Está en la página 1de 3

¿Cómo podemos verificar que estamos creciendo?

Exteriormente tenemos señales de crecimiento físico y envejecimiento. Pero en lo que se refiere a la
madurez espiritual, necesitamos otra clase de tabla de crecimiento.

En esta sección Pedro enseña cómo vivir mejor o ser feliz. Las instrucciones que comparte pretenden
enseñarnos cómo ser mejores.

I. Por medio de actitudes correctas. -

1 Pedro 3.8 8 En fin, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal,
sean compasivos y humildes. 9 No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para esto
fueron llamados, para heredar una bendición. 10 En efecto, «el que quiera amar la vida y gozar de días felices, que
refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños; 11 que se aparte del mal y haga el bien; que busque
la paz y la siga. 12 Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones; pero el rostro
del Señor está contra los que hacen el mal.» 13 Y a ustedes, ¿quién les va a hacer daño si se esfuerzan por hacer el
bien? 14 ¡*Dichosos si sufren por causa de la justicia! «No teman lo que ellos temen, ni se dejen asustar.»15 Más bien,
honren en su corazón a *Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de
la esperanza que hay en ustedes.

El término “actitud” ha sido definido como reacción afectiva positiva o negativa hacia un objeto o proposición abstracto
o concreto denotado.
La actitud de una persona ante la vida es determinante para vivir la vida a plenitud o para deambular por la vida
sin un propósito definido; con la actitud correcta una persona puede desarrollarse, aprovechar las
oportunidades que encontrará o descubrirá, lograr los objetivos o metas que se fije, alcanzar el éxito y la
felicidad.

Las actitudes son aprendidas. Un famoso entrenador de baloncesto siempre decía: “No me traigáis jugadores que
quieran ganar; ¡traedme jugadores que quieran prepararse para ganar!”.
No basta con tener fe, lo más importante es como es nuestra actitud en cuanto a la fe que decimos tener. Nuestra fe y
nuestra actitud deben ir creciendo a medida que conozco de Jesucristo.

Al estilo del grano de mostaza.

Lucas 13: 18- 19 “Y dijo: ¿A qué es semejante el reino de Dios, y con qué lo compararé? 13:19 Es semejante al grano
de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su huerto; y creció, y se hizo árbol grande, y las aves del cielo anidaron
en sus ramas.”

Jesús no se refiere a la mostaza como hortaliza se refiere a la mostaza como árbol. Grano que es muy pequeño, pero
con el tiempo la planta crece hasta 5 metros de altura. El árbol de mostaza es de lento crecimiento. La semilla de la
cual crece es tan pequeña que 3400 semillas pesan un kilogramo.

Las hojas, con un alto contenido de agua, entre 15 y 36 %, sirven de alimento para animales: camellos, ovejas y chivos.
Incluso se dice que incrementa la cantidad de leche que producen las vacas. Las hojas también son comestibles para
los humanos, bien dijo Jesús que era una hortaliza, porque sus hojas se usan para hacer ensaladas y también preparan
una salsa de ellas. Las hojas son amargas. Este árbol es nativo de Israel, Irán, India, Libia, Sur África, Somalia, y otros
países de África y del Medio Oriente.

Idea central: Cómo vivir con actitudes que van revolucionar su vida y le hará feliz

A. Al tener una misma mente
Los cristianos deben tener un mismo sentir, que implica una misma mente, concordancia, armonía y unidad.

Filp. 2.5 La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús,

Por tal motivo, debe evitarse cualquier clase de conflicto. Las luchas y disputas entre los cristianos
demuestran la hipocresía existente en ellos.

Filp. 2.2 llénenme de alegría teniendo un mismo parecer, un mismo amor, unidos en alma y pensamiento.

Romanos 12.16 Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con
los humildes. No se crean los únicos que saben.

15 Alégrense con los que están alegres. más bien. algún compañerismo en el Espíritu. Esto es compasión. su modelo.23 Cuando proferían insultos contra él. es alguien que conforta. que tiene una opinión modesta de sí mismo. ¿Qué es lo que debemos de hacer cuando alguien nos hace mal y nos maldice? Bendecir debe ser nuestra respuesta. O sea. Filipenses 2:1 Por tanto. no solo he tenido compasión. 3. porque para esto fueron llamados. su mensaje y su misión. si sienten algún estímulo en su unión con Cristo. de mente humilde. si sienten algún estímulo en su unión con Cristo. Al mostrar humildad Literalmente significa cortés. no replicaba con insultos. Eso es misericordia. rehusamos vengarnos o vindicarnos. 13 Nadie tiene amor más grande que el dar la *vida por sus amigos. B. lloren con los que lloran. nos indica cómo la madurez afecta lo que hacemos y lo que decimos. algún consuelo en su amor. Filipenses 2. El secreto de esta clase de armonía es no enfocarse en diferencia insignificantes sino en el terreno común de Jesucristo. sino que si está en sus manos ayudar en la situación de quien sufre lo hace. Al expresar amor fraternal Es la clase de amor que exhibimos y practicamos hacia las demás personas. 1 Pedro 3. que puede dar la vida por el otro. Por medio de las respuestas correctas. Juan 15. bendigan. 4. no amenazaba. La humildad no es un espectáculo que realizamos. E. Ro. a tal grado. para heredar una bendición. sino que le resolví su problema o ayudé a resolver su problema. Cuando tenemos el verdadero perdón ofrecemos bien por el mal. Ahora. es más. Dispuestos a bendecir. Cuando tenemos el verdadero perdón nos refrenamos de responder en forma brusca. C. algún afecto entrañable. . A. pedir a Dios que bendiga al que nos hace un mal. como yo los he amado. La idea de la palabra es acompañar a la persona que está sufriendo.1 Por tanto. Siguiendo el ejemplo de Pablo. Como discípulos de Jesús debemos entregarnos unos a otros. Esto significa invocar bendición sobre alguien. Caracteriza a una persona condescendiente. algún consuelo en su amor. Dispuestos a perdonar 1.12-13 Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros. probablemente no lo seamos. La compasión implica sentirse triste y adolorido por el mal del otro. la misericordia no solo siente lo mismo. cuando padecía. II. Cuando tenemos verdadero perdón en nuestros corazones. Al mostrar misericordia La misericordia va un paso más adelante que la compasión. algún compañerismo en el Espíritu. que no orgullosa ni jactanciosa Habla acerca de la actitud interna en vez de una apariencia externa. Al ser compasivos Esto significa sentir y sufrir al lado de la otra persona. a mí me da mucha tristeza por él.9 No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto. Cuando tenemos el verdadero perdón recordamos que fuimos llamados a soportar ese arduo tratamiento. si nos creemos humildes. algún afecto entrañable. sino que se entregaba a aquel que juzga con justicia. Pero si yo le doy un abrigo o una cobija para que se cubra del frio. 12. B. 2. Ejemplo: Si un hermano tiene mucho frio y no tiene con que cubrirse. Pedro. La idea es pedir a Dios su favor y poder sobre la persona o hermano que nos hace daño. 1 Pd 2. D.

Así nada estorbará las oraciones de ustedes. Esperamos que le pongan lo siguiente en su lápida como alguien lo hizo en Inglaterra: Bajo esta grama. 12 El que quiera amar la vida y gozar de días felices. ya que como mujer es más delicada. ustedes esposos. Al no hablar engaño. Dios nos escucha. y si bendecimos en lugar de hacer el mal. Se está a la vista de Dios. yace Arabella Young. 1 Pd 3. Le agrada a Dios oír las oraciones de estos cristianos. Así también persiguieron a los profetas que los precedieron a ustedes. (10b) Pablo decía que el no usa palabras lisonjeras ni engañado para obtener algún beneficio. Dios es testigo.10 En efecto.15-16 Los ojos del Señor están sobre los justos. ¡comenzando hoy! B. Dios no quiere la maldad. El estímulo correcto.12-14. 14 que se aparte del mal y haga el bien. porque les espera una gran recompensa en el cielo.12 12 Con estas manos nos matamos trabajando. 1 Cor. 12 Alégrense y llénense de júbilo. 13 que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños. 1 Pd 3.5 Como saben.» A. (3. Ser bendecido en medio de situaciones difíciles.11-12» Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte.11) Los «ojos» del Señor implican que él está pendiente de su pueblo santo.1-10) 2. (3. Sal 34. Dios prepara sus oídos para oír con placer. «el que quiera amar la vida y gozar de días felices. el 24 de mayo comenzó a refrenar su lengua.12b) El Señor se enoja contra quienes practican la maldad. pero el rostro del Señor está contra los que hacen el mal. Romanos 12:14 Bendigan a quienes los persigan. B. III. lo soportamos. Por motivos correctos. quien. 1 Tesalonicenses 2. 12 Porque los ojos del Señor están sobre los justos.11-12 que se aparte del mal y haga el bien. .7 7 De igual manera. (3. Tendrá el rostro enojado de Dios contra él. Conclusión: Si uno no refrena su lengua para no hacer el mal. 16 el rostro del Señor está contra los que hacen el mal. y sus oídos. Si contestamos el mal con el mal. Si nos maldicen. 1 Pd 3. que busque la paz y la siga.12a) Dios escucha con agrado y está listo para responder a los hombres que observan su ley. Al tener una lengua controlada. (10b) 1. que busque la *paz y la siga. (Stg 3. no se preocupa de estar en paz consigo mismo. El refrenarla trae felicidad. sean comprensivos en su vida conyugal. A. los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias. no se aleja de las cosas pecaminosas. La persona que ama a Dios refrena su lengua. con los demás y sobre todo con Dios. El cristiano (el justo) debe tener un verdadero gozo ante la mirada del Padre. Las malas actitudes frenan las oraciones. IV. para borrar de la tierra su memoria. recibiremos mal de parte de Dios. si nos persiguen. atentos a sus oraciones. no se guarda o cuida para no hablar engaño o mentira. Mateo 5. bendecimos. este bulto de barro. atentos a sus oraciones. que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños. bendigan y no maldigan. [a] y ambos son herederos del grato don de la vida. tratando cada uno a su esposa con respeto. Sal 34. nunca hemos recurrido a las adulaciones ni a las excusas para obtener dinero. 4. y sus oídos. Se tiene que refrenar la lengua de la maldad. C. ¿Hará falta que muera para que controle su lengua? ¡Eso no es necesario! Ore que Dios controle su lengua. recibiremos bendición.

Intereses relacionados