Está en la página 1de 13

1

"Cultura del Book": una perspectiva del trabajo en Sportbooks desde el relato de las
y los trabajadores

Ponencia inédita

Eje temático: 11. Sociedad, comunicación y conocimiento.

Presentada por Manuel Chacón Ortiz, Consultor Independiente.

Correo electrónico: manuch@gmail.com

Bachiller en Sociología de la Universidad de Costa Rica (2003)

Egresado de la Licenciatura en Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional


(2007)

Egresado de la Licenciatura en Administración de la Educación No Formal de la


Universidad de Costa Rica (2010)

XII Congreso Centroamericano de Sociología


San José-Heredia, Costa Rica
Agosto, 2010
2

Resumen

El objetivo de esta ponencia es presentar algunas características de la cultura

del "book" desde la vivencia de trabajadores y trabajadoras de los Call Centers

tipo Sportsbooks en Costa Rica. Recientemente los centros de llamadas se han

constituido en una alternativa de empleo para muchas personas en su mayoría

jóvenes. Es un fenómeno costarricense y regional dada la expansión del sector

de servicios en Centroamérica convirtiéndose en una importante fuente de

empleo. Este tipo de industria fue una de las primeras de tipo “Call Center” que

surgió en el país a mediados de los años noventa. Las particularidades de estas

empresas, como el idioma, las condiciones laborales, han creado una llamada

“cultura book” que tiene sus particularidades, formas de entender el empleo, la

juventud, la identidad del trabajo, la cultura del consumo de masas, el estudio y

vocación. El sector servicios y la inversión extranjera directa han crecido

significativamente en Costa Rica. El empleo constituye una de las principales

fuentes de identidad. A través del empleo construimos proyectos de vida,

relaciones políticas, sociales, económicas y simbólicas de relacionarnos. Esta

ponencia es un relato, desde la narrativa y lenguaje de las y los trabajadores de

Sportsbooks. ¿Cómo el empleo se convierte en una experiencia, en una forma

de vida y en una cultura?


3

Me gustaría primero aclarar que este trabajo no busca hacer una reflexión sobre el
concepto de cultura. Dada la amplitud del término, el mismo puede ser revisado en la

literatura de las ciencias sociales. Me interesa más caracterizar y exponer algunos

elementos del trabajo en “Call Centers” tipo Sportbooks.

Esta ponencia, inédita, se ha hecho con base a las entrevistas realizadas a un grupo

de nueve personas que trabajaban en Sportbooks. Durante el 2006 desarrollé una

investigación para el Concurso de Becas de Clacso Transformaciones en el mundo del

trabajo: efectos socio-económicos y culturales en América Latina y el Caribe1 en el cual

exponía algunas características de la discusión en torno al mundo del trabajo y las nuevas

formas de trabajo que han surgido en Costa Rica.

También es parte de mi proyecto final de graduación para optar por el grado de

Licenciatura en Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional. En ninguno de los

dos trabajos pude abordar el tema de manera especial: para CLACSO no tenía suficiente

espacio y en la tesis era un eje transversal de todo el documento. Sin embargo mientras

hacia el trabajo de campo surgía constantemente el tema de la “cultura del book”, lo que me

llevó a categorizar algunas ideas y presentarlas a continuación.

1
Chacón Ortiz, Manuel. Apostando al siglo XXI: El desarrollo de los “Sportbooks”y las representaciones de
trabajo, proyecto de vida y consumo de las y los jóvenes trabajadores. Informe final del concurso:
Transformaciones en el mundo del trabajo: efectos socio-económicos y culturales en América Latina y el
Caribe. Programa Regional de Becas CLACSO. 2006 Disponible en
http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/becas/2005/2005/trabjov/chacon.pdf
4

En el trabajo de CLACSO planteaba como la oferta laboral en el país ha ido

avanzando hacia el sector servicios, siendo las empresas tipo “Call Center” o de recepción

de llamadas con diferentes fines y lugares del mundo crece en el país. Dentro de este sector

los Sportbooks son tan solo un tipo de empresa. El XV Informe del Estado de la Nación

destaca tres nuevas categorías de los sectores clasificados como nueva económica, donde

se encuentran las exportaciones no tradicionales, las zonas francas y los nuevos servicios.

Dentro de esta rama de “Nuevos Servicios” se ubica los “call centers y servicios

empresariales”. De estos tres sectores clasificados como nueva economía “el único sector

relevante como empleador, y que se expandió entre 2001 y 2008, fue el de NS” (Nuevos

servicios) (Proyecto Estado de la Nación, 2009, p. 354).

En la discusión sobre transformaciones sobre el mundo del trabajo hay un debate

¿Es o no relevante el trabajo en la construcción de identidades, de cultura, de formas de

vida? Están quienes sostienen que el trabajo por sus características como precariedad,

volatilidad, flexibilidad, inestabilidad ya no ofrece un referente de identidad, solo un

momento pasajero entre un empleo y otro; líquido como diría Bauman (Bauman, 1999),

riesgoso para Beck (Beck, 2000), incierto en Sennet (Sennett, 2000).

De la Garza afirma mas bien que la precariedad, las condiciones deterioradas y

nuevas caracteristicas del empleo inmaterial no significan la desaparicion del empleo. En

este sentido tampoco los referentes identitarios estan hoy exclusivamente en funcion de

relaciones de clase o antagonismos historicos de las relaciones laborales (Dela Garza, 2000;
5

De la Garza, 2005). Es decir el trabajo articula nuevas formas de identificacion que giran

alrededor de vivencias, en un lugar y momento determinado.

Veamos entonces ¿Qué es un sportbook? Es un centro de llamadas dónde se reciben

apuestas por teléfono. Una persona toma la apuesta a otra persona que llama,

probablemente desde los Estados Unidos. Posteriormente el centro ejecuta su cobro

usualmente por internet o tarjeta de crédito, aunque hay otras formas de pago como

transferencias, pagos bancarios y hasta se habla de personas que hacen de “mulas” y viajan

a Estados Unidos o Europa a cobrar.

¿Qué es trabajar dentro de la “cultura book”?

El primer elemento que quisiera destacar es el uso del lenguaje. El lenguaje es el

primer elemento característico de un sportbook. La palabra Sportbook en sí mismo es el

indicio de que se usa el idioma inglés para describir la mayoría de las funciones, para

relacionarse y para explicarse, es parte del trabajo. Quien trabaja en un sportbook

atendiendo las llamadas se denomina Clerk. Un Clerk se usualmente utiliza un pseudónimo

que debe ser un nombre tipo estadounidense, si su nombre es Juan, deber usar John

Cuando le pregunto a Ally qué es ser un Clerk, se ve lo difícil que es describir la

actividad en nuestro idioma y dice:


6

“Ir a clerkear, no sé cómo decirlo en español. No sé, no sé, ni siquiera Clerk es

como un…

¡No sé! Clerkear es ir a sentarse y agarrar llamadas”

Trabajar se convierte en esta lucha por vencer las barreras del idioma nativo y

asumir los requerimientos lingüísticos, sociales propios de la cultura para la que se trabaja,

en este caso la cultura de los deportes estadounidenses. Usualmente se habla de break,

cuando se quiere decir descanso, wagering para el acto de apostar, reception para la toma

de una apuesta, ir por coffe al lounge, porque comedor no es apropiado para el ambiente de

trabajo. Se fuma en el smoking room, se va por un blank o un cigar, no por un cigarro. Se

tienen accounts y no cuentas, se va al lunch en lugar de almuerzo.

Bookies son todos aquellos que trabajan en el book (diminutivo de Sportbook), y

roockies aquellos que entran nuevos. No se tiene jefes, manager, el dueño es el boss. Es

una cultura difícil de explicar, difícil de asumir; para algunos es algo simple, dado que

vienen de colegios privados o estudiaban inglés.

Como es difícil de dejar, una vez fuera del trabajo es usual hablar en inglés con

amigos, o mezclar los dichos en inglés y español. En palabras de Vivian:

“por ejemplo, ahora que le estaba diciendo: “rush”, “wise guy”, los tipos de

jugadas, “me llamo no sé quién y me metió un parley y me dijo qué no sé qué”, entonces a
7

veces uno le cae mal a la gente porque piensa que...”huy esta, hablando inglés que le

pasa” pero es por la cuestión del trabajo, di ¿cómo se va a poner uno a traducir eso?”

Una vez que sos parte de esta cultura viene la particularidad del empleo.

Probablemente ha rotado en uno, varios o todos los sportbooks que existen en San Jose,

Heredia o Alajuela en algún centro de oficinas. Los bookies se la juegan entre las oleadas,

las high seeason, temporadas altas de trabajo, las low season. Las temporadas altas suelen

tener más persona, las temporadas bajas se recorta el personal, o se baja la asignación de

horas de trabajo como medida de presión para que algunas personas renuncien.

No todos valoran la flexibilidad como algo negativo, para otros es la oportunidad

de costearse los estudios, de ahorrar para financiar sus carreras o sus proyectos de vida

personales, o simplemente tener un ingreso extra con el cual depender menos de los padres.

Lo central es el salario. Como señala Eric, cuando lo importante es el ingreso y no

las otras cosas. Entonces le pregunto ¿hay algún horario que prefirás, que sea mejor? El

responde entre más horas mejor. Entonces contesto con un ¿Por qué? y la respuesta es

simple: más plata, pagan por horas.

Más horas y más dinero no necesariamente es más felicidad o mayor satisfacción.

Cuando el trabajo se convierte en la rutina de contestar this is fulano how may I help you

llega un límite. En este límite viven muchos, aguantando. Cuenta Carmen


8

“después de un tiempo ya vos todo lo hacés como en automático verdad. Y

entonces ves gente como que ya nada más llega y está deseando la hora de irse, y nada

más pensando en que no sé, va porque di mientras más rato está ahí, más le pagan; porque

es por hora, pero es como, no sé, yo siento que es como una cultura empantanada”

Los grupos de pares son también otra particularidad. Hay una diversidad de

asociaciones, cada quien tiene un capital cultural que es potencialmente utilizado para algo.

Aquellos que fueron y regresaron de los Estados Unidos, que hoy día que expulsa los

inmigrantes “no deseados”, allí son bienvenidos. Cuenta Ricardo de cómo es su ambiente

de trabajo describiendo de manera curiosa, dice:

“el típico, el cliché, son como éstos maes que trabajaron o vivieron en Estados

Unidos que hablan en inglés. Son como chicano, californianos o neoyorkinos. “Hey what’s

up...” y son ticos, pendientes del fútbol americano, pendientes del baseball, pendientes de

la vara” (…)los maes se creen como Snoop( u cantante), y no sé qué, son como raperos y

andan, con unas estrellas. Son ticos pero son como...”

Por otro lado, están quienes sus identidades se configuran por la música, por otras

formas no muy vinculadas al trabajo. En la mirada aguda nuevamente de Ricardo:

“Están los dark, los metaleros ahí hablando de, hay muchos metaleros por qué, no

sé, porque a los metaleros les gusta tanto el inglés, a los maes les cuadra y siempre están
9

ahí hablando de metal. Esos son bien...son como, estudiosos, son bien queridos en los book

los metaleros. Están los marihuanos, que hay miles...”

Aunque las relaciones pueden llegar a ser más pequeñas, más sencillas y limitadas.

Como cuenta Julia todo se resume en algo así: “imagínese que en MVP, donde yo

trabajaba, nos sentábamos de un lado la gente alegre y de un lado la gente amargada”.

Finalmente quienes pueden tener mejor relación con sus superiores son quienes más

se involucran en la dinámica. Quienes establecen relaciones de noviazgo, que trascienden

los límites de lo laboral, esos y esas se les vaticina un buen futuro en la empresa.

Juventud que ve la plata sin conciencia y con ciencia. Siempre existía ese rumor

de que el Sportbook es aquel lugar donde los jóvenes clase media van, aprovechan el inglés

que recibieron de sus colegios privados y se ganan el salario que muchos profesionales nos

deseamos. Afirmación diríamos parcialmente cierta.

Carmen, como la mayoría de los entrevistados, es severa en su opinión en relación a

los otros, dice:

“es una cantidad de carajillos, que yo digo, “estos son, o sea esta es la población

que de repente vive como en un limbo extraño”. O sea, esta gente no vive en Costa Rica

siento yo, porque son güilas que se visten así como con ropa que, di si no trabajaran en un

book jamás en la vida podrían costear porque en realidad son precios ridículos”
10

Impera esa sensación de que estamos y a la vez vivimos una cultura inmediata, los

buenos los malos, irresponsables y poco comprometidos, una generación smell like teen

spirit. Es claro cuando oímos de Carmen nuevamente decir “siempre me dio la impresión

de que era un ambiente espantoso verdad, en el sentido de que si uno no era muy ubicado

era muy fácil desviarse y caer en lo que fuera”.

Lo que fuera pueden ser cosas tan distintas como la droga, “las mujeres”, el vicio.

Eric lo deja ver: “el tico como es tan bruto mae, se amolda a cualquier cultura y diay, se

mete en esas varas. Pero lo peor es que se hace ese ambiente en el sportbook, mucha gente

fuma mecha, huele coca, lo que sea mae” Con una importante cuota de sexismo agrega:

“más que todo las mujeres, las mujeres son personas débiles que dicen “ey una probradita

aquí” y cuando se dan cuenta ya están prácticamente metidos en la vara”.

Curiosamente las mujeres suelen asumir los roles más tradicionales, a las vez se les

considera más responsables, mejores administradoras.

Como Ricardo, los jóvenes tienen que lidiar no solo con su conciencia, su

insatisfacción con el trabajo que les deja un bien salario pero un amargo sabor de boca, un

vacío existencial de ¿Podría hacer otra cosa? ¿Llegaré a salir de aquí? ¿Cómo será mi

futuro?

Además de esto, están claros de los estereotipos que la gente les impone:
11

“La gente cree que uno es vago, ¿Qué vago? Vago es el que no trabaja, ¿Vago una

persona que trabaja? ¿Que el domingo a las ocho de la mañana está ahí después de una

borrachera, todo el día ahí y el sábado también? La gente cree que los books son unos

vagos”

Eso nos lleva a la dinámica del consumo, que podría ser una ponencia en sí misma.

Primero es claro que todos consumimos. Muchos consumen sus necesidades, compran su

comida, necesitan vivir su independencia, pagar sus estudios en la universidad, la

manutención de sus hijos o hijas.

Pero también hay formas de consumo curiosas, como cuenta Ally: “Se me ha

perdido el celular 12 veces entonces yo digo…ay Dios mío se me perdió el celular voy a

comprarme otro”

Lo que no necesariamente refleja una forma de cultura consumo exclusiva de un

sportbook, pero tal vez una muestra de lo que nuestras sociedades modernas consideran

como formas correctas de consumo. Cuando le pregunto a Eric si invierte su dinero me

contesta: sí, tengo una gran inversión, la tarjeta de crédito y (se ríe) entonces le pregunto

¿Por qué? y responde: ah, di porque está hasta el cuello mae.

Y aunque son sus propios jueces y a mi parecer, bastante severos con ellos mismos,

muchos tienen un proyecto de vida que depende de este empleo, trabajan con esfuerzo y
12

miran el futuro con estudios universitarios, mantienen sus familias y su trabajo es su medio

de subsistencia. Es verdad, dice Ricardo:

“hay mucho clichés de carajillas que sólo gastan en ropa o maes que solo gastan en

fiestas o puro despiche, pero hay mucha gente que, di yo vivo de eso, ella vive de eso, gente

que tiene hijos, familia y viven de eso.” (Ricardo, entrevista personal)

La realidad es que muchos pagan sus estudios, pagan sus vidas, prestamos, pagan

los estudios de sus hermanos, ayudan a sus padres, financian sus proyectos, personales, sus

sueños, sus viajes.

Concluimos

Regresemos al inicio ¿De dónde vino el Sportbook? Como examina Vivian: mi

teoría, verdad, lo que yo me imagino es que eso empezó como un trabajo o para la gente

que estaba estudiando o para la gente que no sabía hacer nada más que hablar inglés”.

Tal vez.

El trabajo es una fuente de identidad, articula nuevas formas, formas de vida,

nuevas formas de estatus. Los más claros son las mismas personas que trabajan ahí mismo.

Quienes viven su ir y venir, sus condiciones laborales que cambian, la incertidumbre y la

amarga sensación de no saber si hacen bien o mal. Para Carmen es algo claro, por eso se

esfuerza sacando su carrera en la universidad y dice: “pienso que uno no puede ver eso
13

como su ocupación a largo plazo, incluso si no se van nunca (del país), yo no visualizo o

sea todo esta gente va a envejecer ¿me entendés? y en algún momento qué va a hacer...”

Es difícil resolver en estas doce hojas entre lo correcto y lo real. Y quisiera cerrar

con una idea de Ricardo que resume un poco lo dicho: “la cagada del book es que si usted

no lo...lo puede llegar a consumir en su estilo de vida, es un estilo de vida muy..., el book

no es como un brete, el book es un estilo de vida”.

Bibliografía

Bauman, Z. (1999). Trabajo, Consumo y Nuevos Pobres. Barcelona, España: Gedisa.

Beck, U. (2000). Un nuevo mund feliz: la precariedad del trabajo en la era de la


globalización. Barcelona, España: Paidós.

De la Garza, E. (2000). Tratado Latinoamericano de Sociología del Trabajo. México, D.F.:


Colegio de México.

De la Garza, E. (2005). Introducción del Concepto ampliado de Trabajo al de Sujeto


Laboral. En: Teorías Sociales y Estudios del Trabajo: Nuevos enfoques.
http://docencia.izt.uam.mx/egt/publicaciones/libros/index.htm Recuperado 2 de
abril 2006.

Proyecto Estado de la Nación. (2009). Estado de la Nación en Desarrollo Humano


Sostenible XV. San José, Costa Rica: NA.

Sennett, R. (2000). La corrosión del carácter. Las consecuencias personales del trabajo en
el nuevo capitalismo. Barcelona, España: Anagrama.