Está en la página 1de 27

Capítulo 1 moto de Cristina

5
Capítulo 2 Un plan para matar
11
Capítulo 3 Todo el camino desde París
dieciséis
Capítulo 4 Un accidente en el gimnasio
20
Capítulo 5 Verse bien, sentirse mal
25
Capítulo 6 Reunión alguien especial
29
Capítulo 7 Una mala noche en la ciudad
34
Capítulo 8 Obtención de ayuda
39
Capítulo 9 Recordando todo lo
44
Contenido
La gente en la historia
Cristina Rinaldi: trabaja en el Museo Nacional de Bellas
Artes de Buenos Aires, Argentina.
Daniel Simeone: administrador de un gimnasio en la Salud Recoleta
Club.
Florencia: recepcionista en el centro de salud de la Recoleta.
Philippe Maudet: director de un museo en París, Francia.
Leonardo Martínez, director del Museo Nacional de
Bellas Artes en Buenos Aires, Argentina.
Roberto y Carlos Bocuzzi: hermanos y ladrones de bancos.
Los padres de Cristina
3

página 5
Lugares en la historia
Palabras útiles
Impresionismo: un estilo de arte en Francia entre 1865 y
1885. Algunos pintores impresionistas famosos son Monet,
Pissarro, Renoir.
El dulce de leche: una salsa dulce a base de leche y azúcar.
Tango: una música argentina y la danza que se inició en
Buenos Aires en el siglo 20.
Churros: tortas de pan-como cocidos en aceite y cubiertas de
azúcar.
4

Página 6
Capítulo 1
Moto de Cristina
A las once, una mañana el director del Museo
Nacional de Bellas Artes en Buenos Aires, Leonardo
Martínez, pidió a Cristina Rinaldi a entrar en su oficina.
"Quiero hablar con usted acerca de un trabajo importante que me gustaría
que hagas, Cristina. Creo que usted estará interesado en ella. '
'Por supuesto. ¿Qué es?'
"Un museo en París quiere enviar alguna impresionista
pinturas a Buenos Aires. Hablé con el museo de París
director, Philippe Maudet, esta mañana y que está interesado
en el uso de nuestro museo para mostrar las pinturas. Se trata de un
trabajo importante. ¿Quieres hacerlo? '
'Claro que si. ¡Estupendo! Ya sabes que me encantaría ver
Pinturas impresionistas aquí en el museo, 'responde
Cristina.
'Bueno. Quiero que comience a trabajar tan pronto como sea posible, la
dijo el director. "Hay muchas cosas que usted tendrá que hacer. '
Cristina se sintió bien durante todo el día. Ella amaba impresionista
pinturas. Esta nueva exposición fue maravilloso. Ella no podía
esperar para comenzar.
Después del trabajo de Cristina subió a su moto fuera de la
museo. Ella se sentía bien. Tenía una nueva e importante
trabajo, el sol era cálido sobre su espalda y fue el inicio de
clima primaveral en la ciudad de Buenos Aires. Tal vez
mañana de que pudiera salir de la chaqueta en casa. Este año
Septiembre fue cálido, y la gente ya estuviera hablando
5

página 7
alrededor de un verano caliente. Cristina comenzó su moto y
sintió el aire caliente en su cara mientras subía a lo largo de la Avenida del
Libertador. Ella nunca llevaba un casco porque le gustaba la
sensación del viento en el pelo largo. Pero su padre no lo hizo
saber que. Se acordó de sus palabras cuando él le dio
la nueva moto: "siempre lleve puesto el casco, Cristina -
cada vez que paseo! ' Ella esperaba que su padre nunca vería
ella sin él.
6

página 8
Cada día en este tiempo Cristina bajó por la Avenida del

Vio dos hombres en el coche. pero la carretera tenía tantos semáforos. 'Está bien. una de taxi golpeó la parte trasera de su bicicleta. Vio norhing. los el tráfico en el centro de la ciudad era terrible. 'Sr. Su cabeza golpear el camino duro. "Yo sabía que tenía un casco. en Su cuello.Libertador al gimnasio en el club de salud Recoleta. Por lo general se olvidó de su trabajo mientras subía por la Avenida. Todos los demás se estaba moviendo. Su día de trabajo en el museo había terminado y que era libre. Estoy seguro de que va a estar bien '. el padre de Cristina. Cristina estaba tumbado en la cama en el hospital y sus padres estaban esperando afuera de su habitación con una policía. El hombre de la coche. Siempre llevaba un casco '. ¿Dónde está su casco? -preguntó el señor Rinaldi. "Ella no ha venido aquí con un casco.ella ni siquiera escuchar el sonido de la ambulancia que tuvo al hospital. que siempre llevaba su casco. Ella quería ir con rapidez." el policía le dije. Ella no funcionaba ahora desde el gimnasio. Dijo Rinaldi. levantó su arma. pero no pudo. 8 página 10 "No puedo creerlo. pero no pudo. Ella detenido y mirado en el coche junto a ella. de repente. Luego miró por la ventana al Cristina. Cristina comenzó a disminuir a que el semáforo. Luego se volvió la cabeza y vio un tatuaje de una flor. tal vez los policías se retiraron allí. a los ojos de color marrón oscuro y por un momento el hombre miró hacia atrás. 7 *** página 9 Dos horas más tarde. No podía creer lo que veía. Cristina sintió miedo. Ella trató de comenzar su bicicleta. Pero hoy fue un poco diferente. Ella cayó de la bicicleta en la delante del taxi y luego hacia abajo a la carretera. una amapola roja. "Tal vez el casco cayó en el camino. Esperaron diez minutos más antes de que llegara el médico . Uno de los los hombres tenían un arma de fuego. 'señora Rinaldi dijo en voz baja a su marido. Entonces oyó el sonido de los coches de policía. No podía dejar de pensando en su nuevo trabajo. Ella lo miró a los ojos. no sintió nada .

Tú puede verla ahora. 'No es seguro para usted en la ciudad. es mejor si se queda aquí por unos pocos días". 'A los conductores de taxi van demasiado rápido y que no se ven ". 'Vuelve a vivir con nosotros. ' Cristina se sentía enojado. Cristina. un corto historia en la tercera página. dos días después ella regresó a su propio piso solo. 'Estoy bien. "¿Qué hay de un piso con su hermano. dijo el médico. Se tumbó en la cama escuchando a sus padres. su habitación está ahí para ti. Sólo hasta que esté mejor ". Cristina no podía creer que su mala suerte. dijo su tío. Oímos muchas cosas terribles. Toda la familia de Cristina habló de la mala suerte de Cristina. pero ella no recuerda nada acerca El accidente. Nombre y el trabajo de Cristina estaban allí pero no había mucho sobre el accidente. Tú puede cambiar de trabajo si es demasiado lejos para ir. "dijo. Cristina. Cristina hermano cortó la historia de su accidente del periódico . Pero sus padres no estaban contentos con su estancia en la parte plana su propia después del accidente. 9 Sin embargo. Su madre visitó cada uno de sus día y Cristina habló con su padre todas las noches en el teléfono. Cristina? A él le gustaría y poder mirar Después de ti. La madre y el padre de Cristina comenzó a llorar. Ellos no quiere que se mantenga la moto. Volver y vamos a ver después en casa. Su padre intentó algunas otras ideas. dijo el doctor. "dijo su tía cuando ella telefoneado Cristina. "¿No podemos llevarla casa ahora? ' "No. A ella le gustaba cuidar de sí misma. Es no sólo el tráfico. que conducía un autobús a través del centro de la ciudad cada día. Su madre estaba de pie junto a su cama. "Ella va a estar bien. Por favor.para verlos. Ella tenía su propio apartamento en la ciudad centro y su propia vida. "¿Seguro que está bien? ' ellos preguntaron. dijo el director. "Tiene suerte". Vuelvo en el trabajo en una semana ".' El médico les llevó a la sala donde estaba Cristina en cama. O tal vez su madre se quedó con usted para algun tiempo. Se pusieron de acuerdo para que se quede con su piso. 'Es el tráfico en el centro de la ciudad. pero no había algo que no estuvieron de acuerdo con ella sobre. La historia del accidente fue en el periódico. 'Es lo mismo a las cuatro de la tarde y tres de la mañana '. página 11 Ella llamó al museo.

pero fue una mala. Roberto Bocuzzi y su hermano. Ellos hicieron los planes para matar a la mujer en la moto. pero no podía recordar cualquier cosa. pero Cristina se sintió extraño . Ellos no quieren que le diga la policía. Ella sentía mejor y que realmente quería volver a su nuevo trabajo tan pronto como sea posible. No era que cada día su hermana estaba en el periódico! Pero Cristina misma estaba preocupado.y lo puso en la nevera en su piso. tienes suerte. Ella lo puso en la nevera para que Cristina no tenía que ir a comprar una Pocos diás. Roberto y Carlos tenían $ 50. La policía todavía estaban pidiendo preguntas. Pero no pudieron disfrutar el dinero porque la policía estaba buscando para ellos y esta mujer conocía sus caras.000 de un banco robo y ahora ellos eran ricos. * * * Una semana después del accidente Cristina volvió a trabajar. Su madre dejó de visitar ella en el plano." dijo el médico. El taxista dijo Cristina estaba sentada allí en su moto en el centro de la carretera cuando el tráfico las luces eran de color verde. Ella quería volver al gimnasio también. . para encontrar respuestas. Recuerda. Así que esperaron e hicieron planes. pero que era demasiado pronto. "Ten cuidado por una semana o dos. Perdió la memoria y tenías suerte de no perder su vida '. 'No hacer demasiado. Cristina volvió a su antigua vida. No podía recordar nada acerca del accidente. El médico dijo que estaba bien.y ella se esforzó por recordar lo sucedió. 10 página 12 Capitulo 2 Un plan para matar En otra zona de la ciudad.Se puso dolores de cabeza . Usted no puede recordar el accidente. pero se compró una gran cantidad de alimentos. excepto el sol en la espalda cuando viajaba por la Avenida del Libertador. Tenían miedo de que la Mujer en la moto que vieron sus caras contarían la policía. Pero ella querido recordar. tenían miedo. Carlos. Ella consiguió solamente un dolor de cabeza ahora al final del día cuando estaba cansada.

'¿Estuviste de vacaciones?' Cristina no sabía qué decir. Florencia era la recepcionista y Daniel era el administrador de un gimnasio del centro de bienestar. Tenía rubia cabello y ojos azules.la mayor parte de su amigos vivían cerca de la casa de sus padres . dijo. ' dijo y luego se dirigió a su despacho. pero por primera vez se página 14 no tenía un dolor de cabeza. Daniel se encontró con ella cerca de la puerta. de ojos azules argentinos no lo eran. Todavía tengo que ir poco a poco ". Ella trabajaba todo el día y luego fue a casa. Cristina se dio una ducha y pensó en Daniel. Miró por la ventana en la oficina y sonrió a las dos personas allí. Los visitantes a menudo hablaban de Argentina cuántos rubio. Daniel era nuevo allí. 12 Cristina estaba cansado esa noche. 'Yo era en el hospital durante un breve periodo de tiempo '. Ella no sabía muchas personas en el centro de la ciudad . Finalmente se podría olvidarse de la accidente y empezar a vivir de nuevo. Ella fue a la cama temprano y trató de descansar mucho. . "respondió ella al fin. Unas semanas después del accidente Cristina volvieron a la Health Club recoleta. sino que ejerció una gran cantidad cuando el gimnasio estaba cerrado a otras personas. para visitar Buenos Aires. Ella leyó mucho sobre el museo de París y hecho planes para el director del museo. "Estoy mucho mejor. 11 página 13 Ella tomó el autobús al museo por la mañana ahora.y ella esperaban Daniel se convertiría en un amigo. en el gimnasio. Ella sólo lo hizo un par de ejercicios y luego se fue a tomar una ducha. -Tuve Un accidente de moto. ¿Estás bien ahora?' preguntó. "Tenga cuidado a continuación. Philippe Maudet. Cristina se puso su ropa deportiva y entró en el gimnasio. Daniel sonrió y Cristina se sintió mejor. Florencia y Daniel. No creía que nadie sabía que había estado ausente. Él pasado la mayor parte de su tiempo en la oficina. respondió Cristina. Daniel la miró. pero que ya se veía en casa. pero sólo hice unos ejercicios en el gimnasio hoy.Durante dos semanas Cristina trabajó en el impresionista Exhibiton. "Estás de vuelta". o caminado cuando tenía tiempo.

Se compró una taza de café y llamó a su hermano. Ella caminaba tan rápido que casi tuvo que correr. Fue justo antes ocho y media. Todas las mañanas durante casi una semana. Se dice que el mujer trabajaba en el Museo Nacional de Bellas Artes. En la parada de autobús cerca de su casa esperaba a que una de los coloridos autobuses antiguos de la ciudad. . Se acordó de su cara. Roberto miró su reloj. vio el nombre "Health Club Recoleta" en letras rojas. finalmente. así que era no es difícil de ocultar. después de aproximadamente quince minutos Roberto observaban Cristina caminar a través de algunas puertas de vidrio. El viaje a través del centro de la ciudad fue lento e incómodo. Cristina vio salir del edificio a las cuatro y media. Luego abandonó la zona rápidamente y tomó el autobús hogar. Caminó rápidamente por delante de él y ella no mirarlo. Roberto no quería que ella viera él. A las tres en punto de la tarde. 14 página 16 . La siguió a lo largo de la Avenida del Libertador. Carlos. el Café de Las Artes. Por encima de las puertas. Ahora sabían que la mujer que los vio fue. Roberto Bocuzzi también se sentía mejor. Se acordó de su pelo largo. encontraron una historia sobre el accidente de moto. . Él y su hermano. Roberto dejó su piso de nuevo. Cuando ella se acercaba vio que era el mujer con la que estaba esperando. Ella entró por la puerta de la museo. pero a las cuatro estaba fuera del museo. Pero él no la vio. Entonces un semana después del accidente vio a una mujer caminando hacia el Museo. Roberto se quedó fuera el museo y esperó. Roberto fue a la barra detrás del museo. pero había un montón de gente en la calle. Ellos leen mucho historias sobre el robo de un banco y luego. compró todo el 13 página 15 periódicos del día del robo y la moto accidente y los miró con cuidado.* * * En el otro lado de la ciudad.

También quería visitar el gimnasio antes de decidir cómo matar a ella. ¿Hay alguien allí para reunirse ¿yo?' 'Oh si. pero su trabajo era muy diferente. hola. Cristina. Cristina Rinaldi Hablando. Ella a veces se detuvo en el supermercado en su camino. Ella empezó trabajar en el museo a las ocho y media y se deja a las cuatro y media. 'Estupendo. Cristina estaba sentada en su oficina cuando sonó el teléfono. Como es ¿todo?' ' 'Bien. por el contrario. Luego. así que tendrá tiempo para mirar alrededor Buenos Aires un poco .' Cristina conocía la voz francesa. Museo Nacional de Bellas Artes. ¿Cómo estás?' Philippe pedido. cuando esté listo. El número de vuelo es AF602. Él la siguió durante unos cuantos días. 'Hola Philippe. 15 página 17 Capítulo 3 Todo el camino desde París Días de Cristina eran casi siempre los mismos. Roberto y Carlos la observó durante seis días hasta que su plan para matar ella estaba lista.Roberto encontró un bar con mesas en el exterior. se puede llegar a la museo. Él quería saber si ella hizo lo mismo todos los días. 'Hola. Luego se dirigió al gimnasio después del trabajo y permaneció allí durante alrededor de una hora y media.todo el mundo me dice que es una hermosa ciudad . Cristina. no se sentía que su vida estaba lo mismo de antes. Mi avión llega a Buenos Aires a las las nueve y cuarto de la mañana. Desde su mesa que podía ver la puerta del centro de bienestar. gracias. Él esperó hasta que él Cristina vio salir del gimnasio y siguió hasta su casa. El museo y sus horas fueron el mismo. Estoy viajando con Air France.' 'Oh Cristina.así que estoy . Voy a volar de nuevo a París el lunes.' dieciséis página 18 'Esta bien. Gracias. Estaré allí. Luego se volvió a su casa. Nos encontraremos y lo llevará a su hotel. ¿Cuando estás llegando?' 'El miércoles. La nueva exposición la mantenía muy ocupado y que estaba muy contenta.

Pero hoy en día se veía lejos de él rápidamente. Hay tanto para ver. Tal vez fue porque estaba pensar tanto en la nueva exposición. Tal vez ella trabaja hasta tarde ".' Cristina colgó el teléfono y miró la foto de la pintura de Claude Monet que tenía en la pared de su oficina. 'Tengo muchas ganas de conocerte. Mantuvo el cuadro en la pared en su oficina porque le hacía sentirse bien. Cristina salió del museo y Carlos la siguió. Ahora ella estaba pensando en Francia y los franceses . así como el director del museo! ' 'Buena idea. 'Tener un buen vuelo. pero que estaba recibiendo cansado de esperar. 17 página 19 Esa tarde se fue al museo un poco más tarde de usual. No lo hizo hacer que se sienta feliz. Ella alzó la vista hacia el blanco cuerpos de piedra del monumento en el centro de la plaza. Los franceses que vivían en Buenos Aires dieron este monumento a la ciudad en 1910. Ella no sabía por qué. Se tomó su cuaderno y dejó su oficina.' Cristina contestado. pensó para sí mismo. Ella tenía la misma imagen en la pared de su dormitorio. Pasó horas en el museos y no querían salir de París.' 'Gracias. Ella tenía mucho que hacer antes de Philippe llegó a Miércoles. Este fue el monumento que podía ver desde la ventana de su oficina en el museo a través de la calle. Cuando tenía quince años de edad se fue a Francia con sus padres y se enamoró de que la pintura con su campo de amapolas rojas. Ella fue a ver cada impresionista pintura que pudiera encontrar en París. A menudo se observó que cuando estaba pensando.va a ser un turista. Ahí Había algo extraño en la imagen actual. Adiós. "Tal vez ella fue a casa temprano. Nos vemos en el aeropuerto el miércoles '. Tenía que hablar con alguien acerca de las luces para el exposición. Cristina entró en la plaza de Francia como de costumbre pero luego se detuvo por un momento. A ella le gustaba el sonido de la voz de este hombre. Carlos Bocuzzi todavía estaba fuera.' 'Yo también. Tal vez está enfermo. Se le dio una sensación extraña en el interior. Una exhibición de treinta y siete pinturas era mucho trabajo. En ese momento. Sus padres comprendió entonces que era serio sobre el estudio de arte en Universidad. Creo que te gustará.

Roberto ha sido al gimnasio tres veces. Carlos estaba en la Plaza Francia. treinta. Carlos estaba viendo Cristina y el pensamiento. Roberto es cuidadoso. el perro caminantes de Buenos Aires estaban tomando sus perros para su paseo por la tarde. después del trabajo. En menos de veinte . Veintiocho. Ahora Roberto sabía de las entradas de día al gimnasio y sabía qué máquinas y pesos Cristina usado.pinturas que pronto estarían en el museo detrás de ella. Se quedaron en grupos. los sacó a los parques de la ciudad. Es a menudo un era empleo para los jóvenes que querían ganar algo de dinero. 'Roberto le dijo que todas las noches. Se ha pensado en todo. No podía sentarse tranquilamente y ver la televisión o escuchar música. '1 no debe ser asustado. Se detuvieron en los pisos en su área para obtener los perros y a continuación. Cristina estaba haciendo ejercicios en el gimnasio. pero no se detuvo. pero estaba seguro de que su hermano mataría Cristina. 'Ese la mujer tiene que morir. . Él era empezando a sentir que conocía a esta chica y fue más difícil que antes de pensar en matarla. Estaban esperando para los amigos y hablar. Fue la última vez que tuvo que seguir Cristina - Roberto iba a matar a ella al día siguiente. La mayor parte de las otras personas hubo estudiantes de la universidad detrás del edificio 18 página 20 museo. Esta tarde Carlos no tenía necesidad de permanecer fuera de la gimnasio y espera para Cristina. Ella decidió quedarse más tiempo que tarde y hacer un poco más de ejercicios. Cada niño o niña tenía siete u ocho perros que necesitaba un paseo por la mañana y por la tarde. Ella era trabajando duro. dijo a sí mismo una y otra vez. 19 página 21 Capítulo 4 Un accidente en el gimnasio A la noche siguiente. Sólo unas pocas horas más ". Ella quería sentirse tan bien como lo hacía antes El accidente. Esta tarde Carlos podría ir hogar. veintinueve. 'Carlos pensó para sí mismo. Roberto era fuerte. Carlos tenía miedo. su estómago empezó a doler. cada vez con diferente color de cabello y diferentes tipos de ropa. Ella le resultaba difícil mantenerse en la plana en las noches esta semana. Pero sabía que Roberto tenía un buen plan. En el parque detrás de Carlos. . "No hay que tener miedo.

el administrador de un gimnasio. Ella decidió que pensar en el hogar. Su brazo estaba herido pero no lo hizo desee quedarse en el suelo. No estaba lleno ahí. la que en su oficina. Era Cristina. Estaba pensando en Cristina. Cristina fue la primera persona que quería hacer amigos con. Daniel miró hacia abajo y vio el pelo largo y negro de la niña en el suelo. Daniel tenía una novia en su casa ciudad de Rosario y que estaba encontrando vida muy tranquila y sin su. Ella no se veía detrás de ella. Las personas que ya estaban allí. esto por lo general la ayudó a levantar el peso. Cristina entró en la sala de pesas. . Alguien resultó herido en los pesos habitación. Había más nuevos clubes de salud en la ciudad de Buenos Aires de nuevos restaurantes. Daniel oyó un grito. Primavera era especialmente ocupado como la gente empezaba a pensar el verano y de ir a la playa. 'Voy a llamar a una ambulancia. Siempre se puede encontrar un lugar tranquilo alrededor de las cinco en punto.cuatro horas que tenía que estar en el aeropuerto de Ezeiza y tuvo que estén dispuestos a toda pregunta Philippe Maudet podría pedir. Quería preguntarle a salir por una pizza ese fin de semana . Él tenía un primo en Buenos Aires y otras veces fuimos a pasar una pizza juntos y luego se fue bailando en Viernes y sábados por la noche. Estaba lleno de gente y la mayoría de las máquinas estaban ocupados. Las flores rojas hechas sentir miedo. ¿Estas bien?' Daniel preguntó. pero ella sabía que no había alguien más allí. Ella pensó en ese campo de flores rojas. Se levantó con rapidez y corrió fuera de su oficina. se sentó en su oficina que mira hacia fuera de la puerta hacia el gimnasio ocupado. Después de unos minutos estaba listo para levantar la pesada peso por encima de su cabeza. Daniel. Cristina eligió su peso y se echó sobre su espalda. De repente. Miró alrededor del gimnasio. pero una vez más la imagen en la cabeza de la pintura le dio una sensación extraña. Eso fue 20 página 22 mejor. . Ella quería levantarse. Era el tipo de persona que le gusta y se sintió que podían ser amigos. Se levantó lentamente y se trasladó lejos de la gente. Pero Daniel quería encontrar algunos amigos de su propia y comienzan a construir una vida en la ciudad centrar. Ella cerró los ojos y pensó en su pintura favorita. .

. Sus sólo mi brazo '. 'Siento mucho mejor. "No. 'Cristina dijo en voz baja. " "¿Podría ser cierto que alguien quisiera hacerle daño? ' Daniel pensó. no lo hizo. No necesito una ambulancia '. contestó Cristina. Todo el mundo que vino al gimnasio mostró su tarjeta de club de salud a la recepcionista y el número entró en el equipo. Ella no se sentía bien. Daniel se la llevó lentamente a su oficina y le dio una silla. 'Pienso que el peso cayó pero se movió justo a tiempo." dijo Daniel. "No necesito nada. pensó. Cristina parecía un poco mejor. ¿Estás seguro?' "Sólo quiero ir a casa". 'Cristina debe ser fuerte ". "Los accidentes suceden a veces. Se golpeó el brazo." "No estoy realmente seguro. "dijo. 'Cristina dijo en voz baja. 'Los Lo importante es que estás bien '. Tenía la cara muy blanca y se veía asustado. 'Alguien empujó el peso." dijo a Daniel. Miró a la pesada peso en el suelo. gracias. También podía ver cuántos entradas de día fueron comprados por la mañana. que necesitaba para ayudar Cristina casa. No estaba seguro de que Cristina le estaba diciendo todo lo relacionado con el accidente. Prefiero caminar. ¿Seguro cayó el peso? preguntó. "¿Puedo llevarme a casa en mi coche? preguntó. Volvió a su despacho. 'Tal vez ese paseo es una buena idea ". Pero no pudo saber quién compró las entradas de día. pero ¿podría decirme qué pasó?' Daniel dijo. Tal vez que era demasiado pesado para mí '. "Es importante que yo sepa. Quería averiguar quién estaba en el gimnasio esa noche. El aire será bueno para mí ". Podía mirar en el ordenador y ver que vino en ese día. dijo. Siéntate aquí y descansar por un momento. Lo vi y me moví justo a tiempo. En primer lugar. Después de un breve periodo de tiempo. "No."Estoy bien. Luego se puso de pie. dijo Cristina. Daniel fue entonces mirar alrededor de la sala de pesas. 21 página 23 22 página 24 'Está bien.

No estaba segura de ir en el coche de Daniel. Eso era ahora casi las siete de la mañana y todavía no podía mover Su brazo. sentirse mal Cristina abrió los ojos y miró su reloj. Ella no lo podía creer. Ella sintió que su brazo. Su brazo se sentía mejor después de una ducha. Cristina entró. Philippe Maudet llegaba a Buenos Aires en menos de tres horas y tuvo que dar una charla sobre la exposición en el Museo. Ella . El dulce sabor era muy bueno. pero no podía parar. Ella tenía que levantarse. pero no lo hizo siquiera sabe su nombre completo. pero luego dijo: 'No se preocupe. pero no hoy. pero duele cuando ella cepillado su cabello. pensó mientras él la conducía hogar. Fue muy difícil de mover. Encontró un poco de pan en el armario y se puso algunos de dulce de leche en ella. Era seis y media de la mañana. Ella no estaba tratando de pensar en el accidente. Intentó moverse pero se sentía malo. Tal vez usted me puede decir a continuación. Entró en la pequeña cocina de su plana y hecho una gran taza de café. 'Enfermo 23 página 25 estar aquí temprano en la mañana. Parecía amable y simpático. Cualquier otro día que podía quedarse en la cama. habló rápidamente a Florencia. Iba a decir que ella quería caminar. Cristina era un poco de miedo. Fue una muy día tan importante para ella. sólo quiero para asegurarse de que llegue a casa con seguridad ". Ella miró el reloj y vio que era hora de vestirse. Ella volvió a entrar en su habitación. 24 página 26 Capítulo 5 Verse bien.Antes de que Daniel salió de la oficina. Ella no solía comer un buen desayuno. Le pidió a Florencia que tratar de recordar todo lo que pudiera sobre los visitantes de la gimnasia esa semana. pero esta mañana se sentía que necesitaba algunos. Ella cerró los ojos de nuevo. 'dijo a Florencia cuando salía de la Gimnasio. pero ella no podía salir de la cama. lo que recuerda. "Creo que he encontrado mi primer amigo en la ciudad ". No tenía miedo ahora.

Philippe le sonrió y respondió a preguntas acerca de quién era y donde trabajaba. Se probó un traje marrón y luego un verde chaqueta y falda. Él . La Casa *** página 28 Rosada. No se sentía bueno. donde el presidente del país funciona. pero ella quería verse bien. Limpió sus dientes. rojo y amarillo y los pintores trabajo y muestran sus pinturas en la calle.en los restaurantes y teatros de San Telmo se puede ver el tango bailarines y escuchan la música real de Buenos Aires.Las casas pequeñas de metal no son de color azul. Eso se sintió un poco mejor. Quería decirle Philippe todo sobre Buenos Aires. A 25 página 27 las ocho menos cuarto se decidió por un par de pantalones negros y una camisa blanca. mientras que el hombre habló de su ciudad y sus edificios. Habló de San Telmo y sus edificios antiguos . Él volvió a su asiento y se sentó a comer su desayuno. Él habló sobre la Plaza de Mayo y el edificio de color rosa. dijo a sí misma. Se miraron una mapa de Buenos Aires. afeitado.no se sentía bien. Sólo alrededor de dos horas para ir. No se sentía cómodo. El hombre junto a Philippe quería hablar. El hombre era un Porteño: era nacido en la ciudad de Buenos Aires. Le dijo Philippe sobre los diferentes partes de la ciudad que debe visitar: La Boca con su colorido pequeña calle Caminito. Ella volvió a entrar en su pequeña cocina. Se probó una falda negro corto. Era difícil dormir en el vuelo largo. Tenía el brazo perjudicando mucho otra vez. Ella usualmente Llevaba esa falda para salir con sus padres y no se sentía bien hoy. Eso era el número de teléfono de su médico. Tomó un poco de medicina y luego se anotó un número de la guía cerca del teléfono. 26 En el vuelo AF602 Philippe Maudet se levantó de su asiento y caminado por el avión hacia los baños. verde. llena de color y vida . Luego se la dejó y se fue plana para encontrar un taxi. pero no estaba de acuerdo con ellas. y se lavan. "Tal vez voy a llamar más tarde acerca mi brazo ".

corrió hacia adelante y empujó la el peso hacia abajo con fuerza. Ellos caminan alrededor de los parques e ir a bares y restaurantes. En este día la estudiantes en Argentina comienzan su última parte de la escuela año. Entonces ella gritó y personas de la otra habitación corrió hacia ella. La gente lo llamaba la "París del Sur América "y estaba seguro de que iba a gustar. Roberto dejó rápidamente y en silencio. beber y bailar hasta la mañana '. el primer día de la primavera y el Día del Estudiante. Quería hablar. Él querido creer que Cristina estaba muerto. Cerró los ojos de nuevo. Tenía los ojos cerrados. listo para levantar una pesada peso. pero ella sabía que no . Se levantó de la cama y se dirigió a la habitación de su hermano. Cuando el peso estaba justo encima de su cabeza. Cuando empezó para levantar el peso. Cristina estaba allí. Él recordado todo. Se acordó de que Cristina Rinaldi todavía estaba vivo. libres de gastar su dinero y vivir una buena vida sin tener miedo. Ella abrió los ojos y lo miró. Estaba a la espera de ver Buenos Aires. Roberto abrió los ojos y recordó dónde estaba. 28 *** gente divirtiéndose. Él sabía que ella aún estaba viva. Pero él recordaba cada momento de la noche anterior en el Gimnasio. delante de él. Ella era delgada y bonita. Philippe estaba interesado. Vio el peso que cae y se movió justo a tiempo. página 30 Capítulo 6 Conocer a alguien especial Cristina se metió en un taxi a las ocho en punto.hablado de las tiendas y la vida nocturna. Ellos necesitaban un nuevo plan. Podía ver su largo pelo negro alrededor de su cabeza. En todo el país los centros de las ciudades están llenas de jóvenes 27 página 29 Roberto y Carlos Bocuzzi todavía estaban dormidos a las siete en punto de la mañana. los peso cayó al suelo. Estaba a sólo unos treinta y cinco kilómetros al aeropuerto. Estaba usando uno de los pesos en la sala de pesas. Él quería para creer que él y Carlos estaban libres. Ellos llegaban a Buenos Aires el 21 de septiembre. "La ciudad nunca Capacidad: se puede comer. Llevaba pantalones cortos grises y una camiseta blanca. se trasladó más cerca de ella.

Después de unos minutos. no. Cristina sonrió al joven francés de pie delante de ella. Vamos a ir al hotel y se puede descansar antes de ir a el museo ". pero vio que el avión También era temprano. Philippe podría estar allí en cualquier momento. Podía ver que eran estudiantes y recordó que Fue Día del Estudiante. dijo. Se sentó y se puso sus gafas de sol. ¿Qué aspecto ¿me gusta? Ella sabía que su voz bien pero que no sabía mucho más sobre él. Ella se sentó en la parte trasera del taxi y pensó en Philippe Maudet. Cristina pudo ver la Plaza Francia en frente de ellos. Ella pensó que sería necesario si el aeropuerto estaba muy lleno. Maudet" escrito en él. Tenía la sensación de la día iba a estar bien." contestó Felipe. Ella llegó al aeropuerto temprano. Miró a todos los jóvenes de todo. gracias por venir. Cristina y Felipe llegaron en. Ellos podía salir del taxi en Plaza Francia. Había una buena cafetería cerca del museo. beber un poco de café y luego entrar en el museo. Vamos a ir directamente allí. 29 página 31 Cristina le gusta Philippe.sería una gran cantidad de tráfico. "No. El conductor sonrió a Cristina y puso Philippe de pequeña maleta en la parte trasera del taxi. Estoy muy feliz de conocerte. Parecía el tipo de persona ella podría disfrutar de pasar tiempo con. Ella observaba y esperaba. Ella encontrado un buen punto de apoyo y ocupó el papel hacia arriba en su mano. Le pidió al taxista que se detuviera. eso no es necesario. Ella sacudió la mano del hombre. 'Estoy bien y quiero ver el museo. En su bolso que tenía un gran trozo de papel con "P. Carné de identidad al igual que una taza de café y luego voy a estar listo para el trabajo '. Cristina se dio la vuelta y miró a la buena apariencia hombre esperándola en la tabla. A las diez y cuarto se . Se sentó y la camarero vino a tomar su orden. El sol se estaba poniendo caliente como el taxi se convirtió en la Avenida del Libertador. El conductor del taxi estaba esperando fuera del edificio del aeropuerto. una hombre se detuvo frente a ella y le dijo: 'Cristina.' Lo primero que vio fueron dos ojos marrones muy oscuros sonriéndole. Philippe? Estoy seguro de que debe ser cansado. "¿Cómo estuvo el vuelo. pensó Cristina. Ella entonces le pagó mientras que Philippe tomó su bolsa fuera del taxi y encontrado una mesa fuera en el sol.

31 página 33 '¿Que tal cena?' ella preguntó. Se dirigieron a un restaurante 30 página 32 Campos del Pilar. me puede mostrar alrededor de su ciudad un poco. "Gracias". Su brazo estaba empezando a herido de gravedad. '. Eligieron la carne argentina y observaron mientras cocinado sobre el fuego en el centro del restaurante. respondió Philippe. Felipe y Cristina eran listo para salir del museo." dijo Cristina. Ella quería quedarse y hablar con Philippe Maudet. cerca del museo. Tenemos un largo día de mañana. ¿Podemos salir mañana por la noche? ' "Por supuesto. con todo el mundo desde la reunión. Cristina y Felipe pasaron el día en reuniones con el el director del museo. pero no podía hablar con él mucho en el almuerzo. estoy deseando ver a él. pero pronto se olvidó de él mientras hablaba de La exibición. No está abierto al público Hasta pasada doce me podían tener reuniones y buscar por el museo con facilidad. observó a caminar a través de las puertas delanteras del Hotel Sheraton. Justo antes de que ella tenía que dar su charla Cristina corrió a la aseos y tomó un poco de medicina. Ella lo vio hablando y riendo con todo el mundo. Estoy tan cansado. "Tal vez después de mañana reuniones. Leonardo Martínez. ' Cristina tomó Philippe a su hotel en un taxi. y otras personas que trabajaba en el museo. dijo.estaban sentados con café y churros. Espero que duerma bien '. Ella queríamos cenar con él y averiguar más acerca de . Después de la reunión de la tarde. A ella le gustaba demasiado. Ella podía ver que todo el mundo le gustaba. si está bien. Ella sentía que Philippe estaba contento. Cristina estaba en el extremo opuesto de la mesa a Philippe. 'Lo siento mucho. Philippe sonrió. 'Nos vemos mañana. Hablaron por alguna el tiempo de sus vidas y su trabajo y su amor de Pinturas impresionistas. "Te llevaré al hotel ahora. pero voy a cenar en el hotel esta noche. Cristina era realmente muy cansado pero quería cuidar de Philippe durante su estancia en Buenos Aires. Creo que voy a tratar de duerme un poco.

Roberto estaba enojado consigo mismo. Miró a la imagen de la roja amapolas en la pintura de Monet en la pared de su dormitorio. *** 32 página 34 Había otras dos personas que no pudo dormir esa noche: Roberto y Carlos. Sé que vi al hombre en el gimnasio que se empujado el peso. es una Lo diferente de hacerlo. La foto la hizo sentir extraña de nuevo. Había algo malo. ¿Quieres ir a la la policía con su historia? ' 'No lo creo. "Es fácil hablar de matar. yacía en la cama por un largo tiempo antes de quedarse dormida.él. ¿Todo está bien?' 'Bien. Un plan eso no es tan difícil. Soy yo. Pero no creo que pueda decirle a la policía Cómo se ve. 33 página 35 A las siete en punto de la mañana siguiente sonó el teléfono en Plana de Cristina. No lo sé '. Cuando Cristina llegó a casa no podía dejar de pensar sobre Philippe. Sonrió para sí misma. Tomó un largo tiempo de despertar. No podía entender por qué no se había llevado el peso con más fuerza. 'Cristina. Daniel. Ella trató de olvidarse de su brazo. Un plan en el que no hay que ir demasiado cerca de ella nosotros mismos ". Había dos de Daniel. "Daniel es un buen hombre. pero no me gusta la sensación de que alguien está tratando de hacerme daño '. 'Pero casi lo hice. 'Hola. Ella escuchó a su mensajes telefónicos. "No podía matarla a mí mismo. pensó. Estaban hablando. Ella pensó que era maravillosa. pero fue herir gravemente nuevo. Tomó un poco más de la medicina y se sentó en su cama. En ese segundo. pero Carlos entendido. Cristina se había alejado de la caída de peso. Hay que hacer un nuevo plan. "Es por eso que te estoy llamando. ¿Quién es?' -preguntó al fin. "dijo Roberto. estoy bien. Y se sintió feliz. Se sonó muchas veces antes respondió Cristina. ¿Estas bien? No llamaste Me volver ayer. pero no sabía lo que era. 'dijo. Él quería saber cómo se sentía y quería hablar con ella sobre el accidente. Se había detenido durante un segundo. .

Sin embargo. Ella llegado unos minutos antes de las ocho y media.'Está bien. que era el "Libertador". Tenía una fotografía de la pintura con el color rojo amapolas. dijo Cristina. 'Gracias por pensar en mi. Daniel era muy amable con ella. Cristina. Philippe mostró los directores de museos fotografías de las pinturas que querían traer a Buenos Aires. Cristina tomó la fotografía en su mano. 'DE ACUERDO. Gran charla de ayer '. Cristina mostró la Philippe Cementerio de la Recoleta. "Todo va muy bien. Oyó la voz de Philippe Maudet fuera de su oficina y se fue a su encuentro. Hasta luego.' Había caras sonrientes y amables palabras en todas partes. "No. Ella no sabía por qué. ¿Le gustaría venir al club esta noche y hablar ¿eso?' 'Lo siento. Cristina se sentó en su Capítulo 7 Una mala noche en la ciudad 34 página 36 oficina por un momento. dijo Cristina. el hombre que hizo . Qué se necesita para volver a su hotel? yo podríamos encontrarnos ahí si quieres '. Después del almuerzo. es probable que pueda llegar a se ve rápidamente después del trabajo ". Buena suerte hoy. 'Hola. respondió Philippe. Se tomó su chaqueta y siguió Cristina fuera de su oficina. De repente sintió frío y enfermo. El museo estaba lleno de vida. Cris. la misma pintura que Cristina tenía en su oficina y su dormitorio. Cristina se preparó y se dirigió al museo. Tengo que salir. Vayamos ahora ". Ella le contó la historia de General San Martin.' dijo Daniel. entonces. no hay necesidad. pero no fue tranquilo.' Cristina en serio. Tres personas miraron a través de la puerta en ella. Ella se lo pasó rápidamente a la persona a su izquierda. Las cinco y media Philippe volvió a Cristina y le dijo: "¿Qué hay de nuestro paseo por la ciudad? ¿Es todavía bien? ' 'Si por supuesto. Cristina. El dos de ellos abandonaron el museo y bajó Avenida del Libertador. Daniel contestó. Esta era su pintura favorita. "Pero estoy preocupado por ti. Cristina. Era extraño que se la hacía sentir así. 'Hola. Cristina y Felipe pasaron otro día en reuniones.

" Philippe sonreído. después de la cena que podían ir a San Telmo y ver un espectáculo de tango en El Viejo Almacén.Argentina gratis. Ellos fuimos en y caminado pasado Florencia. ¿Te importa si vamos en ¿por un momento?' Cristina pidió Philippe. No Enfermo ser feliz con treinta y siete impresionista pinturas '.' Cristina explicó a Philippe. Después de que podían caminar en la nueva zona de Puerto Madero. No podía permitir Philippe dejar sin escuchar la música real de Argentina. Entonces podrían obtener una taxi y conducir por el centro un poco. dijo Philippe. Pronto estuvieron fuera del Health Club Recoleta. el recepcionista. 35 Y hay por encima de los edificios y los árboles se puede ver página 37 la parte superior de la Torre Inglés '. a continuación. 'Es lo mismo como el Big Ben en Londres. Cristina sonrió y siguió caminando por la Avenida. Cristina decidió parar en el gimnasio por lo que podía hablar con Daniel rápidamente. 'Esta bien. dijo Cristina. Podrían conducir a la Plaza de Mayo y ver los edificios famosos allí. 36 página 38 Mientras caminaban. Sonrió a Cristina. A continuación. volver a tomar una copa en un bar en la Plaza San Martín. "Usted querrá una torre como la Torre Eiffel de mí antes de irme. "dijo Philippe. Yo estaría interesado en ver el interior ". pero se detuvo Philippe. . 'He tenido un accidente aquí hace dos días y tengo que hablar con el gerente de un minuto. Ella quería llevar al restaurante Philippe donde su padre la llevó el día que consiguió el trabajo en el museo. 'Este es el gimnasio que voy. El pueblo británico que vivían en Buenos Aires dio la torre a la ciudad en el año 1910.

pero voy a hablar a algunas personas más. pero no había nadie que ella sabía." dijo Philippe a Daniel. Daniel observó a los dos salir. "Sólo queríamos hablar con Daniel por un momento. 'Vamos a conseguir un taxi a la Plaza de Mayo de aquí ". ' 'Lo siento. Eso está bien ". 'Nos vemos pronto. "dijo Philippe. ' 'Gracias.-Perdone. ' Se detuvieron al lado de la carretera en busca de un taxi. "Estoy seguro de que no conozco al hombre. "Suena como una historia extraña." dijo Cristina. los único problema es que no tenemos los nombres de las personas que compró las entradas de día '. se inició y condujo hacia ellos. A él le gustaría estar con alguien esta noche y pensó en su novia de vuelta en Rosario. dijo Cristina. Daniel." dijo. Entonces Daniel se dirigió a Cristina. y en el camino que debe decirme más acerca de este accidente. pero era demasiado tarde . "Encantado de conocerte. Siempre había taxis negros y amarillos alrededor pero a veces era difícil para ellos paran en la pesada tráfico. Hablaron por un momento en el gimnasio y sus puestos de trabajo. 37 página 39 Cristina miró a los nombres. 'Y'. Tal vez alguien más vio a este hombre.el golpe de coche Philippe y luego se alejó a lo largo de la avenida. "dijo Cristina. De repente un viejo Peugeot 504. "Florencia no es seguro tampoco. pero estoy seguro de que no lo conozco '. Ella gritó y tiró Philippe detrás de la carretera. Daniel le dio la mano y sonrió. que estaba estacionado en Avenida del Libertador. dijo Florencia y ella llamó por teléfono la oficina de Daniel para decirle que tenía visitantes. Cristina estaba buscando un taxi cuando vio el Peugeot viene hacia ellos. 'Dijo. 'Necesito ver su tarjeta de club. 'OK. si no me importa '. Cristina encontró a Daniel y le presentó a Philippe. Cristina y Felipe salieron de la puerta principal de gimnasio juntos. "Es un amigo mío. "No he visto él claramente.' dijo Daniel. "Quería mostrar que la nombres de las personas que vinieron aquí en los últimos días. dijo. 'Está bien. 38 página 40 .

Cristina quería besar Philippe. Cristina. Se puso de pie y miró por la ventana. 'Hola. me temo. Debe descansar. Se bebió un poco de agua del vaso junto a su cama. pero no roto. dijo tranquilamente. pero 1 no creo que era realmente un accidente. La calle a continuación se veía igual que en cualquier otro día. que era hablar con Philippe. Necesitaba hablar con 39 página 41 Daniel. Estaba escuchando al médico. ¿Puedo hablar con Daniel ¿Por favor?' "Por supuesto. Cristina estuvo de acuerdo. por qué alguien querido matarla y para detenerlos. Su pierna estaba mal cortado." dijo Florencia. que no sabía muchas personas en el centro de la ciudad. "No estoy seguro de por qué. "Tengo una mala sensación también. Hablaremos de ello más tarde. ¿Como te sientes?' No hubo color del rostro de Philippe. Llamaré al museo en París. ¿Porqué ella? Se puso un poco de dinero en el teléfono y llamó al Gimnasio. ¿Hay alguien que Me quieren teléfono para ti? ' "No se preocupe. El médico le dijo que era Philippe suerte. Caminó en silencio de la habitación y se dirigió a buscar la caja de teléfono más cercano. Pero primero que tenía que averiguar lo que estaba pasando. '¿Soy yo?' ella pensamiento. ¿Por qué alguien quiere matarla? Ella no era rico.Capítulo 8 Obteniendo ayuda Una hora más tarde Cristina estaba sentada en una silla de Philippe de cuarto de hospital. Florencia. . Cristina ahora sentía que las cosas eran diferentes. "Estoy bien". "dijo. Es Cristina. Ella pudo creer que ella había tenido un accidente en el gimnasio pero ahora esta . en el mañana. Su cara se veía tan triste hermosa. "¿Es mala suerte o es que alguien realmente tratando de hacer daño ¿yo?' El doctor salió y Cristina dijo: "No fue una gran noche en la ciudad. ? Ella trató de pensar. Cuando ella estaba en el el hospital el médico había utilizado la misma palabra: "suerte". no tenía problemas en el trabajo. Miró a Cristina y trató de sonreír. Los doctores Cristina palabras dieron una sensación extraña. "dijo Philippe. . . Estaba cayendo en el amor y ella lo sabía. Daniel habla '. 'Hola.

Sólo dime dónde está y voy a venir y encontrarte. ¿Has visto el accidente fuera del gimnasio? Mi amigo estaba herido. Roberto y Carlos estaban sentados en un coche que habla. No puedo creerlo. Alguien trató de matar. Carlos fue haciendo más y más miedo. Él le dijo a Daniel que tomar Cristina casa. pero se contuvo. Eres tú seguro de que alguien ha intentado matarte? ' "Yo sé que es verdad esta vez. sonaba preocupado. En el aparcamiento del hospital. Él entonces le dijo que ahora iba a obtener Cristina desde el hospital y llevarla a la policía estación. Si estamos en Buenos Ares. Se cree que el hombre que quería matarla podría tratar de seguirla. Ellos podría quedarse con él. Cristina. en un coche. Carlos. "dijo Roberto. pero luego lo recogió de nuevo. Sabían que Cristina estaba en el hospital. 'La policía va a encontrarla. Estoy en el Ahora el hospital. 'Esta vez vamos a llegar a ella. Alguien hablará '. 'Espera espera. un mil trescientos kilómetros al norte de Buenos Aires. Habían seguido la ambulancia y no visto ella salir con el hombre que se lesionó la pierna. Dejó su oficina y llevó al hospital. y que va a hablar. Él quería salir de la ciudad y conducir hacia el norte de Argentina. Necesito ayuda. Quería llorar. Tenían un primo que vivía en Tucumán. vamos a decidir qué hacer a continuación. Daniel estuvo de acuerdo.'Hola Daniel. . Lo siento. Esta vez estoy seguro. Lo siento te llame por teléfono como este. Pero Roberto no quería salir hasta Cristina sabía que estaba muerto. También muchas personas nos conocen. "Yo no vi nada. Daniel lo sabía muy bien porque vino a 40 página 42 el gimnasio dos veces por semana. dolor de Philippe pero nada está roto '. ¿Que pasó?' Daniel preguntó. Daniel colgó el teléfono. ' Cristina le dio el nombre del hospital y dio las gracias él. Llamó a un amigo de su primo de que era un policía. nos encontrarán. El policía pensó por un momento y luego le preguntó a cambiar sus planes. Se dirigieron directamente hacia nosotros. Tengo mucho miedo ahora ". dijo Cristina. Sus manos se sentían frío y seco. Ella regresó a la habitación de Philippe. 'OK. Daniel. A continuación. pero me necesitamos su ayuda. Daniel le dijo a la policía que la historia sobre Cristina. O tal vez ella ya ha hablado con ellos y que están buscando para nosotros ahora.

Bien esperarla aquí. Él incluso sonrió un poco. 'Estaré bien. Voy a venir al hotel cuando escucho de usted ". Daniel. Daniel era como un amigo de la familia. "¿Dónde vamos a ser? ' preguntó Cristina. No volver aquí.con una pistola. Ten cuidado también." dijo Carlos en voz baja. cuando ella sale. dijo Cristina. Podría ser peligroso. "dijo Cristina. Me iré que un mensaje cuando estoy de vuelta en mi habitación de hotel '. 'Asi que lo que hacemos ahora. Voy a necesitar que usted cuide de . ya que se dirigió a la habitación de Philippe. 41 página 43 "No. Ella tiene que dejar este colocar en algún momento. 'Voy a volver al hotel tan pronto como poder. Philippe parecía un poco mejor cuando regresaron. Roberto? ¿Cómo podemos matarla? ' 'Tenemos que seguir y matarla . vamos a ir a ver a Felipe y le dice donde estaremos ". Philippe estuvo de acuerdo. 42 página 44 "Vamos. En muy poco tiempo.Carlos sabía que su hermano tenía razón. pero tenía miedo. usted conduce el coche. Felipe. Sólo voy a tomar Cristina para hablar con el policía. Nadie nos verá. Eres un buen amigo. Vamos a ser rápida. Cristina no podía creer eso. Sólo tendremos que matar su. dos hombres habían llegado a su vida. vamos a seguir ella y que la matará. Creo que necesita para contarles su historia '.' "No creo que pueda hacer eso. Los dos volvió a entrar al hospital. lo haré. Ella salió de la puerta principal del hospital y corrió hacia Daniel. 'Con la policía. "dijo Daniel. Uno de ellos era ahora un muy buen amigo y el otro? Ella debe espera y verás. dijo Daniel. Luego. " * * * Los hermanos no ver el coche de Daniel mientras conducía en el coche aparcar pero vieron Cristina. "Tenga cuidado. No tiene que parecer un accidente. Nos sentaremos aquí hasta que lo haga. Philippe. "Lo siento mucho acerca de la accidente. 'Hola.

Miró a Daniel a su lado. Todos los semáforos eran rojo. Cristina miró a su alrededor.mis pinturas ". dijo Philippe. El hombre que estaba conducir el coche estaba mirando a la carretera frente a él. 'La policía estaré ahí. pero no ver el Peugeot azul salir del aparcamiento detrás de ellos. Daniel condujo lentamente a través del tráfico pesado. 'Vamos a tu piso. como de costumbre. Ella lo miró a los ojos de color marrón oscuro que el hombre y por un momento volvió a mirar. . Ellos son la esperanza de que la persona que intentó matas que nos va a seguir. Cristina volvió la cabeza y miró a los el coche al lado de ellos. Ellos quieren llegar a él. Daniel se convirtió en la Avenida del Libertador. los el hombre sentado a su lado parecía fuera de la ventana Cristina. Muchos de ellos eran en su camino a cenar en los restaurantes de Recoleta. 43 página 45 Capítulo 9 recordando todo Cristina se metió en el coche de Daniel. ¿estamos? Que según la policía estación? ' ella preguntó. El azul Peugeot se convirtió en la misma carretera unos momentos más tarde y se trasladó a la izquierda. Iremos por la Avenida de Libertador '. Entonces volvió la cabeza y vio el tatuaje de la amapola roja en el cuello. "respondió Daniel. No podía creer que menos de un mes antes de que ella estaba montando su moto hacia abajo esta avenida cada mañana y cada noche sin cuidado en el mundo. 'Vamos a la policía. Daniel condujo el coche en el aparcamiento del hospital. Ahí había un montón de gente alrededor. Ella vio a dos hombres. Quería llegar a Cristina a la policía rápidamente 44 página 46 Disminuyó la velocidad en un semáforo como estaban cambiar a rojo. Ella lo miró a los ojos y ella no podía mirar lejos. Parecía cansado y preocupado. Ahora no tenía moto y un montón de problemas. Siempre era el mismo. La gente en Buenos Aires en realidad nunca tienen la cena antes de las diez en punto de la tarde y el centro de la ciudad estaba ocupado hasta por lo menos tres en punto de la mañana.

pero Daniel dijo: "Quédate ahí. 'Vaya. Es seguro. Eso es lo que quería la policía. Daniel no lo hizo tener mucho tiempo para pensar. El Peugeot fue aún seguía. Deténgase aquí. Después de otro largo minuto. Las mismas flores rojas en el campo de la pintura que amaba. Estoy seguro de que estarán allí. Se dirigió a lo largo de la Avenida como más rápido que pudo. Vamos a ir más allá de mi piso. Entonces escucharon el sonido de una ambulancia. Cristina se puso de pie todavía. La misma arma que el hombre estaba recogiendo ahora. Cristina . Había un montón de ruido. '¿Qué debo hacer?' le pidió a Cristina. Ella sabía que estos eran los mismos hombres quien había intentado matarla en el gimnasio. página 47 Daniel detuvo el coche de repente y empujó Cristina hacia abajo en el suelo del coche. El mismo hombre. Daniel se volvió en la Calle Montevideo. Los mismos hombres que había conducido su coche en Philippe.Repentinamente Cristina recordado todo. El Peugeot estaba detrás va tan rápido que Carlos no podía detenerlo. Vino a la calle y se detuvo cerca de la Peugeot. Cristina vio a los dos luz y la oscuridad coches de policía azul aparcado al otro lado de la carretera cerca de su piso. Ella acordado de los ojos del hombre y la flor roja en su el cuello. Daniel. Ella no quería ver. ' Cristina contestado. Aún podría ser peligroso ". Recordó el coche y el sonido de los coches de policía. era tranquilo y dos policías llegaron a abrir la puerta del coche de Daniel. Daniel condujo a través de la luz roja y el por la avenida. la amapola. El otro coche siguió. pero que no podía detenerse. "dijo uno de ellos. 'Gira hacia la calle Montevideo. Está bien. Cristina quería mirar hacia fuera. La policía sacaron a un cuerpo de la Peugeot. Y entonces se acordó el arma. Estaremos bien. la misma arma. 45 "Más despacio. 'Puede salir ahora. A continuación. se golpeó una de los coches de la policía y entregados. Daniel! ¡Movimiento! Él tiene un arma! Él nos va a matar! ' ella gritó. Lo intentó. pero el coche giró a la derecha y la izquierda y la derecha otra vez. La gente gritaba.

Cristina pudo ver el otro hombre. Pero yo quiero preguntarle alguna cosa. Estoy muy contento de darle la bienvenida página 48 a esta exposición impresionista importante. el hombre sin el tatuaje de una amapola. comenzó a hablar: 46 'Damas y caballeros. Cuando tomo mis pinturas a casa. Eso Fue Philippe. "Es realmente sucediendo. ' 'Lo sé. Los hombres llevaron el cuerpo a la ambulancia. ' Cristina sintió una mano en su brazo. Sus padres estaban allí. Había regresado a Buenos Aires a menudo 47 página 49 antes de que se estaban organizando la exposición y que tenían pasado mucho tiempo juntos. Fue la primera noche de la impresionista exposición. ¿quieres venir ¿conmigo?' Cristina le sonrió con amor en sus ojos y asintió su cabeza. Y estamos aquí juntos verlos también. . Llevaba un vestido negro corto y su cabello oscuro cayó sobre los hombros. sentado en el coche de policía. pero ella podía ver la sangre. Las pinturas están aquí. Nunca hemos antes tenía este número de pinturas impresionistas en Buenos Aires . Leonardo Martínez. Cuando la puerta se cerró. amapolas de Monet están aquí. 1 tienen que ir a casa. Después de unos minutos se detuvo la música y todo el mundo era tranquila. la ambulancia se marchó a la hospital. Cristina estaba de pie en la sala principal de el Museo. el director del museo. . La música estaba jugando. * ** Seis meses más tarde. Cristina miró a su alrededor. Todos ellos dejaron de hablar.No se podía ver si el hombre estaba vivo o muerto. Os deseo y sus pinturas podía quedarse allí para siempre. Ella sabía que la mano. hablando juntos y bebiendo champán. Philippe habló en voz baja al oído de Cristina. ' "No. Sus padres y amigos están aquí. . Daniel estaba allí con su novia de Rosario. Es maravilloso.