Está en la página 1de 73

Lógica modal

Ramon Jansana
Universitat de Barcelona

Índice general

Capı́tulo 1. Introducción 5
Capı́tulo 2. El lenguaje de la lógica modal 9
1. Vocabulario 9
2. Definición de fórmula 9
3. Instancias de sustitución 10
4. El principio de inducción 10
5. Definición por inducción (o recursión) 10
6. Ejercicios 11
Capı́tulo 3. La Semántica relacional 13
1. Modelos y marcos 13
2. Fórmulas válidas 15
3. Fórmulas equivalentes 17
4. Relaciones de consecuencia 18
5. Secuentes válidos 19
6. Ejercicios 20
Capı́tulo 4. La lógica clásica proposicional 23
1. Lenguaje formal 23
2. Semántica 23
3. Cálculo de secuentes 24
Capı́tulo 5. Cálculo de secuentes para la lógica modal 35
1. El cálculo 35
2. Relaciones de deducibilidad 37
3. Propiedades básicas de ` 37
4. Conjuntos consistentes de fórmulas 38
5. El modelo canónico 39
Capı́tulo 6. Algunos resultados de correspondencia 43
Capı́tulo 7. Lógicas modales normales 45
1. Extensiones axiomáticas del cálculo LK K 46
2. Axiomatizaciones tipo Hilbert de las lógicas modales normales 47
3. Relaciones de consecuencia 49
4. Relaciones de deducibilidad 49
Capı́tulo 8. Algunos resultados de correspondencia 51
3

El modelo canónico 57 3. L-teorias primas. Semántica de modelos con dominio constante: cuantificación sobre posibles 68 4. Las interpretaciones del lenguaje 64 3. relativamente maximales y L-consistente maximales 54 2.4 Índice general Capı́tulo 9. Los teoremas de completud 59 Capı́tulo 10. conjuntos L-consistentes. Lógica modal cuantificacional 63 1. Semántica de modelos con dominio variable: cuantificación sobre actuales y designación rı́gida 71 . Teoremas de completud 53 1. Sintaxis 63 2. L-teorı́as.

I. o sobre el modo en que un sujeto o colectividad la acepta.) de las modalidades “necesario” y “posible” tratadas por Aristóteles. “siempre” / “alguna vez”): “necesario” equivale a “no es posible que no”. por ejemplo. como lógica modal trata de una variedad de modalidades que incluye. etc. creı́da. Las modalidades infringen el principio de extensionalidad. Hugh McColl. Las modalidades usualmente se dan en pares de modalidades duales (“necesario” / “posible”. Lewis. entonces en todo enunciado α(p/β) en el que aparezca β. La lógica mo- dal moderna se ocupó en sus comienzos (C.. Veamos algunos ejemplos. o sustitución salva veritate. Los lógicos medievales continuaron el análisis de estos términos pero estudiaron también otras modalidades como por ejemplo las epistémicas. otras modalidades que han surgido en las ciencias de la computación y en el estudio de los fundamentos de las matemáticas. si β se sustituye por γ entonces se obtiene un nuevo enunciado. Capı́tulo 1 Introducción El inicio de la lógica modal se puede retrotraer al análisis de Aristóteles de los enunciados que contienen los términos “necesario” y “posible”. cómo es verda- dera. Hoy en dı́a lo que se conoce. Brevemente podemos decir que una modalidad es una expresión que aplicada a una oración S proporciona una nueva oración sobre el modo en que S es verdadera o sobre el modo en que es aceptada. La lógica clásica es extensional. La oración (3) no se sigue de (1) y (2): (1) 3 + 2 = 5 si y sólo si Juan Carlos I es rey de España (2) Es necesario que 3 + 2 = 5 5 . 1. en que circunstancias es verdadera. en sentido amplio. α(p/γ). Esto significa que vale el principio de sustitución de equivalentes materiales. además de las tradicionalmen- te consideradas.. donde es verdadera. pero pronto se ocupó de otras modalidades. sobre cuando es verdadera. como conocida. Por ejemplo. “siempre” equivale a “no es el caso que alguna vez no”. demostrada. conocido también como principio de extensionalidad: si dos enunciados β y γ tienen el mismo valor de verdad. con el mismo valor de verdad que el inicial (α(p/β)).

nunca. a diferencia de lo que ocurre con las oraciones (1) y (4). (6) no depende. está permitido. es consistente. en algún momento pasa- do. depende de si lo es en todas las situaciones alternativas a la actual. el valor de verdad de (6) no depende de si ahora Parı́s está o no en Australia. sino que depende también de lo que ocurre en las situaciones alternativas pertinentes en cada caso. Puesto que esto no es ası́. La oración (12) no se sigue de (10) y (11) (10) 3 + 2 = 5 si y sólo si no hay un número primo mayor que todos los demás números primos (11) Juan sabe que 3 + 2 = 5 (12) Juan sabe que no hay un número primo mayor que todos los demás números primos. Análogamente. Modalidades doxásticas: j cree que. 2. imposible Modalidades temporales: siempre. se cree que. Por ejemplo. etc. posible. Puesto que esto no es ası́. 4. etc.6 1. es satisfacible. el valor de verdad de (3) no depende sólo de si Juan Carlos I es o no rey de España. La razón de que el principio de extensionalidad falle en los ejemplos 1 y 2 se explica por el hecho de que el valor de verdad de las oraciones (2). a partir de ahora. La oración (6) no se sigue de (4) y (5): (4) Felipe de Borbón es rey de España si y sólo si Parı́s está en Australia (5) En el futuro Felipe de Borbón será rey de España (6) En el futuro Parı́s estará en Australia 3. (5). la oración (9) no se sigue de (7) y (8): (7) El autor de El Quijote es el autor de El Quijote si y sólo si el autor de El Quijote es Cervantes (8) Juan cree que el autor de El Quijote es el autor de El Quijote (9) Juan cree que el autor de El Quijote es Cervantes. todos saben que. en algún momento futuro. . Modalidades epistémicas: j sabe que. siem- pre en el futuro. etc. (3). Modalidades deónticas: es obligatorio. INTRODUCCIóN (3) Es necesario que Juan Carlos I es rey de España. etc. es demostrable en la teorı́a T . Modalidades de la metalógica: es válido. el programa permite que. es demostra- ble. está prohibi- do. Un listado de modalidades. (3) es falsa. únicamente de lo que ocurre en la situación en que se evalúa la oración. durante la computación. Modalidades aléticas: necesario. siempre en el pasado. se sabe que. (6) es falsa. Modalidades de la lógica dinámica: después de que la computación se acabe. depende de si en algún momento futuro será el caso que Parı́s está en Australia. Que (3) sea verdadero significa que en cualquier situación posible (no sólo en la actual) Juan Carlos I es rey de España. es legal. Del mismo modo.

Por esta razón se conoce a esta semántica como semántica relacional. se representan en semántica relacional por puntos. en contextos filosóficos estos puntos se lla- man a menudo mundos posibles y en contextos de ciencias de la computación estados. Las situaciones alternativas. Dada una modalidad 2 y un enunciado ϕ (interpretado en la situación actual). INTRODUCCIóN 7 Modalidades espaciales: en todas partes. en el sentido de que es aplicable a multitud de modalidades. Una relación R entre puntos que indica qué situaciones son alternati- vas a cuales. Toma en serio desde un punto de vista matemático la idea de situación alternativa y la idea de que el valor de verdad de un enunciado con modalidades en la situación actual de- pende del valor de verdad de alguno o todos sus componentes es situaciones alternativas. En este caso los modelos constan de: 1. etc. y para las modalidades temporales Prior. Implı́citamente se halla en un artı́culo mucho anterior de Jónsson y Tarski. De hecho. También es frecuente utilizar con el mismo propósito la expresión ‘estado de cosas’ (state of affairs). ni que disponer de una tal concepción sea necesario para elaborar la semántica relacional. A pesar de que hemos usado la palabra ‘situación’ más a menudo que la expresión ‘mundo posible’. La semántica relacional para las lógicas de las diferentes modalidades considera seriamente el análisis que hemos ex- puesto brevemente de porqué no vale el principio de sustitución de equiva- lentes materiales para enunciados con modalidades. Con el uso de estas expresiones no se pretende sugerir ni mucho menos que se dispone de una concepción de lo que es una situación o lo que es un mundo posible. como por otra parte es muy común. o en el estado actual w. Una interpretación que en cada situación establece qué enunciados son verdaderos y cuales falsos. Cada una de ellas puede ser la actual. de modo que 2ϕ es verdadero en una situación w sii ϕ es verdadero en toda situación w0 tal que wRw0 . independientemente uno de otro. en alguna parte. Kripke. o posibles. La semántica relacional. La semántica de mundos posibles para las modalidades aléticas la intro- dujo Carnap. Hintikka y Kanger. ambas expresiones se han usado metafóricamente. 3. el valor de verdad del enunciado 2ϕ en la situación actual w. La semántica relacio- nal tal como la formulamos hoy en dı́a la introdujeron. aunque el tratamiento de Kripke es el más general. La relación de ser una alternativa se representa por una relación entre puntos. la semántica relacional es compatible con diferentes concepciones de lo que puede ser desde un punto de vista metafı́sico un . La semántica relacional tal como la presentó Kripke es completamente general. En los cı́rculos de filosofı́a analı́tica se la conoce también como semántica de mundos posibles. 1. 2. depende de lo que ocurre en situaciones (o estados) alter- nativas(os) a w. Un conjunto no vacı́o de puntos que representan las situaciones per- tinentes.

8 1. Debido a esta caracterı́stica a veces pue- de parecer más apropiada la metáfora de los mundos posibles que la de las situaciones puesto que. los mundos posibles. desde este punto de vista metafı́sico. pero en una situación no tiene porque ser ası́. Conviene observar una caracterı́stica importante de la semántica rela- cional. INTRODUCCIóN mundo posible. En cada punto. en el mundo está deter- minado de cada enunciado si es verdadero o falso. según una actitud realista. bajo cada interpretación. incluso es compatible con concepciones que niegan. . cada fórmula tiene un valor de verdad (es verdadera o falsa).

Ası́. es decir como funciones de valores de verdad. si nos importan las modalidades aléticas. ∨. Los operadores modales pueden interpretarse intuitivamente de muchas maneras. Las conectivas ∧. (α ∨ β) y (α → β). r1 . . Se obtiene añadiendo a éste dos operadores modales. lo son 2α. 1. según la modalidad que se pretenda tratar. también lo son (α ∧ β). Si α y β son fórmulas. . > se siguen interpretando intuitivamente del modo en que se hace en lógica proposicional. p1 . 2. → de la lógica clásica y las cons- tantes proposicionales ⊥. . . si nos importan las modalidades temporales 2 se interpretará por ejemplo como “siempre en el futuro” y entonces 3 se interpretará como “en algún momento futuro”. Uno de los operadores se interpreta como una de las modalidades y el otro como la modalidad dual. Convencionalmente se utiliza el cuadrado 2 para la mo- dalidad universal y el diamante 3 para la existencial. 9 . Operadores modales: 2. Capı́tulo 2 El lenguaje de la lógica modal El lenguaje de la lógica modal proposicional es una extensión del len- guaje de la lógica proposicional clásica. Paréntesis Asumimos una enumeración fijada p0 . → 4. p1 . Conectivas: ∧. q1 . . Constantes proposicionales: ⊥. Toda fórmula atómica es una fórmula. ∨. Definición de fórmula Las expresiones son las sucesiones finitas de elementos del vocabulario. Si α es una fórmula. . Variables proposicionales: p. Las fórmulas se definen de acuerdo con las siguientes reglas: 1. r. p2 . > 3. 2. q. 2 se interpretará como “es necesario” y 3 se in- terpretará como “es posible”. Vocabulario El lenguaje formal de la lógica modal proposicional consta pues del si- guiente vocabulario: 1. de la s variables propo- sicionales. 2. y 3α 3. Las fórmulas atómicas son las variables proposicionales y las constantes proposicionales. 3 5.

“diamante ϕ” y también. . . pn por α0 . Definición por inducción (o recursión) Proposición 2. entonces toda fórmula tiene P . 4. h(>) = b 4. h(⊥) = a 3. . 4. 5. para cada letra proposicional p. h(2ϕ) = F2 (h(ϕ)). Si P es una propiedad tal que 1. ası́ como el concepto de subfórmula. . . . Ası́ (r ∧ p) → ¬r es una instancia de sustitución de p → q. si ϕ y ψ tienen P . 2. 2. entonces (ϕ ∨ ψ) . Como en el caso del cuadrado optaremos por la primera lectura. h(ψ)i) 6. a veces. h(ψ)i) 5. G∧ . 3. b ∈ D. h(ψ)i) 7. G→ funciones de D ×D en D y a. si ϕ tiene P . . Sea D un conjunto no vacı́o. entonces 3ϕ y 2ϕ tienen P . G∨ . Análogamente una fórmula de la forma 3ϕ se lee “rombo ϕ”. . También es una instancia de sustitución de las fórmulas (r ∧ q) → p y de (p ∧ q) → r. 8. . h(3ϕ) = F3 (h(ϕ)). αn respectivamente. Si β es una fórmula. Instancias de sustitución Dada una fórmula α. Nosotros optaremos por la primera lectura. con β(p0 /α0 . Una fórmula de la forma 2ϕ se lee “cuadrado ϕ” y a veces “es necesario que ϕ” aunque no consideremos ninguna interpretación intuitiva del mismo. 3. Para cada función h del conjunto de las variables proposicionales en D. F2 y F3 funciones de D en D.10 2. . “es posible que ϕ”. (ϕ ∧ ψ) y (ϕ → ψ) tienen P . ⊥ y > tienen P . h((ϕ ∧ ψ)) = G∧ (hh(ϕ). h((ϕ ∨ ψ)) = G∨ (hh(ϕ). toda variable proposicional tiene P . h((ϕ → ψ)) = G→ (hh(ϕ). existe una única función h : F m → D tal que 1. El árbol genealógico de una fórmula se define de modo análogo a como se hace en lógica proposicional (no modal). . . El principio de inducción Proposición 1 (Principio de inducción). . entre otras. una instancia de sustitución de α es cualquier fórmula que se obtiene reemplazando simultáneamente alguna o todas las letras proposicionales que aparecen en α por fórmulas. h(p) = h(p). pn /αn ) nos referiremos a la ins- tancia de sustitución de β que se obtiene reemplazando en β las letras pro- posicionales p0 . EL LENGUAJE DE LA LóGICA MODAL El sı́mbolo ↔ se define del modo usual en lógica clásica como ϕ ↔ ψ := (ϕ → ψ) ∧ (ψ → ϕ) La negación de una fórmula α es la fórmula α → ⊥ que abreviamos con ¬α.

pero no es necesario. Es posible que si el Barça gana La Liga. siempre perderá la “Cham- pions”. pero es posible que gane la copa de la UEFA. 2. Siempre ocurrirá que si el Barça gana La Liga. Si el Barça pierde La Liga. . 2. El Barça ganará siempre La Liga. Si el Barça pierde alguna vez La Liga. No siempre ocurrirá que el Barça gane La Liga. Si el Barça gana alguna vez La Liga. formalice: 1. es necesario que la gane el Valencia. formalice: 1. es necesario que la pierda el Valencia. pero alguna vez ganará la copa de la UEFA. 5. 6. 4. No es posible que el Barça gane La Liga. siempre la ganará el Valencia. 3. Es posible que el Valencia gane La Liga y posiblemente es necesario que sea ası́. 5. 6. 6. 3. 2. 7. la perderá el Valencia. Interpretando 2 como “es necesario” y su dual 3 como “es posible”. Interpretando 2 como “siempre en el futuro” y su dual 3 como “alguna vez en el futuro”. Es posible que el Barça gane La Liga. pierda la “Champions”. EJERCICIOS 11 6. Si es posible que el Barça gane La Liga. No siempre ocurrirá que el Barça o el Valencia ganen La Liga. Ejercicios 1. Es imposible que que el Barça y el Valencia ganen La Liga. 4.

.

w |= 3ϕ sii existe v ∈ W tal que wRv y M. Definición 4. ı́ndices. después. w |= ϕ2 . V i. M. Utilizaremos indistintamente todos estos términos. Los elementos de W se llaman puntos. M. M. w |= > . M. Un marco (de Kripke) es una estructura F = hW. M. donde 1. R. V es una función que asigna a cada letra proposicional un subconjunto de W . Ri. w 6|= ϕ 13 . V i. la definición inductiva de fórmula verdadera en un punto w ∈ W es la siguiente: M. Ri donde 1. W es un conjunto no vacı́o y 2. v |= ϕ. w |= ϕ1 y M. R. Modelos y marcos Definición 3. Capı́tulo 3 La Semántica relacional Presentamos la semántica relacional para el lenguaje de la lógica modal proposicional. w |= ϕ1 o M. Un modelo (de Kripke) es una estructura M = hW. 1. M. v |= ϕ. w |= ϕ2 . w |= 2ϕ sii para cada v ∈ W tal que wRv. w 6|= ⊥ . w |= ¬ϕ sii M. Ri. Primero definiremos los conceptos de marco y de modelo. V i es un modelo sobre hW. w |= (ϕ1 ∨ ϕ2 ) sii M. hW. w |= p sii w ∈ V (p). Ri es un marco y 2. para cada modelo. w |= (ϕ1 → ϕ2 ) sii M. w 6|= ϕ1 o M. y que el modelo hW. Dado un modelo M = hW. M. mundos o estados del marco. w |= ϕ2 . M. para cada letra proposicional p. De la definición se sigue que M. w |= (ϕ1 ∧ ϕ2 ) sii M. definiremos la relación de verdad de una fórmula en un punto del modelo. R. R es una relación binaria en W . Se dice que la función V es una asignación o una valoración en el marco hW.

Consideremos el modelo de diagrama p |=1e | || ||| | || p. La fórmula 23p es verdadera en los puntos 1 y 3. q 2 /3 q o la fórmula 2p → 32q es verdadera en todos los puntos. 2 y 3. 2 y 3. La fórmula 32p es verdadera en los puntos 1 y 2. 1. 2 y 3. La fórmula 2(p → q) es verdadera en el punto 3. 2. w |= ϕ}. La fórmula 2q es verdadera en el punto 3. La fórmula 2(p → 2q) es verdadera en los puntos 1. La fórmula 2(p → 2q) es verdadera en el punto 3. La fórmula 23p es verdadera en los puntos 1. 2 y 3. es decir V (ϕ) := {w ∈ W : M. La fórmula 3p es verdadera en los puntos 1 y 2. La fórmula 3p es verdadera en los puntos 1.14 3. 2 y 3. Consideremos el modelo de diagrama p. 3. LA SEMáNTICA RELACIONAL Si ϕ es verdadera en un punto se dice que el punto satisface la fórmula o que la fórmula es satisfecha en el punto. 2 y 3. La fórmula 3q es verdadera en los puntos 1. q <y 1 laBB yy BB yyy BB y BB yy p. La fórmula 2q es verdadera en los puntos 1. q 2 /3 q La fórmula 2p es verdadera en los puntos 1 y 3. 2 y 3. La fórmula 3q es verdadera en el punto 2. La fórmula 32p es verdadera en los puntos 1. La fórmula 2(p → q) es verdadera en los puntos 1. En el modelo de diagrama p 91o /2e . q 2 /3 q La fórmula 2p es verdadera en los puntos 1 y 3. 4. Ejemplos. Con V (ϕ) se denota el conjunto de puntos en que ϕ es verdadera. En el modelo de diagrama p |= 1 ?e ? | ? || ?? ||| ?? | ?? ||  p.

Dado un marco F. pn /βn )) ∩ V (β(p0 /β0 . . . . . . Una fórmula es válida en una clase de modelos M si es válida en cada uno de sus elementos. Por tanto. . . . . Veamos que V ((α ∧ β)(p0 /β0 . . Con Val(M) denotaremos el conjunto de fórmulas válidas en M. . Con Val(F) denotaremos el conjunto de fórmulas válidas en F. Fórmulas válidas Si ϕ es verdadera en todo punto de un modelo M. . . . con lo cual obtenemos también lo deseado. Entonces. . pn /βn ) = α(p0 /β0 . . entonces α(p0 /β0 . 2. pn . . . . . . entonces α(p0 /β0 . . . pn /βn )) = V (α(p0 /β0 . . . . . FóRMULAS VáLIDAS 15 la fórmula 3p → 2p es falsa en todos los puntos. es decir si V (ϕ) = W . . . a) Si α es una variable proposicional q y q es diferente de p0 . se dice que una fórmula ϕ es válida en F si ϕ es válida en todo modelo hF. . pn /βn ) y además V (α(p0 /β0 . . . para toda fórmula α. βn fórmulas cualesquiera y consideremos la asignación V ∗ en hW. . . sean β0 . R. 2. Sea hW. . pn /βn ) ∧ β(p0 /β0 . . . Ri definida por V ∗ (pi ) = V (βi ) para cada i ≤ n y si i 6≤ n. . pn /βn )). pn /βn )∧β(p0 /β0 . pn /βn )) = V ∗ (α ∧ β). . . Por inducción. . . . . pn /βn )) = V ∗ (α) y V (β(p0 /β0 . . pn /βn )) = V ∗ (β). . utilizando la hipótesis inductiva obtenemos V (α(p0 /β0 . c) Supongamos como hipótesis inductiva que V (α(p0 /β0 . . . . V i sobre F. . Puesto que (α ∧ β)(p0 /β0 . Si q = pi para algún i ≤ n. pn /βn ) = q y V ∗ (q) = V (q). Lema 5. La semántica relacional obliga a que ciertas fórmulas sean válidas en todo modelo y que los conjuntos de fórmulas válidas en un modelo y de fórmulas válidas en un marco tengan ciertas propiedades de clausura. Demostración. . . pn /βn )) = V ∗ (α ∧ β). . . . Análogamente se dice que una fórmula es válida en una clase F de marcos. Por tanto tenemos lo deseado. se dice que es válida en M. . V ∗ (pi ) = V (pi ). entonces α(p0 /β0 . . . V (α(p0 /β0 . . . . . . pn /βn )) = V ∗ (α). pn /βn )) = V ∗ (α)∩V ∗ (β) = V ∗ (α∧β). pn /βn ) ∧ β(p0 /β0 . . . V i un modelo. pn /βn ) = βi y V ∗ (q) = V ∗ (pi ) = V (βi ). . . . . . . . Denotaremos con Val(M) el conjunto de las fórmulas válidas en todos los modelos pertenecientes a M y con Val(F) la clase de todas las fórmulas validas en todos los marcos elemento de F. . V ((α ∧ β)(p0 /β0 . pn /βn ) = α y obtenemos lo deseado. . b) Si α es ⊥ o >. . . .

Por tanto α es verdadera con la asignación v. . para cada letra proposi- cional p. pn /βn )) = V ∗ (α). . . Por tanto. pn /βn )) = V ∗ (2α). V (β) = {a} si y sólo si β es verdadera con la asignación de valores de verdad v. . Por tanto w ∈ V (α). . Veamos que V ((2α)(p0 /β0 . V (2α(p0 /β0 . para cada modelo M. QED Lema 6. es decir se demuestra que V ((3α)(p0 /β0 . pn /βn ). . Si ϕ es válida en un modelo. Aplicando la hipótesis inductiva. QED Proposición 7. . pn /βn ))}. α es válida en M. V i un modelo y sea w ∈ W . . pn /βn )) = V ∗ (2α). pn /βn )) = {w ∈ W : (∀v ∈ W )(wRv ⇒ v ∈ V (α(p0 /β0 . Si α es una fórmula en la que no ocurren los sı́mbolos 2 y 3. por tanto son válidas en todo modelo. concluimos que V (α) = W . De modo análogo se trata el caso de 3α. . Consideremos el modelo M = h{a}. α es válida en M. Por otro. ∅. . . . . . . Concluimos que α es una tautologı́a. . Sea M = hW. pn /βn ) = 2α(p0 /β0 . Ası́. Supongamos que α es una tautologı́a. . . . V (2α(p0 /β0 . . puesto que α es válida en todo modelo. . . lo es con v. 2. V i donde V se define mediante V (p) = {a} si y sólo si v(p) = 1. . Por un lado (2α)(p0 /β0 . Ası́. . . . entonces 2ϕ ∈ Val(M). 1. .16 3. . Sea v una asignación de valores de verdad. 3. Supongamos ahora que α es válida en todo modelo. R. Es fácil ver que en toda fórmula β en la que ni 2 ni 3 ocurren. . pn /βn )) = V ∗ (3α). . pn /βn )) = V ∗ (2α). Puesto que w es un elemento arbitrario de W . . . V (α) = {a}. Ası́. . . . Las fórmulas de la forma de una tautologı́a (las instancias de susti- tución de tautologı́as) son válidas en todo modelo. Puesto que α es verdadera con cualquier asignación. V ((2α)(p0 /β0 . si ϕ ∈ Val(M). Consideremos la asignación de valores de verdad v definida mediante v(p) = 1 sii w ∈ V (p) para cada letra proposicional p. LA SEMáNTICA RELACIONAL De modo análogo se tratan los casos de (α ∨ β) y de (α → β). d) Supongamos como hipótesis inductiva que V (α(p0 /β0 . Es inmediato ver que una fórmula cualquiera β en la que no ocurren ni 2 ni 3 es verdadera con la asignación de valores de verdad v si y sólo si w ∈ V (β). . Demostración. . Ası́. . . V (2α(p0 /β0 . Por tanto. entonces α es una tautologı́a si y sólo si es válida en todo modelo. pn /βn )) = {w ∈ W : (∀v ∈ W )(wRv ⇒ v ∈ V ∗ (α)}. lo es 2ϕ. . Las fórmulas de la forma 2(ϕ → ψ) → (2ϕ → 2ψ) son verdaderas en todo punto de todo modelo. .

por tanto son válidas. Para demostrarlo sea v ∈ W tal que wRv. Supongamos que ϕ es valida en un modelo M = hW. 2. Demostración. Supongamos que α es una instancia de sustitución de una tautologı́a. R. Bajo esta suposición debemos ver que M. w |= 2ψ. 3. supongamos que M. . pn /βn )) = V ∗ (β). Fijemos un modelo M = hW. 1. lo es también el consecuente (2ϕ → 2ψ). entonces σϕ ∈ Val(F) 5. (i) M. . v |= ψ. v |= (ϕ → ψ) y puesto que M. entonces toda instancia de sustitución σϕ de ϕ es válida también en F. w |= ϕ. Puesto que β es una tautologı́a. Si ϕ es válida en un marco F. v |= ψ. Para demostrar que 2(ϕ → ψ) → (2ϕ → 2ψ) es verda- dera en w. R. para todo v ∈ W tal que wRv ocurre que M. Por tanto. V i. 2ϕ es equivalente a ¬3¬ϕ. Ası́. Se deja como ejercicio. 1. Puesto que M. Consideremos un punto w ∈ W . Por tanto. w |= 2ϕ. v |= ϕ. y las de la forma 3α ↔ ¬2¬α son verdaderas en todo punto de todo modelo. si ϕ ∈ Val(F) y σϕ es una instancia de sustitución de ϕ cualquiera. Las fórmulas de la forma 2α ↔ ¬3¬α. w |= 2(ϕ → ψ). w |= 2ϕ. Debe utilizarse el lema 5. α es válida en M. QED . que es lo que deseábamos. . Por el lema 5. w |= 2ϕ → 2ψ. M. M. . Ası́. . w |= 2ϕ. Se deja como ejercicio. V ∗ (β) = W . 4. es decir que para todo v ∈ W tal que wRv ocurre que M. FóRMULAS EQUIVALENTES 17 4. por (i) y (ii) obtenemos que M. Consideremos la asignación V ∗ en hW. QED 3. v |= ϕ. w |= 2ψ. pn /βn ) donde β es un tautologı́a. V i. . Demostración. R. Ası́. Ası́. pn /βn )) = W. dado w ∈ W . Esto significa que para todo w ∈ W . . M. V (β(p0 /β0 . Por tanto. 3. w |= 2(ϕ → ψ). . 2. . V (β(p0 /β0 . Supongamos que α es β(p0 /β0 . . V ∗ (pi ) = V (pi ). . trivialmente. basta demostrar que en caso de que el antecedente 2(ϕ → ψ) sea verdadero en w. 3ϕ es equivalente a ¬2¬ϕ. Para toda fórmula ϕ. . 5. Para ver que M. Proposición 8. V i arbitrario. Ri definida por V ∗ (pi ) = V (βi ) para cada i ≤ n y tal que i 6≤ n. Consi- deremos un modelo M = hW. Se deja como ejercicio. Supongamos pues que M. (ii) M. Fórmulas equivalentes Diremos que dos fórmulas son equivalentes si en todo modelo ambas son verdaderas en exactamente los mismos puntos.

Por tanto. . V i) y para todo w ∈ W tal que para cada ψ ∈ Σ. Demostración. hW. . |=l ϕ sii |=g ϕ. Las dos relaciones de consecuencia tienen las mismas consecuencias a partir del conjunto vacı́o. V i tal que para cada ψ ∈ Σ. pn /βn ) y β(p0 /β0 . Demostración. Por ejem- plo p |=g 2p pero p 6|=l 2p. α(p0 /β0 . . . . Sean ϕ una fórmula modal y Σ un conjunto de fórmulas modales. V i |= ψ ocurre que hW. . QED Proposición 10 (Sustitución de equivalentes). . por lo que son equivalentes. . . . βn . Se dice que ϕ es una consecuencia global de Σ. QED 4. . . M. ϕ. ψ ocurre que w sat. . pn /βn ) son verdaderas en los mismos puntos. pn /βn ) y β(p0 /β0 . . Para cualesquiera fórmu- las α. |=g ϕ si y sólo si para todo modelo M ϕ es válida en M. y escribimos Σ |=l ϕ. . . entonces para cualesquiera letras proposicionales p0 . R. . si para todo modelo hW. pn /βn ) ↔ β(p0 /β0 . Por tanto toda instancia de sustitución de α ↔ β es válida en todo modelo M. . .18 3. . . . R. Ası́. La relación de consecuencia global se define como sigue. Se sigue que en todo modelo M las fórmulas α(p0 /β0 . . . pn y cualesquiera fórmulas modales β0 . Ası́. Proposición 11. . . pn /βn ) son fórmulas equivalentes. si β es equivalente a γ. Relaciones de consecuencia La relación de consecuencia local se define como sigue. . Observemos que por una parte. β y γ. . Si α y β son fórmulas en las que no ocurren ni 2 ni 3 y son lógicamente equivalentes en el sentido de la lógica proposi- cional clásica. QED Sin embargo ambas relaciones de consecuencia son diferentes. si para todo modelo hW. α ↔ β es una tautologı́a. . LA SEMáNTICA RELACIONAL Proposición 9. y que por otra parte. pn /βn ) es válida en todo modelo M. . . . R. R. y escribimos Σ |=g ϕ. . |=l ϕ si y sólo si para todo modelo M y todo w ∈ W . Se dice que ϕ es con- secuencia local de Σ. Para toda fórmula ϕ. V i |= ϕ. w sat. es evidente que |=l ϕ si y sólo si |=g ϕ. Se deja como ejercicio. Se demuestra por inducción. Sean ϕ una fórmula modal y Σ un conjunto de fórmulas modales. las instancias de sustitución α(p0 /β0 . α(p/β) es equivalente a α(p/γ) Demostración. entonces para toda variable p.w |= ϕ. Supongamos que α y β son fórmulas en las que no ocurren ni 2 ni 3 y son lógicamente equivalentes en el sentido de la lógi- ca proposicional clásica.

∆. Veamos que 2Σ. SECUENTES VáLIDOS 19 5. Supongamos que M = hW. Un secuente es válido. las fórmulas de Σ son verdaderas en v. que escribimos Γ  ∆. Supongamos para ello que w ∈ W es tal que para cada α ∈ Σ. 2ϕ  2ψ . puesto que Σ. QED Proposición 13. esto significa que para cada w ∈ W en el que las fórmulas de Σ y ϕ sean verdaderas. si es válido en todo modelo. ϕ 2Σ  3∆. 3ϕ  3ψ Demostración. Esto último implica que hay v ∈ W tal que wRv y ϕ es verdadera en v. La regla Σ. La regla Σ  ∆. 3β es verdadera en w. Por tanto. Dada un conjunto Σ de fórmulas consideraremos los conjuntos de fórmu- las 2Σ := {2ϕ : ϕ ∈ Σ} y 3Σ := {3ϕ : ϕ ∈ Σ}. V i es un modelo en el que es válido el secuente Σ. En particular lo es ϕψ . 2ϕ ∧ 3ψ  3(ϕ ∧ ψ) son válidos Demostración. ϕ  ∆. Ası́. Puesto que wRv. Proposición 12. 2α es verdadera en w y 3ϕ es verdadera en w. ϕ  ∆ 2Σ. ocurre que alguna fórmula en ∆ es verdadera. un secuente está formado por un par de conjuntos finitos Γ. alguna fórmula β ∈ ∆ debe ser verdadera en v. Una regla entre secuentes es válida si para todo modelo en el que son válidos los secuentes a los que se aplica la regla. R. 2ψ es válida. 5. En particular lo es ϕψ . 2(ϕ ∨ ψ)  2ϕ ∨ 3ψ 3. 2(ϕ → ψ)  2ϕ → 2ψ 2. Secuentes válidos Como en lógica proposicional clásica. Los secuentes 1. es válido el secuente que se obtiene por la aplicación de la regla. QED Proposición 14. alguna de las fórmulas en ∆ es verdadera. 3ϕ  3∆ es válido en M. Concluimos pues que 2Σ. ϕ  ∆ es valido en M. 3ϕ  3∆ es válida. 3ϕ  3∆ es válido en M. Un secuente Σ  ∆ es válido en un modelo M si para cada punto w ∈ W en el que todas las fórmulas en Σ son verdaderas. Se deja como ejercicio.

Sea Σ  ϕ un secuente. 3i. Es válido el secuente p  2p? Y el secuente p  3p? 4. LA SEMáNTICA RELACIONAL Demostración. 2i} V (p) = {1. . V i donde W = {1. (d) Decida si las fórmulas 2p → 3p y 332p → p son válidas en el marco del modelo. (b) De cada una de las siguientes fórmulas diga en que puntos es verdadera: a) 2q. 7. h3. b) 2¬(p → ¬q). 1i. h4. Demuestre que 2α es equivalente a ¬3¬α. b) 2p → ¬p. d ) 32(p ∨ q). Consideremos el modelo hW. QED 6. 2} (a) Dibuje el modelo. 3}. Demuestre el apartado 4 de la proposición 7. Consideremos el modelo de diagrama p q 91o /2 Decida para cada una de las fórmulas siguientes si es verdadera en 1 y si es verdadera en 2. (c) Decida para cada una de las fórmulas siguientes si es válida en el modelo: a) 32p ∨ 332p. Demuestre la proposición 8. Demuestre la proposición 12. 3. 6. Demuestre el apartado 4 de la proposición 7. Ejercicios 1. Se sigue inmediatamente de las definiciones. 2. R. h2.20 3. Demostración. Σ  ϕ es válido sii Σ |=l ϕ. R = {h1. Demuestre la proposición 10. 2i. Se deja como ejercicio. 8. 4}. V (q) = {1. c) 2(p ∨ q) ∨ 3(p ∧ q). 5. el principio de sustitución de equivalen- tes. (a) 2p → 22p (b) ¬2p (c) p → 32p (d) ¬2q → 2¬p (d) 3q → ¬3q 2. 9. 3. QED Proposición 15. d ) 3(p ∨ ¬p) → 2(p ∨ ¬q). c) (p → 3p) ∧ (q → 3q). e) 2p ∧ 3q.

. EJERCICIOS 21 10. 6. Demuestre que las fórmulas 2(3p → q) y 2(2¬p ∨ q) son equivalen- tes.

.

q1 . V representa el valor de verdad verdadero y F el valor de verdad falso. 2. Capı́tulo 4 La lógica clásica proposicional Dedicamos este capı́tulo a presentar la lógica proposicional clásica. Conectivas: ∧. r. Las fórmulas atómicas son las variables proposicionales y las constantes proposicionales. > 4. también lo son (ϕ ∧ ψ). Paréntesis Las expresiones son las sucesiones finitas de elementos del vocabulario. Las fórmulas se definen de acuerdo con las siguientes reglas: 1. Semántica Una asignación de valores de verdad es una función v que asigna a cada letra proposicional un elemento de {V. Toda fórmula atómica es una fórmula. → 3. 1. Lenguaje formal El lenguaje formal que hemos escogido para presentar la lógica proposi- cional consta del siguiente vocabulario: 1. 2. una se interpreta siempre como verdadera y la otra siempre como falsa. r1 . El cálculo es el cálculo de secuentes de Gentzen. . Si ϕ es una fórmula ¬ϕ := (ϕ → ⊥) donde := significa que la expresión de la izquierda se define como una abre- viación de la expresión de la derecha. q. Hemos optado por tener en el lenguaje dos constantes proposicionales. 2. Constantes proposicionales: ⊥. La semántica que presentamos es la habitual: la de asignaciones de valo- res de verdad. Pri- mero introduciremos el lenguaje. Este recurso permite introducir la negación como una conectiva definida y comparar mejor la lógica proposicional clásica con la lógica intuicionista a través de los cálculos de secuentes para cada una de ellas introducidos por Gentzen. ∨. 23 . . . p1 . F }. (ϕ ∨ ψ) y (ϕ → ψ). Variables proposicionales: p. El capı́tulo finaliza con la demostración del teorema de completud. La negación se introduce del siguiente modo. Si ϕ y ψ son fórmulas. Para abreviar hablaremos simple- mente de asignaciones.

>}. . v sat. ∆i donde Γ y ∆ son conjuntos finitos. Γ. . p sii v(p) = V v sat. . . En este contexo. ψn 1Hay traduccióm inglesa en M. →. decimos que v satisface Σ si para cada ϕ ∈ Σ. . . ⊥. . ψ v sat. Debe tenerse en cuenta que ∅  ∅ es un secuente. con la diferencia de que nuestros secuentes son pares de conjuntos finitos de fórmulas en lu- gar de pares de sucesiones finitas de fórmulas. 405-431)1. ∨. Si existe una asignación v tal que v satisface Σ. 176-210. . . . ∆ es el conjunto Γ ∪ {ϕ} ∪ ∆. . > v sat. y escribimos Σ |= ϕ. La unión de conjuntos finitos en este contexto se indicará con la coma. Si Σ es un conjunto de fórmulas y ϕ es una fórmula. ϕ. 3. ϕ o v sat. ∆. Amsterdam 1969. Ası́. . . Γ. ψn . . ψ v sat. Cálculo de secuentes Vamos a considerar el cálculo para la lógica clásica proposicional que introdujo Gentzen en “Untersuchungen über das logische Schliessen” (Mat- hematische Zeitschrift 39 (1935) pp. . si toda asignación que satisface Σ satisface ϕ. Un secuente tı́pico es de la forma {ϕ1 .. posi- blemente vacı́os.) Collected papers of Gerhard Gentzen. . Szabo (ed.E. Un secuente es un par hΓ. LA LóGICA CLáSICA PROPOSICIONAL Definimos inductivamente la relación de satisfacción entre asignaciones y fórmulas. como sigue. ⊥ v sat. . Es una contradicción si ninguna asignación la satisface. . (ϕ ∨ ψ) sii v sat. Diremos que v satisface ϕ. decimos que ϕ es consecuencia de Σ. ϕ. . (ϕ ∧ ψ) sii v sat. decimos que Σ es satisfacible Una fórmula ϕ es una tautologı́a si toda asignación satisface ϕ. North-Holland. El cálculo que damos es una adaptación del de Gentzen al lenguaje L = {∧. ϕ. ϕ. . ϕn }  {ψ1 . Π varian en lo sucesivo sobre este tipo de conjuntos. ϕ. ϕ o v sat. ψn } que escribiremos simplemente ası́ ϕ1 . pero tenemos secuentes de las formas ϕ1 . Cuando parezca conveniente escribitremos v |= ϕ para indicar que v sat. . . Dada una asignación v. (ϕ → ψ) sii v no sat. ϕ y v sat. de fórmulas. . si v sat. sat. ϕn  ψ1 . . ψ De la definición se sigue inmediatamente que v sat. ϕ n  ∅ ∅  ψ1 . Análogamente. ¬ϕ sii v no sat. . ∆ es el conjunto finito Γ ∪ ∆. Las letras griegas mayúsculas Γ.24 4. v sat. si Σ es un conjunto de fórmulas.

∆ (∨ I) (∨ D) Γ  ∆. ∆ Γ. ∆ (∧ I) (∧ D) Γ. ∆ Γ. . ∆ Γ  ψ. ∆ Γ  ψ. ψ  ∆ Γ. ϕ  ∆ Γ. ϕ  ∆ Γ. ∆ (→ I) (→ D) Γ. Π  ∆. . Reglas estructurales Identidad ϕϕ Debilitación Γ∆ Γ∆ (DI) (DD) Γ. ϕ ∨ ψ Γ  ϕ ∨ ψ. ψ  ∆ Γ  ϕ. A continuación prersentamos algunas reglas estructurales derivadas. Una regla derivada importante es la del Corte Generalizado Σ  ϕ1 . Una derivación lo es de su último secuente. Σ Reglas operacionales (Bot) (Top) Γ. ϕ1 . 3. ϕn  ∆0 (Corte G. . ∆ Γ  ϕ ∨ ψ. ϕ  ∆ Γ  ϕ. Π  ∆. ϕ ∧ ψ  ∆ Γ  ϕ ∧ ψ. . El cálculo LK para la lógica clásica.. ∆ Γ  ϕ → ψ. ∆ Corte Γ  ϕ. ∆ Π.1. ψ  ∆ Γ  ϕ. ∆ . ⊥  ∆ Γ  >. Σ Π. res- pectivamente. ∆0 Aunque la negación no sea un sı́mbolo primitivo de nuestro lenguaje conviene tener las reglas derivadas fundamentales que la gobiernan..) Σ. ϕ  Σ (Corte) Γ. ∆ Una derivación en LK es una sucesión finita y no vacı́a de secuentes tal que cada uno de sus elementos es un axioma o se obtiene de elementos anteriores en la sucesión mediante la aplicación de una de las reglas estruc- turales o una de las reglas operacionales. Σ  ϕn . ∆ Π. ϕ ∧ ψ  ∆ Γ. Un secuente es derivable en LK si tiene una derivación en LK. ∆ Γ  ϕ. 3. la regla de introducción a la derecha y la regla de introducción a la izquierda. ϕ → ψ  Σ. CáLCULO DE SECUENTES 25 A menudo abreviaremos las expresiones ∅  ∆ y Γ  ∅ con ∆ y Γ. ϕ  ψ. Π.

26 4. LA LóGICA CLáSICA PROPOSICIONAL

Reglas para la negación

Γ, ϕ  ∆ Γ  ϕ, ∆
Γ  ¬ϕ, ∆ Γ, ¬ϕ  ∆
Estas reglas se justifican mediante las derivaciones:
Γ, ϕ  ∆
(DD)
Γ, ϕ  ⊥, ∆
(→D)
Γ  ϕ → ⊥, ∆
Γ  ¬ϕ, ∆
y
Γ  ϕ, ∆ ⊥∅
(→I)
Γ, ϕ → ⊥  ∆
Γ, ¬ϕ  ∆
Proposición 16. Las reglas

Γ  ϕ, ψ, ∆ Γ  ϕ ∨ ψ, ∆
Γ  ϕ ∨ ψ, ∆ Γ  ϕ, ψ, ∆
Γ, ϕ, ψ  ∆ Γ, ϕ ∧ ψ  ∆
Γ, ϕ ∧ ψ  ∆ Γ, ϕ, ψ  ∆
son derivadas.
Demostración. Justificamos las de la disyunción. Las de la conjunción
se dejan como ejercicio.
Γ  ϕ, ψ, ∆ ψψ
Γ  ϕ ∨ ψ, ψ, ∆ ψϕ∨ψ
Γ  ϕ ∨ ψ, ϕ ∨ ψ, ∆
Γ  ϕ ∨ ψ, ∆
ϕϕ ψψ
ϕ  ϕ, ψ ϕ  ϕ, ψ
Γ  ϕ ∨ ψ, ∆ ϕ ∨ ψ  ϕ, ψ
Γ  ∆, ϕ, ψ
Γ  ϕ, ψ, ∆
QED
Proposición 17. Los secuentes
1. ϕ ∧ ψ  ϕ, ϕ ∧ ψ  ψ
2. ϕ ∧ ψ  ψ ∧ ϕ
3. ϕ ∧ (ψ ∧ δ)  ϕ ∧ (ψ ∧ δ)
4. ϕ ∧ ϕ  ϕ
5. ϕ  ϕ ∨ ψ, ψ  ϕ ∨ ψ
6. ϕ ∨ ψ  ψ ∨ ϕ
7. ϕ ∨ (ψ ∨ δ)  ϕ ∨ (ψ ∨ δ)

3. CáLCULO DE SECUENTES 27

8. ϕ ∨ ϕ  ϕ
son derivables sin utilizar las reglas estructurales.
Demostración. Demostraremos 1, 2, 3, y 4. El resto de demostraciones
se dejan como ejercicio.
1.
ϕϕ
ϕ∧ψϕ
ψψ
ϕ∧ψψ
2.
ψψ ϕϕ
ϕ∧ψψ ϕ∧ψϕ
ϕ∧ψψ∧ϕ
3.
ψψ
ϕϕ ψ∧δψ δδ
ϕ ∧ (ψ ∧ δ)  ϕ ϕ ∧ (ψ ∧ δ)  ψ ψ∧δδ
ϕ ∧ (ψ ∧ δ)  ϕ ∧ ψ ϕ ∧ (ψ ∧ δ)  δ
ϕ ∧ (ψ ∧ δ)  (ϕ ∧ ψ) ∧ δ
4. Es un caso particular de 1. QED
Utilizando las dos últimas proposiciones es fácil demostrar que las reglas

ϕ1 , . . . , ϕn  ψ1 , . . . , ψk ϕ1 ∧ . . . ∧ ϕn  ψ1 ∨ . . . ∨ ψk
ϕ1 ∧ . . . ∧ ϕn  ψ1 ∨ . . . ∨ ψk ϕ1 , . . . , ϕn  ψ1 , . . . , ψk

son derivadas. Estas reglas junto con los secuentes derivables de la propo-
sición anterior muestran que la conjunción simula el comportamiento de la
coma a la izquierda de los secuentes y la disyunción lo simula a la derecha.
Proposición 18. Los secuentes
1. ϕ, ϕ → ψ  ψ
2. ϕ  ¬¬ϕ
3. ∅  ϕ ∨ ¬ϕ
4. ¬¬ϕ  ϕ
son derivables
Demostración. 1.
ϕϕ ψψ
ϕ, ϕ → ψ  ψ

28 4. LA LóGICA CLáSICA PROPOSICIONAL

2.
ϕϕ ⊥⊥
ϕ, ϕ → ⊥  ⊥
ϕ  (ϕ → ⊥) → ⊥
ϕ  ¬¬ϕ
3.
ϕϕ
¬ϕ, ϕ
ϕ, ¬ϕ
ϕ ∨ ¬ϕ
4.
ϕϕ
¬ϕ, ϕ
¬¬ϕ  ϕ
QED
Proposición 19. Las siguientes reglas
Σ, ϕ  ψ Σϕ→ψ
Σϕ→ψ Σ, ϕ  ψ
son reglas derivadas para el condicional.
Demostración. Se deja como ejercicio. QED

3.2. Corrección de LK. A continuación demostraremos que el cálcu-
lo LK es correcto. Diremos que un secuente Γ  ∆ es correcto si toda asigna-
ción v que satisface todas las fórmulas de Γ satisface al menos una fórmula
de ∆. En particular, si ∆ no es vacio, ∅  ∆ es correcto si toda asignación
satisface alguna fórmula de ∆, y si Γ no es vacı́o, Γ∅ es correcto si ninguna
asignación satisface todas las fórmulas de Γ. El secuente ∅  ∅ no es correcto.
Teorema 20 (Corrección de LK). Todo secuente derivable de LK es
correcto.
Demostración. Los secuentes que permiten derivar los axiomas de LK
son correctos. Las reglas de inferencia aplicadas a secuentes correctos nos
permiten derivar secuentes correctos. QED

3.3. La relación de deducibilidad. Dado un conjunto de fórmulas
Σ y una fórmula ϕ, diremos que ϕ es deducible de Σ, y escribiremos Σ ` ϕ,
si el secuente ∅  ϕ es derivable o hay ϕ1 , . . . , ϕn ∈ Σ tales que el secuente
ϕ1 , . . . , ϕn  ϕ es derivable.
Un conjunto Σ de fórmulas es consistente si Σ 6` ⊥. En caso contrario se
dice que es inconsistente.
De la definición se sigue inmediatamente que Σ es inconsistente si y sólo
si alguno de sus subconjuntos finitos lo es.

. La relación de deducibilidad tiene además las propie- dades: 1. Puesto que Σ0 . entonces Σ ` ψ. Demostración. Parecida a la demostración de 1. . Se sigue de que el secuente ϕ  ϕ es derivable. entonces Σ ` ψ. Σ ∪ {ϕ} ` δ y Σ ∪ {ψ} ` δ sii Σ ∪ {ϕ ∨ ψ} ` δ. Σ00  ϕ → ψ y Σ0 . . Σ. 6. Se sigue del Corte Generalizado. Sabemos que el secuente ϕ → ψ. Esto implica que Σ ` ψ. Si ϕ ∈ ∆. 2. 2. CáLCULO DE SECUENTES 29 Proposición 21. Utilizando el Corte Generalizado obtenemos que Σ0 . Σn es un subconjunto finito de Σ obtenemos que Σ ` ψ. . 1. . por suposición. ϕ  ψ es derivable. . 1. Se sigue inmediatamente de la definición de la relación de deducibili- dad. Por la regla de debilitación los secuentes Σ0 . Si para toda ϕ ∈ ∆. Si Σ ` ϕ → ψ y Σ ` ϕ. Σn  ψ es derivable. entonces Σ ∪ ∆ ` ϕ. Si el secuente ∅  ψ es derivable. . 5. Parecida a la demostración de 1. Σ ` ϕ ∧ ψ sii Σ ` ϕ y Σ ` ψ. . ψn ψ es derivable. . 2. . 3. Utilizando la regla de Corte Generalizado obtenemos que Σ. entonces ∆ ` ϕ. entonces Σ ` ϕ ∨ ψ. Σn  ψi es derivable. Σ0 ψ es derivable. . . Σ ` ψi . . ϕ ` ψ sii Σ ` ϕ → ψ. y ∆ ` ψ. . Si Σ ` ϕ o Σ ` ψ. ϕ ∧ ψ  ψ y ϕ. utilizando que los secuentes ϕϕ∨ψ y ψ  ϕ ∨ ψ son derivables. Σ ` ϕ. Proposición 22. 2. Supongamos que ∆ ` ψ y que pa- ra toda ϕ ∈ ∆. Demostración. . . utilizando que los secuentes ϕ∧ψ ϕ. 3. 3. . Para toda fórmula ϕ. Σ ` ϕ. En caso contrario hay elementos ψ0 . . ψ  ϕ ∧ ψ son derivables. Utilizando la regla de Debilitación tenemos que para cada i ≤ n el secuente Σ0 . 3. Estos conjuntos exis- ten puesto que. 3. Consideremos para cada i ≤ n un subconjunto finito Σi de Σ tal que el secuente Σi  ψi es derivable. 4. Σ00  ϕ resultan derivables. Supongamos que Σ ` ϕ → ψ y Σ ` ϕ. ψn de ∆ tales que el secuen- te ψ0 . . . La relación de deducibilidad tiene las siguientes pro- piedades: 1. ⊥ ` ϕ. es claro que Σ ` ψ. QED Obsérvese que las propiedades de ` de la proposición dependen exclusi- vamente de las reglas estructurales del cálculo. Si Σ ` ϕ. Sean Σ0 y Σ00 subconjuntos finitos de Σ tales que los secuentes Σ0  ϕ → ψ y Σ00  ϕ son derivables. .

Una teorı́a Σ es prima si es consistente y para cualesquiera fórmulas ϕ. Si para toda fórmula ϕ. Lema 24. este secuente es correcto. Por tanto. Si Γ es un conjunto de fórmulas y ϕ es una fórmula tal que Γ 6` ϕ. Por tanto. tal que . obtenemos que Σ ∪ {¬ϕ} ` ⊥. QED Un conjunto de fórmulas Σ es una teorı́a si para cada fórmula ϕ tal que Σ ` ϕ ocurre que ϕ ∈ Σ. QED Lema 25. LA LóGICA CLáSICA PROPOSICIONAL 4. . Entonces. Por el teorema de corrección de LK. Demostremos que LK es completo. es decir Σ |= ϕ. entonces ϕ ∈ Σ o ψ ∈ Σ. . Si Σ ` ϕ. ¬ϕ → ⊥ ` ϕ. Sea Σ0 un subconjunto finito d de Σ tal que Σ0  ϕ es derivable. QED Corolario 23. Por tanto Σ ` ϕ. . Para ello necesitamos introducir algunos conceptos y demostrar varios resultados. Σ ` ϕ si y sólo si Σ ∪ {¬ϕ} es inconsistente. . Supongamos que Σ ` ϕ. Σ ` ϕ. Demostración. Una teorı́a Σ es ϕ-relativamente maximal si Σ 6` ϕ y para toda fórmula ψ 6∈ Σ. Si Σ es inconsistente. puesto que Σ ∪ {¬ϕ} ` ϕ → ⊥. Vamos a definir en pasos sucesivos una sucesión de conjuntos de fórmulas Σ0 .4. Por tanto Σ ` ¬ϕ → ⊥. . Por otra parte. . Σ ` ϕ. Σ ∪ {ϕ} es inconsistente. el secuente ∆. . ψ  δ tales que ∆ ⊆ Σ y ∆0 ⊆ σ. Demostración. . Si Σ ` ϕ. . Demostración. El teorema de completud.30 4. Puesto que ϕ ` ϕ ∨ ψ y ψ ` ϕ ∨ ψ. ψ2 . . Σ ` ⊥. Σ es inconsistente sii para toda fórmula ϕ. si Σ ∪ {ϕ ∨ ψ} ` δ. ψn . ϕ  δ y ∆0 . Una teorı́a Σ es consistente maximal si es consistente y para cada fórmula ϕ 6∈ Σ. Supongamos que Σ ∪ {ϕ} ` δ y Σ ∪ {ψ} ` δ. . tenemos que para toda fórmula ϕ. Σ1 . Σ ` ϕ. gracias a la regla (∨D). de las fórmulas del lenguaje. ψ1 . Consideremos una enumeración ψ0 . Σ ∪ {ψ} ` ϕ. . Σ ∪ {ϕ ∨ ψ} ` δ. Σ ∪ {¬ϕ} ` ⊥. Además demostra- remos el teorema de completud. Existen pues secuentes derivables ∆. Ahora bien. ϕ ∨ ψ  δ es derivable. ψ. entonces Σ |= ϕ. Demostración. ⊥ ` ϕ. Lema 26. si Σ ` ϕ ∨ ψ. QED 3. utilizando 2 y 3 de la proposición 21 obtenemos que Σ ∪ {ϕ} ` δ y Σ ∪ {ψ} ` δ. toda asignación que satisface Σ satisface ϕ. El secuente ⊥  ϕ es claramente derivable. en particular Σ ` ⊥. Deben utilizarse las reglas derivadas para el condicional que se han dado anteriormente. . Σn . Por tanto puesto que para toda fórmula ϕ. Por otra parte. es decir que todo secuente correcto es derivable en LK. entonces existe una teorı́a ϕ-relativamente maximal Σ tal que Γ ⊆ Σ. 6. a saber: si Σ |= ϕ entonces Σ ` ϕ. por lo que es inconsistente. es decir que Σ ∪ {¬ϕ} es inconsistente. 5. si Σ ∪ {¬ϕ} es inconsistente. ∆0 . Ası́ toda asignación que satisface a toda fórmula de Σ0 satisface ϕ. .

2. Consideremos una asignación v. Σ es prima 3. ϕ ∨ ¬ϕ ∈ Σ. 3. En efecto. Supongamos que ϕ 6∈ Σ. δ 6∈ Σ. Por tanto. Pero esto es absurdo. 1. Σ 6` ϕ. Son equivalentes 1. Σn ⊆ Σn+1 La definición de la sucesión es: Σ0 = Γ  Σn si Σn ∪ {ψn } ` ϕ Σn+1 = Σn ∪ {ψn } si Σn ∪ {ψn } 6` ϕ Claramente se cumplen las condiciones 1. Para cada n. De la condición 3 anterior y de que ∆ es finito se sigue que hay n tal que ∆ ⊆ Σn . ϕ ∈ Σ o ¬ϕ ∈ Σ. Por tanto Σ ∪ {ψ} ` ϕ. Además. Sea Σ una teorı́a. 2 implica 3. si ψ. al ser prima. Por tanto es consistente. hay ∆ ⊆ Σ finito tal que ∆ϕ es derivable. Pero esto contracide la condición 2 anterior. ϕ ∈ Σ o ¬ϕ ∈ Σ. Por tanto Σ es consistente maximal. para cada ϕ.1. Veamos que Σ es ϕ-relativamente maximal. Σ es consistente y para toda fórmula ϕ. Σn 6` ϕ 3. Teorı́as consistentes maximales y asignaciones. Σ ∪ {ϕ} es inconsistente. Para cada n. ψ ∈ Σ si y sólo si hay n tal que ψ ∈ Σn . 3 implica 4. Σ es ϕ-relativamente maximal para alguna fórmula ϕ. Demostración. Asi. para cada fórmula ψ. ϕ} . Ası́ ψ ∈ Σ o δ ∈ Σ. Entonces Σn ∪ {ψn } 6` ϕ. pero esto no es posible al ser Σ es ϕ-relativamente maximal. 2. Por tanto ψn ∈ Σn+1 ⊆ Σ. QED Proposición 27. Supongamos que Σ es prima. Por tanto Σ ∪ {ψ ∨ δ} ` ϕ. Vamos a demos- trar que hay una correspondencia biunı́voca entre las asignaciones de valores de verdad y las teorı́as consistentes maximales. 4 implica 1. para cada ϕ 6∈ Σ. Es decir. Si Σ es consistente maximal. Puesto que Σ es ϕ-relativamente maximal. Σ es ϕ- relativamente maximal. CáLCULO DE SECUENTES 31 1. Por tanto Σ es una teorı́a prima. Supongamos que Σ es ϕ-relativamente maximal. entonces Σ ∪ {ψ} ` ϕ.4. ¬ϕ ∈ Σ. Supongamos que ψ ∨ δ ∈ Σ. 1. supongamos que ψ 6∈ Σ y que Σ ∪ {ψ} 6` ϕ Sea n tal que ψ es ψn . Si ψ 6∈ Σ. 4. si Σ ` ϕ. ϕ ∈ Σ o ¬ϕ ∈ Σ. Σn ` ϕ. Σ es consistente maximal. Por tanto. En efecto. 2 y 3 deseadas. Σ ` ϕ. 1 implica 2. Sea Σ(v) = {ϕ : v sat. Σ es consistente y para toda fórmula ϕ. QED 3. Por tanto. Sea [ Σ= Σn n Es decir. Σ0 = Γ 2. Σ ∪ {ψ} ` ϕ y Σ ∪ {δ} ` ϕ.

Finalmente Σ(v) es prima pues si ϕ ∨ ψ ∈ Σ(v). Supongamos que Σ |= ϕ y que Σ 6` ϕ. Σ(vΓ ) = Γ y vΣ(v) = v. es decir α. Demostración. por tanto. gracias al teorema de corrección. ϕ ∈ Σ(v) o ψ ∈ Σ(v). Esta asignación satisface todas las fórmulas de Γ. Supongamos que Γ  ∆ es un secuente correcto. es claro que ⊥ 6∈ Σ(v). tenemos que v sartisface ϕ. ϕ ∧ ψ ∈ Γ sii ϕ ∈ Γ y ψ ∈ Γ. supongamos que Σ(v) ` ϕ. puesto que el secuente Γ  ∆ es correcto. entonces Σ ` ϕ. Si Σ |= ϕ. Entonces no es derivable el secuente Γ  ⊥. Demostración. Definamos la asignación vΓ como sigue: para cada letra proposicional p. Teorema 28 (Completud de LK). Por tanto el conjunto de fórmulas Γ es consistente. Puesto que claramente v satisface Σ(v). Entonces vΓ satisface Σ. α ∈ Σ. ϕ ∈ Γ sii ¬ϕ 6∈ Γ Sea Γ una teorı́a consistente maximal. para cada teorı́a maximal consistente Γ y cada asignación v. Si la disyunción de las fórmulas de ∆ fuese deducible de Γ. pero esto es absurdo. sa- tisface alguna fórmula de ∆. Además. >∈Γ 2. hay una letra proposicional al menos. QED Teorema 30 (Corrección y completud de LK). por tanto la disyunción de todas ellas. Por tanto Σ(v) 6= Σ(v 0 ). tal que v(p) 6= v 0 (p). LA LóGICA CLáSICA PROPOSICIONAL Este conjunto de fórmulas es una teorı́a. Por otra parte. digamos α. ϕ sii ϕ ∈ Γ. Sea Γ una teorı́a maximal consistente tal que Σ ⊆ Γ y ϕ 6∈ Γ. En efecto. ⊥ 6∈ Γ 3. entonces v satisface ϕ ∨ ψ. QED Corolario 29. Conluimos pues que Σ(v) es una teorı́a consistente maximal. Por tanto Σ(v) es consistente. Su- pongamos que no es derivable. Ası́. vΓ (p) = V sii p∈Γ Gracias a la observación anterior tenemos que para toda fórmula ϕ vΓ sat. Por tanto ϕ ∈ Σ(v).32 4. es decir. Puesto que Σ es maximal consistente. Observemos que si Γ es una teorı́a consistentes maximal 1. Sea Σ una teorı́a prima tal que Γ ⊆ Σ y α 6∈ Σ. digamos p. Entonces Σ(v) |= ϕ. Por tanto vΓ satisface ϕ. con lo que ϕ ∈ Γ y ello es absurdo. 4. ϕ → ψ ∈ Γ sii ϕ 6∈ Γ o ψ ∈ Γ 6. 2. consideremos la asignación vΣ . Si dos asignaciones v y v 0 son diferentes. con lo que v satisface ϕ o v satisface ψ. de las fórmulas de ∆ no es deducible de Γ. Por tanto la disyunción. . Todo secuente correcto es derivable. ϕ ∨ ψ ∈ Γ sii ϕ ∈ Γ o ψ ∈ Γ 5. el secuente Γ  ∆ serı́a derivable.

3. . . . QED . . 2. . . . . ∨ ψm ) es una tautologı́a. 1. . ψm es derivable en LK si y sólo si la fórmula (ϕ0 ∧ . . . ϕ0 . . . . . Un secuente ϕ0 . ∧ ϕn → ψ0 ∨ . ∨ ψm si y sólo si ϕ0 ∧ . . . ϕn ∅ es derivable en LK si y sólo si ϕ0 . Tenemos que ϕ0 . . . . ψm es derivable en LK si y sólo si ϕ0 ∧ . . . . ϕn ⊥ es derivable en LK si y sólo si ϕ0 ∧ . ψm es derivable en LK si y sólo si la fórmula ψ0 ∨ . . . . ϕn  ψ0 . Un secuente ϕ0 . ∨ ψm es una tautologı́a. 2. ∧ ϕn |= ψ0 ∨ . . . CáLCULO DE SECUENTES 33 1. Un secuente ∅ψ0 . . . . . . . ∧ ϕn es una contradicción en lógica clásica. ∧ ϕn ) → (ψ0 ∨ . ϕn  ψ0 . . . . ψm es derivable en LK si y sólo si > → ψ0 ∨ . . . . ∨ ψm es tautologı́a si y solo si ψ0 ∨ . ∨ ψm es una tautologı́a. . . . ∨ ψm es derivable en LK si y sólo si ϕ0 ∧ . . . . . . . . 3. . ∧ ϕn → ⊥ es una tautologı́a si y sólo si ϕ0 ∧ . . . . . 3. ∧ ϕn  ψ0 ∨ . ∅  ψ0 . ∨ ψm . ϕn  ∅ es derivable en LK si y sólo si la fórmula ϕ0 ∧ . . . . . Demostración. ∧ ϕn es una contradicción. . ψm es derivable en LK si y sólo >  ψ0 . . . . . . . . .

.

Una derivación en LK K a partir de un conjunto de secuentes S es una sucesión finita y no vacı́a de secuentes tal que cada uno de sus elementos es un axioma o un elemento de S o se obtiene de elementos anteriores en la sucesión mediante la aplicación de una de las reglas estructurales o una de las reglas operacionales. ψ  ∆ Σ  ϕ. ϕ  ∆ Σ  ∆. Un secuente es derivable en LK K si tiene una derivación en LK K . ψ 2ϕ. 3ψ  3∆ 2Σ  2ϕ. 2ϕ Lo llamaremos LK K . Las siguientes reglas son casos particulares: ϕ∆ Σϕ 3ϕ  3∆ 2Σ  2ϕ ϕ. ϕ (M 1) (M 2) 2Σ. Un secuente s es derivable a partir de un conjunto de secuentes S si hay una derivación en LK K a partir del conjunto de secuentes S cuyo último elemento es el secuente s. El cálculo El cálculo de secuentes que introducimos se obtiene a partir del cálculo de la lógica clásica introducido en el capı́tulo anterior añadiendo las reglas operacionales Σ. 3ϕ  3∆ 2Σ  3∆. 35 . Una derivación lo es de su último secuente. Capı́tulo 5 Cálculo de secuentes para la lógica modal 1. 3ψ y también lo son: ϕ∅ ∅ϕ 3ϕ  ∅ ∅  2ϕ Una derivación en LK K es una sucesión finita y no vacı́a de secuentes tal que cada uno de sus elementos es un axioma o se obtiene de elementos anteriores en la sucesión mediante la aplicación de una de las reglas estruc- turales o una de las reglas operacionales.

entonces s es válido en M. El secuente ∅  2ϕ es derivable a partir del secuente ∅  ϕ. 2ϕ. puesto que los secuentes del conjunto vacı́o son válidos en todo modelo. Por tanto. QED Corolario 32. Si Σ  α es un secuente derivable. 2¬α  ¬3α 2. La siguiente derivación ∅ϕ (M2) ∅  2ϕ justifica que  2ϕ es derivable a partir del secuente  ϕ. Dada una derivación D del secuente Σα. puesto que 2∅ = 3∅ = ∅. Ası́. obtenemso que 2¬α  ¬3α es derivable. Demostración.36 5. QED Lema 36. El secuente ¬α. aplicando las reglas derivadas para la negación (con ∆ = ∅). Demostración. Si S es un conjunto de secuentes válidos en un modelo M y s es un secuente derivable a partir de S. ¬3α  2¬α son derivables. QED Proposición 34. . que es el secuente  2ϕ. Todo secuente derivable en LK K es un secuente válido. QED Algunos secuentes derivables: Proposición 33. 3α∅ es derivable (al aplicar la regla consideramos Σ = {¬α} y ∆ = ∅). Entonces la regla del Corte generalizada nos permite obtener el secuente ∅  α. CáLCULO DE SECUENTES PARA LA LóGICA MODAL Obsérvese que un secuente s es derivable si y sólo si es derivable a partir del conjunto vacı́o de secuentes. Después por inducción en la lóngitud de las derivaciones obtenemos lo deseado. α∅ es derivable. Demostración. Basta con ver primero que cada regla si la aplicamos a secuentes válidos en M nos proporciona un secuen- te válido en M. 1. Sea M un modelo. Demostración. Demostración. ϕ y la regla (M2) nos permite obtener el secuente 2∅  3∅. El secuente p  2p no es derivable Demostración. Aplicando la regla (M 1) obtenemos que el secuente 2¬α. observese que el primer secuente es de la forma ∅  ∅. Proposición 31. por tanto váli- do. Los secuentes 1. No puede ser derivable puesto que no es válido. extendamos la sucesión con los secuentes ∅  β con β ∈ Σ. entonces el secuente ∅  α es derivable a partir del conjunto de secuentes {∅  β : β ∈ Σ}. todo secuente derivable es válido en todo modelo. La derivación se obtiene aplicando la regla la regla (M2). Un secuente derivable los es del conjunto vacı́o de se- cuentes. QED Lema 35.

Si Σ ` α. QED 3. . y escribiremos Σ ` ϕ. Sea Σ0 un subconjunto finito de Σ tal que Σ0 ϕ es derivable. entonces Σ ` ψ. Proposición 41. 3. En tal caso. Demostración. Si Σ ` ϕ. Sea Σ un conjunto de fórmulas y sea α una fórmula. Σ ` ϕ. ¬α es derivable. . α es derivable a partir de {β : β ∈ Σ}. PROPIEDADES BáSICAS DE ` 37 2. Sea Σ0 ⊆ Σ finito tal que el secuente Σ  α es derivable. Propiedades básicas de ` Como en lógica clásica proposicional tenemos: Proposición 40. Ası́. Lema 37. QED Teorema 38 (de Corrección). Decimos que α es fuertemente deducible de Σ si el secuente α es derivable a partir del conjunto de secuentes {β : β ∈ Σ}. Por tanto Σ |=l ϕ. 2. Si Σ ` ϕ. Σ ∪ {ϕ} ` δ y Σ ∪ {ψ} ` δ sii Σ ∪ {ϕ ∨ ψ} ` δ. Aplicanco la regla (M 2) (con Σ = ∅ y ∆ = {α}) obtenemos que el secuente 3α. QED Teorema 39 (de Corrección). Para indicar que α es fuertemente deducible de Σ escribiremos Σ `f α. Por tanto por la proposición 31 el secuente ϕ es válido en M. entonces Σ |=l ϕ. . . Supongamos que Σ ` ϕ. . si el secuente ∅  ϕ es derivable o hay ϕ1 . Supongamos que Σ `f ϕ. el M son válidos los secuentes ψ con ψ ∈ Σ. La relación de deducibilidad tiene además las propie- dades: 1. Por el lema anterior. Demostración. entonces Σ ` ϕ ∨ ψ. Por tanto Σ `f α. 3. diremos que ϕ es deducible de Σ. Supongamos que M es un modelo en el que las fórmulas de Σ son válidas. . ϕn ∈ Σ tales que el secuente ϕ1 . Puesto que los secuentes derivables en LK K son correctos. 4. entonces ∆ ` ϕ. Si ϕ ∈ ∆. . Supongamos que Σ ` α. Si Σ `f ϕ. Si Σ ` ϕ o Σ ` ψ. . entonces Σ ∪ ∆ ` ϕ. Si Σ ` ϕ → ψ y Σ ` ϕ. . 2. por lo que ϕ es válida en M. Demostración. entonces Σ `f α. 2¬α es derivable. el secuente es válido. La relación de deducibilidad tiene las siguientes pro- piedades: 1. entonces Σ |=g ϕ. ϕn  ϕ es derivable. Por las reglas derivadas de la negación obtenemos que ¬3α  2¬α es derivable. 3. el secuente ϕ es deri- vable a partir de los secuentes en {ψ : ψ ∈ Σ}. Si para toda ϕ ∈ ∆. QED 2. El secuente α. entonces Σ ` ψ. Σ ` ϕ ∧ ψ sii Σ ` ϕ y Σ ` ψ. y ∆ ` ψ. Relaciones de deducibilidad Dado un conjunto de fórmulas Σ y una fórmula ϕ.

Los siguientes dos lemas se demuestran como en lógica clásica. Son equivalentes 1. Conjuntos consistentes de fórmulas Un conjunto Σ de fórmulas es consistente si Σ 6` ⊥. Si Σ ` ϕ0 . Proposición 49. Lema 47. Σ es consistente maximal. 4. Sea Σ una teorı́a. . Para toda fórmula ϕ. ⊥ ` ϕ. Σ ` ϕ. entonces Σ ` ψ. Σ ∪ {ψ} ` ϕ. Además tenemos las siguientes propiedades Proposición 43. Una teorı́a Σ es consistente maximal si es consistente y para cada fórmula ϕ 6∈ Σ. En caso contrario se dice que es inconsistente. Corolario 48. Σ es inconsistente sii para toda fórmula ϕ. De la definición se sigue inmediatamente que Σ es inconsistente si y sólo si alguno de sus subconjuntos finitos lo es. Σ ` α sii α pertenece a toda teorı́a relativamente maximal que incluye a Σ. 2. Σ. 2¬ϕ ` ¬3ϕ y ¬3ϕ ` 2¬ϕ. ψ. 3. Lema 42. entonces existe una teorı́a ϕ-relativamente maximal Σ tal que Γ ⊆ Σ. Si Σ ` ϕ. ϕ ∈ Σ o ¬ϕ ∈ Σ. CáLCULO DE SECUENTES PARA LA LóGICA MODAL 5. entonces ϕ ∈ Σ o ψ ∈ Σ. 4. 6. . ϕ ` ψ sii Σ ` ϕ → ψ (teorema de la deducción). Un conjunto de fórmulas Σ es una teorı́a si para cada fórmula ϕ tal que Σ ` ϕ ocurre que ϕ ∈ Σ. Hay pues Σ0 ⊆ Σ finito tal que Σ0  ϕ es un secuente derivable el LK K . Lema 45. Supongamos que Σ ` ϕ. .38 5. entonces 2Σ ` 2ϕ. 1. Una teoria Σ es relativamente maximal si hay una fórmula ϕ tal que Σ es ϕ-relativamente maximal. . Para toda fórmula ϕ. . Una teorı́a Σ es ϕ-relativamente maximal si Σ 6` ϕ y para toda fórmula ψ 6∈ Σ. QED Proposición 44. entonces Σ ` ψ. Para cada conjunto de fórmulas Σ y cada fórmula α. . si ϕ ∨ ψ ∈ Σ. Σ ` ϕ si y sólo si Σ ∪ {¬ϕ} es inconsistente. Demostración. 2. Una teorı́a Σ es prima si es consistente y para cualesquiera fórmulas ϕ. Demostración. . ϕn } ` ψ. Si Γ es un conjunto de fórmulas y ϕ es una fórmula tal que Γ 6` ϕ. . Si Σ ` ϕ y Σ ` ϕ → ψ. Σ es prima. Lema 46. Σ es consistente y para toda fórmula ϕ. Σ ∪ {ϕ} es inconsistente. Como en lógica clásica. Σ ` ϕn y {ϕ0 . Para cada fórmula ϕ. QED . Σ es ϕ-relativamente maximal para alguna fórmula ϕ.

puesto que el conjunto Σ ∪ {¬α} es consistente. es decir que tengan la propiedad de que los conjuntos ΣM (w) y ΣM (w0 ) sean el mismo. entonces α ∈ Σ. Si obtenemos el modelo Mc con la propiedad anterior. entonces ΣMc (∆) = ∆. Desde este punto de vista podemos decir que un conjunto de fórmulas maximal consistente caracteriza un tipo de estado o de mundo posible. con lo cual tendremos que Σ 6|=l α. Mc . v ∈ W son tales que wRv entonces {α : 2α ∈ Σ(w)} ⊆ Σ(v). 5. donde ∆ y ∆0 son conjuntos maximal consistentes. entonces si Σ 6` α. Si denotamos con Mc el modelo canónico que vamos a definir. Los puntos del modelo canónico serán todos los tipos de estado posi- bles. (2) α ∧ β ∈ Σ sii α ∈ Σ and β ∈ Σ. Puede ocurrir que existan w. (5) ¬α ∈ Σ sii α 6∈ Σ. V i. habrá un conjunto de fórmulas maximal consistente ∆ tal que incluye a Σ ∪ {¬α}. los conjutnos de fórmulas maximal consistentes. Para todo conjunto de fórmulas consistente y maximal Σ. Observemos que si esta condición se cumple y ∆ es un conjunto maximal consistente. El modelo canónico Para motivar la definición del modelo canónico. Rc debe cumplir que si ∆Rc ∆0 . (1) Si Σ ` α. Demostración. (4) α → β ∈ Σ sii α 6∈ Σ o β ∈ Σ. EL MODELO CANóNICO 39 Proposición 50. Una fórmula será verdadera en un estado del modelo canónico si y sólo si pertenece al estado. w |= α} es un conjunto maximal consistente que contiene toda fórmula válida en el modelo. V i. Para cada fórmula ϕ y cada punto de Mc (es decir cada conjunto maximal consistente) ∆. w0 ∈ W distintos que no se puedan distin- guir mediante una fórmula modal. La demostración es como en el caso de la lógica clásica QED 5. Dado w ∈ W observemos que el conjunto ΣM (w) = {α : hF. que- remos que tenga la propiedad siguiente. (3) α ∨ β ∈ Σ sii α ∈ Σ o β ∈ Σ. ∆ |= ϕ sii ϕ ∈ ∆. V i y observemos que si w. entonces . Es decir. consideremos un modelo cualquiera M = hF. Para explicar cómo definir la relación de accesibilidad del modelo canóni- co consideremos un modelo hF. Por tanto si Rc es la rela- ción del modelo canónico que pretendemos definir. por tanto en ∆ (en tanto que punto del modelo canónico) las fórmulas de Σ serán verdaderas y ϕ será falsa.

Para todo conjunto maximal y consis- tente de fórmulas ∆ y toda fórmula α. Lema 51 (Lema Fundamental). es decir. VK i. Sea ahora {β0 . para cada letra proposicional p. que lo que queremos demostrar vale para α. . Si fuera consistente existirı́a un conjunto maximal consistente Γ que lo incluye y por la suposición Γ tendrı́a como elemento a α. Tomaremos esta última condición como la condición para definir la relación Rc de accesibilidad del modelo canónico. Para las letras pro- posicionales vale por la definición de la valoración VK . al ser {β : 2β ∈ ∆} ∪ {¬α} inconsistente. entonces α ∈ ∆0 . que para todo ∆0 ∈ WK . VK i. . El modelo canónico. donde VK es la valoración en el marco canónico definida por: VK (p) = {∆ ∈ WK : p ∈ ∆}. CáLCULO DE SECUENTES PARA LA LóGICA MODAL {α : 2α ∈ ΣMc (∆)} ⊆ ΣMc (∆0 ). teniendo en cuenta lo ante- rior. Para las conectivas se sigue de las propiedades de los conjuntos maximal consistentes del lema 83. . es claro que α ∈ ∆0 . Para demostrar la otra implicación. 2βn } ` 2α. βn } ⊆ {β : 2β ∈ ∆} tal que {β0 . Igualmente para las constantes proposicionales. . VK i. . El resultado principal sobre el modelo canónico es el lema fundamental. ∆ |= 2α. . Para este fin demostremos que el conjunto {β : 2β ∈ ∆} ∪ {¬α} es inconsistente. ∆ |= 2α sii 2α ∈ ∆. El conjunto de estados de MK es: WK = {∆ : ∆ es un conjunto maximal consitente de fórmulas}. Supongamos. ∆ |= α sii α ∈ ∆. supongamos primero que 2α ∈ ∆ y veamos que hFK . entonces α ∈ ∆0 . El marco FK = hWK . Veamos que 2α ∈ ∆. . supongamos que hFK . Por tanto. . . y puesto que {2β0 . Demostración. Supongamos pues que ∆0 ∈ WK es tal que {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 . . βn } ` α. lo que no es posible. . Por la observación basta con demostrar que para cada ∆0 ∈ WK . {β : 2β ∈ ∆} ` α. si {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 . El modelo canónico es el modelo MK = hFK . RK i es el marco canónico. Para el operador modal 2 se argumenta como sigue. . . Entonces. . de acuerdo con la observación. obtenemos que 2α ∈ ∆. VK i. que {α : 2α ∈ ∆} ⊆ ∆0 . 2βn } ⊆ ∆. como hipótesis inductiva. VK i. entonces α ∈ ∆0 Para demostrar que hFK . . Puesto que 2α ∈ ∆. ∆ |= 2α sii ∀∆0 ∈ WK si ∆RK ∆0 entonces α ∈ ∆0 sii ∀∆0 ∈ WK si {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 . VK i. y la relación RK en WK de MK se define por ∆RK ∆0 sii {α : 2α ∈ ∆} ⊆ ∆0 . {2β0 . hFK . que denotaremos con MK . ∆ |= 2α. Se demuestra por inducción en α. es decir. Observemos primero que gracias a la hipótesis inductiva tenemos que hFK .40 5. se define como sigue. si {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 . . .

2¬α ` ¬3α. VK i. Entonces {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 y α ∈ ∆0 . Demostración. QED Teorema 53. Por la suposición. q. supongamos que 3α ∈ ∆. Por tanto. VK i. Supongamos. Supongamos ahora que para todo Γ ∈ WK tal que Σ ⊆ Γ. obtenemos que 2¬α ∈ ∆. Pero. Para todo conjunto de fórmulas Γ y toda fórmula α. Supongamos pues que hFK . Por el corolario 48 y el corolario 52. ∆ |= 3α sii ∃∆0 ∈ WK t. Concluimos que Γ es consistente. Esto es absurdo puesto que ∆ es consistente y 3α ∈ ∆. Por tanto. Gracias a la observación basta con encontrar ∆0 ∈ WK tal que {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 y α ∈ ∆0 . con lo cual α ∈ Γ. Ası́ por la observación. α ∈ Γ. 2{{β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆. ∆RK ∆0 y α ∈ ∆0 sii ∃∆0 ∈ WK t. Gra- cias a esta hipótesis inductiva tenemos que hFK . α ∈ Γ. ¬3α ∈ ∆. con lo que α es verdadera en w. Sabemos que el conjunto de fórmulas ΣM (w) = {ϕ : M. Si no lo es tenemos que {β : 2β ∈ ∆} ` ¬α. ¬α ∈ ∆0 . Sea ∆0 maximal consistente tal que Γ ⊆ ∆0 . Ası́. EL MODELO CANóNICO 41 Para el otro operador modal se razona de modo análogo. w |= ϕ} es maximal consistente. Conluimos que 2¬α ∈ ∆. Esto es absurdo pues ∆0 es consistente. como hipótesis inductiva. puesto que Γ |=l α. puesto que ¬3α ` 2¬α. QED Corolario 52. Para conseguirlo. hay ∆0 ∈ WK tal que {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 y α ∈ ∆0 . Supongamos que Γ 6|=l α. 5. Ası́ concluimos que Γ |=l α. Puesto que 3α 6∈ ∆. Γ |=l α sii Γ ` α. {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 y α ∈ ∆0 . Por tanto. Sea Γ ∈ WK tal que Σ ⊆ Γ. QED . ∆ |= 3α y que 3α 6∈ ∆. Demostración. consideremos el conjunto Γ = {β : 2β ∈ ∆} ∪ {α} y veamos que es consistente. ∆ |= 3α sii 3α ∈ ∆. Σ ⊆ ΣM (w). Por tanto 2{{β : 2β ∈ ∆} ` 2¬α. Supongamos que Γ |=l α. ¬3α ∈ ∆. Debemos ver que hFK . Por tanto. α ∈ ΣM (w). que lo que queremos demostrar vale para α. VK i. Para demostrar la otra implicación. Para todo conjunto de fórmulas Γ y toda fórmula α. q. Ahora bien. Entonces en el modelo canónico todas las fórmulas en Σ son verdaderas en el punto Γ. Sea pues M un modelo y sea w ∈ W un punto del mismo en el que las fórmulas de Σ son verdaderas. Γ |=l α sii para todo Γ ∈ WK tal que Σ ⊆ Γ. obtenemos que α es verdadera en el punto Γ.

.

Capı́tulo 6 Algunos resultados de correspondencia Presentamos algunos resultados de la forma La fórmula α es válida en el marco F sii F tiene la propiedad Φ. Demostración. V i. Concluimos pues que 2p → p es válida en F. La fórmula 2p → p es válida en un marco F sii la relación R es reflexiva. pes verdadera en w en el modelo hF. Los lenguajes modales sirven para este fin. Por tanto. Puesto que 2p → p es verdadera en w en el modelo hF. QED Proposición 55. Por tanto. En tal caso. 2p → p es verdadera en w. que es la implica- ción de derecha a izquierda se deja como ejercicio. Sea w ∈ W y consideremso cualquier valoración V en F al que V (p) = {v ∈ W : wRv}. La fórmula 2p → 22p es válida en un marco F sii la relación R es transitiva. Para demostrar la otra 43 . Cuando se dispone de un resultado de este tipo se dice que la fórmula α corresponda a la propiedad Φ. Demostraremos algunas de las correspondencias de la tabla que hay a continuación. con lo cual wRw. V i. Desde la perspectiva que este tipo de resultados introducen se puede afirmar que las fórmulas modales. supongamos que 2p → p es válida en F. 2p es verdadera en w en el modelo hF. Si 2p es verdadera en w. puesto que wRw. Demostración. Concluimos que R es reflexiva. tenemos que p es verdadera en w. 2p → p R es reflexiva 2p → 22p R es transitiva p → 23p R es semétrica 2p → 3p R es serial 3p → 2p R es una función 3p ↔ 2p R es una función con dominio W Proposición 54. V i. sirven para describir propiedades de los marcos de Kripke. Para demostrar la otra implicación. Seat V una valoración en F y sea w ∈ W . w ∈ V (p). y más en general los conjuntos de fórmulas modales. Algunas clases de marcos pueden definirse mediante fórmulas modales de este modo pero otra no. La demostración de la parte fácil. Supongamos que R es reflexiva.

Puesto que por suposición 2p → 22p también es verdadera en w. Claramente. La fórmula 2p → 3p es válida en un marco F sii la relación R es serial (i. Sea V una valoración en F tal que V (p) = {x ∈ W : wRi x}. V i. 23p es verdadera en w. para cada w ∈ W existe v ∈ W tal que wRv). Por tanto. ALGUNOS RESULTADOS DE CORRESPONDENCIA implicación. Concluimos pues que R es transitiva. supongamos que 2p → 22p es válida en F y que w. 2p es verdadera en w en hF. Por tanto. 3p es verdadera en v. La fórmula p → 23p es válida en un marco F sii la relación R es simétrica. Se deja como ejercicio. Por tanto.44 6. QED Proposición 56. Demostración. 22p es verdadera en w. u ∈ W son tales que wRv and vRu. v ∈ W son tales que wRv. wRu. La demostración de la otra implicación se deja como ejercicio. 2p ies verdadera en v y p lo es en u.e. QED . La única posibilidad de que esto sea ası́ es que vRw. Puesto que p y p → 23p son verdaderas en w. v. QED Proposición 57. Sea V una valoración cualquiera tal que V (p) = {w}. Supongamos que p → 23p es válida en F y que w. Demostración. Concluimos pues que R es simétrica.

ϕ → ψ ∈ L. está cerrado bajo Necesidad: si ϕ ∈ L. Si {LTi : i ∈ I} es una colección no vacı́a de lógicas modales normales entonces i∈I Li es una lógica modal normal. De acuerdo con los resultados de la sección anterior L(F) contiene todas las instancias de sustitución de las tautologı́as. Se denota por K en honor a Saul Kripke. Lema 59. Una lógica modal normal es un conjunto de fórmulas modales L tal que 1. entonces ψ ∈ L. contiene todas las fórmulas de las fomas 2α ↔ ¬3¬α y 3α ↔ ¬2¬α. la regla de necesidad e instancias de sustitución. F |= ϕ}. 3. hay la menor lógica modal normal. entonces ψ ∈ L 5. Capı́tulo 7 Lógicas modales normales Sea F una clase de marcos. 2. contiene todas las instancias de sustitución de las tautologı́as 2. 45 . Puesto que hay lógica modales normales (por ejemplo el conjunto de todas las fórmulas modales). 4. Las fórmulas que pertenecen a una lógica modal normal L se llaman a menudo los teoremas de L. Ejemplos: 1. entonces 2ϕ ∈ L. todos los axiomas distributivos (o axiomas K) y está cerrado bajo Modus Ponens. Un conjunto de fórmulas modales con estas carac- terı́sticas se dice que es una lógica modal normal. que es la intersección de la familia de todas las lógicas modales normales. L(F) es una lógica modal normal. El conjunto de todas las fórmulas modales es una lógica modal nor- mal Una lógica modal normal L es una sublógica de una lógica modal nor- mal L0 si L ⊆ L0 . Definición 58. Para cada clase de marcos F. es este caso también decimos que L0 es una extensión de L. está cerrado bajo Modus Ponens: si ϕ. contiene todas las fórmulas de la forma (K) 2(ϕ → ψ) → (2ϕ → 2ψ). está cerrado bajo instancias de sustitución: si ϕ ∈ L y ψ es una instancia de sustitución de ϕ. 6. Consideremos el conjunto de fómulas L(F) = {ϕ : para todo F ∈ F.

el modelo hW. Ri ∈ Marc(L) si y sólo si para toda valoración V en hW. definimos la relación `fG . R. 1. {hW. Ri. ∅ϕ que al no tener premisas se llaman axiomas. de que hW. entonces L ∈ X . Por tanto. o mejor reglas Gentzen axiomáti- cas. . V i : hW. hW. Por tanto X es una lógica modal normal. Para cada conjunto de fórmulas modales Γ. hay la me- nor lógica modal normal que contiene a Γ. Ri ∈ Marc(L)} ⊆ Mod(L) Ahora bien. consideremos su clase de marcos Marc(L) = {F : para cada ϕ ∈ L. Análogamente. derivación a partir de un conjunto de secuentes. Para G definimos los conceptos de derivación. etc. Ri pertenezca a Marc(L). como en el caso de LK K . V i |= ϕ} Evidentemente: L ⊆ L(Marc(L)) pero esta inclusión no tiene porque ser una igualdad. Por otra parte. Puesto que hay una lógica modal normal que contiene aT Γ. obteniendo un cálculo G. Ası́. V i ∈ Mod(L) no se sigue que el marco hW. T L es una lógica modal normal y Γ ⊆ L.46 7. R. R. V i ∈ Mod(L). Diremos que un modelo es un modelo de L si todo teorema de L es valido en el modelo. Debe tenerse en cuenta que hW. Demostración. De modo análogo a como definimos la relación `. Obsérvese que al estar L(Γ) cerrado bajo instancias de sustitución. Γ ⊆ X . y de modo análogo a como definimos la relación `f . Sea X la colección de todas las lógicas modales norma- les que contienen a Γ. Por otra parte. Consideraremos también la clase de sus modelos Mod(L) = {hW. Claramente. QED La menor lógica modal normal que contiene a Γ se denota por L(Γ). a saber el conjunto de todas las fórmulas. K = L(∅). R. Dada una lógica modal normal L. V i : para cada ϕ ∈ L. definimos la relación `G . F |= ϕ} es decir la clase de los marcos en los que son válidas todos los teoremas de L. toda instancia de sustitución de cualquier fórmula de Γ pertenece a L(Γ). Sea L una lógica modal normal. LóGICAS MODALES NORMALES Corolario 60. R. X esTno vaı́ca. si X ⊆ L. diremos que un marco es un marco de L si todo teorema de L es válido en el marco. Extensiones axiomáticas del cálculo LK K Supongamos que añadimos al cálculo LK K una serie de reglas Gentzen de la forma .

por tanto 2ϕ es derivable en G. Por tanto. Finalmente. Se dice que L es finitamente axiomatizable si tiene un conjunto finito de axiomas. entonces L es el conjunto de fórmulas demostrables en el cálculo H(Σ). por lo que ϕ ∈ L(G). Demostración. Proposición 62. Puesto que las formuals de las formas 2(α → β) → (2α → 2β) y 2α ↔ ¬3¬α. 3α ↔ ¬2¬α son deducibles de acuerdo con `K . Axioms K: las fórmulas de la forma 2(α → β) → (2α → 2β). Diremos que las instacias de sustitución de las fórmulas elemento de Σ son los axiomas propios del cálculo H(Σ). Consideremos un cálculo Gentzen G obtenido a partir de LK K añadiendo reglas Gentzen axiomáticas. por lo que σ(ϕ) ∈ L(G). Axiomas propios: las instancias de sustitución de las fórmulas en Σ. pero entonces para toda sustitución σ. si ϕ y ϕ → ψ ∈ L(G). ψ es derivable en G. Una demostración en un cálculo estilo Hilbert es una sucesión finita de fórmulas tal que cada uno de los miembros de la sucesión o es un axioma del cálculo o se obtiene de fórmulas anteriores en la sucesión por aplicación de alguna de las reglas de inferencia. α → β inferir β. Si Σ es un conjunto finito de axiomas para L. es decir si L es la menor lógica modal normal que incluye a Σ. Por otra parte. entonces. Se dice que una demostración es una demostración de su última fórmula. lo son de acuerdo con `G . si ϕ ∈ L(G). El conjunto de fórmulas L(G) = {ϕ : `G ϕ} es una lógica modal normal. ϕ es derivable en G. Una fórmula es demostrable en el cálculo si hay una demostración (en el cálculo) de ella. QED 2. σ(ϕ) es derivable en G. La menor lógica modal normal K se axiomatiza mediante el conjunto vacı́o de axiomas. Regla de necesidad: de α inferir 2α. entonces `G ϕ y `G ϕ → ψ. Consta de los siguientes axiomas: Axiomas de la lógica clásica: todas las instancias de sustitución de las tautologı́as. si ϕ ∈ L(G). con lo que los secuentes ϕ y ϕ → ψ son derivables en G. Su cálculo estilo Hilbert H(∅) consta pues de los axiomas: . Dado un conjunto finito Σ de axiomas para L existe un cálculo estilo Hilbert H(Σ) para L. De modo parecido. 3α ↔ ¬2¬α y de las siguientes reglas de inferencia: Regla Modus Ponens: de α. con lo que ψ ∈ L(G). Axiomas de interdefinibilidad de 2 y 3: 2α ↔ ¬3¬α. entonces ϕ es derivable en G. 2. AXIOMATIZACIONES TIPO HILBERT DE LAS LóGICAS MODALES NORMALES 47 Proposición 61. un conjunto de fórmulas Σ es un conjunto de axiomas para L si L = L(Σ). Axiomatizaciones tipo Hilbert de las lógicas modales normales Dada una lógica modal normal L.

La siguiente proposición nos da una lista de teoremas de la of any normal modal logic. Por razones históricas. este cálculo no tiene axiomas propios. Vamos a dar una lista de lógicas importantes.48 7. Por ejemplo KT denota la lógica axiomatizada por la fórmula T . son teoremas de K y por tanto de toda lógica modal normal. hay lógicas que usualmente se denotan de otro modo. Para cualesquiera fórmulas α and β las fórmulas (1) 2(α ∧ β) ↔ (2α ∧ 2β) (2) 3(α ∨ β) ↔ (3α ∨ 3i β) (3) (2α ∨ 2β) → 2(α ∨ β) (4) 3(α ∧ β) → (3α ∧ 3i β) (5) ¬2α ↔ 3¬α. Axioms K: las fórmulas de la forma 2(α → β) → (2α → 2β). Axiomas de interdefinibilidad de 2 y 3: 2α ↔ ¬3¬α. Lo denotaremos por HK para recordar que es el cálculo que axiomatiza la lógica K. LóGICAS MODALES NORMALES Axiomas de la lógica clásica: todas las instancias de sustitución de las tautologı́as. axioma de Löb 2(2p → p)  2p Grz 2(2(p → 2p) → p) → p 2(2(p → 2p) → p)  p Las lógicas modales normales se suelen denotar con la letra K seguida de las letras para las fórmulas que las axiomatizan. . 3α ↔ ¬2¬α y de las siguientes reglas de inferencia: Regla Modus Ponens: de α. Primero daremos su nombre más común. Algunas fórmulas importantes que sirven para axiomatizar las lógicas modales normales más estudiadas son: T 2p → p 2p  p 4 2p → 22p 2p  22p B p → 23p p  23p E 3p → 23p 3p  23p D 2p → 3p 2p  3p M 23p → 32p 23p  32p G 32p → 23p 32p  23p L 2(2p → p) → 2p. Proposición 63. Regla de necesidad: de α inferir 2α. α → β inferir β.

Para toda lógica modal nor- mal L. ψ ocurre que w sat. lo es de un subconjunto finito de Σ. al estudio de los teoremas de L. todo conjunto de fórmulas Σ y cualesquiera fórmulas α. La relación de consecuencia global asociada a L se define como sigue. T es la lógica KT B es la lógica KT B GL es la lógica KL. y escribimos Σ |=gL ϕ. llamada también lógica de la demostrabilidad. también la KT 4E. Sea L una lógica modal normal. S5 es la lógica KT 4B. Se dice que ϕ es una L-consecuencia global de Σ. si Σ ∪ {α} `L β entonces Σ `L (α → β). si para todo modelo hW. . hW. La relación de deducibilidad local hereda de la lógica clásica algunas de sus propiedades: Proposición 64 (Teorema de deducción). El estudio de la deducibilidad local en L se reduce. w sat. R. Una demostración de ϕ a partir de Σ en L es una sucesión finita de fórmulas cuyos elementos son elementos de L o de Σ. R. y escribimos Σ |=lL ϕ. Diremos que ϕ es localmente deducible en L. RELACIONES DE DEDUCIBILIDAD 49 S4 es la lógica KT 4. De la definición se sigue que si ϕ is localmente deducible de Σ en L. β. 4. o se obtienen de fórmulas anteriores en la sucesión por aplicación de la regla Modus Ponens. gracias al teorema de deducción. V i |= ψ ocurre que hW. R. V i |= ϕ. R. si existe una demostración de ϕ a partir de Σ en L. de un conjunto de fórmulas Σ. V i ∈ Mod(L) tal que para cada ψ ∈ Σ. si para todo modelo hW. V i ∈ Mod(L) y para todo w ∈ W tal que para cada ψ ∈ Σ. Se dice que ϕ es una L-consecuencia local de Σ. Relaciones de deducibilidad A cada lógica modal normal podemos asociar dos relaciones de deduci- bilidad. la local o débil y la global o fuerte. en sı́mbolos Σ `L ϕ. Sean ϕ una fórmula modal y Σ un conjunto de fórmulas modales. La relación de consecuencia local asociada a L se define como sigue. Relaciones de consecuencia Sea L una lógica modal normal. D es la lógica KD D4 es la lógica KD4 3. o L-deducible para abreviar. ϕ. 4. Claramente las fórmulas localmente deducibles de el conjunto vacı́o de fórmulas en L son los teoremas de L. Sean ϕ una fórmula modal y Σ un conjunto de fórmulas modales.

. . . . . Este resultado se demostrará más adelante. . . Por la proposición 65. α. Demostración. . . . βn } `L α. α. Se deja como ejercicio. (βn → α) . . . . . . . si {β0 . LóGICAS MODALES NORMALES Proposición 65. (βn → α) . ∧ β1 → α). βn . Utilizando la tautologı́a anterior obtenemos que lo es (β0 ∧ . QED Lema 66. . . . Demostración.) es una instancia de sustitución de una tautologı́a. Supongamos que {β0 . . βn . . . . QED La relación de deducibilidad débil en L es correcta y completa relativa- mente a la relación de consequencia local de L. la determinada por la clase de todos los modelos de L.50 7. βn } `L α entonces {2β0 . Es decir: Σ `L ϕ iff Σ |=lL ϕ. 2βn } `L 2α. . βn } `L α sii β0 ∧ . . . . . . .) es un teorema de L. Para toda lógica modal normal L y cualesquiera fórmulas β0 . {β0 . ∧ β1 → α) ↔ (β0 → (β1 → . . El teorema de deducción aplicado reiteradamente nos da que (β0 → (β1 → . . La otra implicación se obtiene de la tautologı́a anterior por aplicación repetida de Modus Ponens. . . . . Recuérdese que la fórmula (β0 ∧ . . ∧ β1 → α ∈ L. . . Para toda lógica modal normal L y cualesquiera fórmu- las β0 .

2p → p es verdadera en w. Concluimos pues que 2p → p es válida en F. Supongamos que R es reflexiva. V i. puesto que wRw. Algunas clases de marcos pueden definirse mediante fórmulas modales de este modo pero otra no. Por tanto. pes verdadera en w en el modelo hF. sirven para describir propiedades de los marcos de Kripke. Cuando se dispone de un resultado de este tipo se dice que la fórmula α corresponda a la propiedad Φ. Capı́tulo 8 Algunos resultados de correspondencia Presentamos algunos resultados de la forma La fórmula α es válida en el marco F sii F tiene la propiedad Φ. Desde la perspectiva que este tipo de resultados introducen se puede afirmar que las fórmulas modales. Demostración. La fórmula 2p → 22p es válida en un marco F sii la relación R es transitiva. tenemos que p es verdadera en w. 2p → p R es reflexiva 2p → 22p R es transitiva p → 23p R es semétrica 2p → 3p R es serial 3p → 2p R es una función 3p ↔ 2p R es una función con dominio W Proposición 67. Para demostrar la otra implicación. V i. supongamos que 2p → p es válida en F. Sea w ∈ W y consideremso cualquier valoración V en F al que V (p) = {v ∈ W : wRv}. En tal caso. Demostraremos algunas de las correspondencias de la tabla que hay a continuación. w ∈ V (p). que es la implica- ción de derecha a izquierda se deja como ejercicio. La demostración de la parte fácil. Por tanto. Puesto que 2p → p es verdadera en w en el modelo hF. 2p es verdadera en w en el modelo hF. con lo cual wRw. Si 2p es verdadera en w. La fórmula 2p → p es válida en un marco F sii la relación R es reflexiva. Seat V una valoración en F y sea w ∈ W . y más en general los conjuntos de fórmulas modales. Para demostrar la otra 51 . V i. Concluimos que R es reflexiva. Los lenguajes modales sirven para este fin. QED Proposición 68. Demostración.

Sea V una valoración en F tal que V (p) = {x ∈ W : wRi x}. v. wRu. ALGUNOS RESULTADOS DE CORRESPONDENCIA implicación. La demostración de la otra implicación se deja como ejercicio. 2p ies verdadera en v y p lo es en u. La fórmula p → 23p es válida en un marco F sii la relación R es simétrica. 3p es verdadera en v. Sea V una valoración cualquiera tal que V (p) = {w}. Se deja como ejercicio. 2p es verdadera en w en hF. supongamos que 2p → 22p es válida en F y que w. Por tanto. QED Proposición 70. Concluimos pues que R es simétrica. 22p es verdadera en w. QED . Concluimos pues que R es transitiva. Por tanto. Demostración. para cada w ∈ W existe v ∈ W tal que wRv).52 8.e. Por tanto. V i. Puesto que por suposición 2p → 22p también es verdadera en w. La única posibilidad de que esto sea ası́ es que vRw. v ∈ W son tales que wRv. Supongamos que p → 23p es válida en F y que w. Demostración. Puesto que p y p → 23p son verdaderas en w. QED Proposición 69. u ∈ W son tales que wRv and vRu. Claramente. La fórmula 2p → 3p es válida en un marco F sii la relación R es serial (i. 23p es verdadera en w.

Por tanto la lógica de la clase de marcos Fr(L) está incluida en la lógica de la clase de marcos F. la deducibilidad local asociada y la dedu- cibilidad global. Es claro que L ⊆ Val(Mod(L)). podemos pre- guntarnos si el conjunto Val(Mod(L)) de todas las fórmulas válidas en todos los modelos en Mod(L) es igual o no a L. QED Una lógica se dice que es completa respecto a modelos si L = Val(Mod(L)). Dada una lógica L es natural preguntarse si la lógica L(Fr(L)) es o no igual a L. Entonces. una lógica L puede utilizarse para definir la clase de marcos Marc(L) cuyos elementos son los marcos en que todo teorema de L es válido. Supongamos que L está determinada por la clase de marcos F. La observación siguiente es importante. Una lógica L se dice que está determinada por una clase de marcos F si L = L(F). En este caso la otra inclusión se cumple para toda lógica. Para cada lógica L. el con- junto de las fórmulas válidas en todo marco de F. Proposición 71. La lógica misma. Una lógica modal normal L se dice que es completa respecto a marcos si L = L(Marc(L)). Los teoremas de corrección para las relaciones de deducibilidad asociadas a una lógica normal L son los siguientes: Teorema 72. A cada lógica L le corresponde la clase de modelos Mod(L). concluimos que L = L(Marc(L)). Para cada fórmula ϕ y cada conjunto de fórmulas Σ (1) si Σ `L ϕ. una clase de marcos F define una lógica L(F). Demostración. Como hemos visto. Se cumple para unas lógicas y para otras no. Por otra parte. la de los modelos en los que todos los teoremas de L son válidos. 53 . La otra inclusión es la problemática. Puesto que esta última lógica es L. F ⊆ Fr(L). Podemos formular la pregunta análoga respecto a los modelos. Capı́tulo 9 Teoremas de completud Para cada lógica modal normal disponemos de tres objetos definidos sintácticamente. Es claro que L ⊆ L(Fr(L)). entonces Σ |=lL ϕ. en otras palabras que es completa respecto a marcos. Si una lógica está determinada por alguna clase de marcos entonces es completa respecto a marcos. Como veremos toda lógica es completa respecto a modelos.

1. . 3. Por tanto pertenece a L. Σ `L ϕn y {ϕ0 . 1. también pues en tal caso ϕi es verdadera en todo punto de todo modelo se L. digamos ϕm y ϕl . L-teorias primas. Supongamos que hW. Se demuestra de modo análogo. Asi si ⊥ ∈ L. V i es un modelo de L y w ∈ W es tal que toda fórmula de Σ es verdadera en w. puesto que L esta cerrada por Modus Ponens. TEOREMAS DE COMPLETUD Teorema 73. .54 9. Asi. 1. Observemos que ⊥ → ϕ es de la forma de una tau- tologı́a. Por tanto si ⊥ ∈ L. Demostremos por inducción completa que para cada i si i ≤ n. Si Σ `L ϕ0 . ϕn una demostración en L de ϕ a partir de Σ. l ≤ i ≤ n. Por tanto lo es ϕi . Entonces ϕm y ϕm → ϕi son verdaderas en w. Ası́ en todo modelo M y en todo punto w del modelo. por ejemplo p ∧ ¬p con ⊥. . 1. Si ϕi ∈ L. Concluimos pues que Σ |=lL ϕi . supongamos que ϕl es ϕm → ϕi . Entonces m. puesto que toda fórmula pertenece a L. Sea ϕ0 . Para cada fórmula ϕ y cada conjunto de fórmulas Σ (2) si Σ `gL ϕ. Lema 75. Por tanto ⊥ → ϕ ∈ L. relativamente maximales y L-consistente maximales Por comodidad abreviemos una contradicción fijada. . entonces Σ `L ψ. Σ |=lL ϕi . Si ϕi ∈ Σ. Una lógica modal normal L es consistente sii ⊥ 6∈ L Demostración. . L no es consistente. es claro. w 6|= ⊥. 2. Para cada fórmula ϕ. Una logica modal normal es consistente si no es el conjunto de todas las fórmulas. ϕ ∈ L. conjuntos L-consistentes. entonces Σ |=lL ϕk . Lema 74. . en particular en los puntos en los que las fórmulas de Σ son veraderas. Por otra parte si L no es consistente. Supongamos que Σ `L ϕ. ¬ϕ `L ϕ → ⊥ 2. M. Supongamos que i ≤ n y veamos que Σ |=lL ϕi . QED Fijemos una lógica modal normal consistente L. Si ϕi se obtiene por Modus Ponens de fórmulas anteriores. Por tanto por la hipótesis inductiva Σ |=lL ϕm y Σ |=lL ϕm → ϕi . Supongamos que para todo k ≤ i ocurre que si k ≤ n. . ⊥ ∈ L. Se deja como ejercicio la demostración del otro teorema de corrección. . ϕ → ⊥ `L ¬ϕ 3. . . entonces Σ |=gL ϕ. ϕn } `L ψ. Utilizando Modus Ponens obtenemos que ¬ϕ `L ϕ → ⊥. . ⊥ `L ϕ Demostración. Procedemos a demostrar el primer teorema. QED Lema 76. R. para cada fórmula ϕ. L-teorı́as. . Para cada fórmula ϕ. Se deja como ejercicio. . Tenemos que ¬ϕ → (ϕ → ⊥) es una tautologı́a.

Entonces si Σ `L ϕ y Σ `L ϕ → ψ. entonces ϕ ∈ Σ o ψ ∈ Σ.inconsistente. Una L-teorı́a Σ es ϕ-relativamente maximal si Σ 6`L ϕ y para toda fórmula ψ 6∈ Σ. . Demostración. 3. De la definición se sigue inmediatamente que Σ es L-inconsistente si y sólo si alguno de sus subconjuntos finitos lo es. Demostración.1. Σ ∪ ∆ `L ϕ. tenemos que para toda fórmula ϕ. Por otra parte. ψ. . Σ `L ¬ϕ → ⊥. Sea para cada i ≤ n Di una demostración en L de ϕi a partir de Σ. . . Claramente la concatenación D0 . Ahora bien. si ϕ ∨ ψ ∈ Σ. Σ es inconsistente sii para toda fórmula ϕ. (1) Supongamos que Σ `L ϕ0 . Σ ∪ {¬ϕ} `L ⊥. Si para toda fórmula ϕ. entonces Σ `L ψ. Si Γ es un conjunto de fórmulas y ϕ es una fórmula tal que Γ 6`L ϕ. QED Lema 77. Una L-teorı́a Σ es L-consistente maximal si es L-consistente y para cada fórmula ϕ 6∈ Σ. ϕ → ψ} `L ψ. entonces existe una L-teorı́a ϕ-relativamente maximal Σ tal que Γ ⊆ Σ. . Sea D una de- mostración en L de ψ a partir de {ϕ0 . Σ `L ϕ si y sólo si Σ ∪ {¬ϕ} es L-inconsistente. Σ ∪ {ψ} `L ϕ. Si Σ `L ϕ y Σ `L ϕ → ψ. ⊥ `L ϕ. . es decir que Σ ∪ {¬ϕ} es L-inconsistente. En caso contra- rio se dice que es L-inconsistente. Una L-teoria Σ es relativamente maximal si hay una fórmula ϕ tal que Σ es ϕ-relativamente maximal. RELATIVAMENTE MAXIMALES Y L-CONSISTE 2. Si Σ `L ϕ. Σ `L ϕ. (2) Utilizaremos (1). Σ `L ϕ. ¬ϕ → ⊥ `L ϕ. Σ `L ⊥. entonces para cada conjunto de fórmulas ∆. obtenemos que Σ ∪ {¬ϕ} ` ⊥. Σ `L ϕ. Si Σ `L ϕ. Es claro que {ϕ. Lema 78. en particular Σ `L ⊥. si Σ ∪ {¬ϕ} es L-inconsistente. Dn D de las demostaciones es una demostración en L de ψ a partir de Σ. Lema 80. Toda demostración de ϕ en L a partir de Σ es también una demostración de ϕ en L a partir de Σ ∪ ∆. por lo que es L-inconsistente. Σ `L ϕn . puesto que Σ∪{¬ϕ} `L ϕ → ⊥. Una L-teorı́a Σ es prima si es L-consistente y para cualesquiera fórmulas ϕ. Demostración. L-TEORIAS PRIMAS. por (1) obtenemos que Σ `L ψ. CONJUNTOS L-CONSISTENTES. QED Un conjunto Σ de fórmulas es L-consistente si Σ 6`L ⊥. L-TEORÍAS. Por tanto. . QED Un conjunto de fórmulas Σ es una L-teorı́a si para cada fórmula ϕ tal que Σ `L ϕ ocurre que ϕ ∈ Σ. Si Σ es L-inconsistente. . Por tanto. Por tanto Σ `L ϕ. . puesto que para toda fórmula ϕ. ϕn }. Demostración. . Σ ∪ {ϕ} es L. QED Lema 79. por el teorema de deducción. .

1 implica 2. Vamos a definir en pasos sucesivos una sucesión de conjuntos de fórmulas Σ0 .56 9. Supongamos que ψ ∨ δ ∈ Σ. ψ ∈ Σ si y sólo si hay n tal que ψ ∈ Σn . entonces Γ `L α. Supongamos que Σ es ϕ-relativamente maximal. Por tanto. hay ∆ ⊆ Σ finito tal que ∆ `L ϕ. Puesto que Σ es ϕ-relativamente maximal. 2. . Por tanto ψn ∈ Σn+1 ⊆ Σ. Son equivalentes 1. TEOREMAS DE COMPLETUD Demostración. Demostración. Veamos que Σ es ϕ-relativamente maximal. Si ψ 6∈ Σ. Por tanto pertenece a L. Σn 6`L ϕ 3. entonces Σ ∪ {ψ} `L ϕ. Por tanto α ∈ Γ. . En efecto. Σ ∪ {ψ} `L ϕ y Σ ∪ {δ} `L ϕ. δ 6∈ Σ. Σ0 = Γ 2. tenemos que α no pertenece a toda L-teorı́a relativamente maximal que incluye a Σ. Σ1 . 1. . Demostración. . Puesto que α 6∈ Γ. si Σ 6`L α entonces hay L-teorı́a Γ α-relativamente maximal tal que Σ ⊆ Γ. De la condición 3 anterior y de que ∆ es finito se sigue que hay n tal que ∆ ⊆ Σn . . Σ es ϕ-relativamente maximal para alguna fórmula ϕ. Para cada n. para cada fórmula ψ. . . Si Σ `L α y Γ es L-teorı́a relativamente maximal que incluye a Σ. . ϕ ∈ Σ o ¬ϕ ∈ Σ. Σ `L α sii α pertenece a toda L-teorı́a relativamente maximal que incluye a Σ. ψn . Además (ψ → ϕ) → ((δ → ϕ) → ((ψ ∨ δ) → ϕ)) es instancia de sustitución de una tautologı́a. QED Corolario 81. . Pero esto contracide la condición 2 anterior. Para cada n. Consideremos una enumeración ψ0 . de las fórmulas del lenguaje. En efecto. si Σ `L ϕ. tal que 1. Σ es prima 3. . Σn . Por otra parte. . Σn ` ϕ. Entonces Σn ∪ {ψn } 6`L ϕ. Para cada conjunto de fórmulas Σ y cada fórmula α. Pero esto es absurdo. QED Proposición 82. Por tanto Σ ∪ {ψ} `L ϕ. . Sea [ Σ= Σn n Es decir. ψ1 . 2. . ψ2 . 4. . si ψ. Se sigue que Σ `L (ψ ∨ δ) → ϕ. Σn ⊆ Σn+1 La definición de la sucesión es: Σ0 = Γ  Σn si Σn ∪ {ψn } `L ϕ Σn+1 = Σn ∪ {ψn } si Σn ∪ {ψn } 6`L ϕ Claramente se cumplen las condiciones deseadas. Por el teorema de la deducción Σ `L ψ → ϕ y Σ `L δ → ϕ. Sea Σ una L-teorı́a. Σ es L-consistente maximal. . Por tanto Σ ∪ {ψ ∨ δ} `L ϕ. Σ es L-consistente y para toda fórmula ϕ. Σ 6`L ϕ. supongamos que ψ 6∈ Σ y que Σ ∪ {ψ} 6`L ϕ Sea n tal que ψ es ψn .

Un tipo de estado es compatible con una lógica L si todo teorema de L pertenece a él. Además. . Tomaremso esta urltima condición como la condición para definir la relación de accesibilidad del modelo canónico. Por tanto. V i. Por tanto. pero esto no es posible al ser Σ ϕ-relativamente maximal. QED 2. 4 implica 1. w |= α} es un conjunto maximal K-consistente que contiene toda fórmula válida en el modelo. V i de L y observemos que si w. El modelo canónico Para motivar la definición del modelo canónico consideremos un modelo cualquiera hF. Desde este punto de vista pode- mos decir que un conjunto de fórmulas maximal K-consistente caracteriza un tipo de estado o de mundo posible. Dado w ∈ W observemos que el conjunto Σ(w) = {α : hF. v ∈ W son tales quet wRv entonces {α : 2α ∈ Σ(w)} ⊆ Σ(v). Demostración. ϕ ∨ ¬ϕ ∈ Σ. w0 ∈ W distintos que no se puedan distin- guir mediante una fórmula modal. 2 implica 3. (4) α → β ∈ Σ sii α 6∈ Σ o β ∈ Σ. Ası́. Σ ∪ {ϕ} es inconsistente. (5) ¬α ∈ Σ sii α 6∈ Σ. Se deja como ejercicio. entonces α ∈ Σ. habrá un conjunto maximal L- consistente tal que incluye a L ∪ {¬α}. Σ `L ϕ. El conjunto de estados del modelo canónico para una lógica L consiste en todos los tipos de estados compatibles con L. por tanto α no será válida en el modelo canónico. Para todo conjunto de fórmulas L-consistent y maxi- mal Σ. Por tanto es L-consistente. consideremos un modelo hF. es decir que tengan la propiedad de que los conjuntos Σ(w) y Σ(w0 ) sean el mismo. V i. Una fórmula será verdadera en un estado del modelo canónico si y sólo si pertenece al estado. puesto que si una fórmula α no es un teorems de L. Asi. (2) α ∧ β ∈ Σ sii α ∈ Σ and β ∈ Σ. Por tanto Σ es una L-teorı́a prima. QED Proposición 83. (1) Si Σ `L α. para cada ϕ. Por tanto Σ es L-consistente maximal. De este modo. Ası́ ψ ∈ Σ o δ ∈ Σ. Puede ocurrir que existan w. si el modelo es un modelo de L. el conjunto L ∪ {¬α} es L-consistente. EL MODELO CANóNICO 57 Esto implica que. ¬ϕ ∈ Σ. (3) α ∨ β ∈ Σ sii α ∈ Σ o β ∈ Σ. ϕ ∈ Σ o ¬ϕ ∈ Σ. Σ(w) es L-consistente. al ser prima. Supongamos que ϕ 6∈ Σ. Si Σ es L-consistente maximal. 2. Supongamos que Σ es prima. para cada ϕ 6∈ Σ. Para explicar como definir la relación de accesibilidad del modelo canóni- co de una lógica modal normal L. Σ es ϕ-relativamente maximal. Supongamso que Σ es L-consistente y para toda fórmula ϕ. 3 implica 4. ϕ ∈ Σ o ¬ϕ ∈ Σ.

El resultado principal sobre el modelo canónico de L es el lema funda- mental. . VL i. Para demostrar la otra implicación. . hFL . una fórmula α ∈ L sii α pertenece a toco conjunto maximal L-consistente. . lo que no es posible. Por tanto obtenemos la implicación dr izquierda a derecha de la condición que estamos demostrando. . . Lema 84 (Lema Fundamental). QED Corolario 85. y la relación RL en WL por ∆RL ∆0 sii {α : 2α ∈ ∆} ⊆ ∆0 . RL i es el marco canónico de L. .58 9. ∆ |= 2α sii ∀∆0 ∈ WL si ∆RL ∆0 entonces α ∈ ∆0 sii ∀∆0 ∈ WL si {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 entonces α ∈ ∆0 Ahora. Sea ahora {β0 . α ∈ L sii α es verdadera en todo punto del modelo canónico de L. VL i. Definamos el conjunto de estados del mo- delo canónico por: WL = {∆ : ∆ es un conjunto maximal L-consitent de fórmulas }. 2βn } ⊆ ∆. Se demuestra por inducción en α. claramente tenemos que α ∈ ∆0 . . . α sii α ∈ ∆. para el operador modal se argumenta como sigue. . y puesto que {2β0 . Sea L una lógica consistente. donde VL es la valoración en el marco canónico de L definida por: VL (p) = {∆ ∈ WL : p ∈ ∆}. Para las letras pro- posicionales vale por la definición de la valoración VL . QED . Para toda lógica consistente L y toda fórmula α. . si 2α ∈ ∆ y {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 . Demostración. supongamos que ∀∆0 ∈ WL . Para las conectivas se sigue de las propiedades de los conjuntos maximal L-consistentes del lema 83. ∆ sat. . α ∈ L sii α es válida en el modelo canónico de L. Entonces. βn } `L α. Demostración. Veamos que el conjunto {β : 2β ∈ ∆} ∪ {¬α} no es L-consistente. obtenemos que 2α ∈ ∆. TEOREMAS DE COMPLETUD La definición del modelo canónico deuna lógica modal normal es la si- guiente. Por el lema 81. . Por tanto. El marco FL = hWL . para cada letra proposicional p. Por tanto. si {β : 2β ∈ ∆} ⊆ ∆0 entonces α ∈ ∆0 . {2β0 . Parta todo conjunto maximal y L-consistente de fórmulas ∆ y toda fórmula α. El modelo canónico de L es el modelo ML = hFL . . Si lo fuera existirı́a un conjunto maximal L-consistente que lo extiende y por la suposición tendrı́a como elemento a α. . βn } ⊆ {β : 2β ∈ ∆} tal que {β0 . {β : 2β ∈ ∆} `L α. . . Observemos primero que gracias a la hipótesis inductiva temenemos que hFL . 2βn } `L 2α. VL i.

lo es en el modelo canónico de L.consistente y maximal que lo incluye. Por tantoel conjunto de fórmulas válidas en todo modelo de L es el conjunto de todas las fórmulas. Por tanto es la lógica inconsistente. el conjunto Σ ∪ {¬α} es L-consistente. se llaman canónicas. es claro que todo teorema de K es válido en todo marco. En tal caso. lo es en el modelo canónico de K. QED Teorema 88. LOS TEOREMAS DE COMPLETUD 59 3. Se pues ∆ un conjunto L. Oir tanto es un teorema de L. es decir es un marco en el que todo teorema de K es válido. Por tanto es un teorema de K. Una fórmula es un teorema de K sii es válida en el marco canónico de K. Para toda lógica L. toda fórmula de Σ es verdadera en ∆ y α es falsa en ∆. la clase de marcos de K es la clase de todos los marcos. Sea L una lógica. Demostración. por el último corolario el modelo canónico de L es un modelo de L. Si L es la lógica insonsistente. Pero además. Este conjunto es uno de los elementos del modelo canónico de L. La dirección de izquierda a derecha es una consecuen- cia de que el conjunto de fórmulas verdadera en un punto de un modelo de L contiene todas las fórmulas de L y está cerrado bajo Modus Ponens. Puesto que el modelo canónico de L es un modelo de L. Teorema 90. QED Corolario 89. Toda lógica es completa respecto a modelos. La lógica K es completa respecto a marcos. Por tanto si una fórmula es válida en todo modelo de L. Los teoremas de completud El primer teorema de completitud que demostramos es una consecuencia inmediata del último corolario. . Cualquier lógica modal normal que tenga esta propiedad es completa respec- to a marcos. Σ `L α iff Σ |=lL α. El paso fundamental en la demostración de que K es completa respecto a marcos consiste en la observación de que el marco canónico de K es un marco de K. 3. las que sus teorems son válidos en su marco canónico. Demostración. lo que implica que es un teorema de L. concluimos que Σ 6|=lL α. Si L es consistente. no tiene modelos. Puesto que K is la menor lógica modal normal. Demostración. Demostración. Ası́. Teorema 86. Para demostrar la otra inclusión supongamos que Σ 6`L α. todo conjunto de fórmulas Σ y toda fórmula α. Las lógicas con esta propiedad. FL ∈ Fr(L) y por tanto toda fórmula válida en todos los marcos de L es válida en FL y por tanto en el modelo canónico de L. Si L es canónica. QED Teorema 87. QED . Toda lógica canónica es completa respecto a marcos. si una fórmula es válida en todo marco.

entonces la relación del marco canónico de L es transitiva. pues 2α → 22α es verdadera en ∆ . TEOREMAS DE COMPLETUD Uno de los métodos para demostrar que una lógica es completa respecto a marcos consiste en demostrar que es canónica. 2α → 22α es verdadera en todo punto del modelo canónico de L. Por ello. Pero en tal caso 3⊥ serı́a verdadera en ∆. 2α ∈ ∆0 y α ∈ ∆00 . Es decir α ∈ ∆. En tal caso. D} . para cada fórmula α. Consi- deremos el conjunto {α : 2α ∈ ∆}. 2α es verdadera en ∆ y por tanto α es verdadera en ∆ (ya que lo es 2p → p) . Concluimos pues que ∆RL ∆. (1) Supongamos que 2p → p ∈ L. 2⊥ serı́a deducible debilmente (sólo con MP) de ∆ en L. ∆RL ∆0 . (2) Supongamos que 4 ∈ L. Por tanto. QED Teorema 92. Cualquier lógica axiomatizada con fórmulas pertenecien- tes al conjunto {T. Por el lema de Lindenbaum el conjunto {α : 2α ∈ ∆} puede extenderse a un conjunto L-consistente maximal s∆0 . Por lo que habrı́a un punto en el que ⊥ serı́a verdadera y esto no es posible. cada fórmula α. 22α ∈ ∆. ∆0 . (1) Si T ∈ L. ∆0 ∈ WL0 son tales que ∆RL ∆0 y que 2α ∈ ∆0 .60 9. Sea Let ∆ ∈ WL y supongamos que 2α ∈ ∆. Proposición 91. Una vez hecho esto se demuestra que el marco del modelo canónico (el marco canónico) tiene la propiedad. Demostración. Ası́. (3) Si B ∈ L. A continuación demostraremos que algunas lógicas son completas respecto a marcos por este método. (4) Si D ∈ L. Entonces. Supongamos que ∆. Concluimos que ∆RL ∆00 . Sea L una lógica. entonces la relación del marco canónico de L es simétrica. 4. (2) Si 4 ∈ L. entonces la relación del marco canónico de L es reflexiva. Ası́. El modo más común de ha- cerlo consiste en seleccionar un conjunto de axiomas de la lógica y encontrar una propiedad de los marcos que sea la que corresponde a los axiomas. entonces esta fórmula es verdadera en ∆ lo que implica que lo es 22α. De lo contrario. Sea ∆ ∈ WL . Supongamos que ∆. Por tanto toda fórmula α. α es verdadera en ∆ con lo cual α ∈ ∆. Este conjunto es L-consistent. 2α → α es verdadera en todo punto del modelo canónico. demostra la completitud de una lógica mediante el marco canónico puede verse como una aplicación de un resulta- do de correspondencia. 2α → 3α es verdadera en todo punto del modelo canonica de L. B. entonces la relación del marco canónico de L es serial. (3) Supongamos que B ∈ L. Entonces. para cada fórmula α. (4) Supongamos que D ∈ L. Concluimos que ∆0 RL ∆. ∆00 ∈ WL son tales que ∆RL ∆0 y ∆0 RL ∆00 . Si 2α ∈ ∆. Ası́. α → 23α es verdadera en todo punto del modelo canonica de L. De este modo 23¬α es falsa en ∆ y lo es ¬α. Entonces. Entonces 2α es verdadera en ∆0 con lo que 32α también es verdadera en ∆.

Demostración. B. Corolario 93. Ub ejemplo es la lógica de la demostrabilidad GL Para concluir la sección demostramos los teoremas de completitud para las relaciones de deducibilidad global. QED Hay lógicas que son completas respecto a marcos pero sin embargo no son canónicas. KD. Σ `gL α iff Σ |=gL α. Utilizamos los teoremas anteriores y los resultados que relacionan ña deducibilidad logcal con la global asi como los que relacionan la consecuencia local y la global. En particular lo son las lógicas KT . S4. Σ `gL α iff 2Σ `lL α iff 2Σ |=lL α iff Σ |=gL α. S5. Por los teoremas de correspondencia y la última pro- posición. LOS TEOREMAS DE COMPLETUD 61 es canónica y por tanto completa respecto a marcos. QED . Para toda lógica L. Demostración. todo conjunto de fórmulas Σ y toda fórmula α. 3.

.

. c1 . . 4. 3 7. La operación de sustitución de variables por términos en una fórmula se define análogamente a como se hace en lógica de primer orden. R2n . . . Paréntesis Denotaremos con V ar el conjunto de variables y con Con el de constan- tes. aparición libre y aparación ligada de una variable en una fórmula. Las constantes y los sı́mbolos relacionales son los sı́mbolos propios del lenguaje. Variables: x. Operadortes modales: 2. x1 . 2. Conectivas: ∧. también lo son (α ∧ β). 3. Las expresiones son las sucesiones finitas de elementos del vocabulario y los términos son las variables y las constantes. Toda fórmula atómica es una fórmula. El árbol genealógico de una fórmula se define de modo análogo a como se hace en lógica de primer orden. y1 . ¬. . 2. Si α es una fórmula. . R1n . z1 . y. . Una fórmula se dice que es abierta si contiene alguna aparición libre de alguna variable. 63 . (α ∨ β) y (α → β) 4. Capı́tulo 10 Lógica modal cuantificacional 1. 2α y 3α 3. → 5. tn son términos. Constantes: c. Las fórmulas atómicas son las expresiones de la forma Rt1 . ∨. ası́ como los conceptos de subfórmula. Sintaxis El lenguaje de la lógica modal cuantificacional consta del siguiente vo- cabulario: 1. tn . ∃ 6. Las fórmulas se definen de acuerdo con las siguientes reglas: 1. Si α y β son fórmulas. . z. Si α es una fórmula y x es una variable. lo son ¬α. . ∀xα y ∃xα son fómulas. . . . Cuantificadores: ∀. sı́mbolos relacionales de ariedad n. Sı́mbolos relacionales: para cada n. . . . d1 . d. R3n . En caso contrario se dice que es cerrada o que es una sentencia. donde R es un sı́mbolo relacional n-ario y t1 .

principio de sustitución de los idénticos. . Las interpretaciones del lenguaje Contextos opacos o intensionales. la oración (15) no se sigue de (13) y (14) (13) El autor del Quijote es Cervantes (14) Pedro sabe que el autor del Quijote es el autor del Quijote (15) Pedro sabe que el autor del Quijote es Cervantes Intenciones. De momento no analizamos las razones por las que el principio no vale. La oración (3) no se sigue de las oraciones (1) y (2): (1) 3 ≈ 2 + 1 (2) La expresión ‘3’ tiene un único sı́mbolo (3) La expresión ‘2 + 1’ tiene un único sı́mbolo. o. en terminologı́a de Leibniz. Ahora interesa considerar el principio de sustitución t ≈ t0 . Citas. La oración (6) no se sigue de (4) y (5): (4) El autor del Quijote es Cervantes (5) Él pronunció las palabras ‘El autor del Quijote’ (6) Él pronunció las palabras ‘Cervantes’ Lenguaje indirecto. LóGICA MODAL CUANTIFICACIONAL 2. La oración (12) no se sigue de (10) y (11) (10) El ladrón es Juan (11) Pedro cree que el ladrón entró por la ventana (12) Pedro cree que Juan entró por la ventana De igual modo. aquellos para los que falla el principio de sustitución de los equivalentes materiales: si α(p) es un enunciado y β y γ son enunciados. Al estudiar la lógica proposicional modal vimos algunos de los contextos opacos proposicionales. β ↔ γ |= α(p/γ). La oración (9) no se sigue de (7) y (8) (7) El autor del Quijote es Cervantes (8) Juan dijo que el autor del Quijote es Cervantes (9) Juan dijo que el autor del Quijote es el autor del Quijote Actitudes proposicionales.64 10. Los contextos opacos son aquellos en que algún principio de sustitución falla. ϕ |= ϕ(t/t0 ) que podemos llamar de sutitución de términos equireferenciales. principio de la indiscernibilidad de los idénticos. Vamos a dar algunos tipos de contexto en los que este principio falla. α(p/β).

Una modalidad es de dicto cuando se aplica a una proposición (dictum). Afirma que existe un objeto con dos propiedades. Sin embargo (35) es falsa pues el número de planetas podrı́a muy bien ser 8 en lugar de 9. y es de re cuando se aplica a un objeto para decir que tiene cierta propiedad en el modo expresado por la modalidad. Esta oración puede entenderse de dos maneras diferentes que se expresan de modo preciso en las siguientes (pseudo) formalizaciones (34) ∃x(x es el número de planetas ∧ 2x ≈ 9) (35) 2∃x(x es el número de planetas ∧ x ≈ 9) La segunda formalización expresa la lectura de dicto de la modalidad que aparece en (24) y la primera. La oración (24) no se sigue de (22) y (23) (22) El número de planetas es 9 (23) 9 es necesariamente igual a 9 (24) El número de planetas es necesariamente igual a 9. En la fórmula 2x ≈ 9 se dice que una cosa (res) x tiene una propiedad (ser igual a 9) de modo necesario. (34) es verdadera pues 9 es el número de planetas y 9 es necesariamente igual a 9. Consideremos la ora- ción última anterior (24) El número de planetas es necesariamente igual a 9. La lectura de dicto se expresa por . LAS INTERPRETACIONES DEL LENGUAJE 65 La oración (18) no se sigue de (16) y (17) (16) El profesor es Alegre (17) Pedro espera que llegue el profesor (18) Pedro espera que llegue Alegre. la de ser el número de planetas y la de ser necesariamente igual a 9. Sin embargo (34) no admite una lectura utilizando ‘es una verdad necesaria que’. Expresiones temporales. Consideremos la siguiente oración: (36) Algo es bello necesariamente. la lectura de re. 2. inició la Guerra del Golfo. La oración (21) no se sigue de (19) y (20) (19) George Bush jr. es el presidente de Estados Unidos (20) En 1992 el presidente de Estados Unidos inició la Guerra del Golfo (21) En 1992 George Bush jr. Modalidades de dicto y modalidades de re. (35) puede reformularse como (35’) Es una verdad necesaria que el número de planetas es igual a 9. Modalidades aléticas.

(40) José Luis Rodriguez Zapatero siempre medirá mas de 10 75 m. ella. pero ello no implica que cada ob- jeto que posee la propiedad de la belleza la posee de modo necesario. pero si van seguidos de una fórmula abierta expresan una modalidad de re. La lectura de re se expresa por (36”) ∃x2Bx. Cuantificación sobre actuales o sobre posibles. Volviendo al ejemplo anterior. La formalización 3∀xAx formaliza el enunciado (38) Es posible que todos los presentes cometieran el asesinato en el que la modalidad se aplica de dicto. Los individuos que existen en un mundo posbile puede que no sean los mismos que existen en otro mundo posible. por tanto en . Veamos un ejemplo de lógica temporal para inistir en la distinción. Si entendemos (37) de dicto es (seguramente) falsa. Cervantes prodrı́a no haber existido nunca. Es perfectamente coherente aceptar que es necesario que exista un objeto be- llo y aceptar también que cada objeto bello posee esta cualidad de modo contingente. puede ser necesario que exista un objeto bello. Consideremos el enunciado (37) Cada uno de los presentes pudo cometer el asesinato. LóGICA MODAL CUANTIFICACIONAL (36’) 2∃xBx que afirma que la proposición existe algo bello es necesaria.66 10. La lógica modal cuantificacional hace inteligible la idea de que los obje- tos mismos poseen propiedades necesaria o contingentemente. expresan una modalidad de dicto. la propiedad de la belleza de modo necesario. Semánticamente la distinción tiene que ver con la permutación de dos tipos de cuantificadores: la cuantificación sobre contextos o mundos posibles implı́cita en los operadores modales y la cuantificación sobre individuos. entendidas ası́ las cosas. que afirma que hay al menos una cosa que posee. (36”) implica (36) pero no a la inversa. En el lenguaje formal la distinción de dicto/de re se traduce en una distinción en el alcance de los operadores modales. (36”) es verdadera si en nuestro mundo actual hay un objeto que en todo mundo posible tiene la propiedad de la belleza. Evidentemente. En este enunciado no hay ambigüedad. Veamos un ejemplo más. pero si la entendemos de re dice lo mismo que (38) que es verdadera. La modalidad se aplica de re y la formalización serı́a ∀x3Ax. independien- temente de cómo hablamos de ellos. Si 2 o 3 van seguidos de una sentencia. (39) El presidente del gobierno español siempre medirá mas de 10 75 m. (36’) es vedadera si en todo mundo posible hay al menos un objeto bello. En lógica modal cuantificacional se presenta el problema siguiente.

La interpretación sobre posibles de la cuantificación nos da la semántica de modelos con dominio constante y la cuantificación sobre actuales la de modelos con dominio variable. más todos los individuos de los demás mundos posibles. 2. Descripciones definidas. Las descripciones definidas cambian de referencia al cambiar de mundo posible. A la hora de evaluar por ejemplo los enunciados universales en un mundo. el mundo actual. Para ver de modo preciso lo que hemos dicho de las descripciones consi- deremos la oración (44) es necesario que el número de planetas del sistema solar sea 9. si existe. ni en la época de Miterrand ‘el actual jefe del gobierno francés’ referı́a a Lionel Jospin. . pero básicamente son dos. es decir de todos los mundos? Si se opta por la segunda alternativa tenemos la cuantificación sobre posibles: se cuantifica sobre los individuos actuales. Si se opta por la primera alternativa tenemos la cuantificación sobre actuales: se cuantifica sobre los individuos del mundo en que se evalua la fórmula. por ejemplo 8. Designadores rigi- dos.‘el padre del actual presidente de los Estados Unidos’ en la época de Clinton no referia a George Bush (padre). La teorı́a que asimila la semántica de los nombres pro- pios a la de las descripciones definidas y la que considera a los nombres propios como designadores rigidos. ¿se deben considerar sólo los individuos de este mundo o todos los individuos posibles. de la descripción. Ası́ podemos formalizar (44) como (44’) 2∃x(N x ∧ ∀y(N y → x = y) ∧ x = 9) o como (44’) ∃x(N x ∧ ∀y(N y → x = y) ∧ 2x = 9). Algunos ejemplos de descripciones definidas son: (41) el número de planetas del sistema solar (42) el actual jefe del gobierno francés (43) el padre del actual presidente de los Estados Unidos. La interpretación de una descripción definida puede considerarse como una función que a cada mundo posible le asigna la referencia en él. El número de planetas del sistema solar es 9 pero podrı́a haber sido otro. los del mundo en que se evalua. y tratemos la descripción de acuerdo con la teorı́a de Russell. Hay varias teorı́as sobre la semántica de los nombres propios. Se puede decir que las des- cripciones definidas refieren a un concepto individual. LAS INTERPRETACIONES DEL LENGUAJE 67 algún mundo posible Cervantes no es uno de sus individuos. Igualmente. Nombres propios y descripciones definidas. En una situación del último tipo la descripción ‘el núme- ro de planetas del sistema solar’ refiere a 8 en lugar de a 9.

el conjunto de los mundo posibles o estados. Di donde: i) W es un conjunto no vacio. (45) es verdadera. Los nombres propios se tratan como refiriendo a un concepto indivi- dual. una vez fijada la referencia. no varı́a. y que el significado puede expresarse como una descripción definida. En todos los mundos en los que refiere. . Aunque la referencia de un nombre propio se fije mediante una descripción (Hesperus = la estrella matutina). en cada mundo posible tienen o no una referencia que puede variar de un mundo a otro. Se dice que los nombres propios son designadores rigidos. La distinción Fregeana entre sentido y referencia tam- bién se ha aplicado a los nombres propios y se ha debatido mucho sobre si. El significado es el modo que tienen (cada uno) de acceder a (fijar) la referencia. La se- gunda lectura es verdadera si suponemos que nueve es necesariamente igual a nueve. Semántica de modelos con dominio constante: cuantificación sobre posibles Un marco es un triplo F = hW. LóGICA MODAL CUANTIFICACIONAL La primera formalización refleja la lectura de re y la segunda la lectura de dicto. Otro ejemplo es el siguiente: (45) El ganador del juego lo ganó necesariamente que se puede formalizar de dos modos (45’) 2∃x(Gx ∧ ∀y(N y → x = y)) y (45”) ∃x(Gx ∧ ∀y(N y → x = y) ∧ 2Gx). tienen o no significado. puesto que en otras situaciones alterna- tivas distintas a la actual el número de planetas no es 9. Lo que importa es la referencia de las descripción en estas situaciones alternativas. pero que sin embargo no todos los hablantes asocian el mismo significado al mismo nombre. Si el juego se jugo. Si se opta por considerar el significado de un nombre propio como una descripción entonces los nombres funcionan como las descripciones. La referencia de la descripción que importa es la referencia en la situación actual. El hecho de que la referencia de una descripción varie de un mundo posible a otro es crucial para explicar la diferencia entre la lectura de re y la lectura de dicto de oraciones como (44). R.68 10. Kripke introdujo una concepción distinta de la semántica de los nombres propios. 3. ii) R es una relación binaria en W . refiere al mismo objeto. además de referencia. La primera lectura es falsa. que es el número nueve. Nombres propios. pero aún ası́ (45”) es falsa: en otra situación el ganador podrı́a haber sido otro. Frege creı́a que cada nombre tiene un significado (Sinn) además de referencia.

sus ele- mentos son los individuos posibles. cM [s] = cM 2.xn n denotamos la asignación x x (. tn [s] sii htM M 1 [s]. . I(hR.3. I(c) ∈ D. 3. Dado un modelo M. 5. tn son términos. Ii. xM [s] = s(x) La relación M. R. llamado el dominio del marco. Dado un marco F = hW. . w |= Rt1 . El objeto cM se llama la denotación (en el modelo M) de la constante c.. 4. M. tn [s]i ∈ R M. . Ii donde F es un marco e I es una interpretación en él. Sea M = hhW.. (sa11 ) . xn son variables distintas y a1 . . Ii. por ello se dice que las constantes se tratan como (o son) designadores rı́gidos. Di. R.)an que se obtiene a partir de s.. w |= α[s] o M. una interpretación con dominio constante I en F es una función que asigna a cada constante un elemento de D y a cada par formado por un sı́mbolo relacional y un elemento de W una relación n-ádica en D. M. . si n = 1. Dada una asignación s en M. para cada variable x. sxa (y) = s(y) y sxa (x) = a. denotaremos con cM a I(c) y con RM. ii) para cada sı́mbolo relacional n-ario R y cada w ∈ W . si n es la ariedad del sı́mbolo relacional. Si x1 .. . formulas y asig- naciones en M se define como sigue: 1. w |= α[s] entre mundos posibles de M. una interpretación I en F es una función de Con ∪ (Rel × W ) n S en n>0 P(D ) tal que. para cada constante c. El dominio de M es el dominio de su marco F y el conjunto de mundos posibles de M es el conjunto de mundos posibles de F.. w |= α[s] y M. ..w a I(hR. M. wi). w |= (α ∨ β)[s] sii M. . wi) ⊆ Dn . . SEMáNTICA DE MODELOS CON DOMINIO CONSTANTE: CUANTIFICACIóN SOBRE POSIBLES 69 iii) D es un conjunto no vacio. . i) para cada constante c. w |= β[s]. w |= β[s]. . definimos para cada término t su denotación tM [s] en M bajo s mediante: 1.a . donde Dn es D.. . y es el producto cartesiano de D por si mismo n-veces si n < 1. Un modelo con dominio constante es un par M = hF. 2. Di. . Si R es un sı́mbolo relacional n-ario y t1 . Dado a ∈ D y una variable x la variante en x de una asignación s determinada por a es la asignación sxa definida por: cada variable y diferente de x. . Di. . es decir no varı́a de un mundo a otro. . Formalmente. . w |= ¬α[s] sii M. an son elementos de D (no necesariamente diferentes) con sxa11. . w 6|= α[s]. una asignación en M es una función que asigna a cada variable un elemento del dominio D de M. . n Verdad en un mundo de un modelo con dominio constante. w |= β[s].w . w |= (α → β)[s] sii M. M.. . . . La denotación de cada constante es la misma en todo mundo posible. M. w 6|= α[s] o M. R. . w |= (α ∧ β)[s] sii M. Dado un modelo M = hhW.

Lema 94.70 10. M. w0 |= α[s] y M. w |= α[sxa ]. M. M. α es una fórmula. Corolario 95. c una constante y s una asignación. LóGICA MODAL CUANTIFICACIONAL 6. M. uno de sus mundos posibles w y una sentencia α. w0 |= α[s] y M. w |= 2α[s] sii para todo w0 ∈ W tal que wRw0 . Si M es un modelo y α es una sentencia entonces para cada w ∈ W son equivalentes 1. w |= α[s] para toda asignación s Dado un modelo M. w |= α[sxcM ]. M. ∀x2P x → 2∀xP x 7. w |= β[s]. Finalmente. Se dice además que α es válida en M si es verdadera en todo mundo posible w de M. Las fórmulas de la forma ∀x2ϕ → 2∀xϕ o 3∃xϕ → ∃x3ϕ se llaman Fórmulas Barcan. w |= α[s]. 2. w |= ∀xα[s] sii para cada a ∈ D. ∃x2P x → 2∃xP x 4. se dice que α es verdadera en w de M si hay alguna asignación s en M tal que M. 9. . w |= α[s] para alguna asignación s 2. Si M es un modelo. α es una fórmula y s y s0 son dos asigna- ciones que coinciden en lo que asignan a las variavbles libres de α entonces para cada w ∈ W . w |= α[s0 ]. Si M es un modelo. M. 2∀xP x → ∀x2P x 5. 7. 3∃xP x → ∃x3P x Fórmulas Barcan y Fórmulas Barcan inversas. w |= 3α[s] sii existe w0 ∈ W tal que wRw0 y M. w |= β[s]. M. M. w |= ∃xα[s] sii existe a ∈ D tal que M. Lema 96. 8. Todas las sentencias de la forma de una sentencia lógicamente válida de primer orden. w |= α(x/c)[s] sii M. α es válida si es válida en todo modelo M. 3∀xP x → ∀x3P x 3. Ejemplos de sentencias válidas. entonces para cada w ∈ W . Las de la forma 2∀xϕ → ∀x2ϕ o ∃x3ϕ → 3∃xϕ se llaman Fórmulas Barcan inversas. Tanto las unas como las otras son válidas con la semántica de dominios constantes. M. w |= α[sxa ]. 1. ∃x3P x → 3∃xP x 6. w |= α[s] sii M. M.

w a I(hR. sxa (y) = s(y) y sxa (x) = a. Ii. xn son variables distintas y a1 . R. donde n es la ariedad del sı́mbolo relacional. . El objeto cM se llama la denotación (en el modelo M) de la constante c. una asignación en M es una función que asigna a cada variable un elemento del dominio D de M. (sa11 ) . SEMáNTICA DE MODELOS CON DOMINIO VARIABLE: CUANTIFICACIóN SOBRE ACTUALES Y DESIGNACIóN RÍ 4. Di donde: i) W es un conjunto no vacio. Un modelo con dominio variable es un par M = hF. denotaremos D(w) con Dw . I(hR. S i) para cada constante c. Di.a .xn n denotamos la asignación x x (. . se llama dominio de w. .. . y es el producto cartesiano de D(F) por si mismo n-veces si n < 1. el conjunto de los mundo posibles o estados. ii) para cada sı́mbolo relacional n-ario R y cada w ∈ W . Sea M = hhW. . y denotartemos con D(F) el conjunto w∈W Dw . independientemente se si pertenece o no al dominio de w. una interpretación con dominio variable I en F es una función que asigna a cada constante un elemento de D(F) y a cada par fomado por un sı́mbolo relacional y un elemento de W una relación n-ádica en D(F). Di. R. R... para cada S w ∈ w. Dada una asignación s en M. donde D(F)n es D.4. . R.. wi) ⊆ D(F)n . R. . La denotación de cada constante es la misma en todo mundo posible w. Dado un marco F = hW. ii) R es una relación binaria en W . Dado un marco F = hW. Ii donde F es un marco e I es una interpretación en él. Dado un modelo M. Semántica de modelos con dominio variable: cuantificación sobre actuales y designación rı́gida Un marco con dominio variable es un triplo F = hW. definimos para cada término t su denotación tM [s] en M bajo s mediante: . es decir las constantes se tratan también en esta semática como designadores rı́gidos. iii) D es una función que asigna a cada w ∈ W un conjunto no vacio. una interpretación I en F es una función de Cont ∪(Rel ×W ) en n>0 P(D(F)n ) tal que.. Formalmente. si n = 1. El conjunto Dw es el conjunto de individuos que existen en el mundo w. Dado a ∈ D y una variable x la variante en x de una asignación s determinada por a es la asignación sxa definida por: cada variable y diferente de x. . Dado un modelo M = hhW. Di. denotaremos con cM a I(c) y con RM. El conjunto D(F) es el dominio del marco. wi). . El dominio de M es el dominio de su marco F y el conjunto de mundos posibles de M es el conjunto de mundos posibles de F... Di. . Ii es un modelo sobre el marco F. . Se dice que M = hF. an son elementos de D(F) (no necesariamente diferentes) con sxa11. Ii. I(c) ∈ D(F). n Verdad en un mundo de un modelo con dominio variable.)an que se obtiene a partir de s. . Si x1 ..

. M. 1.72 10. Lema 97. w |= ∃xα[s] sii existe a ∈ Dw tal que M. w |= α[sxcM ]. . uno de sus mundos posibles w y una sentencia α. se dice que α es verdadera en w de M si hay alguna asignación s en M tal que M. 5. Si M es un modelo. Ahora la cuantificación se realiza sobre los individuos que existen en el mundo en que se evalua la fórmula. M. w |= (α → β)[s] sii M. w |= ∀xα[s] sii para cada a ∈ Dw . M. Si R es un sı́mbolo relacional n-ario y t1 . w |= α[s] entre mundos posibles de M. . α es una fórmula y s y s0 son dos asigna- ciones que coinciden en lo que asignan a las variavbles libres de α entonces para cada w ∈ W . M. 9. 2. M. tn son términos. w |= 3α[s] sii existe w0 ∈ W tal que wRw0 y M. M. Lema 99. w |= α(x/c)[s] sii M. para cada variable x. M. 4. Si M es un modelo y α es una sentencia entonces para cada w ∈ W son equivalentes 1. M. w |= α[s0 ]. 3. w |= ¬α[s] sii M. Las fórmulas siguientes. . que son válidas en lógica de primer orden. M. w0 |= α[s] y M. w |= 2α[s] sii para todo w0 ∈ W tal que wRw0 . 6. w 6|= α[s] o M. no son válidas con semántica de dominios variables. w |= β[s]. w 6|= α[s]. . formulas y asig- naciones en M se define como sigue: 1. w |= β[s]. w0 |= α[s] y M. w |= (α ∨ β)[s] sii M. M. M. w |= α[sxa ]. LóGICA MODAL CUANTIFICACIONAL 1. w |= Rt1 . . . La diferencia con el caso de la semántica de modelos con dominio constante está en las condiciones para los cuantificadores. w |= (α ∧ β)[s] sii M. w |= α[s] sii M. w |= α[sxa ]. . w |= β[s]. ∀xP x → P c 2. w |= α[s] para alguna asignación s 2. w |= β[s]. c una constante y s una asignación. Se dice además que α es válida en M si es verdadera en todo mundo posible w de M.w . w |= β[s]. α es una fórmula. M. tn [s] sii htM M 1 [s]. . M. para cada constante c. Corolario 98. entonces para cada w ∈ W . Observación 100. Si M es un modelo. M. 8. w |= α[s] o M. . antes se realizaba sobre el dominio del marco. M. 7. w |= α[s] y M. cM [s] = cM 2. w |= α[s] para toda asignación s Dado un modelo M. tn [s]i ∈ R M. xM [s] = s(x) La relación M. w |= α[s]. P c → ∃xP x .

Proposición 103. Di se dice que es monótono si para cada w. Las fórmulas siguientes no son válidas con semánti- ca de dominios variables. Es una extensión con- servadora de la lógica libre. SEMáNTICA DE MODELOS CON DOMINIO VARIABLE: CUANTIFICACIóN SOBRE ACTUALES Y DESIGNACIóN RÍ Por ello la lógica modal de primer orden con dominios variables no es una extensión conservadora de la lógica de primer orden. Obsérvese que F es monótono y antimonótono sii para cada w. 3∃xP x → ∃x3P x Un marco F = hW. R. w0 ∈ W tal que wRw0 ocurre que Dw ⊆ Dw0 . sino que dicen algo sobre las suposiciones de existencia que se están haciendo en la semánti- ca. Observación 101. w0 ∈ W tal que wRw0 ocurre que Dw = Dw0 . 3∀xP x → ∀x3P x 2. Un marco F es antimonótono sii las fórmulas Barcan son válidas en todo modelo M sobre F. La demostración de la proposición siguiente utiliza técnicas que no se han estudiado en el curso. Las fórmulas Barcan y sus inversas no sólo expresan permutaciones del orden de los operadores modales y los cuantificadores. Un marco F es monótono y antimonótono sii las fórmulas Barcan y sus inversas son válidas en todo modelo M sobre F.4. Las fórmulas válidas en todo modelo con dominio constante son exactamente las fórmulas válidas en todo modelo sobre un marco monótono y antimonótono. 1. ∃x3P x → 3∃xP x 5. Las inversas de las fórmulas Barcan expresan que al pasar de un mundo a otro accessible desde él pueden aparecer nuevos individuos pero que los que existian en el primer mundo siguen haciendolo en el segundo. ∀x2P x → 2∀xP x 6. Las fórmulas Barcan dicen que al pasar de un mundo a otro accesible desde él no aparecen nuevos individuos pero pueden desaparecer algunos. Se dice que es antimonótono si para cada w. Un marco F es monótono sii las fórmulas Barcan inversas son válidas en todo modelo M sobre F. . ∃x2P x → 2∃xP x 3. 2∀xP x → ∀x2P x 4. Proposición 105. Proposición 102. w0 ∈ W tal que wRw0 ocurre que Dw0 ⊆ Dw . Proposición 104.