Está en la página 1de 69
INDICE Picasso y la formula de Cézanne CONSTRUCCION DE LAS FORMAS BASICAS Geometria Resumen visual aplicado al estudio de la perspectiva ‘Viaje a un pueblo de la costa (Elementos de la perspectiva) .. Perspectiva paralela E = Perspectiva oblicua Perspectiva aérea 2 PERSPECTIVA DEL CUBO Y FORMAS DERIVADAS ‘Cémo dibujar un cubo en perspectiva paralela ‘Como dibujar un cubo en perspectiva oblicua Cémo dibujar un cubo en perspectiva aérea Como dibujar un circulo en perspectiva ‘Como dibujar un cilindro en perspectiva .. [DIVISION DE ESPACIOS EN PROFUNDIDAD ‘Cémo hallar el centro perspectivo de un cuadrado o rectangulo Como dividir Ia profundidad de un espacio en partes iguales dibujar un mosaico en perspectiva paralela de un espacio en partes iguales determinadas de un espacio en periodos : de la profundidad en perspectiva oblicua én de un cuadrado en planta a un cuadrado en pers: pectiva én de la profundidad en perspectiva area ‘establecer mecénicamente una pauta-guia inclinados en perspectiva .. rellejades en perspectiva IA DE LAS SOMBRAS ‘con luz artificial con luz natural ‘formula especial para la iluminacién frontal ide formulas para el dibujo de sombras en perspectiva B 31668 BBBas BBSRE & 40. a 49 32 35 37 61 Boss Memes de Ambrons Vol, por abl iste Le PICASSO Y LA FORMULA DE CEZANNE Monsieur Ambroise Voltard, célebre vendedor de cuadros, ‘amigo y conocido de todos los piniores Jamosos de Paris, es- taba posando en cierta ocasion para Pablo Picasso, Era una manana del ano 1909, tres aftos después de haber muerto Paul Cézanne. Picasso atravesaba entonces su época cubista. Embebido en esa nueva manera de pintar fruncia el enirecejo tratando de ver en el rosiro de Monsieur Vollard dngulos, cuadriléteros cubes. Vollard parecia compartir el aire cenudo del pintor Picasso se did cuenta. —ePreocupado? —pregunto. No, pensaba. Se levantd, fué junto a ta ventana y miré afuera. —Recordaba al pobre Cézanne. Me pintd, como usted, de frente. También por amistad, como todos. Solia venir a la tras- tienda con Monet, Guillaumin, Renoir y Sisley, el grupo més famoso de pintores que jamds ha tenido Francia. Los Impre- “Cézanne acabs por renegar de todas —tercié Picasso. =Si, tenia ideas propias y un cardcter ferozmente antisocial ¥ afiadid, votviéndose, seRalando el retrato pintado por Pi- asso’ —iAh, pero usted le debe su cubismo! La famosa formula de Cézanne subrayé Picasso, arras- srando tas palabras. Si, yo se la of muchas veces. Sus enemigos la recitaban imitando su tosco ademan y su acento provenzal: «Muchachos, todo el truco estd en reducir ta forma de los objetos a fa forma del cubo, el cilindro y la esfera». Hubo un largo silencio, Vollard se sento otra vez ante Pi- asso y siguid hablando con su vor persuasiva de viejo vende- dor de cuadros —Deeia que tas cosas, como las personas, tienen piel. Que debajo de esa piel siempre existe un esqueleto formado por un ‘eubo, un cilindro 0 una esfera. Levanté las cejas interrogando a Picasso. Picasso asintié con la cabeza. —Tenia razén _subrayé ¥ miro otra ver el rostro de Vollard tratando de ver en ét dngulos, cuadriléteros y cubos. El paso del tiempo ha historiado el cubismo sélo como una experiencia que permitié el salto a nuevos estilos. Pero tha dejado inconmovible ta afortunada férmula de Cézanne ‘Muchaches; todo