Está en la página 1de 1

LA RESPIRACIÓN

La respiración es la acción y resultado de respirar; es un proceso mediante el cual
los seres vivos absorben y expulsan el aire tomando parte de las sustancias que lo
componen.

También es referido al proceso por el cual las células liberan la energía almacenada
de alimentos; por medio de una oxidación donde los nutrientes se combinan con el
oxígeno del aire para liberar energía útil, y como subproductos también se produce
dióxido de carbono y vapor de agua, ésta es conocida como “respiración celular”.

Los animales, al igual que las plantas, necesitan energía para cumplir con todas sus
funciones: relación, nutrición, reproducción, circulación, crecimiento, síntesis y
metabolismo, y dicha energía es la producida en la respiración.

El hombre, como todos los vertebrados terrestres, realiza el intercambio de gases
en la respiración por medio de membranas delgadas y húmedas que forman sus
pulmones, a los cuales les llega el aire a través de las vías respiratorias (fosas
nasales, faringe, laringe, tráquea y bronquios).

Al respirar se producen dos acciones principales: la inhalación o inspiración en el
cual el aire entra a los pulmones y el proceso inverso o de salida constituye la
exhalación. En cada ciclo de inhalación y exhalación los pulmones se expanden y
se contraen. El tipo de aire que se inhala es diferente del tipo de aire que exhala,
esto se debe a que al respirar se producen cambios muy complicados dentro del
cuerpo.