Está en la página 1de 137

RESUMEN

El objeto de estudio de la presente investigación es el “Consumo de servicios de Internet en locales públicos de la zona de ciudad Satélite por parte de jóvenes y adolescentes”. El análisis de este objeto de estudio esta en función de dos dimensiones: Por un lado, a través de un proceso de investigación documental se ha llegado a establecer el contexto social e histórico en el cual surgen y se expanden las denominadas nuevas tecnologías de la información y la comunicación, en particular la red Internet y, por otro lado, a través del desarrollo de un trabajo de campo se ha podido determinar el sistema de relaciones que se establecen entre los factores precipitantes en el uso del Internet y los conocimientos, actitudes y prácticas que genera este tipo de “consumo tecnológico”.

El enfoque teórico que ha utilizado la investigación esta vinculado a la denominada teoría de las “mediaciones” que postula que el receptor no es un sujeto pasivo sino que la recepción o la apropiación de los mensajes atraviesa por una serie de mediaciones de tipo cognoscitivo, contextual, situacional institucional, familiar y cultural. La investigación aplica los denominados métodos de investigación teórica y los métodos de investigación empírica y en la recolección de datos se recurre a la denominada “triangulación”, es, decir, a la convergencia lógica y coherente de técnicas cuantitativas y cualitativas. Esto con el afán de medir e interpretar las variables consignadas en el objeto de estudio y los problemas de investigación. Se tiene como espacio de investigación, la zona de Ciudad Satélite de la ciudad de El Alto, como unidad de observación a los “sitios Internet” y como unidades de análisis a jóvenes y adolescentes que residen en esta zona y que habitualmente concurren a los sitios Internet.

Los principales hallazgos de la investigación señalan que las características del consumo de servicios de Internet por parte de los jóvenes y adolescentes de la zona de Ciudad Satélite adquieren rasgos muy particulares debido sobre todo a la diferenciación social, económica y cultural que prevalece en esta zona. Asimismo, se ha constatado que los factores precipitantes que explican el uso del Internet no tienen una explicación “monocausal” sino que obedecen a causas múltiples e interrelacionadas debido a que se hallan signados por las llamadas “atenciones múltiples y las denominadas “migraciones tecnológicas” y que los niveles de conocimiento sobre los distintos servicios que ofrece la red son bastante diferentes a pesar de ello prevalece en jóvenes y adolescentes usuarios un conocimiento empírico que impide un uso eficiente y eficaz del Internet. Asimismo, se ha comprobado que los jóvenes y adolescentes usuarios, a diferencia de la “visión adulta” signada por una actitud pesimista, consideran que la red Internet no es en sí “ni buena ni mala”, sino que la actitud que se adopta esta en función del uso y las necesidades y expectativas que se logra satisfacer a través de sus diferentes servicios. Por último, los hallazgos encontrados demuestran que estos grupos poblacionales no tienden a desarrollar prácticas negativas vinculadas al uso del Internet. Sobre todo no existen tendencias a la adicción, a la reproducción de prácticas violentas y a la visita de páginas pornográficas. Sin embargo, se considera que no es valido generalizar estos resultados a otras poblaciones en vista de que éstas se desenvuelven en contextos diferentes.

UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRÉS FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES

CARRERA DE COMUNICACIÓN SOCIAL

UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRÉS FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES CARRERA DE COMUNICACIÓN SOCIAL TESIS DE GRADO

TESIS DE GRADO

“CONSUMO DE SERVICIOS DE INTERNET EN LOCALES PÚBLICOS DE LA ZONA DE CIUDAD SATÉLITE POR PARTE DE JÓVENES Y ADOLESCENTES”

TESIS DE GRADO PARA OPTAR EL TITULO DE LICENCIADO EN CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN SOCIAL

A la memoria de mi querido abuelo Max Moreno Arana, que supo del sacrificio y el dolor y que ya no está con nosotros en penas y alegrías que la vida nos depara

INDICE

A MANERA DE INTRODUCCIÓN

PRIMER PARTE MARCO METODOLÓGICO, TEORICO Y REFERENCIAL

  • 1. DISEÑO DE INVESTIGACIÓN

  • 1.1. Aspectos metodológicos

 

21

  • 1.2. Campo temático

11

  • 1.3. Estado de la cuestión

12

  • 1.4. Objeto de estudio

46

  • 1.5. Problema de investigación

56

  • 1.6. Objetivos

 

10

1.6.1.

Objetivo general

10

1.6.2.

Objetivos específicos

10

  • 1.7. Justificación

 

10

1.7.1.

Justificación teórica

10

1.7.2.

Justificación metodológica

11

1.7.3.

Justificación práctica

11

  • 1.8. Estrategia metodológica

 

11

1.8.1.

Tipo de estudio

11

1.8.2.

Población y muestra

12

1.8.3.

Métodos, técnicas y fuentes

14

1.8.4.

Plan de Análisis

15

  • 2. PREMISAS TEÓRICAS Y CONCEPTUALES

  • 2.1. Paradigmas comunicacionales

16

  • 2.2. Enfoque teórico

 

17

  • 2.3. Definición conceptual y operativa

18

2.3.1.

Definición conceptual

18

2.3.1.1.

Factores precipitantes

19

2.3.1.2.

Conocimientos, actitudes y prácticas

19

2.3.1.3.

Adolescencia y juventud

20

2.3.2.

Definición operativa

21

  • 3. BASE REFERENCIAL

 
  • 3.1. Comunicación e información

22

  • 3.2. Sociedad, comunicación e información

22

  • 3.3. Comunicación de masas

 

24

  • 3.4. Nuevas tecnologías de la información y comunicación

24

  • 3.5. Sociedad de la información

27

  • 3.6. Brecha digital

 

28

  • 3.7. Red Internet

29

3.7.1.

Historia del Internet

31

3.7.2.

Uso e impacto del Internet

32

3.7.3.

Efectos positivos y negativos

33

  • 3.8. Internet en Bolivia

 

34

SEGUNDA PARTE ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS

  • 4. CONTEXTO DE LA INVESTIGACIÓN

  • 4.1. Ciudad de

El Alto

38

  • 4.2. Tres zonas principales

 

39

  • 4.3. Zona de Ciudad Satélite

40

  • 4.4. Ser

“joven”

en

El Alto

41

  • 4.5. Ser “joven” en la zona de Ciudad Satélite

43

  • 5. JÓVENES, ADOLESCENTES E INTERNET

  • 5.1. Sitios Internet en la zona de Ciudad Satélite

45

  • 5.2. Perfil del usuario

 

51

  • 5.3. Factores precipitantes en el uso del Internet

54

  • 5.4. Causas, motivaciones y necesidades

59

  • 5.5. Necesidades de comunicación

59

  • 5.5.1. Correo electrónico

60

  • 5.5.2. Chat

61

  • 5.5.3. Redes sociales

 

62

  • 5.6. Necesidades de información

63

  • 5.7. Necesidades de entretenimiento

66

  • 5.8. Necesidades de ocio y recreación

66

  • 5.9. Necesidades sociales

 

67

  • 6. CONOCIMIENTOS E INTERNET

  • 6.1. Conocimientos

 

69

  • 6.2. Sociedad o era del conocimiento

70

  • 6.3. Saberes tecnológicos

 

71

  • 6.4. Conocimientos sobre la red

74

  • 6.5. Conocimientos sobre búsqueda de información

78

  • 6.6. Conocimientos sobre otras utilidades de la red

82

  • 7. ACTITUDES E INTERNET

 
  • 7.1. Actitudes

84

  • 7.2. Visiones sobre la red

 

85

  • 7.3. Interacción social e Internet

87

  • 7.4. Educación e Internet

 

88

  • 7.5. Juegos e Internet

92

  • 7.6. Pornografía e Internet

94

  • 7.7. Adicción e Internet

95

  • 7.8. Control y vigilancia

98

  • 7.9. Visiones confrontadas

100

  • 8. PRÁCTICAS E INTERNET

 
  • 8.1. Prácticas

104

  • 8.2. Juventud, adolescencia y prácticas sociales

104

  • 8.3. Internet y prácticas sociales

105

  • 8.4. Cotidianidad del uso de Internet

106

8.6.

Elaboración de trabajos educativos

112

 
  • 8.7. Entretenimiento, ocio y recreación

113

  • 8.8. Lenguaje Cibernético

117

  • 8.9. Consumo cultural

119

8.10.

Prácticas negativas

120

9.

CONCLUSIONES

 

9.1.

A modo de conclusiones

123

BIBLIOGRAFÍA

ANEXOS

A MANERA DE INTRODUCCION

La conformación de una nueva sociedad postindustrial caracterizada por profundas transformaciones como ser el establecimiento de nuevas relaciones entre economía, sociedad y Estado, la globalización del planeta, la irrupción de nuevos medios de comunicación, la conformación de una sociedad de masas y la emergencia de nuevas tecnologías de información y comunicación, ha establecido nuevos, diversos y complejos escenarios a partir de los cuales se viene transformando la cotidianidad de las personas, las relaciones sociales, los grupos sociales, las instituciones y los países. En este contexto de profundos cambios, la denominada revolución tecnológica ha posibilitado la emergencia de las llamadas nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs), las mismas que vienen modificando las formas de transmisión de información y comunicación a través del flujo veloz e instantáneo de imágenes, voces, estímulos y mensajes que influyen directamente en los modos de percibir y representar la realidad (Castells, 2005 y Urrivarri, s/f).

Uno de los más importantes componentes de estas nuevas TICs, es la red Internet, que ha sido defendida como la “red de redes” o la “superautopista de la información” y que en la sociedad postindustrial se constituye en una plataforma muy importante tanto para los países desarrollados como para los países menos desarrollados. Si bien la red Internet es una herramienta se suma importancia en la emergencia de nuevas formas de comunicación e información, no resulta ser la única, pero si resulta muy evidente de que se constituye en uno de los mayores exponentes de las TICs. Según Marcelo Guardia (2008: 54) “con todos sus recursos y submedios incorpora a su poderoso arsenal interactivo a todos los medios inventados en el pasado, comenzando por la pizarra, pasando por el correo, el teléfono, el cine, la radio, la televisión, el video, el libro, las revistas, los periódicos, el ordenador e incorporando nuevas formas y medios de comunicación e información”.

En la actualidad, esta red Internet simboliza a nivel global un modo de comunicación, de información, de vida y de cultura que va más allá de los avances tecnológicos y del lugar que ocupa tanto en espacios públicos como en ámbitos privados. En el caso boliviano, aunque la interacción informática todavía no se halla bien desarrollada, la implementación de la red Internet sobre todo a partir de locales públicos esta provocando importantes cambios en algunas dimensiones de la sociedad boliviana, pues ha eliminado las barreras del tiempo y la distancia y ha permitido a la gente compartir información y establecer nuevos sistemas de comunicación.

Sin embargo, se considera que esta etapa de revolución de las comunicaciones no debe ser vista solamente con optimismo, sino que desde el ámbito de la teoría comunicacional debe ser abordada con sentido crítico y reflexivo. Bajo esta perspectiva, señalar que en el acceso y el consumo social de la red Internet existen varias problemáticas o puntos en controversia, vinculados al contenido de los mensajes, las modalidades de acceso y consumo, los usuarios principales, las formas de interacción social, las necesidades que satisface, los consumos culturales, la conformación de identidades culturales y los conocimientos, los hábitos y las prácticas que esta provoca en los habituales usuarios.

Con el propósito de abordar desde la perspectiva de la comunicación social, teórica y empíricamente algunas de las anteriores problemáticas comunicacionales señaladas, la presente investigación pretende levantar información actualizada y en particular intenta proporcionar una visión reflexiva de las características que asume el consumo de servicios de Internet en jóvenes y adolescentes, tomando como ámbito geográfico de estudio la zona de Ciudad Satélite de la ciudad de El Alto y como unidades de análisis a jóvenes y adolescentes de esta zona. Bajo este propósito, manifestar que el proceso investigativo se halla estructurado en dos grandes partes que contemplan nuevos puntos de desarrollo:

La primera parte, es resultado de un proceso de investigación documental sobre todo con fuentes secundarias y contempla el desarrollo del marco metodológico, teórico, conceptual y referencial de la investigación. Esta primera parte se halla conformada por los primeros tres puntos.

En el punto uno, se presenta los principales aspectos metodológicos de la investigación en términos de construcción del objeto de estudio, la formulación de los problemas de investigación, la determinación de los objetivos, la enunciación de la justificación, la identificación del enfoque teórico y la explicación de la estrategia metodológica que se desarrolla para resolver las interrogantes formuladas.

El punto dos, se encuentra destinado a desarrollar las premisas teóricas y conceptuales presentes en el contexto investigativo. Se efectúa una descripción de los principales paradigmas sociales que se aplican en el campo de la comunicación. Asimismo, se señala el enfoque teórico que asume la investigación y se realiza la operacionalizacion conceptual y operativa de los denominados conceptos eje o centrales.

El punto tres, esta destinado a desarrollar la denominada base referencial en la cual se adscribe un análisis histórico del desarrollo de los medios de comunicación e información, la conformación de una sociedad de la información y la emergencia de las denominas nuevas tecnológicas de la comunicación, en particular de la red Internet.

La segunda parte, de la investigación es resultado del desarrollo del denominado trabajo de campo y la interpretación de los datos primarios obtenidos a través de la aplicación de las técnicas cuantitativas y cualitativas. En esta segunda parte se incluyen los restantes seis puntos.

En el punto cuatro, se busca proporcionar una caracterización general del contexto geográfico de la investigación. Se efectúa una descripción de los principales rasgos de la ciudad de El Alto, la diferenciación social, económica y cultural que prevalece en sus tres principales zona y su influencia en la población joven.

El punto cinco, establece una representación de las unidades de observación, de las unidades de análisis y de los factores precipitantes en el uso del Internet, es decir, se describe las características de los locales públicos que ofrecen servicios de Internet, elabora un perfil del usuario y hace una explicación de las causas, motivaciones y necesidades que explican el consumo de la red en jovenes y adolescentes.

En el punto seis, se trata de identificar los distintos tipos de conocimientos que producen y reproducen los jóvenes usuarios en relación a los saberes tecnológicos y la red Internet. Se habla de los diferentes niveles de conocimientos que tienen los jovenes usuarios respecto al Internet y sus distintas utilidades.

El punto siete, busca identificar los sentimientos, experiencias y vivencias que conducen a los usuarios a asumir determinadas posiciones personales y que llegan a influir en su forma de actuar, es decir, analiza las actitudes que se producen y reproducen tanto en los adultos como en los jóvenes y adolescentes usuarios.

En el punto ocho, se pretende identificar las prácticas que asumen los habituales usuarios de la red Internet, vale decir, se intenta determinar las acciones concretas que realizan los usuarios en torno al consumo de los servicios de Internet.

Finalmente en el punto nueve, sin pretender generalizaciones absolutas y definitivas, se pretende exponer los principales hallazgos a los cuales se han arribado con el desarrollo de la presente investigación. En la parte última del documento se adjunta el material bibliográfico utilizado y se incluyen algunos anexos que tienen el objetivo de aclarar o ilustrar algunos puntos abordados.

Este trabajo es resultado de cinco años de formación académica en la Carrera de Comunicación Social, por ello agradecer a todos los docentes de la carrera, en particular a los que fueron mis docentes, sus enseñanzas fueron muy valiosas y muchas de ellas se plasman en el presente estudio. En esta línea, también agradecer al Lic. Danilo Paz Ballivián, Ex Director del Instituto de Investigaciones “Mauricio Lefebvre”, al Lic. Lic. Carlos Aguilar, Ex Director de la Carrera de Comunicación Social, por haber contribuido “directa e indirectamente” a la culminación de la presente investigación, a los Lics. Víctor Oporto y Miguel Cañaviri, por ser parte de mí tribunal y haber posibilitado mejorar substancialmente el trabajo investigativo a partir de sus sugerencias y recomendaciones, al Lic. Franz Moreno Valdivia por haber aceptado ser el guía académico del proceso investigativo. Asimismo, agradecer a mis queridas abuelas Gloria Vera y Elena Valdivia, mis padres, Maria Colomo Vera y Edgar Moreno Valdivia y mis hermanos Mayra y Kevin, por ser parte de mi vida y siempre recibir de ellos el apoyo espiritual que requiere toda persona.

Christian Israel Moreno Colomo.

PRIMER PARTE

MARCO METODOLÓGICO, TEORICO Y REFERENCIAL

1.

DISEÑO DE INVESTIGACIÓN

  • 1.1. Aspectos metodológicos

El propósito del presente diseño de investigación radica en el hecho de responder sistemáticamente las interrogantes centrales que presenta toda investigación social en términos de: ¿Qué se va investigar? (Tema, objeto de estudio y problemas de investigación); ¿Para qué se va investigar? (Objetivos); ¿Por qué se va investigar? (Justificación); ¿A quiénes se va investigar? (Delimitación poblacional); ¿Dónde se va investigar? (Delimitación espacial); ¿Qué periodo se va investigar? (Delimitación temporal); y ¿Cómo se va investigar? (Estrategia metodológica). A continuación en los siguientes acápites se trata de responder estas interrogantes.

  • 1.2. Campo temático

A decir de varios especialistas en comunicación o comunicólogos, la comunicación social se constituye en un espacio de análisis y de reflexión bastante diverso y complejo. En efecto, abarca distintos ámbitos teóricos, empíricos y, a la vez, engloba una serie de actividades que pueden ser abordadas no solamente desde la perspectiva comunicacional sino también en interrelación con otras disciplinas sociales. Así, por ejemplo, se habla de comunicación escrita, oral y audiovisual. Asimismo, de comunicación masiva, institucional e interpersonal. También se habla de periodismo, prensa, propaganda, publicidad, mercadeo y opinión pública. Pero además de ello, existe la posibilidad de vincular la comunicación con otras áreas del conocimiento, se habla entonces de sociológica de la comunicación, psicología de la comunicación, lenguaje de la imagen, legislación comunicacional, marketing político, derechos comunicativos, comunicación intercultural, consumos culturales y nuevas tecnologías de la comunicación.

En el contexto del desarrollo de un proceso investigativo frente a esta diversidad de campos y ejes temáticos, lo primero que se tiene que realizar es delimitar el campo temático, construir el objeto de estudio y formular las preguntas de investigación. Según Erick Torrico (1993: 81), “en el marco de la comunicación, se define al “campo temático” como el espacio mayor, dentro del cual se situará la investigación que se plantea. Es decir, si la comunicación es la generalidad, el campo temático es la subgeneralidad.

Esto significa que, deductivamente, se debiera identificar un ámbito que constituirá el entorno inmediato, temáticamente hablando de la tesis”. En función de esta puntualización, y con el afán de establecer esta denominada “generalidad” y, consiguientemente, la “subgeneralidad”, resulta adecuado recurrir a la aplicación del método de la deducción. 1

Siguiendo la metodología propuesta por Baena (1990), en el proceso deductivo de la delimitación del campo temático se parte de la “comunicación social”, como el escenario global o principal, luego se transita hacia un campo más restringido como ser el de la “comunicación de masas”, con el afán de precisar aún más este campo temático enseguida se habla de “nuevas tecnologías de la comunicación” y, finalmente, se llega a una delimitación analítica más precisa cuando se plantea la red “Internet”. Este proceso inductivo de delimitación del campo temático de investigación que transita de lo general a lo particular se ilustra en el siguiente esquema:

Comunicación Social

1 La deducción consiste en un razonamiento cognoscitivo que conduce el conocimiento de lo general a lo particular, es decir, es una forma de pensar que posibilita transitar de lo más amplio o global a situaciones específicas o particulares.

Comunicación Interpersonal Comunicación Institucional Comunicación de Masas

Comunicación de Masas

Medios Tradicionales de Información y Comunicación Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación

Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación

Fax y módems Teléfonos Celulares Internet

Internet

Factores que intervienen en su uso Conocimientos, actitudes y prácticas que provoca

  • 1.3. Estado de la cuestión

Según Erick Torrico la conformación, por un lado, de las nuevas tecnologías de la información y, por otro lado, de una sociedad de la información no solo esta modificando la sociedades en sus espacios políticos, económicos, sociales y culturales sino que también esta provocando profundos cambios en el ámbito de la teoría y la metodología de las ciencias de la comunicación. En esta directriz analítica, señalar que los trabajos investigativos desarrollados en relación a el impacto que han tenido las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) en las sociedades, en los grupos sociales y en las personas también se encuentra correlacionados con la denominada “brecha digital”. Es decir, en países desarrollados donde las TICs se han convertido en una importante plataforma para el desarrollo económico, social, educativo y cultural son numerosas y diversas las investigaciones realizadas. En contraste, en países subdesarrollados donde las TICs se han introducido y expandido con menor intensidad son reducidas las investigaciones que se han realizado.

En el contexto nacional y en relación al objeto de estudio de la presente investigación no existen muchos estudios realizados, en realidad son pocos los trabajos que analizan el impacto social o institucional que han tenido las TICs y en particular el Internet.

Uno de los primeros trabajos realizados que guarda una relación indirecta con el presente estudio es el realizado en la ciudad de Cochabamba bajo el título de “Educación y Medios de Comunicación”. En realidad, se trata de un proyecto dirigido por Gregorio Iriarte (2000) que se propuso indagar sobre la asistencia de niños y jóvenes a los centros de juegos electrónicos, llamados “tilines”, considerando las variables número de asistentes, horarios, edades, costo y contenido de los programas o juegos. Con el afán de alcanzar los objetivos propuestos el estudio recurre a la aplicación de una metodología cuantitativa, es decir, una boleta de encuesta a un total de 976 personas entre niños, niñas, adolescentes y jóvenes que acudían habitualmente a los tilines ubicados en diferentes zonas de la ciudad de Cochabamba.

Las conclusiones más importantes del estudio señalan que la asistencia a los tilines no es algo exclusivo de ciertos sectores sociales o determinadas edades. Sin embargo, se llega a la constatación de que los que más concurren a los tilines son niños y adolescentes escolares, supuestamente procedentes de familias de menores ingresos económicos y de menores posibilidades de entretenimiento en sus propios hogares.

Entre otros hallazgos obtenidos, este estudio sostiene que entre los jugadores predomina el sexo masculino con bastante diferencia en relación al sexo femenino. Asimismo, dice que el ambiente de los locales de juego, es de sitios cerrados, oscuros, con poca ventilación, con predominio de asistencia de varones, en el que se percibe un lenguaje brusco, violento, que inspira temor en las niñas y adolescentes mujeres. Por ello, las mujeres no asisten a estos locales por temor, porque el ambiente no es de su agrado y porque el contenido violento de los juegos no va con su modo de ser. El estudio, también afirma que más de dos tercios de los entrevistados utilizan el dinero de su recreo. Asimismo, constata que 590 personas asisten a los tilines más de dos días a la semana y de éstos, 186 asisten todos lo días, situación que revela cierta adicción a los juegos electrónicos.

Sobre las horas de juego al día, la cifra más alta es la de media hora, seguida de dos horas cada día y una hora. Unido este dato al de los días a la semana que asisten a los “tilines”, se infiere que el tiempo que pasan en este tipo de diversión es muy grande y que resta del tiempo de estar con la familia, en la escuela o colegio, de hacer sus deberes escolares, de cultivar la amistad, las relaciones sociales, de hacer actividades deportivas, etc. tan necesarias, todas ellas, para el desarrollo armónico de la personalidad de niños, niñas y jóvenes. Este estudio también expresa que a partir de tres días de juego a la semana y más de dos horas al día es ya un uso excesivo de los “tilines, que repercute, con consecuencias graves, en la salud física y mental de los jugadores, produciendo daños fisiológicos por el exceso de horas expuestos a la luminosidad de las máquinas de juego, el excesivo ruido, el ambiente poco oxigenado, la falta de movimiento y, a la vez, provocaría daños psicosociales por el contenido violento de los programas, la identificación con los personajes, el afán desmedido de competitividad y la falta socialización. Según este estudio en función de estos efectos negativos, de alguna manera se estaría alterando el desarrollo normal de la personalidad de los niños y adolescentes.

En relación al contenido de los juegos el estudio revela que en orden de frecuencia se trata de juegos de peleas, guerras, deporte, aventuras y karate y que excluyendo los deportes, prevalece un contenido bastante violento. Estos resultados llevan a concluir que la violencia es el alimento cotidiano, unido al de los programas televisivos, de nuestros jóvenes y niños. Frente a estos hallazgos el estudio hace una serie de recomendaciones a los padres de familia, a los niños y jóvenes, los directores y profesores y a las autoridades y a la opinión pública, siendo lo que básicamente recomiendan un “mayor control” tanto en el ámbito familiar y escolar como en el ámbito institucional.

Un trabajo vinculado al uso de las tecnologías de información y comunicación es el realizado por Ingrid Steinbach (2005), bajo el título de “Uso de las tecnologías de información y comunicación en las organizaciones agropecuarias”. En este estudio se trata de analizar “las transformaciones ocurridas a raíz del uso de las tecnologías de información y comunicación en el grupo de 14 asociaciones de empresarios agropecuarios más importantes de Bolivia, aglutinados alrededor de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO)”. Bajo este propósito, en el estudio se examinan las siguientes variables “origen de incorporación de las TICs”, “características del uso” y el “tipo de acceso y uso de la tecnología”.

Para el análisis de estas variables el estudio recurre a la recolección y el análisis de una serie de datos cuantitativos y cualitativos obtenidos a través de una encuesta y varias entrevistas dirigidas a “informantes clave”, vinculados a la política tecnológica en cada institución. Los hallazgos más importantes de esta investigación revelan que la mayoría de estas instituciones agropecuarias del oriente se han conectado a las TICs a través del Internet a partir de 1997. Sin embargo, también se llega a comprobar que existe una suerte de subutilizacion del Internet debido a que no ha tenido una incidencia efectiva en la gestión de las organizaciones, ni en los procesos productivos y de

comercialización y, por lo tanto, el impacto del uso de las TICs ha sido bastante limitado. Esta situación se explicaría por la falta de conocimiento de algunos recursos, aplicaciones y la falta de recursos técnicos y humanos. Pero además de ello, esta realidad se explicaría por el predominio en estas instituciones y en la lógica del empresariado de valores “tradicionales” frente a los “modernos”. Pero al margen de esta situación se reconoce que con ciertas limitaciones es importante en la reducción del tiempo y el costo el uso del fax, el correo electrónico, la pagina Web y otros recursos que ofrecen las nuevas TICs. Sin embargo, el estudio puntualiza que este uso esta directamente relacionado con la capacidad organizativa, económica, financiera, comercial, humana y técnica que tiene cada institución agropecuaria, existiendo ciertas “brechas” entre ellas.

El trabajo realizado por Cabrero (2006) bajo el titulo de “Periodismo digital en Bolivia” se halla también estrechamente vinculado con el objeto de estudio de la presente investigación. Este estudio centraliza su análisis en los efectos de Internet en el periodismo, el mismo que crea un lenguaje digital con rasgos muy particulares. Vinculado a este propósito la autora se plantea dos grandes preguntas de investigación ¿Qué es la sociedad de la información? y ¿Va Bolivia por ese camino? Sin embargo, el trabajo pone mayor énfasis en la conceptualización del periodismo digital, el análisis del periodismo digital y su aplicación en el contexto nacional y la enseñanza del periodismo digital en la universidad boliviana.

A través del desarrollo de un proceso de investigación documental y de un análisis de algunos medios que han introducido tecnologías digitales, la autora concluye que el país ingresa lentamente a la Sociedad de la Información a través de la difusión en la red Internet de páginas digitales particulares, ofertas de turismo e información pública difundida por el gobierno. Sin embargo, expresa que si se quiera dejar de ser un mero consumidor de mensajes el Estado boliviano tiene que jugar un rol muy activo y poner las nuevas TICs al servicio del desarrollo social, económico y político del país. Según la autora esta realidad quedaría incompleta “si es que los medios bolivianos no asumen el desafío histórico de concebir el periodismo digital como la oportunidad de clausurar esa ruta unidireccional de la información y abrir el nuevo canal interactivo y bidireccional, sustentado en el paradigma comunicacional que trajeron consigo las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación”

Señala que son pocos los medios que realizan ediciones digitales, la mayoría asume una posición conservadora y tradicional y prefiere mantener por separado el soporte papel, audio e imagen., se podría decir que sufren un atraso digital. Otro gran hallazgo hace referencia a que en el pensum de las carreras de comunicación de la Universidad Mayor de San Andrés y la Universidad Católica Boliviana no existe la materia de periodismo digital. Estas y otras evidencias confirman que Bolivia sufre una década de retraso en el periodismo digital.

Otro trabajo que se halla directamente relacionado con el objeto de investigación es el efectuado por Arratia, Uberhuaga y García (2006), bajo el título de “Jóvenes. Com. Internet en los barrios populares de Cochabamba”. Este trabajo auspiciado por el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), se propone analizar los cambios culturales producidos por el Internet, principalmente en relación a las dinámicas de recreación, formas de comunicación y vida cotidiana de los jóvenes. Bajo este propósito este colectivo de autores se plantean resolver las siguientes interrogantes ¿Cómo es que las nuevas tecnologías se abren camino entre las calles de los barrios populares? y ¿Cómo es que el ciberespacio se ha popularizado tanto entre los jóvenes?

Para alcanzar el objetivo propuesto y responder estas interrogantes los autores analizan las interacciones comunicativas y los procesos de apropiación de este medio en tres barrios periféricos de la zona sudeste de la ciudad de Cochabamba: Huayra K´asa, Valle Hermoso y Villa Pagador,

considerados como espacios urbano/populares que acogen principalmente a población joven y extracción emigrante.

La metodología que utiliza esta investigación es básicamente cualitativa y contempla como principales unidades de análisis, por un lado, a jóvenes y adolescentes comprendidos entre los 15 y 24 años de edad y, por otro lado, a los espacios públicos donde se ofertan servicios de Internet. Se recurre a las técnicas cualitativas de la observación participante, las entrevistas en profundidad y la conformación de grupos focales, todo ello con el afán de identificar y analizar quiénes son los jóvenes que van al Internet, cuáles son sus motivaciones y cuáles son sus usos. Asimismo, se recurre a la observación participante para establecer un censo sobre los sitios Internet e identificar las características de su funcionamiento.

Las conclusiones que halla esta investigación expresan que el uso y la apropiación de la nuevas tecnologías de información y comunicación están ubicando a la población joven en “el puente de la transición entre lo colectivo y lo individual”, lo que implica un deterioro y un transito de las dinámicas colectivas de recreación hacia nuevos espacios individualizados de entretenimiento e interacción comunicativa. Según este estudio esta expansión de la tecnología en espacios de entretenimiento, comunicación e información estaría también provocando la conformación de nuevas identidades en los jóvenes que se recrean su personalidad en espacios virtuales como nuevas formas de relacionarse entre ellos, por ejemplo, a través del Chat y los e-mails.

Otro estudio vinculado a la presente investigación es el efectuado por Uberhuaga, Arratia y García, bajo el título de “Entre lo colectivo y lo individual: el puente de transición de las identidades de los jóvenes en el uso de Internet”. Este trabajo también auspiciado por el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), se propone “analizar y comprender los cambios culturales que produce el uso de Internet en la cotidianidad de jóvenes mujeres y varones en tres populosos barrios ubicados al sudeste de la ciudad de Cochabamba, en cuanto a sus dinámicas colectivas e individuales de recreación, hábitos comunicativos y procesos de sociabilidad”

Este estudio trata de validar la hipótesis de que el uso de Internet está individualizando al joven reconfigurando sus características de vida y su comunidad. Sin embargo, la investigación constata que “el joven urbano popular no se está convirtiendo en un sujeto individualizado sino más bien transita entre un espacio colectivo e individual en función a su nivel de conocimiento y el desarrollo de habilidades para el uso de Internet, fuertemente marcados por el contexto sociocultural en el que se desenvuelve”.

Esta investigación al igual que la anterior trabaja con las mismas unidades de análisis (jóvenes urbano populares tanto mujeres como varones comprendidos entre los 15 y 24 años de edad) y con los mismas unidades de observación (servicios de Internet en los barrios de Huayra K´asa, Valle Hermoso y Villa Pagador).

Las conclusiones a las que arriba este estudio demuestran que el Internet se ha convertido en una parte esencial de los hábitos comunicativos de los jóvenes. Asimismo, que este consumo cultural habitual genera aspectos positivos y negativos en vista de que en la red convive la información y la desinformación, pues se conoce mucho sobre varios temas a cambio de la perdida de muchos otros y se ganan y pierden ciertas habilidades y destrezas. Por otro lado, el estudio llega a constatar que los jóvenes utilizan la red Internet, en orden de importancia, como una forma de entretenimiento, comunicación e información.

Erick Torrico (1993: 83), dice que “el objeto de estudio es el elemento o grupo de elementos reconocibles y tomados como una unidad que posiblitan el conocimiento del tema”. Esto significa que el “objeto de estudio” se constituye en el espacio analítico concreto donde concurren y se interrelacionan ciertos elementos formales o teóricos y ciertos elementos fácticos o empíricos. 2 De acuerdo a la directriz analítica de Torrico, señalar que el objeto de estudio se constituye en el ámbito teórico o el espacio de análisis donde interactúan las unidades de análisis y los ejes temáticos identificados y definidos.

De acuerdo a Torrico (1993), Barragán (2001) y Spedding (2006), un objeto de estudio no se lo extrae de manera mecánica de la realidad sino que viene a ser resultado de un proceso de “construcción”, es decir, de sucesivas abstracciones en función de principios de selección y reducción que se llevan a cabo sobre la base de ciertos parámetros como ser: el eje temático, las unidades de análisis, el ámbito geográfico y la delimitación temporal.

Eje temático:

Unidades de análisis:

Ámbito geográfico:

Delimitación temporal:

Consumo de servicios de Internet Jóvenes y adolescentes. Zona de Ciudad Satélite.

2010.

Siguiendo la metodología propuesta por Achig Subia (1991) y Torrico (1993) y en función de los cuatro parámetros mencionados, el objeto de estudio de la presente investigación resulta ser el

“Consumo de servicios de Internet en locales públicos de la zona de ciudad Satélite por parte de jóvenes y adolescentes”

  • 1.5. Problema de investigación

Rodríguez et al (1984), define al problema de investigación como una pregunta acerca de un hecho o región de fenómeno de la realidad cuya respuesta, o solución, aún no está contenida en el caudal de conocimientos existentes hasta ese momento. Según esta definición un problema de investigación hace referencia a una situación desconocida que se traduce en la formulación de ciertas interrogantes. Al respecto, Erick Torrico sostiene que la identificación y formulación del problema se constituye en el aspecto conflictivo, que involucra al objeto de estudio seleccionado y que da origen a la investigación en busca de respuestas.

Bajo esta óptica analítica, señalar que la aproximación teórica y empírica a ciertos aspectos tales como el desarrollo de la comunicación, la emergencia de las nuevas tecnologías de información y comunicación y el uso y acceso de la red Internet por parte de la población, en particular de jóvenes y adolescentes, provoca una serie de situaciones desconocidas que metodológicamente se traducen en ciertos problemas de investigación.

En la perspectiva de la identificación del problema, expresar que resulta innegable que los procesos de comunicación tienen una trascendental importancia en la emergencia, la constitución y el desarrollo de la vida en comunidad. De hecho, los individuos nacen, crecen y se desarrollan con la capacidad de expresarse y comunicarse y, debido a ello, se hallan expuestos a ambos procesos en el transcurso de toda su vida. El desarrollo de estas capacidades que se practican desde los albores de la humanidad resulta fundamental para llevar a cabo procesos de agrupación social, socialización e interacción

2 Según Erick Torrico el campo temático es más abstracto y, en contraste, el objeto de estudio es mas concreto.

social. Sin embargo, señalar que si bien la comunicación como práctica universal, transversal, natural y espontánea, se presenta como una constante histórica, adopta diferentes modalidades según el tiempo, el espacio y el nivel de desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad. Esto implica que el desarrollo de la comunicación viene a ser resultado de la confluencia e interrelación de una serie de factores económicos, sociales, técnicos y culturales, pues cada sociedad en función de estos factores institucionaliza la variedad y las características de sus medios de comunicación.

Con relación a los medios de comunicación, históricamente se observa cambios substanciales ligados a las diversas técnicas disponibles en el momento, lo que ha permitido el transito de la comunicación que va desde el empleo de la simple palabra, pasando por los signos y símbolos, hasta llegar a la utilización de alta tecnología. Asimismo, se advierte que sobre la base de la comunicación interindividual constantemente vienen desarrollándose diferentes y nuevos tipos de comunicaciones humanas.

En el contexto de la “primera revolución industrial”, los procesos de urbanización e industrialización fueron los factores precipitantes para la emergencia de la llamada comunicación masiva que tiene como componentes fundamentales: la masa de la audiencia, los comunicadores y la práctica comunicacional. El correo, el teléfono, el cine, la radio, la prensa y la televisión son algunos de estos medios, entre otros, que han contribuido a ampliar la escala de la comunicación, la capacidad de multiplicación de los mensajes, la rapidez en la comunicación y la posibilidad de llegar a un gran número de personas.

Los últimos grandes cambios en los medios de comunicación están vinculados a la denominada “segunda revolución industrial” que ha posibilitado la emergencia de un nuevo patrón tecnológico donde prevalece la cibernética y la microelectrónica. En este nuevo contexto histórico social, desde fines de la década de los 70 y principios de los 80, surge una sociedad post/industrial caracterizada por profundos cambios tecnológicos que vienen modificando la base material de la sociedad y, en particular, los procesos de comunicación y los sistemas de producción, distribución y consumo de información. En efecto, la conformación de este nuevo patrón tecnológico ha introducido una nueva forma de relación entre Estado, economía, sociedad y cultura, es decir, ha materializado una nueva forma de vivir, producir, gestionar y comunicar (Castells, 2005). Son varios los autores que sostienen que este reacondicionamiento del sistema capitalista ha hecho interdependientes a todas las economías del mundo y ha profundizado el desarrollo desigual de las sociedades. En correspondencia con esta posición, Néstor García Canclini (1995), afirma que este “reacondicionamiento” no es un simple proceso de homogenización, sino que se trata de un reordenamiento de las diferencias y desigualdades sin suprimirlas.

En el caso de los medios de comunicación e información dichos avances tecnológicos han dado lugar a la conformación de las denominadas nuevas tecnologías de información y comunicación (TICs). La conformación y el desarrollo de estas TICs se debe a la revolución promovida por la convergencia tecnológica de tres sectores industriales que anteriormente trabajaban de manera autónoma: la “informática” (computadora electrónica, transistor, microprocesador y la computadora personal) la “información” (periódico, radio y televisión) y la “comunicación” (cable inalámbrico y el teléfono). La correlación de estos tres sectores y sus correspondientes subsectores sobre la base de la informática y la digitalización ha hecho posible la conformación de nuevos sistemas de comunicación y han posibilitado la emergencia de nuevas formas de organización y de proporcionar servicios en los sistemas tradicionales. En tal sentido, las TICs pueden ser tanto tradicionales, como la radio, la televisión y los medios impresos, como nuevas, en forma de equipos físicos y programas informáticos como satélites, computadoras, Internet, correo electrónico, celulares, scanner’s, cámaras digitales,

asistentes personales digitales, facsímiles, módems y grabadoras de CD y DVD. En la coyuntura actual, todos estos modernos instrumentos de alta tecnología permiten transmitir, procesar y difundir información de manera rápida e instantánea optimizando el manejo de la información y el desarrollo de la comunicación.

En la sociedad contemporánea, las TICs han creado una plataforma para el libre flujo de información, ideas y conocimientos a nivel global y han modificado de manera sustancial e irreversible la forma en que el conjunto de la sociedad funciona. Abarcan todos los ámbitos de la cotidianidad humana, se hallan en todas partes y modifican los ámbitos de la experiencia cotidiana como ser el trabajo, las formas de estudiar, las modalidades para comprar y vender, los trámites, el aprendizaje, la enseñanza y el acceso a la comunicación, entre otros. Es más aún, la aparición, el desarrollo y la expansión de estas denominadas nuevas tecnologías aplicadas a los medios comunicacionales han posibilitado que algunos medios se conviertan en un factor de poder en la vida social y cultural.

Por ello, hoy por hoy, los medios masivos de comunicación social vinculados a la revolución permanente de la tecnología comunicacional se constituyen en un órgano de poder capaz de informar e influir sobre el conjunto de la población. Debido a ello, no resulta casual que ocupen un puesto importante en el Estado y la sociedad y que como pocas instancias de la vida contemporánea generen simultáneamente la fascinación y el rechazo.

Como bien lo expresaba un documento preparatorio para la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, el desarrollo de las nuevas TICs han provocado “un cambio fundamental en todos los aspectos de nuestras vidas, incluyendo la difusión de conocimientos, el comportamiento social, las prácticas económicas y empresariales, el compromiso político, los medios de comunicación, la educación y la salud, el ocio y el entretenimiento”. 3

Cuando se habla de tecnologías que diseminan información a través de una red que se expande por todo el planeta, se hace referencia en forma especial a la red Internet que funciona a través de la interconexión de redes informáticas que permiten a los usuarios de computadoras conectadas comunicarse con distintos organismos oficiales, no gubernamentales e instituciones educativas y empresariales. Esta denominada “red de redes” o “superautopista de la información'” posibilita el acceso y consumo de una infinidad de mensajes que educan, comunican, informan, entretienen y divierten. Según Steinbach (2005: 117), a pesar de que su presencia es desigual en los diferentes lugares, es posible identificar su presencia a través de los cambios que viene provocando en las personas, empresas, instituciones, ciudades y gobiernos.

Internet desde su aparición y proliferación esta generado profundos cambios no solo a nivel comunicacional sino también a nivel de la sociedad en su conjunto, en lo económico, político, social, cultura e ideológico. Así, por ejemplo, la red va creando nuevas formas de información, comunicación, entretenimiento, control, organización, administración y comercialización. Asimismo, están provocando nuevos conocimientos, actitudes y prácticas y a la vez nuevos valores, modelos, hábitos, consumos e identidades culturales.

Se sostiene que este acelerado crecimiento de la red Internet, tanto en conexiones como en la cantidad y calidad de contenidos y mensajes que socializa, ha logrado trascender la vida cotidiana de millones de personas. El predominio y efecto transformador de Internet esta plenamente constatado en los países desarrollados, mientras que en los países llamados subdesarrollados su acción transformadora

3 El Juguete Rabioso, Año 1, Nº 4, 2003. Esta Cumbre Mundial se desarrollo en Ginebra en el año de 2003.

es eminente, aunque por el momento en escasa dimensión e intensidad, debido a la llamada “brecha digital” que sitúa a algunos países, regiones o grupos sociales al extremo del desarrollo tecnológico y humano (Steinbach, 2005).

En el caso boliviano, el país se conecta al correo electrónico en noviembre de 1989 gracias a la labor de Clifford Paravicini y de un grupo de ingenieros y cuatro estudiantes de la Carrera de Ingeniería Electrónica de la Universidad Mayor de San Andrés. 4 En primera instancia, este grupo de profesionales y de estudiantes logra establecer la “mensajería electrónica” o el “correo electrónico” con el Institute For Global Communications de San Francisco, California (EEUU) y, posteriormente, con el resto del mundo. Así nace el correo electrónico o e-mail en Bolivia con el nombre de BolNet (Bolivian Network) y asume el dominio. bo. Según información periodística, se sabe que “hasta 1989, de 43 países conectados al mundo a través del mail, Bolivia era el numero 22; en la región el quinto, pues primero era Brasil, después Argentina, Chile, Uruguay y Bolivia, después le siguen Venezuela, Ecuador, Perú, Paraguay y Colombia”. 5

En Bolivia, si bien los orígenes de la “mensajería electrónica” se remontan a finales de la década de los ochenta su difusión y expansión recién comienza a partir de agosto de 1995, cuando el país se conecta a Internet y BolNet se convierte en el primer sitio Web del país. Si bien en el país existen las condiciones de infraestructura y tecnología que posibiliten hacer uso del Internet existen una serie de factores que explican la escasa penetración de esta tecnología en los hogares bolivianos, siendo uno de los principales aspectos el alto costo telefónico y de acceso a Internet.

Pese a ello, en los últimos años, se advierte a una tendencia a la emergencia y proliferación de locales públicos que brindan servicios de alquiler de computadoras con acceso a Internet, a juegos interactivos en red y otros servicios complementarios (Arratia et al, 2006: 14). Asimismo, se nota que si bien toda la población tiene la posibilidad de acceder a la red a través de conexiones domiciliarias y/o “sitios Internet” son los jóvenes y los adolescentes los que se constituyen en los principales usuarios de la red.

Siguiendo la línea de Giddens (2002), señalar que las opiniones sobre los efectos de la red Internet en la interacción social se encuentran divididas, Unas a favor y otras adoptan una postura pesimista. En efecto, unos ven a Internet como un elemento positivo que ha venido a expandir y enriquecer las redes sociales de las personas. En cambio, otras opiniones señalan que el Internet aumenta el aislamiento social y el individualismo. Si bien estas opiniones se hallan signadas por la subjetividad resulta innegable que la red Internet esta provocando profundos cambios culturales, sociales y comunicacionales en la cotidianidad de los usuarios. Es precisamente, en este sentido, que se considera que en el país a más de diez años de la implementación de Internet se han venido generado una serie de situaciones desconocidas y una diversidad de problemáticas sociológicas, económicas, culturales y comunicacionales que requieren de respuestas sistemáticas y objetivas. En este marco, desde la perspectiva de la comunicación social, la investigación se propone identificar loa factores precipitantes para el consumo de servicios de Internet, principalmente por parte de jóvenes y adolescentes y, al mismo tiempo, determinar los conocimientos, actitudes y prácticas que provoca en los usuarios el acceso a la red. Esta preocupación teórica y empírica, metodológicamente se expresa en la formulación del siguiente problema de investigación:

¿Cuáles son los factores precipitantes que explican y determinan el consumo de los servicios de Internet en jóvenes (19 a 24 años) y adolescentes (13 a 18 años) de la zona de Ciudad

  • 4 La Razón, 28.06.09.

  • 5 Idib.

Satélite de El Alto y qué tipo de conocimientos, actitudes y prácticas genera ese tipo de consumo?

  • 1.6. Objetivos

Los elementos que permiten resolver la interrogante ¿Para qué se desarrolla la investigación?, se expresan en la determinación del objetivo general y de los objetivos específicos, los cuales a saber son los siguientes:

  • 1.6.1. Objetivo general

Analizar las características que asume el consumo de servicios de Internet en jóvenes y adolescentes de la zona de Ciudad Satélite de la ciudad de El Alto y las repercusiones que esta provocando en el ámbito de su cotidianidad.

  • 1.6.2. Objetivos específicos

Establecer los principales factores precipitantes que explican y determinan el consumo de servicios de Internet en jóvenes y adolescentes de la zona de Ciudad Satélite de la ciudad de El Alto.

Determinar los tipos de conocimiento que provoca el consumo de servicios de Internet en jóvenes y adolescentes de la zona de Ciudad Satélite de la ciudad de El Alto.

Identificar las actitudes que estimula el consumo de servicios de Internet en jóvenes y adolescentes de la zona de Ciudad Satélite de la ciudad de El Alto.

Conocer las prácticas que genera el

consumo

de

servicios

de

Internet

en jóvenes y

adolescentes de la zona de Ciudad Satélite de la ciudad de El Alto.

  • 1.7. Justificación

Para responder la interrogante: ¿Por qué se considera necesario o conveniente llevar adelante la presente investigación social? Resulta imprescindible desarrollar una serie de argumentos teóricos, metodológicos y operativos.

  • 1.7.1. Justificación teórica

Desde diferentes enfoques, existe una diversidad de trabajos de investigación en torno al análisis de diferentes procesos de comunicación e información. La mayoría de estas investigaciones son de carácter descriptivo y adoptan una posición teórica que principalmente oscila entre el marxismo y el funcionalismo. Sin embargo, son pocas las investigaciones que se han realizado en relación a un análisis interpretativo sobre la conformación de una sociedad de la información, la emergencia de las nuevas tecnologías de información y comunicación y su influencia en los procesos de comunicación e información, en particular en “poblaciones jóvenes”. 6 A partir de esta constatación, la presente investigación social se propone superar esta deficiencia investigativa y ampliar la reflexión teórica a

6 En muchos acápites del trabajo se utilizará el término de “poblaciones jóvenes”, “jóvenes usuarios”, “los más jóvenes”. Sin embargo, señalar que este término no sólo hace referencia a los jóvenes sino también incluye a los adolescentes.

través de un análisis de los cambios tecnológicos que ha sufrido los medios de comunicación y su impacto que viene provocado en sus principales usuarios, desde una perspectiva teórica vinculada al enfoque de las mediaciones.

  • 1.7.2. Justificación metodológica

Por lo general, las investigaciones realizadas sobre comunicación e información son de carácter cuantitativo en el que predominan el lenguaje de las cifras y el propósito de describir fenómenos y descubrir causas a través del punto de vista subjetivo del investigador. En función de ello, y sin obviar la importancia de los estudios cuantitativos, la presente investigación pretende establecer una adecuada complementariedad entre lo cuantitativo y lo cualitativo, a través de la aplicación de la denominada “triangulación”. Esta posición metodológica obedece al propósito de alcanzar, a partir de la óptica de los propios actores sociales, una mayor objetividad y comprensión de conocimientos, actitudes y prácticas que desarrollan jóvenes y adolescentes usuarios de la red Internet. Es decir, se pretende establecer una aplicación convergente y racional de métodos cuantitativos y cualitativos que permita descubrir, describir, analizar y comprender la interrelación de las variables independientes, dependientes e intervinientes involucradas en la problemática comunicacional identificada y formulada.

  • 1.7.3. Justificación práctica

Una de las razones prácticas que justifican la elaboración de la presente investigación esta vinculada a la posibilidad de comprobar teórica y empíricamente las repercusiones que esta provocando el uso de la red en la cotidianidad de jóvenes y adolescentes. En este marco, los resultados obtenidos y la visión objetiva y sistemática de los sitios Internet y de sus principales usuarios, puede ser un buen insumo para establecer un diagnostico situacional a partir del cual exista la posibilidad de elaborar programas o proyectos comunicacionales dirigidos a optimizar en jóvenes y adolescentes el uso de la red Internet de manera eficiente y eficaz.

  • 1.8. Estrategia metodológica

Algunos autores usan el término de diseño metodológico como sinónimo de estrategia metodológica. Al margen de la denominación, el diseño o la estrategia metodológica se halla encaminada a resolver la siguiente interrogante ¿Cómo se va a desarrollar la investigación?, es decir, a señalar las estrategias y los procedimientos que se van a desarrollar con el afán de hallar respuestas a los problemas de investigación. Siguiendo la metodología propuesta por Pineda, de Alvarado y de Canales (1994), señalar que la elaboración de una determinada estrategia metodológica implica establecer el tipo de estudio, determinar la población y la muestra, seleccionar los métodos, las técnicas y las fuentes de recolección de datos y elaborar el plan de análisis o de interpretación de los resultados obtenidos.

  • 1.8.1. Tipo de estudio

El proceso investigativo corresponde a un tipo de estudio “de corte transversal y de carácter descriptivo/explicativo”. Es de corte transversal porque se describen y explican las variables involucradas en el objeto de estudio en un determinado momento, es decir, en un tiempo único, sin considerar transformaciones que se puedan producir a través del tiempo. Asimismo, expresar que la investigación asume este carácter transversal porque los datos empíricos son recolectados en un determinado corte de tiempo. Sin embargo, esta situación no implica que documental e históricamente no se tome en cuenta la descripción y el análisis de periodos o eventos pasados en el afán de explicar

sistemáticamente la emergencia de las nuevas TICs información.

y la conformación de una sociedad de la

Es de carácter descriptivo en vista de que se intenta describir las características de los sitios Internet y del consumo de servicios de Internet por parte de jóvenes y adolescentes que viven en la zona de Ciudad Satélite. Pero más allá de esta descripción se intenta identificar los factores precipitantes que intervienen en el consumo de servicios públicos de Internet y además explicar como influye dicho consumo en la conformación de determinados conocimientos, actitudes y prácticas en los habituales usuarios.

  • 1.8.2. Población y muestra

Por cuestiones de factibilidad en términos de recursos disponibles, accesibilidad geográfica y tiempo destinado a la investigación se optó por elegir como espacio geográfico de investigación la zona de Ciudad Satélite que se encuentra ubicado en la zona sur de la Ciudad de El Ato y que corresponde al Distrito Municipal I.

Una vez determinado el espacio geográfico de la investigación a continuación fue preciso establecer un “marco muestral”, es decir, determinar la unidad de observación y la unidades de análisis en términos de universo poblacional y tamaño de la muestra.

La unidad de observación que hace referencia al ámbito o al lugar donde se desenvuelven las unidades de análisis se halla conformada por los denominados “sitios Internet”, es decir, por aquellos locales públicos que ofrecen servicios de Internet y que se encuentran funcionando en la zona de Ciudad Satélite.

El universo poblacional esta conformado por unidades de análisis que han sido seleccionadas en función de tres criterios básicos: 1) tener como lugar de residencia alguno de los “planes” que conforman Ciudad Satélite, 2) estar comprendido entre tramos de edades que comprenden los periodos de la juventud y la adolescencia y 3) acudir “regularmente” a los locales públicos de la zona que ofrecen servicios de Internet.

Entre los meses de abril y mayo del 2010, para determinar el tamaño de las “unidades de observación” y del “universo poblacional”, se procedió a realizar un “mapeo” y un “censo por observación y recuento”. El mapeo que permitió identificar espacial o geográficamente los lugares donde funcionan sitios Internet se llevo a cabo en el mes de mayo, por el lapso de una semana con la ayuda de un mapa cartográfico de la zona de ciudad Satélite y el desarrollo planificado de los “barridos o recorridos de campo” por los diferentes “planes”. Los recorridos o barridos de campo fueron llevados cabo a pie y/o en vehículo, aplicando la técnica de la “observación y registro”, con el propósito de ubicar espacialmente el sitio Internet, identificar el número aproximado de usuarios, establecer la referencia cartográfica y extraer algunas de sus características de funcionamiento. Para el registro de las observaciones realizadas sobre el sitio Internet se aplicó un instrumento de registro en función de la caracterización de diferentes variables (ver Anexo.1). El desarrollo de esta técnica de observación permitió comprobar la existencia de 38 sitios Internet que hasta mediados del año 2010 funcionaban regularmente en los diferentes planes de la zona de Ciudad Satélite.

Para establecer el universo poblacional o el número aproximado de jóvenes y adolescentes usuarios de la red Internet, en el mes de mayo se procedió a efectuar un “censo por observación y recuento”, en función de las variables: lugar del sitio Internet, edad y sexo. El desarrollo del censo fue el principal

desafío técnico debido a la movilidad e inestabilidad de las unidades de análisis, es decir, de los jóvenes usuarios. Pese a esta dificultad y a fin de obtener datos confiables, se realizo un conteo y un recuento de corte transversal en horarios de la mañana, mediodía, tarde, noche y fin de semana, en días y horarios preestablecidos, alternándose dicho conteo de manera rotativa durante 7 días, utilizando el “mapa” de los sitios Internet de la zona de Ciudad Satélite y la denominada “planilla de censo” (ver Anexo. 2). Es importante señalar que este procedimiento se realizó con la ayuda de tres personas, a través de la simple observación y sin entrar en contacto con los usuarios, los resultados obtenidos en los días observados fueron promediados y se expresan en el siguiente cuadro:

USUARIOS DE INTERNET

Cuadro Nº 1

SEGÚN GRUPO POBLACIONAL Y SEXO

Sexo

Nº Jóvenes

Nº Adolescentes

Totales

%

Varones

212

267

479

67

Mujeres

134

97

231

33

Total

346

364

710

100

Fuente: Elaboración propia

Una vez identificado el número aproximado de “habituales usuarios de la red por día”, de jóvenes y adolescentes tanto mujeres como varones, se procedió a extraer una “muestra” utilizando el paquete estadístico denominado STATS. Considerando un universo poblacional de 479 jóvenes y adolescentes varones, un 95% de nivel de confianza, un porcentaje estimado de la muestra que alcanza al 9% y un error máximo aceptable que alcanza al 5%, se estableció una muestra conformada por 99.8302 unidades de análisis que a través del “redondeo” alcanza a las 100 unidades de análisis.

Este primer procedimiento, sobre la base de algunos parámetros estadísticos permitió establecer una muestra no probabilística de 100 unidades de análisis. Un segundo procedimiento, fue establecer ¿cómo y dónde seleccionar estas 100 unidades de análisis? Una vez establecida la muestra, solamente por cuestiones metodológicas, se tomó la opción de aplicar un “muestreo estratificado por cuotas” 7 , lo que implica dividir la muestra en dos estratos con similar cantidad de unidades de análisis. El estrato I, incluye a los usuarios varones que se hallan en alguna etapa de la adolescencia, es decir, que se hallan comprendidos entre los 13 y 18 años de edad. En cambio, el estrato II contempla a los usuarios varones que se hallan en alguna de las etapas de la juventud, es decir, que se encuentran comprendidos entre los 19 y 25 años de edad. De esta manera, se obtuvo una muestra de 50 usuarios jóvenes varones que representan el 23% de la población y 50 usuarios adolescentes varones que representan el 18%. Se considera que el tamaño de esta muestra es suficientemente representativa en vista de que autores como Duverger (1976), Pardinas (1984) y Hernández (1998), señalan que es recomendable que el tamaño de la muestra fluctué entre el 5 y el 10% del universo poblacional. 8

Cuadro Nº 2

USUARIOS DE INTERNET

SEGÚN GRUPO POBLACIONAL Y SEXO

Estrato

Población

Muestra

%

Jóvenes

212

50

23

  • 7 Este tipo de muestreo consiste en que el investigador una vez que establece la cantidad o cuota de unidades de análisis que conforman la muestra, selecciona a las unidades de análisis de acuerdo a determinadas variables hasta cubrir la cuota previamente fijada.

  • 8 Duverger (1976: 212), señala que es imposible determinar cuantas personas (n) es preciso tomar de una población dada (N) para que la muestra represente exactamente dicha población; ninguna muestra es exactamente representativa. Por su parte, Tecla y Garza (1974: 65) establecen el 5% de los elementos que comprende el universo, como limite para la muestra, aunque señalan como más recomendable el 10%.

Adolescentes

267

50

18

Total

479

60

20.5

Fuente: Elaboración propia

La opción de tomar en cuenta sólo a jóvenes y adolescentes varones, si bien representa una limitación muy evidente en términos de equidad de género, se justifica en vista de que a través de un preliminar trabajo de campo en los sitios Internet se constató la mayor presencia de usuarios varones en relación a usuarios mujeres. Considero que profundizar en la búsqueda de diferencias o similitudes entre estas dos poblaciones, usuarios varones y usuarios mujeres, a través de un enfoque de género podría ser un tema de investigaciones futuras.

Si bien jóvenes y adolescentes son las unidades de análisis centrales de la investigación con el afán de profundizar el análisis y la interpretación de los datos obtenidos también se considera como unidades de análisis a algunos padres de familia, profesores, docentes universitarios, propietarios y empleados de los denominados sitios Internet.

  • 1.8.3. Métodos, técnicas y fuentes

La investigación se realizó en tres etapas: La primera etapa, implica el desarrollo de un proceso de investigación documental sobre fuentes secundarias que permita sistematizar aspectos teóricos, conceptuales y metodológicos. La segunda etapa, contempla el desarrollo de la investigación empírica o el trabajo de campo a través de la aplicación de las técnicas de recolección de datos y, finalmente, la tercera etapa tiene un carácter descriptivo, explicativo y analítico que permite interpretar los datos recolectados a través del análisis y la interpretación. El desarrollo de estas tres etapas implica la aplicación de determinados métodos, técnicas y la identificación de fuentes de información.

En esta perspectiva, y entendiendo al método como procedimiento, se aplicaron los “métodos de investigaciones teórica y los métodos de investigación empírica” que tradicionalmente se utilizan en el campo de las disciplinas sociales (Torrico, 1993 y Rodríguez et al, 1984). Para establecer los nexos causales y las relaciones existentes entre los procesos y hechos que hacen el objeto de estudio se utilizarán los métodos de investigación teórica, básicamente: la abstracción y la concreción, la inducción y la deducción, el análisis y la síntesis y lo histórico y lo lógico. En cambio, para identificar y explicar las características observables del objeto de estudio se utilizarán los métodos de investigación empírica principalmente: la observación y la medición.

Para el proceso de recolección de datos se recurrió a la denominada “triangulación”, es decir, a la combinación lógica y coherente de “técnicas cuantitativas y cualitativas”. En la parte cuantitativa, se aplicó una boleta de encuesta a una muestra representativa de 100 unidades de análisis con el propósito de obtener algunos datos estadísticos que revelen el “perfil del usuario”, los “factores precipitantes” del acceso al Internet y los “conocimientos, actitudes y prácticas” que genera el consumo de servicios de Internet en jóvenes y adolescentes de la zona de Ciudad Satélite. Conviene señalar que antes de la elaboración de la boleta de encuesta se efectuó un “grupo focal” con aproximadamente 15 personas entre jóvenes y adolescentes para indagar sobre las preguntas que debería contener dicho instrumento. Posteriormente, con el afán de “pulir” aún más el “instrumento” se realizo una “encuesta piloto”, después de ambos procesos recién se elaboró la boleta de encuesta definitiva (ver Anexo. 3).

En cambio, en la parte cualitativa se desarrolló la llamada observación participante, diferentes tipos de entrevistas e historias de caso con el propósito de indagar sobre ¿que piensan y que sienten?, los

jóvenes y adolescentes usuarios de los servicios de la red Internet. Esta dimensión cualitativa de la investigación tiene el propósito de incorporar la opinión, la visión y el punto de vista, es decir, el universo simbólico de los informantes, rescatando su propio lenguaje y el contexto en cual se desenvuelven.

La observación participante permitió establecer el tamaño de las unidades de observación y del universo poblacional. Asimismo, posibilitó determinar las características de los sitios Internet, los días y horarios que frecuentan los usuarios y las actitudes y las prácticas que se desarrollan a partir del consumo de estos servicios. Se aplicaron dos tipos de entrevistas: las informales y las semiestructuradas, es decir, se aprovechó cualquier lugar y momento para establecer conversaciones “informales” con jóvenes y adolescentes usurarios de la red Internet. Asimismo, se trabajó con la elaboración y aplicación de esquemas de temas y preguntas específicas dirigidas a esta población objeto de estudio con el afán de conocer qué piensan, qué hacen y cómo reaccionan frente al Internet (ver Anexo. 4).

También con el propósito de “rastrear” representaciones, conocimientos, actitudes, prácticas e identidades en estos “jóvenes usuarios” se recopilaran algunas historias de caso. Es decir, se logró que el “usuario” cuente “algo” sobre las características que provoca el consumo de servicios de la red Internet. Esta técnica se justifica porque se buscó indagar sobre una trayectoria o proceso social que de cuenta por qué el joven o adolescentes han hecho habitual el uso de Internet y cuáles son las repercusiones que provocan en su vida cotidiana.

Durante el proceso investigativo se utilizaron “fuentes primarias y secundarias”. Las fuentes primarias utilizadas estuvieron en función de los datos recogidos a través de la aplicación de la boleta de encuesta, el desarrollo de entrevistas y la elaboración de historias de caso. En cambio, las fuentes secundarias que fueron utilizadas giran en torno al material bibliográfico y hemerográfico vinculado a los siguientes temas: sociedad de la información, nuevas tecnologías en información y comunicación, historia del Internet, enfoques de la comunicación, teoría de las mediaciones, conocimientos, actitudes y prácticas.

  • 1.8.4. Plan de Análisis

Para el análisis y la interpretación de los datos cuantitativos se utilizó el paquete estadístico denominado SPSS con el afán de obtener tendencias, promedios y porcentajes en relación al acceso y consumo de los servicios de Internet. Esto implicó elaborar cuadros y su posterior interpretación teórica. En cambio, para sistematizar los datos cualitativos que permitieron aproximarse objetivamente a lo que “piensan y sienten”, los jóvenes usuarios de Internet, se recurrió al análisis del discurso (qué dicen los actores sociales), el análisis actitudinal (cómo lo dicen), el análisis estructural (por qué lo dicen) y el análisis interpretativo (cuál es el sentido y significado que le asignan las personas a lo que dicen).

  • 2. PREMISAS TEÓRICAS Y CONCEPTUALES

    • 2.1. Paradigmas comunicacionales

Se sostiene que para abordar la realidad social, en términos de hechos, fenómenos o procesos sociales no existe una sola teoría sino que existen diferentes teorías que reciben el nombre de paradigmas o enfoques. Erick Torrico (1998), sostiene que en el análisis de la realidad social existen cuatro

principales paradigmas teórico/sociales, los cuales vendrían a ser los siguientes: funcionalismo, dialéctica crítica, estructuralismo y sistemismo. 9 Casi en la misma línea de interpretación, Davini et al (2000), sostiene que los paradigmas sociales se reducen a cuatro, el paradigma empirista, subjetivista, crítico e integrado. Otros autores también coinciden en señalar que los principales paradigmas sociales son cuatro: el análisis sistémico, el funcionalismo, el estructuralismo y el marxismo (Lozano, 1996 y Oporto, 2006) Polarizando los principales paradigmas que se utilizan en el análisis de la realidad social se puede hablar de dos paradigmas fundamentales: el funcionalismo y el marxismo.

El funcionalismo es considerado como uno de los paradigmas más importantes para el estudio del sistema social o la sociedad, a través de los conceptos de “función”, “estructura” y “sistema” considera a la sociedad como un sistema o un todo conformado por partes interdependiente e interrelacionadas donde cada una de estas partes cumple una función que contribuye y aporta a la preservación, el desarrollo y la expansión del sistema.

El marxismo a partir del materialismo histórico se constituye en otro de los principales paradigmas que se utiliza para el conocimiento de la realidad social, desde una perspectiva materialista y dialéctica plantea que para comprender el desenvolvimiento y el desarrollo de la sociedad se debe analizar el proceso de producción, es decir, la estructura económica o la “infraestructura” de la sociedad sobre la cual se eleva la “superestructura” con sus correspondientes niveles o estructuras políticas, jurídicas e ideológicas. Este planteamiento teórico sostiene que la infraestructura determina la superestructura, por ello la importancia de su análisis.

Dentro de la explicación funcionalista sobre la base de las nociones de “función” y “sistema”, se considera a la comunicación social en términos de funcionalidad ya que permite satisfacer ciertas necesidades y ajustar y/o eliminar ciertos elementos disfuncionales al sistema social. En términos generales, en esta perspectiva la comunicación contribuye a controlar, fortalecer y expandir el sistema social. En cambio, desde una perspectiva diferente, para el marxismo la comunicación es parte de la superestructura de la sociedad y se constituye en un aparato ideológico que permite producir y reproducir un sistema económico y sus relaciones de producción. En términos generales, es valido señalar que el funcionalismo a partir de una posición “conservadora” no cuestiona el rol de los medios de comunicación en la distribucuion desigual del poder. En contraste, el marxismo desde una posición “revolucionaria” cuestiona críticamente el papel de los medios de comunicación en la preservación de un sistema basada en la concentración de la riqueza y el poder en manos de minorías privilegiadas.

En función de ambas grandes matrices sociales, Erick Torrico (2004) habla de diferentes cuadros teóricos explicativos y periodos comunicacionales. Se habla entonces del análisis sistémico, el estructuro/funcionalismo, la dialéctica critica y la Escuela de Frankfurt, Asimismo, se hace referencia al periodo difusionista, el periodo crítico y el periodo culturalista.

Por su parte, Lozano (1996) afirma que los teóricos de la comunicación se dividen en dos grandes grupos: el enfoque positivista y el enfoque critico. El enfoque positivista sostiene que los fenómenos sociales, al igual que los naturales, responden a leyes inmodificables y que el científico social debe adoptar una posición de neutralidad frente a la realidad social, pues debe ser un observador objetivo que analiza las leyes y las causas que rigen los fenómenos sociales. Los teóricos de la comunicación de masas que se identifican con esta posición son también conocidos como funcionalistas, estructuralistas, empiristas y conductivistas. Según lozano estas perspectivas tienden a enfatizar la “utilidad de los sistemas y fenómenos comunicacionales para la estabilidad y la preservación de las

9 TORRICO, Erick: Abordajes y Períodos de la Teoría de la Comunicación, 1ª ed., Ateneo, Buenos Aires, Grupo Editorial NORMA, 2004.

sociedades actuales y evitan cualquier cuestionamiento sobre el rol de la comunicación en la distribución desigual del poder y del control de los grupos sociales. En cambio, el enfoque critico asume una posición totalmente opuesta en vista de que plantea analizar la comunicación al interior del contexto histórico social y cuestiona las desigualdades económicas, sociales, políticas y culturales en los diferentes sistemas contemporáneos. En este contexto de desigualdad entre ricos y pobres, los críticos cuestionan el rol de la comunicación en la preservación de sistemas injustos, pues tendrían el propósito de difundir y reproducir la ideología de elites económicas y políticas.

Según este autor, los enfoques positivitas principalmente se desarrollaron en los Estados Unidos y los enfoques críticos, muy vinculados al marxismo, tuvieron su origen en Europa. En el contexto latinoamericano, el enfoque critico ha sido adaptado por la “Escuela culturalista latinoamericana”, representada, entre otros, por autores tales como Jesús Martín Barbero (Colombia), Néstor García Canclini (Argentina/México) y Guillermo Orozco (México). Esta perspectiva latinoamericana, se adscribe en la teoría que aborda la comunicación desde el polo del receptor a través de cinco corrientes principales: consumo cultural, frentes culturales, recepción activa, uso social de los medios y las mediaciones. Al respecto, Martín Barbero (1987), sostiene que “la recepción de los mensajes de la comunicación de masas no es pasiva por parte de las audiencias sino que atraviesa por mediaciones que articulan el contenido con la rutina diaria del uso de los medios en el contexto familiar, comunitario y racional”. Por su parte, García Canclini (1995), afirma que en el estudio de los procesos de recepción de la comunicación de masas se debe introducir el estudio del denominado consumo cultural. En esta misma directriz analítica, Guillermo Orozco (1997), señala que la cantidad y la calidad de información, conocimientos y valores que tiene el receptor “median” su recepción.

  • 2.2. Enfoque teórico

Erick Torrico en su obra “Abordajes y periodos de la teoría de la comunicación” (2004), habla de la teoría como un “modo específico de ver la realidad”, estableciendo tres tipos de teorías: generales, particulares y específicas. Según este autor, estas últimas, es decir, las teorías específicas que son consideradas de rango medio reciben también la denominación de enfoque teórico. Torrico sobre la base del planteamiento de Robert Merton señala que los enfoques teóricos derivan de las teorías particulares, los cuales por, su parte, mantienen relaciones de orden lógico y sustantivo con algunas teorías generales. Ahora bien entendiendo al enfoque como una manera especifica de aproximación teórica y metodológica para el entendimiento del objeto de estudio, señalar que en la presente investigación se aborda la problemática comunicacional del acceso y consumo de servicios de Internet, desde el enfoque de la teoría de las mediaciones.

Hasta hace algunos años atrás, en relación a la investigación en comunicación social, prevalecían dos paradigmas sociales principales, el uno vinculado a la teoría del consenso y el otro a la teoría del conflicto. El primero, que guarda estrecha relación con el funcionalismo se encuentra sustentado en el rol que los medios cumplen sobre el individuo o los grupos expuestos. En cambio, el segundo que se halla vinculado al marxismo centraliza su análisis en la coacción ideológica que tienen los medios sobre las clases sociales. En relación a esta polarización de los enfoques comunicacionales, Marcelo Guardia (2008: 52), señala que “el modelo estructural funcionalista entiende que el receptor es el destinatario del proceso, objeto de una estrategia que tiene un punto de partida y objetivos políticos y económicos definidos. La teoría crítica explica ampliamente cómo el receptor es una victima de un sistema industrial de producción de bienes simbólicos con propósitos uniformizantes y conformistas, para sostener un sistema de producción masificador eficiente, productivo y consumista”

Ambas perspectivas centralizan su análisis en los medios, el contenido de los mensajes y los sujetos, quienes son considerados como simples “objetos moldeables”. Una nueva forma de ver a los elementos que intervienen en un proceso comunicacional es a través de las “mediaciones” que sostiene que “toda comunicación es mediada desde la sociedad, al cultura, la política y la subjetividad”. Esto implica que la recepción de los mensajes esta sujeto a la acción múltiple de mediaciones individuales, institucionales, tecnológicas y contextuales. Según Orozco en la recepción televisiva intervienen la mediación cognoscitiva, cultural, situacional o de referencia, institucional y videotecnológica, esto implica que la apropiación de los mensajes televisivos se da antes, durante y después de la exposición a ellos, debido al complejo funcionamiento de estas mediaciones en cada individuo, es decir, cuando una persona ve televisión “no se enfrenta a la pantalla con la mente en blanco sino que trae a ella una serie de actitudes, ideas y valores o repertorio cultural que pone en juego con los repertorios preferentes propuestos en los mensajes televisivos”

En términos generales, la propuesta que plantea el enfoque de las mediaciones sostiene que “el receptor ya no es considerado como un simple objeto moldeable, sino como un sujeto activo en la creación de visiones e incluso divisiones del mundo, capaz de salir del texto al contexto” (Zapata, 2005:100), es decir, que existe una recepción activa de los mensajes que conduce a las audiencias a producir sus significados y no solo a reproducir los mensajes que le llegan.

Se considera que este enfoque, sobre la base de los argumentos teóricos de Jesús Martín Barbero, Néstor García Canclini y sobre todo del mexicano Guillermo Orozco posibilitará identificar en el proceso investigativo las necesidades que satisface el Internet, cuáles son los modos de existencia de Internet, cómo circula y quiénes se apropian de sus mensajes y cómo intervienen las mediaciones individuales, institucionales, tecnológicas y contextuales en el uso, acceso y consumo de la red Internet.

  • 2.3. Definición conceptual y operativa

Si se define a la investigación como una relación abierta de variables resulta indispensable definir y medir las variables que dan cuenta del problema de investigación. Según Pineda et al (1994), este procedimiento es fundamental tanto en investigaciones cuantitativas como en investigaciones cualitativas debido a que posibilitan, por un lado, proporcionar los conocimientos precisos de los términos o conceptos que podrían interpretarse de distinta manera y, por otro lado, establecer las reglas y los procedimientos que el investigador utilizará para medir las variables. En función de estas consideraciones teóricas a continuación se procede a establecer esta definición conceptual y operativa de los denominados conceptos eje o centrales de la investigación ..

  • 2.3.1. Definición conceptual

En vista de que existe una diversidad de dimensiones que deben ser sometidas a la investigación se hace necesario establecer y seleccionar los principales conceptos que permitirán concretizar “qué es lo que se desea y se debe investigar”. Esto proceso que implica la identificación de los conceptos que posiblitan abstraer el objeto de estudio, se inaugura de manera efectiva con la formulación de los problemas de investigación y la determinación de los objetivos.

En el marco, de la presente investigación se considera que los conceptos eje o centrales que hacen los problemas de investigación son los siguientes: factores precipitantes, conocimientos, actitudes y prácticas. Pero al margen de estos denominados conceptos centrales se considera que también es necesario, a fin de evitar confusiones conceptuales, establecer el significado de los conceptos de

adolescencia y juventud. Toda vez que se han identificado dichos conceptos centrales resulta necesaria su definición conceptual y operacional.

  • 2.3.1.1. Factores precipitantes

Los factores precipitantes, hacen referencia a los agentes, elementos, mecanismos, causas o circunstancias que solas o unidas participan en la emergencia o en el desarrollo de un determinado fenómeno, hecho o proceso, o en su defecto contribuyen a la emergencia de un efecto o una consecuencia. En términos de la epistemología, se podría decir que los factores precipitantes están directamente relacionados a las denominadas variables independientes y las consecuencias a las llamadas variables dependientes.

En relación a un determinado “objeto de estudio” estos factores precipitantes adquieren cierta complejidad y multidimensionalidad, pues engloban aspectos biológicos, demográficos, familiares, sociales, políticos, ideológicos y culturales. Asimismo, expresar que estos factores precipitantes adquieren un carácter bidimensional: fáctico y simbólico. Los primeros, hacen referencia a elementos fácticos o concretos que pueden ser observados directamente o percibidos sensorialmente y los segundos hacen referencia a elementos abstractos que se hallan fuera del marco de lo sensorial y corresponden al ámbito simbólico, persuasivo e ideológico.

  • 2.3.1.2. Conocimientos, actitudes y prácticas

Los “conocimientos” se hallan vinculados a situaciones conocidas o adquiridas por diversas circunstancias vividas a través de diferentes espacios o ámbitos como ser la escuela, la familia, el trabajo, los medios de comunicación social y la propia cotidianidad. En tal sentido, los conocimientos hacen referencia a un conjunto de ideas, nociones, definiciones y conceptos que se reconocen, apropian, aprenden e interiorizan incrementando el saber (Muñoz, 2003.)

El concepto de “actitud” es introducido en las ciencias sociales por Thomas y Zneniecki en 1918 y adquiere vital importancia en el campo de la sociología y la psicología. En el campo sociológico, Ander-Egg (1987), sostiene que la actitud designa un elemento de la conducta de un individuo motivada para la reacción en favor o en contra de un estimulo proveniente de su entorno que expresa una tendencia a obrar, un impulso o un deseo. Sin embargo, este autor aclara que la actitud no es la respuesta al estimulo, sino la predisposición afectiva a responde de una determinada manera, o dar una respuesta preferencial frente a situaciones que activan esa predisposición.

En el campo de la psicología, se entiende a la actitud como un estado de disposición psicológica, adquirida y organizada a través de la propia experiencia individual y de la integración de los modelos sociales, culturales y morales del grupo, que predispone al individuo a reaccionar de una manera determinada y bastante constante frente a ciertas personas, objetos, situaciones, ideas y valores.

En esta misma línea psicológica, Wagner y Elejabarrera (1994), sostienen que la actitud no es la respuesta al estimulo, sino la predisposición afectiva a responder de una manera determinada o dar un respuesta preferencial frente a situaciones que activan dicha predisposición. Asimismo, estos autores expresan que las actitudes constan de tres componentes básicos: cognitivo, afectivo y conductual. Lo cual significa que las respuestas que la persona emite frente al objeto de la actitud son susceptibles de una triple clasificación según predomine en ellas los elementos de información/creencias, afectivos o de intención/conducta. Si bien estos tres elementos son diferentes entre si, pues se hallan vinculados a

formas de pensar, sentir y actuar respectivamente, comparten algo en común, la disposición evaluativa frente al objeto.

Es importante señalar que las actitudes no son directamente percibidas u observables, sino que más bien se trata de disposiciones inferidas de la conducta manifiesta, ya sea de modo verbal, bajo la forma de opiniones especificas, ya sea de modo no verbal, bajo la forma de determinadas conductas y comportamientos.

Las “prácticas” se refieren a la acción, es decir, al modo, el ejercicio o el procedimiento especifico de actuar de una persona, un grupo o una institución social. En general, la práctica es acción o concierne a la acción. Ander- Egg (1987: 239), sostiene que “la práctica social es un aspecto esencial de ser hombre, hasta el punto de que puede afirmarse que el hombre y la humanidad se hacen en esta practica social”. Según García (2003), las prácticas sociales deben ser tomadas en cuenta como el resultado de los conocimientos y las actitudes que se tienen, ya que cada persona va a actuar de acuerdo a lo que sabe o piensa de cada cosa y este acto va a determinar el desenvolvimiento de la persona o el grupo social frente a situaciones concretas.

2.3.1.3. Adolescencia y juventud

En relación a los conceptos de “adolescencia y juventud”, señalar que la vida del ser humano se desenvuelve a través de diversas y sucesivas etapas que tienen características muy especiales según el tiempo y el espacio. En cuanto a la determinación de las edades que contempla cada etapa, no hay un acuerdo unánime para determinar cuándo comienza y cuándo termina determinada etapa. Pese a estas dificultades señalar que la “adolescencia” es una etapa donde el individuo deja de ser niño, pero que todavía no ha alcanzado la madurez y el equilibrio propios de una persona adulta. Si bien resulta dificultoso determinar cuando empieza y termina esta etapa existe un criterio jurídico bastante generalizado para situar a la adolescencia entre los 12 y 18 años de edad. 10

Una de las grandes dificultades metodológicas para abordar el tema de los jóvenes viene de la propia definición de juventud. Según Bourdieu el concepto de “juventud” apela, más que a una condición natural, a una construcción social determinada por variables que no solamente se hallan vinculadas al aspecto “físico/biológico” sino también a cuestiones económicas, sociales, políticas y culturales. A pesar de estas dificultades señalar que en el contexto de la presente investigación se define a la juventud como aquella etapa comprendida entre los 19 y 24 años de edad, donde el individuo ha dejado de ser adolescente, aunque todavía ha llegado al equilibrio emocional característico de la adultez (Salinas, 1990: 59).

  • 2.3.2. Definición operativa

La definición operativa o la operacionalización de los conceptos centrales hace referencia al transito del concepto de un nivel abstracto a un plano mas empírico a través de su desagregación analítica en dimensiones e indicadores. En la presente investigación siguiendo la metodología propuesta por Raymond Boudon y Paúl Lazarfeld (1974), el proceso de “operacionalizacion” se ilustra en el siguiente cuadro:

10 Según el Articulo 2 del Nuevo Código Niño, Niña y Adolescente, se considera adolescente a todo ser humano comprendido desde los doce años a los dieciocho años de edad cumplidos.

Cuadro Nº 3

OPERACIONALIZACION DE CONCEPTOS EJE

Variables

Definición conceptual

Dimensiones

Indicadores

Factores

Agentes,

elementos,

Materiales

Necesidades de comunicación

precipitantes

mecanismos, causas o circunstancias que solas o unidas participan en la emergencia o desarrollo de fenómeno, hecho o proceso (Canales, et al,

Necesidades de información Necesidades de entretenimiento Necesidades de diversión Necesidades de socialización Necesidades de aislamiento Necesidades de consumo

1994: 188)

Inmateriales

Conocimientos

Ideas,

nociones

o

Sensibles

Uso del Internet

conceptos

que

se

tiene

Acceso al Internet

sobre alguien o algo para

Manejo del Internet

aumentar

el

saber

Aplicación del Internet

(Muñoz, 2003: 203)

Racionales

Actitudes

Vivencias y sentimientos

Positivas

Valoración subjetiva

que tienen las personas sobre una persona, hecho, fenómeno o proceso

Negativas

Criterios subjetivos Visión del usuario Visión de los adultos

(Muñoz, 2003: 203)

 

Prácticas

Son formas de actuar o de

Adecuadas

Hábitos

comportamiento

 

que

Costumbres

asumen

las personas

Pautas de comportamiento

(Muñoz, 2003:203)

 

Inadecuadas

  • 3. BASE REFERENCIAL

    • 3.1. Comunicación e información

Ander-Egg (1987: 62), define a la comunicación como “un proceso de transmisión de signos, señales o símbolos de cualquier clase entre personas”. Asimismo, considera a la comunicación como “una relación entre individuos encaminada a la transmisión de significados mediante el empleo del

lenguaje, la mímica, los ademanes, las actitudes, etc. En esta interacción, ambas partes actúan como emisores y receptores de mensajes”. Por otro lado, este mismo autor, define a la información como el acto que facilita datos e información referida a la situación de una persona, institución, grupo social, hecho, fenómeno o proceso social.

Si bien ambos conceptos se hallan estrechamente vinculados es necesario tomar en cuenta que presentan significados o connotaciones diferentes, lo que implica que comunicación no es igual o no es lo mismo que información.

Según Noseda (1972), la comunicación no es un acto sino un proceso por el cual una individualidad entra en cooperación mental con otra, hasta que ambas llegan a constituir una conciencia común. La información es, por el contrario, sólo una trascripción unilateral del empuje de un emisor a un receptor. La irradiación de mensajes sin retorno de dialogo, proveniente de informantes centralizados, no puede identificarse con la co/actividad intersubjetiva que es la comunicación.

Por su parte, Rowac, Rosengren y Sigurd, citados por Beltrán (2007: 77) señalan que “comunicarse se refiere a un proceso bilateral que tiene elementos tanto emocionales como cognoscitivos y que ocurre en forma verbal así como no verbal. Informar, por otra parte, se refiere a un proceso unilateral de comunicación verbal predominante dirigido hacia el conocimiento”.

  • 3.2. Sociedad, comunicación e información

Desde los albores de la humanidad, el hombre para sobrevivir se ha visto en la necesidad de desarrollar procesos de comunicación e información a través del lenguaje. 11 En principio, esta necesidad fue satisfecha a través de sonidos, gruñidos y gestos similares al de otros animales. Con el transcurso del tiempo, la comunicación humana comienza a diferenciarse de la comunicación animal y el hombre ya recurre a las señales, los dibujos, los signos y las acciones para establecer otros sistemas más complejos de comunicación e información. El afán de satisfacer esta sentida necesidad trajo consigo la evolución de ciertos conocimientos, aptitudes y habilidades que ya posiblitan en determinados grupos sociales comunicarse a través de tambores, señales de humo u otro tipo de signos. De esta manera, los hombres van creando algunas herramientas en principio bastante “rudimentarias” para interrelacionarse con los demás y sentar las bases para el establecimiento de un lenguaje propio y común entre todos.

El desarrollo de las herramientas y las formas de comunicación tendrá un hito muy importante con el descubrimiento de la escritura, hace aproximadamente unos 5.000 a.C. A partir de entonces surge una nueva forma de comunicación que permite transmitir cierta información y posibilita intercambiar conocimientos, saberes, sentimientos, opiniones e inquietudes. 12 Otro gran hito en el desarrollo de los medios de comunicación se constituye el descubrimiento de la imprenta, inventada en China hacia el año 600 d.C. y después en Europa en el siglo XV. 13 Se considera

  • 11 Si se entiende el lenguaje como un medio de expresión y de comunicación a través de sonidos, signos e imágenes.

  • 12 La escritura cuneiforme estaba conformada por signos que tenían la forma de “cuña” que fueron grabados en tablillas de

arcilla y en materiales de metal, madera y piedras. Las primeras inscripciones cuneiformes estaban formadas por pictogramas, donde cada palabra representaba un signo. Luego aparece la escritura ideográfica donde los signos representan palabras compuestas y hace aproximadamente 800 a.C., surge la escritura alfabética, donde cada signo representa un sonido de la lengua hablada.

  • 13 Se utiliza el término de imprenta, para designar diferentes procesos que se desarrollan para reproducir palabras, imágenes o dibujos sobre papel, tejido, metal u otros materiales.

al alemán Johann Gutenberg, como el inventor de la imprenta en Occidente en el año de 1450 y se dice que su labor contribuyó en forma decisiva a la aceptación inmediata del libro impreso en sustitución del libro manuscrito.

Posteriormente, con el transcurrir del tiempo los elementos vitales de la comunicación e información en términos de “emisor”, “receptor”, “medio”, “canal”, “mensaje”, “fuente”, entre otros, serán transformados, desarrollados y mejorados. De esta manera a través de una serie de innovaciones tecnológicas surgirán, inicialmente, los denominados medios tradicionales de comunicación y, posteriormente, las nuevas tecnológicas de la información y la comunicación

Según los representantes de la teoría de los “macro ciclos” en la historia de la humanidad se han producido dos grandes revoluciones del conocimiento y la tecnología. La primera es la revolución industrial que se desarrolla en Inglaterra en el último tercio del siglo XIX y que se expresa en la aplicación del conocimiento al proceso productivo a través el descubrimiento de nuevas máquinas e instrumentos de trabajo, elementos que van ha perfeccionar la producción de mercancías y que hacen posible la emergencia de una sociedad industrial o capitalista. Corresponden a este periodo el descubrimiento y la difusión de algunos nuevos medios de comunicación denominados “tradicionales” como ser la fotografía (1826), telégrafo (1835), teléfono (1876), fonógrafo (1877), radio o telegrafía inalámbrica (1895), cine (1895) y la televisión (1926).

La segunda revolución industrial es la que se inicia a fines de la década de los setenta y principios de los ochenta y se expresa en nuevos sistemas de comunicación e información gracias a los avances de la cibernética y la microelectrónica que generan un nuevo mundo de sonidos, imágenes y otros estímulos audiovisuales que van a adquirir una fuerte influencia en el desenvolvimiento de la sociedad y de sus miembros. Según Fernández (2005: 344) la “convergencia entre las telecomunicaciones y las tecnologías comunicacionales dieron como resultado la emergencia de nuevas tecnologías de información y la comunicación que permitieron la expansión de la comunicación vía satélite, la distribución de mensajes por cables o mediante sistemas de transmisión de microondas, grandes adelantos de la televisión, nuevas formas de emisión de radio, aparatos de videotape y videodiscos, así, como sistemas de distribución de televisión por cable y, por supuestos la computadora electrónica”.

En la denominada sociedad industrial prevalece una logia en función de los procesos industriales y si bien en la llamada sociedad postindustrial tan bien la industria juega un papel importante, son los procesos y los mecanismos de información y comunicación los que se han convertido en los ejes organizadores centrales de casi todos los ámbitos de la sociedad.

Como se ha visto de manera sintética, los procesos de comunicación y la transferencia de información que se produce entre individuos o grupos sociales, ya sea mediante el habla o por cualquier otro sistema o medio, es de vital importancia para la preservación y el desarrollo de cualquier tipo de sociedad. En tal sentido, también se ha podido constatar que históricamente ambos procesos se han visto expresados o plasmados en diferentes sistemas o medios de comunicación e información que guardan una estrecha relación de correspondencia con el nivel de conocimiento que ha alcanzado en determinado momento el desarrollo de la sociedad.

  • 3.3. Comunicación de masas

Ante de hablar de comunicación de masas resulta imprescindible hacer referencia a la sociedad de masas. Según Swingewood (1981) citado por Lozano (1996), a partir de mediados del siglo XIX,

sobre todo en Europa y Estados Unidos, se desarrollan las denominadas sociedades industriales. La conformación de este nuevo tipo de sociedad que erosiona los vínculos sociales y familiares de los individuos, masificándolos y aislándolos de sus grupos primarios y de referencia, es resultado de los siguientes factores:

La división social del trabajo.

La organización industrial a gran escala.

La producción automatizada de mercancías.

La concentración de la población urbana.

El crecimiento de las ciudades.

El incremento de movimientos políticos masivos de las clases trabajadoras

La interrelación de estos factores provoca la emergencia de audiencias conformadas por individuos pasivos, aislados, manipulables, irracionales e ignorantes que eran muy susceptibles de ser influenciados por los medios masivos de comunicación. Bajo este contexto, histórico social surge la comunicación de masas.

Ander-Egg (1987), con la expresión de comunicación de masas designa los medios de difusión modernos, caracterizados por su capacidad de alcanzar a un público extenso. Entre estos medios se encuentran la radio, el cine, la televisión, la prensa, las revistas y los discos. Según este autor la comunicación de masas es la traducción al castellano de la palabra inglesa “mass media”, propiamente “medios de masa”, compuesta de “mass” y “media”, palabra latina derivada de “médium”, “medio”. Por ello, en un sentido estricto sostiene que hay que hablar de “medios masivos de comunicación” y no de “comunicación de masas”, pues lo peculiar de estos medios no es la comunicación entre “las masas”, sino el hecho de la producción masiva de sus mensajes.

Los pasos para la conformación de una “comunicación de masas” se inauguran con la invención del telégrafo, eléctrico, pasan por la invención del teléfono fijo y la radiotelefonía hasta llegar a la invención de la televisión, el Internet y la telecomunicación móvil. En la actualidad, la revolución tecnológica que vive la sociedad se explica por los avances significativos en las tecnologías de la informática, la información y la comunicación y se expresan en la generalización del uso de las tecnologías, las redes de comunicación, el rápido desenvolvimiento tecnológico, el desarrollo científico y la globalización de la información.

  • 3.4. Nuevas tecnologías de la información y comunicación

El desarrollo comunicacional, tecnológico e informático que ha dado origen a las denominadas Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) ha transitado por cinco etapas: la primera etapa se caracteriza por el hecho de que los medios de comunicación presentan un escaso desarrollo tecnológico y sus finalidades eran estrictamente militares. La segunda etapa se inaugura a mediados del siglo XX con el descubrimiento del transistor y su implementación en algunos medios de comunicación. La tercera etapa se vincula a la fabricación en 1964 de un nuevo componente electrónico, el circuito integrado que alcanza una mayor capacidad en almacenar información. La cuarta etapa se inaugura en el año 1971 con la implementación del chip de circuito integrado o microprocesador. 14 La quinta etapa que contempla la década de los 80 engloba la producción de recursos y medios informáticos con el afán de lograr que ciertas actividades sean mucho más rápidas y que estos medios lleguen a la mayor cantidad de personas.

14 El microprocesador incluye a todos los componentes electrónicos que constituyen la unidad central de proceso

En esta marco histórico social, el notable desarrollo tecnológico convergente de las industrias de la informática, la información y la comunicación que históricamente se habían mantenido separadas hacen posible la emergencia de las denominas TICs. Según Fernández (2005), la convergencia de estas tres grandes industrias, informática, información y comunicación, da como resultado la emergencia de una comunicación electrónica que hace posible tres aspectos principales: 1). Mover señales de un lugar a otro mediante los nuevos sistemas de comunicación (vía satélite), 2). Almacenar información altamente compacta, eficiente y fácil de recuperar (discos duros, chips, DVD, VCD) y 3). Conectar computadoras entre si (Internet)

Las TICs son recursos, instrumentos y procesos utilizados para transmitir, procesar, recuperar, almacenar, organizar, manejar, producir, difundir, presentar e intercambiar información por medios electrónicos y automáticos. Estas TICs están conformadas por equipos físicos y programas informáticos, como ser computadoras, scanners, cámaras digitales, teléfonos, celulares, facsímiles, módems y grabadoras y reproductoras de CD y DVD, radio y televisión, además de programas informáticos como bases de datos y aplicaciones multimedia.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL), concibe a las TICs como “algo más que informática y computadoras, puesto que no funcionan como sistemas aislados, sino en conexión con otras mediante una red. También son algo más que tecnologías de emisión y difusión, como televisión y radio, puesto que no sólo dan cuenta de la divulgación de información, sino que además permiten una comunicación interactiva” 15

La Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (UNESCO), señala que las TICs tienen “la capacidad de remodelar y transformar profundamente los modos en que la gente organiza su vida, interactúa con otras personas y participa en los diferentes ámbitos de la sociedad. Estas tecnologías son el cimiento de un cambio radical que, desde las definiciones industriales/postindustriales de desarrollo, dará origen a un nuevo paradigma basado en el modelo de las sociedades de la información. Este cambio traerá consigo la redefinición de los mundos del trabajo, el aprendizaje y la investigación, el ocio y el espectáculo, la participación y el gobierno”. 16

Arratia et al (2006:20) definen a las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs) como “aquellas tecnologías que permiten transmitir, procesar y difundir la información de manera instantánea, y constituyen, por lo tanto, la base sobre la cual se construye la sociedad de la información. Éstas son el resultado de una cultura tecnológica mediatizada y artificializada que representa una “realidad virtual” y una digitalización ilimitada”. Asimismo, se dice que las TICS construyen nuevos espacios de tiempo en donde se constituyen nuevas formas de relación social y de formas institucionales, nuevas categorías de aprensión de la experiencia personal y social así como nuevas dimensiones de la cultura (Castells, 2000 y Vizer, 2003).

Según Anthony Giddens (2002) esta serie de transformaciones tecnológicas que ha tenido lugar durante el siglo XX han transformado por completo el rostro de las telecomunicaciones a partir de la innovación de la transmisión a distancia de información, sonidos o imágenes fijas o en movimiento por medios tecnológicos. Asimismo, este autor sostiene que esta tendencia dominante que ha dado lugar a la conformación de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) no

15 Asociación Latinoamericana de Integración, Secretaría General. La brecha digital y sus repercusiones en los países miembros de la ALADI. Estudio 157. Rev. 16 de julio de 2010, en: http://www.aladi.org/nsfaladi/estudios.nsf/inicio2004 16 Citado por Karina Herrera en Comunicación y Desarrollo en la Sociedad de la Información en Comunicación, nuevos escenarios y conflictos sociales, IV Encuentro Nacional de Investigadores de la Comunicación, Cochabamba, 2004

sólo implica una revolución tecnológica sino que también esta modificando en su conjunto a la sociedad, la economía y la cultura. Casi con similar criterio Castells (2005), sostiene que el nuevo paradigma tecnológico organizado en torno a la tecnología de la información en interacción con la economía global y la geopolítica mundial esta materializando un nuevo modo de producir, comunicar, gestionar y vivir.

De acuerdo a la información documental y la evidencia empírica manifestar que evidentemente las denominadas nuevas tecnologías de la información y comunicación se constituyen en el hecho tecnológico más importante del siglo XX, pues al optimizar el manejo de la información y el desarrollo de la comunicación están provocando profundos cambios en los diferentes niveles de la sociedad, no solamente en el ámbito de la comunicación e información, sino también en los ámbitos económicos, políticos, sociales y culturales. Paralelamente, las TICs están transformando paulatinamente los contextos comunitarios, familiares e individuales.

Se observa que las TICs se han introducido en casi todas las actividades humanas, se hallan presentes tanto en procesos, actividades, instituciones, organizaciones como en la vida cotidiana de personas y grupos sociales, modificando sus formas de comunicación, información, entretenimiento y esparcimiento. En el campo específico de la comunicación, estas nuevas tecnologías comunicacionales vienen modificando las formas de comunicación, los escenarios de consumo cultural y las identidades culturales. Pero no sólo ello, sino que también están provocando profundas modificaciones en los diferentes paradigmas comunicacionales y a la vez están provocando serias controversias de aceptación y/o rechazo en diferentes espacios tanto académicos como cotidianos.

Las ventajas de las TIC se hallan determinadas por la forma cómo se las utilice y la importancia que se le otorgue. En esos términos, se expresa que los beneficios podrían ser los siguientes:

Facilitan las comunicaciones.

Eliminan las barreras del tiempo y el espacio.

Favorecen la cooperación y colaboración entre distintas entidades.

Aumentan la producción de bienes y servicios de valor agregado.

Elevan la calidad de vida de los individuos.

Provocan el surgimiento de nuevas profesiones y mercados.

Permiten un acceso igualitario a la información y al conocimiento.

Si bien es cierto que las TICs presentan ciertas ventajas resulta también muy evidente que provocan ciertas consecuencias negativas o desventajas, entre las principales se menciona:

Pueden ser utilizadas con fines ilícitos o delincuenciales.

Reemplazan tradicionales formas de ocio, distracción o esparcimiento.

Incentivan una sociedad individualista y de consumo.

Provocan cambios culturales, alineación y aculturación.

Modifican las tradicionales formas comunicación, despersonalizándolas.

Construyen nuevas identidades culturales.

Incentivan el plagio.

  • 3.5. Sociedad de la información

Las nuevas TICs ha provocado la emergencia de una sociedad de la información que se caracteriza por el uso extendido de los medios de comunicación e información que transitan desde los “medios tradicionales” como la radio, la televisión y los medios impresos hasta los “medios modernos” como los satélites, la computadora, la Internet, la telefonía y los celulares, entre otros. A decir de Erick Torrico (2002), la conformación de este nuevo tipo de sociedad sobre la base de la revolución tecnológica esta provocando la emergencia de una “nueva era” caracterizada por importantes transformaciones a nivel de la sociedad, la economía, la política, la cultura y la vida cotidiana.

De acuerdo a la literatura revisada esta llamada “nueva era” signada por profundos cambios tecnológicos que repercuten en los procesos de comunicación e información recibe diversas y distintas denominaciones, tales como la “era del conocimiento”, “era de la Internet” o “era de la información”, apelativos que también derivarían en la conformación de una “sociedad del conocimiento”, “sociedad de la Internet” o “sociedad de la Información”. 17

La noción de la

era de la información sostiene de que en el desarrollo de la civilización se han

producido tres grandes olas del cambio económico: la ola agrícola, la ola industrial y la ola de la

información.

La concepción de aldea global afirma que la organización social habiendo partido de la forma tribal alimentada por la comunicación oral habría pasado a otra destribalizada producto de la incursión de la imprenta y desembocaría en una última, retribalizada, que reconectaría al planeta y repondría el sentido comunal y activador de lo sensorial de la vida tribal original.

El significado de la sociedad global de la información se fundamenta en la centralidad otorgada a la información y sus procesos en la vida actual y, asimismo, privilegia a las nuevas tecnologías que hacen posible el almacenamiento, procesamiento y transmisión de información.

La idea de la sociedad de la comunicación postula el devenir de un mundo de comunicación emancipadora y generalizada que va a permitir una ruptura de los monopolios de la palabra y en una multiplicación de concepciones de mundo y de canales para manifestarlas

La noción de la sociedad del conocimiento destaca la importancia de la información y las TICs en la producción del conocimiento y la información elaborada y aplicable, en los procesos de producción de bienes y servicios.

La concepción de la sociedad red se basa en la aceptación de que existe un “nuevo paradigma tecnológico” conformado por la microelectrónica, las TICs y la ingeniería genética y, en la constatación, de que las redes están transformando las relaciones de producción, consumo, poder y experiencia. Como bien lo puntualiza Manuel Castells la era de la información y la sociedad red se expresan como la “cultura de la virtualidad real”.

  • 3.6. Brecha digital

Según datos publicados por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), agencia dependiente de la ONU, la penetración de las TICs a nivel mundial sigue siendo imparable aunque de manera desequilibrada. Según estadísticas del 2008, se informa que existen 4.000 millones de suscripciones a

17 Pero al margen de estas denominaciones, la "nueva era o sociedad" ha sido también calificada como postindustrial, tecnotrónica, informatizada, cableada, interconectada, digital o aldea global.

la telefonía móvil, 1.300 millones a líneas fijas y cerca de un cuarto de la población utilizan la red Internet, pese a ello aún subsisten grandes diferencias entre regiones y entre países industrializados y países en desarrollo. 18 En función de estas estadísticas, señalar que las TICs se han convertido en un recurso muy importante tanto para los países desarrollados como para los países menos desarrollados y al interior de ellos para la mayoría de sus habitantes. En el discurso se pregona que las TICs se constituyen en un “pasaporte” para la participación equitativa y el desarrollo económico, social, cultural y educativo en vista de que promueven el acceso igualitario de los ciudadanos a la comunicación e información, lo que proporcionaría no sólo mejores oportunidades económicas, sino también una mayor y mejor calidad de vida. Sin embargo, si bien estas realidades pueden ser validas en el contexto de sociedades desarrolladas, en relación a las sociedades subdesarrollabas la implementación de las TICs han generado y en alguno casos profundizado ciertos desequilibrios sociales y económicos. 19

Son varios los estudios que han confirmado que la expansión de las TICs, si bien es global se produce en forma desequilibrada y diferenciada, es decir, la difusión de la telefonía móvil, los ordenadores, los satélites, los módems, los scanner y la red Internet es amplia pero en su acceso, uso y consumo prevalecen grandes diferencias o desigualdades, se habla entonces de la conformación de la denominada “digital divide” o “brecha digital” que hacen referencia a la polarización entre las países, regiones, grupos y personas que tienen la posibilidad de acceder y consumir las nuevas TIC en su vida cotidiana y las que no tienen acceso a las mismas o que no saben cómo utilizarlas para sacarles provecho. . Según Castells, esta brecha digital no sólo se da entre países, sino entre ciudades de una misma nación o entre el área urbana y el área rural o entre mujeres y hombres, entre jóvenes y personas de la tercera edad o entre quienes tienen acceso a la educación formal de los que no lo tienen. Es decir, la brecha digital se expresa en marcadas diferencias dentro de un mismo país y al interior de su estructura social o de sus habitantes. Por ejemplo, los usuarios de las TICs en Europa y América representan entre el 43 y 44% de la población. En cambio, en Asia es cerca del 15% y en África es menos del 5%. En el caso especifico de la red Internet en África el porcentaje de usuarios de la red en relación al mundo es de 1,5%, en Asia es de 34% y en Europa de 29,2%, frente a un 6,3% de América Latina y El Caribe.

En el caso boliviano, se sabe que existen comunidades enteras que ni siquiera cuentan con la conectividad de un solo teléfono y menos con equipos de computación, mientras que en ciudades del eje central, como La Paz, Cochabamba y Santa Cruz algunas familias tienen más de tres líneas telefónicas y cuentan por lo menos con una con computadora. Asimismo, acceden a la telefonía móvil y los servicios del cable y el Internet. 20 Para ilustrar aún mas esta cuestión de la “brecha digital” señalar, por ejemplo, que el Japón ingresó a la era de la televisión digital con alta resolución de imagen y sonido en el año 2003 y se estima que el país recién en el lapso de al menos 10 años podrá ingresar a este sistema de señal digital. Sin embargo, es preciso aceptar que esta brecha digital no solamente esta vinculada y determinada por aspectos técnicos y económicos sino que también esta vinculada por factores geográficos, sociales, económicos, educativos y culturales.

  • 18 La Razón, 08.03.09.

  • 19 Se dice que así como estos avances tecnológicos han dado lugar a cambios importantes en el desarrollo de las sociedades, también han profundizado la brecha o exclusión que ya aquejaba a personas, comunidades y países.

  • 20 En el país mucha gente ni siquiera tiene telefonía básica, que es un medio necesario para acceder al servicio de Internet y cuando recurre a este servicio a través de los sitios Internet tienen limitaciones sobre todo de tiempo.

Sobre el caso específico del acceso y uso de la red Internet un estudio realizado en el 2008, por la Unión Internacional de Telecomunicación señala que 23 de cada 100 personas en el mundo utilizan la red, aunque los niveles de uso pasan de ser muy altos en los países ricos a extremadamente bajo en los países subdesarrollados. 21 Asimismo, este estudio revela que en los países con altos niveles de ingresos se paga relativamente poco por el acceso a Internet, mientras que en los países más pobres se paga relativamente más por el acceso a la red por los altos precios de la banda ancha. Se afirma que esta brecha digital concebida como la línea divisoria entre regiones, países, comunidades, grupos sociales o personas que aprovechan las nuevas tecnologías de información y comunicación y las que no tienen acceso o no sabe utilizarlas, limitan en gran medida las posibilidades de desarrollo colectivo e individual. 22

  • 3.7. Red Internet

Uno de los principales recursos de las denominadas nuevas TICs es la conformación de la Red Informática, que si bien no es la única es la más importante. Se denomina Red Informática, cuando dos o más computadoras u ordenadores se hallan conectados de manera que puedan intercambiar información y compartir recursos, como ser fax, impresoras, scanner, etc. Cuando las computadoras están conectadas a un mismo organismo, empresa o institución, la red informática se denomina red interna o “Intranet”. En cambio, cuando las computadoras se hallan conectadas a redes informáticas más amplias se habla de “Internet”.

El nombre de Internet procede de dos términos, “inter” que significa enlace o conexión y “network” que denota red, de ahí que Internet significa la “interconexión de redes”. A partir de este significado básico se entiende a Internet como la red de computadoras interconectadas entre sí que ofrecen acceso y comparten información a través de un lenguaje común. Es decir, “el Internet es la interconexión de redes informáticas que permiten a los ordenadores o computadoras conectadas comunicarse directamente a cualquier otro ordenador de la red”. 23

Los datos que se transmiten por Internet “viajan” en pequeños paquetes de información desde la computadora personal hacia una computadora central y de ahí se “trasladan” hacia otras computadoras a través de distintos caminos y redes, es decir, distintos tipos de comunicación. En vista de que la información viaja por cables de “fibra óptica” de un servidor a otro de manera instantánea y a gran velocidad, el Internet recibe también la denominación de la “autopista de la información”. En la denominada “red Internet”, “red de redes”, “superautopista de la información” o “ciberespacio” cada computadora cuenta con una dirección única en todo el mundo, la misma que identifica a una red que esta conectada a Internet y recibe la denominación de dirección IP (Internet Procotol). 24 Este denominado Protocolo de Internet (IP) es el soporte lógico básico empleado para controlar el sistema de redes, es decir, controlan y encaminan la información desde el ordenador emisor hasta el ordenador receptor

Los distintos tipos de servicio proporcionados por la red Internet utilizan diferentes formatos de dirección. Así, por ejemplo, las redes informáticas utilizan sufijos que indican el país, (.es) para

  • 21 La Razón, 08.03.09.

  • 22 Con el afán de superar este problema la Nueva Constitución Política del Estado, en su articulo 103, plantea como política de Estado la implementación de estrategias para incorporar la aplicación de TICs a través de una Plan Nacional de Inclusión Digital

  • 23 La red es la que hace posible la interconexión entre individuos o estaciones por medio de un sistema de comunicación por cable.

  • 24 El termino de “ciberespacio” fue acuñado William Gibson en su novela escrita en 1984 “Neuromancer”.

España, (.ar) para Argentina o (.bo) para Bolivia. Asimismo, manejan sufijos que especifican el tipo de organización a que pertenece la red informática en cuestión, que por ejemplo puede ser una institución educativa (.edu), un centro militar (.mil), una oficina del Gobierno (.gov) o una organización sin ánimo de lucro (.org). La denominada Universal Resource Locutor (URL), hace referencia al método de identificación de documentos o lugares en Internet, es decir, se trata de una cadena de caracteres que identifica el tipo de documento, la computadora, el directorio y los subdirectorios en el que se encuentra el documento y su nombre. 25

Por

ejemplo,

el

URL

de

la

página

WEB

de

la

Universidad

Mayor

de San Andrés es

http://www.umsa.bo. La parte del URL antes de los dos puntos indica el protocolo necesario para acceder al documento. La etiqueta http indica que el documento se encuentra en www. La siguiente parte del URL, www, indica un nombre para la computadora donde se encuentra el documento (una máquina puede tener más de un nombre o alias). El nombre umsa indica el nombre del dominio o red local donde se encuentra la máquina (puede haber más subdominios separados por puntos). La extensión .bo indica que está en Bolivia. 26

Los servicios básicos del Internet son:

La World Wide Web.

El correo electrónico o e-mail.

El Chat

El FTP (File Transfer Protocol que significa el intercambio de archivos que no pueden ser

transmitidos por correo electrónico) El downloads servicio gratuito que permite descargar programas, documentos, juegos, videos y música

Para acceder a la red Internet se necesita de un ordenador o una computadora, (software de comunicación), un modem, (dispositivo que conecta la computadora a la línea telefónica con el afán de comunicarse con otras computadoras) una línea telefónica, un explorador o navegador y una conexión a un servidor Internet. Sin embargo, últimamente han surgido nuevas formas de acceder a la red sin la necesidad de utilizar algunos de estos “recursos tradicionales”, se esta hablando de las redes inalámbricas, presentes en terminales de buses, aeropuertos, subterráneos, universidades, plazas, parques o poblaciones enteras ..

El Internet definido como la red de redes de ordenadores capaces de comunicarse entre sí, es más que un recurso tecnológico en vista de que es un medio que posibilita la interacción, la comunicación, la organización y el establecimiento de relaciones sociales. En la actualidad, con más de 1.100.000.000 millones de usuarios distribuidos en todo el planeta y más de 11.500.000.000 de páginas Web se ha convertido en el medio de comunicación más extendido de toda la historia de la humanidad, eliminando barreras del tiempo y el espacio y posibilitando a la gente compartir información. 27 Sus nuevas aplicaciones que cotidianamente se introducen están modificando los diferentes ámbitos de la sociedad. Según Fernández (2005: 356), “mediante el Internet se puede estar en contacto con amigos en lugares lejanos del planeta, conseguir información de la universidad en la que se desea estudiar,

25 Enciclopedia Microsoft® Encarta® 98 © 1993-1997 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

26 El http puede leer e interpretar ficheros de una máquina remota: no sólo texto sino imágenes, sonidos o secuencias de vídeo. Enciclopedia Microsoft® Encarta® 98 © 1993-1997 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos 27 Wikipedia

realizar compras, vender y adquirir acciones, rentar un departamento, obtener información médica e inclusive conversar con deportistas y políticos.”

  • 3.7.1. Historia del Internet

La red Internet es resultado de un proceso histórico social de emergencia y constitución que se remonta al periodo anterior de la denominada “guerra fría”. 28 Según Castells (2005: 32), el Internet se origina en un audaz plan ideado en la década de los sesenta por los “guerreros tecnológicos” del Servicio de Proyectos de Investigación Avanzada del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (Advance Research Projects Agency, ARPA), con el propósito de evitar la toma o la destrucción de las comunicaciones estadounidenses en caso de guerra nuclear. En función de estos propósitos se afirma que a finales de 1969 se establece la primera conexión entre cuatro computadoras conocida como ARPANET que posteriormente evoluciona hacia la red Internet. Sin embargo, algunos autores sostienen que el objetivo de la constitución de la primera Red ARPANET, vinculado a la defensa contra ataques nucleares solamente es un mito, en vista de que este no fue el único propósito, sino que ARPANET fue diseñado debido a que los modos de conmutación de información eran poco confiables.

El resultado que buscaban sus inventores era la conformación de una arquitectura de red que no podía ser controlada desde ningún otro centro y que se encuentre compuesta por miles de redes informáticas autónomas que tengan innumerables modos de conectarse, sorteando las diversas barreras electrónicas. Esta red que se inaugura en 1969, en el Pentágono o en el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, bajo el denominativo de ARPANET, acabó convirtiéndose en la base de una red de comunicación global y horizontal de miles de redes, de la que se han apropiado individuos, grupos y países de todo el mundo para toda clase de propósitos, bastante alejados de la preocupaciones de una guerra fría extinta.

En 1980, se interconectaron una red de ordenadores de distintos Departamentos de ciencia de algunos Estados de Estados Unidos (EEUU) con ARPANET, estableciéndose lo que ahora se conoce como la red Internet. Sin embargo, “se toma enero de 1983, como la fecha de nacimiento de Internet en vista de que en este momento el Departamento de Defensa de los Estado Unidos, decide usar el protocolo TCP/IP en su red ARPANET, creando la red ARPA INTERNET, que empezó a ser usada por otras agencias gubernamentales, entre ellas la NASA, por lo que su denominación fue evolucionando al de Federal Research Internet, TCP/IP INTERNET y finalmente se quedo con el nombre de Internet”

Cuadro Nº 4 CRONOLOGIA DE LA RED INTERNET

Fecha

Hecho histórico

  • 1957 URSS lanza el satélite Spunnik, EEUU crea ARPA.

  • 1962 Aparece el libro de Paúl Baran, “Las redes de comunicación distribuidas”

  • 1967 Primer plan sobre redes de conmutación o intercambio de paquetes.

  • 1969 Nace ARPANET.

28 La guerra fría hace referencia a la disputa que enfrentó después de 1945 a Estados Unidos y los países aliados, de un lado, y al grupo de naciones lideradas por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), del otro. No se produjo un conflicto militar directo entre ambas superpotencias, pero surgieron intensas luchas económicas y diplomáticas. Los distintos intereses condujeron a una sospecha y hostilidad mutuas enmarcadas en una rivalidad ideológica en aumento (Enciclopedia Microsoft® Encarta® 98 © 1993-1997 Microsoft Corporation).

  • 1973 ARPANET establece conexiones con Inglaterra y Noruega.

  • 1975 Surge la versión comercial de ARPANET.

  • 1983 Se cuenta en la red con 235 servidores a nivel mundial.

  • 1984 Aumenta el número de servidores a 1.000.

  • 1987 Se incrementan los servidores a 5.000.

  • 1989 Aparece la WWW.

  • 1993 Internet se introduce al público.

  • 1993 Existen 100 World Wide Wed Sites

  • 1994 Se cuenta con 2.000.000 de servidores a nivel mundial.

  • 1995 Se tiene a 4.000.000 de servidores y 30.000.000 de usuarios.

  • 1996 Se crea el gigante de la Web, el buscador Google.

  • 1996 Existen 90.000 World Wide Wed Sites

  • 1997 Existen 200.000 World Wide Wed Sites

  • 1998 Se tiene 148.000.000 de ordenadores conectados a Internet.

  • 2006 En septiembre, surge el Facebook.

  • 2006 Internet alcanza a los 1.100.000.000 de usuarios.

  • 2008 Existen 6.300.000.000 World Wide Wed Sites o paginas Web

Fuente: Elaboración propia sobre datos de Internet

A pesar de que los orígenes de la red Internet se remontan a fínales de la década de los sesenta sólo a partir de la década de los ochenta se ha producido su expansión masiva y acelerada. En la actualidad, la difusión acelerada de la red y lo imprescindible que se ha convertido en la cotidianidad de miles de personas, grupos sociales e instituciones de casi todos los países del mundo, han hecho de que cada 17 de mayo se celebre el Día Mundial de Internet.

  • 3.7.2. Uso e impacto del Internet

Según Rojas (2005), la “red Internet ofrece un mundo de infinitas posibilidades que el usuario sin moverse de la casa ni de la computadora, entre tantas y tantas aplicaciones, puede desarrollar las siguientes actividades”

Conversar en forma instantánea con personas que se hallan en cualquier parte del mundo.

Obtener información diversa y amplia sobre diversos temas.

Transmitir cualquier tipo de datos.

Escuchar música y ver videos.

Leer periódicos locales y de otros países.

Ver imágenes por satélite.

Efectuar cursos a distancia

Realizar viajes virtuales.

Conocer a personas y países.

Comprar o vender mercancías y servicios.

Grabar, copiar, transferir, guardar y acceder a información de audio, video y texto.

Jugar en red.

El Internet ha provocado cambios profundos no solamente en el campo de la comunicación, la información o el entretenimiento sino que esta modificando distintos ámbitos de la sociedad que transitan desde lo individual pasan por dimensiones económicas, políticas, culturales e ideológicas hasta alcanzar lo social. En este contexto, el cambio de los “esquemas tradicionales” que prevalecen en las principales instituciones de la sociedad se produce a través del acceso y consumo del usuario a la gran variedad de servicios que ofrece la red, siendo los servicios básicos la world wide web, e-mail, chat, blogs, foros, etc.

En el campo de la comunicación, la red Internet a través de la “mensajería” o el “correo electrónico” que permite eliminar barreras del tiempo y la distancia esta dejando atrás tradicionales formas de comunicación como ser el correo, el teléfono e inclusive el fax.

En el ámbito de la información, la red Internet esta incrementando la modalidad y velocidad en la transferencia de información. Esta situación, a través de los denominados “blogs”, viene modificando la forma tradicional de hacer periodismo.

En el ámbito económico, la red Internet esta modificando las formas de producción y comercialización en negocios o empresas. La red posibilita establecer transacciones económicas de forma rápida, instantánea y segura, brindando nuevas oportunidades de comercialización a través de las páginas Web.

En el campo de la publicidad y propaganda, la red Internet esta generando nuevas formas de competencia y comercialización de mercancías. En este plano, la red permite llegar rápida, segura y expansivamente a clientes y potenciales clientes.

En el espacio político, la red Internet esta generando nuevas formas de organización y participación política. Asimismo, esta posibilitando la organización y el desarrollo de ciertos movimientos sociales y de nuevas formas de movilización social.

En el campo cultural, la red Internet esta incentivando el consumo cultural y la conformación de identidades culturales. Se atribuye a la red cambios importantes en hábitos, costumbres, modo de vida y consumo en las personas.

En el contexto familiar e individual, la red Internet esta provocando cambios en el comportamiento social e individual, externo e interno de las personas y las familias en términos de una serie de nuevos conocimientos, actitudes y prácticas.

En el contexto educativo, la red Internet esta permitiendo establecer nuevos esquemas y métodos educativos en el proceso enseñanza/aprendizaje. Asimismo, esta posibilitando acceder a datos e información antes limitada o inaccesible.

  • 3.7.3. Efectos positivos y negativos

De acuerdo a la literatura revisada se ha constando que existen dos posiciones enfrentadas que se polarizan, por un lado, en la creencia de que red tienen aspectos positivos y, por otro lado, en la idea de que prevalecen aspectos negativos.

Los que comparten la primera visión expresan que el Internet ofrece innumerables ventajas para la organización y el desenvolvimiento de actividades individuales y colectivas en diferentes ámbitos y dentro de los cambios positivos menciona a:

Comunicación más fluida.

Facilidad y rapidez en el acceso de información.

Acceso las 24 horas del día.

No existe el riesgo de la adicción

Los que comparten la segunda visión señalan que no todos los cambios que ha generado la red son positivos sino que existen también innumerables desventajas y dentro de las cuales mencionan a:

Mala información y publicidad engañosa.

Existen muchas posibilidades para la adicción.

Fomento al consumo.

Sobre información.

  • 3.8. Internet en Bolivia

A pesar de la denominada “brecha digital”, el auge y la expansión de la red Internet ha posibilitado de que este importante recurso de las TICs llegue con diferentes niveles de intensidad a países desarrollados y subdesarrollados; ámbitos urbanos y ámbitos rurales; “minorías privilegiadas” y “amplias mayorías postergadas”, es decir, ha llegado a todos los países, a la ciudad y al campo y a los ricos y a los pobres. En el caso boliviano, los antecedentes del Internet se remontan a finales de la década de los ochenta, Inicialmente, las primeras instituciones que se conectaron a la red Internet fueron entidades universitarias, la Universidad Mayor de San Andrés se conecto en noviembre de 1989, la Universidad Mayor de San Simon en enero de 1990, la Universidad Gabriel René Moreno en marzo de este mismo año, al igual de que Universidad Andina Simon Bolívar. Por esta misma época, se conectan el Programa de Naciones Unidades para el Desarrollo (PNUD), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Presidencia, la Cancillería y casi todas las Embajadas Extranjeras. En los años subsiguientes, se conectan algunas otras organizaciones, empresas e instituciones gubernamentales y no gubernamentales.

Sin embargo, señalar que la difusión masiva se inaugura en agosto de 1995 cuando el gobierno promueve la red Internet bajo la tutela de la Vicepresidencia de la Republica. Por el alto costo de la línea telefónica y la falta de infraestructura, la red Internet fue introduciéndose paulatinamente a los hogares bolivianos principalmente a las denominadas ciudades del eje: La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz. En estas ciudades se constituyen y/o surgen algunas empresas telefónicas que ofertan servicios de Internet siendo el caso de COTEL, COTAS, ENTEL, VIVA, TIGO, entre otras.

Según Steinbach (2005), si bien en Bolivia existen las condiciones de infraestructura y tecnología que permiten hacer uso del Internet se observan ciertos factores que explican la escasa penetración de esta tecnología en lo usuarios bolivianos. Para el 2000, un informe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia señalaba que estos factores eran los siguientes: alto costo telefónico y de acceso a Internet, insuficiente ancho de banda para conectarse al exterior, escasa difusión de las ventajas y posibilidades que brinda esta tecnología, falta de capacitación de los usuarios actuales y potenciales, escasez de contenidos en español, la falta de confianza de los consumidores en la existencia real de empresas proveedoras de bienes y servicios y la falta de confianza de los proveedores en la solvencia de los consumidores y en el pago de sus servicios: Adicionalmente, este informe menciona que el Bolivia es un mercado pequeño y marginal para el comercio mundial, que se encuentra atrasado en el aprovechamientos de Internet y el uso del comercio electrónico debido al bajo índice de penetración de computadoras y el bajo índice de conexión a Internet y que la gran mayoría de las empresas bolivianas no cuentan con las condiciones técnicas y no tienen formación y capacitación en lo referente a la red Internet. 29 Con el transcurrir de los años algunos de estos factores que limitaban el

29 Citado por Steinbach (2005) en “Uso de las tecnologías de información y comunicación en las organizaciones agropecuarias del oriente boliviano”.

acceso a la red se fueron revertiendo y se viene observando un aceptable acceso al Internet tanto en ámbitos públicos como privados.

En Bolivia, la red Internet va adquiriendo vital importancia en la cotidianidad de las personas en vista en vista de que al margen de ciertas restricciones económicas y geográficas, su accesibilidad no tiene serias limitaciones, prohibiciones ni censuras. Si bien son pocos los grupos poblacionales que tienen la posibilidad de acceder a este servicio a través de conexiones domiciliarias, aproximadamente el 5.8% de la población boliviana total, la inmensa mayoría de los usuarios accede a la red a través de locales públicos, entidades laborales o instituciones educativas.

La red Internet al llegar a los bolivianos también ha provocado la abertura y el ensanchamiento de la llamada “brecha digital” entre los hogares pobres, en muchos de los cuales el acceso y uso del Internet es muy limitado, por no decir nulo, debido a que ni siquiera cuentan con una línea telefónica que es un recurso indispensable para el acceso a la red. No obstante, con la expansión de la red se ha venido extendiendo su acceso y uso de manera relativamente sencilla y a bajo costo económico a través de la proliferación de los locales públicos que ofertan servicios de Internet. Aproximadamente, a partir del 2001 se da el fenómeno de la apertura y proliferación de estos locales públicos, primero surgen en zonas centrales o residenciales y luego poco a poco van expandiéndose tanto por zonas urbanos populares como por áreas rurales. Fue precisamente la creciente demanda de los usuarios, ante la imposibilidad de tener este servicio a domicilio, la que ha causado la expansión de los locales públicos que ofrecen acceso a la red.

A nivel nacional, según información periodística se sabe que hasta mediados del año 2009 existían 580.000 usuarios que habían contratado los servicios de algunas empresas que ofertan acceso a la red Internet, aproximadamente el 5.8% de una población total estimada en 10.000.000 de habitantes. En la actualidad, la gran mayoría de los usuarios de Internet accede a este servicio a través de los llamados “cibercafés” y los “sitios Internet”. Pero estas no son las dos únicas formas de acceder al Internet, muchos usuarios que no tienen conexiones de Internet en sus casas también lo hacen a través de su fuente laboral o del lugar donde estudian.

Un estudio realizado por la empresa CIES Internacional sobre una muestra de 515 personas de las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz revela que la gente de La Paz y El Alto es la que mas navega por la red Internet. 30 Asimismo, este estudio revela que de las 515 personas encuestadas, 359 no contaban con una conexión domiciliaria de la red y que 156 tenían acceso al servicio en sus hogares. Por otro lado, el estudio expresa que el índice más bajo de conexión domiciliaria a Internet se registra en la ciudad de El Alto, con un 2.3%, la sigue la ciudad de La Paz con el 18.2%, Santa Cruz de la Sierra con el 25% y el registro más alto de conexión domiciliaría a Internet lo registra la ciudad de Cochabamba con un 38.1%. En contraste, El Alto es la urbe que tiene mayor registro de gente que se conecta a la red desde locales públicos. Desagregando esta información periodística se sabe que de 43 personas consultadas, 37 tienen acceso al Internet a través de los llamados “cibercafés”, en términos relativos esto significa que sólo el 14% de las personas encuestadas cuenta con este servicio en su domicilio y el 86% accede a la red desde locales públicos, oficinas o instituciones educativas. 31

Cuadro Nº 5 ACCESO A INTERNET POR CIUDAD

  • 30 La Razón, 16.09.09.

  • 31 La Razón, 16.08.09.

Ciudad

%

La Paz

72.5

El Alto

61.4

Santa Cruz

58.1

Cochabamba

51.9

Fuente: Elaboración propia

  • 3.9. Jóvenes, adolescentes e Internet

La emergencia de la “sociedad red” y los “bienes culturales” y “consumos culturales” que produce y se reproduce se constituyen en un fenómeno a nivel mundial que afecta a casi todos los miembros de una sociedad, independientemente de la edad, el sexo, la etnia, la clase, el status, el nivel de vida y la denominada brecha digital. Sin embargo, a decir de Castells (2000), la era de la información y la sociedad en red se expresa como “la cultura de la virtualidad real” que marca un escenario contextual de referencia, del cual los principales usuarios son los jóvenes. Casi de manera similar se expresa Fajnzylber (2003), cuando afirma que “el despliegue de la informática parece contener una crisis histórica en la configuración del saber y la autoridad, en el sentido de que son los niños y jóvenes quienes comprenden y manejan mejor la tecnología”. Retomando las ideas de Morduchowicz (2003), esta situación se explicaría porque las nuevas generaciones tienen una nueva concepción del espacio y el tiempo, además de una mayor capacidad para integrar elementos visuales y sonoros debido a que casi siempre los niños, los adolescentes y los más jóvenes han estado en contacto permanente con la televisión, los juegos interactivos, los videos, las computadoras, etc.

Al respecto, Don Tapscott (1998: 1), señala que la “nueva generación denominada “generación net o generación N” se diferencia de todas las anteriores generaciones debido a que es la primera en crecer rodeada de medios digitales. Los hogares, las escuelas, las fábricas y las oficinas tienen todos computadores, y son corrientes tecnologías digitales como cámaras, videojuegos y CD-ROM. Estos nuevos medios tienden a conectarse cada vez más entre sí a través de Internet, una red de redes en proceso de expansión que todos los meses atrae a un millón de nuevos usuarios. Hoy en día los niños están tan inmersos en el mundo de los bits que piensan que todo forma parte del paisaje natural. Para ello, la tecnología digital no resulta más intimidante que una videograbadora o una tostadora”. Según este autor la “generación net” esta inmersa en el mundo de las TICs y se sienten más a gusto con ellas que su progenitores, ya que están aprendiendo, jugando, comunicándose, trabajando y creando comunidades de modos muy distintos de los que utilizaron sus padres.

Para ilustrar esta situación con la realidad nacional, expresar que la generación de los setenta, que fue testigo de la llegada de la televisión a Bolivia y que estaba “obligada” a ver diariamente de 19.00 a 22.00 p.m. un solo canal, en este caso el canal “7” del Estado, en la actualidad tiende a mirar sin cambiar de canal “un sólo programa”, desde el principio hasta el final. En cambio, la generación actual que ya tiene la posibilidad de acceder a múltiples canales e inclusive la señal del cable, tiende a ver “simultáneamente varios programas” debido a la accesibilidad y la facilidad de manipular el “control remoto”. Asimismo, señalar que la mayoría de los adultos presenta “serias dificultades”, para manipular juegos interactivos o en red, utilizar la computadora, programar su celular o navegar en la red a diferencia de la “facilidad” con que niños de corta edad aprende y manipulan estos recursos de las denominadas TICs.

A nivel nacional, la investigación realizada por Uberhuagua et al (2006), expresa que principalmente son los jóvenes quienes utilizan crecientemente los servicios de la red Internet. Asimismo, el estudio realizado por Arratia et al (2006), sostiene que los jóvenes urbanos de nivel socioeconómico bajo que

viven en los barrios populares perirubanos tienen acceso a innovaciones tecnológicas en negocios públicos de barrios con limitada posibilidad económica.

En el contexto local de la presente investigación si bien se ha constatado la presencia de diferentes grupos poblacionales en los sitios Internet resulta innegable la presencia más extendida y numerosa de “población joven”. Esto significa que evidentemente son los grupos poblacionales conformados por jóvenes y adolescentes lo que se constituyen en los principales usuarios de servicios públicos de Internet.

SEGUNDA PARTE

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS

  • 4. CONTEXTO DE LA INVESTIGACIÓN

    • 4.1. Ciudad de El Alto

La ciudad de El Alto se halla ubicada al oeste de la ciudad de La Paz, tiene una extensión territorial de 5.100 hectáreas y se halla dividida en trece distritos municipales. (ver Anexo. 5). Según Sandoval y Sostres (1989), El Alto constituye su historia abriéndose paso en la ciudad de La Paz, primero como

zona rural, después como zona urbano marginal y en la actualidad como ciudad. 32 Los primeros asentamientos en este espacio altiplánico se remontan a 1900, posteriormente fueron influenciados por las migraciones de 1932, post guerra del Chaco, los cambios producidos por la revolución nacional de 1952 y la aplicación de una política neoliberal en agosto de 1985 que provocó un masivo éxodo minero y campesino hacia este espacio urbano.

Según datos estadísticos del Instituto Nacional de Estadística (INE), para el año 1950 la población total de esta ciudad alcanzaba a 5.000 habitantes, en el año de 1962 llegaba a10.000 habitantes, para 1976 alcanza a 95.434 habitantes, en el año de 1988 eran 307.403 habitantes, para el año de 1992 se cuenta con 405.492 habitantes y para el año 2001 ya se tiene una población total de 649.958 habitantes. Según estimaciones del INE, para el 2007 la ciudad de El Alto alcanzó a una población de 864.575 habitantes y para el 2010 la población alteña ya cuenta con 960.767 habitantes. Estos datos estadísticos revelan que la ciudad de El Alto es la primera ciudad más poblada del departamento de La Paz y a nivel nacional, es la segunda urbe con mayor población.

Cuadro Nº 6 CRECIMIENTO POBLACIONAL CIUDAD DE EL ALTO

Año

Población Total

  • 1950 5.000

  • 1962 10.000

  • 1976 95.434

  • 1998 307.403

  • 1992 405.492

  • 2001 649.958

  • 2007 864.575

  • 2010 960.767

Fuente: Elaboración en base a datos del INE

Son varios los estudios que señalan que este crecimiento poblacional no es sinónimo de “desarrollo social”, sino que más bien esta signado por la incapacidad del aparato productivo urbano para absorber productivamente la fuerza de trabajo disponible y crear las condiciones necesarias para el acceso y el consumo de bienes y servicios básicos (Sandoval y Sostres, 1989, Garfias y Mazurek, 2005). Esta falta de correspondencia entre urbanización e industrialización, ha provocado una profunda “crisis urbana” que se expresa en la falta de fuentes de trabajo y en un marcado déficit en el acceso, la dotación y el consumo de servicios básicos colectivos.

El Mapa de la Pobreza 2001 ubica a la ciudad de El Alto con un elevado porcentaje de pobreza y un mayor Índice de Vulnerabilidad Social. De un total de 634.535 habitantes estudiados, 210.031 están en una situación de “no pobres” y 424.504 en condición de “pobres”. Desagregando esta información se tienen que el 49% de la población alteña vive en la pobreza moderada, el 25.6% se halla en el umbral de la pobreza y el 17% se halla en situación de indigencia. De acuerdo a estos datos estadísticos se dice que los distintos niveles de pobreza alcanza al 66.9% de la población.

Las estadísticas oficiales informan que en esta ciudad prevalece el empleo formal, pero son varios los estudios que hacen ver que en esta ciudad no existen las suficientes oportunidades de empleos

32 El 6 de marzo de 1985, el Congreso Nacional sancionó la Ley 728, mediante la cual se crea la Cuarta Sección Municipal de la Provincia Murillo con su capital El Alto de La Paz. Posteriormente, el 26 de septiembre de 1998 mediante Ley 651 se eleva al rango de ciudad a la Capital de la Cuarta Sección Municipal de la Provincia Murillo.

productivos e ingresos económicos estables. Al contrario, prevalecerían trabajos informales de baja productividad vinculados al sector informal en particular relacionado a los subsectores del comercio minorista y los servicios personales que generan ingresos inestables e insuficientes ingresos para cubrir necesidades básicas.

Según el primer censo de establecimientos económicos de la industria manufacturera de la ciudad de El Alto en esta urbe funcionaban 5.0545 establecimientos industriales de los cuales, el 90% estaría conformado por unidades productivas que tienen como mínimo un trabajador, que generalmente es el propietario, hasta un máximo de cuatro trabajadores. La pequeña industria que emplea entre 5 a 19 trabajadores representa el 8%, la industria mediada que emplea entre 20 y 49 trabajadores representa el 1% y la gran industria con más de 50 trabajadores representa el 0.6%. 33

Datos estadísticos proporcionados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo del Milenio informan que la dotación de agua potable alcanza al 89.2% y la red de alcantarillado al 45.8% de la población alteña. Sin embargo, se aclara que sólo nueve distritos municipales de la ciudad de El Alto cuentan con agua potable, en tanto que en los distritos municipales 10, 11,12 y 13 donde sobre todo predomina población emigrante de extracción campesina, aún no se cuenta con los servicios de agua potable. Asimismo, se informa que esta ciudad genera cerca de 450 toneladas de basura por día y que las empresas de recolección de basura han sido rebasadas en su capacidad y desarrollan su labor sin cumplir con las normas ambientales mínimas, 34 situación que provoca serios problemas de contaminación ambiental.

  • 4.2. Tres zonas principales

Por su fuerte componente poblacional de origen migratorio, El Alto representa un “espacio o un mosaico cultural” muy diverso y complejo, situación que se explica por el hecho de que en esta ciudad coexisten distintas formas de vida y de trabajo. Estas diferencias demográficas, culturales, económicas y sociales se expresan en la conformación de tres zonas claramente diferentes: El Alto Norte, El Alto Centro y El Alto Sur.

El Alto Norte, que abarca los Distritos Municipales IV, V. VI, VII, IX, se constituye en un verdadero reducto de población migrante aymará/campesino, procedente principalmente de las provincias del Altiplano del Departamento de La Paz. Esta zona presenta una fuerte densidad demográfica y una alta concentración de actividades económicas de tipo artesanal, manufacturero y comercial.

El Alto Centro, que comprende el Distrito Municipal II, es una zona donde la mayoría de sus habitantes son considerados de clase media y principalmente tienen como lugar de procedencia la ciudad de La Paz y otros departamentos del país. Esta zona por ser la mejor dotada de servicios básicos y de equipamiento urbano, concentra a la mayoría de las instituciones administrativas, comerciales e industriales.

El Alto Sur, que abarca los Distritos Municipales I, II y VIII, es relativamente una zona de reciente creación y esta habitada por una población inmigrante muy heterogénea conformada por campesinos,

  • 33 Esta información se encuentra en la revista editada por el periódico El Alteño, en conmemoración de los 25 años de esta ciudad. El Alteño, 06.03.10.

  • 34 Esta información se encuentra en la revista editada por el periódico El Diario, en conmemoración de los 25 años de esta ciudad. El Diario, 05.03.10.

mineros relocalizados y clase media empobrecida. La mayoría de su población desarrolla actividades laborales en la ciudad de La Paz.

  • 4.3. Zona de Ciudad Satélite

En la zona sur de El Alto, como parte del Distrito Municipal 1, se encuentra ubicada la zona de Ciudad Satélite, cuenta con una superficie de 241.237 m 2 , limita al sureste con Tejada Alpacota, al sueste con la ciudad de La Paz, al noreste y noroeste con Villa Tejada y al suroeste con Villa Exaltación (ver Anexo. 6).

Según Sandoval y Sostres, por el año de 1957 se inaugura la urbanización “Villa Dolores” que luego cambia la denominación por la de Ciudad Satélite, sus primeros habitantes fueron llegando a partir de 1966, gracias a un proyecto habitacional elaborado por el Consejo Nacional de Vivienda (CONAVI) e impulsado por el Estado.

El 29 de abril es el aniversario de esta zona, fecha en la cual en el año de 1966 autoridades nacionales y representantes de organismos internacionales hicieron la entrega de títulos de propiedad de viviendas a un primer grupo de aproximadamente 60 familias conformadas por maestros, obreros, fabriles, empleados públicos y miembros de las fuerzas armadas y la policía nacional. Con el transcurrir de los años, esta zona crece espacial y poblacionalmente como resultado de distintos flujos migratorios que proceden particularmente de la ciudad de La Paz y de algunos centros mineros.

Este espacio urbano esta conformado y dividido por distintos manzanos o “planes”. 35 En relación a los denominados “planes” señalar que cada uno de ellos contempla un manzano con un numero especifico de viviendas. Así, por ejemplo, el plan 405 cuenta con 405 viviendas, el plan 148 aglutina 148 viviendas y así sucesivamente. Se sabe de la existencia de los siguientes planes: 24, 50,112, 129, 148, 175, 197, 220, 266, 328, 361, 405, 482 y 561.

Este asentamiento planificado creo un “centro” en la confluencia de los distintos planes, el cual es considerado el punto medular de toda la zona de Ciudad Satélite, pues en él se encuentran los equipamientos básicos colectivos más importantes como ser: el mercado, el correo, el polifuncional, la parado de “trufis” y la plaza central. La construcción planificada de las viviendas determina que la mayoría de los pobladores cuente con los servicios básicos colectivos en términos de agua potable, luz eléctrica y alcantarillado. Recientemente, se empezó a instalar alcantarillado fluvial en los diferentes planes de la zona, construir nuevos parques y jardines, adoquinar y asfaltar calles e instalar gas domiciliario. Asimismo, se observa que la mayoría de estos “planes” cuenta con los servicios de seguridad privada con el propósito de enfrentar y disminuir la inseguridad ciudadana.

En esta zona funcionan alrededor de 19 establecimientos educativos entre fiscales y particulares. Asimismo, se halla el Hospital “Boliviano Holandés” catalogado de segundo nivel, se cuenta con dos mercados y varios micro mercados, se tienen varios campos deportivos y un multifuncional, se cuentan con varias iglesias y se dispone del transporte publico casi las 24 horas del día. A ello, se agrega el funcionamiento de varios restaurantes, entidades financieras, bancos, empresas telefónicas, entidades privadas, públicas y municipales, sitios Internet, discotecas y del Regimiento Policial Nº 3. Esta zona es considerada como la más “prospera” y “exclusiva” de la ciudad de El Alto y su población que para el año 2001 alcanzaba a 25.834 habitantes esta conformada principalmente por clases medias. A decir de Quispe (2004:33), “para los alteños Ciudad Satélite es el Calacoto de El Alto, es la zona

35 Ciudad Satélite se divide en planes, se llama plan al grupo o sector de casas, generalmente el número de plan corresponde al número de casas.

residencial por excelencia, es el barrio de la clase media, es la zona pensada para albergar a los profesionales alteños que, algunos, niegan en si misma la identidad alteña”.

Según el Censo Nacional de Población y Vivienda 2001, de una población total de 25.834 habitantes, el 41% son varones y el 59% son mujeres. Asimismo, la información estadística revela que en la zona de Ciudad Satélite habitan aproximadamente 5.444 familias, en alrededor de 3.448 viviendas En relación a la población ocupada, la información oficial señala que los habitantes de la zona de Ciudad Satélite en su mayoría trabajan en entidades públicas y privadas y bajo relaciones contractuales principalmente como profesionales de distintos ámbitos. Sin embargo, también existen algunas personas que trabajan en actividades por cuenta propia y en actividades laborales no calificadas y de baja productividad. Según los resultados de varias investigaciones las características de estas fuentes de trabajo definen la posición social y el ingreso económico de la población de la zona de Ciudad Satélite, confiriéndole un status social diferente frente a otros trabajos de la ciudad de El Alto (Balderrama, 2005 y Rossel y Rojas, 2006)

Por otro lado, los datos del Censo 2001 informan que el principal idioma es el español con un 87.7%, le siguen en orden de importancia el aymará con un 8.8% y el quechua con un 2.9%. Este dato guarda relación con el origen social de los habitantes debido a que el habitante inicial de Satélite fue un migrante de la ciudad de La Paz, de distintas capitales del país o de algún centro minero. Si bien las diferentes políticas culturales del municipio alteño han logrado que la mayoría de los alteños se identifiquen con la historia ancestral andina se observa que en esta zona esta suerte de identificación no es total debido a que la mayoría de sus pobladores tiene una mayor adscripción con lo urbano y lo moderno. Por ello, no es casual que se afirme que “en satélite se pueden reconocer memorias citadinas o memorias metropolitanas que definen espacios de reconocimiento, puntos de encuentro y redes de socialización” 36

  • 4.4. Ser “joven” en El Alto

Bolivia y en particular la ciudad de El Alto tiene una población bastante joven. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, hasta el año 2008 el país tenía 10.027.643 habitantes. El 65.56% de esta población habitaba en zonas urbanas y el 34.44% en zonas rurales. De esta población total la mitad de los habitantes tenía menos de 22 años.

En el caso de El Alto, el Censo Nacional de Población y Vivienda 2001, informa que esta ciudad cuenta con una población relativamente muy joven, pues el 66% de su población esta concentrada entre los 0 y 29 años de edad y la población que tiene 50 años de edad o más solamente representa el 12% de la población total. Su pirámide poblacional revela que el 77% de los habitantes alteños tiene menos de 24 años y el 43% menos de 17 años, siendo la población más numerosa la comprendida entre los 10 y 24 años de edad. 37 Sobre la base de estos datos estadísticos, Garfias y Mazurek (2005), señalan que la edad media de los alteños alcanza a los 22.6 años de edad, promedio que confirma la predominancia de una población joven en esta ciudad.

Si bien los jóvenes y adolescentes alteños constituyen un importante grupo poblacional se percibe que aún no existen estudios “serios” capaces de reflexionar sobre estos grupos poblacionales y de visualizar “objetivamente” sus problemas, necesidades, aspiraciones, dificultades, potencialidades y

  • 36 Urbanización Ciudad Satélite, documento que se halla en la Biblioteca Archivo “Antonio Paredes Candía”, como parte de una tesis de Maestría realizada en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes (UMSA)

  • 37 INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA: Censo Nacional de Población y Vivienda 2001: La Paz: Resultados Departamentales.

debilidades. 38 Solamente existen algunos trabajos focalizados donde se habla y se escribe sobre los jóvenes y adolescentes alteños desde visiones “adultistas” bastante superficiales, contradictorias y estereotipadas. Así, por ejemplo, estos estudios destacan, por un lado, el potencial “revolucionario” de los “jóvenes alteños” y de su “contribución decisiva” en el desarrollo socioeconómico de esta ciudad y, por otro lado, también tienden a asociarlos con “conductas conformistas, disóciales y delincuenciales” (Cotle y Ruiz 1992, Guaygua 2000, Méndez, 2007). Por lo general, cuando se habla de la “población joven alteña”, se la tiende a vincular con ciertas dimensiones sociales negativas en términos de desempleo, informalidad, prostitución, alcoholismo, drogadicción, delincuencia, pandillas y aculturación y se desconoce o no se visibiliza la “acción positiva” que cumplen en campañas electorales, conflictos sociales, movilizaciones sociales y en actividades vinculadas al deporte, la cultura y la educación.

En términos generales, señalar que a pesar de su presencia cotidiana numerosa y significativa, jóvenes y adolescentes alteños se constituyen en un grupo poblacional casi invisibilizado. Se considera que las grandes dificultades metodológicas para abordar el tema de jóvenes y adolescentes devienen de dos aspectos fundamentales, por un lado, la delimitación de estos grupos generacionales en función de límites de edad y, por otro lado, la propia definición conceptual de joven y adolescente.

La Organización Mundial de la salud y la Organización Panamericana de la Salud definen como adolescentes a quienes tienen entre 10 a 14 años y como jóvenes a quienes tienen entre 15 y 24 años. Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística, en función de los grupos quinquenales que maneja, considera que una persona entre los 10 y 19 años es adolescente y entre los 20 y 24 años es joven. En cambio, el Código Niño, Niña y Adolescente considera adolescente a toda persona comprendida entre los 12 hasta los 18 años de edad. Desde una visión más sociológica, Palmiro Soria (2000: 15) señala que la “adolescencia, que deriva de la palabra latina “adoleceré” que significa madurar, puede ser entendida como una categoría social y culturalmente construida, que explica y aborda un momento en el desarrollo humano caracterizado por cambios biológicos, psicológicos y sociales. Este proceso se lleva a cabo en un contexto social y cultural determinado, por esta razón la adolescencia no es igual para todas las personas ni para todas las sociedades y culturas”.

En el caso de la juventud son varios autores que señalan que esta no es una condición natural que solamente se halla vinculada al aspecto “físico/biológico” sino que se trata de una “construcción social” determinada por cuestiones económicas, sociales, políticas y culturales. En tal sentido, la juventud como categoría social reviste diferentes connotaciones según el lugar y la época y según el género y la clase, pues no es lo mismo “ser joven” varón o mujer, pobre o rico, en la ciudad o en el campo, dentro de la familia o fuera de ella, con trabajo o sin trabajo, en las calles o en los centros de enseñanza. 39

Bajo esta óptica señalar que al interior de la juventud y la adolescencia alteña también existen marcadas diferencias determinadas por la edad, el sexo, la clase, la etnia, la ocupación, el ingreso, la instrucción y el nivel de vida. Asimismo, expresar que no es lo mismo ser joven o adolescente alteño en la zona norte, en la zona central o en la zona sur. Según Guaygua (2007), ser joven en El Alto resulta ser una realidad bastante compleja no solamente para la sociedad alteña sino también para los propios jóvenes, ya sea porque son considerados como un potencial grupo de presión social, o porque

  • 38 La mayoría de los estudios realizados sobre población “joven”, centralizan su análisis en las condiciones de vida de niños y niñas en términos de educación, salud, abandono familiar, violencia intrafamiliar, maltrato infantil y trabajo infantil.

  • 39 Según el estudio “Trabajo decente y juventud”, realizado por la OIT de un total de 106 millones de jóvenes en América Latina, 48 millones trabajan y 10 millones están desempleados. Asimismo, destaca que unos 22 millones de jóvenes no estudian ni trabajan y más de 30 millones trabajan en la informalidad y en condiciones precarias.

son un grupo electoral necesario para algún partido político o porque representan una creciente masa de potenciales consumidores de productos culturales modernos o porque simplemente desarrollan actividades disóciales, sea por la razón que sea, los jóvenes son los principales protagonistas de esta “joven ciudad”.

  • 4.5. Ser “joven” en la zona de Ciudad Satélite

Como bien lo señalan Sandoval y Sostres (1989) “la heterogeneidad que encierra esta ciudad y que diferencia a un barrio de otro, a una zona de otra, a una familia de otra, encierra un cuadro de distintos horizontes y perspectivas para la juventud alteña”. Si bien son diversos los modos de vida que prevalecen en los jóvenes alteños es posible a través de la directriz analítica de Sandoval y Sostres establecer una suerte de polarización. Por un lado, una juventud alteña producto de la influencia de los valores, las normas y costumbres sobre todo andinas que han sido inculcadas por sus progenitores que en mayor o en menor grado son de extracción migrante campesina y que son victimas de un proceso sistemático de marginalidad y discriminación económica, política, social, cultural e ideológica. Por otro lado, una juventud alteña surgida y formada bajo los códigos de lo urbano, lo occidental y que tienen una mayor proximidad con la ciudad a través del status, la educación, los medios de comunicación y el trabajo.

En función del status social, económico y cultural de los progenitores y del entorno familiar, hablar de una juventud que se halla en situación de pobreza y extrema pobreza y con serias dificultades de acceso a servicios básicos colectivos y, en contraste, de una juventud económica, social y cultural más privilegiada y con mayores posibilidades de “combatir las adversidades e imitar valores de la sociedad moderna de bienestar”. Asimismo, hablar de una juventud que expresa su disconformidad con el sistema a través del desarrollo de diferentes grupos o movimientos contestatarios y, en el otro extremo, hablar de una juventud que esta calificada como conservadora y conformista.

De acuerdo a las características de la zona y la ubicación de la mayoría de las familias en la estructura económica, social y cultural, señalar que esta zona prevalece un tipo de configuración social diferenciada en relación al resto de otras zonas alteñas. Es decir, los habitantes de la zona de Ciudad Satélite conforman un sector social privilegiado respecto a otros habitantes alteños. Esta configuración social diferenciada se viene produciendo y reproduciendo generacionalmente y se hace más explicito y aparece con mayor claridad en la dinámica social, económica y cultural de la población joven de la zona de Ciudad Satélite.

Según algunos autores al nacer “Ciudad Satélite”, como un “satélite” de la ciudad de La Paz, 40 la mayoría de los habitantes de esta zona tienen una mayor identificación con la ciudad de La Paz que con la propia ciudad de El Alto que es considerada de extracción aymará, indígena y campesina. Por lo tanto, prevalece la construcción de una identidad cultural o la emergencia de una identidad de ser “sateliteño”, es decir, la conformación de una representación social que expresa que ser “sateliteño”, no necesariamente significa ser “alteño”. 41 Como bien lo señala un estudio recientemente realizado “el habitante de Ciudad Satélite tienen su territorio definido, conoce sus limites, las entradas y salidas, tiene una relación más estrecha con la ciudad de La Paz que con la Ciudad de El Alto, con la que en su imaginario no siente pertenecer, ya que se identifica como de Satélite y no de El Alto”. 42 Por ello, no

  • 40 Ciudad Satélite surge bajo del modelo de la emergencia de un barrio de México D.F.

  • 41 Por ejemplo, Ciudad Satélite, a diferencia de los demás barrios alteños, no tiene una “entrada folklórica zonal”, solamente existen algunas “entradas” realizadas por colegios o grupos de parientes, amigos o vecinos.

  • 42 Urbanización Ciudad Satélite, documento que se halla en la Biblioteca Archivo “Antonio Paredes Candía”, como parte de una tesis de Maestría realizada en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes (UMSA)

es casual que la mayoría de la “población joven” de la zona de Ciudad Satélite no se identifique como “aymará”, identidad cultural que básicamente se constituye en la “matriz cultural” de la ciudad de El Alto. En relación a este punto, datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), informan que en el municipio de El Alto existe una marcada influencia cultura aymará que corresponde al 74% de la población total, el 6% se identifica con la cultura quechua, mientras que el 19% de los alteños no se identifica con ningún grupo originario.

Esta identidad emergente se hace más evidente sobre todo en la “población joven” y se expresa en una serie de valores, representaciones y prácticas económicas, sociales, políticas y culturales. Asimismo, en ciertos consumos culturales. Como bien lo expresan algunos autores “los jóvenes de Ciudad Satélite han configurado cierto “habitus”, que si bien no son básicamente distintos, son por lo menos diferentes del resto de la población joven de la Ciudad de El Alto” (Samanamud et al, 2007, Chambi,

2009)

  • 5. JÓVENES, ADOLESCENTES E INTERNET

    • 5.1. Sitios Internet en la zona de Ciudad Satélite

Ante la imposibilidad en muchas familias y personas de acceder a este servicio en el propio domicilio y frente a la creciente demanda de los usuarios se observa la aparición y proliferación de los “sitios Internet” en casi todos los planes que conforman la zona de Ciudad Satélite. Por ello, no es casual ver el funcionamiento, sobre todo en los planes considerados como centrales y/o donde funcionan centros educativos, de por lo menos un sitio Internet con la presencia habitual de usuarios de distintas edades y sexo, en particular de jóvenes y adolescentes.

Para establecer cómo y cuándo surgen los “sitios Internet” en la zona de Ciudad Satélite es preciso recordar que el contacto inicial de la “población joven” con algunos recursos de las nuevas TICs, se produce a mediados de la década de los 80, a través de los denominados “juegos electrónicos” o

“tilines”. Durante la década de los 90, aparecen “videojuegos” mucho más sofisticados y comienzan a proliferarse los lugares públicos donde se puede acceder y consumir esta forma de esparcimiento. Con el transcurso del tiempo y el desarrollo de la industria del entretenimiento surgen nuevos “videojuegos interactivos” que ya funcionan conectados bajo un sistema de “redes”. Frente a esta nueva forma de entretenimiento y la paulatina proliferación de la red Internet, muchos de estos “tilines” o “juegos en red” fueron reacondicionando sus ordenadores o computadoras y/o introduciendo otras nuevas máquinas para proporcionar no solamente juegos sino también servicios de Internet. 43 Si bien no todos los sitios Internet de la zona de Ciudad Satélite han hecho este recorrido, el mismo prevalece en la mayoría de los locales donde se ofertan servicios de Internet, pues primero funcionaban como un lugar donde había “juegos electrónicos”, posteriormente “juegos en red” y luego donde ya se ofrecen “servicios de Internet”.

“…en mi zona, La Placita “Cotel”, primero funcionaba un “tilín”, donde después de la salida del colegio, íbamos todos lo compañeros, casi todos los días a jugar, después ya el dueño ha puesto los juegos en red y ahora en ese lugar también funciona un Internet, casi bien lleno siempre esta, pues los “changos” van a jugar y los “jóvenes” a chatear, antes cuando recién se ha abierto, la hora de Internet costaba a 5 bolivianos, ahora ha rebajado el precio, solamente cuesta 2 bolivianos…”

(Joven alteño, 2010)

Según la información testimonial obtenida los primeros sitios Internet de ciudad Satélite datan del año 2000 y en los años subsiguientes ya se advierte un notable incremento de estos sitios públicos que al margen de ofertar el acceso a la red Internet también ofrecen juegos en red y otros servicios complementarios. La apertura de estos establecimientos públicos se explica principalmente por la creciente demanda del uso de Internet por parte de los usuarios y los potenciales usuarios de las diferentes zonas o planes.

Para mediados del año 2010, se registró la presencia de 38 “sitios Internet” distribuidos en los diferentes “planes” que conforman la zona de Ciudad Satélite. (ver Anexo. 7). Si bien no existe información documental o estadística, la evidencia empírica revela que existe una tendencia a la expansión de locales públicos que ofrecen servicios de Internet, se podría decir que en esta zona se habré al mes por lo menos un nuevo sitio Internet. Sin embargo, también señalar que así como se abren nuevos sitios Internet, al menos y con menor frecuencia, se cierran también algunos sitios Internet. Ambas realidades se han constatado a través del desarrollo del llamado “mapeo y censo por observación y conteo”. Así, por ejemplo, se comprobó que después de realizar el primer conteo que daba la existencia de 34 sitios Internet, un nuevo recorrido de observación realizado después de dos semanas ya mostraba la presencia de cuatro “nuevos sitios Internet”. Asimismo, a través del desarrollo del trabajo de campo se constató también el “cierre de algunos sitios Internet”, si bien aún permanecía el anuncio o el letrero de “Internet”, hechas las averiguaciones necesarias se pudo comprobar que este local había dejado de funcionar definitivamente.

Se podría afirmar que los sitios Internet de la zona de Ciudad Satélite presentan características muy particulares que los diferencian de otros sitios Internet que funcionan en otras zonas alteñas. Esta afirmación se la realiza en función del análisis de una serie de variables vinculadas a la ubicación y las características de funcionamiento de los sitios Internet que conforman el objeto de estudio. (ver Anexo. 1). Los sitios Internet de la zona de Ciudad Satélite funcionan principalmente en dos tipos de locales: en viviendas particulares y en locales alquilados precisamente para este propósito. En

43 Bolivia se conecta a la Red Internet a partir de 1995.

términos porcentuales, señalar que el 55% de los sitios Internet funciona en la propia vivienda del propietario y el restante 45% en un local alquilado, tratándose de galerías o edificios donde funcionan también otras tiendas comerciales u oficinas.

Cuadro Nº 7 SITIOS INTERNET LOCAL DE FUNCIONAMIENTO

Local

%

Vivienda

21

55

Local Alquilado

17

45

Total

38

100

Fuente: Elaboración propia

Independientemente de donde funciona el sitio Internet señalar que se trata de negocios familiares que han visto con la apertura de estos locales una forma de acceder y/o incrementar sus ingresos económicos. Por ello, no es casual ver que estos locales sean administrados por los propios familiares y solamente en casos excepcionales se advierte la presencia de personal contratado para la atención de los sitios Internet.

“…yo he trabajo en la Caja Nacional de Seguridad Social, y hace dos años que me he jubilado, como no alcanza el dinero, con parte del dinero que he recibido de mi jubilación, mis hijos me han dicho que podemos abrir un Internet y que ellos lo van a administrar, ya que ellos están estudiando en la universidad y saben como se puede manejar el negocio, ellos nomás atienden y hasta ahora nos va nomás bien…”

(Propietario de un sitio Internet, 2010)

Generalmente, estos sitios Internet son administrados o atendidos por personas jóvenes que tienen algún conocimiento empírico o racional sobre la red Internet. De acuerdo a algunas entrevistas realizadas, algunos de estos “administradores” han aprendido a manejar la red “solamente mirando”, “nadie le ha enseñado” o “solamente practicando “. En cambio, otros señalan que han adquirido ciertos conocimientos en algún instituto y/o en la universidad. Asimismo, muchos de ellos afirman que tienen algunos cursos en informática y conocen varios programas informáticos, se trata principalmente de jóvenes universitarios que realizan alguna carrera vinculada a la informática. En función de ello, se observa que tienen un conocimiento cognoscitivo sobre ensamblaje y actualización de computadoras e instalación y configuración de redes. Esta situación es importante de mencionar en vista de que muchos de estos administradores al margen de atender el Internet, también ofrecen sus servicios para conectar redes, reparar computadoras, elaborar ciertos trabajos prácticos, monografías, correcciones de trabajos académicos, tabular encuestas y “asesorar a los usuarios sobre dónde y cómo acceder a determinado tipo de datos e información” que se halla en el Internet.

En estos sitios Internet el número de computadoras fluctúa entre 3 y 25 equipos o computadoras, la

gran mayoría de estos “sitios” que alcanza al 47% cuenta con una cantidad de computadoras que fluctúa entre los 5 y 8 equipos, los cuales reciben y proveen servicios principalmente de las siguientes

operadoras telefónicas ENTEL, COTEL y VIVA

Si bien el costo por el uso de una hora de Internet es

.. de 2 bolivianos, se observa que aproximadamente el 47% de los sitios Internet tienen a disminuir este costo, pues por lo general cobran a sólo 1.5 bolivianos. Según los propietarios de estos sitios Internet esta situación se justifica y explica en función de la lógica de la oferta y la demanda. Asimismo, expresan que para tener clientela ofrecen ciertas ofertas como ser, por ejemplo, que “por cinco horas de Internet ofrezcan una gratis” y, por otro lado, que organicen campeonatos de juegos en red.

A diferencia de otras zonas alteñas donde los locales de Internet son lúgubres, oscuros y funcionan con poca ventilación e iluminación sobre todo en espacios muy reducidos, incomodos e inadecuados, en la zona de Ciudad Satélite los locales de funcionamiento ofrecen relativa comodidad a los usuarios. Por lo general, se trata de locales amplios, agradables, limpios, iluminados, ventilados y con un adecuado mobiliario. Estableciendo una tipología sobre la “calidad del ambiente” entre “muy bueno”, “bueno”, “regular” y “malo” se advierte que alrededor del 52% se encuentra en el rango de “muy bueno” y “bueno”. En contraste, solamente un 11% de los sitios Internet de la zona de Ciudad Satélite tienen la calificación de “ambiente malo”.

Cuadro Nº 8 SITIOS INTERNET AMBIENTE

Ambiente

%

Muy bueno

10

26

Bueno

10

26

Regular

14

37

Malo

4

11

Total

38

100

Fuente: Elaboración propia

Vinculada a la variable “tipo de ambiente” se tiene la variable “tipo de equipo” que hace referencia a las características o los “accesorios técnicos” del sitio Internet. Estableciendo una tipología de los “equipos” se habla de “equipos simples” y “equipos compuestos”, los primeros incluyen a aquellos sitios Internet que solamente cuentan con los elementos básicos como ser el ordenador, monitor y teclado. En cambio, los segundos aglutinan a los sitios Internet que al margen de estos elementos básicos cuentan con algunos accesorios adicionales como ser: audífonos, cámara Web, parlantes, pantallas plasma y entradas a puertos USB. En la zona de Ciudad Satélite la gran mayoría de los sitios Internet que alcanza al 84% tiene “equipos compuestos” y solamente un 16% cuenta con “equipos simples”.

Cuadro Nº 9 SITIOS INTERNET EQUIPOS

Tipo de equipos

%

Simple

6

16

Compuesto

32

84

Total

38

100

Fuente: Elaboración propia

El funcionamiento de los sitios Internet esta vinculado a las características urbanas de su ubicación, la afluencia de personas, el tiempo de atención y las temporalidades diurnas y/o nocturnas. La interrelación de estas variables hace posible la conformación de los sitios Internet de frecuencia “permanente”, “discontinua” y “eventual”.

Un sitio Internet es de “frecuencia permanente” cuando acostumbra a brindar sus servicios casi todos los días de la semana y en horarios de atención que oscilan aproximadamente entre las 09.00 a.m. y las 21.00 p.m. El 69% de los sitios Internet corresponde a esta categoría, se trata de aquellos locales ubicados en las consideradas “zonas centrales o comerciales” y donde existe mayor afluencia de personas, se esta hablando de los locales ubicados sobre todo en la Avenida Satélite, Avenida del Policía y Avenida Arturo Ballivián.

Un sitio Internet es de “frecuencia discontinua” cuando funciona solamente algunos días de la semana y en horarios que no logran cubrir por lo menos una jornada laboral, es decir, las ocho horas diarias. A este tipo de clasificación corresponde el 26% de los sitios Internet, se trata de aquellos locales que se encuentran ubicados en lugares donde no existe mucha afluencia de personas y, por lo tanto, la concurrencia de usuarios no es muy alta y frecuente.

Un sitio Internet es de “frecuencia eventual” cuando su funcionamiento es bastante irregular, pues algunas veces esta abierto y en otras ocasiones esta cerrado, pues como lo manifiestan algunos usuarios “no existe la seguridad si estará o no abierto, por eso es mejor ir a lo seguro, al Internet de la avenida o de la plaza”. Corresponden a este tipo de clasificación de frecuencia eventual el 5% de los sitios Internet, se trata sobre todo de aquellos locales que se encuentran en algunos planes bastante alejados del “centro” o por alrededores de algún centro educativo y por lo tanto tienden a funcionar “esporádicamente” en determinados días y horarios. .

Cuadro Nº 10 SITIOS INTERNET FUNCIONAMIENTO

Funcionamiento

%

Permanente

26

69

Discontinuo

10

26

Eventual

2

5

Total

38

100

Fuente: Elaboración propia

Como se había mencionada líneas arriba estos sitios Internet se constituyen en negocios familiares o “empleos autogenerados” y, por ello, no es casual que se observe que en la mayoría de estos sitios Internet se ofrezcan otros servicios complementarios, algunos vinculados a la red y otros relacionados a otros rubros. A partir de los datos obtenidos y en función del uso que se le asigna a determinado sitio Internet se ha logrado establecer la siguiente tipología de los “sitios Internet”: “uso múltiple”, (cuando en el sitio Internet se ofrece: red Internet, juegos en red, alguna actividad vinculada a la red y alguna actividad de otro rubro), “uso intermedio” (cuando se ofrece: red Internet, juegos en red y alguna actividad vinculada a la red), “uso mixto” (cuando se ofrece: red Internet y juegos en red) y “uso específico” (cuando se ofrece: sólo red Internet).

Cuadro Nº 11 SITIOS INTERNET USO

Tipo de uso

%

Múltiple

20

53

Intermedio

12

32

Mixto

4

10

Especifico

2

5

Total

38

100

Fuente: Elaboración propia

Se observa que solamente el 5% de los sitios Internet corresponde a un tipo de “uso especifico”, es decir, que en estos locales únicamente se proporcionan servicios de Internet. El 10% esta considerado como de “uso mixto” vale decir que al margen del Internet en estos lácales también se ofrecen juegos en red. El 32% de estos sitios es de “uso intermedio”, lo que significa que en este local se ofrece servicios de Internet, juegos en red y alguna otra actividad económica vinculada a estos servicios, tratándose de servicios de fotocopias, impresiones, anillados, scanner y venta de CDs y/o DVDs. La gran mayoría que alcanza al 53% de los sitios Internet corresponde a un tipo de “uso múltiple”, esto implica que al margen del servicio de Internet, los juegos en red y los servicios complementarios, el ambiente es también utilizado para comercializar mercancías ajenas a la red, tratándose de material escolar, perfumes, refrescos, cabinas y tarjetas telefónicas u otras mercancías.

Tomando en cuenta el número de usuarios que habitualmente acoge un sitio Internet se ha establecido la siguiente clasificación: “concentración alta”, cuando se observa la presencia casi habitual de 10 o más usuarios independientemente de la edad y el sexo, “concentración intermedia” cuando el número de usuarios fluctúa entre 5 y 9 usuarios y “concentración baja” cuando se observa la presencia de entre 1 y 4 usuarios. En la zona de Ciudad Satélite, bajo el calificativo de “concentración alta” se encuentra el 37% de los sitios Internet. Estos locales que resultan ser los más concurridos por jóvenes y adolescentes están ubicados en calles y avenidas que espacialmente no se hallan muy distantes entre sí y que llegan a conformar el “centro” de la zona de Ciudad Satélite. La “concentración intermedia” aglutina al 39% de los sitios Internet, corresponden a este tipo de concentración los locales de Internet ubicados por lo alrededores del “casco central”. La “concentración baja” alcanza al 24% de los sitios Internet, bajo este tipo de concentración se hallan los locales ubicados en zonas relativamente bastante alejadas del casco central.

Cuadro Nº 12 SITIOS INTERNET CONCENTRACION

Concentración

%

Alta

14

37

Intermedia

15

39

Baja

9

24

Total

38

100

Fuente: Elaboración propia

El análisis de la relación existente entre las variables “acceso, uso y consumo de servicios de Internet” y la variable “sexo” adquiere cierta complejidad y expresa diferentes facetas. Al respecto, Uberhuaga et al (2006: 16)) sostienen que “existe una desventaja de la jóvenes mujeres con relación a los varones, puesto que ellas no han utilizado los juegos interactivos como escuela para el manejo de la computadora y del Internet. Dicha desventaja se observa en el nivel de conocimiento de uso de Chat, y se debe a la discriminación de género en los sitios Internet, considerados como espacios casi exclusivos de los hombres. Sin embargo, cuando logran traspasar estas barreas, las jóvenes se internan en lo códigos del Chat con gran entusiasmo.”

Por otro lado, manifestar que de acuerdo a una encuesta realizada por la empresa Yanbal, en septiembre del año 2009 en las ciudades de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y El Alto, se llegó a establecer que “la mayoría de las mujeres bolivianas carece de formación profesional y, a la par, tiene un acceso limitado a nuevas tecnologías como la Internet”. 44 Asimismo, este estudio señala que de 735

mujeres encuestadas entre los 15 y 60 años de edad, el 79% tiene formación escolar, niveles primario y/o secundario, el 20% formación universitaria y sólo el 1% llega a niveles de postgrado. En relación al acceso y uso de las TICs, se sostiene que el 81% de las mujeres utilizan teléfonos móviles o celulares. Al contrario, solo el 13% navega todos los días por Internet y el 36% nunca se aproximó a esta herramienta. Asimismo, se puntualiza que el 43% de las mujeres usuarias de Internet acceden a este servicio a través de cafés Internet, principalmente con fines de investigación y educación, siendo muy pocas las mujeres que consideran a la red como un espacio de esparcimiento o socialización, muchos menos como un medio para iniciar relaciones personales o amorosas. Asimismo, esta investigación expresa que la gente navega por Internet, en orden de importancia, para buscar información, usar el correo electrónico, conectarse a la mensajería instantánea, chatear y conformar redes sociales virtuales. Desagregando esta información el estudio señala que las mujeres son las que más utilizan el Chat, mientras que los varones prefieren hacer descargas y jugar.

Se considera que los resultados de ambas investigaciones en relación a la situación de “cierta desventaja de las mujeres en relación a los varones en el uso y acceso de las nuevas TICs” son bastante relativas, pues si bien en los “sitios de Internet” se observa una mayor presencia de los hombres en relación a las mujeres no se considera que esta realidad se deba necesariamente a ciertas inequidades de género en términos de discriminación y marginalidad y a la existencia de una cultura machista y patriarcal, sino que esta realidad se explicaría más por el status, los intereses y las expectativas individuales que obviamente son diferentes en razón de la edad y el sexo. Así, por ejemplo, si uno recorre por los sitios Internet que se hallan ubicados por alrededores de alguna universidad pública o privada percibirá la presencia masiva tanto de mujeres como de varones. Asimismo, en el contexto de la investigación se ha podido constatar que de población de jóvenes y adolescentes usuarios de Internet el 67% esta conformado por varones y el 33% por mujeres. Con el afán de proporcionar cierto respaldo empírico a estas diferencias de acceso y uso y que no siempre se hallan determinadas por inequidades de género se tienen los siguientes testimonios:

  • 5.2. Perfil del usuario

“…yo voy al Internet, pero no muy seguido, pero no porque alguien me lo impida o tenga miedo entrar a estos sitios, sino porque antes de jugar o chatear con mis amigas, prefiero encontrarme con ellas y luego ir a la plaza, a comer o algún cafecito, yo creo que los hombres van más al Internet a perder su tiempo…”

(Joven mujer usuaria de Internet, 2010)

“…creo que si vas o no vas al Internet, nada tienen que ver esto con el sexo, yo por ejemplo casi siempre voy al Internet, solamente no entro donde creo que es peligroso, es como ir a la Ceja, no vas a las Ceja porque te discriminan o porque eres mujer algo, sino porque tienen miedo que te roben…”

(Joven mujer usuaria de Internet, 2010)

Una realidad que se pudo constatar es que la concurrencia a estos “sitios” muestra cierta diferenciación en términos de edad y sexo. Se advierte que no es muy visible o extendida la presencia de niños y niñas menores de 10 años. Asimismo, de adolescentes mujeres y de gente adulta. En relación a las mujeres jóvenes y adolescentes, como se ha señalado anteriormente se considera que su menor presencia se explica por diversos factores que no necesariamente están vinculados a ciertas

inequidades de género. 45 Independientemente de esta realidad, la evidencia empírica confirma que los principales usuarios de la red Internet en la zona de Ciudad Satélite son jóvenes y adolescentes varones que acuden habitualmente a estos “sitios” en forma individual o colectiva. Desagregando la muestra de la investigación en función de la variable edad se observa que la mayoría de los adolescentes están comprendidos entre los 14 y 16 años de edad. En cambio, en el caso de los jóvenes la mayoría de ellos se concentra entre los 22 y 24 años de edad.

Cuadro Nº 13 USUARIOS POR EDAD

Edad

No Usuarios

  • 13 5

años

  • 14 14

años

  • 15 11

años

  • 16 10

años

  • 17 5

años

  • 18 5

años

  • 19 5

años

  • 20 6

años

  • 21 5

años

  • 22 13

años

  • 23 7

años

  • 24 14

años

Total

100

Fuente: Boleta de encuesta 2010

Como en la mayoría de las investigaciones realizadas sobre la ciudad de El Alto, el primer concepto que sale a relucir es aquel vinculado al tema de las migraciones. Se nota que aproximadamente el 47% entre jóvenes y adolescentes tienen como lugar de nacimiento la ciudad de El Alto y el restante 53% tiene un lugar de origen distinto al de esta ciudad. Desagregando esta información se tiene que el 37% de esta “población joven” señala que ha nacido en la ciudad de La Paz, el 34% en la zona de ciudad Satélite, el 13% en otra zona alteña, el 6% en algún distrito minero, el 3% en alguna provincia paceña, el 4% en un ámbito rural de otro departamento y el 3% en el ámbito urbano de otro departamento. De manera general, señalar que aproximadamente el 90% de la población objeto de estudio tiene un origen urbano o citadino y sólo un 10% tiene un origen rural. 46 Asimismo, expresar que solamente el 26% de los jóvenes y el 42% de los adolescentes han declarado que han nacido en la zona de ciudad Satélite.

Cuadro N° 14 USUARIOS POR LUGAR DE NACIMIENTO

Lugar de origen

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Ciudad Satélite

13

26

21

42

Otra zona alteña

4

8

9

18

Ciudad de La Paz

21

42

16

32

Centro minero

3

6

3

6

Provincia paceña

2

4

1

1

Otro departamento (rural)

4

8

0

0

  • 45 Por lo general, se observa que las mujeres no acuden al Internet solas sino que en algunos cas2os van acompañadas de otra u otras amigas y en otros casos por sus padres, hermanos, familiares, enamorado o amigos.

  • 46 Señalar que esta alta incidencia de nacidos en la ciudad de La Paz se explica en muchos casos debido a que sus padres al ser parte de algún Sistema de Seguro Social reciben atención medica principalmente en la ciudad de La Paz. Pero lo que llama la atención que estos mismos jóvenes y adolescentes “sateliteños” se identifican más como lugar de origen la “hoyada”.

Otro departamento (urbana)

3

6

0

0

Total

50

100

50

100

Fuente: Boleta de encuesta 2010

Un aspecto que influye y en muchos casos determina ciertos aspectos objetivos y subjetivos de una persona esta vinculada a las características que presenta el entorno familiar en términos de situación conyugal, es decir, en términos de integración o desintegración familiar. Se observa que en términos generales, el 65% de los hogares se hallan integrados, es decir, se tiene la presencia de ambos progenitores y en el 35% de los hogares se nota la ausencia de uno o de ambos progenitores. Este dato es importante en vista que expresa la denominada “diferenciación social” de la zona, en vista de que en otras zonas alteñas prevalece la inestabilidad y la desintegración familiar.

Cuadro N° 15

USUARIOS POR SITUACION FAMILIAR

Con quién vive

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Con mi padre y mi madre

28

56

37

74

Sólo con mi padre

1

2

2

4

Sólo con mi madre

9

18

11

22

Con familiares

5

10

0

0

Con amigos

4

8

0

0

Sólo

3

6

0

0

Total

50

100

50

100

Como es de esperar se observa mayor independencia en lo jóvenes, la misma que se expresa en la tendencia a vivir fuera del hogar de origen con familiares, amigos o solos. Al respecto, señalar que de este grupo de jóvenes que ya se han “independizado” cuatro cuentan con un hogar propio, están casados y tienen hijos.

La presente investigación no solamente se remite a jóvenes y adolescente que actualmente estudian sino que también incluye a aquellos jóvenes y adolescentes que por diversas circunstancias no se hallan inmersos al interior del sistema educativo tanto escolar como de profesionalización. A diferencia de los resultados obtenidos por otros estudios vinculados al análisis de los “jóvenes alteños”, donde prevalecen situaciones de deserción y marginalidad educativa, se observa que prevalecen los jóvenes y adolescentes que se encuentran estudiando sobre todo en el colegio y la universidad. Aproximadamente el 86% de esta “población joven” se halla estudiando y solamente el 12% se encuentra al margen del sistema educativo. Desagregando esta información se tiene que el 78% de los jóvenes y el 94% de los adolescentes estudian.

Cuadro N° 16 USUARIOS POR SITUACION EDUCATIVA

Actualmente estudias

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Si

39

78

47

94

No

10

20

2

4

N/R

1

2

1

2

Total

50

100

50

100

Fuente: Boleta de encuesta 2010

En relación al lugar donde estudian casi de manera previsible se nota que la mayoría de los adolescentes aún se encuentra estudiando en el colegio ya sea en alguna educativa fiscal o privada, es decir, se trata de personas que aún no han terminado el bachillerato. Solamente tres de ellos ya han iniciado estudios superiores. En cambio, en los jóvenes se observa que la gran mayoría se encuentra estudiando ya sea en la universidad pública o en alguna privada. En relación, a este punto y con el afán de corroborar la denominada “diferenciación social” manifestar que casi todos los universitarios son de la UMSA y no existe un sólo joven que pertenezca a la Universidad Publica de El Alto.

Cuadro N° 17 USUARIOS POR LUGAR DE ESTUDIO

Actualmente estudias

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Colegio

0

0

44

88

Instituto

5

10

1

2

Normal

5

10

1

2

Universidad

24

48

1

2

Otros

5

10

0

0

Total

3 9

78

47

94

Fuente: Boleta de encuesta 2010

Vinculado al tema laboral se tiene la siguiente información estadística. El 54% de los jóvenes y el 10% de los adolescentes desarrollan alguna actividad laboral. Situación que se explica debido a que la mayoría de los adolescentes aún se hallan en un periodo de dependencia familiar y no tienen aún ciertas cargas económicas o laborales, lo que no sucede con los jóvenes quienes al haber salido ya del colegio y frente algunas necesidades se han visto obligados a conseguir alguna fuente de ingreso.

Cuadro N° 18 USUARIOS POR SITUACION LABORAL

Actualmente trabajas

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Si

27

54

5

10

No

20

40

32

64

N/R

3

6

13

26

Total

50

100

50

100

Fuente: Boleta de encuesta 2010

También vinculado al tema laboral señalar que muchos de los jóvenes que declaran trabajar combinan esta su actividad laboral con sus estudios y en el caso de los adolescentes todos los que declaran trabajar aún continúan estudiando. De la información cuantitativa que se ha recolectado se infiere que alrededor de 10 jóvenes no estudian ni trabajan y que solamente 2 adolescentes se encuentran en situación similar.

Cuadro N° 19 USUARIOS POR ACTIVIDAD LABORAL Y EDUACION

Estudias y trabajas

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Si

22

44

5

10

Total

22

44

5

10

Fuente: Boleta de encuesta 2010

Desagregando la actividad laboral por tipo de ocupación se tiene que en estos jóvenes y adolescentes prevalece el trabajo por cuenta propia, es decir, se trata de empleos autogenerados, sobre todo

familiares, siendo el caso de los adolescentes que trabajan 3 como ayudantes de su progenitores y 2 como vendedores ambulantes. En cambio, si bien los jóvenes también tienen empleos autogenerados, un buen número de ellos se desempeña como empleado público ya sea en alguna institución estatal o no gubernamental, se esta hablando en algunos casos, por ejemplo, de cajeros, mensajeros, administrativos, etc.

Cuadro N° 20 USUARIOS POR OCUPACION LABORAL

Ocupación laboral

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Cuenta propia

13

26

3

6

Empleado público

10

20

2

4

Obrero

1

2

0

0

Otros

3

6

0

0

Total

27

54

5

10

Fuente: Boleta de encuesta 2010

  • 5.3. Factores precipitantes en el uso del Internet

Tratar de determinar los factores precipitantes que impulsan a los “jóvenes usuarios” a acceder y utilizar los servicios de Internet resulta muy dificultoso, debido a que no es posible establecer explicaciones “monocasusales”, pues se observa la existencia de diferentes y múltiples causas o factores precipitantes que fluctúan entre lo fáctico y lo simbólico. Asimismo, se advierte que este acceso y consumo y la propia significación que esto representa para los usuarios usuario no resulta ser pasiva sino que atraviesa por una serie de “mediaciones” que articulan las expectativas individuales y colectivas con el uso habitual del Internet bajo determinado contexto social, familiar, comunitario y racional.

Estudios realizados en países europeos señalan que la mayoría de los usuarios definen a la red Internet como un medio principal de información y comunicación. “De hecho, un 96.9% hacen búsquedas online, 9 de cada 10 con Google; 2 de cada 10, con Yahoo, un 84.3% utilizan el correo electrónico y un 61.3% son usuarios de la mensajería instantánea, siendo la actividad más usual en la red la lectura de periódicos digitales o servicios de noticias, algo que de manera habitual hace el 45.8% de los navegantes”. En el contexto norteamericano, Don Tapscott (1998), a través de una serie de opiniones, experiencias y percepciones recolectadas durante un año sobre una muestra de la “generación net” conformada por un total de 300 personas entre niños, adolescentes y jóvenes, cuyas edades fluctúan entre los 4 y 20 años, llega a constatar que en orden de importancia estos grupos poblacionales jóvenes utilizan habitualmente la red Internet, principalmente con fines de entretenimiento, aprendizaje, comunicación y consumo.

A nivel de la región, algunos estudios afirman que los usuarios van al Internet principalmente en busca de información. En cambio, otros estudios señalan que acuden al Internet para comunicarse y otras investigaciones señalan que la gente acude al Internet particularmente para entretenerse. Al respecto, el especialista venezolano Andrés Cañizales señala que “la gente en América Latina no tiene el habito de informarse mediante el Internet sino que esta herramienta es utilizada principalmente para el entretenimiento”. Asimismo, puntualiza que “los latinoamericanos no van al Internet a informarse sino que sus sitios más frecuentados son los servicios generales de plataforma para hacer contacto con las

personas, siendo los sitios más visitados Google, Yahoo, Hotmail, Terra y Wikipedia, que no son plataformas informativas sino que sirven para entretenerse o buscar información especifica”. 47

Un sondeo realizado a mil jóvenes, cuyas edades van de los 16 a los 27 años de edad, de seis países latinoamericanos, Argentina, México, Chile, Colombia, Uruguay y Venezuela, señala que el 98% la usa para mandar e-mails personales, el 85% para buscar información para el estudio o trabajo, el 73% para chatear , el 68% para visitar páginas de entretenimiento, 68% para comunicarse con los que viven lejos, el 65% lo hace para bajar música, el 56% envía sólo mails laborales, el 52% baja software para actualizar sus programas, el 38% se dedica a jugar online, el 26% escucha radio y el 17% busca amigos o pareja (D´Alessio, 2009). 48

Una investigación realizada en la ciudad de Lima sostiene que los escolares limeños utilizan Internet esencialmente para entretenerse y secundariamente para aprender. Sin embargo, otra investigación del Instituto de Investigación Científica de la Universidad de Lima realizada también en el Perú, pero en las ciudades de Chiclayo, Cusco e Iquitos concluye que el valor de la información para el aprendizaje en la escuela es mayor. Los jóvenes aprecian que Internet y los medios audiovisuales son una importante posibilidad de "conocer" sobre muchos aspectos que la escuela no les permite y le asignan un valor de complemento a la educación que reciben en el aula (Quiroz, 2002)

En el ámbito nacional, la investigación realizada Arratia et al (2006: 32), señala que “los jóvenes son motivados por los servicios que pueden encontrar en la red Internet: chat, correo electrónico, navegadores de información; pero también por la oferta de juegos interactivos. Las motivaciones por uno u otro servicio dependen de la edad y el género de los usuarios”. Más adelante, señalan que “en un primer momento de las entrevistas, los jóvenes mencionaron la importancia de la red Internet como medio de información; pero, al profundizar la misma, ellos admitieron que, además de la búsqueda de información, lo que más les motiva a frecuentar estos sitios es el chat y los juegos. Esto quiere decir que es importante para ellos buscar información, lo que implícitamente conlleva a chatear y jugar mientras culmina dicha búsqueda.” En cambio, Uberhuaga et al (2005) sostiene que “las demandas de los y las jóvenes develan su pasión por el entretenimiento más que por la investigación o la educación, planteando un serio problema con relación al uso del Internet y su rol dentro del proceso enseñanza/aprendizaje”. El estudio realizado por la empresa CIES Internacional, sobre un universo poblacional de 515 personas de ambos sexos que residen en alguna de las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba o Santa Cruz de la Sierra, señala que la mayoría de las personas utiliza el Internet para la búsqueda de información, luego para comunicarse, acceder a redes sociales, hacer descargas y posteriormente para jugar. 49 Asimismo, este estudio señala que existen diferencia en el uso del Internet por sexo, pues las mujeres usan la red sobre todo para chatear y que los varones utilizan la red principalmente para realizar descargas y jugar.

Otro estudio realizado por la empresa Yanbal, con un universo poblacional de 735 mujeres cuyas edades oscilan entre 15 y 60 años edad y que residen en algunas ciudades del eje central, sostiene que las mujeres utilizan a la red esencialmente con fines de investigación y educación y son pocas las mujeres que consideran a la red como un sitio de esparcimiento y socialización.

  • 47 Este tema fue expuesto en la III versión de la Exposición en Comunicación llevada a cabo en los predios de la Universidad Católica Boliviana.

  • 48 www.zonapediatrica.com/

...

/jóvenes-e-internet.html

  • 49 La Razón, 16.08.09.

De acuerdo a los resultados de estas investigaciones tanto internacionales como nacionales se observa que son varios y diferentes los factores precipitantes que explican el acceso y consumo de servicios de Internet y que los mismos varían en función del sexo, la edad, la actividad, las necesidades y las aspiraciones que tienen los usuarios. En esta directriz analítica, se considera que para abordar los factores precipitantes que determinan e influyen para que algunos jóvenes y adolescentes se constituyan en consumidores habituales de la red se tiene que hacer un análisis de las denominadas necesidades. Esta puntualización se la efectúa en función de los datos proporcionados por la investigación documental y la evidencia empírica, los mismos que confirman que en la red Internet es posible encontrar un servicio o un sitio Web para cada necesidad.

El concepto de necesidad es amplio y complejo, hace referencia a una diversidad de situaciones y de dimensiones y se lo tiende a vincular con pobreza, escasez, miseria, apuro, privación, deseo o demanda. En el marco de la investigación se utiliza el concepto de necesidad como una categoría que hace referencia a un estado carencial de requerimientos materiales e inmateriales, esta ausencia de algo indispensable o simplemente necesario para la sobrevivencia o el desarrollo de una persona o de un grupo de personas estaría determinada por el contexto económico, social, cultural y familiar en el cual se desenvuelven (Woolfolk, 1986: 340).

Si bien existe una diversidad de clasificaciones sobre las necesidades, solamente por cuestiones metodológicas se establece la siguiente clasificación 50 : necesidades de comunicación (mantener relaciones sociales, ampliar relaciones sociales, dar y recibir amistad); necesidades de información (realizar labores educativas, investigación, educación, aprendizaje y trabajo); necesidades de entretenimiento (ver videos, espectáculos, farándula); necesidades de recreación (jugar y ocio recreativo) y necesidades sociales (compartir con amigos, entorno social estimulante, aprobación y reconocimiento social).

Los jóvenes y adolescentes de la zona de ciudad Satélite acceden y consumen los servicios de la red Internet para satisfacer principalmente alguna o algunas de las necesidades mencionadas. Es decir, van al Internet no solo por una motivación sino que su presencia habitual en sitios Internet se explica por la interrelación de diferentes motivaciones. En este plano, lo que se ha podido constatar es que si bien jóvenes y adolescentes de la zona de Ciudad Satélite señalan que acuden a la red por una motivación considera por ellos como “dominante”, en la práctica cotidiana se observa que combinan varias motivaciones por uno u otro servicio. Así, por ejemplo, mencionan que principalmente van a los sitios Internet para realizar “algún trabajo de investigación”, pero simultáneamente entran al Chat, revisan su correo electrónico, actualizan su facebook y escuchan música a través de los audífonos. Esta realidad estaría vinculada a lo que Arratia et al (2006), denominan la “atención múltiple”, es decir, a la capacidad y la habilidad de los “más jóvenes” para acceder y utilizar simultáneamente diferentes servicios de la red. Parafraseando a Vilches 51 (2001), señalar que esta situación estaría también vinculada a las denominadas “migraciones digitales”, que suponen que simultáneamente se puede transitar por diferentes lugares o sitios de la red o el “ciberespacio”, solamente haciendo un “click”

  • 50 Tenemos la clasificación de Abraham Maslow que habla de necesidades básicas y necesidades superiores al interior de las cuales establece cinco necesidades principales: fisiológicas; seguridad y protección; amor y afecto; estimación y respeto y necesidades de autorrealización o autosatisfacción. Por su parte, Max Neff Manfred habla de necesidades de subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio y creación.

  • 51 Según Lorenzo Vilches, en la actual sociedad de la información se vive en medio de migraciones de diferente índole y que se expresa de diferentes maneras, se transita desde lo analógico hasta lo digital, desde la analfabetización científica hasta la alfabetización científica, desde el espacio real hasta el espacio virtual.

Los resultados de la encuesta vienen a corroborar lo expuesto. En primer lugar, se constata que los jóvenes usuarios acuden “principalmente” a la red en “busca de información” para ser utilizada en diferentes actividades o satisfacer ciertas necesidades. En cambio, los adolescentes van al Internet “principalmente” a “jugar”. Desagregando la información obtenida se observa que otra de las razones principales para que los jóvenes acudan a la red esta vinculada a la “descarga de algunos programas” y en el caso de los adolescentes a la “búsqueda de información”. En ambos grupos poblacionales un “principal factor” que también explica su presencia habitual en los sitios Internet esta relacionado al uso del “Chat”.

Cuadro N° 21 USUARIOS POR FACTORES PRECIPITANTES PRINCIPALES

Factores precipitantes

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Chatear

8

16

8

16

Correo electrónico

3

6

1

2

Buscar información

21

42

7

14

Descargar programas

8

16

0

0

Ver vídeos o películas

1

2

5

10

Jugar

0

0

18

36

Labores educativas

3

6

5

10

Escuchar música

0

0

0

0

Ver noticias de prensa

0

0

1

2

Cursos virtuales

3

6

0

0

Entrar a la red social

0

0

3

6

Salir de la casa

1

2

0

0

Reunirse con amigos

0

0

2

4

Matar el tiempo

2

4

0

0

Otros

0

0

0

0

Totales

50

100

50

100

Fuente: Boleta de encuesta 2010

Como se había señalado anteriormente los jóvenes y adolescentes no van al Internet por una “razón única” sino que combinan y retroalimentan diferentes motivaciones o necesidades, con el afán de indagar aún más sobre estos factores precipitantes se ha introducido una otra pregunta que indague cual es la “otra razón principal” que explica su presencia en sitios Internet. En los jóvenes esta “segunda razón principal” esta vinculada al uso del “correo electrónico” y el “chat”. En cambio, en los usuarios adolescentes esta “segunda razón principal” esta relacionada a “reunirse con los amigos” y “ver videos y películas”.

Cuadro N° 22 USUARIOS POR FACTORES PRECIPITANTES SECUNDARIOS

Factores precipitantes

Nº Jóvenes

%

Nº Adolescentes

%

Chatear

9

18

7

14

Correo electrónico

12

24

3

6

Buscar información

6

12

5

10

Descargar programas

4

8

2

4

Ver vídeos o películas

1

2

9

18

Jugar

5

10

5

10

Labores educativas

6

12

6

12

Escuchar música

2

4

0

0

Ver noticias de prensa

0

0

0

0

Cursos virtuales

2

4

0

0

Entrar a la red social

2

4