Está en la página 1de 29

Manual práctico de higienismo

La revolución vegetariana:

comer bien para vivir mejor

VALDO VACCARO

Manual práctico de higienismo La revolución vegetariana: comer bien para vivir mejor V ALDO V ACCARO

Si este libro le ha interesado y desea que le mantengamos informado de nuestras publicaciones, escríbanos indicándonos qué temas son de su interés (Astrología, Autoayuda, Ciencias Ocultas, Artes Marciales, Naturismo, Espiritualidad, Tradición…) y gustosamente le complaceremos.

Puede consultar nuestro catálogo en www.edicionesobelisco.com

Los editores no han comprobado la e cacia ni el resultado de las recetas, productos, fórmulas técnicas, ejercicios o similares contenidos en este libro. Instan a los lectores a consultar al médico o especialista de la salud ante cualquier duda que surja. No asumen, por lo tanto, responsabilidad alguna en cuanto a su utilización ni realizan asesoramiento al respecto.

Colección Salud y vida natural Manual práctico de higienismo. La revolución vegetariana: comer bien para vivir mejor Valdo Vaccaro

1.ª edición: septiembre 2016

Título original: Alimentazione naturale. Manuale practico di igienismo-naturale. La rivoluione vegetariana: mangiare bene per vivere meglio

Traducción: Manuel Manzano Maquetación: Isabel Estrada Corrección: Sara Moreno Diseño de cubierta: Enrique Iborra

© 2009, Valdo Vaccaro

© 2009, Anima Edizioni. Milano

(Reservados todos los derechos)

© 2016, Ediciones Obelisco, S. L.

(Reservados los derechos para la presente edición)

Edita: Ediciones Obelisco S. L. Collita, 23-25. Pol. Ind. Molí de la Bastida 08191 Rubí - Barcelona - España Tel. 93 309 85 25 - Fax 93 309 85 23 E-mail: info@edicionesobelisco.com

ISBN: 978-84-9111-137-5 Depósito Legal: B-16.786-2016

Printed in Spain

Impreso en España en los talleres gráficos de Romanyà/Valls S.A. Verdaguer, 1 - 08786 Capellades (Barcelona)

Reservados todos los derechos. Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de la cubierta, puede ser reproducida, almacenada, transmitida o utilizada en manera alguna por ningún medio, ya sea electrónico, químico, mecánico, óptico, de grabación o electrográfico, sin el previo consentimiento por escrito del editor. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.

Índice

Prólogo

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.9

PRIMERA PARTE. Alimentación, salud y espiritualidad

 

17

1. Las trampas e ilusiones de la mítica dieta

 

19

2. El espejismo de la perfección vegana

 

23

3. En los antípodas

de

 

la

 

salud .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

27

4. La inútil carrera hacia las vitaminas y los minerales

 

31

5.

Las motivaciones

 

33

6.

La sabiduría y los mecanismos de defensa del cuerpo

 

41

7.

El sistema inmunitario, la vitamina C y los

 

45

8.

Cuando falta la

 

salud.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

51

9.

El

choque cultural con la parte más difícil y desconfiada

 

54

10.

El

higienista que se convierte en un

 

57

11.

Ortorexia: la obsesión por comer sano

 

59

12.

De vez en cuando alguna verdad se escapa, como la de las patatas fritas asesinas

 

64

13.

La mala educación alimentaria para desayunar

 

66

14.

Los

dolores

 

de

hambre.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

70

15.

El

huevo que

no

 

mata

a

nadie.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

73

16.

Las calorías prioritarias en los momentos críticos

 

76

17.

La

emergencia

estacional

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

78

18.

Incluso shelton comía a veces alimentos cocinados y queso

 

80

19.

El peso

cuantitativo y cualitativo

 

82

20.

¿El valor de

frutas y verduras en el mercado es

 

83

21.

El alimento

cocinado y la cultura del caldo

 

85

22.

Convertirse en vegano es un objetivo para todos indistintamente

 

87

23.

La bondad de ánimo vale mucho más que

 

la fe religiosa

 

91

24.

Una experiencia directa en el interior de un matadero elimina toda duda

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

94

25.

El hombre perseguidor de todas las demás criaturas

 

97

26.

La brutalidad humana gana al peor demonio del planeta

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

99

27.

Los hábitos humanos extraños son muchos,

 

pero el peor es el de querer chupar de las ubres de la vaca

 

102

28.

El fastidio de los

síntomas.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

104

29.

Más zanahorias y menos campos de maíz.

 

La

importancia

de

consumir

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

106

30. La

cría de renacuajos y ranas, conejos y

 

109

31. Recuperar

y revivir

a

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

111

32. Los versos

dorados de

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

114

33. Toda la verdad

en una

página

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

118

34. Masse miedes, masse predes, masse cogos, masse

 

130

35. Terapias médicas y atenciones higienistas naturales

 

134

36. lsaías y el simple pan de cada

día

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

136

37. humildad de alinearse con

La

 

lo que hace la gente común

 

139

38. importancia de las

La

maneras y los tonos

141

39. ¿Niños veganos igual

 

a padres

irresponsables?

 

144

40. La iglesia católica: una fuerte y eterna alergia a los animales

 

146

41. católico antropocéntrico de la

El

concepto

 

149

42. La nostalgia

del opus dei por la inquisición

152

43. El buen sabor de la

carne

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

156

44. No se puede

coger

una flor sin turbar a las estrellas

 

159

45. La sensación

de asco y la capacidad de identificarse

 

161

46. Bases científicas del veganismo

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

163

47. La voz del Creador

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

166

SEGUNDA PARTE. Hierro y

minerales traza

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

169

1.

Elementos plásticos

y minerales

traza

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

171

2.

El hierro y los suplementos

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

176

3.

Hierro, sangre

y

anemia .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

178

4.

Los diferentes

grados de asimilación del hierro

 

181

5.

La mucosidad

y los glóbulos

 

183

6.

Compuestos férricos y compuestos ferrosos frente

 

a

la impecable dieta

crudista

 

186

7.

Recuperación del 95 por 100, el hierro que basta y

 

189

8.

La máxima prioridad de las madres: alimentos superricos

 

para sus hijos

queridos .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

190

9.

El bueno y atento reno ha aprendido a no depender de la sangre

 

192

10.

El

dilema

femenino de la leche y de la osteoporosis

 

195

12. Los consumos de hierro, las sustancias incompatibles, los hierro-destructores

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

201

13. Soluciones y compromisos para las emergencias de temporada

 

204

14. La multitud corre tras las

proteínas

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

207

15. Alimentación de tránsito

y alimentación

 

212

16. Comer 1000 calorías y consumir 1200 en la

 

214

17. Más planificación y menos persecución de remedios

 

217

18. No se combate la

grasa, sino las

 

causas de la grasa

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

220

19. El autoequilibrio y la

fibra fuerte

 

del cuerpo

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

222

20. La pareja estratégica de las vitaminas sintéticas y los suplementos

 

223

21. Cuando las palabras pierden su significado la gente pierde su libertad

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

225

22. Las dificultades de asimilación del

 

228

23. El mecanismo de la organización

 

231

24. La edad media y los filetes sangrantes

 

232

25. Dónde está el hierro

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

235

26. Nada de hierro en el

abuso