Está en la página 1de 209
PRIMER CONJUNTO TEMÁTICO: “PSICOPATOLOGÍA, PSIQUIATRÍA Y PSICOANÁLISIS” Unidad I y II: Diversos enfoques en Psicopatología y La Clínica psiquiátrica -Muñoz: Diferentes enfoques teóricos en psicopatología -Bercherie: “La constitución del concepto freudiano de psicosis” y “Los fundamentos de la clínica” -G. Lanteri-Laura: “Nuestra psiquiatría” Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Pensando en los orígenes de la psicopatología: el término surge en 1878 y éste es la abreviatura de psicología y patología. Psicopatología: disciplina teórica autónoma que forma parte de la psicología, que conoce a partir de la observación. Su objeto es estudiar los fenómenos y procesos psíquicos patológicos. Ribot: método patológico continuista: busca comprender la psicología normal a partir del hecho patológico. Al respecto de esto, Muñoz señala que será Freud quién continue en tanto él también afirmaba que la patología permite observar con mayor claridad el funcionamiento normal. Para Freud se trata de una continuidad en tanto criterio cuantitativo, se tarta de los mismos mecanismos “exacerbados” “engrosados”. La psicopatología fue aplicada en la práctica clínica psiquiátrica y psicoanalítica y le proporcionaron la posibilidad de extender sus conceptos psicopatología Nos sirve para saber que el psicoanálisis no nace de la nada, que la psicopatología no pathos nace del psicoanálisis y que de la psiquiatría hay cosas por aprender psiquiatría psicoanálisis Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - 3 Enfoques teóricos desde los que puede abordarse el campo de la psicopatología (Muñoz) 1- Enfoque descriptivo 2- Enfoque interpretativo 3- Enfoque estadístico ENFOQUE DESCRIPTIVO Estos clásicos nos Finales de S XVIII, Francia, Pinel y Esquirol interesan en tanto y con ellos el nacimiento de la clínica psiquiátrica trascienden el momento de su surgimiento y siguen La locura, a partir del movimiento pineleano pasa a ser provocando efectos cómo competencia del saber médico. Pinel opera como médico , si bien así también para guiarnos lo hace a través del “tratamiento moral”, observa, describe, y no repetir los mismos clasifica, nomencla (1º clínica psiquiátrica- Bercherie). La mirada errores (Esto puede como indispensable, fidelidad a los fenómenos.. Para Pinel son la pensarse en relación a esencia de la realidad. Bercherie cuando habla de Se objetiviza la locura, modelo descriptivo, clínica sincrónica la clínica actual de los (busca signos y síntomas). Clínica sistemática (Bercherie) de la manuales) pura observación. La locúra como género unitario. La manifestación central “alienación mental”. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - (Bercherie) 1822, descubrimiento que funciona como Bisagra para el paso de la 1º clínica psiquiátrica a la 2ª clínica psiquiátrica Giro: incorporación a la Descubrimiento de Bayle de la etiología psiquiatría del método específica de la Parálisis General anátomo-clínico lo que progresiva- P.G.P.- lo cual implica que implica evolución- etiología- podría haber otras lesiones que tipo de lesión y mecanismo expliquen otras enfermedades, por fisiopatológico ende, que la alienación mental no sería la única enfermedad. Falret: Clínica francesa Clínica diacrónica 2º Clínica Estudiar la evolución pasado y porvenir del psiquiátrica enfermo Ya no hay una enfermedad mental Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Los paradigmas de la psiquiatría- Lanteri-Laura Para abordar el devenir lógico de la historia de la psiquiatría 1er Paradigma: La alienación mental y la unicidad de la psiquiatría ; pasaje de la noción de locura en tanto social y cultural al concepto médico de la alienación mental. Queda un resabio de éstas épocas, si al final de cuentas la cuestión no es en realidad: estar o no estar loco (crisis) 2do paradigma: Las enfermedades mentales y las aporías de la pluralidad, la enfermedad mental como conjunto de especies mórbidas diferentes, caracterizadas por síntomas y evolución diferentes. Grandes entidades monográficas. Crisis: porque no se encuentran lesiones para cada afección e infinidad de clasificaciones (por desorden y poca claridad) 3er Paradigma: Las estructuras`psicopatológicas: Bleuler y Freud:se formulan hipótesis psicopatológicas y no meras descripciones-semiológicas. El psicoanálisis juega un papel fundamnetal en este pasaje pero sigue siendo este un paradigma psiquiátrico. Del fenómeno a la estructura. Crisis: uso y abuso del concepto de estructura, más el auge de los medicamentos más los dispositivos psiquiátricos ¿4to paradigma: manuales diagnósticos? (Aporías:Contradicción insuperable entre las conclusiones de dos razonamientos correctos o de un razonamiento correcto y la experiencia.) ENFOQUE INTERPRETATIVO -Jaspers (subjetividad consiente) -Freud: Icc y tópicas: cura por la palabra -Mecanismos de formación de síntomas: psicoaptología de la vida cotidiana: se trata de escuchar y leer (clínica d e la escucha). Psicopatología para comprender lo normal- -Lacan: el padecimiento es interpretable, se dirige a otro. El inconsciente es el discurso del Otro, las formaciones del Inconsciente tienen estructura de lenguaje: esto se aleja del tercer paradigma de Lanteri-Laura: concepción de sujeto singular, único irrepetible. Lacan renueva la psicopatología con su vuelta a Freud. ENFOQUE ESTADÍSTICO -CIE/DSM --Nuevo modo de pensar la psicopatología . Traza sindrómica desde la que se relativiza la evolución y la etiología. La estructura es reemplazada por el consenso (es decir que se cambia de manual cuando no hay más consenso sobre ciertos trastornos/síntomas/ signos). -3 supuestos en relación a los manuales diagnósticos: -a-teóricos -correlación biunívoca entre síntoma y fisiopatología cerebral -terapéutica farmacológica y cognitiva rápida. -Es un nomenclador- un manual estadístico Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad 1: delimitación del concepto. Definiciones. Alvarez J. M, Esteban R, Sauvagnat F- Capítulo 39 “Normal y patológico, salud y enfermedad mental” Lo normal: de norma, sometido a algo preestablecido ( a diferencia de lo anormal que”no encaja”) Normal como previsible para la psq. Estadística. Patológico: pathos: pasión, sufrimiento, enfermedad. En patología general: hay causa, signos/síntomas, curso evolutivo, alteración de la estructura funcional Terminaron de demostrar que una enfermedad deja de ser mental cuando se le encuentra fundamento Noción de enfermedad tomada por la psicopat. Psq. Del modelo médico. Morel (etiología)/Wenicke(anatomía) Jaspers- Guiraud- Piñero: críticos frente a los argumentos favorables a la existencia real de las enf. Mentales. Objeciones a la nosología y nosografía de Kraepelin Kraepelin (nosografía-nosología natural) /Bleuler Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Jaspers- Guiraud- Piñero: críticos frente a los argumentos favorables a la existencia real de las enf. Mentales. Objeciones a la nosología y nosografía de Kraepelin Terminaron de demostrar que Kraepelin (nosografía-nosología natural) /Bleuler una enfermedad deja de ser mental cuando se le encuentra Jaspers- Guiraud- Piñero: fundamento críticos frente a los argumentos favorables a la existencia real de las enf. Mentales. Objeciones a la nosología y nosografía de Kraepelin Psicopatología psiquiátrica: 2 orientaciones nosológicas -Enfermedades Mental en tanto naturales y orgánicos - Sindrómica (síntomas y trastornos) Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Freud S. (1916 -18) “Conferencia 16: “Psicoanálisis y Psiquiatría. -En relación a la psiquiatría: al hablar de etiologías y causas remotas se olvida de lo particular y próximo. “El psicoanálisis es a la psq. Lo que la histología a la anatomía, esta estudia las formas exteriores de los organismos, aquella sus constituciones a partir de los tejidos y células” Foucault, M. (1963) El Nacimiento de la Clínica. Una Arqueología de la mirada médica. FCE México, 1966 Prefacio. Con Foucault comenzamos a pensar en que es lo que pasa, cuál sería la raíz de esta psiquiatría, pues la medicina (moderna) , la cual tiene origen más allá de la teória en la positividad, en lo percibido, lo visible. El ojo es la fuente de claridad, y con esto, “el objeto del discurso puede ser un sujeto sin que las figuras de la objetividad sean modificadas” Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Eje: Relaciones entre psiquiatría y psicoanálisis Freud S. (1916 -18) “Conferencia 16: “Psicoanálisis y Psiquiatría. -La psiquiatría: al hablar de etiologías y causas remotas se olvida de lo particular y próximo. “El psicoanálisis es a la psq. Lo que la histología a la anatomía, esta estudia las formas exteriores de los organismos, aquella sus constituciones a partir de los tejidos y células. Es inconcebible una contradicción entre estas dos modalidades de estado, una continua a la otra” Foucault, M. (1963) El Nacimiento de la Clínica. Una Arqueología de la mirada médica. FCE México, 1966 Prefacio. Con Foucault comenzamos a pensar en que es lo que pasa, cuál sería la raíz de esta psiquiatría, pues la medicina (moderna) , la cual tiene origen más allá de la teória en la positividad, en lo percibido, lo visible. El ojo es la fuente de claridad, y con esto, “el objeto del discurso puede ser un sujeto sin que las figuras de la objetividad sean modificadas” Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Laurent, E. (2000) Capítulos: “La extensión del síntoma hoy” y “Pluralización actual de las clínicas y orientación hacia el síntoma” DSM como afán normativizante de una lengua epidemiológica única. Y de aquí el encantamiento “para todo hay un medicamento” Malestar ocasionado entonces ¿ donde está la frontera entre lo normal y lo patológico? Relativismo “cualquier cosa va” muy diferente a la posición del psicoanálisis, el síntoma como modo de gozar, implica que se segreguen unos a otros puesto que no hay ningún sentido común en los tipos de síntomas. No supone ninguna psiquis sino los cuerpos y los modos de gozar (perspectiva nominalista). Partimos de la inscripción de un sujeto en una clase de tipos de síntomas para obtener lo más singular de su síntoma. Es una extraña práctica que termina por cuestionar la consistencia de las clases clínicas. El síntoma situado más allá del sufrimiento, se entienden como aquello que le permite a cada uno taponar el agujero de lo imposible de decir. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Síntoma y actualidad: La particularidad de la orientación lacaniana es esta definición de un inconsciente estructurado como un lenguaje y que este lenguaje se construye como equívoco siempre sometido a la imposibilidad de la univocidad. Esto permitió cierta unidad en su definición de síntoma frente a la dispersión clínica psicoanalítica tras la muerte de Freud, cierta extensión del síntoma, desde la cual lacan parte para abordar el síntoma desde que éste se dirige al Otro, como demanda de curación. “al final la clínica no es lo esencial; lo esencial es el sujeto uno por uno. Eso es la perspectiva nominalista: no creer en el realismo de las estructuras, creer en el nominalismo del caso uno por uno” Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Machado Romero S. “Pre –juicios a la hora de pensar la nueva patología psiquiátrica” (2008) La clasificación se presenta como una tranquilidad ante el posible caos. Un continente donde puede ajustarse lo múltiple, las clasificaciones no encuentran sus objetos, los producen., así como el lenguaje y a quienes soportan el discurso (psiquiatras), hablando de los manuales diagnósticos. Que a su vez se los puede caracterizar como estadísticos, a-teóricos y empíricos El psicoanálisis en cambio busca entender que le pasa a alguien, pensando el síntoma como un saber reprimido, el analista lo único q tiene q saber es olvidar lo que sabe Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Roudinesco, E. (2007) Capítulo 3: “El alma no es una cosa” y Capítulo 4 “El hombre conductista” Psiquiatría dinámica: Conjunto de corrientes que asocian una descripción de las enf. Del alma, los nervios y el humos a un tratamiento psíquico de naturaleza dinámica: haciendo intervenir una relación transferencial entre med. Y enfermo. Cuatro modelos Nosológico (pinel) Psicoterapéutico- sugestión- (Charcot) Filosófico (de la experiencia) Cultural Rubistein, A. Publicación Digital: “Algunas consideraciones relativas al diagnóstico en psicoanálisis” Diagnóstico: etimológicamente: distinguir, conocer (uso más psicoanalítico) Uso médico: conocimiento de los signos de las enfermedades, estudio de estos y conclusión. Esto es tranquilizador para el médico El psicoanálisis lo realiza teniendo en cuenta la transferencia y ello posibilita pensar la posibilidad de una cura analítica. Identificar al paciente dentro de lo que “ya se sabe” puede obturar la posibilidad de escuchar lo nuevo, singular que ese paciente trae. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Eje: El nacimiento de la Psicopatología -Muñoz: “La influencia de la psiquiatría fenomenológica de Jaspers...”. -Psiquiatría alemana Jaspers -Formación existencialista - Enfoque FENOMENOLÓGICO de la enfermedad mental La comprensión psicológica Nos presenta intuitivamente los estados psíquicos que implica entender la génesis de experimentan realmente los enfermos. Mediante el Método los contenidos psíquicos en Fenomenológico nos aproximamos a lo que podemos entender función de la historia, utilizando la posibilidad de en su existencia real, para distinguirlo y describirlo. “ponerse en el lugar del otro”. Contemplación del fenómeno como tal. Esto a partir de las confidencias/autodescripciones de los enfermos mentales, en Fundamento metodológico: La comprensión tanto es quien experimenta diferente a la Explicación tales vivencias y puede por ello realizar una descripción adecuada. Ciencias de la causa Prácticas de los sentidos El objeto de conocimiento es lo patológico en tanto hay allí algo (fenómenos de la Cc) que es incomprensible. El propósito de la psicopatología es estudiar el acontecer psíquico realmente consciente. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - “Comprendemos como lo psíquico surge con toda evidencia de lo psíquico” La comprensión psicológica implica entender la génesis de los contenidos psíquicos en función de la historia, poniéndose en el lugar del otro. Esto mediante el método fenomenológico que permite informarse de todo fenómeno psíquico, de toda vivencia. En su tesis doctoral Lacan se sirve de un caso “Aimée” Jaspers concibe la psicopatología para realizar un estudio profundo que pueda sentar un Influencia prototipo. Lo cual sigue la línea jaspersiana de “buenas en Lacan como el estudio de casos particulares biografías” (metodología). Con este caso y con su estudio particularizado lacan realiza un aporte a la psicopatología general en tanto se hace una traspolación de la paranoia en particular a la psicosis en general, pudiendo extraerse de este estudio conclusiones sobre el mecanismo de la psicosis. Lacan, para el estudio de las psicosis paranoicas hará uso de la noción jaspersiana de proceso psíquico entendido como una alteración del psiquismo sin destrucción, no lesional, donde encontramos relaciones comprensibles pero de cuyas causas no sabemos. Esto le permite eludir el factor orgánico, pero introduce lo heterogéneo sin articulación con la personalidad previa. También este modelo analítico le brindará la noción de reacción, entendida como parte del desarrollo de la personalidad. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Jaspers: “Psicopatología General” 1910 Los hechos son el terreno de nuestros conocimientos. 4 grupos de hechos -Fenómenos vivenciados Hechos subjetivos (fenomenología) -Funciones o rendimientos objetivos -Manifestaciones corporales concomitantes Hechos objetivos -Objetividad significativa (psicopatología objetiva) La fenomenología tiene la misión de Para ello se sirve de autodescripciones o presentarnos intuitivamente los estados confidencias psíquicos que experimentan realmente Lo no dado en la conciencia no existe los enfermos, de considerarlos según sus condiciones de afinidad, de Absorción penetrante en el caso individual, para limitarlos y de distinguirlos lo más hacer reconocible lo idéntico en lo múltiple estrictamente posible y de aplicarles términos precisos. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Causalidad desde dentro Las relaciones comprensibles Diferente de las Relaciones Hallar reglas y leyes Causales (de las Cs. Naturales) En psicología: lo psíquico surge de lo psíquico, esto lo comprendemos genéticamente. De este modo La explicación causal no comprendemos cómo el enfermo encuentra jamás límites se comprende a sí mismo -comprender racional: mediante las reglas de la lógica -comprender empático: comprender los contenidos mentales como surgidos de los estados de ánimo, deseos y temores. Nos conduce a las relaciones psíquicas mismas. La comprensión encuentra fronteras -lo incosciente como inadvertido es vivenciado realmente y mediante la psicología comprensiva Lleva lo indadvertido a la puede volverse sabido conciencia -lo inconsciente como extraconsciente no es vivido en realidad Doxa Centro Privado de Psicología y “comprender como sí” Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Tienen una parte de lo comprensible (vivencia y contenido) , una parte causal Reacciones vivenciales patológicas, una y una parte pronostica (es pasajera) reacción de la psique a una vivencia -las psicosis solamente desencadenadas cuyo Vuelta al statu quo contenido no está en ninguna relación comprensible con la vivencia -reacciones legítimas cuyo contenido está en relación comprensible con la vivencia, que no Diferentes de las psicosis se habrían producido sin ésta nacidas por procesos cuyo contenido no muestra ninguna relación comprensible con el destino, aun cuando los mismos tiene que ser tomados de la vida anterior Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Jaspers “Escritos psicopatológicos” Los conceptos de Proceso y Desarrollo son constructos utilizados con el fin de describir dos formas principales de presentación y curso de los trastornos mentales. Estos conceptos surgen, principalmente a partir de la observación de las tres grandes psicosis funcionales: La Esquizofrenia, los Trastornos del Animo y las Paranoias. Desarrollo a) Surge en una personalidad anormal previa. b) Hay un evento ambiental desencadenante que resulta coherente con la personalidad previa. c) Lo que ocurre de ahí en adelante es comprensible desde la biografía de la persona: sintomatología se relaciona con los rasgos de la personalidad previa. d) Es principalmente psicológico, aunque tendría cierta influencia biológica. e) Es posible observar una vuelta al estado basal. Proceso a) Es el surgimiento de un trastorno en forma abrupta, a modo de quiebre. b) Resulta incomprensible desde la biografía de sujeto. c) Luego de su surgimiento no hay una vuelta al estado basal. d) Pareciera ser más somático en el sentido de regirse por leyes biológicas. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Jaspers distingue dos tipos de procesos: a) Procesos Orgánicos: Lo que llama la atención es la resta de funciones es decir, funciones previamente existentes dejan de estar presentes. Ej: Demencia. b) Procesos Psíquicos: Son procesos constructivos. Aparecen nuevas funciones psíquicas que son cualitativamente distintas. Ej: Los delirios y alucinaciones de la Esquizofrenia. Si bien Jaspers distingue entre procesos psíquicos y procesos fisico-psicóticos (orgánicos) reconoce que ambos se encuentran siempre relacionados, desde el punto del “paralelismo psicofísico”. Para explicar los conceptos de Proceso y Desarrollo Jaspers parte diciendo que cuando consideremos la vida anímica podemos hacerlo de dos modos principales: por comprensión o por explicación Comprensión: cuando nos colocamos dentro del otro, lo sentimos, lo comprendemos, y también consideramos los elementos de los fenómenos psíquicos en su correlación y en su secuencia como dados la relación de comprensión será para el un método de análisis del desarrollo de la personalidad. Comprender es dar sentido a las conductas de los enfermos mentales. Y puede ser por: Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - a) Concatenación racional: Cuando conocemos los objetivos que tiene un ser humano, sus intenciones, podemos comprender sus acciones en base a razonamientos lógicos coherentes que le permitirán alcanzar dichas metas. El sujeto actúa en base a relaciones causales lógicas que él conoce. Así, nos resulta fácil comprender racionalmente su conducta . Ej: Las acciones que realiza un sujeto para ganar un proceso judicial. b) Concatenación empática: La conducta del sujeto nos resulta comprensible desde la emoción si es que hacemos el esfuerzo de “ponernos bajo su piel”. Entenderemos sus acciones como siendo motivadas por su estado emocional preponderante (rabia, pena, alegría). El accionar del sujeto, si bien puede carecer de objetivos y metas concretas, nos resulta entendible, comprensible, con cierto sentido. Ej: conducta suicida de un sujeto, que surge luego de un desengaño amoroso. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - •La Personalidad Humana podemos concebirla como una unidad con múltiples conexiones y relaciones entre aspectos cognitivo-racionales y emocionales. Ambos conceptos (a y b) nos permiten comprender la personalidad en su estructura y coherencia interna. 2) Captamos algo del mismo modo como captamos las correlaciones del mundo físico. En esta categoría se encuentran aquellos fenómenos, que si bien podemos describir, no podemos conocer su esencia ni comprendemos desde adentro. Nos enfrentamos solo a los síntomas de la relación causal. A esto le llamamos conexiones psíquicas objetivadas. Ej: Las diferencias en la velocidad de maduración psicológica entre dos niños. Si bien podemos describirlas, la concatenación racional (teoría psicológica de los estadios del desarrollo, teoría biológica, etc) y la concatenación empática nos resultan insatisfactorias para comprender dicho fenómeno. Ej: autopoyesis de la célula. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Desarrollo: “…Cuando hablamos de ahora en adelante, en general, del desarrollo de una personalidad, esto podrá significar solamente que , aquellos fenómenos que por cualquier motivo son llamados patológicos , en este caso los podemos comprender y explicar a partir del juego mutuo de las relaciones psicológicas y racionales, que se encuentran incrustadas dentro de una conexión psicológica objetiva de predisposición originaria a pesar de toda la desarmonía y falta de consistencia” (Jaspers 19…) Proceso: “…Allí donde no logremos la aprehensión unitaria del desarrollo de una personalidad, debemos establecer algo nuevo, algo heterogéneo a su predisposición originaria, algo que queda fuera del desarrollo y que , por lo tanto, no es tal sino proceso…” “Los procesos son cambios de la vida psíquica incurables, heterogéneos a la personalidad anterior, que irrumpen en esta, ya sea una vez y aisladamente o en forma repetida y en general, y dentro de estas posibilidades, en todas sus transiciones invaden la personalidad…” (Jaspers, 19…) En el texto se describen 8 casos clínicos que permiten ejemplificar los conceptos de Proceso y Desarrollo. Los casos 1 y 2 hacen alusión al concepto de Proceso. Los casos 3 y 4 ejemplifican el concepto de Desarrollo. Los casos restantes son ejemplos atípicos, o bien que mezclan ambas modalidades. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Pinel Modelo nosológico. Concepción de alienado mental (Sujeto extraño de sí mismo, con perturbación de las funciones, no abolición como el otro caso de las llamadas Neurosis Cerebrales) y por tanto puede ser curado Clasificación: Manía/melancolía/demencia/ idiotismo Causas: físicas/herencia/morales Esquirol -fundador teórico de la clínica psiquiátrica- Nosología: idiotez/demencia/ manías/ monomanía (lipemanías y monomanías) Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Kraepelin -Medicina clasificatoria: observa, describe, designa, clasifica -Enfermedad mental como conjunto evolutivo- diacronía -Identificación de la enfermedad antes de su pleno desarrollo Demencia precoz Formas: hebefrenia/ catatonía/paranoide o delirante/ paranoide atenuada Psicosis maníaco depresivas Estados: maníacos/depresivos/fundamentales/mixtos Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - H. Ey Organodinamismo: la enfermedad mental es orgánica y organización. Una forma de desorganización del ser que se organiza a un nivel dinámico inferior. Tosas las enfermedades responden a un processus, son procesuales -Organización del ser conciente -Desorganización de la conciencia -Reorganización de la existencia Clérambault -Psiquiatría francesa Clasificación de las psicosis a partir de un elemento común: automatismo mental. A partir de éste síndrome se pueden clasificar las: -Psicosis alucinatorias -Delirios pasionales Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad III: La clínica psicoanalítica Eje: Estatuto del sujeto en Freud •adaptaciones del aparato psíquico(la atención, memoria, fallo en -Freud: “Formulaciones sobre los relación a la consonancia o no con la realidad, acción-pensamiento) •la fantasía que se separa del pensar dos principios del acaecer psíquico” (1911) •pulsión sexual-fantasía (su represión mediante la educación predispone a la neurosis) pulsiones yoicas-conciencia •se abandona un placer momentáneo pero inseguro, para ganar un placer seguro que vendrá luego. •La educación para vencer el p.de placer y sustituirlo por el p.de realidad •El arte logra la reconciliación de ambos principios •El yo se trasmuda del yo-placer al yo-realidad y las pusliones sexuales van desde el autoerotismo al amor de objeto. •no rige en los procesos incosncientes, sino que es equiparada la Principios reguladores reaalidad del pensar a la realidad exterior consecuencias Principio de placer Principio de realidad regulan Ganar placer- Proceso primario Proceso secundario reducir displacer (mediante represión) Es energía ligada, y lo que hace Ante el desengaño por la Procesos psíquicos inconscientes es postergar la satisfacción ausencia de la satisfacción La energía fluye libremente de una para hacer coincidir la esperada, representación a otra, según la representación con la realidad. se abandona el intento. condensación y el desplazamiento sueños Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Freud:“Lo inconsciente, cap. 1 y 2”. (1915) Justificación del concepto de lo Inconsciente Es necesario en tanto los datos de la conciencia se presentan como lagunosos Es legítimo en tanto es coherente con nuestro modo habitual de pensamiento, principalmente en relación a lo que le sucede a otros. La multivocidad de lo Inconsciente Sentido descriptivo (Lo Inconsciente) Sentido sistemático (Icc-Prcc-Cc topología) -Latente -Reprimido Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Freud: Conferencia 31: La descomposición de la personalidad psíquica En 1923 Freud modifica su concepción de aparato psíquico dando lugar a lo que será la Segunda Tópica Freudiana conformada por provincias en que se descompondrá el aparato anímico de la persona: Superyo: Heredero del complejo de Edipo. Aquí se interioriza la autoridad parental (Superyo parental), las normas morales y prohibiciones. Guía, amenaza y observa al yo. Efectúa la represión. Portador del ideal del yo (modelo al cual el sujeto intenta adaptarse) por identificación. Ello: Aquí se ubican los procesos inconscientes. Es la sede de las pulsiones que buscan satisfacerse según el principio de placer, es decir que haya energía libremente móvil, según los mecanismos de condenación y desplazamiento. Esta el principio de no contradicción, es atemporal y amoral. No diferencia entre el bien y el mal, y decimos que es atemporal porque las mociones de la infancia pueden ser tratadas como actuales. Esta conformado por investiduras pulsionales que piden descarga. Yo: Es una parte del ello que se modifica por la conexión que tiene con el mundo exterior. Es decir, que esta conectado con el sistema de percepción / conciencia. Por otro lado, también recibe estímulos del interior del aparato psíquico. Se rige por el principio de realidad. Gobierna el acceso a la motilidad. Hay percepción del tiempo. Tendencia a la síntesis de los contenidos. Recibe las exigencias del ello, del superyo y la realidad y debe armonizarlas. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Al respecto del inconsciente dice Freud: “el descubrimiento de que también sectores del yo y del superyo son inconscientes en el sentido dinámico (…) deviene en que entonces ya no usaremos más “inconsciente” en el sentido sistemático y daremos un nombre mejor, libre de mal entendidos a lo que hasta ahora designábamos así (…) lo llamaremos “el Ello” por su ajenidad respecto al yo. En este movimiento el inconsciente va a pasar a ser exclusivamente Lo Inconsciente en sentido descriptivo, del cual deviene que pueda ser de dos clases: latente o reprimido. Lo entiende como un proceso y sostiene que será deducible a partir de sus efectos Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Eje:Narcisismo -Freud: "Introducción del narcisismo, cap. 1 y 2”. "Caso Schreber, cap. III: pp. 55-58”. El término designa aquella “conducta por la cual un individuo da a su cuerpo propio un trato parecido al que daría al cuerpo de un objeto sexual…” Surgió en psicoanálisis la conjetura de que una colocación de la libido definible como narcisismo podía entrar en cuenta en un radio más vasto y reclamar su sitio dentro del desarrollo sexual regular del hombre. Un motivo acuciante para considerar la imagen de un narcisismo primario y normal surgió a raíz del intento de incluir bajo la premisa de la teoría de la libido el cuadro de la dementia praecox (Kraepelin) o esquizofrenia (Bleuler). Los enfermos que he propuesto designar «parafrénicos» muestran dos rasgos fundamentales de carácter: el delirio de grandeza y el extrañamiento de su interés respecto del mundo exterior (personas y cosas). Ahora bien, el extrañamiento del parafrénico respecto del mundo exterior reclama una caracterización más precisa. Los parafrénicos. Parecen haber retirado realmente su libido de las personas y cosas del mundo exterior, pero sin sustituirlas por otras en su fantasía. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - ¿Cuál es el destino de la libido sustraída de los objetos en la esquizofrenia? El delirio de grandeza propio de estos estados nos indica aquí el camino. La libido sustraída del mundo exterior fue conducida al yo, y así surgió una conducta que podemos llamar narcisismo. Ahora bien, el delirio de grandeza no es por su parte una creación nueva, sino, como sabemos, la amplificación y el despliegue de un estado que ya antes había existido. Así, nos vemos llevados a concebir el narcisismo que nace por replegamiento de las investiduras de objeto como un narcisismo secundario que se edifica sobre la base de otro, primario, oscurecido por múltiples influencias. -Caso Schreber Suponemos que el punto débil de su desarrollo ha de buscarse en el tramo entre autoerotismo, narcisismo y homosexualidad y allí se situará su predisposición patológica. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Delirio de persecución (contradice al verbo): El mecanismo de formación de síntoma en la paranoia exige que la percepción interna, el sentimiento, sea sustituida por una percepción de afuera “pues yo lo odio” se muda por proyección en “el me odia” (me persigue) lo cual me justifica después para odiarlo. “yo no lo amo-pues yo lo podio- porque el me persigue” Erotomanía ( contradice al objeto): “Yo no lo amo- yo la amo- porque ella me ama” Celos (contradice al sujeto): “yo lo amo- yo no lo amo- ella lo ama” Delirio de grandeza (desautorización de la frase íntegra): “y no amo en absoluto- y no amo a nadie- yo me amo sólo a mi” lo cual implica una sobreestimación del propio yo. En la formación de síntoma en la paranoia es llamativa la proyección. Una percepción interna es sofocada, y como sustituto de ella adviene a la conciencia su contenido, luego de experimentar cierta desfiguración, como una percepción de afuera. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En cuanto a la represión se puede descomponer en tres fases: -Fijación (una pulsión no recorre el desarrollo previsto como normal y a consecuencia de esa inhibición permanece en un estadio más infantil, aquí será donde reside la predisposición a enfermar luego) -Represión propiamente dicha, proceso activo por el cual sucumben retoños psíquicos de pulsiones que primariamente se retrasaron. -Retorno de lo reprimido, tal interrupción se produce desde el lugar de la fijación y tiene por contenido una regresión del desarrollo libidinal hasta ese lugar. En la paranoia: El enfermo sustrae de las personas de su entorno la investidura libidinal, con ello todo se ha vuelto indiferente y tiene que explicarlo mediante una racionalización secundaria. Su mundo subjetivo se sepultado, y el paranoico lo reconstruye, lo edifica mediante su delirio, esto sería su intento de restablecimiento, en el que se da la proyección. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En primera instancia se daría un narcisismo primario-normal-que sirva como modelo para las ulteriores relaciones objetables. Va a diferenciar entre autoerotismo y narcisismo porque para que haya narcisismo tiene que haber un yo.. El narcisismo primario se establecen luego del autoerotismo y antes de las relaciones de objeto, pero, plantea Freud que es yo es tomado como objeto, y por eso se diferencia del autoerotismo. El narcisismo secundario, por el contrario, va a ser el que Freud va a separar para explicar la psicosis( paranoia). El narcisismo secundario va a significar la retirada de la libido de los objetos y su posterior regresión hacia el propio yo, de lo cual surge la manía de grandeza y la falta de interés por el mundo exterior. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad III: Estadío del espejo -Lacan: “El Estadio del espejo como formador de la función del yo...”. “Algunas reflexiones sobre el yo”. “Seminario 10: clase III, par. 1”. “El seminario 1: cap. VII, par. 1 y 2; cap. X, par. 2; cap. XI, par. 2”. Lacan toma los 3 momentos de la constitución del yo de Freud, y se centra en ese “nuevo acto psíquico” necesario para el pasaje del autoerotismo al narcisismo, a saber: una identificación. Y desarrolla esa identificación en lo que llamo: estadio del espejo, donde hay una identificación a partir de la cual se constituye el yo. El estadio del espejo consiste en que el sujeto (tomado como organismo, como viviente, de cuerpo fragmentado) se diferencia de la imagen del espejo y toma esa imagen como si fuera otro, y luego se identifica con esa imagen del otro. Esto le permite al sujeto asumir la imagen de su propio cuerpo como una gestalt. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lacan toma el “nuevo acto psíquico” de Freud, necesario para el pasaje del autoerotismo al narcisismo, y desarrolla la identificación en lo que llamo estadio del espejo. El viviente, cuando nace, se encuentra en un estado de prematuración y por ello tiene la vivencia del cuerpo fragmentado. El estadio del espejo consiste en que el sujeto se diferencia de la imagen de espejo, y toma esa imagen como si fuera otro, esta identificación con la imagen del otro, le permite al sujeto asumir la imagen de su propio cuerpo, como gestalt. Este cuerpo imaginario que aquí se instaura va a ser la matriz donde va a venir a constituirse el yo en forma primordial (yo-moi)- esto es la constitución de un yo “prematuro”en tanto imaginario- El yo, como instancia se constituye a partir de una identificación con la imagen del otro. (le viene dado desde el exterior) la relación yo – otro, es una dialéctica especular. Un sujeto es el resultado del otro. La constitución del sujeto depende de la intrusión del lenguaje en el ser vivo. Lacan dice que el esquema Lambda, es el sujeto desplegado en sus cuatro puntas. En este esquema trata diferenciar lo simbólico de lo imaginario. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En el Seminario 1, Lacan va a retomar la cuestión del Estadio del espejo y va a desarrollar la Tópica de lo imaginario, sumando para ello los Esquemas Ópticos Va a señalar, en principio que tenemos dos tipos de imágenes óticas: -Imágenes Virtuales (I.V.): podemos producir I.V.de objetos que son Imágenes Reales -Imaágenes Reales (IR): se comportan como objetos y pueden ser tratadas como tales. Experimento del ramillete invertido Más allá del ojo, los rayos continuan su trayectoria y vuelven a Divergir pero para el ojo son convergentes y producen una imagen Real. Si los rayos impresionan al ojo en sentido contrario se forma una I.V.: cuando mira una imagen en el espejo: la ve allí donde no está Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La relación del florero y las flores nos sirve como metáfora: el proceso de maduración fisiológica le permite al Sujeto integrar (en un momento de la historia) sus funciones motoras y acceder a un dominio real de su cuerpo. Pero antes de esto el Sujeto toma Consciencia de su cuerpo como totalidad (E. del espejo) la sola visión de la forma total del cuerpo humano brinda al sujeto un dominio imaginario de su cuerpo, prematuro respecto al dominio real: Anticipa, una primera forma que le permite al Sujeto ubicar lo que es y lo que no es del yo. “la imagen del cuerpo es como el florero imaginario que contiene el ramillete real (así es como podemos representarnos antes del surgimiento del yo al sujeto)” El ojo, símbolo del sujeto, significa que en la relación entre lo imaginario y lo real y en la constitución del mundo todo depende de la situación del sujeto (la cual está caracterizada por su lugar en el mundo simbólico) Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Esquemas de los dos espejos A nivel de la IR podría hablarse de un 1er narcisismo (en relación a la imagen corporal) En tanto permite organizar el conjunto de la realidad. 2do Narcisismo: en tanto el otro tiene valor fundamental, alienación fundamental que constituye la imagen reflejada, originaria del yo ideal y de la relación con el otro. La regulación de lo imaginario depende de algo que está situado de modo trascendente, siendo esto el vínculo simbólico entre los seres humanos. La posición simbólica define la posición del Sujeto como vidente. El ideal del yo guía o dirige al sujeto, algo más allá de lo imaginario: lo simbólico El amor, como fenómeno que ocurre a nivel de lo imaginario y provoca una subducción de lo simbólico una perturbación de la función del ideal del yo Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En el Seminario 10 (La Angustia), Clase 3, Lacan va a volver sobre el Estadio del Espejo a plantear la relación entre la imagen especular y el Significante La articulación del sujeto con el pequeño otro y la articulación del sujeto con el gran Otro no viven separadas. El sujeto se constituye en lugar del Otro, se constituye por su marca en relación con el Significante, el niño necesita que el Otro ratifique el valor de esta imagen especular. El investimento de la imagen especular es un tiempo fundamental de la relación imaginaria. Aquí hay un resto: el falo (una falta, menos phi) Mientras el sujeto más se aproxima a esa i’(a), más se desvia de aquello que cree que es el objeto de su deseo, más se desencamina… “cuanto más se compromete en ese camino de la ‘perfección’ de la relación de objeto, más se engaña Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad III: Los tres registros -Lacan: “Lo imaginario, lo simbólico y lo real”. “El Seminario 3: cap. IV, par. 3; cap. V, par. 2; cap. VII, par. 2.”. “El seminario 22, clase 1”. “La tercera (pp 81-85)” Los tres órdenes: lo simbólico, lo imaginario y lo real Los tres órdenes son una vía de entrada imprescindible a la enseñanza de J. Lacan “sin esos tres sistemas para guiarnos, sería imposible comprender nada de la técnica y la experiencia freudiana” Por lo que puede pensárselos como un instrumento con el que Lacan lee a Freud como tmb el instrumento con el que organiza su enseñanza “son los registros de la realidad humana” -La primacía de uno sobre los otros (en diferentes tiempos) no implica mayor importancia. (P.Muñoz) Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lo imaginario (P.Muñoz) -Es el reino de la imagen -Es el registro de la impostura, del señuelo, de lo ficticio en la relación intersubjetiva -Es el registro del yo(moi) y en este se incluyen los fenómenos de fascinación, seducción, ilusión y prestancia (cómo pudimos leer en el seminario 10) -El estadio del espejo es el aparato conceptual con el cual lacan lee el narcisismo freudiano y explica la constitución del yo y posee carácter estructurante y estructural. Si el yo se construye, el estadio del espejo responde al cómo que había quedado abierto. Ubica la constitución a partir de la imagen del semejante “el yo es desde un comienzo, otro” Lo Simbólico Cuando hablamos de lo simbólico hablamos de la función del lenguaje, y más específicamente a la del significante (Ste) La estructura es el lenguaje, y el elemento particular es el significante, entendido como conjunto de elementos discretos diferenciados, que se distinguen por su oposición y diferencia. La función de la palabra es hablar a otros, hablar al Otro. El Otro no es solo testigo del mensaje que le es dirigido sino también es lugar del código que le permite descifrarlo. La palabra no es solo hablar al otro sino del Otro (el inconsciente como siendo el discurso del Otro) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lacan Lo imaginario y simbólico (desde el texto Lo simbólico lo imaginario y lo real) Lo imaginario esta lejos del dominio de lo analizable en tanto el fenómeno es analizable sólo si representa algo que no sea él mismo. Lo simbólico si está en juego en el intercambio analítico, en tanto se sigue tratando de símbolos organizados en el lenguaje, que funcionan a partir del Ste y el sdo El síntoma representa presenta algo estructurado y organizado como un lenguaje (en tanto es sobredeterminado). Entendemos el lenguaje como un emergente y dado que emergió ya nos habremos cómo eran las cosas antes que estuviera. El yo es eso en lo que el sujeto solo puede reconocerse primero alienándose. Volviendo al orden de la palabra: esta es mediadora, y a su vez permite trascender la relación agresiva fundamental en el espejismo del semejante(de lo imaginario), contituyendo así también la realidad (a partir de esta mediación, por ejemplo las relaciones de parentesco confundidas con relaciones reales) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lo imaginario y lo simbólico (aportes desde el Seminario 3) Lo simbólico lo encontramos en relación al Ste La significación es del índole de lo imaginario y por tanto es evanescente. Lo imaginario del lenguaje está en el significado, producto de la articulación significante. Cuando el sujeto habla tiene a su disposición el conjunto del material de la lengua y a partir de allí se forma el discurso concreto (el cual sería real) El sujeto dispone de todo un material Ste que es su lengua y lo utiliza para que las significaciones pasen a lo real. El punto pivote de la función de palabra es la subjetividad del otro, el hecho de que el Otro es capaz (al igual que el sujeto) de convencer y de mentir. (La garantía la ofrece lo real, ejemplo de los astros, siempre vuelven al mismo lugar, retornan, y eso es así, es una garantía) En relación a lo imaginario: la relación del narcisismo como la relación imaginaria central (noción de agresividad cobra importancia en este plano), y es el E. del espejo el que nos revela algo de la evidencia de la naturaleza de esta relación agresiva y lo que significa. La agresividad es constituyente del yo (en tanto en el sujeto hay un yo que en parte siempre es ajeno) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lo real “hay en el análisis una parte de real en nuestros sujetos que se nos escapa” Dice P. Muñoz que en un primer momento lo real, para Lacan, fue aquello que el psicoanálisis no puede alcanzar por estar fuera de la palabra. Será a partir del seminario 3 que comienza a definirse (con variaciones y agregados a lo largo de la enseñanza de Lacan) el concepto tal como hoy lo pensamos (usamos). Lo real es el discurso concreto ( la modulación sonora misma) – P. Muñoz- 1. En el seminario 3 lo define como lo que vuelve siempre al mismo lugar, en tanto retorno, repetición. Teniendo así cierta temporalidad cíclica, y apareciendo como garantía (que los otros registros no ofrecen). Esclarece este planteo con un ejemplo en relación a la galaxia y las estrellas, el cielo es una garantía, la luna (se llame como se llame) va a girar alrededor del sol, una y otra vez… 2. Lo imposible (seminario 22) Como un punto irresuelto, el sujeto no puede cambiar ese real que no tiene solución: lo real es aquello que no puede ser simbolizado por la palabra ni por la escritura (no cesa de no escribirse) a la vez que no puede imaginarse… 3- es irreresentable “ lo real no es el mundo, no hay la menor esperanza de alcanzar lo real por medio de la representación” 4- “lo real no es universal. No hay todos los elementos, sólo hay conjuntos que determinan en cada caso”. Lo real en relación con lo no-todo: imposibilidad de universalización: como efecto subjetivo singular Lo real es lo que anda mal, lo que no deja de repetirse para estorbar ese andar: el sentido del síntoma es lo real y depende del porvenir de lo real. Lo real insiste Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - No hay nudo borremeo sino cuando haya al menos 3. Lo que quiere explicar con esto, Lacan, es que RSI están inevitablemente juntos, en tanto si se corta un anillo se separan todos. Para Lacan, el nudo borromeo es la estructura… Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Introducción al grafo Lacan vincula la metonimia al eje combinatorio del lenguaje, opuesto al eje sustitutivo. Por ejemplo, en la oración “Yo soy feliz”, la relación en re las palabras “yo” y “soy” es metonímica, mientras que la posibilidad de reemplazar “feliz” por “triste” depende de la relación metafórica entre estos dos términos. Lacan define la metonimia como la relación diacrónica entre un significante y otro en la cadena significante. La metonimia tiene entonces que ver con los modos en que los significantes pueden combinarse/vincularse en una cadena significante (relaciones “horizontales”), mientras que la metáfora se refiere a los modos en que un significante de una cadena significante puede ser sustituido por otro significante en otra cadena (relaciones “verticales”). Juntas, la metáfora y la metonimia, constituyen el modo de producción de la significación. “Vamos a abordar aquí la función en el icc del lenguaje- seminario 5-” Que el propio yo sea función de la relación simbólica y pueda quedar afectado por ella en su densidad, en sus funciones de síntesis, todas igualmente hechas de espejismo (cautivador) eso solo es posible debido a la hiancia abierta en el ser humano por la presencia en él, biológica de la muerte. Se trata de la prematuración del nacimiento. Este es el punto de impacto de la intrusión simbólica. Plantea aquí la relación del significante con el significado y en relación a esta relación es que forja la noción de punto de capitón. Que implica que en algún punto el tejido de uno amarre el tejido del otro. Solo hay sujeto en la relación al Otro.Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - A su vez retoma aquí que ha planteado ya que no hay objeto sino metonímico, siendo el objeto del deseo el objeto del deseo del Otro, y el deseo siempre deseo de Otra cosa, de lo que falta (a)objeto perdido primordialmente. Del mismo modo no hay sentido sino metafórico, al no surgir el sentido sino en la sustitución de un Ste por otro Ste en la cadena simbólica Si hemos de encontrar una forma de aproximarnos más a las relaciones de la cadena Ste con la cadena significada, será mediante la imagen del punto de capitonado.. Un discurso requiere tiempo, no nos conformamos con un presente instantáneo, en relación a la experiencia de la palabra, si empiezo una frase, no comprenderán ustedes su sentido hasta que la haya acabado. Es del todo necesario que haya dicho la última palabra para que comprendan donde está la primera. Es imposible representarse en el mismo plano el Ste, el significado y el sujeto Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La boya inicio La flecha final. Primera línea sobre la cual queda enganchada la otra tras haberla atravesado dos veces. Aquí estamos en el plano del Ste. Aquí se trata de los dos estados que podemos aprehender en una secuencia significante. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lugar del Lugar del código, del mensaje Otro, A Lugar del yo (je): el lugar de quien objeto habla en la cadena Significante Salimos de aquí y damos con el código (1er encuentro) de ahí se pasa al mensaje (2do encuentro), aquí es donde nace el sentido El discurso siempre dice mas de lo que tu dices. Desde el yo (je) una linea va al objeto metonímico y otra linea va al Otro y simétricamente (por el retorno) el mensaje va al objeto y hacia el otro Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Necesidad es lo más primitivo e instintivo del cachorro humano, en cuanto nace, es pura necesidad, el llanto como un llamado de necesidad. Ésta hace partir algo (en la boya del grafo) que acaba en el lugar del código (A). A partir del efecto del Ste sobre esta llamada (necesidad) se constituye la Demanda Tiene que ver con la satisfacción de la necesidad. Al añadir el Ste se da una Transformación la Deseo: queda subvertido, se torna necesidad más el Ste deviene ambiguo por su paso por el Ste. en Demanda está Se define por una separación disfrazada, pide algo que esencial respecto a la dirección necesita en nombre de otra imaginaria de la necesidad. cosa que será admitida con El deseo siempre está dispuesto a más facilidad aparecer Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad III: Estatuto del sujeto en Lacan -Lacan: “El Seminario 3: cap. XIV, par.1 y 2”. “El sentido del retorno a Freud en el psicoanálisis”. “De una cuestión preliminar...: cap. III, par. 1, 2 y 5”. -Muñoz: -”Histructura y estructoria”. Sobre la Estructura: En relación a la articulación historia-estructura Muñoz plantea que la estructura en Lacan refuta la importancia de la historización “Lacan se cansa de referirse a lo histórico” y esto desde una subversión de las concepciones típicas de ambos conceptos: ubicando como elemento común el tiempo. En la estructura rebate la noción de atemporal y no-historizable y rebate la temporalidad cronológica con la que se piensa la historia. Se tratde un tiempo lógico, que es leido en la atemporalidad del icc y la resignificación aposteriori de Freud.De ahí: hay histrutura y estructoria Lacan se sirve del estructuralismo para incluir el sujeto en la estructura del lenguaje rompiendo a su vez con la hipótesis estructuralista. Crea un concepto propio de estructura para el psicoanálisis: una subjetividad ineliminable se sitúa allí y se desarrolla según su tiempo interior. “lo que le enseñamos al sujeto a reconocer como su Icc es su historia: es decir que no ayudamos a perfeccionar la historización actual de los hechos que determinaron su existencia” Historizar es producir una simbolización ahí donde algo faltó (hablando al Otro -se hace historia- algo habrá sido) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La noción de estructura es una manifestación del significado (Lacan). Interesarse por la estructura es no poder descuidar el Ste. La noción de Ste y de estructura son inseparables. Cuando analizamos una estructura se trata siempre del Ste, lo que más nos satisface en un análisis estructural es lograr despejar al Ste de la manera más radical posible. Sobre el Significante: Todo sistema de lenguaje entrama la totalidad de las significaciones posibles; ello no quiere decir que todo sistema de lenguaje agote las posibilidades del Ste. Esta idea nos lleva a la directriz: que todo Ste, es en tanto tal, un Ste que no significa nada: mientras más no significa nada, más indestructuble es el Ste. (si entendemos que el Ste es en función de los Stes que lo siguen, en tanto el discurso tiene una temporalidad que implica que la última palabra (el último S de la cadena- S1-S2-S3…-será la que determine el sentido de la cadena significante) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lo subjetivo es algo que encontramos en lo real en tanto supone que tenemos un sujeto capaz de valerse del Ste, del juego del Ste, y capaz de usarlo del mismo modo que nosotros lo usamos: para engañar acerca del significado. En tanto el Ste es algo diferente de la significación. Algo es Ste en tanto que todo o nada, sino en la medida en que algo que constituye un todo, el signo, está ahí para no significar nada. Ahí comienza el orden del Ste en tanto se distingue del orden de la significación. El complejo de Edipo juega un papel fundamental en la introducción del Ste, ya que lo que introduce es su funcionamiento. En el Sentido del retorno a Freud en psicoanálisis (conferencia) Lacan dice que el ámbito del psicoanálisis resulta ser el de lo simbólico La función de la palabra como que funda El sujeto comienza a ser Sujeto cuando consiente a aceptar el lenguaje como vehicula el Sujeto. de vinculación de sus demandas, consiente a El Sujeto es marcado por la alienación, hacerse representar por un Ste. alienación no la imaginaria primerísima, El yo es una de las primeras aproximaciones a sino al Otro absoluto, el otro sujeto, el la constitución subjetiva pero no es el centro cual se funda y surge a través de la de la cuestión- el yo implica desconocimiento- mediación originaria con el yo-sujeto (Teórico Prof. Agüero) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - ESQUEMAS Los esquemas de Lacan implica la representación especial de funciones y sus relaciones Esquema L: formulación científica de la relación con ese Otro del Sujeto. Es el esquema de la palabra y el lenguaje, de la alteridad y el otro. Muestra la doble vía de la conformación del sujeto, en su faceta imaginaria y su faceta simbólica En este esquema se demuestra que “la condición de lo que tiene lugar en el Otro” y que tiene lugar ahí “tiene una estructura combinatoria” por cuanto es el Ste mismo que debe articularse (y está articulado como discurso: el Icc es el discurso del otro) El Sujeto se encuentra en este esquema estirado en los 4 puntos- se convierte en sujeto verdadero a medida que ese juego de los Stes va a hacerle significar. Es la pareja imaginaria da la base a la relación simbólica. La hiancia que ésta abre, que lo enajena primeramente, permite la posterior simbiosis con lo simbólico Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Esquema R: en este esquema, continuación del L, Lacan abrocha lo simbólico al imaginario y sitúa en el corazón de la relación imaginaria al falo, entre el yo y su imagen especular y ahí en ese extremo, por ende, coloca a la madre y en la prolongación a I, el niño en cuanto deseado. Madre-niño apoya y recubre la relación del yo y su imagen. Ahora, mediante ese prendido homológico la significación del sujeto bajo el Ste del falo sostiene el campo de la realidad (el falo-la función fálica. Corazón de la identificación) Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - A su vez retoma aquí que ha planteado ya que no hay objeto sino metonímico, siendo el objeto del deseo el objeto del deseo del Otro, y el deseo siempre deseo de Otra cosa, de lo que falta (a)objeto perdido primordialmente. Del mismo modo no hay sentido sino metafórico, al no surgir el sentido sino en la sustitución de un Ste por otro Ste en la cadena simbólica Si hemos de encontrar una forma de aproximarnos más a las relaciones de la cadena Ste con la cadena significada, será mediante la imagen del punto de capitonado.. Un discurso requiere tiempo, no nos conformamos con un presente instantáneo, en relación a la experiencia de la palabra, si empiezo una frase, no comprenderán ustedes su sentido hasta que la haya acabado. Es del todo necesario que haya dicho la última palabra para que comprendan donde está la primera. Es imposible representarse en el mismo plano el Ste, el significado y el sujeto Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad III: Los tres registros del padre y el deseo de la madre -Lacan: “El Seminario 5: cap. VIII, IX, X y XI”. -Muñoz: “Deseo de la madre y sexuación”. Eje: Función paterna. Edipo, falo, castración -Lacan: “El Seminario 5: caps. IX, X y XI”. “De una cuestión preliminar..., cap. III, par. 6 y 7” (esquema R, más arriba) Deseo de la madre y sexuación Deseo de la madre: función esencial en la vida del recién nacido. Instaura un lugar para el niño se constituya Esa relación que se establece entre el niño y la madre tiene carácter de parasitaria por la propia prematuración del primero; la imago materna deberá ser sublimada luego para no ser fatal. En el seminario 5 en relación primordial con la madre, el niño es deseo del deseo materno; puede identificarse con el falo, con la madre como portadora o como poseedor del falo: el edipo aquí abre una nueva dimensión en tanto priva: castración (salida del edipo en el varón- entrada en el edipo de la niña). Aquí el Eje se corre a la función paterna. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En el seminario 17 afirma que el papel de la madre se cumple a título de deseo imprevisible y extravagante. Para freud el deseo materno está integrado por la dialéctica fálica: la resolución del edipo determina para la niña el deseo de tener un hijo; por ende ese lugar que oferta el Otro materno está ya vinculado al falo. La madre es dadora de su falta, su deseo marca y es constitutivo. Mediando la metáfora paterna y la castración será lo que de lugar a hacer del niño un sujeto deseante. ¡Qué quiere la mujer? A la mujer, en lo real, no le falta nada, lo real es pleno; allí donde nada le falta lo simbólico instaura una falta y para Lacan el acceso a la maternidad no lo resuelve: debe ir más allá. Desde Freud, se le exige ser madre: mujer madre por efecto de lo simbólico. Lacan dice que a la mujer se la dice mal, pues lo simbólico no la recubre toda. Madre: no tiene relación con la feminidad(Materno por ende es diferente al goce femenino); Mujer: no se trata del deseo materno (madre diferente a mujer) El destino de la madre no resuelve el problema de la feminidad, porque el deseo de la madre es una posición masculina. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - El estrado materno es la unitalerización del deseo de la madre, puro, todo sin división, dejando al hijo en la posición de objeto; esto porque el goce (materno) no ha sido morigerado por el Ste del NP, en consecuencia el hijo se sustituye al objeto a en el fantasma de la madre pero lo “satura” sin resto; en efecto un hijo debe ocupar una parte del deseo materno, no-todo. El deseo de la madre (en el caso anterior) operará haciendo de su hijo aquello que la causa, su objeto a, mientras que como mujer habrá de consentir venir al lugar de síntoma para un hombre, ser causa de deseo de un hombre. El estrago no tendrá lugar si su posición toda madre, pura madre, se descompleta con su goce femenino, si logra dejar ver a su hijo que es no-toda madre. Es decir que su deseo de madre no lo colma todo sino que su castración la hace deseante de Otra cosa, más allá del hijo (la madre cocodrilo es aquella que no deja intervenir al NP, que se come al niño, la del estrago; la metáfora paterna viene a poner un palo en la boca del cocodrilo) Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - PRIMER TIEMPO DEL EDIPO Asunción del deseo de la madre, DM/x, ingreso a la dialéctica del “ser” En este primer tiempo la operación que se efectiviza es la de la asunción del “deseo de la madre” (DM), por la puesta en función de la “simbolización primordial” Que desea la madre?-el falo. Que intenta el niño entonces?-ser el falo de la madre. De allí que el “ser”, el objeto primordial que es la madre, es elevada al rango del sujeto partiendo del “principio que no hay sujeto si no hay significante que lo funda”. El niño hace una interpretación del deseo del Otro, esto puede explicarse y ubicarse en el primer piso del grafo, donde el niño se encuentra con A, el gran Otro, y su respuesta (x) en el lugar del significado del sujeto. S (A). Lo que el niño busca, en cuanto deseo de deseo, es satisfacer el deseo de la madre. A partir de aquí, el niño ingresa en la estructura sometida a la ley incontrolable del DM Por ultimo, si no se puede franquear este primer tiempo, el sujeto queda : perverso. SEGUNDO TIEMPO DEL EDIPO: Asunción de la privación de la madre, Nodal y negativo. Ingreso a la dialéctica del tener. Lo que marca este segundo tiempo es la intervención del padre.( el nombre del padre) En cuanto significante de la ley, como significante fundamental, porque introduce en el campo del otro, la ley del padre. La madre, en su discurso, hace intervenir la palabra del padre. El padre, viene a realizar una doble prohibición: al niño: no te acostaras con tu madre, y a la madre: no reintegraras tu producto. Así, el padre, priva a la madre del falo, y de esta forma, el niño no va a poder ser el falo, ese significante que le falta a la madre. Este segundo tiempo, si la madre no da lugar al NP, el NP queda rechazado, expulsado y da lugar a la psicosis. TERCER TIEMPO DEL EDIPO: Asunción del sexo. Formación del ideal del yo. Normativación de la realidad. Aparece el padre que tiene el falo, y aparece como un don, se lo da al hijo para que se identifique. El niño se identifica con el padre, va a tener el falo igual que el padre. En cuanto a la niña, si bien asume sin dificultad la privación por la que el padre se hace preferir a la madre, el problema se plantea a nivel de la metáfora correlativa de la identificación ideal. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La metáfora paterna La metáfora es : S . S´  S ( 1 ) ---- ---- --- S´ x s A cada uno de estos términos le corresponde: NP . DM  NP ( A ) ---- ----- ---- DM Sdo sujeto falo Metáfora: es la sustitución de un significante por otro. Dando por resultado un significado nuevo. En la metáfora paterna lo que sucede es que Un significante viene en lugar de otro Significante (el padre quien sustituye a la madre como significante) El NP funciona aquí como interdictor y tacha y sustituye el deseo de la madre entrando por vía metafórica en posesión de lo que era el significado del deseo de la madre haciendo así emerger la significación fálica. El resultado es : la significación fálica al deseo del otro, regulado por la intervención del NP. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad IV: Especificidad de la Clínica Psicoanalítica. Los criterios utilizados por Freud para establecer el campo de la clínica psicoanalítica: neurosis, perversión y psicosis. La pérdida de la realidad en la neurosis y la psicosis. Continuidad y discontinuidad en las estructuras clínicas. Neurosis y psicosis en las corrientes posfreudianas. Neurosis y psicosis en la enseñanza de Jacques Lacan. TRES HIPOTESIS FREUDIANAS 1º DEFENSA: nacen mediante el mecanismo de la defensa: que es un intento de reprimir una representación inconciliable con el yo. Mecanismo psíquico, si lo hay se podrá trabajar con los ptes si no, queda fuera del campo de nuestras intervenciones. Textos: “Las neuropsicosis de defensa”, “Nuevas puntualizaciones...” Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Neurosis Se producen por una descarga sexual insatisfactoria, no hay ningún tipo de mecanismo psíquico, por ejemplo una eyaculación precoz, y el afecto que genera se descarga en angustia, ahogos, palpitaciones, fobias… -Neuroastenia: (el divide este concepto que antes incluía aquellos síntomas que tenían que ver con la angustia) -Neurosis de angustia Neuropsicosis de defensa -Histeria: Se produce una operación por conversión -Representaciones obsesivas y fobias: Se produce una operación por transposición. El montante de afecto se liga a otra representación por la vía del falso enlace -Ciertas psicosis alucinatorias: La defensa más radical. Se deniega tanto la representación como el afecto. La representación intolerable arrastra el fragmento de la realidad en la que esa representación se constituyo, en la que esa situación se presentó. En su lugar aparece entonces la alucinación. -Paranoia: proviene de la represión de recuerdos penosos y sus síntomas son determinados en su forma por el contenido de lo reprimido, el reproche es proyectado y transformado en desconfianza Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - 2º FIJACIÓN DE LA LIBIDO: la fijación de la libido supone el investimento de los objetos y personas del mundo, si el mundo no se vuelve libidinal, un extremo sería la esquizofrenia. Texto: introducción al narcisismo Neurosis actuales (no hay nada del pasado en juego) Neuroastenia: (el divide este concepto que antes incluía aquellos síntomas que tenían que ver con la angustia) -Neurosis de angustia -hipocondría Psiconeurosis (ya no neuropsicosis, lo que implica que lo psico va primero desde ahora) -Narcisista: no seden la libido a los objetos, no han transferencia, no se pueden tratar: Paranoia Demencia precoz (esquiz.) Psicosis alucinatorias crónicas -de transferencia: es decir, toman al analista como objeto libidinal Histeria Neurosis obsesiva Fobia Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad V: Neurosis. Volviendo a la 1º Hipótesis Freudiana, de la DEFENSA: nacen mediante el mecanismo de la defensa: que es un intento de reprimir una representación inconciliable con el yo. Mecanismo psíquico, si lo hay se podrá trabajar con los ptes si no, queda fuera del campo de nuestras intervenciones. Neurosis -Neuroastenia: (el divide este concepto que antes (actuales) incluía aquellos síntomas que tenían que ver con la angustia) -Neurosis de angustia Se producen por una descarga sexual insatisfactoria, no hay ningún tipo de mecanismo psíquico, por ejemplo una eyaculación precoz, y el afecto que genera se descarga en angustia, ahogos, palpitaciones, fobias… -Histeria: Se produce una operación por conversión -Representaciones obsesivas y fobias: Se produce una operación por transposición. El montante de afecto se liga a otra representación por la vía del falso enlace -Ciertas psicosis alucinatorias: La defensa más radical. Se deniega tanto la Neuropsicosis de representación como el afecto. La representación intolerable arrastra el fragmento de defensa la realidad en la que esa representación se constituyo, en la que esa situación se presentó. En su lugar apareceentonces la alucinación. -Paranoia: proviene de la represión de recuerdos penosos y sus síntomas son determinados en su forma por el contenido de lo reprimido, el reproche es proyectado y transformado en desconfianza Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En Sobre la justificación de separar de la neurastenia un determinado síndrome en calidad de neurosis de angustia (1895) Freud señala que se podrá distinguir de la neurastenia aquellos síntomas que podrían agruparse en derredor del síntoma principal de la angustia, llamando a éste complejo: neurosis de angustia. Entre los síntomas que comprende: La irritabilidad general, La expectativa angustiada, Ataque de angustia (en sus diferentes modalidades), terror nocturno, el vértigo, dos grupos de fobias típicas: el primero, referido a las amenazas fisiológicas comunes, en segundo lugar, tenemos todas las agorafobia en todas sus variedades. El vínculo de estas fobias con las fobias de la neurosis obsesiva es como sigue: en ambas se vuelve compulsiva por el enlace con un afecto disponible, por lo que el mecanismo de traslación del afecto vale para ambas. Pero en las fobias de la neurosis de angustia: este afecto es siempre el de la angustia y no proviene de una representación reprimida, no hay sustitución. Las parestesias, semejantes a el aura histérica y las conversiones, Al respecto de la producción y etiología de la neurosis de angustia, dice Freud que cuando esta es adquirida uno puede hallar influjos que parten de la vida sexual. En individuos de sexo femenino: como angustia virginal o de las adolescentes, como angustia de las recién casadas, por la eyaculación precoz de los maridos, cuyos maridos practican coitus interruptus, como angustia de las viudas o abstinentes voluntarias, como angustia en el climaterio En varones: Angustia de los abstinentes voluntarios, Angustia de los varones con excitación frustránea, Varones que practican coitus interruptus, Varones en la senescencia Para ambos sexos: Los que son neurasténicos a consecuencia de la masturbación y abandonan esta satisfacción. Por trabajo excesivo Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - 3º METAPSICOLOGÍA, SEGUNDA TÓPICA Y MÁS ALLA DEL PRINCIPIO DE PLACER…. Freud empieza a hacer un abordaje integrador, de todos los antecedentes, no como una superación, le permite establecer diferentes oposiciones. Textos: “Neurosis y psicosis”, “Pérdida de la realidad en neurosis y psicosis” Neurosis actuales Neuroastenia Neurosis de angustia Neurosis de transferencia Hipocondría Histeria Psicosis Neurosis obsesiva Paranoia Fobia Demencia precoz (esquiz.) Las diferentes relaciones entre las instancias Psicosis alucinatorias crónicas freudianas se resuelven enfermando de una u otra Neurosis Narcisistas manera Melancolía(que son ocasionadas Conflicto del yo con el mundo externo ye s arrasado por la pérdida de un objeto amado) por el ello: psicosis Manía (la incluye el profesor Muñoz Conflicto del yo con el superyó: melancolía por el texto duelo y melancolía) Conflicto entre el yo y el ello: neurosis- en desmedro de la realidad- Neurosis traumáticas Con esto plantea el conflicto del ello-yo-superyo. Tres Explicada por irrupción instancias, tres tipos o agrupamientos clínicos demoledora de un monto de energía que desarma, descompone el aparato psíquico Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Dada la frecuencia de estas neurosis, no se podría esperar un factor etiológico de rara frecuencia. Al respecto del factor “coitus interruptus”, las elucidaciones lo llevan a Freud al supuesto de que un influjo sexual nocivo como éste lleva a cobrar efecto por sumatoria. La angustia que está en la base de las neurosis de angustia no admite ninguna derivación psíquica. Un influjo sexual nocivo como el coitus interruptus llega a cobrar efecto por sumación. Según cuál sea la predisposición del individuo. La concepción aquí desarrollada presenta los síntomas de la neurosis de angustia como unos subrogados de la acción específica omitida que sigue a la excitación sexual. La psique cae en el afecto de la angustia cuando se siente incapaz para tramitar mediante la reacción correspondiente, una tarea (un peligro) que se avecina desde afuera; cae en la neurosis de angustia cuando se nota incapaz para reequilibrar la excitación endógenamente generada. Al respecto de los nexos entre las N.A y las otras neurosis, en el orden de su producción e íntimo parentesco. Los casos de N.A son casi siempre los más acusados. Para el análisis de neurosis mixtas puedo sustentar esta importante tesis: toda vez que se presenta una neurosis mixta, se puede demostrar una contaminación entre varias etiologías específicas., semejante multiplicidad de condicionantes de una neurosis mixta pueden producirse por mero azar; pero en otros casos la pluralidad de factores etiológicos no es azarosa, sino que uno de ellos pone en vigencia al otro (una N.A con neurastenia). En una tercera categoría de neurosis mixta el nexo entre los síntomas es todavía más estrecho, pues la misma etiología provocará las dos neurosis. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En “Las neuropsicosis de defensa” (Cap. 1) Freud delimita tres formas de histerias: hipnoides (la escisión del contenido de conciencia es la consecuencia de un acto voluntario del enfermo. Es introducida por un empeño voluntario cuyo motivo es posible indicar. Desde luego no sostengo que el enfermo se proponga producir una escisión de su conciencia, pero él no alcanza su meta, sino que genera una escisión de conciencia), de retención (casos en que meramente se interceptó la reacción frente al estímulo traumático y que luego serán tramitados y curados por “abreacción”, las histerias de retención pura) y las de defensa (Se da en esta tercera forma un caso de inconciliabilidad en su vida de representaciones, hasta que se presentó a su yo una vivencia, una representación que despertó un afecto tan penoso que la persona decidió olvidarla, no confiando en poder solucionar con su yo la contradicción que esa representación inconciliable le oponía). En la histeria el modo de volver inocua la representación inconciliable es trasponer a lo corporal una suma de excitación para lo cual Freud propondría el nombre de conversión. Conversión implica la inervación motriz o sensorial que mantenga un nexo con la vivencia traumática. El yo consigue así quedar exento de contradicción. A cerca de camino a la génesis del síntoma neurótico, la tarea que el yo defensor se impone, tratar como no acontecida la representación inconciliable, es directamente indisoluble para él; una vez que la huella mnémica y el afecto adherido a la representación están ahí, ya no se les puede extirpar. Por eso equivale a una solución aproximada de esta tarea lograr convertir esta representación intensa en una débil, arrancándole el afecto, la suma de excitación que sobre ella gravita. Entonces esa representación débil dejará de plantear totalmente exigencias al trabajo asociativo; empero, la suma de excitación, divorciada de ella tiene que ser aplicada a Doxa Centro Privado de Psicología y otro empleo. Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Volviendo a Sobre la justificación de separar de la neurastenia un determinado síndrome en calidad de neurosis de angustia (1895) La N.A muestra las más interesantes concordancias y diferencias con las otras grandes neurosis, en particular la neurastenia y la histeria. Con la neurastenia comparte este carácter capital: que la ocasión para la perturbación reside en el ámbito somático y no en el ámbito psíquico (como en la H. o la NO). Con la histeria, la NA muestra una serie de concordancias en la sintomatología. Apareciendo la NA como el correspondiente somático de la H, ya que en ambas se presenta: acumulación de excitación, insuficiencia psíquica que deviene en procesos somáticos anormales; desviación de la excitación hacia lo somático ( la diferencia está en que el desplazamiento en la NA es puramente somática y en la H es psíquica). Por esto es que se suelen combinar en la angustia virginal o en la histeria sexual. Estos íntimos nexos entre la NA y la H nos proporcionan un nuevo argumento para promover la separación de la NA respecto de la neurastenia. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En la Carta 69 ( de 1897) Freud le escribe a Fliess el famoso ‘Ya no creo más en mi “neurótica”’ Y da como motivos: La sorpresa de que todos los casos el padre hubiera de ser inculpado como perverso y a su vez, la intelección de que en lo icc no existe un signo de realidad, por lo que no se puede distinguir la vdd de la ficción investida de afecto Llevándolo esto a una doble renuncia: a la solución cabal de una neurosis y al conocimiento cierto de su etiología en la infancia. Parece de nuevo discutible que solo vivencias posteriores den el envión a fantasías que se remontan a la infancia: con ello el factor de una predisposición hereditaria recobra una jurisdicción de la que yo me había propuesto desalojarlo en interés del total esclarecimiento de la neurosis. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Freud: “Psicopatología de la vida cotidiana, cap. 12: Determinismo, creencia en el azar y superstición: puntos de vista “ (1905) Si a ciertas insuficiencias de nuestras operaciones psíquicas se les aplica el procedimiento de la indagación psicoanalítica, demuestran estar bien motivados y determinados por lo no sabido. Entre las operaciones psíquicas fallidas tenemos: olvidos, errores, desliz del habla-lectura-escritura, trastocar las cosas, acciones casuales. La vida anímica está determinada “no se puede componer deliberadamente un absurdo” En relación al libre albedrío Freud plantea que aquello que de un lado es libre de otro recibe su motivación inconsciente. Para desarrollar sus ideas, plantea el caso de los paranoicos y los supersticiosos, con los cuales podemos comprender en casos (por decirlo de algún modo) extremos aquello que se daría sin noticia en la vida anímica “normal” -en los paranoicos: quienes otorgan la mayor significatividad a los detalles pequeños, todo es significativo, desestiman la contingencia, pero en estos casos lo que se da es una proyección a la vida anímica de los demás lo que es propio. -la superstición: el superticioso le atribuye al azar exterior un significado que se manifestará en el acontecer real, algo oculto fuera de él, a diferencia del psicoanálisis que si bien reconoce algo oculto (similitud con el superticioso) esto corresponde a lo inconsciente propiamente. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En el cuerpo del trabajo desarrolla también hechos o vivencias que aparecen como casuales o enigmáticas en la cotidianeidad y que el considera también como determinados por detalles inconscientes que no se registran en una primera instancia pero de los cuales la indagación puede dar luz. -sueños proféticos -milagrosos encuentros -deja vu- recuerdo de una fantasía icc reprimida, trastocada -deja raconte –lo que se percibe como ya contado, comunicado en el tratamiento Sobre los Olvidos las huellas mnémicas son sometidas al proceso de condensación y desfiguración, este ultimo opera en aquellas No es el tiempo el que propicia el que se presentan más olvido, lo icc es atemporal, en lo icc resistentes a la condensación. todas las impresiones se conservan, por ende el olvido tiene que ver son un displacer de recordar sensaciones penosas Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Mecanismo de -condensaciones Mecanismo de la formación de -formaciones de las acciones sueños compromiso fallidas -los pensamientos icc logran expresarse por caminos insólitos Los SÍNTOMAS recapitulan este modo de trabajo, equiparando lo antes planteado a las operaciones de las psiconeurosis El carácter común a todos los casos es que los fenómenos detallados se pueden reconducir a un material psíquico incompletamente sofocado, que no ha sido completamente despojado de su capacidad de exteriorizarse Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Para entrar luego en la 2º Hipotesis clasificatoria freudiana de la FIJACIÓN DE LA LIBIDO: la fijación de la libido supone el investimento de los objetos y personas del mundo, si el mundo no se vuelve libidinal, un extremo sería la esquizofrenia. Psiconeurosis : -Narcisista: no seden la libido a los objetos, no han transferencia, no se pueden tratar: Paranoia Demencia precoz (esquiz.) Psicosis alucinatorias crónicas -de transferencia: es decir, toman al analista como objeto libidinal Histeria Neurosis obsesiva Fobia Al respecto de esta hipótesis, podemos retomar los dichos de freud en la Conferencia 22. “Algunas perspectivas sobre el desarrollo y la regresión” de 1916/17 en la que señala que la función libidinal recorre un largo camino de desarrollo hasta poder entrar al servicio de la reproducción en la manera llamada normal. Por lo que es menester esclarecer la importancia que este hecho tiene para la causación de las neurosis. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Juzgamos posible, respecto de cada aspiración sexual separada, que partes de ella queden retrasadas en estadios anteriores del desarrollo, por más que otras puedan haber alcanzado la meta última. Una aspiración parcial en una etapa anterior debe llamarse fijación (a saber, de la pulsión). El segundo peligro de un desarrollo como este, que procede por etapas, reside en que fácilmente las partes que ya han avanzado pueden revertir, en un movimiento de retroceso. Regresión de esta índole cuando el ejercicio de su función, y por tanto el logro de su meta de satisfacción, tropiece con fuertes obstáculos externos en la forma más tardía o de nivel evolutivo superior. Aquí se nos presenta la conjetura de que fijación y regresión no son independientes entre sí. Para la comprensión de las neurosis, es importante que no pierdan de vista este nexo entre fijación y regresión. Ello les proporcionará un apoyo seguro en el problema de la causación de las neurosis, en el problema de la etiología de las neurosis, en el que enseguida entraremos. A su vez invita a no confundir regresión y represión, entendiendo por esta última recuerdan aquel proceso por el cual un acto admisible en la conciencia, vale decir, un acto que pertenece al sistema Prcc, se vuelve inconsciente y por tanto es relegado al sistema Icc Y de igual modo hablamos de represión si al acto anímico inconsciente no se lo admite en el sistema que sigue, el preconsciente, sino que es rechazado en el umbral por la censura. en el caso de la represión no nos interesa esta dirección retrocedente, pues también hablamos de represión en sentido dinámico, cuando un acto psíquico es retenido en el estadio más bajo, el de lo inconsciente. Es que la represión es un concepto tópico-dinámico, y la regresión, un concepto puramente descriptivo. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Al hablar de la regresión como lo hicimos hasta aquí, relacionándola con la fijación, mentamos exclusivamente el retroceso de la libido a estaciones anteriores de su desarrollo, vale decir, algo por entero diverso de la represión en cuanto a su naturaleza y completamente independiente de ella. Por otra parte, no podemos decir que la regresión libidinal sea un proceso puramente psíquico, ni sabemos qué localización debemos atribuirle en el interior del aparato anímico. Y si bien ejerce la influencia más poderosa sobre la vida anímica, el factor orgánico es el que más se destaca en ella. La represión es el proceso más peculiar de las neurosis y el que mejor las caracteriza. Los seres humanos contraen una neurosis cuando se les quita la posibilidad de satisfacer su libido, vale decir, por una «frustración», según la expresión que utilicé; y sus síntomas son justamente el sustituto de la satisfacción frustrada {denegada}. Con respecto a la causación, los casos de contracción de neurosis se ordenan en una serie dentro de la cual dos factores —constitución sexual y vivencia o, si ustedes quieren, fijación libidinal y frustración— aparecen de tal modo que uno aumenta cuando el otro disminuye. Aquí nombra a las “series complementarias” y las define como: si no hubieran tenido tales vivencias, y estas no habrían tenido un efecto traumático sobre ellos con otra disposición de su libido. Dentro de esta serie, quizá podría concederse un peso algo mayor a los factores predisponentes, pero esta misma concesión depende del punto hasta el cual quieran ustedes extender las fronteras de la neurosis. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Los rodeos son los caminos de la formación de síntoma; los síntomas son la satisfacción nueva o sustitutiva que se hizo necesaria por la frustración. Para que la frustración exterior tenga efectos patógenos es preciso que se le sume la frustración interior. Frustración externa e interna se refieren, desde luego, a diversos caminos y objetos. La primera elimina una posibilidad de satisfacción, y la segunda querría excluir otra en tomo de la cual estalla después el conflicto. El conflicto patógeno se libra, pues, entre las pulsiones yoicas y las pulsiones sexuales. Las dos aspiraciones sexuales que se encuentran en conflicto una es siempre, por así decir, acorde con el yo, mientras que la otra convoca al yo a defenderse. Sigue siendo, por tanto, un conflicto entre el yo y la sexualidad. La separación entre yo y sexualidad nos permitió conocer de manera bien clara que también las pulsiones yoicas recorren un importante camino de desarrollo; este no es del todo independiente de la libido, ni deja de reaccionar sobre ella. El yo tiene una represión donde la libido ha experimentado una fijación. Por este camino averiguamos que el tercer factor de la etiología de las neurosis, la inclinación al conflicto, depende tanto del desarrollo del yo como del de la libido. Así se ha completado nuestra intelección de la causación de las neurosis. Primero, tenemos su condición más general, la frustración; después, la fijación de la libido, que la empuja en determinadas direcciones, y, en tercer lugar, la inclinación al conflicto, proveniente del desarrollo del yo, que ha rechazado esas mociones libidinales. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Freud: “Conferencias 17 y 23”. 17° conferencia: el sentido de los síntomas – 1916/1917- El Síntoma- en la neurosis obsesiva- Es rico en sentido y se Son un asunto privado, en el ámbito entrama con el vivenciar del alma. del paciente Apareciendo como impulsos extraños a sí mismo, acciones imposibles de omitir, que se pueden desplazar, permutar por otras pero no síntomas típicos: son los que orientan eliminarlas sino es por medio del más sobre el diagnóstico aunque es psicoanálisis- más difícil captar en ellos el sentido El ceremonial patológico es inflexible del síntoma, el cual puede develarse y se precipita de múltiples fantasías en los síntomas individuales, en tanto que tienen un mismo punto nodal son más esclarecedores del devenir particular Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - 23° Conferencia: los caminos de la formación de síntoma (1917)- Freud- Los Síntomas – en la histeria- •Se presentan como un retoño del Ecuación etiológica de la neurosis cumplimiento del deseo libidinoso icc, ( series complementarias) desfigurado de manera múltiple por condensación y desplazamiento, e implica Causación Predisposición un alto gasto anímico- por fijación Vivenciar accidental de la neurosis •El síntoma neurótico es el resultado de un libidinal (traumático del adulto) conflicto que se libra en torno a una nueva modalidad de satisfacción pulsional, dos fuerzas enemistadas que se reconcilian en Constitución sexual el síntoma (vivenciar prehistórico) •Opera una regresión para tal satisfacción libidinal, a organizaciones y a superadas u Vivenciar infantil objetos resignados (de esto se trata la La importancia de esas vivencias es fijación libidinal) operando así una cobrada regresivamente sustracción por parte de la libido del yo y de La regresión de la libido propicia sus leyes que se cree un sustituto de la satisfacción frustrada por lo que el Condensación y desplazamiento colaboran en síntoma tiene que ver con la la conformación de síntoma. Por medio de la reproducción de aquella condensación se comprime una sensación modalidad de satisfacción única y por medio del desplazamiento puede frustrada de la infancia, la persona circunscribirse a un pequeño detalle del no puede reconocer esta complejo libidinoso Doxa Centro Privado de Psicología y satisfacción en el síntoma Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - en la FANTASÍA el hombre sigue gozando de la libertad respecto de la compulsión exterior, esa libertad a la que hace mucho renunció en la realidad Sueños diurnos que pueden ser cc o icc ( estos últimos FANTASÍA y formación de devienen en los SÍNTOMA: sueños nocturnos o Lo reprimido permanece en la los síntomas fantasía, por lo cual la libido debe neuróticos) volver a ésta para hallar el camaino a la fijación reprimida. Esta carga de la fantasía de libido es un estadio intermedio del camino de la formación de síntoma Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Freud: “Pegan a un niño” 1 FASE “EL • EL PADRE NO AMA AL OTRO NIÑO PADRE PEGA (HERMANO), ME AMA A MI A UN NIÑO” • ESTA FANTASÍA ES CC • LA FANTASÍA DE ESTA FASE ES LA 2 FASE “YO EXPRESIÓN DIRECTA DE LA CC DE PEGAN A SOY CULPA, Y TIENE CARGA ERÓTICA EN TANTO SE TRATA DE UNA FANTASÍA AZOTADO UN NIÑO POR EL INCESTUOSA, POR LO QUE LA FANTASÍA ES AHORA MASOQUISTA PADRE” • PERMANECE ICC, Y ES CONSTRUIDA EN TRATAMIENTO • EL QUE PEGA ES UNA PERSONA DE 3 FASE EN LA AUTORIDAD PERO YA NO EL PADRE. EL QUE FANTASEADOR ES AHORA ESPECTADOR • SE VUELVE HACIA EL SADISMO PERO EN MUCHOS CUANTO A LA FORMA DE LA FANTASÍA, NIÑOS SON AHORA BIEN, LA SATISFACCIÓN ES PEGADOS MASOQUISTA (EN TANTO ESOS NIÑOS SON SUSTITUTOS DEL FANTASEADOR) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - GENESIS DE LAS PERVERSIONES INFANTILES COMPLEJO DE EDIPO, NUCLEO DE LA NEUROSIS Y LA SEXUALIDAD QUE CULMINA EN GENESIS DEL MASOQUISMO ÉL, SIENDO LA CONDICIÓN QE NACE POR REVERSIÓN DEL EFECTIVA DE LA NEUROSIS, LO SADISMO HACIA LA PERSONA PROPIA QUE QUEDA COMO SECUELA ES LO QUE PUEDE SER LUEGO GENERADOR DE NEUROSIS, LA SEXUALIDAD INFANTIL COMO PRINCIPAL FUERZA PULSIONAL DE LA FORMACIÓN DE SÍNTOMA Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Lacan: Seminario 5: Clase XIII “El fantasma más allá del principio de placer” En este trabajo Lacan abordará la instancia esencial del Ste en la formación de síntomas. La represión solo se puede concebir como articulada a una serie de cosas intolerables . El fantasma de pegan a un niño es una comunicación asociada a una carga de culpabilidad. 2 FASE “YO SOY AZOTADO POR EL PADRE” 1 FASE “EL PADRE PEGA A UN NIÑO” • Podemos pensar que en este momento es que se da esa 3 FASE EN LA QUE • EL PADRE NO AMA AL OTRO introducción del falo como que MUCHOS NIÑOS SON NIÑO (HERMANO), ME AMA A se vincula con la función del NP PEGADOS MI que significa el conjunto del • Esta fantasía se da en un sistema significante, dictando • Se da tras la salida del C. de momento pre-edipico, una su ley Edipo, del fantasma solo queda relación triangular niña, padre, un esquema general • El fantasma masoquista de hnito. fustigación que se da en esta • Es en esta fase donde se • La relación con este hermanito fase constituye la solución evidencia la función del látigo, se da en el plano de la lograda al problema , en tanto en tanto devela la relación con simbolización, el sujeto es “acto simbólico”. El látigo barra, otros, todos bajo la férula, bajo abolido en el plano simbólico tacha al sujeto ($) Este es el látigo como sujeto Fundamental, en tanto es el eje, modelo de la relación con el deseo del otro Función del Fantasma: manifestar una relación esencial del Sujeto con Doxa Centro Privado de Psicología y el Significante Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - -Lacan: “El Seminario 5: Clase XVIII Las máscaras del síntoma” Con la noción de máscara de lo que se trata es que el deseo se presenta bajo la forma ambigua que precisamente nos permite orientar al sujeto con respecto a tal o cual objeto de la situación, es una forma paradójica de presentación del síntoma. La máscara se constituye en la insatisfacción y por intermedio de la demanda rehusada y habrá tantas en cuanto formas de insatisfacción existan. El deseo es revestido por la mascara en tanto forma problemática. El síntoma va en el sentido del reconocimiento del deseo pero solo se manifiesta mediante la creación de lo que hemos llamado la máscara. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad VI: La Histeria “Fragmento de análisis de un caso de histeria” – Freud (1905) Dora 1882- nacimiento 1888- 6 años- El padre enferma de tuberculosis. Lafamilia se traslada a B 1889- 7 años- Enuresis. 1890- 8 años- Disnea 1892- 10 años- El padre sufre un desprendimiento de retina. 1894- 12 años- El padre sufre un ataque de confusióny es atendido por Freud. Migraña y tussís nervosa en Dora. 1896- 14 años- Escena del beso 1898- 16 años- (A comienzos del verano:) Dora acude por primera vez al consultorio deFreud. (A fines de junio:) Escena en el lago. (Invierno:) Muere la tía de Dora, quien reside a la sazón en Viena. 1899- 17 años- (Marzo:) Apendicitis. (Otoño:) La familiaabandona B. y se traslada a laciudad donde se hallaba la fábrica del padre 1900- 18 años- La familia se traslada a Viena. Intento de suicidio. (De octubre a diciembre:)Tratamiento con Freud. 1901- (Enero:) Redacción del historial clínico. 1902- (Abril:) Ultima oportunidad en queDora acude al consultorio de Freud. 1905- Publicación del historialDoxa clínico. Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La figura dominante es el Padre, a quien Dora se encuentra apegada con particular ternura. Síntomas de Dora -disnea. Migraña- Tos nerviosa (que perdura)-afonía- desazón y alteración del carácter -El padre relata sobre la amistad con la familia K: La Sra K. lo cuidaba a él, El Sr K. era amable hacia Dora, ésta última cuidaba los hijos de la pareja (aquí falta el dato Enfrentaba al padre. que luego aporta la paciente, de que el padre y la Sra K. Cuando encuentran una carta mantenían una relación amorosa) en la que expone que no soporta más la vida, sumado Escena del Lago (Primera escena relatada) : a un ataque de perdida de el señor K… se había atrevido a hacerle conocimiento, es llevada a proposiciones amorosas durante un paseo que Freud dieron a solas. Allí Dora le da una cachetada Como condición previa a la Histeria es El padre no le cree esto necesaria una escena traumática, esta no cuando ella se lo lo sería en tanto la tos y la afonía venían cuenta a su madre, dice de antes Doxa Centro Privado de Psicología y que es una fantasía Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Escena de la Tienda (segunda escena relatada): Dora tenía por entonces 14 años. K… había convenido con ella y con su mujer que ambas acudirían por la tarde a su comercio, para presenciar desde él una fiesta religiosa. Pero luego hizo que su mujer se quedase en casa, y esperó solo en la tienda la llegada de Dora. Próximo ya el momento en que la procesión iba a llegar ante la casa indicó a la muchacha que le esperase junto a la escalera que conducía al piso superior, mientras él cerraba la puerta exterior y bajaba los cierres metálicos. Pero luego, en lugar de subir con ella la escalera, se detuvo al llegar a su lado, la estrechó entre sus brazos y le dio un beso en la boca. Pero Dora sintió en aquel momento una violenta repugnancia (asco); se desprendió de los brazos de K… y salió corriendo a la calle por la puerta interior. Este incidente no originó, sin embargo, una ruptura de sus relaciones de amistad con K… Dora aseguraba haberlo mantenido en secreto hasta su relato en la cura. De todos modos, evitó durante algún tiempo permanecer a solas con K… •Desplazamiento de la sensación, en lugar de la sensación genital le sobrevino asco Conducta histérica: secuelas •Alucinación sensorial: la presión del miembro donde una ocasión de la desplazó a la parte superior del cuerpo excitación sexual como una presión Provoca displacer •Horror a los hombres en tierno coloquio, fobia destina a protegerse de la reviviencia Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Reproches: •Al padre que no quiere esclarecer la conducta del Sr K para no ser molestado en su amorío (del que Dora fue cómplice) •El padre creaba sus enfermedades como pretextos, al igual que la Sra K, Dora constituye su síntoma en oposición a las enfermedades de la Sra K., en ausencia del Sr K ella se quedaba sin poder hablar EL SÍNTOMA HISTÉRICO: dos partes -Solicitación somatica: proceso normal o patológico sobre una parte del cuerpo/órgano (fundamental en la histeria) -Sentidos (Freud dice que en Dora el fin de su síntoma es separar al padre de la Sra K. Ganancia Primaria del síntoma: el enfermarse ahorra una operación psíquica, es una solución económicamente cómoda en caso de conflicto psíquico Ganancia Secundaria: una corriente psíquica halla cómodo servirse del síntoma y queda por ello anclado en la vida anímica El síntoma: varios significados simultanea y sucesivamente, éste puede permanecer por mas que el contenido icc varie. Freud relaciona en Dora su síntoma (la tos) a su face de chupetadora y la el modo de sexo entre la Sra K y su padre, sexo oral Dora se aleja de la Sra K porque se descubre traicionada (al igual que con la gobernanta), no es amada ella, sino que el interés está en su padre. Los pensamientos hipervalentes que la ocupaban en torno a la relación de su padre con la sra K. estaban destinados a sofocar el amor por el sr k. y ocultar el amor por la sra k, mediante su contrario, no dejando que el padre la posea, celos. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - EL PRIMER SUEÑO «Hay fuego en casa. Mi padre ha acudido a mi alcoba a despertarme y está de pie al lado de mi cama. Me visto a toda prisa. Mamá quiere poner aún a salvo el alhajero. Pero papá protesta: No quiero que por causa de tu alhajero ardamos los chicos y yo. Bajamos corriendo. Al salir a la calle, despierto.» -Freud indaga sobre el enlace entre este sueño y la escena en el lago - El padre en el sueño es el Sr. K luego de la escena en tanto aparece en la pieza, por esto esto ella debe “vestirse rápido” los días que siguen por miedo a que el señor k vuelva a aparecer. En el sueño aparece el deseo de ser salvada por el padre -alhajero: genitales femeninos --asociación: fuego-ardor-agua-mojado-mojar la cama-masturbación (carterita: acción sintomática en sesión)-enuresis -Tos, afonía, esta zona fue susceptible de fijación por un alto grado de significación: síntoma: imitación a los síntomas del padre- autoreproche. Ausencias del sr k- comercio sexual de su padre con la sra k Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - EL SEGUNDO SUEÑO Voy paseando por una ciudad desconocida y veo calles y plazas totalmente nuevas para mí. Entro luego en una casa en la que resido, voy a mi cuarto y encuentro una carta de mi madre. Me dice que habiendo yo abandonado el hogar familiar sin su consentimiento no había ella querido escribirme antes para comunicarme que mi padre estaba enfermo. Ahora ha muerto y si quieres, puedes venir. Voy a la estación y pregunto unas cien veces: ¿Dónde está la estación? Me contestan siempre lo mismo: Cinco minutos. Veo entonces ante mí un bosque muy espeso. Penetro en él y encuentro a un hombre al que dirijo de nuevo la misma pregunta. Me dice: Todavía dos horas y media. Se ofrece a acompañarme. Rehúso y continúo andando sola. Veo ante mí la estación pero no consigo llegar a ella y experimento aquella angustia que siempre se sufre en estos sueños en que nos sentimos como paralizados. Luego me encuentro ya en mi casa. En el intervalo debo de haber viajado en tren, pero no tengo la menor idea de ello. Entro en la portería y pregunto cuál es nuestro piso. La criada me abre la puerta y me contesta: Su madre y los demás están ya en el cementerio. -sueño: deseo de venganza -la cachetada que se le da al sr K es por celos, celos por el relato de la gobernanta a la que éste dice lo mismo que a ella (se identifica con la gobernanta) Freud le dice que el sr k se quería casar con ella pero ella no deja que él se lo diga. En la neurosis lo que se anhela con máxima intensidad en sus fantasías es aquello de lo huyen cuando la realidad se los presenta y se abandonan a sus fantasías con tanto mayor gusto cuando ya no es de temer que se reanimen Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - “Las fantasías histéricas y su relación con la bisexualidad” Freud (1906) En las fantasías se pueden discernir nexos para la causación de los síntomas neuróticos. Los ataques histéricos vienen a ser sueños diurnos involuntarios. Estas fantasías pueden ser consientes o inconscientes, cuando son inconscientes pueden devenir patógenas , vale decir expresarse como síntomas y ataques. “Sobre la sexualidad femenina” -Freud (1933) La fase de la ligazón-madre deja conjeturar un nexo con la etiología de la histeria que reside en la angustia de ser devorada por la madre. Esta fase es preedipica y al final de ésta emerge un intenso extrañamiento respecto de la madre como reproche de no haberla dotado del genital correcto, pero aparte porque tiene q irse a pique esta ligazón por su intensidad La bisexualidad en la mujer tiene que ver con dos fases de la vida sexual, una primera masculina y la segunda femenina. La madre es el primer objeto de amor, para la niña el cambio en la vía sexual tiene q corresponder con un cambio en el sexo del objeto. “Conferencia 33. La femineidad” – Freud 1933 En esta Conferencia Freud trabaja sobre el enigma de la feminidad e intenta un respuesta a través de lo q sucede en la fase fálica: Mujer: dos tareas: 1. Cambio de zona erógena: el clítoris debe ser sustituido por la vagina (castración) 2. Cambio de objeto de amor: la madre en el Edipo por el padre Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - “La identificación” Freud (1921) La identificación es una ligazón afectiva con otro al q incorpora por devoración. En el final C. de Edipo pueden verse dos tipos de ligazón: el varoncito, por ejemplo, emprende con la madre, una directa investidura sexual de objeto y con el padre, una identificación que lo toma por modelo (querría crecer y ser como el). Esta conducta nada tiene que ver con una actitud pasiva o femenina hacia el padre (y hacia el varón en general); al contrario, es masculina por excelencia. Diferente es si elige al padre como objeto de amor. En el primer caso el padre es lo que uno querría ser; en el segundo, lo que uno querría tener. Durante el C. de E. el padre significa un estorbo y la identificación toma una tonalidad hostil. La identificación es ambivalente; puede darse vuelta hacia la expresión de la ternura o hacia el deseo de eliminación. Lo mismo vale para la niña, con las correspondientes sustituciones. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En el caso de la formación neurótica del síntoma, la identificación puede ser: 1. Identificación con la misma persona del C. de E. (rival): (sujeto no amado) implica una voluntad hostil de sustituir a la madre, y el síntoma expresa el amor de objeto por el padre. Realiza la sustitución de la madre bajo el influjo de la conciencia de culpa: «Has querido ser tu madre, ahora lo eres al menos en el sufrimiento». El yo toma sobre si las propiedades de la persona no amada (forma más originaria de ligazón afectiva sobre un objeto). 2. Identificación con la persona amada del C. de E.: (Dora, por ejemplo, imitaba la tos de su padre); en tal caso la identificación remplaza a la elección de objeto; la elección de objeto ha regresado hasta la identificación. El yo toma sobre si las propiedades de la persona amada (la identificación pasa a sustituir a una ligazón libidinosa de objeto por la vía regresiva, mediante introyección del objeto en el yo), por así decir; y, en tercer lugar 3. Identificación histérica: se establece sobre la base de un deseo común. Es el sostén del deseo. La identificación prescinde por completo de la relación de objeto con la persona copiada, puede nacer a raíz de cualquier comunidad que llegue a percibirse en una persona que no es objeto de las pulsiones sexuales Mientras más significativa sea esa comunidad, tanto más exitosa podrá ser la identificación. La identificación se da de yo a yo (ej. chicas del pensionado, infección psíquica). Uno de los yo percibe en el otro una analogía (mismo ideal afectivo) q posibilita la identificación. La identificación por el síntoma pasa a ser así el indicio de un punto de coincidencia entre los dos «yo», que debe mantenerse reprimido. La identificación es parcial, toma sobre si un solo rasgo de la persona objeto. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - “Perturbación psicógena de la visión”- Freud (1910) Ceguera histérica, el mecanismo es similar al de la sugestión hipnótica pero por autosugestión. La ceguera es a nivel Cc, en lo Icc son videntes (predisposición histérica a disociar). Ciertas representaciones visuales permaneces divorciadas de la Cc, esto se debe a q estas representaciones han entrado en oposición con otras y x eso cayeron bajo represión. El yo se siente amenazado por las exigencias de las pulsiones sexuales y se defiende mediante la represión. Cuando esta fracasa aparecen los síntomas como formaciones sustitutivas o reactivas. Los ojos no solo perciben las alteraciones del mundo exterior q ayudan a la supervivencia (pulsiones yoicas), sino tmb las propiedades de los objetos q son elevados a la condición de objeto de elección amorosa (pulsiones sexuales). Cumplen una doble función, sirviendo a dos amos. Si la pulsión parcial de ver (el placer sexual de ver) se ha reprimido a causa de sus hipertróficas exigencias, las pulsiones yoicas de ver tmb cayeron bajo represión. El yo pierde su imperio sobre el órgano q queda por entero a disposición de la pulsión sexual reprimida. La represión ha llegado tan lejos q ahora el ojo no puede ver absolutamente nada. La pérdida de la visión es la formación sustitutiva de la represión fracasada q solo se posibilito a ese precio: “puesto q quieres abusar de tu órgano de la vista para un maligno placer sensual, ahora no veras nada más”. Lo mismo ocurre con la boca (no hablar) o los órganos motores (parálisis histéricas). Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - “La disolución imaginaria” y “La pregunta histérica”- Seminario 3- Lacan Dora como histérica, tiene relaciones singulares con el objeto. La mediación del señor K le permite sostener la situación porque le sirve de yo, intermediario para sostener su relación con la señora K “mi mujer no significa nada para mi” esa frase descompensa toda a la situación -En la neurosis de lo que se trata, el elemento determinante se trata del Otro de la palabra, el sujeto se reconoce en él y en él se hace reconocer y por ende se trata de una pregunta que se le plantea al sujeto en el plano del significante, en el plano del ser En el hombre histérico la pregunta es por la procreación (ejemplificado con el caso de ferroviario), en la mujer, en Dora es ¿qué es ser una mujer? ¿qué es un órgano femenino? Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - “La pregunta Histérica, ¿qué es ser una mujer?”- Seminario 3- Lacan La estructura de la neurosis es una pregunta. Y así, mientras que el obsesivo se pregunta por la muerte, la pregunta del histérico atañe a la feminidad. La pregunta está vinculada a la relación del sujeto con el significante, con aquello a lo cual el significante puede responder. La histérica se dirige al padre (A) para q le responda ¿Qué es ser una mujer? Pero es un Ste que falta en el Otro, lo que determina q el padre quede como insuficiente o impotente. Se produce una insuficiencia estructural, porque frente a la demanda histérica, el Otro no puede responder, ya q no hay simbolización del sexo de la mujer en cuanto tal. El sexo femenino tiene un carácter de ausencia, de vacío, de agujero, que hace que se presente como menos deseable que el sexo masculino. En la histérica falta el Ste la mujer, hay una falla a nivel de la identificación. Sin este Stte aparece constantemente la pregunta ¿Qué es una mujer? El histérico es un sujeto abierto a las identificaciones, ya q mediante ellas van a buscar responder a la pregunta. La realización genital está sometida a la simbolización (q el hombre se virilice y q la mujer acepte su función femenina). Mientras q la identificación está situada en el orden imaginario (identificación al semejante). En ese entrecruzamiento de lo imaginario y lo simbólico, yace la fuente de la función esencial que desempeña el yo en la estructuración de las neurosis. Cuando la histérica se pregunta ¿Qué es una mujer? Intenta simbolizar el órgano femenino en cuanto tal. Su identificación al hombre, portador del pene, es un medio de aproximarse a esa definición que se le escapa. El pene le sirve literalmente de instrumento imaginario para aprehender lo que no logra simbolizar. La falta en el inconsciente de un significante de La mujer al cual identificarse, determina el hecho de que la pregunta histérica tenga muchas más posibilidades de formularse en los sujetos femeninos. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - DORA Y LA JOVEN HOMOSEXUAL (El Seminario 4: cap. VIII -Lacan) En Dora, relación de 4: ¿Por qué no aparece la madre? La madre no aparece porque no es objeto de deseo del padre, el problema gira en torno a la Sra. K. Consultan a Freud después de la amenaza de suicidio y una escena de perdida de conocimiento, pero desde hacía dos años se había instalado una situación en la q el padre era amamante de la Sra. K . En Dora es el padre el q introduce la dama, y Dora es quien sostiene la relación del padre con la Sra. K,. Dora se identifica con el personaje viril del Sr. K y en la medida en que ella es el Sr. K se vincula con la Sra. K que es la pregunta de Dora. Lacan dice: Dora es una histérica, alguien q ha alcanzado la crisis edípica y no ha podido franquearla xq su padre es impotente. En la relación de amor, lo q interviene es el don de lo q no se tiene, en el don de amor se da algo x nada y solo puede ser nada. Entonces Dora ama a su padre x lo q él no le da, es decir, que distingue dar (dar nada) y amor. “A la histérica hay q curarla de amor al padre” (Lacan). Dora se pregunta ¿Qué es lo q mi padre ama en la Sra. K? Porque la Sra. K es algo q el padre puede amar más allá de Dora. Dora se aferra a lo q su padre ama en otra, por eso Lacan el sujeto femenino solo puede entrar en la dialéctica del orden simbólico x el don del falo. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Dora se pregunta ¿Qué es ser una mujer? La Sra. K encarna la función femenina, Dora trata de restablecer una situación triangular con respecto a la Sra. K y aquí es donde interviene el Sr. K para cerrar el triángulo. El Sr. K es su forma de normativizar esa posición tratando de reintegrar en el circuito el elemento masculino. La bofetada aparece cuando le dice: “Junto a mi mujer hay nada” lo cual lo retira a el mismo del circuito. Dora puede admitir que su padre ama en ella algo más allá, la Sra. K, pero para que el Sr. K resulte tolerable en su posición debe ocupar la función inversa: que Dora sea más amada por el Sr. K, más allá de su mujer, pero en la medida en q su mujer es algo para él. Dora no tolera que se interese solo por ella porque si es así, el padre se interesa solo por la Sra K. Se rompen los vínculos que le permitían a Dora encontrar su lugar en el circuito y queda relegada al papel de puro y simple objeto. Es a partir de esto que “se pone reivindicativa”. Dora es metáfora (los síntomas representan qué es una mujer). Como Dora es neurótica tenemos Metáfora: El Sr K. es su metáfora (sólo habla a través de él). Los síntomas de Dora son elementos Significantes con lo que se pregunta: Qué es ser una mujer? Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Inversiones dialécticas en el caso de Dora – LACAN- un primer desarrollo de verdad: la señora K y su padre son amantes y por eso ella queda entregada a los galanteos del Sr. K primera inversión dialéctica: mira cual es tu parte en el desorden del que te quejas segundo desarrollo de la verdad: nones es por la protección de Dora que se prolongo la relación de los amantes. , la cuestión aquí es que significa los celos súbitos de dora al amorío del padre. segunda inversión dialéctica: los celos son hacia su rival, pero aparecen invertidos en tanto ello es mas asimilable. un tercer desarrollo de la verdad: Freud interpretó q la pregunta de este nuevo desarrollo tenia q ver con el porque Dora le era tan fiel a la Sra K en sus secretos la tercer inversión dialéctica: nos daría el valor real de objeto q es la señora K. para Dora, es decir un misterio de su propia feminidad. Para tener acceso a este reconocimiento de femineidad le seria necesario realizar la asunción de su propio cuerpo, a falta de la cual permanece abierta a la fragmentación funcional que constituye los síntomas de conversión. ¿Qué es ser una mujer? Esta pregunta en la histeria viene del Edipo en el cual la mujer se da con el vacio. El yo de Dora se ha identificado con un personaje viril (Sr. K) y así en esa identificación imaginaria es que ella está vinculada a la Sra K, la cual es la pregunta de Dora. Dora es alguien que ha podido y no franquear el Edipo porque su padre es impotente. La Sra K se presenta como algo que el padre puede amar más allá de ella misma, se aferra a lo que su padre ama en otra en la medida en que no sabe lo que es (por eso la triada que arma con el Sr K y la Sra K en la cual ella ocupa, de esa forma un lugar para el padre) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La dirección de la cura – Lacan- Metáfora: sustitución de un término por otro, tiene un efecto de sentido positivo. Metonimia: es la combinación de un término por otro, no hay ninguna significación que no remita a otra significación. El deseo es la metonimia de la carencia de ser. El deseo es lo que se manifiesta en el intérvalo que cava la demanda más acá de ella misma en la medida en que el sujeto articula la cadena significante a la luz d e la carencia de ser, con el llamado a recibir el complemento del otro si el Otro, lugar de la palabra es también lugar de la carencia. -El deseo del hombre es el deseo del otro -- el deseo se produce en el más allá de la demanda aunque se transparenta en la demanda Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - EL SUEÑO DE LA BELLA CARNICERA (Lacan: “El Seminario 5: cap. XX) »Quiero dar una comida, pero no tengo en mi despensa sino un poco de salmón ahumado. Me dispongo a ir de compras, pero recuerdo que es domingo por la tarde, y todos los almacenes están cerrados. Pretendo llamar por teléfono a algunos proveedores, pero el teléfono está descompuesto. Así debo renunciar al deseo de dar una comida» Lacan propone 3 tipos de identificaciones: Identificación Histérica. Yo (la carnicera pide caviar y pide que no se lo den) otro (amiga flaca desea un trozo de salmón. DESEO INSATISFECHO). Identificación que Freud estableció como histérica, identificación con el Deseo del Otro. La identificación de la bella carnicera con la amiga flaca es en términos imaginarios. La BC desea caviar pero le pide al marido que no se lo dé (deseo insatisfecho); la amiga flaca desea salmón, pedía que no se lo den. En el sueño quiere conseguir salmón. El deseo insatisfecho es el de su amiga. Para qué quiere asegurar el deseo insatisfecho la histérica? El deseo es siempre insatisfecho, pero en términos de la relación deseo/demanda. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Sobre la dialéctica del deseo y la demanda en la histeria -que pide? Amor, demanda amor -que desea? Caviar -que quiere? que no le den caviar ( para que el marido no se quede tranquilo) El histérico es el sujeto al que le resulta difícil establecer con la constitución del A una relación que le permita conservar su lugar de sujeto – ($◊a). El sujeto histérico se constituye a partir del deseo del Otro El falo es el significante que marca lo que el otro desea, y que da cuenta de que el sujeto mismo está marcado por el Ste En Dora, el objeto de deseo es la Sra K, porque es el deseo del padre, el deseo tachado del padre. La histérica en la fórmula del fantasma se identifica con el otro, otro con minúscula que está en posición de satisfacer el deseo ($◊a) La histérica no sabe lo que demanda, sólo tiene necesidad de que en alguna parte haya deseo más allá. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - LOS SUEÑO DE AGUA MANSA. (Lacan: “El Seminario 5: cap. XXI) Primer Sueño: “Soñé que llegaba demasiado tarde al mercado y no encontraba ya nada ni en la carnicería ni en la verdulería”. Freud pide relato detallado: el carnicero quería darle otra cosa, diciendo “es bueno”, pero ella lo rechazaba. La verdulera quería venderle legumbres de una clase singular (pequeños paquetes de color negro): “no los conozco, no me los llevo”. Segundo Sueño: Su marido le pregunta ¿No habría que hacer afinar el piano? –No vale la pena. FREUD: Ayer en el análisis se llevó la mano a la chaqueta, uno de cuyos botones acababa de abrirse y era como si hubiera dicho “No mire aquí, no vale la pena”. Primer sueño: Tener o no tener. Segundo sueño: Si el falo es el Significante del Deseo en el Otro, el problema que se le presenta al sujeto en su otra vertiente es Ser o no ser el falo. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - El Falo no el significante del Deseo. El falo surge en tanto que falta y es una significación, una articulación significante de la falta de objeto. El falo es el Ste en tanto que el Otro no lo tiene. Cuando se lleva la mano al botón de la blusa y dice No vale la pena, es porque la cuestión es que no se mire detrás porque se trata de que detrás esté el falo, pero no vale la pena ir a ver porque no lo va a encontrar. La provocación histérica va dirigida a constituir el deseo indicando el lugar más allá de la máscara de algo que se presenta detrás de un velo, pero por otra parte es imposible encontrarlo ahí. El deseo más allá de la demanda -Lo incondicionado de la demanda: plantea al Otro como presente o ausente y como dando o no esta presencia (la demanda de amor). Se diferencia de la necesidad, cuando el niño llama a la madre para comer, pide su presencia. Lo incondicionado más allá de lo que pide. -La condición absoluta del deseo: Es el resultado de la sustracción de la necesidad con respecto a la demanda de amor. El deseo como condición absoluta es el imposible de satisfacer, el deseo de un deseo, donde el Otro no tiene que responder ni un sí ni un no. En la histeria es la dialéctica entre la demanda y el deseo, porque la histérica demanda (no sabe lo que demanda), pero lo que demanda no es lo que desea (y así mantiene el deseo insatisfecho). Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad VII: Neurosis Obsesiva La neuropsicosis de defensa (1894); Obsesiones y fobias; Nuevas puntualizaciones sobre las neuropsicosis de defensa (1896) En la N.O. una representación inconciliable de la que defenderse se desprende del afecto, por lo que la representación debilitada queda segregada de toda asociación dentro de la Cc. El afecto liberado se adhiere a otras representaciones y por un falso enlace deviene representaciones obsesivas. Al respecto de la etiología En un principio tanto en la histeria como en la NO habría una vivencia de pasividad, pero en la NO e camino que sigue es diferente: 1 inmoralidad infantil: seducción sexual (activo) 2 maduración sexual, recuerdos de las acciones placenteras, reproche que se reprime y sustituye por un síntoma defensivo primario 3 periodo de la salud aparente (con los síntomas def. primarios: vergüenza, desconfianza en sí mismo) por la defensa lograda 4 enfermedad, fracaso de la defensa, retorno de lo reprimido, que deviene en formaciones de compromiso entre las representaciones reprimidas y las represoras Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Existen dos formas de la NO según que se conquiste el ingreso a la Cc solo en el contenido de la acción-reproche o también el afecto- reproche a ella anudado 1- representaciones obs. Típicas en la que el contenido atrae la atención del enfermo y el enfermo sólo es un displacer impreciso 2- si lo que conquista una subrogación en la vida psíquica Cc es el reproche reprimido. El reproche se mudará en vergüenza, angustia hipocondríaca, angustia social, etc. 3- otros síntomas, los de la defensa secundaria, medidas protectoras que si son efectivas reprimen el retorno de lo reprimido, constituyéndose como un tercer caso de NO En las Obsesiones hay dos cuestiones fundamentales: una idea que se impone (que ya no es la original sino un sustituto, que s asocia al afecto por un falso enlace, lo que le da el carácter de absurda) y un estado emotivo asociado (que se eterniza) , en las fobias ese estado siempre es angustia. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Apropósito de un caso de neurosis obsesiva- S. Freud- 1909 -El Hombre de las Ratas- El paciente se presenta en la consulta afirmando que en los últimos cuatro años ha estado padeciendo miedos injustificados respecto a su madre y su novia además de impulsos suicidas y supersticiones varias. Como es habitual Freud busca el origen de la patología en sus exualidad infantil y descubre en ella el germen del trastorno obsesivo. Desde muy temprano el sujeto experimenta junto al deseo obsesivo de ver una mujer desnuda el temor irracional de que su padre morirá y, a continuación, el despliegue de acciones absurdas para castigarse por haber tenido esa idea. El desencadenante de la crisis obsesiva del paciente tuvo lugar mientras hacía el servicio militar. Uno de sus superiores, de tendencias algo sádicas, le describió un modo de tortura en el que “se adaptaba a las nalgas un recipiente y se metían en él unas cuantas ratas, que luego…se le iban introduciendo…”. Entonces el paciente tuvo la idea de que ese tormento le fuese aplicado a su novia y a su padre. Al día siguiente su superior le entregó un paquete postal advirtiéndole de que debía pagar el reembolso al teniente A. Pero inmediatamente surgió en él la idea de que si devolvía ese dinero realmente su padre y su novia serían torturados. Y quedó preso del dilema entre la obligación de devolver el dinero y el temor a hacerlo, lo cual degeneró en un viaje surrealista en tren en el que está a punto de bajarse en cada estación con la intención de volver a la oficina de correos para hacer la devolución. ¿Cómo explicar esa irrupción de hostilidad hacia sus seres más queridos? ¿Qué se esconde detrás de la obsesión con la devolución del dinero? Freud vuelve a indagar en la infancia y consigue que el paciente recuerde que tales impulsos hostiles tienen allí su origen. Recuerda que a los doce años se había enamorado de una niña que no le hacía demasiado caso así que fantaseó con que si su padre muriera quizás ella le prestaría más atención. Pensar que puede haber deseado la muerte de su padre desata en él arrebatos de culpa y vergüenza. Freud le explica que a un intenso cariño consciente le corresponde un intenso odio reprimido. Si el cariño no extingue al odio este permanece agazapado en el inconsciente escapándose de vez en cuando. La hostilidad reprimida hacia su novia se escondía detrás de sus impulsos suicidas. Por ejemplo, en una ocasión en la que estaba prisionero de sus estudios, su novia tuvo que abandonarlo para cuidar a su abuela enferma. Su primera reacción fue desear la muerte de la vieja y, a continuación, imponerse el suicidio como castigo. Otro ejemplo, durante un verano su novia se había ido a un balneario acompañada por un primo suyo, Dick, que la cortejaba. Los celos se manifestaron en la normal fantasía de muerte de Dick acompañada de sanciones como un estricto régimen de adelgazamiento que incluía “correr sin sombrero por las calles bajo el ardiente sol de agosto y a subir las pendientes de la montaña a paso gimnástico, hasta que la fatiga le hacía detenerse bañado en sudor”. Esta manía senderista podía concluir con la tentación de arrojarse desde un precipicio. Otras actividades obsesivas relacionadas con la amada fueron, por ejemplo, las siguientes: mientras navegaban en barco le ponía siempre una gorra para evitar que le sucediera algo, o en medio de una tormenta tenía que contar hasta 40 o 50 entre trueno y relámpago, o, y esta es la más interesante, el día en que su novia se marchó el sujeto tropezó con una piedra en el camino y decidió retirarla para evitar que el coche de su amada volcara por su culpa. Sin embargo, minutos después regresó para colocarla en su sitio pensando que esas manías suyas no tenían sentido. En este caso se observa claramente que la “obsesión protectora puede sólo significar una reacción - remordimiento y penitencia- contra un impulso antitético, y, por tanto, hostil”. Es decir, en primer lugar retira la piedra para protegerla lo que significa que le guarda rencor por haberse ido y, a continuación, la coloca en su sitio alegando que ha sido estúpido moverla, pero, en realidad, está dando rienda suelta de nuevo a su hostilidad. Este conflicto entre amor y odio se manifestó también en sus rezos. Durante una temporada religiosa se impuso la obligación de rezar, tarea que cada vez le llevaba más tiempo, pues en sus oraciones se introducían deseos hostiles y blasfemias. Pero volvamos al conflicto principal, ¿por qué fantasea el sujeto con que las ratas ataquen a su padre y a su novia? La palabra Ratten (ratas) está asociada a Raten, plazos o dinero, es decir, la herencia que obtendría de su padre cuando este muriera, dinero que le permitiría sellar su compromiso con su novia. Está claro que el padre aparece como un obstáculo para su vida amorosa y de ahí la fantasía sádica. Asimismo, dentro del universo simbólico del paciente, las ratas eran niños, la rata “roe y muerde y con dientes agudos, se muestra sucia, glotona y agresiva” y es castigada por el hombre. Esto saca a la luz el hecho de que a su novia le habían extirpado los ovarios y no podía tener hijos. Aunque incapaz de reconocerlo, experimentaba cierta hostilidad hacia ella por su esterilidad, de ahí la fantasía de las ratas. ¿Y la devolución del dinero? El paciente sabía muy bien que a quien adeudaba el dinero no era a ningún teniente sino a la joven y bonita dependienta de la oficina de correos. Devolver el dinero significaba, por tanto, abandonar a su novia por otra más fértil. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Algunas representaciones obsesivas y su traducción Las representaciones obsesivas tiene como tarea inmediata impartirles sentido y asidero dentro de la vida anímica del individuo., a esto se lo consigue situándolas dentro de un nexo temporal con el vivenciar del paciente. Diferentes compulsiones, a contar, a protectora, a comprender, remover la piedra y la manía de la duda. En relaciona la piedra puede pensarse la acción obsesiva en dos tempos, en los cuales el primero es cancelado por el segundo. El sentido de esto, su significado real y efectivo reside en la figuración del conflicto entre dos mociones opuestas de magnitud aproximadamente igual, se trata de la oposición amor y odio. Esto implica un nuevo tipo de síntoma, aquí, a diferencia de la histeria, los dos opuestos son satisfechos por separado. Aunque no sin algún tipo de enlace lógico. En la n.o. la represión se da por desgarramiento de los nexos causales a consecuencia de una sustracción de afecto. La incertidumbre o duda es otra característica de los n.o, es uno de los métodos que emplea la N. para sacar al enf. De la realidad y aislarlo del mundo, esquivar una certidumbre y poder aferrarse a una duda., de esta se sirve la n. para la formación de síntoma. Tiene la impresión de que sus sentimientos hostiles producen un efecto hiperpotente en el m.exterior. Los enf. Neuróticos necesitan la posibilidad de la muerte para solucionar los conflictos que dejan sin resolver. Así en cada conflicto vital acechan la muerte de una persona significativa. En la n. uno descubre como portadoras de síntoma las mismas pulsiones sofocadas. Si un amor intenso se contrapone a un odio igualmente intenso esto genera una parálisis parcial de la voluntad, una incapacidad para decidir en las acciones que tengan que ver con esto. La duda es una duda en cuanto al amor pero que se desplaza a lo más ínfimo, es la misma que lleva a la incertidumbre sobre las medidas protectoras y a su repetición continuada, esta incertidumbre proviene de las fantasías incc. Que son justamente contra la cual las plegarias debían servir como defensa. La compulsión es un ensayo por compensar la duda y de rectificar el estado de inhibición insoportable de que está dando testimonio. Si el mandamiento obsesivo no ha de cumplirse, la tensión es insoportable y se la percibe como suprema angustia Mediante una suerte de regresión, actos preparatorios reemplazan a la resolución definitiva, el pensar sustituye a la acción y se impone con violencia compulsiva algún estadio que corresponde al pensamiento previo de la acción. Esta regresión el actuar al pensar cobrara el carácter de pensar obs. O actuar obs. (Las acciones son llevadas a cabo porque antes se realizo una formación e compromiso entre los impulsos contrapuestos). El proceso mismo del pensar es sexualizado, el placer sexual se vuelve aquí al acto del pensar, la pulsión de saber contribuye aquí. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Animismo, magia y omnipotencia de los pensamientos (Tótem y tabú- Freud-) El principio que rige a la magia, la técnica del modo de pensar animista, es el de la omnipotencia de pensamientos el cual su vez es muy característico de la Neurosis Obsesiva En el texto, Freud propone a los N.O. como supersticiosos ( lo cual lo podemos vincular a sus desarrollos en el texto de psicopatología de la vida cotidiana) Para ellos lo decisivo para la formación de síntoma no es la realidad objetiva del vivenciar sino el pensar, solo es eficaz lo pensado con intensidad, lo representado con afecto, mientras que es accesoria su concordancia con la realidad exterior. El NO realiza contranesalmos destinados a defenderlos de las expectativas de desgracia que es en ultima instancia la muerte. Siendo así las acciones obs. Desplazadas a cuestiones pequeñísimas. La historia del desarrollo de las acciones obs. en principio están distanciadas de lo sexual empiezan como ensalmos contra los malos deseos para terminar como sustitutos del obrar sexual prohibido. Retorno del totemismo en la infancia (Tótem y tabú- Freud-) La experiencia psicoanalítica ha invalidado el supuesto de una repugnancia innata al incesto. Las primeras mociones sexuales del individuo son incestuosas: son reprimidas y son la fuerza de la neurosis. En las fobias aparece el desplazamiento al animal que en el fondo es angustia al padre (por la masturbación) El animal totémico padre: no matarlo; no comercio sexual con mujeres que le pertenecen (dos prohibiciones) El tótem, sustituto del padre. La horada primitiva como modelo de base para sociedad actual, fundada sobre las dos prohibiciones que se establecen luego del parricidio (generado por la ambivalencia afectiva hacia el padre de la horda) y en esto recae el núcleo de todas las neurosis como huella imperecedera que se vincula tmb a la cc de culpa. Esto tiene directa relación con la inhibición al actuar que se encuentra en el neurótico Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Acciones obsesivas y prácticas religiosas (1907) Al respecto del ceremonial neurótico: pequeñas práctica son obsesivas que se cumplen de una manera idéntica o con variaciones dependientes de ciertas leyes que fuerza a reparar lo omitido; el ceremonial como una acción sagrada. Las acciones obsesivas son casi siempre un ceremonial, además dos rasgos forman el contenido de esta enfermedad: las prohibiciones e impedimentos. Las acciones obsesivas, poseen sentido. El sujeto bajo estas prohibiciones aparece bajo el imperio de una conciencia inconsciente de culpa que genera angustia de expectativa de desgracia, por medio del concepto de castigo se anuda a la precepción interna de tentación. El ceremonial comienza como una medida protectora. Mecanismo de la NO Su base s la represión de una moción pulsional que tuvo permitido exteriorizarse en la vida infantil y luego fue sofocada mediante una especial escrupulosidad. Este proceso de represión es imperfectamente logrado y se requiere de nuevos empeños psíquicos para contrabalancear. Así los ceremoniales y acciones obs. Nacen como defensa frente a la tentación y desgracia. El desplazamiento es el mecanismo que gobierna los procesos anímicos de la NO, se trata de un desplazamiento del valor psíquico Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Inhibición, síntoma y angustia. S. Freud 1926 El síntoma como indicio y sustituto de la satisfacción interceptada, es un resultado del proceso represivo, y la represión es presentada aquí por Freud como un intento de huida. Es el Yo quien coarta el devenir de la representación desagradable. El síntoma se engendra a partir de la moción pulsional afectada por represión y si esta represión que ejerce el yo fracasa y entonces aparece una compulsión (en nada placentera). En la represión el Yo trabaja bajo la influencia del mundo externo y por eso segrega de ella al resultado del proceso sustituto Neurosis obsesiva, formación de síntoma. Los síntomas de la neurosis obs. Son en general de dos clases, y de contrapuesta tendencia. -Prohibición, de naturaleza negativa -Satisfacciones sustitutiva con disfraz simbólico Constituye un triunfo para la formación de síntoma que se logre enlazar la prohibición con la satisfacción. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - El yo y el syo son quienes participan en la conformación del síntoma. La organización de la libido tiene una regresión hacia la fase sádico-anal y este éxito del yo en la regresión es el primer éxito de la instancia psíquica en la lucha contra la exigencia de la libido. El complejo de castración es el motor de la defensa y es a partir de la destrucción del c. de Edipo que el super yo se vuelve hipersevero y el yo pasa a obedecerle. Las formaciones reactivas son otro mecanismo y tienen que ver con exageraciones en la formación normal del carácter. La representación obs desagradable ha caído bajo el efecto de la represión y lo que llega a la cc es un sustituto desfigurado. Lo que en principio eran limitaciones van cobrando el carácter de satisfacciones. El yo ejerce dos actividades en la formación del síntoma: En la n.o. la vivencia no se olvida, se despoja de su afecto y sus vínculos asociativos son sofocados por lo que permanece aislada totalmente para el pensamiento. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Función y campo de la palabra- Lacan Así la palabra puede convertirse en objeto imaginario, y aun real, en el sujeto y, como tal, rebajar bajo mas de un aspecto la función del lenguaje. La pondremos entonces en el paréntesis de la resistencia que manifiesta. El análisis no puede tener otra meta que el advenimiento de una palabra verdadera y la realización por el sujeto de su historia en su relación con un futuro. El mantenimiento de esta dialéctica se opone a toda orientación objetivante del análisis. Freud va hasta tomarse libertades con la exactitud de los hechos, cuando se trata de alcanzar la verdad del sujeto. En un momento, percibe el papel determinante que desempeñó la propuesta de matrimonio presentada al sujeto por su madre en el origen de la fase actual de su neurosis. Tiene además la iluminación de esto, como lo mostramos en nuestro seminario, debido a su experiencia personal. Sin embargo, no vacila en interpretar para el sujeto su efecto como el de una prohibición impuesta por su padre difunto contra su relación con la dama de sus pensamientos. Esto no es sólo materialmente inexacto. Lo es, también, psicológicamente, pues la acción castradora del padre, que Freud afirma aquí con una insistencia que podría juzgarse sistemática, no desempeñó en este caso sino un papel de segundo plano. Pero la percepción de la relación dialéctica es tan justa que la interpretación de Freud expresada en este momento desencadena el levantamiento decisivo de los símbolos mortíferos que ligan narcisistamente al sujeto a la vez con su padre muerto y con la dama idealizada, ya que sus dos imágenes se sostienen, en una equivalencia característica del obsesivo, la una por la agresividad fantasiosa que la perpetúa, la otra por el culto mortificante que la transforma en ídolo. Freud llega a su meta: o sea a hacerle recuperar en la historia de la indelicadeza de su padre, de su matrimonio con su madre, de la hija "pobre, pero bonita", de sus amores heridos, de la memoria ingrata del amigo saludable, con la constelación fatídica, que presidió su nacimiento mismo, la hiancia imposible de colmar de la deuda simbólica de la cual su neurosis constituye el protesto. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Para saber cómo responder al sujeto en el análisis saber por quién y para quién el sujeto plantea su pregunta Mientras no se sepa, se correrá un riesgo de contrasentido sobre el deseo que ha de reconocerse allí y sobre el objeto a quién se dirige ese deseo. En cuanto al sujeto Histerico, tenéis que hacerle reconocer dónde se sitúa su acción, para la cual el termino acting out toma su sentido literal puesto que actúa fuera de sí mismo. En cuanto al otro (N.O.) tenéis que haceros reconocer en el espectador invisible de la escena, a quien le une la mediación de la muerte. Es siempre pues en la relación del yo del sujeto con el yo [je] de su discurso donde debéis comprender el sentido del discurro para desenajenar al sujeto. Pero no podréis llegar a ello si os atenéis a la idea de que el yo del sujeto es idéntico a la presencia que os habla. El análisis se convierte en la relación de dos cuerpos entre los cuales se establece una comunicación fantasiosa en la que el analista enseña al sujeto a captarse como objeto; la subjetividad no es admitida sino en el paréntesis de la ilusión y la palabra queda puesta en el índice de una búsqueda de lo vivido que se convierte en su meta suprema, pero el resultado dialecticamente necesario aparece en el hecho de que la subjetividad del psicoanalista, liberada de todo freno, deja al sujeto entregado a todas las intimaciones de su palabra. Una vez cosificada, la tópica intrasubjetiva se realiza. La interpretación inexacta pero verdadera de Freud a lo que apunta es a una verdad en relación al sujeto, no a los hechos. No interesa si objetivamente ocurrió o no, de lo que se trata es de orientarse hacia el orden de verdad del H. de las R. que en este caso pasa por algo de su constelación familiar que implica una deuda adquirida por el padre, que lo vincula a su esposa y y que para el H.R. tendrá relación directa con su neurosis. Lo cual es una verdad que va mucho más allá de la interpretación. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Variantes de la cura tipo- Lacan Es que ninguna verdadera palabra es unicamente palabra del sujeto, puesto que es siempre fundándola en la mediación de otro sujeto como ella opera. En la medida en que el analista hace callar en él el discurso intermedio para abrirse a la cadena de las verdaderas palabras, en esa medida puede colocar en ella su interpretación reveladora. Freud en su interpretación inexacta pero verdadera sobre el H. de las Ratas parece haber adivinado una verdad más profunda sin darse cuenta y que queda revelada por la secuencia de asociaciones que el suejto aporta entonces. Cadena de palabras está constituida de un faltar a la verdad de la palabra. Esta cadena no es toda la estructura de la neurosis, pero que se cruza, en ella, en el textop del mito individual del neurótico, con la trama de los fantasmas donde se conjugan la sombra de su padre muerto y el ideal de la dama de sus pensamientos., la interpretación de Freud va a llegar al resultado de hacer caer esa trama imaginaria de la neurosis. La interpretación tiene que apuntar a las palabras verdaderas que van a conformar una cadena de palabras que tiene que ver con la historia del sujeto. En el H. de las ratas aparecen palabras como spielratte (jugador empedernido) y heiraten (casarse) que condensan el significante del H. de las ratas, una palabra que tiene que ver con una cadena de palabras. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Sem 5. El obsesivo y su deseo- J. Lacan- y Clase 26: Los circuitos del deseo El obsesivo ha de constituirse frente a su deseo evanescente, hay una dificultad fundamental en su relación con el otro. Su relación con la vida esta simbolizada mediante el falo. La dialéctica de la demanda siempre pide algo mas que la satisfacción a la que apela, va mas allá, de ahí que el lugar del deseo sea problemático. Ese lugar siempre es mas allá de la demanda en tanto que la demanda apunta a la satisfacción de la necesidad y esta mas acá de la demanda en tanto que la demanda, por estar articulada en términos simbólicos, va mas allá de todas las satisfacciones a las que apela, apunta al ser del Otro, que el otro de lo que esta mas allá de toda satisfacción posible, su ser. El deseo reclama una respuesta absoluta. El otro se convierte en el relevo del acceso del sujeto a su deseo El problema del neurótico se debe a la relación del ste con la posición del sujeto dependiente de la demanda. En el H. el tema es la relación con el obj. De deseo, tiene una pregunta sobre el deseo (se ubica en el lugar de a). La base de la ident histérica esta en lo indecible del deseo (sobre la otra) En el caso del O. llamaremos a la relación no dx sino d0 El primer acceso a su deseo paso por el deseo del otro y de entrada fue anulado, el obs ha abordado de entrada el deseo como algo que se destruye, está afectado por esta marca que hace que todo lo que lo acerque lo haga desvanecerse. Se ha de mantener una distancia con respecto a su deseo para que este subsista El obs es en una relación precoz con su demanda que puede mantener la distancia necesaria con su dese, para que sea posible pero desde lejos. El circuito en el obs. Implica que el temor de hacerle daño al otro con pensamientos que son de la índole de hacer descender al Otro a la categoría de objeto, de destruirlo. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad VIII: Histeria de Angustia. Fobias. Análisis de la fobia de un niño de cinco años (caso “Juanito”) S. Freud 1909 Las primeras comunicaciones sobre Juanito son de cuando todavía no tenía 3 años. Ya presentaba en esta época un vivo interés en la parte del cuerpo que él llamó “ el hace-pipí “. De esa época es también la visita a un establo y confunde la ubre de la vaca con el hacer pipí y la leche como pipí. Esto corroboraría la primera etapa del desarrollo sexual del niño , donde el miembro y la ubre de la vaca estarían equiparados a la teta de la madre. Su interés en el hacer pipí no en meramente formal, ya que esta investigación lo lleva a tocarse el miembro. A la edad de 3 ½ años , su madre ante una situación similar identificada lo amenaza con “ llamar a Dr. A, para que se lo corte “. Él responde que no le importa que “ hará pipí por la cola”. Freud dirá que desde su respuesta y desde su inocencia, este es el momento en que adquiere “EL COMPLEJO DE CASTRACIÓN”, este es el momento preciso, que en los neuróticos adultos es difícil de identificar y además , estos se niegan a admitir. A la misma edad da cuenta de haber visto el hacer- pipí del león . Juanito se ha convertido en un investigador , que aprovecha lo expuesto de los órganos sexuales de los animales y sus prácticas, para hacer sus conjeturas. A la edad de 3 ¾ ve como una locomotora larga agua y se interroga ¿ dónde tiene el hace-pipí? Continuando con su investigación le pregunta al padre si tiene... y este le responde que sí a lo cual contesta...” nunca te lo he visto cuando te desvestías “. Con la madre le pasa lo mismo y a la respuesta afirmativa de la madre este responde.” Como eres grande, pensé que lo tendrías grande con el deun caballo “. A la edad de 3 ½ ocurre el momento más importante en la vida de Juanito la llegada de su hermanita Hanna. El padre de Juanito anota con detalles lo ocurrido; el tema central en los días previos y el día del parte es “ viene la cigüeña?”. El médico, la partera, y el nacimiento generan la lógica inquietud en Juanito. Lo llevan al cuarto de los padres y antes de interesarse por la madre, se interesa por gasas y líquido con sangre, como así también por una bacinilla con sangre y se dice “ de mi hace-pipí no sale sangre”. Freud dirá que aquí se ha presentado su primera desconfianza sobre la cigüeña. Con el nacimiento de la nena se presenta lo consabidos celos y en tono burló dice “... pero si todavía no tiene dientes “. Como respuesta a la situación en los días siguientes contrajo una angina y en medio de la fiebre se le oyó decir...“pero si yo no quería una hermanita”. Luego de ½ año los celos desaparecen y se transforma en un hermano afectuoso y cariñoso, propio de la mayoría de edad. Detecta , durante un baño de su hermanita, y hace un análisis de su tamaño, planteando que con el tiempo “ le crecerá “. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - A los 3 ¾ presenta el primer relato de un sueño “ estando dormido se vio en Gmunden con Marield “, esta es la hija del dueño de la casa que ha jugado en mas de una oportunidad con él. Cuando el padre relata el hecho a la espeso con él presente corrige, ..” yo totalmente solo con Marield”. Suma a su historia de Gmunden, el hecho de sumar a los niños Berta, Olga y Fritzl y fantasea que juega con ellos. Hasta tal punto que los nombra sus hijos y que Berta y Olga fueron traídas por la cigüeña . También el padre anota que ha dibujado una jirafa del zoológico de Schönbrunn y este le pide que le dibuje un hace-pipí , a lo cual el padre le pide que lo haga él. Dibuja un tramo y luego le agrega otro y dice “ el hace-pipí es más largo “ . Juega en el parque con dos niñas de 10 años a las que llama “ mis niñitas” , a quienes alaba durante todo oportunidad que tiene. Cuando tiene 4 años , está de visita un primo de juanito , al que abraza en más de una oportunidad y repite “ te quiero mucho” ( planteará Freud , que es el primer rasgo de homosexualidad , pero no el último ) . Las mociones eróticas que desencadenan el dormir con los padres, en forma fantaseada él lo quiere repetir con Marield, la hija del propietario de la casa de Gmunden de 14 años. También el padre relata el caso de una niñita de 8 años que ya se ha cruzado en la hostería donde van a comer y la que cree cortejar y ante la respuesta afirmativa de esta el se siente avergonzado y cambia la dirección de su mirada. El padre para aliviar la tensión generada en la vida anímica de juanito , invita a la niñita a jugar por la tarde en el jardín de la casa. Esta situación pone en estado de vigilia nerviosa a juanito, preguntándose y preguntándole a Marield ..¿ Crees que me querrá? . Esa tarde llueve y luego de sus pendida la visita, Juanito se consuela con Berta y Olga. A los 4 ¼ , la madre baña a juanito y lo entalca, se plantea una situación de seducción, ya que la madre no quiere tocarle el pene y este le dice “... por qué no pasas el dedo ahí?” , a lo cual la madre le responde ..” porque es una porquería “, “ es indecente “ y él riendo responde .. “pero gusta “. El padre cuenta un sueño de Juanito ( a los 4 ¼ ) donde este plantea a remedo de un juego de prendas , que el que quiera participar tiene que hacer-pipí ( el premio ó el castigo , no son bofetadas ó besos : es hacerle hacer-pipí). Esto se refiere al hecho de abrirle la ropa para sacarle el pene para hacer pipí. Esto para Juanito está teñido de placer ( él quiere que las chicas l o ayuden a hacer pipí, esto para juanito es muy grato ). Después de la escena del baño con la madre, plantea que no quiere hacer pipí donde siempre “ pues no quieren que lo observen las niñas amigas”. Ya había pasado un año y el placer de ser visto se había reprimido y ahora no quería ser visto. ( éste es el deseo que aparece en el sueño , según el deseo reprimido ). A los 4 ½ , ve nuevamente a su hermanita mientras la bañan y mientras mira el hace-pipí de su hermanita , ríe , a la pregunta de por qué? , este responde “ porque es muy bonito. En realidad la respuesta se detecta como falsa, él quiere, decir COMICO, esta la primera manifestación de reconocer la diferencia de los sexos y no la desmentida de la diferencia. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - El es realmente un pequeño Edipo que querría tener a su padre “fuera”, eliminado, para poder estar solo con la bella madre, d ormir con ella. La angustia ante el padre, surgida de ese deseo de contra él, constituyo el máximo obstáculo del análisis hasta que fue eliminada en la declaración en el consultorio de F. Ambivalencia afectiva hacia el padre, deseo de muerte y de reparación. Nacimiento de la hna como significativo para su desarrollo psicosex., lo cual exacerbó sus vínculos con el padre. Y el padre y la hna son tratados en lo icc de la misma forma en tanto ambos le quitan a la madre. Fobia: estado patológico como este y podríamos incluir el caso de nuestro pequeño. Comienza un miedo cuando anda por la calle que comienza con el padre pero tmb se suma cuando sale con la madre. Cobra valor aquí la designación de histeria de ang. en tanto se justifica por el pleno acuerdo entre el mecanismo psíquico de estas fobias y el de la histeria, salvo en el punto de que la libido desprendida del materia patógeno en virtud de la represión no es convertida, no es aplicada, saliendo de lo anímico, en una inervación corporal, sino que se libera como angustia. Tras la angustia primero exteriorizada, la de que el caballo lo morderá, se ha descubierto en un plano más hondo la angustia de que los caballos se tumbaran, y ambos (el caballo que muerde y el que se cae) son el padre que habrá de castigarlo por alimentar él tan malos deseos contra este. Pero ese caballo que cae es también la madre que pare (condensación, esto lo relaciona tmb con los lumpf, su hna y los escrementos, todos los niños son lumpf) La llegada de la hna: 1 separación temporaria de la madre 2 reanimación de sus vivencias de crianza 3 gran enigma de dónde vienen los hijos. ¿en virtud de qué influjo llego la situación descrita en hans al vuelco, de la añoranza libidinosa en angustia? La neurosis de Hans se anudó directamente a esa vivencia accidental ( ver tumbarse al caballo de la diligencia) y conservó su huella en la entronización del caballo como objeto de ang. Los incitadores de la enfermedad en hans y que ofrecen material para sus síntomas son unas mociones que habían sido sofocadas: sentimientos de hostilidad y celos hacia el padre e impulsiones sádicas hacia la madre, correspondientes a unas vislumbres del coito. En estas sofocaciones tempranas a caso se situé la predisposición a contraer más tarde la enfermedad. A su vez la fobia que elabora sirve como modo de limitar la libertad de movimiento potente reacción contra oscuros impulsos motores que querían volverse contra la madre, el caballo fue para el niño siempre el modelo del placer de movimiento. La fobia la caballo es tmb un obstáculo para salir a la calle y asi poder quedarse con su madre. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Fantasías: -Yo estoy en la bañera entonces viene el mecánico y la destornilla. Entonces toma un gran taladro y me lo mete en la panza (procreación) -duerme con Grete y sus hijos de los cuales primero es madre y luego es padre y su padre es el abuelo y su madre, la madre de sus hijos. Luego su madre también es abuela. (Fantasía de conclusiva de resolución, del complejo de Edipo) -Ha venido el instalador y con unas tenazas me ha quitado primero el trasero y después me ha dado otro y después el hace pipí. El ha dicho “enseña el trasero” y yo he tenido que darme vuelta y él lo ha quitado y luego ha dicho “enseña el hace pipi” (Fantasía de conclusiva , superación de la angustia de castración) -Fantasía de las Jirafa grande y la jirafa arrugada (barrera del incesto) Sueño de angustia: - “cuando dormía he pensado tu estabas lejos y yo no tengo ninguna mami para hacer cumplidos” La Fobia, una condensación de pensamientos icc La fobia tiene un lugar indeterminado en las neurosis. Síndromes que pueden pertenecer a diversas neurosis y no hace falta adjudicarles el valor de procesos patológicos particulares La de Hans es una Histeria de Angustia. La libido desprendida del material patógeno en virtud de la represión no es convertida, no es aplicada saliendo de lo anímico sino que se libera en angustia. El enfermo queda liberado de Angustia tras la Fobia: inhibiciones y limitaciones. Histeria de Angustia: trabajo incesante para ligar nuevamente la angustia liberada. Lo uncio que puede hacer es bloquear ocasiones posibles de Angustia El Caballo que cae: condensación Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lo Inconsciente- cap. 4- Tópica y dinámica de la represión- Freud- 1915 Represión: proceso que se cumple sobre representaciones en la frontera entre los sistemas Icc y Prcc La represión es una sustracción de investidura y puede ser una sustracción de inv prcc, conservación de la investidura Icc o sustitución de la investidura Precc por una Icc. Este mecanismo no funcionará cuando la figuración es una represión primordial ya que ésta representación Icc no ha recibido nunca una inv. Precc. Ante éstas el prcc se protege mediante la contrainvestidura. Histeria de Angustia Dentro del Icc una moción de amor quería ser Precc, pero la investidura volcada a ella se le retiró y la investidura libidinal icc de la representación así rechazada fue descargada en angustia. Luego la investidura prcc fugada se volcó a una representación sustitutiva que se entramó con la representación rechazada. Ahora bien la represión aun tiene que inhibir el desarrollo de angustia que parte del sustituto, las precauciones protegen excitaciones que provienen de la representación sustitutiva pero no alcanzan a la representación reprimida. La fobia es una expresión de huida frente a la investidura cc de la representación sustitutiva. La tercer fase de este mecanismo es una ampliación dela segunda en tanto el sistema Cc protege contra la activación de la representación sustitutiva. Se ha conseguido proyectar al afuera el peligro pulsional, por un peligro de percibir , con esta represión le pone dique al desarrollo de Angustia (un sacrificio); el resultado de esta operación es insatisfactorio. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Inhibición, síntoma y angustia. Freud- 1925 Inhibición: de las funciones del yo. Limitación normal de la función (sexual-nutricia-de la locomoción-del trabajo). Como síntoma, es decir, indicio de un proceso patológico. Nexo entre inhibición y angustia: muchas inhibiciones son una renuncia a cierta función porque a raíz de su ejercicio se desarrollaría angustia La inhibición puede tener diversas causas. El yo renuncia a las funciones que le competen a fin de no verse precisado a emprender una nueva represión, a fin de evitar un conflicto con el ello. La inhibición está al servicio de la autopunición, el yo (por ejemplo en la profesión) renuncia a operaciones que le darían éxito (que es punido por el Syo) para no entrar en conflicto con el Syo La angustia incomprensible al caballo es el síntoma: expectativa angustiada- el caballo lo morderá (contenido de la fobia), mediante la fobia se lo sustrae de la cc. La incapacidad de andar por la calle. Inhibición, limitación para no provocar el síntoma-angustia. Desplazamiento del padre al caballo. Pero Juanito no tiene mociones agresivas al caballo. La representación de ser devorado por el padre es expresión de una moción tierna pasiva: apetece ser amado por el padre, como objeto. El proceso represivo afecta casi todos los componentes del c. de Edipo Moción pulsional hostil Moción pasiva tierna Investidura de objeto hacia el padre hacia el padre, reprimida madre tierna Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - El motor de la represión: la angustia frente a una castración inminente La angustia crea la represión, la angustia de la zoofobia es la angustia de castración inmutada, una angustia realista. Angustia del yo: siempre primaria. La angustia nunca proviene de la libido reprimida En Juanito tan pronto como se discierne el peligro de castración el yo da señal de angustia e inhibe el proceso de investidura amenazador en el ello. La angustia de castración recibe otro objeto y una expresión desfigurada, dislocada: ser mordido por el caballo en vez de ser castrado por el padre. La formación sustitutiva tiene dos ventajas: esquiva un conflicto de ambivalencia y permite al yo sustraer el desarrollo de angustia. Ahora bien, la exigencia pulsional no es un peligro en sí misma, lo es sólo porque conlleva un peligro exterior. Por ende la fobia sustituyó un peligro exterior por otro. La fobia se establece después de que en ciertas circunstancias se vivenció un primer ataque de angustia. La angustia es la reacción frente a la situación de peligro. Los síntomas son creados para evitar la situación de peligro que es señalada mediante el desarrollo de angustia Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La angustia es un estado displacentero particular con acciones de descarga que siguen determinadas vías. La función de la angustia: se generó como reacción frente a un estado de peligro y en lo sucesivo se la reproducirá regularmente cuando un estado semejante vuelta a presentarse. Dos posibilidades de emergencia: desacorde cal fin ( en una situación nueva) o acorde con el fin (para señalar y prevenir un peligro). En los niños: angustia de nacimiento- angustia del lactante- angustia de castración- angustia de la cc moral- angustia de muerte. Antes: angustia automática producto de la represión Ahora: angustia señal deliberada del yo para influir en la instancia placer-displacer La angustia es une stado afectivo que sólo puede ser registrado por el yo 2 casos: -En el ello sucede algo que activa una situación de peligro para el yo y lo mueva a dar señal de angustia para inhibirlo (psiconeurosis) - en el ello se produce la situación análoga al trauma del nacimiento, adviniendo angustia de manera automática (neurosis actuales) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Sem. 4- La relación de objeto- J. lacan Clase XII Del complejo de Edipo Son las particularidades del orden simbólico las que dan predominio a ese elemento de lo imaginario llamado el falo. Se trata de que el niño asuma el falo como ste. No basta con el que el sujeto al cancela heterosexualidad tras el Edipo, sino que ha de alcanzarla de forma que se sitúe correctamente con respecto a la función del padre. Este es el centro de toda la problemática del Edipo. Lacan plantea que la salida es más sencilla en la mujer en tanto ella elabora una fijación al padre que es el portador del pe ne real y es capaz de darle realmente un hijo, eso es suficiente y consistente para una salida heterosexual típica, lo que hace más simple la salida en la mujer. En el caso del chico, la función del Edipo parece mucho más claramente destinada a permitir la identificación del sujeto con su propio sexo, que se produce, en suma, en la relación ideal, imaginaria con el padre. Pero no es esta la verdadera meta del Edipo, sino la situación adecuada del sujeto con respecto a la función del padre, es decir, que el mismo accede un día a la posición tan problemática de ser un padre. ¿qué es ser un padre? (punto central que oriento el estudio freudiano) Suponemos que en algún lugar hay alguien que puede sostener plenamente la posición del padre, alguien que puede responder “yo soy padre”., esta suposición es esencial para el progreso de la dialéctica edipica. Juanito La introducción de la imagen materna bajo la forma del ideal del yo, nos deja en la dialéctica imaginaria, especular, de la relación del sujeto con el otro con minúsculas, sigue vinculado con la primera dialéctica simbólica, la de la presencia o de la ausencia. De ahí sólo vemos salir el síntoma, la manifestación de la angustia (nos dice F.) El subraya que es conveniente separar bien la angustia de la fobia. Una viene en auxilio de la otra, el objeto fóbico viene a cumplir su función sobre el fondo de la angustia. Pero en el plano imaginario nada permite concebir el salto que puede sacar al niño de su juego tramposo con la madre. Alguien que es todo o nada, suficiente o insuficiente. Este es el primer esquema de la entrada al c. de Edipo, la rivalidad casi fraterna con el padre. La agresividad en cuestión es del tipo de la que entra en juego en la relación especular cuyo mecanismo fundamental es siempre o yo o el otro. La fijación a la madre, convertida en objeto real tras las primeras frustraciones, sigue igual. Si el complejo de Edipo rebosa de todas sus consecuencias neurotizantes es en razón de esta etapa, de la vivencia central de este complejo en el plano imaginario. El declive del c. de Edipo deja como se resultado la conformación del syo. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Para que exista el Edipo, es en ese otro donde debe producirse la presencia de un termino que hasta entonces no había intervenido, alguien siempre esta en posición de jugar y de ganar. La presencia del otro M Falo Otro En un momento se produje el pasaje que incorpora al juego el plano de la relación simbólica La madre simbólica ahora da paso a que en el otro hay alguien capaz de responder, en tanto el falo, el verdadero, el pene real es él quien lo tiene. Se introduce en el orden simbólico como un elemento real, inverso respecto de la primera posición de la madre. Desde este momento el no es ya el obj. imaginario, sino un objeto tal que siempre está en manos de otro. Si la castración juega este papel esencial es porq es necesaria para la sunción del falo materno como objeto simbólico, solo a partir del momento en que es privado por alguien que sabe q lo tiene el niño puede concebir que ese obj simbólico le será dado un día. La asunción de la posición viril de la heterosexualidad masculina que implica como punto de partida la castración. Solo puede entrar en este orden de la ley si, por un instante al menos, ha tenido frente a el un partener real (ya no el juego de presencia ausencia del plano imaginario), sino alguien que le responde. Lo que suma a esto L. es que el padre simbólico no está en ninguna parte. Y dice que la noción de padre se trata de algo que no interviene en ningún momento de la dialéctica, salvo por mediación del padre real, el cual en un momento cualquier advendrá a desempeñar su papel y su función, permitiendo vivificar la relación imaginaria y dánd ole su nueva dimensión. El fin del complejo de Edipo es correlativo a la instauración de la ley como reprimida en el icc, pero permanente, sólo así hay algo que responde en lo simbólico. Se basa tmb en lo real bajo ese núcleo que queda, el syo. Este syo representa el ste que marca, que impime en el hombre el sello de su relación con el ste. Hay en el hombre un ste que señala su relación con el ste y eso se llama superyó (incluso hay muchos más y esos se llaman síntoma). En juanito, a pesar de todo su amor del padre, su amabilidad, no hay padre real.. toda la secuencia del juego se desarrolla en la trampa de la relación de juanito con su madre. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Clase XIII Del complejo de castración La castración es el signo del drama edipico a demás de su eje implícito. Cuando L habla de privación se trata de un término para situar con respecto a la noción de castración. . en cuanto a frustración trata de devolverle la complejidad de una relación verdadera. No es posible articular nada sobre la incidencia de la castración sin aislar la noción de privación como lo que he llamado un agujero real. La privación es la privación de la perdiz. Se trata del hecho de que la mujer no tiene pene, esta privada de él.. la castración toma como base la aprehensión en lo real de la ausencia del pene en la mujer. Están castrados en la subjetividad del sujeto. En lo real, en la realidad, en lo que se invoca como experiencia real, están privados. La propia noción de privación implica la simbolización del objeto en lo real El objeto del que se trata es del pene, cuando hablamos de privación es un objeto que se nos presenta en el estado simbólico. En cuanto a la castración, en la medida en que resulta eficaz en la génesis de una neurosis se refiere a un objeto imaginario. Ninguna castración de las que están en juego en la incidencia de la neurosis es jamás una castración real. Opera como acción ejercida en un obj imaginario. El padre simbólico (que se ubica detrás de la madre simbólica) es una necesidad de la construcción simbólica, que solo podemo s situar en un más allá, como un término que sólo se alcanza mediante una construcción mítica. El padre simb. A fin de cuentas no está representado en ninguna parte. El padre imaginario: a él se refiere la dialéctica de la agresividad, de la identificación, de la idealización. Todo esto se produce a nivel del padre imaginario, porque está integrado en la relación imaginaria que constituye el soporte psicológico de las relaciones co n el semejante. El padre real es algo que muy difícilmente el niño ha captado. Es al padre real a quien le conferimos la función destacada en el c. de castración. La castración siempre está vinculada con la incidencia, intervención del padre real. También puede estar profundamente marcada y profundamente desequilibrada, por la ausencia del padre real. Esta atipia cuando se da, exige la sustitución del padre real por alguna otra cosa, lo que es profundamente neurotizante. Juanito, su padre es un buen tipo, lo mejor que puede haber como padre real y le inspira a juanito los mejores sentimientos y está lejos de temer de él la castración. Por otro lado no puede decirse que juanito este frustrado de algo. La madre no tiene en cuenta las observaciones y sugerencias respetuosas de la figura del padre La fobia de J no se puede relacionar con la prohibición Materna de la masturbación porque no le genera ninguna angustia y sigue. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - El falo en la relación preedípico Con la madre la madre como objeto de amor, objeto deseado en cuanto a su presencia. La madre en este momento existe como obj. simb y como obj de amor. Eso es lo que L formuló con la posición que le atribuye a la madre en la tabla, la madre es de entrada m. simb. Y solo tras la crisis de la frustración empieza a realizarse. La m. obj. de amor puede ser en cualquier comento la madre real en la medida en que frustra ese amor. En la relación con la madre el niño siente el falo como centro de su deseo, el de ella. Y el mismo se sitúa entonces en distintas posiciones por las cuales se ve llevado a mantener este deseo de la madre. El niño se presenta a la madre como si él mismo le ofreciera el falo, en posiciones y grados diversos. En juanito: su pene comienza a convertirse en algo muy real, . y l se pregunta si no hay relación entre esto y el surgimiento de la ang. La angustia es correlativa de un momento de suspensión del sujeto, en un tiempo en el que ya no sabe dnd está, hacia un tiempo en el que ya nunca podrá reconocerse. Es esto, la angustia. En juanito aparece bajo la forma de una pulsión, algo que se menea, el pene real, y el niño empieza a ver como una trampa y el niño empieza a ver como una trampa lo que en algún momento había sido el paraíso. Aquel juego en el que se es lo que no se, se es para la ma dre todo lo que la madre quiere. Hasta aquí el niño se encuentra en el paraíso del señuelo, El niño cae en su propia trampa, confrontado con la inmensa hiancia que hay entre cumplir con una imagen y tener algo que ofrecer. Pero eso que puede ofrecer se le antoja como algo miserable, y así queda pasivizado en un juego que lo deja a merced de las significaciones del gran Otro y la situación implica el c. de castración. El c. de c. traslada al plano imaginario todo lo que está en juego en la relación con el falo., por eso conviene que el pene real quede al margen. La intervención del padre introduce el orden simb., el reino de la ley, el asunto ya no está en manos del niño, no hay forma de ganar, salvo sque se acepte tal cual es el reparto de papeles. El orden simb. Interviene precisamente en el plano imaginario, la castración afecta al falo imaginario pero de algún modo fuera de la pareja real. Juanito está metido en el punto de encuentro entre la pulsión real y el juego imaginario del señuelo, y esto en relación a su madre.. aquí se produce una regresión. Cuando el niño es el centro, la represión se produce cuando ya no alcanza a dar lo que hay que dar, y su insuficiencia le pro duce el más profundo desasosiego. Ser devorado por la madre, es el primer aspecto que adquiere la fobia. Los objetos en la fobia tienen la función de suplir al ste del padre simb. Si la fobia de Juanito termina en una “cura satisfactoria” como pocas, es porque intervino el padre real, que tan poco lo hab ía hecho y que pudo hacerlo porque detrás estaba Freud como padre simbólico. La curación llega cuando se expresa en forma de una historia articulada la castración propiamente dicha El instalador (fontanero), viene, se la desenrosca y le pone otra. La solución a la fobia está vinculada con la constelación de esta triada: orgía imaginaria- intervención del padre real, castración simb.. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Clase XIV- El Ste en lo Real- Lo que necesitamos saber es como el niño pasa de esa feliz elación a la fobia. El niño es para la madre (por ser la madre mujer) una satisfacción que L. llamará en este momento sustitutiva, en tanto se sitúa como marcada por una falta fundamental. La situación entre la madre y el niño supone que este ha de descubrir aquella dimensión , el deseo de algo más allá de él mismo por parte de la madre, es decir, más allá del obj. de placer que siente que es para la madre en primer lugar, y que aspira a ser. En eso que llama sustitución, volvemos. No se trata de sustitución real, sino de sustitución significante, y de saber que significa. Se trata de saber cual es la función del niño para la madre, con respecto a ese falo que es el objeto de su deseo., la cuestión previa es ¿metáfora o metonimia? No es lo mismo si el niño es, por ej., la metáfora de su amor por el padre, o si es la metonimia de su deseo del falo, que no tiene y que no tendrá nunca. Todo en el comportamiento de la madre de J. indica que el es un apéndice indispensable para ella. Decir que el niño es tomado como una metonimia del deseo de falo de la madre no significaca que sea metonímico como falóforo-implica, por el contrario, que es metonímico en su totalidad. Lo que esta en juego es él mismo, no su hace pipi, él todo entero y la diferencia empieza a plantearse muy seriamente cuando entra el hace pipi real, convertido par J. en un obj de satisfacción. En ese momento, empieza a producirse lo que se llama angustia, debido a que puede medir la diferencia existente entre aquello por lo que es amado y lo que él puede ser. Está ahí para ser objeto de placer, para ser imaginado y su estado es de pasividad. (entonces se imaginará como fundamentalmente distinto de lo deseado y por ende expulsado del campo imaginario dnd por el lugar que ocupaba la madre podía encontrar la forma de satisfacerse). ¿Angustia de que? Se manifiestan cuando esta separado de su madre y en compañía de alguien más. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - ¿Qué es una fobia? “la fobia es en esto el elemento representativo…” Diferencia radical entre el miedo y la angustia. Esta ultima aparece cuando el niño se siente de pronto como algo que podría quedar fuera de juego (hnita de por medio) el niños piensa entonces que no podría cumplir ya de ninguna forma su función, no ser ya nada, sino eso que tiene el aspecto de ser algo, pero al mismo tiempo no es nada, y se llama una metonimia. Nuestro J se ve de pronto caído de su función de metonimia, se imagina como una nulidad. A partir de que la fobia interviene en su existencia: ante los caballos de la angustia no experimenta angustia sino miedo. El niño teme que ocurra algo real, que los caballos muerdan, que los caballos se caigan. Los caballos surgen de la angustia, pero lo que traen es el miedo y el miedo se refiere a algo siempre nombrable, a algo real. También es posible que se lleven la marca de la angustia (la mancha negra, lo borroso, puede ir por ese lado) Miedo a los caballos, y a partir de esto el mundo se le aparece como puntos de alarma que lo reestructuran. La fobia, su sentido es el siguiente: introduce en el mundo del niño una estructura, sitúa precisamente en primer plano la función de un interior y un exterior. Hasta ese momento el niño estaba, en suma, en el interior de su madre, acaba de ser rechazado, o se lo imagina, está angustiado y entonces con ayuda de la fobia, instaura un nuevo orden del interior y del exterior, una serie de umbrales que se ponen a estructurar el mundo. En el conflicto neurótico, el miedo interviene como un elemento que defiende destacándose, y contra algo completamente distinto, que por naturaleza carece de objeto, a saber, la angustia. Esto es lo que nos permite articular la fobia. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Clase XV: Para que sirve el mito El objeto imaginario de la castración es, por supuesto, el falo. La madre simbólica se convierte en real en la medida en que se manifiesta rehusando el amor. El objeto de la satisfacción, el seno por ejemplo, se convierte a su vez en simbólico de la frustración, denegación de objeto de amor. El agujero real de la privación es precisamente algo que no existe. Al ser lo real por naturaleza pleno, es preciso, para hacer un agujero real, introducir un objeto simbólico. ¿De qué se trata? Hemos llegado, en el proceso llamado edípico, al siguiente punto. Para convertirse en objeto de amor para esa madre que para él es lo más importante, incluso es esencialmente lo que importa, el niño se ve llevado progresivamente a advertir que ha de introducirse como tercero, ha de meterse en alguna parte entre el deseo de su madre, deseo que aprende a experimentar, y el objeto imaginario que es el falo. Caracterización del mito como relato, atemporal, ficcional, folcklorico. La verdad tiene una estructura, por así decirlo, de ficción. Lo más adecuado, es decir, que esa especie de molde dado por la categoría mítica es un cierto tipo de verdad que, por limitarnos a nuestro campo y a nuestra experiencia, por fuerza hemos de considerar como una relación del hombre—pero ¿con qué? En nuestras manos está darnos cuenta de que se trata de los temas de la vida y la muerte, la existencia y la no existencia, muy especialmente el nacimiento, es decir, la aparición de lo que todavía no existe. Se trata por lo tanto de temas vinculados, por una parte, con la existencia del propio sujeto y con los horizontes que le proporciona su experiencia, y por otra parte, con el hecho de su sujeción a un sexo, su sexo natural. Esta potencia sagrada, diversamente designada en los relatos míticos que explican como entró el hombre en relación con ella, nosotros podemos situarla como manifiestamente idéntica al poder de la significación, y muy especialmente de su instrumento significante. La relación de contigüidad entre los mitos y la creación mítica infantil queda suficientemente indicada por las similitudes que acabo de plantearles. En el caso de Juan, no se tiene en ningún momento la impresión de una producción delirante. Lo que es más, tenemos la clara impresión de una producción de juego. Es incluso tan lúdica, que el propio Juan tiene alguna dificultad para concluir y mantenerse en la vía que ha tomado, por ejemplo, esa historia magnífica, disparatada, casi una farsa, sobre la intervención de la cigüeña en el nacimiento de su hermanita Ana. Así, es capaz de decir —Además, después de todo, no os creáis lo que acabo de decir. De todos modos, en este mismo juego, lo que aparece no son tanto términos constantes como cierta configuración. A veces es algo fugaz y otras veces se capta tan claramente que resulta chocante. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - A esto quiero introducirles, a la necesidad estructural que gobierna, no sólo la construcción de cada uno de los que podemos llamar, con las precauciones de costumbre, los pequeños mitos de Juanito, sino también su progreso y sus ransformaciones. En particular quiero que estén atentos a esto, que no siempre es por fuerza su contenido lo importante, quiero decir la reviviscencia más o menos ordenada de estados anímicos anteriores, por ejemplo el llamado complejo anal. Cuando las relaciones del niño con su madre están completamente impregnadas de esa intimidad que podemos ver y ambos se encuentran en la connivencia del juego imaginario, de pronto se produce cierta descompensación que se manifiesta con una angustia referida de forma muy precise a sus relaciones con la madre. La última vez tratamos de ver a que respondía esta angustia. Esta vinculada, como hemos dicho, con diversos elementos de real que vienen a complicar la situación. Estos elementos de real no son unívocos. Hay alguna novedad en cuanto a los objetos de la madre, a saber, el nacimiento de la hermanita, con todas las reacciones que suscita en Juan, las cuales no obstante no se manifiestan enseguida, pues la fobia no estallara hasta quince meses después. Esta la intervención del pene real, con las complicaciones que introduce, pero ya esta en juego desde hace al menos un año, cuando el niño confeso verbalmente la masturbación, gracias a las buenas relaciones que mantiene con sus padres. De cualquier forma, ¿cómo pueden entrar en juego estos elementos de descompensación? La última vez lo planteamos. Por una parte, Juan queda excluido, cae de la situación, es expulsado por la hermanita. Por otra parte, el falo interviene bajo una forma distinta —me refiero a la masturbación. Se trata del mismo objeto, pero se presenta de una forma completamente distinta por la integración de las sensaciones vinculadas, por lo menos, con la turgencia y, muy posiblemente, con algo que podemos llegar a calificar de orgasmo, sin eyaculación, claro. Esto plantea un problema, el difícil problema del orgasmo en la masturbación infantil. El pene real debe jugar su papel como elemento de difícil integración. Sin duda, como lo demuestra claramente la continuación de la observación, no es Freud, sino el padre, en comunicación con él, quien concibe enseguida que se trata de algo debido a una tensión con la madre. En cuanto a lo que desencadena en particular la fobia, a cual es el detonante del trastorno, el padre no esconde, desde las primeras líneas de su carta a Freud, con la claridad que da todo su valor al primer relato de la observación, que Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - —No sabría decirle cuáles, dice, y se pone a describir la fobia. En otras palabras, el niño se introduce de golpe en el sistema del significante o del lenguaje, definiéndolo sincrónicamente, o en el sistema del discurso, definiéndolo diacrónicamente, pero no lo hace en toda la envergadura del sistema, sino de una forma puntual a propósito de las relaciones con la madre, que esta presente o ausente. Pero esta primera experiencia simbólica es del todo insuficiente . No se puede construir el sistema de las relaciones del significante en toda su amplitud en base al hecho de que algo a lo que se ama está o no está. No podemos conformarnos con dos términos, se necesitan más. Hay un mínimo de términos necesario para el funcionamiento del sistema simbólico. Se trata de saber si son tres o si son cuatro. Indudablemente, no son sólo tres. El Edipo, desde luego, nos da tres, pero sin duda implica un cuarto término, porque el niño ha de franquear el Edipo. Por lo tanto, aquí ha de intervenir alguien, y este es el padre. Ahora bien, esta cólera nunca se produce en lo real, el padre nunca se deja llevar por la cólera, y Juanito se lo señala —Tienes que enfadarte, has de estar celoso. En suma, le explica el Edipo. Desgraciadamente, el padre nunca está dispuesto a encarnar al dios del trueno. El niño, en su totalidad, es el falo. Así, cuando se trata de restituirle a la madre su falo, el niño faliciza a la madre entera, bajo la forma de un doble. Fabrica una metonimia de la madre. Lo que hasta ese momento era sólo el falo enigmático y deseado, creído y no creído, sumido en la ambigüedad, la creencia, el juego tramposo con la madre que es nuestro término de referencia, pues bien, eso empieza a articularse como una metonimia. Y por si fuera poco, para mostrarnos claramente la introducción de la imagen en un juego propiamente simbólico, para explicarnos claramente que ahí hemos franqueado el paso de la imagen al símbolo, esta esa jirafa pequeña que nadie entiende, con lo visible que es. El propio Juan nos lo dice, esa pequeña jirafa es hasta tal punto un símbolo, que es sólo un dibujo sobre una hoja de papel que se puede arrugar. El paso de lo imaginario a lo simbólico no tiene mejor traducción que a través de esos detalles aparentemente contradictorios e inconcebibles. La jirafa pequeña es un doble de la madre, reducido al soporte siempre necesario como vehículo del significante, o sea algo que se puede tomar, que se puede arrugar y puede uno sentarse encima. Es un testimonio. Sí, el pequeño enamorado tiene en mano algo que es una especie de notificación, un tratado. En resumen, este progreso de lo imaginario a lo simbólico constituye una organización de lo imaginario como mito, o al menos va en la dirección de una construcción mítica verdadera, es decir, colectiva, que es lo que nos recuerda constantemente, incluso nos recuerda a los sistemas de parentesco. No llega a serlo, hablando con propiedad, porque es una co nstrucción individual, pero su progreso se efectúa en esa vía. Para encontrar una solución, es preciso haber realizado un numero mínimo de rodeos. Pueden encontrar el modelo de esta eficiencia en el esqueleto, o si lo prefieren la metonimia, que son esas historias mías de (escritura en giego). Algo de este orden es lo que el niño ha de recorrer hasta llegar a un punto determinado, para franquear el difícil paso de cierta carencia o hiancia y encontrar así descanso y un poco de armonía. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Clase 21 El padre es quien posee a la madre, la posee como padre con su pene de verdad, suficente para que se soporte el mundo real con su trama simbólica. El niño debe ver su pene aniquilado para así estar destinado a acceder a la función paterna plena.. Para ello: -El padre simbólico: NP, elemento mediador para que el niño salga de su simple acoplamiento materno -El padre real, la asunción de la función sexual viril juega un papel central, un padre que juegue En juanito hay padre simbólico: freud, y eso es fundamental para el equilibrio. La clave estuvo en buscar una suplencia a ese padre obstinado en no castrar. En el lugar del castrador aparece el instalador de la fantasía de Juanito. Juanito se encuentra en una encrucijada y por ello llama al padre al papel de perforador, Para Juanito la hermana implica una imagen que se convierte en su yo (moi) superior (por ejemplo que es admirada). Ana es algo de lo real que para juanito debe ser tramitado por lo imaginario… Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Clase 23 Cada vez que un sujeto joven se enfrenta a una fobia esta siempre es un Ste. El falo aparece como el elemento crítico en la relacion especular a-a’ (niño-madre). El sdo del complejo de edipo es que a partir de cierto momento la madre es vivida en función del NP. La FUNCIÓN METAFÓRICA DEL OBJETO FÓBICO implica lo que no hace el Padre. El caballo es el elemento que suple lo que faltó en el sujeto, se trata de un significante en bruto (imaginario) para la momentanea estabilización amenazado por la corriente interior surgida de la crisis materna. Función de enganche, papel fundamental de punto de detención, haciendo girar lo que sino sería una angustia imposible de soportar Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad IX: La Clínica psiquiátrica de las psicosis. Paranoia. Perspectiva histórica. Nacimiento del concepto. Especificidad de la paranoia. Kraepelin. Las críticas y correcciones posteriores. El delirio de los querulantes. Sérieux y Capgras y las locuras razonantes. Delirio de interpretación y de reivindicación. Modificaciones introducidas por Clerambault. La disolución del concepto de paranoia. En Francia, 1656 “el gran encierro” en términos de M. Foucault que consistió en atajar a la pequeña epidemia de indigentes y locos que pululaban por las calles de parís, lugares de reclusión: Charites, Salpetriere, Bicetre, L’Hotel-Dieu A mediados del S XVII se comenzó a considerar que la reclusión manicomial podía servir tmb como medio terapéutico y ochenta años después Esquirol preciso esto afirmando que el asilo es el agente terapéutico mas poderoso contra las enf. Mentales. Pinel y la alienación mental Primeros bocetos psicopatológicos modernos: El movimiento alienista, liderado por Pinel trazó las líneas fundamentales de la psiquiatría y psicopatología de la que somos herederos. Propuso el uso del término alienación mental nombrar así un proceso único en el que se unen las más llamativas alteraciones del comportamiento y del entendimiento, considerando así al alienado como un extranjero de si mismo que conserva un núcleo inalienable de humanidad, lo que permite algún tipo de relación transferencial para desarrollar el tratamiento moral. Alienación mental: lesiones del entendimiento, distinguiendo diversas especies para establecer las reglas de su curación. Psicopatología rudimentaria y sincrónica, cuatro aspectos posibles dentro de la alienación mental: melancolía o delirio parcial (circunscripto a un único objeto que parece absorber todas las facultades) melancolía o delirio generalizado (manía, excitación nerviosa, furor), demencia (debilitamiento intelectual generalizado, ideación sin conexión), idiotismo (abolición total del entendimiento) Esquirol, discipulo de Pinel, para él las pasiones no son solo la causa más común de la alienación, sino que poseen con esta enfermedad y sus variedades relaciones de semejanza sorprendentes. En el terreno nosográfico, Esquirol deslindó en dos partes la melancolía de Pinel: un polo depresivo (lipomanía) y otro expansivo y razonante (monomanía). Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - (Clínica Francesa) Falret el ideólogo de lo que aún hoy llamamos enfermedades mentales, estudio el curso y sus periodos. Mirada diacrónica de la enfermedad. La regla metodológica exigía la observación del curso de la enfermedad, de sus oscilaciones y alternancia., planteando síntomas básicos y síntomas de superficie. Morel fue su alumno, y postuló la “teoría de la degeneración” causalidades hereditarias. Su rival, Baillarger diferenciación en el seno de las alucinaciones ( psicosensoriales-imaginación y los sentidos- y psíquicas- carecen de elemento sensorial-) Morel elaboró la teoría de la degeneración tratando de dotar a la medicina mental de una clasificación etiológica a partir de factores causales hereditarios. Esta teoría desplazaba la invisible de las lesiones cerebrales a la inescrutable herencia. Los trastornos mentales y del comportamiento son la expresión de una constitución anormal del organismo, transmitida hereditariamente y sujeta a una evolución progresiva. Estas ideas de Morel fueron pulidas por Magnan quien dividió a los alienados en dos grandes grupos: Normales (no degenerados, trastornados maníacos, melancólicos o delirantes) Los degenerados, son sujetos que desarrollan grandes trastornos por causas más bien banales. Lasegue, alejado del círculo de los degeneracionistas (pero también en Francia) describió el delirio de persecución: la creencia o certeza inamovible, el sentimiento subjetivo de inocencia respecto a la persecución a la que el enfermo está sometido a su pesar y el estado de perplejidad inicial que precede a la construcción de una tentativa delirante de explicación. Dupré: delirio de imaginación Ballet: psicosis alucinatoria crónica Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Paranoia Serieux et Capgras- síntomas del delirio de interpretación Síntomas positivos: concepciones delirantes síntoma principal. Defiende sus ficciones a través de argumentos tomados de la realidad. Falta de sistematización Interpretaciones delirantes: no inventa completamente los hechos. Desvirtua, disfraza hechos reales. Se basan en datos exactos de los sentidos. Se basa en hechos insignificantes. Campo ilimitado de interpretaciones. Agentes que contribuyen a establecer el delirio: -Interpretaciones exógeneas ( el más pequeño incidente de cada día sirve para elaborar conclusiones extraordinarias) -Interpretaciones endógenas: del estado orgánico ( sensaciones internas, introspección somática) o tomadas del estado mental (emociones, fatigas, nervios, a partir de esto realiza interpretaciones) Síntomas negativos: Estado mental íntegro: el delirio no modifica el estado mental, la inteligencia Ausencia de trastornos sensoriales: sin embargo puede haber alucinaciones episódicas, como trastornos sensoriales auditivos (ilusiones) -El delirio de reivindicación El delirio de reivindicación es una psicosis sistematizada, caracterizada por el predominio exclusivo de una idea fija, que se impone al espíritu en forma obsesiva, orientando sólo la actividad mórbida del sujeto en sentido manifiestamente patológico y exaltándolo en la medida de los obstáculos encontrados. Se nos presenta como un obsesivo y un maníaco Los signos constantes son: La idea obsesiva: cualquier decepción considerada inmerecida puede devenir idea obs. Y provoca la necesidad de revancha. Exaltación maníaca: es un maniaco razonador, la lucha llega a ser su objetivo de vida El comienzo es súbito, evoluciona por crisis sucesivas y nuevos reclamos se suman a anteriores. Es un estado crónico incurable pero sin demencia. Entre las variedades existen los delirio de reivindicación egocéntrica, a lo que se apunta es a la satisfacción de sus ideas egoístas y el delirio de reiv. Altruista que se basa en una idea abstracta y se traduce en una teoría sobre la ciencia, política, etc. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Clerambault- Las psicosis Pasionales Paranoico: interpretativo, delira con su carácter, vive expectante, busca explicaciones en el pasado, vaga en el misterio, sus ideas irradian en diferentes sentidos. Existe en el un sentimiento de desconfianza antiguo, cambia la percepción de todo lo que lo rodea y de su yo. Psicosis pasionales (erotomaniaco, reivindicativo, celoso): existe un nudo ideo-afectivo inicial, emoción vehemente. La pasión tiene fecha de inicio. Tiene desde el inicio del delirio una meta precisa, vive un estado de esfuerzo y no delira mas que en el dominio de su deseo. Si se suprime la idea central el delirio se detiene (por un tiempo). La interpretación es secundaria no se da en redes. Kraepelin "La locura sistemática (paranoia)". "Paranoia (Lección 15)” Paranoia: afección en la cual la autofilia y las ideas de persecución se desarrollan con la mayor lentitud, sin que la emotividad o voluntad sea trastornada. Para K. la paranoia es una enfermedad del juicio, su interés estaba en poder advertir algo al respecto de la evolución del paciente, esclarecer algo pronóstico. Para eso es el diagnostico (evolución y desenlace). Hay conservación de facultades mentales y del orden de los pensamientos. Un trastorno total de la concepción de su existencia y a una mutación de sus opiniones respecto de las personas y lo acontecimientos que lo rodena. Es de progresión lenta. Considera que todo lo que sucede a su alrededor es un arreglo ficticio. Las ilusiones sensoriales son de aspecto onírico e inusuales. El delirio es inquebrantable. Alienados querulantes/ delirio de querulancia: son una variedad de la paranoia, se da cuando el paciente viene a ser victima de una injusticia imaginaria, aveces efectiva. Encaran los hehcos a traves de una interpretación delirante, con una forma evolutiva particular de deilirio sistematizado. Incapacidad de comprender la verdadera justicia. El punto de partida es una concepción errónea de un veredicto “insuficiente”. Inteligencia y memoria parecen intactas pero no siempre es así, puede haber debilitamiento psiquico. El diagnostico diferencial viene dado por las otras patologías. Son soportables en sus relaciones cotidianas, a diferencia del Querellante que está en perpetuo conflicto con el entorno. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Alucinaciones psíquicas y pseudo alucinaciones verbales- Séglas Alucinaciones psicosensoriales, verdaderas alucinaciones, la alucinación visual es el tipo perfecto, percepciones sin objeto en las que el objeto es igual al del mundo exterior. Esto es diferente a las alucinaciones psiquicas de las cuales hay dos grupos: -Se relacionan con objetos o personas: visiones, ruidos, olores - Según revistan un carácter verbal: alucionaciones verbales motrices o kinestésicas y pseudolausinaciones verbales -Exageración de su relación con el proceso normal del lenguaje interior (hiperendofasia). Palabras insignificantes, absurda, enigmáticas que son ajenas a su yo. Hay automatismo y objetivación psíquica. Hay ausencia de exteriorización espacial (si esto no fuera así serian verdaderas alucinaciones) El alucinado real, a diferencia del pseudo, objetiva en el mundo exterior tomándolo como una percepción externa -bajo su forma típica la pseudoalucinación verbal es fácil de reconocer, el percibe las voces interiores con mayor claridad que sus propios pensamientos, hiperendofasia y no tiene poder sobre ellas,. En las pseudoal. No habría intermediarios, ideas de influencia directa. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - (Clínica alemana) Griesinger encumbraba los sentimientos, las pasiones, la herencia, lo moral por sobre la razón, las practicas medicas típicas y la biología. Sus mecanismos y terminologías influirían en Freud notablemente en sus inicios. Defendió un modelo unitario de psicosis que no fue proseguido por las generaciones venideras. Aunque igualmente las tendencias posteriores en clínica alemana (la patología del cerebro y la nosología clínica) siguieron sus influencias y por esto lideraron por sobre la clínica francesa. Kahlbaum inicio la nosografía que más tarde desarrollaría Kraepelin. Kahlbaum fue el primero en distinguir los cuadros de estado (pasajeros) de los procesos patológicos, realizando tres grandes contribuciones, primero por haber promovido un método empírico basado en el curso evolutivo de la enfermedad en su conjunto y por el desarrollo de una muy fructífera línea de investigación patogénica de los trastornos mentales; segundo, por su descripción de la catatonía; tercero, por sus bocetos descriptivos sobre una locura de inicio juvenil que su colaborador Hecker denominaría hebefrenia. En el terreno nosográfico se opuso al modelo unitario griesingeriano, a su vez fue el primero en distinguir los cuadros de estado (formas pasajeras de enfermedad) de los procesos patológicos (base de la enfermedad). Así describió la catatonía como enfermedad del cerebro, de curso cíclico y variable. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Demencia precoz y esquizofrenia. Demencia precoz: Síntomas basales y síntomas accesorios. Critica de Ballet a Kraepelin. Breuler. El grupo de las esquizofrenias. Síntomas fundamentales y accesorios. Kraepelin dedicó su vida a diferenciar y clasificar las enfermedades mentales Como referencia fundamental tomó: la evolución de los trastornos y las modalidades de terminación. Él estableció el panorama nosográfico de la psicosis que sigue aun vigente: la oposición entre la locura maníaco-depresiva y la demencia precoz, esto es, la dicotomía del grupo de las psicosis endógenas Dentro de enfermedades metabólicas: demencia praecox, definida como proceso psíquico degenerativo con sus formas: hebefrenia, catatonia paranoias. Con síndrome nuclear y síntomas accesorios. Forma hebefrénica: caracterizada por lo ahora llamado fenómenos regresivos: puerilismo, pasividad, comportamiento infantil y disgregación de la personalidad Forma Simple: Sólo se observa debilitamiento intelectual progresivo, sin afección demencial profunda. Forma catatónica: fase de represión, seguida por una fase de excitación, después aparición del estupor catatónico, al que sucede un estado confusional que antecede la “demencia final” Forma paranoide o delirante: forma grave con gran actividad alucinatoria, delirios incoherentes acompañados de alucinaciones cenestésicas y psíquicas y caracterizadas por fenómenos de transmisión del pensamiento. Afección más grave de “sentimiento corporal” Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Además divide entre: Paranoide Atenuada: La actividad delirante y alucinatoria no va acompañada tan rápidamente de disgregación de la personalidad. La actividad delirante y alucinatoria no va acompañada tan rápidamente de “disgregación de la personalidad”. En 1912 esta forma se convirtió en el grupo de las “parafrenias”. Caracterizadas a la vez por una perturbación afectiva específica y una evolución desprovista de delirios paranoicos, sin dejar de tener en cuenta la existencia de delirios crónicos alucinatorios, pero sistematizados, que se asemejan a la demencia precoz por un rasgo, y a la paranoia por otro. Dicha agrupación se caracterizaba por la disgregación psíquica y la inafectividad. Las parafrenias comprenden un tipo de enfermedades psicóticas que afectan a un pequeño número de casos y se inician tardíamente. Sus cuatro formas : sistemática, expansiva, confabulatoria y fantástica, se caracterizan por presentar alucinaciones y una coloración paranoide. Depresivas: Una simple, con inhibición, que podría llegar hasta el estupor. Otra grave, con delirio del tipo melancólico, que se confundo con algunas parafrenias fantásticas. Seudoperiódicas: Cuya evolución se caracteriza por determinada periodicidad, que puede coincidir en la mujer, con la vida sexual (mestruación, puerperio, menopausia). Demenciales: Predomina la afección del lenguaje, en particular la esquizofasia (locuras dicordantes verbales). Otras formas: Algunas se caracterizan por la edad en la que aparecen (demencia precoz del niño, catatonia tardía presenil) o el terreno (hebefrenia injertada sobre una debilidad mental). Síntomas fundamentales o basales (evolución q lleva a la demencia): - apatia: indiferencia afectiva, bloqueo afectivo, debilitamiento afectivo, indiferencia. - abulia: perdida de la voluntad y del interés, ausencia de iniciativa voluntaria. - pensamiento y lenguajes desorganizados. - perdida de la unidad interior, desorganización de la psicomotricidad Síntomas accesorios: - alucinaciones. - ideas delirantes. - automatismos gestuales catatónicos. - accesos depresivos o excitatorios. Junto con la demencia precoz el otro polo de las psicosis esta constituido por la locura maníaco depresiva Al margen de éstas situó a la paranoia o locura pues le atribuyó una causalidad psicogenética basa en la elaboración enfermiza de ciertas experiencias vitales propias dele enfermo. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Demencia precoz -Kraepelin: "La psicosis irreversible, caps. 1 y 4” y "Demencia precoz (Lección 3)” El cuasdro de la D.P. evoluciona prograsivamente, hay degradación intelectual y pérdida de reacciones sensitivas. Risa tonta y vacía, rigidez. No responde a sentimientos de alegría, hay lenguaje estrafalario, imposibilidad de espontaneidad, desapego. Ideas delirantes y alucinaciones sensoriales. Formas: hebefrenia- catatonia- demencia paranoide -Trastornos psicosensoriales: comprenden lo que pasa a su alrededor, excepto en momentos en los que las ideas delirantes confunden. Hay ilusiones auditivas y cenestésicas -Trastornos de la atención: lo icc es normal excepto en estados de excitación o estupor. Falta de interés en todo. Tras la evolución la capacidad de juicio se ve perturbada y hay una idea vaga de su estado -ideas delirantes, sobre temas hipocondríacos, de culpabilidad, persecución y grandeza, teñidas de incoherencia. -Apatía emocional: perturbaciones a nivel de la afectividad, embotamiento, indiferencia - trastornos de la voluntad, del comportamiento y las acciones, negativismo. Estereotipias gestuales, automatismo de comando. -Trastornos somáticos: alteraciones que pueden tocar el cuerpo y cuya relación con el trastorno mental no está esclarecida. Síncopes, convulsiones, calambres, coma, afasias momentáneas, sueño trastornado, etc. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En el deficit simple la comprensión la orientación, la memoria y la atención se conservan durante mucho tiempo. En la paranoia: hay ideas delirantes progresivas, delirio como explicación de acontecimientos reales, núcleo delirante, aspecto sano, orden de los pensamientos, evolución uniforme. En la D.P. las ideas delirantes se construyen en meses, el pensamientos es confuso e incoherente, las ideas aparecen y se van, facultades y comportamientos alterados, estereotipias, alteraciones del lenguaje, confusión como imbecilidad . Bleuler: "Dementia praecox o el grupo de las esquizofrenias" Considera la necesidad de un grupo patológico nuevo, nuevo nombre que no designe a la enfermedad sino al enfermo: esquizofrenia (que implica el desdoblamiento de las funciones psíquicas, la personalidad pierde su unidad). Es un tipo de alteración del pensamiento , los sentimientos y la relación con el mundo externo. Hay alucinaciones, ideas delirantes, confusión, frustraciones afectivas, síntomas catatónicos La D.P. está dividida en: paranoide- catatónica- hebefrénica- esquizofrenia simple. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Síntomas fundamentales -Las funciones simples alteradas. A- asociación: pensamiento ilógico, extravagante, escases de ideas, prisa al pensar, obstrucción, fuga de ideas. B- afectividad: deterioro emocional, indiferencia afectiva, estados de ánimo básicos, pueden conservar algunas emociones. No hay registro del cuerpo C- ambivalencia: la misma idea o concepto puede acompañarse de sentimientos agradables y desagradables, quiere y no quiere, a nivel de la voluntad; amb. Intelectual. No nota las contradicciones en sus propias respuestas. Las funciones simples intactas: sensación, memoria, cc, movilidad no se ven afectadas de forma directa -Las funciones compuestas: atención( por falta de atención activa), inteligencia, voluntad (postración emocional, abulia), acción están perturbadas en la medida que lo están las funciones simples. La vida interior autista, implica una desconexión con el mundo real, no quieren que se los toque, pueden aislarse sensorialmente, en relación a su propia persona saben quienes son aunque haya cierta tendencia al desdoblamiento. La demencia esquizofrénica implica deterior de la inteligencia. -La actividad y el comportamiento: falta de interés e iniciativa. Confusiones y fantasías. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Síntomas accesorios Los síntomas fundamentales no acontecen tan marcadamente. -La alucinaciones: primer plano del cuadro. Tienen 4 características: intensidad variables- claridad variable- proyección al mundo exterior(como percepciones reales) y valor de realidad al contenido de la alucinación. -Ideas delirantes pueden expresarse en ellas todo lo que se desea y teme. No se preguntan los porqué, es simple, es así. Pueden ser delirios de persecución, grandeza, envenenamiento, eróticos, de celos, hipocondríacos. Doñto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - El delirio querellante como una forma diferente de paranoia: Forma evolutiva particular de los delirios sistemáticos. Son sujetos propensos a la sospechas y acusaciones. Es una psicosis reaccional y psicógena. Al principio habría un hecho real (sufrido un perjuicio) y luego hay una necesidad de pelear por la reparación de la injusticia que se sufrió. Está circunscripto a determinadas representaciones sin que se alteren los restantes aspectos de la conducta. Tiene este su origen especifico en un acontecimiento externo que suministra todo el material para la formación morbosa. Durante mucho tiempo se le consideró la forma de paranoia mejor identificada, pues en ésta resaltan la sistematización del deliro, su uniformidad e inquebrantabilidad y la limitación del proceso a ciertas esferas de representación, además del constante mantenimiento de la personalidad psíquica y la ausencia de manifestaciones de debilitamiento mental. “Es indudable que existe en algún sentido una marcada diferencia entre el delirio querulante y las otras formas de paranoia”, “tal diferencia se manifiesta especialmente en la conexión de dicho delirio con una causa externa concreta, y en los perjuicios jurídicos, reales o supuestos, que causan fuertes emociones psíquicas”. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Ballet agrupa todas las psicosis que alucinan, dentro de: “Las psicosis alucinatorias crónicas” (1911). Bercheire expresa q las ideas de Ballet, son el origen del automatismo mental de De Clerambault. Ballet ya decía q los síntomas paranoicos eran fenómenos perceptivos. Encontramos al comienzo un estado cenestésico penoso con una inquietud indeterminada. Este estado conduce a ideas de persecución y de pretensión. Se yuxtaponen, se asocian con alucinaciones. Bleuer a partir de 1906, emplea este término (en plural. El grupo de las esquizofrenias) para designar a la demencia precoz de Kraepelin, particularmente mal denomina a su juicio, puesto que no se trata de una demencia, y porque ella no es siempre juvenil, ni precoz en el desarrollo del proceso patológico. Bleuler sugirió la palabra «esquizofrenia» para referirse a una división de los procesos psíquicos consistente en la pérdida de correspondencia entre el proceso de formación de ideas y la expresión de emociones y para diferenciarlo de la enfermedad maníaco-depresiva, en donde la expresión de las emociones de los pacientes reflejan con precisión sus pensamientos mórbidos. Hizo hincapié en que el trastorno fundamental era el deterioro cognoscitivo y lo conceptualizó como una división o «escisión» en la capacidad mental y propuso entonces el nombre con el que se conoce el trastorno hasta hoy. La esquizofrenia entonces es un grupo de psicosis cuyo curso es a veces crónico, y a veces está marcado por ataques intermitentes. Se caracteriza por un tipo específico de alteración del pensamiento, los sentimientos y la relación con el mundo exterior. Propone dividirla en 4 grupos: Paranoide: las alucinaciones o ideas delirantes ocupan continuamente el 1º plano del cuadro clínico. Catatónica: los síntomas catatónicos dominan continuamente, o durante períodos de tiempo muy largos. Hebefrenia: aparecen los síntomas accesorios, pero no dominan el cuadro clínico continuamente Esquizofrenia simple: a través de todo su curso solo pueden descubrirse los síntomas básicos específicos. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La división corresponde a una necesidad practica y la movilidad diacrónica de estos cuadros hace necesario este punto de vista. Dos divisiones con respecto a la sintomatología de la esquizofrenia: la primera constituida por síntomas fundamentales, básicos, específicos o permanentes que estaban presentes en todos los pacientes y durante toda la evolución del trastorno y la segunda agrupaba los síntomas accesorios. Los síntomas fundamentales de Bleuler: Asociaciones laxas del pensamiento, Afectividad aplanada, Abulia o ambivalencia afectiva, Autismo, Parafrenias. Formas clínicas, evolución y deterioro. Ballet y las psicosis alucinatoria crónica como entidad autónoma. Síntomas constantes e inconstantes. La desagregación de la personalidad y el eco de pensamiento. Criticas a la disociación de Mangan y a la síntesis de Kraepelin. Dentro de los 4 grupos de psicosis de Kraepelin, (demencia precoz, paranoia, parafrenia, psicosis maniaco depresiva), la parafrenia es un delirio, no sistematizado, pero es un delirio que no presenta deterioro como tienen las demencias. Sin alucinaciones, y sin deterioro progresivo. La paranoia no alucina, y los parafrénicos sí La parafrenia sistemática, en la que se desarrolla un delirio de persecución progresivo, con ideas de grandeza, sostenido por alucinaciones que la: distinguen de la paranoia. Kraepelin la definió como “el desarrollo extraordinariamente lento e insidioso de un delirio de persecución fatalmente progresivo, al cual se agregan en última instancia ideas de grandeza sin destrucción de la personalidad psíquica”. La caracterizan pues, temas persecutorios teñidos de grandiosidad; las alucinaciones si aparecen suelen ser tardías, y aunque lentamente suele evolucionar hacia la encapsulación. ( hay concordancia de las alucinaciones al delirio de base). Entre las parafrenias casi la mitad presenta ese desarrollo lento pero continuo de una mezcla de ideas delirantes de persecución y de grandeza que Magnan ha descripto bajo el nombre de delirio crónico de evolución sistemática" (p. 284). Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La parafrenia expansiva, (es la q mas alucina) bastante afín al estado maníaco por su exaltación, su delirio exuberante, con temas megalomaníacos, eróticos y místicos. , “delirio de grandezas muy exuberante con ánimo levantado y fácilmente irritable”, es más común en mujeres jóvenes, y combina temas megalomaníacos, místicos o erotomaníacos con alucinaciones precoces a menudo visuales, pudiendo confundirse fácilmente y por tanto debiendo establecerse su diagnóstico diferencial con una fase maníaca psicótica. Las ideas megalomaníacas (riqueza, potencia, eróticas, místicas, etc.) están acompañadas por ideas de persecución y por alucinaciones sobre todo visuales La parafrenia confabulante, definida por relatos imaginarios, enriquecidos sin tregua, pero casi sin alucinaciones. De aparición temprana, que no muestra preferencia entre los dos sexos, predominan la distorsión y fabulación de los recuerdos (falsas reminiscencias), mientras suelen faltar las alucinaciones; comparte con las otras formas la temática persecutoria y una grandiosidad eufórica, pero destaca por encima de ellas la confabulación. "Los pacientes son habitualmente fácilmente accesibles, conversadores. Con cierta tendencia a los juegos de palabras estúpidos; defienden sus ideas con vigor y habilidad. En la mayoría de los casos, la lujuriosa producción de ilusiones del recuerdo no es más que una porción particularmente corta de la enfermedad, aunque las creaciones delirantes sean retenidas durante un tiempo considerable, repetidas e incluso a veces un poco adornadas después. En el espacio de un año, aquellas pueden haber palidecido completamente; los pacientes no quieren oír más sobre eso, no saben nada más sobre ese tema, son evasivos: "es un asunto privado La parafrenia fantástica, que comprende ideas delirantes extravagantes, incoherentes, con alucinaciones múltiples, fuera de las cuales el enfermo permanece, sin embargo, lúcido en absoluto. Predomina en hombres y suele aparecer en la tercera o cuarta décadas de la vida, la personalidad está menos conservada. La temática delirante se hace extremamente variada y las alucinaciones son comunes y múltiples, el paciente se muestra fácilmente verborreico, exaltado e irritable a la vez que indiferente a la realidad, y con el tiempo su afectividad va embotándose, manifestándose una demencia en pocos años, diez a lo sumo. Este grupo de casos, igualmente poco numeroso, está caracterizado por "el desarrollo lujurioso de ideas delirantes muy extraordinarias, Doxa Centrodeshilvanadas y móviles. Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La psicosis alucinatoria crónica está caracterizada por una desagregación inicial y persistente de la personalidad. El delirio es una súper estructura como respuesta al automatismo mental, es la reacción a los fenómenos elementales. En delirio esta sobreañadido, conformado por elementos ideicos y afectivos. De Clerambault y el automatismo mental. El delirio como respuesta al fenómeno elemental y delirio neoplásico. Las psicosis pasionales. El automatismo mental comienza por mecanismos sutiles, abstractos, aproximándose luego a la forma verbal. Sólo en su periodo verbal las voces devienen temáticas. Entonces vejan especialmente los sentimientos del sujeto y vienen a incorporarse lógicamente a su novela explicativa y constructiva. El automatismo mental tiene base en trastornos histológicos secuela lejana de procesos tóxicos o infecciones. Las psicosis pasionales, el paranoico (delira con su carácter), pasivo con su delirio, delirio variado) diferente a los pasionales (nudo afectivo inicial, emoción muy fuerte, tienen una meta precisa, vive el delirio activamente, el delirio es circular, si se suprime la idea todo el delirio cae y puede hacer otro en otro momento) dos tipos: erotomaníaco y reivindicativo En 1925 en "La psicosis en base al automatismo" dice "la ideación se elabora mecánicamente en el subconciente" y agrega que es una "ideación neoplásica" que va tomando al sujeto. Este sujeto que aparece en un período de su vida en el orden de la "normalidad" al ser tomado por la ideación neoplásica es subsumido. Y dice Clérambault en ese trabajo: "Que toda psicosis alucinatoria es una suerte de delirio de dos". Es como si en un sujeto funcionaran dos personalidades ("Escisión de la personalidad", dirá Freud). Aquí Clérambault va a hablar de "...anillos intrincados, derivación de la idea de que son construcciones que siguen a fuerzas intrínsecas comparable a complejos naturales tales como los cristales y políferos. Esta es la estructura común al automatismo." Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Psicosis maníaco - depresiva. De la psiquiatría clásica al DSM. Historia nosográfica de la entidad. Las nociones psiquiátricas. Las psicosis maníaco - depresiva en Kraepelin. Semiología, formas clínicas y evolución. Acceso melancólico, acceso maníaco, estados mixtos. Formas evolutivas de la psicosis maníaco - depresiva. La nueva nosografía de la entidad según su curso. Teoría etiopatogénicas. Manía y melancolía como enfermedad, están presente desde Hipocrates, Grecia, la melancolía estaba causada por la bilis negra, y se caracteriza por la tristeza, en cambio la manía, estaba caracterizada por la alegría y la euforia de bilis amarilla. Con el periodo clásico, en Francia, se hablaba de Locura circular, Falret, o locura doble. Había una doble forma, alternancia entre periodos de excitación y periodos de depresión. Kraepelin: Psicosis maniaco depresivas (locuras): Reagrupa alrededor de los estados maniacos y depresivos, todos los estados agudos no confuncionales que no constituyen estados sindromicos de la demencia precoz. Kreapelin rechaza la existencia de manía o de melancolías simples con el argumento de que se observan siempre recididas (signos que quedan) y que un examen cuidadoso revela la existencia de fases depresivas o expansivas de débil intensidad a lo largo de la vida del enfermo. El acceso es siempre bipolar. Es del todo necesario reducir la manía y la melancolía a una sola especie de enfermedad, y examinarlas únicamente con una misma mirada, dado que ambas tienen tanto el mismo origen como la misma causa, de modo que la melancolía puede considerarse como el comienzo de la manía y la manía como el acrecentamiento o el último grado de la melancolía. 4 grandes formas Estados maníacos, estados depresivos con melancolía , melancolía grave con verdadero delirio melancólico (melancolía paranoide) acompañada de alucinaciones fantástica, con delirio hipocondríaco, ideas de negación de órganos, melancolía confusional; acompañada de un estado confuso-onírico; estados fundamentales; con gran variabilidad de humor. Temperamento ciclotímico, caracterizado por la alternancia de excitación y depresión. Son estados de excitación constitucional, de depresión constitucional, de irritabilidad constitucional, es temperamento ciclotímico ( alternancia de excitación y depresión) y estados mixtos; que constituyen una de las mayores contribuciones de Kraepelin. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La locura maníaco- depresiva- Kraepelin 1913 Esta enfermedad evoluciona al margen de las influencias externas. Es un estado crónico. En sus primeros grados puede persistir durante toda la vida como particularidades de la personalidad sin desarrollarse o que sean el punto de partida. Las formas clínicas de los estados fundamentales: - constitución depresiva: afectación sombría de las experiencias vividas, humor agobiado y desmotivado. Actitud negativa, sólo se ocupan de ellos. Se sienten ineptos inútiles nerviosos con culpabilidad. El estado crónico puede ser interrumpido por accesos maníacos. - constitución maniaca: distraídos, la elaboración de sus experiencias es con fusa, difusa. El humor es exaltado, se muestran arrogantes, groceros. Inconstantes y agitados. Padecen deseos de cambios. - constitución ciclotímica: cuando las dos constituciones anteriores alternan de polo a polo. - constitución irritable: es !a mezcla de los estados fundamentales. Lo maniaco y lo depresivo se conjugan y pasan de equilibrio afectivo a oscilaciones intensas con sensibles cambios de humor. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Duelo, manía y melancolía. Pablo Muñoz Al respecto de estos tres conceptos ha habido una serie de abordajes. Para Kraepelin la mania y melancolía se articulan estrechamente en una extraña relación que se muestra en las oscilaciones del estado de ánimo: estados depresivos circulares \ locura maniaco- depresiva \ estados mixtos mania- depresión \ excitación maniaca con alteración de estados de depresión. Hoy el DSM realiza clasificaciones entre otras de los trastornos de ánimo que reúnen los episodios maníaco- depresivos en sus diferentes combinaciones ( trastorno bipolar) La formalización freudiana (desde la meta psicología) Melancolía: desazón profunda, cancelación del interés por el mundo exterior, rebaja en el sentimiento de sí (autoreproches). Empobrecimiento del yo por delirio de insignificancia. Los auto reproches son reproches contra un objeto de amor que han rebotado sobre el yo. La sombra del objeto cae sobre el yo. Hay una elección de objeto sobe una base narcisista, de forma que la investidura puede volver a catectizar al yo y de ahí que el odio se vuelva contra el sujeto mismo. La otra cara de la melancolía aparece como la manía en la cual la libido se vuelve al mundo externo de forma voraz. A diferencia del duelo que es un proceso para Freud normal en el cual la libido ante la perdida del objeto se vuelca ala fantasía. No hay autoreproches ni autopunicion. (Lectura desde más allá del principio de placer-1920) Distinción entre abatimiento y bienestar, a partir de las relaciones entre el yo y el ideal. En el abatimiento el ideal del yo rige al yo generando culpa o inferioridad. En el bienestar no hay tensión, el yo puede intentarse consigo mismo en tanto hay coincidencia del yo con el ideal. En la melancolía el ideal del yo gobierna con severidad al yo y cuando esta distancia se desvanece y el yo se confunde con su ideal el yo vive esta disolución como u. Triunfo: manía. Esta implica una liberación del yo de su completa sumisión y relaja la vigilancia del superyo al hacer coincidir al yo con su ideal pero no resuelve la afección narcisista. DoñtoCentro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La formalización lacaniana Al respecto de la manía y la melancolía dice que no son ciclos sino que se trata de la relación que se establece con el el objeto a En la melancolía el objeto a triunfa, el melancólico suicida ataca su imagen para alcanzar el a. Este objeto a se oculta tras la imagen del narcisismo y necesita alcanzarlo. La manía s no es el triunfo del a sino la función del a, el triunfo sobre el a en tanto que el a no funciona. La manía no hace metáfora, es pura metonimia, cadena significante sin anclaje . solo quedan S1 que no hacen serie. Hay un desnudamiento del A. Lacan va a agregar que la manía es el regorno en lo real de lo rechazado en el lengusje, rechazo del ICC. Mortificación. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Freud, con duelo y melancolía: nos dice que manía y melancolía, como psicosis lo llama neurosis narcisistas: la libido se retira del mundo exterior o sea cancela la investidura de objeto y esa libido vuelve al yo. Lo explica con el mecanismo de la psicosis. EN EL DSM: La psicosis maníaco depresiva o llamada según las clasificaciones actuales trastorno bipolar se trata de un trastorno caracterizado por la presencia de episodios reiterados (es decir al menos dos) en los que el estado de ánimo y los niveles de actividad del enfermo están profundamente alterados, de forma que en ocasiones la alteración consiste en una exaltación del estado de ánimo y un aumento de la vitalidad y del nivel de actividad (manía o hipomanía) y en otras, en una disminución del estado de ánimo y un descenso de la vitalidad y de la actividad (depresión).En esta psicosis el paciente oscila exageradamente de un polo (maníaco) a otro (depresivo) de modo irregular que no le permite integrar ambos extremos. Se trata entonces de la alteración del humor o la afectividad, acompañad o no de ansiedad. Manía: euforia. Melancolía: disforia. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Demencias: Características cognitivas y fisiológicas del envejecimiento normal. Deterioro cognitivo leve: Criterios diagnósticos, características neurofisiológicas. Demencia: Definición, clasificación. Criterios diagnósticos de las demencias más comunes: Demencia de Alzheimer, Demencia Vascular y Demencia Frontotemporal. Caracterización de las mismas: Epidemiología, criterios diagnósticos, neurofisiología, perfiles neuropsicológicos. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Demencia. Es una afectación neuropsicología muy frecuente, que refiere al daño severo de funciones intelectuales. El termino demencia engloba enfermedades crónicas en las que se presentan múltiples déficits cognitivos con deterioro de la memoria. No corresponde a una dolencia normal del proceso de envejecimiento, sino que son trastornos provocados por procesos patológicos/anormales, que también pueden afectar a jóvenes, siendo en estos mas rápido el declive cognitivo. Según el DSM IV, se diagnostica demencia si: • Hay perdida de 2 o mas capacidades cognitivas. • Esta perdida es de tal magnitud que interfiere en el desarrollo de las actividades habituales del sujeto. • La causa se debe a una afección orgánica cerebral. • Ese estado mental se mantiene durante 6 mese o mas. Clasificación de las demencias: →1) Degenerativas: Con compromiso motor tardío (EA, demencia frontotemporal) Con compromiso motor precoz (Parkinson, Corea de Huntington, parálisis supracraneales) →2) Vasculares: Por ACV unico, extenso o estrategico Demencia multiinfarto (CADASIL, Binswanger) Otras (vasculitis, trombosis, etc.) →3) Traumáticas: Post-traumática (por contusión y/o daño axonal) Hematoma subdural crónico. →4) Infecciosas: Post-encefalitis o post-meningitis. Neurosífilis SIDA Parasitosis cerebrales (cisticercosis y otras) →5) Hidrocefalia normotensiva →6) Enfermedad de la sustancia negra: →8) Por fallas metabólicas o carenciales: Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Deterioro Cognitivo Leve (DCL). Criterios diagnosticos, caracteristicas nuerofisilogicas. En el DCL existe una perdida discreta de la memoria, sin demencia, sin limitación de las actividades habituales. Sin embargo, puede ser una etapa predemencial. Para saber (diagnosticar) si una persona tiene DCL se debe identificar: • Si existe un a perdida significativa de la memoria • Que en las pruebas de evaluación neuropsicológica de la memoria las personas obtengan puntajes que estén por debajo de la forma de ejecución que la mayoría de los sujetos de su edad. • Que no haya alteración del nivel de inteligencia. • Que su vida diaria no se vea afectada • Que no existan datos que permitan diagnosticar demencia. Criterios diagnósticos de las demencias mas comunes: EA es un tipo de demencia que se caracteriza por una perdida progresiva de las funciones cognitivas, comenzando por la memoria. Es una enfermedad degenerativa de compleja patogenia, a veces hereditaria, cuya incidencia aumenta con la edad. Comienza en forma indiciosa, con fallas de la memoria reciente, pasando por una etapa de DCL. En su evolución sigue tres etapas: • Etapa hipocámpica: con defectos en la memoria y juicio o capacidad ejecutiva. • Etapa parieto-temporo-occipital → también prefrontal: aquí ya hay demencia, defecto del juicio, trastornos del lenguaje, apraxias, cuadros psicóticos, desorganización del ciclo sueño/vigilia, trastornos emocionales, alteraciones en la marcha y perdida de control de esfínteres. • Etapa de daño global: paciente es incapaz de caminar sin ayuda, postración, pérdida del lenguaje… complicaciones terminan con su vida… Para la EA existen tratamientos, terapias farmacológicas como la administración de anticolinesterásicos y antiglutamatérgicos, fármacos antidepresivos, tranquilizantes, hipnóticos. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La paranoia en la psiquiatría alemana- Porter y Quetel- Heinroth e Ideler: Manía y melancolía: lesionan la afectividad Paranoia: trastornos de la inteligencia Mediados del siglo XIX Griesinger utilizó el nombre de paranoia para un tipo de delirio marcado por algunos rasgos con prolongada posteridad; lejos de llegar de pronto, sucede a un episodio de manía o de melancolía que no se curó y, por esto, resulta secundario y no primitivo. Ebing: paranoia: delirio sistematizado Mendel: paranoia: organización delirante crónica sin debilitamiento intelectual Kraepelin: Afecciones endógenas D. precoz Parafrenias Paranoia (endógena y constitucional)- diferente del delirio querellante(propenso a las sospechas y acusaciones), psicosis reaccional y psicógenas La paranoia en la psiquiatría francesa, por otro lado, estaba apuntada a los delirios pero también a la patología del carácter y es en esto donde se diferencia de la psq. Alemana, Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad X: Elaboración Freudiana de la psicosis -Freud: Manuscrito H: paranoia S. Freud- 1895- La representación delirante se clasifica en la psiq junto a la representación obsesiva como una perturbación puramente intelectual, y la paranoia junto a la locura obsesiva como psicosis intelectual. La paranoia crónica en su forma clásica es un modo patológico de la defensa, como la histeria, la neurosis y la confusión alucinatoria. Uno se vuelve paranoico por cosas que no tolera suponiendo que uno posea predisposición psíquica para ello. Donde se sitúa lo peculiar de la defensa paranoica? El contenido positivo se conservo entonces imperturbado, pero algo varió en la posición de toda la cosa. Antes era un reprocha interno, ahora era una insinuación que venía dese afuera. La gente decía lo que ella habría dicho de si misma.nal juicio desde adentro habría debido aceptarlo; al que llegaba desde afuera podía desautorizarlo. Con esto, el juicio, el reproche, era manteniendo lejos del yo. La paranoia tiene el propósito de defenderse de una representación inconciliable para el yo proyectado al mundo exterior el sumario de la causa que la representación misma establece. La idea delirante es sustentada con la misma energía con que el yo se defiende de alguna otra idea penosa insoportable. Así pues, aman al delirio como a sí mismo. En la confusión alucinatoria, la representación inconciliable íntegra (afecto y contenido) es mantenida apartada del yo, lo cual solo es posible a expensas de un desasimiento parcial del mundo exterior. Se llega a unas alucinaciones que son amistosas para con el yo y que sostienen la defensa. Paranoica: contenido y afecto de la representación inconciliable se conservan, pero son proyectados al mundo exterior. Alucinaciones que son hostiles al yo, pero sostienen la defensa. La idea delirante es o bien lo opuesto o bien el calco de la representación que cayó bajo la defensa. Paranoia y confusión alucinatoria son las dos psicosis. La referencia a si propio de la paranoia es análoga a las alucinaciones de la confusión, que justamente quieren aseverar lo contrario del hecho que cayó bajo la defensa. Así la referencia a sí propio quiere demostrar siempre que la proyección es correcta. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Nuevas Puntualizaciones Freud- 1896 Cap. III Análisis de un caso de paranoia crónica Paranoia: psicosis de defensa: represión de recuerdos penosos y los síntomas son determinados por el contenido de la representación Caso de la Sra. P: recuerdos reprimidos y pensar icc: la vergüenza ante la desnudez, vivencia reprimida que retorna compulsivamente. Existen falsas interpretaciones de la paranoia que están basadas en una represión Las voces en el caso debían su génesis da la represión de unos pensamientos que significaban reproches (síntomas del retorno de lo reprimido) La represión aparece como un núcleo del mecanismo psíquico. El reproche es reprimido por represión puesto que el síntoma defensivo es el reproche hacia otros, como compensación falta una protección contra los reproches que retornan dentro de las ideas delirantes. Los reproches reprimidos retornan como pensamientos enunciados en vos alta: doble desfiguración: censura y encubrimiento Formación combinatoria delirante: delirios de interpretación que desemboca en una alteración del yo. Las neuropsicosis de defensa- Freud- 1894 Cap. III El yo desestima la representación insoportable junto con su afecto y se comporta como si la representación nunca hubiera comparecido: confusión alucinatoria: refugio en la psicosis Expresión de una predisposición patológica. El yo se arranca de la representación insoportable pero ésta se entrama con un fragmento de la realidad objetiva, en tanto el yo hace eso se desase de la realidad Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Puntualizaciones psicoanalíticas sobre un caso de paranoia S. Freud 1911 La paranoia deja traslucir aunque desfigurada, justamente aquello que los otros neuróticos esconden como secreto. Análisis interpretativo a partir del historial clínico de Schreber. “la representación de lo hermosísimo que es sin duda se una mujer sometida al acoplamiento” Cuadro clínico paranoico. El delirio alucinatorio, se fue destacando cada vez más decididamente el cuadro clínico paranoico. En efecto, por una parte, él había desarrollado un artificioso edificio delirante y por la otra, se había reconstruido su personalidad mostrándose a la altura de sus tareas en la vida, si prescindimos de perturbaciones aisladas. Contenido de su sistema delirante: se considera llamado a redimir el mundo y devolverle la bienaventureza perdida. Pero cree que sólo lo conseguirá luego de ser mudado de hombre en mujer. Se trata de “tener que ser mujer”, fundado en un orden del universo del que no puede sustraerse. Su delirio primario fue su enmasculación, mudanza en mujer. Que se inició como un delirio de persecución sexual que se transformo en delirio religioso de grandeza.Delirio secundario, es este ultimo señalado. Relación con dios: veneración y revuelta. La persecución estatuida en el delirio sirve sobre todo para justificar la mudanza de sentimiento en el interior del enfermo. Un avance de la libido homosexual fue entonces el ocasionamiento de esta afección. Como base de la contracción de la enfermedad de S. el estallido de una moción homosexual. F. construye una hipótesis que tiene que ver con la bisexualidad inicial que haría propenso a un sujeto a despertar una libido homosexual ante una situación de frustración. El médico le ha hecho recordar a su hno o a su padre y es aquí donde se justifica la intensidad de sus afectos hacia él. La ocasión de contraer la enfermedad fue la emergencia de una fantasía de deseo femenina (homosexual pasiva) y la lucha defensiva escogió la forma del delirio persecutorio. El ansiado devino entonces el perseguidor y el contenido de la fantasía de deseo pasó a ser el de la persecución. La enmasculación deja de ser insultante, deviene acorde al orden del universo (solución). Esto satisface a las dos partes en pugna. El yo es resarcido por la manía de grandeza y a su vez, la fantasía de deseo femenina se ha abierto paso, ha sido aceptada. Pueden cesar la lucha y la enfermedad. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La paranoia fragmenta, vuelve a disolver las condensaciones e identificaciones emprendidas en la fantasía icc. Tmb en Schreber Freud puede pesquisar el “complejo paterno”. La más temida amenaza del padre, la castración, ha prestado su material a la fantasía de deseo de la mudanza en mujer, combatida primero y aceptada después. -dios, flechsig, sol, padre, hno, rivalidad, hostilidad Freud dice que su matrimonio no le dio el hijo varón con el cual habría podido afluir la ternura homosexual insatisfecha. Esta falta la remediaría mediante el posterior delirio según el cual por su enmasculación el mundo se poblaría de hombres nuevos de espíritu scheberiano. La especificidad de la paranoia en la particular forma de manifestarse los síntomas. El carácter paranoico reside en que para defenderse de una fantasía de deseo homosexual se reacciona, precisamente con un delirio de persecución de esa clase. A su vez, puede atribuírsele a la fantasía de deseo homosex. Un vínculo más intimo, quizá constante, con la forma de la enfermedad. Ocurre que en la paranoia la etiología sexual no es, evidente; en cambio, en su causación resaltan de manera llamativa mortificaciones y relegamientos sociales, sobre todo en el varón. El papel del deseo homosexual es la contracción de una paranoia. Puesto que en nuestro paranoicos hallamos que procuran defenderse de una sexualización así de sus investiduras pulsionales sociales, nos vemos llevados a suponer que el punto débil de su desarrollo ha de buscarse en el tramo entre autoerotismo, narcisismo y homosexualidad, y allí se situará su predisposición patológica. El núcleo del conflicto en la paranoia del varón es la invitación de la fantasía de deseo homosexual, amar al varón, todas las formas principales de la paranoia pueden figurarse como unas contradicciones a una fase sola: “o un varón lo amo (a un varón)” Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - A la frase “yo amo (al varón)” la contradice a. el delirio de persecución, proclamando en voz alta “yo no lo amo-pues yo lo odio” esta contracción no puede devenirle cc así al paranoico, el mecanismo de la formación de síntoma en la paranoia exige que la percepción interna, el sentimiento, sea sustituida por una percepción de afuera. Así la frase (pues yo lo odio” se muda, por proyección, en “el me odia (el me persigue), lo cual me justificará después para odiarlo”. “yo no lo amo- pues yo lo odio- porque el me persigue”. El perseguidor no es otro que el otrora amado b. la erotomanía “yo no lo amo- pues yo la amo”- y por proyección- “yo noto que ella me ama” “yo no lo amo-yo la amo-porque ella me ama” Todos esos enamoramientos no se instalan con la percepción interna del ama, sino con la del ser amado, que viene de afuera. c. celos, “yo no lo amo al varón- es ella quien lo ama”. Es fuerza que aquí falte la desfiguración proyectiva, porque con el cambio de vía del sujeto que ama el proceso es arrojado sin mas fuera del yo. El delirio de celos contradice al sujeto, el delirio de persecución al verbo, la erotomanía al objeto. Una cuarta variedad de la contradicción, la desautorización en conjunto de la frase íntegra: “yo no amo en absoluto, y no amo a nadie”, frase que aparece como equivalente a “yo me amo sólo a mi”, resultado de aquí es el delirio de grandeza, una sobreestimación sexual del yo propio y, así, poner el paralelo con la consabida sobrestimación del objeto de amor. Tras las elucidaciones sobre la inesperada significatividad de la fantasía de deseo homosexual para la paranoia, volvamos sobre aquellos dos factores en que de antemano situaríamos lo característico de esta forma: el mecanismo de la formación de síntoma y el de la represión. En la formación de síntoma de la paranoia es llamativo aquel rasgo que merece el titulo de proyección. Una percepción interna es sofocada y como sustituto de ella adviene a la conciencia su contenido luego de experimentar cierta desfiguración, como una percepción de afuera. La proyección no desempeña el mismo papel en todas las paranoias y tmp se da solo en las paranoias. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Tres fases de la represión: Fijación precursora y condición de cada “represión”, retardo pasivo Represión propiamente dicha Retorno de lo reprimido, tal irrupción se produce desde el lugar de la fijación y tiene por contenido una regresión del desarrollo libidinal hasta ese lugar. El enf. Sustrae la inv libidinal del mundo y las personas, y reconstruye el mundo mediante el trabajo de su delirio, es un intento de restablecimiento, la reconstrucción que se cumple por el camino de la proyección en la paranoia. La libido aquí se vuelca al yo, se aplica a la magnificación del yo. Así se vuelve a alcanzar el estadio del narcisimo. En el cual el yo propio es el único obj. sexual., fijación en el narcisimo. Paranoia como un tipo clínico independiente, separado de la demencia precoz, por una diversa localización de la fijación y un mecanismo diferente de l retorno de lo reprimido (pero comparten el desasimiento libidinal con regresión al yo) La demencia precoz pasara a ser la parafrenia, que expresa sus vínculos con la paranoia y además recuerda a la hebefrenia incluida en ella y se sirve del mecanismo alucinatorio (en vez de la proyección). Su desenlace, a diferencia de la paranoia, triunfa la represión en lugar de la reconstrucción, y la fijación libidinal se sitúa más atrás que en la paranoia, es decir en el autoerotismo (Schreber). Doñto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Schreber: “Memorias de un neurópata” Las memorias fueron escritas en el lapso que va desde febrero a septiembre de 1900. Con este libro Schreber intentaba promover un conocimiento que consideraba muy importante para la religión. Acusa de Flechsig de haber influido con su sistema nervioso sobre el de él. Schreber considera que Flechsig también tuvo esas visiones. Cree haber llegado infinitamente más cerca de la verdad que a todos los hombres a los que se le han concedido verdades divinas. El alma humana está contenida en nervios del cuerpo y de cuya excitabilidad depende toda la vida espiritual del hombre. Los nervios poseen la capacidad de generar placer y displacer, y archivar las impresiones recibidas. Una parte de los nervios es apta solamente para recibir impresiones sensibles. Otros reciben y conservan las impresiones espirituales. Cada nervio intelectivo representa la individualidad espiritual, donde se inscriben la totalidad de los recuerdos. Cuando el cuerpo muere, el alma conserva las impresiones. Los nervios divinos son infinitos y eternos, poseen todas las cualidades de los nervios humanos elevado a una potencia sublime. La función de rayos, transformarse en todas las cosas posibles del mundo creado, es la esencia de la creación divina. El sol es el poder más cercano a la tierra para exteriorización divina. Cuando Schreber se entrega a no pensar en nada, dios piensa que se puede separar de él como una persona idiotizada. Dios dejaba librado al azar el mundo creado por él, y solo se encargaba de su mantenimiento mediante el calor del sol. Excepcionalmente ocurría que dios se acercaba, pero esto no podía suceder con gran frecuencia porque ponía en peligro la vida del propio dios. Los nervios de los hombres, cuando se encuentran en elevada excitación, pueden atraer a sí a los nervios divinos, produciendo una conexión nerviosa. El trato de dios con las almas solo se da después de la muerte, dios se puede acercar sin peligro a los cadáveres, para poder extraerles sus nervios. La vida del más allá es la bienaventuranza, a la que se accede luego de una purificación de los nervios. Cuando las almas pasaban por el proceso de purificación aprenden el leguaje de dios, la lengua primitiva. Esta es un alemán algo anticuado pero lleno de expresividad, que se caracteriza por su gran riqueza de eufemismos. Los hombres hechos a la ligera eran almas armadas mediante un milagro divino bajo la forma de una figura humana. Schreber se hallaba rodeado de hombres hechos a la ligera. La bienaventuranza es un estado de goce ininterrumpido vinculado con la contemplación de dios. La bienaventuranza masculina es de rasgo más alto que la bienaventuranza femenina, la cual consiste en un indeterminado sentimiento de voluptuosidad. El destino de las almas era deshacerse, fundirse con otras almas, olvidar su unicidad, formar parte de dios en las antecámaras del cielo. Toda esta mecánica le fue comunicada a Schreber por las voces. Existen un dios inferior (Arimán) y uno superior (Ormuz). Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Estuvo enfermo dos veces de los nervios, ambas a causa de un excesivo uso intelectual. La primera enfermedad transcurrió sin ninguna explicación que rozara el ámbito sobrenatural. Tuvo impresiones positivas acerca del profesor Flechsig luego de su primera curación. En esa enfermedad era dominado por ideas hipocondríacas. La esposa sentía una profunda gratitud por el profesor Flechsig. Los ocho años que transcurrieron entre una enfermedad y otra fueron felices salvo por la frustración de no haber podido tener hijos. Cuando le anunciaron su nombramiento comenzó a tener sueños de que se repetía su enfermedad anterior. Una mañana tuvo, en estado de duermevela, la fantasía de que sería hermoso ser una mujer sometida al acoplamiento. Asumió en octubre el cargo y se encontró con una gran carga de trabajo. A las pocas semanas quedó agotado, sufriendo de insomnio y escuchando ruidos extraños a través de la pared de su cuarto, que lo despertaban cada vez que lograba adormecer. Hizo intentos de suicidio luego de entrevistarse con Flechsig. No pudo conciliar el sueño ni ocuparse; solo pensaba en la muerte. Le ocurrió un nuevo colapso nervioso cuando su esposa, que hasta el momento había pasado con él todos los días, emprendió un viaje por unos días. Luego de ese viaje decidió no volver a verla. Esa noche tuvo media docena de poluciones nocturnas. A partir de esa noche comenzó la conexión con los nervios de Flechsig. Aquí se le empieza a confirmar el delirio, y cae en la certeza de lo que le está ocurriendo. Comienzan a hablarle las voces y el proceso de emasculación. Las voces le hablaban a través del lenguaje de los nervios. En el orden normal, ningún hombre puede obligar a otro a poner sus nervios en movimiento, pero a Schreber lo obligaron a esto: sus nervios son movidos desde el exterior sin interrupción. Flechsig logró valerse de los rayos divinos. Esto se le apareció en la compulsión a pensar, que le ordenaban las voces. Él se veía obligado a pensar incesantemente, sin descanso para sus nervios. Almas de familiares y amigos, muertos y vivos, hablan en Schreber. También hay voces que repiten monótonamente la misma frase. La emasculación es acorde al orden cósmico y consiste en una muy intensificada sensación de voluptuosidad. Esto permitiría crear una nueva raza de hombres, luego de la gran catástrofe. La posibilidad de la emasculación es del dios inferior, mientras que el dios superior devuelve la masculinidad. Flechsig intervino para impedir que se complete el proceso de emasculación en Schreber. Dios no conoce al hombre viviente, y no debería de conocerlo, de acuerdo al orden cósmico, ya que solo trata con cadáveres. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Cuanto más trataban de hacer milagros contra Schreber, más se acentuaba la vinculación con sus nervios. Flechsig se elevaba al cielo, y accedía a las antecámaras sin previa purificación. Así se armó n complot que tenía por fin entregarlo a un hombre, a su cuerpo transformado en femenino, para que se ponga a su merced. Este hombre lo abusaría sexualmente y luego lo dejaría tirado. Se intentó morir de hambre, para no sufrir en su virilidad. Dios era el que ideaba el plan de almicidio dirigido contra Schreber y la entrega de su cuerpo como prostituta femenina. Todos los intentos de perpetuar el almicidio en contra del orden cósmico fracasaron. En 1894 fue trasladado a Sonnestein. El sol presentó modificaciones, su tamaño se redujo. En un principio era conducido por Flechsig pero ahora era conducido por Weber. Cando se consumió el sol pequeño fue reemplazado por otro sol. Durante este período tuve impresiones realmente maravillosas y conoció la omnipotencia de dios. Apareció el voz inferior y le habló en voz muy alta, a diferencia de cómo lo hacían las voces, la charla fue muy violenta y estuvo pensada para sentir miedo, pero el no temió. Fue nombrado con la palabra carroña, que le hizo sentir el poder divino. Consideró que esta charla fue auténtica, la única vez que sintió la sensación real. Tuvo una admiración ante lo grandioso, fue la primera vez que los rayos leyeron las palabras sin falsificar. Esta experiencia tuvo un efecto saludable para los nervios y logró conciliar el sueño. Luego de esto el sol estuvo por unos días cubierto por una aureola plateada, y él no podía mirarlo. Después de unos días el sol tomo su aspecto habitual. Hoy por hoy puede mirar tranquilamente al sol sin que le pase nada. Sostiene que si hubieran seguido los rayos puros, la emasculación hubiera sido inminente: pero esto no era lo que se quería. Las voces lo obligaron a mantener una pasividad absoluta, si se movía perdía rayos. Como dios estaba acostumbrado a tratar con los muertos hizo todo lo posible para parecer un muerto. Durante meses permaneció inmóvil, solo se dedicaba a hablar con las voces. El milagro de simulación de sentimientos fue hecho por las voces para desprenderse de él, por que estaban en contra de su santa causa. Se falsificaron sus sentimientos mediante milagros para dar la impresión de que Schreber era un hombre frívolo. Al principio se resistió, pero luego se sintió cómodo porque se sentía subjetivamente menos desdichado. El objetivo de los rayos no fue alcanzado ya que la excitación de sus nervios seguía igual. Schreber podía sentir en su cuerpo fuerte ente los rasgos femeninos. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En noviembre de 1895 Schreber aceptó la voluntad divina de convertirlo en mujer: el orden cósmico exigía la emasculación. Tomó como bandera ejercer la feminidad, y lo seguirá haciendo. Así servirá a los intereses del propio dios. En los sueños es donde logra sentimientos de gran voluptuosidad. Dios ponía todos sus recursos para no extinguirse en el cuerpo de Schreber. Dios aceptó su dependencia a Schreber, el es su parte más inteligente y mejor. Los milagros que realizan las voces son aniñados. La compulsión a pensar se realizaba a través de frases incompletas que Schreber debía completar. Schreber sabía perfectamente como completar las frases. “ahora yo…” “reconoceré que soy un idiota” completaba Schreber. Se busca deshacer la capacidad de Schreber para pensar, así dios se puede retirar de él. Además de las voces interiores escuchaba voces exteriores, de los pájaros y de los insectos. Las voces hablan cada vez con un tempo más lento. Para defenderse de esto Schreber toca el piano o lee el diario. Pueden transcurrir años o decenios hasta que se complete la emasculación. Las voces no lo dejaban evacuar, y lograban que se ensucie encima. Cuando Schreber evacua se incrementa la voluptuosidad de su alma. Schreber dice que lo fenómenos femeninos de su cuerpo pueden ser constatados por cualquiera. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Narcisismo primario y secundario: En primera instancia se daría un narcisismo primario-normal-que sirva como modelo para las ulteriores relaciones objetables. Va a diferenciar entre autoerotismo y narcisismo porque para que haya narcisismo tiene que haber un yo.. El narcisismo primario se establecen luego del autoerotismo y antes de las relaciones de objeto, pero, plantea Freud que es yo es tomado como objeto, y por eso se diferencia del autoerotismo. El narcisismo secundario, por el contrario, va a ser el que Freud va a separar para explicar la psicosis. Es por eso que partir de este texto va a hablar de neurosis de transferencia y neurosis narcisistica, que luego van a ser las psicosis. El narcisismo secundario va a significar la retirada de la libido de los objetos y su posterior regresión hacia el propio yo, de lo cual surge la manía de grandeza y la falta de interés por el mundo exterior. Freud: hay 3: Autoerotismo: primera vivencia de satisfacción. Toma partes del cuerpo para su propia satisfacción. Zonas erógenas. Tiene que ver con las pulsiones parciales, cuerpo fragmentado. Narcisismo : Las pulsiones parciales se sintetizan, para investir al yo, se toma como objeto al propio cuerpo. Para pasar del autoerotismo al narcisismo, es necesario un nuevo acto psíquico El narcisismo es la vuelta de la libido sobre si mismo, tratando al cuerpo como un objeto sexual de satisfacción. Elección de objeto: elección de un objeto de amor, exogámico, fuera de la prohibición del incesto. Según el tipo narcisista: A lo que uno mismo es. A lo que uno fue. A lo que uno querría ser. A la persona que fue parte de si mismo. Según apuntalamiento: Mujer nutricia. Padre protector. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Lo Inconsciente- El discernimiento de lo Icc. Freud- 1915 Para acercarse al icc se indagará en las psiconeurosis narcisistas. Va a caracterizar a la D.P. (esquizofrenia de Bleuler) por su conducta hacia la oposición entre yo y objeto. La esquizofrenia: tras el proceso de la represión de la libido quitada no busca un nuevo objeto sino que se recoge en el yo (estado narcisista primitivo). Hay imposibilidad de hacer transferencia, repulsa del mundo exterior, sobreinvestidura del yo, apatía. Mucho de lo que se exterioriza como cc quedaría en lo icc en la neurosis. Hay alteraciones del lenguaje, las palabras son sometidas al proceso primario, son condensadas y por desplazamiento se transfieren unas a otras lo que puede llevar a que ua palabra tome sobre sí la subrogación de una cadena integra de pensamientos. Predominio de la representación palabra sobre la representación cosa. Las representaciones cc son representación cosa más representación palabra. En el icc sólo hay rep. Cosa, el sistema prcc nace cuando la representación cosa es sobre investida por representacion palabra. En la esquizofrenia el sujeto retira la investidura pulsional de la representación cosa pero las mantiene en la representación palabra, esto implica que no hay represión, no puede traducir las cosas en palabras. Doñto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - (Laplanche) Las representaciones de cosa, que caracterizan el sistema inconsciente, se hallan en una relación más inmediata con la cosa: en la «alucinación primitiva», la representación de cosa sería considerada por el niño como equivalente del objeto percibido y catectizada en la ausencia de éste. Términos utilizados por Freud en sus textos metapsicológicos para distinguir dos tipos de «representaciones», uno (esencialmente visual) que deriva de la cosa y otro (esencialmente acústico) que deriva de la palabra. Esta distinción tiene para él un alcance metapsicológico, caracterizándose el sistema preconsciente-consciente por la ligazón de la representación de cosa a la representación de palabra correspondiente, a diferencia del sistema inconsciente, que sólo comprende representaciones de cosa. En cuanto a la palabra «representación» y el modo de distinguirla del término, utilizado a veces como sinónimo, de huella mnémica,. La distinción entre representación de cosa y representación de palabra tiene su origen en las investigaciones del joven Freud acerca de la afasia. La idea de representación de cosa aparece muy pronto en la doctrina freudiana con el término, muy afín, de «huellas mnémicas»: éstas se depositan en los diferentes sistemas mnémicos. Las representaciones de palabra se introducen en una concepción que enlaza la verbalización y la toma de conciencia. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Neurosis y psicosis- S. Freud- 1924- Diferencia La neurosis es el resultado de un conflicto entre el yo y su ello La psicosis es el desenlace análogo de una similar perturbación en los vínculos entre el yo y el mundo exterior. Neurosis de transferencia, el yo se defiende mediante mecanismos de la represión de lo reprimido , y se resuelve siguiendo caminos sobre los que el yo no tiene poder alguno, procurándose una subrogación sustitutiva por vía del compromiso: el síntoma. El yo ha entrado en conflicto con el ello, al servicio del superyó y de la realidad. Psicosis: Amentia de Meynert: confusión alucinatoria aguda, el yo se crea un nuevo mundo exterior e interior, edificado sobre las mociones de deseo del ello, y se da por la frustración de un deseo por parte de la realidad. Esquizofrenia, apatía afectiva, perdida total de la participación en el mundo ext. El delirio se presenta como un parche colocando en el lugar donde originariamente se produjo una desgarradura en el vínculo del yo con el mundo ext. La etiología común par el estallido de una psiconeurosis o de un a psicosis sigue siendo la frustración, el no cumplimiento de uno de aquellos deseos de la infancia. Conflicto entre el yo y superyó (aunque este conflicto esta siempre presente) es la melancolía “psiconeurosis narcisistas” Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Perdida de la realidad en la neurosis y en la psicosis (1924) Freud Uno de los caracteres diferenciales entre la neurosis y la psicosis es el hecho de que en la primera reprime el yo, obediente a las exigencias de la realidad; mientras que en la psicosis el mismo yo, dependiente ahora del Ello, se retrae de una parte de la realidad. Así, pues, en la neurosis dominaría el influjo de la realidad y en la psicosis el del Ello. La pérdida de realidad sería un fenómeno característico de la psicosis y ajeno, en cambio, a la neurosis. Sin embargo, estas conclusiones no parecen conciliables con la observación de que toda neurosis perturba en algún modo la relación del enfermo con la realidad, constituyendo para él un medio de retraerse de ella y un refugio al que ampararse huyendo de las dificultades de la vida real. Tal contradicción subsiste solamente mientras nos limitamos a considerar la situación inicial de la neurosis, en la cual el yo lleva a cabo la represión de una representación inconciliable obedeciendo a los dictados de la realidad. Pero esto no es todavía la neurosis misma. El segundo paso, la reacción contra la represión y su fracaso llevan a la pérdida de realidad, que recae precisamente sobre aquella parte de realidad a cuya demanda fue iniciada la represión. (ejemplo: Elizabeth, enamorada de su cuñado, quedó estremecida ante el lecho mortuorio de su hermana por la idea de que el hombre amado estaba ya libre y podía casarse con ella. Esta escena fue olvidada en el acto, y con ello quedó iniciado el proceso de regresión que condujo a la dolencia histérica. Pero precisamente aquí resulta muy instructivo ver por qué caminos intenta la neurosis resolver el conflicto. Anula por completo la modificación de las circunstancias reales, reprimiendo el amor de la muchacha a su cuñado. La reacción psicótica hubiera consistido en negar el hecho real de la muerte de la hermana.) En la psicosis también existen dos pasos: el primero arrancaría al yo de la realidad, mientras que el segundo tendería a enmendar el daño y restablecer, a costa del Ello, la relación con la realidad. El segundo paso en la psicosis tiende a compensar la pérdida de realidad, pero no como en la neurosis a costa de la relación con la realidad, sino por otro camino mucho más independiente; esto es, mediante la creación de una nueva realidad exenta de los motivos de disgusto que la anterior ofrecía. Así, pues, este segundo paso obedece en la neurosis y en la psicosis a la misma tendencia: al servicio de las aspiraciones del Ello que no se deja dominar por la realidad. En consecuencia, tanto la neurosis como la psicosis son expresión de la rebeldía del Ello contra el mundo exterior. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En la neurosis se evita, huyendo, un trozo de la realidad, que en la psicosis es re-elaborado y transformado. En la psicosis, a la fuga inicial sigue una fase activa de transformación, y en la neurosis, a la obediencia inicial, una ulterior tentativa de fuga. O dicho de otro modo, la neurosis no niega la realidad; se limita a no querer saber nada de ella. La psicosis la niega e intenta sustituirla. Llamamos normal o «sana» una conducta que reúne determinados caracteres de ambas reacciones; esto es, que no niega la realidad, al igual de la neurosis, pero se esfuerza en transformarla, como la psicosis. Esta conducta normal y adecuada conduce naturalmente a una labor manifiesta sobre el mundo exterior. En la psicosis, la elaboración modificadora de la realidad recae sobre las cristalizaciones psíquicas de la relación mantenida hasta entonces con ella; esto es, sobre las huellas mnémicas. De este modo, se plantea también a la psicosis la tarea de procurarse aquellas percepciones que habrían de corresponder a la nueva realidad, consiguiéndolo por medio de la alucinación. Si los recuerdos falsos, los delirios y las alucinaciones muestran un carácter tan penoso en tantas formas y casos de psicosis y aparecen acompañados de angustia, habremos de ver en ello un indicio de que todo el proceso de transformación se realiza contra la intensa oposición de poderosas energías. En las neurosis vemos surgir una reacción de angustia cada vez que el instinto reprimido trata de llegar a la conciencia. En la psicosis, el trozo de realidad rechazado (al igual que lo reprimido en la neurosis) trata probablemente de imponerse de continuo a la vida anímica, por esta razón surgen en ambos casos la misma consecuencia: angustia. La neurosis se limita regularmente a evitar el fragmento de realidad de que se trate y protegerse contra todo encuentro con él. Pero tampoco en la neurosis faltan las tentativas de sustituir la realidad indeseada por otra más conforme a los deseos del sujeto. Semejante posibilidad es facilitada por la existencia del mundo de la fantasía, un dominio que al tiempo de la instauración del principio de la realidad, quedó separado del mundo exterior. De este mundo de la fantasía extrae la neurosis el material para sus nuevos productos optativos, hallándolos por medio de la regresión a épocas reales anteriores más satisfactorias. También en la psicosis desempeña seguramente el mundo de la fantasía este mismo papel, constituyendo el almacén del que son extraídos los materiales para la construcción de la nueva realidad. Pero el nuevo mundo exterior fantástico de la psicosis quiere sustituirse a la realidad exterior, mientras que el de la neurosis gusta de apoyarse, como los juegos infantiles, en un trozo de realidad al que le presta una significación especial y un sentido oculto, al que calificamos de «simbólico». Resulta entonces que en ambas afecciones se desarrolla no sólo una pérdida de realidad, sino también una sustitución de realidad. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad XI: Elaboración lacaniana de la psicosis En el Seminario 3 Lacan retoma las operaciones freudianas de Bejahung, Verdrängung y Verwerfung para establecer las diferencias entre la neurosis y la psicosis en su constitución. Bejahung Es una operación fundante una simbolización primordial mediante la cual los significantes se inscriben en el registro de lo simbólico. Verdrängung Es el mecanismo de la represión. Para que los significantes puedan ser reprimidos es necesario que hayan sido inscriptos en lo simbólico a partir de la afirmación primordial. Lo que cae bajo la acción de la represión retorna, pues la represión y el retorno de lo reprimido no son sino el derecho y el revés de una misma cosa. Lo reprimido siempre está ahí y se expresa de modo perfectamente articulado en los síntomas y en multitud de otros fenómenos. En este sentido Lacan explica que la represión es una operación que se da en el campo de lo simbólico y el retorno de lo reprimido, que se expresa de modo articulado en lo simbólico, insiste en la cadena significante. Verwerfung Es la forclusión y haciendo una lectura de Freud, Lacan retoma el término para explicar cómo Freud teorizaba el mecanismo de la psicosis como rechazo para oponerlo al mecanismo neurótico de la represión. Mientras la represión opera en el registro de lo simbólico, la forclusión se da en el orden de lo real. Todo lo rehusado en el orden simbólico, en el sentido de la Verwerfung, reaparece en lo real”. Psicosis En la psicosis sí se da la Bejahung en el sentido de la simbolización primordial, ya que sí se da una inscripción de los significantes en lo simbólico, sin embargo hay uno en particular que es el que no accede a dicha simbolización: en la psicosis no hay Bejahung del nombre-del-padre pero sí se da como simbolización primordial en tanto el psicótico es un ser hablante y como tal habita en el lenguaje. En este sentido se puede entender que la forclusión como rechazo implica que un significante no accede a inscribirse en lo simbólico, es rechazado por éste y como tal no puede acceder a la represión. A partir de esto Lacan afirma que lo que no puede inscribirse en lo simbólico, va a retornar, no en lo simbólico sino en lo real, y es la forma en la que lacan teoriza en este seminario a las alucinaciones. Entonces para la neurosis están las formaciones del inconsciente tales como lapsus, equívocos, olvidos y el síntoma como retorno de lo reprimido en lo simbólico, articulado a la cadena significante como algo que insiste; en tanto lo que opera es la represión. Y para la psicosis está el fenómeno elemental como resultado de que aquello rechazado por lo simbólico, no puede ser articulado a la cadena significante y entonces retorna desde lo real. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Diacronía de las psicosis -Lacan: “Seminario 3: cap. I, par. 2 y 3; cap. III, par. 1; cap. IV, par. 1; cap. V, par. 1 y 3; cap. VI, 4; cap. X, par. 3; cap. XI, par. 2; cap. XIV, par. 3; cap. XV, par. 3; cap. XXIII, par. 3; cap. XXV, par. 3”. El sujeto psicótico ignora la lengua que habla En el sujeto psicótico ciertos fenómenos elementales nos muestran al sujeto totalmente identificad a su yo (en el plano especular). En el lenguaje del delirante ciertas palabras cobran un énfasis especial (neologismos). La significación de esas palabras no se agota en la remisión a una significación sino que no remite más que a sí misma, permanece irreductible. Remite a la significación en cuanto tal. El registro de la palabra crea toda la fenomenología de la psicosis. en la psicosis, allí donde debía ingresar el Ste del NP hubo ruptura, agujero, desgarro, forclusión de este Ste, que implica una ruptura con el mundo exterior, es la realidad misma la que está provista de un agujero que el mundo fantasmático vendrá a colmar. En la psicosis hay una certeza de que lo que está en juego le concierne (certeza radical). Previa a toda simbolización hay una etapa donde puede suceder que parte de la simbolización no se lleve a cabo, puede que algo de lo primodial en lo tocante al ser del sujeto no entre en la simbolización, y sea rechazado (forcluido); verworfen primitiva que se manifiesta en lo real. Por lo que la simbolización de la ley cumple un lugar primordial. En el lenguaje del delirante ciertas palabras cobran un énfasis especial, dándole ese carácter neológico tan impactante en las producciones de la paranoia. A nivel del Ste el delirio se distingue por esa formación especial de discordancia con el lenguaje común que se llama Neologísmo. A nivel de significación se distingue justamente porque la significación de esas palabras no se agota en la remisión de una significación, sino que no remite más que a sí misma, permanece irreductible. Significa en sí misma algo inefable. Dos tipos de fenómenos: la intuición delirante y el estribillo (la fórmula se repite) - La relación de significación a significación es lo que permite distinguir que se trata de un delirio Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En la psicosis hubo ruptura, agujero, desgarro, hiancia, pero con la realidad exterior, es la realidad misma la que etá provista de un agujero que luego el mundo fantasmático lo vendrá a colmar. Hay un momento, que es el origen de la simbolización, la simbolización necesita un comienzo. Ahora bien puede producirse algo que es todo lo contrario a la Bejahung, una verneinung primitiva. En el presidente S. la ley aparece enteramente en la dimensión imaginaria. La verwerfung como rechazo de un Ste primordial, ste que faltará. En la psicosis se trata del encuentro del sujeto con el Ste en cuanto tal. En la psicosis hay una certeza de que lo que está en juego le concierne, esta certeza es radical, fenómeno elemental. Previa a toda simbolización hay una etapa donde puede suceder que parte de la simbolización no se lleve a cabo. Puede suceder entonces que alfo primordial en lo tocante al ser del sujeto no entre en la simbolización y sea no reprimido sino rechazado. La ley cumple un papel fundamental (c. de edipo). Cuando recibimos la palabra realmente recibimos algo. La ley nos resulta intolerable, implica un sacrificio que resulta imposible en el plano de las significaciones, entonces reprimimos pero la cadena sigue circulando por debajo y lo hace por intermedio del síntoma neurótico ¿qué es el fenómeno psicótico? La emergencia en la realidad de una significación que parece una nadería ya que nunca entró en el sistema de la simbolización, pero que puede amenazar todo el edificio. Hay en el rpesidente S. una significación que concierne al sujeto pero que es rechazada suyo surgimiento determina la invasión psicótica. Hay una irrupción en lo real de algo que jamás conoció. La psicosis no tiene prehistoria, cuando algo aparece en el mundo exterior que no fuer simbolizado ek sujeto se encuentra incapaz de hacer funcionar la verneinung, entra en un modo de mediación imaginario, un mismo significante se reordena. Puede haber un significante icc, se trata de saber como éste se sitúa en la psicosis. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Al respecto del rechazo de un Ste primordial, hay una aparición primitiva del ste que implica lenguaje antes de que el niño aprenda a articularlo, este campo de la articulación simbólica es donde aparece la verwerfung. Freud dice que el sujeto no quiere saber nada de la castración, ni en el sentido de la represión, en efecto en el sentido de la represión todavia sabe uno algo sobre esto mismo sobre lo que nada quiere. Verwerfung se trata del rechazo de la expulsión de un ste primordial, ste que a partir de entonces faltará en ese nivel. Este es el mecanismo fundamental que supongo está en la base de la paranoia. Proceso primordial de exclusión de un interior primitivo que es el interior de un primer cuerpo del ste. El “como sí”, en el plano de la identificación, es una compensación imaginaria del edipo ausente. El otro está excluido, a nivel del otro es que ocurren todos los fenómenos del entre-uo(je) que constituyen lo aparente en la psicosis. A nivel del doble sujeto, que es y no es a la vez su yo, donde aparecen palabras que son una especie de comentario corriente de la experiencia. Identificaciones conformistas a personajes que le darán la impresión de que hay algo que hacer para ser hombre, así viven compensados. La pregunta por la falta del ste: perturbación del discurso interior. Defensa: no acercarse al lugar donde no hay respuesta a la pregunta -“la carretera principal” la función del ste en tanto agrupa a las significaciones el ste es polarizante, crea el campo de las significaciones. Cuando no la hay? En el presidente S. la forma de ser padre no es pensada de ningún modo, en tanto no está en la categoría ste. El ste ser padre hace de carretera principal hacía las relaciones sexuales con una mujer, si esta no existe. Cuando el ste no funciona, cuando no está la carretera, tiene que haber carteles a la orilla del camino (alucinaciones) En la psicosis no se trata de la relación del sujeto con un lazo significado en el lazo significado en el seno de las estructuras stes existentes, sino de su encuentro con el ste en cuanto tal, lo que marca la entrada en la psicosis, en el presidente S. de pronto se encuentra en la cumbre de la jerarquía legislativa, la ley, un llamado expreso) Se trata del abordaje por el sujeto del ste en cuanto tal y de la imposibilidad de ese abordaje: la forclusion. Doñto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosis Jacques Lacan, Escritos 2 l. Hacia Freud A quellos a quienes cabe el cargo de responder a la cuestión que plantea la existencia del loco no han podido evitar interponer entre ella y ellos esas bancas de la escuela, cuya muralla les ha parecido en esta ocasión propicia para mantenerlos al abrigo. Nos atrevemos efectivamente a meter en el mismo saco, si puede decirse, todas las posiciones, sean mecanicistas o dinamistas en la materia, sea en ellas la génesis del organismo o del psiquismo, y la estructura de la desintegración o del conflicto, si, todas, por ingeniosas que se muestren, por cuanto en nombre del hecho, manifiesto, de que una alucinación es un perceptum sin objeto, esas posiciones se atienen a pedir razón al percipiens de ese perceptum, sin que a nadie se le ocurra que en esa pesquisa se salta un tiempo, el de interrogarse sobre si el percerptum mismo deja un sentido unívoco al percipiens aquí conminado a explicarlo. Es en el nivel donde la "síntesis" subjetiva confiere su pleno sentido a la palabra donde el sujeto muestra todas las paradojas de que es paciente en esa percepción singular. Que estas paradojas aparecen ya cuando es el otro eI que profiere la palabra, es cosa que queda bastante manifiesta en el sujeto por la posibilidad de obedecer a ella en cuanto que gobierna su escucha y su puesta en guardia pues con sólo entrar en su audiencia, el sujeto cae bajo el efecto de una sugestión de la que sólo escapa reduciendo al otro a no ser sino el portavoz de un discurso que no es de él o de una intención que mantiene en él en reserva. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Pero más notable aún es la relación del sujeto con su propia palabra, donde lo importante está más bien enmascarado por el hecho puramente acústico de que no podría hablar sin oírse. Que no pueda oírse sin dividirse es cosa que tampoco tiene nada de privilegiado en los comportamientos de la conciencia. Los clínicos han dado un paso mejor al descubrir la alucinación motriz verbal por detección de movimientos fonatorios esbozados. Pero no por ello han articulado dónde reside el punto crucial: es que, dado que el sensorium es indiferente en la producción de una cadena significante: 1º. ésta se impone por sí misma al sujeto en su dimensión de voz; 2º. toma como tal una realidad proporcional al tiempo, perfectamente observable en la experiencia, que implica su atribución subjetiva; 3º. su estructura propia en cuanto significante es determinante en esa atribución que, por regla, es distributiva, es decir con varias voces, y que pone pues, como tal, al percipiens, pretendidamente unificador, como equívoco. Se trabajará ahora sobre uno de esos delirios de dos cuyo tipo hemos mostrado desde hace mucho en la pareja madre-hija, y en el que el sentimiento de intrusión, desarrollado en un delirio de vigilancia, no era sino el desarrollo de la defensa propia de un binario afectivo, abierto como tal a cualquier enajenación. Fue la hija la que, en el curso de nuestro examen, nos adelantó como prueba de las injurias con que las dos tropezaban de parte de sus vecinos: ¡Marrana! Le preguntamos por las buenas lo que en ella misma había podido proferir el instante anterior. No sin éxito: pues nos concedió con una sonrisa haber murmurado en efecto ante la vista del hombre estas palabras de las cuales, según ella, no tenía por qué ofenderse: "Vengo de la carnicería..." Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Para nuestro fin presente basta con que la enferma haya confesado que la frase era alusiva, sin que pueda con todo mostrar otra cosa sino perplejidad en cuanto a captar hacia quién de los copresentes o de la ausente apuntaba la alusión, pues, aparece así que el yo [je], como sujeto de la frase en estilo directo, dejaba en suspenso, conforme a su función llamada de shifter en lingüística, la designación del sujeto hablante mientras la alusión, en su intención conjuratoria sin duda, quedase a su vez oscilante. Esa incertidumbre llegó a su fin, una vez pasada la pausa, con la aposición de la palabra "marrana", demasiado pesada de invectiva, por su parte, para seguir isocrónicamente a la oscilación. Así es como el discurso acabó por realizar su intención de rechazo hacia la alucinación. En el lugar donde el objeto indecible es rechazado en lo real, se deja oír una palabra, por el hecho de que, ocupando el lugar de lo que no tiene nombre, no ha podido seguir la intención del sujeto sin desprenderse de ella por medio del guión de la réplica: oponiendo su antistrofa de depreciación al refunfuño de la estrofa restituida desde ese momento a la paciente con el índice del je (yo), y reuniéndose en su opacidad con las jaculatorias del amor, cuando, ante la escasez de significante para llamar al objeto de su epitalamio, usa para ello del expediente de lo imaginario mas crudo. Este ejemplo sólo se promueve aquí para captar en lo vivo que la función de irrealización no está toda en el símbolo. Pues para que su irrupción en lo real sea indudable, basta con que esta se presente, como es común, bajo forma de cadena rota (nota). Se toca en ello también ese efecto que tiene todo significante una vez percibido de suscitar en el percipiens un asentimiento hecho del despertar de la duplicidad oculta del segundo por la ambigüedad manifiesta del primero. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Es notable únicamente que esa perspectiva, reducida a sí misma, no ofrezca sobre la alucinación por ejemplo más que puntos de vista de una pobreza tal, que el trabajo de un loco, sin duda tan notable como muestra ser el Presidente Schreber en sus Memorias de un neurópata, puede, después de haber recibido la mejor acogida desde antes de Freud, por parte de los psiquiatras, ser considerado incluso después de él como un volumen digno de proponerse para iniciarse en la fenomenología de la psicosis, y no sólo al principiante. En cuanto a nosotros, nos proporcionó la base de un análisis de estructura, cuando, en nuestro seminario del año l955-l956 sobre las estructuras freudianas en las psicosis, reanudamos siguiendo el consejo de Freud, su examen. La relación entre el significante y el sujeto, que ese análisis descubre, se encuentra, como se ve en este exordio, desde el aspecto de los fenómenos, si, regresando de la experiencia de Freud, se sabe el punto adonde conduce. Si se considera únicamente el texto de las alucinaciones, se establece en ellas de inmediato una distinción para el lingüista entre fenómenos de código y fenómenos de mensaje. A los fenómenos de código pertenecen en este enfoque las voces que hacen uso de la Grundsprache, que traducimos por lengua de fondo, y que Schreber describe (S. 13-I) como "un alemán un tanto arcaico, pero siempre riguroso, que se señala muy especialmente por su gran riqueza en eufemismos". En otro lugar (S.167-Xll) se refiere con nostalgia "a su forma auténtica por sus rasgos de noble distinción y de sencillez“. Esa parte de los fenómenos está especificada en locaciones neológicas por su forma (palabras compuestas nuevas, pero composición aquí conforme a las reglas de la lengua del paciente) y por su empleo. Las alucinaciones informan al sujeto sobre las formas y los empleos que constituyen el neocódigo: el sujeto la debe, por ejemplo, en primer lugar, la denominación de Grundsprache para designarlo. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Se trata de algo bastante. Vecino a esos mensajes que los lingüistas llaman autónimos por cuanto es el significante mismo (y no lo que significa) lo que constituye el objeto de la comunicación. Pero esta relación, singular pero normal, del mensaje consigo mismo se redobla aquí con el hecho de que esos mensajes se supone que están soportados por seres cuyas relaciones enuncian ellos mismos en modos que muestran ser muy análogos a las conexiones del significante. Nos encontramos aquí en presencia de esos fenómenos que han sido llamados erróneamente intuitivos, por el hecho de que el efecto de significación se adelanta en ellos al desarrollo de ésta. Se trata de hecho de un efecto del significante, por cuanto su grado de certidumbre (grado segundo: significación de significación) toma un peso proporcional al vacío enigmático que se presenta primeramente en el lugar de la significación misma. Lo divertido en este caso es que en la misma medida en que para el sujeto esta alta tensión del significante llega a caer, es decir que las alucinaciones se reducen a estribillos, a monsergas, cuya vaciedad se imputa a seres sin inteligencia ni personalidad, incluso francamente borrados del registro del ser. Que en la misma medida, decíamos, las voces manifiestan la Seelenauffassung, la concepción-de-las-almas (según la lengua fundamental), la cual concepción se manifiesta en un catálogo de pensamientos que no es indigno de un libro de psicología clásica. Pero para volver a tomar el hilo, pasemos a los fenómenos que opondremos a los precedentes como fenómenos de mensaje. Se trata de los mensajes interrumpidos, en los que se sostiene una relación entre el sujeto y su interlocutor divino a la que dan la forma de un challenge o de una prueba de resistencia, La voz del interlocutor limita en efecto los mensajes de que se trata a un comienzo de frase cuyo complemento de sentido no presenta por lo demás dificultad alguna para el sujeto, salvo por su lado hostigante, ofensivo, las más de las veces de una inepcia cuya naturaleza es como para desalentarlo. La valentía de que da pruebas para no desmayar en su réplica, incluso para desarmar las trampas a las que lo inducen, no es lo menos importante para nuestro análisis del fenómeno. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - De semejante estructura el sujeto nos da los ejemplos siguientes (S. 217-XVI): 1] Nun will ich mich (ahora me voy a...) 2] Sie sollen nämlich... (debe usted por su parte...); 3] Das will ich mir... (Voy a...), para atenernos a estos -a los cuales debe replicar con su suplemento significativo, para él nada dudoso, a saber: 1º a rendirme al hecho de que soy idiota; 2º por su parte, ser expuesto (palabra de la lengua fundamental) como negador de Dios y dado a un libertinaje voluptuoso, para no hablar de lo demás; 3º pensarlo bien. Puede observarse que la frase se interrumpe en el punto donde termina el grupo de las palabras que podríamos llamar términos-índices, o sea aquellos a los que su función en el significante designa, según el término empleado más arriba, como shifters, o sea precisamente los términos que, en el código, indican la posición del sujeto a partir del mensaje mismo. Después de lo cual la parte propiamente léxica de la frase, dicho de otro modo la que comprende las palabras que el código define por su empleo, ya se trate del código común o del código delirante, queda elidida. Pues sólo después del análisis lingüístico del fenómeno de lenguaje puede establecerse legítimamente la relación que constituye en el sujeto y con ello mismo delimitar el orden de las "máquinas" (en el sentido puramente asociativo que tiene este término en la teoría matemática de las redes) que pueden realizar ese fenómeno. No es menos notable que sea la experiencia freudiana la que haya inducido al autor de estas líneas en la dirección aquí presentada. Pasemos pues a lo que aporta esa experiencia en nuestra cuestión. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - De una cuestión preliminar. Capítulo 5. Post Scriptum El Otro es el lugar de esa memoria que freud descubrió como ICC. El ICC como la interrogación abierta a la que se responde mediante la cadena Este inaugurada por la simbolización primordial. Cuando ésta simbolización no esta, el efecto de la psicosis, es por la perclusion del NP en el lugar del A. Para que la psicosis se desencadene es necesario que el NP percibido sea llamado en oposición simbólica del sujeto. Es la falta del NP en ese lugar la que por el agujero que abre en el sdo. Inicia la cascada de los retoques del ste de donde procede el desastre creciente de lo imaginario hasta que se lcsnce el nivel en que Ste y sdo se estabilizan en la metáfora delirante. El llamado es por Un- padre y es preciso que ese Un- padre enga al lugar a donde el sujeto no ha podido llamarlo antes: en posición tercera en alguna relación que tenga por base la oreja imaginaria a-a'. No es solo de la manera en que la madre se aviene a la persona del padre de lo que convendría ocuparse, sino del caso que hace de su palabra, de su autoridad, el lugar que ella reserva al NP en la promoción de la ley. A su vez la relacion de ese padre con la ley debe considerarse en si misma pues se encontrará en ello la razón de esa paradoja por la cual los efectos desbaratados de la figura paterna se observa en los casos en que el padre tiene relación con la figura de legislador ( que encarna el mismo la ley, como en el caso Schreber). Doñto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Límites en la psicosis- E. Laurent- Planteo en relación a los casos limites, la construcción de la noción de bordeline como organización límite, diag. De estructura marcado por una detención del desarrollo de la función del ego, hay una desconfianza ante el síntoma, porque se basan en los comportamientos y no lo que el pte dice.. El síntoma por lo unico que interesa es por su respuesta a terapias químicas, doctrina del síndrome con ítems y exclusiones definida con el DSM II y IV Lacan por el contrario acentuó el síntoma, y su consistencia (y la inconsistencia de las formas imaginarias del yo) y entonces se retoma la pregunta acerca de los límites en la psicosis. “envoltura formal del síntoma” Y lo que más le interesaba era el momento en el que aparece el fenómeno elemental más que el delirio. “no todo en la psis es el delirio” 1era versión del síntoma como basada en los fenómenos elementales 2da versión del síntoma, definición en tanto real, que permite pasar de lo simbólico a lo real. Lo peculiar de esta doble vertiente (fenómenos elementales y estabilización) es que los F. elem. Nos guían hacia el núcleo central de las psicosis, como también las estabilizaciones. Tres exigencias que se pueden deducir de la enseñanza de l sobre las psicosis. -Confiar en el síntoma buscando su organización siempre que se pueda en sus dos vertientes, tanto del lado de los fenómenos elementales como del lado del síntoma (es muy útil buscar en el discurso los tipos de fenómenos). A su vez, esta primera exigencia implica un modo de guiar el diálogo con el sujeto para detectar el núcleo de aquello de lo que habla (no su temática). Cuando el sujeto psicótico se dirige al Otro, en lugar de encontrar un enigma, en lugar de tener que pasar por la respuesta del otro para saber qué dijo él mismo, por el contrario encuentra ahí algo que se pronuncia, una sción previa en el Otro. Esta Sción es scion de goce, el psicótico solo se ubica en el primer piso del grafo y no en el grafo completamente desplegado. Cuando habla del núcleo psicótico se refiere precisamente a la ruptura de ese funcionamiento y al surgimiento de el funcionamiento diferente de la comunicación donde la rta es primera. Reemplazándose así la estructura de la retroacción propia del síntoma neurótica por una estructura en anticipación. -Describir, las formas en las que un síntoma se produce en el análisis de un sujeto psicótico. Algo llega a estabilizarse en un nuevo síntoma, como una relación con la lengua produce ese pasaje entre lo simbólico y lo real que calma sin el apoyo de la función paterna., hacerse una idea de qué es el síntoma (inanalizable y estabilizador). El problema es cómo se hace ver ese S1 que se articula y que no puede no cesar de escribir nuevos S1, el problema es que no hay un operador del tipo del NP, no hay un conjunto ordenado con una ley. La función del analista es permitir al sujeto mantenerse en el orden de la palabra, la cual es siempre del S1 que se repite. El empuje a la mujer como el no todo en la que el sujeto se produce como objeto que falta en el universo del discurso. -Ubicar la posición del analista en la transferencia. -El sujeto psicótico es quien se coloca en la posición del que sabe, es él quien puede enunciar un saber desconocido para el Otro. Metáfora y delirio- Pereña- Importante distinguir el trabajo de la psicosis (la manera en el que psicótico trabaja el retorno de lo real: el delirio es una suplencia simbólica a falta de la sción fálica) de la estructura psicótica. El diagnóstico en la psicosis parte de entrada del fenómeno elemental y no del delirio. El f. elemental es consecuencia de la forclusion, es una sción que le concierne y que aparece en lo real; de allí su certeza y su perplejidad, no sabe cuál es, queda sin enunciación. El f.e es el efecto inmediato de la forclusion. En el psicótico, el ste aparece en lo real en el momento en que debe recurrir al NP y le falla y viene entonces el desbordamiento de un goce que no halla su ciframiento fálico, retorna en lo real desprendido de lo simbólico. El delirio es una manera de trabajar ese real, por medio de este el psicótico fija stes con los cuales inaugurar un espacio de sciones que le permita fijar un goce y localizar un sujeto. Los F.E pueden estar presentes antes del desencadenamiento. La estabilización posterior al desencadenamiento tiene que procurarse una identificación sexuada, es decir, no cabe sin lo que L. llamo empuje a la mujer. El delirio como rta al fenómeno elemental. Si el delirio permanece en el registro de la metáfora delirante (suplencia delirante lograda, que implica emergencia de sción), se trataría del delirio reivindicativo (cálculos racionales, verosímiles) y la metonimia delirante (suplencia no lograda que implica resistencia de la sción) es el delirio interpretativo (explotación de temas delirantes diversos con presencia o no de idea). El deseo del lado de la metonimia y el síntoma del lado de la metáfora. DoltoCentro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Pérdida y culpa en la melancolía. C. Soler. Hoy la categoría de depresión está de moda y tiende a absorber la de melancolía en el siglo XX el interés se volcaba en la paradójica culpabilidad del melancólico que a dif. Del paranoico se culpabilizaba así mismo y no a los demás. Hoy en día la tendencia general es reducir la melancolía a los trastornos del humor. Este término del humor deja de lado la problemática de la culpa y elimina así la idea de una causalidad subjetiva. La intención de C. S. es tratar a la melancólica como parte de un efecto de la forclusion. En tanto ella es rechazo de lo icc. Causa primaria de la psicosis. Ordena los fenómenos en dos grupos: mortificación y delirio de indignidad. El episodio melancólico: hay una pérdida invocada u observable en los hechos, como decía Freud. Es difícil precisar el objeto, pero sin poder saber definidamente que es un objeto en ese caso. Lo que domina el cuadro clínico es una vivencia de pérdida tan fundamental que a menudo hará desaparecer toda idea de defensa. Como psicosis la melancolía no se desencadena tanto como por el encuentro de Un padre que por una pérdida. Esta pérdida introduce en el sujeto fenómenos de mortificaciones bien reales que va más del sentimiento de pérdida. Sabemos de un sujeto que un día no quiere levantarse más de la cama. Solo hay mortificación. Conductas de desapego respecto a los objetos, repliegue sobre la persona habiendo un vdd movimiento de involución sobre el cuerpo propio. Sin embargo el repliegue de la libido no es patrimonio de la melancolía (hipocondría) Pero en la melanc se añade algo más. Un daño que involucra la vida misma y la conservación del organismo (insomnio, anorexia melancólica…). “la sombra de la muerte ha caído sobre el sujeto” (analogía a la frase de Freud). El problema es saber cómo referimos estos fenómenos al mecanismo de la oclusión y a la causa del lenguaje del sujeto. “lacan enfatizo en la negatividad esencial del lenguaje que procede al asesinato de la cosa, es el lenguaje el que introduce a la falta en lo real y condiciona en todo hablante ser una virtualidad melancólica. El nombre de esta negativización es castración se simboliza Q- una renuncia al goce masturbatorio. Una mutilación del goce pero parcial y compensada. Pérdida que reclama una condición de complementariedad promoviendo esta al objeto en su valor compensatorio. (En la neurosis). DoltoCentro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En la melancolía se observa que la instancia de la sola pérdida se desencadeno y se absolutizó, el melancólico es un sujeto para quien ya no opera la complementariedad y cae bajo la acción e la negatividad del lenguaje (ahí está el lazo con la forclusion) lo que retorna en lo real es la castración forcluida” aquí se acentúa en forma exclusiva el retorno en lo real del filo mortal del lenguaje. El melancólico subjetiviza la pérdida como dolor moral. Es un sujeto para quien la falta adopta la significación de la culpa “delirio de indignidad”, el sujeto elevaba la falta a la culpa y toma la culpa a su cargo. Lacan habla del dolor de existir que resulta de “la culpa de existir”, remite a lo “injustificable” de la existencia. Las modificaciones libidinales de la melancolía que nosotros categorizamos en el registro de la mortificación, y el delirio de culpabilidad, están estrictamente coordinados en el plano estructural, como “efectos de” y “respuesta a” la forclusion. Delirio de culpa: certeza causal psicótica. El sujeto no solo sitúa al mal en posición de causa, reduciendo todo al registro de la culpa, sino que no duda de que se trata tmb de una culpa única, que a veces lo convierte en el más grande culpable de todos los tiempos. Se identifica con el objeto, con la hediondez del mundo. Es a ella a quien insulta dentro de sí. Cualquier significante puede ser injuria para el sujeto, con sólo que quiera fijar su ser, del que no hay significante, No hay significante salvo el falo que hace sus veces. Desde aquí podemos entender que la forclusion condicione, en boca del melancólico, tanto como en la del paranoico, el ascenso invasor de la injuria que da nombre al ser fuera del Otro: Ste de la falta en el Otro. Difamar tiene resonancia con mujer, en francés, decirla mujer es decirla no-toda, no toda fálica, o sea Otra, por estar fuera del lugar del otro dicho de otro modo: dividida entre Q y S(A/) “Mujer” es tmb un nombre que no tiene nombre. El melancólico no se feminiza como Schreber, pero se difama. Esta es su propia versión del empuje-a-la-mujer. Paralelo entre melancolía y paranoia. La mortificación está presente en ambas, pero pasa desapercibido en la paranoia, la mortificación, como retorno en lo real de la instancia negativa del lenguaje, de hecho jamás está ausente en la psicosis. La diferencia entre M y P. se impone en la subjetivación de este daño primario, el melancólico asume la culpa, el paranoico la carga sobre el Otro, el M. se difama, el P. dice, por ej., “asesinato del alma”, el paranoico está del lado del orden e identifica el goce en el lugar del otro, y el M. lo encarna, fuera del lugar del Otro? Las dos corresponden a la misma causa, forclusion, y al mismo mecanismo, retorno en lo real. Lo que triunfa en ambos es la instancia negativa del lenguaje, emancipada, y triunfa, o bien en forma de excitación mortal, o bien en forma de abatimiento mortífero y de pasaje al acto. La manía: pecado mortal- C. Soler- F- su tesis: la manía aparece como lo simétrico de la melancolía. L. habla de la excitación maníaca de la psicosis: menos que la entidad, se apunta a un tipo de fenómenos, es la excitación maníaca por la cual ese retorno (retorno en lo real de lo rechazado, del lenguaje) se hace mortal. De qué modo se traduce el retorno en lo real de lo focluido, es decir del icc como excitación maníaca? El retorno de lo real es ruptura del encadenamiento del ste. Se presenta cada vez que un elemento del lenguaje se emancipa de la estructura binariamente ordenada de todo mje, para imponerse en su presencia de “uno”. Lenguaje maníaco S1S1S1 Esta disperso en lo infinito del lenguaje que lo atraviesa, no puede ni parar ni reconocerse. La excitación maníaca es ese goce que la función fálica no regula y en el cual el uno del cuerpo es asediada por los unos múltiples del lenguaje en lo real, hasta que sobrevenga la muerte para el ser viviente. DoltoCentro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Inocencia paranoica e indignidad melancólica- C. Soler- La culpa como: sentimiento de culpa (neurótico), hacerse cargo, o planteada como a causa del otro, en tanto persecución (paranoico). Paradojas del sent. De culpa Muchas veces va más allá de la responsabilidad factual (religión) Hiato patente entre el sent de culpabilidad y los actos culpables, el inocente que se hace reproches injustificados (obs y en caso delirante en la melancolía) y el verdugo que no se los hace. La culpabilidad es impotente, no hace nada con esa culpa La culpabilidad empuja al crimen, castigo efectivo que procura alivio en el sentimiento inmotivado de culpabilidad Clínica diferencial de la culpabilidad dado que esta se sitúa en la articulación del sujeto y el goce. N y psis se diferencian en cuanto a la posición en relación al goce como efecto de la posición en relación al Otro. El paranoico inocente, se siente víctima no culpable, acusa. No cree en los reproches que a él lo apuntarían, Lacan relaciona este unglauben (rechazo de la culpabilidad) freudiano con la forclusion, este rechazo de la culpabilidad es la negativa de admitir en lo simb. A los stes que constituirán la huella de la implicación del sujeto, negativa a responder de ellos. La paranoia identifica al goce en el lugar del Otro (inocencia paranoica), localizarlo en este lugar y decir lo que es ese goce. Melancolía se apropia la culpa. Extremo junto con la paranoia de lo que en la neurosis se mixtura. Reivindicación y culpabilidad. La auto difamación es la vertiente de delirio de la melancolía, pero lo prioritario es lo que una clínica denigrada toma como depresión y pérdidas de la vida diaria. El rechazo de lo icc en la psicosis tenga efectos así llamados del humor, se trata de un trastorno en la articulación más intima del sentimiento de vida, pues el rechazo del icc descubre la incidencia mortal del lenguaje (filo mortal del lenguaje). Ahí donde el Otro no responde (sobre el goce) sólo el sujeto puede responder y a él le incumbe la carga del goce. DoltoCentro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad XII: Abordaje freudiano de las perversiones Freud, S. (1905), “Tres ensayos de teoría sexual”.Ob. Cit., T. VII, cap. 1. Va a introducir aquí dos términos, por un lado “objeto sexual” como la persona de la que parte la atracción sexual y “meta sexual” como la acción hacia la cual esfuerza la pulsión y esto le interesa en tanto son numerosos los casos de desviaciones en relación a la una y la otra. Desviaciones con respecto al objeto sexual: Inversión: Conducta de los invertidos: -invertidos absolutos -Invertidos anfígenos (no tiene carácter de exclusividad) - invertidos ocasionales Concepción de la inversión: como signo innato (para la primera la clase de invertidos-hermafroditas-) o como degeneración (los invertidos no lo son en el sentido legítimo del término). Opuesta a la concepción innatista está la que la afirma como un carácter adquirido de la pulsión sexual, apoyadas en las siguientes consideraciones: Puede rastrearse en ellos una impresión sexual que los afectó en una época temprana de su vida y cuya secuela fue la inclinación homosexual. Influencias externas favorecedoras que llevaron a la fijación de la inversión La inversión puede eliminarse por vía de sugestión hipnótica Para Havelock Ellis, según Freud, la inversión sólo podría caracterizarse como una frecuente variación de la pulsión sexual, que puede estar determinada por cierto número de circunstancias vitales externas. En 1910 realiza F. un agregado en el cual señala que los casos de investidos, estos tuvieron una fase de fijación ala mujer que devino en una identificación con ella y se tomaron a sí mismos como objeto sexual (osea a partir del narcisismo). 1915 plantea que el psicoanálisis se opone a separar a los homosexuales como una especie particular de seres humanos y lo que está de fondo en esto es la independencia de la elección de objeto respecto del sexo de éste último, la posibilidad abierta de disponer de objetos tanto masculinos como femeninos tal como se puede observar en la infancia. 1920, retoma los aportes de Ferenzi en relación a la distinción entre el homoerótico en cuanto al sujeto, que se siente mujer y se comporta como tal y el homoerótico en cuanto al objeto que ha permutado el objeto femenino por el de su mismo sexo. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Desviaciones con respecto a la meta sexual La unión de los genitales es considerada la meta sexual normal en el acto que se designa como coito y que lleva al alivio de la tensión sexual y a la extinción temporaria de la pulsión sexual. Empero ya en el acto sexual más normal se anuncian esbozos de esa sexualidad de meta preliminar que si se desarrolla plenamente lleva a las perversiones. Las perversiones son: transgresiones anatómicas respecto de las zonas del cuerpo destinadas a la unión sexual y demoras en las relaciones intermediarias con el objeto sexual. Transgresiones anatómicas Sobrestimación del Objeto Sexual Plantea aquí la cuestión del asco que da el acto sexual oral o anal y por ende es el cual restringe la meta sexual aunque los genitales podrían/pueden ser objeto del mismo asco. En definitiva la pulsión sexual proclama apoderarse de objeto sexual en todas sus dimensiones. Significatividad de otros lugares del cuerpo El fetichista encuentra su objeto sexual en una parte del cuerpo muy alejada al fin normal o en un objeto inanimado relacionado a la persona sexual. Y muchas veces cobra independencia de ésta, es decir, es un objeto sexual por si mismo, reemplazando la meta sexual normal por completo (en principio necesita de una mujer bella con zapatos de taco, luego sólo necesita los zapatos de taco) El verdadero estado de las cosas: tras el primer recuerdo de la emergencia del fetiche hay una fase sepultada y olvidada del desarrollo sexual que es subrogada por el fetiche como si fuera un “recuerdo encubridor”, cuyo resto y decantación es entonces el fetiche. El vuelco al fetichismo de esta fase está determinado constitucionalmente. El placer de ver se convierte en perversión cuando: Se cirscunscribe a los genitales Se une a la superación del asco Suplanta a la meta sexual normal Puede hablarse de perversión de ver y hacerse mirar. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Sadismo y masoquismo Estas nominaciones son de Krafft-Ebing. El sadismo perverso sería aquel en el cual se toma un actitud activa y violenta hacia el objeto sexual y esa es la condición exclusiva d ela satisfacción. El masoquismo, por su parteimplica lo inverso, actitudes pasivas y la satisfacción está en el padecer inflingido por el objeto sexual. En cuanto perversión el masoquismo parece alejarse de la meta sexual más que el sadismo, en primer lugar puede dudarse de que alguna vez aparezca primariamente; quizá nace de manera regular por transformación a partir del sadismo, una prosecución del sadismo vuelto sobre la persona propi, la cual en un principio hace las veces de objeto sexual. En relación a lo patológico de una perversión, es necesario hacer una serie de aclaraciones en tanto la experiencia cotidiana muestra que la mayoría de las experiencias consideradas perversas son ingretiendes de la vida sexual normal d elas personas. Por ello la cualidad de la nueva meta sexual es lo que requiere atención, cómo ser cuando las pusliones superan las resistencias (vergüenza, asco, horror, dolor), pero ni en esos casos puede determinarse la perversión. Lo patológico estaría específicamente en la proporción respecto de lo normal, en tanto sustituye a lo normal en todas las circunstancias. Todo esto por variaciones en las pulsiones sexuales, en base a esto la neurosis es el negativo de la perversión (el neurótico fantasea lo que perverso hace) Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Freud, S. (1915) “Pulsiones y destinos de la pulsión” Como destinos de pulsión podemos encontrar: El trastorno hacia lo contrario: dos procesos diversos, la vuelta de una pulsión de a actividad a la pasividad y el trastorno en cuando al contenido (se descubre en el caso de la mudanza de amor en odio). En relación al primer procesos tenemos dos pares de opuestos: sadismo –masoquismo, placer de ver-exhibición. El trastorno solo atañe a las metas de la pulsión, la meta activa es reemplazada por la pasiva. La vuelta hacia la persona propia, pensada desde el masoquismo es un sadismo vuelto hacia el yo propios y la exhibición lleva incluido el mirarse el cuerpo propio. Lo esencial es que hay un cambio de via del objeto manteniéndose inalterada la meta. Sadismo-masoquismo -sadismo: acción violenta, afirmación de poder dirigida a otra persona como objeto. - el objeto es resignado y sustituido por la persona propia, meta de activa a pasiva -se busca de nuevo como objeto una persona ajena, que por la mudanza ha sobrevenido en la meta, tiene que tomar sobre sí el papel de sujeto (activo). Este es el caso del masoquismo en tanto la satisfacción se obtiene también en él por el camino del sadismo originario en cuanto el yo pasivo se traslada en la fantasía a su puesto anterior que ahora se deja al sujeto ajeno. (no parece haber un masoquismo originario)la meta originaria del masoquista sería el gozar del dolor, pero sólo puede devenir meta pulsión en quien es originalmente sádico. El ver y mostrarse Ver como actividad (objeto ajeno) Resignación del objeto, vuelva al propio cuerpo, pasividad (ser mirado) Inserción de un nuevo sujeto al que uno se muestra a fin de ser mirado. El mirar precede al ser-mirado, pero a diferencia del sadismo, en la pulsión de ver ha de reconocerse una etapa todavía anterior a la primera, ya que inicialmente la pulsión de ver es autoerótica (pertenece al narcisismo esta pulsión), es decir tiene como objeto el cuerpo propio, solo más tarde se permuta este objeto por el análogo señalado en el primer punto. Retomando esta cuestión del narcisismo, de lo que se trata es que los destinos de pulsión que consisten en la vuelta sobre el yo propio y en el trastorno de la actividad enDoxa pasividad Centro dependen de la organización Privado de Psicología y narcisista del yo y llevan impreso el sello de esta fase. Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Freud, S.(1924), “El problema económico del masoquismo” Desde el punto de vista económico, la existencia de la aspiración masoquista en la vida puslional de los seres humanos puede calificarse de enigmática, en tanto es incomprensible si el propio placer gobierna los procesos anímicos de modo tal que su meta inmediata sea la evitación de displacer y ganancia de placer. Si dolor y displacer si olor y displacer pueden dejar de ser advertencias para pasar a ser metas el principio de placer queda paralizado y el guardían de neustra vida anímica, así, narcotizado. De modo que el masoquismo se nos aparece como un gran peligro, pero se nos presenta por ello la necesidad de indagar la relación del principio de placer con las dos variedades de pulsiones que hemos distinguido (las de muerte y las eróticas). Por las indagaciones realizadas parecería que placer y displacer dependen más de un factor cualitativo que cuantitativo. El principio de Nirvana expresa la tendencia de la pulsión de muerte; el p. de placer subroga la exigencia de la libido, y su modificación, el p. de realidad, el influjo del m. exterior. Ninguno de los tres es destituido por otro, por lo que el p.de placer es el guardían de la vida. Volviendo al masoquismo encontramos tres figuras de éste: Como condición a la que se sujeta la excitación sexual(erógeno), gusto de recibir dolor, acompaña a la libido en todas sus fases de desarrollo Como expresión de la naturaleza femenina (femenino) bases en el m.erógeno. De éste nos dan noticia las fantasias de personas masoquistas (en el varón) que o desembocan en el acto onanista o figuran por sí solas la satisfacción sexual. El masoquista quiere ser tartado como un niño, desvalido, y díscolo. Significan ser castrados, ser poseído sexualmente o parir Como norma de conducta en la vida (moral) bases en el m.erógeno. sentimiento de culpa más bien icc. Que tiene nexo con la masturbación infantil. El sadismo del superyó deviene cc mientras que el afán masoquista del yo permanece oculto para ala persona y se lo descubre por su conducta.ambos se aúnan para provocar las mismas consecuencias, de la sofocación de las pulsiones resulta un sent. De culpa y la cc moral se vuelve más severa y susceptible. Ser castigado por el poder parental. Este masoquismo es el testimonio de la mezcla de pulsiones, pero por estar la puslión de muerte en puja con el componente erótico ni la autodestrucción va a poder producirse sin satisfacción libidinosa. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Freud, S.(1927), “Fetichismo” El fetiche no se vive como un padecimiento, y en general desempeñó el papel de un diagnóstico subsidiario. Entendido como sustituto del falo de la mujer, en que el varoncito ha creído y al que no quiere renunciar. El fetiche es sustituto del pene, de un pene determinado que ha tenido gran significatividad, pero se perdió más tarde. Normalmente debiera ser resignado, pero justamente el fetiche está destinado a preservarlo de su sepultamiento. El varoncito renunció a darse por enterado de un hecho de su percepción, a saber, que la mujer no posee pene; pues si la mujer está castrada, su propia posesión de pene corre peligro. Desmentida, la percepción permanece pero se emprende una acción muy enérgica para sostener esta desmentida. Esto implica que ha cancelado la representación pero la ha conservado, en el conflicto entre el peso de la percepción indeseada y la intensidad del deseo contrarío se ha llegado a un compromiso como sólo es posible bajo el imperio de las leyes del pensamiento inconsciente si en lo psíquico algo ha reemplazo al pene de la mujer es un sustituto que es el fetiche, el cual perdura como el signo del triunfo sobre la amenaza de castración y de la protección contra ella y le ahorra al fetichista el devenir homosexual, en tanto otorga a la mujer aquello que le hace posible ser objeto sexual. En el fetichismo se daría una suspensión de un proceso, semejante a la detención del recuerdo en la amnesia traumática también en aquella el interés se detiene como a mitad de camino; acaso se retenga como fetiche la última impresión anterior a la traumática, la ominosa. El fetiche perdura como el signo del triunfo sobre la amenaza de castración y de la protección contra ella y le ahorra al fetichista el devenir homosexual. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Unidad XIII: Abordaje lacaniano: La perversión como estructura subjetiva La función del Velo Una vez colocada la cortina, sobre ella puede dibujarse algo que dice: el objeto está más allá. El objeto puede ocupar entonces el lugar de la falta y ser también propiamente el soporte del amor, pero en cuanto que no es precisamente el punto donde se emprende el deseo. El deseo aparece aquí como metáfora del amor, el objeto se muestra como ilusorio y valorado como ilusorio. La castración de la mujer es al mismo tiempo afirmada y negada. Si el fetiche está ahí, entonces es que no ha perdido el falo, pero al mismo tiempo es posible hacérselo perder, es decir, castrarla. Marcada ambigüedad. Freud dice que el horror a la castración se ha erigido con esta creación de sustituto, un monumento. Sobre el velo puede imaginarse, instaurarse como captura imaginaria, lugar del deseo, la relación con un más allá, fundamental de toda instauración de la relación simbólica. En la función del velo se trata de la proyección de la posición intermediaria del objeto. El recuerdo pantalla es una interrupción de la historia, un momento en el cual se detiene y se fija, y al mismo tiempo indica la continuación de su movimiento más allá del velo. Deteniéndose ahí la cadena indica su continuación, en adelante velada, su continuación ausente, a saber, la represión, que es lo que está en juego, como dice claramente Freud. El velo es una función de interposición entre el sujeto y el objeto. Impide y, a la vez, promueve la percepción de aquello que esta encubierto por el velo, es decir, la castración materna, un mas allá del objeto… Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - La génesis del fetichismo está articulada esencialmente en el complejo de castración. Y es en la fase preedipica en donde se pone de manifiesto que la madre fálica es el elemento central, el motor decisivo. El fetiche se trata de algo detrás de lo cual el sujeto se centra. Se sitúa, no ante el velo, sino detrás, es decir en el lugar de la madre, adhiriéndose a una posición de identificación en la que ésta, tiene necesidad de ser protegida mediante una envoltura. Esto nos da la transición entre los casos de fetichismo y los de travestismo. La envoltura no es como el velo, sino una forma de protección. Se trata de una égida (barrera protectora) con la que el sujeto se envuelve, identificado con el personaje femenino. También pueden aparecer actos de exhibicionismo reactivo en observaciones muy próximas al, o que son claramente, fetichismo. El fetichismo como paradigma de la perversión. Se considera de ese modo al fetichismo porque da cuenta de una posición subjetiva determinada en el CE (complejo de Edipo).El sujeto en un momento advierte la castración materna y en ese lugar en el que no hay nada (pues mama no tiene pene como creía) llega el fetiche a sustituir por metonimia a es falo (falo Simbólico, que falta) de la madre. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - El polo opuesto con respecto al fetichismo es la función del travestismo. En éste último, el sujeto se identifica con lo que está detrás del velo, con el objeto al que le falta algo. El travestido se identifica con la madre fálica, en la medida en que ésta vela la falta de falo. Los vestidos para esconder lo que se tiene, en el sentido de tener o no tener, para esconder también lo que no se tiene. Una y otra función son esenciales. Solo tras la experiencia especular del otro constituyendo una totalidad, con respecto a esta imagen es como el sujeto ve que peude faltarle algo a él.el sujeto aporta así más allá del objeto de amor esa falta que puede verse llegado a suplir, proponiéndose él mismo como el objeto que la colma. Doxa Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - Localización de la perversión en los tiempos del Edipo . En el 1º tiempo del CE (comp. de Edipo), el niño intenta satisfacer el deseo de su madre, de este modo, se identifica en espejo con el falo (imaginario), en tanto deseo de su madre: para gustarle a mamá “es suficiente con ser el falo” El falo (en tanto objeto deseado por el Otro materno) es el eje de toda la dialéctica subjetiva. Al identificarse el niño con el falo (I), el deseo se hace localizable, el sujeto se convierte en ese objeto, consagrado a obturar ese agujero que hay en el Otro (Seminario 16, Lacan), tratando de completarlo. Y esto hace el perverso: reniega la castración materna, hace del Otro un Otro completo (completado por él), Otro omnipotente. No se produce el pasaje del ser al tener, momento estructurante en el CE. Allí se produce el anclaje en la perversión. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni - En el caso de la posición masoquista, la encarnación de sí mismo como objeto es el fin declarado. Busca su identificación con el objeto de intercambio (falo). Y reconocerse como objeto de deseo es siempre masoquista. El masoquista, entonces, no ubica a cualquier Otro, sino aquel que pueda ser cuestionado en ese punto (la voz) y que pueda ser esa voz que el masoquista requiere. Él se inserta en el momento en el que el Otro se queda sin palabras, ahí le restituye al Otro goce, lo lleva a ser su propia voz. Es por ello que Lacan menciona que de las perversiones, el masoquista, es el verdadero perverso en tanto que no es él el que goza-como en el sadismo, en el que goza el mismo sujeto sádico-, sino el Otro. Hay un goce en esta remisión al Otro de la función de la voz. El sujeto sádico intenta ser la voz del Otro pero de manera inversa. Se busca completar al Otro quitándole la palabra e imponiéndole su voz. Lacan presenta la posición del sujeto como identificación con el objeto para servir, como instrumento del goce del Otro. ¿Qué significa?. Para el caso de la perversión, Lacan dira que “el perverso se dedica a tapar el agujero en el Otro”, si se quiere, se ocupa de que el Otro recupere goce. Pues si el Otro goza es porque existe, y el perverso es partidario de la existencia del Otro, en tanto no barrado, en la medida en que él mismo(perverso) en calidad de objeto le restaura goce, lo deja en ese lugar completo. Dolto Centro Privado de Psicología y Psiquiatría de Córdoba - Suc. Capacitación – Psicopatología - Lic. Micaela Zamboni -