Está en la página 1de 24
4 8 En compania de nifios Yo {ui, se mire como se mire, una nifia verdaderamente difieil de controlar durante la primera infancia, Hoy una criatura semejante seria etiquetada como whiperactiva», inusual respecto a las chicas, pero no infrecuente. No tcnfa miedo, me gustaba Ia aventura, salir fuera y chillar, Era wna de esas eriaturas que, si habia-algdn aguje- ro donde eaerse, pues por alli que se cafa. Era una persona non gra iaen los restaurantes porque no podia estarme quieta. ‘Volvia locas a mis padres. Una «mujercita en pequelio» era lo gue se supone que tenfan que ser tas chicas en aquellos dias, y yo no Jo era. Mi madre me compra yestiditos con volantes que yo ensu- cciaba y rompia, Siempre levaba colgando desde la espalda un Lazo ‘sabre mis piernas desnudas, cuyas rodillas siempre iban adornadas con tiritas. Los vaqueros hubieran sido mas adecuados para mi, pero ‘adn no habian empezado a fabricarlos para las nifhas pequefias, ya ‘mi madre nunea se le ocurrid vestirme con ropas de chico, O quizé es que cllasegufa esperando que 2308 vestiditos com volantes obrae ran el milagro de canvertirme en lo més parceido a una pequefia mujereita. No lo consiguieron, Nada les dio resultado, Mis padres se desesperaban. El parvulario y la primaria, aio tras aie, pasaron enun soplo. Nos muddbamos mucho de ciudad en aquellos pri- meros aftos de mi vida, A veeesme sacaban de una escuela a mitad de curso y me metian en.otra, pero no tenia ningdn problema para hacer amistades. Mi permanente animacion y mi inelinaci6n as- tural asalir me hicieron muy popular entre mis compatieros, chicos ychicws. EN COMPARA. BE rato 201 Volwiamos a musta hubiera comenzado el oleae aito escolar, con lo g iontasseorce tue sf eo ite todo cambiaba fo la menor y una de las pocas que leva, galas, en una clase de cuai deste. Las otras chicas era peinados y orgullosas de yo me gustaron nada, 5, interesad, os mt sadascn los »PAS preciosas, Yo no ern come elas poleyendo Demasiado, segtin str opinici gi ciko un par de meses antes de i mudé una vez més, y mis dias de ost ees insegura. Los nidios de babian cambiado mi personalidad. oer nein elentorno de fuer into sucede esa, a a del hogar, ef que Enesic capitulo te voy'a cisetoe EL METO DE LA RDUPAPION om. SALIR DE LAS FALDAS DE MAMA acer una buena El otro dia fui a la oficina de correos ¥ fare ons eee = = Ja. Era hora de elase y no habia ning ni adsl a cee ne, pero dos de tas mujeres que aguardaban vor deseo aoe che nifos con ella; una nia y un nif, arm $e ano ot ke inban de pie junto a sus: madres, com t : ation de ed wien y-atuna distancia de un brazo extendido porde f if eluno dela mirada de los aguas, los dos nfios se mizaban e uno a be Finalmente, elninose desprendid de is pean sunaiis aarve6 aa nifa yse pars frente a ella. Decirle alps a teen que hay aqui estaba bastante més a hemes waco i} emente se pars ji ue no-dije nada, simp rere aoe ae npectane, Pro enese momento ln cola van rd senate co ana profunda incinacié been javenes sienten vin aera) ru cavs te elne, en primes Iga orl rosa Lo mismo se puede decit de otros primates jovenes Un mone as, ‘en cuanto puede desplazarse porst rier i dani are pace ugar con sus compaficros a contonearse ¥ pavonease, oe e = chimpancé que oye Jossonides oa eres tie . ie is kentard us cs indo a cierta distancia int d ac ae aan ga en aquella direcciOn y no dejard de potas pote oe "Jo haga, El intenso desea de Ins j6ve ms ser Macanreecompanerascon gens ug puede sul jivisiones entre los grupos in ts eer gocey oe i sien elsuyo propia no tienen ‘companieros cena ee Goodall vio a javenes babuinos jugar con Le cere ae Tanzania, nosotros vimos. un chimpancé ser ers seas nino de dicz en el capitulo 6." El eephiial est ener rasgo primordial dew primate, % aimatenes Bit Pe la edad adulta, siempre mar oe co en onnotra joven eta que sr entretnilo Po rial wen on Didos comin del desarrollo Caral Eom Sbebshrariee™ 1c sucede si colocas a un par de by a a eae vga junto con sus madres respects, en und que no se conezean, junto a susarboles, y,a un bil EN COMPARA ne Wifios 203 tncién lena de juguetes. Los bebés de un afio—a una edad en la que se sienten temerosos de los adultos extrafios—se sonrien el uno al ottoy parlotean. Un bebé puede afteccrle un juguete al otro o bien aceptar el que le afrecen. Se sientan cerca el uno del otro en l cue. [ja veees, uno toca suavemente al otro. A vecesa caricia no es tan suave y hay una disputa por un juguete, pero ja mayoria de los con. {actos suelen ser amistosos; al menos prot fenden que losean. Esos, estos iniciales de amistad son a menudo torpes: ua bebé puede, por ejemplo, ofrecerle un juguete a laespalda del otro. ¥ el interés mu. two suele desvanecerse y desaparecer, aunque nosiempre de forma simulténes; quizd porque el contactooan otra bebé es tan estinmulante que ha de ser tomadoen pequeiias dasis, No ol bstante, de todas las sosas que hay en la habitacién —Ios juguetes, las madres, el investi, gador con'su tablilla sujetapapeles—, lo que mii tes llama a todos la atencién es la presencia del otro nia, ‘También miran a sus madres, por supuesto, te para asegurarse de que atin siguen alli. 14s, incluidos los humanos, les gusta tener a la madre cerea cuando éstdn jugando: os estudiosos del desarrollo dicen que la madre pro. porciona cuna base segura desde la que aventurarse a explorers.> Enire los monos y tos chimpaneés, la madre puede intervenir 4 el jveg0 con los compaferos se vuelve demasiado violento o duro, y a menudo lo hace. Como en es0s grupos suele haber, por lo gene, zal un amptio abanico de edades, y a veces los mayores son unos shusones, Siempre conviene tener a la madre cerca de une, Los pri- mates muy jOvenes gritan cuando les hacen dao, y eso hace que mam aparezca ensepuida. Larelacién entre un bebé primate y su madre es muy estrecha; para los humanos ¥loschimpancés dura a menudo toda fa vida. Jane __ Goodall describié un chimpaneé adulto que permanccis junto. su }> acre gravemente-herida durante cineo dias, aparténdole las mos- ‘5 hasta que la madre murié acausa de las heridas: ibis aun chimpancé adolescente que cays en una pr ff én cuancto stt madre murid de vieja. Goodall también describe a tonas que arriesgan su propia vida cnel intenta desesperado y fi {ids inlentar recuperar sus bebés de los chimpancés que los han aco: «Una de esas madres incluso trate de llegar a su bebe (que aba siendo comida} mienteas ella misma eramatada», La vida en ere principalmen- A los primates muy jéve- asimismo des- ofunda depre- 204 Ft MITO DE LA EDUCACION la jungla puede ser cruet y sangrienta, pero no esté exenta de amor ylealtad.! Eletologe Irenaus Eibl-Bibesfeldi cree que la relacion madre- hijo constituye ta base-evalucionista de todas las relaciones dis dicas (rekaciones entre dos individues). Los peces y los reptiles pue- “Gen feunirse en grupos, pero entre los miembros de esos grupos no hay lazos de amor y amistad. Solo después de que las criaturas de sangre caliente comenzaran a preocuparse por sus crias, dice Eibl- Eibesteldt, fueron posibles las relaciones de afecto duraderas entre los individuos. La evelucién de los euidados maternales condujo a que los animales pudieran reconocer y recordar a micmbros indi viduales de suespecic, asi coma la motivacién para ser agradables con ellos? La habilidad de un pajaroode un mamifero para reconocer asus cctias es distinta en las diferentes especies. El reconocimiento puede ter innato o aprendida, rapide o lento, basado en la visidn, elalar o ta audicién, La habilidad de las crias para reconacer & sus madies tambien se fundamenta en distintas mecanismos segiin la especie. Patos y dnsares son conocisos por su ansiedad para «fijarse» a cual- quier cosa en la que pongan los ojos recién acabados de salir de cas- ‘earén, Eso funciona bien silo que se mueve da Ia casualidad de que es su madre; mucho menassi resulta serel chico que-corta el eésped; ¥y menos ain si se (rata de la propia cortadora de eésped, Esa {ijacion es una estratagema muy rudimentaria y azarosa; Jos primates ticnen una mas compleja, conocida como «apego». El primate recién nueido tarda algin tiempo en conocer a su made: Femunas, en el caso de las monos, o meses (en el easo de las chim ppancés y los humanos). Cuando un bebé mono puede moverse par ‘si mismo a través de los arboles, o un bebé humano puede gatear, std apegado a su madre y colgado de ella, Cuando un bebé hums no est asustado o herido,se cuelga de su madre del mismo moda {que los primates. La jungla es un lugar peligtoso para criaturastan pequenas y sabrosas, por lo que la evolueiéa ha proporcionade una Cstratagema —uunia especie de correa psicolégica— para preset: varlos de que se alejen demasiado, La correa se alarga a medida que laseriaturas se hacen més gratk des, yal final acaba rompiéndose, Para los jévenes chimpancesess fuptura llega refativamente tarde: tienen ya unes ochoanueveaioe ee COMPASLA BE MIRO > ms antes de que sienta # sientan deseos de uedlan oftles durante un buss rons Benélicasen nuestros tenip carn diferencias geneticas en el POF suka algunos nifios les res reramentos, |cardcter pueden ayudar a expt Ita mas fiicil separarse de mand - pues las experi sempetian u nae Soret Papel la Depa 8: .aué experiencias? Sequin | = La pregame as? Seguin ta 5 [tsrusia debe ser: «Las experiencin com pale os tigadore e. = adores de la socialcacign han trabajads dese Los ives ajado du Hajado duro y durante mucho 208. EL MITO DE LA EDUCACION FR COMASIA pets 207 fireas de la vida. El problema cs que no puedes advertirsitun niBioesté apegado su madre 0 na, porque todas los nifios normales le estiin {Giempre que tengan una madre a la que estarlo, por supuesto). In- que haya una persona que se encargue del beh, oun pe squetio nuimero de personas que fe proporeionen comida, comodi ddad y estén constantemente a su alrededor, Siesa expectativa nose sitisface, la zona cerebral especializada en construir modelos ope- antes de relaciones puede que no se desarrolle aprapiadamente Los estudiosos de tos primates Harry y Margaret Harlow criaron ellos misttas pequefios manos rhesus en jaulas, con una muneca vee tida con un albornoz y un biberén como toda compatiéa. De adul, {os e908 monos sin madre tuvieron una conducta social bastante anormal: extremadamente temerosos y también indiferenteso agre- sivos hacia otros miembros de su especie. + _ Perolos primatessomos eriaturasadaptables Los monos thesus ‘etiados sin tadre pero en jaulas con tres 9 cuatro monos mds aca, ban convirtiéndose en adultos razonablemente normales, Son des sraciados de bebés —al menos as/ lo parecen, pues se cuelgan unos de otros desesperadamente—., pero para cuando tienen un afio se - comporian normalmente, No hay ninguna ley de fa naturaleza que diga que la despracia ha de dejar secuelas. Lascosas que hacen des. sraciados a los bebés (a a los adultos) no necesariamente tienen consecuencias.a largo plazo, Nitampoco la alegria de hay nos protege contra el maftana. Los monos criados con sus madres pero sin sus compafierasson bastante _Telices en Ia infancia, pero tienen serios problemas mds tarde, cuan, ‘foe Jes mete en una jaula con otros manos. Aquellos que se han criado sin compaferos, informan Harlow y Harlow, no muestran sdisposicién alguna.a jugar con fos demés» y tienen una conducta Social anormal. En efecto, solo los manos criados en un aislamiento otal son mis anormales que ellos" 210 ELMITO DE LA EDUCACION FN POMPAMLA BE pO an Aunque una madre ne puede actuar como sustituta de los com. bas 0s, esperaban alos que se ‘paiieros, los compafieros si que pueden actuar a weces comosustitutas : zanjas, se apat viaben een i Se tezagaban, se ayudaban a salvar las de las madres Estose demostré en nuestra propia especie hace cin- Y.selevaban los abrigos a Permit el paso en el bosque ‘cuenta afios, en una conmovedora historia recogida por Anna Freud. ccino era tan importante cone ce ascends, drsela al ve (hija de Sigmund), Afectabe a un grupo de seis nifios que habian sa- come comer uno mismo.” ‘previvido a un campo de concentracién nazi. Las nifios —tres nifias \y tres nifias, todos entre tres y ewatro-aflos— fueron reseatadosal fi. | = nal de fa guerra y lewados aun centrovinfantilen Inglaterra,donde | Anna tuvo la oportunidad de estudiarlos. Los nifios habjatt perdi- doa sus padres al pacode nacer y habfan sido criados en el campa de concentracion por varios adultos, ninguno de los cuales sobrevi- v6. Pero ellos siguieron juntos, lo que constituialatinieafuentede | papel de papa y mam; estabilidad en el caos total de sus j6venes vidas atthe ue Dota Peta 108 otros, mien Cuando Anna Freud los conacié eran como pequefios salvajes. : En 1982, cuando tos se ae babi is tenfan unos cuarenta aflos de edad, una msicéloga estadounidense del d Durante el primer tia, después de su llegada, destrozaron |B. colaboradora de Anna Freud, ye progua escribié a Sophie Dann, todos los juguetes y dafiaron buena parte de los muebles Hacia los niios det campo de concentrarias es ne abla sucedlido con fos cuidadoras se semportaban con una fria indiferencia con tabiansalide muy bien, Ella le conteat eeemente todos ellos tuna hostilidad activa... Si estatvan enfurecidos eran capaces de -widas muy plenas».*" zolpear, morder o escupir 4 10s adultos... Recurrian a los gritos, jos llantas ya kas expresiones soeces in preocupado, frente a to- 708 duraderos antes de al- Pero-asf es como se comportaban hacia los adultos. Entre ellos se comportaban de ua manera muy distinta: Era evidente que se preocupaban mucho unos de otros, pero no fo haeian por otras personas © por cualquier otra cosa. No tenian otra deseo que estar juntos. y se enfadaban cuando s¢ separaban, aunque fuera por poco tiempo ... La inuswal depen- dencia cmocional que tenian tos nifios entre si se correboraba, por ls completa ausencia de celos,rivalidad y competencia .. No hubo necesidad de decitles alos nifios que «aguardaran suturnon, io hicieron espentineamente, pues todos ellos descaban ansio. « } samente quccada cual recibierasu parte ... Nose acnsaban uid ‘otros y siempre se defendian autométicamente cuando percibitit que alguno de ellas era injustamente tratade por un extrasio: Bria muy considerados con los sentimientos de los otras. No se da== putaban loque posefan, sino que se lo prestaban con auténtico plies cer ... Cuando paseaban se preacupaban por la seguridad dele a ELMATO.DE LA EDUCACION imma Parecenincapaces de preoeyparsprofundamente wos de otros. Lazona cerebral en la que se fabrican esos modelos de com- portamiento 0 bien noha aprendido nunca sence obien ha idcrarlo un trabajo ftil. «Lo usasolo istido de hacerlo por considerar ° estes oun icnoe quae wc npleaoads skopiedadal de Cera eee Los nifios que entran env un orfanato pasados lox cuatro ahos cad prem eer problemas ora eon og aun jo que les queda de infancia en la institu en uiecrn de Raltesqciwekea tides perdicon a sus padres vestin end alendidos por iastitucines; otros suffieron diversostisor- no, pero cansiguleren permanecer con sux padres Algunos inves Aetioceraitadzunidesies han eomparadé secfeniements.un gruc de huérfanos atendidos pot insttuciones eon un grupo denides Que vivian con sus padres y han encontrado etelaivarente ress Merencias clnicamemtesigniflctivase entre ellos La diferencia fom. 3 infelices" al era que los huérfanos eran mas inf sss arpoteeat ques fay da x canoes Patrssonman Jmims iano llamado David Maunders entre- ices, Un investigador australiano ie vin un buen Hrmena de adolice que ebeblan pata la aye sf los primeros cuatro afios— e arte de st infancia pero no ; ts Eaton de Australia, Estados Unidos y Canad, Lo que él esa acerca de la vida en un orfanate me recuerda los primeros.eap deJane Eyre: Entrar ent institucion zest contuso 9 trum. ope nays hia nada para fait Ia adaptacon. La vd = ear terizaba por la isciplina y los cnstign feos, oq eae I suavindo on or dios tempos Las Larest dela mans dominaban Jas rutinas diarias Habia muy pocas posibilidades recibir amory afeeto. 60s nities habian empezado a vivir con sus padres, por lo qué | i e se estaban perdiende, Uno de las sabfan muy bien qué era lo.que se est Une de informadores de Maunders, que habia sido metido en una de esis instituciones alos cinco aos, le dijo “a EN COMPARIA Br Res as yno era ash, Hice exactamente lo mismo cada una de las noches que vivi alls? Ko mis destacable de esas personaseriadlas en orfanatos es que, come adultos llevan lo que Sophie Dann califieé de «vias plensss ‘Teen maridos y esposas. Tienen hijos y carreras profesionales, No tuvieron padres durante ta mayor parte de su infancia, pero acahe, ron sicndo socializados Zesulta més dificil encontrar informes de personas que tuvieron en sus vidas adultos que se preocuparon de ellos, pero que no ve, visron la oportunidad de estar con otros niftas Los que fueron eria, dos en granjas aisladas, por ejemplo, normalmente tenian hermanos gue les hacian compania, Sin embargo, esas personas mucstran s ‘sees alunos sutiles signos de fracaso social, Piensa, tambicn, en leg anormales expetieneias infantiles de fos pequciiosprincipesy prin, cesas de los desaparecids reinos europeos, y pregiinlate si coos individuos se han convertido en personas adultas normales Olre grupa dt safortunade lo forman esas personas que han tenido que pasar la infancia en easa a causa de trastornas fisieas crSnicoy te SMlltos, esas personas son prepensas, como seiiala un informe, a tener «un alto riesgo de padecer sintomas psicolégicos»” Finalmente tenemos a los prodigios. Los prodigiosas son re- {ratios a Yeces como personas muy peculiazcs,y es una repu, jacion mérecida. No me estay refiriendo a esos nis pequenios que oseen algiin don, porque esos salen bien; sino a los que se salen 2 lé normia, Jos que uo tienen nada en comin con otras nities de ‘propia edad y tienen una alta tasa de problemas emocionales * ysociales* FFensemcs, por cjemplo, en el caso de William James Sidi Sus fades (que le bautizaron asi por el famoso psie6logo) pemsaron que {unico hijo era tan especial que consagraron sus vidas a educecios Milam nacio én 1898, una época en la que habia un desatado em “husiasmo por la educacisa yen la que las autoridades decfan que Shlduiet chico podia deveni un genio sirecibia la educacidn apr, Pixda. William aprendié a leer a los dieciocho meses, a la edad de Fae Met Pods leer en varias lenguas. En ese momento a tey > Massachusetts le obligaba air ala escuela, Bn seis meses higole, feet curs0s dela escuela publica, por lo que los padres lo sacaron de ad ELMITO DE EA EDUCATION EN COMrARIA DE NINOS ig la escucla y pax un par de afios en casa. Después pass tres meses en um instituto y después otro parde afes mgs en cass. ‘A la edad de once afios, William James Sidis entré-en la Unie versidad de Harvard, Pocos meses mas tarde ofresié una conferen- cia sobre «los cuerpos custridimensionales» al Club Matemstico de Harvard. Los que asistieron se quedaron asombrados plor la bri- Hantez del chico. ‘Aquel fue el punto culminante de Ia vida de William, pues 2 par- tirdeentonces todo fue undeclive constante, Aunque recibié el titulo de licenciado-a la odad de dicciséis aifos, nunca pude llegar a usar- lo, Pasé un aflo en una escuela de posgrado y después fue ala facul- tad de Derecho, pero no obtuvo ninguna titulacién en ninguna de ellas Consiguié un puesto de trabajo ensetando mateméticas enuna universidad, pero tampoco results. Los periodistas le seguian el ras- tro buscando historias truculentas al estilo de «maduro en un di, podrido al siguicnte». Los fotdgrafos fueron una molestia constante, pero nose les podia culpar a ellos por las rarezas de su personalidad, De adulto, William se volvié contra sus padres —de hecho, n- cluso se negé a asistir al funeral de su padre— y contra-¢l mundo seadémico en general. Se pas6 el resto de su vida trabajando en em- pleos religiosos estpidos y mal pagados, y cambiando permanen- temente de unoa otro, Nunca se casé. Su aficidn favorita consist en coleccionar eromos de tranvias y lleg6 a eseribir un libro sobee Ia materia; un libro descrito por quien lo leyé como «indiscutibie- mente el libro més aburrido que s¢ haya eserite- nunca», Personas que lo encontraron en sus tltimos altos nos han dejado algunas des- cripciones de su personalidad, Una de ellas dijo: «Estaba poseida por esa amargura crdnica que es coritin alas gentes que viven so- las», Otra dijo: «Bajosu intensa y errsitica conducta, tenia un cierto encanto infantil». William James Sidis murid de un infarto ala edad de cuarenta y seis afios, sole, oscure, sin dinero y definitivamente manos. Das que se criaron ast f i fueron Victor, el nitio s; Benes + ¥ Genie, el nifiode California que pasdsus pee a fe Zola en una pequefia habitacidn, atado a unssillén orinal” exeentricidad manifiesta», sepiin Durante sus primeros siete afios hi madre —y parece ser que también tenvan ef uno al otro” cl investigador que los estudié, fabian carecido del amor de una delde un padre—, pero ellos se ‘COMPA REROS DE sUEGOS Los gemelos se encuentran en una fatero de juegos de su edad des u Situacién jnusual: tienen uncom. ide el primer dia de Vida, Nojuewan } obviamente, Jugar con un campa- inadaptado nth sailor ate iadog fp eto.de ln misma edad es una habilidad que nesesine a situacidn de William era similar al de esos monoseriadet |) gue se desarrollo: ty necesita tiempo para on madres, pero sin compatteros. De adultos, esos monos tenss# | concraron en ef labore see see 3 desconoetan y que se en. i : ‘una conductamas anormal que aquellos que habvian sido criadoscon ‘compaicros pero sin madre. Los que mds problemas tenian eras por supuesto, los que no habjan tenide ni los unas ni fa otra, Afor* tunadamente, tales casos son extremadamente raros entre lash! 216 ELMITO DELA EDUCACION Para un bebé es fécil jugar con un padre 0 eon un hermano: la persona mayor estructura el juege y, a través de las repeticiones, ie enseftan a responder adecuadamente. Cuando cumple un afio, el nifio occidental medio puede jugar con sus padres a seguir el ritmo con las palmas 0 al «No esta el nene, no estd... ;Si que estdl». Un campafiero desu edad noes tan-comprensivo ni tan dlif, lcluso eon Ja mejor de las intenciones,un bebé de un afiode edad no puede ju gar con otro bebé de su edad. Pera un nifio de dos afios sique puede hacerlo, Carol Eckerman rysus colcgas han estudiado el desarrolia del juego entre compane- rose la misma edad, y han usado para ello el mismo procedimiento de los dos bebés que no se conocen y que se encuentran en la habi- tacidn del laboratorio, Lo que descubrieron fue un incremento ene! uso de ja imitacion como medin para interesarse el uno por el otro. ‘Dos beb¢s coordinaron sus actividades mediante La imitaciGn rec ‘proca de sus actos, con lo que confirmaran el interés del uno par el ‘otro, La imitaciGn es una especialidad humana: a ninguna especie se le da tan bien comoa la nuestra, Eso es lo que fallé en el experi mento del dactor Kellogg (deserito en el capitulo 6) y cone hijodet doctor Kellogg: el nino imitaba al chimpancé mucho mas que el chimpance al nitto.” Para los dos niftos que ne se conocen, la imitacién —en la hae bitacién de! laboratorio— comienza cuando aprenden a caminar. Al principio se trata solamente de jugar, sestados el uno junto al otro, a hacer la misma cosa. Un bebé coge una pelota, pues el otro hace lo mismo. Si solo hay una bola y la coge uno, el otro intenta quitarscla. Hacia los dos afios, fa imitacim se ha convertido en algo més ela- borado y bastante misdivertide, Un nitio corre alrededor dela habi- taciéin, hace chocar dos juguetes, o hace alguna tonteria como tirarse al suelo o chupar la mesa; ¥ el otro hace exactamente lo mismo. En- tonces el primer jugador o bien repite lo-mismo o s¢inventa algo nuevo. y en ese caso se convierte et tn tipica juego de imitar al It der, Esas imitaeionesse repiten solo durante unas pocas veces, pero mientras duran ambas partes disfrutan cnormemente de €llas, ‘A los dos aiios y medi¢ los nifios pueden usar las palabras tan- to como actuar para coordinar sus juegos, ya los tres son capaces de jugara juegos como cl de las casitas, qué requiere una imagina- EN COMPARA. DE NINOS 27 cidn coordinada, ademas de unas acciones igualmente coardina- das Desde ese momento los nifios ya no se limitan a imitarse unos offos: cada uno representa Un papel distinto en esas fantasias com- partidas Lo que también sucede en ese periode entre el ao y Jos tres afios es que los nifios empiezan a tener verdaderas amistades, han construido modelos operativas de relacion eon cierto nuitiero de compafieros y han decidido que unos les gustan mas que otros. En uma guarderfa ves que los niifos juegan dia tras dia con los mismos compaficros. En lugares donde hay un cierto abanico de edades, esas pequeias camarillas tienden a formarse entre nifios de aproxima. damenie la misma edad, porque los mayores prefieren no jugar con Fos pequeifios, si es que pueden escoger. Las camarillas también tien- den a formarse par el sexo, y a partir de los cinco afios son exclusi- vamente de uno u otrasexa." Lo que estoy describiendo es el desarrollo del juego.con com- pafieros entre nifios que viven en sociedades industrializadas y ur- banizadas come las nuestras, En talessociedades, los padres dai por sentado que sus nifios deben tener oportunidades para jugar eon otros nifios y dejan de lade sus propias necesidades para propor- ciondrselas. Los padres que no llevan a sus hijos a la guarderia bus- ‘can grupos de juego para ellos 0 hacen amistades con personas que tienen hijos de la misma edad, Sean licenciados universitarios 0 per- sanas que han abandonado los estudios, pacos padres dudan de que las experiencias con sus compafieros son importantes para el desa- rrallo de sus hijos A diferencia de ta creencia en la concepeién tradicional sobre la crianza y la calucacién de los hijos, la creencia en la importaneia de Jos compafieros es compartida en todas las partes del mundo. Antes de que las sociedadcs sc industrializaran y urbanizaran, era raro que un nifio 0 tuviera otras nifios de su misma edad con los que jugar, yaatin sigue siendo verdad en algunas partes del mundo, En las so- ciedades tribales y en las aldeas pequefias, los nihas pequetios pa- san del regazo materno a jugar en un grupo de nifios de diferentes edades, La escata de edades va de los dos afios y medio a los scis © delos des ymedio a los doce, depende de La densidad de poblacién. Si hay bastantes nifios én la vecindad, los mayores van por su cuen- ta yeream sus propios grupos. 28 ELMETO DE LA EDUCACION ‘Yahe descrito,en wn capitulo anterior, el grupo de juego de eda- des mezeladas de las sociedades tradicionales. En tales saciedades, las familias extensas tienden a apifiarse, por lo que los grupos de juego estdn formados por nifios que estén emparentados entre st Los nifigs juegan con sus hermanos, sus primos y sus tas y ti08 jo- venes. Los mayores son responsables de los pequeitos, y son ellos, en gran medida, quienes han de ensedar a los ends jovenes como se han de comportar y qué han de hacer en los juegos. Su instruccién noesexcesivamente amable: prevalecen la burla y la ridiculizaci6n, asi comeel uso dela fuerza; en modoalguao se basan en el razona- mients. Elnisa de cineo alos no le dice a su hermana pequefia que no debe tirarle arena a Bisi, porque «jte gustaria ati que Bisi te hi- ciera lo mismo?» Sin ersbatgo, las luchas yas agresiones son bas- tante raras, Incluso en las sociedades occidentales, los nifios tienclen ‘a ser menos agresivos cuando estén jugando entre ellos que cuan- do jucgan y estén siende obseevadas por los padres o los profese res. Quiza luchen més cuando estén los adultos presentes porque saben que pueden confiar en ellos para que los delengan antes de Hegar demasiado lejos * Los nifios en las sociedades tradicionales también aprenden su engua en el juego de grupo: a los dos afios y medio acaban de co- menzar a hablar, Noaprenden de sus padres, porque sus padres no hablan mucho con ellos, Sus compancros de conversacién son los otros nifios. Los nifios mayoressimplifican su conversaci6n un poco cuando se dirigen a los mas j6venes; pero ellos no proporcionan la clase de instruccidn lingtiistica que los padres les dan a los bebés en nuestra sociedad: las preguntas la reformulacién de lo que ¢l apren dizhadicho de una manera tan pobre y la sonrisa de aprobacisn 0 los gotpecitos de énimo cuando algose dice excepcionalmente bien. Ast pues, los nifios en las sociedades tradicionales aprenden la lengua de forma mds pausada, con menos estimulos. Pero la aprenden. Todos acaban siendo usuarios competentes de fa lengua que sc habla en-st comunidad. Y todos se convierten en seressacializades.™ Incluso después de abandonar el regazo materno para pasar al grupo de juego, las nifios de las socicdades més tradicionales per- manecen emocionalmente apegados a sus padres, igual que los de nuestra propia sociedad. Se dirigen a los padres en busca de ali mento, proteccién, comodidad y consejo. El lazo entre los padresy BN COMFARIA DE MIRas comunidad. Cualquie ' 1. Tr adul ty Puede reconvenir a un Riflo si le ve haciendk i" ser. Se necesita una comunidad patacriae sg chi esas sociedades ave no debe hn fad pata cri ye * Pero la razén deesa necesi are eattlarertn trbanlandas y complejas comolas muestray” S0Ciedades En nuestra sociedad, ponemos un dre: ‘hijo. Hablamos acerca de dedicar one meee Thos «exclusivamente a los nj: idres es tan importar te para los nifios, , icerles regresar Forage eee asa? (Por qué necesita mos toques de queda? Enel capitulo 5 describi.a.un joven okinawa que solo volvia a su ennai aa) 20 EL MITO BE LA EDUCACION comunidad—se puede observar que los nifiasse van apartando gra dualmente de los padres para unirse a un grupo de companeros que suelen ser nifios mayores cel mismo sexo.»" Una vez que csa sepa raciGn se ha consumado el antropdlago no dice cudnto tiempo se tarda en ello, aunque no mas de uno 0 dosanes—los adultes de I comunidad «no parecen estarmuy interesados enenseftarles nadias asus hijos, eas el que esti x nuestra disposicign desde que ns mos; ¥ Otfo que esta espectaliza, las cosas de yque cial wo en las cosasde grupo, ¥q Sus Sentimientos hacia un Que le guste el prupo al ue sode esa frase stupa. Le pueden gustar sus amigos sin Dertenecen, y ese esciertamente el ca La grupalidad y las relacion: senciasconfctivas En pecs dg ven de forma diferente esos dilemas, egtin mi teoria, es la zona mental d Pacita # los nifios para ser socializados y TEORIA DE LA SOCIALIZACION GRUPAL Ex cuestién central de este libro es las i eibos co aprenden a comportar aveptables dela sociedad riedad a la.que pe Mael materi memento del cine tae era 'en bruto del temperamente del nitio a rods tae que anes Personalidad del adutto? Pueden parecert aa jue upenias estan relacionada: jenna) ‘au Syren efecto, e escuelas de psicologia distintas'y poco v nada ra inner ce adas en iguiente: {Como se saciati« Se Como miembros norria. | | i 28 ELMITO DE LA EDUCACION tre sf; pero desde mi punto de vista son las dos caras de una misma moneda. Para los nifios. la socializaciGn consiste prineipalmente en aprender como deben compartarse cuando se hallan en companiia de otras personas. En una especie social como la nuestra, la mayor parte de Ia conductaes una conducta social." Yo estoy sentada aque ‘a solas, pero sin embargo estay comprometida en una conduct so- |. Simo llegaras nunca a leer lo que estoy tecleande-en mi orde- nador, ,qué sentido tendria? ‘Los nifios han de aprender a comportarse de un modo apropia- do para la sociedad en la que viven. El problema es que la gente de su sociedad nose comporta toda de! mismo modo. En cada socie~ dad, la gente se eomporta de forma diferente seginsean nifios,adul- tos, hambres, mujeres, solteros, casados, prineipes o mendigos Lo primero que los nifios han de hacer es resolver qué tipode personas, son, a qué categoria social pertenccen. Después han de aprender a conducirse como los otros miembros de su categoria social. ‘Saber a qué categoria social pertenecen es lo mas facil. Incluso ‘una nifia de tres aos puede decirte, en caso de que estés equivo- ‘ado por su traje unisex o su nombre ambiguo: «{Queno soy un ni, soy una nifiaf». Ella también sabe que es una nifia, yse divertird mu- cho siti finges confundirla con una adulta, del mismo modo que se enfadard sila llamas bebé. La edad y ¢l sexo sen las tinicas catego- ras que importan en este momento. La raza no le importa a un nitio de tres afios, La hija del psicolingiista briténico ne le presté aten- cién, o no le importé, al hecho de que sus compafieros de juego fa- voritos en cl parvulario tuvieran la piel més ascura que ella." La hija del psicolinguista acabé hablando come sus cormpaite- ros afroamericanos porque, desde muy temprana edad, Ios nitios ajustan su eonduetaa la de los otros miembros de! geupe, otros alos ‘que se percibe que son scomo yam. Si es asi, puede que te hayas pre- guntado entonces c6mio aprenden las orrov a comportarse. Lares- puesta es que los grupos de niitos se gobiernan por la regla de la mayoria: aquel que flega a un grupoon una conducta diferente de la de la mayoria es el que hu de eambiarla, Los nifos afroamerice nas aprendieron a hablar en casa 0 en su barrio, y cuando Ilegaron al parvularie hallaron a muchos otros niiios qtte hablabvan de Ja mis- ma manéra, La hija del psicolingbista briténieo descubri6 que era un grupo de una sola persona: nadie hablaba como ella, Luego fue EX CUMPARIA DE NIROS ye solo con ta socializacion. ¥ In se- sclatizaciGne induce al equiveco, por. 8 los nifios. Pero de lo que yo estoy ie pronuneia Warshington acercaban a él, le pedian que tan de iss specas lohablan nde a ta Reich—lomusho que prac Ic esa y otras palabras que i, tisa.es el arma favorita Partes del pais se capital yse «pa ido, «Atin puedo Tecordar roe: tiqué para cambiar la pron; arcaban mi dilecto.. 1 —cuen. lunciacién eam BL MMO BELA EBUCSCION Te preguntarsis cémo pude ser expulsada de un grupo cuando Jas chicas usualmente nose juntan en grupos Las nifiasen edad es- colar suelen tener amigas,ni0 grupos: se dividen em parejas 0 tries. He confundido cl asunto al usar Ia palabra grupo para dar a enten- der tanto un grupo de juego —Un grupo de nifios reates que juegan juntos—, como una categorta social. ¥ el significado relevante en este contexto es el de categoria social, lo que John Turner deno- mind «grupo psicolégico» y otros tesrieas anteriares Ilamaron «gru~ po de referencia». Aunque como alumna de quinto curso no me relacionaba en absoluto con las otras chicas de mi curso, me sen- tia, sin embargo, identificada con ellas. Eran mi grupa psicolgico yellas me rechazaron, de ahi que, en ese sentida, fuera expulsada ‘del grupo? Mi ausencia de ese gruposignifies que no tuve ninguna oportu- nidad de influir en ellas. Sinembargo, ellassi que cran capaces de in- Muiren mi, De hecho, no tienes que relacionarte con los miembros de tu grupo psicolégico para que puecan influir en ti. Yo también era una chica de quinto curso, y aunque lasotras no me dirigieran la palabra, yo las observaba atentamente, Nera tan atractivo como ser micmbro participe del geupo, pero mejor era eso que nada. El grupo de compaiieros puede que no acepte al nifio, pero eso no impide que ef nifio se identifique con ellos. A log seis aftos, un nifio estadounidente Hamado Daja Meston fue abandonado en un monasterio tibetano por sus padres, dos hippies que se habfan pasade.es0s seis alos vagando por Europa y Asts. El nifio permane- cid en el monasterio hasta que tuvoquince afos; se preparaba para ser monje budista; todos los demas niftos eran tibetanos, A Daja se le vei completamente fuera de lugar: demasiado alto y demasiado blanco, No (enia amigos intimos y sus compafieros se burlaban de por serdiferente. Pero ellos eran su grupo psicologico y él acabo Socializaindose junto a ellos. Ahora Daja vive en Estados Unidos, casado con una mujer tibetana a la que conocié en aquel pais. Su apariencia es equivoce, le dice: a una entrevistadora: «Un everpo lance que alberga a un tibetano».* ‘Daja se identified. con sus compaticrosen el monasterio porque no tenia otra apcidn. Para él estaba claro, auaque no lo estuyiera para los demés, que todos estaban en la misma categoria social; de ahi que se convirtiera en un tibetano.como ellos: aprendié @ com ENCUMPANIA DE Nafta 21 prtarse, hablar: Ir po ablary pensar eomo tn tibetano. Si él hubierasido acep- se hubiera convertide en {ic haber tenido amigos intimas en el mo- fertido en una clase distinta de til pernes ide tibetano. ann athbieras Moconsierablement tndstelr perola ants c ‘i icjasefales indeleblesen la rsona- aciGn con un grupo, y [a aceptacion @ seen e ee et ee de los companeras, Deseubrieron qu el rechazo de los compafiero 2 i 1 ner Bes en la escuela, no La amistad es una Telacid; ic in diddica. Ui para la amistad aunque no lo tenga ‘Para gr Fespeto del grupa, Los nifios que tienen jadulta; tener o no te= ino puede tener vocacién ranjcarse la atencién oel Fupo de compafleros, pera res- : lamientos son d i esto on de co a x cope tess ‘Para cada relaci6n, y estén dirigids por oe ° aan magi esPectalizada en modelos de aetuaciGn (la zona ve rela, ies expersonales, no lazona de la grupaliciad), A ti Geel arece tener ef a scares Fd tase ace ty yo aoe * Joson en él marco de su mismo gra- 20 ELMITO DE La EUCACIGN ‘CHICAS CONTRA CHICOS Los grupos psicoldgices mas importantes durante fa infancia son fas categorias de género, Incluso los nifios de tes afios se identifican ‘come nifios o nifias, y prefieren jugar, par logeneral, con otras niftas ‘de su mismo sexo. Hacia los cinco afios, suelen jugar en grupos que ‘estiin dividieos por el sexo, Son eapaces de dividitse asf porque las sociedades urbanizadas.como las nuestras proporcionan suficien- tes nifios de la misma edad, de ahi que puedan escoger, En casa. enel barrio, donde bay menos nifios, jugatéa con quien puedan ha- cerlo, Ineluso con un chimpancé." ‘Una de las razones por la que los niffos-y las nifias prefieren ju- gar con compafieros de sti mismo sexo es que desde ¢| parvulario. en adelante tienen diferentes estilos de juego, Naturalmente suclen tender hacia aquellos que comparten su mismo interés por los jus 0s, Pero no creo que se trate solo de una cuestidn de diferentes in- tereses, sino también de una cuestion de autoclasificacién, de verse asi mismos como miembros de an grupo particular. Como estiin en Gl, su grupo es lo que mds les gusta,” ‘Y como estin en él, quieren ser comolos otros miembros de su grupo y no como las de otro grupo distinto. Las nitias quieren ser Como otras nisias, 0 como los nifios; y Los nifios otxo tanto de lo mis ‘mo, pero al revés. La hija de una colega, de cuatro aos, se nicga a Hlevar lo que habian sido sus zapatillas deportivas favoritas porque tuna de sus amigas le habia dicho que eran «enpatillas de chico». Otro padre oy6.de pasada cémo una nifa le decia a su stegosaurio de ju- uete que solo loschicos pueden jugar con pistolas, una idea, seen 1, que solo puede haberla adquiride-en el parvulario.” Siendo filo- sGficamente opuesto tanto al sexismo conto a fas pistolas, el padre estaba algo mds que preacupada: Intenté explicarle mi hija que a) os niftosy las niias pueden jugar con pistolas; 5) que estas no me gustabon, independiente mente de quién jugara can ellas; yc) que aunque fuera una ch a, ella podria tener una pistola, pero que a mi no me gustaba ‘que ella jugara con pistolas. Excelente intentona, papi. Pero reldjate: naestu opinién le que verdaderamente le importa 2 tu pequefia, A la hija de cuatro-afios EM COMFARIA BE NaRos recilga! Con nosotras porquees un chr Yan ce et? LiCOm, ina conduct 8 idres d ‘i fos no juegan con pistolas, Nj Siem n is i tampocn rade Is nes juegan aia rayuela oa la combate ent i ma¥OHa de Para los nifios mayoy plas de conducta mas 8 nifies mayores, fas reglas de conduct igi la Kien hacia los miem- de su grupo at sentarse junto-a un chico en te esagra ! escuela. «Dejan T inis amigas ‘dijo—, me despreciarian » Se eamenus Seria «como hacerse ‘starfan metiendo con- ‘as los zapatos al revés, Elsefior Little inst instruyé a sus est fraposde ties persanas para an experimen era ean ace luhes ues hicieron era min tee Fam St erupo de cuatr9 chivas ye dijoa tno de Diane» elsrapode a NERS, moviendo No noquiera!s, El slice Little le dij cortante: «Entonces quitate 1 Diane fo formaba maban dos chicas enéreicamente la cabeza; «iNo. mega tranquilamente, pero con | | EN COMPARA DE Ninos 2 BL MFTO BETA RBNCACION delantal y vuelve & tu-aula», Juan permaneci6 de pie, absoluta- 4 y ‘ que lag mente quieto y sin responder, Despuesde un silencio intenso, el pas seor Little dijo: «Esta bien, lo haré yo por tis. Se acenc6 a juan, oe ee ido. Pe Jedesatéel delantal y le expuls6 del laboratorio.” s:@56 chico al que te hablan asustad lar ntl N08 doc , om (Quizé al sefior Little le hubiera ide mejor con Juan si hubiera ilo y disercns rattt=® Como adulto, hermosa tt amigas Yes. 2 ent a algui sereto. Un tipi i hermano es lanzado, tra sabido que, para los chicos de si edad, sentarse junto a alguien del Mis compaiicras ne -o hombre de Arizona, ido, tran- sexo opudsto es tan desastross como mearse encima. Come las chicas y los chicos forman grupos separados por el sexo durante la mitad de la infancia, la socializacion se basa en él. Un chi- co-no se socializa para compartarse como un estadounidense, sino como un chico estadounidense, y ella como una chica estadouni- dense. Las normas de conducta son diferentes en. ambos grupos. La timidez, por ejemplo, eeaceptable en un grupo de chicas, pero inacep- table en uno de chicos, Por otro lado, la exuberancia excesiva y el escdndala estén mal vistos por ambos sexos: el ideal de las socieda~ des oocidentales es comportarse #ffiamente». Algunos investigadores de Suecia han seguido aun grupo de ‘fos desde las dieciocho meses hasta los dieciséis afios. Unos cuan- tas de esos nifios comenzaron siendo timidos; otros cuantos justo la i \ contrario: expansivos y desinhibidos. Esas earacteristieas no-cam- con quien jy biaron mucho entre fos diectocho meses ylos seis afios, pera desde puerla del abe fe Jas seis hasta los dieciséis sucedieron dos cosas: Jos individuos ex- en ciertos lu, que form pansivos de ambos sexos se ealmaron y sehicieron més moderados fen ie en su.conducta, y los ehicos que habian comenzado siendo timidos ya no se distimgufan del resto. Las chicas timidas no cambiaron; pero si, y mucho, los chicos timidos. La timidez es aceptable entre les Chicas pero inaceptable entre los chicos, y une que acta de ese | compaterasmery modo te aeuerdas de Mark en cl capitulo 2?—serd elhazme- | tendencia ala bare seeSY #88 chico sus com reir y el objeto de ls burlas y los ahusos de sus-companieros hasta | nombraran (ate os Un investigador preun que aprendaasuperaresedefecto. aise. Veron de ellos tetunars sees “Yolp he pai comprar en propn fais Miharmase | Lesguatn md husaron contest era un chico come Mark y yoera una chica como Audrey. ramos las chicas de ta clase», Lee nc miesinnaes | wi eae bse den eee ennade. Dening,mi hermano le tena miedo a todo,especialmente | mismo tiemponeer ace is chiens le disgustan todee ees as alos extratios y 2 los ruidos estruendosos, Los tmuenos de las tor” | se.manifiestan on bac een 848 ene mists (0s fos chicos. mentee |e horrorzaban (y amime-encantabun). Mimadrele proteala, | en el laborarcrss eres CM Patio de recreo cen leer te mipadrese enfadata con él, perono tenian mayor influencia sobre | moréndese de perasg sete 8 nilos de ambos Senos estan ee TSONAS indivi ‘xOS estdin ena- 26 ELMITO DELA EDUCATION EA-COMPARIA DE NeRiog Jos chicos incluso tienen novias! Ab, pero-esa son simplesrelaciones A Medida que tos Rillos se individuales, algo muy distinto, Juan y Diane pueden ser amigos en su grupo de edad hacen mayores, dem. cualquier lado, perono ene aula. La calegorfa de genera es dema- Givierte vere reo Wuelve cada vex masimportante, siado relevante cuunaclase deseato de primaria / centro ealbt Preadolesentespaseando cone te: Perola categoria de génerono esa Unica relevante durante lain adres En caso de gant de pasos por delanteo por de fancia. Esta también la categoria de edad: os nifios conira los adul- dejar na caectode due algun compaiicropueda rote tos. Excepto que hayas tenido una vida muy protegida, ne hay duda Esto no tiene nada, a Ro van con esa pentecro cen | ue ver conel hecho. | de que seras consciente de In animosidad existente entre los adul- Al c tos y las adolescentes, pero no estoy hablando aqui de las adoles- “Buios de sus mejores a centes, sino de los nifios, incluso de nitfios pequeiios. Losnifos dependen de los adultos. Quieren a muchos de ellos en Seow ALinGae gus vidas, y a veces incluso quieren a sus profesores. Pera eso son | relaciones individuales, Cuando estan en un cantexto social que-evo- ca su prupalidad, y Ins eategorias relevantes son adultos y nifios, podrds abservar, si sabes a dénde mirar, seftales de los efectos no- sotras-contra-ellos incluso a la tierna edad de cuatro afios, He aqui la deseripeién que hace el saciGlogo William Corsaro de los nifios en un parvulario piblico italiano: amigos som ad Enel proceso de resistencia a las reglas de los adultos, los ni- jos desarrotian un sentido de comunidad y wna identietad de gru- po. [Yolo hubiera dicho al revés| La resistencia de los nifios a Ing reglasde los adultos puede verse como una rutina, perque se produce cada dia en el parvulario y segta un patrén fécilmente es tambien el pe Freud lo iene ‘odo mis desdenado por los psiclomne ¢ Bran cosa. Yon Period latente>, una época en laces pets | Sosa. Yeso teindica cudnto sabia gl, Ue RO sucedie identificable para los miembros del grupo. Tal actividad esa Los avances sociales intelectual ‘yeoes grandemente exagerada (por ejemplo, hacer muecas a es Siete alos se reconocen universalmente. 1 Pe Oduee8 Sobre los paldas del profesor ovorrer de un lado para otra) oes precedida Cledades creen que esta es la edn nt” LOS Padres de muchas so. } ‘por sllamadas a la atenciém de otros nitios (tales como «mira lo nifios entran ‘que tengas, en referencia a la posesidn de nn objeto prohibido, }ewong noson los dinicos ques de, secre le que bago>, para llamar la atencicn sobre una activi ; IL ante la Edad esha, dad prohibida). i nian siete u ocho aftas Los Detecto en esta descripcién no solo el efecto nosotros-contra- ellos, sino tambien el efeeto de contraste dé grupa. Los nilios ven a Ios adultos come seres series y sedentarios, por fo-que cuando las, cua j 7 Kinicos envi cateyorias sociales relevantes son nifios y adtiltos —como puede ser, fen a Sus hijos ror ejemplo, cuando el profesores demasiado mandén— los nifios : Jos nies se vueiven se Vuelven mais tontos y actives Demuestran su Iealtada su grupade ¢ eros del misma se x umes Dae: ‘edad haciendo muecas y corriendo de un lado para otto. i Ipear (ashlee) nc frenset 2 +70 lorar (si iecmsoemapres i 238 FILAIEO DE LA EDUCATION pero no exeesivamente (si son chicos). Algunas de sus manifes- taciones mis 4speras, desterradas de sus personalidades como conductas saciales inaceptables para los compaiteros de su mismo sexo, dejan su lugar 4 eonductas mas apropiadas. Los nuevos com- portamsientos se vuelven habituales —sc interiorizan, si asf lo pre~ fieres— y acaban formando parte de su personalidad publica. Esa personalidad pablica es la quel nifio adopta cuandonoesté en casa, es la que se desarrollaréen una personalidad adulta, Pero la asimilacién —asumir las normas de] grupo— es solo una partede la historia, La otra esa diferenciacicn. I mismo tiempo que Jos nifias se van pareciendo mds a sus compafieros en ciertos sent dos, también se vuelven menos parecidos en otros. Algunas de Ins caracteristicas que poseen cuando entran cn Ja mitad de la infan neaban exagerandose, en vez de atenuarse, como resultado de sus experiencias en el grupode compafieros, Céma pueden darse procesos tan contradictorias en el mismo periodo temporal? Para dar una respuesta he de remitirme de aue- yoa la teoria de John Tames. Turner eseribe acerca de los adultos, no de Jos nitiox; pero yoereo que a lnedad de ocho afies la mayoria ide los humanos son capaces de realizar la especic de gimnasia men- tal que él describe, Segin Turner, la gente -a-vecesse clasifica a sf misma como ano- sotrase y a veces como «yon, dependiendo del contexte social, Cuan- do la grupalidad es relevante, s¢-ven a sfmismos come miembros del ‘grupo que, en ese momento, esté en el candelero, Cuando la gru- palidad noes relevante, se ven asi mismos come individuos tinicos, sui generis. Pero la tayor parte del tiempa no estén en ninguno de e608 dos extremes, sino que andan oscilando (mentalmente) en ese terreno intermedio entre el enosotrasr y el «yo». Por lo tanto, durante ese tiempo son susceptibes de tener tanto el deseo de asi- milarse como el de diferenciarse. La solucidn mds corriente es asimilarse en ciertos sentides y descubrir algunas maneras de ser diferentes." Por supuesto que la mejor forma de scr diferente es scr mejor. Pero «mejor» tiene diferentes significados en distintos grupos En los grupos de chicos, en la mayor parte del mundo, significa ser més grande, més duro, y eapaz de hacer que los otros hagan lo que ti quieras. En los grupos de chicas, en la mayor parte del mundo, sig EN COMFARIA DE MIRas nifica ser mas bonita, alosdeméc® uien demosiré que e delieadeza.™ a objetivos inapropiados.* at a data ones Ge Robbers Cave hablaban acerca de | nantes», cl infame «orden d perce * ; n del picotazon, Imo usa menos en nuesios dis en pans pores oe an laracomo la pala rargulapedifaee oe at eriren Wnante implica una acei6 r n unidireccio. res de Robbers Cave reconocieron que mas le ‘Samable ¥Sercapaz de conseguir gustarles 20 EL MITO DE LA EDUCACTON que de sentir la vocacién, Ellas atalizaron el liderazgo observando 8 qué chiee se dirigian a la hora dle hacer sugerencias Un término mas nuevoy adecuado es sestructara deatencién, A que chicos prestaron atencién les miembros del grupo? {A eu Jes miraban cuando no estatranseguros de lo que debian hacer? Al- quien que ocape un clevado lugar en la estructura de atencisih tiene privilegios que salo hacen soar con ellos a los que Ocupan los Iu gares mas bajos, El 0 ella pueden ser innovadores, no-salo simples seguidores. Los castigos por ser diferentes se imponen normalmente a aquellos que ocupan los lugares intermedios en la estructura de ateneién, Los que estan en tos lugares superiores no-tienen que imi- tar a nadie: ellos son los imitados™ A diferencia dé las jerarguias dominantes las estrueturas de aten. cin son tan visibles ent las grupos de chicos como en los de chicas: quiza incluso més, porque Lo qué se acaba imitundo no es sole la con dlucta, sino también aspectos como el vestido 0 el peinado. Las que: ‘ocupan Jos lugares altos entre las chicas son quienes deciden, por ejemplo, cuando cambiar el vestuarie-de invierno por el de verano. Silas chicas que ocupan la parte inferior delaestructura de atencion, aparecen por la escuela lle vando jerséis cuando tas de ta parte supe- rior del escalafén ya han cambiado a la manga corta, se pueds decir que acaban de dar un embarazoso fine pas, Cambiar antes de que la hhagan las lide res seria también algo embarazaso.” Supongo queaccr- tar de leno implica pasar bastantes horas al teléfono, Dande los grupos est4n eompuestos por nifios de a misma edad, camo suelen serlo en nuestra sociedad, los que tienden a tener el mayor estatussen Jos mas madures”” Esto se remonta a los grupos de edades mezeladas de nuestros ancestros eazaderes-recolectores, en Jos cuales Jos nies mayores cuidaban de las mds pequetias y estos aprendian cémo comportarse observando-a los mayores En cuanto a las chicos, eso se remonta incluso mds lejos, a nuestros an- cestros primates, Los jGvenes machos chimpanoés ne pueden apren- der las reglas de la conducta apropiada de un chimpancé observan- do a sus padres, porque ellos, hasta donde pueden saber, no tienen padres. Y no pueden aprender las reglas de conducta apropiadas de un chimpancé macho observando 4 la madre, Quiz por esas ra- zones, los jOvenes chimpancés machos estén fucrtemente atraidos por los individuos adultos y las buscan aun cuando pueden recibir agin 1 ry g ere 'y alguna botetada por parte de aquelfos, L fia de los chicos es, i hicos mayores, incluso auy iid so aunque estos sean en exceso ru. Siaus el chi pote bien pareida® ‘0 creo que el estatus alto o baj ies hoe J én el prupo de c ii Hien estos permanentes en fa personaiuied Les aie es cating, es Entre sus compateros tienden a tener una hart ane a at 2 A PIENSO gue Ios sentimientos de inseguridad mH aa ado de Csstve duran toda la vida * Flas sido juzgade por arses i de iguales y 50 te ha declarade culpable. Jams sop mee, aon menos no he podide. ras Supsras algo io es facil probar, sin sin embargo, que las ictmsictatiee § las inseguridade: ta (0 cualesquiera otros problemas psicolégicos) tiem = meee en su origen percibieron alge rar Coe ee e en 5 e0 $u personalidad. Quiza ‘sus padres cuenta de ella, y tal v, pa tambiéa re dis y tal vez no fueron demas a aa 2 : mpace. $i Ralphie estd tan confundido rire : We sus companeras la rechazaron, a que lo recha. m2 ELMITO DE LA EDUCACION zaron sus padres o a que lo que estuviera mal en él no mejor6 en modo alguno? Yo he descubierto algunas pruebas de que son, em efecto, las-¢x- periencias en el grupo de compaiietos las responsables de problemas ulteriores: implican a nifios que son pequefios para su edad, ya sea porque maduran mas lentamente o porque estan destinados a ser adultos pequeios. Los nifios pequesios, especialmente si son chicos, tienden a tener un estatus bajo entre sus compaficros. Su talla es Ja iinica razén para que sean rechazados por sus compafieras, ¥ n0 Jo es en absolute para esperar que-puedan ser rechazadlos por los padres, Es mis, los padres tienden a proteger més a los nifios de me- nor talla. Y sin embargo, los nifios de talla pequefia som mas pro- pensosque los altos a sufrir de baja autoestima y a albergar otros prablemas psivologicos.” Aunque puedan superar su pequeftez, sus-@tros problemas no son tan faeiles de superar, Un investigador hizo un seguimiento de dos grupos de chicos hasta la edad adulta: los que maduran lenta 0 répidamente. Los que lo hacen lentamente eran ms pequeitos delo normal para swedad durante la infancia y la adolescencia, pero de adultos se ponian casi la par, pues, por término medio, apenas eran un par de centimetros més bajos que los que maduraban rapida- mente. Pero las diferencias de personalidad persistian.!* Los que madurabsn pronto tendfan a tener confianza en si mismos y a sen tirse sepuros, varios de ellos se convirticron en ejecutives de éxito, Los que maduraban Jentamente estaban menos seguros de ellos mis- ‘mos, eran mds inclinadlos a la susceptibilidad y a buscar la atencién de los demas. En los lugares del mundo donde atin existen grupos de juego mixtos, los asumtos de talla y estatus no som importantes. Un nifio comienza siendo el masjoven y el mas pequeiio de sugrupo de jue- go, pero-gradwalmente Va ascendiendo en elescalafén. Tiene lasen- sacidn de ser empujado hacia arriba por todo el mundo y. mas tar- de, tiene la experiencia de que otras nifios mas jévenes y pequetios Je miran desde abajo. Los nifios en Tas sociedades urbanizadas no tienen esas experiencias. En casa siguen siendo los mayores 0 los pequefios entre sus hermanes. En la escuela es probable que per- manczcan durante bastantes afios, si tienen suerte, en to alto del totem y, si no, en la tase.” BN coMPariia BE nus CONOCETE AT) Mistaey En latin momento, alrededor de los siete wacho afios. los nifies 6o- micnzan a compararse a si mismos.con sus compaficros de un modo due nunca antes Jo hab/an hecho, Pregtintale a un grupo-de nizos fn un parvulari: «;Quién es et mito mas fuerte de esta clase, y todos ellos darsin un salto y gritardn: «; Yo, yo!», A las ocho son més Gibatillados: seta al chico mas grande, o a més agresivo, y ang 4 UEEse8 nifes de ocho aftos han hecho ests infinitamente més fc Ia capacidad de un chimpancé: han construide un model inteme de funcionamiento, no tanto a partir de las personas signifi. cativas de su vida, como de sf mismos. Y pueden comparar este ma, elo su autoimagen—con algo bastante abstracto: el grupo como todo, Un chimpancé sabe perfectamente a qué miembros de + rupo puede pegary a cules ha de someterse, y de! mismo modo lo sabe un niRo en un parvulario, Pero dudo mucho de que inelso el regah net jefe sepa que lo ex Lo tnico que sabe esque, iti sabes conviene, te ind mejor site apartas de su camino, Cuando los nifos aprenden cosas sabre s{ mismos es hacia la m= ‘ad de la infancia. Lo fuertes que son. Lo guapos que son. Lo répidee queson. Lointeligentes queson, El mado de hacerloescompurie dose a sf mismos con aquellos con quienes comparten una catesori Social, los ottas que son «como yor en el grup, sm «|i comparacién social» os el término téenice adecuado para re- (Eritse al conccimiento de uno misma mediante la comparacion con los otros. «Si hubicra algtin poder que nos dicra el regula de vernos comonos ven los otros!» dijael pocta Robert Burns Pers eque si lasotros nos ven como seres aburridas bichos raros o simolem ras lun0s cenizo$? No le quiero mirar el diente aleaballorepaladen pore ‘ermoscoma ls tros nos vennives siempre un bush aeeeae ee ‘Afortunadamente, tiene algo que lo salva: nosotros eseonemos con qué grupo nas queremos comparar. Un chico dure de casts curso puede considerarse a sf mismo asi si él [oes mis que la mayorta de sucurso, No tiene em Por qué compararse con los de quinto y sexto descubre que noes el chico mas duro a 0 Fo de Ia clase, hay una ‘onsierable cantidad de papeles au disposicién para eseoger alguna at ELAMITO DE LA EDUCACION ‘que no haya sido ya cogide, El del gravioso det grupo. por ejemplo. La mitad de la infancia es el momento en que los chicossan encasi- Hados en papeles que pueden duratles ya para el resto de la vida. Escogen esos papeles 0 son propuestos —o forzados— para ellos por los demas. Cuando ocurre, los rasgos con los que se inicia un chico en un papel oncreto tienden aser exagerados, Los graciosos, son eraciosisimos; las listos listisimos.E! humor y elintelecto se han convertido en sus especiatidades respectivas. “Todo esto es excelente para aquellos que son diferentes a pro- pésito o de una manera que le parece acepiable al grupo. Pero qué ‘pasa con los nifios desafortunadas que son diferentes y no pueden hacer nada por remediario? La nifia con audifono, El nif dema- sindo alto y demasiado blanco, Cuando un chimpancé sufrié la po- lio y volvid, arrastrandose, a reunirse con su grupo, Los miembros de Este lo atacaron. La antipatia hacia los extrafios se transforma ‘facilmente en antipatia hacia lo extrafa. Si eres diferente, no eres uno de nosotros." ‘A medida que los nifios se hacen mayores se vuelven mas cans- ‘eientes de los modos como la gente se diferencia entre si. Son mus ‘chas las cosas que sirven de fundamente para dividirse en grupos ‘separados y ms pequenos. Las amistedesentre nifios de diferentes, razas o de diferentes grupossocioccondmicos van siendlo menos co» mumes que en los afios della escuela elemental, Los que tienen buen rendirtiento académico suelen agruparse con quienes también lo tienen, los alborotadares con otros de su condicién. Hacia quinto curso, fos niflosseasocian entre sf en grupos que van de tres a nue- ve miembros, los cuales se empefian en diferenciarse ss mismos de Ios otros grupos. Dentro de ellos, mientras tanto, los miembros se van volviendo mas y més parecidos los unos a [os otros," El estudiogo del desurzollo Thomas Kindermanestudi6 algunas de esas camarillas en uma clase de quinto curso-y descubrid «ue fos nifes que pertenecian al mismo grupo tenfan similares actitudes hacia los deberes, Bueno, eso no es demasiado sorprendente: los ai- fos probablemente pertenecian a la misma pandilla porque tenfan actitudes semojantes. Pero en quinto curso las pandillas atin no se han consolidado: los nifios pueden cambiarse de unas a otras. Eso le proporcioné a Kinderman la oportunidad de estudiar lo que su- cede cuando un nifio entra o sale de un grupo de empolones. ¥ lo EN connaiia ox rainUS 25 Esun circulo vicioso que.en esas cir- ‘cl que se recoge Jo siguiente: «A aquel ido, y vivird em la abundancian." ; Quien dijo que la vida esjusta? A ver si fecha os Sit embargo. Durante cuatro aiios de mi infaneia Sido teen Pot mis compaeras. Por aquellos dotoresos aiios he Pensada con creces. Si aquetlas esefloritass del barrie pijome hubieran acepta i Hoomeia lado, probablemente me hubiera convertido