Está en la página 1de 4
CAPITULO VI Por una TPSV Con lo de nuestro amigo Pedrito habíamos hecho un paréntesis largo

CAPITULO VI

Por una TPSV

Con lo de nuestro amigo Pedrito habíamos hecho un paréntesis largo en nuestra mañana. Me asustaba saber lo que nos faltaba por decidir. Habían pedidos de marcapasos por completar lo de Concepción Carbonelli, solucionado-, otro paciente que debía internarse para un implante de cardiodesfibrilador por la tarde, otro paciente nuestro con miocardiopatía dilatada a quien estaban realizándole una colecistectomía por vía laparoscópica a esa hora, las interconsultas, las eventualidades ... La mañana se estaba tornando interminable. Mi día de guardia terminaba a las 5 de la tarde y faltaban muchas cosas por resolver en ese poco tiempo. La imagen de Andrea acudía permanentemente para recordarme que esa noche teníamos que vernos, a las 8 ¡qué emoción! La llevaría a cenar ¿Dónde?, ¿Cómo debía vestirme?, ¿De qué hablaríamos? - Doctores, doctores. Es mi primer mes de residente de primer año de Clínica Médica-, nos interrumpe una doctora joven y mientras lo dice la vemos asustadísima y angustiada. Quiero presentarles un paciente de 46 años, es diabético insulino-dependiente, fumador de 20 cigarrillos/día, dislipémico, tiene un cuadro depresivo tratado con amitriptilina, fue internado hace menos de 1 hora para evaluación de pie diabético. Fuimos llamados por enfermería para atenderlo porque se sentía descompuesto. Nosotros lo encontramos taquicárdico a 130 lpm, TA 100/70 mmHg, sudoroso y taquipneico. Le sacamos un ECG, creo que es una taquicardia ventricular paroxística ¿creo?, pero bueno los especialistas son Uds. No tiene antecedentes cardiológicos ¿Quieren ir a verlo, por favor? Lo único que tengo de laboratorio hasta ahora es: glucemia 296 mg/dL y potasio 2,7 mEq/L. - Doctores ¿Quiénes irán con nosotras?-, dice su compañera de residencia. Ella estaba más asustada.

De: Ignacio Zerimar - Noel J. Ramírez ©. En. La electrocardiografía basada en cuento y poesía. 1ra Ed. Tarixa Libros, Buenos Aires, 2013.

- Si quieren voy yo. Pero una observación: el término de taquicardia ventricular paroxística es una
  • - Si quieren voy yo. Pero una observación: el término de taquicardia

ventricular paroxística es una siembra suya. Por favor, muéstreme el ECG

Dra…

- Si quieren voy yo. Pero una observación: el término de taquicardia ventricular paroxística es una
  • - Pincas, soy la Dra. Amelia Pincas ¡Vamos es urgente, porfa! -Que un residente venga conmigo llevando cardiodesfibrilador -dije.

Salimos de prisa con las médicas residentes.

  • - ¡Ojalá que no le pase nada malo a mi paciente! Que a dos semanas

de estar en el Hospital me pase esto ¡es para morirse de la angustia! ¿No le

parece, doctor? Qué manera de volver años atrás con estas situaciones de hospital, médicos recién recibidos se topan con pacientes graves. Estupenda la ilusión de vivir, de formarse como médico ¡nunca dejaremos de sentir pasión por

De: Ignacio Zerimar - Noel J. Ramírez ©. En. La electrocardiografía basada en cuento y poesía. 1ra Ed. Tarixa Libros, Buenos Aires, 2013.

hacer esto! En el camino voy pensando en los posibles diagnósticos diferenciales. Mientras nos acercábamos a

hacer esto! En el camino voy pensando en los posibles diagnósticos diferenciales. Mientras nos acercábamos a la habitación del paciente repaso los datos que nos dijo Amelia. A todo paciente diabético se le debe considerar como portador de un infarto de miocardio, ahora está cursando con una taquicardia con complejo QRS ancho, se asocia a hipokalemia y consumo de amitriptilina los antidepresivos tricíclicos prolongan el intervalo QT e inducen el desarrollo de taquicardia ventricular polimorfa-, por otro lado, no

hay antecedente de enfermedad cardiológica punto a

favor-...

y en el ECG

tiene una patente compatible con una TPSV. -¡Doctora Amelia, doctora Amelia! ¡Apúrese por favor! Mi esposo se descompuso, se puso mal-, nos alcanza a decir una señora que supongo es su esposa. -Bueno, ya nos ocuparemos de todo ahora, vinimos con el cardiólogo. Quédese tranquila- la conforta Amelia. En el camino encuentro a una enfermera a quien le pedí que le hiciese un hemoglucotest inmediatamente y que tuviese a mano una ampolla de dextrosa hipertónica. Inmediatamente por detrás de nosotros entró nuestro residente con el cardiodesfibrilador, ¡me alivió poder contar con ese equipo! Entramos a la habitación. Empezamos a atenderlo. Encontramos que el paciente toleraba adecuadamente el decúbito dorsal, estaba algo sudoroso y levemente disneico. Nuestro residente le tomó la TA, tenía 110/60, la FC era de 132 lpm. A la auscultación no se detectaban signos de congestión pulmonar y la auscultación cardiaca no evidenció signos de falla cardiaca, tampoco encontramos soplos cardiacos. Dentro de todo, estaba bien, no apuraba. Bueno, yo estaba en ese análisis clínico, pero nuestro residente estaba en otro análisis clínico, yo supuse que la conocía de antes por el intercambio de miradas y palabras entre ellos.

- Creo que es una taquicardia paroxística supraventricular con conducción aberrante por un bloqueo de rama derecha previo, -dice nuestro residente Darío, con tono muy seguro y tranquilo-. ¿Quiere que le demos 6 mg de adenosina por vía endovenosa? Considero que es la opción más segura.

- Estoy perfectamente de acuerdo, dásela- le dije haciendo un gesto de aprobación y asombro cómplice.

De: Ignacio Zerimar - Noel J. Ramírez ©. En. La electrocardiografía basada en cuento y poesía. 1ra Ed. Tarixa Libros, Buenos Aires, 2013.

- Traje 3 ampollas en el bolsillo. Cargo
- Traje
3
ampollas en el bolsillo. Cargo

una

y

se

la

doy

en

bolo

rápido-. Mientras lo hace, se siente contento por haber hecho un buen diagnóstico y elegido una excelente opción. Esperamos unos segundos, 5 ó 6 después que se la diera. Y en el monitor del cardiodesfibrilador se observa el ritmo sinusal y el paciente expresa gesto de satisfacción y cotento.

  • - Creo que yo estoy demás acá. Darío hazle las indicaciones que

consideres conveniente. Dra. Pincas, la dejo en manos de nuestro mejor residente. Hasta luego- Salgo, en ese momento le hago un guiño a Darío.

De: Ignacio Zerimar - Noel J. Ramírez ©. En. La electrocardiografía basada en cuento y poesía. 1ra Ed. Tarixa Libros, Buenos Aires, 2013.