.

'

'.. i: ~«.!l..(6--------------
"~~, ~~?
'!," ~~~~
'
~! . .,

. /~.

1',
,r;'

, ..
!' -
l' "'l.\
..
I
'
li . ~ , . _ ' . _. ~I \ t

. ~.,

..,,,, .,)

. ' f',

COMPRENDE CINCUENTA NÚl\lEROS
'~.1 ... ~ , ,', ••

:' - : ._~ ~. ~ ", . f ' \ -

,,~ " '
Pl1Bl.rCADOI
....

."
EN LOS AÑOS DE 1843 Y 1844.
" . \,
¡."

'. ,.,,; "J,. .4 • • (',

. ,. ;.. " ¡--
...
.&..,
"
'

• ti'- . . ,'

"

BmUOTECA - TEOLOGlA
SISTEMA D:3 iiIULIOiECAS
\lSlliljELClA U.C. D~ QdUri)

-'- '- . ,
........ ~-
.. ....
""'... .- . .... .;. .
; . ,
t

;
.

, , ", '

. &,ANTIAGO DECHILZI
. ,

Imprenta de la OplnloD.

..
.,
.
"'
1'\
,~- .~~. "
"

.
,

.,'

.~ .

., ,',

. ,".,' ' .
" •. l. Sa,a'lago, dlJ,.lll.o "e 18"'3. 1 r.

,1, '. 1

LA REVISTA CATOLICA.
: j .:"

.,
..
Non "i"cit "id
.., Charilalt.
"'"'/JI:
wdorÚJ ""'¡lal¡,
La verdad ea quien vence: la caridad
el el triunfo de la verdad. S• .lJ8Ullñe
t SennDII 358.
.f , " ~

,
SUDARIO. meneas ventajas que la relijion le ofrece,
Pr0'Pecto-Mirada relijio.a .obre la Europa-
es preciso esplotar con teson este rico
Historia eclesiástica contemporanea.- Go- minero, y presentar a la vista de to-
bierno tÚ la Di6cem. Edicto IObre 14 Caja dos las necesidades morales mas impe-
de Ahorrol-Literatura. Poesía Relijio.a. riosas del pais. Así el sacerdote cono-
cerá me,jor el jiro que deben tomar las
altas funciones de su carácter sagrado, 1
1

, ,
y los fieles se esforzarán a prestar con l'
Los rayos de luz que la marcha pro- mas esmero el apoyo de una eficaz
gresiva del presente siglo esparce por cooperacion. Porque si bien en obse-
todas partes, descubren cada vez con quio de aquellos debemos decir que so-
mas claridad la benéfica influencia de portan con buena voluntad las priva-
la relijion, r)a misma filosofia que en ciones y fatigas que el ministerio en
tiempos aCIagos osó despreciarla, guia-
da ahora por la razon y la esperiencia.
Chile por circunstancias locales, son
mas penosas que en otras partes, forzo-
,, ~

no trepida ya en confesar, que aque- 80 es tambien confesar que 8US traba-
lIa es el mejor ajente civilizador y el jos se resienten de cierto aislamiento
único que produce resultados positivos. que los hace ménos provechosos; que
Si en otros paises se mira esta como todavía no se ha dado una reseña cono-
una verdad conocida, en Chile llega a cida que los uniforme, y que falta un
ser )a espresion uniforme del sen ti. plan sistemado que siendo único, dé
miento mas universalmente radicado. mas accion y vida a las grandes em-
Sin embargo, no vemos que se escriba lo presas con que le convida su augusta "
bastante sobre su desarrollo; las conse- misiono Promover en cuanto sea posi.
cuencias que naturalmente fluyen de un ble estos bienes, es la única aspiracion
principio tan fecundo, y las aplicacio~ que nos ha movido a escribir, sin que
nes prácticas que deben hacerse a nues- nos desaJiente la desproporcion de
tras actuales exijencias. Cierto es que nuestras débiles fuerzas, respecto de la
a la sombra de la paz que disfrutamos. magnitud de la obra que emprendemos;
jerminan preciosas semillas de un porque nuestros deseos quedarian sati~­
bienestar futuro, que casi no hai cla- fechos y plenamente compensado! los
se de la sociedad que no se sienta im- sacrificios costosos, incluso el de nues-

. . pelida a marchar por el buen sende..
ro, y que todo parece presajiar la pron-
ta realizacion de mejoras en los diver..
80S ramos de la pública prosperidad;
tro amor propio, que tenemos que arros-
trar para llevarla adelante, con que lo-
grásemos solamente fijar la atencion de
los sábios y estimular sus útiles pro-
pero es preciso no olvidar que tal vez ducciones sobre tan importantes ma-
muchas quedan sin efecto, porque no terias.
bai quien las proponga con empeño. . Desde luego hacemos, saber que
o porque se miran como obstáculos di.. queremos conservar a toda costa la cal..
ficultades, que abultan nuestros anti- ma serena e imparcial con que deben,
guos hábitos y que fácilmente queda- tratarse asuntos de esta clase, y que ja.-
ban desvanecidas con el auxilio de una mas nos mezclarémos en discusiones
diseusion sensata. A fin pues de que la políticas que puedan afectar a partidos
sociedad no pierda una sola de las in.. ni publicarémos inculpaciones de al- ~.
:'):,'1 i
'1', '
.
",
2 ~

gun jénero que envuelvan personalida- pidez. Para' estimular pues a nuestra
des : fuera de estas únicas excepcio- estudiosa juventud, daremos razon y
nes, daremos la mejoracojida a cuan- , aun formaremos análisis de los autores
to se nos dirija con relacion a la mo- , clásicos en ciencias sagradas y aun de
fal, la relijion, beneficencia pública y las nuevas producciones que actual-
demas objetos que nos proponemos tra- mente se dan a luz en Europa. Publi-
tar. ' caremos tambien algunos articulos de
En un pais que comienza a organi- historia eclesiástica y con especialidad
zarse, y cuyo réjimen administrativo y la del pais, en que conviene ir prepa-
lejislacion civil tiene intima conexion rando los materiales que deben servir
con la de la Iglesia, parece muí con- para la formacion de un trabajo formal
veniente difundir aquellas nociones je- y metódico de que carecemos. Asimis..
nerales que deben servir de norma pa- mo tendrán un lugar preferente en nues-
ra mantener en buen pié las relaciones tras columnas las composiciones sobre
que ligan a los E!ltados católicos con literatura eclesiástica que puedan con-
8U relijion, y establecer en ellos una tribuir a formar el buen gusto de Jos
buena administracion eclesiástica. Las que se dedican a la carrera de la Iglesia.
'controversias antiguas, los escritos de Léjos del teatro de los principales
los sabios y la e8periencia de diversas ('ucesos, ignoramos por lo regular aun
tentativas que se han proyectodo de las cosas mas notables que acontecen
vez en cuando, parece que han ilustra- en la marcha de la Iglesia, SU8 persecu.
do lo bastante, cuanto podia ofrecel se ciones, sus triunfos, y los progresos del
de espinoso en tan delicadas material', cristianismo. Nuestros perIódicos abru-
y estas mismas ser{m las guias de que mados con la multitud de novedades
DOS valdremos en las producciones na- politicas de que abunda la prensa es-
-cionalesy estranjeros que deben for- tranjera, apénas publican una que otra
mar una seccion de derecho canónico. noticia aislada, y la misma avidezcoll
Gran dicha seria la nuestra si de este que se lee, manifiesta cuanto interesa
t modo lográsemos dispertar la aficion a poner al alcance de todos, las ocurren-
un estudio tan importante, que ahora eias de este jénero. Para satisfacer tan
muchos· descuidan, contentándose con justa curiOSIdad, procuraremos dar al
la lectura de UBO que otro compendio público cuanto logremos saber de algu-
destinado para la escuela, con total na importancia. 140 mismo haremos con
abandono de los libros maestros, que las disposiciones de los prelados ecle-
Bon las fuentes donde solo puede eucon .. siásticos de nuestra diócesis, y con do-
trarse sólida doctrina. ble motivo, pues nos tocan mas de cer.
. Convencidos de la alta importancia ca. Las mas de estas ahora apénas sa-
del ministerio parroquial, para la edu- len de sus secretarias para notificar a
caeíon relijiosa, fomento y progresos de una que otra persona, y muchos de los
la moral evanjélica, reforma de invete- mismos eclesiásticos no conocen la mar.
rados abusos, y en suma para el logro cha administrativa de la autoridad que
de cuantos bienes pueden hacer la ver- los rije. Publicando las resoluciones de
dadera y sólida felicidad de los pueblos, los Prelados, se evita que éstos se vean
dedicaremos una parte de nuestros tra- frecuentemente molestados con fastidio.
bajos a aquellas materios en que el Ba8 repeticiones de una misma respues-
párroco debe hallarse suficientemente ta; los párrocos que viven aislados en.
versado y encontrará en nuestras colum- el recinto lejano de su parroquia. en·
nas un trotado e8pecial sobre sus debe- contra rán en esas mismas decisiones la
res y las facultades de que se hallan in- solucion de las dudas y embarazos con
.estidos para espedirse con decoro su .. que tropiezan a cada paso, y bastará so-
yo y de la Iglesia en los multiplicados lo esta noticia para allanar mil difi.
negocios de su importante cargo. ', cultades que naturalmente ocurren en
La ciencia no es simple adorno del diócesis tan basta y donde la comuni-
Bacerdote, sino una cualidad esencial cadon ·no siempre se halla espedita.
para el buen desempeño de su ministe· Sobre todo si se han de emprender re-
rio y en un siglo en que las luces ejer. formas, es 'necesario darles ,populari-
cen sin contl'adiccion su irresistible po~ dad para atraer en Sil favor el apoyo
derio, seria mengua del sacerdocio mar- de la opinion. _; - , , . !
char atras en la ,carrera del saber, en Hemos hecho un breve resumen
la que felizmente Chile medra con ra- del objeto de la REVISTA, Y su publi~
.,
I ,~~ ,
~
cacion ·se ·hará por la imprenta de la p,uién' no a~ombra tal progreso· reli-
Opinion los dias ptimeros y quince de Jioso en el Estado que ménos de me-
cada mes. Cada número constará de dos dio siglo otras se veia enteramente in-
pliegos de impresion que 8e dará por vadido por la impiedad y donde el ca-
un real. Se admiten suscripciones que· tolicismo se hallaba escondido o espi-
se pagarán adelantadas por diez núme- rando en los cadalsos?
ros que solo costarán un peso. La Irlanda cat6lica ha forzado al
" I ", Parlamento Ingles a trnnsijir con ella,
1" - -.....@' .....
_-- miéntras Inglaterra y Escocia se coro-
MIRADA RELlJIOSA SOBRE LA EUROPA. nan de templos cuyo estilo y destino
recuerdan las mejores épocas de la fe.
f ;. El movimiento relijioso que se es-
tá obrando hoi en Europa es un he-
Una nueva era de esplendor y digni-
dad prepara la Gran Bretaña al cato-

,. cho constante y de una importancia
inmensa que merece sérias reflexio-
nes. Los jénio8 pensadores des pues de
sostener una larga y desnaturalizada
licismo: asi 10 presájian .S\JS mismos
periódicos de mas opinion cuyos ar-
ticulos copiamos literalmente. "Un
gran número de hechos que hemos po-
lucha contra la relijion. buscan en ella dido conseguir nos convencen (dice el
un abrigo contra sí mismos. Instrui- Times) que de diez años a esta parte Jos
dos por grandes leccion~, sienten el progresos del papismo han sido tales
vacio que han d~jado ellos en la so- en Inglaterra, que si no se procura con
eiedad, y poniendo bajo sus pies los tiempo poner a este mal unos remedios
principios del siglo diez y ocho, quie- juiciosos. todo indu(e a creer que esta
ren manifestarse mejores y mas sa- odiosa impostura, se hará moda jene-
bios en el siglo diez y nueve. At6nitos ral entre nosotros. No hemos· adopta-
al ver el abi~mo a que les han con- do esta opinion a la lijera ni al acaso;
ducido sus cálculos, sus ~jos se vuel- ántes talvez hemos vencido demasiado
ven naturalmente áeia otra época que tarde la repugnancia que nos causa.
qUltlleran rehabilitar; y se conocen sus Convencidos íntimamente que nuea-
ocultos deseos en esta actividad con tros compatriotas hallarian siempre en
Gue Jes vemos reedificar lo destruido. las luces de un e!lpíritu Imper'Íor y
La B~ljica, CElte hermoso reino en el cultivado un preservatillo suficiente
cual la dominacion española, dej6 arrai- contra las sedncciones del papismo, de
gada la semilla del evanjelio, semejan- cualquier' modo que éste se afanase
te a las plantas saludables que no por sorprender su buena fe n08 lisonjeá-
mueren, sin dejar para despues eljér- bamos en la persuasion de que estos
men que debe reproducirlas, sacudido progresos tan ponderados eran de su
el yugo protestante, repara y le- naturaleza mas relativos que absolutos,
vanta en todas sus provincias iglesias y provenian no tanto de la apostada de
y monasterios. En el Hannover el nue- nuestros compatriotns como de los milia-
vo soberano, haciendo triunfar los prin- res de irlandeses que venian cada dio
cipios lejítimos y sociales, apresura a establecerse entre nosotr08. No obs-
la ruina del filosofismo. En la Prusia, tante, nos es imposible dejarlo de te-
donde penetró tantas veces la voz efi- mer; y prescindiendo de la gran parte
caz del Vaticano se manifiesta un mo- que se debe al resultado de estas emi-
vimiento simultáneo y extraordinario graciones de Irlanda, los progrt:sos rea-
sostenido por la creencia de cinco mi .. les y abtlolutos de que puede gloriar-

, . Ilones de cat6licos. No hai duda que la
fe renace en Alemania. El Austria
guarda intacto este dep6sito, y la Ba·
viera Jo aviva mas y mas. La Po-
lonia y el Ducado del Rhin presentan
se el papismo, como dimanados escJusi-
vamente de la conversion de nuestros
protestantes" tienen una importancia
lOucho mayor de lo que podrán creer-
lo los que no hayan estudiado CElte
la tirania cismática temblando delante punto con la profundidad que se re-
de las manifestaciones de pueblos en- quiere.· , ,'.
teros. La Francia que se gloria de ser . . "No'pára aqul: no en Ja9 clases
la nacion mas civilizada del mundo ib'1lorantes en donde la pobreza o las
cuenta hoi en su seno treinta y un mi- desgracias pueden dar mas fácil acce-
llones de habitantes cat6licos, de los so al sacerdote de Roma, es donde se
cuales la mayor parte cumplen fielmen- cuentan las víctimas del proselitismo.
te Jos deberes de la relijion. ¿y ~-. Haí entre nosotros .fanáticos de una ",J •
-41'
;,-
,i I

r L
4,
·esfera mal elevado, pbCO versados en duros) para estos establecimientos reli·o
la verdad de la. escrituras, ajitados jiosos. La poblacion católica en Inglate'"
tan presto por la dudo. como por el rra pasa de dos millones de almas. En
temor, vacilando entre los peligros de la casi todas las colonias hai obispos cató-:
incredulidad, y la terrible responsabi- licos romanos, y en las Indias se cuen-
lidad personal que impoDen a totIo pro., tan cerca de seicientos mil católicos. En
testan te IU8 principios; y en cuanto a el Canadl, es el catolicismo dominante
éstos, vemos con harta frecuencia la en una provincia, y en otra está mui
presteza que se dll la iglesia romana estendido ..• ~ Los sacerdotes son suma-
en asegurarles la salud mediante las mente activos, el Gobierno está pronto
JDas sencillas condiciones, y esta pres- a secundar todo lo que tiende a des-
teza es demasiado oportuna para que alentar a los protestantes y a dar un
estas conciencias turbadas dejen de golpe mortal a su causa. Todo se ha-'
buscsr en ella mui ·espontáneamente Ua cambiado para nosotros, nuestro po-
un alivio a 8US tormentos.'~ En el mis- der se ha enflaquecido, nuestra pros-
mo Edimburgo y en sus alrededores, peridad se ba marchitado, y se desple-
a despecho del presbiterianismo y de ga. a nuestros ojos un porvenir cuya
las formas tan austeras de euculto, sola idea hubiera en otro- tiempo be-'.
se ,cuentan de algunos años a esta par- cbo levantar a todo nuestro pueblo co-
te gran número de notables conversio- mo un solo hombre para defender atO'-
nes..Se han visto damas principules y do trance su libertad y su fe." , ,
señoritas distinguidas por 8U rango, .; Tanlbien la clase literaria estravia-
por sus talentos y luces, las cualel!1, da por la relijion del siglo 18 reasume
despues de haber sucesivamente admi- nuevamente ideas católicas. La pren-
rado y casi adorado en su entusiasmo sa unánime con el púlpito va fOrman-
los diversos predicadores populares del do una opinion pública que pone en
dia y de haberse, por decirlo así, gradua- confusion a los enemigos de la igle~
do en las diversas sectas nuevas de es- sia. Los estudios mas profundos sobre
~ ,te país, han ido al fin a refujiarse en la naturaleza demuestran cada dia con
el seno del papismo para hallar en él mejores ventajas las verdades de la
tln calmante para todas sus inquietu- Escritura Santa. La historia, esplora~­
.des, arrastrando tras ellas un gran nú- do los monumentos de los pueblos an;'
mero de 8US amigas infectadas como tiguos, descubre las pruebas siempre
ellas de lo. misma turbacion de con- sub~istentes de la veracidad de los san-
ciencia. Entre otras, muchaliJ de éstas tos libros. La medicina, la química, la
merece citarse lo. bija de UD ministro bot{mica, la economia política, la jeo~
y la hermana de un majistrado. Po- lojia, la philolojia, estas tres ciencias
driamos mencionar aqui otros muchos modernas que ha descubierto y va per-
ejemplos semejantes a éstos; pero nos feccionando el espíritu JlUwano dall
ub8tenemos por nhora, reserv{mdonos testimonio unánime de la necesidad
el demostrar cuanto óntes, que tan- de creer que reina jeneralmente ell
to los talentos naturales como las lu- los espíritus de nuestra época. Pa-
ces adql1iridR!~, U-jos de ser preservati- rece que esta palabra NECESIDAD DB
vos suficientes contra el papismo, SOll CREER estil escrita sobre la. frente de
por lo regular la 'lue mas espollea ser nuestro siglo, a pesar de sus oscilacio-
Juguetes suyos a los que carecen de nes; y no obstante que la incredulidad.
a(Iuellos principios que solo puede dar y la mdiferencia luchaD para apropiár-
un cristinnismo ilustl·ado." Belo, sinembargo el sentimiento de esta
"En ) 7H2, dice el Blackvood tI,a- flecesidad forma como el resúmen de to-
gttzi"e órgnno decidido del protestantis- do el fondo de 8U carácter. La impiedad
mo en Escócia, DO babia en Inglaterra misma ha dejado estampadas en él SU8
lIlas que treinta capillas católicas ro- huellas destructoras, y los hombre.
:'f .lllUnas. En el dio.· se cuentan quinien- que piensan, ven y ·.conocen que el
tos diez y nueve templos, y se estan mundo necesita de .una creencia, por
construyendo cuarenta y tres. Solo ha- que como ser moral tiende a su con-
bia Ull colejio romano, allora hai diez servacion como todos los seres mora-
y siete seminarios. No bace aun mu- les, y no puede conservarse sin creer.
cho tiempo que .l\fr. Blundell catc>lico De esta verdad ofreci6 un interesante
.romano bastante ·rico, dejó al morir testimonio el célebre baron de Alivert
..200,000 libras ~sterlinas (un millon d.e demostrando en un diacurso pronuncia-

.' "i.,.. ~ .. ;..~ • •
I R
~
!
do poco ha en el anfiteatro de medicin~ la primera, sacerdotes ilustrn~os y de
de París: "Que la ciencia es imposi,.' vida ejemplar~ predicar~n al pueblo,
ble en el materialismo y pantheismo':' n() cuestiones canónicas ni legales, sino
que fuera de Dios no hai sino tinieblas los' fundamentos de nuestra ador~bl~
y muerte para la intelijencia. El hom- relUion pOI principios filosóficos ap<>-;
bre, dice, no puede, recibir su, perfec,. yados en la historia del cristianismo,
1. cion sino aproximándose al ser sobera": y en los monumcntosd~ Jamas remQ~
no que gobierna todos los' destinos. la antigüedad, a la manera de los Fray':'
El. reduce y anonada su, existencia, ssinous, Turchis y Ravignanes. La paz,
separándose de su criador, y abjuran- la reconciliacion, serán las únicas pa-
t, do las inspiraciones que solas pueden
preservarse de errores científicos, Dios
quiso que el ser privilejiado de su cre~;
labras qu~ saldr{lIl de sus Jábios; COll
la paz y la reconciliaci()n principiarán
~us homiJias, y con la paz y ]a re:'

, cíon dependiese esencialmente de él;
que hiciese resonar todo; lugar cOfl
el éco de sus sÚp'licas pidiendo e"
conciliacion las concluirán. pueden ser
11' mismo tiempo émulos de los lUau':'
ros franceses redactando los anales d~
cierto DIodo los atnbutos
. }
de que se en~,.
,
!~ ;iglesia española. , I
'J "t
;:'

vanece: '..'." "', id . . "En la segunda, hombres versa-
Dms deglona prepara la provl- dos en las lenguas orien,tales y el,lro-
(]encia para la iglesia católica, ma$ peas, mantendrán en su pureza el c6~
quizá ella debe comprarlas a costade ~igo sagra(Jo, que Dios Omnipotente
JJUevafi privaciones, pero miéntras tan-, dictó a los, profetas y a los evanje-
o

to el alma siente un ,placer vivo al de-' listas para Il,uestra santificadon, pro-
ja~se llevar de. estos gra~des pensa- moverán la I poesia moral y sagrada,
mlent,08 r , , " . ': ~.I\í y la elevarán. a la majestad y gran:"
------~;~.I----~ deza de los Herreras, Argensolas, leo-
nes, Riojas, J uancs de la Cruz, Colo-
.. Historia E~le8Ia8tl~a
.
01';
'!r(
mer, l\Ielendez &c., y aun si puede
.", !::, (;ontemporanea. ', .. 'Jr\ ser, imitando a los actuales escritore~
r .. l' ,.... . . " de la vecina Francia, adornarán el poe-
o ': Entre ]os establecimientos que el ma épico con Jas encantadoras imá-
o

espíritu católico ha promovido en nues~ jenes del cristianismo, a la manera del
tros tiempos debe contarse la socie- célebre apolojista y cantor de los Már-
dad biblico católica de lustÍ1¿enda jiJe ~ires (1).: J ,1 ,

(Iue fundó en Madrid en 1840 el pJ'e$,~ " ,"En la tercera, el jénio que ins:-
hítero don Inocencio Riesco-Le Grand pi~ó el pincel de los MurilJos, Velaz:'
bien conocido por. el lIIadl'ileño cató- quez y Riveras, inspirará nuevo fuego
lico. hl celo de este sacerdote ilustra~ ~ nuestros actuales artistas, r el cato-
do parece que., ha querido abrazar las licismo español recordará otra vez aque-
exijencias mas jmperiosas, de 1 su pa~ llos ,dias Jclic.es para nuestra patria.
. tria, .y no es indigno de tan gran~E; , . "Los templos del Señor PQr la
objeto el mOllo como desarrolla su pen': ~uarta seccion recibir{ln nueva majes':'
sallliento y los medioi de que se v~~ tad, con la suave armonia de compo-
Je para lograrlo. Un discurso publi~ siciones patéticas. santas y majestuo·
cado con las cqnstituciones de, la so~ S8S, desterrándose ,para siempre esos tro-
ciedad dá una idea cabal de su plan-
I zos de teatro tomados de óperas pro-
ta y trabajos., Despues de declara, fanas ,que se' escuchan con escánda-
en él los motivos que ha tenido para Jo a la presencia de Jesucristo Sacra-
que esta 'sociedad !JO fuese una J1l~ mentado. Aquellos eclesiásticos, aman':'
• mificacion de la de Prf!Paganda Fide,
ni se limitase a, la pubhcacion y' cir~
tes de la música, no tendrán necesidad
de ser J..Iliem~ros de la so,ciedad ji/armó-
eulacion de bueno~ libros bajo la, di- .ica, para fomentar tan deleitable y
reccion de dos, o tres individuos, ni~ encantador arte.:" ,~. , 0_. ' .. 1t \ l
que los obi8pos y vicarios capitula~ . uN ada diré de 'los Certámenes ca-
Jts fuesen sócios natos de ella, ni que tólicos que la sociedad tendrá dos ve-
~stuviese bajo l,a direccion del gob~~'7 ~es al año; los resultados hablan por
no;('~mcluye aSI: '. . "''1' . .sí..' A ellos se debe la bien escrita
.. "La sociedad queda establecida y .'JDemoria Sohre el. . del Clero. dd..
celibato
dividida en cinco secciones, que cad~ ! / I • '. ~,
una puede, llamarse, ~na academi~. En ! '
6
¡Justrado presbítero 'don Jaim~ Bnlmes, por la junta' directora' de' la Caja· de-
que fué la que ganó el primer Certle- Ahorros, ha espedido el siguiente- '
me1' pr~puesto en mi perl6dico; a ellos I I '.

será deudora la literatura sagrada de .<, '" ',JII'; EDICTO.' :1,· J'
- 1' •~ , 1-
otros escritos que podr{m obtenerse por
este medio, de un sin n(Jmero de plu- N06 ti Pre6bflero D. José Mif'l'uel Ari,;'
mas que tiene o~ultas o la excesiva mo- tegui, Examinado,. Siltodal, Provisor
destia, o la falta de medios para darse a , y Vicario de este ,Arzobispado, te. a
conocer en esta época; a ellos se debe- " la, pers01Uls ee/esi,ís/ieas. a quienes las
rán abundantes trabajos ardsticos enca- ~: presente, co,.,.espondafl, ,alud!l g1"aeia.
l. "
minados al fomento de las ciencias y las
artes inspiradas por la relijion católica. ", . Una' triste pero eonstante espe-
, "Por último, cuando todo el cona- riencia nos manifiesta que entre las
to de los prostestantes es traducir en causas que contribuyen a fomentar la
español ciertas obras que tratan de la corrupcion de la jente pobre no es la'
p

educacion del bello sexo, para de este ménos influyp.nte el menosprecio de
modo seducir a la parte mas incau- nquella comodidad moderada compati-
, ta de la sociedad y Jlabituarla a sus ble con el de~prendimiento de las ri-
doctrinas; la quinta seccion velará so- quezas que el Santo Evanjelio nos re-
bre la eclucacion de las hijas de fa- comienda. Sin previsioll alguna para
milia en la parte relij iosa, les repar- Jo futuro miran el trabajo no como'
tirá libros cle sana moral y de la una obligacion impuesta por el mi~~
mas pura doctrina que recibirá de mo Dios al hombre cuando le advir-
los señores socios,' y darA jenerosa tió que con el sudor de su rostro de-
la mano para levantar a las que in- bia comer su pan, sino como carga'
cautamente han caiclo en el precipi- odiosa que' conviene testrinjir al pre-
cio que les abrirá la moderna itustra- ciso remediG de la necesidad del mo-
cion. Esta seccion compuesta de seño- mento. Cuidando poco de si mismos.
1 ras tan respetables como las que mar- no solo no se pre.ienen para la en-
can las constituciones,' es una parte fermedad o la vejez, pero ni aun tra-
integrante de la soci~d~d.' y ,ann estoi tan de adquirir lo bastante para con-
por decir, que ésencrahsllna. Yo de- servar honfsta y saludablemente la
sefira poder plantear en esta seccion vida. Hnbitnados a la desnudez y el
un colejio de Arrepentidas, mas esto 'Iambre miran como superfluo todo lo
puede hacerse en adelante. cuanclo la que no es andrajos y grosero alimen-
sociedad, admiticla y reconocida por to, y en Jugur de emplear'lo que ad-
su utitidad y granlles ventnjns, pueda quieren en satisfacer necesidndes ver-
establecer libremente un colf'jio de mi- daderas, se complacen en disiparlo en
sioneros para la primera secciono juegos, embriagneses o torpes disolu-
"Tal es el pequeño bosquejo de ciones. Olvidados de su propio bien
fa 'sociedad, cuyas constituciones pre- estar no son mas solícitos por el de .
sento al clero y pueblo español. Gran- sus familias, y solo contestan con &8..:
des beneficios resultarán a la relijiort peros tratamientos o una fria indolen-
y al Estado de su instalacion pro- r. cia los clamores famelicos de de la mu-
gresos. El edificio está constnlldo: la jer y los hijos, qne muchas veces !le
sociedad, segun sus constituciones, le ven obligados o a perecer de hambre
adornará y engalanará formando un re- o sustentar la vida con el . precio de
glamento, cual me prometo, de so ilus- la disolucion y libertinaje. Tal es por
tracion y cotolicismo:' , ,lo regular la suerte de las personas
• l ' .' . . . . .. : . . , •
en quienes se halla' estinguida la es-
"l..',

----~I~~~----- , '\
peranza de mejorar de condicion por
medios honestos y virtuosos, y tan la-
Gobierno de la Dlo~e818.' mentable sitnacion debe mover los co-
razones cristianos a trabajar con es~
-La autoridad eclesiástica que pres- mero en el alivio de las degracias de
ta 'decidida cooperacion a toda empre- esta porcion de nuestros hermanos, acree~
sa filantr6pica que se dirija a mejorar doPa por tant08 titulos a los desvelos
Ja suerte de millares a quienes rodea y euidados de nuestro caritativo mi-
entre nosotros Ja miseria consiguiente nisterio.
al abandono en que viven, invitada Para hacer mas eficaces nuestroa
.•
"
--------------_.. ' -',"
, 1

,f 7
! I
( cons~jos la piedad d~ lós vecinos de Asimismo rogamos a Jos Reveren-
Santiago ha establecido el banco de dos Prelados de las órdenes relijio·
caridad conocido con el nombre de sas que hagan igual exhortacion a los
Caja de Ahorros, que en otros paises ha sacerdotes SltietoS a su jurisdiccion,
producido los mejores resultados en para que cooperando todos de acuer-
beneficio de la clase menesterosa. Su do en tan santa obra se logre remo-
objeto es formar en ellos hábitos de ver de algun modo Jos obstáculos con

,
f
economia y órden, aficionarlos al tra·
bajo honesto, vinculando a él solo la
esperanza del bienestar fnturo y pro·
que todavía tropieza un estnblecimien·
to tan benéfico. Dado en Santiago de
Chile a 27 de marzo de J843-José Ali·
porcionar arbitrios con los cuales de guel4ristegui-Por mandado de su Se-
un modo insensible vayan los pobres ñoría, llamo". Sepúlveda, Notario Mayor.
acopiando un fondo con lo mismo que
ántes desperdiciaban para mantener su -_.'h""'''''''~~~~f'+I'~'''''''>-_
..
vejez, curar sus enfermedades y so· Llterato.eoe ' \
1,
'{
,[
~orrer otras mil UJ:jencias de la vida.
Los avisos que se han publicado dan La proouccion poética que insertamos en se-
una idea cabal de la planta del es- guida obra de una señorita española reune aqnel
tablecimiento, las reglas , que están candor, fluidez, y naturalidad, que caracteriza
sujetos los depósitos" su admini8tra- las mejores producciones de esta clase. Véase por
ejemplo, aquella afluencia incomparable de to·
cion, estro,ccion y ganancias pecuniarias das las composiciones del maestro Leon, ora se
de los deponentes, redactados de ma- remonte con el esUo de Pindaro, ora ensaye
nera que todas estas cosas se hacen sencillos cantares al lado de los paitorel de
perceptibles a primera vista aun a las Virjilio, ora retrate en' versos su alma bella
personas rudas; por lo que conviene y apacible, como la luna en las aguas de on
hacerlos circular del mejor modo que lago tranquilo, pintando la calma de la vir·
sea posible. ' tud, o suspirando por la paz del cielo. Y aun
cuando jime como una paloma con los can- '
Pero toda obra nueva naturalmen. tares de la esposa en dehquios suavísimos de
te inspira desconfianza cuando la es- amor divino, siempre es dulce, siempre de-
periencia no ha alcanzado a demos· leitoso, siempre lleno y abundante, cual pu-
trar sus ventajas, y toca al ministe· ro e inagotable manantial de sentimiento IU-
rio sacerdotal con caritativo celo acon- blime y de celestial armonia. ,
sejar y persuadir a 108 pobres las con· Tan precioso mtdelo se propuso imitar la
autora de ;esta composicion interesante; y la
veniencias morales y aun terrenas que eleccion que ha hecho de un objeto, tan gran-
les ofrece la Caja de Ahorros; hacién. dioso, en que se esplayan a la vez la ternu-
doles ver principalmente que no ha ra del alma y la elevacion del pensamiento,
habido otras miras en su formacion hace recomendable su lectura por otra parte
que el bien privativo de ellos; que su fluida, elocuente y melodiosa. ' ;1 , : . ' . ' . /
manejo pende esclusivamente de per·
sonas integras y mui conocidas por S AL CRIADOR~ : , '

caridad y desinteres, sin que jamas .', ;. ~'-
Arrancad, Dios clemente, ; 1
puedan correr riesgo alguno los fon· La mundanal tristura ,1

dos que alli se depositen, aun en el Que embarga el pecho mio,: " J
inesperado caso de .q!le llegase a al· Inundadle de paz y bienandanza:. j ..'

terarse la paz púbhca de que feliz- N o demando hermosura, , ,"
mente largo tiempo ha disfrutamos, Por Ni de nefando amor el desvario,' ,r
Que apfnas nos amaga. ,,
lo que exhortamos en el Señor a todos O con ficticios goces convida, . _ r
Jos párro~os y sacerdotes de esta Pro. Cuando iU tormento '
vincia, que tanto. en 'el' p6lpito como Abre en el
corazon profunda herida.
• en el confesonario procuren con sa-
gacidad y prudencia, al mismo tiempo
Solo pido, Señor, la paz del alma,
Aquella paz serena ,,
que con teson y celo." .instruir a los Que la eleva, conforta y enajena;.
artesan08, menestrales y. ,demas per- Aquesta dicha quiero , : .(
y a todo bien humano la prefiero. . :.
sonas para quienes principalmente se Dame que te conozca Dios potente, ',"
ha establecido la Caja de Ahorros so- Que con tranquila frente
bre su objeto, inclinándolos a que se Contemple tu influencia creadora ' .~
empeñen en fomentar con sus econo- Formar do quier prodijios pe Ja nada; , ,
mías un establecimiento que solo está Que vea entusiasmada .
destina~o ..a mejorar.sus costumbres, y
Las indecisas tintas de la aurora " ,
, Bafiando el manto de la noche helada, ~.~
proporCIOnarles mediOS con que pro. Qe vea por oriente, ." :.,: ."\
pender.. al :bienestar de sus familias. f @i~o ,disco alzar BU luz diviQ, ,,-' ... ~! _c'~ ¡
1.~
8
y mirar cual desciende f .... '\
r~
"Recamados de arminio? • ~ ~.
· Del zenit al ocaso, ,,¡Ay si mi diestra alzára
y como enciende al paso "En señal de esterminio!
La estrella vespertina. -, , '"Entónces tú lo vieras , , ,
Quiero ver incrustado ' "Desparecer como fantasma umbria
... El eter de satir, de mil lucero., "Cuando se encuentra con la luz del día \
Ya sean globos como el globo nuestro , ,/
j

, "i'ves ese fuego que yomita el Etna,
· Que le sirvan al Sol de reverberos, "Esa lava encendida, ,
· O los ojos de Arcánjeles sin cuento "Que amenazar parece el Orbe entero,
. Que nos contemplan desde el firmamento- "De las cavernas de Satan salida? •
O antorchas encendidas ' "Pues si en el seno del humoso crater,
Que iluminen el trono nacarado' ' ' , r.Una lágrima sola yo vertiera,
Do el supremo Hacedor reina sentado. "Las llamas camprlmiera,
, Anhelo ver el mar embravecido "Y un manantial brotára ':
Al reventar sus olas en la arena "De agua refrijerante, fresca y clara.... ,.
Las nubes salpicar de blanca espuma, " •••• Yoestoi, hombre en la espiga de tu trigo~
y desrues repelido "En los pliegues del manto que es tu abrigo.
Por e mudo poder' que lo encadena, "En el ambiente que tu boca aspira, .,
En su nivel aparentar dormido; "En las franjas del iris esmaltado,
O cima tenebrosa ; "En el crespon del cielo encapotado, r

Raudos abrir rompiendo sus cristales.' "Estoi en todo lo 'lue ves y admiras,
Los vientos precursores "Y cuantas mas olenllas e injusticias
De tormenta espantosa. "Recibas de tu hermano,
Quiero ver el invierno "Mas cerca está mi mano
'Con sus escarchas y su fofa nieve "Para enjugar tu llanto •••• "
'Cubrir cual lienzo la feraz campifía,. Así al mortal se espresa el Dios que adoroj,
y pensar que al abriO'o Háblame a mi tambien Seúor del Cielo,.
De esos pla nos de hiclo' ' No quiero mas consuelo
Hiciste ¡O Dios! que jerminÍlra el trigo. Que oir tu voz, que ver tus obras bellas.
y se alfombrára de verdor el suelo. Las palabras del hombre 60n falaces
E hiciste quesilvando Como efímera y triste su existencia,
Los frios aquilones por ]as peñas. Como breves sus' dias de inocencia,
y llevando los troncos desecados y cual sus dichas y placer fugaces,
De las agretes breñas, Tú tan solo, gran Dios, eres eterno;
Fecundicen los árboles desnudos Arbitro de la gloria y del averno,
Para que sea un dia ' En tí solo reside
Su vestidura y flor nuestra alegria. La verdad y ventura, .
.r ¡Señor! Señor Dios mio! , Eres hermoso mas que la hermosura.
. ' I Cuan ~rande es tu querer y poderio!
El hedIondo barro que pisamos, '
Mas que la paz, pacífico y suave, .
Poderoso cual tú, como tú fuerte ••••
El cáliz de la flor que despreciamos.· ~Iiserable! infeliz el que no sabe
Las leves hojas que el reptil devora. Por tus obras grandiosas conocerte!-
o,!
El insecto mas vil en apariencia, I
y cuantas demas obras J.a M.'
Con que tu prQvidencia
Quiso profusa decorar ]a tierra,
Mil maravillas cada cual encierra
El justo do quier Taya . Ln lugare, donde le rtciben ltu nucripcio7ae.
Te tiene en su presencia, . tle,t, periúdico ,on 108 siguiente,. ,, , ;
Vives en él, te siente en su conciencia,
Y en l. desierta playa Era Santiago....... En la botica de D. V. Ba-
De aqueste mar de llanto y desTentura rrios, donde D. Ma-
Velando estás en torno de su alma nuel Rodriguez bajo el
Para que no se anegue eula amargura' '. portal, yen la Impren-
y a su intenso dolor dá tTegua y calma . ta de la Opinion.
Tu espíritu de gracia, y a su oido Rancagua•••• ••••• ~ D. Vicente Valenzue]a. '
Háblale con tu poder no desmentido: Coquimbo.. • • • •• • •• Casa de D. Juan Aracena.
"Mira, dices, las fértiles llanuras Copiap6 • •••••••••• Casa de D. Joaquin Vera.
"De la Ejipciaca Menfis Valparaiso ••••••••• D. Nicolas Fierro. .
"Al soplo de mi hálito inundas: San Felipe •••••••• D. Ramon Sara. .
"Mira como domadas Sara Fernando•• ••••• Casa de D. Lorenzo Cerda.
"Esas aguas altins TaleG ••••• •••••••• D. Manuel Novoa. '~
"A sus tres cauces TUelven fujitivas. Callqltmu. • • ••• • •• D. José Antonio Rufate. .
"~~o ves el monte Sinai, que fuera ,,(: Chillan ••••• •••••• D. José Antonio Zúñiga.
"Mi santuario? y el Tabor y elJura, Conctpci01l. ••• • ••• D. Joa9uin de la Sara.

---_..
"Y el e!!cabroso y colosal Carmelo Sn. Cárlo& de Chiloé. D. Jose María Ramirez..
"Santificado por ]a Virjen pura? ' .'
"Y el afrentoso Gólgota remido '
"Con la sangre que al hombre ha rescatado ~
"Y tantos otros cuyas cimas cubren
.. "Las nubes con sus toldos de oro y grana IMPRENTA DE LA OPINION.
"----------------_ .. -.,.-:-::

J ~ , linll,'ngo; dll,·¡' 1.1. de 1843.
~, " 'c • l

,• .
LA REVISTA CATOLICA.
, r

,
i '
j
i.
'.
I ,I ~
¡ r '.

.. -."'..
j

:1
• . 1

¡ ;.' f
l.
J.
u,
.Mm "inci, rairi eerillu: ,"clorita Nri14U. ~.. '
Chari'l,..
La verdad ea 1uien venee: la caridad
...
j -
es el triullro de el verJad. S, Agrulin .
.. "í

,
.'. S"nnort 3,,8.
..,.
. .
/ ..
".1
' .
.i
f: SU_A.RIO. ·mer, si no existe' ni I1na recompensa,
ni un castigo mas allá de csta ráfa~
Imptwtaflcia de la relijiof&-Hi8ttwia ecle.üu- ga de vida, que ahora disfruto; si mis
. tica contemporarua-Literatura. La. /&ora. únicos motivos de obrar son una exis.-
, úría. de "JI j6ven.-Progre.o del catolicísmo tencia tan brebe y tan precaria, lIno~ ,
, y IIOticÍa6 relijiosa.-Semana Santa-Pq,,·
da. A Juu Re.ucitado. ' ' bienes tan vacios y tan pasajeros; si
Jos mismos bienes y males de .Ja vida
l· son tan equívocos en su economía y
Importancia de la relijion. repartimiento, que ni aquellos cons-
tituyen el mayorazgo de 108 buenos,
, Relijion: he aquf el asunto mas ni éstos son esclusivamente un freno
importante que se puede tratar jamas. y una pena de los malos. ¿Po~ qué
Sí: hai una relijiou. esta palabra tan no he de coronarme de rosas mientras
repetida no es un mero sonido; hai . :

ivo? ¿Por (Iué reprimir con angus-
por consiguiente una felicidad pura y tia unos impulsos tau vehementes? ¿Por
llena, á que aspire el corazon con la qué sacrificar á un no se qué decoro-
infalible esperanza de conseguirla al- so y útil la efusion de los sentimien-
gun dia; haimédios seguros de lle- tos á que en flste caso está unido lo
gar á ella; existe Ulla certeza sobre mas' sensible del placer, lo mas co-
el manantial y oríjen de nuestro ser pioso y lo único de las delicias? Con-
y sobre su ~rmino, sobre nuestro prin- secuencia á la verdad espantosa que
cipio y nuestro nn; existe un Dios á aniquilaria hasta la sombra de moral, .
quien adorar, una alma nuestra y la de lei, de deber, pero que por lo mis-
de nuestro semejante, en quien reco- mo hace bie.-. clara la nuestros ojos
cerla imájen del mismo Dios yamar- la importancia que esencialmente in-
Ja, un conjunto de 8antos debercs que cluye un tratado sobre relijion. Así que
Hcnar, una recompensa digna de un al imprimir hoi en un periódico la
Dios 1\ que anhelar y un e8panto~0 jmájen augusta de la relijion para tra-
castigo que temer, tal es el desarro- 'tar sobre su existe~cia y sus ver-
)Jo de.la proposicion; UDa relijion dades, se le podria decir la nuestro
existe.' , :,... , , siglo. que ambiciona por los intereses
Tdmpoco disimularemos )0 que en positivos; no te desdeñes de dirijir si-
la hipótesi contrari,a debia deducirse quiera una mirada, reflexiva y pene-
I . aunq lIe jamaR podria ser tan tl'ascen- trante, sobre la medalla que represen-
dental. Porque al fin lus consecuen- ta á la relijioll; y verás tanto en la,
cias de esta hipótesi estarian limita- brillantes pruebas que la demuestran,
das al trabajo y al decoro de haber como en los mismos argumentos que
tcnido á raya las pasiones en el cor- Ja in pugnan, la necesidad imperiosa
to período de nnestros dios sobre la de que se trate el asunto mas impor-
tierra, consecuencias por otra parte á tante sobre que puede discurrir la ra-
que se hallaban vinculadas grandes ra- zon humana.. ' . , ..... .,
zones de bien para nosotros y para -~, Mas el peso de esta discnsion no
la sociedad. Podria sin enlbargo de- eODl~iste 8010 en la conveniencia y ne ..
cirse: si no . hai un Dios á quien te- cesidad de la relijion,. considerada ell
10
si y en IU8 doctrinas: este asunto es de literarias mas apreciables, de Jos Ja..
un interes casi tan estensivo como el in- qllie~e8, de los Fenelones, tambien de
menso campo de laa cienciaM, y ni una los Leibniz, y de los Wolfios, y ve-
sola persona de un gusto sólido, es J>osi- remos devorar cada uno á su placer
ble q.ue no se interese, porque las ideas 108 principios mas absurdos, ¿quien
relijlOsas se desenvuelvan con claridad, podrá contar ent6nces coo s6lidos, fun-
y los conocimientos de esta clase 6e damentos ni con regla alguna. para
den al público, con la enteresa y dis- fijar las ideas de una filosofia sa-
tincion, de que ellos soo sl1ceptibles. ludable? ¿Quien, fundará una moral,
Si! la relijion, como la hija predilecta una relijion, unas relaciones con el
de Dios, nunca debe presentarse al mun- Ser Soberano, sobre bases que afec-
.• do en aptitud de abatimiento y de de- tan no conocerse? Y donde recibirá-
bilidad, sino descollar á sus ojos tan la razon humana las teorias absoluta-'
lIella de magnificencia y de gloria, mente necesarias de una providencia
como erijida sobre la mas s61ida de de designios y de miras inmensas, de
todas las bases, y no debemos dar lugar una justicia incorruptible, de un coo ..
, que comparezca tímida, ánte la faZ" suelo en las aflicciones, de un motivo ,
de un siglo civiiJzado. de temor santo para enfrenar el crimen!
Recibiria un golpe de muerte el Con esta incertidumbre de ideas
saber humano con el descuido de la en las teolojias sagrada y natural, er~
relijion, Con la cabida que se diese al consiguiente que las ciencias poHticas
pensamiento, de hacer poco 6 ninf1;un viniesen á ser pal'a los hombres unas'
caso de la verdad 6 de la falsedad de meras especulaciones y teorias del mo ..
ens principios, quedaria sepultada la do de prevalecer el fuerte contra el.
sagrada teolojia; pero del sepulcro se dévil, el astuto contra el ignorante, pro-
1anzaria este grito de dolor y de muer- yectos no de lei, sino de combinacion'
te: enterrad tambien conmigo esos dos mas 6 ménos hábil, mas 6 ménos bieQ-
grandes c6digos, de donde en medio pensada, para tener los unos hombres'
de la incertidumbre fluctllante de la en cadenas, 6 Jlámese sino en una ilu- .
11losofia, tuvo el linaje de los hom- S;01. mtu 6 métlOsfilantlo6pica á los otros,
bres las ideas fijas á cerca de su prin" . y en una hipotesi en que esto de UQ'
cipio y de su fin; deriv6 las máximas Dios infinitamente grande, de una mira- .
de una lei evidentemente santa, y da suya á la que no se oculta ni el mas
de una moral justa y bienhechora, J'ápido pensamiento, de una justicia
"prendi6 , sentir con sublimidad y invariable, que no es posible deje de .
decoro de si mismo, con temura y premiar la mas pequeña aecion vjrtuo~
compasion, basta del mas mlnimo de . sa, ni desplegar la santidad de su ce~
susberman'os, y con dignidad, eleva- lo sobre un solo des6rden; en una hi- '
cion, y amor del que le habia cria- potesi, pues~ en que todo esto no S8
do; sepultad en fin esos libros, , quie .. considere ni se cuente sino como una
Des los hombres agradecidos han' da- . mas, en el n6mero de las infinitas opi ..
do el titulo. de divino!', porque ellos niones, sobre que puede sentar cada
derramaron por donde quiera unos dog.. . uno lo que guste, pensándolo 6 estu ..
mas que llevan impresos en su mis- diándolo mui for encima, ¿quien me
lna sublimidad, el sello de su gran· vendrá luego dictar lecciones de po_
deza, unos sentimientos de caridad, lflica, ciencia en 'lue los derecbos ,
de moderacion, de sabidurla, que intro- las obligaciones tienen que ser 101 "
dujeron la civilizacion hasta en el se- axiomas y los principios: derechos que
no de la barbarie, y templaron los se fundan sobre un titulo tan indis-
furores de la guerra con leyes de hu- putable como el orijen de donde ema-
manidad r ~e 4ulzura ~n fayor del nan: ,obligaciones que por su propia
vencido, . esenCia deben ser motivos de obrar
,' A. esta herida mortal para los el bien, los mal poderosos/ara deci-
conocimientos humanos seguiria la to- dir la deliberacion y liberta del hom-
tal estincion de la teolojia natural, bre, 108 mas claros '1 universalmen-
parte principalisima de la 11losofia, te perceptibles para ganarle, persua..
y que ~e levanta sobre la base de la dirle y determi.oarJe? Qué seria, de 101
existencia de un Dios infinitamente per- ciencias políticas sin ideas tijas y se-
fecto; mirese este punto con indiferen- guras de la relijion? ¿Y estas se po_
~ia, y tendremos_ destruidas las tareas drán .adquirir' sin &u estudio sólido 1

•••
------",.',

11
profundo?', . lois unol miserables entes, que en' vez
Emplearemos si se quiere algunas de poseer una ciencia real, y unos
horas en admirar la suma sencillez de conocimientos de verdad y utilidad pal-
aquel principio no desconocido de los pable, delirais mas que todos; como
antiguos; pero desplegado por el celebre el que durmiendo en el lecho de la
Leibniz: y enunciado por él con mas miseria sueña haberse hallado y tener
precision: nada I,a; sin razon Ilificiellte, ya . entre sus manos un brillante y
,1 yen ponderar su simplicidad, unidQ á COpiOSO tesoro.
" )a fecundidad de sus con~ecllencias; mas , ¿Cuantos serian pues 109 conoci-
si en llegando al estudio de la tilosofia mientos humanos, con cuya certeza se
relijiosa, se nos dice que bien pueden el podria contar, sin el tratado s61ido de
mundo entero, el conjunto inmenso de la parte científica relijiosa, y sin la
Jos seres, sus propiedades, sus leyes, su seguridad de sus doctrinas? Inviérta-
repartimiento existia' sin un combina- se ahora, si se q niere la proposicion~
dor, sin un Hacedor Supremo, sin una y hágase la hipotesi de haber parti-
sabiduria misteriosamente rica en 8US do, en el inmenso campo de las cien-',
ideas, sin un repartidor de bienes, que cias, desde el tratado rel iJioso, como
él mismo sea el manantial inagotable del punto primero de este dilatado ca-
de todos ellos, sin oríjen de niogun mino, desde aquel centro de reposo
otro, ya ent60ces diremos que nada - y de paz para el entendimiento hu-
hai, y que aun la evidencia del prin- mano y para 8U corazon, en que una
cipio de ,'azon IIificiente fué sin duda filosotia pura y sublime se abraza con
una ilusion nuestra; dispuestos por l~ augusta relij ion revelada, y al dar-
consiguiente á decir lo mismo de las se ámbas un 6sculo de paz, dice aqne"
j listas nociones de la metatisica, de lIa en el idioma de la evidencia: existe \
la verdad, de la bondad, de la per- un manantial inagotable de los seres:
feccion, de la belleza, del órden. Di-' lIn Dio!:f, una veracidad, una justicia,
remos con gusto y aun con una es-o una providencia suya infinita, y res-
pecie de embeleso y encanto, Jo que ponde la segunda con el lenguaje de
el astr6nomo sobre las masas enormes. ' la majestad y del senorio universal:
el jiro, los movimientos inconcebible-, Dios es el que es: en esta surosicion
mente rápidos dd esos brillantes g/o. ' todo se presenta ordenado; e abismo
bos, que marchan 80bre nuestras CR- de la duda universal, de la incertidum-
bezas, y de la sencillez magnifica de bre cruel desaparece; los principios
sus leyes: lo que el naturalista me de la metafisica tienen su aplicacion
refiera sobre la variedad, cualidad, vir- ~as importante, y derraman una lIú-
tudes de los tres reinos, mineral, ani. vla de luz sobre el vasto campo de
Illal y vejetal, lo que el anatómico me las ciencias; la política nos señala'
esplique sobre la aíSombrosa estructu-. , el oJ"Íjen de los derechos, y los
ra del cuerpo animal; pero si entre- ' grandes moti vos de obrar el bien,
tanto se presenta un filosofo idealista, . que se llaman .deberes; la sagrada
y loma el empeño de persuadirnos" teolijia apoya sus conclusiones so-
que el universo no existe, sino en bre el hecho de una revolncion indu-
nuestras ideas. en el solo pensamien·' dablemente divina; la fisica nos inte-
to, ó habremos de recurrir á tomar resa en el conocimiento hasta del gu-
con estudio profundo de la filosofia sanillo que arrastra sobre la tierra,
relijiosa, la grande verdad allí de- como hecbura del mismo poder y sa-
mostrada de la e~ istencia de un Dios' biduria, que fabricára los cielos; es- ,
in~nitamente . perfe~to, y por consi- tendiéndolos como nn pabellon sobre
I gUlente esenCialmente veraz, como un nuestras cabezas, y la literatura, mé-
tema preciso para demostrar la rea-! nos severa, pero amable y bella, her-
li.dad de las ideas, y de las sensa- manada con la entusiasmada poesia nos
ciones que nos representan al univer- cuenta su oríjen divino, pudiéndonos
so; ó sino como bien puede ser que decir ent6nces el poeta con fundamen·
nos parezca, percibir la existencia de to, y con mejores principios: est Dms
una cosa sin que ella exista, y á la in nobis: lacro calescimus il('ne: tan im-
~~nera que en el. sneño y en el de- portante es que las verdades relijiosas
lino podremos deCir ent6nces á lospri- se traten sólidamente.
meros que lo admiraban, quizá vos-: ...... l'

- -__••• ~~4. . .__- -
etros con el pemposo título deeabio8 , .
,"

"
"
"

! ,
I
1~'
Historia ecle8108tlca ~on-, dosol mis mayores: 101 cristianoBa la par de
.temporaoeo. , , Jos judios han bendecido el nombre de mi
..... , abun.lo, único israelita que bajo Luis XVI,
.. ROMA. " pudo ser propietario en Estra&burgo, y que
tambien 8e viera ennoblecido. Tal fué mi {J\.
Convtrnon de .A lfonso MarSa Ratisbonne '" milia •••• pero SU8 tradiciones relijiosas ya hall
Roma, año de 1842. ", . desparecido. .
Empecé mis e8tudios en el real eolejio de
La Iloticia de la eonversion del Sr. Al. Estrasbul'go, donde hiee mas proO'res08 en la
fonso Ratisbonne fué comunicada á la Archi· corrupcion del corazon. que en ef cultivo de
cof/'adia del @anto eorazoll de María el domino Ja intelijencia. . '
go 30 'de enero de 1842 por el señor Abate Esto era el año de 1825: (yo nací el prime-
Ratishonne nuestro 8ubdirector. Imposible nOI ro de Marzo de 1814) mi familia se estreme·
," leria espresar la profunda sensacion que pro· ció eut/mces con un golpe ine!lperado. Mi her-
mallo Teodoro, objeto de grandes esperanzas,
dujo en el auditol'io, relacion tan interesante
COIDO patetica, Cuando el Abate Ratisbonne, abrazó el eristianlsmo, y poco despues el la-
despuel de haber referido la8 eircunstllncias de cerdocio; á pesar de los ruegos y, desolacion
tan maravillosa eOllversion, ellclamó: ¡E$te Al· que habia .causado, f'jerciendo su ministeriQ
fon!o de quien os hablo es mi hermano! •••• en la misma ciudad y en presencia de mi
uno solo fué el sentimiento y uno el grito que familia desconsolada. N iño aun me indignó
o., Jo espresara: los eo/'azones se ensancharon, y profundamente la eonducta de mi hermano,
un ay! prolongado sirvió de desahogo al go· haciéndome aborrecer su hábito y su carác-
zo y admil'acion que los Henaba. Cuantas y tel' 8acerdotlll. Educado entre jóvenes cristia-
euan dulces lágrimas ,eorrieron! •••• Habiftl'e nos como yo indiftlrenle8, .no habiJ\ sentido
basta entónces admÍJ'ado la misericordia dh·i· hasta entónces ni aversion ni @impatia hílcia
na, gozábase de lB' vuelta del hijo al techo el cristiauitlmo; pero la conver8ion de mi her-
paternal, era el gow puro, inefable del cris· mano que miraba como locura inesplicable.
tiano. Pero á estas palRbras: es mi hermano! me hizo ,mirar eon hOl'ror el fanatismo de loa
todos pal,ticiparoll de la alegria de tan pia. católicos.
doso sacerdote, cada uno era su hermano. So· Fuí sacado del colejio, para colocarme
licitados por muchos de nuestros cofl'adf'8, en· ' en un institnto protestante, euyo magnifico
tonamos al bajar de la eátedrn un "Magni. pro~raml\ habia deslumbrado á mis padres.

. ' .. ficat" en accion de gracias. Hacia un año que
~a familia del jóven neófito era el objeto de
AIIJ dedicÍlndose mas á los placeres que á la
ciencia 8(: prepar"ban para la vida elegante
nuestra8 preces, r
quince dias úntes de 8U
conversion habia SIdo el mismo, I'ecomendado
de Pllris, los hijos de las mal opulenta8 ca.
8as protestantes de Alsllcia y Alemania, Sill
por su hermallO á la. pública oracion. Desean· embar~o al salir de aquella pension, me pre.
do manifestar el júbilo, que inund" nuestras al· senté 1\ exilmen, teniendo la fortuna poco me-
mas, hemos rogado para no referir sino la. ver· recida de ser recibido de bachiller en letras.
dad, al señor Alfonso María, quiera hacernos EI'1l ent{lOcell ya dueño de mi patrimonio.
él mismo la narracion de @u eonvenion. Ho Habia perdido mis padrell: pero quedábame
aqu~ un exlracto de la carta que nos ha un digno tio, patriarca de toda mi familia, Ull
escrito., . segundo padre, que no teniendolll, habiaeon.
centrado. todo su cariñu en los hijos de IU
Colejio de Juilly, abril 12 de ]842. hermano.
Este tio, tan conocido en eÍ mundo mer.
Mi primer sentimiento cómo el primer cantil por su honradez y capacidad poco co. ,
clamor de mi conciencia fueron en los momeu·· munes, quiso asociarme á la. casa de banco
tos de mi eonversion, sepultar este secreto eon que dirije como je~e. Peru hiee mis estudios
mi existencia bajo lall bó,'edas de un claustl'o, de del'echo en Pam y despues de haber recio
para entregarme enteramente al Dios que me bido el diploma de licenCiado y 1. toga. de
habia hecho gustar las delicias de otra vida abogado, Cuí llamado á E~tra8burgo por mi
y substrnerme al mundo incapaz de compren· tio, que no omiti6 esfuerzo alguno para tener.
uerme. No quise hablar sin el permiso de un me á su lado. No podria enumerar 8U8 dá.
8acerdote: fuí conducido á la presencia del divas: eaballos, eoches, viajes, todo me lo pro.
que para mí representaba á Dios; me mandó digaba con una jenerosidad que no me rehu.
",
revelar lo quo me habia sucedido. saba ningun capricho. A tantos testimonios
Para referir mi conversion una lIola pa· de afeccion quiso agregar mi tio otra prue-
Jllbra bdstaria. "El nombre de María" pero ba mas positiva de su confianza: me fran.
se piden otros heehos y desearé dar á conocer queó la firma de su casa, pl'Ometiéndome ade-
quien sea ese hijo de Abrnham, que ha en· mas el título '1 ventajas de un soeio: prome·
contrado en Roma la vida, la gracia y Ja sa fIue realizo efectivamente el primero de
. felicidad. Contaré pues simplemente la histo· Enero de este año de 1842.
ria de mi vide, iJlvocando ántes de todo á Ja La Crecuencia de mis viajes á Paris era
celestial María. el único reproche que mi tio me dirijia. Te
Mi familia es demasiado conocida por 8US gustan demasiado los campos Eliseos, me de.
riquezas y beneficencia: largo tiempo hace que cia con bondad. Tenia razono No queria li-
esos títulos le dieron en la Alsacia un ran- no divel'8ione!!, los negocios me incomodaban •
go esclarecido. Se dice que fueron mui pi a- 1 el aire de las oficinas lDe sofocaba. creia


18
que debia gozarse del mundo, y aunque cierto repugnabft, su presencia me era incómoda,
pudor me alejase dp. los goces y sociedad in-, y 1" Stma gravedad de sus palabras enceu~
nobles, no 80ñaba sino en fiestatl, y regocij08, dia toda mi colera. Un año ántes de mis es-'
para entregarme á ellos con pasion. pousales no pude ya contener mi indi¡nacion
Por fortuna se me presentó en aquell" ~rihiéndole nna carta qlle debió romper pa-
época una ocasion de satisfllcer mi necesidad ra siempre todas nuestras relacionp.s. Fué con
ele movimiento: 1" acerlé con todo el entu- tite motivo. Agonizab!lo un niño: mi herma-
8iasmo de mi corazon. Era el trabajo de la no Teodoro, no temi6 pedir fruncamente á sus
rejeneracio71 de los pobre. israelitas, como im- padres permiso para bautizarlo: tal vez iba"
,í propiamente 8e le llama, pues ahora compren- conseguirlo, cuando conocí su intento. Estilo
.,I do que algo ma8 que dinero y loterias son cpoducta me pareciÍl tan indigna como cobar-
necesaria8 para rejenerar un pueblo sin reli- de, y escribí al sacerdote que 88 dirijietle "
jion. Pero entónces tenia fé en la posibilidad los hombres y no á los niiioll, acompllñaudo
de esa renoncion y fuí uno de los miembros OIis palabras de tan violentas amenaZfttI, que,
mas ardientes de la sociedad de proteccion al aun me asombra que mi hermano no me con-
trabajo en favor de lo. j6vene. uraelitcu, so- testara ni una palabra. El siguió en buena
ciedad fundada en E~tnsburgo por mi her- armouia con el resto de la familia, y no
mano el sacerdote; hará quince años, y que quise verle mas: mi ódio era profundo con.,
siempre ~ ha sostenido á pesar de la escaBeZ tra clérigos, iglesills y conventos, especiahnen..
de 6US recursos. te contra los jesuitas, cuyo nombre solo exal-
Multipliqué. sus medios y crei que babia taba todo mi furor. Mi hermano salió afor-
hecho una grade obra. , " . tunadamente de Estrasburgo: era todo mi de-
Oh caridad cristiana! •••• como habrás rei- seo. Iba á Pllris á nuestra señora de la Vic·
do de mi orgullosa satisfaccion! El judio ea toria, donde no ,cesal'ia, dijo al despedirse, de
aprecia mucho cuando da mucho: el cristia- rogar por la convel'sioo de sus hermanas y
DO lo dá todo y se desprecia: se desprecia mién- hermanos. La partida me quit6 un gran peso,
tras él mismo no se ha entregado y cuando cediendo á las instancias de la familil\ le es-
ee ha entregado, se humilla todavia. cribí con motivo de mi desposorio",' algunas
Aunque yo mismo no tuviese relijion, me palabras, disculpandome: so respuellta fué llena
ocupaba con zelo de mis pobres corelijiona- de amistad recomendandome sus pobres á quie-
r'os. Era judio en el nombre; he ahí todo, nes no dejé de socorrer.
pues que ni creia en DiOlI. Jamas abrí un Ji- , Despues de esta especie de ar¡'eglo eon
bro de relijion, y en casa de mi tio como mi hermallo, cesó toda relacion, no pensando
en las de mis hermanos y hermanas no 88 mas en él •••• entre tanto él oraba por mí!.
practicaba ninguno de 108 preceptos del ju- Debo co.18ignar aquí cierta revoluclon ope-
daismo. rada en mis ideal rel~iosas, al tiempo del
, U 11 gran vacio, que me hacia infeliz en arreglo de mi enlace. Ya he dicho que no
medio de la opulencia que me rodeaba, exis- telli" creencia alguna: y en esta completa
tia en mi corazon. Algo me faltaba; pero pron- nulidaul, en e.ta negocion de toda fé, estaba
to ellcontl'é •••• al ménos lo creia así! •••• perfectamente en armonia con mis amigos
. Tenia una sobrina, hija del mayor de mis católicos y protestantes; pero la vista de mi
bermanos, que me estaba destinada desde los n6"ia despertaba en mí, cierto sentimiento de
dias de nuestra infancia. Veíala crecer con la dignidad humana. empecé' á creer en la
gracia fijando en ella todo mi porvenir, y too inmortalidad del alma; aun mas rogué instin-
da la esperanza de felicidad que me aguardll- tivamente á Dios, dandole gracias por mi fe-
bao No me parece propio hacel' aquí el elo- licidad, y sinembargo no era feliz. No podia
jio de la que rué mi novia, inútil seria esto esplicarme mis sentimientos, miraba á mi nó-
para los que no la conocen; pero los que la via como á mi áojel tutelar; asi " lo de~
han visto, bien saben cuan dificil seria dar una cia con frecuencia: en erecto pensando en ella
jó,'en mas delicada, mM amable '1. graciosa. mi corazon se remontaba hácili un Dios para
Era para mí una criatura privileJiada. desti- mí desconocido, á quien nunca habia rogado
nada únicamente á completar mi existencia; y ni invocado. !
cuando los d~seos de mi familia, de acuerdo La edad demasiado tierna de mi' novia
con nuestros mutuas afecciones, fijaron elte hizo demorar por algun tiempo mi enlace. Aun
enlace tan deseado crei ya que nada faltaria no habia cumplido 16 años. Miéntras llega-
á mi felicidad. b" la hora de nuestra union, resolví distraer-
En efecto, despues de )a eelebracion de me con un viaje. Ignoraba adonde habia
mis esponsales, toda mi familia etltaba llena de dirijirme: una de mis hermanas casada en
• de placer: mis hermanas eran felices! •••• No
me hacian sino el cargo de querer demasia-
Paris me queria á IIU lado: Ull excelente ami·
go me llamaba á España; pero yo resistia á
do á mi f~~ura, manifestando sus celos; pues las instancias de otros muchos que me Rlha-
pocas, fllmlha~ se quie,rel! con mas cariño que gaban con 9US proyectos seductores. POI' último,
la mla: la unlon mas mtlma, la afeccion maS me resolví á ir directamente í, Nápolel, p~sar el;
tierna reina y reinó siempre entre nosotros, invierno en Malta para robustecer mi ~alud
llevando nUeitro amor hasta la idolatria. Oh! delicada y regresar delJpues por el Orlen~:
IO~ tan buenas y cariñosas mis bermanu! •• tambien me procuré cartas, para Constanti-
Por qué no son cristianas? ' nopla y partí al et!pirar no!ie~~re de 1~4!.
, ' • Solo un ,miembro de. mi f'amilia me pa- Debia estar de vuelta al prlDclplo del pruxI-
, 'recia aborrecible, era mi hermano Teodoro. mo verano.
Sin embargo él BOl amaba, pero la traje me Oh, que tri. te fué 'mi partida!' Me sepa-
14
'aba de una novia querida, de un tio que no aflcion progresiva que muestra la juventud
18 desahogaba sino conmigo, de hermanos, de chilena a la lectura de los nuevos libros que
hermanas y 80brinaa cuya sociedad formaba cada dia nos envia la Europa. Pero ésta alí
toda8 mis delicias, abandonaba tambien esa8 como otras inclinaciones de los jóvenes es pre-
escuelas de trabajos, esos pobres israelítas, cu- ci~o que sea bien dirijida para que pueda
ya 8uerte tan activamente me ocupaba, y en producir saludables resultados. No b:lsta leer
fin iba á alejarme de numerosos ftmigos que solamente: se necesita tambien una especie de
me estimaban, de amigos de la infancia, que, tino para elejir los libros que deben leerse,
no podia dejar sin láfrimas, porque los ama- de lo contl'ario nos esponemos Íl gastar el tiem-
ba y 108 amo todavía .•••••• po sin provecho y quizá con grande perjui~
Partir 8010 para un viaje tan largol •••• cio nuestro. Tu lectura sea de libros probados
Este pensamiento me sumia en una profunda y conocidos, dijo un sabio filósofo de la an-
melancolía. Pero, deciame yo mismo, puede tigüedad: y esta bella máxima tau 6til para
ser que Dios me haga encontrar algun ami- toda clase de personas llega á ser indispen~
go por el caminol •••• Recnerdo do. cosas no- sablemente necesaria con respecto Ílla juventud.
·", tables que 8eñalaron 1011 últimos dias que pre- Mas no siendo posible qlle ella posea ese
cedier0!l .9. mi s~lida y que hoi excitan viva- conocimiento anticipado que debe tenerse de
mente mi atenClon. los libros, para que le sea provechosa su lectu-
Antes de mi viaje quise dar mi firma ra, corresponde Íl los que han recibido la au-
para muchas obligaciones relativas á la socie- gusta mision de formar el espíritu y el cora-
dad de proteccion al trabajo •••• Les ponia la zon de los j6venes, parte lamas preciosa de
fecha anticipada de 15 de enero, y cansado la sociedad, y en quien ella cifra sus
lO' de multiplicar esta misma fecha en utla gran lisonjeras esperanzas, dirijirla en materia de
cantidad de documentos, dejé caer Ja r'uma, tanta importancia, manifestándole los peligros
y esclamé: "Dios sabe donde estaré e J5 de de que debe desviarse y el seguro camino que
enero, y si este dia no es el último d'e mi vida!" debe segui/·. Por nuestra parte, consecuentes "
¡Ese dia lo pasé en Roma, y fué para con el plan que presentamos en el prospecto
mi la aurora de una existencia nueva! de este periódico, daremos por ahora á cono.
Otra circunstancia interesante fué la reu- cer á nuesh'os lectores una obrita escrita para
nion de muchos israelitas notables, con el ob-, Ia juventud, y de que todavía circulan aquí po-
jeto de establecer los medios de reformar el cos ejemplares. Tiene por título: Las llora, sé-
culto judiaco, pODiéndole en armonia con el rias de un jóven, escrita en frances por M.
espíritu del siglo. Concurrí á aquella junta Charles de Sainte Faix, y traducida por E. de
donde cada uno dió' su parecer sobre las me. OchoR. Paris ]841.
' .. joras proyectadas. Las opiniones fueron tall
varias como los individuos: la discusion fué
El autor divide esto requeño libro en 24
capítulos, que son otras tuntas reflexiones so-
abundante; se cuestionó de la utilid"d del bre asuntos morales 6 relijiosos, pero hechas
hombre y su bienestar. de las e~ijencills de en un estilo filosófico, y sumamente agrada-
la época, los mandatos de )a opinion y eu fin ble. Pondremos Rlgunas muestras que Jo da-
se removieron todas las teodas de civilizacion~ rán á conocer. El 2. C) capítulo cl1yo epfO'ra ..
toda especie de consideracion se bizo presen- fe es ú, mi"ion de la juventud, empieza po; es ..,
te; una sola le olvidó: La lei de Dios-Da tos palllb"lls. "Cuan santa y bf.JJa es la mj4
esto no se trat6: ignoro si elnomb"e de Dios sion del jóven! ¡cuan alta su dignidad! y él
fué una soJa vez pronunciado, lo mismo que cuan fuerte, cuan poderoso, cuan rico es! fuer-'
el de la Biblia y el de Moises. te con toda la esperiencia que le hall legado los
Mi opinion fué, que dE'jalldoá 'un lado siglos pasados; poderoso Con todos los medios
toda forma relijiosa, sin emplear ni los hom- que el presente pone á su disl)osicion, rico. con
bres ni los libros para precipital" su caida todas las esperanzas que le da el porvenir •• mas
8e dejal1e á cada uno la libertad de pl'acticar, adelante" J6venes reconoced vuestra diO'nidad y
su creencia del modo que la entienda. !a santa importanc!a de, los deberes o que os
Tal parecer prueba bien )a estension de, Impone: El por~enlr sera lo que seai!! vo~otros:
mis conocimientos en materia de relijiou.: co, las nacIones seran )0 que vosotros querais que
mo veis estaba adelantado. La reunion se di~ sean •••••• En vuestras manos estan SllS des-
80lvi6, 8in resolver nada. Un israelita mas sen- tinos '1 los jérmenes del porvenir: adonde
sato que y6, pronunció estas palabl'as notables vayais vosotros os seguirá la justicia de Dios~
que reproduzco testualmente. "Huyamos de es- )os sucesos se[uirán ra pendielate que les tra-
te templo carcomido, cuyos reatos crujen por ceis vosotros. liloria á Dios si sois bllenos! Ay
todas partes, si no queremos vernos mui pron- del mundo si sois malo~. Si sembrais la ini.
to sepultados bajo 8US ruinas," Palabras lIe." quidad, recojereis la humillacion, el oprobio
nas de verdad que hoi repite )a conciencia· y la desgracia; si sembrais la justicia &eron
de cada ¡srealita. Pero ay! •••• diez y ocho si .. 8'" 6pima cosecha el honor 11a gloria.
glos han pasado desde que salieron del anti. "Pueblos, ..eatólic?s regociJaos, porque e~­
gno templo, sin entJ'ar en el nuevo cuyas pue~­ tre vuestros b/Jos hal una progresion hác/a
~s estan abiertas delante de ellos •••• al bien, que hace que cada año sea mal ri-
(Continuará.), .. ' co que el que le ha precedido y que los hom..

~f'~,<;:
----
I..iteratura. ,:: " J_ '.
bres sean tanto mejol'es cuanto SOIl mas jó-
venes; ., cuando el tiempo haya dispersado
-1 I" , LAI IlORA.S SERIAl Da' UN IOVO. .•
las últunas reliquias del si~10 que ya no exis-
te, la obr~ de la rajenerac/oo avanzará mo ..
;~.'l Ea ,iQ duda laudable en gran ma0E!,ra I~' eho mal rapi¡J~~ente porqae no la embara.
,.


....
1"5
zorán los tI'opiezos que ahora detienen IU mar•. NUEVO PROFETA FALSO. ".1
chao Ya ha caido la valla del .'espeto huma.
no; ya los hombres qUI! creen tiencn a muo Llama mucho en Oriente la aten-!
cha hom'a el creer y el obl'ar con arreglo á cion pública un hombre que dice es-:
su fé, ¿Qué pudieran temer en efecto y de tar inspirado, y como Mahomet, ha em-)
que pudieran acusarlos? La piedad granjea pez,ado por ~er ne~o~iante. Su prodi~
en todas partes la cstimacion de los hombrea de
intelijencia, é impone respeto aun á los que, gahdad no tiene IUDltes, ha gastado
no la comprenden." una grande fortnna para plantear una'
Escrito este libro por un hombre que per. nueva rclij ion. Este profeta se llama
teneció al gran mundo, habla tambien acerca de IIlyn; está establecido en Hungria, pero
los mundanos en otro capítulo llamado El pla. ha hecho muchos viajes ~ Oriente ..
cer de una manera muí exacta: "interrogad, (Diario di Roma.)
dice, á esos pobres esclavos del siglo que en- .
cubl'cn bajo las apariencias del placer '1 la
felicidad los continuos desvelos y los negros
cuidad08 que los punzan, descended al fondo Semana Santa.
de su vida, cuya superficie es tan tersa y tan, LOI cri~tianos de todas las edades desde
brillante, y en él hallareis abismos de dolor •• ' el nacimiento del cristianismo han consagra-
deacubl'ireia en su alma las manchas del vi-,· do estos dias á la memoria de los hechos IDa.
cio, '1 la indeleble huellq. de los pesares de ravillosos, con que el divino Jesus di6 como
que es ol'ijen." . . plemento á la redencion del jénero humano.'
Tal es la obra que nos hemol propuel- Ellos encierran los misterios que forman co-
to dar ú. conocer: leedla jóvenes chilenos" mo el tipo de la relijion santa que Dios re-
ceded á la r.ersuasion que respiran sus bien, vel6 para felicidad de los hijos de Adan. Co-
pensadas páJinas, y sentireis allanarse bajo mo es propio de su inapeable sabiduria hacer
vuertros pies el camino de la vida: la se. servir á sus designios los medios que los mor.
renidad morar' en vuestro corazon, sereis mal tales desprecian, el Salvador solo se, vale de
felices por1ue Bereis mejores, y contrjbuirei, tormentos, ignominia 1. hasta de un pátibulo
f.ambien á a felicidad de la patria. , ' , afrentoso para reconCIliar al hombre y legar-
le la celestial doctrina que debia elevar su
pensamiento, darle á conocer su dignidad, en-
Progresos del ~8tollcI8mo, Jugar sus lágrimas, y fijar de una mantlra in-
y nqtj«Jlas relijlosas. ,. contrastable sus mas consoladoras esperanzas.
Satisfecho el sanhedrin judío de haber con. •
DINAMARCA. seguido la condenacion como seductor del va-
ron prodijioso cuyas virtudes herian su sober-
No es solo en los siglos que nos bia no sOl'pechaba que el pátibulo que levan-
han precedido en los que un sen ti- . taba en el G61gota iba á ser la prenda de sa-
~iento profundo de relijion hacia re- lud y el símbolo de paz para 108 mortales. El
nunciar á ciertas almas grandes 108 pueblo inconstante y obsecado, que convertia
tronos y las coronas. El principe he .. el hosana con que pocos dias antes acla-
redero de Dinamarca, hijo único del rei maba al suspÍl'ado hijo de David en gritos de
horror para que cayese sobre él y tlU descen-
actual, acaba de convertirse al catoli- dencia la sangre de que se mostraba sedien-
. cismo. Esta accion le hace perder el to, ménos comprendia que habia de cargar
derecho de sucesion á la corona con hasta ahora con la pena de su profia mal-
~rreglo á las leyes del Estado. ' dicioD para 8er al mismo tiempo e deposi-
. (La Relijion de Barcelona.) tario de las santas escrituras que condenan su
seguedad y la prueba mas irrefragable de la
pAPU¡\.. divinidad del Mesias que desconoce. TRmpo-
U n periódico ingles anuncia que co los verdugos que crucificaban al justo por
exelencia advertian que debian tenerle por el
la famosa Miss. Penelope Smitt, na- abogado que disculr.ase su crímen y que pron-
tural del Ballingtray en Irlanda, y en to vajarian con go pes de pecho confesando
la actualidad esposa del principe de su divinidad por el mismo camino que pocos
Capua. hermano del rei de N ápoles, momentos ántes subian al monte prodigándo-
acaba de convertirse al catolicismo. le denuestos y blasfemias. La perfidia de un
, (Del mismo.) . discípulo, la ne~acion de otro, lo fuga de los
mas, la eobardla del juez, la envidia de los
fRANCIA escribas y sacerdotel y hasta las precaucio-
nes que se tomaban para que no se creyese .'
, Larelijion consigue cada día nue- en su resurreccion, todo entraba en los secre-
vos triunfos. El célebre abate Auzou tos admirables de la Providencia 11 fin de ha-
frances uno de los primeros misioneros cer brillar la grandeza de!lu obra. Los CJ'is-
de la reforma, ha abjurado pública- tinnos que la contemplan; que despues de 19
mente sus errores. Pronto publicare. siglos la ven triunfante apesar de la furia de
tan diverzsos perseguidores sin otras armas que
mos la historia de 8U retractacion. __ la paciencia y ~u doctrina; que miran reali-
., ", (Notizie del Giorno.) . zados 8US plane8 y respetadps 8U8 dogmas por .
. , :-

'.
, I

16
la razon elquiva que rehula 'todo yugn no nOI el sensible no podE'r por la estrechez de
pueden méllos que entonar cánticos de ala- este artí~ulo hacer de ellos un analisis. En el
banzalJ al Plldre de 1al milericordias y Dios del mandato el predicador D, Francisco Luco
de toda consolucion que nos envia abundan- aludiendo á la humiUud con qlle Je@us lavó los
tes consuelol en nueetl'as mas amarial tribu- pics á sus discipulos, en cuya imitacion se haee
laciones. ' Igual ceremonia con los pobres, encomió esta he-
Desde )01 tiempos primitivo. )a' Iglesia' r{'ica accion con precision y elegancia valiendos8
ha solemnizado t?lta lemana ,ql;1e llama Mayor, de .ella misma pura exortllr con, sólidas razo-
con majestuosas y patéticas ceremouial mui, nes á la práctica de tan esclarecida virtud.
aproposito pára avivar, en los fieles los, sen ti: El de paslon que pI'onunció el pI'esbítero D.
mientos de ternura, devocion y reconocimien: losé SillaR ha sido una de aquellas piezas
to háeial objeto adorable de SU8 cultos. Con que honran el ministerio sacerdotal por lo
piadoso respeto ha conaervlldo las mismas for- fluido de su estilo, la solidez de sus reflp.c-
," mas de que usaron los primeros fieles para
venerar tan augustos misterios. En el oficio
ciones y la santa lihertad para reprender con
enerjia el vicio sin faltar á los miramientos de-
divino las prácticas, los cánticos, los cande- bid08 " las personas á quienes hablaba, Des-
labros y hasta la disposiciou de las luces todo pues de m:'lDifestar la necesidad de aflijirse en
lleva impreso el sello de la venerable anti- un dia tan triste para 108 cristianos, hizo no-
güedad y nOI recuerda el celo de aqnellos he- tar que e) motivo de afliccion no debiDn ser
r61cos cristianos que amenazadol continnamen- tanto los padE.'cimientos del Sdlvador cuanto
'.
l'

V te por la cuchilla ensanO'rentada de sus per- e) pecado que e8 la causa que los produjo
jJ seguidorel, buscaban en fus tinieblas un asilo y los repite constantemente. Hizo una deserip-
~, oculto para desahogar sus corazones en efu- cion rápida, pero patética de los pl'Íncipales suce-
siones de ternura, y con la memoria de los sos de la rasion, deduciendo de cada uno reflec-'
padecimientos del Redentor adquirir aquel he- ciones morales para reprender los diversos vi-

róico brio que 101 hacia lufrir á sus vel'du- cios que tenian íntima conexion con Jos inci-
gos 1 por a mor (¡ la verdad tolerar Jos mas dentes que ofrecia el asunto, Solo una circunl-
J ellqUlsito, tormentos {¡otel que decir una lola tancia nos ha .rrancado anas de una vez in-
1
!
i
palabra que pudieseinterpretar~e como iufide-' voluntarios suspiros. ,. ~ ••• La sede arzobispal
lidad á 8U Dio~. ' , no e8taba' ocupada por el digno 'pastor que
~ Es verdad qúe nuestra Semana Santa no en estos mismos dias otros años ha solem-
puede competir en pompa con lns de otrlls nizado las cel'emonías santu con su presencia.
oatedrales notable!!,' y que principalmente las _ ¡Quiera Di08 que lo veamos cuanto antes rt!8-
composicionel musicales que todavía se Ui\KII tablecido de la grave enfermedad que lo ha
no llenan )09 deseos de los aficionado!!, que arrancado del sono de 8U familia. _
miran éste como uno de los resortes mas efi-
cllces pÍAra exitar los nobles sentimientos del ;. , , ... .!.
corRzoili pero en cambio podemos Iinsonjear-
nos di' que pocos pueblos nos exceden ell de- POE8IA..
mostraciones de piedad y respeto. En estol
diRs consagrados por la Relijion )os fieles de A J ESUS RESUCITADO
todas clases y sexos se agolpan en los confeso· ...
uarios y no basta pal'a sati~fllcer FUS uE'seos la Sali8te, al fin, bien mio, de )a oBellra
constancia inflltignble de los IIftcel'dotes. El Solitaria prisioll en qne la mue¡'te 'i
supremo Jefe y los primeros majistl'auos de Con 8U manto de horroJ', ' ."-
In República concurren á los oficios de la Igle- Encubrí() de' ese rostro )a hermosura."
sia i cumplen solemnemente COII el precerlo De tu tdunfo es el 'dia, " ' - .'<'
de la comunion pa'!!cua[ En el jueves y vier- Te engrandezca ,¡oh· Señol'! el alma mia. ':,.ti
nes aanto la capacidad de los templos no al- La estrena matutina precursora
canza á contener 108 concurl'entes y la devo- De la fulgente luz que el Ol'be animll
cion de lall estaciones es un e¡;pectáculo CR~ Yá sube, y el Orient~ ,, _~
p87. de conmover al cristiallo mas thio. Cua- Se baña con las tintas de la auror. J
si todos 108 Itllbitautes se ronen en movimien- y tu IDRS presuroso" ' . , . .
to; una avenida. de jente, llena todus las (!a~ La muerte vences, muestrate glorip~. ,:;'¡;.I ':"-'
lIes hasta impedir el tl'ánsito, los unos mllr·
éhan en grup03 CNl grltvedad rezando SIIS ~ Mira et1tR!I, lIagll8, dicell, caro amigo:
ol'aciolles. Los oh'os se postran delante de Rl- Ni el prolijo penRr,. ni dura auaeDCta ~J u

gun objeto del culto, éstos se ngolpan en laa Estinguió mi ternura" ,,_ . ,,; ~._ " ," '"

plazuelas de los telOl)los para satit'fllcer 8U pie- Resucitado hé y estoi contigo, ~~_.- ....
d!ld pOl'que de ot 1'0 010110 no alcunz8l'illll á El padre SOlito eterno
,'i:filarlos; IIqu~I1os se juntan en el coro con Me hi~o romper- I.s puertaJ del averDO. ""';,

Jos sacel'Clotes para cantar con ell(\t\ los divi- - Hija de Sion dichosa IIlza IR frente ~
1109 oficios; pocos son los que no gUllrd~D la Del vil polvo el1 que yaces, y lU8 galas
lilas cil'clJ!!'pect" compostura, y todo anuncia Albol·ozuda viste . . .' ,
que pi no hay nquí esferioridades de entusiasl1lo, En el templo cantando 6 Dios potente' L,
sol)J'an demostraciones sinceras de piedad DO I~a virgen y el anciano, , ,.
finjida, , " ' ,.', , Magnifiquen tu esfuerzo sOberano., ',:~
, ,Eneste año' hemos tenido la '!!atitfuccion
de escuchar con gusto )011 sermones que se
-~ .....
ban predicado en' la IgTelitia Metl'o~oJitllua 1 J043~Ü{PRENTA DE LA OPINION.
,-.
''';.''',
<, l
(.~

-. .. ......
.,
~

•1-. 3,' '.:' ( ",. , §al.,illgo,
. .Vayo 1.°
,
"e 18.j3. .',., ,
,

, " ' ~ !

LA .REVISTA CATOLICA.: '. ,',:
PERIODICO FILOSOFICO, HISTORICO y LITERARIO:
... : . "/ ~. I ~ : ,

....
\

...
,

,',
,
" .. • • ,1 :' i .' , ,~.'-, '.M",,,;n";t
U,LaCIu,ril".'n~i etrilcu: eicton(," ""riMú 1:
. , ; (.
verdad e. 1uien vence: la caridad :. 't
j

. . 'J '
-. ",
-
{ .; , ,
,
'1!8 el triunto de a. verJad. S .•~gu'ti,.
Sel'lJl<lft !JoU,
. " .'
," .' , '.
't;',.:
.' _ l'
"l •
t
.. f •• ,1

SlJlfIA.RIO. ' , ' ~, res de' Dios en espiritll y en verdad:
Sacerdocio 'Cri8tmno,-Historia .&clesiástica "dil'Íumos que como un nuevo Moi-
contemporánea.- Cuasimudo- Corre6pondencia. " ses debe conducir por cntre los de-
-:-GQbiernode la Diocesi8. " " ". " siertos de este ll'lundo pretJ.ente á UI~
;, pueblo de verdaderos il'raelitas que
--=.:::s. ;, empieza su peregl'inacion en. esta
, "
~,vida de intelijencia y de amor qll~
,8acercloclo ~ristl allo.
" ha de consumarse eu la eternidad":
-, ;. El sacerdocio atli como la relijion ?iriamos en fin, que para llenar los'
lt quien sirve está perpetuamente dese' unportantes encargos que envuelve s,~
t.¡nado á ser á un mismo tiempo. objeto Jllision divina, el sabio fundadol' del
de respeto y vilipendio, de. aprecio y cristianismo lo entresacó de la masa
menosprecio, de amor y odio sobre la' Comun de los hombres, le comunicó
tierra; sinembargo él es su mejor sal- un poder divino, lo encaden6 con vín-
vaguardia y el instrumento de <}ue Dios culos sagrados que 110 se pueden rom~
se vale pal'a derramar entre os more, per, sino á costa de un espantoso sa..,
tales sus mas importantes beneficios.: crilejio ,yen suma lo arrancó del
I ..a mision del sacerdote es augusta y . mundo que podria Jlcrvertirlo, y d~
sus deberes en favor de la humanidad la familia quc disminuiria la espan-,
Jos mas sagrados; preciso es que nues-' sjon' de Sil caridad. Pero dejan¡
tra juventud eclesiástica conozca aq ne': do de considerarle en sus relacioneg
lIa y aprenda ú respetar esto~, pura con Dios le miraremos ahora bajo,
que al presentar las manos á In un-o un punto de vista mas accesible á nues-,
cíon santa, vaya penetrado de las al- tra débil intelijencia-cn sus relncio-~
tRtf funciones que es llamado á ejer- nes con Ja sociedad. Esta subsiste por:
cer.. Si nos propusiéramos considerar el a poyo q \le le presta la rel ij ion, y,
ni sacerdocio en órden á la sublimidad la rel ij ion dcscansa y se sostiene porr
de su caráctel' diriamos con l"raisinous' la institucion que la detiende y la pro.."
"Que el sacerdote como sncrificador de paga entre los hombres--el sacerdocio;.
.~ la nueva lei, está destinado á ofre- por manera 'Iue una sociedad sinre-~
"cer aq uella víctima inefable q ne por Jij ion y una l'elij ion sin sacerdocio, co-
"su dignidad misma tributa á la in-', mo nn sacerdocio sin autoridad paró\,
"finita majestad homenajes dignos de el ejercicio de su ministel'io, son tres
"ella, y q l1C, n pasiguando el cielo, inconsecuencias igualmente ofensivas
'.' hace bajar su bendicion sobl'e la tie< , la divinidad, que opuestos al huell.
"rra: diriamos que como depositario' sentido y destructoras del órden pÚe:
'.~ de los favores divinos los dispensa á blico: así es que una vez desterrado,
" todas las edades, 'sontiticando al ni- 1 el sacel'docio de la sociedad veriamos
" ño en la cuna igualmente que al an_ cner pl'ecipitados desde una mism~ ci.:
"ciano á orillas de la tumba: diria- L lOa á la I'elijion con el sacer~oclo Y.
" mos que como embajador de Jesll.~ á la sodedad con la relijion. BIen co·,
" cristo está destinado á lI~var el evan-' n'ociel'on esta verdad aq 11 ellos famosos
,~jelio entre los reyes y 108 p<Jeblos,; lejisladores que tanto celebra la hig.;
" á formar 'en todas part~8 adorado-' toria' cuando en sus instituciones die:
18
"
1:. ron un lugar preeminente á los sa- brosa al. claro y luminoso dia de IU
I cerdotes, apropiándose algllnos de ellos ilustracion. Una gran parte de la Gre-
¡. como Solon y N urna atribuciones pe- cia en otro tiempo tan fecunda en 8á-
1, culiares del sacerdocio pagano para bios, artistas 'y fil6sofos, ha llegado
I á esterilizarse para la moral y ]as' .
imprimir en 8US c6digos el sello del
mas profundo respeto. Roma pagano, ciencias. ¿Cambiarán acaso su clima
dice un moderno escritor, conservó en 6 su naturaleza? No: el jenio de Jos
.r todos tiempos un sentimiento de ve- Griegos siempre es el mismo; está em-
neracion á 8113 sacerdotes. En ella te- péro . sofocado por la tirania de un go·
nia el poder de, ]os .tri bu nos nn no se bierno tan enemigo de las ciencias co';
'!
f)lIe de temible, de independiente y . mo del sacerdodo y del cristianismo,
i' en cierto modo de sagrado, si se quie- Talvez aquí se nos podrá objetar I~
rt 1" re; y sin embargo el tribuno Tremelio
filé condenado á una multa por ha-
influencia de Jas doctrinas de-Jos an ..
tiguos filósofos en la moral de los pue.
l
; ber faltado al res peto al pon tífice Me- blos como opuesta á la callsa de las
r telo. Mas el sacerdocio cristiano no diferencias que acabamos de notar; pe ..
necesito mendigar autoridades ajenas ro estos pensadores di vid idos por la
1I pnrn demostrar su importancia; en su luclaa violenta entre Jos diver30s sis.
misma institucion se encuentran ]os temas que los Iljitaban casi lo reduje-

t"
'II! ~
titulas con que exije de ]a sociedad las
consideraciones que merece en cam-
bio de los servicios que constantemen-
te le presta. Propagar los sanos prin ..
ron todo á problema, y las naciones
·'habrian sido, dice un escritor, amena-
. " zadas de perder acaso universalmen- .
" te hasta las sencillas nociones del
cipios de ]a moral mas pura, fomen- " bien y del mal si no hubieran conti .. ,
tar los conocimientos útiles y nccesn .. " nuado ateniéndose por la creencia y
rios al hombre y prodigar toda clase ., por la, práctic~ á las máximas qlle
de beneficios á la humanidad, tal es ., habian recibido de la tradicion <le
el fin de su institncion, y es mui gra- "sus antepasados, y si 110 hubiesen
to decir que en todos tiempos no han "mirado con indiferencia las vanas
faltado sacerdotes que correspondan 4 " y peligrosas disputas de los sofistas"~
tan grandiosos y benéficos designios. Es verdad que en SIlS escritos encon~
La enseñanza de la moral pura y tramos algunos principios de sana m o"',
, sublime del evanj~lio ha sido siempre ral; pero tambien es cierto que, ó biell¡
el objeto predilecto de las apostólicas por Jos errores que campeaQ IÍ su Ja-'
toreas de los ministros del santuario do, ó bien por las funestas nplicacio~,
que han heredado el espíritu de los pro- nes que se hacinn de ellos, casi todoS:
»ogadores del cristianismo, y la cul" estao viciados, ó al ~énos desfigura-
tura, la civilizacion, )a mejora de la8' dos: sus esfuerzos por consigl\ient~ no
costumbres, Jos sentimientos humanos eran bastantes 4 foner un dique c~­
y jenerosos elocuentemente <1emuestraQ, paz de contener e, torrente impetuo-'
el resultado feliz de sus gloriosas em., so de) vicio y del error: el jenio del'
presas. Compárese el mundo pagano mal dominaba con despotisll~O 108 ~8-'
con el mund'o cri~tiano cual hoi exis- piritus como los corazones, y ni la:
te, y búsquese con imparcialidad la muerte del virtuoso Sócrates, ni ellen-'
causa de las notables diferencias que guaje de platon, ni el hermoso trata~:
el 6ló$ofo observador encuentra entre do de los oficios de Ciceron podrian
uno y otro, y ciertamente no se ha- disipar la densa nuve de la idolatria',
llará otra que el inflnjo de la relijion con las su persticiones y mostruosoii
cristiana estel1dido, sostenido y propa- des6rdenes que produce, dice 11n sábio.
gadQ por el zelo sacerdotal, En todas 1..05 oradores y los foétas, asegura el'
las naciones donde el sacerdocio hu es .. mismo, celebraban e vicio y el deleite,'.
toblecido el imperio de la relijion cris- y léjos de destruir lo~ errores popuJa:.:
tiana hn introducido la ciencia y la res los acreditaban con sus obrat;. Por
n10ral, ha suavizado las costumbres. Los otra parte ningun imperio tenia So:.'
pueblos marítimos de la Afríca y los' bre las almas para arrancar de ellas los
del Ejipto "ieron Ja luz, miéntras per~1 jérmenes del vicio y hacer brotar la fe-'
maneci6 en ellos el evanjelio, y desde cunda semilla de las virtudes. De todo'
que dej6 de alumbrarlos esta antorcha esto podemos justamente concluir que'
brillante encendida por los sacerdotes, sin embargo de las teorias filos6ficas'
católicos !Sucedi6 la noche mas tene-' J y ~e la~ composiciones".'poéticas de,
_.,J . . . . . ;.... ...... .- .......... _•. " ......... .... __ .
~ ~~ ~ ~ ir ~~40 • ....... _ f..,. .. _ • •_ .... - . - _ . ...... • ....... - .~

• ",
_. 19 ro . '

Jos' sabios del paganismo, los hombres y sus companeros riegan con 8U san-
habrian sido lo que son hoi los pue- gre y cultivan con sus doctrinas el árbol
blos que desconocen la relijion reve- de la fé plantado pOI' Santiago en
lada, es decir viciosos y cOfl'ompidos. las Españas. Agustin, secundando lall
Pero t'imultáneamente con el estable- miras del inmortal Gregorio el grande,
cimiento de la lei de gracia se fundó lleva con IOR consuelos de la relij ion'
el sacerdocio cristiano para promul- verdadera la moral pllra y sublíme dd
garla en todos los confines de la tierra,
y todo mudó de aspecto en el mun-
evanjelio á la Gran Bretaña. Eoon
\Villebrodo animados del mismo espl-
r
do moral. Un porvenir lisonjero se ritu realizan iguale& planes en Dina-
prepara á las nacione~, y ni el cam- marca, Ascariu sigue los mismos pa-
bio m ismo de 811S forma~ y de sus
o sos en Suecia. Los pueblos mas sal-
instituciones altera en lo mas' mínimo vaje~ de la Europa se civilizan y hu-
el código de moral y de política q lIe manizan por medio del sacerdocio; lall
Jes presentan los verdadeJ'os di~cíplllos 'costumbres púl>licas y privadas se re.'
del crucificado. El evanjelio predica- forman; la fel'ocidad se cambia en huma-,
do por el sacerdocio triunfa de todas nidad, el egoiilmo en desillteres y la o

las contradicciones. No importa qlle las barbarie en bospitalidad, El vencedor '
pasiones furiosas se coliguen contra o respeta al vencido, el rico alivia y~
estos enemigos que les disputan su im': se compadece del miserable, el pode-o
perio; ellos sabrán domarla !:Ii n otras roso dejt\ de oprimir al débil, y el gran-
armas que el desinteres, la paciencia de se humilla en medio de Sil eleva-.,
y la caridad. Su~ perseguidores los cion, Por la predicacion evanjélica las
respetarán al fin; Sus berd'Jgos arro- virtudes se practican y los vicio~ hu-;
jarán la cuchilla homicida de las yen avergonzados. El evanjelio triun-'
manos; la sangre que han derra- fa y estiende Sil reinado liasta donde
mado á impulsos de un ciego fana- no alcanzaron ú colocar~e las águilas', ,
tismo se convertirá en una fecllnda del imperio romano, y este triunfo,I'
semilla de fervorosos cristiano~, y la ¡cosa admirablel es debido solo (¡ la
mano de los Césares que firmó tantos caridad y al celo de Sll8 mlDlstros:'
edictos sangrientos para esterminarlos victoria vCl'ilatis est c1taritas. La histo-'
empuñará en la slIcesion de los tiem- ria conflerva los preciosos monumentos'
pos la cruz de Jesucristo, como un ce- que garantizan solemnemente estas ver-:
tro de honor, gloria y fortaleza. ¡Tan dade~, y no sel'Ía dificil invocar lUl,
l.ermoso y esclarecido filé el triunto de testimonio si )a notoriedad DO nos es-
los pd meros sacerdotes del cl'istia- cusase uglornel'ando hechos que á este'
nismo! " respecto se ofrecen á millares ú nuestra'
, Demos ahora una rápida ojeada á las' vista. ',' ,,(Continuará) , " ':, •
conquistas que la te y la mOl'al han í
..
'.10, .), • , • o' ,,'

obtenido en el Universo por medio de : ' '.',
los que con el mismo espíritu y mi- III8torla ecleslostlco con-'
sion sucedieron en S\lS tareas á esos , temporanea. " '.
sacerdotes de los siglos mas florecien-' . dI {l • ,

tes de la Iglesia, y por la magni.' . ., :'" ~ :
, 'ROMA., . .: j • I .., ,w '~
tud que las caraqteriza, talvez no acer-' :':,' • f,- "

temos á valorizarlas. Photino é Ire- Concluy~' la éonfJerlio.a de .A lJOTUO Mar~ R.(J~ I

neo de Leon, Saturnino de Tolosa y. . túboulU en lloma, aijo de 18~2.
Martin de Tours perpetuaD los triun- , , ' ¡
f?s. de la verdad E>o~re el error prin-' " Salí en fin IlGrando de Estrasburgo aji~
clplados por S. Felipe en las Galias: tadG de temorel y de mil ellrañol l'reseuti~
II!' doctrina vivificante del evanjelio dul-, miento.. Al ,llegar .1 primer punto. de del-
canso, oi músicas y 90ceS de alegl'ia, que me
c.. fi~a las c~s~umbres, purifica 109 sen_o aaearonde mis meditaciones. Era una boda.
.tl.m.'~ntos, diSipa las preocupaciones y de aldeanos que lalían contentos y bulliciosos .
elvllIza á esos pueblos en otros tiem-. de la iglesi,a, al son de fll1utll8 y r6ltico. iUI- ..
pos feroces, y hoi modelo de i1ustra- trumentos, rodearon mi carruaje como pllrtl. ,
cion y cultura; lleg6 al fin el dia
o
invitarme á participar de IU alegria. "Pron-,
en que Remijio dijese á Clodoveo: baja t.o me llegará mi turnol •••• me dije y "Ita
idea reanimó todo mi contento. '"
la cabeza, fiero Sicambro, quema lo que Me detuve algunos dias en Marsella, en
Aa. adm'ado, y adora lo q'ce has que-, donde mil parientes y amigos me felltejaron. .,
o filado •. Torcuato, Indalecio, Cleaifonte Cali fllt!me impolible desprenderme de lao bri. , '
-'
;1

I
20
11111te bo~pila1i,lncl. ¡Que difieil es dejar 101 .Eutretanto el bllque no' sali(, el prime"
riveral rle h\ F.'lInda, CUIIIlclo en ella quedan ro tle enero, E~te dia se me ofl'ecia hlljo lo •
• tlln pláciclo~ rC,)cuerdus y una vida llena de al1~picios mas tl·istes. Me hallaba solo en Nápo-
Rfecciones! El mar parecia. unirse í, IlIs ca- les ain tener ningnnll persona que me felici·
denas que mc lig/.ban al suelo de 1/\ patria, tllse, ni á. quien poder estl'echar eutre mis bra-
eJevanJo monta""s 'lile me cerl'asen el cami- ZOS; me ncordllb:L de mi familia, . de los pa-
1! no, pero 'lile fllcmn vencidas por el vapor que.
me condujo á N:lpoles. Pronto pude cOlltt'lll-
rllbienes y regocijos que pOI' este tiempo ro·
cI ea Il' á mi buen tio: tantos recuerdos me bl\.
plnr el magnífico espectí'lculo de la inmen~i­ cian llorar y hL alegria de los nupolitanos RU-
I~I dad que se desplegaba nnte mis Ojoll, pero m"1 mentaha mi tl'istezll. Salí pura distraerme, si-
l'
'tue el cielo, mas que el mar, admiraba al horn; guiendo lDaquiualmente la ola de la multitud.
hre débil CI'iatUl'a que desllfi" los peligros y Llegué á )a plaza del palacio, y me encon-
'J
, tlomina los elernento~. Mi vallidad entímces, tré sin saber como en la puerta de una igle-
I

[, .. se remontaba mas /lito que las 01118 de 111. mar,
formando lluevas montaiiatl mas tenaces y me-
. sia. Entré y se estllba diciendo una misa, Que-
deme parado, me Rpoyé en una columna y
IIOS flexibles que las que venian á rOlllperse mi corazoll pal'ecia ensllncharse nspirando una
'r¡1 Ú nuestro costnrlo. . atmó~fcra desconocida. Oraba á mi modo, Sill
i .' Antes de lIegllr á Nápoles, se detuvo el ocupnl'mo de Jo 'lile pasaba ni re.ledor: ro-
(1 'Vnpor en Civita- Vecbi,:¡. Al entrar al puerto, gaba por mi novill, por mi tio, por mi difnn.
110naua ,con estrépito el cañon de la fortalezll. to padl'e, pOI' mi buella madl'e, por todes en
!. • Cierta maliciosa curiosida,l me bizo pregun-'
tRr el motivo de ese ruido bélico que tUl'baba
fin los 'lile me eran queridos, pidiendo á Dios
algunas illspiraciones capaces de conducirmo
)11. quietud de los pacífii!os dominios del pap '. en mis proyectos de mejoral' la suel'te de los
1\Ie dijeron, que era dia de la Conc~pcion de . judios, pellsamic-nto qlle me persigue sin ce-
María. Lo oí con indeferencia y no quise des-' 8Rr. Mi tl'isteza ee hahi,l disipado como una
embArcar. nube ennl'grecida que disipa el viento, '"! mi
1
,
"
Al dia siguiente llegamos ú Nílpolell, que
tle nos preseutó bajo un snl cspléndiJ" que
ocntellaba 80hre el humo del Vesubio. Jamas
corazon inundado de una tnnfJuilidlld mes-
plicable. guzaba de un consuelo seml'jante al .
que bulliera sentido, si una voz me hubiefe
c.scena alguna de la naturaLeza me habia en- d.icho, tllS votos se cumplieron! •• , ••• Oh! sí,
11' cantado tan ,'ivllmente; entónces contemplé se cumplieron mucho mas de lo que ellpera-
I
con !,Rsion las brillllutes imíljenes que me ha-' ba, pues el último dia del mismo mes, de ..
:/ bian dado del cielo, el arte y la poesia. bia ser 80lemnem~nte bautizadº en una i~le"
Pllsé lIn mes en Nilpoles pal'a verlo to-: sia de Roma, . . . '.
do y eacl-ibir do todo, especialmente coutra la Pero, como he IJo f1 Romal '.. :' :"'. ::'1
j' I'elijion y los c1él'igos que me parecian en tan
i He aquí lo que ignoro, lo que yo mismo
hermoso pais, cQnlpletamente fuera de Sil lU4.
J.,>"/\r. Oh! cuanta blasfel1lilL en l1li dillrio! ••• ,· no puedo e!lplicnrme. CI'eo que babl'é errado
No hahlaria de él, ai no cl'lisiera patenti1:llr to- ' el camino, y en vez de dirijirme fL la ofici-
da la lobrt>guez de mi alma. .... na donde se toma pasaje para Palerlllo, í, don-
Ninglln deseo tenia de ver á Roma, ape- de yo iba, me fuí eClui

ocado al despacho de
sar que dOIl amigos de mi familia (¡ quienes IAa dil.ienci~!\ de Ro 111 a , Entré y tomé mi asien·
"'eia ú menudo me instauan pal'a ello; e~to. too IIize avisar al señor Vigne. amigo que
eran el seQor Coulmaun protestante, anliguo debia acompañarme á Malta, qne no ImJien-
dip"tado por ElItl'ashul'go, y el aeñor Btlron do d~jar de ver á Roma, iba allá, pero 'lile
Rothschild, cuya familia en Nápoles, me pro- positivnmente el 20 de enero, estada de vuel.
digó todo jénel'o de comedimientos y distrac. ta en Nápole!l, para que emprendiasemos nues-
tro ,'iRje. Mal hice en contraer tal compro..
cionea. IlIlPol!ible me fué ceder ó sus deseQ:f,
Mi novia queria que me ,lirijies8 directamen- miso; ¡,orquc Dios di¡¡por¡e de nosotros y ese
te á Multa, y me envi{. una órden de mi dia que señalaba estaba destinAdo para mnr·
médico,. recoOlendán~lome pllsar allí el invier- .. cnr un gl'ande acontecimiento de mi vida, De-
no, con la pQsitiva pl'ohihicion de ir á Ruma, jé á Nílpolcs el 5, y lIt'gué á Roma el 6, di"
para evilar h~ fiebre maligna, <Jue 010 decia. de Reyes. Era mi compañero de viaje n.n in';
reinaba allí por fOntúncell. .. . glell, llamado Mar~chal, cuya conversacion ori ..
Hartos el'an 103 motivos qlte me des,'ln- jinal, Ole entretuvo mucho por el camino.· '1
ban de ROllla, si alguna vez e~te viaje hu- , Roma no roe impre~ionó el primera vista
hieae entrlldo en mi itinernl.io. Pensaba ir .. 1Ií como espel'Abll., Tlln pocos eran los di"s que
II mi ,'uelta, y tomé pUIAje á hOl'do del Mon- tenia para elite ,'iaje impro
isado, que me apre-
gibeJlo, para pa8ar á Sicilia. Un Rmigo me surnba con la avidez de un villjero entusias·
tA, á recorrer 1"" ruinns nntigulIs y modernAS
,,.'
acompañó al buque y me Pl'ometió veuir Íl
despedirse al tiempo de zarpar. Vino: pero no de qtle e~tá alfombrada nquelln cindad. En
me encontró. Si Alguna vez el señor de Rechc- mi . cabeza v en mi diario las hllcinRba con- .
oourt, conoce el muti
o de mi falta podrá espli- ftlndidas. don nna admirncion monotona vi·
ourse mi política que espero querrá perdonar. sitllba las glllerias, los circos, templos, Y cn.-
El señor Coulmaun me hizo tomar re- tacumbus que hacen las innumerables. magni-,
lacion con ,una persona ftmable y distinguida ficencias de Roma, El ingles con qUien hll-
. que debia sel·. mi compaiíero de. villje Í\ Mal- bin venido de Nápoles y nn c~iado, me a~olll­
bJ~ Elite hallnzgo me pllreci6 una fortuna, y pañaban con frecuencia en ~IS paseos: Ig~o.
8sclamé,: He aquí el amigo que el cielo nle ro la relijion ú que perteneCiesen, pues 0111.
11& en'·lado!v ... ·'~...... 1(l~.#~ ~.'~4~ .. \ ....... w.¡.:.... .., ••:.... ..;. ¡.uno de ellos se mauifestó cristiano en . la.


21
fglesiap, y si no me engaño me conduje eon tetu.idRd de mi emocion, uac dijo mirándome.
mas respeto que elloll. . COA fl'ialdad, m", de una "ez be notado la
El 8 de enero, oigo por la calle una voz misma impresioQ en 101 estranjerol que vi.i·
que me )lAma, era un Amigo de mi niiiez, tan la ArRcoeli.· . , ¡

GUlItavo de Bussieres. 1 ui IIgradable me fué Al bajar del Capitolio mi conductor mo
este encuentro, pues mi soledad se me }¡'lcia. hizo atravesar el Guelho (bal'rio de los judios).
V" insoportable. Fuimos á comer la CIlS" e1el Mis sentimientos allí fueron de piedad é in-
padre de mi Rmigo, gozandoen tan a:;:rRdable dígnacion. QIlt:! epclamé, contemplando aquel
compnuía, algo de e~e placer que se sit'nte so· cuadro ue miseri .. , es esta la caridad roma-
bre el suelo extranjero, ni encontrar los vi· na tan decantada? El horror me eltremecill
~os recuerdos de 1" Plltria. no pudiendo comprender, que por haber muer-
Cnanrlo yo entraba al sRloo, salia de alll' to un .010 hombre hnce diez y ocho siglu.,
el señor Teodoro BllStlierell, hijo mayor de eSIl mereciese todo un pueblo, ser tratRdo con tRO-
honorable familin. Aunque no conoci" perso- ta bal'barie y con odio tan implllc"ble ......
Jll\lmellte nI baron Teodoro. sabia que era "lUi- Ay! entónc~s yo ne> conocia Í1 ese hombre! 19no ..
go de mi hermano, su tocflyo, y que habia. rab:l el grito 8anguinRrio que ese pueblo ha-
abanrlonado el protefltantismo para bacerEe ca- bia lanzado, grito hOl'rible que ni quiero ni pue-
túlico, lo que era suf1ci~nte para inspirarme do repetir. !as bien quiero acordRrme de aquel
una profuotl/\ antipatia. Pensaba que él debia otro exalado sobre la cruz: Pm'dónalos Elt'ñOl·! ••
corresponderme con el mismo sentimiento. Sin Comuniqué ú mi fllmili" lo que babi ... vis·"
.t>mbllrgo como el señor Teodoro de Bnssieres, to, lo que habi/\ IlIentido: Recuel'do baher es·'
fe hubiese hecho conocer, por la publicacion crito (lue pl'eferia, contarme entre loe oprimi-
.de sus ,'.iajes en Oriente y en Sicilill, me con· do!, antee que 8eguir la bandera de los oprelo-
'-enia án.tes de emprendt'r el mio tomar de él res. Vol ví otra vez al Capitolio, donde noté
.algnnos conocimientos. Para esto le manifes- ~recido movimiento, para una ceremonia que
.té mi intencion de ,-isitarlo. 1 e respondió debiacelebl-ar~e al dia lIiguientc en la igle-
~omplacido, participándome que aCRba de re- tlía del Arncoeli. Pl'egunté el motivo: me dije-
cibir cartas de mi hermano el abate Rutis- ron que era el bautismo de dos judiotl, los
bonne, y ql1e podria indicarme su nueva re- se~ores Antonini de Ancona. Dificil ee pintar
sidencia.: Me alegraré de saberlo, dije, aUll- lA indignncíon que me abrasú al oir esa8 pa-
.que no me es uecesnrio. labra,,: y cURndo mi guilL me preguntó si que ..
Qlledllmo. en esto, y me separé rerro- ria asistir: Yo! le dije, yo! concurrir e, seme~
brmdome el ~ompromiso en que me ba,bill co- jan te iniqnidHd! No! no! no podria contener-
locado, de hacer una estéril vi!lit.1, perdiendo me, me arrojaria sobre 108 bautizantes y ball"
,.In tiempo que me era tan precioBo. tizados. . ,. .
Sl'guí recorriendo á Roma casi todo el . Sin temor de parecer t'x"jerado, conre'-
.dia, excepto uos horas de la mauana que pa- lart: que jalDas tuve tanto encono RI crilltia'"
8aba con Gustavo, y la noche que de.tinaba nit!mo como despue8 de mi visita al Guelho •
.111 de!ICanso concurriendo al teatro., ó á algll- Mis ironias eran de _hiel, mi, bla.femilll in-
nl\ reunion. Mis relaciones con Gustavo eran terminHbles. ."
mui animndas pues entre dos compaíieros de Entl'etanto debiA. hRcer ya mi., "isitaa
colf'jio los recuerdos mas insignificantes ocaeio- de dt'Spedida, y la del bnron de Bnuieres la
.rlllR inngotahles asuntos de risa y conversa· recordaba sin ce8ar como una penosa obliga-
tion. Pero él era acérrimo proteiltante como cion que voluntariamente me había impuel.
todos 101 míllticos de Alfacia. Ponder(tbame, to, . Por fortuna no le habia preguntado ..1
para c.onyertirme, la superioridad de la secta ca8R, circunstllneia que me parecia terminRn-
.obre las dema8 rama8 del cristianismo, lo que te. E8taba. contento de tener alguna disculpa
me diverti" en estrf'mo, pnes habia creido que para cumplir mi promesa •.. ·· .
8010 1ft8 católico!' estuvieron IlOseidos de 1" ma- Era el dia 15: iba R tomar mi asiento
nia del lJroselitismo. Casi siempre le contes- en la delijencia para Nápoles: pero mi "ia.;
taba chanc.eándome, pero prometile al fin que .le . se demora bRsta el 17 h las tre8 de la
Ili alguna vez se me ocurl'ia convertirme, me maUanR. Qlledllbanm(~ dOB diap; 1011 ocupé en
haria protestante. . . , nueVll9 eorl'ería!l. Pero al Slllir de una libre-
Se lo ofrecí a!lE'gllrflndome él, que asisti- ría, doolle habia visto alguDll' obra, lobre
ril\ á la celebracion de mi hoda en el mes de Conl'tantinopla encuentl'o t!n el Cor,o, un cria-
".' ~ !lgosto, Otrol! amigos los tleuores Edmundo do del ,s~.uor ~us8ie]'e.~ padre, que me saluela
HumHun, y Alfredo Lotzbeck .e rennit'ron " y. le dlrlJe hácla mi. Preguntole poi" la callo.
él, para decidirme íl pa!!ar el carnahRI en Ro- del ~ñor Teodoro BU8&ieres, y me respondes
mR. Me fué imposible: temia desagradar íl mi 1)lazl\ Nicosia núm. 38. . ' .
.. novia, y el st'ñor Vigne me esperaba en Ná- N o pude ménol que h:tcer aquella visi-
poletl, pRra salir de allí precisamente el 20 de ta apesar de toda repnJrllancia. Me decido al
enero. Emplee mis últimos in!ltnntes en Roma, fio,. etlcribiendo, pide 6rdenes en mi ta¡;jeta, '.
para Ácabar de conocer est/\ ciudad. Fllí al Bu~qué la plaza Nícosia, y despues de
capitolio y vi.ité la iglesia de Aracoeli. EIRB- mil vuelta8 doi con el núm. 38, Era precisamen-
pecti> imponente de ese templo, la solemni .. te al I_do del despacho de la dilijencill, donde
'dad de los cilDticos que reinaban en EUI bó- habia estado por la maüanA á tomar mi IIsiento\
"edas ·espaciosas, y los recuerdos históric08 que Me di~gutó mi entrada en calla: del se~
de!.lperlaba en mí el polvo que hollaba bRjO ñor de Bus8il're~, pues .t crilldo en vez de
mi8 pies, me conmovieron pl'ofundHmente, El recibir 11\ tarjetR que tenie. en mi. mallO, me
';' ~riado que me acompnñaba conociendo la in- anunció introduciéndome e~ ,1 :salon ¡ Disfra-
~2
;,
zé- mi resistencia como pude con un" IOnri·' qu~ negáncloml!, t!onfirrtlRba yo mismo IR rea~
sa y fuí á 8entarme cerea de la 8pñora ha-- lidtl.d de esa obstiol1cioR voluntaria de que le_
ronesa d. BU8l1ieree, que estaba ro,fealla de acusa" los jndios.
1: IIU8 dos hijas graciosas y delicada8 como lo. . No qneriendo dar á epo mucha importan-

1 {¡njele8 de Rafael. La convarsacion vaga y IIU-
J,erncial al principio, le anim6 con todo el fue-'
go c!on que yo contaba mi. imprelionel d.
Roma. '
Considerando .1 barem de Busllierel como
un verdadero fanático, me complacia aprove-
ci .. , le. dije. Bien! convengo en recilar el!l&
lúpliclI; estoi cierto clue si no me hllce mu-
cho bien, tampoco me hurá mal!... El ~r~
Bussieres conio Íl buscarla, invitímdome Íl que
)" copiRse. Consentí Íl cOlldicioll de de,"olvpr·
)e In. COpiA, reservándome el orijinal. Mi oh"
chando la ocasion de ¡ncule"r pobre el mise- jl'to era enriquecer mis notll8 con estlL nueva.
"
J'able estado de 108 judios romanos. E!lto me I,ieza justificRlivl\
desahoga ba; pero niis quejas Ilevllron" la"c~n-' Amuos estahamna completamente 8nti~re­
, '

ereacion sobre el terreno de los prwclplol chos: nuestra convel'sAcion me habia pareciclo.
'.
"

I J!
, I J'elijiosos. El señor Bussiere8 me hubló de las estravagRnte, pero sumamente divertidll. Nos
:i grandezas del cRtolici~mo: respondile con 101 despedimos ycnJome Íl olvidar en ~I teRtro de
jronias é imputacionell que habia leido ó es- 1" medalla y el mem07"are. Al volver á casa.
I cuchado con frecuencia, conteniendo mllmpia recibí un billete del Sr. BlIs~iercs que hahil\
;1: Jocuacidad por respeto á 1" señora de Bussie· estado á pagarme la visito, en que me in,"itab¡L
1,
J'es, y por la creencia de las nilllls cllle ju- á que le viese nuevamente antes de mi par-
.. gaban á nuestro lado:-"En nn me dijo el'
señor de Dussiere8, puesto que IIbOl'rece;,is la .u-·
tida. Tenia que devolverle su "Memorare", 1
debit>ndo partir al dia siguiente, hice mis pre-
¡I perslicion, que profesail doctrinas tun libt!ra· pRratÍ

Otl, y p(¡lIeme del'pues á copiar la ora-
," )e8 y que 80i. un hombre tan ilustrado, len- clon concebida precisamente en estos términos.
drias valor para 80meteros á lIna prueba mui "Acordllos oh purísima María, que ningu-
iI
'.! iaocente? no d" los que han recurl'ido á vuestra protec:'
~' .....Cual es! le dije. .
-Que lleveia un objeto que voi ú daros,es
cion, implorado vucstro apoyo y pedido. vues-
tro amparo, ha sido abandol/arlo" Lleno de esll\
" nna medalla de la Vírjen Santísima que ha· confianza, llego oh virjen de las ,"irjenes, á
beis de tener siempre con vos. Os pal'ecerá Brl'oj1lrlne en vuestros brazotl, y jimiendo bajo.
,,.~ ridículo, no ea verdlldt Pues 10 le doi 6uma el peso de mis pecadOR me humillo á vupstras.
jmportancia." plantas •••• Oh mndl'e del "erbo, recibid mi,.
~¡ Confieso que me admiró la eatraña po e- rupgos, y escuhadlos favorablemente para eum- _
J'ilidad de esta proPQe~ta. No espel'llba selne· plirlos."
¡t jante cosa. Mi primera ocurrencia fué echar-
'me á reir á carcajada8; pero '18 me 'ocul"rió
Habi" copiado CAsi mnquinalmente estas r.a-
labras de San Bernardo" Estaha cansado, 1" lO-
!r~
.,
que esta eseenft, me brindaba unmllterial
precioso para un bello capítulo de mis im·
ra era avanzada y necel'itabd. descanllar. Al si-
guiente dia 16 de enero, hice firmllr mi puaporle
presione8 de ,'iRje, y consenli ell recibir l. ., concl\l~ la8 (lltimRs disposiciones pllra mi "ia-
l'
,:1 1 medalla como un testimonio de cooviccioll que Je. Miéntra8 me ocupaba de e$tas dilijencia!l ..
podria ofrecer ámi novia. Decir y hacer fué repetia sin cesar las palubrll!' de) "MemorRre'"
todo uno. Me colocan la medalla al coello, grabadas viva y pl'ofnndamenle en rui esrí~
DO 8in trabajo, porque era corto el cordon de ritu. No podia IIlttial'lus de mí, á cada instnn-
quepeodia. En fin á fllerz. de estil'arlo; col- te se me presentaban, como su('ecle concier-
gué al pecho la ¡majen y eadamé con una tas canciones, que persiguen é incomodan y
risotada: "Ha! ha! heme aqui cat6lico, Op08- que se repiten "in quererlo por lIJas eml)eñ~
1ólico romenol" ....... El demonio profiHizuba que ~e hl1ga para ohidnrlall. . !

por mi boca •••••• Como el .eñor de Bussie- Cerca de IIIS 11 fuí ú casa del Sr. de
Ns,hubiese triunfado, quiso recojer todas las Bu Bsier!!., El de,"olverle su incomprensible ora~
ventajas de 80 victoria. " ' cion. Le hablé lie mi villje á Oriente, l,ara lo.
"Ahora me dijo es necesario completar que me dió excelente8 indicllciones.

1 l. prueba. Se trata de que reciteis por la m."
ñataa y por la tarde el Memorare, oracion breo
Pero e8 estl"llño, psdamó de pronto. qUé
dPjeis á Roma, en momentos en que todo pi
t 'Ve 1 eñcacísima que San Bernardo dirijió á 'la
VírJen Muría.
mundo vitmo á contemplar las mngnificenci~a
de San Pedro. Tulvez. no volvereis jamas, '1
. -Que es eso del Memorare? dijele, df'je- sentil"eis halJer perdido una oCl1sio que tantoll
m08 eIJIl8 majaderial'!" Ya empezaba en aquel otr08 buscan con ardiente curiosidad~
momento k sentir toda mi indignacion. El Respondile que habia tOlnado y pagado.
nombre de SRn Bernardo, me recorduba la mi mi asiento, que mi familia tenia ya conocí·
hermano. que habia. c:acrito la vida de ese Sall- miento de mi viaje, que tenia cartas que me
10, obra que nunca quiee leer, circunstancill' esperahan en PAlermo, y que era demasiado.
que avivaban mis resentimientos contra el pro· 'arde Plll'a cambiar de resolucion, lo que ma
;". aelitismo y el jesuistismoy contl'a todos lo. obligaba decididanlente á partir.'
hipócritu y apóstata•• ' l.a )legada de nna persona que traia al
Supliqué 111 señor de BUilsierea clue no Sr. de Bussiere8 una cl1rtn. de mi berman()~
prosiguiese, y riéndome de él. sentia amarga- el abate nos interrumpió. 1e la hizo leer, pero
, mente 00 recordar alguna oracion hebl"ea .in interes alguno la ,'í, pues solo trataba de
que ofrecerle por mi parte. Sin emhargo él la edicion de unl\ obra del Sr. Dussieres, 80~ _ -
\ insistió, Il!e dijo que si rehusaba recitar tia bre materias relijios8s que hacia imprimir en
J, "",la .,...... -la prueba DO tendria lugar", Pari•• Mi hermano ignoraba que yo estuviese


23
en Roma. Este episodio. inesperado, acortaba la TOZ, y grité parodiando la primera Hcln-
mi VISita, pues .evitaba hasta el recuerdo de, mncion: "Sillud verdaderal maravillas de D;o~!'
mi hermano. delunte de