Está en la página 1de 12
Mente Mackrtd , 2004 Uoteda Ball ne ARMANDO RODRIGUEZ PERE: Los grupos san la expresiém més rotunda de ta dimensidn social de los seres humanos, En primer logar, porque en ellos sitisfacen necesidades bioldgicas. La literatura que muestra a personas sobreviviende solas como consecuencia de un accidente 0 de un apocalipsis (Robinson Crusoe. Waterworld, El seftor de fas moscas, etc.) ilustra las dificultades humanas para sobrevivir a) margen de los otros, En este sentido, reunizse con otros miembros de la especie en general au- menta la capacidad de supervivencia de Iu especie. En segundo lugar, porque en ellos satisfacen necesidades psicolégicas come. por ejemplo, construir su identidad. Aunque los individuas se juntan con otros y forman grupos fisicos, 1o importante es la pertenencia a un grupo psicoldgico. es decir, a un cantexto social en el que dos o mis personas se peeciben y de! nen a si mismas como iguales entre si y diferentes a los que no estén en su gru- po. Por lo tanta, et grupo proporciona algo tan importante para el funcionamiznto social como son las claves de la autodefiniciGn y de la definivida de los otros Dado que nuestra identidad social es decir. nuestra iden de quignes somos y Jo que valemos— est intimamente ligada a nulestras pertenencias grupales, uns de las priineras consecuencias de convertimnos en miembros dé un grupo es un ‘cambio en la forma en que nos vemos 2 nosctros mismos: iendemos a swtode f= nimos en funcién de esa pertenencia grupal, Owa fuacién p plen los grupos es que también contrituyen a reducir Iu ansiedid y 1 ince ‘umbre ante fo desconocide ¥ proporcionan un coniexio en el que los individuos disfrutan de ta compaaifa de los otras y comparten intereses ¢ intenciones. Por Giltimo, las personas también se afilian para obtener aprabacién y satisfacer el deseo de establecer vinculos emocionales que les unan a los miembros del grupo, En tercer lugar, los grupos son una expresién de Sa dimensign social de los seres humanos porque én ellos satisfacen necesidades informacionales. De he cho, nas reunimes con otras con el fin de obtener informacion acerca de nose- {ros mismos o ef ambiente. Sdlo contrastando la informacién con fa de otro: demos construir una visién compartida de la realidad. En ocuslones. law personas coldgica qi 82 / Et sociograma se retinen can otras con el fin de validar sus opiniones, actitudes y creencias, La coincidencia con los otros, es decir, su semejanza con nosotcos en cuanto a sus actitudes, etv., nasda confianaa en nuestros puntos de vista, satisfaciendo as’ la necesidad basica de evaluarnos. Todo esio hace de tos geupos y del apoyo que ellos nos prestan un auténtico remedio para la salud ffsica y mental de las personas, Semejante cdmulo de ven- tajas hace que pusemes en grupo gran parte de nuestra vida y que en ellos adop- temos muchas decisiones trascendentales, La familia, 1ox amigos, los compatie- ros de trabaja cumplen este papel. Pero también, en el nivel més formal, la aociacién de vecinas, ef ayuntamiento, el parlamento y el gobiemo son una muesizu de la confianza que tenemos los seres humanos en la superiaridad de las decisiones de grupo. Ahora bien, {dénde estd la clave de la supetioridad de los grupes? ;Qué ca- racteristicas de los grupos hacen de ellos un contexto beneficioso para nuestras vidas? Los psicdlogos sociales han realizado muchas investigaciones encamina- das a dar sGlidas respuestas 1 estas cuestiones y, sin embargo, atin se est muy Jejos de tener una respuesta uniinime y untvoca. Unode los escollosen este sen dero es la gran variabilidad que existe en las grupos y la multiplicidad de fun- ciones que cumplen segain el tamafio, la duracién, el estilo de interaccién, la es- tructura, las metus, el estilo de liderazgo, ete. De hecho, cualquiera de estas dimensiones es suficiente pura modificar la naturaleza del grupo. Sin embargo, hay una dimensidn que representa el aspecto mas social del grupo: la atraccion interpersonal y sw efecto sobre la cohtesién del grupo. Esto significa que tanto un grupo de amigos coma una organizacién formalmente estructurada y regida por normas que trascienden a los miembros son caldo de cultivo de relaciones imerpersonales y de simpatias mas © menos encubiertas La existencia de relaciones interpersonales y sus efectos sobre el conjunto de la vida del grupo constituyen la dimensién més relevante para estas paginas. Ciertamente, siempre se ha sabido que los grupos aportan a lus personas el abrigo necesurio para sobrevivir y que en el contacto estrecho entre unos y otros halla e| individuo una fuerte sensacidn de bienestar, Sin embargo, no ha sido hasta hace algunas décadas cuanda se ha descubierta que todo grupo, sea éste de amigos intimos 0 una organizacién con una estructura muy formal, da lugar a una ted de relaciones cuyo efecto sobre el conjunto de la vida del grupo es determinante Imagine, por ejemplo, la relacién de 15 personas en un ejército. En el dmbi- to de unas maniobras sus rélaciones estardn determinadas por una estructura for. mal jerarquica, de modo que el capitin est4 a las érdenes del comandamee, el co- mandante a las érdenes del teniente coronel y éste a las de un coronel. La estructura de mando hace que se respeten Jas jerarqufas y se obedezcan las ins- ‘lucciones de los superiores, Esta estructura podria representarse mediante él si- guiente diagrama en cl que cada Ifnea representa lus relaciones predominantes ‘enire individuos del grupo, La estructura interme de los grupos / 33 ‘Comandante T ‘Comandunie 2 Comandante 3 " Ee} Ey | FR = ap Es] BS} —Esiructura de mando en un ejército, Ahora bien, también podemos registrar todas las conductas sociales de estos oficiales en la celebracién de boda de un amigo comin, El siguiente dingrama muestra las relaciones entre estos individuos, [Capi] we 5 xO Coronel j | Figura 2.2.—Representacin de las posibles relaciones infermales entre miembros del ejéscito. Como se ve, fuera del cuartel Ia red ha suftido serias transformaciones. Po- . demos aventurar que el teniente corone! 1 interactia mas que el coronel, 0 que el comandanie | tiene muchas relaciones con las capitanes. Esto no es el resul- tudo de la estructura formal, ya que si observéramos a oficiales de la misma gra- duacidn pertenecientes a otra divisidn del mismo ejércita podrfamos obtener un diagrama diferente: © inc Pie AVENE S0clog Comandante 3 (Eapiean ~| . (Comandante | Comandane2) —“|Eapriin} LComndane?} epi jones informales entre miembros de et ipo, las relaciones son menos fy cen 4 contacts ent ferencias fu ntes y, en toda caso, se rex jos capitanes. Es decir, las relaciones de amistad o de pre a del Ambito de la 0: cién en la que trabajan'son menos in: tensas que en el primer caso, Ahora bi ds ganizacin intl ido estas relaciones al margen de o ‘lelas a la or- fluye en ef funcionamiento del La respuesia a este problema lo proparciond ta psivalagta ind os cuarenta, y st an rial de los lisis constituyS uno de los descubrimientos més impor- antes en el estudio cienti 8, 0 de los El origen del descubrimiento de la importancia de las re el seno de los grupos y las organizaciones est en la Escuela de Re manas. Esta surge en América como reac loriana, que se eentrat mente en la sGio factores mecdnicos (movimientos ensamblar dos piezas) y temporales, Los primeros pasos de | ciones Humanas se d inizacida que es, hoy dia, emblem: factoria que | én a la origntcisn 1 1 de) rendimie en cuent nen una ory: (Hawthorne), bre de Elion Mayo, que las d y fas presents en Fhe Problems of aut Industrial Civitisariow (1932 Mayo comenzd estud: a iffluencia iluminacidn en [a productvi- dad, ya que segiin ots investigaciones existfa cierta vorrelacién entre ‘ tores aunque no se sabia bien la razdn de ello. Se eres, Le estnictura Interna de fos grupos #86 /. 3. esatelacin podia estar en elementos psicolégicos poco precisas (sugestidn, pru- Tio personal, ete), Para este estudio, Mayo proyeet6 el «Test room», una habi- sstilon. separada en la que se hizo trabajar a seis operarias que Ilevaban algin “tiempo trabajando en la WEC. Ademés de-estas seis trabajadoras, se puso ur ob- - -Seryador que anotaba todo Jo que pasaba en la habitaci6n. El trabajo consistia en ensamblar 35 elementos de dimensiones reducidas en un relé y fijario con per- nos mecdnicos, En el marco de la investigacién se Ilevaron a cabo modificacio- nes en la jornada laboral, en el nimero de interrupciones permitidas, en los in= centivos salariales ofrecidas, etc, Mientras se variaban estas dimensiones, se mantuvieron constantes otras variables que investignciones precedentes con- clofan relevantes en la productividad (iluminaciGn, earacteristicas fisieas de 1a aumdsfera, estado de salud de las operarias, etc.). Para sorpresa de todos, en las itimas fases del experimento en el que se restablecieron las condiciones origi- rales (salario mds bajo, jornada laboral mds larga, no interrupciones, ete.) la pro- ductividad no slo no se redujo, sino que mantuvo la misma pauta dé increments que se habja logrado mejorando las condiciones de trabajo, En consecvencia, Mayo concluyé que dlebfan existir otros Factores distintas de los manipulados que explicaran ef fenémeno observade. : El anslisis de todos fos experimentos permitis descubrir que el extudo de sa- ud, alimentacién, iluminacién, calefaccién, ete,, no ofrecfa cerrelaciones signi fleativas con la produccién, Eran importantes, pero slo hasta un cierto nivel, mis alld del cual dejaban de afeciar significativamente a la produetividad. En cam bio, habia otras variables, como el estilo de mando o el grado de participacion del grupo en las decisiones, que desempefiaban un papel decisivo. Es decir. var fiables relacionadas con el clima social del grupo y que repereutian en la cohe- sign de grupo y en las avtiiudes que el grupa mantenia frente al trabujo. A partir de aqui, se reconocié él papel decisive que juega en el comporia- mento del trabujador el grupo forrmado espontineamente al que pertenece. es de- cir, el hecho de que, al margen de la estructura formal de la empresa. surja una estructura informal con capacidad para escablecer normas precisas explicitas yfo implicitas que garantiven la estabilidad interna y refuercen la seguridad de Stis miembros. En 1939. en fa misma empresa, Roethlisberger y Dickson (1939) trastadaron a Lt hombres al «Test rooms con el objeto de observar y regis To largn de Ja jornada, La tarea de los hombres era el montage de equipos nicos con 114) 0 200 terminales eonectados, Nueve hombres (conectores) mados de conectar [as terminales mediante cables, mientras que adores) solduban esas conexiones. Finalmente, dos hombres (ins- pectores} revisthan el trabajo reatizado. Aunque cada hombre tenia asignade en salario diferente en funcidn de varios criterios tantigtiedad, puesto, ett), podia recibir un plus si él equipo. en conjunte, produeta mis de lo establecido. El of- servador registra conducts de los 14 trabajadores durante seis meses y mt #46 Gonelisiones dé estas observaciones se presentan én los diagramas que |) primer diagrama (figuta 2.4) muestra la participacién en bromas y juegos ‘gnighiras trabajan. Los trabajadores son identifieados con un nimero y una letra (C= conectores; § = soldadores; I = inspectores), mientras que las flechas indi- can las relaciones entre los trabajadores. Figura 24.—Representacida de fas relaciones info cn la ave de observa alas (bremas y juegos! de los nibs, a (Test coom). La lectura de este diageama permite observar claramente Ia axistencia de dos subgrupos, uno formado por C1. C2. C3. C4, C3, [1 y SL. y otro por C6. C7. C8 C9 y Sd. Asimismo, se observa Ia falta de participacién de 2 ¢ 12 2n este tipo de conductas. Tambien se observa que en el primer subgrupo hay mayor parti- cipacidn de los trabajadores en condueias de grupo que en el segundo. Por diti- mo, $2 detecta que Cl, C3 y C4 san las personas del grupo que mis ‘pan. y C5 y C7 las tinicas que participan en juegos con alyéa miembro del oro subgrupo. El siguiente diagrama (figura 2.5) representa fas relaciones de ayuda entre Jos trabajadores, Las flechas unidireccionales indican el sentido de Ia ayuda. de modo que podemos tener una medida de quién ayuda mis y quién revibe mis ayuda De este diagrama se deriva In existeneia de dos subgrupos, aunque sé com- prueba que Ins limites entre ambos son mis diftuses de los gue el primer diagrama daha a entender. C1. C2. C3. C4, C5 y St estarfan en el subgrupo A. mientras que $2. $4. C6. C7. C8 y C9 estarian en el subgrupo B. Adena hay relactin de ayuda entre [os s de ambos subsiupos. Asf CL ayuda a C9. SI ayuda a Pea La estructura interna dé los grupos ¢ 37 Figura 2.5. —Representaciénde lac relacionesde ayuda de los trabajndores en la nave de observacién (Test room), C7, C4 a C6, $4 a C4 y C6.a C3. La persona que mds ayudas recibe es C3 (4), mientras que la que més ayuda da es C6 (4). Por tiltimo, varias personas no re- ciben ninguna ayuda, concretamente C2, $2 y C5, La figura 2.6 representa las relaciones de amistad que se observan en el taller. A partir de la observacidn del diagrama se concluye lo siguiente: Figura 2:6 —Representacién de las relaciones de amistal de os rabajadones en lu navede observacign (Test om). Se confirma la existencia de los subgitipos informales en el comtexto de 1a organizacién, Estos estén formados por C1, C3, C4, SI y Il (subgru- po A) y por C6, C7. C8, C9 y $4 (el subgrupo B). 4, 5,82, [2 y C2 no pertenecen a ningdn subgrupo, 3. Sly C7 son los Gnicos que mantienen relaciones de afecto con bros de ambos subgrapos. 4. Es imeresante observar emo entre los tres diagramas que pertorios conductuales distintos se reproducen eiertas pautas Estas observaciones son Ia primera muestra de Ia emergen ja de celaciones de preferencia que se superponen a lik propia estructura de la organizacién. En ie WEC, ef contacta entre los trabajadores de la nave no fue equilibrado si- guiendo la pauta establecida en la red de roles de 1a empresa, Unos inspectors ee relacionaban mas con las conectores y saldadores, y éstos a su vez tenfan sus propias preferenctas, Adems, los investi gadates mostraran que 1a calidad y fre: cuencia de esas relaciones eran especialmente deter oductividad de los grupos. ‘Otro estudio que emples la observacidn de Las redes informales en su seni fue ef llevado a cabo por Whyte, que ha quedada identificado para los psicclo~ gos sociales como el estudio de Comé ‘je la calle Norton. Whyte estaba interésado én estudiar la on ‘las mafias organizaclas y la estructura polftica. Asimismo, se interes ba por los jovenes porque esisban constrayendo una sociedad a! margen de mayores. En cinta y cuarenta habia en Cornerville nes: los universitarios que buscaban el modo de march: fas de las esquinas (corner boys) cuya actividad se Timitaba a est y en los ba ta calle Norton. incidencias obser Finalmente, su libro Sireer Comer Soci ne en los otros Ia posicion y el prestigio d ville (nombre virtual) sobre anizacion social de esta § afl ¢ a otra ciud: ®. En Comerville conocid a «Doc». el lider de la panditla de ig que se unid registranda en su cu Jos miembros de la pand 9 cada mie w27n ativas de los miembros de sus Iineas Ge influencia tras varios afios d2 observacisa de ellos. En él. Why bros de! toria de suis relaciones. Coma se obsers iscutible del grupo. Enel enestatus. Mike Sy explied edimo la relac idn que existia ent igus de los miembros y la his rama. Doe és recone grupo estaba respaldada por las estatuis mils amigos Muy cereal Doe y ju 4 miembros mas tenian muchos ami sicida de Long Je na reputacid ala amistad que tenia e sigur 2.7 Represent da posit yo presto bos miranda Era mis joven y tenfa malos habitos en tos juegos, de modo que careeis de mis ‘prestigio en el grupo. Estas investigaciones y nuestra propia experiencia confirman [42x istencia de relnclones entre los miembros de un grupo. Estas relaciones poco reguladas por caaeerns explicitas 0 por estrucuuras de roles han recibido et nombre & relacio- vor informales. cuando los individuos que las llevan a eae eonfiguran dé ne ems 9 menos difuso un srupo. éste se denomina grupo informal Esta dis- TinclGn_-formal versus informal— se emplea para diferencias orgarlzAce de los grupos surgidos esponténeamente y con UF objetivo bisicamente socioe- iy iciaal {por ejempld. grupo de amigos). Sin embargo. también emplea para distinguie las reluciones que en una organizacién vienen marvada por las normias ¥ los roles establecidos por ella de aquellas felacianes que swrESn et al seno de yea misma oeganizaeion pero que no tienen mas regulackin que Ja que implicita 6 explisitamente vayan acordando los miembros. Normalments. trata de re- Taciunes derivadas de las preferencias de cada uno, pot to que noes dificil que sean In simiente de amistades estrechas entre tos miembros Los grupos formales, por tanto, son axuellas tegidos por uns eS OT de roles lz onganizacign deteeraina Ia posict6n y el repertorio de conductas de cada vever una fed de rebiclones (la organizacion dewermina con quiénes debe te ralgcidn ¥ con quignes no} y una mets preestablecida, ET ajusie de cada indini- Feces Ps AGG Ta Grpinizaci6n, 0 Ia Variabilidad permitidd en Ta ejecucién de los roles, ‘depends de las caracteristicas de la organizacién, pero norma, red y metas exis ten de hecho; El ejército es un grupo formal donde estos pardmetros estin bien establecidos, pero también son grupos formales el grupo de clase, una comuni- dad feligiosa, ete, En los grupos informales, las relaciones, los roles y las metas son el rexu tido constante de las relaciones y negociaciones entre los.miembros. San los grupos de amigos que aparecen en el seno de las organizaciones 0 que se con- solidan simplemente como producto de encuentras casuales. En los prime- ros contactos, no hay normas, ni roles establecidas, ni metas prefijadas. Sin em- bargo, pese a que con el paso del tiempo las relaciones van generando normas y objetivos, éstos pueden variar en cualquier momento bien como resultado det acuerdo entre los miembros y 10s roles que cada uno desempefia en el erupa de amigos. bien como consecuencia de cualquier contingencia acuecida al grupo. Para un cientifico social conocer la existencia de estos grupos es de vital in- terés dehido al efecto que tiene sobre In organizacién, Para muchos maesiros es un auténtico enigma descubrir por qué unos afios su grupo de alumna respon- de bien a fas instrucciones y demandas que se le hacen y otros atios le recuer- dan un calvario. Muchos responsables dé recursos humanios en lasempresas ven con perplejidad los cambins que se producen en la productivided cuando se re- emplaza a algunos trabajadores en la cadena de produccién, Animadores sociue les se preguntan por qué ciertas wenicas tienen un resultado espléndide en cier- 10s grupos y desastroso en otros. Ciertamente. saber que «por debajo~ de las redes formales dle comunieacién hay un mundo de reluciones leno de vitalidad es el primer paso en el diagnds- tico de los problemas retacionades con los grupos. Sin embargo. tener esa in- formacida no es suficiente. Es preciso tener las herramientas para eaptar con la maxima precisivn esas redes informales que se yuxtaponen a las relacinnes oF ganizacionales Es posible que personas tamiliarizadas con los grupos se sientan asi misma capaces de deteeiur lo que hay «debajo» de un grupo can coniflictay observan docada dia las reacciones de ios miembros y anotundo én wn diario euantas eae ciones observe en ellos, Sin embargo. ello les requeriria mucho tiempo y © tes rios de observaci6n y andlisis que habitual mente sé pasaa por alto, Ades, ni siquiera en estas condiciones hay guruntia de Llegara conelusiones vitidas. Geur- ges Bastin (1061) relata en su monografia sobre el socingrama que pregunti a un grupo de profesores. transcurrivos tres meses de curs. si del grupe que te- nian a su cargo podian sefialar los nivios que eran populares. aislidos y exclu dos. Jos lazos de amistad ¥ los prineipiles subgrapos que es istian, Simulnine mente, apled un socing: La experiencia puso de manifiesto las dificultacles descubri mente «le contrast 11 kis profasores p trataban diariamen+ cama en esc claves pura tener We te i las carseteristivas sociales de los nifios a los 4 5a Le pstlictura interna de 19s grupos 44 te. Ademés, hay razones para sospechar que jog profesoies y los resultados del test socioméirico aumenta a medida que la edad de los miembros de! grupo es mayor. El test sociométrico nacid, pues, con la vocacién de suministrar a quienes tra- bajen con grupos indicaciones acerca de Ia vida intima de los grupos y de ia po- siciGn que ocupa cada uno de los miembros en el contexto de esa red de relax ciones informales. ves Pri