobrecimiento de la calidad de hábitat para
el dorado en 1998, principalmente con respecto a su pasado lejano. Se manifiesta
una mejora hacia el año 1999, coincidente con lo observado para el factor de
condición de Fulton.
La boga (L. obtusidens) mostró oscilaciones fuertes en su abundancia
relativa pero con una clara tendencia a la reducción. Es muy escasa en el 2002 y
2003, y sin participación en el 2004. Agostinho et al (1997b) cita a la boga como
una de las especies más vulnerables a las alteraciones de hábitat producidas por el
represamiento. El criterio utilizado para considerarla vulnerable fue la escasez de
ésta en la pesca experimental, y el carácter esencialmente reófilo en por lo menos
una fase de su ciclo vital. Las mismas características de vulnerabilidad son
descriptas para el sábalo y el dorado, aunque existen diferencias entre las especies
en cuanto a su preferencia alimentaria y/o de estrategia reproductiva, además de
otros factores bióticos y abióticos que pueden afectar la supervivencia de esta
especie. La desaparición virtual de la boga en el último año estudiado plantea un
interrogante sobre su supervivencia, que debería ser estudiado en mayor detalle.
Se encontraron diferencias en cuanto a la abundancia relativa de la boga en
los distintos ambientes evaluados, siendo más frecuente en el ambiente Litoral. Este

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


75
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

hecho se relaciona claramente con la disponibilidad de alimento que ofrece la zona


litoral para esta especie.
La frecuencia de tallas analizada evidencia claramente los cambios ocurridos
en el crecimiento y la mortalidad de la boga. En los primeros años de evaluación
presentó una distribución caracterizada por altas proporciones de individuos
juveniles, es más regular hacia el 2000, y se muestra totalmente desplazada hacia
la izquierda en el 2003. Las tallas medias de captura fueron muy variables, lo que
indica primero una reducción de la mortalidad hacia el año 1999, para luego
presentar una tendencia de incremento de la misma, particularmente notable entre
los años 2002 y 2003.
La talla de primera madurez se estimó en 18,8 cm para las hembras y de
14,8 cm de Lst para machos. Para la misma especie, Vazzoler et al (1997a) reporta
un valor de 14,6 cm de Lst (hembras) en las planicies de inundación del alto río
Paraná (Brasil), por lo que los valores registrados para las hembras en este estudio
son superiores.
El factor de crecimiento de la relación Talla-Peso, calculado para todo el
periodo de estudio indica que esta especie presentó un crecimiento alométrico
negativo.
La proporción de sexos fue homogénea en todo el periodo de evaluación,
siendo cercana a la relación esperada 1:1. Se observó una proporción importante de
individuos juveniles en la mayoría de los años de estudio.
El factor de condición de Fulton de la boga mostró poca variación a través de
los años, aunque en el 2002 y 2003, decae abruptamente. Este hecho demuestra
claramente que esta especie desmejoró notablemente su condición en los últimos
años, posiblemente debido a un deterioro de la calidad de hábitat y alimentación.
Los valores del índice cefálico obtenidos permiten afirmar esta conclusión, e
indican un ambiente desfavorable para la boga hacia el final del periodo de
evaluación.
La tararira (H. malabaricus) tuvo abundancias relativas muy irregulares, con
oscilaciones que van desde su ausencia hasta incrementos notables, siendo en el
2003 la especie con mayor biomasa relativa. La biología de esta especie es poco
conocida. Existe muy escasa bibliografía sobre su ciclo de vida, comportamiento
reproductivo, preferencia de hábitat, etc. En cambio, es bien conocida su
preferencia alimentaria (piscívoro), por lo que es considerada uno de los mayores
predadores (Ringuelet, 1967).
Para la mayoría de los años estudiados, la distribución de tallas se encontró
desplazada hacia la derecha, con un reclutamiento continuo de individuos de tallas
superiores a los 25 cm de Lst, es decir que podría existir una estratificación del
hábitat entre juveniles y adultos.
Las tallas medias de captura de la tararira también presentaron carácter muy
variable, indicativas de una disminución de los valores hacia 1999, para luego
fluctuar, y aumentar hacia el 2003, donde la mayoría de los individuos capturados
se concentraron entre los 40 y los 48 cm de Lst.
La talla de primera madurez sexual fue estimada en 19,4 cm para las
hembras y 18,4 para los machos. Estos valores son superiores a los estimados por
Vazzoler et al (1997a) para la misma especie, en las planicies de inundación del alto

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


76
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

río Paraná (Brasil), quien encontró una tallas de primera madurez gonadal para
hembras en 14,1 cm de Lst.
La relación Talla- Peso, definió un factor de alometría cercano a 3, es decir
que esta especie presentó un crecimiento aproximadamente isométrico en el
periodo estudiado.
La relación entre sexos de la tararira fue cercana a la esperada 1:1. La
proporción de individuos juveniles fue escasa en la mayoría de los años de
evaluación, lo que demuestra que las áreas de cría de esta especie no coinciden con
los ambientes muestreados en el embalse El tunal.
El factor de condición de Fulton fue mayormente estable. Se observa un
incremento del mismo en el año 1999. Al igual que para el dorado, en el periodo
1998-1999 registra mejores condiciones alimentarias.
El análisis del índice cefálico pone en evidencia la tendencia favorable en
cuanto a la calidad de hábitat a través del tiempo, especialmente para larvas y
juveniles. Esto coincide con la conclusión planteada con anterioridad, acerca de que
esta especie presentaría un incremento de su abundancia relativa, relacionada con
las actuales condiciones hidrológicas del embalse, que en los últimos años pasó de
cuasi-lóticas a lénticas.
Agostinho et al (1999), señalan modificaciones acentuadas en la condición
nutricional, estructura trófica, reproducción, y reclutamiento de las especies,
relacionadas con el régimen hidrológico de un embalse, resaltando que las especies
con distintas estrategias reproductivas o alimentarias responden de manera
diferente a un patrón dado de variación de los inputs y outputs de caudales.
En el presente estudio, se registraron diferencias en las respuestas
ecológicas debido a los cambios bióticos y abióticos que se producen en un
ambiente en formación.
La posibilidad de que la regulación de caudales del río Juramento por las
represas actúe sobre la eliminación de algunos elementos de la ictiofauna es
preocupante, por el hecho de que el tramo aguas arriba de El Tunal constituye el
último reducto en la alta cuenca para las especies reófilas de gran porte.
Aunque el carácter reófilo sea observado en especies de peces que viven en
ambientes lóticos de diferentes órdenes (Agostinho et al, 1999), algunas son
exclusivas de ríos de mayor caudal. Esas especies deben ser particularmente
afectadas por los aprovechamientos hidroeléctricos en cadena, como ocurre en el río
Juramento.
La reducción de los stocks pesqueros y la eliminación de poblaciones de
peces de mayor porte en la cuenca alta del río Paraná (aguas arriba del embalse
Itaipú), son ejemplos de lo que puede suceder con la ictiofauna del río Juramento.
La mayoría de las especies que sustentan la pesca, en el embalse El Tunal,
son aquellas que utilizan los ambientes de río como hábitat reproductivo, y el
embalse como áreas de crecimiento y recuperación.
Finalmente, el conocimiento de los cambios ocurridos en las distintas
poblaciones de la ictiofauna es de fundamental importancia para el manejo de una
pesquería, especialmente en un ecosistema artificial que sustenta una pesquería de
importancia. Para ello, es imprescindible un programa de monitoreo intenso, que

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


77
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

tenga en cuenta los factores naturales que afectan al embalse y las acciones
antrópicas que en él se desarrollan.

5. CONCLUSIONES FINALES

 El embalse El Tunal se encuentra en periodo de estabilización


en cuanto a la comunidad de peces evaluada. Este etapa está
caracterizada por cambios en la composición de especies, sus
abundancias relativas, patrones de crecimiento y condiciones
nutricionales, principalmente evidente para los peces
migradores.
 Existe una marcada reducción de las poblaciones de S.
brasiliensis, P. lineatus y L. obtusidens. Esta reducción está
relacionada al cambio de las condiciones lóticas a lénticas dadas
a partir de la creación del embalse y que se acentuaron en los
últimos años.
 Astyanax sp., H. malabaricus, S. spliopleura y O. bonariensis,
en cambio, se vieron favorecidas con las nuevas condiciones.
 El desove, la reproducción, y la supervivencia de las especies
migradores depende en gran medida de la disponibilidad de
áreas adecuadas, aguas arriba del embalse. En este sentido, el
río Medina jugaría un papel importante por tratarse de un
ambiente no modificado por la construcción de presas.
 El mantenimiento de los stocks de peces de importancia para la
pesca depende en gran parte de las áreas de desove
mencionadas, además del manejo de caudales efectuado por
los actividades de la presa.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


78
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

6. BIBLIOGRAFÍA
AGOSTINHO, A.A.; JULIO JR. H.F. & J.R. BORGUETTI. 1992. Considerações sobre os
impactos dos represamientos na ictiofauna e medidas para sua atenuação. Um estudo de
caso: Reservatório de Itaipu. UNIMAR, vol. 14, p. 89-107.
AGOSTINHO, A. A.; JULIO JR., H.; PETRERE JR., M. 1994. Itaipu reservoir (Brazil):
impacts of the impoundment of the fish fauna and fisheries. In: Cowx, I.G. (Ed.).
Rehabilitation of freshwater fisheries. Osney Mead, Oxford: Fishing News Books. p. 171-184.
AGOSTINHO, A. A.; FERREIRA, V.; JULIO JR, H.; MINTE-VERA, C.; OLIVIRA, E.;
OKADA, E.; PAGIORO, T.; ROBERTO, M.; SUZUKI, H.; THOMAZ, S. & F. ABUJANRA. 1997a.
Variaçoes espacio- temporais na ictiofauna e sua relaçoes com as condiçoes limnológicas no
Reservatório de Itaipu. Relatorio anual. Universidad Estatal de Maringá, UEM/Nupelia. Brasil.
324 p.
AGOSTINHO, A. A., FERREIRA, H., GOMES, L. C., BINI, L. & C. S. AGOSTINHO.
1997b. Composiçao, abundancia e distribuiçao espaço-temporal da ictiofauna. En: A planície
de inundaçao do Alto Río Paraná: aspectos físicos, biológicos e socioeconômicos. Universidad
Estatal de Maringá, UEM/Nupelia. Brasil. Pág: 179-208.
AGOSTINHO, A. & L. C. GOMES. 1998. Evaluación de los impactos de las represas
sobre la ictiofauna. Boletín de la Sociedad Brasileira de Ictiología Nº 52, junio. Brasil.
AGOSTINHO, A. A.; MIRANDA, L. E.; BINI, L.; GOMES, L. C.; THOMAZ, S. M. & H. I.
SUZUKI. 1999. Patterns of colonization in neotropical reservoirs, and prognosis on aging. En:
Theoretical Reservoir Ecology and its applications. Ed. Tundisi, J. E. & M. Straskraba.
Internacional Institute of Ecology, Brazilian Academy of sciences. Brasil. Pag: 227-265.
BURCZYNSKI, J. & M. BEN-YAMI, 1985. Búsqueda de peces con ecosonda. FAO. Doc.
Capacitación. (7):98.
BUSACKER, G. P.; ADELMAN, I. R. & E. M. GOALISH. 1990. Growth. En: Methods for
fish biology.Ed. Schreck, C & Moyle, P. Pág: 363-382.
CHEDIAK, G. et al. 1985. Metodología de muestreo y estimación de la abundancia
relativa de peces en el embalse de Salto Grande. En: Editoras Vila, I. y E. Fagueti. Taller
internacional sobre Ecología y Manejo de peces en lagos y embalses. FAO COPESCAL. Doc.
Téc. (4): 33-52.
DELFINO, R. & C. BAIGÚN. 1985. Comunidad de peces del Embalse de Salto Grande.
Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero. Nº 788. p 7-30. Mar del Plata,
Argentina.
ELGUE, J. C.; FABIANO, G. & R. DELFINO. 1985. Diversidad Específica en inventarios
de peces en el Embalse de Salto Grande durante 1984. Instituto Nacional de Investigación y
Desarrollo Pesquero. Nº 788. p 31-46. Mar del Plata, Argentina.
ESCOBAR, E. 2004. Biología reproductiva del sábalo Prochilodus lineatus
(Valenciennes, 1847) en el río Bermejo. Su implicancia para el manejo. Tesis de Licenciatura
en Ciencias Biológicas. Universidad Nacional de Salta. Salta, Argentina.
GULLAND, J. A. & A. A. ROSENBERG. 1992. Examen de los métodos que se basan en
la talla para evaluar las poblaciones de peces. FAO, Documento Técnico de Pesca N° 323. 107
p.
INFOSTAT, 2003. Software estadístico. Version 1.5 (Estudiantil). Grupo InfoStat.
Universidad Nacional de Córdoba. Córdoba. Argentina.
INFOSTAT, 2003. Manual de Uso. Grupo InfoStat. Universidad Nacional de Córdoba.
Córdoba. Argentina.
KREBS, C. J. 1994. Ecología. 4ta. Edición. New Cork: Harper Collins College. 801 p.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


79
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

LOWE-MCCONELL, R. H. 1987. Ecological studies in tropical fish communities.


Cambridge: Cambridge University Press. 382 p.
MONASTERIO DE GONZO, G.; BARROS, S. E.; MAMANI, J. O. & M. E. MOSQUEIRA.
2003. Ictiofauna de Cuencas Abiertas y endorreicas de la Provincia de Salta. Museo de
Ciencias Naturales Universidad Nacional de Salta. Jornadas de Ciencias Naturales del Litoral y
del NOA. Salta.
MONASTERIO DE GONZO, G. Peces de los ríos Bermejo, Juramento y Cuencas
endorreicas de la Provincia de Salta. Museo de Ciencias Naturales y Consejo de Investigación.
Universidad Nacional de Salta. 243 p. Salta, Argentina. 2003.
MOSA, S. G. & H. REGIDOR.[1997-1998-1999-2000-2001-2002-2003-2004].
“Monitoreo de calidad de aguas, de ambientes propicios para la proliferación de vectores de
enfermedades hídricas y control de la ictiofauna en los embalses de Cabra Corral, Peñas
Blancas y El Tunal” Informes Técnicos. Convenio Universidad Nacional de Salta-Empresa
Hidroeléctrica AES Juramento S.A. Inéditos.
MOSA, S. G. & H. REGIDOR.2002. “Control de la ictiofauna en el embalses Río Hondo,
Santiago del Estero” Informe Técnico. Convenio Universidad Nacional de Salta-Empresa
Hidroeléctrica Río Hondo S.A. Inédito.
MOSA, S.G & V. NÚÑEZ. 2005. Batimetría y estudio de colmatación del Embalse El
Tunal, Provincia de Salta. Convenio Universidad Nacional de Salta-Empresa Hidroeléctrica
AES Juramento S.A. Inédito.
MURPHY, B. & D. WILLIS. Fisheries Techniques. 2° edición. American Fisheries
Society. U.S.A. 1996.
PADIN, O.; OLDANI, N. & IRIART, R. 1985. Número y biomasa de peces en la Laguna
de Chascomús (Provincia de Buenos Aires, Argentina). Instituto Nacional de Investigación y
Desarrollo Pesquero. Nº 788. p 154-162. Mar del Plata, Argentina.
PETERSEN, C.G.J. 1981. Eine methode zur bestimmung des alters und des wuches
der fishe. Mitt. Dtsch. Seefisch. (11): 226-235.
PIELOU, E.C. 1977. Mathematical ecology. New York, USA. J Wiley & Sons. 385 p.
RINGUELET, R. A., R. ARAMBURU & A. DE ARAMBURU. 1967. Los peces argentinos
de agua dulce. Comisión de Investigación Científica de la Provincia de Buenos Aires. La Plata.
Argentina. 204 p.
SAVILLE, A. 1978. Métodos de reconocimiento para la evaluación de los recursos
pesqueros. FAO, Documento técnico de Pesca Nº 171. 94 p.
SIN AUTOR. Caracterización de los ambientes de pesca de la Provincia de Salta.
Disponible el 10/07/05 en http.gobiernosalta.gov.ar/medioambiente/pesca.htm. 2005.
SPARRE, P. & S. C. VENEMA. 1992. Introduction to tropical fish stock assessment.
Part I. FAO, Fisheries Technical paper. 306/1. 366 p.
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SALTA-SECRETARÍA DE RECURSOS HIDRICOS DE LA
NACIÓN. 1984. Las cuencas Hídricas de la Provincia de Salta. Caracterización física. 1º parte.
76 p.
VAZZOLER, A.E.A. DE M.; AGOSTINHO, A.A. & H. SUSUZI. 1991. Estimativas de L50
e L100 para 80 especies de Teleósteos do Alto rio Paraná. En: Encontro Brasileiro de
Ictiología, 9. Maringa-PR. UEM. Nupelia. p. 55.
VAZZOLER, A.E.A. DE M.; SUSUZI, H; MARQUES E.E. & M.A. PERES LIZAMA. 1997a.
Primeira maturaçao gonadal, periodos e areas de reproduçao. En: A planície de inundaçao do
Alto Río Paraná: aspectos físicos, biológicos e socioeconômicos. Universidad Estatal de
Maringá, UEM/Nupelia. Brasil. Pág: 249-265.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


80
Análisis temporal de la comunidad íctica del Embalse El Tunal, Salta, Arg.

VAZZOLER, A.E.A. DE M.; PERES LIZAMA MA.A & IP. INADA. 1997b. Influencias
ambientales sobre a sazonalidade reproductiva. En: A planície de inundaçao do Alto Río
Paraná: aspectos físicos, biológicos e socioeconômicos. Universidad Estatal de Maringá,
UEM/Nupelia. Brasil. Pág: 267-280.
WEATHERLEY, A.H. 1972. Growth and Ecology of Fish Populations. Academic Press.
New York. 293 p.
WELCOMME, R. 1980. Ordenación Pesquera en los grandes ríos. FAO, Documento
Técnico de Pesca Nº 194. 65 p.
ZHONG, Y. & G. POWER. 1996. Some environmental impacts of hydroelectric
propjects on fish in Canada. En: Impact Assessment. International Association for Impact
Assessment. Vol. 14-Nº 3. Pág: 285-308.

Analía Verónica Villagra Universidad Nacional de Salta


81