Está en la página 1de 3
Efectos biofísicos de los rayos ultravioletas Fisiología de la piel Para poder entender los efectos biofísicos que se relacionan con la aplicación de la radiación UV, es importante recordar algunos elementos de la fisiología de la piel y sus capas, sobre todo la epidermis y la dermis. Al menos 80 % de las células epidérmicas son queratinocitos, los cuales sintetizan y liberan una proteína fibrosa llamada queratina. El resto de las células que forman la epidermis, incluyen los melanocitos (productoras de pigmento como la melanina), células de Langerhans (células del sistema inmune) células basales (células indiferenciadas con capacidad de transformarse en cualquiera de los anteriores tipos de células especializadas). 8 El llamado “tiempo de tránsito epidérmico” es el que transcurre mientras una célula va desde el estrato basal hasta el estrato córneo. Se demora como promedio 28 días (Chu et al., 2003), pero puede llegar a ser de 45 a 70 días. Debe existir una correspondencia entre el ritmo de producción o mitosis celular basal y el tiempo de tránsito epidérmico, de lo contrario, la epidermis pudiera debilitarse o volverse densa. En cualquiera de los casos ocurriría un trastorno de las funciones de la piel. El ritmo de división de las células basales es controlado por una variedad de factores, que incluye la fricción y las escoriaciones de la superficie de la piel. La pérdida de la integridad de la piel estimula la actividad de los queratinocitos, tal y como hacen los rayos UV. 9 La melanina determina el color del pelo, de la piel y de los ojos. Es producida por los melanocitos en la lámina basal de la epidermis. El número de los melanocitos es variable. Estos distribuyen el pigmento fundamentalmente en la lámina basal de la epidermis y ayudan a proteger a los queratinocitos de los rayos UV. La actividad de los melanocitos es estimulada por radiaciones de 290 a 400 nm. El mecanismo no está totalmente esclarecido, pero involucra la actividad enzimática y hormonal de la glándula pituitaria, la actividad adrenocorticotrópica y el metabolismo de los estrógenos. El curtido de la piel o el bronceado producido por la exposición a la radiación UV, está en relación con el tipo de exposición, la dosis aplicada y la susceptibilidad del individuo. El proceso es notado generalmente a las 48 h después de la exposición. La pigmentación, por su parte, es fuertemente estimulada por el eritema, derivado de la exposición Parte 8. Fototerapia 426 a 300 nm, además del resto de longitudes que abarcan los UV-A y la radiación visible. Clasificación de la piel según su respuesta ante la radiación UV. Wolff et al. describieron a finales de los años 70, una clasificación de la piel a su respuesta ante la exposición a radiación UV. De cualquier manera esta reacción está mediada por un grupo de factores. 10 Se definen los tipos de piel siguientes: – Tipo I. Piel blanca, siempre se quema, nunca se curte. – Tipo II. Piel blanca, siempre se quema, se curte muy ligeramente. – Tipo III. Piel blanca a veces se quema, siempre se curte. – Tipo IV. Piel mestiza clara, raramente se quema, siempre se curte. – Tipo V. Piel mestiza oscura, nunca se quema, siempre se curte. – Tipo VI. Piel negra, nunca se quema, siempre se curte.