Está en la página 1de 5

Las bebidas más caras del mundo

Vinos exclusivos, un ron de edición limitada, el champán más cotizado, whiskies, cervezas y tequilas sugieren una señal de distinción y opulencia.

y tequilas sugieren una señal de distinción y opulencia. El champán Armand de Brignac cuesta 125

El champán Armand de Brignac cuesta 125 mil libras esterlinas (foto de AFP / JIJI).

LAS MÁS LEÍDAS

de Viajes

(0) comentarios

Turismo

Además de mansiones, autos costosos y joyas, El Viajero cree que las bebidas se han convertido en una señal de distinción y opulencia. Señal marcada casi siempre por el precio que ostentan ciertas bebidas. Algunas son caras por el tiempo y los requerimientos para prepararlas, otras por los envases-joyas que las contienen y también están las bebidas caras por su exclusividad: solo unas pocas botellas para pocos paladares.

La vendimia de Burdeos (Francia) de 1811 tiene fama entre los degustadores como una cosecha única e irrepetible. Sus vinos fueron paladeados por reyes y jeques y algún millonario excéntrico, pero quedaron algunas botellas para dar testimonio de ese vino blanco Château d’Yquem 1811. En 2006, una de las pocas botellas en circulación fue vendida por 31 mil libras esterlinas (unos US$ 40 mil). En 2011, un coleccionista francés pagó 75 mil libras por una botella similar.

El afamado vodka Russo-Baltique, producido en Rusia. Legacy by Angostura, un ron lanzado en 2012

El afamado vodka Russo-Baltique, producido en Rusia.

Legacy by Angostura, un ron lanzado en 2012 para celebrar el 50° aniversario de la independencia de Trinidad, puso a la venta veinte unidades de 500 ml, a US$ 25 mil la botella. Sin embargo, El Viajero sabe que el ron más caro del mundo es el Wray and Nephew Jamaican Rum 1940, que se cotiza a US$ 51 mil la botella.

La estrella entre las cervezas -una de las bebidas más populares y baratas del mundo- es la Vieille Bon Secours Ale. Cada botella cuesta 700 euros, pero un gran botellón de 12 litros vale unos 7 mil euros (casi US$ 8 mil).

Sólo existe una botella de The Macallan 1926, de la colección “Fine & Rare”, una familia de whiskies de malta añejados entre 1926 y 1972. El de

esa botella -por la que se pagaron US$ 75 mil- tiene un sabor “seco y concentrado, con un postgusto de regaliz”.

Son muy preciadas las doce botellas del tinto Kalimna Block 42, un vino cabernet sauvignon 2004, de la bodega Penfolds, de Adelaida, Australia. Cada ejemplar de esa edición limitada cuesta 170 mil euros. En 2002 se pagaron 22 mil libras por una de las doce botellas de Dalmore 62. Otra fue rematada en 2012 por 125 mil libras.