Está en la página 1de 28

UNO

—¡No! ¡Deténgase! —grité, pero él hacía caso omiso a mis súplicas. Me di por vencida y cerré mis
ojos; resignándome a lo que venía.

Desperté sobresaltada, todo me había indicado que solo había sido una pesadilla; otra de muchas.
Entré al baño para poder lavarme los dientes y echarme toda el agua fría posible en la cara para
poder despertar los sentidos. Va ser un día largo, de eso estoy segura.

Luego de salir del relajante baño matutino fui y preparé mi desayuno y regresé a buscar mis cosas.
(Ya sé lo que están pensando "¿Su madre no le prepara el desayuno?" Y la respuesta es: no, hace
unos años me había escapado de mi casa por problemas familiares, después se enterarán. Desde
entonces vivo en un departamento al sur de California, es bastante práctico la verdad y con lo que
gano trabajando me alcanza para pagarlo).

Mi desayuno ya estaba listo y mientras agarraba una de las tantas tostadas que hice, fui corriendo
a cambiarme. Si Matt llegaba y no estaba lista sería mujer muerta. Saqué una camisa negra junto a
un short estampado y unas Vans del color de mi camisa y me coloqué todo rápidamente. Até mi
cabello en una coleta, tomé mis cosas y salí del departamento. Justo cuando salí cerrando la
puerta, la bocina de Matt suena. Pegué un brinco del susto al escucharla tan repentinamente.

—Ey tranquila —dijo con su sonrisa muy sarcástica—. Por poco te da un infarto.

—No es mi culpa que me cojas desprevenida. —Lo miré de forma despectiva expresando
disgusto.

—No es mi culpa que... —Empieza a decir, pero Stacy lo calla de un golpe.

—Tú, niña —dice mientras me señalaba con el dedo. En un tono rudo—. Sube al auto

Subí al auto mientras seguía el ritmo de la canción que estaba sonando en la radio. Ya quiero
llegar, voy un poco tarde la verdad. Luego de un rato llegamos a la escuela, salimos del auto y
entramos. Uno que otro alumno nos miraba, quienes después de darse cuenta que no somos
gente importante siguieron con lo suyo. Me despedí de mis mejores amigos para ir directo a mi
primera clase: química. Va a ser un día largo repetí por segunda vez. Cuando entro al salón tomo
asiento en la parte de atrás, no me gusta que el maestro note mi presencia, así que me siento en
un rincón. Había estado toda la clase distraída, el profesor habla y habla y yo sin entender ni una
palabra de lo que dice; pero tampoco me interesa mucho sinceramente. Luego de un rato, un
ruido atrás de mí se hizo presente, sacándome del tranque en el que me encuentro. El ruido viene
de un chico, durmiendo apaciblemente. Sosteniendo su cabeza con el puño, apoyado con el codo
sobre la mesa. El profesor le iba a reprender si lo encontraba así, así que trato de despertarlo,
moviéndolo con el brazo y susurrándole para que no me escucharan y se dieran cuenta.

—¡Ey! Despierta —dije susurrando—. El profesor te va a ver. Al ver que no hacía caso
simplemente con la palma de la mano le pego en la cabeza. El sonido de mi mano golpeando su
cabeza seguido por el sonido del golpe de su cabeza chocando con la mesa llama la atención de
toda la clase.

Sin duda, fue una mala idea.

Lo peor de todo no fue eso, lo peor fue que aquel chico, no cualquier chico; tenía que ser Elian
Cooper.

DOS

Narra Elián

— ¡¿Pero qué mierda te pasa?! —le grité furiosamente sin importar que estuviera el profesor en el
aula.

—¡Yo sólo quería despertarte! —Respondió en el mismo tono. Como si ella tuviese la razón.

—¿Y por qué simplemente no me hablaste? —le pregunté. Me enojó más el hecho de que
respondiera de la misma manera—, Pero no. A la muy inteligente se le ocurrió pegarme, ¿No?

Y aquí estamos en una pelea de gritos que ninguno de los dos piensa perder. sonó el timbre indicándonos que ya podíamos salir de detención. ¿cuánto llevamos aquí? ¿Una hora? ¿Dos? No lo sé. hice caer unos instrumentos. ahora! —Gritó el profesor. Sonó el timbre indicándonos que ya podíamos salir de detención. rompiéndose en el piso. ¡no fue mi culpa! Bueno en parte sí. el tipo estaba como quería. estos tipos así me caen mal. pero esa niña me las iba pagar porque me las iba a pagar. —Ey linda. ¿Cómo te llamas? —me preguntó con cierto aire arrogante.—Señor Cooper —dijo el profesor—. Todavía sigo enojada con el idiota de Elian. —¡Ustedes dos a dirección. —¿Crees que no intenté hablarte? ¡Pero no! —dijo repitiendo la frase—. ¡pero no lo hice a propósito! Luego de guardar mis cosas cierro el casillero y a un lado estaba un morocho de ojos oscuros. Después de un momento. ¿Sucede algo? Ignoré totalmente la pregunta del profesor. . sin quererlo. Me paré de forma agresiva al decir eso. Narra Anna Cuando salgo de detención me dirijo a los casilleros para guardar mis cosas. ¡Parecía que estabas muerto! —¡Eso no te da derecho a haber hecho eso! —le grité con más irá.

después de eso no sé cómo. —Dylan Carlton. Es un mujeriego de mierda. —No quiero que te acerques a Dylan —dijo. Luego de que él dijera eso. solo alcé mi rodilla haciendo que se apartará y salí con Matt. gracias a dios. pero él me tenía acorralada en los casilleros con mis muñecas arriba.Lo ignoro y me voy a mi siguiente clase. —¡Suéltala! —dijo en tono recto e intimidante. Sólo me limito a empujarlo. Al parecer las clases se habían cancelado por no sé qué cosa. Intentaba soltarme y en eso.. —Mierda —digo en la mente.—No pude seguir porque Stacy me interrumpe. Siempre he amado a esa chica. llegó mi mejor amigo. —¿A quién? —pregunté mientras mi mejor amiga nos observaba. —Y si no. El transcurso en el auto estuvo silencioso. pero no incómodo. hasta que Matt rompió el silencio. estaba en eso cuando él se puso en frente mío. ¿Qué? —preguntó con toda su arrogancia. el tipo con el que estabas hace un rato. —¿Quién te crees para ignorarme? —Me pregunta con ese tono que hace que quiera explotar.. Llegamos al auto y nos encontramos con Stacy. . —¿Dylan Carlton? El mejor amigo de. quien me recibió.

Me encontré con una carta.—El mejor amigo de Elian Cooper. —Hey linda. maldije en voz baja y revisé que había sido eso. tropecé con algo que hizo que terminara en el piso. ¿En qué piensas eh?—Matt habló entre risas. era un idiota de primera. estaba casi segura de que no recibía cartas. ya van dos veces veces. La bocina del auto me hizo sobresaltar. niña amargada. . la verdad es que ese chico no podía ser tan malo. en serio me asusté — ¿Qué quieres? —Ya llegamos a tu casa. al igual que Elian. era el siglo XXI Abrí la carta. había sido un largo día. me mantuve pensando en lo que me dijeron mis mejores amigos. Sólo rodé los ojos y me despedí de Stacy. no estaba pensando en meterme con él ni nada de eso. TRES Narra Ana El resto del camino estuvo en silencio. ya se te hizo costumbre eso de asustarme—dije alterada todavía. Saque mis llaves para entrar a mi departamento. oh vamos. muy raro la verdad. —En nada idiota.

Me doy cuenta de que al parecer estas olvidando todo lo que te sucedió años atrás. la verdad es que había una parte de mí que todavía no saben. me gustaba cuando antes no tenía que preocuparme por si me encontraban o no . era débil y no me gustaba serlo. Muchas veces. Los Ángeles California. odiaba la manera en la que me trataban las personas. tranquila no voy a delatarte. pensaba en ¿Qué pasaría si no hubiera hecho lo que hice? ¿Todo sería mejor? Odiaba todo lo que me rodeaba y hasta mi propia vida. xx. tú estás segura de que nadie sabe lo que hiciste. a veces imaginaba que todo era una pesadilla y que no volvería ver eso. Por ahora solo quería que esa pesadilla terminara. ¡Dios! me tocaba vivir con un peso muy grande que nunca pude quitarme.25 de Marzo 2015. tenía que fingir ser una persona que no era. Puede que todos parezcan tus amigos. pero en ese momento. pero tómalo como quieras. pero eso me lastimaba aún más. como si ya no me quisieran en él. no olvides tu pasado. ¿Qué significaba eso? ¿Quién había escrito la carta? ¿Porque la escribió? Muchas preguntas. pero eso lo descubrirán después. pero hay gente que quiere y puede hacerte daño. pero pocas respuestas me surgían en ese momento. eso era horrible. hacía como si nunca lo hubiera escuchado. Ten cuidado. . Sin darme cuenta las lágrimas ya bajaban por mis mejillas. solo es una advertencia. será mejor que mantengas la boca cerrada. Cuando hacían Ucomentario malo sobre mí. odiaba fingir todo el día una sonrisa para luego en la noche romper en llanto. Anónimo. no confíes en las personas. odiaba saber que todo comenzó a complicarse cuando cumplí los catorce años. Me sentía excluida del mundo. No es una amenaza. pero todo en este mundo se sabe.

Oh vamos no me pude haber demorado tanto a parte traje comida. Le dije haciendo un gesto bastante infantil. pensé en ese momento. era Matt. no quería que mis amigos se dieran cuenta de lo mal que me encontraba. ah. y maquillé. Llegué a casa de Matt en un taxi. Para: Mattiu Voy para allá. me dispuse a entrar para encontrarme a mis dos mejores amigos durmiendo en el sofá. me cambié (multimedia). —¡A despertar bellos durmientes! —Grité para que se despertarán. por cierto. Me bañé. Matt se calló. en ese momento me iba a venir bien un poco de distracción. De: Mattiu ¡Hey niña bonita! Deberías pasarte por aquí estamos viendo películas. Empecé a reír mientras que Matt me fulminaba con la mirada. —Me la debías—. peine. ¡trae comida! Uh soy Stacy.El sonido de mi celular me sacó de mis pensamientos. ¡No empiecen la película sin mí! La verdad. .

A veces me desesperaba que Matt me trate como si fuera mi novio. me quedé más que confundida. La película transcurrió bastante rápido. —Sí. Ellos no podían saber sobre eso ¿Qué les diría? ¿Tendría que salir de la ciudad? ¿Del país? —Oh. CUATRO —¿Ro-Robert? — Pregunté nerviosa.. —No sé de qué estás hablando—Dije lo más tranquila posible. —¿Cual secreto? —Me preguntó con el ceño fruncido. Dijo Stacy mientras arreglaba su cabello.—Creímos que no llegarías—. Cuando me di cuenta de lo que había dicho Matt. sí que sabes. — Matt habla con cierta autoridad. ¡Traje comida! Enseguida Matt se levantó para buscar la película y aproveché para sentarme y jugar en mi celular. .. Robert me dices quien es y que secreto te tiene. la verdad no sabía de qué hablaba. Minutos después regresó con "Actividad para normal 5" amaba esas películas. —Pero eso no es lo importante. ni siquiera me había dado cuenta cuando me llegó un mensaje y Matt agarró mi teléfono. Maldije para mis adentros. aquí hay un tal Robert que dice que mantendrá tu secreto.

¿Quién es?— —No miento. —No te hagas la tonta. para nada. basta. o eso parecía —¿Por qué no me lo dijiste? —Yo. — Nos interrumpió mi mejor amiga. —Ya. ahora estaba furioso. — No mentía. es mi novio.— —Matt.. . —Su semblante cambió completamente. no tenía ni idea de quien era. no sabía que era lo que acababa decir. —Es m-mí.. —¿Tu novio? —Preguntó Matt para después estallar a carcajadas. —No tiene por qué decirte las cosas si no quiere. es mi novio. ¿Quién es? Estaba desesperándome y no sabía qué hacer. no me parecía gracioso.—No sé quién es. lo juro. — Le dije sin procesar muy bien mis palabras.Dijo defendiéndome —¿Té lo sabias? — Le preguntó . Le agradecí mentalmente.

?— —Ah eres caso perdido. —No creas que te salvas de esta. Mi celular sonó otra vez. no sabía por qué lo había echo. -Martes- —¡Anneee! —Niña. . adiós —Matt sólo asintió y mi mejor amiga se levantó.. tenemos examen de Geografía. me voy. —¡Mierda!. —¡Y. no tenía ni la más mínima idea de quien era Robert.— —¿Qué sucede?— Me preguntó Stacy. ¡mañana!—Dije ya desesperada. ¿Porque lo hice? Simple.—Sí— Mintió. —Stacy. no grites— Le digo riéndome a Stacy..—Dijo luego de guiñarme un ojo. Se estarán preguntado. pero se lo agradecía. no podía correr el riesgo de decirle que no lo conozco y que resulte siendo alguien involucrado en mi pasado.

— Como quieras linda— Le dice para después guiñarle un ojo. —Idiota— Susurramos mi amiga y yo al mismo tiempo. verás. Alerta idiota.. — Sonó la campana interrumpiendome. —Ahora no Elian— Mi amiga se zafa de su agarre para volver conmigo.. No entendía porque siempre tenían que molestarme cuando estaba por decir algo importante. ¿Cómo es eso de que tienes novio y yo no estaba enterada? —Bueno.— —¡Linda!—Gritó Elian para después poner un brazo en el hombro de mi amiga mientras se la llevaba. —Salvada por la campana —Me dijó mi amiga y luego nos dirigimos a nuestra siguiente clase. CINCO . —Bueno.—Lo siento pero. ¿Qué es eso de Robert. sígueme contando. el. yo. eran misterios de la vida. tú y yo tenemos un tema pendiente. eh? —Bueno..

Era más que obvio que le estaba hablando de algo referido al examen. era él y yo con la buena memoria que tenía (nótese mi sarcasmo) no recordé quien era y me metí en todo ese problema. que terminó salvándome de una grande. Stacy me invitó a una fiesta en la casa de no sé quién y dijo que pasaría a buscarme al Starbucks donde trabajo. —Qué humor—Intentó bromear a lo que yo respondí rodando los ojos. la verdad no sabía quién era ese chico. Anne y yo es que tenemos un trabajo pendiente de filosofía. — Salvada por esta vez.. me veré obligada a quitarle su evaluación. En fin.. . le tuve que explicar a Stacy el pequeño problema que había con ese tal Robert que resultó ser el nerd de la clase. así que me levanté a atender a el supuesto chico. solo me gire y le dediqué una sonrisa de agradecimiento a lo que me respondió con un guiño. — Yo. no era para pedirle un chicle. — Espero que tenga una buena excusa si no. — Señorita Jackson espero que lo que le esté diciendo a su compañera no sea nada que tenga que ver con el examen — Dijo sorprendiéndome la Profesora Rose. — Lo que sucede entre Susan. eso no era nada importante. emm. Quede sorprendida. señorita Jackson. esa profesora siempre fue una pendeja. Oh hola— Le dije seca a Elian cuando me di cuenta de que era él.Narra Anne -Viernes- Esa semana pasó rápido. —Hey. pásame la ocho — Le susurré a la chica que tenía a mi lado. ella solo le preguntaba cuando podríamos reunirnos en su casa — Dijo un chico a mi lado. —¡Anne! Un chico quiere ser atendido—Escuché a unos de mis compañeros decirme desde alguna parte del local. Luego de salir de clases nos quedamos charlando un rato y me dijo que su nombre era Robert Ross. —Bienvenido al Starb. estábamos en pleno examen de un lunes por la mañana y no estaba muy feliz que digamos.. Susan..

no sé cuánto tiempo había pasado. enseguida vuelvo—Le dije para después marcharme. pero la bocina del neón de mi amiga se escuchó a lo lejos. —No encuentro el vestido que pensaba ponerme y no creo tener nada mas— Le contesté ya desesperada.. que hizo todos los del establecimiento lo volteen a ver. el me pidió que me sentara a su lado para seguir fastidiándome. oye tranquila. —Si no vas a pedir nada entonces me voy. —Oye. —Ok. Después de darle su café.—Hay una fiesta esta noche.) -Anne llevas media hora caminando de un lado para otro.. ¿Me puedes decir que es lo que buscas?—Escuché a mi amiga hablarme. dame un café. así que me levante. —¡Te veo allí! — (. ya me invitaron—Dije ya desesperada. me gustaría verte allí. agarré mis cosas y cuando iba a salir escuché un grito de Elian. —A ver — Dijo pensativa— Ponte esto—Me entregó un Short y un Crop-top acompañados con . ese chico me está haciendo perder el tiempo. —Y allí me verás.

Ya en la fiesta mi amiga agarró mi mano haciendo que entrará con ella a la enorme casa plagada de gente borracha. En un movimiento rápido su nariz rozó la mía. eso no podía ser. Intenté ir a la barra para poder beber un poco y así acostumbrarme al ambiente de la fiesta. Luego de peinarme y maquillarme ya estábamos en el auto. —Tacones no— Le dije y ella rodó los ojos mientras yo agarraba mis vans. me volteé para seguir bailando per sentía una mirada sobre mí. sin mencionar la música que retumbaba en toda la casa.unos tacones. SEIS Matt me observaba desde el otro lado del lugar. Recuerdo haber tomado unos seis o siete copas de vodka y ya no recordaba demasiado. el sabor a alcohol que llevaba no me había gustado mucho. —¿Qué se supone que hacías? — Preguntó furioso —¿Que no es obvio? . él no hacía más que restregar su masculinidad a mi trasero y eso me desesperaba. Perfecto. Después de un momento sentí que mi amiga soltó mi mano y la veo ir acompañada de un chico rubio. otros bailando y algunos haciendo cosas que no deberían estar haciendo en público. con cara de pocos amigos. y con eso mi autocontrol desapareció. pensé en ese momento. luego me decidí a besarlo. lo último de lo que me di cuenta fue que un chico alto tomó mi mano llevándome a la pista de baile. pero no estábamos bailando. busqué de quien provenía y me sorprendí.

en mi estado no creo poder hacer nada. interrumpiste el momento. — No hasta que respondas mi pregunta —Lo mire enmarcando una ceja. lo inventé—Respondí y me miró con cara de confusión — ¡¿Entonces quien es Robert?! — ¡Eso no te interesa! —Soy tu mejor amigo. . y noté algo diferente en su mirada. Matt me agarra del brazo mientras me lleva hacia el auto. — ¿Qué te sucede Matt? – Evitó mi pregunta. primero que todo Robert no es nada mío. antes me contabas todo — ¡Exacto. — Te llevare a tu departamento. —¿No tenías novio? —A ver. tú lo dijiste eres mi amigo. no mi padre! —Le dije algo exaltada.—¿Que hacías? Respóndeme —Estaba con el chico aquí presente— Dije señalando al chico— Y por cierto.

pero no. no podía luchar contra él. hasta que sonó por tercera vez y por fin atendió mi llamada. supuse que era por los efectos del alcohol y no le di importancia alguna.Me arrastro hasta su auto y lo encendió. así que cerré los ojos y en un instante me quedé dormida. Lo llame. — Te llamo mañana — Quise despedirme dándole un beso en la mejilla. Me recosté en mi cama y me puse a pensar en la mirada que me había puesto Matt. Creía que ya estaba pensando muchas cosas sin sentido por causa del alcohol o el cansancio. pero Matt volteo la cara. Tome una pastilla que se encontraba en la mesa de al lado para ver si se me pasaba el dolor y tome el celular para llamar a Matt. Subí a mi cuarto y me puse mí pijama. luego volvió a encender su auto se marchó.. ¿Estaba dolido? ¿Tenía celos por haberme besado con ese chico que no recuerdo muy bien? ¿Será que tiene que ver en algo con la carta? ¿Está enamorado de mí?. esa idea no me agradaba para nada. . como siempre lo hacía. sonó una vez y nada. Sin más que hacer. Sin poder hacer nada. y recordé que tenía que ir a trabajar. SIETE Desperté con un dolor de cabeza insoportable. (.. quería disculparme por lo que había pasado la noche anterior. volteé a ver si me seguía con la mirada y con una sonrisa en su boca. entré a mi departamento y sentí que alguien me observaba. estaba demasiado ebria. él seguía con la vista puesta en la carretera. sali del auto un poco triste por su actitud. aun sentía que me observaban y por segunda vez lo omití. Me di la vuelta y no vi nada ni nadie.) Llegamos a mi departamento y no había cambiado la expresión seria de su cara desde que salimos de allí. sonó otra vez pero seguía sin responder.

.—Me interrumpió. gracias. —La interrumpí . —Iba a seguir hablando. por cierto. pero me interrumpió.. Anna. —Porque no. parecía que era el día de interrumpir a Ana.. —Al grano.. —Hola Stac. —¡¿Por qué me dejaste sola anoche?! ¡Te estuve buscando por todos lados y no te encontré! ¡Me tocó llamar a Matt para ver que te había sucedido! —Dijo muy alterada —¿Por qué a Matt? ¿Por qué no simplemente me llamaste a mí? ¡No. que. De mala gana me levante de mi cama dirigiéndome a la cocina para hacer mi desayuno. estoy ocupado. no sé porque está enojado conmigo! —Dije un poco furiosa —Él siempre sabe qué haces. —Hola Matt ¿Cómo te ha ido? Pues a mí bien. Recordé que Stacy en la fiesta me había abandonado por un chico. tenía que llamarla. la muy inteligente llamó a mi mejor amigo. — No dejó que terminara de hablar y me colgó.—Hola —Respondió seco. —Hoy no. así que agarré el teléfono y marque su número.. —Quería saber si después del trabajo podemos salir....

Entré el paquete al departamento todavía sin creer porque me lo habían enviado. —Bueno hablamos más tarde — Colgó. a lo que me inventé una excusa sin sentido. Asistía a mi escuela. Llegué al Starbucks un poco agitada y me preguntaron el porqué de la demora. preguntando cosas como si conocía a la chica entre otras cosas. Me senté y terminé mi desayuno lo más tranquila posible. pero ahora no tengo tiempo para discutir. pero me di cuenta de que alguien había dejado una carta con un pequeño paquete. Estaba intentando preparar un batido para un cliente que esperaba algo impaciente su pedido. me dirigí a la puerta dispuesta a irme. luego cepillé mis dientes y tomé una ducha rápida. pude ver que en la pantalla se reflejaba un mensaje proveniente de un <<Número desconocido>> . Una chica se había ahorcado. decidiéndome a leer la carta cuando tuviera un poco más de tiempo. Ocho Quede en un estado de trance. luego de un tiempo cuando ya había despejado mi mente. deje el vaso a un lado dirigiéndome hacia la encimera. Me sentía indecisa si debería o no salir hoy. ya lo había visto antes. me senté a ver la televisión. Un poco horrorizada por lo que había visto en la televisión. Luego de unos minutos intentando poder el ver el mensaje y pensando en lo mucho que necesito un celular nuevo. puse las noticias y lo que apareció en los titulares me llamó la atención. Comencé a prestar más atención a la información y me di cuenta que yo conocía a esa chica. creo que alguna vez hable con ella. era de un año menor que yo..—Si quieres pasa por mi después del trabajo y hablamos. no era simplemente un cuchillo. limpie mis manos y agarré el celular desbloqueándolo.. Quería sacarme la fiesta de encima. Le hacían una entrevista a una mujer. Luego me puse el uniforme del trabajo y al darme cuenta de que me quedaba tiempo de sobra. cuando mi celular empezó a vibrar anunciando que me había llegado un nuevo mensaje. Otra vez. éste tenía sangre seca. salí.

escuché mi teléfono vibrar otra vez. ¿Cómo esa persona sabía mi nombre si yo no lo conocía? —¿Se le ofrece algo? —Si yo solo. —Le y me fui dejándolo con la palabra en la boca. —Disculpe. que con un timbre anunció la llegada de un nuevo cliente. estaba demasiado nerviosa.) Levanté la cabeza un poco para así poder una vista adecuada de la puerta principal de la cafetería. pero esta vez la pantalla se iluminó mostrándome que la llamada era de Stacy. al instante sentí un escalofrío recorrer mi cuerpo de pies a cabeza. No sabía quién era ese hombre.(. Si necesita algo puede preguntarle a mis otros compañeros. no sabía porque me interesaba tanto. ni porque sabía mi nombre y peor aún.. ¿Señorita Jackson? —¿S-si? —Intente responder lo menos nerviosa posible —Sí. En ese momento surgió una duda en mi mente. —¿Aló? —¡Hasta que por fin puedo hablar contigo! ¿Qué te parece si te paso a buscar y luego vamos a mi . Mientras debatía mentalmente por mi existencia.. debo trabajar. soy yo. -Dijo un tanto nervioso —No tengo todo el día.. eso me tranquilizó. con permiso..

Volviendo a la realidad me di cuenta de que Stacy me estaba hablando mientras estábamos aún en el auto y de mi mente no podía salir aquella carta. es mi mejor amiga. para mi gusto. la persona en la que más confiaba. no tenía que dejar me afecte tanto como lo hacía. podía ser otra amenaza.fuerte. después de todo. pensé recordando las palabras de aquella carta que me llegó hace unos días.) Salí de allí encontrándome con Stacy quien me esperaba aparcada con su auto. me dispuse a quitarme el uniforme y ponerme mi ropa. aquel paquete.. (. Puede que todos parezcan tus amigos.. pásame a buscar en 10 minutos. —Vamos chica.. la cual por suerte había traído en mi bolso. pero era inevitable. —¡Nos vemos! Colgué la llamada. . pero hay gente que quiere y puede hacerte daño.. tal vez “Mi secreto" debería dejar de ser "Mi secreto". está bien..casa el resto de la tarde? —Dijo un tanto.. Alegre. Pensaba hablarle a Stacy sobre la carta. podía ser algún tipo de consejo o pista. ¡Sube ya! —Voy. Podía ser cualquier ser cualquier cosa. voy —Subí al auto riendo mientras me acomodada. se veía. Alejé el teléfono un poco de mi oído —Sí.

no. El rostro del niño se iluminó. Stacy me miro.. — ¿Qué le está pasando a Matt? —me atreví a preguntarle. ¿En qué momento mi vida se había convertido en esto? Pensé en ese momento.? ¿Lo que era? Mi corazón dio un vuelco. Veía como todos pasaban. Me sentía nerviosa. La señora se agachó y vi como hablaban.Jesús. aparte de que Matt estaría aquí. Cuando era una pequeña niña y no sabía cómo de cruel era el mundo. Esperamos en una mesa cercana al ventanal. dije para mis adentros. ya llegamos. —Stacy me sonríe y finge no ver una lágrima que se desliza por mi mejilla. es exagerado. pero viendo como comemos las dos. Ella probablemente no me aceptaría sabiendo lo que me paso. —Hey linda.. ¿Cómo sabía si le debía decirle todo lo que me estaba pasando?. pero como le diría todo a ella. la cual remuevo rápidamente. Lo sé. no era suficiente con vivir día a día a base de mentiras y engaños. sabía que le debía muchas explicaciones. La mire a los ojos. me recordó a mi antigua yo. sino que también debía estar escondiéndome y temiendo ya que cualquier cosa podía pasarme desde ese entonces. no sabía que pensar o que decir. A nadie. —¿Llegamos? Nueve Stacy pide la pizza familiar. Tantas preguntas que podría responderle. No a Stacy ni a Matt. ¿Ella me perdonaría y no me miraría mal sabiendo que era. pero no podía darles esas respuestas. . había un niño que le pedía a su mamá algo.

. Ana. solía mirarme de una forma. — ¿Puedo preguntar algo? —Lo vas hacer sin importar lo que te diga —digo de mala manera... —Eres su mejor amiga. Pensé. no soportaría perderte o que te pase algo. como ayer en la fiesta. Sé amable. —Sabes que él se preocupa por tí. Sabía que mi mejor amigo se preocupaba por mí. Tomo un sorbo de mi coca cola. ¡Que tonto! — ¿Estas segura? —insistí en preguntarle. Anne. pero a veces.Stacy se encogió de hombros. — ¿Qué pasaría si Matt estuviera enamorado de ti? . Le di una sonrisa. La mesera vino a dejarnos nuestras bebidas mientras esperábamos la pizza. Matt te ama tanto. —sus palabras parecer ser menos confortantes de lo que quería.. Asiento a sus palabras. Se enojó porque estaba bailando con un chico. No sabía que pensar. Stacy hace una mueca ante mi cortante respuesta. nena —dice ella. Matt.

¡No. Veo su mano ir hacia mi rostro y moverla. Ya no estaba con Stacy. Puedo salir de esto. mis ojos siguen sus movimientos. sé lo que debe de pensar. Stacy no me cree. Mi cabeza se sentía pesada al igual que me mi cuerpo. seria. —Eso es ridículo de pensar. pero creo que es más ha una mueca que una sonrisa. No podía permitirle hacerme daño. si claro. Trato de sonreírle. Mi cabeza viene con recuerdos. Matt no podría estar enamorado de mí. —Anna —me llama— ¿Estas bien? Asiento con la cabeza.. estaba con él ahí. mis gritos. Anna! No permitas que te lleve allí. pero lo hago. Un desastre completo. Sus manos en mí. él no sabe quién soy en verdad. lo puedo ver en su rostro. ¿Matt enamorado de mí? Ja.Miro a Stacy rara. pero todavía estoy ahí. pero no puedo. Stacy me toca ligeramente. Stacy fruncía el ceño ligeramente. . quiero mantenerlos atrás pero no puedo. le sonrió.. pienso. es tonto —respondí a la defensiva —. No sabía que contestarle. Mi corazón late demasiado rápido. No puedo encontrar mi voz. —Claro —digo con nerviosismo.

no sé porque enviaron ese mensaje. pero en realidad no puedes confiar en ellos. Le sonreí aun cuando mi sonrisa no era la que normalmente le daba a ella. . —No conozco ningún Robert. Eso fue un golpe. —Creí que todo ya se había dicho sobre ese Robert —conteste. Anna. Anne. si. —Algo está pasando. ella me creía. Stacy. pero no sabía quién era en realidad.. —Te creó. Me encerré en un cubículo.— ¿Quién es Robert. me levanté de la mesa y hice mi camino hacia los baños. Mi fuerza no debía quebrantarse. Ella asiente. Respiré profundo y oré a Dios para que fuera fuerte. —Ja. Te digo la verdad —le sostengo su mano mientras la miro a los ojos. nadie sabe lo que me come por dentro.. Anna? —su pregunta me toma por respuesta. claro —responde ella con ironía. —Iré al baño —susurré. era lo único que me quedaba. Todos parecen ser tus amigos. las mentiras. Esta vida que llevaba. No sé nada. Estoy cansada de esto ya. Puedes confiar en mí.

Su cuerpo es más grande que el mío.. quien es qué está a espalda de mí. —Espero que no te moleste que haya invitado a Dyl y Eli —dice con diversión en su voz. Frunce el ceño. claro que no —otra mueca. Su expresión me hace vacilar cuando me acerco a ellos. tiene hombros anchos y entonces noto que me mira de regreso. Elian me sigue con la mirada hasta que me siento en mi lugar. quien está del otro lado de ella. —No.. La pizza ha llegado y veo que todos ya tienen una porción servida. —Gracias. aun lado de Matt. Cuando me voy a servirme Elian me pasa un plato con dos rebanadas de pizza. Me doy cuenta de Matt.(. Elian —digo. —Te servimos.) Cuando vuelvo con Stacy me doy cuenta de que hay tres personas en la mesa. Stacy me mira con una sonrisa torcida. Eh. mientras lo miro. Observarlo desde a los lejos puedo detallarlo más. Detengo mi paso cuando veo a Dylan a lado de Stacy y Elian. pero tenía una suavidad en ella que no tenía cuando nos metimos en problemas. . Stacy dio la orden —su voz era ronca. Lo miro confundida. Le di una sonrisa. quien todavía no me habla al parecer. puedo ver la duda en su rostro.

Él me da una sonrisa que enseña sus dientes perfectamente blancos... (. Tuve una pesadilla. Corro hacia los casilleros para tomar mis cosas e ir lo más rápido a la clase. Hoy tuve que venirme en taxi. Otra vez estoy llegando tarde para la clase de Física. Tengo ganas de vomitar. Mi corazón late con fuerza.. —Mierda —susurro para mí misma. . —De nada. no sé qué pensar cuando veo el sobre llenos de fotos. Agarro mis libros y cierro rápido mis casilleros. Stacy tuvo que iniciar una charla. solo estoy inmovilizada por el miedo. En el almuerzo de ayer. pero no hago nada. espero que el maestro me deje pasar esta vez.) El miedo se apodera de mi cuerpo. ya que ni Stacy podía pasarme a buscar. Matt al parecer sigue enojado conmigo. Fue un recuerdo lejano que olvide encerrar con toda la mierda que me ha pasado. Tonto e irreal pero cierto. otra vez. Anna. pero creó que hable más con Elian que con Matt. no me habla y hoy no me ha pasado a buscar. Si seguía de esta manera. pero esta fue diferente. los maestros me reportaron con el director.

no se qué me pasa. — ¿Estas bien? —me pregunta. Carraspeo mi garganta. —Bueno. Elian asiente. lo miro como si fuera mi peor enemigo. ¿Dónde se fue el chico que me grito en la oficina del director? —Sí. pero siento algo. —Gracias otra vez. —Lo estoy. Nos miramos. Frunzo el ceño y me separo de él. Adiós. espero no haberte lastimado. muy bien —entrecierro mis ojos en su dirección. Elian me sujeto desde mis hombros para evitar que me cayera. Elian. Lo que me dijo cuándo nos llevaron con el director todavía estaba presente.Lo que a continuación paso creó que no lo vi venir. . yo me iré a mi clase —digo. Lástima que sea una maldición. Elian se hace a un lado para dejarme pasar. lo miro a los ojos y puedo saber que he dejado escapar una gran parte de mi respiración. Abrazo mis libros en mi pecho como un escudo ante él. chocar contra un duro pecho y puedo escuchar su voz de cerca.

Algo pasaba y no sabía qué. no dijo nada más. también recuerdo cuando me hablo ayer por la tarde en la pizzería y hoy.. Recuerdo sus palabras en mi trabajo. pero lo que si sabía era que debía mantenerme alejada de ese cambio con Elian.. No sabía que pensar. . Todo era un drástico cambio.No mire hacia atrás.

Intereses relacionados