Está en la página 1de 1
DSalamanca EN CONSULTA CON HOSPITAL N* SRA. DEL ROSARIO Varices y verano os afectados de varices sufren pesadez de pier- nas, calambres, picores y otras molestias. Las valvulas de las venas de las piernas, que en condiciones normales ayudan aque la sangre regrese al cora- zon, se han hecho insuficien- tes, y la sangre se estanca en la venas y en los tejidos de las ex- tremidades. Hay otros factores que influyen en esta retencién de liquidos, como el sobrepeso, hipotiroidismo, lipedema (ce- lulitis), artrosis de tobillos y ro- dillas y la toma de algunas me- dicaciones para la tensién. A continuacién, unas reco- mendaciones especificas para prevenir y tratar las varices en verano, estacién mis suscep- tible para que se desarrollen y empeoren: — Se aconseja evitar las ex- posiciones prolongadas al sol para evitar las lesiones de sus rayos sobre la piel y el calor que vasodilata. — Usar proteccién solar alta, refrescar las piernas con agua, mejor andar en la arena mojada de la playa o con los pies en el agua. — Evitar andar sobre la are- na caliente. — Se propone también acu- dir a la playa en horas de menos sol, ducharse en agua fria varias veces y aplicarse crema hidra- tante tras el bafio. —Realizar una dieta rica en fibras y verduras y pobre en sal, condimentos, especias, fritos o picantes. Solo un diagndstico de ve- nas dilatadas y gruesas recono- cido por un especialista puede considerarse un problema real con necesidad de tratamiento. A partir de aqui, ademas, no siempre se adoptara la opcién quinirgica ni la misma técnica. Los especialistas recomien- dan operarlas solo si causan molestias (dolor, alteraciones Hospital Nuestra Sefiora del Rosario 1 25 cutaneas o eccemas de la piel), han supuesto complicaciones o se considera que hay peligro de que se produzcan (flebitis, llceras varicosas o sangrado de varices). Se registra mayor incidencia entre las mujeres, en particular en embarazadas, y grupos de poblacién como los profesiona- les que pasan mucho tiempo de pie al dia. Los expertos aconse- jan no estar mucho tiempo sen- tado con las piernas cruzadas, permanecer de pie sin moverse o llevar ropa muy ajustada (in- cluidos los zapatos). Mas atencién requieren las telangiectasias, conocidas como “varicosidades” o “mi- crovarices”, que son las mas pe- quefias y casi no se perciben a la vista. Este tipo podria ser inevi- table para algunas personas, de manera que la prevencion cons- tante es el tinico modo para evi- tarlas o, al menos, retrasarlas. Cualquier factor relacionado con las fluctuaciones hormona- les, el uso de zapatos de tacén alto, la edad o la obesidad pue- de influir en su desarrollo. C/ Principe de Vergara, 53 Tel.: 91 435 9100 www.hospitalrosario.com