Está en la página 1de 446
DicEe HIDRAULICO SEGUNDA EDICION Focape: CHtaut millones S. Wey To Jose Huse ae op 2010 1982 oO PROLOGO A LA PRIMERA EDICION En el presente trabajo se ha querido compilar sistemdtica ¥ ordenadamente los criterios y principios en los que se basa el di- serio de obras hidrdulicas comunes en el pais. Se ha tratado de presentar los métodos de diserio en lo for. ma mds sencilla, evitando los casos poco usuales. Algunos de esto’ métodos son aproximados y se recalca por lo tanto el hecho que este texto es bisicamente de orientacién y es responsabilidad del Proyectista ampliar o refinar los eéleulos siempre que las condicio- nes de una determinada obra ast lo exijan. En un trabajo de esta naturaleza, ef autor ha utilizado nu- merosas juentes de informacién y se cita la bibliografta respectiva aunque es posible que inadvertidamente se haya omitido alguna re- ferencia. E Algunas partes del trabajo son ligeras modificaciones de or. tieulos publicados por el autor en distintas revistas, entre ellas principalmente la revicta Riego del Instituto Nacional de Recursos Hidrdulicos y de los copiados de un curso de diserio hidriulico pa- ra post-graduados dictado por é! mismo en la Universidad Central del Ecuador. Es la esperanza del autor que la compilacién y unificacién del material sean suficientemente-claros y que este libro sea de al- guna utilided para los ingenieros que realizan este tipo de trabajo. PROLOGO A LA SEGUNDA EDICION Se han corregido los errores detectados y se ha traiado de hacer més claro el texto suprimiendo informacion irrelevante y a clarando y ampliando puntos obscuros. 4 El autor agradece @ todas las personas que con su critica constructiva 9 en otra forma lo han ayudado y expresa la esperan- 2a de haber conseguido algunas mejorus en esta edicidn, haciendo 1a obra més itil. ol 5.2, 53. 61. 62. CONTENIDO Introduccién Principios de Uti Generalidades sobre rios .. Clasificacion de Obras Hidréulicas .. Obras de Captacién a Obras.de Toma en Rios de Moniafia S.1.1, Tormas Convencionales ..... SALA. Ubleacion y Forma de Consuvecién de te Toma SAA2 Rela de Enads SAAS. Desi BAIA. Transl ceo SAL." Regulacién de b Crecente... SAA6. Gitewl det Aru acién de Recursos Hidréulicos Forma det Vertedero Estabitidad del Arve Disipaci6n de Energia SAAT Movimiento de Agua bajo ts Presa Método de Bligh Mévodo 6e Lane Método Hidrodinimico MEL060 GEG nmr mer Comparaciin de MEt0d0$ saeennie- bh SALE, Clleulo del Oentellin ~. Toma de Rejilla de Fondo... 5.2.1, Céleulo de la Rejilla 5.2.2. Cileulo de la Galeria. Tomas en Pos de Llanuras. Gesarenadores Generalidades ... Desarenador de lavado intermitente.. G21. Descripcién. 6. Diseia.. 63. 64 7 TA 12, 73. 74. Desarenador.de Ciara Doble... Desarenador de Lavado Continuo. Obras de Conduccifn........ Definicién Griterios para el Teatade. ssn Canales AbICEOS ssnn ny TBA. Seccign Transeersat At:ura de Seguridad .... Filteacidn en Canaies Caposdton det Problems... Faewres que alectan fa filwacibn Férenuizs wilizadas paca canates no reves Péedudas en canalesrevesiidos Pérdedas Totales Meauetin en el Terreno Velocidades Admisibies Revestimento en Canales .. Fiaicad y Jusiticcion Diterentes tpos de Revestimientos Generaiidades Disefio de ta Seecion Revestimiento de Tineles TAB. Consaeraciones sobre el Tertene. TA32. Clow get Revestimiente Toth Const vecidn de TONS neni Metoao» Utitesdos ei Fases ue la Consteuccibn Veociged de Consteweri ae 135 ae 139 439 asa 155 157 $60 161 164 165 168 169 a8 192 19s 197 208 210 20 22 222 9.8. Distribucion det agua 9.9, Partidores y Medidores 10. Obras para Aprovechamientas Eléctricos YO.1, Tangue de Presion wenn : 10.1.1, Generatidades .. 10.1.2, Entrada de Aire ‘ 10.1.3. Cétculo det Volumen 10.1.4, Rejillas 10.2. Tubérfa de Presion 10.2.1, Cileulo del Didmetro 12.2. Namero de Tuberias 10.2.3. Varinci 10.2.4. Coloca 10.3, Apoyosy Anclajes ‘| 10.3.1. Cilculo de Fuerzas... 10.3.2. Agoyos Intermedios 10.3.3. Diseio del Anciaje 10.4, Golpe de Ariete 10.5. Chimenea de Equi ae APENDICES 11. Datos Hidrotégicos TL, Caudales de Diseio 11,2, Curva de Distribucién de Frecuencias 11.3. Curva de Duracin 7 114, Gileulos de Creciente 114.1, Uso de Fétmulas Empirias..... sn en funcidn de las caracteristicas del 11.4.2. Determina tio 114.3. Métodos Estadisticos enn 114.4. Hidrograma Unitario wn 287 289, 299 sor 303 305 M3 as u8 ae 326 328. 332 333 338 388 383 355 387 301 365 a7 3a 38s a at. Bd 33. 8.4, 91, 92, 93. 9.4, 9.5. 9.6. Obras Especiates en Canales Cruces de Quebradas y Depresiones B..L. Acueductos B12. Rellenos 8.1.3. Sifones Pasos de Aguas Liuvias Aliviaderos .. 83.1. Criterios de Disefio 8.3.2. Aliviaderos en forma de verteder 8.3.3. Aliviaderos en forma de sif6M1-wemnmenrn 8.3.4. Ondas de traslacion Ripidas 8.4.1, Canales de gran pendiente. BAA. Noemas de Disedo 84.1.2. Curas Verticates de Enlaceen ans SA.1.3. Corvas Horitontates momen A. Airesciba BAAS. Formacion de Ondas BAN.6. Deltectores 842 — Répidas en forma de escalera .. SALI Descripcién General $422. Diseto Hidefutice 54.2.3. Diseto Estructorat 8.4.3. Rugosidad Artificial Obras para Riego Pei Uso Consuttivo Liuvia Probable ipios Generales Luria Efectiva Eficiencia ~. Requerimiento de Riego Conduccién det Agua ~ 228 ns ms 126 8 230 mi m 732 at 7 232 233 256 238 259 2162 164 266 267 mm 26 382 282 a3 14 25 286 286 12, 1. 122, 123, Nociones Bésicas de Hidréulica Cieulo de compuertas .. Citeulo de Vertedero Flujo en Cruces Abiertos. Fiuio uniforme Flujo no uniforme -nus Curvas de remanso Resalto Hidriulico ... ay? an ais a3 INDICE BE, TABLAS ¥ UE GRAFICOS - Datos de algunos sto» Coordenadas J el Perfil Creager -Ofizerov Coeficiente de correccidn por variacién de Carga on RelaciSn ancho det azudfearsa Coeficiente de ftitcién ‘Coeficiente de filtracion Gosticiente de Permeabitidad Ceulo de dimensiones dela cela Gralico 1 Pérdidas en tuberias 6-1 Velocidades de sedimentacién Valores de inclinacién de talud ~. Cileulo de canales de minimo perimetro Voliimenes de excavacin de plataforma amo Pérdidas de filtracion Valores "C” de Etcheverry Valores "C" de Davis Valores "C" de Moritz Velocidades no er osivas.. Géleuto de Tineies tipo baat 10 Cilevo de tunetes de seccién Circular Gratico 2 Célculo de Tuneles Grélico 3 Céleulo de Tineles T-11 Propiedades de rocas... 7212 Relacién presidn horizontal EESIGM VerLCAY neem enrarnem— Gréfico 4 Espesor de revestim 7.13. Méxima carga por rued3 - 20 en MNES nm Pas. “oe 50 st 33 33 oa n 103 m 131 ta va s 15 as 1s 16 te 1 u Gidlico § Vertederas Laterales ee 236 8-1 Rugusidad Artificial ae 10-1 Friccién en apoyos as M1-1 Valores de T ce Rybhin 357 11-2 Correcciones Para crecienies 333 12-1 Cooficientes para compuertas . as Grifico 6 Diagrama de Moody aes 12-2 Valores K de Bazin 499 12-3 Valores de Manning... 29 12-4 Equivatencia de Bazin - Manning 402 12-3 Cilevio de Canales 495 12-6 Céleulo de Car 409 Gratico 7 Pérdidas en el resalto . E ant NOTACION | a = Angulo, cocficiente A= rea ol Byb— anchonormalalflujo - °° al fc — celeridaddehonda =~ = — coeficiente dd — profundidad de agua DB = didmetro = eficiencia F E ~ Energta, Empuje o Médulo : de elasticidad {= coeficiente de friccién, f= Fueres corficiente - 7 g ~ 98 mis G — peso pérdida de'carea H — argatonl ~ pendiente geométrica J = pendiente hidrdulica = Ky k~ coeticientes Lyi — Congitud paralela al flujo mm — masa, talud M — cocficiente de vertedero, ‘momento n= cocficiente de Manning N= fucrza normal, potencia | p= presion P= perimetro mojado | q — Gudal por unidad de - cual | ancho : ol + — rio Ri — radio hidréutico “ $s — coeficiente sumersin, S. — subpresion oO] csferzo, separacién = oO 1 = gues, tiempo T = peso de terra, carga total ) 1b = componente de turbu- = uso consuntivo et tencia >| v = velocidad V = fucrza:vertical ol |W — momento resistente, veloc oO dad de sedimentacion ey x = signo de producto X = abscisa y= o¢denada o altura Y = ocdenada oO Zy x= desnivel w — peso especifico + INTRODUCTION Después del aire que respiramos, el agua es el elemento mis esencial ara el hombre. Sin el agua la vida animal o vegetal es imposible. También es bewena, fe es ele “Us/skm?s 1. Nilo & Gigr? 6450 2870 34 1s 2. Amazonas- Ucayali ¥e1S £6.490 —7.050' 200.0". 28.40% 3. Misouri-Misisipi Ce“ 6.380 3.300 18.05.45 4. Yangtse wine 5590 1.940.- 360 18.566 5S.) Congo AFCO 4100 3.750 50.0 «18.75 6 Mackensie. °° 4600 1.700 140° 8.23 7 Lena BSS 4500 2420 15.76.50 8 Yenisey 4500 2700 2006.50 9 Amur te 4.4590 2.050 10535 10. Parand-LaPlata ere?" 4.240. 3.100 25.0 8.06, 11. Hoang Ho 4.200 980 33 336 12. Mekong 4.184 800 16.0 20.00 - 13. Miger pyice 4160 2.400 8.6 4.10 14, Ob s 4000-2950 i743 15. Volgs 9 3.685 1.350 80 57 16. SanLorenzo gercee 3.060 1.270 78 644 17. Bramaputra. 397° 2900 610 «1201790. 18. Indo 2.800 360 64 667 19. Danubio eeys o> 2716 820 12 1.46 ~ 20. Ganges Toth 2.700 1.06014 13.30 (2) Medido por U.S. Geological Survey (Bibl. 1 - 2) 7 Syistottay Krochin tes, y otros datos. También el agua raramente se encuentra en el nivel en el cual se la quiere aprovechar. Generalmente hay que traerla desde lejos o utilizar bom- boas para ganar altura. Por esto, ‘en fa utilizacién de recursos hidriulicos, es necesario regu- lac tanto la cantidad como et nivel de agua. Esta intervencién del hombre en fos procesos naturales requiere de la construccién de diferentes estructuras hidrdulicas. La ciencia aplicada que estudia el disefio y los métados de cons- truceién de las mismas, se lama Hidrotécnica. La Hidrotécnica esté (ntimamente relacionada con otras ciencias de la Ingenieria entre las cuales las principales son La Hidrdutica que estudia las leyes que gobiernan el comportamicn to del agua en reposo y en movimiento. La Hidrologia que estudia el régimen y ta actividad de tas aguas su- perficiales. La Topografia que permite conocer la forma det relieve de una zona ubicar corectamente las obras. La Geologia y la Mecénica de Suelos que permiten evaluar el tipo de materiales sobre los cuales se construirin las obras. La resistencia de materiales, teoria de las estructuras y-otras, que permiten hacer el diseiio de obras estables y resistentes. . Sviatoslay Krochin 2 PRINCIPIOS DE UTILIZACION OE LOS RECURSOS HIDRAU LICOS.. ' La cantidad total aprovechable de agua en el mundo es muy peque- fia y generalmente no se encuentea ni en el sitio nien el momento en que se la necesita Ademds, lis necesidades de agua aumentan y de afio en afio su falta se siente en forma mas aguda. Esta escasez de agua estd determinada por dos factores: 1) Elaumento explosivo de fa poblacién en ef mundo. 2) El aumento de la demanda por habitante, condicionada por la clevaciin del nivel de vida, industrializacin, extension de cul tivos, ete, Por ejemplo, segiih G.A. Hathaway (Bibl. 2-1}, en el aio 1.900 en los Estados Unidos se consumia en promedio (incluyendo agua potable, r 80, industrias, ete.) 2.000 Its/habitante-dia, En el afo 1.950, esta dotacién habia subido a 4.000 Its/habitante-dfa y la poblacién se habia duplicado. Es: to quiere decir, que en $0 atios, el total de agua consumida se habia cuadru Plicado. La cantidad total utilizada en 1.950 era de 7.400 m?/s de fa cual imds de la tercera parte era para la industria y el SO fo para riego. El caudal antes indicado representa la octava parte del caudal total de los ros y acuife- ros del pais, aunque hay que aclarar que una buena parte del agua era usada repetidas veces. En 1.964 el consumo total de agua en fos Estados Unidos ha- ia subido,a 13.800 m°/s y se estimaba que esta cantidad se duplicaria hasta 1.980, En un momento dado, la falta de agua en cantidad suficiente puede significar estaficamiento en el desarrollo socio-econdmico de un pais. Por esto, una politica racional del agua debe basarse en el principio de In conservacidn de los recursos hidréulicos y en una planificacion dni Su aprovechamiento, sujeta a un control estricto por parte del Gobierno. Debe comenzarse por un catastro de los recursos en to que se refiere 1 2 BIBLIOGRAFIA No. 1 ZARUBAIEV N - ILUSIONES, PROYECTOS, REALIDAD (R) * LENINGRADO 1966 * CIVIL ENGINEERING - ASCE. DECEMBER 1965 La letra (R) indica que la referencia oibliogratica es en idioma Ruso. Disene Hidriutico : a la cantidad y calidad de agua, ubicacién de las fuentes y evaluaci6n de las facilidades de aprovechamiento. Para esto es fundamental la instalacién de un Servicio Nacional de Hidrologia y Meteorologia que tenga fondos suficientes para llevar a cabo ‘una labor ininterrumpida. Naturalmente una entidad de esta naturaleza no debe dedicarse sola- mente a la recopilacién de datos sino también a la investigacién. Es funda- mental tener. un conocimiento més exacto sobre muchos aspectos.del ciclo hidrol6gico, como por ejemplo sobre la ruta que siguen las nubes, los proce sos de condensacién que producen las iluvias, la evapotranispiracién, [a ero- sidn y ta sedimentacién, fa infiltracién y recarga de aguas sublerrdneas, intru= sin de aguas saladas y muchos otros tdpicos que afectan la utilizacién del a- Bua. Muchas veces, especiaimente en los paises de desarrollo, no se cuer- a con registros suficientemente largos. En estos casos no se puede esperar muchos afios hasta recoger la informacién necesaria y se debe construir las ‘obras con la disponible, tomando coeficientes de seguridad més altos, y, si perjuicio naturalmente de que se continden recolectando los datos. El segundo aspecto os la planificacién de fa forma de utilizacién del agua, estableciéndose la prioridad en funcién det plan de desarrollo del pa EI principal y més importante uso det agua, de acuerdo a la ley de la mayoria de los paises, es para el consumo humano y después para los anima- les domésticos. Pero, establecido este principio, es frecuente el conflicto en tre otros posibles usos y por esto es necesario considerar las distintas alterna~ tivas en lo que a beneficio/costo se refiere y utilizar los recursos de riego, elec- trificacién, industria, etc., haciendo la seleccién en una forma técnica e im- parcial, Se preferird, siempre que se pueda, proyectos de aprovechamiento mialtiple, En muchos paises en desarrollo, fas condiciones econémicas son di- Ficiles y no existen capitales para hacer grandes inversiones iniciales. Sin em= argo, hay que tener en cuenta que es mis econdmico y mas fécil ampliar un crédito que ampliar una obra hidréulica ya construfda con capacidad insufi- | | | | ‘ Swistesiay Krovan cienie. Hay otros problemas como la falta de mercado para la energia *léc trica 0 ja falta de preparacién de la poblacién rural para adaptarse a los sm: bios de vida que trae consigo un gran sistema de riego. Estos problema or subsanables con la construccién en etapas, crédito agricola y campatias ¢~ di fusign cultural Juntamente con la planificacién debe venir una aciministraciér “ier organizada de los proyectos y una legislacién efecti Una soluctén para esto es formar una entidad que centralice ¢ str: “de sf todos los servicios relativos al agua, siendo ef grado de centralizaciér anto mayor cuanto mds pequerio es el pals. Lamentablemente pocos slo paises que lo han logrado y generalmente tienen ingerencia en el asun va rios Ministerios ademés de una serie de Instituciones auténomas estatales rovinciales. Para evitar la multiplicacién de gastos y la dispersin de ¢..uer 2.205, seria aconsejable coordinar los trabajos de estas entidades. * Hay una creciente necesidad para una definicién mas comple.a d los derechos de aguas bajo las numerosas condiciones variables de su u ta necesidad es ef resultado natural de una utilizacién més extensa de! 510 cursos hidrdulicos. Frecuentemente la planificacién de los recursos hidréulicos, + tor en la prictica con grandes dificultades. Asi tenemos que. la construccién ¢ Un gran embalse jnunda zonas pobladas trayendo como consecuencia ¢. pap de indemnizaciones y el reasentamiento de tos habitantes. La instalac 1c grandes sistemas de riego obliga muchas veces al cambio de métodos tr? tick nales de cultivo. En el proveso pueden producirse casos devinjusticia y ue d rechos individuales vejados..La ley debe prever estas posibilidades y se xp dita e igual para todos. En todos tos casos debe seguirse el principio pr porcionar ef mayor beneficio para el mayor nimero de personas. El ingeniero civil debe tener una participacién activa en la im “unt cidn de la politica de agua de un pass. Por un lado debe asesorar a economistas, hidrslogos, juriscor tte Disety Hidrautice 9 agrénomos y otros profesionales en la planificacidn del aprovechamiento de los recursos hidréulicos. Por otro, es é! mismo el que debe seleccionar la ubi- cacién de las obras hidréulicas, establecer su magnitud y realizar todos los es- tudios desde el nivel de presinversién hasta el de disefio. La primera decisién se refiere generalmente al tipo y ubicacién’ de las obras de toma pues a ésta se subordinan generalmente las demas obras del proyecto. Los eriterios que basicamente gobiernan fa seleccién del tipo y ubi- cacién de una obra de toma son: 1) La cantidad de agua disponible debe ser suficiente para los fi- nes previstos. 2) El costo total de las obras debe ser el menor posible 3} Las obras deben satisfacer las condiciones necesarias de segu- ridad. La forma como se analizan los datos depende de la. utilizacién que se dé al agua. Tratindose de agua para el consumo humano, el criterio principal es el de la cantidad. La vida no es posible si no se cuenta con una cantidad m ima de agua y la diferencia entre las condiciones escasamente suficientes pa- +2 sobrevivir y el bienestar, se mide en un buen grado por la cantidad de agua de la que se dispone. La dotacién de agua por habitante y por dia es un indi cio del nivel de vida de una pobla A. Por fo tanto, si se desea establecer un cierto nivel de vida para una Poblacién, queda autométitamente determinada la cantidad de agua necesa- ria para que esto se cumpla, Se debe por lo tanto buscar una fuente de agua que sea capa de pro- Porcionar esta cantidad, cualquiera que sea el costo. El costo no es un crite: rio determinante pues por elevado que fucre, mis cara resultaria 2 la larga la carencia de agua Oc : 10 stay Krochis Establecido este primer principio, entra en consideracién fa cuestion de escoger Ia alternativa menos costosa de todas las posibles y en este punto hay que tomar en cuenta la calidad del agua. El agua debe ser pura y limpia para proteger la salud de la poblacién ue la. usa. Si en ef agua estén presentes microorganismos que puedan produ- cir enfermedades, las caracteristicas fisicas son indeseables, ef agua debe ser tratada antes de pasar al consumo de la poblacién. Generalmente las aguas subterrdneas y fos manantiales pueden ser usados para consumo doméstico con sélo un ligero tratamiento, mientras que las aguas superficiales estan contarninadas en mayor o menor grado. Si por cjemplo tenemos el caso de disponer tanto de aguas superficiales como sub- terréneas en cantidad suficiente para satisfacer las necesidades de una ciu- dad, es ¢! estudio econémico el que determinard cul de las dos fuentes debe ser escogida. Las aguas subterrdneas pueden ser limplas y no requerir mayor tratamiento, pero para su extracciin se necesitard de un bombeo costoso. En cambio las aguas de un rio podrén captarse por gravedad pero tal vez neces ten'de un tralamiento caro. Sélo el estudio completo de las dos alternatives podrd determinar cudn de ellas debe ser esco ‘Tratindose de agua para riego o para la produccién de energia eléc- trica, ef criterio principal es el econémico o para ser mds exactos, la relacién entre los beneficios y los costos. En ef caso del agua potable, el proyecto no seria satisfactorio si e! agua fuerainsuficiente. En el caso de un sistema de riego o de una planta eléc- trica se puede reducir ta superficie cultivada o Ia energta producida y el pro- yecto puede ser realizado de todos modos mientras sea econémicemente jus- tificable Considerando ef riego desde et punto de vista de un particular un proyecto de riego es econémicamehte factible solamente silos beneficios ob- tenidos son superiores al costo de tas obras a construirse mds los costos ad cionales de la plantacién, cultivo y cosecha ¢ instalaciones correspondientes. Sin embargo es obvio que los beneficios de un sistema de riego son mucho més amplios que los beneficios directos que obtiene ef agricultor de Disedo Hidrdutico " sus tierras. Debido al incremento de rentas aumentan también los gastos y to da la regin se hace mis prdspera. A esto contribuye también ef hecho de que iminado el riesgo de las sequias, fa economia de los agricultores se estabili- za permitiéndoles elevar el standard de vida. Por estas y otras razones los go- biernos de casi todos 10s paises han adoptado la politica de emprender o sub- vencionar todos los proyectos de riego que estan fuera del alcance econémico de fa empresa privada. Hay otras diferencias que son inherentes al uso. Asi por ejemplo el agua usada para energia elécirica se recupera in- tegramente a fa salida de las turbinas y puede ser por lo tanto usada repetidas veces. En cambio el agua usada en riego no se recupera y fa usada para consu- mo doméstico 0 industrial sélo en muy pequefia escala y en ciertos casos es- peciales. El agua utilizada para el consumo doméstico o industrial y para ta produccién de energia eléctrica tiene un caudal practicamente constante dur ante el afio y grandes variaciones en las distintas horas del dia. En cambio, el agua para el riego es constante en las distintas horas del dia (a veces hay diferencias entre el dia y la noche) pero tiene fuertes ver riaciones durante los meses del aio de acuerdo a la temperatura y & la distri- bucién de las Nuvias. Esto a su vez determina la seleccién de distintos tipos de reservorios de regulation. El agua destinada al uso humano deve ser lo més limpia posible. El agua utilizada para energia eléctrica no debe contener arena en suspension pues ésta acortarfa fa vida de las curbinas. En cambio el agua de riego puede arrastrar limo, pues este es beneficioso para los cultivos. BIBLIOGRAFIA No. 2 CIVIL ENGINEERING - ASCE - August -1954 Diseso Hidréuticn B 3 GENERALIDADES SOBRE RIOS Los rios representan ef resultado de la concentracién de los.escurri- mientos superficiales en cauces que generalmente son formados por la misma accién del agua. ’ ’ , f Los rfos ocupan ta parte més baja del terreno y por lo tanto entre 3 dos rios siempie hay una linea divisoria de terreno més alto que se llama di. 9 Yortium acuarun. , , ’ ’ Si se traza esta Itnea divisoria rodeando el sistema de un rio con to- dos sus afluentes, se obtiene la superficie total dentro de la cual todas las a- Buas originadas por la precipitacién confluyen hacia el rfo. Esta superficie se Hama euenca hidrogréfica del rio. 7 Debajo de la superficie se encuentran las aguas subterrineas que se P Forman principalmente dela intiltracion de fas lluvias, Bajo le inflvencia oe ta B sravedad las aguas subteredneas descienden hasta encontrarse con un estrato mpermeable y entonces se filtran tentamente a través de los poros del suelo siguiendo Ia inclinacién de este estrato. Las aguas subterrdneas pueden unirse D. con otras, salir nuevamente a la superficie o formar depésitos bajo tierra. La @ > , , » > 1) La longitud del cauce se alarga, la gradiente disminuye y la ve >» > D ,. > , » > El agua que escurre superficialmente lleva particulas solidas a los ios, y é3tos erosionan también sus orillas y fondo y transportan este mate- rial hacia abajo. Este procedimiento es tanto més intenso cuanto mayor es fa Bradiente y cl didmetro del material sélido arrastrado es aproximadamente } proporcional a la sexta potencia de la velocidad del agua. El transporte de se- dimentos es un proceso muy complejo y para simplificar su estudio éstos se Dhan aividido, en forma tasta certo punto arbitraria, en sdlidos que rvedan Dopor el fondo y en sélidos en suspensidn. En rios de tlanura los arrastres de 3 fondo generaimente no Hlegan 21 10 fo de los suspendidos mientras que en fos de montaiia pueden acercarse al $0 °/o del total. 18 + La cantidad ge Sedimerito¥ qe. psa ‘por iniadatue Hl ‘eat. bor una seccién se llima caudal. sélido. Este valor Yaria tant en el tiempo cémé a to largo det efo."El milyor caudal s6lido.se produce en las erecientes siendo in- ET taiafio de 10s sélidos es grande en lag, cabeceras y va disminuyendo 2 medida qite el rio se acerca a su deseinbocadura. Ademas muchas de las Fracciones que estén en suspensiin pasan- a ser sedimentos dé fondo. Lis cantidades de materiales sélidos llevados por un rio'se miden en gramos/m? de agua o en m° aio por km? de cuenca de drenaje siendo esta Ultima forma la preferible para establecer una relacién. Analizando la informacion existente al respecto para rios de Estados Unidos, Europa y Unig Sovietica se observa que Ia cantidad de sedimentos, varla normalmente.entre 100 y 500 m? de sedimentos por km’ y por ao, Para rios que se originan en las montafias formados por suelos arenosos como ef Amu-Daria este valor puede subir 2 700 m? /km?/aiio (4 kg/m?) De acuerdo Khosla (Bibi. 3-1) la méxima cantidad de sedimentos observada en diferentes rios del mundo es de 480 m*/km? aiio con la excep- cidn del Hoang - Ho en China que tiene un valor 3.5 veces mayor y del rio Kosi en Indica que tiene un valor 5.5 veces mavor. Para cauces menores de 1.000 millas cuadradas, Khosla propone fa siguiente ecvacién: “ aig a = 5i9/a 0-28 cn fa cual: “ott sawn apy SEER ‘ ¥ ‘Masel déun estudio de 1.100 rios en los Estados Unidos, Ven Te. Chow (Bibl. 3 ~ 3) da fos siguiemtes valores: : en un afio, en acres-ies. seditnentos traidos. por el ica deta‘ cuenta en millas cuadiadss, Cuenca Sedimentos menos de 26 km? 1810 m°/afio-km? 26 - 260 762 | DVisehe Hideiulteo 9 260 - 2600 480 més de 2600 238 La actividad, de.os rfos relacionada al arrastre de sedimentos es fre- cuentemente perjudicial para'el hombre. Los rfos que se azolvan elevan su ‘auce respecto a la llanura y en un, momento dado no tienen capacidad para dejar pasar una creciente produciendo inundaciones que significan considera bles daiios y a veces pérdidas de vidas humanas. Los sedimentos que se acumulan detrés de los diques y presas redu- cen Ia capacidad de los embalses a veces completamente. Este ¢s el caso de la presa de Murgab (Céucaso) cuyo embalse de 73 millones de metros cibicos se liené completamente de arena en 15 ais. En las partes bajas y como consecuencia de las cantidades excesivas de sedimentos, los ri0s desarrollan meandros y a veces cambian enteramente de-curso devastando extensas areas de tierra fértil. Esto sucedié varias veces con el rio Amarillo en China que Mega a_tener una cantidad de sedimentos de 575 kg/m? como méximo (Bibl. 3 - 2). BIBLIOGRAFIA No. 3 ‘Manual on River Behaviour, Control and Training Publication 60°- Central Board of Irrigation and Power - New Delhi - 1956. + Kiev 1960. Tehebotarioy NP.’- Hidrolog' Ven Te Chow - Handbook of Applied Hydrology McGraw - New York 1964. a va CLASIFICACION DE OBRAS HIORAULICAS » Las obras hidrdulias sirven para muchos propésitos entre los cuales D tenemos come principales los siguientes: » ’ Riego de cultivos. ‘Abastecimiento de agua para consumo doméstico ¢ industrial. » Produccién de energia eléctrica. i > Navegacién. > En todos estos casos el agua se utiliza para el beneficio del hombre. iz Hay casos en los que ef agua puede producir dafios y las obras se construyen 3 Pa ciminara o conta, Asi tenemos ? 5 Aleantarillado para evacuar las aguas servidas. > 6.— Drenaje para eliminar el exceso de agua de una zona cultivada. 7.— Control de crecientes y proteccién de orillas. a > El presente curso se concreta solamente a las obras que sirven para : los primeros tres puntos porque los demas se ven en otros cursos. 2 Un sistema de riego consiste en obras de toma, canal principal, cana- tes secundarios y terciarios y obras de medicion y distribucién de agua a las tierras de cultivo. Como fuente de agua se utiliza rios, lagos o pozos que ten gan un caudal suficiente para satisfacer las necesidades de las plantas. El agua puede ser captada por gravedad 0 por bombeo. Un sistema de abastecimiento de agua para, consumo humano o in- dustrial se compone de las mismas obras con In diferencia de que el agua no se conduce a los campos de cultivo sino a una planta de tratamiento en la cual se miejora su calidad. En el caso de la produccién de energia viectrica, a diferencia de los anteriores, no se consume chagur-sino quese-utiliza fa energia que contiene. Por esto of canal conduce el agua hasta un sitio donde existe una caida apro: piada y el aprovechamiento se realizaal.pie de ésta. dn del agua es diferente segiin si se , las-obras hidréu- Se observa que si bien Ia utiliza trata de consumo doméstico, riego 0 produccién de energ vswvvwwvwvwewvveWYs 2 Sviatorlay Krochia licas a construfrse son parecidas y se basan en los mismos principios. Por su funcidn las obras hidréulicas pueden clasificarse en los siguien- tes tipos: I= Obras de Captacién. Por gravedad como tomas de derivacién ¥y presas de embalse y por bombeo. Obras de conduccion.- Canales y tUneles. Pasos de depresiones como acveductos, sifones y rellenos. Tuberias de'presin. Obras de Proteccién.- Desarenadores, aliviaderos, desfogues, disipadores de energia y tanques de presién, Obras ‘de Regulacién. Divisiones, medidores y reservorins. Existen ademis obras como campamentos, caminos, gtc., que no son hidréulicas pero complementarias a éstas. El curso sigue aproximadamente ef mismo arden que el arriba indi- cado. . 6 OBRAS DE CAPTACION El agua utilizada por el hombre para consumo doméstico ¢ indus- trial, para rego y para produccién de energia eléctrica es dulce. No se han to- mado en cuenta, por ser casos muy especiales, ciertas utilizaciones industria: les de agua de mar o plantas eléctricas movidas por marcas. : La mayor parte del agua consumida por el hombre es extra‘da de los rios y utilizada aprovechando la fuerza de la gravedad. Hay muchas regiones en el mundo en las cuales debido a la escasez del agua superficial se extrae ot agua subterrdnca por medio del bombed utilizindola especialmente para el consumo doméstico y a veces para el riego. Frecuentemente el agua se bom bea de rios y lagos. Estos casos no se han considerado en este trabajo que se ha concre- tado a captaciones por gravedad es decir aquellas situadas a suficiente altura Diseso Hideéutice sobre el sitio de consumo para que el agua corra por su propio peso. Dentro de las obras de captacién existen muchos tipos diferentes pe- ro basicamente se los puede clasificar en obras de toma por derivacion directa y obras de almacenamiento. Las. obras de almacenamiento consisten en presas que cierran el cau- ce del rio u otro sitio apropiado formanddo un reseryorio o embalse en.el mis- mo. El reservorio permite regular la utilizacién del caudal det rio, almacenan- do el agua en las épocas de crecientes y utilizindola en las épocas de seqtuta EI tipo de la presa depende de una scrie de condiciones pudiendo ser de tie~ rea, piedra.u hormigén y trabajar @ gravedlad © como arco. Las tomas por derivacién directa caplan el agua que, viene por el rfo sin ningin almacenamiento o $02 que no hay ninguna regulacién y se aprove- cha el caudal que hay en un momento dado. El aprovechamiento que se consigue por medio de un embalse ¢ mu: cho més completo que con una derivacién directa, Sin embargo las presas ne- cesarias para esto son estructuras generaimente grandes que representan fuer tes inversiones de dinero. Ademas no siempre se encuentran las condiciones topogrificas, hidrolégicas y geoldgicas indispensables para su construccién. Por este motivo, y especialmente traténdose de pequefias obras que son la ma- yor‘a de las que se realizan, se escogen las tomas por derivacién directa, _ Estas obras de toma deben cumplir con las condiciones siguientes: 1— Con cvalquier calado en el rfo deben captar una cantidad de agua pricticamente constante. 2. Deben impedir hasta donde sea posible la entrada a la conduc io y flotante y hacer que éste siga por el cidn de material sdli io. — Satisfacer todas las condiciones de seguridad necesarias. La captacién puede realizarse direetamente sini ninguna obra en el cauice aunque es més comin y conveniente constru‘r una presa cerrando éste 4 Svintoslay Krochia El primer caso, es decir cuando el agua se leva directamente median- te un canal lateral, es mucho més barato, especialmente traténdose de rios re lativamente grandes, pues se evita fa necesidad del dique costoso y en general la construccidn es sencilla. Por este motivo este tipo de tomas se ha construi- do en todas partes y en todas las épocas y todavia es frecuente en obras cons: truidas por partigulares que no disponen de. fondos suficientes. Sin embargo para que el funcionamiento de estas obras sea satisfactorio, el rio debe reunir las siguientes condiciones: = Para asegurar un servicio ininterrumpido, et caudal del rfo de- bbe ser bastante mayor que el cauidal de disevio para el canal. Al mismo tiempo se debe tener la seguridad que ta profundidad del rio en el si- tio de la toma no disminuya nunca de un cierto valor mfnimo. Estas condi ciohes se encuentran generalmente slo en rios de llanura 2 El rio debe tener el cauce estable y las orillas firmes a fin de que no se produzcan derrumbes, azolves 0 erosiones que puc> dan inutilizar las obras de toma. — Es sumamente dificil impedir la entrada de los sedimentos. At re sacar el agua lateralmente de un rio, se desarrolla una activa -cireulacién transversal con lo cual ef arrastre de los sedimentos es grande y fuera de proporcién con el caudal captado. Asi por ejemplo si se capta cl 10 O/o def caudal, tos sedimentos captados no serdn cf 10 /o del total sino ef 20 S/o 0 mas. Como consecuencia el canal se azolva, su alineacién se deforma y su entrada, sino se toman costosas medidas correctivas, se desplaza aguas abajo en el rio. Debido a lo antes expuesto las tomas sin azud tienen muchos incon: venienies y fa mayoria de las obras de toma tienen un dique que cierra el car ce del rio y que eleva ef nivel del agua hasta una cota determinada. Segin la forma de captacién de agua las obras de toma pueden ser de tipo “éonvencio: nat” y del tipo caucasiano, La toma mis comin es ta que consiste de un dique vertedero que cierra el cauce del rio y capta las aguas por un orificio o vertedero lateral. Mu cchas veces cuando la variacién del calado es muy fuerte entre la época seca y Huviosa. la altura del dique debe ser baja y esto se compensa con compuertas ad i ee ee Disefio-ttidesutico as ‘que se colocan en su cresta. Las compuertas que pueden ser de distintos tipos s€ sostienen en pilas 0 contrafuertes que dividen el dique en una serie de tra- mos. Por tratarse de una solucién generalmente utilizada y hasta cierto punto rutinaria, este tipo de toma se conoce como,""toma convencional”. La toma convencional tiene algunos defectos en fo que 2 su funcio- namiento se refiere y esto se ha tratado de corregir con un disefio diferente y ue consiste en construir kas estructuras de captacién en el mismo cuerpo del azud. Este nuevo diseito ha dado origen a las tomas que se llaman de rejillas de fondo refiriéndose a su funcionamiento, 0 tomas caucasianas 0 tirolesas por la regién donde inicialmente se construyeron. 5.1. OBRAS DE TOMA EN RIOS DE MONTANA 5.1.1, Tomas Convencionales Los rios de montafta tienen caudales relativamente pequerios, gra- dientes relativamente grandes y corren por valles ng muy amplios. En crecien- tes llevan cantidades apreciables de material sdtido. Tal como lo muestra la Figura No. 51, las tomas comunes 0 conven cionales se componen de los siguientes elementos principales: 1.= Un dique que cierra ef cauce del rio y obliga a que toda ta. ‘gua que se encuentra por debajo de la cota de Su cresta entre a fa conduccién. En tiempo de creciente el exceso de agua pase por encima de este di- que 0 sea que funciona como vertedero. Este tipo de dique vertedero se lama azud. Para evitar que en creciente entre excesiva agua a la conduccién, entre Stay fa toma se dejan estructuras de regulacidn. Una de estas es Ia compuer- 1a de admision que permite interrumpir totalmente el servicio para el caso de reparacién 0 inspeccién 2= Una reja de entrada que impide que pase hacia la conduccién material solido flotante demasiado grucso. Para esto el umbral de la reja se pone a, cierta altura sobre et fondo del rio y la separacién entre barrotes normalmente no pasa de 20 ctms. En vista de que a pesar de esto, 6 Svittostay rochin parte det material sélido alcanza a’pasar, al otro lado de la reja se deja una cé- mata llamada desripiador para detenerlo. E1 desripiador debe tener una com- puerta hacia el rio a wavés de la cual periddicamente se lava e! material acu- mulado en el fondo. Una transicion de entrada al canal. Se desea que la mayor par- 7 te del material grueso que llega al desripiador se deposite den- tro de éste y no pase al canal. Por este motivo la conexién del desripiador se hace generalmente por medio de un vertedero cuyo ancho es bastante mayor que el del canal que sigue. Para evitar que haya pérdidas grandes de energia entre la salida del desripiador-y el canal las dos estructuras se conectan por medio de una transicién. 3 Diseho Midrautico 2 4.— Un zampieado y un colchén de aguas al pie del azud. El agua {que vierte por el azud en creciente, cae con gran energia que erosiona el cauce ¥ puede socavar las obras causancio su destruccién. El zam: peado 0 el colchén sirven para disipar la energia de manera que el agua pase al cauce no revestido con velocidades lo suficientemente bajas para no produ: sir erosiones. El agua que filtra por debajo del azud ejerce una subpresién en el zampeado que podria romperlo. Para disminuir un poco esta subpresién co- mo también para anclar mejor el azud, se construye aguas arriba un dentellén y debajo del zampeado muchas veces se dejan drenes con sus respectivos fil ros. 5.— Una compuerta de purga que se ubica en un extrema det azud, al lado de fa reja de entrada. Generalmente el rio trae en cre- cionte una gran cantidad de piedras que se acumulan aguas arriba del azud pu diendo Hlegar a tapas la reja de entrada con lo cual el caudal de captacién se reduce considerablemente o puede ser totalmente interrumpido. La funcién de la compuerta es eliminar este material grueso. Por to general la eficiencia de la compuerta de purga es pequefia pero por lo menos se consigue mante- tier limpio ef cauce frente a la rejlla. Li compuerta se abre en las crecientes, cuando sobra agua, y por lo tanto cumple una Funcién adicional de aliviar el trabajo det azud y hasta cier- to grado, regular el caudal captado. 6.— Escala de peces. Esta es una obra que frecuentemente se omi- tea pesar de tener mucha importancia en algunos rios. La presa representa un obstéculo al paso de los peces y es convenien- te tomar medidas para rehabilitarlo. Por lo general los pasos para los peces son pequetios depésitos esca- lonados que se construyen a un lado det azud.,£1 agua baja de un escalén 2 otro con poca velocidad a través de escotaduras que, sirven al misma tiempo para que por ellas puedan saltar fos peces. Todas las aristas deben sor redon- deadas. Las dimensiones -y otras caracteristicas sv tratan en obras especializa- das. 8 Sviatoslay Keochin 5.1.1. UBICACION ¥ FORMA DE CONSTRUCCION DE LA TOMA a forma de utilizacién det agua es generalmente conocida de ante- mano es decir esté ubicado el sitio apropiado para producir energéa eléctrica por medio de una ca/da, o para la planta de tratamiento que abastecerd de a- gua a una poblacién o para la iniclacién de la zona de riego. A este punto de cota conocida debe llegar la Ivnea de conduccién (canat 0 tne!) conveniente y el trazado se establace 2 base de consideraciones econdmicas, después de un revorrido de reconocimiento previo. En otras palabras teniendo, esta linea de sradiente preliminar se puede encontrar su interseccién con el rio y estable- de las obras de toma. La ubicacién exacta pue- de estar desplazada en algunos cientos de metros, por fo general hacia aguas arriba, y se determina en {uncién de las condiciones geoldgicas y topograficas aes = Asf por ejemplo, para disminuir la entrada de los sedimentos es con: veniente situar las obras de toma ei la orilla céncava de un rio, Por lo general doseste lado existe un barranco y la playa se encuentra en el lado convexo, ¥ esanecesario disponer de un terreno relativamente plario para situar el desri- piador y la transicidn. Por este motive muchas veces el sitio se desplaza hacia aguas abajo ubicéndolo donde termina la concavidad y comienza la parte con- vexa. Se debe indicar también que la obstruccién del cauce producida por et azud altera substancialmente las condiciones de flujo y por lo tanto las cond ciones del transporte de sedimentos. Es importante también tomar en cuenta el aspecto constructivo. Si bien las obras deben ser construdas durante la época de estiaje, de todos mo- dos el agua que viene por el rio es un estorbo y debe ser desviado. Esto se ha- ce por medio de ataguias 0 sea diques provisionales. El agua se desvia hacia el un lado del cauce mientras se construye en el otro. Normalmente se constru- ¥¢ primero en fa orilla protegida por las ataguias las obras de compucrta de urga, desripiador, transicién:y compuerta de entrada, Una vez realizado este trabajo, of rio se desvia hacia estas obras, Hlevando ef agua por la compuerta de salida del desripiador o si es posible por el canal hasta el primer alfviadero, ¥ cerrando ef cauce con una atagufa, se construyen el azud, el zampeado y los muros de ala de la dtra orilla. Las ataguias se construyen en una forma lo suficientemente hermé- Bee ere eee ee eee wee “mensiones menores de 60 cm. Para impermeabilizar la dtaguia, Disefe Htidriutics co) ica para que no filtre agua en cantidad excesiva que no pueda ser eliminada mediante bombas y que no cauce periuicios a los trabajos de hormigén. Las dimensiones on el interior de las ataguias deben ser lo suficientemente am: plias para permitir ta realizacién cémoda de la obra y su inspeccién una vez terminada. ‘La ataguia se construye con ef material que se encuentra en el cauce ¥ en [as orillas cotocado en tal forma que los espacios que dejan las piedras ‘grandes sean reltenados por piedras pequefias. Las piedras de mayor tamafo, se colocan del lado de tos taludes y las mas pequefias en el centro de ta ata- Buia. Las piedras que quedan det lado det talud inferior, no deben tener di su talud supe- rior @s revestido ‘con unia capa compucsta de tierra con chambas.o fajinas. Una vez que han servido a su propésito, todas las obras temporales de desvio son removidas de manera que no estorben el fyticionamiento nor- mal'dé [a toma, Las facilidades existentes para la construccién son un eriterio impor- tante para la ubicacin de las obras de toma. 7 5. 2, REJA DE ENTRADA Elagua se capia por medio de un orificio que se encuentra en una de’, las ofillas. Este orificio estd provisto dé barrotes verticales que impiden fa en: trada del material-flotante y de piedras mayores del espacio entre los mismos. El orificio esté dentro g& un muro que separa el desripiador del rio y aguas bajo se proloiga a conéctarse cian la compverta de ppirga. 1 umbral, del of cio debe estar a una altura no menor de 0.60 - 0:89 ¢m. del fondo, EI dintel 5 generalmente de hormigén armado y debe Hegar hasta una altura superior 2 la de la mayor creciente. Los barrotes deben ser fo suficientemente fuertes para resistir el impacto de troncos y Gtro material flotante grueso que ocasio: nalimente’s traido, or las crecientes. Por exts los barrotes se bycen de ielcs © de hormiigén armado on un ncho no menor de 10 cm. Los barrotes deben estat al ras 0 sobresili¢ un poco de la cara det muro para facilitar sufi det material flotante que a veces tiende a tapar la reja. i ieja debe estar a ia cierta distancia ‘aguas arriba det azud a fin 30 Svlatosiay Krochin de que durante la construccién quede espacio suficiente para una atagu/a. En estiaje, el vano de ta reja funciona’ como vertedero. La carga nece- saria para el vertedero viene del remanso producide por el azud. El vertedero trabaja sumergido con un desnivel muy pequetio entre tas dos superficies de agua. El dintel que sostiene los barrotes estd a una altura muy pequotia sobre {a superficie del agua. Generalmente esté a fa misma cota que la cresta del a- zud a pocos emts. menos, de manera que en creciente, cuando los agua suden, queda sumergido y la reja pasa a trabajar como ori yendo asta la regulacién del caudal que enta al canal. Ai mismo. tiempo, durante las crecientes, cuando baja por el rio ta mayor parte del material flotante, éste pasa por el azud casi sin entrar por 'a 6a que queda sumergida. . El dintel que sostiene a los barrotes en su parte Superior es una viga de hormigén armado gue debe soportar, a més de su peso propio, el empuje horizontal del agua en etétiante. Este dintel se apoya solamente en sus extre- ‘mos, 0, si es muy largo, Se construyen contrafuertes intermedios que dividen a fa reja.en varios tramos. Es decir que mientras més baja y més ancha es la re- Ja, mds costoso resulta este dintel. Por otro lado, la altura del azud debe ser igual a la suma de la altura del umbral desde el fondo det cauce més Ia altura de los barrotes. O sea, mien- tras mis corta y mis alta es la ceja, més alto también y mas costoso resulta el azud. Por lo tanto ef orificie formado por la reja puede tener di laciones entre el ancho y el alto para ef mismo caudal y la seleccién se hace a base de consideraciones econémicas. E/ muro en el cual se ubica la reja, por, lo general se ubica perpendi- cufar a la direccién del azud, o sea paralelo.a la direccién, det fo: Sin embar- go es conveniente darle una inclinacién-respecto a la direccién del rfo, tanto para acortar la longitud necesaria para llegar a terreno alto como para mejo- rar las condiciones hidréulicas. De acuerdo a Kiselev {Bibl. 8-4) sillamamos V, a la velocidad media 3 en el rfo y Ve la velocidad de entrada ai‘canal, el éngtilo « entre la direccién del canal y el rio debe ser igual a: & = arc cos (Ve/Ve) sat La velocidad en el rio ¢s variable y se debe escoger la que correspon: de al caudal medio anual. Se recomienda que para facilitar fa limpieza de los sedimentos, e! plano de la reja no tenga un angulo superior @ 20°. con la di- reccién det canal de limpieza i EJEMPLO No. § Supongamos que se trata de captar un caudal dle Q = 2,8 m/s en es tiaje con una reja cuyo umbral se eleva en Y = 1 m tanto sobre el fondo det desripiador. Se escoge una altura de agua H = I m y un desnivel entre las su perficies de agua (pérdida) igual a Z = 0,10 m tal como se mucsica en la Fi gura 5-3, En estas condiciones ef cocficiente del vertedero, calculado con la formula 12 - 7-es M = 2,037 y la correccién por sumersién, calculada con la Formula 12 - 10, es de $= 0,575, Debido a la contraccidn lateral producida Por los barrotes, se toma un coeficiente adicionat de pérdida igual a K = 0,85. El ancho libre necesario para fa reia'se obtiene con la Férmula No. re 12-9. 28 = 0,85 x0,575 x 2,037 xba1" b= 281m Se toma una separacién entre barrotes igual a 0,2 my un ancho de barrotes de.0;1 m. De aqui’ el ntimero de espacios est n= 2,8/0,2 =14 * yl nimero de barrotes es: 14-1 4 El ancho total de la reja es: B= 28 +13 x01 = 41m a Sviatostay Krochin ‘Supongamos que el caudal medio anual del rio es de 10 m/s. y que {a seecién mojada correspondiente es de 45 m®. La velocidad det rfo seria Vy = 0,218 m/s. La velocidad con la que el agua pasa por la reja es: Ve = 1 mis. Tenemos entonces que: de acuerdo a la Formula 5-1 vidve 0,218 ~ 71,40" 0 sex que la pared de la reja debe tener 12,60° con fa direccién del 16. 5.11.3. DESRIPIADOR Como se ha dicho antes, después de la reja de entrada se acostumbra dejar una cdmara que se llama destipiador y que sirve para detener las piedras ‘qué alcanzaron a pasar entre los barrotes y que no deben entrar al canal. Con est objeto fa velocidad en el desriplador debe ser eelativamente baja y 1 pa- so hacia el cal debe hacerse por medio de un vertedero sumergido. Entre la reja de entrada y el vertedero de salida puede Formarse un resalto sumergido y para que este Ultimo funcione en una forma normal es conveniente que el ancho del desripiador en este sitio sea igual por lo menos a la longitud det cesalto. ‘También puede establecerse el ancho del destipiador como igual al de una transicién que uniera los anchos de'la reja y del vertedero. Para poder eliminar las piedras que se depositan en el fondo del des- ripiador; debe dejarse una compuerta que conecta con el canal de desfogue. El canal debe tener una gradiente suficiente para conseguir una velocidad de lavado alta y que sea capaz de arrastrar todas las pied. Tambign se procura eliminar todos los dngulos rectos y unir las pare- a6 oe te li he be Oi > yp Diseno Hidrivtles 3 > » , yp 05 con curvas que converjan hacia la compuerta para que las piedras no se ” queden en las esquinas. Debe indicarse que la compuerta de purga del azud con su respecti: vo canal se calcula en una forma similar a la del desripiador tomando en cuen- ® ta que el ancho debe ser suficiente para que pasen las piedras grandes y que 9 la velocidad del agua no debe ser inferior a 2 m/s para que pueda arrastrar~ las. > EJEMPLO No. 5 -2 Supongamos los mismos datos del ejemplo anterior. El vertedero de salida se caicula con la misma férmula de vertederos surgergidos o sea que tomando H = 1 m y Z = 0,10 m tenemos: 2,8 = 0,575 x2,037b 177 b = 2,39~2,40m Al tomar el valor de H = 1 m se observa que la cresta del vertedero queda 10 cm, mis bajo que cl umbral de la reja y que por lo tanto para el ver- tedero Y = 0,90 m. y ya no 1 m como para la reja. Sin embargo ei saior de Mt B caimbia muy poco y por lo tanto se lo ha tomvado igual . Bide. . veoevvevuwves El ancho del destipiador se lo calcula en funcidn del resalto sumer- Zo La altura Conjugada de acuerdo a ta férmula 12 - 44 $x 0,684 4 -1+ 280.68). 987 fm cmeulint J 9.8 x0,112 ? como: = La altura contraida, d, por Bernoulli es: oe 34 Svlatoslay Kroesin 0,87 <1,90 el resalto esta completamente sumergido. La longitud necesaria segiin la formula 12 - 49° seria L=°2,5 (1,9 x 0,87 0,112) = 3,85~4m. En el momento de abrir ta compuerta de lavado, todo el caudal debe iese por ella sin que nada entre af canal. O sea que el calado en el canal no de- bbe ser mayor de 0,9 ri El coeficiente de-rugosidad debido a la presencia de piedras en ef fondo puede tomarse como igual a n = 0,025. Supongamos que el ancho det ‘canal se escoge igual ab = 1 m. Tenemos entonces: P=28 R=0,321 V=3,11 m/s a gradiente necesaria para el canal es segin fa formula 12-23: ) 100625, 4 0,22 Si la gradiente del rio es superior a este valor, quiere decir que esté 0,0256 bien. Si es inferior encontes hay que aumentar el ancho del canal o levantar el fondo del desripiador a ambas cosas. Hay que comprobar también que en ef primer. instante en que fa ‘compuerta se abre, tenga una capacidad mayor de Q = 2,8 m?/s. para que el desripiador pueda vaciarse hasta el calado ded = 0,90.m, que se el canal. ‘Tenemos que la compuerta no trabaja sumergida y que para la rela~ cién aff = 0,9/1,90 = 0,475 el cocficiente (véase Tabla 12-1} © = 0,641. Tenemos entonces que, el caudal que sile al abrir iz compuerta es, sogdn fa formula 12-1, igual a2 0,97 x 0,641 «0,9 x1x442 1,9 ~ 0,641 x 0.9 2,86 m?/s ' Q 1. -Disens. Hidrtwiien 35 Este valor es superior a 2,8 m*/s, y por lo tanto seria aceptable. embargo el vaciado serfa lento. Supongamos que el desripiador tenga unas di y mensiones de 15 m. de largo, 3 m. de ancho y se vacie desde la profundidad ) de 1,9 m. hasta 0,9 m. O sea que debe desalojarse un volumen de 45m’. A: sumiendo que todo es evacuido por la compuerta y que el-caudal varia li- nealmente de.2,86 m3/s. a 2,86 m3/s., tendriamos que el tiempo necesario oO seria: silteg = 15m ender = 25 wnt c Es por lo tanto preferible abrir fa compuerta a un valor superior a : 0,9 m. - Et agua sale del desripiador por medio de un vertedero ancho y con oO poco calado pasado a un tinel o canal que generalmente tiene una seccin * Oo mas estrecha y mas profunda. Por lo tanto es aconsajable intercalar entre fos dos una transicibn, es decit una estructura en la cual este cambio de seccién se hace en forma gradual a fin de conseguir que la pérdidla de carga sea mini- ma De acuerdo al Bureau of Reclamation se recomienda que el ingulo maximo entre el eje del canal y una Tinea que une los fados de la transicién a la entrada y a la salida no exceda de 12,5°. Esto permite determinar la longi Wud de la transicién, a by -b tot 5-2 2tg 12,50 Siendo b, y b, los anchos mayor y menor respectivamente. Para disminuir tas pérdidas conviene no dejar cambios de direccién bruscos y por esto se procura redondear las esquinas. Todavia mejor es hacer | luna transicién en curva compuesta de arcos de circulo tangentes a la entrada ya la salida a las alincaciones del canal. Este reduce considerablemente fas. pérdidas aunque también encarece la construccién. Sviatoslay Keochin 36 as’ pérdidas de onergla que se producen en una transicign se deben ala friccién y at cambio de velocidad. La primera es pequefa y puede ser des- preciada en eélculos preliminares. La segunda es una funcién de la diferencia entre las cargas de velo- cidad. ; : La pérdida en la superficie de agua estd dada por las férmulas: z=(i+Qh 5-3 siendo: vieo-v b= — Sed 2g yet coeficiente C, dado por la tabla siguiente (Bibl. 5 - 12) Tipo de Transicién ¢ En cura 0,10 Con cuadrante decirculo 0,15 Recta 0,30 fica en el ejemplo siguiente: Ja forma de céleulo se ind EJEMPLO No. 5-3 Supongamos que un caudal de Q ~ 2,8 m?/s. sale, del desripiador por un vertedero de b, = 2,4 m. deancho (Ejempto No. 5 - 2) y pasaa un tt rel de b, = 1,30 m, de ancho (Ejemplo No. 7 - 6) debiondo las dos setciones ser unidas con una transicién. La longitud minima de la transicién estd dada por'la formula 5 - 2 ta AD 3S 2am ~ 2,50 m 2 x 0,222 - Ala transicién se le dard fa forma de dos arcos de circulo tangentes Diseiio Hideiutice y wvuwuns ® a la entrada y a fa salida, como se muestra en la Figura No. 5 - 2. Tenemos por tridngulos semejantes ABC y CDE. B® Rosa b » 4st Tea o sea que el radio de curvatura es igual a2 eae ee EERE : » 2sen 2 » » > 2 » 2 a 2 s » 2 2 a . » EIGURA 5-2. ° © Baca nuestro caso: 2 B= 296m. 38 Svistoslay Krochin Los anchos b estén dados por: Para la primera mitad de fa transicién 05 b- bh) = Lept- (RJR X) Para la segunda mitad de la wansicién: OS(b-b) = R ~fR IK siendo b, ei anchy menor de la transicién y X la distancia desde el principio de la misma Para ei cdtculo dividimos la transicién en cinco partes y tenemos fos siguientes anchos: x L-x V7 R-V 05(b-b,) ob oO 2.96 0.00 0,555 2,40 0,5 2,92 0,04 0,515 2,32 10 278 0,18 0,375 2,04 1,5 2.78 0,18 0,180 1,66 2,0 292 0,04 0,040 1,38 25 2.95 0,00 0,000 1,30 La estructura de las formulas 5-3 y 5-4 muestra que las pérdidas en {a transicién se anulacian si las velocidades a la entrada y a la salida fueran iguales. A ta salida de la transicidn las condiciones son conocidas. ‘calado 4, = 1,61 m (ejemplo 7 - 6) ancho b, 1,30 m rea Ay = bd, = 2.093 m? “Bisene HiGedaligo - velocidad V, 1,34 m/s carga V2/2g = 0,0913 m Convendria por to tanto poner a la entrada (ancho b, calado tal due dé la misia dcea 0 sea d, = 2.093/2,40 = 0,872 m. 2,40) un Esto no es posible pues: H = Z= 1,0 -0,1 = 0,90 > 0,872 Ademds, de acuerdo a la ecuacién 12 - 10 debe cumplirse la condicién. Y, > 20/07 La velocidad de aproximacién al vertedero a la entradz de la transicién es: 28 a = 0,614 mis” 1 x 24 : y la carga 0 0,6147/19,6 = 002m entonces 10 = 0.10-+0.02 = 0,12 m yo Y, > 012070 = 0,17 m~0,20m © sea que el calado de agua, al comienzo de la transicién no puede ser menos de: Y,+Y, = 0.9 +0,20 = 110m at, De aqui: A = 240 x 110= 2.64 m? v 28/264 = 1.06 mis vag 9.0574 m. La pérdida en la superficie sera 2 = (140.1) h = 1.1 (0.0913 ~ 0.0574) = 1.1 x 0.0339 40 Sviatoslay Kroching 0.0373 m. Se supone que esta variaciin de la superficie sigue dos curvas para bélicas tangentes entre si en la mitad del tramo y tangentes a la horizontal a ta entrada y a la salida de la transicién, Los valores de las pérdidas en la superficie contadas desde un punto ala entrada de la transicidn estén dados por las ecuaciones. Para la primera mitad de la transi te = 2 u 7 Para la segunda mitad dle fa transicion, , tee p- Biba u secre pit ip yk RE a 0 ° 05740 2608 08 0.002952 © a002713 got 258 nas 1 gongs n.orosst 0.088354 pa aa! i 0.0 0.023058 0.080458 223° 134 8.60 2 DoNsis —a0siise 0.088396 nin tse ka Ls voxrso 005390 0.091309 209168 En ia tabla anterior, la cota del fondo se ha establecido dando un va- ario de 10.00 a la cota del agua a la enteada de la transictén, _ Sige mira un corte longitudinal dela tansici6n con el agua corrien- do de derecha a izquierda se observa que ef fondo tiene fa forma de una S. Para simplificar ta construccién se puede trazar una recta tangente a la curva, desde el comienzo de Ia transicién, Esto se hace especialmente cuando, como ocurre en ciertos casos, el Fondo de ta tra 1a de la cota que tiene al principio an= ién se eleva por en nr vuveer owe vee vee oe Diseho Hidrsutleo a tes de bajar a su valor final Debe tomarse en cuenta que él cdlculo es muy sensible a ta Ifnea de ‘agua que se escoja pues una variacién muy pequefia en esta afecta fuertemer: tea la linea de fondo. El procedimiento indicado no ¢s el Gnico posible y pueden adaptar- se otras condiciones para cualquiera de las variables. Asi por ejemplo, a continuacién se resuclve el mismo caso para ta condicién de un calado constante para toda la transicién, igual a d= 1,60 m Los cilculos definitivos se presentan en la tabla siguiente: Se EE xe ve aes ene tao 8h 0730 wea) mm. ad v2 im tase amas oom oom tea ao aot 3378s es ooo om tat aad vee 266 toss east on30 ony tg3 8a saat tae? oe20085- nets Nes bad 30-208 «1,340 «0.910.068 © 0,0704 1,57 8,33 S.A.15. REGULACION DE LA CRECIENTE Se supone que cerca de una toma vivird un guardidn quien tended instrucciones para cerrar la compuerta de admisién en época de crecientes. Sin embargo, la creciente puede ocurrie durante la noche o ser dema- siado ripida y no dejar tiempo al guardidn para que haga algo, o éste puede estar ausente, enfermo 0 inhabilitado por cualquier oiro motivo Por esto, para {a seguridad del canal, toda toma debe disefiarse en tal Forma que pueda por si sola permitir ct paso de la creciente maxima sin sufrir | | | a Sviatoslay Krochin ningin dato. Estando calculadas las obras de captacién para el estiaje, quedan de- Finidas las cotas y los anchos de todos tos vertederos y canales, se procede en- tonces a comprabar los niveles de agua en creciente. ‘Se acepta que en crecionte el canal trabajard con una cierta sobrecar- 8a, entre el 10 Yo y ef 20 °o del caudal de diseito y se calcula el calado ci rrespondiente. La compuerta de admisién, que debe dejarse en tal posicién que en estiaje ef agua pasa pocos centimetros por debajo, se sumerge con el ‘aumento de calado y se transforma en orificio originando una pérdida de car- £2 adicional. Igual cosa sucede con la reja de entrada. Las pérdidas de carga a- dicionales que se producen, hacen que ef aumento de caudal en el canal sca muy pequefio en comparacién con el aumento de caudal en ol ri Muchas veces hay un tiinel a contiriuacién de las obras de toma. Siendo el tdnel un conducto cerrado, su capacidad disminuye a partir del ¢a- lado correspondiente al caudal méximo y esto produce una sobre-elevacién de agua adicional, que es muy efectiva para la regulacién de las crecientes. Sumando todas las pérdidas de carga producidas en las obras de cap- laci6n.se puede encontrar Ia carga de agua que habré sobre el azud y por fo tanto el caudal Q, que pasa sobre éste. Indepiendientemente, a base de datos hidrolégicos se calcula la ere- ciente maxima Q, y se la compara con el valor Q, anterior. Si Q, .¢5 menor que Q, quiere decir que en reatidad el porcentaje de exceso de caudal en el canal es demasiado alto y fa cantidad que entra es me- nor que la asumida, SiQ, € mayor, que Q, quiere decir que la regulaciéri proporciona- da'por fa compverta y por las rejillas es insuficiente y al canal esté entrando. un caudal mayor que el admisible asumido. Debe entonces buscarse una regulacién adicional que puede ser un- vertedero de excesos situado en una pared entre la compuerta de admision y la entrada al tinel y que fleva el agua de rogreso al rio: Diseio ttidesutico 43 pantallas adicionales de Hormigén arma- do sobre el nivel del agua en estiaje y que se transforman en orificios en ere- ciente, De todos modos hay que comprobar que durante la creciente fa co- {a del agua en el rio abajo del azud no sea superior a ta cota de la cresta del vertedero de excesos. De ser asi el agua, en vez de salir, se meter(a desde el rio hacia la conduccién. De ser este el caso, las estructuras de regulacin deben trasladarse a {o largo del canal hasta que adquieran una cota suficientemente alta sobre el rio. EJEMPLO No. 5-4 Se tiene una toma con un azud de 30 m de largo que capla un cau- cal de Q = 2,8 m’/s con obras descritas en los ejemplos anteriores 1, 2 y 3. A continuacién hay un tinel cuyas caracterfsticas estin descritas on el e- jemplo No. 7-7 y de 300 m de longitud seguido de un canal de seccién rectan- gular. Se admite que en creciente entra al canal un caudal mayor en 20 S/o ue ef diserio o sea Q = 3,36 m'/s y que para caudales mayores se sumerge « Y trabaja a presion. {La gradiente necesaria para que trebaje a seccién lena se calcula con 1 valor dado por et Grafico No. 3 Qn 962 = 3:36 x 0,015 bee yin 1,97 x}? J = 00017 7 La gradiente yeomeétrica def ttinel es 0,00120. i= 0.0012 La sobreelevacién se produce sobre la clave del Linel en la superficie del-agua serd (0,0017 - 0,001.2) 300 = 0,15 m. Esta sobreclevacin se produce sobre la clave del Liinel qué esté 2 “ Sviatoslay Krochin ( 1,94 im de la sotera o sea que fa profundidad del agua a la entrada de! tinel es 194 +0,1 2,09 m y siendo el calado Aormal (ejemplo 5-3) igual a 1,60 m., el aumento de pro- fundidad en creciente es de 2,09 ~ 1,60 = 0,49 m.. Con esto Ia compuerta de admisién s¢ sumerge y pasa a trabajar co- mo orificio con una carga Zo. Tenemos de acuerdy a la formula 12-4. 3,3 0.68 x 1.6 x 1,29 x 4,42 J Zo- 2 = Zo~ “Fe = 0,295 003 0,26 m Conociendo el calado antes de la compuerta se puede calcular la pe dida en la transicién en creciente encontrdndose que este valor disminuye un Poco y es igual a 5 cm. La pérdida en el vertedero del desripiador disminuye = también a8 cm. ‘ En cambio fa feja de entrada se transforma de vertedero sumergido - 4 orificio. Tenemo: 336 = 1,028 x4.42 LV Zo = 0688 = 2 = 018m Sumando toiias tas pérdidas (véase figura 5-3) Hegamos a la cota de ‘agua antes de la reia igual a 10,98. Al estar la cresta del azud en ia cota 10,20 s¢ tiene una carga de H = 0,78 ye! caudal correspondiente de acuerdo a la formula 12-6 igual a Q = 2.2 x 30 x 0,78? ? = 45,5 m*Js. Con fos 3.36 m*/s que entran a la conduccién, el caudal total traido Por el rio serd de 48,86 ms. Si el caudal del rio en creciente fuera igual o menos que este valor, ¢l cdleulo termina con esto. Si el caudal del rio fuera mayor, querria decir - ‘que la regulacién es insuficiente. Supongamos que cilculos hidroldgicos nos dan un valor de creciente igual = Q = 2,00 m*/s. Para regular el cauidal que entea a la captacion se pue~ de dejar un vertedero en la pared det desripiador de 5 m. de ancho y cuya ‘testa estarfa unos 2 enor encima del nivel normal de agua 0 sea en la cota 10.12, Esto quiere decir que en creciente la carga sobre el vertedero seria de 0,88 m. y el caudal evacuado seria: Q = 2,2 x 5 x 0,6B2/? =6,17 m/s, bisehe Mluriysico ae 45 FIGURA 5-3 El caudal que grsa por la reja seria 6,17 + 3,36 = 9,53 m/s. La pérdida de carga necesaria en la reja serd, asumiendo ¢ = 0,6 9,53 = 0,6 x2,82 x1 x 4,42 VZo 20 = 1,64m Profundidad de agua antes de ta reja 164 + 10,80 - 8,20 = 4,24 m Seecion 4.2% x 430 = 17,3 0? . Velocidad de aproximacién, V = 9,53/17,3 = 0,55 m/s V2 =~ 00155 ~ 0,02 Zz = 164-002 = 162m. oO 46 Sviatdslay Krochin Comprobamos I valor asumido de ¢ = 0,6 es correcto. H = 1,64 + 10,80 - 9,20 = 324m al = 1/3,24 = 0,31 © = 0,95 x0,626 = 0,596 esté bien Entonces catculamos el caudal que pasa por el azud carga = 1,64 + 10,80 — 10,20 = 2,24 m Q= 2,25 302,249 = 221 mips Sumando lo que entra por la reia tendefamos Q'= 230,53 m/s Como este valor es superior al de la creciente quiere decir que el ex- ces0 que entra a la captacién es menor del 20 °/o. Se podria por lo tanto su- bir un poco la eresta del vertedero 0 disminuir suancho. 5.1.1.6, CALCULO DEL AZUD.- FORMA DEL VERTEDERO Por razones de estabilidad se habia optado por dara los azudes un Perfil trapezoidal ligeramente redondcado para facilitar el paso det agua. En la timina de agua que pasa por el vertedero, la curvatura de los filetes liquidos se traduce en fuerza centrifuga y alteracién de presiones que dejan de ser hidrostaticas Al pie del paramento inferior el efecto de la curvatura produce un aumento’ notable de presiones, fo que acrecienta la estabilidad de la obra sin que el desgaste de la superficie del paramento debido a la velocidad y presién sea de cuidado. En [a parte superior dei paramento aguas abajo se produce en cam bio una notable disminucién de presién, y esto a su vez aumenta el cocficien- te de descarga. En fo que conciemne a Ia estabilidad, si bien ciertas prosas resultan Qisehe' Migesulica a7 perfectamente estables an con depresiones fuertes, otras de perfil diferente, por circunstancias accidentales en la descarga durante una crecicnte como por ejemplo el paso de los cuerpos flotantes, pueden ocasionar entradas intem- pestivas de aire debajo de la limina vertiente haciendo que ésta se despeguc y se vuelva a pegar alternadamente engendrando asi vibraciones peligrosas para la estructura y muchas veces cavitacién, Consiguientemente es conveniente reducir la presin sobre el cima- cio (parte superior del paramento) pero adoptando un perfil tal. cue éste so- ‘metido a una presién casi nula en todos sus puntos, Esto ¢s fo que ha tratado de conseguir Creager con el perfil que Hleva su nombre. Tenemos que la fSrmuta general (12 -6) para un vertedero es Q= Mb Ho*”? La altura de agua sobre la cresta det vertedero segin Bazin es d= 0,69 Ho La velocidad del agua sobre Ia cresta, es horizontal y tiene por expresién Q Mb___Ho? => = — Hot? bd 0,69 b Ho 0,69 Vh = La velocidad vertical producida por la accién de la gravedad sabemnos por me- cinica que es w= Sev siendo Y la distancia vertical de recorrido. Sabiendo también que X= Vit y=-4— Podemos obtener la ecuacion de la trayectoria cogxat 5-6 Vi? Y. oO 48 Sviatoslay Krochin y reemplazando el valor de la velocidad horizontal se tiene y = —233_X Mt Ho El valor del coeficiente es M = 2,21 para este tipo de perfil hidrodi- démico. Por fo tanto y = O48 x 5-7 Ho El perfil Creager ha sido calculado tedrica y experimentalmente por varios investigadores. La ecuacién de la parte inferior de una Himina libre de agua estd da- 1.85 —~ =05(*}. 5-8 Ho Ho da por segiin fue comprobado por Bradley. Se comprobé mas tarde en la covacién general ¥ Ho que los valores de K y A no son constantes sino funciones de la velocidad de aproximacién y de ta inclinacién del paramento aguas arriba. Su variacién se puede encontrar en el libro Small Dams, editado por el Bureau of Reclamation de los Estados Unidos en 1961. No odstante, para primera aproximacién, es posible calcular el per- fil del azud a base de tablas. A continuacién se presenta la tabla No. 5-1 con los valores calculados por Ofizeroff. (Bibl. 8 -5). la tabla ha sido calculada para Ho = 1 m. De ser Ho diferente, las abscisas y ordenadas deben ser muitiplicadas por Ho. ‘ a d ) ' TABLA No. 5-1 oO } —_ COORDENADAS DE PERFIL CREAGER- OFIZEROFF PARA Ho =1 O >—_____ ° »* ‘Oedenada if ‘Ordenads del Ordenada Superior oO dela ina aud ‘Seis nina iting ard een bein . Boo 0,126 0,125 = 0831 a ot 0.035 0.036 = 0803 oO oa 0.907 0,007 = 0772 ‘ po 0,000 0900 = 0,740 Qo ou 0,007 0,008 = o702 oO Dos 0,027 o.o2s = 0655 ; os 0,063 0,060 ~ 01620 o > ote a eae] a > ons3 ona = ost . 01206 ose = dasa Oo > 0267 0256 = 0,380 Oo 0,355 0322 = 0290 > > outa, 01393 = 029 O° 0497 our? = o:100 5 > 0,591 0136s = 0,030 Oo 2 0,693 0.662 + 0,090 5 .800 0.764 + 0200 » osie 0873 + o30s Oo 041 0987 + 00s : » 4072 + 0,540 2 V310 0,693, ) 1456 0,793 : > 1608 0975 1768 1140 . 1936 X10 am 500 O 5 2293 1686 > 2482 1380 a 2679 2120 > 21883 2)380 3,094 2,300 > 3313 270 ‘ 3,539 > ama : > sons 4261 > 4516 ans » 5049 a cr : 50 Sviatostey Krochin El valor del coeficiente M = 2,21 es vélido para el paramento ve tal y para un caudal que pasa con una carga Hod que se ha utilizado para el disefio. Cuando el valor de Ho es diferente, el coeficiente M debe ser tam- bign corregido y 10s valores de correccién segdn Ofizerov para el paramento vertical estin dados en la tabla No. 5-2 (Bibl. 6-1). TABLA No. 5-2 Helier Corceceign 02 0,842 04 0,842 06 0,940 og 0,973 10 1,000 12 1,024 14 1,045 6 1,064 18 1,082 2.0 1,099 El valor del coeficicnte M = 2,21 es valido solamente cuando la des- Carga es libre, En el caso de sumergirse el azud, el coeficiente M debe ser mul: tiplicado por un factor de correccién S (véase el apéndice) cuyos valores ob: tenidos de Komov (Bibl. 12-3) estin dados en Iz tabla No. 5-3 presentada a continuacién. Este tipo de perfiles tienen por lo general un coeficiente de estabili- dad al volcamiento mis alto del necesario, o sea que hay un pequetio exceso de materiales. Por este motivo se utilizan a veces los perfiles de “vacio” es de- cir aquellas en Jos que fa Hinea del azud estd un poco por debajo de la linea ferior de agua. Los perfiles de vacio dan un ahorro en volumen de hormi= g6n del 15 fo a 20 Oo y coeficientes M tigeramente mayores. Sin embargo debido a la posibilidad del fenémeno de cavitacidn y vibracidn su uso ha sido bastante limitado. El Ing. Leopoldo Escande, Director de la Escuela Nacional Superior Diseso Wdedutiea st de Electrotecnia ¢ Hidrdutica de Tolosa ha ideado un sistema para evitar éste fenémeno. TABLA No. 5-3 VALORES DEL. COEFICIENTE DE SUMERSION S PARA VERTEDEROS DE PER: FIL HIDROOINAMICO 040 "0990 0166-0930 080 0,790 og 04s 0,986 068 0,921 082 0,736 9s 0,500,980 0,70 0,906 08s 0719096 |, 0,55 0,970 0,72 OBB 08S 0889 0,60 0,960 0,74 Og6s 086067 oss 0.62 0,955 «OTS, ase a8) 0628098 0.63 0,950 «0,76 O4G = 090 0,875 1.00 065 0,940 0,78 0820092 ss Consiste en hacera lo largo de todo el cimacio una fisura que desem- boca en un colector conectado a la corriente aguas abajo, por medio de un tu- bo de aspiracién. Se ha comprobado que con esto, los filetes Ifquidos perma- necen pegados a la pared. Otra posibitidad es disefiar el perfil Creager para una carga Ho, me ‘nor que la mixima Ho. Dentro de los limites establecidos, el flujo permanece estable, sin vi braciones, desprendimientos ni entradas de aire. En el limite para Ho, = 0,6 Ho, ef coeficiente ce gusto alcanza of valor de M = 2,40 lograndose una ganancia del 9 9/0 en la capacidad de eva cuacign de la estructura en comparacién con el perfil Creager normal, = La tabla que da las coordeoadas del azud sirve para paramentos ver- icales pero si el angulo es diferente de 90° es necesacio utilizar tamblén una * | wn 7 Sviatostay Krochit tabla diferente. En ciertos casos conviene poner paramentos inclinados genc ralmente a 45° con el objeto de aumentar la superficie de ci zud, Esto se hace cuando los suelos que forman el cauce del rfo tienen la re- sistencia necesaria. ESTABILIDAD DEL AZUD Es poco frecuente el caso de azudes apoyados en roca y por lo gene ral ef lecho del rfo estd formado por arena, grava o arcilla. ~ Es necesario por fo tanto comprobar la estabilidad del azud es dec! asegurarse que las fuerzas a que esté sometido no produzcan hundimientos deslizamientos 0 volcamientos. Para_un predimensionamiento, Popov (Bibl. No. $-9) recomiend que fa,rolacién entre el ancho del azud b y la carga z que actae sabre el mismo (véase figura 5-4) esté dada por fa Tabla 5 +4 siguiente: rlouna 5 =. yentacién del a- , U » , , Bisco Hidrivtico ie TABLA No. 5-4 Material del cauce tale Arcillas 2,75 - 3,00 Franco arcilloso 2,50 - 2,75 Limo y arena 2,25 - 2,50 Grava y canto rodado 2,00 - 2,25 See tee eee eee eee eee Conocidas las dimensiones del azud es necesario comprobar Ia esta: dilidad del mismo. Generalmente el azud esta separado del zimpeado con una junta de onstruccién y por esto el cilculo de éste se hace independientemente. Uss fuerzas consideradas son el empuje del agua E, el peso propio G, y a subpresion 5. Dada la forma del azud que hace que el agua pase sobre él prictica- mente sin ejercer ninguna presién, no se considera en el cdiculo cl agua que vierte sobre el vertedero. Tenemos que el empuje del agua es contrarrestado por las fuerzas de rozamiento iguales a: R (G~s)F 5-10 siendo f el coeficiente de friccién del hormigen sobre el suelo himedo! Segiin Popoy, los valores de f que pueden servir de orientacién son los siguientes: TABLANo. 5-5 Roca 06 - Grava 05 - ‘Arena Of Limo 03 - Arcilla 02 54 Swiatestay Krochia El coeficiente de estabilidad al destizamiento esta dado por kyo SSL a yy se lo toma generalmente'entre 1,2 y 14. En realizad este céleulo es casi innecesario porque todos fos azudes, ticnen un dentellén que los ancla al terreno. En otras palabras, para que cl 2 aud se deslice deberia primero fallar por corte el dentellén y,esto, $i estuvo bien construida la obra, no puede suceder. Puede también producirse el caso de un deslizamiento de las obras por falla dei terreno 2 lo largo de una superficie que, por simplicidad de céieu- lo, se asume plana. Tenemos que a las fuerzas antes indicadas se afiade el peso del terre no dado por wy? cle Gh 2 5-12 Ts expresion de la cual: Y, = profundidad det dentellén W_ = peso especifico del terreno = angulo de la superficie de deslizamiento con !a horizontal. Las fuerzas que tienden a producir el movimiento por corte del te rreno, paralelas al plano de deslizamiento son: F = Ecos a~Gsin a—Tsine Las fuerzas normales al plano son: N = Esin e+ Geos e— Seosat Tosa Para que haya estabilidad debe cumplirse la condicién de que SF < FEN Disese Micessiticw sea: k = fNJEF 5-13 Ef andlisis debe bncerse pana sarias vatoces de“ « cl menor valor de k que debe ser mayor que 1,20. Si esta condicién no se compliers fabria que aumentar le profundidad del dentcllon 0 sea ef valor ve Generalmente ust azal que resiste al.destizamiento es estable pero puede comprobarse también ef volcamiento. fee El cocficiente de estabitidad al volamicnto dado por: 5-14 Ky EY + SX, varia catre 1,3 y 1,5. Los valores X,, X, ¥ Y soa las distancias de fas correspondientes fuerzas al centro de momentos. Deben comprobarse también los esfuerzos del sucio que estin dados Koy Eee 5 5-15 Mo = Hisuma de los momentos respecto al centro de la fundacién ‘Area de a fundaciin W = L2/6 momento resistente de fa fundacién DISIPACION DE ENERGIA Siempre que.un.sio €s interrumpido con una estructura como di- que, se crea una diferencia de energia aguas arriba y abajo de la misma que ac- tia sobre el material del ciuce erosionindolo y pudiendo poner en peligro las ‘obras. Debe por fo tanto protegerse ef cauce disipando la energia antes de que Hegue el cauce no protegido y el tipo de estructura utilizado depende de una serie de Factores entre fos que esti: 56 Sristoslay Kroc! 1) Caudal del rio 2) Diferencia de nivel creada por Ia estructura 3} Condiciones hidrdulicas del rio : 4) Tipo det material det cauce : 5} Materiales de construceién onibtes “ 1 Los tres primeros puntos se combinan en uno solo que es la energie ‘que centiene el agua y que puede erosionar el cauce. Asi tenemos que un p | ‘quetio caudal cayendo de una gran altura puede ser mucho més destructiv~ que un gian caudal cayendo desde una pequeiia. También es frecuente et caso’ cen cl cua! para cauuiales grandes el calado aguas abajo del rio aumenta has. | Hogar a sumergir fa obra, con to cual las posibilidades de erosion disminuye Y'son mucho mis peligrosas las condiciones con caudales menores. En lo que se reffere a1 cauce, es obvio que las obras tienen que ser tanto mds segure. ! cuanto menos astable es el material. Un cauce de roca, précticamente no n cosita proteccién mientras que en el caso de arena fina no se puede permitir ninguna energia residual, Un cauce de canto rodado seria un caso interme: ' io. El tipo de material usado, sea mamposterta de piedra u hormigén, dete 1 vez fa forma de la estructura a disefiarse. mina ralquiera que sea el tipo de estructuré empleads, la disipacién d tmnergia se consigue con la formacién det resalto hidrdulico. Como consecuer cia, ix alta velocidad al pie del azud se reduce a una velocidad fo suficiente- mente bis para no causar dao. : célculo de la disipacién de la energia al pie de un azud se reali- 73 ¢n Ia forma siguiente: 10, se calcula el calado contraido d,,, al pie del azud. Si establecemos fa ecuacién de Bernoulli entre una seccién aguas 2 rriba del azud y otra que coincide con el calado contraido tenemos: fo = — SS + a +e Siento: To = T +V?/2g swewevvuevueuvuvuvevvgevuteswwrwewrwwrerwew Disehio Hidrivtico : 31 T = Altera desde el nivel aguas arriba del szud hasta la solefa de campeade. ve ia hf = EK = pérdidas , Entonces: whe Vigtio—d,,) = k V% (To d,,,) Generalmente ef zampeado con los muros verticales a los lados for- ma un cauce rectangular para el cual la formula se simplifica a: 7 2 5-16 k 2g (To = dogg) ecuacién que se resiselve con aproximaciones sucesivas, asuiniendo como pri rer valor QUE degq 0 dentro de la fz. El valor del coeficiente de pérdida puede tomarse: k= 0,95 — 0,85 para azud con compuertas sobre Ia eresta k= 10,9 para azud sin compuertas, Et calado d,, en el rio es conncido para el valor de Q admitido y es igual también forzosamente al calado d, del resalto. Podemos pior lo tanto calcular a base del valor dq = d3 12 conjuga- dad, Se pueden presentar tres casos 1 Sid, si, el alado del rio es insuficienté para detener ef agua y el resait6 os rechazado hacia abajo. Entre el resaito y [a altura con- trafdase forma una curva de remanso D,. (Ver figura 12 - 5). La eur va esti limitada por fos calados dagq ¥ cy YSU longitud puede cal- cularse a base'de la ecuacién de Bernoulli, o°con cualquiera de las 58 Svintostay Krochin curvas de remanso. 2) Sid = don el resalto se forma inmediatamente a cor n det calado contra ido. Este caso es una rara coincidencia. 32 Sid, dg el resalto es rechazado. Para que se sumerja necesitamos que: d, > G44, + Z Siendo el valor en el que se debe profundizar ef colchén. Por seguridad se pone: Y = kd, — (dy + Z,) Siendo: Z, ta energia perdida en el paso del escalén y que muchas veces se desprecia. Diseno Hidréulico 38 K es.un coeficiente de seguridad que se toma de 1,10 a 1,20 cuando se desprecia Z, Al hacer el colchén, aumenta el valor de T y por lo tanto hay que re- ptir el cdlculo hasta que coincidan todos los valores. tra alternativa, en vez del colchén formado por una depresion en la solera, es construir un muro al final del zampeado que se calcula como un vertedero. El resto del cAleulo es igual al anterior. Una modificacion del colehén es suprimir ef reborde det final y ha- cer que todo el zampeado vaya en contrapendiente que puede ser por eiem- plo det 10 Oo. De esta manera se facifita ia evacuacién del materiat sli la seccién longitudinal del colchén se transforma de un recténgulo en un tridnguto. : En todo caso hay que recordar que la disipacién de energia se reali- za por medio de un resalto que se produce solamente si hay un cambio de ré gimen de supercritico en el zampeado a subcritico en el r/o. Si es que para tuna creciente dada, el régimen del rfo es supereritico ta disipacion de energia por medio de un resalto ¢s imposible y un colchon no tiene sentido. Por este motivo el cileulo de la disipacién de energia debe hacerse para diferentes caudates. Debe indicarse que si la altura del agua, abajo del azud, es muy alte y el resalto se sumerge, el chorro que baja del azud puede continuar hacia a guas abajo como una fuerte corriente de fondo lo que puede ser peligroso pax ra el cauce. Es conveniente en este caso terminar el azud con un deflector 0 colocar bloques en el zampeado con el objeto de obligar 2 que el agua se mez- cle en toda fa masa. Los bloques reducen la longitud existente entre el cata do contraido al pie det azud y fa iniciacién del resalto. Ademds hacen que el ‘agua que. choca contra ellos se divida en varios chorros que a su vez chocan * entre si y forman una sola inasa turbulenta. La forma, ubicacién y dimensio~ rnes de los bloques deben ser encontradas experimentalmente aunque existen varias recomendaciones précticas al respecto (por ejemplo wéase Hydraulic: 7 Sviatoslay Krochin nergy Dissipators de Elevatorski). EJEMPLO No. 5-5 ‘Fenemos un azud de 3m. de alto y 40 m, de ancho sobre el cual pa- sa una creciente de Q = 400 m?/s, El calado normal en el rfo correspondien: te a este caudal es dy = 2,50 m. Se trata de disefiar un colchdn de aguas al pie para disipar la energia. Tenemos que la carga de agua sobre el azud se obtione de ta (6rmula de vertederos. 400 = 2,2 x40 Ho?”? Ho = 2,75 m. Elcalado contraido al pic del azud para-q = 400/40 = 10 estd dado por: 10 0,95 x 4,42 f 515d c= 110m. Para que el resalto se produzca inmediatamente al pie del azud:-hace- fot aoe enn 5 [- a “ga eee d, =0, 98x11 Como este valor es mayor que el calaclo normal, el resalto serfa re- chazado lo cual no es conveniente y se necesita profundizar el cauce para for- mar un colchdn. 2 La profundidad del colchén estarfa dada por: Y= 115x3;7= Ponenos Y = 1,80 m. 50 = 1,75 Recalculamos el nuevo calado'contrafdo para lz energia total igual a vw wer rw wer ewroerwvewer er rweerwewrsus Disefe Hideéutico “1 2,75 + 3+ 1,80 = 7,55 m. Tenemos que d = 092m. La conjugada del resalto dad, = 4,28 m. ‘Como este valor es menor que lz suma del calado normal més la pro- fundidad del colchén (1,80 + 2,50 = 4,30 m.) quiere decir que el resalto se sumerge ¥ la longitud del colchén no necesita ser mayor que la longitud det resalto, ; PROTECCION DE LAS ORILLAS No es suficiente proteger el fondo sino que es necesario ademés que las orillas del efo no sean erosionadas. Por lo general se construyen muros a los lados de fa estructura que se extienden paralelamente al rio en toda la longitud del azud y del zampeado y que se meten en los barrancos aguas arti ba y aguas abajo de estas obras. Estos muros de ala trabajan como muros de sosteniméento y deben ser disefiados para resist fa presién del agua y del te- rreno contra el cual se construyen. ‘Aguas abajo del zampeado, si las condiciones del terreno Io requie- ren, las orillas se protegen con gabiones. Estos consisten en canastas de alam- bre en forma de paralelipedos que se rellenan con canto rodado grueso. Debi: doa su permeabilidad y flexibilidad no requieren en fundaciones y son por lo tanto una solucién comparativamente poco costosa. 5.1.7. MOVIMIENTO DE AGUA BAJO LAS PRESAS. (Bibl.5 -4, 5 y 7) Los suelos que sirven de fundaciones a obras hidréulicas son permea- bles en la mayoria de los casos pues solamente suelos rocosos y arcillas com: pactas pueden ser considerados impermeables. Debido a. la presion del agua remansada por la presa, bajo ésta y por los dos lados se produce filtracién. El agua al moverse por los poros del suelo cjerce presiones sobre las partes de la construccién que estdn en contacto con elias. A su vez estas partes de la construccién al limitar las regiones del movi- miento del agua influyen tanto cualitativamente (sobre la direccién det flujo) como cuantitativamente (magnitudes de presiones, velocidades, caudales) so- 62 Sviatoslav Srochin bre estas aguas. Una parte esencial del disciio consiste en la investigacién de las con- diciones de movimiento de las aguas subterrineas por debajo de la construc- ign hidrdutica a fin de escoger las dimensiones y formas més racionales, eco- némicas y seguras, La teoria del movimiento de aguas subterréneas estd todavia incom= pleta siendo el caso mejor estudiado el del flujo bidimensional a través de me- dios homogéneos. Casos mas generates se han estudiado slo esquematicamen. te y suelen ser resveltos por medio de modelos hidréulicos. Normalmente los azudes se construyen sobre suelos permeables y {a sobre-levacién del agua en el paramento superior produce filtracién de- baja.de la presa, Es indispensable que la cantidad de agua que se filtra no sea.excesiva, que la velocidad de salida sea pequefia para que no se produzea ‘a “tubificacién” y que la subpresién que actda sobre el zampeado no llegue a leyantarlo ni a resquebrajario. s _ Estos resultados se consiguen alargando el recorrido del agua debajo del.azud para disminuir la gradiente hidrdulica. Con este objeto se puede au- mentar la longitud det zampeado, revestir el rio aguas arriba del azud o poner pantallas impermeables verticales (dentellones 0 tablaestacados) debajo de las Fundaciones. Normalmente se hacen las tres cosas. Otra posibilidad es, en vez de disminuir la velocidad, hacerla inofensiva por medio de filtros y proveer e! zampeado de drenes para disminuir fa subpresién. Por fo tanto en el caleulo de azudes uno de los primeros problemas ue hay que resolver es la longitud necesaria y el espesor del zampeado para ‘que la estructura funcione satistactoriamente. Para esto existen varios méto- dos. METODO DE LA VARIACION LINEAL DE LA PRESION O METODO DE BLIGH Se asume que la gradiente hidrdulica’ de las aguas subterréncas es Constante @ lo largo de todo ef contorno de la fundacién. Esta teor a fue pu: blicada por Bligh en Londres en 1912 y Hleva por eso su nombre aunque eva Hidréutien 0° conacida y aplicada por ingcnieros de varios paises antes de este afo. En el método de Bligh se desarrolla fa longitud total L de fa funda- cidn a lo largo de una recta y se dibuia la variaciér lineal de la presién desde la Z hasta la O siendo'Z =H, ~ Hy. La longitud Les igual al - 2-3-4-5~ 6-7-8-9- 10-11-12 (Véase la Figura No. 5-4). La gradiente hidréulica det agua subterrinea, que se supone constan- te para todos fos puntos, es Z/L. Segiin la Ley de Darcy (1856) a -meabili iemte de 2% subterréneo y K el cot dad del suelo. Una excesiva velocidad arrastraria las particulas del suein socaxando la fundacién y ocasionando con ef tiempo el colapso de ia estructura. Este fe: meno se conoce con el nombre de "tubificacién” “tubulacién” o a veces “sifonamiento". Por lo tanto la velocidad no debe pasar de ciertos limites. Despejan- do de ia ley de Darcy, tenemos: tek 5-18 El coeficiente C depende de la clase de terreno y de la férmula em- pleada y ha sido obtenido experimentaimente por varios autores. Es decir que el fin buscado por el método de Bligh no es impedic ta filtracida sino alargar el recorrido de agua lo suficiente para conseguir una ve~ locidad inofensiva. Cumplida esta condicién se calcula et espesor del zampeado toman- do én cuenta que su peso debe ser mayor que la subpresién para due esta no fo pueda levantar y agrietar. , 64 Sviatostay Krochin TABLA No. 5-6 VALORES DE COEFICIENTES “C” Material Bligh Lane Komov ‘Axenas finas y limos is -18 7-85 8-10 ‘Arenas comunes 9-12 5-6 6-7 Canto rodado, grava y arena 4-9 25-4 3-6 Suctos arcillosos 6-7 16-3 3-6 es El espesor necesario del zampeado t estd dado por: siendo: : W = peso especifico del hormigén h = subpresin en el punto considerado Se observa que el valor de t varia con la subipresin y que por lo tx to comienza con un valor grande y termina tedricamente en cero. Sin embar- 0 se recomienda que el valor minimo no sea nunca inferior 2.30 cm. Se recomienda también que el espesor que se obtenga sea multiplica- 0 por un coeficiente de seguridad que puede variar entre 1,10 y 1,35. ‘Al comienzo del zampeado el grueso debe ser suficiente para resistir el impacto del agua que baja desde el azud. De acuerdo a Taraimovich (Bibl. 5-10) este valor estd dado por 1 = 0,245 2025 Sie tiene tablaestacados 0 dentellones al comienzo y final de a fun dacién tal como se muestra en la Figura 5-4, el agua sigue la trayectoria 7-8-9 10 siemorey cuando ts dslancin 89 sea por lo menos dos veces ms ea Profundidad 9 - Diseho Hidriuticn “or Como en la naturateza los suelos siempre estin estratificados y gene- ralmente en sentido horizontal queda demostrado que el coeficiente de per- meabilidad horizontal os siempre mayor que el vertical. O sea que sc ‘mayor presién en el fiujo vertical que en el horizontal. Esto fue observado en 1914 por Griffith y on 1915 por Klinovich, En 1922 Paviovski demostré teérica y experimentalimente que la permeabil dad vertical y horizontal no son las mismas. Segiin Paviovski en la filtracion vertical se disipa de 1,5 2 2 veces mids energia y en ciertos casos este valor Puede llegar a 6. Estos datos fueron comprobados en 1925 por Terzaghi Basindose en eso y en el examen de 336 presas Lane propuso en 1935 el valor de 3, es decir la relacién: tet wevoce 5-20 siendo N = La longitud de contactos horizontales o que hacen un angulo menor de 45° con la horizontal. v La longitud de contactos verticales o que hacen un éngulo ma- yor de 45° con la horizontal. C = Un cocficiente propuesto por Lane y que depende del terreno. Al calcular la disipacién de la presién con el método de Lane se de- be tomar en cuenta que la pérdida de presién en los tramos verticales es igual ae ¥ en los tramos hérizontales es igual a N. Ha 3 De acuerdo a Komov la férmula deberta escribirse: 6s in reemplazando: a ko ig-rrbet 0 sez que tomando en cuenta que: Qa Qn a sae Tenemos: be Shh : Despejado: BUk Si el flujo se produce paralelamente a la estratificacién tendremos: Qaa ta tat. Para poder comparar el coeficiente de permeabilidad vertical ky con el de la permeabilidad horizontal kp asumamos que hay solamente dos capas ‘We igual espesor L, = L, Entonces: 2k, , tk 2 kes he ky + ky n Dividiendo la una expresién para a otra obtendremos: ke Aki ke ke ey ek FEO SVUVYVEOUVEVZVOTZBZVOWVUZZSYY NB WYYEZBTY Hs Diseho Higeavtice 65 Si el valor de 8 -9 disminuye, entonces la trayectoria del agua pasa a ser 7-10 con la consecuencia del aumento de la gradiente hidrdutica y de la velocidad. (0 sea que si se tiene dos filas de tablaestacados y se clava entre ellas tuna tercera fila, se’ puede llegar al resultado contradictorio y paradéjico de disminvir la seguridad en vez de aumentarla. METODO DE FILTRACION COMPENSADA O METODO DE LANE El método de Bligh asume que la permeabilidad del suelo es igual en cl sentido vertical y horizontal. En realidad muy rara vez esto es asf. Los su los sedimentarios se forman por depésitos sucesivos de diferentes materiales y generalmente consisten de capas horizontales de diferente espesor y dife- rente permeabilidad. ‘Asumamos un suelo formado por varios estratos de espesores Ly ,"Ly, Ly, ete, siendo su espesor total: Leth +yt Los coeficientes de’ permeabilidad de los estratos serdn respectivar mente: Ky, Kyr Ky» @t6. ancho del suelo en consideracién es b. La dimensin normal al papel asumimos igual a unidad. Si et flujo se produce perpendicularmente a la estratificacién, apli: cando la ecuacién de Darcy tendremos: Qa kb La carga total es igual a la suma de las cargas parciales heh tht hy | | | ‘ 68 Sviatostay Kroehin L = N+ kV >CZ k = 1,5 para un dentetlon k = 2,5 para dos dentellones k = 35 para tres denteliones Para el prediseio (véase Figura § -4), se recomiendan los siguientes valores (Grazianski - Consirucciones Hidrduticas, 1961): ¥, = (0,75 ~ 0,80) 2 Y, = (1,00 ~1,5)Z Y, =0,3 Z pero no menos de 1 m. L, = Hasta 6Z l= @-32 La distancia entre dentellones, tal como se indicé mis arriba no de- be ser menor que la suma de las longitudes de tos misrmos. METODO HIDRODINAMICO Este método fue propuesto por N.N. Paviovski en 1922 y consiste basicamente en fo siguiente: Las velocidades de filtracién en un flujo bidimensional a través de un suelo isotrépico, de acuerdo a la ley de Darcy, pueden ser representados por las diferenciales parciales. Dh Dx Dh oy Vx = =I siendo: de coordenadas X, Y. h = carga piezometrica en un k = cocficiente de permeabilidad Llamando potencial al producto = kh, derivando y recmplazando en la eonci6n de fa continuidad. 6s Dikeho Hidesuticn 0 Svissoslay Keochin Dvx 4 OW uo Dx Dy ‘obtenemos fa expresién pu , Du Dx? by’ ‘que se llama ecuacién de Laplace o Laplaciano. Esta ecuacién representa el movimiento de un liquide ideal que se produce con las Iineas de flujo norma- les a las superficies de igual potencial o equipotenciales. Las lineas de flujo V pueden ser representadas con otro Laplaciano que es: ov , ov Dx? py? La funcién que satisface 2 ta ecuacién de Laplace se lama arménica, y la variacién de las presiones esté determinada por las propiedades de ia fun- ign, La direccidn de las Iineas de flujo y de los equipotenciales depende de las:condiciones marginales de cada caso, es decir del contorno de la estructu- ray de las capas geolégicas impermeables. Alla entrada del agua se tiene que siendo H, la altura del agua sobre el suelo arriba de la estructira. Ala salida se tiene h=Hy A Io largo de los limites 0 contornos impermeables se tiene que la velocidad normal al contorno es cero, 0 sea: ah Meee td dn ' | / i \ | Diseio Midréulico n Por lo tanto fa resolucién del caso consiste en encontrar la funckin arménica que puede satisfacer las condiciones marginales existentes. El procedimiento de Paviovski se basa en la siguiente propiedad de fas funciones: “la parte real e imaginaria de una funcién analitica de la variable compleja son funciones arménicas en esa misina region”. Correspondichtemente se encuentra una funcién compleja tal que la regién fisica del suelo con los contomos formados por la obra hidrdulica y los limites geolégicos naturales se proyecta sobre otro plano modelo que cum- ple con los requisitos de la ecuacién de Laplace. Este plano ests formado por Un recténgulo en el cual las Iineas de flujo estdn representadas por Ifneas ho- rizontates equidistantes, las equipotenciales por lineas verticales, los mérge- nes impermeables por Ifneas horizontales superior ¢ inferior y la entrada y la salida de agua por los lados verticales. Las coordenadas en el campo isico existente estin representadas en el plano. Zax tiy y las coordenadas en el campo basico rectangular por? Wau + iv Los dos campos se ilustran en la Figura 5 - 5. La transformacién de una regidn cualquiera a otra puede ser muy di- ficil, pues las Gnicas regiones para las que existe representacién conforme de tipo prdctico son las limitadas por polfgonos de un némero finito de vértices aunque uno de ellos puede estar en el infinito, Cualquier region limitada por tun poligono puiede ser transformada 2 un semiplano y viceversa, y, por me- dio de! paso intermedio por el semiplano, una regién poligonal puede ser transformada en otra. Esto se realiza por medio de un procedimiento desarro- Hlado por los matematicos alemanes Schwartz y Christoffel. n Svlatoslay Krochin PLANO Ww. EIGURA S. El método de Pavlovski consiste en transformar tanto el perfil exi. tente de la estructura hidrdulica como el campo bésico rectangular en un $ irculo de radio infinito. Este plano semi-infinite de coordenadas t= 6+ is sirve por lo tanto de eslabén de unién entre las dos fases del andi sis, EJEMPLO No. 5-6 Sea el caso de un azud de fundacién plana apoyada sobre un suc! de espesor infinito tal como se-indica en la Figura No. 5-6. Se trata de encontrar tas Ivneas de flujo ¥ los equipotenciales que producen en este caso, La primera operacién o sea el paso de fa zona Za la zona t es inn ccesaria por cuanto el caso de espesor infinito de capa permeable es matemét? ‘camente idéntico al plano semi-infinito y por lo tanto Z Pasando ahora a la segunda operacién tomamos la altura del recta: gulo bdsico de la zona W igual al infinito pues al entrar y salir el agua normal- mente a la superficie del suelo, equivale a suponer que se mueve paralelamel, te a fos paramentos y los niveles de agua A y D pueden estar a cualquier ef vacién. vwvvuveuwuwwvuwwvvuw eee eye wow ever s iseho Hidréulico B iy iv ‘| e et x «, PLANO Z-t _ PLANO W FIGURA 56. El recorrido del agua con el contorno a la izquierda serd ABCD. Los puntos escogidos son todos vértices de la linea poligonat de contacto de la fundacién con el suelo impermeable. Segin Schwartz Christoffel: A aw «[z ey Fs |e ra is 7 La ecuacién tiene s6lo dos Factores, pues séto dos puntos B y C son Finitos en el plano Z, estando los otros dos Ay D en et infinito. De fa figura vemos que: X= +b Los angulos de deflexién de la corriente (considerados positives ‘cuando son antihorarios) son A, = m/2 yA, = W/2. Entonees reemplazando valores: i a Svintoslay Krochis KIZ 4 bi, (Z~bI-4, dz dz z Ww=Kk Korech 4 J Vv b Coloquemos el recténgulo bésico en tal forma que cuando z=b, w=0 Entonces: O= Karchb + ¢ =0 b Cuando, => wena Kare. ch (1) = K (in) kK ates we be tare. ch 2 r Zs ch EH = cog tH z = cos W Supongamos quea = = b (cos uchv X +iy = boos (u + beosuchv bsin ushy x y Elevando al cuadrado, sumando y restando, obtenemos las lineas de flujo Diseho Hidriulico “4 xt y bch ov oF sh? Vv que son una familia de elipses,y ls lneas equipotenciates ye yt to = bP ows? u b? sin? u ‘que son una familia de hipérbolas. El método de Pavlowski es un ejemplo brillante de la aplicacién de las matemdticas a los problemas de ingenier‘a. Pero, exceptuando un grupo de casos tipicos y elementales, como el visto en el Ejemplo 5-6, las raices en el denominador de la funcidn de Schwartz - Christoffel conducen a integra {es elipticas u otras de solucién sumamente laboriosa. Por este motivo el mé- todo puramente analitico de Pavlovski no ha legado a adquirir popularidad y se han preferido métodos aproximados. Se observa que las lineas u y vno dependen ni del coeficiente de per- meabilidad k ni de las presiones H, y H sino solamente de la forma geome: trica de los contornos impermeables. Por lo tanto dos redes hidrodinamicas serdn gcométricamente semejantes si lo son sus contornos. Gracias a esto se pueden utilizar valores ya calculados y tabulados para distintos casos particu: fares. Estas tablas de valores obtenidos por Paviovski con sus disciputos y co- laboradores como también por Khosla, de la India, se encuentran en libros especializados. METODO GRAFICO Et método més empleado es el grifico disefiado por Forchheimer en 1911. Es el método més rdpido de todos y estando la red de circulacién bien trazada, ef error respecto a la solucién analitica no pasa del 3 por civato. El método:consiste en lo siguiente: Llamamos frania equipotencial al espacio entre dos eqvipotenciales contiguas y franja de flujo al espacio entre dos lineas de flujo. Sabemos que la superficie horizontal del terreno del lado de aguas arriba del azud represen 16 Sviatesiay Krocht = {a una linea equipotencial correspondiente a la altura piezométrica H, y >, de aguas abajo representa otra linea equipotencial correspondiente a fa altuie piezométrica H, . La diferencia entre las dos es Z =H, —H, Dividimos el espacio en n franjas por medio de equipotenciales tra- zados @ mano libre 0 sea que la diferencia entre estas equipotenciales se Hin. i Se trazan ahora las Hineas de flujo en tal forma que sean normales ~ las equipotenciales y formen cuadrados equivalentes con éstas. Se llaman cu Grados equivalentes o cuadrados curvilineos en los que las medianas y diage nates son iguales y los lados se cortan haciendo angulo recto. . En angulos interiores de menos de 180° los cuadrados se transfo ‘man en pentégonos y en angulos exteriores de més de'180” los cuadrados se ‘ansforman en tridngulos. Siendo el contornio de la fundacién la primera linea de flujo y la ba: Se impermeable la Gitima, las equipotenciales deben ser perpendiculares a es- tas dos Kineas. fo La condicidn de perpendicularidad de las curvas y de los cuadrados perfectos no se consigue can el primer dibujo y es necesario realizar varias'ct. rrécciones para conseguir una red de circulacién satisfactoria. El gusto de agua perdida por filtracién puede determinarse en la 5. guiente forma: ‘Sea 8 el ancho del azud. Consideramos un cuadrado de la red de lado AL, La pérdida de carga en el cuadrado serd Zin y a longitud de recore. do de agua Mt. Entonces el caudal de agua que pasa por esta franja serd Q=VA= KIA Disend Hiaréutico ” Pero A= BAL joe nat Entonces KzB Qe 7 Si et ndimero de franjas de flujo es m, ef caudal total sera Q = kze ° El valor det coeficiente de permeabilidad k es muy variable depen- diendo de muchos factores. Como orientacidn simplemente se dan los siguien- tes valores: TABLA No. 5-7 COEFICIENTES DE PERMEABILIDAD Clase de Suelo Ken cm/s Grava 107-107 Arena gruesa 10-103 ‘Arena fina 107-104 Tierra arcnosa 103 - 10% Tierra franco -arcillosa 105 - 10° Tierra franca 10°4.- 107 Limo 10% - 10% Arcilla 10% ~ 10% Arcilla compacta 1977 ~ 10°70 Generalmente se comprueba que la cantidad’de'agua que se pierde es despreciable. | Ol | n Sviatoslay Keachin Es frecuente el caso de encontrarse con suelos formados por estra- tos finos en los cuales el coeficiente de permeabilidad en el sentido paralelo a los estratos es mayor que en el sentido perpendicular. En este caso se utiliza un artificio que si bien no muy exacto permi- te seguir el método de la red de flujo. Antes de dibujar la red de flujo todas las dimensiones paralelas a las, estrificaciones se reducen dividiéndolas para una constante igual a kan ae (enix min dejando sin alteracién las dimensiones perpendiiculares. Con esta distorsion se consiguereemplazar el suelo real con otro que tiene un coeficiente de permea- bilidad igual en ambos sentidos y dado por k = J kmdx. kin. Dibuiada Ia red de flujo se la traslada a un dibujo no distorsionado. “Esta red es flujo resultante ya no estd formada por cuadrados sino por recta. gulos equivalents. COMPARACION DE LOS METODOS VISTOS Y CONSIDERACIONES PRACTICAS El propésito de todos ios métodos es permitir calcular ia subpresién, que se produce bajo el zampeado y dar a éste la longitud y forma necesarias para que la velocidad de salida del agua no produzca erosidn al pie. Las diferencias de los métodos se explican a continuacién: in permiten caleular la Las ecuaciones que definen la sed de circulac subpresién en el zampeado. Tomemos el caso del Ejemplo 5-6. x = bsinuchy y = beosushy Diseso idrivtica 19 on [as cuales el origen de las coordenadas estin en el centro del zampeado. Despejando, tenemos sinus =e Sabemos que u = kh y que cuando x= b how, Kab Shed, entonces lamando H = H,— H, tenemos que Blcld Br Ae tieerfeeteeaeses Que representa la variacién de la carga piczométrica a lo largo de una linea de flujo cualquiera. Si tomamos la primera linea de flujo, es decir ta que va pegada al contorno de la Fundacién, tendremos que v = 0. Hf te He tesin HL hese [Fm wesin 2 4, Esta ecuaci6n representa fa variacién de la presién a lo largo del con- torno de la fundacién del azud tal como lo muestra la Figura 5-7, Para cual. auier valor x, y = 0 y el flujo es horizontal por tratarse de una fundacida ho- rizontal, Entonces: Si la red de circulacién no se ha obtenido analit método grifico o,el de la relajacién, entonces el diagrama de la subpresion se obtiene también grificamente bajando los valores de la subpresién en los pun. {08 correspondientes del cruce de fas equipotenciales con la fundacidn, Segiin Bligh y Lane el diagrama de subpresiones para este caso es un \rapecio. La subpresin real que se produce para los valores positivos de x os. 80 Syiatostay Krock roneweinen sere. FIGURA 5-7 mayor que la calculada por los métodos de Bligh y Lane en una cantide * ‘gual al rea achurada con fa consecuencia de que los zampeados disefiados ‘exactamente segin este método estén en peligro de ramperse. FIGURA 5-8 at : Biseho Hide FIGURA 5-9 Normalmente fos zampeados tienen denteliones y en las Figuras 5-8, 9 y 10, se ha dibujado el mismo azud con el dentellén puesto al comenzar el zampeado, en la mitad y al final del zampeado con las respectivas redes de Girculaci6n trazadas con el método grafico de Forchheimer. FIGURA 5+ 10 82 Svlatoslay Keoehin Asumiendo una profundidad det dentellén de 1,6 metros y os valo- res de H =2 metros y 2b = 4 metros se ha dibujado et diagrama de subpresio- nes para los tres casos en la Figura 5-11. FIGURA 5 - i! Prrcaf x Peernceon AL Etna, DEL 2AreArO 7 reretagg searkenay) DeWTeLLer ae, Principio DEL. ZANPEADO reread PENTELIN EN LA NITY 984 ZANtEANe Se observa que la minima subpresin se produce cuando el dentellén esti el principio y va aumentando hasta llegar al maximo, en la posicién del dentelién al final. La diferencia en la subpresidn entre estas dos posiciones ¢s alrededor de 0,6 T/m?, 0 sea que representa una variacién de 50 centfmetros en el espesor del zampeado que es una cantidad digna de ser tomada en cuen- la. Es decir que solamente desde e! punto de vista de espesor del zampeado, lo mis econdmico es ubicar el dentellén en el principio de éste, Las Irneas interrumpiclas en la Figura 5-17 representan fos diagramas de subpresién para los mismos casos, dibujadas de acuerdo al método de Bligh. Disedo Higriulico 83 Se observa que para los tres casos este método de valores demasiado bajos para las partes inferiores del zampeado. Asi por ejemplo para el caso del dentelién al comienzo del zampea~ do, e! métado de Bligh da un valor de 0,9 Tm/?, mientras que el valor reales 1,1 Tim? 0 sea que diserado segin el método de Bligh y tomando un coefi- cierite de seguridad de 1,22 recién estar‘amos en la posicién limite de equiti- brio. Las ecuaciones de la red de circulaciéri permiten’ también determi- nar la velocidad de circutacién. Tenemos de ta ecuacidn de Darcy. dh ds v Feemplazando el valor del camino recorrido por el agua ds tenemos: k at d ays (t+ (gn) Si asumimos el caso del ejemplo S - 6 tenemos fa ecuacién de la trax yectoria 2 y EEE eee cee b? ch? v bF sh? v de Ia cual obtenemos: dv shy x dx chy (BP chhy— ee) De ls ecuscién de la variacidn de la subpresion obtenemos dh dx a (b? oh? v= rey Oo a4 Svistostay Krachih Teemplazando estos valores y realizando las operaciones qucda dh =Hehy ds (bd? ch* y= x2) 17 Poniendo v = 0 0 sea a lo largo del-contorno de ta fundacién tendremos x= tb dhfds = infinito H 0 hfds = x ahlds = =e Segan Bligh la gradiente hidrdulica de las aguas subterréncas es dhe cH ab Para toda la longitud de la fundacién. La ecuacién obtenida para la gradiente nos demuestra que esto no es asf. En la mitad del tramo estarfamos por el la- do de la seguridad, pues como lo muestra el método de Pavlovski, la gradiers tees menor que la supuesta por Bligh. En cambio a fa entrada y salida tenemos que la gradiente y por lo tanto la velocidad (segin la ecuacién de Darcy) son infinitas. Segén Terzaghi' 'a fuerza ejercida por el flujo de agua filtrante sobre tos granos del suelo es Proporcional a lz gradiente hidrdulica. De aquf se deduce que en los puntos de entrada y salida junto a la Fundacién, esta fuerza seria infinitamente gran- de. En el punto de entrada esto no tendrfa importancia pues la fuerza estd di- rigida hacia el interior y no.puede causar gran dafio. En cambio en el punto de salida y en los vecinos a éste, esto es miuy peligroso pues arrastra las parti culas produciendo la tubificacién. En efecto, aislemos un prisma de suelo de profundidad Ly de drea per eerynes Disefio Hidréutico as de Ia base A situado aguas abajo del azud. La subpresién que actia sobre el prisma es Ath+ 0 Ei volumen V del prisma est compuesto del volumen de sotidos y del volumen del agua. Vav,t+y, El peso del prisma serd entonces el producto de los voltimenes men- cionados por sus pesos especiticos PHY mt YM = PEV, +(V—Va Wy Sabiendo que ta porosidad del material es n = Va/V tendremos P V (a+ Wy—nWy) = AL (n+ W, — a) Si la subpresi6n es mayor que el peso, el suelo serd levantado es de- Gir arrastrado por el agua. Para que esto no se produzca A(h+ L) SAL (n+ Wy — AW) h3VE 5-29 Para que esto se cumpla se toma generalmente una velocidad inictal de Vo = I mis. comienzo de la galeria y de 2-3 m/s. at final. La velocidad en cada punto se determina con la férmula Vi-Vo Van ET a + Vo La relacién entre el caudal y la velocidad da el érea y por lo tanto el ‘alado necesario de agua para cada punto de la galeria. Se asume_que toda la energia del agua que exe a través de la rejila se disipa en la mezcla turbulenta con el agua que se encuentra en la galeria. EI movimiento se produce por to tanto a expensas solamente de ia gradiente hidrdiulica en fa galeria. La gradiente hidraulica se vbtiene de ia formula de Chexy + vt OR 108 Sviatoslay Kedehin’ en ia que el coeficiente C puede obtenerse de la formula de Manning o Pay! lovski. A Et coeficiente n se toma alto, de 0,035 a 0,045 para tomar en cuen- ta las’ pérdidas adicionales que se produicen por el flujd espiral y altamente turbulento en fa galeria. Para facilitar Ia entrada-del agua a veces la pared de, aguas abajo de la galeria se hace curva, Ls cotas del fondo de la galeria se obtiencn de fa ecudcién de Ber rout “i “i et a tite = To + gy fox EJEMPLO No. 5-8 Caleviar fa galeria para ef caso anterior de {a rejilla con Q = 5 m/s. 1,08 m. y b= 10m. Tenémos: 1,88 m/s. ~2 m/s. Olx + No debe producirse resalto al final de la'galeria 0 sea que ol fluo de- bbé ser suber itico. El calado al final sora a 1,08 x2 2,32 m. = 0176<1 8 x 2,32 Disehe Midrdutico El coeficiente de rugosidad se asume igual a n= 0,03 tos Et cileulo se cealiza en forma tabulada como se indica a continua- ibn dividiendo et valor b = 10 m. en 5 tramos iguales de Ox = 2 m. A= aS 7a oe Yow om ? RR we) otha a re eee oo: 12 083-077-262 0.217 0.16 0.00500 0.0120 0010.0 4 143133378082 277 0.00637 040127003 OLE Vs M8773 434 outa 0306 0.00753, 004 on Ne 2322206 $30 Oa2y 321090910 006 20 750232572 oaas? 0.332 o.0l08s, 008 O21 El peril del fondo se establece como distancia desde un ee de refe- rencia a base de la suma del calado, carga de velocidad y pérdidas. Asi tene- mos: para una cota de fondo al final igual a cero x d+ Ehf + V7/2g Cota 0 0.05 2,55 2 0,85 4,75 4 1,46 14 6 1,90 0,70 8 2,29 0,31 10 2,60 0 Para encontrar ia distancia desde la parte superior de la rojilla hasta el fondo, a tos valores anteriores hay que sumar: ge El espesor de los barrotes f°” 3,18 cm. La inclinacién de la rejlta 0,2 x 1,08 21,60 Una altura de seguridad 35,22 60,00 em. veer vee ewe 110 . Sviatostay Krochin METODO DE HINDS: (Hinds Julian, Side Channel Spiliways Trans ASCE, Vol. 89, 1926, p. 881).- El método se basa en la ley de la conservacién de fa cantidad de movimiento. Se asume igual que en el anterior que la ener- ‘gia del agua que pasa por la reilla se disipa totalmente en la mezela turbulen- ta con el agua que estd en fa galeria. Si aistamos un tramo de galeria de longitud Ox tenemos que la canti- dad de agua que se aftade es dx. Por lo tanto al cimienzo del tramo tene- mos et caudal Q y la velocidad V y al final del tramo el caudal Q + ax y la velocidad V+ AV. La cantidad de movimiento es ov = -E gary Al comienzo tendremos w v, =~ acov mV, =p ato Al final mV, = s (Q+9Ax) (V+ AV} Restando = a [QAV + gdx (V+ AY) ] OBY aivtavy) Multipticando por V = ~2S y tomando la velocidad media iguat a : ‘at Disefio Hidrsulice m V= (V+ 05 AV} | oO i AM gay o| aus OM a iv + avy} 7 we giv + av + S Pero al cambio de la cantidad de movimiento es igual at impulso. Pa- oO} ra F = const. en el tiempo. oO] 4M. “at aM a Pero siendo las presiones iguales, F es la fuerza que produce la acole- racic en el fluido. Si “x 0s la gradiente F=Gsine = GAL F=Gs oi siendo (oar tay + avijive Se) 4 wy tq Wea cy tego: Vv +Avj2 Wy I | Coreg?) Far tg wry El cambio cn la superficie es: 2 Sviatostay Krohin dye LEM yp avs SE vt oy 3 (OFS012 Silos valores iniciales son V, Q, ¥ 108 finales V, Q, , tenemos: Q, = 9 +40 Vv, = V, +4V, ; Q V,+Y, Q, 9, et bye b be (V,-V,) + ¥, (Ey 579 YY 0, #9, [M.-Y 2G vy : también: fe también ( Q 4, Q i bye OTe Ly, VEY, i EJEMPLO No. 5-9 ‘ Comprabar cl eéleulo de la galer‘a del ejemplo anterior. oy El céleulo se hace en forma tabulada tal como se indica a conti cién: ( .t del ciemplo anterod T= Se asume come seccién conocida, la ol Se comienza par lo tanto con ta titima abscisa x = 10 m. y cl ej!=th i fo avanza hacia vguas arriba. 2 ax t Cota Fondo: Seasume una variacidn de cotas de In solera, en esti a 50 iguata fa del ejemplo anterior. : by asumido: Se asume una de la superticie de agua ented ut abscisas consecutivas. Para la primera fila considerada esta eaie. existe. 5. Cota Aguit: La primera cota de agua es conocida. Para las otras ~h Diseflo Hidrdulico 13 10.— We cisas la cota del agua es igual a la cota de la abscisa anterior més Ay asumido, dt Elcalado a (5) — (3) anche de la galeria x (d) Caudal V=Q: . z(Q, + Q) para cl cilculo se toma como Q, al caudal de la seccién considerada y como Q, el de la siguiente seccidn aguas abajo. 12 13 4.— 15 Vi +V, v.- = % 2.0) (15) (9) (13) + (16) Ay = (11) (12} (17) Valor calculado de y. Este valor se compara con cl vaior asumido en (4) y si la discrepancia es grande se repite cileulo. ‘Sumando al primer calado todas las pérdidas hasta llegar a X = 2 tenemos fa cota de agua "4 Sviatosiny Krochin 2,32 + O13 + 0,12 + O11 + 0,16 = La misma cota del ejemplo anterior serd 1,15 + 0,77 + 015 =2,67 © sea que con el primer método aproximado se estaria fallando en defecto de profundidad en una magoitud de + 2,84 — 2,67 = 0,17 m. x fos | 2 | om | sod sve ofa xo see so ! sco oor wr | ovo reo | Y ovo | ove ose sco | ove s No ago veo | ee ut soso} ouso jeceo | on | evo} eve | cero] x wr xo wo wo | ee we fo sto foso [sco] on | svo} sve | esvoro] 6 oa oro zfs oz} sforz| ez] az | 8 ya you folels}e fo ts fo] ele (CO RNND oxen '0 "0-0 "AA "y's (Oni OFO AO BW UY Tp Opes Ne fr) B05, 05 0 116 Sulatoslay Kroes, 5.3. TOMAS EN RIOS DE LLANURA Los rfos de montafia corren por valles estrechos y profundos dent de los cuales por fo general no se tiene tierras de cultivo o éstas tienen peqy fia superficie. Por este motivo et remanso producido por un azud, ademés de extenderse, poco debido a la fuerte gradiente del rio, casi no produce perj. cios. 4 Una situacién totalmente diferente se observa en los ros de llanui., cuyo eauce es poco profundo y de muy pequeita pendiente. Muchas veces’ 4 orillas estin formadas por sedimentos traidos por el mismo rio a manera de diques sobre elevados con relacién a la llanura. En este caso una obstruccio.s 4 del cauce en tiempo de creciente, puede producir ef desbordamicnto yla nundaciin de grandes exiensiones de terreno valioso. Por otro lado, la capt cién debe hacerse alta respecto al fondo del rio para que el cana! pueda alcan- zara salir Fuera del cauce y comenzar a regar inmediatamente terrenos vibe fos. En otras palabras, en estiaje, cuando el caudal es pequefio y el agi viene por el fondo del cauce, es necesario levantar su nivel hasta alcanzar! clevacién de la planicie, y en tiempo de creciente, cuando el rio viene lene casi hasta los.bordes es necesario reducir al mfnimo ta obstruccidn del cauce Producida por las obras hidrdulicas. La manera usual de conseguirlo es con un sistema de compuertas. Como estas pueden permitir pasar el agua por encima se las Hama a veces 5 zud mévil ene oe a ie aaa Por lo general se instala varias compuertas separadas por pilas para | teducir el empuje det agua y facilitar su operacién. Esto permite también ce rrar y abrir gradualmente las compucrtas de acuerdo al caudal traido por ¢° fo en diferentes épocas del aiio. ' Generaimente el ancho de las compuertas o sea la separacién entre pilas no debe ser menos de $ m para reducir la obstruccién de los vanos con Arboles y otro material flotante, De acuerdo a la presién que soportan, los me: canismos de elevacién pueden ser accionados a mano o con motores eléctri cos. Disesio Hidrhulico ny Las compuertas utitizadas mas combinmente son las de destizamien- to, las rodantes y las de sector: Las compuertas de deslizamiento son tableros de madera o de hierro que se deslizan verticalmente por perfiles de accro empotrados en las pilas. Las compuertas rodantes se utilizan cuando ‘as dimensiones son grandes y por lo tanto fa resistencia por friccién y la fuerza de etevacién re~ sultan tan considerables que para su movimiento se necesitan mecanismos muy grandes y complicados. En este caso se hace un tablero que de ambos lados tiene varios rodi- Hos unidos af marco y que ruedan sobre et perfil que sirve de guia. Come tos roditios se apoyan sobre la superficie de guia sdlo en algunos puntos, en lus la- dos, entre el tablero y la obra, se pone una junta especial. Casi siempre se a~ tornilla en Ja cara de aguas arriba una plancha eldstica que lleva en su parte bore una junta de madera (0 cuero, caucho o plistico) que la presi del agua ‘prime contra la parte entrante del muro con la cual cierra automaticamente la compueria por la parte lateral Las compuertas de sector consisten de una chapa metilica cilindrica reforzada con perfiles montada en un armazén que puede girar alrededor de ejes empotrados en las pilas. Hay un contrapeso destinado a compensar el pe- so de las compuertas y muchas veces un flotador, para facilitar su operacién. La operacidn de las compuertas requiere de una pasarela sobre las pi- las en la cual se colocan los mecanismos de elevacién, Frecuentemente, se aprovecha la estructura para construir en vez de la pasarela un puente para paso de vehiculos. Cétculo del remanso producida.- La obitruccidn ‘lateral del cauce producida por las pilas y la de fon do producida por el azud due sirve de fundacién a las pilas, ocasiona un re- manso que debe ser calculado. El costo de-las pilas y de las compuertas atimenta ‘con su altura y se 8 Sviatoslay Krozhin lo puede reducir subiendo el azud. Esto a su vez significarta un remanso cada vez mayor, riesgo de inundaciones en crecientes y peligro para la misma obra de toma. La econom/a conseguida en fa reduccién det costo de pilas y com puertas se perderia en la construccién de costosos diques de proteccién de las oril las. Por fo tanto, el problema consiste en encontrar la maxima altura que se fe puede dar al azud sin que el remanso producido exceda de la altura de las orillas del rio. No existe un procedimiento Gnico para hacerlo sino algunas formu: las empiricas y por esto una forma sencilla aunque sélo aproximada es util rar la ecuacin de la energia especitica, asumiendo que para el cdlculo de las pérdidas por contracci6n y expansién, son vatidos fos valores experimentates, determinados para tuber‘as. 7 Para analizar la aplicacién del principio, supongamos que dentro de ‘un cauce se introduce una obstruccién de fondo con una altura igual a Y co: ‘mo se muestra en la figura 5-17. PE FIGURA 6-17 Sino hubieran pérdidas por los cambios de velocidad producidos - por la contraccién y ta expansién de fa seccién, se tendria que la energia es- peciica, sera igual en todos los puntos. HO =H =H, Diserio Hidriuleo ne Por to tanto los calados d, yd, podrian obtenerse igualande las e- cuaciones de energia especifica. : Gréficamente se obtendra estos calados dibujando las curvas corres: Pondientes 2 las ccuaciones de la energia especifica (11+ 25) de las secciones ty2 ¢ d, ee 2 Ae Si las secciones son rectangulares y de igual ancho las curvas (1) v (2) son exactamente iguales en forma, tal como se ve en la Figura $ - 18, pero la segunda esta desplazada hacia la derecha en el valor Y = Y, Si el punto dela curva (1) correspondiente a un calado d, se encuen- tra a la derecha de la vertical que pasa por el minimo de la curva (2) (calado critico) entonces el calado d, se encuentra en la interseccién de una vertical desde este punto con la curva (2). En este caso si no se tomara en cuenta pér- didas por cambio de seccién, d, = dy y la obstruccién Y sélo produce una depresién en la superficie del agua. é é Puede también producirse ef caso de un valor Y = Y, mas grande ‘que desplaza a ta curva (2) hacia la derecha en un valor tal que la vertical co: trespondiente al punto d, sobre ta curva (1) no llega a cortar esta curva que cn fa figura se indica con 2". Esto significaria que el contenido de energia en la seccién (1) es me: ‘por que la energia minima en la seccién (2). Esto seria imposible y en este caso ef agua pasaria sobre la seccién (2) en régimen eritico y se remansaria en la seccién (1) hasta adquirir a energia especifica necesaria. En la figura 5-18 €l remanso se indica con a letra R y el calado resultante aguas arriba con. 4 Adicionaimente, a lo anterior debe tomarse en cuenta que los con- 120 Svintostay Krochin’ FIGURA 6~19 A * tenidos de energia no son iguales sino que se produce pérdidas de una seccién Foua. Asi tenemos: H=H, + hy He H+ hy Siendo hy, la pérdida de energia entre tas secciones 1 y 2 por con- traccién y h,, la pérdida entre las secciones 2 y 3 por expansion. Para el catculo de las mismas se ha considerado como si fueran igua- Jes. a las producidas en tuberias y sc toma ft g ‘ hy = Ke 5-44 2A; 2 = ke —2 5-45 h ae eA? Ditedo Hidrdutico im Los coeficientes de contraccién Ke y de expansién Ke se obtienen del Gréfico No. 1 en funcién de fa relacion J, /d, = (A, /A,)!/* y ambas pér didas se calculan en funcidn de fa velocidad ‘mayor V, ‘Osea la que se produ» ce en la seccién contraida. PERDIDAS HY SUBRRIAS, "ideatro nenor/aidaatro sayor} en Foutrace) EJEMPLO No. 5-10 Se tiene una seccién del rio trapezoidal y se la ciesra mediante una estructura de tres compuertas. A ooo 122 Svlatoslay Krochin EI caudal de Q = 100 m°/s fluye por ef rio con un calado de A= 10x 4+ 2x16 = 72 m? Vy= 100/72 = 1,39 m/s. q, = 100/18 = 5,56 mms tb ecuacién de encrgia entre las secciones 2 y 3 5.56% 19.6 xe? +a t2= +44 Ke 19.6 (Key ZB +g, = 2.098 é i Se asume valores para d,, se calcula con estos A, y V,, se obtiene del grifico No. 1 el correspondiente coeficiente Ke y se comprueba en la c- cuacién. Se obtiene asi 4, I = 73m, A, = 31d mV, = 3,21 ms 0,368 + 1,73 = 2.098 0 La ecuacion de cnergia entre las secciones 1 y 2 ogg = SSP a3 zt xe SR 19.6 (10d, + 243)? 19,6. 1.757 19,6. 1.75 510,2 1 eg = 3.73 0.527 (1 + Ke) (10d, + 20? )* { Diseso Hidedulico 13 La ecuacién se resvelve pare d, = 4.32 m. A, = 80,52 Vy = 1,25 m/s (31,14/80,52) "7 = 0.622 Ke= 0.267 0.0787 + 4.32= 3.73 + 0.66 4,399 = 4,396 O sea que fa obstruccién causada por la estructura del azud y las pi- las hace que el nivel en el rfo suba en 32 cms. 10.- We 12. Be Bouvard M. Dagan Danelia NF. Filchakov PF, Hare ME, Lazarian Leliavski S. Mostokov M.A, Popoy K.V. Taraimovich I.I. Varlet H. Ven Te Chow Zamarin E.A, y Fandeyey V.V. BIBLIOGRAFIA No. 5 Barrages moviles et prises d'eau en revie- roles, Paris 1960. Sur fe catcul hydraulique des grilles pardessor -| Houille Blanche. Janv. - Fevr. - 1973, Captaciones de agua en rios con abundan, 's dimentos (R} Moscii 1964. Teoria de ta Filtracién bajo estructuras hi, it licas - Kiev 1959, Ground water and seepage -McGraw - Hilt «e+ York 1962, Tomas de Agua. Moscti 1960. Irrigation and Hydraulic Design Chapmar Hill - London 1955 Sur Ie calcul de grilles de prise d’ Eau Lal i lle Blanche, Septiembre 1957. Construcciones Hidrdulicas (R) - Moseé 1 7 Sobre ef espesor del zampeado (R) Gidrotéan nicheskoie stroitelstvo - Febrero 1957 - Mo. i Usines de Derivacién - Eyrotles, Paris 1998 Open Channel Hydraulics » MeGraw Hill § York 1959. Construcciones Hidréulicas. (R) Mosci 1954. Diseio Hidréutico 135 ‘ 6. DESARENADORES | | 6.1. GENERALIDADES Pat Se llama desarenador a una obra hidrdulica que sieve para separar y ol remover después, el material sélido que teva el agua de un canal. Los desare- hnadores cumplen una funcién muy importante y por esto, salvo casos especi les deaguas muy limpias, debe considerarseles como obras indispensables den- Oo tro de los proyectos de utilizacién de recurios hidrduticos. Q oO En la mayoria de fas obras de toma la velocidad de entrada es lo sv ficientemente grande para arrastrar particulas sélidas. Esto ocurre especial mente en tiempo de ereciente cuando pueden entrar al canal grandes cantida- > des de sedimentos. ‘ ) Se ha observado que durante las erecientes la cantidad de sélidos en o 4os tfos de montafa puede llegar 2 sor del 4 Ofo ai 6 2/0 en volumen del cau- ) dal y det 0,2 - 1,0 9/o en los rios de lanura. a captacién de arenas ocasiona perjuicios a las obras entre los cun- les 105 principales son: . } 1.— Una gran parte del material s6lido va depositindose en ef fondo de fos canales disminuyendo su seccién. Con el tiempo la capacidad de la seccién puede disminuir tanto que ef agua desbordard por os aliviaderos. Antes de que esto suceda es necesario limpiar el canal lo que significa aumen- O to de costos anuales de mantenimiento y molestosas interrupciones en el ser~ vicio del canal. 2— La sedimentacién de tas partfculas es especialmente intensa en los o tanques de presién y en los reservorios de regulacién diaria debido a ( la velocidad baja existente en estas estructuras. Como resultado estos reservo- rigs se Hlenan de arena, su capacidad disminuye y la capacidad de regulacién se reduce. ‘ 3. . En canales que sirven a las plantas hidroeléctricas la arena arrastrada Por el agua pasa a las turbinas desgastindolas tanto mis répidamente ‘cuanto mayor es la velocidad. Esto significa una disminucién det rendimi 126 : Sulatosiay Krochia + a veces exige reposiciones frecuentes y costosas Asi se ha observado que en muchas plantas ha sido necesario reparar las turbinas 3 6 4 veces al ano y que ef rendimiento disminuye en 10 - $0 fo en periods tan curtos como 3 meses. Construyendo desarenadores, sv ha demostrado que se aumenta de 5a 6 v cces la duracién de las turbinas. Los desarenadores pueden ser de muchos diseiios diferentes pero bii- sicamente, segiin ta forma de eliminacién de sedimentos, se dividen en desa- renadores de lavado intermitente y desarenadores de lavado continuo. Los “primeros son aquellos que se lavan periddicamente estando el interval de tiempo entre dos lavados, determinado por Ia cantidad de sedimentos que trac el agua. Los segundos permiten que el material depositado se elimine en (Grma continua. 6.2. DESARENADORES DE LAVADO INTERMITENTE. B21. Descripeién ‘Son cl tipo mas comin y la operacién de lavado se procura realizar en el menor tiempo posible con el objeto de reducir al minimo las pérdices de agua. Fara curplic su vuncién el desarenador se eompone de'los siguientes, elementos, tal como se muestra en la Figura 6-1. 7 i= Una transicién de entrada que une el canal con ol desarena- dor. La tansicidn debe ser hecha lo mejor posible, pues la eficiencia.de fa se dimentacién depende de la uniformidad de la velocidad en la seccién transver= sal Es fundamental asegurar una distribucién uniforme de velocidades tn distintas secciones transversales del desarenador como también la reduc- ci6n de ta velocidad longitudinal del valor que tiene en las compuertas dé ad- isin al valor de circulacién normal dentro de la cimara de sedimentae ign. Disedo Mdriutico 127 COMPUERTAS DE ADMISION CAMARA DE SEDIMENTACION 7 COMPUSRTA DE CANAL DE LAVADO pa LAVADO NAL DE EGADA a JRANSICION CANAL DIRBCTO™ VERTEDARO oe CaWAL D2... esovewa og un orsanensoon — SALIVA Fauna 6 =I El éxito en la solucién de este problema resulta tanto en ta econo- mia de la construccién como en la disminucién de pérdidas hidrdulicas en el desarenador. Por esto la transicién debe tener un dngulo de divergencia suave, no mayor de 12° 30! y, de ser posible, las paredes curvas tangentes en todo pun- to a la direccidn del agua. AGn cumplidas estas condiciones y especialmente cuando ta entrada al desarenador es en curva 2 veces la corriente se desvia ha- cia uno de los laos de la cdmara, se producen velocidades locales altas y una Cantidad apreciable de sedimentos no alcanza a depositarse. Para asegurar una buena distribucién de velocidades muchas veces se Utilizan diapositivos especiales que generalmente consisten de deflectores en forma de barrotes verticales v horizontales colocados al final de li transicién, Esto permite a su vez reducir Ia longitud de la transicién. 1s Svintoslay Kreshir get Se ha ensayado también cl colocar rojillas y mallas a la entrade Je {as cdmaras de sedimentacién con el objeto de conseguir una disteibucin.. ‘s Uniforme de velocidades, pero se ha observado que puede ser contraproducen- te. Por negligencia inevitable el personal encargado de limpiarlas, se olvda de hacerlo y las obstrucciones parciales con material flotante producen ¢ + Contraciones do velocidades mis fuertes que en las secciones desprovistas 4 malls. 2 La Camara de sedimentacién propiamente dicha y en la ¢ | las particulas sélidas cacn al fondo debido a Ia disminucién de la velocidad Producida por ef aumento de seccién, Se ha visto que con yelocidides medias superiores a 0,5 m/s. los ge Hos de arena no pueden detenerse en una superficie fisa como lo es el fonian. de un desarenador. Segin Dubuat las velocidades limites por debajo de. cuales el agua cosa de arrastrar diversas materias, son? Para ta arcilla 0,081 fs. ‘ Para la arena fina 0.16 mis. ; - Para la arena gruesa 0.216 mls. De acuerdo a lo anterior ta seccién transversal de un desarenador disciia para velocidades que va media varia entre 1,5 9 4m, entre 0,1 m/s, ¥ 0,4 m/s. La profundida La forma puede ser cualquiera aunque generalmente'se escoge ur: reeiangular 0 trapezoidal simple o compuesta. La primera simplfieaconside rablemente ja construccién pero es relativamente cara pues fas paredes deben soportar la presién de la tierra exterior y se diseftan por lo tanto como muros de sostenimiento. La segunda es hidriulicamente mis eficiente y més econd mica pues las paredes trabajan como simple revestimiento. Con et objeto de facitiar el lavado concentrando las particulas hacia el centro conviene que ¢ Fondo no sea horizontal sino que tenga una cafda hacia el centro. La pendien te transversal usualmente escogida es de 1:5 a Al final de la cimara se construye un vertedero sobre el cual pasa e! agua limpia hacia el canal. Las capas superiores son las que primero se lim- pian — es por esto que Id salida del agua desde el desarenador se hace por me: Diseho Hidesutico 129 dio de un vertedero, que hasta donde sea posible debe trabajar fibre También mientras mis pequefa es la velocidad de paso por el verte: dero, menos turbulencia causa en ef desarenador y menos materiales en sus: Pension arrastra. Como miximo se admite que esta velocidad puede Hlegar a V = 1 mis. Entonces tenemos que dividiendo la ecuacién del caudal mbH?? para el drea_— A= bH obtenemos la ecuacidn de fa velocidad Ve MH Tomando en cuenta que el valor de M varia generalmente entre 1.8 ¥ 2 podemos concluir que el miximo valor de H no deberia pasar de 25 cms, Esta es una norma preferible a aquelta que dice que la limina ver- tionte det vertedero debe ser menor que fa mitad del calado del canal de tle- gada. Casi siempre el ancho de la cimara det desarenador no es suficiente ara construir el vertedero recto y perpendicularmente a la direccién del agua Por esto se to ubica en curva que comienza en uno de los muros la {erales y continda hasta cerca de la compuerta de desfogue. Esta forma facilita el lavado permitiendo que las arenas sigan trayec- torias curvas y at mismo tiempo et flujo espiral que se origina, las aleja deb vertedero. 3. Compuerta de lavado, por lo cual se desafojan los materia- les depositagos en ef fondo. Para facilitar ef movimiento de las arenas hacia la compuerta, al fondo del desarenador goneralmente se le da una geadiente, fuer: te del 2 al 6 90, El incremento de profyndidad obtenido por efecto de esta 130 Sriatostav Krochin gradiente no se incluye en et calado de céleulo, sino que el volumen adicional obtenido se lo toma como depésito para las arenas sedimentadas entre dos la vados sucesivos. Es necesario hacer un estudio de la cantidad y tamafio de sedimen- tos que trae el agua para asegurar una adecuada capacidad del desarenador y ‘no necesitar lavarlo con demasiada frecuencia. Para lavar una camara del desarenador se cierran las compuertas de admisi6n y se abren las de lavado con fo que el agua sale con gran velocidad arrastrando la mayor parte de los sedimentos. Entre tanto el caudal normal sigue pasando al canal sea a través del canal directo o a través de otra cdmara del desarenador. Una vez que estd vacfa la cdmara, se abren parcialmente las compucrtas de admisién y el agua que entra circula con gran velocidad sobre los sedimenios que han quedado, erosionéndolas y completando el favado. ~ Hay que aclarar que el lavado de los titimos 10 /o de los sedimen- tos &s generalmente largo y requiere de cantidades demasiado grandes de a- gua. Por esto, estos restos generalmente no se toman en cuenta “+ El proceso se completa cerrando las compuertas de lavado y llenan- do la camara que se incorpora nuevamente al funcionamiento normal. Generaimente, al lavar un desarenador se cierran las compuertas de admisin. Sin embargo, para casos de emergencia el desarenador debe poder vaciarse inclusive con estas compuertas abiertas. Por este motivo fas compuer- tas del lavado deben diseftarse para un caudal igual al tra‘do por el canal mis €l de lavado que se obtiene dividiendo ef volumen del desarenador para el tiempo de lavado. Cuando el desarenador es muy largo, ta fuerte gradiente del fondo puede resultar en profundidades muy grandes al final, junto a las compuertas de-lavado. Por esto muchas veces se divide la cdmara longitudinalmente en dos partes y al fondo de cada una de ellas se le da ura inclinacién hacia la ‘compuerta que la sirve. De todos mados hay que asegurarse que el fondo de ia o las com: uertas esté mas alto que ef punto del rfo al cual se conducen las aguas del la- vado y que Ia gradiente sea suficiente para obtener una velocidad capaz de a- rrastrar las arenas. Se considera que para que el lavado pueda efectuarse en forma répida y eficaz esta velocidad debe ser de 3 - 5 m/s. ‘Muchas veces esta condicién ademas de otras posibles de-indole to- pogrifica impiden colocar el desarenador inmediatamente después de la toma ‘que es a ubicacién ideal obligando a desplazarlo aguas abajo en el canal 4. Canal directo por ef cual se da servicio mientras se esté la sando ¢l desarenador. EI lavado se efectia generalmente en un tiempo corto, pero por si cualquier motivo, reparacion o inspeccign, ¢s necesario secar la cimara del desarenador, el canal directo que va por su contorno, permite que el servicio no se suspenda. Con este fin a la entrada se colocan dos compuer- tas, una de entrada al desarenadior y otra al canal directo En el caso de ser ef desarenador dle dos o mas cdmaras ef canal direc- to ya no es necesario pues una de las cdmiaras trabaja con ¢l caudal total mientras fa otra se lava. 6.2.2. Disefio Los desarenadores se diseffan para un determinado didmetro de par- ticula es decir que se supone que todas las part culas de didmetro superior al escogiclo deben depositarse. La teoria de la desarenacién se basa en la composicién de velocida des. Una particula sida situada a una altura h sobre ef fondo, bajo fa influen- cia de la fuerza de gravedad cac con una velocidad w que puede calcularse on la ecuacién de Stokes. La particula llegard al fondo después de un tiem: Po. T=hiw La risma particula tiene una velocidad horizontal V que en el tiem: po T [a arrastra una longitud L. Igualando los tiempos y asumieado que la particula esta en la superficie o sea que h es el calado de la cimara de sedi- mentacién, tenemos que fa fongitud de la cimara es L= hw 132 Sviatoslay Keochin | ¢ Los valores de W calculados por Arkhangelsk en 1935 (Bibl. 6-1; para diferentes didmetros estén dados en la tabla siguiente: TABLA No. 6-1 VELOCIDADES DE SEDIMENTACION denmm. Wen cm/s 0,05 0,178 0,10 0,692 0,15 1,560 0,25 * 2,700 * 0,30 3,240 : 0,35 3,780 ‘ 0,40 4,320 0,45 4,860 0,50 5,400 1 0,55 5,940 : 0,60 6,480 0,70 7,320 os 8,070 1,00 9,44 2,00 15,29 A 3,00 19,25 ‘ 5,00 2490 El valor del didmetro méximo de partfcula normaimente admitido para plantas hidroeléctricas es de 0,25 mm. En los sistemas de riego general- mente se acepta hasta d = 0,5 mm, 2 | | | | | / | | | 0,20 2,160 ‘ | | | | Algunos autores han admitido una relacidn entre la altura de caida y el didmetro de la particula que se sedimenta igual a H® D = const. estando H | fen cientos de metros y D en milfmetros. El valor de la constante es muy va- lable segin la composicién mineralégica de las arenas tomindose el valor de Diseiio Hidriutico 133 5 para sedimentos comunes y disminuyendo este valor a 1 o menos en presen: ia de abundancia de cuarzo u otro material altamente abrasivo La formula antes presentada para L no toma en cuenta la diferente distribucidn de las particulas ni la variacién de fa velocidad sega la altura Ademés no se considera la caracteristica curbulenta del flujo dentco de la cd mara. Debido especialmente a la rugosidad del fondo cubierto de sedimentos, se producen corrientes, transversales dentro de fa masa del Iiquido que arras. tran hacia arriba a las particulas que caen. Los valores de W presentados corresponden a las velocidades de cai- en agua tranquila. Tratindose de agua en.movimiento, a esta velocidad hay Que restar la velocidad de las corrientes ascendentes y que es funcién de algu- ras variables entre las que estén la velocidad longitudinal, la rugosidad y el ca lado. Por este motivo la férmula ha sido reformada av co Wau ree L fn la cual u = componente normal de la turbulencia, Distintos autores han tratado de encontrar experimentalmente el va for de u. La expresién més simple es la de Sokolov segiin el cual u = 0,152 W con to cual la férmula se transforma en L=1,18 bviw Generalmente se pone L= khviw 61 fen la cual k varia de 1,2 27,5 segin la importancia de la obra. Otros autores dan el valor de u en funcién de la velocidad V y de la profundidad h. ‘Asi tenemos que segin 14 Sviatoslay Krochin Velikanov, Bestelli, Bichi y Bourkoff: 0,132 Vv. kw woe kv 66 Ho : Es decir que se puede transformar la férmuta a t= — why k Se observa que estas formulas dan valores muy grandes para L y por es0 se prefiere utilizar la primera mencionada es decir la de Sokolov en la cual ef valor K = 0. 6.3," DESARENADORES DE CAMARA DOBLE Por lo general cuando el caudal pasa de 10 m?/s, se recomienda di- Vidir el desarenador en dos o mas cémaras. En el caso de dos cdmaras, cada una se calcula para la mitad del cau- dal y solamente durante etlavado de una de ellas fa otra trabaja con ef caudal total, Para permitir la operacién de lavado se Liene a la entrada dos com- pucrtas y ¢! lavado se hace lambién mediante compuertas independientes si tuadas por lo general al final de galerfas que salen por el fondo y al extremo de cada cémara, Estas galerias trabajan a presin y deben ser disefiadas para velocidades suficientemente altas para arrastrar los materiales sedimentados. Diseno 135 Evidentemente en este caso ya no es necesatio el canal directo pues tuna de las cimaras trabaja con caudal total, mientras fa otra se lava. Debido a las dos cémaras, el vertedero de salida.no puede tener una sola curva hacia la, compuerta sino que tiene una forma parabélica o eliptica simétrica respecto al oje de la cdmara. En caso de una elipse t2 longitud del vertedero b estd dada por la ‘ecuacién aproximada ven[, (8/2 Siendo B el ancho de la camara de sedimentacién y L la tongitud del semi-cje de la etipse en el sentido del flujo. La ecuacién de ta curva del vertedero esti dada por Bexar y= sR (Gx) 6.4. DESARENADORES DE LAVADO CONTINUO Cuando se dispone en el rio de una cantidad de agua mayor que la (ue se necesita captar se pueden construir desarenadores de lavado continuo. Uno de los sistemas més comunes es el de H. Dufour en el cual ef fondo del desarenador estd formado por una especie de reja de vigas de hor- gn. madera normales 2 la direcciGn del agua. Elagua al entrar al desarenador se divide verticalmente en dos capas: Una situada junto al fondo que contiene los sedimentos mis pesados y que s¢ ‘encausa a una galeria longitudinal de pequéfa seccién, y otra situaca encima de la anterior de seccién grande y en la que se produce la sedimentacin. Las- imaras superior ¢ inferior estén separadas por la reja antes mencionada, El agua situnda en ia galeria sale con velocidades relativamente altas, arrastrando Sonsigo los sedimentos. Las arenas que se depositan en la c{mara superior son arrastradas a la inferior a través de los espacios estrechos entre barrotes por ol os 2 wt ce 9 oo tg 8 Boe a0 ey yt ge 8 ss “a hacia'la galerfa e la sedimentacién Ge’ 2» particulas es més répida. Por lo tanto las férmulas de {a longitud se modifican az h wie a Vv, eee 2 Bw Enel cdlculo hay que tomar en cuenta que las fSrmulas empleadas para el flujo de agua limpia no son aplicables para las aguas lodosas es decir para aguas que llevan en suspensién un. alto porcentaje de, material sélido. EJEMPLO No. 6-1 "Se trata de disefiar un desarenador para un sistema de riego que tra- baje con un caudal normal de Q = 4 m?/s. El tamaio de las particulas de are- hha que deben depositarse es igual a 0,35 mm.-(W = 3,78 cm/s). El canal que Hega al desarenador tiene una seccién trapezoidal con un ancho b = 1 m., un calado d = 2,06 y una inclinacién de taludes de m= 1. El anctio‘en la super- 136 Svistostay Krochin Esta longitud es mucho mayor que e! ancho del desarenador y se la vbicard 2 lo largo de una curva circular al final de la cual estard la compuerta de lavado. La ubjedcién del vertedero es variable pero una posibilidad se ilustra en ia Figura No. 6-2, FIGURA 6-2 ‘Tenemos que aRe 180) y también que Eliminando el radio R de las dos ecuaciones, nos queda of | Diseho Hidréulico 137 « 180. 1 — cose: 1B Ecuacidn que se cesuelve por aproximaciones. Para et ejemplo presente tenemos que = 134,81 De aqus obtenemos que aproximadamente e = 52° 20° yeliadio Ra 0b 17,52 m, re La longitud de la proyeccidn longitudinal del vertedero esté dada por L = Rsine= 13,87 m. Para facilidad de lavado, al fondo del desarenador se la dard una pen- diente del 5 fo. Esta inclinacién comienza al finalizar la transicién. Tenemos que le fongitud total serd igual a L=8,20 + 21,00 + 0,5 (16,00 + 13,87) = 44,14 m. La aaiida det fondo sera h = 005x 44,14 = 2,21 m. © sea que'la profundidad mixima del desarenador frente a fa com- Puerta de lavado serd de 4,41 137 ie de aguas es 5.12 m Adoptamos una velocidad de agua en el desarenador igual V = 0,3 ms. La seccidn transversal serd igual a A = 4/0,3 = 13,33 m?. Las paredes del desarenador tendrin un talud de m= 0,5 Adoptamos una relacién de ancho/alto = 2. (ore) Sayer Sy Tenemos entonces: ey a 13,33 = 2,5 d? d= 2,31 b=4,72 m. Para facllidad de construccién tomamos b = 4,60 m. con lo que fa profundidad en el desarenador sale igual a d = 2,20 m. El ancho en ta superfi- cie de agua seré 6,80 m. La longitud activa del desarenador esté dada por 1,2 x 2,20 x 0,30 epee 2 OO Fs L nr 20,95 ~ 21 m. ; La longitud de la transicién de entrada serd igual 2 6,80 ~ 5,12 En ia superficie L = SSCS AE = 3,18 m. | 4,60 - 1,00 | = 460-100 Sg tim 3 Enelfondo L = SETS = 8m Escogemos el segundo valor por ser mayor redondéandolo 2 8,20 m. El vertedero de paso tendré una carga de H = 0,25 m. Por lo tanto 'a longitud det vertedero con un coeficiente de M = 2 serd de 4 = 20,125 | b = 16m, ‘| Hidriulica (R) -Mose 1964 BIBLIOGRAFIA No. 6 Agroskin tl. wee ee wocees oeweweversee Disefio Hidrautico 139 5 OBRAS DE CONDUCCION 7.1. DEFINICION El agua captada por las obras de toma debe ser conducida hasta el si tio de su uilizacién y esto se hace por medio de eanales abiertos 0 de tube- rias forzadas. A excepcién de las tubertas de presién que llevan el agua alas turbinas de una planta hidrocléctrica, se va a tratar solamente de canales a biertos, pues los tGneles a presién y las tuber‘as que sirven para abastecimien to de agua no son materia de este curso. © La diferencia que existe entre conductos que transportan agua a pre- jén-y aquella cuya circulacién se realiza con una superficie tibre, es que en os primeros el liquide ocupa toda la seccidn y tiene una presién diferente {generalmente mayor) de fa atmosférica mientras que en los segundos ol | auido ocupa solamente parte de la seccién y la presidn en la superficie esi gual a la atmosférica, Por fo tanto en los conductos libres la superficie de a- gua coincide con la,linea piezométrica y la gradiente del canal es siempre po- sitiva. En los conductos a presién a inclinacién de la tuberi’a puede ser cual- quiera con tal de estar por debajo de la linea piezométrica. Se llaman carales a los cauces artificiales de forma regular que sic- ven para condueir agua. El flujo del agua se produce sin presién, o sea, siem- ipre existe una superficie libre en el cual se tiene presién atmosférica, Puede por lo tanto considerarse canal cualquier conducto cerrado, como un tubo © ‘un tinel, que se encuentra funcionando parcialmente lleno. Se tlaman canales abiertos.a fos conductos que van a cielo abierto, es decir aquellos que se exeavan a media ladera por lo general y el material exca- vado de set posible se utiliza en el relleno del labio inferior. Se llaman tiineles a fos conductos que se excavan bajo tierra con el objeto de atravesar una toma. 7.2, CRITERIOS PARA EL TRAZADO Ei criterio que dirige et trazado de los canales 0 Uineles y la selec: cidn de una u otra posibilidad es el de conseguir ia mayor eficiencia y segur 140 Syiatoslaw Krochin dad de las obras con el menor costo. el trabajo de trazado es similar al que se realiza para carreteras con ta principal diferencia de que fa pendiente longitudinal de un canal debe 367 vromapre positive (bajando en direccién del movimiento del agua) y puede v2 riar slo dentro de ciertos Himites. por lo general ei sitio de la iniciactn de fa utillencibn de agua, co- mo tanque de presién, comienzo de la zona de riego, etc. estd establecido y desde alli se traza la linea de gradiente hacia el rio para determinar la ubica- cign de las obras de toma, samente menor que la del rio y mien ta la tongitud del canal, y mayor el! consiguientemente de La gradiente del canal es forzos trastmayor es la primera, mas larga resu! costo, A la inversa ‘un canal disminuye de secciin y costo con el aumento de la gradiente. Por lo tanto la gradiente de! canal deberia establecerse con un crite: rio. econdmico estudiando varias alternativas. Naturalmente el criterio no ¢s we eelvamente econémico sino que esta sujeto 2 las caracter‘sticas de los dis- # tintos ‘ariacibn del caudal del rio que generalmente dis- jos de toma y a la v minuye hacia aguas arriba especialmente cuando hay muchas vertientes o 2 fluentes. i se taza la Linea del canal desde la toma hasta el sitio donde se uti lia el agua siguiendo ls lineas de nivel del terreno y descendiendo el nimero de metros por kilSmetro que da Ia gradiente escogida, sé puede obtener un de Sarrollo sumamente tortuoso que puede tener una longitud dos o tres veces Tmayor qut la Tinea recta que une los dos puntos. Por esto debe estuarse /a Trostoiided de rectifiar la afineacién acortando su longitud por medio de Peles, acueductos, rellenos w otro tipo de obras. En cada Caso es necesario ‘comparar el costo de las distintas alternativas. Los tdmeles se construyen cuando representan una solucién mis eco- ndmica o més estable que un canal abierto- al del terreno es muy fuerte, 45” o més, en- Si fa pendiente transvers ‘de la plataforma se hace tan grande due re- tonces ef volumen de excavacion Diseio Hidrivitco i vat sulta mis econémico hacer un ténel. También cuando et canal debe contornear una loma muy pronuncia da, muchas veces Se puede reducir considerablemente la longitud por medio de un tinel que atraviesa la foma de’un lado a otro. Con esto se reduce el’ costo no sélo por la disminucidn de fa tongi- tud sino también por la de la seccign debido al aumento de gradiente, Feecuentemente o! tine! no s més econémico'que un canal, pero es una solucién obligada. Este caso se presenta cuando se atraviosan terrenos muy deleznables en los cuales no es posible corstruir un canal. La Gnica solu cidn es meterse con un tiinel dentro de fa foma hasta engontrar un terreno nds firme. La alineacién de los tiineles tiene que tomar en cuenta los acciuen- tes topograficos especialmente las quebradas para investigar la ubicacidn de las ventanas. Se flaman ventanas a los tuneles auniliares que se construyen pa- ra acortar ol tiempo de construccién creando un mayor niimero de fuentes de trabajo y para disminuir el costo de transporte de materiales. Al comparar los costos de un cana! con un tinel es necesario tomar en cuenta no sélo las inversiones sino también los tiempos de construccién, Un tine! puede costar mucho menos que un canal pero su construc: ign tendrd un avance de 1 m.a 2m. por dia con lo cual, si tiene gran longi- td, demoraria mucho tiempo en completarse, Un canal, en cambio, puede construirse mucho mas répidamente uesto que siendo accesible en toda su fongitud permite utilizar maquinas pesada y poner una gran cantidad de obreros. Por lo tanto, si con la construceién del canat ia obra termina antes esto significa que os beneficios de la misma se obtienen también antes. - 142 2 betmanay mrpesg 7.3. CANALES ABIERTOS ‘ 13.1, Seccién Transversal, ‘At realizar ¢f disefio, de un canal, generalmente son dacdlos ef caudal Q que se desea conducir y la gradiente de la que se dispone y que puede va; rar dentro de ciertos Ifmites. También se conoce el coeficiente de rugosidad ‘que dependerd del tipo de revestimiento que s¢ escoja. El roa mojada se calcula en funcién de la velocidad aceptable en & canal, Esta goneralmente vara entre 0,70 mis y 2 m/s para evitar la sedimen, tacién y la erosisn. La forma de la dptima'seccién, hidrdulicamente hablando, es aque lla que con una superficie mojada minima conduzca el caudal maximo. Li seceién que tiene tas mejores caracteristicas hidrduticas ¢s la semicircular pe to ¢5 relativamente diffeil de construie y, generalmente carece de estabilidad. Por este motivo la forma de secckén més usada en canales es fa trapezoidal, ta como se muestra en la Figura No. 7-1. ‘ FIGURA 7 Discs Htdrautico eo Saas De las ecuaciones de continuidad (12-22) y de Chezy (12-13) 0 de Manning (12 - 16) se tiene vecVR 1,33 ol perimetro se hace mayor que VBA pero para valores 0