Está en la página 1de 2

El infierno es un estado que corresponde, en el ms all, a los que mueren en

pecado mortal y enemistad con Dios, habiendo perdido la gracia santificante


por un acto personal, es decir, inteligente, libre y voluntario.

Jesucristo habla del infierno muchsimas veces en el Evangelio y expresa


claramente su carcter de castigo doloroso y eterno. Jesucristo saba lo que es
el infierno y por eso vino al mundo: a librarnos de ese castigo, a ensearnos el
camino para llegar al Cielo.Por otra parte, si el infierno no existiera, qu
sentido tendra la salvacin? A qu hubiera venido Jess al mundo? A
salvarnos de qu?

Y he aqu lo que dice el Libro del Apocalipsis sobre el Infierno y los que llegan a all:

Pero para los cobardes, los renegados, los corrompidos, los asesinos, los impuros, los hechiceros, los
idlatras, en una palabra, para todos los falsos, su lugar y su parte es el lago que arde con fuego de azufre,
que es la segunda muerte. (Ap 21, 8) Y todo el que no se hall inscrito en el libro de la vida fue arrojado al
lago de fuego. (Ap 20, 15)

Entre los secretos que revel la Santsima Virgen Mara a los pastorcitos de Ftima, est una visin del
Infierno, que les dio en una de sus apariciones. Por ms que Luca describe lo que ella y los otros dos
pastorcitos vieron no es posible imaginar cmo es el Infierno. El Infierno es un lugar de dolor y horror al que
son arrojadas las almas que en la tierra desperdician las gracias de salvacin que Dios en su infinita
Bondad, nos otorga a todos.
El Infierno es una realidad innegable. En las Sagradas Escrituras, aparece con diferentes nombres (abismo,
horno de fuego, fuego eterno, lugar de tormentos, tinieblas exteriores, gehena, muerte segunda, fuego
inextinguible etc.) No podemos escapar de creer que el infierno es algo real. Debemos
tomar en serio la posibilidad de ser desgraciados para siempre. La existencia del
infierno y de que es eterno, fue definido dogma de fe en el IV Concilio de Letrn.

Dios no destina a nadie al Infierno. La voluntad de Dios es que todos los seres humanos nos
salvemos. Depende de cada uno, entonces, el aprovechar o desaprovechar todos los medios
que Dios pone a nuestra disposicin para que alcancemos la salvacin eterna.

Hemos nacido y vivimos en esta tierra para pasar de esta vida a la eternidad. Y all habr o Vida Eterna en
el Cielo, al que podemos llegar directamente o pasando antes por un tiempo de purificacin en el Purgatorio;
o habr muerte eterna en el Infierno.