Está en la página 1de 302

El Club de las Excomulgadas

Agradecimientos

Al Staff Excomulgado: Mdf30y por la
Traducción; Bibliotecaria70, Dennys y Puchunga
por la Corrección; Laavic y Mokona por la
Diagramación, Leluli por la Primera Lectura y
Laavic por la Segunda Lectura Final de este Libro
para El Club De Las Excomulgadas…

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
A las Chicas del Club de Las Excomulgadas, que
nos acompañaron en cada capítulo, y a Nuestras
Lectoras que nos acompañaron y nos acompañan
siempre. A Todas….

¡¡¡Gracias!!!

2

El Club de las Excomulgadas

Aviso Excomulgado

El Club de Las Excomulgadas ha realizado este
proyecto de fan traducción Sin Ánimo De Lucro
Alguno.

Está hecho por Fans para Fans, Siendo su
Distribución Complemente Gratuita.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
No ha tenido en ningún momento el objetivo de
quebrantar la propiedad intelectual del autor o
reemplazar el original. Su Único fin es incentivar
y entretener con la lectura en nuestro idioma.

Así mismo las Incentivamos a Comprar Las
Obras de Nuestras Autoras Favoritas, ya sea en
el idioma original o cuando estén disponibles en
español, para seguir disfrutando de estas grandes
novelas.

3

El Club de las Excomulgadas

Argumento
Escritora de misterio y fantasía, coleccionista de cristales y creyente en la
magia, Sophie Alexander no puede resistir el tentador señuelo de encontrar el Cáliz
legendario de Enos. Se siente obligada a perseguir el Cáliz del Dragón aunque el
misterioso y peligroso Severn Damek esté detrás de ello también. Poco sabe que
está en un camino de colisión con un ser sobrenatural directamente salido de una
de sus novelas.

El Príncipe Dragón, el evasivo multimillonario Severn Damek tiene una
reputación de ser implacable cuando se trata de conseguir lo que quiere. La

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
fertilidad de su raza está vinculada al cáliz de Enos y está decidido a recuperar el
tesoro inestimable. Es el premio final, o eso cree hasta que se encuentra a Sophie.
En el momento en que la ve, Severn se ve envuelto en las llamas del fuego de la
lujuria. Es su compañera y tiene la intención de poseer tanto a ella como al Cáliz
del Dragón.

4

El Club de las Excomulgadas

Capítulo Uno
El agarre de Severn Damek sobre el volante se apretó cuando se detuvo
frente a Inner Magick. El calor irradiaba de él y amenazaba con dañar el interior del
caro deportivo. El fuego del dragón luchaba por escaparse a través de sus fosas
nasales y boca humana.

Tenía una cantidad infinita de riquezas a su disposición y sin embargo no
había sido capaz de obtener el artefacto que era inestimable, esencial para su
especie, un artículo que valdría su misma vida. Severn sonrió ligeramente, no es
que tuviera la intención de pagar, ya fuera con su vida o su fortuna. Era un príncipe

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
dragón, casi imposible de matar en este reino mortal. Y los dragones tomaban lo
que querían, sobre todo cuando por derecho legítimo les pertenecía.

Nada le impediría recuperar el cáliz. Nadie le pararía de tomarlo. Deja al
Mago Enos quemarse por toda la eternidad por crear el cáliz y vincular la fertilidad
de los dragones a ello con un poderoso hechizo. Deja que la reina faerie Otthilde
muera en una tormenta de frío por obtener el Cáliz de Enos y luego perderlo en el
reino de los humanos. Deja que mortales y fey, ambos se cuiden. Cortaría un
camino a través de ellos y dejaría un reguero de cenizas humeantes si alguien
tratara de impedirle encontrar y quedarse con la Copa del Dragón.

El olor de cuero caliente obligó a Severn a contener su cólera y su fuego.
Considerando su estado de ánimo, no le divertiría tener que explicar la combustión
espontánea de su coche.

¡Por el Gran Antepasado Compartido! ¡Haber estado tan cerca, sólo para que el
cáliz desapareciera cuando Carl VanDenbergh fue asesinado! ¡Pondría a prueba el
temple de cualquier dragón y su paciencia!

Había creído que la mujer policía, Storm O’Malley, lo llevaría al cáliz. Pero
era una detective de homicidios y sus movimientos habían conducido a muertes, y
sus responsabilidades se limitaban a seguir a los responsables de las mismas.

5

El Club de las Excomulgadas
Sin embargo, la policía, o más bien el collar que llevaba, le había hecho
querer contemplar algo que incluso hace un puñado de años no lo habría hecho,
utilizar la magia élfica para encontrar el cáliz. Severn hizo una mueca. Los elfos, en
general, eran mayoritariamente snob, con sus sistemas de castas y su obsesión por
la pureza de sangre.

Ellos habían sido los primeros en ver un futuro donde los humanos no sólo
anduvieran en el mismo mundo que los seres sobrenaturales, sino que un día
estarían a cargo. Fueron los primeros en huir, creando una casa para sí mismos en
un reino alterno, con sólo unas pocas coincidencias necesarias con éste. Los
dragones siguieron más tarde. Y luego los faeries, lo que probablemente explicaba
por qué estos se parecían tanto a los humanos que les gustaba despreciar.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
Hablando de estos, Aislinn Windbourne Dilessio, la medio elfa dueña de
Inner Magick, era psíquica, así como tenía talento en el poder de las piedras. Era la
compañera del corazón de un policía humano y usó sus habilidades ayudando a
aquellos seres humanos que la magia permitió que ella asistiera. Parecía diferente a
los demás de su especie. Esa era la razón por la que Severn había cambiado su
sospecha y aversión a los elfos y había venido en persona a hablar con ella. Quizás
quisiera y fuera capaz de ayudar a un dragón.

Se deslizó fuera del coche deportivo. La sorpresa se apoderó de él cuando
llegó a la puerta de la tienda. No había ninguna razón para pensar que algo de gran
valor fuera a encontrarse dentro de Inner Magick, pero cuando tocó el cristal, el calor
y la energía llenaron su pecho. Cada instinto insistió en que algo inestimable
esperaba dentro para ser reclamado.

***

Sophie Alexander sonrió cuando desenvolvió otro juego de runas y examinó
la calidad del trabajo. Se sentía como una niña a la que dejaron jugar en una tienda
de juguetes, aunque oficialmente estaba a su cargo mientras Aislinn y su asistenta
Marika estaban fuera por el resto del día.

6

Por costumbre su mano se fue al collar del compañero del corazón que Aislinn le había hecho para ella. eran conscientes de la existencia tanto de Pierce como la de Tristan. ¡Asombroso! Había pensado que los otros policías se darían cuenta de que estaba con dos hombres. Aislinn Windbourne Dilessio. Tanteo para el cristal del Jory Strong . El Club de las Excomulgadas El calor fluyó en ella al pensar en su mejor amiga. diez. ¡Storm terminó con dos hombres. Según Aislinn la piedra cobraría vida en la presencia del hombre con el que se suponía que Sophie compartiría su vida. Definitivamente parecía más caliente que de costumbre. viviera con dos hombres. cero. El color de sus ojos era diferente. aunque Aislinn minimizara esa parte de su talento extraordinario. la detective de homicidios. ¡incluso se consideraba casada con ellos! Era algo bueno que Tristan y Pierce fueran primos y que parecieran gemelos. de la misma forma que quitaba importancia a su increíble habilidad para fabricar joyas y cristales. Era un colgante de hojas sutilmente elaboradas que acunaban un cristal azul oscuro con indirectas de rojo. le había dicho: —Pronto. Pero no significaba que estuviera a punto de rendirse o comenzar a dudar de Aislinn. Trace. Brady. pero hasta ahora sólo parecía que el marido de Aislinn. 7 . una vez que Aislinn le dio un collar. Sophie cerró los ojos y se concentró en el cristal oscuro de su propio collar.Serie Vínculos Sobrenaturales III compañero del corazón. No creyó imaginarlo y cuando Aislinn miró la piedra antes de irse con Marika.El Dragón de Sophie . Sophie se rió suavemente. Número de citas. después de haber sido testigo de lo que le pasó a su prima Storm. no uno! Todavía se sobresaltaba interiormente porque su prima. y nadie se había enterado de nada. De ninguna forma. la dueña de Inner Magick y médium. y compañero policía de Storm. convirtiéndolos en creaciones artísticas. de tonos distintos pero un comentario sobre que estaban de moda las lentillas de colores. sobre todo no ahora.

a tener el incorrecto. Bueno. Y además. Respiró hondo y volvió su atención a los juegos de runas. No soy como mi madre. Años de práctica y la distancia del tiempo le permitió mantener las imágenes de la escena de horror del asesinato de su madre controladas. En otros momentos. tener a alguien que la amaba se convertía en una pesadilla. 8 . todo depende de las especies probablemente. sí. Pronto para uno de los dragones o faeries que creaba en sus novelas fantásticas. sí. y dejar a un lado para ella. pronto no podía ser lo suficientemente pronto. —Pronto —susurró. no. El Club de las Excomulgadas Pronto. y Aislinn tenía a Trace Dilessio. tres juegos. No necesito ser rescatada. ¿No consigues nunca suficiente de estas cosas? ¿Puede tu apartamento acoger otro artículo? Sophie se rió cuando se imaginó su respuesta. —Como si fuera a hacerlo. Arreglos de cristal. el macho superpolicía siendo suyo. A veces la visión de encontrar a alguien compartiendo su vida era un sueño Jory Strong . Bufó ante su propia mentira. por lo general en los indefensos momentos durante el sueño. sobre todo ahora que Storm tenía a Tristan y Pierce en su vida. Sophie apretó su agarre en el colgante y sintió su consolador calor contra su palma. Pero juegos de runas. Su innato sentido del humor y optimismo regresó. Pero en lo que a ella concernía. Podría imaginar fácilmente las cejas levantadas de Storm y volver a hacer su frecuente pregunta. Bueno. Cristales. no creo que tenga ningún conjunto de runas. Hasta el momento había logrado desenvolverlas. esto pueden ser regalos geniales. Prefiero no tener a un hombre.El Dragón de Sophie . aunque no pudo reprimir un escalofrío de nerviosismo.Serie Vínculos Sobrenaturales III acariciado. Pronto para una detective de una de sus novelas de misterio podría ser una hora o un mes. y evitar que salieran a la superficie. ¿Cuántas interpretaciones se podían dar a esa palabra? Abrió los ojos y sonrió. podría ser una década o incluso un siglo.

Storm había atenuado algunas de sus terribles advertencias sobre él. Sophie se metió el collar bajo su vestido para poder sentirlo contra su piel. De hecho. o más correctamente. Porque de lo contrario. y uno de los objetos robados de los bienes VanDenbergh el día que había sido asesinado había sido recuperado. pero una vez que había “recogido” un artículo le era difícil separarse de él. sabiendo que habría un montón de gente que pensaba que estaba loca porque realmente creía que había magia en el mundo. Pero necesitaba creer. Se preguntó si era realmente tan despiadado como se rumoreaba. Severn Damek. Era algo que había sentido la necesidad de hacer últimamente. 9 . Lo había investigado. Era un intrigante misterio. así como de haberla amenazado con arrastrarla a ferias psíquicas. Incluso se hablaba de que había un precio por su cabeza. sólo fue después de horas y horas de pasarse molestando a su prima con preguntas. Se especulaba que había huido de otro país. acabando con su tesoro antes de que lo hubiera hecho. el Cáliz de Enos o la Copa del Dragón. El Club de las Excomulgadas Los podría regalar. Incluso había utilizado partes de lo que había encontrado para dar forma a villanos en varias de sus historias. Aún así. era casi imposible pero podía hacerlo si fuera absolutamente necesario.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III la una a la otra. El propio asesinato fue resuelto. que Storm le había dado a Sophie finalmente una copia de sus notas del caso sobre el asesinato de Carl VanDenbergh I. todavía necesitaba creer. pero el Cáliz de Eros. Frunció el ceño al pensar en su nuevo proyecto y al hombre al que se enfrentaría. Había rumores de que era el jefe de una familia del crimen organizado. todavía faltaba. —Lo que probablemente explica por qué el collar parece más cálido —se reprendió. sería demasiado fácil ver la fealdad y las cosas horribles que la gente era capaz de hacerse Jory Strong . Pero la verdad era que no sabía mucho sobre el evasivo millonario.

si encontraba la Copa del Dragón o no. que estaba bien para Sophie. que Sophie lo hacía absolutamente. que se quedara por debajo del radar y que tuviera cuidado con Severn 1 Asociación Nacional de Carreras de Stock 10 . Era la historia que escribiría. El cáliz había sido asegurado por cinco millones de dólares. y el Cáliz de Enos se convirtió en el Cáliz Medici de Eros. aunque había tejido el trasfondo de la historia del Cáliz de Enos. Pierce y Tristan. y luego desapareció. Y a pesar de que Storm le había advertido cerca de mil veces que tuviera cuidado. Pero un dragón podría pasar alrededor de la maldición dando al mago parte de sus tesoros. La mente de Sophie ya estaba dando vueltas con posibles personajes y tramas. Finalmente llegó a las manos de una reina faerie que lo usó para orgías. El Club de las Excomulgadas El pensamiento en la Copa enviaba el entusiasmo corriendo por su cuerpo como un coche en una pista NASCAR1. aunque en realidad no era el dinero lo que la motivaba a buscar el cáliz. al menos por un tiempo. En algún momento a lo largo del camino. el mago le daba a beber al dragón de la Copa. Con el tiempo. que fue por lo que Carl VanDenbergh I había estado detrás de él durante años. el mago Enos murió o el Cáliz fue robado. lo que significaría una agradable comisión para aquel que lo localizara para la compañía de seguros. si debía creer a los maridos de Storm. la leyenda original de la Copa del Dragón se perdió. también conocida como la Copa del Dragón. el Cáliz de Enos fue creado por un mago que sentía envidia de los dragones por tener tantos tesoros y no compartir nada de ellos. En este momento se estaba planeando escribir un misterio en lugar de una novela fantástica.Serie Vínculos Sobrenaturales III restauraría su fertilidad. A cambio.El Dragón de Sophie . Según un cuento de hadas de uno de los viejos libros de la colección de Storm. en su historia. la vieja cabra. Consiguiendo la reputación de ser una Copa para orgías y para aumentar la resistencia sexual. que Jory Strong . Los maldijo y los hizo estériles. Fin del cuento de hadas.

Los ojos de la mujer se ensancharon ligeramente. Perfume de cristal élfico y juró examinarlo con cuidado antes de sostener a esta mujer bajo él y tomar su cuerpo. Las fosas nasales de Severn se dilataron otra vez. —No volverá hasta mañana. —Busco a Aislinn Dilessio. Sus fosas nasales se dilataron. El Club de las Excomulgadas Damek que también estaba tras la Copa. un pequeño espectáculo de temor femenino y sumisión que sólo agudizó su deseo por ella. sabiendo inmediatamente que era completamente humana y no apareada. El cuerpo de Severn se tensó tan pronto como la pelirroja apareció ante su vista. acariciando su piel y obligándole a cerrar la distancia entre ellos con el fin de bañarse en su olor. Ella retrocedió un diminuto paso. tomando su aroma. el sonido ronco de su voz. Sophie miró con nostalgia la caja de juegos de runas que estaba desenvolviendo antes de levantarse y volverse hacia la puerta con cortina que llevaba a la zona de exposición de la tienda. 11 . el grito de guerra de un dragón al cual no tenía intención de ignorar. En el lapso de un latido de corazón se hizo casi imposible contener la magia y permanecer en su forma humana. Su mano fue a cubrir un collar oculto de la visión por su vestido veraniego. Sophie ya estaba enganchada con la historia. — ¿Le puedo ayudar en algo? —preguntó.El Dragón de Sophie . como si hubiera oído la reclamación. ¡Mía! La palabra Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III resonó profundamente dentro de él. Las campanillas anunciando a un cliente sonaron en la sala. El fuego rabió a través de su polla y ardió en sus testículos.

El Dragón de Sophie . parecían faeries! 12 . confiada. porque se sintió más segura poniendo esa débil barrera entre ellos. El collar del compañero del corazón ardía contra su piel. protector y sin embargo. Este no podía ser su Compañero del Corazón. Él se acercó más. Sophie se lamió sus labios. Se estremeció en reacción. como si estuviera acostumbrado a ser obedecido. ¡Pero al lado del hombre que tenía delante. Su estómago se tensó y revolvió. su manera arrogante. —No. No puede ser mi Compañero del Corazón. Trace-el cavernícola. Tristan y Pierce. extraordinariamente cariñoso. El Club de las Excomulgadas —Tú no eres su ayudanta Marika. —Marie —dijo. Su voz era un gruñido que acarició bajo y profundamente el interior de Sophie. Sus ojos se estrecharon y sus fosas nasales se dilataron como si pudiera oler que estaba pensando en esconderse de él. Era cierto que había fantaseado con tener un marido como el de Aislinn. usando su segundo nombre.Serie Vínculos Sobrenaturales III calor y su olor inundaron e invadieron sus sentidos. uno que fuera dominante y posesivo. Su Jory Strong . —Cena conmigo. se dijo otra vez justo cuando la piedra quemaba contra su piel y confirmaba que lo era. reclamando su espacio personal como el suyo propio. —No sé quién eres. y los ojos de él siguieron el movimiento. —Dime tu nombre —le ordenó. Sus palmas se pusieron sudorosas y su valor trató de huir. Aumentando su conciencia de él. parecía un hombre del Renacimiento y los maridos de Storm.

dando su segundo nombre porque no quería que ella se dejara influir por su reputación o por el misterio que rodeaba su nombre y apellido en el mundo humano—. —Cena conmigo. Cena conmigo —repitió. pero no era ignorante de ella. Sophie sabía que ella nunca se lo perdonaría si se acobardaba ahora y por lo menos no pasaba algún tiempo con Makar. arremolinándose en el interior indirectas de rojo. hay ciertos clanes que usan un cristal para buscar a sus esposos y esposas —le dijo. Podemos hacerlo cerca. Se consideraba por encima de la ley humana. Marie era amiga de la semielfa. su mujer. Puedo cerrar la tienda ahora. Recordó el día que Aislinn se lo dio.Serie Vínculos Sobrenaturales III medio elfa le podría ayudar a encontrar el cáliz. Los ojos de Severn se estrecharon aún más. Se quedó mirando la piedra azul oscuro con su movimiento. a poca distancia a pie. El Club de las Excomulgadas —No sé siquiera su nombre —dijo Sophie. —Entre la gente de mi madre. Hasta que no supiera si la Jory Strong . el día que Aislinn casi se murió. Y además. Su mente era cautelosa aunque su aguda sensación y su caliente necesidad se retorcieran dentro de él como un dragón retorciéndose. —Makar —dijo. Se retiró a la habitación del fondo con el fin de verificar dos veces la puerta que había allí. Echó un vistazo a su reloj. Aislinn. —Es bastante tarde. esta vez más suave.El Dragón de Sophie . prefiriendo atraerla a su guarida en lugar de simplemente tomarla allí. Su mirada se detuvo en los juegos de runas que había estado desenvolviendo. por favor. Si sólo supiera como leerlos… Sophie tomó el collar de debajo de su vestido. si lo prefieres. — ¿No hace sentir a alguien algo que no sentiría si no llevara el collar? 13 . no quería alejarla al luchar con esta mujer.

— ¿Cómo funciona? —Si quieres decir cómo funciona la magia en el trabajo con cristales. Sophie frotó el dedo sobre la extraña piedra. ¿aún si nunca brilla al menos sabré desde el principio si un tipo no es el señor Correcto? Jory Strong . podrías pasarme el cristal a mí. —Y el problema es… soy la única que sabrá que somos perfectos el uno para el otro. —Cuando dejé la casa de mi madre. junto con algo más: el miedo de que el hombre que esperaba delante por ella fuera más fuerte. más poderoso. —Tal vez deberíamos probarlo primero. — ¿No debería visualizar a señor Perfecto mientras estoy haciéndolo? —Lo que hay en tu corazón ya lo sabe. sumerge el cristal en el océano. pero nunca respondió a mí.El Dragón de Sophie . Sintió la misma mezcla de esperanza y deseo. uno de los criados me dio este cristal. Entonces si lo es. 14 . entonces no sé la respuesta. y luego póntelo. ¿Verdad? El tipo puede que no tenga interés en absoluto. más dominante de lo que podía manejar. Cuando tu mente esté clara y abierta. —El cristal no te llevaría a alguien que fuera equivocado para ti. preocupación y nerviosismo que había sentido antes. Podrías hacerte un collar y ver si Trace es el adecuado para ti. ¿Lista? — ¿Qué tengo que hacer? —Camina hacia el mar. El Club de las Excomulgadas —No. —Así pues. Pero el cristal cobrará vida y brillará cuando estés cerca de tu compañero perfecto.Serie Vínculos Sobrenaturales III —La magia exige que renuncies a algo si quieres ganar algo.

—Hay muchos buenos restaurantes cerca —dijo Sophie. rodeada por todos los cristales que había coleccionado. regalos de los vecinos por encima y debajo de ella. sin la influencia mágica del collar del compañero del corazón. *** Severn echó un vistazo en dirección de la entrada cubierta por una cortina y frunció el ceño. como puntos 15 . pensó. frotándose una mano sobre su tatuaje escondido bajo su camisa. sintiendo un tema emergente y sonriendo a pesar de la gravedad que siempre surgía al tener su edificio de apartamentos convertido en una zona de guerra de música a todo volumen y gritos de padres. Había estado demasiado tiempo en este reino. El Club de las Excomulgadas No soy como mi madre. Los pasos sonaron. Sabía que él estaba mirando la forma que sus pezones empujaban contra la fina tela de su vestido. Tenía muchas ganas de volver a su propio piso.Serie Vínculos Sobrenaturales III apoyo de la piedra. Se sentía inquieto no teniendo a Marie a su vista. Le hacía más difícil mantener la ilusión de su forma humana. Sintiéndose desnuda sin ello pero se obligó a ponerlo en la mesilla de noche al lado de la cama y dejarlo allí. ¿Cómo podría no ser atraído por su cabello largo. No me perderé a mí misma y luego mi vida como hizo ella. pelirrojo oscuro que hacía juego con el suyo? ¿Por los ojos de color verde esmeralda que eran una perfecta combinación con los suyos azul zafiro? La satisfacción le recorrió ante la idea de los hijos que producirían juntos. con su aliento capturado cuando sus ojos se movieron hacia abajo. Quería afrontar a Makar sin el Jory Strong .El Dragón de Sophie . Suspiró cuando entró en el ordenado piso espartano. —Pronto —refunfuñó Sophie. pero que ahora le había prestado hasta que consiguiera terminar su actual proyecto. azul oscuro con indirectas de rojo tejido en todas partes. se dijo Sophie mientras subía la escalera al piso que solía ser de Aislinn. Se quitó el collar. Su polla se sacudió y protestó por su confinamiento cuando Marie apareció a la vista. un dragón furioso. Flexionó los hombros y el dragón de su pecho se retorció en tándem con la bestia que era su verdadera forma.

Sus dedos rodearon su muñeca en un posesivo grillete que envió el calor. en forma de hacer el amor. Makar se acercó.El Dragón de Sophie . cargado. todos a poca distancia a pie. Se detuvieron ante la puerta sólo lo suficiente para que ella activara la alarma y cerrara la puerta con llave. Su estómago se agitó ante lo que leyó en sus ojos. un chino. Finalmente él cedió. como si fuera hiperconsciente de ella en cada uno de sus movimientos. —Italiano entonces. sorteando turistas que también respondían a las llamadas internas de una cena. necesidad. y guiándolos a las cabinas y mesas. Se lamió los labios y sus ojos se movieron inmediatamente a su boca. Hay un mexicano. La mirada de Makar se reunió con la suya. El silencio se hizo pesado. y palpitante miedo primitivo a través de las venas de Sophie. Sus ojos se estrecharon ligeramente cuando ella no dijo nada más. y luego salieron a la calle. una conversación silenciosa teniendo Jory Strong . Él preferiría llegar a su cama en vez de dirigirse a un restaurante.Serie Vínculos Sobrenaturales III lugar entre su voluntad y sus instintos de supervivencia. un italiano. saludando a los clientes familiares. Era más difícil de lo que debería ser detener la invitación de saltarse la cena e ir directamente al postre. Se alisó sus manos sobre sus caderas. Mama Lancione estaba en su sitio habitual. 16 . El Club de las Excomulgadas duros y apretados que casi gritaban por la atención de un hombre. en cada reacción a él—. El estómago de Sophie se cayó y se retorció con los nervios cuando llegaron al pequeño restaurante italiano que le gustaba. — ¿Qué prefieres? —Siempre estoy de ánimo para un italiano.

Estudió a los candidatos más probables y aprendió de memoria sus caras. Se dijo que si sus sospechas no se hubieran agitado y la posesividad de su naturaleza dragón no hubiera salido a la superficie. Al final no hizo ningún intento de atemperar el encanto fascinante que su especie era capaz de tener cuando estaban en este reino. podría haber ralentizado su cortejo. Nunca se acercarían a ella de nuevo. Ella era su compañera. El Club de las Excomulgadas — ¿Te importaría cambiar a un mexicano? —preguntó Sophie. Permitió que ella le llevara al restaurante de su elección. Un príncipe dragón no compartía incluso el menos valioso de su tesoro. 17 . Era una mentira conveniente. La furia posesiva hirvió en Severn mientras su mirada se movió sobre varios hombres al otro lado de la ventana. y no tenía ninguna intención de dejarla escapar a su destino. al darse cuenta que tan pronto como entraran. Su agarre se apretó sobre Marie mientras su tensión vibraba a través de su piel y alimentaba las sospechas de que su novio o amante estaba dentro del restaurante.El Dragón de Sophie . Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III —El mexicano está bien —dijo cuando los esfuerzos de Marie por soltarse de él forzaron su atención de los patéticos rivales humanos dentro del restaurante italiano. Mama Lancione la abrazaría y la saludaría por su nombre de pila. y mucho menos a un compañero.

porque nunca había reaccionado a ninguno de los hombres con los que había quedado. El Club de las Excomulgadas Capítulo Dos La comida fue una danza de conversación mantenida en una niebla de lujuria. no tenía más remedio que pagar. rompiendo el paisaje alrededor de ella y reformándolo en algo directamente sacado de una de sus novelas fantásticas. Ella había deseado antes. y sin embargo. Aislinn le había dicho que se sintió hechizada por Trace. Se sentía como si un huracán hubiera llegado del océano. Sophie se preguntaba ahora si había sido demasiado estrecha en la interpretación de lo que Aislinn dijo. arrojándola con fuerza más allá de su imaginación. mojadas. Ahora pensaba que el precio real podría ser más pronunciado. La magia exige que renuncies a algo si quieres ganar algo. Pero nunca había Jory Strong . Nunca había codiciado antes. Había asumido que el precio por usar el collar del Compañero del Corazón era que podría terminar sola. Ahora lo sabía mejor. 18 . donde una escalera conducía a la entrada exterior del apartamento. — ¿Quieres entrar a tomar un café? —Se encontró preguntando mientras se dirigían a la parte trasera de la tienda. Sabía justo cuando hizo la invitación que nunca llegaría tan lejos como a hacer el café que le estaba ofreciendo. Era un tormento para los sentidos que dejaron a Sophie brutalmente consciente de sus pezones tensos y sus bragas húmedas.Serie Vínculos Sobrenaturales III sentido la profundidad de la atracción.El Dragón de Sophie . Sophie había supuesto equivocadamente que hechizada era solo otro nombre para la lujuria. que había sabido tan pronto como lo vio que era su Compañero del Corazón. todo rodeando a la necesidad que sintió cuando ella y Makar se acercaron a Inner Magick. Su mente estaba llena de fantasías y su cuerpo anhelaba su toque. el dolor.

Su gemido de placer vibró a través de ella. —Hermosa —dijo cuando el vestido bajó para revelar la curva de su pecho. Ella estaba en sus brazos tan pronto como la puerta del apartamento estuvo cerrada tras ellos. su parte delantera moldeada a la de él. Su pulgar rozó sus labios hinchados antes de trasladarse más abajo. Sus pezones eran dolorosos puntos apretados y habían estado así desde el primer momento que la vio. El corazón le latía como Jory Strong . Abrió sus ojos cuando llegaron al tirante restante y lo empujó fuera de su hombro. No podía luchar contra el deseo. Cerró los ojos ante las sensaciones que corrían a través de ella. Sólo cedió a ello y se quemó con él hasta que finalmente la necesidad de aire obligó a que sus labios se separaran. desesperada por respirar. Ella no protestó cuando él empujó el tirante de su vestido veraniego de su hombro. Suyo. Ella estaba gimiendo cuando su lengua forjó en su boca una reclamación agresiva. El Club de las Excomulgadas —Sí —dijo. Su mano se arrastró sobre su pómulo. Nunca había encontrado a un hombre como a éste. Los labios de él eran llamas contra su cuello cuando la beso hacia arriba.El Dragón de Sophie . en otras palabras su cuerpo y su coño apretado en reacción. Debajo de la exquisita necesidad se escondía un miedo al que no quería enfrentarse. Ahora el peso del vestido era casi doloroso. No estaba tan bien dotada como Storm. Ella no era ajena al sexo pero nunca había experimentado un deseo como este. Su voz era un gruñido ronroneante que le hizo apretar sus piernas. Vaciló en el rápido latido de su pulso. pero nunca había temido que sus pechos 19 . mientras sus manos bajaban por su espalda. Sophie estaba jadeando. Los nudillos de Makar pasaron sobre la parte superior de sus pechos. Sus ojos se oscurecieron.Serie Vínculos Sobrenaturales III un loco mientras su vientre revoloteaba con la satisfacción que leyó en la cara de Makar.

como si quisiera marcarla. Se sintió desmadejada. Sus manos se movieron hacia los botones de su camisa. Estaba húmeda e hinchada. Ella quería desnudar un poco de su piel antes de exponer algo más de la suya propia.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sus manos la pararon antes de que hubiera desabotonado el primer botón. ampliándolo hasta que su único pensamiento fue ceder a él. Jory Strong . tan sonrojada por la necesidad que apenas podía seguir de pie cuando sus labios finalmente cubrieron los suyos. su cuerpo irradiando tensión y haciendo que Sophie se sintiera más femenina de lo que jamás se había sentido—. su voz ronca ahora. Profundizó el beso. El Club de las Excomulgadas decepcionaran a un hombre. lamiendo en todas partes. Atraparon sus muñecas y tiró sus brazos a su espalda haciendo que su cuerpo se arqueara inútilmente. Cuando dejó sus labios se movió a sus oídos. Su inhalación brusca cuando el vestido cayó hasta la cintura. —Fue casi un gruñido. Gimió de satisfacción. Esta última ganó. Enrojeció con la excitación y vergüenza. llevándose las copas de su sujetador cosido con él. —Hermosa —dijo de nuevo. mordiendo. Sus mordeduras se hicieron más agresivas. complacerle y que le dieran placer a cambio. Tragó el sonido y anheló más. completamente sumisa cuando él paró su asalto.El Dragón de Sophie . Quítate el resto. pero no donde lo necesitaba más. No hizo caso de ella gimiendo suplicante. —Le pidió mientras luchaba contra su apretado asimiento y trató de empujar una hinchada aureola contra sus labios. La castigó por no hacer lo que le había ordenado. Sophie abrió su boca y dio la bienvenida a su lengua en sus profundidades del mismo modo que quiso dar la bienvenida a su polla. 20 . la mujer primitiva en desacuerdo con la mujer moderna. chupando. Sus labios bromearon sobre sus pechos. fue una alabanza embriagadora. su cuello. —Pon tu boca sobre mis pezones. Su boca subió a su cuello. sus pechos.

Sophie le llevó al dormitorio. —Déjame ponértelo —murmuró. —Quítate el resto —dijo de nuevo. Un gemido se escapó cuando rozó las yemas de sus dedos a lo largo de su columna vertebral. anticipando dónde les conduciría la respuesta. dejando que el vestido cayera al suelo. No se resistió cuando él la atrajo hacia su cuerpo. vulnerable. una cautiva de la lujuria. Temblaba delante de él. El bulto de sus pantalones se hizo más pronunciado. Los nudillos de Makar remontaron una línea imaginaria desde el punto del Jory Strong . pero Sophie no se atrevió a alcanzarle. esperando que él hiciera el siguiente movimiento. ¿Dónde está? Sophie sintió que la pregunta era importante para él. Sabía por instinto que no tenía ningún sentido negarle la respuesta.El Dragón de Sophie . lo más cercano a una petición que ella le había oído decir. Se estremeció. —Antes llevabas un collar. una orden. —Llévame allí —susurró. —En el dormitorio. Lo recogió y no se sorprendió cuando Makar abrió su mano. Sophie soltó un par de botones. Había una promesa de placer y finalidad en su voz. 21 . El hambre brilló en sus ojos al verla de pie en sandalias y con un tanga azul oscuro. En su lugar se quedó delante de él. pero más suave que la última.Serie Vínculos Sobrenaturales III pulso en la base de su cuello a donde sus pechos se encontraban para formar su hendidura. El Club de las Excomulgadas Makar la sostuvo apartada de él y la estabilizó antes de soltar sus muñecas. El collar estaba donde lo había dejado en la mesilla de noche.

No sólo quería una compañera humana que deseara complacerle y quien cediera a él sin una lucha. Él no era uno de ellos. estaba a su alcance. Severn tocó la Piedra del Corazón con sus labios y luego la colocó alrededor del cuello de Marie. Lamentó que no pudiera despojarse de su ropa y cubrir su cuerpo con el suyo. Tenía que ser un presagio que el Cáliz de Enos. con un ser humano como compañera. Quería levantar su cara en la canción del dragón. ¿Por qué si no más vendría aquí. buscando la ayuda de una medio elfa. como su padre. Piedra del Corazón. Él había rezado por una compañera humana. azul intenso con hilos de color rojo. 22 . quién aceptaron ser dominados. Quería empujar dentro de su vaina mientras sus ojos sostenían los suyos. La alegría hizo que la magia de Severn brillara y estuviera luchando contra la forma que tenía la obligación de mantener en el reino humano.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III conseguirle un hijo si el cáliz era encontrado. todos sus descendientes le pertenecerían a él. los colores de su guarida. no era diferente a la mayoría de los hombres dragones y sobre todo aquellos que optaron por vivir en este reino. Es cierto que había hombres que encontraban placer luchando con las mujeres dragón por la supremacía. Era demasiado tarde para eso. sino que donde todos los niños pertenecían a un dragón hembra y su palabra era ley. una que fuera tan suave y sumisa donde un dragón hembra era dura y controladora. Esta mujer era su compañera. A pesar de ser un príncipe. sólo para encontrar a su compañera? Una compañera que podría Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Vaciló sólo durante un segundo antes de cederle el collar a él. la propia Copa del Dragón. Su presencia confirmaba lo que ya sabía. El cristal Élfico ardió contra la palma de Severn. así como había hombres.

de hundir su lengua en su vagina y succionar sus pechos. El Club de las Excomulgadas Lo que había comenzado como un escudo se había convertido en una trampa. gimiendo y apretando sus nalgas contra su erección.El Dragón de Sophie . Sus manos fueron a sus costados y luego alrededor de sus pechos. sus hombros. Quiso sustituir los dedos que tenía entre sus piernas por su lengua. Una mano fue a su pecho.Serie Vínculos Sobrenaturales III tiempo como para tirar de su tanga hacia abajo y luego liberar su polla. Sus manos cubrieron sus pezones. apretando y tirando. Pero él lo había dejado para demasiado tarde. Quiso sustituir los dedos que agarraban su pezón con su boca. Cuando ella se hubo dado la vuelta en sus brazos. pasó los dedos a través de sus rizos. conduciendo su cuerpo una vez más en una vorágine de deseo. Le dio la vuelta para que la delicada línea de su columna vertebral estuviera frente a él. le acarició su abdomen y luego presionó entre sus piernas. Su cuerpo se estremecía continuamente bajo su asalto. Severn no se podía permitir el lujo de dejarla verle ahora. Ahuecó su montículo. No podía arriesgarse a que ella tratara de rechazarlo. los anillos dobles de cartílago grueso que circundaban por debajo la cabeza de su pene 23 . A pesar de su desesperada necesidad de saborearla. Su aliento se hizo jadeos. y frotó su clítoris antes de profundizar en su coño mojado. no podía arriesgarse a que viera el dragón de su pecho y que supiera que no le había dado su nombre habitual. Ella se retorcía en sus brazos. Besó su cuello. Pero esta primera vez. Su polla estaba llena de sangre más allá de lo que cualquier varón humano fuera capaz. él gruñó y apretó con más fuerza la suave piel donde su hombro encontraba su cuello. Sus testículos ardían con la necesidad de llenarla con su semilla. antes de que sus dedos tomaran el control de ellos. Cedió ante la tentación de marcarla. agarrándola con sus dientes cuando sus manos dejaban sus pechos el suficiente Jory Strong . Ella gimió súplicas que rompieron el control de Severn. La otra. Ella averiguaría muy pronto quién era.

No pudo resistir. Con un gruñido bajo instó a Marie hacia adelante. Controló sus movimientos y su posición por lo que su pecho estaba sobre el grueso edredón. sus nalgas en el aire y sus muslos extendidos revelando sus pliegues regordetes de sus labios hinchados.El Dragón de Sophie . completamente obsesionado cuando se alojó completamente en ella. Su peso y fuerza la sostuvieron completamente inmóvil mientras su polla se alojaba en su entrada. Lo rodeó con su mano y una sacudida de exquisita agonía le recorrió la espalda cuando su palma tocó los bordes debajo de su cabeza. Su polla se engrosó y se alargó a su verdadero tamaño sin tener en cuenta la forma en la que estaba él. Ella gritó y empezó a retorcerse como si tuviera la intención de rodar sobre su espalda y abrir sus piernas. le condujo a un frenesí de doloroso placer. Su cuerpo cubrió el de ella por completo y no dejó ninguna duda de quién era el dominante y quién el sumiso. La vista de ello envió una oleada de vértigo a través de Severn. sobre la cama. La piel de su pene se estiró tan apretada que casi era doloroso. Sus labios se retiraron en un triunfo carnal cuando comenzó a trabajar en ella. su único objetivo el de estimular a la hembra de su especie a la ovulación. El movimiento costó a Severn su último control. 24 . El Club de las Excomulgadas eran claramente visibles.Serie Vínculos Sobrenaturales III inclinarse para pasar su lengua sobre y a través de sus pliegues mojados. Despacio soltó sus muñecas y levantó su cuerpo lo suficiente para poder presionar besos a lo largo de sus hombros y espalda. La montó. Jadeaba. No pudo evitar Jory Strong . La sensación de su pequeño canal humano que apretaba su pene y le hacía luchar por cada centímetro. salvaje. La máscara de ser un hombre humano se quitó casi completamente y aún en alguna parte de su mente sabía que tenía que recobrar el suficiente control para asegurarse que estaba bien.

La anticipación se precipitó a través de Severn. El puño apretado de sus músculos internos le hizo gritar y bombear con furia cuando su semilla rugió de su cuerpo en una eyaculación tan caliente como la lava que le dejó mareado y débil.El Dragón de Sophie . una necesidad en los días cuando los dragones vivían en refugios rocosos que sólo se podían alcanzar volando. Ella convulsionó por debajo de él en el orgasmo. 25 . por cómo se movía al ritmo que marcaba. feroz y caliente. La probó y tomó su olor profundamente dentro de sí. mientras sus quejidos roncos y gemidos le impulsaban a reclamarla completamente. Sin un pensamiento consciente sus manos fueron a sus hombros y las pasó hacia abajo por su espalda. Presionó su boca en el hombro de Marie. Sus nalgas se mecieron hacia atrás y su toque se hizo más orden. Los espolones huecos Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III en las muñecas de Severn se extendieron desde sus vainas y se llenaron de suero. Su vagina se apretó sobre él cuando acarició el brote hinchado. La cama se sacudía con la fuerza de sus golpes. Los espolones rompieron la piel y el suero fluyó en su interior. Eran una antigua adaptación que dejaba a las mujeres humanas inconscientes. Nada se sintió tan satisfactorio como dominarla mientras que los anillos de su polla le traían tanto placer que se sacudió bajo él y pidió que la dejara correrse. Pero lo que era más importante el suero cambiaba a las mujeres humanas. Su cuerpo gritó por la necesidad de liberación. cambiaba su química para que pudieran concebir a los hijos de un dragón. La magia cedió terreno contra la fuerza de su deseo. La satisfacción rugió a través de él por la forma que se estremeció bajo suyo. Nada de lo que había experimentado nunca se sentía tan bueno como bombear dentro y fuera de su apretado canal. Sus movimientos se hicieron más rápidos. más duros. incapaz de hacer algo más que moverse a un lado y abrazar a su compañera. El Club de las Excomulgadas Cubrió su pecho con su palma y luego acarició sobre su abdomen hasta que encontró su clítoris totalmente erguido. Se unió a ella completamente.

Una voz ronca murmuró: —Duerme un poco más. —La Piedra del Corazón no miente. La piel de Makar era tan cálida y viva como el cristal de su collar. Los recuerdos de la noche anterior entraron precipitadamente y temió que su corazón golpeara con tanta fuerza que él lo oiría. Sophie cedió a la tentación. no tuvimos una advertencia de que venía. Ahora entendía porque la había forzado sobre 26 . — ¿Cuándo llegará aquí? —Una voz familiar preguntó y el shock se sacudió en Sophie. Me perteneces. Severn —susurró una voz masculina—. Una mano masculina cubrió la de ella. Consternación y un poco de miedo siguieron.Serie Vínculos Sobrenaturales III caricias a través de su hombro—. cuando comenzaron a llegar los repartidores con los alimentos favoritos de tu madre. nos levantaremos más tarde. Ahora sabía por qué Makar había atrapado sus muñecas cuando ella había tratado de desabotonar su camisa. una antigüedad de valor incalculable. y la madera que rodeaba a un espejo de dragón. Una risa masculina sonó. cogió el collar del Compañero del Corazón. Se sumió en un sueño ligero pero despertó de nuevo cuando la ausencia del calor masculino. Makar. Pero cuando se habría obligado a sentarse. con patas terminadas en garras. junto con el sonido silencioso de una conversación se filtró en su conciencia. Ahora duerme.El Dragón de Sophie . —Labios aterciopelados y suaves Jory Strong . Instintivamente. El Club de las Excomulgadas *** Sophie se despertó aturdida y desorientada. —Te habría advertido cuando me enteré que habías traído a una mujer aquí. Su corazón se sacudió con alarma cuando abrió los ojos y vio una cómoda desconocida contra la pared. Todavía no sabemos cuántos trae con ella. Pero hasta hace un momento. un pesado brazo se apretó alrededor de su cintura.

Un dedo helado se arrastró bajo su espalda y enfrió su interior. Había captado incluso su actitud. Se quedó inmóvil durante varios momentos más antes de levantarse. ¿Habría 27 . Nunca se había desmayado durante el sexo antes. mucho menos se había desmayado el tiempo suficiente como para que la llevasen a algún sitio en un coche. sentiría curiosidad por él. como otros cientos.Serie Vínculos Sobrenaturales III cuando apareció en Inner Magick. Sophie habría visto los hermosos dragones azul oscuros esculpidos en relieve a cada lado de las pesadas puertas que conducían a su propiedad. Tendría que haber adivinado quién era Jory Strong . No podía saber que Storm era su prima. y esta había visto el dragón tatuado en su pecho. ¿Habría mirado su permiso de conducir después de que se hubiera desmayado y habría averiguado quién era? No era una autora muy famosa. la mayoría mencionando cómo a menudo investigaba sólo con el fin de hacer una trama auténtica para sus historias. Había temido que viera el furioso dragón sobre su pecho y que se diera cuenta que era Severn Damek. Se obligó a respirar a un ritmo lento y constante cuando Severn entró de nuevo a la habitación. y la había tomado desde atrás. mientras miraba alrededor de la habitación desconocida. El repentino silencio en la puerta llamó la atención de Sophie. pero la ciudad estaba orgullosa de ser su ciudad natal. Su latido del corazón se triplicó en su pecho. El estómago de Sophie se revolvió cuando su presencia en la casa de Severn tomó un significado ominoso. Storm lo había descrito perfectamente. Probablemente adivinó que Storm le habría mencionado eso a Aislinn o a ella. pero sabía que Aislinn había creado un collar para Storm. O tal vez sus pensamientos habían sido aún más simples y había adivinado que. Todos sus pensamientos se centraban en escapar. Se visitó rápidamente y se marchó. hilos rojos tejidos a través de ellos brillando calientes como rescoldos entre el carbón. Durante los años había habido una serie de artículos en el periódico local sobre ella. El Club de las Excomulgadas sus manos y rodillas. La sospecha ganó un agarre más firme. Y lo había hecho.El Dragón de Sophie .

Supuso que la cocina estaría detrás de la casa. el Cáliz de Enos? O tal vez lo sabía porque uno de los maridos de su prima era el co-propietario del Drake’s Lair. El corazón le dio un salto cuando un hombre con un uniforme marrón miró hacia arriba. Su atención volvió a las cajas que estaba descargando de un carro. Forzó una sonrisa confiada. Siguió por el pasillo y rezó por no encontrarse a nadie. demasiado apresurada para detenerse y apreciar el onírico paisaje de los jardines elaborados de Severn. Se deslizó de la cama y encontró su vestido y bolso sobre una silla. Los zapatos y bragas faltaban. Se escapó. Cerró su mente a la rotación de preguntas sin respuestas y emociones caóticas. La mayor parte de las puertas estaban abiertas. pero luego los rumores sobre él susurraron a través de ella y su tripa se tensó cuando se preguntó de dónde habían venido estos artículos y cómo los había adquirido.El Dragón de Sophie . La suerte estaba con ella… o mejor dicho un gran ajetreo de actividad junto con pánico. — ¡Ha llegado! ¡Trae otra mujer con ella junto a sus sirvientes! El anuncio envió a gente corriendo fuera de la cocina el suficiente tiempo para que Sophie saliera de su escondite y se dirigiera a la salida. Era posible que Pierce le hubiera dicho algo a Tielo de pasada sobre su interés en la Copa. y de las hermosas estatuas. Sophie se mordió el labio inferior. Habría envuelto una sábana alrededor de ella si hubiera tenido que hacerlo. El Club de las Excomulgadas averiguado también que buscaba la Copa del Dragón. La adrenalina subió a través de ella cuando dejó la relativa seguridad del dormitorio. pero no le importó. Más de una vez la respiración de Sophie se atascó de temor por el esplendor de las cosas que Severn poseía. Rezó por quienquiera que fuera que había llevado las provisiones para la visita de su madre le proporcionara un medio de fuga.Serie Vínculos Sobrenaturales III por antigüedades valiosas y artefactos. Los cuartos por los que pasó estaban vacíos salvo Jory Strong . Supuso que dado el tamaño de la finca de Severn. tendría una entrada para las entregas. habiendo entrado 28 .

Pero años de lidiar con el terror. Se deslizó hasta el suelo y apoyó su espalda en la pared. pero no tenía ni idea de a qué distancia estaba la casa de ese punto. Había conducido antes hasta la casa de Severn. Conversaciones imaginarias corrieron a través de su mente cuando esperó que la encontrara. El alivio cayó sobre ella cuando la camioneta se movió de nuevo hacia adelante. Contuvo el aliento. El Club de las Excomulgadas en pánico para hacer algo más que subir a la furgoneta de reparto y encontrar un lugar donde esconderse. 29 . la sangre aún rugiendo a través de sus oídos cuando momentos después el hombre de uniforme apareció. Su pulso seguía latiendo en su garganta. Cuando era más joven estar encerrada en la parte trasera de un camión habría sido la semilla para unas terribles pesadillas. El miedo se apoderó de ella. La camioneta frenó y se detuvo. Hubo voces. mediante su incorporación a sus historias y hacer que su heroína escapara le había Jory Strong . Imaginó el camino fuera de la puerta y sabía que la posibilidad de parar a un automovilista que pasara era muy escasa.Serie Vínculos Sobrenaturales III servido como una especie de terapia. Pero en lugar de descargar las cajas detrás de las que se escondía. ¿Qué pasaría si Severn hubiera notado su ausencia y hubiera ordenado a la furgoneta que esperara a la entrada de la finca? Se dio cuenta demasiado tarde que con tantas posesiones inestimables.El Dragón de Sophie . y luego bloqueadas siguió. probablemente tendría un sistema de seguridad que incluiría cámaras. El maravilloso sonido de las puertas traseras cerradas. Sus brazos abrazaron sus rodillas contra su pecho. oyó que subía el carro vacío y lo aseguraba a un lateral. Había visto los dragones que protegían la entrada. Sophie se estremeció en la oscuridad y trató de mantener a raya los viejos recuerdos cuando la furgoneta arrancó y comenzó a moverse.

Sophie se paró en su camino y excavó en su bolso. Sophie se dirigió hacia la casa de la médium. sino que estaba cerca de la casa de Madame Fontaine. —Bueno. La imagen de su teléfono móvil apoyado en el asiento de pasajeros de su coche brilló en su mente. navegando en un barco que Pierce había ganado en un juego de póker en el Drake’s Lair. Estaba casi allí antes de que recordara que Madame Fontaine había salido en una cita con el compañero policía de Storm. Su mano se movió para abrazar el colgante.Serie Vínculos Sobrenaturales III Pierce también estaban pasando el día en el mar. encontrando fuerzas en el sonido de su propia voz—. Una doble cita en realidad. —Durante un minuto se sintió completa y totalmente sola. Cuando la camioneta se detuvo de nuevo estaba lista. Su traidor cuerpo se tensó y sufrió por su toque. Saltó tan pronto como la puerta se abrió. El repartidor se tambaleó hacia atrás. junto con Tristan y Jory Strong . vamos a controlarnos aquí —refunfuñó. La necesidad revoloteó a través de su vientre. 30 . Las sensaciones la bombardearon cuando volvió a revivir esos momentos de la polla de Severn llenándola. No sólo estaba cerca de la playa. posesivamente masculino. —Maldita sea. pesado y dominante. ¿verdad? El collar quemó contra su piel. mirando a su alrededor rápidamente y reconociendo su ubicación. Anhelaba tener su cuerpo cubriendo el suyo. Sophie se estremeció. El Club de las Excomulgadas Sophie cerró los ojos e imaginó la carretera. Brady. Realmente no tienes miedo de Severn. Sus labios vaginales enrojecieron y sintió que la excitación corría por el interior de sus muslos. Durante un minuto el pasado se superpuso a sus temores actuales y los antiguos intentaron salir a la superficie. La euforia la llenó y la hizo sentirse mareada. La trazó en su mente. La magia exige que renuncies a algo si quieres ganar algo. ya que Storm.El Dragón de Sophie . —Lo siento —murmuró.

El Club de las Excomulgadas
No, no tenía miedo de que él le calzara unas botas de cemento y la tirara al
océano. Era un miedo mucho más femenino. Después de tener sexo con Severn,
sabía que ningún otro hombre se acercaría para apretar sus botones. Yo diría que
definitivamente pagué el precio. Pero eso no significa que esté dispuesta a pagarlo otra vez, o a
pagar uno más alto.

Su madre había estado débil e indefensa. Había ido de hombre en hombre
hasta que finalmente encontró a uno que la controlaba completamente. Cuando ella
trató de dejarlo le había costado la vida. Le habría costado también la de Sophie si
no hubiera logrado esconderse de la cruel acción de su padrastro.

Sophie sacó el collar de debajo de su vestido y dejó que su calor mantuviera
sus recuerdos a raya. La Piedra del Corazón que Aislinn le había dado era un

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
pequeño pedazo de magia que era todo suyo.

Sophie siguió caminando. Los rumores sobre Severn podrían ser resueltos
más tarde. Por el momento tenía que averiguar qué lugar sería el más seguro para
ir.

31

El Club de las Excomulgadas

Capítulo Tres
La cólera de Severn se podía sentir en toda la finca. Su grito de rabia pudo
ser oído por todo el mundo dentro del recinto. ¡Ido! ¡Se ha ido!

El aire ardía en sus pulmones. Por un largo momento temió que tuviera que
volver al reino dragón con el fin de recuperar el control y evitar quemar todo a su
paso. ¡Por el Gran Antepasado Compartido quería quemar algo!

Se movió con un propósito mortal hacia la sala de control de su sistema de
seguridad. Uno de los que estaban bajo su servicio feudal ya había corrido por
delante de él para ver las cintas.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
—Se fue cuando tu madre llegaba —dijo Xanthus. Se alejó de la pantalla
para que Severn pudiera ver. Un segmento grabado se movía en bucle
continuamente mostrando a Marie deslizarse a través de la puerta de la cocina y a
la parte posterior de una camioneta de reparto. Fue seguida unos momentos
después por el conductor uniformado.

Los ojos de Severn se estrecharon cuando se detuvo la grabación. Comparó
la cara del hombre a la de aquellos que había visto por la ventana del restaurante
italiano. Junto a él, Xanthus dijo:

—No creo que supiera que Sophie estaba escondida en su camioneta.

Un nuevo estallido de rabia se movió a través de Severn. Su atención se
movió a la pantalla de Xanthus. Fijó al otro hombre en su lugar con una mirada
llena de amenazas salvajes.

— ¿Sophie?

Los ojos de Xanthus se ensancharon ligeramente. Su sorpresa sólo alimentó
la ira de Severn. Nunca antes había llevado a una mujer a su lecho en la finca. Que

32

El Club de las Excomulgadas
la mujer hubiera escapado ahora le parecía extraño, alguien que había recogido…
La amenaza salió de él.

— ¿Sophie?

Xanthus se mantuvo firme.

—Sophie Alexander. Es la mejor amiga de Aislinn Dilessio, la propietaria
semielfa del Inner Magick. También es la prima de Storm, la esposa de Pierce y
Tristan, la policía que permitiste que Pierce trajera aquí.

— ¿La escritora? —preguntó Severn, su voz poco más que un gruñido.

Xanthus asintió con la cabeza.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
—Tienes algunos de sus libros en tu biblioteca.

La cólera por su propio descuido y falta de atención le quemó las entrañas a
Severn cuando volvió a recordar el cuarto parecido al de un hotel encima del Inner
Magick. Había quedado atrapado en la fascinación del calor y olor increíble de su
compañera. No había hecho caso de lo obvio, que un cuarto sin efectos personales
probablemente no podía pertenecer a una mujer tan vibrante y hermosa como
Sophie.

— ¿Está viviendo en Inner Magick? —preguntó Severn, sabiendo que
Xanthus había desarrollado un interés por la ayudante de la semielfa, Marika.

—A veces, cuando escribe.

— ¿Sabes dónde vive?

—No.

—Averígualo.

Severn se dio la vuelta y se alejó a zancadas. Sus emociones rabiaban
calientes, feroces y peligrosas.

33

El Club de las Excomulgadas
Consideró la posibilidad de que la Piedra del Corazón Élfica le hubiera
encantado y que Sophie no fuera su verdadera compañera en absoluto. Pero tan
pronto como el pensamiento acarició las llamas de su furia, lo rechazó.

En los viejos tiempos, cuando todos los seres sobrenaturales vivían en este
reino, la magia había sido lo suficientemente fuerte para que un cristal de Elven
pudiera esclavizar el corazón de un dragón. Pero esto ya no era posible. Ahora sólo
el más fuerte de los dragones y los que trabajaban podrían visitar y quedarse en este
reino mágico débil.

Sophie era suya y la presencia de la Piedra del Corazón que ardía con los
colores de su guarida era sólo una coincidencia. Cada célula de su cuerpo reconocía
la verdad de su relación. Cada partícula de su cuerpo le exigía que la encontrara.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
Un músculo se contrajo repetidamente en la mandíbula de Severn. Su
compañera fugada aprendería pronto un hecho importante. Le pertenecía a él, y él
guardaba lo que era suyo con la posesividad de un dragón. Tendría mucha suerte si
la permitiera salir del dormitorio.

***

Sophie llamó a Inner Magick desde la casa del vecino de Madame Fontaine.
Esperó encontrar a Aislinn allí, pero fue su ayudante Marika quién contestó al
teléfono.

— ¿Cómo te fue en la feria a la que fuiste ayer con Aislinn? —preguntó
Sophie.

—No estoy segura de si Aislinn va a venir hoy —dijo Marika y la respuesta
descentrada envió una alarma inmediata a través de Sophie.

— ¿Está todo bien?

—Es posible que desee hablarle a su teléfono móvil. ¿Tiene el número?

El miedo en el pecho de Sophie se hizo más profundo.

34

El Club de las Excomulgadas
— ¿Teléfono móvil? —Aislinn era probablemente la única persona que
conocía que no tenía teléfono móvil.

Marika recitó el número de la casa de Aislinn y las entrañas de Sophie se
apretaron. Su miedo se intensificó cuando oyó la profunda voz de un hombre que
gruñía:

— ¿Quién es?

— ¿Debería llamar al 911? —preguntó.

—No. Absolutamente no. —En respuesta a la voz masculina Marika dijo—:
Es un cliente, Xanthus. —A Sophie dijo—. No sé cuando Aislinn espera que esas

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
cartas de tarot lleguen. Podría querer llamarla. Y definitivamente llame antes de
pasarse por aquí. Lamentaría que viniera y fuera… y no encontrara lo que está
buscando.

— ¿Estás segura de que estás bien? —preguntó Sophie, no sabiendo que
pensar. Había conocido a Xanthus antes y le había gustado. Tenía que ser bastante
digno de confianza para que Trace le hubiera pedido una vez que sirviera de
guardaespaldas para Aislinn.

—Por supuesto. No hay ningún problema en absoluto. Como le dije, llame
al móvil de Aislinn. Ella será capaz de decirle cuándo debe venir. —El clic del
teléfono indicó que Marika había colgado.

Sophie se estremeció. Lanzó al vecino de Madame Fontaine una sonrisa que
esperaba que no revelara como su estómago salvajemente se revolvía.

Las cejas del hombre se unieron.

— ¿Está todo bien con tu amiga?

—Creo que sí. —Y lo estaba… aún así, era desconcertante—. ¿Estaría bien
si hago otra llamada?

35

El Club de las Excomulgadas
—Haz tantas como necesites.

Marcó el número de Aislinn.

— ¿Estás sola? —preguntó cuando su amiga contestó al teléfono.

—El Cavernícola se ha ido —dijo Aislinn, utilizando el nombre que Sophie
con mayor frecuencia utilizaba para referirse a Trace—. Está en el trabajo.

— ¿Estaría bien si voy a verte?

A pesar de que Sophie había tratado de mantener su voz ligera, sabía que no
lo había logrado por completo.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
— ¿Ha pasado algo?

—Sí. Te lo contaré cuando llegue ahí. Estoy en la casa del vecino de al lado
de Madame Fontaine pero no tengo mi coche. Tengo que llamar a un taxi, y luego
iré.

—Iré a buscarte.

Sophie abrió la boca para decir que eso sería genial, cuando se preocupó que
Severn Damek ya tuviera a alguien vigilando la casa de Aislinn. Sería mejor si ella
tomaba un taxi y corriera a la puerta principal en cuanto llegara allí. Aislinn tenía
un buen sistema de seguridad, además estaba casada con un policía. Incluso Severn
no se arriesgaría con su casa. Esperaría hasta que…

Se tambaleó ante su imaginación. ¡He estado leyendo demasiados de mis propios
libros!

—Da lo mismo —dijo ella—. Tengo que estudiar detenidamente algunas
cosas antes de que llegue a tu casa.

— ¿Saldrás ahora?

—Tan pronto como el taxi llegue aquí.

36

Agradeció al Gran Antepasado Compartido una vez más la bendición de una compañera humana. Corrigió su pensamiento. metería su polla en el ajustado canal de su sumisa compañera cuando y donde quisiera. A pesar de la desaparición de Sophie no tenía dudas de quién tendría el control. *** Severn esperó en la limusina aparcada a la vista de la casa de la semielfa. 37 . Podría pensar en otra forma. El calor volvió a llenar sus pulmones. Habría preferido estar en uno de sus coches deportivos. la mujer que había elegido para él. Jory Strong . y sin embargo. tratarían de interferir antes de que llevara a Sophie al reino dragón y sellara la magia de su vínculo. Quería rugir y dejar que el fuego de su necesidad y frustración escapara en una ráfaga de llamas incendiarias. Severn no tenía ninguna duda de que ella y Audriss.El Dragón de Sophie . Podía follarla como lo hizo la noche anterior e inyectarle más suero. Y en lugar de tener que luchar con una mujer antes de montarla. Pero la limusina y el conductor eran una necesidad porque no podía pensar en una manera fácil de asegurar a su rebelde compañera a plena luz del día. Él lo haría. Su polla palpitaba y su temperamento había calentado el lujoso interior varias veces. lo elegiría él. Un gruñido sofocó la mentira. Tendría que conformarse con un método menos satisfactorio físicamente para conseguir meterla en la limusina de forma rápida y eficiente. o esperar a que ella lo convocara. Su madre gobernó un feudo donde todo lo que veía le pertenecía a ella y donde cada uno de los sirvientes de razas inferiores. fueron dominados por ella. no preveía que surgiera la posibilidad. como le sucedía a muchos dragones machos cuando se trataba de mujeres de su especie.Serie Vínculos Sobrenaturales III Por desgracia. No se podía permitir el lujo de tener que conjurar la naturaleza tenue de su vínculo con Sophie. dragones o incluso su propio compañero. El Club de las Excomulgadas —De acuerdo.

Pero por lo visto la mujer humana que había atraído a Xanthus había evadido sus preguntas y se había vuelto suspicaz cuando una llamada entró mientras estaba en Inner Magick. No había ninguna posibilidad de interceptar a Sophie cuando se deslizó del coche y rápidamente despareció en la casa. los espías de su madre habrían oído rumores y la habrían informado sobre Sophie. sobre todo ahora que el Cáliz de Enos había vuelto a aparecer. y mucho menos correr! Un gruñido bajo frustrado llenó el coche. Apretaba furiosamente contra el frente Jory Strong . El Club de las Excomulgadas — ¿Doy la vuelta otra vez? —preguntó el conductor cuando la temperatura en el coche se disparó. A su madre sólo le preocupaba cómo un acoplamiento entre Audriss y él consolidaría más su poder. Había esperado que Xanthus localizara la residencia verdadera de Sophie y la atrapara allí hasta que él pudiera reclamarla. suya por su derecho de posesión. la limusina arrancó por la calle y recorrió la calle y alrededor de la casa de la semielfa.Serie Vínculos Sobrenaturales III de sus pantalones y advertía que no habría ningún alivio hasta que se sepultara en las profundidades resbaladizas y calientes de Sophie. 38 . Aun si Sophie fuera un dragón.El Dragón de Sophie . su casa. Cambió de posición en un intento inútil de ponerse cómodo. La limusina giró la esquina casi al mismo tiempo que un taxi paraba en la calzada de la semielfa. Cuando Severn asintió con la cabeza. su madre la etiquetaría como una mujer inferior a la que ella había seleccionado. esa llamada hizo que Severn adivinara que Sophie pudiera estar buscando una forma de ver a la semielfa. Su polla gritaba por un canal femenino en particular. ¡Menudo momento para encontrar a una compañera y que ella se le escapara! ¡Menudo momento para que su madre viniera! Cuando regresara a la casa. ¡Cuando volviera a meterla en su cama la follaría durante tanto tiempo y tan a fondo que no sería capaz de andar.

Aislinn. No se preocupó de lo que la semielfa dijera a Sophie.El Dragón de Sophie . Para al final del bloque —dijo Severn. — ¿Te hizo daño? Cuando la columna de Aislinn se tensó y miró el tablero al lado de la puerta principal. Los antiguos convenios que gobernaban a todos ellos en este reino prohibían revelar la existencia de otros sobrenaturales a cualquiera. El Club de las Excomulgadas — ¿Aparco en la calzada? —preguntó su conductor cuando el taxi desocupó el punto. Ver a Sophie y saber donde estaba alivió la mayor parte del fuego que amenazaba a su control de la magia. —No. salvo a un compañero. Su cuerpo entero se lo dijo aunque no lo hubiera visto con sus ojos. — ¿Qué está pasando? —preguntó Aislinn mientras tecleaba el código de la alarma. Sophie de pronto se sintió tonta por decirle que conectara la alarma.Serie Vínculos Sobrenaturales III la recuperara. Aislinn agarró la cadena del collar de Sophie y sacó el colgante a la vista. *** Sophie sabía que Severn estaba en la limusina aparcada más abajo en la calle. Quizás sería mejor dejar a Sophie tener unos minutos con su amiga antes de que él Jory Strong . —Creo que encontré a mi Compañero del Corazón —dijo Sophie y se estremeció en cómo sonaba en pánico. Había 39 . Sus ojos se ensancharon antes de que su mirada se reuniera con la de Sophie. Severn se recostó en su asiento para contemplar su siguiente movimiento. Definitivamente había leído muchas de sus propias historias de crímenes. no queriendo dar a la semielfa una razón para implicar a su marido policía. —Es Severn Damek.

Sophie miró por la ventana. Es sólo qué… Llegó a la tienda ayer mientras estaba desembalando los juegos de runas. El Club de las Excomulgadas dejado que todos los rumores que había recopilado sobre Severn lo convirtieran en el hombre del saco. Sabía que decía la verdad. —Y no hemos reducido la velocidad desde entonces. 2 Café helado con vainilla.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III pudieras resistirte a él. —Él es tu Compañero del Corazón. La tensión abandonó a Aislinn. No es eso. ¡Entraste en los brazos de Trace para un baile y luego directamente a la playa para un polvo a la luz de la luna! Los ojos de Aislinn brillaron. Aislinn. Un poco del humor natural de Sophie se reafirmó. y creo que Makar es su segundo nombre. Se rió suavemente. Sophie se rió. — ¿Por qué no vamos a la cocina? —dijo Aislinn—. Lo último que quería era que Aislinn pensara que necesitaba protección y participar. Por supuesto que él querría llevarte a su casa. Creo que el mío es casi tan bueno como los de Starbucks. El calor entre Aislinn y Trace era imposible de perderse. Y no hay manera de que Jory Strong . Sophie. He estado experimentando con la elaboración de cafés frappuchinos2. Fuimos a cenar y terminamos… Esta mañana me desperté en su habitación y no sé cómo llegué allí. 40 . no más de lo que yo pude resistir a Trace cuando lo conocí. —No. O podría hacerte un café caliente si prefieres eso. Me dijo que se llamaba Makar. —Y eso fue espantoso.

—Lo siento —dijo—. Sophie. sabes cómo puedo ponerme cuando pienso. se ofrecería a protegerte. Cuando era más joven podría haber confundido a un dominante y posesivo. 41 . Sophie. No tenía la intención de pasar mucho tiempo escondida o mirando sobre su hombro. Abrazó a Aislinn. —Se quejaría de tener que encajonar el sexo al dormitorio. con un obseso del control. En el fondo no creía que terminara siendo una víctima como su madre. lo cual no quería decir que fuera estúpida sobre el peligro. Aislinn sonrió abiertamente. —Trace adoraría eso. pero no había sido del todo sincera con él tampoco.El Dragón de Sophie . Jory Strong . Probablemente se estaba preguntando por qué le había dicho que se llamaba Marie. Sabía que tendría que enfrentar a Severn tarde o temprano. El Club de las Excomulgadas —Estoy bastante segura que está en la limusina que está aparcada al final de la calle. Esta casa sería un terreno neutral. Eres mi mejor amiga. Lágrimas de emoción se precipitaron desde el pecho de Sophie y su garganta se obstruyó durante un momento. Puedes quedarte con nosotros. Había sido un shock despertarse en un lugar extraño y averiguar que el hombre que ella conocía como Makar era otra persona. —Estás a salvo aquí.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Estoy bien —dijo Sophie. Ahora no. pero si te preocupa tu seguridad. No era su estilo. Sophie se sobresaltó cuando Aislinn le tocó el brazo. —No estoy segura de estar completamente lista para eso. —Puedo salir e invitarle dentro si quieres.

Severn era adictivo después de sólo un encuentro. Es probable que fuera una buena cosa que te plantaras de inmediato para que sepa que eres capaz de mantenerte por ti misma. Mientras se sentaban a la mesa. por lo que sé de él. ¿Cómo era posible que un hombre como Severn creyera tal cosa? Y sin embargo. Me perteneces. él fue el que había entrado en Inner Magick… ¿Y qué sabía realmente sobre él. se encontró contándoselo todo. —Porque nunca has estado con un hombre como Severn Damek antes. 42 . Aislinn tenía razón en eso. Los pezones de Sophie se apretaron. Aislinn se echó a reír. — ¿Así que estás diciendo que reaccioné de manera exagerada cuando me escapé? —No.El Dragón de Sophie . Pensaba en ese momento maravilloso cuando se había despertado con Severn envuelto alrededor de ella y le había dicho: —La Piedra del Corazón no miente. El Club de las Excomulgadas Dejó que Aislinn la llevara a la cocina y le diera una bebida de café helado. además de lo que Storm le había dicho y lo que había descubierto como parte de su propia investigación? Jory Strong . extraño o fuera de lo común había ocurrido.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Nunca me he desmayado así con un orgasmo —repitió. Pero todavía creo que sería una buena idea invitarlo y que hablarais antes de que te atrape y te arrastre de vuelta a su cama. —Aislinn alcanzó y recogió la taza vacía de Sophie—. no del todo dispuesta a dejar a un lado la idea de que algo retorcido. es un príncipe que rara vez tiene cualquier desafío o a cualquiera desafiando su voluntad. El deseo y el calor giraron en el vientre de Sophie cuanto más hablaba.

¿Te importaría preguntarle si quiere un café? Aislinn se rió. Se rió de su Jory Strong . todavía estaba en el exilio. Pero dudaba que aquellos en el reino élfico intercedieran en su favor. —De acuerdo. Si vas tú. probablemente te arrojaría dentro del coche antes de que dejaras salir la primera palabra. Aunque su abuelo fuera un rey. Severn se deslizó de la limusina. Estaba bastante segura de él. Lo tenía mal. *** La sorpresa hizo que Severn se inclinara hacia adelante en su asiento mientras la semielfa salía de su casa y caminaba hacia la limusina. Era una mestiza no deseada. 43 . juzgada indigna para vivir entre los de su clase. Cerró sus ojos y apretó sus muslos juntos. Encontró bella a Aislinn a pesar de su sangre élfica. sin molestarse con las formalidades de las presentaciones. El Club de las Excomulgadas El coño de Sophie se apretó en reacción a la idea de estar de vuelta en la cama de Severn. —Su expresión se hizo seria cuando añadió—: Además de una oportunidad para hablar con ella en un territorio neutral.Serie Vínculos Sobrenaturales III coraje. —Te ofrezco elegir entre un frappuchino o un café caliente. Había pactos antiguos que regían a los seres sobrenaturales cuando estaban en este reino. La risa de Aislinn y su sonrisa lo pillaron con la guardia baja.El Dragón de Sophie . — ¿Has ofrecido refugio a Sophie? —preguntó. —En absoluto. aunque no pudiera estar segura de ello.

Se dio la vuelta en su silla y miró a Aislinn recoger las piezas grandes de una taza elegante del fregadero. ¿Por qué no te pones otra taza y le sirves una a él mientras me ocupo de esto? 44 .El Dragón de Sophie . —Podrías sentarte también y dejar de actuar como un dragón que escupe fuego —dijo Sophie y casi saltó de su piel cuando un vaso se rompió en el mostrador de la cocina. escapado de su casa y haberle hecho gastar su tiempo. El Club de las Excomulgadas Capítulo Cuatro Su compañera no parecía sentir en lo más mínimo haberse escabullido de su cama. —El café de Severn está listo. sabiendo que era lo peor que podía decir. Y sin embargo. Una ceja se arqueó en respuesta. y estaba dispuesta a aceptar algo de la responsabilidad de lo que había pasado entre ellos. Podría ser su Compañero del Corazón. energía y paciencia buscándola. La sentía como si fuera a abrirse camino fuera de sus pantalones. a su polla no le importaba. pero el calor se agolpaba en sus pezones ante la forma en que su rostro se tensó a su nueva negativa silenciosa para saltar y hacer su voluntad. si no fuera lo bastante rápido para deshacerse de la barrera que le separaba del coño de Sophie. Sophie respiró hondo. pero con el que había terminado de todos modos.Serie Vínculos Sobrenaturales III su mente supuestamente quería. — ¿Necesitas ayuda? Aislinn vaciló solo un instante. —Vámonos —gruñó Severn. no exactamente el que ella habría pedido. pero tenía algunas cosas que aprender también. Su cuerpo reaccionó a sus palabras a pesar de lo que Jory Strong . pero incapaz de evitarlo.

como si de alguna manera justificara un viaje al cubo de la basura exterior. Una fantasía de rogarle que le levantara el vestido y la perforara con su polla parpadeó a través de sus pensamientos. —Me perteneces a mí. Su pecho tocó su espalda. —Su voz tenía un borde agudo—. Había dejado deliberadamente su ropa interior en su casa cuando la había llevado a su coche la noche anterior. 45 . Severn siguió a Sophie al mostrador y lo usó para atrapar a su compañera. le había dicho Aislinn. Sophie se estremeció. pero esto iba mucho más allá de lo que jamás habría esperado o experimentado. Apenas logró evitar gemir e inclinarse sobre el mostrador. y separada de su casa por su fino vestido veraniego y su propio pantalón. Esta vez no puedo evitar su quejido.Serie Vínculos Sobrenaturales III sentir su calor y oler su excitación. Perteneces a mi casa. presionada contra sus nalgas. Por supuesto que no podrías resistirte a él. Un rayo de pánico la golpeó cuando Aislinn terminó en el fregadero y luego salió de la habitación con los restos destrozados de la taza. —Me escapé porque me drogaste o… algo así… luego me llevaste a tu casa sin pedirme permiso. a mi cama. Ahora pensaba en lo que encontraría si levantaba su vestido. — ¿Te enteraste de quién era y por eso huiste? —preguntó. Es tu Compañero del Corazón. Sus palmas se apoyaron en la superficie lisa de cerámica de tal forma que sus brazos descansaron contra sus costados. Su nariz le dijo que estaría resbaladiza. en lugar de arrojarlo más rápidamente en la basura de la cocina. Sophie Marie Alexander. decidiendo tomar un rumbo diferente con ella ahora que estaba lo suficientemente cerca como para Jory Strong . y luego me enteré de quién eres realmente. Su polla terminó en un cielo tortuoso. Su imaginación la vio sin bragas. Su boca encontró su cuello. El Club de las Excomulgadas Sophie se levantó y se acercó a la cafetera. Sophie. disponible para él como debía ser. húmeda e hinchada.El Dragón de Sophie .

no te da derechos de propiedad sobre mí. Pero eso no significa que tenga que aceptar al hombre. Su enfado varonil y la ondulación de poder masculino. Pero luchó contra el impulso de rendirse sin descubrir primero un terreno neutral más seguro en el cual comenzar una relación. Tenía que estar segura de que realmente podría manejar su dominación sin perderse. su compañera tentaba su paciencia. El fuego amenazó con hacer erupción por la mayor parte de los orificios del cuerpo de Severn. ¡Mía! Lo sabías anoche antes de aceptar mi invitación a cenar.Serie Vínculos Sobrenaturales III Apretó más cerca y el calor de su erección chamuscó a través de su ropa y envió una inundación de excitación al interior de los muslos de Sophie. pero una noche de sexo. orgullosa de sí misma por parecer tan tranquila—. Sophie. manteniendo su voz baja y estable. Sophie se tensó. pero en particular por su boca y polla. sentiría pronto el borde erótico de su carácter. y aún así su agresión alimentó el deseo y no el miedo. Sé que se supone que el cristal cobra vida y brilla cuando esté alrededor de mi compañero perfecto. Jory Strong . — ¿Niegas lo que la Piedra del Corazón dice? Eres mi compañera. Lo sabías cuando me invitaste a entrar al apartamento. Sólo tuvo un segundo para preocuparse de que lo hubiera empujado demasiado lejos antes de que su mano estuviera en la parte delantera de su vestido de verano y tirara del collar del Compañero del Corazón a la vista. suplicar y sentirle dentro de ella. Severn Makar Damek. Quiso gemir. El Club de las Excomulgadas —Sé que estás acostumbrado a conseguir lo que quieres y ordenas en tu pequeño reino de empleados en todo. Lo sabías cuando empujé mi polla en ti. muy cuidadosa. Si no fuera muy. Ya tenía muchas ganas de follarla 46 .El Dragón de Sophie . Quiso darse la vuelta en sus brazos y presionar sus labios en los suyos para aplacarlo. Por el Gran Antepasado Compartido. —Sé que el collar respondió a ti —confesó. Y seguramente no significa que le pertenezco a él como una cosa de su propiedad. Un gruñido bajo resonó en su pecho.

Se había apareado con ella como un dragón macho toma no sólo a una mujer humana complaciente. Ya estaba totalmente erecta.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Vámonos. bramado. Su boca fue al cuello de Sophie. Dejaría que Sophie le llevara a su guarida. sino como una compañera elegida. En otro segundo se inclinaría adelante sobre el mostrador y tiraría de su vestido ella misma. Los anillos bajo la cabeza de su pene estaban expuestos y el roce de su pantalón contra ellos era insoportable. Sophie —gruñó de nuevo. de alguna manera logrando forzar las palabras de un cuerpo que estaba a punto de una fusión accidental—. El Club de las Excomulgadas tan a fondo que no pudiera levantarse de su cama. cambiando de modo en que algún día pudiera dar a luz un día a sus jóvenes. ¡ella se atrevía a fingir que tenía la opción de negarse a él! Jory Strong . Su polla le dolía. Se sentiría más cómoda allí y le permitiría tiempo para conocer más a fondo a su compañera antes de regresar a su casa y enfrentarse a su madre dragón y a Audriss. La parte racional de su mente rápidamente anuló el instinto del dragón. Había inyectado su suero en ella. Si lo hacía. podría servir a sus propios propósitos. Sophie cerró sus ojos contra la necesidad que se retorcía a través de ella. Las fosas nasales de Severn se dilataron. “Sí”. Sus manos se trasladaron para ahuecar sus pechos y masajear sus firmes. —De acuerdo —dijo. Sin embargo. El calor de su provocación se convirtió en una quemadura de fuego de satisfacción 47 . —Me iré contigo con una condición —dijo. No le tomó ningún esfuerzo en absoluto el añadir a la fantasía el castigarla primero y luego atar sus muñecas y tobillos para tenerla extendida en forma de águila sobre sus sábanas. cerca de levantar su falda y montarla en la cocina de la semielfa. No vamos a tu casa. Vamos a mi piso. La había reclamado.El Dragón de Sophie . Su cuerpo se estaba aún adaptando ahora mismo. pero su negación instantánea murió antes de que pudiera tomar la forma de un “No”. y sensuales puntas.

Estaba más allá de la delicadeza. especialmente como un vehículo de vigilancia. Su polla. Era ostentosa. Su polla latía y podía sentir la humedad que se formaba en su punta. La forma sin aliento de su voz hizo que la polla de Severn se sacudiera en advertencia. Se quemaba. pero al momento en que se instalaron detrás. Se la dio.El Dragón de Sophie . Era peor que antes. Mucho. Respiró hondo y se llenó los pulmones con el olor de ella. Casi parecía estar en celo. ¿No te enfadarás si te llevo a la limusina? —ronroneó contra su piel. Su semilla. Pero tienes que dejar de tocarme. mucho peor. sus dedos enhebrándose a través de su pelo y sujetando su boca a una pequeña distancia de la suya. —Puedo caminar. Sus manos se deslizaron hacia abajo hasta Jory Strong . Estaba casi más allá del control y 48 . Severn. —Dame la dirección —dijo. El Club de las Excomulgadas cuando ella respondió a su toque y se derritió en sus brazos—. El impulso de levantar su vestido y liberar su erección era casi imposible de resistir. La sensación de su cuerpo en el suyo. —Vámonos. pero de alguna manera encontró la fuerza para no hacerlo. ella estaba en sus brazos.Serie Vínculos Sobrenaturales III que encontró la cálida piel de sus muslos. Severn cerró los ojos y saboreó la sensación de tenerla en sus brazos. Su cuerpo entero gritaba por una cosa. Suya. Severn estaba luchando por respirar cuando Sophie le llevó a su apartamento. Sus dientes mordieron su cuello ligeramente y no pudo dejar de presionar su erección con más fuerza sobre sus nalgas. necesitada. Sophie estaba contenta de que Severn trajera la limusina. Ella era suya y nunca le permitiría escaparse de nuevo. Sophie se sentía drogada en su presencia.

Estaba tan desesperada que los habría quitado con sus dientes si significara que piel desnuda podría tocar a piel desnuda y su polla se construiría un túnel en su coño. Pero hoy ya no se tenía que preocupar de que descubriera quién era.El Dragón de Sophie . Metió su lengua en su boca mientras la tomaba en brazos y se dirigía a la puerta abierta del dormitorio. Jory Strong . No había sido capaz de arriesgarse a que viera el dragón furioso a través de su pecho. necesitaba mantenerlo lo suficiente para sepultar su polla en su apretado canal sin que lo viera. No habría ninguna posibilidad de que alguien escuchara sus gritos y llamara a la policía cuando él la tomara. Todo. En los apartamentos por encima y debajo de Sophie el sonido de guitarras eléctricas y letras indescifrables hacían vibrar el techo y el suelo. En otra ocasión ella jugaría con él. La camisa. En su estado actual Severn estaba agradecido por el ruido. Una follada dura y la cortina mágica que lo mantenía en su forma humana volvería a caer en su lugar. Sus dedos se clavaron en su sedosa melena y sostuvo su cabeza contra el colchón mientras una vez más tapaba su boca con la suya. Sus uñas se clavaron en su espalda. Pero en ese momento su pene era el surcado de un dragón.Serie Vínculos Sobrenaturales III Dejó de besarla lo suficiente para tirar del vestido de Sophie lejos antes de ponerla en la cama e inmediatamente bajar encima de ella. Zapatos. Estaba tan 49 . Él cubrió sus labios con los suyos. Se retorció bajo él. tan pronto como la puerta estuvo cerrada con llave. —Desabotóname la camisa. Sophie. El Club de las Excomulgadas aún así. Severn levantó la cabeza y refunfuñó. pero no está vez. saboreando cada centímetro de su piel expuesta. No se había quitado la camisa de la noche anterior. empujando en sus hombros y le hizo temblar a la espera de sentir sus uñas arañando su piel. Los pantalones. despacio desabotonando cada botón.

El Dragón de Sophie . 50 . abriendo sus piernas e inclinando sus caderas. usando la mano que rodeaba su eje para evitar que nada más que la cabeza de su pene se alojase dentro de ella. —Fue un jadeo gruñido. duro y la piel tan caliente que casi parecía como si el dragón de su pecho estuviera vivo y respirara fuego. —Por favor —dijo de nuevo. tentándolo con su calor mojado. Su cara se endureció todavía más. Pero cuando le acarició un bíceps masculino tenso. Se movió para que una sola mano sujetara ambas muñecas mientras que la otra se empujara entre sus cuerpos y liberara su polla. —Más tarde. Dirigió sus dedos sobre ello y quiso remontarlo con su lengua. frotándose su excitación en él. haciéndolo fácil para él meterse en su interior. Pero cuando finalmente sucedió… Era músculo liso. El Club de las Excomulgadas preocupada por sentir su pecho contra sus pechos que era casi imposible concentrarse el tiempo suficiente para manipular los botones de su cara camisa. —Mía —dijo. —Di las palabras. Jory Strong . —Fóllame primero. Sabía lo que quería pero luchó contra el impulso de rendirse sin hacerle trabajar por ello. Sophie. El movimiento le hizo bombear repetidamente a través de su puño cerrado y casi vomitar su semilla a través de su coño cuando los bordes de su eje presionaron contra el canto de sus dedos. Reconoce que me perteneces. él agarró sus muñecas y las fijó a la cama. moviendo su cuerpo. Sophie gimió. Las nalgas de Severn se apretaron en reacción a sus palabras.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Por favor —dijo Sophie.

Serie Vínculos Sobrenaturales III —Te pertenezco. a pesar de haber estado completamente fuera de control.El Dragón de Sophie . El deseo del dragón de aparearse estaba sobre él. Jory Strong . Severn —gritó. Severn no pudo resistirse a inclinarse hacia abajo y presionar sus labios en los de ella. Su razón para resistirse se perdió en una neblina de deseo. ¡Suya! Sonrió cuando la miró. obligándose a terminar—. la boca de su coño tratando de agarrarlo y succionar el resto de su pene dentro de su cuerpo. La expresión suave. La primera ola de liberación sólo trajo un momento de alivio del voraz incendio del interior de Severn. somnolienta. arqueándose contra él. reclamaba. Lo bastante para que los cartílagos del dragón no sólo lo atormentaran a él sino a ella. Sophie —jadeó. sexy de su cara le dijo sin palabras que él la había satisfecho a pesar de su dureza. ¡Mía! Cada célula de su cuerpo gritaba eso. —Por favor. Severn —dijo mientras su boca buscaba la suya. se alegraba de ello. Admite que me perteneces. Sophie le mataba con su resistencia. una llama caliente que se unió con su lujuria y le consumió desde adentro hacia afuera. El Club de las Excomulgadas Por el Gran Antepasado Compartido. La reclamó con su pene mientras su boca cubría la suya. Sophie era suya. suavemente 51 . Estaba desesperada por la necesidad de sentirle profundamente dentro de ella. —Di las palabras. La satisfacción rugió a través de Severn. Quería follarla hasta que no pudiera hacer nada más que colapsar sobre su mujer y guardarla hasta que tuviera la bastante energía para continuar apareándose otra vez. Permitió que más de su polla se deslizara en ella. Soltó sus muñecas y sumergió su polla en ella. Remontó a lo largo de la costura de su boca con su lengua. Respiró su fuego en ella y aumentó como loco con el placer salvaje cuando ella arañó su espalda y nalgas mientras la follaba sin piedad.

bombeaban y luchaban por su liberación. Cerró sus labios en los suyos. Sophie gimió cuando él se levantó de encima. entrelazando su lengua con la suya. Estaba cubierta de una capa de sudor. audaz y hermosa. Cuando su cuello se arqueó. Ella hizo un sonido entre un suspiro y un gemido cuando la abrió para él. 52 . Los músculos de sus brazos y pecho ondulaban cuando él mismo se sostuvo por encima de ella para que ambos pudieran ver su polla.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Ábrelos. Ella envolvió sus piernas alrededor de su cintura y sus brazos en torno a su cuello. dejándole llevar la danza. húmeda y brillante. con los ojos revoloteando cerrados. le hizo necesitarla aún más. Su pene se tensó hasta su verdadero tamaño en su interior aunque las crestas ya no estaban presentes. Severn gruñó: Jory Strong . temblando en el momento en que él por fin cedió a sus ruegos y bajó para que su pecho estuviera contra el suyo. Sophie hizo un pequeño sonido.El Dragón de Sophie . pero no trató de desalojarlo. Verla. Sus lenguas fueron igualmente agresivas esta vez. Sumisa. poderosa. —Por favor —susurró cuando sus movimientos lentos se convirtieron en una tortura. Mira mientras te tomo. La palabra ronroneó a través de Severn. mientras bombeaba dentro y fuera de ella. El Club de las Excomulgadas pidiendo permiso para entrar. Se frotaron y presionaron una contra la otra al mismo ritmo que sus cuerpos se bajaban uno sobre el otro. conduciendo su pene en sus profundidades. No protestó cuando sus caderas comenzaron a moverse.

Silenciosamente maldijo por haber interpretado de alguna manera mal la situación. Después estuvieron fuertemente entrelazados con su polla todavía dentro de ella. La expresión sorprendida en su cara fue la única advertencia que tuvo antes de que se arrancara de él y rodara de la cama. El Club de las Excomulgadas Cuando el orgasmo llegó se tragaron el uno al otro sus gritos. La cabeza de Sophie se levantó de un tirón. 53 . El fuego salió como lava en la matriz de Sophie y ella se retorció en sus brazos cuando él se estremeció por encima de ella en un exquisito éxtasis. Severn sonrió a pesar del ruido. pero el ruido que le había dado la bienvenida antes.El Dragón de Sophie . preguntándose como Sophie podría permanecer tan tranquilla cuando él tenía ganas de incinerar algo.Serie Vínculos Sobrenaturales III Ella se rió. Gruñó ante la pérdida de su calor. Y no tengo la intención de desmayarme y despertarme en un dormitorio extraño otra vez. Jory Strong . de repente le hizo imposible permanecer y llegar a conocer mejor a su compañera. A Severn le habría gustado pasar horas abrazado de esta manera. ¡Por el Gran Ancestro Compartido. —Vamos a reunir tus cosas y volver a casa ahora —dijo. los tambores estallando y la melodía desentonada e indescifrable. Por lo visto todo lo que necesitaba era una cuidadosa follada para dejar a su compañera relajada y juguetona. Su pezón al instante se apretó con fuerza cuando sus dedos pasaron sobre él de camino al dragón en su pecho. las guitarras eléctricas gritando. ahora que su polla no hablaba apenas podía oírse pensar! —Seguramente no consideras esto música —dijo. —Te podría decir que se vuelve mejor cuanto más lo escuchas pero sería una mentira. —Estoy en casa —dijo Sophie—. Remontó el tatuaje antes de moverse para poder estudiarlo más estrechamente.

Ella estaba cautelosa. Era atractiva. Verla delante de él. El chorro de agua ahogó la música. Podría raspar sus espolones por su espalda y lanzarla al olvido cuando gritara en su clímax. envolviendo una toalla alrededor de sí misma mientras lo hacía. Podría decir a simple vista que ya había pasado no sólo por la carpeta. sino por las notas en las que había 54 . Su humor se aligeró cuando vio el poco espacio que quedaba allí para nada más de todos los cristales que había coleccionado y había acumulado. alimentó el deseo de forzarla en sus manos y rodillas y cubrir su cuerpo con el suyo. Su instinto era abalanzarse sobre ella y luego retirarse a su guarida tan pronto como fuera posible. Severn gruñó de frustración. salió a zancadas del dormitorio y comenzó a merodear alrededor del piso. Rodó de la cama pero más que intentar conseguir poner sus manos en su recalcitrante compañera.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III tiempo para aceptar lo inevitable. El pensamiento calentó su sangre pero su mente racional le aconsejó en contra de ello. Severn estaba apoyado en su escritorio con una sonrisa en su rostro. Disfrutaría de tenerla retorciéndose y desnuda en sus brazos. Por desgracia. tal curso de acción difícilmente pasaría desapercibido. Calmó sus nervios rendidos hasta que recordó lo que había en la mesa al lado de su ordenador. Pero ya era demasiado tarde. desafiándolo desnuda. Había ganado terreno con Sophie. Ganaría más dándole algún Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Sus ojos se estrecharon cuando miró su postura. ¡Mierda! Le había prometido a Storm que no dejaría que nadie más viera las notas del caso VanDenbergh y la desaparición de la Copa del Dragón. suspicaz y decidida a presentar batalla si trataba de sacarla por la fuerza de su apartamento. Una sonrisa ahuyentó su enfado. ¡Era la compañera de un verdadero dragón! Sophie se escapó al cuarto de baño y tomó una ducha. Sophie salió como un rayo del cuarto de baño.

Ahora yo lo estoy persiguiendo —mordió su cuello. Él tenía muchos más recursos cuando se trataba de buscar el cáliz. Ya has admitido que me perteneces. El Club de las Excomulgadas ido detallando sus propios pensamientos y planes para buscar el artefacto desaparecido y escribir sobre ello. Unir fuerzas con él tenía mucho sentido. Sus movimientos eran suaves y la expresión de satisfacción en su rostro fue una caricia sobre ella. Y si su familia había estado realmente persiguiéndolo durante cientos de años. Besó su pezón y se rió cuando él refunfuñó. Se inclinó sobre él y frotó su mejilla contra su pecho. como ya sabes. Así que no hay ninguna razón para que busquemos la Copa por separado. su cuello y su oreja. y mi familia lo ha perseguido durante siglos. —Las Parcas verdaderamente nos sonríen. de llegar a conocerlo mejor mientras perseguían algo que a los dos les interesaba. Podemos hacer que Jory Strong . entonces él sabría más de su historia. Le gustó la idea de pasar el tiempo con él. Severn se rió entre dientes.Serie Vínculos Sobrenaturales III nuestro proyecto sea común. un dolor rápido y agudo. 55 . Su voz estaba tan llena de buen humor que Sophie no sintió el más leve deseo de separarse de él. Sophie. Tienes la intención de buscar el Cáliz de Enos como parte de la investigación para uno de tus libros. Se movió para poder estudiar el dragón de su pecho. Sophie sonrió. Eso le interesaba tanto como la búsqueda en realidad de la copa. Será una manera de pasar el tiempo juntos y llegar a conocernos mejor el uno al otro. Él cerró la distancia entre ellos. —Iba a entregarle el cáliz a la compañía de seguros —dijo. Sabía que él no tenía tal intención. No se resistió cuando la atrajo hacia sí y la besó en el hombro. erótico que se disparó directamente a sus pezones—.El Dragón de Sophie .

El Club de las Excomulgadas —Sophie. Se estremeció al sentir su polla presionando dura y firme contra su vientre. Sophie se rió a pesar de sí misma. Su mano tiró de la toalla de su cuerpo y la dejó caer al suelo. No había ningún modo que pudiera pedirle a él que se quedara en su piso. lo han asegurado en cinco millones de dólares. Su boca se abalanzó para cubrir la suya.El Dragón de Sophie . Sé que Storm es tu prima y que ha jurado mantener la ley. ¿Qué crees que preferirían si se les da una opción? ¿El dinero que han tenido que pagar. — ¿De verdad tienes tanto dinero para poder gastar cinco millones en algo que se llama la Copa del dragón y aparece en un cuento de hadas sobre dragones y magos? —Sí. Tenía sentido. —Quédate conmigo mientras buscamos la copa —dijo Severn. Pero como un regalo a mi hermosa compañera. No se podía quedar incluso ella en su piso. De todos modos. o el propio cáliz? Ella levantó la vista para mirarlo a los ojos. —La abrazó—.Serie Vínculos Sobrenaturales III prometeré pagar por él cuando lo encuentre. 56 . pero todavía la encontraba casi incomprensible. —Entonces supongo que debería buscarlo contigo para hacerte sostener tu promesa. Sabía la respuesta. Sophie gimió cuando la piel desnuda tocó otra vez piel desnuda. El Cáliz de Enos será mío. Sería más fácil si lo hacía. Se rió cuando Severn se sobresaltó y maldijo. ahuecando su trasero y meciendo su pene excitado contra su abdomen. Jory Strong . aún si sólo fuera por las noches. vaciló. hasta que los malditos adolescentes y sus padres estallaron en una pelea a gritos en el apartamento de encima del suyo. Una vez ofrecí la misma cantidad de dinero por ello.

Sus manos entrelazadas obligaron a Severn a darse la vuelta y a mirarla o arrastrarla detrás de él. Su beso fue un castigo a pesar de haber accedido a su demanda. enredando sus dedos en su pelo. pero iba a ir en sus términos esta vez. El Club de las Excomulgadas —Está bien. Sophie recordó cómo pudo haber sido capaz de escaparse de su finca en primer lugar. Trató de separarse pero no la dejó. sosteniéndola en el lugar. y algún instinto le hizo añadir— mientras pueda entrar y salir como me apetezca. No había dicho nada acerca de enviar a aquellos a su servicio a protegerla cuando él no pudiera estar con ella. —Tal vez deberíamos dejar esto de lado por un tiempo —dijo—. Ella solo había dicho que deseaba ir y venir a su antojo. ¿No acaba de llegar tu madre para una visita? 57 . después de que Severn hubiera aparcado su Mustang restaurado en su garaje lleno de coches elegantes y caros deportivos. Sus pasos redujeron la velocidad cuando se acercaron a una puerta lateral. Un rumor sordo sonó en su pecho. Luchó contra sus instintos para poseer y proteger. Encontró su ceño fruncido con uno de ella misma. Podría tratar de acabar en el mismo lugar exacto que había escapado antes ese mismo día. Su ceño fruncido inmediatamente le dijo que no le gustaba la condición. La idea de ella saliendo de su guarida sin él era casi intolerable pero no podía ver ninguna forma de evitar la condición que puso su compañera. La columna de Sophie se puso rígida. me quedaré contigo. La emoción corrió a través de Severn como un dragón joven detrás de su Jory Strong . —De acuerdo —dijo.El Dragón de Sophie . Sólo más tarde.Serie Vínculos Sobrenaturales III cola. —dijo Sophie.

Ningún otro puede tocarte u ordenarte. Tú eres mi compañera.Serie Vínculos Sobrenaturales III toque que era una advertencia a la vez y una promesa de seguridad. Profundamente. Su mano tomó su cara y luego la arrastró hacia abajo para enroscarse alrededor de su cuello. Debía trazar una línea aquí y ahora. recuerda esto. Me perteneces completamente a mí. y decirle que ella no era una posesión o una mujer a la que podría ordenar o castigar. Sus dedos reclamaron su pezón tan ferozmente que podría haber estado también desnuda por toda la protección que su ropa le dio. La mano que había estado en su cuello se movió para ahuecar su pecho. La lujuria se reunió en su matriz y se rizó en olas calientes sobre sus labios vaginales excitados y su clítoris erecto. El Club de las Excomulgadas Capítulo Cinco Un gruñido resonó en la garganta de Severn. sólo yo tengo el derecho a darte placer o castigarte. Independientemente de lo que mi madre o la mujer que ha traído con ella puedan decirte. Pero el fuego rugía a través de su cuerpo. Cada centímetro. un Jory Strong . Su pulgar rozó sobre el pulso que latía rápidamente. Sophie. Fluyó cuando su aliento se convirtió en el de ella.El Dragón de Sophie . muy profundamente en lo más recóndito de su ser sabía que debería protestar. Se volvió y su mirada recorrió su cuerpo en un gesto de evidente propiedad y posesión. Su lengua se enredó con la suya y no toleró ninguna resistencia. Todo comenzó cuando sus labios tocaron los de ella. Le resultaba difícil tragar pero no se retiró o trató de devolver su sugerencia atrás cuando él la acechó agresivamente. —Su voz era una amenaza susurrada y una ardiente promesa. Sophie no estaba segura de si era porque ella había mencionado a su madre o porque había sugerido posponer su mudanza temporal a su finca. Ahora y para siempre. 58 . Mía y sólo mía. Me ocupo de lo que es mío. Cada centímetro de ti me pertenece. —No pienses en volver a abandonarme.

Fue su único pensamiento cuando bombeó dentro de Sophie.El Dragón de Sophie . Severn gruñó otra vez. Los espolones en sus muñecas latían. Suya. Con un sonido quejumbroso. Jory Strong . bombeando como un loco. Maldijo por la presencia de su camisa y cómo le protegía del castigo mordaz de sus uñas mientras luchaba. listos para descender e inyectarla con el suero para poder terminar de establecer con ella los lazos y llevarla al reino dragón. Quiso parar el suficiente tiempo para desnudarse de toda la ropa para que pudiera arañarle con sus garras. Reverberó a lo largo de cada terminación nerviosa. Caminó hacia atrás con Sophie de nuevo en el garaje hasta que alcanzó el capó metálico liso de su Mustang. No podía forzar sus manos lejos de su cuerpo. Sophie se acercó y detuvo sus movimientos. La exquisita liberación lo dejó mareado y 59 . Sin levantar los labios de los suyos tiró de su vestido y de sus bragas. Su control sobre ellos era tan dominante que sólo podía arquearse hacia él y pedirle casi con sonidos animales que terminara lo que había comenzado. no por escaparse de él. Se tragó sus gritos excitados.Serie Vínculos Sobrenaturales III Ella gritó de placer cuando él entró con brusquedad. El Club de las Excomulgadas Sophie se arqueó contra él. Liberó su polla antes de acosarla. Severn comenzó a jadear. Clavó sus uñas en su espalda. sino para llevarlo más cerca. La necesidad de aparearse era aplastante. pero no podía dejar de follarla. colocándola sobre el capó del coche y empalándola con su pene. su gusto. Apartó su boca de la suya y rugió mientras sus nalgas se tensaban y su semilla se disparaba a través de su eje. su olor. Se perdió en la sensación del calor mojado y la carne femenina resbaladiza que acariciaba los cantos de su polla y enviaba dedos de insoportable éxtasis a través de su cabeza. incapaz de concentrarse en nada más que su tacto. Cerró los ojos. Sus pezones ardían con doloroso placer.

usando el término Elven para su vínculo. —Eres mi Compañera del corazón —dijo. La besó otra vez.Serie Vínculos Sobrenaturales III estaba en la forma de dragón. Sus dedos peinaron su vello púbico. 60 . duro y listo para otra ronda de relaciones sexuales. Tan relajado como estaba. —Tal vez —dijo Sophie. incapaz incluso de tirar de su pene fuera del cuerpo de su compañera cuando lo último de su semen la llenó. Ella gimió y extendió sus piernas. Severn sonrió. suavemente ahora. Su mirada bajó para ver su coño a medida que su pene salía. a quién pudiera tocar a su antojo. —No soy una posesión —dijo Sophie. Sus pies se apoyaron en el parachoques del coche cuando se arqueó a sus caricias. una mujer suave y sumisa que quería ser abrazada y sostenida después del acto de apareamiento. pronunciando mal. Le miró a través de sus pestañas bajadas cuando le quitó el collar. De mala gana Severn retrocedió. —Seguiremos esta conversación cuando lleguemos al dormitorio —dijo. Su espectáculo sutil de sumisión envió alegría y calor directamente a su corazón. El Club de las Excomulgadas débil. Quemaba contra su palma en reconocimiento de quién y lo que era ella. su pequeño desafío hizo que su polla se llenara de nuevo. mojado. ebria por la intensidad del orgasmo que le había dado. Su pulgar rozando sobre su clítoris. su pequeño desafío se deslizó por su buen humor del mismo modo que el agua se deslizaba de sus escamas cuando Jory Strong . Acarició su pecho y tiró del escote de su vestido y del sujetador para que pudiera dejar a un lado su pezón y admirarlo antes de coger el cristal de Elven. Se alegró de haber sido bendecido con una compañera humana. follar a su antojo.El Dragón de Sophie .

Nunca se había sentido tan completamente satisfecho. Confiaba que sería capaz de salir del garaje y llegar a su dormitorio sin interrupciones. Pasó la lengua ligeramente sobre sus labios y compartieron su sabor combinado. Como todos los dragones hembras. A pesar de haber alcanzado la madurez y que ya no se regía por las leyes que permitían a las dragonas determinar el curso de la vida que tomaría para sus descendientes. Jory Strong . Su disgusto se intensificaría por su deseo de tener una alianza de su elección. Era una verdadera tortura subir sus bragas por sus piernas y colocarlas sobre su montículo y culo. Le besó el interior de sus muslos. recubiertos con la excitación y los restos de su semen. era poco más que un tesoro para ofrecerse en esperanza de obtener algo de mucho más valor. 61 . El polvo los había retrasado y si hubiera tenido un poco de tiempo para hablar con su madre antes de descubrir la huida de Sophie y tener que ir detrás de ella.Serie Vínculos Sobrenaturales III Quería que sus jugos mezclados fueran obvios tanto para su madre como para el dragón hembra con el cual esperaba aparearlo. No podía dejar de tocarla. La lamió y se probó a sí mismo. Se llenó los pulmones de sus aromas mezclados. enrojecidos e hinchados. No podía resistirse al impulso de arrodillarse ante sus pies cuando ella se deslizó del capó del coche y se puso de pie. Acarició el brote hinchado con su nariz. y luego se inclinó y frotó la mejilla contra su montículo. no dudaba que ya estaría plenamente informada de su relación con una mujer humana. Odiaba la idea de ella llevándolas puestas.El Dragón de Sophie . Se puso de pie y suavemente rozó su boca con la de ella. a sus ojos. así como a ella. tan completamente realizado. su madre se ofendería por tomar a una compañera humana. Otra vez llenó sus pulmones del olor de su acoplamiento. pero sospechaba que no lo lograría. El Club de las Excomulgadas Severn inhaló profundamente mientras miraba sus labios vaginales. Pero sabía que eso implicaría a Sophie demasiado pronto en una exhibición primitiva. Severn dio un beso al coño ahora cubierto de Sophie.

Su madre sin duda habría preferido una hija. pero ella descubriría muy pronto de que se trataba de su territorio. siendo ella la jefe de su guarida. lo suficiente para que los partos fueran raros y que ser bendecido así. No había duda de que fue su falta de atención lo que le hizo crecer con una voluntad más fuerte que muchos de otros machos de su especie. Había construido un imperio de tesoros perdidos y trabajo duro. Su madre podría tener influencia y poder aquí. Severn ahuecó la mejilla de Sophie de nuevo. Su pecho se apretó cuando imaginó su boca en su polla. decidiendo y acumulando riquezas y territorios para el reino que ahora Jory Strong . que podría criar a su propia despiadada imagen. entonces no sería tonta desafiándolo. no el de ella. Tan pronto como había sido capaz de hacerlo.Serie Vínculos Sobrenaturales III pertenecía a los dragones. especialmente cuando se trataba de tomar a una compañera. con lealtad y obediencia total. había cruzado el umbral al reino mortal. sus ojos suplicándole que la follara. su lengua explorando la cabeza y los cantos que envolvían debajo de ella. Frotó su pulgar a través de los labios todavía hinchados por sus besos. El Club de las Excomulgadas Severn gruñó suavemente.El Dragón de Sophie . una mujer que podría controlar a su propio novio un día. aunque su madre no tardaría en enterarse que este no era un hijo que cedería fácilmente a sus deseos. fuera impredecible. mientras que pasaba el tiempo peleando. Y si tenía alguna esperanza de que un día se beneficiara del Cáliz de Enos. Ella lo había dejado al cuidado de los que le debían lealtad. correrse mientras le tragaba. Pero los hijos tenían su utilidad. Su pene palpitó cuando imaginó sus gemidos mientras le succionaba en sus profundidades húmedas y calientes. El Mago Enos había tenido éxito atando gran parte de la magia necesaria para la reproducción de su especie en la copa. 62 . Le habían puesto en un valor menor desde el nacimiento.

La cabeza de su polla palpitó cuando sus aureolas se convirtieron en puntos apretados bajo su mirada. De mala gana. —Si tenemos suerte. evitaremos al dragón de mi madre por completo —dijo.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Si nos encontramos con mi madre o con la mujer que ha traído con ella. El rubor tímido coloreó su cara y el corazón de Severn se conmovió justo cuando su polla le impulsaba a llevarla a su dormitorio. Empujó su lengua en el mismo lugar que quería que estuviera su polla y comió ávidamente de su boca. Era un príncipe dragón y este era su reino. de una manera que la hacía balancearse ligeramente como si apenas fuera capaz de tenerse de pie después de su asalto a los sentidos. Severn forzó su atención lejos de Sophie aunque cada célula de su cuerpo estuviera en sintonía con su olor. Sus ojos encontraron los suyos y despacio se despejaron. La tomó de la mano. Me gustaría pasar lo que queda de este día en la cama contigo. su calor. déjame que sea yo el que hable. Sería lo que preferiría. Su compañera le obedecería como todos aquellos que estaban a su servicio hacían. El Club de las Excomulgadas Cuando ella gimió la tomó en sus brazos y cerró con fuerza sus labios sobre los de ella. Con un gemido Severn finalmente terminó su beso y se separó de Sophie. Nunca iba a desafiarle otra vez abiertamente o huir de él. con lo correcto que se 63 . Sophie parpadeó como un gatito mimado. divertido el mismo con el juego de palabras—. Hablaría con Sophie más tarde sobre la necesidad de su completa obediencia. Jory Strong . Bajó la mirada para abarcar el suave contorno de sus pezones. Una ternura inhabitual le llenó. Pasó sus manos sobre su vestido como para asegurarse de que estaba completamente bajado y sus bragas en su sitio. La satisfacción rabiaba a través de él cuando vio sus rasgos suaves y sus ojos nublados por la pasión.El Dragón de Sophie .

a su madre. Según la ley dragón la casa y las tierras pertenecían en última instancia al jefe de su línea. Los pensamientos de su madre y Audriss enviaron una irritación que se enroscó a lo largo de su espalda como una sensación desagradable a través de las escamas de su forma de dragón.Serie Vínculos Sobrenaturales III le diezmó a ella. En el espacio de un día había perdido el control de su compañera y su finca. Era un hecho hacia el cual no sería sabio llamar su atención. Entonces. incluso el más antiguo y poderoso de los varones con gusto tomaría la forma de un hombre con el fin de follar a una mujer dispuesta y esperar encontrar a aquella que fuera su verdadera compañera. donde las llanuras entre ellas eran abiertas y llenas de presas. La verdad del asunto era que su madre. La mayor parte de los dragones mayores odiaban las limitaciones. como muchos de los viejos dragones. Prefería vivir en un lugar donde los reinos se esculpían en montañas escarpadas por encima de la tierra y mar. los océanos bien abastecidos de bancos de animales que podrían ser pescados y servir como comida. Mañana sería lo suficientemente pronto para reanudar la búsqueda del Cáliz del Dragón. a lo que veían como una insignificancia de la forma humana.El Dragón de Sophie . Aunque sin duda tendría que tratar con su madre antes de que pudiera disfrutar más de su compañera. Pero podría separarse completa y fácilmente de ella y reclamar un refugio en este reino. y no amenazados en su forma verdadera. El Club de las Excomulgadas sentía su presencia a su lado. Había forjado un lugar para sí mismo aquí y se benefició por el tesoro que Jory Strong . La civilización humana y la tecnología habían progresado demasiado. Lo primero lo había rectificado pero con lo segundo tenía que tratar todavía. la mujer que un día podría tener sus crías. menos cuando se trataba del apareamiento. La población humana se había ampliado más allá del punto donde los dragones podían volar y vivir libres. prefería su nuevo reino al viejo. La tentación de hacerlo así era aún mayor ahora que tenía una compañera humana. 64 .

Serie Vínculos Sobrenaturales III irradiaban disgusto y animosidad. Su madre salió del salón y bloqueó su avance por el pasillo. El placer le inundó al tenerla en su guarida. pero la posesión era nueve décimas partes de la ley del dragón.El Dragón de Sophie . la hembra ultra dominante que había traído con ella. *** 65 . la madre de Severn dijo: —Basta. Su atención de inmediato se dirigió a Sophie cuando el olor del sexo reciente las alcanzó. Audriss —dijo Severn. —Así que este es tu nuevo juguete —dijo Audriss—. La palabra ronroneó a través de él mientras miraba a Sophie. Tenía pocas dudas de que si recuperara el Cáliz de Enos. la casa y las tierras serían totalmente suyas. La sostuvo con la espalda pegada a su frente—. Quizás la desafíe a una pelea y veré de lo que está hecha. Estás en mi territorio ahora y no permitiré que insultes o hagas daño a mi compañera. —Olvídalo. Audriss. pero no es rival para uno de nuestra clase. Sophie es todo lo que he soñado. Sus fosas nasales se dilataban. Ambas Jory Strong . —Severn tiró a Sophie en sus brazos. — ¿Así que admites que es inferior a nuestra clase? —No lo creo. Ella le había costado gran parte del día y no poca cantidad de su paciencia. pero estaba a su lado y ahora se aseguraría de que permaneciera allí. al verla con el telón de fondo de sus tesoros. Es una cosita bonita y agradable a la vista. El instinto del dragón se agitó dentro de él y llenó sus pulmones con fuego—. Suya. Técnicamente la finca podría pertenecer a su madre. Audriss abrió su boca pero antes de que pudiera vomitar más veneno. El Club de las Excomulgadas Severn llevó a Sophie a través de la puerta. tomó posición a su lado.

El Dragón de Sophie . Leer a la gente era su fuerte. Asco. Severn acarició su oreja y cuello. ¿O has compartido todos tus secretos con esta mujer que dices que es tu compañera? Sophie se tensó cuando lo hizo Severn. entonces quizás podrías enviar a tu compañera… actual a otro lado. Disgusto. pero la próxima vez no lo seré tanto. Todas las especulaciones sobre Severn y la fuente de su riqueza se consolido en un nudo de miedo y preocupación en el fondo 66 .Serie Vínculos Sobrenaturales III —No creas que te escaparás de nuevo. su madre dijo: —Si has terminado de burlarte de Audriss. La excitación inundó su canal cuando imágenes de lo que ocurrió en su apartamento y en su garaje llenaron su mente. —Levantando una ceja arrogante. No lo podía haber dicho mejor ella misma. asuntos que no pueden tratarse delante de una extraña. tenemos cosas importantes de las que hablar. El Club de las Excomulgadas Sophie se estremeció. tenía la intención de hacerlo. hijo mío. Sophie no lo había imaginado y no se iba a molestar tratando de convencerse a sí misma que no era así. Ella apretó sus piernas juntas y él apretó su agarre sobre ella. Sophie trató de moverse pero Severn la mantuvo apretada y posesivamente. Su mano se movió para descansar encima de su hueso púbico. pero una que también practicó con frecuencia porque la hacía una mejor escritora. Un gruñido bajo sonó en su garganta. La madre de Severn no le había dicho ni una sola palabra todavía. Había tenido suficiente y tan pronto como pudiera hacer una salida. Sophie —le susurró al oído. Sin duda daría la bienvenida a la oportunidad de ducharse y asearse. Eso la hizo olvidar por un instante que tenían audiencia. como un balde de agua fría. Jory Strong . Su imaginación corría salvaje con la referencia de su madre a sus secretos. Pero entonces. He sido indulgente contigo. pero su expresión lo decía todo. Quemaba a través de la ropa—. Una habilidad que vino a ella de forma natural. soberbia—. Y mientras está ocupada con esa tarea.

Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie a nuestro dormitorio. No sería así si el club se viera empañado. Luego Audriss también se dio la vuelta y desapareció en el salón. protectoramente mientras su otra mano ahuecaba su pecho. El Club de las Excomulgadas del estómago de Sophie. Su mano se movió hacia debajo de su posición anterior de encima de su hueso púbico. Después de que lleve a Jory Strong . —No te retrases innecesariamente. Acorraló a su salvaje imaginación con la lógica. Storm la había hecho retroceder con sus advertencias sobre Severn. Sophie se estremeció. de violaciones de presidiarios que no tenían nada que ver con la orientación sexual y todo con la dominación. Audriss hizo todo un espectáculo de mirar de arriba a abajo el cuerpo de Sophie. Uno de los maridos de Storm estaba asociado con el primo de Severn. Tragó saliva y forzó sus pensamientos lejos. —Hablaré contigo en el salón —dijo Severn—. 67 . —No confíes en ninguna de ellas —dijo Severn. Storm era una policía demasiado honesta para entrar en eso y Pierce estaba demasiado enamorado de ella para arruinar su reputación implicándose con gánsters. Besó su cuello y luego su oído. Cubrió su montículo posesivamente. No sería la primera mujer que se siente atraída por un gánster mortal con reputación cruel. —Creo que eso es un hecho Los brazos de Severn se apretaron alrededor de ella momentáneamente.El Dragón de Sophie . —La madre de Severn no se molestó en mirar en dirección de Sophie antes de darse la vuelta y volver al cuarto del que había salido. Su lectura hizo a Sophie pensar en cuartos de baño de cárceles.

El sonido masculino ronco la hizo querer levantarse el vestido y empalarse en él. sensible contra la parte delantera de sus pantalones. Se aferró hasta que suspiró y una vez más la aferró en su sitio junto a él. —Haré que la visita de mi madre sea tan rápida como sea posible. Sus labios cubrieron los suyos. báñate o deshaz el equipaje. Mientras tanto. Por costumbre. ambos con dragones tallados incrustados de joyas—. agarró el collar del Compañero del Corazón y sintió su calor a través de la tela de su vestido. —Se inclinó sobre ella y la besó otra vez antes de irse. o diviértete explorando el contenido de la habitación —señaló a un par de cofres antiguos. —Detente —susurró. Se burló de ella hasta que ella la abrió y empujó sobre la suya. Severn la tomó de la mano y la llevó al dormitorio Jory Strong . el vacío necesitado entre sus muslos y la cercanía de Severn se convirtió en la única realidad de Sophie. El Club de las Excomulgadas Sophie se estremeció otra vez. Su equipaje estaba apoyado cerca de los pies de la cama. con miedo de que si seguía así. 68 . Severn cerró la puerta y tiró de Sophie a sus brazos. Su lengua se deslizó en su boca. —Tú haces que sea casi imposible parar —dijo. La lentitud de sus movimientos le dijo que era difícil para él hacerlo. Su polla era una presencia rígida. Ella gimió cuando él levantó su boca. Encontrarás las llaves en el cajón de la mesilla de noche pero no arruinaré tu sorpresa o placer diciéndote lo que hay en ellos.El Dragón de Sophie . Él se rió como si adivinara lo que pensaba. esta vez con necesidad y no con miedo. pero la liberó. le dejaría follarla en el vestíbulo donde el sonido de ello llegaría a su madre y a Audriss.Serie Vínculos Sobrenaturales III donde se había despertado más temprano y se había escapado de él.

Por todo eso.El Dragón de Sophie . El hombre ya tenía demasiada confianza cuando se refería a sus capacidades sexuales. Mientras que Storm había contado la historia. Se sentía perpleja y un poco aturdida por los acontecimientos del día. cuando la había traído aquí en relación con el asesinato de VanDenbergh. El timbre de su voz y su expresión prometía una recompensa sexual que casi estaba tentada a desobedecer para que pudiera experimentarla. y había hecho rodar sus ojos sobre el tatuaje de Severn y las 69 . Tuvo que sonreír. Era una repuesta que tenía tanto que ver con pasar el tiempo con él como lo tenía con hacer una investigación para su nuevo libro. que no tocara ninguno de los tesoros de Severn.Serie Vínculos Sobrenaturales III a su disposición en lo que se refería a ella. Había mencionado la palabra castigo en varias ocasiones. Su atención física casi continuada desde que la encontró en casa de Aislinn era suficiente para dejarla en coma sensual. Recordó a Storm diciéndole lo que Pierce le había advertido. Severn le había dicho una y otra vez que debería permanecer en su casa. La atención de Sophie pasó a los cofres. Sus pensamientos se extendieron sobre todo el espectro de lo que había sucedido desde que se despertó en una cama extraña y se enteró que el hombre que era su Compañero del Corazón era Severn Damek. El Club de las Excomulgadas Capítulo Seis Durante un largo momento Sophie se quedó donde Severn la dejó. era su referencia casual a los cofres y su invitación a explorarlas lo que sirvió para perseguir los pensamientos persistentes de salir de su mente. No dudó durante un minuto que haría uso de cualquier arma Jory Strong . ¿De verdad había consentido en vivir con Severn y buscar la Copa del Dragón con él? Su vientre revoloteaba en respuesta cuando un murmullo de expectación se extendió hacia el exterior. Sería mejor que no le dejara adivinar su efecto sobre ella. Sophie se rió y negó con la cabeza. Su sonrisa se amplió.

Ahora Sophie podría tener una segunda opinión. Un rumor sordo se escapó cuando recordó de nuevo la mirada que Audriss le había dado a Sophie antes de seguir a su madre a la sala. —Sophie está en mi dormitorio. Su polla rabiaba al separarse de Sophie Jory Strong . Hizo una pausa delante de un teléfono discretamente escondido entre antigüedades inestimables. Asegúrate de que no se vaya y que nadie más entre. Es cierto que de vez en cuando hembras menores se ofrecían y eran participantes complacientes. —Por supuesto —dijo Xanthus. 70 . El Club de las Excomulgadas estatuas de dragones en su oficina. Había visto a dragonas montar a otras hembras en demostración de dominio. sólo que ahora la conocía de primera mano exactamente lo que se sentía siendo una de las posesiones de Severn. Sus bolas estaban llenas y pesadas. Tembló de placer recordándolo. Más de una vez había estado presente cuando una mujer cubrió a otra en el suelo y la montó hasta que culminó y cubrió a la otra mujer de su aroma. Su coño se apretó y su cuerpo ardió con la necesidad. Decidió mimarse con un agradable baño en la bañera hundida antes de colocarse delante de los cofres enjoyados para explorar su contenido. *** Severn cruzó el pasillo a zancadas. e irritadas por no permitirles colgar libremente bajo su erección. un juego de poder en un espectáculo de quién era la más fuerte. Severn dejó caer el receptor en la base.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III antes de que pudiera sumergirse en sus profundidades húmedas de nuevo. Había comentado más de una vez en cómo parecía que tomaba todo el asunto de los dragones totalmente en serio. Con un suspiro tembloroso hizo su camino hacia el cuarto de baño. Marcó un número. La combinación hizo salir su mal genio. Pero más a menudo se realizaba como una forma de subyugar.

—Incluso por el propio cáliz no me aparearía con Audriss —dijo. Ahora bien. La follaría hasta que estuviera seguro que le obedecería sin rechistar y confiaría en él para protegerla tanto en su mundo como en el suyo.El Dragón de Sophie . Durante un momento se obligó a tomar su erección cubierta de tela con su mano. Severn volvió a estar bajo control. Le impulsaba a luchar y a matar a cualquiera que se atreviera a entrar en su guarida mientras encontraba el placer con su compañera. La cólera brilló en los ojos de Audriss. Con un estremecimiento final y un gemido bajo. Su naturaleza dragón insistía que volviera al dormitorio. 71 . Su polla palpitó en advertencia. Su olor recordado llenó sus fosas nasales. si tan sólo pudiera librarse de su madre y Audriss para poder volver a su dormitorio y follar a su deliciosa compañera humana. Se estremeció. Su imaginación rebelde colocó la mano de Sophie sobre su órgano en vez de la suya propia. Severn jadeó. Luchó por el control y atribuyó la carencia de él a tener a su compañera fugitiva de nuevo en su casa y aún así ser incapaz de saciarse totalmente Jory Strong . Se prometió que trataría con su madre y Audriss rápidamente y luego volvería al dormitorio y tomaría a Sophie una y otra vez. Severn entró en el salón y tomó asiento. sobre todo en el mundo humano donde había encontrado que el uso de la riqueza o la fuerza ganaba resultados más rápidamente. No tenía inclinaciones hacia la política. Severn rezó al Gran Ancestro Compartido por regalarle a Sophie. El Club de las Excomulgadas Una vez más. Durante largos momentos luchó. La especulación y la astucia pasaron a la deriva a través de su madre.Serie Vínculos Sobrenaturales III debido a la aparición inoportuna de su madre. La vio moverse de arriba a abajo por la carne rígida antes de que fuera seguida por su boca.

Audriss permanecerá controlando las actividades de los fey. Así pues poseer el Cáliz de Enos también sería controlar que apareamientos y qué alianzas garantizarían la descendencia. —Las fosas nasales de su madre se dilataron ligeramente—. el mago no había maldecido tanto a los dragones a la esterilidad como trabajado en un hechizo potente y había atado la magia de la creación necesaria para engendrar crías al cáliz. Y al contrario de la información de Sophie. Te has sentido como en casa en este lugar y sin duda el cáliz permanece en manos humanas. Una vez que hubiera recuperado la Copa del Dragón y hubiera embarazado a Sophie entonces su madre sin duda dejaría caer su defensa de Audriss. Severn quiso reiterar que Sophie era su compañera y que no aceptaría a ninguna otra. Pero el tiempo de hecho lo diría. no era un asunto de un dragón solo beber de esa copa con el fin de restaurar su fertilidad. Audriss se ocupará de ellos mientras maniobro Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III entre los dragones. A diferencia del cuento de hadas poco conocido. Y quizás permitirá a una mujer humana en su casa. No puedo suponer que realmente desees aparearte permanentemente con una humana. Nada bueno saldría de seguir discutiendo. Eso deja a los humanos para ti. Te dejaré a ti encontrarlo antes de que el resto de nosotros se ponga impaciente y deje un rastro de cuerpos para que las autoridades humanas reflexionen. Creo que verás pronto las ventajas de una alianza con Audriss. La reina Otthilde ha decidido recobrar el cáliz para sus pequeñas orgías en la corte. Severn se puso de pie.El Dragón de Sophie . Sophie tenía un archivo sobre la Copa del Dragón. Su mandíbula apretada firmemente. Severn. ni dar a su madre una indicación de que no tenía la intención de entregarle el cáliz cuando 72 . Morgana ha cruzado ya a este reino y sospecho que hay otros con ella. —El tiempo lo dirá y nuestra clase tiene mucho de eso. Agitó su mano en el aire dejando al lado el tema. He oído que algunas mujeres más jóvenes son más tolerantes y hacen la vista gorda a la necesidad de su varón para disfrutar y probar por sí mismo el celo en los seres humanos complacientes. El Club de las Excomulgadas —No te precipites. sino de los dos. hijo mío. No eres ningún débil.

todos fueron olvidados tan pronto como encontró a Sophie sumergida en burbujas y agua caliente. Su pelo estaba trenzado y enroscado en un Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III moño. En este momento el curso de acción que había decidido era el mismo que tenía la intención de proponer. Eran propensos a fijarse en cosas que no podían conseguir fácilmente. Audriss y la Copa del dragón. Su polla se sacudió en una ansiosa necesidad. Se presionaba agresivamente contra la parte delantera de sus pantalones cuando su lengua se asomó y su mirada que recorría su pecho desnudo bajó por el centro a su erección. y luego el cinturón. El Club de las Excomulgadas lo hubiera encontrado. El valor de un artículo aumentaba con la dificultad del desafío para conseguirlo. Con un gemido se quitó los pantalones. —Supongo que me echabas de menos —bromeó. La satisfacción ronroneó a través de él. La lujuria se retorció en su interior como un dragón removiéndose cuando Sophie se sentó y los puntos duros de sus pezones surgieron entre las sedosas burbujas de su baño. Severn la recompensó desabrochándose la camisa y dejándola caer al suelo. y ella abrió los ojos. El malestar giró en el pecho de Severn. salvo por la participación de Audriss. Bajo el destello de la cólera que había visto en los ojos de Audriss ante su respuesta negativa. Se alegró de haber tomado a Sophie las suficientes veces desde que la había recuperado para que la magia aguantara y su polla pareciera humana. Sin duda estaba pensando en él. —Perfecto —dijo. Los dragones eran coleccionistas por naturaleza. Se quitó los calcetines y los zapatos. 73 . había un destello de determinación. La tendría que vigilar con cuidado.El Dragón de Sophie . Su madre. Severn dejó a las dos dragonas hembras. Sus ojos cerrados. Volvió a su habitación y siguió el rastro de la ropa desechada de Sophie al cuarto de baño.

temblando entre el dolor y el placer cuando sufría por el exquisito éxtasis que sabía que él le daría. Era un hilo de voz. Sophie se arqueó. El ángulo y la proximidad de sus cuerpos aseguraban que cada golpe presionara su clítoris contra su abdomen y enviara una ráfaga de calor que se irradiaba a través de su vulva. Sus manos controlaban la profundidad y el ritmo de sus movimientos. Jory Strong . Severn la atrajo más cerca. El Club de las Excomulgadas Se unió a ella en la bañera hundida. Severn —susurró. Ella envolvió sus brazos alrededor de su cuello y apretó su piel resbaladiza contra la suya. Su boca cubrió la suya otra vez.El Dragón de Sophie . Su pecho retumbó con un gruñido satisfecho por tenerla rogando lo que ambos querían. Usó la fuerza de la parte superior de su cuerpo para levantarla. Su lengua se forjó en su boca para frotarse con la de ella en un saludo mojado. tan enorme que no estaba segura de que fuera capaz alguna vez de alojarle fácilmente. Ella gimió en su boca y sus manos se deslizaron por su espalda y alrededor de sus caderas. apretando y soltando en un charco espeso de calor húmedo que rivalizaba con el agua que los rodeaba. colocarla. apretó su agarre y la obligó a aceptar lo que él estaba dispuesto a dar. —Por favor. Cada terminación nerviosa respondió a su presencia. Era increíble. Exigía que se rindiera completamente a su control. Cuando trató de acelerarse. frotándose contra él. Jadeó cuando espasmo tras espasmo de sensaciones latieron desde donde su polla la llenaba y estiraba. pero sus manos se apretaron en ella en respuesta. Sus labios fueron infaliblemente a los suyos. Sus muslos estaban acuñados entre los suyos. 74 .Serie Vínculos Sobrenaturales III Gimió cuando su pene fue recibido con una ondulación de sus músculos interiores. La impulsaban arriba y abajo de su eje. y luego guiarla hacia abajo para que su apretado canal femenino envainara a su esforzada polla.

El Dragón de Sophie . Usó sus codos para mantener la mayor parte de su peso por encima de ella. Rozó sus labios contra los de Sophie. —Su mirada encontró la suya cuando publicó la advertencia. —Sólo dime que no las tendré que ver muy a menudo. sus oídos. Severn. te eché de menos. 75 . Con cualquier otro hombre no sería necesario explicar esto detalladamente. Tembló a pesar del bochornoso calor del cuarto de baño. —No las dejes que te hagan entrar en sus juegos —dijo Severn.Serie Vínculos Sobrenaturales III —En respuesta a tu comentario. La única manera de que fuera capaz de quedarse era si la madre de Severn tuviera una suite en el lado más lejano de la finca. conjeturando sobre sus pensamientos. Después Severn la levantó de la bañera y la estiró sobre las baldosas húmedas por el vapor antes de cubrir su cuerpo con el suyo. una burla tan sutil de que Sophie olía a sexo y tenía que tomar una ducha para limpiarse a sí misma. Y encerrarme a mí en el dormitorio no es una opción. pero sospechó que sería necesario con él. Decidí darme un baño. Sus pensamientos fueron al comentario de su madre en el vestíbulo. sí. que no tenía la intención de convertirse en una presa. su cuello. Acarició con el hocico su mejilla. Su grito de liberación llegó unos segundos más tarde. Ella se rió con un placer saciado cuando dijo: Jory Strong . Sus nalgas se tensaron y su cuerpo se sacudió repetidamente. ¿Exploraste ya los cofres? —No tuve tiempo. El Club de las Excomulgadas Sophie estaba gimiendo y arañando su espalda cuando Severn la folló hasta el orgasmo feroz que anhelaba. Llenó su canal de ardiente semilla mientras la expresión de su cara llenó su alma de sublime placer. Un escalofrío pasó por ella. ya que ambos disfrutaban de la sensación de bienestar.

buscando la Copa del Dragón como convinimos —sorbió su lóbulo de la oreja en su boca y ella se sacudió en reacción. Permitió que ella sintiera tanto su fuerza como su calor. mendigando. 76 . —Acarició con su nariz su sensible oreja. La remontó con la lengua—.Serie Vínculos Sobrenaturales III modo en que sus pezones se apretaban contra su pecho y su clítoris erguido se clavaba en su abdomen. La parte inferior de su cuerpo bombeó repetidamente contra la suya.El Dragón de Sophie . Era una oscura fantasía que esperaba que explorase. Severn liberó el suficiente tiempo una de sus manos para tomar ambas muñecas con una sola. —Y yo que estaba imaginándote atada a mi cama y manteniéndote allí. Era imposible esconder el Jory Strong . gimiendo. —Dime que no tendré que tratar con ellas —dijo. Había pensado hacerla flexible. pero sabiendo que había fallado. La imagen de mantenerla indefensa en la cama de Severn se hundió en su imaginación. El Club de las Excomulgadas Severn se rió y tomó sus muñecas. El sonido ronco de su voz revelaba cuánto le habían afectado sus palabras. Apretó y tiró a tiempo de su asalto a su oído hasta que la tuvo temblando. Pero en cambio la necesidad de tenerla suplicando por su toque. Severn obligó a su boca a dejar la oreja de Sophie. Sophie cerró los ojos contra la imagen pero no sirvió. Se dio la vuelta a un lado para poder ahuecarle un pecho. tratando de recobrar el control de la conversación. Frotó el pico excitado con su palma antes de tomar el pezón entre sus dedos. Se las levantó por encima de su cabeza y las fijó al azulejo liso del suelo mientras descansaba más de su peso sobre ella. Y en su mayor parte estarás conmigo. —Te mantendré segura. Se maldijo una vez más por perder el control. esforzándose por el placer que podría darle le había hecho olvidarse y perderse en ella. Sophie. relajada y cómoda para que pudiera aceptar lo que él quería de ella.

Déjame afeitarte. 77 . Ahuecó su montículo. El rubor se movió a través de ella junto con vergüenza y excitación involuntaria. Sus ojos zafiro brillando con la intensidad de que ella estuviera de acuerdo. La lujuria rugió a través de él como una llama eterna que nunca podría ser apagada. Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Soltó su pecho y arrastró la mano sobre su vientre. La besó de nuevo de una forma persuasiva con los labios y lengua. Los nervios revoloteando en su estómago. Exploró la diminuta punta expuesta. y la parte oculta sensible. quitó sus dedos mojados con su pasión de su canal y volvió a su vello púbico. Su voz era ronca cuando las fantasías de poder enterrar su cara en su coño y encontrar solamente piel sedosa tuvo a su polla palpitando y gotas de excitación en su punta—.El Dragón de Sophie . Sus gemidos llenaban el aire. Con un gemido Severn cubrió sus labios con los suyos.Serie Vínculos Sobrenaturales III Cuando se quedó de nuevo lánguida y saciada con los ojos cerrados. Hundió su lengua en su boca mientras sus dedos se movían más abajo y se hundían en su raja. La timidez apretó su pecho al pensar en permitirle que realizara una tarea tan personal. Durante un largo rato la acarició mientras su lengua se deslizaba suavemente contra la suya. Sophie se quedó sin aliento ante la inesperada pregunta y el perverso erotismo tanto de lo que quería como de lo que estaba dispuesto a hacer para lograrlo. —Te quiero depilada aquí abajo —finalmente dijo. —Por favor —susurró. Se arqueaba y empujaba el hinchado brote contra sus dedos. La folló con un asalto duro y rápido que la tuvo clamando en su boca. Acarició a través del vello púbico y lo colocó durante un minuto para atormentar su clítoris. Sophie se estremeció. los pliegues suaves de su capucha.

Podría fácilmente imaginarse pidiendo hacer lo mismo a un sinfín de mujeres. El Club de las Excomulgadas —Déjame hacerte eso —dijo otra vez. y jugueteó con ella con la sensación de su erección presionándose contra su clítoris. Se dio cuenta de su inseguridad y dijo: —Tu ausencia inesperada me dio el tiempo para prepararme. Las extendió en el suelo para formar una cama suave y cómoda. La visión de ello distrajo a Sophie de su agitación e incertidumbre. El dolor se clavó en el corazón de Sophie al ver lo bien que estaba preparado y la confianza que tenía en sus movimientos. nalgas y piernas. Sus ojos encontraron los suyos y su expresión se hizo tierna. no confiando en su voz. Severn la levantó de la bañera y la estiró sobre las toallas. 78 . Cubrió su cuerpo con el suyo. Una esponja de luffa3 y un tubo de crema hidratante siguieron. Abrió la boca para decirle que había cambiado de opinión. pero Severn se giró. Echó una toalla de manos sobre un estante en forma de dragón antes de volver a su lado en la tina. sus dedos deslizándose sobre su raja y bañándose con la humedad reunida allí. Lo observó cuando sacó la maquinilla y el gel para afeitarse de un cajón del armario. La volvió a meter en la bañera hundida antes de cruzar el cuarto de baño. El agua corría por su piel bronceada y sobre los músculos bien definidos de su espalda. 3 Luffa: Esta planta se cultiva primordialmente para utilizar el mesocarpio de sus frutos maduros.Serie Vínculos Sobrenaturales III Dejó los artículos al alcance de su mano y juntó varias toallas de baño gruesas de donde estaban dobladas sobre una silla. Jory Strong . Sophie asintió con la cabeza.El Dragón de Sophie . secos y descascarados como esponja fibrosa para higiene corporal o bien usos artísticos y artesanales.

El Club de las Excomulgadas —Como dije antes. Masajeó y exploró cada centímetro de su coño. Cuando estuvo satisfecho con sus preparativos. Suavemente la manipuló. 79 . Eres mía para tener lo que quiera de ti y yo te deseo depilada. Los pensamientos de otras mujeres huyeron cuando besó su cuerpo hacia abajo. Eres mía de cada manera. La necesidad se rizó en su vientre con su posesividad. sus dedos estirando la piel en lugares difíciles y haciéndola jadear mientras se arrastraba sobre el pliegue de su culo. Creía que podría tomarse su tiempo pero en cambio alcanzó el jabón de afeitar y apretó un poco de él en las puntas de sus dedos. excitantes. Su mano libre ayudaba al proceso. —Por favor —gimió cuando su lengua bailaba sobre los labios de su coño excitados y se deslizó entre ellos. Dejaron a Sophie sonrojada con las piernas extendidas voluntariamente y los labios de su sexo separados como si estuviera ansiosa por que él enterrara su cara entre sus muslos cuando estuviera completamente expuesta para su toque. Su polla era una línea rígida contra su vientre. Gimió y se levantó en sus rodillas.Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn la folló con su lengua hasta que toda duda hubo huido en un estallido de calor explosivo. Cualquier pensamiento de protestar por su derecho de tenerla de cualquier modo que le complaciera se fue cuando se amamantó en su pecho antes de moverse más abajo para explorar su ombligo. Jadeó y se arqueó cuando lo succionó. Sophie. Sus atenciones fueron muy eróticas. Tú eres la única mujer que he deseado tan íntimamente. Trabajó el gel en sus rizos ya suaves por el agua. Gritó cuando su boca encontró su clítoris. Jory Strong . metió la mano en la bañera y la secó en la toalla para manos. Alcanzó la navaja de afeitar y la aplicó a su coño en movimientos cortos. ni siquiera contemples la idea de abandonarme de nuevo.El Dragón de Sophie .

—Precioso —susurró Severn cuando estuvo completamente depilada. La lava caliente de su semen se apoderó de su polla en una eyaculación que rayó en el dolor. con el pecho y el abdomen cubierto de su propia semilla. El sabor y el calor de ella le llenaban de una satisfacción sin igual y destruyó lo último de su resistencia. Sus labios florecieron como una flor cargada de néctar. Brillaron con salvaje intención. La sensación de su mano contra las crestas hizo que hielo y calor subieran por su columna vertebral. de forma ávida. Se perdió en el dulce misterio femenino de su compañera. quejidos y sus propios gruñidos. El Club de las Excomulgadas Los ojos de Severn encontraron los suyos durante un breve instante. Se dio un festín. con sus gemidos. Empujó su lengua en su raja una y otra vez. Sophie se estremeció. Su polla palpitaba. como hojas aterciopeladas cubiertas de rocío. Le hizo apretar las nalgas contra la necesidad de correrse. Severn gimió. Su lujuria era tan extrema que podía sentir la magia retrocediendo y no ocultando los bordes gruesos que lo rodeaban por debajo de la cabeza de su pene.Serie Vínculos Sobrenaturales III inexistente como la de un dragón recién nacido. Sus dedos tocaron la entrada trasera otra vez en un gesto que le dijo sin palabras que tenía la intención de follarla por allí en algún momento más tarde. Lo dejó aturdido. Cuando llegó a Sophie su contención era tan Jory Strong . Él mismo se tomó en la mano. La besó íntimamente. Bombeó una y otra vez a ritmo de sus puñaladas feroces y golpes de su lengua en el canal de Sophie. Se inclinó abajo y cubrió su montículo con su boca.El Dragón de Sophie . Sus pelotas se balanceaban pesadamente bajo esta. Sorbió los labios de su coño antes de atacar su clítoris. El cuarto de baño resonó con el sonido de su asalto sensual. El deseo ardió a través de él y era más caliente que la llama que ordenaba en su forma dragón. 80 . Su voz estaba llena de excitación.

Dejó que la lavara mientras deslizaba la esponja de luffa sobre su coño desnudo. Sophie estaba tan relajada que de buena gana lo dejó ocuparse de ella. Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Severn los metió a los dos de nuevo en la bañera. El rugido de un dragón totalmente satisfecho vibró en el pecho de Severn mientras la llevaba al nido de su cama y se instalaba con ella. Ella murmuró de placer cuando él la sacó del agua y la acarició para secarla antes de extenderle crema hidratante sobre su piel recién afeitada.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III 81 .

No creía que pudiera hacer frente a su madre y a Audriss. Su sonrisa le hizo pensar en un gran dragón perezoso tomando el sol en un afloramiento rocoso y empapándose con el sol. La familia subasta varias de sus posesiones y me han invitado a asistir. contento tanto de su entorno como consigo mismo. Jory Strong . Su mano la había sostenido por la muñeca cuando ella cogió las bragas. Pero las fotografías no eran lo mismo 82 . — ¿Cuál es el plan para hoy? —dijo Sophie. levantando la vista de la mesa llena de una gran variedad de alimentos. La emoción corrió por ella. La verdad es que estaba teniendo unos momentos difíciles estando con él. Sophie había “visto” la habitación de los tesoros. sino en ponerle la crema hidratante antes de que le dejara que se vistiera o que lo hiciera parcialmente.El Dragón de Sophie . La habitación íntima donde estaban sentados uno frente al otro. Y a pesar de sus protestas. había ganado la batalla sobre si iba a usarlas o no. —Pensé que disfrutarías acompañándome a la mansión VanDenbergh hoy —dijo Severn—. Sophie se enderezó al instante. permitía a Severn presionar sus rodillas contra las de ella y mantener sus piernas cerradas como si estuviera guardando un tesoro. Gracias al intercambio de información no autorizada de Storm.Serie Vínculos Sobrenaturales III Se alisó la falda contra sus muslos y fue hipersensible al aire caliente que fluía bajo ella y sobre su coño desnudo. El Club de las Excomulgadas Capítulo Siete Aliviada era una palabra demasiado suave para lo que sintió cuando ella y Severn finalmente bajaron a desayunar la siguiente mañana y se encontraron solos. pero la familia se había negado repetidamente a permitir su visita. Había tratado de conseguir acceso a la escena del crimen de Carl VanDenbergh y el lugar donde había estado la Copa del Dragón robada. Su cara todavía ardía con su insistencia de no sólo “inspeccionar” su coño recién afeitado.

Sophie miró a la puerta que daba a la alcoba privada. Ahuecó su cara en su mano. Su cara se volvió dura. —Él puso el pulgar contra su boca—. la única ropa interior que le había permitido. Quiero disfrutar de ellos mientras Jory Strong . Su solicitud envió una onda de calor directamente a su coño. Probablemente tenía el dinero suficiente para comprar cada artículo que tenían en venta. La mujer moderna. Libera tus pechos. Sus ojos cambiaron de la pereza a la intención antes de que pudiera hacer algo más que parpadear—. excitados y mojados. — ¿Me dejarán entrar contigo? —preguntó.Serie Vínculos Sobrenaturales III tomamos el desayuno juntos. Se lamió los labios nerviosamente y sus ojos se entrecerraron. “liberada” luchaba con la primitiva que adoraba su espectáculo de dominación y posesividad. Libera tus pechos. Cuanto antes terminemos con el desayuno. —Es tonto negarme algo cuando lo quiero. La 83 .El Dragón de Sophie . como si anticipara su negativa. Sophie. El rubor manchando sus mejillas justo cuando sus labios se pusieron hinchados. Con un aliento inestable y dedos temblorosos deshizo los botones de su blusa para que colgara abierta. —Su voz era ronca. El Club de las Excomulgadas como estar andando de verdad a través del cuarto e interiorizando la esencia del mismo. —Alguien podría entrar —susurró. —Tú eres mía y yo no comparto. más pronto estaremos de camino a la subasta. Ni siquiera una imagen en tu caso. sabiendo tan pronto como las palabras salieron que por supuesto la familia la dejaría entrar con Severn Damek. La línea de su piel expuesta sólo estaba rota por el verde pálido de su sujetador. Un temblor de miedo erótico revoloteó a través de su matriz. y estaba complacida con la idea de ser conquistada completamente por un hombre tan fuerte. Severn se rió y se inclinó hacia adelante.

Su gruñido ronco hizo que sus pezones ya endurecidos se apretaran incluso más. Su mirada intensa era casi una caricia física. Pero cada vez que su mirada caía en su pecho el dolor de sus pezones se intensificaba y su coño lloraba. dejando a sus Jory Strong . atrapando el calor de su coño contra su piel depilada cuando se ponía más y más mojada. alternando para que ningún pecho estuviera descuidado. 84 .Serie Vínculos Sobrenaturales III pezones mojados y necesitados. Sophie. —Come así podremos irnos —dijo Severn. —No —gruñó Severn. Dio un pequeño grito de protesta cuando finalmente se retiró. —Viene alguien —susurró. En un instante su tenedor golpeó en su plato y sus manos comenzaron a ir a su camisa. Su orden paró sus manos en el aire. —Y no se atreverá a mirarte. Todo el mundo en esta casa sabe que me perteneces. La vena en la base de su cuello palpitaba como loca cuando los pasos se hicieron más fuertes. Sophie sepultó los dedos en su pelo y lo sostuvo contra ella. Sorbió durante unos largos momentos. Se inclinó sobre la mesa y ella no pudo impedirse acercarse para que su lengua pudiera arremolinarse sobre una rígida aureola primero y luego la otra. Entonces sus dedos fueron al broche delantero de su sujetador y lo soltó antes de apartar las copas lejos de sus pechos. Otra vez echó un vistazo a la puerta de la entrada para asegurarse que estaban solos.El Dragón de Sophie . Sus muslos permanecieron a ambos lados de los suyos y los mantuvieron firmemente cerrados. El Club de las Excomulgadas lujuria se movió en su cara y se estremeció. Su palma magreó las puntas duras de sus pechos durante un instante antes de que alcanzara su taza de café. —Hermosos —dijo Severn. De alguna manera Sophie logró comer. sufriendo por más. Creía que estaba más allá de la preocupación sobre la sesión en la mesa con sus pechos expuestos hasta que oyó pasos.

El Club de las Excomulgadas Comenzó a cruzar sus brazos. Su versión sin límites de apuestas es la empleada en los mundiales de póker.Serie Vínculos Sobrenaturales III —El antepasado de Malik está aquí. Pierce siempre había sido un amigo de los de su especie. —Una pequeña sonrisa jugó en los labios de Xanthus—. su actitud no dándole ninguna indicación de que ella estuviera en la mesa. 4 Hold’em: Versión del juego de póker. Severn se rió. como lo hace Hakon. especialmente uno que había hecho su fortuna recuperando tesoros perdidos en el reino humano. Malik y Hakon llevaron a sus ancianos al club.El Dragón de Sophie . A diferencia de la mayor parte de los faeries. Tielo ha tenido la precaución de llamar a Pierce y decirle que tenía unos adinerados incautos que esperaban ser liberados de una parte de sus tesoros. No podía estar segura y aun si lo hubiera hecho. Su mirada podría haber vacilado sobre sus pechos expuestos. Aún así. actualmente es la más popular y la más jugada en muchos casinos. — ¿Dónde están? —En Drake’s Lair. Creo que los viejos se han introducido en el juego de Texas Hold’em4. —Tu madre no es la única en llegar —dijo Xanthus. no sorprendido que la noticia de que el cáliz hubiera salido de nuevo a la superficie hubiera traído a otros antiguos a este reino. pocos dragones podían resistirse a la perspectiva de un juego real contra un Sidhe. 85 . Jory Strong . Otra vez se encontró contento de haber apoyado a su primo en su deseo de abrir un club con un príncipe Sidhe ahora casado con la prima de Sophie. Esta vez fue su expresión lo que la paró. — ¿Quién más está aquí? —preguntó Severn. Sophie bajó sus brazos y cogió su tenedor cuando Xanthus entró dentro de su vista. Le advertía que habría consecuencias si le desobedecía. su atención permaneció firmemente en Severn. — ¿Y mi madre? —Todavía no ha dejado sus habitaciones.

Su pene le recordaba su presencia tan ferozmente que contemplaba la opción de limpiar el contenido de la mesa con un barrido de su brazo y follarla allí. Dudo que tenga en cuenta los avances de la tecnología o adivine cuan afondo los he abrazado yo. sabía sin preguntar que Audriss había llevado a alguien leal a ella o a su madre. El Club de las Excomulgadas — ¿Audriss? Un estremecimiento recorrió a Xanthus. Jory Strong . Esa fue la única razón plausible para detenerla de poner sus bragas cuando supo que pronto estarían en otra sala llena de dragones machos.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Por supuesto. —Me complaces —dijo. —Exigió uno de tus coches y tomó a uno de los criados para llevarla. la mayoría de ellos no apareados y varios que eran príncipes como él. Ya que Severn no se refería a los que cumplían sus deberes feudales o a aquellos que contrataba como empleados. No pudo resistirse al impulso de inclinarse hacia adelante y besarla mientras acariciaba sus pechos. La atención de Severn volvió a Sophie. Esa era la única excusa que podría dar para insistir en que ella misma se expusiera mientras comían. Xanthus asintió con la cabeza y se fue. Ha pasado poco tiempo aquí. —Entonces te dejaré a ti que controles sus movimientos. — ¿La unidad GPS del coche está habilitada? Xanthus sonrió.El Dragón de Sophie . 86 . Su necesidad de ella lo montaba tan cerca de la superficie que se sintió en carne viva y vulnerable.

Su coño se contrajo ante la mirada en sus ojos. Poco a poco rehízo los botones de su blusa y cubrió la piel suave que nunca Jory Strong . A regañadientes se apartó. clavando su lengua en su boca. Su mano se deslizó bajo su falda. El de él. Sintió la quemadura de fuego del reconocimiento contra su palma. Sus pensamientos todavía se dispersaban de su atención y de la experiencia oscuramente erótica de requerir que permaneciera parcialmente desnuda en presencia de un segundo hombre. —Eres mía —gruñó antes de soltar el collar y cerrar su sujetador. Podía ver la lucha continuar dentro de él. No quería hacer nada más que pasar todo el día encerrado con ella en su habitación. Él gimió y los cubrió con los suyos. El Club de las Excomulgadas Quería follarla desesperadamente. Severn se puso de pie y tomó el brazo de Sophie. rondando y buscando el Cáliz de Enos para la reina Otthilde. Ella hizo un pequeño sonido. Sus dedos reunieron su 87 . No con otros dragones y faeries de la corte dando vuelta. la necesidad de liberarla para que pudieran salir se enfrentaba contra el deseo de deslizar su mano bajo la tela de su falda y jugar con su coño. Se estremeció cuando la mano de Severn se movió hacia abajo por su espalda y se alisó sobre sus nalgas antes de detenerse en su muslo. La necesidad de mantener el contacto físico con ella se hacía más pronunciado cuanto más tiempo le pertenecía a él. Ella se lamió los labios. Pero no podía permitirse el lujo de hacerlo.Serie Vínculos Sobrenaturales III conocería otra vez el toque de otro varón. Solo el suyo. — ¿Necesitas tu bolso? Sophie asintió con la cabeza. Esas palabras eran la llama de un dragón que tocaba cada parte de él.El Dragón de Sophie . Llevó la mano a la piedra del Compañero del Corazón y la cerró alrededor. No con su madre y Audriss en este reino.

Lo ahuecó. Jory Strong . sobre la diminuta cabeza. Se hizo más dominante. Sophie se aferró a él. Severn le dio otro beso largo. Gimió en su boca cuando su palma dio vueltas y se apretó contra su clítoris. Le decían más claramente que las palabras que no le gustaría nada más que pasar el día con ella haciendo el amor. La tocó del modo que sabía que le gustaba. Sophie —dijo—. 88 . Su cuerpo tenso y la expresión de sus ojos llenó a Sophie de orgullo femenino. El Club de las Excomulgadas mojada excitación y la pintaron sobre sus pliegues hinchados. —Vete a conseguir tu bolso. —Uno pequeño ahora —dijo cuando levantó su cara. enrojecidos y su montículo desnudo. Justo cuando la tuvo jadeando. El calor de su palma contra su carne desnuda le hizo querer quedarse en sus brazos para siempre. Sus dedos rastrillaron ligeramente sobre sus nalgas desnudas y le hizo pensar a ella en un dragón marcando su territorio. más posesivo cuando la condujo más alto. esta vez mordisqueando su labio inferior.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III Cuando su respiración redujo el ritmo acarició su coño liso. lo admiró con su toque. imitó el golpe de una lengua a lo largo de la parte oculta. estremeciéndose y sin aliento el mensaje estuvo claro. Cada parte de ella le pertenecía. su liberación. Se inclinó y la besó de nuevo. ¿Puedes encontrar el camino al garaje? ¿O debería esperarte aquí? —Puedo encontrar el camino. —Nos tenemos que ir —dijo antes de liberarla. Sus dedos encontraron el brote hinchado. El pequeño orgasmo que le había dado maduró hasta el punto que pensar en su madre andando sobre ellos no le hizo querer arrancarse de él. Mandaba sobre su placer.

y que no tenía sentido tratar de resistírsele. Podía fácilmente imaginar donde había sido encontrado el cuerpo de Carl VanDenbergh con una herida de bala en la cabeza. Ya vamos más tarde de lo que había planeado. Aplicarte maquillaje es una pérdida de tiempo y dinero.El Dragón de Sophie . Si llegas al garaje antes que yo elige el coche que deseas que cojamos. Podía visualizar el charco de sangre. Dejó la alcoba y desanduvo el camino al dormitorio para poder recuperar su bolso. de nuevo. Sophie se rió. Se tomó un minuto para mirar sus notas. La idea de estar en el extremo receptor de su castigo carnal era mucho más excitante de lo que nunca habría admitido o creído antes de que Severn llegara a su vida. Jory Strong . algo que podía tratar en fotos o su imaginación aunque la vista de sangre fresca en la escena de un delito le hiciera sentirse físicamente enferma. no tenía la intención de hacer que las cosas fueran demasiado fáciles para él.Serie Vínculos Sobrenaturales III Presionó un beso en el lugar que había mordido y luego retrocedió y puso alguna distancia entre ellos. estaba más completamente convencida que era su Compañero del Corazón. La carencia del calor de su cuerpo hizo que Sophie temblara aunque la amenaza de una zurra tuviera a su matriz revoloteando y estremeciéndose. —Le dio un mordisco de advertencia a un lado de su cuello—. o mejor dicho las de Storm de la escena del crimen. cada minuto que estaba con él. Sentirás la picadura de mi mano en tus nalgas si te cambias de ropa o te pones unas bragas. Sabía la información pero con la distracción de Severn quería refrescar su memoria en preparación para el viaje a la mansión de VanDenbergh. 89 . Sonrió. Sophie. Pero. El Club de las Excomulgadas —Tengo que hacer una llamada telefónica. — ¿Es una estrategia masculina para asegurarte que no decido rehacer mi maquillaje o cambiarme de ropa? —Eres hermosa. Ahora ve y consigue tu bolso. Se sintió tentada a ponerse sus bragas.

Su mirada recorrió a Sophie con una mezcla de condescendencia y compasión. Había sido capaz de trabajar a través del horror de estar en pequeños lugares oscuros.Serie Vínculos Sobrenaturales III vida en su mente. Si ella y Severn podían encontrar el Cáliz de Enos… Giró una esquina y se encontró con su madre en su lugar. Por el momento puedo 90 . aunque esto último también podía ser repulsión. —Buenos días. le hacía sentirse completamente segura. —Eres una fase por la que está pasando —dijo la madre de Severn—. cuando estaba en su presencia. Su padre pasó por lo mismo antes de que me decidiera por él como compañero. Encontraba que le gustaba que él lo afirmara. Sophie se estremeció y cerró la puerta a los recuerdos. Sophie no le gustó la especulación. La emoción y anticipación creciendo a cada paso. Los dragones eran conocidos por guardar sus tesoros y había dejado muy claro que ella le pertenecía. Su escritura le había liberado de la espantosa pesadilla de su padrastro matando a su madre y luego encerrándose a cal y canto en la casa mientras la buscaba. La formidable mujer bloqueó el pasillo. junto con un sonido bastante decente. Le tomó un esfuerzo mantener la sonrisa en su lugar. —No podía imaginar que algún día añadiera mamá. Sophie estaba sonriendo mientras salía de su habitación y se dirigía por el pasillo. —Una expresión desagradable vaciló a través de sus ojos—.El Dragón de Sophie . Su corazón brilló de felicidad cuando la imagen del tatuaje de Severn cobró Jory Strong . Había llegado a un acuerdo con la existencia de la violencia sin sentido y de la rabia incontrolable. Sus pensamientos fueron a Severn y el calor se desenroscó por su vientre al comprender que. El Club de las Excomulgadas Le avergonzaba que no hubiera sido capaz de trabajar sobre esa reacción. pero Sophie lo logró. El collar del Compañero del Corazón se calentó contra su piel y lo apretó en su mano.

Su expresión ardiente.El Dragón de Sophie . me Jory Strong . pensó Sophie. inesperadas y humillantes. La alcanzó antes que pudiera librarse de la humedad en las esquinas de sus ojos. 91 . —Encontraste a mi madre —adivinó cuando tiró de su espalda a su frente y le permitió la dignidad de no tener que necesitar estar frente a él. O-kay. Entonces todas las apuestas estarían pagadas. Si leyó la voluntad de Sophie de llegar a algo físico si era necesario o si fue por arrogancia. En ese momento Sophie no estaba segura de quién de ellas era peor. es mi hijo y verá las ventajas de una alianza con Audriss. Severn estaba en el pasillo cuando llegó allí. Librar una batalla con la madre de Severn en el vestíbulo no iba a suceder a menos que la mujer se negara a moverse fuera de su camino. Se demoraron en el ápice de sus muslos como si estuviera tratando de determinar si se había atrevido a ponerse unas bragas. posesiva casi descongeló el nudo helado que se alojaba en el pecho de Sophie. —No me puedo quedar aquí —soltó aunque hubiera tenido la intención de esperar hasta más tarde antes de luchar con él sobre ello. Se apartó de él rápidamente y fingió estar contemplando la opción de coches en el garaje aunque no hubiera llegado primera. Como todo lo que había pasado desde su llegada a Inner Magick. Sus ojos vagaron por su cuerpo. Tan pronto como regresemos de la mansión de VanDenbergh. El Club de las Excomulgadas permitirle a Severn sus pequeñas diversiones. la madre de Severn arrastró por Sophie otra mirada desganada antes de volverse y alejarse. Incluso con el sexo alucinante no voy a merodear por los pasillos para evitar a la madre de Severn y a Audriss. Las lágrimas brotaron de sus ojos.Serie Vínculos Sobrenaturales III voy. Pero cuando llegue el momento. su cuerpo temblando ligeramente en reacción al encuentro. No me quedaré aquí. Sophie apretó sus dientes y se negó a reaccionar. sabía que sería una batalla.

no llegaremos a la mansión VanDenbergh —amenazó—. Severn… —gimió cuando la mordió en el cuello en el Jory Strong . Los dragones eran codiciosos y posesivos por naturaleza. La parte de su naturaleza dragón se retorcía y enroscaba casi como una entidad separada dentro de él. independientemente del coste. Severn cerró sus ojos y luchó contra el impulso de abrirse la bragueta y empujar su polla profundamente en el canal de Sophie.Serie Vínculos Sobrenaturales III mismo instante que llenaba su canal con sus dedos. repitiendo sus palabras anteriores. —Podemos hablar más tarde —dijo Sophie. La otra se colocó en su coño. Una de ellas se enroscó alrededor de su muslo e impulsó a sus piernas para que se separaran. Fueron a sus pechos y luego alisó su vientre y sobre su montículo antes de pasar bajo su falda. Sophie. —Si te inclinas sobre el capó de un coche y te tomo. La mano en su muslo tiró del dobladillo de la falda para que sus nalgas desnudas se apretaran contra su erección cubierta por su pantalón. durante un instante—. En los siglos desde que la magia de un mago había disminuido enormemente la posibilidad y el número de crías que una mujer podía tener en sus 92 . No te dejaré. También eran muy físicos. El Club de las Excomulgadas —Hablaremos de ello más tarde —besó su cuello mientras sus manos vagaban por su cuerpo. —Severn… —Sus dedos en su clítoris enviaron una sacudida de intensa necesidad directamente a sus pezones e hizo descarrilar su hilo de pensamientos. ¿Quieres continuar nuestra discusión o prefieres pasar a nuestra búsqueda del cáliz? —Su voz era poco más que un gruñido masculino que le advertía que estaría contento con cualquiera de las opciones. —Mi madre te aceptará o perderá su reclamación de un heredero.El Dragón de Sophie .

luchando con otras hembras. Pero preferían territorios más pequeños y almacenes de tesoros más grandes. Severn gruñó contra su suave piel. o. La inhaló. El Club de las Excomulgadas años fértiles. Su naturaleza dragón insistía en ello y Severn no tenía voluntad para luchar contra el instinto de conservar lo que valoraba por encima de todo lo demás bien guardado. Los hombres eran igualmente feroces. tentándole a Jory Strong . Su lengua salió como una flecha para probarla. —Eres una tentación y una distracción. el prestigio y la satisfacción que una vez vino de engendrar descendientes ahora se manifestaba en una reclamación de un territorio grande y en protegerlo con demostraciones de valor. aunque sus dedos inmediatamente rodearon su muñeca y el pulgar acarició en la parte posterior de su mano. Pero la visión le dio una inmensa satisfacción. La marca no era necesaria. preferentemente luchando.Serie Vínculos Sobrenaturales III montarla aunque hubiera consentido en dejar de luchar contra él en la cuestión de donde se quedaría. la riqueza. Sus necesidades físicas eran más táctiles. Tenía que tocarla cuando se encontraba cerca. Casi podía sentir la cresta de dragón subir en una forma de advertencia cuando dejó la prueba visible de su propiedad en el cuello de Sophie. una compañera que se estaba poniendo más mojada. —La mordió de nuevo y luego chupó.El Dragón de Sophie . Su olor estaba por todas partes en ella. En ese momento Severn no quería más que disfrutar de su compañera. Se obligó a soltarla y alejarse. 93 . en su defecto. su coño se contraía contra sus dedos. luego por intimidación y alianzas políticas. Se aseguraría que Sophie no tuviera encuentros desagradables adicionales con su madre. y sus nalgas de manera sutil rozaban contra su erección. salvo con él. No tenía la intención de dejarle que se quedara en cualquier parte. —Elige un coche —dijo.

los hombres robarían cualquier compañera humana sin vigilancia. Si él pudiera tener su camino. y como él.Serie Vínculos Sobrenaturales III VanDenbergh. sobre todo alrededor de una compañera humana. —Tomaremos este —dijo Sophie. antes de que los dragones huyeran de este reino. nunca permitiría que Sophie estuviera cerca de otro hombre. ella era suya. por lo general respondían a un nuevo compañero. y mucho menos aquellos que probablemente encontraría en la mansión Jory Strong . distrayendo a Severn de la rotación de sus emociones. Era tan elegantemente hermosa como el vehículo que había elegido. Pero los viejos instintos. 94 . Las hembras eran un premio más allá del valor porque muy pocas de ellas sobrevivían al shock de ser separadas de sus familias por criaturas que veían como bestias aterradoras. El placer onduló sobre su piel cuando se metió en el asiento de pasajeros del pequeño coche deportivo azul oscuro. El Club de las Excomulgadas En los tiempos antiguos. La cultura dragón había evolucionado desde entonces. En aquellos días no había derecho o reclamo de propiedad a excepción de la posesión. se mantenían. Le abrió la puerta para ella.El Dragón de Sophie . si se les daba el tiempo suficiente. Las que realmente aceptaban a un macho dragón.

Las habitaciones acordonadas para ver los objetos que se subastaban estaban llenos de miembros de Jory Strong . la de VanDenbergh parecía como un museo donde los visitantes no se esperaba que se quedaran. así como gente de las noticias vestidos más casualmente. a pesar de su reputación. Sus dedos se cerraron sobre ella en cada intento de apartarla de su lado. El Club de las Excomulgadas Capítulo Ocho Después de ver la casa de Severn.El Dragón de Sophie . —Será un poco difícil investigar si estamos como soldados juntos —dijo. No quiero que te vayas de mi lado.Serie Vínculos Sobrenaturales III la sociedad bien vestidos. aunque su presencia al lado de Severn la convirtió en una historia en vez de un colega honorario. Severn se volvió hacia ella. pero era partidario de vitrinas que lo separaban de sus objetos de valor. sólo una parte de ella. Más de un periodista se acercó a ella y trató de apartarla de Severn. a Sophie le costó sentirse impresionada por la propiedad de VanDenbergh. y cuando finalmente dio un gruñido bajo cuando otro conocido suyo se acercó. Sophie. ¿de acuerdo? —dijo. —Hay hombres aquí que no confío para que estén cerca de ti. Sophie esperaba a una multitud y no se decepcionó. Y mientras que la casa de Severn parecía acogedora. mientras que Severn vivía con sus tesoros. No reconoció a ninguno de los primeros. Sophie alcanzó un punto de no aguantar más. —Sus dedos se posaron por encima de sus nalgas y ella se estremeció ante el recuerdo sutil de no llevar nada por debajo de la falda. Pero su mano en su brazo sirvió tanto de ancla como de grillete. pero a bastantes de estos últimos. —Basta de esas cosas de dragón. Es cierto que VanDenbergh era un coleccionista como Severn. poniendo su mano sobre la suya y disimuladamente tratando de quitar sus dedos de su brazo. Sus ojos brillaban en señal de advertencia mientras su mano libre iba a su cadera. 95 .

Era un sonido ronco masculino que tuvo a más de una mujer en el cuarto girándose hacia él. Él le soltó el brazo. sosteniéndose. Compraré cualquier cosa que desees. —Vamos a echar un vistazo. parándose cuando su mano ahuecó su mejilla. Sólo pídela. — ¿Sabes si subastan las estatuillas sexualmente explícitas? —preguntó Sophie. No estaba acostumbrada a ser el centro de tanta atención. 96 . Por supuesto que le permitirían lo que a otras personas no. El Club de las Excomulgadas Algo malo pasó a través de sus ojos. Su enfado desapareció en un instante. e inclinó su cabeza para poder mirarlo a través de sus pestañas. recordando la descripción que hizo su prima de ellas. siendo reemplazado por la anticipación. La dejó escapar aunque su mano descendió a su cadera y sus dedos capturaron los suyos. Los suyos eran posesivos y sin escudo pese a los flashes de las cámaras que capturaban el Jory Strong . Sophie sonrió abiertamente.Serie Vínculos Sobrenaturales III momento. Los herederos de VanDenbergh esperarían probablemente que Severn hiciera toda una fiesta de compras. Sus ojos se encontraron. — ¿Buscando nuevas posiciones ya.El Dragón de Sophie . Un rubor tiñó las mejillas de Sophie. mi Compañera del Corazón? —bromeó. y arrastró sus dedos hacia arriba. En unos minutos tendremos nuestra excursión privada por los cuartos más relevantes para nuestra búsqueda del cáliz. Ella se apartó. —He hecho los arreglos necesarios. — ¿Y si lo estoy? —Muéstrame el camino y te seguiré. Severn se rió.

La emoción corrió a través de Sophie en una mezcla salvaje que la conmovió y humilló al mismo tiempo.El Dragón de Sophie . El Club de las Excomulgadas Esto hizo que ella resoplara. Nunca había tenido un hombre que la deseara tan intensamente o fuera tan posesivo con ella. Sophie hizo rodar sus ojos. Su coño se contrajo y su respiración se cortó como si pudiera oler la excitación que se filtraba de su raja y recubría la parte interior de sus muslos. o aún mejor. —Esa frase es muy mala. —Entonces apunta en la dirección que quieres ir y te llevaré al paraíso. Temblaba por la necesidad de encontrar la liberación. — ¿Necesitas un elogio aquí? ¿Ahora? —Dime lo que quiero saber. Se inclinó hacia ella y le susurró: Jory Strong . ¿Sabía que su orden gruñida provocaría esa respuesta en ella? ¿Sabía que tensaría su cuerpo y la tendría mojada y lista para él? 97 . Sonriendo contra su piel. —De alguna manera no te veo como un tipo que siga. tocarse su clítoris. hacer que Severn se lo tocara. Ella frotó su mejilla contra la suya.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Te he llevado al paraíso más de una vez. y luego con su lengua y polla. su alegría había desaparecido en un instante. Colocó una mano en su cadera otra vez. Los dedos acariciando ligeramente sobre su costado. Admítelo. Sophie. —La voz de Severn era un gruñido bajo. acariciándolo con sus dedos. Él llevó su mano a sus labios y le presionó un beso.

Sophie soltó una risita. y otro con alas rojo- azuladas. Estaba sorprendida por el increíble parecido de los hombres fey con Pierce y Tristan. —Y el de ellos también. El Club de las Excomulgadas Sophie volvió su cabeza ligeramente y tocó su lóbulo de la oreja con la lengua. — ¿Cuál era la pregunta? Esta vez el gruñido sostenía una indirecta de diversión.El Dragón de Sophie . aunque de un vistazo al catálogo cuando encontraron las figurillas eróticas. 98 . sin duda. —Pierce y Tristan ya han hecho arreglos para regalarle a tu prima este juego de estatuillas. Sophie se enteró de que estaban más allá de lo que podía permitirse. —Te volveré a preguntar cuando puedas gritar tu respuesta. Esta contenía los elementos de menor valor que se subastaban. —Severn se enderezó y la llevó a otra habitación. uno con unas alas azules. Dos rubios hombres faeries.Serie Vínculos Sobrenaturales III Las estatuillas eran en realidad una combinación de varias figuras en posiciones sexuales increíbles. con sólo una pequeña cantidad de imaginación. Y cómo. Tenían su cuerpo atrapado entre ellos de una manera que no dejaba lugar a dudas sobre el placer que todos estaban experimentando. Decidió luchar fuego con fuego. estaban haciendo el amor con una mujer humana igualmente rubia. Severn se rió entre dientes. —Guau —susurró Sophie. podía ver a Storm en la mujer rubia sostenida entre ellos. Sophie supo de inmediato por qué su prima había deseado uno de los grupos. —Eso hará su día muy feliz. Jory Strong .

—Sí —dijo. temblando. Él chupó el lóbulo de la oreja en su boca. 99 . sus expresiones ocultas para la gente que se movían alrededor por detrás de ellos. No pudo resistir atormentarlo. ansiosa por cualquier parte de mi cuerpo que yo quisiera poner en tu dulce canal. mi Compañera del Corazón. Sophie apretó los muslos y se estremeció.Serie Vínculos Sobrenaturales III que sufriera por él. Jugueteó con su lengua lentamente antes de soltarlo. —Tus pezones son brotes duros contra la tela de tu blusa. Podría encontrar un lugar privado y poner mis manos o boca en ti. Estoy descubriendo que no me gusta la idea de que otros hombres miren tus pechos. El Club de las Excomulgadas —Como si esos tres necesitaran una excusa para follar como conejos. A mí me gusta el calor. Se inclinó sobre la caja y apretó su culo sobre la línea rígida de su pene que entonces se movió ligeramente. Sophie? Estarías suave y húmeda. —Acarició su oreja con el mentón—. Sophie —gruñó. ¿verdad. Tú podrías sufrir un golpe de calor sólo estando en la misma habitación que ellos. sabiendo que no podía luchar contra él en este momento. Me excita saber que estás completamente desnuda debajo de tu falda. —Deslizó su mano hacia abajo por su costado y la maniobró para que su espalda estuviera contra su parte frontal y ambos quedaran mirando hacia las estatuillas. —A algunos les gusta el calor. Sophie sintió su erección contra sus nalgas. Podría aflojarme mis pantalones y tomarte como me diera la gana.El Dragón de Sophie . —Se inclinó hacia adelante y susurró—. No cuando lo único que quería hacer era levantarse la falda y ofrecerse a sí misma. suplicándole que la tocara y apaciguara la terrible hambre que rabiaba en su coño. Estarías lista para mí. Sus palabras le penetraron e hizo Jory Strong . —Respóndeme. Severn llevó su mano a su boca y le mordisqueó los nudillos.

Sabía que había mujeres que se opondrían a ser consideradas una posesión. podría hacerlo ella también. eres el tesoro más grande entre mis posesiones. —Es peligroso jugar conmigo. eran irresistibles para Sophie. mi Compañero del Corazón. Sophie. La atracción por Severn había sido inmediata e intensa. pero no con Severn. indiscutible. A algunos les gusta que sea peligroso. Oyó la diversión en su voz junto con una advertencia. Eres mía. Ella se enderezó y se apoyó contra él. las burlas y el perverso sentido del humor. —A algunos les gusta el calor. contenta de que no hubiera nadie lo suficientemente cerca para oír. No estoy segura de que me guste la idea de que otras mujeres fantaseen sobre lo que podrías hacerles con esto. 100 . Sophie. Sophie cerró los ojos cuando sus palabras la llenaron. aunque su cara estaba ruborizada sabiendo que la gente posiblemente los estaban mirando—. Su palma quemaba a través de su blusa mientras su pulgar acariciaba ligeramente su tembloroso abdomen. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III El collar del Compañero del Corazón estaba caliente donde tocaba su piel. No tengo miedo de jugar contigo —dijo.El Dragón de Sophie . Su calor era un reflejo de sus emociones. Pero esto. el único tesoro por el que sacrificaría todo lo demás. Tu polla está dura contra el frente de tus pantalones. permitiendo que su cuerpo se relajara contra el suyo. No cuando todo sobre él le recordaba al dragón que parecía haber tomado como su firma personal. El apretón de Severn en su cadera se tensó. estremeciéndose cuando la mano de su cadera se movió a su vientre. La satisfacción sexual increíble. y con cualquier otro hombre. la mezcla de ternura y dominante pasión. —Nunca querría que me temieras verdaderamente. La hacían sentir apreciada de una manera que sólo había fantaseado. rozando contra su polla de forma sutil. El Club de las Excomulgadas —Hmmm —murmuró ella.

Luego tomaremos nuestra excursión privada. Quiero hacerte un regalo para recordar esta visita. Él se echó a reír. —Me alegro que notaras el parecido. El Club de las Excomulgadas —Se supone que teníamos que estar investigando —le recordó—. Algunas le hicieron ruborizarse. Otras hicieron que sus cejas se levantaran y su mente trabajara para determinar si la escena que representaban era incluso físicamente posible. su larga lengua enrollada 101 . hizo que se riera en voz alta y echara una ojeada hacia Severn cuando bromeó: —No me preguntes si esa cosa me parece familiar.El Dragón de Sophie . Su mano recobró la suya en un asimiento flojo. Una mujer estaba tumbada en el suelo. Otras hicieron Jory Strong . —Inclinó la cabeza—. Su aliento se atascó en la última escena. Su reacción a la escena fue tan visceral. Su pulgar la distrajo con sus caricias ligeras contra sus dedos. Sophie se rió disimuladamente y se movió al final de la vitrina. La diversión brilló en sus ojos y curvó sus labios. Una. parecía incapaz de liberarla completamente. Severn besó el lateral de su cuello antes de separarse de ella. creo que palidece en comparación con lo que te he dado ya en más de una ocasión. Tenía la cabeza echada hacia atrás en éxtasis mientras un dragón estaba agachado delante de ella. una fantasía diferente de todas las demás. Pero se me hace muy difícil concentrarme en la Copa del Dragón. que su coño se apretó violentamente y apretó los muslos. una imagen de un hombre que poseía una polla que rivalizaría con la trompa de un elefante.Serie Vínculos Sobrenaturales III que arrugara la nariz. —Elije entre estas estatuillas. Pero como antes. De todos modos. apoyada en los codos con las rodillas dobladas y las piernas extendidas. Sophie estudió las estatuillas.

El mayordomo los condujo allí sin preguntar. esta vez pecho contra pecho.El Dragón de Sophie . —Ven —le susurró. Cerca de la puerta de entrada se encontraron con el mismo mayordomo que los había saludado a su llegada. 102 . antes de que su punta desapareciera entre sus pliegues. si él deslizara su mano bajo su falda y tocara alguna parte de ella. Su conducta limpió un camino delante de ellos. girándola ligeramente. Sophie escondió la cara en el hueco de su cuello e inhaló su aroma mientras luchaba por Jory Strong . El Club de las Excomulgadas alrededor de uno de sus muslos. Un gemido se escapó antes de que lo pudiera detener. La podremos colocar en la mesilla de noche junto a nuestra cama. la conciencia de no llevar bragas. Severn la tomó en sus brazos de nuevo. La burla constante y los toques desde entonces. Severn la guió a través de la multitud con experta facilidad. Severn le dijo: —Nos gustaría ver la sala de recreo primero. Gritaría probablemente con el orgasmo. cuando la dobló sobre el capó de uno de sus caros coches y le había hecho olvidar por completo su excursión. Ahora. y dejar que nos inspire en nuestros juegos de lengua. Haré los arreglos para comprarte esta como mi regalo para ti. Había estado en un estado de excitación desde el momento en el garaje de su casa. Se estremeció ante la palabra. los destellos de dominación. Sus palabras lamieron a través de ella como la llama de un dragón.Serie Vínculos Sobrenaturales III controlar su cuerpo que se rebelaba. —La voz de Severn le dijo que él también lo estaba—. —Estás excitada. todo había llevado su necesidad hasta el punto de que ella lo deseaba aquí. Su pronta obediencia a la orden en la voz de Severn le proporcionó una bienvenida distracción.

Se frotó contra ella y quería estar completamente desnudo para poder cubrir cada centímetro de ella con su olor de nuevo. la sala de las orgías de VanDenbergh. El día que VanDenbergh fue asesinado tenía a seis mujeres esperándole aquí. justo cuando el mayordomo estaba diciendo: —Muy bien. poniéndose duros por ella. La satisfacción rugió a través de él al ver sus labios bien besados. Todas de grandes pechos y llevando negligés. Severn atrajo a Sophie a sus brazos y cubrió sus labios con los suyos.Serie Vínculos Sobrenaturales III Gruñó y atrajo a Sophie con más fuerza contra su cuerpo. Pero su reacción ante la estatuilla del dragón había roto casi completamente su control. 103 . cuando levantó la cabeza. se había convertido en intolerable para él. para que regresara con el cáliz. cerrando la puerta. —Lo sé. hambrienta. Le metió la lengua dentro de su boca en una demanda agresiva de propiedad. Su voz no dejó ninguna duda en cuanto a lo que pensaba de la vieja cabra pagando una fortuna por el cáliz. El olor de su excitación lo estaba volviendo loco.El Dragón de Sophie . su expresión aturdida. Storm me habló de esta sala. Severn sonrió abiertamente. El impulso de estacar su reclamación rugía como un fuego incontrolable en su interior. Lo último que había planeado era llevarla a esta habitación. Jory Strong . señor. encontraremos nosotros mismo el camino a la sala de donde fue tomado el cáliz —dijo Severn. El Club de las Excomulgadas —Cuando terminemos aquí. El conocimiento de que todos los dragones que rondaban por las salas de subastas la inhalaban. y creyendo que si bebía de él le daría la resistencia necesaria para complacer a seis mujeres en una sola sesión erótica. —La habitación está insonorizada —dijo.

Pasó dos dedos dentro de ella. Severn se rió ante el grito ahogado de Sophie. Todo lo que necesitaría sería un roce de sus uñas en su espalda o pecho y se perdería ante el dragón que quería tomar a su compañera una y otra vez. deslizándose a lo largo de la parte inferior y sobre su sensible cabeza. mientras tomaba el lóbulo de la oreja de Sophie entre sus dientes y lo mordisqueaba. El Club de las Excomulgadas —El asesinato no interrumpirá nuestra diversión —ronroneó tranquilamente Severn. Pero su reacción no le impidió transferir sus muñecas a una mano sola y sin piedad meter su mano libre bajo su falda y entre sus muslos.El Dragón de Sophie . Sus manos colocadas en la parte posterior de sus muslos y deslizándose hacia arriba para dejar sus nalgas desnudas. insatisfactorios. Sus ojos se abrieron en shock justo cuando negaba con la cabeza. Los giró hasta que estuvieron en frente de una pieza del mobiliario que sabía que se encontraba en un hueco con un espejo.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Oh. no. La recompensó girando su dura protuberancia. mi Compañera del Corazón —susurró contra los labios de Sophie—. donde las muñecas y tobillos podían asegurarse. y los cuerpos quedarían sostenidos abiertos para el placer o para ser expuestos. Apretó las nalgas antes de liberarlas para capturar sus muñecas e impedirle que dejara al descubierto su piel. cuando su mano comenzó a retirarse. pero sabía que era una protesta simbólica porque sus dedos ya habían encontrado el primer botón de su camisa. Su coño se contrajo y ella gimió en protesta cuando la folló con empujes poco profundos. Ella separó sus piernas sin que se lo pidiera él. Tengo planeado otra cosa. Era un complicado columpio sexual. —Severn —dijo. 104 . Le acarició los mojados labios de su coño antes de acariciar su erguido clítoris. Los curvó y usó su pulgar para que no la penetraran tan profundamente como ella quería. Jory Strong . —No pares —rogó ella.

—Alguien podría entrar —dijo. Los separó y dejó sus pechos libres antes de subirle la falda para dejar al descubierto su coño depilado. Sólo hizo un leve murmullo de protesta cuando aseguró sus muñecas por encima de ella. luego aseguró sus pies en los estribos. cuando Xanthus llegó para hablar con Severn.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Toda tú me perteneces a mí. —Eres mía y no comparto. Su coño se apretó alrededor de sus dedos con los recuerdos de tener los pechos al aire en la mesa del desayuno. Le permitió que la llevara al equipo. Ambos me pertenecen a mí. —Su pulgar encontró su clítoris y acarició su cabeza desnuda—. 105 . Se sentía excitada y febril de dentro a fuera. ¿Acaso no te lo he demostrado ya hoy? ¿No te di la liberación en la cocina antes de salir de nuestra finca? —Sí —gimió ella. mientras tocaba su clítoris de nuevo. Se inclinó sobre ella y la besó. Toda tú. Jory Strong . Sophie. Nadie se atrevería a mirar tu cuerpo desnudo o ser testigo de tu placer. Siempre. que la colocara sobre un soporte inclinado.El Dragón de Sophie . acolchado que terminaba en sus nalgas. dejándola con las rodillas dobladas y los muslos extendidos y atados también. Severn desabotonó los botones delanteros de su blusa y luego desabrochó su sujetador. Ardía. El Club de las Excomulgadas — ¿Me permitirás que te coloque en el equipo? Sophie se estremeció y cerró los ojos. ¿Permitirás que te coloque en el equipo? — ¿Me dejarás correrme? —Cuido lo mío.

sus pezones apretados. Severn se inclinó y la besó en su montículo. Los ojos de Sophie volaron abiertos cuando su mano dio una mordaz palmada sobre su coño desnudo. Jory Strong . Ella se tensó contra las ataduras.El Dragón de Sophie . 106 . le suplicó que la liberara. Pero en lugar de eso se retiró de su vagina y chupó su clítoris hasta que la tuvo gimiendo. se resistió contra ellas. magullados de sus anteriores succiones. Ahuecó sus pechos en sus manos. abierta para revelar su coño hambriento. Sus ojos se oscurecieron y sus fosas nasales se abrieron cuando ella se estremeció mientras su excitación se deslizaba de su vagina y cubría su entrada trasera. Como la excitaban. —Abre los ojos —gruñó Severn—. desesperadamente follándose a través de sus firmes labios. Su clítoris palpitó en reacción. Chupo los labios menores en su boca. Frotó su lengua sobre su clítoris. —Considérate advertida. sacudiéndose. No creo que quieras experimentar tu primer verdadero castigo en mis manos mientras estemos aquí. —Siempre hay un precio por la desobediencia —dijo. —Mírate como yo te veo. Apretó su lengua en su raja. mi Compañera del Corazón. más que asustarla. Severn se irguió de entre sus muslos. su vulva oscura. El Club de las Excomulgadas Sophie cerró los ojos en la exhibición completamente disoluta que reflejaba el espejo. hasta que la tuvo temblando. atormentando sus pezones con la boca. Sabía que podría ver el modo en que sus palabras le afectaban.Serie Vínculos Sobrenaturales III Acarició donde golpeó. los dedos. Ella gimió cuando su mirada siguió el rastro húmedo de sus jugos a la roseta apretada de su ano.

Los pezones le brillaban como guijarros. su pecho subiendo y bajando por la falta de aire. una bestia contenta tomando el sol en una cornisa. su cuerpo tumbado. Su coño hinchado lloraba por la necesidad. El hambre posesiva de su voz alimentó su orgullo femenino. ya que él se los había succionado. sobre todo en este nicho con espejos. Sophie. 107 . Era una compañera adecuada. Severn sonrió de esa forma que a ella le recordaba a un dragón satisfecho. sus ojos cerrados como si soñara con un tesoro. y ahora se encontraba recordando su conversación anterior y sintiéndose juguetón. Ronroneó de satisfacción cuando ella gimió en bienvenida. Liberó su polla y entró en ella. Sólo entonces se enderezó y la miró de nuevo. Sus estados de ánimo eran volubles en torno a ella. lamió y folló con su lengua hasta que ella gritó en su liberación y quedó laxa. El calor subió por ella cuando dio un paso atrás para que ninguna parte de ella estuviera oculta a los espejos de las paredes. —No es de extrañar que no pueda mantener mis manos lejos de ti —dijo Severn. Era su compañera.Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn ardía con la necesidad de aparearse. Jory Strong . Se sonrojó. Sus manos fueron a sus muslos.El Dragón de Sophie . El Club de las Excomulgadas Sophie gritó cuando Severn la dejó. Chupó. eran imposibles de ocultar. besó. Sus ojos estaban oscuros por la lujuria y sus labios separados. validando su admisión que no podría impedirle que la tocara—. Eres hermosa. pero una vez que había permitido que la lujuria subiera en él hasta el punto en que las crestas del dragón se levantaron y fueran prominentes. Permitió que sus ojos se cerraran cuando presionó la boca en los pliegues de su mujer. Se inclinó y recuperó su posición entre los muslos extendidos de Sophie.

Respiró su fuego de 108 . Su ritmo combinaba con el empuje de su lengua y con los tirones y pellizcos casi dolorosos de sus pezones.El Dragón de Sophie . —Suéltame y te lo diré. La necesidad de imprimirse a sí mismo a fondo en su compañera le consumía hasta el punto que por un instante la magia desapareció sólo lo suficiente para que su forma de dragón brillara en un revestimiento transparente. —Dime lo que quiero saber. Sophie. Él dejó caer un poco más de su peso sobre ella y forzó sus párpados a que se abrieran. Sus palabras fueron recibidas con un gruñido bajo. Su polla se metió dentro y fuera de ella. —Esta vez puntuó su orden con un empuje duro. diciendo. Sophie? Sophie quiso envolver sus brazos y piernas alrededor de él. Severn luchó contra sus instintos de dragón. Oblígame. Pero Jory Strong . Nunca ha sido así para mí antes. cómo la había llevado a un punto donde no habría sido capaz de evitar que llegara al orgasmo entre la multitud reunida para la subasta de VanDenbergh si hubiera decidido que eso era lo que quería de ella. —Sabes que lo haces —susurró—. Quería derretirse en Severn. Se perdió en la neblina roja de la furia posesiva y del dominio apasionado. Combatió con la necesidad de eliminar por completo cualquier recuerdo de otro hombre tocándola.Serie Vínculos Sobrenaturales III tan pronto como lo pensó recordó lo desesperadamente que había hecho que lo deseara. —Dime. Nunca me he corrido tantas veces y tan fácilmente. El Club de las Excomulgadas — ¿Estás lista para admitir que te he llevado al paraíso más de una vez. Por una fracción de segundo pensó en desafiarlo. tomó su boca en un salvaje beso que robaba su aliento.

pero también le hacía sentirse satisfecho y complacido de una forma que ninguna otra sería capaz de hacer jamás. El Club de las Excomulgadas dragón en ella mientras que los cantos alrededor de su pene se hicieron más pronunciados y Sophie se retorció de placer bajo él. Sophie le atormentaba.Serie Vínculos Sobrenaturales III 109 . Su cuerpo estaba demasiado débil para apalancarse por sí mismo inmediatamente. laxa en su sumisión. Severn se permitió correrse y llenarla con su semilla. le divertía. Sólo cuando culminó otra vez y se quedó floja. Se desplomó sobre ella. La felicidad le llenaba. aunque sus muñecas.El Dragón de Sophie . Jory Strong . una satisfacción que era el alma profunda. tobillos y muslos no fueran los que estaban atados. le desafiaba. bromeaba.

Era imposible. por si acaso decidía probar a repetir su actuación. Se preguntó si él tendría una habitación en algún lugar de su mansión con unos columpios sexuales similares. Tiene un pasado. Tú tienes un pasado. Sólo porque esto sea materia de fantasías no quiere decir que no sea real. Su cuerpo se tensó ante la perspectiva. Había hecho lo mejor que pudo.Serie Vínculos Sobrenaturales III Además de las novelas de detectives. y el dragón extremadamente erótico que follaba con la lengua a la mujer en el grupo de estatuillas. y el dragón que rabiaba a través de su pecho. —Contrólate —refunfuñó—. Ninguna sorpresa ahí. sostuvo la piedra del Compañero del Corazón.El Dragón de Sophie . Había sido más bien la imagen de un dragón sobrepuesto en él. Y no sólo era Severn una fantasía en su propio derecho. que le había dicho que le compraría para ella. y luego obligó a la pregunta fuera de su mente cuando le trajo un toque de inseguridad con ella. 110 . no uno de carne y hueso exactamente. Se rió suavemente. lo que escribía eran fantasías después de todo. contra su palma durante varios segundos antes de dejarla caer bajo su blusa y dejando el cuarto de baño. cuando se sentía aturdida por su beso. hubiera imaginado que era un dragón? Bueno. El Club de las Excomulgadas Capítulo Nueve Sophie se comprobó en el espejo del baño una vez más. —De todos modos. No sólo su cuerpo todavía zumbaba de placer. Cerró los ojos y sostuvo la piedra del Compañero del Corazón mientras trataba de forzar las imágenes que habían sucedido en la loca sala de orgías. pero todavía tenía el aspecto de alguien que había sido follada completamente y a fondo. ¿era de extrañar que cuando estuviera en lo máximo de la pasión. Jory Strong . ¿pero quién podría culparla por ver esas cosas? Tal vez sería una buena idea compartir lo que había vivido con él en otro momento y en otro lugar. sino que su imaginación corría amotinada. sino entre los motivos de dragones por toda su casa.

—Sí. con la incertidumbre y con toques de vergüenza. Su compañera humana vibraba con el nerviosismo ahora. ¿verdad? Severn mordisqueó el lóbulo de su oreja. envolviéndola con sus brazos. 111 . Su aroma combinado le alcanzó antes de que Sophie lo hiciera. pero el olor añadido del jabón le dijo que había hecho todo lo posible por lavar la evidencia del sexo. El Club de las Excomulgadas Los ojos de Severn se entrecerraron y sus fosas nasales llamearon.Serie Vínculos Sobrenaturales III Le había pedido la mayor parte de ella. Se recordó que en este reino las reglas eran diferentes. Un gruñido bajo se le escapó en protesta del dragón. —Parezco que he sido follada a fondo y repetidamente. —Eres hermosa —le murmuró.El Dragón de Sophie . —Realmente te ves a ti mismo como un dragón. y frotando su mejilla contra la de ella. Lo hago. Considerando su elección de haber cubierto sus pechos. Sonrió cuando vio que su incertidumbre y nerviosismo había desaparecido. La risa de Sophie le tuvo retirándose para poder mirar a su cara. La habría marcado claramente y habría insistido en que permaneciera así mientras se encontraban alrededor de otros hombres. Era suficiente. y ella se la había dado. —Eso también. —No hizo ningún esfuerzo por ocultar la satisfacción en su voz. tan pronto como se le acercó. mi Compañera del Corazón. Sintió su sonrisa antes de que la oyera en su voz. Jory Strong . Severn sometió a la parte primitiva de sí mismo. Sometido. por el momento. nalgas y coño con su semilla.

El Club de las Excomulgadas
—Deberíamos ir a ver el cuarto donde VanDenbergh fue asesinado —dijo—.
Probablemente es casi la hora de que empiece la subasta.

—No permaneceremos aquí mucho más tiempo, a menos que lo desees.
Mientras estabas en el cuarto de baño hice los arreglos para comprar el juego de
estatuillas para nuestro dormitorio. Tal vez esta noche podamos hacer nuestra
propia recreación del dragón dando placer a su compañera con sólo el uso de su
lengua.

Sophie se estremeció.

—Para —susurró, inmediatamente arrepintiéndose de sus palabras cuando
él presionó su lengua en su boca y le dio la bienvenida al movimiento sinuoso de

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
ella contra la suya propia.

Severn gimió y profundizó el beso. La sangre corrió a llenar su polla. Ya
sabía que no debía burlarse de ella, tocarla íntimamente cuando tenía otro asunto
del que tenía que ocuparse.

Tanto como había disfrutado de su juego con el aparato, la próxima vez que
hiciera el amor con ella quería que fuera en la intimidad de su dormitorio. Quería
que esto durara horas, hasta que ambos estuvieran tan agotados, que ninguno
pudiera moverse. De mala gana, forzó a su boca a apartarse y retrocedió, aunque su
mano se deslizó hacia abajo por su brazo y tomó posesión de la suya.

— ¿No vamos a quedarnos a la subasta? —preguntó Sophie.

—No. Hay otros aquí que harán las ofertas por mí. —Llevó su mano a la
boca y le besó el dorso—. Saben que es mejor no fallarme. No volverán a mi finca
sin haberse asegurado tu regalo.

La mirada de Sophie voló a la suya. A pesar de la indiferencia de su tono de
voz, podía oír la absoluta confianza de un hombre que mandaba en su Imperio
privado.

112

El Club de las Excomulgadas
Un temblor de inquietud recorrió su corazón. Se preguntó qué era verdad y
qué no lo era en lo que se especulaba de él. Se preguntó si realmente lo conocía en
absoluto.

—No tienes que comprarme un regalo, Severn —dijo, mientras se mordía el
labio inferior. No quería que nadie tuviera problemas porque no hubiera podido
adquirir las figuritas.

—Me agrada hacerlo. —Sus labios se curvaron y sus ojos brillaron con
oscura diversión. Se inclinó adelante y acarició con la nariz su cuello, y luego
mordisqueó suavemente—. No dejes que tu imaginación te haga tener miedo de mí,
Sophie. De todos aquellos que pueblan este mundo, tú eres la única que estás
completamente a salvo de mí. —Se rió entre dientes—. Aunque quizás debería

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
castigarte por las formas en que me has representado en tus libros.

Sophie se sacudió en reacción.

—Nunca escribí una historia sobre ti.

Él le dio otro mordisco.

—Pero me has usado como modelo para más de uno de tus villanos. —Le
acarició con la lengua el lugar que le había mordido—. Admítelo.

Se estremeció y se apretó contra él. Le acarició el tatuaje del dragón
escondido bajo su camisa.

— ¿Y si lo hice? ¿En cuánto de ello acerté?

Él sonrió contra su piel.

— ¿Realmente soy tan cruel y posesivo como me has descrito?

Sophie se retorció para poder leer en su expresión.

—Sí.

113

El Club de las Excomulgadas
Él le tomó la cara y pasó el pulgar sobre sus labios. Su sonrisa se desvaneció
en la seriedad.

—Vivo con un código que todo con el cual trato entiende. Nunca he
repartido una justicia que no se mereciera, Sophie.

—Te creo —dijo. Sophie volvió ligeramente la cabeza para colocar un beso
en su palma—. Creo que tal vez servirás como un perfecto modelo para el personaje
de un dragón.

Él se echó a reír.

—Haré todo lo posible para inspirarte, mi Compañera del Corazón, y

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
asegurarme de que lo hagas bien.

Salieron del cuarto de orgías de VanDenbergh a un pasillo sin gente. Sophie
se movió con la mano de Severn aún sosteniéndola.

—No puedo ponerme en el contexto de la escena del día del asesinato
mientras me estés tocando.

—Me alegro de que encuentres mi presencia como una distracción, como
me pasa a mí con la tuya. —Le dejó que se soltara.

Sophie no pensó que sacaran nueva información sobre el paradero actual de
la Copa del Dragón, pero visitar el lugar le ayudaba a crear el escenario de una
historia, y a sentirla, aún si se convirtiera en ficción cuando escribiera sobre ella.

—De acuerdo con el informe policial, todas las mujeres están de acuerdo en
que VanDenbergh dejó esta puerta cerrada cuando salió a buscar el cáliz a su sala
de tesoros. También coinciden en que inicialmente sólo una de ellas salió cuando él
no regresó —Sophie sonrió—. Storm las etiquetó como Tonta, Tonta al cuadrado,
Tonta al cubo, y así hasta Tonta a la sexta potencia. Dijo que daban a las mujeres
generosamente dotadas una mala fama. Tonta al cubo fue la que encontró el
cadáver.

114

El Club de las Excomulgadas
— ¿Y me consideraste despiadado? —bromeó Severn, mientras caminaban
por el pasillo y se detuvieron al llegar a una esquina que tenía macetas con altas
plantas de follaje espeso.

Sophie sonrió.

—Storm siempre ha sido un poco sensible. Sería rica si le hubieran dado un
dólar por cada vez que los ojos de un hombre se hubieran clavado en sus pechos en
vez de en su cara.

Severn se rió entre dientes y se acercó a Sophie. La atrajo hacia su frente.
Sus manos alcanzaron alrededor de ella, para ahuecarle los suyos.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
— ¿Debería arriesgarme a mencionar lo agradecido que estoy de que su
exuberancia parezca encontrarse de su lado de la familia?

Sophie cerró los ojos. Tendría que recordarle que no podía pensar cuando la
tocaba, pero en ese momento, tenerle masajeando sus tensos pezones parecía más
importante que recrear una escena de asesinato.

—Eres una tentación constante —susurró, el borde duro de su pene
sirviendo como un signo de admiración.

— ¿Qué vas a hacer al respecto?

Exploró su oreja con la lengua. Folló su agujero poco profundo y la hizo
gemir.

—Podría levantar tu falda y tomarte contra la pared.

Ella se estremeció y se mordió el labio para no decirle que lo hiciera.

Una de sus manos dejó su pecho para viajar hacia abajo sobre su vientre, y
luego más abajo, sobre su muslo. Se paró en el borde de su falda.

115

El Club de las Excomulgadas
—Admite que me habrías dejado tomarte ahora —dijo—. Dime que si
levanto tu falda te encontraré mojada y lista para mí.

Gimió. Ya sabía a dónde conducía este juego particular.

—Sí —susurró.

—Di las palabras, Sophie. —Sus dedos acariciaron la piel bajo su falda.

—Estoy mojada por ti.

Su mano se deslizó hacia arriba y encontró la excitación en la parte interior
de sus muslos.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
—Te habría dejado tomarme aquí. Ahora.

Él le acarició con el hocico el cuello.

—Si lo hiciera no sería capaz de pararme hasta que estuviéramos
demasiados cansados como para movernos. Esta es la única razón por la que te
dejo ir.

Su cuerpo gritó de protesta justo cuando su mente suspiraba de alivio
cuando él se apartó.

Se quedaron por un momento cerca de las plantas. Ambos en silencio hasta
que Sophie dijo:

—No entiendo por qué no hay cámaras, por lo menos en los pasillos fuera
de la sala de los tesoros. —Echó un vistazo a Severn, y se preguntó sobre su fuga
anterior de su mansión. No había la más mínima insinuación de pregunta cuando
añadió—: Supongo que tú las tienes.

Severn asintió con la cabeza. Sus labios se movieron hacia arriba como si
adivinara la dirección de sus pensamientos.

116

El Club de las Excomulgadas
—Te beneficiaste de la confusión generada por la llegada inesperada de mi
madre, así como del hecho de ser la única mujer que he traído a la finca y he
llevado a mi dormitorio. Los que me deben su lealtad sólo a mí podían conjeturar
sobre tu estado. —Sus fosas nasales se dilataron—. Ahora conocen tu importancia.

Sophie oyó la advertencia implícita, no se escaparía otra vez. Decidió no
enfrentarse a él. La cuestión de quedarse en su finca mientras su madre y Audriss
estuvieran allí estaba lejos de ser resuelta en su mente, pero había aprendido una
lección a fondo hoy. Severn usaría su cuerpo contra ella, si era lo que necesitaba
para conseguir su punto o salirse con la suya.

Una pequeña sonrisa jugó sobre sus labios cuando se dio cuenta que estaba
agarrando otra vez su mano. No tenía la intención de probar su teoría en este

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
momento, pero sospechó que podría devolverle la pelota. Creía que podría
conseguir que él viera su punto de vista con unos cuantos toques y besos bien
colocados.

— ¿Qué estás pensando? —dijo, inclinándose y frotando la punta de su nariz
contra la de ella.

—En lo irresistible que eres. —Sonrió Sophie al imaginarlo como un dragón,
con el pecho hinchado con su elogio, enderezando su columna vertebral.

El hombre refunfuñó y deslizó su lengua a lo largo de la comisura de sus
labios.

—Sospecho que no estás diciendo toda la verdad, mi Compañera del
Corazón, pero en interés del tiempo, no seguiré con el asunto.

Sophie apenas logró contener una risita. Su arrogancia ocasional iba a ser su
perdición.

Si no tuviera miedo de que algún periodista estuviera escondido
sigilosamente detrás de cualquier esquina y capturara a Severn siendo traído a sus
rodillas, literalmente, con su polla en sus manos o boca, entonces llevaría a su casa

117

¿Qué pasaría si una de las mujeres vio a alguien salir con el cáliz? Sería un giro interesante a su historia. pero era sólo porque lo dejaba. Es decir. muy probablemente adivinando la dirección de sus pensamientos. —Supongo que quieres decir a la escena del delito. Se rió en voz alta cuando él se apretó contra ella. — ¿Qué pasa? —preguntó. densamente espesos del rincón. oiría voces. Cedió cuando ella estaba derretida y aferrada a él.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Seguimos? —su voz ronroneó de satisfacción. Sophie vaciló por un momento. Y luego hacia adelante a la que suponía que era la bóveda de los tesoros donde VanDenbergh fue asesinado. la preocupación dibujada en su rostro. como parecía ser capaz de hacer. Una de las escenas se desarrollaba en su imaginación. una de las mujeres que salía de la sala de las orgías para averiguar lo que estaba retrasando a VanDenbergh. tal vez incluso un arma de fuego. ¿Y si la mujer decidía chantajear al asesino en lugar de decirle a la policía lo que había visto? Sophie se sobresaltó cuando los nudillos de Severn rozaron sus mejillas. Severn le dio un beso duro.El Dragón de Sophie . —Basta de ese asunto de dragón —dijo. Él gruñó otra vez. y casi la forzó a meterse entre los árboles en las macetas. Sophie miró de nuevo a la habitación que ella y Severn acababan de abandonar. no por primera vez. y probablemente no por última. Él se rió y dio un paso atrás para que pudiera salir del follaje que había tratado de reclamarla. que Severn podía pensar que la controlaba. y se pondría a cubierto detrás de los arbustos en macetas. Jory Strong . 118 . mientras la musa la golpeaba. El Club de las Excomulgadas una cierta verdad.

Mordisqueó sus nudillos aunque su sonrisa se amplió. también estaba despojado de la mayor parte de las vitrinas. Sophie encontró fácil imaginar la escena en su mente. —En caso de que tus fantasías se conviertan en carnales. coches antiguos y finalmente reliquias del pasado. Había visto las fotos que Storm le dejó repetidamente. con la mayor parte de los objetos llevados a la subasta. sino con qué facilidad el trabajo de toda una vida podía ser destruido. Jory Strong . Probablemente iba a tener que aprender a evitar el efecto de distracción que tenía sobre ella ya que parecía impulsado a tocarla constantemente. Ahora sus herederos corrían a deshacerse de todo. Sus cejas se levantaron y la diversión sustituyó a la preocupación. Una sola bala en la cabeza. — ¿Listo para ver el cuarto del tesoro? —preguntó ella. —Nada.El Dragón de Sophie . El Club de las Excomulgadas Ella se rió y volvió un poco la cabeza para lamer sobre sus nudillos. Era imposible resistirse.Serie Vínculos Sobrenaturales III Salieron del rincón. pero no sintió nada además de una especie de melancolía por lo rápido que una vida no sólo podía terminar. sobre todo cuando bromeaba. Cuando entraron al cuarto donde VanDenbergh había sido asesinado. Por todo lo que había sido capaz de 119 . Había dedicado la mayor parte de su tiempo a coleccionar arte. Sophie negó con la cabeza mientras su mano permanecía estrechada sobre una de las suyas. más vale que yo sea el único hombre que aparezca en ella. VanDenbergh había heredado la mayor parte de su dinero. Desde la noche del asesinato el cuarto había sido limpiado. Sólo es algo que viene con ser escritora. Y ahora. y la vida de VanDenbergh había terminado. incluso los edificios que alojaban sus bienes materiales. No era sorprendente. Sophie miró alrededor. Vuelos repentinos de fantasía inesperada.

Y tú serás su madre. Decidió dejar el asunto. Alto.El Dragón de Sophie . pero había visto un lado más suave en él. Volvieron al área destinada para exposición de los artículos de la subasta. Jory Strong . Una parte diminuta de ella. Tenía que creer que quería algo más que posesiones materiales. la moderna feminista susurró. Se inclinó y presionó un beso en su frente. —No ahora. Se sentía normal. Intensa. —No antes de que encontremos la Copa del Dragón. No sabía si tranquilizarse o preocuparse. — ¿Quieres hijos? —la pregunta escapándose antes de que pudiera conjeturar siquiera si realmente quería preguntarle. —He visto suficiente de esta sala. Pero la mujer que había pasado el tiempo en los brazos de Severn dijo. El Club de las Excomulgadas determinar. Su atención se movió de una revisión casual del cuarto a una completa concentración en ella.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Sí. El calor ardió en la matriz de Sophie. Se preguntó lo que realmente quería en la vida. Echó un vistazo a Severn y sintió una opresión en su pecho. las posesiones de VanDenbergh eran la única cosa que marcaron su existencia. pero por la forma que la miraban 120 . La reacción de Severn fue inmediata. su acumulación la única cosa que había llevado a cabo durante su vida. Su reputación era una de crueldad y adquisición. Algo brilló en sus ojos. Sophie respiró hondo. Por supuesto. Sólo necesitó unos minutos para que Sophie decidiera que debería pedir disculpas y encontrar un cuarto de baño.

Sophie se Jory Strong . ¿Planeas presentárnosla? La curiosidad de Sophie alcanzó su punto máximo. —En todos los sentidos —dijo Severn. unos de vuestros parientes fue a jugar al póker con Pierce en Drake’s Lair. —Soy Sophie —dijo. —Ah. Los dedos de una mano colocados alrededor de su brazo. le hizo pensar que todavía tenía el aspecto de yo he sido follada. —Soy Hakon. mientras que los de la otra agarraban su cadera en una demostración posesiva. —Te envidio —dijo. presentando su mano al magnífico rubio con ojos verdes brillantes y mangas enrolladas.Serie Vínculos Sobrenaturales III mantuvo callada el tiempo suficiente para que notara el dragón rojo y verde que brillaba bordado en la corbata del hombre. Sus ojos vagaron sobre ella brevemente pero fue lo suficiente para hacer que el cuerpo de Severn se tensara agresivamente—. sobre todo cuando el segundo hombre llegó. 121 . Él sonrió en respuesta al gruñido de Severn. Las mangas de su camisa estaban enrolladas hacia arriba y revelaban un dragón verde y oro sobre su antebrazo. — ¿Tuya? —preguntó el primero cuando llegaron a corta distancia para hablar a Severn. Su apretón más firme. La irritación cedió paso a la intriga.El Dragón de Sophie . el aspecto de Estoy disponible para ser follada. Sophie reconoció el nombre inmediatamente. La razón se hizo instantáneamente clara cuando dos de los hombres que había notado que la miraban se acercaron. Su imaginación volando como loca ante la posibilidad de escribir un libro titulado El Culto del Dragón. El Club de las Excomulgadas algunos hombres. Trató de sacar su mano de la de Severn solo para tenerle otra vez colocado detrás de ella con su espalda contra su pecho. o peor.

—Había una indirecta de diversión y compañerismo en la voz de Severn. — ¿Y tu madre? Oí que cayó sobre tu finca con Audriss a remolque. era evaluadora. El borde duro de su polla contra sus nalgas le sirvió de recordatorio y advertencia. La mirada fija de Hakon se movió a Sophie y luego de regreso a Severn. Era un rumor sordo que le afectó de la misma manera que lo hizo la risa de Hakon.Serie Vínculos Sobrenaturales III invaluables y hermosos.El Dragón de Sophie . — ¿Vuestros antepasados están todavía en Drake’s Lair? —preguntó Severn. Tanto Malik como Hakon asintieron. Hakon se estremeció. Esperemos que sólo dijera cosas buenas. ¿Tal vez Severn te habló también de mí? Nosotros tres siempre nos hemos sentido atraídos por los mismos tesoros Jory Strong . Tomó su mano de la de Hakon y la llevó a sus labios. Sus ojos eran tan oscuros que el iris parecía casi negro. junto con los vuestros. 122 . Sin duda. —Mi madre permanece allí por el momento. Es una pena que Severn te descubriera primero. Estoy sorprendido. Mis hombres están vigilando a Audriss. —Hakon se rió. y tratando de no imaginarse cómo sería Hakon sin camisa… o sin pantalones. Él renunció a su agarre y Sophie soltó un pequeño suspiro de alivio cuando parte de la tensión dejó a Severn. La mano sobre su cadera se movió a su vientre. —Sonrió pero la mirada en sus ojos mientras miraba a Severn. Su piel era pálida contra la suya—. La mano de Severn dejó su vientre y se decidió por su brazo en una exigencia no tan sutil para que Malik soltara sus dedos. —dijo el más elegante de los dos hombres. El Club de las Excomulgadas —Así que Severn te ha hablado de mí. —Soy Malik. Era un sonido bajo sensual que se rizaba sobre sitios que no debería y que tuvo a Sophie tensándose sobre Severn. Este se rió en respuesta. Sus cejas se levantaron. Quemaba a través de su blusa y se sintió atrapada en el calor de Severn.

La situación ha cambiado ahora que nuestros antepasados están en escena. —Sí.Serie Vínculos Sobrenaturales III collar del Compañero del Corazón libre de donde estaba oculto a la visión. Aunque nunca confiaría en un dragón de otra guarida alrededor de Sophie. —Cierto —dijo Severn. Malik estudió la piedra durante un largo momento. sólo para volver bajo el control de tu madre. —Sospecho que no serviría a tus intereses que la copa saliera a la superficie. Severn aumentó la presión para evitar que Sophie se escapara. —Por tanto no fue un alarde. Realmente te pertenece en cada sentido de la palabra. Hakon y yo vinimos aquí con la esperanza de discutir tu última disposición contigo. —Esta vez no había confusión en el ronroneo de completa satisfacción en la voz de Severn. se había dado cuenta que serviría como 123 . en el momento que había enseñado la piedra del Corazón.El Dragón de Sophie . Por la forma en que sus fosas nasales se dilataron casi se sintió abatida cuando imaginó a un par de enormes dragones olfateando el aire y consiguiendo un mensaje muy claro sobre lo que ella y Severn habían estado haciendo en el cuarto de orgías de VanDenbergh. —Hablando del cáliz —dijo Malik—. La mirada de Malik se movió a Sophie antes de volver a Severn. La cara de Sophie se calentó y comenzó a apartarse. Hakon dio un silbido bajo. El Club de las Excomulgadas — ¿Me culpas? Aun si todos no persiguiéramos el cáliz me gustaría saber dónde está siempre Audriss con el fin de evitar llamar su atención de nuevo. Sintió una necesidad repentina de pedir disculpas y retirarse al cuarto de baño para escaparse de los ojos conocedores de Malik y Hakon. Sus dedos dejaron el brazo de Sophie para sacar el Jory Strong .

Y aunque le irritara admitirlo. Severn captó el brillo de los ojos tanto de Hakon como el de Malik cuando cerró su teléfono y lo metió en el bolsillo. sería probablemente más eficaz que cualquier amenaza que pudiera declarar a otros varones. pero cuando se refería a trabajar la magia de la piedra del Compañero del Corazón eran incomparables. Malik y Hakon se darían cuenta de la imposibilidad de reclamar el amor de Sophie como suyo propio. —Estoy abierto a discutir asuntos con vosotros antes de que las cosas se salgan de control —dijo Severn mientras sacaba su teléfono móvil—. Los elfos eran arrogantes y esnobs. ¿Deseáis tratar el asunto ahora? Ante el asentimiento de Malik. que no sólo Xanthus la debía llevar donde ella quisiera ir.Serie Vínculos Sobrenaturales III Xanthus venía a recoger a Sophie. Sabía que habían oído lo que él había redactado cuidadosamente en su conversación.El Dragón de Sophie . 124 . Al cabo de sólo unas pocas frases arregló para que otros pudieran vigilar a Audriss mientras Jory Strong . sino que tendría que permanecer con ella hasta que Severn la reclamara. El Club de las Excomulgadas elemento disuasorio. Separarse de Sophie era casi intolerable. sería imposible si no supiera que ella estaba bien vigilada y que podría ser recuperada fácilmente. No había duda de que sería un objetivo para sus burlas. todo lo que su compañera humana no se daría cuenta. No lo podía evitar. Severn llamó a Xanthus.

El Club de las Excomulgadas Capítulo Diez Por hábito. Técnicamente pertenecía a la guarida de Severn. pero en el reino de los humanos. Felicidades por ganar a una compañera humana. dijo: —Tal vez deberíamos brindar por la buena fortuna de Severn. cogió una botella de cristal lleno de la Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III ardiente bebida favorita de su especie. Severn tocó su vaso con el suyo. — ¿Fuego de Dragón? —preguntó Malik cuando él hizo señas con la mano a los asientos colocados alrededor de una pequeña mesa en su oficina. y esperar que nosotros seamos tan afortunados. Con los antepasados de Malik y Hakon allí. Se sentía lo suficientemente suave para esperar realmente que Malik y Hakon pudieran encontrar compañeras humanas. Su brindis no fue ninguna frase vacía. Severn supuso que iban a encontrarse en una tranquila cafetería para hablar de la disposición del cáliz. Cuando ambos. y una tan exquisitamente hermosa además. El calor en su polla igualaba al del Fuego del Dragón.El Dragón de Sophie . Malik llenó los vasos y los distribuyó. El hombre llevaba un antiguo texto arrastrando los pies hasta el otro lado del cuarto. Encontró humor en comprender que mientras Sophie abanicaba ciertas llamas hasta un fuego incontrolable. Cuando tomó asiento. Todo lo que necesitaba era la mención de Sophie para llenarse de satisfacción y deseo. Se oyó un golpe ligero en la puerta antes de abrirse para que apareciera un humano. los detalles técnicos a menudo eran abandonados a favor de ser prácticos. Drake’s Lair era el lugar usado para encuentros neutrales. Se sorprendió cuando fueron a la finca de Malik en cambio. —Levantó su copa—. como si temiera que el golpe de las pisadas hiciera que las páginas se 125 . tanto Hakon como Severn asintieron. también humedecía otros fuegos. costumbre y un tácito acuerdo. —Que seas muy afortunado —dijo antes de tragar la bebida potente.

Aunque el mago hubiera estado muerto durante siglos. —Cree que es tan antiguo como parece y no es probable que pasaran muchas generaciones desde las historias originales.El Dragón de Sophie . Jory Strong . —Lee para nosotros —ordenó Malik al humano. y del boca a boca. al pasar a palabra escrita. Tristan era un hombre honorable para quien el conocimiento sostenía el mismo valor que un tesoro tenía para un dragón. reconocieron el nombre del mago. El texto estaba escrito en latín y en muchas de las hojas estaba desvaneciéndose. Severn quiso sumergir el tomo en su aliento encendido cuando escuchó la leyenda de cómo Enos 126 . pero ahora su opinión también tenía el peso de oro. No hay forma de verificar la información. pero el otro dragón no dijo nada hasta que el libro estuvo colocado reverentemente en la mesa ante ellos. El Club de las Excomulgadas desmoronaran. Severn ofreció un pequeño guiño en reconocimiento al golpe de Malik. —Os ahorraré la historia de este texto en particular y cómo llegué a él —dijo Malik—. Severn notó como Malik giraba divertido sus ojos. ¿Cómo no podría tenerlo? Era el marido de la prima de Sophie. pero no vio ninguna razón para que los pasajes de interés para nosotros hubieran sido alterados por aquellos que preservaron las historias. aunque por supuesto siempre hay la posibilidad de que el sentido exacto se haya perdido en la traducción de las viejas lenguas a las modernas. El guardián del libro leyó. Tanto Severn como Hakon se inclinaron hacia delante mientras el ser humano se movía nerviosamente y se cernía sobre el viejo libro. Hakon se sobresaltó ante la mención del señor Sidhe. Sin duda aliviará vuestras mentes saber que lo llevé a Tristan Lisalli para que ofreciera su opinión sobre su autenticidad.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Qué opinión te ofreció Tristan? —preguntó Severn. Aún así.

y él recuperó suavemente el libro. 127 . haré un ofrecimiento al Gran Antepasado Compartido por ahorrarme de tratar con aquellos que dedican sus vidas a los libros. y luego se movió a un tercer pasaje en el cual había sido añadido un yerno. —La próxima vez que visite el reino dragón. mencionaba que habían asistido. Se encorvó sobre la mesa. como habéis sido testigos. voy a resumir lo que sé y nos ahorraré a todos nosotros al profesor que me sirve de bibliotecario. El humano era consciente de las corrientes ocultas que se arremolinaban alrededor de él. Este era un relato de un encuentro para celebrar una victoria de una batalla. y salió del cuarto con su lento arrastre. algo nervioso cuando se ponen los libros realmente en uso. Sin que se lo indicaran el humano volvió cuidadosamente la página hacia otro pasaje que había sido marcado. prácticamente tirado sobre el libro. —He adquirido otros textos desde este.El Dragón de Sophie . Malik asintió con la cabeza. Hakon se estremeció y recogió su vaso. Sus ojos se movían nerviosamente entre Severn y Hakon cuando el libro quedó sin protección sobre la mesa. La temperatura del cuarto subió con el calor añadido de Hakon y Malik. Cuando ningún hombre hizo ningún movimiento para inclinarse adelante y estudiar el texto. y rellenó las copas. pero a menos que insistáis.Serie Vínculos Sobrenaturales III Enos y su hija. Sólo cuando llegó al final del pasaje donde se hacía mención a la hija del mago. como si sintiera la necesidad de protegerlo con su cuerpo para mantenerlo a salvo. El Club de las Excomulgadas había ido en ayuda de alguna casa noble antigua y fue proclamado héroe. El humano vacilante se enderezó y retrocedió cuando terminó de leer. Se pone. hizo que el aire se refrescara y la cólera retrocediera. Malik alcanzó la botella de Fuego de Dragón. Leyó sólo una pequeña sección donde el mago Jory Strong . No estaba sólo en su irritación.

De hecho. y le habían conseguido una erección. saborearía el papel de modelo para los héroes de sus libros. Su polla palpitó y ardió. El Club de las Excomulgadas Severn escondió su sonrisa antes de tomar un sobro del Fuego de Dragón. fantaseamos sobre encontrar una hembra humana que sea sumisa y que esté contenta con lo que tengamos para ofrecerle. Y sentiría el calor del fuego del dragón si alguna vez pensara durante un momento que cualquier otro varón se aventuraba en sus Jory Strong . Las sonrisitas divertidas de los otros dos hombres de la habitación le impidieron alcanzar su móvil. Su pecho se apretó por estar separado de su compañera. esas donde se veía como un villano. así como otras. Ahora. Malik? —Es un espectáculo para contemplar —Malik cogió su vaso y bebió un sorbo—. la diversión prevalecía ya que disfrutaría corrigiendo los errores de percepción de Sophie. Pero por el aspecto de nuestro amigo aquí. le habían dejado entre la cólera y la diversión. Severn echó un vistazo a su reloj y contempló llamar a Xanthus para saber lo que estaba haciendo Sophie. tal vez no seré tan rápido para caer bajo el hechizo de una mujer. 128 . Parece feliz sin embargo. Por lo visto Hakon no había explorado el reino humano lo suficientemente a fondo como para poder apreciar la gran variedad de material de lectura que habían creado los mortales. parecería como si lo que ha encontrado entre los muslos de su mujer le ha dejado poco espacio o voluntad para concentrarse en otros asuntos —Malik sonrió—. Y tal vez sea demasiado pronto para saber quién gobernará su casa. ¿Y tú.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III fantasías como inspiración. —Después de presenciar el efecto que una compañera humana parece tener en Severn —dijo Hakon—. por supuesto. Los que preferimos este reino y no estamos acoplados. Severn voluntariamente admitió que algunas de las escenas de los libros de Sophie habían invadido sus sueños.

Malik tocó su vaso con el de Hakon. Durante el último año he buscado en los registros genealógicos. levantado su copa—. ¿Has hablado con Tristan al respecto? —Estuvo de acuerdo en tratar el asunto con algunos de sus colegas de la universidad que estuvieran familiarizados con los reinos fuera del mortal. mis apuestas están en Severn —dijo Hakon. El Club de las Excomulgadas —Con el fantasma de su madre y Audriss colgando sobre él. y se rió de sus ásperas burlas. entonces perderemos la oportunidad de ser libres para siempre del hechizo que vincula nuestra fertilidad a la Copa del Dragón. Él puede controlar su finca y compañera con el mismo éxito. Apareado desde hace menos de cuarenta y ocho horas. ¿cuál es el significado de la hija y el yerno del mago? Ninguna de nuestras historias menciona que tuviera hijos. que caiga de nuevo en las manos de la corte fey.Serie Vínculos Sobrenaturales III Hakon terminó su bebida y negó ante la pregunta de rellenar su copa. Severn golpeó su vaso sobre el de ellos. así que. Entonces será sólo cuestión de tiempo localizar a la persona. así como alguien de la estirpe del mago. o peor aún. y Sophie ya había domado un poco del fuego competitivo que ardía en él. —Por Severn. Hubo un suficiente acuerdo entre ellos para darme la razón y pensar que podría deshacerse el 129 . que su compañera lo mantenga ocupado en la cama mientras el resto de nosotros estemos cazando el tesoro. Lo que temo es que el cáliz sea tomado por uno de nuestros antepasados.El Dragón de Sophie . —Creo que el hechizo podría deshacerse por completo si tenemos el cáliz en nuestro poder. Si cualquiera de esas cosas sucede. Jory Strong . —Entonces. ¿qué importa? Malik se inclinó hacia adelante. Estoy a punto de conseguir un nombre. — ¿Estás seguro de que el hechizo del mago puede deshacerse? —preguntó Severn—.

Incluso después de ganar a una compañera. —Malik se instaló en su silla con una sonrisa de satisfacción. El Club de las Excomulgadas hechizo —dijo Malik—. no había logrado superar la visión de atraer a Sophie a beber con él. Saboreó su quemadura mientras contemplaba la suposición de Malik. Severn se removió en su silla para aliviar la presión sobre su pene y testículos. Compartir un tesoro. en vez de dentro del resbaladizo coño de Sophie. iba en contra de cada uno de sus instintos. Hakon se recostó en su silla. Una vez que la copa esté asegurada entonces nuestros antepasados no tendrán más remedio que aceptar lo Jory Strong . hasta que estemos listos para intentar la magia necesaria para romper el hechizo. —Sugiero que los tres unamos fuerzas y hagamos un juramento de trabajar juntos y mantener el cáliz en un lugar neutral cuando se encuentre. Severn tomó un sorbo del Fuego de Dragón.El Dragón de Sophie . y nuestros propios recursos para asegurarnos que el cáliz permanezca en nuestra posesión. especialmente uno como la copa. ni que tengan la oportunidad de arrebatárnoslo de un reino donde tenemos la tecnología humana para ayudarnos. para guardarlo para su propio placer y uso. Tomó otro sorbo del Fuego del Dragón en un intento de distraerse del dolor de su pesada erección atrapada contra el inflexible material de sus pantalones. sin discriminaciones o precio. Pero hay que hacerlo en este reino. No nos pueden pedir que nosotros mismos abjuremos. Hasta que conoció a Sophie. porque es aquí donde el cáliz fue creado en primer lugar.Serie Vínculos Sobrenaturales III que hemos hecho. — ¿Qué lugar neutral tienes en mente para el cáliz? 130 . La naturaleza de un dragón era atesorar y proteger su tesoro. Los que deseen beber de él podrán hacerlo. Severn había dado poca importancia a lo que iba a hacer con el cáliz más allá de asegurarlo en su casa. — ¿Qué sugieres? Ninguno de nosotros está libre de la obligación con respecto a nuestros antepasados. entonces girarla sobre la cama y mantenerla allí hasta que quedara embarazada.

esta vez por la sospecha de prostitución en vez de la habitual por juegos de azar. Sin duda si vieran una corriente estable de mujeres ir y venir. 131 . pero ha servido de lugar de encuentro para todos nosotros desde el mismo principio. El Club de las Excomulgadas Malik sonrió abiertamente.El Dragón de Sophie . el club sería asaltado incluso otra vez. Estoy de acuerdo en mantener la Copa del Dragón en un lugar donde todos se puedan beneficiar de ella hasta que el hechizo pueda romperse —dijo Severn. Jory Strong . encontrando sorprendentemente fácil aceptar la oferta de Malik. —Aunque la idea realmente tiene mérito —dijo Malik. Hakon se rió. estaba ansioso por volver a Sophie. —Drake’s Lair. —Considerando el glamour Sidhe de Pierce —dijo Malik—. —Voy a hacer un juramento de cooperación. convertirán cualquier espacio que puedan en dormitorios y encontraran cualquier número de razones para que mujeres humanas desfilen por el club.Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn se rió entre dientes. Severn no estaba seguro de si Malik abogaba para mantener la Copa en el club con la esperanza de hacerse con una compañera de dragón. —Como lo haré yo —dijo Hakon— aunque modificaré nuestro acuerdo para que sólo los varones tengamos derecho a acceder al cáliz. Podría pertenecer en parte a alguien de tu refugio. —Olvidas que Drake’s Lair está constantemente bajo vigilancia de una rama de aplicación de la ley humana u otra. Malik juntó los dedos delante de él. eso no debería ser demasiado difícil. —Conociendo a Pierce y Tielo. De cualquier manera.

Serie Vínculos Sobrenaturales III raza. Incluso antes de que hubiera conocido a Aislinn y se hubieran convertido en amigas. Ahora ven a ver los juegos de runa que hizo la amiga de Marika. Lo podremos modificar para que el cáliz sea accesible a todos los varones en vez de a todos los miembros de nuestra Jory Strong . se hicieron más dominantes y hambrientas de poder después de la creación del cáliz. Las mujeres siempre han sido feroces. Tal vez un cambio se puede lograr haciendo lo que sugieres. El Club de las Excomulgadas —Tu punto está bien pensado. cada una escrita en un pergamino tradicional. Sophie hizo una mueca. —Volvió con tres copias del acuerdo. 132 . —Echó un vistazo a Severn—. mientras corría de detrás del mostrador y abrazaba a Sophie. pero si debemos creer a nuestros historiadores. También llevaba una pequeña daga afilada con la cual sellar su alianza con sangre. ¿Aceptas la sugerencia de Hakon? —Sí. Malik se levantó de su silla y se dirigió al escritorio. —Parece que estás llevándote bien con Severn —dijo Aislinn. me tomé la libertad de elaborar un sencillo documento. — ¿Quieres decir que parezco que he sido real y verdaderamente follada? Aislinn se rió. —Después de esperar que pudiéramos llegar a un acuerdo. —Eso también. *** Sophie suspiró de completa alegría cuando entró en Inner Magick.El Dragón de Sophie . siempre había adorado ir a la tienda. Acabo de ponerlos en la caja.

Aislinn se rió disimuladamente.Serie Vínculos Sobrenaturales III ayudante de Aislinn. Recordé haber pensado la última vez que estuve en tu apartamento que probablemente era bueno que te hayas empezado a limitar en lo que coleccionas. así que los mezclé entre estos para ver qué tanta impresión habían causado en ti. —Le confesó Sophie cuando la siguió a la vitrina. Sophie no se había sorprendido cuando entró en Inner Magick con ella. Pero cuando Severn entró en la tienda… Aislinn sonrió. La risa de Aislinn devolvió la atención de Sophie de nuevo a la exposición. —Tú y Severn combináis bien. Por el rabillo del ojo vio a Xanthus apoyarse contra el mostrador cerca de la Jory Strong . —En lo más que pensé es que realmente podrías desembalarlos. No estaba segura de si había dejado apartados los tres juegos de runas para ti misma o no. aunque por alguna razón Marika estaba mirando a todas partes salvo a Xanthus hoy. Sabía que nunca llegarían a la vitrina porque te tomaría la mayor parte de la noche decidir con cuales no podrías vivir. Marika. —Me preguntó si se habrán peleado. —Los quiero todos —dijo Sophie con un suspiro. —Estaba a punto de comenzar a agonizar ante el cuarto juego. Los pensamientos sobre Marika y Xanthus se desvanecieron. — ¿Qué te parece? —preguntó Aislinn. Desde el principio. 133 .El Dragón de Sophie . el calor entre Marika y Xanthus había sido inconfundible. El Club de las Excomulgadas —Siento no haber terminado de hacerlo como te prometí. cuando Severn entró.

No lo podía creer cuando de repente tenías que ir a tirar una jarra de café rota al cubo de basura de fuera. y sospecho que no te importó que te abandonara a su merced. Si tú te presentaras en mi casa y él va buscándote. noté lo rápidamente que desapareciste de tu cocina y me dejaste tranquila con Severn. no me imaginaba que con el tiempo llenarías tu apartamento hasta el punto que tendría que ofrecerte un lugar para dormir encima de Inner Magick. El Club de las Excomulgadas —Ah. —Aislinn echó un vistazo a su ayudante y sacudió su cabeza ligeramente—. Sophie sonrió abiertamente. —Sophie sonrió disimuladamente y echó una mirada a Aislinn modificando después su declaración—. Si los dejamos solos podrían resolver lo que sea por lo que estén peleando. Retiro lo dicho. Hablando de eso. —Tienes tu punto —confesó Aislinn con la travesura brillando en sus ojos— . creo que justo necesitaré estar en otra parte también. Por supuesto. eso es malo. ultra-dominantes siempre que vosotros dos estáis juntos. —Funcionó bien. —Sí. me voy a forzar a apartarme de la vitrina e ir a mi piso a tomar una ducha rápida y cambiarme de ropa. Trace emite el mismo tipo de vibraciones ultra-posesivas. ¿Quieres tomar un frappuchino y dar un paseo por la playa? ¿O Jory Strong . —Echó un vistazo a la cortina de cuentas 134 .El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III tienes que quedarte aquí? —Marika ya ha ido a Starbucks y he terminado de sacar los nuevos artículos para la exposición. sobre todo si tenemos en cuenta el montón de cosas que he llevado a casa y que venían de tu tienda. por lo tanto estoy libre. —Sabes que eso sólo es porque tengo que batallar con los malos vecinos que viven en mi bloque de departamentos. Sophie se rió suavemente. ya que estoy aquí. —No tienes ni idea.

Cuando Sophie llegó a la escalera interior que llevaba al piso. y que Severn la recogería cuando terminara su reunión con Hakon y Malik. — ¿Me estás vigilando? Había sido el guardaespaldas de Aislinn durante un tiempo. Sophie se paró con el pie en el primer escalón. En cambio dijo: —Déjame subir primero para asegurarme que está vacío. Xanthus estuvo en el cuarto trasero con ella. — ¿Por qué no estaría vacío? —Durante un salvaje instante tuvo una visión repugnante de la madre de Severn o Audriss esperándola. Había sabido que Xanthus la recogería en la finca VanDenbergh. voy a ducharme y después podremos salir. Sophie frunció el ceño cuando una súbita sospecha se formó. Jory Strong . Hablando de otro lugar. El Club de las Excomulgadas que separaba el área de ventas de la trastienda y escalera interior que conducía al apartamento—. —No hay razón para esperar que alguien esté ahí arriba. y que la llevaría a Inner Magick porque trabajaba para Severn. Había asumido que este se quedó en la tienda debido a Marika. y este se lo había pedido. 135 . Pero ahora tenía un mal presentimiento de que su suposición se había dado la vuelta para morderla en el culo. La sonrisa de Xanthus fue fácil y relajada. Esperó que Xanthus dijera algo en sentido de que tenía que irse. cuando Trace recientemente estuvo involucrado en un caso importante de asesinato. Así era como había conocido a Marika en primer lugar. —Espera —dijo.El Dragón de Sophie . pero es mi trabajo mirar de todos modos.Serie Vínculos Sobrenaturales III Un chorro de adrenalina corrió en Sophie.

El Club de las Excomulgadas
El parpadeo de Xanthus de sorpresa lo delató. Entonces realmente se rió
entre dientes y sacudió su cabeza ligeramente.

— ¿Severn no te lo dijo?

— ¿Así que me estás vigilando? —Sophie quería la confesión total. En este
momento no estaba segura si la adulaba, frustraba, o muy posiblemente enojaba.

Cuando había accedido a quedarse con Severn mientras buscaban el cáliz,
ella le había puesto de condición que podría ir y venir a su antojo. Tan pronto como
las palabras salieron de su boca, supo que no le gustó su condición. Pero había
estado de acuerdo. Para Sophie, ir y venir a su antojo, naturalmente, estaba
conectado con libertad total. Estaba empezando a sospechar que la interpretación de

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
Severn era diferente a la suya.

— ¿Y bien?

Xanthus se encogió de hombros.

—Severn es un hombre poderoso y tú eres su compañera. Sería tonto si te
dejara sin protección. —Algo de diversión brilló en sus ojos—. Creo que ya le has
investigado lo suficientemente a fondo para saber que nadie lo consideraría un
tonto.

Sophie gimió con derrota. ¿Era obvio para todos que algunos de los villanos
de sus novelas se basaban en este hombre misterioso y solitario que vivía tras las
puertas con dragones en los blasones? ¿O estaba usando Xanthus simplemente el
conocimiento que había obtenido de Marika, Aislinn o incluso de Storm?

Sophie capituló y lo dejó entrar en el piso primero. A los pocos minutos se
aseguró que estaba libre de peligro y que la puerta que daba a la escalera exterior
estaba cerrada de forma segura.

—No te vayas, excepto a través de la tienda. —Le advirtió. Esperó una
cabezada indicando que aceptaba sus términos antes de abandonar el apartamento.

136

El Club de las Excomulgadas
Sophie se desnudó y se metió en la ducha. Había esperado que el agua
caliente calmara sus emociones y aliviara un poco el pánico que comenzaba a
arremolinarse en su pecho.

Cuando estaba con Severn, todo le parecía correcto. Se sentía poderosa y
débil al mismo tiempo. Se sentía completamente femenina y deseada.

Era demasiado pronto para definir lo que sentía como amor, pero se sintió
adorada, apreciada, y no dudaba que se convertiría en algo más profundo, algo que
duraría una vida. Creía que era su Compañero del Corazón y se suponía que
estaban destinados a estar juntos.

Pero al mismo tiempo, un punto de miedo la apuñaló y la pesadilla de su

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
infancia amenazó con invadir su presente. Intelectualmente Sophie sabía que había
una diferencia entre un hombre rico que protegía a su amante y un hombre
obsesionado que estaba dispuesto a matar al objeto de su afecto, en lugar de dejar
que desapareciera de su vida. Intelectualmente lo sabía, pero ante la inesperada
revelación de que había perdido de repente la misma libertad que había usado
como un instrumento para librarse del miedo, se sintió débil, insegura, como una
señal gigantesca de stop que se hubiera colocado delante de ella.

Cuando en realidad visualizó a Severn de pie al otro lado de la gran señal de
stop roja, parte del humor natural de Sophie se reafirmó. El rojo se descoloró a
amarillo y el stop se transformó en un ceda el paso5. Su coño se apretó y se estremeció
sólo de pensar en lo mucho que él hizo para que se rindiera, y lo mucho que
disfrutó ella haciéndolo.

La parte moderna de ella que decía: he luchado por mi camino para salir del
infierno y hacer un lugar para mí, estaba horrorizada por lo mucho que le gustaba
saber que Severn la cuidaría y la protegería. Pero la hacía sentirse segura al saber
que en cada nivel creía que le pertenecía a él.

5
En Norteamérica la señal de ceda el paso es un triángulo con el borde rojo y el fondo amarillo.

137

El Club de las Excomulgadas
Así era, y no iba a mentirse sobre ello. Había añorado lo que Aislinn tenía
con Trace y ahora ella tenía lo mismo, con algunas complicaciones.

Sophie salió de la ducha y se secó. Había tirado la blusa y falda que había
usado al cesto de la ropa sucia sin pensar en ello. Ahora lo abrió y miró dentro. La
advertencia anterior de Severn sobre cambiarse de ropa hizo que un temblor de
miedo erótico recorriera su espalda. Pero no había modo en que sacara esa ropa y
se la pusiera de nuevo.

La sangre bajó a sus labios. Su mirada se movió a su coño desnudo. Su
mano la siguió.

—Me ha hecho que esté constantemente excitada —bromeó justo cuando

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
dirigió sus dedos sobre la piel lisa. Un gemido se escapó cuando pasó sobre su
clítoris diminuto erguido y acarició sus dedos a través de la excitación que se
filtraba de su raja.

Quería su boca en ella. Quería que él la atara otra vez como había hecho en
la mansión de VanDenbergh. Quería que sepultara su cara entre sus muslos.
Quería… Con un gemido Sophie forzó sus dedos lejos de su montículo y sus
pensamientos lejos de Severn.

Lo que quería era recuperar su vida y a ella misma bajo control y volver a la
investigación y a la búsqueda de la Copa del Dragón. Esto era lo que quería y
necesitaba hacer. Pero cuando echó un vistazo al espejo del baño, la imagen que
encontró allí se burló de ella. Los pezones apretados, y su coño hinchado, su clítoris
erguido y su raja reluciente, todo pertenecía a una mujer que parecía que tenía que
encontrar a su hombre porque quería follar.

Sophie se escapó al dormitorio. Eligió una camiseta verde claro con un
sujetador incorporado. Miedo erótico brilló a través de ella cuando se metió en
unas pequeñas bragas a juego.

Se mordió los labios y cerró los ojos por un instante. Estaba prácticamente
rogando por el castigo que Severn había amenazado con darle. No había

138

El Club de las Excomulgadas
comenzado como algo intencional, al menos no en sus pensamientos conscientes,
pero ahora comenzaba a preguntarse…

Sophie negó para despejar su mente. Piensa en la Copa del Dragón, se recordó
cuando se puso un par de pantalones cortos y encontró sus sandalias. Aislinn estaba
esperando, y un paseo por la playa serviría de terapia así como una posibilidad de
contemplar lo que podría haber sucedido el día que VanDenbergh fue asesinado y
fue robado el cáliz.

La trastienda estaba vacía cuando Sophie llegó a la parte inferior de la
escalera. La ausencia de Xanthus realmente la hizo sentirse mucho mejor sobre
tenerlo asignado a ella. Le hizo sentirse como alguien protegido, más que como un
preso que tenía que vigilarse.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
Entró en la tienda. La piel de gallina se elevó en su piel. Estaba más fría que
de costumbre, como si alguien hubiera abierto la puerta y hubiera dejado que una
ráfaga de un invierno ártico entrara.

Xanthus estaba apoyado en su lugar habitual, cerca de la caja registradora,
pero no había nada casual en su postura. Su atención se centraba en Aislinn y una
cliente con la que estaba hablando, no en Marika de la forma que por lo general
solía hacer. Echó un vistazo a Sophie y frunció el ceño ligeramente. Tenía la
impresión de que quería que regresara a la habitación trasera.

Una sospecha se formó. Una mirada más a la mujer que estaba con Aislinn,
y estuvo segura que estaba mirando a una de las antiguas amantes de Severn. Se
encogió de hombros ante un ataque de inseguridad cuando se recordó mentalmente
que ambos tenían un pasado, pero esos pasados no importaban ahora.

Sophie se unió a Marika detrás del mostrador. Tan pronto como lo hizo la
piel de gallina avanzó lentamente de sus brazos a su espalda. Se estremeció y
contempló la opción de esperar a Aislinn en el exterior, donde el sol la calentara.
Pero antes de que la idea de dejar la tienda pudiera ser establecida, su estómago se

139

El Club de las Excomulgadas
tensó. No quería forzar a Xanthus entre tener que elegir en protegerla o proteger a
Aislinn.

Las cejas de Sophie se juntaron con la idea. Sería fácil de apartarlo y decir
que su imaginación estaba escapándosele aún más que de costumbre, pero no lo
hizo. El instinto había salvado su vida cuando era una niña. Confiaba en él, sobre
todo cuando le advertía sobre gente y situaciones que debía temer.

Por primera vez Sophie notó el lenguaje corporal de Aislinn. Era cautelosa
en lugar de dar la bienvenida.

Cambió su atención a la mujer que había asumido que era una clienta. La
mujer se volvió ligeramente. Sus ojos se encontraron. Sophie sintió como si sus

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
pulmones se congelaran súbitamente. Una pequeña sonrisa se formó en los labios
de la mujer, pero sus rasgos permanecieron glaciares. En un instante Sophie supo
que Severn nunca se había sentido atraído por esta mujer. Él era una criatura de
fuego y esta mujer era fría como el hielo.

140

El Club de las Excomulgadas

Capítulo Once
Xanthus cambió de posición, bloqueando con eficacia la vista de Sophie de
la mujer, aunque probablemente su intención fue la de bloquear la visión de la
mujer de Sophie. De una u otra forma, Sophie estaba contenta con tener su cuerpo
muy musculoso entre ellas hasta que las campanillas de encima de la puerta
principal emitieron un suave tintineo cuando la mujer se fue.

— ¿Quién era? —preguntó Sophie, mientras se movía alrededor del
mostrador para poder ver a Aislinn.

En lugar de contestar directamente, Aislinn miró a Xanthus.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
—Se llamó a sí misma, Neryssa. ¿Sabes algo de ella?

Xanthus dio una pequeña sacudida de cabeza.

—No la he visto antes pero hablaré con Severn sobre ella y le diré que vino
aquí —vaciló ligeramente y luego echó un breve vistazo a Sophie antes de añadir—:
Tristan y Pierce podrían decirte quién es. Es aconsejable que hables con ellos.

— ¿Por qué vino a Inner Magick? —preguntó Sophie con un ceño fruncido.
Había corrientes submarinas entre Xanthus y Aislinn que no entendió, pero decidió
abordarlas cuando ella y Aislinn estuvieran solas.

—Neryssa dijo que sentía curiosidad por lo que encontraría aquí —dijo
Aislinn.

Sophie se frotó los brazos y se dio cuenta que la carne de gallina había
desaparecido. Ya no tenía frío.

—Extraño —masculló.

Xanthus resopló.

141

¿Quieres ir en coche a tu lugar favorito o ir andando a la playa desde aquí? Sophie sintió el calor de la Piedra del Corazón escondida bajo su camiseta sin mangas. y sin duda habrá momentos en que encuentres útil tener ayuda cerca. Estaba probablemente lo bastante lejos para no oír su conversación pero encontraba difícil no hacer caso de su presencia. Si sólo la familia VanDenbergh no hubiera filtrado el robo del cáliz a la prensa… pero no tenían modo de saber cuán desesperados estaban algunos por poner sus manos en ello. Xanthus se encogió de hombros. a él. Sophie. —Le tomó la mano y le dio un rápido apretón antes de soltarla—. — ¿Su clase? —preguntó Sophie. —Podemos caminar —dijo. —Te acostumbrarás a ello. Xanthus se movió a la puerta principal y la abrió. enlazando un brazo a través del de Sophie— . pero sin estar segura de cuánto tiempo tenía antes de que Severn terminara con su reunión. Me preocuparía si no estuvieras bajo la protección de Severn. deseando hablar con Aislinn en privado.El Dragón de Sophie . Aislinn le había propuesto ir a su tramo favorito de playa. —Sacudió la cabeza—. Su clase puede ser hermosa a la vista.Serie Vínculos Sobrenaturales III implicaría conducir y sospechaba que significaría a Xanthus en el coche con ellas. —No estoy segura de que pueda ser capaz de soportar esto… Aislinn arrugó su nariz. pero su encanto enmascara su veneno. Las siguió a una corta distancia cuando fueron hacia la cafetería y luego a la playa. El Club de las Excomulgadas —Letal es una palabra mejor. 142 . Sophie echó un vistazo atrás. pero ir allí Jory Strong . — ¿Tú y Aislinn vais a la playa? —Vía Starbucks —dijo Aislinn.

¿Te enteraste de algo nuevo mientras estabas en la mansión VanDenbergh? Sophie sonrió. El Club de las Excomulgadas — ¿Cómo Hakon y Malik? Las cejas de Aislinn se levantaron en sorpresa.T: Quinta enmienda.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie sintió que el calor subía sigilosamente por su cuello y luego se hacía más profundo. —Probablemente sea mejor así. Vamos a suponer que la respuesta a ambas preguntas es sí y continuaré con mi interrogatorio al testigo. — ¿Así que visitaste el cuarto de orgías sobre el cual Storm nos habló? ¿Es por eso por lo que parecías bien y verdaderamente follada? Jory Strong . La familia realiza una subasta hoy. y siempre me dijiste que escribiera más historias de fantasía y menos de crímenes. — ¿Cómo los conociste? —Estaban en la mansión de VanDenbergh. 143 .El Dragón de Sophie . Ahora sientes curiosidad por lo que averigüé en esa escena del delito. 6 N. — ¿Estabas allí también? —Severn y yo. algo así como el derecho a no declarar contra uno mismo. —Culpable de los cargos. Pero en mi defensa tengo la sensación de que esta historia podría resultar ser más sobre fantasía y menos sobre crímenes. Aislinn se rió disimuladamente. 7 N. —Puedo decir ahora que estás casada con un policía. ambos lo estábamos. Solías odiar cuando te hacía ver CSI y Law & Order: Criminal Intent7.T: CSI y la Ley y Orden: Acción Criminal son series policiales norteamericanas. —Me acojo a la Quinta6.

que había tomado una posición a corta distancia—. Estuvo de acuerdo. —Inclinó su cabeza hacia Xanthus. Lo que quería decir era que yo podría hacerlo sin que Severn supiera dónde estaba y qué estaba haciendo en cada segundo. Eso suena patético. Estuve de acuerdo en quedarme con Severn siempre que pudiera ir y venir como me pareciera durante todo el tiempo. —Suspiró con frustración—. técnicamente todavía puedo ir y venir como me plazca. Jory Strong . oh sí. y la verdad es que me moriría si de repente no fuera su Compañera del Corazón. definitivamente fantasía.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Crees que Severn está involucrado en el crimen organizado? —No —Aislinn hizo un gesto hacia un banco vacío en el paseo marítimo y lo reclamaron—. Frunció el ceño cuando recordó lo importante que le parecía a cada uno de los hombres. —Cuando estoy con él estoy tan segura de todo. aunque me di cuenta que no quería hacerlo. pero por el momento no podía dejar de pensar en las pandillas cuyos miembros lucían elaborados tatuajes. Pero contestó: —No puedo decir que me enterara de algo realmente. El Club de las Excomulgadas Los pensamientos de Sophie fueron inmediatamente a la alcoba con el columpio sexual y los espejos. pero eso no es lo que quise decir.El Dragón de Sophie . Tómalo como ejemplo. sobre todo ahora que tenían a algunos parientes en la ciudad buscando el cáliz también. La memoria conectó con el tatuaje del dragón en el antebrazo de Hakon y el dragón bordado en la corbata de Malik. ¿Te ha dicho algo que te haya hecho creer que lo está? ¿O crees en los rumores que recogiste cuando lo estabas investigando? Sophie tiró del collar del Compañero del Corazón fuera y envolvió su mano alrededor de la piedra. 144 . salvo que Malik y Hakon querían encontrarse con Severn y llegar a un acuerdo sobre el cáliz. Lo sé. Pero cuando estoy lejos las dudas comienzan a entrar sigilosamente. Y ahora estoy aquí con un guardaespaldas. y la hizo sentirse repentinamente intranquila. Había bromeado consigo misma sobre la idea de escribir un día un libro titulado Culto del Dragón. ¿verdad? Un millón de mujeres cambiarían el lugar conmigo alegremente.

El Club de las Excomulgadas
Aislinn se inclinó y tocó los dedos de la mano de Sophie que había envuelto
en la piedra del Compañero del Corazón.

—Crees en la magia, Sophie, pero sigues siendo humana. Es natural tener
dudas. —Una sonrisa burlona jugó en sus labios—. Y además, no creo que incluso
un Compañero del Corazón pudiera esperarse que domara a un dragón como
Severn en sólo un par de días.

Sophie se rió y sintió que su preocupación anterior y el pánico fluían lejos.
Aislinn siempre tenía ese efecto en ella.

—Es correcto lo del dragón. Voy a dejar de inspirar a mis villanos en el
misterioso personaje de Severn. De aquí en adelante voy a usar lo que realmente sé

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
sobre él cuando escriba mis fantasías. Y antes de que digas algo, no hablo de
fantasías eróticas. Estoy hablando de bestias míticas, magos y dragones.

Aislinn se rió.

—Es un digno modelo a seguir.

—No sabes ni la mitad de ello. —Sophie deslizó el collar debajo de la parte
superior de su ropa e hizo una mueca—. También se pueden ver a un montón de
nosotros. Mis vecinos aún no se han ido y la madre de Severn está en su mansión.
Se podría decir que nos hemos tomado una aversión extrema la una a la otra. Ella
tiene su propia idea de con quién debería terminar Severn. —Sophie se
estremeció—. Audriss definitivamente podría servir como modelo para uno de mis
villanos.

—Sabes que mi piso es tuyo mientras lo necesites.

Se instalaron en un agradable silencio. Sophie echó un vistazo a Xanthus y
lo encontró en una postura cómoda, alerta pero no centrado en nada en particular.
Era magnífico con su melena larga de pelo rubio y ojos oscuros, y aunque no lo
había visto por sí misma, o pensado mucho en ello cuando Marika lo había
mencionado, sabía que también tenía el tatuaje de un dragón.

145

El Club de las Excomulgadas
Se preguntó de nuevo sobre la tensión entre él y Marika. No podía evitarlo.
La curiosidad abastecía de combustible a su imaginación. Sin ello no creería que
fuera una escritora. No es que pudiera apagarla tampoco.

Sus pensamientos viraron a Severn y su reunión con Hakon y Malik.
Teniendo en cuenta que estos también tenían imágenes de dragones y
aparentemente coleccionaban objetos valiosos, tenía sentido que estuvieran detrás
del cáliz también. Pero, ¿por qué estaban tan preocupados con que uno de sus
antepasados consiguiera la Copa del Dragón antes que ellos?

Incluso antes de encontrar realmente a Severn, Sophie había supuesto que él
quería la copa porque era a la vez hermosa y valiosa. No sólo era de oro con joyas
preciosas incrustadas en ella, sino que había escenas grabadas allí, la mayoría de las

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
cuales contenían dragones.

A pesar de la preocupación que había aparecido sigilosamente antes sobre
que Severn estuviera implicado en el crimen organizado, las tripas8 de Sophie no lo
creían. No lo podía creer. Pero tampoco iba a negar pruebas cuando se trataba de
los tatuajes. Sabía seguro que Severn, Hakon y Xanthus cada uno tenía uno.
Apostaría dinero a que Malik también tenía un tatuaje de dragón.

No era una coincidencia. Así pues, su broma consigo misma de escribir el
libro Culto del Dragón no era sólo su sentido del humor dando patadas, sino la
misma intuición y perspicacia que usaba cuando creaba novelas de misterio.

Se había interesado en el cáliz cuando Storm aterrizó en primer lugar en el
asesinato de VanDenbergh. No era sólo que el objeto estuviera asegurado por cinco
millones, su desaparición había llamado la atención de Sophie y había disparado su
imaginación. Era el hecho de que VanDenbergh realmente había creído que beber
de la susodicha copa, que se había creado para inducir orgías, tendría un efecto de
algún tipo similar a la Viagra. Las seis mujeres que le esperaban en el cuarto de
orgías eran un testimonio de cuán profundamente creía en la magia de la copa.

8
N.T: intuición, reacción visceral que te hace creer algo.

146

El Club de las Excomulgadas
El sexo y el asesinato eran grandes compañeros cuando se trataba de escribir
una historia. Después añade una segunda leyenda sobre la primera, a saber que el
Cáliz de Eros era realmente el Cáliz de Enos, y había sido creado por un mago que
lo usó para poner los dragones de rodillas, y todo se pondría aún mejor.

La mente de Sophie zumbaba con posibilidades. Se preguntó si Severn le
diría sobre las sociedades de dragones, porque eso es lo que tenía que ser, un
miembro de una de ellas. No podía imaginar lo que buscaban las sociedades
secretas, excepto tal vez que podrían coleccionar obras de arte con ilustraciones o
con menciones de dragones.

Era probablemente algo en lo cual todos ellos nacieron. Eso explicaría por
qué Severn, Hakon y Malik parecían más como adversarios amigables en lugar de

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
rivales mortales. También explicaría cómo sus antepasados podrían estar jugando
al póker juntos en Drake’s Lair, aunque el primo de Severn fuera el co-propietario
junto con el marido de Storm, Pierce.

Así que en lugar de sociedades secretas tal vez se organizaban a lo largo de
líneas familiares, que encajaba en la conversación sobre los antepasados y su
anterior pensamiento sobre pandillas. Sophie sonrió abiertamente. Tal vez incluso
se referían como miembros de cierta guarida.

El zumbido en sus venas le decía que estaba en el camino correcto.
Explicaba mucho, incluyendo porqué la familia de Severn hubiera estado detrás de
la Copa del Dragón durante cientos de años. Tal vez la copa era algo así como el
Santo Grial, el premio supremo en su competición.

Por qué todos ellos seguían y parecían tomárselo en serio, estaba un poco
más allá de ella en este momento, pero aún así… Frunció el ceño cuando recordó
de pronto la conversación que había tenido con Severn, cuando salían de la
habitación donde habían robado el cáliz.

¿Quieres hijos?

Sí. Y tú serás su madre.

147

El Club de las Excomulgadas
No en seguida.

No antes de que encontremos la Copa del Dragón.

Un zarcillo de desasosiego comenzó a enhebrar su camino a través del
entusiasmo de Sophie por haber desenmarañado el misterio de los tatuajes del
dragón. Había sido feliz de dejar pasar el tema de los hijos. Ella había traducido
finalmente: “No antes de que encontremos la Copa del Dragón” como “después de
que hayamos llegado a conocernos mejor el uno al otro y tengamos un montón de
tiempo para nosotros mismos”. Pero la presencia de Xanthus demostró que era un
error hacer ese tipo de suposiciones cuando se trataba de Severn.

No podía querer decir eso literalmente, ¿verdad? No podía creer que la copa

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
fuera importante a la hora de tener hijos de la misma manera que VanDenbergh
había pensado que le daría una erección, que le permitiera cumplir con seis mujeres
absolutamente solo.

Sophie hizo una mueca. Por mucho que odiara pensar en la madre de
Severn, ella tenía uno, y no había tomado un sorbo de la taza, ya que se había
perdido hace cientos de años.

Pero explicaría por qué los tres hombres querían evitar que el cáliz cayera en
las manos de sus antepasados. ¿Y si realmente creyeran que si sus antepasados
poseían la copa, entonces la única manera que podrían engendrar hijos era
vinculándose con las mujeres que sus parientes eligieran para ellos? Eso sin duda
explicaría el espectro de Audriss y por qué tanto ella como la madre de Severn
parecían confiadas en que al final él vería las ventajas de una alianza.

Sophie quería hacer caso omiso a la voz de su cabeza. Tal vez tener el cáliz
en manos de sus antepasados significaba que el juego había terminado. Los hombres
adultos, aún si hubieran sido adoctrinados desde su nacimiento, no podían creer
que beber de una copa de siglos de antigüedad tendría ningún impacto en absoluto
en conseguir que una mujer quedara embarazada o en cómo los niños resultarían
ser. ¿Verdad?

148

El Club de las Excomulgadas
Sophie sacudió la cabeza para despejarse. Sabía que su imaginación había
ido demasiado lejos cuando de repente se estaba preguntado si Severn y los demás
pensaban que al beber de la copa, sus hijos realmente serían capaces de convertirse
en dragones.

—Creo que tengo el inicio de la trama de una nueva historia de fantasía —
murmuró, más para sí que para Aislinn, aunque esta lo oyera.

— ¿Quieres compartirla? ¿O vas a torturarme como de costumbre
haciéndome esperar hasta que esté completamente terminada?

—No puedes ser mi lectora de prueba si ya sabes de qué trata la historia.

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
— ¿Y qué pasa con una pista?

Sophie se rió.

— ¿Qué tal una pregunta? Entonces puedes preguntarte si esto tiene algo que
ver con la historia de fantasía que parece estar filtrándose en mi subconsciente a
pesar de haber estado pensando en escribir un misterio.

— ¿Cuál es la pregunta?

Sophie se giró hacia ella y mentalmente se dio un puntapié. ¿Por qué no se le
había ocurrido preguntar esto antes a Aislinn? Ella que tan a menudo parecía de
otro mundo y mágica. Es por eso por lo que se había sentido atraída en primer
lugar, aunque ahora fueran amigas verdaderas. Y las cosas que había visto hacer a
Aislinn…

— ¿Crees que el Cáliz de Enos es algo más que un artefacto valioso? —le
preguntó Sophie.

—Sí. —Aislinn extendió la mano y tocó el dorso de la mano de Sophie—.
Pero si quieres saber lo que significa para Severn, entonces tendrás que hablar con
él. No es cosa mía hablar de sus secretos.

149

El Club de las Excomulgadas
La mente de Sophie se abalanzó sobre la implicación de que Aislinn sabía
cuál era el significado de la copa a pesar de que ella acababa de conocer a Severn.
Una cascada de preguntas fluyeron a través de Sophie, pero el respeto a Aislinn le
impidió empujarla cuando sabía que no quería decir nada más. Recordó su
intención de preguntarle sobre la mujer que había ido a Inner Magick, y le preguntó:

— ¿Por qué Pierce y Tristan conocerían a Neryssa?

Aislinn se rió como si esperara la pregunta, pero contestó con otra.

— ¿Qué has averiguado sobre Severn, Malik, Hakon y Xanthus?

Sophie le dijo lo que había supuesto sobre familias “dragones” que

Jory Strong - El Dragón de Sophie - Serie Vínculos Sobrenaturales III
perseguían tesoros y competían las unas contra las otras.

—Estás cerca de la verdad —dijo Aislinn—. Las guaridas del dragón, como
has llegado a pensar en ellas, han estado detrás del cáliz desde hace mucho tiempo.
Forman alianzas y batallan las unas contra las otras. Pero en su mayor parte se
respetan, y juegan según reglas que todos conocen perfectamente.
Lamentablemente, no son los únicos que tratan de recuperar la Copa del Dragón.
Entre los dragones y los demás, la competición es terriblemente seria.

Sophie frunció el ceño.

— ¿Me estás diciendo que la familia de Pierce y Tristan también están detrás
del cáliz, y que Neryssa está relacionada con ellos?

—Probablemente sólo de forma lejana, si acaso. Aún así, si Pierce y Tristan
se implican en esto, se unirán con las guaridas de dragones, porque el cáliz les
pertenece legítimamente a los dragones.

Sophie se rió.

—Esto va a hacer una gran historia, ¿no? Dragones, una copa mágica creada
por un mago —sonrió al recordar el conjunto de estatuillas que Pierce y Tristan

150

—Definitivamente más una historia de fantasía que una historia de crímenes. Los pensamientos de Sophie fueron a los juegos de runas que la esperaban.Serie Vínculos Sobrenaturales III No se le había ocurrido preguntar por qué en ese momento. y la dificultad de elegir sólo uno. — ¿Por qué crees que Severn venía a verte? Por mucho que me gustaría creer que fue el destino y el collar el que lo llevó a mí. —Mi único talento verdadero es con las piedras e incluso entonces sólo con las menos preciosas de ellas. Incluso las piezas que Aislinn creaba sólo eran de un valor incalculable para las personas que las poseían. Parece mucho más posible que pensara que fueras capaz de ayudarle a encontrar el cáliz. o dos. o tres. y sólo en este lugar… —dijo Aislinn. 151 . no parece muy probable. Pero su atención no se quedó mucho tiempo en esta tarea. Había estado desembalando las runas cuando Severn había ido a la tienda en busca de Aislinn. o tal vez hasta cuatro juegos para llevarse. y se apoyó en la barandilla que separaba el paseo marítimo de la arena de la playa. Creo que pondremos un par de esos también. Pero ahora que había estado en su casa y había visto que su colección iba tanto por lo antiguo y de valor incalculable. Los pasos de Aislinn redujeron el ritmo hasta que finalmente se detuvo. La mano de Sophie se levantó y sus dedos se cerraron alrededor de su collar del Compañero del Corazón oculto. Y faeries. El Club de las Excomulgadas compraron para Storm—. Nada se vendía allí de la misma liga que los artículos más baratos de los subastados en la mansión VanDenbergh.El Dragón de Sophie . Jory Strong . se tuvo que preguntar. Sophie imitó la pose. Inner Magick atendía a turistas y lugareños por igual. Se levantaron del banco y comenzaron a andar en dirección a Inner Magick. ¿Qué piensas? Los ojos de Aislinn brillaron con alegría reprimida.

Serie Vínculos Sobrenaturales III en la tarea de elegir los juegos de runas. lo tienes. No dijo nada de eso cuando estuvo en tu casa ayer. Has salvado vidas con tus capacidades y con tus contactos. aunque no estuviera tan loca por meterse realmente en el agua.El Dragón de Sophie . 152 . Sea lo que fuera. —Bueno. Adoraba la playa y no podía imaginar no vivir cerca de ella. pero ella sabía que estaría más que dispuesto a complacerla. Severn probablemente llegará a la tienda a buscarme. Has encontrado a gente desaparecida antes. —No. él se centró completamente en ti. no debía ser muy importante. —Olvida lo que pregunté. Si no estoy completamente perdida Jory Strong . ferozmente orgullosa y magníficamente cabreada en nombre de su amiga—. ¿Qué puedo decir? Volvieron a caer en otro cómodo silencio. o su rechazo de ella. Era irremediablemente romántico. Sophie dejó que su mente se calmara. No era mi intención ponerte triste. — Se encogió de hombros—. Has ayudado a la policía a solucionar más de un caso de asesinato. El Club de las Excomulgadas Sophie se preguntó por su vacilación pero también oyó el dolor en su voz. Puso su brazo alrededor del hombro de Aislinn y le dio un rápido abrazo. le preguntaré por qué estaba buscándote. Sabía que tenía que ver con su madre y la familia de su madre. Aislinn se rió. —Eso no es cierto —dijo Sophie. El calor se acurrucó en su vientre cuando se imaginó caminando de la mano con Severn durante la puesta del sol. aunque Aislinn rara vez mencionaba esto. el oleaje y el ruido eterno del océano que la calmaba como nada más podría. cuando lo tienes. Alguna de sus historias favoritas había salido mientras caminaba a lo largo de la playa. Había algo sobre la arena.

El Dragón de Sophie . — ¿Hay una manera para que puedas ver el bastón? ¿Puedes reproducir los símbolos que tenía? ¿Puedes encontrar un cristal que resonaría con las piedras de la Copa del Dragón? Un pensamiento repentino hizo caer las esperanzas de Sophie en picado. 153 . que también resultaba ser el mismo sitio donde Aislinn le había dado el collar del Compañero del Corazón. sólo que en lugar de encontrar agua. Una sonrisa se formó. No estoy segura que fuera el bastón en sí mismo lo importante.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Cuando me fui a vivir con mi madre. Jory Strong . ella caminaba sobre la tierra con un bastón y localizaba cierto tipo de piedras. Ella era como una… creo que los llaman brujos aquí. una pariente muy lejana que también tenía una afinidad con las piedras —dijo Aislinn—. Infiernos. De hecho. Sophie fue inmediatamente cautivada por las imágenes. tal vez debería convertirla en una realidad. Sophie sintió que cada nervio en su cuerpo estuviera vibrando. Podría llevar a Severn a su sitio favorito. — ¿Y crees que una persona así podría ayudar a encontrar la Copa del Dragón ya que tiene joyas a lo largo del borde? Las cejas de Aislinn se unieron en concentración. El Club de las Excomulgadas El calor se movió a sus pechos cuando se imaginó extender una manta en la arena y hacer el amor. podría añadir también una botella de vino y algo de comer a su fantasía. —Era anciana y le costaba moverse. había una mujer. sino los símbolos tallados en él y el conjunto de cristales en la parte superior del mismo. Sus mejillas enrojecieron. Había estado tan absorta en sus pensamientos que realmente se había olvidado donde estaba. Podrían celebrar el haberse conocido con… Sophie se sobresaltó al oír la voz de Aislinn.

la cara de Aislinn se hizo más pensativa. El Club de las Excomulgadas — ¿Cómo podrías saber si tienes la combinación correcta de símbolos y cristal? Sin tener el cáliz. en primer lugar.El Dragón de Sophie . En lugar de parecer derrotada o abrumada por el aluvión de preguntas o dudas que Sophie había expresado. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III 154 . no se puede hacer una prueba. —Dame un poco de tiempo para pensar en ello. Puedo ser capaz de encontrar una manera de ayudarte a encontrar el cáliz.

algún periodista aburrido se dará cuenta y sacará una teoría de conspiración. —Es posible que quieras advertírselo a tu capitán —comenzó a decirle a Storm que había estado en la subasta. Es lo que es. Sophie hizo una mueca al pensar en los reporteros que había visto con Severn en la mansión VanDenbergh. El Club de las Excomulgadas Capítulo Doce Sophie se sintió aliviada cuando Xanthus no insistió en seguirla a la comisaría. Storm podía no haber comenzado como un agente de homicidios. Le dio a Sophie otro rápido abrazo—. creo. Es complicado. no es que importara. —Al final.El Dragón de Sophie . Tan pronto como entró en la oficina e homicidios. Y sospecho que tú no vas a renunciar a él. Felicidades. el Jory Strong . —Se lo diré —dijo. pero sabía que su prima estaba enganchada al trabajo y realmente le gustaba Brady Sinclair. —Gracias. — ¿El que yo esté con Severn va a ser un problema para ti? Storm se encogió de hombros. su prima Storm dijo: —Me tomo el día libre y te pones en contacto con la única persona que te dije que no lo hicieras. Se abrazaron aunque Sophie sintiera un pequeño nudo de preocupación. Severn no va a darse por vencido. 155 . —No sabes ni la mitad de ello todavía. pero se detuvo cuando recordó la sorpresa que planeaban sus maridos con la estatuilla.Serie Vínculos Sobrenaturales III compañero que tenía. Todo va a salir bien.

156 . Jory Strong . Ya que muchos detectives trabajaban en la oficina de homicidios. El Club de las Excomulgadas Sophie captó la risa bailando en los ojos de Storm. Los tipos de Storm eran más sutiles. y forzó sus pensamientos lejos de Severn acordándose del asunto que la había llevado a la comisaría. ¿Dónde está Brady? —Tomándose otro día de vacaciones. El calor se reunió en el vientre de Sophie. para que tanto él como Ilsa pudieran hacer hoy un poco de pesca en aguas profundas. que Pierce le prestó el El cazador de Tesoros a Brady. Storm se rió. Podía casi oír el tictac del reloj a medida que la necesidad del contacto físico con Severn aumentaba. Trace no hacía ningún secreto sobre el hecho que Aislinn era suya.Serie Vínculos Sobrenaturales III No era la primera vez. y tristemente se admitió para sí misma que probablemente no sería la última. Storm y Brady habían empujado sus escritorios espalda con espalda—. Era la misma diversión que había visto en Aislinn.El Dragón de Sophie . quien bastante irónicamente. El viaje inaugural en barco fue tan bien ayer. y él era el alfa. Se mordió el labio para no abrir la boca y confesar lo que ya sabía sobre los hombres dominantes. —Tengo esta idea que no se marchará —dijo Sophie mientras enganchaba una silla en el puesto de trabajo vacía y la colocó ante el escritorio de Sophie. —Las cejas de Storm fueron de arriba a abajo—. pero Pierce. o no. la Copa del Dragón. Se sentía como una bomba de relojería hormonal. parecía un fuego fuera de control cuando estaba con Storm. —La voz de Storm rezumaba de satisfacción—. Adivinó que Storm aludía a lo que el futuro sostendría para una mujer que terminaba con un hombre sexualmente dominante en su vida. — ¿Un presentimiento? —Podría ser la imaginación del escritor —Sophie echó un vistazo a la silla vacía a través de donde Storm estaba sentada. era el co-propietario de Drake’s Lair con el primo de Severn. en primer lugar.

Serie Vínculos Sobrenaturales III —Así que viste la bóveda de los tesoros y la habitación de orgías. ¿cuál es esa idea que no te dejará en paz? Déjame adivinar. Storm se rió. Era la declaración de un hecho. pero un rubor culpable trabajó su camino en la cara de Sophie cuando los recuerdos de cómo de cerca y personalmente vio la habitación de las orgías. Te puedo prestar algunas esposas. Así pues. —Hablas de eso como un hecho. de hecho. 157 . Dime que solo te estás ruborizando porque te avergüenzas y te impresionas al pensar en algún viejo verde rico usando los columpios sexuales con cabezas huecas que son de la misma edad que sus nietas. Jory Strong . pero tienes razón. pero espero que haya un poco de acción debajo de la cubierta. Sophie sonrió abiertamente cuando pensó en la conexión entre la médium y el policía. —Sigo mis propios instintos. El Club de las Excomulgadas No. —No te des crédito por eso. Tiene que ver algo con el desaparecido Cáliz de Enos.El Dragón de Sophie . Pueden ser un instrumento eficaz tratando con un hombre como Severn. Sophie logró decir: — ¿Podemos enfocarnos en esto? No te pregunto a ti sobre tu vida sexual. —Es sólo porque no hemos tenido una noche de chicas desde que me conseguí una vida sexual de la que vale la pena hablar. Severn me llevó a la mansión. que quiera suponer lo que realmente Brady hace. — ¡No lo hiciste! —dijo Storm—.

Su abogado ha dado a entender que parte de su defensa irá por la afirmación de que a su cliente le endosaron el asesinato. El Club de las Excomulgadas El coño de Sophie se apretó. Su matriz revoloteó con la imagen de esposar a Severn a su inmensa cama. y dejarle tan indefenso y desesperado como a menudo había hecho con ella. Confío en ti en que esto no salga de aquí. Storm parpadeó. ¿por qué ocultaría la información? Sophie se inclinó hacia adelante. ¿Todavía vuestro tipo afirma que no asesinó a VanDenbergh cuando cometió el robo? —Eso es lo que dice nuestro hombre —Storm miró alrededor de la oficina de homicidios y luego bajó la voz—. Vamos a hablar de las plantas en macetas.T: daga ceremonial en actos religiosos o de brujería. pero. ¿crees que es posible que la mujer que descubrió el cadáver pudiera haber visto algo desde el rincón? Storm frunció el ceño. Ya que el athame9 fue robado al mismo tiempo y tenemos un rastro de pruebas que le siguen a otro lugar y un par de cadáveres más 9 N. —Es posible.El Dragón de Sophie . pero por la forma en que sus pezones presionaban contra su delgada camiseta lo harían—.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Esas. La excitación empapando sus bragas. sabiendo que su voz no la delataba. Pero. —Tal vez con la intención de chantajear a quienquiera que vio salir con el cáliz. Sé que hubo ya una detención y el caso está cerrado por lo que a ti respecta. — ¿Hablamos de las plantas en macetas que hay en el pasillo entre la habitación de las orgías de VanDenbergh y su bóveda de tesoros? Jory Strong . en cambio. 158 . —Volveré a ti por eso —logró decir. pero rápidamente se centró en la búsqueda de la Copa del Dragón.

Y aunque no supiera exactamente por cuanto estaba asegurado. pero afirma que otro apretó el gatillo. y otro para robar. pero el mayor problema es la credibilidad. Fue una de las razones por las que le gustaba trazar sus 10 N.10 vaya a permitirle que pida ser cómplice de asesinato.D. — ¿Va a confesar? —Es posible que haga un trato y admita que estuvo allí cuando VanDenbergh murió. Todavía lo tenemos atrapado por malversación. y asumamos que la mujer que descubrió el cadáver. es posible que el F. Así que será un hombre viejo y muy pobre cuando salga de prisión. Uno para asesinar. vio salir a alguien que reconocía con el cáliz. Me gusta la teoría de Jory Strong . podía tener una estimación muy buena de su valor. —Cierto —dijo Storm—. Estaba asegurado por cinco millones. El Club de las Excomulgadas no puede confirmar ni negar nada. —A menos que tenga el Cáliz de Enos. Sophie se mordió el labio con consternación.T: Fiscal del distrito. Podría calcular que sacaría un precio razonable por su silencio.Serie Vínculos Sobrenaturales III que había dos tipos en la mansión VanDenbergh ese día. Eso le daría al ladrón el tiempo suficiente para cubrirse. Storm sacudió la cabeza. No sabía ir tan lejos a partir de su primer pensamiento. 159 . la que creo que te refieres como tonta al cubo.El Dragón de Sophie . Lo primero que le preguntaríamos es por qué mintió al principio. Pongamos que había dos personas. Pero no creo que lo tenga. —Lo que nos lleva al punto de partida con la situación que no puedo sacar de mi cabeza —dijo Sophie—. —Se encogió de hombros—. —Para que el chantaje funcionara tendría que retractarse de la declaración que nos hizo.

La única manera en que mi guión funcionaría es si tuviera pruebas de lo que vio. Se sentía desinflada.Serie Vínculos Sobrenaturales III cámara y que lo tenía en su mano y listo cuando salió para ver qué era lo que impedía que VanDenbergh volviera a la orgía que había empezado. pero los chicos del departamento de informática lograron abrirlo. Eso es un gran trecho. —Tienes razón. No 160 . —Podría decir que la amenazó y que estaba aterrorizada. —No es creíble. para que la inspiración no la condujera a un callejón sin salida después de haber desperdiciado cinco páginas. —Eso es porque tengo sangre de policía corriendo por mis venas. Sophie se repantigó en su silla. Tus presentimientos siempre han estado más cerca de lo correcto que de lo incorrecto. Difícil imaginársela aterrorizada por el ladrón. Asumimos que el tipo que se lo vendió a VanDenbergh tuvo la intención de robarlo y revenderlo desde el principio. Ella no estaba histérica al descubrir el cadáver de un hombre con el que estaba a punto de tener relaciones sexuales. —Siempre me ha molestado que encontráramos la caja del cáliz. —Juguemos con esto un poco más. aunque la visión de sangre real.El Dragón de Sophie . me haga vomitar. nos habríamos ofrecido para meterla en protección de testigos hasta que detuviéramos al culpable y todavía podría haber sido capaz de cobrar a la compañía de seguros por conducirnos a él. El presentimiento se había sentido tan fuerte. Tenía su ordenador bloqueado firmemente. Eso significaría que Honey tenía un teléfono móvil con una Jory Strong . Además. Cuando había llegado a la comisaría había estado segura de que estaba en lo cierto. Storm se acercó y abrió un cajón del archivador. El Club de las Excomulgadas misterios. pero no el propio cáliz. Storm sacó un archivo y lo abrió en el escritorio.

Ahora volvamos al cáliz desaparecido del domicilio VanDenbergh.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Es esa la voz de la experiencia? —Me acojo a la Quinta. También creo que podría haber sido porque el ladrón no quería pasarse la vida mirando por encima de su hombro.El Dragón de Sophie . Sophie sonrió abiertamente. este dijo que no se habían vuelto a poner en contacto con él por el cáliz. y por tanto sé que estás completamente segura. Severn no es alguien que cualquier persona cuerda quisiera engañar. —Adivino que tu conversación se ha limitado a frases de una o dos palabras como por favor y fóllame. El día que Pierce me llevó a la mansión de Severn. Jory Strong . Storm rió disimuladamente. Sophie se rió mientras sus mejillas se ponían incómodamente rojas. —Creo que deberíamos programar una noche de chicas. y retirarse del negocio —Storm levantó una ceja en interrogación. La única razón por la que no estoy enloqueciendo por haberte unido a él es porque Pierce y Tristán me han contado más sobre como es. —Severn y yo trabajamos juntos en esto. timar o jugar con él. El Club de las Excomulgadas había ninguna indicación de que el cáliz hubiera ido a cualquier otro sitio. Sophie sonrió. Mis entrañas me dicen que tenía la intención de vendérselo a Severn después. pero igual se sintió aliviada al oír a Storm diciéndolo y sabiendo que su prima aceptaba a Severn. Le creo. Storm dijo: 161 . pero hasta ahora no hemos pasado exactamente mucho tiempo hablando de la Copa del Dragón. —Cuando quieras. Había llegado a esa misma conclusión por sí misma.

162 . —Me gusta esta teoría. —Ya que el F. sobre todo cuando el hombre ya tenía una larga pena de prisión por malversación de fondos. El Club de las Excomulgadas —Sabemos que la casa del ladrón fue registrada. Es posible que me diga que vaya con Honey para interrogarla nuevamente o puede decirme que deje todo en paz. Habían acordado trabajar juntos. Él era su Compañero del Corazón y sabía que le debía lealtad también.El Dragón de Sophie . Pero tenía que considerar a Severn. hasta que haya hablado con el capitán? Sophie se sintió desgarrada entre las lealtades. pero tu conexión con Severn y nuestra relación complican la situación. Un estremecimiento de entusiasmo se deslizó por la espalda de Sophie. Es plausible y no es complicada. podría pensar que sus posibilidades de conseguir una Jory Strong . Pero.Serie Vínculos Sobrenaturales III condena por asesinato se están hundiendo. Entendía lo que Storm decía y le debía lealtad a su prima. Te llamaré al móvil el cuanto sepa algo. Brady y yo supusimos que alguien estaba buscando el arma homicida. Tu reputación como escritora que investiga sus proyectos te da una razón legítima para acercarte a ella.D. — ¿Cuándo crees que sabrás algo? —Esperemos que dentro de veinticuatro horas. y si volvemos atrás sobre tu presentimiento y lo aplicamos de una forma diferente. No quería que un asesino se escapara. tengo que pasar este supuesto al capitán. incluso contárselo a Severn. Pero también sabía que la Copa del Dragón era más importante para él que el que el asesino de VanDenbergh llegara a ser condenado por el crimen. Habían logrado pasar el principio honestamente. ¿Qué pasaría si Honey viera a nuestro ladrón irse con el cáliz y supiera quién era? Tal vez en vez del chantaje decidió robarle el cáliz a él. ¿Puedes esperar un poco antes de hacer cualquier cosa. Storm asintió con la cabeza. Estaré tras el capitán tan pronto como aparezca.

El miedo erótico revoloteó en su vientre. 163 .El Dragón de Sophie . Quería presionar cada centímetro de sí contra él. pero era intensamente consciente de dónde estaban. —Te has cambiado de ropa aunque te advertí contra ello esta mañana. Cuando ella se sentó. Sus dedos se arrastraron por el interior de su muslo. Sólo la idea de ser arrestada y llevada a la comisaría por conducta inapropiada le impidió deslizarse los dedos en sus bragas y darse un poco de alivio. El castigo sólo será más severo si quito estos pantalones cortos y encuentro que estás usando ropa interior. Cada nervio del cuerpo de Sophie cobró vida con el temblor de emoción al verlo. La mirada caliente de Severn y sus rasgos tensos le dijeron que estaba luchando con algunos impulsos propios. Quería correr hacia él. Se obligó a cerrar la distancia entre ellos caminando. Se mordió el labio inferior para no gemir bajo el impacto de la necesidad que la asaltó. Sophie logró contener un gemido hasta que él cerró la puerta.Serie Vínculos Sobrenaturales III Abrió la puerta de pasajeros de su coche deportivo. Ella apretó las piernas juntas y cerró los ojos. mi Compañera del Corazón? ¿Hay algún problema? ¿Más allá de los que ya tienes conmigo? Los pezones se Sophie se apretaron más. El Club de las Excomulgadas —De acuerdo —Sophie dio a su prima un abrazo y se fue. Jory Strong . se inclinó y susurró: — ¿Por qué has venido aquí. Encontró a Severn esperándola en el exterior de la comisaría.

Jory Strong . Los jardines de atrás eran extensos y creía que podría tener hasta un laberinto inglés. ¿A quién engañaba? Era salvaje alrededor de Severn. o tal vez simplemente se lo había imaginado. Debería haber defendido su derecho a cambiarse de ropa y ponerse bragas. Sophie. Es peligroso jugar conmigo. —Es más allá de hermosa. Una carcajada se le escapó. acompañada con la forma posesiva. su aliento todavía se atascaba sobre la fantasía delante de ella. Severn llevó su mano a la boca y le besó el dorso. Su mirada voló a Severn. El Club de las Excomulgadas Echó un vistazo a Severn cuando se metió en el coche. —Me alegro de que te guste. predadora de sus ojos que barrieron sobre ella. — ¿A dónde? —logró decir. Ella era la primera en admitir que su imaginación se volvía loca alrededor de Severn.El Dragón de Sophie . Tenía la mandíbula apretada y su pene era una prominente cresta contra sus caros pantalones.Serie Vínculos Sobrenaturales III En cambio se puso más mojada todavía al pensar sobre el castigo amenazado y su propia necesidad de ofrecer al menos una resistencia simbólica. Se lamió los labios y vio su pene sacudirse. Había visto algo de su mansión pero sabía que no quería correr por los pasillos llenos de antigüedades y habitaciones. 164 . Aunque las hubiera visto antes. Sabía que era un mal signo cuando pareció que el viaje a su mansión era eterno. Los labios de su coño se pusieron más excitados. —A casa. Su ritmo cardiaco se aceleró cuando recordó sus palabras en la subasta. hizo a Sophie temblar con la anticipación. Las puertas de la finca se abrieron de golpe. La sola palabra.

Serie Vínculos Sobrenaturales III Su aliento se atascó por la satisfacción masculina difícilmente contenida en su voz. Por el Gran Antepasado Compartido. El elegante coche deportivo se deslizó en el garaje y redujo la marcha hasta detenerse. el resultado de esta carrera en particular no estaba realmente en duda. Jory Strong . y anunciar un canto de victoria cuando arrebatara a Sophie y se la llevara a su aislada guarida rocosa. Entonces otra vez. Expulsó cada pensamiento de su cabeza excepto los centrados en una reclamación y follarla. Sophie logró desenredar su mano de Severn con el pretexto de inclinarse adelante para ajustarse la correa de su sandalia. permitiéndole la ilusión de fugarse cuando se metió en el laberinto de estatuas y plantas 165 . Su coño se apretó tan fuerte que casi fue doloroso. Severn salió bajo la puerta del garaje que se cerraba y la siguió a la parte posterior de la casa.El Dragón de Sophie . Arrugó la nariz cuando estudió sus delicados zapatos y esperó al momento adecuado para escaparse. *** El instinto de Dragón rugió adelante en el ser de Severn. Un sentido de justicia le hizo preguntarle: — ¿Estoy todavía en problemas contigo? —Sí. El Club de las Excomulgadas La puerta del garaje se abrió cuando el coche se acercó. sin un esfuerzo en absoluto. Durante un instante la magia brilló como si fuera a desvanecerse para que él pudiera tomar su verdadera forma. su compañera era capaz de arrebatarle la parafernalia mortal que había trabajado con tal fuerza por conseguir en este reino. Las sandalias no eran exactamente zapatos para correr. Ella estaba en marcha antes de que él apagara el motor. Ajustó su paso. Tenía ganas de emprender el vuelo.

—La orden fue un gruñido. retrasando su castigo a pesar de que la idea de ello la ponía mojada. Sus oídos le dijeron que había dejado de correr. resbaladiza y lista para él. Necesitaba la sensación de la piel de Sophie contra la suya. La dejó caer al suelo. Se estremeció cuando la imagen de su coño desnudo llenó sus pensamientos. *** 166 . Severn se detuvo el tiempo suficiente para quitarse los zapatos y calcetines. El Club de las Excomulgadas No había mentido cuando le dijo a Sophie que no había llevado nunca a una mujer a su finca. ningún temor. Él se ahuecó a través de los pantalones. Su naturaleza de dragón estaba empezando a ser dominante. Tendría suerte si pudiera darle más que unos pocos azotes a sus suaves nalgas antes de que liberara su polla y la empalara con ella. Su aroma llenó su nariz e hizo que su polla rezumara. —Estás empeorando las cosas para ti misma. Sólo necesitaba el exuberante perfume de su excitación para encontrarla.Serie Vínculos Sobrenaturales III No había miedo en su olor. esforzándose por escucharle y poder determinar dónde estaba. Sophie. Pero otros hombres. Jory Strong . Severn se quitó la camisa mientras entraba en el laberinto. Este era su refugio ahora. jugando con él. sin importarle si caía entre las espinas de las rosas o en la suciedad. —Ven a mí. Ella se movía en silencio a través del laberinto. su lugar privado. La necesidad de probarla atrapó el aliento en su pecho hasta que ardió con el fuego del dragón. sin duda. Sophie. Habían creado un paisaje adecuado para la seducción y conquista. Echaba de menos su toque tanto como él añoraba el suyo.El Dragón de Sophie . Ella estaba excitada. habían vivido allí antes de que llegara a este reino. tanto dragones y humanos.

Estaba ganándole terreno. pero siempre posesivo. en un momento juguetón. El Club de las Excomulgadas Sophie se estremeció. Se quitó las sandalias y las dejó colgando en un arbusto elaboradamente recortado. Adivinó que había encontrado su camiseta. 11 N. Un poco más adelante salió de sus pantalones cortos. El acto le dio una idea de cómo podría catapultar a Severn más allá de la necesidad de castigarla y llevarlo directamente al frenesí de follarla. Jory Strong . Era más profundo. El coño de Sophie se apretó con el sonido de su voz. Se rió bajo mientras se imaginaba a sí misma protagonizando una versión privada de Girl Gone Wild11. Había tenido la intención de quitarse las bragas también. y ruborizado. mi Compañera del Corazón —dijo Severn. Él era realmente la encarnación humana de un dragón.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie se adentró más profundamente en el laberinto antes de quitarse su camiseta y echarla sobre una rama de un árbol esbelto. Sophie se mordió el labio.T: Canción de Madonna “La chica se vuelve salvaje” 167 . Se estremeció de nuevo. rezando para que ella y Severn fueran las dos únicas personas en el laberinto. un gruñido que lamió a lo largo de su raja y clítoris. —Te he advertido que es peligroso jugar conmigo. Ahora no estaba tan segura de dejarlo para que la encontrara.El Dragón de Sophie . Dejó su torso desnudo. recordando sus volubles cambios en la mansión VanDenbergh y cómo la había llevado al borde del orgasmo mientras habían estado rodeados por una multitud de gente. El miedo erótico se estremeció en su interior al pensar que Severn la castigaría. y al siguiente dominante. Había pensado que podría ser como una bandera roja a un toro y él embestiría. Sabía que estaba en problemas. Tendría suerte si le quedara alguna voz después de que él terminara haciéndola gritar y suplicar.

advirtiéndola que la había atrapado. Dolía por él.El Dragón de Sophie . Su lengua se sumergió en su boca. Ella le inflamaba. empujar y empujar. El instinto tomó las riendas antes de que lo pudiera contener y se escapó. pero la tiró al suelo. El fuego pasó como un rayo por sus pezones.Serie Vínculos Sobrenaturales III pedazo de su ropa. La capturó cerca del banco. Él la dejó sin aliento y le dio el suyo propio. y nunca dejar de empujar. Sólo cuando ella estuvo a punto de desmayarse él levantó su boca de la suya. Quería empujar. Había adivinado su plan de distraerle de castigarla tan pronto como encontró el primer Jory Strong . Capturó sus labios con los suyos. Quería enfundar su polla en el húmedo calor de ella. Se quemaba por él. La besó mientras ella se retorcía y gemía bajo él. No le ahorró su peso encima de ella. nunca dejar el canal perfecto de su compañera. Calor abrasador corrió a lo largo de su columna. El impulso de desnudarse y esperar a Severn con las piernas abiertas y los labios de su coño enrojecidos y abiertos la tuvo casi jadeando. fóllame. Su compañera era demasiado astuta como para confiarse. El Club de las Excomulgadas Giró una esquina y vio un amplio banco acolchado. E incluso entonces su compañera del corazón trató de evitar su castigo diciendo: —Por favor. Lo había atrapado. Llenó sus pulmones con el fuego y la magia del dragón mientras luchaba con la abrumadora necesidad de llenar su vagina empapada con su polla y semilla. A pesar de la dureza de su cuerpo y la fiereza de su expresión se aseguró de que aterrizara suavemente. Le hacía estar enloquecido de lujuria. 168 . Su matriz se contrajo. Quiso rasgar el pedacito de tela que ella consideró unas bragas lejos de su cuerpo. Severn atrapó las muñecas de Sophie en la hierba.

Había pensado que había conquistado y sin embargo. casi incontrolable inundó a Severn. Colocó de nuevo sus manos para poder reclamar sus pechos.El Dragón de Sophie . Ella lamió. sus ojos oscuros de lujuria. la tela que ahora la separaba del placer que pedía. Bombeó en contra de ella a pesar del resto de ropa que le quedaba. Estaba temblando de necesidad. Se apalancó sobre ella. Pasó la lengua por su raja cubierta de tela hasta que sus súplicas se hubieron convertido en sonidos de sumisión completa. El Club de las Excomulgadas Una lujuria primitiva. Sus caderas se sacudieron. mordió y estuvo frotando su polla contra su montículo protegido. Jory Strong . Si hubiera estado cerca de la puerta mística que conducía al reino de los dragones entonces habría abandonado todo y habría llevado a Sophie allí. Refunfuñó porque ninguna palabra humana se formaría. — ¿No me has castigado ya bastante? Te necesito tanto que haré cualquier cosa si solo me follas. Eso no impidió su asalto sensual. estaba contento de que ella pudiera sostener su posición contra él. Besó. Se deslizó más abajo y la castigó encontrando su clítoris. La emoción se retorcía dentro de él. Quería bombear en ella y demostrar que 169 . El pene de Severn palpitó en advertencia. dejando la sensación de su boca a través de las bragas que ella se había atrevido a poner. Estaban empapadas de su excitación.Serie Vínculos Sobrenaturales III Su olor era una droga embriagadora por la que Severn sabía que se volvería totalmente adicto y desesperado. Mordió y chupó los pezones que estaban duros y apretados. — ¿Aceptas tu castigo? Ella presionó su boca a la suya. lamió y sorbió los jugos del interior de sus muslos. Apenas estaba aferrado a su magia que lo mantenía en forma humana.

¿pondrás esto dentro de mí? Ella se echó sobre su regazo antes de que pudiera contestar. la que tenía muchas ganas de llevar a Severn a sus rodillas. Sophie —gruñó en señal de advertencia. La puso de pie y encontró gran satisfacción en la forma que ella se aferró a él. —Si te dejo que me castigues. Ella se quedó quieta. Su polla respondió. Cerró la distancia entre ellos y encontró una manera de equilibrar a las dos mujeres. El Club de las Excomulgadas su voluntad prevalecería. Podría sentirla palpitando contra su costado.El Dragón de Sophie . la tentó a sepultar su cara contra su erección cubierta con la tela de sus pantalones y hacerle a él lo que le había hecho a ella. y luego su cuerpo. Sophie —dijo mientras se sentaba. Severn levantó su cara lejos de Sophie. pero al mismo tiempo quería ronronear con la satisfacción de que ella lo necesitara tan desesperadamente como él la necesitaba. La mujer moderna. Sophie se estremeció. Rozó con sus labios a través de él mientras sus dedos exploraban el bulto de la parte delantera de sus pantalones. Jory Strong . La besó otra vez. Pero la mujer que estaba encantada con tener un amante dominante no quería nada más que dejarle administrar la zurra que parecía dispuesto a darle. Gimió cuando ella dio la bienvenida a su lengua. —Basta. 170 . Se movió y esperó que él sintiera el calor de ella a través de sus pantalones. Estuvo a punto de correrse sobre ella cuando le chupó su lengua con avidez y la imágenes de tenerla tomando su polla en las profundidades húmedas y calientes de su boca llenaron sus pensamientos. contenta de que su posición ocultara la sonrisa de satisfacción femenina que no pudo reprimir.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Ven y acepta tu castigo. Sólo la necesidad de reforzar su derecho a dominarla le dio fuerza para sujetarse sobre sus propios pies antes de moverse a la banca a varios metros de distancia.

su compañera o él. El golpe llegó sin advertencia. Por el Gran Antepasado compartido. Recompensó su audacia con duros azotes seguidos de besos a su caliente piel. El Club de las Excomulgadas Su palma se asentó sobre sus apenas existentes bragas. Sophie era perfecta para él.El Dragón de Sophie . —Su ardiente compañera se atrevió a decir. 171 . —Por favor. Tuvo que reprimir un gemido cuando su culo se levantó en una súplica silenciosa por más. más que listo para empujar su polla dentro de ella. pero aceptó el castigo amoroso. Se estremeció a pesar de su orgullo de estar encima de él. Severn. te necesito tanto. Los dedos de Severn llegaron bajo el elástico de las bragas de Sophie. Mordió su labio para impedirse gemir. caliente y suya. solo suya. Ella gimió. Fue seguido de un segundo y luego un tercero. Su culo se levantó y se estremeció. —Me lo pensaré dos veces sobre las bragas. Gimió y la zurró de nuevo. Mordió el trasero lo suficiente para marcarlo. Eso fue lo suficiente para apaciguar el instinto del dragón de dominar y poseer. Los bajó sobre sus muslos a pesar de que hacían poco para protegerla de su vista o de sus golpes. Acarició su mano sobre su carne ardiente. Estaba húmeda. y besó una nalga suave y luego la otra. Jory Strong . Sus dedos se deslizaron entre sus muslos.Serie Vínculos Sobrenaturales III No estaba seguro de quien estaba siendo más castigado. Se inclinó hacia abajo. El olor de su excitación lo envolvió en una llama de lujuria. —No me desobedecerás de nuevo —dijo.

sobre su espalda mientras la montaba. incluso la presencia de otros en el laberinto.El Dragón de Sophie . El desdén de Audriss rompió sobre él. —Te rebajas y degradas a ti mismo —siseó. llenó su mente excluyendo todo lo demás. El Club de las Excomulgadas Había pensado que ella descansara en el banco y hacerle el amor. Había pensado en capturar sus gritos de liberación cuando ella tuviera el orgasmo y ser testigo de su placer cuando la llenara con la lava caliente de su eyaculación. mirando su hermosa cara cuando la empalara con su polla. Su voz fue tan venenosa como inoportuna.Serie Vínculos Sobrenaturales III 172 . Jory Strong . Pero ahora las imágenes de cubrirla como un dragón cubre a su compañera.

Si hubieran estado en el reino dragón lo habría hecho. pero la magia no podía cambiar su naturaleza reptil. pero una mordedura de ellos era tóxica para los humanos. —Sin duda has logrado lo que te propusiste cuando entraste en el laberinto —dijo Severn—. Sus facciones contorsionadas por la repulsión y furia. no había antídoto para su veneno. Una mordedura “accidental” era tan eficaz como una intencional. Ellos estaban en su forma humana. No sólo Audriss se había atrevido a interrumpirle con su compañera sino que se había atrevido a traer a dos de sus criados de sexo masculino al laberinto con ella. Audriss echó un vistazo a Sophie. Cuando se trataba de víctimas humanas. haciendo una débil broma en lo que se esforzaba por calmar sus emociones. Nada de sus ropas estaban cerca y él había llegado sin camisa.El Dragón de Sophie . pensó. porque la incómoda presencia de la desagradable invitada en la casa de Severn dejó su cabeza atontada y su estómago revuelto. El Club de las Excomulgadas Capítulo Trece Sophie se sintió como si la hubieran empapado con un cubo de agua helada. Cuando sus lenguas chasquearon fuera para atrapar el olor de Sophie. 173 . Ahora vete. Los podría matar fácilmente en cualquiera de sus formas. a menos que la situación fuera grave. No tenía la intención de darle a Audriss más espectáculo del que ya tenía.Serie Vínculos Sobrenaturales III pequeñas bragas y luego dejó su mano en sus nalgas para aumentar su privacidad. Quería cambiar su forma y atacar. No levantó la cabeza ni se esforzó por quitarse del regazo de Severn. O tal vez he estado boca abajo demasiado tiempo. Nunca arriesgaría la vida de Sophie atacándolos en su presencia. El cambio del ardor casi insoportable de la lujuria al frío. La furia pulsaba a través de Severn. Severn gruñó y ellos dieron un paso atrás. El corazón de Sophie se llenó de calor cuando Severn subió las Jory Strong .

—Bueno. Hasta que llevara a Sophie al reino dragón y completara la unión con ella. Audriss. En un desafío directo. Pero la muerte “casual” de Sophie le serviría a ella y a su madre igual de bien. Esta mujer no es tu compañera verdadera. —Sufro tu presencia en mi casa. Era suya.Serie Vínculos Sobrenaturales III para reforzar la creencia de Severn de que tendría que proteger a Sophie siempre. Un triunfo malévolo ardió durante un instante en los ojos de Audriss antes de que se diera la vuelta y desapareciera en el laberinto.El Dragón de Sophie . Tengo una compañera. —No ganarías un desafío contra mí. Severn la abrazó con fuerza y saboreó la sensación de sus pechos contra el suyo. Después de todo. Estaba convencido de que estaban cerca de recuperarlo. eso fue divertido. Audriss no podría ganar. Ella sobreviviría al impacto. Ahora no era el momento de abandonar la búsqueda del cáliz. Los plantes que tú y mi madre han trazado nunca van a suceder. El Club de las Excomulgadas —No te permitiré estos juguetes una vez que estemos apareados. Era audaz y valiente. hasta cierto punto —dijo su inestimable compañera cuando se reposicionó en su regazo y hundió la cara en el hueco de su cuello. era totalmente mortal y muy vulnerable. No confundas mi tolerancia por una aceptación o estímulo. —Tienes una diversión que te distrae cuando deberías estar buscando la Copa del Dragón. dragón contra dragón. porque los tratados y la ley lo exigen. e increíblemente hermosa. El amor y el orgullo lo llenaron. ¿no escribía fantasía? ¿No reconoció ya gran parte de su naturaleza dragón? Frotó la mejilla contra el lujoso pelo de Sophie. No dejaría que nada le pasara. Encontrarlo y hacer a Sophie beber de él… 174 . La vista de ello sólo sirvió Jory Strong . Sintió la tentación de abandonar la búsqueda de la Copa del Dragón y llevarla a la guarida rocosa que había reclamado en el reino donde nació.

pero cuando las dos no pusimos a hacer una lluvia de ideas llegamos a una alternativa viable. Mi idea original no era posible.El Dragón de Sophie . Por otra parte. Encontró la idea de hacerle daño a él o tenerle enojado con ella completamente insoportable. Cuando él tomó el mando del beso ella se ablandó y cedió. — Besó a Severn otra vez. De hecho. Ella jugó con los hilos de su pelo. —Veinticuatro horas. Estoy segura que podríamos encontrar una manera de mantenernos ocupados. El Club de las Excomulgadas Severn la acarició con la nariz hasta que ella volvió la cara y sus labios se encontraron. Le dio un beso a modo de disculpa antes de decir: —Le prometí a Storm que no te diría nada antes de que tuviera la oportunidad de hablar con su capitán. —Un guión que no podía sacar de mi cabeza. Iba a hablar con su capitán tan pronto como me fui —Sophie frotó su nariz a lo largo de Severn—. muy Jory Strong . una posibilidad que estaba todavía muy. Su gruñido envió un escalofrío por su columna y directamente a su clítoris. 175 .Serie Vínculos Sobrenaturales III viva a pesar de la desagradable interrupción. — ¿Cuánto? —preguntó cuándo levantó su boca de la suya. tal vez menos. Le había tomado más tiempo del que ella creía hacer esa pregunta. había estado un poco distraído por la posibilidad de tener sexo. sus anteriores reservas sobre alojarse allí habían resurgido. — ¿Por qué fuiste a la comisaría? —preguntó. deslizando su lengua en su boca y enredándola con la suya. Ella se movió en su regazo y miró cuando sus fosas nasales se dilataron y sus ojos se entrecerraron. Su entusiasmo por el sexo al aire libre en la finca de Severn se había desvanecido definitivamente. — ¿Implicaba a la Copa del Dragón? Sophie sonrió contra su boca.

la lujuria se elevó y empujó todo lo demás a un lado. 176 . Pistoneó dentro y fuera de ella. —Sus manos la dejaron sólo lo bastante para liberar su pene y guiarlo hasta su mojado y acogedor canal. Él gimió ante el éxtasis de estar completamente enfundado en las profundidades calientes de Sophie. Se tragó el gemido cuando la empaló con un duro empuje. Podríamos ir al apartamento que hay encima de Inner Magick. La sintió tensarse y sabía que tenía la intención de luchar contra su resolución. Luchó para permanecer inmóvil. Severn le quitó las bragas antes de dejarla caer sobre el banco acolchado y seguirla hacia abajo. un claro mensaje de que enredarse con él podría ser mortal. A Aislinn no le importa que nos quedemos allí. El fuego destelló entre ellos. O podrías hacer tu imitación de un dragón y aterrorizar a mis vecinos para que estuvieran en silencio. Se estremeció de miedo al ver lo que podía ser cuando se concentraba en ello. —No creo que pueda soportar más encuentros con tu madre o Audriss.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Nos quedaremos aquí. Le encantaba la forma que ella se encontraba con sus embestidas. El instinto de Sophie llameó a la vida con una ardiente intensidad. El Club de las Excomulgadas —Podríamos escaparnos de aquí. Se deleitaba en el salvajismo de sus besos. Su boca dejó la de ella sólo el tiempo suficiente para decir: —Eres mía y te quedarás conmigo. Jory Strong . de la única mujer que podría satisfacerlo jamás. Él tomó su boca en un beso que rivalizó con el que le había dado cuando la había atrapado en el laberinto. pero falló al instante en que las piernas de ella se envolvieron alrededor de su cintura. Severn apretó su agarre en Sophie.El Dragón de Sophie . Hubo una promesa letal en la voz de Severn cuando se dirigió a Audriss.

Severn yació con su compañera en una alegría absoluta.Serie Vínculos Sobrenaturales III pensaba en el juego de estatuillas que le había regalado. los dragones no eran bestias de un tamaño enorme. No podía permitirse el lujo de irse. 177 . pero todavía podía complacer a una compañera humana. después de hacer el amor. Dormiría durante horas ahora. Les imaginaba juntos en el reino dragón. No pudo evitar rastrillar la espalda de ella con ellos. Se rió mientras lo hacía. no pudo pensar en otro cosa que llenarla con su semilla mientras gritaba en el orgasmo. En el poco tiempo que había conocido a su compañera lo había llevado a comportarse como un cachondo adolescente humano que no podía molestarse en terminar de quitarse la ropa antes de follar. Al contrario que la leyenda humana. Su polla protestó cuando este último ganó.El Dragón de Sophie . El instinto peleó con el intelecto. Durante un largo momento después. Se inclinó sobre ella y pasó la lengua por los hombros de Sophie mientras Jory Strong . Severn se obligó a ponerse de pie y volver a ponerse los pantalones. El Club de las Excomulgadas El instinto de apareamiento del dragón lo abrumó y cuando sus uñas arañaron su espalda. Había consentido en unir sus fuerzas con Malik y Hakon porque pensar que el cáliz fuera hallado por uno de los dragones antiguos era tan inaceptable como la idea de deshacer el hechizo era completamente estimulante. Su pene se agitó y se llenó de sangre al imaginar su forma humana dando paso poco a poco a su verdadera forma. En su verdadera forma era más grande y más fuerte de lo que era en la de humano. Otra vez más sintió la tentación de abandonar la búsqueda del cáliz a favor de llevar a Sophie el reino dragón. yaciendo tendidos en una roca bañada por el sol. Los espolones huecos en sus muñecas se extendieron. El suero se inyectó en ella cuando repetidamente bombeó en éxtasis y le ordeñó hasta la última gota de su semen. Si actuaba rápidamente podría llevarla a su guarida y sellar su vínculo con ella.

Severn sonrió. Quería estirarse encima de ella y revolcarse en el placer que ella le daba. o no. El Club de las Excomulgadas La tomó en sus brazos y sonrió cuando ella se acurrucó contra él. Podría contemplarla durante horas. y no quería gastar su aliento prohibiéndoselo. Con gran satisfacción dejó sus bragas donde las había arrojado al suelo. La próxima vez su ardiente compañera se lo pensaría dos veces antes de desobedecerlo. pero también creía que le serviría como lección. Colocó a Sophie en su cama. Enviaría a alguien por el resto de su ropa y zapatos. Sospechaba que ella estaría impulsada a recuperarlas. En su otra forma la cresta a lo largo de su cuello se habría elevado cuando se dio cuenta que ella anhelaba la sensación de su piel contra la suya tanto como él hacía.Serie Vínculos Sobrenaturales III que no había sido consciente de llevar. más pronto se irían. Nunca había experimentado un rango tan grande de emociones. Su olor le hizo ronronear. pero las bragas se quedarían allí. Cuanto antes la Copa del Dragón fuera encontrada y asegurada en Drake’s Lair. Se preguntó si quería adivinar la 178 . la imagen de él estando en su otra forma en las miles de piedras preciosas lisas y pulidas que le servían de cama en su refugio de dragón se abriría paso en una de sus historias. Ella lo liberó de una carga Jory Strong . Sin duda. Su madre odiaba tomar su forma humana. Cuando se movió a través de la finca sus pensamientos se movieron a Audriss y a su madre. Le hacía tanto más humano como más dragón. No pudo resistir la tentación de colocarse a su lado y pasar las manos sobre sus suaves curvas. Por el Gran Antepasado Compartido la adoraba. Era exuberante y hermosa. No se quedaría en este reino y no toleraría la presencia de Audriss ni un minuto más de lo necesario.El Dragón de Sophie . La alegría le llenó al verla allí. Severn se rió suavemente y frotó su mejilla contra la de Sophie. la perfecta compañera de un dragón. Nunca dejó que una mujer viera su lado juguetón antes.

Durante los siglos la ley de los Dragones se había hecho muy precisa y detallada. sobre todo para los varones de su especie. Lamentó dejarla. Pero el ojo de un dragón siempre giraba al siguiente artículo para conseguir. Severn frotó su mejilla contra la de Sophie y gruñó ante la interrupción. Le dio un suave beso en la boca. ni Audriss dañarían a Sophie abiertamente. no le importaba a dónde fueran. 179 . Deslizó su pierna sobre la de ella y la apretó más cerca. Ella era su tesoro más preciado.El Dragón de Sophie . El golpe en la puerta volvió a sonar. sobre y con ella. Le permitiría que incluso eligiera el destino de su luna de miel. Mientras comprendiera que estaría desnuda la mayor parte de su viaje. El Club de las Excomulgadas intensidad de su deseo de disfrutar de. — ¿Llamo a alguien para vigilar la puerta? —preguntó Xanthus. No era así con una compañera. y no menos. Hubo un breve golpe a la puerta. se hacía cada vez más intensa. y estar allí cuando despertara era casi insoportable. El calor del dragón le llenó. El nuevo tesoro siempre era acariciado y admirado. Severn sepultó su cara en el pelo de Sophie e inhaló profundamente. entonces se irían por un tiempo. pero sabía que debía. Con tan pocos de su especie y la posibilidad de la extinción si disminuían sus números matándose los unos a los otros. Una vez que el cáliz fuera encontrado y ella fuera atada a él. Con un compañero la necesidad de tocar. Nadie se atrevería a entrar en sus habitaciones sin su permiso. al menos no en este reino y no sin un poco de provocación para justificar sus acciones. El golpe Jory Strong . Se levantó de la cama y dejó el cuarto. La necesidad de quedarse con ella. Se casaría con ella del modo humano. sobre todo cuando afectaba a estar en este reino. sabía que ni su madre.Serie Vínculos Sobrenaturales III significaba que Xanthus había vuelto con un informe.

Morgana es capaz de tomar venganza usando a Sophie como una sustituta de Storm. Se fueron a la oficina de Severn y cerraron la puerta.El Dragón de Sophie . hablé tanto con Pierce como con Tristan. El Club de las Excomulgadas — ¿Las cámaras que vigilan este pasillo están activadas? —Sí. Neryssa es prima de Morgana. Storm estaba ahora más allá del alcance de Morgana y su prima. nos avisarán. Morgana trato de matarla. Cuando el cáliz reapareció fue enviada aquí. Supuse que querías hacerlo antes de dejarla sin vigilancia. Había asumido eso mismo. pero puede manejar y convertirse en los dos. pero aquellos que estuvieron dentro de su rango auditivo pueden decir que no fue una conversación amistosa. 180 . No había ningún amor entre los dragones y faeries. Antes de que pudieran reclamar a Storm plenamente como su compañera.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Y Audriss? —Antes de hablar de ella. pero Sophie no. Si alguien se acerca al cuarto. La reina Otthilde mirará en otra dirección y afirmará que lo ignoraba mientras celebra la muerte del compañero de un dragón. —Está bien. Visitó brevemente a los antepasados de Malik y Hakon. Son viejos rivales. y les pregunté sobre el fey que apareció en Inner Magick mientras Sophie estaba allí. Tristan y Pierce enviaron una oferta para ayudar de cualquier modo que pudieran. No tenía deseo de acostarse con ella por orden de la reina. — ¿De qué te has enterado? —le preguntó Severn. — ¿El elemento de Neryssa es el agua? —Más aire que agua. Jory Strong . Severn asintió con la cabeza. —Tu madre no fue más allá de Drake’s Lair. y se enteró que Storm era importante para Tristan y Pierce. Y esta una vez tuvo una reclamación en Tristan. Es una de las razones por las que se instaló en este reino.

Serie Vínculos Sobrenaturales III —En la playa. —La diversión estaba al acecho durante un momento en los ojos de Xanthus—. Sin duda las noticias de llevar a Sophie desnuda desde el laberinto se habían extendido a través de su dominio. El Club de las Excomulgadas Severn hizo una conjetura en cuanto a por qué Xanthus había traído el tema de Morgana y Neryssa. que es donde la encontré con tu madre cuando fuiste a buscar a Sophie a la comisaría. Severn no pudo reprimir una sonrisa de satisfacción masculina. Pero me enteré que fuisteis capaces de salvar la situación. Por desgracia. Las terminaciones nerviosas de la parte posterior de su cuello hormiguearon en una ondulación fantasma de la cresta de dragón. — ¿Dónde estaban? Jory Strong . — ¿Y después? —Audriss se fue a Drake’s Lair. Cerca del oleaje. El que lo informó dijo que podría haber sido una reunión accidental o una arreglada. Por el aspecto exterior. así como la de su madre y Audriss. — ¿Audriss se vio con alguna de ellas? —Con Morgana —Xanthus frunció el ceño—.El Dragón de Sophie . y sin embargo duró más de lo que cabría esperar. Considerando la presencia de Morgana y Neryssa. el intercambio al parecer fue hostil. no sabía que tú y Sophie estabais en el recinto hasta que fue demasiado tarde para evitar el encuentro con Audriss. no se podía 181 . No había manera de escuchar lo que decían sin revelarle a Audriss que estaba siendo vigilada. así que no presencié el intercambio con mis propios ojos. —Sí. todo está bien con mi pareja. De Drake’s Lair vino para aquí. Severn contempló a Xanthus durante un momento. Morgana salió del agua como si hubiera estado nadando. Ocurrió mientras yo estaba vigilando a Sophie.

Xanthus asintió con la cabeza. Consideraré que tu servicio a mí se ha completado hasta que el próximo período del diezmo comience. Este le dijo: —Además de ti y de Hakon.Serie Vínculos Sobrenaturales III se refiere. No hay ninguna razón para pensar que las hembras fey o dragón se interesen en ella. eres bienvenido a hacerlo. Severn se tomó un rato para informarle del acuerdo que había alcanzado con Hakon y Malik. Una esquina de su boca se curvó en auto-dirigida diversión. serás libre de quedarte entre los mortales con mi protección o regresar al reino dragón si así lo eliges. pero ahora apreciaba cuanta preocupación acompañaba una reclamación de una compañera humana. Era Malik. Estará lo suficientemente segura en Inner Magick. —No me gustaría nada más que traer a Marika aquí y atarla a mi cama. En lo que a mí Jory Strong . —Asigna a algún hombre para protegerla cuando no puedas estar allí si sientes la necesidad de hacerlo así. Xanthus inclinó la cabeza en reconocimiento. ¿Es Marika un capricho pasajero o el interés es serio? El destello de posesión mortal en los ojos de Xanthus fue la respuesta suficiente para Severn. Él dijo: —Si deseas traer a la mujer aquí para que pueda ser protegida. Tan pronto como el cáliz sea recuperado. —Has estado pasando mucho tiempo en Inner Magick. sellaré mi enlace con Sophie y luego me la llevaré por un tiempo.El Dragón de Sophie . Lamentablemente estamos metidos en una leve batalla… en estos momentos. tuve otro invitado interesante hoy. El Club de las Excomulgadas permitir liberar a Xanthus de sus deberes de servidumbre. El teléfono sonó cuando Xanthus salía de la oficina. ¿Tengo que agradecértelo? ¿O a tu hermosa compañera? 182 .

La irritación fluyó a través de Severn. El Club de las Excomulgadas Severn se enderezó en su silla.Serie Vínculos Sobrenaturales III dirigió su fuego contra Malik. 183 . un temperamento de dragón llevado rápidamente bajo control. En su lugar. Su compañera estaba fuera de su alcance hasta que el suero se hubiera metabolizado por completo y se despertara. Si no tuviera cuidado prendería fuego a su escritorio y llenaría el cuarto de humo como un novato que acabara de llegar al reino mortal. —Cuando Severn gruñó. Tendría que haber llegado a la misma conclusión y haber asignado a uno de sus hombres para vigilar Inner Magick. Creí que sería sólo cuestión de tiempo antes de que los fey se mostraran por allí. En su frustración Jory Strong . Severn volvió a gruñir. —Desde que llegamos a un acuerdo este mismo día. No tenía ninguna excusa por el lapsus además del hecho de que desde conoció a Sophie su pensamiento se había arremolinado en un continuo torbellino de lujuria. Malik se rió y dijo—: Te ahorraré tu reputación no extendiendo cuentos sobre tu bendita ignorancia. Eres nuevo en la vida apareada y la belleza de tu mujer cegaría hasta a un antiguo. había confiado en las visitas personales de Xanthus. — ¿De qué estás hablando? — ¿Tu compañera no te contó sobre su visita a Aislinn Dilessio? Sólo puedo suponer que fue su visita a Inner Magick lo que trajo a la medio elfa a mi finca con la confianza para pedirme usar mi biblioteca. — ¿Tienes a tus hombres vigilando a Sophie? Hubo un segundo de silencio en el otro extremo.El Dragón de Sophie . Mis hombres vigilan Inner Magick. y el cuarto se llenó de calor. Severn exhaló y el aire brilló naranja y oro. uno del que no estaba seguro de querer escapar aún si pudiera.

le hizo pensar en los de Sophie. Severn cogió una de las estatuas de dragón de su escritorio. — ¿Cuál era su propósito? Jory Strong . Algunos de los manuscritos son Élficos. aunque todavía tuviera la intención de tener una conversación sobre sus actividades anteriores. Ella es mitad humana y puede usar su magia en este reino. y la siguieron después. Imágenes de Sophie desnuda llenaron su mente. El Club de las Excomulgadas — ¿Tus hombres vieron a Neryssa visitar Inner Magick? —preguntó. sus propiedades menos conocidas. Dudé en reconocer que los poseía por temor a que la información que contuvieran fuera usada contra nosotros.Serie Vínculos Sobrenaturales III —He estudiado su ruta.El Dragón de Sophie . o vigilar nuestras actividades. le 184 . —Él no tiene ni idea de dónde está la copa. las historias de sus usos. Se reunió brevemente con Morgana y luego convocó a un conductor y pareció dar una vuelta por la ciudad. —Sí. el único punto de interés en su gira ha sido su viaje a la prisión donde se encuentra el asesino de VanDenbergh. Severn giró atrás sobre la conversación con Malik. En algún momento se convirtió en aire y se deslizó a través de una ventana abierta. —Como hice yo también. Sintiéndose más tranquilo. Las esmeraldas exquisitas que tenían en sus ojos. Si asumimos que sus viajes están relacionados con la búsqueda de la Copa del Dragón. Pero teniendo en cuenta lo que podría ganar con su reputación y la amistad con tu compañera. de una forma que un elfo puro no podría. pero se obligó a apartarlas para estudiar las acciones de Neryssa. — ¿Qué buscaba Aislinn en tu biblioteca? —Estudió varios textos que contienen información acerca de las gemas. Me he asegurado de ello. Cambió de posición para aliviar la presión en su rígida polla limitada por la tela.

Malik se rió entre dientes. En su mayor parte la dejé a su suerte. ¿Tu compañera no te dijo nada? —No. aunque requerí a mi bibliotecario que apuntara todo en lo que recogía interés — Hubo una breve pausa—. Pero puedes estar seguro de que mi compañera pronto va estar rogando contarme todo lo que sabe y lo que hizo desde que salió de la mansión VanDenbergh. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III 185 . —Puedo imaginar sus gritos. El Club de las Excomulgadas permití acceso ilimitado a mi biblioteca. y envidio la dulce tortura de extraerle información.El Dragón de Sophie .

—Asumí que nuestro tiempo juntos en el laberinto te había enseñado una lección sobre los peligros de jugar conmigo. — ¿Y si lo estoy? Déjame adivinar. Por el Gran Antepasado Compartido era imposible mantener un enfado decente cuando se trataba de ella. Esta vez sabía que el cuerpo masculino que se presionaba tan íntimamente contra su espalda pertenecía a Severn Damek. 186 . Sophie se volvió en sus brazos. ¿tienes algo para mí? Su pierna pasó a atrapar a la suya. Sophie se rió disimuladamente. aunque sospechaba que iba a tener que lidiar con un gran montón de ego masculino sobre el sexo tan bueno para que se hubiera desmayado a causa de eso.El Dragón de Sophie . Al parecer. junto a su oído. — ¿Estás despierta mi Compañera del Corazón? —ronroneó la voz de Severn.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sonrió ante la sensación de su erección atrapada contra sus nalgas. Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Capítulo Catorce Sophie se despertó en sombras de un déjà vu. me equivoqué. —Podría ser un aprendiz lenta cuando se trata de ti. — ¿Sobre qué hablaste con Aislinn? —le preguntó. También estaba razonablemente segura que no la había drogado y trasladado. No pudo resistir el impulso de moverse y bromear con él. Su brazo se convirtió en un torno de banco. Severn se inclinó y le mordisqueó el hombro. Sólo que esta vez reconoció los muebles del dormitorio.

Se dio la vuelta para estar encima de ella. De mí. El olor de su excitación llenó su mente y casi le impidió pensar. — ¿De qué hablaste con Aislinn? —repitió. Había contestado a su pregunta rápidamente y no veía razón para no premiarla. ¡No me distraerás! 187 . Si no se hacía con el control ahora mismo. salvo la suya. principalmente sobre que no tuviera secretos para él. —Me desmayé otra vez —dijo su seductora compañera cuando la necesidad de aire forzó su boca lejos de la suya—. El fuego apretó sus testículos y su pene lloró en señal de saludo.El Dragón de Sophie . El instinto del dragón le tuvo recobrando sus labios y respirando fuego en ella. Era suya y nunca conocería el toque de ningún otro hombre. Su pezón era un capullo oscuro rogando por su atención. Sus brazos se soltaron Jory Strong . La expresión conocedora de su compañera sólo le hizo más decidido a imponer su ley. Ningún otro la llenaría con su semilla o la haría gritar y estremecerse en su orgasmo.Serie Vínculos Sobrenaturales III y su mano encontró su exuberante pecho. Su lengua bailó a lo largo de la costura de su boca y no la rechazó. El Club de las Excomulgadas No pudo impedir que un gemido se le escapara cuando su coño liso y depilado se frotó contra su polla. Severn abrió la boca y sorbió su lengua dentro de ella. pronto estaría pasando sus espolones por su espalda y la enviaría a la inconsciencia otra vez. Las caderas de Severn se sacudieron en reacción. y mucho menos otra polla. —De ti. —Ya basta —refunfuñó cuando fijó las muñecas de Sophie a la cama—. Su coño desnudo lo torturaba. La lujuria rugió a través de él y casi le distrajo de su necesidad de interrogarla. Eso nunca me había pasado con ningún otro hombre. De la Copa del Dragón. Se estremeció cuando sus dedos encontraron sus hombros. Ella gimió y se apretó aún más cerca. ¿Por qué? —Los labios de Sophie encontraron los suyos.

pero no me informaste de los destalles. Severn gimió y rodó a su espalda. Se rió porque no podría encontrar otra respuesta. Sophie parpadeó en confusión. El Club de las Excomulgadas Sus ojos se dilataron. —Dos veces hoy has emprendido acciones relacionadas con la búsqueda. sólo para arrugarse de nuevo. ¿Cómo sabes que Aislinn se ofreció para ayudarnos a encontrar la Copa del Dragón? 188 . Jory Strong . Fijó sus muñecas al colchón en una imitación perfecta de la posición en la que él se las había colocado. ¡Era imposible! Su aliento se atascó cuando Sophie se subió encima de él. La lujuria le asaltó.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Sé eso. —Tengo modos de hacerte hablar —dijo Sophie—. Contesté a tu pregunta. pero la intimidad de su contacto le tuvo esforzándose por permanecer concentrado en la tarea de afirmar su derecho sobre ella. pero estaré totalmente enojada si tienes escuchas y cámaras registrando cada uno de mis movimientos. Su frente se arrugó más antes de desaparecer de repente. Se suavizó debajo de él aunque había una tensión en ella que no había estado antes allí. —Se supone que estamos buscando juntos la Copa del Dragón —dijo. ¿No estarás escuchando mis conversaciones? Es bastante malo saber que has encomendado a Xanthus protegerme. Se inclinó sobre ella y su pelo formó una cortina a ambos lados de sus caras. No salió tan feroz como había querido. ahora me debes una respuesta.El Dragón de Sophie . — ¿Cómo sabes que Aislinn se ofreció para ayudar? —Los ojos de Sophie se estrecharon—. Ella había quitado su lazo del pelo sin que él hubiera sido consciente que lo había hecho así. Su frente se arrugó.

Por una fracción de segundo se sintió tentado a usar su fuerza mayor para dominarla y tomar el control de la situación. Jory Strong . Sus caderas se arquearon.Serie Vínculos Sobrenaturales III Pero encontró que estaba disfrutando del simulacro de dominación de Sophie para ponerle fin. Él gruñó. —Sólo estás haciéndolo más duro para ti mismo —dijo ella. La risa sexy de Sophie hizo que su polla latiera en respuesta.El Dragón de Sophie . El Club de las Excomulgadas Severn levantó sus caderas y frotó su erección contra la humedad sedosa entre sus muslos. Sophie bajó sus caderas otra vez de forma que sus pliegues calientes se frotaron contra su polla. Se sintió tentado a resistir sólo para que ella lo torturara con una acometida sensual. — ¿Ves cuanto mejor te va cuando cooperas? Ella se inclinó abajo y acarició con la boca un pezón masculino apretado. Aislinn visitó su mansión y pasó varias horas en su extensa biblioteca. Su lengua mojada envió un rayo de agonía sensual corriendo a su pene. Tomó toda la concentración de Severn enganchar las suficientes palabras para formar una oración. ¿No había sido ese su objetivo al principio? —Malik me llamó. —Habla —ordenó Sophie. Su boca se pegó al pequeño brote y le hizo levantar sus caderas al mismo ritmo que su succión. montando su longitud recubriendo su pene con su excitación—. — ¿Qué buscaba tu amiga? 189 . —Ella repentinamente se levantó de la parte inferior de su cuerpo. Severn se rió. El movimiento le privó de la sensación de su carne resbaladiza y caliente. Te va a ir mal si no contestas a mi pregunta.

como una sirena. apretando a Severn en una hambrienta bienvenida. Agarró y tiró de uno de ellos mientras que el otro lo cubría con su palma. mientras le sostuvo con los labios encendidos de su coño. aterciopelada que rodeaba a su pura masculinidad. una suavidad dura. hasta que sólo la punta de él estaba dentro de ella. Por un instante se cernió.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie alargó la mano y lo guió a su interior. La hacía sentirse como una diosa. Jory Strong . Aislinn ni siquiera está segura de que algo así funcionaría con la Copa del Dragón. —Sophie —refunfuñó. Sus dedos sustituyeron a su boca en su pezón. Ella cambió su peso y lo alojó más profundamente dentro. a cada tirón de sus labios. que podía encontrar gemas como un zahorí encuentra agua. no cuando él jadeaba y se esforzaba en su contra. Ella le mordió el pezón y se emocionó por la inhalación brusca de Severn antes de que él liberara sus manos y hundiera sus dedos en su pelo para sujetarla a él. —Aislinn está buscando una manera de ayudarnos. Sus manos ahuecaron sus pechos. Él estaba caliente. pero está explorando esa posibilidad. —Me has convertido en una adicta al sexo —admitió mientras sus músculos internos ondulaban y tenían espasmos. una pariente lejana suya. No parecía que importara cuantas veces habían follado. —Yo podría decir lo mismo de ti. Había una mujer cuando era niña. Ella no podía conseguir liberar su pezón.El Dragón de Sophie . Sophie cerró los ojos y se levantó por encima de él. El Club de las Excomulgadas Sophie no contestó enseguida. reaccionando tan fuertemente a cada golpe de su lengua. Eres una distracción constante. se estremecieron y la excitación se deslizó sobre él como una tormenta de verano. 190 . Subió a lo largo de su longitud. cada vez se sentía como si apenas fuera capaz de acomodar su tamaño. Sus caderas se levantaron. Ella tarareó de placer contra su pecho cuando la llenó.

pero a veces un recordatorio inesperado de lo diferente que su vida era a la suya la hacía sentirse inestable. más allá de rico. Lo envainó profundamente. —Muerta de hambre. hasta que se convirtió en una tortura que ninguno de ellos pudo soportar. —Cerca de la salida del sol. Hay pisos al otro lado de la mansión donde viven aquellos como Xanthus. Una agitación nerviosa estropeó su alegría. Sabía que era rico. El doloroso placer de su demanda irradió a través de su clítoris.Serie Vínculos Sobrenaturales III frappuchino. Se retorcieron juntos en una liberación compartida.El Dragón de Sophie . Sophie le dio un beso en el dragón del pecho de Severn después. —Mi cocinero estará trabajando en la cocina. Sophie se sobresaltó. Su estómago se quejó en un recordatorio de que había pasado mucho tiempo desde su Jory Strong . Ella se acomodó. El Club de las Excomulgadas Apretó sus dedos en sus pezones en una orden silenciosa para que lo sumergiera en su calor líquido de nuevo. Podemos ir abajo para comer algo o puedo hacer que nos suban algo. — ¿Qué hora crees que es? —preguntó. 191 . Los sonidos y los olores de ello llenaron la habitación. — ¿Hambrienta? —preguntó Severn. Sophie se levantó apalancándose en sus codos. Saboreó la sensación de él antes de repetirlo una y otra vez. Había dormido mucho tiempo después de haber estado jugando en el laberinto con él.

192 . ¿Cómo iba a resistirse a él? Se acomodó más en su pecho. — ¿Qué está mal? ¿Qué podría decir? No podía cambiar realmente nada de ello. La salida de sol podría ser igualmente maravillosa. Pero en este momento quería… algo más sencillo.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Para cuando estemos duchados una cesta nos estará esperando.El Dragón de Sophie . —Estaría contento de hacer una comida de ti. El corazón de Sophie dio un vuelco. Gimió cuando lo soltó para pasar la lengua por la comisura de su boca. El mordisqueó su labio inferior. ¿Alguna preferencia de qué encontrar en ella? — ¿Más allá de café? No. Sus pezones se apretaron cuando él chupó el labio que había estado mordisqueando. Sophie recordó su fantasía anterior sobre un picnic en la puesta de sol. Jory Strong . Su collar del Compañero del Corazón quemaba con su calor combinado como si le recordara que no se suponía que fuera capaz de resistirse a Severn. La abrió fácilmente para él y se estremeció cuando la besó profunda y ávidamente. Sorpréndeme. Sus dedos se enredaron en su pelo. El Club de las Excomulgadas Las manos de Severn se deslizaron por su espalda. — ¿Y un desayuno en la playa? Severn guió su boca a la suya. pero dejaré que mi cocinero nos sorprenda a los dos.

Y ya que estás abajo. acurrucándose contra él y entretejiendo sus dedos con los suyos—. Comenzaba a perderse en él. *** Llegaron a la playa y extendieron una manta sobre la arena con sólo unos minutos de sobra. Una vez más. Creía que ya podría ser demasiado tarde. invirtiendo sus posiciones. Severn tiró a Sophie en su regazo y envolvió sus brazos alrededor de su cintura cuando un amanecer impresionante se derramó a través del cielo. sus manos ahuecando sus caderas Jory Strong . Él se rió un instante antes de hacerla rodar y llevarla con él. más odiaba la idea de separarse no sólo por la distancia física. 193 . te convierte en el tesoro y a mí en el dragón. Ella se rió cuando la súbita imagen de un dragón yaciendo el un montículo de un tesoro vino a su mente. Ella le sonrió.Serie Vínculos Sobrenaturales III brevemente antes de deslizarse sobre sus nalgas. Tenía la imagen de un dragón tumbado sobre su tesoro. —Ella se inclinó hacia abajo y le dio un rápido beso—. —Me alegro de que lo hiciéramos —dijo Sophie. —O tal vez te convierte en la compañera del dragón. Encontraba difícil moverse. era su calor. Sophie se levantó sobre sus codos para poder mirar hacia abajo su hermosa cara y encontrar sus ojos de color zafiro. — ¿Qué es tan gracioso? —le preguntó. separarse de Severn. Era todo sobre él. sino por la ropa. No era sólo su cuerpo magnífico. El Club de las Excomulgadas —Nos duchamos por separado o nunca saldremos de aquí a tiempo para ver la salida del sol —advirtió ella varios minutos más tarde. Esto es perfecto. —Mi imaginación ha estado a toda marcha desde que te conocí. su olor. Y cuanto más tiempo pasaban desnudos el uno contra el otro.El Dragón de Sophie .

Cuando el beso terminó exploraron el contenido de la canasta 194 . como la de un dragón que conocía cada faceta de su tesoro. que no permitiría ningún secreto. Sophie. Sus lenguas se encontraron y se entrelazaron en una restauración suave de la armonía entre ellos. perdida. el de él estable. —Severn… Él se inclinó y la paró apretando su boca a la suya. Sophie se sintió abandonada. —Nunca me des una causa. Lo dijo con tal posesión despiadada que el corazón de Sophie tartamudeó en su pecho por un instante cuando sus viejos miedos y recuerdos trataron de abrumarla. no si quería mantener su amor propio. El alivio y la emoción caliente manaron en ella. Él se quedó completamente quieto. Había cosas sobre las cuales podría ser flexible. mientras que el de ella se volvía más rápido. mientras se obligaba a permanecer relajada y tranquila en sus brazos. —Nunca te haría daño a propósito tampoco. Sophie. El Club de las Excomulgadas —Tú eres perfecta. —Nunca te haría daño a sabiendas.Serie Vínculos Sobrenaturales III como sintió su atención. Los sonidos de las olas y las aves marinas fueron los únicos presentes además del redoble de sus corazones. Quería recuperar sus palabras a pesar de que las había querido decir. pero también había cosas en las que no podía hacerlo. Severn la liberó de su regazo y cogió la cesta de picnic. —Sus brazos se apretaron—. No se te ocurra pensar nunca en dejarme. ambos iban a tener que ajustarse y adaptarse para que su relación funcionara. Los forzó lejos. Incluso si los dos estuvieran hechos el uno para el otro.El Dragón de Sophie . No se sentía amenazada tanto Jory Strong .

No confiaba en él para detenerse. El Club de las Excomulgadas de picnic juntos. Pero es hermoso y único. vas a probarme de nuevo. —Creo que el castigo se ajusta al crimen. Después recogieron de nuevo la cesta y se estiraron en la manta frente a frente. Pero. Él cerró la distancia entre ellos. Se estremeció cuando llegó al dobladillo de su falda. Su estómago se agitó con los nervios. —Probablemente —dijo Sophie. No cuando había perdido la batalla por las bragas otra vez. 195 . Rezó para que nadie entrara en el laberinto hasta que pudiera recuperar las diminutas bragas. Jory Strong . sin duda. La mano de Severn se movió a su muslo. La sonrisa masculina de Severn le dijo que sabía exactamente lo que pensaba.Serie Vínculos Sobrenaturales III La cara de Sophie enrojeció cuando pensó en el último par que había usado. —Severn —jadeó. Su presencia masculina pura la forzó a su espalda. Reunieron la humedad de su raja y luego la arremolinó sobre su clítoris como una lengua húmeda. —Sus dedos bailaron hacia arriba para encontrar los primeros vestigios de su excitación. incapaz de hacer algo sobre su voz sin aliento. Sus dedos avanzaron poco a poco más alto. No confiaba en sí misma para detenerlo.El Dragón de Sophie . Sophie no pudo resistir la tentación de desabotonar la camisa de Severn para poder trazar el dragón el su pecho mientras el sol calentaba su espalda. —Conseguirlo tuvo que haber sido realmente doloroso. Saboreando la comida y el café.

Se complacía en la forma que ella se aferraba a él cuando se estremeció y finalmente gritó en su liberación. rozando sobre el punto que la tendría pronto gimiendo de placer. Pero algunos tesoros son tan valiosos que merecen ser explorados personalmente. Acarició sus pliegues enrojecidos y luego de mala gana dejó el lugar caliente entre sus muslos. muy a fondo. —Cierto —dijo—. hizo que subiera las caderas en cambio. algo que debería saber si voy a evitar darte motivos para abandonarte. El instinto le dijo que mantuviera sus piernas firmemente cerradas mientras estaban en una playa pública. Podrías saber la historia de mi vida en un día. que se atreviera a tomarle el pelo. que se le resistiera. El Club de las Excomulgadas Ella gimió cuando sus dedos se deslizaron dentro. —Estoy segura que tienes a un ejército de detectives privados. íntimamente. Quitó sus dedos de sus pliegues calientes y se concentró en su clítoris erecto. Su cabeza expuesta era una tentación que le hacía señas para deslizarse hacia abajo por su cuerpo y así poder succionar el pequeño brote en su boca. Le gustó eso. Jory Strong . y muy. tal vez menos. Su mano fue infaliblemente al dragón que rabiaba sobre su pecho. que le preguntara e incluso le ordenara. bromeando sin piedad. Sólo el conocimiento de que perdería todo el control de la situación si se acercaba a su coño desnudo le impidió hacerlo. —Dime algo importante. 196 . Él sonrió ligeramente y se preguntó si tendría alguna preferencia de donde llevaría pronto una versión más pequeña de su avatar.El Dragón de Sophie . Su lengua luchó con la de Sophie mientras sus dedos acariciaban la parte oculta de su clítoris. hasta en una casi desierta.Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn se inclinó abajo y besó a su compañera. arremolinándose sobre él. pero la sensación de él curvando sus dedos profundamente dentro de ella. — ¿Qué quieres saber? —dijo.

Creo que hubiera pasado en algún tiempo.Serie Vínculos Sobrenaturales III fanático del control. Desconectaba el teléfono y se lo llevaba cuando salía de casa. No contestó inmediatamente. 197 . Iba andando del trabajo a casa. El Club de las Excomulgadas —Algo. En algún nivel tal vez mi madre lo sabía. Creo que estaba tratando de encontrar a alguien que la rescatara. Era un Jory Strong . Murió cuando yo tenía ocho años. Severn siseó. En última instancia encontró a mi padrastro. Un robo en una tienda que salió mal. No me molestó. Yo no era suya. Su mano ahuecó la mejilla de Severn. Salvó a mi madre de una violación. dijo: —Mi padre era un policía. Contaba el dinero para los comestibles y miraba el reloj cada momento cuando dejaba que mi madre saliera a comprar los alimentos por sí misma.El Dragón de Sophie . —Será mejor que esté muerto. hasta que empecé a desarrollarme. Siempre había sido la más necesitada. Los ojos de Sophie encontraron los suyos. algo que te haya convertido en la persona que eres. La rabia quemaba profundamente en su pecho en lo que adivinó que se avecinaba. debido a él. Su boca tocó la suya en un breve beso. Lo habría hecho. Fue peor después de que se desarrollaron mis senos. pero cuando lo hizo. pero cuando murió empeoró. Me gustaría pensar que por fin decidió dejarlo porque me estaba protegiendo en vez de porque tenía miedo de que ella le perdiera una vez que cruzara la línea y se arrastrara en mi dormitorio una noche. Pienso que por eso escribo misterios. pero yo siempre me había sentido incómoda a su alrededor. Creo que estaba trabajando incluso en ello. Mi madre se desmoronó. Estaba fuera de servicio en ese momento. Sophie se sobresaltó. Fue de hombre en hombre. Sophie. —Lo está. no se preocupaba por mí. El lugar equivocado en el momento equivocado. algo que creas que es importante para mí saber de ti. En su mayor parte. —O me aseguraré de que pronto lo esté.

Trataron de hacerlo rendirse. Tenía cerrojos dentro y fuera. Pero también es la razón de que a veces los viejos temores emerjan a pesar de que crea que tú y yo se supone que estamos destinados a estar juntos. De lo contrario es demasiado fácil ver la fealdad y las cosas horribles que la gente es capaz de hacerse unos a otros. la suplicante. Sus labios encontraron los suyos y Severn se abrió para ella. Su corazón se aceleró. Murió tirado en la sangre de mi madre. Mientras que él estaba buscando en la casa yo me encontré en un cuarto donde no creí que estuviera de vuelta en un tiempo. finalmente penetró en la neblina de la pasión. El timbre de un teléfono. La policía finalmente llegó. Había pintado las jambas de las ventanas y había dejado secar la pintura en las grietas para que no pudieran abrirse. —Y por eso escribo fantasías. su compañera. para ser su igual. y cuando ella gimió y se suavizó completamente. Jory Strong . su cuerpo se dispuso a tomar el mando y su beso se convirtió en una promesa de apreciarla. colecciono cristales y estoy completamente enamorada de un hombre que parece pensar la mayor parte del tiempo que es un dragón. Empezó a tirar de las puertas de los armarios abiertas gritando a todo pulmón que éramos una familia y que todos íbamos a morir juntos. pero cedió a las manos de Sophie que empujaban contra su pecho.Serie Vínculos Sobrenaturales III Finalmente. El Club de las Excomulgadas »La mató en la cocina. Permitió que controlara el beso. besó el tatuaje de su pecho.El Dragón de Sophie . —Ella pellizcó su pecho—. Un francotirador de la policía le disparó. estaba totalmente fuera de control. no sin él oyendo una ventana rompiéndose. honrarla. en la cocina. No había forma de escapar. no sólo por besar a Severn. Severn gimió en señal de protesta. que fuera la agresora. protegerla. Severn la abrazó con fuerza y durante un largo rato ella se aferró a él. Tengo que creer en la magia. Me escondí debajo el fregadero. sino al darse cuenta de cómo de cerca había estado de 198 . Sophie se bajó la falda cuando alcanzó su móvil. Cuando volvió a la cocina.

Mi suposición es que lo encajaran en un terrible accidente. de un tipo sintiendo náuseas y adorando la diosa de porcelana mientras tiene un ataque cardíaco o algo así. Se ahogó en el servicio. Estaba en una instalación de seguridad mínima. Supongo que tienes suficiente información previa para encontrarla. ¿Estás con Severn? —Sí. devolvió la llamada Jory Strong . perdiendo el conocimiento y cayendo en el recipiente.D. ¿Hablaste con tu capitán? —Lo hice. Su compañero de celda estaba en su trabajo penitenciario en ese momento. Ninguna razón para pensar en un asesinato. Ninguna razón para pensar en un suicidio tampoco. Esos tipos tienen un baño con agua estancada. — ¿Buenas o malas noticias? —Depende —dijo Storm—. 199 . A pesar del aislamiento relativo de la playa privada. lo encontraron muerto en su celda. No les interesa para nada que Honey Mercante tenga algo que decir o lo que pudiera haber visto. había mucha más gente caminando a lo largo del oleaje de las que se había dado cuenta. El F.El Dragón de Sophie . Reconoció el número del móvil de Storm y articuló su nombre a Severn cuando contestó. o al menos al tipo que hemos puesto en la cárcel por ello. Al asesino de VanDenbergh. Sophie sacudió la cabeza. La verdad podría ser tanto más extraña que la ficción. El Club de las Excomulgadas hacer el amor en un sitio público. pero es un punto discutible ahora. — ¿Qué? —Está programada la autopsia para mañana.Serie Vínculos Sobrenaturales III del capitán hace unos minutos. — ¿Así que no hay problema en que yo hable con la invitada a la orgía VanDenbergh? —No.

—Sabes que no soy una buena nadadora. no que necesitara el recordatorio sutil de dónde mirar.El Dragón de Sophie . El Cáliz de Enos no tiene precio. Sophie se habría reído y habría llamado a Storm supersticiosa. —Sí. mejor que el humano por lo que había atrapado el lado de la conversación de Storm así como el de Sophie. Su oído era excelente. Pero el tono grave de su prima y la preocupación que Sophie escuchó en su voz le impidieron burlarse. entre ellos uno que actúa como si hubiera pasado la noche con su mano en lugar de con su esposa. 200 . Severn esperó sólo el tiempo suficiente para que Sophie dejara a un lado su móvil antes de que la llevara a la manta y la inmovilizara allí con su cuerpo. Sophie. Su copia de las notas personales del caso de Storm estaban en su bolso y encerrado en el deportivo de Severn. El Club de las Excomulgadas Sophie se rió. Sería una venganza merecida para todas las veces que Storm había hecho rodar sus ojos cuando Sophie la había invitado a una feria psíquica. ¿de acuerdo? Las cejas de Sophie se unieron en confusión con el cambio abrupto de tema de su prima y su solicitud aún más extraña. No vayas a nadar. —Hubo una breve Jory Strong . —Ten cuidado. No todo el que lo quiera se parará en ofrecer dinero con el fin de quedarse con él. —Supongo que estás rodeada de policías de homicidio. ¿pero qué tiene eso que ver con nada? —Se podría decir que estoy asustada por un hombre ahogándose en su baño. —Tendré cuidado —prometió antes de despedirse. ¿Está Aislinn involucrada en esto? —Cree que podría ser capaz de ayudar.Serie Vínculos Sobrenaturales III vacilación—.

De todos modos.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III que podría estar más cerca de encontrar la Copa del dragón. Mientras que algunos elfos habían disfrutado de tomar la forma de un kelpie. un caballo que atraía a los humanos a su muerte. Quería levantar su falda y unirse a ella. No dudaba que esta muerte era obra de Morgana o Neryssa. daría instrucciones a Xanthus para impedir que Sophie nadara. Su corazón se aceleró. El Club de las Excomulgadas La muerte del asesino de VanDenbergh no era de su incumbencia. a otros les gustaba aparecer como el reflejo de una mujer hermosa y luego ahogaban a aquellos que quedaban fascinados por la imagen y se acercaban demasiado a la superficie del agua. era una distracción embriagadora. pero sí la manera de su muerte. 201 . —Me lo contarás todo —dijo—. Severn concentró su atención en su exuberante compañera. o quizás eliminaban simplemente cualquier posible pista que condujera a ello. Su polla le dolía. Aún sabiendo Jory Strong . La preocupación de Storm era justificada. Y luego iremos a preguntar a la compañera de juegos de VanDenbergh. Sólo podía suponer que estuvieron frustradas por su falta de éxito en acercarse al cáliz.

Tomó sus labios en un beso dominante. La respuesta de Severn fue completamente previsible. en opinión de Sophie.El Dragón de Sophie . Jory Strong . —No es justo —susurró mientras el calor irradiaba desde su vulva hinchada. Honey Rose Mercante. 202 . —Parecería que al menos algunos de mis métodos son muy eficaces. Apretó sus piernas juntas con más fuerza. Por lo visto ser escolta de un hombre rico y una chica marchosa está mejor pagado que ser una escritora. Su mano se deslizó bajo el dobladillo de la falda. mejor que bien.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Parece que tienes muy mala memoria. Las fosas nasales de Severn se dilataron. El Club de las Excomulgadas Capítulo Quince La compañera de juegos de VanDenbergh. ¡No puedo creer que hayas hecho eso! Severn se rió entre dientes. ¿no es así? Un escalofrío recorrió a Sophie. Su casa era grande de color melocotón. —Bonito —murmuró Sophie cuando Severn apagaba el motor del coche deportivo—. —Creo que tú empezaste esto. ¿Has olvidado ya tu último castigo? — ¡Cómo si pudiera! Te debería castigar a ti por dejar mis bragas en el laberinto. mi Compañera del Corazón. El deseo ardía en sus ojos. Tal vez perdí mi vocación. Sus dedos se burlaban hacia arriba. vivía bien. Sophie se rio cuando él gruñó y casi la arrastra a su regazo. tenía un patio ajardinado y un camino sinuoso que conducía a un muelle. posesivo que la dejó respirando rápidamente y deseando desesperadamente que acariciara sus pechos.

Sophie no se sintió amenazada o celosa. Los dejó. Honey. Mercante recibía visitas. Mercante lo hacía. encontrar el Cáliz de Enos había estado constantemente en su mente. El Club de las Excomulgadas —Ahora compórtate —dijo antes de deslizarse fuera del coche para abrir su puerta. Por otra parte. no lo reconoció. Si había reconocido cualquiera de sus nombres. por tanto espero que me perdonéis por no estar vestida correctamente ya que pienso volver a la cama pronto. y no es que admitiría que desapareciera en el dormitorio con la muy voluptuosa y muy disponible. Su mejor apuesta para enterarse de cualquier cosa sería si Severn llevaba la conversación y ella trataba de hacerse lo más invisible posible. Y en realidad.Serie Vínculos Sobrenaturales III diciendo sólo que vería si la Sra.El Dragón de Sophie . Una criada joven les mostró una elegante habitación en la parte delantera de la casa. El darse cuenta le dio un respiro. Jory Strong . Sophie echó un vistazo a Severn. Se acomodó mejor en el cojín del sofá y trató de no llamar la atención. Parte de ella estaba horrorizada ante la facilidad con que se mantenía distraída. aunque la bata de Victoria Secret que llevaba cuando se unió a ellos sugería que el visitante en el que estaba más interesada en recibir era Severn. y confianza. —Honey se lamió los labios de una manera que garantizaba tener a un hombre fantaseando con acompañarla entre las sábanas. —No soy una persona muy madrugadora. Tomó cada segundo del largo paseo a la puerta principal para que Sophie consiguiera poner su libido bajo control. Por lo visto. No le culparía si jugara con ella. tampoco esperaba encontrar a su Compañero del Corazón. No es que le gustara ser testigo del coqueteo. Hasta que conoció a Severn. la Sra. la Copa del Dragón y Severn estaban tan entrelazados uno con otro que parecía perfectamente natural alternar períodos de búsqueda del cáliz con otros de hacer el amor con él. pero a pesar de las miradas calientes y el asomo de piernas largas y bronceadas. 203 .

—Espero que vieras más esa noche de lo que compartiste con la policía — dijo Severn. El orgullo por la inteligencia de su compañera llenó a Severn. — ¿Viste algo? —preguntó.Serie Vínculos Sobrenaturales III La actuación entera era tan ostensible y excesiva que Sophie tuvo un momento difícil para procesarlo mentalmente al principio. de repente dándole una inesperada oportunidad de conseguir hacer una buena impresión en Severn Damek. pero toda la ventaja que había ganado con la ex-compañera de juegos de VanDenbergh se perdería si así lo hiciera. Sé que eres un coleccionista también. al igual que Carl. Sorpresa. Consciente o inconscientemente. El Club de las Excomulgadas — ¿Esto es por la desaparición del cáliz de Carl? —preguntó Honey. su atención completamente en Severn mientras un delicado estremecimiento amplió la apertura de su bata para revelar más de su profunda hendedura—. Severn se inclinó más adelante. Honey hizo lo mismo. Cuando cierro mis ojos veo todo eso de nuevo. Pero luego sus capacidades creativas salieron a la superficie y se imaginó en posición de Honey. Una yema de un dedo perfectamente cuidado tocó el borde marcado de un pezón duro—. Quería atraer a Sophie en sus brazos y besarla profundamente por el presentimiento que los había conducido aquí. —Sí. Fue horrible. — ¿Fuiste la que descubriste el asesinato? —preguntó Severn. El ángulo hacía posible ver todo hasta su ombligo. muy rico y muy evasivo. 204 . Estaba con él en Sotheby una vez cuando tus agentes hicieron una puja más alta. miedo. Hay noches que tengo dificultades para dormir sola. especulación estuvo todo presente antes que parpadeara esas emociones alejándolas. Los ojos de Honey se abrieron. —Ella se puso la mano en el pecho. deliberadamente hablando en un ronroneo ronco que por derecho sólo debía ser oído por su compañera. Jory Strong .El Dragón de Sophie .

Lamentablemente su compañera observadora de la ley había adivinado correctamente su falta de voluntad para esperar que la compañera de Jory Strong . antes de que la tolerancia y el entendimiento de Sophie alcanzaran sus límites. los otros dragones y los fey de la corte de Otthilde lo sabrían pronto también. La prematura muerte del asesino de VanDenbergh había funcionado sin darse cuenta a su favor. Severn dijo: —Tal vez el aire fresco y el sol haría más fácil que hablaras de ello. Lo que la policía sabía. Con la esperanza que su compañera ardiente no perdiera los estribos y le chamuscara a él con su cólera. entonces él habría tenido un expediente completo de Honey Mercante antes de visitar su casa. no tenía la intención de perder el tiempo. De haber conocido la teoría de Sophie.Serie Vínculos Sobrenaturales III juegos de VanDenbergh hubiera sido entrevistada por la policía. Sin embargo. Cualquier retraso era peligroso. ¿La conoces? 205 . él la habría visitado inmediatamente. No hizo nada en él que no fuera desear terminar esta visita más rápidamente. Si hubiera conocido los detalles de Storm y la conversación de Sophie ayer. Habría arreglado que la casa de Honey fuera cuidadosamente registrada. Hay una pequeña tienda justo al lado de Renaldo’s. Podríamos tomar un café. —Es difícil para mí pensar en ese día —dijo Honey. Con mucho cinismo Severn calculó cuánto necesitaría para hacerla recordar.El Dragón de Sophie . Había probablemente desacelerado el flujo de información a los demás que buscaban la copa. El Club de las Excomulgadas Honey se lamió los labios en un gesto sin duda intencionado para que agitara su polla y enturbiara su pensamiento. Su mano se deslizó hacia arriba para quedarse en la base de su cuello.

Él utilizó su móvil para pedir algunos de sus guardaespaldas. Déjame vestirme y reunir mis pensamientos. que no se había atrevido a mirar a Severn. Se recuperó rápidamente con un impresionante espectáculo de ojos mojados. —Perfecto —dijo Honey—. Los ojos de Severn se encontraron con Sophie. como un gato. ¿Pasarás a recogerme? —Por supuesto. la lengua de su presa salió como una flecha para pasar a través de su labio inferior regordete. —Además de la policía. pero ninguno de los dos habló hasta que llegaron al coche. para que se quedaran detrás vigilando la casa de 206 . pero vaciló. la conozco. Severn comenzó a levantarse del sofá. El Club de las Excomulgadas Ante la mención de la exclusiva joyería y la promesa implícita de ver el interior de la misma. —Ella se levantó—.El Dragón de Sophie . Hablaremos en el café. Haré que Maria os acompañe —dijo antes de precipitarse fuera del cuarto. de forma que la delgada tela de su bata frotó sobre sus pezones—. Necesito tiempo para vestirme. Recordar ese día es tan difícil. cargados de lágrimas.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Podría ser hora y media suficiente? —Severn inclinó ligeramente la cabeza en dirección a Sophie—. Jory Strong . — ¿Quizás podríamos encontrarnos más tarde? —Honey se estiró ligeramente. Tengo que volver corriendo a mi oficina. que no se veían. Sus ojos se movieron rápidamente a Sophie. —Yo… lo siento. ¿has compartido lo que viste en la mansión de VanDenbergh con alguien más? El parpadeo breve la delató. —Sí.

mío y no le gusta incluso la apariencia de compartir. —Es verdad.Serie Vínculos Sobrenaturales III alrededor de su erección. Un gemido se escapó. Creo que tendré éxito en 207 . salvo tú. Ella le apretó a través de la tela y luego misericordiosamente permitió que su palma se asentara sobre su erección como una manta caliente. Mi lado lógico. Está gritando mío. Sophie puso su mano sobre su polla erecta y casi le hizo salirse de la carretera. El Club de las Excomulgadas Honey Mercante. Todo mío. Su mano cubrió la suya. —Bien. debatiéndose entre suplicar por más y advertirle a ella en contra de seguir atormentándole. Severn sonrió a pesar de la palpitante agonía caliente centrada en su polla y pelotas. parece que Honey vio algo y lo compartió con al menos otra persona. —Esto es mío —dijo—. Ahora que tenemos claro lo que es importante. —Sophie —refunfuñó. Pero mi lado emocional. el creador de novelas de fantasía está teniendo unos pensamientos muy violentos. muy parecidos a los de un dragón. Su polla se contrajo y luego se sacudió cuando su pulgar rozó sobre la zona pulsante. mío. —Nunca habrá nadie para mí. — Acarició con su pulgar el dorso de la mano de Sophie—. Tan pronto como dejó el teléfono. —Esto es mío —dijo su ardiente compañera—. mi hermosa y muy inteligente Compañera del Corazón. la punta cubierta de tela. le gustaba. e impulsarla a inclinarse hacia adelante y que le tomara en su boca y le reclamara por completo. el que escribe misterios entiende lo que pasó ahí y sabe que jugaste muy bien. Por el Gran Antepasado Compartido.El Dragón de Sophie . Quiso abrir su pantalón y envolver sus dedos Jory Strong . Anhelaba el día cuando pudiera dejar la magia desvanecerse y sentir su lengua explorando los cantos debajo de la cabeza de su pene.

Sophie —dijo. — ¿Estás diciendo que hay más personas vigilándome que sólo Xanthus? Severn le echó un vistazo como si tratara de calibrar su humor. Y no parece que yo sea la única que es observada. su casa podría ser cuidadosamente registrada por sus hombres. —Xanthus permanecerá en la mansión. Se inclinó hacia él y frotó los labios contra su mejilla. —Te creo. Eres inestimable para mí. Sophie. Jory Strong . —Decidió no decirle a Sophie que mientras Honey Mercante estuviera bebiendo un café exprés y elegía una pieza de joyería apropiada. ¿Siempre los tienes contigo? —Sí. Por lo general no llevo tantos. Eres libre de ir y venir como quieras.Serie Vínculos Sobrenaturales III El calor floreció en el corazón de Sophie en el miedo subyacente de su voz. Sophie frunció el ceño. pero lo que tenemos juntos es completamente diferente de la relación que mi madre tenía con mi padrastro. pero él tiene que permanecer contigo. Aun si la Copa del Dragón es encontrada y el peligro para ti mínimo. repitiendo la promesa que había hecho en la playa. Será más fácil hacerlo si tú no estás allí. Él llevó su mano a sus labios y le besó el dorso. más que como una necesidad de controlarte. —Lo sé —se quejó Sophie. No sabía que tenías guardaespaldas hasta que les dijiste a algunos de ellos que se quedaran atrás. yo te pediría que aceptes su presencia y lo veas como una necesidad por tu seguridad. —Nunca te haría daño a sabiendas. El Club de las Excomulgadas sacarle ambas informaciones.El Dragón de Sophie . 208 . Pero tú estás conmigo ahora. —Probablemente van a haber momentos cuando me irrite por tener siempre a alguien mirándome.

Imaginó miles de pequeñas burbujas de felicidad que flotaban de su corazón hacia arriba. antes de obtener el collar de Aislinn y acostumbrarse a la idea de tener un Compañero del Corazón. Incorregible. —Creo que vamos a tener que establecer algunas reglas básicas. Sus dedos trazaron el dobladillo de su falda. aunque ese punto probablemente es bien conocido ya que eres mi compañera. Él era pura tentación. Otro pensamiento surgió. Realmente era un dragón con forma de humano. lo que sus manos hacían. Eso podía ser verdad.El Dragón de Sophie . ya que provocaría una reacción. Sabía que no debía tocar a Sophie. hay castigos por romperlas. había sido obvio. Sophie cerró los ojos. —Donde hay reglas. más expresamente. Su presencia es un anuncio de que estás bajo mi protección.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Estaban tus hombres mirándonos cuando estábamos en la playa? Su sonrisita no la hizo sentirse mejor. Esta tenía a las burbujas hundiéndose y los primeros hilos de la mortificación subieron al rostro de Sophie. pero lo que hacían. La mano de Severn fue a su muslo. No podía imaginarlo llamándola su novia y si otro hombre la hubiera llamado alguna vez su compañera. El Club de las Excomulgadas —Sí. Sophie se estremeció. Severn inhaló profundamente y maldijo en silencio. ella habría arrugado la nariz ante la rareza de ello. Era imposible. —No podían ver nada. Jory Strong . La excitación se filtraba de su raja. Xanthus sirve de advertencia a cualquiera que pudiera interesarse en ti. 209 . La palabra compañera hizo sonreír a Sophie. Mi cuerpo protegió el tuyo.

Storm me contó sobre esta habitación. Jory Strong . —Por un rato. Ella sabía lo que quería. Voy a comprarte esta como mi regalo para ti. Había sabido que su regalo a Sophie sería entregado hoy.Serie Vínculos Sobrenaturales III La lujuria ardió a través de Severn. Él no tenía tiempo para follar con ella. — ¿Te quedarás aquí? —Le preguntó mientras abría la puerta del acompañante y tomaba su mano. —Él la llevó a su oficina. Sus besos eran tan hambrientos y distractores que no notó que había liberado sus muñecas hasta que su blusa y sujetador estuvieron aparte y sintió la seda de su camisa contra su piel expuesta. Pensaba trabajar en mi ordenador. El Club de las Excomulgadas El aroma de ella tuvo a sus testículos apretados contra su cuerpo. Pero sabía que tan pronto como se detuviera delante de su finca no tendría tiempo suficiente para montarla. Ahora el ver al dragón dar placer a su compañera humana agitó sus fantasías. Ella gimió cuando su lengua saqueó su boca. Podremos colocarla en la mesilla de noche junto a la cama y dejar que nos inspire en nuestro juego de lengua. pero podría satisfacerlos a ambos de otra forma exquisitamente carnal. mientras que sus muslos se encajaban entre los de ella. Se rió tan pronto como vio los dragones incrustados con joyas que había sobre sus anaqueles y que se apoyaban en mesas antiguas y pedestales—. abriéndola y haciendo que su falda subiera hasta la cintura. Sophie ahogó un grito cuando Severn la cogió en sus brazos sin previo aviso y la estiró a través de su elegante escritorio. Sus palabras en la subasta volvieron con un chorro caliente de humedad. 210 . Sus manos rápidamente sujetaron sus muñecas a la superficie pulida de madera. —Su respiración se contuvo cuando vio el juego de estatuillas de la mansión VanDenbergh en el borde del escritorio.El Dragón de Sophie . pero había dejado a otros lidiar con los detalles. El deseo de sumergirse en sus pliegues sedosos le tuvo casi jadeando.

temblando. 211 .El Dragón de Sophie . El Club de las Excomulgadas —Si tuviera tiempo. La llevó al borde y luego la dejó allí mientras su boca encontraba los labios del coño y su lengua presionaba en sus profundidades resbaladizas en un beso que la tenía estremeciéndose y mendigando. Sus gruñidos se unieron a sus gemidos. Sophie cerró sus ojos pero las imágenes de la estatuilla ardían en su mente. tirando su falda hacia arriba mientras sus labios viajaban hacia abajo. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III El rojo oscuro de la trenza de Severn estaba cubierto por encima de su muslo como la larga lengua del dragón de la figura estaba alrededor del muslo de la mujer antes de que su punta desapareciera entre sus pliegues. te follaría —dijo. Él comió con avidez. Lanzó un gritó cuando él lamió. El calor húmedo de su boca tenía los labios de su coño separándose en previsión de su beso. mordió y succionó con tirones duros y firmes. Eran borrosas con la sensación de Severn lamiendo su clítoris. bombeando en su boca como si su clítoris fuera un pene pequeño y sensible. Empujó su lengua en ella una y otra vez. —Por favor —susurró ella. Sus manos agarraron sus nalgas y la sostuvieron a él cuando se dio un banquete como un hombre hambriento de lo que ella tuviera que ofrecer. atormentándola cuando su asalto carnal se mezclaba con las fantasías del dragón. Gimió cuando la lamió hasta el ombligo. su posición imitando a la figura humana de la estatuilla. Se levantó sobre sus codos. Él se amamantó en sus labios inferiores excitados. Sophie se arqueó cuando él capturó el pezón. Su falda era una banda estrecha de tela agrupada que separaba su abdomen del lugar que más le deseaba a él —Severn —dijo. usando su apretón en sus hombros para impulsarse aún más en su escritorio. chupándolo en su boca.

Severn levantó la boca del coño de Sophie. Su clítoris se clavaba en su palma. Las fosas nasales de Severn se dilataron como si pudiera oler cuán excitantes encontró sus palabras.Serie Vínculos Sobrenaturales III Con un último beso con la boca abierta. Se quedó sin aliento cuando la mano de Severn cubrió su montículo posesivamente. Quería decir: No te vayas. Ella se estremeció en reacción. En su imaginación oyó el rugido de un dragón.El Dragón de Sophie . ¡Mía! Sophie se sintió saciada. —Solo la Copa del Dragón podría apartarme de ti en este momento. Su matriz revoloteó y su canal se contrajo. —Vas a llegar tarde —dijo Sophie. 212 . Sus ojos brillaban como zafiros. Entre sus muslos. Jory Strong . Parecía decidido a consumir cada gota de su excitación pero con cada uno de sus toques sólo creaba más. divertida. más posesivo. El castigo será peor si vuelvo para encontrarte llevando bragas. —Deberías irte —dijo Sophie—. Honey es la única pista que tenemos en este momento. besaba y succionaba la carne desnuda de su montículo. Confiaba en Severn pero odiaba el pensar que tenía que encontrarse con Honey para tomar un café y una visita a la joyería. A su alrededor los brillantes dragones incrustados con joyas la contemplaban. no importándole. El Club de las Excomulgadas La entusiasta reacción de ella sólo hizo que su asalto fuera más agresivo. Quería sentarse y atraerle a ella en el borde del escritorio. su raja. un dragón humano lamía y acariciaba. Quería sentir su polla deslizarse en ella cuando envolviera sus brazos y piernas alrededor de él. Tembló cuando su lengua encontró su clítoris. decadente. —Espero que recuerdes lo que ocurrió la última vez que nos separamos debido a la Copa del Dragón.

pero si llegaras a encontrarte con mi madre o Audriss. en su mayor parte. Ella se sentó en el escritorio y pasó sus brazos sobre sus hombros. Con un último beso. habría estado preocupada de cuán fácilmente había abandonado su 213 . pero necesito saber que estás protegida. —Tal vez veré lo que puedo hacer para remediar eso cuando vuelva. excúsate y escapa. Su beso fue profundamente carnal. Xanthus te cuidará hasta que yo vuelva. Si casi cada momento con Severn no hubiera sido una aventura de uno u otro tipo. Usa mi oficina como la tuya propia. Severn se fue. Explora la casa y jardines como desees. El Club de las Excomulgadas El calor inundó la cara de Sophie en una combinación de anticipación y vergonzosa resolución. el recuerdo de tenerla interrumpiendo su zurra en el laberinto. —No te tengo miedo. Jory Strong . Sólo lo desagradable de su primer encuentro con Audriss permitió a Sophie suprimir. Sophie recuperó sus bragas aunque no sin sonrojarse ante la mirada de complicidad en los ojos de Xanthus. La atrajo a él y cubrió su boca con la suya.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Eres una distracción. y el sabor de su excitación en los labios y lengua oscuramente erótico. mi Compañera del Corazón —dijo Severn. Su sonrisa fue un destello depredador aunque su humor brilló en sus ojos. Tan pronto como se fuera haría un viaje al laberinto. Realmente creo que nada te pasará aquí. Con Severn era mejor combatir el fuego con el fuego. volvió a la oficina de Severn. Sophie hizo una mueca pero no protestó. Tan pronto como las dejó en el dormitorio. Sophie negó con la cabeza cuando colocó su ordenador portátil en su escritorio. No tenía ningún deseo de enfrentarse con cualquiera de las invitadas de Severn. liberándola y dando un paso atrás.El Dragón de Sophie . Él le acarició la mejilla—.

—Te lo daré pero no hay ninguna necesidad de ponerte en contacto con él —Xanthus sonrió con una intensidad predadora—. Los policías eran notorios bromistas. mientras escribía el nombre de Honey Mercante en un motor de búsqueda. Se tomó un minuto para revisar su correo electrónico. Mejor aún. Sonrió abiertamente. Un ceño se formó mientras miraba una por una. Alcanzó su móvil sólo para darse cuenta que todavía no sabía el de Severn. Rió disimuladamente con todos los spam de productos para alargar el pene de un hombre y darle potencia. Jory Strong . Había un montón de entradas con el nombre. Se preguntó cuánto le costaría sonsacarle la información a la compañera de juegos de VanDenbergh y si esa información sería útil. — ¿Cuál es el número del móvil de Severn? Honey posiblemente ha hecho arreglos con un fotógrafo de las páginas de sociedad para ser pillada con él. Xanthus estaba descansando en una silla en la oficina. El Club de las Excomulgadas ordenador. A Honey le gustaba tener su nombre en las columnas de sociedad de los periódicos.Serie Vínculos Sobrenaturales III Los pensamientos de Sophie volvieron a Severn. más de las que Sophie esperaba. la próxima vez que hablara con Storm iba a ver lo que su prima podría gorronear en forma de productos falsos.El Dragón de Sophie . Un nudo se formó en el estómago de Sophie. Se echó a reír. Pensó en pedir un poco de ello y dejar las botellas en la mesilla de noche junto al lado de la cama que ocupaba Severn. nada lo haría. Por otra parte. No la dejaba sin vigilar y no había visto ningún sentido en dejarlo estar de pie en el pasillo mientras trabajaba en la oficina. ¿No te has preguntado nunca por qué no hay ninguna foto de Severn? 214 . sobre todo cuando había una fotografía mostrándola con algún hombre acaudalado acompañándola. Severn podría ser colocado bajo la categoría de investigación necesaria y podría afirmar que ella sufría por su arte. Si eso no conseguía que él soltara fuego.

Eran sombras de El Padrino. Por otra parte "no preguntar" implica la prohibición que se establece para los superiores de iniciar cualquier indagación o investigación sobre la orientación sexual de los miembros del servicio si no se exhibe el comportamiento prohibido. Se salvó de pensar en ello aún más por el sonido de llamada de su teléfono. La ley prohibía a cualquier homosexual o bisexual revelar su orientación sexual o hablar de cualquier relación homosexual. 12 N. considerando su reputación. mientras estuviesen sirviendo en el ejército a menos que se produjera alguna de las excepciones establecidas en la ley. Debería haberse preguntado pero de alguna manera el que Severn fuera etiquetado como evasivo y solitario había hecho que la carencia de fotografías en los periódicos pareciera absolutamente normal. ella había supuesto que fuera un anciano hasta que Storm le dijo como era. —No.T: Don’t Ask. Sophie decidió que este era definitivamente una ocasión donde no preguntes. Por otra parte.UU. El Club de las Excomulgadas Sophie parpadeó. incluyendo matrimonios o lazos familiares. o tal vez su futura creación el Culto del Dragón.El Dragón de Sophie . —No hay ninguna fotografía porque parte de nuestro trabajo es asegurarnos de que no exista ninguna. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III no digas 12se aplicaba. don’t Tell es la expresión con la que se conoce popularmente la política sobre homosexualidad de las fuerzas armadas de EE. Esta política ya no se aplica. La emoción destelló a través de ella cuando vio que la llamada era de Aislinn. 215 . Vaaale.

—Dime que viste el día que VanDenbergh fue asesinado. —Esta vez no disimuló su impaciencia. Había sido un error jugar de esta manera. Estaba descubriendo que a pesar de su naturaleza táctil. Incluso antes de haber conocido a Sophie. un sonido sensual que llegó en el momento equivocado y alentó a la mujer que se sentaba frente a él.El Dragón de Sophie . La única mujer que quería que lo tocara era Sophie. y mucho más esclavizante. El Club de las Excomulgadas Capítulo Dieciséis A Severn le resultaba tedioso tratar con la compañera de juegos de VanDenbergh.Serie Vínculos Sobrenaturales III sus pies contra sus tobillos antes de colocarlos fuera de su alcance. detestaba su toque. Habían tomado ya una primera taza de café exprés y estaban en la segunda. Una risa se le escapó. Ya había tenido bastante. La diversión le golpeó cuando comprendió que el agarre de una compañera en un hombre dragón era mucho más potente que el atractivo de cualquier tesoro. 216 . Él había soportado varios astutos masajes de Jory Strong . Se inclinó adelante lo bastante para hacerle preguntarse si sus pechos se escaparían de su vestido totalmente o si se suponía que debía comenzar a babear al ver su pezón al descubierto. Ella estaba acostumbrada a los hombres que les gustaba ver una parte de su cuerpo y que fácilmente se acostaran con ella. La mirada de su acompañante se extraviaba menos a diferencia de sus manos y pies. nunca se había sentido atraído por las mujeres que comerciaban con su buena apariencia para vivir un estilo de vida fácil. Él le sujetó sus manos a la mesa cuando empezaron a desviarse hacia las suyas. Había perdido la cuenta de cuantas veces había pasado sus dedos a través de su mano mientras le contaba algún dato sobre algún artefacto de valor incalculable que había visto en la casa de alguien.

Fue como tener una experiencia extracorporal. Jory Strong . Las manos de Aislinn ahuecaron las de Sophie. Sólo el más joven de los dragones mantenía cada gema que adquiría. —Es una piedra de la fascinación —dijo Aislinn. ni siquiera alguna imagen capturada por las cámaras de seguridad podrían ser recuperables. — Parpadeó otra vez y se encontró la mirada fija de Aislinn cuando el cuarto trasero de Inner Magick volvió a enfocarse. Las cejas de Sophie se unieron. Su imaginación estaba trabajando horas extras o la extraña piedra estaba zumbando contra su palma.El Dragón de Sophie . libre del zumbido y la rara sensación de estar atrapada—. Vi tus manos sobre las mías pero no podía reaccionar. la especulación. —Dime lo que viste el día que VanDenbergh fue asesinado —repitió Severn. Estaba teniendo un momento difícil mirando lejos del cristal brillante sostenido en su lugar por una fina red de oro. Sonrió ligeramente. La sensación no era desagradable. 217 . Ella estaba destinada a desilusionarse si pensaba que su nombre estaría vinculado con el suyo. El Club de las Excomulgadas Ella puso mala cara pero vio el destello en sus ojos. Podría adivinar la fuente de cada emoción. una indirecta de triunfo.Serie Vínculos Sobrenaturales III *** Sophie se quedó mirando la joya en sus manos. encerrando el brillante cristal dentro del relicario que lo contenía. Su expresión era seria y su tono muy sombrío—. Con tantas personas… peligrosas detrás del cáliz. La irritación. parpadeó. Incluso la pieza de joyería que sin duda tendría que proporcionarle después de este intercambio no podría remontarse a él. quise que tú tuvieras alguna medida de protección. Cuando envejecían y maduraban sus gustos se hacían más fuertes y se volvían más refinados. Ni siquiera pensé incluso en reaccionar. Renaldo’s era solo una de las muchas joyas que formaban parte de sus posesiones en este reino. pero tampoco era agradable. —Extraño —dijo Sophie. Despacio la forzaron a doblarse.

Toda la fuerza de tu voluntad debe estar en la persona que quieras afectar. ¿quieres unirlo a ti aquí? ¿O lo llevarás a la playa? Sophie sonrió abiertamente. 218 . Ahora. No será capaz de mirar lejos Jory Strong .El Dragón de Sophie . Ábrelo otra vez cuando estés sola y aclárale la sal. — ¿Por tanto si digo la palabra desencadenante. También es importante que tu atención esté en el relicario cuando lo abras. —Es un poco más complicado que eso. Tú eres la que liberas y diriges la piedra. La fascinación se construirá cuanto más lo uses. Cuando su pulgar pasó sobre el diminuto broche que lo mantenía cerrado. de modo que si estás en peligro puedas provocar la piedra. Entonces déjalo cerrado hasta que lo necesites como protección. abro el relicario y quienquiera que me amenace al instante quedará fascinado por la piedra? Aislinn se rió. —Esto casi parece un hechizo. Las dos primeras serán hoy. —La magia está en la piedra. Será la forma adecuada para tu voz y orden. Su poder no se enfoca. se lo das a quienquiera que te amenace. Aislinn dijo—: Ábrelo sólo tres veces más.Serie Vínculos Sobrenaturales III de ello hasta mucho después de que hayas huido. Sophie volcó el relicario en forma de ostra y notó los símbolos grabados en oro en la parte posterior. Sophie estudió los símbolos. Tienes que sumergirlo en el mar y decir la palabra que traerá la piedra a todo su poder. La tercera vez que lo abras. y cuanto más mantengas el relicario cerrado. El Club de las Excomulgadas —Puedo ver cómo esto podría trabajar para distraer a alguien pero parece que también a mí me paraliza. Pero sin las palabras la gema no sirve para la defensa. —Eso es porque el amuleto todavía está en bruto —Aislinn quitó sus manos de Sophie.

En tu caso es comprensible. tú y Severn os habríais encontrado el uno al otro. pero sacudió la cabeza. — ¿Sabías tú que él era el único? —No. Se preguntó si el formar un trío era por lo que Xanthus y Marika habían peleado. Sophie sacó el colgante de debajo de la blusa. Mira lo que pasó cuando tomé el collar del Compañero del Corazón en mi lugar favorito y lo sumergí en el océano. me lo pregunté. Los ojos de Sophie se ensancharon. La piedra sólo te ayudó a ver la verdad y aceptarlo más pronto. Estaba cálido. El Club de las Excomulgadas —A la playa. luego firmemente apartó la idea cuando consideró su fuente venenosa. Echó un vistazo a Aislinn.Serie Vínculos Sobrenaturales III en el pecho de Severn. El color azul intenso y las chispas de color rojo parecían latir con vida propia. Parpadeó sorprendida cuando se dio cuenta por primera vez cómo de estrechamente los colores se correspondían a aquellos que tenían el dragón tatuado Jory Strong . El tintineo de las campanillas colocadas sobre la puerta de la entrada de Inner Magick señaló que alguien había entrado. Cuando te sentiste fascinada por la Copa del Dragón. Vienes de una larga línea de varones anormales y mujeres débiles que permiten que ser compartidos. casi caliente.El Dragón de Sophie . Sophie se puso rígida cuando oyó a la madre de Severn decir: —Veo que estás maldita con la misma debilidad que tiene mi hijo. Aislinn sonrió. 219 . No podía creer que no se hubiera dado cuenta antes. Era tan obvio. —Con o sin la piedra del Compañero del Corazón. Pero hasta que Severn no vino a recogerte a mi casa yo nunca lo había visto antes.

Salieron a través de la cortina de cuentas al área de clientes. Su rostro se endureció de disgusto tan pronto como vio a Sophie.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III hostilidad se estrelló contra Sophie e hizo que su corazón se acelerara. Aislinn hizo una mueca y le dio a Sophie un abrazo rápido. aunque no sea por otra cosa que el ahorrar a Xanthus sus humillaciones. —No creo que usted encuentre lo que busca aquí —dijo Aislinn—. Eran delgados. El movimiento hizo que la madre de Severn apartara la mirada de Xanthus y Marika. 220 . El fuego brilló en los ojos de la madre de Severn pero no se fue de Inner Magick. ¿Tal vez yo pueda dirigirla a un lugar más adecuado? El infierno serviría perfectamente. Estaba rígido con el deseo de atacar pero en lugar de estar centrado en la madre de Severn. con rostros finos y con ojos oscuros de reptiles. La intensa Jory Strong . — ¿Vas a ir a la playa después? —Sí. Sophie se estremeció ante la vista de ellos. Se apartó de Aislinn y comenzó a examinar la muestra de cartas del tarot. Sera mejor salir. —Deslizó el collar del Compañero del Corazón bajo su blusa y después puso el relicario en su bolsillo. Xanthus se había colocado al lado de Marika. su atención estaba dirigida a dos hombres que había con ella. pensó Sophie. Aislinn jadeó suavemente y luego tensó su columna antes de pasar a la tienda. Ella encajaría bien allí. Me sentiré mejor sabiendo que tienes la piedra de la fascinación. El Club de las Excomulgadas —Esa es la madre de Severn. —Está bien.

El Dragón de Sophie . La madre de Severn decidió en ese momento acercarse a la vitrina de las runas. Darse cuenta de ello fue un soplo de aire fresco limpiando una maraña de emociones. Ese definitivamente lo tenía que tener. pero no se marcharía u ocultaría. Tan pronto como Sophie pensó eso.Serie Vínculos Sobrenaturales III los estudiaba la tensión disminuyó. Sophie se acercó a la caja que contenía los juegos de runas. Su coño se apretó en una necesidad dolorosa. Todavía estaba contraído por la tensión. y no sólo había sobrevivido sino que lo había superado. Una sonrisa se formó en su cara cuando eligió el juego que había desenvuelto justo antes de que Severn llegara e irrevocablemente cambiara su vida. Se paró cuando vio que Xanthus estaba un poco reacio a dejar a Marika. Sonrió abiertamente cuando una bolsa roja saltó a la vista y la voz familiar de la tentación la incitó a elegir un segundo juego. A medida que Jory Strong . evitando a la mujer siempre que fuera posible. dispuesta a hacer su fuga. definitivamente. 221 . Sophie casi le dio la bienvenida al efecto refrescante que tuvo en su libido. Se vería obligado a irse si ella lo hiciera. Soy tan mala como lo es Severn. Había cajas decorativas y bolsas con lazos de satén en el estante inferior de la vitrina. Sophie enderezó su columna y su resolución. Era más fuerte que eso. El Club de las Excomulgadas Sophie se dirigió hacia la puerta. se vio tirada a través del escritorio de Severn con cientos de dragones incrustados de joyas que la miraban cuando hizo el amor con ella con su boca y lengua. Todos eran exquisitas obras de arte. centrando su mirada en los dos hombres de la madre de Severn. No iba a pasarse el resto de su vida escapándose de la madre de Severn. Se mordió el labio inferior para impedirse gemir. se había enfrentado a algo mucho más terrorífico. Sophie mentalmente eligió una bolsa azul oscura para meter las runas.

Serie Vínculos Sobrenaturales III hombros casi se tocaran. —Severn y yo estamos juntos.El Dragón de Sophie . Se inclinó para que sus Jory Strong . Casi se alegró de que no estuviera lista aún para usar. —Te advierto y te digo una verdad. La piedra de la fascinación se sentía pesada en su bolsillo. Si eres inteligente. Sophie sintió una oleada de triunfo. El odio llenó su cara antes de darse la vuelta y dejar Inner Magick. El hielo se deslizó hacia abajo por la espalda de Sophie. La madre de Severn se estremeció al verlo. — ¿Me estás amenazando? La madre de Severn se inclinó hacia ella. —Algo la incitó a sacar fuera el collar del Compañero del Corazón de debajo de su blusa. Puedes o no aceptar el hecho. Tenía miles de piedras con un valor aún mayor. con sus dos guardias a remolque. El Club de las Excomulgadas —Mi hijo cree que te puede mantener segura pero se confunde. correrás y te esconderás mientras todavía puedas. El latido de su corazón se triplicó pero se obligó a darse la vuelta para afrontar la madre de Severn. Algo que personalmente no me importa. porque nada de lo que hasta ahora he visto de ti me hace quererte como una suegra para mí o como una abuela para mis futuros hijos. Mira a la distancia que está tu guardián. dejadas como ropa 222 . Las joyas le guiñaban como si trataran de ganar su atención. Si tuviera la intención de hacerte daño no sería capaz de pararme. Sophie imitó los movimientos de la madre de Severn. ¡Se había enfrentado al viejo dragón y había ganado! *** La impaciencia se deslizó a lo largo de la columna vertebral de Severn mientras se apoyaba en una vitrina de cristal que albergaba una colección de zafiros y rubíes. pero era inmune a ellas. o de otra parte se habría sentido tentada a probarla en este momento.

— ¿Quién más sabe lo que viste? —preguntó Severn.El Dragón de Sophie . Sus hombres habían terminado de buscar en la casa de Honey Mercate. —Tengo que irme. Él se movió hacia ella. Eso lo había admitido en el café cuando reclamó que el ladrón había sido asesinado antes de que pudiera poner su plan en acción. El Club de las Excomulgadas de cama abandonadas en su guarida rocosa que reclamó como propia en el reino de los dragones. El empleado que había estado rondando discretamente en el fondo sacó el collar de la caja. Severn hizo una leve inclinación de cabeza. No habían encontrado el cáliz pero al menos pronto estaría libre de su compañía. La acompañante que había descubierto el cuerpo de VanDenbergh había atestiguado como el ladrón se iba con la Copa del Dragón. y su mirada de anticipación rápidamente desapareció cuando le dijo: —Antes de que contestes. Severn sonrió pensando en su compañera y lo inteligente que era. —Este collar. La amiguita de VanDenbergh lamió sus labios. El presentimiento de Sophie había sido correcto. 223 . Su impaciencia se desvaneció cuando leyó el mensaje de texto codificado. considera cuidadosamente lo que puedes haber oído sobre mí y de lo que te costaría si creo que me has engañado. ya fuera mediante chantaje o por el robo. Había tenido la intención de sacar provecho de la información. ¿Has elegido ya? Ella golpeó con una uña larga y cuidada contra el cristal. Se guardó el teléfono y se unió a la compañera de juegos de VanDenbergh. Jory Strong . La amiguita de VanDenbergh estaba varias vitrinas más lejos mirando los collares de diamantes.Serie Vínculos Sobrenaturales III El teléfono de Severn sonó.

Sophie. Era suficiente advertencia para que Sophie sacara el medallón de su bolsillo. El Club de las Excomulgadas Un toque de miedo perfumó el aire. Él es al único que se lo dije. Él no había querido que ella se metiera entre las olas. Ten cuidado. considerando la atención intensa de Xanthus y su propia sensación que zumbaba de peligro. ahora ampliada por la carencia de visión. Cerró los ojos para concentrarse en lo que hacía. —El nieto. No había habido avistamientos de tiburones y tampoco cierres de playas debido a residuos peligrosos. Su respuesta no le complació. Dio un paso más. No vayas a nadar. 224 . ¿de acuerdo? El extraño comentario de Storm cuando la llamó para decirle que el presunto asesino de VanDenbergh se había ahogado en su inodoro resonó en su mente. No todo el que lo quiere se detendrá en ofrecer dinero por adquirirlo. No podía verlo. pero podía sentir la desaprobación en el ceño fruncido de Xanthus. No tenía ningún sentido en absoluto.Serie Vínculos Sobrenaturales III había dado una razón salvo que Severn le había dicho específicamente que debía mantenerse alejada del agua. Severn sostuvo su mirada el tiempo suficiente para asegurarse que ella decía la verdad. Era difícil. Sin embargo. Quemaba en su espalda y la hizo ultra-consciente de lo que estaba haciendo.El Dragón de Sophie . Sus cejas se juntaron. ¿Qué diablos estaba pasando? Un temblor de nerviosismo bailó a lo largo de su columna y tenía la piel de gallina en los brazos en premonición. no le Jory Strong . deteniéndose con el agua a mitad del muslo. *** Sophie se metió en el océano. El Cáliz de Enos no tiene precio. Carl VanDenbergh Tercero.

La habían mantenido viva antes. Ninguna de esas observaciones redujo su sentimiento de inquietud. No cerró los ojos de nuevo. —Socorro. Pero era perfecta para un arma como la que le había dado Aislinn. El Club de las Excomulgadas Sophie suspiró y abrió los ojos. Ningún tiburón. — ¡Sophie! —gritó Xanthus. —Socorro. Parpadeó de nuevo y apresuradamente la bañó en el mar mientras dijo: —Mira. Los lectores voltearían sus ojos si la usara en una de sus historias. Cuando se sintió centrada abrió el relicario en forma de ostra e inmediatamente sintió el tirón de la piedra de la fascinación. Era baja. Sophie parpadeó en Jory Strong . 225 . Para una palabra mágica. De hecho. Posiblemente era la extraña advertencia de Storm y el intento de Xanthus de mantenerla fuera del agua lo que había agitado su imaginación subconsciente. Ningún surfista loco o radical. esperando arena y agua tranquila sólo para ser atrapada por una fría y feroz corriente submarina que le hizo perder el equilibrio y caer. Dio un paso. el océano parecía bastante tranquilo.Serie Vínculos Sobrenaturales III un intento de liberarse de ello. Sophie creyó ver un movimiento por el rabillo del ojo.El Dragón de Sophie . Mira no era demasiado impresionante. sólo apenas perceptible por encima del ruido del oleaje. pero Sophie no relajó sus instintos de lucha o vuelo. —La voz de la mujer llegó de nuevo. Respiró hondo y se obligó a si misma a calmarse. Cuando lo puso alrededor de su cuello creyó que oyó la voz de una mujer. ¿Qué mejor manera de llamar la atención de un enemigo hacia la piedra de la fascinación que decir mira? Sophie cerró el relicario mientras lo tenía bajo el agua y luego lo levantó.

Sus posturas alertas le dijeron que eran hombres de Severn. El pánico apareció y luchó y peleó por hacer pie. — ¡Sophie! —la voz de Xanthus exigió su atención. Xanthus corría hacia ella. Jory Strong . enviando agua salpicándose más alto sobre sus vaqueros y camisa. Vámonos. A pesar del calor del agua. Se giró. Se sintió desorientada. como si hubiera entrado en la Dimensión Desconocida. —No hay nadie aquí necesitando rescate. Sintió que la atrapaba la resaca. Surgió tosiendo y escupiendo agua. apartándose de Xanthus y explorando el agua. Sophie se dio un momento más y después se volvió hacia la orilla. Sophie tenía frío y tenía la piel cubierta de carne de gallina. La concisa orden añadió inestabilidad a la que ya sentía Sophie con la extraña corriente que le hizo perder el equilibrio y caer. 226 . ¿Oíste a la mujer pidiendo ayuda? —Es un truco del ruido del viento y del agua. Su mano se cerró alrededor de su brazo en un apretón firme. — ¿Estás seguro de que no oíste a nadie pedir ayuda? —le preguntó. los guardaespaldas ocultos sobre los que se acababa de enterar. pero creo que alguien tiene problemas. El Club de las Excomulgadas Su corazón tronó. Detrás de él Sophie vio a varios hombres en la playa. excepto tú. — ¿Qué está sucediendo? —Severn está de regreso a la mansión. —Estoy bien.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Estoy bastante segura de… —Un toque frío alcanzó sus tobillos.El Dragón de Sophie . Se retiró cuando Xanthus aumentó su ritmo.

El Club de las Excomulgadas —Puedes soltar mi brazo.El Dragón de Sophie . —Sophie le echó un vistazo cuando ella subió su mano para apretarse el pelo y exprimirle el agua.Serie Vínculos Sobrenaturales III preguntar: — ¿Están Aislinn y Marika seguras? —Sí. sosteniendo su mano hacia sus llaves. —Espero que lleguemos a casa antes que Severn. La ropa mojada es un pequeño precio a pagar por asegurar mi buena salud. Quiero darte las gracias por no dejar Inner Magick antes de que la madre de Severn y sus criados lo hicieran. —Ella hizo una mueca cuando vio su ropa mojada—. Algunos de los de Severn también velan por Marika cuando yo no estoy libre para hacerlo. por lo que se limitó a Jory Strong . No tenías por qué meterte en el agua. — ¿Debido a la Copa del Dragón? —Sí. —Su apretón se hizo más firme antes de que la liberara—. Sophie pensó que merecía una recompensa por correr por el agua detrás de ella. Tanto Severn como Malik tienen hombres protegiendo a Aislinn. Sophie hizo una mueca. —Conduciré rápido —dijo Xanthus. Una multitud de preguntas se agolpaban en su mente. Llegaron a la orilla e hicieron una pausa para intentar sacar parte del agua de sus ropas como pudieron antes de ir hacia el coche deportivo rojo cereza que había elegido de la colección de Severn. —No hay de qué. Abrió la puerta de pasajeros y luego dejó caer 227 . Dudo que le guste vernos surgir así de unos de sus juguetes. —Severn podría matarme si permitiera que te pasara algo. No voy a caerme de nuevo. Xanthus resopló. aunque no necesitara el rescate. la mayoría no eran de su incumbencia.

Aunque tal vez no hubiera habido nada más en la historia. Sophie se estremeció. —Son primas y ambas peligrosas. Todavía pensaba que había sido una reacción exagerada. de lo contrario Morgana estaría en la cárcel. nunca había experimentado nada parecido a lo que le había sucedido hoy en el agua. El nombre le sonó. —Sí —dijo Xanthus—. La entrada de Xanthus en el agua de repente tuvo un poco más de sentido para Sophie. —Morgana.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿La conoces? —preguntó Sophie. pero tal vez la combinación de verla caer bajo el agua y tener un enemigo cerca había inclinado la balanza a favor de la acción. señalando.El Dragón de Sophie . Le tomó un momento para que Sophie hiciera la conexión. Ellas debían su lealtad al que poseyó el Cáliz de Enos por un tiempo. el pelo largo y negro azotaba detrás de ella. El Club de las Excomulgadas la llave en su palma. en todas las ocasiones que había venido a la playa. No se pararán ante nada por reclamarlo. Sophie buscó en su memoria y encontró una conversación interrumpida. Jory Strong . ¿Qué más sabes sobre Morgana? —Nada. pero supongo que está relacionada con Neryssa. se parecía mucho a esta mujer. 228 . entre Storm y Aislinn. Por otra parte. — ¿Es la misma mujer que trató de matar a Storm por Tristan? Sophie frunció el ceño al recordar lo frustrada que había quedado cuando Storm dio marcha atrás y se negó a darle detalles. No hay ningún amor perdido entre ellas y Severn. probando su teoría. Xanthus le echó un vistazo. Neryssa. Había algo familiar en la mujer. a causa de su llegada. La mujer que había estado en Inner Magick. Cuando se deslizó en el coche. Sophie vio a una mujer caminando entre las olas.

Apagó el motor y miró alrededor. Sophie hizo rodar sus ojos. En las mujeres por otro lado… —Hizo un dramático estremecimiento—. es un poco divertido. Va a ser la envidia de muchos dragones. al menos en los hombres que he conocido hasta ahora. Xanthus se sobresaltó y dio una mirada sorprendida en su dirección. estoy segura. pero los dragones tatuados en todos vosotros y el modo por el que estáis compitiendo por el tesoro prácticamente están gritando sociedad secreta. —Vosotros los tíos os tomáis las cosas del dragón al extremo.El Dragón de Sophie . Jory Strong . Al llegar entraron en el garaje. Espero que no se suponga que debo usar a la madre de Severn y a Audriss como modelos a seguir. No he comprendido todo esto. Xanthus se rió entre dientes. Te veré en el dormitorio después de asegurarme que la arena y el agua salada sean quitadas del coche. —Soy una escritora. Xanthus hizo un estremecimiento propio.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Es algo bueno que Severn te haya encontrado y reclamado. 229 . Observo a la gente para ganarme la vida y reúno cosas con la ayuda de una imaginación muy activa. Severn no ha vuelto. —Estamos de enhorabuena. Ella se rió y contestó a su tácita pregunta. —Creo que te encontrarás encerrada en un alto refugio rocoso en las montañas si lo haces. El Club de las Excomulgadas Sophie leyó entre líneas y dijo: —Por tanto no son dragones. pero de alguna manera.

El Dragón de Sophie . cuando sintió el primer chorro de agua caliente contra su piel. Sophie decidió alargar la ducha y dejar que Severn la encontrara en ella. El Club de las Excomulgadas Unos momentos más tarde. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III 230 .

mientras sus dedos trabajaban el acondicionador a través de sus largos mechones. Se quitó su ropa. Era algo bueno para Aislinn que confiara en ella y supiera que sólo buscaba proteger y ayudar a Sophie. Pero cada vez que estaba cerca de ella era una amenaza para su control sobre la magia. mojada de su lengua. Si los convenios no lo impidieran. Quizás su compañera necesitaba una demostración más completa de su dominio. ya que no le había dicho que permaneciera fuera del agua. Una lamida caliente. Que se hubiera atrevido a atacar a su compañera. Su mano fue a su polla. El Club de las Excomulgadas Capítulo Diecisiete Severn entró en el cuarto de baño. Un dulce tirón. no directamente. su compañera había vuelto a desafiarlo. Severn gruñó. Por el relato de Xanthus. Pero Xanthus le había transmitido el mensaje y había decidido no hacerle caso. sus fosas nasales se dilataron. Reconoció la elegante escritura grabada en oro. al lado del lavabo. Un poco de la rabia que ardía en su pecho se enfrió. y sus crestas estarían expuestas. Severn sabía que esta era la razón por la que su compañera había estado en el océano a pesar de sus órdenes de mantenerse fuera de ello. Elfo. su diatriba se cortó cuando vio el medallón en forma de ostra apoyado en la encimera. Sin embargo. caliente de sus labios mientras chupaba la cabeza de su polla y le vería en su estado más natural mientras estaba en la forma humana. Deseaba sentir su boca sobre su pene. Su mirada la siguió. aunque no toda. hadas y elfos se habían ido. buscaría a Morgana y la incineraría donde quiera que estuviera. Podía sentir la magia Jory Strong . 231 . La lujuria rugió a través de él al ver la cascada de agua sobre la espalda y las nalgas de Sophie.Serie Vínculos Sobrenaturales III que Aislinn fue capaz de infundirle en un reino que había perdido la mayor parte de ella cuando los dragones.El Dragón de Sophie .

Serie Vínculos Sobrenaturales III Los pensamientos de dominio y castigo huyeron cuando sus lenguas se encontraron y enredaron en un saludo. cuando ella ahuecó sus testículos en una mano. Severn cerró las distancias entre ellos. Una vez que sus labios y lengua estuvieran en él. Apoyó su peso contra ella. Se metió en la ducha con ella e inmediatamente la sostuvo contra la pared con su cuerpo. Su compañera eligió ese momento para darse la vuelta y chamuscarle con una mirada sin prisa sobre su cuerpo. Cuando la necesidad de aliento forzó su boca a alejarse de la suya. 232 . No quería nada más que dar un paso atrás y dejar que le diera placer con su boca. Severn gimió de frustración. Sus manos se unieron a las suyas acariciando su polla. —Entraste en el océano aunque Xanthus te dijo que no quería que lo hicieras. Una lanza de fuego apuñaló a través de él cuando ella comenzó a deslizarse hacia abajo. Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Su mano se deslizó hacia arriba y abajo por su eje. Sus labios capturaron los suyos. Por el Gran Antepasado Compartido. sus pelotas. mientras el otro pulgar bailaba a través de la punta de su pene. Sus bolas se tensaron.El Dragón de Sophie . lo haré por ti. estaría perdido. Sus caderas se sacudieron en reacción. apenas tenía un pensamiento cuando estaba en su presencia. Podía sentir el primer indicio de las crestas de dragón contra su palma. su compañera empujó en su control más rozando la raja de la cabeza de su polla que rezumaba y dijo: —No tienes por qué ocuparte de esto tú mismo. Obligó a su mente a volver a sus pensamientos del castigo.

Severn se arrancó lejos de Sophie. luego buscó su pezón. Te necesito. sopesando su peso y acariciándolos. un lubricante denso. Su pulgar acariciando sobre su raja y reuniendo la gota de excitación. untando la humedad sedosa sobre su duro brote—. Sólo entré lo suficiente para activarlo. Se estremeció bajo su toque como un novato a punto de hacer su primer salto desde una guarida rocosa. —Le mordisqueó en su cuello. 233 . La magia que lo sujetaba en forma humana comenzó a fallar. Severn. El pensamiento de que probara su esencia tenía a sus pelotas apretadas más fuerte.El Dragón de Sophie . Su boca encontró su señal en su hombro. cuando ella comenzó a chupar. Su mano le acariciaba arriba y abajo de su pene al mismo ritmo.Serie Vínculos Sobrenaturales III amenazó con correr a través de su eje y eyacular a través de la carne resbaladiza por la ducha. El Club de las Excomulgadas Respondió rozando sus testículos. No vamos a pelearnos. La humedad perló la punta de su pene. espeso que significaba que se estaba dejando llevar por los primitivos impulsos a los que nunca había cedido antes. —Sophie —gimió. ardiendo cuando el semen caliente como lava Jory Strong . Con un gruñido profundo. Sus dientes se cerraron sobre ella en un asimiento que garantizaba que telegrafiaba su dominio y exigía su sumisión. El vapor de ducha tomó tonalidades azules oscuras y rojas. Ella sollozó y apretó sus nalgas contra su ingle. La giró hacia la pared antes de que perdiera totalmente el control. Sus caderas se sacudieron cuando se deslizó hacia abajo lo suficiente para poner su boca sobre su pezón. —Aislinn me dio un collar de protección. Frotó su polla a través de la hendidura de su culo. Su lengua se frotó contra ello y envió hielo caliente de placer a través de su polla. —Por favor.

Una mano le ahuecó el montículo mientras que la otra reunía su excitación y bordeaba su entrada trasera con ello. Tembló bajo su toque y jadeó cuando la abrió. —Soy tuya —dijo. Dilo. casi anuló su impulso más oscuro.El Dragón de Sophie . y luego se arqueó de placer cuando él tomó sus pechos. 234 . y la preparó para él. para protegerla mientras su vientre se hinchaba cuando crecía con sus crías. —Mía —dijo Severn.Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn gruñó cuando obligó sus manos hacia abajo. Apretó sus muñecas en una orden silenciosa que debía dejar sus manos donde las había colocado contra la pared de la ducha. Ella gimió en reconocimiento. Cuando ella se asustó y se movió. por la necesidad que tenían el uno por el otro. por llenarla con su semilla. Él era todo para ella. sofocante que estaba más intenso por el vínculo que compartían. otra vez mientras colocaba la punta de su pene contra su ano—. moldeando y acariciando. estiró. en cada aliento. Jory Strong . La ducha los atrapó en un mundo de calor húmedo. más carnal de reclamarla de una forma que reforzaba su dominio. La necesidad de empujar en su raja y buscar su matriz. —Mía —dijo. él hundió sus dientes en su hombro de nuevo. sobre su abdomen plano y su coño. en cada latido de su corazón. sintiéndolo en cada célula de su cuerpo. Ella gimió cuando la preparó con sus dedos. La sensación de sus pezones endurecidos contra sus palmas alimentaba el deseo del dragón por aparearse. Sophie. El Club de las Excomulgadas Severn modificó su posición.

Jory Strong . temblando de placer mientras su pecho se apoyaba en la espalda de ella. incluso cuando sacaba los más feroces aspectos de su naturaleza dragón. la única capaz de humillarle. en una agonía que también fue su éxtasis. hasta que su cuerpo se tensó y se apretó sobre su polla en un éxtasis salvaje. Sophie.El Dragón de Sophie . aceptando el doloroso placer de su posesión cuando él mismo se trabajó dentro de ella. Ella era su compañera. Sus palabras eran una canción que llevaría en su corazón hasta el día que muriera. Los dedos en su clítoris se hicieron más agresivos y los que estaban en su apretado pezón. junto con un brillo de escamas del dragón cuando el último resto de su semilla se vertió en ella. Los espolones de sus muñecas se deslizaron fuera. Tú eres mi mundo. sus gemidos. Su cuerpo era un tesoro que pasaría toda la vida saboreando. tan caliente. Ella se estremeció en reacción a sus palabras y a la riqueza de sentido que contenían. —Me atrapaste como nadie más pudo hacerlo —dijo cuando se asentó por completo. Severn comenzó a empujar. Su corazón tronaba no sólo con el resultado de follar a su 235 . necesitando la conexión. Severn vio destellos rojos y azules oscuros cuando eyaculó y se estremeció en la liberación. su polla palpitando en sus profundidades oscuras al ritmo de sus corazones acelerados.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Tú eres mi vida también y mi mundo. mi vida. tan humana. Sus labios y lengua acariciaron el lugar que había mordido. El Club de las Excomulgadas Se apretó contra él. Despacio al principio. con cuidado de no hacerle daño. mientras sus embestidas se volvían más duras y su semilla hervía con la necesidad de escapar de sus testículos. Estaba jadeando. Ella estaba tan apretada. Su mano volvió a su pecho mientras la otra acariciaba su clítoris—. —Sophie —refunfuñó. Se enorgulleció de los sonidos de jadeos.

El Dragón de Sophie . Ella se rió y se enderezó lejos de la pared. Su cuerpo suave. Tenía que hacerla completamente suya. Con un beso en su hombro. al mismo tiempo estaba impaciente por que ella lo viera en su forma. saciado le dijo que se había perdido en la pasión y que no había sido testigo de su pérdida de control. promesas —bromeó ella. sino por lo cerca que había que había estado de convertirse completamente en un dragón. y darle un beso juguetón. hasta que sus espesos rizos rojos habían sido controlados y ordenados. o vas a tentarme a tomarte de nuevo de esta manera —ronroneó. Sophie pensó en la Copa del Dragón mientras entraba en el dormitorio vestida con una bata diáfana. mi Compañera del Corazón. Tenía que llevarla al reino dragón. Se lo contó al 236 . —Promesas. Se alegró y. Gimió mientras su polla dejaba sus profundidades apretadas. Jory Strong . Se volvió hacia Severn y dijo: — ¿Qué pasó con la novia de VanDenbergh? Le tomó la mano y la llevó donde varios cojines grandes estaban dispersados delante de las cajas ornamentadas que él le había indicado el día que había consentido en quedarse con él. El quejido que Sophie hizo alimentó su satisfacción del dragón.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Cuidado. —Vio al ladrón irse con el cáliz y tenía la intención de chantajearle. Cuando se separaron el uno del otro terminaron de ducharse y luego compartieron el secador de pelo. Lamentablemente murió antes que pudiera poner su plan en práctica. se obligó a alejarse de ella. El Club de las Excomulgadas compañera. mientras se giraba y envolvía sus brazos alrededor de su cuello antes de cubrir su boca. sin embargo.

¿ahora qué? Él sonrió mientras su mano se arrastraba abajo para ahuecar su pecho. — ¿Cómo puedes estar tan seguro que no sabe nada? —le preguntó mientras remontaba su tatuaje del dragón. No tiene ni idea del paradero del cáliz.El Dragón de Sophie . pero no espero nada además de la confirmación de lo que su amiguita me dijo. — ¿Esas son mías? —Sí. Sophie frunció el ceño.Serie Vínculos Sobrenaturales III tendría ahora. Lo que contienen los cofres es tuyo para hacer lo que 237 . —Él se levantó sobre un codo para poder enredar su mano en su pelo y dirigir su boca a la suya—. He enviado a Xanthus para localizar y preguntarle al nieto. —Porque he tenido a mis representantes hablando con VanDenbergh III en numerosas ocasiones. Sophie miró los arcones con sus dragones tallados. —Seguro. Me tomé la libertad de abrirlas antes de unirme a ti en el cuarto de baño. y de eso estoy seguro. — ¿Estás seguro? Severn rozó su pulgar sobre sus labios. Sophie se rió cuando Severn se tumbó a través de los cojines como un sultán y luego la tiró con él. Curvó sus rodillas debajo de ella y apoyó su cadera contra su tenso abdomen. Carl VanDenbergh III. —Así pues. El Club de las Excomulgadas nieto de VanDenbergh. —Pensé que podríamos explorar las arcas que son mi regalo para ti. Si hubiera estado alguna vez en posesión del cáliz entonces yo lo Jory Strong . Tiene el vicio del juego y requiere mucho dinero para alimentarlo.

Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Y para quién más serían? —murmuró mientras envolvía su mano alrededor del collar del Compañero del Corazón—. e inmediatamente sintió los labios de Severn en su cuello. tu mundo? —Sorbió su lóbulo de la oreja en su boca—. mi Compañera del Corazón. —Esto no puede ser para mí —dijo. — ¿Es necesario que yo demuestre la verdad de eso? —dijo mientras sus dedos se deslizaban sobre su clítoris y se metían en su canal. la sorprendió la rapidez con que su necesidad podía aumentar. pulseras y anillos brillaban mientras yacían en una cama de piedras sueltas que insinuaban profundidades inexploradas que contenía aún mayor riqueza. 238 . ¿Tú único y verdadero amor? Sus tumultuosas emociones se fundieron en aceptación y humor. Su corazón retumbó en su pecho. Sophie se estremeció. No importaba cuántas veces sucediera. Su matriz revoloteó y su vagina se contrajo fuerte. — Le dio un beso rápido y duro—. ¿No afirmaste hace un momento que yo era tu vida.El Dragón de Sophie . Ahora abre los cofres. Son los tesoros que he recogido durante años para mi futura compañera. El Club de las Excomulgadas quieras. lo rápido que el juego podía convertirse en un fuerte deseo de sentir su polla dentro de ella. Severn gruñó contra su cuello. Jory Strong . Collares. Las lágrimas se reunieron en las esquinas de su pecho. y dime si encuentras mi ofrecimiento adecuado. Sophie se quedó sin aliento cuando levantó la tapa del primero. su mano libre le abrió la bata y barrió de su pecho a su pubis desnudo. —No recuerdo haber dicho que eras mi verdadero amor —bromeó.

239 . La mayor parte de las monedas de esta arca se recuperaron de naufragios y escondites de islas perdidas. La hizo pensar en un cofre de un pirata lleno de oro. Jory Strong . No todos los días se me presentan con joyas y piedras preciosas que valen una fortuna. de presionar su pecho sobre un cojín grueso mientras sus caderas permanecían en el aire. —Jadeó.Serie Vínculos Sobrenaturales III — ¿Soy una distracción? Tú eres la distracción. Sophie recogió un puñado de monedas y las dejó colarse entre sus dedos como arena. preparada para que la pudiera tomar por detrás. La felicidad y el amor lo hicieron hablar inmediatamente. Sophie se rió. relajarse. mi Compañera del Corazón —se quejó Severn. No tienes que regalarme estos cofres. montó a Sophie y la folló en una toma salvaje que dejó a ambos tendidos a través de los cojines. Había tenido la intención de jugar. —Severn. y jadeantes. Acurrucó su brazo alrededor de su cintura mientras ella cogía otro puñado de monedas y las dejaba caer entre sus dedos y de nuevo en la caja. incapaz de evitarse lanzarse hacia adelante. —Eres una distracción. Tomó una moneda y parpadeó. tú eres suficiente para mí.El Dragón de Sophie . — ¿Esto es un verdadero doblón? Severn se rió entre dientes y se levantó para sentarse a su lado. disfrutar de la vista de la exposición de sus pechos. El Club de las Excomulgadas —No. Severn sacudió la delgada bata hacia arriba. —Por supuesto. Ella se incorporó hasta quedar sentada y levantó la tapa del segundo cofre. con las rodillas separadas. En su lugar.

Sophie sonrió abiertamente. un sueño o una fantasía de vigilia. Pero quiero dártelas a ti. 240 . dominante. —Hermoso —dijo—. parecía una niña que jugaba a adornarse con la bisutería de su madre. —Realmente te amo —susurró antes de colocar su boca sobre la suya. frotando y presionando sus labios en una caricia suave. como un sultán que mira a su favorita del harén. hizo que floreciera su propia emoción y se hiciera más profunda. Volvió su cabeza. Sophie parpadeó las lágrimas contra las que había luchado antes. la lista podría seguir y seguir. El Club de las Excomulgadas —Lo sé. Sus lenguas se deslizaron y enredaron. Cuando se separaron. cariñoso. Feroz.Serie Vínculos Sobrenaturales III que sus emociones trascendían a la lujuria. protector. en tributo y testimonio de Jory Strong . Sophie concentró su atención en el cofre que contenía las joyas y las gemas sueltas. ¿Puedo hacer que te intereses en unos pendientes a juego? Severn deslizó su mano debajo de su bata separada y acarició su costado. romántico. Él se echó a reír cuando ella se sentó a horcajadas sobre él ajustándole varios collares de zafiros. El gran número de artículos lo hacía parecer irreal.El Dragón de Sophie . El placer que vio en su cara ante su propio placer. Durante largos momentos se besaron. Sus ojos encontraron los suyos. verde y rojo y todos los matices en medio. juguetón. inteligente. Él era todo lo que había soñado en un hombre. Estaba apoyado contra las almohadas. Hacen juego con tus ojos. o tal vez un dragón apreciando todo lo brillante. Cuando ella sacó collares y pulseras de dentro y los puso en su cuello y brazos en capas brillantes de azul. Eso me complace. Siguió poniéndose joyas hasta que no hubo ni un solo espacio más para seguir haciéndolo en su cuerpo. Ella se rió y se volvió a Severn. mi Compañera del Corazón.

un estado que probablemente iba a ser una constante en su vida por mucho tiempo. — ¿Hakon. — ¿Por qué estás interesada en lo que tienen que ofrecer? Sophie se rió y se apoyó encima de él. —Más que adecuada. formando un collar de gemas en el cuello del dragón tatuado en el pecho de Severn. Lo Jory Strong . algo para recordar la ocasión. Sufría por la necesidad. Su polla era una presencia dura entre la parte inferior de sus cuerpos. con ganas de darle algo más. La satisfacción femenina la llenó ante la tensión de su cuerpo y el modo que ya jadeaba ligeramente. Estoy impresionada.El Dragón de Sophie . Sus fosas nasales llamearon. Malik y Xanthus también tienen arcas llenas de tesoros para dar a sus potenciales mujeres? Los ojos de Severn se estrecharon. mi Compañera del Corazón? —pudo decir. Le besó el otro pezón y le prestó la misma atención. El Club de las Excomulgadas —Me alegro que encontraras mi oferta adecuada. de modo que los collares que llevaba quedaron atrapados entre ellos. — ¿De qué sientes curiosidad. Esos los colocó en filas. Pero también tengo curiosidad. Era emocionante saber que sostenía el mismo poder sobre él que él ejercía sobre ella. aunque se dio cuenta que luchó para sacar las palabras. otra vez. —Agarró varios rubíes sueltos y diamantes de la caja. Él gimió cuando ella se inclinó para inspeccionar su trabajo y luego se desvió para capturar su apretado pezón. Dio a sus pezones un último tirón largo antes de levantar su cabeza para encontrar la mirada de Severn. Su dedo remontó su tatuaje. Sophie se sintió tentada por guiarlo a su interior. Sophie mordisqueó su boca.Serie Vínculos Sobrenaturales III mantuvo a raya. 241 .

torturándola. Su punta mojó la parte inferior de su pecho. — ¿Y estarías de acuerdo con mi fantasía? Sophie se rió disimuladamente. en un beso de saludo. Ella se deslizó más abajo. Su polla palpitó contra su vientre y se tensó como si adivinara su intención. Su pene se deslizó a través de su hendidura. —No. 242 .Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn se rió. mordió y chupó su camino por su cuello. La tensión dejó el cuerpo de Severn.El Dragón de Sophie . Sophie —le hizo levantar la cabeza. dijo: —Me complaces. Sophie. Cuando finalmente se calmó. rico que hizo imposible para Sophie no reírse con él. Una perversa diversión bailó en sus ojos. En un momento probablemente vas a insistir que extendamos las monedas de oro y las usemos como cama. Se detuvo en sus duros pezones masculinos lo suficiente como para hacer que empezara de nuevo a jadear y luego trazó el tatuaje del dragón con la lengua. pero la mano de Severn en la suya la golpeó. Ella tomó su polla. Ella le dio un breve beso antes de subirse sobre sus manos y rodillas. —Sólo si tú estás abajo. Los collares más largos barrieron sobre su carne mientras ella suavemente lamió. Jory Strong . acero caliente duro envuelto en terciopelo liso. Palpitaba con un latido que hacía juego con el de ella. El Club de las Excomulgadas — ¿Porque así sería correcta mi suposición de que esto es parte de la fantasía del dragón. cubriendo a su mujer de una joyería inestimable y luego hacer el amor con ella? —mordió su labio inferior—. un sonido profundo. —Tengo la intención.

Sus embestidas se hicieron más rápidas. Severn gimió cuando Sophie se empaló. por el Gran Antepasado Compartido. Severn se arqueó cuando sus dedos encontraron sus pezones y ella apretó mientras lo montaba. La lujuria ardió a través de él. Sophie —jadeó—. El Club de las Excomulgadas Él quería que su boca estuviera sobre él. más duras cuando él tomó el control a pesar de su posición en la parte inferior. Tenía que terminar su unión con ella. —No. El dolor/placer atravesó directamente su polla y las crestas del dragón se volvieron más pronunciadas. Las joyas en su cuello y orejas brillaban y centelleaban pero no podían competir con la belleza que Severn veía en su compañera.El Dragón de Sophie . Sophie se levantó por encima de él. Los gemidos de Sophie se hicieron más guturales cuando los cantos frotaron y la estimularon. Sus manos fueron a sus caderas. Déjame derramar mi semilla en tu apretada vagina. en sus ojos brillantes y en el modo que su pecho subía y bajaba como si estuviera luchando con algún demonio por el control de su cuerpo.Serie Vínculos Sobrenaturales III Él no iba a durar. cuando su intención de tomarlo en su boca había quedado clara. Todavía. No podemos… Tómame en ti. Una vez que ella lo supiera todo de él. No se lo podía negar. Estaba escrito en su rostro tenso. Jory Strong . no podía permitírselo. Se sacudió repetidamente hasta que sus bolas estaban suaves y relajadas entre sus muslos. mi Compañera del Corazón. no cuando su necesidad se hacía eco en la de él. 243 . entonces la magia no sería desafiada cada vez que hicieran el amor. Casi había cambiado a su forma de dragón. Ella gritó primero. Su cabeza se volvió. controlado y concentrado ahora que estaba rodeado por el calor resbaladizo de su canal. pero su vagina era una boca hambrienta que se cerró sobre él. no.

Sophie. —Vamos a guardar tus tesoros en un momento. Puedo pasar largos períodos de tiempo muy satisfactorios con tu cara entre mis muslos. Sintió que ella sonreía contra su cuello. Severn envolvió sus brazos alrededor de ella. ¿pero tenemos que esperar a que estemos casados antes de que pueda poner mi boca sobre ti? 244 . —Siento curiosidad. —Podemos tener sexo. — ¿Por qué tenemos que esperar? En un instante su polla comenzó a llenarse. Ella dio un gruñido poco elegante y dijo: —Esta joyería es divertida para jugar. El Club de las Excomulgadas Con un suspiro. —Sólo hasta que hayamos terminado de establecer lazos. — ¿Tan pronto? ¿Me puedo atrever a preguntar de qué sientes curiosidad. una vez que hayamos recobrado nuestras fuerzas. pero no está destinada para dormir con ella. Su propia curiosidad se agitó cuando sintió que su mejilla se ponía caliente contra su piel. Jory Strong . Sophie apretó sus bíceps en respuesta. Su cabeza se levantó de un tirón. mi Compañera del Corazón? Mira donde nos condujo tu última pregunta.El Dragón de Sophie . Los brazos de Severn se apretaron alrededor de Sophie para que no fuera a tratar de deslizarse hacia abajo y le tomara en su boca cuando su resistencia era tan baja. lo cubrió otra vez. Su mano fue a su brazo y midió sus músculos. y le acarició el pelo.Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn se rió.

Un momento después.Serie Vínculos Sobrenaturales III 245 .El Dragón de Sophie . El Club de las Excomulgadas Severn logró no sonreír ante la insinuación de indignación en la voz de su compañera. Sophie rodó de él para responder. Jory Strong . Su deseo fue contestado por el timbre de su teléfono móvil. dijo: —Aislinn piensa que ha creado un anillo que nos ayudará a encontrar la Copa del Dragón. —Una singularidad de la cultura de la que formo parte —dijo y esperó que la curiosidad de Sophie estuviera satisfecha y abandonara la conversación.

Creo que servirá. El Club de las Excomulgadas Capítulo Dieciocho Sophie contempló fijamente temerosa el anillo que estaba en la palma de Aislinn. 246 . pero Aislinn dijo: —Es tan pequeño como lo pude hacer. sólo tienes que pedirlo y haremos todo lo posible para satisfacer tu petición. Póntelo en el pulgar. Las fotografías del cáliz llenaban la mesa de trabajo de Aislinn en la trastienda de Inner Magick. La extraña escritura llenaba un bloc con un dibujo del anillo. Si necesitas algo. Jory Strong . Debido al gran número de diminutos pedazos de piedras necesarias. Estamos en deuda contigo tanto si la Copa se encuentra como si no.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie notó el profundo cansancio que había en sus ojos y el modo que parecía balancearse por agotamiento. Sophie supuso que Severn lo llevaría. así como en el mío propio. Le dio un abrazo a su amiga. el anillo era tan amplio como el anillo de matrimonio de un hombre. Se veía como una réplica exacta del borde con joyas incrustadas de la Copa del Dragón. Tu generosidad con tu regalo es notada y apreciada. Pero es la única cosa que podría imaginar que lo hiciera. Severn dijo: —Hablo en nombre de Malik y Hakon. —No estoy segura de que vaya a funcionar —admitió Aislinn—. —No puedo pensar en una sola de tus creaciones que haya sido un fracaso —Aislinn le devolvió el abrazo con una sonrisa de agradecimiento. Aislinn le dio un leve movimiento de cabeza y luego tomó la mano de Sophie dándole la vuelta antes de dejar caer el anillo en su mano.El Dragón de Sophie .

—Vamos a casa. —La cama es definitivamente mi futuro más próximo —dijo Aislinn cuando las cortinas de detrás de Sophie se abrieron agresivamente y la habitación de repente se calentó con la testosterona acumulada del policía. Trace —bromeó. Un escalofrío recorrió su columna vertebral al sentir a la magia hacer clic en su lugar. Un lado de la boca de Trace se inclinó. no? Aislinn se rió. —Bueno. —También es bueno verte de nuevo.Serie Vínculos Sobrenaturales III Le dio a Aislinn otro abrazo y susurró—: Ahora duerme un poco. —Se debería calentar y brillar si está próximo a la Copa. —Está bien —suspiró—. No vas a pasar más tiempo trabajando —dijo Trace Dilessio. puedo vivir con esto mientras la piel no comience a derretirse. Sophie sonrió abiertamente. Sophie se dio la vuelta para mirar al magnífico y ultramacho marido de Aislinn. El Club de las Excomulgadas Sophie deslizó el anillo en el pulgar izquierdo. 247 . pero Sophie estaba segura que sólo consiguió el pequeño espectáculo de humor porque Aislinn estaba en sus brazos y levantando su cara para un beso. Trace saludó con la cabeza a Severn antes de bajar su boca y reclamar la de su esposa. donde Xanthus y Marika parecían involucrarse en una disputa de las suyas. ¿No va a darme una descarga eléctrica si nos acercamos al cáliz. Creo que estamos bien para empezar —Frunció el ceño mientras miraba hacia abajo al anillo—. Sophie y Severn se escaparon a la parte principal de la tienda. — Jory Strong . —El amor está en el aire —bromeó Sophie.El Dragón de Sophie . Aislinn.

aunque retrospectivamente no sabía Jory Strong . ¿Y si no fuera lo bastante sensible como para notar la diferencia de temperatura? ¿Y si nunca estuviera lo suficiente cerca para provocar al anillo? 248 . Sophie se echó a reír y enroscó su mano alrededor de la parte superior de su muslo. —Entonces tienes el trabajo cortado para ti. — ¿Vas a ser una de esas mujeres que se siente obligada al deber de reformar a su compañero? Sophie se rió disimuladamente. Mis hombres registraron su casa y tierras a fondo mientras ella y yo tomábamos café. El Club de las Excomulgadas Severn se rió.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III porque se sorprendía. Por primera vez desde haberlo visto sintió un poco de preocupación y duda. mi Compañera del Corazón. No hablaron otra vez hasta que estuvieron en el coche deportivo de color mostaza que Sophie había seleccionado para esta salida. — ¿Serviría recordarte que el allanamiento de morada va contra la ley? Severn se rió entre dientes y le echó un vistazo antes de volver su atención al camino. mi Compañera del Corazón. —Cuando se refiere a alguna de tus tendencias parecidas a un dragón. La boca de Sophie se abrió de sorpresa. —Por lo visto así es. Severn gruñó y quitó el freno. El anillo de su pulgar se calentó con el calor de su cuerpo. —Tomó su mano y la sacó de la tienda. —Vamos a empezar por la casa de Honey —dijo Sophie. —Es una pérdida de tiempo pero podemos ir si lo deseas. sólo podría serlo.

dijo: —En todos los años que he buscado el Cáliz de Enos. 249 . el apretón de manos secreto. pero ahora un meneo de incertidumbre se arregló para colarse en sus pensamientos. —Algo así. —En otras palabras. Se trata de un asunto privado entre nosotros. El Club de las Excomulgadas La mano de Severn cubrió la suya. mi Compañera del Corazón. Las cejas de Sophie se juntaron. Sophie. Sophie no podía evitar sonreír. —Tienes que estar bromeando. mi pecho no es como el tuyo. Había supuesto que la vinculación igualaba al matrimonio. Lo encontraremos. una que altera la realidad — ronroneó—. principalmente. — ¿Qué es exactamente lo que quieres decir con que terminaremos de establecer el vínculo? —Lo encontraras una experiencia agradable. Como si sintiera sus temores. pero no debes hacerlo. Con un giro irónico de su boca se dio cuenta que parecía condenada a aprender la misma lección una y otra vez cuando se trataba de Severn. Era la segunda vez que había usado el término vínculo. aunque en vez de contraseña o apretón de manos conseguirás un tatuaje que haga juego con el mío. y luego terminaremos de establecer el vínculo. De hecho te sentirás tentada a escribir sobre ello. una bienvenida para ti en la cultura de la que yo formo parte. y luego tendremos sexo salvaje dragón? Su diversión llenó el pequeño coche deportivo.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III lo que ella interpretaba. En caso de que no lo hayas notado. ¿aprendo la contraseña secreta. que era un error suponer que el sentido de lo que decía igualaba a Jory Strong . nunca me he sentido tan seguro sobre recuperarlo.

Aceptaría las Jory Strong . Dime dónde quieres llevar mi símbolo. bajo su falda. —Esto no va a funcionar esta vez. 250 . —Encontró su clítoris y lo acarició antes de recubrir la piel del pubis desnudo con la excitación que había obtenido de su raja—. —Metió la mano entre sus muslos y hacia arriba. —Eres una distracción. Ella estaría mentalmente lista para despertar en el reino dragón y verlo en su otra forma. No voy a aceptar sin pensar un enorme dragón tatuado en mi pecho. Ya casi hemos llegado. Severn se pavoneó con su reconocimiento de sus habilidades carnales superiores. enrojecidos y muy húmedos—. porque tus dedos sean pura magia. Ahora pórtate bien. Le frotó el lugar como si estuviera haciendo nota de esto y luego tiró de su falda de nuevo a su lugar. Sophie. Severn. Acarició el pétalo de sedosa carne femenina. Sophie.Serie Vínculos Sobrenaturales III verdades que le revelaría muy pronto y no se volvería loca o se sentiría aterrorizada por ellas. —Llevaré tu dragón justo aquí. Me he dado cuenta de todas nuestras diferencias. Ella gimió pero se las arregló para advertirlo. Su gruñido y el calor que llenó el coche fueron su recompensa. —Sólo un pequeño dragón. Ella colocó su mano cerca de su cadera izquierda.El Dragón de Sophie . El Club de las Excomulgadas —Oh. La travesura y el deseo hicieron a Sophie alcanzar abajo y levantar su falda para exponer las partes que él estaba volviéndola loca tocándolas. No se detuvo hasta que sus dedos encontraran sus labios vaginales suaves. me he dado cuenta. Creo que te lo he dicho más una vez.

Serie Vínculos Sobrenaturales III tarea era demasiado importante como asignársela a otros. cuya sangre sostenía una indirecta fey. Sólo aquellos dragones como Xanthus. tenían una ventaja en este reino. si pudiera. Era una de las razones por las que le había encomendado a Xanthus que vigilara a Sophie. Se enfureció por tener sus pasos seguidos tan de cerca en la búsqueda del cáliz. el agua y el aire. El Club de las Excomulgadas Sophie no se molestó en indicar que fue él el que comenzó a comportarse mal en primer lugar. Por el Gran Antepasado Compartido incineraría a ambas hadas de la corte de Otthilde. — ¿Estás con la mujer? —preguntó Severn. Pero en la forma humana sólo podría sentir su presencia cuando estaban muy cerca. Severn gruñó una maldición baja antes de alcanzar su móvil. Ella sabía que era imposible. pero la Jory Strong .El Dragón de Sophie . No tenía la menor duda de que la destrucción frente a él era obra de Morgana o Neryssa que lanzaron una rabieta porque no pudieron llegar a la amiguita de VanDenbergh e interrogarla. completamente irreprimible cuando se trataba de tocarla. El hombre asignado para vigilar a Honey Mercante contestó su teléfono. La frustración rabió a través de Severn. —Sí. pero no había ninguna ley para que ellas estuvieran en su estado elemental. Parecía que un huracán menor hubiera soplado a través de allí y hubiera afectado solo esta propiedad. Sophie parpadeó ante el mobiliario de jardín disperso y el destrozado del paisaje. Estaba prohibido tomar su verdadera forma para él. ¿Hay algún problema? 251 . Se deslizaron hasta detenerse en la casa de Honey Mercante. En forma de dragón podría ver su esencia. A su lado. los podría sentir a una distancia mayor. Por desgracia. — ¿No hubo ningún problema en su casa mientras la supervisaste allí? —No.

Echó un vistazo a Sophie y se preguntó si el medallón que Aislinn había creado la protegería contra los fey. El anillo se mantuvo fresco en todos los sentidos. Sophie estaba feliz de estar de acuerdo. El aire caliente y el olor del agua del océano hicieron mucho para calmarla. —Nada —dijo. Quería tener éxito en el descubrimiento del cáliz tanto como tenía miedo imaginando que el anillo se pusiera caliente. Severn colgó. Anduvieron juntos hasta la puerta principal. Vamos a caminar por su perímetro antes de tomar una decisión de cómo seguir. 252 . —Mis hombres ya han registrado a fondo la casa —dijo Severn—. El Club de las Excomulgadas —Parece como si una tormenta hubiera soplado por aquí. Jory Strong . — ¿Tienes a alguien vigilando a Honey? —preguntó Sophie. El hombre silbó y maldijo.El Dragón de Sophie . Hizo todo lo posible para limpiar su mente. aunque supiera que cualquier piedra que contuviera ese relicario en forma de ostra de oro estaba creciendo en poder con cada momento que Sophie lo llevaba. mordiendo su labio inferior y preguntándose si debería sugerir volver a la idea del allanamiento.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Una precaución —dijo—. Conocía demasiado bien el peligro de tocar a su compañera y desviarse. No había habido ninguna oportunidad de llevar a Aislinn a un lado y preguntarle sobre ello. El anillo permaneció como una presencia cómoda en el pulgar de Sophie. ¿Vemos si el anillo reacciona? Sophie se limpió las palmas de repente sudorosas en su falda. y resolver la emoción en su pecho antes de salir del coche. Tomaron el camino que iba a la derecha de la casa. Se resistió. El ceño fruncido en su cara hizo que Severn quisiera inclinarse y besarla para alejarlo.

—Giró la mano y envió un calor que se movió en espiral a través de ella con el roce de sus dientes y lengua en el punto donde latía su muñeca. Se mordió su labio para impedir decir algo antes de que pudiera estar segura. mi Compañera del Corazón —su voz era baja. El Club de las Excomulgadas —Sugiero que vayamos a la mansión VanDenbergh —dijo Severn—. ella lo sintió tensarse. Severn se movió a su lado. pero dio un paso hacia el camino que llevaba al muelle. —Creo que estuvo aquí —susurró. Sus pensamientos estaban ya en la posibilidad de rastrear la copa en la mansión de VanDenbergh cuando vio el muelle—. al tocar algo que les perteneció. Es algo bueno que tuvieras la previsión de poner tu ordenador portátil en el coche. el mismo baile de sensaciones que a menudo acompañaba a una de sus corazonadas. Ha habido barcos aquí. —Creo que tienes razón. y después conectando con la persona. El anillo hormigueó cuando se acercaron a la orilla del agua. Le tomó la mano y se la llevó a la boca como si simplemente le estuviera dando un beso. la precaución la impulsó a no gritar la noticia a pesar de que estaban solos. —Como partículas psíquicas que quedan o energía. Sophie asintió con la cabeza.El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn se encogió de hombros. No sabemos lo sensible que el anillo es o que cercanía tiene que tener a la copa. Sophie sintió un escalofrío de anticipación. Los vi en varias de las fotos que encontré en Internet mientras estuviste con Honey. Ante la sensación de su anillo contra sus labios. Así es como Aislinn ha encontrado a personas desaparecidas antes. —Su mirada fue de nuevo a la casa de Honey y a su propiedad de nuevo. Se retiraron al coche. 253 . privada—. Es posible que sea lo bastante sensible para calentarse con un rastro. Jory Strong . Tan pronto como subió a la madera del muelle sintió un definitivo calentamiento donde el anillo tocó su pulgar.

Jory Strong . —La residencia de Hakon no está demasiado lejos. Esta vez las expectativas de Sophie se cumplieron. La selva alrededor de ellos se quedó en silencio por un instante antes de volver a llenarse con aves chillando y gritando en alarma. pero era impresionante. Cogió su móvil y llamó antes. Entonces. y las secciones más pequeñas estaban pintadas con una impresionante colección de dragones volando. Espera hasta que lleguemos allí. —La última vez que miré. La casa de Hakon no era tan grande y elegante como la de Severn. es decir. El Club de las Excomulgadas —No creo que tenga ningún problema para encontrar una señal. —Severn tomó la mano de Sophie y la llevó por un camino peatonal lleno de plantas de amplias hojas. hay antenas parabólicas en todas partes —dijo Sophie cuando Severn arrancó el motor. Pasaron varios minutos antes de que llegaran a la casa. Paredes de estuco bajas estaban 254 .El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn aparcó el coche y salieron. En cambio. El dosel de las plantas por encima de ellos bloqueaba la mayor parte de la luz. Sophie tuvo que sonreír. No había ni señal de una casa. ¿por qué siento como si hubiera dejado la civilización? —Creo que esa es la intención de Hakon para desalentar a los visitantes no deseados. se encontró una jungla de plantas exuberantes. Grandes secciones de cristal estaban entre el estuco. Un poco tiempo después entraron a través de unas puertas de hierro forjadas con complicados dragones soldados que ocupaban la mayor parte del centro. los parientes que podrían caer sin anunciarse. Esperaba ser recibida por una fantasía como la que todavía le quitaba el aliento cuando pasaban por las puertas de la finca de Severn. Sophie se rió. todavía estábamos en el continente y no en una de las islas. La llamada estridente de pájaros llenaba el aire junto con el bramido de un caimán.

Alcanzó un plato solo para hacer que Hakon capturara su mano. El gruñido bajo de Severn la liberó. su mirada todavía clavada en el anillo de Sophie. El Club de las Excomulgadas encima de un canal inclinado y poco profundo que le hizo a Sophie pensar en un foso cuando se dio cuenta que el camino se convertía en un puente suspendido. —Serviros —dijo Hakon. ¡Dragones! Hakon los llevó a una hermosa sala de estar. Sophie entregó a Severn el plato de comida que se había servido para sí misma. Eran enormes. — ¿Hay noticias de la copa? —preguntó Hakon. Hizo un gesto con la mano sobre el foso y los caimanes. 255 . —Bienvenidos a mi casa —dijo. El estómago de Sophie gruñó en reacción. y por lo que podía ver no estaban encerrados de ningún modo. Abrió el ordenador cuando Severn le contó a Hakon de lo que se habían enterado y por qué habían venido a su finca. Se encontraron en el puente suspendido cuando Sophie notó a los caimanes tomando el sol en el borde del agua. Sophie hizo rodar sus ojos y se rió. agitando una mano en dirección a la comida. Hakon se dio cuenta de la dirección de su mirada.El Dragón de Sophie . más grandes que ninguno de los que hubiera visto en una granja de caimanes. La gran extensión de ventanas enmarcadas con el paisaje exuberante intensificaba el efecto tropical. Una puerta se abrió y salió Hakon.Serie Vínculos Sobrenaturales III —No te preocupes por ellos. como hizo la fuente de fruta cortada dispuesta en una de las mesas del centro. Son primos lejanos que sólo piensan en su propio negocio en su mayor parte. El mobiliario era sencillo. saltando hacia ellos. hecho de madera clara y equipado con cojines brillantes. Jory Strong .

Severn frunció el ceño. Sophie hizo clic en varios enlaces antes de encontrar otra con una foto de un barco atracado en casa de Honey. otra vez con el Fortune’s Child reflejado en el fondo. Giró el portátil para que tanto Hakon como Severn pudieran ver la pantalla. Había un tercer artículo. ¿Quieres que averigüe quien es el dueño? —Ella echó un vistazo a la fecha del artículo—. —Podría haber habido mucho más barcos amarrados en el muelle. —Fortune’s Child13—señaló Hakon—. —Busca a Stuart Swain —dijo Hakon—.: Hijo de la Fortuna. El Club de las Excomulgadas Los enlaces que Sophie había seguido cuando investigó a Honey todavía estaban en su historial de búsqueda. Al cabo de sólo unos minutos encontró el primer artículo de sociedad mostrando un barco atracado al muelle detrás de la casa de Honey.T. —Este es uno de ellos —dijo Sophie. Estos son sólo los que terminaron en el periódico. 14 —Este barco es VanDenbergh’s Folly —dijo ella—. La foto fue tomada antes de que VanDenbergh I. —Con base al número de visitas es verdaderamente el alma de la fiesta — dijo.El Dragón de Sophie . fuera asesinado.T: La Locura de VanDenbergh. El nombre es familiar para Severn. ¿Quién es el hombre que está con ella? —Stuart Swain. 14 N. 256 . 13 N. Sophie lo escribió en el motor de búsqueda. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III —Ese nombre me suena. Sophie echó un vistazo a Hakon y Severn. Cuarto —dijo Sophie.

—Esto cada vez se pone mejor y mejor.El Dragón de Sophie . —Tómate tu tiempo. Hakon silbó. —Tal vez podríamos ir a tu oficina un momento y hacer una teleconferencia con él —sugirió Severn. El Club de las Excomulgadas Impulsivamente estrechó la búsqueda aún más uniendo su nombre al de Honey Mercante. Severn se inclinó adelante y le dio un beso en la frente de Sophie—. esta vez buscando una conexión entre Swain y VanDenbergh. —Por eso el nombre me pareció familiar. — ¿Estás seguro de que el nieto no tiene la Copa del Dragón? —preguntó Jory Strong . Cuando Hakon asintió con la cabeza. Cuando Xanthus lo encontró esta mañana. el barco estaba atracado en su lugar habitual. Sophie cerró el portátil y con gratitud cogió el plato. Se puso de pie y siguió a Hakon fuera de la habitación. Tómate unos minutos para disfrutar de la fruta mientras Hakon y yo hablamos con Malik. 257 . Severn abruptamente puso el plato de comida sobre la mesa. —Echó un vistazo al anillo en el pulgar de Sophie—. —Me puse en contacto con Malik tan pronto como llamaste —dijo Hakon— . Ella tecleó de nuevo. mientras tú y Malik averiguáis la ubicación de Fortune’s Child. Está viviendo en el VanDenbergh’s Folly. Stuart Swain es el compañero de copas y juego de VanDenbergh III. —Estoy bastante seguro de ello. Había solo unas cuantas entradas. El nieto y Stuart Swain son compañeros frecuentes. Tienes hambre.Serie Vínculos Sobrenaturales III Hakon. Está esperando noticias mías. Sophie y yo podemos comprobar que el cáliz no está y nunca estuvo a bordo. Severn se rió entre dientes.

—Estoy de acuerdo. sobre todo con tu pareja. Jory Strong .El Dragón de Sophie . Pero creo que estarás de acuerdo en que no deberíamos perder el tiempo determinando si el cáliz está a bordo. Cuando encontremos la Copa del Dragón. —Severn echó un vistazo a la puerta—. los fey de la corte de Otthilde están vigilando mis movimientos con atención. 258 . Los sentirá antes de que nosotros lo hagamos.Serie Vínculos Sobrenaturales III —No descartaría la posibilidad. Podemos estar abajo en el canal y en el mar antes de que los fey puedan reunir sus fuerzas. Si no lo está tengo una lancha rápida aquí. Entre nosotros tres. El Club de las Excomulgadas —Tu reclamación de compañera ha sido un golpe para todos nosotros — dijo Hakon tan pronto como se instalaron en su oficina—. —Aislinn ha demostrado ser una amiga. Una alerta temprana nos iría muy bien. — ¿Esperas un ataque? Severn se encogió de hombros. Esperemos que el Fortune’s Child esté atracado sin peligro en el dique. Sólo Morgana y Neryssa podrían ser lo bastante poderosas para seguirnos. deberíamos ser capaces de mantenerlas a raya. ¿Supongo que el anillo debe permanecer con ella? —Sí. Por desgracia. Hakon se rió. Xanthus tiene un poco de fey en su línea de sangre. —Será un ajuste perfecto. tendremos que conseguir llevarla a Drake’s Lair tan pronto como sea posible. —Cuatro. como estoy seguro que Malik lo estará. Te dejaré para hacer la llamada a Malik mientras recojo a Sophie e investigo el VanDenbergh’s Folly. especialmente si el Fortune’s Child está en el mar cuando lo localicemos. Los elfos han usado su magia más a menudo para esclavizarnos que para ayudarnos.

Era un destino que desearía para cualquier Jory Strong . —No es que 259 . La diversión en su voz convenció a Severn de que ella sabía lo que le hacía. se había sentido completamente alegre y satisfecho. — ¿Lista. Severn se rió entre dientes. Espero ver qué tan cautivado y atrapado se convierte el gran Severn Damek antes de comprometerme al mismo destino. La tomó en sus brazos. Las visiones de rizarse alrededor de su cuerpo desnudo tuvieron a su polla llenándose de sangre. Cuando todo esto terminara y la copa estuviera sin peligro instalada en Drake’s Lair… Se puso de pie y alisó sus manos sobre su falda. —Te he advertido sobre jugar conmigo. —Lista para una siesta —bromeó. estirándose de una forma que inflamó a Severn. Estaba cautivado y atrapado por Sophie. El Club de las Excomulgadas —Sin duda estás contando los minutos hasta que puedas volver al reino de los dragones y sellar el vínculo con tu hermosa e inventiva compañera. Sophie. Ella miró detrás de él para asegurarse que estaban solos antes de añadir—: Creo que al final todo el sexo me está pasando factura. Hakon disfrutaría de verte inclinada sobre sus muebles y gritando de placer cuando te follara. mi Compañera del Corazón? —preguntó cuando entró en la sala.El Dragón de Sophie . Si la copa es recuperada. Él siguió el movimiento y pensó en el coño desnudo bajo la tela. la entrada entre los mundos se hará densamente frecuentada con hombres que transporten a sus mujeres humanas a casa. pero no negó la verdad de lo que Hakon dijo.Serie Vínculos Sobrenaturales III varón. y sin embargo. — ¿Listo? —preguntó Sophie. — ¿Incluido tú? —Quizás.

Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III 260 . Severn le dio un beso de castigo—. El Club de las Excomulgadas fuera a permitir nunca que otro hombre atestiguara su éxtasis.El Dragón de Sophie . Vámonos.

—Entonces esperaremos hasta que tengamos noticias de Hakon o Malik sobre el Fortune’s Child. —No mientras estés conmigo. —No.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Yo siento lo mismo. Vamos. Severn se rió entre dientes. entonces iremos más allá y encontraremos otros barcos para investigar. ¿Mi turno para conducir? —preguntó Sophie. Severn se encogió de hombros. Y si esta pista se convierte en un callejón sin salida. Sophie puso los ojos en blanco cuando sonrió mientras se deslizaba en el asiento del pasajero. Está obligado a obedecer cualquier orden razonable que pudieras darle. un café suena bien. —De nuevo la cosa del dragón. —Salieron fuera del barco vacío y volvieron al coche deportivo—. supongo. —Es la naturaleza de la bestia. Puedes conducir cuando Xanthus te acompañe. 261 . El Club de las Excomulgadas Capítulo Diecinueve —No está aquí —dijo Sophie mientras se paseaba por la cubierta del Vandenbergh’s Folly. podemos encontrar una cafetería a menos que prefieras volver a la finca. — ¿La palabra machista sostienen algún significado para ti? La sonrisa de Severn no tardó en aparecer y lentamente desvanecerse. — Enganchó su mano cuando pasó. Jory Strong .El Dragón de Sophie . —Siento que estamos muy cerca —dijo Sophie con un suspiro.

Severn volvió su cabeza ligeramente y profundizó el beso. — ¿Han encontrado el barco? —Sí. y nos reuniremos en el muelle de invitados. —El café tendrá que esperar. Durante largos momentos se perdió en el calor de su compañera. El Fortune’s Child fue visto a unas diez kilómetros. Los hombres de Malik seguirán en el aire vigilándolo. Ya nos íbamos. mi Compañera del Corazón. encontraba que no estaba listo para compartirla aún. verdad? Sólo dinero en efectivo y la Copa del Dragón cambiará de manos. Sophie se inclinó y lo besó. esta vez rozando sus labios sobre el anillo. Jory Strong . —Recogió su mano otra vez. Malik está de camino a mi casa. incluso con sus propios descendientes. —Id al muelle de invitados. aunque ahora que la posibilidad surgía como algo más que una fantasía. mi Compañera del Corazón. ¿Estáis cerca del club donde el barco de VanDenbergh atraca? —Sí. Era Hakon. — ¿Nada de violencia. El Club de las Excomulgadas —Siempre. Xanthus ya está aquí. Frente a los que estuvieran en Drake’s Lair bebería de ella con Sophie. Si tuvieran éxito en recuperar la copa entonces antes de la siguiente salida del sol se uniría totalmente a Sophie. No importaba si su madre y Audriss lo atestiguaban 262 . No cambiaba sus planes para la copa. Si ambos bebían del cáliz podría estar pronto pesada con sus hijos. —Malik envió un helicóptero a volar. Su teléfono móvil sonó cuando giraba la llave para arrancar el motor.Serie Vínculos Sobrenaturales III Severn apagó el motor y cerró su teléfono.El Dragón de Sophie . Os recogeremos e iremos directamente al Fortune’s Child. —Él tomó su mano y le dio un beso rápido antes de colocarlo sobre su muslo.

—Estarán aquí pronto —jadeó. Esperaba que eso acabara con sus proyectos de utilizarlo a él para formar alianzas. Cuando hizo lo que pudo con su aspecto. creen que es Swain. Jory Strong . No podía evitar ahuecar su pecho y saborear la sensación de su apretado pezón contra su palma. pronto se enterarían de ello. 263 . Trató de reparar el daño en su pelo y ropa. Sophie se acurrucó en él. Está navegando pero no parece moverse rápido. ruborizada y sin aliento por su toque. —Tienes razón. Quiso sumergir sus dedos en su coño y follarla hasta que estuviera gritando su nombre. de acariciar hacia abajo por su costado y su muslo.Serie Vínculos Sobrenaturales III El coche estaba lleno del olor de su excitación. La necesidad de aparearse lo montó tan cerca de la superficie que no necesitaba casi nada para dispararse. En unos minutos tenía el pelo agitado por el viento y rociado por gotas de agua de mar cuando la rápida lancha de Hakon aceleró a aguas abiertas. Severn abrió su puerta para que el aire del océano sustituyera el embriagador almizcle de su compañera. El Club de las Excomulgadas o no. Ésta se rió. — ¿El Fortune’s Child está anclado? —preguntó Severn. ella no pensaba que Hakon y Malik parpadearan incluso en su estado actual que la mostraba profundamente besada y excitada. Quiso ahuecar su montículo. antes de cambiar la dirección y deslizar la mano bajo la tela de su falda. —No —dijo Malik—. Mis hombres han descubierto a una persona a bordo hasta ahora. —Le dio un rápido beso y salió del coche antes de que pudiera caer en la trampa de la feminidad embriagadora que era Sophie. aunque después de verla en la mansión VanDenbergh con la apariencia de haber sido follada a fondo. Con un gemido. se unió a Severn y pasearon hasta el embarcadero.El Dragón de Sophie .

barcos de pesca y yates. Hakon se rió. Xanthus levantó un par de binoculares a sus ojos. Empezó a decir algo. Severn ha cambiado la capa de ser un solitario y ha salido Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III para jugar? —Creo que tienes un punto válido —dijo Malik. — ¿Eres un hombre fácil de encontrar. al adquirir una compañera. o sólo recientemente. —No los animes. ¿Me falla mi memoria. especialmente si quieres pasar desapercibido? —miró a Malik—. —El anillo acaba de reaccionar —dijo un instante antes de que Malik transmitiera instrucciones a sus hombres del helicóptero y Hakon alterara el rumbo bruscamente. Severn gruñó y apretó sus brazos alrededor de ella. El Club de las Excomulgadas —Esperaremos que esté dispuesto a ser abordado —dijo Severn. El anillo se calentó y se puso aún más cálido cuando navegaron a través de veleros. Si Swain tiene la Copa entonces sabrá porque le hemos seguido hasta aguas abiertas. entonces. pero una repentina onda de calor donde el anillo tocaba su pulgar la hizo jadear. —El Fortune’s Child está todo recto. ¿por qué no se puso en contacto conmigo? Hakon se dio la vuelta del volante con una ceja arqueada. Sophie sonrió abiertamente. —Si sabe lo que quiero. Severn dijo: 264 .El Dragón de Sophie . —Creo que tu nombre conseguirá resultados. Hakon redujo la velocidad. la mayoría en dirección a tierra.

cómo de fuerte caen los poderosos! ¿Y este es un destino que deseas para ti mismo. pero encontraré a alguien que te merezca. Seguida de: “Lo que va. Cuando se pusieron más cerca del Fortune’s Child. Este dijo: 265 . una de mis frases favoritas es: “El que se ríe el último. pero supongo que has hecho concesiones a tu compañera sobre cómo adquirirlo. Tal vez me tome tiempo. ríe mejor”. Jory Strong . Sugiero que nos pongamos de acuerdo en lo que le ofreceremos a Swain por ella. El Club de las Excomulgadas — ¿Algo de qué preocuparse. Los hombres. Sophie sonrió. se echaron a reír. y luego a Severn—. Hakon se rió entre dientes. Podía sentir que la emoción irradiaba a través del cuerpo de Severn.El Dragón de Sophie . —Miró a Sophie. vuelve”. Hakon redujo la velocidad más para minimizar la estela que golpearía pronto al poderoso yate. Malik? —Volvió ligeramente su cabeza—. — ¡Ah. Es un hecho que no nos iremos sin el cáliz. —Si os sirve de consuelo a vosotros. Xanthus? —No. Sus burlas parecieron hacer mella en los otros tres hombres. y supongo que contigo pobre mujer será algo que la defina. Apostaría mi fortuna en ello. Sophie dijo: — ¡Mira el anillo! —No sólo estaba caliente contra su piel. Empezaré a devanarme los sesos para buscar a alguien con quién establecer a Hakon. Él apretó sus brazos alrededor de su cintura y frotó la mejilla contra su pelo.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Antes de que nos pongamos más cerca —dijo Malik—. ¿Y tú. sino que las joyas brillaban de una manera que no podía atribuirse al sol pasando a través. incluso Hakon. —La copa está a bordo del Fortune’s Child. Xanthus? El rumor es que tus alas han sido recortadas también.

El Dragón de Sophie . Tres millones es una oferta generosa. El Club de las Excomulgadas —Tu compañera tiene garras afiladas. —Como lo haré yo —dijo Hakon—. ya sea por la ley o por las costumbres a la Copa del Dragón. Malik tiene un buen punto. —Con un poco de suerte estaremos a bordo del Fortune’s Child en unos minutos. —De acuerdo. Stuart Swain IV echó su cabeza hacia atrás y se rió. Corresponderé a tu oferta si es necesario. Un poco más y perderá la oportunidad de negociar con nosotros.Serie Vínculos Sobrenaturales III ningún derecho. No tiene Jory Strong . Pero tres debería ser nuestra oferta final. Con un gesto magnífico. — ¿El ilustre Stuart Swain IV? — ¿Quién quiere saberlo? —contestó el hombre que Sophie reconoció de las páginas de sociedad. Severn mordió el cuello de Sophie. —Va a querer más —dijo Malik—. —De acuerdo —dijo Severn. Este es el límite superior de lo que la compañía de seguros pagaría como honorarios al que la descubriera. Hakon redujo la velocidad de la lancha rápida hasta que el motor tenía un sonido de murmullo cuando llegó a unos pocos metros del Fortune’s Child. amigo mío. Hakon dijo: —Severn Damek y compañía. Malik asintió con la cabeza. estamos aquí para hablar de cierto artefacto robado actualmente en tu posesión. 266 . Sugiero que nuestra primera oferta sea un millón por la Copa.

¿Nos hemos conocido en alguna fiesta? Severn se unió a ellos en la estrecha plataforma.Serie Vínculos Sobrenaturales III Stuart le indicó que debería subir la escala hasta la cubierta. y en su carencia de líneas de ropa interior.El Dragón de Sophie . La cara de Sophie ardió ante la visión que le daría si lo hiciera. Si el anillo de su dedo no estuviera ardiendo y brillando. Entre él y Stuart rápidamente aseguraron el barco. Jory Strong . Un gruñido bajo en la garganta de Severn se formó aunque no le impidiera tomar la mano ofrecida y subir al barco. aunque no sin compartir miradas con Severn. 267 . Estoy necesitando desesperadamente una infusión de dinero en efectivo para financiar varios de mis vicios. —Las damas primero —dijo Stuart cuando ofreció su mano a Sophie. Stuart Swain captó la indirecta con una sonrisa. Su mano se curvó posesivamente en la cadera de Sophie. Su mirada fija se deslizó sobre ella de una manera apreciativa. Dejadme apagar el motor y echar el ancla. Malik y Xanthus lo siguieron. Dio una mirada significativa a la escala. El Club de las Excomulgadas —Vuestro cronometraje no podía ser más perfecto. Se necesitaron sólo unos minutos para que él hiciera eso. Subió a cubierta. —A partir de ahora usare ropa interior cuando estemos en público —le susurró a Severn. —Esperaré a Severn —dijo. demorándose un largo momento en su falda corta y delgada. —Me resultas familiar. El océano estaba lo bastante tranquilo para que Hakon uniera la lancha rápida junto a la plataforma que había detrás del yate de motor. dejándole oír la determinación de su voz. Hakon. Las cejas de su anfitrión se levantaron en especulación. Sophie podría haber subido de nuevo a la lancha y haber enterrado su cara contra las rodillas por la pura vergüenza.

Tengo que Jory Strong . Era casi imposible enfadarse con un hombre que podía convertir un rubor de tímida mortificación en uno de orgullo femenino. Ahora vete. Stuart Swain y Malik estaban sentados en sillones. —Pervertido. mejor. —Quizás sería mejor si llevaras un par en tu bolso. Estaba lista para él otra vez a pesar de con qué frecuencia habían hecho el amor. Sophie cogió el peldaño de la escala. Su mano se deslizó alrededor de su nalga. para emergencias. 268 .El Dragón de Sophie . Rezó para que su excitación no se arrastrara por debajo de sus muslos interiores y más allá del dobladillo de su falda antes de que pudiera llegar a la cubierta superior y sentarse. —Siempre. Mis socios y yo estamos dispuestos a ofrecerte un millón de dólares por ella. Sophie no sabía si llorar o reírse. Lo que deseas es una visión de mi coño desnudo. Xanthus le ofreció una mano desde arriba. —No es una posibilidad. —Vamos a ir al grano —dijo Severn—.Serie Vínculos Sobrenaturales III asegurarme de tu seguridad. intensamente consciente de la visión que le daba a Severn. El Club de las Excomulgadas Su boca encontró el lóbulo de su oreja. —Tú primero —dijo. Severn se rió entre dientes. ya que le permitió salir de la escala sin mirar a los hombres. No me gusta que él piense en ti protagonizando sus fantasías. mi Compañera del Corazón. Cuanto antes aseguremos el cáliz. Estás en posesión de la copa que erróneamente se conoce como el Cáliz de Eros. Un momento después Severn se sentó junto a ella con Xanthus a su derecha. Sophie reclamó una tumbona junto a Hakon. Eres mi fantasía. Sus labios se hincharon y sonrojaron. La aceptó con gratitud.

Stuart dijo—: Me pareció prudente mantener un perfil bajo y la cosa oculta hasta que todo se calmara. — ¿Queréis una? —Cuando nadie contestó afirmativamente. Severn despreocupadamente cogió la mano de Sophie y la colocó en su muslo antes de cubrirla con la suya propia y esconder el anillo. Para que obtengáis el cáliz 15 N. —Cierto. las perspectivas de V-Tercero habían mejorado inmensamente debido a su herencia. Y además de eso.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Sí. por supuesto. Pero su desaparición está relacionada con un asesinato muy sonado. ¿Te enteraste del paradero de la Copa por el nieto de VanDenbergh? Stuart cruzó los tobillos. 269 . a la policía y al fiscal del distrito. Para entonces ya habíamos pasado a considerar a cual isla ir de crucero con el fin de jugarnos la herencia de V-Tercero15. Levantó una botella de cerveza de la mesa al lado de su silla y tomó un trago. incluso si sólo puede ser por posesión de un objeto robado —Severn frotó el pulgar a través de los nudillos de Sophie—. seguida de una segunda. El Club de las Excomulgadas —Está asegurada por cinco millones —dijo Stuart. Así que aquí estoy. y aquí estáis vosotros. —Stuart se encogió de hombros—. Una cosa llevó a la otra y antes de que me diera cuenta y V-Tercero estuviera desmayado en el camarote de VanDenbergh’s Folly estaba en posesión de un pedazo de información muy interesante. Estábamos lamentando la muerte de la vieja cabra sobre una botella de whisky. Cinco millones sería un precio justo. El nombre de Honey salió. A veces los anglosajones se llaman entre sí por la inicial de su nombre o apellido.T: V abreviatura de VanDenbergh. sin duda les gustaría una condena. Tanto el ladrón como el asesino están muertos. se me ocurrió que era yo el que había tomado todos los riesgos en liberarlo del ladrón. y tal vez incluso de una tercera. Jory Strong . Pero una vez que estuvo en mis manos.El Dragón de Sophie . Tenía la intención de compartir lo que obtenga de ingresos por la venta del cáliz con V-Tercero.

Jory Strong . El Club de las Excomulgadas más mi silencio. te daré el cáliz.El Dragón de Sophie . Sophie oyó el acero de su voz. inteligente o una casualidad. y nos iremos con ella. Vio el destello de aceptación en los ojos de Stuart aunque no respondió inmediatamente. pacíficamente o no. —Transferiré el dinero a una cuenta en el extranjero si es lo que prefieres. La copa está aquí. — ¿Cuál? — ¿Has oído hablar de Drake’s Lair? Stuart resopló. Tomó otro trago de la botella de cerveza antes de ponerla sobre la cubierta. pero las hizo más amenazantes.Serie Vínculos Sobrenaturales III —No nos iremos sin el cáliz hoy. no me importa. Sophie se preguntó si quizás había estado reuniendo información sobre Severn en preparación para acercarse a él por la Copa del Dragón. Eso explicaría como Stuart sabía que para la policía era familiar el interés de Severn en el cáliz. aunque me permito sugerir una alternativa —dijo Severn. — ¿Y mi dinero? —Stuart no parecía particularmente asustado de Severn. 270 . —Tres millones —dijo Severn. que es una consideración importante dado que es un artículo robado y la policía ya conoce sobre tu interés en ello. Severn se rió. — ¿Crees que soy lo bastante loco para tenerlo en el Fortune’s Child? Severn se encogió de hombros. —Una vez que el dinero esté ingresado en una cuenta de la costa. Esa es tu elección. —Las palabras fueron dichas tranquilamente. —Loco.

—Trato hecho —Stuart se puso de pie y desapareció bajo cubierta. Había parecido satisfecho por el acuerdo y Severn no le había dicho a ella que se pusiera a cubierto. Pero eso no tenía sentido.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie contuvo su sonrisa aunque quisiera gritar por la victoria y celebrar la astucia de Severn. pero no vio ningún signo de barco cercano. tampoco había cualquier helicóptero en el aire. De repente se preguntó si los hombres tenían miedo de que Stuart fuera a volver disparando. en oro. El Club de las Excomulgadas — ¿Quién no? —Sería muy sencillo colocar los tres millones en una cuenta allí —dijo Severn—. cómo decidas usarlo depende de ti. Su estómago se tensó con una premonición de peligro. Hakon y Malik se levantaron y tomaron posiciones cerca de la puerta por donde había desaparecido Stuart. pero por lo menos ahora no tendría que pagar por el cáliz dos veces. piedras preciosas o dinero en efectivo. — ¿El Drake’s Lair serviría sólo de banco? ¿O me permitirían jugar allí? —Te ofrezco acceso al club.El Dragón de Sophie . Jory Strong . Sophie siguió su mirada. Probablemente gran parte de ello terminaría en los cofres de Severn. Los nervios bailaron a lo largo de la columna vertebral de Sophie. sacando todo el dinero que quieras de una forma que te satisfaga. Por el rabillo del ojo vio la sacudida de la cabeza de Xanthus a un lado. hasta que la cuenta quedara vacía. incluso el pilotado por los hombres de Malik. Dudaba que cualquier parte de los tres millones de Stuart saldrían fuera de Drake’s Lair. El entusiasmo ardió en los ojos de Stuart. Tenía la intención de hacerle cumplir su acuerdo para reembolsar a la compañía de seguros. Te permitiría entrar y salir del club a tu gusto. Se lamió los labios. 271 .

Las piedras brillaron como el sol cuando Stuart salió por la puerta sosteniendo la Copa del dragón. inexplicable. era fácil entender los rumores de orgías y de resistencia sexual que se habían desarrollado alrededor del cáliz. Sophie. como si estuviera siendo bombardeado por la misma ardiente necesidad. tan real.El Dragón de Sophie . —Vete —dijo Severn—. El Club de las Excomulgadas Sophie jadeó y se puso de pie cuando el anillo de repente ardió más caliente contra su piel. Xanthus se colocó al otro lado de Sophie. Un instante después el anillo se enfrió y se atenuó a un nivel cómodo. El cuerpo de Hakon se tensó. Severn agarró su brazo. El asalto a sus sentidos era tan feroz. El relicario de protección zumbaba contra su pecho. El Cáliz de Enos era mucho más pequeño de lo que Sophie se había imaginado. En un instante. Pero hasta a esa distancia resonaba con magia. ya no fuera necesario llamar la atención sobre la presencia de la copa. Baja al barco de Hakon. El Fortune’s Child se movió por un oleaje repentino. mi Compañera del Corazón —murmuró. que se tambaleó. Xanthus. —Soltó su mano y cerró filas con Hakon y Malik. —Pronto. —Es hora de irse —dijo Severn—. su voz ronca. Quería Jory Strong . como si después de haber cumplido su objetivo. Una repentina urgencia por tomar la copa se apoderó de Sophie.Serie Vínculos Sobrenaturales III beber de ella y después follar. 272 . Malik tomó posesión del cáliz cuando un viento fuerte. helado barrió a través de la cubierta. Incluso el collar del Compañero del Corazón se calentó desde donde descansaba entre sus pechos. vete con ella. Sophie se habría tambaleado a través de cubierta si Xanthus y Severn no la hubieran estado agarrando. Apresúrate.

El barco subía y bajaba una y otra vez. con los brazos de Xanthus paralelos a su cabeza. No se resistió cuando Xanthus la llevó a la escala. aire y agua danzando por el espacio antes tranquilo. El caos cayó sobre cubierta. Una sensación de júbilo y victoria se apoderó de ella. Sólo el hecho de estar más cerca y haber actuado con tanta rapidez le permitió agarrar el cáliz. 273 . Malik siguió. Sabía que el mar era traicionero. Severn estaba de pie sobre la barandilla. pero fue efímera. Jory Strong . Su corazón se aceleró cada vez más cuando la pequeña lancha de Hakon golpeó contra el Fortune’s Child. Ella se zambulló en el agua cuando la Copa del Dragón cayó. Fue perfectamente calculada para un lanzamiento violento.El Dragón de Sophie . Una ráfaga helada salió de la nada. sino que fue agarrado por un chorro de agua que hizo a Sophie pensar en una mano que lo alcanzaba para capturarlo. con su pecho a centímetros de su espalda. No cayó hacia abajo. Empezó a bajar. al barco que había esperado. Los hombres maldijeron.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie odiaba no ser capaz de ver lo que estaba pasando. Soltó un suspiro de alivio cuando Hakon apareció en la escala. Lo abrazó contra su pecho. esperando. pero nunca había experimentado nada que compitiera con el extraño viento. Las butacas cayeron al agua. El Club de las Excomulgadas Una pequeña nube en embudo se formó sobre cubierta y envió el miedo corriendo por Sophie. agarrando la Copa del Dragón maniobrando por la escala con una sola mano. Trató desesperadamente de no pensar en la falda azotándose y revelándose mientras bajaban en una formación de dúo. Él se relajó y el cáliz se soltó de su asimiento. Malik se estrelló contra el Fortune’s Child con tanta fuerza que el estómago de Sophie se revolvió con el sonido de huesos rompiéndose.

Sus pulmones ardían. pero resistió el impulso hasta que subió sobre la superficie del agua. El aire se escapó en un quejido de dolor. El calor abrasador la golpeó de nuevo y lo último de su oxígeno se escapó justo cuando sus miembros dejaron de tener calambres y sintió que se movía hacia la superficie.El Dragón de Sophie . una boca cubrió la suya. Oyó que una mujer gritaba. incluso cuando una corriente poderosa se arremolinó alrededor como si tratara de quitársela de su agarre. Creía que podría haber sido ella. Uno era de un azul intenso con vestigios rojos.Serie Vínculos Sobrenaturales III Más aire se le escapó. Podía sentir que comenzaba a desmayarse y usó sus últimas fuerzas para seguir dando patadas pese al dolor en sus piernas. la succionó hacia abajo y lejos del barco mientras daba patadas y luchaba. pero tan pronto como lo hizo. Jory Strong . y el otro era de un brillante verde y oro. El aliento de Severn se convirtió en su aliento. Demasiado tarde. nada que pudiera 274 . El pánico amenazó con paralizarla. Sophie. Sus brazos le dolían aunque no soltó la copa. abrir los ojos. Sus ojos picaban cuando los abrió para comprobar la distancia y la dirección de la superficie. Se sintió rodeada por un cubito de hielo. No hay tesoro. Un muro de fuego líquido brotó de sus bocas y rodó sobre ella. Ella quería parpadear. Le recordó la extraña corriente fría que había tirado de ella hacia abajo en el agua después de haber sumergido el relicario que contenía la piedra de la fascinación en el océano. tanto en su garganta como contra su pecho. pensó. Sophie abrió sus ojos de nuevo y jadeó al ver a dos dragones descender sobre ella. Ella gimió y sintió su gruñido tranquilizador. Sus piernas y costados se tensaron. —Si alguna vez haces algo tan tonto otra vez. El agua se hizo más fría. No podía seguir pensando más. no serás capaz de sentarte durante una semana —dijo Severn—. Las lágrimas se formaron. El Club de las Excomulgadas El agua fría la revistió.

Si recuerdo correctamente. ahora en calma. Sus ojos se oscurecieron. Sophie. A pesar de las aguas tranquilas y su éxito en conseguir y mantener la Copa del Dragón. No te arriesgues otra vez. Podemos volver a tu finca y tomar una ducha juntos. —Su voz era un gruñido bajo y salvaje. —Estará bien. Sophie podía sentir el modo que su corazón tronaba con una emoción turbulenta. Severn terminó el beso. Hakon emergió al lado de ellos. El Club de las Excomulgadas compensar tu pérdida.Serie Vínculos Sobrenaturales III en un ángulo extraño. — ¿Malik se pondrá bien? —preguntó Sophie. 275 . —Lo digo en serio. la lancha de Hakon poco a poco se acercaba al punto donde habían emergido y estaban flotando sobre el agua. A lo lejos vio al Fortune’s Child. —Vamos a llevar la copa a Drake’s Lair y luego terminaremos de establecer los vínculos. también. Sus fosas nasales se dilataron. Entre ellos. —Yo estoy bien. Cogió la Copa del Dragón de la mano sumisa de Sophie y se la dio a él. Sufre una conmoción cerebral y algunos de sus huesos están rotos. Estaba sentado Jory Strong . Xanthus pilotaba. —Su boca cubrió la suya de nuevo.El Dragón de Sophie . que advertía amenaza si se atrevía a negarlo. Ella miró a su alrededor en el océano. Malik sostenía su brazo contra su pecho. esta vez llevándose su aliento. Su mano encontró su nalga desnuda bajo el agua. Severn aumentó su apretón sobre ella. recordando el sonido de huesos rotos cuando se había estrellado contra la parte trasera del Fortune’s Child. pero nada peligroso para su vida. que sugería que iba a desmayarse de manera inminente. parecía que disfrutaste de la que tomamos hoy. —Ella tocó sus labios en los suyos—.

El latido del corazón de Sophie se aceleró con los pensamientos de dragones.Serie Vínculos Sobrenaturales III que la carencia de ropa interior era un hecho cuando se trataba de dragones masculinos. No había una explicación racional para ello. Independientemente de lo que la vinculación implicara. Su subconsciente había reconocido a Severn y a Hakon aunque estaba demasiado lejos para verlos. helada en el océano había desaparecido tan rápidamente como había llegado. todo colocado en una caja. a pesar de que no hubiera esperado sufrir el delirio en un proceso de ahogamiento. Por lo visto Severn se olvidó de pedirle que trajera una falda. de su vida. envuelto y presentado con esmero. *** Severn envió a un par de sus hombres para que recuperaran su deportivo. Xanthus fue a la finca para coger ropa seca.El Dragón de Sophie . ¿por qué no podía sacudirse la aplastante sensación de que las respuestas racionales no eran las correctas? Severn abrió la puerta del pasajero y la ayudó a salir del coche deportivo. Incluso la recuperación milagrosa de Malik después de unos minutos en casa de Hakon podría atribuirse a los potentes analgésicos. El calor de su fuego había descongelado sus miembros. Y la explosión de calor que la había liberado no era más que una interpretación de por qué la extraña anomalía. aunque parecía Jory Strong . 276 . Las imágenes brillantes que había visto en el agua le habían parecido tan reales. Sophie sonrió abiertamente cuando alisó sus manos sobre sus pantalones cortos. El Club de las Excomulgadas Sophie pasó la lengua a lo largo de la comisura de su boca en señal de súplica. estaba más que lista para formar plenamente parte de su mundo. Todos ellos llegaron a Drake’s Lair después de una breve parada en casa de Hakon. Había estado a punto de desmayarse. No tenía ningún deseo de pelear con él. Ahí lo tienes. ella tenía una imaginación muy activa. Los dragones habían salido de los tatuajes que llevaban. por supuesto. Entonces.

—Cuidado. Se inclinó sobre ella. de Malik. Severn era la razón de que las respuestas racionales no la satisfacían. 277 . La lujuria que hervía entre ellos estaba peligrosamente cerca de la superficie. La suavidad de su boca contra la de ella era una contradicción fascinante a la dureza de su cuerpo. mi ardiente compañera o tu culo quemará pronto con el castigo que te administraré. —No puedes esperar que esté en presencia de tanto caramelo para los ojos y no mire. y cual eran de Severn. mi Compañera del Corazón —ronroneó. de la misma manera que había estado cuando Stuart salió a la cubierta con la Copa del Dragón. aunque Sophie no podía decir de un vistazo que hombres eran de Hakon. por lo visto no había ningún macho dragón feo. mi Compañera del Corazón —ronroneó. Sin tatuajes visibles. pero una cosa era obvia. Él era pura magia.El Dragón de Sophie . Sus labios se retiraron en un gruñido siseante que envió un escalofrío de miedo erótico bailando por su columna y sobre sus labios vaginales sonrojados. No confiaba en Severn para no reaccionar con un beso o un toque que los enviara a ambos sobre el borde y a una demostración muy pública de lo que sentían el uno por el otro. Ella se echó a reír cuando envolvió su mano en el collar del Compañero del Corazón. El Club de las Excomulgadas —Sólo uno poco más. Cualquier duda acerca de lo importante que era el Cáliz de Enos había sido descartada por el número de hombres que los acompañó a Drake’s Lair. —Muy sabio. Además de Xanthus al menos treinta guardaespaldas estaban presentes. Ella resistió el impulso de incitarle. Jory Strong . Ella se rió y lo miró a los ojos.Serie Vínculos Sobrenaturales III Un gruñido bajo desvió su atención de nuevo al dragón de su lado. adivinando sus pensamientos como tantas veces parecía hacer.

y naipes dispersos para apiñarse más cerca del cáliz. —Fuego del dragón —gritó— para todo el que lo desee. rodeando la multitud. Severn bebió del cáliz y luego colocó su borde en los labios de Sophie. la emoción y la anticipación palpable y el corazón de Sophie se aceleró con ello. Se sorprendió y divirtió por lo poco que le importaba el cáliz a pesar de haber pasado 278 . Los guardaespaldas se desplegaron en abanico. El brazo de Severn se curvó alrededor de su cintura mientras la atraía a su frente. El Club de las Excomulgadas Uno de los guardaespaldas abrió la puerta de Drake’s Lair. fue la impresión de Sophie antes de que una multitud de hombres de todas las edades dejaran mesas llenas de oro.Serie Vínculos Sobrenaturales III En cuestión de segundos rondas de bebidas fueron servidas por camareros uniformados. conteniéndola. —Por ti —dijo Malik. ¡Qué todos podamos encontrar la misma fortuna que Severn tiene! Los hombres levantaron sus copas y las sostuvieron. — ¡Qué todos vosotros encontréis la misma fortuna que yo he encontrado! Un “viva” subió cuando Sophie bebió de la copa. Un camarero sirvió el contenido de una copa de cristal en la Copa del dragón. La potente bebida quemó su camino hacia abajo por su garganta cuando los hombres del cuarto vaciaron sus propias copas y pidieron otra ronda. todos los cuales tenían dragones bordados en los cuellos de sus camisas. Jory Strong . El corazón de Sophie dio un vuelco cuando vio a las dos mujeres. —Vámonos —dijo Severn cuando devolvió la Copa del Dragón a Malik. y en el proceso. joyas. impidiendo que la madre de Severn y Audriss se acercaran al cáliz. pero especialmente para mi compañera.El Dragón de Sophie . entregando el Cáliz de Enos a Severn antes de girarse a la muchedumbre reunida y levantar su copa—. esperando en silencio. La abrumadora riqueza y lujo.

El Club de las Excomulgadas su vida persiguiéndolo. y completar su vínculo. Él y Hakon habían roto el pacto cambiando a su forma de dragones en el reino mortal. y Severn lo habría hecho allí. La rabia rasgó a Severn recordándolo. Por el Gran Antepasado Compartido. Habían Jory Strong . su madre estaba esperando. Los fey eran elementales.El Dragón de Sophie . en conseguir llevara Sophie al reino dragón. sin tener en cuenta las consecuencias. Cuando salió del anillo de los guardias. su corazón había estado muy cerca de dejar de latir cuando ella había saltado del barco a las mortales y heladas garras de Morgana mientras Neryssa en forma de viento los había mantenido tanto a él como a Hakon atrapados durante unos instantes preciosos mientras Xanthus se había esforzado por desatar la lancha del Fortune’s Child. ligados al mundo de los mortales con mayor fuerza que los dragones o los elfos. Esperaba que Neryssa y Morgana hubieran muerto cuando el fuego del dragón las derribó. No contaba con ello. Habían esperado hasta que llegaron al agua. pero un segundo más en la lancha. Sus fosas nasales se dilataron y ella hizo todo un espectáculo no reconociendo a su compañera.Serie Vínculos Sobrenaturales III arrastrado a su compañera a las profundidades del agua y sin embargo ella se había aferrado al cáliz y les negó el premio aún cuando su vida estaba siendo robada. Ahora. Neryssa se había unido a Morgana cuando habían llegado a Sophie. Tendría que ser suficiente para haberlas obligado a retirarse. Severn guió a Sophie a través de los hombres reunidos alrededor de Hakon y Malik. 279 . todos sus pensamientos estaban centrados en una cosas. Sus ojos brillaban con fuego.

Lo que ella decidiera hacer con su amenaza: el perder a su heredero y a sus nietos. —Volveré a mi casa. Jory Strong . El instinto le exigía que luchara con todo el que no tratara a su compañera con el respeto que se merecía. Sophie y yo podremos construir un hogar para nosotros y nuestros futuros hijos en otro lugar. el vínculo del dragón con Sophie. si fuera necesario. 280 . a pesar de que no tenía la intención de retrasar su salida con el fin de luchar con ella ahora.El Dragón de Sophie . Cortaría contacto con ella. no cuando estaba tan cerca de tener lo que más deseaba. El calor se elevó alrededor de ellos cuando su carácter se disparó.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Si no te has ido de la finca cuando Sophie y yo hayamos vuelto de establecer los vínculos asumiré que estás en posesión de ella y ya no me consideras tu heredero. Su madre se puso rígida. Pediré que mis tesoros y mobiliario sean movidos. El Club de las Excomulgadas Capítulo Veinte La ira llenó a Severn. Su madre miró alrededor. estaba en ella. —Con Audriss —dijo Severn. Severn se encogió de hombros. Se encontró con la mirada de su madre en un desafío silencioso. —Esto no se ha solucionado —dijo ella. Ella asintió con la cabeza bruscamente. Su atención cambió al vientre de Sophie como él sabía que haría.

Malik y Xanthus tejerían. —Gracias. sino que pronto sería una leyenda entre los de su especie. cuentos que se amplificarían cuando volvieran del reino del dragón. Pero me aseguraré de que sus cosas sean retiradas de la finca y su invitación a entrar sea revocada. Jory Strong . el tiempo que pasó entre los humanos le había enseñado a no subestimar el poder de la cortesía y encanto. más que a su finca. ¿Cómo podría ser de otro modo? Su compañera no sólo era hermosa. Severn abrió la puerta del piso de Tielo.El Dragón de Sophie . Podría imaginar bien los cuentos que Hakon. Dirigió a Sophie dentro y cerró con llave la puerta detrás de ellos. El Club de las Excomulgadas El pecho de Severn se tensó con inquietud cuando no vio ni rastro de la dragona con la que su madre había estado decidida a acoplarle. —No puedo obligar a Audriss a volver conmigo —dijo su madre—. Los pequeños gestos. reveladores hablaban de la posibilidad de encontrar un terreno neutral en el cual tratar el uno con el otro. 281 . Severn se despidió antes de que la tregua pudiera romperse. Tenía pocas dudas de que cada varón dentro del local no fuera consciente de su localización. madre. Condujo a Sophie a través del restaurante del club y a la oficina privada de Tielo. y luego lo pegó a la puerta que llevaba a los cuartos privados de Tielo. En verdad sólo lo había colocado en beneficio de Sophie. Decidió llevar a Sophie al piso de su primo Tielo que mantenía en Drake’s Lair.Serie Vínculos Sobrenaturales III Ella parpadeó sorprendida e inclinó la cabeza ligeramente en una respuesta regia. cuando colocó el cartel. aunque no fuera necesario. Dudó en el escritorio lo suficiente para garabatear en un trozo de papel un No Molestar. Su compañera era la responsable de encontrar la Copa del Dragón y haberla salvado de convertirse otra vez en una copa de orgías para diversión de la reina Otthilde. El grito ahogado de Sophie le hizo reírse entre dientes. Severn asintió con la cabeza y.

Apretó su polla contra su montículo hasta que ella estuvo jadeando ligeramente y se ruborizara por la sensación. Las imágenes de verte saltando del barco y arriesgando tu vida arden en mi mente. luego la dejó colgar abierta mientras se quitaba sus sandalias y las colocaba aparte. La necesidad palpitó en su polla. pero ahora estaba de pie ante él en toda su ardiente gloria. Se preparó para su respuesta negativa. Estoy más que contento de complacerte. Su desobediencia calentó su sangre. El miedo que experimenté es un lugar oscuro en mi alma. — ¿Quieres otra zurra? —preguntó—. casi expuestos. sintiendo que la magia que le mantenía en forma humana se tensaba contra sus sentidos. Había estado muy cerca de perderla. Su pierna se rizó alrededor de su pelvis mientras se frotaba contra su erección cubierta de tela y enviaba rayos de fuego a su columna. Sus labios se inclinaron hacia arriba. ¿Es por eso que estás desafiando mi orden de desnudarte? —Su mano acarició su nalga—. Hizo todo un espectáculo de desabotonar lentamente los botones de su camisa. suya para reclamarla. por el atrevimiento que enviaría como una prueba para su voluntad y su Jory Strong .El Dragón de Sophie . Su agresividad lo encendió. suya para reproducirse con ella cuando fuera el momento correcto para ambos.Serie Vínculos Sobrenaturales III control. 282 . —Desnúdate —refunfuñó. suya para follarla. dando un paso hacia él y presionando sus exuberantes pechos. Severn ahuecó su culo. Ella respondió con una sonrisa. —Sophie —le advirtió. El Club de las Excomulgadas Una oleada de lujuria le golpeó con la repentina intimidad. Los ojos de Sophie se ampliaron con la sorpresa primero y luego con el hambre sexual. Sus brazos se abrazaron alrededor de su cuello. contra su pecho. Ella se lamió los labios en cambio.

Frotó su mejilla contra la suya—. —No puedes creer en serio que no lo seas. mi alma. Aislinn me dijo una vez que la magia siempre requiere renunciar a algo.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Me gustaría creer que soy tu fantasía hecha realidad —dijo. Jory Strong . —Puedo ser posesivo y dominante. azul intenso con indirectas de rojo. generoso. algo directamente sacado de una fantasía. Si alguna vez hubo un momento para prepararla para la vinculación. Las manos de Severn se movieron para remontar la delicada línea de la columna de Sophie. Era magnífico. muy sexy y muy cariñoso —dijo Sophie. Desde el instante en que la piedra del Compañero del Corazón reaccionó a ti. Su beso era de súplica. —Su corazón se inundó de emoción cuando los ojos de su compañera se volvieron límpidos con la profundidad de sus sentimientos hacia él. Y me rendiría más si tuviera que hacerlo. Sabes que adoro todo de ti. he sido arrastrada a un mundo de magia y estás en su centro. era este. Salvaste mi vida. He renunciado a mi corazón. de tranquilidad. y la completa independencia que fue tan importante para mí. Te amo. —También eres protector. después de haber vivido la pesadilla del asesinato de mi madre. Lo eres todo para mí. Cuando terminó. —Estoy a salvo ahora. 283 . No me puedo imaginar con nadie más. Ella inclinó su cabeza hacia atrás para poder mirar a sus ojos. Incluso he sido amenazado con la etiqueta de machista. él susurró: —No te puedo perder. Ni siquiera puedo soportar pensar en la vida sin ti. de amor. Aquellos últimos segundos cuando estuve a punto de desmayarme te vi como un dragón que respiraba fuego. —Sonrió contra su boca—.El Dragón de Sophie . El Club de las Excomulgadas Los labios de Sophie encontraron los suyos.

o el funcionamiento de su imaginación muy activa. No iba a volverse loca cuando la llevara al reino de los dragones. El collar del Compañero del Corazón. Severn dijo: —Soy tanto dragón como hombre. Sophie. Ella le creyó. Conóceme en mis dos formas. Su corazón latía con fuerza contra su pecho. Severn levantó la boca de ella. Quiso que ella pensara en lo que le había dicho. Le aceptó.Serie Vínculos Sobrenaturales III la enorme colección que tenía de cristales. Vincúlate conmigo. Ella creía en la magia. o que hiciera una broma.El Dragón de Sophie . No importaba y ella no tenía la intención de profundizar demasiado en ello. según le había confesado en la playa cuando habían saludado la salida del sol. Llámalo instinto. eran testimonio de ello. Ella miró sus ojos azul zafiro y sintió solamente entusiasmo y amor. 284 . y el relicario de protección. se dieron un beso sincero. ¿Cómo no podía no hacerlo? En algún nivel había sabido desde el principio que era algo más de lo que parecía ser. imaginativa. —Acéptame. junto con Jory Strong . mi Compañera del Corazón. Su ritmo se aceleró cuando lo que le dijo se alojó más profundo en su conciencia. Las manos de Sophie se enredaron en sus gruesos cabellos de pelo castaño- rojizo. —Presionó sus labios a los suyos otra vez para impedirle hablar. En este reino tengo prohibido cambiar de forma aunque ninguna amenaza de castigo me impediría hacerlo alguna vez. mientras sus manos buscaban piel y sus cuerpos se presionaban fuertemente juntos. El Club de las Excomulgadas Severn ahuecó su cara. para que encajara sus burlas. Ella era inteligente. Ella no se apartó con terror de él. intuición. si tu vida estuviera en peligro. Cuando el besó terminó. Sus labios se encontraron. como hice hoy. Durante un largo rato. con las cosas que ya sabía. que intentara negarlo.

Ella deslizó su blusa ya abierta de sus hombros y la dejó caer al suelo. Severn se quitó la camisa sin protestar. Se quitó el cinturón. Se abrió el broche de su sujetador y se lo quitó. Te acepto. puntuándolo con un breve beso—. Severn echó la cabeza hacia atrás y se rió. siguió con los zapatos cuando su dedo se deslizó en su canal resbaladizo y se estremeció al imaginar que era su lengua.Serie Vínculos Sobrenaturales III de abrir el botón superior de sus pantalones cortos. Su aliento salió en un jadeo agudo. —Tu turno para quitarte algo —dijo ella. El Club de las Excomulgadas —Te amo —dijo ella. su polla. 285 . —Le besó otra vez—. Pero esas lágrimas se quemaron rápidamente por la ardiente lujuria cuando él se separó de ella y repitió su orden más temprana. —Sophie —refunfuñó. Cubrió una aureola con la excitación que todavía llevaba de su coño. Se retiró. revelándole e hipnotizándole con un vislumbre seductor de su coño depilado. Sus ojos se oscurecieron cuando encontró su clítoris y gimió. El sonido estaba tan lleno de felicidad que la garganta de Sophie se atascó con lágrimas de emoción. metiendo sus dedos en la abertura de sus pantalones cortos. Sus dedos jugaron con el broche delantero de su sujetador y luego lo abandonó a favor Jory Strong . —Desnúdate. Seré feliz de vincularme contigo. —Una sonrisa burlona se formó en sus labios—. Ella se ablandó. sus pantalones. Los ojos de Severn ardieron con lujuria. Sólo dime qué tengo que hacer. Las fosas nasales de Severn se dilataron cuando sus dedos encontraron la cremallera y lentamente tiraron hacia abajo.El Dragón de Sophie . Sus dedos encontraron sus pezones.

reluciente con un brillo fino de sudor—. succionando y lamiendo.Serie Vínculos Sobrenaturales III Enredó sus dedos en su pelo. 286 . La besó hasta que ambos estuvieron sin aliento mientras luego la impulsaba hacia abajo. Jory Strong . Su boca estaba caliente. —Sophie —gimió él. rezumó. El fuego del dragón ardía a través de cada célula. concediéndole permiso justo cuando estaba dispuesto a rogarle que le tomara en su boca. Su polla saltó. y pulsó en anticipación. Sus nalgas se apretaron con el primer roce de sus labios contra su pene.El Dragón de Sophie . Caminó hacia él. ronroneó cuando se rozó contra él y sintió su polla dura contra su coño húmedo. Gimió cuando tomó sus pezones. Su lengua era un perverso placer. Sophie. mordisqueando cuando se estremeció de placer. Su provocadora compañera no tenía ni idea de cómo de caliente era el fuego real con el que estaba jugando. Su corazón se saltó un latido cuando ella alzó la vista hacia él por debajo de sus pestañas y luego volvió ligeramente su cabeza y acarició con su barbilla a su eje. mojado. El Club de las Excomulgadas —Estás probando mi paciencia —dijo. mojada. El resto de lo que queda. o sentirás mi mano en tu trasero. decadente. un convite sensorial que tenía a su abdomen apretándose cuando lamió sobre ello y se sumergió en su ombligo en una imitación de follada profunda. Severn luchó por el control como nunca había luchado antes. su cuerpo tenso con la necesidad. Con un sensual movimiento ondulante de sus caderas los pantalones cortos cayeron. — ¿Ahora qué? —susurró.

esperando atención. Sabía que él era diferente. Su coño palpitaba de deseo. La magia se deslizó para revelar su tamaño verdadero. Severn giró de protesta cuando su boca le abandonó. —Es cierto —murmuró ella. enviándolo en un picado de necesidad que solo estaría satisfecha con una eyaculación de la caliente lava de su semilla. antes de inclinar la cabeza y explorarlos con su lengua y labios. Jory Strong . Creo que hay un lugar para ti en el cine. y ya no fue capaz de esconder los anillos de dragón de ella. Sophie estaba cautivada.Serie Vínculos Sobrenaturales III el instinto exigiendo que se condujera a si mismo más profundo. pero ahora podía medir esas diferencias con los ojos. Ella sorbió. con la lengua. suplicando. y por los dedos que midieron el peso de sus testículos y una mano que rodeó su gruesa y rígida polla. fascinada. cuando su mano se deslizó hacia abajo para poder estudiar los cantos gruesos que había debajo de la cabeza de su pene. Él se resistió. más grande que los demás hombres. La risa ronca de Sophie fue seguida de un suspiro apreciativo. mordisqueó y succionó a lo largo de la longitud de su erección hasta que la lujuria fue un trueno continuo en su cabeza. 287 . La excitación rodaba por el interior de sus muslos. lamió y le dio placer hasta que él estuvo empujando. Sus labios se curvaron en una sonrisa aunque el aliento salió despedido de su cuero cuando tomó la punta de su pene en su boca caliente y mojada. El Club de las Excomulgadas Ella besó y lamió. Su clítoris se puso rígido. —Si alguna vez pierdes tu fortuna —bromeó—.El Dragón de Sophie . Ella se apretó contra él. Le castigó con sólo deslizar la lengua contra la hendidura de la cabeza de su polla.

sus caderas empujando al ritmo de sus succiones. y nos uniremos. Cuando despiertes. en la forma en que su nombre se convirtió en un cántico. Sus respiraciones se hicieron más cortas. No era de extrañar que se hubiera sentido estirada al límite cada vez que la había llenado. El entendimiento alboreó. con arañazos superficiales en su espalda. Mírame. estarás en el reino dragón. Palpitaba caliente y duro contra su mejilla. Cara tirón de sus caderas era una validación de su necesidad por ella. Dos veces se había despertado en un lugar diferente. Ella volvió la cabeza y rodeó el espolón de su muñeca con sus labios y lengua. Sophie —dijo. El Club de las Excomulgadas Le quería dentro de ella. Sus gemidos eran música para sus oídos. Dos veces se había desmayado.El Dragón de Sophie . Él gimió cuando su boca abandonó su pene. No era de extrañar que él se lo hubiera negado antes. 288 . No era de extrañar que cada clímax hubiera estado casi más allá de soportarlo debido a su intensidad. mientras amasaba sus pesadas pelotas—. su voz tensa. Un estremecimiento de sorpresa se movió a través de ella cuando vio las pequeñas garras en sus muñecas. pero también quería darle más placer. Su polla se balanceó y rezumó. Él no era humano. Ella se forzó a abrir los ojos.Serie Vínculos Sobrenaturales III había mostrado una cuando se trataba de pasión. Vas a desmayarte después cuando el suero se inyecte. de placer. Sophie se lo llevó a la boca de nuevo. Lo tomó profundamente. —No voy a ser capaz de contenerme de rastrillar con mis espolones cuando me corra —dijo—. —Escúchame. lo suficiente para que su lengua pudiera rozar los bordes debajo de su punta. No concedió ninguna misericordia porque él nunca le Jory Strong . Las manos en su pelo se apretaron y ella supo que estaba a sólo unos segundos de obligarla a volver a su erección. una súplica. Lo exploró y él encontró que su falta de miedo lo excitaba aún más. Se deleitaba en tenerle jadeante.

Sophie gimió cuando la estiró y quemó con su longitud y grosor. Dilo. La próxima vez te dejaré tragar mi semilla. Pero ambos estaban demasiado excitados para jugar por más tiempo. Ensanchó sus muslos y se arqueó hacia atrás para que supiera cuanto le gustaba tenerle montándola. follándole la boca. —La próxima vez —refunfuñó mientras se empujaba en su canal—. Ella inclinó sus caderas para poder tomar más de él. Los ahuecaron. El Club de las Excomulgadas Un poder femenino la llenó. Se estremeció cuando la lengua de ella encontró cada punto sensible. El espolón agudo en la base de sus muñecas se arrastró a lo largo de su espalda sin romperle la piel. Soltó el espolón y agachó la cabeza para acariciar sus testículos. cuando exploró la ranura en la cabeza. gritando cuando las crestas gruesas de su polla hicieron que su matriz revoloteara y su vagina se apretara como un puño. Ella tomó su polla en su boca de nuevo. apretaron y estimularon sus pezones. Jory Strong . Sus manos fueron a sus pechos. —Mía —gruñó. para agarrar la piel de ellos entre sus labios y dientes. y unirse permanentemente. demasiados listos para encontrar la culminación última. Severn se inclinó sobre ella. Ambos estaban demasiado necesitados. quemándolos con el calor de su aliento y pasión. Él comenzó a moverse. esta vez con la intención de oír su grito de liberación. 289 . Sus uñas arañaron de arriba abajo su espalda y nalgas en advertencia.El Dragón de Sophie . Él se resistió y se sacudió. profundizando su penetración—. Sophie —exigió mientras sus dientes se apoderaban de su hombro. y tembló en el último momento apartándose y forzándola a colocarse sobre sus manos y rodillas. —Tuya —jadeó. aunque lentos al principio. Él empujó profundamente en su garganta. sus golpes profundos y con fuerza.Serie Vínculos Sobrenaturales III dentro y fuera. las crestas gruesas. se quedó sin aliento y jadeó. agarrando la alfombra en sus puños y meciéndose hacia atrás.

lanzó un grito de placer. esmeraldas. Severn permaneció como humano. muy alto. brillantes. El aire alrededor de ella brilló en un tono azul y rojo.Serie Vínculos Sobrenaturales III No había ninguna lucha contra él. Su corazón tartamudeó y bailó en su pecho. En un instante le recordó a Sophie esos momentos en el cuarto de orgías de VanDenbergh cuando lo había imaginado como un dragón.El Dragón de Sophie . su guarida. de la falta de verdes copas de árboles. con el sonido de carne palmeando contra carne. o de cualquier otro color. *** Sophie se despertó en una cama de piedras lisas. de aceptar. su estómago dio un vuelco. Ella gritó cuando sus golpes se hicieron más contundentes. zafiros. pero sólo apenas. Su forma de dragón revistió su carne y huesos mortales. Jory Strong . El brazo de Severn se apretó alrededor de su cintura. Sophie miró a su alrededor y se rió de nuevo. ópalos. Ella se suavizó. eran sólo algunas de las gemas que reconoció. Los recogió en puñados y se echó a reír cuando los dejó escaparse entre sus dedos. supuso que estaba muy por encima del suelo. El Club de las Excomulgadas Sus gritos y gemidos llenaron la habitación. Familiares labios arrastraron besos a lo largo de su cuello. Se unieron a los ásperos jadeos de él y sus gruñidos guturales. cuando se hizo más dominante. un dragón macho exigiendo la sumisión completa de su compañera humana. Diamantes. Sólo había el deseo de ceder. Por el cielo azul y las nubes blancas visibles a través de la abertura. Todo pensamiento la dejó mientras él se apoyaba más pesadamente en ella. sin duda. —Creo que necesitamos una barandilla de seguridad si voy a pasar mucho tiempo aquí. 290 . rubíes. y se corrió en una ola de éxtasis cuando su caliente semilla salpicó sus entrañas y los espolones de sus muñecas arañaron hacia abajo por sus costados. Estaba en una cueva. más exigente. su cuerpo humano fusionado en su espalda.

Y luego te llevé a mi guarida de la forma habitual. — ¿Por eso tienes espolones? —En parte. Él la abrazó con fuerza. te agarraré. Gimió en protesta cuando sus dedos la dejaron. Una mano acarició su estómago y ahuecó su montículo. Sus dedos se metieron en su raja. Lo pintó con la excitación que había reunido de su coño. pegada a mi pecho mientras volaba hacia aquí. sospecho que fue algo bueno para ambos que estuvieras inconsciente. Ella se puso más mojada y excitada en un santiamén. —Entramos en el reino dragón a través del portal común. — ¿Cómo hemos llegado aquí?—preguntó Sophie. Trató de darse la vuelta en sus brazos para poder mirar su rostro. — ¿En parte? 291 . él se lo permitió. Jory Strong . Esta vez cuando intentó girarse en sus brazos. —Si te caes.Serie Vínculos Sobrenaturales III —Ahora estamos unidos. Mantenidos unidos por la magia así como el amor. Estamos a un solo pensamiento de distancia el uno del otro. Sus ojos eran de un zafiro oscuro. Se sobresaltó ante el sonido de su voz. Severn remontó el diseño. con una expresión de satisfacción total. Jadeó cuando vio el tatuaje de dragón cerca de su cadera izquierda. teniendo dificultades para mantener sus labios inmóviles. —Frotó el espolón de su muñeca por su costado—. El Club de las Excomulgadas Una risita sonó en su mente. mi Compañera del Corazón. sin tener en cuenta mi forma o en qué reino estemos. En base a tu petición de una barandilla. —Sus labios se curvaron en diversión—.El Dragón de Sophie . Rozaron su clítoris y sus caderas se sacudieron.

De alguna manera Enos lanzó un hechizo y ató la magia de la creación de los dragones a la necesidad de beber.Serie Vínculos Sobrenaturales III suero no cambiara? Los ojos de Severn brillaron. Severn se rió. mi Compañera del Corazón —dijo Severn cuando arrastró un espolón a lo largo de su columna—. bloqueando la magia para que el Jory Strong . a pesar de las pruebas. Ella no protestó entonces porque no había creído realmente que la copa tuviera nada que ver con si los dragones podía o no tener hijos. En el momento en que lo decidamos. la magia de la creación cambiará el suero de manera que concebirás cuando nos apareemos. Un momento de pánico llenó a Sophie mientras pensó en ellos bebiendo del Cáliz de Enos antes de ir al apartamento de Tielo. — ¿Es así como funcionaba la maldición del mago. o eso nos dijeron. tanto los hombres como las mujeres. Sophie sintió alivio oyendo a Severn decir que sus hijos llegarían a la hora que tomaran la decisión ambos. El Club de las Excomulgadas —El suero adapta tu estructura genética para que puedas tener las crías de un dragón. aunque siempre hemos creído que el suero se desarrolló para reclamar a compañeros humanos. de la copa para asegurar la descendencia. —Tal vez mi compañera hermosa y brillante va a resolver este misterio también. —Si nuestros hijos serán todos dragones… —Algunas imágenes que la asaltaron eran directamente extraídas de una película de ciencia ficción. la inyección de este suero es parte del acto de apareamiento. Cuando volvamos al reino humano. Pero su curiosidad picó. Incluso entre las parejas de dragones. 292 . no había sabido que los dragones existieran. nos pondremos en contacto con Malik y le sugeriremos que consulte con aquellos que buscan una manera de deshacer el hechizo.El Dragón de Sophie . Tal vez está unido al suero. ¡No estaba preparada para estar embarazada! Había tantas cosas… —Tranquila. aun si no estuviera segura de estar lista para saber la respuesta. La leyenda con la que estás familiarizada no es del todo correcta. no la elección de él.

Se inclinó hacia ella y mordisqueó su labio inferior.T: asiento suave relleno de bolitas que adopta la forma del que se sienta. Un estruendo que ronroneaba pasó por él. imaginándole acicalándose. mi Compañera del Corazón. También eran cálidas. casi muy calientes.El Dragón de Sophie . Él estaba vivo y respirando. —Déjame verte. 16 N. Él salió de la cama de piedras preciosas. 293 . Incluso en este reino no serán capaces de cambiar de una forma a otra a su voluntad hasta que sean más mayores. Ella rodó sobre su espalda.Serie Vínculos Sobrenaturales III pensamientos. Su polla empujó hacia arriba en una demostración orgullosa. Ella se rió. Sophie satisfecha se inclinó hacia atrás lo suficiente para acariciar el dragón tatuado en su pecho. una fantasía sexual muy desnuda. Lo deseaba. Sophie se lamió los labios y presionó los muslos juntos. como si se hubieran empapado durante años del calor del dragón. Su risa llenó la guarida. Sonrió. eres un libro abierto para mí. —Me tendrás. —Déjame verte. ni una pizca preocupada por lo que pudiera leer en su mente. Hasta que aprendas a proteger tus Jory Strong . El Club de las Excomulgadas —Nacerán humanos y en tu reino permanecerán así. —Cuidado. Era algo así como estar acostado en una silla bean bag16. Tembló de anticipación justo cuando admiraba la figura humana de Severn. sorprendida por lo cómodas que eran las piedras. Las gemas cedían y se moldeaban a su figura.

Quédate en la parte posterior del refugio —ordenó antes de girar hacia la entrada. —No te preocupes.El Dragón de Sophie . Su lengua chasqueó otra vez. y sin embargo no era espantosamente enorme. El sonido fue seguido por un muro de fuego que llenó la abertura de la guarida. Ella se puso de pie. haciéndole pensar en el juego de estatuillas que le había regalado. Una voz profunda pregonó rabia. mi Compañera del Corazón. 294 . El temor peleó con la agitación. más pesado que en su forma humana. saboreándola. Su coño se apretó con la promesa ronroneante de su voz. Una voz más alta contestó con una llamada que sonó victoriosa para Sophie. Un fuerte y estridente bramido hizo saltar a Sophie hacia atrás.Serie Vínculos Sobrenaturales III dulce de tu vagina está presente en esta forma también. — ¡Audriss! —siseó Severn. Cuando te monte surgirá y te dará placer. Sus ojos se abrieron aún más a la vista de nada más que escamas lisas de color azul oscuro ribeteadas en rojo. la mujer humana siendo follada por la lengua de su amante dragón. avanzó hacia adelante. muchas veces —dijo Severn. El Club de las Excomulgadas Un rastro de miedo erótico se deslizó por su espalda. Era más grande. Sus ojos brillaron de color rojo—. Ella se preguntó cómo iba a tenerlo cuando el aire brilló en rojo y azul. cuando el hombre se convirtió en una bestia magnífica. Su mirada cayó en su región inferior. Una lengua larga de dragón se movió en una caricia rápida a su raja. A pesar de su orden. El fuego surgió de su boca abierta cuando se puso en marcha a través de la pared agonizante de llamas. —Es una escena que pretendo recrear muchas. La polla que ya ha conocido la dicha Jory Strong . Pesadas alas golpearon el aire. Los cuerpos chocaron en un trueno sordo. No podía soportar lo que estaba pasando. esta vez tomándose su tiempo.

Sus agudas y mortales garras. revistiendo sus escamas antes de caer hacia el suelo lejano en una lluvia roja. Las alas se agitaban furiosamente cuando cada uno trataba de maniobrar al otro hacia el acantilado. tan cerca que los dedos de sus pies se rizaron sobre la repisa aunque se inclinara lejos del precipicio mortal con el resto de su cuerpo. 295 . Rezó para Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Los dragones estaban inmersos en un combate mortal. Sophie agarró por costumbre su collar del Compañero del corazón y encontró el relicario que Aislinn le había dado. Las garras de Severn se envolvieron alrededor de los brazos de Audriss.Serie Vínculos Sobrenaturales III hacer lo correcto interfiriendo. ¡Mira! —dijo. abriendo el relicario para revelar la piedra de la fascinación. El horror se apoderó de ella cuando el dragón escarlata alcanzó el relicario. cuando él voló hacia abajo en busca de Audriss y la piedra. Antes de que Sophie pudiera respirar. — ¡No. adivinando que la dragona no sería capaz de resistir la tentación de tratar de incinerarla—. — ¡Audriss! —gritó. azul oscuro contra rojo escarlata. el dragón escarlata se zambulló. se cerraban sobre el otro. Severn! —gritó Sophie. Se lo quitó del cuello y caminó más cerca del borde. antes de arrojarla tan lejos del refugio como pudo. Sophie gimió de miedo cuando creyó que se volvería humano y seguirían la caída libre la distancia restante al suelo.El Dragón de Sophie . su atención enfocada completamente en el medallón que desaparecía rápidamente. En un brillo rojo la bestia se convirtió en una mujer cayendo a su muerte mientras miraba con fascinación lo que tenía entre sus manos. El terror llenó a Sophie cuando una de las garras de Audriss logró arañar el pecho de Severn. La sangre salió a borbotones por la herida.

—Nunca estuvo fuera de control —refunfuñó. El Club de las Excomulgadas Por primera vez se obligó a mirar hacia abajo. mi Compañera del Corazón. Pero no estoy tan indefensa. vacilando si interferir. Ella miró con asombro mientras lentamente giraba y se deslizaba. La opresión en su pecho se alivió cuando vio a Severn que todavía seguía en su forma de dragón. convirtiéndose en una sombra oscura con ocasionales destellos de rojo cuando el sol le golpeaba. o tal vez lo había hecho Severn. Pero en el momento en que se conectó él refunfuñó: —Voy a tratar contigo dentro de poco. Se sentó. Trató de permanecer discreta. claramente ofendido porque ella pudiera creer que podía haberlo estado. hasta que su propia voz interior respondió: Como si no hubieras interferido ya. con miedo a que si siguiera de pie se caería. Jory Strong . y porque no pudiera defenderse de forma adecuada.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie se mordió el labio inferior. y a lo grande. Un momento de vértigo la asaltó y retrocedió del borde del refugio. Ella sonrió a pesar de recordar su amenaza de dejarla incapaz de sentarse durante una semana. Usé las armas que tenía contra 296 .El Dragón de Sophie . A pesar de su éxito al distraer a Audriss tenía la sensación que Severn iba a estar respirando fuego cuando regresara al refugio. incluso cuando estás en forma de dragón. Sin querer había puesto un escudo entre sus mentes cuando Audriss atacó. Soy tu compañera. Te di una justa advertencia de lo que pasaría si te pones en peligro otra vez. Severn. Ella te hizo sangrar. Recordó lo que le había dicho acerca de estar a un pensamiento de distancia uno del otro. El hecho de que lo hiciera le decía que la situación con Audriss estaba bajo control. —Confío en ti con mi vida. Tentativamente Sophie le alcanzó mentalmente.

Ella se echó hacia atrás para apoyarse en los codos con los muslos separados.El Dragón de Sophie . —Su legua larga. Su sensual ronroneo llenó el refugió cuando cerró las distancias entre ellos. No podía romper el asimiento de la piedra en ella. Una vez que la deposité en el suelo. —Dragón u hombre. El Club de las Excomulgadas ella. me bañaré. Te amo. —Quizás es lo que encuentres cuando vuelvas al refugio —dijo Sophie. Severn. ¿Qué harás con Audriss? —Llegaré a un acuerdo con ella. quitaré la sangre y volveré a ti. infundiendo a su voz mental un tono ronco—. Lo saludó con una sonrisa sensual. Dejó el vínculo mental. te amo también. Ahora aléjate del borde del refugio antes de atraer problemas. Fin 297 . ¿En serio quieres a una compañera que se acobarde al primer signo de peligro? —Lo que quiero es una compañera obediente —se quejó. ¿dónde estábamos cuando Audriss tan groseramente interrumpió? Las fosas nasales de Severn llamearon. Dejó que la imagen del conjunto de figurillas eróticas llenara su mente.Serie Vínculos Sobrenaturales III Sophie se rió alegremente y de buena gana abandonó su posición. —Ahora. Tiene una deuda conmigo de por vida por no dejar que cayera y muriera. —Creo que sólo comenzaba a demostrarte lo que significa aparearse con un dragón macho. pero Sophie pudo oír el hilo de diversión en su voz. Jory Strong . su deseo de hacerme daño y la piedra de la fascinación. mi Compañera del Corazón. muy ágil se abrigó alrededor de su muslo antes de que la punta encontrara su entrada—. aunque pareció una eternidad antes de que su dragón azul oscuro llenara la entrada.

Pero ahora ella está implicada en otro caso prominente.han hecho que Aislinn sea demasiado cauta a la hora de abrir las puertas de su corazón. Ahora tiene que resolver un asesinato y una nueva razón para visitar al guapo profesor que había conocido en el caso de Dean.. ella teme que el mundo de los humanos sea igual de doloroso que el mundo en el que se crió. porque no podía permitirse el lujo de meterse en un caso tan prominente. El Tesoro. Mucho menos un noble de la corte Sidhe. se convirtió en detective y una miembro de la élite de la Brigada de Homicidios. entre elfos. Ninguna criatura de fantasía puede resistirse al legendario Cáliz Medici de Eros. La primera vez que el profesor Tristan Lisalli se reunió con Storm. Él piensa que ella podría ser su esposa para siempre y Pierce. pero con una diferencia. pese a que odia a las psicólogas y en especial a las que se ven envueltas en asuntos policiales.Los Faeries de Storm Las Parcas realmente disfrutan sus pequeñas diversiones.La Médium de Trace Un hombre enérgico al que le gustan las mujeres de tetas grandes. Pero si lo que Tristan sospecha es cierto. Ningún sobrenatural podía.El Club de las Excomulgadas Jory Strong .El Dragón de Sophie . ella estaba fuera de sus límites.Serie Vínculos Sobrenaturales III 02 . Jory Strong . La cautiva desde el principio y.Vínculos Sobrenaturales 01 . Pero cuando ayudó a atrapar a un asesino en serie. 298 . hasta que conoce a Trace. Storm O’Malley pensó que siempre sería una poli de barrio. Y. Aislinn Windbourne no tiene nada que ver con el tipo de mujeres a las que normalmente persigue. Pero. esa reacción normalmente significa que una pareja está destinada a formar un vínculo de amor. Trace parece incapaz de luchar contra su obsesión por la delicada belleza que le hace sentirse primitivo y protector a un tiempo. buen culo y piernas interminables. cada vez que Trace rechaza la magia que forma parte de lo que Aislinn es. aunque el amor ahuyenta su soledad. Los años de rechazo en el mundo élfico -porque es medio elfa y medio humana. Pero después de que el caso se resolviera. entonces el verdadero tesoro es Storm. también lo cree.. él había tenido toda la intención de desafiar a su primo Pierce con la seducción de una mujer –con la seducción de Storm. Un asesinato de nuevo.

La fertilidad de su raza está vinculada al cáliz de Enos y está decidido a recuperar el tesoro inestimable. Jory Strong . coleccionista de cristales y creyente en la magia. el evasivo multimillonario Severn Damek tiene una reputación de ser implacable cuando se trata de conseguir lo que quiere. o eso cree hasta que se encuentra a Sophie.Serie Vínculos Sobrenaturales III 299 .El Dragón de Sophie . Es el premio final. Severn se ve envuelto en las llamas de fuego de la lujuria. Sophie Alexander no puede resistir el tentador señuelo de encontrar el Cáliz legendario de Enos.El Club de las Excomulgadas 03 . Se siente obligada a perseguir el Cáliz del Dragón aunque el misterioso y peligroso Severn Damek esté detrás de ello también.El Dragón de Sophie Escritora de misterio y fantasía. En el momento en que la ve. Poco sabe que está en un camino de colisión con un ser sobrenatural directamente salido de una de sus novelas. El Príncipe Dragón. Es su compañera y tiene la intención de poseer tanto a ella como al Cáliz del Dragón.

Vínculos Sobrenaturales IV Jory Strong .El Club de las Excomulgadas Próximamente Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales III Reclamación Drui 300 .El Dragón de Sophie .

El Dragón de Sophie .Serie Vínculos Sobrenaturales III . El Club de las Excomulgadas 301 Jory Strong .

Serie Vínculos Sobrenaturales III http://informativoexcomulgado.com/ 302 .blogspot. El Club de las Excomulgadas Si Deseas Saber más de Nuestros Proyectos o Ayudarnos a Realizarlos ¡¡¡Visítanos!!! Jory Strong .El Dragón de Sophie .

Intereses relacionados