Está en la página 1de 203

El Club de las Excomulgadas

Agradecimientos

Al Staff Excomulgado: Mdf30y por la
Traducción; Dennys, Nicole MD2 y Puchunga
por la Corrección; Laavic y Mokona por la
Diagramación, Leluli y Laavic por la Lectura
Final de este Libro para El Club De Las

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Excomulgadas…

A las Chicas del Club de Las Excomulgadas, que
nos acompañaron en cada capítulo, y a Nuestras
Lectoras que nos acompañaron y nos acompañan
siempre. A Todas….

¡¡¡Gracias!!!

2

El Club de las Excomulgadas

Aviso Excomulgado

El Club de Las Excomulgadas ha realizado
este proyecto de fan traducción Sin Ánimo
De Lucro Alguno.

Está hecho por Fans para Fans, Siendo su

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Distribución Complemente Gratuita.

No ha tenido en ningún momento el objetivo
de quebrantar la propiedad intelectual del
autor o reemplazar el original. Su Único fin
es incentivar y entretener con la lectura en
nuestro idioma.

Así mismo las Incentivamos a Comprar Las
Obras de Nuestras Autoras Favoritas, ya
sea en el idioma original o cuando estén
disponibles en español, para seguir
disfrutando de estas grandes novelas.
3

El Club de las Excomulgadas

Argumento
Dragones. Resoplan y queman la casa cuando no se salen con la suya. Son
posesivos, dominantes y no saben el significado de “despreocuparse” porque están
abrumados por todos los tesoros que se sienten obligados a proteger. Son un
problema, pero eso no cambia el hecho de que Marika lo tiene mal por cierto
macho rubio plateado llamado Xanthus, oscuro, cuyos ojos negros tienen un efecto
letal sobre su libido.

Ella lo desea, pero no puede tenerlo. Los dragones no comparten, y ella

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
viene de una larga línea genealógica de Drui abraza árboles, con múltiples parejas.
Hay tríos, cuartetos y más. Pero no hay ninguna pareja, y ella ya tiene un hombre
permanente en su vida, Tallis, un Sjen cambiaformas que es tan posesivo y
dominante como un dragón. Es una situación desesperada. O eso parece, hasta que
el destino interviene y Marika decide ir tras lo que quiere, tanto a Xanthus como a
Tallis en su cama.

¿Y si los hombres quieren “hacérselo” el uno al otro? Ella está de acuerdo.

4

para invitarle a su casa con ella. Golpeó con un ruido sordo suave y cayó al suelo para quedarse al lado de una planta de semillero de roble. Ella no era lo bastante ilusa para convencerse que Xanthus se alejaría. sobre todo si llegaba justo allí y le decía que había otro hombre en su vida. En cada nivel.Reclamación Drui . en una olla de cerámica con unas runas inscritas. saliendo con él. La competencia sólo haría que la adquisición de un tesoro fuera aún mejor para un dragón. Resuellan. dominante y lleno de una determinación implacable. cuyos oscuros ojos tenían un efecto letal sobre su libido? ¿Por qué había seguido jugando con fuego. una vez más. La próxima vez que viera a Xanthus iba a decirle que no podía verle más. Un gemido se le escapó mientras se imaginaba lo que le diría sobre lo que Tallis significaba. poniéndola sobre sus manos y rodillas y follándola delante de un macho rival. resoplan. Son posesivos. Son un problema. Era posesivo. Había comenzado antes de dejarle en el restaurante antes. El Club de las Excomulgadas Capítulo Uno ¡Dragones! pensó Marika. dominantes y no conocen el significado de despreocupado porque están abrumados por todos los tesoros que se sienten obligados a proteger. 5 . y queman la casa cuando no se salen con lo que quieren. pero… Un escalofrío de miedo erótico se deslizó a través de ella al recordar su expresión cuando no había podido convencerla. cuando sabía que sólo iba a terminar de una manera? Mal. ella cogió una de las almohadas de su cama y la arrojó contra la pared por la frustración. Entonces. Era fácil imaginar a Xanthus sexualmente salvaje. Se negaba a seguirse haciendo esto. ¿por qué estaba tan obsesionada por cierto macho rubio plateado llamado Xanthus.Serie Vínculos Sobrenaturales IV reunirse con él en el lugar de la cita y en volver a casa sola después. aunque había insistido en Jory Strong . ¡Dragones! Esta vez.

buscando consuelo y alivio. No podía soportar este confinamiento por más tiempo. y los labios de su coño ruborizados y húmedos por su necesidad. Sus dedos fueron a su clítoris erecto. Sophie. desvaneciéndose como sucedía para su especie. Apretando y tirando. sus cuerpos sujetándola contra el colchón. Marika estaba lo más cerca que había llegado en un largo tiempo de sentirse como si estuviera en su casa. Atesoraba su amistad que se hacía más profunda.Serie Vínculos Sobrenaturales IV la cinturilla de su falda y bragas. Le encantaba trabajar para Aislinn Windbourne Dilessio. Sus pechos estaban hinchados y doloridos. mientras sus dedos jugaban en su raja mojada. La destrozaba incluso pensar en irse de Florida. luego se desabrochó el sujetador e hizo lo mismo. cuando se estaba asentando el ansia de viajar que había experimentado durante la mayor parte de su vida. la semielfa propietaria de Inner Magick. El Club de las Excomulgadas Marika se desabotonó la camisa y la tiró a un lado. La exquisita sensación se disparó a través de ella cuando se acarició a sí misma. Y estaba su floreciente amistad con la detective Storm O’Malley. que sus nuevos “maridos” eran faeries. 6 . rodeada de gente que realmente veía el mundo sobrenatural. dragones y la mayoría de los fey huyeran a sus propios reinos. Tomó sus pezones entre sus dedos. no ahora. Y su amistad con la mejor amiga de Aislinn. ¿Qué iba a hacer? Le encantaba Florida.Reclamación Drui . o haberle dicho. sus pollas duras presionando contra sus muslos. de la clase Sidhe y no del tipo gay. o al menos lo que quedaba de ello después que los elfos. que Marika pensaba podría haber descubierto por fin. y estaba cerca de revelarle su propia conexión con el mundo sobrenatural. una fuga de la indecisión y preocupación. que aún no sabía que estaba a punto de ser la compañera de un dragón. Imaginando a Xanthus y a Tallis succionándola a la vez. Con un gemido sus manos dejaron sus pechos y se deslizaron por debajo de Jory Strong .

permaneciendo así incluso hasta después de que los más fuertes de los sobrenaturales huyeran de este mundo a los reinos que crearon con su propia magia. Los Drui comenzaron como un pueblo nómada que viajaba con tribus humanas. el deseo de los seres humanos y sobrenaturales por matar a los de su especie pertenecían al pasado antiguo. 7 . los Drui también podrían usar sus dones en devolverles a ellos la salud. no en eliminar el veneno y enfermedad. algunos de ellos usaron su capacidad de curar a los sobrenaturales. Marika se estremeció. Esclavizando a unos. Y quizás porque los Drui estaban luchando por la supervivencia. empezaron a cazarlos también. druidas. y aunque los seres sobrenaturales raramente sufrían tales cosas. hasta que finalmente los que quedaron vivos y libres pasaron a la clandestinidad. bueno. matando a otros. Su especie se valoraba por su capacidad de eliminar el veneno y la enfermedad de los cuerpos humanos. los que no mataban directamente. No temía que Xanthus le hiciera daño.Serie Vínculos Sobrenaturales IV adquiría justo al nacimiento así como luego con el aprendizaje. por lo que Marika sabía. de aquellos seres que no eran humanos. Si él sabía que ella era Drui. sobre todo teniendo en cuenta la maldición del mago que unía la fertilidad del dragón al Cáliz de Enos. Tan pronto como los seres sobrenaturales se dieron cuenta de lo que los Drui eran capaces de hacer. encerrándola allí como los dragones tenían la reputación de hacer con cualquier Drui que descubrieran. poniéndoles etiquetas de malos e impulsando a aquellos en el poder a acorralarlos y matarlos. El Club de las Excomulgadas Y ese era el problema de caer enamorada de forma tan grande de Xanthus. aunque los humanos los llamaron Druidas no dándose cuenta que la capacidad verdadera del Drui se Jory Strong . Quizás incluso volvería al reino dragón con ella. o más tarde. entonces no dudaría en tomarla como su compañera. sino para sacar la energía vital mágica. aunque en honor a la verdad. eran conocidos como Galatai. y que podía verlo por lo que era. Ser un Drui la haría ser un premio aún mayor para él. y apareándose con unos cuantos con la esperanza de conseguir controlar una capacidad tan potente.Reclamación Drui . Se habían conocido grandes curanderos antes del alba de religiones y sacerdotes que se sintieron amenazados por sus capacidades.

con múltiples compañeros. estaba de acuerdo. Uno de esos hombres ya era un hecho. 8 . 1 N. un felino elegante y dorado se deslizó por la abertura ente la puerta y su jamba. ¡Su tío abuelo y su hermano compartían cuatro esposas y disfrutaban intensamente cuando sus mujeres se ponían a hacerlo unas con las otras! No había ninguna pareja. Sus ojos brillaron. Había tríos. pero a pesar de desearlo con una desesperación que lindaba en lo doloroso. Pensó que podría incluso estar dispuesto a permanecer en este reino. tomaría a dos maridos. antes de convertirse en un humano de aspecto rubio como la miel con ojos tan oscuros como los suyos. —Hueles a dragón. era una fantasía divertida. Él ronroneó.Serie Vínculos Sobrenaturales IV día de la semana. saltó sobre la cama. El cuello le brilló con gemas grabadas con runas cuando merodeó a través del cuarto. Me necesitas. transformándose en una pantera de tamaño natural. Como si fuera una señal. el collar enjoyado trenzado con hilos negros de su pelo que todavía estaba alrededor de su cuello.: Los druidas son conocidos por su amor a los árboles ya que los consideran fuentes de vida y protección. separando ligeramente los labios para inhalar el aroma y el sabor de su excitación. Con una gracia ágil. y la necesidad de “establecerse y anidar” la abrumara. Y mientras pensar en siete maridos.Reclamación Drui . Si los dos hombres de su vida y de su cama quisieran también estar el uno con el otro. amante y calor. uno para cada Jory Strong . T. Los dragones no compartían y ella venía de una larga línea de Drui abraza árboles1. Marika siempre había sabido que cuando el empuje llegara fuerte. no podía arriesgarse a dejarla reclamarla como su compañera. pero yo no tengo la intención de hacer el papel de amante del dragón o permitir que tú me confundas con él. El Club de las Excomulgadas Sabía que Xanthus la protegería y cuidaría de ella. cuartetos incluso quintetos.

sacudiendo su falda y bragas abajo para revelar sus dedos resbaladizos por la excitación que acariciaban su clítoris erguido. inclinando sus caderas. Ella podría haber salvado su vida hace unos años y sin querer haberle esclavizado en el proceso. 9 . A veces luchaba contra él. Jory Strong . El Club de las Excomulgadas —Tallis —dijo Marika. no cuando sufría tanto y sabía que la premiaría con un placer aún mayor si cedía. El siseo de Tallis la detuvo. —Acábalo. lamió sus dedos con su lengua áspera de gato e hizo que su coño se apretara. Él frotó su lengua sobre el dorso de sus dedos y mano. pidiendo silenciosamente la caricia de Tallis. su voz era un ronroneo amenazador. enviando aliento caliente sobre su carne febril. —¿Él te hizo esto? —preguntó Tallis.Reclamación Drui . o toma a uno de los elfos que no tenga la pretensión de reclamar a un Sidhe como compañero. Es peligroso. pero él era el amo sexual en su relación. Marika comenzó a separar su mano de sus pliegues hinchados. Encuentra a un cambiaformas que llame a este mundo casa. Tallis se inclinó. La excitación brotó de su raja por la cercanía a su clítoris y los labios de su coño se entreabrieron necesitados. pero esta vez no tenía la voluntad para eso. aunque Marika sabía que él esperaba con interés el día en que ella trajera a casa a otro hombre para compartir su cama.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Sí —respondió. Un gemido se escapó cuando Tallis la alcanzó. Un estremecimiento pasó por ella. —Yo ya había decidido decirle que no volvería a verlo —dijo. su cuerpo cada vez más cargado por la necesidad. —Es equivocado para nosotros —dijo Tallis—.

—Sí —dijo Marika. aunque sabía que la lánguida satisfacción no duraría mucho tiempo. Sus ojos nunca se apartaron de él. sus pollas frotándose una contra la otra mientras la follaban. 10 . Marika jadeó. viendo el hambre asumirle. Jory Strong . desesperada por correrse para que Tallis la tocara. El Club de las Excomulgadas Marika apretó sus dedos en su coño. su movimiento áspero. —¿Mejor? —ronroneó Tallis. Frotó y acarició su clítoris. colocándose entre sus muslos. casi violento hasta que finalmente la furia caliente de la lujuria se rompió sobre ella y gritó el nombre de Xanthus. los pesados globos de sus testículos colgando bajo ella en una demostración de masculinidad. un vacío salvaje que sentía profundamente en lo más hondo de su alma. su erecta polla gruesa con fuerza contra su abdomen. —Como si pudiera confundir alguna vez a alguien contigo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV La necesidad la definió. Recubriéndolos de su excitación antes de regresar a su clítoris. Ella gimió cuando Tallis se levantó en sus rodillas.Reclamación Drui . sobre el rosetón de su ano. —Bien. Imaginando como sería tener tanto a Tallis como a Xanthus dentro de ella al mismo tiempo. encantada por la forma en que sus fosas nasales se dilataron y su ronroneo se hizo más profundo. y su respiración se hizo desigual. Fragmentos helados de sensaciones se dispararon a través de ella. curvando los dedos y haciéndola sacudir las caderas hacia arriba. El calor líquido se deslizó hacia abajo. acariciando la parte inferior antes de arremolinarlos sobre la diminuta cabeza desnuda. —Di su nombre cuando te corras —pidió Tallis. Ahora no habrá ninguna confusión sobre quién se ocupa de tus necesidades.

—Tallis —susurró.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Sin embargo. luchando para ver cuál montaría a Marika primero. poniendo a prueba su fuerza el uno contra el otro. Marika sería un premio a la par con el Cáliz de Enos que los dragones y fey buscaban frenéticamente. Un estremecimiento pasó por Tallis cuando la imagen de Xanthus vino a su mente. asegurar la fertilidad. El Club de las Excomulgadas Firmes dedos masculinos sujetaron alrededor de sus muñecas. Ella necesitaba que le recordaran que su destino y el de él se entrelazaban. le tenía sólo a unos empujes lejos de llegar. En su larga vida nunca había oído de uno compartiéndose como compañero. pero sabía que no lo haría. Tenía que recordar que la elección de un segundo compañero no era sólo suya. y de cerca. Era la forma de su clase. pero 11 . Lo había visto de lejos. aunque Tallis entendía bien por qué se sintió atraída por el dragón. La vista de sus muslos extendidos y su raja separada. Era demasiado fácil imaginar a Xanthus. Había creído que el ansia de viajar de la Drui joven nunca dejaría a Marika. y crecer más fuerte cuando los que custodiaban tomaban a sus compañeros y tenían hijos. pero todavía era una mezcla embriagadora de masculinidad dominante. Un dragón era inadmisible. Xanthus no podía ser lo suficientemente poderoso para permanecer en este reino a menos que estuviera atado al servicio feudal de Severn Damek. limpiando la prueba de su orgasmo con su áspera lengua de gato. Fue bueno que ella hubiera decidido dejar de ver a Xanthus por su cuenta. no respondió de inmediato a su ofrecimiento. Jory Strong . Su olor caliente y su humedad dulzona le volvían loco. —Debería hacerte esperar —dijo Tallis. temblando en previsión de tenerlo inclinado haciendo lo mismo con su coño. oscura. a través de los ojos de gato. los Sjen. Eran célebres por acumular tesoros. y que sabía la mejor manera de mantener a la vez su corazón y cuerpo seguro.Reclamación Drui . Tembló cuando llevó sus manos a su boca. de proteger.

El Club de las Excomulgadas finalmente se estableció. y se aseguraría que tomara el compañero adecuado… para ambos. midiéndola con un golpe hacia arriba. Él la lamió. perforándola con sólo la punta de su lengua antes de acariciar su clítoris. Ni una hora pasaba sin que pensara en ella. La respiración de Marika se atascó.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —No lo hagas —gruñó Tallis. Jory Strong . Se inclinó. frotó la mejilla sobre su pubis desnudo y su diminuto clítoris. el sabor. la sensación del hogar. suplicándola que la chupara. —Por favor —gimió ella. y los labios de su coño se pusieran más hinchados. Estaría indefenso contra ella. añadiéndose a su placer. la blandura de su piel y el modo en que siempre estaba mojada para él. sabiendo que pronto estaría arqueando su espalda. Adoraba su suavidad. 12 . El suyo era el olor. Era el paraíso. Había sido así desde el principio. y volviéndola a recorrer con un movimiento hacia abajo. Tallis soltó su polla y testículos a favor de fijar sus muslos abiertos al colchón. Su olor se intensificó cuando lo vio tocándose a sí mismo. Se llevó sus manos a sus pechos. pesándolos y acariciándolos cuando los dedos de su otra mano rodearon su polla. La dulzona excitación se deslizó de su apertura. los delicados dedos tocando los oscuros pezones y haciendo que el fuego pasara como un rayo a través de su pene. y él la atacó con su lengua. su textura áspera felina.Reclamación Drui . Era un paraíso del que nunca tenía suficiente. su calor. y el poder entre ellos cambiaría. Tallis ahuecó sus testículos. haciendo que sus caderas se levantaran del colchón. No pasaba un día que no la reclamara con su polla.

El Club de las Excomulgadas
Desde el primer momento Marika había sido su mundo, su centro. Nunca se
había resistido al vínculo forjado entre ellos accidentalmente cuando ella le salvó la
vida.

En ese momento ella pensó que había salvado a un gato callejero. En
cambio se había unido a un Sjen.

Por lo general, su clase presidía una casa o un lugar, pero a partir del mismo
momento que había sentido su toque y sus ojos a través de su alma, la había
dirigido, moviéndose de un lugar a otro cuando el ansia de viajar de la joven Drui
lo ordenaba.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Él podría compartirla con otros hombres. Para los de su clase aumentaba la
pasión y los fortalecía. Pero se alegró que ella solo deseara dos hombres en su
cama. Ahora se encargaría la tarea de asegurar que el segundo fuera alguien
conveniente.

Un suave ronroneo sordo escapó cuando ella gimió, pidiéndole
graciosamente que la follara con su lengua. Tallis la empujó dentro de ella, sintió
que una oleada de lujuria se fundía a través de su polla en ondas cuando sus
músculos internos se cerraron sobre él, atrapando su lengua en su interior.

Ella gimió cuando su lengua se retiró. Él recompensó sus sonidos
necesitados con un asalto arremolinado sobre su diminuto clítoris, con una dura
succión que la tuvo lloriqueando, con las caderas levantadas de la cama.

Cada sonido alimentó su hambre, llenó su alma con una sinfonía de pasión,
reforzó el vínculo entre ellos. Volvió su cabeza ligeramente, mordiéndola en el
interior del muslo, y luego lamiendo sobre el punto.

Los pensamientos de Xanthus, las imágenes de él montándola, tomándola
con la polla de un dragón, y haciéndola gritar en éxtasis, se entrometieron. Tallis
mordió a Marika otra vez, lamiendo sobre el lugar con su lengua antes de hacerlo
sobre los pliegues hinchados de sus labios y su clítoris rígido.

13

El Club de las Excomulgadas
Ella se azotaba bajo él, el calor líquido se deslizaba de su canal, cubriendo el
rosetón perfecto de su entrada trasera antes de mojar las sábanas. Él gruñó cuando
vio que había olvidado su orden anterior o lo había ignorado.

Los delicados dedos agarraban sus sexys areolas, pellizcando y retorciendo,
tirando, dando un placer que no venía de él, placer que no había concedido. Se
levantó sobre sus rodillas otra vez, deleitándose por el modo que gritó ante la
pérdida de su presencia entre sus muslos, en el modo que sus pestañas revolotearon
abiertas y sus ojos mostraron un miedo erótico en el instante antes de que él le diera
una palmada aguda, ligera sobre su coño desnudo y endurecido clítoris.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Sus caderas se sacudieron hacia arriba pero sus manos permanecieron en sus
pechos, sus dedos apretando los pezones oscuros que eran suyos para chuparlos,
suyos para el placer. Tallis la zurró otra vez, más fuerte.

—Me conoces —dijo, mirando su lucha contra los dobles deseos, si ceder
para que la follara pronto o luchar y conducir la pasión más alta.

Ella sabía que podía atormentarla durante horas, la podía mantener en el
borde del orgasmo hasta que estuviera llorando, temblando de necesidad de tenerle
dentro de ella, llenándola con su polla y dejándola correrse. Tallis dio una palmada
a su montículo otra vez, luego lo cubrió con su mano, atrapando el calor de su
disciplina contra su piel desnuda y presionando su palma contra la cabeza
descubierta de su clítoris.

Vio la rendición de Marika en sus ojos, conoció la satisfacción completa
cuando sus manos dejaron sus pechos.

—No me hagas esperar más tiempo, Tallis. Te necesito.

Sus palabras acariciaron su alma, enviando pulsaciones heladas y calientes
de deseo a través de su polla. Se frotó sobre su coño desnudo, acariciándola para
hacerle saber que lo había complacido.

14

El Club de las Excomulgadas
Ella gimió cuando dejó de tocarla, pero se apresuró a obedecer cuando le
dijo:

—Ponte sobre tus codos y rodillas.

El hambre cruda, primitiva llenó a Tallis al verla ofreciéndose a él, con sus
morenas nalgas al aire, sus muslos extendidos para revelar sus labios vaginales
hinchados y su raja mojada. Se inclinó, lamiendo su carne caliente hasta que ella
estuvo temblando, gimiendo, su olor profundizándose, convirtiéndose en un
atractivo y embriagador señuelo, y anunciando que estaba lista para tomar a sus
compañeros permanentes.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Un estremecimiento le recorrió junto con el súbito pensamiento
desagradable de que de alguna manera las potentes feromonas del dragón eran
responsables del cambió más rápido de ella. Antes de encontrar a Xanthus, ella se
había arraigado poco a poco, subconscientemente eligiendo este área como su casa,
su territorio, pero ahora el aroma de Marika le dijo que era su casa.

Tallis gruñó, sin querer pensar en el dragón. La cubrió con su cuerpo y la
penetró agresivamente, gimiendo cuando ella se cerró sobre él despiadadamente.

El calor blanco le quemó. Ardiendo a través de su polla y llenando sus venas
de ardiente lujuria. El corazón le latía con ello. Su alma fue consumida.

Cuando ella le había salvado la vida mientras se encontraba en su forma de
gato, lo había cambiado, mezclando una forma humana no la del felino dándole
garras retráctiles y orientando hacia atrás las espinas de su pene.

Él jadeaba con cada golpe, silenciosamente canturreando su nombre. Su
apretada vagina le hizo trabajar para complacerla, le hizo luchar contra las espinas
que descendían para rastrillar a través de sus músculos internos y hacerlos gritar a
ambos de éxtasis cuando su semen se derramó en ella.

15

El Club de las Excomulgadas
Sus gritos llenaron la habitación. Su olor se hizo más embriagador. El
sensual sonido de carne contra carne le llevó a golpear más duro, más rápido. Ella
era su mundo, su única realidad, su paraíso así como su compañera.

Las afiladas garras traspasaron la ropa de cama y agarró el colchón cuando
Marika bajó su torso, presionando sus pechos a la sábana, frotando sus pezones
contra la tela, cambiando el ángulo por tanto llegando más profundo, quedando tan
cerca de su matriz que lo último de su control se quemó. El fuego blanco le recorrió
la columna vertebral en una advertencia caliente que le hizo gruñir, pistoneando
más rápido, y finalmente dejando que las espinas de su polla descendieran para
hacer que ambos se corrieran.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Escalofrío tras escalofrío le atormentó mientras la llenaba con su semilla,
mientras su vagina se cerraba sobre él con avidez, ordeñándole de todo lo que
poseía y dejándole aturdido. Envainando sus garras, se desplomó con ella en sus
brazos, su pene todavía en su interior.

Los sonidos de la respiración pesada cedieron el paso a un ronroneo de
satisfacción retumbante. Acarició a Marika con el hocico, frotando su mejilla
contra la suya y sonrió cuando ella murmuró somnolienta.

Sus pensamientos volvieron a Xanthus y un poco de su alegría se disipó. Las
feromonas del dragón eran potentes. Era posible que Marika estuviera
reaccionando a Xanthus como cualquier mujer humana podría, pero también era
posible que su cuerpo hubiera elegido al dragón como un compañero.

La idea tuvo a Tallis abrazándola con más fuerza contra él, endureciéndose
dentro de ella, las espinas de su polla descendiendo lo suficiente como para
encajarse en su lugar. Por un fugaz instante consideró llevársela a América del Sur,
a la guarida de un cambiaformas jaguar que haría un excelente segundo, o tal vez a
Escocia, donde podría ser posible formar una unión con un gato sidhe2 fey.

2
N.T: personaje mitológico céltico y escoces, un gato negro con una mancha blanca entre sus mamas, que creían que era un
brujo que podía transformarse en gato nueve veces.

16

junto con los límites que ya había puesto en su corazón para vincularse con sólo dos hombres. Marika gimió. susurró: —Xanthus —diciendo el nombre del otro hombre mientras la polla de Tallis todavía estaba en su interior. Mañana iría donde los dragones. El deber de protegerla se expandió. El instinto y su programación genética se enfrentaron con la lógica. un universo paralelo accesible sólo a Jory Strong . liberaría a Xanthus de venir en pos de Marika. a la subasta que se celebraría en la finca VanDenbergh. 17 . Un gruñido bajo reemplazó el ronroneo. El Sjen que cuidaba a Marika ganó.Reclamación Drui . y Xanthus estaba obligado por su servicio feudal a Severn Damek. un sonido confuso. No había otra opción. frotó la palma sobre su pezón. requiriéndole que conociera más sobre Xanthus. con seguridad se juntaban como tiburones. Y como si ella adivinara la dirección de sus pensamientos. Con otro compañero para guardar a Marika. el lugar donde un hombre había sido asesinado y la Copa del Dragón robada. Gimió cuando su vagina se cerró contra él. Los labios de Tallis se echaron hacia atrás. y si los dragones encontraban su preciosa copa y restauraba su fertilidad. Estaba en una desventaja en ese pobre lugar mágico y menos poderoso de lo que sería en el mundo de los dragones ahora reclamado. Tallis ahuecó su pecho.Serie Vínculos Sobrenaturales IV través de portales protegidos. El Club de las Excomulgadas Los dragones se consumían con la búsqueda del Cáliz de Enos. Xanthus no sería capaz de reclamarla fácilmente y de llevarla al reino dragón. afligido. y para entonces sería demasiado tarde. No había ninguna posibilidad de que lo siguiera.

El gruñido se hizo más profundo. Había sido así desde que Trace Dilessio.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Sus dedos capturaron su pene en un puño. Su único objetivo era estimular a la mujer de su especie a la ovulación. acariciando arriba mientras su otra mano iba a su pesado saco. 18 . hasta que Marika entró por la puerta de la casa de Trace y a la vida de Xanthus. llevándose la espuma del jabón. el deseo. Con un gruñido dejó que la magia se desvaneciera para revelar una polla llena de sangre más allá de lo que cualquier varón humano era capaz de tener. lo abandonaba sintiéndose en carne viva y salvaje. Aislinn. pero no tenía la intención de tomar a una dragona como compañera. fuera protegida. La tarea era fácil. Trace quería que su esposa.Reclamación Drui . Incluso el nombre tenía el poder de ponerlo de rodillas. la necesidad de reclamarla sin la libertad para hacerlo así. había tratado de cortejarla como un varón humano podría hacerlo. pero no pudiendo disolver la agonía que le sostenía con garras apretadas. Quería a Marika. La frustración. peligroso. Xanthus se estremeció cuando su puño se deslizó a través de los dobles anillos cartilaginosos que rodeaban la cabeza de su pene. todo lo sobrecargaba. Jory Strong . y había fallado a pesar del modo que su olor y miradas sensuales le decían que lo deseaba tan desesperadamente como él la deseaba a ella. Marika. El Club de las Excomulgadas Capítulo Dos Xanthus cerró los ojos mientras el agua caliente caía en cascada sobre él. Avergonzante calor quemó su cara mientras los recuerdos de despertarse en sábanas retorcidas y mojadas por el semen regresaban para su vergüenza. un policía humano al que le debía un favor. y hacerle luchar por mantener su forma humana. la semielfa que poseía Inner Magick. le había pedido que se lo devolviera. La había perseguido desde entonces.

Negó. Aislinn no se lo habría dicho a Marika. la compartiría con otro varón. Y una vez que se convirtiera en su compañera. que hacía el amor tanto con la mujer como con el hombre con el que compartía la cama? Ni su padre. Su polla palpitaba contra su mano. Un jadeo se escapó cuando Xanthus imaginó lo que se sentiría estando dentro de ella al mismo tiempo que otro hombre. al que debía lealtad y servicio feudal tenía éxito recuperando el Cáliz de Enos y restaurando la fertilidad de la raza de los dragones… Un estremecimiento pasó por Xanthus. Lo anhelaba aunque nunca lo hubiera experimentado. no conocía aún la naturaleza completa de su propia sexualidad. su pareja perfecta. de alguna manera adivinando que era un dragón. Cuando finalmente tuviera a Marika. Tampoco lo habría hecho la detective Storm. Y si Severn. que estaba vinculada a los príncipes Sidhe Pierce y Tristan. y Marika todavía no era una compañera.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Lo sería. ver cómo la tocaba y la tomaba. Se pasaba los días planeando modos de reclamarla y sus noches soñando con ella. Cada instinto. Anhelaba a Marika de una manera que nunca había sentido por ninguna mujer.Reclamación Drui . ¿sería como su padre. haciendo que las largas hebras de su pelo rubio se deslizaran sobre su pecho y espalda. humana o sobrenatural. Era casi como si supiera que él no era lo que parecía ser. compartiéndola con otro hombre? ¿O como su abuelo. Y ya que era una humana. Había antiguos pactos que regían a todos ellos en este reino. Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Hasta ahora Marika había evitado estar a solas con él en cualquier lugar donde pudiera montarla y reclamarla como su compañera. cada fibra de su ser insistía en que esta hembra humana era la adecuada para él. aunque no tenía ninguna intención de permitir que Marika se separara de su lado. Haría descendientes con Marika. Descendientes de dragón. ni su abuelo habían 19 . según la ley sus hijos le pertenecerían a él. leyes que prohibían revelar la existencia de otros sobrenaturales a cualquier mortal además de a un compañero.

Tenía que aparearse con ella. Las imágenes hicieron que empujara más rápido y más duro. Sus caderas se sacudieron y sus testículos tiraron apretados contra su cuerpo. era todo para ellos. Tenía que reclamarla antes de que el deber a Severn fuera sustituido por el deber a su familia y buscara ser nombrado el heredero de Kirill.Reclamación Drui . Rayos repentinos de hielo y ardor de éxtasis se apoderaron de él en cada golpe. como si la opción no fuera suya para tomarla. desigual. Hasta que finalmente un ruido blanco llenó su mente y el orgasmo lo tomó en una violenta eyaculación de semen. Su respiración se hizo más áspera. la irritación subía por su columna. El Club de las Excomulgadas conocido toda la verdad de su sexualidad hasta que no hubieron reclamado a una mujer y la compartieron con otro hombre. él no era puramente dragón. Xanthus gimió cuando contempló los dos escenarios. Se dejó caer en la fantasía de que su puño era la vagina de Marika agarrando su pene. 20 . Cada vez que lo intentaba. El tesoro. Compartir era una aberración entre los dragones. Sus nalgas se apretaron cuando su mano se deslizó arriba y abajo por su eje. Pero.Serie Vínculos Sobrenaturales IV y otro varón crecía. Y a los fey a menudo no les importaban mucho de qué sexo eran sus amantes. Sangre fey corría por sus venas. acumulado y guardado. que el agua caliente de la ducha era su resbaladiza excitación de deseo femenino. y del modo que sería cuando él y otro hombre tomaran a Marika al mismo tiempo. Apretó su puño hasta donde el dolor y el placer eran una mezcla perfecta. No podía prever aún al varón con el que compartiría a Marika. Había momentos cuando la desesperación se apoderaba de él y la sensación de que el tiempo se estaba agotando le hacía sentir pánico. Pero cada día la necesidad de establecer un vínculo con Marika Jory Strong .

Su sentido del humor se impuso. —Llega alguien —seguido por el confiado de Severn. junto con su alivio. El Cáliz de Enos había emergido otra vez. El Club de las Excomulgadas Xanthus cayó contra la pared de la ducha. y Severn había reclamado a una compañera Jory Strong . La tensión le llenaba. y para que tuvieran una conexión psíquica. la mujer que esperaba ser la compañera de éste.Reclamación Drui . antes de finalmente buscar a Severn. La llegada ayer de la madre de Severn y Audriss. Hizo un trabajo rápido secándose el pelo y vistiéndose. lo que le obligaba a dejar a un lado su búsqueda de Marika. Podía imaginar fácilmente los juegos de dominación que Severn plantearía. lavándola. En lugar de ir a la cocina principal de la finca de Severn. Había fantaseado jugar esos mismos juegos con Marika. al igual que su sentido del deber y el honor. una que sólo tenía que ser llevada al reino del dragón para tener la magia de su unión sellada. no pudo haber sido en un momento peor. Todos en esta casa saben que me perteneces. Xanthus tomaba el desayuno en la residencia asignada a él y luego oía los informes de los que habían trabajado durante la noche. después de siglos de estar bien escondido. Encontró a éste en un nicho del comedor privado. Con un gruñido se apartó de la pared y terminó su ducha. aunque no fuera completamente inesperada.Serie Vínculos Sobrenaturales IV humana. Sophie. al menos para aquellas horas de su tiempo que pertenecieran a Severn. silenciosamente indicando que no era el miedo a Severn lo que le impedía robar un 21 . El agua arrastró su semilla. Cuando se acercó oyó el susurro infundido en pánico de Sophie. donde un cocinero estaba de servicio. La tensión dirigió un calor casi insoportable en Xanthus. Debía servicio feudal a Severn Damek. —Y no se atreverán a mirarte. Xanthus se armó de valor para no mirar a Sophie cuando se paró al lado de la mesa donde estaban tomando el desayuno.

sino el conocimiento de la amistad que existía entre ella y Marika. —¿La unidad GPS del coche está conectada? —Por supuesto. —¿Audriss? Un estremecimiento pasó por Xanthus. 3 N. —Exigió uno de tus coches y se llevó a uno de los criados para que la trasladara.T: versión del juego de póker que se juega en la mayoría de los casinos. —Tu madre no fue la única en llegar —le dijo a Severn. —¿Y mi madre? —Todavía no ha dejado sus aposentos. las noticias de que otros antiguos habían dejado el reino dragón para venir a éste no era sorprendente dada la importancia del Cáliz de Enos.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —¿Dónde están? —En Drake’s Lair. 22 . Al igual que la aparición de la madre de Severn. Tielo tuvo la precaución de llamar a Pierce y decirle que había unos incautos ricos que esperaban ser aliviados de parte de sus tesoros. —¿Quién más está aquí? —preguntó Severn. El Club de las Excomulgadas vistazo a la hermosa pelirroja. Creo que los viejos se han introducido en el juego de Texas Hold’em3. Jory Strong . —Xanthus no pudo reprimir una pequeña sonrisa—.Reclamación Drui . Su versión sin límites de apuestas se juega en los mundiales de póker. Malik y Hakon maniobraron llevando a sus mayores al club. —El antepasado de Mali. bien dotada. Audriss no era una mujer con la cual desearía aparearse. así como el de Hakon.

Pero su razón para quedarse cambió y fácilmente podía remontar la sensación de permanencia al instante cuando pensar en salir de Florida hacía que un nudo se formara en su pecho. Fue justo después de que Aislinn fuera atacada debido a un caso muy importante que su marido. 23 .Reclamación Drui . oleaje y hacer el amor en la playa con Tallis. Marika se estremeció pensando en él. literalmente. Sol.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Marika mientras caminaba hacia Inner Magick. vislumbrando involuntariamente la blusa abierta de Sophie. Ha pasado poco tiempo aquí. pensó Jory Strong . Era extraño cómo el impulso de instalarse en un lugar se había deslizado en ella y había logrado dominarla. Fue el día que había ido a casa de Aislinn y se había encontrado a Xanthus allí. porque finalmente pasaba a cada Drui. Se lo esperaba. El Club de las Excomulgadas —Entonces dejaré que tú supervises sus movimientos. ha llegado a significar casa. Era cierto. detective Trace Dilessio estaba trabajando. era lo que la había atraído. pero de alguna manera todavía era inesperado para ella. Hoy sería el día que dejaría de jugar con fuego. *** Aire caliente de mar y el sonido de las gaviotas. Xanthus saludó con la cabeza y se dio la vuelta. Pero no era lo suficientemente tonta como para arriesgarse al territorio del autoengaño y mentiras. Sintió que su cuerpo se apretaba con la necesidad y sus palmas se volvían húmedas. incluso entre su propia gente. Cuando había llegado a Florida. siempre había sido un poco más que temeraria y había viajado más extensamente que la mayoría. Dudo que tenga en cuenta los avances de la tecnología o que adivine cuánto los he abrazado. el ultramacho y totalmente magnífico. había estado segura que sólo era temporal. haciendo que el hambre girara por Marika con una intensidad salvaje.

no logró formar la primera transición. tratando de evitar su tirón para sepultarse más profundamente en su forma de gato. este de miedo. Estaba escrito que no. Y tampoco lo hizo Tallis. Pero no lo hizo. Fin de la historia. No podía correr el riesgo de terminar en el reino dragón. lo más lejano que Tallis podía estar de ella era al otro lado de una puerta cerrada del baño. lo que significaba que a pesar que anhelaba a Xanthus como si fuera algún tipo de droga diseñada expresamente para ella. un diminuto corazón que contenía las semillas de roble necesarias para que un Drui hiciera curaciones.Reclamación Drui . No compartían sus compañeros o tesoros. Si no veía a Xanthus. 24 . Cada año desde entonces había aumentado la distancia. luego repitió el error no una. Hoy era el día. Cuando le había salvado la vida. La resolución irguió su columna e hizo que apretara sus puños. y se lo diría por teléfono. Si pensaba que era humana podría retrasar el viaje por un tiempo corto. le había atado a ella de una manera que no debería haber ocurrido. Los dedos de Marika acariciaron el medallón de su garganta. A mitad del cántico había cambiado a un conjuro diferente. entonces lo llamaría. Ninguno lo sabía.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Otro escalofrío la recorrió. Para el primer año que habían estado juntos. Había entrado en pánico cuando el gato envenenado al cual pensó que estaba ayudando resultó ser una entidad espiritual bajo el ataque de magia negra y un llamado demonio. sino dos veces más cuando la energía del demonio cambiaba. y luego… Jory Strong . pero al final se enteraría que era una Drui. tenía que decirle que no saldría más con él. No sabía lo que le pasaría a Tallis si ella era llevada al reino dragón. incluso si supiera por qué había sucedido. Punto. Ella podría haber muerto. pero en reinos diferentes… Sacudió la cabeza para aclarar sus pensamientos. Es lo que hacían. El Club de las Excomulgadas Los dragones acumulaban y guardaban.

25 . disparándose alrededor de ellos en tonos rojos y naranja. sino para preguntar por Sophie y averiguar donde vivía. La risa de Aislinn fue suficientemente respuesta. —¿La piedra del Compañero del Corazón reconoció a Severn? —preguntó Marika. La imagen del príncipe dragón de rodillas hizo sonreír a Marika. recordando el collar que Aislinn había hecho a Sophie. cuando Xanthus vino a Inner Magick.Serie Vínculos Sobrenaturales IV sacudirse la sensación de que Sophie era la compañera de Severn Damek. pareciendo un turista humano por lo que la mayoría de estos no se fijaban en él. La intuición o el presentimiento tal vez. o si la presencia del dragón significaba que Sophie se lo estaba poniendo difícil a Severn.Reclamación Drui . No había confusión en la energía que era la firma de un dragón. El Club de las Excomulgadas Marika dobló la esquina y vio Inner Magick. Mientras estuvo allí. Vino a casa. lo que realmente significaría que Severn era más ilustrado de lo que había esperado. hizo que Marika no pudiera Jory Strong . al dragón que holgazaneaba cerca. Sophie había llamado buscando a Aislinn. preguntándose si Sophie estaba dentro y el dragón de fuera estaba para protegerla. —¿Están juntos? —Sí. independientemente de qué color eran sus escamas cuando estuviera en su otra forma. deseosa de entrar en la tienda y hablar con Aislinn. Empujó la puerta y se encontró a Aislinn poniendo los juegos de runas en una vitrina. —¿Habló Sophie contigo ayer? —preguntó Marika. arrodillándose junto a ella. Severn Damek estaba justo detrás de ella. no para verla. Se apresuró adelante. pero no ella. Ver al dragón hizo que sus pensamientos destellaran al día anterior. o más exactamente. —Sí.

Sólo los elfos podían trabajar las piedras que reaccionaban cuando una persona estaba en presencia de su pareja ideal. El pensamiento hizo que un nudo duro y frío se formara en su pecho y trató de perderse en el trabajo para escapar de ello. entonces se lo revelaría a Aislinn. El Club de las Excomulgadas El día que lo había visto en Sophie y supo que Aislinn lo había creado. fey y dragones. el territorio donde se revelaría como una bruja que practicaba las artes de curación. —Sí. y supiera que este era realmente el lugar que llamaría casa. marido. y todos despiadadamente determinados a conseguirlo. —La risa suave de Aislinn era completamente contagiosa. sobre todo 4 En inglés elfo también se escribe: elf. fue el día que supo que Aislinn era a ciencia cierta una semielfa. basándose en el calor y las potentes feromonas. la necesidad de permanecer oculta. Después que la Copa del Dragón fuera asegurada. la veía como más que una amiga. su amistad con Sophie le permitiría pedir que Severn ordenara que Xanthus se alejara de ella si este no lo hacía de buena gana. Sophie y Storm. a veces. todos buscando el Cáliz de Enos. y las cosas volvieran a la normalidad. Un nudo se formó en la garganta de Marika al darse cuenta de que si era necesario. estaba lo bastante cerca del aura de un humano sensible a la magia para causar confusión. Había olvidado lo emocionante que podía ser estar alrededor de ellos. Confiaba en ella. Las reglas que inculcaron en ella en la infancia. pero… Jory Strong . *** ¡Dragones!. y aunque el aura Aislinn parecía Elven4. pensó Tallis..Serie Vínculos Sobrenaturales IV No se atrevía a hacerlo.Reclamación Drui . estaban profundamente arraigadas. el collar le reconoció. no cuando había de repente tantos seres sobrenaturales en la zona. Por una fracción de segundo Marika tuvo la tentación de confiarle a Aislinn sobre Tallis y Xanthus. después que encontrara a su segundo compañero. elfen. inadvertida para los seres que habían dejado este reino por el suyo propio. no todavía de todos modos. elven (de inglés antiguo: ælf) 26 . aunque la reacción de Severn a Sophie contó bastante.

No aquí. Lista para él.Reclamación Drui . con los muslos abiertos y su vulva resbaladiza e hinchada. Marika lo había diseñado para él tan pronto como se había dado cuenta de lo que significaba para ambos haberle salvado la vida. Compartir a Marika con uno de ellos habría alimentado el poder del vínculo que tenía con ella y le habría dado a él mayor libertad. Ni el desafío. Tallis tocó el collar trenzado alrededor de su cuello. Quería culpar del 27 . Sus deseos podían convertirse en órdenes. Y no por un dragón. Era una pena. en un esfuerzo por recuperar el control de sí mismo. ni la promesa serían contestados. Un estremecimiento pasó por Tallis. El collar ocultaba su verdadera naturaleza a otros seres sobrenaturales. en desafío y promesa. Jory Strong . Eso. Ver a Marika apareada con un dragón habría sido ventajoso. Sumisa. Una pena.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Al igual que él nunca había conocido a un dragón que compartiera su compañera. Apretaba contra el frente de sus vaqueros agresivamente. no es que fuera a estar demasiado lejos de ella alguna vez. Podía verlo ahora. lo que le obligó a cerrar los ojos por un instante. Le tomó un esfuerzo increíble suprimir el sordo ronroneo que se había convertido en una parte tan importante de él desde que Marika salvó su vida. al estar rodeado por ellos. Incluso los dragones relativamente jóvenes que llegaban a este mundo eran criaturas imbuidas de magia antigua. Imágenes de Marika como había estado la noche anterior llenaron su mente. levantándose a través de su pene en accesos repentinos de ardor helado cuando la vio sobre sus rodillas y codos. era el precio de estar tan estrechamente ligado a ella. El Club de las Excomulgadas cuando la testosterona bombeaba repetidamente en sus venas como lo hacía ahora en presencia de tantos tesoros y tantos otros dragones machos. La lujuria se reunió en sus testículos. No había ninguna posibilidad de poder esconder la erección de su polla. a menos que quisiera revelarse a sí mismo. o ella lo quisiera. tampoco había conocido a un dragón que fuera tan flexible como lo era él en relación a la sexualidad. también.

a pesar de la presencia de Severn Damek y Sophie. La subasta había atraído a una multitud diversa. y que la veía como una amiga. pero sabía que Marika cada vez estaba más apegada a ella. a causa de lo mucho que el cuerpo de ella deseaba al dragón como su segundo amante. esperó encontrarle en un lugar donde ambos tuvieran que fingir que eran plenamente humanos. Trató de sopesar el riesgo de revelar la herencia de Marika como Drui. pensó Tallis. Tallis se deslizó más cerca de donde Sophie estaba con Severn. de exigir obediencia y lealtad de aquellos que le debían un servicio feudal. Si Severn ofrecía protección a Marika antes de que Xanthus la pudiera reclamar como compañera… Tallis reflexionó sobre la posibilidad de acercarse a Severn para buscar una alianza. Él todavía no se había encontrado con Sophie en su forma humana. como dragones. Tal vez esa amistad sea ventajosa para evitar que Marika termine en el reino dragón. La precaución ganó. También había forjado un imperio en este reino. Su lenguaje corporal gritaba posesividad. seguido de la necesidad de salir de la subasta cuando Severn hizo una llamada telefónica a Xanthus y en 28 . Pero sabía que era más que eso. contra lo que él sabía de las leyes de los dragones y su lealtad. El Club de las Excomulgadas brillo fino de sudor que recubría su piel al calor del dragón. deseaba atribuir el poderoso deseo por aparearse a las feromonas del dragón. Necesitaba averiguar más sobre Xanthus. Severn tenía reputación de ser despiadado. El conocimiento le sirvió para recordarle su propósito para venir a la mansión VanDenbergh. pero Xanthus no estaba allí.Reclamación Drui . Jory Strong . tanto humanos. Hakon y Malik. pero no podía estar seguro de la mejor línea de acción.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Tallis se adelantó en las habitaciones atestadas. Estaba reaccionando tan fuertemente a la presencia de los dragones por el deseo de Marika por Xanthus. Incluso en la distancia el olor de Severn marcaba a Sophie como su compañera. y los príncipes dragón.

a través de la fachada de cristal de la tienda. los de ella amenazaban con llenarse de lágrimas. su presencia visual un recordatorio de lo Jory Strong . Sus ojos se encontraron. Y ese era el problema. estaba Tallis en su forma de gato.Serie Vínculos Sobrenaturales IV que tenía que hacer. y no podía imaginar a un dragón compartiendo a un compañero.Reclamación Drui . Marika se preparó cuando Xanthus fue directamente hacia ella. Pero sabía que las tenía que decir. los de él ardían con posesividad y deseo. Tallis no tenía la intención de estar demasiado lejos de ella cuando Xanthus llegara. Sophie iría a Inner Magick y Marika estaba allí. La idea de tener que decirle que no saldría con él otra vez hizo que de nuevo el nudo en su garganta apareciera. le dijo que viniera a la mansión y que tomara el deber de velar por la seguridad de Sophie. Más allá de ellos. cenas acogedoras en restaurantes agradables. Por toda la diversión que habían tenido. No era sólo el modo en que la forma de su ardor le hubiera atraído a él. como para evitar que las palabras se escaparan. la forma en que la había tratado. —No puedo salir contigo otra vez —dijo con una voz baja. ella no podía pertenecer sólo a él. el sábado que pasaron en un parque de atracciones. El corazón de Marika se disparó a un ritmo inestable cuando entró en Inner Magick con Sophie. como a un tesoro inestimable. y aumentando el pánico cuando su rostro adquirió una expresión determinada. a pesar de la intensidad de la lujuria que llameaba a la vida entre ellos siempre que estaban juntos. 29 . Los recuerdos volvieron. Con toda probabilidad. era la forma en que había tratado de ser humano. *** Xanthus. El Club de las Excomulgadas palabras cuidadosamente seleccionadas. compartiendo palomitas de maíz y besándose durante alguna película en un cine.

lo que le obligaba a encontrar alivio con su propia mano y quién invadía sus sueños tanto como para despertarse entre sábanas enredadas. —Es complicado —dijo. Pero no se atrevía a hacerle daño así a Xanthus. el instinto básico de dragón para tomar. Durante unos largos momentos controló su respiración. no cuando tener a Tallis en su cama no excluía tomar a un segundo amante. no por primera vez. no lo había pensado. con su boca acordando una cita. Nunca debería haber salido con Xanthus para empezar. sólo había reaccionado. su cuerpo había ardido. Pero no puedo salir contigo otra vez. *** La emoción se retorció en Xanthus. A pesar de las historias de antepasados arrastrados lejos a regañadientes a las guaridas de Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV dragones para no ser vistos nunca otra vez llenaban su mente. La culpa arañaba sus entrañas. Ella había pensado. Siento si te engañé. ¡Complicado! Complicado era tener a una mujer que tenía que darle aún la oportunidad de montarla y reclamarla. Los labios de Marika decían una cosa. diciendo su nombre cuando se corría. no. a pesar de sus esfuerzos por cortejarla como un hombre normal. El Club de las Excomulgadas —¿Por qué no? Durante un instante consideró contarle que estaba enamorada de alguien más. Sus ojos se estrecharon cuando ella evitó mirarlo. impidió que el fuego del dragón se escapara a través de sus fosas nasales en una llama repentina. si era ultrasensible a la magia y de alguna manera sabía que él no era lo que parecía ser.Reclamación Drui . pero su cuerpo. Era su compañera y le deseaba tan desesperadamente como él a ella. su olor decía otra. Se preguntó. 30 . forzando una resolución y un carácter definitivo en su tono que no había estado allí antes—. guerreaba con la necesidad del hombre de cumplir con la ley y el deber.

tanto como Sophie lo estaba. El Club de las Excomulgadas No le sorprendería. en el que había estado viviendo recientemente mientras trabajaba en uno de sus manuscritos. El movimiento le hizo apartar la mirada de Marika. Sophie se dirigía a la parte posterior de la tienda. —¿No te dijo Severn? —¿Así que me estás protegiendo? 31 .Reclamación Drui . pero por lo visto hasta los príncipes dragones formidables tenían que poner el pie con cuidado cuando se trataba de dirigir a la mujer que había capturado su corazón Xanthus se echó a reír y sacudió la cabeza ligeramente. —¿Por qué no iba a estar vacío? —No hay ninguna razón para esperar que alguien estuviera allí arriba pero es mi trabajo comprobarlo de todos modos. parándola con un pie en la primera escalera—.Serie Vínculos Sobrenaturales IV subir primero para asegurarme que está vacío. Los ojos de Sophie se ensancharon. restaurando un poco de su buen humor habitual. Xanthus dejó su posición contra el mostrador y alcanzó a Sophie. —Espera —dijo. Había envidiado a Severn por ganar tan rápidamente el control de su compañera cuando la encontró. —¿Me estás protegiendo? La sorpresa se deslizó a través de Xanthus. Déjame Jory Strong . lo más probable es que fuera al apartamento que había encima. Una mortal sensible a la magia estaría atraída a esta tienda y a Aislinn. El deber interponiéndose entre ellos.

Marika apretó sus piernas juntas en reacción. Fue casi un alivio cuando la puerta interior de Inner Magick se abrió. endureciendo sus pezones para que se presionaran agresivamente contra la parte delantera de la camisa. 32 . Sus bragas estaban mojadas por estar en su presencia. En comparación con Sophie. El Club de las Excomulgadas —Severn es un hombre poderoso y tú eres su pareja. esperando un gesto que indicara la aceptación de sus términos antes de abandonar el Jory Strong . y su prima Storm.Reclamación Drui . su clítoris estaba erecto. y volvió a Marika para poder discutir eso de complicado. —No te vayas. Olas de calor la inundaron. pero sintió la atención completa de Xanthus sobre sus pechos. casi porque la bella y elegante mujer que entró en la tienda no era humana. *** Marika se ocupó detrás del mismo mostrador tan pronto como Xanthus apareció a la vista. Creo que ya lo has investigado a fondo lo suficiente para saber que nadie puede considerarle un tonto.Serie Vínculos Sobrenaturales IV apartamento. Lo último que quería era que Tallis sintiera la necesidad de intervenir. interrumpiendo la batalla silenciosa que tenía lugar entre Xanthus y ella. Sophie gimió en derrota y se alejó de las escaleras para que él pudiera entrar al apartamento del primer piso. excepto a través de la tienda —advirtió Xanthus. Hizo todo lo posible para ignorar a Xanthus. Sería un tonto si te dejara sin protección. Marika sabía que ella parecía estar plana de pecho. Necesitó solo unos minutos para asegurarse de que estaba libre de peligros y la puerta que daba a la escalera exterior estaba cerrada con seguridad. devorándolos con sus ojos con tanta seguridad como sentía que Tallis ardía mirándola fijamente a través del escaparate delantero. sabía que mientras él estuviera allí sería imposible ocultarle la excitación.

—¿Quién era esa? En vez de contestar directamente a Sophie. El Club de las Excomulgadas Capítulo Tres Marika no tuvo que ser testigo de la tensión de los músculos de Xanthus junto con su rápido vistazo a la puerta por la que vendría Sophie. —Se llama Neryssa. —No la he visto antes pero hablaré con Severn sobre ella y le diré que la vi aquí —vaciló ligeramente y luego echó un breve vistazo a Sophie antes de añadir—: Tristan y Pierce te podrían decir quién es. ¿La conoces? Xanthus dio una pequeña sacudida de cabeza. Sería aconsejable hablar con ellos. Aislinn miró a Xanthus. 33 . sus elementos eran el aire y el agua. Sophie abandonó su lugar detrás del mostrador. Un rápido vistazo a sus brazos con piel de gallina fue la confirmación. especialmente uno tan potente. Siempre era mejor actuar como mortal. Luchó contra el temblor cuando el aire helado le tocó la piel. a pesar de que se esforzó por aparentar lo contrario. Se preguntó si había sentido el peligro representado por la fey e instintivamente se había colocado detrás de Xanthus. La sorpresa vaciló a través de Marika cuando Sophie fue directa al espacio entre el mostrador y la pared. ni siquiera Jory Strong . Los reveladores remolinos de su aura eran blancos y azules e irradiaban de tal forma que era imposible que Marika fallara.Serie Vínculos Sobrenaturales IV quería reconocerlo pero no todos estaban bien en la corte de la reina Otthilde.Reclamación Drui . Un suave tintineo anunció la salida de la mujer. cuando se estaba en presencia de un fey. Aislinn se acercó a la mujer y hablaba con ella cuando Sophie entró en la habitación. La mujer era fey y poderosa. con una sensibilidad nula a la magia. para saber que ya estaba de vuelta en su serio deber como guardaespaldas.

—¿Tú y Aislinn vais a ir a la playa? —Vía Starbucks —dijo Aislinn. 34 . Su clase podrá ser hermosa a la vista. Los ojos oscuros se clavaron en ella con una intensidad depredadora.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus resopló. El Club de las Excomulgadas Marika se estremeció. ¿Quieres ir en coche a tu lugar favorito o ir caminando a la playa desde aquí? —Podemos andar. La referencia a los príncipes Sidhe que reclamaron a la prima de Sophie como su esposa compartida era toda la confirmación que necesitaba para saber que Neryssa pertenecía a la corte de la reina Otthilde. —Mortal es una palabra mejor. Ella se mordió el labio para evitar contestar. Xanthus concentró su atención en Marika. Sophie se frotó los brazos. —Esto no ha terminado. —¿Por qué vino a Inner Magick? —le preguntó Sophie a Aislinn. y la abrió siguiendo después a Sophie y Aislinn fuera de la tienda. Xanthus se encogió de hombros.Reclamación Drui . Xanthus se movió a la puerta principal. —Extraño. pero su encanto enmascara su veneno. enlazando un brazo con el de Sophie—. —Neryssa dijo que tenía curiosidad sobre lo que iba a encontrar aquí. —¿Su clase? —preguntó Sophie. Jory Strong .

El coño de Marika se apretó cuando recordó como lo sintió cubriéndola. al igual que la más poderosa Neryssa lo hacía. que tenía sentido dado que se consideraban espíritus guardianes. lamentando que Tallis no estuviera en su forma humana para que pudiera aliviar el dolor de sus pechos y entre sus muslos. Jory Strong . El Club de las Excomulgadas En unos minutos. manteniéndola ocupada y distrayéndola de los pensamientos de Xanthus y Tallis hasta que finalmente era el momento de poner la alarma y cerrar por la noche. Ella le dejó entrar. las piedras grabadas con runas en su collar atraparon la luz cuando se rozó contra la puerta en su forma de gato.Serie Vínculos Sobrenaturales IV empujando en su interior una y otra vez hasta que sólo el arañazo del dolor-placer de las espinas felinas en su polla le brindó la liberación que necesitaba. Echó un vistazo alrededor cuando se alejó de Inner Magick. Aislinn se detuvo el tiempo suficiente para decirle que se iría para el resto del día. medio esperando ver un centinela dragón. Miró a Tallis. Su frialdad la alcanzó justo con la brisa del mar. aunque limitado al cuerpo de un gato o un hombre con algunos rasgos claramente felinos. Pero cuando había salvado su vida. Una oleada de clientes llegaron después. casualmente ligándolo a ella. diciéndole casi ciertamente que llamaban a Otthilde su reina. su forma inhumana y expresión malévola era un tema de pesadillas. y no pareció que Aislinn se opusiera a tenerle en la tienda. La presencia de los fey la hizo sentirse inquieta. indecisa. Marika se preocupó en no permitir que su atención se retardara en ellos. 35 . se había hecho corpóreo. Tallis estaba justo al otro lado del cristal. cuando hacia su camino a casa desde el trabajo a lo largo del océano lo hacía por la playa o por el paseo de tablas. que se levantó sobre sus patas traseras en una petición poco común para que ella le cogiera. pero en cambio sólo vio un fey menor. Tembló. sacando la magia del demonio de su cuerpo y. Por lo general. Le había dicho una vez que la forma más real de Sjen era una incorpórea.Reclamación Drui . pero prefirió escoltarlo dentro de Inner Magick como un gato. Creían que eran invisibles para ella y no quería que pensaran lo contrario.

Aislinn todavía era un elfo. los fey nunca habían sido muy aficionados a los seres humanos que tenían visiones5. A pesar de su sangre humana. no podían haber reconocido a Tallis como Sjen. Siguió su ruta habitual.Reclamación Drui .T: premoniciones o poder ver el futuro. como Storm estaban protegidas por compañeros sobrenaturales. 36 . pero… Marika dejó que el instinto la dirigiera. Tomó la escalera para bajar a la arena. El Club de las Excomulgadas Había un atajo. yendo hacia el océano y luchando por evitar que cualquier atisbo de tensión se transmitiera a los fey que la seguían. sabiendo que tan pronto como llegaran a casa exigiría que dejaran el área hasta que el asunto con la Copa del Dragón estuviera resuelto. Y tanto Sophie. Susurraba en el oído de un drogadicto estirado sobre un banco. para no dejar que el miedo la delatara. ganándose Jory Strong . Aunque no sabían que era Drui. El miedo le recorrió la espalda cuando vio al fey delante de ella. Aflojó su apretón. Por tanto la razón de su presencia tenía que estar relacionada con el dragón. Era difícil no correr. así como su conexión con Severn Damek y la búsqueda frenética del Cáliz de Enos. Normalmente era seguro. forzando su atención hacia el exterior. Afiladas uñas se clavaron en su brazo. Todo dentro de ella protestó ante la idea de irse. Le diría que tenía que tener a otro hombre en su cama antes de que volvieran y le diría que ya tenía en mente a varios candidatos. Podía adivinar por qué la estaban apuntando.Serie Vínculos Sobrenaturales IV un siseo y una amenaza de sus garras. por el interés inequívoco que Xanthus tenía por ella. 5 N. Otra vez más Marika actuó por instinto. Los brazos de Marika se apretaron sobre Tallis sin darse cuenta. su figura esquelética y brazos llenos de picotazos por las agujas fue todo lo que necesitó para identificarle. No podían saber que era una Drui. No podía imaginarse abriendo su corazón o cuerpo a cualquiera además de Tallis y Xanthus. Pasando entre callejones.

aceptable. Marika empezó a correr cuando oyó los pasos de los chicos siguiéndola. hombre. No tenemos ningún problema en compartir la zorra si quieres un pedazo de ella. Tallis saltó de sus brazos tan pronto como la oscuridad de debajo del muelle les ofreció suficiente cobertura. Él podría ocultarla entre las sombras. Era la muerte encarnada. sólo estamos buscando un poco de diversión. sólo podía sugerir un curso de acción. convirtiéndose en un hombre de piel dorada vestido de negro. con las manos extendidas en actitud de súplica. el área alrededor de ellos estaba llenas de latas de cerveza. El Club de las Excomulgadas El corazón de Marika martilleó en su pecho. antes de que las patas del gato tocaran la arena. Jory Strong . su oscuridad ofreciéndole esperanzas así como un potencial horror. Su reacción era normal. Llegar al embarcadero era su única posibilidad de permanecer segura. la violencia personificada e incluso en su estado de embriaguez los muchachos se deslizaron hasta detenerse en cuanto le vieron. Estaba jadeando en el momento en que llegó al muelle.Serie Vínculos Sobrenaturales IV no sólo de los seres humanos que la perseguían. o podía usar la fuerza física. Marika rezó para que se echaran atrás. sus pulmones ardían y le dolían los costados. —Hey. Ella se sintió enferma cuando uno de los chicos siguió adelante. Ella aumentó el ritmo cuando la risa de los chicos se volvió peligrosa y provocativa. La opción de cómo protegerla pertenecía a Tallis. 37 . Por el rabillo del ojo vio a un fey subir de una manta en la playa donde varios jóvenes de aspecto duro se reunían. No quería ver cómo les hacían daño a pesar que ir tras de ella era una prueba de su debilidad moral.Reclamación Drui . sus palabras horripilantes para una persona tan joven. Un fey menor no podía ordenar. no debía causar sospechas. no siendo conscientes a los susurros Fey. Delante estaba el muelle. sino también de los fey que habían susurrado pensamientos maliciosos en las mentes de los chicos.

sacó una navaja también. El Club de las Excomulgadas Tallis se quedó completamente inmóvil. sacando sus garras y retrayéndolas tan rápidamente que Marika no las pudo ver. La mano de Marika tembló cuando la extendió y le tocó la espalda. Tallis no esperó que atacaran. el Drui en ella deseando curar. Los dos muchachos gritaron cuando cayeron de rodillas. agarrándola en un apretón masculino. —No creo eso —dijo un chico. lista para saltar. un relámpago asombrosamente rápido. —Vivirán —dijo. 38 .Serie Vínculos Sobrenaturales IV tercero y cuarto. Le divirtió ver lo bien que se adaptaban Severn y Sophie. su mano yendo inconscientemente al guardapelo que contenía las semillas de roble. una pantera en forma humana. Otro chico. corriendo a salir a la superficie. revelando una lámina larga y aguda—. Embistió adelante. su voz poco más que un gruñido. no gastó palabras. silenciosamente pidiéndole que no usara su fuerza mortal. A pesar de lo desesperante que era su propia búsqueda de compañera. Tallis la detuvo. La sangre salía a borbotones de sus pechos y brazos. *** Xanthus se paró delante de la puerta de la suite privada de Severn. metiendo la mano en un bolsillo y sacando un cuchillo. Lo abrió con un chasquido. alejándose de la pelea que se avecinaba. lista para matar. y dando la espalda a los chicos con una despreocupación que hablaba de confianza absoluta. —Ella es mía —dijo Tallis. dieron un paso atrás. menos borrachos y depravados.Reclamación Drui . Pero el Jory Strong . separándola. le dio placer ser testigo de la felicidad de Severn. envalentonado por el primero. Ella caminó hacia adelante involuntariamente. La vimos primero.

Pero ni él ni su familia directa estaban en posesión del antiguo tesoro pre-éxodo. Xanthus llamó a la puerta de Severn. Para Xanthus. su renuencia a dejar a Sophie obvia.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Había hombres que disfrutaban luchando con las mujeres dragón por la supremacía. no era ningún premio para una dragona. pero no era uno de ellos. tal y como se definía en términos humanos. así como el conocimiento de que si él resultaba ser como su padre y abuelo. Informándole sobre los acontecimientos del día como era su deber final. —¿Llamo a alguien para vigilar la puerta? —le preguntó Xanthus. la sangre fey en su linaje era aborrecible para la mayoría de las dragonas.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas Severn era conocido por su crueldad. había sido una decisión fácil jurar su lealtad a él. así como había hombre que aceptaban ser sumisos. cuando el deber luchaba con el ardiente y abrumador deseo de reclamar a su compañera. así como también por su imparcialidad. Suprimió una sonrisa cuando él salió al vestíbulo. Su segunda razón de vivir entre los mortales. una que fuera tan dulce y sumisa como una dragona era dura y controladora. nos avisarán. Supuse que te gustaría que lo hiciera antes de que la dejaras desatendida. Más allá de eso. —¿Las cámaras del pasillo están activada? —Sí. Y además. Tenía riquezas. La primera fue una oportunidad para buscar magia antigua o un rico tesoro para poder ser nombrado heredero de Kirill. 39 . Si alguien se acerca a la habitación. Había venido a este reino esperando dos cosas. de modo que su abuela fey no tuviera problemas para acceder al portal que conducía al reino humano. y el territorio que ocupaban en el reino dragón era escabroso y duro en comparación con otros. ni siquiera ahora. era ganar a una compañera humana. Una que no lamentaba. joyas valiosas que cubrían el suelo de su guarida privada y formaban una cama. Jory Strong . compartiría a su compañera y tal vez a sí mismo con otro hombre.

y su importancia para Tristan y Pierce. Se fueron a la oficina de Severn y cerraron la puerta. a la vez que celebrará la muerte de la compañera de un dragón. El Club de las Excomulgadas —Está bien. Él no tenía ganas de acostarse con ella por orden de la reina. Severn asintió con la cabeza. —¿Qué has averiguado? —le preguntó Severn. Antes de que pudiera ser reclamada como su compañera. Tristan y Pierce nos envían su oferta para ayudar de cualquier manera que puedan. Es una de las razones por las que se instaló en este reino. El que me informó me dijo que podría haber sido un encuentro casual o uno arreglado. fue enviada aquí. Son viejos rivales. Esta última una vez tuvo una reclamación sobre Tristan.Reclamación Drui . Neryssa es prima de Morgana. Ocurrió mientras yo estaba cuidando a Sophie. y averiguó sobre Storm. —Tu madre no fue más allá de Drake’s Lair. he hablado tanto con Pierce como Tristan. pero puede manejar y convertirse en los dos. así que no lo presencié con mis propios ojos. —¿Y Audriss? Jory Strong . Por la 40 . Visitó brevemente a los antepasados de Malik y Hakon.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Antes de que hablemos sobre ella. —¿El elemento de Neryssa es el agua? —Más aire que agua. pero estaban demasiado lejos del rango auditivo. y les pregunté sobre la fey que apareció en Inner Magick mientras Sophie estaba allí. Morgana intentó matarla. —¿Audriss se vio con una de ellas? —Con Morgana —Xanthus frunció el ceño—. aunque parece que la conversación no fue amistosa. La reina Otthilde mirará para otro lado y reclamará que ignoraba todo. Morgana es capaz de tomar venganza con Sophie como una sustituta de Storm. Cuando el cáliz volvió a salir a la superficie.

sin revelarle a Audriss que estaba siendo seguida. —¿Y después? —Audriss se pasó por Drake’s Lair. ¿Marika es un capricho pasajero o es un interés serio? Xanthus se puso rígido. todo está bien con mi compañera. Tácito entre ellos fue que hasta que la Copa del Dragón fuera encontrada o el peligro representado por aquellos de la corte de la reina Otthilde estuvieran delante. El silencio se estableció entre ellos durante un momento. —La sonrisa de Severn llevaba gran cantidad de satisfacción masculina. Cerca del oleaje. El Club de las Excomulgadas apariencia externa del intercambio pareció ser hostil. y sin embargo. Por desgracia. que es donde la encontré con tu madre Jory Strong . —La diversión parpadeó a través de Xanthus ante el rastro de ropa encontrado en el laberinto. aunque su placer en ello fue atenuado por el estado duro de su polla—. no sabía que tú y Sophie estabais en la propiedad. 41 . —¿Dónde estaban? —En la playa. hasta que fue demasiado tarde para evitar un encuentro con Audriss.Serie Vínculos Sobrenaturales IV cuando fuiste por Sophie a la comisaría. duró más de lo que cabría esperar. Severn no lo liberaría de su deber de proteger a Sophie.Reclamación Drui . —Sí. No había manera de escuchar lo que se dijeron. Esto fue suficiente respuesta. Se rompió cuando Severn dijo: —Has estado pasando mucho tiempo dentro de Inner Magick. Pero me enteré de que fuisteis capaces de salvar la situación. Morgana salió del agua como si hubiera estando nadando. De Drake’s Lair vino aquí.

Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Si deseas traer a la mujer aquí para que pueda ser protegida. Pero lamentablemente estamos involucrados en una leve… batalla por el momento. Los dragones tenían prohibido por antiguos convenios tomar su forma verdadera mientras que los fey tenían permitido permanecer en sus estados elementales. 42 . podía sentir con gran fiabilidad a los fey a mayor distancia. Xanthus era diferente. serás libre de quedarte entre los mortales con mi protección o volver al reino dragón como elijas. sin tener en cuenta si estaban usando un cuerpo humano o se escondían en su naturaleza elemental. En forma de dragón. La idea de llamar la atención de otro dragón macho hacia Marika antes de que se hubiera apareado con ella hizo que pareciera un novato apenas capaz de controlar su fuego. No hay ninguna razón para pensar que los fey o las dragonas se interesen por ella. El Club de las Excomulgadas Los fey tenían una ventaja en este reino. Ella estará lo suficientemente segura en Inner Magick. Tan pronto como el cáliz sea recuperado. puedes hacerlo —le dijo Severn—. Debido a su sangre fey. Xanthus inclinó la cabeza en reconocimiento. Por lo que a mí se refiere. —No me gustaría nada más que traer a Marika aquí y atarla a mi cama. Xanthus asintió con la cabeza. Una esquina de su boca se curvó en diversión autodirigida. —Asigna a algunos de los otros para protegerla cuando no puedas estar allí si sientes la necesidad de hacerlo.Reclamación Drui . En forma humana sólo podían sentir la presencia de los seres en forma no humana cuando estuvieran muy cerca. sellaré el vínculo con Sophie y luego me iré con ella por un tiempo. Jory Strong . Consideraré que tu servicio a mí ha sido completado hasta que el próximo período de diezmo comience. Severn o cualquiera de los que guardaban a Sophie podrían ver la esencia fey.

El instinto y la lógica lucharon hasta que Severn inclinara la balanza. Cuando el cáliz sea encontrado.Reclamación Drui . por lo general respondían a un nuevo compañero. y sin embargo. mientras buscamos una manera de romper el hechizo que vincula nuestra fertilidad a la copa. Cualquier hombre que quiera beber de ello con su pareja podrá hacerlo sin discriminación o precio. Las que realmente aceptaban a un hombre dragón. Jory Strong . Lo sellamos del modo tradicional.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Pero los viejos instintos. dándoles el suficiente tiempo. pero los dragones eran codiciosos y ferozmente competitivos por naturaleza. El Club de las Excomulgadas Confiaba en aquellos al servicio de Severn con su vida. Los dragones acumulaban y guardaban. por un juramento de sangre. permanecían. la bastante magia para permitir que otros dragones se quedaran en un lugar muy debilitado por la creación de mundos separados y por el éxodo de los seres sobrenaturales de ellos. Que Severn y los otros príncipes dragones hubieran estado de acuerdo en esto era casi inimaginable. En la antigüedad. sobre todo alrededor de un compañero humano. Xanthus estaba tan sorprendido que sólo pudo asentir. ya sea por nuestro trabajo conjunto o por nuestros esfuerzos separados. antes de que hubieran huido de este reino. todos se habían adaptado. habían ganado riquezas y poder. los hombres robarían cualquier compañera humana que estuviera indefensa. En aquellos tiempos no había ningún derecho o reclamación de propiedad excepto por la posesión. será llevado a Drake’s Lair. sorprendiendo a Xanthus hasta la médula diciendo: —Llegué a un acuerdo con Hakon y Malik sobre el destino de la Copa del dragón. y lo que era más importante. Un ceño fruncido se dibujó en su frente cuando su teléfono sonó y reconoció el número que 43 . Las mujeres eran un premio más allá de su valor porque muy pocas de ellas sobrevivían al choque de ser arrancadas de sus familias por criaturas que veían como bestias aterradoras. La alegría de Xanthus duró sólo hasta que llegó a sus habitaciones. La cultura dragón había evolucionado desde entonces. los tres príncipes llamaban a este reino casa.

Su lenguaje corporal es posesivo y ella acepta sus manos en él. El Club de las Excomulgadas había marcado sólo un momento antes. Contestó. ¿Quieres que intervenga? Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV 44 . Hay un hombre humano con ella. sintiendo una quemadura de fuego a través de él cuando el dragón que llamó dijo: —Acaba de regresar a casa.Reclamación Drui .

un método de la humanidad que había trabajado con fuerza para adquirir en este reino para contenerse. Si el hombre humano era el único obstáculo en su camino para reclamar a Marika como su compañero. Xanthus exhaló lentamente. Hizo una mueca ante la idea de compartirla con un hombre humano. alguien que no tendría el poder para protegerla de una amenaza sobrenatural. incluso había jugado con la idea de que la elección no era suya para hacerla. eran un rugido a través de su alma. se encontró luchando por controlar su respiración.Reclamación Drui . Es complicado. Ahora sabía la razón para ello. La magia que lo sostenía en forma humana amenazó con quemarse y por segunda vez en un día la emoción se retorció dentro de él. Pero si su corazón ya estaba afirmado. había dicho. Ella era su compañera y lo deseaba tan desesperadamente como él a ella. Pero su cuerpo y aroma le dijeron lo contrario. Era tan simple como eso. el instinto básico del dragón en conflicto con la necesidad del hombre en honrar la ley y el deber. por un mortal. —¿Quieres que intervenga. entonces no tenía más remedio salvo seguir con cuidado y cautela. no puedo salir contigo otra vez. en parte.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Una vez más. No deseaba que ella lo odiara. Xanthus? 45 . entonces Xanthus estaba a la altura. uno que él no había aceptado aún. Jory Strong . Se había preguntado sobre su incapacidad para elegir a un hombre con el que compartirla. El Club de las Excomulgadas Capítulo Cuatro ¿Quieres que intervenga? Las palabras y la imagen de Marika con otro hombre. impidiendo que el fuego del dragón se escapara por su nariz y boca en una llamarada repentina.

si seguiría el ejemplo de su padre o abuelo. sacándolo lentamente de las trabillas de sus pantalones. Sus palabras revelaban que ya había adivinado sus pensamientos. Marika. Jory Strong . Raramente vez luchaba sobre lo que era mejor para ella. —Le dijo antes de cerrar su teléfono móvil y quitándose la ropa para luego acostarse en la cama. Había habido peleas fingidas. Cerró los dedos alrededor de su polla y trató de imaginar al hombre humano que Marika había elegido. 46 . *** —Desnúdate —dijo Tallis.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —No me iré. No estaba acostumbrado a su desafío. —Esta vez fue una advertencia gruñida. acompañada con desabrocharse el cinturón. cuando se tratara del otro compañero de su mujer. Y sabía que yacía en la raíz. —No —dijo. Las fosas nasales de Tallis se dilataron al darse cuenta del enfrentamiento de su voluntad contra la suya. y su intención de llevársela del peligro que los dragones y fey presentaban cuando se enfrentaban para recuperar el Cáliz de Enos. Xanthus. entrecerrando los ojos cuando Marika se giró y cruzó los brazos bajo sus pechos en vez de obedecer.Reclamación Drui . —Su postura tiesa y los rasgos tensos gritaban compromiso con la decisión que había tomado. pero esto era diferente. Sus labios se retiraron para exponer sus dientes cuando el collar alrededor de su cuello se apretó y las runas tejidas en él llamearon a la vida. pero su cuerpo dio una respuesta diferente. se preguntó cómo había hecho durante toda su vida. El Club de las Excomulgadas —Continúa con tus deberes. —Desnúdate. un choque de voluntades para conducir la tensión sexual entre ellos más alta y darle motivos para castigarla.

hasta que estuviera demasiado débil para moverse fuera de ella y demasiado entrampado para querer hacerlo. el deseo por una satisfacción inmediata enfrentado con la tentación de alargar el momento en el que se rindiera. Estaba atado completamente a ella. sus dedos estaban ante los ojales de su blusa. 47 . la de ella así como la suya propia. palpitando con una urgencia desesperada por empujar dentro de ella y sostenerse en el éxtasis ardiente. pero antes de que pudiera pronunciar las palabras. La completa confianza que ella tenía en él era un potente afrodisíaco. Sus testículos pesados y llenos. prometiendo no sólo la liberación de la semilla. El Club de las Excomulgadas Los pezones duros apretaban contra su camisa. La lucha dentro de ella cambió. intrincadamente entrelazados para siempre. su mirada clavada en la tira de cuero en sus manos.Reclamación Drui . Ella era su mundo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV La bofetada de cuero contra la piel. Jory Strong . Tallis se golpeó la palma de nuevo con el suave cinturón. La rebelión sobre su futuro cedió el paso a la lujuria que compartían en el presente. La punta de su pene ya estaba mojada. el castigo será más severo. sino eyaculaciones repetidas. Su olor se hizo más profundo. Ella sabía que él sólo deseaba servirla y complacerla. Abrió la boca para ordenarle que se desnudara otra vez. sus vidas y destinos. Tembló y se mojó sus labios. sus suaves nalgas morenas posicionadas para el castigo que merecía por desafiarle. amplió su postura y tuvo que luchar para que no se le escapara un gemido. el cinturón contra su palma. Su polla se clavó agresivamente contra el material de sus pantalones. En su imaginación la vio girada sobre su regazo. calentó el aire con el olor de su excitación. Su pecho se elevaba y caía rápidamente. —Si te lo tengo que decir otra vez. manteniéndola a salvo de cualquier amenaza de peligro.

dejándola en las delicadas sandalias y en las ultrafemeninas bragas. indefenso contra su encanto.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Marika jugó con el broche delantero de su sujetador. —Marika. su lengua. aunque fuera él quién decidiera cuando lo conseguiría. pero no desafiándole directamente. rogando por sus dedos. que pensara que sus pechos eran pequeños. Le volvía loco cuando ella despreciaba su atractivo. Su sonrisa rápidamente ocultada le dijo que ya lo había oído. Ella se quitó el sujetador. una vacilación que casi le tuvo cerrando la distancia entre ellos y liberando sus pechos. siguiendo su juego. en una demostración virginal de timidez que sabía que lo volvía salvaje. adorándolos con sus manos y boca hasta que la tuviera gritando de placer. 48 . Jory Strong . Tallis tocó el cuero de la correa contra su muslo en una advertencia silenciosa. y se tomó su propio dulce tiempo para soltarse la falda. cuando él los consideraba perfectos. Su camisa siguió. Luchó contra el impulso de ir a ella.Reclamación Drui . La excitación brillaba en el interior de sus muslos. Su gemido fue música para sus oídos. Su clítoris se apretaba contra el frente de la transparente tela. Otra oleada de lujuria ardiente se clavó a través de su polla. atormentándole cubriendo los guijarros de sus pezones oscuros con sus manos. lo que le pertenecía a ella. Abrió sus pantalones para dejarla ver lo que le había hecho. y dejó que sus pantalones cayeran al suelo antes de salir de ellos. junto con la de ella. estaría pronto dentro de ella. sus labios. Sabía que si se los succionaba. El Club de las Excomulgadas lentamente abriendo los botones. Ella abrió su sostén. empujando sin control. —Era una promesa de venganza que bordeaba demasiado cerca de una súplica. Cayó al suelo. una canción para calmar a la bestia depredadora en que lo había convertido cuando ella se mezcló con su espíritu de gato. Él se quitó los zapatos.

y dejándola caer para formar un puñado de encaje alrededor de sus tobillos. El Club de las Excomulgadas Otro toque del cinturón en su muslo y ella se quitó las sandalias. —¿Dónde me quieres? —susurró. Se tenían que ir. entonces tenía que ser su amo. Quería su conformidad. al menos durante un tiempo.Reclamación Drui . su siervo. El ataque fey cambió las cosas. la amaba sin medida y más allá de la razón. Tallis se movió hacia ella.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Se recordó que su objetivo era dominarla. Jory Strong . Cuando ella la sintió contra la parte posterior de sus piernas. tirando hacia abajo sus escasas bragas y zurrándola mientras su carne caliente se frotaba contra su dura polla. —¿Estás seguro que me quieres en la cama? —le preguntó. por temor a la tentación que ella significaba. —En la cama —dijo. deslizando su braga sobre sus muslos torneados y bronceados. no en esta batalla o la que estaba por venir. alimentando sus fantasías sobre inclinarla por encima de su regazo. Pero si debían mantenerse a salvo. sus pestañas oscuras barriendo hacia abajo. se sentó. su mirada yendo a la silla. ahorrándole una mirada suplicante de paso. sabiendo que era un error justo cuando lo hacía. negándoselo a los dos. 49 . La acechó. En ese instante quería ser su esclavo. en una imagen de sumisión. Necesitaba eso. No podía permitir que ganara la mano. para que no se convirtieran en víctimas de los faeries y dragones cuando ambos buscaban el Cáliz de Enos. con las palmas contra sus pequeños pezones masculinos. Le tomó cada gramo de autocontrol que poseía agarrar su brazo y guiarla hacia la cama. Él la adoraba. casi se fue a sus rodillas cuando sus manos se posaron sobre su pecho en actitud de súplica.

Tallis acarició sus nalgas una última vez y luego retiró la mano. extendería sus muslos sólo lo suficiente para que él viera los labios de su coño entreabiertos y el color oscuro de su raja. Su olor le asaltó. presentando sus vulnerables nalgas para su inspección y castigo. la voluntad de castigarla lo abandonaría. una y otra vez hasta que ella estuvo sollozando. de rodillas. diminutos y femeninos. Ella gritó cuando el suave cuero del cinto la golpeó. Su vientre brillaba allí donde quiera que la cabeza de su polla le hubiera tocado. Jory Strong . para presionar besos contra la curva suave y oscura de su culo. Exuberante. Si lo hiciera.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Juntos o separados. llevó la correa hacia abajo. absolutamente sensuales. luchando contra el impulso de inclinarse hacia abajo. con las piernas separadas y las caderas inclinadas en una invitación que le era casi imposible de resistir. arrastrar los dedos por su coño. una llamada visceral para que la montara. sustituida por el impulso de aparearse con su compañera. Pero su culo se levantó. Elegantes y ágiles. y resaltar lo lista que estaba para él antes de bañar su polla en la humedad y luego empujarla dentro de ella. sus puños se apretaron firmemente sobre la ropa de la cama. frotando la mejilla contra la piel caliente y enrojecida de Marika. 50 .Reclamación Drui . y se lo dio. silenciosamente suplicando por más. Se inclinó abajo. sus nudillos poniéndose blancos con la fuerza de su agarre. Él alisó su mano sobre su suave piel. Quiso ceder a su sensual llamada. Los Drui no eran cambiaformas. Quería arrodillarse detrás de ella. profunda en el alma cuando ella rodó sobre su estómago. una invitación. sintió una satisfacción primitiva. ella se levantaría hacia arriba. Si eso ocurría. pero eran felinos en muchos sentidos. El Club de las Excomulgadas Tallis sacudió su cabeza y caminó lejos de ella. la necesidad de aparearse con ella y las fantasías de estarlo haciendo siempre estaban cerca de la superficie de su conciencia. dejando besos húmedos de excitación a su estela.

y que te niegue el placer que puedo darte y lo que puedes obtener con tu propia mano? La idea de negarse a sí mismo el placer envió una agonía que palpitó a través de su polla. cómo excitar con sus acciones. profundo y en serio.Reclamación Drui . que dejaba su coño expuesto mientras su cuerpo bajaba al colchón. sexual. cuando sus manos buscaron sus pechos en un descarado intento de distraerle y controlarle. El Club de las Excomulgadas Tallis se distanció en su lugar. haciéndole sentir más hambre por el ronroneo amenazante de su voz. con un movimiento felino. Se arrodilló delante de él. Pero estaba demasiado en juego para que él le permitiera tomar ventaja. las manos femeninas en sus muslos. Marika —dijo y miró la boca de su coño cerrarse y abrirse. —Estás empeorando las cosas para ti —dijo—. las rodillas de Marika se deslizaron a través de la ropa de cama en un movimiento sensual. —Muéstrame. Dio un paso atrás de la cama. Él gruñó. sacudiendo el cinturón en el colchón para más tarde. Como una stripper que supiera cómo jugar para un auditorio. —Sabes que no te dejaré escapar tan fácilmente. las oscuras pestañas largas escondiendo tanto sus ojos como sus pensamientos. sus acciones obligando a que la mano de Tallis fuera a su polla. ¿Quieres estar atada a la cama toda la noche. el desafío seguía allí a pesar de los latigazos que le había dado con el cinturón. —Estaré bien —susurró. provocativamente sumisa. mirándolo a los ojos. Jory Strong . Fue un tormento visual verla salir de la cama.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Se tomó su tiempo rodando sobre su espalda. su toque el de una suplicante mientras la ardiente caricia de su aliento en su polla era una promesa de una sirena de un éxtasis incomparable. 51 .

Jory Strong .Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas Tallis sabía el peligro de mostrar cualquier debilidad cuando ella estaba de rodillas frente a él. su boca fue una traidora. No había forma de detener el tirón de sus caderas. y la apretó hasta que ella gimió. en cuan a fondo le amó. Se advirtió de no hablar. tocándolos. Clavó los dedos en su pelo. con sus dulces labios perversos tan cerca de su polla. se deleitó en lo profundamente que lo tomó. —Marika. —Salió la orden ronca y la súplica masculina fue puntuada por la palpitación de las venas en la parte oculta de su pene. se balanceó como si estuviera tratando de llamar su atención. Un grito gutural se le escapó cuando su lengua caliente y húmeda azotó su polla. parecidos a un cervatillo. La elogió con palabras. con los brazos alrededor de su cintura cuando se corrió. Encontrando sus ojos mientras cerraba la diminuta distancia entre ellos. —Te necesito —susurró ella. mirándolo con ojos inocentes. Le tomó un momento pensar en el ataque que habían dirigido los fey y su intención de conseguir que Marika consintiera en dejar el área. La anticipación lo tuvo apretando las nalgas y juntando sus muslos. 52 . acariciándolos mientras que la otra rodeó su pene y lo sostuvo para así poder llevárselo a la boca. El calor blanco llenó la mente de Tallis. por la forma en que su polla se tensó. le mostró el dominio que ansiaba. el bombeo que siguió cuando le succionó. una de sus manos fue a sus testículos. pero justo cuando se decía que no se arriesgara a revelar cómo de desesperadamente la deseaba. erradicando todo pensamiento. Ella levantó la vista a través de sus pestañas oscuras. besó y chupó hasta que estuvo duro de nuevo. con sonidos de placer. Tallis reaccionó como sabía que lo haría. Besó su eje con una intensidad febril. Lo tomó todo. Y después ella acarició y lamió.Serie Vínculos Sobrenaturales IV La necesidad cruda se retorció en sus entrañas.

los labios de su coño hinchados y su reluciente raja. Esta era su casa. Tallis la siguió a la cama con una gracia ágil y depredadora de la pantera que podía llegar a ser. sus caderas se levantaron cuando trató de colocarse para encontrar su abertura húmeda y deslizarse dentro de ella. metió su lengua en su boca en un beso profundo carnal destinado a reforzar su dominio sobre ella. Él gruñó en señal de advertencia. El Club de las Excomulgadas —Sube a la cama —dijo. Pero preferiría que se fuera voluntariamente aunque entendiera su atracción por Xanthus. Ella gimió. lamiendo a Jory Strong . su polla dura palpitante contra su clítoris erecto. Entonces volverían. su polla balanceándose. tumbándose encima de la cama como una cortesana muy deseada. la sonrisa de ella le dijo todo lo que tenía que saber. La forzaría si fuera necesario. haciéndolo por su propio bien. con las rodillas ligeramente flexionadas. 53 . —¿Así? —preguntó. y luego le alzó los brazos por encima de la cabeza. no había sido amada a fondo como para aceptar su decisión de irse. Lo terminaría una vez que hubiera aceptado a un hombre diferente en su cama. atándoselos al cabecero. —Métete en la cama —repitió Tallis.Serie Vínculos Sobrenaturales IV través de su abdomen en una sensual caricia cuando le obedeció. Antes de que pudiera hablar y tentarlo a follarla. con lágrimas de necesidad escapándose por las comisuras de sus ojos. hundiéndola en el colchón por su peso. abrió las piernas más y Tallis se colocó encima de ella. Marika se retorció bajo él. Ella no había renunciado realmente su poder. le colocó más de su peso encima y deslizó su polla endurecida hacia atrás y adelante sobre su clítoris hasta que ella estuvo temblando. con las piernas abiertas para que pudiera ver sus muslos interiores brillantes. Con una facilidad experta reunió el cinturón flexible que había descartado antes y le ató las muñecas.Reclamación Drui . cubrió sus labios con los suyos.

encontrando la liberación sin ella. Marika acarició a Tallis con su nariz. jadeando. cuando le pidió que la follara. y la humilló. suave y saciada. retener el placer que tanto anhelaba hasta que ella le prometiera obedecerle en esto. aunque ella gimió de placer cuando perdió el poco control que mantenía y se corrió. le dio pequeños besos. a lo que lo hacía un Sjen. pero era un desafío gritado a su masculinidad. Sus movimientos se hicieron más rápidos. Jory Strong . más duros cuando empujó contra su carne vulnerable y femenina. Era un elixir tan poderoso como cualquiera creado por un mago. sensaciones ardientes y heladas atravesándole la columna cuando folló contra su montículo desnudo y clítoris diminuto como un adolescente humano que tuviera miedo de dejar embarazada si penetrara a su novia.Reclamación Drui . —No. casi cediendo cuando dijo su nombre. Pero no pudo. Su deseo de protegerla salía completamente del amor. Sabía de donde se había originado su fiereza y necesidad de dominación. —Consientes en irte —dijo. Se levantó sobre sus brazos. El Club de las Excomulgadas Tallis levantó su boca lejos de la suya. engatusándole con una demostración de sumisión. revistiendo su vientre y montículo con su semilla y marcándola del modo más primitivo como suya. Debería decirle que lo mirara mientras él usaba su propia mano sobre su eje. Ella era una droga tan potente como ninguna que la raza humana hubiera desarrollado. elfo o fey. Tallis sabía que debía parar. indefenso contra sus lágrimas aun cuando la pasión era su fuente. no porque su destino estuviera ligado al suyo. Debería rodar lejos de ella. negándoles a ambos el éxtasis último de una conexión verdadera hasta que finalmente sollozó y se estremeció violentamente. Tallis se tragó sus gritos mientas se seguía frotando contra ella.Serie Vínculos Sobrenaturales IV La respuesta de Marika fue un suave susurro. luego relajándose bajo él. 54 .

55 . —Siempre —dijo. El tiempo se detuvo hasta que sus movimientos se volvieron frenéticos. gritando su placer y satisfacción. Durante un largo rato después estuvieron juntos en la alegría. Se endureció contra ella. Ella inclinó sus caderas y esta vez su polla encontró su apertura. —Te necesito —susurró—. Marika sonrió cuando Tallis empezó a ronronear. Recobró sus labios. Por favor cuida de mí. a la intimidad del aliento compartido y la sensación de piel contra piel. sus cuerpos tocándose. Era acero caliente. Sus manos se dirigieron de inmediato a su espalda. Haciéndolo de nuevo cuando Tallis dio un gemido gutural cuando las espinas felinas de su pene descendieron y llenaron su vagina de caliente semilla. No pudo resistirse a darle un beso en el pecho. otra vez colocando su peso sobre ella. su coño contrayéndose de dolor por sentirlo dentro de ella. inconsciente a nada más que a una felicidad que trasciende lo físico.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Ambos gimieron cuando él se deslizó totalmente. Tallis capturó sus labios. La realidad estrechándose a los lugares donde se unían. Profundamente. sus miembros enredados mientras sus respiraciones volvían a la normalidad. un subidón urgente. su lengua imitando el empuje de su polla. Todo consumiéndose. El Club de las Excomulgadas —Te amo —susurró. Lento. la consumió con la pasión de su beso mientras liberaba sus brazos y muñecas. una presencia vital palpitante.Reclamación Drui . Jory Strong . Marika la encontró primero. sus uñas arañando suavemente sobre su piel caliente. gruñendo en advertencia aunque ambos supieran que era demasiado tarde. conectando de una forma que era tanto física como espiritual.

al menos durante un tiempo. No tenía ni idea de si Aislinn podía ver a los espíritus fey menores. pero es demasiado Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV peligroso permanecer aquí mientras los dragones y los fey buscan la Copa del mago. La levantó en sus brazos y se acurrucó contra él. y era tan simple y tan complejo como eso. El calor se reunió en su vientre sabiendo que una vez que entraran en la ducha. Marika. quería hablarle de Xanthus.Reclamación Drui . Se detuvo en la puerta del cuarto de baño. O podría hacerte matar. él insistiría en lavarla. Lo que pasó en la playa podría haber terminado mal. —Entiendo la atracción que Xanthus tiene para ti. no se iría hasta que no la hubiera advertido sobre los fey. El Club de las Excomulgadas El ronroneo se hizo más profundo antes de que rodara lejos y se pusiera de pie. aunque sospechaba que lo hacía. Incluso la idea de estar lejos de él hizo que le doliera el corazón. De todos modos. La reina Otthilde te tendría prisionera en su corte si descubriera que eres Drui. —Me estropeas. considerando los vigilantes dragones y la herencia elfo de Aislinn. Nos tenemos que ir. —Hablaré con Aislinn mañana sobre el tomar un tiempo de descanso —le dijo. no sabía si se protegía contra su mal. Y además. —Eres mi mundo —dijo Tallis. 56 . sabiendo que ella hablaría con Aislinn algo más que eso y lamentando no haber confiado en ella antes. Sus ojos se encontraron y ella vio su implacable resolución.

Estaba sentado en una butaca al lado de la piscina. Jory Strong . A este lo reconoció. la necesidad de hacerlo acababa de volverse más urgente. con la conciencia de que él había sido enviado para vigilarla. como una pantera en miniatura. Energía roja y naranja brillaba alrededor de él a pesar de su pose casual. no que tuviera que retenerla físicamente para hacerlo. Era la única razón que tenía sentido. Tendría que perforarle 57 . Más de una vez desde que estaban juntos él la había hecho desmayar con un orgasmo demoledor. Las sombras escondían sus ojos pero sintió que su atención cambió a ella. Tallis era capaz de llevarla por la fuerza fuera de la ciudad. Sin embargo. El Club de las Excomulgadas Capítulo Cinco Marika vio el dragón. Pero tendría que conseguir verla a solas. planteaba una cuestión. o creyó que lo hacía. una taza de café en el suelo junto a él. No había olvidado su decisión de hablar con Aislinn. en un lugar donde la excitación sexual haría que los espolones huecos que poseía invisibles en sus muñecas se extendieran de sus vainas y se llenaran de suero. o fingía leer. Sus oídos estaban colocados hacia atrás y su mirada torva cuando miró al dragón.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Su corazón se aceleró. su pierna doblada le proporcionaba una superficie para el periódico que estaba leyendo. ¿había visto a Tallis en su forma humana la noche anterior? ¿Se lo había dicho a Xanthus? Ella miró a Tallis en su forma favorita de gato. La indecisión la sostenía en sus garras mientras sus pensamientos corrían. Lo había visto con Xanthus al menos una vez. Xanthus era igualmente capaz de enviarla a la inconsciencia y llevarla fuera a su reino dragón. tan pronto como salió de su apartamento. Marika se mordió el interior del labio.Reclamación Drui . En todo caso. dorado.

de forma que las hacía aptas para concebir las crías de un dragón. Tallis iba a estar enojado con ella. Si ella tenía razón. a pesar de tener la maldición colocada en los dragones por el mago muerto hace tanto tiempo. no había algo como la infertilidad entre ellos. y también significaba que estaba a salvo de la maldad fey. habría niños. El Club de las Excomulgadas la piel con ellos. Cabreado era la palabra exacta. y tomó una decisión. Ella no podía dejar de imaginarse los espolones arrastrándose sobre su piel cuando Xanthus la penetraba en un frenesí de apareamiento. Marika cerró los ojos brevemente. Otra mirada hacia Tallis. para llevarla a su estela a la cama de un cambiaformas que conociera y aceptara como su segundo compañero. Cambiaba la química humana. pero no pudo. cuando los dragones vivían en refugios rocosos accesibles solo volando. el suero y su efecto secundario de la inconsciencia ayudaban a impedir que las mujeres Jory Strong . Pero también servía como un segundo objetivo. Debido a la capacidad de curación inherente a los Drui. Sabía que tenía la intención de quedarse a su lado hoy. Trató de desviar la imagen de sí misma embarazada y la alegría que vería en la cara de Xanthus. el suero intensificaba el orgasmo. Su coño se contrajo al pensar en la adaptación de los dragones para dejar a las mujeres humanas inconscientes. y si los cuentos que se contaban en torno a las fogatas Drui. si se apareaba con Xanthus. En el tiempo antes del éxodo de los más poderosos seres sobrenaturales.Reclamación Drui . adivinando incluso ahora que estaba conspirando para llevársela. 58 . eran verdad en lugar de cuentos de viejas. la presencia del dragón descansando casualmente junto a la piscina significaba que estaba siendo custodiada. Con o sin Cáliz de Enos.Serie Vínculos Sobrenaturales IV humanas se murieran de miedo.

transformándose de la forma felina a la humana que prefería. Visiones de hacerla gritar en el orgasmo antes de que quedara inconsciente tuvieron a su polla llena. Lo había cogido de improviso. Marika suspiró. como alguien que hubiera olvidado algo en vez de estar interpretando. El deseo del gato de rasgar y triturar. esperando parecer convincente. como esta mañana cuando vio al dragón. Las garras se extendieron en su furia. haciéndole cumplir su voluntad antes de apresurarse a Inner Magick. el término que ella había usado hasta hace poco. No molestándose en ponerse ropa en los confines de su prisión. 59 . El Club de las Excomulgadas Marido. —Mientras subrepticiamente dibujó una runa en la madera. Marika lo cogió en sus brazos suavemente. luchar contra estar enjaulado lo dominó.Serie Vínculos Sobrenaturales IV cada matiz cuando se refería a ella. dejando caer sus llaves en el proceso. Sintió su resplandor de furia y susurró: —Estaré bien. Quédate en el piso. *** Acaba de sellar su destino. cuando había sido asaltada por las feromonas del Sjen y del dragón.Reclamación Drui . se recordó. sólo un poco. Así es como los Drui llamaban a sus amantes permanentes. Aunque su cola se moviera nerviosamente y sus ojos permanecieran en el dragón que vigilaba. sabía que Tallis era consciente de Jory Strong . pensó Tallis. con la imagen de castigar a Marika por su travesura cayendo en cascada a través de su mente. y rápidamente lo empujó a través de la estrecha abertura y cerró la puerta. tanto anoche cuando rechazó irse. Los músculos se flexionaron cuando caminó a través del piso. tratando de impedir transmitir sus intenciones a Tallis a través del lenguaje corporal. Se dio la vuelta a la puerta y la abrió. Otro suspiro y se inclinó.

analizando.Reclamación Drui . También hacía que América del Sur y el jaguar cambiaformas fuera más difícil de llevar a cabo. El ritmo de Tallis se convirtió en un acecho. sino por lo que le había hecho a Marika salir con él. El Club de las Excomulgadas Debería haber actuado ayer. guardianes y otros cambiaformas para viajar de un lugar a otro de este reino. y ahora no podía permitirse el lujo de retrasar organizar una reunión con Severn Damek y ganar protección para ella. La mayoría de los portales sobrenaturales que conducían desde este mundo de los humanos pertenecían a los dragones. no lo había hecho. recopilando las cosas que necesitarían y empacándolas en una maleta. Los pasos de Tallis redujeron el ritmo cuando se propuso usarlos. Había pensado… No. Pero había algunos portales dispersos mantenidos por brujas. tratando de determinar dónde quería llevársela. acelerándose otra vez. cuando desechó la idea por ser demasiado arriesgada. Su juicio había sido afectado por las feromonas dragón. Sería imposible esconder su naturaleza o la de Marika a alguien lo bastante poderoso para sostener y controlar la entrada de enlace. después de visitar la mansión VanDenbergh y haber estado en presencia de tantos dragones. Eso descartaba Escocia y el apareamiento con el gato sith.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus desapareciera. Si ella luchaba contra él. fey y elfos. sería muy difícil viajar en avión. Se había olvidado de lo potente que era su calor y sus feromonas. Metódicamente recorrió el apartamento. Tendrían que viajar en coche. No podía arriesgarse a que Xanthus la reclamara como su compañera o la llevara al reino dragón. Cualquiera la haría sujeta a las leyes dragones. 60 . Sus labios se retiraron en un gruñido silencioso. mientras su mente corría. Nunca debería haber permitido que saliera con Xanthus en primer lugar. con quién la vería acoplándose para que la amenaza que planteaba Jory Strong . no directamente de Xanthus.

su mano yendo inmediatamente a su polla. El dolor por aparearse aumentando su sumisión. 61 . jugando un juego sexual porque deseaba que ella aceptara un segundo hombre en la cama. asegurándose que cuando la montara y llenara su canal. y tal vez en su corazón. luego más rápido. Con un gruñido se acercó a la cama y se tumbó sobre ella. La oyó suplicar en susurros en su mente. negros llenándose de una necesidad que sólo él podía satisfacer. lentamente al principio. En su imaginación vio sus ojos oscuros. Y en el proceso había reforzado la reclamación que Xanthus tenía en su cuerpo. y sacando su carácter dominante. El Club de las Excomulgadas Tallis se tocó el collar tejido alrededor de su cuello. su mano sirviendo como su canal. Un gemido escapó.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Se había dicho que estaba ayudándola a superar al dragón.Reclamación Drui . Era demasiado fácil imaginar su canal resbaladizo. su coño llorando porque su polla lo penetrara. Pero había estado engañándose a sí mismo. Cuando la alcanzara… Sus nalgas se apretaron cuando su mano se movió hacia arriba sobre su eje. El fuego blanco atravesó su pene mientras pensaba en las veces que había llegado a casa llevando el olor del otro hombre. como si la hubiera tomado él mismo. su rostro cuando sostuviera sus muñecas contra el colchón y empujara en ella. Cada vez que había vuelto a casa había hecho que se tocara ella misma. encerrando la punta húmeda en un puño duro por un instante. ordenándole que dijera el nombre de Xanthus cuando se corrió ante él. Jory Strong . sus pensamientos serían únicamente para él. un sustituto que permitió que la realidad se mezclara con su fantasía. La necesidad de complacer y proteger a Marika latía a través de él en la misma medida que los deseos tenían a su polla erecta. caliente. antes de deslizarse hacia abajo. para que las espinas de su pene bajaran y rozaran a través de sus músculos interiores. rodeándola en la banda de acero de sus dedos. su cuerpo tenso con la necesidad.

Otra polla estaba dentro de Marika al mismo tiempo que la suya. Debería estar aquí en cualquier momento. Estaba segura en Inner Magick. apartándose de Aislinn. El aliento se estremecía dentro y fuera de sus pulmones. cada borde de su mano golpeaba en ellas.Reclamación Drui . Jory Strong . Como si fuera una señal. La lógica lo decía así. ¿Y qué mejor lugar para comenzar sus negociaciones con Xanthus? —¿Quieres que haga pasar a Sophie? —le preguntó Marika.Serie Vínculos Sobrenaturales IV *** Aislinn estaba en el cuarto trasero. —¿Eso es para un cliente? —Para Sophie. no ahora mismo de todos modos. haciendo que su ya pequeño canal fuera aún menor. Estaría con Sophie. arrancando un poco más de su control hasta que finalmente no hubo nada y gritó el nombre de Marika cuando su semen cubrió su vientre y pecho. sus cejas reunidas en intensa concentración mientras comparaba el collar en su mano con el diseño que había en la mesa de trabajo. Las espinas descendieron de manera que en cada movimiento. y la fantasía cambió. haciendo que un placer tortuoso se disparara a través de Tallis. las campanillas sobre la puerta principal sonaron. El Club de las Excomulgadas Su puño se apretó en su polla hasta el punto donde el placer y el dolor se fusionaron a la perfección para él. Marika irguió su espalda. No podía molestarla con sus problemas. para darle su semilla. apretándole hasta que su único pensamiento era empujar más y más rápido. El calor que rugía a través de su cuerpo lo confirmaba. El primer instinto de Marika fue escapar de la tienda para evitar a Xanthus. su cara pálida por el cansancio y preocupación. 62 . El corazón de Marika se hundió.

Sophie desapareció de su vista y ella buscó la protección del mostrador. Estaba allí en cada línea de su cuerpo. Sabía sobre Tallis. Sólo a ella. la energía del dragón naranja y roja y las potentes feromonas haciéndola temblar. atrapándola en el pequeño espacio entre la pared del fondo y la caja registradora. enviando olas de deseo directamente a su clítoris.Serie Vínculos Sobrenaturales IV de sus vaqueros. Su boca repentinamente se secó. El fuego chamuscó sus terminaciones nerviosas cuando sus ojos se encontraron con los de Xanthus. empujando su mano debajo de su camisa suelta. en el calor posesivo que brillaba en sus ojos. un sonido apenas humano. Era un testimonio de la confianza de Xanthus en Aislinn que sólo le tomó un rápido vistazo a las cortinas de cuentas que servía de entrada entre las dos habitaciones antes de volver su atención a Marika. La excitación salió a borbotones de su raja. Eres a la única que quiere allí con ella ahora mismo. empapando sus bragas y recubriendo el interior de sus muslos.Reclamación Drui . Marika empujó a través de las cuerdas adornadas con cuentas que separaban la tienda del cuarto trasero. Su palma ardía contra su vientre. No podía resistir el impulso de mirar hacia abajo. Xanthus curvó su brazo alrededor de ella posesivamente. sólo para darse cuenta de su error cuando Xanthus la siguió. a la longitud gruesa y dura de su polla que presionaba el frente Jory Strong . 63 . El Club de las Excomulgadas —Sí. Sophie. Se lamió los labios y le vio ponerse rígido. La respuesta se encontró con un estruendo bajo. —¿Lo amas? —Sí. La atrapó. —Aislinn está en su taller.

—Dime. haciéndola sentir vulnerable y poderosa al mismo tiempo. intensificándose como si luchara por mantener la ilusión de ser humano. Xanthus aplicó presión y ella gimió. Los dedos se curvaron alrededor de su muslo. ahuecando su montículo para que su clítoris palpitara contra su palma. 64 . —Dime que te satisface por completo —repitió Xanthus. el miedo erótico conectado directamente con la exquisita Jory Strong . —Vas a tener que hacerlo mejor que eso. Marika se estremeció cuando él la obligó a inclinarse sobre el mostrador. esforzándose por recordar su deber de proteger a Sophie. El Club de las Excomulgadas —Dime que te satisface completamente. encontrando la evidencia de su necesidad de él. dejándola expuesta con sus bragas transparentes. deseando que sus dedos se deslizaran dentro de sus bragas. para entrar dentro de su canal y aliviar la presión que aumentaba dentro de ella.Reclamación Drui . El estruendo se hizo profundo. usando su mano libre para retirar su falda corta.Serie Vínculos Sobrenaturales IV necesidad. Los ásperos vaqueros presionaban contra su piel desnuda y sobre la fina tela. Su mano se movió hacia arriba. Su coño se contrajo en respuesta al desafío que oyó en su voz. —Es complicado. Un gemido se le escapó. —Nunca lo abandonaré —respondió. Marika.

Marika cerró los ojos.Reclamación Drui . El aliento de Marika se atrapó. uno que dudó fuera consciente de hacerlo. Un zumbido sonó en sus oídos. Había turistas en la calle. La mano en su vientre bajó. se dio cuenta de lo que veía. entonces no estarías mojada por mí. Confirmando lo que había llegado a creer. idéntica a la que sentía por Tallis. El calor en su espalda se intensificó. No hubieras salido conmigo. sus dedos alcanzando su clítoris antes de que él se quedara rígido por la tensión. Sus caderas se sacudieron de forma sutil. Una pausa. y alguien la vería a través del escaparate de la tienda. intentando luchar a través de las olas de deseo. Xanthus Jory Strong . Él ronroneó de satisfacción cuando encontró sólo piel suave. mirando el escaparate. Su mano se empujó más adelante en sus bragas. alcanzó la cinturilla de sus bragas. uno que no pudo entender hasta que ese ronroneo sordo se convirtió en un 65 . construyendo una ansiosa necesidad.Serie Vínculos Sobrenaturales IV haciendo lo mismo. el apretón casi doloroso de su coño. de alguna forma tenía que hacer que funcionara con Xanthus. Se preguntó si tendría la voluntad para detenerlo si él empujara sus bragas hacia abajo y se bajara la cremallera de sus vaqueros. pero perdió frente al impacto de la fantasía. La desesperada necesidad la atrapó. Ella se estremeció. un vistazo. que de alguna manera. La razón trató de imponerse. sino Tallis el que lo hacía. El Club de las Excomulgadas —Si estuvieras satisfecha completamente. Un escalofrío la recorrió cuando los dedos de Xanthus se deslizaron bajo el elástico y sobre su carne febril. no eran extraños los que la miraban con Xanthus. Su mano deslizándose arriba y debajo de su polla mientras otro hombre la tomaba. la anticipación en el filo de la navaja con la preocupación de que su coño depilado no le complaciera. el sonido puro de un dragón.

quédate detrás del mostrador. y se dio cuenta que era el timbrazo de su móvil puesto en silencio. Eran delgados con rostros finos. Esto no se termina entre nosotros —dijo Xanthus. tóxica. unas criaturas cuyas mordeduras eran tan mortales como su ataque físico. En tu caso es comprensible. Todos los rastros del amante Jory Strong . ojos negros y de reptil.Serie Vínculos Sobrenaturales IV desaparecidos—. Se fijó en la postura protectora de Xanthus. su aura era negra. sólo que seguramente provenían del reino dragón. le echó un vistazo desdeñoso a Marika antes de concentrarse de nuevo en Xanthus y decir: —Veo que estás maldito con la misma debilidad que mi hijo tiene. Si lo que la madre de Severn dijo fuera verdad… 66 . El Club de las Excomulgadas gruñido de frustración. Sacando su móvil. Marika no sabía que eran. Breves momentos después una dragona entró en la tienda seguida por dos hombres. —La madre de Severn se acerca —dijo. siseó cuando comprobó el mensaje y luego le acarició la mano sobre sus nalgas y tiró de su falda hacia abajo. Le recordaban a los dragones de Komodo que había visto cuando viajó por Indonesia. Xanthus se puso rígido con el deseo de atacar.Reclamación Drui . Marika. Pero sus palabras hicieron que la esperanza y felicidad atravesara a Marika. Vienes de una larga línea de varones desviados y mujeres débiles que permiten que las compartan. frotando los labios hinchados y mojados de su coño con sus dedos antes de sacar su mano de sus bragas. su única atención en los hombres. —Eres mía. La madre de Severn rezumaba una clase diferente de veneno. ahuecándola. Pase lo que pase. El asco que mostró en su cara y se mezclaba en su voz.

Sophie se dirigió hacia la puerta. Marika dejó escapar un suspiro de alivio cuando Sophie se detuvo. La madre de Severn se movió al lado de Sophie. El Club de las Excomulgadas Sophie y Aislinn salieron de la trastienda. Dio un paso adelante. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV llenó su pecho de una caliente emoción. Éste asintió con la cabeza. visiblemente reforzando su columna antes de alejarse de la puerta principal e ir a la vitrina que mostraba las runas. Quiso sostenerle en sus brazos. que podría pertenecerle a él así como a Tallis. contarle sobre Tallis y expresar las palabras que no se había atrevido a creer antes. Intercambiaron unas palabras que no pudo oír. Sophie se entretuvo delante de los juegos de runas un rato más. ¿Quizás pueda dirigirla a un lugar más apropiado? El fuego brilló en los ojos de la madre de Severn pero no salió de Inner Magick. y el modo en el que la madre de Severn se marchó un momento más tarde con sus guardias. La tensión subió inmediatamente en Xanthus. Parte de la tensión de Xanthus disminuyó. Pero este no era el momento ni el lugar. Se apartó de Aislinn y comenzó a examinar una exposición de cartas de tarot. se 67 . su renuencia obvia a dejar a Marika sin protección. —No creo que encuentre lo que busca aquí —dijo Aislinn—. le hacía pensar que Sophie había ganado la confrontación. aunque Marika sentía que se preparaba para actuar si fuera necesario. Se volvió a Marika y por primera vez desde que lo había conocido.Reclamación Drui . Quiso presionar sus labios contra los suyos y decirle que no se preocupara. vislumbró incertidumbre en sus ojos. pero por la expresión de Sophie. en su cuerpo. Luego echó un vistazo a Xanthus y le dijo: —Estoy lista si tú lo estás. Podía adivinar su causa.

Reclamación Drui . cuando sellaron su promesa tácita de estar juntos con un beso profundamente carnal. Él enredó los dedos en su pelo y se inclinó hacia adelante.Serie Vínculos Sobrenaturales IV cayeron de sus labios y cubrió los de ella con una posesividad que la hizo gemir y aferrarse a él. Marika colocó sus dedos sobre su boca antes de que pudiera decir nada. 68 . El Club de las Excomulgadas preocupaba por lo que la madre de Severn dijo. —Hay alguien que quiero que conozcas. aunque la mirada estaba allí y desapareció en un instante. El calor llameó entre ellos. con la confianza audaz de un dragón macho rápidamente sustituyéndola. Sus dedos se Jory Strong . Sus pezones se endurecieron al instante y su coño reanudó su grito lloroso por la polla de Xanthus.

Xanthus preguntando. Xanthus ahuecando su pubis desnudo. —¿Así que Xanthus no ha adivinado que hay alguien más? —Lo sabe. 69 . ¿Era posible que hubiera malinterpretado a la madre de Severn? O peor aún. —Marika apretó sus muslos firmemente y sólo apenas impidió que un gemido se escapara cuando lo recordó acechándola. Encontró el coraje para revelarse recordándose a sí misma lo mucho que confiaba en Aislinn. ¿Lo amas?.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —¿Crees que es verdad? ¿Lo que la madre de Severn dijo que los hombres de la familia de Xanthus? Hasta que entró aquí creía que debería irme si no encontraba una manera de conseguir que Xanthus aceptara a otro hombre en mi vida. Durante un instante luchó contra las lecciones aprendidas en la infancia y los hábitos necesarios para la supervivencia de un Drui joven que viajaba errante. Marika se mordió el labio inferior. actuando por rencor porque estaba enfadada porque su hijo había elegido a Sophie como compañera? Jory Strong . mientras las dudas de repente la asaltaban.Reclamación Drui . pero estabas ocupada. El Club de las Excomulgadas Capítulo Seis —Ese beso dice que la pelea entre tú y Xanthus ha terminado y que os habéis arreglado —dijo Aislinn después de que Xanthus y Sophie se hubieran ido. cuando salí de casa había un… Toda una vida de preocupación atrapó las palabras en la garganta de Marika. frotando la palma contra su clítoris. Esta mañana. —Lo sabe —repitió Marika—. Tenía la intención de hablar contigo sobre ello cuando llegué aquí. su voz ronca en un ronroneo de dragón cuando él exigió y desafió. Lo sabía incluso antes de que se lo admitiera. Dime que te satisface completamente. ¿y si sólo repitiera un rumor. y cómo en este lugar se había sentido como en casa.

Creo que él me estaba vigilando. Me recuerdas a ella. y preguntándose si ella había elegido vivir en este reino o si había sido desterrada de la tierra que los elfos llamaban casa porque era una mestiza. Marika cubrió la mano de Aislinn con la suya y la apretó. Yo no pertenezco a ese lugar.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —¿Lo adivinaste? —le preguntó Marika. —Medio elfo —la corrigió. una mujer que eligió libremente vivir entre la gente de mi madre. —Durante mucho tiempo viví en el espacio Elven. Probablemente pertenece a Severn. aunque no llegó a su voz. recordando el día que entró en Inner Magick como si hubiera sido atraída allí por el destino y preguntó sobre un trabajo. He comprendido que es el corazón el que crea lazos familiares. —No. El Club de las Excomulgadas —Había un dragón macho descansando junto a la piscina. respondiendo a la tristeza que veía en Aislinn. Cuando no pasé las pruebas de mi abuelo. así como he visto a otros protegiendo Inner Magick. sombras de dolor en su cara. Jory Strong . Había un Drui que venía a la feria anual. no la sangre. 70 .Reclamación Drui . Y por cualesquiera que sean los motivos. Y tú elfo. y se lo dijo a Xanthus. Aislinn negó con la cabeza. mis dones elven realmente son más fuertes aquí. —¿Echas de menos el espacio Elven? —Le preguntó. Lo reconocí. La sonrisa de Aislinn le hizo más fácil añadir: —Soy Drui. Lo he visto con Xanthus. no pude mostrarme digna a sus ojos. Estoy bastante segura que el dragón de mi apartamento me vio con Tallis ayer. que en el espacio Elven. fue casi un alivio ser expulsada y volver a un lugar en el que recordé ser feliz.

averiguo que todo es diferente a como creía. 71 . durante el mismo día que iba a tener que irme por un tiempo. Si tan sólo me hubiera dicho… O tal vez si le hubiera dicho sobre Tallis… Marika hizo una mueca al recordar su decisión apresurada de encerrar a Tallis en el apartamento. que no había futuro para nosotros. ahora puedes preguntarle a Xanthus directamente. —Los hombres dragón tampoco son conocidos por su naturaleza civilizada cuando se trata de sus compañeras. — Sonrió abiertamente—. En cambio ahora tenía a un guardián Sjen enfurecido. —¿Crees que la madre de Severn decía la verdad? ¿Has oído alguna vez que algún varón dragón haya compartido a su mujer? —Creo que decía la verdad. Aislinn enrojeció y se rió. te coloca bajo arresto domiciliario para que pueda tenerte toda para sí mismo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Un poco de la diversión de Marika se desvaneció. No me importa para nada porque parece demasiado bueno para ser verdad.Reclamación Drui . ultraprotector con el que tratar una situación muy difícil. sustituida por su preocupación anterior. —Tienes razón. Si le hubiera permitido acompañarla a Inner Magick entonces habría oído por casualidad lo que la madre de Severn dijo. aunque sospecho que en realidad no necesitabas a una dependienta entonces. Aunque de alguna manera el beso de antes de que se fuera pareció ser respuesta suficiente. Pierce podría decirte si ha oído rumores sobre dragones que compartan mujeres. al que Sophie ha apodado adecuadamente El Cavernícola. Por supuesto. El Club de las Excomulgadas —Me alegro mucho de que estés en este reino. ahora tienes a Trace. Y realmente necesitas a alguien para que se ocupe de la tienda durante esos días cuando el detective ultra- masculino. y de que me contrataras. pero gracias a la madre de Severn. Desde que le conocí he estado tratando de convencerme que no podía estar con él. Jory Strong . y ahora de repente.

E imaginó a Tallis tomándola. —Llámalo. rasgaría sus bragas y empujaría su falda antes de que ella pudiera decir una palabra. para que pudiera convencerlos de que ellos y yo hacemos un buen equipo.Reclamación Drui . su mente buscando una salida del lío—. la naturaleza felina se impondría y la tomaría sobre sus manos y rodillas. tal vez ver si podrías hacer un amuleto para que reaccionara tanto en presencia de Xanthus como de Tallis. me entró el pánico y encerré a Tallis en el apartamento. El único teléfono que tengo es el móvil. —No puedo. agresivo. una intención de hacer valer su dominio y dejarla inconsciente cuando ella tuviera el orgasmo. Si él estuviera preocupado porque ella fuera a ordenarle. Sería rudo. Aislinn le indicó el teléfono que estaba encima del mostrador. He utilizado una runa para mantenerlo allí. Tallis por lo general siempre está en algún sitio cercano. ¿Y si ya había consentido a compartir su compañera con un hombre en el reino dragón? Xanthus tenía la misma capacidad de Tallis para dejarla 72 . la tomaría contra la parte de atrás de la puerta. empujando dentro de ella en una reclamación depredadora. más que probablemente. Así pues en vez de ser un espíritu guardián unido a un lugar. está unido a mí. él viene a mí. El coño de Marika se contrajo a pesar de la gravedad de su problema. O. Bueno. —La he cagado —dijo Marika. furiosa. Pero si no lo está y yo lo necesito. Pero cuando vi al dragón esta mañana.Serie Vínculos Sobrenaturales IV cualquier caso sería una toma dura. tapándole la boca con la suya para impedirla hablar. —Marika se mordió el labio inferior mientras sus pensamientos se dirigían a Xanthus. En el proceso lo cambié y también le ligué a mí. Es un Sjen. En Jory Strong . Él estaría sobre ella en un instante. Había decidido hablar contigo. la mayor parte Sjen ahora. Salvé su vida cuando estaba en su forma felina. El Club de las Excomulgadas Sabía lo que iba a suceder tan pronto como entrara en el apartamento.

Creo que necesito un alojamiento seguro.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas inconsciente. Esto se parece a una casa para mí.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Sí. —Alguno menor me siguió anoche cuando dejé la tienda. —¿Es por eso por lo que hay más dragones guardando la tienda? —Había sido difícil para Marika no darse cuenta. Por suerte son muy discretos y estoy siendo muy cuidadosa. En algún sitio que pudiera servir de territorio neutral para cuando Xanthus y Tallis se encuentren por primera vez. ya que su presencia había asustado al fey menor que había tratado de hacerle daño a ella. La única cosa que impedía a Xanthus hacerlo era su deber hacia Severn—. Suscitó problemas. Tenemos que llegar a un acuerdo sobre donde vamos a vivir. ¿Crees que el Cáliz de Enos va a aparecer de nuevo? —Sí. Creo que alguno de ellos son hombres de Severn. Estoy trabajando en algo que puede ayudar a los dragones a recuperarlo. Trace no se ha dado cuenta que vigilan la casa o la tienda y me gustaría mantenerlo de esta manera. El rubor de Aislinn fue confesión suficiente. Pero la mayoría pertenecen a Malik. Ella cambió de tema diciendo: —¿Así que puedes ver los fey cuando están en su forma elemental? Marika asintió. —Fue la gota que desbordó el vaso. Tallis se encargó de ello. Un indicio de peligro… —Y él te pondrá unas esposas y te mantendrá en casa. Ahora no sólo quiere que me vaya sino que está determinado a que me vaya. —La ansiedad 73 . aunque había estado agradecida de verlos en grandes cantidades. pero no tengo ni idea de cuáles son las obligaciones de Xanthus. —Es por eso por lo que quiere que te vayas —dijo Aislinn. Jory Strong . No puedo volver al apartamento sola y aparecer con Xanthus no sería una buena idea. Quiero quedarme aquí.

Storm O’Malley entró en Inner Magick. pero que no le pueda decir que soy una Drui hasta que sepa si está o no dispuesto a permanecer en este mundo. Ahora sé cuál es el lugar perfecto para que Marika se esconda. aunque al mismo tiempo. pero por suerte no demasiado tarde para tener tanto a Xanthus como a Tallis en su vida. los instintos que la había impulsado de policía de barrio a detective de homicidios poniéndose en pie. Si sólo hubiera sido tan honesta en sus necesidades como Storm… Marika apartó la auto-recriminación.Reclamación Drui . Puede ser necesario que tú y Tallis forméis una alianza con uno de los príncipes dragones con el fin de compensar las obligaciones de Xanthus. Esto no quiere decir que no se pueda llegar a un compromiso. era algo que asombraba a Marika. Los dragones son antiguos. Parece una locura que pueda confiar a Xanthus mi cuerpo y mi corazón. cambiando su atención. Cómo había terminado “casada” con dos príncipes Sidhe. —Esto parece serio —dijo Storm. hay un camino. Sus leyes son detalladas y su política complicada. —Así es. Aislinn se rió.Serie Vínculos Sobrenaturales IV El carrillón ligero que había sobre la puerta principal sonó. Inteligente. Ellos fueron los primeros seres sobrenaturales en nacer. Su postura era casual. Pero tienes un perfecto sentido de la oportunidad. pero no había ninguna duda al hecho de que era policía hasta la médula. Jory Strong . 74 . era un testimonio de cómo no había ningún obstáculo para el amor. El Club de las Excomulgadas hizo que apretara su mano en un puño—. —No es una locura —dijo Aislinn—. pero donde hay voluntad. Xanthus podría no ser libre para seguir solo los dictados de su corazón. Era demasiado tarde para lamentarse. —¿De quién se está escondiendo? ¿Y por qué? —preguntó Storm mientras cruzaba la tienda para apoyarse sobre el mostrador.

otro un gato atigrado anodino. Y él no está limitado al tamaño de un gato doméstico. —El gato es una forma secundaria —dijo Marika. ¡Maldita sea! Trató de tener cuidado de no usar su nombre cuando estaba en su forma de gato. —¿Y te escondes de él por qué? —La versión corta es que quiere que yo me vaya y es absolutamente capaz de conseguir llevarme fuera. y los dos hombres lleguen a un acuerdo sobre compartirla y sobre permanecer aquí. El Club de las Excomulgadas —Xanthus para comenzar —dijo Aislinn—. sino porque a Tallis le gustaba la variedad. No por su nombre en el poder que tenía sobre él. Ladeó la cabeza y miró a Marika—. ¿Así pues quién es el otro? —Tallis. Storm dio un silbido bajo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Culpable de los cargos —dijo Storm. Un día podía ser abisinio o siamés. y luego se sintió obligada a añadir—. —¿Tu gato? Marika se mordió el labio inferior. Doble placer. Se haría difícil explicar si todos los gatos que se veían con ella se llamaban Tallis. 75 .Reclamación Drui . —Tú lo sabrás. Pero la mayor parte del tiempo es un hombre. Cuando le divierte se convierte en pantera. Aislinn rió disimuladamente. La cara de Storm mostró su sorpresa por la abierta discusión de los sobrenaturales. Marika no puede dejar que la lleve lejos al reino dragón hasta que le presente a su tercero. pero doble problemas. Jory Strong . —¿Dos hombres? —bromeó—. aunque rápidamente desapareció.

—Marika hizo una mueca—. Y una amiga valiente para sacar a Tallis del apartamento y traérmelo para que podamos hablar antes de que Xanthus llegue a la escena. Storm se movió lejos del mostrador. 6 N. los dragones no están interesados en compartir. El Club de las Excomulgadas —Qué sólo es una parte del problema —dijo Aislinn—. Storm sacudió la cabeza. Si Marika saca el barco al océano entonces Xanthus no podría llevarla fácilmente al portal al reino dragón cuando la atrape. y aceptará a Xanthus en nuestra cama. A él le gusta esto.Reclamación Drui . —Va a ser un gatito enojado. Pero parece que los hombres de la familia de Xanthus son una excepción. Storm frunció el ceño. La cuestión mayor es que usó una runa para tenerle atrapado en su apartamento. Tallis ha esperado mucho tiempo a que yo me establezca en un solo lugar. —No lo están por lo general —dijo Aislinn—. Aislinn dijo: Jory Strong . —¿Qué podría impedir que Tallis no se fuera al Caribe con ella? —preguntó Storm. 76 . —No lo hará —dijo Marika—. —Por eso necesito un lugar neutral. —¿Pero aceptará Xanthus a Tallis? Por lo que Pierce y Tristan me han dicho.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —El Treasure Hunter6 sería un lugar perfecto.T: El Cazador de Tesoros.

nosotras dos podemos ir a Drake’s Lair para asegurarnos que todavía tengo acceso al Treasure Hunter. —Está bien. entonces. entonces. Storm resopló. ¿Si abro la puerta del piso. es que Xanthus está protegiendo a Sophie. »Suponiendo que el barco todavía sea accesible. Así que eso nos deja a Tallis.Serie Vínculos Sobrenaturales IV doméstico? —Un gato doméstico.Reclamación Drui . Aunque él no lo hará. Si él nos oye hablar. encontraré un hombre. Podemos calcular el cronometraje para llevar a Tallis al barco más tarde. ¿Y la runa que lo atrapa en el apartamento? Marika cogió un pequeño bloc de papel que había a un lado del teléfono. Espero. El Club de las Excomulgadas —Está bien. Es posible que quienquiera que lo perdió en el póker con Pierce quiera una posibilidad de recuperarlo. y piensa que estás allí para sacarlo y traerlo a mí. Marika debe estar lo suficientemente segura de él hasta que esa cosa con la Copa del Dragón esté resuelta. si cree que vas a llevarlo a mí. será libre de irse. —Storm sonrió abiertamente—. ¿qué tal esto como plan? Si puedes prescindir de Marika por un tiempo. *** 77 . vayamos a Drake’s Lair. —No eres la única. vamos a pasar por el puerto deportivo para que Marika revise las cosas antes de volverla a traer aquí. —Tan pronto como pases por la puerta. Eso creo. Lo último que supe. Hizo dos símbolos entrelazados antes de romper la hoja superior del bloc y entregársela a Storm. Tallis tiene un excelente oído. Pero sería más seguro si me llamas una vez que estés fuera de la puerta. se va a comportar. —Marika mordisqueó su labio inferior—. una pantera o un gatito agradable Jory Strong . Él no sospechará que tú sabes lo que es.

como la familia de su abuela. lo que significaba que no podía revelarle el peligro que representaban los fey para ella. sabía por el tiempo que había pasado protegiéndola que era leal con sus amigos. podía sentir la magia Elven y podía adivinar que meterlo bajo el oleaje tenía algo que ver con sellar un hechizo o unir un amuleto para ella. ni había autorizado a Xanthus a emplear la fuerza si fuera necesario con el fin de no dar acceso a Sophie al agua. 78 . Había sólo la más mínima indirecta de la magia fey. susurrando sus deseos y suposiciones dentro de su mente. aunque su magia había disminuido enormemente y eran más vulnerables tanto a los ataques humanos como a los sobrenaturales. dudaba que los fey pudieran llegar a ella. Severn no le había ordenado a Sophie que Xanthus condujera el choche. le dijo una y otra vez que Severn quería que se alejara de las masas de agua profundas. sobre todo aquellas de la corte de Otthilde cuyos elementos eran el Jory Strong . El ceño de la cara de Xanthus se hizo más profundo cuando exploró el horizonte. Algunos.Serie Vínculos Sobrenaturales IV aire y el agua. y las de Severn. Podría ser presagio de un peligro o podría estar ocurriendo de forma natural. se habían quedado en este mundo.Reclamación Drui . Y además. Confiaba en Aislinn completamente. como podrían haberlo hecho con alguien completamente humano. Sus manos. Y aunque Xanthus no conocía la naturaleza exacta del collar que había conseguido de Aislinn. El Club de las Excomulgadas Xanthus miró a Sophie caminar por el agua del océano. En el momento que habían llegado a la playa era demasiado tarde para detener a Sophie de hacer lo que ella quisiera. No todos los fey siguieron al Sidhe al reino que crearon. No estaba ligada aún por la magia de Severn. dulce por naturaleza y sin la obsesión de los Elves por la pureza de sangre. Por desgracia. estaban atadas aún más por la incapacidad de decirle por qué no debería estar en el agua. La tensión y la preocupación subiendo con cada paso que ella dio. Había discutido con ella en el coche.

sus acciones haciéndoles conscientes de la amenaza. sumergiéndose en el océano sin vacilar. Vámonos. sólo para hundirse en el agua. Ella se giró. Se había parado donde el agua le llegaba a mitad del muslo. —Estoy bastante segura… —Su mirada fue detrás de él. Como había sospechado. El Club de las Excomulgadas Su atención cambió de nuevo a Sophie. una trampa mortal para cualquier humano que la contestara. Cuando surgió tosiendo y escupiendo agua. pero creo que hay alguien en problemas. —¡Sophie! —gritó Xanthus. —Ayudadme. Era baja. solo apenas por Jory Strong . —La voz femenina gritó otra vez. —Ayudadme.Serie Vínculos Sobrenaturales IV encima del sonido del oleaje. 79 . ¿Qué está pasando? —Severn está de camino hacia la finca —dijo Xanthus—. cogió el regalo de Aislinn de su bolsillo y lo sumergió en el océano y después lo sacó del agua.Reclamación Drui . gritó el nombre de Sophie de nuevo con una voz que exigió atención. donde sabía que el resto de los guardaespaldas escondidos habían corrido adelante. —Estoy bien. ¿Oíste a la mujer que pedía ayuda? —Es una broma del viento y el agua. aunque su carencia de sangre fey les impidiera ver u oír el intento fey de atraer a Sophie a una muerte por ahogamiento—. Cuando se lo colocó alrededor del cuello un estallido de magia fey pasó sobre Xanthus y oyó la débil llamada de una mujer que decía. El miedo le detuvo cuando Sophie no hizo caso de su llamada y dio un paso hacia el grito de socorro.

El Club de las Excomulgadas —¿Estás seguro de que no oíste a nadie pedir ayuda? —preguntó Sophie alejándose de él y explorando el agua. reptil y humano. Jory Strong . y aunque hubiera sido difícil lograr una mordedura accidental en Inner Magick. En sus dos formas. la idea de dejar a Marika indefensa. el alivio restaurando su sentido del humor. —Severn podría matarme si permitiera que algo te pasara. La gratitud y el afecto hacia la compañera de Severn le inundaron. su mordedura era mortal para los hombres.Reclamación Drui . No me voy a caer de nuevo. Sophie cedió un momento después y se volvió hacia la orilla. Xanthus cerró su mano alrededor de su brazo en un firme agarre. No tuviste que meterte en el agua. —Puedes soltar mi brazo. ¿Están seguras Aislinn y Marika? —Sí. Tanto Severn como Malik tienen algunos hombres protegiendo a Aislinn. sobre todo después de que la madre de Severn notara su interés por ella… —Quiero darte las gracias por no dejar Inner Magick antes de que la madre de Severn y sus siervos lo hicieran —apretó el brazo de Sophie antes de soltarlo. La ropa mojada es un pequeño precio por asegurar que mi buena salud continúa. Nunca se había sentido tan destrozado entre las exigencias del honor y la llamada de su corazón. —No hay problema. mientras los mortales hombres gila estaban presentes. —¿Debido a la Copa del Dragón? 80 . Algunos de los de Severn también cuidan a Marika cuando yo no estoy libre para hacerlo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus resopló. —No hay nadie aquí necesitando rescate excepto tú. como lo había estado en ese instante cuando pareció que Sophie saldría de Inner Magick.

Sophie se estremeció. No hay ningún amor perdido entre ellas y Severn. Xanthus le echó un vistazo. Dudo que le guste vernos salir de uno de sus juguetes tal y como estamos. Llegaron a la orilla y se pararon para exprimir tanta agua como pudieron antes de ir al deportivo rojo cereza de la colección de Severn. Cuando él estaba en el asiento del conductor la señaló y le preguntó: —¿La conoces? —Morgana. su pelo largo negro sacudido por detrás de ella con el viento. también. pero supongo que está relacionada con Neryssa. —Son primas y ambas peligrosas. Le deben su lealtad al que poseyó el Cáliz de Enos por un tiempo. —Espero que lleguemos antes que Severn a casa. Jory Strong . 81 . El Club de las Excomulgadas —Sí. ofreciendo su mano para pedir la llave. —Yo conduciré más rápido —dijo Xanthus. No tenía la intención de repetir su error anterior y permitir que Sophie controlara su destino. No se detendrán ante nada para reclamarlo. ¿Qué más sabes de Morgana? —Nada. —¿Es la misma mujer que trató de matar a Storm por Tristan? —Sí —dijo Xanthus. Sophie se fijó en ella.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Sophie abrió la puerta del acompañante y luego dejó caer la llave en su mano. A medida que se deslizó en el coche. sorprendido porque Sophie supiera el nombre—.Reclamación Drui . la atención de Xanthus volvió al océano y la furia le llenó al ver a la mujer ahora caminar visible a lo largo del oleaje.

Jory Strong . estoy segura. —Creo que te encontrarías encarcelada en un refugio rocoso alto en las montañas si lo haces. —Es algo bueno que Severn te haya encontrado y reclamado. Sophie hizo rodar sus ojos. En las mujeres por otra parte… —Hizo un dramático estremecimiento—. es algo divertido. Seguramente Severn no había revelado… Sophie se rió y contestó a su pregunta tácita. presionando besos al dragón azul intenso con reflejos plateados y escarlata que 82 .Reclamación Drui . —Arrancó el motor del coche y poco tiempo después. La sorpresa hizo que Xanthus se sacudiera en reacción. El Club de las Excomulgadas —Por lo tanto no son dragones. Observo a la gente para ganarme la vida y luego reúno cosas con la ayuda de una imaginación muy activa. Echó una mirada en su dirección.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus se rió entre dientes. pero los tatuajes de dragones que todos los tíos lleváis y el modo en que compiten por un tesoro prácticamente grita sociedad secreta. No he entendido todo esto. Espero que no se suponga que tengo que usar a la madre de Severn y a Audriss como modelos a seguir. Xanthus hizo un estremecimiento propio. al menos en los hombres que he encontrado hasta ahora. no del todo de burla. Con Sophie regresando sana y salva a la propiedad de Severn. aliviado y divertido al mismo tiempo. entró en el garaje. La imaginó arrodillada delante de él. Su pene se endureció cuando se quitó su ropa y se metió bajo la ducha. los pensamientos de Xanthus volvieron a Marika. —Vosotros os tomáis todo esto de los dragones hasta las últimas consecuencias pero de alguna manera. —Soy escritora. Va a ser la envidia de muchos dragones.

Se maldijo por no hablar abiertamente con ella sobre su necesidad de compartir. Esperaba que la Copa del Dragón fuera pronto encontrada y que sus deberes Jory Strong . ¿Simplemente la compartiría? ¿O compartiría a su amante también? 83 . finalmente. Si lo hubiera hecho no habría tenido la necesidad de encontrar la liberación con su propia mano con tanta frecuencia. Xanthus envolvió los dedos alrededor de su pene. Acariciando arriba y abajo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV para Severn acabaran para poder ponerse en el asunto de hacer a Marika su compañera. y. El Club de las Excomulgadas subía de su cadera para extenderse a través de su abdomen. y luego tomaría su polla en su boca mientras el otro hombre de su vida miraba.Reclamación Drui . obtener una respuesta a la cuestión de su propia sexualidad.

Marika justo detrás de ella. Alfombras de felpa y muebles pesados. —Tanto como lo pueda estar alguna vez. así como la tranquilidad en su voz. El Club de las Excomulgadas Capítulo Siete Marika se frotó las húmedas palmas de las manos contra la falda mientras ella y Storm llegaban a las puertas de entrada de Drake’s Lair.Reclamación Drui . y un blanco frecuente de redadas policiales a pesar de que todavía no había habido ni una sola condena por juego ilegal gracias al encanto faerie de Pierce. —¿Lista? —preguntó Storm. pero no había estado lo bastante loca para entrar en un lugar invadido por ellos. acolchados. Storm abrió la puerta y entro. no lo habría desafiado hasta ahora con la presencia de Storm a su lado. y solo porque ella estaba casada con Pierce. el sonido de una ruleta girando en algún lugar en la distancia y el tintineo de las fichas de juego. fue la primera palabra que le vino a la mente. Paredes con paneles oscuras. llamando la atención de Marika hacia él y haciendo que sonriera interiormente cuando añadió—: ¿Espero que no estés con algún asunto oficial? Storm se rió. la diversión. Herni? 84 . —¿Y si lo estoy? ¿Pillaría a Pierce implicado en juego al azar ilegal. Era un club muy conocidos por los humanos y seres sobrenaturales por igual. Marika Jory Strong . Nunca se había atrevido a entrar ahí. —Un maître de traje oscuro le dijo a Storm. Podría ser culpable de jugar con fuego cuando se trataba de un dragón en particular. El interior parecía un club de caballeros de antaño. Opulento. Una atmósfera de silenciosos murmullos. —Es un placer tenerte de nuevo con nosotros.Serie Vínculos Sobrenaturales IV no creía en tentar a las Parcas innecesariamente.

sintió sus miradas acaloradas. El Club de las Excomulgadas —Me temo que pillaría tanto a Pierce como a Tristan en la mesa. Aunque ninguno de los dragones presentes la mirara abiertamente. la casa o el barco. La siguió cuando la condujo a través de un área preparada aparte para cenar y beber. —Si te ofrecen Fuego del Dragón no lo tomes a menos que te guste que ardas por dentro —le advirtió Storm cuando entraron en el corazón del club.Reclamación Drui . o tal vez para hombres que no querían que otros miraran a las mujeres que habían llevado al club. pero Marika reconoció a varios humanos por fotos del periódico o por la televisión 85 .Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Gracias a Dios que no trabajo en Antivicio y que este lugar no cae dentro de la jurisdicción del departamento. pensando en que Storm hacía un maravilloso trabajo de equilibrio entre ser policía y estar casada cona dos príncipes Sidhe que realmente no se consideraban sujetos a las leyes humanas. quizás para reuniones privadas. Marika sonrió. pudiéndolos imaginar fácilmente inhalando profundamente y encontrando rastros de excitación junto con el olor de Xanthus. La última vez que hice mi ronda. Podría entender el sentimiento. Estaba lleno. les sorprenderé y me aseguraré que no están a punto de perder el club. La mayor parte de los ocupantes eran dragones. con varias cabinas acogedoras. Tristan y Pierce cada uno alardeaba de importantes ganancias. Henry se echó a reír. ¿Les digo que estás aquí? —No. —No tengas miedo de eso. Storm sacudió la cabeza y murmuró: Jory Strong . cada asiento ocupado.

Reclamación Drui . —¿Cómo puedes salir de la cama por la mañana e ir al trabajo? Tristan y Pierce eran un par parecido. llenas de gemas brillantes y de pilas de fichas de juego multicolores. La mano de Storm rodeó el brazo de Marika. dirigiéndola entre las mesas hacia donde Tristan y Pierce jugaban al póker con cuatro viejos dragones. 86 . —Sí. aunque puedo estar segura que la noticia llegaría a Xanthus si lo hicieras. dentro de lo razonable. Con un poco de suerte. El Club de las Excomulgadas La riqueza que se mostraba casualmente era casi abrumadora. Había una razón para que los Sidhe gobernaran a los fey. su voz sosteniendo una promesa sensual y un perverso conocimiento carnal cuando soltó a Storm. pero no tocar —bromeó Storm—. Tristan la besó primero. la riqueza monetaria palideciendo en comparación con la pura perfección escarpada de los hombres de Storm que se sentaban uno al lado del otro. Las mesas brillaban con monedas de oro. —Se necesita un poco de tiempo para acostumbrarse a esto. Juntos eran como un doble golpe. y luego Pierce.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Marika. —Admito que no se hace más fácil cuanto más tiempo pasa. babear está permitido. —¿Has venido para llevarnos esposados? —preguntó Pierce. idéntico excepto en el color de sus ojos. Ambos hombres se levantaron tan pronto como Storm alcanzó la mesa. pronto tendrás el mismo problema. Eran magia elemental a la que habían dado una forma hermosa. Y ya que eres una amiga. —Puedes mirar. Se necesita un poco de tiempo para acostumbrarse a ellos. estoy segura que tuviste un infierno de tiempo adaptándote —dijo Jory Strong .

—Lo hace —dijo Tristan—. Sweet Surrender está anclado cerca del puerto deportivo de Pablo’s Marina. —Se metió la mano en el bolsillo de sus vaqueros y sacó un juego de llaves—. y no os metáis en problemas.T: El Dulce Rendición 87 . —Storm hizo un espectáculo mirando el montón de fichas en la mesa delante Jory Strong . —Siempre podrías sacar las esposas y tomarnos en custodia preventiva — bromeó Tristan. —Vosotros dos comportaros bien. 7 N. —Pierce ofreció las llaves a Marika—. le dio un beso a Tristan a fondo. ¿Supongo que tú también puedes? Marika tomó las llaves. ¿Qué os trae a las dos a esta cueva de ladrones? —Le dije a Marika que podía tomar prestado el Treasure Hunter y sacarlo al mar. antes de hacer lo mismo con Pierce. Sólo quise asegurarme que todavía lo poseíamos. El Club de las Excomulgadas La boca de Marika casi se cayó abierta cuando Storm se sonrojó ligeramente y dijo: —Ya quisieras. entonces el Sweet Surrender7 sería una mejor elección. Tristan sonrió y miró a Pierce.Serie Vínculos Sobrenaturales IV de donde Tristan y Pierce habían estado sentados—.Reclamación Drui . que dijo: —Si los planes de Marika incluyen una excursión con Xanthus. —Sí. Parece que así lo hacemos. El barco llegó a mí poder sólo hace poco tiempo. nunca parece aprender una lección. Yo diría que las Parcas están jugando otra vez. Sé que Xanthus puede manejar un yate. Storm se inclinó hacia delante. Pierce es un glotón por los castigos y por lo que sé.

dos hombres por los que estás loca. y sin embargo. Más tarde —dijo Storm. Marika no se sorprendió al ver al dragón que había estado descansando casualmente junto a la piscina de su complejo de apartamentos. Tú. sólo revelada porque Severn había reclamado a Sophie como compañera.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Un escalofrío pasó por Marika. El Cáliz de Enos pronto estaría en poder de los dragones. —¿Conoces a ese tipo que está con Henri? —No por su nombre. Podía saborear la victoria. —Que Xanthus me encuentre no es el problema. La respuesta a la búsqueda había estado delante de ellos desde el principio. Vosotros tres solos en un yate. tan evidente ahora en retrospectiva. El Club de las Excomulgadas —Puede que llegue eso. lo sentía en cada célula de su cuerpo. anticipación y miedo combinado.Reclamación Drui . Pero pertenece a Severn. Storm apretó el brazo de Marika con el suyo. 88 . Lo que significa que no tienes que preocuparte porque Xanthus te encuentre. enlazando su brazo con el de Marika y llevándola fuera de la mesa. ¿Qué podría ser mejor que eso? *** La emoción azotaba a Xanthus con la misma fuerza que el viento convirtió a su pelo en una bandera blanca plateada de victoria cuando la lancha rápida de Hakon corría hacia el yate que había frente a ellos. ahora apoyado contra el podio del maître. —Lo que viene después es un sueño hecho realidad. y que están locos por ti. es lo que pasará después lo que me preocupa. Jory Strong .

Reclamación Drui . y sabía que su propia presencia era necesaria debido a los fey. —Antes de que nos acerquemos aún más.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus levantó un par de binoculares a sus ojos. Jory Strong . Es un hecho que no nos iremos sin el cáliz pero supongo que has hecho concesiones a tu compañera sobre cómo se adquiere.T: Hijo de la Fortuna. El Club de las Excomulgadas Miró a Sophie donde estaba sentada. su cara brillando con el mismo entusiasmo que todos ellos sentían. mientras que los elfos no. Estaban limitados a su forma humana. Se acercaron más al Fortune’s Child. Malik asintió con la cabeza. cuatro hombres dragón y Sophie en la lancha rápida. Hakon redujo aún más la velocidad para minimizar la estela que golpearía pronto al potente yate. pero Xanthus pensaba que era un derecho de los príncipes Hakon y Malik estar presentes. —Echó un vistazo a Sophie. los dragones estaban en clara desventaja rodeados por aire y agua. 89 . Xanthus? —No. Hakon redujo la velocidad. Teniendo en cuenta los pactos. y aunque un fey menor no podía seguirlos con la suficiente rapidez para tomar posesión del Cáliz de Enos. sugiero que convengamos lo que estamos dispuestos a ofrecer a Swain por ella. y luego a Severn—. Severn dijo: —¿Cualquier cosa de qué preocuparse. Su mano estaba en la de Severn. 8 N. Era un ajuste apretado. —En este momento estaban libres de fey. Morgana y Neryssa sí podrían. —El Fortune's Child 8está todo recto. —La copa está a bordo del Fortune’s Child —dijo Severn—. Apostaría mi fortuna a ello.

se echaron a reír. amigo mío. aunque su cuerpo respondiera como siempre ante los pensamientos de Marika. Los hombres. Severn mordisqueó el lado del cuello de Sophie. Xanthus hizo una fingida mueca evasiva. vuelve”. —Querrá más —dijo Malik—. ríe mejor”. —¡Oh. ¿Y tú. Este dijo: —Tu compañera tiene garras agudas. incluso Hakon. Corresponderé a tu oferta si es necesario. Seguido de: “Lo que va. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Si os sirve de consuelo a vosotros —dijo Sophie— uno de mis refranes favoritos es “El que ríe el último. —Con un poco de suerte estaremos a bordo del Fortune’s Child en unos minutos. —Como yo —dijo Hakon—. a la Copa del Dragón. Malik tiene un buen punto. y me refiero a algo en forma de pobre mujer.Reclamación Drui . Más y pierde la oportunidad de negociar con nosotros. según la ley o costumbre. Malik? —Volvió su cabeza ligeramente—. Pero tres debería ser nuestra oferta final. Comenzare a devanarme los sesos buscando a alguien para citar con Hakon. Sugiero que nuestra oferta inicial sea un millón por la copa. Su polla se puso dura y la necesidad de estar con ella arañó contra los finales de cada nervio hasta que estuvo en carne viva. Xanthus? El rumor dice que tus alas han sido recortadas ya. Podría llevarme un tiempo. cómo caen los fuertes! ¿Y este es un destino que deseas para ti. El Club de las Excomulgadas Hakon se rió entre dientes. No tiene derecho. 90 . tendré que encontrar a alguien que lo merezca. —De acuerdo —dijo Severn. Este es el límite superior de lo que la compañía de seguros pagaría como honorarios al que la descubriera.

Exploró el horizonte antes de asentir con la cabeza de manera sutil a Severn. están aquí para hablar de cierto artefacto robado y actualmente en su posesión. Hakon dijo: Jory Strong . —Vamos a ir al grano —dijo Severn a su anfitrión. Tres millones es una oferta generosa. —Vuestra oportunidad no podía ser más perfecta. —De acuerdo. Dejadme apagar el motor y echar el ancla.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Severn Damek y compañía. El Club de las Excomulgadas Malik asintió con la cabeza. Entre él y Stuart la aseguraron al barco. Hakon redujo la marcha de la lancha rápida y así el motor tuvo un sonido gorgojeante cuando se puso a unos metros del Fortune’s Child. Stuart Swain echó su cabeza hacia atrás y se rió. —Fue asegurada por cinco millones —dijo Stuart. Mis socios y yo estamos dispuestos a ofrecerte un millón de dólares por ella. El océano estaba bastante tranquilo para que Hakon arrimara la lancha rápida junto a la plataforma que había detrás del yate de motor. sobre que todavía no había ningún signo de los fey y que era seguro para Sophie. Estás en posesión de una copa que erróneamente se la conoce como el Cáliz de Eros. Estoy con una necesidad desesperada de dinero en efectivo para financiar varios de mis vicios. después de que él y Sophie estuvieron en cubierta y todos sentados—. —¿El ilustre Stuart Swain IV? —¿Quién quiere saberlo? Con un gesto magnífico. Se necesitaron sólo unos minutos para que él lo hiciera.Reclamación Drui . 91 . Xanthus siguió a Malik y a Hakon a bordo y luego a cubierta.

y una posibilidad para que Stuart la recuperara por su cuenta. El Club de las Excomulgadas Severn casualmente recogió la mano de Sophie y la colocó en su muslo antes de cubrirla con la suya propia. dijo—: Pareció prudente ser discreto y mantenerla oculta hasta que las cosas se calmaran.T: VanDenbergh III. —¿Os puedo conseguir una? —Cuando nadie contestó afirmativamente. Tenía la intención de compartir cualquiera que fueran los beneficios que sacara por la venta con V-Tercero. El nombre de Honey salió. les gustaría sacar una condena. aún si sólo es por la posesión de un objeto robado. Así que aquí estoy. —Stuart se encogió de hombros—. Con el ladrón y el asesino muertos. Algo como que la voluptuosa compañera de juegos de Vandenbergh Senior. la policía y el fiscal del distrito. Pero una vez que estuvo en mi poder se me ocurrió que fui yo el que tomó todos los riesgos de liberar de ello al ladrón.T: La locura de VanDenbergh. pensó Xanthus. 10 N. Honey Mercante. Y además de eso. a veces se llaman entre sí por las iniciales. Pero su desaparición está relacionada con un asesinato de alto perfil. Para ese momento ya habíamos pasado a considerar a cual isla ir de crucero a fin de jugarse la herencia V-Tercero9. Estábamos lamentando la muerte de la vieja cabra con una botella de Jory Strong . Una cosa llevó a la otra y antes de que lo supiera V-Tercero se desmayó en el camarote del VanDenbergh’s Folly10 y yo estaba en posesión de una pieza muy interesante de información. las perspectivas de V-Tercero habían mejorado inmensamente debido a su herencia. Stuart levantó una botella de cerveza de la mesa que había junto a la silla y tomó un trago. 92 . había visto al que salió con la Copa del Dragón el día que fue asesinado el anciano. sin duda. por supuesto. seguida de una segunda. ¿Te enteraste del paradero de la copa por el nieto de VanDenbergh? Stuart cruzó sus tobillos. —Sí. Por 9 N. Cinco millones sería un precio justo. y aquí estáis vosotros.Serie Vínculos Sobrenaturales IV whisky.Reclamación Drui . y tal vez incluso de una tercera. —Cierto.

Jory Strong . —¿Crees que estoy lo bastante loco como para tenerla en el Fortune’s Child? Severn se encogió de hombros. —Tres millones —dijo Severn. —Una vez que el dinero sea ingresado en una cuenta de la costa. Severn se rió. que es una consideración importante dado que es un artículo robado y la policía ya conoce sobre tu interés en ello. —¿Cuál? —¿Has oído hablar de Drake’s Lair? Stuart resopló. Esa es tu elección. La copa está aquí y nos iremos con ella. —¿Y mi dinero? —Te lo ingresaré en una cuenta de la costa si es lo que prefieres. Stuart tomó otro trago de la botella antes de dejarla sobre la cubierta. El Club de las Excomulgadas conseguir el cáliz más mi silencio. sacando el dinero de la 93 . Te permitiría ir y venir del club como quieras. aunque te sugiero una alternativa. inteligente u oportuno.Reclamación Drui . no me importa. —¿Y quién no? —Sería un asunto sencillo poner los tres millones en una cuenta allí —dijo Severn—.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —No nos vamos a ir sin la copa hoy. pacíficamente o no. te daré el cáliz. —Loco.

El entrenamiento de una vida sirvió a Xanthus bien. aunque Xanthus dudaba que el dinero saliera alguna vez de Drake’s Lair. Stuart se lamió los labios. la esperanza. El Club de las Excomulgadas forma que más te satisfaga a ti: oro. gemas. Sacudió su atención lejos de la puerta a través de la cual Stuart había desaparecido y exploró el horizonte. Ninguno de ellos se deleitó por el entusiasmo. Severn ayudó a Sophie a ponerse de pie.Reclamación Drui . el Cáliz de Enos estaría en posesión de los dragones por primera vez desde su creación. En sólo unos pocos minutos… Repentinamente Xanthus notó una presencia fey poderosa. hasta que la cuenta quede vacía. asegurando que habría descendientes en su unión. la pura felicidad que sintieron.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —De acuerdo. Malik y Hakon dejaron sus asientos y se posicionaron para recibir a Stuart. —¿Drake’s Lair sólo serviría como un banco? ¿O se me permitiría jugar allí? —Te ofrezco acceso al club. dinero en efectivo. La ausencia de un barco próximo le dijo que los fey atacarían en sus formas elementales. y por una fracción de segundo Xanthus se entregó a las imágenes de llevarla a los labios de Marika y luego beber él mismo. —Stuart se alejó y desapareció bajo cubierta. Stuart no encontraría escasez de ofertas para sentarse en las mesas de juego para una partida de póker. —¿El dinero estará disponible esta tarde? —Tan pronto como alcancemos tierra. como lo hizo con los otros dragones presentes. cómo decidas usarlo depende de ti. Stuart salió por la puerta sosteniendo la Copa del Dragón. 94 . Tres millones de dólares no eran nada para pagarlos. Jory Strong . En unos momentos.

Severn estaba de pie en la barandilla. Date prisa. Cuando llegaron a la plataforma la agarró del brazo para evitar ser arrojada por la borda. colocando su cuerpo alrededor del suyo. El Club de las Excomulgadas La sensación de peligro cerca se reforzó. esperando. Una pequeña nube en forma de embudo se formó en cubierta. y escoró. haciendo a Xanthus pensar que tanto Morgana como Neryssa estaban presentes en sus formas elementales.Reclamación Drui . El Fortune’s Child se levantó en un oleaje repentino. Xanthus se colocó al otro lado de Sophie. más pequeña golpeando contra el Fortune’s Child. Otra ráfaga helada les atacó. vete con ella. sus brazos en paralelo a su cabeza. —Es hora de irse —dijo Severn—. Xanthus oyó el sonido de huesos rompiéndose cuando el príncipe dragón quedó inerte. perfectamente calculada para un tono violento. Sophie. cayó. Baja al barco de Hakon. El caos reinaba en cubierta. Malik se estrelló contra el Fortune’s Child. Xanthus. sujetando la Copa del Dragón mientras maniobraba con una sola mano.Serie Vínculos Sobrenaturales IV siguió levantando y bajando extrañamente. El barco se elevó. El barco se Jory Strong . su pecho a centímetros de su espalda. Sillas caían al agua. Hakon comenzó a bajar por la escala. y no la soltó hasta que estuvo sentada en la lancha rápida. —Vete —dijo Severn—. formando una jaula protectora para bajar a dúo. Malik le siguió. la lancha rápida. Morgana y Neryssa trabajaban en perfecta armonía y devastación. Dirigió a Sophie a la escala. Los hombres maldecían. su mano encrespándose alrededor de su brazo cuando un fuerte y helado viento barrió la cubierta. 95 .

pero no cayó hacia abajo. Si muriera.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas El cáliz fue arrancado de las garras de Malik por el viento. pero cuando Xanthus lo ayudó a subir al barco. una mano fey que alcanzó hasta capturarlo y devolverlo a la corte de la reina Otthilde. —Ocúpate de Malik —pidió Severn antes de zambullirse desde la cubierta del yate. Hakon apareció al lado de ellos. sostenida entre los brazos de Severn. el cáliz todavía en su posesión. Xanthus movió el barco hacia donde estaban.Serie Vínculos Sobrenaturales IV inútil cuando Hakon bajó al otro príncipe dragón de la escala y lo dejó al cuidado de Xanthus antes de seguir a Sophie y a Severn al agua. tu servicio para mí estará 96 . no la encontró. Sophie se sumergió en el agua cuando la Copa del Dragón lo hizo. la expresión de Severn sostenía una gran cantidad de satisfacción y un toque de diversión. —Pararemos en la finca de Hakon el tiempo suficiente para una ducha y cambiarnos para ponernos ropa seca antes de llevar el cáliz a Drake’s Lair —dijo Severn—. El viento cesó. Sophie todavía seguía siendo muy mortal. El chapoteo del agua contra el barco y el sonido de las gaviotas arañaban sobre sus nervios mientras esperaba. En su lugar. Fue capturado por un chorro de agua. En una pesadilla que Xanthus no fue capaz de impedir. El tiempo redujo el ritmo a una velocidad agonizante para Xanthus. conmocionado. Esperó censura en los ojos de Severn por haber fallado en mantener a Sophie segura. su brazo izquierdo Jory Strong . ahogada por Morgana y Neryssa… Si la Copa del Dragón se perdiera… Sophie rompió sobre la superficie del agua. Una vez que la copa esté segura allí. Los barcos se clamaron cuando la batalla por el cáliz se movió y luchaba en las oscuras profundidades del océano. Malik estaba consciente pero aturdido.

El Club de las Excomulgadas completado.Reclamación Drui .Serie Vínculos Sobrenaturales IV 97 . Puede que tengas un mejor control sobre Marika del que tengo yo sobre Sophie. Jory Strong . y eres libre de perseguir tus propios placeres.

Reclamación Drui . con la duda royendo en ella. Había un salón con un gran sistema de sonido. A Tallis le encantaba verla tocándose. Esta es la mejor manera. gruesa moqueta. Su estómago estaba contraído en nudos. un sofá extra-ancho y un montón de superficies para dar cabida a múltiples rondas de sexo sudoroso. clavando los dedos en la barandilla para evitar deslizar la mano por debajo de la cintura de su falda y bragas y darse placer a sí misma. La excitación empapó sus bragas con los pensamientos de primero Tallis. esperando. Un escalofrío la recorrió. El Club de las Excomulgadas Capítulo Ocho Marika paseaba por la cubierta del yate. su lengua o su pene en su vagina. empujando sus calientes y duras pollas dentro de ella y llegando en una ráfaga abrasadora de éxtasis. Esto le había parecido una buena idea en Inner Magick. bromeando y ofreciendo su apoyo. Ella apretó los muslos juntos. Esperaremos que Xanthus y Tallis no se maten el uno al otro antes de que se den cuenta de lo perfecto que es. sola.Serie Vínculos Sobrenaturales IV restaurante no habría sido mejor idea. aumentando con cada oleaje del océano hasta que se preguntó si reunirse con los dos hombres en un Jory Strong . El camarote principal tenía una cama que prácticamente gritaba “hecha para orgías” y una bañera hundida suficientemente grande para albergar a tres personas. No podía dejar de imaginar a los tres desnudos. —No —se dijo—. Pero ahora. riendo. con Aislinn y Storm allí. El coño de Marika se contrajo sólo de pensar en ello. A veces la hacía llevarse al orgasmo varias veces antes de que la premiara con su boca en su coño. Se agarró a la barandilla de la cubierta y cerró los ojos. 98 . Gran parte de este plan dependía del cronometraje y de la cooperación masculina. Cogió el labio inferior entre los dientes. Estarían completamente solos aquí. y luego Xanthus tumbados encima de ella.

Vienes de una larga línea de varones desviados y mujeres débiles que permiten que las compartan. 99 . Había deseado pasar sus dedos por ello. cuando descubrió su carencia de vello púbico. Jory Strong . Sus pezones se apretaron. excitándose ante el placer de imaginar fantasías más carnales. Pero se excitó al imaginar sus pollas tocándose mientras luchaban. mientras luchaban por la posición dominante. Le encantaba verlo. los prepucios retirados para revelar sus puntas oscurecidas. Oyó de nuevo el ronroneo de satisfacción del dragón. sus pollas erectas y con presemen. una bestia mágica azul oscuro con rayas plateadas y escarlatas. En ellas Tallis y Xanthus luchaban en la gruesa moqueta. dándole placer con la boca. viendo la posesividad y deseo caliente en sus ojos cuando la viera desnuda por primera vez y supiera que le pertenecía a él.Serie Vínculos Sobrenaturales IV ¿Se desnudaría para ella? ¿O le ordenaría que ella le desnudara y le rindiera homenaje con sus manos y labios mientras lo hacía? Era un juego que a veces jugaba con Tallis. Le había dicho de muchos modos lo que le complacía. verla tocándolo.Reclamación Drui . Estaban igualados. El Club de las Excomulgadas Le encantaba la piel desnuda y suave de su coño. y presionar besos allí. No podía imaginar a uno de ellos verdaderamente dominando al otro. Un gemido escapó de Marika al revivir el momento en Inner Magick cuando los dedos de Xanthus se deslizaron bajo el elástico de sus bragas. Uno que siempre acababa con ella de rodillas delante de él. tocarlo. completamente masculinos. La voz de la madre de Severn se deslizó a través de los pensamientos de Marika. Se imaginó desnudándose para él. Había visto sin camiseta a Xanthus. visto el dragón planteando de batalla tatuado en su abdomen.

Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Estoy casi en tu piso —dijo sin un preámbulo—. su cadencia y calidad vagamente familiares. Preferiría encontrar a un pequeño gato doméstico agradable en vez de a una pantera enojada furiosamente cuando abra la puerta. Tallis la perdonaría. Puedes apostar tu dinero a que tan pronto la copa esté sin peligro allí. Abrió los ojos a los últimos momentos del atardecer. Xanthus irá hacia ti. ¿Es eso lo que la madre de Severn quiso decir cuando llamó a Xanthus desviado? ¿O se refería únicamente a su deseo de compartir a su compañera con otro varón? El teléfono de Marika sonó. *** Tallis dejó de caminar cuando oyó unos pasos aproximarse.Reclamación Drui . Jory Strong . Lo que hizo. Se tensó cuando la mujer desconocida se paró fuera de la puerta del piso. La mano de Marika tembló ligeramente. Acabo de hablar con Pierce. —¿Llamarás cuando llegues al piso? Storm se rió. vio que era Storm quién la llamaba. terminando sus especulaciones y haciendo que su corazón se acelerara. temblando de nervios y anticipación cuando forzó las dudas lejos de sí misma. Disfrutaría de joder a Xanthus y que le follaran a cambio. pero no era Marika. y sacó el teléfono del cinturón de su falda. 100 . lo hizo por ambos. Las garras se deslizaron dentro y fuera de sus vainas por el enfado. —Definitivamente. Pertenecían a una mujer. El Club de las Excomulgadas ¿Se tomarían el uno al otro? Tallis era flexible en su sexualidad. El Cáliz de Enos y una multitud de dragones que atestarán completamente la habitación están de camino hacia Drake’s Lair.

que se había casado con Sidhes con vínculos en la corte de la reina Otthilde. Alguien que Marika consideraba amiga. Independientemente de su forma. Una llave se deslizó en la cerradura.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Storm. Tallis se acercó a la puerta. 101 . como si no confiara completamente en la afirmación confiada de Marika de que él no escaparía. pero su agudo oído fue capaz de reconocer la voz de Marika al otro lado del teléfono de Storm. Con un pensamiento se convirtió en el anodino gato gris atigrado que había sido cuando Storm lo había visto. La mujer hizo una pausa antes de abrir la puerta. Necesitó unos segundos para que sus palabras penetraran en la neblina roja generada por la traición imaginaria. El Club de las Excomulgadas ¿Alguien enviado por los fey? Los labios humanos se retiraron en una sonrisa salvaje. Era como agitar una bandera roja frente a un toro enfurecido. ¿Estás segura que Tallis no se escapará a través de la puerta en cuanto abra? —No. Consideró tomar la forma de una pantera. ya estoy aquí —dijo Storm—. enviando un hilo de alarma por él junto con la preocupación de que algo le hubiera ocurrido a Marika. la rabia casi le consumió cuando oyó una voz familiar. Jory Strong . pero eligió no hacerlo. Tallis levantó el labio ante el comentario de Marika. Está bastante entrenado sobre no tratar de escaparse. Storm. En ese momento estaba más que listo para una buena pelea y enviar un mensaje alto y claro a cualquiera que pensara que podía hacerle daño a Marika. podía ver la runa mágica que había colocado en la puerta para hacer cumplir su voluntad e impedir que saliera del apartamento. La cerradura del piso hizo clic y Storm abrió la puerta con cautela.Reclamación Drui . La adrenalina subió. Se colocó allí para que el elemento sorpresa fuera suyo. —Bueno.

Y en vez de miradas siniestras en realidad parece lo suficiente amable para cogerlo. eso o entiende lo que digo. averiguar dónde estaba Marika. O eso. pero disminuyó. Sólo la idea del castigo carnal exigente junto con el conocimiento de que estaba a salvo le impidió volverse salvaje. —Está bien. ¿Estás segura de que va a dejar que lo coja y llevártelo? Tallis se calmó. Jory Strong . dispuesto a jugar al gatito manso si eso lo llevaba a Marika más rápido. pero incluso desde la distancia estaba imponiendo su voluntad sobre él. 102 . Marika. Tu gato no se ve contento de verme. Sus siguientes palabras lo confirmaron. pero fue erradicada rápidamente.Serie Vínculos Sobrenaturales IV La risa de Storm le dijo que había notado su cambio. Sus garras clavaron en la alfombra en frustración cuando Storm caminó por delante de él.Reclamación Drui . Tallis fue hacia ella. convirtiéndose en caliente lujuria y furia preocupada por la respuesta de Marika. o es que está molesto porque no estés en casa todavía. —Debe haber oído tu voz. así que supongo que quieres que te la lleva junto con Tallis —dijo Storm desde el dormitorio. Inmenso alivió lo llenó. El Club de las Excomulgadas Tallis azotó su cola en señal de frustración. haciéndole ronronear. La sospecha estalló cuando vio que la runa de protección ya no brillaba allí. estoy dentro. Su mirada fue a la entrada. Ahora está ronroneando. Quería exigir respuestas. aunque trazó una línea para frotarse contra las piernas de Storm o posicionarse sobre sus patas traseras. La sospecha se movió a la vida otra vez ante la diversión que oyó en la voz de Storm. —Hay una maleta en la silla. metiéndose más profundamente en el piso en vez de inclinarse hacia abajo y recogerlo. Marika habría trazado probablemente una runa para contrarrestarla en su llave del apartamento antes de dársela a Storm.

No tenía a nadie para culpar salvo a él de esa situación.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Tallis no pudo impedir que sus labios se retiraran en un gruñido silencioso. abrió un segundo armario. Los ojos de Tallis se estrecharon en ranuras amenazantes. —La agarraré. sus pensamientos extraviándose a la subasta en la mansión VanDenbergh. aunque si esto no funciona según lo previsto. —¿Y dónde está la caja para transportar al gato? —Vas a tener que usar una funda de almohada. pero que Xanthus estuviera presente hacía la situación peligrosa y volátil. No sabía dónde estaba Marika. Abrió el armario. Las orejas felinas se aplastaron contra el cráneo. El Club de las Excomulgadas —Sigue adelante y tráelo. su conciencia recordándole cómo había disfrutado del calor potente y de las feromonas de los dragones que asistieron. 103 . Va a estar magníficamente enojado contigo. un dragón macho en la flor de la vida. tengo la sensación de que no necesitaré la ropa después de que Xanthus llegue. luego volvió sobre sus pasos. Storm se echó a reír. —No confío completamente en él para que se comporte correctamente. llegarían a un acuerdo pacífico? ¿Pensaba que Xanthus.Reclamación Drui . Jory Strong . compartiría voluntariamente a una humana con la que quería aparearse? Tallis siseó. ¿Pensaba que si sus dos hombres se encontraban. ¿Quieres que yo ponga tu gato en un saco? —Aunque la diversión en su voz se había hecho más profunda—. Storm ganó puntos para él diciendo: —Bromeas.

algo de lo cual Marika era muy consciente. Le tomó un esfuerzo supremo de voluntad parecer amistoso.Serie Vínculos Sobrenaturales IV entrada y se volvió. probablemente le había dicho a Storm que la llamara en cuanto llegara al piso. Un gruñido se le escapó a pesar de sus mejores intenciones. Marika esperaría que él escuchara. El Club de las Excomulgadas A pesar de sus años humanos. Marika era joven en comparación con él. pero supo que estaban dirigidas a él. joven. Habría palabras que pudiera decir que tuvieran el mismo efecto en él como el hechizo que había trazado en la puerta. —La única otra opción es dejarle en el piso —dijo Marika— pero prefiero tenerlo aquí conmigo cuando llegue Xanthus.Reclamación Drui . Era natural que ella quisiera que el segundo varón que tomara su corazón y su cama fuera dominante y protector. Storm abrió la funda y la sostuvo cerca del suelo. Sabía por qué Marika lo quería contenido. ¿qué defensa tenía contra el ansia de su cuerpo por él? Storm sacó una funda de almohada del armario de la ropa que estaba en la Jory Strong . Su mente podía reconocer que un dragón era una elección desastrosa. sólo que ahora estaba lista para cambiar su pasión por los viajes por instalarse en un lugar. pero. y en coger a Marika tan pronto como fuera posible y llevársela fuera de esta zona. para servir a un territorio. —Se un buen gatito. Su única esperanza estaba en ser colaborador. Era una Drui que sólo alcanzaba la madurez sexual. incluso para su propia gente. En su forma de gato su audición superaba con mucho a la de los humanos. No me hagas hacer esto por el camino difícil. —¿Estás segura de eso? Ahora mismo parece que podría morder mi mano si trato de cogerlo. Las palabras de Marika se las dijo a Storm. 104 .

El collar alrededor de su cuello hormigueó. Pero por favor. recordando los últimos momentos con Marika en Inner Magick. tomaría el control de la situación. *** El entusiasmo agarraba en sus garras a Xanthus cuando salió del coche y se unió a los otros guardaespaldas presentes. Esta cosa con Xanthus va a funcionar. —Está bien. No es que la dejaría escapar sin un castigo por sus faltas. En esos momentos sus servicios feudales a Severn habrían acabado por un tiempo y su futuro con Marika comenzaría.Serie Vínculos Sobrenaturales IV quiero. Pero en un acto de confianza que lo tranquilizó aún más. Confía en mí. —Sé que estás enojado —dijo Marika—. Le permitiría una oportunidad de explicar sus acciones primero. Te Jory Strong . ella no siguió adelante. aunque otro gruñido se escapó cuando Storm con habilidad ató la apertura cerrándola. no podía responderle gruñendo o bufando. Y luego la castigaría. está en la bolsa —dijo Storm. Tallis. En cambio dijo: —Te veré en unos minutos —y Storm terminó la llamada. Se prometió que tan pronto como él y Marika estuvieran solos. un signo de que estaba a punto de pronunciar una orden que no podría negarse a obedecer. no lo estés. Estaba indefenso contra sus sentidas súplicas.Reclamación Drui . El teléfono móvil fue colocado contra la funda de almohada. sus palabras susurradas: “Hay alguien que quiero que 105 . No lo haría. ¿Quieres hablar con él? —Sí. Echo un vistazo a Pablo’s Marina. su diversión continuó frotando la piel de Tallis por el camino equivocado—. El Club de las Excomulgadas Tallis entró en la funda de todos modos. todos estaban allí para proteger la Copa del Dragón y celebrarlo cuando la llevaron a Drake’s Lair.

El resto de los guardaespaldas. dispersándose y rodeando la multitud. la promesa tácita de estar juntos sellada con un beso profundamente carnal. lo impulsarían todos a reclamar a su compañera antes de concentrar su atención en su búsqueda de ser nombrado el heredero de Kirill. conteniéndola. incluso Xanthus. Jory Strong . Su abuela vidente no podría permanecer en el reino dragón de forma continua.Reclamación Drui . significaría dificultades para su familia. su brazo enroscado alrededor de su cintura y presionándola hacia él. llegaron detrás de ellos e hicieron lo mismo. El Club de las Excomulgadas conozcas”. y lo que era aún más importante. que detestara a los humanos y los fey. —Fuego de dragón para todo aquel que lo desee. Xanthus se obligó a apartar sus preocupaciones cuando Sophie y Severn llegaron. el valle y la región de montaña que su pariente lejano controlaba. Tenía que tener acceso a este mundo. lo siguieron. antes de que sus cuerpos se mezclaran y sus labios se encontraran. y se bajaron del coche deportivo en el que iban. La preocupación por su familia amenazó con frenar su alegría por la copa y Marika. Un camarero de uniforme le dio a Xanthus un vaso y sintió que pura felicidad burbujeaba en su interior por tener el privilegio de servir a Severn y estar 106 . No había ninguna garantía de que fuera nombrado heredero a pesar de sus hazañas o de qué tesoro mágico o valioso pudiera encontrar. y fuera intolerante a los que elegían un estilo de vida diferente. Estaba entre las tierras ancestrales de su familia y la entrada al portal. pero sobre todo para mi compañera —dijo Severn. No había nada para evitar que uno de los otros que buscaban el título lo ganaran primero. Hakon y Malik. Los príncipes. Pero sabía que si estuvieran en este reino con él.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Su estómago se tensó al pensar en lo último. Uno de los sirvientes de Hakon abrió la puerta de Drake’s Lair para que el Cáliz de Enos fuera llevado dentro. Si caía en manos de un dragón como la madre de Severn.

Si no fuera por ti. Los fey tienen todos los motivos para odiarte. Malik le pasó el Cáliz de Enos a Severn y dijo: —¡Qué todos encontremos la misma fortuna que Severn tiene! Xanthus levantó su copa y la sostuvo. aunque sólo fuera en una pequeña porción. Estarían lo suficientemente seguros en Sweet Surrender esta noche y no tenía la intención de abandonar el lado de Marika. Los fey te golpearán donde más débil seas. intentando ir hacia la salida y reclamar a su propia compañera. trasladado al reino dragón. 107 . hubieran sido capaces de atacar sin que nos diéramos cuenta. Severn bebió del cáliz y luego colocó el borde en los labios de Sophie. El Club de las Excomulgadas presente en este momento histórico para los dragones.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —¡Qué todos vosotros podáis encontrar la misma fortuna que yo he encontrado! Un viva subió cuando Sophie tomó lo que le ofreció. Xanthus vació el Fuego del Dragón de su vaso y se alejó de la escena. y su unión sellada por la magia. Xanthus reconoció la advertencia con una cabezada. no sin antes haberse apareado. La reina Otthilde no es conocida por su bondad o su magnanimidad en la derrota.Reclamación Drui . esperando en silencio con todos los que se habían reunido a que un camarero vertiera los contenidos de una copa. en la Copa del Dragón. La mano de Hakon en su brazo lo detuvo. El príncipe dragón le dijo: —Ten cuidado. Jory Strong . de ser parte de la leyenda. sin saber lo que mucho que su gesto simbolizaba para las esperanzas y sueños de los presentes dragones machos.

te va a costar. ningún problema. Tomó la maleta y la dejó en la pequeña plataforma de aterrizaje. —Estoy segura que Xanthus te estará esperando en el muelle para reclamar este barco en cuanto regrese —dijo Storm. esperamos un informe completo y una relación muy detallada de los acontecimientos que resultaron en el Sweet Surrender. un paraíso comparado con el infierno de sentirse constantemente confundidos y fuera de control. Tu equipaje. pero cuando vio a Storm dirigirse en la pequeña motonave hacia el Sweet Surrender. Probablemente habría sido más inteligente permanecer en el puerto deportivo y ahorrar a Tallis la indignidad del viaje en una funda de almohada durante más tiempo del necesario. 108 . Sus manos se apretaron en la barandilla y el corazón le retumbó en el pecho.Reclamación Drui . Marika hizo una mueca. acercando la motora a la parte posterior del yate y cortando el motor. Pero teniendo el yate anclado en una romántica cala para que no tuvieran que lidiar con ello. Tal vez venía con el territorio y toda la cosa de “sentar la cabeza”. El Club de las Excomulgadas *** Marika creyó que su estómago estaba anudado antes. Marika se echó a reír a pesar de su creciente ansiedad. —Cogió la maleta y se la entregó a Marika—. Jory Strong . le había parecido una buena idea. aunque no es probable que necesites ropa. Storm sonrió abiertamente. todos eran del tipo de ninguna preocupación. La siguiente noche de chicas. sintió como una pared de macramé se hizo con el ovillo de sus tripas. ¡entonces no era de extrañar que los Drui fueran lentos en madurar! Los años en que permanecían tranquilos y despreocupados. —Gracias por todo. —Oh.Serie Vínculos Sobrenaturales IV No era propio de ella estar angustiada ante decisiones y cuestionarse a posteriori. Si era así.

llevaría a Tallis al camarote y lo dejaría allí para que tan pronto hiciera su cambio pudiera castigarla y tomarla. cuando Storm sostuvo el teléfono contra la funda. Él cambió al instante en que estuvo libre del saco. Y además. 109 . ella y Tallis habían estado dos años juntos. Jory Strong . Ninguno de ellos tenía idea de cómo ese varón dragón en particular. su cierre atado firme. Ella presionó su boca a la suya. sus labios rizados en un gruñido. La duda y la preocupación se desvanecieron con la sensación de su polla dura contra su montículo. Si hubiera más tiempo. Marika esperó que estuviera fuera de la vista antes de arrodillarse para liberar a Tallis. Las palabras más importantes las había dicho ya. con una confianza entre ellos que era casi imposible de destruir. mordisqueando y dirigiendo su lengua a través de la costura de sus labios en señal de súplica hasta que él la besó. no si Xanthus podía aparecer en cualquier momento.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas Storm levantó la funda de almohada. Pero sus dedos eran un grillete suave alrededor de sus muñecas cuando se agachó y tiró de ella para ponerla de pie. No alegó o engatusó. —Tu gato. Pero no tenían ese tipo de tiempo. reaccionaría si la encontrara atada en la cama o a él zurrándola. —¿Qué pasó con Xanthus? —le preguntó. Storm se alejó del yate. pidió o trató de explicar más sus acciones cuando desató la funda. que espero que entienda que todo esto se hizo con los mejores intereses para él en mente. sujetando con fuerza su cuerpo con sus brazos bloqueados detrás de su espalda.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Con una sonrisa divertida y una despedida rápida con la mano. se veía en cada pedazo como un hombre furioso y felino cabreado. Marika tomó la funda que contenía a Tallis y la dejó al lado de la maleta. Su mirada era abrasadora.

Estaba más allá de sentirse preocupada. deseando Jory Strong . El alivio y el deseo se mezclaron. completamente reconciliada con él. descargó su frustración dominándola completamente. Soltó sus brazos y murmuró su placer cuando inmediatamente fueron a alrededor de su cuello. hizo que Marika se estremeciera. con satisfacción masculina en su voz. haciéndola gemir y fundiéndose contra él en completa sumisión. Sus manos se alisaron en sus nalgas. jadeando y gimiendo hasta que por fin encontró lo que buscaba y lanzó un grito en su liberación. debajo de su falda. un sonido feroz que hizo su trabajo en los labios de su coño y sus piernas se debilitaron. Poco a poco se suavizó. Ella susurró por favor cuando él levantó su boca de la suya.Reclamación Drui . Él empujó su lengua en su boca agresivamente. dejando que volviera a él suavemente y sólo encontrara seguridad. sus muslos. Su mano se movió a sus caderas y su muslo empujó entre los suyos. Sus labios cubrieron los suyos otra vez. —¿Es así como quieres que Xanthus nos encuentre? —le preguntó Tallis. alimentando su necesidad de estar cerca de Tallis. antes de viajar hacia arriba. sus nalgas. —No me importa. Su ronroneo cuando descubrió la piel desnuda. 110 . Él ronroneó profundamente en su pecho y garganta mientras la sostuvo. Marika frotó y empujó su clítoris erguido contra el duro músculo de su muslo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV que tirara de la falda y la tomara allí mismo. El Club de las Excomulgadas Tallis refunfuñó. Tallis acarició su espalda.

Sus ojos se encontraron y se sostuvieron. —No voy a decirle que no a él. Y ya sabe sobre ti. Pareció que lo aceptó. chupando y haciéndola gemir y temblar. Antes de que se fuera le dije que había alguien que quería que conociese. —Eres mi mundo. siempre fueron su perdición. Dijo que Xanthus venía de un largo linaje de varones anormales Jory Strong . Él no lo negó.Reclamación Drui . sus labios cerrándose alrededor de su lóbulo de la oreja. —Pienso que tal vez es el momento de ampliar tu mundo. Era imposible estar enfadado con ella. —¿Qué pasó con Xanthus? —preguntó otra vez. Su olor se intensificó. volviendo su cabeza ligeramente para frotar su mejilla contra su palma. Pero prométeme que me dejarás que sea yo el que decida en qué momento exacto le revelemos lo que somos. —No es tanto lo que pasó con él. Tallis se inclinó hacia ella y tomó su boca en un beso suave. —Te lo prometo —dijo. La amaba inconmensurablemente. Tallis clavó sus dedos a través del pelo de Marika y sostuvo su cara lejos de la suya.Serie Vínculos Sobrenaturales IV y de mujeres débiles que permitían que las compartieran. 111 . Nos vio juntos y arremetió contra él. El Club de las Excomulgadas La adoraba. probablemente lo odia porque Sophie fue elegida por Severn como compañera. La madre de Severn Damek llegó cuando Xanthus estaba allí. Sus labios se curvaron contra los suyos. como lo que pasó en Inner Magick. la confianza absoluta que le entregaba. La forma en que se hizo suave y sumisa contra él. a pesar en que todavía insistiría en castigarla por las humillaciones que había sufrido debido a ella.

pero ahora. Jory Strong . La lucha por el derecho de apareamiento estaba codificado en los genes felinos. Por instinto las manos de Tallis dejaron el pelo de Marika y viajaron hacia abajo. Liberó a Marika. Había pensado que sería imprudente. pero no cometió el error de intentar arrancarse de él. estableciendo su reclamación en ella de una manera que el dragón entendería. Tallis luchó por el control de los primitivos impulsos y deseos contradictorios. Su súplica anterior de que la follara azotaba a través de su mente. —Ve —dijo. Un gruñido se le escapó. no parándose hasta que se colocaron posesivamente en su cintura. Tallis consideró levantar su falda y presionarla contra el costado del yate. Tallis no pudo evitarlo. 112 .Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Esperaremos a Xanthus en cubierta —dijo Marika. alcanzando la maleta y la funda de almohada descartada. con Xanthus acercándose.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas El sonido de un motor de barco entró en su atención. Poco a poco los instintos Sjen anularon los felinos.

El Club de las Excomulgadas

Capítulo Nueve
Xanthus viró a la playa y encontró al Sweet Surrender anclado donde esperó
que estuviera. Su atención fue a Marika primero. Estaba en cubierta, esperando,
finalmente suya para reclamarla. Sus manos descansaban contra la barandilla, una
brisa suave retiraba su cabello lejos de su cara y hacía revolotear su falda corta.

Su pecho se expandió con deseo y calor. Parecía que la había deseado toda
una vida, anhelado durante una eternidad tener la oportunidad de tocar y hacer el
amor con ella, los pensamientos de su último encuentro en Inner Magick volvieron,

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
sólo que en vez de verla inclinada sobre el mostrador, imágenes de sujetarla a la
barandilla mientras la tomaba se superpusieron en sus fantasías. Durante largo rato
sus ojos se posaron en ella. Pero su sentido del humor se impuso y se llamó a sí
mismo cobarde por no mirar al hombre a su lado.

La atención de Xanthus cambió y su cuerpo se endureció aún más en
reacción, dándole la respuesta a la pregunta que se hizo durante tanto tiempo. Supo
en un instante que si el otro amante de Marika lo deseara, se convertirían en
amantes también.

El calor del dragón ardió a través de sus venas y polla. Era un esfuerzo evitar
abrirse la parte delantera de sus pantalones y liberar su pene en un alarde primitivo
de masculinidad.

Marika temblaba de necesidad para el momento que Xanthus aseguró el
barco más pequeño y subió por la escala a cubierta. Sus pezones estaban duros
contra el frente de su blusa, y sus muslos mojados.

—Este es Tallis —dijo, su matriz revoloteando ante el modo audaz y
depredador en que los dos hombres se evaluaron el uno al otro, como si fueran a
girar en círculo y luchar para determinar quién la follaría primero, o hasta que el
ganador montara al perdedor.

113

El Club de las Excomulgadas
Ninguno de los dos se tendió la mano. Ninguno habló verbalmente aunque
hubo una conversación silenciosa, una intensa conversación masculina llevándose a
cabo.

El corazón le latió de forma errática, un baile rápido que la hizo desear
meterse entre los dos hombres y aliviar la tensión. Un pequeño gemido se le escapó
y las fosas nasales de Xanthus se dilataron, en reacción a ella, o a algún acuerdo
tácito entre él y Tallis que hubieran alcanzado, Marika no lo sabía, pero la lujuria y
el alivio se entrelazaron cuando Tallis dijo:

—Da la bienvenida a Xanthus correctamente, Marika. De rodillas.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Se dejó caer graciosamente sobre sus rodillas, grabando todos los matices de
la expresión de Xanthus en su memoria. Su rostro tenía una buena voluntad
hambrienta de jugar a juegos de dominio y sumisión de los cuales ella y Tallis
disfrutaban.

Marika se inclinó hacia adelante, frotando la mejilla contra el borde duro de
su erección cubierta por sus vaqueros y fue recompensada con un gemido, y un
tirón sutil de sus caderas. Presionó un beso en el frente de sus vaqueros, y pasó sus
manos por sus duros muslos, tensos, pero no se detuvo cuando llegó a su cinturón.

En cambio, tiró de la camisa fuera de sus pantalones y la empujó hacia
arriba, exponiendo el tatuaje del dragón que se elevaba de su cadera y se extendía a
través de su tenso abdomen, una criatura azul oscura feroz, rayada en escarlata y
plata.

—Quise hacer esto la primera vez que lo vi —confesó, remontando el
dragón con su lengua. Presionando besos en él. Chupando y utilizando sus dientes,
sin dejar ninguna sección de él sin explorar, sin reclamar.

La respiración de Xanthus se hizo más fuerte. Dedos se entrelazaron con su
pelo.

—Suficiente —dijo.

114

El Club de las Excomulgadas
Miró a Xanthus a través de las pestañas y obedeció. Sus labios vaginales
estaban hinchados, palpitando como si el latido de su corazón estuviera entre sus
muslos. El líquido caliente se deslizó por debajo del dobladillo de su falda. Sabía
que sería visible para Tallis a la luz de la luna, sabía que ambos hombres se estaban
hundiendo con el olor de su preparación.

Los dedos de Marika se enroscaron sobre la cintura de Xanthus. Cuando él
no protestó se hizo más audaz, acariciando sus pulgares sobre el grueso bulto de su
erección.

Un rayo de calor atravesó su clítoris cuando encontró la mancha de

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
humedad en la parte delantera de sus pantalones, la evidencia de su excitado deseo.
Sus manos le rodearon sus muñecas, esposándolas. Su gruñido bajo hizo que
temblara con un miedo erótico y de caliente necesidad.

***

Xanthus apretó las muñecas de Marika en advertencia mientras luchaba por
mantener el control tanto de la magia dragón, como de la fey. ¿Cuántas veces desde
su encuentro con ella había fantaseado sobre este momento, cuando estuviera
arrodillada ante él, rindiendo homenaje a la parte dragón de él antes de tomar su
polla en su boca? ¿Cuántas veces se había despertado, con el vientre mojado por su
propia corrida, después de imaginar sus labios y lengua dándole placer?

Se estremeció, jadeó, sintió los ojos de Tallis en él, ardiendo en desafío,
desafiándolo a abrirse la bragueta y presentar a Marika su pene. Era como si de
alguna manera Tallis supiera que su forma humana era secundaria, algo construido
por la magia para contener a un ser no humano, como si Tallis supiera que pocos
varones dragones podrían esconder el verdadero tamaño de sus penes o los anillos
dobles de cartílago grueso que giraban bajo la cabeza de su polla cuando la boca de
una mujer estaba involucrada.

Xanthus enseñó los dientes a Tallis y encontró un destello blanco de
contestación, la demostración de la agresión sexual aumentó la anticipación y

115

El Club de las Excomulgadas
lujuria, empujándole a desafiar lo que pocos dragones machos de pura sangre
intentarían con una mujer humana no apareada, ni consciente de la existencia de
seres sobrenaturales. Su sangre fey le daba una ventaja en este reino, un control
añadido necesario para parecer completamente humano. Se desabotonó los
pantalones y deslizó la cremallera hacia abajo, liberando su polla.

Sus nalgas se apretaron cuando envolvió sus dedos alrededor de su propio
pene, deslizando su mano arriba y debajo de su eje, tanto en ofrecimiento como en
desafío. Sintió la inmensa satisfacción al oír el gemido bajo de Marika de aprecio y
el calor líquido de los ojos de Tallis cuando contestó a su desafío y liberó su propio
pene mientras Marika tomaba el de Xanthus en su boca.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Con el otro exponiendo sus dientes, Xanthus concentró su atención en
Marika. Fuego blanco corría por su columna al verla arrodillada sumisamente
delante de él, suya por fin.

Ella había consumido sus pensamientos, le había hecho luchar por conservar
su honor y completar su deber con Severn. Desde el primer momento que la había
visto, su corazón y su cuerpo no habían anhelado hacer nada más que perseguirla

Las manos de él cayeron lejos de su polla. Sintió un débil hormigueo en sus
muñecas, donde los espolones ocultos esperaban salir de sus vainas y llenarse del
suero. Sufría por el momento en que pudiera rastrillar a través de la piel de Marika
y comenzar el proceso de hacerla una verdadera compañera de dragón.

La presencia de Tallis complicaba las cosas, o podría hacerlo, si Xanthus no
supiera ya que antes de que esta noche terminara, él tomaría a Tallis, y quizás sería
tomado por él. El resultado final sería el mismo. Tallis sentiría el arañazo de los
espolones de dragón primero, y mientras estuviera inconsciente, Marika quedaría
sólo con un hombre en el que concentrar su atención.

Xanthus amplió su postura, apretando sus manos en puños, para apuntalar
su control cuando vio los pequeños temblores que sacudían a Marika, sus ojos
llenos de necesidad, rogándole que la dejara amarle con sus labios y lengua.

116

imaginándola lamiendo los bordes duros de su polla de dragón. alejarse y castigarla. lo había aprendido mientras se arrodillaba ante Tallis y le daban la misma orden. —La orden y súplica se mezclaban en su voz. más grande. Marika podría ser sumisa pero era muy consciente del poder que sostenía. 117 . Un gemido se escapó. lanzó un grito gutural de triunfo cuando su polla violó la costura de sus labios y fue recibida en el cielo de su boca. creando una sensación de tormento que tuvo a Xanthus apretando sus nalgas y clavando los dedos en su pelo con desesperación mientras besaba y chupaba a lo largo de su eje. Cambió el ángulo de su cuerpo mientras la sostenía en la posición. No podría haberlo detenido de todos modos cuando le llevaba toda su concentración permanecer en un aspecto humano. un jadeo. —Marika. Debería haber sabido que no obedecería. Debería haber adivinado. El encanto fey y la magia dragón reveló su tamaño verdadero aunque no las crestas distintivas. Xanthus se puso más duro.Serie Vínculos Sobrenaturales IV boca era perversa. pero era demasiado tarde para hacerla cumplir su voluntad. que no le tomaría inmediatamente en su boca. Sus dedos se apretaron en su pelo. Marika —le dijo. Los de ella se tensaron sobre su saco.Reclamación Drui . incapaz de impedir que sus caderas se sacudieran cuando unos dedos delicados agarraron su pene y una mano femenina ahuecó sus testículos. Sospechaba que estaba gruñendo. El Club de las Excomulgadas —Tómame en tu boca. la punta de color rojo intenso de su pene relucía brillante por la fuga constante de su excitación. Su Jory Strong . Nada en su vida lo había preparado para el placer que encontró cuando su lengua le lamió y sus labios tiraron de él. pero no podía oírlo con el ensordecedor rugido de su corazón. Su lengua castigaba cuando lo exploró y él se estremeció.

El poco control que poseía se disolvió con el funcionamiento de su garganta.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —He soñado con esto —susurró él. ¿Cuántas veces había oído decir a su padre y a su abuelo. dispuesto a rogar. La profundidad de su necesidad lo hizo vulnerable a sus ataques pero no le importaba. tirando en su pelo. con sus manos. mientras sucedía en presencia de Tallis. reconociendo su indefensión en lo que se refería a Marika. su mundo reduciéndose a una necesidad candente y a Marika. con su pene. Jory Strong . confiando en ella para que controlara la profundidad. Entendiendo en ese instante lo que era un acto de confianza al entregarse por completo. exprimieron en una mezcla perfecta de dolor y placer. a pesar de que le devolvería el favor. acariciando su cara y ahuecando su cuello mientras sus caderas bailaban al ritmo que ella establecía con cada succión. 118 . Sus manos se apretaron. El Club de las Excomulgadas Era diferente con un compañero. queriendo sólo comportarse de manera que ella continuara dándole la bienvenida en su boca. promesa y negación. Xanthus cerró los ojos. dispuesto a mendigar. su polla palpitaba. Estaba completamente indefenso ante ella. confiando en Tallis para que interviniera si fuera necesario para impedir que Marika fuera herida. de los hombres que compartían con sus compañeras? ¿Cuántas veces lo había dudado? Ya no. con las manos vagabundeando. ella obedeció. Sus testículos se volvieron más pesados.Reclamación Drui . Esta vez. —Tómame más profundo —dijo. le tomó más profundo de lo que pensó que un humano fuera capaz. con cada latigazo de su lengua. Empujó sin pensar. acariciaron. Indefenso. Apenas puedo contener al fuego del dragón y la canción que anhelaba que se escapara. Él tembló bajo su toque. ya estaba deseando oírla suplicar cuando él la amara con su boca. Un dragón domado.

Sin duda era afortunado que Tallis no se hubiera abalanzado. Sabía que ambos esperaban hasta que Marika se mostrara satisfecha completamente antes de explorar el placer que podrían encontrar uno con el otro. ningún calor de cambiaformas rodeando al otro compañero de Marika. El Club de las Excomulgadas Fue una carrera frenética hacia el éxtasis. concentrándose en la mujer que estaba de pie ante ellos. Xanthus recogió a Marika y la llevó al camarote. poniéndola de pie en el medio de una lujosa alfombra. no encontró ninguna energía fey o de dragón. Suya para compartir. con violentos chorros calientes de semen y la satisfacción de tener a su mujer chupando incluso después de que hubiera eyaculado y se hubiera ablandado. Pero cuando se concentró. —Quítate la ropa —dijo Xanthus. su calor y su deseo mezclándose. Encontró sólo un hambre cruda y la intensidad carnal de un varón dominante. liberándola lejos de su polla. haciendo a Xanthus preguntarse si Tallis era completamente humano. 119 .Serie Vínculos Sobrenaturales IV atención finalmente abandonando a Marika y encontrando a Tallis. Una furia de lujuria que sólo podría encontrar una forma de liberación. el regalo de haber sido criado en un refugio ancestral no puramente dragón y habiendo vivido entre los humanos un tiempo. su aroma un afrodisíaco. La vista de Marika con la polla de Tallis en su boca le haría desear montar a Tallis y probarse a sí mismo. —Voy a cuidar de ti —dijo Xanthus. y la forma en que se aferraba a él. Tallis se paró junto a él. y lo hizo. El amor y la adoración llenaron a Xanthus. proteger y amar. Se estaba endureciendo de nuevo con sus atenciones.Reclamación Drui . una polla que rivalizó con la suya propia en talla. sus hombros casi tocándose. un rubor de felicidad cuando miró abajo a Marika. su Jory Strong . Supuso que Tallis sintió lo mismo. tomándose a sí mismo en la mano al igual que Tallis. Unos ojos salvajes le encontraron. El humor volvió a Xanthus. con los pequeños maullidos de necesidad y de placer que ella estaba haciendo.

Se desprendieron de su ropa en un movimiento perfectamente coreografiado y fueron hacia ella. para tenerlos tocándola y acariciándola. Xanthus a su espalda. sus dedos vacilando en la parte delantera de su camisa con una tímida inseguridad. hicieron que su clítoris palpitara cuando se puso firme. Sus labios se retiraron en un gruñido silencioso. Sus pechos eran pequeños. Y sin embargo. Se quitó las delicadas sandalias que había estado usando. presionando sus cuerpos al de ella y deslizando sus pollas dentro de ella. Los ojos de Tallis se estrecharon en advertencia. La llevaron a la alfombra. una gruesa que reemplazó el calor del dragón en su espalda.Reclamación Drui . Separando sus muslos. su vagina tuvo espasmos cuando sintió el aguijón fantasma de su palma contra su pubis desnudo. ardiendo con la necesidad de desnudarse para ellos. La Jory Strong . Pero encontró otro camino. La polla de Xanthus presionándose en la hendidura de sus nalgas. La boca de Tallis en la suya le impedía pedir con su voz. Marika desabotonó su camisa y la descartó por tanto quedó de pie completamente desnuda delante de ellos. Esperó sus órdenes. 120 . vulnerable. ya Xanthus y Tallis estaban en sincronía. Arqueando su espalda. una promesa de castigo si ella dudara en su petición. su necesidad de ellos haciéndola realmente sumisa. Con las manos enredándose en el largo pelo rubio plateado de Xanthus e instándole hacia abajo. No hubo palabras intercambiadas. los besos que siempre venían después. sobre la cicatriz que llevaba de acoplamientos repetidos de Tallis y un poco. las palmas rozando sobre sus pezones mientras que sus labios arrastraban besos por su hombro.Serie Vínculos Sobrenaturales IV excitación brotó a borbotones de su raja en reacción. El Club de las Excomulgadas Marika tembló. Las manos de Tallis agarraron sus caderas. débil. dejándola indefensa. en comparación con la mayoría de las Drui. mientras que reclamaba su boca en un beso carnal. inexistentes. rogando por sus manos y bocas. saboreando a Xanthus en ella. Su falda cayó y sus ojos oscurecidos la elogiaron. Sus manos ahuecando sus pechos posesivamente. Tallis en su frente.

asegurando cada vez que lo harían en un sitio donde él no pudiera hacer nada más que un beso al azar o tocarla. llevarla al borde del orgasmo varias veces y luego negárselo. Era todo lo que había soñado. forzando sus brazos por encima de su cabeza para poder fijar sus muñecas a la alfombra. El Club de las Excomulgadas Le dolía. Los ojos de Marika buscaron a Xanthus. Por favor. —Por favor. Las lágrimas se escaparon. déjame correrme —susurró—. sólo para ser detenida. alma y corazón reconociendo la importancia de que tanto Xanthus como Tallis estuvieran con ella. y luego marchándose a casa con Tallis. levantando su boca de la de ella. Suya. Pero no lo haría. No le culparía si la hiciera sufrir por todas las veces que había salido con él. dulce y sumisa. lloró en la boca de Tallis cuando la lengua de Xanthus lamió un pezón endurecido antes de tomarlo entre sus labios. Sabía que tenía que castigarla. maravillosamente femenina. 121 . apretando y tirando con el implacable ritmo al que Xanthus se amamantaba. suplicando su perdón y su comprensión.Reclamación Drui . y dispuesta a compartirse. No podía. —Pregunta a tu otro compañero —dijo Tallis. y luego con sus dientes. Haré lo que quieras después.Serie Vínculos Sobrenaturales IV propia mano. Los dedos de Tallis encontraron su otro pezón. La palabra era un cántico constante en su mente. el cuerpo. intentando encontrar el alivio con su Jory Strong . —Por favor —susurró. El hambre que la agarraba era peor que cualquier cosa que jamás hubiera experimentado. rogando para que él tomara lo que le pertenecía. Dolía. —No —gruñó Tallis. Gritada desde cada célula mientras se retorcía y enroscaba. Sollozó. Xanthus fue incapaz de resistirse a ella.

Había estado obsesionado con pensamientos de ello desde que la había inclinado sobre el mostrador de Inner Magick. lamiendo y chupando sus pezones oscuros antes de explorar su ombligo con su lengua. Fuego blanco quemaba a lo largo de su columna con el ascenso fantasma de las crestas del dragón que tenía en su forma original. descubriendo sólo piel lisa cuando deslizó su mano bajo la cinturilla de sus bragas. Amenazó su control de modo que durante largos Jory Strong . sintiendo una profunda satisfacción primitiva en la forma en que ella sabía a la semilla del dragón y a Tallis. con el primer apretón de su vagina sobre su lengua. Las palmas de Xanthus se deslizaron por sus muslos. Le excitó tener a otro varón dominando las muñecas de ella. Tendría suerte si no se corría con el primer sabor de ella. sobre la excitación resbaladiza y carne temblorosa. de tener a otro hombre atestiguando su reclamación y oyendo sus gemidos y gritos. Ella se estremeció. Quería revelarse a sí mismo. en su forma dragón casi le deshicieron. levantó sus caderas en un esfuerzo por acelerar que llegara entre sus muslos. tenerla aceptando al dragón y al hombre. Ninguna fantasía se podría comparar con la realidad de su piel suave como pétalos y los labios de su coño cubiertos de rocío. Xanthus dejó su boca y besó un camino abajo. Mordió la piel suave de su abdomen en advertencia. Amarla era una tortura. Imágenes de hacerlo.Reclamación Drui . comiéndose su coño desnudo con sus ojos. para tomarla como ambos. cubriéndola y empujando en su calor húmedo. Xanthus gruñó y le sostuvo sus muslos abiertos. separados. Su olor y calor le inundó. 122 .Serie Vínculos Sobrenaturales IV momentos se arrimó y acarició su vientre mientras luchaba para mantener su forma humana. El Club de las Excomulgadas Se inclinó abajo y reclamó sus labios. Rápidos pulsos duros a través de su polla hicieron que sus caderas se sacudieran. advirtiéndole que estaría reducido a follar el aire si no montaba a Marika pronto.

En el reino dragón su guarida estaba llena de gemas que formaban una cama brillante. Sus gritos pelaron la chapa fina de ser un hombre civilizado que llevaba en el reino humano. y luego una tercera. Memorizó cada curva y pliegue. la necesidad de probar y reclamar. sus miembros laxos. inhalándola. chupar y besar. por su belleza.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus se inclinó hacia adelante. y su cuerpo aparentemente deshuesado. insistiendo que se corriera por segunda vez. se grabó la imagen de su delicado clítoris con su diminuta cabeza expuesta en su mente. fascinado por su calidez y sus lisas superficies. Su necesidad de follarla en suspenso por el exquisito placer que experimentaba al poder hacerle el amor de cualquier manera que deseara. Jory Strong . y finalmente empujar su lengua en su canal una y otra vez mientras se retorcía violentamente. acariciándola con la nariz. Su saco colgaba pesado y lleno bajo una polla que le dolía. Sus manos enmarcaron su montículo. apenas reconociendo su propia voz. Sólo quedó el deseo. El hambre le clavaba las garras en su vientre y pecho. presionando los labios a su coño e inmediatamente perdiéndose en la sensación. Podía yacer sobre ellas durante horas en su forma original. imprimiéndola en cada célula de su ser.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas —Todo en ti es hermoso —dijo. amenazando con eliminar la ilusión humana y dejar al dragón libre. Pero palidecían en comparación 123 . Incluso entonces Xanthus se quedó entre sus muslos. Su naturaleza primaria sólo se suavizaría cuando estuviera completamente saciada. Todo el pensamiento lo dejó. Sus pulgares acariciaron sus labios aumentados y la carne femenina que relucía entre los labios de su coño oscurecidos por su toque. junto a sus dos compañeros. corriéndose en el suelo. su abertura teniendo espasmos en invitación y necesidad. El sonido de su placer le venció. El instinto del dragón lo dominó.

inclinando sus caderas para tentarlo con su raja.Reclamación Drui . disfrutando de ella. por favor.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Marika. —Tómala ahora o lo haré yo. Eran baratijas sin valor contra el tesoro inestimable de una compañera. los gruesos anillos debajo de la cabeza de su pene haciendo a Marika jadear y gritar. Una sola palabra. la bestia contenida. 124 . El movimiento apartó su cara del coño de Marika. el rugido silencioso del dragón retumbó a través de Xanthus. un desafío de Tallis. encontrando su desafío y ofreciéndole el suyo. especialmente esta. Xanthus reaccionó sin pensar. estimulándola y dándole placer de una forma que ningún hombre humano podría. A pesar de saber y aceptar que la compartiría con otro hombre. fóllame. colocándola de nuevo de forma que estuviera sobre sus manos y rodillas. El Club de las Excomulgadas con Marika. Presionó su pene en su entrada. metiéndolo hasta el fondo. Su brazo se enroscó alrededor de la cintura de Jory Strong . repetida con cada latido del corazón. ¡Mía! Xanthus sostuvo la mirada de Tallis. finalmente siendo capaz de que la magia que ocultaba las crestas se desvaneciera. Xanthus se hubiera quedado más tiempo entre sus muslos. La lujuria pasó por él cuando se colocó sobre sus codos. Xanthus. Le emocionó ver los dedos de Marika apretándose en la alfombra. las crestas fantasmas llameando a lo largo de su columna cuando fue recibido con un gruñido. Que se meciera hacia atrás y adelante sobre su polla. por oírla decir: —Por favor. Comenzó a empujar. fácilmente levantándola y girándola.

apretando su agarre sobre sí mismo para evitar correrse cuando Xanthus mordió el hombro de Marika y las caderas del dragón se movieron en una carrera frenética hacia el orgasmo. En aquellos días había sido sostenido a un único lugar por la inclinación genética. Sintió las runas en su collar trenzado alrededor de su cuello y la chispa con el fuego del dragón. construyendo y disipándose en un mundo que había perdido mucho cuando los dragones. que Tallis luchaba para recordar por qué había dudado de lo correcto que era Xanthus como segundo compañero. atrapado en un vasto territorio. La magia del dragón fluyendo en Tallis y Jory Strong . Perfecto. su fuerza en un flujo y reflujo cuando la magia natural se movía de un lugar a otro. Por primera vez desde que le 125 . preguntándose. un potente cóctel impulsado por la lujuria. disfrutando de las feromonas. Tallis rara vez pensaba en el tiempo en que había sido un Sjen puro. si accidentalmente. Se acarició la polla. del calor del dragón y de la lujuria. Era tan perfecto. la del dragón y del Drui. Cerró los ojos y se sumergió en la energía del dragón. Se tocó el collar que no sólo ocultaba sus naturaleza de otros sino que también lo mantenía anclado a Marika. El aire viró a azul oscuro con vetas de color escarlata y plata. Su ronroneo se hizo más profundo y su polla palpitó contra su palma cuando la magia se vertió en él.Serie Vínculos Sobrenaturales IV haciéndole más fuerte. Lentamente. El Club de las Excomulgadas Capítulo Diez Tallis ronroneó. Los colores del dragón. sin duda emitiendo un resplandor y sirviendo para disipar los temores que Xanthus debería tener de repente. los elfos y los más potentes fey se habían ido. se había revelado a sí mismo como alguien sobrenatural al llegar al orgasmo. Xanthus perdiendo un pedazo del control en el instante que su semilla se vertió en Marika por primera vez.Reclamación Drui .

Creía que había ganado el desafío masculino tácito entre ellos. Deja que Xanthus sintiera que ella temblaba de necesidad. Su mundo era Marika. pero luego decidió otra cosa. Pero no tuvo la tentación de hacerlo. Deja a Xanthus saber íntimamente a fondo. Sus manos fueron a su pelo. la arrogancia y la posesividad del dragón en su mirada mientras su cuerpo permanecía enroscado sobre Marika. pero todavía joven. chupándolo antes de tomar su polla entre sus labios. más que humana. —Abre los ojos —le dijo. su polla sin duda todavía en su interior. sus piernas separadas para que su saco colgara libre donde ella pudiera presionarle besos. No la tuvo que mandar. era más de lo que habría sido de otra manera. Era Drui. su corazón ablandándose en lo que leyó en su cara cuando le obedeció. complaciendo a Marika más allá de lo que Tallis podría hacer con ella. Tallis abrió los ojos para encontrar a Xanthus mirándolo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV El reto para que Tallis demostrara lo contrario irradiaba de Xanthus junto con las olas de calor y las feromonas. Se puso en cuclillas delante de ella. Tendrían que permitirle que descansara un rato después de que la tomara. Abrió la boca para decirle que se retirara de Marika. y no quería ningún otro. exponiendo sus dientes algo más que cualquier otra cosa. Jory Strong . Vio su necesidad. ningún rival para un Sjen maduro o un dragón. Tallis sonrió. El Club de las Excomulgadas salvó la vida. Le conocía de la misma forma que él la conocía. 126 . su cara por instinto arrimándose a su palma. Gracias a ella. hasta qué punto Marika anhelaba a otro varón. sabía que lo podría quitar sin el riesgo de desvanecerse en el olvido.Reclamación Drui .

era completamente sumisa. Podría haberse corrido fácilmente. —Tómame en tu boca —dijo Tallis. Adoró su polla como le había enseñado a hacer. Los gemidos femeninos sonaron cuando frotó su lengua sobre los globos aumentados de sus testículos. sorbiéndolos hasta que sus nalgas se apretaron. Sabiendo que cuando saliera de su boca y se colocara detrás de ella. 127 . Había demostrado su punto al dragón. estaría duro de nuevo. y no el dragón el que la montara hasta que llegara el orgasmo. Le sorbió. lengua y garganta cuando trabajaron a la vez para servir a su placer. Y folló su boca. Quiso correrse. jugaría sus ardides sutiles. El Club de las Excomulgadas Labios suaves rozaron contra su saco. Quiso que Xanthus atestiguara su control sobre ella. preparado para castigarla si le desobedecía. Pensó con mucha ilusión en ello. los desafiaría a que demostraran que la podrían dominar realmente. Pero no lo hizo. Se follaba en el pene de Xanthus pero a Tallis no le importaba. Al final sería él. su lengua azotándole. esforzando los músculos de sus muslos. Tallis apretó los dedos en su pelo y ella concentró su atención en su polla. experimentando la felicidad de sus labios.Reclamación Drui . En atención a ella se impidió ceder a su propio deseo. Jory Strong . aunque no dudaba que después de que descansara un rato.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Gimió y se mantuvo estable cuando ella se movió para juguetear con la cabeza expuesta de su pene. Le tomó. contaba con ello. supiera cómo dé a fondo él y Marika estaban unidos. atormentando el lugar donde las espinas estaban planas. Era casi insoportable teniendo sus labios en su eje.

Xanthus rodó lejos de ella. aunque Tallis sabía que las runas en su cuello impedirían a Xanthus adivinar su naturaleza verdadera. vio como Xanthus se levantaba. su cara una máscara de gruñidos de necesidad masculina. su alma. Se corrió con violentos estremecimientos. su pene duro. Marika suspiró y se giró en los brazos de Tallis. mojado. Su control se rompió. sería sólo gracias a ella. Tallis la cubrió. como hizo la forma en que 128 . y siguió empujando.Reclamación Drui . el dolor y el placer mezclándose cuando agarró su polla como un torno de banco. Con los ojos entrecerrados. Todo lo que importaba era estar sepultado en su calor. Y mientras él y Xanthus pudieran convertirse en amantes. Cuando sus testículos estuvieron vacíos de semen.Serie Vínculos Sobrenaturales IV ambos. Lo único que le importaba era estar con ella. su corazón. llevando a Marika con él para que pudiera descansar. Empujó duro y profundo. El Club de las Excomulgadas Tallis salió de la boca de Marika. su polla palpitando en violenta protesta cuando ella gimió por su abandono. Las espinas en su pene descendieron. su saco ya no apretado por la presión de aparearse. Tallis estaba más allá de probar su punto o contestar al desafío masculino. reforzando su reclamación. no fue capaz de detener los sonidos felinos que salieron de su garganta. rastrillando sobre sus músculos interiores y haciendo que ella gritara cuando su orgasmo se cerró de golpe. Ella era su mundo. al igual que Xanthus no había sido capaz de ocultar su brillo de dragón. haciendo que siseara por la pérdida de su coño. y tan cerca como fuera posible. Sus movimientos se hicieron más frenéticos. Tallis se desplomó a un lado. Su sonrisa y risa suave lo aplacaron. sintió su aprobación. un ahondamiento del vínculo que estaban formando cuando el dragón rellenó la bañera hundida. Palabras de amor y deseo cayeron de sus labios y no le importaba tener oyentes. y sólo porque ella era todo para Jory Strong .

y su polla sobresaliendo. Se giró y levantó una ceja en una pregunta silenciosa antes de entrar en la bañera y cortar el agua. La lujuria rugió a través de él. con los ojos brillantes de felicidad antes de que los cerrara de nuevo y se acurrucara contra él con satisfacción. ella fácilmente adivinó la naturaleza de sus pensamientos. Sabía que la idea de verle con otro hombre la excitaba. Su ronroneo sordo se hizo más profundo cuando frotó su mejilla contra su pelo. cuando la mano de Xanthus se deslizó bajo el agua a su propio pene endurecido. Tallis se endureció cuando él se sacudió el pelo rubio plateado y empezó a trenzarlo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV destacando su musculoso pecho y tenso abdomen. Tallis miró como Xanthus reunía toallas y las colocaba cerca de la bañera. Tallis se levantó con Marika en sus brazos y se acercó a la bañera. Los movimientos eran seguros. parpadeando a lo largo de sus terminaciones nerviosas como el fuego del dragón. Tallis se puso más excitado cuanto más miraba a Xanthus. la posición de los brazos Jory Strong . Con su erección presionada en su vientre. un gesto afectuoso que se había vuelto instintivo cuando se había fusionado su naturaleza a la del gato. luego fue a un armario para coger un paquete con una esponja de baño que abrió y tiró a la bañera que se llenaba rápidamente antes de abrir un cajón y recuperar un lazo para su pelo. pero perdió cuando sintió la sonrisa de Marika contra su pecho. El Club de las Excomulgadas ella le dio un beso en los labios. Luchó por no comenzar a ronronear en previsión de la lucha con Xanthus por la posición dominante.Reclamación Drui . 129 . sus testículos pesados y su polla exhibiéndose orgullosamente. el dragón aparentemente muy familiarizado con su entorno y muy a gusto con su desnudez. Los brazos de Xanthus cayeron a sus lados cuando terminó de trenzarse el pelo.

En reconocimiento de que su batalla sensual comenzaría una vez que Marika fuera atendida. quien es el co-propietario del Drake’s Lair junto a Pierce. sumergiéndose en su belleza. Arqueó su espalda cuando magrearon sus pechos.Reclamación Drui . así como en la forma tierna que cuidaban de ella. en compañía de su dueño anterior y puramente para fines comerciales —Xanthus se rió—. —Has estado antes en el Sweet Surrender —dijo Tallis mientras se deslizaba en el agua con Marika y la colocaba entre ellos. —¿También juegas al póker? —Sólo con lo que me puedo dar el lujo de perder.Serie Vínculos Sobrenaturales IV sobrecargadas de tesoros. Él perdió al póker esa noche también si no recuerdo mal. Debería estar completamente agotada. Estaban perfectamente emparejados en físico. Marika sonrió abiertamente. —Creo que voy a manteneros a los dos —murmuró. recordando Drake’s Lair y las mesas de juego Jory Strong . 130 . La mano de Xanthus bajó para ahuecar su montículo. En cambio su cuerpo vibraba con el placer. sus fuerzas volviendo y cualquier dolor desvaneciéndose con el agua caliente y las caricias jabonosas. —El resultado nunca estuvo en duda —dijo. Marika sintió el pulso fuerte del latido de su corazón entre sus muslos cuando comenzaron a bañarla. y rara vez con Pierce o el primo de Severn. cuando su mano presionó sobre su clítoris. Tallis enjabonó sus manos. dignos de lujuria en cualquier medida. Sus caderas se levantaron de un fuerte tirón. En desafío y promesa. Sobre todo la suya. El Club de las Excomulgadas Sus ojos se encontraron y se sostuvieron. Xanthus enjabonó la esponja. —Sí. Tielo. desmayada por toda la atención que le habían dado y las demandas sexuales que le habían hecho.

sintió que sus mejillas enrojecían con el pensamiento de Xanthus atestiguando cualquier castigo que Tallis deseara.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —No he olvidado tu castigo por tus acciones —dijo. La esponja se deslizó hacia abajo por su espalda. Echó un vistazo cauteloso a Tallis. Dijo: —Nunca creí que estuviera agradecido a la madre de Severn. su palpitación contra su palma sirviendo de testimonio a cómo la amenaza de Tallis la puso tan excitada. Gimió suavemente cuando Xanthus aplicó más presión en su clítoris. Jory Strong . 131 . Marika bajó sus pestañas. sabiendo cómo de cerca había estado a terminar con un compañero elegido por él. haciendo una mueca ante la perspectiva de tenerla apareciendo por Inner Magick con sus mortales guardaespaldas y pensando en Sophie cargando con el viejo dragón como su suegra. sus pensamientos viajando por el mismo camino que los suyos. Los dedos de Xanthus se deslizaron en su canal. Si el dragón guardián hubiera estado escondido en vez de casualmente acomodado en una tumbona fuera de la puerta de su piso… Si no hubiera actuado rápidamente para confinar a Tallis… Los ojos de Tallis se estrecharon y su expresión envió un escalofrío de miedo erótico a través de ella.Reclamación Drui . Xanthus se rió entre dientes. pero por una vez su arrogancia ha sido útil para un bien mayor. pero alcanzando un destino diferente. El Club de las Excomulgadas Marika se mordió su labio inferior para no contradecirle. —¿Se irá a casa ahora que el Cáliz de Enos ha sido recuperado? —preguntó Marika. cerrando sus ojos y dedicándose a las sensaciones cuando continuaron bañándola. —Me alegro de que la madre de Severn apareciera hoy por Inner Magick — dijo.

y luego volvió su atención a Xanthus. alma y cuerpo ya le pertenecían a él. preguntándose si Sophie sabía aún la verdadera naturaleza de Severn. —Bien —dijo Marika. y si ella estuviera ahora mismo en el reino del dragón. —¿Te quedarás con él? Xanthus se encogió de hombros despreocupadamente. 132 .Reclamación Drui . pero no importaba. Marika abrió sus ojos y volvió su cabeza ligeramente. Sería mucho más fácil si pudieran discutir las cosas abiertamente. Tallis se lo negó con una sutil sacudida de su cabeza. Sería su compañero. El Club de las Excomulgadas —Sospecho que ya está haciendo planes para irse. Lo sabía con tanta seguridad como sabía que Tallis siempre estaría con ella. Severn es su único heredero. Todo en él se sentía correcto para ella. Marika deseó poder preguntárselo a Xanthus. pero su expresión cuidadosamente neutral desmentía el gesto.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Ella y Xanthus no estaban aún apareados. Encontrará más fácil evitar hacerlo enfadar volviendo a su casa. Sin duda. —¿Cómo es que llegaste a trabajar para Severn Damek? —Quería ver el mundo y Severn me ofreció la oportunidad de hacerlo. Jory Strong . Él no tolerará su presencia si no acepta total y graciosamente a Sophie como su elección de compañera. la idea de perder el acceso a sus futuros nietos ahora está pesando mucho en su mente. Marika se mordió el labio inferior. Su corazón. pidiéndole que la liberara de su promesa de dejar que fuera él quién decidiera cuando se revelarían. suplicando en silencio a Tallis.

Xanthus se inclinó y rozó sus labios sobre los de ella. incluso un cautivo Drui. En este momento. Ha planteado un desafío delante de todos los hombres que él reconoce como parte de su linaje. —Un pariente lejano sin heredero. El Club de las Excomulgadas —Tengo una obligación con mi familia. esta vez silenciosamente suplicando a Xanthus que no le pidiera dejarla. Un compañero Drui. diciendo la verdad de corazón. bien podría convertir a Xanthus en un heredero. —No lo hago —susurró. pero sus palabras hicieron que los colores de su aura se profundizaran y se arremolinaran en patrones feroces. Podía adivinar la naturaleza del desafío creado por el antepasado de Xanthus. Nunca dudes de ello. 133 . Jory Strong . El que resulte lo suficientemente digno será nombrado su heredero. —No sería mi primera opción. Sus palabras inundaron a Marika de pavor. ¿Tú y Marika sois felices aquí? —Esta es mi casa —dijo Marika.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Ella raramente notaba los puntos rojos y anaranjados de la energía del dragón en el tiempo en que había tratado con él. suave a pesar de la oleada salvaje de sus emociones subyacentes. Su cara era igualmente neutra. Miró a Tallis.Reclamación Drui . —Tu felicidad es importante para mí. aunque el miedo por el futuro residía allí también. La tensión se enrolló en el estómago de Marika en una dura bola. Los dragones valoraban los tesoros por encima de todo lo demás. —¿Obligaciones que requerirán que vivas en otra parte? —preguntó Tallis. no puedo predecir cómo se desarrollará. —¿Qué tipo de obligaciones están sobre ti con respecto a tu familia? — preguntó Tallis.

su gruñido un sonido caliente que vibró contra su oído. Confiaba en Xanthus. Confiaba en Tallis. se hizo más fuerte cuando el miedo se entrelazó con la preocupación de lo que pasaría si Xanthus y Tallis entraran en una lucha verdadera. Él se inclinó adelante.Reclamación Drui . Su mano se unió a la suya. —La mantendré. Tallis luchó contra ella. no la batalla sensual de castigo a la que estaba segura que Tallis entraría con ella. Xanthus cedió fácilmente. Era cobarde no querer pensar en el futuro. Pero creía que encontrarían una manera de superar cualquier obstáculo para estar juntos. Acarició sus testículos. —¿Tu promesa? Ella frotó su mejilla contra la de él y le dio la única respuesta que podría. La otra hizo lo mismo a Xanthus. cubriéndola e impulsándola de arriba a abajo por su eje. Mañana por la mañana se despertaría como compañera de un dragón. agarró su muñeca y la sostuvo presa aunque no la forzara lejos de su pene. antes de capturar sus pollas. o incapacitar a Xanthus y llevársela. 134 . pero ella sabía que él estaba considerando qué camino tomar. entrar al reino del dragón. Marika sabía eso. afirmada en todos los modos posibles excepto en del último paso. El nudo en su estómago se apretó. Jory Strong . si era mejor seguir y protegerla formando alianzas. El Club de las Excomulgadas Echó un vistazo a Tallis. Marika se movió y giró para afrontar a Tallis y Xanthus. Su cara no regalaba nada. queriendo distraerlos de los pensamientos de futuro y atrapándolos en el presente. Una mano se deslizó por el musculoso muslo de Tallis.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Nada de lo dicho cambiaría el curso de la noche.

Se arrodilló entre sus muslos abiertos. Le dejó que sorbiera su lengua en su boca mientras su manos apretaban sus pollas. besando a Xanthus porque no la conocía lo suficiente todavía para reconocer el juego que quería jugar. mezclando el dolor y el placer como él le 135 .Serie Vínculos Sobrenaturales IV Y eran suyos. Sólo la necesidad de aire la hizo liberarle. e imitó a Xanthus cubriendo su mano con la suya. Protectores. poniéndose tan cerca de ellos como pudiera estar. Tallis le soltó la muñeca. tan embriagadoramente sensuales. Profundizó el beso. Si hubiera tenido una forma gato habría ronroneado de satisfacción.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas El gruñido se convirtió en un suave ronroneo. llamando su atención hacia él. Eran tan increíblemente hermosos. Eran la perfección masculina. así que se sentaron uno junto al oro. Marika usó sus manos en sus penes para impulsarlos más cerca el uno del otro. controlando su movimiento arriba y abajo por su pene endurecido. Sus ojos fueron al collar alrededor del cuello de Tallis y sonrió perversamente cuando pensó en hacer uno similar para que Xanthus llevara. aunque no lo suficiente para esconder su calor salvaje. —¿En qué piensas? —preguntó Xanthus. Sus pollas palpitaban contra sus palmas. Jory Strong . su lengua sostenida como rehén en su boca mientras ella lo chupaba al mismo ritmo lento que trabajaba sus pollas. y sin embargo capaces de ternura. Sus ojos estaban entrecerrados. Ella se tragó su gemido. Lisonjeando y seduciendo hasta que temblara ligeramente. Dejó que jugara su juego. Sus expresiones hicieron que la lujuria bailara en su vientre como una llama erótica. dominantes. antes de poder inclinarse hacia adelante. Se volvió a Tallis.

Lo había visto de repente cruzando por sus caras. Enviando rayos de calor blanco a su clítoris por lo que gimió y se meció contra sus muslos. nunca había imaginado lo que el delgado borde entre el dolor y el placer podría ser. o cuánto disfrutaría pasear por él. —Dejadme veros juntos —dijo ella. Dedos masculinos apretaron sus pezones. dejando al descubierto su cuello en señal de sumisión. al igual que Xanthus. Antes de Tallis. buscando las ranuras por donde el semen haría erupción. Marika abandonó la lengua de Tallis y se alejó. Ella arqueó la espalda cuando sus dedos se cerraron sobre sus pezones en reacción a sus palabras y a sus bromas. rodeando. acariciando con sus pulgares. Pero ella había sentido el latido fuerte de la lujuria pasando por sus ejes. en busca de una 136 . jugar algún tipo de juego alisaba el camino… Le dio a cada uno otro beso. frotó sus pulgares sobre las cabezas de sus pollas y sintió la emoción del poder femenino cuando sus caderas se sacudieron y sus respiraciones cambiaron. El Club de las Excomulgadas había enseñado a hacer por lo que la lujuria subió hacia la violencia. el primer instinto de varones dominantes. Al igual que ella no siempre quería un amante dominante. las longitudes de sus pollas armonizando de forma que cabeza sedosa tocaba cabeza sedosa. Jory Strong . Pero él infringió su propio castigo. No todo el tiempo. esta vez más agresivo que el primero. cada vez más excitados por ello. Sabía que estaban probándose el uno al otro en ella.Reclamación Drui . Sus cuerpos se movieron sutilmente el uno hacia el otro.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Quiero veros juntos —dijo. Pero otras veces cuando el estado de ánimo era el apropiado. Se echaron hacia atrás. De alguna manera se las arregló para resistir la tentación de cerrar los ojos e inclinar la cabeza hacia atrás. luchando por mantener el control del juego. Y ahora el deseo ardía en sus ojos.

lo anticipaba. su posesión. La satisfacción alimentó su lujuria cuando tanto sus ojos como los de Xanthus inmediatamente se centraron en la dura y gruesa longitud de su pene. se tratarían más adelante.Reclamación Drui . pensó Tallis. si no lo estaba ya. imaginó la violencia erótica contenida en la escena agitando el instinto del dragón para establecer el dominio en lucha por la posesión de un compañero. El corazón de Xanthus llegaría a estar igualmente atrapado por ella. los labios de su coño rellenos de un calor palpitante.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Pequeña manipuladora. No se sorprendió cuando su mano le siguió. El primer encuentro sexual con Xanthus comenzaría como una lucha. La naturaleza dragón de Xanthus no permitiría nada más. El Club de las Excomulgadas salida. poniéndose de pie. Había llegado el momento. —¿Todavía crees que debería ser castigada? —le preguntó a Tallis. Marika bajó las pestañas. le dejó más que dispuesto a ser manipulado por ella. separándose aún más cuando fantaseó sobre Xanthus viendo como Tallis la disciplinaba. Tallis ansiaba conocer el toque del otro hombre otra vez. ya adivinando cual sería el catalizador para su pérdida de control. Ella era su premio. sus dedos todavía cerrados con fuerza alrededor de su polla. Su mundo y su futuro. Todas las complicaciones porque Xanthus era dragón. pero la ardiente necesidad que permaneció luego del primer toque de su polla a la de Xanthus. La excitación salió por la raja de la cabeza de su polla al pensar en la lucha libre por la supremacía mientras Marika miraba. Pero hasta que Tallis tuviera una posibilidad de formar alianzas con uno 137 . Jory Strong . una batalla por la dominación sexual. —Sí —dijo. Tallis lo esperaba. una vía de escape como un fuego listo para romper las barreras que lo mantenían contenido y domado.

El Club de las Excomulgadas
o varios de los príncipes dragones con el fin de asegurar que Marika permaneciera
en el mundo humano, no tenía la intención de revelar la herencia Drui de ella, o su
propia naturaleza Sjen. Independientemente de los sentimientos de Xanthus, estaba
restringido por las leyes dragón y por las obligaciones familiares. Sería un error
olvidarlo.

—La maleta está en cubierta —dijo Tallis, rodeando su muñeca y tirando
suavemente.

Sintió una primitiva satisfacción cuando liberó el pene de Xanthus a favor de
obedecer la silenciosa orden suya de estar de pie, cuando se sonrojó al darse cuenta

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
de que tenía la intención de castigarla en cubierta, donde existía la posibilidad de
que cualquiera pudiera aventurarse por la cala y ser testigo de ello.

Alcanzó una toalla, pero él la detuvo. El aire caliente de la noche la secaría,
y hasta entonces, su piel húmeda brillaría bajo la luz de la luna.

Adoraba follarla bajo el cielo estrellado. Adoraba el modo que la brisa
recogía sus gritos de placer y los llevaba en la noche.

Xanthus estuvo de pie, la tensión y anticipación irradiando de él. Los siguió
ya que Tallis dirigió a Marika fuera del camarote.

La funda de almohada descartada estaba al lado de la maleta, sirviendo de
recordatorio de la indignidad que Tallis había sufrido y la razón para castigarla.
Durante un momento pensó en utilizarla para atar sus muñecas o vendarle los ojos,
pero luego se decidió en contra de eso. No sabía cómo reaccionaría el dragón al
verla castigada, no sabía cómo de peligrosa su lucha por el domino se haría antes de
que se resolviera. Quería que ella estuviera segura, y más allá de eso, quería que ella
fuera testigo de lo que pasara entre él y Xanthus.

—Abre la maleta, Marika —le dijo Tallis.

138

El Club de las Excomulgadas
Ella se arrodilló ante él, desnuda, la misma imagen de sumisión. Todo en
ella hablaba a la naturaleza primitiva del hombre y de la bestia igualmente,
disparando instintos de protección, así como de posesividad.

Era todo lo que Tallis podía hacer para no caer sobre ella en la cubierta y
montarla. Habían sido amantes durante años y todavía probaba su control, lo ponía
hambriento.

Él extendió las piernas, apenas conteniendo un gemido ante la pesada
sensación de sus testículos colgando bajo su polla. Cruzó los brazos sobre el pecho,
la postura de un amo sobre un esclavo.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
El olor de su excitación lo atormentaba. Como lo hizo ver su leve temblor, el
color añadido de sus mejillas cuando la maleta fue abierta para revelar los artículos
que había metido allí para que Xanthus las viera: restricciones, lubricantes y aceites
para el cuerpo, el flogger.

139

El Club de las Excomulgadas

Capítulo Once
Xanthus apretó su mandíbula para impedir que cualquier sonido escaparse.
No sabía cuánto más podría estar de pie antes de que toda pretensión de ser
humano desapareciera. Había durado más de lo que creía posible.

Sus dedos se cerraron en puños a sus costados cuando Marika recogió el
flogger y tímidamente se lo entregó a Tallis. Ella era tan delicada, tan hermosa.
Xanthus no estaba seguro de que fuera capaz de tolerar que su piel enrojeciera.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Se puso en cuclillas a su lado, su olor era lo suficiente para tranquilizarlo,
pero él quería oír las palabras.

—¿Quieres esto?

Marika se estremeció, manteniendo sus ojos fijos hacia abajo, su postura
moviendo su necesidad de proteger y poseer pese a que el calor y el olor que la
rodeaban se intensificaron, haciéndole querer montarla y aparearse con ella. Ella
comenzó a mirar a Tallis, como si necesitara permiso para hablar, y el gesto
inflamó a Xanthus aún más.

—Respóndeme —gruñó— o Tallis no será el único que te castigue esta
noche.

—Sí —susurró, tan suave, tan sumisa que Xanthus supo que era una maestra
en este juego, uno que lo mantendría esclavizado de por vida, ofreciéndole la
oportunidad de dominarla de esta manera.

Él se puso de pie, las crestas duras debajo de la cabeza de su polla palpitando
cuando ella se levantó elegantemente y se dio la vuelta, colocando sus manos en la
pared al lado de la puerta del camarote, invitando al castigo.

140

El Club de las Excomulgadas
Por un momento su atención se centró en los otros artículos de la maleta.
Un jadeo se le escapó al pensar en Marika atada en la cama, manteniéndola abierta
e indefensa por completo.

Los espolones ocultos en sus muñecas vibraron. Pero sabía que podía resistir
el impulso de rastrillarlos sobre su piel si estuviera atada. Podría alargar su
apareamiento. Haciéndolo durar, si ella no le tocaba y si Tallis estuviera
inconsciente por el suero.

Se encontró con la mirada de Tallis, entendiendo que esto era juego previo,
no sólo entre Marika y Tallis, sino entre Tallis y él.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
—¿Cuántos latigazos le darás?

—Tantos como sean necesarios.

La respuesta hizo que los labios de Xanthus se retiraran en un gruñido.

—Ya no eres el único juez en esto.

Los ojos de Tallis destellaron en un desafío a la luz de la luna.

—Eso debe determinarse aún entre nosotros.

Xanthus se preparó cuando el brazo de Tallis se levantó. El fuego del dragón
le llenó cuando Marika gimió cuando Tallis la golpeó, un sonido ronco que hizo
que la lujuria subiera a través de Xanthus.

Tallis y Marika eran hermosos juntos, su respuestas el uno al otro parejas,
eróticas para presenciarlas. La mano de Xanthus fue a su polla, trabajándola con
cada golpe del flogger.

El hambre subió mirando el juego de los músculos de Tallis, viendo la capa
fina de sudor en su piel por sus esfuerzos, escuchando los quejidos de Marika de
una sumisión sin límites. Con cada golpe, el control de Xanthus bajaba aún más
hasta que la magia que ocultaba su forma verdadera amenazó con consumirse.

141

rodando. sólo el saber que era el amante de Marika. Sus muñecas cosquilleaban. el roce de un pene endurecido o de sus suaves testículos como piel de ante contra sus costados. los dedos y las manos buscando adquirir. pero su suficiente. la batalla territorial dando paso a una carnal. Pero despacio se dio cuenta del olor de Tallis. depredadora. El calor entre ellos subió. El flogger cayó a la cubierta cuando Tallis se giró hacia él con gracia ágil. espalda. para contestar a las preguntas sobre su propia sexualidad. lo excitada que estaba ante la perspectiva de atestiguar a uno de ellos follando al otro. sabiendo que estaba a punto de perder cualquier pretensión de ser humano. hizo que Xanthus se volviera despiadado. salvo el del dragón. La piel se tocó. cada roce de carne contra carne alimentando un hambre que Xanthus nunca había experimentado antes de encontrar a Tallis. ningún instinto además de ganar la lucha por el dominio. sus cuerpos esforzándose. y se encontró con su ataque. 142 . Su pene estaba resbaladizo. Había necesitado un solo vistazo a Tallis. sus testículos hinchados y apretados. Jory Strong . sus muslos. cuando se enfrentaban y luchaban cuerpo a cuerpo. saber cuánto le gustó verlos juntos. la sensación del sudor y el baño haciendo que fuera resbaladizo el toque de piel contra piel. Su polla. decidido a ser el vencedor.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Al principio no hubo ningún pensamiento.Reclamación Drui . Tallis levantó su brazo para seguir su castigo. Los músculos se tensaron. La sensación de sus ojos en ellos. en vez de retirarse. los espolones listos para bajar y rastrillarlos a través del pecho de Tallis en una primitiva reclamación. Un gruñido fue la única advertencia que Xanthus le dio. El Club de las Excomulgadas —Es suficiente —dijo Xanthus. Cada toque. —No eres tú quién tiene que decidirlo. La presencia de Marika lo hizo más emocionante. enroscándose.

Su mirada pasó de la musculosa espalda y piel bronceada que tenía delante a Marika.Serie Vínculos Sobrenaturales IV reconociendo verbalmente su rendición. A Xanthus no le importaba. El flogger descansaba a sus pies. y se lo pusiera sobre su pene y en la roseta del ano de Tallis. Se obligó a alejar sus ojos de ella. combinando el placer y el dolor cuando lo forzó sobre sus rodillas y antebrazos. lo agarró. Xanthus deseó a otro hombre como nunca lo había hecho antes. El endurecimiento de sus testículos y el fuego que pasó por su columna le advirtió contra ello. La lujuria era un rugido en la mente de Xanthus una fuerza que podría haberle hecho caer de rodillas si ya no hubiera estado sobre ellas. los delicados dedos resbaladizos mientras jugueteaba con su clítoris y los empujaba en su raja. —Ríndete —refunfuñó Xanthus. el aceite corporal y el lubricante. Su mano apretó la polla de Tallis. un recordatorio de las restricciones que tenía la intención de usar en ella. La maleta estaba abierta al alcance de su mano. 143 . El fuego ardía en sus venas cuando las caderas del hombre se sacudieron y abrió los muslos. Xanthus encontró el pene de Tallis.Reclamación Drui . Estaba apoyada contra la pared del camarote. cediendo aunque no Jory Strong . Su relación con Tallis estaba lejos de definirse pero ya que su erección presionaba contra las nalgas masculinas y Tallis no luchó con él. Por una fracción de segundo consideró en hacer que Marika le trajera el lubricante. No insistió en oír las palabras porque este juego carnal se jugaría repetidas veces y no siempre sería el vencedor. El Club de las Excomulgadas Con una brutal precisión. su mano entre sus muslos. Podía sentir que la polla de Tallis palpitaba contra su palma. sacudiéndose mientras se ponía más mojada por tener a otro hombre agarrándolo.

pero no fue necesario. disfrutaría en hacerla una parte de la subyugación a Tallis. antes de hacer lo mismo con el ano de Tallis. La lujuria gobernaba. Su mano se movía arriba y abajo del pene de Tallis. más juntos hasta que la polla se sacudió. Xanthus recogió la botella de lubricante y manoseó para abrirlo.Reclamación Drui . convirtiéndose más agudos. como para mantenerle quieto de todos modos e impedirle luchar contra la penetración. entregándose por completo a la toma oscuramente carnal del otro hombre. El Club de las Excomulgadas En otra ocasión se lo mandaría. eyaculando su semilla y provocando la propia liberación de Xanthus. Y con la urgencia inconsciente del orgasmo. Jory Strong . todavía unidos. No esta vez. Sintió los ojos de Marika en él. Olió su aroma embriagador. cubrió su polla ya mojada por su excitación. No cuando tendría suerte si conseguía llegar a meterse hasta el fondo de Tallis antes de correrse. Sus gemidos se mezclaban con los de éste. los espolones descendieron de sus muñecas para rastrillarlos a través del pecho y abdomen de Tallis. quemando todo excepto la necesidad de follar mientras se deslizaba más profundo en Tallis. Oyó el sonido ligero jadeante de su respiración. el pecho apoyándose por tanta piel cómo fue posible. Xanthus se acercó más. El calor ardió a través de él y cerró los ojos. gimiendo mientras era penetrado. ambos laxos aunque sólo Xanthus estaba consciente. era difícil decir quién mandaba y quién respondía las órdenes. Su mano se apretó sobre Tallis.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Un gemido de Xanthus se escapó en contestación. este se meció hacia atrás. 144 . Sin un pensamiento consciente. A pesar de estar en una posición dominante. Se derrumbaron sobre cubierta. Tan pronto como Xanthus presionó la cabeza de su pene en él. Con el primer empuje se convirtió en un prisionero de la sensación y de la necesidad frenética.

La razón y la necesidad. comparando el cuerpo masculino de él con la delicada forma femenina y sus curvas suaves. pero no abandonaría a Tallis en cubierta. dictó otra cosa. Y a la luz de la luna que atravesaba las ventanas del camarote sus muslos internos relucían. para que despertara con las pruebas de su pasión secas en su piel. su pecho y su vientre cubierto de su propia semilla. No va a perder de nuevo. 145 . Corrió a través de él. El instinto del dragón instó a Xanthus a levantar su rostro hacia el cielo y Jory Strong . Una salvaje satisfacción llenó a Xanthus mirándolo. vulnerable al ataque.Serie Vínculos Sobrenaturales IV anunciar una canción. un castigo por todos los momentos en que se había despertado solo entre sábanas mojadas por su semen. el deseo de disfrutar de ella mientras la tenía solo para sí. La fuerza del dragón le permitió levantarlo en sus brazos y llevarle al sofá del camarote. rastrillando los espolones a través de Tallis por segunda vez antes de reclamar a Marika en una toma posesiva y hacer lo mismo con ella.Reclamación Drui . al igual que me hace a mí. excitante sin medida. Él va a follarte hasta que pierdas la consciencia. No sintió ninguna indirecta de fey poderoso en cualquier parte cercana. Xanthus lo habría dejado donde estaba. Xanthus se encontró hipnotizado. El Club de las Excomulgadas La victoria fue dulce. mientras Marika estaba en la cama con él. Con un gemido Xanthus tiró del cuerpo de Tallis. Era la venganza erótica perfecta. Y mientras bañaba a Tallis con una esponja. Pero Marika tuvo otras ideas. un fuego embriagador a través de su corriente sanguínea que hizo que su polla se endureciera de nuevo. Sus pezones eran puntos fuertemente apretados. Fue excitante verla deslizando la esponja sobre la piel dorada de Tallis y sus músculos endurecidos. —Tallis va a querer una revancha —dijo en un susurro ronco—. —Puede intentarlo.

Quería pedirle que se pusiera de rodillas para que pudiera follar su boca enviando choques helados y calientes de lujuria por su pene. rastrillando los espolones a través de su vientre y pechos. Los impulsos en guerra batallaron dentro de él. luego salir y sumergirse en su coño.Reclamación Drui . —Ya es suficiente —dijo Xanthus. y ella no ofreció ninguna resistencia cuando la alejó de Tallis y al cuarto de baño. Un gemido se escapó cuando le ahuecó su saco. Un brillo azul tenue del color del dragón fue la prueba de cómo de fuerte afectó a su control. jabonosas magrearon su pecho. Sus testículos colgaban pesados bajo su polla palpitante. jugaron con sus pezones e hicieron que su polla tirara hacia arriba. sopesando su peso. casi ronroneando cuando inmediatamente lo obedeció. enviando una ola de calor a través de su pene. Estaba indefenso para contener un segundo gemido cuando dedos resbaladizos por el jabón de su otra mano se deslizaron de arriba debajo de su pene mientras se inclinó adelante y le amamantó un pezón. Le gustaba empujar a sus amantes. Quiso girarla contra la pared de la ducha y tomarla como había tomado a Tallis. El Club de las Excomulgadas Le gustaba ser observada. su deseo de pasar el tiempo con ella ahora que finalmente la tenía para sí mismo. Un toque a los mandos y el agua caliente cayó en cascada sobre ellos.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus extendió sus piernas con una orden silenciosa. Su abdomen se estremeció cuando ella se deslizó sobre los músculos tensos. y luego a la ducha. la leve sonrisa cuando usó un golpe de esponja para aumentar su excitación con la misma eficacia con la que Tallis había usado el flogger. Ella estaría inconsciente durante horas una vez que el suero fuera inyectado. Jory Strong . Su mano le rodeó el brazo. 146 . Se esforzó por recordar su plan. y casi cayó de rodillas cuando ella comenzó a bañarle. Lo vio en los estremecimientos diminutos de su cuerpo. Manos suaves.

Los pensamientos de atarla a la cama enviaron un hambre salvaje que se enrolló alrededor de su pene. Fue la orden femenina envuelta en una demostración de sumisión. Jory Strong . apretando sus pezones le advirtieron que no bajara la guardia cuando se trataba de ella. los recuerdos de Tallis ordenándole que abriera la maleta y le diera el flogger para que pudiera castigarla con ello. Él sufrió el azote de su lengua. un desafío sutil que no podía dejar sin respuesta. Luego se secó a sí misma. 147 . retardándose de una forma que le dijo que a Tallis le gustaba verla tocándose. Ella usó una toalla para secarlo sin que se lo ordenara. Él utilizó sus dedos en su pelo para inclinarle la cabeza y cubrir sus labios en un castigo.Reclamación Drui . un beso dominante. y se tragó su sonido. El Club de las Excomulgadas Xanthus clavó sus manos por su cabello. le dio a Xanthus la fuerza para cortar el agua y salir de la ducha. y el aceite corporal —dijo Xanthus. Sus manos fueron a su pecho en un espectáculo de súplica. manteniendo su rostro contra su pecho mientras el color del dragón era más profundo. aunque los dedos que frotaban. un placer perverso corriendo a través de él cuando el miedo erótico vaciló en sus ojos y se estremeció justo cuando el olor de su deseo se intensificó con su orden. la magia manteniéndolo en su forma humana vacilando ante la necesidad de aparearse con ella. alimentándose. Ella gimió. su capacidad para contener el fuego del dragón disminuyendo con cada asalto a su pezón. La nebulosa de magia azul se desvaneció cuando el orgullo masculino subió y echó atrás al dragón. La imagen de las restricciones. —Ve a traer las restricciones. El vapor se elevó desde donde el agua golpeaba su piel.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Te deseo dentro de mí. Empujó contra sus manos cada vez que sus dientes se cerraban contra su pezón. Podría haber cedido ante la aplastante lujuria si ella no hubiera dejado su tormento para susurrar.

sonrió cuando añadió—: A pesar de haber vencido y haberle montado. Va a follarte hasta que pierdas la consciencia. —No va a perder de nuevo. Su coño desnudo estaba caliente contra su polla. El plástico de la botella frío contra su piel. Se moría de ganas por estar dentro de ella. La mano de Marika llegó para acariciarle el pelo hacia atrás de la frente de Tallis. un tentador canto de sirena que le instaba a que la levantara. y sintió el deslizamiento fantasmal de sus espolones en sus vainas. El cuero de las restricciones bajando por su espalda. y la empalara donde estaban. lo acepto como mi igual en lo que se trata de ti. —¿Lo pondrás en la cama con nosotros. después? La ternura inundó a Xanthus. impidiendo el contacto por temor a que su toque pudiera despertarlo de alguna manera de la inconsciencia producida por el suero. justo como me hace a mí. La suave risa de Marika fue un golpe sensible a lo largo de la columna vertebral de Xanthus y de su polla. Xanthus la besó de nuevo.Reclamación Drui . mirando los rasgos suavizados por el sueño de Tallis. el amor un deseo ardiente de tener sus Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV cuidados en él tan intensamente como cuidaba de Tallis. esta vez tomando conciencia de los artículos que ella tenía en sus manos. 148 . Sintió anticipación cuando repitió su advertencia anterior. dándole suavidad y ternura. El Club de las Excomulgadas Estaba de pie al lado del sofá cuando ella volvió. —Le pondré en la cama con nosotros —dijo contra sus labios cuando el beso terminó. gimió cuando sus brazos le rodearon su cuello y su piel desnuda se presionó fuertemente a la suya en respuesta a su necesidad tácita de estar cerca de ella. Ojos suplicantes se encontraron con los suyos. pero Xanthus atrapó sus muñecas. Se inclinó y la besó.

El Club de las Excomulgadas No habría vuelta atrás si la penetraba. Él la detuvo con un áspero: —No. Tuvo que luchar contra el impulso de empujarse en su canal. Ella era una dulce tentación.Reclamación Drui . Podría rendirse. Xanthus se abalanzó al llegar al centro de la enorme cama. burlándose de él abriendo las piernas y exponiendo su coño mojado. Él necesitaba la liberación. pero nunca sería conquistada a fondo. Sus juegos lo excitaban. mantenida abierta e indefensa para su placer. iba a terminar demasiado rápido y su victoria sobre Tallis estaría desperdiciada. a sus rodillas. aunque sabía que habría una vez después si se corriera ahora. Marika comenzó a deslizarse hacia abajo. El rugido de la lujuria en su cabeza y el dolor implacable de su pene le advirtió que no tenía tiempo para jugar. oír sus gritos cuando le chupara su diminuto clítoris. Quería enterrar la cara entre sus muslos y tragar ávidamente su esencia. Xanthus palmeó sus nalgas y encontró la voluntad para resistir la llamada de su cuerpo imaginándola con las piernas abiertas. Xanthus la dirigió a la cama y tomó las restricciones y el aceite corporal de sus manos. con su boca sorbiéndole mientras adoraba su coño con sus labios y lengua. jugó a su papel de presa siendo acosada por un depredador con la intención de devorarla por completo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV la urgencia caliente fuera refrescada por el orgasmo. Quería sentir su vagina apretando su lengua. una seductora que tragó su alma y que ya le había atrapado. echándose hacia atrás. 149 . un ronroneo bajo sonando cuando ella se retiró cuando él avanzó. Él no la detuvo cuando ella se sentó en la cama. Si lo hacía. para más tarde. La siguió sobre sus manos y rodillas. dejándolos en la mesilla de noche. Como si sintiera su necesidad desesperada. Necesitaba que Jory Strong .

frotó los pliegues ruborizados contra su polla. Cada momento que no dedicaba al deber lo he consumido pensando en ti. De este modo. Una batalla sensual que ocurrió cuando labios febriles se comieron ávidamente y las gargantas tragaron los gemidos de placer. tanto Tallis como él. Jory Strong . —¿Es eso lo que piensas? ¿Y qué pasa con tu comentario en Inner Magick antes de que la madre de Severn llegara? ¿Qué fue lo que dijiste? Si te dejara satisfecha completamente. Cerró los ojos para apuntalar su resistencia. cargados de necesidad. tan mojada a pesar de lo que. instándole a buscar su apertura caliente.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Tenías a Tallis para facilitártelo. El Club de las Excomulgadas No pudo resistirse a un beso. Entrelazando sus lenguas. —Debería castigarte —susurró contra sus labios. con sueños de ti. La polla de Xanthus se sacudió. el olor dulce de su deseo y la vista de su coño desnudo lo dejaban completamente indefenso. no cuando una palabra. Se le ocurrió que probablemente nunca ganaría una discusión con ella. entonces no estarías tan mojada por mí. Ella estaba mojada. Ella inclinó sus caderas. Pero no le importó. no le importaba que usara su cuerpo como un arma sólo en la batalla sensual. haciendo que la lujuria se retorciera en su vientre y quemara. una caricia. —Has hecho mi vida casi insoportable —dijo cuándo se separaron para respirar—.Reclamación Drui . Ella se echó a reír. cubriéndola con su excitación. ya habían hecho con ella. —He sufrido por ti también —dijo ella. Sus ojos eran oscuros. 150 .

El Club de las Excomulgadas
—Si quieres. —Provocó—. A Tallis le gusta.

El fuego del dragón rugió a través de Xanthus. Tomó su boca otra vez, la
mantuvo presa hasta que su aliento se alimentaba en sus pulmones, hasta que ella
gimió y se ablandó en sumisión.

Por el Gran Antepasado Compartido, la deseaba. Y sin embargo, de alguna
manera se obligó a alejarse de ella, conoció la satisfacción cuando ella gritó en
señal de protesta, y le susurró:

—No, por favor, me comportaré.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
Xanthus se puso de rodillas, colocándose a sí mismo por encima de ella para
poder explorar su cuerpo mientras ella podía hacer lo mismo. Él capturó un pezón
en su boca, y gimió cuando la lengua y dientes de ella encontraron el suyo,
mientras sus labios amamantaban al mismo ritmo que él marcó.

Se demoró tanto tiempo como pudo, su polla dejando besos mojados cada
vez que se balanceaba y tocaba su vientre. Ella era tan sensible, tan desinhibida en
dar y recibir placer. Sabía que nunca se cansaría de hacer el amor con ella.

Se movió más abajo, metiendo su lengua en su ombligo y sintió que Marika
rastreaba el dragón que se levantaba de su cadera. Jadeó, se sacudió mientras sus
manos se deslizaban sobre sus nalgas, antes de moverse para capturar su polla y
saco hinchado. Y luego su boca estuvo allí, lamiendo, chupando, atormentando la
carne caliente, dura.

—Marika —gimió y se estremeció, enterrando su cara entre los muslos de
ella, sin preocuparse por más tiempo sobre quién era el dominante y quién el
sumiso mientras la comía, dándole placer hasta que la tuvo gritando, hasta que ella
lo tomó profundamente y se tragó su semilla.

Después la ató holgadamente a los pilares de la cama, su pecho sobre las
sábanas. Se sentó a horcajadas sobre ella, cogió el aceite corporal y lo regó, se rió
cuando ella se sacudió y se quejó por su frescura.

151

El Club de las Excomulgadas
—Te calentaré. —Xanthus casi ronroneó, sus manos suavizando su piel
flexible, perfecta, admirando los músculos lisos, femeninos y sus curvas.

Le sorprendió la cantidad de placer que encontró en sólo tocarla, en cuidar
de ella. Sus gemidos eran dulce música para sus oídos, llenándolo de alegría y paz a
pesar de que sabía que esto era sólo un interludio tierno, una oportunidad para
vincularse emocionalmente antes de que él la montara, la apareara, la reclamara
completamente pasando sus espolones de dragón a través de su piel sensible.

Aceitó sus manos y las deslizó bajo ella, ahuecando sus pechos y
encontrando sus pezones endurecidos.

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
—Esto se siente tan bien —dijo ella, frotándose contra él como un gato.

152

El Club de las Excomulgadas

Capítulo Doce
Xanthus se inclinó, estremeciéndose cuando sus testículos encontraron sus
nalgas. Presionó un beso en su hombro, acarició sus pechos y se perdió en el olor
caliente de su compañera.

No hubo ningún lugar en su cuerpo que no tocara. Sus manos se deslizaron
sobre cada centímetro, demorándose en cualquier lugar que le trajera placer.

—Te quiero así —dijo él, con una mano sobre su estómago y la otra entre

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
sus muslos ahuecando su pubis desnudo, roces, caricias, diciéndole con cada toque
cuán fascinado estaba.

—Temí que no te gustara.

—Nada en ti podría hacer eso. No hay nada que yo no haría contigo si lo
desearas.

Sus manos se deslizaron alrededor de sus nalgas, ligeramente separándolas.
Ella se sacudió cuando sus pulgares rozaron la puerta trasera, luego se movió al
toque, alimentando fantasías oscuras y haciéndole preguntar:

—¿Te toma Tallis por aquí?

—Sí —susurró, las restricciones tensas cuando ella inclinó sus caderas,
ofreciendo no sólo una visión de su rosetón apretado, sino también de su sensual
raja embriagadora.

Xanthus rozó sus pulgares sobre su ano de nuevo, encantado por la forma en
que ella se estremeció.

—¿Has fantaseado con Tallis y conmigo tomándote a la vez? ¿Deseas a uno
de nosotros llenándote el coño mientras el otro toma tu culo?

—Sí. Ah, sí.

153

El Club de las Excomulgadas
Su respuesta casi sin aliento lo despojó de su control. Le acarició la suave
piel de sus nalgas, y le prometió:

—La próxima vez Tallis y yo te tomaremos, lo haremos juntos.

Xanthus forzó sus manos a sus caderas, obligó sus pensamientos lejos de la
tentación de presionar su polla en su apretada entrada trasera. La levantó para que
no hubiera holgura en sus restricciones. Y luego deslizó su polla entre sus muslos,
acariciando así su clítoris.

En un minuto la follaría. Pero ahora dejó que se desvaneciera la magia del

Jory Strong - Reclamación Drui - Serie Vínculos Sobrenaturales IV
dragón que ocultaba los cantos gruesos que había debajo de la cabeza de su polla.
Se imaginó tomándola en su forma original mientras se deslizaba a través de sus
piernas, frotándose contra su diminuto clítoris y recubriéndose en su resbaladizo
calor.

Era tan sensual, tan sensible. Tan rápida para pedir y suplicar.

Lo hizo mientras pudo. Rechazando permitirse culminar aunque se lo
permitiera a ella.

Gritó su nombre. Lloriqueándolo.

Un rugido de dragón satisfecho brotó en su pecho. Presionó sus labios en su
hombro para impedir que se le escapara, bastante inseguro de su control temiendo
exhalar fuego si cedía ante el impulso de anunciar su reclamación de su compañera.

—Por favor, hazme tuya —dijo Marika, meciéndose hacia atrás lo que la
holgura de las restricciones le permitieron, sus palabras yendo directamente a su
corazón y llenándolo de adoración.

Él estaba demasiado cerca. Esta vez no sería capaz de impedirse arañar sus
espolones sobre su piel.

154

De dos hombres que compartieron a una mujer. Xanthus despiadadamente aplastó estos principios de culpa. pero todavía humano. un fantasmal ensanchamiento de las crestas que tenía en su otra forma. Su piel relucía en sudor. Y ambos la tendrían así. La tomó entre sus dientes y se deslizó en su raja. Bombeó dentro y fuera de ella mientras era mantenida cautiva por las cuerdas. estaría allí. No podría proteger a Marika de los seres sobrenaturales que descubrirían pronto que existían. y como Marika llamaba a este lugar su casa. Como la de ella.Reclamación Drui . pero no esta vez. Tallis era fuerte. y Xanthus temió que los fey finalmente buscaran una forma de venganza por su participación en que los dragones poseyeran ahora el Cáliz de Enos. Jory Strong . Con cada empuje reforzó su reclamación y se ligó más fuertemente a ella. Cuando estuviera en el reino del dragón. aumentó la necesidad de Xanthus para hacer a Marika su compañera. El hombre lo hizo también. Los pensamientos de los elfos. Podría compartirla. simbólicamente esclavizada a él.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Una punzada de conciencia le hizo recordar su conversación en la bañera. Calor blanco se rizó a lo largo de su columna. pero nunca la dejaría estar demasiado lejos de él. Cuando estuviera con los humanos. sino para sellar el vínculo llevándola al reino dragón. estaría con él. Con cada empuje luchó por durar sólo un poquito más. Xanthus resistió el impulso de cerrar sus ojos y ceder ante la primitiva lujuria. 155 . El Club de las Excomulgadas Xanthus encontró la cicatriz en su hombro. El dragón la quería así. El aire se cargó del olor a sexo y satisfacción. por instinto sabiendo que la había conseguido siendo montada repetidas veces por su otro compañero.

y siempre lo sería. sabía que no cambiaría nada de su noviazgo. Ambos gimieron cuando su polla la llenó y se colocó pesadamente en ella. y girarla sobre la espalda. Ahora. profundizando el clímax y enviándola al olvido. Jory Strong . mientras se revolcaba en las secuelas de su reclamación. mayor era el placer Ella era su tesoro más preciado. Gritó en señal de victoria. se estremeció. Le dio su corazón. apretando.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Nunca te dejaré escapar de mí —dijo. La besó en la frente. Deseó su cara a centímetros de la suya. Luego la abrazó durante un largo rato. acariciándole el pelo y oreja. su alma.Reclamación Drui . No había nada que los dragones amaran más que un tesoro. su tormento repetido al oír su sollozo. Ella era su mayor placer. queriendo que atestiguara su placer y capturar el momento en que sabía que el éxtasis tendría a sus espolones perforándola. Le tomó sólo un momento liberar sus muñecas y tobillos. —No quiero escaparme. Él tomó su boca. Sabía que estaba ronroneando y retumbando pero no podía contener los sonidos más de lo que podía contener su alegría. y cuanto más difícil de obtener. y frotó su mejilla contra la de ella. cuando llegaron al clímax juntos y el suero que la haría compañera verdadera de un dragón pulsó en ella a través de sus espolones huecos. El Club de las Excomulgadas En un instante Xanthus se dio cuenta que la quería libre. Sus brazos fueron alrededor de su cuello. casi gritando de dolor físico cuando salió de su vagina. Su cuerpo. Gruñó. su fuego de dragón. Ella le había atormentado por permanecer siempre fuera de su alcance. 156 . Le había hecho repetidamente despertarse de sueños con ella y lo había enviado a la ducha para tomarse en su propia mano.

Todo lo que quedaba era llevarla al reino dragón. Pero Tallis era una parte muy importante en la ecuación. Si Tallis no hubiera estado implicado saldría ahora mismo para el portal.Reclamación Drui . Tallis va a querer la revancha. cogió una esponja de baño nueva y la enjabonó bajo el agua caliente antes de coger una tolla y volver a la cama. Va a follarte hasta que te desmayes. Que lo intente. No podía ser dejado atrás. se sintió relajado. encontrando tanta satisfacción en el cuidado de ella como lo hizo en dominarla. Él la adoró con sus ojos y sus manos. La polla de Xanthus se agitó dentro de la cómoda vaina de Marika con los recuerdos de la lucha con Tallis y finalmente cuando lo folló.Serie Vínculos Sobrenaturales IV necesidad de cuidar de ella sostenía su corazón en sus garras. Cuando Marika se despertara estaría en su guarida del acantilado. Xanthus dio un beso en la boca de Marika y luego se separó. una aceptable. inconsciente. No perderá de nuevo. Fue hacia el baño. La ternura y Jory Strong . Se rió suavemente cuando la advertencia de Marika se susurró en su mente. consciente o inconsciente. Su única opción viable era llevarlos a la casa portal con algún pretexto. casi completamente saciado. Marika murmuró en agradecimiento mientras la bañaba. El Club de las Excomulgadas Su atención se movió a Tallis. Y vuelva a intentarlo. Él era una complicación. Por primera vez desde que la conoció. 157 . Él no querría quedarse atrás conscientemente. desnuda y en una cama de gemas brillantes y lisas. y luego acompañarlos al mundo sobrenatural. pero una complicación a pesar de todo. Y además. Xanthus no podía llevar tanto a Tallis como a Marika de la entrada del lado del dragón a su refugio al mismo tiempo.

y estaría feliz de saber que Aislinn era medio-elfa. Tallis pasó sus dedos sobre los lugares donde los espolones habían arañado. la voz de la conciencia insistió. El Club de las Excomulgadas Marika manejaría su revelación bastante bien. pero se quitó esa idea al darse cuenta de que el objetivo primario del suero era adaptar el cuerpo de una humana para reproducirse con dragones. libre de los efectos del suero horas antes de lo que él esperaba que sucediera. Un hijo sería más exigente con su tiempo y atención que Tallis. completamente curada. Ya tenía que compartirla con otro. Durante un instante se preguntó si era posible que Tallis fuera algo más que un humano. endureció su polla. La punzada de remordimiento de conciencia volvió. Sabía que era amiga de otros seres humanos que participaban en diversos tipos de magia. aunque no tenía ninguna intención de producir un hijo pronto. El shock se apoderó de él como una corriente eléctrica cuando se acercaba al sofá y Tallis se puso de pie. No había razón para pensar que si tuviera éxito en ser nombrado heredero tuviera que permanecer en el reino de dragón. con la intención de mantener la promesa a Marika y llevar a Tallis a la cama con ellos. sólo que esta vez lo combatió con el intelecto en lugar que con una represión brutal. Le dio otro beso a su estómago antes de levantarse.Serie Vínculos Sobrenaturales IV alegría de Xanthus. Pero no puedes estar seguro. Xanthus sonrió contra su piel ante la comparación del otro compañero de ella con un niño. La piel estaba suave. Dejó la esponja y la toalla a un lado y luego se inclinó para besar el plano vientre de Marika. 158 . erosionando más la Jory Strong .Reclamación Drui . pero la visión de él acariciando los puntos hizo que la polla de Xanthus se sacudiera y se tensara. Tal adaptación no se requería para Tallis. Imágenes de verla poniéndose más grande con su hijo. y que Sophie y Storm estaban vinculadas también con seres sobrenaturales.

Tallis fue más cerca.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus junto con la necesidad de definir su relación con Tallis. El calor avanzó lentamente por su cuello cuando la sorpresa por la comprensión cruzó el rostro de Tallis. —Bastante —dijo Tallis. imitando a Tallis.Reclamación Drui . cuando había castigado a Marika y había empujado a Xanthus hasta el punto de atacarlo. y sin embargo la falta de calor en la voz de Tallis y el modo que acarició su propio pene impidió que las cosas se intensificaran como lo hicieron antes. Ella no está despierta para presenciarlo. su mano envolviendo su pene. La incomodidad hizo que Xanthus se pusiera rígido. La mirada de Tallis se movió a Marika. su sonrisa perversa. sus ojos bailaron con diversión carnal. un ágil depredador a pesar de la carencia de agresión en el movimiento. Ya he tenido que llevarte una vez y le prometí a Marika que te pondría en la cama con nosotros. —Entonces no vamos a pelear. mientras sus ojos viajaron a lo largo del cuerpo de Xanthus—. Era un reto. — Caminó hacia adelante. El Club de las Excomulgadas —¿Cuánto has visto? —preguntó. lujuria. Curiosidad. agresión. —Tenerte desmayado de nuevo sólo significaría más trabajo para mí. 159 . Xanthus se rodeó su propio pene con la mano. y luego de nuevo a Xanthus. No me harás desmayar otra vez. —¿Esto es nuevo para ti? ¿Estar con otro hombre? —No es algo con lo cual he experimentado. contento de que al final hubiera estado cara a cara con Marika por lo que así habría poca posibilidad de que Tallis viera los espolones. cada uno de ellos se arremolinó dentro de Jory Strong .

Reclamación Drui . Su atención volvió hacia Xanthus e invadió el espacio del dragón con otro paso. y frustrado su plan de llevársela. un experimento? —No. sospechó que habría estado dormida ya. —Logró decir Xanthus. el gruñido de su voz. Xanthus no se parecía a ningún dragón con el que se hubiera encontrado nunca o se hubiera imaginado encontrar. —No es tuya—dijo Tallis. —Bien —dijo Tallis. una que Tallis tenía la intención de disfrutar enormemente. Tallis podía oír el estruendo del corazón de Xanthus. sólo apenas suprimiendo un gemido cuando sus pollas se tocaron—. un recordatorio suave. con los dedos rizándose alrededor de la parte superior de sus brazos y sus labios sólo a centímetros de distancia cuando el calor de sus cuerpos y su olor se mezclaron. Tallis no pudo dejar de mirar a Marika. no es que fuera a admitir su error y le ofreciera el flogger junto con su espalda. habría quedado agotada por sus relaciones sexuales. podía sentir los músculos tensándose debajo de sus manos. Marika y yo somos inseparables. El Club de las Excomulgadas —¿Es esto lo que soy para ti. Un ronroneo retumbó en su pecho por la expresión pacífica de su cara. Incluso sin el suero del dragón. La pequeña descarada ya conocía demasiado bien su poder sobre él. Jory Strong . Se alegró ahora de que se hubiera escapado de él. Mi abuelo tiene un compañero del sexo femenino así como un amante del sexo masculino que ambos comparten. saciada.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —No tengo deseos de separaros. 160 . Le complació verla contenta. No estaba seguro de qué ejemplo seguiría cuando finalmente me decidiera por una propia. más que un desafío verdadero—. preguntándose por qué había dudado de la elección de Marika para el segundo hombre de su cama. Mi padre comparte a mi madre con otro hombre. Era una sorpresa.

se deleitó en la respiración áspera de Xanthus y endureció los músculos. en el ligero temblor que le dijo que Xanthus sabía lo que se proponía y no le diría que no. adoró la forma que palpitó contra su palma. 161 . y Tallis quiso reclamar cada centímetro de Xanthus tan a fondo como lo había hecho con Marika. sus cuerpos encajando perfectamente. Jory Strong . sin la preocupación de lo que el mañana traería. no a un hombre dominante o seducido. Sus alientos mezclándose mientras el inicio de un vínculo se formaba. alimentándose con su magia y lujuria mientras sus pollas se frotaban. sus testículos tocaban y el deseo entre ellos crecía. mojado del semen de Xanthus y los jugos dulces de Marika. El Club de las Excomulgadas Tallis esperó que Xanthus reaccionara. un placer que hacía que sus recuerdos de otros encuentros. Sus labios y luego sus lenguas reuniéndose. Era el éxtasis para Tallis. pero esto era importante también.Reclamación Drui . Se deslizó a sus rodillas. y esperando. Era un alivio tocar piel masculina sin miedo de remordimiento o repercusiones. resbaladizo. uno quién aceptara su sexualidad y se enorgulleciera de ella. descubrió cuánto quería a un igual. Marika podía ser el centro de sus mundos. Tallis capturó el pene de Xanthus. más necesario de lo que Tallis había creído. El fuego del dragón se vertió en él.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Tallis comió en la boca de Xanthus. convirtiéndose en un infierno. convencerlo del placer que se podría obtener cuando dos hombres se hacían el amor uno al otro. se sacudió cuando pequeños temblores de necesidad latieron a través de él. uniones casuales antes de Marika. Era caliente acero cubierto de terciopelo liso. Un gemido se escapó cuando Xanthus cerró la distancia. fueran pálidas en comparación. Estaban bien emparejados en su talla. sino un verdadero compañero. Tal vez en los más oscuros recovecos de su mente había contado con la posibilidad de seducir a cualquier hombre que Marika llevara a su cama. ardiendo a lo largo de sus venas y haciéndole más poderoso.

por lo que sería audible incluso para un ser humano. Sabes como ella. él habría estado justificado si impulsara a Xanthus sobre sus manos y rodillas. No había necesidad de ternura. chupó el sabor de Marika de él cuando Xanthus se movió adelante y jadeó. clavó los dedos en el cabello de Tallis. La experiencia dio a Tallis una ventaja. Después de su batalla en la cubierta del yate. sus corazones retumbando más fuerte. perdiéndose en un éxtasis que era Jory Strong . áspera sosteniéndolos cautivados y sellando el vínculo entre ellos. Las feromonas del dragón asaltaron a Tallis. Una ligera capa de sudor cubrió sus pieles.Reclamación Drui . Su desesperado deseo de ser succionado hizo que el pene de Tallis doliera por la misma atención. sólo para retirarse. Marika con la polla de Xanthus en su boca. El Club de las Excomulgadas —Hueles como ella —dijo Tallis y luego frotó la lengua sobre la cabeza de la polla de Xanthus—. Xanthus gimió y se inclinó adelante. Pero la imagen recordada del rubor avanzando lentamente por el cuello de Xanthus cuando admitió que nunca había tenido a un amante de sexo masculino. Tallis tomó a Xanthus profundamente. ni de parafernalia suave de amor entre ellos.Serie Vínculos Sobrenaturales IV diferente del que encontraba con Marika. Llevó a Xanthus al borde de la liberación repetidamente. dándole placer a ella con sus labios y su lengua. pero por el momento era pasión cruda. exigiéndole que cediera como Xanthus se lo había exigido a él. visceralmente recordándole la escena que había visto. reluciendo a la luz de la luna que entraba por las ventanas del camarote. ayudó a Tallis a suprimir el deseo primitivo de dominarle a fondo. 162 . Xanthus con su cara pegada a su montículo desnudo. casi haciéndole enloquecer con el deseo de follar. Su respiración haciéndose más dura. Un día llegarían a desear esas cosas el uno del otro. Empujó a Xanthus hasta el punto donde la magia del dragón se esforzó por ocultar los bordes debajo de la cabeza de su pene.

le enseñó el valor real de ella. Y cuando estuvo hasta el fondo. el sudor perlando en él cuando la sensación crecía y el éxtasis permanecía fuera de su alcance. Tallis recuperó el lubricante y cubrió su pene.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Xanthus jadeó. Los gemidos de Xanthus le dijeron cuándo meterse más profundo. le tomó un esfuerzo increíble liberar la polla de Xanthus y ponerse de pie. para no eyacular su semilla cuando frotó su pene hinchado al de Xanthus. Esta noche estaban a punto de encontrar un terreno común. El Sjen era capaz de siglos de ello y la vida con un Drui joven lo había probado. formando una conexión que diera espacio para que su relación creciera. impidiéndole que se corriera tomando su polla en su mano. el balanceo de Xanthus hacia atrás le dijo cuándo comenzar a follar. —Empuja hacia atrás cuando yo empuje hacia adelante —dijo Tallis cuando colocó la cabeza de su pene contra su apertura. El placer valía la pena la espera. Jory Strong . El placer exquisito por el que valía la pena sufrir. el endurecimiento de los dedos de Xanthus en su cabello. para experimentar y explorar. Era la única ayuda que era capaz de dar cuando luchó contra el impulso de entrar en un único empuje. Fue recompensado por gemidos. 163 . para probar los límites de la confianza y las sensaciones. Paciencia. sus caderas sacudiéndose salvajemente le dijeron a Tallis lo cerca que estaba a culminar. Empujó en Xanthus lentamente. su mano evitando que Xanthus se escapara o se metiera más profundamente en su boca. Tallis se echó hacia atrás. Y aunque le hubiera gustado afirmar que él estaba con el control completo. El Club de las Excomulgadas Habría otros días y noches para jugar. estremecimientos. esta vez. aunque Tallis no insistiera.Reclamación Drui . y luego preparó a Xanthus cuanto este se inclinó. lo cerca que estaba de suplicar. Con su lengua atormentó el lugar donde los anillos de dragón estaban escondidos por la magia. agarrando el respaldo del sofá.

Reclamación Drui . como Malik y Hakon. y el vínculo provisional entre ellos. Jory Strong . su expresión recordándole a Tallis que a pesar de la intimidad que habían compartido. Mezclándose perfectamente cuando sus gritos y movimientos se hicieron más agudos. —Su felicidad es tan importante para mí como lo es para ti. hasta que el semen chorreó a través del pene de Xanthus en oleadas pulsantes. El poder en forma de magia se precipitó en él. Xanthus era su igual.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Después se ducharon y luego se acostaron a ambos lados de Marika. para formar alianzas con Severn y quizás con otros príncipes dragón. —No voy a dejar que te la lleves lejos de aquí —advirtió Tallis. 164 . sus brazos enroscándose alrededor de su cintura posesivamente y haciendo que ella murmurara y sonriera en sueños. Era tan caliente y consumía mientras la lujuria ardía por sus venas y pulsaba a través de su polla. más rápidos. pero no me separaré de ella. Sus gemidos se unieron a Xanthus. un varón dominante. sus pensamientos ya adelantándose. Se dejó llevar por el calor del dragón y por las potentes feromonas. El Club de las Excomulgadas Tallis cerró los ojos y se rindió al deseo. su liberación disparando a Tallis. Los ojos de Xanthus se estrecharon y su rostro se tensó.

rápidamente saliendo de la cama y Jory Strong . El Club de las Excomulgadas Capítulo Trece Marika se despertó con el sonido del motor del barco y la sensación de cuerpos masculinos tesándose antes de rodar fuera de la cama en una demostración perfectamente sincronizada de proteccionismo masculino. se figuró que quienquiera que se acercara rápidamente en una lancha diría que llevaba un traje de baño bajo la camisa. Se tuvo que conformar con la camisa de un hombre.Serie Vínculos Sobrenaturales IV buscando algo decente que ponerse. Tallis no ofreció una mentira. su sonrisa se convirtió en ceño. uno de los príncipes dragón que conocía de vista. después de todo. Pero con un poco de imaginación. Quedarse. 165 . Demasiado lejos de hecho. un poco de obediencia había ido más allá de un l-a-r-g-o camino. Estaban en Florida. —Algo ha pasado. —¡Quédate! —Se quejó Marika. Marika salió a cubierta y su provocación divertida se estrelló ante la preocupación real de que algo le hubiera pasado a Sophie cuando Hakon. mirando con admiración como los vaqueros subían por sus musculosos muslos y sus pollas semierectas. Rozó su pulgar sobre sus nudillos. Se había subido a sus cabezas y los había confundido. Obviamente. en efecto. Pero cuando tanto Xanthus como Tallis le dijeron que no saliera.Reclamación Drui . pero esta era la vida real. ¡Quédate! ¡Ja! Estaba más que feliz siendo sumisa cuando se trataba de su vida sexual. Su mano encontró a Tallis. Se incorporó y desperezó. se acercó al yate. antes de salir del camarote. La orden le pareció una de entrenamiento canino.

Tu abuela se desvanece. el dolor crudo de su voz clavándose a través del corazón de Marika—. yo mismo incluido. Si podemos encontrar si quiera una fruta Aviah… —Esto es culpa mía —dijo Xanthus. —Tu padre llegó a Drake’s Lair hace poco. pero todavía pequeños. Jory Strong . Xanthus bajó a donde la pequeña embarcación del Sweet Surrender estaba anclada. uno cuya familia tiene lazos con aquellos que verían ventajas de ganar el favor de Otthilde. Lanzó sólo una mirada superficial a Tallis y Marika antes de volver su atención a Xanthus. seres fey o sobrenaturales o más grandes que ellos. entonces pensaban que la abuela de Xanthus había sido atacada por alguien que usa los cuerpos aplastados del raro insecto fey Nara. Le dije a tu padre que te transmitiría las noticias. sus víctimas por lo general no eran más grandes que una mano.Reclamación Drui . ya no podía levantarse de la cama. y que tal vez estabas en medio de la reclamación de una compañera. Ella podría ayudar a la abuela de Xanthus. Está con Pierce ahora. Me advertiste que podría haber represalias. Los ojos de Marika buscaron a Tallis. Pero cuando intentó atar el barco de Hakon. Tu abuela visitaba a un amigo en este… aquí. En el poco tiempo que le tomó a tu abuelo conseguir llevarla a casa. Tu abuelo cree que sólo la fruta de Aviah puede salvarla. Vivos.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —No hay ninguna prueba de ataque además del resultado final. podría sacar el veneno fey que la dejaría pronto en coma. Si estaban buscando la fruta de Aviah. La toxina 166 . el príncipe sacudió la cabeza. los Nara tenían aguijones que solían incapacitar a sus presas. El Club de las Excomulgadas —Espera y vemos que noticias trae antes de pensar lo peor. —Pierce cree que vio un grupo de plantas maduras cuando buscaba un tesoro hace unos años en el Amazonas. Hay voluntarios complacientes para ir con él al Amazonas. suplicándole que la liberara de su promesa. pero el momento en que sucedió habla de venganza por la pérdida del cáliz.

su espíritu muriendo bajo el ataque de la magia negra. Había confiado en sus instintos cuando le había encontrado en un callejón. la cosa que casi había llevado a su extinción en manos de sobrenaturales y humanos igualmente. Tallis sabía que ya que la abuela de Xanthus era dragón no estaba en peligro inmediato. —Por favor —susurró Marika otra vez. Tallis quiso negar su solicitud. intensificada por el vínculo que había creado con Xanthus. consciente a veces durante días. El Club de las Excomulgadas paralizaba. no con Marika capaz de quitarle el veneno rápidamente. pero un dragón podría resistir durante meses. Incluso cuando ella se dio cuenta que no era el gato callejero que había pensado que estaba cuidando. dejando a la presa viva. Asumió que había llegado el Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV momento de formar alianzas para asegurar que no quedarían atrapados en el reino dragón si se revelaran. —Por favor —susurró Marika. no se había retirado y le había 167 . Quería una posibilidad de hablar con Severn o uno de los príncipes dragones si fuera necesario con el fin de asegurar que Marika fuera capaz de permanecer en el lugar sobre el cual finalmente se había establecido como su hogar.Reclamación Drui . quizás años en estado paralizado antes de que las últimas reservas de su magia se desvanecieran y las toxinas le mataran. Era la naturaleza de Marika. Era la naturaleza Drui. El veneno era más rápido actuando si la presa era fey. adivinando los pensamientos que corrían a través de la mente de Tallis. o a Xanthus y a su familia sufriendo innecesariamente. Pero no era inmune al sufrimiento de Xanthus o al sentido deseo de Marika de curar allí donde podría. Pero Marika no podía soportar la idea de la abuela de Xanthus tendida indefensa y asustada. Quiso entender mejor las obligaciones de Xanthus a su familia y por qué era importante que lo nombraran heredero. ya que los Nara se alimentaban tanto de la carne como de las emociones. Confianza. afligido por un malestar del demonio.

El Club de las Excomulgadas abandonado a su suerte. le había dicho por el teléfono de Storm. una comunión sensible de espíritus. Ambos sabían eso. A pesar de la aseveración de Hakon de que no era culpable. Ambos sabían que era su casa y aunque prefiriera no vivir en el reino dragón. daba fruto sólo una vez cada cinco años. la fruta Aviah era Jory Strong . Tallis concentró su atención en los dragones. muriendo porque no sólo 168 . Acarició su mejilla con el dorso de su mano. —¿Estás segura? —Sí. *** La angustia y culpa comían a Xanthus. al final. Había seguido apartando el mal de él aunque fuera arriesgado. Tallis podía sentir los ojos de Marika en él. Todavía estaría ligado a ella. —Que así sea. ahora enfrascado en una conversación con Hakon acerca de dónde podrían encontrar una fruta Aviah. todo lo que le importaba era estar con ella. Este asunto con Xanthus va a salir bien. su silencio un testimonio de su confianza en él.Serie Vínculos Sobrenaturales IV más rara que los Nara. Podría romper su promesa y revelar su herencia Drui. Se inclinó hacia ella y la besó. Sus ojos encontraron a Marika. Y aun si podían encontrar las plantas. Confianza.Reclamación Drui . todavía la amaría a pesar de la ira y del dolor que su acción le causaría. Echó un vistazo a Xanthus. la rapidez con la que podrían llegar y la mejor forma de dividir el trabajo de búsqueda. si quedara atrapada allí. suplicándole. su preparación inadecuada. Sus voces sostenían confianza a pesar de la verdad tácita que ambos sabían. cuando ella había enviado a la esposa de los Sidhes al apartamento para buscarle. sabía que su abuela yacía herida. Confía en mí. Tallis.

la idea de dejarlos indefensos. podría vivir años envenenado. dejándolos para enfrentarse con una revelación que hacía que algunos seres humanos se volvieran locos. sino que había estado en el Fortune’s Child para advertir del ataque inminente de Neryssa y Morgana. Una Sidhe. La cara de Tallis estaba tensa.Reclamación Drui . un rico tesoro.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Su estómago se anudó. El Club de las Excomulgadas había impedido a Morgana matar a Sophie. Como lo había hecho al primer momento de encontrar a Marika. A pesar de su creencia de que le aceptarían y se adaptarían a la existencia sobrenatural. el más poderoso de los elfos sólo aguantaría meses antes de sucumbir. su naturaleza tan suave como un pétalo. el deber luchando contra el deseo. su magia de vida igualmente frágil y transitoria. necesitaba saber que estaban en algún lugar seguro. donde alguien de la corte de Otthilde pudiera actuar contra ellos… ¿Cómo iba a elegir entre su abuela y sus compañeros? Xanthus se volvió. no podía llevarlos y abandonarlos. tirando lejos toda la alegría que había sentido cuando la Copa del Dragón fue recuperada y llevada a Drake’s Lair y fue libre de venir a Marika al Sweet Surrender. ajenos a su sufrimiento. El dolor clavó sus garras en su pecho y en su garganta. Su corazón sintió como si un puño lo apretara sin piedad. Jory Strong . Quería llevarla a ella y a Tallis al reino dragón y sellar el enlace entre ellos. Tampoco podía llevarlos con él. la de Marika preocupada. 169 . Era una flor fey. Pero para hacer eso requería tiempo y explicaciones ahora que cada momento contaba. ansiosa. Su dolor profundizándose al verlos besándose. Un dragón con una reserva enorme de antigua magia. si viajaba a través de uno de los portales que unían lugares en este mundo. Y sin embargo. El abrazo terminó y ambos le miraron. Las posibilidades de salvar a su abuela eran escasas. ahogándole con lágrimas no derramadas.

iremos contigo al mundo dragón y sacará el veneno de tu abuela. Si prometes devolverla a este reino. 170 . citarse con gente común era complicado. ¿Podría culparla por hacer lo mismo? ¿Quería echar a perder su vínculo recién formado con la ira y un dolor fuera de lugar? Por lo que había presenciado durante su tiempo en este mundo. Las palabras de Severn fluyeron en sus pensamientos. tanto dragón como la sexual. abriendo las puertas a la diversión y al amor que podrían lavar el dolor y la ira. Mantener en secreto a Tallis era una cosa. acompañando a Tallis y a Marika allí. entonces eso te hará ser el heredero seguro de Kirill. rugir y rabiar como una manera de desviar el dolor por no ser de confianza. Era vagamente consciente de Hakon diciendo: —Si ella es Drui. Xanthus subió la escala a cubierta. Una había sido por elección. ¿Cómo podría ser menos cuando sobrenaturales de culturas diferentes se atraían el uno al otro? Puedes tener un mejor control sobre Marika del que yo tengo sobre Sophie.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Una ligera inclinación de cabeza. pero esto… La voz de la conciencia le recordó que había escondido su naturaleza verdadera de ella. El Club de las Excomulgadas —No hay ninguna necesidad de buscar la fruta Aviah —dijo Tallis—. Las palabras inclinaron la realidad de Xanthus sobre su eje. Marika es Drui. ¿Lo has sabido desde el día en que entraste en la casa de Aislinn y me encontraste de guardia allí? Jory Strong .Reclamación Drui . Xanthus luchó contra el impulso de exhalar fuego. El temblor del labio inferior de Marika le dio su respuesta. —¿Lo sabías? —preguntó Xanthus a Marika—. la otra por reglas que le gobernaban.

y luego haciendo lo mismo con Tallis. la mano de Tallis agarró su antebrazo. ¿Cómo podía prometer dejarles ir cuando el deber podría requerir que él se quedara? ¿Y sin embargo cómo podía obligarles a quedarse si desearan irse? Confianza. La misma cosa por la cual había agonizado unos momentos antes había dado la vuelta alrededor para ponerlo a prueba. parándole con una indirecta de garras que se clavaban en su carne. Xanthus asintió con la cabeza. sus ojos pidiéndole que esperara hasta que estuvieran solos—. —Sea lo que sea que pase en el reino dragón. ¿Cambiaformas? Se preguntó. pero cuando se habría dado la vuelta para dirigirse a Hakon.Reclamación Drui . Jory Strong . ¡Mío! ¡Mío! Palpitó a través de él con cada latido de su corazón. —Hay algo más que debes saber —susurró Marika. suyos por el derecho de posesión hasta el punto que cualquier hijo que Marika pudiera tener pertenecería a él según la ley. rozando sus labios contra los de Marika. estrechando su foco en una sola palabra. Vamos a atender a tu abuela primero.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Sus ojos se encontraron y se sostuvieron. El Club de las Excomulgadas —No más secretos entre nosotros —dijo Xanthus. El puño que se había aflojado lejos del corazón de Xanthus se volvió a apretar de nuevo. se verían como su tesoro. Estarían sujetos a la ley dragón. Una vez en el reino dragón habría pocas posibilidades de que Marika y Tallis se escaparan. ya no capaz de ser sorprendido. agitando su naturaleza dragón a la vida. cantó en cada célula y ardió a través de sus venas como el fuego. sin tener en cuenta si fue Tallis o él quién los engendró. No encontró ninguna respuesta en la mirada dura fija de Tallis. prométenos que nos devolverás a este mundo cuando lo deseemos —dijo Tallis. Y debido a que no eran dragones. sólo firme resolución. 171 . abiertamente reconociendo que ambos eran sus amantes delante de Hakon.

Luego dejaron que Hakon devolviera el Sweet Surrender al puerto deportivo y avisara a la familia de Xanthus inmediatamente. —¿Requerirá el guardián del portal un pago? —gritó Marika. pero sin preocuparse por ello.Reclamación Drui . Pero les costaría horas llegar a ese portal. —Ya casi llegamos —dijo. sabiendo que podría parecer débil ante Hakon. dejándola paralizada. El peaje si usaran la propia entrada de los dragones era fijo. y no quería arriesgar la vida de su abuela o demorarse con miedo de que el veneno se extendiera más profundo. La luz dio paso a la oscuridad cuando entraron en un manglar. la de Marika en su espalda y en su pecho. —Sí —dijo Xanthus. El Club de las Excomulgadas Marika y Tallis le estaban confiando su futuro.Serie Vínculos Sobrenaturales IV capaz de abrirse en cualquiera de los otros reinos separados. Y como si sintiera su angustia. Los caimanes se alineaban en las orillas. frenando el barco y entrando en un estrecho canal. mientras ellos usaban la lancha rápida para llegar al portal más cercano. El calor fluyó en Xanthus. La mano de Tallis se estableció en su hombro. 172 . Marika y Tallis empujaron a través del viento para ir hacia él. La esperanza y el amor aflojaron la ansiedad y el miedo. La preocupación se anudó en su estómago. No podía hacer menos que ser digno de su confianza y tener fe en que a través de su compromiso pudieran encontrar una manera de hacer que su vínculo compartido funcionara. Se retrasaron sólo el tiempo suficiente para que Marika se vistiera completamente. uno localizado en una isla y Jory Strong . —Lo prometo —dijo. aunque pagaría un alto precio por llevar a Marika y a Tallis por primera vez. su pelo volando salvajemente en el viento generado por la velocidad.

Reclamación Drui . y luego en otro antes de acercarse a dos árboles oscuros y antiguos que servían de centinelas. Pitones birmanos. las imágenes de pesadilla hubieran inundado su subconsciente.Serie Vínculos Sobrenaturales IV símbolos que Marika sabía eran magia condensada. sus cuerpos gruesos envueltos alrededor de las ramas encima del agua. Éste no pertenece a los dragones. su impacto tan abrumador como el miedo lo había sido. Su corazón tronó en sus oídos. Xanthus giró en otro canal estrecho. La defensa del portal es exclusiva para el guarda que lo controla. una sensación abrumadora penetrante que le hizo que le faltara el aire a pesar de que ella sabía su origen. Marika luchó por mantenerse en pie. Casi podía oír susurros y sospechó que si ella hubiera sido totalmente humana. pero finalmente cedió y se sentó. Sus troncos cubiertos de Jory Strong . —¿A quién pertenece? Xanthus se encogió de hombros. se añadían a la atmósfera amenazadora. El temor se hizo más profundo cuanto más se acercaron. Inmenso alivio le golpeó tan pronto como pasaron a través de la apertura custodiada por los árboles. Las runas talladas en los árboles a ambos lados de la ruta por la que Xanthus navegaba estaban destinadas a hacer volver a un explorador ocasional. Sus manos se tensaron involuntariamente en Xanthus. visible para ella sólo porque era Drui. 173 . El Club de las Excomulgadas El terror llenó a Marika. Eran mascotas abandonadas atraídas al lugar por las runas que Marika reconoció. —¿Están todos los portales custodiados como este? —No —dijo Xanthus—. Marika se frotó el pecho.

Se arrodilló y recogió un puñado de tierra rica. la colocó en un pañuelo que Tallis sostuvo para ella antes de tomar una semilla de su guardapelo. en preparación para la curación de la abuela de Xanthus. Tallis utilizó su garra para romper una tira delgada de la tela del pañuelo antes de cerrarlo y atarlo firmemente. luego se dividió en dos caminos separados. adivinado que podría causar un retraso mayor si esperara hasta que entraran en el reino del dragón para juntar tierra y colocar una semilla de roble en ello.Reclamación Drui . su foco se deslizó sobre Xanthus y Marika para decidirse por el collar alrededor del cuello de Tallis. Dio unos pasos más allá de la puerta antes de detenerse. desviándose alrededor de una isla. Marika no tenía ni una pista de lo que era. 174 . El Club de las Excomulgadas —Poco se sabe sobre el guarda de este portal. mientras las sombras de los árboles lo acariciaban como si fuera una parte de ellos. aunque por lo que sé. Xanthus dirigió la lancha rápida a un muelle mientras Marika sondeaba las sombras más allá. Marika y Xanthus le siguieron. emergió. Nunca había encontrado a un ser con una firma psíquica como la suya. Las gemas trenzadas llameaban para revelar las runas inscritas allí. El canal se estaba ampliando radicalmente. bronceados brazos musculosos se cruzaron sobre su pecho desnudo. Una vez que la semilla estuvo enterrada en la tierra. Se aferraba a él en el azul oscuro. El poder irradiaba de él. Tallis saltó fácilmente al muelle cuando lo alcanzaron y rápidamente aseguró el barco. ha mantenido esta entrada durante mucho tiempo. Un hombre con la cara de un guerrero y el pelo largo y rizado negro. La puerta de la cabaña se abrió cuando Marika se puso el bulto de tierra en su bolsillo. Jory Strong . viendo por fin una cabaña que parecía mezclarse perfectamente con los árboles que la rodeaban.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Un momento —dijo Marika. Sus rasgos se tensaron cuando se acercaron.

¿Qué precio requieres? La atención del guarda volvió a Marika. Le ofreció el globo a Tallis y este lo tomó de él. su mirada envió un escalofrío por su columna vertebral. ni requiere que compartas tu precioso tesoro. su voz sosteniendo la muerte. Su mano derecha hecha una bola en un puño. Supongo que esta es la razón de vuestra presencia aquí. formando y Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV reformándose hasta que se desvanecieron completamente.Reclamación Drui . 175 . los iris azules como la medianoche que hacían juego al aura del guarda se hicieron despiadadamente negros. —No muy a menudo un Drui busca un portal. Tallis alzó su mano libre y se acarició el collar. Uno que no rompe ninguna ley dragón. —Un favor que me reservo para cuando lo necesite. Sigils11 de plata aparecieron sobre el corazón del globo. —Los labios masculinos se torcieron ligeramente hacia arriba cuando su atención cambió a Xanthus—. Sobre todo en compañía de un dragón y un compañero compartido. —Una elegante ceja se enarcó—. —No en cualquier modo que no elegiría gustosamente. El guardián asintió con la cabeza. luego se abrió para revelar un globo azul zafiro. Sus brazos salieron de su pecho. ¿deseáis volver al reino dragón? —Al portal más al norte —dijo Xanthus—. demorándose antes de volver a Tallis. —¿Estás esclavizado? —le preguntó a Tallis. tomó el globo de Tallis y cerró sus dedos alrededor de ello como si lo estuviera comprimiendo hasta que no se pudo ver.T: símbolos o sellos mágicos. Los ojos azules medianoche se posaron en Marika. El Club de las Excomulgadas Sus ojos se estrecharon. —Su mirada se movió de nuevo a Xanthus y le devolvió la sonrisa—. 11 N.

nunca vistos otra vez en el caso de sus parientes de hace siglos. silenciosamente incluyéndola en la decisión. Xanthus tomó la otra. Cuando terminó. 176 . el patrón demasiado complicado para recordarlo. luego la cerró y se giró a Marika. Eran caminos al encarcelamiento y los Drui que entraban en ellos rara vez se veían de nuevo. El guardián se rió divertido. abrió su boca para dar su respuesta. —Sí —dijo Xanthus. De una u otra forma. —¿Tenemos un acuerdo? —preguntó el guardián. Los portales a menudo jugaban un papel importante en cuentos de terror contados alrededor de una fogata Drui.Reclamación Drui . roncos que acariciaron el interior de Marika a pesar del hecho de que no tenía deseo de tener más de dos amantes. —Un favor en reserva está bien para mí —dijo. que hacía que su estómago cayera en un infierno sobrenatural. sus movimientos demasiado rápidos. Podéis entrar. —También es aceptable para mí. tocó sus dedos en los símbolos de plata y zafiro incrustados en la madera. Se dio la vuelta hacia la puerta de la cabaña. se alejó de la puerta—. terroríficos.Serie Vínculos Sobrenaturales IV parecido al de un dragón de Xanthus. su voz sostenía tonos sensuales. La felicidad inundó su corazón por el gesto. o quizás en apreciación del comportamiento no Jory Strong . El miedo amenazó con apoderarse de Marika. Abrían sus bocas para tragar a los desafortunados. El Club de las Excomulgadas Xanthus vaciló. Sus ojos se alzaron para encontrar a Tallis. —Hecho entonces —dijo. Este asintió. Tallis tomó una de sus manos.

Cuando se abrió de nuevo. La puerta se cerró detrás de ellos y sintió… algo. el asombro la llenó. tirando de ella a la oscuridad total cuando esperó una sala de estar con luz transmitiéndose a través de las ventanas.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas —No romperé mi promesa a ti y a Tallis —dijo Xanthus. Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV 177 . dando un paso adelante.

El Club de las Excomulgadas Capítulo Catorce La luz inundó el cuarto cerrado de piedra. Y en lugar de pantanos y canales. Le soltó la mano. No pensé en decirte que cogieras ropa de abrigo. Marika jadeó ante la vista del dragón azul oscuro con vetas plateadas y escarlatas sobre su vientre.Serie Vínculos Sobrenaturales IV donde los humanos gobernaban por su mayor número. más fuerte y más primitiva que la que quedaba en el mundo que ella llamaba hogar. había imaginado que el mundo del dragón era cálido. 178 . no para Alaska. en vez del construido en madera. Era una magia diferente a cualquiera que Marika hubiera experimentado. si no por su tecnología. cordilleras nevadas se levantaban hacia el cielo a través de una multitud de ventanas. con valles ricos en presas y repisas lisas donde las bestias saciadas podrían dormir una siesta tras comer a la luz del sol. Era una miniatura del que tenía Xanthus saliendo de su cadera. —Lo siento —dijo Xanthus—. pero en cambio él le agarró el frente de su camisa y lo sacó de los pantalones cortos que se había puesto. Rara vez estoy en forma humana cuando estoy aquí. La piel de gallina subió por sus brazos. Estaba vestida para Florida. Marika se estremeció cuando una fría brisa sopló desde las cumbres nevadas. Este lugar había sido forjado por dragones antiguos y poderosos que habían huido de un futuro Jory Strong . Creyó que era para convertirse en dragón. Las pocas veces cuando había dejado a sus fantasía extenderse para convertirse en la compañera de Xanthus. Desafiaba a la explicación o lógica.Reclamación Drui . Pero había sucedido.

ronroneó Tallis —Puedes intentarlo —dijo Xanthus. dejando a Marika boquiabierta. en lugar de verdadera Jory Strong . Sólo puedo llevar a uno de vosotros a la vez.Serie Vínculos Sobrenaturales IV cólera. hablando en su mente y haciéndole olvidar el frío. siempre y cuando nos encontremos en el mismo reino. Marika se volvió. Este lugar es considerado neutral. —Lleva a Marika ahora —dijo Tallis—. me divertiré con ellos. Sin tener en cuenta la forma en la que yo esté. Recuérdame que deje mi huella en tu otro compañero la próxima vez que me enrede con él. salvo transporte. No te preocupes por mi seguridad. Había oído decir que los compañeros de dragones podían hablar entre sí telepáticamente. Tallis dio un gruñido juguetón cuando se convirtió en su forma de pantera. Los ojos de Marika buscaron a Tallis. como si estuvieran buscando una presa. estamos sólo a un pensamiento de distancia el uno del otro.Reclamación Drui . Ya fuera alimentado por la magia del dragón a 179 . dijo. Sus labios se levantaron en un gruñido silencioso aunque sus ojos insinuaban una diversión oscura. la anticipación en su voz a pesar que fue sustituida por la preocupación cuando añadió—: Tengo que llevar a Marika a la guarida privada de mis abuelos. flexionando sus dedos para revelar las garras que había ganado cuando ella le salvó la vida. ¿Seremos capaces de hablar así cuando volvamos a casa? Sí. sintió el retorno del miedo cuando vio las formas de dragones volando a lo lejos. Una mirada hacia abajo reveló que llevaba el mismo dragón que subía de su cadera. Su corazón se aceleró. Lo tocó. El Club de las Excomulgadas El vínculo está sellado. Si los dragones vienen aquí en busca de cualquier cosa. La atención de Xanthus cambió a algo detrás de ellos. pero la posesión está en la raíz de la mayor parte de nuestras leyes. elevándose sobre un amplio valle entre dos cadenas montañosas.

Podía oír el ruido de sus alas. era más grande. arrojándose hacia arriba con un despliegue de alas. y aún más letal que en el mundo humano.Serie Vínculos Sobrenaturales IV El aire alrededor de Xanthus brillaba azul con rastros de plata y escarlata. Jory Strong . él también estaba en su otra forma. Y entonces. tan magnífico como era Tallis. A pesar de que confiaba en él completamente. Pero realmente experimentó un momento de vértigo al darse cuenta que el edificio y la repisa que los rodeaban formaba una alta tarima que sólo una criatura alada podría alcanzar. dijo Marika. dijo. abrazándose fuertemente contra su pecho antes de girar lejos de la repisa. Dobló su cuello para mirar por detrás e incluso al revés. estoy contento. disfrutándolo lo bastante como para haberlo hecho varias veces más. Tratar de dejarla de cualquier otra forma daría lugar a una caída fatal al suelo que estaba muy abajo. podía ver la sombra de ellos a lo lejos abajo.Reclamación Drui . Marika no se resistió cuando la condujo del edificio de piedra con sus ventanas de paneles. Delante de ellos había una multitud de caminos de valles. El aire frío corrió sobre ella. todavía cerró los ojos cuando la levantó. —Creo que Tallis puede cuidarse de sí mismo —dijo Xanthus. pero el calor que irradiaba de él la mantuvo lo suficientemente cálida. Marika forzó sus ojos a abrirse. ¿Lista? Lista. contenta de haber hecho paracaidismo una vez. algo de tensión había desaparecido de su voz. Xanthus bajó en picado. sintiéndose emocionada y asombrada al mismo tiempo. se dio cuenta que la repisa con el edificio de 180 . El ronroneo que retumbó de Xanthus le dijo que había atrapado sus pensamientos. más pesado. Mientras sea igual a Tallis en tu mente. El Club de las Excomulgadas través del enlace con Xanthus o debido a su posición.

no sólo por el acceso al portal. más débiles para mantener lo que es suyo lo hacen a través de alianzas y los miembros de la familia viviendo unos cerca de los otros. pero la respuesta de Xanthus estuvo allí en su mente. El estómago de Marika cayó cuando Xanthus se zambulló. Marika comenzó a formar una pregunta. Los refugios más pequeños. En los días anteriores a que nuestra fertilidad estuviera atada a la copa del mago y la extinción se convirtiera en una amenaza para los de mi especie. Marika se estremeció. Y además. ¿Es por eso por lo que trabajas para Severn? ¿Por una alianza y tesoro? En parte. mi clase lucharía a muerte por la posesión de los valles. dirigiéndose a un estrecho valle. Con Sophie como su compañera. El comentario que había dirigido a Xanthus podría haber conducido a algo bueno. habrá más razones aún para permanecer allí. El acceso a un portal a menudo implica el pago de un tesoro para poder atravesar el territorio de otro. Severn ha forjado su propio reino entre los seres humanos. aunque en este reino sea la madre de Severn quien guarda su guarida ancestral. La repisa y el claro son el único territorio neutral.Reclamación Drui . Estás en lo cierto. entonces Marika dudó que la familia de Xanthus se beneficiara de ello. pero no se había perdido el veneno que sus palabras habían sostenido. Ella es poderosa pero estas son tierras menores. pobres para animarse y más frías que las que están más al sur. ¿Es eso lo que quisiste cuando firmaste con Severn? ¿Quedarte en mi mundo? 181 . recordándola de la visita que hizo a Inner Magick. sino por las presas que vagaban por sus prados. El Club de las Excomulgadas piedra estaba en el centro de un claro como el centro de una rueda con los valles extendiéndose hacia fuera como los radios. La tierra de mi familia está muy lejos de su influencia. Si la madre de Severn gobernaba aquí. ¿Y ahora? Jory Strong . Cada valle pertenece a una guarida y es guardado por él.Serie Vínculos Sobrenaturales IV No nos matamos los unos a los otros sin una gran causa.

Marika se rió.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Me gustaría tener mi casa dondequiera que desees. El ritmo aumentó en sus alas. ¿Y ahora? Jory Strong . pero ya no capaz de hablar o moverse. A lo lejos respondieron. Marika supo que su abuela todavía estaba viva. Xanthus se inclinó hacia la izquierda y pregonó una llamada. Un gruñido vibró a lo largo de su espalda donde tocaba las escamas lisas de su pecho. El Club de las Excomulgadas Sí. El terreno era accidentado. pintando el aire de naranja y rojo. No todos los dragones pueden tolerar las limitaciones impuestas por la forma humana y las reglas que nos gobiernan en tu mundo. Ella tiene que volver a su mundo de forma periódica. Antes de que pudiera preguntarle al respecto. el que está buscando un heredero. El fuego estalló en una exhalación fuerte. Marika creyó ver rebaños de cabras montesas o tal vez ovejas con grandes cuernos que salpicaban las laderas de las montañas rocosas. La tensión vibraba a través de Xanthus. Un dragón… 182 . él dijo: Esta sección del valle es reclamada por mi pariente lejano. Ella se sorprendió de lo rápido que el veneno Nara había reducido a la impotencia a su abuela. o por las presas? El portal. Mi abuela es una de ellas. Lo encontré frustrante para mí mismo cuando cierta mujer siguió escapándose de mí. Kirill.Reclamación Drui . Podía oír el tácito “pero”. y de sus pensamientos. ¿Ser nombrado heredero es importante por el portal. cuando él mismo se empujó con más fuerza. La guarida en manos de mi familia tiene salida al mar por el otro lado y no todas las que toman como compañeras pueden quedarse en este mundo de forma exclusiva. permitiéndose disfrutar de la demostración masculina de enfado antes de seguir adelante con sus preguntas. Marika trató de bloquear sus pensamientos. impedir que su preocupación se derramara en la suya y la aumentara.

Si se hubieran retrasado. Cambió de dragón a humano perfectamente. en la mente de Xanthus antes de entregarse al proceso de curación. Ella yacía sobre un lecho de diamantes amarillos. El Club de las Excomulgadas Repentinamente se dio cuenta que su abuela no era dragón. pero Marika lo reconoció de todos modos. y para el momento en que finalmente se 183 . luego reduciendo la marcha y aterrizando. Una orquídea agonizante. pero no lo era.Serie Vínculos Sobrenaturales IV ensayó para que no hubiera ninguna pérdida de tiempo. Ya fuera por instinto o programación cultural los jóvenes Drui viajaban extensamente. Los Nara-fey eran raros. pequeña y parecida a una humana. Lo más probable es que fuera fey. ¿Llegamos demasiado tarde? preguntó Xanthus. Susurrando: No lo creo. la ropa una suave tela de araña formada por pétalos que se secaban y endurecían incluso mientras Marika miraba. no podría ser así si tenía que volver al mundo humano periódicamente. Tenía los ojos cerrados. su dolor haciéndose cada vez más el de Marika. de algún tipo que no siguió a los Sidhes al reino faerie.Reclamación Drui . el rostro envejeciendo. sin dejarla hasta que estuvieron al lado de su abuela. queriendo formar alianzas con Severn o con algún otro príncipe dragón antes de confiarle a Xanthus la verdad… Marika se estremeció y cerró los ojos. Ella tomó el bulto de tierra de su bolsillo y luego se hundió de rodilla y agarró la mano de su abuela. optando por concentrarse en lo que tendría que hacer en lugar de en la tragedia que podría haber sido. Escalofríos helados pasaron a través de su corazón sabiendo lo que haber guardado su herencia Drui en secreto podría haber significado. y el veneno que producían lo era igualmente. las rayas de color negro de su aura decolorándose en el aura rosa y amarillo confirmando la presencia del veneno. apenas consciente de Xanthus anunciándolos otra vez antes de dirigirse a un saliente a la derecha. Mentalmente Jory Strong .

Una carcajada brotó dentro de Xanthus. seguidas de un brote que empujó a través del pañuelo atado sueltamente en un fardo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV El corazón de Xanthus se llenó de amor y gratitud mientras miraba la vida volver a su abuela. endurecidos. Las raíces surgieron. 184 . Los pétalos frágiles. Silenciosamente comenzó el cántico para separar el veneno. Xanthus se acercó al borde de la guarida y se lanzó hacia el cielo. empujando la magia alterada a través de su palma para alimentar la semilla de roble en su cama de tierra. pero sabiendo que estaría segura con su abuelo y el compañero de sexo masculino de su abuelo. Su atención cambió a la pequeña planta de roble en la mano de Marika. —Tengo que volver al portal por mí otro compañero —dijo Xanthus. Marika perdió toda conciencia del tiempo y sus alrededores. ¿Estás tan seguro que podrías ser mejor que uno de mi especie? Fácilmente. aunque conociera su talento también podía infundir terror. tomándolo en sí misma y modificándolo. Podía sentir la conciencia de Tallis de lo que sucedía. Jory Strong . despacio se suavizaron. Sintió temor. El Club de las Excomulgadas establecían tenían una gran cantidad de conocimientos que de otro modo no obtendrían. su impaciencia mientras caminaba por la cámara del portal. la mezcla de una repetición en la siguiente. se hicieron casi transparentes otra vez. Jakai. Sólo estaba el cántico. casi complaciente de que un dragón tratara de tomarle.Reclamación Drui . Siglos atrás la capacidad del Drui de apartar la magia y canalizarla en otros lugares los había llevado casi a su extinción. sin querer abandonar a Marika. ninguno de ellos capaz de apartar la mirada de la mujer que amaban. sin vacilar para que el veneno fuera sacado sin darle la oportunidad de renovar su ataque. Ambos asintieron con la cabeza.

La fantasía siguió a su memoria. Marika atada en la cama con él rozando sus pulgares sobre su ano. Si así lo deseas. y con ella la pantera caminando. Los deseos de Tallis confundiéndose con los suyos propios. ambos en su forma humana una vez más.Reclamación Drui . El portal apareció a su vista. sí. diciendo: ¿Has fantaseado sobre Tallis y conmigo tomándote al mismo tiempo? ¿Quieres que Jory Strong . Tallis y yo te tomaremos juntos. Y su promesa. Imágenes iluminadas por la luna asaltaron a Xanthus. Xanthus supo que era un cambiaformas sólo en el mismo 185 .Serie Vínculos Sobrenaturales IV uno de nosotros llene tu coño mientras el otro toma tu culo? De su respuesta sin aliento: Sí. haciendo el amor con Marika antes de concentrar su atención el uno en el otro. La piel dorada de Tallis brillaba bajo el sol. El Club de las Excomulgadas ¿Deberíamos probar tu afirmación cuando estemos en la intimidad de mi guarida? El ronroneó de Tallis se deslizó a través del cuerpo de Xanthus para enroscarse alrededor de su pene. Momentos capturados en la memoria de Tallis así como en la suya propia. En unos minutos Xanthus descendió en picado y lo recogió. En el reino dragón Tallis no podía ocultar lo que era. A pesar de las formas humanas y felinas. Tallis respondió cambiando. Oh. La próxima vez. Será más fácil llevarte en tu forma humana. un baile carnal se deslizó de forma natural. Pero quizás deberías guardar tu promesa para Marika primero.

difícil para Xanthus definirla claramente incluso en sí mismo. Él no tenía necesidad de regresar al mundo humano para restaurar su magia. su espíritu bajo el asalto del demonio. Los were eran de naturaleza dual. esta vez de lo sucedido a Tallis y Marika. Otra vez los recuerdos de Tallis fueron llevados a la mente de Xanthus. Xanthus sabía poco sobre los Sjen. no sólo por el vínculo que compartía con Marika. su valor para seguir tratando de salvar la vida de Tallis aunque hubiera sido atacado por la magia negra. pero era una fachada. excepto por haber crecido viendo la relación que su abuelo compartía con Jakai. no cuando compartía la cama y la vida con un dragón.Reclamación Drui . Xanthus vio como los actos de Marika ligaron a Tallis a ella. pensando que tal vez la respuesta le ayudaría a entender mejor lo que era un Sjen. cambiando la cultura dragón para que las mujeres humanas se hicieran más deseables aún más como compañeras. A diferencia de la abuela de Xanthus. haciéndose más fuerte. Fueron durante siglos. pero podía sentir que Tallis usaba la magia del dragón. aunque lo intentó.Serie Vínculos Sobrenaturales IV elegido no hacerlo si el mago Enos no hubiera creado su maldita Copa. Su naturaleza permanecía totalmente dragón. una mezcla de animal y hombre. lo cambiaron mezclando al gato. Vio que lo confundió con un gato callejero. pero diferente a las criaturas were que todavía llamaban hogar al mundo humano. Similar. al hombre 186 . ¿Cómo llegaste a estar con Marika? preguntó Xanthus. quizás milenios en su primera forma. Su especie podía cambiar de forma y parecer humanos. Muchos de los verdaderamente antiguos nunca habían tomado una forma humana y muchos más podrían haber Jory Strong . Mientras que los dragones… Los dragones eran los primeros seres sobrenaturales que surgieron de la magia latente del mundo que los humanos ahora reivindicaban. Jakai era un fey de fuego. Podría haberse alarmado. sino por el lazo que ellos dos compartían también. Era una diferencia sutil. El Club de las Excomulgadas sentido en que lo era él mismo.

En cambio estaba hablando con su abuela. Y aunque se había resignado a aceptar su elección. El sonido de batir alas curtidas le llegó. pero no podía verla. Sobrevoló el tiempo suficiente para ver como Tallis cambiaba a su forma de pantera y se metía en las profundidades del refugio antes de dar la vuelta y dirigirse de nuevo en la dirección de la cual había venido. le complació. Tallis era más que capaz de protegerla. El canto Jory Strong . ¿O quieres que te lleve al mío? Tallis vaciló solo un momento antes de contestar. El Club de las Excomulgadas y al guardián en algo más que ya no era completamente Sjen. Vio también cuánto más fuerte era Tallis porque Marika había elegido a un dragón como compañero. Habrá tiempo más adelante para presentaciones. No molestó a Xanthus. ninguno de ellos cambiando de su forma de dragón. Xanthus depositó a Tallis en una repisa rocosa poco tiempo después. y luego se aceleró ya que se hizo claro que Kirill se dirigía hacia el refugio de sus abuelos. alguien que era impotente para protegerla contra una amenaza sobrenatural. era un alivio saber que no tenía que temer por su seguridad. Una alegría y amor como los que nunca había conocido. De hecho. Se había preocupado que Marika hubiera tomado a un compañero humano. seguido de la canción del dragón de su pariente lejano. dirigiendo sus manos de curandero sobre la piel fey para asegurarse que ningún veneno Nara permanecía. Su 187 . Xanthus. El aleteo propio de Xanthus vaciló. concentró su atención en Marika. Al tuyo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV que había llenado su mente ya no estaba presente. ¿Deseas que te lleve al refugio de mis abuelos? Le preguntó a Tallis. enviando un sofocante calor junto a sus palabras. El alivio llenó a Xanthus. Llegaron casi al mismo de tiempo. Con un pensamiento. Xanthus echó sólo un vistazo hacia Marika.Reclamación Drui .

Serie Vínculos Sobrenaturales IV 188 . dispuesto a sumar su fuego a la batalla si fuera a haber aquí una.Reclamación Drui . Jakai estaba a su lado. Jory Strong . El Club de las Excomulgadas abuelo había tomado su forma original para proteger mejor tanto a su compañera como a la de Xanthus.

¿Tu compañera? ¿O un tesoro del que podrías desprenderte con el fin de poder ser llamado mi heredero? —Mi compañera. El amarillo de su iris se disparó a naranja en un instante antes de que se formara un brillo de magia para ser forzado en su forma Jory Strong . 189 . El Club de las Excomulgadas Capítulo Quince El tiempo se ralentizó. —El naranja de los iris de Kirill se volvió más amarillo cuando dirigió su atención a Xanthus—. Pero ahora me parece que ha llevado a cabo algo más digno. Tal hazaña le permitiría que yo viera algo de ventaja en que su sangre fey se hubiera abierto camino a través de mi linaje y que por lo tanto nombrara a Xanthus como mi heredero como resultado. en especial a la guarida que sostenía a un compañero no dragón. Kirill? —Me llegó la noticia del ataque a tu compañera por los fey.Serie Vínculos Sobrenaturales IV humana. La tensión en la guarida remitió inmediatamente. sonrió en privado con la conciencia de saber que desde que había ido con Severn al reino humano. Sus fosas nasales se dilataron. La atención de Kirill se desplazó a las mujeres que estaban fuera de la vista. Trajo a una Drui aquí.Reclamación Drui . preguntando: —¿Qué haces aquí. sino con la fruta Aviah. Siempre era un baile cuidadoso cuando un dragón que no compartía estrechos vínculos familiares o de amistad entraba en la guarida privada de otro. Cuando Xanthus pasó sobre mis tierras pensé que regresó no sólo con una compañera. ya no prefería una forma a la otra. pero veía los beneficios de cada una. también. Xanthus fácilmente tomó su segunda forma. —Me gustaría ver a esta compañera por mí mismo. Su abuelo cambió de forma. los momentos avanzando lentamente por delante.

Pero. entonces habrías terminado con tres hombres en tu cama. Su corazón era un campo de batalla. El Club de las Excomulgadas Xanthus se puso rígido. a pesar de que inundaba de necesidad su vientre. una emoción candente que se intensificó cuando ella le sonrió. Tu destino como compañera de un dragón se selló en el momento en que entraste en casa de Aislinn. un deseo que se intensificó cuando su mano 190 . independientemente del lazo de sangre que tenían. era un extraño. Marika se puso de pie. y no se sorprendió cuando Xanthus cogió su muñeca como con un grillete y la atrajo a sus brazos. entre el deber y la necesidad. En todos los aspectos importantes. El amor llameó al verla.Reclamación Drui . su sonrisa cada vez mayor ante el ronroneo bajo que vibró a lo largo de su espalda. había sido una criatura solitaria. ¡Dragones! Eran problemas. Se acomodó contra su pecho. La risa se instaló en el pecho de Marika. lágrimas de felicidad obstruyendo su garganta. Caminó entre su abuelo y Jakai. Jory Strong . La posesividad quemaba en las venas de Xanthus junto con el deseo ardiente de un dragón recién acoplado de regresar a su guarida con su hembra y permanecer allí con ella acoplándose constantemente. luchando contra las inclinaciones naturales de guardar y atesorar.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Su abuelo y Jakai se apartaron lo suficiente para revelar a Marika. Con mayúsculas. ¿cuándo había sido distinto cuando Marika estaba involucrada? A regañadientes Xanthus asintió. sus ojos brillando con sus propios sentimientos. ronroneó Xanthus. Marika dudaba que Xanthus fuera consciente siquiera del sonido. Cuando pensaba en lo diferente que podrían haber resultado las cosas si no le hubiera dicho a Xanthus porque era un dragón… si hubiera dejado Florida y sólo hubiera vuelto después de tomar un segundo compañero… Si eso hubiera sucedido. Hasta el anuncio de que Kirill tenía la intención de nombrar un heredero para que pudiera dejarle sus tierras y reservas protegidas mientras viajaba al mundo humano.

Poco se sabe sobre Kirill. —¿Y el hombre que llevaste a tu refugio? —preguntó Kirill. Sus dedos encontraron el dobladillo de su camisa. Jory Strong . 191 . dijo Xanthus. pero nunca había oído que los ojos de un dragón revelaran sus emociones o el pensamiento de tal modo. Si Kirill fue maldecido de verdad. El Club de las Excomulgadas se deslizó hacia abajo. Sabía que los feys cambiaban su color según su humor. E incluso si estuviera maldito. No es común entre nosotros. Su reacción no sorprendió a Marika. levantándola sólo lo suficiente para revelar el dragón. —Mi compañera —dijo Xanthus—. pero el cambio del color de sus ojos si lo hizo. Marika.Reclamación Drui . y hubiera sido maldecido en el proceso. Un vistazo rápido a Xanthus y a su abuelo reveló que lo mismo podía decirse de ellos. Le asustaba cuando se dio cuenta que no podía ver los modelos de energía en el aura del dragón que le rodeaba. haciéndola pensar quizás que la razón por la que podía ver en su mundo fue porque su magia chisporroteaba y se encendía en un lugar que era pobre en magia debido al éxodo de los más antiguos y potentes de los sobrenaturales. e idéntica a la que tenía en este mundo. aunque mi madre alguna vez me dijera que había oído a sus abuelos hablar de él una vez y decir que había tratado de robar a un hechicero poderoso hace mucho. antes de que los dragones formaran este reino.Serie Vínculos Sobrenaturales IV El naranja en el iris de Kirill se encogió hacia atrás. no había garantías de que pudiera quitarle la magia oscura de él. Marika estudió a Kirill más estrechamente. su imagen haciendo juego a la que llevaba en su forma humana. —También mío. ella no lo sabría a menos que lo tocara. como si los pensamientos de Xanthus con otro varón de alguna manera compensaran el valor de haber tomado a una compañera Drui. acariciando su abdomen y el tatuaje mágico dibujado que había aparecido allí cuando entró en este reino.

Reclamación Drui . —Consiente en mantenerla en el reino dragón y te nombraré mi heredero. Podía sentir la lucha dentro de él. —Un Drui es un tesoro demasiado grande para arriesgarlo en el mundo Jory Strong .Serie Vínculos Sobrenaturales IV humano. silenciosamente añadiendo: No me he olvidado de mi promesa a ti y a Tallis. —Donde mis compañeros y yo decidamos instalarnos es algo que se resolverá entre nosotros. Con alarma. pensó Marika. haciéndose de un carmín escarlata. entonces nombraré a Ormetri. Es otro de los parientes lejanos de Kirill. Pero antes de que pudiera preguntar a Xanthus quién era Ormetri. uno que odia a los elfos y nunca permitiría que mi abuela pasara dentro y fuera del portal. Marika sintió la alarma que causó el nombre. ni siquiera un parpadeo de tentación en sus pensamientos. El Club de las Excomulgadas —¿Te quedarás aquí con tus compañeros? —preguntó Kirill a Xanthus. No hubo ninguna vacilación en Xanthus. Xanthus se tensó contra su espalda. la respuesta ya estaba siendo proporcionada. —Si no aceptas ser mi heredero. Y sus siguientes palabras parecieron confirmarlo. El rojo del iris de Kirill se oscureció. Los iris carmín se oscurecieron casi al negro. 192 . —Por el momento estoy aquí —contestó con cuidado Xanthus. Los iris de Kirill brillaron al rojo. Kirill echó un vistazo rápidamente en dirección a la abuela fey de Xanthus. Los brazos de Xanthus se apretaron alrededor de Marika. de su deseo de estar con ella y Tallis en guerra con el deber que sentía hacia su familia. —No —dijo.

Esta vez. Sabe que un Drui es capaz de drenar todo el poder tan fácilmente como es capaz de sacar sólo el corrupto que dejó el 193 . mantener a Marika aquí en contra de su voluntad sería pobre pago por salvar la vida de mi compañera. Eres mi mundo. Si él es realmente la víctima de la maldición de un brujo. su atención cambiando a Xanthus—. pero insegura de si estaba teniendo éxito o no. Curarlo exigiría poner tus manos sobre él y tocar su magia que está en su impulso vital. Pero su casa también eran Xanthus y Tallis. Tallis dijo. pero no permitiré que fuerces a Xanthus a mantener a su compañera presa. reprodujo la conversación desde su llegada en su mente. Aislinn. le recordó Tallis a ella. Marika estudió de nuevo a Kirill. Si decides quedarte aquí. dijo Marika. dejando que la intuición la guiara. Storm y Sophie. dijo Marika. entonces aceptaré esa decisión. deteniendo a Xanthus antes de que pudiera hablar. Su casa era Florida. No quiero que la familia de Xanthus sufra debido a la promesa que nos hizo. ¿Es la tuya también? Jory Strong . Inner Magick. entonces tal vez está pensando en que un día pueda confiar en mí para curarle. Detrás de ella Xanthus se heló completamente. Seguiré pagando el tributo por el paso a través de tus tierras hasta que Ormetri las asuma y nos niegue el acceso. Kirill. Con ellos podría ser feliz en cualquier lugar.Reclamación Drui . Alargó la mano mentalmente hacia Tallis Las palabras se enredaron dentro de ella. —Es tu elección —dijo Kirill. tratando de bloquear sus pensamientos a Xanthus.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Espera. El Club de las Excomulgadas El abuelo de Xanthus se adelantó y dijo: —Guarda tus amenazas y promesas. un conflicto confuso de necesidades y deseos. Playas de arena y el sonido de las gaviotas. bajó la barrera mental que había erigido antes de hablar. su voz un golpe caliente a través de su alma.

Y si estaba equivocada. Podemos arreglar los detalles de nuestro acuerdo y sellarlos con el juramento de sangre más tarde. dijo Xanthus. Había escuchado innumerables relatos de incontables riquezas perdidas y 194 . En su pasión por los viajes como Drui. pasaron a carmín y escarlata para convertirse en totalmente naranja. Marika cubrió los brazos de Xanthus con los suyos. Hizo una reverencia. Pero si me equivoco… No voy a hacerte infeliz. Si estás en lo cierto. se me olvidó que acababas de volver a casa con nuevos compañeros. si su suposición resultaba ser correcta. un gesto del Viejo Mundo que hizo creer a Marika de que le llegaría a gustar Kirill. —Consentiré en quedarme en este reino si nombras a Xanthus tu heredero —dijo.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Los iris negros se iluminaron. —Interrumpió Xanthus—. —Hecho. Con todo lo que ha ocurrido. entonces él podría algún día liberar a Xanthus de su promesa de mantenerte aquí. siempre podría recurrir a la tentación del tesoro. El Club de las Excomulgadas hechizo. entrelazando sus dedos con los suyos. así como detallar tus responsabilidades para con ellas y conmigo. y que llegaría a confiar en ella lo suficiente para permitirle tratar de curarle. Es suficiente por ahora que mi compañera se haya comprometido a permanecer en el reino dragón. —Perdóname. Le diré a Kirill que mi respuesta es no. El naranja cedió paso al amarillo y a la diversión. Jory Strong . había aprendido algo más que la curación.Reclamación Drui . Ven a mi guarida cuando estés listo y ultimaremos los detalles para nombrarte heredero y concederte los derechos a mis tierras. Si me acompañaras… —No.

Xanthus no esperó una respuesta.Reclamación Drui . esta vez estaba desnudo. Y como Tallis. La anticipación la montó con cada golpe de las alas azul oscuras.Serie Vínculos Sobrenaturales IV —Te buscaré después de que mis compañeros estén establecidos. Cómo logró cambiar y lanzarse al vuelo. 195 . Marika sintió el vértigo un momento al ver el despeñadero bajo la cornisa a lo largo de la cual Tallis caminaba en su forma de pantera. dejando espacio en el suelo para que Xanthus aterrizara. Pero estaba otra vez en el aire. pero estando acoplada con un dragón podría hacer que las cosas cambiaran. sus manos deslizándose sobre su vientre antes de recogerla. Él dio un paso atrás del borde. haciéndose cada vez mayor entre virar y entrar en un estrecho desfiladero. La risa de Xanthus retumbó a través de ella. El Club de las Excomulgadas ruinas enterradas. La magia brilló alrededor de ellos. manando en Marika como una sensual descarga de electricidad. acortando las distancias por lo que su pecho desnudo tocó el brazo de Xanthus y Marika. Marika no lo supo. La búsqueda no era algo que a ella y a Tallis les hubiera preocupado perseguir. con el valle en el fondo lejos hacia abajo. Después de que haya tenido una posibilidad de investigar a fondo mi tesoro recientemente afirmado. cambiando a su forma humana justo cuando Xanthus hiciera lo mismo con ella en sus brazos. Oiré esos relatos. Al igual que Tallis. A Kirill le dijo: Jory Strong . un ronroneo entró en su mente. Más tarde. Sus brazos se arrancaron de los suyos. Su repentina aparición dispersó a una manada de ovejas. y luego vio la abertura en los acantilados. —Creía que nunca llegaríais hasta aquí —dijo Tallis. Mucho más tarde. su calor corporal y el de Xanthus la encerraron en un capullo íntimo. Xanthus podía cambiar con o sin ropa.

La llevaron a una cama de gemas brillantes. diciéndole que él y Tallis la tomarían juntos la próxima vez que se aparearan. Dedos expertos abrieron su camisa y desabrocharon su sujetador. recordando los pulgares de Xanthus acariciando sobre su entrada trasera. Ella arqueó la espalda cuando las manos de Xanthus ahuecaron sus pechos y su boca encontró la cicatriz de apareamiento en su hombro. Así lo hice. encontró que las piedras eran lisas. y sintió el esfuerzo que le costó alejarse de ella. Diamantes. poniéndola sobre sus pies. cuando Xanthus y Tallis se sentaron. El Club de las Excomulgadas El deseo manó en Marika. Ópalos. Tallis reclamó su boca. retroceder y tomar su otra mano. No podía imaginar que pudiera estar cómoda. y sin embargo. Lo prometiste. Esmeraldas. desabrochándolos y soltándolos. empujándolos hacia abajo junto con sus bragas. —Ninguna ropa estará permitida a menos que te demos permiso —dijo Xanthus. La necesidad la inundó por lo que apenas fue consciente de las joyas brillando en el refugio y la riqueza que representarían en el mundo humano.Serie Vínculos Sobrenaturales IV Marika gimió cuando besó hacia abajo hasta su coño desnudo. Tallis se puso de pie. 196 . acariciando su pelo con su nariz. tirándola hacia abajo para sentarse con ellos. Rubíes. deslizándolos de sus hombros para que cayeran al suelo. su masa ajustándose a ella como un puf. Otras que no tuvo tiempo de identificar. extrañamente calientes.Reclamación Drui . Jory Strong . su desgana de perder todo contacto con ella cuando tomó su mano. lamiendo su raja mojada y su clítoris mientras quitaba sus zapatos. mientras sus manos iban a sus pantalones cortos. susurró en su mente. Reclamó sus labios en un beso salvaje que supo a su propia excitación antes de imitar las acciones de Xanthus. dijo Xanthus.

De hecho. La intuición le hizo preguntar: —¿Hiciste esto? —Sí. Marika se inclinó para estudiarlo. resoplar e incendiar la casa si no se salía con la suya. Puedes compartirlo con Tallis. Pero en lugar de un hombre que no conocía el significado de las preocupaciones porque estaba abrumado por todo el tesoro que se sentía obligado a guardar. ronroneó Tallis en sus pensamientos. ella no dudaba que pudiera resollar. Podría vivir con eso.Reclamación Drui .Serie Vínculos Sobrenaturales IV Ella ligeramente remontó las imágenes talladas. la habilidad artística en su superficie magnífica. El Club de las Excomulgadas Un cofre de tesoro le llamó la atención. El amor ondeó en el corazón de Marika. como la abuela de Xanthus y Jakai. Oh. Y ya sabía que era posesivo y dominante. —Hubo sólo una pizca de vulnerabilidad. que sintió más que oyó antes de que Xanthus lo enmascarara con humor—. Exquisito. No sabía por qué se había molestado incluso en luchar contra el instinto Drui a la hora de elegir y reclamar a un compañero. Jory Strong . su satisfacción retumbando a través de ella y haciendo que sus labios se hincharan y separaran. El cofre y su contenido son para ti. O no. Xanthus era tal sorpresa aún. —Es costumbre entre los hombres dragones dejar regalos aparte para un nuevo compañero. 197 . tan diferente a lo que había imaginado que un compañero dragón sería. no podía imaginar una pareja más perfecta para ella y Tallis. —Es hermoso. se dio cuenta que las entidades fey eran de fuego y las hadas flores. Es cierto. Xanthus también estaba ligado al honor y al deber. Delicadas imágenes de dragones y hadas estaban grabadas en su superficie.

los dedos deslizándose sobre los anillos gruesos que había bajo la punta y que ya no tenía que esconder de ella.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas Marika puso su mano sobre el pecho de Xanthus y empujó hasta que se extendió hacia atrás en la cama de gemas.Serie Vínculos Sobrenaturales IV un intercambio que trascendía lo físico. Fin 198 . su polla rozando contra la de Xanthus. contrayéndose en éxtasis. su futuro combinándose en una reclamación Drui. dijo. que abarcaba mucho más. guiándolo a su entrada resbaladiza y tomándole dentro de ella. separado por sólo una delgada barrera. una fusión de tres en uno. Respiró el fuego de su dragón en ella. oh. poco a poco abriéndose camino cada vez más profundamente. separándolas en un ofrecimiento carnal a Tallis. haciéndole gemir cuando su mano rodeó su dura polla. hasta sus nalgas. Y Tallis empujó dentro de ella. Sus lenguas se encontraron. gimiendo en su boca cuando el calor de Tallis y su olor se añadieron a los de ellos. un dragón yaciendo sobre sus tesoros. pero su calor no era nada comparado con su combinación de lujuria. Las manos de Xanthus se deslizaron por su espalda. Marika gimió cuando la resbaladiza cabeza de la polla de Tallis se apretó contra su entrada trasera. Sí. —Creo que ya hemos decidido que me gusta compartir con Tallis —dijo ella. Se arrastró sobre él. enredándose en Jory Strong . dijo. su placer mezclándose. Sus labios tocaron a Xanthus. los tres unidos íntimamente. de forma permanente. los músculos de su vagina ondulando y agarrándolo. Y yo he encontrado que me gusta compartir mi tesoro con Tallis también. sí.

buen culo y piernas interminables.. Aislinn Windbourne no tiene nada que ver con el tipo de mujeres a las que normalmente persigue. Pero si lo que Tristan sospecha es cierto. Pero después de que el caso se resolviera. La primera vez que el profesor Tristan Lisalli se reunió con Storm. pero con una diferencia. Trace parece incapaz de luchar contra su obsesión por la delicada belleza que le hace sentirse primitivo y protector a un tiempo. Los años de rechazo en el mundo élfico -porque es medio elfa y medio humana. Storm O’Malley pensó que siempre sería una poli de barrio. esa reacción normalmente significa que una pareja está destinada a formar un vínculo de amor. Ahora tiene que resolver un asesinato y una nueva razón para visitar al guapo profesor que había conocido en el caso de Dean. Ninguna criatura de fantasía puede resistirse al legendario Cáliz Medici de Eros.Serie Vínculos Sobrenaturales IV cada vez que Trace rechaza la magia que forma parte de lo que Aislinn es.Reclamación Drui . Pero cuando ayudó a atrapar a un asesino en serie. porque no podía permitirse el lujo de meterse en un caso tan prominente.El Club de las Excomulgadas Jory Strong . Jory Strong .han hecho que Aislinn sea demasiado cauta a la hora de abrir las puertas de su corazón. ella teme que el mundo de los humanos sea igual de doloroso que el mundo en el que se crió. Mucho menos un noble de la corte Sidhe.Vínculos Sobrenaturales 01 . El Tesoro. también lo cree.. Y. 199 . se convirtió en detective y una miembro de la élite de la Brigada de Homicidios. Pero. entre elfos. La cautiva desde el principio y.La Médium de Trace Un hombre enérgico al que le gustan las mujeres de tetas grandes. Un asesinato de nuevo. entonces el verdadero tesoro es Storm. Él piensa que ella podría ser su esposa para siempre y Pierce. aunque el amor ahuyenta su soledad.Los Faeries de Storm Las Parcas realmente disfrutan sus pequeñas diversiones. Ningún sobrenatural podía. él había tenido toda la intención de desafiar a su primo Pierce con la seducción de una mujer –con la seducción de Storm. Pero ahora ella está implicada en otro caso prominente. ella estaba fuera de sus límites. pese a que odia a las psicólogas y en especial a las que se ven envueltas en asuntos policiales. hasta que conoce a Trace. 02 .

pero no puede tenerlo. dominantes y no saben el significado de “despreocuparse” porque están abrumados por todos los tesoros que se sienten obligados a proteger. O eso parece. Resoplan y queman la casa cuando no se salen con la suya. con múltiples parejas. Es su compañera y tiene la intención de poseer tanto a ella como al Cáliz del Dragón. Pero no hay ninguna pareja. cuyos ojos negros.Reclamación Drui Dragones. cuartetos y más. tanto a Xanthus como a Tallis en su cama. Es el premio final. pero eso no cambia el hecho de que Marika lo tiene mal por cierto macho rubio plateado llamado Xanthus. En el momento en que la ve. Son posesivos. y ella viene de una larga línea genealógica de Drui abraza-arboles. Hay tríos. Tallis. o eso cree hasta que se encuentra a Sophie.El Club de las Excomulgadas 03 . 200 . La fertilidad de su raza está vinculada al cáliz de Enos y está decidido a recuperar el tesoro inestimable.El Dragón de Sophie Escritora de misterio y fantasía. Severn se ve envuelto en las llamas de fuego de la lujuria. Jory Strong . oscuro. Los dragones no comparten. hasta que el destino interviene y Marika decide ir a por lo que quiere. ¿Y si los hombres quieren “hacérselo” el uno al otro? Ella está de acuerdo. Sophie Alexander no puede resistir el tentador señuelo de encontrar el Cáliz legendario de Enos. coleccionista de cristales y creyente en la magia. Poco sabe que está en un camino de colisión con un ser sobrenatural directamente salido de una de sus novelas. Son un problema. El Príncipe Dragón. Ella lo desea. el evasivo multimillonario Severn Damek tiene una reputación de ser implacable cuando se trata de conseguir lo que quiere. y ella ya tiene un hombre permanente en su vida. Se siente obligada a perseguir el Cáliz del Dragón aunque el misterioso y peligroso Severn Damek esté detrás de ello también. un Sjen cambia-formas que es tan posesivo y dominante como un dragón. Es una situación desesperada. tienen un efecto letal sobre su libido.Reclamación Drui .Serie Vínculos Sobrenaturales IV 04 .

El Club de las Excomulgadas Próximamente Jory Strong .Vínculos Sobrenaturales V Jory Strong .Reclamación Drui .Serie Vínculos Sobrenaturales IV La Pareja de Dragón 201 .

Serie Vínculos Sobrenaturales IV 202 .Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas Jory Strong .

blogspot.Reclamación Drui . El Club de las Excomulgadas Si Deseas Saber Más de Nuestros Proyectos o Ayudarnos a Realizarlos ¡¡¡Visítanos!!! Jory Strong .com/ 203 .Serie Vínculos Sobrenaturales IV http://informativoexcomulgado.