PERCEPCIONES

Cada día escucho este verbo substantivado en boca de los políticos y cada día me enfurezco más.

Para ellos, la percepción es la fuente de todos los problemas.

No es que en las calles de las principales ciudades del país impere la inseguridad y el reino de terror
de raponeros y asaltantes, lo que pasa es que los ciudadanos perciben que las ciudades son
inseguras. Por lo tanto no se requiere detener y judicializar ladrones; hay que hacer una labor
educativa para cambiar la percepción ciudadana acerca de la inseguridad.

No hay incertidumbre sobre la solidez de la economía colombiana; hay una percepción de que los
inversionistas internacionales se están retirando del país como ratas que abandonan un barco que
naufraga. La culpa es de los empresarios que no manifiestan más optimismo por poder vivir en este
paraíso económico. Lo que hay que hacer es emitir noticias sobre el gran interés de inversionistas
extranjeros en las oportunidades de inversión en el país en el postcoflicto, y declaraciones de los
empresarios que digan que les está llenado muy bien, aunque ahora que todas las empresas
presentaron sus balances, paras la mayoría las cosas no fueron color de rosa. No importa si los
extranjeros realmente invierten en el país, eso no es relevante. La última gran noticia fue el supuesto
hallazgo de reservas gigantescas de gas, enterradas bajo mil metros de agua y tres mil metros de
lecho marino, cuyos costos de extracción quien sabe cuanto serán, y que solventará la "no falta de
reservas de gas" que estuvo a punto de causar un nuevo apagón en el pasado fenómeno de El
Niño, cuando los generadores térmicos se negaron a generar con combustibles líquidos costosos,
porque no había gas para quemar.

Hay una percepción de que el gobierno está integrado por bandidos. Para contrarrestar esa
percepción lo que hay que hacer es levantar un buen escándalo que involucre al Centro
Democrático y a su líder, Uribe. Eso hace cambiar la percepción entre los medios de comunicación,
que al fin y al cabo eso es lo que importa. Los bandidos ya no son los del gobierno, son los de la
oposición.

Hay una percepción de que los bandidos de las FARC no están cumpliendo sus compromisos. No
es que no hayan entregado las armas, no es que estén haciendo proselitismo armado ni que
pretendan apoderarse de la poca riqueza del país. Es que la gente percibe que no cumplen. Por lo
tanto hay que cambiar la percepción de la gente mediante publicidad política, lo cual, por supuesto,
es más fácil que obligar a unos mafiosos envalentonados por las prebendas obtenidas a cumplir lo
poco que se comprometieron a cumplir.

Nos es que su vecino se está merendando a su mujer, es que usted "percibe" que le están saliendo
unos bultos en la frente.

El principal problema para este gobierno es que la gente percibe muchas otras cosas, percepciones
que no van a ser tan fáciles de remover a punto de propaganda.

La gente percibe que las FARC solo han entregado 140 armas, de las supuestas 7000 que inventarió
la ONU, y que aunque ya deberían haber entregado casi todas, las únicas que han entregado son
las de los guerrilleros que integrarán los cuerpos armados de protección de sus cabecillas y que
tienen que ser rearmados por el propio gobierno. Me imagino que estarán exigiendo armamento y
munición de última generación.

La gente percibe que las FARC entregaron en secreto, lejos de cualquier posibilidad de dejar
evidencia, tal vez 80 menores de edad que estaban "bajo su protección". Las FARC no reconocen
haber reclutado un solo menor de edad. Hay que hacer que la gente perciba que las FARC tienen
una verdadera disposición de arrepentimiento, por lo cual no vale la pena ensañarse con sus
miembros para que paguen los delitos cometidos.
La gente también percibe que las FARC están haciendo proselitismo armado, cuando tratan de
irrumpir en el Capitolio para celebrar un "Congreso de Paz", aunque siguen armados y diciendo que
no van a cumplir sus compromisos porque no les han cumplido, debido a que la comida que les
suministran no es de la calidad esperada, o que los alojamientos ofrecidos en las zonas de
agrupamiento son de calidad inferior a los cambuches disfrutadas en tiempo de guerra.

La gente percibe que el año entrante no habrá elecciones libres, porque las FARC andan
pregonando a los cuatro vientos que lo que se viene es un gobierno de transición que ya se acordó,
como si estuviésemos pasando de una dictadura hacia la libertad democrática, y no al revés, cuando
parece que farcsantes y farcsantos están de acuerdo en que el próximo gobierno no podrá hacer
nada diferente a lo impuesto por esa minoría de delincuentes. Si las FARC son 6000 tipos, en ningún
momento se les debió hacer ningún reconocimiento político. Para ser partido político, cualquier otro
pelagatos debe demostrar que está respaldado por al menos 200 o 300 mil ciudadanos, o sino,
pregúntele el viacrucis que soportó MIRA para no perder su personería jurídica. Claro que MIRA no
es un grupo armado, narcotraficante, terrorista y de secuestradores y extorsionistas. MIRA se salvó
por los pelos creo, porque logró tres curules en la Cámara. En cambio a las FARC les regalaron 5
curules en La Cámara y 5 curules en El Senado, como si estuviesen integradas por lo menos por 1
millón de alzados en armas. (Trescientos mil votos, tres curules en Cámara para MIRA, diez curules
para las FARC, representación de 1 millón de alzados en armas).

La gente percibe que ahora si su opinión no vale nada. A pesar de haber dicho NO, a "este gobierno"
le importó un carajo la opinión de la mayoría.

La gente percibe que las creencias de la mayoría son pisoteadas cuando unas minoría, invocando
el presunto derecho de respeto a sus propias creencias, matonea a quienes tienen creencias
diferentes a ellos. El argumento de la minoría que pregona la adopción de niños por parte de parejas
homosexuales, argumenta un derecho inexistente, el supuesto derecho a adoptar, cuando lo único
que debe garantizar el proceso de adopción es el derecho de los niños a tener una familia lo más
funcional posible. Sostener que una familia integrada por dos personas del mismo sexo es
totalmente funcional es un atropello a los derechos de los niños ya atropellados por la pérdida de
su familia natural

La gente percibe que las cosas están muy mal cuando el jefe de "este gobierno" considera que la
noticia más destacable, digna de ser anunciada en persona, es que James Rodriguez hizo un
doblete, sin darse cuenta que eso fue la realización de alguien que no es siquiera considerado un
segundón digno por el jefe del equipo en el cual juega, a veces.

La gente percibe que algo tiene que andar muy mal, cuando el jefe de "este régimen" (perdón, este
gobierno) se alegra hasta la histeria porque no le recortaron los fondos para pagar mermelada,
porque todo parecer indicar que casi le da un infarto ó cuando le contaron que Trump saludó en un
pasillo a dos ex-presidentes colombianos. Lo que no creo es que los miembros del nuevo gabinete
estadounidense deje gastar libremente esos fondos. Ya lo dijo, es para erradicar cultivos y combatir
el narcotráfico, no para premiar narcotraficantes por haber dejado de delinquir, o para "financiar" su
reincorporación a la vida civil. Daría lo que fuera por estar presente en la reunión privada (la pública
será puro teatro) entre Trump y el jefe de "este régimen".

La gente percibe que la justicia está podrida, cuando deja libre a un sujeto que apuñala
impunemente a un auxiliar de policía desarmado que intervino para impedir el ultraje a una mujer,
argumentando que la víctima no se murió, y que por lo tanto no se configura el delito de intento de
homicidio, porque según el agresor, no lo quería matar. Esperemos que no empapelen al pobre
auxiliar de policía por importunar a un cuidando probo sin orden judicial, quien solo estaba tratando
de ejercer su derecho al libre desarrollo de su personalidad satisfaciendo sus deseos sexuales en
una mujer, quien por otro lado debería estar agradecida por haber sido objeto de tales atenciones.

Definitivamente, la gente percibe que a este país se lo llevo el Patas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful