“LAS EMBAJADAS DE ITALIA, ESTADOS UNIDOS Y ALEMANIA

El Vicepresidente de la República recibió ayer en forma solemne y con el ceremonial
correspondiente a las Embajadas especiales que los gobiernos de Italia, los Estados
Unidos y Alemania han enviado para representarlos cerca del Gobierno de Chile en las
fiestas del Centenario nacional.

La nación mira con particular agrado esta manifestación de interés que las grandes
potencias toman en nuestros regocijos patrióticos y la considera una señal de que la
República ha merecido ya sus primeros cien años de vida libre el respeto y
consideración de los pueblos que representan la más alta cultura del mundo.

La Embajada de Italia, a cargo del Excmo. señor marqués de Borsarelli di Rineddo
[al parecer], nos trae el mensaje de un pueblo hermano del nuestro por las afinidades
de origen latino y con el cual hemos estrechado mucho en los últimos años los vínculos
de amistad cordial.

La colonización italiana tan felizmente iniciada en el país, la inmigración continua de
súbditos italianos a Chile, el desarrollo de la laboriosa colonia que vive entre nosotros y
que tan profunda e íntimamente penetra en nuestra vida nacional, las enseñanzas que
los chilenos reciben de la vieja y renovada cultura de la península inmortal, todo nos
acerca a Italia y nos hace desear que los reflejos de su vigoroso resurgimiento
intelectual y material nos alcancen en forma efectiva y recojamos en nuestra floreciente
actividad de pueblo joven algo de las energías, de la inteligencia, del espíritu
emprendedor e infatigable de los italianos.

El Embajador de los Estados Unidos, Mr. Henry White, es un ilustre diplomático que
en las Embajadas de su país en Europa dejó la huella de su sagacidad, su alta cultura
y su espíritu eminentemente moderno. Lo acompaña un grupo brillante de hombres de
ciencia, de estudiosos investigadores, de personalidades que se han especializado en
el examen de las cuestiones hispanoamericanas y para los cuales Chile no es un país
desconocido, porque algunos de ellos lo visitaron antes y todos han analizado nuestra
historia e instituciones en el afán de conocer a estas jóvenes nacionalidades.

La corriente de simpatías hacia los Estados Unidos y el deseo de aprender en esa
gran democracia las elecciones del progreso enérgico, de la libertad perfecta y de la
evolución rápida hacia un gran perfeccionamiento moral y material, han sido
poderosamente estimulados en Chile por la acción tan oportuna y feliz de los
ciudadanos americanos que iniciaron el movimiento de estudio de la América Latina,
que comenzaron a enseñar a sus compatriotas que en este vasto continente había una
serie de nacionalidades organizadas y prósperas con las cuales había que contar y
que era menester conocer y apreciar.

El Embajador Whyte y sus compañeros verán durante su permanencia en Chile que
nuestro pueblo mira a los Estados Unidos con sincera simpatía y quiere que nos
acerquemos por vínculos intelectuales y comerciales a la gran nación de la cual
copiamos al nacer instituciones, tendencias democráticas y formas completas de
organización política.

Por último, no podemos mencionar sin la más intensa simpatía a la Embajada
alemana, que encabeza S. E. el general von Pfuel y que trae a Chile el mensaje
amistoso de afecto bien probado en largos años de S. M. el Emperador de Alemania y
del pueblo alemán.

En esta tierra de soldados, donde el espíritu militar es la más fuerte tradición
nacional, nos bastaría saber que en ese orden del progreso humanota Alemania es la
maestra de las naciones para recibir con especiales muestras de simpatía al general
von Pfuel y su séquito brillantísimo. Pero nosotros tenemos respecto de Alemania
muchos otros vínculos más sólidos, tenemos un Ejército educado por instructores
alemanes, tenemos oficiales chilenos recibidos en el Ejército alemán y atendidos allí
con exquisitas deferencias, tenemos maestros alemanes en nuestras escuelas y
sistemas alemanes en el organismo de nuestra enseñanza pública, tenemos una
colonia alemana que es orgullo del país y factor poderoso de su progreso, tenemos un
comercio que crece día a día merced al empuje, a la facultad de asimilación y a la
perseverancia de los alemanes.

Y para sellar esos lazos que son antiguos, que están encarnados en el alma chilena,
acontecimientos recientes han venido a probarnos que la Alemania es, entre todas las
grandes naciones del orbe, una de las que con más espontaneidad nos toma en cuenta,
nos brinda su amistad, nos tiende una mano franca. Los homenajes tributados en el
Imperio a los despojos mortales del Presidente Montt y entre los cuales no podremos
nunca olvidar el decreto imperial por el cual el Ejército llevó luto durante quince días,
son elocuentes para los chilenos y comprometen nuestra gratitud.

Hagamos votos muy fervientes porque los Embajadores reciban una grata impresión
de Chile y sientan nuestra hospitalidad calurosa en cada momento de su permanencia
en este país, de suerte que los festejos del Centenario, que por diversas causas no
serán tan espléndidos y brillantes como nosotros lo desearíamos, dejen al menos una
semilla de nueva cordialidad, de mejor conocimiento, de más estrechos vínculos entre
la República y las grandes naciones que le han enviado sus Embajadas y han querido
honrarla en su Centenario.”
1

1El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 3, primera y segunda
columnas.
“El monumento de Maipú

La comisión militar encargada del monumento que se erigirá en el campo de batalla
de Maipú ha terminado ya el estudio de la inscripción que se ha ordenado poner en
conmemoración del glorioso hecho de armas de que fueron testigos aquellos campos.

Después de examinar la cuestión acerca de la cual se han emitido opiniones en la
prensa, se aprobó la fórmula presentada por el intendente militar, señor Rivas Vicuña,
que dice así:

A los guerreros de Maipú

Esta inscripción expresa perfectamente el pensamiento que la prensa había
apoyado, esto es, que se conmemore allí a todos los que cayeron defendiendo su
bandera, a los patriotas que peleaban por la libertad de Chile y a los españoles, sus
hermanos, que murieron defendiendo a su Rey y su estandarte.

En esta forma el monumento de Maipú será una muestra de la cultura del país, al
mismo tiempo, que de su patriotismo y contribuirá a la reconciliación de las dos
naciones que fueron madre e hija, y que hoy son hermanas y hacen juntas, su camino
en la historia de la gloriosa raza a que ambas pertenecen y de que ambas se
enorgullecen.”
2

2 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 3, sexta columna.
“EN EL CLUB MILITAR

Anoche se llevó a efecto en los salones del Club Militar la comida que el personal de
administración de esta capital, ofrecía a sus colegas de las demás guarniciones, de
paso en Santiago, con motivo de las fiestas del Centenario.

Alrededor de la mesa, que ostentaba un artístico adorno de helechos y camelias
rojas, tomaron colocación las siguientes personas:

Intendentes militares, don Luis González, don Gerardo Rodríguez y don Alfredo
García.

Subintendente, don Luis Pellegrine.

Contadores mayores, don Eleodoro González y don Domingo Rodríguez.

Contadores primeros, don Alberto Carvallo, don Federico Cristo, don Guillermo
Rodríguez, don Francisco Vásquez, don Pedro N. Rocamora, don Luis Oscar
Fernández, don Carlos Varela, don Temístocles Chacón, don Pedro N. Calderón, don
Roberto Dartnell, don Manuel Antonio Varas, don Rafael Hererra, don Leopoldo Merino,
don Juan Valdivia, don Eugenio Pérez, don Martín García, don Alejandro Bernales, don
Julio E. Aguirre.

Contador segundo, don Osmán del Solar.

Contadores terceros, don Eugenio Mellado, don Alfonso Barahona, don Juvenal
Asenjo, don Luis Carretón, don Alberto Arce y don Guillermo Gumucio.

Comandante, don Germán Ortornol y don Manuel A. Délano.

Ex contador mayor, don Santiago Portales, señor Luis A. Jara y un representante de
«El Mercurio».

Ofreció la simpática y cordial manifestación, el intendente militar, señor Luis A.
González, e hicieron a continuación uso de la palabra varios de los asistentes.”
3

3 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 14, primera columna.
“EN HONOR DEL COLEGIO MILITAR ARGENTINO.—”

En la noche del 23 tendrá lugar en la Avenida del Ejército Libertador una simpática
fiesta.

La comisión de vecinos de esa Avenida, aprovechando su espléndida iluminación,
organiza un corso en honor del Colegio Militar argentino.

El tráfico se restringirá de 9 a 12 P. M., permitiéndose solamente la entrada a los
carruajes particulares y a la gente de a pie. Los carruajes adornados y los carros
alegóricos que se presenten, tendrán además opción a hermosos premios artísticos que
designará la comisión de vecinos. Estos premios han sido comprados en la Casa Víctor
Emmanuel y se hallan expuestos al público en una de sus vidrieras.

Varias bandas de músicos de la guarnición se distribuirán en esa Avenida para
amenizar la fiesta.”
4

4 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 9, cuarta columna.
“Preparativos del centenario

Gran revista de gimnasia del centenario

En las vidrieras de Grobe y Cía., calle Ahumada 367, se exhibe la hermosa bandera,
que ofrece el Club Gimnástico Alemán como premio especial al colegio vencedor del
campeonato interescolar de gimnasia que ha organizado en conmemoración del
centenario.

Lleva en un lado el escudo chileno y la inscripción «Mens sana in corpore sano» y
en las cuatro esquinas las cuatro F, emblema de los gimnastas: «Fuerte! Franco! Fiel!
Feliz!» y al otro lado la bandera nacional. La bandera ha sido confeccionada por la
célebre fábrica de Franz Reinecke en Hannover (Alemania).

Hoy tendrá lugar el campeonato de gimnasia para mayores de 18 años, en que
tomarán parte, entre muchos otros, Hammersley y Eitel del Club Gimnástico Alemán de
Valparaíso; los simpáticos campeones que tan dignamente representaron a Chile en los
Juegos Olímpicos en Buenos Aires, organizados con motivo del centenario argentino.

La repartición de premios de este campeonato, como igualmente la entrega de la
bandera tendrá lugar el 15 de septiembre en el Club Hípico, al final de la Gran Revista
de Gimnasia del Centenario.”
5

5 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 15, cuarta columna.
“La Recepción de Embajadas

TRES EMBAJADORES PRESENTAN SUS CREDENCIALES.—DE ITALIA, DE
ESTADOS UNIDOS Y DE ALEMANIA.—DETALLES DE ESTAS CEREMONIAS.—
HONORES MILITARES.—DISCURSOS CAMBIADOS.

En la mañana de ayer se efectuó el acto de la recepción oficial del Embajador de
Italia, el honorable marqués de Borsarelli de Rifreddo.

En conformidad al ceremonial diplomático aprobado el 16 de agosto último poco
antes de las once visitaba al Embajador el subsecretario del Ministerio de Relaciones
Exteriores, don Bernardino Toro Codecido, acompañado del introductor de embajadores
don Cárlos Morla Lynch y de un edecán de S. E. el Presidente de la República.

Servía de escolta al carruaje de gala en que iban estos funcionarios, un escuadrón
del regimiento Coraceros.

El Embajador se trasladó al Palacio de Gobierno ocupando el asiento del fondo, a su
derecha el subsecretario de Relaciones, a su frente el introductor de embajadores y el
edecán.

En un segundo carruaje iba el resto de la misión.

En la plazuela de la Moneda se hallaba formado el regimiento de infantería Buin N.o
1, que rindió los honores correspondientes.

En el Palacio de la Moneda, el Embajador fue recibido en uno de los salones del
Ministerio de Relaciones Exteriores, por el Ministro de Relaciones, señor Izquierdo,
acompañado del jefe de la sección diplomática, de un edecán y del oficial 1.o del
despacho del Presidente de la República.

En el gran salón de honor de recepciones de la Moneda, esperaban al Embajador
el Vicepresidente de la República, acompañado del Ministerio.

Cambiados los saludos de estilo, el Excmo. señor Borsarelli puso en manos del
Vicepresidente la carta autógrafa de S. M. el Rey Víctor Manuel III.

Signor Vicepresidente,

Si é in nome del mio Augusto Soverano, S. M. Vittorio Emanuele III re d’Italia e del
Suo Governo che io ___ [ininteligible] l’alto onore, Signor Vicepresidente, di porgervi il
mio saluto e di _____ [ininteligible] il pensiero della mia Patria.

I sentimenti di antice simpatia e di _____ [ininteligible], che sempre avvinsero _____
[ininteligible] il mio ____ [ininteligible] al Vostro, si sono di recente ancona avvivati di
____ [ininteligible] nuovo, e vorrei potervi dire adeguatamente, quanto ____ [ininteligible]
cuore la in Italia, batta all unissono e si associ con entusiasmo á quello di questo
popolo ____ [ininteligible] nella ____ [ininteligible] solemne della celebrazione di una
data per voi tanto gloriosa.

Per conto mio vi diró che mi reputo fortunato e vado orgoglioso di essere _____
[ininteligible] eletto e inviato a voi per dirvi che l’Italia, che zente tanta affinitá di razza
e di storia col Cile, ne onora e ne rispetta il passato, senté la piú grande considerazione
peri l vostro statu, presente fatto di forza e di energia e di sano amor di patria e forma i
voti piú fervidi e piú vivi per un avvenire che vi augura , come lo meritote, radioso.

E questi voti che in nome del mio Re e del mio Paase io faccio per la Repubblica
Cilena, formo altresí, Eccellenza, per la vostra salute e per la vostra prosperitá.

S. E., el Vicepresidente, contestó con las siguientes palabras:

[…] [no se incluye]

Al retirarse de la Moneda el Embajador señor Borsarelli fue despedido con los
honores militares que se hicieron a su llegada.

He aquí la carta autógrafa:

[…] [no se incluye]
6

6El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 16, primera y segunda
columnas.
“LA EMBAJADA NORTEAMERICANA

Su recepción

A las 2 de la tarde se verificó también la recepción de la Embajada norteamericana.

El subsecretario de Relaciones Exteriores, don Bernardino Toro, el introductor de
Embajadores, don Carlos Morla Lynch y el edecán de servicio, se dirigieron minutos
antes de las 2 en los carruajes de Gobierno a la residencia de la Embajada.

De allí se dirigieron en dos carruajes al palacio de la Moneda, escoltados por un
escuadrón del Escolta.

En el salón de honor de la Moneda esperaba el Vicepresidente acompañado de
todos sus Ministros y de su secretario particular.

Después de la presentación hecha por el introductor de Embajadores y por el
subsecretario de Relaciones, se cambiaron los discursos de estilo.

La Embajada regresó a su domicilio con los mismos honores de la llegada.

Damos a continuación los discursos cambiados entre el Embajador señor White y
S. E.:

El Excmo. señor Henry White:

[…] [no se incluye]

Contestación de S. E.

[…] [no se incluye]
7

7El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 16, segunda y tercera
columnas.
“LA EMBAJADA ALEMANA

Su recepción

A las 3 y minutos de la tarde salían de nuevo en los carruajes de Gobierno con
dirección a la casa donde se hospeda la Embajada alemana, el subsecretario de
Relaciones Exteriores y el introductor de diplomáticos.

Pocos minutos después de las 3½ llegaba a la Moneda el Embajador, Excmo. señor
von Pfuel.

En estos momentos, el Regimiento Buin N.o 1, que se encontraba formado en la
plazuela de la Moneda, rindió los honores correspondientes.

En el salón central de recepción, S. E. y el Embajador Excmo. señor von Pfuel,
cambiaron los siguientes discursos:

El Excmo. señor von Pfuel

[…] [no se incluye]

Contestación de S. E.

[…] [no se incluye]
8

8 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 16, tercera columna.
“EL COLEGIO MILITAR ARGENTINO

Ayer, a las 6 de la tarde, partió a Los Andes la delegación de la Escuela Militar que
recibirá en la cumbre y acompañará hasta esta capital, al Colegio Militar Argentino.

La componen el director del establecimiento, comandante Schönmeyr, el teniente
Saavedra, el estandarte de la Escuela con su escolta y dieciocho alféreces escogidos
del curso militar.

Hoy se encontrarán ambos institutos militares en Caracoles, donde se llevará a cabo
solemnemente la ceremonia del recibimiento.

El comandante Schönmeyr dará la bienvenida a los huéspedes, en nombre del
Gobierno y del Ejército chilenos.

En seguida ambos colegios volverán juntos hasta Los Andes, en donde está desde
ayer el Escuadrón de Granaderos a caballo del General San Martín.

Saldrán de esta ciudad con destino a Santiago mañana lunes, de tal manera que
estarán en esta capitla entre 10½ y 12 del mismo día.

Se les prepara una entusiasta recepción, en la que tomarán parte la Federación de
Estudiantes, gran número de colegios particulares, las escuelas públicas, sociedades
obreras, etc.

Al acto del recibimiento concurrirán a la Estación Central, el resto de la Escuela y
dos bandas de músicos de los regimientos de la guarnición.

Todas las instituciones y unidades militares enviarán delegaciones con el mismo
objeto.

El Colegio Militar argentino será acompañado hasta la Escuela Militar, en donde
alojará durante su permanencia en ésta.

El edificio ha sido cuidadosamente preparado para recibirlos. Se ha tratado de dar
toda clase de comodidades para instalar en él las dos compañías de infantería, el
escuadrón de caballería y la batería de artillería de que se compone el Colegio Militar y
de una de las compañías de la Escuela Militar chilena que permanecerá en el mismo
local.

El gran patio del establecimiento ha sido profusamente adornado con trofeos,
banderas y colgaduras argentinas y chilenas.

El Colegio Militar trae un total de trescientos cadetes.

Su oficialidad y administración se componen del siguiente personal:
Director, el coronel señor Cornelio Gutiérrez.
Mayor, señor Martín López.
Capitanes, señores: Eduardo Weiss, Carlos Funes, José Páez, Ricardo Quiroga y
Miguel A. Sánchez.
Tenientes 1os., señores: Carlos Albarracín, Ramón Espíndola, Raúl Montes Ruiz,
Carlos A. Gómez, Pedro Ramírez Suárez, Pedro Rocco y Martín Gras.
Cirujano,señor Benjamín Martínez; farmacéutico, señor Manuel Aguilera; veterinario ,
señor Jorge H. Marenco; oficial civil administración, señor Alberto Kurel; maestro de
gimnasia, señor Giovannini Lucullu; director banda, señor Pisano Oberdank; capellán,
señor _____ [ilegible] C. Isella.”
9

9 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 17, primera columna.
“COMITIVA OFICIAL ARGENTINA

Según datos de la Legación Argentina, la siguiente es la comitiva que viene del país
vecino a las próximas fiestas:

S. E. el señor Presidente de la República, doctor José Figueroa Alcorta y señora
Josefa Bouquet Roldán de Figueroa.
Señorita Clara Figueroa Alcorta.
Señor Héctor Peña, secretario de la Presidencia.
Señor Jorge M. Coquet, prosecretario .
Señor Pedro Figueroa Alcorta.
Coronel Ramón J. Olmos , secretario militar y privado.
Jefe de la escolta del señor Presidente
Coronel Carlos J. Martínez.
Edecanes.—Tenientes coroneles, Salvador Martínez Urquiza, Eduardo Reybaud,
Rafael de Oliveira César.

Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, doctor Carlos Rodríguez Larreta y señora
Carmen Marcó del Pont de Rodríguez Larreta.
Doctor Eduardo Labougle, secretario.
Dos secretarios privados.

Ministro de la Guerra, general Eduardo Racedo, señora y 2 niñas.
Ayudante de campo, teniente coronel Nabor Córdova.

Ministro de Marina, capitán de navío don Juan Sáenz Valiente.
Ayudante secretario, capitán de fragata don Félix Ponsati.

Delegación parlamentaria.—Senadores: Doctor Salvador Maciá, doctor Justiniano
Posse, doctor Pedro Antonio Echagüe, señor David Ovejero.

Diputados: Doctor Luis Agote, doctor Adrián Escobar, señor Antonio Santamarina,
doctor Jerónimo del Banco, doctor José María Vega.

Presidente de la Suprema Corte, doctor Antonio Bermejo y señorita Lila Bermejo.
Doctor Dámaso Palacio, Ministro de la Suprema Corte.

S. S. Ilustrísima, el arzobispo de Buenos Aires, doctor Mariano Antonio Espinosa.
Familiares: monseñor Miguel de Andrea, monseñor Pablo Cabrera.

Ingeniero Eleazar Garzón, doctor Benjamín Pérez Avendaño.

Militares.—General de División, Saturnino E. García.
Coroneles: Ramón Ruiz, Carlos H. Cigorraga, Isaac de Oliveira César, Tomás Vallée,
José F. Uriburu.
Tenientes coroneles: Martín Rodríguez, Ricardo Pereira Rosas, Guillermo Torres.
Mayores: Álvaro G. Pinto.
Marinos.—Almirante, Enrique G. Howard; contralmirante, Atilio S. Barilari;
Capitanes de Navío: Juan A. Martín, Vicente E. Montes.
Capitán de fragata, Alfredo G. Malbrán.

Concejales de la Municipalidad.—Señor José Guerrico, doctor Enrique Palacios.”
10

10 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 17, primera columna.
“EL PROGRAMA MILITAR

La Comandancia General de Armas ha elaborado el siguiente programa para las
festividades del Centenario:

«Santiago, 10 de septiembre de 1910.—De acuerdo con lo dispuesto por el
Supremo Gobierno y a fin de solemnizar el Centenario de nuestra independencia
nacional, esta Comandancia General de Armas dispone lo siguiente:

Día 12 de septiembre

A las 11 A. M. concurrirán a la estación Alameda de los Ferrocarriles del Estado a
recibir al Colegio Militar Argentino, las bandas de los regimientos Tacna y Pudeto, y la
siguiente comisión militar: coronel don Carlos Rojas A., tenientes coroneles don Manuel
Á. Délano y Eduardo Gutiérrez, y Mayor don Ventura Anrique.

Asistencia con uniforme de levita y gorra.

Día 13 de septiembre

A las 8½ A. M. se encontrarán embarcados en un convoy en la estación Alameda de
los Ferrocarriles del Estado, los estandartes de los regimientos acantonados en esta
guarnición, y al efecto los comandantes en jefe de la II, III y IV Divisiones dispondrán
que sean llevados por un oficial, dos sargentos de escolta y dos escuadras de ocho
hombres de a pie cada una. Irá en este convoy la banda de músicos del regimiento
Chacabuco.

A la misma hora, los jefes de división dispondrán que se encuentren embarcados
en el convoy respectivo y en la misma estación, una comisión de oficiales compuesta de
tres oficiales de cada uno de los cuerpos y en uniforme de levita y gorra, con el objeto
de presenciar la inauguración de una columna conmemorativa de la batalla de Maipú.

Se invita a los generales, jefes y oficiales retirados para dicho acto.

El comando de la II División dispondrá que a las 10 A. M. se encuentren formados
en la plaza del Brasil un regimiento de cada arma, para el acto de la inauguración de la
estatua a Camilo Henríquez, mandando las fuerzas el jefe de la mayor graduación.

A la misma hora se encontrará la banda del regimiento Lautaro en el mismo lugar, a
fin de que acompañe el coro de las escuelas públicas y poniéndose a las órdenes del
inspector general de instrucción primaria.

A las 3 P. M. concurrirá la banda de músicos del regimiento Miraflores a la Casa
Consistorial, para amenizar un torneo de esgrima.

Día 15 de septiembre
A las 3 P. M. concurrirá la banda del regimiento Miraflores a la Casa Consistorial,
para amenizar la continuación del torneo de esgrima.

A las 4 ½ P. M. la banda del regimiento Lautaro se encontrará en la Escuela Militar,
a fin de amenizar una recepción que dicho instituto dedica al Colegio Militar argentino.

Día 15 de septiembre

A las 9½ A. M. concurrirán las bandas de los regimientos Tacna, Chacabuco y
Lanceros al pie del monumento a O’Higgins, a fin de solemnizar una misa de campaña
y bendición y entrega de banderas y estandartes a las escuelas públicas de la capital.

Estas bandas se pondrán a las órdenes de la Inspección General de Instrucción
Primaria.

A las 11 A. M. concurrirá la siguiente comisión de oficiales, con uniforme de levita y
gorra, a la Estación Central de los Ferrocarriles del Estado, a recibir las delegaciones
de las marinas extranjeras.

Coroneles: don Eduardo Ramírez y don Zenón Villarreal; tenientes coroneles don
Manuel A. Délano y don Eduardo Gutiérrez; mayores don Benjamín Bravo y don
Guillermo Rahaussen y capitanes don Gumecindo Honorato, don Guillermo Villalón, don
David Monardes, don Nicolás de la Cruz y don Luis A. Páez.

A la 1½ P. M. se encontrará la banda del regimiento Lautaro en la Plaza de la
Independencia, frente al Club Alemán, para acompañar en un desfile a la colonia
alemana; y a la 1½ P. M. estarán al pie del monumento al general don Bernardo
O’Higgins las de los regimientos Tacna y Chillán, para en seguida dirigirse al Club
Hípico, donde se verificará la revista de gimnasia, en la cual participará la Escuela
Militar y la Escuela de Suboficiales, verificándose a las 3 P. M.

A las 8½ P. M. concurrirán las bandas de los regimientos Maipo y Yungay al Parque
Forestal, para que amenicen unos fuegos artificiales.

Día 16 de septiembre

A las 8 A. M. s encontrará la banda del regimiento Cazadores del General
Baquedano en la Avenida Vicuña Mackenna, en la esquina de Alameda, residencia de
la Embajada de México y donde ejecutarán una diana y el himno nacional mejicano en
honor del aniversario de la independencia de ese país.

A la misma hora concurrirá la banda del regimiento Maturana a la Alameda, frente al
número 78, residencia del Ministro de México y con el mismo objeto de la anterior.

A las 11 A. M. se encontrarán formadas la II, III y IV Divisiones , por orden numérico,
en la carretera sur de la Alameda de las Delicias, apoyando su derecha la II División en
la plaza Argentina, y prolongándose la formación hasta frente a la calle de Morandé,
siguiendo por esta última hasta Moneda. Las tropas formarán paralelamente y dándose
frente entre sí, a ambos lados de la calzada para evitar el acceso del pueblo.

Desde Moneda en calle Morandé, hasta Catedral, formarán la Escuela Militar,
Escuela Naval Militar, Escuela de Ingenieros y de Suboficiales, quedando el Colegio
Militar argentino ubicado á inmediaciones de la casa que servirá de alojamiento á S. E.
el Presidente de la República Argentina, Palacio de la señora Mac-Clure de Edwards,
catedral esquina de Morandé.

Servirá de escolta á S.E. el Presidente de la República Argentina, el regimiento
Coraceros del General Prieto y el escuadrón Granaderos a Caballo del General San
Martín.

Una batería del regimiento Chorrillos en la plaza Argentina y otra del mismo cuerpo
en el Cerro Santa Lucía harán una salva mayor de 21 cañonazos, la primera al llegar el
tren presidencial a la estación de Yungay y la segunda al penetrar el convoy a la
Estación Central .

Después de desfilar la escolta presidencial, se dirigirán las tropas a sus respectivos
cuarteles.

Mandará estas fuerzas el comandante general de armas de la guarnición.

A las 12 M. concurrirán al Palacio de la Moneda los señores generales y jefes del
Ejército al acto de su presentación a S.E. el Presidente de la República Argentina.
Asistencia con uniforme de parada.

A las 9 P. M. concurrirán las bandas de los regimientos Tacna, Yungay y Chillán a
la Plaza de la Independencia, frente al Club Alemán, a fin de tomar parte en el paseo
con antorchas y cantos corales organizados por la colonia alemana.

Día 17 de septiembre

El comando de la III División dispondrá que a las 10 A. M. se encuentren formados
en la Alameda, frente a la calle de Riquelme, un regimiento de cada arma, a fin de
solemnizar la colocación de la primera piedra del monumento al Ministro general don
José Ignacio Zenteno, mandando las fuerzas el jefe más caracterizado.

A las 2 P. M. el comando de la IV División dispondrá que se encuentren formados
en las inmediaciones del Palacio de Bellas Artes, en el Parque Forestal, un regimiento
de cada arma, a fin de hacer honores militares a S. S. E. E. los Mandatarios de Chile y
de la República Argentina, que concurrirán a la inauguración de la Exposición de Bellas
Artes, mandando estas fuerzas el jefe más caracterizado.

A las 3 P. M. estas mismas tropas harán los honores militares correspondientes con
motivo de la inauguración del monumento erigido por la colonia francesa frente al
Palacio de Bellas Artes.
A esta hora y al mismo lugar concurrirá la banda del regimiento Lautaro, a fin de
que acompañe el coro de las escuelas públicas y poniéndose a las órdenes de la
Inspección General de Instrucción Primaria.

Todas las bandas de músicos de los cuerpos, incluso la de Carabineros, concurrirán
a las 7 P. M. a la Escuela Militar para tomar parte en el festival y desfile con antorchas
y además las de pitos, tambores y clarines, y fuerza que se expresa:

a) 200 soldados a pie y sin armas de cada uno de los regimientos Tacna, General
Maturana y Buin;
b) Cien soldados montados del regimiento Lanceros, sin armas y en caballos
tranquilos;
c) Cincuenta soldados montados, con armas, del regimiento Coraceros;
d) Cincuenta soldados del regimiento Yungay, con armas y equipo.
e) Veinte soldados del regimiento Maipo, sin armas ni equipo.
Los clarines concurrirán montados.
Todas las unidades que toman parte en este festival destinarán un oficial montado
que tendrá a su cargo sus respectivas bandas y la tropa que forma.
Tenida:
a) Oficiales de parada;
b) Las bandas en traje de parada, sin equipo y solo con cinturón y yatagán;
c) La tropa montada de parada; y
d) Las tropas que se ordena asistan sin armas, no llevarán tampoco equipo y
vestirán uniforme de parada con cinturón y yatagán.

Todas estas tropas se pondrán a las órdenes del capitán don Washington Montero.

Día 18 de septiembre

El comando de la II División y la Inspección de establecimientos de instrucción
militar dispondrán que a las 8 A. M., concurrirán las siguientes tropas, a fin de constituir
las unidades que formarán el Ejército patriota que a la hora indicada entrará a Santiago
por la calle de Bascuñán Guerrero hacia Alameda de las Delicias, representando a los
vencedores de Maipú:

1) Un batallón de infantería de 200 cadetes de la Escuela Militar.
2) La Escuela de Suboficiales, un batallón de infantería de 200 hombres, una batería
de artillería de 75 hombres y un escuadrón de caballería de 75 hombres.
3) Dos escuadrones de 75 hombres cada uno del regimiento Cazadores, incluso 12
clarines.

A las 10 A. M. el comando de la III División dispondrá que se encuentren formados
en la plaza Manuel Blanco Encalada, frente al Parque Cousiño, un cuerpo de cada
arma, a fin de solemnizar el acto de colocación de la primera piedra del monumento a la
Independencia, tomando el mando de las tropas el jefe más caracterizado.
Una batería del regimiento General Maturana se encontrará en esa hora en el Cerro
de Santa Lucía, con el objeto de hacer una salva mayor de 21 cañonazos en el
momento de la inauguración del monumento.

En representación del Ejército concurrirá la siguiente comisión militar a este acto:

Coronel don Martín 2.o Escobar, tenientes coroneles don Eduardo Gutiérrez, don
Pedro Fierro, don Ramón Tirapegui, don Antonio Hurtado; mayores don Luis Vásquez,
don Luis Vargas y don Benjamín Bravo y capitanes don Enrique Soto y don Carlos
Wood.

Asistencia con uniforme de parada de levita y gorra.

A esta misma hora concurrirá la banda del regimiento Tucapel al lugar señalado,
para acompañar el coro de las escuelas públicas, y poniéndose a las órdenes de la
Inspección General de Instrucción Primaria.

A la 1 P. M. los señores almirantes, generales, jefes y oficiales francos de la
guarnición asistirán al Palacio de la Moneda, a fin de acompañar a S. E. el
Vicepresidente de la República al Te Deum que en acción de gracias se cantará en el
templo metropolitano.

Se invita a dicho acto a los señores almirantes, generales y oficiales retirados.
11

11El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 17, segunda y tercera
columnas.
“MEDALLA CONMEMORATIVA

Obsequio a los soldados del Ejército.—Simpática idea.

Con motivo de las fiestas del Centenario, el Gobierno ha hecho acuñar en Europa
Diez mil medallas de plata y cobre, que serán distribuidas a los soldados del Ejército el
día de la colocación de la primera piedra del arco de triunfo a las glorias del Ejército y
la Armada.

Las medallas son la fiel reproducción de una moneda del año 1810, é irán prendidas
con una cinta de los colores patrios de esa época.

Serán entregadas para su reparto entre la tropa a los jefes de división y se cuenta
con que los soldados desfilarán con ella en la parada militar del 19.

Se distribuirá, además, cierto número de ellas a los asistentes al acto de la
colocación de la primera piedra del arco de triunfo.”
12

12 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 17, cuarta columna.
“HONORES A LOS EMBAJADORES

Se ha determinado que la escolta que acompañará a los carruajes de Gobierno en
su ida y regreso al domicilio de las Embajadas extranjeras, para lo cual se había
designado un escuadrón del regimiento Coraceros del General Prieto, se haga en la
forma siguiente:

El lunes 12 del actual, a las 10 ½ A. M., escuadrón del regimiento Coraceros del
general Baquedano.

El martes, a la misma hora, un escuadrón del regimiento Lanceros del General
Cruz.”
13

13 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 17, cuarta columna.
“MILITARES Y NAVALES

Fuerzas extranjeras.—Se ha dado curso al decreto que ordena promulgar la ley
recientemente dictada que permite por el plazo de treinta días, la introducción en el
territorio de la República de las fuerzas extranjeras de mar y tierra que tomarán parte
en las fiestas del Centenario.

Ejercicios de caballería.—En la mañana de ayer se llevaron a efecto en la elipse del
Parque Cousiño diversos ejercicios preparatorios del escalón de caballería.

Dirigió los trabajos el general don Sofanor Parra, que comandará el escalón citado.

Luto oficial.—Se ha decretado que el luto oficial de los miembros del Ejército, por el
fallecimiento del Excmo. señor Fernández Albano, termine hoy a la retreta.

Pruebas de eliminación.—Hoy, a las 9 de la mañana, se reunirá el jurado militar del
concurso hípico del Centenario con el objeto de proceder a la eliminación de los
oficiales que tomarán parte en este torneo.

Las pruebas se verificarán en la Escuela de Caballería.

Ayudante.—El capitán don Agustín Moreno ha sido nombrado ayudante del
Embajador de Francia, durante las festividades del Centenario.

Gastos del Ejército.—Suplementos del presupuesto.—Por decreto de fecha de ayer
se ha ordenado promulgar la ley que concede los suplementos siguientes al
presupuesto del Ministerio de Guerra:

$ 1.072.600 para atender a la alimentación de la tropa a contrata y los conscriptos.

Quince mil pesos para completar, reparar y conservar el mobiliario de las oficinas
militares y unidades de tropa del Ejército.

Orden de la Comandancia.—La Comandancia General de Armas ha dispuesto lo
siguiente:

‘Los comandos de los cuerpos de la guarnición, dispondrán que el lunes 12 del
actual, a las 2 P. M., concurra un oficial a la Comandancia de Armas a copiar la orden
de la plaza, sobre las tocatas públicas que tendrán lugar durante las fiestas del
Centenario.

Anótese y dése a la publicidad para el conocimiento de los interesados.—Yáñez.”

Reemplazo de una banda.—Se ha ordenado que la banda del regimiento de
artillería Tacna concurra hoy domingo 11, a las 8½ A. M., a la Escuela Superior,
número 19, ubicada en la Avenida España esquina Alameda, a fin de que reemplace a
la banda del Lautaro en el ensayo de los coros de las escuelas públicas, organizado por
la Inspección de Instrucción primaria.”
14

14 El Mercurio, Santiago de Chile, domingo 11 de septiembre de 1910, página 18, sexta columna.