Está en la página 1de 1

RITUAL PARA LIMPIAR TU AURA.

Vamos a utilizar el poder protector de la amatista para barrer las energías negativas que
pudiéramos acumular y limpiar nuestra aura.
La amatista es un cuarzo púrpura, utilizado desde los tiempos antiguos para fines mágicos
y curativos. Es reconocida como una de las piedras de contenido más espiritual y la más
eficaz para favorecer la meditación, calma los miedos y aplaca las grandes turbulencias
emocionales. Teniendo en cuenta su alto potencial energético, es una gema ideal para tener en
casa y para ayudar a eliminar las energías negativas.
¿Qué necesitas?
Necesitarás entonces una amatista, que puedes conseguir en una tienda de gemas, no hace falta que
sea de tamaño importante, puede ser pequeña; un incienso de sándalo, una vela blanca, agua de rosas
(sumerges pétalos de rosa fresca de cualquier color, menos amarillo en un bowl con agua tibia, lo
dejas un estacionar unas horas y luego lo cuelas); miel y un puñado de sal.
¿Qué hacer?
La noche anterior al ritual, descarga la gema, dejándola una noche entera dentro de un vaso con agua
y sal, y al día siguiente la expones un par de horas al sol, para potenciar sus efectos. También llena
un bowl con agua mineral o de manantial tibia, que no sea del grifo; agregas los pétalos de rosa y lo
dejas en reposo durante la noche.
Cuando los elementos están listos, al día siguiente, cuela el agua de rosas y pasa la preparación a una
jarra, junto con unas gotas de miel y un puñado de sal. Enciende una vela blanca y el incienso.
Quítate la ropa y acerca tu cuerpo al humo que desprende el sándalo, para purificarlo. Luego toma la
amatista y pásala por todo tu cuerpo, como si fuera el jabón de baño. Cuando terminas, deja la gema
cerca del incienso y de la vela. Para finalizar el ritual, báñate con la preparación de agua de rosas y
deja que tu cuerpo se seque naturalmente.
Una vez que terminas con esta purificación, te sentirás con más energía, recuperarás tu vitalidad
física, mental y espiritual.