Está en la página 1de 86
ae dle la nan le Rr mAUiTAr bind Método del Cireulo Eacaniado NCO ee mera uTe Método de la Gran Estrella Metodo cde fas Gitaras I LIRSIACOMN ALE aTEATNLG Método CaaS 6 Cémo Echar las Cartas Significade de algunas Cartas cuando salen al revés........ wee 69 Ejemplos pricticos para Echar las Cartas ...... 73 Varios Augurios al Echar fas Cartas... scescee 77 La Buenaventura Misteriosa 0 La Cartomancia Solitaria 81 Gran Juego Francés o Procedimiento de Etteilla, sacado del Libro de Thet......... 99 Figuras Emblematicas 1... soe 107 Consultas dei Gran Juego ..... . 135 Procedimiento de las Gitanas ... 139 Método italiano .. 151 Oraculo Perfecto o Nuevo Modo de Adivinar por medio de los Naipes....... 155 Método Mexicano .... 173 Introduccién La cartomancia es el arte adivinatorio, vul- garmente denominado arte de echar o tirar las cartas. No se sabe con certeza la época en que se in- ventaron los naipes o cartas; igualmente se ignora el nombre y la nacionalidad del inventor. Todos los pueblos de Europa se han atribuido el invento. No habré para qué decir que los franceses, han pre- tendido probar, que las cartas las invent6 un fran- és ingenioso para divertir al rey Carlos VI cuan- do perdié la poca cordura que tuvo. Otro francés, Alliette, que firmé con el seudé- nimo Eiteilla, asegura que Jaquenin Gringoneur, supuesio autor del invento, se limit a ofrecer al rey insensato una reproducci6n en cartones de dibujos coloridos, hechos en planchas metélicas 0 en laminas de macfil, por un griego, llamado Alpha, que vivio en Espana desterrado. 8 ‘Como Echar las Cartas No hace esta afirmaci6n Etteilla por sélo el qusto de desmentir a sus compatriotas, quiténdo- les el honor de ser los inventores de los nalpes y ios padres involuntarios de la carternancia. Las aseveraciones de Eticilla son a un mismo tiempo interesadas y de un gran valor histérico, porque con ellas pretende dar el origen cierto del arte de echar Jas cartas, y explicar el modo como en la antigiiedad se practicaba este arte adivinatorio. En este voltmen explicamos con detalles el procedimiento que dio a conocer Etieilla, valién- Naipes Antiguos Introduccion 9 dose, segtin afirma, de los mismos naipes que emplearon los antiguos. No poseemos nosatros documentos que pue- dan servimos para dar ni quitar fe a ‘o que Eteilla aseverd; pero no hemos pedido excusames de dar cabida a su método, ya muy popular en Francia en un libro que come el nuestro, pretende recopi- lar ordenando, cuanto hasta el dia se ha cscrito sobre cartomancia con aiguna seriedad: la serie- cad compatible con la inseguridad de ta materia. Volviendo a la invencién de los naipes, afirma- mos en redonco que cuando vivid Carlos VI eran ya conocidas fuera de Francia tas carlas para ju- gar. Sesudos historiadores han dicho que el em- peredor Carlos I de Espafia concedi6 grandes fa- vores y buenos cargos a Juan de Saintré porque no jugaba a las cartas ni a los dados; otro rey espafiol Alfonso XI, prohibié los juegos de naipes en sus estatutos de la orden de la Banda, promuk gados en 1332. No tiene para nuestro estudio una importancia esencial dar con la verdadera cuna de los naipes; pero sf importa notar que en todos los tiempos se han hecho contra ellos campafias encarnizadas, sin consequir desterrarlos. En dos sélidas razones se han apoyade los que han combatido con palabras, o can leyes, los jue- 10 Como Echar las Cartas gos de naipes denominados barajas: las cartas sir- ven para los ruinosos juegos de azar y para hacer brujerias, que rio otro nombre merecen los artifi- clos y engafios de que se sirven algunas echado- vas de cartas para explotar como embustes la cre- dulidad o la ignorancia de los que van en busca de su pretendida ciencia. Per si los lectores extrariasen que hablemos mal de las echadoras de cartas en un libro de car- tomancia, nos apresuramos a decir, que precisa mente nos ha movida a escribir y publicar este tratado, el vivo y bien intencionado deseo de pro- bar con é! que no es el arte de echar las cartas cosa abstrusa y misteriosa, ni siquiera ciencia oculta reservada a los iniciados. Los que para echar las cartas se rodean de aparetos, fingiendo con sus palabras 0 con sus. actos estar en relaciones directas con demonios y con espiritus inspiradores complican vanamente io sencillo, para mejor embaucar a los ignaros, prontos a dejar seducir por cuanto toma aparien- cias de sobrenatural y de misterioso. El mismo hecho de existir varios métodos de echar las carlas, prueba que no se trata de una clencia obscura, complicada y misteriosa, sino de una de las muchas artes adivinatorias ideadas por los hombres, siempre propensos a avizorar en el Introduccién: iL porvenir que temen, pero sin recurrir a maleficios ni ensalmos, que nada tienen que ver con las practicas claras y licitas de la cartomancia. Cualquier persona de mediana inteligencla puede, si se lo propone, echar o echarse las car- tas, sin que por ello se le pueda, con razén, acu- sar del feo delito de brujeria Los muy exigentes, que a todo ponen reparas y en todos ven pecadores y delincuentes, podran burlarse desde las cumbres de su omniscieacia im- piacable y de su virtud soberbia, de los que, con confianza ingenua, van a buscar en las cartas un. vaticinio favorable que les aliente, 0 una predic- cién desconsoladora que los desengafe, haran mal confundiendo en la misma condenacién a las que practican, sin lucrar, la cartornancia sencilla y a los que desvirtian los métodos que nosotros ex plicamos, con las vitandas supercherias de los que se dicen magos, y que son en realidad delincuen- tes despreciables, capaces de cometer los més in- fames delitos Insistimos en estos razonamientos para desva- necer los escripulos en eslos razonamientos para desvanecer los escréspulos de cualquier equivoca- do, que temiera descarriarse 0 condenarse si leye- ra las paginas de este libro, en el que nada vitu- perable se ensefia. 12 Cémo Echar las Cartas, La cartomnancia no es por si arte dafiosa, sino graio pasatiempo; el mal de ejercerlo empieza, cuando se olvida o se desconoce su verdadera tmportancia y se da a sus vaticinios un valor exa- gerado y supersticioso. En vano la civilizacién con su incansable pi- queia, en vano el progreso con su rapidisino curso y la potente razon con sus esplendentes rayos de luz vivificadora, han pretendido y pre- tenden destruir por completo todas las supersti ciones humanas. La supersiticion es imnata en el hombre, y en tanto no se desvanezcan las densas e impenetra bles sombras que envuelven a ese algo, a ese no sé qué, en el cual se estreilan todas las teorias fi- loséficas, todas las doctrinas cientiticas, y, en fin, todas las ideas por sublimes y razonables que sean, ella ha de ensefiorearse por fuerza del cere- bro humano. La creencia es la esperanza, la esperanza es la vida; suprimid las creencias y suprimiréis de una vez la exisiencia del hombre. Elescéptico, el més incrédulo y ateo, es el que se halla predispuesto a creer y entregarse en bra- zos de las mismas supersticiones que abomina. En todas las edades y pueblos, la supersticion ha tenido un poderoso e irrecusable dominio. Introduccién iS La India, con sus misteriosos ritos, sus brac- manes y amuletos. El Egipto, con sus serpientes devoradoras sus esfinges y sus indescifrables jero- glificos. Roma, la invencible, con sus voluphioses fdoios, sus baquicas fiestas y lascivas saturnales, firman completamente que siempre han sido y seran necesarias las creencias para la vitalidad humana. Si, tan necesarias como el aire a ios pulmones; sin aire vendrd la asfixia; sin creencias, el hastic, la desesperaci6n, la muerte. No se puede destruir ninguna doctrina sin crear otra; todas las doctrinas han de tener por base principal la supersticién, si se quiere que pre- valezcan; tal lo entendieron los mas grandes filo- sofos del mundo, desde Pitigoras a Xenofonte, desde Sécrates a Jesucrisio, el mas grande y subi me de todos los filésofos. Y no se crea que la supersticién acuse igno- Tancia, no; los hombres mas sabios, les més céle- bres y poderosos de la tierra cayeron en esta, si se quiere, aberracion de la inteligencia humana. Larga e interminable seria la lista que podria- mos presentar de eminencias, tanto en armas como en letras, tanto en poder como en artes, que han sido verdaderos esclavos y sustentadores de la supersticion. 14 Como Echar las Cartas Los magos, ios alquimistas, astrélogos, nigro- ménticos y agoreros encontraron casi siempre determinado y firme apoyo en la corie de los mas rigidos y absolutos monarcas y en el palacio de los mas soberdios magnates, ‘La geomancia, la nigromancia y la cartornan- cla fueron las ciencias {y decimos ciencias, pues por tal eran tenidas) que tuvieron mas adeptos y admiradores en antiguos Hempos, y si bien muy ocultamente ejercidas, no dejaron de influir en muchos sucesos politicos que hoy admiramos con- signados en la historia Pretendiése leer en las fulgurantes estrellas, y el azulado cielo, allé en Ja callada noche, fue un libro abierto en ei cual se leyeron los recéndilos secretos del alia y los impenetrables destines del que con verdadera fe crea que su suerte, su ven tura o desgracia dependian del mayor o menor fulgor de algitn rutilante astro. Y no sélo el firmamento sirvié de cabala. El aire, el agua, el fuego, todos los elementos se prestaron a escudrifar el obscuro porvenirr de los mortales. Las protuberancias del craneo, las lineas mas ‘© menos desiquales del rostro y las siempre mar- cadas rayas de la mano, denunciaron claramente a los doctores de tales artes, Jas cualidades, incli- Introduccion 1s naciones, vicios, peligros y secretos de los que confiaron en su experiencia! Pero de todas estas cabalas, de todas estas clencias, ia que tuvo mas arraigo, ya desde remo- tos tiempos, fue el arte de conocer el destino del hombre por medio de las cartas Los egipcios y los romanos ya las usaron, si bien eran sus figuras simbélicas diferentes de las que hey dia nos servimos. Francia, Inglaterra y Alemania, durante ¢] san- guinario imperio de feudalismo, preconizaron el arte de la cartomancia como ef mas facil y seguro para adivinar los inescrutables designios de la suerte. En Espafia, misma, en la creyente Espajia, desafiando el terrible poder del Santo Officio, que perseguia duramente a los que ejercian las cien- clas ocultas, tuvo el arte de echar las cartas su ver- dadero fanatismo; tanto es asi, que aun en estos venturosos tiempos de ilustraci6n, muchos, mu- chisimes son los que predicen la futura suerte por tal medio, no faltandoles sequramente clientela que, afanesa de indagar los misterios arcanos de (1) Se puede conocer el destino y porvenir de les personas per fas soyas de la mano, consultanda el libro titwado “Quirologia Practica", publicado por Editorial Humanitas, 16 ‘Como Echar las Cartas fa vida, se entregan con censurable afan en ma- nos de quien muchas veces los explota inconside- rablemente. duzgamos que con lo declarado basta para que se comprenda bien el alcance y la importancia que damos a las explicaciones y reglas que han de formar este libro. Nos importa llamar la atencion de los lectores hacia lo que podriamos llamar nuestro criterio de historiadores, basado en un escepticismo discreto, para justificar desde ahora la forma meramente narvativa en que se escriben estas lecciones. No pretendemos hacer la critica seria y grave de la cartomancia, sino recopilar en un volumen ce Pocas paginas y corto precio lo mejor de cuante se ha escrito en todas las !enguas del arte de echar las cartas. Nuestro trabajo se ha limitado a traducir y a copiar, absteniéndonos juiciosamente de hacer a cada momento Ja impertinente declaracion de lo que opinamos de cada métode y de cada préctica Confiamos en que esta critica la hard sin falta el lector, el que con libertad absoluta que nadie ha de limitarle, admitiré !o que crea bueno y rechaza- ra lo que juzgue despreciable. El lector culto, a todo pondra reparos; ¢l ignorante, tomara como verdades todo cuanto vea escrito, sin tomarse ni Introduccion 17 aun el trabajo de establecer parangones entre lo absurde y lo verosimil. Unos y otros obrardn erréneamente, si extre- man nato su esceplicismo © su credulidad que no acierten a quedarse en un razonable justo medio, sacando de la lectura de este volumen la verdade- ra ensefianza que proporciona. Nosotros se la daremos. Este libro ensefia que ha habido siem- pre en el hombre un innato impulso a conocer su destino y un afan indomable y fijo de penetrar en lo misterioso en busca de una creencia que ali- mente su esperanza, porque esperando se vive. De estos anhelos que declaramos, han salide to- das las supersticiones, palabra vaga a ia que cada creyente da un alcance diferente y una aplicacion distinta. Cada cual cree, con orgullo mas risible que soberbio, que su fe es la verdadera y que son supersticiosos los que defienden otras verdades ‘que quizas sean mentiras. La lucha de las distintes verdades contra las diferentes supersticiones ha inspirado a los fanaticos de todas las sectas las empresas més osadas y los crimenes mas feos. Repasad la historia y acudirén en tropel a wuestra memoria los nombres aborrecibles de los déspotas fanaticos que, por mantener la supersti- cién que profesaban como verdad, no han vacila- do en matar y en destruir. Este recuerdo debe. mo- vemos a ser razonables y modestos cuando el or 18 ‘Cémo Echar las Cartas gulle nos impulse a despreciar a los que creen de buena fe en algo que tenemos por absurdo y men- tiroso, porque se aparte de las creencias, tal vez también mentirosas, que nosotros defendemos. Reconozcamos con pena —que siempre es triste reconocer la propia ignorancia— que noso tros pasaremos y que vendran otras hombres con nuevas supersticiones, que escribiran con desdén de nuestras creencias vanas, como escribimos no- sotres de las ilusiones falsas y de las creencias de nuesiros ilusos antepasados. ‘Seguros de esta verdad dolorosa, seames jul- ciosos y tolerantes con las creencias ajenas; no despreciemos a los que ponen su fe en lo que nosotros despreciamos. Que nuestra supersticién sea al menos com- Prensiva, y admitamos, sin burlamos, las supers- ticiones de los demas. Para amenizar las paginas de este libro y para probar con testimonios valiosos la antigiiedad y la importancia de la cartomancia, damos a continua- cién siete anécdotas curiosas. Podia ser el nimero mucho mayor, si no acortasemos intencional- mente estos ejemplos, adivinando !a impaciencia con que el lector querra salir de estos prelimina- Tes, para entrar de tieno en la parte prictica de este tratado. Introduccion 19 I El poderoso emperador Carlos i, al presentar- se en batalla contra el Elector de Sajonia, se hizo antes predecir por medic de las cartas el resulta- do de la lucha; la gitana (pues una gitana fue quien le predijo la suerte) advirtiéle que si no que- ria exponer su vida, evitase el combate; é] burlése det augurio, y fue derrotado completamente, de- biendo la salvacién de su existencia al Animo de sus soldados. I A Roger de Flor, antes de su expedicion a Grecia, le fue predicho, por medio de la carto- Tancia, que un convite seria fatal a su existencia y que un traidor preparaba su &nimo para herirle; riése del pronéstico, y en un convite fue envene- nado, muriendo entre los més atroces y horribles sufrimientos. 1H La hermana de Carlos IX de Francia, Margari- ta de Valois, sabia tirar las cartas tan bien como cualquier cabalista de aquellos tiempos; tna ver, escudrifiando la suerte de su hermano, los cabalis- ticos signos la dijeron que éste moriria por efecto de su aficién a la caza. Y, efectivamente, asi fue; 20 Cémo Echar las Carlas. una mano eculta depesité en su camara un libro titulado “Arte de Cetreria”, y como todas las ho- jas estaban arsenicadas y este rey tenia el vicio de humedecer los dedos con la lengua, tomé, sin sa- berlo, el mortal veneno que en pocos dias le llevé a la tumba wv Catalina de Medicis fue muy aficionada a ha: cerse sacar el hordscope por medio de la carto- mancia; una vez la predijeron que Enrique de Navarra reinaria en Francia; ella se burl del augurio y, para evitarlo, ordené con su hijo Car- los IX la terrible matanza de San Bartolomé; mas ni asi pudo huir al influjo de la suerte, pues el Bearnés reiné bajo el nombre de Enrique TV algu nos afios después. Vv Al faroso poeta castellano Juan Vera Tarsis, conde de Vilamediana, durante los primeras afios de su juventud, un agorero le predijo que un amor sin esperanza seria causa de muerte, y asi fue, que celoso Felipe IV del gallaréo magnate, le hizo asesinar alevosamente. Introduccion 21 VI Al conde de Urgell, el Desdichado, le predijo an agorero, que al querer cefiir una corona de oro cefiiria una corona de espinas, y aunque por en- tonces nada hacia sospechar se cumpliese tal va- ticinio, algunos atios despues, por la lucha que sostuvo con Fernando de Aragon, fue hecho pr sionero y murié en su terrible cautiverio, Algunos capitanes famosos recurrieron a la cartornancia para indagar los misterioscs arcanos de su suerte y saber si saldrian victoriosos en las luchas empefiadas con los enemigos de su Patria. Los Cromwell Turena, Alejandro, Gonzalo, Osuna y otros muchos fueron aficionados a la cabala, y mas que todes Napoleén el Grande, el cual, antes de empefiar jucha alguna, se hacia ti- rar las cartas por madame Lenormand la cual fue quien le predijo al desastroso fin de Waterloo. Consejos de Duck Duck, uno de los mas afamados cartoménti- Cos, a quien su arte 0 su ciencia proporcioné gran Prestigio y fortuna, da a sus discipulos algunos consejos, que traducimos del manuscrito existen- te en la biblioteca del principe italiano Salmi: “Para echar las cartas se ha de estar poseido de animo firme, operando con ei convencimiento de que se ejecuta un arle serio y acreditado; los escépticos y las personas frivolas no sirven para vaticinar la suerte de los demas. Un espiritu cbservador y algunos estudies del arte de magnetizar pueden auniliar mucho al cartomantico, pues las moléculas desprendidas del que interroga para conocer su destino, al chocar con las moléculas de! que echa las cartes, algo di- cen, y en algunas circunstancias basta esto para formutar un buen pronéstico. No es necesario eiercer la cartomancia en 24 Cémo Echar las Cartas mansiones tenrebrosas y sérdidas, ni adornar los aposentos del cartomantico con imagenes aterra- doras; pero tampoco es conveniente que en el lugar donde se quiere penetrar serenamente en lo misterioso, reinen la algazara v bullicio. Las cosas serias se han de tratar con seriedad La mesa de que se ha de servir el cartoméntico debe ser de pino, sin barizar ni pulir, y no se ha de cubrir con tapetes ni paiios de ninguna clase Insisto en recomendar que las cartas toquen Ja. madera de pino, porque con indignacién he visto No poras veces que charlatanes torpes, metidos a cartoméanticos, echan las cartas en ricas mesas cur biertas de seda y hasta con aplicaciones de cristal Esto prueba un desconocimiento absoluto de cua. Jes son los cuerpos refractarios, entre los que el cristal y la seda ocupan tos primeros puestos, Antes de echar las cartas, debe el cartomin- tico lavarse las manos. Esto no es sdlo una prue- ba de respeto al arte que se va a ejercer, sino (y esto es lo que importa mas) una sabia precaucion para que los fluidos adivinatorics penetren por los poros y llequen hasta el cerebro. Los escépticos creeran esta precaucién pueril y aun necia; pero yo no escribo esios consejos para los escépticos que en nada creen, sino para vosotros, mis ama- dos discipulos, que, como Arresies, podéis decir; “cree mi corazén porque mis ojos han vista” Dias mas favorables para Echar las Cartas No hay dias determinados para echar las car- las; pero parece probado que son los més favora- bles los viernes y los sibados, Siguen a estos los martes y los miércoles. Venus y Saturno, gue rigen respectivamente los viernes y los sébades, son dioses muy indica- dos para inspira pronésticos relacionados con el amor. Como dias mas especialmente indicados para vaticinar con las cartas, se recomiendan las vispe- ras de las fiestas de San Juan y de San Pedro. Algunos especialistas recomiendan que no se echen nunca las cartas en los dias de la Semana Santa, particularmente el Jueves y el Viernes Santos. 26 Cémo Echar las Cartas Nota No podemos salir de este capitulo sin liamar la atencion de los lectores sobre la relacion que los cartoménticos han establecido sabiamente entre las précticas de su arte y ciertas practicas de la religién catélica. Esto prueba la mala fe con que han procedido intencionadamente los que han acusado de brujos y anticatélicos a cuantos han hecho una profeston o un pasatiempo del arte de echar las cartas, Cartomancia espafiola Método Antiguo y Moderno BARAJA ESPANOLA La baraja espafiola se compone de cuarenta y ocho carias, a saber: cuatro ases, cuatro doses, cuatro treses y asi sucesivamente, hasta el ntimero. nueve, y, ademas, doce figuras, las cuales son cuatro reyes, cuatro caballos y cuatro satas. Estas cartas son de cuatro clases 0 palos, oros, espadas, copas y bastos'. Los oros siempre significan comercio, agio- 2} Las primeras cartas que se conccieron no seran para jugar, sino que formaban una serie de figuras mSaicas des ‘tnadas 2 la cartomancia, Esto justfica su denominacion de najpes, y en Italia, naibt, porque los naibis sen las diablesas las sibiles, las pitonisas, Procedtan estos naipes adivinadores de Faipto, y esto explica por que las figuras magicas de Ettella, de que se habla en otro hugar de este libro, reprodu- ‘cen en gran parte cartes de nuestra baraja, que es, segiin se cree reproduccion alge akerada de la que usaron en les si- alos XIV, XV y XVI los gitanos refugtados en Espafia, 28 Gémo Echar las Cartas tafe, dinero, interés, pasién y algunas veces resen- timiento, Las espadas simbolizan la justicia, la traicion, el dolor, los celos y el poder. Las copas, el desenfreno, la alegria, la felici- dad, la amistad y el amor. Los bastos, la agricultura, la paz, ia dureza, el vigor, la firmeza, la voluntad, y algunas veces la sensualidad, segtin vayan ordenadas. Las figuras son, si no las cartas mas importan tes de la baraja, las que mas fuerza tienen para precisar la lectura simbélica de ellas Los reyes representan siempre un hombre bueno o malo, guapo o feo, rubio o moreno, rico © pobre, segiin Jas cartas que le preceden, Los caballos indican viajeros, ausentes, noticie- ros, novias en puerta, y muchas veces fugitives o perseguidores Las solas son la personificacion de la mujer, coqueta o virtuosa, altiva o modesta, fria o sen” sual, guapa o defectuosa. Para leer el horéscopo en la baraja espatiola, es necesario saber el signtficado de todas ias car- tas, al igual que para leer un libro hay que conocer el significado de todas las letras; Por esa razén. empezaremos por el A, B, C., del nuevo arte de Cartomancia espaiiola 29 cartomancia. De este modo el métedo seré mas f4cll, més comprensible y menos pesado. DEL AS DE OROS Ei as de oros tiene diferentes significados, se- gtin vaya precedido, como anteriormente hemos dicho, de otras eartas secundarias. El as de oros con los nueves Acompaiiado © precedido del nueve de ores denota suerte completa. Del nueve de bastos, propiedad floreciente Del nueve de copas, amar con buena suerte Del nueve de espadas, pleito ganado. El as de oros con los ochos Con el oche de ores, denota suerte ines- perada. Con el ocho de bastos, caminar para la suerte Con el echo de copas, casamiento por interés Con el ocho de espadas, triunfo por medio de la justicia. El as de ores con los sietes Con el siete de espadas, gloriose porvenir. Con el siete de copas, negocio en puerta. 30 (Cémo Echar las Cartas Con el siete de bastos, buena cosecha. Con el siete de oros, suerte por medio de la loteria, El as de oros con los seises Elas de oros con el seis de oros, denota juga- da de Bolsa. Con el seis de copas, amor de interés Con el seis de bastos, viaje prdspero. Con el seis de espadas, cobranza inesperada. El as de oras con los cincos Con el cinco de espadas, suftimiento dtl. Con el cinco de copas, ganancia por medio de un convite. Con el cinco de bastos, herencia por cobrar. Con el cinco de oros, gran ganancia. El as de oros con los cuatros Con el cuaire de espadas, honor por la guerra. Con el cuatro de copas, triunfo amoroso. Con el cuatro de bastos, fin de una enienmedad Con el cuatro de ores, concesién de honor Cartomancia espafiola Oros Baraja Espaiola 32 Como Echar las Cartas El as de oros con los treses Con el tres de copas, parto feliz Con el tres de oros, buena estrella. Con el tres de bastos, logro de un deseo por medio de la amistad, Con el tres de espadas, justificacién de la ino- cencla, calumnia destruida. El as de oros con los doses Con el dos de espadas, sufrir para lograr. Con el des de copas, proposicin de casa- miento. Con el dos de bastos, Hegada de un pariente ico. Con el dos de oros, recibo de dinero. DEL AS DE BASTOS El as de bastos, precedido de! as de or: nota gran ricueza por medio de un amor i Con el as de copas, demuestra convite en una casa por interés amoroso. Con el as de espadas, significa rifia por una mujer. Cartomancia espafiola Bastos Baraja Espaiola 34 Cémo Echar las Cartas El as de bastos con las sotas El as de bastos precedido o sequido de la sota de bastos, denota perfidia Ge una mujer morena. Con la sota de oros, engafio por interés. Con la sota de copas, amor sensual de una mujer, © por una mujer rubia. Con la sota de espadas, odio de una querida por celos. El as de bastos con los cuballos Elas de bastos, precedido o seguide del caba- lo de oros, significa firmeza de un hombre rico. Con el caballo de espadas, perseguimiento amoroso con mal fin. Con el caballo de copas, hombre sensual y caprichoso. El as de bastos con los reyes El as de bastos con el rey de bastos, hombre falso, lascivo y con malas ideas. Con el rey de copas, proposiciones amorosas de un hombre rubio. Con el rey de espadas, un hombre moreno y celaso. Con el rey de ores, firmeza de un hembre rico ¥ moreno. Cartomancia espafiola 35 El as de bastos con las sotas El as de bastos con la sota de copas, amor sensual de una mujer liviana. Con la sota de espadas, mujer nubia celosa Con la sata de oros, trato de asunto lasciva Con la sota de bastos, mujer morena, firme en el amor, o pasién firme de una mujer morena. El.as de bastos con las demas cartas Elas de bastos y el tres de espadas, celos fir mes; seguidas esas dos caras del rey de copas, sola de ores y rey de espadas, Lamina N® 1, pue- de leerse: 36 Cémo Echar las Cartas “Celos firmes, de un hombre, comido, por una mujer Tubla y causados por un hombre quapo y moreno”, El as de bastes con el dos de espadas, firmeza en la guerta, y seguido de la sota de espadas, fir- meza en la justicia. Con el tres de bastos, firmeza en la amistad. Con el tres de copas, goces legales en el ma- trimonto. Con et seis de bastos, firmeza en el viaje; estas dos cartas segutidas de la scta de copas y tres de copas, firmeza y constancia de una mujer rubia (con el rey de espadas) por un hombre de buen aspecto. Eas de bastos con el dos de bastos, enferme- dad duradera, siempre que vaya sequido del siele de bastos. Con el dos de espadas, contestacién de una carta agresiva, siempre que la carta que siga sea el cinco de espadas. Con el dos de copas, rifia amorosa. Con el dos de ores, embarazo. Con las demés cartas se vera por lo que ellas signifiquen. Cartomancia espafiola 37 DEL AS DE COPAS El as de copas, precedido del dos de copas, significa la case donde sucede y ocurre lo que se pretende indager. El as de copas con la sota de copas, en casa de una mujer nubia, y sequide del dos de espadas, visita en casa de una mujer rubia Flas de copas con el rey de oros y el dos de espadas, visita en casa de un hombre rico. Con el rey de copes y ef dos de espadas, visi- tade un hombre libertino. Con el dos de espadas y el rey de bastos, visita en casa de un hombre moreno. Con el dos de espadas y el rey de espadas, vi sila en casa de un hombre de justicia, El as de copas con la sota de espadas y ef tres de copas, mujer celosa en casa. Con el dos de espadas y la sota de bastos, vir sita en casa de una mujer morena El as de copas con el caballo de copas y el dos de espadas, llegada a casa de un hombre ename- rado. Con el dos de espadas y el caballo de ros, lle- gada de un largo viaie de un hombre rico. Con el dos de bastos, el rey de espadas yel Como Echar las Cartas Copas Baraja Hopafola Cartomancia espafiola 39 dos de espadas, noticias de enfermedad de un pariente de casa. Con el des de bastos, el rey de oros y el dos de espadas, enfermedad o muerte de un hombre ico, pariente de la casa. Ei as de copas con el dos de bastos, dos de es- padas y sota de copas, noticias de una mujer que esta enferma, parienta, esposa o amante de la casa, Con el dos de bastos, dos de espadas y rey de espadas, enfermedad de un esposo, amigo © pa- riente de la casa. El tres de espadas y as de copas, desunién o Tifa en casa; con la sota de bastos, por una mujer morena, El tres de espadas y as de copas, sota de copas y cinco de ores, rifia en casa por una mujer rubia ausente de ella. El tres de espadas, as de copas y sota de co- Pas, rifia en casa por una mujer celosa El tres de espadas, el as de copas y tres de bastes, rifia en casa de das amigos. Eltres de espadas, el as de copas y el caballo de bastos, rifia en casa por causa de un hombre ausente. El tres de espadas, tres de basis, sota de ros 40 Cémo Echar las Cartas yas de copas, rifia de dos amigos en casa de una mujer rica © por una mujer rica DEL AS DE ESPADAS El as de espadas con el das de bastos, enfer- medad grave o peligro de enfermedad. Con el dos de espadas, desengaito cruel Con el dos de oros, pérdida de dinero. Con el dos de copas y dos de bastos, enferme- dad amorosa, Elas de espadas con el as de copas, desenga- fio cruel en fa casa. Con el as de oros seguido del dos de bastos y Tey de bastos, disquste con pérdida de dinero por un hombre moreno. Elas de espadas con la sota de copas, falsedad de una mujer rubia. El as de espadas con el rey de copas, falsedad 0 mala intencién de um hombre calavera. Elas de espadas, dos de espadas y tres de co- pas, disqusto cruel al recibo de una caria El as de espadas con el cinca de bastos, tras én o peligro por un camino o camines. El as de espadas con el dos de bastos y seis de copas, muerte de un conocido. Cartomancia espafiola 4L El as de espadas con el rey de espadas y dos de oros, fallo eruel de un pleito 0 causa por un hombre de justicta. E] as de espadas con el dos de espadas y rey de espadas, cruel desengafio de un hombre que- rido. Flas de espadas con el tres de copas y rey de copas, maltrato 0 ensefiamiento de un marido con su esposa Elas de espadas con el nueve de ores y dos de espadas, noticias de la pérdida de una fortuna El as de espadas con el nueve de copas y sota de ores, odio de una mujer rubia El as de espadas, cinco de bastos y sota de copas, amenaza de peligro por camino a una mujer rubia El as de espadas con el cinco de ores y la sola de bastos, mala lengua de una mujer morena. El as de espadas, el tres de bastos y el seis de copas y la scta de copas, venganza de un amigo por una mujer rubia. Ei dos de espadas y el as de espadas y el tres de ros. calumnia por medio de una carta sin malos resultados. El as de espadas, el dos de cros y el as de co- pas mala lengua en casa Géma Echer las Cartas Espadas Baraja Espatola Cartomancia espafiola B E] as de espadas, dos de copas y tres de bas- ‘tos, desengafio al efectuar un casamiento. El as de espadas y el nueve de espadas, dolor inesperade Elas de espadas, rey de oros y seis de bastos, disgusto por un hombre rubio DE LAS SOTAS La sota de copas simboliza una mujer amante, esposa o querida, rubia. La sota de oros, una mujer rica. La sota de espadas, una mujer buena, celosa o con mala lengua La sota de bastos mujer pobre, honrada y vir- tuosa La sota de oros, precedida del dos de espadas y sequida del dos de oros, (Lamina N¥ 2) significa recibo de una carta de una mujer amante con un hombre moreno. La sota de copas con el rey de bastos y el tres de bastos, matrimonio entre una mujer rubia y rica con un hombre libertino, El dos de espadas, el tres de bastos y Ia sota de copes, repeticion de casamiento a una mujer rubia, 44 Cémo Echar las Cartas La sota de bastos, el tres de bastos y el rey de oros, casarniento de una mujer morena con un hombre rico La sota de oros, el tres de bastos, el rey de coos y el des de espadas, peticién de casamiento de un hombre rico con tna mujer rubia, Eicinco de bastos, el tres de bastos y la sota de espadas, casamienio pronto a efectuarse cot una dama morena Et nueve de oros, el tres de bastos, el rey de espadas y la sota de copas, cesamiento de un empleado con una seforita nubia La sota de ores, el tras de espadas y el rey de copas, odio 0 mala voluntad de una mujer rubia a un hombre La sota de copas, el as de espadas, el rey de Lamina N° 2 Cartomancia espariola 45 copas y la sota de ores, calumnia de una mujer contra un hombre enamorado de una mujer rubia DE LOS CABALLOS El caballo de oros, el tres de bastos, el rey de copas y el dos de espadas. noticias por medio de una carta de un amigo fiel El caballo de oros, el tres de bastos, el cinco de bastos y el dos de espadas, llegada de un amigo ausente. Ei caballo de copas, el rey de espadas y Ia sota de copas, ausencia de un marido fie! que se inte- esa por su mujer. Lamina N? 3. E1 caballo de oras, el dos de bastos y el tres de basios, enfermedad de un amigo ausente. El caballo de copas, la sota de copas y ef dos de espadas, noticia de Ja llegada de un esposo. El caballo de oros, el tres de espadas, el tres de oros y el cinco de bastos, lleqada de un hombre odiable que viene con mal fin. El caballo de espadas, el cinco de bastas y el tres de espadas, leqada de un hombre de justicia. El caballo de bastos, el dos de oros y el tres de espadas, diligencias de un hombre moreno con mala intenci6n. El caballo de copas, el dos de bastos, el dos de 46 Como Echar las Cartas espadas y el rey de copas, noticias de enfermedad de un hombre alegre y bueno, llevadas por otro hombre. El caballo de oros, el rey de espadas, el dos de espada y Ja sota de copas, un hombre de justicia mandaré o electuard requisitorias contra un hom. bre rico, a instancias de una mujer. El caballo de espadas, el dos de espadas yel rey de espadas, desefio de un heinbre ausente contra un militar, o también, persecucion de un hombre ausente contra un militar. El caballo de bastos con la sola de espadas y el tres de bastos, préximo casamiento de hombre ausente con una mujer, El caballo de espadas con el tres de ores yel nueve de bastos, llegada de un hombre con noli- cias de buena cosecha. Gartomancia espariola 47 DE LOS REYES El rey de espadas con el dos de bastos y el as de oros, enfermedad de un hombre, pero mejoria pronta. El rey de espadas, el dos de oros y el tres de copas, un hombre con ideas buenas. El rey de espadas con el siete de espadas y el seis de oros, sentimiento de un hombre por una pérdida de dinero El rey de oros, el tres de espadas y la sola de copas, un hombre rico sufriendo por una mujer. El rey de ores, el tres de bastos y el rey de copas, pena de un amigo por otro amigo. El rey de ores con el dos de espadas y sola de copas, un hombre rico escriblendo una carta a una mujer amada. El rey de oros con el dos de bastos, dos de espadas y la sota de oros, un hombre rico escri biendo una carta a una mujer rica y enferma. Elrey de copas, el sieie de espadas, la sota de oros y el caballo de oros, ut hombre emprendera un viaje para ver @ un amigo suyo. El rey de copas, el dos de copas, el tres de ;padas y el rey de oros, un hombre con senti- mientos pidiendo dinero prestado a un amigo suye. 48 Como Echar las Cartas El rey de ores, la sota de copas y ei dos de copas. Casamiento de un hombre rico con una mujer de buen aspecto, El rey de copas, el tres de hastos y lasoia de eros, casamiento de un hombre moreno con una mujer rica DE VARIAS CARTAS Flas de espadas, pena, perfidia, envidia, celos, sentiiento, pasion, mala lengua, calumnia, dis- gusto. Flas debastos ~~ Finmera, descnireno, asunto amoroso, dureza, mal trato, buena cosecha, poderio, gloria, segin que cartas le acompafien, El as de ores Buena estrella, dinero seguro, ventura, buena suerte, felicidad, riqueza, hora ‘opertuna, justicia, salud, encanto. El as de copas Casar, convite, pasion, amor, encanto, dulzy- ra, embriaguez, deleite, clausura, amabilidiad, se gun y cémo salga. Cartomancia espafiola 49 EI dos de bastos Cama, cuna, enfermedad, muerte, dolencia, aflicci6n, tristeza, funeral, peligro, asechanza El dos de copas Pensamiento amoraso, buena intencién, ter- rura, amor matemal, amor de espesa, carifio, buena idea, sequridad, El dos de oros Recibo, pleite, cobranza, interés, caudal, letra de cambio, papel, moneda, dinero, negocio, ava- ticia, El dos de espadas Carta, noticias, saber de alguna persona, en- cuentro, llegada, viaje, periodico, escrito, causa, Toro, nota. EI tres de hastos Amistad, casamiento, unién, concordia, recon- clliaci6n, parentesco, hermano, esposa, ligamen- to, reuni6n. El tres de oros Buena estrella, felicidad cumplida, ventura lo- grada, dicha cierta, ganancia segura, buena em- presa, satisfaccion entera. 50 ‘Como Echar (as Cartas El tres de copas Embarazo, obstéculo, embargo, importunidad, valla, internupcién, entorpecimiento, dilacion, in. seguridad, defecto. El tres de espadas i dustificacién, justicia, buena sentencia, recti- tud, algunas veces perfidia y dolor. El cuatro de oros ' Empresa, determinacion, negociacién, inten cién, requerimiento, efectuacién, propesicion de negocios. El cuatro de espadas Acerbo, duro, dificil, implacable, duradero, su- frimiento, celos, malas intenciones, guerra, honor de le guerra, asechanzas, heridas por arma blanca. El cuatro de copasy/ Triunfo amorose, seguridad de amor, inten- cién amorosa, palabras amorosas, pensamientos amorosos, intenciones de amor. El cuatro de hastos Fin, sello, cumplimiento, firmeza, constancia, seguridad, hombria de bien, oportunidad, fin de sufrimiento, Cartomancia seal if sl El cinco de oras Ganancia, buen éxito, buena empresa, buena suerte. El cinco de bastos Camino, cabranza, pasos, indagacién, deseos de adquirir noticias, en camino, por el camino. El cinco de copas Convite, boda, bautizo, fonda, comida o cena, viveres, comestibles, y algunas veces amorosos pensamientos, y buena vida. El cinco de espadasy Sulrimientos ideales, tristezas ocultas, afanes 0 disgustos. El seis de oro” Bolsa, bolsillo, abogado, cobranza, jugada, fir- ma, satisfaccion de dinero, buen augurio. El seis de espe Sin pensar, de improviso, al acto, pronto, al momento y algunas veces, dolor y disgust, cau- sado por noticias recibidas, El seis de copas Termura excesiva, gran pasion, amor indoma- 52 Cémo Echar tas Carlas ble, firmeza en amor, amor duradero si freno, furar amoreso. El seis de bastos Viaje, embarcacién, locomocién, caballeria, coche, empujamiento, viento, ensafiamiento, El siete de espadas Porvenir, tiempo, largos sufrimientes, penas terribles, dolores inmensos, terrible agonta El siete de copas En puerta, preparacién a lo bueno, disposicion buena, efectos seguros. , El siete de oros ~~ Loteria, juego, sorteo, jugada, sorpresa, dispo- nerse a la suerte buena o mala. El siete de bastos “ Agricultura, cosecha, sementera, trigo, pan, Provecho, plantacién, flores, ramos, gloria mu. chas veces. El ocho de oros JY Cast lo misma que el siete, suerte, porvenir, ganancias, poder, grandeza, eic., etc. Cartomancia espafiola 53 El ocho de bastos Camincs, paseos, instigaciones, persuasiones, buenos consejos, arrepentimiento, firmeza de idea. El ocho de espadast-~ Justicia, legalidad, notario, seguridad, integri- dad, henradez. F El ocho de copas/” Casamiento, cohabitacién, fijeza, perma- nencia. EL nueve de rod” Completo, entero, justo, todo, conjunto, gran caudal. El nueve de copas ae Amor inocente, cartfio filtal 0 maternal, pensa- mientos buenas y tranquilos. El nueve de espadas ee Seguridad, rectitud, constancia, efecto, insobomo, hombre recto. “ El nueve de bastos Prosperidad, buen porvenir, buen éxito, buen camino, buen acierto y buen criterio. 54 Cémo Echar las Cartas De la sotas La sota de copas, mujer de buen aspecto, alegre. De oros, mujer rica 0 rubia. De basios, mujer morena, virtuosa De espadas, mujer firme en el amor o celosa. De los cabatios El de bastos, viajero moreno. El de otos, ausente tico. E! de copas, emprendedor y calavera El de espadas, militar y ausente, De los reyes El rey de bastos, hombre moreno, firme y ge- neraso. Ei de ores, hombre nubio, rico y espléndido El rey de espadas, hombre de buen aspecto 0 militar. Etde copas, hombre calavera, dado al amor. Manera de Echar las Cartas jor el Método della Gran Estrella Témese una baraja de cuarenta y ocho cartas, mézclense bien, y, una vez mezcladas, hdgase por tres veces cortar con la mano izquierda aja perso- na interesada en saber su porvenir o indagar lo que desea. Hecho esto, formese con veintiuna cartas, se- gisn vayan saliendo, una estralla de cuatro puntas, tecdjanse luego, hganse tres montoncitos de sie. te cartas cada uno y vayanse extendiendo ordena- damente en la mesa, empezando con el monton de en medio, siquiendo con el de la derecha y acabando por e! de la izquierda. Una vez extendi- das, lease lo que ellas simbolizan, repitiendo tres 9 mas veces la eperacion segtin sea gusto del in- teresado. Llamase esta manera de tirar las cartas de Gran Estrella, por la configuracién geométrica que se hace con ellas, y puede que sea wna de 56 Como Echar tas Cartas las més usadas por los aficionados a la carto- mancia. Con la Gran Estrella y la Gran Piramide (de la cual hablaremos}, se puede sacar el horéscopo de cualquier persona, y adivinar todo aquello que se relacione con su vida intima o social. Segiin dates fidedignos, con Ja Gran Estrella se predijo al desventurado principe de Viana su desgraciade fin, y al conde de Urgell su largo cau- tiverio. Manera de Echar las Cartas x el Metodo de la Cruz de San Andrés Témese igualmente una baraja en la que 20 falte ni una sola carla de las cuarenta y ocho que debe tener, mézclense bien y, una vez mezcladas, hagase cortar con la mano izquierda por la perso- na que desea saber su porvenir Una vez cortado, formese con las diez y ocho cartas primeras que salgan, una cruz de aspas, llamada de San An- drés, reedjanse y se hacen tres montoncites de seis cartas cada uno, y vayanse descubriendo y ex- tendiendo en la mesa, empezando por el montén de en medio y conchiyendo por et de la izquierda, Jeyendo todo cuanto simbolizan dichas cartas, re- pitiendo, si se quiere, la operacién tres veces con- secutives, y es casi seguro el éxito adivinatorio que por tal medio se obtiene Este método de echar las cartes fue inventade por el conde Rugiero de Aspadante, célebre astro- lego italiano, que vivié en et siglo XU. 58 Como Echar las Cartas Ha de tenerse en cuenta, y es necesario adver- tirlo, que al formar la cruz de San Andrés con las cartas que salgan, se debe repetir por tres veces, en voz tan baja que ninguno entienda, estas signi- ficativas palabras: Cruz, dame luz. Manera de Echar las Cartas or el Método de la Gran Piramide Aunque esta manera de tirar las cartas es oriunda de Egipto, que ya en remotes tiempos los egipcios se valieron de esta forma, si bien con ciferentes figuras 0 jeroglificos, no es por eso menos espafiola, pues en Espatia fue implantada y edoptada durante el reinede de don Pedro ill de Aragon. Un peregrino aragonés, que llegé de Venecia con la escuadra de Lauria, después de la conquista de las dos Sicilias por el catélico monarca, fue el primero que afiadié la Gran Piramide en el arte de la Certomancia. Para hacer la Gran Pirdmide es preciso tener dos barajas de cuarenta y ocho cartas cada una; mézclense bien, separadamente; haganse cortar por la persona interesada; péngase una baraja a la derecha y otra a Ja izquierda y vayanse sacando cartas hasta el nimero de quince de elias, a saber: Metodo de la Gran Piramide 61 de la primera, una; de la segunda, dos, y se van extendiendo y leyendo su significado en esta for- ma: Mujer rubia, con deseos de amor, es causa del aran sufrimiento de una joven merena, que vive celosa de virtud; dicha joven tiene una falsa amiga que por sus palabras con una mujer de buen aspecto puede destruir 0 hacer imposible un negocio de gran entidad. Asi se forma Ja Gran Pirdmide y asi se lee fa significacién de las figuras. En la Gran Piraide puede repetitse la opera cion hasta cinco veces, no olvidando de hacer todo lo que acabamos de mencionar. Manera de Echar las Cartas or el Método del Circulo Encantado El Circulo Encantado es el modo mas antiquo de tirar las cartas, segin lo afirman repulados his- toriadores que de él hacen sefialada mencién. Los agoreros de otros tiempos iban vestidos con su bata o tunica sembrada de estrellas, signos cabalisticos, dragones, viboras y otros asquerosos animaluchos, puesto en la cabeza el indispensable eapirote, ostentando su luenga barba blanca, im- Ponjan cierto respeto a los timidos que acudian a valerse de su decantada ciencia. Una varita de acero, la cual llamaban varita magica, les servia para traxar misteriosos signos y evocar los terribles espiritus del Averno. Al predecir por medio del Circulo Magico con les cartas, Jamaban en su auxilio a Satan, Astarot © Lucifer, y dibujando en el suelo un cfrculo mis- ferioso con su magnética varita, le cubrian luego. ‘con las no menos misteriosas cartas, descifrando 64 Como Echar las Cartas en ellas la suerte y porvenir de las personas que a ellos se entregaban. Nosotros ahora no tenemos necesidad de ir vestides coma ridicule mascarén, ni dejamos cre- cer desmesuradamente ¢l pelo, ni usar varita elec- tromagnéticas, ni evocar diablos, brujas ni trasgos; basta y sobra coger yeso, dibujar un circvlo, tomar una baraja de cuarenta y ocho cartas, mezclarlas bien, hacer cortar con Ja mano izquierda al cliente © clienta, echar veintitrés cartas, segtin vayan sa- endo, hasta Ilenar el dibujo y leer en ellas su sine hélico significado, advirtiendo que este eiercicio sélo permite hacerlo una vez sola, pues de lo con- trario nada sacaria en limpio el! curiose con- suttante. Manera de Echar las Cartas a la Italiana £1 modo o manera de tirar las cartas a la italia- na es el mas facil de todos. Tomese la baraja de cuarenta y ocho cartas, mézclense bien, hagase cortar por la persona que desea saber lo que la suerte le depara; una vez cortado, sacase cartas, formande con ellas tres montones; cOjase el mon- tén del centro, hagase cortar otra vez, y con las cartas que contiene, que son la tercera parte de las que contiene la baraja, se predice el horésco- po, advirtiendo que !a primera figura que salga, sea sota, caballo o rey, representa la persona mas interesada, el protagonista, si asi puede Jlamarse, de la comedia o drama que las simbélicas cartas han de exponer. Este modo de tirar las cartas fue muy usado por los Orsinis, Rugieris y Tantarelos, que tanto en las cortes de los Borgia y Medicis lucieron sus diabélicas habilidades. 66 Cémo Echar jas Cartas En la capital de Francia v en la nebulosa Albién esté muy en boga atin, y no faltan entre la clase popular personas que sin ayuda extrafia se vaticinan y escudrifian los arcanos del destino, va ligndose de semejante medio. Manera de Echar Ias Cartas ala Flamenca Durante las gloriosas guerras de Flandes, esta manera de tirar las cartas fue muy usada por los vaticinadores de fa suerte, que eran verdaderos gitanos. En los campamentos, antes de empefiar- se las iuchas y sangrientos combates, se acerca- ban a los soldados y adalides y por un poco de Pan © uma rofiosa moneda les predecian si sucum- birian en la batalla © saldrian victoriosos, acertan- do muchas veces. ‘Témese una baraja de cuarenta y ocho cartas, hagase corlar, después de bien mezcladas, por la persona o cliente del vaticinador; una vez esto, se saca una carta de en medio, otra de abajo y otra de arriba, hasta el nimero de trece, y se van ex- tendiendo y leyendo su sentido segiin salgan ellas, Esta eperacion puede repetirse una, dos, tres veces consecutivas, sin formar con las cartas cruz ni figura alguna, muy al contrario, tirandolas al 68 ‘Como Echar las Gartas acaso, pues de ellos se originan los verdaderos im- pulsos de la suerte o azar, que es cl todo, puede decirse, de tales ejercicios. Si, icado de Cartas cuando salen al revés Muchas cartas, cuando salen al revés, tienen diferente significado del que tienen por si saliendo: como naturalmente deben salir, y para que nues- tros lectores no se confundan y sepan a que ate- nerse, las consignaremos brevemente El as de oros (al revés) Desgracia, infortunio, mala suerte, pérdidas, deshonra, mala estrelta, infelicidad, desventura, mal negocio, mal fin y también, algunas veces, desinterés EL as de bastos (al revés) Miedo, persecucion, mala cosecha, virtud, templanza, enfermedad, poca firmeza, encono, odio a muerte impotencia y desprecio Ell as de copas (al revés) Ingratitud, lejos de la casa, avaricia, gula, 70 Cémo Echar tas Cartas aborrecimiento, iastidio, inapetencia, abstinencia, mortificacion, desengafio, rigor amoreso, coque- terfa, abandono, distraccién, falsedad y villania. El as de espadas (al revés) Simpatia, alegria, dolor pueril, pena fincida hipocresia, engario, falsa rectitud, sobomo, diver- sion, olvido, paz, tranquilidad y fanatismo. El dos de oros (al revés) Persecucién, informalidad, venalidad, saborno, robo, rateria, cizafa, interés a lo malo, pilleria mal negocio, poca suerte El dos de espadas (al revés) Olvido de ausente, distraccién, calumnia por escrito, firma falsa, nulidad de papeles, mal pleito, carta mentirosa, destealtad. El dos de copas (al revés) Abandono, estupro, engario amoroso, pensa- miento inicuo, incontinencia, desenfreno, descon- fianza, ingratitud, informalidad. El dos de hastos (al revés) Holgazaneria, adulterio, entretenimiento, sa- lud, vilipendio, enfermedad viciosa, malas costum- bres. Significado de algunas Cartas alrevés 71 El tres de oros (al revés) Camino expedito, detrimento, indeterminio, negocio frustrado, falso interés, false embarazo, afan de lucro, sagacidad, falso amor de patria, fla da de voluntad, ruina, perdicién. El tres de bastos (al revés) Enemistad, odio, casamiento deshecho, divor- cio, rompimiento, rifia, cuestién, antagonismo, disolucion. El tres de copas (al revés) Aborrecimiento, hastio, malos pasos, enga- fios, volubilidad, rencor, amor imposible, falsos halagos EL tres de espadas (al revés) Alegria, diversion, baile, teatro, orquesta, ga lanteos, superfluo, fatuidad. El cinco de bastos (al revés) No llegara, perdido, pérdida, equivocacién, in- certidumbre, ignorancia, ineptitud, ceguedad, no puede ser, sin esperanza, no hay remedio. Las sotas (al revés) Mujer ausente, menor de edad, mujer que nada tiene que ver con el asunto de que se est 72 Cémo Echar las Cartas tratando, mujer secundaria, nifia inocente, mujer ignorante. Los reyes (al revés) Hombre ignorante del asunto, inocente, joven de mencr edad, ausente del lugar, secundatio, y, algunas veces, si tiene tro rey al lado, amigc firme. De los caballos (al revés) Los caballos al revés valen por un hombre igual que los reyes; el de cros, joven, rubio y rico; el de copas, moreno y calavera: el de bastos fir- me, duro 0 teal; el de espadas, justiciero, recto 0 celoso El nueve de oros, si sale al revés, pérdida seque 7a, gran disgusto por dinero, baja la Bolsa El nueve de copas, si sale al revés, lagrimas Por amor, esperanzas fallidas, desencanto y pér- dida del ser amado. Las demés cartas nada importa que salgan a! revés, pues ello nada denota. Ejemplos practicos para Echar las Cartas Como en todas las ciencias, artes y oficios es cosa necesaria la practica, pues sin ella los cono cimientos adquiridos son casi nulos, es preciso que por medio de ejemplos os hagamos, aprecia- les lectores, hacoros formar una idea practica det modo y manera de leer los cabalisticcs signos de las cartas, Figuraos, pues, que una vez mezcladas las car- tas que contiene la baraja, y habiendo va cortado la Interesada persona, después de haber formado la pirémide, cruz o lo que sea, y haber hecho los snontones, al extender las cartas en la mesa salen éstas cinco, que por su numeracién se conoce cudl es la primera, segunda, tercera, cuarta quinta, las cuales podras muy bien leer, si has aprendido Jas lecciones de este librito, y sino te acuerdas voy a hacerte memoria (Lamina N? 4). La primera as de oros (buena estrella), la se~ 74 Cémo Echar las Cartas, gunda tres de bastos (amistad, pues amistad es no sallendo en todas las cinco cartas ninguna sota), des de bastos (enfermedad), rey de copas (hombre amante}, caballo de oros (hombre rico, ausente); sabiendo, pues, como sabemos el significado de todas estas cartas, fiquras o signos, basta un poco de discrecion para comprender lo que ellas quie- ren decir, lo cual seguramente es esto: Un hom- bre alegre y de buen aspecto tendré una feliz suer- te por la enfermedad de un amigo ausente. Pues no las cartas lo dicen todo, algo ha de actarar y entender e! que las tira; el tres de bastos significa amistad, casamiento, ete., ete. » en esta tirada no se ve, no se puede hablar de casamien- lo, pues no sale ninguna sota, que denota mujer; Ejemplos practicos para Echar las Cartas 75 al contrario, sale un caballo (hombre ausente), yal lado del signe de amistad, el dos de bastos, que denota lecho, enfermedad, etc., etc., es, pues, Por qué leemos que un amigo enfermo sera la suerte del hombre o joven de buen aspecio. Vamos pues, a otro ejemplo practico para la lectura de las simbdlicas cartas; figuraos que salen Jas siguientes: un cinco de espadas, un cuatro de espadas, un tres de espadas, una sota de copas y una sota de oros: (Lamina N® 5); todas estas car- tas quieren decir o denotan que hay una muier morena que esta terriblemente celosa de una mujer nubia, y que Ja rubia debe guardarse mucho, pues le amenaza una gran desgracia de parte de la mujer morena. 76 C6mo Echar las Cartas Otto, y con este otzo eiemplo creo que habran suficientes para que el lector se ejercite en el sig- nificado de las carlas. Después de mezclar, cortar y formar estrella o plrdmide, figuraos que salen estas cartas: un cin- co de espadas, una sota de bastos, un tres de ores, un dos de espadas y un rey de copas; (Lami- na N° 6) lease: Una mujer morena, firme en el amor, si bien celosa, mandara una carta aun jo- ven de buen aspecto, cuyo genio es muy capri- choso, Y siguiendo por este sistema, lector querido, sabiendo como ya sabes el significado de todas las cartas y la manera de tirarlas, nada me resta ya que ensefiarte y si solamente tengo que hacerte algunas advertencias muy indispensables. Varios Augurios al Echar las Cartas Es cosa casi probada que los mas tenues efec- tos de la naturaleza tienen poderoso influjo en el arte de la cartomancia. Si cuando se corta la baraja, Ia persona intere- sada, mujer u hombre, en vez de cortar con la mano derecha corta con la izquierda, todo lo que dicen las cartas no es cierto, y se nota verdadera- mente por la extrafia confusién con que ellas sa- len, pues ya de largos tiempos y puede decirse que siempre, con la mano izquierda se ha corta- do, por ser ella la que pertenece si asi puede de- cirse, de derecho al coraz6n. Si cuando se mezclan las cartas de la baraja, para tirarlas, se cae una al suelo, es de mal augurio, y mayormente si la que cae es el as de ores. Si cuando se liran jas cartas, revolotea una mariposa en torno al cliente o clienta, es de muy 78 Cémo Echar las Cartas buen augurio, y puede asegurarse que todo le sal- dra en bien, por mas que las cartas le anuncien fatalidad o desaracia. Si al tirar jas cartas sobreviene tempestad, es de mal augutio, y el que las tira debe suspender la operacién hasta que desaparezcan las negras nu- bes y vuelva a brillar con toda su esplendidez eb sel. ‘Si cuando se tiran las cartas se escucha el graznar de una corneja o bien et canto de una le- chuza, denota siempre que la persona interesada tendré noticia de la muerte de una persona muy querida 0 de ta femilia. Si cuando se tiran las cartas se oye una sonora: miisica, buen augurio. Si alguno por casualidad interrumpe la opera- cién, mal augurio, y puede asegurarse que la per- sona interesada encontraré un fuerte obst4culo en Jo que se propone Si cuando se hace la operacién de tirar las cartas brilla ¢l sol ¢ fa luna con tode su esplendor; buen augurio. Si llueve al tirar Jas cartas © mientras se tiran, no cabe duda que la persona interesada derrama- 14 muches lagrimas. S1 al tirar las cartas, al cliente o clienta le so- Varies augurios al Echar las Cartas 79 breviene algun dolor, sea donde sea, si es que no padece tal dolencia, denota que padeceré muchi- simo antes de lograr lo cue pretende, y finalmen- te, siempre que al tirar las cartas se oiga aullar a un perro, es de mal auguric, y puede creerse que denota siempre que en las cartas salga una perso- na enferma, que esta persona morira irremisible- mente. Puede que todo lo que hemos expuesto sean simplemente casualidades que nada tengan que ver con la persona interesada ni las cartas, pero nunca son de despreciar los avisos que por medio cculte nos traen los espiritus invisibles, que son, sin dudar, los que impulsan a las figuras y otras cartas a que nos demuestren la verdad oculta. La Buenaventura Misteriosa o La Cartomancia Solitaria SUERTE CON TREINTA ¥ DOS CARTAS Esta parte contiene la explicacion y significa cién de cada una de treinta y dos cartas, con las cuales puede conocerse la buena o mala suerte futura de cualquiera, como igualmente lo que en breve tiempo tenga que sucederle Extracto de los manuseritos del famoso Lukan. Advertencia Las treinta y dos carlas expresadas, y que lue go se vers las que deben entrar en el juego, se barajaran, después se cortaran y se sacaran a la suerte, por el orden siguiente: una, tres, cinco, sie~ te, nueve, ence y siempre con el numero impar. Luego se buscara la significacion de cada carta que se habré sacado, y ja explicacién que darén nes anunciara el horéscopo de la persona en cuestién 82 Cémo Echar las Cartas, Nota Se ha de observar no pasar de las trece cartas para el juego grande, nt tampoco de cinco para el Pequefio, Cuando se trata de no saber mas que una sola cosa, bastaré una o tres cartas a lo mas. El vey de copas Le anuncia que un hombre moreno, con ojos aaules, de una fisonomia agradable y edad regular, se interesa por usted, y debe ayudarle en alguna empresa que usted no terdaré en plantear. Para esto necesitara usted mas dinero que consejos, y este hombre generoso le facilitara a usted ambas cosas; pero como ha sido engatiado diferentes veces, necesitaré algiin tiempo para determinarse a favorecerle; sin embargo, la buena conducta y probidad que carecterizan a usted hara que se de- termine a ello El caballo de copas Entre las personas que usted frecuenia, hay una mujer joven, morena, cuyo exterior desatina- do le quita algo de su mérito; pero con motivo de un servicio particular que sin prevenirselo le pres- tara, le apreciara usted, y convencido que aquella exterioridad no es mas que una sabiduria disfraza- da, no obstanie fa estimara y respetara usted, La Buenaventura Misteriosa 83 La sota de copas Anuncia que antes de dos meses debe efec- tuarse un enlace en su familia, cuyos contratantes seran singularmente protegidos por usted a fin de poderlo realizar, y se hallaré usted en las bodas, participando de Ja fiesta que con este motivo se hara. Los recién casados le idolatraran a usted, de suerte que, ejerciendo el marido una profesion lucrativa y teniendo la sefiora una sensibilidad extraordinaria, sera usted continuamente recom pensado de los muchos favores que les habra dis- pensado. El as de copas Anuncia que el gusto de usted para los place- res le pone en e! caso de buscar compamiias ale- gies, Va usted encontrarse en una fiesta, donde, después de haber bien comido, habré un baile, en el cual se divertiré usted mucho y tomaré parte en una aventura de galanteria de que nunca podra usted olvidarse, Como el placer es regularmente seguido de algtin disgusto, puede ser que, con motivo de la malicia de alguno de la sociedad, experimente usted alguno, pero el buen earacter de usted le disimulara su falta. 84 Cémo Echar las Cartes EI nueve de copas Le indica que por un verdadero amigo le suce- dera muy pronto un trabajo, cuyas resultas le se~ r4n ventajosas; las contradicciones que experi- mentara cesaran, pues habré en la casa de usted una regular comodidad que usted no espera. Que- 1rn dafiare a usted, pero no podran conseguirlo, yle haan bien queriendo hacerle mal; pero no ok vide jamés ¢] reconocimiento que es la primera de las virludes, y asi es que sin ella no hay felicidad; la satisfaccion mas completa del hombre es la franquilidad del corazén, El ocho de copas Anuncie que dentro de poco tiempo se encon- trard usted en una amable sociedad, donde todos Je manifestaran Ja alegria que su presencia les causara, y como es usted sensible y la alegria le qusta bastante, mostrara usted con este motivo el espiritu natural que hace sea amado de todo el mundo. Igualmente ha de conocer usted una persona muy rica que le hard un presente, pero ésie le sera hecho con fa intencion de obtener de usted un favor que se halla en ocasién de poder hacer. La Buenaventura Misteriosa 85 El siete de copas Le anuncia que hara o recibira usted escritos, como cartas, billetes, letras de cambio, contratos, con lo cual ganara més el Notario que usted, por- que usted tendra que depositar una suma bastante crecida para asequrar otra bastante médica. En esta ocasion descubriré usted papeles de familia que le haran recobrar un bien bastante considera ble, del cual no disfruta hace largo tiempo; por este medio tendré una decente comodidad para su vejez y inds amigos de los que tiene ahora. El seis de copas ‘Anuncia que una muchacha rubia, de ojos azu- Jes y de ima fisonomia agradable, con una imagi- nacién perspicaz, le haré a usted grandes servi- cies sin prevenirselo antes, y que por la media- cién de usted hard conacimiento y se casaré con un joven morenito. En estos dos jovenes desposados encontrara usted los mejores de sus amigos, con los cuales pasaré las dulzuras de una tranquila vejez, y con ellos concretara cuasi el trato de usted. El rey de bastos Le pronostica que uno de sus generosos pe- rientes le hard descubrir una sucesi6n considera- 86 Cémo Echar las Cartas ble que unos usurpadores le retienen. Mucho di- Nero necesitara usted para recobraria, pero se le adelantara sin ningtin interés. Por titimo no hay que dudar que se halia usted en el caso de tener que practicar muchas gestiones, y aun algunos viajes para mejorar su suerte; pero el éxito serd feliz, pues los hombres ilustrados que le secunda- Tan sabrén salvar todos los cbstaculos que la intr ga opondrd a la legitimidad de sus derechos, El caballo de bastos ‘Anuncia que una mujer de buenos consejos le ayudaré para salirse del escollo en que se encuen- tra; que la suerte de usted no ha sido siempre la mejor, y que diferentes veces ha gastado usted para los demas lo que ahora le seria muy necesa- rio. Estos mismos a quien ha favorecide le han manifestado ingratitud, pero esto le servira de experiencia para Jo sucesivo, y no por esto queda- 74 sin recompensa la bondad de usted, pues en breve su suerte seré mas préspera. La sota de bastos Indica que la ausencia de un joven causa sus Penas, y que su préxima vuelta disiparé todas sus inquietudes. con el bien entendido que ta logali dad, tanto en negocies como en amor, del men- cionado, causara alegria a diferentes personas. La Buenaventura Misteriosa 87 Acuérdese usted de lo que le prometié antes de marcharse. Causar a usted mucha admiracion el exacto detalle que le haré de los penosos viajes que no pudo evitar y de los peligros en que estuvo ex- puesto. Todas estas circunstancias contribuiran a que usted lo quiera mas. El as de bastos Le anuncia que con motive de la indolencia con que siempre ha mirade Ia fortuna, ha tenido usted que suftir muchas privaciones. igualmente le anuncia letra abierta, es decir, abundancia de ¢i- nero, herencia, comercio, loteria; todo debe con- currir a favor de usted antes de once meses, pro- metiendo por este medio unos dias exentos de necesidades. Mas de cuatro veces el azar nos pro- cura lo que menos aguardamos. EI nueve de hastos Predestina que gastaré usted una cantidad de dinero considerable en alguna desatinada empre- sa, de la cual tendré usted cue sentir; pero cono- ciendo usted su error, emplearé lo restante en un cierto giro que le sera favorable, y sera en esta ocasién que diferentes personas se brindaran en servirle, 88 Cémo Echar las Cartas En la prosperidad, todo el mundo ke agasajard, y en la adversidad, todos le despreciaran; por lo que, abrir el ojo y cerrar el bolsillo, El ocho de bastos Le anuncia que antes de cuarenta y ocho ho- ras recibiré una médica cantidad de dinero, como sgualmente que encontrard una persona ingrata en quien usted no piensa, cuya ingralitud le casti- gar con nuevos favores que el buen corazén de usted le volverd a dispensar. Siendo la ingratitud el olvido de los favores recibidos, recordard a los que le estan abligados, dispensandoles otros nuevos a los primeros que les ha hecho, y de este modo les obligara a que sean agradecides, EI siete de hastos Le pronostica buen éxito e infalible en todo io que emprenda: casamiento, pleitos, tedo debe colmar sus votos y realizar su esperanza, a lo que coniribuira mucho fa prudencia de usted. Sin embargo del buen éxito indicado, no faltaran en- Vidiosos para darle a usted que sentir; pero la bue- na combinacién en todes los célculos de usted inutilizara los proyectos de aquellos. La Buenaventura Misteriosa 89 EI seis de bastos Significa que haré usted confianza de una muchacha morena, y que por su indiscrecién le causaré muchas desgracias, lo cual ensefiaré a usted a no confiar tan de ligero. La desconfianza es la madre de la seguridad, y, por lo tanto, a los necios no les confie usted mas que lo que le sea indiferente. Le pronostica igualmente que debe usted en- contrarse en una confusion por expresiones que supondrén que ha vertido usted, sin que en reali- dad sea asi; pero el buen concepto que merece usted a todos los hombres sensatos desvanecera esta calumnia. El rey de oros Anuncia que en breve tiempo se relacionara usted con una persona del campo que arde en deseos de verle. Su corazén bueno y delicado tie- ne para usted las intenciones mas favorables; pero quiere, antes de contribuir a la satisfaccion de usted, conocer'e por todas las relaciones posi- bles. No solamente experimentara usted por parte de esta apreciable persona lo que sea capaz de desear, sino que le sobrevendré una dicha inespe- rada; sin embargo, la mejore de su fortuna debe- r4 atribuirla a su propio mérito de usted. 90 Gémo Echar las Cartas El cabatlo de ores Previene que una mujer chismosa fe pordra a usted en confusién con las personas que més es- tima, pero el buen concepto de usted le pondré al abrigo de esta calumnia, quedando el desprecio para ella y la estimaciéa para usted; con tode, aconsejo a usted evite los puestos donde la mur- muraci6n ¢ intriga establecen su imperio. Si usted no sigue este consejo, llegar4 a verse eumido en un colmo de desgracia, y las que Je habré eausacle esta mala mujer, serén para usted una leccin que le dara mas prudencia en lo sucesivo. La sata de oros Anuncia a usted la vuelta inesperada de uno de sus parientes, cuya ausencia le causa algunas inguietudes. Los halagos del mencionada le haran a usted olvidar los descarrios que tuvo en tiempo de su edad mas inconsiderada y que le han dado bastante pena; la buena conducta de su pariente le consolaré a usted de su larga ausencia. El individuo en cuestin ser para usted mas interesante a medida que vaya transcurriendo al- gin tiempo; todas las lecciones que usted tome de él influiran sobre la suerte de usted vie facilitaran igualmente un buen éxito en todas sus empresas, La Buenaventura Misteriosa OL El as de oros Significa que dentro de poco recibir usted una carta de uno de sus amigos, en la que le no- ticiara se halla, aunque por poco tiempo, sumer- gido en un estado de infelicidad, la cual causaré a usted algunas inquietudes. Los servicios que por un efecto de su bondad natural hard usted a esie amigo, Je haran merecer su reconocimiento y le asequrarén un apoyo en Su vejez. Todo lo dicho se deberd atribuir al singu- lar mérito de usted, por haber adquirido la consi- deracién de Ja persona en cuestién El nueve de oros Le predestina un viaje al campo por causa de interés, una mudanza de estado el cual le sera muy incémodo las primeros dias; y por tiltimo, le Predestina también el fin dichoso de una empre- $a que usted clegiré para salirse del apuro en que se halla usted actualmente El acierto y el verse halagado por personas que usted ha mirado con indiferencia, sera al fruto de su perseverancia; todas estas cosas deben efec- tuarse en el espacio de tres meses. El ocho de oros Anuncia un retardo en Jos negocios de usted, 92 Céme Echar las Cartas empero no estorbara ol que tenga buen éxito; in- dica iqualmente que una cosa interesante ocupa la atencién de usted, y que algunos sujetos tratan de interrumpirsela, pero la actividad de usted hard, con admiracién de muchas personas, que todes los obstéculos que opongan sean despreciebles o de ningiin valor; estas ideas interesantes que, como se ha dicho, ocupan la atencién de usted, son las que deben acarrear su fortuna; y, por lo tanto, se le aconseja que no suspenda el realizar los planes que usted ha proyectado, siendo como sor fundados por calculos seguros El siete de oros Le predestina que hara obtener lo que es suyo, y que fe enviard de Herodes a Pilatos, pero usted no se dejara embobar, tomando les medidas coac: tivas que mas Je hagan at caso. Un movimiento de impaciencia le haré conocer aquellas personas de quien cepende e! buen o mal éxito de sus asuntos, y usted, en lugar de implorar la proteccion de ellos, empleara el poder de los superiores, como previene el refrdn, que vale mas acudir a Dios que a los santos EI seis de oras Significa que encontrar4 papeles de familia muy preciosos para algunas personas que se ha- La Buenaventura Misteriasa 93 lian con la esperanza de heredar algunos a quien estes documentos les harin poderosos y permanecerian en necesidad siempre que carecie- sen de ellos Estos papeles los entregaré usted a sus respec- tives duefios, cuya operacién de probidad hara que usted merezea una completa estimacion y re conocimiento por parte de dichas personas, quie- nes a mas de esto le asequraran st felicidad, gra~ tificandole con una parte de lo que hereden por causa de los documentos mencionados "EL rey de espadas Anuncia que, sin embargo de lo mucho que ama usted la tranquilidad, se encontraré empesia- do en un negocio de embrolles; los adversarios de usted buscaran medios de aprovecharse de su fa~ silidad y flaqueza, y se esforzaran por todos los medics posibles a engafiarle, pero la intervencion de un hombre decente e instruido vendra a serle muy necesaria, pues éste se pondra a la cabeza de su negocio, y por su talento confundira a los con~ trarios Usted convendré en que se retina un consejo para detener los tiras de la malicia, y éste fallara en favor de usted, 94 Cémo char las Cartas El caballo de espadas Le pronostica que una respetable viuda vendrd @ ser su apoyo, dandole luces sulicientes para poder gobernar en sus intereses. Le Pronostica a usted también las fatales consecuencias que po- drian originar los errores que un falso, pérfido e imprudente amigo le haré cometer; por ultimo, estara usted satisfecho de las bondades que le dis- pensaré a usted esta sefiora, la cual en un todo le satisfaré completamente. Sin embargo de tener algunos conocimientos, siempre nos es util admirar los consejos y protec. cién de aquellos que sinceramente no los quieren dispensar. La sota de espadas Le anuncia grande alegria en el seno de su familia; la vuelta de una persona que usted apre- cia mucho. Varlacién en el modo de pensar de Sus parientes; reconciliacién que originara la vuel- ta de dicha persona, entre dos enemigos que, des- pues de haberse careado y explicade mutuamen- te, reconoceran el defecto de no haberse entendi: do, acompafiade de un poco de orgullo por am bas partes, E] tiempo disipa los errores y nos hace mAs sabios. La Buenaventura Misteriosa 95 El as de espadas Le predestina que en su avanzada edad se amancebaré con una persona mAs joven que us- ted, la que le originara muchos disgustos, de los cuales seré usted consclado por des de sus parien- tes, que para el efecto le intreducirén en socieda- des decentes y alegres, donde se agriara también el gusto de algunos buenos convites, los cuales contemplo suficientes para indemnizarle de los amores que la vejez le prohibira. El nueve de espadas Significa que pasaré muchas noches incémo- das, en tal grado que podra ser en detrimento de su salud. Sus reflexiones le conducirén a dichos resultados; saldra usted de esas penas por su pro- pia industria, sin el socorro de ninguna persona. Nadie calcula mejor por sus propios intereses que uno mismo; tienen raz6n en decir que los conse- jeros no son los que pagan. No deje usted de obrar a su antojo siempre que sus meditaciones sean el fruto de sus reflexio- nes noctumas, pues siempre seran sabias y, de consiguiente, adaptables, El ocho de espadas Anuncia que muchas veces dejara usted de 96 Cémo Echar las Cartas hacer su fortuna por falta de atrevimiento; por lo tanto, no tema usted en emprender cualquier empresa por dificil que sea, aprovechandose de la primera ocasion que se le presentara en fos pri- metos siete meses, pues el talento de usted unido a la ocasion, sera suficiente para que el negocio salga a su favor. El dinero necesario para seme- jantes empresas podré faitarle, pero lo supliré la ‘ocasién con hombres pudientes que, con la con- dicion de participar de! beneficlo, desembolsaran todo cuanto sea necesario. El siete de espadas Le anuncia retardo y mal éxito en la mayor parte de sus proyectos, cuyos obstéculos no podra. usted vencer sino con la perseverancia; las gestio- nes que usted practique no serén inttiles, pues antes de nueve meses seran colmados sus descos. Cuanto mas nos persigue la desgracia, mas mérito tiene nuestra fortuna; por todo le cual y en vista de] talento y sagacidad de usted, no hay que dudar en lo mas miinimo que su fortuna mejorara. El seis de espadas Le previene que tiene que temer de la discre~ cién de una persona morena, pero muy buena; las reflexiones de usted Je haran mudar sus maxi- mas, y estas mismas obrarén en beneficio de us La Buenaventura Mistenosa oT ted, secundando siempre todas sus operaciones. Su trafo le acarreara ciertas ventajas inesperadas, las que se aumentaran a medida que se vayan ustedes conociendo. De la unién de dos sinceros amigos, suclen resultar muchas veces circunstancias que influyen esencialmente en la dicha de la vida humana. Gran Juego Francés o Procedimiento de Etteilla, sacado del Libro de Thot Como ya se ha dicho en otro lugar de esta obra, las cartas se conocieron en Francia en el reinado de Carlos VI. Para divertir al rey loco se le proporcionaron juegos de naipes semejantes a los que ya se usaban en otros paises, especialmente en Italia. Fstas cartas estaban pintadas con arte, como su precio era muy elevado, sélo servian para entretener con juegos tranquilos, que exigian cierto cAlculo, a los hijos de los nobles. Se les daba el nombre de naibi. Ha llegado hasta nosotros uno de los juegos de naipes pintados por una artista anénimo, pero de talento indiscutible, para e! duque de Milan, Felipe Maria Visconti. Uno de los naipes esta fe- chado en el aho 1992. Consta el juego de siete series distintas, y en todas las cartas hay figuras emblematicas repre- sentando la Virtud, los siete Planetas, las Ciencias, 100 Goma Echar las Cartas Tas Musas y todos les qrados de la escala social, desde el pobre que nada posee, hasta e] Rey que gobierna un territorlo y el Papa, que en aquella époce consagraba y destiluia a los reyes. Poco a poco se fueron alicionando los hom- bres a los naipes, aprovechandolos para idear di versos juegos de azar. Al vulgarizarse perdieron las cartas su primiti- vo caracter y su valor arlistico. Las figuras imita- ban a las de los juegos italianos, pero se les dio un valor numeral para facilitar distintas combina- ciones. Se jugaba a Ja batalla. Las cartas representa ban reyes con sus esposas, sus escuderos y sus soldados. El tesorero reel estaba representado por el as (nombre de una moneda romana). Las figuras (reyes, reinas y escuderos) representaban tespectivamente a David, a Alejandro el Grande, a Cesar ya Carlomagno; Isabel de Baviera, mu- jer de Carlos VI; Maria de Anjou, mujer de Car- los VIG, Ana Sorel, favorita de Carlos VIL, y Jua- na de Arco; Hogler y Sancelot, dos caballeros del tiempo de Carlomagno Sehire, gran capitén que ayudé a Carlos VI a expulsar a los ingleses de Francia, y a Héctor de Galard, querrero famoso de la misma época. Los cuatro colores o palos eran los piques, carreaux, trofles y coeurs, con Gran Juego Francés 101 los que se representaban las armas y el valor de Jos soldados* EL inofensivo juego de la batalla se convirtié pronto en un juego de envite, y poco despues se conocian en Francia varies juegos de peligroso azar, en los que eran las cartas el pretexto y el arma para hacer fuertes apuestas. Da indicio de! incremento que tomd el juego en poces afics, e! edicto publicado en 1491 contra las juegos de cartas y dados y otros analogos. Abundan los documentos probatorios de que las caras se vulgarizaron al abaratarse, pero no hay un solo indicio de que antes del reinado de Luis XIV se utilizasen los naipes en Francia més que para hacer juegos mas o menos arriesgados, Los magos occidentales de la Edad media no tu- vieron la menor idea de la Cartomancia; la astro- logfa no conocié hasta el siglo XVI a este rival en el arte de predecir. El nacimiento y el auge de la Cartomancia en Francia son dos hechos que se confunden. En pocos afios se hizo del arte de echar las cartas un entretenimiento gustoso y una profesion muy lu- crativa. Saint-Simon refiere en sus Memorias que (1) Las piques y las correuux, las picas y los escudes; les refies la punta de las Janzas, y coeur el corazén, la valen- fz de los hombres de guerra, 102 ‘Cémo Echar fas Cartas las grandes damas echaban las cartas, y que los nobles y el mismo Rey consultaban frecuentemen, te a los cartoménticos mas famoses. Una echa- dora de cartas, llamada Marfa Aubrugel, predijo a Luis XIV la vietoria de Denain, vaticinio que le vall6 un regio donative de seis mil Jibras. Maria Aubruget se hizo eélebre y quedé de hecho con. vertida en la cartoméntica de la Corte. En poco tempo reunld una gran fortuna, que la permitié comprar el castillo de Mesnil, cerca de Saint-Ger- main de Laye. Naipe francés del periods revolucionario Gran Juego Francés 193 Cuando Maria murl6, el célebre Fiasson fre ¢! cartoméntico de los nobles; su fama se maniuvc durante la Regencia y el comienzo del reinado ce Luis XV. Hasta entonces se habian empleado cartas ordinarias, es decir, las mismas que se utilizaban Para los juegos de envite y de azar; pero en el afio 1780, Etteilla publico su célebre libro Collection sur les hautes sciences, que era un tratado teorico y préctico de magia y de carto- mancia. El autor, que habia tomado por seudoni- mo el anagrama de su nombre Alliette, afirmaba haber descublerto un libro egipcio, intitulado libro de Thot, verdadera monumento Jeroglifico de la Giencia adivinatoria de! antiguo Egipto. Se compo- nia de 78 ldminas metalicas lienas de signos y emblemas que nadie hasta entonces habia conse- guido descifrar?, (2) Segin Eliphas Levi, aulor del Dogma y Ritual de la alta magia, el yerdadero descubridor del viejo libro de Thot, hue Court de Gobelin. Etteifle se limité a wilgarizar parte de los conocimientos de este antique tratato. Hay un testinonto irefutable: el mismo Etteilla que hizs imprimir, con espirty merosder un poco ingemuo, en la carta el acho de bostos de su baraja este anuncio: «Etteilla, profesor de digebra, reno: vador de Ja cartomancia y redactor de las modetnas ince. rrecciones (sie) de este antiguo libro de Thot, vive en la cae le de TOveitle, niémero 48. on Patise 104 ‘Como Echar las Cartas Etteilla se valié de este raro libro para elevar la cartomancia a [a categoria de ciencia. A sus con- sultas acudié presurosa la aristocracia, y en poco tiempo el cartoméntico fue fameso y rico. El céle- bre adivino partié de Paris en 1790, poniéndose con tiempo a salvo de la gran tormenta revolucio- naria que se aproximaba, La cartomancia se puso otra vez de moda du- rante ¢] Directorio, con Ja sefiorita Lenormand Encerrada en el Luxemburgo durante e} Te- ror, comenz6 a hacerse célebre en esta prisién prediciendo el 9 termidor. Fuexon sus primeres clientes las celebridades ‘d 7 sa lao Cartas francesas Gran Juego Francés 105 politicas de la época. La sefiorita Lenormand ha- bia nacido en Alenson. Huérfena y sin fortuna, se trasladé muy joven a Paris, donde ocupé modes- tos cargos en distintas casas de comercio. Fl libro: de Etteilla le revelé su verdadera vocacién. En el mismo libro han estudiado el verdadero arte de la cartomancia Mme. Clement, mas cono- cida por el sobrenombre de la mujer del cuervo sangriento, que tuvo gran nombradia en el pri- mer tercio del pasado siglo; las sefioritas Lelievre, y dulia Orsini, M. Edmon y otros adivines célebres Naipe francés del periodo revolucionario 106 ‘Cémo Echar las Cartas que hicieron de la cartomancia una profesién res- petada y lucrativa. La lectura de la traduccién que nosotros publi- cames de] maravilloso tratado de Etteilla, dara a los personas curiosas el secreto del arte de adivt- nar el porvenir, siquiende el més antiguo y mejor acredilado de todos los procedimientos emplea- dos hasta el dia Figuras Emblematicas Los egipcics se servian de 78 figuras © emble- mas grabados sobre laminas metilicas. Etteilla, al hacer Ja adaptacion, procuré modemizar las figu- ras para facilitar la interpretacion de los dibujos. En las laminas egipeias habia demasiados jerogli- ficos indescifrables para quien no hubiese hecho largos y serios estudies de la escritura empleada en el primitive Egipto. Las figuras ideadas por Etteilla traducen con figuras mas modernas el verdadero emblema de las laminas antiguas. Etteilla empleé siempre para sus adivinaciones laminas metélicas, pero en su libro declara que puede sin ningun inconveniente, y con gran eco- hacerse e] prondstico, valiéndose de figu- ras impresas 0 pintadas en cartones. La sefiorita Lenormand y sus mejores discipulos se sirvieron, en efecto, de carlas impresas en cartulina. 108 Como Echar tas Cartas, A continuacion explicamos detalladamente el orden y valor de cada carta. Nam. 1 Representa el caos, cuando sale derecho. En el caso contrario, representa el consultante o ef Senio. En uno u otro sentido indica mucha prosper\- dad y dicha completa Derecho, signilica sperioricad, moral; inverti- do, su perioridad intelectual Sino sale, se las debe tomar para representar ai consultante, teniendo, como es natural, en cuenta este siqno desfavorable Ném. 2 El numere 2. Luz, si se presenta derecho anuncia que el consuliante es inteligente y que tie- ne, ademas, habilidad para los negocios y corazin noble y generoso, Invertido es presagio de discordia, de célera y de tristeza. Indica también Pasién ardiente, Derecho, cerca de los niuneros 72 675, indi- ca gloria, o cuando menes una recompensa ho- norifica. Figuras emblematicas 109 Cerca del 13, pronestica matrimonio préximo y honorable. Cerca del 58, anuncia numerosa prole Invertide cerca de! 75, afliccién profunda; cer ca del 21, traicion de un amigo. El numero 3, las Plantas, si se presenta dere- che, anuncia dicha. Todo cuanto emprenda el consultante sera coronado por el més brillante éxito. Nada podran contra él, la envidia ni la ca- lumnia. Invertido, pronostica suerte adversa. Cuanto intente tendra un éxito desgraciado, ocasionado por los muchos y enconados enemigos del consultante. De todos los fracasos, los mas temi- bles serén producidos por el agua. Procure sobre todo no embarcarse. 110 Cémo Echar las Cartas Recto y cerca del 45, enojos; cerca del 39, herencia o matrimonio ventajoso; cerca del 74 invertido, infidelidad y traicién de una persona querida. Nam. 4 El nimero 4, el Cielo, cuando se presenta Cerecho, significa inspiracién feliz, éxito rapido, favorable ¢ inesperado en un negocio que se pre- sentabe muy dudoso y complicado Invertido, sigue siendo un presagio favorable, porque el consultante tiene inteligencia y decision, pero ha de demostrar sin descanso estas dos bue~ nas cuzlidades para no ser sorprendido por un peligro procedente del aire ¢ del gas Cerca del nimero 20 6 del nimero 70, anun- cia grandes peligros, tales como tempestades, naufragios, explosiones de gas, asfixia. Figuras emblematicas m1 Nam. 5 Ei numero 5, el Hombre y tos Animates, cuando se presenta derecho anuncia un viaje 0 un. cambio de residencia, con resultado favorable. Invertido, significa que el consultante, por su negligencla, se prepara contratiempos y dificulta- des, miserias y disgustos. Si es agricultor, tendré pérdidas en el ganado y malas cosechas. Derecho, cerca del 77, es dicha; cerca de los numeros 9, 36, 58, pronestica la solucién favora- ble de un pleite o que se ofrecera al consultante un empleo lucrative. Nam. 6 Fl ntimero 6, los Astros, si se presenta dere- cho, significa misterio, dicha oculta, secreto. Si la consultante es una joven soltera, le vaticma noche de bodas proxima y venturosa Invertido, vaticina que un negocio ya dificulto- so acabaré de embrollarse. Derecho, cerca del nimero 6, anuncia larga vida. Si el nimero 6 est invertido, et presagio es desfavorabie. N&m. 7 El numero 7, los Pajaros y fos Peces, cuando 112 ‘Como Echar las Cartas se presenta derecho, anuneia al consuliante que Jas personas que le muestran amistad contribuiran Con sus acciones © con su dinero a hacerle facil la vida. Invertido, no deja de ser vaticinio favorable, ero la ayucia de los amigos no la encontrara sino Para negocios 0 cosas de poca importancia. Si la consultante es una joven sollera, derecho Je anuncia un matrimonio muy ventajoso; inverti- do, un matrimenio de amor, en el que su marido, hombre inconstante, le proporcionara mas disque. tos que ventura. EH nimero 8, et Reposo, cuando se presenta derecho es eminentemente favorable. A uma vida agitada, pero venturosa en la juventud, seguira una vejez tranquila. Figuras embleméticas 113 Asi como el néimero 7 representa el consul- tanle, ¢] 8 representa la consultante y per consi- guiente, sino sale espontaneamente, cuando hace la consulta una mujer, se ha de sacar, te- niendo en cuenta este signo destavorable. Invertide no es deslavorable, pero indica un peligro una tentacién. Derecho y con los nameras 14, 16 6 18, es de mal presagio, Nam. 9 El nimero 9, la dusticia, cuando se presenta derecho, anuncia el triunfo de ta ley, de la Justicia 0 de la razén, Invertido, indica la pérdida de un proces, una decision tomada en perjuicio del consultante. Derecho, cerca del nimero 28, debe ser inter pretado como si estuviera invertido. Invertido, cerca del numero 22, anuncia padi- da de empleo. En uno u otro sentido, si se encuentra cerca de los numeros 68 6 75, avisa al consultante que debe desconfiar de les abogados y en general de todos los juristas. ld Cémo Echar las Cartas Nam. 10 El numero 10, Templanza, cuando se presen- ta derecho, designa salud del cuerpo y del espiri- tu, sobriedad, castidad, moderacion. Invertido, anuncia la inte-vencién de un sacer- dote para sclucionar un asunto grave, que tanto puede ser un matrimonio como una enfermedad mortal Determina la calidad e importancia de este asunto las cartas que acompafien al némero 9. Los niimeros 45 y 47 indican que el consultante debe estar prevenide contra una enfermedad u otros contratiempos; el numero 25 es buen augurio. Nim. 12 El nimero 11, la Fuerza, cuando se presenta derecho es un presagio muy favorable. Vaticina una victoria segura, lograda por la fuerza 0 por la inteligencia. Invertido, significa una desgracia o la negaliva terminante de una demanda hecha aun alto per- sonaje. Derecho y cerea del ntimero 20 6 del 72, os pronéstico de la prosperidad mas completa. Invertido y colocade cerca del nimero 18 6 Figuras emblematicas 115 del namero 59, afirma la proximidad de una des- gracia Nam. 12 El numero 12, la Prudencia, cuando se pre- senta derecho, avisa que el consultante ha de pro- ceder con mucha cautela, especialmente si inter- viene en negocios intemacionales o en cuestiones politicas. Invertido, pronostica enojos, querellas, discu- siones desagradables. La vecindad del ndimero 70 acentia su mala significacién; la del ndmero 19 aconseja al consultante que no se fie de correligionarios poli- ticos que parecen ayudarle para perderle. Invertido, el niimero 19 pronostica que el dafio que se aproxima vendra del pueblo o del cuerpo electoral. 6 Como Echar las Ganas Num. 13 El namero 13, el Gran Sacerdote, cuando se presenta derecho anuncia un matrimonio, para el mismo consuliante o para un individuo de su fa- nilia, Significa también la adquisicién de un amigo intimo o de un amante, Invertido, indica tedo lo contrario: infidelidad conyugal, traicién, relaciones amistosas rotas, adulterio Derecho y cerca del ntimero 70, numerosa prole. Cerca del nianero 18, enfriamiento de una vieja amistad o tibieza en las relaciones conyuga- les; cerca del 14 desconfianza; cerca del 57, re- conciliacién con un amigo 0 con un amanie. Nam. 14 El Numero 14, el Diablo, es un mal presagio, tanto si se presenta derecho come si aparece in- vertido. Cualesquiera que sean las carias que le acompaiien, vaticinan un disgusto inevitable, fatal. El mal presagto se agrava cuando, ademas de estar la figura invertida, se halla cerca del ntimero 16. Cuande esto ocurre, el consultante sélo pue- de atenvar el dafio irremediable renunciando ala empresa o al negocio que tiene en preparacién. Figuras embleméticas 117 Si se trata de un proyecto de préximo matrimo- nio, lo mejor que puede hacer es apresurarse a retirar su palabra, en la seguridad de que éste serA un mal menor comparado con los enojes y con- trariedades que hallaria en el nuevo estado si, ter- co y clego, se obstinaba en casarse. Saliendo e! 14 cerca y después del niimero 60, anuncia un viaje muy peligroso. El 14, come se ve, siempre es anuncio de des- gracias o cuando menos, de contrariedades Nam. 15 El numero 15, el Mago, cuando se presenta derecho anuncia una enfermedad o un quebranto de indole moral Invertido, vaticina una dolencia otiginada por impnudencia Derecho y cclocado cerca del niimero 1 (si el consultante es hombre) o det miimero & (si es 18 Cémo Echar las Cartas mujer), agrava el pronéstico, al propio tiempo que le da valor y fuerza. Cerca del niimero 70, invertido, toma el vati- cinio caracteres de eminencia y gravedad alar- mantes. Nam, 16 El nimero 16, el Juicio final, cuando se pre- senta derecho, anuncia la gananeia de un pleito. Invertido, es el presagio contrario. Derecho y cerca del numero 61, gana el vati- cinio en certeza y en exactitud. Cerca del nimero 58, su significado es dife- renle: anuncia un dia de tristeza y de duel. Cerca del numero 17, pronostica que se pre- sentarén dificultades para recibir una herencia que se espera. Si el 17 esté ‘nvertido la esperada herencia us Sues Figuras emblematicas 119 dard crigen a un pleito largo y costoso, del que sélo los abogados sacaran algin provecho. Nom. 17 Elnamero 17, la Muerte, es presagio sinies- tro, tanto si se presenta derecho como si aparece invertido, Ninguna figura tiene poder para corre~ gir ni atenuar el mal vaticinio. La aparicién de esta fiqura indica siempre rui- naa muerte. La vecindad de otra figura precisa la clase de desgracia que se ha de temer. Cerca del niimere 20, invita la consultante a desconfiar de los perros; cerea del niimero 17, advierte que se deben evitar fos paseos ¢ los via Jes por agua. Nam. 18 El mimero 18, el Capuchino, si se presenta derecho significa que se combatira al consultante con calumnias. Amigos que él cree fieles, le haran traicion. Debe sobre toda el consultante ponerse en guardia contra un hipécrita astuto que le cela con intencién de perdezle. Derecho y al lado del ntimero 2, anuncia que se tiende al consultante una cetada, de la que sal- dra sin grave datio. 120 Como Echar las Gartas Cerca del ntimero 3, presagia un diswusto con parientes préximos. Cerca del numero 4, persecuciones disimu- ladas. Invertido cerca del ntimero 14, el peligro esta cenjurado o lo estar& muy pronto Nam, 19 El nimero 19, la Tempestad es de presagio funesto en jos dos sentidos. Fs una figura de tan mal augurio como la Muerte y e! Diablo. Invertida y cerca del niimero 14, el vaticinio adquiere caracteres verdaderamente tragicos. El consullante debe tomar precauciones, porque se busca la forma de encarcelarse. Derecho y cerca de] némero 10, anuncia per- secuciones por causas politicas; cerca del 62, dis- gustos con unt amiga Invertido, cerca del niimero 59, tempestad y nautragio. Nam. 20 El ntimero 20, fa Rueda de fa Fortuna, en cualquier forma y posicién que salga es un buen presagio. Su influencia favorable se extiende a las cartas vecinas, mejorando su significacién. Es la Figuras emblematicas 121 carta nds beneficiosa de toda la serie. El consuk tante puede adquirir en esta carta fe para intentar sin vacilacién cualquier empresa, por arriesgada que sea. Nam, 21 El namero 21, el Déspota africana, cuando se presenta derecho anuicia disentimiento, disqusto, enojo, Invertido, anuncia disputa, querella, impru- dencia, Derecho, cerca del ntimero 56, disensiones familiares, divorcio probable Invertide, cerca del nimero 21, invita al con- sultante a mostrarse conciliador, disminuyendo sus exigencias y amansando su violento cardcter 122 Cémo Echar las Cartas Nam. 22 El numero 22, et Rey de bastos, cuando se presenta derecho anuncia buenas noticias: heren- cias, empleo, matrimonio. Invertido, un buen amigo daré al consultante buenos consejos. Derecho y cerca de! ntimero 15, anuncia una cita amorosa; cerca del niimere 14, buen matri- monio. Al Hegar a este punto del libro de Etteilla, ha- cemes un breve alto en la traduccién, para hacer notar una particelaridad curiosa. Cuando el céle- bre adivino hizo la transcripeién de las figuras halladas en las laminas egipcias, no se conocian en Francia otras cartas que las que Uenen como palos 0 colores distintivos los tréboles, los cua- dros. las picas, y los corazones. En las fiquras del libro de Thot, estos palos se cambian por los bas- tos, los oros, las copas y las espadas, cle la baraja espafiolat (1} Es muy curieso netar que los bastos, las copas, los ores v las espadas, signos jerogitficas del toro de Thot, y pales de Ja baraja espantola es‘aban esculpidos, segin Homer, en el escude de Aquiles. Para dar su verdadero valor a esta coin- eidencta se ha de tener bien presente la intima relacién en ‘te los mitos egipcios y los del genlilismo grece-romeno, Figuras emblematicas 423 Esto parece indicar que nuestra bajara se tomé directamente de las viejas series egipcias, que in- dudablemente conccieron nuestros antepasades, y de cuya parte grifica hicieron reproducciones casi serviles. Nam. 23 El némero 23, la Reina de bastos, euando se presenta derecho, anuncta placeres en el campo y también cosecha abundante. Invertido, indica que una mujer quiere bien al consuitante varén y un hombre a la mujer que consulta. Derecho y colocado cerca del nimero 15, indica relaciones secretas en el campo. Colocado cerca del ntimero 34, pierde su sig- nificacién favorable. 124 Como Echar las Cartas Nam. 24 E! Caballo de bastos. (vease el significado de esa carta en la baraja esparicla). Néms. 25, Sota de bastos; 27, Nueve de bas- tos; 28; Ocho de bastos; 29, Siete de bastos, 30, Seis de bastos; 31, Cinco de bastos; 32, Cuatro de basios; 33, Tres de bastos; 34, dos de bastos, y 35, As de bastos. {vase ol significa do de estas cartas en la baraja espaficla). osc Nim. 26 | i | | El némero 26, el Diez de bastos, significa as- tucia, traicion, mala fe. Saca su principal signitica- i i | { | | [| i cién de las cartas que le acomparian Serene. Ost Jertnonsars esa E Cerca del numero 23, anuncia una enferme- dad peligrosa; cerca del nimero 50, una cuantio- sa herencia. Nims. 36, Rey de copas; 38, Caballo de co- pas; 39, Sota de copas; 40, Nueve de copas; 41, Nueve de copas; 42, Ocho de copas, 43, Siete de copas; 44, Seis de copas; 45, Cinco de copas; 46, Cuatro de copas: 47, Tres de copas, ' | i 8 48, Dos de copas y 19, As de copas. (Véese al significado de estas cartas en la baraja espatiole) onan eed 3 32 33 126 Cémo Echar las Gartas Num, 37 El ndmero 37, la Reina de copas, cuando se presenta derecho, anuncia un matrimonio o una unién venturosa, por la intervencién de una mu- jer rubia, que servird a los amantes desinteresada- mente y con fidelidad. Invertido, anuncia un matrimonio que fracasa- 74 por intrigas de una mujer rubia celosa y mal intencionada, Figuras embiematicas 127 Num. 40 El nfimero 40, el Diez de capas, cuando se presenta derecho, anuncia al consultante buena fortuna, Invertido, anuncia querellas y enojes. A los marinos, esta carta les vaticina mal tiempo. Cerca del niimero 18, presagia grandes con- tratiempos, Nims. 50, Rey de espadas; 52, Caballo de espadas; 53. Sota de espadas; 55, Nueve de es- padas; 56, Ocho de espadas; 57, Seis de espa- das; 59, Cinco de espadas; 60, Cuatro de espa- das; 61, Tres de espadas; 62, Dos de espadas; 63, As de espadas. (Véase ef significado de estas cartas en la baraja espafiola). Tir ty _LF aie t z gi¢ eT rar re 128 Cémo Echar las Cartas Figuras emblematicas 129 [ Nam. 51 (rT El namero 51, la Reina de espadas, es una | mujer vinda, de mal cardcter. En cualquier sentido Fr que se presente anuncia graves disgustos y contrar | tiempos. ¥ YT Cuando se presenta esta carta en posicion = natural, puede interpretarse también como anun- cio de privacién y pobreza El caracter principal de esta figura es tener un. significado negativo, asi si se trata de casarse con ¥ ‘una viuda, avisa esta carta que el matrimonio est4 proyectado con una joven, vendrd la desavenen- cia y el rompimiento por culpa de la suegra. En. todos los casos debe renunciarse a la proyectada unién. [a4 of 130 Cémo Echar jas Cartas Nam. 54 El namero 54, el Diez de espadas, cuando se presenta derecho anuncia disgustos y lagrimas. La carta vecina explicar4 el origen o la natura- leza de esta aplicacién. Invertido, es el 54 una figura muy favorable, que tiene poder para corregir los malos vaticinios de otras figura TE] 54 derecho, cerca del niimero 62, declara que un amigo muy querido nos haré una traicién, que nos acarreard una enfermedad muy grave. Nums, 64, Rey de oros; 66, Caballo de oros; 67, Sota de ores: 69, Nueve de oros; 70, Ocho de oros; 71, Siete de oros; 72, Seis de ors; 73, Cinco de oros; 74, Cuatro de oras; 75, Tres de ores; 77 As de ors; (Véase el significado de es- tas cartas en Ia baraja espafiola). {11 inn {HL fi 53 36 37 {| \| 5a | | Figuras embleméticas : 6a 131 132 Cémo Echar las Cartas, Nam. 65 El numero 65, la Reina de oros, cuando se presenta derecho, anuncia regalos, hechos por un pariente moreno y rico, o un matrimonio ventajo- s0 con una mujer morena. Significa también sequ tidad, libertad y fortuna considerable Invertido, presagia una dolencia. lnvertido y cerca del namero 21, anuncia duelo. 8 » ®\|6 @ @ Sie 6 © @ 6&6 ®@ @~ |e e 6 “8 o Nam. 68 El numero 68, el Diez de oros, cuando se pre- senta derecho, representa la casa del consultante, y s6lo sirve para designar el sitio a que se refiere el presagio dade por las cartas que le acompaiian, 2 Cerca del ntimero 20, indica fortuna, cerca del 26, traicion; cerca del 60, soledad. Invertido, indica que el consultante se aficiona- 16 a los juegos de azar. Las cartas siguientes valicinan si ganar o si perderé. Figuras emblematicas 133 70 [e¢ ® @ ® m ® ® ® 8 3 134 Cémo Echar las Cartas Nam. 78 EI ntimero 78, la Locura, representa un acto poco meditado; cuando se presenta derecho, vaticina que no acarrearé la accion grave dafio. Pero si se presenta invertido, el consultante pade- ce una enfermedad mental incurable Como se ve, esta carta, la titima del juego de Etteilla, es poco favorable. Consultas del Gran Juego Se puede aplicar para las consultas del Gran Juego, cualquiera de los procedimientos ya expli- cados. La lectura se hard siempre de derecha a lzquierda, teniendo muy presente los significados especiales ya explicados y los encuentros, sobre los que debemos hacer las advertencias siguientes: Cuando varias cartas de la misma naturaleza se encuentran en ta misma hilera, se puede sacar ‘un pronéstico general discurriendo de este modo: Mayoria de espadas, anuncia dispula o una batalla. Mayoria de copas, festines. Mayoria de oros, herencia, dinero. Maycria de bastos, buenas cosechas, vida cam- pestre. Si las mas de las cartas estan derechas, ha de interpretarse el vaticinio en sentido favorable, dentro, claro esta, del especial valor de cada figu- 136 ‘Como Echar las Cartas ra, Lo contrario ocurre cuando es mayor el ntime- 10 de figuras invertidas que el ce las salidas en po- sicion natural. Si es igual el nimero de las dere- chas al de las invertidas, hay que repetir la tirada porque el vaticinio es nulo. He aqui el cuadro de las significaciones de los encuentros: Derechos Invertidos 4 Reyes..... Gran amor ..........Rapidez. 3. Reyes..... Consulta Comercio. 2 Reyes..... Aviso .. Proyecto. 4 Reinas.... Discusi6n Mala compafiia. 3. Reinas.... Engaiio ...... Gula. 2 Reimas.... Amistad , .. Trabajo. 4 Caballos . Riquezas Alianza. 3 Caballos . Poléimica Duelo 2 Caballos . Amistad Amor propio. Sotas ..... Enfermedad ........ Privacion. Sotas ..... Disputa .. Sotas ..... Enojos . Contradicci6n ...... Acontecimiento. Dieces .... Cambio posicién .. Decepeién. Dieces .... Destitucion .......... Ree Ow 9g s & Re NEA VOW Ne Consultas del Gran Juego 137 Derechos Invertidos ‘Nueves... Amistad ..... Usura, Nueves ... Triunfo Nueves... Herencia ‘Ochos.... Intrigas ............... Disputa. Ochos .... Enfermedad Alegria. Ochos .... Noticias .«. Galanteria. Sietes..... Reveses . .. Equivocaciones. Sietes..... Matrimonio Muerte Sietes_.... Reconciliacion ..... Enoje. Seises .... Abundancia......... Salud. Seises Alegria. Seises .... . Caridad. Cincos ... Regularidad ......... Orden. Cincos ... Preocupaciones ... Orden Cincas ... Decisién.. ~ Vacilacién. Cuatros . «+: Paseo. Cuatros . Tranquilidad. Cuatros .. Insomnio ............. Negocio. Treses.... Progreso «1... Reconeiliacion Treses.... Unidad Inquiiehid Treses.... Paz. sores Querella, 138 Cémo Echar tas Cartas Invertidos 4 Doses... Disertimiento ...... Reconciliacion. 3 Doses..... Seguridad .. Teor 2 Doses..... Armonia ..Desconfianza 4 Ases....... Suerte Deshonor. 3 Ases. Triunfo . ~ Mala conducta. 2 Ases....... Engajio ...............Enemistad. EQUIVALENCIA ENTRE LAS CARTAS ESPANOLAS Y FRANCESAS Careau 3 = - Bastos. Coeur... Copas, Espadas. Oros. Las figuras de la baraja francesa son: Roi (Rey), Dame (Reina), Chevalier (Caballero), Valet (Escudero). La baraia francesa tiene, ademés, cua- tro dieces, que no iiguran en la espaficla. ? aprovechan las cartas francesas para tirar las cartas a la espaftola, se suprimen la Dame y el Diez: al Chevalier se le da el valor de Caballo, al Valet el de Sota. Procedimiento de las Gitanas A los gitanos se les ha dado también el nom- bre de bohemios y zfngaros. Su verdadera psico- logia y su mejor historia la condenso nuestro gran Cervantes en estas pocas palabras: “Parece que los gitanos y gitanas solamente nacieren en el mundo para ser iadrones: nacen de padres ladrones, y crianse con adrones, estu- dian para ladrones, y finalmente, salen con ser Jadrones comentes y molientes en todo modo, y ja gana de hurtar y el hurtar son en ellos como accidentes irreparables que no se quitan sino con Ja muerte”!, (1) No es ciertamente mas benigno ni tampoco mnenos just ciero et breve julcic que hizo de los gitanos un poeta francés en estos versost Le reste immonde ‘Dlun ancien monde (a) @] Resto inmundo de un antiguo raundo. 140 Como Echar las Carias Se han hecho sesudas averiguaciones y se han publicado obras muy volumincsas para descubsir el verdadero origen de los gitanes, pero hasta hey no se ha podide salir del campo de fas suposicio- nes y de las hipotesis. La opinién mas admitida es que los gitanos proceden del Indostin, Emigraron a Europa en !os comiznzos del siglo XIV, y en poco tiempo se vie- ron estas tribus némadas en diferentes paises. Los gilanos que fueron 2 Espafa se dectan egipcios y alardeaban de ser grandes adivinos. Ningune de las dos afirmaciones era del todo exacta, pero ambas tenian algtin fundamento. No eran egip- cios, pero durante muchos afios habian vivide en. Egipto, de donde fueron por fin expulsados como gente peligrosa, No eran adivinos, porque desde luego se advertia que les faltaba instruccién para iniclar y penetrar en los altos secretos de la Magia, que en todos los pueblos de la antigtiedad fue el patrimonio y la fuerza de las clases directoras, y més especialmente atin de las castas sacerdotales Era, sin embargo cierto que les gitanos habian aprendido en el pais de los faraones las practicas de la quiromancia y de la cartomancia. Dedicados los varones de las Lribus nomadas a trabajos rudos y poco licites, dejaron a jas mujeres Ja explotacién de sus artes adivinatorias: echar las cartas y decir la buenaventura. Procedimiento de las Gitanas 141 Al principio se servian las gitanas de figuras emblematicas especiales, en las que se solian re presentar las divinidades principales de las viejas trogonias. Peco a poco se habituaron los gitanos al manejo de las cartas espaiiclas, y de ellas se sir- vieron para hacer sus precicciones. Como en la actualidad no se sirven las gitanas de sus antiguas figuras, juzgamos inétil hacer un estudio del viejo procedimiento* Nos limitaremos a explicar e] método meder- no, que aunque semejante al ya explicado en la primera parte de este tratado, debe ser estudiado separadamente, porque con la reduccién de nai- pes a 32 en vez de 40 6 de 48, cambia el signifi- cado de casi todas las cartas. Se emplea un juego de treinta y dos naipes Las copas y los bastos son, por Ie regular buenos (2) La afliceton de los gitanos a ing artes adivinatorias y el mal recuerdo que han dejado en todas partes con sus super- cherfas, sus robes y hasta sus crimenes justifican el temor supersticiose con que siempre se ha mirado a estos vaga~ bunds. El vulgo, siempre rauical y algo cruel en sus opinio- hes ¥ en sus juicics, cree todavia que can los gitanos hijos temibles de brojes y de demonios. La desconfianza hacia les gilanos, trocése luego en temor y después en odio. Les ana- temas y las proscripcicnes alcanzaron pronto al libro miste- oso de que se servian los gitanis para tiacer sus vaticinies. 142 Como Echar tas Cartas y dichosos; los ores y las espadas, de ordinario malos y desqraciados. Las figuras de copas y de oros indican personas blancas y rubias; las de es- padas y bastos, personas morenas y de color cas- tario obscure. He aqui lo que significa cada naipe: Las ocho copas El rey es un hombre que desea haceros algiin bien, si esta puesto al revés, seré atajado en sus buenas intenciones. La sota es una mujer de ia que puede umo es- erar algunos favores; si esté al revés, es presagio de un retardo en vuestras esperanzas. El caballo es un militar que debe entrar en vuestra familia, y quiere seros util; algo se. fo impe- isa si esl4 al contrario. 1 as anuncia una noticia agradable; representa un festin © comida si se halla rodeado de figuras. El nueve predice una sorpresa que causara gran placer El ocho, una reconciliacién, y aprieta los nu- des de amistad y de amor entre dos personas a las que se quiere desavenir. El siete es presagio de muchas satisfacciones para los hijos; predice aventuras para los salleros. Procedimiento de fas Gitanas 143 E] seis indica un buen casamiento. Los acho oros El rey significa un hombre que busca medios de dafiatos, y que os dafiara si aquel esta hacia abajo El caballo es un militar © un mensajero que os trae nuevas tristes, y enojesas si esta al revés. La sota indica una mujer ruin que dice mal de vos; si esta alrevés, os hard algim agravio. Flas anuncia un billete. El nueve, un viaje necesario ¢ imprevisto. El ocho es un retardo para cobrer dinero. El siele predice acciones que sorprenderén a un joven. El seis promete ganancias a la loteri halla junto al as de oros, buenas noticias sise Las ocho espadas El rey representa un Juez 0 un hombre con el cual se tendran desavenencias; puesto al revés ad- vierle la pérdida de un proceso. El caballo es un joven que os daré muches pesazes; y al contrario anuncia una traicién. ‘La sota senala una viuda que quiere engafiar seguramente, si aquella esté boca abajo. 144 Como Echar las Cartas El as anuncia una gran afliccion El nueve, encarcelamiento H ocho, retardo en los negocios. El siete, desagradables noticias; seguide del siete de oros predice lanto y discordias. El seis presagia quejas y tormentos, a no ser que esté acompafiado de algunas copas Los ochos de bastos Fl rey indica un hombre justo que os hard se~ fialados favores; si esté boca abajo, sus buenos de- seos experimentaran alguna dilacion. El caballo promete un matrimonio, que no se verificaré sin algunas dificultades, si esta puesto al reves, La sot es ura nifia que os ama; celosa, si la carta es al contrario Flas presagia ganancias, provecho y recibo de dinero. Elnueve, buen éxito en los negocios; seguide del nueve de oros, anuncia un retardo en el cobro de dinero, y una pérdida si se halla al lado del nueve de espadas El ocho reanima el amor. siele indica muchas y bien fundadas espe- ranzas, Procedimiento de las Gitanas 145 E\ seis, debilidad en el amor, y si va seguido del nueve, herencia. Cuatro reyes sequides anuncian honeres; tres, buen éxito en el comercio, y dos, buenos consejos. Cuatro caballos sequidos, una enfermedad contagiosa; tres, pereza; dos, disputa. Cuatro sotas predicen grandes rencillas; tres, engafio de mujer, y dos, amistad. Cuatro ases presagian una muerte; tres, liber tinaje, dos enemistad. ‘Cuatro nueves seguidos indican desegradables sucesos; tres, cambio de estado; dos, pérdidas. Cuatro oches, buenas acciones; tres, impru- dencia; dos, dinero, Cuatro sietes, reveses; tres, casamiento; dos, disgusto Cuatro seises, intrigas; tres, diversiones; dos amercillos y noticias insignificantes. Muchos modos hay de adivinar; generalmente por siete, por tres o por quince. Para hacerlo por siete se cuenta la baraja de siete en siete, poniendo aparte la septima de cada palo. Repitiendo tres veces esta aperacién, se retinen doce cartas, que se extenderan sobre la mesa, unas al lado de las otras, por el mismo or- den en que se han sacado, y se busca enseguida 146 Gémo Echar las Cartas su significado segin el valor de cada una, tal como se ha explicado, Es preciso no olvidarse, antes de descifrar las cartas, de ver si la persona a quien se hacen ha salido de la baraja. Generalmente se toma el rey de copas por tin hombre rubio casado; el de bas- tes, por un hombre moreno casaclo; la sota de co- Pas, por una sefiora © sefiorita rubia; la de bastas, Por una sefiora o sefiorita morena; el caballo de copas, por un joven blanco; el de bastes, por un moreno. Si la carta que representa la persona para quien se adivina no se halla en las doce, se empie za de nuevo la operacion hasta que sale De suerte que, supéngase que se ha de adivi- Nar para una sefiorita merena; la sola de bastos Ja representara. Barajanse los naipes, se sacan de siete en siete una, y cuando se ha completado el numero de doce, se mira cuales son: 1° Sota de copas 2° Siete de bastas 3° Sota de oros 4 Rey de copas 5° Sola de espadas, boca abajo 6° As ce bastos 7° Nueve de espadas 8 Sota de bastos Procedimiento de tas Gitanas 147 9° Seis de copas 10° As de espadas 11? Caballo de bastos, boca abajo. 122 Siete de copas. Se explican de este modo: (1°) Una mujer blanca desea dispersar algunos favores (2°) reali- zando wuestras mas caras esperanzas, (3°) pero se lo impide una mujer, ruin, también blanca, que habla mal de vos y quiere dantaros; sin embargo, no lo haré, esperad. (42) Tenéis ain un amigo bienhechor, que os quiere bien, (5%) pero que de- jara de amaros si no tenéis sumo cuidado con él, porque hay a su lado una mujer que le engaria sobre vos, y que os engafia también. (62) Recibi- réis dinero, (72) pero algo tarde, porque uno que debia daroslo sera encarcelado 0 preso por la jus- ticia. (8°) Vos (9°) seréis bien casada; (10°) pero antes tendréis una gran afliccién, (11%) porque el Joven que ha de ser vuestra esposo, experimentar ra retardos y obstéculos; (122) no abstante, la G- tima carta os promete dicha, fortuna y satisfaccio- nes para vos y para wuestros padres. Hecho esto, se mezclan las doce cartas y se dividen en cuatro montones de tres cada uno, de este modo: Para la persona, tres cartas; para su casa, otras tres; por lo que sucederé, otvas tres, y otras tantas para su sorpresa. Levantanse las tres 148 (Gémo Echar las Cartas cartas de la persona; se hallan ser: 1°, la sota de espadas boca abajo; 2°, as de basius; 3°, rey de copas, y se dice: (1%) La mujer morena busca siempre modo cémo agraviaros, (2) pero no por esto seréis menos feliz, y un asunto de dinero (32) es pondra de nuevo en buena inteligencia con el hombre que os ama, y que al fin cesara de dejar se engafar por fa mujer perversa. ‘Tomanse enseguida las tres cartas de la casa, que son, por ejemplo: 1°, el siete de copas; 2° el siete de bastos, y 3° la sota de ores, y se continisa (19) Concordia en vuestra casa; (29) uestras espo- anzas son muy bien fundadas y se realizaran, (3 ‘aunque una inicua mujer murmura de vos y desea frustrar vuestros proyectos. Levantanse luego las tres cartas que deben mostrar lo que ha de suceder: 1° seis de copas: 2, caballo de bastos boca abajo; 3? sota de co- as, y se dice: (12) Vuestro matrimonio y wuestra felicidad estan asequrados (2%) con el joven more- no, cuyas dificultades venceré la mujer que os quiere bien. Se toman, por fin, las tres cartas de la sorpre- sa, donde se hallan: 1*, nueve de espadas, 28, as de espadas; 3%, sota de bastos, y entonces se dice (12) Alguno que 08 intezesa experimentard pesa- res por la justicia; (2°) esta noticia os afigira, (3°) Procedimienta.de las Gitanas 149 pero os consolaréis, ¥ ¥ewaitisma pondréis con- suelo a nuestra pena. Para adivinar por quince, se mezclan y se sa- can ée la baraja des montones de diez y seis. Pregintase a la persona por la que se hace la ‘operacién, cual de los dos elige; cuando lo ha di- cho, se toma en la mane el montén indicado, y se ‘quita la primera carta, que se pone aparte para la sorpresa, de modo que se hallan cuatro cartas para fa persona, cuatro para la casa, cuatro para Jo que suceder4 y cuatro, en fin, para la sorpresa: déjase a la persona la libertad de escoger de los tres primeros montones, tanto el que quiere para si como para su casa; quedando solo el tercero, no se escoge ya més, pues el de Ia sorpresa es inmutable, y entonces se explica segin el signifi- cado de las cartas. Método italiano E! método italiano consiste en adivinar por tres; para esto se toma una baraja también de treinta y dos naipes y se hace alzar con la mano izquierda de la persona para Ja cual se opera; des- pués de esto se sacan los naipes de tres en tres, teniendo cuidado en poner aparte todos los montoncitos que se hallan de la misma especie Por ejemplo: si se hallan tres baslos, se guardan para la operacién; si en un mismo monton hey dos naipes del mismo palo, como dos bastos, dos ores, etc., se pone aparte Ja més alta, o seqtin otras, la que esta mas cerca del pulgar Después de haber seguido de este moda toda la baraja, mézclense las cartas que quedan, y se empiezan hasta tres veces las mismas operacio nes. Se cuentan luego las carlas puestas aparte, que han de ser precisamenie al menos irece o diez y nueve a lo mas; si el ntimere es par, se abre 152 Cémo Echar las Cartas, el juego y se hace sacar de él una carta por fa persona para quien se opera, a fin de hacerlo impar; entonces se descifra por el siguiente orden, y seqiin el valor de las cartas que mas adelante ex- plicaremos. Empiécese por la que representa a la persona; se mira lo que la rodea, y de aqui se si- gue contando hacia la derecha, uno, dos, tres, cuatro, cinco, paréndose a cada cinco cartas: de este modo se da la vuelta a todas ellas, al menos tres veces, y a lo més tantas como sera preciso para acabar junio a la carta que representa la persona. Barajandose luego las cartas con las cuales se opera, péngase sobre la mesa, una para la perso- aa, otra para la casa, otra para la sorpresa y olra, en fin, para el consueto; distribiiyase el resto de las cartas sobre los cinco primeros montones, empezanido por el primero; luego se levantan, 9 se acaba la operacin explicéndolas. La carta del consuelo, que se deja sola, se levanta la éltima He aqui el valor de las cartes, segin ef método italiano: Si se hallan en el juego muchas figuras, es se~ tial de reuniones y festines; cuatro reyes indican grandes y favorables sucesos; tres, buenos conse- jes; dos, amistad. Cuatro caballos reunicnes de Jévenes; tres, disputas: dos, malas compafiias Método italiano 153 Cuatro soias, reuniones y habladurias de mujeres; tres, chismes y ruindades de mujeres; dos, renci llas. Cuatro ases, buen éxito; si son sequidos, muerte imprevista; tres, noticias; dos, esperanzas. Las ocho copas El rey es un amigo; el caballo, un joven que no desea sino haceros bien; la sota, una buena mut jer; el as anuncia un festin, alegria o algin presen- te; ¢] nueve representa la casa por la que se ope- 1a; el ocho, una agradable sorpresa; el siete, celos de hombre; el sels, celos de muferes. Los ochos eros El rey indica un hombre ruin; el caballo, un militar, y que no es de los mejores nt de tos que més bien quieren; ia sota, una perversa ¢ indigna mujer; el as, un billete: el nueve, cosas de comer cio, un mereado; el ocho, realizacién de un pro- yecto; el siete, dinero; el sets, también dinero, pero en poca cantidad. Las ocho espadas El rey representa un hombre moreno y de malas intenciones; el caballo, un hombre moreno también y afligido; la sota, una viuda triste y desazonada; el as, disgusto, 0 lo que se Hama en amor, bagatelas; el nueve obscuridad, secreto, 154 Como Echar las Cartas noclumos acantecimientos; el ocho dilacién; el siete, llanto; el seis, inquietud Los ocho bastos EJ rey representa un hombre moreno, buen amigo; el caballo es un amante; la sota, una sefio- ra morena, interesada amiga; el as indica victoria; el nueve, una partida de campo o un paseo: el ocho, un viaje; el siete, acciones varias de un ami- 99; el seis, un corto presente. Para obtener lo que se llama buen éxito, se toman ocho montones de cuatro eartas cada uno; se vuelve la primera carta de cada uno, témanse las cartas semejantes, dos nueves, dos reyes, dos ases, etc., descubriendo siempre la sequnda carta del mont6n det cual se levanta la primera. Para que sea seguro el éxito, es preciso sacar de este modo las cartas de dos en dos, hasta llegar a las dos tiltimas. Se hace esta operacién para saber si un deseo de corazén © un negocio de interés tendran feliz resultado. Oraculo Perfecto o Nuevo Modo de Adivinar por medio de los Naipes Et autor dice que se han de emplear veinte cartas colocadas de cinco en cinco, de este modo: una en medio, una aniba, otra abajo y una a cada lado, quedando de este modo en forma de cruz. En seguida se pasa a descifrar segtin los prin- cipios siguientes: Débense considerar las espadas como carias de mal agiero; el rey y la sota, como enemigos; y si tienen al lado, arriba o abajo el siete de oros, es serial que llevan intencién de dafiar a la persona o que la daiaran. E! caballo es un peligroso enemigo, sobre todo si esta cerca de] nueve de su palo o del siete de oros. El as de espadas significa tener deseo, o no poder gozar de los sensuales placeres del amor, 0 bien que la persona que consulta ha gozado 0 go- zaré de ellos; por ejemplo: supongamos la sota de 156 ‘Como Echar las Cartas copas con el as de espadas; entonces el as de es padas encima de una figura, indica que se gozara; debajo, que se ha gozado; a la derecha, que se tiene deseo de gozar, y a la izquierda, que ao se puede gozar actualmente A una sota que tenga cerca de ella el ocho y el as de espadas, que es sino de embarazo, es pre ciso considerar si el as se halla arriba, porque en: tonces la seficra est en cinta, si esta colocada a la derecha, anuncia que tiene desecs de estarlo: st esté debafo, es seftal que lo ha estado, y si est a la imquierda, es indicio de que no puede estarlo en la actualidad, pero que procurard estarlo, Fs necesario, pues, para descilrar bien lo que acabamos de decir, observar atentamente la posi cién del as de espadas acerca de la sota El nueve de espadas significa luto, y cuando esta delante del ocho o cerca del seis, indica dis guslos y pesares para la persona, si no tiene in mediato a él alguna figura; si una le toca de cabe- za, es decir, que esté puesta arriba o abajo una figura de bastos o copes, aunque haya a su lado una de ores o de espades, anuncia penas que se cambiaran en placeres; significa separacion si se halla colocado entve des fiquras contrapuestas una ala otra. El ocho de espadas indica muerte; el siete, dis Oraculo Perfecto 157 cusiones, cuando se halla con dos figuras iguales que se miren, y un proceso cuando estan al con trario una de otra. Sil siete y el as de espadas estan junto a una sota, significa que la sefiora representada por ésta no esta encinta, pero que puede estarlo; si cerca de él hay nueve de copas, significa un feliz parto, si se hace la operacién para una joven. EI seis es presagio de una enfermedad; si tiene inmediate el siete en cualquier parte que sea, sig- nifica para la persona enfermedad cauisada por el amor. El rey, el caballo y la sota de ores se deben tener por celosos, aduladores e ingratos: si se halla junto a ellos el seis, dafiaran a la persona, obteniendo con violencia honores y bienes; si el seis de oros esta cerca de las figuras de copas 0 bastos, y aunque tenga tambien junto a él las de ‘ros 0 espadas, es sefial de penas que se trocarén. en placer. El as de oros significa un billete recibide o por recibir; las cuatro cartas que le rodean anunciaran su objeto, considerandolas todas como las causas momenténeas que han motivado o que motivarén el envio del expresado billete. El nueve de oros indica el mar 0 un viaje por él; en este caso, el viaje sera feliz si a la carta si- 158 Como Echar las Cartas gue el de copas, penoso si es el nueve de espa- das, afortunado si es el nueve o el ocho de bastes; significa enfermedad durante él si la sigue et seis de espadas, y seré mortal si es el ocho. El ocho de oros presagia una noticia; las cartas que tenga a su alrededor indicardn su abjeto. Elsiete predice un viaje por tierra; para saber su éxito se sigue la misma regla que para el nue- ve de este paio. Fl seis predice malos resultados para una cosa prometida o que se espera cbtener, si se halla al mismo tiempo con el as de copas, y si esta mas que éste cerca de la carta que forma el numero trece, significa enojo de los padres contra la per- song; cuando esta al lado de ella indica borrache- ra. St esta al mismo tiempo al lado de] siete de copas y de una figura; significa instrumento des- tructor cuando tiene cerca de él una figura del palo de espadas; una joven aduladora, espia y recelosa de la persona, cuando esta unida a las fi guras de ores; si se halla entre la carta que repre- senta la persona y una figura, estando Jas tres car- tas de frente o en linea perpendicular, indica rina © pendencia El rey, el caballo y la sota dé copas pueden cansiderarse como sujetes bienhechores. Bl as significa la casa de la persona que consuk Oraculo Perfecto 159 ta; las cuatro cartas que estan a su alrededor anuncian El seis de bastos significa una joven de sincera a ésta el bien o el mal que le puede suceder; por consiguiente, es preciso no olvidarse de cbservar el porvenir de esta casa cada vez que se hagan las cartas. El nueve de copas indica nacimiento; el ocho, victoria para las figuras de su aldo; el siete, satis- facciones y gozo: cuando se halla cerca de una figura, 0 entre dos de elas, alegria y buena amis- tad; si entre cuatro figuras, bodas, bailes y festin; el seis debe considerarse como a una joven bien- hechora y de sincera amistad. Débense tener al rey, al caballo y a la sota de bastos como amigos desinteresados y prontos a tributer cualquier servicio, y en general son todos Jos bastos objetos que anuncian la prosperidad Flas significa dinero que recibird la persona, si no tiene a su lade ninguna espada; si tan sélo tie- ne una, indica sucesién; y si muchas, son otras tantas sucesiones que sobrevendran a la persona. Cuando el as tiene a su lado el siete de oros, significa herencia; si tiene una espada o el nueve de cros, al misme tiempo, expresa que la dicha sucesin viene de lejanos paises. Si este as esta tocado por una espada y por el siete de bastos a 160 Cémo Echar las Cartas la vez, significa que la sucesion vendré pronta- mente y sin dificultad alguna; el nueve de bastos indica mucho dinero que recibir. El ocho significa un regalo recibido © por reci- bir, y st esta inmediato a las figuras de oros, riva- Iidad de damas por los hombres y de amantes por las jovenes, Si el mismo ocho tiene a su lado algu- na fiqura de espadas, predice rivalidad en los empleos. El siete pronostica quehaceres a una persona gue vive de su trabajo © de su industria cuando: esté tocado por una copa; si el que consulta es. persona rica, predice un bien que no espera Si esta carta no tiene inmediatamente a un lade ninguna copa, indica dinero que recibir o que acaba de ser recibido. El seis de bastos significa una joven de sincera amistad y bienhechora Repetimos que la disposicion de las cartas por cinco es muy importante La que esta encima sefala lo que ha de suce- der muy pronto; la de la derecha, lo que acontece- r4 en un tiempo mas remoto; la de debajo indica Jo pasado, y la de la izquierda, que lo que ella mis- ma demuestra experimentara algunos cbsticulos M. A. Vaillant, en su erudita cbra Histoire Oraculo Perfecto 161 urate des vrais Bohémies, nos describe el tarot (uego de figuras simbalicas de los gitancs}, en los términos siguientes: La forma, la disposicién y las figuras, aunque diversamente modificadas por el tiempo, son tan manifiestameate alegéricas, y las alegorias son tan conformes a la doctrina civil, filoséfica y reli- giosa de la antigiiedad, que es forzoso reconocer- las y apreciarlas como la sintesis de todo cuanto crefan los antiguos, Es una deduccién del libro sideral de Henoch, que es Hernaca; est modelado con relacién a la rueda asiral de Athor, que es Astaro; recuerda el ottara indio, oso polar, 0 arc-tun del septentrién; es la fuerza mayor (tarie) en la que se apoyaba la solidez ferral del mundo y el fundamento sideral dela Tierra. Y asi como del oso u esa polar se ha hecho el carro del sol, el carro de David y de Artur, de él ha nacido por sucesivas y miticas variaciones el destino de fos chinos (tiko), el azar egipcio (tiki) y la suerte (tika} de los gitanos. Girando sin cesar alrededor de la Osa polar, los astros traen a la Tierra lo bueno y lo malo, lo fasto y lo nefasto, ia liz y la sombra, el calor yel frio, de dende viene lo favorable y lo adverso, el amor y el odio, que originan la dicha (ev-tuquia) y la desaracia (dis-tuquia) de los hombres. 162 ‘Cémo Echar las Cartas Aunque el origen del tarot se pierde en la no- che de los tiempos, hasta el punto que no se sabe cuando, ni quien, Jo invent6, hay indicios para sos- pechar que es de origen indotértaro, y que diver- samente modificado por los antiguos pueblos segiin las variaciones de sus dectrinas y el carac- ter de sus doctores, era el libro de sus cienclas ocultas y quizés uno de sus libros sibilines. Basta un ligero estudio de sus figuras para apreciar que era, efectivamente, el tarot la sinte- sis ginlemnatica del universo, la sintesis de la ar- mem liviinosa de los astros y de la moral inteli- geitieés Yes hombres, la sintesis de todas las rela clones de a triple naturaleza {isica 0 corporal, hi minosa o intelectual, arménica o moral de los as- tros y los hombres. Se ve sobre tode que ha sido compuesto con ingenis suficiente para que haya podido ser durante muchos siglos el libro funda- mental de las artes adivinatorias. En efecto, esté fundado en los némeros del 1 al 70, y en los tres principales, 3, 4 y 7 Hay cuatro colores iguales a los cuatro aspec- tos de los cuatro tiempos o estaciones Cada color tiene dos veces siete cartas iguales @ dos tiempos, diame y nocturno de los siete dias y las siete noches de la semana. Hay nueve cartas de pohara o de copas + 1 Ordculo Perfecto 163 as; nueve cartas de spathis o espadas + 1 as; nueve cartas de pal o bastos + 1 as; nuove cartas, de aureas, de monedas o de ores + 1 as. Las nuove cartas y e! 9 de cada color igualan o repre- sentan los nueve meses de una gestacién astral y humana. Las nueve cartas + el as de cada color cores- ponden a la década del mes, y estas nueve cartas X por los cuatro ases igualan las 36 décadas del ato. Las copas representan los arcos del templo y los vasos sagrados Los ores son los planetas y las estrellas. Las espadas representan el fuego, las llamas, los rayos. Los bastos son el emblema de las plantas; son, ademas, la sombra. El as de copas es el vaso del universo, arco de la verdad del cielo, principio de la ciencia de la tierra. El as de oros es el Sol, ojo tinico del mundo, alimento y elemento de la vida. El as de espadas es la lanza de Marte, origen de la querra, de las desgracias, de las violencias y de la victoria, El as de bastos es ia maza de Hercules; es, 164 Como Echar las Gartas ademas, la serpiente tentadora y el emblema de la agricultura. El dos de copas es la vaca de Isis y el buey Apis o Mnevi El tres de copas es Isis, Ja Luna, duena y seno- ra de la noche El tres de oros es Osiris, el Sol, Rey y sefior del dia. El nuove de ores es el mensajero de Mercurio © el Angel Gabriel, El nueve de copas es la gestacién del buen destino, de donde viene la dicha. Fi diez de oros es Literio, divinidad que evita- ba el hambre a las ciudades que le levantaban templos Fl seis de copas es Lisir, tno de los scbrenom- res que los antiguos daban a Baco, el dios de los Gesordenes y del vino. EI nueve de bastos recuerda ¢! poder de Mi- nerva, hija de JIipiter, diosa de la sabiduria, de la guerra, de las ciencias y de las artes. El cuatro de oros es el Pactolo, rio de Frigia, cuyas aguas asrojaban oro. Hay, ademas, cuatro hombres, 0 reyes, que representan los cuatro soles de las cuatro esiacio- nes; cuatro épocas en que se divide el afio; cuatro Ordculo Perfecto 165 hombres de a pie mensajeros © angeles, que son la representacién de los cuatro puntos del hori zonte; cuatro caballeros, embajadores 0 arcénge- Jes, que simbolizan los cuatro vientos, las cuatro uirludes 0 cualidades que son las bases fundamen tales ce los Estados: la Puerza, la Moderacién, la Justicia, la Prudencia. Estén también representados en e] Tarot eb padre 0 el sacerdote, la madre © la sacerdotisa, el nacimiento, el matrimonio, Ja fuerza mayor, los juegos de azar, fa muerte, el triunfador, el sabio, el loco, el hombre osado y el hombre timido. Eitoral de todas estas cartas es de 77 + 1, y lo expresamos asi en higar de decir 78, porque la carta del loco no tiene un valor real, sino que vie- ne a ser en el Tarot lo que es el cero en los nit- meros. De estas 77 + 1 cartas, 21 recuerdan ios veintitin Hempos diumos y nocturnos de tres se- manas de la tunacion. Para no fatiqar demasiade a los lectores, no llamaremos su atencién mas que sobre las princi- peles de estas 21 cartas; y para mejor notarle el origen y la significacion simbélica del Tarot, en lugar de hacer e! examen por orden numeral, se- guiremos la serie natural de tas ideas 166 Cémo Echar las Cartas Ném. 21 Esta carta, llamada el Mundo o ef Tiempo, es, en efecto, et tiempo del templo o el templo det tiempo. Representa una corona de flores de for- ma oval (e! huevo es el simbolo del origen del ser), dividida en cuatro partes por cuatro lores de loto. y sostenidas por las cuatro cabezas simbélicas de que habla San duan, tomando la idea de Ezequiel, y éste de los quenubines y serafines de Egipto y de Asiria, Estas cuatro cabezas son el Aguila, simbolo del Oriente, de la mafiana y de la primavera; el Leén, simbolo del mediodia, del solsticio de estio; el Toro, simbolo de la noche, de Occidente, del otofio; el Hombre, simbolo de la noche, del sep- tentrién, del invierno. En medio de la corona esté una mujer, repre- sentando a Eva. Tiene un pie separado del suelo para simbolizar el tiempo que corre; en las manos tiene dos bastones o palos iguales, simbolo de Ia balanza y del equilibrio del tiempo, de la Justicia v de la equidad de los hombres, de la iqualdad de la Vida del hombre y de la mujer. Esta Eva es la madre del género humano, Ia Ava o Euvea de los antiguos que sirve a los astros dioses-hombres del cielo y a los hombres astro-dioses de la Tierra, el néctar y la ambrosia de la inmortalidad. Orécuto Perfecto 167 Nam, 20 Representa un angel tocando una trompeta, un viejo, una mujer y un nifio levantandose en actitud de saludar. El angel es el Sol que cada mafiana aparece por Oriente y que cada primave- ra, mafiana del afio, despierta o resucita la nalu- raleza y la hace hablar. Nam. 19 Representa el Sol, padre de los astros y de los hombres, derramande sobre la Tierra sus precio~ 08 dones. Nam. 18 Esta carta representa la Luna derramando, como el Sol, lagrimas de perlas y de oro sobre los mortales, que no aprecian bien tan ricos dones. Con estos beneficios, Isis desborda las aquas del Nilo. El Cangrejo o Cancer, signo zodiacal del jui clo, que esta al pie de esta carta, indica a la vez la crecida de las aguas de! Nilo y Ja disminucion de la luz del cielo. Las dos torres entre las que la Lana brilla, designan los dos pilares 0 columnas de Hércules, simbolos de dos palacios, y de les dos. polos que sirven de limite a la constante carrera de la Luma y del Sol 168 ‘Como Echar tas Cartas Entze estas dos columnas hay dos perros, sim- bolos de la fidelidad, fadrando a la Luna y guar- dandola, temerosos de que vaya més allé de uno de los dos polos. Num. 17 Esta carta, denominada ta Estrella, representa una estrella brillante, alrededor de la cual hay otras siete estrellas mas pequefias. En la parte inferior se ve una mujer desnuda derramando en el pelo el agua de dos vasos. Esta estrella es Sirio, aue se ve cuando el Sol sale det Signo de Céncer. Las siete estrellas menores son las del polo. La mujer es el simbolo del espacio en que caen las lagrimas de Osiris y de Isis que hacen fecundo el suelo de Egipto. También se ve en esta carta una mariposa sobre una flor, simbolo de la reproduccion ince- sante de la naturaleza. Ném. 16 Representa una torre, llamada Morada de Dias. Afirma la leyenda que esta torre cae deshe- cha sobre el que intenta escalarla para apoderarse de los tesoros que en ella se quardan. Oraculo Perfecto 169 Ném. 15 Representa a Ahamam o Tifén, el mal princi pe, el contradictor, al diablo, el matador de Osiris o de Omnuzd. Sus alas de murciéiago son el signo de las tinieblas, su dominio. Sus cuemnos de cier- vo son el simbolo de! invierno o del frio. Nam. 13 Representa la Muerte, el fin de los dias, det tiempo y del afio y el fin de la vida del hombre Este némero es nefasto, porque por ser el de las trece revoluciones de ia Luna, necesarias al aho solar de trescientos sesenta y cinco dias, anuncia que el afio ha hecho toda su carrera y que, por consiguiente, esté cercano a la muerte. Nim. 9 La carta nimero nueve representa un filésofo venerable, cubierto con larga capa, apoyado en largo palo y con una lintema en la mano, con la que busca, a imitacién de los solitarios de la india, Ja verdad, la ciencia, ta justicia. Es el descubrider, a! divulgador, la sinceridad, Ja verdad, del que los teécratas han hecho el traidor, el Judas, porque él ensefia a los profanos la cien- cia que los sabios se reservan come un misterio. 170 Como Echar las Cartas Esta misma alegoria es la que Diégenes ha puesto en accién cuando, con una linterna en fa mano, buscaba en pleno dia un hombre en Ate- nas, donde sélo encontraba irrazanables y locos. Ném. 6 La carta correspondiente af niamero seis repre- senta el Matlmonio. El sacerdote que lo bendice es el Amor, Cupido, Eros, que consagra el honor, la honesti- dad, la virtud. Nam. 5 y 2 Estas cartas representan, respectivamente, el sacerdote y la sacerdotisa. EI sacerdote esta tecado con Ia triple tiara, simbolo de los tres Tois de Moisés. Tiene en la Giestra mano un cetro con triple T. La sacerdotisa es Isis, personificacién de la ciencia. Nums. 4y3 La primera representa el hombre, el padre, el rey; la segunda, la mujer, la madre, |a rena Tienen las dos como aiributo el Aguila, que Or&culo Perfecto 171 esta a los pies del hombre y en los brazos de la mujer. El rey tiene un cetro terminado en 7, y la mujer otro mAs pequerio rematado en X. Nam. 78 Esta carta, equivalente al cero, representa un hombre con traje y atavies de peregrino. Parece huir de un tigre que intenta devorarle. Este hombre es un insensato, que obra sin curarse del dario que a los otros hombres pueden hacer sus acciones; es un vicioso, que ha echado sus delitos en e] morral que lleva a la espaida, de este modo no Ios ve, El tigre simboliza los remor dimientos de los que el culpable huye. Nota Estas son las principales cartas del tarot de kes gitanos, del que los hebreos hicieron su Torah. Método Mexicano Se barajan las cartas, y sin cortar, se van echando beca arriba nombrandolas correlativa- mente, uno, dos, tres, etc., hasta llegar a las doce. que tiene cada palo Cada vez que al decir cuatro por ejemplo, sal- ga un cuatro, o al decir nueve aparezca un nuevo se van apartando esas cartas, que son las que han de descifrar nuestro porvenir. Levantadas las 48 cartas, si hemes acertado ‘ocho 0 diez, las agruparemos por palos, y luego ivemos descifrandolas una por una, con arregto a fa siguiente clave de significados Oros 1. Recibirts una carta agradable.—~ 2. Tendrds dos hijes.— 3. Tendras noticias que te disqusta- ran.— 4. No digas a quién amas. — 5. No te conesponde.— 6. Serds feliz en bu matrimonio — 174 Como Echar jas Cartas 7. Te tocara la loteria.— 8. No te fies de cierta persona. 9. Te esperan dias felices. — 10. Tu amor es correspondido.— 11. Hay quien muere de amor por tl.-~ 12. Pronto cambiarés de estado. Copas 1. Te casarés antes de lo que piensas.— 2 Tendras un nific hermosisimo— 3, Recibiras un bonito regalo.— 4. Viviris con helgure — 5. Re- naceré en tila alegria— 6. Tendris una visita — 7. Asistiras a una boda.— 8, Hay una persona que te aborrece.— 9. Te invitarén a un bautizo — 10. Hay una persona que te adora — 11. Pronto tendris un rival — 22. Seras victima de la murrm- racién. Espadas 1. Conseguiras tus deseos.— 2. Tendras celos hortibles.— 3. Te engariaré una persona.— 4, Tendras riquezas.— 5. Te casaras dos veces.— 6. Pasards contrariedades.— 7. Viajaras mucho.— 8. En breve saldrds de apuros.— 9, No te quiere esa persona.— 10. TendrAs una sorpresa agrada- ble— 11. Unos ojos se pierden por ti— 12. Tie nes un corazén sensible. “ Método Mexicano 175 Bastos 1. Horas un viaje por mar— 2. Te espera una aventura amorosa—- 3. Se realizaran tus sue- fos.— 4. Pronto te haran una declaracion.— 5. Heredarés mucho.— 6. Habitards en el campo. 7. Enviudaras.-— 8, Obstinandoie lo consegui- r4s.— 9. Recibiras pruebas de amor.—- 10. Ten- dras un encuentro agradable — 11. Hellarés una persona bondadosa.— 12. Te casaras joven.

También podría gustarte