Está en la página 1de 33

1.

INTRODUCCIÓN

1. INTRODUCCIÓN

Las macroalgas son de gran importancia ecológica como productores primarios y también participan en procesos ecológicos como nichos de reclutamiento, reproducción y crianza de distintas especies de peces e invertebrados (Dawes,

1986).

También, la abundancia, diversidad y valor económico que llegan a tener algunas algas ha permitido que se conviertan en materia prima para, alimento humano y animal, medicinas, fertilizantes, fuente de ficocoloides y metano (McHugh, 2003). La importancia cada vez mayor de los productos obtenidos de las algas obliga a un mayor conocimiento de éstas, mediante trabajos e investigaciones tanto en el mar

como en el laboratorio (Álvarez et al., 1978; Segreda, 1987). El recurso Gracilaria chilensis, conocido con el nombre común de “pelillo”, se comercializa para usarlo como materia prima en la producción del ficocoloide agar. Esta alga se explota desde hace 40 años, y su cultivo se ha masificado desde inicios de los ‘80, debido a la sobreexplotación de las poblaciones naturales de este recurso. El cultivo de Gracilaria es una actividad económica tanto para las comunidades ribereñas y empresas exportadoras de este recurso como materia prima, así como para empresas procesadoras que producen y exportan el agar. Históricamente, el cultivo de este recurso se ha basado en la alta capacidad de

propagación vegetativa de esta alga. En la década de los ‘90 se incorporó una nueva

metodología de cultivo mediante esporas adheridas en sustratos artificiales, como cuerdas nylon, en “hatchery”. Posteriormente, una vez desarrolladas las plántulas en las cuerdas, son llevadas a las áreas naturales de cultivo. El cultivo masivo de Gracilaria, sin embargo, no ha estado exento de problemas. Algunos de ellos serelacionan con epifitismo, herbivoría o infección por endófitos, los que han causado daños severos a laproducción en diferentes centros de cultivo (Pizarro, 1986; González et al. 1993; Buschmann et al.1995;Correa y Flores, 1995). El problema más común que se ha detectado en la mayoría de los centros de cultivo es la caída abrupta de la producción de la pradera en cultivo. Se ha observado que este fenómeno ocurre cada 2 a 3 años, después que ha sido establecida la pradera mediante cultivo y se han obtenido altos rendimientos. Esto se atribuye a

“envejecimiento” del alga, debido a que al cosechar se sacan los ápices con

crecimiento activo. En general los centros de cultivo solucionan este problema renovando el stock completo de la pradera en cultivo, mediante trasplante de nuevos talos o bien disponiendo cordeles nylon con talos provenientes de esporas. Esta práctica si bien soluciona en parte la baja en la producción, en el tiempo se llega a la misma situación de una baja abrupta de la productividad de la pradera cultivada

  • 2. OBJETIVOS

1

  • Identificar los diferentes métodos de desarrollo de cultivo de Gracilaria.

  • Conocer la importancia comercial y nutricional de la gracilaria en el Perú y el mundo.

    • 3. MARCO TEORICO

2

Cultivo de Gracilaria

ALGA GRACILARIA

-Dominio Eukarya

  • - Reino : Plantae

  • - Filo: Rhodophyta

  • - Clase: Floridophyceae

  • - Orden: Gracilariales

  • - Familia: Gracilariaceae

  • - Género: Gracilaria

  • - Especie: Gracilaria

CARACTERÍSTICAS:

La gracilaria Chilensis es conocida como pelillo.El pelillo conocido como "ogo-nori" en Japón, "chinesse moss" en China, "sea-string" en Sudáfrica. (Phooprong et

al.,2007).

TIPO DE APÉNDICES EXTERNOS QUE TIENE (FLAGELOS, FIMBRIAS, PILI, CILIOS, ): ... No presentan flagelos esta alga roja posee talo cilíndrico filamentoso de 1-2 mm de diámetro y de hasta 2 m de largo, formado por uno o varios ejes alargados ramificados en forma alternada, opuesta o irregular, de color rojo violáceo. Los tallos pueden estar fijos a sustratos sólidos por un disco de adhesión, sin embargo, con mayor frecuencia se encuentran enterrados en la arena. Las estructuras reproductivas se encuentran en la capa cortical del talo. Para el caso de las estructura cistocarpicas estas son visibles sin embargo los tetrasporangios y las estructuras reproductivas masculinas solo son visibles en un corte al microscopio (Bellorin et al., 2004). El pelillo conocido como "ogo-nori" en Japón, "chinesse moss" en China, "sea- string" en Sudáfrica.

3

Fig.1 Gracilaria chilensis
Fig.1 Gracilaria
chilensis
Fig.2 Crecimiento y regeneración en talos de “pelillo” (gracilaria) A. Ápices del talo de pelillo creciendo
Fig.2 Crecimiento y regeneración en talos
de “pelillo” (gracilaria)
A.
Ápices del talo de pelillo creciendo
en longitud
B.
Regeneración y formación de
nuevas yemas en talos podados de
pelillo.
C.
Producción de yemas adventicias a
lo largo del talo

En general, en las praderas o centros que se sustentancon un estrato de talos subterráneos, se ha observadoque los talos erguidos que emergen de este estrato,presentan un crecimiento con claro comportamientoanual. Este ciclo anual de crecimiento fue establecidopor Dellarossa (1974) y posteriormente,

otrosinvestigadores lo corroboraron en diferentes praderasde “pelillo” (Romo y

Alveal, 1979; ESPES, 1980;Santelices et al. 1984; Poblete e Inostroza,

4

1987;Poblete et al. 1991) y se ha caracterizado en tresperíodos (Fig. 17):Período

1987;Poblete et al. 1991) y se ha caracterizado en tresperíodos (Fig. 17):Período
1987;Poblete et al. 1991) y se ha caracterizado en tresperíodos (Fig. 17):Período

de estabilidad en el tamaño y biomasade “pelillo”, a fines de otoño e

invierno.Período de aumento o crecimiento ininterrumpidode los talos en las estaciones de primavera y verano.Período de declinación de la biomasa y el tamañode los talos en otoño

Los períodos de este crecimiento anual de “pelillo”pueden variar de acuerdo a

diferenciasintrapoblacionales, la latitud y el ambiente en dondecrece la pradera. La cuantificación de las fluctuacionesde biomasa en un ciclo anual, permite obtener unabiomasa mínima en invierno y una biomasa máximaestacional, que

generalmente se da en verano. Elincremento mensual de la biomasa que se da en elperíodo de crecimiento ininterrumpido permiteidentificar la productividad neta de la pradera(Dellarrossa, 1974). productividad de los talos, la biomasa mínima ymáxima estacional de una pradera

de “pelillo”, sonantecedentes básicos a obtener para conocer laactividad productiva

de una pradera de Gracilaria yque se deben utilizar como criterios en las medidasde

manejo y explotación de este recurso (Dellarossa,1974; Poblete et al. 1991)

La incorporación en un centro de cultivo de “pelillo”de un morfotipo adecuado y su

conocimiento delciclo anual de crecimiento para su cosecha y manejo,va a permitir optimizar y sustentar su producción yademás, evitar el deterioro de la pradera

por“envejecimiento” que es producto de una cosechainadecuada e intensiva.

1987;Poblete et al. 1991) y se ha caracterizado en tresperíodos (Fig. 17):Período de estabilidad en el

Fig.3 Ciclo ANUAL DE LA GRACILARIA

  • 1. Periodo de estabilidad de biomasa.

  • 2. Periodo de crecimiento.

  • 3. Periodo de declinación de biomasa.

(Basado en Dellarrossa, 1974)

5

Diversidad

Existen alrededor de 150 especies de este género en el mundo, pero no más de 5 son de importancia económica. Para el Pacífico Sur oriental se han descrito 11 especies de Gracilaria, de las cuales 2 son de importancia económica para Chile: Gracilaria chilensis y Gracilaria lemaneiformis.

Diversidad Existen alrededor de 150 especies de este género en el mundo, pero no más de

Fig.4 Otras especies de gracilaria “pelillo”

HÁBITAT

Es un alga que crece en zonas eulitorales de suelos arenosos, en rocas, Su batimetría va desde la superficie hasta los 10 m de profundidad, con mayor frecuencia enterrados en la arena. Habita en bahías protegidas con fondos arenosos o fangosos, y en algunos casos adheridas a sustratos duros. Tiene gran tolerancia a cambios de temperatura y salinidad, razón por la que vive y crece en diferentes ambientes, salinos y estuarinos, intermareales y submareales (Gómez et al., 2005). Varias especies del género se cultivan en varios países en vías de desarrollo, incluyendo Asia, Suramérica, África y Oceanía. La gracilaria Chilensis se encuentra principalmente en las costas del pacífico en Norteamérica, Sudamérica y China. En Chile ha sido descrita desde Arica hasta Puerto Montt (Río Maullín). Necesitan temperaturas más elevadas, aunque hay especies adaptadas aguas más frías, y resisten con mayor facilidad a las agresiones del medio, como el aporte de agua dulce, fertilizantes. Las especies que prefieren zonas más cálidas viven en zonas costeras de Indonesia y el sur de la China. Algunas de estas especies son cultivadas en ambas zona en estanques o estuarios. Otros lugares con una producción menor son la costa oeste de Sudáfrica y la costa de Namibia. Las especies adaptadas a zonas frías pueden encontrarse en lugares como el sur de Chile y el este de Canadá.

DISTRIBUCIÓN

6

Distribución de la riqueza de especies de Gracilariaceae por regiones geográficas:

*número de especies entre paréntesis

Pacífico de Baja California: Gracilaria (12), Gracilariophylla (2), Gracilariopsis (2). Golfo de California: Gracilaria (16), Gracilariophylla (1), Gracilariopsis (2).

Pacífico tropical: Gracilaria (11), Gracilariopsis (1).

Golfo de México: Gracilaria (5), Gracilariopsis (3), Hydropuntia (3).

Caribe mexicano: Gracilaria (4), Hydropuntia(4).

CICLO DE VIDA

Gracilaria tiene un ciclo de vida con alternancia de fases reproductivas. Los gametofitos son individuos de la fase sexuada haploides. Los gametos son producidos en individuos diferentes. La oogonia (gameto femenino), está inmersa en el talo de un individuo femenino y es fertilizada por un espermacio (gameto masculino). La fecundación da origen a otra fase del ciclo de vida, el cistocarpo, que es un

conceptáculo diploide que crece inmerso en el talo del gametofito femenino. Dentro del cistocarpo se forman esporas, carpósporas (diploides). Una vez que el cistocarpo alcanza la madurez, las carpósporas se liberan al medio ambiente, se asientan en el sustrato, germinan y crecen formando un individuo no sexuado, el tetraesporofito (diploide). Este madura dando pasó a estructuras reproductivas, los tetrasporangios, que liberan tetrásporas (haploides). Estas se asientan, germinan y crecen formando gametofitos femeninos o masculinos cerrando el ciclo de vida

.

Fig.5 Ciclo de vida de Gracilaria sp.

7

Fig.6 Ciclo de vida, trifásico, isomofico de gracilaria De acuerdo a Bold y Wynne chilensis (1985),
Fig.6 Ciclo de vida, trifásico, isomofico de gracilaria De acuerdo a Bold y Wynne chilensis (1985),

Fig.6 Ciclo de vida, trifásico,

isomofico de gracilaria De acuerdo a Bold y Wynne chilensis (1985), o pelillo. South y Whittick (1987), Hawkes (1990) y Van

Den Hoek et al. (1995), el ciclo de vida incluye singamia oogámica haplobióntica

8

haplodiploide. Cariológicamente es trifásica, trigénica, o tipo Polysiphonia (1

haploide -el gametofito- y 2 diploides-tetrasporofito y carposporofito); isomórfica,

con meiosis espórica y especies dioicas. La fertilización es interna o in situ. Los

miembros de la familia son autoreplicantes o clonales (Santelices, 2002). La

arquitectura es modular(Jackson y Buss, 1985).

CONDICIONES DE CULTIVO

Las condiciones del medio para el desarrollo de las macroalgas, al igual que sucede

con todos los seres vivos son fundamentales, influyendo de manera decisiva los

factores físico-químicos y entre ellos hay que prestar atención a parámetros tales

como la luz, temperatura, salinidad, etc.

La luz: Como vegetales fotosintéticos que son, las algas precisan de la luz para sus

funciones vitales, interviniendo este parámetro de diferentes maneras según la

cantidad (intensidad luminosa), la calidad (naturaleza de las radiaciones presentes)

o el fotoperiodo (duración relativa de los períodos de luz y de oscuridad). Dentro de

estos, la dosis acumulativa de luz a lo largo de la fase lumínica es el factor más

esencial del desarrollo fitológico, hasta el punto que los investigadores en esta

materia consideran que la luz influye trascendentalmente en la diversidad, el

crecimiento, la biodistribución, la sucesión espacial y temporal, el desarrollo de los

ciclos biológicos, etc., es decir, que regula todo su desarrollo, lo que hace que se

considere un factor decisivo. Tal como hemos visto, los distintos grupos de algas se

caracterizan por la presencia de pigmentos carotenoides y xantofilas, los cuales

intervienen en la absorción de la energía luminosa asimilándola preferentemente en

longitudes de onda que la clorofila no puede absorber y dado que las algas pardas,

las rojas y las verdes contienen diferentes tipos de pigmentos, absorberán las

radiaciones del espectro solar con distinta eficacia.

La temperatura: es un factor que ejerce una acción compleja sobre las algas y junto

con la luz influye sobre todos los procesos metabólicos y reproductores, pudiéndose

constatar que las diferencias anuales de temperatura junto con el fotoperiodo son

los principales factores que condicionan el crecimiento de ciertas especies. La

variación latitudinal de la temperatura de las aguas superficiales oceánicas es otro

de los parámetros que condicionan la diversidad y distribución geográfica de las

especies.

La salinidad: al igual que ocurre con la temperatura, sus variaciones afectan a

todos los procesos metabólicos de las algas, lo que se manifiesta generalmente en

el sentido de una perturbación que da lugar a alteraciones en los sistemas de

desarrollo y, en consecuencia, los medios con salinidades variables presen tan una

escasa diversidad específica, estando escasamente representadas las algas pardas

y las algas rojas y únicamente predominan las algas verdes que, por otra parte,

9

están reducidas a un pequeño número de géneros, en definitiva, en estas regiones

sólo se instalan algas eurihalinas

El hidrodinamismo y los movimientos de marea: influyen de manera gradual e

inversa a medida que aumenta la profundidad, las algas manifiestan grados de

aclimatación muy diversos con respecto a estos factores, siendo las de los niveles

superficiales necesariamente eurioicas. El hidrodinamismo y el fenómeno de la

marea, junto con las variaciones de humedad, son los factores dominantes en las

regiones superficiales del Atlántico y del Mediterráneo. La agitación del agua

favorece la implantación de ciertas especies frente a otras por lo que la diversidad

estará en función de este factor, al igual que la morfología.

-Otros factores que actúan sobre la distribución y la diversidad son la desecación,

la riqueza en nutrientes, la configuración de la costa, la contaminación, etc., por lo

que habrán de tenerse en consideración ante la posibilidad de un desarrollo

acuícola.

Estos cultivos no requieren de fertilizantes químicos ni orgánicos. Los parámetros

ambientales como temperatura del agua de mar, tanto superficial como de

profundidad, la salinidad, el pH, la dirección y velocidad de las corrientes marinas,

son los factores determinantes en el establecimiento de los cultivos, dado que están

directamente relacionados con el crecimiento y la calidad de la carragena que se

obtiene (Trespoey, A et al, 2007).Estas circunstancias imprimirán las propiedades

de la carragenina para que sea valiosa para la industria. En definitiva, para planear

cualquier cultivo de algas marinas se debe invertir en escoger aquellas ubicaciones

adecuadas para asegurar el éxito en la producción de coloides (Batista de Vega,

2009)

Es importante destacar, que la industria compra la materia prima del alga en peso

seco. Por esta razón, el interés de los cultivadores de algas es maximizar su

crecimiento y consecuentemente la producción de la biomasa obtenida. Todo ello

viene dado, a su vez, por la selección de las semillas (fragmento de talo sembrado)

y las condiciones de los sitios donde se establecen los cultivos. Al final del ciclo, la

industria es la que fija el precio de compra de esta materia prima. El precio

dependerá de la calidad constante de la materia prima para la optimización, y la

obtención de extractos con una pureza y cantidad de coloides predecible La materia

prima con mejor calidad de ficocoloides tendrá un mejor precio de compra (Batista

de Vega, 2009).

SISTEMAS DE CULTIVO

La naturaleza y comportamiento del sustrato en el medio natural son de gran

importancia para la permanencia y desarrollo de Gracilaria. La existencia de un

sustrato estable representa para estas algas la posibilidad de desarrollar con éxito

10

su sistema de propagación mediante esporas sobre sustratos duros y la

propagación vegetativa de sus talos en ambientes de arena o fango (Alveal, 1986)

La actividad productiva de un centro de cultivo de “pelillo”(GRACILARIA), no sólo

depende de la selección del morfo tipo y ambiente adecuado para iniciar la actividad,

sino también del conocimiento del ciclo de crecimiento para su manejo y

explotación.

RECOLECCIÓN Y CULTIVO

Dentro de la gran área y variedad de aguas costeras y cercanas a la costa, con sus

ambientes que varían desde simplemente playones y extensos fondos de arena

hasta zonas rocosas y con corales, así como una variedad de islas e islotes, es

relativamente fácil encontrar algas creciendo a veces en grandes cantidades, otras

apenas cubriendo levemente las rocas. Por eso, es importante encontrar y luego

seleccionar los sitios, tanto para recolección como para cultivo. Conocer las algas

así como el entorno es muy importante y requiere recorrer las aguas y fondos en

busca de las especies de algas que se desean, en un proceso de prospección.

Existen dos formas básicas de proveerse de algas. Una es la recolección de las que

crecen naturalmente y la otra es el cultivo (que depende de haber encontrado las

especies correctas y tener suficientes propágulos). Ambos métodos tienen sus

ventajas y limitaciones, aunque, como se ha venido enfatizando, el cultivo es lo

único que garantiza sostenibilidad y crecimiento.

Recolección de algas

La recolección del medio natural, práctica milenaria, tiene tres modalidades no

excluyentes:

  • a) Recolección directa de algas de donde crecen pegadas a rocas o fondos arenosos en aguas costeras poco profundas (hasta 10 m de profundidad). Esta modalidad, que es ideal para iniciarse en conocer y utilizar las algas, sirve más que nada a pequeña escala, como para uso doméstico y un poco más allá. Esto porque, a menos que haya grandes extensiones naturales, si se pretende un uso masivo muy rápidamente se agota la producción natural.

  • b) Recolección de florecimientos o “blooms”, que suceden principalmente en aguas tranquilas de bahías o golfos, donde por excesos de nutrientes en el agua y otras condiciones se da un crecimiento desmedido de algas, mayormente en flotación, que cubren extensas áreas. Esto es considerado como algo negativo porque afecta las actividades acuáticas y la salud del ecosistema marino (incluso al descomponerse las algas generan malos

11

olores e incluso gases nocivos), pero tiene la ventaja de que si se

recolectan y utilizan esas algas vivas es una enorme cantidad de producto

que puede ser aprovechadotal vez no como alimento humano, en última

instancia aunque sea como fertilizante si se les recolecta ya con algún

grado de descomposición.

c) Recolección indirecta de lo que el mar trae a las playas, conocido como

“arribazones”. Esta modalidad, dependiendo de la localidad, puede ser

sumamente productiva y sostenible. Estas algas, que son arrancadas de

su punto de crecimiento por efectos del mar, a menudo durante tormentas,

llegan a la playa a veces en grandes cantidades y por lo general en muy

buen estado de conservación, de hecho vivas. Lo importante es tomarlas y

procesarlas apenas son depositadas en la arena pues desde ese momento

comienza su decaimiento y descomposición. Incluso tras varios días

después de que han arribado, las algas todavía pueden ser utilizadas con

varios fines, como para fertilizante o alimento animal, pero muy

probablemente ya no como alimento humano.

Existen variados sistemas de cultivo para esta especie, uno de los más simples y

con buenos resultados, es la siembra en manojos en cultivo suspendido.

Aunque hay algunos ejemplos importantes de industrias que se han montado total

o mayormente en la recolección de algas, sobre todo basadas en sitios donde

abundan los arribazones (y a veces ayudándose con un tanto de recolección de las

que crecen naturalmente), esta forma de proveerse de algas tiene un potencial

limitado en la medida que muchas personas quieran beneficiarse de ellas y más aún

cuando se desea basar una operación industrial en ello. Por supuesto, el manejo de

las poblaciones y arribazones naturales es esencial para lograr sustentabilidad y la

recolección puede y debe ser considerada como primera opción. Sin embargo, hay

que agregar que la recolección del medio natural tiene costos considerables en

horas de trabajo y transporte con el agravante de que no siempre se encuentran las

algas que se quiere o en la cantidad y calidad que se necesitan.

12

Fig.7 Recolección: A. Del fondo B. De arribazón C. De algas flotando sueltas que llegan luego

Fig.7 Recolección:

  • A. Del fondo

  • B. De arribazón

  • C. De algas flotando sueltas que llegan luego a las playas en forma de arribazones.

El cultivo de las algas presenta también algunas variantes, que pueden ser

descritas de la siguiente forma:

  • a) Cultivo en el mar en líneas o redes, ya sea cultivo de fondo o en flotación, utilizando pedazos de tejido (propágulos vegetativos) amarrados a las cuerdas o redes, o implementando técnicas de laboratorio para que a las cuerdas o redes se les peguen esporas que luego se convertirán cada una en un alga. Ejemplos de esta forma de cultivo, que son las más utilizadas, sobre todo utilizando propágulos vegetativos, en particular la línea flotante, se muestran en las Fotos 6 y 8d.

b) Cultivo en aguas tranquilas en tierra como esteros, estanques y canales

de salida de estanques y dentro de jaulas. Esta forma de cultivo persigue

a menudo el fin de limpiar las aguas, por ejemplo, excesos de nutrientes

en agua de estanques de camarones antes de ser devuelta al mar.

También dentro y entre jaulas de peces y camarones, aunque no deja de

ser una modalidad tipo “a”, que requiere amarrar el alga, salvo situaciones

en que es posible sencillamente tenerlas flotando aprovechando sus

propios pneumatocitos. En la Foto 7c se muestra algas producidas dentro

de jaulas de camarones que aumentan la productividad y contribuyen a la

alimentación de estos al ampliar la superficie interna de la jaula, sobre la

que los camarones “ramonean”, de hecho limpiando las algas. En la Foto

8a y b se muestran los grandes racimos de algas de producción delicada

que se logran en estanques de concreto, con todas las condiciones

controladas.

13

  • c) Cultivo en medio natural, resembrando en arena o rocas las especies que se desea para repoblar o aumentar las poblaciones naturales. En la Foto 7a se muestra un ejemplo de repoblamiento en arena con una especie de Sargassum, el cual prosperó muy bien, aunque requiere de buena sujeción por el poco desarrollo de los rizoides.

c) Cultivo en medio natural, resembrando en arena o rocas las especies que se desea para

Fig.8 Selección de algas reproductivas maduras, cistocárpicas o

tetraespóricas

METODOS DE CULTIVO DE GRACILARIA.

Existen varios métodos de cultivo de este recurso. El desarrollo de estas tecnologías

ha sido posible por el aporte de conocimientos sobre aspectos de biología básica

de este recurso.

14

A B
A
B

FIG.9 Siembro rústico en líneas flotantes con

botellas como flotadores en Colón, Panamá (a); siembro en el fondo en Bali (b)--al subir la marea en esa playa se practica surf; siembro en líneas dentro de

cuadros de bambú, India (c); siembro en redes, India

(d).

C
C
D
D

Los cultivos de pelillo utilizan cuatro técnicas de cultivo: directa, indirecta,

suspendido y por esporas. Los ambientes donde se desarrollan pueden ser

intermareales, submareales someros en zonas estuarias o marinas con fondos

arenosos y arenofangosos. (Van der Meer & Todd 1977, Van del Meer 1981,

Patwary & Van der Meer 1984)

Cultivo directo:

El cultivo directo sobre el fondo consiste en enterrar manojos de talos directamente

en el sustrato. Esto puede lograrse haciendo un hoyo o surco donde colocar la

semilla con un azadón, una pala, con la mano o con una horquilla. Estos sistemas

no usan materiales residuales que afecten posteriormente al cultivo.

A B FIG.9 Siembro rústico en líneas flotantes con botellas como flotadores en Colón, Panamá (a);

Fig.10 Cultivo

directo/intermareal

15

El método más usado en la actualidad, es la plantación manual de talos de Gracilaria

en el intermareal (Fig.11) o en el fondo marino (Fig. 12) (Barrales & Pizarro1984;

Alveal, 1986; Westermeier et al., 1991). Elmétodo consiste en plantar

aproximadamente 9manojos de algas/m2 (entre 1,8 a 2,0 kg/m2) . Seutilizan como

herramientas para el plantado en sitiosintermareales la “horquilla” o el “gualato”,

mientrasque en plantaciones submareales se utiliza la“horquilla” o “pala” (Fig. 13).

Con estos métodos seobtienen rendimientos que pueden sobrepasar las50

ton/há/año (CORFO, 1989)

Cultivo indirecto:

Los sistemas de cultivo indirectos consisten en amarrar manojos de pelillo a un

sustrato que a su vez es depositado en el fondo. El sustrato más usado es la

manga de polietileno, pero también se usan piedras, estacas o cuerdas.

a) Las Mangas de polietileno o "chululos": Consisten en mangas de polietileno

rellenas con arena, a las cuales se amarran manojos de talos con elásticos o pita

de algodón.

Este método fue desarrollado en 1986 por Pizarro y Barrales en la zona de Bahía

Caldera. Los chululos se han usado en cultivos estuarinos y submareales, nunca

en el intermareal. Las mangas se ordenan en forma paralela a la corriente y se

distribuyen en el fondo de acuerdo a la densidad deseada (1 y 5 mangas por m²).

Después de un período desde 1 a 3 meses, dependiendo de las características del

lugar y de la estación del año, las mangas se cubren con sedimento quedando las

algas firmemente ancladas.

Este método se usó ampliamente en Chile, entre los años 1985 y 1990.A partir de

1991 se usa preferentemente la plantación directa en la zona sur, debido a que la

acumulación de mangas producía importantes modificaciones en el sustrato.

Fig.11 “chululos”
Fig.11 “chululos”

Pizarro (1986), utilizó mangas de polietileno rellenascon arena (“chululos”) como

16

método de anclaje paraun conjunto 5 manojos de pelillo de 90 g de peso(Fig. 9).

En esta experienciase pudo lograr unaproducción en 1/4 hectáreade 12,5 kg/m2.

  • b) Matapiedras: Consisten en manojos de talos amarrados con elásticos a piedras.

Estas son arrojadas desde las embarcaciones y ordenadas de acuerdo a la

densidad deseada. Este método se usa en la Isla de Chiloé, río Pudeto(Chile)

método de anclaje paraun conjunto 5 manojos de pelillo de 90 g de peso(Fig. 9). En

Fig.12 “Matapiedras”

  • c) Estacas: Consiste en amarrar los talos a estacas que son posteriormente

enterradas en el fondo con ayuda de una vara desde un bote. Este método se usa

en Chiloé y en la VIII Región por pescadores artesanales (Chile)

  • d) Cuerdas: Consiste en entrelazar o amarrar manojos de algas a cuerdas

plásticas, las cuales se suspenden desde sus extremos a estacas de madera. A

pesar de que las plantas tienen altas tasas de crecimiento en los primeros meses,

luego se produce necrosis de los talos en el punto de contacto con la cuerda madre,

causando pérdidas importantes de biomasa. Este sistema se ha usado sólo en

forma experimental en centros de cultivos comerciales.

17

Fig.13 Cuerdas con manojos de gracilaria Chilensis Cultivo suspendido: El cultivo suspendido se ha intentado en
Fig.13 Cuerdas con manojos de gracilaria Chilensis Cultivo suspendido: El cultivo suspendido se ha intentado en

Fig.13 Cuerdas con

manojos de

gracilaria Chilensis

Fig.13 Cuerdas con manojos de gracilaria Chilensis Cultivo suspendido: El cultivo suspendido se ha intentado en

Cultivo suspendido:

El cultivo suspendido se ha intentado en forma experimental en cuerdas y en forma

comercial en corrales. En la zona norte se desarrolló un sistema de corrales

suspendidos. Este consiste en grandes bolsas o "corrales" de red de pesca

mantenidos a 5-6 m de profundidad, en cuyo interior se pone el alga.

Los corrales son mantenidos por boyas superficiales y pueden contener hasta 5 o 7

toneladas de algas que, por su peso específico, hacen que la estructura

permanezca a media agua. Este sistema requiere de renovación constante de agua

18

para mantener el crecimiento. Puede ser dañado por corrientes demasiado fuertes

o por marejadas, por lo tanto sólo puede desarrollarse en zonas muy protegidas.

para mantener el crecimiento. Puede ser dañado por corrientes demasiado fuertes o por marejadas, por lo

Fig.14 Cultivos suspendidos de gracilaria

Si se analizan y comparan los métodos antes descritos, se tiene que las ventajas

dependen de la zona donde se desarrollen. Los cultivos submareales requieren de

buzos y embarcaciones para la operación y mantención y son en general más

productivos que los cultivos intermareales. Los sistemas de cultivo indirecto tienen

un mecanismo de anclaje que disminuye el desprendimiento de los talos, durante

las primeras etapas del cultivo. En cuanto a infraestructura este método requiere de

mayores instalaciones en tierra, como galpones y bodegas.

CULTIVO IN VITRO DE GRACILARIA GRACILIS (RHODOPHYTA)

ESPOROCULTIVO

Las especies de Gracilaria constituyen una fuente importante de agar y desde la

década del 80 países como Chile, Brasil, Taiwán y las Filipinas, iniciaron cultivos

comerciales a gran escala para la extracción de este polisacárido. Por otro lado, la

extracción de biomasa de poblaciones naturales es una práctica que ha ocasionado

problemas ecológicos por las estrategias de cosecha empleadas como el arrastre

de fondo. En la actualidad se fomenta la producción de algas a través de cultivos,

actividad que se está incrementando, como una forma de generar biomasa, sin

alterar

las

reservas

naturales.

En Argentina la especie Gracilaria gracilis crece en la Provincia de Chubut (Boraso

de Zaixo 1987) y desde hace más de 40 años es utilizada para la extracción de agar

exclusivamente a partir de arribazones en la costa. Actualmente este recurso ha

disminuido considerablemente y si bien se han realizado algunos intentos de cultivo

experimental a través de propagación vegetativa, por medio de fragmentos del

19

cuerpo vegetativo o talo, éstos no han prosperado. Cabe destacar que hasta el

momento, en nuestro país, no se han establecido emprendimientos de cultivo de

macroalgas

marinas.

Una alternativa al cultivo vegetativo es a través de células reproductivas llamadas

esporas que el alga produce para completar su ciclo biológico. El cultivo a partir de

esporas o esporocultivo es una técnica que consiste en colocar talos fértiles en

condiciones apropiadas para que liberen sus esporas, las que se asientan sobre

sustratos duros dispuestos para tal fin y germinan sobre ellos. El cultivo se mantiene

hasta que las plántulas resultantes adquieren un tamaño mínimo que asegure su

supervivencia en el medio marino y luego los sustratos inoculados se llevan al mar

para que continúen su crecimiento. Esta técnica se aplica exitosamente en otros

países para el repoblamiento de praderas naturales o para el aumento de la

biomasa algal con fines comerciales para la extracción de agar. Una ventaja de los

esporocultivos sobre los cultivos vegetativos es que se logra obtener plántulas con

variabilidad genética lo cual reduce el envejecimiento o desgaste de las

poblaciones.

Para iniciar un esporocultivo se requiere de material fértil de poblaciones naturales

que tenga la capacidad de liberar sus esporas y que éstas puedan asentarse,

germinar y desarrollar formando plántulas. Para ello es necesario tener un

conocimiento acabado de la capacidad reproductiva de las algas, así como de su

desempeño en cultivo.

cuerpo vegetativo o talo, éstos no han prosperado. Cabe destacar que hasta el momento, en nuestro

Fig.15 Fases del cultivo invitro /esporocultivo de gracilaria

20

El conocimiento de los estadíos de desarrollo de la germinación de las carpósporas

de Gracilaria es indispensable en sistemas que emplean esporocultivos como

técnica inicial para la producción de plántulas genéticamente variables.

En Gracilaria gracilis, después de 2 meses de cultivo, las plántulas alcanzaron unos

1.5 mm, tamaño mínimo necesario para su trasplante al mar, de acuerdo con los

resultados obtenidos para otras especies de Gracilaria (Alveal et al. 1997).

Este es el primer estudio de una cepa argentina de G. gracilis en aspectos relativos

a la liberación y germinación de esporas con potencial aplicación en cultivos a

escala

piloto

(Michetti

et

al.

2013).

La implementación de métodos de repoblamiento a través de esporocultivos de G.

gracilis es deseable para incrementar la biomasa y la variabilidad genética en

praderas naturales (Martín et al. 2011). En consecuencia, futuras contribuciones en

esta línea serán fundamentales para la generación de biomasa de esta especie

agarófita.

Los cultivos por esporas requieren de más infraestructura y tecnología que los

sistemas directos e indirectos, pero permiten controlar mejor la calidad de los talos

que se generen como semillas. Esta última alternativa se está usando sólo

recientemente en cultivos comerciales con el objeto de renovar el stock de plantas

existentes y mejorar la productividad.

Actualmente el cultivo de Gracilaria se desarrolla con éxito en varios países

como Chile, Japón, Filipinas, Estados Unidos y otros (Brock y Shintaku, 1996;

Santelices y Fonck, 1979). La importancia económica de Gracilaria, ha motivado a

los científicos a realizar la identificación correcta de las especies y describir su

distribución (Bellorín et al., 2004; Rueness, 2005; Thomsen et al., 2005).

El conocimiento de los estadíos de desarrollo de la germinación de las carpósporas de Gracilaria es

Fig.16 sistema de cultivo a utilizar puede ser horizontal (A) o vertical (B).

21

Fig.17: A. Cultivo horizontal de fondo/ Cultivo suspendido vertical TIEMPO DE CULTIVO HASTA LA COSECHA Al

Fig.17: A. Cultivo horizontal de fondo/ Cultivo suspendido vertical

TIEMPO DE CULTIVO HASTA LA COSECHA

Al sembrar 600 gr. de Gracilaria chilensis, en una cuerda de 5 metros se pueden

cosechar 12 a 15 kg en 3-4 meses (cosechando la cuerda completa) y de 8-10 kg

mediante la poda.

MATERIALES Y COSTO

A continuación encontramos el costo de los materiales utilizados para construcción

de un sistema de cultivo long-line de 100 metros.

22

Cuadro 1 Construcción de un sistema de cultivo gracilaria
Cuadro 1
Construcción de un
sistema de cultivo
gracilaria
Cuadro 1 Construcción de un sistema de cultivo gracilaria ANÁLISIS ECONÓMICO A continuación se entrega un

ANÁLISIS ECONÓMICO

A continuación se entrega un flujo de caja para 1 línea de cultivo, para un periodo

de 2 años, donde se establece que los costos asociados corresponden a $178.017,

que corresponde a la inversión inicial y otros costos relativos al reemplazo de cabos

de fondeo, boyas y línea madre $99.217 (ver sección V).

Los ingresos están establecidos para 6 cosechas (3/año) bajo la mejor condición de

trabajo propuesta. La utilidad establecida corresponde a $682.766 para los 2 años,

lo que se traduce en $28.448/mes/línea. Para esta especie, se estima que con 4

líneas se puede realizar un cultivo donde a partir del mes 4, se podría cosechar

mensualmente una línea. Esto se lograría instalando líneas de cultivo durante 4

meses, a intervalos de 1 mes, para permitir que se genere el ciclo de cosechas

propuesto

23

Fig.18 Análisis económico cultivo de gracilaria IMPORTANCIA DE LA GRACILARIA El estudio de las algas marinas

Fig.18 Análisis económico cultivo de gracilaria

IMPORTANCIA DE LA GRACILARIA

El estudio de las algas marinas adquiere cada vez mayor importancia en las

investigaciones químico-industriales, debido a que estas plantas constituyen una de

las mayores reservas de productos, de muy variado uso en distintos aspectos de la

industria moderna (Díaz-Piferrer, 1961; León et al., 1984).

Gracilaria es un género de algas rojas (Rhodophyta) de importancia económica para

la producción de agar y para uso alimentario de seres humanos y de varias especies

de marisco, también es usado como ingrediente de la gelatina, el cual la ayuda a

tener esa contextura. Su uso principal es como medio de cultivo en microbiología,

otros usos son como laxante, espesante para sopas, gelatinas vegetales, helados y

algunos postres y como agente aclarador de la cerveza. En la actualidad, el

rendimiento anual de Gracilaria en el mundo es aproximadamente 30,000

toneladas, peso seco y la mayoría viene de la producción natural.

Para estos recursos, existen registros de desembarque desde 1967 y sólo a partir

de 1982 se empieza a cultivar comercialmente.

USOS

La Gracilaria se usa en la alimentación y en la preparación de productos

alimenticios, también es una materia prima importante en la producción del agar-

agar. En la actualidad, el rendimiento anual de Gracilaria en el mundo es

aproximadamente 30,000 toneladas, peso seco y la mayoría viene de la producción

natural.

24

Fig.19 Volumen mundial de especies de gracilaria producidas por cultivo y por pesquería Fig.20 Usos de

Fig.19 Volumen mundial de especies de gracilaria producidas por cultivo y por

pesquería

Fig.19 Volumen mundial de especies de gracilaria producidas por cultivo y por pesquería Fig.20 Usos de

Fig.20 Usos de la gracilaria

PRODUCCIÓN DE AGAR A PARTIR DEL USO DE LA GRACILARIA

El género Gracilaria es el más importante como materia prima a nivel mundial en la

industria del agar, aportando el 60% de la materia prima.

El agar es el componente mucilaginoso y es fácil de extraer (Armisén, 1999).

El agar es un polisacárido presente en las paredes celulares de algunas especies

de algas rojas y puede obtenerse a partir de tres fuentes: material algal recolectado

en la playa como arribazón, cosecha directa de poblaciones naturales y cosecha de

material de cultivo. Este polisacárido se emplea como espesante y gelificante en la

industria de alimentos y para la elaboración de medios de cultivo en microbiología,

entre otros usos(Charpentier, 1980).

Las especies de Gracilaria constituyen una fuente importante de agar y desde la

década del 80 países como Chile, Brasil, Taiwán y las Filipinas, iniciaron cultivos

comerciales a gran escala para la extracción de este polisacárido. Por otro lado, la

extracción de biomasa de poblaciones naturales es una práctica que ha ocasionado

25

problemas ecológicos por las estrategias de cosecha empleadas como el arrastre

de fondo.

En la biomedicina el agar se utiliza para seleccionar bacterias Gram negativas. Los

geles hechos de agarosa purificada son utilizadas para la separación de proteínas

mayores a 200 kDa y fragmentos de ADN mayores a 100 pares de bases.

La primera fuente de agar del mundo, a partir de mediados del siglo XVII, fue

Gelidium de Japón, pero a principios del siglo XX la demanda de los ficocoloides

superó el suministro de esta alga. Desde entonces Gracilaria ha jugado un papel

importante en la producción de agar. Actualmente los agares se obtienen de cinco

géneros en tres órdenes de algas rojas y se comercializan como 'agar natural' en

cuadrados o tiras o como 'agar industrial' en forma de polvo. El desarrollo de

procesos de producción a través de la hidrólisis alcalina de sulfatos ha permitido

obtener un agar de alimento de buena calidad de Gracilaria. Esto no muestra la

reacción sinérgica con la goma de algarroba aparente con gelidium agar. El término

"agaroides" se aplica a los agares de Gracilaria producidos sin hidrólisis alcalina de

los sulfatos, con mayor contenido de sulfato y mucha menos fuerza de gel. A

diferencia de Gelidium, Gracilaria tiene que ser procesado en un corto período de

tiempo y no se puede permitir que permanezca en almacenamiento para su uso

durante años de menor disponibilidad. Las estadísticas de las importaciones de

agarófitas a Japón durante los últimos 10 años dan una indicación de la situación

del mercado. Durante este período hubo una marcada reducción de las

importaciones de Gracilaria, principalmente de Chile, pero también Filipinas,

Indonesia y Sudáfrica, debido principalmente al aumento general de la capacidad

de producción de agar en los países productores de Gracilaria(Díaz-Piferrer y

Caballer de Pérez, 1964)

En conjunto el agar está formado por dos fracciones, la agarosa y la agaropectina.

La agarosa (cadenas largas de agarobiosa) es un componente neutro del agar que

le da el poder gelificante y el valor económico, debido a su bajo grado de sulfatación;

mientras que ocurre lo contrario con la agaropectina ya que es la fracción sulfatada

no gelificante (Armisén y Galatas, 1987; Armisén, 1995; Freile-Pelegrín y Robledo,

1997a). Fig.21
1997a).
Fig.21

26

La baja fuerza de gel y de sinéresis (factores de calidad) del agar nativo obtenido

de especies de Gracilaria, lo hace muy útil en aplicaciones como en productos bajos

en calorías, sustituyendo las grasas y en productos de textura suave (Pereira-

Pacheco et al., 2007).

Una manera de solucionar la alta concentración de grupos sulfatos y la baja cantidad

de agarosa del agar de Gracilaria es por medio de un tratamiento alcalino con

hidróxido de sodio. A nivel industrial, el tratamiento alcalino debe ser controlado

cuidadosamente para disminuir al máximo la contaminación generada por los flujos

de residuos alcalinos y las grandes cantidades de agaropectinatos de sodio

(Armisén, 1995; Pereira-Pacheco et al., 2007).

Gracilaria es un género de rápido crecimiento y se reproduce fácilmente por

fragmentación, lo que posibilita su cultivo. Así la disponibilidad de Gracilaria en

poblaciones naturales y también en cultivo, han hecho que sea la principal fuente

de materia prima para la extracción de agar a nivel mundial, aportando alrededor

del 60% (Freile-Pelegrín y Robledo, 1997a; Guzmán Urióstegui y Robledo, 1999).

El precio y la aplicación del agar dependen de su calidad, la cual se puede medir a

través de las propiedades físicas del gel que forma. Las más importantes son la

fuerza de gel, temperatura de fusión y de gelificación (Armisén y Galatas, 1987). La

determinación de estas propiedades constituye un método indirecto para especular

sobre la composición química del agar.

La baja fuerza de gel y de sinéresis (factores de calidad) del agar nativo obtenido de

Fig.22 Agar de gracilaria

27

CONCLUSIONES

La gracilaria tiene importancia económica para la producción de agar y

para uso alimentario de seres humanos y de varias especies de marisco.

Los cultivos de pelillo utilizan cuatro técnicas de cultivo: directa, indirecta,

suspendido y por esporas.

BIBLIOGRAFIA

28

ANEXOS

Cultivos de gracilaria

ANEXOS Cultivos de gracilaria Fig.1Cultivos de fondo Fig.2 Líneas de fondo 29

Fig.1Cultivos de fondo

ANEXOS Cultivos de gracilaria Fig.1Cultivos de fondo Fig.2 Líneas de fondo 29

Fig.2 Líneas de fondo

29

Fig.3 Estanques Fig.4 Tanques 30

Fig.3 Estanques

Fig.3 Estanques Fig.4 Tanques 30

Fig.4 Tanques

30

Fig.5 Por roció Fig.6 Integrado de organismos marinos 31

Fig.5 Por roció

Fig.5 Por roció Fig.6 Integrado de organismos marinos 31

Fig.6 Integrado de organismos marinos

31

Fig.7 METODOS VARIADOS UTILIZADOS EN EL CULTIVO DE GRACILARIA Fig.8 Cultivos en redes y tanques 32

Fig.7 METODOS VARIADOS UTILIZADOS EN EL CULTIVO DE GRACILARIA

Fig.7 METODOS VARIADOS UTILIZADOS EN EL CULTIVO DE GRACILARIA Fig.8 Cultivos en redes y tanques 32

Fig.8 Cultivos en redes y tanques

32

Fig.9 tiempo de un cultivo de gracilaria 33

Fig.9 tiempo de un cultivo de gracilaria

33

Intereses relacionados