Está en la página 1de 1

Presencia Policial: Se denomina así a la actuación de los funcionarios policiales al tomar

conocimiento de la comisión de delitos que dan lugar a la acción pública, mediante las
diligencias practicadas en el lugar del hecho, con la obligación de informar inmediatamente a
la autoridad judicial.

La prevención implica la presencia del funcionario policial en el lugar del hecho. Cuando se
recibe la noticia de un ilícito, es importante saber discernir si se debe recibir denuncia o
constituirse en el lugar del hecho para actuar por prevención.

La primera medida es constatar la existencia del hecho denunciado, en caso de ser cierto, debe
adoptar las medidas precautorias necesarias hasta el arribo del personal especializado, si lo
hubiere. En caso de no contar con personal especializado (en el interior de la provincia), debe
adoptar el procedimiento adecuado para preservar la escena del hecho.

Para iniciar su trabajo, el oficial a cargo del procedimiento debe tener en cuenta lo siguiente:

1. Concentrarse en el trabajo que está por realizar para poder discernir lo importante de lo
secundario para decidir el curso de acción.

2. El Oficial a cargo debe dirigir todas las acciones del personal. No entrar inmediatamente al
lugar del hecho. Antes debe reunir al personal e indicarle a cada uno que tarea debe cumplir.

3. Asegure el lugar de trabajo, ya sea colocando vigilancia o acordonando el sitio.

La Unidad Especial para el Control de Reuniones y Manifestaciones, debe evitar el uso de la
fuerza y agentes químicos para restablecer la paz ciudadana

Unidad de Control de Reuniones y Manifestaciones Públicas

Es el grupo especializado, organizado, capacitado y entrenado encargado de dirigir estratégica
y operativamente la actuación policial, en los sitios donde el orden público haya sido alterado,
empleando adecuadamente los recursos institucionales.

El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin
discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los
derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público
de conformidad con esta Constitución, con los tratados sobre derechos humanos suscritos y
ratificados por la República y con las leyes que los desarrollen.