Está en la página 1de 6

APUNTES PARA UNA HISTORIA DE LA CABALLERIA EN ESPAÑA (I)

APUNTES PARA UNA HISTORIA DE LA CABALLERIA EN ESPAÑA (I)

PRAEFECTUS EQUITUM VETERANORUM

Introducción.

Aunque para cualquier estudioso e incluso aficionado avanzado en el tema no sea ninguna noticia, diremos
aquí, que a pesar de todos los pesares, de tomar de él su propio nombre, de bautizar incluso un ideal de
vida y casi casi una cultura…. y por extraño que pueda parecer, la Caballería, entendida aquí como Arma,
así con mayúscula, no está esencialmente vinculada al caballo……otra cosa es que desde sus comienzos
hasta hace relativamente poco tiempo, la Caballería haya hecho uso de tan noble y bello animal de forma
sustancialmente obligada. Y que nadie se equivoque: el que esto afirma es jinete desde hace más de
cincuenta años… que no son pocos.

Esencia es “aquello por lo cual una cosa es lo que es”….. y sustancia, es esa esencia, en tanto en cuanto
que soporta accidentes.

Recordemos esto al ver como la esencia del Arma de Caballería ha sido y es por definición el constituir una organización
equipada e instruida, para desempeñar misiones que exijan un alto grado de capacidad de maniobra, de velocidad y
potencia de combate, siendo particularmente apta para actuar en forma independiente sobre el terreno y a considerable
distancia del grueso del ejercito.

Todo lo que eso sea,…………es Caballería.

Como podemos colegir, para el mantenimiento y consecución de estas condiciones el uso del caballo ha sido durante
siglos un excelente medio que hoy por hoy, al haber sido sustituido por otros medios mecánicos que mejoran las
condiciones esenciales del Arma, ha venido a mostrarnos que el medio que le proporcione al Arma sus características es
meramente accidental.

Incluso desde hace algunos años el mantener estas condiciones esenciales hace necesario a juicio de
muchos el abandono del carro de combate en manos – ¿o estaría mejor dicho “a los pies”? - de la Infantería
y adoptar el uso de otros medios como el helicóptero, que permitan mantener y mejorar las características
esenciales del Arma de Caballería.
Los brillantes resultados en el valle del río la Drang (Vietnam) en 1965 de la 1ª Cavalry Division (Airmobile) de los USA
a las ordenes del Mayor General Harry W.O.Kinnard, uno de los principales teóricos del concepto de aeromovilidad,
avalan a los que así piensan.

Mucho se puede decir en pro y en contra del uso de la movilidad aérea por la Caballería, y lo haremos,
aunque en otro lugar y momento.

Hemos visto así claramente, como el medio, el vehículo es solo sustancia, accidente y no esencia de la
Caballería.

Aunque montando o no, el Jinete, el soldado de Caballería tiene de antiguo o al menos debe tener,
condiciones esenciales propias y muy peculiares. Bien debía de saberlo un experimentado Jefe de la
Caballería castellano-leonesa como siendo Infante lo fue el Rey sabio D, Alfonso cuando señala en la Ley I
del Titulo XXI de su Partida II:

“Caballería fue llamada antiguamente la compaña de los nobles homes que fueron puestos para defender
la tierras: et por eso le posieron nombre en latín militia, que quiere decir como compañas de homes duros,
et fuertes et escogidos para sofrir males, trabajando et lazrando en pro de todos comunalmente. Et por ende
hobo este nombre de cuento de mill: ca antiguamente de mil homes escogien uno para facerle caballero;
mas en España llaman caballería non por razón que andan cavalgando en caballos, mas porque bien asi
como los que andan a caballo van mas honradamiente que en otra bestia, otrosi los que son escogidos para
caballeros son mas honrados que todos los otros defensores. Onde asi como el nombre de la caballería fue
tomado de compaña de homes escogidos para defender, otrosi fue tomado el nombre de caballero de
caballería” (sic)

Es curioso como para nuestro Alfonso X no es la Caballería la colectividad de los caballeros, entendidos
estos como un grado estamental, ni ideológico, sino que es caballero aquel que forma en las filas de la
Caballería. Amen.

Pero volviendo al análisis del comienzo de la Caballería como Arma, nuestro evocador y entrañable jinete
no ha sido tan fundamental como puede parecer.

De hecho las mas antiguas referencias a la Caballería en los ejércitos de todo el mundo aluden al carro de
guerra y no a las tropas montadas, como el elemento usado por el Arma; China, Egipto, Hititas etc……
diecisiete siglos antes JC (Hattusil I) ya utilizaban las formaciones de carros como medio para romper en
fuerza las líneas de la infantería. De este modo es de suponer que aunque esto tuvo que comenzar por el
binomio hombre/caballo, es con el carro cuando se alcanza una verdadera dimensión militar.

Es desde ese punto de vista histórico-militar desde el que nos proponemos esta serie de artículos, que por
fuerza no pretenden otra cosa que divulgar generalidades y no pocas mal conocidas curiosidades al
respecto de la Caballería en España.

Como antecedente, veremos muy de pasada una introducción general al tema.


I. El Caballo, el carro y sus usos desde el comienzo.

1.- El caballo

Aunque es obligado hacer mención del caballo en un artículo de esta naturaleza, lo amplísimo del tema
incluso a niveles divulgativos me ha hecho pensar que no es lugar este para tratar en extensión ni con
profundidad enciclopédica acerca de este noble y bello animal.

Nuestro compañero desde la noche de los tiempos, hasta el punto de que solo el perro puede considerarse
un mas antiguo colaborador del hombre que el caballo; el papel importantísimo que ha tenido el caballo
como motor de desarrollo económico y cultural es enorme y desde luego en etapas mas recientes de la
historia de la humanidad ha sido mucho más importante y fundamental que el del perro. La civilización
entendida esta en sentido lato, se ha extendido en general por el mundo, a lomos de un caballo y
siguiendo siempre la moharra de una lanza….

Según un reciente artículo publicado por la revista Science, la doma del caballo comenzó hace más de
cinco mil años en Kazajstán. El trabajo de la Universidad de Exeter que recoge la citada publicación
debemos entenderlo con un poco de ecuanimidad, facultad esta, de la que muchos historiadores e
investigadores en general no andan muy sobrados.

Lo que en realidad debemos entender es que entre todos los yacimientos estudiados hasta el momento, el que refiero,
perteneciente a la antigua cultura Botai, en el norte de Kazajstán y datado entre los años 3.700 y 3.100 ad JC parece
ser que contiene algunos de los mas antiguos testimonios y vestigios arqueológicos referentes a la doma y cría del
caballo en el mundo.

Hago este comentario, para que comprendamos perfectamente a lo que nos enfrentamos, ya que al poder
remontarnos paleontológicamente en el estudio del caballo hasta 55 millones de años atrás, fecha en la
que un diminuto mamífero del Eoceno americano comienza a evolucionar hasta llegar a ser origen de las
razas equinas que hoy conocemos, entenderemos que fuera de certezas muy generales, como es la de
que fue en las estepas indoeuropeas donde aparece nuestro caballo moderno, es algo aventurado y
pretencioso el concretar el exacto lugar y momento del comienzo de la cría ganadera y doma del
caballo……demasiada laguna y demasiado grande.

Cueva de La Pileta. (Cádiz) Solutrense antiguo. 17.000 ad JC

Las numerosas contradicciones entre multitud de autores acerca de la cronología y origen de la cría doma,
me mueven a no pronunciarme, dado que yo no estaba para atestiguarlo y que en el fondo todas son -salvo
raras excepciones como la que cito de la Univ. De Exeter- puras especulaciones. No me encuentro pues,
dispuesto a volcar nuevas elucubraciones con respecto a este tema.

Analizar aquí la evolución de la especie, su morfología, razas, doma, atalajes, enfermedades, evolución
histórica etc…… es tarea ardua pero interesante por demás aunque que como digo, excede a los objetivos
de este trabajo.
Ocuparnos aquí de ello sería tanto como si introdujéramos un artículo sobre -por ejemplo- la mecánica de
los motores diesel en los carros de combate, o todas las formas tipos y modelos de atalajes y vehículos de
tracción animal, cosa que podemos hacer y que seguro haremos, pero no aquí.

Bástenos de momento el saber “de pero grullo”, que en general, si hablamos de unidades montadas y de
carros usados para la guerra en nuestra historia es que había animales para montar y para el tiro y de ello
trataremos pero no de una forma específica.

Por ello publicaremos en breve, un estudio acerca de estos extremos referido con extensión a nuestro
caballo.

2.- El carro

No debe de ser casualidad el que uno de los Arcanos Mayores del Tarot, El Carro, represente la llegada del
éxito, la confianza, el valor y la determinación.

El carro fue utilizado ya como vehículo para la guerra durante la edad del Bronce y la del Hierro.

Los carros de guerra mas antiguos de que en Occidente Y Medio Oriente tenemos noticias son los de los
Hicsos que tanta influencia hubieron de tener en la Caballería del antiguo Egipto desde su aparición en el
período del Imperio Nuevo Tebano.

India, Persia, China fueron también lugares donde su uso militar destacó.

El tradicional aislamiento de China ha sido visto por muchos como la principal causa de la tardía aparición
en ella del carro, no solo en sus ejércitos antiguos sino incluso en su uso civil. Hay que tener en cuenta que
hasta el siglo III de nuestra era el carro, independientemente de su uso para el transporte era solo utilizado
como un elemento ceremonial. Aunque existía como elemento para el combate, por los datos que
poseemos su número era escaso y de hecho cada carro agrupaba tácticamente a su alrededor a cien
infantes, eso nos puede hacer deducir el uso tan limitado que del carro de guerra se hizo en China en la
antigüedad.

Tratadistas tan eminentes como Eberhard, creen posible la influencia de pueblos de Asia sudoccidental en la formación
de determinados aspectos de la alta cultura china y la transmisión del uso del caballo y del carro como vehículo para el
transporte, se debe enmarcar dentro de estas influencias alrededor del segundo milenio adJC., en plena época Shan (c.
1600-1050 a. C.), lo que coincide c on la datación oficial china de este “invento” en su listado de héroes y
descubrimientos chinos. ¡¡ De esta forma nos encontramos en realidad ante un fenómeno extraño… hay algo que no
inventaron os chinos antes que nadie ¡¡….

Pueblos de lengua indoeuropea de las inmediaciones de China, fueron sin duda los que introdujeron en
esta, no solo la cría caballar sino también el carro de combate de ruedas radiales durante el segundo
milenio antes de JC.

Ese papel de intermediarios parece apoyar la tesis de que la palabra china “ma” que viene a designar al
caballo, tiene la misma raíz que en otras lenguas con raíces indoeuropeas tiene el término “ mähre”
(alemán) o “mare” (ing.)

Probablemente fue en Persia donde se comenzó a montarles a los carros afiladas cuchillas en los cubos de las ruedas
como prolongación de los ejes; aunque tradicionalmente se ha atribuido la invención del carro falcado – asi se llama al
invento- a Ajatashatru rey de Magadha (N.O de la India) aproximadamente en el año 475 ad JC.

Las antiguas Grecia y Roma usaron militarmente el carro de combate, aunque en mucha menor medida que
esos imperios asiáticos tan vinculados al desierto y las grandes llanuras. Aunque su repetido uso ceremonial
y solemne viene a indicarnos la importancia que el vehículo llegó a alcanzar.

El uso en Roma de los carros para las carreras (voz que viene de “carrus”= carro) en el circo, secuela deportiva de una
práctica militar como muchos otros deportes de la antigüedad -por no decir todos-, alcanzó niveles de importancia y
pasión popular similar a la que hoy en día tienen deportes como el football. Y continuó en Bizancio aún cuando su uso
militar había quedado relegado y obsoleto.

Los romanos denominaban a los carros en función del número que contenía el tiro: bigas, trigas o cuadrigas. Y lo
habitual en un carro de guerra era un tiro de dos caballos.

En cuanto al número de ruedas en los ejemplares más raros y antiguos era de cuatro, pero los carros de
dos ruedas eran los habituales en toda época y lugar.

Una constante en la protohistoria del carro del guerra fue siempre la de primar la velocidad; para ello era
preciso aligerar la estructura del carro al Carro egipcio 1580 a d JC.

máximo. Las invenciones de la rueda radiada y de la llanta fueron cruciales para la obtención de u n
vehículo ligero y sólido a la vez.

El uso más antiguo de carros de guerra con ruedas con radios data del 2000 ad JC. Y puede datarse sin duda en
Mesopotamia.

La famosa batalla de Qadesh, que es la primera reflejada en fuentes históricas y que tuvo lugar en lo que hoy es Siria en
el año 1274 adJC entre tropas del faraón Ramses II y del rey Hitita Muwatallish, fue quizá la mayor batallas de carros de
la antigüedad y es referencia clásica para el estudio del uso de los carros en la guerra antigua.

Otra razón “de peso” para comprender la necesidad de un carro ligero hay que buscarla en el caballo
disponible, que en las llanuras mesopotámicas y en Egipto no era entonces – y aún ahora- un animal de
gran alzada.

En general en cualquier escenario de la antigüedad, hay que reconocer que no se disponía de un ganado
que pudiera con soltura soportar el peso de un jinete con sus armas durante un combate más o menos
prolongado.

Esa circunstancia hizo preciso el arbitrar un medio que facilitara el esfuerzo combinado de varios caballos
que a la ventaja de no tener que soportar ningún peso sobre sus lomos añadiera el permitir al combatiente
manejarse con soltura y disponer de un buen asentamiento para hacer uso de sus armas.
Es posible que la aparición de la biga, del carro de dos caballos en limonera fuera la consecuencia de
necesitar mas potencia de tracción para que dos guerreros compartieran el carro: el auriga y un lancero u
arquero; estos haciendo uso de un carro falcado debieron de ser un mal encuentro para el infante que
formara cuadro en medio de una llanura. Una vez rota en fuerza por la acometida de los carros la formación
de la infantería que tenía por fuerza que abrirse para dejarles pasó, los arqueros podían disparar a
izquierda y derecha sin que la marcha del carro se viera afectada.

Durante más de setecientos años las batallas las resolvió decisivamente el resultado de esta necesidad
combinada de velocidad y potencia: el carro de guerra.

Razones económicas entre otras y la necesidad de unidades que pudieran desenvolverse en terrenos
abruptos, diferentes formas de hacer la guerra, la sustitución de unos pueblos y culturas por otros

La constante búsqueda de mejoras en la cría, el cruce con ejemplares de mas alzada y caja, el disponer en
definitiva de caballos mas fuertes y de mejores condiciones para la doma fue una de las principales causa
de la paulatina sustitución del carro por las unidades montadas.

Durante el largo período de la historia en el que los jinetes tuvieron todo el protagonismo táctico en el
empleo de la caballería, hasta la primera Guerra Mundial en que el carro de combate vuelve a ser el
vehículo del Arma, la Caballería sufrió en realidad muy pocas transformaciones esenciales, aunque
muchísimas desde el punto de vista táctico y de sus diferentes características.

Se puede decir que el impacto que supuso en su día la aparición del carro de guerra fue similar al del uso
del bronce frente al hierro y que la posesión de la tecnología para la fabricación de carros de guerra fue
decisiva durante siglos.

En el siguiente apartado veremos los diferentes carros de guerra y su empleo desde Sumeria hasta Roma
pasando por la España antigua.