325

PUNTA
ARENAS
Y EL PAÍS DEL AGUA
1
Mónica Bosselin Pereira Guy Wenbourne Huyghe Claudio Rolle Cruz Gonzalo Saavedra Vergara Sebastián Seisdedos Morales
3
PUNTA
ARENAS
Y EL PAÍS DEL AGUA
carta banco santander
5
Nos complace presentar Punta Arenas, y el país del agua,
un libro que nos llevará por un asombroso viaje hacia el
sur, a una ciudad que nos narra por medio de estas páginas
sus fascinantes relatos y nos entrega sus más bellos paisajes
en espectaculares fotografías, marcadas por la presencia
del agua y del viento, símbolos de vida y de energía de esta
región del país.

Punta Arenas se ha mantenido como el referente más
importante de una zona que, pese a sus condiciones ex-
tremas, ha sabido hacerse amable y que ha mantenido
la fidelidad a sí misma, sin renunciar al cambio. De la
misma forma, ha sabido expresar, en una combinación
compleja, la representación de la solidez y la prosperidad
que el siglo XIX generó con la conciencia de ser la capital
de un territorio tan exigente y desolado como cautivante,
fragmentado y articulado por sus cursos de agua, por sus
trechos de tierra y mar.

La ciudad tuvo vicisitudes trágicas vinculadas a los
motines y revueltas; señales de progreso, con la llegada
de emprendedores audaces y persistentes; cultura de tole-
rancia, conciencia de los deberes y derechos, y espíritu de
superación, gracias a los inmigrantes. Todo ello la convirtió
en el símbolo más acabado de cómo se pueden superar las
dificultades dadas por la geografía y asumir desafíos que
eran o parecían imposibles.

Esta es una invitación a dejarse cautivar con esta pu-
blicación y con la riqueza intrínseca de cada rincón del
Estrecho de Magallanes, que lleva consigo un valioso legado
histórico que lucha contra el paso del tiempo. Como Banco
Santander nos hacemos conscientes y responsables de la
importancia de contribuir al rescate patrimonial y cultural
de Chile, dejando en evidencia los vestigios de los pueblos
para las generaciones presentes y venideras.

Claudio Melandri H.
Gerente General
Banco Santander
7
Seno Skyring
introducción

DE ESTRECHOS E ISTMOS,
UN PAÍS DEL AGUA

¿Qué es figura, qué fondo? ¿Es el territorio el que dibuja actividad, en particular la ganadería, en las pampas pata-
esta región desmembrada o es el mar que la inunda? ¿Desde gónicas; y actúa como punto de recalada y reparo, refugio
dónde se comprende esta zona? ¿Desde la tierra firme, o a para los desolados días de travesía en zonas que durante
bordo de las precarias embarcaciones de los aborígenes o largo tiempo cargaron con la fama de ser el fin del mundo.
de los pioneros navíos europeos que cruzaron con valentía, Las llanuras, con el coirón y otras hierbas adaptadas al
asombro y espanto el tormentoso corredor que une los viento ­–protagonista invisible y omnipresente–, se vuelven
océanos Atlántico y Pacífico? El espacio magallánico está territorios acuáticos cuando las lluvias o la nieve crean
tan fuertemente marcado por la presencia acuática, sím- lagunas temporales: se vive en el país del agua. Las bahías y
bolo de vida y de energía, que bien puede pensarse que es las entradas de mar, entre las que destaca la zona de Cabeza
a ella a la que pertenece. Que se trata de un país del agua. de Mar, al Norte de Punta Arenas, enfatizan la interrela-
Los istmos –lenguas de tierra que unen dos continentes ción entre los esfuerzos humanos por hacer rendir la dura
o una península con un continente– y los estrechos ­–pasos tierra y las posibilidades de la comunicación marítima,
angostos comprendidos entre dos tierras y por el cual se que proporciona noticias y encuentros con otras gentes;
comunica un mar con otro– son accidentes geográficos los recursos económicos de la pesca y la caza y, durante el
que establecen una relación muy próxima entre lo marí- siglo XX, del progresivo número de turistas.
timo y lo terrestre, y dan origen en Magallanes a un tipo En la zona que se extiende detrás de la ciudad puerto, donde
de cultura que integra ambos hábitats a su forma de ver y la figura del istmo conecta el Estrecho de Magallanes con
representar el mundo. el Seno de Otway, el Canal de Fitz Roy y el Seno Skyring,
La ciudad de Punta Arenas y su privilegiada situación en el océano se interna en las cavidades del continente, con-
medio del canal interoceánico es un caso de asentamiento figurando un paisaje que entrelaza las soledades del mar
humano que organiza su vida en esta suerte de condición con las de las pampas, con el sonido constante del viento
anfibia: se vincula con lejanas regiones del mundo por como único compañero.
medio de la navegación; desarrolla parte importante de su En este espacio de alternancia entre franjas de tierra y
9
de mar, en una geografía de extremos, en el extremo del en el símbolo más acabado de cómo se pueden remontar las este monumento, encargado por José Menéndez, uno de
continente, se ha desarrollado la vida desde hace varios dificultades dadas por la geografía y asumir desafíos que los más representativos exponentes del espíritu pionero
miles de años, como lo testimonian las huellas dejadas por eran o parecían imposibles. magallánico, se coronó la etapa de crecimiento sostenido
los animales y sobre todo los seres humanos, en diversas El país del agua, que se comunica por ella, que se ali- de Punta Arenas y de solidificación de un territorio elusivo
cavernas que, con sus imágenes y signos, son testigos elo- menta por ella, y que determina su espacio en ella, tiene y distante, no sólo físicamente, del resto del país. En él se
cuentes de la voluntad de sobrevivencia de los primeros por capital una localidad en su origen arenosa pero que ha resume una serie de indicios de cómo ha sido la vida de la
hombres y mujeres que poblaron el finis terrae americano. funcionado como una sólida base para el desarrollo de una región y de cómo la voluntad de mirar alto y con decisión,
Por largo tiempo descuidadas por la cultura occidental, cultura regional notable por su capacidad de adaptación e sin temor a las distancias y peligros, da sus frutos.
estas comarcas fueron territorio de fantasías y leyendas, interpretación del mundo circundante y sus oportunidades. A lo largo del siglo XX, Punta Arenas se ha mantenido
que hablaron de lugares maravillosos como la Ciudad de Punta Arenas vivió un proceso de crecimiento sostenido como el referente más importante de una zona que pese a
los Césares o bien de la presencia tétrica de un fantasmal en la segunda mitad del siglo XIX, hasta consolidar una sus condiciones extremas ha sabido hacerse amable y que,
Puerto de Hambre, con algo de sello de maldición. situación de prosperidad y seguridad hacia 1920, la época como otras ciudades del agua, ha mantenido la fidelidad a
Es con Punta Arenas, luego del breve pero cargado epi- en que simbólicamente se establece un reconocimiento a sí misma, sin renunciar al cambio.
sodio del Fuerte Bulnes, que este país del agua se comienza quienes contribuyeron a la generación de una identidad Punta Arenas ha sabido expresar, en una combinación
a integrar a la vida de Chile. Aunque conservó por mucho fuerte y visible a través del monumento a Hernando de compleja, la representación de la solidez y la prosperidad
tiempo el carácter de región fronteriza y lugar de pione- Magallanes en la Plaza de Armas. que el siglo XIX generó con la conciencia de ser la capital
ros, también dio el paso extraordinario –y tanto tiempo El homenaje escultórico es un vehículo de la memoria de un territorio tan exigente y desolado como cautivante,
postergado– de cruzar el estrecho para ocupar la Tierra que hace recordar a cada transeúnte el audaz marino que fragmentado y articulado por sus cursos de agua, por sus
del Fuego. La ciudad tuvo vicisitudes trágicas vinculadas a atravesó por primera vez el país acuático; se reconocen trechos de tierra y mar.
los motines y revueltas; señales de progreso, con la llegada también a otros protagonistas de la historia de esa región
de emprendedores audaces y persistentes; cultura de tole- liminar, entre los que destaca el indígena patagón transfor-
rancia, conciencia de los deberes y derechos, y espíritu de mado en el tiempo en emblema de buen augurio, de fortuna
superación, gracias a los inmigrantes. Todo ello la convirtió y de promesa de retorno a esa lejana frontera del sur. Con
Seno Skyring Seno Otway
11
Seno Skyring
Estrecho Magallanes, desde en Punta Arenas
13
indice

capítulo I
LA AVENTURA DEL ESTRECHO pág. 20

pág. 25 Pág. 27 pág.28 pág.30 pág. 31 pág. 32 pág. 34 pág. 36
Una cultura de mar El descubrimiento Un aventurero de El más bello y seguro De un lado y del otro Hambre y fatiga El tesón de un gallego Infografía
nacimiento Rutas de navegación

capítulo II
UN TERRITORIO DE NADIE pág. 94

pág. 98 pág. 100 pág. 102 pág. 104 pág. 106 pág. 108 pág. 110 pág. 112
Las rutas Luces en el horizonte El Lejano Sur Un marino con Una ciudad convencida La arquitectura de Plumas y aguardiente Infografía
interoceánicas curiosidad científica de su destino troncos Red de faros habitables y
algunos naufragios

capítulo III
INTEGRACIÓN Y ACOGIDA pág. 168

pág. 172 pág. 174 pág. 176 pág. 178 pág. 180 pág. 182 pág. 184
Culturas que se unen Lazos familiares Llegan las ovejas Un poeta de su tierra Las estaciones de la lana Una arquitectura de Infografía
estilo propio Poblamiento tardío

capítulo IV
TIERRA A LA VISTA...TIERRA DEL FUEGO pág. 238

pág. 242 pág. 243 pág. 243 pág. 244 pág. 247 pág. 248 pág. 250 pág. 252
El más allá del estrecho Lo sagrado y lo profano El porvenir del oro El oficio de la lana La energía de una Un abrazo para la paz Tres mil pozos Infografía
región Recursos económicos
Estancia El Trébol Seno Otway
15
Seno Skyring Pingüinera en el Seno Otway
17
19
capítulo i

La aventura
del estrecho
Vivir en la región de Magallanes ha sido siempre un reto: el viento –un constante men-

sajero del frío–, el mar crispado, y una vegetación y fauna aguerridas marcaron a quienes

han llegado y poblado esta zona. Los primeros habitantes se refugiaron en cuevas, como

la de Pali Aike, que en aonikoaish, la lengua de los aonikenk, significa «paradero de la

desolación». Los europeos, que comenzaron a llegar desde que Hernando de Magallanes

navegara las aguas del estrecho entre el Atlántico y el Pacífico en 1520, también supieron

de los extremos rigores del lugar: el corsario inglés del siglo XVI Thomas Cavendish re-

bautizó definitivamente a la primera y desafortunada fundación española como «Puerto

del Hambre». Hasta el siglo XIX, varios osaron recorrer este paisaje de fin de mundo, pero

muy pocos se aventuraron a establecerse en él.
La aventura del estrecho PUNTA ARENAS 21
23
La aventura del estrecho PUNTA ARENAS
Estrecho de Magallanes, sector de Fuerte Bulnes
En las remotas regiones australes de la Patagonia se re- utensilios de los grupos que fueron ocupando la región evidente interés arqueológico. La zona es particularmente
gistra presencia del hombre desde hace alrededor de nueve austral de América hasta encontrar el paso interoceánico, representativa de los desafíos que este territorio plantea
mil años, en una época en la que las costas del Estrecho de superarlo, y ocupar lo que luego sería Tierra del Fuego. a la vida humana y animal, con panoramas extendidos,
Magallanes ofrecían condiciones muy favorables: el clima, La ciencia ha permitido reconocer, mediante el desci- vegetación resistente a las condiciones del clima y árboles
con un equilibrio de humedad y temperatura –algunos grados framiento de los estratos, varias generaciones de indígenas que en ocasiones son tesoros, amoldados a la acción fuerte y
más que en la actualidad–, generó un medio propicio para que se identifican por el tipo de alimentación que cada una constante de ese invisible y no siempre silencioso habitante
los primeros enclaves humanos en la región. tuvo, evidenciada en los restos de huesos y otros residuos, originario de la zona que es el viento.
La abundancia de pastos y de fauna atrajeron a las costas implementos e instrumentos. Se sabe que los instrumentos y armas de los primeros
y las áreas adyacentes, como la zona del Seno Otway, a En este sentido, la cueva o gruta de Fell –que en aonikenk hombres y mujeres de la región variaron en el tiempo, de
grupos de cazadores y recolectores que descendieron desde se denomina Ush Aiken– resulta elocuente: muestra al acuerdo con los estadios culturales, desde elaboraciones
el sector norte y central de la Patagonia oriental. Se trató menos cinco tipos de expresiones reconocibles de ocupación toscas de piedra hasta trabajos finamente labrados en el
de un proceso de migración gradual, dominado por el se- humana, con industrias líticas o etapas culturales que cu- mismo material o en huesos de animales; también se sabe
guimiento de las manadas de hippidion –pequeños caballos brieron desde los primeros cazadores nómadas llegados a las que no desarrollaron la cerámica. De estos asentamientos
americanos–, milodones –perezosos gigantes– y otros herbí- cercanías del estrecho hasta los aonikenk más recientes, los humanos primitivos provendrían los aonikenk y selknam.
voros, y de luchas con smilodones o tigres dientes de sable, también llamados tehuelches o, genéricamente, patagones. Si bien con diferencias dadas en parte por el hábitat –los
los principales depredadores de la zona. Acontecimientos En las grutas y refugios hay huellas que se expresan a primeros, en el continente; los segundos, en Tierra del
climáticos y telúricos ocurridos unos tres mil años después través de pinturas rupestres; destaca, en una zona no lejana Fuego–, ambos grupos tenían en común el tronco étnico y
de la llegada de los primeros humanos cambiaron el aspecto de la costa, la cueva de Pali Aike, ubicada en medio de un lingüístico, eran nómadas cazadores, se protegían con toldos
del paisaje y su medio ambiente: despareció la fauna del impresionante paisaje cubierto de lava volcánica, lo que de cuero que apoyaban en ramas y se vestían con pieles de
pleistoceno y la reemplazaron los mamíferos de menor explica el nombre que los indígenas dieron a este lugar: la guanaco. De carácter belicoso, como pudieron experimentar
tamaño, como guanacos o zorros, que sobreviven hasta hoy. voces aonikoaish aike, aik, aik’n, aiken significan «lugar», algunos de los primeros españoles llegados a la Patagonia,
Los más antiguos vestigios de la presencia humana se «paradero», «campamento», mientras que la voz pali designa tanto los aonikenk como los selknam ostentaban una gran
encuentran en cuevas o cavernas; repartidas por varios la desolación o el hambre. estatura, con cuerpos fornidos y robustos, lo que dio origen
lugares de la Patagonia, hay en ellas signos de fogones y Tanto la gruta de Fell como la de Pali Aike son sitios de a toda suerte de leyendas sobre los «gigantes patagones».
25
La aventura del estrecho PUNTA ARENAS
1 2

Tenían creencias religiosas arraigadas, una mitología rica, marítimo, aprendiendo a usar sus recursos y originando 1
Freti Magellanici ac novi Freti vulgo Le Maire
y practicaban complejos rituales. un tipo de cultura diferente. Otra presunción plantea, en exactissima delineatio, Guiljelmus Blaeu,
El contacto de los europeos con los indígenas de Tierra cambio, que el poblamiento de estas costas interiores ten- 1631. Mateo Martinic, Cartografía magallá-
nica 1523-1945, Ediciones Universidad de
del Fuego fue muy tardío, mientras que los encuentros dría origen en grupos de cazadores y recolectores marinos Magallanes, 1999.
con los aonikenk o tehuelches se dio desde las primeras que, desde Chiloé, habrían descendido recorriendo la costa
2
expediciones, lo que resultó en una relación compleja de desmembrada hasta alcanzar, en el séptimo milenio antes Exquisita & magno aliquot mentium periculo
influencias, conflictos e intercambios, que en la mayor parte del presente, la zona central del Estrecho de Magallanes y lustrata et iam retecta Freti Magellanici
Facies. Jodocus Hodius, 1616. Mateo
de los casos no favoreció a los indígenas, con frecuencia los referidos enclaves. Martinic, Cartografía magallánica
despreciados por los viajeros. Se pueden señalar dos puntos en los que se manifiesta este 1523-1945, Ediciones Universidad de
Magallanes, 1999.
giro cultural, de acuerdo con la evidencia: por una parte, en
Una cultura de mar Englefield y Bahía Colorada, en el mar de Otway, con un
Luego de algunos milenios de asentamientos tierra adentro, sello particular de adaptación; y, por otra, en los sitios de
se iniciaron las marchas hacia zonas costeras con condi- Bahía Buena y Punta de Santa Ana, en el estrecho, donde
ciones favorables, como la Isla Englefield, el Seno Otway se reconoce una cultura novedosa: destaca la tendencia a
y Ponsonby, en el Norte de la Isla Riesco, donde se han la explotación de los mamíferos marinos y aves por sobre
encontrado restos de industrias de talla avanzada, similares la recolección de mariscos o la pesca, y la creación de una
a los de la gruta de Fell. rica variedad de instrumentos de hueso, piedra y obsidiana.
Se sostiene como hipótesis que el establecimiento de En las comunidades de los sitios aledaños a Bahía Buena
estos grupos humanos en los mares interiores –la zona y a Punta de Santa Ana se cree que están los orígenes de los
central del Estrecho de Magallanes y el mar de Otway– se grupos kawéskar, conocidos históricamente desde el siglo
explicaría como una respuesta de supervivencia de los gru- XVI. Se trata de cazadores, recolectores, marinos y nómadas,
pos de paleoindios originarios, que fueron constreñidos a que se desplazaban en canoas con sus grupos familiares, hasta
desplazarse hacia el litoral por nuevos migrantes. Una vez encontrar sitios donde establecer sus precarias viviendas.
ahí, se habrían adaptado paulatinamente al nuevo escenario Quienes frecuentaron la Punta de Santa Ana se movieron
1 2

1 por un sector más o menos amplio que pudo llegar hasta La presencia kawéscar está documentada de manera
Diario de L’Hermite de 1624 a 1626, W.
Voorbeijtel Cannenburg, De reis om de we- la Isla de los Pingüinos y Puerto Peckett en una dirección, significativa hasta más allá de 1850, período en el cual
reld van de Nassausche Vloot M1623 -1626, y hasta el Canal Jerónimo y las islas adyacentes por el lado comenzó el descenso de su población debido a enferme-
Colección Linschoten, tomo LXV, La Haya,
Martinus Nijhoff, 1964. occidental, incluyendo las costas fueguinas. dades que prosperaron con el más frecuente contacto con
Los kawéskar vivían en familia y, aunque eran inde- los europeos y los colonos chilenos que se establecieron
2
Flota de van Spielbergen en Bahía Cordes pendientes y autosuficientes, se reunían con otros grupos en las costas del estrecho.
en 1615, Holandeses en el Estrecho de periódicamente para la celebración de rituales religiosos En los años finales del siglo XIX se inició para estos gru-
Magallanes, Universittet van Amsterdam,
Ámsterdam, 1999. colectivos. Los varamientos de ballenas constituían también pos, como también para los habitantes de Tierra del Fuego,
ocasiones de encuentro entre canoeros: allí compartían la terrible fase de la extinción en lo que ha sido calificado
3
Flota de Spielbergen saliendo del estrecho alimento y contribuían mutuamente a su austera existencia. como un genocidio. «Redescubierto» este territorio, con
en 1615, Holandeses en el Estrecho de Los miembros de estas tribus vivían desnudos todo el año el desarrollo de Punta Arenas y de la actividad ganadera,
Magallanes, Universittet van Amsterdam,
Ámsterdam, 1999. y usaban una capa de piel de lobo, nutria, coipo o incluso se lo observó desde la ribera continental como una zona
guanaco, que les cubría la espalda y colgaba del cuello como de explotación, ocasionando con ello una hecatombe de-
única prenda. Esta costumbre ha sido considerada una señal mográfica y cultural que llevó al ocaso de varios pueblos
importante del proceso adaptativo al medio acuático, en el en el lapso de menos de 80 años.
que la desnudez es funcional y toda forma de vestimenta, Con el sacerdote Giuseppe Fagnano como líder, en
inútil. Se cree que los káweskar tenían un metabolismo 1887 llegaron los misioneros salesianos a Punta Arenas,
más elevado, lo que se traducía en mayores temperaturas respondiendo en parte al llamado «sueño de Don Bosco», el
corporales. Adicionalmente, se cubrían el cuerpo con grasa fundador de la Sociedad de San Francisco de Sales, que en
de lobo, consiguiendo una película aislante que hacía res- 1883 había tenido en sueños una visión donde el territorio
balar el agua, evitando que la transpiración se acumulara y patagónico y la ciudad de Punta Arenas aparecían como el
enfriara. A la dieta de lobos marinos se añadía el consumo escenario privilegiado para una tarea especialmente reservada
de piezas de caza ocasionales, así como de peces y mariscos, a su orden. Así, sus sacerdotes y las religiosas de la rama
práctica que los diversos conchales testimonian. femenina, las Hijas de María Auxiliadora, desempeñaron
27
La aventura del estrecho PUNTA ARENAS
3

un papel importante en la tarea de proteger a los últimos a las Molucas que arrebatara la exclusividad de Portugal para título de Almirante de Castilla, luego de establecer capi-
indígenas de la Patagonia y Tierra del Fuego. Además de acceder a las islas de las especias. En aguas del Atlántico Sur, en tulaciones con el rey Carlos I– estaba convencido de la
Fagnano, destacaron otros religiosos salesianos, entre ellos, lo que hoy es Argentina, las inclemencias del tiempo hicieron existencia del paso marítimo tras conocer el trabajo del
los padres Maggiorino Borgatello, Giovanni Bernabe y naufragar la embarcación Santiago. El cansancio y la decepción cartógrafo Martín de Bohemia, guardado en la tesorería
Giovanni Aliberti, y la madre Angela Vallese. Ellos esta- crecieron entre las tripulaciones, según relata el cronista de del rey de Portugal, y de considerar las opiniones de los
blecieron misiones en San Rafael, en la Isla Dawson y en esta extraordinaria aventura, Antonio Pigafetta, natural de principales cosmógrafos de la época en su país natal, de
Río Grande, en el territorio argentino, lugares donde se Vicenza quien también da cuenta de las conspiraciones contra larga tradición de navegantes.
acogió a los últimos grupos de selknam, también conocidos el comandante de la expedición, el almirante que en España y la Una vez superado el Cabo Vírgenes y navegando hasta
como onas, perseguidos en las tierras que habían ocupado América hispana es conocido como Hernando de Magallanes. girar la actual Punta Dungeness, Magallanes decidió
ancestralmente. Algo similar ocurrió con los kawéskar, que Superadas estas dificultades y reemprendida la navegación, se detenerse en la que sería denominada Bahía Posesión,
fueron protegidos por los misioneros. El sacerdote salesiano alcanzó el accidente geográfico que hacía despertar esperanzas con la Victoria y la Trinidad, y envió a la San Antonio y
Alberto María de Agostini alcanzó a grabar, en las primeras de encontrar el deseado paso al Mar del Sur. la Concepción a explorar las aguas que se extendían más
décadas del siglo XX, imágenes de las misiones y de algunos «En los 52º de latitud […], avistamos un estrecho: bautiza- allá de la primera bahía.
supervivientes de los selknam, que luego aparecieron en mos el cabo, Cabo de las once mil vírgenes, en recuerdo del Pigafetta describe «un estrecho circundado de altísimas
su documental titulado Tierras magallánicas. extraordinario milagro que se recordaba ese día», escribió montañas cubiertas de nieve, de un largo de 110 leguas,
Pigafetta en su Relazione del primo Viaggio intorno al Mondo. esto es de cerca de 440 millas, y de un ancho más o menos
El descubrimiento Algunos días más tarde, la Trinidad y la Victoria navegaron de una media legua». También da cuenta de su hondura:
El 21 de octubre de 1520, día de Santa Úrsula y las once muy cerca de la costa, entrando a lo que inicialmente fue «No lográbamos encontrar fondo para lanzar el ancla».
mil vírgenes, la expedición al mando del marino portugués llamado Estrecho de Todos los Santos, en recuerdo de la fecha Asombradas por el paisaje e ilusionadas con la idea de
Fernão de Magalhães, que servía al rey de España, vivió en que se supone que las carabelas ingresaron a esas aguas, el haber encontrado el anhelado paso, las tripulaciones en-
una jornada de ilusiones: luego de varias semanas de difícil 1 de noviembre de 1520. frentaron, la primera noche, una furibunda tempestad. Para
navegación, se divisó un promisorio cabo. Desde el zarpe Fue un momento de fuertes emociones: los esfuerzos el 21 de octubre la flota de Magallanes se había encontrado
desde Sanlúcar de Barrameda, en septiembre de 1519, la de los expedicionarios, y en particular los de Magallanes, hacia los 52 grados de latitud austral. Las naves quedaron
flota de cinco naves había buscado sin éxito una nueva ruta parecían coronarse. El marino portugués –que llevaba el a merced de las agitadas aguas y el viento contumaz, y las
magallanes

Un aventurero de nacimiento

Fernão de Magalhães, conocido como Fernando de Magallanes que alcanzaba a otro espacio marítimo abierto, que bautizó
o más frecuentemente como Hernando de Magallanes, nació como Pacífico, nombre de enorme fortuna que hizo olvidar
en la región de Sabrosa, al Norte del reino de Portugal hacia al de Mar del Sur.
1480. Criado en un territorio que por más de un siglo se Desde allí la travesía del marino portugués y sus hombres
orientó al desarrollo de la navegación, Magallanes escogió se hizo más difícil. Ya habían perdido dos de las naves y
también la vida de marino como oficio. Le correspondió vivir realizaron un recorrido de cerca de tres meses sin avistar
momentos extraordinarios en el ámbito de las exploraciones tierra, hasta que llegaron a las islas Molucas, con tripula-
y los descubrimientos, pues en su juventud se conocieron ciones exhaustas, hambrientas, sedientas y diezmadas por
las primeras noticias del Nuevo Mundo: veinteañero, el escorbuto. Era el 6 de marzo de 1521 y eran ellos quienes
supo de la hazaña de Vasco da Gama, cuando éste dobló el realizaban el sueño de Colón: llegar a las Indias navegando
Cabo de Buena Esperanza y encontró la ruta a la India; fue hacia el Occidente.
testigo de cómo Américo Vespucio y los cartógrafos de su Después de algunas semanas de recuperación, Magallanes
tiempo bautizaban a este conjunto de tierras en proceso continuó con la exploración y hubo diversos encuentros
de descubrimiento y conquista como América, y se enteró con los nativos. En las islas Filipinas, en un lugar llamado
de la existencia de un gran Mar del Sur descubierto por Mactán, el marino portugués encontró la muerte en un
Núñez de Balboa. enfrentamiento con indígenas.
En este contexto, Magallanes optó por servir al joven rey de Magallanes pudo gozar algunos meses de la alegría de
España, Carlos I –que luego sería más conocido por su título haber conseguido los objetivos de su aventura: encontrar el
de emperador, Carlos V, a partir de 1520– y ofrecerse para rea- deseado paso entre los océanos y alcanzar los territorios de
lizar la prometedora y al mismo tiempo arriesgada empresa de la especiera. Uno de sus capitanes, Juan Sebastián Elcano,
buscar un paso entre el Océano Atlántico y el misterioso Mar tomó la conducción y, luego de cimentar buenas relacio-
del Sur. Logró armar una flota con cinco naos que zarparon nes con los habitantes de Borneo, inició el regreso con la
de San Lúcar de Barrameda en septiembre de 1519. nao Victoria y llegó a España con 18 sobrevivientes de la
Con su flota, Magallanes vivió el invierno austral de 1520 expedición original. Algunos años más tarde, otros cuatro
en Bahía San Julián, accidente geográfico que imaginó como marinos volvieron por una ruta diversa. De este modo, de
el buscado paso. Dadas las difíciles condiciones climáticas los 234 hombres zarpados en 1519, sólo 22 pudieron contar
y lo inhóspito del paisaje, en las tripulaciones y en los co- que habían hecho la primera circunnavegación del globo
mandantes medró la idea del retorno y el motín para sacar terráqueo. Magallanes fue reconocido como el impulsor
a Magallanes. Éste reaccionó con decisión: desbarató la y el decidido conductor de esta hazaña, y por ello el paso
insurrección y tomó medidas ejemplares contra los líderes. entre los océanos perpetúa su nombre.
Ya en la primavera de 1520, reanudó la navegación y descu-
brió el estrecho a finales de 1520. Utilizando con habilidad
sus barcos, Magallanes exploró el paso hasta cerciorase de
1480 nace Hernando de Magallanes
en la región de sabrosa, al norte de portugal

zarpa de san lúcar de barrameda con una flota de cinco naves

1519
1520 descubre el estrecho de Magallanes

llega a las Indias
navegando hacia el occidente y encuentra la muerte
1521
dos exploradoras fueron arrastradas cerca de las costas, con dos angosturas y llegó al amplio espacio que se da desde la ruta que seguirían el resto de las naves. Cuenta Pigafetta:
riesgo de naufragar. Fue entonces que, según el cronista, se la Isla Magdalena en adelante. En ese punto, Magallanes «Plantamos dos banderas con las respectivas cartas, una en una
hizo visible la continuación: «Llegados al final de la bahía, nuevamente ordenó a las naves San Antonio y Concepción pequeña altura de la primera bahía, y la otra sobre una islita
cuando ya se creían perdidos, notaron una pequeña apertura explorar la parte oriental, conocida hoy como Bahía Inútil y pobladísima de lobos marinos y grandes pájaros», en lo que es
que en un primer momento les había parecido sólo un brusco el Seno Almirantazgo, mientras que la Victoria y la Trinidad la primera referencia a la Isla Magdalena. Este reconocimiento
punto de quiebre. Allí se lanzaron como desesperados y exploraron la zona sudoccidental alcanzando un punto que, temprano de los principales hitos geográficos del Estrecho de
de ese modo descubrieron el estrecho». Añade Pigafetta: según Pigafetta, Magallanes llamó Cabo Deseado (luego Magallanes tiene en el relato de Pigafetta su fuente primaria,
«Entonces fueron adelante y encontraron otra bahía; más Cabo Pillar), pues era el ansiado hito del paso interoceánico la que se ha complementado luego con el trabajo de otros estu-
adelante encontraron otro estrecho y una bahía más grande que había dado origen a la expedición. En pocos días, el diosos, como los arqueólogos. Sin embargo, el tono entusiasta
que las dos primeras»; refiere así la superación de la primera marino y sus hombres lograron recorrerlo, observando y emocionado del viajero de 1520 es único: «Creo que en todo
y segunda angosturas. «Exultantes, volvieron atrás para asombrados un paisaje del todo nuevo, y se abrieron camino el mundo no existe un estrecho más bello y seguro», escribe,
dar inmediatamente noticias al capitán general», indica hasta encontrar, el miércoles 28 de noviembre de 1520, el y da cuenta de los recursos disponibles y de la topografía
el narrador testigo, y confiesa que él mismo y el propio mar abierto que el almirante bautizó como Pacífico. de la región: «La costa del lado izquierdo giraba a Sudeste y
almirante habían dado por perdidas las naves y muertas a En el mes en que estuvieron navegando las aguas del era baja […] lo llamamos Estrecho de Patagonia». Sobre todo
sus dotaciones, dada la violenta tormenta y los dos días que estrecho que hoy lleva el nombre de su descubridor, se pondera la importancia de una abundante cantidad de puertos
llevaban desaparecidas. Pero al ver las dos embarcaciones presentaron diversos avatares, entre ellos la deserción de la a buen resguardo, de agua, madera, peces y mejillones, y una
con sus velas y banderas desplegadas, estalló la alegría, y se San Antonio que, en rebeldía, regresó a España. Las naves hierba que le resulta novedosa: una variedad de apio. De esta
dieron descargas de bombardas, gritos festivos, y cantos de leales buscaron a la fugitiva y, en esa tarea, la capitana re- época proviene una de las denominaciones más duraderas de
agradecimiento a Dios y la Virgen María. Eran los primeros montó hasta la entrada del estrecho en su boca oriental, de la región: se reconoce una ribera como Tierra de la Patagonia
días de noviembre de 1520 y por primera vez ojos europeos manera que pudo realizar un reconocimiento de ida y vuelta y la otra, como Tierra del Fuego.
veían lo que luego llegaría a ser territorio chileno. de las bahías, angosturas y pasos. Según las convenciones Magallanes continuó, con su disminuida flota, hacia las
establecidas entre los capitanes de los barcos, en caso de Molucas, donde encontró la muerte en 1521. Algunos meses
El más bello y seguro extraviarse uno de ellos, se debía plantar una bandera en más tarde, Juan Sebastián Elcano completaría la primera
Después de este momento feliz, la pequeña flota superó las una cima y enterrar debajo una carta con indicaciones sobre circunnavegación del globo. El navegante español volvió a su
31
La aventura del estrecho PUNTA ARENAS
1 2

país en 1522, con sólo una nave y 18 sobrevivientes, pero con De un lado y del otro 1
Tractus Australior Americas Meridionalis,
especias y la noticia de la ruta encontrada. Siguiéndola, en abril Hasta esa fecha, el paso entre mares se había recorrido etc. Frederik de Witt, 1675.
de 1526, pasó por las aguas del Estrecho de Magallanes la segunda siempre viniendo desde Europa en dirección al Oeste. Pero
2
expedición europea comandada por García Jofré de Loayza. Sin la conquista española se extendió por las costas del Pacífico, Detroit de Magellan. Alain Manessin
embargo, en esta ocasión las naves no se detuvieron en las costas alcanzando Perú y Chile, en los años treinta y cuarenta del Mallet, 1683.

y sólo utilizaron la vía de comunicación entre los océanos. Ya en siglo XVI. Por su parte, Pedro de Valdivia había obtenido la
1535 hubo interés por establecer población en las costas de este gobernación de la Nueva Extremadura, que llegaba hasta el
significativo enclave, una puerta hacia el Pacífico, que la Corona grado 41 y, luego de la muerte de Pero Sancho de Hoz, los
deseaba como un «lago español». Así, el caballero portugués Simón derechos sobre las tierras al Sur del estrecho. El extremeño
de Alcazaba consiguió el privilegio real para poblar las costas del buscó asegurarse una posición y envió a Francisco de Ulloa
estrecho; pero como encontró tempestades que le dificultaron a recorrer esas aguas en 1553. Hernado de Gallegos, que
la entrada al territorio concesionado, terminó abandonando esa venia en la expedición de Ulloa, fue así el primer europeo
posición y se trasladó más al Norte, donde murió asesinado en un en entrar al paso desde el Occidente. La muerte le impidió
motín de sus compañeros. El Emperador Carlos V determinó, a Valdivia gozar de la extensión de sus dominios.
entonces, que se asignaran las tierras a Francisco de Camargo, La consolidación de la idea de una gobernación que
quien tendría como gobernación la Provincia del Estrecho, incluía el Estrecho de Magallanes se dio en los años en
comprendida entre el grado 36 y el mismo estrecho, de mar a que fue gobernador de Chile García Hurtado de Mendoza.
mar, con lo que se configuraba una unidad que se conocería como Él trajo consigo a Alonso de Ercilla y Zúñiga, el poeta de
la Patagonia. Esto sucedía en 1536, pero sólo en 1539 Camargo La Araucana, y comisionó al experimentado marino Juan
salió de España para llegar a la zona en enero de 1540. La fortuna Ladrillero realizar un reconocimiento de las costas. Así, en
no acompañó al titular de la concesión, pues su nave se estrelló 1558, Ladrillero, con una pequeña flota en la que figuraban
contra las costas de la primera angostura y naufragó; y, con ella, veteranos de la expedición de Ulloa, llevó a cabo una tarea de
todo el proyecto. exploración y descubrimiento hasta la parte oriental, donde,
el 9 de agosto, en lo que luego sería Punta San Gregorio,
1

1 tomó solemnemente posesión de esas tierras en nombre Gamboa registró, nombró y señalizó un gran número de
Tabula Magellanica. Joannes Janssonius,
1652. Destroit de Magellan, Terre et del Gobernador de Chile. Se sellaba así la relación entre lugares y accidentes geográficos que, en muchos casos,
Isles Magellaniques. Nicolás Sanson este país, la Patagonia, Tierra del Fuego y su ruta acuática. siguen conservando las denominaciones dadas por el
d’Abbeville, 1658.
Zanjada la situación jurídica de dominio sobre el paso in- marino gallego. Luego de este recorrido, Sarmiento de
2 teroceánico, no habría presencia europea por veinte años. Gamboa reafirmó su convencimiento de la necesidad de
Destroit de Magellan, Terre et Isles
Magellaniques. Nicolás Sanson Cuando las naves del Viejo Continente volvieron a fortificar y poblar; con esa certeza se dirigió a España
d’Abbeville, 1658. surcar las aguas del Estrecho de Magallanes, las guerras de para persuadir al rey y su consejo de la importancia del
religión –la Reforma y la Contrarreforma– habían llevado proyecto. La Corona aprobó una expedición de alrede-
al enfrentamiento entre naciones, que ahora se golpeaban dor de dos mil 500 personas y 23 naves para iniciar la
y atacaban también en sus dominios coloniales. En 1578 la ocupación del estrecho.
llegada Francis Drake, marino británico al servicio de la Desde su partida, en Sanlúcar de Barrameda, hubo
reina Isabel I, quitó la exclusividad hispánica al Pacífico y dificultades: una fuerte tempestad hizo naufragar a
el estrecho. Ahora las colonias quedaban vulnerables a los varios barcos, con la pérdida de alrededor de 800 almas,
asaltos de los corsarios, como pudo experimentar Valparaíso y obligó al resto a volver a España. Zarparon de nuevo,
con el propio Drake. esta vez desde Cádiz, a inicios de diciembre de 1581.
En este escenario, las autoridades españolas decidieron El sino trágico de Sarmiento de Gamboa contagió la
tomar medidas para poder controlar el paso, y volvieron empresa, que tardó más de tres años en llegar, con su
a pensar en la idea de establecer poblaciones en esas contingente reducido a 500 tripulantes y sólo cinco naves.
tierras lejanas e inhóspitas. El encargo de explorar la Una vez en el territorio adyacente al estrecho, el marino
región fue dado por el Virrey del Perú a Pedro Sarmiento procedió a establecer Nombre de Jesús, la primera de sus
de Gamboa, un marino de experiencia y probada capa- fundaciones, en febrero de 1584. Sin embargo, tres de
cidad de organización de empresas. Su primer viaje, los barcos que le quedaban desertaron, y la expedición
iniciado en 1579, se caracterizó fundamentalmente por quedó así con un par de navíos en pésimas condiciones y
el reconocimiento minucioso de las costas. Sarmiento de unas 300 personas, sin pertrechos, armas ni municiones.
33
La aventura del estrecho PUNTA ARENAS
2

Hambre y fatiga que unas 200 personas volviesen a Nombre de Jesús con la
Pese a la adversidad, Sarmiento de Gamboa continuó su plan esperanza de que desde allí pudiesen encontrar auxilio para
con determinación: dejó una parte de su gente en Nombre de ellos mismos y para los de Rey Don Felipe.
Jesús, mientras que él mismo, por tierra, con un contingente de Nada de eso sucedió, y las enfermedades, la privación, la
unos 90 hombres, y otros en la carabela Santa María de Castro, fatiga y los ataques de los indios hicieron que, luego de tres
se dirigieron a la zona del puerto de San Blas, inmediato a la inviernos, los sobrevivientes de Rey Don Felipe, una veintena
punta de Santa Ana. Cuando los dos grupos se encontraron en la de personas, se trasladaran a Nombre de Jesús. Los restos
Bahía San Blas, hoy conocida como Bahía Buena, Sarmiento de de lo que había sido el gran plan de Sarmiento de Gamboa
Gamboa procedió a fundar la Ciudad del Rey Don Felipe, el 25 impresionaron, en enero de 1587, a Thomas Cavendish, al
de marzo de 1584, con el característico procedimiento español: mando de una flotilla corsaria inglesa. A él se debe el nombre
se establecieron una plaza mayor, los edificios principales y las de «Puerto del Hambre» con el que hasta hoy se recuerda esa
casas de los vecinos. En mayo, el navegante volvió a ver cómo fundación, que proyectó una tétrica y duradera sombra sobre
continuaba la vida de Nombre de Jesús, y dejó un centenar de el territorio, y retrasó por largo tiempo el establecimiento de
personas en Rey Don Felipe, a los que no volvería a ver. poblaciones regulares.
Las tempestades, que parecían ensañarse con Sarmiento, Durante los últimos años del siglo XVI, las aguas del
le impidieron llegar a destino y lo alejaron por varios años de Estrecho de Magallanes fueron transitadas por varios
sus enclaves. Al no recibir ayuda, noticias ni indicaciones, los corsarios ingleses, como el propio Cavendish y Hawkins,
pobladores de Nombre de Jesús decidieron abandonar el lugar y holandeses como De Cordes y Van Noort; el primero
y se dirigieron hacia Rey Don Felipe, que en agosto de 1584 pasó un invierno en la zona, pero las dificultades y el rigor
pasó a tener más de 250 habitantes. La escasez de recursos climático desalentaron cualquier iniciativa de colonización.
y las inclemencias del tiempo hicieron padecer el hambre a Desde entonces y hasta el siglo XIX, el estrecho sería objeto
los colonos, y generaron condiciones de vida muy extremas. de estudio y de cartografía, de inquietudes de científicos
Después de algunos meses de tensión y precariedad, el capitán y de especulaciones de geógrafos, pero en ningún caso de
Andrés de Viedma, que reemplazaba a Sarmiento, determinó hábitat para el modo de vida occidental.
sarmiento de gamboa

El tesón de un gallego

El marino Pedro Sarmiento de Gamboa, nacido al parecer quien aprobó una gran expedición orientada a fundar la reina Isabel I, quien accedió a liberarlo. Viajando por
en Pontevedra, Galicia, en 1532, es una de las figuras más ciudades en esa remota región. Francia, con destino a su patria, fue hecho prisionero por
destacadas de la historia de las aguas y tierras magallánicas, Nombrado gobernador del Estrecho de Magallanes, Sarmiento los hugonotes y hubo de esperar el pago de la corona por su
pues desde muy temprano creyó en el destino de esos parajes de Gamboa zarpó con 23 naves y dos mil 500 personas, coman- rescate. Cuando se presentó ante la corte española, ya habían
lejanos y actuó con perseverancia para incorporar las costas dadas por Diego Flores de Valdés, con planes de poblar la zona transcurrido tres años desde que abandonara Magallanes,
del estrecho a la vida del Imperio español, a pesar de las a fines de 1581. Pero la navegación fue tan complicada, que la tierra de su gobernación y sus nuevos pobladores.
dificultades y desgracias vividas en esa tarea. el arribo se retrasó hasta inicios de 1584. En el intertanto, la Pese a su elocuencia, dictada por la convicción y la pa-
Después de haber estado un largo período al servicio flota estuvo en Río de Janeiro –eran los tiempos de la unión sión, Sarmiento de Gamboa no pudo seducir nuevamente
de las autoridades del Virreinato del Perú, que incluyó de los reinos de España y Portugal– y en el Río de la Plata, y al rey: no consiguió apoyo para su proyecto de población
expediciones marítimas por el Pacífico y exploraciones al realizó aproximaciones infructuosas al estrecho interoceá- en el estrecho. Como reconocimiento por sus servicios y su
interior, fue llamado a prestar un nuevo tipo de servicio para nico. Hubo naufragios y deserciones: cuando Sarmiento de abnegación fue nombrado almirante y cuando se disponía
Felipe II, esta vez en zonas mucho más australes. En 1578 Gamboa alcanzó su destino, contaba apenas con cinco naves y a volver a América, murió improvisamente en Lisboa.
el corsario inglés Francis Drake había atravesado las aguas alrededor de 500 marineros; tenaz, continuó con su programa Marino legendario, autor de historias y relaciones, de
del Estrecho de Magallanes, y penetrado en el océano que y llegó a la segunda angostura, pero los vientos y las corrientes informes de navegación y cartografías, de poesías y otras
los españoles deseaban conservar como un espacio propio obligaron a retroceder hasta Cabo Vírgenes. Allí, el 11 de creaciones, Pedro Sarmiento de Gamboa es una de las
y cerrado. Las incursiones de Drake en las costas fueron febrero, fundó Nombre de Jesús, donde instaló a unos 300 figuras más representativas de la historia de Magallanes.
una señal de alerta y el virrey del Perú envió entonces a habitantes. Dadas las difíciles condiciones, Sarmiento decidió
Sarmiento de Gamboa en persecución del corsario, pero llegó conservar sólo uno de los barcos y permitió que los cuatro
hasta la zona de Panamá sin conseguir alcanzarlo. Entonces restantes regresaran a Europa. Abordo de esa solitaria nave,
recibió el encargo de reconocer las costas del estrecho para el gobernador del Estrecho de Magallanes eligió la Punta de
ver cómo podrían convertirse en una puerta controlada para Santa Ana para fundar, el 25 de mayo, la Ciudad del Rey Don
el Pacífico. Así inició su aventura magallánica en 1579, la Felipe, con 50 personas.
que determinaría el resto de su vida. Previendo las dificultades de la llegada del invierno,
Sarmiento de Gamboa viajó hacia la zona austral con dos Sarmiento de Gamboa emprendió viaje con destino a Santos,
naves, si bien se dispersaron por las tormentas aun antes en Brasil, para hacerse de provisiones. Entonces comenzó
de alcanzar su objetivo. La suya ingresó al estrecho por la el calvario del marino: cuando regresaba a su gobernación,
boca occidental a inicios de 1580. Después de reconocer una tempestad hizo naufragar su barco, repleto de víveres,
cuidadosamente las costas, pensando en fundaciones y frente a Bahía. Él y otros tripulantes lograron llegar a la
fortificaciones, el marino gallego continuó su viaje hacia costa. Porfiadamente, intentó seguir con su tarea en una
el Océano Atlántico, recorriendo el paso interoceánico en nueva embarcación, más pequeña, pero las tormentas lo
el sentido inverso al que se había utilizado hasta entonces. obligaron a regresar a Bahía, donde su dotación se amotinó.
Llegó a España con la certidumbre de que se podía vivir en Sarmiento decidió volver a España para obtener auxilio,
el extremo Sur, y presentó sus ideas y proyectos a Felipe II, pero fue capturado por piratas ingleses que lo llevaron ante
c. 1532 nace Pedro Sarmiento de Gamboa
en pontevedra galicia

1579 funda la Ciudad del Rey Don Felipe
en punta santa ana el 25 de mayo, con 50 personas.

inicia el viaje hacia

tierras magallánicas 1584
1581 es nombrado gobernador
del estrecho de magallanes
1587
Expedición Thomás Cavendish
1553 1526
El corsario inglés Thomas Cavendish
Expedición Francisco de Ulloa Expedición García Jofré de Loayza
fue el primer europeo en entrar al cruzó el estrecho.
En abril, la expedición que comanda-
estrecho desde el occidente. ba el marino García Jofré de Loayza
navega el etrecho de Magallanes para
llegar a las islas Molucas.
37
La aventura del estrecho PUNTA ARENAS
1540 1520
Expedición Francisco de Camargo Expedición Hernando de Magallanes
En enero, la expedición que comanda- El 21 de octubre, la expedición que
ba el marino Francisco de Camargo se comandaba el marino portugués Fernão
estrelló contra las costas de la primera de Magalhães divisó el cabo luego de
1579 angostura del estrecho. difíciles semanas de navegación.
Expedición Pedro Sarmiento Gamboa
El marino gallego Pedro Sarmiento Gam-
boa explora el estrecho con el fin de crear
fortificaciones y poblados en la zona.

1578
Expedición Francis Drake
El marino británico al servicio de
la reina Isabel I, es el primer Inglés
que accede a zonas que antes eran
visitadas sólo por del rey de España.
Cabeza del Mar
41
Fuerte Bulnes
Cabo Vírgenes
43
Cabo Vírgenes
Pingüinera en el Seno Otway
45
Cabo Vírgenes
47
Cabo Vírgenes
Cabo Vírgenes
Playa del Atlántico, Cabo Vírgenes.
51
Cabo Vírgenes
Vista aérea Punta Dungeness
55
Seno Skyring
57
Punta Dungeness
59
Punta Dungeness
61
Pingüinera en el Seno Otway
Pingüinera en el Seno Otway
63
Estrecho de Magallanes
Cóndor en Río Verde Cisne de cuello negro en Seno Skyring
Flamencos en Cabeza del Mar Pingüinera en el Seno Otway
Río Chico, vista del valle de la cueva Fell.
67
Parque nacional Pali Aike
Río Chico en la estancia Brazo Norte
71
Río Chico en la estancia Brazo Norte
Cueva Fell
73
Pictografías en el Río Chico
75
Puma
77
Guanacos
Parque nacional Pali Aike
79
Parque nacional Pali Aike
Pampa
Pampa volcánica
83
Camino a Ciaike
85
87
Cueva de Pali Aike
Parque nacional Pali Aike
89
Cueva Pali Aike
Aurora en Canal Fitz Roy
91
«Nunca imaginé ver algo tan agreste, salvaje y
desolado como esas rocas oscuras emergien-
do en medio de las embravecidas olas. Ver
esos peñones borrascosos era sobrecogedor.
Con una tenue claridad en el horizonte se po-
dían ver grandes olas rompiendo fuertemen-
te en la parte Oeste de los islotes: una visión
que difícilmente alguien pueda imaginar».

Diario del ingeniero George Slight
Seno Otway
capítulo ii

UN TERRITORIO
DE NADIE
Para 1840, la zona de Magallanes aún no había sido ni reclamada ni ocupada por ninguna

nación, pese a que el tráfico por el estrecho se intensificaba. Un Bernardo O’Higgins exi-

liado en Perú escribió decenas de cartas durante doce años a los gobiernos de Chile para

que el país hiciera una avanzada que le permitiera controlar el paso entre los océanos y

establecer, también, los primeros colonos en una región que avizoraba como estratégica.

Fue el Presidente Manuel Bulnes quien encargó en 1843 la fundación de un fuerte, que
fue bautizado con su nombre, y cinco años después, Punta Arenas. Desde entonces, va-

rios chilenos y extranjeros, tan esperanzados como tenaces, convirtieron a esta incipiente

ciudad y sus inmediaciones en destino.
Un territorio de nadie PUNTA ARENAS 95
Faro de Punta Dungeness

Un territorio de nadie PUNTA ARENAS 97
Luego de la desastrosa experiencia de Pedro Sarmiento e intuitiva. Tanto Hernando de Magallanes como otros Cabo de Hornos, terminando con la idea de un continente
de Gamboa en la región magallánica, y en particular en navegantes –y, señaladamente, Ladrillero y Sarmiento– antártico que llegaba hasta el estrecho. Por esta época, en
el estrecho, la suerte de estos territorios quedó entregada se asombraron frente a las condiciones que las bahías y 1619, navegaron por la zona los hermanos Bartolomé y
a la especulación ficcional: circularon leyendas, orales angosturas ofrecían a la navegación, hicieron someras Gonzalo García de Nodal, que realizaron el primer giro
y escritas, sobre los gigantes patagones y las fantasiosas descripciones y nominaron lugares que se convertirían en alrededor de Tierra del Fuego e ingresaron al paso intero-
representaciones gráficas fundadas más en la imaginación referenciales. Con todo, en ellos primaba la idea de observar ceánico por el Occidente. Pasarían 150 años antes de que
que en observaciones directas sobre esas comarcas apartadas las costas, más que la de delimitar un área. El historiador otros marinos españoles volvieran a estar en estas aguas.
y sus poblaciones. El relato de Cavendish sobre el Puerto Mateo Martinic propone que fue objetivo principal el «re- Desde aproximadamente 1630 hasta 1670, prácticamente
del Hambre convirtió el lugar donde se pensó que estuvo conocimiento geográfico de las costas y las aguas interiores», se detuvo la navegación por el estrecho. En la última fase
el malogrado poblado en un punto casi obligado para los pero con ello también se adquirieron «nociones de carácter del siglo, cuando estaba por iniciarse lo que el historia-
navegantes del estrecho. Pero el paisaje, más bien amable, general sobre sus habitantes y los recursos del territorio». dor francés Paul Hazard llamó «la crisis de la conciencia
con vegetación, agua y madera, desmentía la mala fama Es por esto que se puede pensar esta región como esen- europea», se comenzó a percibir, en los límites de los te-
y, por un curioso proceso de inversión, el sitio maldito cialmente acuática: es el medio marítimo el que configuró rritorios conocidos, el impulso científico que se desplegó
se transformó en una estación muy frecuentada por los su primera identidad. con fuerza en el Viejo Continente durante el siglo XVII.
diversos navegantes que allí fondearon y que aprovecha- La zona insular apareció frecuentemente como un espacio En 1670 llegó el capitán británico John Narborough, que
ron los recursos disponibles para el reabastecimiento y la incógnito o como «Tierra de los fuegos», animando las fanta- recorrió las costas con espíritu científico, inaugurando una
reparación de las naves. siosas ideas acerca de sus pobladores gigantes o semisimios. estación de expediciones orientadas al registro de las costas;
Por otra parte, el conocimiento del paso interoceánico, Por ello, aun en el siglo XIX fueron novedad la exploración y con ello revolucionó no sólo la cartografía y los registros
de sus costas, aguas y profundidades, comenzó a ser una el establecimiento de los primeros pioneros y colonos. hidrográficos, sino que proyectó una nueva mirada sobre
tarea de relevancia para los estados modernos, en un período la región. Luego, marinos como Rogers, Wood y Strong
en que crecían las aspiraciones coloniales e imperiales. De Las rutas interoceánicas surcaron las aguas del paso, hasta llegar a 1719, cuando el
ahí la atención que debe darse a la cartografía de la región. La región tuvo, a principios del siglo XVII, un período de inglés John Clipperton estuvo en la zona por varios meses
En la primera fase de la vida del Estrecho de Magallanes, visitas holandesas que marcaron el desarrollo de la cartografía desarrollando trabajos de investigación. Al poco tiempo de
desde Europa había predominado una aproximación curiosa austral. Willem Schouten y Jacob Lemaire descubrieron el los nuevos viajes ingleses, y en sintonía con la rivalidad que
99
Un territorio de nadie PUNTA ARENAS
1 2

en Europa se había desatado entre los reinos de Francia y Anson y James Cook, y el francés Jean-François La Perouse
1
Gran Bretaña, comenzaron a llegar a las costas de Magallanes optaron por esta última ruta de mar abierto, mientras que Grupo de tehuelches o aonikenk, c. 1900.
naves francesas que en algunos casos realizaron tareas de Byron y Bouganville aconsejaban la vía del canal entre el
2
orientación hidrográfica. A Jean-Baptiste de Gennes, que continente y Tierra del Fuego. A finales del siglo XVIII y Diego Dublé Almeyda Gobernador de
visitó el estrecho en 1696 y cartografió la zona de Puerto en consonancia con el intento reformista de la monarquía Magallanes entre 1874 y 1878

del Hambre, lo siguió Gouin de Beauchêne en 1699, con borbónica, que no quería seguir rezagada respecto de otros
una acuciosa medición y registro de las costas; se produje- países de Europa, se impulsaron expediciones científicas y
ron así nuevas cartas, que usaron las naves mercantes que exploratorias, como la del italiano Alessandro Malaspina,
muy ocasionalmente pasaron por ahí durante las primeras al servicio de la monarquía española, que recorrió la zona
décadas del siglo XVIII. por el Cabo de Hornos en 1789. Antes, el español Manuel
Durante la segunda mitad del llamado «Siglo de las Pando hizo una incursión de carácter misional cuando, en
luces», sin embargo, se presentó una gran corriente de 1769, entró en aguas del estrecho con el afán de predicar a
expediciones que, desde 1765, incrementaron el tráfico por los indígenas; y en 1785, Antonio Córdoba Lazo de la Vega,
el Estrecho de Magallanes. Con claros propósitos políticos marino y geógrafo desatacado, permaneció en esas aguas
y científicos, se entabló una disputa geopolítica que no se por varios meses realizando mediciones y prospecciones,
resolvería hasta la década de 1840, cuando la República de y estableciendo contacto con los indígenas de la zona. En
Chile tomó posesión del estrecho con el establecimiento 1788 volvió para continuar sus observaciones y tareas hi-
del Fuerte Bulnes. drográficas, pero recomendó la ruta del Cabo de Hornos,
Entre esas expediciones destacaron la encabezada por Louis dado el mal clima frecuente en el estrecho.
Antoine de Bouganville, de 1765 a 1766, y las contemporá- A comienzos del siglo XIX, con una Europa doblemente
neas de los marinos ingleses John Byron, en 1765, y Samuel remecida por las revoluciones francesa e industrial, el dominio
Wallis y Philip Carteret, en 1766. Entonces otros navegantes de territorios lejanos se hizo cada vez más importante, y, entre
exploraban la región usando el Cabo de Hornos como vía ellos, los estratégicos Estrecho de Magallanes y Cabo de Hornos.
de comunicación entre los océanos. Los británicos George El comandante británico Phillip Parker King, al servicio
faros

Luces en el horizonte

Con el establecimiento del Fuerte Bulnes, en 1843, y de Punta primera vez por las aguas del estrecho: «Nunca imaginé dado que está a nivel del mar. El último de los faros del primer
Arenas, en 1848, se regularizó un punto de arribo en este paso ver algo tan agreste, salvaje y desolado como esas rocas sistema integrado de señalización del estrecho fue el de Cabo San
entre océanos y se comenzó a constituir un puesto importante oscuras emergiendo en medio de las embravecidas olas. Isidro, que comenzó a funcionar en julio de 1904, como referente
de intercambio y comercio. La consecuencia más inmediata Ver esos peñones borrascosos era sobrecogedor. Con una en la ribera Sur de la Península de Brunswick.
fue el aumento del tráfico por el estrecho –tanto de naves tenue claridad en el horizonte se podían ver grandes olas Más adelante, la construcción de faros se mantuvo pro-
que realizaban trayectos más largos como las de cabotaje– y rompiendo fuertemente en la parte Oeste de los islotes: una gresando en línea desde la boca oriental a la occidental e
también de los naufragios, que habían conformado una larga visión que difícilmente alguien pueda imaginar». incluyendo instalaciones en las costas de Tierra del Fuego.
tradición desde el mismo siglo XVI. Son muy numerosos los El Evangelistas se levantó en un terreno con paredes de En 1907 se levantaron los faros de Isla Guafo y de Bahía
casos de barcos que se hundieron o encallaron en las aguas roca que caen verticalmente en el mar, donde el promedio Félix. Con cierto retraso, se añadió a esta secuencia la señal
del estrecho, y existe un registro bastante pormenorizado de anual de agua caída es de dos mil a tres mil milímetros, luminosa del Raper, en enero de 1914.
estos eventos. Los restos de algunos de estos hundimientos con vientos superiores a los 120 kilómetros por hora, con Era un signo postrero del esfuerzo por potenciar el
accidentales o bien de varamientos voluntarios aún se pueden temperaturas que pueden llegar a los diez grados bajo cero Estrecho de Magallanes como ruta de navegación atrac-
encontrar en las riberas del estrecho, como ocurre con los del y donde las olas alcanzan hasta veinte metros de altura tiva, competitiva y más segura que el Cabo de Hornos. La
clipper Ambassador, en la Bahía de San Gregorio, del vapor durante los temporales. inauguración del Canal de Panamá y su expedita conexión
Amadeo, en la misma playa, o del vapor de paletas Olympian, El éxito del trabajo de Slight ante tan grandes dificultades interoceánica, en 1913, puso fin a esta disputa, justo en los
que naufragó en la zona de Posesión. cimentó su fama y le valió el encargo de realizar, además del años en que se levantaba el último del conjunto de faros
Las autoridades marítimas tomaron medidas que mejoraran Evangelistas, un conjunto de faros a lo largo de las costas del estrecho.
las condiciones de navegación del paso para poder competir del estrecho, y fue nombrado Jefe del Servicio de Faros y
adecuadamente con la ruta del Cabo de Hornos que, a pesar Balizas de Chile.
del clima extremo y la furia de las olas, aparecía como más Slight puso en marcha un programa de construcción de
segura en muchos casos. Era la carencia de faros que indicaran señalizaciones que se fue completando gradualmente al
los lugares más peligrosos lo que disuadía a los marinos de ritmo de un faro por año. En julio de 1898 se inauguró el
utilizar la vía del estrecho que, por otra parte, podía resultar Faro Punta Delgada, de gran importancia para la navegación
más breve y menos ruda que la de mar abierto. en la zona central. Se continuó con el Faro Dugeness, en
En 1895 se comenzó a levantar el primero, y quizás el 1899, marcando con claridad la boca del estrecho. En los
más famoso, en la Isla Evangelistas, en la boca occidental años sucesivos se construyeron instalaciones luminosas
del Estrecho de Magallanes, una de las zonas con clima próximas a esta boca: en 1900 fue el turno del Faro Cabo
más severo del planeta y de dificilísimo acceso. El 18 de Posesión y en 1901, el del Faro de la Primera Angostura,
septiembre de 1896 se encendió por primera vez esta baliza esencial para la señalización de la región oriental.
que habría de convertirse en uno de los hitos míticos de la La Isla Magdalena fue el sitio del nuevo faro inaugurado en
región, como expresión extrema de fin de mundo. abril de 1902, en uno de los accidentes geográficos centrales del
George Slight, el ingeniero escocés que construyó el faro, estrecho. Se distingue por ser uno de los de mayor altura del
contratado por el Gobierno de Chile, anotó al pasar por conjunto de señalizaciones luminosas, después del de Dungeness,
1896
primer faro en la isla evangelistas
1901
faro de la primera angostura

1898 faro punta delgada
1902
faro de la isla magdalena

1899 faro punta dungeness
1904 faro san isidro

1900 faro de cabo posesión
1907
faros de isla guafo y bahía félix
1 3

1 de la que entonces se perfilaba como la principal potencia El Lejano Sur
Interior de un vapor que circulaba por el
Estrecho de Magallanes, c. 1900. naval del mundo, realizó cuatro campañas de reconocimiento Aún a inicios de la quinta década del siglo XIX, la zona del
de las costas australes de Sudamérica entre 1825 y 1830. Esta estrecho seguía siendo una especie de territorio de nadie: no
2
El vapor Amadeo, de José Menéndez, expedición cartografió y midió las costas del estrecho y de había sido efectivamente reclamada ni ocupada por ninguna
varado en San Gregorio, fotografiado los canales que rodean Tierra del Fuego. Pocos años más nación. Para esta fecha, y merced al establecimiento de la
en 1943.
tarde, en 1832, el capitán Robert Fitz Roy llevó adelante estación hidrográfica inglesa en la zona de Port Famine, la
3 una campaña de trabajos de hidrografía, para regresar luego sección más austral de la Península de Brunswick parecía
Vista del puerto de Punta Arenas hacia
1895. en 1834 en el famoso viaje del HMS Beagle, en el que venía atraer el interés principal de los que transitaban ocasio-
un veinteañero Charles Darwin. nalmente por las aguas del estrecho. Fue justamente aquí
En 1837, el almirante francés Jules Dumont D’Urville, donde comenzó, durante los años cuarenta, el segundo
al servicio de la monarquía restaurada, pasó por el ciclo de poblamiento de la región.
Estrecho de Magallanes e hizo importantes observa- Pese a tener los títulos que se remontaban al periodo
ciones de carácter científico amplio, incluyendo datos español, los gobiernos del Chile independiente no se ocupa-
etnográficos recabados del contacto con grupos de in- ron de la región magallánica, distraídos por otras urgencias
dígenas tehuelches o aonikenk. Se trataba de indígenas ligadas a la consolidación del proceso de emancipación y
nómadas, que habían adoptado el caballo con singular aprendizaje político en busca de la organización institu-
éxito y que se encontraban con los navegantes en la zona cional republicana. Fue sobre todo Bernardo O’Higgins
de San Gregorio, donde intercambiaban pieles y carne quien, desde su exilio en el Perú, país que él mismo había
de guanaco o ñandú por productos europeos. Éste fue ayudado a liberar, se preocupó por desarrollar una concien-
uno de los primeros puntos de recalada que se hicieron cia entre sus compatriotas acerca de la importancia crucial
tradicionales entre los viajeros del Viejo Continente al de los territorios patagónicos y fueguinos; el político y
que debe sumarse el de Puerto del Hambre o Port Famine, militar destacaba especialmente el peso del Estrecho de
en la Bahía San Julián. Magallanes como factor geopolítico y al mismo tiempo
intuía la significación y proyección antártica. Desde 1830,
103
Un territorio de nadie PUNTA ARENAS
2

cuando escribe al Presidente Prieto una primera carta re- encomendada al intendente del territorio de Chiloé. El 21
ferida a Magallanes, hasta su muerte en 1842, O’Higgins de mayo de 1843, zarpó desde Ancud la goleta del mismo
insistió en la urgencia de que Chile ocupase efectivamente nombre, con 23 personas a bordo y, al mando, el capitán Juan
el Estrecho de Magallanes, proyectando en esa región lo Williams. Tras un viaje arduo de cuatro meses, la embarca-
mejor de la joven República de Chile. ción llegó frente a Punta Santa Ana, el 21 de septiembre, y
En la concepción del general exiliado emergía la idea de Williams tomó posesión de esos territorios para la República
un territorio de colonización de ricas posibilidades, que de Chile. Luego de recorrer las costas del estrecho buscan-
permitiría abrir al naciente país americano a un contacto do dónde instalar un primer asentamiento, la expedición
más amplio con el mundo mediante el control de un paso volvió al punto en el que había desembarcado inicialmente,
que conectaba los océanos más grandes del planeta. Para y fundó allí, a fines de octubre, las bases del fuerte que fue
1836, con 58 años de edad, O’Higgins seguía delineando bautizado como Bulnes, en honor al Presidente. Pese a la
proyectos de navegación, ocupación y poblamiento de una precariedad de la instalación y lo inadecuado del terreno,
región que conocía a través del testimonio de navegantes esta fundación épica marcó el comienzo de un proceso
y marinos. En 1840 pasaron por el estrecho los vapores a de colonización que no se detendría y, con limitaciones
rueda Chile y Perú de la naciente Pacific Steam Navigation duraderas hasta hoy, de integración a la vida de Chile;
Company, y el Libertador lanzó una última ofensiva epistolar además, el establecimiento fue oportuno, ya que naciones
para persuadir al gobierno del Presidente Manuel Bulnes como Inglaterra y Francia contemplaban la posibilidad de
sobre la importancia de actuar con prontitud reclamando ocupar estos terrenos como propios. Los cinco primeros
la soberanía chilena en esas costas lejanas. Cuando murió, años del Fuerte Bulnes fueron particularmente difíciles
el 24 de octubre de 1842, se cumplían exactamente doce para los colonos, que, escasos de alimentos y golpeados
años de la primera de las cartas a los Presidentes de Chile por el rigor del clima, temían repetir la suerte de la Ciudad
sobre el Estrecho de Magallanes y la región austral. En del Rey Don Felipe. En 1848, por orden del recién asumido
ese momento sus propuestas ya habían alcanzado el éxito. gobernador José Santos Mardones, se trasladó la población
La tarea de la ocupación de las tierras magallánicas fue a un lugar menos inhóspito y con mejor provisión de agua
fitz roy

Un marino con curiosidad científica

La vida de Robert Fitz Roy (1805-1865), vicealmirante de En 1831 se comenzó a preparar la segunda campaña del
la Marina Real Inglesa, hidrógrafo y meteorólogo, quedó HMS Beagle, con Fitz Roy confirmado como comandante.
para siempre ligada a la figura de Charles Darwin. Con él En ella debía realizar diversas tareas de corte hidrográfico en
realizó, entre 1831 y 1836, el viaje alrededor del mundo las costas americanas, incluyendo las de la zona magallánica,
que resultaría fundamental para el desarrollo de la teoría para luego continuar un viaje de circunnavegación. Ésta
de la evolución y la redacción, años más tarde, de El origen fue la gira en la que se embarcó el joven Darwin y la que
de las especies (1859). Fitz Roy fue uno de los navegantes trajo de regreso a los indígenas, rebautizados como Jimmy
que realizó contribuciones significativas al conocimiento Button, Fueguia Basket y York Minster, con un segundo
de la geografía de la Patagonia y las islas adyacentes a idioma y maltratados por la soberbia eurocéntrica.
Tierra del Fuego. En 1833, Fitz Roy navegó por las aguas del Estrecho de
Entró muy joven en la Marina, fue voluntario a los Magallanes, utilizando como base Puerto del Hambre, y
catorce años en una de las expediciones británicas de ex- completó las trabajos de exploración iniciados casi una
ploración de las costas de Sudamérica y alcanzó, con una década antes. Algunos años más tarde publicó su diario
calificación máxima, el grado de teniente a los 19 años. En de viaje y, en 1839, tres volúmenes con el relato completo,
1828 lo designaron ayudante de órdenes del contralmirante junto a un estudio de las naves HMS Adventure y HMS
Sir Robert Waller Otway, comandante en jefe de la Estación Beagle. Escribió, asimismo, textos sobre meteorología y
Sudamericana a bordo del HMS Ganges. navegación en las zonas australes de Sudamérica, y fue un
El mismo año, en las costas meridionales de América del colaborador permanente de la Royal Geographical Society.
Sur, las naves HMS Adventure, con el hidrógrafo Phillip De su aventura y la de otros marinos británicos en las
Parker King como cabeza de campaña, y HMS Beagle, al aguas meridionales queda el recuerdo en la toponimia: la
mando de Pringles Stokes, realizaban levantamientos hi- Cordillera Darwin, el Canal Beagle, el Monte Fitz Roy, y
drográficos para el almirantazgo británico. Stokes murió el canal del mismo nombre, que une los senos de Otway
y King le dio la autoridad del Beagle a W.G. Skyring, hasta y Skyring.
entonces segundo comandante del navío. Pero una vez
enterado, el contralmirante Otway decidió remplazarlo
por Fitz Roy, a quien nombró comandante en propiedad
del HMS Beagle. El teniente inglés tenía 23 años.
Entre 1828 y 1830, el joven marino navegó en el Canal
Magdalena, las islas Diego Ramírez y Cabo de Hornos, hasta
descubrir y reconocer el canal bautizado con el nombre de
su nave. En esa ocasión tomó a tres indígenas kawéskar y
yagán, y los llevó a Inglaterra con el propósito de devolver-
los, en una futura expedición, civilizados y cristianizados.
1828
robert fitz roy

es nombrado ayudante de órdenes
del contralmirante sir robert waller otway

comandante del HMS Beagle
tenía 23 años 1831
1833 Fitz Roy navega por las aguas del estrecho de magallanes utilizando
como base el tristemente famoso puerto de hambre

relatos de viaje
publica tres volúmenes sobre la exploración magallánica y el
estudio de las naves hms adventure y hms beagle
1839
1 2

que los mapas ingleses indicaban como Sandy Point. Se Una ciudad convencida de su destino
fundaba así la ciudad de Punta Arenas. Se asocia a este proceso de transformación de la vida de la
Las desventuras no terminaron para los habitantes del ciudad y su entorno a la acertada nominación como gober-
naciente asentamiento. En noviembre de 1851 el motín del nador de la colonia de Magallanes del capitán de corbeta
teniente Miguel José Cambiazo impuso la violencia en la Óscar Viel, a fines de 1867. Más o menos en los mismos años,
población –­incluida la colonia penitenciaria­–, lo que costó fueron designados Benjamín Vicuña Mackenna y Francisco
varias vidas, incluyendo la del gobernador Benjamín Muñoz Echaurren como intendentes de Santiago y Valparaíso,
Gamero, cuya memoria se conserva aún viva en la ciudad. respectivamente, quienes realizaron significativas reformas
Si bien en agosto de 1852 su sucesor, Bernardo Philippi, en las ciudades encomendadas. Viel logró, con el apoyo
uno de los veteranos de la goleta Ancud, logró restablecer del gobierno central, refundar Punta Arenas, dándole un
el orden en Punta Arenas, su acción no fue duradera: murió nuevo orden y una planificación que carecía: se estableció
al poco tiempo a manos de los indígenas, contagiados con una mayor regularidad en el trazado de las manzanas y de
el clima de desenfreno. La región se había convertido en las vías, ahora rectilíneas y más anchas, partiendo de una
una tierra de frontera, donde las tensiones generadas por nueva plaza central.
la precariedad de la vida, las inclemencias del tiempo y Recaredo Tornero, en su célebre Chile ilustrado de 1872,
la sensación de relegación explotaban cada tanto. Eran indica que las calles estrechas y tortuosas, los sitios demasiado
los primeros años de una especie de Far South o Lejano pequeños en proporción del terreno que se podía disponer,
Sur, en el que era difícil establecer un plan de desarrollo la falta de agua corriente y la población en aumento habría
ordenado y constante. En 1853, se otorgó a Magallanes de llegado a hacer un pueblo «casi inhabitable». Luego describe
la condición de «territorio de colonización», pero pasaron cómo el gobernador Viel desarrolló su acción: «Tomó por
casi veinte años antes de que se dieran avances consistentes base la calle de Magallanes, la única medianamente recta
para que la zona del estrecho y Punta Arenas dejaran de que entonces existía, y trazó sobre ella la plaza principal con
ser un espacio marginal. una extensión de 100 metros por cada frente y bautizada
con el nombre de Muñoz Gamero. De la plaza hizo partir
107
Un territorio de nadie PUNTA ARENAS
3 4

hacia los cuatro vientos varias calles de 20 metros de ancho Paralelamente, se estimuló la agricultura en los alrede- 1
Llegada de un vapor al puerto de Punta
que formaron manzanas de una hectárea de extensión». dores de la ciudad por medio de la distribución de tierras Arenas, c. 1900.
Así, Punta Arenas comenzaba a dejar su aspecto precario a los colonos, si bien este tipo de actividades tenían un
2
de campamento o puesto de frontera para ir adquiriendo espectro limitado de posibilidades, dadas las condiciones Vista del muelle Loreto, Punta Arenas,
paulatinamente los rasgos de una ciudad emprendedora y climáticas de la región. También se estimuló la actividad c. 1920.

convencida de su destino. extractiva del carbón de piedra y la explotación de la made- 3
Recién nombrado como gobernador, Viel se benefició ra, con la construcción de un aserradero capaz de atender Varadero Minerva de la Braun & Blan-
chard, c. 1920.
con un decreto que daba facilidades a la inmigración y la las necesidades locales y las asociadas a las naves de paso.
consolidación de los pioneros ya establecidos. A mediados El caso del carbón es particularmente significativo, como 4
Navegación de cabotaje en el Estrecho de
de 1868, la ciudad obtuvo la condición de «puerto menor» y destaca Recaredo Tornero: «El señor Viel, a su llegada a Magallanes, c. 1940.
luego de «puerto libre», lo que trajo evidentes ventajas para la colonia (1868), comprendió desde luego la importancia
su población, que comenzó a ver cómo su asentamiento se de estas hulleras y emprendió su explotación con penosos
transformaba en un lugar en el mapa. sacrificios». Añade: «Alentado por la favorable opinión
Además, la Pacific Steam Navegation Company estableció emitida por D. Maximiano Errázuriz que en esta época
una línea regular de naves que unía Liverpool y Valparaíso, visitó la colonia, acompañado del ingeniero que venía a
y que consideraba Punta Arenas como puerto de escala, con Chile con el objeto de hacerse cargo de las minas de Lota,
lo que la ciudad más austral del mundo quedaba conectada no desmayó en su propósito de algún interesado que se
cultural y comercialmente, con el escenario europeo. hiciera cargo de la explotación en grande escala de las
El descubrimiento de arenas auríferas en el río del carbón hulleras de la colonia». La gestión resultó exitosa, pues
y el desarrollo de otras actividades económicas hicieron Viel logró convencer a un inversionista, Ramón Rojas,
más atractiva la región y beneficiaron a la ciudad. En esos quien solicitó al gobierno un privilegio exclusivo por 25
años se instalaron una escuela, un dispensario médico, un años para explotar las minas. Para febrero de 1870, éstas ya
servicio de correos y se inició la construcción de los nuevos estaban en explotación, requiriéndose de varias naves para
edificios públicos en el centro de Punta Arenas. llevar el mineral a través del Pacífico, además de atenderse
Una arquitectura de troncos

Los vientos arreciantes de verano y las bajas temperaturas a disposición, apareció el «estilo pionero», igualmente
invernales, típicos del clima estepario frío, obligaron a los escueto: fundaciones de rollizos que separaban el edificio
pioneros magallánicos a construir con estrategia: primero, del suelo y una estructura resistente, con pies derechos,
discretas edificaciones con materiales locales; luego, basti- soleras y tijerales hechos con cuartones revestidos de tablas.
mentos industriales con piezas prefabricadas importadas, de Se trataba de construcciones pequeñas, de entre 20 y 30
rápida instalación; finalmente, casas de estilo con insumos metros cuadrados, desprovistas de cualquier ornamento,
resistentes y durables, firmadas por reconocidos arquitectos sin aleros o con ellos muy cortos, para resistir la fuerza del
y ejecutadas por expertos albañiles. viento, una o dos puertas y no más de dos ventanas en sus
En la naciente ocupación del territorio se usó madera fachadas largas. El interior, también entablado, solía contar
apenas labrada manualmente, extraída de los bosques que con un forro de papel o arpillera como precaria protección
rodeaban Punta Arenas: en torno al Río de Las Minas, el contra escurrimiento del viento o del agua; podía estar
Sur de la Península de Brunswick, los senos de Otway y subdividido en dos recintos y consideraba la presencia de
Skyring, y las islas Dawson y Tierra del Fuego. El carácter una estufa o cocina a leña.
defensivo y penal de los primeros asentamientos obligó a
levantar empalizadas perimetrales de troncos estacados
al suelo, con puntas suficientemente aguzadas como para
amedrentar la voluntad de cruce a insurrectos e indígenas.
El sistema, conocido como «palo a pique», se usó también
en algunas edificaciones muy básicas que aún se pueden
encontrar en áreas rurales de la región. En el mismo tiempo,
se utilizó el encastre de troncos dispuestos horizontalmente,
propio de arquitecturas militares de rápida instalación y
fácil transporte; el nombre alemán de la técnica, Blockhaus,
devino en castellano como blocao. Ambos métodos se
aprecian en la reconstrucción del Fuerte Bulnes, en Punta
Santa Ana, al Sur de Punta Arenas. Se trata de edificios
rústicos, de planta y fachadas extremadamente simples,
generalmente de un piso, con techo a dos aguas, recintos
únicos, aberturas sumamente controladas, desprovistos de
aislamiento y penetrados incesantemente por el viento.
Superado el primer momento puramente artesanal,
con aserraderos hidráulicos o a vapor funcionando per-
manentemente y, por lo tanto, con madera dimensionada
Palo a pique
empalizadas perimetrales de troncos estacados al
suelo, con puntas defensivas aguzadas.

Blockhaus o Blocao
el encastre de troncos dispuestos horizontalmente, propio de arquitecturas
militares, de rápida instalación y fácil transporte.

Estilo colono
fundaciones de rollizos que separaban el edificio del suelo y una estructura resistente,
con pies derechos, soleras y tijerales hechos con cuartones revestidos de tablas.
1 2

las carboneras de los barcos que pasaban por el estrecho. es bastante hermoso, tanto por su robustez, tamaño y la
Ante esta perspectiva de crecimiento económico, Tornero hermosura de su piel que le hace aparecer revestido de un
comenta: «Como se ve, todo induce a asegurar a esta joven ropaje de terciopelo, como por su carne en extremo sabrosa,
colonia un brillante porvenir, basado en la importancia de su leche y la mantequilla que produce, cualidades debidas
sus ricas hulleras […] además de la expectativa de engrande- sin duda alguna, a los pastos salitrosos de esta península
cimiento que se divisa en lontananza, es de suponer que el […] el ganado lanar, caballar y cabrio, lo mismo que todos
Gobierno, directamente interesado en la explotación de las los demás animales y aves domésticas, pueden desarrollarse
minas por la parte que en ella le corresponde, dedique su admirablemente». Desde estos tiempos de vida fronteriza
particular atención hacia las necesidades más apremiantes y del Lejano Sur, se desarrolla la cultura del ganadero y
de la colonia». Tornero, que escribe a principios de los 70, sus ritos convivales que aún se mantienen: asados con la
percibe un giro en la vida de este territorio y de Punta carne en sables oblicuos a las brasas, manera que distingue
Arenas, que aún se designa como colonia. a los magallánicos. Algunos años más tarde, con el auge
La población de Punta Arenas creció de manera significativa: de la explotación ovina, se desarrollará la imagen del otro
en 1871 ya tenía 800 habitantes, que poco a poco comenzaron tipo característico de la zona: el ovejero y su vida junto a
a pensar más en una urbe que en un mero asentamiento. Los los piños, que en los años setenta del siglo XIX estaba aún
colonos comienzan a alejarse del pequeño centro urbano para por despuntar.
ir estableciéndose en las costas de la Península de Brunswick.
Dedicados a la ganadería y al intercambio con los indios, estos Plumas por aguardiente
pioneros dieron origen a un tipo humano característico de El intercambio comercial con los indios fue también un
la región magallánica: habituado a las grandes extensiones importante factor para el despliegue de colonos mas allá
abiertas, al clima duro y al viento penetrante, capaz de vivir de los límites de Punta Arenas, y se logró superar las expe-
en el aislamiento y la soledad. riencias traumáticas de enfrentamiento con los aonikenk,
Tornero escribe en su Chile ilustrado: «En cuanto al que alguna ocasión habían costado la vida a los colonos
ganado que crece en las llanuras que circundan la colonia, como el gobernador Philippi.
111
Un territorio de nadie PUNTA ARENAS
3

Tornero, cronista con la capacidad de dar una mirada el lapso de 25 años la colonia hubiese sido escenario de 1
Cargamento de lana en el puerto de Punta
comparativa con el resto del país, da cuenta de una prác- episodios extremos de violencia y destrucción. Las auto- Arenas, c. 1920.
tica establecida desde los inicios de la colonización: «Los ridades regionales actuaron con decisión en búsqueda de
2
indios patagones [aonikenk] se acercan periódicamente a un castigo ejemplarizador y de la entrega de garantías de Presidente Juan Antonio Ríos en la inau-
la colonia trayendo consigo gran cantidad de pieles y plu- seguridad a la población, traumatizada por la inseguridad. guración del monumento al ovejero, 1943.

mas que cambian por víveres, aguardiente, armas y pesos Las pruebas y desafíos que en otros lugares de Chile ponía 3
fuertes, única forma bajo la cual conciben el dinero, pues la naturaleza, eran aquí acompañados a los que propiciaban El poeta José Grimaldi recitando el poema
El ovejero de mi tierra en la inauguración
miran el oro con el mayor desprecio […] algunos colonos los mismos habitantes sometidos a la tensión generada del monumento al ovejero, 1943.
acostumbran internarse al lugar de residencia de los indios por los contingentes penitenciarios y aquellos destinados
en las Pampas, llevando consigo los artículos ya menciona- a mantener el orden. Una vez superado el motín, la difícil
dos para cambiarlos por pieles y plumas que venden con vida fronteriza comenzó a domesticarse y a desplegarse un
ventaja a los comerciantes de la colonia». nuevo modo de articular la actividad emprendedora, que
Al despliegue de los colonizadores por el paisaje magallánico no tardaría en dejar su huella en la ciudad y su sociedad.
se unieron las sucesivas llegadas de grupos de inmigrantes,
que en ocasiones no se instalaban en la ciudad cabecera de
la región, sino que buscaban suerte directamente en las
extensiones del paisaje patagónico. En este contexto se
introdujo con singular éxito la explotación ovina durante
la década de 1870.
A fines de 1877 una nueva rebelión, el llamado Motín
de los Artilleros, significó destrucción y muerte para
los habitantes del lugar y también una amenaza para la
subsistencia del mismo asentamiento de Punta Arenas: el
gobierno central veía con preocupación el hecho que en
Faro Evangelistas
Construído en 1886
14 mts de altura Faro Islote Fairway
habitado Construído en 1920
6 mts de altura
habitado

Faro Bahía San Felix
Construído en 1907
14 mts de altura
habitado
113
Un territorio de nadie PUNTA ARENAS
Faro Posesión Construído
en 1902.
Faro Punta Delgada 11 mts de altura
Construído en 1901 deshabitado Faro Punta Dungeness
12 mts de altura . museo Construído en 1899.
25 mts de altura
habitado

Faro Espíritu Santo
Construído en 1968.
8 mts de altura
habitado

Faro Isla Magdalena
Construído en 1902
13 mts de altura
centro de visitantes
Faro de Punta Delgada
115
117
Faro de Punta Delgada
Faro Posesión
119
Faro Posesión
Puerto del Hambre
121
Puerto del Hambre
Amanecer en el Cabo San Isidro; al fondo, la Isla Dawson.
Faro San Isidro
125
Bahía del Águila
Cabo San Isidro y el monte Tarn
127
Parque nacional Macizo del Paine en invierno
129
Parque nacional Torres del Paine en invierno
Faro San Isidro Bosque magallánico
Cima del monte Tarn Bahía del Águila
Clipper Ambassador, Bahía San Gregorio.
Vapor Amadeo, Bahía San Gregorio.
135
Vapor Olympian, playa de Posesión.
Velero Lonsdale, Costanera de Punta Arenas.
137
Detalle del Amadeo
139
141
Río Chico
Estancia Brazo Norte
143
Cabo San Isidro
Estancia Avelina
Ovejero
147
Estancia Brazo Norte
Estancia Río Penitente
149
Estancia Río Penitente
Llavería en la estancia San Gregorio
153
Estancia San Gregorio
Detalle de la estancia San Gregorio
155
Estancia Río Penitente
157
Estancia Río Penitente
159
Estancia Avelina
161
Estancia Avelina
163
Estancia Río Penitente
Galpones de la Estancia Avelina
165
«Creo que en todo el mun-
do no existe un estrecho
más hermoso y más seguro».

Antonio Pigafetta El primer viaje alrededor del mundo
Cabo y faro San Isidro
capítulo iii

integración
y acogida
A partir del establecimiento del primer asentamiento en Fuerte Bulnes, se inició un período

extraordinario de recepción de pioneros y aventureros dispuestos a iniciar la colonización,

cargado de promesas pero dominado por las certezas de la vida dura. Gracias al esfuerzo

de ingleses, franceses, alemanes y españoles, se desarrolló la actividad ganadera, que, con el

impulso y las facilidades de las autoridades chilenas, llegó a ser parte muy importante de la

identidad de la región. Los italianos trajeron a la orden de Don Bosco, que fue clave en la

educación y en el aporte realizado en los primeros servicios de salud de Punta Arenas. Los

croatas, que conformaron el grupo más numeroso, se dedicaron principalmente a la activi-

dad minera. Todos ellos, que en su momento fueron más de un tercio de la población, otor-

garían el sello cosmopolita, emprendedor y abierto característico de la cultura magallánica.
Integración y acogida PUNTA ARENAS 169
Punta Arenas
171
Punta Arenas, vista desde el mirador Cerro La Cruz.
1

Con la primera expedición colonizadora, la del Fuerte de a poco grupos atraídos por la inmensidad del terreno En estos años arribó el asturiano José Menéndez, que sería
Bulnes y de la goleta Ancud, se inició un proceso que supuso y la posibilidad de conseguir tierras propias a través de la una de las figuras más influyentes de la región, mostrando una
la reivindicación de la soberanía chilena en el Estrecho de entrega de hijuelas, o bien seducidos por las noticias de excepcional habilidad para adaptarse a situaciones nuevas y
Magallanes y de recepción de población que asumía la tarea hallazgos de arenas auríferas en las cercanías de la ciudad. a interpretar adecuadamente las oportunidades. Asimismo,
de civilizar la zona. Fue la primera migración, la fundante, Las medidas de fomento de Punta Arenas en tiempos del la familia Braun, en el sector meridional, también tuvo al-
la que dejó importantes huellas en la configuración de una gobierno de José Joaquín Pérez y del gobernador Óscar Viel gunos miembros que dieron muestras de poseer cualidades
identidad regional. Se trató en su mayoría de chilotes que marcaron, como en otros terrenos, un punto de inflexión, similares a las que distinguieron a Menéndez. Al cabo de
legaron a su nuevo hogar costumbres y actitudes, formas de al cambiar las condiciones de la colonia magallánica. algunos años, ambas familias se unirían por matrimonio,
conocimiento y saberes artesanales, y una cultura marinera una alianza que propició un desarrollo caracterizado por el
muy adecuada para este territorio. Como isleños, los chilotes Culturas que se unen sello innovador y por la voluntad progresista. Algo similar
dominaban la comunicación a través de la navegación y Iniciándose los años setenta del siglo XIX, llegaron a esta- ocurrió con José Nogueira y su exitosa aventura como
por las circunstancias históricas estaban preparados para blecerse los primeros europeos, ya fuese de manera indivi- inmigrante capaz de insertarse exitosamente en el lugar
la vida en regiones aisladas, marginales, olvidadas. Estas dual, ya en pequeños grupos. El gobernador Viel escribía que lo recibió, y que retribuyó con creatividad y capacidad
características fueron fundamentales para los inicios del con regularidad a los representantes chilenos en Buenos emprendedora a la región donde consolidó su fortuna, y
poblamiento en la zona del estrecho, en el país del agua y Aires para solicitarles que promocionasen, entre los miles volcó su voluntad de servicio y expresiones de filantropía.
del rigor. La ascendencia chilota del mundo magallánico se de inmigrantes que llegaban a las orillas del Río de la Plata, El desarrollo de la actividad ganadera ovina impulsó una
hizo manifiesta, también, en la resolución de problemas de las posibilidades que Magallanes ofrecía como territorio verdadera revolución en la economía regional en la que los
la vida cotidiana, como los ligados a los cultivos en regiones de emprendimiento y desarrollo. En esa época llegaron inmigrantes ingleses, franceses y alemanes alcanzaron un
con climas más duros y exigentes. Sobre todo en el trabajo ingleses, franceses y alemanes, que rápidamente alcanzaron papel tan destacado como prolongado. Entre los primeros
con la madera, tanto en construcción como en los astilleros, posiciones destacadas en rubros como la ganadería ovina; empresarios ovejeros estuvo el británico Reynard, y luego
se hace evidente el legado traído por esos primeros pioneros y suizos, que se convirtieron en agentes significativos del otros migrantes como Andrieu, Roux, Fenton, Wood,
que rompieron la brecha frente a la naturaleza, allanando paso de Punta Arenas de colonia a ciudad cabecera, pues Wehrhann, además de Menéndez, Nogueira y Braun. En
el camino para la llegada de otros grupos de emigrantes. contribuyeron de manera decisiva a la ruralización de la Última Esperanza se instalaron alemanes, encabezados
Pasados los primeros años en Punta Arenas, fueron llegando vida en la Patagonia. por Hermann Eberhard y los estancieros Stubenrauch, los
173
Integración y acogida PUNTA ARENAS
2 3

hermanos Kark y Glimann, y los ingleses Tweedie, Patton y Brzovic, José Covacevich y Gregorio Tomasevic permanecen 1
José Menéndez con su esposa María
Ferrier. Como antes hicieran los colonos suizos, ahora estos ligados a los descubrimientos y explotación minera, se debe Behety
trasplantados tejieron una red de producción, explotación considerar a este grupo con una perspectiva más amplia.
2
e intercambio que proyectó a Punta Arenas hacia regiones «El inmigrante eslavo», escribe Mateo Martinic, el mayor Familia de Mauricio Braun H. y Josefina
distantes, canalizando a través de su puerto el fruto de la historiador magallánico, «fue así, inicialmente, obrero Menéndez B.

activad ganadera. indispensable de muchas faenas rudas, minero, pescador 3
La minería atrajo también inmigrantes, pues ofrecía la y marinero, esquilador y peón múltiple, o bien, albañil, Escolares en el Colegio Británico de
Punta Arenas, c. 1910.
posibilidad del enriquecimiento rápido, en especial cuando carpintero o empedrador, y más tarde con el producto de
se trataba de placeres auríferos. Ligada a estos hallazgos de su trabajo pudo ser artesano, comerciante, industrial o
yacimientos minerales y lavaderos de oro repartidos por la ganadero, contribuyendo con su acción fecunda a crear la
región magallánica, desde Última Esperanza hasta las islas prosperidad magallánica». Al referirse al inmigrante dálmata,
al Sur de la Tierra del Fuego, se encuentra la que quizás sea Martinic subraya: «Sus condiciones físicas y espirituales
la más importante corriente migratoria llegada al extremo le permitieron adaptarse con facilidad al suelo que lo aco-
austral de América: los croatas, que con su presencia y gía, al que llegó a querer con un sentimiento profundo y
acción cambiarían para siempre la vida de Magallanes. ejemplar, e integrarse con los chilenos y extranjeros dando
Comenzaron a llegar en los años 90 y conformaron comuni- comienzo a un saludable proceso de fusión». Los croatas
dades reconocibles: en Punta Arenas nació un barrio croata, fundaron asociaciones de apoyo mutuo y sociabilidad,
que recreó y proyectó los estilos de vida de los Balcanes, como el Salón Croata de Lectura y la Estudiantina Croata
reinventados en este nuevo y distinto escenario. Decididos Tomislav. Otros grupos de inmigrantes hicieron lo propio
y trabajadores, apasionados y participativos, los croatas, con la Sociedad Musical Alemana y el Orfeón Español,
además de la minería, estuvieron presentes en muchas otras espacios de preservación de costumbres y a la vez aportes
actividades de la región, alimentando leyendas sobre sus de integración cultural a la vida puntarenense. En total,
capacidades físicas y su determinación en tareas como la los extranjeros llegaron a representar más de un 30 por
caza de mamíferos marinos. Si los nombres de Francisco ciento de la población.
familias menéndez, braun y nogueira

Lazos familiares

El asturiano José Menéndez (1846-1918) y el judío letón magallánico, José Nogueira, se casó con Sara Braun, la la capacidad empresarial, tanto de Menéndez como de
Mauricio Braun (1865-1953) son dos de las figuras más hermana de Mauricio, a quien dejó como heredera. Se Braun, que superaba con creces el potencial del territorio
importantes del desarrollo de Punta Arenas y de la vida eco- configuró así una concentración muy fuerte de recursos e en donde operaron inicialmente. De hecho, expandieron
nómica de Magallanes, y, junto al portugués José Nogueira influencia en un círculo pequeño de parientes. sus negocios y crearon sociedades por Tierra del Fuego y
(1845-1893), conforman el trío de emprendedores que De estas alianzas surgió un estilo nuevo, fruto del cono- toda la Patagonia, y, desde la tercera década del siglo XX,
mejor representan el espíritu de ascenso desde la colonia cimiento recíproco y gradual propiciado por el matrimonio, una vida cada vez más importante en Buenos Aires, así
periférica a la ciudad del Estrecho de Magallanes conecta- que hizo posible que los modos de conducción empresarial como en Santiago y Valparaíso.
da con el mundo. En la fase de mayor crecimiento de sus de los Braun y de los Menéndez, que originalmente tenían Los Menéndez, Braun y Nogueira legaron a Punta Arenas
fortunas personales y del desarrollo regional, unieron sus rasgos bastante divergentes, se acercaran. Tanto Mauricio un patrimonio artístico y cultural que es un buen reflejo de
destinos familiares a través del matrimonio, dando origen Braun como su cuñado José Nogueira habían trabajado la influencia económica y social desarrollada a lo largo del
a un escenario social, cultural, económico y político muy con colaboradores y socios de confianza, mientras que medio siglo de expansión y crecimiento de sus empresas,
significativo en la ciudad y las zonas adyacentes que de el español Menéndez tendía a concentrar en sus propias que coinciden con la edad de oro de la ciudad.
variadas formas representan su poder y extensa influencia. manos toda forma de gestión. En común con quien llegó
Son ellos mismos, Menéndez, Braun y Nogueira, ejemplos a ser su yerno, tenía Menéndez la diversificación de inte-
vivos de la ampliación de miradas y conexiones con el mundo, reses e inversiones, cosa frecuente entonces, en los años
pues los tres provienen de distintos países y se encuentran setenta del siglo XIX. Fue la actividad ganadera ovina la
en el territorio austral para buscar oportunidades de iniciar que propició un espacio de entendimiento, competencia y
actividades y negocios, generando una cultura empresarial colaboración fundamental para cimentar una importante
con un sello nuevo. Esta cultura suponía la capacidad de alianza que hizo crecer las fortunas involucradas y revo-
aprovechar las ocasiones que se les ofrecían, la posibilidad lucionó la vida en Magallanes. Así, aun manteniendo los
de acercar mundos, y de hacer circular ideas y bienes entre negocios marítimos, el comercio, la banca, los seguros, las
Europa y las regiones extremas del continente americano. primeras actividades de industria y la pesca, ambos clanes
Este impulso se vio fortalecido con el desarrollo de una pasaron a tener un lugar muy importante en Magallanes a
sociabilidad intensa entre las familias que compartían raíz de las extensas propiedades que obtuvieron a través de
una visión de mundo con rasgos progresistas y en cierto los remates y concesiones. Con sus empresas y sociedades
modo aventurero. se transformaron en las personas más influyentes de Punta
Es el caso de las vidas de Mauricio Braun y José Menéndez, Arenas, ya que lo que quedaba fuera del control directo
que convergen cuando el primero se casó con Josefina o indirecto de ambos empresarios estaba de cualquier
Menéndez Behety, hija del segundo. Punta Arenas no manera vinculado por lazos de parentescos, de amistad o
era una ciudad grande, y vistas las frecuentes ocasiones de concurrencia en negocios ocasionales o permanentes.
de encuentro entre ambas familias, resultaba natural la Se puede hablar de un «oligopolio económico» como una
unión de este joven empresario con la hija de uno de los consecuencia natural de esta concentración de actividades
dos hombres más acaudalados de la región. El otro magnate en manos de la familia alargada. La explicación está en
1846-1918
josé menendez

1865-1953
mauricio braun

1845-1893
josé nogueira
1 2

1 Con la comunidad italiana llegaron los misioneros de lograr altos niveles en materia de alfabetización, lo que
Edificio sede de la Sociedad Comercial
Menéndez Behety, en el centro de Punta la orden fundada por San Juan Bosco, la Sociedad de San la distanció del resto del país y la acercó a las naciones
Arenas, c. 1906-1907. Francisco de Sales; Salesianos, en el caso de los sacerdotes, más desarrolladas. Ha existido desde entonces en el clima
2 e Hijas de María Auxiliadora, en el de la rama femenina. En espiritual del magallánico una propensión al progresismo
Pionero y empresario de Magallanes, José Punta Arenas adquirieron muy rápidamente preponderancia y a la innovación, al desarrollo de grandes empresas y al
Nogueira.
en la enseñanza y en la expansión de los horizontes magallá- cultivo del riesgo razonado propios de una región que bordea
3 nicos, con la exploración y el establecimiento de misiones en los parajes antárticos con toda su radicalidad. Durante el
Vista de la Plaza Muñoz Gamero, con el
palacio de Sara Braun y las casas comer- lugares apartadas o de clima muy difícil. Entre los italianos siglo XX, aún después de la edad de oro de Punta Arenas,
ciales de Braun & Blanchard, 1902. laicos destacaron Vittorio Cuccuini, que impulsó y lideró esta herencia de pluralismo y curiosidad, de aceptación y
la fundación del Cuerpo de Asistencia Pública, origen de respeto, ha marcado fuertemente una identidad local que
la Cruz Roja de Chile. Ya desde 1895 los italianos habían aprecia en todo su valor el significado de una comunidad
creado una organización de socorros mutuos y algunos magallánica, y de las numerosas historias de hombres y
años más tarde se fundó el Círculo Italiano, espacios de mujeres que arribaron al finis terræ para iniciar una nueva
encuentro para ciudadanos destacados de Punta Arenas, etapa en sus vidas.
como Juan Bautista Contardi, uno de los fundadores del
periodismo local, y José Grimaldi, poeta. Llegan las ovejas
La sociedad de Punta Arenas y del área magallánica en Cuando los habitantes de Punta Arenas se aventuraron a
general mostró, desde la época de su constitución, como alejarse de la colonia, fueron descubriendo, por una parte,
un en lugar de la colonia marginal, una particular dispo- las posibilidades de intercambio con los indígenas y sus
sición a la acogida y a la integración de quienes asumían productos característicos –pieles y plumas– y, por otro,
el desafío de vivir en una tierra extrema rodeada de agua. se dieron cuenta de los ricos pastos que esas extensiones
Se desarrolló, entonces, un clima favorable a la valoración australes ofrecían al pastoreo. Surgió entonces la idea de
de la diversidad, a la tolerancia y el pluralismo, y con ello traer ganado bovino, y el gobernador Diego Dublé Almeyda
un fuerte impulso ilustrado que llevó a Magallanes a viajó a las islas Malvinas con una corbeta para adquirir
177
Integración y acogida PUNTA ARENAS
3

trescientas cabezas que luego vendió al comerciante inglés mientras que en la zona de Última Esperanza aparecieron costas del Sur para poder atender las necesidades de los
Henry Reynard, quien inició la cría, gracias a una cesión, localidades como Puerto Prat, en 1899; Río Seco, en 1906; colonos que trabajaban en aserraderos, en las minas de
en la Isla Isabel. y Puerto Natales, en 1911. carbón y lavaderos de oro, y para asistir la explotación
Luego de este paso inicial de 1877, la ganadería se integró El éxito de la actividad ganadera fue extraordinario: de ovejera de las costas del estrecho y de Tierra del Fuego.
comercial y económicamente a Punta Arenas, que venía las 300 cabezas originales de 1877, se pasó a 40 mil en 1885; Con el desarrollo pecuario comenzó a configurarse una
creciendo desde los años finales de la década precedente. Así, apenas cuatro años más tarde, había 300 mil ovejas. Creció cultura nueva, atenta a las prácticas de la crianza y explota-
junto a las pieles y plumas, el carbón de piedra, las maderas la vida rural en las estancias, y a partir de esta experiencia, ción de las ovejas, que marcaron su temporalidad con ritos
y los cueros de vacunos, se incluyeron los productos de la se extendió paulatinamente el territorio concesionado. Se y costumbres, y con una radicación espacial característica
actividad lanar. Se dedicaron también más espacios, como la mantuvo una política constante de promoción del sector de las estancias ganaderas y sus dependencias. Desde fines
zona al Norte y Este de la ciudad, donde el francés Marius por parte de las autoridades, promovida originalmente por de los años setenta del siglo XIX, se inició una proyección
Andrieu estableció su ganado en los pastos esteparios de el nuevo gobernador Carlos Wood, llamado a restablecer la de la vida magallánica hacia la tierra adentro, la estepa y
San Gregorio, que desde entonces quedaría para siempre tranquilidad en la región y a transformar la zona fronteriza sus pastos, alejándose, pero sin romper, de la presencia
identificada con la explotación ganadera. en un territorio de colonización. dominante del agua y del formidable canal interoceánico.
Entre 1878 y 1883 las ovejas fueron extendiéndose por Si desde el establecimiento del acuerdo de límites entre las Nació también la figura del ovejero, como prototipo de
la parte Norte de la Península de Brunswick, la costa del repúblicas de Argentina y Chile, en 1881, se había logrado local, la que inspiró en los años 30 al poeta José Grimaldi
seno o Mar de Skyring, y la costa del estrecho desde Punta mayor claridad sobre el destino de las tierras que ocupaban que versificó El ovejero de mi tierra, fuente, a su vez, de
Dungeness y Cabeza del Mar. La expansión significó el los colonos, a inicios de la década de los noventa se inició uno de los monumentos que se ha convertido en imagen
inicio de una revolución espacial y económica, pues los una nueva etapa de concesiones que ayudó a consolidar lo de la ciudad de Punta Arenas y de la zona magallánica. La
emprendimientos ganaderos ovinos implicaron movilización realizado previamente y a ampliar los territorios ocupados. disposición de la escultura realizada en 1944 por Germán
de personas que actuaron como pioneros que trabajaron La actividad ganadera constituyó también un estímulo Montero Carvallo en granito y luego reemplazada por
denodadamente asumiendo diversos riesgos, incluidos los para el desarrollo de la navegación de servicio a la región y una de bronce, muestra al esforzado ganadero que lucha
de capital, en lugares alejados y precarios. Nacieron así no sólo la de mayor envergadura. El gobernador Francisco contra las inclemencias del tiempo y la presencia constante
varios poblados, como Puerto Toro, en 1892, y Porvenir, en Sampaio planteaba en 1887 al Gobierno la necesidad de del viento entrando con su piño en la ciudad, punto de
1894, para la proyección hacia el Sur en la Tierra del Fuego; contar con una nave que conectara Punta Arenas con las conexión con el mundo.
grimaldi

Un poeta de su tierra

José Grimaldi Acotto, nacido en 1911 en Punta Arenas, oportunidades en el mundo del teatro y la bohemia de la El espíritu inquieto y la pasión por el mundo del teatro
hijo de padres italianos, es reconocido como uno de los capital de los años 30, donde conoció al actor y director sacaron a Grimaldi de su tierra para llevarlo a recorrer los
poetas más representativos de la cultura magallánica y Pedro Sienna, quien fue una figura importante en su vida. escenarios de los teatros de la Argentina, Uruguay y Paraguay,
sus expresiones características en lo referente a paisajes, Sin embargo, al cabo de un par de años, Grimaldi volvió a además de otras zonas de Chile, compartiendo tablas y
ambientes y personajes. El más célebre de sus poemas es El su tierra y su ciudad, donde desarrolló su actividad creativa experiencias con figuras centrales del mundo teatral del
ovejero de mi tierra. Criado en el ambiente cosmopolita de fundamental. Publicó Humo azul, su primer libro de poesía, siglo XX chileno, como Alejandro Flores y Rafael Frontaura.
la ciudad de la inmigración, Grimaldi contribuyó con su prologado por Pedro Sienna, al que siguieron luego una Como suele ocurrir, la distancia de la propia tierra inspiró
obra a preservar la memoria regional, sus protagonistas y media docena de títulos, incluyendo un volumen de cuentos a Grimaldi sus versos más famosos y más comprometidos
el espíritu multicultural que dominaba en Punta Arenas. magallánicos, si bien domina la producción en verso. Destaca con su lugar de origen. Durante los años que pasó lejos
En versos autobiográficos, el poeta Grimaldi recuerda en este último ámbito, Añoranzas de Don Pepe en el que el del Estrecho de Magallanes, entre 1934 y los inicios de la
su infancia, la peste y los cuidados del médico y escritor autor se permite una poesía popular y campechana que teje década siguiente, escribió El ovejero de mi tierra y Elogio
de origen eslavo Mateo Bencur: un «relato versificao», como lo califica el propio Grimaldi; apasionado de mi ciudad, textos que se ha convertido en
en él despliega sus recuerdos, reconstruye la aventura de patrimonio simbólico de Punta Arenas y las regiones
A los cinco me enfermé.
los inmigrantes y da cuenta del ambiente puntarenense de adyacentes. El poema del ovejero inspiró el monumento
Y un santo que se llamó
los años de oro de la ciudad, cuando era niño: que realizó Germán Montero Carvallo, inaugurado con
Mateo Bencur, llegó
la presencia del Presidente de la República Juan Antonio
buscao rápidamente. Yo fui hijo de un varón
Ríos, en febrero de 1944, que se transformó en una de las
Puso su mano en mi frente d’esos de los tiempos viejos:
imágenes de identidad de la ciudad.
y mi mal se evaporó. recto y de buenos consejos,
Grimaldi, que murió ya anciano en 1992, celebró en
No piensen en curanderos: buen paire pa su muchacho.
sus obras la inmensidad del territorio magallánico, y sus
era meico, escritor. Bondaoso pero macho,
oficios y trabajos; dedicó versos a los pescadores, cazado-
Y a esta tierra con amor limpio de alma y de pellejo.
res y estancieros, y fue el complemento lírico a la prosa
la quiso de tal manera Con mi maire apareció
de Francisco Coloane, magallánico de adopción, uno de
que de su vía señera por estas tierras australes
los más importantes divulgadores literarios del escenario
él entregó lo mejor. trayendo de capitales
patagónico.
Hoy andamos muchos viejos su coraje y su esperanza
por las calles aún viviendo y una reserva e confianza
y se lo estamos debiendo y amor para sus iguales.
con toa seguriá De las Italias venían
a ese ejemplo de bondá y eran jóvenes los dos.
a que me estoy refiriendo. Mi maire, juro por Dios,
fue mujer de gran belleza.
Inquieto y creativo, José Grimaldi dejó el Liceo de Punta
¡Pero tenía entereza
Arenas sin terminar para viajar a Santiago en busca de
igual que cualquier varón!
1911-1992 josé grimaldi acotto

El ovejero de mi tierra No es el gaucho de la pampa No le teme a las lloviznas
ni el «cow boy» de la pradera, ni a los fríos que lo queman.
ni es el huaso, ni es el charro, Va tenaz tras de su “piño”
el ovejero de mi tierra. –mar de lana– por la senda.
Es el símbolo viviente Y a su mágico silbido
del empuje y la paciencia, corre el perro de faena.
frente al viento que lo curte Yo lo he visto muchos días
y al silencio que lo aprieta. empeñado en su tarea.
Va clavado en su caballo, Y lo he visto muchas noches
tranco a tranco, legua a legua, contemplar las estrellas.
con la voz guardada adentro Solitario y pensativo,
y la vista siempre alerta. siempre tras de sus ovejas,
Ni usa típicos vestidos ¡es un rey sin trono fijo
ni le cuelgan pistoleras. el ovejero de mi tierra!
1

José Menéndez matriculó en 1892 el vapor Amadeo como espacio de la estancia ganadera, dotada de construcciones
nave de cabotaje, iniciando así una flota mercantil capaz que permitían reunir una gran cantidad de animales de
de atender las necesidades de la industria y el comercio manera ordenada y funcional a las tareas de mantenimiento
locales. Paulatinamente y con estos contactos a través de y esquila de ovejas. La rutina básica se iniciaba en mayo
la navegación, se fue difundiendo aún más la ganadería con el llamado encaste, cuando se cruzaban los pocos
ovina, que conquistó territorios en donde, sin el servicio carneros con las muchas ovejas en los campos de invierno.
marítimo, difícilmente habrían podido alcanzar desarrollo. En junio se solía realizar un inventario general y en julio
Nuevamente la combinación entre los canales, ensenadas, se retiraban los carneros al tiempo que se esquilaba a las
brazos de mar y el estrecho mismo condicionaron el uso ovejas alrededor de los ojos, y se hacía un recuento de las
de la tierra y la actividad humana de la región, conectando mismas. Pasado lo peor de la época invernal, llegaban las
espacios físicos y económicos, y ofreciendo al mismo tiempo cuadrillas de contratistas que se encargaban de la puesta a
la posibilidad de desplegar de manera integral proyectos punto de los alambrados, los galpones y las construcciones,
empresariales ambiciosos e integradores. De manera similar los caminos y puestos para preparar las condiciones para
a como lo hicieron los Cousiño y Urmeneta a mediados el resto del año. Octubre estaba marcado por la parición:
de siglo en el Norte –uniendo el llamado Norte chico se recorrían los campos para asistir a las parturientas con
con la zona de Arauco y su producción carbonífera–, los dificultades y se prohibía la circulación perros. Durante los
emprendedores magallánicos integraron la navegación de meses sucesivos se realizaban tareas de mantenimiento de
cabotaje, la industria de la lana, la explotación carbonífera las zonas de pastoreo y se marcaban las ovejas.
y el establecimiento de los primeros frigoríficos esenciales Probablemente el momento de mayor actividad estanciera
para el salto cualitativo de la actividad ganadera. se vivía en diciembre y enero, cuando se daban en paralelo los
procesos de destete y esquila. Las cuadrillas de trabajadores
Las estaciones de la lana se concentraban en los galpones para agrupar las bestias,
Para el desenvolvimiento pleno de ella era también necesario separarlas por calidad y dejarlas desprovistas de su vellón.
crear las instalaciones adecuadas: nació de este modo el El producto se llevaba a los expertos para la clasificación
181
Integración y acogida PUNTA ARENAS
2 3

y conformación de fardos que se apilaban en bodegas para ciclo expansivo de esta industria. Durante varios años la 1
Equipo de redacción del periódico El
la exportación. Los animales con defectos físicos y otros prosperidad se mantendría, si bien comenzaron a darse Magallanes, fundado en Punta Arenas
problemas se apartaban para la engorda y venta, mientras litigios por las tierras entre las compañías detentadoras en 1894.

que los corderos se enviaban a los mejores campos altos de de los derechos de explotación y los colonos que deseaban 2
verano. En marzo y abril se los bajaban, para seleccionarlos obtener terrenos de los que el Estado remataba o licitaba. Familia Eberhard, pionera de la zona de
Última Esperanza, en un paseo campestre
por edad y estructura. El ganado que se conservaba pasaba A eso hay que sumar las señales de decaimiento, a partir de durante 1905.
por un baño contra la sarna, preparatorio para el envío a la década del 20, y la definitiva pérdida de fuerza en parte
3
tierras de invernada. debida a la competencia del Canal de Panamá. Piños de ovejas en el embarcadero de en
Son numerosas las estancias ganaderas cercanas a las costas La Primera Guerra Mundial había favorecido la actividad una estancia, c. 1920.

del Estrecho de Magallanes. Destaca la de San Gregorio, ganadera y la industria ligada a los ovinos, en especial la
en la zona homónima de la ribera Norte del curso de agua, producción de lana, pero, en los años que siguieron al gran
que conserva hasta el presente sus instalaciones básicas. conflicto, el nivel de precios de la lana cayó hasta llegar,
A mediados de la primera década del siglo XX las ovejas en 1921, a un nivel crítico. La actividad estanciera pudo
magallánicas eran alrededor de un millón 800 mil. Surgieron sobrevivir, pero no con el esplendor de antaño.
graserías, curtiembres, y, en 1905 en Río Seco, y en 1907, Las ovejas introducidas en la que aún era la colonia ma-
en Puerto Sara, la empresa de Braun Menéndez construyó gallánica dieron un respaldo fundamental para el desarrollo
sendos frigoríficos que le permitieron consolidar el negocio regional y para el desenvolvimiento de los recursos humanos
de exportación. y económicos de esa zona, por tanto tiempo aislada y aban-
A inicios del siglo XX, la negocio ganadero estaba fuer- donada a su suerte. En los años sucesivos serían otros los
temente controlado por verdaderos latifundios, que, con recursos que impulsarían el crecimiento de Punta Arenas.
la fusión de las empresas de José Menéndez, y la Braun y
Blanchard, en 1908, dieron origen a la Sociedad Anónima
Importadora y Exportadora de la Patagonia con sede en
Punta Arenas. Fue éste un momento culminante en el
Una arquitectura de estilo propio

Con la cocina-comedor como articuladora de la vida domés- como ventanas de fierro o pasadores y tiradores de bronce; Algunos de sus principales exponentes pueden apreciarse
tica y de la organización interior de la vivienda magallánica, también, anexos, como corredores exteriores cubiertos o hoy en torno a la Plaza Muñoz Gamero y las calles aledañas,
la construcción en madera dio origen al llamado «estilo galerías capaces de mediar entre la intemperie y el calor que recuerdan a los hombres y mujeres que dieron vida al
pionero». Éste consideraba la agregación de volúmenes interior. auge de Punta Arenas como la ciudad más importante del
para edificios más complejos, en uno o dos pisos, con tres o La importación de piezas y revestimientos prefabricados, Pacífico Sur.
más recintos y espacios de distribución como hall y pasillo. muchas veces como lastre en el cabotaje de la lana, incluyó
La principal diferencia respecto de la arquitectura de en algunos casos viviendas completas, con piezas de madera
colonia marginal está en la influencia de inmigrantes perfectamente identificadas y numeradas, y con precisas
británicos, escoceses, suizos, franceses y españoles. Se indicaciones de armado en planos comprados en Inglaterra
incorporaron elementos decorativos, como molduras en o Nueva Zelanda. Las nuevas tipologías incluyeron techos
los vanos, puertas de dos hojas, tragaluces o pináculos, y a cuatro y más aguas, bow windows, otras organizaciones
en avances tecnológicos como ventanas de guillotina con espaciales internas y nuevos conocimientos constructivos
contrapesos, lucernarios, tablas elaboradas para el reves- con sistemas como el balloon frame –muros construidos con
timiento de muros y machimbrado o encaste para suelos paneles continuos de dos pisos– o el platform frame –con
interiores, lo que cambió la forma de construir y habitar módulos discontinuos separados por nivel.
el territorio magallánico. Las planchas de fierro acanalado La natural evolución de la edificación en madera y la
para los techos son el primer elemento arquitectónico pu- voluntad de permanencia definitiva de algunas familias,
ramente industrial, seriado y prefabricado, que irrumpió junto a la generación de riqueza y el constante vínculo con
en Magallanes desde lejanas latitudes, y que con el tiempo Europa, originó la construcción de arquitecturas definitivas,
constituiría uno de sus rasgos de identidad regional y resistentes, sólidas, con la última tecnología disponible y
portuaria, tal como ocurrió en otras ciudades puerto con la imagen imperante.
importantes conexiones, como Iquique o Valparaíso. Luego de instaladas las primeras fábricas de ladrillo en
Estas arquitecturas de importación se multiplicaron Magallanes, fue posible también la importación de cemento
rápidamente también en las áreas rurales, allí donde la portland, por lo que se levantaron inmuebles que hasta
ocupación ovejera iba requiriendo la construcción de hoy le otorgan a Punta Arenas un sello característico de
cascos de estancia para la producción de lana. Las vivienda distinción urbana y patrimonial.
y la industria encontraron en esta expresión material una Surgieron así edificios de estilo neoclásico que daban
forma moderna de edificar: rápida, eficiente, desarmable y cuenta del aprendizaje de décadas para mediar en un
transportable, ideal para construcciones que, en la vastedad territorio hostil: accesos protegidos con chifloneras; gale-
de la pampa, constituyeron verdaderos fuselajes resistentes rías completamente vidriadas muy bien orientadas para
al fuerte viento. acumular el escaso calor del sol y utilizadas como jardines
En las casas de administración o de otros funcionarios de de invierno; separación de áreas públicas, dormitorios y
importancia, se incorporaron otros elementos prefabricados, servicios; y calefacción central con radiadores, entre otros.
Estilo pionero
éste consideraba la agregación de volúmenes para edificios más complejos,
en uno o dos pisos, con tres o más recintos y espacios de distribución como
hall y pasillo.

Machimbrado
sistema para ensamblar tablas de madera mediante rebaje y encastre,
comúnmente utilizado en pisos.

Ballon frame
muros construidos con paneles continuos de dos pisos

Galerías
completamente vidriadas muy bien orientadas para acumular el escaso calor del
sol y utilizadas como jardines de invierno.
Los kawéskar o alacalufes fueron una etnia de ca-
noeros y nómades marinos que vivieron en los canales
magallánicos y fueguinos, dedicada a la pesca, la caza
y la recolección. Eran individuos de un físico pequeño
y vivían prácticamente desnudos, con el cuerpo
cubierto por grasa animal. Construían viviendas
temporales con ramas, huesos y pieles.
185
Integración y acogida PUNTA ARENAS
Conocidos como tehuelches o patagones, estos
indígenas vivieron en la zona esteparia austral. De-
dicados a la caza y la recolección, vivían en tolderías
construidas con pieles e impresionaban por su con-
textura física grande y su índole belicosa. El nombre
aonikenk designa a la gente del sur.

Los selknam u onas fueron cazadores y recolectores
nómades que ocupaban la isla grande de la Tierra
del Fuego. De contextura fuerte y de buena estatura,
poseían creencias religiosas desarrolladas. Vivían en
chozas hechas con cueros cocidos, ramas y huesos de
ballenas.
Punta Arenas, vista desde el mirador Cerro La Cruz.
Avenida Colón, Punta Arenas.
189
Mirador Cerro La Cruz
191
Hotel José Nogueira y Palacio Sara Braun, Punta Arenas.
Palacio Sara Braun
193
Banco Santander, antiguo Banco Tarapacá y Londres.
195
Banco Santander, Punta Arenas.
Banco Santander, Punta Arenas.
197
199
Edificio de la Intendencia, Punta Arenas.
Detalles de la reja de la Catedral de Punta Arenas
201
Reja de la Catedral de Punta Arenas; al fondo, el edificio Julio Menéndez, actual hotel Plaza.
Monumento a Hernando de Magallanes, Plaza Muñoz Gamero.
Indio patagón en el monumento a Hernando de Magallanes
Plaza Muñoz Gamero
205
Comedor del Palacio Braun Menéndez, hoy Museo Regional de Magallanes, Punta Arenas.
207
Salón del Palacio Braun Menéndez, hoy Museo Regional de Magallanes, Punta Arenas.
209
Palacio Braun Menéndez, hoy Museo Regional de Magallanes, Punta Arenas.
Casa Obispado Detalle edificio Menéndez Bethy
Palacio Menéndez, hoy Club Militar.
Palacio Menéndez, hoy Club Militar.
213
Palacio Menéndez, hoy Club Militar.
Palacio Sara Braun, actual Club de la Unión.
215
Palacio Sara Braun,
actual Club de la Unión.
Calles de Punta Arenas
217
Antiguo edificio del Banco de Punta Arenas en calle Julio A.Roca
219
Vista de calle Julio A. Roca hacia la Plaza Muñoz Gamero.
Catedral de Punta Arenas
221
Santuario María Auxiliadora y el Museo Salesiano Maggiorino Borgatello
Casa Edificio de la Sociedad
Menéndez Bethy
223
Círculo Suizo
225
Punta Arenas
Playa de Punta Arenas junto
al Estrecho de Magallanes
227
Reloj meteorológico lunar alemán de 1913
229
Busto de Hernando de Magallanes, Avenida Costanera del
Estrecho , Punta Arenas.
Antiguo muelle de carga en la Costanera, Punta Arenas.
Ocaso en el Estrecho de Magallanes, Punta Arenas.
233
Vista nocturna de Punta Arenas
«Ninguna pregunta, ni siquiera un oficial de
policía que me preguntase ‘¿De dónde viene
Ud.?’, o algo por el estilo. Era tan libre como
un pájaro. No me revisaron el equipaje […]
puedo decir que el aire, la gente y los alrede-
dores, todo se veía lleno de esa libertad».

Memorias de Arthur Button
capítulo iv

TIERRA A LA
VISTA...TIERRA
DEL FUEGO
Al otro lado del Estrecho de Magallanes, en la ribera sur oriente, emerge un territorio de

leyenda, cargado de mitos que durante siglos alimentaron los navegantes y descubridores

de los mares más australes del orbe. Esta finis terrae, extremis mundi, terra incognita, que

se situó como el confín meridional más allá del cual no era posible avanzar, se posicionó

con fuerza en el imaginario cultural de Occidente como parte de un relato de hallazgos

y conquistas lleno de equívocos, zozobras y penurias, pero también heroico.
Tierra a la vista...Tierra del Fuego PUNTA ARENAS 239
241
Vista aérea de Punta Arenas
1 2

Mientras la colonia de Magallanes no fue más que una 700 mil hectáreas –unos 47 mil kilómetros cuadrados– de la primera expedición de esa congregación a la Patagonia
ficción administrativa, Punta Arenas fue «la colonia», escribe territorio binacional chileno-argentino, es la más grande de en 1875; la Cordillera Darwin, única porción de los Andes
Mateo Martinic. «Cuando el territorio inició, a partir de la América del Sur y una de las treinta más grandes del mundo. que emerge en sentido Este-Oeste al Sur del mundo y que
década del 70, el camino de su desenvolvimiento», sigue el Otras islas de importancia son, de oriente a poniente a lo largo hace honor al naturalista inglés que recorrió y documentó
historiador, «la aldea de Mardones y Viel pasó a desempeñar del estrecho, Dawson, Wickham, Capitán Aracena, Clarence, estas tierras hacia 1832; limitándola por el Sur, el Canal
el mismo rol que cupo a las “ciudades estados” de la Antigua Carlos III y Desolación; al Sur, configurando el Canal Beagle, Beagle toma el nombre de la embarcación en que Darwin
Grecia: ella fue “colonia madre”, causa y motor principal del las islas Gordon, Hoste, Navarino, Picton, Nueva y Lenox; y, y Fitz Roy llegaron a esta zona.
desarrollo. Magallanes, como entidad económica y social, finalmente, las Islas Wollaston, en el Cabo de Hornos. Desde su primera ocupación aborigen, fechada hace unos
es hijo de su capital; no puede concebirse el fenómeno En un ámbito caracterizado por un poblamiento bajo, once mil años –gracias a los hallazgos de arqueólogos como
prodigioso del progreso patagónico austral sin pensarse lento y muy concentrado –alrededor de ocho mil habitantes Mauricio Massone y Alfredo Prieto en el Sitio Tres Arroyos,
primero en Punta Arenas. Con propiedad histórica, puede en la porción chilena–, la toponimia ha dado significado mejor conocido como Cerro de los Onas– se ha podido
afirmarse entonces que en mucha medida Punta Arenas “ha a hechos históricos de larga data: el propio estrecho, que desprender la existencia de diversos puentes terrestres que
sido” y “es” Magallanes». toma su nombre de Hernando de Magallanes tras su los paleoindios habrían utilizado para desplazarse desde el
Las tierras más allá del estrecho fueron por largo tiempo descubrimiento en 1520; la Bahía Gente Grande, en la continente hacia Tierra del Fuego. Aquí, guarecidos en aleros
observadas e imaginadas sin ser efectivamente exploradas porción norte, bautizada así por los avistamientos de «gi- rocosos en el Cerro de Los Onas y el Abrigo Marazzi, los
y ocupadas hasta bien entrado el siglo XIX, una vez que la gantes patagones» que hicieron los primeros navegantes; primeros habitantes procuraban su alimentación mediante
colonia de Punta Arenas se afianzó. la Bahía Inútil, en la medianía al occidente, inicialmente la recolección y la caza, en un paraje de escasa disponibili-
bautizada como Useless Bay por el almirantazgo británi- dad alimentaria. Estos antepasados habrían evolucionado y
El más allá del estrecho co, que, en sus viajes de exploración entre 1825 y 1830, conformado los distintos grupos étnicos presentes en la isla:
Tierra del Fuego es un archipiélago compuesto por varios había creído encontrar un nuevo paso interoceánico en cazadores-recolectores marinos, como yámanas o yaganes,
cientos de islas que conforman un intrincado sistema de lo que terminó siendo una enorme bahía a la cuadra de su y kawéskar o alacalufes; cazadores-recolectores terrestres,
canales y pasos signados por puntas, cabos y bahías, cuyos homóloga atlántica, la Bahía San Sebastián. Más al Sur, el como los haush, en la porción sur, y principalmente selknam
nombres vinculan territorio, cultura e historia. Dentro de Seno Almirantazgo; el Lago Fagnano, por Monseñor José u onas, dispersos en toda la isla.
este conjunto destaca la Isla Grande, que con sus dos millones Fagnano, sacerdote salesiano enviado por Don Bosco en
243
Tierra a la vista...Tierra del Fuego PUNTA ARENAS
3 4

Lo sagrado y lo profano Los clanes familiares habitaban sus propios territorios 1
Taller del escultor Guillermo Córdova,
Los selknam eran un pueblo nómada terrestre físicamente respetando sus límites; sin embargo, ante el evento de la mientras trabajaba en el monumento a
bien conformado, con características similares a los ao- varazón de una ballena o la realización de la ceremonia Hernando de Magallanes, c. 1919.

nikenk o tehuelches, que habitaban la zona continental de iniciación adolescente –hain–, se producía una reunión 2
de la región. Robustos, con altura promedio sobre el mayor a la que eran convocados los distintos harùwen. Plaza Muñoz Gamero con el monumento
a Hernando de Magallanes, c. 1930.
metro 80, contaban con una adaptación genética al clima Tenían una rica cosmovisión que ha sido vastamente
hostil que les otorgaba un grado Celsius más de tempe- difundida a partir del registro que hiciera el sacerdote aus- 3
Vista del centro de Puntarenas, c. 1940.
ratura corporal que el promedio de hoy. Vivían en clanes tríaco Martín Gusinde, de la congregación del Verbo Divino,
familiares que se asociaban a fragmentos reconocibles de quien participó de la última ceremonia hain realizada en 4
Cementerio Fiscal, c. 1950.
territorio llamados harùwen («nuestra tierra»), delimitados 1923. Este ritual, largo y complejo, consistía en la iniciación
por hitos geográficos como ríos, lagos y montañas, tanto de los jóvenes novicios ­–kloketen­– a la vida adulta; en él se
en la pampa hacia el Norte de la isla, como en los bosques legitimaba la dominación de los hombres sobre las mujeres,
de lenga, ñirre y coihue que es posible reconocer al Sur. Se a las que aterrorizaban con el uso de máscaras y pinturas
alimentaban principalmente de guanaco, que los abastecía corporales que representaban la encarnación de espíritus.
de carne para comer; grasa y pieles para cubrir parte de su Dotada de un fuerte carácter teatral, el hain estaba lleno
cuerpo y sus rudimentarias viviendas; tendones y huesos de simbolismos que representaban la pugna entre el bien y
para la elaboración de sus objetos utilitarios. Organizados el mal, el cielo y la tierra, el sol y la luna, lo masculino y lo
patriarcalmente, el hombre confeccionaba armas y cazaba, femenino. Según la antropóloga francesa Anne Chapman,
mientras que la mujer cuidaba de los niños y transportaba el rito, acompañado de cánticos y danzas tribales, constituía
la vivienda, en general una sencilla construcción de troncos mucho más que una puesta en escena, ya que lograba fusionar
y ramas algunas veces cubierta de cueros que servían para lo sagrado y lo profano, el tiempo real con el tiempo mítico.
protegerse del viento; en algunas ocasiones utilizaban una
estructura más elaborada en forma cónica con el mismo El porvenir del oro
recubrimiento. Los pueblos originarios continuaron viviendo apaciblemente
El oficio de la lana

La exitosa implantación de ovejas en Magallanes incorporó como Inglaterra y ciudades como Wolverhampton, Leeds o mecha, color, resistencia, suavidad y densidad), se introduce
a su paisaje caminos, alambradas y cercas, construcciones Liverpool, donde la ovejería ya estaba consolidada; también en prensas basculantes, se enfarda y pesa. Una vez que se
y también nuevos habitantes a estas latitudes. de ahí se traían objetos propios de la industria, como pesas, vacía el brete, se produce un receso en el que se limpia la
La línea de producción se iniciaba con una gran unidad prensas y guías de esquila. cancha, para volver a empezar.
territorial, la estancia, que contenía el principal recurso, la De este grupo de edificios, el galpón de esquila era el lugar Un buen esquilador puede hacer entre 150 y 200 ani-
pradera para el pastoreo. Una hectárea era capaz de abastecer principal de la actividad productiva y una de las formas males por día; cada uno entrega tres a cuatro kilos de lana
en promedio a un animal, dos a lo sumo, por lo que estos construidas más relevantes del paisaje ganadero, por sus y un fardo llega a pesar alrededor de 250 kilos y, si es de
campos tenían superficies prediales de entre dos mil 500 dimensiones y simbolismo. Es aquí donde la lana pasaba de exportación, hasta 400 kilos.
y 200 mil hectáreas. Según su localización o la calidad y su estado natural a la condición de materia prima industrial. Concluido el proceso, se conduce las ovejas desnudas
cantidad de vegetación disponible, se definían invernadas Una vez conducidas las ovejas desde la pradera hasta los hacia los corrales de salida. Después de aclimatarse a su
y veranadas para que los piños pastaran libres. cascos, transitaban, guiadas por los perros, por una sucesión nueva condición, se las sumerge en baños sanitarios, se las
Dentro de la estancia se elegía un lugar con características de corrales cada vez más pequeños y controlados; se reducía marca y libera en los campos. Durante un año se deja crecer
apropiadas para establecer un asentamiento productivo prin- así el número inicial de miles de cabezas de ganado a unos su pelaje, para volver la temporada siguiente y cambiar su
cipal, comúnmente con accesibilidad marítima o terrestre, cientos de animales que entraban en el galpón. Allí los es- vestido de invierno por el de verano.
disponibilidad de agua y dominio visual sobre la zona. A peraban las «comparsas» de esquiladores, grupos de obreros
esta instalación se la denominaba «casco», y se componía especializados en las artes de despojar a estos animales de
de un número variable de construcciones entre las que se su abrigo natural; originalmente eran trabajadores estables
podía encontrar una casa principal de uso exclusivo para de las estancias, pero luego, por su episódica participación
el propietario o el administrador y su familia, viviendas de durante la temporada de esquila, entre octubre y enero en
obreros, una cocina-comedor, establos, perreras, talleres, el caso de Magallanes, se desplazaban entre los latifundios
matadero y el galpón de esquila. de toda la Patagonia chileno-argentina.
Las estancias de envergadura contaban con «secciones», Ya dentro del galpón, se arreaba el ganado hasta los
donde habitualmente se fundaban algunos cascos; y como bretes, esclusa final desde la cual el «agarrador» tomaba
soporte al arreo de grandes grupos de animales por las ex- las ovejas de a una y las sentaba en la «cancha» para que el
tensas pampas, se construían «puestos», pequeños ranchos esquilador procediera a rasurarlas: primero por la barriga,
donde el ovejero, habitualmente conocido como «puestero», después por el costado, la paleta y el costillar, y finalmen-
pudiera guarecerse una o dos noches con su perro, su caballo, te el lomo. Inicialmente, la faena se realizaba con tijeras
sus bombachas, el cuchillo al cinto y el mate. de mano, pero hoy las hay automáticas, propulsadas con
Construcciones de cierta magnitud como éstas fueron electricidad o diésel. Con ellas se corre contra el reloj, pues
posibles gracias a la introducción de nuevas tecnologías, se paga por animal esquilado.
como el montaje en seco, y la utilización de componentes Una campanada da la partida. Entre oveja y oveja, el «ve-
estandarizados y de fácil transporte: planchas, perfiles, llonero» recoge la lana y la dispone sobre un mesón donde
pernos y clavos. Muchos de ellos eran importados de países se la clasifica según sus propiedades y calidad (largo de
2.500a 200.000 hectáreas
era la superficie de los campos prediales

Puestero cuidaba el ganado de oveja junto a su perro, su caballo, sus bombachas, el cuchillo al cinto y el mate.

150a 200 ovejas esquila un buen esquilador al día
1 2

en su territorio ancestral hasta la llegada del hombre blanco.
1
Tren de pasajeros de la mina de carbón Recién tras la consolidación del asentamiento de Punta
Loreto corriendo por la avenida Colón Arenas, hacia 1879, se realizó una primera expedición «tie-
en 1908.
rras adentro», encargada al teniente de la Armada de Chile
2 Ramón Serrano Montaner. En el viaje, que se concentró en
Mina Elena, Isla Riesco, 1943.
una porción menor del norte de la Isla, en torno a la Sierra
3 Boquerón, se encontraron algunos placeres auríferos que
Muelle Prat, Punta Arenas, 1928.
resultaron ser motivo más que suficiente para atraer a un
número creciente de buscadores, en una réplica de lo que
pocos años antes había vivido California con la fiebre del
oro. Primero pirquineros con herramientas básicas y, poco
más tarde, durante las últimas décadas del siglo XIX y los
primeros años del XX, verdaderas empresas con fuertes
inversiones y tecnologías de punta para la época labraron
las tierras con maquinaria industrial. La palas hidráulicas
y dragas mecanizadas aún permanecen abandonadas tras el
agotamiento del recurso o el fracaso de las prospecciones
mineras.
Aunque no hay certeza del éxito del emprendimiento
asociado a la minería del oro en Tierra del Fuego, esta pri-
mera forma de ocupación económica forastera dejó como
resultado dos hechos que propiciaron el futuro desarrollo
económico y demográfico de este territorio: a decir de Mateo
Martinic, el primero de ellos fue la fundación, en 1894, de la
247
Tierra a la vista...Tierra del Fuego PUNTA ARENAS
3

ciudad de Porvenir, formalizando un campamento minero que luego la navegación de cabotaje consolidó trasportando pozo petróleo a fines de 1945 y una importante labor
que se había situado años antes junto al «Chorrillo del diversos productos y, en especial, lana. extractiva se concentró en la zona de las estepas de San
Oro», al fondo de la Bahía del mismo nombre descubierta El aumento de la demanda de pastos fue el motor de la Gregorio, alcanzando alrededor de un 50 por ciento de la
por Jorge Porter en 1881; el segundo, las utilidades obte- integración del espacio interior, marcado por la cabeza de producción de la Empresa Nacional del Petróleo, ENAP­. El
nidas en el negocio del aurífero, gracias a la exportación mar de la costa del estrecho hasta las entradas marítimas auge del crudo revolucionó e hizo crecer económicamente
promovida en los comercios establecidos en Punta Arenas, de los senos Otway y Skyring, y la zona de Rubens, tierra a la región, que ha proyectado su contribución energética
como los de José Nogueira y José Menéndez; ese capital adentro. Esta región, que en cierto modo evoca un istmo, al resto del país; ahora poblados de torres y plataformas de
sería reinvertido en un nuevo negocio, la ganadería lanar. tuvo una comunicación importante con Punta Arenas, hasta extracción, estos parajes se han vuelto más visibles al resto
Las potencialidades de la zona, demostradas tras el la creación y desarrollo de Puerto Natales, ya a inicios del de Chile, y han planteando inquietudes aún no resueltas
exitoso proceso de aclimatación de ovejas traídas de las siglo XX, con lo que Última Esperanza quedó definitiva- sobre el centralismo nacional y latinoamericano.
Malvinas, tuvieron una innovación en Tierra del Fuego: mente vinculada con el resto de Magallanes. En los últimos decenios del siglo XX, el desarrollo del tu-
tras la firma del tratado de límites con Argentina de 1881, Junto con el ganado, la minería fue un muy significativo rismo ha sido también una forma importante de construcción
los gobiernos de José Manuel Balmaceda y Domingo Santa factor de expansión en el territorio patagónico. Es el caso de una identidad integrada, y de una imagen cautivante en
María, a diferencia de lo ocurrido en el continente, liberaron de la Isla Riesco, Última Esperanza y varios lugares en la la que sobreviven las posibilidades de la aventura genuina.
grandes extensiones de tierra para latifundios de cientos Península de Brunswick, con yacimientos carboníferos, Con la aparición, en 1977, de In Patagonia del escritor inglés
de miles de hectáreas, como un mecanismo de fomento a como los de las minas Loreto, cerca de Punta Arenas, y Bruce Chatwin, se inició una verdadera moda de viajes a
la ocupación y la instalación de colonos. Marta, en el Seno Skyring; Elena y Josefina, en la Isla Riesco, estos territorios que antes habían cautivado a marinos,
continuarían su actividad hasta entrado el siglo XX. Como etnólogos y antropólogos. La marea de turistas permitió
La energía de una región la Patagonia argentina compraba parte del mineral extraído el desarrollo del área de servicios y, a un tiempo, puso a la
Los años 70 marcaron un hito de expansión en los terre- en el sur de Chile, se conformó un espacio económico de Tierra del Fuego y a la misma Antártica como un destino
nos que van más allá de la Península de Brunswick y que producción y consumo de mayor escala, que alcanzó, en de interés para los visitantes, y no sólo para los estudiosos,
comprendió de manera significativa el centro oriental los 50, el máximo nivel de rendimiento de los yacimientos misioneros y ganaderos. El Estrecho de Magallanes se
magallánico hasta alcanzar las costas de San Gregorio y magallánicos. relanzaba así como «la última frontera».
Bahía Posesión; se estableció así una línea de circulación En la misma ribera del estrecho se descubrió el primer
recuadro

Un abrazo para la paz

Sobre la cubierta del crucero O’Higgins, en aguas del Estrecho a Chile conservar la mayor parte de Última Esperanza.
de Magallanes, se produjo, en 1899, un significativo gesto El abrazo del estrecho fue un buen augurio que revivía
de acercamiento entre Chile y Argentina, cuando, luego de el episodio de Maipú en 1818 y que proyectó al siglo XX
largas sesiones de trabajo, los Presidentes Federico Errázuriz la voluntad de buscar acuerdos pacíficos. No faltaron oca-
Echaurren y Julio Argentino Roca dieron vida al que se conoce siones en esa centuria en que se estuvo cerca del conflicto
como el «abrazo del estrecho». Se promovía así la paz, luego armado, pero primó el espíritu del gesto histórico original,
de un período de tensiones por litigios limítrofes y disputas subrayado por el escenario en que se dio, el Estrecho de
territoriales en la zona patagónica. El acontecimiento se ce- Magallanes, vía de comunicación e intercambio, mucho
lebró con cañonazos y festejos desde la rada de Punta Arenas, más que barrera o trinchera.
rubricando la hermandad entre ambas naciones.
El Tratado de Límites del 23 de julio de 1881 había establecido
principios generales fundamentales en materia territorial para
la zona: otorgó a Chile la totalidad del Estrecho de Magallanes,
con una porción del territorio patagónico próximo y la mitad
occidental de la Tierra del Fuego y el archipiélago al Sur de ésta;
a Argentina, la mitad oriental de la isla grande de la Tierra del
Fuego, así como la mayor parte de la Patagonia oriental. Pero el
acuerdo dejó materias para la controversia: mientras Argentina
sostenía que la frontera debía seguir la línea orográfica, esto es
la de las más altas cumbres, Chile proponía para la compleja
geografía de la región patagónica la línea hidrográfica, es decir
la divisoria continental de las aguas. La región adyacente al
Lago Buenos Aires y las cuencas de los lagos Cochrane y San
Martín, así como la zona oriental de Última Esperanza, fueron
los territorios en litigio, y para atender estas necesidades se
recurrió a las negociaciones de 1899.
El tono de las reuniones estuvo marcado por la búsqueda
de acuerdos para facilitar las relaciones comerciales y la co-
laboración en actividades empresariales en ambas naciones.
Como resultado, los mandatarios acordaron someter la cuestión
limítrofe a un fallo arbitral del rey de Inglaterra. En 1902, el
monarca entregó su resolución, la que concedía a Argentina las
cuencas orientales de los tres lagos mencionados y le permitía
tratado de límites
sentó principios generales, pero dejó varias materias para la
controversia: argentina defendía la línea orográfica, la de las
más altas cumbres, y chile, la línea hidrográfica, la divisoria
continental de las aguas.
1881
1899 Abrazo del estrecho
los presidentes federico errázuriz echaurren y julio argentino roca,
luego de intensas negociaciones, logran acuerdos sobre cuestiones
limítrofes y se abrazan sobre las aguas del estrecho.

el Rey de Inglaterra
entregó su resolución, la que concedía a argentina las cuencas de los lagos co-
chrane y san martín, así como la zona oriental de última esperanza y le permitía
a chile conservar la mayor parte de última esperanza.
1902
Tres mil pozos

Tal como había sucedido antes con el del oro y el carbón, o al río Tres Brazos (oriente y sur de la ciudad), en distintos
con la explotación ovejera y la forestal, el descubrimiento puntos de la península de Brunswick, la isla Dawson y la
de petróleo cambió los horizontes de desarrollo de la región porción norte de la isla grande de Tierra del Fuego.
magallánica. Ya hacia fines del siglo XIX, se comenzó a En su incansable convicción sobre el emprendimiento
prospectar en el subsuelo alguna señal de la presencia del petrolífero, Marcou logró incorporar hacia 1905 a nuevos
preciado combustible. En 1892 un grupo de geólogos de inversionistas. Primero a sus coterráneos de origen francés,
la Sociedad Geográfica Francesa había desarrollado una entre los que estaba el comerciante Juan Blanchard y el
exploración científica en la que reconocieron la posible arquitecto Antonio Beaulier; luego, otros empresarios y
existencia de hidrocarburos. Pero el hallazgo del primer profesionales locales como Mauricio Braun, Mayer Braun,
indicio se produjo, más bien por casualidad, un día de sep- Juan B. Contardi, Rómulo Correa, Santiago Edwards y
tiembre de 1899, cuando, treinta kilómetros al Sur de Punta Rodolfo Stubernauch; y, finalmente, capitales de Santiago
Arenas, Arturo Niño vio que de la poza de agua en la que representados por José P. Alessandri, Carlos Díaz Vial,
había tirado un fósforo encendido surgían lenguas de fuego. Carlos Larraín Claro, Guillermo y Miguel Luis Irarrázaval,
Este episodio dio origen a una serie de entusiastas recla- Eleodoro Matta, Francisco, Ismael y Luis Morandé, Julio
maciones mineras marcadas por el sello de la ilusión y la Subercaseaux, José Ureta y Rodolfo Wedeles. Alejo Marcou
especulación. Difundida la noticia por distintos medios de fundó también el Sindicato de Petróleo de Agua Fresca,
prensa de Chile y otros países, se instauraron las primeras cuyo directorio estuvo compuesto por los inversionis-
sociedades destinadas a la prospección y posterior explo- tas capitalinos y cuyo gerente fue él mismo. Surgieron,
tación de la hasta entonces incierta existencia mineral, entre 1911 y 1912, varias otras empresas en el sector: la
como la Sociedad Beneficiadora de Petróleo de Magallanes «Compañía de Sondajes Petrolíficos» –continuadora del
o la que formó Alejo Marcou para el aprovechamiento de Sindicato–, la Compañía Petrolífera de Agua Fresca y
Buena Suerte. Boquerón, la Compañía Chilena de Petróleo, la Compañía de
Marcou, conocido en Punta Arenas como constructor y Sondajes Petrolíferos, la Comunidad Petrolífera Carmelita
dueño de una fábrica de ladrillos, encargó a Francia una de Magallanes, la Compañía Sudamericana de Petróleo, la
máquina compresora de gas con la cual esperaba comprobar Compañía de Petróleo de Patagonia y la Sociedad Petrolífera
la presencia de carburante y sus factibilidades de explota- del Estrecho. Este sorprendente desarrollo impulsó las
ción. Las muestras obtenidas con el artefacto se enviaron solicitudes de concesiones en toda la región, además de las
a examen a Buenos Aires y París, y en sendos laboratorios cercanías de Punta Arenas y en la Península Brunswick. En
confirmaron, en 1902, la esperada noticia: había petróleo. lo años 20 llegaron las empresas extranjeras como Standard
Tras cuatro años, se identificaron varios lugares de Oil & Co., Pan American Petroleum & Transport, Anglo-
posible extracción, algunos de ellos en zonas urbanas de Persian Oil Co. y la Royal Dutch Shell, que, en su conjunto,
Punta Arenas, como las vecindades de los muelles de carga y obtuvieron concesiones por más de un millón y medio de
pasajeros, otras en áreas rurales cercanas al río de Las Minas hectáreas. Sus exploraciones cubrieron desde la zona cercana
a los senos Skyring y Otway hasta llegar al estrecho, por el con arquitectura contemporánea y equipamiento de punta,
oriente, y Punta Santa Ana, por el sur, en la Península de la empresa estatal pensaba presentar al mundo; aquí se
Brunswick; las cercanías de Puerto Harris en Isla Dawson; brindaba a sus trabajadores comodidades que a inicios de
parte de la Sierra Boquerón, el entorno de Bahía Inútil y el los 60 –y en algunos casos aún hoy– no estaban disponibles
área norte de la Isla Grande Tierra del Fuego. en Punta Arenas.
Estas concesiones fueron terminadas mediante una ley El petróleo, que se extrae de profundidades que promedian
promulgada por el Presidente Carlos Ibáñez del Campo los dos mil metros, no distingue límites entre tierra y agua,
en 1928, que dejó en manos del Estado la responsabilidad por ello en 1976 se inició el «Proyecto Costa Afuera», que
exclusiva de realizar las prospecciones y explotaciones instaló las primeras plataformas submarinas en la zona de
petrolíferas en el territorio nacional, y entregó suficientes la embocadura oriental del estrecho en el área de Bahía
recursos para iniciar esa tarea. Hubo varios intentos de llevar Lomas, que, junto a Bahía Posesión por el continente, forman
adelante esta tarea, en junio de 1931, en el pozo de sondaje el primer lóbulo o ensanche del estrecho de Magallanes.
en Tres Puentes, que no rindió suficientemente. Iniciada Se estableció así un sistema de producción tierra-mar
la década del 40, se dio el impulso decisivo a través de la que comprende a la fecha más de tres mil pozos, miles de
Corporación de Fomento a la Producción, que se encargó kilómetros de perforaciones, tuberías y ductos, refinerías
del tema petrolero a contar de 1943 por determinación del y campamentos petroleros.
Presidente Juan Antonio Ríos.
En septiembre de 1945, en la zona de Springhill, se
comenzó a perforar el Pozo Nº1, en lo que más tarde sería
el Campamento Manantiales, y, en la madrugada del 29
de diciembre, salió el primer chorro de petróleo chileno.
A poco andar, en otras zonas de explotación aparecieron
los yacimientos de Angostura, Espora, Victoria, Sombrero
y Chañarcillo. Las expectativas generadas hicieron que el
Estado creara, en 1950, bajo el gobierno del presidente
Gabriel González Videla, la Empresa Nacional del Petróleo,
ENAP, con el objetivo de conducir el desarrollo de esta
nueva actividad productiva.
Hubo necesidad de dotar a la región de infraestructura
caminera, ductos y campamentos que permitieran la resi-
dencia, al menos temporal, de sus trabajadores: Manantiales,
Cullen y Percy cumplieron estas funciones, al igual que
Cerro Sombrero, un ejemplo particular de la imagen que,
Tierra a la vista...Tierra del Fuego PUNTA ARENAS 253
Punta Arenas desde el Estrecho de Magallanes
Bahía Buena
257
Muelle Fiscal, Punta Arenas.
259
Punta Arenas y el Estrecho de Magallanes
261
Punta Arenas y el Estrecho de Magallanes; al frente, Tierra del Fuego.
263
Santuario María Auxiliadora e Instituto Don Bosco
Edificio Braun & Blanchard, actual edificio Banco Estado.
265
Detalle del antiguo Edificio
Braun & Blanchard.
Cementerio de Punta Arenas
267
Cementerio de Punta Arenas
269
Cementerio de Punta Arenas
Estancia Río Verde
271
Estancia Río Verde
273
Estancia Río Verde
275
Estancia Río Verde
277
Estancia Río Verde
Estancia Río Verde
279
Estancia Río Verde
Oazy Harbor
281
Oazy Harbor
Estancia Oazy
283
Molinos de viento en la pampa
285
Molinos de viento en la pampa
Ovejeros en la estancia Avelina
287
Estancia Fitz Roy
289
Esquila en la estancia Río Penitente
Esquila en la estancia Río Penitente
Esquila en la estancia Río Penitente
Arreo en la estancia Penitente
Ovejero en la Pampa
295
Ovejero en la Pampa
Jineteada en Puerto Natales
297
299
Río Verde
Seno Skyring; al fondo, Cordillera Riesco.
301
Canal Fitz Roy
303
Canal Fitz Roy
Estancia Mina Rica
«Oh, sublime región de pioneros, con tus
pampas de verde coirón, pobladores con tem-
ple de acero, oro negro, ganado y carbón.
Junto al mar han surgido tus pueblos, las in-
dustrias y estancias al par, las antorchas de
Tierra del Fuego son emblemas de tu libertad».

Del Himno a Magallanes de José Perich y Enrrique Lizondo
Lupinos, en Agua Fresca
309
Carancho Guanacos
Martín pescador Ñandú
313
cronología

1519-1522 1520 1534-1535 1537 1539-1541 1540 1553 1557
Expedición de Hernando de Hernando Magallanes El español Simón de El genovés León Pancaldo Gutierre de Vargas Carvajal, Alonso de Camargo, Francisco de Ulloa y El navegante español Juan
Magallanes. descubre el estrecho que sería Alcazaba y Sotomayor recorre realiza una expedición al obispo de Plasencia, recorre Francisco de Camargo y Francisco Cortés de Ojeda Fernández Ladrillero recorre
bautizado con su nombre. la Patagonia y el Estrecho de estrecho. la Patagonia y la América Francisco de la Rivera viajan realizan una expedición al el estrecho.
Magallanes. austral. por el Estrecho de estrecho.
Magallanes hacia la ciudad-
puerto de Callao, en Perú.

1577-1580 1579-1580 1581-1585 1586-1588 1590 1592 1593-1594 1599
Expedición de Francis Drake Viaje de Pedro Sarmiento de Sarmiento de Gamboa y Expedición de Thomas El corsario inglés Thomas Cavendish emprende El corsario inglés Richard Jacob Mahu y Simón de
alrededor del mundo. Gamboa y Juan de Villalobos Diego Flores de Valdés llegan Cavendish alrededor del John Childley realiza una una nueva expedición al Hawkins recorre las costas Cordes, navegantes
desde Callao a España por el al Estrecho de Magallanes mundo. Cruzó y exploró el expedición al Estrecho de estrecho. atlánticas de América y el holandeses, exploran el
Estrecho de Magallanes. para poblarlo y fortificarlo. estrecho. Magallanes. Pacífico Sur. Estrecho de Magallanes.

1616 1619 1670 1681 1689 1699 1707 1769
Schoten y Le Maire pasan por Bartolomé García de Nodal John Narborough efectúa un El bucanero inglés John Strong, marino El navegante francés Jacques Joseph Danycan, Manuel Pando, marino
el sur del Cabo de Hornos. y Gonzalo García de Nodal levantamiento hidrográfico Bartolomé Sharp pasa por inglés, recorre el Estrecho Gouin de Beauchêne explora comerciante francés, efectúa español, llega a la zona con
llegan al Cabo de Hornos y del Estrecho de Magallanes. el estrecho rumbo al Pacífico de Magallanes y recoleta las el estrecho. una expedición en el estrecho. la misión de evangelizar a los
circunnavegan, por primera Sur. plantas nativas con las que se nativos.
vez, la Isla Grande de la Tierra iniciaría la colección botánica
del Fuego. del Museo
Británico

1782 1826-1828 1831-1835 1840 1843 1848 1851 1853
Antonio Córdoba Lazo de la Phillip Parker King y Fitz Roy regresa para Jules Dumont d’Urville Juan Williams, marino chileno, En lo que se conocía como El 21 noviembre se inicia el En junio se establece el
Vega, marino español en Pringles Stokes realizan continuar los trabajos explora el litoral del Estrecho toma posesión del estrecho y Sandy Point, José de los motín encabezado por el decreto que cambia la
comisión hidrográfica, recorre levantamientos hidrográficos hidrográficos en Sudamérica. de Magallanes. funda el poblado de Fuerte Santos Mardones funda teniente Miguel José condición de Punta Arenas
el Estrecho de Magallanes. para el almirantazgo británico Lleva a bordo a Charles Bulnes, el 21 de octubre. Punta Arenas, el 18 de Cambiazo. de colonia penitenciaria a
en las costas de América, Darwin. Completa la vuelta al diciembre. territorio de colonización.
desde el Río de la Plata hasta mundo en cinco años.
Chiloé.
315
1867 1868 1874 1876 1881 1883 1884 1885
En octubre el capitán Punta Arenas es declarado Llegan a Punta Arenas los El gobernador Diego El 23 de julio se firma en El Gobierno de Chile otorga Manuel Señoret, Lautaro La masa ganadera ovina de
Oscar Viel Toro es nombrado puerto menor y puerto libre. empresarios José Menéndez y Dublé Almeyda introduce en Buenos Aires el Tratado de la primera de las grandes Navarro Avaria y Juan Magallanes alcanza a las
gobernador del Territorio de Elías Braun, fundamentales Magallanes el primer piño de Límites entre Chile y Argen- concesiones ganaderas en Bautista Contardi fundan el 40 mil cabezas.
Magallanes. para el desarrollo económico ovejas, traídas desde las islas tina, estableciéndose que la Magallanes a favor de la periódico El Magallanes.
regional. Malvinas. soberanía chilena del estrecho empresa Wherhahn.
y los territorios patagónicos y
fueguinos adyacentes.

1887 1889 1894 1895 1896 1898 1899 1902-1903
Se crea el Cuerpo de Bombe- El Gobierno entrega Se funda Porvenir, primera La población de Punta Arenas Se construye e inaugura el Se inauguran el alumbrado En febrero los Presidentes de El Estado de Chile vende más
ros de Punta Arenas. importantes concesiones ciudad en Tierra del Fuego. alcanza a las tres mil 227 Faro Evangelistas en el sector eléctrico de Punta Arenas y Argentina, Julio Roca, y de de un millón de hectáreas en
de tierras ganaderas a José personas. occidental del estrecho. el Faro de Punta Delgada. Se Chile, Federico Errázuriz sellan Magallanes.
Nogueira y Mauricio Braun. pone en funcionamiento el los acuerdos limítrofes con el
teléfono y telégrafo. «abrazo del estrecho». Entra en
funcionamiento el Faro de Punta
Dugeness.

1905 1905-1906 1907 1908 1911 1912 1914 1917
Se funda el primer frigorífico Se rematan los terrenos La masa ovina en Magallanes Se crea la Sociedad Anónima El 31 de mayo se funda Se cierra la misión salesiana de Punta Arenas cuenta con Se funda el Frigorífico
de la Patagonia, en Río Seco. ganaderos de Última alcanza los dos millones de Importadora y Exportadora Puerto Natales, en el Seno la Isla Dawson. Se establece el una población de 17 mil 240 de Puerto Natales, que
Esperanza, los que se adjudica cabezas. de la Patagonia, basada en de Última Esperanza. Nace servicio de aduanas en Punta personas. daría vida a la ciudad con la
casi en su totalidad la la fusión de las sociedades la Federación Obrera de Arenas, lo que merma el tránsito exportación de carne ovina y
Sociedad Explotadora de de Menéndez, Braun y Magallanes. comercial entre la Patagonia y vacuna a Europa.
Tierra del Fuego. Blanchard. Tierra del Fuego argentinas.

1919 1920 1924 1928 1937 1945 1950 1952
Se inicia una serie de huelgas En la madrugada del 27 de Se realiza la primera El territorio de Magallanes Se promulga la nueva Ley de En Springhill, en la zona Se funda la Empresa Se cierran las minas
obreras en la región. julio comienza lo que luego se subdivisión de terrenos en adquiere categoría de Tierras de Magallanes que norte de Tierra del Fuego, se Nacional del Petróleo Josefina y Elena.
(ENAP), cuyo objetivo central
conocería como la Matanza Tierra del Fuego, sobre la provincia. obliga a las grandes descubre el primer yacimiento es promover y desarrollar la
de la sede de la Federación base de 200 mil hectáreas de compañías ganaderas a petrolero de Chile. exploración y explotación de
Obrera de Magallanes, en la Sociedad Explotadora de devolver parte de sus hidrocarburos.
Punta Arenas. Tierra del Fuego. territorios y subdividirlos.
bibliografía
Baeriswyl, Dante: Arquitectura en Punta Arenas. Casas de ma- Martinic, Mateo: Historia del petróleo en Magallanes. Punta
dera: 1848-1948. Cien años de historia. Punta Arenas, Hielos Arenas, La Prensa Austral, 3ª edición, 2005.
Antárticos, 2003.
Martinic, Mateo: La Tierra de los Fuegos. Punta Arenas, La
Baeriswyl, Dante: Arquitectura en Punta Arenas, primeras Prensa Austral, 2ª edición, 2009.
edificaciones en ladrillos. 1892-1935. Punta Arenas, La Prensa
Austral, 2001. Martinic, Mateo y Oportot, Mónica: Estrecho de Magallanes,
puerta de Chile. Santiago, Lom, 2002.
Benavides, Juan et al.: Las estancias magallánicas. Santiago,
Universitaria, 1999. Martinic, Mateo, Prieto, Alfredo et al: Río Verde, su historia y
su gente. Punta Arenas, La Prensa Austral, 2002.
Braun Menéndez, Armando: Pequeña historia magallánica.
Buenos Aires, Francisco de Aguirre, 1937. Moreno, Mario: Toponimias del sur del mundo. Punta Arenas,
Vega, 2002.
Braun Menéndez, Armando: Pequeña historia fueguina.
Santiago, Antártica, 6ª edición, 1997. Pigafetta, Antonio: Il Primo Viaggio intorno al Mondo. Introduzione
di Nicola Bottiglieri. Roma, Edizioni Associate, 1989.
Calderón, Julio: Historia de la industria ganadera en
Magallanes. Santiago, Boletín Nº10, Ministerio de Trincado A., Roberto: Seis caballos y un Winchester. Patagonia,
Agricultura, Departamento de Ganadería, 1936. Santiago, 2000.

Chapman, Anne. Hain: Ceremonia de iniciación de los selk’nam Vairo, Carlos: Naufragios en el Cabo de Hornos, Isla de Los
de Tierra del Fuego, Patagonia. Santiago, Pehuén, 2009. Estados, Magallanes, Península Mitre, Malvinas y Georgias del
Sud. Ushuaia, Zagier & Urruty, 2000.
Contardi, Juan Bautista: Ganadería, industrias y comercio del
territorio de Magallanes, desde sus principios hasta su época Vega Delgado, Carlos: La masacre de la Federación Obrera de
actual. Punta Arenas, Díaz, Contardi y Cía, 1918. Magallanes. El movimiento obrero patagónico fueguino hasta
1920. Punta Arenas, 1996.
Garcés, Eugenio et al.: Las formas de ocupación del territorio en
Tierra del Fuego. Santiago, Facultad de Diseño, Arquitectura Wegmann H. Osvaldo: Magallanes histórico. Punta Arenas 1974.
y Estudios Urbanos, Pontificia Universidad Católica de
Chile, 2005.
guías
Lolic, Liliana: Patagonia. Arquitectura de estancias. Buenos Amarales, Ximena y Franchelucci, Gianni: Patagonia
Aires, Cedodal, 2003. Chile. Fondo Provisión Cultural Regional de Magallanes y
Antártica Chilena, 2009.
Martinic, Mateo: Magallanes. Síntesis de tierra y gentes.
Buenos Aires, Francisco de Aguirre, 1972. Bruhin, Daniel: Patagonia: El sur salvaje. Punta Arenas,
Confín del Mundo, 2009.
Martinic, Mateo: Patagonia de ayer y de hoy. Punta Arenas,
Ediciones Sociedad Difusora Patagonia Ltda., 1980. Punta Arenas: un viaje por su historia. Gobierno de Chile,
Ministerio de Bienes Nacionales, Programa Rutas
Martinic, Mateo: Nogueira, el pionero. Punta Arenas, Patrimoniales, 2008.
Ediciones de la Universidad de Magallanes, 1993.
Centro patrimonial de Punta Arenas. Gobierno de Chile,
Martinic, Mateo: Cartografía magallánica, 1523-1945. Punta Secretaría Ejecutiva Regional Bicentenario, Guías
Arenas, Ediciones de la Universidad de Magallanes, 1999. Bicentenario, 2010.

Martinic, Mateo: Breve historia de Magallanes. Punta Arenas, Patagonia. Circuitos históricos, turísticos y culturales. Servicio
Ediciones de la Universidad de Magallanes, 2002. Nacional de Turismo, Región de Magallanes, 2010.

Martinic, Mateo y Fernández M., Julio: Faros del Estrecho.
Un patrimonio histórico y arquitectónico. La Prensa Austral, 2ª
edición., 2002.
317
créditos
DIRECCIÓN GENERAL Y CREATIVA
Mónica Bosselin Pereira, IMAX Branding

Comité editorial
María Victoria Sepúlveda Zúñiga, Banco Santander
Claudio Rolle Cruz
Gonzalo Saavedra Vergara
Mónica Bosselin Pereira, IMAX Branding
Sebastián Seisdedos Morales

Coordinación general
María Fernanda Larraín Illanes, Banco Santander
Marisol Videla Navarrete, IMAX Branding

Edición
Gonzalo Saavedra Vergara

Investigación
Claudio Rolle Cruz
Sebastián Seisdedos Morales

ASESORÍA HISTÓRICA
Mateo Martinic Beros

Fotografía
Guy Wenborne Huyghe

Diseño y diagramación
Mónica Yrarrázaval Saavedra, IMAX Branding

PRODUCCIÓN
Víctor Ortiz Jeria, IMAX Branding

Infografía
María de los Ángeles Briones

Impresión
Worldcolor

IMÁGENES Y FOTOGRAFÍAS HISTÓRICAS
Centro de Estudios del Hombre Austral
Instituto de La Patagonia
Universidad de Magallanes.
Fotografía Patrimonial del Archivo Fotográfico,
Museo Histórico Nacional.
Fotografía de las páginas 76: Claudio Almarza
Fotografía de las páginas 77: Claudio Vidal.
© Derechos reservados, prohibida su reproducción total o parcial.

Autorizada su circulación por Resolución Nº 208 del 12 mayo 2011 de la
Dirección Nacional de Fronteras y Límites del Estado.
La edición y circulación de mapas, cartas geográficas u otros impresos y
documentos que se refieran o relacionen con los límites y fronteras de Chile
no comprometen, en modo alguno, al Estado de Chile, de acuerdo con el Art.
2º, letra g ) del DFL Nº 83 de 1979 del Ministerio de Relaciones Exteriores.
Lengas en otoño en el Cerro Las Nieves
319
Vista aérea de lengas en otoño en el
321
Este libro tiene un formato de 30 x 24 cm (cerrado) y una extensión de 268 páginas. Su tirada es dexxxxx ejemplares, impreso en couché opaco xxxxx gr, xxxx colores, tapas duras
en cartón piedra de xxxxx gr, forradas en Cialux más aplicación de cuño seco en la tapa y el lomo. Sobrecubierta tipo francés, tamaño extendido 80 x 41 cm, impresa a 6/0 colores en
couché opaco 200 gr con polipropileno opaco, folia metálica y lacado UV brillante con reserva. La encuadernación es de costura hilo y hot melt. Las guardas están impresas en 4/4 en
couché opaco 200 gr. La tipografía es Absara. Los programas utilizados fueron InDesign, Photoshop e Illustrator.

Intereses relacionados