Está en la página 1de 12

Tema 2

MARIA,
VIRGEN CREYENTE,
«PEREGRINA DE LA FE»

':?'
:;:"

~;/~::

C~
"~~:;iifr:F .

es grato contemplar a la Virgen como "la Peregrina de la Fe" la Virgen. A la Virgen. hoy. -o o s la preparó. VIRGEN CREYENTE "peregrjna de la FE". como inicio de amistad y de "un caminar juntos". después de algunos años.-2- MARIA. . Cultus. No fué así en la vida de María. al presentar el Concilio a María como "peregrina en la Fe". ¿qué es esto? ¿será verdad? ¿y ahora qué haremos? No veo nada. "como una marcha turísti- ca". en qué Hotel dormiremos esta noche. Dios Padre concedió a "su elegida" el DON de ser INMACULA- DA Y llena de gracia. como "Alianza" de amor e inicio de "un camino"(de maduración en la Fe) largo y sabroso . Sobre todo existieron interro- gantes. Recorrió nuestras rutas. 17-20) pensaron que restaba grandeza a María y se resistían a aceptarlo. Virgen ORANTE. miedo."Virgen OYENTE. confusión. fatiga . sorpresas. Virgen que Escucha y Virgen Madre". qué muo seos visitaremos mañana. Algunos teólogos y muchos cristianos. pr Lmer e cristiana y modelo de seguimiento a Cristo. (M. La vida de María no fué. como preparó a su í pueblo Al igual que Dios hizo un PACTO de ALIANZA con Abra- han. o como la llama Pablo VI . sobresaltos. y en su caminar existieron las características típicas de una peregrinación. La Virgen también tuvo que aprender.. perplejidad. La Madre también fue caminante. (El Silencio de María. Todo está oscuro. .. En una jira turística sabemos en qué restaurante comeremos hoy. 51 ) .

Es mirarse en el espej o de la Ma- dre. E.niña que aprende a ORAR. entregarse a su Voluntad. creer es amar. "incendiada de amor que incendia". Profundizaremos en todo esto en el MENSAJE. Se trata de una adhesión existencial a la persona de Dios y de su voluntad. Creer. entregarse. En una palabra. Gozan contemplándola: .creyente que espera la venida del Señor. Es una actitud vital. un hacer combinaciones. II . Caminar hacia el interior de María es buscar respuesta a las propias dudas. . Creer es confiar. 17. y este es el CAMINO que recorrió María: La existencia de María comienza en la oscuridad del regazo materno y no en la clarividencia de una pre- cocidad intelectual o en los éxtasis de una anticipada contemplación.arriesgada ante lo desconocido. mujer valiente y decidida. Creer es permitir. . nos dice que creer es "caminar en la presencia de Dios". Gén. sobre todo. La S. También en su vida infantil ella aprende . No es proceso intelectual. un saltar de premisas a con- clusiones. -3- Los autores modernos tratan a la Virgen con un cariño y delicadeza maravillosos. prue- bas y dif icul tades.1. es adherirse.ME N S AJE. P E R E GR I NA DE LA FE Hacia el interior de María joven Te va a resultar muy interesante esta catequesis.

completan sus experiencias y. la Madre del Mesías. mientras atiende a las labores de casa. pueblo mesiánico. como había preparado a su pueblo. de año en año. Dios es el descubr imiento y la conquista continua de su vida. el plan divino de . De día en día. Ella ahora conoce la historia humana la fractura que la divide en sus orígenes y la historia de su pueblo su misión. su irritante espera . ella es la única que espera y cree en la buena voluntad de Dios y aguarda el momen- to en que se revelará al mundo. En la casa y en la sinagoga de Nazaret María enriquece sus experiencias sobrenaturales. De este modo el Señor. con siempre mayor precisión. prepara a María. insertándose sin estrépito en las vicisitudes históricas de Israel y entrando en la per- sona de María. mas sobre todo aprende a conocer.y vive con temor las preocupaciones de la hu- manidad y las aspiraciones de Israel. para la realiza- ción de sus planes. casi insensible e insconscientemen- te. La pequeña muchacha comienza a invocar al Creador aun an- tes de saber quién s e a él.-4- a conocer cada vez más a Dios a medida que el despertar de las facultades perceptivas. preparan su mente y su corazón a la gran tarea que Dios le ha reservado. . las circunstancias am- bientales y la palabra del Señor se lo permiten. Entre tanta deses- peración e incredulidad. En el escondimiento y en el silencio de la vida nazarena.la salvación. la participación en las grandes liturgias del Templo. so- bre todo la celebración anual de la Pascua. Los encuentros jerosolimitanos. ella empieza también a tomar par- te en la oración familiar o acompaña a sus padres en la sinagoga de la aldea: sus primeras escuelas de pie- dad y de fe.

y todavía: "con la obediencia y la fe" (63). Ella acepta a Dios y sus puntos de vista a pesar de la oscu- ridad que reina en su propia mente. pero también de tanto temor. más o menos claramente. mas la Madre y el padre permanecen asombrados de esto (Le 2. y más todavía la renuncia. El encuentro angélico revoluciona la men-- talidad teológica de la virgen nazarena. Aquel que le había sido presen- tado como Hijo de Dios yacía en el humilde pesebre como un hombre común. que llena de tanta alegría nuestra alma. a pesar de la con- fusión a cuyo encuentro va en la vida. la necedad dirán los corintios a Pablo. su mente se abre hacia alturas vertiginosas cuyo término nunca estará en grado de entrever. revelándonos el estado de ánimo de María en el momento de su gran experiencia (Lc 1. -5- La Anunciación señala el gran paso en la vida y en la espiritualidad de María. Hijo y Espíritu Santo. El Dios. . con el nombre de Padre. se le aparece por primera vez como "repartido" en más personas. llenaba de gozo también el corazón de María. El anun- cio que el mensajero celeste le comunica es asimismo sorprendente: ella será madre aun permaneciendo virgen y dará a luz un hombre común que será al mismo tiempo Dios. la soledad. el sacrificio.18-19). "Bienaventurada la que ha creído" af irma Isabel. Ella acepta la paradoja. que aprendió a conocer en su monolítica unidad e intangible. los últimos desarrollos.45). Respondiendo af irmativamente María no per- dió sino que renunció a su clarividencia intelectual para hacer suya la clarividencia de Dios. "Creyendo y obe- deciendo" recuerda el texto conciliar (58). Los pastores vienen contando cosas maravillosas acerca de su importancia y de su porvenir. Ella nos asegura que la Virgen consintió en la proposición divi- na sin poder abrazar su contenido. La navidad. Era preciso no tener inteligencia alguna para aceptar un discurso semejante o era preciso tenerla equivocada. conocer sus modali- dades de realización. el oprobio. que el ángel designa. Su respuesta al ángel es un acto de fe desmesurada.

El camino de María es el camino de las pruebas y de la fe.42-45) y los pastores (2. el camino de Mar ía es un lento y oscuro camino de fe. Y ella no vacila porque no duda de Dios. adonde junto al Padre era llamado para residir después de su muerte. creer más de cuanto sea dado comprender. para no permanecer atónitos Pero el más duro anuncio viene poco después por boca del profeta Simeón. Su existencia es una lenta y oscura marcha hacia el cielo. sepultu- ra y resurrección. ella vive como dividida entre dos insondables e inconcilia- bles realidades.33). 10 que él hace entrever es demasiado siniestro para que deje imperturbada su alma.-6- Hay demasiado contraste entre lo que ellos escu~ chan y lo que ven. ni cuando las vuelve a escuchar del Hijo de doce años (Lc 2. pero cual anticipo de su morada celestial. será her ido por una misteriosa espada que alcanzará también a la Madre.17-18) han presentado en la luz más encantadora. ni cuando oye las palabras de Simeón. . Le había buscado con preocupación y angustia y él en vez de excusarse se atreve casi a reprenderlos: después de tantos acon- tecimientos. j todav ía no habían penetrado en los planes de Dios! El templo de Jerusalen era su casa.49-50). afirma maravillado. Isabel (1. El Hijo una dos naturalezas y dos existencias. "¿No sabíais que yo debo ocuparme en los asuntos de mi Padre?". que los ángeles (Le 1. El Hij o. 2. 2 6~30) . El rayito de luz que el santo profeta proyecta sobre el porvenir del niño es demasiado débil para que la mente de María que- de bien iluminada. Para continuar es necesario confiarse a Dios. Está encaminada hacia una meta que sobrepasa toda previsión y toda humana comprensión. de la angustia y de la trepidación. El evangelista no tiene miedo de recordar que también esta vez "su padre y su Madre estaban admirados de las cosas que decían de él" (Le 2. creer en su bondad y en su omnipoten- cia.9-14).

ll. El Concilio nos ha redescubierto este rostro bí- blico. no obstante las apariencias. El discurso misterioso y paradójico que el Señor abrió con la Virgen.cfr. G. . inmersa finalmente en la luz que sobre la tierra sólo entrevió. Por primera vez en un documento oficial de la Iglesia los textos "anti- mariológicos" del evangelio de Lucas (2. particular- mente del Hijo. En el cielo ella se sacia di- rectamente de la fuente.48-50. Me 3.5). La vemos entre sus oyentes. Mt 12. vienen mencionados junto a los que recuerdan su divina maternidad y sus otros extraordinarios favo- res. como a los mismos apóstoles y a todos los futuros creyentes. Aque I condenado a muerte es. Ella no necesita verlo resucitado para creer. Dios. Jn 2.La dignidad del Hijo. -7- La prueba máxima que Dios le reserva. de la Madre de Dios. Como todos los que están en el mun- do. María percibió el discurso de Dios a través de las pobres y humanas palabras de sus enviados. La condición terrestre de María que nos presentan los Padres no es la de los bienaventurados sino la de los comunes peregrinos. pronta a recoger las palabras con que él exalta la fe de cuantos oyen y guardan su palabra (L. 58) o se lamenta de una defectuosa comprensión (Lc 2. Hasta este instante María se sostiene firme en la palabra de Dios que llega a su inteligencia por el reflejo de las débiles o potentes luces que el Señor ha colocado a lo largo de su camino.4) puntos clave de la fe de María. Con semejantes alusiones los Padres invitan a mi- rar la fe de María sin endulzamientos o acomodamientos superfluos.35. más humano y más nuestro. En medio de la desilusión uni- versal María cree aún en . 8.49). es el drama del Calvario. encuentra su cumplimiento y su definiti- va interpretación sólo en la 9 lar ia del cielo.

cada instante de su existencia repi te su incondicional asentimiento a las propuestas divinas. sin percibir la meta donde quie- re conducirla. María ha vivido en sus singulares experiencias sobrenaturales asistida por la fuerza de su fe. perfecta en su humanidad y en sus potencias. 58 Y 53). Cada día. siempre misteriosas e impenetrables: todos los días llena sus horas de actos de abandono en Dios. Está llena de gracia. Así "a van aa en la peregrinación de la fe" dejando a todas las generaciones futuras "un ej emplar acabadísimo en la fe y en la caridad" (L.-8- Distante de nosotros por sus privilegios. mas se confía a la llamada divina sin entrever la lógica de la invita~ión recibida.G. .

el CREDO de su peregrinar.El camino de María es el Camino de las pruebas de la Fe. ¿Existe en tu vida algún momento. 1. que hubiese intercambios de CREDOS: que cada uno recogiera el que le tocara..E- F-L- E-X-ION. -- Vuelve de nuevo a las preguntas puestas en la Experien- cia. -9- R- .El Concilio.¿vas a devolver un mundo mejor que el que recibiste? 6. Estaría bien. tú.La mayor prueba fue el Calvario ¡quién se lo iba a pensar! ¿cuál ha sido o está siendo el tuyo? 5. cada uno. así . ¿en qué momentos. La Navidad es plenitud. has pretendido que la v ida sea una Navidad y te has entregado a los demás? 3. clarificó desde la exposición Catequé- tica el ser y obrar de María. un día • • 0. Nuestra fe sigue los mismos pasos y necesita indénticas respuestas: un SI joven inicial. . probará tu fidelidad. en tu camino ¿estás teniendo pruebas? 4. brillante? 4'. un caer en la cuenta de que "caminar en la Fe" es se- guir una carrera cargada de obstáculos. digamos.•.La ANUNCIACION señala el gran paso en la vida yen la espi- ritualidad de María. y que Dios. . con lanzamiento al VACIO. descubrimiento profundo de la ac- ción de Dios. que me lleve a "iluminar mi opción vocacional de vida". Se entregará en la celebración. una experiencia fuerte.Para la Celebración: Prepara.

luchó. dudar. ¡tantas cosas hemos ~ensado! Hoy. pensar en nuestro caminar. También ella fue. Dudamos. amamos y nos gusta que nos amen. queremos que nos mires a los ojos. como respuesta. porque dudamos del amor . Preparan una bandeja. caminar con Ella.. INTERCAMBIO . que veas nuestras inquietudes. .. También ella . Moría. en esta tarde tranquila. venimos a CAMINAR contigo: escúchanos. Somos jóvenes. AMBIENTACION..CANTO: "Nuestra Señora del Caminall PRESIDENTE: (como presentación) María. nuestros deseos de .-10- e E L E B R A e ION. no sé.. Catalina. y. prepara cada uno: UN CREDO. y. salir de nuestras cómodas preguntas de rutina. invitó a creer. una IMAGEN de la Virgen y Sta. Monición: Hermanos: El peregrinar de María nos ha hecho mover- nos. Preside .del CREDO (en la celebra- ción).La PALABRA. "El credo de su pere- grinar": lo entregará en la celebra- ción.

. Dios. en la entrega. que lo haga vida en cada uno.2.17-19) ECO DE LA PALABRA Algunos. Señor nuestro. -11- y nos interesa dudar porque nos parece que somos más fuertes. CANTO: "Hoy te quiero cantar" ORAcrON. míranos a los ojos. Elige el grupo la Palabra de la Catequesis que hayan destacado más. que nos has dado en María un ej emplo de muj er creyente. Padre nuestro. (música suave. (Le 1. tu Hijo. entra en nuestro silencio . procesionalmente. María.26-30. silencio breve) PALABRA. responde a nuestras dudas.42-45. pidiéndole. se lo presentan a la Virgen.. Concédenos caminar en fe. discípula de Jesús. leen el CREDO de su peregrinar. Despues. como ella en el seguimiento de Jesús. 1. .

JUVENTUDES MARIANAS VICENCIANAS SECRETARIADO NACIONAL José Abascal.28003-MADRID Teléfono 445 35 22 . 30 .