Está en la página 1de 5
CRISTO EL LIDER AUTENTICO DE LA IGLESIA Salvados por Jesú s

CRISTO EL LIDER AUTENTICO DE LA IGLESIA

Salvados por Jesú s

CRISTO EL LIDER AUTENTICO DE LA IGLESIA Salvados por Jesú s

CRISTO EL LIDER AUTENTICO DE LA IGLESIA

“Pero vosotros no dejéis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro y todos vosotros sois hermanos.”

Mateo 23: 8

Según la tradición judía, un R abí, es una persona regular; o sea este no posee más autoridad <<especial>> que cualquier adulto varón de la comunidad hebrea. Para ilustrar, por ejemplo, el sacerdote israelita (k ohein) tiene que ser un descendiente directo de Aarón, estos (kohein) se encargaban de llevar a cabo oficios en el Tabernáculo , que tenían directa relación con sacrificios y otros ritos, todos de naturaleza religiosa. De esto entendemos, que un sacerdote <<kohen>> podía ser un Rabí, y sin embargo un Rabí no le era un requisito ser un sacerdote <<kohen>>.

Cuando el sacrific io de Cristo se consumó, Él se constituyó en Sacerdote Eterno, elimina ndo la posición sacerdotal de los kohen. Todos sabemos que Cristo mismo vino a ser el sacrif icio y el Sacerdote oficiante. Toda pretensión de los hombres por llamar a otro : sacerdote, o darle las atribuciones del kohen, es una blasfemia contra el Sacrificio de Cristo y su Sacerdocio Eterno.

Volviendo al tema, un Rabí es simplemente un educ ador, un maestro. Lógicamente esto significa que es una persona suficientemente educada en la ley <<halakhah>> y en la tradición judía como para ser instructor de la comunidad y e star capacitado para responder preguntas y resolver disputas en relación con la ley <<halakhah>>. Dentro de la sociedad judía, cuando una persona ha completado el necesario curso de estudio de la ley, le es d ado un documento conocido como <<semikhah>>, el cual reafirma su capacidad para desarrollar dichas funciones. Cuando se hace referencia a los asuntos di chos o decididos por un Rabí , se sobreentiende que este está actuando en base o en referencia a resoluciones que otros estudiosos Judíos han sostenido en siglos anteriores. La comunidad judía cuenta con antiguos escritos de famosos Rabinos, que tocan diferentes aspectos de la vida. Después de la destrucción del Templo Israelita en el año 70 D.C, el papel de los sacerdotes se ha visto reducido a casi nada en la sociedad judía, mientras que el rol de Rabino ha tomado un rol más activo.

Es de suma importancia tomar en cuenta que el estatus de Rabí no le da a la persona que lo ejerce ninguna autoridad especial, para conducir actividades religiosas. Cualquier judío suficientemente educado como para discernir l o que está haciendo puede dirigir un servicio religioso. Cualquier servicio dirigido por un judío que no cuenta con el estatus de Rabí , es tan válido como el conducido por un Rabí . No ha sido inusual ver comunidades judías que no tienen Rabí, o ver servicios judíos siendo dirigidos por personas que no son Rabí , o que los servicios religiosos sean conducidos por los miembros de la comunidad, incluso cuando haya un Rabí disponible para hacerlo.

No obstante, todo lo anterior, nos encontramos a Jesús, mandando a sus discípulos que no aspirasen a ser llamados Rabí, a que no permitiesen que otros les llamasen Rabí . ¿Por qué? Hay que leer el contexto en que se desarr olla el verso 8, leamos:

Entonces Jesús habló a la muchedumbre y a sus discípulos, diciendo: Los escribas y los fariseos se han sentado en la cátedra de Moisés. De modo que haced y observad todo lo que os digan; pero no hagáis conforme a sus obras, porque ellos dicen y no hac en. Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre las espaldas de los hombres, pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. Sino que hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres; pues ensanchan sus filacterias y alargan los flecos de sus mantos; aman el lugar de honor en los banquetes y los prime ros asientos en las sinagogas, y los saludos respetuosos en las plazas y ser llamados por los hombres Rabí. Pero vosotros no dejéis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis a nadie padre vuestro en la tierra, porque uno es vuestro Padr e, el que está en los cielos. Ni dejéis que os llamen preceptores; porque uno es vuestro Precept or, Cristo. Pero el mayor de vosotros será v uestro servidor. Y cualquiera que se ensalce, será humillado, y cualquiera que se humille, será ensalzado. Mateo 23:1 - 12

Filacteria: RELIGIÓN Cada una de las dos pequeñas envolturas de cuero que contienen tiras de pergamino con pasajes de la Biblia y que llevan los judíos durante ciertos rezos. Fleco: Adorno compuesto por una serie de hilos o cordoncillos colgan tes. Flequillo (porción de cabello).

Jesús entendía que los Rabí judíos, habían tomado el camino equivocado. En vez de educarse en la ley judía << se han sentado en la cátedra de Moisés>> para guiar al pueblo por amor a la verdad;

lo hicieron para elevarse sobre los demás <<atan cargas pesadas y difíciles de llevar y las ponen

sobre las espaldas de los hombres>> y usan sus obras para ser vistos de los hombres, pues codician los lugares de honor en los banquetes y dirigir los servicios religiosos en las sinagogas, les gustan que la gente les saluden reconociéndoles una posición alta en los lugares públicos y les encanta que les llamen Rabí .

El Señor conoce los aspectos peligrosos del estudio, el orgullo humano y la naturale za idolatra de

la carne, por eso nos dice que: No dejemos a otros llamarnos Rabí , y que no busquemos ser llamados de tal manera.

Parece que la iglesia primitiva, con el transcurso del tiempo, fue desestimando este consejo del Señor, y fue cayendo en el error de llamar pastor a los hombres, teniendo como consecuencia una proliferación de líderes que hasta llegaron a adjudicarse otros nombres , incluso el de apóstol. Pablo en su carta a los Corintios, se vio en la necesidad de desenmascarar a falsos apóstoles de su tiempo :

Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

2

Corintios 11:13- 14

Y Juan, el apóstol reconocido como el apóstol del amor, desenmascara a uno, que se había subido en un lugar alto sobre los demás, dominándoles:

pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos , no nos recibe.

Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se

lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia.

3 de Juan 1

Indudablemente, en la nueva era, que es marcada por Jesucristo y que por lo tanto no tiene fin, los hijos de Dios, conocidos ya no como israelitas, sino como Iglesia, no solo sabemos que todos tenemos el mismo valor, también entendemos que, en cuanto a privilegios en esta tierra, todos estamos atados a la igualdad. Que de el Señor recibimos mandamiento de no elevarnos sobre los demás, de no pretender ser mayor que los demás, de no someter a los demás, sino de reconocer que nos debemos al respeto y a la sujeción mutua. Muy cierto es, que los pobres, merecen ser tratados con cuidado especial, así como los enfermos.

En el reino de Dios, l os necesitados es la única casta que se convierten en privileg iados, hasta que dejan de ser <<necesitados>>.

Por eso en el principio, aquellos que aspiraban al servicio, renunciaron literalmente a las riquezas o a enriquecerse e hicieron votos de pobreza por toda su vida , se convirtieron en privilegiados dentro de ese contexto.

Hoy día, la Iglesia enfrenta los mismos problemas que los antiguos. Hombres que “ estudian teología” con el fin de vivir de los demás. Hombres que convierten lo que es una función, tarea de instrucción, y lo hacen una posición de privilegio, casta y reconocimiento. No podemos decir que hay falsos pastores, pues caeríamos en el mismo error, ya que solo uno es el Pa stor. Pero si podemos decir que hay falsos con falsos títulos. Ninguna persona que cumpla una función honestamente, <<no por ganancia deshonesta>> debe temer a hombre alguno. Ninguna persona que, habiendo hecho votos de pobreza, <<no por engaño para llegar a enriquecerse>> debe preocuparse por el que dirán. Cada creyente debe de llevar la cruz de Cristo.

Filename:

Cristo el lider autentico de la iglesia.docx

Folder:

/Users/victorpiedra/Library/Containers/com.microsoft.Word/Data/Documents

Template:

/Users/victorpiedra/Library/Group Containers/UBF8T346G9.Office/User

Content.localized/Templates.localized/Normal.dotm

Title:

Cristo el lider autentico de la iglesia

Subject:

Salvados por Jesús

Author:

Victor Piedra

Keywords:

Comments:

Creation Date:

8/7/17 11:07:00 AM

Change Number:

2

Last Saved On:

8/7/17 11:07:00 AM

Last Saved By:

Victor Piedra

Total Editing Time:

0 Minutes

Last Printed On:

8/7/17 11:07:00 AM

As of Last Complete Printing

Number of Pages:

4

Number of Words:

1,389

Number of Characters:

6,883 (approx.)