Está en la página 1de 331
"EL TERCER OJO Y KUNDALINI" RELATO EMPIRICO DEL ‘VIAJE DESDE EL POLVO A LA DIVINIDAD DR. B. S. GOEL Traduccin de Hera Poter Santiago, febrero de 1296 EL TERCER 090 Y KUNDALING (Un Relato Empfrico del Viaje desde el Polvo a 1a Divinidad) B.S. GOEL, £1 presente libro fue escrito debido dnicanente a 1a innensa wisericordia de Bhagavan Sri Sathya Sai Baba para con el autor. En cada etapa de su escritura, eT au- tor recibié de Sri Sathya Sai Gaba, el Sefior interno, no solamente 1a inspiracién y Ta guia adecuadas, sino todo tipo de clarificaciones respecto de los diferentes detalies de conocimiento que este libro contiene. Como obvianente se observa de la fotografia, 1 libro ya fue bandecido por Bhagavan Gaba e1 22 de enero de 1979, cuando se encontra ba inconpleto ain y s6lo era un borrador. £1 aor y Tas bendiciones de Shagavan Baba tanto pare este libro como para el Ashram que se va a establecer bajo Ja Sociedad ‘Fun- dacién Tercer Ojo de le India", le fueron transaitidos a1 autor més adelante, el 17 de dicienbre de 1983, por Bhagavan Baba, cuando le concediera una entrevista.” La Conversacion que Sostuviera Bhagavan Gaba con e) autor se consigna brevenente en el Gl- imo, capitulo basp el subtftuto’de "Las Bendiciones de Gaba para el Ashram y'Tos LI DEDICADO A LOS PIES DE LOTO ve BHAGAVAN SRI SATHYA SAT BABA EL ETERNO TESTIGO EL SHIVA EL MISERICORDIOSO GURU Y EL DIVINO PADRE Y MADRE DE TODOS Cada labor que se Neve a cabo en la FUNDACION TERCER 030 DE LA INDIA es 1a labor realizada por uN SEROR En los tiespos actuales, ESE UNICO SENOR ha venido cen 1a FORMA de BHAGAVAN SRI SATHYA SAI BABA SRI_SATHYA SAL BABA Encarnacién de Shiva y de Shakti. Divino Padre y Madre de Todo y de Cada Cual. AGRADECIMIENTOS iQué agradecer y a quign agradecer! 1 SENOR UNICO, e? aliento de vida de ca- da cual en todas partes en el mundo, es el nico a quien se agradece por todo, incluyen do esta obra. Siendo la existencia nica, E1 es tanto quien agradece cono ei agradecl niente, Sin enbargo, en el transitorio mundo del nombre y 1a forma, le debo gratitud a algunos de Sus mis dmados por dame valiosos consejos y guia en las etaoas iniciales, ‘cuando pasaba por grandes dificul tades debidas al sdbito despertar en mi de Kundalini. Ellos son e1 #. Pandit Gopi Krishnaji, un conocido Kundalini Yogi y sabio de Cachemira, ya fallecidos el MK. Swami Chidanandaji y el H. Swami Krishnanandas} del fanoso Ashram ‘de Sri Shivananda, Rishikesh, y el H. Swami Shivom Tirth del Yoga Sri Peeth, Rishikesh, Le estoy agradecido a mis hermanos y hermana que, en esos dias, tuvieron que so Portar conmigo muchisina confusién, sin saber exactanente qué me estaba sucedienda. Su paciencia, ayuda y apoyo moral tie fueron de gran provecho mientras pasaba por una Tu cha entre la'vida y 1a muerte. También recuerdo con gratitud el interés demostrado por la Srta, E.M. Hoch, bien conocida Profesora de Psiquiatrfa, por mi evolucién y por ‘todo el fendneno del proceso de Kundalini durante esos dias. Debo expresar mis sinceras gracias a Sh. A. Chakraborty y Sh. G.K. Virmani, los que prepararon con gran devocién todo el conjunto de ilustraciones para este Tibro.; Sh. S. Mahapatra y Sh. Madan Mohan Lall quienes escribieron con el mayor. interés todo el manuscrito a méquina; y Sh. J.D. Sharma quien ley6 con dedicacién Jeyé Tas pruebas del libro, Le debo Tas gracias también a Sh. Suresh Chand quien denostrs, de diferen- tes maneras, un gran interés en 1a produccién de este libro, y Sh. Pratap Valsh, el edi tor, que sac6 e1 libro en el corto plazo de tres meses, a una tasa de concesién. Le manifiesto mis especiales agradecimientos a Sh. J.C. Sachdeva, quien puso el mayor interés, no slo en preparar la edicién y leer las pruebas del Tibroy sino tam ~ bien en nunerdsos otros detalles hasta verlo publicado. "Sin su interés, habria sido en verdad diffcil el terminarlo en tan breve tiempo. Al Final, debo dejar estampados mis agradecimientos a Sh. A.0. Gotal, Sh. K.K. Sharma, Sh. C.R. "Goi, Sh. R.P. Goel, Sh. H.-S. Gupta, Sh. G.R. Kalra, Ta Dray Sudha Cha tterdi, Sh. Sukhbir Singh’y Sh. Puneet Kumar, quienes ayudaran de diferentes maneras en Ta publicacion de este libro. Que Dios les bendiga a todos. (B. 8. Goel) Octubre de 1985 INDICE AGRADECIMIENTOS ANDLCE crime corto cmrmwo carrTwo, caPiTwo. caPrTuLo capitulo capiTwo. caprTuwo Introduccién Breve historia personal E] Tercer Ojo y Kundalini - Experiencias entre el 14 de marzo y @1 10 de mayo de 1975 El quiebres el Tercer Ojo y el ShivaLinga; e1 Deva protegiendo al jiva en el Tercer Ojo; Kundalint y Su despertars 1a experiencia de muerte; 1a visisn del Senor krishna; 1a visidn del Senor Jesueristos fensayo de Ja crenacién de mi madre; visién del alma Muerte de 1a madre terrenal - Alabanzas a 1a madre terrenal La lucha entre 1a vida y 1a muerte de 1a bisqueda dde una salida de all Visitas a Haridwar y Rishikesh; formacién del simit de un alanbre de cobre rojo en la columa; el feroz proceso de Kundalini y visiones internas; segundo Viaje a Rishikesh; a los pies del Guru en White - field y Puttaparthis numerosos suenos y visiones Gtiles La evolucién entre novieabre de 1975 y diciembre de 1977 Regreso a 1a vida de of icina; 1a intensa angustia y a5 visiones internas; organizacién de bhajans; a os pies cel Guru en Puttapartnis una visita a shir Evolucién de 1978 en adelante : Fase del desapego progresivo a protongacién de 1a lucha; ensayo de una vida de recluso en Rishikesh; Tos conflictos con 1a gente; organizacién de un pequefo retiro de meditacion en Rishikesh; 1a Mano Divina en cada evento y movi ~ iento EI Divino proceso de Kundalini y su comprensién ET despertar de Kundalini; el proceso ce Kundal ini Su conprensién y aceptacidn; el proceso de Kundal i ni y el psicoandlisis; el yoga de Kundalini com smaha-yoga ‘Aigunas practicas espirituales y los principios de 1a terapia espiritual Diferentes précticas espirituales; sus significa - dos y procedimientos: principios fundanentales de Ja terapia espiritual; el secreto tras del concep- za 57 64 93 115 130 isa CAPITULO 19 CAPITULO 11 caPrTu.o 12 CAPITULO 13 caPrTuLO 14 caPITULo 15, caPrTuLo 16 to de Guru y de diferentes pricticas espirituales ‘Trascendiendo las barreras de To humano - Crecien- te libertad respecto de nonbre, forma y ninero El onnisciente Gurus posicién de la vara roja; sur gir de nuevo conocimiento; trascendiendo 105 barré as hunanas; atisbo de la'libertad eterna; nueva experiencia de muerte; algunas experiencias evolu tivas; el significado psicoldgico de 1a evolucién espiritual; otra experiencia fascinante $ dos sue- fos importantes La segunda fase de disolucién de 1a mente (Perfodo de padecimiento entre abril y octubre de 1980) Retiro de meditacién en Garh-mukteshwar; 12s expe- riencias dolorosas; e1 fendneno del enanoramiento Toco; viaje a Puttaparihi; el martilleo y el golpe- teo Sobre las més profundas impresiones sensoria Tes; la gracia del Guru De vuelta a 1a Tibertad y 1a estabilidad (Experien cias entre octubre de 1980 y julio de 1981) Conentario sobre el proceso de Kundal ini; dos sue~ floss conversién en luz de Tas barreras hunanas; to do es Shakti; Dios esté dentro de uno; el trastor= no de 1a T6gicai el proceso de la fusién de Shiva y de Shaktis deshaciendo y desaprendiendo; el més Fantastico de los suenos; peregrinacion » Uttar ~ knands don para los dolientes emocionales; grandio Sa experiencia en Barkots dos suenos con Sri Sai Baba de Shirai Acercéndose a 1a otra oriV1a del océano El proceso de cruzar el bhavasagar; Ta muerte del padres vuelta a Ta rutina; un estado superior de evoluciéns perforando 10s muros del jada; algunas otras conclusiones sobre el proceso de Kundal ini; retiro de meditacién en Rishikesh La cima de 1a Conciencia Absoluta Algunas experiencias; una nueva intuicién; 1a cima dela Conciencia Absoluta; Estados de Conciencia EI estd en mi, yo estoy en £1; EI To hace todo EI lo hace todo; algunas de los principios mis in- portantes de la espiritual idad; algunas “cosas in- ‘dispensables' en los sadhakas Hacia 1a vida de ‘ashram’ La idea de establecer una instituciéns 1a aproba - cin viene con una advertencia; blsqueda del terre ho; Tas bendiciones de Baba para el ashram y 10s, Tibros; cuatro posiciones de mi existencia; una larga licencia en la oficinas epilogo uw 200 218 236 280 261 276 GLOSARLG DE TERAINOS INDIOS APENDICE [ACERCA DEL AUTOR excusas BIBLLOGRAFIA capita 1 INTRODUCCION Segiin todos Jos santos y todas las eserituras religiosas, el mayor de los obje- tivos de Ta vida wunana es el de alcanzar la liberacién espiritusl. Esto significa que el objetivo del nacimiento hunano se habré cumplido cuando uno logre una tal etapa de evolucién espiritial como para no volver a nacer, La muerte ffsica, después de venir a Ta forma humana, habria de ser 1a muerte final. £1 nacimiento hutano cono tal es Concedido por el Seftor para que uno ronpa para sienpre el ciclo de nacimiento-nuerte-re hacimiento! Como objetivo ditino, 1a meditacién representa 1a técnica para alcanzar esa 1i- beracién espiritusl. Ast, Ta meditacién nos Tleva por una senda que nos conduce a Ta ‘muerte definitiva'. De hecho, cuando el ego de un ingividuo planea para sf mismo la senda de la neditacién, jinconscientenente esté planeando su propia muerte! Después de alcanzar esta muerte JItima ante los mismos ojos de uno, uno quedaré liberado para Siempre y, entonces, ya no habré mds nacer y, por ende, no'nés mori. Ello resulta en "Yoga", vale decir, la unién del jiva.o alma individual cone] Paramatma o Alma Supre ~ Las etapas finales de este trayecto yégico son tremendanente arduas y hasta pe- Vigrosas. La raz6n reside en que el "yo" personal tejido en torno a la ignorancia cos mica de que "yo, soy el cuerpo y que este mindo ffsico es la Gnica veal idad", conienza a derrunbarse desie sus raices misnes y que comienza a energer y a estebilizérse, en su ugar, el "yo" universal o "sf mismo espiritual", basado en el conocimiento real ‘de que 0 soy el espfritu indestructible" Hacia Fines de 1974, es decir, después de cerca de diez afios de meditacién, des de 1964 hasta 1974, @ menudo solfa tener una sensacin de haber alcanzado casi 1a etapa Final de 1a evolucién 0 10 que fuera que pudiera ser, posiblenente, el producto final de la meditacidn. Esta conclusién se basaba orincipalmente en el estado de calma y de felicidad que para entonces habfa alcanzado a través ce la meditacién. (1) Durante to do este periodo no habfa pasado por grandes dificul tades ni etapas arduas. En base a mi experiencia personal hasta entonces, sent{ que la meditacién y el yoga constitufan tuna navegacién pareja. Como me tba a'dar cuenta més tarde, esta conelusién se basaba fen Ta ignorancia y una experiencia incompleta, La etapa final de 1a conciencia hunana que no es otra cosa que una etapa de fu sidn con la Conciencia Suprema 0 Dios, no puede lograrse sin la voluntad de Dios. Los esfuerzos de uno son necesarios, aunque son absolutanente insuficientes para llegar Ta meta. No obsiante, los esfuerzos sinceros hacia la Viberacién espiritual general - mente atraen Su gracia y el trayecto sOlo podrd conpletarse una ver que Su grecia des ~ Ciende. Generalnente sucede que en momentos de una crisis mayor en el viaje, jque 1a gracia desciende de manera sibital Es a través de esta gracia que uno puede enfrentar 1a propia muerte. Significa el ronpimiento de Tas rafces de la mente y los nervios nds’ bésicos sobré los que se Tevantan el ego y 1a personalidad individual. Parece ser que estos nervios bésicos se originan en el momento del nacimiento y generalmente, en Contacto con la madre. En el momento de la muerte del ego en el viaje espiritual, el contacto con a madre es substituido de inmediato por el contacto del Guru o de Dios. Se produce un re-nacimiento y uno pasa por grandes dificultades para alcanzar la innor- talidad y el status del "Hijo de Dios". La destruccidn de la antigua personal idad ba- sada_en Ta ignorancia de que ‘yo soy ei cuerpo’ y Ta reconstruccién de la nueva persona Tidad basada en el conocimiento y verdad ditimas de que "yo soy el espfritu innortal'y se lleva a cabo a través de la Energia Césmica conocida conto Kundalini. Esta energla también conocida cono el poder de Dios, se mantiene totalmente bajo el control del Guru/ Dios hasta que haya finalizado el proceso de destruccién y reconstruccién. Esta es la mds pura gracia de) Guru/Dios. Si esta energia no fuera controlada por Dios, es ca - ae paz de quebrar todo el sistena nervioso en unos momentos, causando un terrible sufri — miento.” En tales casos, emerge, por lo comin, innediatamente después del despertar de Kundalini, un estado de Intenso aunque monentdneo éxtasis, el que muy pronto es substi- tuido por’una intensa depresién, una ansiedad incontrolable, agotadores miedos, deli — ios religiosos y el deseo por ta muerte instantdnea, que puede resultar en un” intento de sulciaio (3) Este Kundalini es experinentado tanbién por 10s sadhakas como gran fuego puri Ficador. Cuando es activado, uno habré de pasar por fuego. Esto puede ser apropiada mente descrito cono el Agni-pareeksha 0 1a *prueba de fuego" del sadhaka. (4) 51 tie ne éxito, energeri como el real Maestro Espiritual investido con la autoridad Divina co smo para llevar al género humana por Ta senda de la Verdad y el Conocimiento.. Se con = vertirg en el Guru real que disipa la obscuridad y 1a ignorancia en sus discipulas. Esta crisis estaba ain por producirse en mi vida y ain estaba por pasar por las mnds aterradoras experiencias de destruccidn y reconstruccién de mi propia personal idad 2 través de Kundalini La crisis en mi vida se produjo de una manera de lo més extraha. En marzo de 1975, uno de mis eolegas que vivia my cerca, cometié suiciéio colgindase del ventila ~ dor en el techo. Las circunstancias que TTevaron a 1a disponibilidad de 1a gracia me- diante Ta apertura del Tercer Ojo y la activacién del Kundalini, se consignan en el ca: pitulo 3 de este Vibro. Una breve narracién de Tos eventos que Tlevaron'a la ‘Crisis Feza como sigue, Después de saber 1a noticia de su suicidio, muchos de nosotros nos dirigimos a su apartanento. Estuve de pie allf casi toda la noche. Tenprano en la manana, sentf que experimentaba el misno. tipo de depresién que experinentara en 1964. (5) Vi clara mente tanbién, con Ta visién interior, que los dos nervios que se ubican justo bajo el unto en el que los hinddes atan el cabello en un mofo, se habfan desplazado de su si ~ tio descendiendo levenente. Entendt con claridad que se habia producido un colapso nervioso absolutapente bésico y que estaba sentenciado « muerte. Presa de la mayor desesperacién, apliqué todas las técnicas del psicoandlisis para anelizarme y detener el deterioro.” Pero fracasé en todos mis intentos. En ver= ad era Ta mayor de las crisis que, segin mi propio entender, suponfa que mi fin estaba Inuy cercano. Dificiimente podia dame cuenta que el momento hab{a sido bien planeado por el Jado de mi Guru/Dios y que, adends, habfa Ilegado el momento para experinentar el GUrU- tattwa y del cescenso de 14 gracia, En cuanto un horbre normal no conocedor de todos Tos secretos de le senda espiritual, loré movido por la desesperacién y el dolor. Ne tendi frente a la fotografia de mi Guru Sri Sathya Sai Baba y Le recé para que me salva ra. Aunenté también Ta duracién de mi meditacién diaria para poderme Viberar del in = tenso dolor. Fue después de ocho dias de este intenso y aterrador sufrimiento que Togré un atisbo de mi propia buena suerte. Supe de Ta iTimitada misericordia y compasién de mi Guru. “Experinenté 10 que significa en realidad el descenso de Ta gracia. Entend’ de luna vez por todas que mientras las ideas de Ifbido y 'sf mismo’ concebidas por el psico anilisis estaban patentenente equivocadas y evan incompletas, existia un orden muy” supe rior de cosas directanente conectadas con Dios, quien existe directanente dentro de ni sotras y que puede entregarnos las nds refinadas y conclustvas ideas acerca de todo ti- po de desdrdenes rerviosos: Las més pesmosas experiencias surgieron asi : estaba durmiendo en un estado de terrible depresiér. Era la medianoche. Alguién tiré de mi cobertor y abri los ojos aterrado, Lo que vis fue, sin embargo, el evento més asombroso de mi vida. Sri Sath ‘ya Sai Baba estabs parado cerca de mi cana en una forma resplandeciente. Yo estaba, Simplenente, atnito. No obstante, de innediato se impuso mi conocimiento de psicoto~ gia, cimentado en mis largos afos de psicoandlisis. Traté de asir la Forma que estaba de pie ante mf, entre mis brazos. Como no lo pude hacer, lo interpreté todo coe una biera alucinacidn y me cubrf con el cobertor para seguir durmiendo, No obstante, para gran sorpresa mia, Baba volvié a tirdr atras el cobertor, (6) me hizo sentar y me pidid Que meditara, bied relajado, en el punto medio del entrecejo. — Segufa asombrado, pero esta vez todo era tan claroy obvio que no me cabfan dudas ai respecto. Tanpoco osé interpretarlo com una alucinacidn. Actué como se me indicaba. Conencé a meditar. Baba desaparecis. Medité desde las 01:30 hasta Tas 04:00 horas. Este fue el prinero de los principales aspectos de la gracia del Guru EI milagro de os milagros se produjo al dfa siguiente. Estaba frente a la fa tograffa de mi Guru al dia siguiente y, con los ojos cerrados, traté de concentrarme en el punto medio dei entrecejo, como lo hiciera la noche anterior. Aparecié de inedia~ to en ese punto ura gruesa linea roja. Me calné absolutanente, Ripidanente se desva necié 1a sensacién de profunda depresién. Después de dos dias, volvid a aparecer la inisna Tinea, en el mismo punto, al tratar de concentrarae allf.” Intentando concentrar. mie nds, j1a'Iinea roja se ensanché de innediato para formar exactanente un ojo! Sri Sathya’ sai Baba estaba parado en aquel Ojo con un Shiva-Linga cogido entre el pulgar y os dedos de Su mano derecha. Me lo estaba mstrando. (7). Dos dias nds tarde, e] Tercer Ojo volvié a abrirse y Dios (Baba) y yo (Jiva) apareciamos en é1. Yo (Jiva) ob tuve 1a plena pro:eccidn de Dios y, también, experinenté la muerte. A los pocos dias después, se elevd el Kundalini en mi colunna vertebral, con Ta forma de una hermosa. co- bra blanca. Después de otros pocos dias, se abrié tres veces el Tercer Ojo. En ese Ojo, vi al Setior Krishna, a1 Senor Jesucristo y @ una cobra de cinco cabezas que prote- gia'una substancia muy radiante. (8) También se produjeron muchas otras experiencias, entre y después de las anteriores, las que se detallan en el capitulo 3. 1 hecho que se ne hizo patente, era que habia 'Ilegado al mis maravilloso logro en mi viaje yagiico hacia Dios Esto es, entonces, lo que describiria cone el descenso de la gracia en el momen to de una severa crisis.” Con estas experiencias, me parece muy claro que la gracia es el resultado de 1a voluntad det Dios Todopoderoso/Guru y su manifestacién concreta se produce a través de 1a Madre Kundalini que no es otra que el Shakti o Poder del Guru / Bios. Es 1a voluntad del Guru la que activa a Kundalini, mas es Kundalini Te que ope- vra sobre el receptéculo psfquico y el sistema nervioso de un individuo, para destruir el anterior y recrear uno nuevo apropiado para la bienaventuranza y e1 conocimiento Gl- ‘imos. Cabe notar que el sexto centro de 1a conciencia, en donde se abre el Tercer Ojo (conocido también como “Agya o Ajna Chakra), es 1a sede del Guru desde donde desciende Va gracia. Es por ello que se le describe cono "el lugar del Gurutattwa por excelen ~ cia. Es aqui, ms que en ninguna otra parte que el centro del ego debe, finalrente, eséchar su Veo! su ser-misno.” jAaut debe ser Incineroca 1a simiente del dvttal® 9 Existen algunas otras concepciones erradas respecto del Kundalini y Tas expe - riencias relacionedas con ello que necesitan ser clarificadas auf. Debido a la influ encia de Ta religidn y 12 cultura, la mayorfa de las gentes en la india han ofdo los términos de Tercer 0J0, Kundalini 'y Shiva-Linga. Inaginan que tan pronto como se abre el Tercer Ojo y se activa Kundalini, uno entra de innediato a un estado de dicha y de paz inalterable. (10) Esto es palpablenente equivocado y patentemente engafoso. De hecho, el conocimiento real acerca de estas experiencias se encuentra casi extinio hoy en dia y uno no pedria encontrar, incluso después de una intensa bisqueda, a nds de una be docena de personas , en todo el pais (india) que puedan relatar correctamente estas co- Una vez que desciende 1a gracia, se nuestra e1 Shiva-Linga y es activado e] Kun dalini, autondticanente se quiebra el centro del ego. flunque, después de esta expe = Tiencia, se vuelve cierto que la conciencia individual, el Jiva, se fundird en el AbsO- luto y que, algin dfa, emergeré el estado de bienaventuranza, no se integra al Absoluto ‘tan pronto’ cono se produce 1a experiencia. Después de la vivencia inicial, uno pasaré por las mis terribles etapas por un largo perfodo. A menudo se siente, ya'sea que und Sse volver loco en cualquier momento, ya sea que va a morir. Esto sucede, precisanen te, debido al proceso de Kundalini que destruye 1a mente anterior construida sobre la ighorancia y reconstruye, de manera paulatina e ininterrunpida, una mente nueva Dasada ef el verdadero conocimiento. De hecho, todo el proceso representa un viaje de 10 fal 50.2 10 verdadero, de lo inperfecto a lo ‘perfecto, de la obscuridad a la luz. Es muy Gitfeil, peligross y esté Meno de trastornos. La Diosa Madre se yergue una y otra vez, quebrando y quenando de manera harto despiadada todo el vieJo encordado nervioso. Esto crea una trenenda alternacia de ansiedad, depresiin, inquietud y Iantos. Estos obscuros perfodos de depresién, no obstante, Son abruptanente substituides de vez en cuando, en forma autondtica, por perfodos dé una gran relajacién y es esto lo que hace que el’ individuo no se derrimbe por completo. Todo el proceso se puede apreciar cono ssuy controlado, regulado y automitico. De hecho, todo el conociniento cientffico mo ~ derno nunca podré entenderlo y las técnicas que enplea son adsolutamente incapaces de Producir jands un proceso sinilar. En base amis propias experiencias, podrfa sefialar que Kundalini generaimente se activa de tres maneras. En primer lugar, puede activarse autondt icaente en algu ~ fos casos, mas sin ser la parte del Gurutattwa. Esto significa que, por lo general, Va persona no estaré haciendo esfuerzos muy conscientes por aleanzar el més alto nivel del yoga y, adenés, que el despertar de Kundalini no ha Sido un acto de gracia de] Guru /Sefior. En tales’ casos, normalnente, 1a persona caers, por unos pocos dias, en un es- ttado de éxtasis. "Puede que contacte tanbién Ia suprena fuente de la sabiduria y hable sobre asuntos religiosos y espirituales. Esta experiencia seré, sin embargo, en 1a ma yorfa de los casos, my breve y abortiva. La secuencia podria ser como sigue : La Persona siente une gran ereccién en su drgano sexual. 1 deseo sexual se vuelve incon trolable. Satis‘ace este deseo una y otra vez, ya Sea por masturbacién u otros contac. tos. Entonces cee en un estado de grave depresign. Generalnente, el tenor a 1a mer te y 1a profunda depresién hacen que 1a persona pierda el sentido. ' La psiquiatrfa mo- erna, al no saber nada sobre Ta experiencia total, jpodrfa declarar que 1a persona es un paranoico que sufre de alucinaciones religiosas’y' podria echar mano, directanente, Ge la terapia de electro-shock! En segundo lugar, el Kundalini puede despertar en alguien que esté Vevando a cabo sinceros esfuerzos én el yoga. Puede que despierte con un acto de gracia del Guru/Dios, mas la persona no tiene idea directa de esta gracia, Uno se quedard en 1a uda acerca de la autenticidad de las propias experiencias. Pasard por etapas muy di- Ficiles que, principalnente, pueden comprender depresién, ansiedad, inquietud, tenor a enloquecer, tenor a morir, pérdida completa de 1a.confianza y otras cosas sinilares. io obstante, a intervalos regulares y en forma autondtica, uno tanbién recobra 1a posi~ ciGn normal’ "Se observard un proceso de altibajos. Si fuera asf, uno podra sentirse Seguro que Kundalini ha sido activado como parte de la gracia Diving En tercer lugar, puede ser activado e] Kundalini en una persona, después que su Tercer Ojo haya sido ablerto por el Guru/Dios. En tal caso uno lo ve todo claranente y nunca Surge duda alguna sobre 1a autenticidad de la experiencia. Es un signo de la inds alta gracia ymisericordia del Senor, y aquel que Ta recibe de esta manera serd, en verdad, el hijo més amado de la Madre Suprema, Kundalini, y del Padre Supreno, Shiva Esta persona tanbién sufriré grandes dificultades coma en €1 segundo caso, mas nunca al bergaré alguna duia respecto a la validez de sus experienctas. Permitanme agregar las observaciones siguientes sobre el Tercer Ojo y Kundali ~ nt 1. El ver a Dios en el Tercer Ojo constituye uno de los més grandes eventos en 1a vi, a espiritual. Este Ojo nos provee del instrumento para ver a Dios en la forma. Después de verle en la Torna, inicianos autonéticamente el camino para real izarle fen el estado sin forma 2. Cuando se abre el Tercer Ojo y el alma individual se encuentra con Dios en la for mma, es ain un estado de dualidad. £1 y el Jiva individual son dos entidades aungue estén muy cerca el uno dei otro.” Ahora se inicia un proceso autonitico fe Kundalini, el que continuaré hasta que se desvanezca la dualidad y se establez ca lano duaiidad. Este es el estado de Advaita. La gota plerde por completo Su identidad y se convierte en el océano, Es la autorrealizacién final. 3. La apertura del Tercer Ojo representa e1 segundo nacimiento. Después de ello es ‘uy lentanente disuelto e1 cuerpo mental y se va formando de manera autoadtica el cuerpo Cismico, conocido cono Brahma-sharira. Una vez completa la formacidn del Cuerpo Césmico, uno se convierte en un real Brahman 0 un Brahna-Jnani. Antes de concluir esta Introduccién, quisiera reflexionar un poco en retrospec~ tiva sobre mi vida como partidario de Narx y de Freud. Marx entrega una de las més su perficiales conprensiones de la vida hunana. No cabe duda que sus objetivas leyes teriales parecen ener alguna aplicacién en las situaciones sociales y econdmicas y, hasta cierto punto, tanbign ayudan a entender el proceso histérico. Carecen, sin em ~ argo, de profundidad y no tonan en consideracién los factores (11) que son més impor ~ tantes para el eniendiniento de la vida : interior tanto cono exterior. En breve, Marx interpreta 1a vida en su nivel mds basto y superficial. No es de extrafar, enton ces, que sus ideas siempre ejerceran atraccién sobre las mentes més bajas, puesto que ellas 1as pueden entender mas faci mente: Freud parece tener un entendimiento algo mis profundo de 1a vida interior del de1 honbre, sobre la base de los instintos naturales mayornente prevalecientes, Este fenfoque dei honbre ejerce una gran atraccién para los seres hunanos que lo encuentran bastante 16gico y aplicable a sus vidas mentales y enocionales. También tiene und. am- plia aplicacién en la sociedad, Freud, no obstante, tanbién se quedé atascado en 1a, falsa nocién del v0 individual, vale decir, el ego, identificado con el cuerpo y los ins tintos. No, tenfa ideas claras acerca de este "yo" individual, es decir el jiva, cono tampoco del "yo" Universal, es decir, Digs. Era absolutanente ignorante en cvanto Ta Energia Césmicay Kundalini, en cada uno ‘de nosotros. Naturalmente, baso toda su te oria en lo “visibie* en lugar de 10 "Invisible" que representa la realidad iltina. ET {gran problena con el entendiniento psicoanalitico de la vida reside en que tratanos de Treconocer nuestro deseo para luego aceptarlo, en lugar de trascenderlo.Conenzamos a aferrarnos a él en lugar de desecharlo, Tratanos de satisfacerlo a través de acclones que, 2 su vez, nos esclavizan, 10 cual resulta en sufrimiento. De modo que el pensa ~ ‘iento freudiano no contribuye a Nevarnos hacia 1a felicidad 0 1a real izacién del si mismo real. No obstante, su pensamiento no es tan grosero cono el de Marx y, por ende, ho es tan fécil de entender cono el de éste. Por otra parte, en un andlisis iltino, ‘tampoco provee solucién alguna para Va miseria humana, Para ser breve, mi ideologia marxista Tue engullida por e} psicoandlisis que me rnostré el completo absurdo del Marxismo en la viéa hunana y mi cultura psicoanal tica fue engullida, en parte por 1a meditacién aunque més conpletanente por el fuego conoci- do como Kundalini que me mostrara, lenta y constantenente, a través de un proceso de grandes sufrinientos, 1a vacuidad de entender 1a vida, jineluso a través del psicoand - Tisis! 6. La comunizacién inicial con lo desconocido de que se habla en el volunen I, de- tiosiré fehactenceuente que ni Harx ni Freud representan un conacimlento real del hom - bre. Fue mi destino, bien controlado y bien dirigido por el Todopoderoso que yo no so Vamente real fzara 1a falsedad del pensamiento marxista y freudiano, sino tanbién que su piera que el "si nisno" y "Dios" representan la dnica Verdad y Real idad Gltinas. — Para Megarlo a saber, fui una vez quebrado y reconstruido a través del psicoandlisis y vuel, toa quebrar para ser reconstruido por Kundalini. No fue fécil soportar el largo su = Frimiento de dos ‘quiebres". A menudo maldije mi vida mientras pasaba por ello. Nas, hoy'en dfa, cuandy estoy libre de todo dolor, siento que el precio fue pagado por Ta mas digna de Tas causas. He Legado a conocer 1a verdad derinitiva y, con Su miseri ~ cordia, he sido Tiderado. En base a mis experiencias, tengo 1a absoluta certeza que es éste, en verdad, el destino de todos los seres hunanos : el legar a conocer la verdad dltina algin dia ya fundirse en ella. Cada uno de nosotros puede recorrer, y tal ver tendré que hacer Yo, una senda que nos Neva del intierno al cielo y del polvo a la divinidad. La natu valeza de cada uno de nosotros es esa verdad final y nada més. (12) Cada uno de noso= ‘ros es, potencialmente, un Buda, un Mahavira, un Jesis, un Mahonay un Nanak y un Rana krishna’ "Que no haya malinterpretaciones para entenderlo y aceptarlo. NOTAS (1) Una descripeién del estado se encuentra en 1as varladas experiencias evolucio - arias que’ se entregan en el capitulo 14 del volunen I, titulado "Psicoandl isis y Meditacién (Vol. I de "La Teoria y la Practica de la Meditacién Psleoanal ftica" (2) Yean, por ejenplo, 2 Swami Pratyagatmananda Saraswati y Sir John Woodroffe "Sadhana ‘or Self Realization" [Nantras, Tantras & Yantras] (Hadras, Ganesh’& Co.» 1963). Se declara en las paginas 88-89". .en cada crisis 0 posicidn critica, el aspirante 0 sadhaka requiere y 9 menudo recibe io que podrianas Tlanar una ayuda uitra- egocéntrica... La recibe de la Madre Kundalini Misma, en ese vital y supremanente in- portante aspecto Suyo que se denomina gurushakti. Este principio de asistencia y de guia es onnipresente, onnipotente y sienpre activo. Aunque se debe 1legar a una posi- Cidn realnente critica para que este poder se haga disponible... La gracia desciende cada vez que se produce’ est por producirse una crisis real (3) Para empiear e1 lenguaje psicoanalitico occidental, esta Energia Césmica es 1a Ifbido c6smica que yace oculta en cada uno de nosotros. En un quiebre clasico se abren las compuertas de esta energia, con lo que se colapsa toda Ta personal idad. Ella es 1a Energfa del Dios/Guru que tanbién mora en cada uno de nosotros. Si es atrai da hacia el Dios/6uru, puede que el individuo enerja para ser una realidad de tipo Divi no, es decir, un Guru.” Sino lo fuera, el Indiviguo puede sufrir grandes dolores y alucinaciones paranoicas, para las cuales no hay método de curacién alguno.. (4) £1 Seftor desis dijo : "El que esté cerca de Mf, esté cerca del fuego". Esto Significa que s! uno se acerca a Oios a través'de la meditactén ete. uno habré de pasar por el fuego antes de su fusién final en Dios. Este paso por el fuego purifi, (ca al Sf misno de todas las inpurezas y 1o hace digno de fundirse en Dios. (5) Referirse a *Psicoanélisis y Meditacién", op. cit., para hacerse una idea de es ta depres:Gn. (6) Debo dectarar francamente que incluso antes de que se produjera esta experien - cia, tuve munerosas otras, yo seaa través de suehos 0 de comnicaciones direc he tas en 1a meditacién. No obstante, nunca estuve dispuesto a creer ciertas historias nerradas por otras personas acerca de la eparicion de Gaba en cualquier momento y en cualquier Tugar del'mundo. "Si este mismo incidente me lo hubiera relatado algin otro, Vo habria catalogido de exageradanente crédulo 0 hasta de loco. Después de esta expe” iencia no me cupo duda alguna que Gaba es Dios y también de Su naturaleza onnipresente, onnipotente y omisciente. (7) Esta es una de Tas experiencias més significativas, Su importancia junto al Significado del Shiva-Linga se explicaré en el capitulo 3. (8) Se entrega en detale en el capitulo 3. (9) Citado de Swami Pratyagatmananda Saraswati y Sir John Modroffe, op. cit. pag. a (10) Cuando ture estas experiencias y conencé a tener grandes dificultades, me reunf on un gran ndwero de personas para discutir mi problema y salirme de'los enor- mes sufrimientos por los que pasaba. La experiencia tanbién fue discutida con otros or mis parientes. Fue durante estos dia que me df cuenta que cada persona hablaba co fo un “experto" sobre el tema, propanienda tas ideas y opiniones més ridiculas en un tono de gran dogntisuo y autenticidad. Parecfa que todos conocfan cabalnente esta ex periencia, excepto yo que estaba realmente sufriéndola. Todas as denés versiones so- bre ella éran aceptadas por personas igualnente ignorantes, excepto la nia, (11) Estos faccores se mencionan en el volumen I, en "Psicoandlisis y Meditacién® y también en éste Vibro. (12) Bhagavan Sri Sathya Sai Gaba ha proclamado enféticanente y a menudo que E) es Dios. Cuando alguien le interrogé al respecto, Gaba did una muy profunda res~ Dijo : *... No To has ofdo todo. Digo que yo soy Dios. Tanbién digo que también son Dios. La Unica diferencia estriba en que Yo lo sé y ustedes no 10 A través de varias précticas espirituales y 1a gracia de Guru/Dios, cada cual puede buscar su realidad y proclanar que es Dios caprtuo 2 ‘BREVE HISTORIA PERSONAL Los indios siempre han sido profundamente religiosos. Esto no se ha debido so lamente a su cultura pasada, doninada por la religién, sino también a la constante apa= ricién de una corriente de genuinas yoguis y santos en la India. Ellos, repetiganen ~ te, hacen de 1a religidn una realidad viva. En vez de girar en torno a un profeta y a lun’ 1ibro religioso, cono sucede a menudo en el caso de otras religiones, en la India 1a religién gira en torno a estos hombres divinos que restablecen a verdad eterna del al- may de Dios, una y otra vez, por medio de Ta experiencia practica. Flos reafirman, reivindican y restablecen 1a'verdad de las grandes eserituras (1) que han Iegedo a for mmar parte Integral de cada hogar. Es asf que el nino indio nace frecuentenente en una atmésfera altanente religio sa y se ve invariablenente influido por 1a religién, Se encuentra con toda una hueste de diferentes nomres y formas de Dios, una variedad de cerenonias religiosas y un sin= numero de practicas espirituales. ‘A pesar de todo ello, invariablemente se le da ia idea respecto a que Dios es UNO. Que carece de forma y'esté en todas partes. Se gra be indeleblenente en Ta mente del nino que todas las diferentes formas cel Sefior que 1a gente adora son Sis formas. Por ende, no le resulta dificil aceptar enocionalnente a os profetas y disses de otras religiones y tanbién respetarlos. A medida que avanze en edad, no solamente escucha temas e historias acerca de diferentes dioses y diosas, sino aprende tanbién palabras cona yoga, yoguis, sanyasis y sadhus. Presta vidos a las grandes hazaias de 10s devotos de Dios y de las personas ealizadas. Encuentra oportunidades para ver a algunos de los yoguls, santos y hom - bres divinos que ain viven, De hecho, Tleva al monje de tinica color azafrén profunda mente grabado en la psique. Cuando nifo fui testigo de una profusién de estas casas, puesto que mi familia era, desde todo punto de vista, profundanente religiosa. En tanto que mi padre era un {gran devoto del Senor Shiva, mi madre constitufa un caso excepcional a este respecto Sélo Dios sabe a cuantos digses adoraba y cuantes ceremonias y rituales rel igiosos 0b - Servaba en su vida diaria. No siendo educada en e] sentido moderno, frecuentenente exhibfa un notable juicio rel igioso y espiritual en su enfoque de todos. Tos asuntos. del ‘mundo, de la vida y Ta muerte, del placer y del dolor, de la riqueza y la pobreza. A pesar de estas influencias, no mostré signo alguno de cualquier tendencia re- Ligiosa durante mi minez. Por el contrario, manifestaba incl inaciones que podian ser realmente perturbadoras para cualquier fanilia y en especial la mia que mantenfa. un mo= delo de vida sunanente tradicional. Nunca puse algin interés en mis estudios, Para i, la escuela era algo aterrador y, con bastante frecuencia, *hacfa novillas" y no iba a Clases. Por ello recibi mi merecido en castigas tanto por parte de mi padre como de Imis profesores. En la familia tanpoco era considerado como un nino bueno, tunea fui obediente y ni siquiera respetuoso con nadie, En Jo concerniente a los hibitos de Tim Pieza, mi Conducts distaba de ser satisfactoria. Desde todo punto de vista era un ni fo sucto. Le inca pasién que mostraba cono nifto, era "jugar". Lograba una concen = ‘tracién instanténea en cualquier actividad de juego y podia gozarla por horas, sin pa - rar. Debido a Te alegria que me producia el jugar, desculdaba todos mis otros deberes Ys Con ello, a menudo me atrata las tras de mi padre, Al entrar en 1a adolescencia copenz6 a producirse en mf tado un mar de canbios. Ne volvf bueno en 10s estudios. También me volvi sunanente introvertido. Me sentia femocionalmente alfenado de toda vida social y, en el sentido psicolégica, sufrfa de un Sinnimero de conplejos. Para mis maestros, parecfa ser un muy buen estudiante y un buen muchacho pars mis vecinos. En el fondo, sin embargo, jera un nie por completo perdido que no le pertenecia a nadie en e1 mundo! oe A esa edad me sentfa fascinado por et aspecto fisico del yoga. La inspiracién surgié de pronto, cuando un yogui visitd nuestra escuela y di6 una demastracian de algu nos ejercicios del yoga frente a la asanblea matutina de los alunnos. Me sent? profun, damente atraido por esos ejercicios. Esto marc un punto de canbio en mi vida. Des= pués de volver de la escuela, To primero que hacia era el ensayar esos ejercicios. De bo adnitir que desde el primer intento tuve un cierto grado de éxito. En pocos dias — wpe encontré Tlevando a cabo muchos asanas y bandhas bien conocidos que el yogui no ha ~ rmostrado en Ta escuela. £1 conocimiento acerca de ellas me 11eg6 de manera autond Lica, sin siquiers haber lefdo un libro al respecto. Este interés y éxito pueden ha bersé debido 2 ciertos karmas en mi anterior nacimiento y, en cuanto tales, podrfan ser fescritos cono algin tipo de pasién innata en mf por el yoga. Esta fue mi primera niciacién" ene’ yoga. fue debido a esta iniciacién incompleta y a mi pasién por el yoga, tuve que pasar por grandes sufrimientos psiquicos en m vida nds tarde, antes e encontrar mi camino para alcanzar la peta. Otro evento significativo que apuntaba facie 1a religidn se produjo un ano mgs tarde en mi vida. Estaba sentado con mi padre en nuestra tienda. ‘Un sacerdote reali zado y grandenente respetado de un conocido tenplo de 1a ciudad vino para comprar algo. He mird fijamente con un extrana expresion, me pidié que me acercara y le pregunts Bi padre = "2Es tw hijo?" Cuando mi padre respondié afirnativanente, el docto sacerdo te dijo : "Vale gozar de la gracia de Sakti. (2) Envianelo con el ‘Durga-Saptshati* (3). "Le indicaré que lea aigunas partes del libro cada dfa, lo que le ayuderd.” Nuestra casa estaba cerca y tenfamos un ejenplar de este veneradisimo libro en Ja familia. ‘Me fui de inmediato a casa y lo traje. El sabio sacerdote abrié un cap! tulo en particular y me indicé que lo leyera diarianente, por la manana, después de ha~ bere banado. A partir de 1a manana siguiente comencé @ leer ese capftulo del ‘Durga-Saptsha- ti" a diario y fue asf que me inicié en el arte de adorar y alabar a 1a Madre Suprena. Todo este ejercicio increments mi devocién y mi concentracién hasta tal punto, que no hhacfa sino cerrar los ojos y visualizar instanténeanente una imagen de 1a Madre que. a recia en el libro y concentrarme autonéticamente en ella. Durante aquellos dfas tam ign La vefa en suenos y en ellos me decfa cosas que, invariablemente, se cumplfan. En pocas palabras, twe las primeras experiencias de los suenos prenonitarios que, segin Vegué a saber nds tarde, se producen cuando 1a conciencia individual izada (Jiva) se po ne en contacto con la Conciencia COsmica (Shiva) Todo esto no To hacfa muy a conciencia o como una planificada actividad condu - cente a una meta espiritual anticipada. Hoy en dfa me pregunto clo es que entran en Ta vida humana, er forme autondtica, diferentes fuerzas, jpara configurar nuestro dest ho en una direccién en particular!” Dificilmente podia imaginar en aquellos dias que despertarfa dos veces a esa Shakti en mi : juna para quebrarme por completo y hacerme sufrir indecibles dolores y, mds tarde, para otorgarme 1a eternidad y 1a innortal idad! Después de ingresar a 1a universidad y, més adelante, en la vida profesional, continué con los ejercicios del yoga, con el pranayama y Teyendo este sagrado libro. Paralelanente, cai bajo 1a influencia del pensamiento marxista. Esto comenzé con mis Tecturas de 1a novelfstica de Munshi Prem Chand, un eélebre escritar indio, y con el desarrollo de una simpatia enocional por los sufrientes pabres de Ta India. £1 pensa- Iniento marxista parecia entregar una buena solucién a los problemas de los pobres. En Verdad me fascind y ne sent fuertenente atrafdo. Era tan de buen tono en la época el catalogarse de progresista. Por otra parte, esta etiqueta satisfacia también a mi po- brisima autoestina, Esta tendencia se fortalecié, adends, debido a la conpania de Ciertos amigos que era conocidos marxistas Visto psicoldgicamente, me converti en marxista y practiqué también e1 yoga por 10.- la misma razén, es decir, para superar mi profundanente asentado complejo de inferiori= dad y, a través d2 estos métodos, alcanzar poder como para Tlegar a ser alguien en la sociedad La prictica del yoga debe hacerse bajo 1a gufa de un Guru. Esto me resultabe evidente desde toias las fuentes escritas que cafan en mis manos. Mas no le presté a tencin, puesto que estaba destinado a pasar por terribles sufrimientos para cumplir al gin propésite, (4) En verdad estaba predeterminado y nadie posta cambiarto o detener= En 1964, a 1a edad de 29 aftos, trabajaba en una tesis doctoral en Delhi. Le dedicaba tanbién una atencidn considerable a los ejercicias yéguicos y al pranayana por un lado y a ciertss actividades marxistas por el otro. Poco me dv cuenta que habia Megado e1 monento para mi para ser, pronto, arrastrado por Tas olas de un poderoso y turbulento oeéano, y continuarfa siendo sacucidu, con grandes colores, sobre sus incter tas y mortales ols por my alrgo tienpo. Un dfa, mientras estaba parado en el techo del albergue estudianti? con un ami- 0, discutiendo tanto de religion cono de marxisao, sentf, para enorme sorpresa mia, que una gran fuerza subfa desde 1a base de mi colunna vertebral y se elevaba hasta 1a coronilla de mi cabeza, en donde los hinddes Ievan los cabellos atados en un mona. Ne i cuenta, ademés, que’al llegar a ese punto, esta fuerza eliminaba algo, como el cor ~ cho de una botells.Y, jon Maravilla!” ALIS estaba, como un hombre completamente transformado, jsunido en un alto estado de éxtasis! "Mi vislén canbié de inmediato y Yodo el mundo asunié un color blanco plata. Mi amigo me dijo que hasta el color de mi cara se habfa vuelto encarnado. Nada sabia de haber despertado repentinanente a mi Kundalini. ada sentfa so- bre que muy pronto me hundirfa en un terrible sufrimento mental, puesto que el Kundali, nii_no estaba controlado por un Guru/Dios. No caf en cuenta tanpoco de que deber‘a de cconsultar de iniediato a un Kundal ini-yogui que era el Gnico que podfa salvarne de 1a catéstrofe innineate, controlando los movimientos de Kundalini. La maraviila de maravillas que sucedié inmediatanente después, es que conencé a conponer poemas en inglés, cosa que en toda mi vida no habfa hecho ni sofado poder ha - cer. Sinplenente me sentaba en el prado de nuestro albergue o en mi hebitacién yy au- toniticanente, danzaban frente a mis ojos bellas palabras concernientes a 1a realidad trascendental 'y a Dios, y no tenfa sino que anotarlas. Senti claranente que habla per ido el contacto con este mundo y que lo habia establécico con alguna sabidurfa y belle za infinitas. Escribia sin ningin control sobre mi mismo. Debo subrayar nuevanente que nunca me habia gustado 1a poesia. Tampoco habia sotado nunca en escribir poesia. Poco sabia de la nétrica, la rina y otras Intrinca = dos puntos respecto de ella. tio obstante, conencé a conponer versos Ilenos de fuerza. Voy a reproducir algunos continuacién, para darle alguna idea a los lectores acerca del centro inoperante de 1a conciencia én el cerebro, el cual, si se activa, de innedia to entrega un contacto con la existencia espiritual y religiosa del hoabre.” Anbos se refieren al éxtasis inicial y a 1a agonfa subsiguiente que no me abandonaran por un buen ninero de anes. I qe dinde fluye esa misica? Gel cielo...? #£1 océano...? Gla montana... Mas, me ena de alegria, de una dicha inefable. Deseo levantarne y danzar. 2Quién cred esta misica? if ue Dios...7 GED honbre.*.2 {La naturaieza...7 fio 10" sé. Pero debe ser el més bello Ser, el mis perfecto Ser. Desearfa poder abrazarle y ser dichoso eternanence. un E1 horbre es una flor que no ha florecido, Su Bondad,, su Verdad, su Bel leza yacen escondidas. Su fragancia, aprisionada. Sopla, entonces, 1a brise del amor y le fozan sonrisas, 1dgrimas y besos, e1 sol del alma Te entrega su calor ¥y algo en é1 se inclina ante el Todopoderoso. los pétalos se abren de uno en uno, secreto tras secreto desaparece 05 asf que el botén Florece ¥ 1a fragancia se esparce por doquier. MI Cada ver que Tegas hasta el cielo en forma de una nube obscura, Tevanto 1a cabeza con tinida mirada ¥ atisbo por la. ventana para ver 2 mi Maestro y a mi Anante. oso un mal Enanorado, escucho Tu si1bida 0 Tu voz tonante para amare afuera, a Tu lado. Entiendo Tu sentir, entiendo Tu anor y como en éxtasis, Como en Ta locuray quiero corriendo salir. Mas el temor al mundo me detiene y Tu sientes que a Tu anor no correspondo, Sientes que no tengo alma ni corazén. Y asi, dolido como un nino Te lawentas y Tus ojos estén 1orando. Te desvaneces de nuevo en el cielo infinite dejindome aqu’, esperando, esperando ae 12. Ww Cuando crece mi agonfa por encontrarte, abrazarte y besarte, Cuando vivo en un dolor profundo, Viene mi intelecto a decirme j0lvidalo,. ‘ya que niega tu existencia! Por un mopento, buscando alivio, To Ilego @ aceptar. Mas, tan pronto 10 hago, Ta dbscuridad aunenta, ¥ jparece no haber nada sino tinieblat En'ella pierdo el sentido hasta de mi propia existencie Si tu no existieras, yo tampaco existiria... Qué extrana relacion! Pienso un poco y me vuelvo osado Ys juego increpo a mi intelecto! Efes mi sirviente y no mi dueno, jvete! 4 nuevanente me sumo en el dolor, mi angustia me quena La luz, enpero, vuelve 3 briTlar yen esa luz veo Ta esperanza de verte, encontrarte, abrazarte y besarte ¥, ast, Tlegar a ser uno contigo, ino con 1a luz total! v No podia dormir! a obscuridad era absoluta. Reinaba el silencio de una tunba. We sentia cansado tanbién, pero no podia dormir. Niraba hacia el cielo, titilaban las estrellas, blancas nubes flotaban én el aire y las. gélidas manos de 1a muerte Se extendian sobre el norizonte. Estaba solo en 1a vastedad del_universo. Un vacfo tras de él me miraba fijanente. {Cénio Funcionaba el mundo? {Por qué funcionaba el mundo? fio entendfa nada, ‘aun queriendo entenderto todo. Para saberlo todo Te estaba esperando a Ti. Nis ofos esperaban por Ti, Ini ser todo esperaba por Tf S6lo TU eres el conocedor del secreto Ven, oh Senor, ven. Antes de quebrarme por completo. vw Eraun nino, fai juguete Se habia perdido y estaba lorando. Viniste Tu y junto a mf Te sentaste. Tocaste mi cabeza y mis légrimas enjugaste. Pero siguieron brotando : imi Juguete se habia perdido. Ne aiste muchos Juguetes : Suguetes belles y prectosos, Suguetes coloridas, peroine ne apetecin« Yais Tégrinas corrfan. e'miraste con mirada conpasiva, Tos" ojos con Tégrinas humedectaos, el corazén sollozando con coda 1avido Su hido estaba Horando. Y entonces, como todo misericordiay asuniste 14 forma de ese juguete. Petrificado, observé el milagro, La sonrisa retornd a mis labios. Te tond, Te abracé y Te besé. Ni juguete vino a mi, yo ive habia integrado a mi juguete. iFué un encuentro con 1a dicha eterna! vin Ne regalaste una barca, 1y estaba en medio del océano! No conocfa el destino, ni el ruabo, ni el arte de renar. iMiré hacia TF como’ un nino! Habfa barcas, barcas y més barcas, rng habfa. dos navegando en 1a misma direccién. jTodo era un cuadro de absoluta confusién! Tenblé en mi inocencia, isonreiste en Tu grandeza! a barca Te confié 1a jLas gentes me tiléaron de necio! jCrefan que elias estaban despiertas Y yo, sumido en la ignorancial ¥,"entonces, vino una tormenta, ola tras ola se elevaban y barca tras barca zozobraban. Todos clanaban por ayuda, fen tanto que yo, dormido continuaba. Catastrérico fue para todos, aunque fue alegrfe para mi, ye que el cuidado de mi barca, iTe'lo habia confiado a var Yo, coo un trozo de nube, Sin agua y sin color, Flotaba por le infinitud del cielo, sin propésito, sin direccién ni tinin, Sobre las alas de un aire enbriagador, J, como juguete de Tus deseos, iba canblando de direcctén. Eras un extrano jugador, un extrafio juguete era yo. ‘A menudo tbe lanzabas por jardines floridos para Tenarme con dulce fragancia, ys de pronto, me lanzabas sobre ei vasto desierto, ara abrasar'mi piel delicada. ¥, si Toraba de dolor, sinplonente, Te refas J, con snino Jocoso, ine enpujabas hacia ta timida doncella ‘a quien las gentes laman luna. Nas, antes de poder perderme en ella, nme arrastras sobre el océano, jen pedio de Ta furla de una tormenta! Gozo y agonia, dolor y placer alternados ne mostraste, Was, gpor qué? cual era mi misién en 1a vida? Nunca 10 aclaraste. Segin entendi de Tu conducta, era que debia satisfacerte a Ti, ccunpl ir con Tus deseos, para, al final, jsatisfacerme 2 mi! Me 15 1x Todo el mundo es sabio y yo soy un necio. No deseo lo que los. dends desean. No busco 10 que ellos buscan. No goz0 10 que ellos disfrutan. Soy'un necio. Todo e1 mundo de mf se burla y Tu ain no vienes. as gentes me lapidan y Te muestras indiferente, 2Qué es 10 que quieres ver en mi? GME fidelidad, perseverancia, firmeza, anor? Todas las burias. todas las piedras, ino me han hecho diferente! Dia tras dfa, noche tras noche, estoy sentado en’ continua espera. Vas a venir, pero no vienes Mi agonfa rece, smi corazén se desanina iy Sigues sin venir! Oh, mi Padre Supreno. Oh, mi Madre Suprena- Oh; mi Anante Suprema. Oh, mi Bienamado Supremo, Ven, ven ahora, Ja'vida se vuelve insoportable sin TF! x Lo supe por los sabios, que aliviabas a a Tos enfermos, que instrufas a Tos ignorantes, gno puedes quitarne este dolor? 0h, conpasivo redentor! Ven Y dame luz, Ven y Mbérame. Estoy Morando de dolor. Ne duele el corazén y desfallece Todo mi ser Nora. 2No puedes venir ahora? Cuando me he vaciado de mi mismo! Ven, {Gnane en Tus brazos y gufane por Ta senda de la eternidad y la innortalidad. x iNi Maestro es el més extrafo anantet Antes me aceptaba, mme ponia rigurosanente a prueba. Dia tras dfa Moré por El, fas no. se conmovié. Mis Tégrimas nada Te irportaron! Noche tras noche me quedaba despierto, mnas El no ven‘a. iMi vigiTia nada Te iaportaba! hhes tras mes. Le seguf como un nino, mas Su indiferencta era suprena, ini orgullo roto no Le inmut + entonces, desesperado, presa de extrema agonia, decidt terminar conmigo. Cuando me preparaba a morir, escuché un golpe en la puerta. Estaba all f-un mendigo. Sus cabellos, Sus ojos, toda Su estampa ‘aostraban un’aire Tanentable. Le df todas las perlas y las Joyas, todo e1 dinero que tenfa Pero no Te satisfizo nada, sélo me querfa a mi, ant yant yam, ‘con 0s brazos abiertos y mirada compasiva Con toda mi desesperanza tne Tancé hacia sus brazos, y como un nino inocente ine estreché contra Su pecho. Y mientras escuchaba los latidos de Su coraz6n y sentfa Su tibio aliento en mi cabeza, Se até a conocer. jera nada menos que mi Maestro! Ni Maestro habia venido a mi como un mendigo jCémo puedo deseribir 1a grandeza de mi Maestro! xr Con esta cesta Tiena de flores y frutas escogidas estoy frente @ Tu puerta iMadre, mi suprena Madre, abre 1a puerta 16.- y permite que Tu nifio bese Tus pies de Toto! Avandonado por aquel a quien aneba, traicionado’ por squel a quien edorabe, 4ndo vagando por ta obscuriaad ie golpeaca a tocas as puertas dare Tleger, por ditino,'s Ta Tuya {u'eres fe Hadre que da'a luz a todo el universo. Tu eres le Madre que Sustenta & todo el universo: Tu eres le Madre Que oa refugio s todo el que sufre. Madre, toa tambien a este hijo en Tus bravos. He visto todo 1o que habia que ver en este sundo. Todo es temporal Meno de obscuridad ¥ crasa Ignorancia. Tu sola eres uz. iMadre, abre Tu puerta ¥ permitene fundirme en Til jAbre, Madre, abre esta nalvada puerta, gPor qué habfe de interponerse entre Madre e hijo? fio me puede separar nunca mis de Ti jAbre, Madre, abre para evitar que yo frrumpat Sf, echaré abajo Ta puerta, porque sé ue no es una puerta que Tu levantaras, es Ta puerta de mi propia ignorancia. La echaré abajo, pero, Nadre, te pido Tu ayuda, Tu Guta, Tu Gracia, fen esta colosal tarea. x En mi Juventus era seguidor de 1a obscuridad. bia tras fa, noche tras nochey buscaba Ta alegria artificial y horas vacuas Ienaban mi vida. Mas, un buen dia fui, de sibito, abatido, perdf el amor que, por la fuerza, queria lograr Ye con ello, perdi toda paz y felicidad, Vioré con ei corazén roto ¥ mis 0110205 Ilenaron el cielo 18.- Pasaron los dias. Hi dolor parect, y consunidor. Pareci quebrarme por completo. interminable La aflicetén renové mi fe y, de pronto, 1a luz de la Verdad se encendié en mf. NS soy el hacedor soy s610 un instrumento de Tus deseos ¥y he aparecido para cosechar un dest ino. Gon toda huni dad me incl iné ante Ti jansiando convertirse en Tu amado hijo! Y, un buen dfa escuché un golpe en 1a puerta, jera un extrano golpe! an s6lo el sonido me hizo estrenecer. De tmmedtato retornaron mis fuerzas, mme Tevanté y abri 1a puerta. Con la expresién mas tierna y los brazos abiertos, imi Maestro estaba frente a mi Estos son algunos de los versos que brotaban de mf esponténes y automsticemente. No habrfan de ser juzgados sobre Ta base de los principios posticos. Adolescen, cier- ‘tamente de faltas en el lenguaje y 1a métrica.Tanpoco son para ser conparados ‘con po tems similares de 10s poetas de renonbre. Sélo hay que mirarlos desde el Sngulo de que provengan de una persona que jands se habia interesado por 1a poesia. Un breve estudio de estos versos muestra que, definitivanente, contienen expre - siones que representan variados aspectos del éxtasis y la agonfa. Después de que fuera Gespertado el Kundalini y se eliminara esa substancia cono un corcha, del Brahma-randhra (la abertura hacia 1a Conciencia Césmica), se produjo una etapa de éxtasis y de dicha. Es posible que uno pueda entregar una interpretacién de esta experiencia en el sentido freudiana y en términos puranente ffsicos y sexuales. No obstante, resulta obvio para inf que Kundal inf pone a 1a conciencia individual (Jiva) en innediato contacto con 12 Con Ciencia Césmica (Paramatma). Esto produce una dicha y trascendencia infinites. Debi- do 2 que este proceso de ‘Unién' se hab{a producido de manera inesperada, sin una adecua a disolucién Gel ego y de otro material sensorial, fue de corta duracién (5). La sepa racién causa al temnados perfodos de depresién, de dolor, de Ianto y de sollozos. Hay oenas que To ind'can claranente. Por Gltino, aunque desapareciera el estado de dicha, el deseo por buscarla nuevanente, fundigndose con 1a "Madre" o el ‘Maestro! nunca se des Yanecieron, Es este el eterno deseo de Ta conciencia individual o jiva : el fundirse fen Ta Conciencia Césmica o Dios, También hay poemas respecto a ello EY despertar de Kundalini abre de inmediato las puertas hacia e1 conocimiento espiritual y religioso. Uno comienza, autonéticamente, a hablar de muchas cosas conec~ tadas con el conocimiento religiose. "En mi caso, fuera de los poemas, hablaba general- rpente de Ta Madre Supresa, También pronunciaba palabras y frases de profundo cardcter Feligioso, palabras que janés en la vide habien pasado por mi mente, hasta ese momento. Adends, tenia el habito de utilizar la terminologfa marxista. Cond tales, estas frases Fesultaban sorprendentes. Daban una idea acerca de que existe una oculta fuente de sa- bidurfa religiosa en cada uno de nosotros, la cual, en un dltimo andlisis, representa 1a verdad y 1a realidad. 19.- La experiencia fue de corta duracién. Mencioné en 1a introduccién que, a ve - ces, Kundalini se activa autométicamente, sin ser controlada por Dios-Guru. Después Ge Su despertar se apresura en Tlegar a Shiva y produce una dicha pasajera. Por ende, también es tenporel Ta experiencia religiosa resultante, y no se convierte en una parte estable del sistena nervioso. Se podria describir cono un despertar abortivo 0 frace- sado de Kundalini. Esto Tleva con certeza a grandes sufrimientos, en los que predomi- ran una extrenada depresién paranoica entrenezclada con ideas religiosas y un deseo in- nediato por morir, Esto tanbién me sucedid ami. Cori a ver a psiquiatras y a ‘otros para Tibrame de esta depresién suicida. La variedad de diagndsticos que recibf estuvo en concordencia con la variedad de psiquiatras En real ided resul taba sorprendente ver 1a ignorancia de los diferentes psiquia- tras respecto a todo este asunto, Basaban sus diagndsticos en ciertos sintonas y un entendimiento muy superficial de todo el Fendneno. Rara vez me escuchaban adecuadanen te o entendfanm historia. Por el contrario, posefan sélidas nociones preconcebidas acerca de todo y pensaban que todo cebia calzar con ellas para conseguir un certificado ‘de normal idad de su parte. En la actual dad, cuando estay escribiendo estas lineas ‘después de las bien controladas experiencias con Kundalini, me doy cuenta cabal de que el congcimiento moderna acerca de los problenas y dolenctas psfquicas, se basa en nocio hes totalmente falsas y un entendimento adsolutamente inadecuado. Ha logrado e1 acu ar ciertos términos y expresiones en cuanto etiquetas para ciertos sintomas que no se- ré perjudicial conservar debido a su anplia circulacién. Mas, 1a verdad bisica de es- ta disciplina de la psiquiatria, es que no ha legado a determnar con precision las causas reales de las enfermedades nervigsas. No es de extranar, entonces, que 105 psi quiatras sean incspaces de sanar por completo ni un solo caso de colapso nervioso. Pa Fa deJar en claro ml punto, tengo que agregar, enfaticanente, que muchas de las enferne dades psfquicas Te deben su origen a una busqueda religiosa inconsciente del hombre, al ncorrecto funcionar del prana, en general, y de 1a Energia Césaica o maha-prana (Kun- dalini), en particular, en-ellos.(6)Debido a su monumental ignorancia sobre estos Fendmends, los psiquiairas moderna tratan de alejar, por medio de toda clase de sugeren clas, a 1as personas de Ta religién, con To cual les hacen mas dano que bien. Decla ~ vran Cobo recuperados 0 sanados muchos casos, sin darse el trabajo de hacer un seguimien to de los mistos. Si To hicieran, en forma correcta y sincera, se encontrarfan con ‘que muchas de estas personas no han mejorado en absoluto, Simplenente se han ajustado en algo al problema. En el proceso, habrén perdido, tanbién, toda 1a confianza en la eficacia de la psiquiatria y en Ta capacidad de los psiquiatras para curarles. Muchos Siguen intenténdolo con tantrikos, fakires y otros sacerdotes. Algunas informan que hen mejorado sensiblemente con las sugestiones, medicanentos y précticas espirituales re cetadas por ellos. Para volver al tena principal, comencé a sufrir de una grave depresién y de al~ gunas ‘alucinaciones religiosas'. Segin opinién de uno o dos facultativos, sufria de Elaras tendencias paranoicas, puesto que estaba obsesionado con las ideas del "Aor per Fecto", el "poder supremo", Bios ete. (7) Intenté los tratamientos de algunos psi = quiatras. Lagré sé1o lo que podrfa Tlanarse un pseudo-alivio. La terapia de Suges ~ Tiones era ridicula a veces, mas cuando después me preguntaban con me sentfa, 2 menudo decfa que "mejor". En verdad se trataba de una conducta conpulsiva, diciendo “mejor” para no herir los sentinientos del otro que, sinceramente, tratabe dé actuar como mi be nefactor. Lo que tenfa muy en claro, era que la persona ‘que trataba de curarme ignora ba por completo e! ‘qué' y el ‘por qué’ de mi problema. No obstante, cono mi sufri ~ siento Se hacfa intolerable y no habfa alternativa a la vista para mi, acepté a los psi quiatras como mejores que nada. No obstante, como fuera 1a voluntad de Dios, en Su misericordia absoluta, en Jas primeras etapas de mi depresidn, vino a mi habitacién en el albergue un joven Swami Vamado Ami tanande. No encontrd a'1a persona a la que habia venido a ver y se sento conmigo para esperarla. Conenz6 a hablar de muchas cosas. Yo le mencioné tanbién mi 20.- interés en el yoga, como asimisno e1 estado de depresién por eT que pasaba en ese tien po. De innediato'me ensend una técnica de meditacién, dandone grandes esperanzas So, — bre 1a cura a mi depresién. Conencé la préctica de méditacién ese mismo ofa y, jdesde el primer momento 1a encontré maravillosa! Otra cosa buena que sucedié fue que comencé con un psicoanélisis freudiano, el neJor tratamiento que haya inventado el intelecto moderno para las dolencias psiquicas. La influencia inicial sobre mi pensamiento fue tremenda.Continué con la meditacién, puesto que me inducfa una enorne paz mental, sin embargo me volvi enemigo tanto del ‘narxisao como de la religién bajo la influencia del psicoanél isis. jen real idad é1 desperté en mf una nueva visién sobre el significado de la vida! (8) "Sin embargo, las cosas de la vida se configuran segin lo ordena Dios. Nunca iaaginé que iba a ser'tra= ido de vuelta a le religién real con mucho mayor fuerza, Cono 10 dijera antes, continué con la meditacién paralelanente con el psicoané lists. La meditacién no 1a’levaba a cabo coma ritual religioso, sino por las oleadas de alegrfa y paz, altanente beneficiosas que me producfa en 1a mente.” La. segunda ra = 26n, era que ne permitfa observarme a mi mismo y mi conducta mental, en términos pura Imente psicoanal fticos. Un tercer factor aiin que me impulsaba a meditar era alguna. con ulsién inconscieate (9) que me Ilevaba a mantenerla con una regularidad que no puedo explicar. We solfa levantar en la noche y meditar, — Incluso viajando en bus o senta- go en la bibl iotesa, comenzaba automdticamente a entonar 'So-Ham’, mi mantra, al inna — lar y al exhalar. Posiblemente me habia equivocado nuevanente. " Tampoco esta vez ha- bia buscado a un Guru, a quien se considera coao necesidad primardial para toda medita- cidn, No obstante, era Ts voluntad del Dios morador interno, cosa que me quedé en cla ro algunos anos: después Mientras pasaba el tienpo con este proceso dual del psicoanélisis y 1a medita - cidn, fui conbinéndolos ambos perfectamente. Aun cuando para mi no habla contradiceio hes entre anbos, le parecia lamentable a mi analista que era contrario a toda medita, = cin y que lo consideraba comp otra parte de mi 'formacién compulsiva Durante este perfogo desarrol1é nunerosos conceptos nuevos relacionados con 1a vida mental y la espiritual, como asimisno con las enfermedades nervioses. De ellos se habla en el priner volunen. Mientras desarrollaba estos conceptos, estaba cierto que estaba Wegando a algo que, en el futuro, tba a ser beneficioso para personas eno ~ Cionalmente perturbadas en todo el mundo. La razén para mi certeza residfa en que es- tos conceptos representaban una refinada nezcle de lo que me parecia ser lo mejor del psicoanélisis y 1a meditacién Las cosas, sin enbargo, iban a presentarse muy bien para mi, debido a Ta miseri cordia extrema de’ Sefior para conmigo. " Mientras progresaba de manera satisfactoria por este doble canina, fui bendecido con un sueo por Bhagavan Sri sathya Sai Baba. Ne bendijo y me Indicé que estaba meditando por Su voluntad y que deb{a continuar con ella, porque tras de ella habia un propésito. También me dijo que estaba conm\go! Hasta ese monento no tenia micha idea acerca de 1a Divinidad de Bhagavan Sri Sathya Sai Baba. Incluso después de este suefo, Le consideraba como yogui-o santo. Ko obstante, también después de este sueno, me df cuenta mly pronto que mi meditacidn pro- gresaba con mayor velocidad. Tuve otrds muchos suefios, por la gracia de Baba, todos Jos cuales se hicieron realidad (10). De hecho, después de este suo, sent{ tal con- Fiance en af migne que ne sent Tibre y osado conw para decidir por mf misno que: tera~ marta con el andlisis. Para 1972 mi aparato psico-religioso en Ta mente se habfa desarrollado tan bien como para que, ocesionalnente, pudiera recibir comunicaciones mfsticas, mientras Nedita a. ba, Fue por una de estas comnicactones que, el 1° de enero de 1973, comencé a eseri - bir el primer Tibro sobre psicoandlisis y meditacién. La obra estaba casi verminada en febrero de 1975. Partiendo de 1a base de mi propio estado de satisfaccién mental y de felicidad, pensaba que habia logrado, en vida, todo aquello que pudiera ser el producto Final de iapeditactén, es decir, un'estado de paz, de contento y de equilibrio mental. A comienzes de marzo de 1975 tomaron contacto conmigo uno o dos anigos que me aconsejaron de putlicar el libro. Llegué hasta a contratar a un dactildgrafo para que transcribiera el nanuscrito terminado. Dios y mi Supreno Guru Bhagavan Sri Sathya Sai Baba, sin enbargo, sabfan que ain quedaba mucho por ver y por hacer. Taxbién yo me df cuenta de ello poco después, jpara mi gran sorpresa, impacto y sufrimiento! Alrededor del 15 de marzo entré en otra fase de asonbrosas experiencias. Ya las mencioné brevemente en 1a introduccién y las detallo en el préxino capitulo. To -= mando estas experiencias como base, se puede declarar que Ghagavan Sri Sathya Sai Baba no es ni un yogui mi un santo : El'es la encarnacién de Dios. Es el Senor Krishna Es el Senor Shiva. Es el Senor Jesucristo. En resumen, j£1 10 es todo! ha encar nado y asumido 1a forma humana solanente Ilevado por Su misericordia hacia la gran masa e hutanidad sufriente. En verdad, ha venido para desviar 1a crisis que ha envuelto a 1a hunanidad. £1 Nismo ha declaradé que vino éebido a las oraciones y ruegos que Le ¢irigian los santos y los sabios.” £1 es el morador enel templo de cada corazin. Afirma, como s6lo la Di Vinidad puede hacerlo : “Déjenne aseguraries que este Dharmaswarupa, este divino cuerpo rho ha venido en vano. Lagraré apartar con éxito la crisis que ha cafdo sobre la huna~ nidad." (11) NOTAS (1) Estas escrituras incluyen a Tos Vedas, Upanishads, Puranas y el Bhagavad Gita. E] Rasayara, Mahabharata ye] Bhagawata, son algunos de los restantes libros re Tigiosos que contienen la misma Verdad y Ia predican en un estilo nds féellmente com prensible. (2) Shakti significa ‘poder’. Este Shakti es la Energia Césmica y se conace como el Poder e Dios, con el cual El genera, opera y destruye las Cosas. Este ‘Shakti representa e1 principio de a Madre en ei Cosmos y, en la India se hace a menudo referencia a é1 cono Diosa Madre. Esta Diosa Madre tiene varios aspectos, los que son rrepresentados por las diferentes formas suyas como Durga, Kali, Saraswati, Lakshmi etc. Este Shaktt canbign es conocido como. Kundalini (3) Este es un 1ibro my venerado escrito en alabanza de 1a Diosa Madre y Sus varia as victorias sobre las fuerzas del mal, que son representadas por los diferen- tes denonios y auras. Cabe aclarar que la mayorfa de las cosas religiosas externas en la India, no son sino sinbolos de las grandes realidades internas. "Estos denonios ¥y asuras son las fuerzas negativas de la mente que mantienen al hoabre esclavizado, e - Chando el velo de 1a ilusién o maya sobre él. Estas fuerzas no pueden sino ser destry das por Shakti o Kundalini. Una vez que son destruidas por Su Gracia, el individuo queda’ Tiberado. (4) Coo 1legué a verlo claranente con e1 paso del tiempo, el propésito era el de exponer las Timitaciones de filosofias com el marxisho 0 el psicoanélisis que consideran cone reales el cuerpo y la mente y que no tienen idea alguna de le Realidad del alma y de Dios. 2.- (5) Hablando en términos espirituales. No estaba ain 1impio como para poder vivir permanentenente en £1." Sin embargo, cono lo Vlegué @ saber més tarde, todo ha bia sido bien planeado al nivel de Shiva-Shakti como para dejar el descubierto, ante mis ojos, la falsedad tanto del marxisno cono del psicoandlisis. (6) Habfe sido comprobado que algunos grandes santos u honbres divinos, como Jesis, podian curar Tas dolencias psiquicas con su sola voluntad. £1 secreto reside tal vez enel hecho que este tipo de honbres son cone Shiva y pueden manipular el prana individual (0 1fbido individualizada) y 1a Energia Césmica o Kundalini (0 Libido Cosmi~ ca), en la forma que quieran, Esto resulta en sanacién. La curacidn perfecta se rea Vi28 cuando ellos reorientan 1 prana o maha-prana hacia sf mismos, es decir hacia Shi Psiquiatras y psicoanalistas buscan reorientar este prana 0 maha-prana (1{bido) hacia ciertos otres objetos del mundo 0 ideas nuevas relacionadas con ellos. No obs ~ tante, siendo basicamente falsos los objetos y 1as ideas, eT prana nunca Tega a la ne- ta real y, por ende, la curacién no es completa. (7) Sostengo que 1a paranoia debiera ser genuinanente sondeada por Tos psiguiatras mmodernos.” La Paranoia, a mi entender, representa positivanente una busqueda superior del incossciente tendiente a la realizacién espiritual. Una persona paranoi~ ca’ debiera ser considerada como 'un caso de tiro fallado de espiritualidad’. Este ti- po de casos, después de recibir 'primeros auxilios’ debiera ser orientado hacia diferen tes tipos dé prdcticas cono Japa, meditacién ete. (a) nder estas experiencias, referirse al Yolunen I de "Psicoanélisis y (9) Esta es 14 mds inconsciente de 1as conpulsiones de todas las almas individuales (Givas), puesto que cada una busea una senga por 1a cual pueda Tegar a fundir= se con su fuente, es decir Dios. En algunos casos este deseo se vuelve muy poderoso debido al efecto acumulativo de los karmas espirituales que se hayan Ilevado a cabo has ta el nacimiento previo. Estoy seguro que debe de haber sido asi en mi caso (10) Muchos de estos suenos se mencionan en “Psicoandlisis y Neditacién", Vol. (11) Citado de "Sai Baba, e1 Santo y el Psiquiatra” de Samuel H. Sandweiss 23. caPrTuLo 3 EL TERCER 0J0 Y KUNDALINI (Experiencias entre el 14 de marzo y el 10 de mayo de 1975) Ya hice una breve referencia, en el Capftulo 1, a mis experiencias con 1a aper- tura de1 Tercer Ojo, el verne frente’ frente con Dios’en Sus variadas formas en el Ter cer Ojo y al despertar de Kundalini. — En este capitulo quisiera narrarlas en detalle, Acompanando algunos dibujos, para que el lector pueda Tograr algin atisbo de los gran’~ es secretos de la senda espiritual interna y de los extraordinarios peligros que encie Fra la empresa, incluso en 10s casos en que los sadhakas gozan de 1a plena misericordia el Senor y estén destinados a alcanzar Ta consunaciGn de su esfuerzo espiritual Como resultaré evidente después del estudio de este capitulo, Tas expertencias no son denostrables segin las modernas nociones de la ciencia y se ubican, positivanen- te, més alld del inbito de los sentidos, 1a mente y el intelecto.. El conocimiento respecto a la existencia de tales maravillosos fendnenos de Divinidad y de nuestra pro- pia vida eterna dentro de nosotras se ha hecho tan escaso, que habré mds de un lector Que pueda, simplesente, dudar de la validez de las experiencias. Mi entender, sin en- argo, formado sobre 1a base de mis experiencias, por una parte, y de nunerosas declara ciones de Bhagavan Sri Sathya Sai Baba, por otra, es que ha Tlegado el momento para que Se restablezca en-el mundo este conocimiento extrenadanente secreto y supremo, en bene Ficio del género hunano. Este conociniento solanente produciré un giro en el entendi miento del hobre acerca de las metas dela vida hunana por un lado y nunerosos otros valores por otro lado. (1) Este giro del entendimiento sobre las metas y los valores canbiarfa todo el curso de las acciones cotidianas del ser humano, haciendo que se vuel van hacia una vide més pacifica, contenta y justa en todos los campos. El resultado eto serfa el increnento de 1a éstabilidad y'la felicidad del género humano. E110 im- plica que se producirfa, por otro lado, una clara disminucién de los celos, 1a violen ~ cia, el odio, 1a codicia y la infelicidad entre los hombres: Ahora entraré al detalle de mis experiencias. Ya se ha dicho en 1a introduc - cidn que conencé por 12 senda de la meditacion en 1964, en circunstancias muy extranas y més bien anormales. Mi propia juventud y las ideas que tenia sobre la vida durante ini Juventud, no me marcaban cono alguien que seguirfa por le senda espiritual hasta el Final. En’verdad no habia claros indicadores en aj tenprana nifez que pudieran haber predicho 0 mostrado indicios acerca de ello. En base a mis experiencias, no obstante, Ine siento lo suficientemente osado como para decir que 1a comprensién, los célculos y planificaciones de un individuo respecto de la vida no son nada en conparacién con su Sestino que es controlado por poderes superiores que se encuentran, en verdad, en 61 mismo. (2) La expresién misma acerca del desting o el sino podfa haber resultado bas- tante’repugnante para mi propia estructura personal en un momento de mi vida y podta ha ber tildado a cualquier persona que expresara pablicanente tales opiniones, de simplis= ta, derrotista e incluso de cobarde. Hoy dia, sin enbargo, y ante mis propios ojos, represento un tescinonio my fidedigno de este hecho y, por ende, puedo declararlo se - ria y formalmente Hi Kundalini se activé una vez incontroladamente, en 1964, debido @ una précti- ca defectuosa de las posturas yoguis y del pranayama y cai en un estado de insoportable Gepresién, después de pasar por una etapa inicial de éxtasis. (3) Un Swami desconoci~ 0 entré por casual idad a mi habitacién y me puso en el camino de la meditacién. Esto es To que en lenguaje moderno se tildaria de ‘pura casualided'. (4) Mas formaba parte de mi destino, de acuerdo a mi manera de pensar actual. (5) Después de casi siete anos de experiencias con Ta meditacién, recibi a Bhagavan Sri Sathya Sai Baba en suenos. No sélo me bendijo, sino me inpulsé'a sequir con Ta me, Gitacién, porque habia un propésito en ello. También me dijo que 'E] esté conmigo" eh Hasta ese momento hab{a considerado a 1a meditacién como una técnica que s6lo proporcio na beneficios mentales y nada més. Esta opinidn se habfa formado dnicanente por mi ex- Periencia. Mas, después del suefio, comencé a ganar otras experiencias que me conven ~ Cieron respecto a que existia algo como un trayecto espiritual en lo que estaba hacien- do, E1 rumbo de ese trayecto también me resultaba muy claro. Sentado en meditacién Veta una y otra vez que ml conciencia y mi atencidn se elevaban autométicanente hacia el Brahma-randhra. A veces sola sentir una sensacién de rascado en le porcién cerca~ aa élo en €) mismo, me parecta obvio que ahi, cerca del Brahma-randhra o en él se en contraba, tal vez, el final del camino. También me parecfa obvio que el recorrido que estaba efectuando’se extendfa entre el punto medio del entrecejo hasta el Brahma-randh- ra, Las sensacicnes de rascado 2 menudo me sugerian que habia alli alguna cosa secre- ta que, algin dia, durante 1a meditecian, podria perforarse y que ello representaria el Final del viaje. Ni siquiera imaginaba en aquellos dias lo que podia significar, de hecho, esta perforacién jy cuén horrible habria de ser! Para mf, habfa alcanzado, hacia comienzos de 1975, un alto grado de perfeccién fen la meditacion y estaba bastante cerca de 1a meta, Muchas de las experiencias que Surgieran después de 1971, ne dieron esa idea. (6) Para ese momento, cono queda claro de las experiencizs, tal como se consignan en el Volumen I, habia alcanzado 1a quicuagé Sima senal en mi viaje espiritual, En esta sefial, habfa Sentido que habia dos nervios que corrfan por sotre e1 Brahma-randhra y que se habfan vuelto bastante vacilantes y dé- Bites. Continuar con Ta meditacion Tos hacfa ain eas trénulos y ello solfa crear bas- tante tenor y ansiedad en mf. De hecho, vacilaba en continuar meditando durante ese perfodo, por miedo a que cayera sobre mi alguna catastrofe. En esos dfs, también me Sent ia tumido en una perfecta dicha, sin megitar. Este estado de paz, hacia surgir en af Ta idea que, tel vez jya habia aicanzado la meta! No obstante, descubrf ngs tarde que, a menos que esos nervios sean rotas, el Brahma-randhra no se abre Tinalmente y uno ro alcanza lo que se describe como ‘salva cién' o 'Tiberacién’.. Vine a saber mas tarde tanbién, que esos dos nervios han de ser Fotos por Dios-Guru Gnicamente, si el proceso ha de terminar con el éxito. De lo con~ trarioy jello no significarfa sino uno de los muy clasicos colapsos nerviosos! (7) De hecho, ebos nervies representan el mas dasico de Jos contactos-nadre y el centro mismo del eJo 0 la mente, sobre e1 que se levanta toda la personalidad del individuo. Es fn estos nervios en donde se encuentra encajado y esclavizado el yo egético’ de un ine Gividuo, basado en Ta nds fundamental de las ignorancias, le de ‘yo soy el cuerpo" Por otra parte, el rompimiento de estos nervios representa Ta experiencia de muerte, porgue el. "yo" real 0 el alma testigo (8) se ve violentanente separada de la ignorancia Ge "yo soy el cuerpo". Con esta experiencia, se derrunban también todas las nociones dde 1a realidad obsetiva que se han desarrollado en la mente desde la nifez.. Yo no sa- bia ninguna de esias cosas en ese momento, pero habria de saberlas més tarde gracias a Ya innensa misericordia del Senor para conmigo. A mediados de marzo de 1975, tal vez el 14 de warzo, se suicidé un amigo wfo quien también era colega y que viva muy cerca, colgindose del ventiledor del techo de Su habitacién. k la Rafana siguiente, cuando regresé a mi habitacién desde el lugar Ge 1a tragedia, me df cuenta con horror que, no solamente sentfa un trenendo miedo y de presién, sino que los dos nervios de marras, que se ubican justo bajo el punto en que os hindGes mantienen un mono de cabellos, estaban moviéndose, cono desl izdndose suave~ mente. Al no conocer, cono decfa, las réalidades de la meditacién, 1egué a Ta conclu Sidn de que habia fracasado, que sé hab{a producido un colapso nervioso clésico y con = pleto y que habfa cafdo en las garras de 1a muerte. Durante todo e1 dfa esta conclusién me parecié evidente. Aunque intenté poner cara de valentia frente a ais colegas durante el dia, en mi fuero interno estaba en un estado de miedo a la muerte, grave depresidn, insensa inseguridad, tenor a la soledad y 25+ una necesidad de dependencia. Mi estructura nerviosa mostraba una general inestabili~ dad, Desaparecié el deseo de coner cualquier cosa. Temi regresar ami residencia en Ve hoche. Durante la noche tenia enormes deseos de dorsir, pero tanbién tenfa miedo de hacerio.(9) No me cabfa duda alguna que estaba enfrentanto mi inmediata © inminen- te muerte. Traté de meditar, en ese estado de miedo, cerca de una hora. Sent algo de alivio y me fui @ dormir. Fue una de Tas veces en que peor durmiera en mi vida. Tan pronto desperté en Ja mafanay be encentré sumido en el Misto estado de miedos, aunque habfa disminuido al- go 1a intensidad ce 1a depresion. "No debo rendirme a la desesperacién, este es el mo mento en que debiera lucher con ahinco.” Esto fue To que me suger ami mismo enton ~ La sugestin me inpelia hacia 1a meditacién. Comencé a meditar y, Tueyo de a~ proximadanente una hora, encontré que me sentfa algo mejor. Sabfa con claridad que se habia roto el més bésico de Tos contactos-madre y que habia de trascenderlo. Mas zcé- mo? No tenfarni fdea. Mi Unica idea era que debia meditar mas y mds Cuando. después de Ta meditacién sent{ algo de alivio, hice un intento con to ~ das las téenicas ce autoandlisis que habia desarrollado durante los Ultinos seis afios y ue habia encontrado muy ef icaces para tratar con mis problenas enocionales y menteles. Después de analizerme ami misao ese dia, anoté en mi cuaderno, como parte de un autore conocimiento : i) Estoy extrenadamente inguieto 41) Tengo miedo a 1a muerte iti) Ne me puedo relajar iv) Siento’ tenor a Ta soledad ¥) Stfro de una depresién extrema vi) Me estoy sintiendo extrenadanente inseguro vii) Le temo al medioanbiente a mi alrededor viii) Quisiera lograr una dependencia y proteccién innediatas Después de reconocer honestanente estas cosas en mi, traté de imaginame como : i) Huy catmado 41) My estable ii) My seguro iv) Muy relajado ¥) Sin tenor alguno al entorno ete. En circunstancias normales, este entendimiento psicoanalitico de Ta mente debe~ fa haber producico un alivio considerable. Pero, para gran sorpresa mia, comprobé que el alivio no era sino muy momentaneo y que representaba més una parte del "proceso de andlisis" que ¢ producto de éste. Los préxinos dos dfa fueron horribles. Me ponfa a meditar. Consegufa recupe rarme algo. Practicaba el autoanélisis descrito, 10 que tanbién producfa algo de al vio. Mas la sittacién en general era que me segufa sintiendo en las garras de 1a muer te, Los miedos, la depresign y la inseguridad eran tan agotadoras que no puedo descr’, birlas con palabres adecuadas. Mientras dormia de noche, no cesaba de transpirar cono resultado del mieco Intenso. Sentfa tanbién cono si los haces de nervios cayeran den- tro de mi mente cco To hacen los copos de nieve sobre las montafias. Estos haces que cafa despertaban terrores en nf dela més infantil naturaleza. Cualquier ruidito, por ejemplo, me daba miedo. Cada crujido de una puerta o ventana me horrorizaba. Me ate raban hasta el secudido de un pafio 0 su sonbra sobre el muro. También me daba miedo inal bao. Vefe claranente que las experiencias mas infantiles, desde mi nacimiento 26. tvismo, energfan a 1a superficie de manera incontrolable. Cada womento, cada minuto sentfa que me Ilecaba Ta merte. A pesar de todo, enpero, continue con la meditaclén yel autoandlisis Este estaco perduré durante siete dfasa partir del de 1a merte de mi colega. Habfa Tegado a le conclusién que mi muerte era cierta, porque mi situacién era irrever sible. La natureleza del sufrimiento era tal que no ie habfa confiado nada a ningin amigo. Estaba sumido en Ta confusién acerca de qué hacer, cuando conenzaron a suceder ‘otras ‘cosas que me Tevaron 2 un estado completanente distinto, Es muy probable que haya sido el 22 de marzo de 1975 (10). Ful a mi oficina fen Ta mahana en ur estado de gran perturbacién. Regresé en la noche y me puse a hacer os efercicios de meditacién y de autoanélisis, como de costunbre. No me produjeron rningin alivio perceptible, Me fui a dormir en un estado mental de gran agitacién. Se produjo sin enbsrgo, un gran milagro cerca de 1a medianoche.. Eva la. segunda mitad el mes de marzo el tiempo era aun fresco en Delhi. Solfa dormir con un cobertor de ana sobre mi. fA 1a medianoche 0 tal vez a la una, sent que alguien retiraba el co = bertor. Para mi enorme sorpresa, vi a Bhagavan Sri Sathya Sai Baba de pie cerca mio, Pidiéndome que me levantara y neditara. Le estaba viendo, mas mis conocimientos de Psicologfa se inpusieron de inpediato y quise saber con seguridad que no se trataba de tuna alucinacién. Fue asf que traté de tonarle entre mis Brazos, estando aun tendido fen-mi cama. Conc no pude hacerlo, Tlegué a la conclusign instanténea que, debido a 12 epresién, estaba alucinando y perdiendo la cabeza. De moda que, considerando 1a expe riencia coo una mera alucinacién, subi el cobertor para taparme y tratar de seguir dur tienda. Asonbrosamente, el cobertor fue retirado otra vez y vi nuevanente a Bhagavan Sri Sathya Sai Bata, de pie en Su forma resplandeciente, con un aura roja en torna a El Nuevanente me indicé que me sentara y neditara my lentamente, relajada, en el punto #2 dio del entrecejo. No tuve mds alternativa que sentarne y conenzar a meditar. Tan Pronto conencé a weditar, Baba desaparecié. Continué meditando, como me 10 habia ind: ado, hasta las cuatro dé 1a madrugada. Para entonces me sent considerablemente rela Jado’y me puse a dormir... Dorm profundanente por unas tres horas. Cuando me levanté, cerca de 1as 07:00, me sentf un poco mejor, pero a los pocos minutos caf en un estado de negra depresién. ' Los misnos terrores coenzaron a acosar~ te, llvevamente tave le impresidn que Ta experiencie de la noche habia sido Una mera alucinacién Hacia 12s 09:00 horas, Ta depresidn se hizo mis grave y la intensidad del miedo se habia vuelto incontrolable. Ne cruzé el pensamiento por Ta cabeza que debfa traer 4 un pariente cercano que trabajaba coao profesor en una secundaria superior, para que Se quedara conmigo unos dfas, para que yo pudiera manejar mis problenas por mf misno. Durante este tiempo no le habfa escrito niva mis padres o hermanos acerca de mi condi ~ cidn, temiendo que sufrirfan un trenendo impacto.” Mi eadre habla visto mis anteriores sufrimientos con gran preocupacién y no estaba miy segura que hubieran terminado por completo. Si supiera de lo de ahora, simplenente se derrusbarfa. El pensar en ésto ne inpidié escribir ami familia. Todo esto ne daba vueltas en 1a mente mientras sacaba mi motoneta y partfa rune bo a 1a colonia en que vivia mi pariente, un sobrino cercano. Después de haber reco ~ rrido una corta distancia, recordé que mi antigua casero vivia en las residencias para el personal del All India’ Institute of Medical sefences que quedaba en mi camino. Gor qué no ir donde €1, contarle de mi situacién y buscar su ayuda para consultar a al ‘Gin psiquiatra que pudiera vivir en el mismo recinto? Esta idea me inpulsd a pasar Primero a verle y consultar a un psiquiatra acerca de mi problema. Encontré a mi casero y Te hablé de mi depresién por causa del suicidio ¢e un co Tega y amigo, y Te pedi ayuda para consultar a algin psiquiatra de innediato. Me sir= a vi6 una taza de té, se visti y me acompané donde un psiquiatra que vivia cerca y 2 Quien conocia muy intimanente, puesto que eran colegas en la misma organizacién. (12) EI doctor fue bondadoso conmigo. Escuché toda mi historia y también algunos antecedentes demi vida. Mi narracion y mi interpretaciGn de los eventos le convencie Fon, por basarse en mis argos anos de formacién psicoanalitica, de que no iba a ser ca paz de ayudarme micho por medio de ninguna terapia. Después de oir del episodio de Tos dos nervios que se desplazaran en ai coronilla, se convencid también de que se me haba. producido un total colapso nervioso. Simpatizd conmigo y sugirid que me interna raven el hospital por algunos dfas, para lo cual recooendarfa de innediato mi caso. No acepté su sugerencia (13). Le'dije que, en cambio, me irfa e Ambala donde mi herma fo que tanbién es psiquiatra, Dada mi condicién, el doctor me aconsejd no viajar so = Yo. Me pidié que hiciera venir ami hermano. Tanbién me prescribié una tabletas. Ademis me aconse)é no manejar en absoluto mi motonetal Ne desped! y fui donde mi sobrino. Por el camino, se fue desmoronando algo ‘mgs mi confianza en cuanto a quedarne en Delhi solo 0 con mi sobrino, y cuidar de mi inisma.. En la stperficie, no obstante, mantuve la légica respecto a1 impacto que les Significarfa amis padres si-ne fuera para allé. Debia tratar de resolver el problena por mi mismo, sin contarle sobre él a nadie de mi familia, Ni sobrino se sorprendié algo al verne, puesto que sabia que yo salfa rara vez para visitar personas. Me di6 1a bienvenida, aunque Te Iland 1a atencién mi expresion Sonbria y decafda y mi salud deteriorada, En esos monentos tenfa con é1 2 dos alunnos Que venfan a su casa para clases privadas. Dado mi estado de extreno nerviosismo, le Ded? que los despdiera. Y lo hizo de insediato. Después de que se fueran, le conté toda Ta historia. Era mucho menor que yo y fue incapaz de entender todo To que we es~ taba pasando. Le pedi que me aconpanara a mi departanento y se quedara conmigo por a, gunos dias, Durante esas dias, le dije, seria capaz de resolver mi problema a través del autoandlisis y a meditacién, y, a continuacién, €1 podria volverse. No sabiendo nada acerca de estas cosas, accedié'a 10 que Te pedia. ‘Quiso que almorzara con él. Mas cono yo estaba terriblemente inquieto e incluso me sentia incepaz de senterne, ie pedf que me acompanara de inmediato, Gastante intrigado, cerré su habitacion y parti~ Bos hacia mi apartanento en si motoneta. En el camino me acordé de comprar las table- tas que me habfa recetado e1 psiquiatra, aunque segin mis pasadas experiencias, sabia perfectamente bien que las tabletas son indtiles en estos casos. Al volver a mi apartamento con é1, me sent{a absolutanente exhausto. Me esti- ré en el asiento en el que solfa meditar.” “Le pedi a mi sobrino que se sentara en un Sillén.. Se Te vefa muy intrigado y me observaba con gran preocupacién y asonbro. Podfa sentir que 'e era posible ver claranente mi estado de anormal idad. Después de tenderme, cerré de innediato los ojos. Estaba profundanente depri- mido, Cas! me puse @ Ilorar movido por el terrible dolor y 1a autocompasién. De in- mediato recordé 12 experiencia de la noche anterior, cuando Baba aparecié en mi dormito Tio y me pidid que me levantara y meditara. Ahora, con los ojos cerrados, Le recé “Padre, sdlvanel Padre, sdlvane! —Sietpre me has dicho en mis suefios que estas con igo en'ni meditacién. Por qué no me salvas ahora?” Pronuncié mentalmente estas pa Tabras y me puse # Tararcopiesa y descontroledamente.. Tendido al1¥ también, conencé a meditar frente a la fotografia de Sri Sathya Sai Baba. Después de algin tiempo se produjo una gran experiencia en la meditacién con un inmediato alivio de una calidad mucho mayor a 1o sentido antes. Vi que en el unto medio del entrecejo, en donde me concentreba durante 1a meditacién, aparecta una Tinea color rojo sangre, gruesa, bien delineada y vertical. La vel como un rasguno. Nis oJos estaban cerrados, pero este rasguno roJo me era ciaramente visible desde el in terior. En verdad, era cono una grieta vertical roja. Los lectores pueden formarse una idea con la Figura 1. 2. Debo dejar en claro que, en base a wis ulteriores experiencias, esta Iinea visi ble con los ojos cerrados, no tenia existencia Fisica sobre la frente o el entreceso ex ternanente, como podrfan inaginar los lectores viendo la figura. No se trataba de un asguno que pudiera ser hecho por manos hunanas con una navaja © cualquier otra. instrux mento aguzado sobre el cuerpo Ffsico exterior. Esta Ifnea se encontraba sobre Ta sen- da interna o Sushumma, e1 nervio ydguico por él que asciende Kundalini y le otorga la Tiberacién al Jivao alma individual. En verdad, se ubicaba en un punto en donde Tos tres nervios Ida, Pingla y Sushunna Se entrecruzah a 1a altura del sexto centro de 1a conciencia, es decir Trikuti (14). Esto sélo se puede ver con 1a visién interior 0 el (Ojo del alma o de Shiva, y no asi mediante el par de ojos Fisicos. La aparicidn de esta 1{nea produjo en mf una intensa sensacién de que Bhagavan Sri Sathya Soi Baba estaba sentado tras esa Tinea en ropas rojas resplandectentes. En verdad, estaba esperdndone. La experiencia fue momenténea, quizis duré sélo unos treinta segundos, mas me produjo una inmensa alegria y felicidad. Tuve una nagnffica sensacién de estar en 1a luz. Sentfa, adends, una perfecta estabilidad. jToda 1a depresién, 1a ansiedad y Jos temores desaperecieron cono si nunca hubieran existido! No fui capaz de entender a experiencia por corpleto, salvo por su instanténeo y maravilloso efecto sobre mi sis tema nervioso. " Lo dnico que podia pensar en esos monentos, era que tenemos que lograr el contacto con el Dios-Guru solanente en ese punto. De inmedizto me levanté con gran alegrfa y le dije a mi sobrino,ée muy buen ta Jante, que sis aflicciones habian terminado. 1 no pudo estar més sorprendigo ante mi rrepentino cambio de énino. Alnorzanos conientos. Fue tal vez mi primer buen almuer- Zo en los Gltimes ocho dfas o algo. Este estado de estabilidad subsisti6 diffeilmente hasta la noche. Durante el perfodo de estabilidad, habia desarrollado una gran confianza respecto a recuperarne de Va traumitica experiencia. Sin enbargo, tan pronto se desvaneci6 esta estabilidad, se Gesvanecié tanbién mi convianza. — Nuevamente estaba cogido en ese estado de dnino tene broso en donde, sentia, que 1a muerte y Ta locura podfan asaltarme en cualquier monento debido 2 1a terrible depresidn y los mus obscuros terrores mezclados con una innenso sentiniento de inseguridad. Este estado se mantuvo casi por todo un fa. E1 24 de narzo, medité por largo tienpo en al mafana e hice tanbién un largo e- Jercicio de autoardlisis. También en la tarde, cuando estaba en uno de mis peores es- Lados de dnimo, me senté a meditar, Te supligué'a Dios de salvarme y lloré, sentado an— te Su fotografia. “A los pocos momentos de meditacién, senti que mi nino 'recibia, al- tomiticamente una ‘alza" y retornd a mf algo de confianza. Durante este dltino pe do de meditacién, me sent? asonbrado al notar que cada vez que mi atencidn se adentraba fen mi propia mente, me encontraba con que la roja imagen de mi Guru iba también con € ~ Ma. "ino habfa punto alguno en el ‘sendero interno’ en donde no estuviera 1a imagen el Guru! Esta experiencia produjo de nuevo una sensacién de estabilidad y contianza. No obstante, esta sersacién Se mantenfa Gnicanente par cerca de tres horas. En la noche el mismo dfa, conenz6 a apoderarse de mi el mismo estado de dnima tenedroso. Me sen- tia perplejo y desconcertada, No entendfa nada de lo que me estaba sucediendo. Ne volvieron a asaltar los mismos terrores a la soledad, Ta locura y Ta muerte. He senti otra vez a punto ce morir. S610 Dios sabe como hice acopio de algo de valor cono para sentarme en mi sitio de meditacidn ante la foto de mi Guru. Le recé para que me salva ra y me puse a mecitar. — Después de un breve lapso de meditacién surgié otra extrana experiencia que produjo gran sensacién de alivio. Mientras meditaba, sent{ un hor! ~ queo en Tos nervics cerca del Brahma-randhra, Parecfa muy obvio que Tos nervios de Figures 2 esa Grea eran muy pocos y muy débiles. Pensé que si se ejercfa alguna presién sobre ellos a través de 1a meditacién, podria perforarse algin punto por debajo de ellos Nientras pensaba en esto, senti cono habfa algo como un alfilerazo en esos nervios y, de innediato, ener- gieron algunos brillantes rayos de luz por aque! pun fo. “La Figura 2 le podré dar una idea aproxinada a 108 lectores sobre esta experiencia. i 5 mmafana del dia 25 se habfa desvaneciéo, dejandone en Vas garras de 10s misnos negros terrors y depresién. Con desesperacién retoné 105 ejercicios de autoanali sis y de neditaciin y, casi a la fuerza traté de I grar alguna sensacién de bienestar. No tuve mucho —~ Exito, enpero. De hecho, Iegué a 1a conclusién de que no debia seguir quedéndone soto en Delhi, ya que estaba en un estado de completo colapso nervioso, ¥ que debia ir a reunirme con mis padres y hermanos de inmediato. Mi existencia estaba en peligro y no de bfa corer riesgos innecesarios. En verdad, penst tomar una larga licencia en la oficina y salir cuan- to antes de Delhi Figura 2 Tomé un baflo y me arreglé para ir a 1a oficina con el objeto de solicitar una Vicencia. Pero antes de salir, me tendi Sobre el sitio en que meditaba y le supliqué a Dios Sri Sathya Sai Baba que te salvara. El Mayor Milagro Espiritual Con estas plegarias cerré los ojos y traté de concentrarme en e1 punto medio del entrecejo y de meditar. En un monento, aparecié la grieta roja que habfa apareci- do tres dias atrds y un momento después, jel rasguio se habia ensanchado en un "Ojo" Nis dos ojos estaban cerrados, pero veia Claranente con éste, 'Y, joh maravilla! de in Nediato vi que Bhagavan Sri Sathya Sai Saba estaba de pie, en Su forma resplandeciente, fenvuelto en una ehoga rojo sangre y sosteniendo entre el pulgar y el indice de Su mano derecha un luninoso Shiva-Linga de’ forma oval. Estaba colocado en una posicién que pa recia que me To eustraba a nf (diva) (13) Los lectores podrin hacerse una idea ‘de eS ta experiencia (14) con Ta Figura 3 De inmediato grité en éxtasis ha venido! Babe ha Venido! Padre ha venido! Padre ha venido! Baba Y extético, cantaba : ";Padre! Padre! Padre!” La experiencia se desvanecié. Lagrimas de alegrfa corrian de mis ojos. De in ediato senti una gran estabilidad y confianza. Ne congratulé a mi mismo por esta grandisima suerte. Se me hizo muy claro que mi Tercer 0Jo, conocido cono Shiva Netra © Agni Netra, habia sido abierto por mi Guru-Dios Sri Sathya Sai Baba, por su absoluta misericordia. Ertendi claranente, de una vez por todas, qué era el Tercer Ojo, qué era el ShivacLinga y qué significaba el encontrarse con Guru-Dios en el Tercer OJ0, iQué gran ventural(17) ‘Sollocé incontrolablenente por la alegria y un sentimienio de Gratitud hacia mi Guru Sri Sathya Sai Baba Mi angustia se desvanecié en un monento. La depresin, Ta ansiedad, 1a insegu Figure3 30. ridad, todo habia desaparecido, _ Respiré tranguilidad y le agradecf una y otra vez imi buena estrella. Qué magnifico logro! Estuve cierto que mis problemas habfan des aparecido para sieapre. Ne levanté regocijado y descubri que haba vuelto mi apetito. Gomi hasta quedar satisfecho, La experiencia se produjo cono a las 10:00 de 12 mafana, £1 estado de dicha y de felicidad continud por einco'o Seis horas solamente. Después, retornd Ta depresién. En Ta noche descubrf que tenia la misma depresién y los mismos miedos. La misma sensa, cidn de insegurided habia vuelto, Me df cuenta que la batalla no habfa sido ganada Pensé que debia hacer mayores estuerzos por meditar y ganar la batalla aquf, en lugar de viajar donde mis padres. Comencé nuevanente a meditar. Después de cerca de una hhora de meditaciGn, realicé que cuando el yo (conciencia) toca el Brabma-randhra, en donde sentfa que estaba mi Guru en estado Sin forma, no existfa perturbacién alguna No abstante, cuando se rompia este contacto y Iegaba a otras partes de la mente, conen zaba de nuevo. También descubri que era yo quien rompia el contacto bajo algina pre Sin de 10s deseos. Traté, naturalmente de mantenerme por perfodos mis largos junto a1 Brahma-randhra, lo que me producfa un considerable alivio. Descubri también que ha bia dos mundos ! uno era el mundo de contacto con Dios en donde no habia alteraciones y el otro, era el mundo incorporado a Ta mente a través de los sentidos que no era més que un slboroto. Esto trajo a mi mente una clara diferenciacién entre "este mundo" y “aquel mundo". después de la experiencia del Shiva-Linga, descubri que, en tanto vi ~ viera en contacto con el Absoluto o en "aquel mundo", ne mantenia inalterado y feliz, ras, tan pronto volvia a “este mundo", conenzaba mi perturbacién. Al dfa siguiente, al levantarme, conprobé que aunque ponfa toda mi voluntad tra tando de vivir en taquel ‘mundo Césmico" “existente tanto en el punto medio del entreceso como ene] Brahma-randhra, volvia autondticanente a "este mundo" y a las grandes altera La Tuche continué y 1a depresidn y la ansiedad retornaron en su peor forma de algo de meditacién volvi a sentir algin alivio, aunque era sélo marginal. He bané y toné algo cono desayuno, para partir luego ami oficina, El dfe siguiente pasé en la misma Tucha. Después de 1a meditacién y algo de eyercicio en autoanélisis lograba algo de alivio, aunque ne volvfa a sumir en 1a negra depresién y ansiedad. En este estado, a menudo me asaltaban dos grandes terrores : el de volverne Toco y ei de morir, Hab{a momentos en que habrfa corrido hacia mis padres como un nino chico, para encontrar algo de proteccién con ellos. En la noche tuve una buena sesién de meditacién. Me asocié por completo con fel alma y'sent? qze habia sonado una clarinada de victoria final sobre el ego y que lo ibaa destruir cos sélo sentarne a meditar. Mientras seguia adelante con esta medita- cidn, a menudo pasé por una magnifica experiencia mental y decia en voz alta : “el cla- Fin de la victoria ha sonado y he ganado". La experiencia era algo asi cono esto : me Gite y medité y me encontré empujando todos los nervios hacia arriba, fuera del Brahma randhra. En e1 Brahma-randhra aparecian frecuentemente grandes chispazos de luz, cono Sl representaran a la vida y la eternidad. Parecia tanbién que el deseo de la muerte yel terror ala muerte sobre los que se apoyaban otros miedos, eran enpujados fuera el Brahma-randhra, Sentf algo de alivie después de esta experiencia, pero también fue de corta du- racién. Nuevamerte conencé @ caer hacia una profunda depresién y terror a la muerte El cuadro no disminufa, pese a mi meditaciGn y los largos ejercicios en auto-psicoanali, zarne. Me di cuenta que me habia extralinitado en las cosas y que todo esto no era si ho claramente el efecto. Me parecié que el ego se estaba vengando. Tomé dos pid ras sonnfferas y ne fui a dormir. Pero dormf muy agitadamente perturbado por negros A la mahata siguiente, vale decir el 27 de marzo, me df cuenta que no habia dis aL ininucién alguna en mi depresién. Los miedos ya eran cientos. Durante 10s quince y tantos dfas que Hevaba en esto, 1a depresidn nunca habia sido tan seria como ahora Nis terrores se habfan agrandado nds allé de toda proporciGn. Simplemente queria pro- teccién. Sinplenente querfa gritar : "0h, qué me he pasado! Me estoy muriendo iQue alguien me salve de inediato!™ He sentfa muy intranguile, Sent ia tanbién que no podia seguir viviendo ef Del hi. Debia correr a casa con mis padres, caer a sus pies y gritar : "jSélvenne, sdiven mel Voy a worir.” Estoy seguro que si hubiera consultedo a algin psiquiatra de cualquier nivel en ese monento, ne habrfan puesto en tratamiento de shock Sin pensarlo dos veces. jMi es tado era realmente espantable! Tomé algo de desayuno. Mi sobrino me observaba y estabs desconcertado viendo que yo no era capez de comer nada bien. Le indiqué que con seguridad partirfa ese mis mmo dia de Dethi, ya que no me sentia bien. Le pedi también a mi cocinero que prepara: ra de innediato algo para el almuerzo. Eran cerce de las 11:00 horas. _Puse algunas ropas en una maleta, en prepara - ‘cin para Irme, Después, me tendi frente a la fotografia de mi Guru, alif donde me sentaba a mediiar. estaba al borde de las Tégrinas debido al terrible dolor que sen ~ ta. Le supliqué que me salvara. Cerré 10s ojos. Sélo traté de concentrarme en el punto medio del ertrecejo y jhe aqui! que, copo en un destello, emergié una de las mayo Fes experiencias ce la vida espiritual. Algo se desprendié de] Brahma-randhra y conenzaron a caer nervios para confor ~ par las més negras nubes en todo mi ser interno. De pronto se abrid autondticanente el TTercer Ojo y encortré frente a mi 2 Bhagavan Sri Sathya Sai Baba, vestido con Su bata ajo resplandecierte, De inmediato, también me vi a mi mismo en el Tercer Ojo con ves timentas de un blenco inmaculado (tel vez sea Ta vestimenta del Jiva). Vi que me acer caba a Baba, quien he hizo apoyar suavemente 1a cabeza en Su pecho, para colocar luego Sus dos manos sobre mi cabeza, en un gesto com de : "Yo te estoy protegiendo". Seha~ 16 hacia las negrisimas nubes sobre nosotros y dijo : “Sométete por unos pocos minutos y quédate junto'a Mi. Observa la destruccién del ego. Estas son las nubes de la uerte. Espera asia que pasen.” Como el hijo eterno de mi bienamado Padre, me quedé ahi de pie, apoyado en el pecho de Bhagavan Sri Sathya Sai Baba, en el Tercer Ojo. Vf como las negras nubes pa- Saban por sobre nuestras cabezas. (18) jLectores! Es imposible describir claramente esta experiencia. £1 Padre que nos protege y nos guia esta justo dentro de nosotros. £1 es el Guru-Dios Wismo. Lle Vado por Su tnnensa misericordia y compasién por los Jivas sufrientes, ha asumido, en Va actualidad, 1a forma de Bhagavan Sri Sathya Sai Gaba. Desearfa poderles alguna idea acerca de esta experiencia y Su misericordia. de searfa poder cartes algin atisbo de la compasién, ;de este norador en cada corazéni Mas lo encuentro extrentadanente dif fcil, puesto que no hay Teguaje que 1a pueda comuni- car. Se inserte, no obstante la Figura 4, que representa tan correctamente como po = sible 1a experiencia. Su efecto (19) fue Jnnensinente favorable para mi. Desaparecieron 1a depre sién, 1a ansiedad y los tenores, Igualmente, me encontraba en un estado de Vari - ines de dicha!. La idea misna de haber recibida 1a plena proteccién de Dios era sufi - Ciente como para cue el puro éxtasis me Vevara a 1a Tocura. Sin embargo, sdlo El sa be cdo controlabe mi éxtasis y evitaba que por ello cayera en la demenct 32. Ne levanté de mi sitio de meditacién con un miso muy contento, Estaba como fen un estado de dorrachera Divina con la experiencia. Me lavé la cara y le dije 2 mi sobrino, el que estaba sentado cerca, que habfa abandonado 1a idea de ime a casa de mis padres, También le conté que acababa de tener 1a nds sublime experiencia en el ém Bito de la espirital dad. Yano tenfa tenor alguna. Dije, ademis, que no sufrirfa ano alguno aunque todo ei universo se me opusiera. Se le vefa sorprendido, pero como ya me habia visto volver a mis cabales asf en una de las oportunidades anteriores, lo aceptd. Mi apetito tanbién volviG a la norma~ Vidad. Anbos comiaos hasta quedar’satisfechos. Llevado por esta innensa alegria, sa qué'mis ropas de la maleta. Después del almuerzo, le dije a mi sobrino que saldria en nmi motoneta y volverfa como en una hora. El efecto de esta experiencia me results muy positiva : ;sentia que estaba pro~ tegido por Divs ahora! No habia poder terrenal que pudiera danerme. Saqué 1a moto ~ neta y conduje desde la colonia W.N.T-C. hasta Hauz khas (20) con los ojos cerrados, al estar convencido que, en adelante, nada me podie pasar. En circunstanctas normales es esto habria sido considerado denencial 0 como signo de extravagancia religiosa. Pero tal era la seguridad y 1a conviecién que sentfa y que habfe originado esta experiencia directa. Volvi a mi departanento después de encontrar a un amigo en la colonia de Lodi, a bastante distancia. Todo el dfa lo pasé maravillosanente y muy confiado. No hacia Sino recordar la escena en mi Tercer Ojo y quedaba a punto de lorar de dicha. Era tal mi estado que le escribf a mi hermano ya mi padre por primera vez para contarles que habia Tlegado al és magnifico logro en el yoga. Le relaté a mi hermano todos los Sucesos de los ditios quince dfas o algo. Ahora estaba convencido ce mi indestructi- DiTidad y en mi corazén sentia que estas noticias Menarfan de felicidad a ai familia. La Visualizacién de Kundalini y Su Despertar EI anterior suceso fue resultado de mi gran suerte y de Su ain mayor misericor~ dia. A la mafana siguiente, es decir el 28 de marzo, me encontré con que el estado de Snloo de felicidad y exaltacién habfa disminuido en gran medida, aunque no por comple ~ to. La escena en el Tercer Qjo segufa haciendo que brotaran en mi los sollozos de di- cha Me lav 1es manos, los pies y 1a cara y, orgndole a Baba, me senté para 1a medi, tacién. Después de algo "de concentracién, descubri que podfa atisbar por un sendero interno que no habfa percibido anteriorwente. ;Serfa el. Sushuma Nadi, el gran nervio del yoga sobre cuye senda se encontraban todos Tos secretos de la espiritualidad? Ne resultaba claramente visible. Sentfa que, en verdad, el Tercer Ojo estaba por esta senda: Heditando algo més, se produjo una experiencia extrana- Visualicé auy al fon do de esta senda le figura'de una mujer con una serpiente. Estaba exactanente cerca de Ta base de mi columa vertebral. lo ne produjo teaor esta escena, sino que nis bien quise gritar de innediato : "jEsta es Kundalini! jésta es Ta Madre Suprema! Una vez que se abre 1a senda religiosa, el conocimiento religioso Tega de mane ra autonitica, 10 haya © no aprendido uno en alguna parte. (21) En una ¢e las experiencias anteriores, después de 1a apertura del Tercer Ojo, habfa notado una sensacién especial en mi, mientras meditaba en que mi Guru-Dios me ama ba intensanente. hora sents que era intensamente anado por la Suprena Madre que esta ba sentada en 1a base de mi coluna, a3 Debo agregar aqui que, instanténeanente, surgié en mf otro sentimiento frente a festa experiencia, Ful dominado por un intenso deseo de darle 1a bienvenida a la Madre J. de entonar edrticos de alabanza a Ella, Todo esto es equivalente a los sentimien- tos que surgen cuendo se abren las puertas de algin gran templo para los devotos que es tin esperando el carshan de Ta Deidad. Esta apertura es saludada de innediato con cén ticos, arati, sonide de caracolas y ghantas. Eso era, exactanente, lo que sentia. (22) Los restos de depresién y tenores que sentfa antes del comienzo de la medida = ciGn se desyanecieron, deJandone confortace y feliz. Pasé el dia en completa estabili, ‘dad, SentYa que To peor habfa pasado y que mis dias de gloria y paz se encontraban & Je wuelta de 19 esquina. Nunca habrfa’ inaginado que hasta el Kundalini activado por el Guru puede Tevar al hombre a sufrimientos tales que resultan inconcebibles para 1a mente humana. Selanente el Padre y la Madre Suprenos pueden cuidar que la criatura hu ‘mana lo soporte de una u otra manera, ;para no desmoronarse por completo en el trayecto hacia Ta Tiberacién eterna! En 1a noche surgié en mi un deseo autonético por sentarme a meditar. Hice el acostumbrado panchasnana, me senté en mi lugar de meditacién, oré a mi Guru y epecé a imeditar. Apenas To habla hecho cuando entré autondticamente en un arrobado estado de Concentracién. Casi grité "jMaravilloso!", para mi miso. ra claranente visible el total de Ta senda interna. Vien la base de la coluna que Ta Nadre Kundalini no era sino una cobra blanca, enrollada y con la caperuza levantada. Era tan blanca y lumino Sa'que la miré con admiracién. No producfa teoor alguno al mirarla. Mientras la ol Servaba detenidanente, vi que, cono en un destello, se sacudfa y se novia ascendiendo por la columna, produciendo un sonido que casi podrfa Tlanarse sibilante. Instanténea ente cof en un estado de arrobamiento y de absoluta concentracién. En la Figura 5 se trata de esbozar ia idea. Ya en la manana del dfa siguiente descubrf que mi estado de felicidad se habia desvanecido. Mi inimo estaba inquieto nuevanente. Me sentia completamente exhausto y.muy deprimido. No era capaz de entender nada. Su Santidad el Pandit Gopi Krishna (23) vivia muy cerca de mi residencia. Habla ofdo decir que Pandit{i habia pasado por Vas experienclas del Kundalini, Coniiocionado como me sentia, decid visitarlo y rela~ tarle las mas. on este propésito, fui a su casa cono a las 11:00 horas. Sali6 a su recibi - dor, Ne escuché con toda atencidn y ne comenzd a mirar desde varios dngulos. 16 en taf algunos tienpo comienza a dar la impresién de ser Ta cosa més indestructible y real en el mundo. ©. El ego tiane una capacidad para reagrupar sus fuerzas frente al peligro y pre ~ sentar unp encarnizada batalla contra cualquiera que ataque esta fortaleza 7. Todas 1as ideas de naturaleza econéaica y social y todas las imaginaciones etc Forman parte del ego. Tambien pertenecen a él todas las ideas de igualdad y Ge desiguildad etc. 8. Todos 10s tenores, confusiones, depresiones, ideas de muerte y nacimiento etc. Te pertenecen al ego. 9. ET ego es quien esté atado por el 'tienpo', el ‘espacio' y la ‘direccién’ 10. £1 total de 1a superestructura del ego se levanta sobre 1a més protunda igno ~ rancia, el que : "yo soy el cuerpo y los dends también son cuerpos' 11, Es e1 ego el que enfrenta 1a suerte en el momento de la muerte Fisica 12, Cuando es despertado et Kundalini, e1 ego entiende instanténeanente que ha de enfrentar 1a muerte en este mismo cuerpo. Aunque lucha encarnizadanente, no puede selvarse por mucho tiempo Las enunevadas son pocas realidades acerca del ego de Tas que pude percatar ne una y otra vez durante esos Cuatro 0 cinco dias. Cada dfa durante 1a meditacién, descubria que ciertos nervios de las proximida- des del Bratma-randhra eran sacudidos y quebrados. Noté que, invariablenente, estaban conectados con alyunas ideas esclarecedoras acerca del pasado en torna al cual se habla formado mi ego. ‘Vi claramente, por ejenplo, las ideas de grandeza, perfeccidn, enula- ign etc. que idan energiendo en mi, junto con Tas figuras de las personas de Tas que habfan sido tonades para ser incorporadas en mi conciencia. También noté ciertas deci Stones que energfan a mi conciencia que pod’a haber +ido tonadas en la nifez temprana y que forzaban shors a mi ego a actuar de una manera determinada. En resunen, se me hit Zo obvio que 'yo', el 'mi mismo’ eterno, se habia separado de a mente y actuaba ahora meramente como un'testigo del drama interno que se desplegaba ante mi debido al desnoro namiento de Tos nervios. En verdad, resulta tan diffcil comunicar mis experiencias a través de? lengua - Je. Sentia una j otra vez en la meditacién que 1a alegria y la luz avanzaban hacia el Bratma-randhra, en tanto que Ta obscuridad era arrinconada paralelanente, Era, en ver dad, una lenta'marcha hacia la victoria. En ciertos aspectos, el ego iba siendo ero - Sionado, més luego, reagrupaba sus fuerzas una y otra vez, para luchar y salvarse. Pero, javariablenente, tenia que batirse en retirada. Invariablemente, se abrian nue- vas grietas en sus gruesos muros. $1 las vefa claramente en la neditacién, recibfa Consuelo y alivio. Si no las vefa, volvian la depresién y 1a confusién, Los miedos, Tas dudas y otros pensamientos negativos me acompanaban durante toda esta batalla. Mas, después de cado paso hacia la claridad, notaba que habfan cafdo otros ladrillos cel ao. Un dfa, meditando, atisbé dentro con mi visién interna. Quedé maravillado. Noté que Ta Didsa Durga estaba sentada sobre el tigre con un tridente Tevantado en Su ma no. Percibf que Ella estaba matando algo dentro de mf. £1 ego supo de innediato que habia de morir ahora. Parecfa como si el ego se rindiera y le Togaba a la Madre Supre mma que lo matara. Suplicaba por su muerte tenprana e indolora, (32), Parecia que esta sensacién de rendicidn buscaba darme algin alivio por una o os dfas. Pensé que los problenas debian estar por terminar ahora. Mas no habia de 46.- ser asf. Muy pronto comencé a sentir de nuevo una seria depresidn. En un estado de terrible dolor, intenté una y otra vez mis usuales trucos para sobréponerme, pero fra- casé cada vez EI dfa siguiente, es decir el 4 de mayo, fue domingo nuevanente. Mi depre - idm toné su peor forma ya en Ta manana. Experimenté Tos misnos obscures terrores de muerte y denencia. Cosenz6 a apoderarse de mi el panico. Cerca de las 11:00 de 1a mafana, me parecié imposible seguir en Dethi. ET pd nico me hacia ansiar el depender de alguien, cono un nino chico. Queria escapar de Delhi e ir donde mis padres en busca de proteccidn. Mi sobrino me abservaba y me da~ ba valor, diciéndmme que se pasaria, como otras veces antes. Mas, cuando se esté quemando'Ta casa, tal sugerencia no'sirve para nada! Como de Costinbre, le pedi a mi Cocinero que présarara algo de almuerzo, " Puse algo de ropa en mi maleta y pensé via Jar después de coner ago Como de costunbre, me tendi frente a 1a fotograffa de mi Guru, suplicéndole que me salvara. — Cono seme habia convertido en una préctica habitual, traté de can - centrarme en ei punto medio del entreceJo.. Al hacerlo, Ileg6 de inmediato Su ayuda de manera muy bella, Comencé a ver lugares, cosas e indgenes hermosas y celestiales dentro de mi (33). | Logré relajarme. Al concentrarme algo més y meditar, ;quedé a- soubrado! Se abrié mi Tercer Ojo y gqué fue To que vi? + El Senor Jesucristo estaba Ge pie en el Tercer Ojo, con Ta cabeza rodeada por blancas y brillantes perlas de 1uz No Te puedo transmitir correctamente la experiencia a los lectores. Es verda eramente imposible, No obstante, incluyo Ta Figura 7, en base a ella, para darles alguna idea. El Tercer Ojo es el lugar en donde, si Dios 1o quiere asi, podenos ver todas as diferentes fomas de Dios que el Dios sin forna ha asumido, viviendo cono honbre entre los hombres, para salvar ala hunanidad. Rama, Krishna, Jesis, Sai Baba, son todos Formas del nisno Dios sin forma. De innediato Togré un perfecto estado de paz y equilibrio, Mis tenores y de- presién se desvanecieron répidamente, E] panico habfa desaparecido. Me levanté fe- Viz de mi Tugar de medi tacién. Ensayo de 1a Cremcién de mi Madre Ahora describiré uno de los més extranos sucesos que pasaron después de 1a di- tima experiencia de encontrar al Senor Jesucirsto en el Tercer Ojo. Se refiere al en sayo de la crenacién de mi madre en mi propia imaginacién, estando tendido en mi lugar de meditaciGn.Llevé a cabo este ensayo mientras estaba en comunién con eT Guru-Dios. Antes de narrarlo, enpero, debo ofrecerle algunas palabras de oracién a Tos pies de mi Guru-Dios, Bhagavan Sri Sathya Sai Baba. 0h Guru! Tu eres Todopoderoso. Sabes de cada momento de angustia y sufri- miento de todos Tus hijos. Nosotros, hijos ignorantes Tuyos, no entendenos nada. Ho- Vidos por e1 despecho y 1a ignorancia, a menudo incluso negands Tu existencia, jPerds nanos, oh Padre!” Ten misericordia de nosotros. Sin Tu Veluntad, no podrianos respi rar ni una sola vez. ;0h Conpasivo! Perddnanos y ten misericordia de nosotros. Protégenos en todo momento, porque, j2 quién nos podrfanos volver en busca de protec - cién, sino a Ti! jiLectores! He hecho esta pequefla disgresién de 1a descripcién de mis expe - riencias para ofrecerle mis plegarias a mi Guru, ;porque fue tan innensa la misericor- Figures, ar. dia del Padre! jTan profunda Su conpasién por mi! No puedo sino derranar 1égrinas a Sus Pies de Loto cada vez que recuerdo las muestras de Su Nisericordia para conmigo. Este fue uno de esos eventos. Con 1a activacién de Kundalini fui puesto en la cruz como para poder ser resuci tado a 1a vida eterna. (34) Depués de ponerme a mi en la cruz, Te tocé, en Su esquema de as cosas que habian de dejar este mundo, el turno a mi madre, Yo nada sabia al respecto, puesto que gozaba de perfecta salud, cono To sabfa por las cartas de mi padre ymis hermanos. La Giting experiencia del darshan del Sefior Jesucristo fue extrenadamente vivi- Ficante, que pasé uno o dos dias en gran arrobaniento. Pero nuevanente cai en una gran deperesion. £1 ? de mayo, me tendf ante la fotograffa de mi Guru, en mi lugar de Beditactén. Cuando miré dentro de mi, encontré que toda mi estructura interior visi = ble, incluyendo el cerebro, estaba Ilena de un aura trenendanente voja, Pronto me pa- Saron por la mente extranas Ideas y me df cuenta que habia entrado en comunicactén con imi Guru-Dios acerca de vitales asuntos de vida y muerte. Era un didlogo profundo, Luego después me encontré en Ta escena de un recinto de crenacién y de cadiveres. En- contré agentes que se lanentaban y Iloraban. Los cadéveres eran colocados sobre la ira y ardian por todos ledos. Revelaban 1a realidad de 1a existencia Fisica desde el comienzo misno de Ta vida. Me sentfa horrorizado frente a esta terrible escena Parecfa como si todo el universo estuviera siendo consumido por el fuego. {La vida se estaba terminando! En esta espantosa situacién recibi una muy clara cofunicacidn interna de mi bienanado Gu ~ ru: "Lleva tanbign a tu madre al recinto de crenacién" Como una zersona que no era ella misma, sino que obedecfa Srdenes del Guru-Dios vi que mi madre estaba muerte, en mi inaginacién y, al estilo hindi, 1a Tlevaba al cre- matorio. “Via mis hermanos y a otros parientes que me aconpanaben. Después de lle — gar, recibi nuevanente una cotunicacion interna : "Coloca ahora el cuerpo muerto de tu madre sobre Ta pira y quénalo" En un estado de completo desconcierto y aturdimiento obedecf 1a orden y encen - 4 e1 fuego. EI cuerpo de mi madre conenz6 a quenarse. Me quedé parado como testi- go de ello en mi inaginerfa interna Wientras sontinuaba el proceso de 1a crenacién del cuerpo. recibf otra conunica cidn del Guru, diciéndone : "zQué estés viendo ahora? E1 agua dél cuerpo se mezcla con el agua." El aire del cuerpo se mezclard con el aire. De manera similar, todos Tos dongs eienentos se volverdn a mezclar con Sus orfgenes. Este origen o fuente es también la meta. Nas, zdinde ird el alma o espfritu? No puede quemarse. Es eter- nave innortal.. debe fundirse en Dios. Dios o-el Alma Suprema es Ta fuenie y la neta e todas las almas.” Sacudi 1a cabeza con gran dolor y asonbro. Lo estaba haciendo y viendo todo sin ningin control sobre mi mismo. Wo debo haber estado en mis cabales. De lo con — trario, zeéno podia representer uha escene asi y actuar en la forma en que lo estaba ha ciendo'con mi bienamada madre, el ser hunano nds preciado para mi en el rundo? Aunque pensaba asi, simplemente no podfa librarme de la escena. De hecho, se trataba de una escena interna y carecfa de poder para salir hacia el mindo exterior, jTan fuertenente ne tenia cogido! Descubri ademas, que después de representar toda es taescena e incinerar a mi madre segin los mandatos de la vor interna del Guru y de es= cuchar luego que el alma era indestructible, me concentré més profundanente en e1 punto nedio del entrecejo, Tan pronto lo hice, se abrid nuevanente mi Tercer Ojo y quedé 48.- completamente desiunbrado por 10 que vi en él. Lo primero fue un punto luminoso muy intenso, brillands con tanta 1uz cono 1a éel 01. 1 punto descansaba en el Tercer Ojo y cinco serpientes blancas muy fluminadas se cernian sobre 61 como protegiéndolo de manera muy obediente La Tusinosidad del punto era tan cegadora que, si hubiera estado en mi control, habria cerrado la escena en fracciones de segundo. Pero no era asi. Estuve viéndolo todo por algunos segundos, hasta que termind por sf solo. La Figura 8 muestra esta ex periencia. Esto mareé otro hito (35) en mi viaje espiritual 2QUE fue lo que sentf después ce esta experiencia? Cai en un éxtasis inmenso y casi me puse a gritar : "jEso soy yol [Eso soy yol_ Esta es el alma indestructible Siempre iluninada. Este e5 el sf mismo. | Yo soy alma. Yo soy mf mismo. Yo soy luz." A'mi entender esto habia sido el Atma Darshan o autorreal izacién. (36) Esto se conecté de inmediato con la experiencia anterior de 1a cremacién de mi smadre, en donde s2 me habia dicho que 1a realidad de mi madre era el alma, indestructi~ ble e’innortal. De inmediato sentf que el cuerpo es To que se destruye.” La substan- cia real, el aima, no se destruye nunca. Incluso si mi madre suriera, deberfa ser ca- paz de soportar el dolor, aunque no hay nada que me pueda hacer asumir que algo ast pus iera suceder dentro de poco, puesto que segin todas las informaciones mi madre gozaba de perfecta salud, El resto del dfa pasd con una sensacién de gran alegrfa. Sentfa como si tuvie~ va que hablarie a todo el mundo con gran energia acerca de Dios, oe Ta religién y del alma. He encontvaba en verdad en la carretera de los pencamientos espirituales y todo era autonético y rigoroso. En verdad, me sentfa convencido de haber visto la verdad fundamental de tovo el universo. Al dfa siguiente conencé a meditar en un estado de dnino muy elevado, Sentia Su gran proteccién, guia y benevolencia ya desde el principio de 1a meditacién. A me- ida que progresaba en la meditaciOn, descubria que eran disueltas y quenadas mis cone- xiones con el mundo creado en mi mente. Noté que comenzaban a asonar en mi mente 10s, rostros de dos caiegorias de personas y empecé 4 sentir con gran fuerza que todas mis, conexiones con ellas representaban una farsa. Esas categorias eran 1. Parientes cercanos, incluyendo a mi madre, padre, hermanos y hernana ete. 2. Amigos intimos, con Tos que habfa mantenido algunos contactos a lo largo e Tos anos. Una y otra vez, sentf durante 1a meditacién que todos ellos eran irreales y mo- snenténeos. "S610 el contacto con el Guru-Dios es real. Lo més Sorprendente en toda esta visual izacidn fue que Tos rostros energian en mi conciencla cono eran en la infan= cia o cuando los tabfa visto por primera vez, y uego enpezaban a cambiar como 1o ha ~ ban hecho con e1 paso de Tos afios. Y Tuego, muy, pero ruy lentanente, se iban borran do. We decfa para mi mismo, mientras meditaba que todos eran irreales. Sent’ que uy pronto iba a dejar de préocuparme por ellos en mi vida cotidiana, puesto que care - fan de realidad. Al dia siguiente, es decir e1 9 de mayo, me levanté en 1a manana con un pésimo estado de dnino. "No tenfa clara la raz6n para ‘ello. Mas el dnino era pésino y tem\- ble. Enpecé a caer en 1a depresin y comenzaron a aparecer nufterasos miedos. Pronto senti que se ne habia extrafdo toda Ta energia. Estaba tan exhausto que casi caf sen- tado en mi lugar de meditacién. Pasé dos 0 tres horas Ilorando desconsoladanente. To do mi ser era sacudido por inexplicables sollozos. Traté de darme toda clase de inter pretaciones a mi nisao, echando mano del cimulo de realizaciones y experiencias. Mas. Figures 4. nada surtfa efecto. use gran énfasis en las experiencias de los dos iltinos ofas. sugiriéndone a mi mismo que 'Yo soy el alma y el alma no Tlora’. Pero no funcioné El efecto mis perturbador, enpero, era que este tipo de Tanto Se me producfa. por pr mera vez. En'mi inaginacion, decio : “Madre, deja que ponga.la cabeza en tu regazo. Este debiera ser nuestro contacto Gltimo. Luego'me despediré para siempre de ti. Ha Gre, perdéname por todos mis pecados y los problenas que te he dado durente toda mi vi a," “Hadre, en este momento del UItino adiés, me doy cuenta que lo hiciste todo por mf, pero yo'no he sido capaz de hacer nada por tf. He sido el més indigno de tus hi- 50s..." Los sentinientos de culpa me estaban dominando y yo Noraba anargamente. Es~ ‘ta culpa me iba hundiendo en una seria depresién y continuaba murnurando : "Llanen a Bi madre. Quiero verla por Gitima vez." Entonces diré adis. jAdi6s, madre! 0hy ‘cuinto deseo verla.. uisiera que me besara Ta frente como soi falhacerio sienpre. Era la nica en todo este universo que me amaba realmente, Ahora voy a tener que de- Jarla por todos 125 tieapos." Este tipo de sentimientos y pensamientos continuaban surgiendo en mi y seguf Morando por largo rato. Me resultaba inexplicable. Este tipo de sensaciones no Jas habia’ sentido nunca en los 50 dfas de problemas que Vevaba No se 10 confié a mi sobrino que estaba sentado en 1a habitacién contigua Pensé que las eno:iones y el dolor iban a pasar en pocos momentos, pero no fue asi. B medida que pasava el tiempo, seguian aunentando mi depresién y sufrimiento. Des ~ pués de unos momentos Ilané-a'mi sobrino. Le dije que Iba a partir a mi casa hoy. El, simplemente, sonrid. Sabfa que yo habia dicho cosas similares muchas veces antes ¥ ue no cumplia con elio, Al darse cuenta de mi estado, agregé : "Vas a estar bien de nuevo en la nozhe. En el fondo de mi corazén tanbign sentia que estarfa bien otra vez en la noche mediante alguna experiencia. Esto habia pasado tan a menudo que no quedaba Tugar pa- ra dudarlo. Sin enbargo, al _acercarse la noche, se increnentaba muchas veces también 1a negrura'de mi estado de énimo. Me tendi en mi lugar de megitacién y le supliqué a Dios que ne salvara. Nada sucedié. Lo intenté todo, cada plegaria y cada autosuges tin." Mas nada funcionaba "No, no, 10 puedo seguir viviendo. Me estoy muriendo de depresién", murmura- ba para mf mismo. Cuando se volVvié absoiutanente insoportable, no pude controlarme ¥ Vané a mi sobrino. “Le diJe que queria viajar de innediate donde mis padres. Dijo : "Come algo. Lego daremos un paseo en el parque. Después vas a es - tar bien.” Esto te ha pasado tantas veces.” Como lo sagerfa, con algo. Me df cuenta claranente que no podria comer nada que valiera 12 pena, debido a lo agudo de 1a depresién. Después, salimos para un pa- seo en el parque. "Nas me sentfa tan exhausto que se me hacia dificil caminar. Nos Sentanos allf por algin tiempo. Pero mi intranquilidad era tan grande que me resulta ba extrenadanente dificil sentare por unos monentos. Me levanté y conencé ® caninar arriba y abajo Cuando ya no pude seguir, 1e indiqué a mi sobrino que queria regresar a ai pi- so. Aunque habria preferido seguir en el parque, vino contigo. Otro sobrino habia venido a ai apartenento durante esa semana, para dar unos exénenes. También estaba con nosotros. Mes no le habfa dado informaciones acerca de mi dolencia. De regrese me toné dos 0 tres pfldoras antidepresivas y me fui a la cama con a dea de que, tal vez, estarfa bien en 1a manana. Esta fue la noche mis horrible que pasé en todo este perfodo. Debiera decir que no fue mucho To que pude dormir. Durante toda Te noche sufri de depresion y an - Siedad, Mi alteracién e intranquilidad eran tan grandes que, por momentos, querfa le vantare para ira dar vueltas por la pieza. lo To hice por temor a que sé levanta = Fan mis sobrinos y se preocuparian mucho si me vefan dar vueltas a una hora tan inusi~ tada. De una u otra manera pasé el tiempo. Me levanté muy tenprano, estando ain obscuro. ” Traté de sentarme a meditar antes de que mis sobrinos despertaran. Quer‘a Sentir algo de alivio como para postponer mi viaje, cono antes. Mas, como ilegaria a Seberlo mis tarde, esta vez'mi Guru-Dios queria que me fuera. Si hubiera querido de~ Tenerme, padia haderio hecho como en anteriores ocasiones. Mas no era lo que deseaba ahora, querfa que partiera Pese a mi meditacién no me sentf mejor. Y mi depresién segufa en aumento. Silenciosamente pise algunas ropas en mi maleta, me lavé 1a cara que se habia puesto ‘uy oscura y lucia terrible, me puse 10 ropa y los zapatos y me preparé para partir. Mis sobrinos se habfan levantado. £1 que debfa rendir su exanen, se irfa ese mismo ia, de modo que le pedi que, en lugar de salir algo més tarde, sé arreglara ahora y tne dcoepanara'a 1s estacién central de buses, en donde debia tonar el mio. Ni otro ssbrino me rogé que me quedara al menos un dfa més. Se sentfa seguro que yo iba a lograr otra experiencia necesaria y que vendrfa la mejorfa cono antes Was, me encontrabs en tal estado de terror y depresién que no acepté. Mi otro sobri- no ja estaba lists. Recogid también su equipaje y nos aprontanos para dejar el apar- tamento. El sobrino que me habia aconpanado desde hacia 40 dias, estaba triste y ape sadunbrado. Al ¢eme partir, se inclind y me tocd los pies. Tenfa los ojos !enos de lagrimas. Salf apresuradamente y tomanos un bus que nos Ilevé hasta Ta estacién de los buses interestatales, Mi sobrino Lond el bus que Te correspondia y yo esperé el mio. No tenfe muy claro si debiera ir donde mis padres que vivian en un pueblo o donde mi hhermano menor que vivia en una ciudad y practicaba la psiquiatria. Estaba tratando e decidir al ressecto, cuando T1eg6 e1 bus que iba a la ciudad en que vivia mi herma- no. Lo abordé dz innediato. Tenfa que me pudiera pasar algo serio en el bus misho. Pero nada sucedis! De este mdo terming una larga fase de las més grandes experiencias espiritua- les que tuviera en Delhi. Poco sabfa que frente a mf se extendia un largo perfodo de una Tucha més peligrosa y de vida o muerte. (37) NoTAS : (1) La meta y 10s valores guardan una estrecha conexién. La persecusién de metas tenporales socio-econénicas, debido a una visién defectuosa que cree que la realidad Fisica es la realidad final, nos leva a practicar una clase inferior de valo res. Un conocimiento acerca de 1a realidad espiritual superior y la consiguiente Tia ign de Ta realizacién espiritual cono meta de la vida, nos Ilevaré decididanente a se guir valores nés slevados. (2) Este destino, a mi modo de ver, no se fija arbitrarianente de antemano. Re - presenta a1 resultado directo de los karmas (acciones) de uno en todas las vi- She das anteriores. Be modo que uno misno lo habré configurado y no habré sido cincelado por nadie nis. (3) Esto era una parte del Hatha Yoga. Puede ser muy peligroso si no se Teva a cabo bajo una gufa correcta y tampoco resulta aconsejable en 1os tienpos actua Jes, puesto que michas de 1as condiciones previas relativas 2 "yana" y "niyama" , dos pasos inletales del fanoso "Ashtang Yoga" de PatanJali no se cuNplen adecuadanente (4) En 1a vida de un individuo aparecen muchos eventos favorables inesperados. De- ido a la ignorancia, el horbre moderno tiende a decir ante cada uno de ellos gue “sucedié por casualidad™. Debiera saber que no hay nada que suceda por casual idad. Todo evento se Teva a cabo de acuerdo a la Voluntad de Dios. Seria aconsejable que el hombre los interpretara, diciendo : "ES la voluntad del Senor” (5) Las eireunstancias se narran tanto en el Yolumen I como en el priner capitulo Ge este libro. (6) Las etapas de este viaje espiritual se entregan en el Capitulo 14 del Volumen I que se titula “Wacia Te Meta Final” (7) beberfa resultar evidente para todos 10s sadhakas que usan 1a senda de 1a medi~ tacién, que durante las etapas finales es obligatorio un colapso nervioso cldsi co ante Ta liberacién final. Generalmente resulta terrorifico y pel igroso para el sad haka, puesto que vepresenta la experiencia de la muerte. (8) Muchos psicoanalistas interpretan a esta alma testigo o Jiva cono ego. (3) Es muy importante entender aqui que estos dos nervios son los raga y dwesha bi- Sicos sobre los que se levanta Ta personalidad del individuo. — Préxinos al Bratma-randhra, representan al centro del ego y de la mente, Representan tanbién al rnd basico de los contactos con 1a madre. Todos 10s colapsos nerviosos de naturaleza clésica se producen en este punto cercano al Braha-randhra y al nivel del contacto con 1a madre. Una vez desplazados de su posicion original, estos nervios no pueden volver a afirmarse en ella. Como re~ presentan el punto de partida de todos los senderos nerviosos asf como de 1a personali- dad, todo el Sistana se tanbalea y Ta personalidad se debilita para siempre. No hay Uchica, medicanento ni terapia wodernas que puedan reparar por completo el dano. Este se produce en la Tuente. " tNingin método puede repararlo hasta alli. No es de extra~ far que ningin paciente mental sea completamente curado por ninguna técnica, incluyendo el psicoandlisis. El dafo hasta 1a fuente puede ser reparado cuando, a través de la gracia de Dios-Guru y Ta Madre Kundalini, uno renace en este miso cuerpo hunano. Uno puede 1o~ grar este Yenaciniento a través de (i) largas meditaciones, (11) méxina gracia del Guru “bios, (113) el despertar de Kundalini de manera controlada por la gracia de Dios y Civ) Ja terminaciin det proceso de Kundalini. En este reacimiento, 1a Suprena Madre, es decir Kundalini, acta cono 1a madre fen reenplazo de 1a madre terrena. La Conciencia Suprema o el Senor Shiva actia como el padre en lugar del padre terrenal. El diva individual acta com el hijo. Wo so~ amente se disuelve por completo el antiguo sistema nervioso, sino que se forma uno nuevo, a través de un lento proceso, hasta la fuente misma. Este nuevo sistena nervio 50 encierra todo el conocimiento espiritual. Después de este segundo naciniento, uno vivird en el mundo como hijo de Dios, mensajero de Dios 0 hasta como Dios mismo (10) Las Fecha entregadas en este capitulo son correctas, hasta donde puedo recordar. 52. (11) Durante este perfodo solfa meditar, pero sin relajacién. De hecho, casi hacta uso de fuerza para hacerlo. Intentaba empujar los nervios cafdos én la mente hacia atrds, hacis el Bratma-randhra, por medio de la fuerza de la exhelacin. Medita ba como si éstuviera Tibrando 1a mayor de 1as batallas con mis nervios. (22) Su nombre era ef Dr. Chawla. Su mujer trabajaba también como psiquiatra, jun- to con él, en el mismo instituto, (13) Fue en verdad una intervencién Divina el que yo no accediera a la sugerencia de ese bondadoso médico, en momentos en que me encontraba en el més horrible de los estados mentales. Ahora puedo decir que si la hubiera aceptado, me habrian aplica 4o electro-shocks, por ser el Unico tratamiento que conocian para un'caso asi. Con ello, habria perdido posiblenente toda oportunidad de recuperacion y de vida eterna. (14) Este es e1 real Triveni, 1a confluencia de Ida, Pingla y Sushuma, Si se abre adentro y el jiva tona allf un bao, queda liberado. En la India, hay muchos aspectos culturales y geograficos externos que se han derivado de las realidades espiri tuales internas, €1 Triveni en Allahabad no es més que uno de ellos. (15) En base @ mi experiencia, puedo decir que el Tercer Ojo es exactamente igual a Jos otros dos. Ellos pueden ver los objetos fisicos del mundo exterior. ET Tercer Ojo puede ver ios objetos espirituales del mundo interior. — Asf como los ojos externos no. pueden ver los abjetos espirituales, el Tercer Ojo tanpoco puede ver los el mundo Fisico externo. ET Tercer Ojo ve tan claranente los objetos espirituales como ven 10s otras dos ojos el mundo exterior y sus objetos. (26) 1 tamano det Tercer Ojo cono aparece en los diferentes dibujos lo muestra como alcanzando bastante arriba en la frente. £50 no es asf. Parece ser tan gran de slo en su representacién gréfica. £1 Tercer Ojo existe s6lo en el entrecejo, pu de que tenga menos de un centinetro de alto, pero tiene la faculted de ver 1a totalidad de Ta Real idad Césmica. (17) ie Te ido acerca de 1as experiencias con el Tercer Ojo de uno o dos santos. Por ejemplo “La Ciencia Espirituat de 6.5. Lanba (Jaipur, publicado por el autor en 1961). Encuentro que mis experiencias son ligeranente diferentes y que quizés repre~ sentan una mejor descripcién del Tercer 0j0. Debo agregar, sin enbargo, que ninguna experiencia puede considerarse cono ditima, sino Gnicamente como un patrén en base al cual se pueden medir y comentar las de otros. No hay generalizaciones posibles. Las experiencias espirituales son nicas en cada caso y constituyen un secreto entre el sad hhaka y su Guru-Dios. Menciono aqui tanbién algo sobre e1 Shiva-Linga. Es e1 sinbolo del Absoluto. Es la primera forma de Lo Sin Forma. Es 1a primera figura Timitada de To [Vimitado Es un Sinbolo de destruccién y de reconstruccién. Una vez que le ha sido mostrado al diva en el Tercer Ojo, el Jiva se fundird en el Absoluto después de pasar por el. proce- 50 de destruccién y reconstruccién de 1a jaula psiquica interna, es decir 1a mente y Tas denis envol turas. (18) Ho we cabe duda alguna que fue que pasé por una experiencia de muerte bajo la Imuy anorosa proteccién del Guru. Yo (diva) estaba siendo testigo de Ta des ~ truceién de? yo (ego). (19) Largo tienpo después de esta experiencia Nequé a las siguientes conclusiones (3) Que, al igual que existe el sthula sharira que es el cuerpa de carne y hvesos visible a los ojos externos, existe también un suksham sharira interno, sujeto por Tos karmas. fn el monento de 1a muerte, el primero se des integra 'en sus elementos originales, mas el segundo no mere. Este suksham