Está en la página 1de 224

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

EIROA RODRÍGUEZ, JORGE A.

Antigüedades Medievales / por Jorge A. Eiroa Rodríguez. — Madrid: Real Academia de la Historia, 2006. — 224 p., il. ; 30 cm. — (Publicaciones del Gabinete de Antigüe- dades de la Real Academia de la Historia. Antigüedades Medievales). Precede al tít.: Real Academia de la Historia. Catálogo del Gabinete de Antigüedades.

D.L. M. 10.852-2006. — ISBN 84-95983-76-1.

1. ANTIGÜEDADES MEDIEVALES - Real Academia de la Historia (España) - Gabinete de Antigüedades - Catálogos. I. Eiroa Rodríguez, Jorge A. II. Real Academia de la Historia, ed. III. Título. IV. Serie.

CDU: 738.032(37):069.538(460.27 M)

Esta obra forma parte del Programa de colaboración de la REAL ACA-

DEMIA DE LA HISTORIA con las Fundaciones «BANCO BILBAO VIZ- CAYA ARGENTARIA», «RAMÓN ARECES», «CAJA MADRID», «TELE- FÓNICA», «RAFAEL DEL PINO», «ALSTOM», «DELOITTE» y «MAPFRE»

DEL P INO », «A LSTOM », «D ELOITTE » y «M APFRE » Portada: Capacete
DEL P INO », «A LSTOM », «D ELOITTE » y «M APFRE » Portada: Capacete
DEL P INO », «A LSTOM », «D ELOITTE » y «M APFRE » Portada: Capacete
DEL P INO », «A LSTOM », «D ELOITTE » y «M APFRE » Portada: Capacete
DEL P INO », «A LSTOM », «D ELOITTE » y «M APFRE » Portada: Capacete
DEL P INO », «A LSTOM », «D ELOITTE » y «M APFRE » Portada: Capacete

Portada: Capacete de hierro y latón dorado de fines del siglo XV procedente de Córdoba (Catálogo n. o 81).

© REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

I.S.B.N.: 84-95983-76-1 Depósito Legal: M. 10.852 - 2006

Fotocomposición e impresión:

TARAVILLA

Mesón de Paños, 6. 28013 Madrid e-mail: taravilla@telefonica.net

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

CATÁLOGO DEL GABINETE DE ANTIGÜEDADES

ANTIGÜEDADES

MEDIEVALES

por

JORGE A. EIROA RODRÍGUEZ

HISTORIA CATÁLOGO DEL GABINETE DE ANTIGÜEDADES ANTIGÜEDADES MEDIEVALES por J ORGE A. E IROA R ODRÍGUEZ

MADRID

2006

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

COMISIÓN DE ANTIGÜEDADES

Presidente: Excmo. Sr. D. José M. a Blázquez Martínez Vocales: Excmos. Sres. D. José M. Pita Andrade, D. Martín Almagro-Gorbea y D. Francisco Rodríguez Adrados

CATÁLOGO DEL GABINETE DE ANTIGÜEDADES

editado por

Martín Almagro-Gorbea

I. ANTIGÜEDADES I.2. ANTIGÜEDADES ESPAÑOLAS

I.2.3. ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

Esta obra se ha llevado a cabo gracias a la Acción Especial BHA-2002- 10562-E «Estudio y publicación de las colecciones del Gabinete de Antigüedades de la Real Academia de la Historia y potenciación de su labor científica», concedida por la Dirección General de Investi- gación del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

ÍNDICE

PRESENTACIÓN

 

9

INTRODUCCIÓN

11

LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA Y LA CATALOGACIÓN DE LAS ANTIGÜEDADES ESPAÑOLAS MEDIEVALES

11

LA

COLECCIÓN

DE

ARQUEOLOGÍA

MEDIEVAL

12

LA FORMACIÓN DE LA COLECCIÓN DE “ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

15

PROCEDENCIA DE LAS ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

17

BIBLIOGRAFÍA

 

21

CATÁLOGO

37

ADVERTENCIAS PARA EL USO DEL CATÁLOGO

38

1. TEXTIL

 

39

2. MARFIL Y HUESO

 

43

3. PIEDRA

 

51

4. YESO

67

5. METAL

69

6. CERÁMICA

127

7. MADERA

165

LÁMINAS

171

ÍNDICES

197

1. ÍNDICE DE MATERIALES

 

199

2. ÍNDICE ONOMÁSTICO Y DE INSTITUCIONES

203

3. ÍNDICE DE LUGARES

 

207

4. ÍNDICE DE EQUIVALENCIAS

211

5. ÍNDICE DE REFERENCIAS DOCUMENTALES DEL CATÁLOGO

213

6. ÍNDICE DE PROCEDENCIAS

 

215

7. ÍNDICE DE COLECCIONES Y DONANTES

217

8. ÍNDICE DE FIGURAS Y CUADROS

219

9. ÍNDICE DE LÁMINAS

221

7

PRESENTACIÓN

Es una profunda satisfacción presentar este volumen del Catálogo de Antigüedades de la Real Academia de la Historia, dedicado a las Antigüedades Medievales. Con él la Real Academia de

la Historia da un paso más para concluir la ambiciosa empresa emprendida en estos últimos años

de dar a conocer todos los objetos reunidos en su Colección de Antigüedades, conforme a lo que prescriben sus Estatutos y cuyo estudio y publicación exhaustiva ha sido el objetivo del Gabinete de Antigüedades durante estos últimos años.

La Colección de Antigüedades de la Real Academia de la Historia se inició en el siglo XVIII, con un contenido muy variado, que comprendía desde monedas y medallas a epígrafes y a cuantos objetos del pasado, entonces denominados “antigüedades” y hoy “objetos arqueológicos”, permitieran estudiar la cultura material como parte integrante de la Historia de España y de sus gentes. Sin embargo, esta colección de Antigüedades Medievales se formó en su mayor parte durante el siglo XIX, cuado ingresaron las mejores piezas que la enriquecen, cuya llegada a la Academia fue resultado de la Desamortización de Mendizábal, con la penosa consecuencia que tuvo para el Patrimonio Histórico y Artístico de España.

La Real Academia de la Historia, a pesar de loables iniciativas, como la de crear un Museo Español de Antigüedades que acabaría dando lugar al Museo Arqueológico Nacional, apenas pudo enfrentarse a las duras circunstancias de aquella época. Pero, gracias a su labor, desarrollada con altibajos siguiendo los avatares de la Historia de España, se fue formando esta colección, con algunas piezas muy destacadas del Patrimonio Histórico de España.

Entre otras piezas que custodia, cabe señalar el almaizar atribuido a Hixem II, pieza muy bien conocida pero que en esta ocasión queda bien documentada por primera vez. No menos significativa, de nuestro Património Histórico, es la arqueta de Martín I el Humano, procedente de la Cartuja de Valdecristo en Segorbe y cuyas vicisitudes, desde su creación, posiblemente en el Egipto del siglo XII, hasta la actualidad parece un compendio de la Historia del Mediteráneo, que refleja hasta qué punto estos pequeños pero valiosos objetos ofrecen, junto a su belleza, un gran contenido histórico.

Otra joya de estas Antigüedades Medievales es, sin duda, el Altar Relicario procedente del

Monasterio de Piedra. Se trata de una de las más bellas creaciones del arte gótico aragonés, con un fuerte influjo mudéjar que acentúa su personalidad en el arte europeo de fines del siglo XIV.

A ello une su procedencia de un panteón de los reyes de Aragón, donde constituiría uno de sus

mayores tesoros, lo que explica la magnificencia de la obra.

9

PRESENTACIÓN

Junto a ellas, cabría mencionar otras piezas de las 282 que se han reunido en este Catálogo. No todas son tan significativas, pero junto a cerámicas y bronces de menor importancia, que se publican igualmente dada pretensión de que el Catálogo de la Real Academia de la Historia sea exhaustivo, destacan otros objetos singulares. De cultura árabe son un alifato sobre escápula, diversos capiteles, yeserías y socarrats entre los elementos arquitectónicos y dos magníficos

astrolabios del reino árabe de Granada, todo lo cual documenta el interés de la Corporación por

el mundo islámico. Pero también forman parte de la colección algunos objetos litúrgicos cristianos,

armas y la lauda sepulcral del Doctor Montalvo, procedente de Huete, interesante obra del final del gótico. Además, la realización de este Catálogo de Antigüedades Medievales ha “descubierto”

algunas piezas de interés, hasta ahora prácticamente inéditas, como la empuñadura de marfil de una espada granadina o el magnífico capacete de hierro pavonado y latón dorado de la época de los Reyes Católicos.

El somero repaso de las piezas más singulares de este Catálogo permite comprender su interés.

A él se añade su realización por un joven investigador y profesor de la Universidad de Murcia, el

Dr. Jorge A. Eiroa Rodríguez. Su buen hacer, fruto de su buena formación y de su amplia experiencia de trabajo en diversos países, testimonia el creciente interés por estos estudios en

España, que ha llevado a una profunda renovación de arqueología medieval en nuestro país. En este sentido, este Catálogo de Antigüedades Medievales añade a su propio interés el de ser una prueba fehaciente de esta prometedora situación de la arqueología medieval, a la que que auguramos un próspero futuro dada la riqueza y personalidad que ofrece en el panorama de la Europa medieval.

Por todo lo dicho, es para mí, como arqueólogo y como Académico Anticuario, una satisfacción ver cómo esta nueva obra constituye otra valiosa aportación a la necesaria revitalización del Gabinete de Antigüedades de la Real Academia de la Historia. Sólo me queda

agradecer a su autor, en nombre propio y de la Institución a la que ha rendido tan buen servicio,

el haberse sumado con tanto éxito a la labor de publicación de la Colección de Antigüedades de

la Real Academia de la Historia, tarea ejemplar que esperamos contribuya a estimular la realización de otros catálogos semejantes, para el mejor conocimiento y disfrute del rico Patrimonio Cultural de España.

MARTÍN ALMAGRO-GORBEA

Anticuario Perpetuo de la Real Academia de la Historia

10

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

INTRODUCCIÓN

LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA Y LA CATALOGACIÓN DE LAS ANTIGÜEDADES ESPAÑOLAS MEDIEVALES

El presente Catálogo se debe situar en el marco del proceso de renovación del Gabinete de Antigüe- dades emprendido por la Real Academia de la Historia a partir de 1997 con el fin de actualizar su funcionamiento, facilitar su conocimiento por parte de los especialistas y agilizar el disfrute público de las colecciones, a partir del estudio detallado de sus fondos. En este contexto han visto la luz recien- temente los catálogos de Epigrafía Hispánica, Moneda Hispánica, Monedas Andalusíes, Monedas Visigodas, Inscripciones Prerromanas, Prehistoria o Epigrafía Hebrea 1 . Ahora se presenta el conjunto de las Anti- güedades Medievales del Gabinete de Antigüedades, la colección de objetos arqueológicos y artísticos, inscripciones y monedas pertenecientes a la Real Academia de la Historia, principal centro de investiga- ción de España en Arqueología, con sus más de 250 años de historia. En 1903 se publicó el que, hasta la actualidad, ha sido el único catálogo disponible de las piezas que componen la colección. Llevaba el título de Inventario de las antigüedades y objetos de arte que posee la Real Academia de la Historia y su autor era Juan Catalina García y López 2 . La mayor parte de las piezas que conforman la Colección de Antigüedades Medievales y que entraron a formar parte de la misma antes del siglo XX se recogieron en este trabajo que, intencionadamente, no abordó las piezas epigráficas ni las del monetario, destinadas a engrosar catálogos independientes. Las piezas medievales se enmarcaban, en su mayoría, en dos de los cinco apartados o epígrafes que García y López individualizaba 3 , los que llevaban por título Civilización arábiga y, curiosamente, Civilización clásica (junto con piezas de arte hispanorromano, imitaciones clásicas e, incluso, piezas de la Edad Moderna), si bien algunos errores le llevaron a clasificar erróneamente algunos materiales en los otros tres aparta- dos 4 . Exceptuando esta primera aproximación, algunos trabajos de investigación de carácter más restringi- do y monográfico y la encomiable tarea llevada a cabo con motivo de la celebración de la exposición Tesoros de la Real Academia de la Historia, en 2001 5 , no se había realizado un estudio sistemático de las piezas medievales que forman parte de la colección de la Institución. En este sentido, el presente Catálogo tiene como objetivo esencial dar a conocer y poner a disposición de los investigadores espe- cializados un conjunto de objetos medievales caracterizados por su marcada heterogeneidad y su ex- traordinaria variedad, como resultado de la diversidad de las procedencias y de los medios a través de los cuales han ingresado en el Gabinete. No se trata de una obra cerrada, ya que en ningún caso se ha pretendido realizar análisis exhaustivos de las piezas, sino presentar el estado actual de conocimientos sobre las más conocidas y representativas y realizar una primera aproximación en el caso de los objetos

1 Abascal, Gimeno, 2000; Abascal, Ripollés, 2000; Canto et al, 2000; Canto et al, 2002; Almagro-Gorbea, 2003; Almagro-Gorbea et al, 2004; Csanaovas Miró, 2005.

y de forma

2 Fue publicado en cuatro entregas en el Boletín de la Real Academia de

la Historia

(García

y

López, 1903

a,

b,

c

y

d)

completa e independiente en una monografía (García y López 1903 e), siempre bajo el mismo título.

3 Además se incluía un apartado final en el que se recogían las piezas que componen la colección de Pascual de Gayangos, clasificadas

en función de los mismos cinco epígrafes.

4 Los tres epígrafes restantes llevaban por título Civilizaciones primitivas, Pueblos orientales y Antigüedades americanas.

5 Almagro-Gorbea, ed, 2001.

11

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

hasta ahora descatalogados y, por lo tanto, inéditos. Todo el texto, de esta forma, es entendido como un adecuado punto de partida para futuros y, sin duda, más completos análisis de la colección, más aún teniendo en cuenta el nivel actual de los estudios crono-tipológicos en Arqueología Medieval, toda- vía muy por debajo del alcanzado en lo relativo a los materiales arqueológicos de otros períodos. Para la realización del Catálogo ha sido necesario un examen previo, no exhaustivo, de la documen- tación conservada en la Academia (Actas de sesiones, el conjunto de la Comisión de Antigüedades y de Monumentos, expedientes personales de los académicos numerarios y correspondientes) que ha servido para precisar el origen, procedencia o circunstancias del hallazgo de muchas de las piezas, hasta enton- ces desconocidas, y para aclarar, definitivamente, bastantes dudas y confusiones que se venían arrastran- do desde mucho tiempo atrás. Tanto en esta tarea como en la crucial labor previa de catalogación y creación de un inventario informatizado ha sido decisivo el trabajo de D. Fernando Fontes, D. Daniel Casado y D. Jorge Maier. Para la realización de las fichas del Catálogo han sido cruciales los estudios previos de Dña. Pilar Benito, D. Patrice Cressier, Dña. Concha Herrero, Dña. María Antonia Martínez Núñez, D. José Manuel Pita, D. Álvaro Soler, D. Joaquín Vallvé y D. Juan Vernet, todos ellos incluidos en el Catálogo de la exposición Tesoros de la Real Academia de la Historia, que han sido empleados como auténticos puntos de partida para sus respectivas piezas. La Dra. Ángela Franco Mata y el resto del personal del Departa- mento de Antigüedades Medievales del Museo Arqueológico Nacional nos facilitaron amablemente el estudio de las piezas depositadas en esa institución. También ha sido fundamental la colaboración des- interesada de diferentes especialistas, que resolvieron muchas de las cuestiones planteadas; en concreto, quisiéramos agradecer la inestimable ayuda de D. Jordi Casanovas, D. Herbert González Zymla, D. Jorge Juan Eiroa, D. Antonio Malpica, D. Francisco Marsilla, D. Andrés Martínez, D. Angel Luis Molina, Dña. Mireia Rosich Salvó, D. Juan Carlos Ruiz Souza, Dña. María Paz Soler y D. Juan Zozaya. Igualmente es preciso señalar la decisiva colaboración de algunos expertos en epigrafía islámica para transcribir y tra- ducir algunas de las leyendas árabes que presentaban determinadas piezas: la Dra. Mona R. Bastawi, que realizó una primera valoración de los anillos que conforman la Colección Gayangos; el profesor D. Alberto Canto; la arqueóloga Dña. Reem Shqour; y, muy especialmente, D. Tawfiq ibn Ha f iz Ibr ahi m, autor de las lecturas de los cuatro amuletos y otras piezas significativas de la colección. Finalmente, queremos hacer constar nuestra gratitud hacia el personal del Gabinete de Antigüedades, en concreto hacia D. Jorge Maier, Dña. Eva Mesas y, de forma muy especial, hacia el Anticuario Perpe- tuo, D. Martín Almagro-Gorbea, pues este trabajo es el resultado de su generosa iniciativa y de su ines- timable y continua ayuda y supervisión.

LA COLECCIÓN DE ARQUEOLOGÍA MEDIEVAL

No es este el lugar adecuado para profundizar en la juventud de una disciplina, la Arqueología Medieval, que sólo ha comenzado ha tener impacto académico y editorial en nuestro país a partir de los años setenta, ni tampoco es esta la ocasión para reflexionar sobre la configuración de una Colec- ción, la del Gabinete de Antigüedades, que destaca por su compleja articulación y de la que los objetos medievales constituyen solo una mínima expresión. Sí debemos, en cambio, presentar algunas breves consideraciones de carácter general que sirvan de presentación al conjunto de las piezas, tal y como se viene realizando en los catálogos de la Institución hasta ahora editados. El volumen I.2.3 del Catálogo de la Real Academia de la Historia dedicado a las Antigüedades Me- dievales recoge un total de 282 piezas 6 , hasta ahora sólo conocidas de forma incompleta a través del mencionado trabajo de Juan Catalina García y López de 1903 y por algún trabajo aislado dedicado de forma monográfica a alguna de las piezas más destacadas 7 . Teniendo en cuenta la imposibilidad de conocer la procedencia de la mayoría de los objetos, se juzgó adecuado ordenar el Catálogo a partir de los diferentes tipos de material empleados para la elaboración de los objetos. En primer lugar se recogen 3 piezas textiles que suponen una mínima parte de la colección (1,06 %) pero que, por el contrario, constituyen objetos de especial valor arqueológico e historiográfico. En con- creto, nos referimos a los ropajes mortuorios de Enrique IV de Castilla (n. o 2), procedentes del sepulcro

6 Las piezas bizantinas y visigodas se han dejado al margen para engrosar un futuro catálogo que reúna las Antigüedades Tardorromanas y Visigodas. Igualmente otras piezas de la colección, como el epígrafe califal de Baños de la Encina o la conocida estela almeriense donada en 1859, serán parte del catálogo monográfico de Epigrafía Islámica, ya en preparación.

7 En especial los ya mencionados estudios realizados con motivo de la elaboración del catálogo de la exposición Tesoros de la Real Aca- demia de la Historia, celebrada en Madrid en 2001, pero también algún trabajo de investigación aislado, como el reciente estudio de Galán y Galindo (2004) sobre la arqueta ebúrnea de Don Martín el Humano.

12

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

del monarca en el monasterio de Guadalupe (Cáceres), al fragmento de los ropajes mortuorios del in- fante don Felipe de Castilla procedentes de la iglesia de Santa María de Villalcázar de Sirga (n. o 3) y, muy especialmente, al almaizar de Hi sa m II (n. o 1), hallado en la iglesia parroquial de Santa María de Rivero de San Esteban de Gormaz (Soria), que constituye la muestra de tejido califal más conocida de cuantas se conservan en la península Ibérica.

A continuación se presentan 10 objetos realizados en marfil y hueso, que suponen el 3,53% de la

colección (n. o 4-13 ). Entre ellos, además de un curioso lote de elementos óseos islámicos vinculados al

trabajo textil, entre los que destaca una torre de rueca (n. o 12 ), y un dado procedente de Velilla del Ebro (n. o 13 ), encontramos algunas de las piezas más importantes de la Colección de Antigüedades Medievales. En primer lugar, la arqueta ebúrnea de Martín I el Humano (n. o 4), verdadera obra maestra elaborada en algún taller siculo-normando o egipcio y posteriormente reformada en época del monarca aragonés, que fue recuperada de la Cartuja de Valdecristo de Segorbe (Castellón) en 1838 y constituye, por lo tanto, una de las primeras donaciones que recibió la Real Academia de la Historia. También, el fragmento de empuñadura de espada jineta (n. o 5), hasta ahora prácticamente desconocido, que se trata de uno de los pocos ejemplos de este tipo de piezas de marfil conservados en la península Ibérica. Finalmente, dentro del conjunto de marfil y hueso, destaca el alifato sobre escápula procedente de Huete (n. o 4), que viene a engrosar el cada vez más importante grupo de este tipo de omóplatos trabajados hallados en la península Ibérica en los que parece mezclarse el utilitarismo con el significado mágico- religioso.

el utilitarismo con el significado mágico- religioso. F IGURA 1.— Número y porcentaje de objetos de

FIGURA 1.—Número y porcentaje de objetos de cada material en la Colección de Antigüedades Medievales de la Real Aca- demia de la Historia

El conjunto de las piezas pétreas (n. o 14-47 ) es igualmente heterogéneo, no muy numeroso (12,01%)

y en él es preciso señalar la inclusión de nueve reproducciones (n. o 38-46 ) y una falsificación (n. o 47 ). Entre los objetos realizados en piedra destacan, además de un lote de cinco piedras de molino de di-

fícil adscripción cronológica depositadas en el Museo Arqueológico Nacional (n. o 14-18 ), el capitel califal de la segunda mitad del siglo X conservado en la misma institución (n. o 19 ), el capitel románico del siglo XII de San Benito de Sahagún (n. o 20), la lápida sepulcral del jurisconsulto Alonso Díaz de Montalvo (n. o 22) y el lote de piezas decorativas procedentes de la ciudad palatina de Madinat al-Zahr a’ (n. o 23-26). Con respecto a las reproducciones, merecen la pena ser destacadas, por su especial valor historiográfico, la realizada de la lápida sepulcral de Atarfe (n. o 40 ), una de las inscripciones funerarias mozárabes más conocidas, y el vaciado de la lápida sepulcral hebraica de Puente Castro (n. o 45 ). Respecto a la falsifi- cación (n. o 47 ), se trata de una pieza con una sugestiva inscripción relativa a Pelayo realizada sobre una estela discoidal que ha sido incluida en el Catálogo por su evidente valor historiográfico.

El Catálogo incluye, a continuación, un breve capítulo en el que se recogen las dos únicas piezas de

yeso de la colección (n. o 48-49 ), uno de los característicos escudos de la Alhambra (n. o 48 ) y un frag-

mento de paño decorativo nazarí (n. o 49 ) procedente de alguna de las construcciones levantadas en época de Mu hammad V (1354-59 y 1362-1391).

13

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA F IGURA 2.— Reproducción de la litografía de la lápida fune-

FIGURA 2.—Reproducción de la litografía de la lápida fune- raria del Dr. Montalvo incluida en el libro Conquenses Ilus- tres III: Doctor Montalvo, de Fermin Caballero, publicado en Madrid en 1873.

El capítulo que reúne las piezas metálicas es el más numeroso, con 131 objetos (engloba casi la mitad de las piezas de la colección, el 46,28%). En primer lugar se incluyen los dos conocidos

astrolabios de la Institución (n. o 50-51), el extraor- dinario ejemplar de A hmad ibn Husayn ibn B ax o, que es uno de los tres ejemplares conservados en el mundo firmados por ese personaje, y el as-

Ibr a h i m ibn Mu h ammad ibn al-

Raqq a m. A continuación se reúnen toda una se- rie de útiles metálicos (n. o 52-65 ), entre los que destacan, además de las dos azuelas, una espabiladera de candil o una reja de arado, un lote compuesto por cinco dedales islámicos de sastre y guarnicionero en excelente estado de con- servación (n. o 58-62). En este mismo capítulo po- demos encontrar varios útiles de carácter ceremo- nial, en concreto el excepcional conjunto de dos vinajeras y dos cálices bajomedievales proceden- tes de Burgos (n. o 66-69 ) y un curiosos hostiario de bronce (n. o 70 ), única pieza de la Colección procedente de Galicia. Al conjunto de cinco lla- ves (n. o 71-75 ), de variadas procedencia y carac- terísticas, le sigue el importante grupo de piezas de armamento (n. o 76-121 ), del que sobresalen, por encima de las más de treinta y cinco puntas de flecha o de virote de ballesta (que, por sí solas, constituyen una de las mejores colecciones de armamento ligero medieval de la península Ibérica), el conocido puñal de hierro del siglo XIII con inscripción (n. o 77 ) y, especialmente, el capacete aragonés de calva cónica y ala caída de finales del período medieval (n. o 81 ). También se incluyen dentro de este capítulo un grupo de piezas que permiten profundizar en el empleo y

trolabio de

acondicionamiento del caballo en el mundo me- dieval (n. o 122-129 ), especialmente el importante lote de cuatro espuelas posiblemente procedente de Guadalajara, y un conjunto de once pinjantes y piezas de jaez de caballo (n. o 130-140 ). Los cuatro amuletos islámicos de reciente donación (n. o 141-144 ) configuran una modesta muestra de este tipo de piezas, tan poco frecuentes todavía en los estudios de Arqueología Medieval, mientras que el variado grupo a continuación incluido (n. o 145-152 ) reúne distintos útiles de función diversa (mango, hebillas, apliques), en algunos casos vinculados al adorno personal. En este sentido, merece la pena hacer espe- cial referencia a la importante colección de anillos medievales (n. o 153-174 ), en la que destaca alguna muestra de anillo epigráfico (n. o 166 ), en algún caso con perla incrustada (n. o 165 ) o el curioso anillo hebraico perteneciente a un personaje de la Orden del Santo Sepulcro (n. o 167 ). El capitulo se cierra con los cuatro vaciados del conocido almirez de Monzón de Campos (n. o 175-178 ), la reproducción de la mítica llave de la Sevilla islámica entregada a Fernando III (n. o 179) y una curiosa falsificación (n. o 180), una lucerna de bronce de tipología claramente romana con una inscripción árabe. Los materiales cerámicos (n. o 181-276 ), un total de 96 objetos (33,92 %), se caracterizan por su hetero- geneidad y, en líneas generales, por su pobreza. A pesar de los numerosos fragmentos de difícil adscrip- ción cronológica o tipológica, la colección permite documentar algunas de las técnicas decorativas más características del mundo andalusí, como la cuerda seca (n. o 226-230 ), el estampillado (n. o 245-256 y la curiosa reproducción de prisma-sello de alfarero n. o 275 ) o el esgrafiado (n. o 258-263 ). Mención aparte merecen dos grupos de materiales cerámicos. En primer lugar, la muy destacada colección de candiles (n. o 231-244 ), con magníficos ejemplos de los distintos períodos que permiten analizar la evolución de este tipo cerámico desde época emiral hasta los siglos finales de la Edad Media. En segundo lugar, los dos socarrats procedentes de la ermita de Santa Ana de Simat de Valldigna (n. o 272-273 ), posiblemente la antigua mezquita de la desaparecida alquería valenciana de Xara, que hasta ahora permanecían en paradero desconocido.

14

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

Un breve capítulo centrado en los materiales de madera cierra el Catálogo, reuniendo un total de 6 piezas (n. o 277-282 ), entre las que destaca, por encima de los curiosos fragmentos de madera proce- dentes del interior de algunas construcciones medievales, de indudable valor historiográfico, y más allá del bello fragmento de frontal de altar gótico pintado (n. o 278 ), la pieza quizás más importante de toda la colección, el altar relicario del Monasterio de Piedra (n. o 277 ): de madera pintada y traza mudéjar, constituye un excepcional ejemplo de la riqueza de la pintura gótica de influencia italiana, de la pujan- za del mudéjar aragonés y de la gran importancia, a veces olvidada, de la herencia islámica en el terri- torio peninsular.

LA FORMACIÓN DE LA COLECCIÓN DE “ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

Teniendo en cuenta que probablemente el principal valor de la Colección de Antigüedades Medieva- les es el historiográfico, es importante hacer algunas referencias, aunque breves, a su proceso de forma- ción, sin duda decisivo en su composición y configuración final. Dejando a un lado los confusos orígenes del Gabinete de Antigüedades, dos hechos fueron conclu- yentes en la creación de la colección. En primer lugar, la aparición del cargo académico de Anticuario perpetuo en 1763 y, en segundo lugar, la Real Cédula de Carlos IV del 6 de julio de 1803, una de las primeras actuaciones legislativas españolas sobre conservación del Patrimonio arqueológico, que en su artículo 2. o indicaba la obligación de informar a la Academia de los descubrimientos arqueológicos, a fin de que ella determinara su adquisición por medio de compra, gratificación o acuerdo. Tanto ambos hechos, relevantes por sí mismos, como la no siempre valorada labor del quinto Anticuario, José Anto- nio Conde (1803-1820), gran arabista y uno de los precursores de la Numismática árabe, debieron ser decisivos para que, tal y como demuestra la documentación conservada, la Real Academia de la Historia comenzase a recoger los primeros objetos medievales, ya avanzado el siglo XIX. Algunas de las prime- ras piezas que pasaron a formar parte de la colección del Gabinete de Antigüedades son, en la actua- lidad, parte del selecto grupo de objetos de excepcional valor arqueológico; por ejemplo, el capacete (n. o 81 ) regalado a la institución por el Sr. Muñoz en diciembre de 1838, junto a un fragmento de cota de malla o jubón de armas; o, muy especialmente, la arqueta ebúrnea de Martín I el Humano (n. o 4), cedida por el cabildo de la catedral de Segorbe ese mismo año, tras la intercesión de D. Antonio María Álvarez. La colección nacía, si bien con posterioridad a las colecciones de Epigrafía y Numismática, que surgieron a finales del XVIII, y viviría, en los años posteriores, su época de mayor crecimiento.

en los años posteriores, su época de mayor crecimiento. F IGURA 3.— Cuadro de ingreso de

FIGURA 3.—Cuadro de ingreso de las colecciones y donaciones de objetos de la Colección de Antigüedades Medievales de la Real Academia de la Historia

15

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

Al igual que sucede con el resto de colecciones que componen los fondos de la Real Academia de la Historia, fueron las donaciones, directas o a través de las gestiones de los Académicos y Correspondientes, las que permitieron obtener la mayor parte de las piezas, siendo los objetos entregados por el estado poco habituales y, tras la configuración de los Museos Provinciales y la creación y puesta en funcionamiento del Museo Arqueológico Nacional, prácticamente excepcionales. Tampoco fueron frecuentes las adquisiciones por compra, limitándose, en el caso de la Colección de Antigüedades Medievales, a una única pieza. En el tercio central del siglo XIX, coincidiendo aproximadamente con el período en el que desempe- ñó el cargo de Anticuario D. Antonio Delgado (1848-1867), la Real Academia de la Historia aumentó cualitativa y cuantitativamente su colección de Antigüedades Medievales, tal y como reflejan, no solo el resto de colecciones de la institución, sino también la intensa actividad de la Comisión de Antigüeda- des, que evidencia el aumento de la documentación de archivo en el Gabinete de Antigüedades. Al indudable impulso personal del Académico hay que unir otros hechos decisivos de carácter administra- tivo (reforma de las Academias en 1847, reorganización de las Comisiones Provinciales de Monumentos Históricos y Artísticos en 1854), económico (los procesos desamortizadores) o derivados de la propia evolución de la institución (los proyectos de Museo Nacional de Antigüedades o de creación de cuer- pos auxiliares en cada una de las provincias), que confluyeron para dar lugar a una etapa de excepcio- nal crecimiento de la colección. Este es el momento en el que se incorporan algunas de las piezas más significativas y alabadas de la Colección de Antigüedades Medievales: el almaizar de Hi sa m II (n. o 1), incorporado en 1854 gracias a las gestiones del académico correspondiente y deán del Burgo de Osma D. Eusebio Campuzano; el altar relicario del Monasterio de Piedra (n. o 277 ), ofrecido por el sr. D. Fe- lipe Canga Argüelles y Ventades, Director General de Fincas del Estado y académico de número, y acep- tado en 1851; el conjunto de dos vinajeras y dos cálices procedentes de Burgos (n. o 66-69 ), donados por el sobrino de Juan Corominas en marzo de 1861; o el conjunto de un anillo con perla engastada (n. o 165 ), un candil islámico falsificado (n. o 180 ) y un pomo de espada (n. o 79 ) donado por el Sr. D. Manuel Codina en junio de 1865.

 

I

Miguel Pérez Pastor y Molleto (1763)

II

Alonso María (o Alfonso) de Acevedo (1769-1774)

III

José de Guevara Vasconcelos (1775-1798)

IV

Joaquín Traggia de Santo Domingo (1798-1802)

V

José Antonio Conde (1803-1820)

VI

José Sabau y Blanco (1820-1833)

VI

bis

Antonio Siles y Fernández (1833-1834)

VII

Juan Pablo Pérez Caballero (1834-1836)

VIII

Juan Bautista Barthe (1836-1848)

IX

Antonio Delgado y Hernández (1848-1867)

X

Aureliano Fernández-Guerra y Orbe (1867-1894)

XI

Juan Facundo Riaño y Montero (1894-1901)

XI

bis

Juan de Dios de la Rada y Delgado (1901)

XII

Juan Catalina García y López (1901-1908)

XIII

Fidel Fita y Colomer (1909-1913)

XIV

José Ramón Mélida y Alinari (1913-1935)

XV

Manuel Gómez Moreno y Martínez (1935-1956)

XVI

Joaquín M. a Navascués y de Juan (1956-1975)

XVII

Luis Vázquez de Parga e Iglesias (1975-1994)

XVIII

José M. a Blázquez Martínez (1994-1996)

 

XIX

Martín Almagro Gorbea (1996-

)

FIGURA 4.—Anticuarios de la Real Academia de la Historia

En los años posteriores, la colección sufrió el impacto de la Revolución de 1868, posteriormente corregido en el decenio 1870-1890, en el que se produjo la Restauración y en el que ingresaron en la colección algunas piezas significativas como la escápula con alifato procedente de Huete (n. o 6) o la lápida sepulcral del doctor Montalvo (n. o 22 ), adquiridas y donadas a la Real Academia de la Historia por el Sr. D. Fermín Caballero y Morgáez en 1874 y 1872 respectivamente. Poco después, en el decenio de 1890, se produjo, en esta como en el resto de colecciones del Gabinete de Antigüedades, el mayor acopio de piezas. Sin duda a ello contribuyó la donación, en 1898, de la

16

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

Colección Pascual de Gayangos y Arce por parte de sus hijos y herederos; colección en la que se hallan destacadas piezas medievales como la empuñadura de espada jineta (n. o 5) o los dos astrolabios de la Institución (n. o 50 y 51 ). A partir de entonces, los ingresos decayeron a lo largo de todo el siglo XX, si dejamos a un lado las lógicas excepciones, en algunos casos destacadas, como sucede con los ropa- jes mortuorios de Enrique IV de Castilla, que ingresaron en 1945. Hay que esperar hasta los últimos años, ya en el siglo XXI, cuando la Colección del Gabinete de Antigüedades de la Real Academia de la Historia, que parecía una colección histórica cerrada, comienza a recibir una serie de donaciones de especial importancia; en este contexto debe situarse la Colección Turiel, recientemente integrada, que ha permitido incorporar importantes piezas medievales, principalmente amuletos, pinjantes y anillos (n. o 137,

138 , 139 , 141 , 142 , 143 , 144 , 149 , 172 , 173 y 174 ).

, 142 , 143 , 144 , 149 , 172 , 173 y 174 ). F

FIGURA 5.—Principales colecciones y donaciones de la Colección de Antigüedades Medievales de la Real Academia de la Historia

PROCEDENCIA DE LAS ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

Todas las reflexiones expuestas sobre el modo en el que la colección se formó sirven para compren- der la procedencia de las antigüedades medievales. El análisis de las regiones y provincias de las que provienen los objetos ofrece conclusiones muy interesantes relativas no sólo al conocimiento arqueoló- gico de los objetos, sino también a los contactos y las áreas de interés de la Real Academia de la His- toria. El examen de la documentación conservada en la Institución (Comisión de Antigüedades y de Monu- mentos, expedientes personales de los académicos numerarios, Actas de Sesiones, etc.) y su cotejo con los datos del Catálogo de 1903 y con las referencias conservadas con los propios objetos, además del propio estudio de las piezas, ha permitido esclarecer las circunstancias del hallazgo de muchas de las piezas que componen la colección, así como, lógicamente, su procedencia. A pesar de esta difícil tarea de identificación, iniciada hace ya varios años con la configuración del inventario vigente hasta ahora, sólo se ha podido identificar la procedencia de 135 piezas, un porcentaje menor (47,7 %): la mayor parte de la colección, un 52,3% (148 piezas) es de procedencia desconocida. Otro dato significativo se aprecia tras un primer examen de los resultados: al igual que sucede con las antigüedades prerromanas, tal y como se ha puesto de manifiesto con la reciente catalogación publi- cada 8 , sólo están representadas aproximadamente 2/3 del total de las provincias españolas, en concreto 31 de las 49 existentes y esta proporción, muy alejada de la que ofrecen los hallazgos epigráficos 9 o la

8 Almagro-Gorbea et al, 2004: 34.

9 Abascal, Gimeno, 2000: 19; Almagro-Gorbea, 2003: 72.

17

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

colección numismática 10 , resta representatividad a la colección y pone de manifiesto el menor interés de la Real Academia de la Historia por coleccionar antigüedades medievales. La procedencia de los objetos, en líneas generales, no responde a la existencia de áreas o temas de estudio preferentes por parte de la Institución, ni a una política de adquisiciones dirigida; más bien estamos ante el resultado de una serie de donaciones producto de motivaciones de carácter personal y de muy diversas circunstancias: las provincias representadas por un mayor número de objetos disfrutan de ese privilegio porque de ellas proceden los conjuntos más numerosos donados a la Academia.

proceden los conjuntos más numerosos donados a la Academia. F IGURA 6.— Procedencia por provincias de

FIGURA 6.—Procedencia por provincias de los objetos de la Colección de Antigüedades Medievales de la Real Academia de la Historia.

Así, la provincia más representada, al igual que sucedía en el caso de las antigüedades prehistóricas, es Jaén, con 17 objetos (el 12,59% de las piezas de procedencia conocida), pues de ella proviene el lote de armamento ligero hallado en el lugar en el que tuvo lugar la batalla de las Navas de Tolosa (Santa Elena). Le siguen Murcia, con 13 objetos (9,62 %), especialmente representada por los lotes pro- cedentes del Cerro de Los Jarales (Lorca) y Tiñosa, y las provincias de Baleares y Salamanca, ambas

con 10 objetos (el 7,40 % en cada caso), gracias al conjunto de proyectiles de piedra, en primer lugar,

y al lote cerámico procedente de Béjar, en el segundo de los casos. Málaga está representada por 9

objetos (6,66 %), en su mayoría procedentes de Ronda, y Córdoba, por 7 objetos (5,18%), provenientes

tanto de la propia ciudad de Córdoba como del conjunto palatino de Madinat al-Zahr a’. Almería y Palencia constituyen, cada una de ellas, la provincia de procedencia del 3,70 % de las piezas (5 objetos) y Burgos

y Valladolid, la del 2,96 % (4 objetos). Después, el resto de la provincias representadas, lugar de pro-

cedencia de 3 objetos (ese es el caso de Cuenca, Guadalajara y León), 2 objetos (Cáceres, Santander, Sevilla, Soria, Tarragona, Toledo, Valencia y Zaragoza) y 1 objeto (Alicante, Asturias, Castellón, Gerona, Huelva, Huesca y Orense), ya con escasa representatividad porcentual (el 2,22 %, 1,48 % y 0,74 % res- pectivamente). El análisis por regiones también ofrece conclusiones interesantes. Andalucía responde a su indiscuti- ble importancia en la Historia de la Arqueología española y en la del propio Gabinete de Antigüeda- des 11 y confirma su rica tradición en estudios anticuarios al ser el lugar al que se adscriben una mayor cantidad de piezas de procedencia conocida, un total de 48 (35,55 %). En la misma línea debemos si- tuar a la región de Murcia, con 13 objetos, que destaca por su carácter uniprovincial, a pesar de que Castilla y León atesore un mayor número de piezas, 28. Por lo demás, hay que resaltar la escasa

10 Abascal, Ripolles, 2000: 27. 11 Almagro-Gorbea, 1999: 52.

18

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

representatividad de extensas regiones con alta densidad de yacimientos arqueológicos, como Cataluña (1 objeto), Aragón (3 objetos) o Castilla-La Mancha (8 objetos) y, muy especialmente, la inexistencia de piezas procedentes de la Rioja, el País Vasco y Navarra.

de piezas procedentes de la Rioja, el País Vasco y Navarra. F IGURA 7.— Procedencia de

FIGURA 7.—Procedencia de los hallazgos medievales conservados en la Real Academia de la Historia. ALICANTE: Elche: 276; ALMERÍA: Alcazaba de Almería: 256-258, 281, 282; ASTURIAS: Lugo de Llanera: 57; BADAJOZ: Badajoz:

266-271; BALEARES: Palma de Mallorca: 28-37; BURGOS: Burgos: 66-69; CÁCERES: Monasterio de Guadalupe: 2; CASTELLÓN: Car- tuja de Valdecristo (Segorbe): 4; CÓRDOBA: Córdoba: 80, 81, 280; Mad i nat al-Zahr a ’: 23-26; CUENCA: Castillo de Huete: 6; Iglesia de San Esteban de Huete: 22; GERONA: Iglesia de Sant Andreu de Coll (Olot): 38; GRANADA: Granada: 48, 50; Guadix:

51, 73; Paraje “Los Secanos” (Atarfe): 40; Trevélez: 46; GUADALAJARA: El Pedregal (Molina de Aragón): 126-128; HUELVA: Isla de Saltés: 164; HUESCA: Huesca: 147; JAÉN: Cazlona: 249; Santa Elena: 110-125; LEÓN: Monasterio de San Benito (Sahagún):

20; Montañas de León: 131; Puente Castro: 45; MÁLAGA: Ronda la Vieja: 82-89; Málaga: 56; MADRID: Arganda del Rey: 189-194; MURCIA: El Castellón (Los Jarales, Lorca): 181-185; Murcia: 274; Rambla de la Boltada (Cartagena): 205; Tiñosa: 7-12; ORENSE:

Nogales: 70; PALENCIA: Monzón de Campos: 175-178; Villalcázar de Sirga: 2; SALAMANCA: Béjar: 228-230, 259-265; SANTANDER:

Espinilla (Reinosa): 14; Castrillo del Haya (Reinosa): 47; SEVILLA: Lebrija: 275; Sevilla: 179; SORIA: Ágreda: 77; San Esteban de Gormaz: 1; TARRAGONA: Tarragona: 130, 154; TOLEDO: Finca Majazul: 140; Iglesia de San Andrés (Toledo): 42; VALENCIA: Simat de Valldigna: 272, 273; VALLADOLID: Peñafiel: 186-188; ZARAGOZA: Monasterio de Piedra: 277; Velilla del Ebro: 13.

***

Como conclusión podemos afirmar que nos encontramos ante una modesta colección de objetos medievales, poco numerosa y marcadamente heterogénea. A pesar de su escasa representatividad, el alto valor arqueológico de algunas pocas piezas y, muy especialmente, el gran valor historiográfico del conjunto a la hora de reconstruir la Historia de la Arqueología Medieval Española, invitan a que la colección se convierta necesariamente un punto de referencia y el presente Catálogo, en un modesto punto de partida.

19

JORGE A. EIROA RODRÍGUEZ Universidad de Murcia

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

BIBLIOGRAFÍA

ABASCAL, J.M.; GIMENO, H. (2000): Epigrafía hispánica. Catálogo del Gabinete de Antigüedades, Real Aca- demia de la Historia, Madrid. ABASCAL, J.M.; RIPOLLÉS, P.P. (2000): Monedas Hispáni- cas, Catálogo de la Real Academia de la Historia, II.1.1, Madrid.

ABELLÁN, J.; ESPINAR, M.; CARRERAS, A.M.; BLANCO, J.

(1986): “Cerámica hispanomusulmana de la provin- cia de Cádiz. Primeras piezas halladas en el yaci- miento de Los Caños de Meca”, en Segundo Colo- quio Internacional de Cerámica Medieval en el mediterráneo Occidental (Zozaya, J. coord.), Madrid, pp. 141-147. ACIÉN ALMANSA, M. et al. (1990): “Excavación de un barrio artesanal de Bawwana (Pechina, Almería)”, Archéologie Islamique, 1, pp. 160-162. AGUADO VILLALBA, J. (1983): La cerámica hispanomusul- mana de Toledo, Madrid. AGUADO VILLALBA, J. (1986): “Cerámica hispanomusul- mana de Toledo”, en II Congreso Internacional de Cerámica Medieval en el Mediterráneo Occidental (1981), Toledo, pp. 127-134. AGUADO VILLALBA, J. (1991): Tinajas medievales españo- las. Islámicas y mudéjares, Madrid. AGUIRRE SORONDO, A. (1992): “Una teoría sobre el ori- gen de las estelas discoidales”, en Actas del III Congreso de Arqueología Medieval Española (1989), Oviedo, pp. 506-511. AINAUD I ESCUDERO, J.F. (1992): “Cáliz y patena de Núria”, en Cataluña Medieval, Catálogo Exposición, Barcelona, p. 173. ALMAGRO-GORBEA, M. (ed.) (1999): El Gabinete de Anti- güedades de la Real Academia de la Historia, Madrid. ALMAGRO-GORBEA, M. (1999): “El Gabinete de Antigüe- dades de la Real Academia de la Historia. Pasado, Presente y Futuro”, en El Gabinete de Antigüeda- des de la Real Academia de la Historia (Almagro- Gorbea, M. ed.), Madrid, pp. 15-173. ALMAGRO-GORBEA, M. (ed.) (2001): Tesoros de la Real Academia de la Historia, Catálogo Exposición, Ma- drid. ALMAGRO-GORBEA, M. (2001 a): “Maleta-expositor de Eduardo Saavedra”, en Tesoros de la Real Academia

de la Historia (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 28, Madrid, p. 217. ALMAGRO-GORBEA, M. (2003): Inscripciones Prerromanas, Catálogo de la Real Academia de la Historia, I.1, Madrid.

ALMAGRO-GORBEA, M.; CASADO, D.; FONTES, F.; MEDEROS,

A.; TORRES, M. (2004): Prehistoria. Antigüedades Españolas I. Catálogo del Gabinete de Antigüedades, Real Academia de la Historia, Madrid. ÁLVAREZ, R. (1983): “El arpa cromática en la España medieval”, Revista de Musicología, 6, pp. 135-141. ÁLVAREZ GARCÍA, J.J. (2001): “El ajuar cerámico de una casa nazarí en Granada”, en Actas del 3. o Congresso de Arqueologia Peninsular, vol. 7 (Barroca, M.; Malpica Cuello, A.; Real, M. coords.), Oporto, pp. 373-400. ÁLVAREZ GARCÍA, J.J.; GARCÍA PORRAS, A. (2000): “El ajuar doméstico nazarí. La cerámica de las huertas del Cuarto Real de Santo Domingo (Granada)”, en Ce- rámica Nazarí y Mariní, Transfretana 4, Ceuta, pp.

139-178.

AMADOR DE LOS RÍOS, J, (1873): “Llaves de ciudades, villas, castillos y fortalezas: llaves de Sevilla, de Segovia, etc.”, Museo Español de Antigüedades, Madrid, tomo II, pp. 1-25. AMADOR DE LOS RÍOS, J, (1875): “Gran tríptico-relicario del Monasterio de Piedra en Aragón conservado en el Gabinete Arqueológico de la Real Academia de la Historia”, Museo Español de Antigüedades, Madrid, tomo VI, pp. 307-351. AMADOR DE LOS RÍOS, J, (1877): “Discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fer- nando: Tríptico Relicario del Monasterio de Piedra en Aragón”, en Monumentos Arquitectónicos de Es- paña, Madrid. AMADOR DE LOS RÍOS, R. (1876): “Lápidas arábigas exis- tentes en el Museo Arqueológico Nacional y en la Real Academia de la Historia”, Museo Español de Antigüedades, 7, pp. 130-159. AMADOR DE LOS RÍOS, R. (1877 a): “Fragmentos de la techumbre de la mezquita aljama de Córdoba que se conservan en el Museo Arqueológico Nacional”, Museo Español de Antigüedades, Madrid, tomo VIII, pp. 89-114.

21

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

AMADOR DE LOS RÍOS, R. (1877 b): “Arquetas arábigas de plata y de marfil que se custodian en el Museo Arqueológico Nacional y en la Real Academia de la Historia”, Museo Español de Antigüedades, Madrid, tomo VIII, pp. 529-549. AMADOR DE LOS RÍOS, R. (1878): “Restos del traje del Infante don Felipe, hijo de Fernando III el Santo, extraídos de su sepulcro de Villalcázar de Sirga y conservados en el Museo Arqueológico Nacional”, Museo Español de Antigüedades, Madrid, tomo IX, pp. 101-126. AMADOR DE LOS RÍOS, R. (1889): Murcia y Albacete, Barcelona. AMADOR DE LOS RÍOS, R. (1892): “Monumentos de arte mahometano, con inscripciones arábigas, en la Ex- posición Histórico-Europea”, Boletín de la Real Aca- demia de la Historia, 21 (6), pp. 503-526. AMIGUES, F.; MESQUIDA GARCÍA, M. (1986): Un horno medieval de cerámica. Testar del Molí (Paterna), Madrid. AMORES LLORET, R (1986): “Cerámica vidriada con de- coración estampillada de Lorca (Murcia)”, en Segun- do Coloquio Internacional de Cerámica Medieval en el mediterráneo Occidental (Zozaya, J. coord.), Madrid, pp. 417-420. ANÓNIMO (1877): “Noticia”, Boletín de la Real Acade- mia de la Historia, 1 (1), pp. 9-10. ANUARIO (2000): Anuario de la Real Academia de la Historia, Madrid. ARANDA LINARES, C. (1984): “Estudio tipológico de los candiles musulmanes de barro del Museo de Cadiz”, Estudios de Historia y de Arqueología Medievales, 3- 4, pp. 153-191. ARCO GARAY, R. del (1934): “Artistas extranjeros en Aragón”, Anuario del Cuerpo Facultativo de Archi- vos, Bibliotecas y Arqueólogos, 1, pp. 231-244.

ARIAS SÁNCHEZ, I.; BALMASEDA MUNCHARAZ, L.; FRANCO

MATA, A.; PAPI RODES, C. (2001): “Documentación, inventario y catalogación de los materiales proce- dentes de Medina Azahra (Córdoba) en el Museo Arqueológico Nacional”, Boletín del Museo Arqueo- lógico Nacional, 19, pp. 88-127. ARIÉ, R. (1984): España musulmana (siglos VIII-XV), Historia de España (Tuñón de Lara, M. dir.), t. III, Barcelona. ARTIÑANO, P.M. de (1919): Catálogo de la exposición de tejidos antiguos españoles anteriores a la introduc- ción del Jacquard, Madrid.

AVELLÓ ÁLVAREZ, J.L.; SÁNCHEZ-LAFUENTE PÉREZ, J. (2003):

“El castro de los judíos de Puente Castro (León)”, en Juderías y sinagogas de la Sefarad medieval, en memoria de José Luis Lacave Riaño (López Álvarez, A. e Izquierdo Benito, R. coords.), XI Curso de Cultura hispanojudía y sefardí de la Universidad de Castilla-La Mancha, Cuenca, pp. 533-555. AYALA MARTÍNEZ, C. De (2003): Las Órdenes Militares Hispánicas en la Edad Media, Madrid. AZCÁRATE, J.M. (1990): Arte Gótico en España, Madrid. AZUAR RUIZ, R. (1985): Castillo de la Torre Grossa (Jijona), Alicante. AZUAR RUIZ, R. (1986): “Apunte para un ensayo de evolución crono-tipológica de la redoma hispano- musulmana”, en Segundo Coloquio Internacional de

Cerámica Medieval en el mediterráneo Occidental

(Zozaya, J. coord.), Madrid, pp. 185-187 AZUAR RUIZ, R. (1989 a): Denia islámica: arqueología

y poblamiento, Alicante.

AZUAR RUIZ, R. (coord.) (1989 b): La rábita califal de las dunas de Guardamar (Alicante): cerámica,

epigrafía, fauna, malacofauna, Alicante. AZUAR RUIZ, R. (dir.) (1994): El castillo del Río (Aspe, Alicante). Arqueología de un asentamiento andalusí

y la transición al feudalismo (siglos XII-XIII), Ali-

cante. AZUAR RUIZ, R. (1995): “Juguetes diversos”, en Alarcos. El fiel de la balanza (Zozaya, J. ed.), Catálogo Exposición, Ciudad Real, p. 215.

AZUAR RUIZ, R.; NAVARRO POVEDA, C.; BENITO IBORRA,

M. (1985): Excavaciones medievales en el castillo de La Mola (Novelda-Alicante): Las cerámicas finas (s. XII-XV), Novelda.

BANGO TORVISO, I. (1994): Arte románico, Historia del Arte de Castilla y León, tomo II, Valladolid. BAILEY, G. (2000): Finds Identified, Witham. BANGO GARCÍA, C. (2002): “Sello”, en Memoria de Sefarad, Catálogo Exposición, Madrid, pp. 126-127. BARROCA, M.J. (2000 a): “Ponta de virotão”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, p. 367. BARROCA, M.J. (2000 b): “Ponta de virote de besta”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 400-406. BARROCA, M.J. (2000 c): “Espora de espeto”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 286-287. BARROCA, M.J. (2000 d): “Lorigão”, en Pera guerreiar:

Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 259-260. BARROCA, M.J. (2000 e): “Lorigão”, en Pera guerreiar:

Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 260-261. BARROCA, M.J. (2000 f): “Fragmentos de peças conce- bida em malha metálica”, en Pera guerreiar: Arma- mento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 264-265. BARROCA, M.J. (2000 g): “Espada de guardas rectas”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 321-322. BARROCA, M.J.; MONTEIRO, J.G. (2000): Pera guerreiar:

armamento medieval no espaço português, Catálo- go Exposición, Palmela. BARUZZI, M. (1987): “I reperti in ferro dello scavo di Villa Clelia (Imola). Note sull’attrezzatura agricola nell’Altomedioevo”, en Archeologia e storia del Me- dioevo italiano (Francovich, R., ed.), Roma, reimpre- sión de 1995, pp. 151-170. BASSEGODA NONELL, J. (1978): La cerámica popular en la arquitectura gótica, Barcelona.

22

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

BAZZANA, A. (1983): La cerámica islámica de la ciudad

de Valencia: Catálogo (1), Valencia.

BAZZANA, A.; BEIDA, J. (1993): Saltés: una ciudad

islámica, Madrid-Huelva.

BAZZANA, A.; BEIDA GARCÍA, J.; MEULEMEESTER, J. de:

(1993): “Shal vi sh (Huelva, Espagne), une viulle dans le marais”, Archéologie Islamique, 4, pp. 87-116. B AZZANA , A.; C RESSIER , P. (1989): Shal vi s/Saltés (Huelva). Une ville médiévale d’al-Andalus, Madrid, 1984. BAZZANA, A.; MONTMESSIN, Y. (1985): La ceramique islamique du Musee Archeologique Provincial de Jaen (Espagne), Madrid. BENAVENTE, J.A.; LASA, C. (1988): “Rollo de alfar”, en Exposición de arte, tecnología y literatura his- pano-musulmanas, Catálogo Exposición, Teruel, p. 122. B ENITO , P. (2001): “Fragmentos de las vestiduras de Enrique IV de Castilla”, en Tesoros de la Real Aca- demia de la Historia (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 97, Madrid, p. 253. BENITO MARTÍN, F. (1995): “La ciudad de Ágreda y sus murallas”, en Arqueología y Territorio medieval, 2, pp. 99-114. BERMÚDEZ LÓPEZ, J. (1995): “Pila de Al-Hajam II”, en Arte Islámico en Granada, Granada, pp. 269-270. BERNIS, C. (1954): “Tapicería hispano-musulmana (Siglos IX-XI)”, Archivo Español de Arte, 27, pp. 189-211.

BERNÁRDEZ GÓMEZ, M.J.; GUISADO DI MONTI, J.C. RUIZ

CARMONA, S. (1996): “Cuatro candiles inéditos de Río Tinto en el Museo de la Escuela de Minas de Ma- drid: nuevos datos para el conocimiento de la Mine- ría musulmana en la zona”, en Actas de las I Jor- nadas sobre minería y tecnología en la Edad Media peninsular, León, 1995, León, pp. 162-179. BERROCAL CAPARRÓS, M.C. (1993): “Piletas excavadas en la desembocadura de la Rambla de la Boltada, Portman, La Unión”, en Memorias de Arqueología 4 (1989), Murcia, pp. 139-147. BERTAUX, E. (1908): “La peinture en Espagne au Xième et XIIème siècles”, en Histoire de l’Art (Michel, A., dir.), París, pp. 892-906. BERWICK Y ALBA, Duque de (1931): Catálogo histórico y bibliográfico de la Exposición Universal de Barce- lona, 1929-1930, Madrid.

BLASCO BOSQUED, C.; BAENA PREYSLER, J.; LIESAU VON

LETTOW-VORBECK, C. (1998): La Prehistoria madrile-

ña en el Gabinete de Antigüedades de la Real Aca-

demia de la Historia. Los yacimientos Cuesta de la

Reina (Cienpozuelos) y Valdocarros (Arganda del Rey), Madrid.

BOHÍGAS ROLDÁN, R.; ANDRIO GONZALO, J.; PEÑIL

MINGUEZ, J.; GARCÍA ALONSO, M. (1989): “Las cerá- micas medievales no esmaltadas en las provincias de Cantabria, Palencia y Burgos”, en La cerámica medieval en el Norte y Noroeste de la península Ibé- rica: aproximación a su estudio (Gutiérrez Gonzá- lez, J.A.; Bohigas Roldán, R., coords. y eds.), León, pp. 113-153.

BOHÍGAS ROLDÁN, R.; MOLINERO ARROYABE, J.T. (1992):

“Aportación al «Corpus» de las estelas discoidales de Cantabria (Edades Media y Moderna)”, en Actas del

III Congreso de Arqueología Medieval Española

(1989), Oviedo, pp. 519-533.

23

BÒNOLi F. (1992): “L’astrolabio, da artifizio diabolico a strumento scientifico”, en Iconografia Colombiana, Istituto della Enciclopedia Italiana, Roma, p. 135.

BOLÒS I MASCLANS, J.; MALLART I RAVENTÒS, L. (1988):

La granja cistercenca d’Ancosa (La Llacuna, Anoia). Estudi dels edificis i dels materials trobats durant les excavacions (1981-1983), Barcelona. BORRÁS GUALIS, G. (1986): Historia del Arte I. De la Prehistoria al fin de la Edad Media, Enciclopedia Temática de Aragón, Zaragoza. BRUHN DE HOYYMEYER, A.: Arms & Armour in Spain. A Short Survey, Madrid, 1972.

CABANELAS, D. (1980-1981): “La pila árabe del Museo Arqueológico de Granada y la Casa del Chapiz”, Miscelánea de Estudios Árabes y Hebraicos, 29-30 (1), pp. 20-34. CABALLERO, F. (1870): Elogio del Doctor Alonso Díaz de Montalvo, Madrid. CALDWELL, D.H. (1981): “Metalwork”, en “Excavations at Threave Castle, Galloway” (Good, G.L.; Tabrham, C.J., eds.), Medieval Archaeology, 25, pp. 90-140. CALVO LABARTA, E. (1993): Ab u c Al i al- Husayn ibn B ax o (m.716/1316), Rislat al- x af ih a al- y ami c a li- y ami c al- c ur ud (Tratado sobre la lámina general para to- das las latitudes), Madrid. CAMÓN AZNAR, J. (1966): Pintura medieval española, Summa Artis, vol. XXII, Madrid. CAMPUZANO, E. (1854): Ensayo histórico sobre la Ban- dera Árabe de San Esteban de Gormaz, Madrid. CANDELAS GUTIÉRREZ, A. (2000): “La carpintería de ar- mar medieval”, en La técnica de la arquitectura medieval (Graciani, A. ed.), Sevilla, pp. 271-296. CÁNOVAS COBEÑO, F. (1890): Historia de la ciudad de Lorca (reed. 1980), Murcia.

CANTERA BURGOS, F.; MILLÁS VALLICROSA, J.M. (1956): Las

inscripciones hebraicas de España, Madrid.

CANTO GARCÍA, A.; MARTÍN ESCUDERO, F.; VICO MONTE-

OLIVA, J. (2002): Monedas visigodas, Madrid. CARDERERA Y SOLANO, V. (1859): Sobre el Retablo de Piedra, Discurso trienal leído al concluir su direc- ción, Real Academia de la Historia, Madrid. CARO BAROJA, J. (1949): “Los arados españoles. Sus ti- pos y repartición (Aportaciones críticas y bibliográ- ficas)”, Revista de Dialectología y Tradiciones Popu- lares, 5 (1), pp. 3-96. CARO BAROJA, J. (1983): Tecnología popular española, Madrid. CASAMAR, M. (1985): “Marfiles islámicos poco conoci- dos”, Cuadernos de la Alhambra, 21, pp. 11-29. CASAMAR, M. (2001): “Arqueta ebúrnea del rey Martín I el Humano”, en Tesoros de la Real Academia de la Historia (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Expo- sición, n. o 93, Madrid, p. 250. CASAMAR, M.; VALDÉS FERNÁNDEZ, F. (1984): “Origen y desarrollo de la técnica de Cuerda Seca en la Pe- nínsula Ibérica y en el Norte de África durante el siglo XI”, Al-Qan v ara, 5, pp. 383-403. CASANOVAS MIRÓ, J. (2001): “Anillo de un personaje de la Orden del santo Sepulcro”, en Tesoros de la Real Academia de la Historia (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 197, Madrid, p. 298.

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

CASANOVAS MIRÓ, J. (2002): “Las necrópolis judías his- panas. Nuevas aportaciones”, en Memoria de Sefa- rad, Catálogo Exposición, Madrid, pp. 209-219. CASANOVAS MIRÓ, J. (2005): Epigrafía hebrea. Catálogo del Gabinete de Antigüedades, Real Academia de la Historia, Madrid. CASTAÑEDA Y ALCOVER, V. (1930): “La Real Academia de la Historia”, Boletín de la Real Academia de la His- toria, 96 (2), pp. 525-544. CASTAÑEDA Y ALCOVER, V. (1956): “Noticias”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 138 (1), p. 309. CASTAÑO, J; AVELLO, J.L. (2001): “Dos nuevos epitafios hebreos de la necrópolis del Castro de los Judíos (Puente del Castro, León)”, Sefarad, 61, pp. 299-318. Catálogo de la Sección de tejidos, bordados y encajes del Museo de Arte Decorativo y Arqueológico, Bar- celona, 1906. CASTILLO ARMENTEROS, J.C. (1998): La campiña de Jaén en éoca emiral (s. VIII-X), Jaén. CATARINO, H. (2000): “Ponta de virote de besta”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaçp português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, p. 406. CAVADA, E.; PASQUALI, T. (1989): “Appendice: i materiali rinvenuti nel 1982. Catalogo ed analisi”, en Castel- bosco. Ricerche, Catálogo Exposición, Trento, pp.

108-120.

CAVILLA S ÁNCHEZ-M ORENO, F. (1992): La cerámica his- pano-musulmana de Beca: Los Caños de Meca, Barbate, Cádiz, Cádiz. CHABÁS, R. (1889): “Valldigna. Excursión arqueológica”, El Archivo, 3, pp. 289-296. CHABÁS, R. (1890): “Las inscripciones arábigas de Simat”, El Archivo, 4, pp. 49-51. CHURRUCA GARCÍA, J.A.; VALDÉS, L.G. (1980): “Hallazgo de útiles venatorios de época medieval en Puente- dey (Burgos)”, Acta Historica et Archaeologica Mediaevalia, 1, pp. 255-264.

CID LÓPEZ, R.M.; FERNÁNDEZ OCHOA, C.; GARCÍA DÍAZ,

P.; PEDREGAL RODRÍGUEZ, A. (1991): Asentamiento romano y necrópolis medieval en Lugo de Llanera (Principado de Asturias), Lugo de Llanera. CLARCK, J. (ed.) (2004 a): The Medieval Horse and its Equipment: Medieval Finds from Excavations in London 5, Londres. CLARCK, J. (2004 b): “Horseshoes”, en The Medieval Horse and its Equipment: Medieval Finds from Excavations in London 5 (Clarck, J., ed.) Londres, pp. 74-123. CODERA Y ZAIDÍN, F. (1913): “Sepulcro mudéjar e ins- cripción árabe descubiertos en Toledo”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 62 (4), pp. 338-

341.

COLARDELLE, R. y M. (1980): “L’habitat médiéval immergé

de Colletière, à Charavines (Isère). Premier bilan des fouilles”, Archéologie Médiévale, 10, pp. 167-269.

COLL CONESA, J.; HUELANO GABALDÓN, J.M.; SOLIAS ARIS,

J.M. (1985): “Avance de un estudio sobre los res- tos materiales del Castillo Islámico de Cuenca”, en Actas del I Congreso de Arqueología Medieval Espa- ñola, Zaragoza, vol. III, pp. 77-97. CONTENT, D.J. (ed.) (1987): Islamic Rings and Gems. The Benjamin Zucker Collection, Londres.

24

CONTRERAS, J. de (1931-1949): Historia del Arte Hispá- nico, Barcelona, 5 vols.

C ÓRDOBA DE LA L LAVE, R.; H ÉRNANDEZ I ÑIGO , P. (1993):

“Dedales hispano-musulmanes en la provincia de Córdoba”, Actas del IV Congreso de Arqueología Medieval Española, Alicante, pp. 919-925. CÓRDOBA DE LA LLAVE, R. (2003): “Los molinos hidráuli- cos de la cuenca del Guadalquivir a fines de la Edad Media. Instrumental y equipamiento técnico”, Anuario de Estudios Medievales, 33/1, pp. 291-337. C ORRALES Y G ALLEGO, M. P. (1942): “Museo Balaguer”, Memorias de los Museos Arqueológicos Provinciales, 3, pp. 61-75. COSÍN CORRAL, Y.; GARCÍA APARICIO, C. (1999): “Testi- monio arqueológico de la tradición lúdica en el mundo islámico: juegos en la ciudad hispano- musulmana de Vascos (Navalmoralejo, Toledo)”, en II Congreso de Arqueología Peninsular (Balbín Behrmann, R. De; Bueno Ramírez, P. eds.), Alcalá, tomo IV, pp. 589-600. COTT, P.B. (1939): Siculo-Arabic Ivories, Princeton. COWGILL, J.; NEERGAARD, M. de; GRIFFITHS, N. (2000):

Knives and Scabbards: Medieval Finds from Excava- tions in London 1, 2. a edición, Londres. CRESPO PASCUAL, A. (2001): “Cerámica esgrafiada: esta- do de la cuestión”, Anales de Arqueología Cordo- besa, 12, pp. 353-370. C RESSIER , P. (2001): “Capitel califal”, en Tesoros de la Real Academia de la Historia (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 89, Madrid, p. 248.

DA SCHIO, A. (1866): “Di un astrolabio settentrionale degli Arabi posseduto dal sig. Luciano Toschi da Imola”, Atti dell’Istituto Veneto, Serie VI, 4, p. 1347; reeditado en Coleum, 1966, 34, p. 157. DE DALMASES, N. (1992): Orfebrería catalana medieval:

Barcelona 1300-1500 (aproximació a l’estudi), Bar- celona, 2 vols. DELGADO VALERO, C. (1987): “La columna sepulcral: una forma funeraria del arte helenístico y del arte islá- mico”, en Actas del II Congreso de Arqueología Medieval Española, Madrid, tomo II, pp. 559-566. DELGADO VALERO, C. (2001): “La columna sepulcral: una forma funeraria del arte helenístico y del arte islá- mico”, en Arte Hispano-musulmán. Artículos, Ma- drid, pp. 105-115. DELPY, A. (1955): “Notes sur quelques vestiges de céramique recueillis à Sale”, Hesperis, XLII, pp.

129-152.

DEMIANS D’ARCHIMBAUD, G. (1980): Les fouilles de Rougiers (Var). Contribution a l’archéologie de l´habitat ru- ral medieval en pays mediterranéen, París. DÍAZ MANTECA, E. (1985): “La fundación de la Vall de crist (1385-1388). Els origens d’un monestir cartoixà”, Boletín de la Asociación Castellonense de Cultura, 1985, pp. 591-660. D’ONOFRIO, M. (ed.) (1994): I Normanni, Popolo d’Europa 1030-1200, Catálogo Exposición, Roma. DRESSEL, H. (1899): “Lucernae formae”, CIL, CV, II, 1 (Inscriptiones instrumenti domestici). DUDA, D. (1972): “Die Fhühe Spanisch Islamische keramik von Almería”, Madrider Mitteuilungen, 13, pp. 345-432.

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

EGAN, G.(1996): The Medieval Household: Medieval Finds from Excavations in London 6, Londres. EGAN, G.; PRITCHARD, F. (2002): Dress Accessories (c.1150-c.1450): Medieval Finds from Excavations in London 3, 2. a ed., Londres. EGAN, G. (2004): “Bridle bosses”, en The Medieval Horse and its Equipment: Medieval Finds from Excavations in London 5 (Clarck, J., ed.) Londres, pp. 53-55. EIROA RODRÍGUEZ, J.A. (2004a): Arqueología e Historia de la fortaleza medieval de Socovos, Albacete. EIROA RODRÍGUEZ, J.A. (2004b): “El castillo de Tirieza:

un enclave nazarí en la frontera murciano-granadi- na”, en Las fronteras. Funciones de la red castral fronteriza, Jaén, pp. 169-180. ELLIS, B. (1990): “Spurs”, en Artefacts from Medieval Winchester Parts I & II: Object and Economy in Medieval Winchester (Biddle, M., ed.) Winchester, pp. 1037-1041. ELLIS, B. (2004): “Spurs and spur fittings”, en The Me- dieval Horse and its Equipment: Medieval Finds from Excavations in London 5 (Clarck, J., ed.) Londres, pp. 124-156. ESCRIBÀ, F. (1990): La ceràmica califal de Benetúser, Valencia. ESCUDERO ARANDA, J. (2001): “Candil”, en El esplendor de los omeyas cordobeses. La civilización musulma- na de Europa Occidental (Córdoba Salmerón, M. ed.), Catálogo Exposición Córdoba, Granada, p.184. ESCUDERO CHICO, J.S. (1989): “Aproximación a los es- tudios de cerámica medieval en la provincia de Valladolid”, en La cerámica medieval en el Norte y Noroeste de la península Ibérica: aproximación a su estudio (Gutiérrez González, J.A.; Bohigas Roldán, R., coords. y eds.), León, pp. 155-159.

ESPINAR MORENO, M.; DOMÍNGUEZ BEDMAR, M. (1987):

“Un dado islámico procedente del Cerro del Casti- llo (Albox, Almería)”, Actas del II Congreso de Ar- queología Medieval Española, Madrid, vol. II, pp.

603-606.

ESTELLA MARCOS, M. (1999): “La escultura de marfil en España”, en Summa Artis, vol. XLV: Artes decorati- vas I (Bartolomé Arriaza, A., ed.), Madrid, 1999, pp.

321-407.

FAVIA, L. (1994): “Le armi”, en Scharfenberg-Soffum- bergo. Un castello tedesco nell Friuli medievale, Cuaderni Guarneriani (Biasi, A.; Piuzzi, F., eds.), Prato-Berlin, pp. 57-62. FERNANDES, L. (2000): “Ponta de virote de besta”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 396-397. FERNÁNDEZ, A.; MARTÍN, M., MOREDA, J. (1989): “Excava- ciones arqueológicas en el Monasterio de San Be- nito el Real de Valladolid. Un interesante fragmen- to de cerámica esgrafiada y cuerda seca parcial”, Boletín de Arqueología Medieval, 3, pp. 23-241. FERNÁNDEZ ARENAS, J. (1995): “Elementos simbólicos de la peregrinación jacobea”, en Actas del Congre- so de Estudios Jacobeos, Santiago de Compostela, pp.

263-275.

FERNÁNDEZ CONDE, J. (1989): “Secuencias de Producción de la cerámica en Asturias durante la Edad Media”,

25

en La cerámica medieval en el Norte y Noroeste de la península Ibérica: aproximación a su estudio (Gutiérrez González, J.A.; Bohigas Roldán, R., coords. y eds. ), León, pp. 173-210. FERNÁNDEZ-GUERRA Y ORBE, A. (1876): Noticia de las Actas de la Real Academia de la Historia en su Junta de 25 de junio de 1876, Real Academia de la Historia, Madrid. FERNÁNDEZ-GUERRA Y ORBE, A. (1879): Noticia de las Actas del 29 de junio de 1879, Real Academia de la Historia, Madrid. FERNÁNDEZ-GUERRA Y ORBE, A. (1883): “Objetos roma- nos y árabes hallados cerca de la ciudad de Mur- cia”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 3 (1), pp. 20-22. FERNÁNDEZ NAVARRETE, M. (1841): Discurso trienal de 27 de noviembre de 1840, Real Academia de la Histo- ria, Madrid.

FERNÁNDEZ OCHOA, C.; GARCÍA DÍAZ, P.; ZARZALEJOS

PRIETO, M. (2001): Excavaciones arqueológicas en Santa María de Lugo de Llanera (Asturias): memo- ria de las campañas de 1991 a 1995, Oviedo. FERNÁNDEZ PUERTAS, A. (1980): La fachada del palacio de Comares. I: Situación, función y génesis, Gra- nada. FERNÁNDEZ Y G ONZÁLEZ, F. (1875): “Tiraz de Hixem II. Enseña de Miramamolin Muhammad An-Nasir en la Batalla de las Navas”, Museo Español de Antigüe- dades, Madrid, tomo VI, pp. 463-475. FERRANDIS Y TORRES, J. (1928): Marfiles y azabaches españoles, Barcelona. FERRANDIS Y TORRES, J. (1940): Marfiles árabes de Occi- dente, Madrid.

FERRANDIS Y TORRES, J. (1943): “Espadas granadinas de la jineta”, Archivo Español de Arte, 16, pp. 142-166. FILI, A. (2000): “La céramique de la madrasa mérinide al-Bu’in a niyya de Fès”, en Cerámica Nazarí y Mariní, Transfretana 4, Ceuta, pp. 259-290. FITA Y COLOMER, F. (1883): “Paleografía Hebrea”, Bole- tín de la Real Academia de la Historia, 2 (3), pp.

199-208.

FITA Y C OLOMER, F. (1885): “Noticias”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 6 (6), pp. 361-362. FITA Y C OLOMER, F. (1909): “Noticias”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 54, pp. 263-264. FITA Y C OLOMER, F. (1913): “Noticias”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 62 (4), p. 399. FITA Y COLOMER, F.; CEDILLO, CONDE DE (1910): “Noti- cias”, Boletín de la Real Academia de la Historia,

56 (6), p. 532.

FITA Y COLOMER, F.; MÉLIDA, J.R. (1912): “Alfar moruno

de Badajoz”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 60 (2), pp. 161-162. FITA Y COLOMER, F.; RODRÍGUEZ VILLA, A. (1898): “Noti- cias”, Boletín de la Real Academia de la Historia,

32 (1), p. 93.

FITA Y COLOMER, F.; RODRÍGUEZ VILLA, A. (1902): “Noti-

cias”, Boletín de la Real Academia de la Historia,

41 (4), pp. 349-350.

FODALE, S. (1989): “Le reliquie del re Martino”, en Aspetti e momenti di storia della Sicilia (secc. IX- XIX). Studi in memoria di Alberto Boscolo, Palermo, pp. 121-135.

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

FONTENLA BALLESTA, S. (1998): “Repertorio de epígrafes árabes procedentes del sureste andalusí”, Boletín de la Asociación Española de Orientalistas, 24, pp.

79-88.

FONTENLA BALLESTA, S. (1999): “Repertorio de epígrafes árabes procedentes del SE andalusí (II)”, Boletín de la Asociación Española de Orientalistas, 25, pp. 27-30. FOSSATI, S.; MANNONI, T. (1975): “Lo scavo della vetreria medievale di Monte Lecco, Archeologia Medievale, 2, pp. 31-97. FRANCO MATA, M.A. (1980): Catálogo de la escultura gótica del Museo Arqueológico Nacional, Museo Arqueológico Nacional, Madrid. FRANCO MATA, M.A. (1993 a): Catálogo de la escultura gótica (2. a ed. corregida y aumentada), Museo Ar- queológico Nacional, Madrid. FRANCO MATA, M.A. (1993 b): “Dedales islámicos en el Museo Arqueológico Nacional”, Boletín del Museo Arqueológico Nacional, 11, pp. 79-88. FRANCO MATA, M.A. (1995 a): “Antigüedades medieva- les judías en el Museo Arqueológico Nacional”, Boletín del Museo Arqueológico Nacional, 13, pp. 103-114. FRANCO MATA, M.A. (1995 b): “Dedal”, en Alarcos. El fiel de la balanza (Zozaya, J. ed.), Catálogo Expo- sición, Ciudad Real, p. 223. FRANCO MATA, M.A. (1996): “Antigüedades cristianas de los siglos VIII al XV”, en Museo Arqueológico Na- cional. Guía General, Madrid, 2. a edición, pp.

209-245.

FRANCO MATA, A. (1997): “Mobiliario medieval en el Museo Arqueológico Nacional. Siglos VIII al XV”, Boletín del Museo Arqueológico Nacional, 15, pp.

175-196.

FRESNEDA PADILLA, E. (2001): “Pila de Al-Hakam”, en El esplendor de los Omeyas cordobeses (Córdoba Sal- merón, M. coord.), Catálogo Exposición, Granada,

p. 151.

FRESNEDA PADILLA, E. (2001): “Candil de piquera con su despabiladera”, en El esplendor de los Omeyas cor-

dobeses (Córdoba Salmerón, M. coord.), Catálogo Exposición, Granada, p. 198.

FRESNEDA PADILLA, E.; LÓPEZ LÓPEZ, M.; ALEMÁN AGUILERA,

I.; RODRÍGUEZ AGUILERA, A.; PEÑA RODRÍGUEZ, J.M.

(1995): “Orfebrería andalusí: la necrópolis de B a b Ilv i ra”, en El Zoco: Vida económica y artes tradicio-

nales en al-Andalus y Marruecos, Granada, pp. 43-48. FUENTE, V. DE LA (1866): España Sagrada, tomo L, Madrid.

GALÁN Y GALINDO, A. (2004): “La arqueta de Don Mar- tín el Humano, en la Real Academia de la Histo- ria”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 201(3), pp. 471-497. GAMITO, T. (2000): “Dois fragmentos de Cota de Ar- mas”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, p. 263. GARCÍA DE CASTRO VALDÉS, C. (2000): “Nuevas piezas de arqueología cristiana altomedieval en Asturias”, Arqueología y Territorio Medieval, 7, pp. 201-218. GARCÍA FRANCO, S. (1954): “Los astrolabios de la Real Academia de la Historia”, Boletín de la Real Acade- mia de la Historia, 136 (2), pp. 297-311.

26

GARCÍA GARCÍA, F. (1992): La llave: evolución artística

y valores de representación simbólica, Murcia.

GARCÍA GUINEA, M.A. (1966): “Sobre las cerámicas alto-

medievales de la Meseta Norte y Cantabria”, IX Con-

greso Nacional de Arqueología, Valladolid, pp. 415-418 GARCÍA GÓMEZ, E. (1970): “Tejidos, ropas y tapicería en los Anales de Al-Hakam II por Isà Razi”, Boletín de

la Real Academia de la Historia, 166 (1), pp. 43-53.

GARCÍA PORRAS, A. (2001): La cerámica del poblado fortificado medieval de “El Castillejo” (Los Guájares, Granada), Granada. GARCÍA SANZ, A. (1996): “Apuntes sobre la manufactu- ra textil en la Edad Media”, en Actas de las I Jor- nadas sobre minería y tecnología en la Edad Me- dia peninsular (León, 1995), León, pp. 499-511. GARCÍA Y LÓPEZ, J.C. (1903 a): “Inventario de las Anti- güedades y Objetos de Arte que posee la Real Academia de la Historia (I)”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 42 (4), pp. 311-316. GARCÍA Y LÓPEZ, J.C. (1903 b): “Inventario de las Anti- güedades y Objetos de Arte que posee la Real Academia de la Historia (II)”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 42 (5), pp. 321-368. GARCÍA Y LÓPEZ, J.C. (1903 c): “Inventario de las Anti- güedades y Objetos de Arte que posee la Real Academia de la Historia (III)”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 42 (6), pp. 484-505. GARCÍA Y LÓPEZ, J.C. (1903 d): “Inventario de las Anti- güedades y Objetos de Arte que posee la Real Academia de la Historia (IV)”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 43 (4), pp. 257-322. GARCÍA Y LÓPEZ, J.C. (1903 e): Inventario de las anti- güedades y objetos de arte que posee la Real Acade- mia de la Historia, Madrid.

GARRIDO GARRIDO, M.; GARCÍA GRANADOS, J.A. (1987):

“Introducción al estudio de la cerámica estampillada andalusí en Granada”, en Actas del II Congreso de Arqueología Medieval Española, Madrid, pp. 677-687. GAYA NUÑO, J.A. (1935): “La Muela de Ágreda. Restos de la almedina fortificada y de la alhama hebrea”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 106 (1), pp. 271-285. G AYANGOS, P. DE (1883): “Inscripción arábiga de Castellón de la Plana”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 3 (1), pp. 48-50. GESTOSO Y PÉREZ, J. (1892): Sevilla monumental y ar-

tística, Sevilla. GIBBS, S.L.; HENDERSON, J.A.; SOLLA PRICE, D.J. (1973):

A Computerized Checklist of Astrolabes, New Haven.

GIL NOVALES, A. (1980): “El concepto de Academia de Ciencias en el siglo XVIII español”, Boletín del Centro de Estudios del siglo XVIII, 7-8, pp. 3-23. GINÉS BURGUEÑO, M.A. (2000): “La cerámica nazarí del noreste de la provincia de Granada”, en Cerámica Nazarí y Mariní, Transfretana 4, Ceuta, pp. 88-137.

GISBERT SANTONJA, J.A.; BURGUERA SANMATEU, V. (1988):

“Jarrita pintada”, en Exposición de arte, tecnología

y literatura hispano-musulmanas, Catálogo Exposi-

ción, Teruel, p. 118.

GISBERT SANTONJA, J.A.; BURGUERA SANMATEU, V.; BOLUFER

I MARQUES, J. (1992): La cerámica de Daniya —Dénia—: alfares y ajuares domésticos de los siglos XII-XIII, Valencia.

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

GODOY DELGADO, F. (2001): “Dedal de guarnicionero”, en El esplendor de los omeyas cordobeses. La civili- zación musulmana de Europa Occidental (Córdo- ba Salmerón, M. ed.), Catálogo Exposición Córdo- ba, Granada, p. 203. GOMES, R.V. (2000 a): “Ponta de flecha”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, p. 377. GOMES, R.V. (2000 b): “Fragmento de cota de malha”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, p. 262. GOMES, M.V.; GOMES, R.V. (1992): “Cerâmicas estam- pilhadas muçulmanas e mudejares do Poço-cister- na de Silves”, en I Encontro Nacional de Arqueolo- gia Urbana, Lisboa, pp. 1-125. GOMES, R.V.; GOMES, M.V. (2001): Palácio Almoada da Alcáçova de Silves, Catálogo Exposición, Lisboa. GÓMEZ MARTÍNEZ, S. (2001): “Contenedores de fuego en el Garb al-Andalus”, en Actas del 3. o Congresso de Arqueologia Peninsular, vol. 7 (Barroca, M.; Malpica Cuello, A.; Real, M. coords.), Oporto, pp. 421-434. GÓMEZ MORENO, M. (1888): Medina Elvira, ed. facsímil de 1986, Granada. GÓMEZ MORENO, M. (1919): Iglesias mozárabes. Arte español de los siglos IX a XI, reed. 1998, Granada. GÓMEZ MORENO, M. (1925): Catálogo Monumental de España. Provincia de León, León. GÓMEZ MORENO, M. (1941): “Capiteles árabes documen- tados”, Al-Andalus, 6, pp. 422- 427. GÓMEZ MORENO, M. (1951): El arte árabe español has- ta los almohades, Ars Hispaniae, vol. III, Madrid. GONÇALVES, A.M.: (2000 a): “Par de Esporas de Espe- to”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 287-288. GONÇALVES, A.M.: (2000 b): “Par de Esporas de Espeto e Placa Decorada”, en Pera guerreiar: Armamento medieval no espaço português (Barroca, M.J.; Monteiro, J.G., coords.), Catálogo Exposición, Palmela, pp. 288-289. GONZÁLEZ CONDE, E. (1993): “Vinajeras”, en Museo de León, Valladolid, pp. 124-125. GONZÁLEZ DÍEZ, E. (1986): El Ordenamiento de Mon- talvo. Estudio preliminar y edición, Valladolid. GONZÁLEZ MARTÍ, M. (1952): Cerámica del Levante es- pañol. Siglos medievales. III. Azulejos, “socarrats” y retablos, Barcelona. GONZÁLEZ ZYMLA, H. (2001 a): “Capitel con el Ángel de la Anunciación”, en Tesoros de la Real Acade- mia de la Historia (Almagro-Gorbea, M., ed.), Ca- tálogo Exposición, n. o 95, Madrid, p. 251. GONZÁLEZ ZYMLA, H. (2001 b): El monasterio de Piedra y el culto al Sacro Dubio de Cimballa en su retablo relicario, Trabajo de Investigación inédito, Univer- sidad Complutense de Madrid, Madrid. GONZÁLEZ ZYMLA, H. (2003): Catálogo de pinturas de la Real Academia de la Historia (bajo la dirección del Acadé- mico de Número Alfonso E. Pérez Sánchez y con la colaboración de Leticia de Frutos Sastre), Madrid. GOZALBES CRAVIOTO, C. (1988): “Contribución a la car- ta arqueológica medieval del término municipal de

Cártama (Málaga)”, Boletín de Arqueología Medieval, 2, pp. 75-85. GRÀCIA I MONT, E. (1984-85): “Materials de peltre medievals a Catalunya”, Acta Historica et Archaeo- logica Mediaevalia, 5-6, pp. 313-353. GRÀCIA I MONT, E. (1986-87): “Altres materials de pel- tre a Catalunya”, Acta Historica et Archaeologica Mediaevalia, 7-8, pp. 453-458. GRAU LOBO, L.A. (1993): “Epitafio hebreo”, en Museo de León, Valladolid, pp. 102-103. GROHMAN, A. (1938): “ V ir a z”, en Encyclopaedia of Is- lam: A Dictionary of the Geography, Ethnography and Biography of the Muhammad Peoples, Suple- mento, Leiden, pp. 266-268. GROHMAN, A. (1967): Arabische Paläeographie, vol. 1, Viena. GRUPO ILICITANO de Estudios Arqueológicos (1982): “El Castellar, introducción a su estudio”, Revista del Instituto de Estudios Alicantinos, 37, pp. 67-84. GUDIOL RICART, J. (1955): Pintura gótica, Ars Hispaniae, vol. IX, Madrid. GUDIOL RICART, J. (1971): Pintura medieval en Aragón, Zaragoza. Guía del Museo Arqueológico Nacional, Guías de los Museos de España. I, Madrid, 1954. Guía del Museo Arqueológico Nacional, 2. a ed. Guías de los Museos de España. I, Madrid, 1965. GUNTHER, R.T. (1932): The Astrolabes of the World, Oxford, 2 vols.

GUTIÉRREZ GONZÁLEZ, J.A.; BENÉITEZ GONZÁLEZ, C. (1989):

“La cerámica medieval en León”, en La cerámica medieval en el Norte y Noroeste de la península Ibé- rica: aproximación a su estudio (Gutiérrez González, J.A.; Bohigas Roldán, R., coords. y eds.), León, pp. 211-260.

GUTIÉRREZ GONZÁLEZ, J.A.; BOHIGAS ROLDÁN, R. (coords.

y eds.) (1989): La cerámica medieval en el Norte y Noroeste de la península Ibérica: aproximación a su estudio, León. GUTIÉRREZ LLORET, S. (1993): “La cerámica paleoandalusí del Sureste peninsular (Tudmir): producción y dis- tribución (siglos VII al X)”, en La cerámica altome- dieval en el Sur de al-Andalus. Primer Encuentro de Arqueología y Patrimonio (Malpica Cuello, A. ed.), Granada, pp. 37-65. GUTIÉRREZ LLORET, S. (1996): La Cora de Tudmir de la Antigüedad Tardía al mundo islámico. Poblamiento y cultura material, Madrid-Alicante.

HALBOUT, P.; PILET, C.; VAUDOUR, C. (1987): Corpus des objects domestiques et des armes en fer de Norman- die, Cahiers des Annales de Normandie 20, Caen. HERNÁNDEZ G IMÉNEZ, F. (1928): “Arte musulmán: la te- chumbre de la gran mezquita de Córdoba”, Archi- vo Español de Arte y Arqueología, 12, pp. 191-225. HERNÁNDEZ GIMÉNEZ, F. (1985): Mad inat al-Zahr a’. Ar- quitectura y decoración, Granada.

HERRÁEZ, M.V.; COSMEN, M.C.; FERNÁNDEZ, E.; VALDÉS, M.

(2000): “La formación de un monasterio románico”, en El Patrimonio artístico de San Benito de Saha- gún. Esplendor y decadencia de un monasterio medieval (Herráez Ortega, M.V. coord.), Madrid, pp.

27

13-77.

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

HERRERO, C. (1988): Museo de Telas Medievales. Monas- terio de Santa María la Real de Huelgas, Madrid. HERRERO, C. (2001): “Almaizar o turbante de Hixem II”, en Tesoros de la Real Academia de la Historia (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 93, Madrid, pp. 248-249.

HERVÁS HERRERA, M.A.; RETUERCE VELASCO, M. (2001):

“Hallazgos arqueológicos en la morería de Ágreda (Soria)”, en Actas del V Congreso de Arqueología Medieval Española, Valladolid, vol. 2, pp. 897-911. HINOJOSA MONTALVO, J. (1994): La morería de Elche en la Edad Media, Zaragoza. HITA RUIZ, J.M.; VILLADA PAREDES, F. (2000): “Una aproxi- mación al estudio de la cerámica en la Ceuta mariní”, en Cerámica Nazarí y Mariní, Transfretana 4, Ceuta, pp. 291-328. HITA RUIZ, J.M.; VILLADA PAREDES, F. (2003): “Entre el Isalm y la Cristiandad: cerámicas del siglo Xv en Ceuta. Avance Preliminar”, en Cerámicas islámicas y cristianas a finales de la Edad Media: Influencias e intercambios, Ceuta, pp. 369-405. HOLMES, E.F. (1985): A History of Thimbles, Londres. HOLMES, E.F. (1993): “Hispano-Moresque thimbles”, en Thimble. Notes and Queries, 19, pp. 3-5. HÜBNER, E. (1871): Inscriptiones Hispaniae Christianae, reed. 1975, Berlín.

IBRAHIM, T. (1988): “Evidencia de precintos y amuletos en al-Andalus”, en Actas del II Congreso de Arqueología Medieval Española, Madrid 1987, Madrid, pp. 705-710. IBRAHIM, T. (1988): “Notas sobre un amuleto andalusí y la problemática de las monedas perforadas”, Bo- letín de Arqueología Medieval, 2, pp. 137-140. INCLÁN E INCLÁN, R. (1918): “Sepulcro de la infanta doña Leonor, segunda mujer del infante don Felipe”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 73, pp. 185-200. INCLÁN E INCLÁN, R. (1919): “Sepulcro del infante don Felipe, hijo del rey Fernando III el Santo”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 75, pp. 143-184.

ÍÑIGUEZ SÁNCHEZ, M.C.; MAYORGA MAYORGA, J.F. (1993):

“Un alfar emiral en Málaga”, en La cerámica altomedieval en el Sur de al-Andalus. Primer En- cuentro de Arqueología y Patrimonio (Malpica Cue- llo, A. ed.), Granada, pp. 117-138.

IRADIEL MURUGARREN, P.; NAVARRO ESPINACH, G. (1996):

“La seda en Valencia en la Edad Media”, en Espa- ña y Portugal en las Rutas de la Seda, Barcelona, pp. 183-200. IZQUIERDO BENITO, R. (1986): “Tipología de la cerámi- ca hispanomusulmana de Vascos (Toledo)”, en Se- gundo Coloquio Internacional de Cerámica Medie- val en el mediterráneo Occidental (Zozaya, J. coord.), Madrid, pp. 113-125. IZQUIERDO BENITO, R. (1994): Excavaciones en la ciu- dad hispanomusulmana de Vascos (Navamoralejo, Toledo): Campañas 1983-1988, Toledo. IZQUIERDO BENITO, R. et al. (1999): Vascos: la vida coti- diana en una ciudad fronteriza de Al-Andalus, Catálogo Exposición, Toledo.

JESSOP, O. (1996): “A New Artefact Typology for the Study of Medieval Arrowheads”, Medieval Archae- ology, 40, pp. 192-205.

28

JORGE ARAGONESES, M. (1966): Museo de la Muralla Árabe de Murcia, Madrid.

KALUS, L. (1981): Bibliothèque Nationale, Département des Monnaies, Médailles et Antiques: Catalogue des cachets, bulles et talismans islamiques, París. KALUS, L. (1986): Ashmolean Museum Oxford: Catalo- gue of Islamic Seals and Talismans, Oxford. KALUS, L. (1990): “Objets islamiques de la Collection

Sarouar Nasher (aiguiéres en metal, sceaux, talismans

et bagues)”, Archéologie Islamique, 1, pp. 169-181.

KENNEDY, J. (1997): “The Astronomical Tables of Ibn al-Raqqam, a Scientist of Granada”, Zeitschrift für Geschichte der Arabisch-Islamischen Wissenscha-ften, 11, pp. 35-72. KHAWLI, A. (1993): “Arcos estamilhaos da cerâmica islâmica de Mértola”, Arqueologia Medieval, 3, pp.

133-145.

KING, D.A. (1992 a): “Lámina universal de Mu h ammad b. Mu h ammad b. Hu d ayl”, en Al-Andalus. Las ar- tes islámicas en España (Dodds, J.D. ed.), Catálogo

Exposición, Madrid-Nueva York, pp. 380-381.

KING, D.A. (1992 b): “Astrolabio con lámina universal

y láminas astrológicas de A h mad b. H usayn b.

B ax o”, en Al-Andalus. Las artes islámicas en Espa- ña (Dodds, J.D. ed.), Catálogo Exposición, Madrid- Nueva York, pp. 382-383. KLAPSTE, J. (1998): “Les outils de la préparation du sol au Moyen Âge (à propos des fouilles archéologiques tchéques)”, en L. Feller, P. Mane, F. Piponnier (eds.), Le village médiéval et son environnement: études offertes à jean-Marie Pesez, París, 1998, pp. 359-365.

LABARTA, A.; BARCELÓ, C. (1986): “Socarrats valencianos con escritura árabe. Inventario provisional”, Al- Qantara, 7, pp. 441-469. LACARRA DUCAY, M.C. (1981): “El tríptico relicario del Monasterio de Piedra”, Actas del I Simposio Internacio- nal de Mudejarismo, Teruel, 1975, Madrid, pp. 71-93. LACARRA DUCAY, M.C. (1981): “La capilla de la Virgen del Castillo o de Nuestra Señora de los Ángeles en

el Castillo de Mesones de Isuela (Zaragoza)”, Bole-

tín del Museo e Instituto Camón Aznar, 88, pp.

89-102.

LADERO QUESADA, M.A. (1989): Granada. Historia de un país islámico (1232-1571), 3. a ed., Madrid. LAFUENTE FERRARI, E. (1946): Breve historia de la pintu- ra española, Madrid.

LAGUNA PAÚL, T. (2002): “Llaves de la ciudad de Sevi- lla”, en Memoria de Sefarad, Catálogo Exposición, Madrid, p. 266. LAMAÑA, J.M. (1981): “Els instruments musicals en un triptic aragonès de l’any 1390”, Recerca Musico- logica, 1, Barcelona, pp. 9-69. Valdocarros (Arganda del Rey), Madrid. LARRÉN IZQUIERDO, H. (1989): “Notas sobre cerámica medieval de la provincia de Zamora”, en La cerá- mica medieval en el Norte y Noroeste de la penín- sula Ibérica: aproximación a su estudio (Gutiérrez González, J.A.; Bohigas Roldán, R., coords. y eds.), León, pp. 261-284. L AVADO , P. (2001): “Alfabeto árabe sobre escápula”, en Tesoros de la Real Academia de la Historia (Almagro-

ANTIGÜEDADES MEDIEVALES

Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 160, Ma- drid, p. 280. LÉCUYER, N. (1997): “Redécouverte de la glaçure sur céramique au Moyen Âge”, en Techniques et éco- nomie antiques et médiévales: le temps de l’innova- tion, Colloque Internatonal, Aix-en-Provence 1996 (Meeks, D., García, D., eds.), París, pp. 96-100. LEENHARDT, M. (1999): “Un puits: reflet de la vie quo- tidienne à Montpellier au XIII e siècle”, Archéologie du Midi Médiéval, 17, pp. 109-186. LEGUINA, E. DE (1912): Arquetas Hispano-árabes, Ma- drid. LERMA, J.V.; MIRALLES, I.; SOLER, M.P. (1986): “Cerámicas musulmanas de “El Tossalet de Sant Esteve”, Valen- cia”, en Segundo Coloquio Internacional de Cerá- mica Medieval en el mediterráneo Occidental (Zozaya, J. coord.), Madrid, pp. 155-163. LEVI-PROVENÇAL, E. (1931): Inscriptions arabes d’Espagne (texte), París. LIROLA DELGADO, J. (1992): “Los nombres árabes de las puertas de la ciudad de Almería”, en Homenaje a la profesora Elena Pezzi (Escobedo Rodríguez, A., coord.), Granada, pp. 39-54. LLUBIÁ, L.M. (1973): Cerámica Medieval Española, Bar- celona. LOESCHKE, S. (1919): Lampen aus Vindonissa, Zurich. LÓPEZ ÁLVAREZ, A.M. (1986): Catálogo del Museo Sefar- dí. Toledo, Madrid. LÓPEZ BALLESTEROS, L. (1859): Discurso trienal de 1852, Real Academia de la Historia, Madrid. LORIENTE PÉREZ, A. (1990): L’horitzó andalusi de l’antic Portal de Magdalena, Lleida, 1990. LUCAS DE VIÑAS, R. (1971): “Hallazgos medievales en las laderas del castillo de Peñafiel (Valladolid)”, No- ticiario Arqueológico Hispánico, 16, pp. 426-454.

MACCARI-POISSON, B. (1993): “Les objets et leurs fonc- tions: métaux, os et pierre”, en Le château d’Esser- tines, Loire (Piponnier, F., dir.), Lyon, pp. 139-159. MACÍAS, S. (1996): Mértola islâmica. Estudo histórico- arqueológico do bairro da alcáçova (séculos XII- XIII), Mértola. MAIER, J. (2001): “Lápida sepulcral del Doctor Montalvo”, en Tesoros de la Real Academia de la Historia (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 98, Madrid, p. 253. MALPICA CUELLO, A. (ed.) (1993): La cerámica altome- dieval en el sur de al-Andalus. Primer Encuentro de Arqueología y Patrimonio, Granada MALPICA CUELLO, A. (2000): “Algunas reflexiones sobre el estudio de la cerámica nazarí y mariní”, en Cerámi- ca Nazarí y Mariní, Transfretana 4, Ceuta, pp. 13-40. MALPICA CUELLO, A. (2002): La Alhambra de Granada, un estudio arqueológico, Granada. MALPICA CUELLO, A. (2003): “Miniaturas de cerámicas nazaríes en Granada”, en Cerámicas islámicas y cristianas a finales de la Edad Media: Influencias e intercambios, Ceuta, pp. 249-275. MANN, J.: Arms and Armour. The Bayeux Tapestry, Londres, 1957. MANZANARES DE CIRRE, M. (1963): “Don Pascual de Gayangos (1809-1897) y los estudios árabes”, Al- Andalus, 28, pp. 445-461.

29

MAÑAS BALLESTÍN, F. (1979): Pintura gótica Aragonesa,

Zaragoza. MAÑAS BALLESTÍN, F. (1982): “Tríptico-relicario del mo- nasterio de Piedra”, en Gran Enciclopedia Arago- nesa, tomo X, Zaragoza, p. 26-48. MAÑAS B ALLESTÍN, F. (1989): “El retablo relicario del Monasterio de Piedra”, en Actas del Segundo Con- greso de Estudios Bilbilitanos, Calatayud, pp. 325-

331.

MANZANARES DE CIRRE, M. (1963): “Don Pascual de Gayangos (1809-1897) y los estudios árabes”, Al- Andalus, 28, pp. 445-461. MARAÑÓN, G. (1981): Ensayo biológico sobre Enrique IV de Castilla y su tiempo, 13. a edición, Madrid. MARÇAIS, G. (1913): Poteries et faiances de la Qal’a des Bani Hammad (XI siècle), Constantine.

MARINETTO SÁNCHEZ, P.; LÓPEZ PERTÍÑEZ, M.C. (1993): “La

madera ornamental en la arquitectura nazarí”, Ac- tas del IV Congreso de Arqueología Medieval Espa- ñola, Alicante, pp. 951-954. MARCO RODRÍGUEZ, M.R. (1980): Catálogo de las armas de fuego del Museo Arqueológico Nacional de Ma- drid, Madrid. MARÍA E IZQUIERDO, M.J. (1999): “El ordenamiento de Montalvo y la Nueva Recopilación”, Cuadernos de Historia del Derecho, 6, pp. 435-473. MARTÍN ANSÓN, M.L. (1985); “Algunos pinjantes góticos en el M.A.N.”, Boletín del Museo Arqueológico Na- cional, 3 (2), pp. 151-155 MARTÍNEZ DÍEZ, G. (1993): Fernando III (1217- 1252), Palencia. MARTÍNEZ ENAMORADO, V. (2003): “Cerámicas nazaríes y meriníes”, en Triángulo de al-Andalus, Catálogo Exposicion, Granada, pp. 110-113. MARTÍNEZ MONTIEL, L.F. (1998): “Llaves de la ciudad de Sevilla”, Metropolis, Sevilla, p. 224. MARTÍNEZ NÚÑEZ, M.A. (1997): “Escritura árabe ornamen- tal y epigrafía andalusí”, Arqueología y Territorio Medieval, 4, pp. 127-162. MARTÍNEZ NÚÑEZ, M.A. (2001 a): “Anillo epigráfico con perla”, en Tesoros de la Real Academia de la Histo- ria (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 193, Madrid, p. 296. MARTÍNEZ NÚÑEZ, M.A. (2001 b): “Anillo sello epigrá- fico”, en Tesoros de la Real Academia de la Histo- ria (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 194, Madrid, p. 297. MARTÍNEZ NÚÑEZ, M.A. (2001 c): “Anillo sello talismá- nico”, en Tesoros de la Real Academia de la Histo- ria (Almagro-Gorbea, M., ed.), Catálogo Exposición, n. o 195, Madrid, p. 297. MARTÍNEZ RODRÍGUEZ, A. (1995 a): “El pasado prehistó- rico, antiguo y medieval de la comarca de Lorca”, en Diputaciones Lorquinas, pp. 11-49. MARTÍNEZ RODRÍGUEZ, A. (1995 b): “El poblamiento ru- ral romano en Lorca”, en Poblamiento rural roma- no en el Sureste de Hispania (Noguera Celdrán, J.M. coord.), Murcia, pp. 203-225.

MARTÍNEZ RODRÍGUEZ, A.; PONCE GARCÍA, J. (1994): “Ob-

jetos de la vida cotidiana medieval cristiana”, en La Frontera, Catálogo Exposición, Lorca, pp. 31-39. MARTÍN I ROS, R.M. (1999): “Tejidos”, en Artes Decora- tivas II, Summa Artis, XLV (2), Madrid, pp. 7-80.

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

MATILLA SÉIQUER, G. (1992): Alfarería popular en la antigua Arrixaca de Murcia. Los hallazgos de la Plaza de San Agustín (s. XV- XVII), Murcia. MAY, F.L. (1957): Silk Textiles of Spain. Eighth to Fifteenth Century, Nueva York. MAYER, A.L. (1929): El estilo gótico en España, Barce- lona. MAYER, L.A. (1957): Islamic Astrolabists and their Works, Ginebra. MELERO MONEO, M. (1992): “Arqueta de marfil del rey Martín”, en Cataluña Medieval, Catálogo Exposición, Barcelona, 1992, p. 257. MENÉNDEZ PIDAL, G. (1986): La España del siglo XIII leída en imágenes, Madrid. MESQUIDA GARCÍA, M. (1987): “La cerámica de barniz melado en los talleres de Paterna”, en Actas del II Congreso de Arqueología Medieval Española, Madrid 1987, Madrid, pp. 545-556. MESQUIDA GARCÍA, M.; AMIGUES, F. (1986): “Hallazgo de un “pozo” de cerámica en el casco antiguo de Paterna”, en Actas del I Congreso de Arqueología Medieval Española, Zaragoza, pp. 541-557. MILANESE, M. (1982): “Lo scavo archeologico di Casteldelfino (Savona)”, Archeologia Medievale, 9, pp. 74-109. MINGOTE CALDERÓN, J.L. (1990): Catálogo de aperos agrícolas del Museo del Pueblo Español, Madrid. MINGOTE CALDERÓN, J.L. (1996): Tecnología agrícola medieval en España, Madrid. MIQUEL JUAN, M. (2004): “La capilla palatina de la car- tuja de Valldecrist (Valencia), 1395-1400”, en Actas del II Simposio de Jóvenes Medievalistas, Lorca, s.p. MOLINA MOLINA, A.L. (1999): “El juego de dados en la Edad Media”, Murgetana, 100, pp. 95-104. MONTES MACHUCA, C. (1987-1988): “Algunas cerámicas estampilladas de Jerez de la Frontera (Cádiz)”, Es- tudios de Historia y Arqueología Medievales, 7-8, pp.

175-195.

MONTOYA TEJADA, B.; MONTOYA DÍAZ, B. (1979): Marfi- les cordobeses, Córdoba, 1979. MORENO GARRIDO, M.J. (1987): “La cerámica de cuerda seca peninsular: origen y dispersión”, en Actas del

II Congreso de Arqueología Medieval Española, Ma-

drid, vol. III, pp. 33-42. MORENO VÁZQUEZ, J.; JIMÉNEZ ESTEBAN, J. (1990): “Mis- celánea islámica madrileña”, Boletín de Arqueología

Medieval, 4, pp. 419-422. MORO, R. (1892): “Excavaciones arqueológicas en Valdo- carros, despoblado de Arganda del Rey”, Boletín de

la Real Academia de la Historia, 20, pp. 62-64.

MOTOS GUIRAO, E. (1991): El poblado medieval de “El Castillón” (Montefrío, Granada). Estudio de sus materiales, Granada. MOTOS GUIRAO, E. (2000): “La cerámica nazarí de Los Vélez. Aproximación a su estudio”, en Cerámica Nazarí y Mariní, Transfretana 4, Ceuta, pp. 179-220. MUÑOZ L ÓPEZ, F. (1995): “Un horno alfarero bajo- medieval en Murcia”, en Actas del VI Simposio In- ternacional de Mudejarismo, Teruel 1993, Zarago- za, pp. 455-482.

NAVARRO, C. (1997-1998): “¿Acceso a los Infiernos? Co- mentarios al libro de Julio Navarro y Alfonso Ro-

30

bles «Liétor. Formas de vida rurales en S arq al-

Andlus a través de una ocultación de los siglos X- XI»”, Miscelánea Medieval Murciana, 21-22, pp. 239-

264.

NAVARRO PALAZÓN, J. (1981): “Hacia una sistematización de la cerámica esgrafiada”, en en Segundo Coloquio

Internacional de Cerámica Medieval en el medite- rráneo Occidental (Zozaya, J. coord.), Madrid, pp.

165-178.

NAVARRO PALAZÓN, J. (1986 a): La cerámica islámica en Murcia, Volumen I: Catálogo, Murcia. NAVARRO PALAZÓN, J. (1986 b): La cerámica esgrafiada andalusí de Murcia, Madrid.

sa:

Estudio arqueológico del despoblado andalusí (ss. XI-

XIII), Historia de Cieza II, Murcia. NAVARRO PALAZÓN, J.; ROBLES FERNÁNDEZ, A. (1996): Liétor. Formas de vida rurales en Sarq al-Andalus a tra- vés de una ocultación de los siglos X-XI, Murcia. NAVASCUES Y DE JUAN, J.M. DE (1941): “Nueva inscrip- ción mozárabe de la Alhambra (Granada)”, Archi-

N AVARRO P ALAZÓN , J.; J IMÉNEZ C ASTILLO , P. (2005): Siya -

vo Español de Arqueología, 14 (43), pp. 268-276.

NÚÑEZ DE CASTRO, A. (1944): Vida de San Fernando, Madrid.

OCAÑA JIMÉNEZ, M. (1939): “Capiteles epigrafiados de Mad i nat al-Zahr a”, Al-Andalus, 4, pp. 158-168. OCAÑA JIMÉNEZ, M. (1940): “Capiteles fechados del si- glo X”, Al-Andalus, 5, pp. 437-449. OLAGUER-F ELIU Y ALONSO, F. DE (1993): “Catálogo de la colección de pinjantes y de piezas de jaez de caballo medievales del Museo Arqueológico Nacional”, Bo- letín del Museo Arqueológico Nacional, 11, pp. 89-106. OLIVER HURTADO, M.; GÓMEZ MORENO, M. (1870): In-

forme sobre varias antigüedades descubiertas en la vega de esta ciudad, Granada. OLLICH, I. (1976): “Hebillas medievales procedentes de Roda de Ter”, en