Está en la página 1de 47
41 MILITARY] EL CARRO MEDIO PANZER IV EL CARRO MEDIO PANZER IV, 1936-1945 DESARROLLO HISTORICO Durante los aitos 20 y principios de los 30, la guerra acorazada, y desde lue- go la mecanizada, pasaba por un periodo de controversia en el que los puntos de vista teéricos a menndo chocaban violentamente unos con otros. Los de- fensores del «concepto acorazado» estaban convencidos de que la mera exis- tencia del carro de combate hacia que batallas como las de 1914-17 fueran téc- ticamente imposibles; otros, como los franceses, se centraron en construit defensas de acero y hormighn a prueba de carros de combate, que eran final- mente enlazadas para formar zonas permanentemente defendidas, como la I nea Maginot. Algunos decfan que el armamento principal del carro de com- bate debia ser la ametralladora, que se emplearia contra la infanteria y artilleria cenemigas; los defensores mas acérrimos de esta escuela consideraban incluso que, en tales circunstancias, un enfrentamiento entre formaciones adversarias de carros de combate no tendria sentido, ya que ningdn bando podria causar excesivo dafo al otro. Otros, con més vision légica, consideraban que, pues to que los carros de combate se encontrarian en el campo de batalla, el bando que consiguiera poner fuera de combate los vehiculos del adversario venceria inevitablemente, y empezaron a construir cafiones con capacidad de penetra cin de blindaje. En ese momento surgié una tercera teoria, argumentando que a misma existencia de tales armas, instaladas en curefias de campaiia y con- vertidas en cafiones especializados contracarro, haria obsoleto el propio carro de combate. El hecho era que nadie sabia muy bien qué podia suceder en la rea~ lidad; s6lo se disponia de teorfas, las cuales no fueron ni confirmadas ni inva lidadas por los acontecimientos de la Guerra Civil espaiiola, el sinico conflic- to importante que tuvo lugar entre ambas guerras mundiales. SE FI concaba con Bie frontal de 50 mm “Sess erwres eran mas anchas “ager es de modelos anteriores. Se is euarca deftectora hacia atras la antena se thacia girar la torre Ssvmevencveaveeyvaesnnyyeeoneyouvasenergcseaueey ace isemannanarnenaearaeeenn NULL PANTER TV Las clusulas del Tratado de Versalles prohibian a Alemania la posesién de vehiculos de combate blindados con orugas, pero obviamente no podian impedir que los oficiales alemanes estudiasen las implicaciones de las diver- sas teorias, ni tampoco los proyectos de construccién secretos de carros de combate bajo nombres de cobertura tenuemente velados. Cuando Hitler re- pudié formalmente el tratado en marzo de 1935, la naciente Panzerwaffe ya habia decidido cubrir todas las alternativas te6ricas y entregar a sus regi- mientos de carros de combate una amplia gama de armas. Dos carros de combate ligeros armados con ametralladoras, los PzKpfw Ly U1, estaban ya en produccién bajo el disfrar de tractores agricolas. El P2Kpfw I estaba concebido como un vehiculo de entrenamiento, y el PzK pfw II como un vehiculo de reconocimiento; no obstante, éste tiltimo constituirfa el prin- cipal equipamiento de las divisiones Panzer hasta ser finalmente sustituido por el carro de combate medio PzKpfw Ill, armado con tres ametralladoras y un cafién de 37 mm que disparaba proyectiles perforantes. El PzKpfw IV, equi- pado con un obiis L/24 de 75 mm, estaba también en desarrollo, con la idea de que su fuego con municién ompedora suprimiria los caflones contracarro enemigos que quedasen fuera del alcance de los otros vehiculos. Tal como es- taba concebido, un regimienco Panzer aleman consistiria en dos batallones, cada uno con cuatro compafiias, una de las cuales se clasificaria como Pesa~ dao de Apoyo Cercano y estaria equipada con el PzKpfw IV, mientras que Jas demas estarian clasificadas como Medias o Ligeras y estarian armadas con el PzKpfw Ill; sin embargo, debido a la insuficiente produccion, este sueno DS Fee Fi us cruz nacional totalmente: El proyecto del PzKpfw LV se remonta a enero de 1934, cuando el Ejérci- blanca se consideré demasiado to presenté las especificaciones del nuevo carro de combate de apoyo cercano_conspieua y se embadurnaba a a la industria, junto con una limitacién de peso total de 24 toneladas. En el menudo con pintura amarilla, curso de los 18 meses siguientes tres firmas, Rheinmetall-Borsig, Krupp y MAN, come en el caso del vehiculo elaboraron cada una su propio proyecto bajo el nombre de cobertura de Ba- Selantero-Leyonda sus taillonsfiibrerwagen («vehiculo de comandante de batallén»), abreviado ge- jg de la motocieleta de primer neralmente como BW. De éstos, el proyecto de Krupp, que fue designado plano, se ve que los carrox de \VK2001/K y tenia cierto parecido con el contempordneo P2Kpfw IIL en el cas- combate pertenecen a la co y en la torre, era el més aceptable, crares compat, 9 compalia Sin embargo, el VK2001/K no entrs como tal en produccidn, Bl Ejéicivo Posnesge) " Batautn de su habia solicitado, y habia side aceptada, una suspension imbricada de seis rue- (ovo: Bundesarchiv) nunca se aproxims a la realidad. Este Ausf.B pertenecia probablemente a la misma snidad de la fotografia. anterior, siendo identificable por la plancha frontal recta ‘que Incorpora la ametralladora Se casco. El vehiculo lleva un ‘pequefio haz de troncos para ‘operaciones de desatasco. das, pero cuando los planos estaban ultimados cam- bié de opinién en favor de un sisvema de barras de torsi6n, que proporcionaba més comodidad y per- mitia a las ruedas de rodadura un mayor grado de elevacién, En este punto Krupp se opuso al Heeres- waffenams, la agencia de adquisicién de material del Ejército, accediendo a prescindir de la suspensién im- bricada, pero insistiendo en emplear la unidad de bo- gic doble con ballestas laminares, caracteristica de su proyecto fallide para el PzKpfw Ills el Ejército con- sintid, ya que precisaba con urgencia la entrada en produceién de! P2Kpéw IV, y designé a Krupp para supervisar el proyecto. En su version definitiva, por consiguiente, el PzKpfw IV combinaba mu- chas caracteristicas del caseo y la torre del VK2001/K con la suspensién de Krupp. Se adopré una configuracidn estandar, con el motor detris. Dentro de la torre, el jefe de carro se sentaba en el ceatro, bajo su cipula, con el tirador a la izquierda del cierre del caiién y el cargador a la derecha. En la cimara de- lantera, el conductor se situaba a la izquierda y el operador de radio/tirador de casco a la derecha, con la transmisién situada entre ambos y los ejes moto- res delante de la cfmara de conduccién. Un punto de interés es que la torre es- taba descentrada 6,7 cm a la izquierda de la linea central del vehiculo, y el mo- cor 15 cm a la derecha, permitiendo de este modo que el érbol de conexién entre el motor y la caja de cambios salvase convenientemente la unién rotato: ria de suministro de energfa a los sistemas eléctricos de la torre, Como conse- cuencia de ello, habia ais espacio para pertrechos en el lado derecho que en el izquierdo, el cual era convenientemente utilizado mediante la instalacion de generosos arcones de municién de uso inmediato para el cargador. La suspension y tren de rodadura consistian en ocho ruedas de rodadura de pequefio didmetro, suspendidas a pares de unidades de ballestas lamina- res, con una rueda motriz delantera, una rueda tensora trasera y cuatro rodi- llos de retorno. Durante toda la larga vida de servicio del PzKpfw IV, la con- figuracién basica y sistema de suspensién del vehiculo permanecieron esencialmente inalterables, excepto en pequehos detalles. El Ausfihrung A, © primera version de serie del vehiculo, aparecié en 1936 y-estaba propulsado por un motor Maybach 108TR de 12 cilindros y 250 hp. La transmision era mediante una caja de cambios de cinco marchas, mas una marcha atras. E] armamento principal de 75 mm estaba montado coaxialmente con una ametralladora de 7,92 mm, y habfa otra ametralladora de 7,92. mm en la plan- cha frontal del casco, con el puesto del tirador de casco ligeramente retirado con respecto al del conductor. Una cipula simple, consistente en un «cubo de basura» con ranura, se clevaba de la pared posterior de la torre, que tenia también escotillas laterales de una pieza. El tirador disponta de un dispositi- vo de giro eléctrico de la torre, siendo una caracteristica avanzada del pro- yecto la existencia de un generador auxiliar DKW de dos tiempos, situado en el lado izquierdo de la cémara del motor, que permitia mantener cargadas las barerias sin tener que recurrir al motor principal, El Ausf. A estaba protegi- do por un blindaje de 14,5 mm en el casco y de 20 mm en la torre, pesaba 17,3 ty su velocidad maxima era de 30 km/h. El Ausfiihrung B entré en produccion en 1937 e incorporaba una serie de mejoras, la més notable era la instalacion del mas porente motor Maybach HL 120TRM de 320 hp, junto con una nueva caja de cambios con seis mar- chas adelante y una hacia atrés. Se introdujo una plancha frontal recta de 30 mm, y algunos vehic los fueron provistos de una céipula de diseiio mas elaborado, con las ranuras de visi6n protegidas por miillas con cierve. El Ausf. B pesaba 17,7 t, y su mayor potencia le proporcionaba una velocidad mé- xima de 39 km/h. En contraste von los 42 vehiculos fabricados de este tipo, el Ausfiihrung C, que aparecié en 1938, tuyo una produccién de 140 ejemplares. Superti- sialmenve, el Ausf. B y el C eran casi idénticos, aun- que en el segundo el espesor del blindaje de la torre se habia incrementado a 30 mm, elevando el peso to- tal a 20 t sin perjuicio de las prestaciones; la ame- tralladora de casco habia sido sustituida por un portillo de carabina cubierto. Los Ausf. A,B y C habian sido dotados de un mantelete interno que #=- sult6 vulnecable a las rafagas de disparos; esto se corrigié en 1939 con la ins- talaci6n de un mantelete externo en el Ausfidhrung D, en el que tambien se reintrodujo la ametralladora de casco. Sélo se construyeron 45 vehiculos de este tipo antes del inicio de la guerra i bien la campaia polaca vindics el cancepto del blitzkerie mostré que cl blindaje de los earros de combate alemanes cra totalmente in- suficiente, aunque esto no fuera de ningyin modo evidente para todo el mus. do en aquella época. Los caftones contracarro polacos habjan abierto grandes agujeros en las filas de los débilmente protegidos P2Kpfw I y II, y los mayores P2Kpfw Ill y IV sufrieron también intensamente. Por ello, en el siguiente de sarrollo del PeKpfw IV, el Ausfihrumg E, se incrementé el grosor de la plan- cha del morro hasta 50 mm, mientras se colocaba una plancha adicional de 30 mm en el frente y otras de 20 mm en los costados del casco, elevando el peso total a 21 t, Estas modificaciones se aplicaron también retrospectivamente 2 Jos modelos anteriores, gue habian sido devueltos al fabricante para su revi- (on. Adems, en el Ausf. E la cpula se adelanté hacia el centro de la torre. La produecion del Ausf. E se inici6 en diciembre de 1939; sin embargo, el ss tema de aplicar blindaje aftadido a los modelos existentes no fue mas gue una solucién provisional. Se habjan construido unos 280 vehiculos de este tipo por la época en que un modelo reproyeetado, el Ausfihrung F, empeed a entrar en servicio, en la primavera de 1941, Fste vehiculo tenia un blindaje frontal del ca de la torre tinico de 50 mm, con el resultado de aumentar el peso a 2 también de- t alor inaceptable, se Dado que esto habria elevado la presién sobre el suelo a un incrementé la anchura de las orugas de 380 a 400 mm, preci trices y tensoras més anchas; los vehiculos mas antiguos equipados cor vvas orugas conservaron sus ruedas motrices y tensoras originales, con aros de paracién complementarios. En el Ausf. F,las anteriores escorillas de una pieza de ando ruedas mo- las nue- Ja corre fueron sustituidas por escouillas partidas, y se instal6 un compartiment para pertrechos mayor en la parte posterior de la torre, En los meses inmediatamente anteriores a la operacion «Barbarroja» se hicieron planes para instalar en el PaKpfw IV el eaten L/42 de 5 servicio en el PzK pfw IIL. Hitler se interesé mucho en ¢l proyecto, dando mues- tras de su notable clarividencia en relacidn con el desarrollo de a: taba totalmente convencido de que el PzK pfw IV debia cambiar su cometido de apoyo cereano al de carro de combate principal. Los acontecimientos en ia Unién Soviética demostrarian que el caiién [/42 no sélo era superado en al- 0. mm, ya en ® conwos0e comeare ii 1 al ‘Soviética, 1941.Un P2kpfw IV de una unidad no idencificada cruza un puente de MO ‘La ametralladora de casco s¢ esintrodujo en el Ausf. D, det qe sélo se construyeron unos Pecos cjemplares, y se censervé en todos los modelos ‘posteriores. En el Aust. E, del ‘czal la foto muestra un ‘sjemplar en un poligono de ‘tro para carros de combate en ‘elnorte de Alemania, se Sesplazé a ctipula hacia Zetante, en medio de la torre Ee parte trasera del vehiculo ‘puede verse el soporte para ganadas de fumigenos. (Foto: Bundesarchiv.) cance por los eafiones soviéticos de 76,2 mm, sino que ademas era ineapaz de penerrar sus robustos vehfculos acorazados. El interés, por consiguiente, se dirigié al caiién L/60 de 50 mm, construyéndose ulteriormente un PeKpfw IV experimental equipado con dicho cain, Esto era, desde luego, un sintoma de que el Ejéccito aleman se habia pre- parado para una guerra corta, dejando de tener en cuenta las oportunas con- sideraciones a mas largo plazo, como el proyecto de una segunda generacion de carros de combate. Ademas, con la moral de la Panzerwaffe trastornada por el descubrimiento de que el Ejército Rojo tenia mejores carros de combate, el problema de restablecer la paridad habia adquirido caracteres de desesperada urgeneia. Se sefialé que el L/60 ya se estaba instalando en el PzK pfw III y, pues- to queel anillo de la torre del P2Kpfw IV era mayor, de colocar la misma arma se daria, en palabras sencillas, cl caso de un bastidor demasiado grande para tun cafién demasiado pequeiio. Por suerte, sin embargo, el amplio anillo de la torre del PzKpfw IV no s6lo podia dar cabida a un movimiento de retroceso mucho mayor que el del obiis L/24, sino que también permitia el manejo de proyectiles mayores, y dado que el vehiculo ya levaba un montaje de 7 mm, se decidié adaptarlo a un cain de alta velocidad. La eleccién recayé en el KwK 40 L/43 de 75 mm, con una velocidad inicial basica (proyectil perfo- rante) de 740 mis y la eapacidad de penetrar 89 mm de blindaje a un Angulo de 30%; este cafidn, provisto de un freno de boca esférico de un solo deflector, fue montado cn un Ausf. F y dio lugar al PzKpfw Ausfiihrung IVE2; deno- mindndose a partir de entonces Ausfidhrung IVF1 los vehiculos Ausf. F que conservaron sus obuses L/24. E] Ausf. IVE2 entré en servicio a principios de 1942 en la Unidn Sovi ca y demostré poder rivalizar con los soviéticos T-34 y KY, aunque siguié es tando poco blindado para los patrones del Frente Oriental, y el aumento de peso a 23,6 t supuso una ligera disminucidn de las prestaciones. Un intento de remediar la deficiencia en blindaje Hev6 a la aparicién del Ausfiihrung G, mas avanzado el ato. Los proyectistas eran conscientes de que estaban muy cerca del limite de peso viable para el bastidor, viéndose en con- secuencia obligados a llegar a una solucién de compromiso, suprimiendo las ee uta snnent suena iasemneacaaieusescasgusenseti El Nashorn (rinoceronte) era un eazacarros pesado de primera generacién, armado con el caién contyacarro Pak 43/1 LIT de 88 mm. Este vehiculo fue acechado y destruido con un PIAT de Ia infanteria canadiense cerca de Pontecorvo, Italia. Desgraciadamente, el censor ha borrado todes los detalles de los emblemas de gorro y distintivos de hombro. (Foto: Archivos Piiblicos de Canadi.) planchas de 20 mm que se habfan afiadido a los lados del casco desde el Ausf. E en adelante, y aumentando el espesor del blindaje lateral bisico a 30 mm. El ahorro asf conseguido se transfirié al blindaje frontal del vehfculo, en forma de planchas aiiadidas de 30 mm. ‘Ademis, ¢l freno de boca de un solo deflector del Ausf. IVF2 fue sustitui do por un sistema més eficiente de doble deflector. Sin embargo, hacia el fi- nal de la produccién del Ausf. G estuvo disponible el cafién mejorado L/48 de 75 mm, con una velocidad inicial bésica del proyectil perforante de 750 mis, siendo instalado a partir de entonces como estandar. En cierto modo los caiiones largos de 75 mm tenian contrapartidas clara- mente desventajosas. A pesar de los esfuerzos de los proyectistas por conservar 1 peso, las nuevas armas hacian a los vehiculos pesados de morro, hasta el pun: to de que las ballestas de suspension delanteras estaban bajo una compresién constante, con el resultado de que el carro tendfa a cabecear inclaso sin cambiar de direccién, Este defecto se agravé con la introduccién del Ausfiihrung H en marzo de 1943, ya que este modelo no s6lo tenfa un blindaje integrado de 80 mm en el morro, plancha frontal y mantelete, sino también faldones laterales y un cerco en la torre de $ mm como defensa contra la municién de carga hueca. El Ausf. H pesaba 25 t y, a pesar de la nueva transmisién de seis marchas toma- da del PrKpfw I, sus prestaciones eran inferiores a las de modelos anteriores, cayendo la velocidad campo traviesa a no més de 16 knvh sobre cualquier te- rreno que no fuese bueno, duro y nivelado, Se dot6 a una versiGn experimental de] Ausf. H de una transmision hidrdulica, pero no tuvo continuacion. ELPzKpfw IV constituia ahora el pilar de la Panzerwaflfe; al haberse accle- cado considerablemente la produccién, iba saliendo de las factorfas en niime- ros apreciables, completandose més de 900 Ausf. G en 1942 y més de 3.000 Ausf. H en 1943, A pesar de ello, intereses sectarios dentro del Tercer Reich casi lograron convencer a Hitler a abandonar la fabricacién del PaKpiw IV en favor de su Panzerjéger derivado; afortunadamente para Alemania, el general Heinz Guderian, entonces Inspector General de las Tropas Acorazadas, esta- Cee = Panzerjager IV era un cazacarros de segunda generacién que mont6 primero = cafion L/48 (como en la seco) y mas tarde un L/70 de 75 mm. El vehfeulo presenta = revestimiento completo de pasta zimmerit contra cminas magnéticas. semnsr 00001 yu usuasecegnearnzecceaecnoanasnzee cineca it ba presente para sefialar, enérgicamente y con légica irrefutable, que, puesto gue la produccién masiva del Panther estaba atin algo lejana PrKpfw IV significaria que los tinicos nuevos carros de combate que llegarfan al Bjército alemn en campaita sevian el puiiado de Tiger que se construian al mes. El PzKpfw IV continué en produccién hasta cl final de la gnerra Ta versién de serie final de este carro de combate, el Ausfiihrung J, entré en servicio en 1944, y en términos de proyecto ha de set considerado como un paso atras inducido por la necesidad. El mecanismo de giro de la torre ac- cionado eléctricamente fue eliminado en favor de un sistema puramente ma- nual, ocupando el espacio adicional disponible un depésito auxiliar de com. hustible de 200 litros de capacidad. Con esto se incrementaba la autonomia te6rica del vehiculo en carretera de 200 a 300 km (campo traviesa, de 130 a 180 km), en un momento en que las divisiones Panzer llevaban a cabo una defensa movil a lo largo del Frente Oriental debido a las dificultades de su ministro. La sustitucién de los faldones larerales de plancha s6lida por malla de alambre se hizo con la evidente intencién de reducir peso, aunque esta me- dida no se aplicé al cinturén de la corre En 1944 estaba generalmente aceptado que el proyecto habia alcanzado limite de su potencial de desarrollo; un intento de Krupp de instalar una to ste de Panther con su cafién L/70 de 75 mm no hizo mas que confirmar que el bastidor estaba ya sobrecargado. Como consecuencia del sistema aleman de ectualizar concicazudamente los vehiculos enviados a revisién, se produjeron diversos tipos hibridos, de manera que no era raro encontrar, por ejemplo, un bastidor de Ausf. D con una torre y armamento principal de Ausf. G. No se adopr6 ningtin sistema para clasificar estos subtipos, haciéndose en general referencia a ellos por el aivel al que habian sido revisados. ausencia del VEHICULOS ESPECIALES Después de la total vietoria de la Wehrmacht sobre los Ejévetos briténico y francés en 1940, se hicieron planes para la invasion de Gran Bretaiia. Se esti- m6 que ningin desembarco podia tener éxito a menos que estuviese apoya- do por fuerzas acorazadas desde una etapa muy temprana, por lo que se lle- varon a cabo experimentos de vadeo sumergido con el P2Kpfw III y, a una escala menor, con el PzKpfw TV, llamandose los vehiculos convertidos Tauch- panzer, o «carros de combate sumergibles». Todas las aberturas externas del vehiculo se sellaban herméticamente y el hueco entre el casco y Ja torre se cerraba con un anillo de goma hinchable. La caipula del jefe de carro, el mantelete y la ametralladora de casco se tapaban con una cubierta de goma, que se podia hacer saltar desde cl interior del ca- rro de combate por medio de un detonador eléctrico, El aire para el motor lo surninistraba una manguera flexible de 18 m que se mantenia en superficie con una boya, mientras que los gases de escape eran conducidos hacia arriba a través de un largo tubo vertical dotado de una valvula unidireccional. La profundidad maxima de inmersiGn era de 15 m, y la autonomia de la tripu- facin sumergida de 20 minutos. Una vez sumergido, podia mantener sobre el fondo una velocidad aproximada de 5 km/h La intencidn era que los carros de combate saliesen par si mismos de las bar- cazas y se dirigiesen a tierra por el lecho marino, mantenigndose la orientacién mediante instrucciones recibidas por radio desde el barco nodriza. La idea era, en conjunto, valida, y encontré una aplicacién practica en e! cruce del rfo Bug durante la operacién «Barbarroja». Las tripulaciones se escogfan de batallones de voluntarios, que més tarde se reunieron en el 18.° Regimiento Panzer. Hacia septiembre de 1941, el PrKpfw IIL y el PzKpfw TV estaban llevando a cabo un cometido en el campo de batalla similar; dado que ambos proyectos tenfan mucho en comin, se pens6 que reportarfa numerosos beneficios, inclu- yendo la normalizacién de los componentes, sise reunfan en uno solo. Al vehicu- Jo mixto se Je dio el nombre de PzKpfw MIVIV, y se construyeron varios proto- tipos en los que la patctnidad del easco y de la torre eran claramente identificables, aunque la suspensién llevaba ahora scis grandes ruedas imbricadas, por lo que el producto final tenia un asombreso parecide con el proyecto original del VK2001/K. Fl plan era ingenioso, pero fue victima de la desenfrenada carrera canén/blindaje, siendo finalmente abandonado en 1944, A diferencia del PzKpiw Ill, el PzKpfw IV no fue ampliamente convertido para su uso como Panzerbefchiswagen (vehiculo de mando acorazado), pero varios Ausf. H fueron equipados con una segunda radio, manejada por el car- gador, y bases de antena adicionales, de forma que en caso necesario pudie- sen asumir el cometido de mando. En esta versi6n, el vehiculo se Hamé Pan- zetbefchlswagen IV. Tgualmente, las necesidades de los oficiales de observacién avanzada (OO) de la Panzerartillerie fueron satisfechas por el PzKpfw IIT hasta mnediados de 1944, ‘en que las existencias empezaron a agotarse. Luego emplearon el PzKpfw LY, fre- cuentemente Ausf. J, que habia sido muy simplemente convertido con la ins- talacién de un alto y estrecho periscopio a la izquierda de la ctipula del jefe de carro, y con la eolocacién de radios adicionales para comunicaci6n con la red de carros de combate y con la de ariilleria. La tripulacidn consistia en el OOA, su ayudante tecnico, dos operadores de radio y el conductor, todos ellos personal de artilleria. Entre septiembre de 1944 y marzo de 1945 unos 96 P2Kpfw IV fueron convertidos sl cometido de Panzerbeobachtungswagen (ve- hiculo de observacién acorazado). El bastidor del P2Kpfw IV era especialmente apropiado para su empleo en diversas tareas, constituyendo la base de otres tantos vebiculos de combate de primera linea, entre ellos: el Sturmgeschutz TV, armado con un cafién 1/48 de 75 mm, el cual equipaba a la selecta Sturmartillerie, complementando al mas, numeroso StuG Ill; e! Brummbiir (oso pardo), también llamado Sturmpanzer IV, un cafion de asalto pesado ideado para la lucha callejera y que montaba un obiis L/12 de 150 mm, el cual, desde abril de 1943, sirvi6 en las Compa- fas de Cafiones Pesados de Infanteria de los Regimientos de Panzergrenadier GB) casnos ve comsare innit vu veeeraaeiiananeeniat unuratenncrtiaeieanen ‘Antes de Ia llegada del Tiger a Taner, durante la campata del norte de Africa, el Pzipfw 1¥ cera el carro de combate mas paderoso de ambos bandos. (Foto: Bundesarchiv.) y en los Batallones de Asalto, con efectivos de 45 vehiculos, a disposicion de los comandantes superiores; cl cazacarros pesado de 88 mm de primera ge~ neracién Nashorn (rinoceronte); y el Panzerjiiger IV, que llevaba al principio un caitén L/48 y luego un L/70 de 75 mm. Un desarrollo notable en el campo de la Panzerartillerie fue el obts auto- propulsado de 150 mm Hummel {abejorr0) que, como el Nashora, utilizaba un bastider de PzKptw IV con los ejes motores del PzKpfw III. El motor estaba en posicidn central, dejando la parte trasera del vehiculo libre para el soporte del caién, y la camara de combate estaba encerrada en una superestructura fija, abierta por arciba, de plancha de 10 mm. Los primeros modclos del vehiculo rahan dotados de un freno de boca y tenfan una cabina del conductor en dngu Jo, pero mas adelante el primero se suprimié por innecesario y la segunda se ex- te para incluir la camara del operador de radio, E] Hummel pesaba 23,5 1, tenia una velocidad maxima de 40 knvh y levaba seis tripulan- tes, Entrd en servicio durance 1943 y equipé la bateria pesada de seis piezas del regimiento de artilleria de la division Panzer; esta asignacion distaba de ser uni- versal, ya que la produccién total fue solo de 666, y tnicamente las divisiones mas favorecidas recibieron todo su cupo. El obtis de 150 mm disparaba un pro- yectil de 436 kg a 15.100 m; s6lo podia almacenar 18 proyectiles, pero el rea bastecimiento inmediato estaba generalmente disponible mediante un Muni- tionstrager Hummel, un transporte de municién con la misma configuraeié pero sin cain, varios de los cuales formaban parte de la doracién de la bater Como cualquier cuerpo del servicio, la Panzerartillerie también tenia sus clementos reaccionarios, los cuales estaban lejos ce mostrarse satisfechos con los proyectos del Hummel y de su compaiiero més ligero, el obiis autopro- pulsado Wespe (avispa) de 105 mm. Sus principales quejas eran que los mon tajes renfan una capacidad insuficiente de giro y estaban demasiado poco pro- tegidos; se hicieron esfuerzos para fabricar una eure tendid a todo el f que solucionase estos defectos, cea nat HLTH uy) panzer yD El més simple de estos nuevos proyectos llevaba el farragoso nombre de 1ekH 18/1 (Sf) auf GW IVb (obiis de campaiia ligero autopropulsado 18/1 so- bre curefia de caftén TVb) y empleaba un bastidor acortado de PzKpfw IV, con seis ruedas de rodadu- rade didmetro ligeramente aumentado por lado y el némero de rodillos de retorno reducido a tres. So- bre éste se instalé una torre de forma mejorada, aun- que todavia abierta por arriba, de plancha de 20 mm, con una capacidad de giro total de 70°, El obiis de 105 mm tenia un pesado freno de boca y podia elevarse hasta +40" y deprimirse hasta -10°, Se cons- truyeron ocho de estos vehiculos, que actuaron activamente en la Unién So- Et plindaje frontal ahadido de viética, pero se consider6 que no podia desviarse capacidad de produccién 30 mm y ol cakén L148 de 75 para un bastidor especial para artilleria y se continué fabricando el Wespe __ mm identifican estos Aust. G en masa, empleandose bastidores del obsolete PzKpfw Il. Tanace = cbeiras = Un proyecto més complejo para utilizar la misma arma fue el Heusch- Syovee 5 (or Bacanes: Bn ate recke (saltamontes), basado en una version F ligeramente alargada del bas- 3 bloquear el cafén en tidor normal del PzKpfw IV, La torre era de modelo similar al del vehiculo por medio de una, que se acaba de describis, pero con capacidad de giro completo. Ademés, por medio de un caballete con griia que formaba parte integrante del pro- yecto, la torre podia levantarse a peso de su emplazamiento y depositarse en un soporte en el suelo, permiriendo al vehiculo actuar como transporte de municion. El Heuschrecke, que no pasé de la etapa de prototipo, for- maba parte de toda una serie de proyectados vehiculos de artilleria, !lama- dos colectivamence Waffentrdger (cransportes de armas), la mayor parte de los cuales nunca salieron de la mesa de dibujo. Guderian los juzgé intere- santes, pero no lo bastante como para perturbar la produccién de carros de combate. En 1943, la Luftwaffe perdié el dominio global del aire y ya no pudo g; rantizar la proteccién al Ejército contra aviones hostiles. A medida que la situaci6n en el aire se deterioraba cada vez mas, las tropas de tierra se vie- ron obligadas a depender cada vez mas de sus propios recursos. Para las di- visiones Panzer, esto significaba adquirir un equipo antiaéreo mvil mas po- tente que el unico canon automatico de 20 mm que llevaba el Flakpanzer 38t, y el bastidor del PzKpfw IV ofrecia una alternativa logica para la ins- talacién de armas més pesadas. Las preferencias de Hitler eran por un montaje doble de 37 mm, pero un equipo cuadruple de 20 mm estaba inmediatamente disponible y entré en produccién sobre bastidores de Ausf. Hy J, llegando los primeros ejem- plares a las divisiones en el orofio de 1943. Fl montaje estaba protegido por cuatro paneles rectangulares con bisagras que le valieron al vehiculo el nom- bre de Mobelwagen («camién de mudanzas»), pero una desventaja impor- tante del sistema era que estos paneles tenian que bajarse cuando el arma estaba en funcionamiento, reduciendo la proteccién de la tripulacién a un simple escudo de cafién. Un tipo alternative de montaje llevaba un solo ca- én de 37 mm. Finalmente, se construyé un total de 211 Mobelwagen de ambos tipos. Un Flakpanzer muy mejorado, el Wirbelwind {rorbellino), aparecié en diciembre de 1943, consistente en un montaje cusdruple de 20 mm en una torre abierta por arsiba, totalmente giratoria, con blindaje de 16 mm. A éste se le unié en marzo de 1944 el Ostwind (viento del Este), de configuracién (Foto: Bundesarehiv,) © convos oe conasse nna vnc seeraea eT TEEEEHTTT Durante la lucha callejera en Sealingrado, la maciza construccién de algunos edificios edujo Ia solicitudl de un cafiin de asalto pesado. i resultado fue el Brumbir (20 pardo), basado en el Eastidor del P2Kpfw IV, que mmontaba un obiis L12 de 150 com en una superestructura fifa. (Fote:Archivos Nacionales SFE UU) STEINER casi idéntica, pero con blindaje de 25 mm y un solo caiién de 37 mm. Tan- to el Wirbelwind como el Ostwind utilizaban el bastidor del Ausf. J, sien do las cifras de produccién de 140 y 40 respectivamente. La cadencia mé- xima de tiro del sistema cuddruple de 20 mm era de 1.800 disparos por minuto, pero generalmente se ajustaba a una cadencia menor; el ritmo ma- ximo del canon de 37 mm era de 160 dpm. E] diltimo vehiculo de la serie antiaérea del PzKpfw IV fue el Kugelblitz (bola de fuego), armado con dos caftones de 30 mm encerrados en una to- rre abovedada. Sélo necesitaba 25 segundos para un giro completo de 360°, y proporcionaba una elevacién de +80°. El Kugelblitz era un proyecto muy eficiente y tenfa una cadencia de tiro de 900 dpm, pero s6lo se habfan cons- truido alrededor de media docena cuando terminé la guerra. Al igual que los otros montajes de Flakpanzer TV, estaba propulsado por una version con prestaciones mejoradas del motor estandar. En principio, habia la intencién de que a cada batalldn de ingenieros de asalto de Ja division Panzer se le entregasen tres Bruckenlegepanzer (posa- puentes acorazados), y se constenyé un pequeiio niimero de vehiculos de este tipo en 1939-40 empleando bastidores de PzKpfw IV Ausf. C y D. El puente de 9 m, con una capacidad de 28 t, se colocaba encima del morro, pero el equipo completo sobrecargaba de tal modo la suspensién que el pro- yecto no prosperé y de hecho la produccién de posapuentes finaliz6 ofi- cialmente en 1941, Otro dispositive de los ingenieros de asalto que empleaba el bastidor del PeKpfw IV ora el Infanterie-Sturm-Steg (puente de asalto de infanteria). Este consistia en una pasarela telescopica que se colocaba de manera parecida a una escalera de coche de bomberos, desde deteas del vehiculo, y se dejaba caer en posicién sobre una zanja contracarro o un riachuelo para que la in- fancerfa cruzase por ella y asegurase una cabeza de puente. No se constr yeron muchos de estos vehiculos, pero varios fueron utilizados durante la campaiia de 1940 en el Oeste y de nuevo en los primeros dias de la opera- cién «Barbarroja» Debido al espacioso interior del casco, se escogié un PzKpfw IV sin to- rre como transporte de municién para los enormes morteros Karl de 600 mm, empleados en el sitio de Sebastopol y durante el levantamiento de Var- sovia. S6lo podian llevarse tres de los enormes proyectiles de 2,2 t, insca- lindose una griia eléetrica de 3 tsobre la cémara del operador de radio para efectuar el trasiego de aquellos. Otra version para suministro fue el Land- Wasser Schlepper (tractor anfibio), que desemperiaba la misma funcin que cl LVT Buffalo norteamericano, y al que se parecia mucho, Llamado tam- bién Panzerfabre, consistia en una gran barcaza fijada en la parte superior del casco del carro de combate, con una cabina de mando situada delante y un pequeiio espaci ga central. Algunos PaK pfw IV fueron dotados localmente de equipo de recuperacion para convertirse en Berge- panzer (vehiculos de recuperacion acorazados), y la insralacién de una pala allanadora no era desconoci- da. Ademas de encontrar el casco y el bastidor del ca- tro de combate usos tan diversos, la torre también se empleé para proporcionar el armamento principal de los trenes blindados que patrullaban las areas de re- taguardia alemanas en la Unién Sovitica. et |) de car- En 1942, los ingenieros consultores, sefiores Merz y McLellan, efectuacon una evaluacion detallada de un Ausf. E capturado, incluyendo un andlisis de la plancha de blindaje. «Se llevaton a cabo pruebas de dureza en diversas planchas de blindaje, con la conclusion de que todas eran de calidad maquinable, con la excepeién de la plaucha de blindaje espaciado que cubria cl soporte de la amevralladora de cas- co. Las tapas blindadas de los portillos y el soporce de la ametralladora de casco eran de superficie endurecida. La dureza de las superficies internas y externas de las planchas con calidad maquinable ten‘a valores entre 300 y 460 Brinell »Las planchas adicionales de 20 mm que constituyen el refuerzo de blin- daje laeral son de calidad homogénes y tienen una dureza Brinell de alrede- dor de 370 en la superficie frontal. Este blindaje de refuerzo lateral no resis- tirfa un impacto normal de un 2 libras a 900 m.» Por otro lado, pruebas de tiro efectuadas en Oriente Medio en junio de 1941 demostraron que 450 m podia considerarse el alcance efica maximo del 2 libras al atacar el blindaje frontal del PzKpfw IV, lo cual fue confirma do por ensayos similares realizados en Woolwich, cuyo informe al respecto seialaba que «el blindaje es un 10 % mejor que la plancha maquinable bri- ténica, y en algunos aspectos mejor que la nuestra de dureza homogénea. Sin embargo, el método de unién de las planchas suscité comentarios des favorables de Leyland Motors: «La calidad de la soldadura no pareee, a pri- mera vista, muy buena. En dos o tres lugares, cerca de las zonas donde las planchas habian suftido dafos por fuego de artiller‘a, las soldaduras se ha- bian roto y las planchas, separado». E] peligro de que una rafaga de disparos penetrase por las escotillas de! yehiculo se elimind ineorporando canales que recogiesen el metal fundido que se abria paso a través de las aberturas, Automocién El motor Maybach habia sido concebido para funcionar en climas templados, y lo hacia satisfactoriamente. Sin embargo, en condiciones tropicales 0 de pol- @ coerce cone sum gang acunengeag aaeeresgeanienacian EI Ausf. H tenia un blindaje frontal incogral de 80 mm, y estaba provisto de faldones aterales y de un cinturén en la torre de blindaje espaciado, como protec municion de carga hucea. El esquema de color de este vehieulo, en servicio en una divisién de Waffen-SS, os el amarillo oscuro basice alemin rociade con grandes manchas verde oscuro y rojo éxido. (Foto: Bundesarchiv.) HHETEHEEEET NATTA Dos Aust. G efectian una demostracién de téenicas de recuperacién. (Foto: Bundesarchiv.) seTnuniNA ssa vo, estaba sujeto a averias y recalentamientos un resumen de los servicios de informacion britdnicos de febrero de 1942, elaborado tras el examen de ve- hiculos abandonados, concluia que «las averias de motor se debian princi- palmente a que la arena obstruia los tubos de suministro de aceite, daiando cigiiefiales y pistones, y a la presencia de arena en el distribuidor, dinamo y motor de arranque. El filtro de aire es completamente insuficiente». Orra cau- sa de averias era la obstruccién por arena de los tubos del carburador. El manual de uso especificaba que el motor debia utilizarse sélo con com- bustible de 74 octanos, con cambio completo de aceite a los 200, 500, 1.000 y 2.000 km, y después cada 2.000 km. También recomendaba un régimen ma ximo del motor de 2.600 rpm en la utilizacién normal, pero en climas calidos, que comprendian el sur de la Unién Soviética ademas del norte de Africa, se indicaba que el empleo de una marcha mas corta de lo necesario provocaria una mayor refrigeracién. La utilizacién del motor como freno era permisible a 2.200-2.400 rpm, pero debia evitarse en la regién de 2,600-3.300 rpm, Los motores recalentados tendian al desde el cigiicfal, y el liquide refrigerante circulaba por medio de una bomba centrifuga. El aire entraba en la cémara del motor a través de una abertura protegida en el lado derecho del casco y era expulsado por una abertura similar en el lado izquierdo, existiendo asimismo una toma de aire a la torre, donde la presi6n aumentada ayudaba a la dispersin de los gases. La caja de cambios sincronizada era eficiente, aunque la traeciOn en la marcha mas alta (6.") era pequeiia, por lo que ésta se reservaba fundamen- talmente para su empleo en carretera. El manual recomendaba que «al cam- iar a una marcha inferior en virajes, cuestas o malas carreteras, debia selec- cionarse una marcha dos veces por debajo de la puesta». El cc era extremadamente complicado, y segtin los criterios britnicos incorpora- ba un mimero excesivo de rodamientos a bolas. La refrigeracién de estas uni- -—— : njunto de ejes motores y sistema de embrague y freno de direccién dades la proporcionaba un ventilador centrifugo situado a la izquierda de la envoltura del embrague principal. La aplicacién simultinea de las palancas de direccién constituia un eficaz freno de estacionamiento, fijandose los fre- nos con un tringuete. Como ya se ha comentado, los dltimos modelos del carro de combate ten- dian a sobrecargar la suspension de ballestas laminares, aunque la sustitucion de unidades completas de bogies, dafladas en accién, era un asunto bastante sencillo, El ajuste de la oruga se consegufa moviendo la rueda tensora, cuyo soporte incluia un eje excéntrico con el extremo estriado. El eje podia hacer- se gitar con una herramienta adecuada, y el ajuste se fijaba con ruedas de trin- quete, asegurdndose todo el conjunto con tuercas de bloqueo. En el Frente Oriental se colocaban extensiones de las orugas, Ilamadas Ostketten, para au- ‘meatar la traccién en los meses invernales. En el P2K pfw IV se ensayé un dispositive de reparacion de las orugas ex- tremadamente simple, pero eficaz. Consistia en un trozo de correa industrial de la misma anchura que la oruga, con perforaciones en sus bordes que en- cajaban con los dientes de la cueda mottiz, Un extremo de la correa se suje~ taba al extremo posterior de la oruga rota, mientras e! otro se Hevaba hacia delante sobre los rodillos de recorno y se encajaba en la rueda motriz. Se arran- caba entonces €] motor y se introduefa una marcha; la rueda motriz. giraba, haciendo corer la correa, hasta que la oruga se acoplaba de nuevo a los dien- tes. De esta forma se hacia sin esfuerzo y en cuestién de minutos una tarea que de otro modo precisaba de toda la tripulacién, en el agotador trabajo de sostencr y tirar hacia delante la oruga a mano, con ayuda de un cable. El vehiculo estaba equipado con un arranqne automético eléctrico de 24 voltios; dado que el generador auxiliar manten‘a las bater‘as cargadas, podfa utilizarse mas regularmente que el instalado en el PzKpfw IIL Si fallaba el arranque automatico, 0 no era aconsejable utilizarlo porque el frio extremo —_;Vestidos de gala y sin poder ir habia dejado el aceite del carter en un estado semisélido, aumentando asila _@.ninguna parte! El P2Kpfw IV resistencia, la tripulacién empleaba un arranque inercial, a manivela del cual _&St4 averiado y bloquea un penetraba en la cémara del motor a través de la plancha trasera. La manive- as ee is Ja la hacian girar dos hombres hasta que el volante motor alcanzaba 60 rpm, Gel glacis,e ha abordado.a en cuyo momento se embragaba para hacer girar el motor principal. Elarran- _demasiada velocidad; la furiosa que de inercia era asistido, pero accionarlo en las profundidades del invierno_expresiGn del jefe de carro lo ruso exigia un gran esfuerzo inicial, aunque el conductor podia climinar la re- __die® todo, La boina negra ; 5 i acoichada fue llevada durante sistencia adicional del aceite de la caja de cambios desembragandola. Elarran- [, Sumwans polaca,y por que en frio estaba facilitado por un carburador de arranque, que no debia uti ajgunas unidades en Francia. lizarse en combinacién con el acelerador. La temperatura de trabajo minima _ (Foto: Charles K. Kliment.) del propio motor era de $0 °C a 2,000 rpm, con una presion de aceite no inferior a 4,2 kg/em?, Una ayuda suplementaria para el arrangue en frio en el Frente Oriental era un sistema llamado Kithlwas- seriibertragung, o intercambiador de agua frfa, Cuan- do se habia arrancado un carro de combate y habia al- canzado su temperatura normal de funcionamiento, el refrigerante caliente de] mismo se bombeaba al siguiente vehiculo por medio del intercambiador, que lo sustitula por refrigerante frio, A su debido tiempo, el aumento de temperatura permitia arrancar el segundo vehiculo. EJ sistema reguer‘a una ligera modificacién del sistema de refrigeracién del carro de combate, con la adicion de valvulas de entrada y salida. © esas: ia ETE aoe cacgeenaae ea El peso combinado del L/48 y del blindaje frontal mas grueso tendia a sobrecargar la suspensién delantera del Ausf. H, manteniende las ballestas laminares permanentemente vencidas. La consecuencia de ello puede: verse en el vehiculo mas préximo. Aunque conservan los nturones do la torro, ambor vehiculos se han desprendido de sus faldones laterales, cuyos railes de soporte son claramente visibles;el rail mas cercana a la cimara parece estar muy retorcido, Obsérvese Ia nueva situacién de Ia antena. Union Soviética, principios de 1943, (Foto: Bundesarchiv.) users rcesecrceceaegmnmaa ss scaee ian rayado en cl sentido de las agujas del reloj, con 0,85 mm de profundidad, estando provisto el cierre de un blo: que deslizante semiautomatico. Su procedencia de artilleria era evidente, ya que los modelos de PzKpfw IV equipados con este cafién conservaban un clind- metro, lo que le proporcionaba al vehiculo capacidad de tiro indirecto. Los cilindros de retroceso se proyectaban més alld del mantelete, y el tubo estaba recubierto en la mayor parte de su longitud por una camisa protectora de ace- ro, a la que estaba unida una guarda defleetora cuya funcién era apartar la antena del carro de combate fuera de la linea de tiro cuando el caitén giraba ala derecha, La cuna del cafién era mas pesada de lo estrictamente necesario, lo que desequilibraba ligeramente la torre. Se desarrollé toda una gama de municién para el obtis, con proyectiles de tipo rompedor, perforante, fumigeno y de bote de metralla, pero esencialmente siguié siendo un sistema rompedor, con una baja velocidad inicial de 385 m/s y una trayectoria marcadamente cnrvada. Las prnebas de tiro del PzKpfw IV se llevaron a cabo paralelamente con las del Sturmgeschutz Ill, que montaba la misma arma, y los Sturmartilleristen fescejaron con malicioso placer qu las tripulaciones de los carros de combate fuesen mucho mas lentas € zar cl blanco. (Tales sentimientos eran tal ver comprensibles, ya que la Pan: zerwaffe {habia intentado estrangular su cuerpo dle servicio al nacet!) Sin em- bargo, una vez hubieron domi pronunciado, los carristas perfeccionaron rapidamente su propia téeni ion experiment: ado el comportamiento de este arma de angule de encuadce en tres disparos que, con uma trip « podia acor- tarse considerablemente. La eleva i6n de los armamentos principal y coaxial se efectuaba con un volante accionado por la mano izquierda del tirador: El giro podia ser manual oasistido, con un selector para cambiar al sistema descado. El volante de giro estaba situado inmediatamente a la dececha del volante de elevaci6n ¢ ineluia tun seguro. A veces habia una manivela, conectada por debajo del ean, que podia ser accionada por el cargadors si la torre se hacia girar manualmente, el ticador podia dar 1,9° de giro por vuclra de su volante, y el eargador 2,6 Si se conectaba el giro asistido, la energia se suministraba a través de la unién rotatoria a un motor, situado a la izquierda de la torre, cuya velocidad era controlada mediante el volante de giro, por medio de una cadena y una rue da dentada. Con este sistem: la velocidad maxima de giro era de 14” por se cit mace” @ una gundo (alrededor de la mitad de la que daban los ca rros de combate britanicos) y la minima de 0,14° por segundo. Dado que la respuesta del motor a las se- fiales de control era generalmente brusca, resultaba extremadamente dificil seguir blancos méviles. El ar- mamento principal se disparaba eléecicamente por medio de un disparadot en el volante de giro, y su re- troceso era controlado por un sistema amortiguador hidroneumético, Se instalaron diversos dispositivos contra accidentes, como un interrupcor de seguridad del cargador y una limpara de disparo fallido. La sustitucién del obis corto L/24 por los més largos eafiones L143 y 1/48 originé una situaci6n en la que el armamento principal del earro de combate cera pesado de boca en su montaje, y para compensarlo se colocé un cilindra con un pequefto resorte de compresién en el extremo delantero derecho del anillo de la torre y conectado al caiiGn. Las armas mas potentes naturalimen- te producian fuerzas de retzoceso muy superiores a las del L/24, lo cual se pre- vino extendiendo la euna del soporte y colocando amortiguadores de retro- cceso mas anchos y largos, tan largos, en realidad, que hbo que recortar parte del anillo del cierre para darles cabida. Aun asi, el retroceso de los canones largos era unos 50 mm mayor que el del 1/24. Se instalé un indicador de re- troceso con una escala de 430-520 mm, con la indicacién Fewerpause a los 505 mm, Durante las marchas por carretera o en el transporte por ferroca: rril, los cafiones L/43 y L/48 podtan bloquearse a +16° por medio de un en caje interno de liberacién répida, colocado a lo largo de la cara inferior del techo de la torre. El visor telesc6pico del cafion largo de 75 mm era extremadamente compli- cado y constaba de dos placas méviles. La primera, o placa de aleance, giraba sobre su gje, con las escalas del armamento principal y de la ametralladora ex cuadrantes diferentes; la escala para municién rompedora (Gr 34) y la de la ametralladora eran comunes y estaban marcadas de 0 a 3.200 m, mientras que las dos escalas para municién perforante (P2Gr 39 y PzGr 40) estaban marca clas, xespectivamente, de 02.400 m y de 0a 1.400 m. La segunda, 0 placa de mira, se movia en un plano ver- tical y contenfa las marcas de mira y punteria. Las dos placas se movian simultaneamente, con la placa de mira subiendo 0 bajando al tiempo que giraba la placa de alcance. Para seleccionar el alcance escogido, median te los mandos de giro y de elevacién se hacia girar la rueda de aleance hasta que la marca deseada coincidia con el indicador de la parte superior del visor, y la mat= ca de mira se situaba sobre el blanco, En muchos aspectos el PzKpiw IV era un vehiculo muy sofisticado paca su épora, Alrededor del interior de la ctipula del jefe de carro estaba grabada una es- cala sefalada de! 1 al 12, con 24 subdivisiones. Cuan- do la torre giraba, un pinén acoplado a los dientes de la cremallera de la corre hacia girar la escala en direc Gn contraria, pero a la misma velocidad, de forma que el nmero 12 permanecia en alinescién constante con el eje central del easco, mirando hacia delante. Esto permitia al jefe de carro determinar la orientaciGn de 18) cannos ve comanre syn inn nse Vista desde arriba de un ‘Ausf. H, mostrando detalles de los montantes del cinturén de la torre y faldones. Mas tarde los faldones se montaron cen un rail eon dientes, de forma que en los choques se caian en ugar de partirse y dafiar quizis las suspensiones. (Foto: RAC Tank Museum.) La version final de serie det Pakpfw IV, ol Ausf. J, prescindia del sistema de giro asistido en favor do una mayor eapacidad do combustible. La tripulacién de este vehicula ha hecho jo de eslabones de oruga de E34 y de otros carros capturados (Foto: Bundesarchiv.) Pekpfw IV Aust. H de maniobras en Picardia, a principios de 1944. Se trata, casi con toda seguridad, de carros de combate de !2.2." Division Panzer; vyéase Ia lmina Fl. (Foto: Bundesarchiv) Anuaneoe use cecaneenecyrvnsigarnecr su siguiente blanco e informar al tirador en consonancia, A la izquierda del tirador habia también un indieador de posicién del blanco, en forma de un dial marcado de manera idéntica a la escala de la cipula, y movido igualmente por la cremallera de la torre. Al recibir la orden, el tirador hacia girar rip damente la torre hasta la orientacidn indicada, por ejemplo las 10 en punto, empleando su propio indicador y dejando el cafién aproximadamente apun- tado. Los primeros modelos tenian un solo dial de blanco 0, mejor dicho, un indicador de posicion de la torre, pero éste fue posteriormente sustituide por tun sistema de dos diales, en el que cl dial de la izquierda estaba dividido del Lal 12 con 64 subdivisiones de 100 milésimas cada una, mientras que el dial de la derecha estaba dividido en milésimas, con 100 subdivisiones. Quizas re- sulte un poco sorprendente que, habiéndose tomado tantas molestias para ins- talar un indicador preciso de giro, la superioridad decidiese prescindir del cli- németro en los vehiculos provistos de cation largo de 75 mm. Fl conductor disponia de un indicador de posicidn del cafién, en forma de dos limparas azules eolocadas a cada lado de su cémara. Cuando se hact el cain hacia un costado del velticulo, se accionaba aucomaicamente un inte- reuptor y se encendia la lampara correspondiente, previnindole de que tenia que dejar mas espacio si el carro de combate estaba pasando entre arboles o edifi- ios. De no hacerlo, el eaiién podia golpear un obstéculo y provocar dafios en su soporte. Este dispositivo no se instal6 en los dltimos modelos de serie. Los vehiculos provistos del obiis L/24 llevaban 80 proycetiles para cl ar- mamento principal y 2.700 disparos de municién de ametzalladora; los de ca- Gn largo, 87 y 3.150 respectivamente. La mayorfa de arcones y anagueles de municién estaban al alcance del cargador, con los estantes abiertos protegi dos por cubiertas de lona aseguradas con borones de presién. Los indicios se- fialan que el armamento secundario era alimentado con tambores hasta el Ausf. E,a partir del cual se emplearon cintas, conteniendo 150 disparos cada cinta, que se alojaba cn una bolsa. Bl sistema de bolsa era menos eficiente que el de tambor, o que el de «funda» metilica briténico, y precisaba de un hom- bre para controlar la alimemtacién de la cinta en el arma, La ametralladora decasco era pesada de cierre en su montaje, y para compensarlo se instalé un resorte de contrapeso; pero éste tendia a tirar del arma hacia una posicién central, y el problema se resolvié por el método de que el ametrallador de cas- irar co introdujese la cabeza en una caperuza de caucho moldeado, conectada a Jaculata de la ametralladora con una barra; entonces, si bajaba la cabeza daba clevacién, y sila subia conseguia depresion. Para emergencias, habia una tram- pilla de escape de 43 cm de didmetro situada en cl suelo de la cémara del ope- rador de radio. Los primeros modelos de PzKpfw IV estaban provistos de un soporte con granadas fum{genas en la plancha trasera, Este soporte llevaba cinco grana- das, sujetas por fiadores con muelle. El jefe de carro soltaba las granadas de una en una, con un mando de cable que accionaba una rueda de trinquete aco- plada a un arbol de levas. Cada tirén del cable hacia girar el arbol de levas un quinto de vuelta, solrando una granada cuyo pasador era extrafdo por una ca. dena fija y la rueda de trinquete se situaba en la siguiente. Asi, cinco tirones del cable de control soltaban todas las granadas en sucesién, permitiendo al carro de combate girar oculeindose en su propia cortina de humo. El sistema fue abandonado cuando se introdujeron lanzafumigenos en la torre. El diseiio de la capula del jefe de carvo incorporaba obturadores que podian fijarse en posicién abierta, intermedia o cerrada para proteger los dispositivos de visién de vidrio inastillable. El bloque de vidrio inastillable de visibm directa del con- ductor también podia protegerse con una lamina con cierte. El vidrio inasti- lable aleman de la época tenia un tinte ligeramente verdoso. Una tripulacién de Hummel (abejorro) se prepara para efectuar fuego de apoyo sostenido. Los oficiales de Ia Panzerartillerie eran criticos con este vehiculo, siendo sus principales quejas su eapacidad limitada de giro, excesiva altura ¥ proteccién deficiente. (Foto: Bundesarchiv.) BB cons0s 0¢ comsare 111i 00.0 Heenan acne ORGANIZACIONY TACTICA Como ya se ha indicado, la principal funcién del PzKpfw IV con L/24 era el apoyo cercano a los otros carros de combate del regimiento Panzer, supri- miendo el fuego de puestos fortificados y cafiones contracarro que provoca~ ban pérdidas y retcasaban el avance. Aungue en teorfa formaban en si mis- ‘mos una Compaiia Pesada, en la pritctica los comandantes de batallén podian, y-con frecuencia asi lo hacian, distribuir sus PzKpfw IV entre las demas com- pafiias, de forma que cada una tuviese su propia seccién de vehiculos de apo- yo cercano, a mano del comandante de la compaiia. En tales circunstancias, alos jefes de P2K pfw TV que no podian identificar sus objetivos a simple vis- ta, s¢ les indicaban éstos por radio, © mediante una réfaga trazadora dispa- rada desde otro vehiculo, o con un proyectil marcador. La compailia o la see- n pesada se dedicaba entonces a su destruccidn sistematica. El regimiento Panzer libraba sus batallas con otros carros de combate en un keil, o cufa, concentrado, Los PzKpfw Il y PzKpfw 38¢ constitufan las primeras filas de la cuiia, mientras los mas ligeros PzKpfw I y IL estaban res- guardados en os flancos, Los Prk pfw IV tendian a quedarse atras, escogien- do sus blancos y disparando sus proyectiles de baja velocidad por encima de los vebiculos que tenfan delante, Durante los primeros afios de guerra, un im- pacto directo de proyectil de 75 mm era un asunte serio para cualquier carro de combate, salvo los més sélidamente blindados, ¢ incluso a éstos s¢ les po- dia arrancar una oruga o trabar la torre con los fragmentos. Por supuesto que no todas las operaciones efectuadas por las divisiones Panzer exigian la presencia masiva de sus carros de combate. Sus regimientos de fusileros motorizados, llamados Panzergrenadier después de 1942, podian Hevar a cabo numerosas operaciones secundarias y, en estos casos, era espe- cialmente apropiado agregarles temporalmente una compania pesada com- pleta, por su considerable capacidad de fuego directo, Como norma general, sin embargo, la Panzerwaffe estaba en contra del apoyo a Ia infanceria con carros de combate fuera del contexto de la divisiOn acorazada, consideran- dolo como una dispersin de recursos y un comerido destinado especitica- mente a la Sturmarzillerie. Durante las campafias de 1939 y 1940 la dotacién de una divisién Panzer comprendia dos regimientos acorazados de dos batallones, consistiendo cada batallén en cuatro companias. Sin embargo, a pesar del programa de rearme, Ja produccién alemana de carros de combate en los afios inmediatamente an- teriores a la guerra habia ido a tan bajo ritmo que, cuando se declaré ésta en septiembre de 1939, una division media poseia no més de 24 PzKpfw IV, 0 dos secciones de tres carros de combate por batallén. La escasez global de ca- ros de combate era tan acusada, que los bacallones se vieron obligados a de- jar el personal de una de sus compaiias atras, en sus cuarteles. En mayo de 1940, la situacién habia mejorado lo suficiente como para que cada una de las tres divisiones del XIX Cuerpo de Ejéreito Panzer de Gu- derian tuviese asignados 36 PzKpfw IV, 0 wes sceciones de tres carros de com- bate por barallén. Otras divisioncs, sin embargo, tenian que contentarse con su asignacién original de 24. Tras el asombroso éxito aleanzado en Francia, Hitler decidié doblar el né- mero de divisiones Panzer. Esto se consiguié reduciendo el elemento de eattos de combate de cada divisién a un solo regimienta de dos batallones, aunque seis regimientos tenian una dotacién de tres batallones. En junio de 1941, la operacion «Barbarroja» se mont6 con 17 divisiones Panzer, equipadas con un 1 racers @ HUTETTET TTL TEEEENMNA ELT ENAMAEELH EEE ALAN ng uagenaaaseien total de 3.200 carros de combate, de los que 517 eran PzKpfw LV. La division media posefa, por tanto, 30 carros de combate de apoyo cercano, o los sufi- cientes para cquipar tres grupos de cinco carros de combate por batallén de carros. La proporcién de PzKpfw IV en relacién con los demas carros de com- bate habia subido a 1:6, pero esto se quedaba todavia lejos de la intencién original de aproximadamente 1:4 La aparicion del magnifico 1-34 y del fuertemente protegido KV-1 fueron di rectamente responsables del reequipamiento y reorganizacién interna de los ba- tallones Panzex. Los pocos PzKpfw I y II restantes desaparecieron, y durante un tiempo los batallones estuvieron equipados con una mezcla de P2K pfw IL L/42 y 1/60 de 50 mm y PrKpfw IV L/24 de 65 mm. Sin embargo, a medida que los modelos de PeKpfw IV con L/43 y L/48 de 75 mm empezaron a llegar al fren- te, fueron sustituyendo gradualmente a ambos tipos, asumiendo el cometido de carro de combate principal y no el de vehiculo de apoyo cercano. Fl con- cepto de la compaiiia pesada como tal qued6, por consiguiente, obsoleco, y los batallones actuaban con tres compaiifas andlogamente equipadas. El principal problema al que se enfrentaba la Panzerwaffe era que la pro: ducci6n de carros de combate continuaba a un ritmo lento, por lo que nunca habia bastanves PzKpfw IV para todos. La situacion se agravo cuando, en 1942, Hitler ordendé otro incremento en el ntimero de divisiones Panzer, a pe- sar de que las graves pérdidas en equipo del afio amterior ain tenfan que re- ponerse. En el Erente Oriental, los sectores septentrional y central permane cieron relativamente tranquilos, y los regimientos Panzer se redujeron a un solo batalldn; en el activo sector meridional, los cfectivos regimentales se au- mentaron a tres batallones, pero en la practica esto significaba solo 170 ca- rros de combate, en agudo contraste con los 320 carros de combate con los que los regimientos habian comenzado la campaiia polaca de 1939. QD compos ve comnare 11) 10H NUNN muna Un modelo temprano del obis autopropulsado Hummel de 150 mm, desfilando con un batallén de cafiones de asalto. (Foto: Bundesarchiv.) uneveiungneaeninnt ‘Vista desde arriba de un obtis autopropulsado Hummel de 150 mm, mostrando fa interna de la (Foto: RAC Tank Museum.) En esta fase se decidié aumentar el niimero de compafifas por batallén a cuatro, la antigua cifra de antes de la guerra, pero en la mayor parte de los casos simplemente no cxistia equipo disponible para cumplir esta directriz. De hecho, tras la campafia de Stalingrado y la retirada del Cveaso, la divi- sion Panzer media en el sector meridional poseia unos 27 carros de combate. Con la Panzerwaffe precipitandose rapidamente hacia un estado de caos administrativo, Hitler llamé de nuevo a Guderian al servicio activo y le nom- bbr6 Inspector General de las Tropas Acorgzadas el 1 de marzo de 1943. Al mismo tiempo, cl enérgico Albert Speer fue nombrado Ministro de Produc~ cién, Una conseeuencia de estos nombramientos fe que el ntimero de PrKpfw IV que salian de las factorias empez6 a crecer bruscamente. El nuevo carro de combate principal, el PzKpéw V Panther, hizo también su primera aparicion en 1943, pero aunque jngaria un papel cada ver mas importante en los acon- tecimientos, nunca sustituy6 al PzK pfw LV. Desde mediados de 1943 en adelante Alemania escuvo a la defensiva, sien= do el cometido de la Panzerwatfe, cada ver mas, el de punta de lanza del con- traataque estratégico. Los regimientos Panzer favorecidos o mas afortunados podian equipar uno de sus batallones con P2Kpfw V y el otro con PuKpfw 1V, pero esto no era lo cortiente. En realidad, la escasez de equipo siguid siendo tan grave, que se snministraron cafiones de asalto en sustitucién de los cartos de combate falrantes, de modo que en 1944 la mayoria de regimientos Pan- zer cenfan una o dos compaliias armadas de esta manera, sino un batallén completo, A causa dela limitada capacidad de giro, los eafiones de asalto no podian sustituir a los carros de combate en ataque, aunque podian propor- cionar apoyo de fuego directo, veniendo lugar una curiosa vuelta al propési- to para el que habia sido proyectado originalmente el PeKpfw IV. Durante los meses finales de la guerra, los regimientos Panzer emplearon cualquier vehfculo al que podian echar mano, con tal que pudiese moverse y disparar, La organizaci6n formal desaparceid y los grupos de batalla impro- visados, basados en unos cnantos carros de combate o cafiones de asalto, es- tuvieron a la orden del dia. CT wry @ Tn EL PZKPFW IV EN ACCION Las primeras campafias, 1939-1942 Durante este perfodo, el P2Kpfw IV compartié la suerte del principal carro de combate aleman coetineo, el PzKpiw III. Dado que el PaK pfw IV era esen- cialmente un arma de apoyo que formaba parte del conjunto, es virtualmen= te imposible separar sus intervenciones de la historia de la Panzerwaffe como un todo, aunque estudiando estadisticas referentes a las condiciones reinan- tes es posible ealibrar su importancia relativa. Por ejemplo, en Polonia la parte del ledn de la lucha recayé sobre 1.445 PrKpfw I y 1.223 PzKpfw Il, encabezados por 98 PzKpfw ITT. Estos estuvie- ron apoyados por 211 PzKpfw IV, o sea menos del 10 % del total. Cuando se inicié }a campaiia en el Oeste, en junio de 1940, el niimero de PeKpfw I ha- bia bajado a 619, incluyendo 96 convertidos en vehiculos de mando, y silo habia disponibles 955 PaK pfw IL. Asi, en nueve meses, pero con silo unas se- manas de lucha, 826 PaKpfw Ly 268 PeKpfw Il habian sido eliminados del orden de batalla alemén. Evidentemente, una gran proporcién de ellos habia sido destinada a en- trenamiento (especialmente el PzKpfw I), convertidos a otros usos, o desgua- zados si su reparacién no compensaba econémicamente. No obstante, per- siste el hecho de que en Polonia se perdieron mas carros de combate alemanes de lo que of alto mando estaba dispuesto a admitir; una divisiOn reseiié pos- teriormente en su historial que habia perdido 60 carros de combate en un solo dia de lucha eallejera en Varsovia. Los polacos disponian sélo de 190 carros de combate con capacidad para penetcar blindaje, y la mayor parte de los da- fios fueron causados por los cafiones contracarro y la artilleria, que abrieron grandes claros en las filas de los vehiculos alemanes de blindaje més ligero. La campafia confirm que los artifices de la Panzerwatfe habian acertado to. talmente al incluir un carro de combate de apoyo cercano en Ia dotacién del batallén; aunque los PzKpfw IV, diseminados y en proporciones realmente bajas, no pudieron impedir las graves pérdidas entre sus camaradas, fue su presencia, ayudada ea ocasiones por la Luftwate, lo que permitié a las divie siones Panzer quebrar las barreras de cafiones contracarro polacas y prose guir un avance que, de lo contrario, podria haberse estancado Para la campaiia en el Oeste los alemanes alinearon un coral de 2.499 carros de combate, de los que 278, es decir, un poco mis del 10 %, eran P2Kphw IV, Una gran batalla de carros tuyo lugar en Gembloux, entre la 3.* Division Lég re Méchanique francesa y la 4." Division Panzer, perdiendo eada bando unos 100 vehiculos, después de lo cual los franceses se retiraron. La 3." DLM es- taba equipada con Somua, un carro de combate medio fuertemente blindado, apoyados por carros de combate ligeros Hotchkiss H35; contra éstos iltimos, el obtis de 75 mm de los P2Kpfw IV era particularmente efectivo. El principal avance alemén atraves6 las Ardenas y asegur6 los cruces del ‘Mosa entre Dinancy Sedén, Allf el frente estaba sostenido por divisiones fran- cesas de segunda linea, cuya moral quedé rota por los ataques continuados de los bombarderas en picado. A ello siguié una fuga desordenada movida por el panico, y por la brecha se derramaron no menos de tres cuerpos de ejér- cito Panzer. En tales circunstancias, la filosofia de la Panzerwaffe rezaba que la seguridad se encontraba en el movimiento continuo, y, una vez pasada la zona defendida, los carros de combace alemanes avanzaron casi sin oposicién através de Francia hasta la costa del Canal, aislando al grupo de ejérvitos sep- tentrional de los Aliados y forzando la evacuacién de la Fuerza Expei jona- (CARROS DE COMBATE 1 UMA uc ge neanaonae aaa aecangen geese I: PzKpfw IY Aust. A; Polonia, mere tae 2:PzKpfw IV Aust. B 0 C, 21." Div. Pas 7 Normandia, junio de 1944 ia |: P2Kpfw IV Aust. D, 6." Div. P2.: Unidn Sovistica, 1941 2: PaKpfw IV Aust E, 15 Div. Ps ) tibia, 19ai-a2 = py B) iemas en covor Ca ur seep een sega 1: PKpfw IV Ausf, 11 Div. P23 ‘sur de la Unidn Sovi 4 ke PANZERKAMPFWAGEN IV AUSF. H | ancha de binge fore de 89 mn 59 Patincas de drecci6n 2 Geabones de oruse de resets 60 Auocs de eraecion 2 Pancha de Bindafe del glass de 20 crm 61 Pand de ietrumenton 4 Transla de inspeccion de lon sje motores 62. Can de cambios Z> 856.76 5 Tore de aire de reigeracién del eno 6 Trangia deinspeccion de freno de dreccion 1 Abraradora de remolqae 8 Faror con tapas de oscuracimiorta Ba Planch schuertzer de bindse da 5 mm de proveccin contra ful 9 Grapas do nijeeibn dal che 10 Acracaders para le extba de eslubones de oruga de reepeto ‘Arnetralladors MG 34 ce 792 mm 12 Kigetlerde,moneae blindsdo de Dol 13 Excotla de creape de tacho cal operador do radio 14 Pandha do Dndaje de BO rn Ge fa superestructura 15 Frons de bees 16 Aros pinadae on o canén incieande carros da combate destrudos Canon prinepal Kirk 40 Li 3 me Arcon delantero de municion con 23 proyectes 19 Guarda anal del rodurieato def torre 20 Manguito bindado de ssten del cahen en H retroceso 21 Cubiorts bliwdadas dl freno del cen y del recuperador ide retrocero 22 Bina acral de 30 men de torre 23 Blindoje ronal de 30 mm dof torre 24 Visor telescopice Gel canon TZF Sf QS x24") 25 Volanecs para clvacion del can y iro de torre 26 Cierre 27Ventlador de exiraccibn de gases 28 Motor eemico de gre de tore 29 clon de bloqueo para aslo 30 Escorila de una plex 31 Cupus dil jefe de carro con bloguss de visén 32 Bloquee de sion de vdeo de reepeeo 33 Ganda de retraces 1 Poralle de patois 135 Compartimento pars enseres del ipulacn 35a Bindsjescuerzen de $ mm alrededor de a xorre 34 Motor de gasolina Maybach HL. [20.12 300 PS (euprinics ereotila on marnparo grog) 21 Salida de sre do rofigeracion 138 Ancora de vrils 40 para equipo de radio FuG § 39 Ezcobilonas de tmpies dal exten ‘40 Toma de sre do rergerscon “41 Cobirtas mettlens pare setae tome do aire en impo fo 442 Liz de distancia de marcha en lira 483 Palanes “44 Rueda tensora de fundiibn, reguable ara ajuste deb onus “ Shad 445 Ralocea de on cuarn do apse para bogie do 2 ruecae SESE Som cron | COE tron eE es se Scho rues certs coe con ls de ache 47090 ’ Se ae {7 Tepes de os bones, . ye eer eae teow 2 49 Tangs de combustbe bo lilo SbAsene cel orator 31 eer spor de 30mm $2 bina hnerelnror de 300mm 33 Rodis de etre con fara Jeacero(aboro de euch) 54 Ganchor pur cle de rmague Sseuneor Soba el enc el aro (qt n combate) $7 Onan de eer de opin con pecs en aco {eho es 60020 Soha ul concer (BD) vinnss en covon ini natn tii inn c yn QUNEL | Larmoes en coon (BD |: PeKpfw IV Ausf. H,12.* Div. Pz. SS «Hitlerjugend; Normandia, 1944 lerjugenc 2: PzKpfw IV Aust. , 12." Div. Pz.SS «Hitlerjugendy; Normandia, 1944 doors en covor stn taANTATHRENAMATNNTMETNENEANA ea acaeiiteeuE | tePetipe rv Aust H, 214 Be Pa; Normand jis de 1944 2: Pz pfw IV Ausf. J, unidad desconocida, Ucrania, 1943 © Linas en covow 11H ‘Orden de batalla administrativo, Batall6n Panzer, 1939 NRE dul egersesrtan teers tt | eat 12 Compania 2! Compatia 3 Compah 4 Compatia (pest) [ ahi | t ool LeSeceiin 2" Seceién 3 Seecisn «4? Secctén—_Pendionte; sSeccién 2° Scccién {6 Papi lp (6 Pakphwr |) (6 Papo) (3 Faker I personl en (GB Pakpiw IV) PzKpiwIMy | Posible redespliegue del Batallan para conseguir tres Compaiiias equilibradas 1+ Comparin 22 Compaia 34 Compaia Ie Seecion 2" Seccion 32 Secelon 4 Seceion (4 PxKptw |, (4 Pekptw |, (2 Pakpfw Il!) (Q Pekpiw IV) 2Pakptw I) 2 Pak ria Britanica en Dunkerque. En cuanto a las compaiifas pesadas, la campaiia hasta el momento habia presentado menos dificulcades que en Polonia. ‘Lo que quedaba de! Ejército francés formé un nuevo frente apoyado en el Somme, confiando en una defensa en profundidad consistente en pueblos for- tificados y bosques, con zonas de aniquilacién de artilleria y contracarro cui- dadosamente siuadas entre aquéllos. Cuando los alemanes reanudaron su vance, las divisiones Panzer experimentaron considerables dificultades para atcavesar esta linea, y los PzKpfw IV estuvieron muy ocupados tratando de suprimir el fuego de los defensores. Fue, sin embargo, la Lufrwaffe, que ha bfa perfeccionado sus técnicas de ataque al suelo en Polonia y las habia refi- nado constantemente desde entonces, la que dio el golpe mortal a la artilleria francesa; sin ella, a Francia no le quedaba nada con que responder. El armis- ticio se firms el 22 de junio. El PzKpiw IV entro de nuevo en accién en la primavera de 1941, con el Deutsches Afrika Korps, pero tuvo poca influencia cn el curso de la guerra en el desierto hasta el otoiio del afio siguiente, cuando Hegaron a ese teatro los primeros modelos con L/43. La versién de apoyo cereano toms parte en to- das las acciones importantes de la campaiia, pero en una guerra de movi miencos la atencién britanica estaba mas pendiente del cafibn de 50 mm del P2K pfw Il y del cafién, bivalente antiaéreo y contracarro de 88 mm. El PrKpfw TV fue de mayor utilidad en las cortas pero afortunadas cam pafias que tuvieron por resultado la conquista de Grecia y Yugoslavia. Bl Ejér~ Cito yugoslavo, dividido como estaba por diferencias raciales, religiosas y po- liticas, no estaba en condiciones de librar una guerra, y mucho menos contra tun adversario tan experimentado y eficiente como la Panzerwaffe alemana, que rapidamente rompi6 el cordon de defensas fronterizas y avanz6 por los valles principales para cortar el pais en trozos. De este modo las ciudades prin- cipales fueron tomadas por ataques simulséneamente convergentes desde dis- rome Q Touuuyateineeygeasgnsceanzmecea eagerness 1as direeciones, mucho antes de que el alto mando enemigo pudiese esta~ blecer una defensa coherente. Hubo pocos combates, y el 17 de abril de 1941, slo 11 dias después del inicio de la invasion, Yugoslavia se rindié incondi- cionalmente, No menos de 345.000 de sus soldados marcharon al cautiverio; las bajas alemanas en personal no pasaron de $58. Grecia resulté una nuez mais dura de voer, pero con 15 de sus 21 divisiones enfrentadas a los iralianos en Albania, y el flanco izquierdo de sus lineas defensivas ante Bulgaria abier- to al ataque desde Yugoslavia, la victoria del Eje era virtualmente segura. En algunos lugares, sin embargo, las divisiones Panzer se encontraron con la mas dura oposicién imaginable; muy especialmente en el famoso paso de las Ter- mépilas, donde 19 carros de combate det 1/31.” Regimiento Panzer (5." Divi- sion Panzer) tratacon imprudentemente de abrirse camino 2 la fuerza a través del desfiladero, ocupado por tropas britanicas despachadas desde Fgiptos to- dos fueron incendiados o puestos fuera de combate. Al término de la campa- fia, el 28 de abril, as bajas gricgas ascendian a 340.000, incluyendo 270.000 prisioneros, las briténicas a 12,000, junco con una gran cantidad de equipo pesado, y las alemanas a 12,000, junto con un niimero aceptable de carros de ‘combate. Por una parte, las campafias de los Balcanes habian demostrado mas allé de toda duda que la Panzerwaffe era un formidable sistema de armas, afi- lado a la perfeccién; no obstante, estas faciles victorias habfan costado un tiempo irremplazable y se habian ganado en un terreno dificil, pero habian acarreado un desgaste mecnico a los vehiculos de las divisiones Panzer; es- tos factores tendrian funestas consccuencias en los meses siguientes. En junio de 1941 Hitler lanz6 la operacién «Barbartoja», y las divisiones Panzer empezaron a tantear el terreno en el coraz6n de la Rusia soviética. So- bre el papel su rarea pareeia lindar con lo imposible, ya que el enorme Ejér ito Rojo posefa reservas ilimitadas de hombres y no menos de 20.000 carros de combate. Sin embargo, muchos de ellos eran de disefio obsoleto o de du- doso valor combativo; igualmente importante era que s6lo una mintiscula pro- porcion de la dotacién soviética de carros de combate estaba provista de ra- dio, por lo que no disponia de un control flexible al modo de la Panzerwaffe. Ademis, las fuerzas acorazadas soviéticas estaban en plena reorganizacion a fondo, en un intento por emular a la divisin Panzer, y muchas formaciones que se habjan constituido recientemente tenian poca o ninguna experiencia practica en lo que estaba en juego. A esto se aitadia que el sistema de mando del Ejército Rojo era rigidamente jerrquico, segin el patrén tradicional co- munista, de forma que Jos comandanwes en campafla, que conservaban un re- cuerdo reciente de la «Gran Purga» en el cuerpo de oficiales, estaban poco dispucstos a tomar decisiones sin la aprobacién directa de sus superiores. El Heusckrecke (saltamontes) ‘estaba armade con ef obiis ligero de 105 mm y se basaba en una versién ligeramente alargada del bastidor estindar del P2Kpfw IV. (Foto: RAC Tank Museum, El obuis autopropulsado ligero de 105 mm empleaba un bastidor de PzKpiw IV modificado, Sélo se construyeron ocho de estos, vehicules. (Foto: RAC Tank Museum.) Mr En contraste, los Panzergrnppen alemanes cran experimentados, flexi- bles, dirigidos desde el frente y con la moral en el punto dlgido. A medida que progresaba el avance, se formaban enormes bolsas, reducidas segui- damente por las divisioncs de infanteria que venian a continuacién, pro porcionando vastos ntimeros de prisioneros ¢ incontables cantidades de material. Cuando el invierno puso fin al empuje aleman, el Fjército Rojo habfa perdido 1.000.000 de hombres y 17.000 carros de combate. Habia, sin embargo, otra cara de la moneda. Mosei, el vital centro del sistema ferroviario soviético, quedé sin tomar, en parte a causa del retra- so derivado de las campafias en los Baleanes, y en parte porque Hitler ha- bia modificado personalmente la disposicin de los Panzergruppen en el mo- mento critico. Las pérdidas alemanas en carros de combate ascendian & 2.700 vehiculos, canto en accién camo por puro desgaste mecdnico, por lo que las puntas de lanza Panzer se habjan reducido a meras sombras de lo cue ha- bian sido. La organizacién de reparacion y suministro se habia desmoro- nado, y los hombres se vieron obligados a afrontar un invierno raso con Jos uniformes de verano con.que habian comenzado la campaiia, mientras los calidamente vestidos soldados del Ejército Rojo iniciaban una serie de contraataques a |o largo de todo el frente, Para las tripulaciones de carros de combate llegé el amargo descubrimiento de que los despreciados sovi ticos tenian, con el T-34 y cl KV-1, mejores maquinas que las suyas, y que tendrian que luchar con una desventaja cualitativa ademas de cuantitativa hasta que Ja situaciGn pudiese remediarse. El Ejército alemén, acostum- brado a victorias rapidas y faciles, s¢ enfrentaba ahora a una guerra larga, y su moral cay6 a plomo. Se recupers, pero nupca volvid a aleanzar el ni- vel de autoconfianza que habia tenido en junio de 1941. Entreranto, se efectuaban esfuerzos frenéticos por proporcionar equi- po capaz de derrotar a los carros de combate soviéticos. Cazacarros im= provisados, consistentes en bastidores de carros de combate obsoletos pro- vistos de caiiones contracarro de 75'mm, fucron puestos precipitadamente en produceién; al Sturmgeschutz se le aument6 el armamentos el caiién L/42 del PzKpfw III fue sustituido por el mas largo L/60, que todavia era insuficiente, para salvar la diferencia cn prestaciones. Sélo el superior ar- mamento del PzKpfw IV podia restablecer la situacién, y hasta que éste lle- gase al frente las divisiones Panzer tendrian que seguir, pese a todo, conte- niendo a la masa soviética con su propia pericia. EL FRENTE ORIENTAL, | 942- 945 Algunas unidades tuvicron que esperar largo tiempo antes de recibir una asig- nacida de Jos nuevos vehiculos. El 35." Regimiento Panzer de la 4." Division Panzer, por cjemplo, no los rceibid hasta la primavera de 1943, ocasién que recuerda el Gefreiter Rudolf Meckl, de la 2. Compaiiia: «Poco después del ataque sobre Ssewsk nos llega el gran dia: jentrega ge- neral del P2Kpfw de caiién largo! El término “entrega general” significa en realidad que a cada compaiiia se le dan seis u ocho de dichos vehiculos, pero a pesar de todo creemos que vale Ia pena. »Cerca de Ssewsk, el oficial de inteligencia escucha el trifico de radio en la frecuencia de mando soviética, Mientras nuestros “cachas” avanzan, se oye a un comandante soviético pidiendo aynda: “{Carros de combate pesados ale- manes vienen hacia mi!” Estos carros pesados eran los que habfamos estado esperando para desafiar a los Reyes de la Nieve. oA veces nos gustaria tener un poco mis de blindaje. Nuestro propio ca~ rro de combate esta provisto de faldones laterales blindados, que por cierto nos dan un aspecto hastante amenazador. Ahora que tenemos el caién largo empieza para nosotros, tripulantes de Panzer, la “Hora Feliz”. Incluso, cuan do la compaiiia queda a veces reducida a tres o cuatro vehiculos, no nos preo- cupa en demasia». la Wehrmacht, el principal acontecimiento de 1942 fue cl gran avance hacia el Caucaso para capturar los campos petroliferos de Bak, El avance se hizo casi sin oposicién, ya que el Bjército Rojo habia aprendido la leccién del aiio anterior y esquivé el ataque principal. Sin embargo, en cl flanco oriental del avance se encontraba Stalingrado, con respecto a Ia cual Hitler desarro- HW6 una fijaci6n total. Todas las reservas disponibles fueron desviadas para ka captura de la ciudad, con exclusion de cualquier otra consideracion, Los s0- viéricos respondieran con un doble envolvimiento gigantesco, que copé al 6.° rcito aleman, asi como a parte del 4.” Ejército Panzer, obligando a su ren- dicion el 2 de febrero de 1943, tras meses de encacnizada lucha. E] desastre sacudié al Bjército aleman hasta los cimientos e hizo que in- cluso Hitler tuviese temporalmente dudas sobre su propio juicio, Entretanto la Stavka, el Alto Mando soviético, estaba planeando un golpe atin mas es- pectacular; nada menos que el aislamiento de las fuerzas que estaban reti- randose apresuradamente de su profunda penetraci6n en el Caucaso. Esto po- dia conseguirse con un decidido avance hacia el sudoeste, hasta el mar de Azoy, destacindose dos ejércitos para esta tarea, el Frente del Sudoeste de Va tutin y el Frente de Voronezh de Golikow. Las intenciones soviéticas fueron rapidamente comprendidas por el ma- {scal de campo Von Manstein, comandante en jefe del Grupo de Fjércitos Sur. nsciente de la inexperiencia del Ejército Rojo en operaciones de penetra cin profunda y su deficiente respaldo logistico, estimé que ambos Frentes so- viéricos pronto se adelantarian a sus escalones de suministro y que las inevi- tables averias irfan disminuyendo continuamente los efectives de sus formaciones de carros. la inversa, a pesar de las presiones de Hitler, no queria lanzar su propia contraofensiva hasta que las fuerzas acorazadas alemanas estuviesen ges aneancuysene He ERE Regimiento Panzer, 1944 Snes eh | j 1 1 Baalion esraien mal T Sai eeeal * Compatia 2" Comparia 32 Compania 42 Compatia *Compafiia 6. Compaiiia Pana Mayor Plana Mayor (@ Fekpfw (¥) (2 Pek ‘© cafiones de asalco) x f 1 f= + see ‘Tres secciones de hasta 5 PzKpfw IV ‘Tres secciones de hasta 5 PzKpfwV 0 cafiones de asalto lo bastante concentradas para un golpe aplastante, ya que Stalingcado le ha- bia costado al Ejérciro 800 carros de combate y los efectivos medios de las di visiones Panzer habian alcanzado su nivel mas bajo. Finalmente, el 20 de febrero de 1943 reaccion6, cortando a través del flan- code Vatutin y hallando a la mayoria de columnas sowiéticas detenidas por fal- ta de combustible. Con la capacidad de los PzKpfw IV de caiién largo de pe- netrar los T-34/76, la segunda «Hora Feliz» de las divisiones Panzer habfa comenzado. El Frente del Sudoeste fue completamente derrotado y obligado a una retirada precipitada, perdiendo 615 carros, 400 cafiones, 23.000 hombres muertos y 9.000 capturados. Golikov, corriendo en ayuda de su destrozado ca- marada, fue sorprendido cuando se desplegaba y castigado atin més severa- mente, dejando atrés 600 carros de combate, 500 cafiones y 40.000 bajas. Fi- nalmente, el deshielo, que convertia el suelo medio congelado en un barrizal impracticable, puso fin al avance desenfvenado cle Von Manstein. Esta operacién restablecié completamente la integridad del Frente Orien tal, pero su interrupeion a causa del deshielo habia dejado a los soviéticos en posesién de un profundo saliente, en el centro del cual estaba la ciudad de Kursk, La eliminacion de dicho saliente, d el princi- pal objetivo de la campaia de verano de 1943. Su plan consistia en ataques convergentes de Ins Grupos de Ejércitos Centro y Sur contra, respectivamen- te, los flancos septentrional y meridional del saliente, los cuales, de tener & to, coparian tantas divisiones, que el Ejército Rojo quedaria criticamente de- bilitado. La idea encontré poco apoyo entre as comandantes superiores alemanes, pero Hitler insistié en que se llevase a cabo, empleando el grueso de la Panzerwaffe, tan laboriosamente reconstruida por Guderian y Speer, Los preparativos alemanes no escaparon a la observacién soviética. Los flan- cos del saliente se fortificaron en una profundidad de varios kilémetros con va- rias zonas sucesivas de defensa, cada una de ellas erizada de cafiones contraca- ro y protegida por profundos campos de minas, mientras la mayor parte de las fuerzas acorazadas soviéticas se mantenian detras para el contraataque. Salvo en artilleria, en que el Ejército Rojo tenia una superioridad de dos a uno, los dos bandos estaban bastante igualados, con 3.300 carros de combate sovi cos oponiéndose a 2.7110 alemanes; éstos diltimos comprendian Tiger, Panther, PuKpfw LV y PzKpfw Ill, Dado que los Tiger eran pocos en némero y los Pant- her agin no habian superado totalmente sus problemas de infancia, el nucleo del esfuerzo aleman lo constituirian los nuevos modelos de PzKpfw IV. io Hitler, constituir Peano U ANRC TOMAR MENIRAFRIRRLINMATOMENNSHRACHNNRLANAR Acne Lucha callejera en el Frente Oriental. Subtusileros soviécicos pasan junto a un hosco y humeante PzKkpfw IV. La gran ofensiva, de nombre en clave «Zitadelle>, se inicié el 5 de julio. En el sector norte los alemanes slo avanzaron 16 km; en el sur, el avance fue de 40 km, pero a un precio terrible. Con el tiempo, el Panther se convertiria en uno de los mejores carros de combate medios de la guerra, atin siendo un poco pesado para esta clasifica n embargo, en aquel momento, al no estar suficientemente probado, resulsé un desastre. Atin antes de empezar la lucha, las rutas entre las cabeceras de ferrocarril hasta |: reas de reunién ‘operativa estaban salpicadas de Panther averiados, principalmente por fallos en la transmisién ¢ incendios del motor. Por ejemplo, en el 4.° Ejército Pan- zen las averias mas las bajas en combate redujeron el primer dia el ntimero de Panther disponibles de 200 teéricos a sélo 40, una situacién que no dio se- tales de mejorar. La batalla aleanz6 su climax el 12 de julio, cuando a los 700 carros de combate del II Cuerpo de Bjército Panzer SS, que trataban de cruzar la Gti- ma de las zonas defendidas, les salieron al paso los 850 carros de combate del 5." Ejército de Carros de Combate de la Guardia, en el pueblo de Projorov- ka. Los soviéticos eran conscientes de que sus cafiones de 76,2 mm ya no st ponian una ventaja decisiva, y se les habia ordenado reducir el aleance. Asi lo hicieron y eon ereces, abalanzandose dircetamente hacia las filas alemanas para trabarse en una sanguinaria refriega a corta distancia, en la que los ca- rros de combate se embestian unos a otros. Al final, el 5.” Bjército de Carros de Combate de la Guardia se retird, dejando atris 300 carros. Bl Cuerpo de Fjército Panzer SS perdi6 aproximadamente los mismos, pero los alemanes habfan agotado sus recursos; «Zitadelle» habia terminado. El Ejército Rojo pasé a la ofensiva casi inmediatamente, desgastando la- boriosamente a la Wehrmacht en una serie de atagues masivos, rigidamente planeados, que empujaron constantemente el frente alemn hacia el oeste, En agosto se abandoné Jarkov; en septiembre, el Grupo de Fjércitos Sur se reti- 16 al otro lado del Dniéper Kiev, y para Afio Nuevo la mayor parte de Uerania habia sido liberada, La presién no disminuyé. Atado de pies y manos por las directrices de Hi tler de «no retirarsc», Von Manstein no pudo oponer una defensa efectiva a la ofensiva de primavera de 1944 del Ejército Rojo. Muchas formaciones alema- el 6 de noviembre los soviéticos reconquistaron ]B cannos oe comwnre |i: ii) steaetiaaeraMENANANLEN HERAT reas tegen P2Kpfw IVF2 capturade en el Segundo Alamein; natese el tamaito de los dos proyectiles de 75 mm, El earro de combate siguiente a la derecha ‘es un M13/40 italiano, ‘teamememmercrocmitieammieni nas fueron rodeadas en sus defensas y arrolladas, aunque el 1." Ejército Pan- ze, aislado en Kamenets-Podolski, pudo romper el cereo. A finales de marzo, el Grupo de Ejércitas Sur estaba luchando con la espalda contra los Carpatos. Ms al norte, cl mariscal de campo Busch, comandante del Grupo de Ejér- citos Centro, se dio cuenta de cual seria el siguiente objetivo del Ejército Rojo, A los 4.000 carros de combate sovicticos solo podia oponer 900, y no tet précticamente reservas, ya que casi todos sus recursos estaban empefiados en el sostén del frente, Su sugerencia, de que una retirada téctica no sdlo salva~ ria sus propias tropas sino que desbarataria los planes soviéticos, fue recibi da airadamente por el Fuhrer, que insisti6 en que el Grupo de Ejércitos Cen- tro luchase donde estaba. En julio fue hecho pedazos y 40 brigadas de carros de combate soviéticas se desbordaron por la planicie polaca, a través de la brecha de 400 km gue se habia abierto en el frente. La destruccién del Grupo de Fjércitos Centro aislé al Grupo de Ejércitos Norte en los Estados bilticos. Alli, el Ejército Rojo inicié una nueva ofensi va en otofio, que culminé con la caprura de Riga el 15 de octubre, después de Jo cual los supervivientes de este Grupo de Ejércitos quedacon bloqueados en a peninsula de Curlandia durante el resto de la guerra. Enel curso de estas operaciones, las divisiones Panzer habjan huchado du- ramente para contener el avance soviético, y habfan infligide pérdidas que ha. brian paralizado a cualquier otro enemigo. Durante los iltimos meses de la guerra, cl Ejército Rojo pagaria un precio atin mayor por cada kilémetro de territorio aleman que ocupaba, pero esto no bastaba; por cada T-34 destrui do, tres mas iban camino del frente. El PrKphw IV continué en accidn hasta el final, superado en armamento cn las tiltimas etapas por cl cafién de 122 mm de la serie de carros de com- bate pesados soviéticas JS, y por el cafién de 85 mm del T-34/85. Fue el ini- co proyecto de carro de combate alemin que estuyo continuamente en servi- cio durante toda la guerra. NORTE DE AFRICA, 1942-1943 Los primeros efectos de la escalada canén/blindaje en el Frente Oriental se hi- cieron sentir en el reatro de guerra medirerrdneo durante la primavera de 1942. Una invasiGn aerotransportada en Malta tenia que haber sido seguida por un desembarco anfibio, durante el cual KV capturados y PzKpfw IV de blindaje muy reforzado habrian tenido que abrirse camino desde las pocas playas dis- ponibles, pero esta operacién, con el nombre clave de «Herakles», fue can- celada. En el Sahara occidental, el general Erwin Rommel lanz6 una ofens' va la noche del 26-27 de mayo, y durante la subsiguiente batalla de Gavala/Knightsbeidge infligis una severa derrota al 8.° Ejército britdnico, provo- cando su retirada a las profundidades de Egipto. La vietoria de Rommel fue coronada con la cap- tura de Tobruk, por la que recibié su bastén de ma- riscal de campo. En la batalla estuvieton presentes 117 cazacarros Marder Ill recién egados, consisten- tes en un bastidor del obsoleto carro de combate PzK pfw 38(¢) armado con un caiién contracarro so: viético caprurado de 76,2 mm, con la recémara re~ hecha para aceptar la municién alemana de 75 mum. veaa a Tavieron tanto éxiro, que durante un tiempo los bri- ténicos creyeron que se las tenian que ver con una ver~ sién mecanizada del temido 88 mm. También Ilega- ron cuatro PzKpfw IVF2, pero por el momento carecfan de municién y no participaron en la batalla, A la v ta de su precaria situacién logistica, la decision de Rommel de perseguir a sus adversarios fue impru- dente. En julio fue detenido durante una serie de en: carnizados encuenttos, conocidos en su conjunto como Primer Alamein, La noche del 30 al 31 de agosto de 1942, Rom- mel puso en juego todos sus recursos en un iltimo in tento por alcanzar el delta del Nilo y el canal de Suez, abriéndose camino por el flanco sur de las defensas de El Alamein para ini- ciar un gancho de derecha que Hevaria a la Panzerarmee Afrika hacia el nor- te, a través de las areas de retaguardia briténicas, hasta la costa. Su avance fue recardado por dificultades en los campos de minas del 8.° Ejército y por incesantes ataques aéreos, pero al atardecer del dia siguiente sus divisiones Panzer se desembarazaron de los obstaculos y avanzaron hacia la cadena de Alam Halfa. En cabeza habia 27 PzK piw IVF2 que habian llegado reciente- mente a Africa. Alam Halfa estaba guarnecida por la 22.* Brigada Acorazada, una for macion de Grant mandada por el general de brigada G.P.B. Roberts. Tres de los regimientos de la brigada estaban desplegados en posiciones preparadas, en la Jadera frontal, mientras e] cuarto era mantenido en reserva al otro lado de la cresta, Cuando el Panzerkeil salid del desierto, al sur, Roberts se dio ‘cuenta de que habia algo distinto: «Algunos de los carros de combate de ca beza son Mark IV, pero los Mark IV en el pasado siempre tenfan canones de tubo corto dle 75 mm empleados en la misién de apoyo cercano, por lo que generalmente no van delante. Pero estos Mark IV Hlevan un cafion muy lar- g0; de hecho, parece un caiién de todos los demonios». Lo era. A las 18:10 horas ambos bandos abrieron fuego a 900 m, y en tunos minutos uno de los escuadrones de Roberts habia perdido sus 12 Grant. El ataque alemén fue finalmente derrotado por la legada del regimiento de reserva de la brigada. Los britinicos Hamaban «Mark IV Especial» al PrKpfw IV rearmado; 30 de estos vehiculos, los mas potentes de ambos bandos, estaban presentes en el Segundo Alamein, junto con ocho de los modelos mas antiguos, 88 PzKpfw III con L/60, 85 PzKpfw Ill con 1/42 y 278 M.13 italianos. La principal dificultad de Rommel estribaba en la falta de combustible, factor del que Montgomery se aprovech6 a fondo, atacando primero en un lugar y luego en otro, y obli gando a la Panzerarmee Afrika a quemar sus preciados suministros en accio- nes de contraataque. E] 2 de noviembre, Montgomery lanzé un ataque destinado a atraer a los carros de combate del Eje a la batalla y destruirios. La operacién tendria dos fases, en la primera de las cuales intervendria la 9." Brigada Acorazada, que se abriria paso asaltando la barrera contracarro enemiga en un ataque antes del alba, después del cual el inevitable contraataque seria contestado y derrorado por las dos brigadas acorazadas, 2." y 8", de la 1.* Division Acorazada, La misiGn de la 9.* Brigada Acorazada era suicida; se le habia dicho a su comandante, general de brigada John Currie, que aceptase un 100 % de ba- jas si era necesario. De hecho, la brigada perdié 75 de sus 94 carros de com- TM El vehiculo antiaéreo Mobelwagen cuadruple ‘de 20 mm, con los paneles levantados. (Foto: RAC Tanke Museum.) bate, pero a cambio destruyé un gran niimero de eaflones contracarro y consi guié atraer el contraataque que Montgomery habia deseado. La batalla sub- siguiente, que tomé el nombre de la cercana Tel-el-Aqqagir, duré todo el dia, uniéndose a la misma la artilleria de ambos bandos. Al atardecer, Rommel ha- bia perdido 117 carros de combate y sus fuerzas acorazadas, que ya habjan sido maltratadas en repetidas ocasiones durante los 11 dias anteriores, que~ daron redueidas a la impotencia. La superioridad técnica del nuevo PeKpfw IV sobre el Sherman estaba mas que compensada por la cantidad en que este segundo vehfculo iba estando dis- ponible para los Aliados. En Tiinez, los P2Kpfw IV sélo eran superados en importancia por los pocos Tiger que habian llegado, los justos como para pro- porcionar a cada una de las tres divisiones Panzer una modesta asignacién. Adin asi, la enérgica defensa de Rommel cuvo Exito, infligiendo un duro revés alla inexperta 1.’ Divisin Aeorazada de EE UU en el paso de Kasserine, don- de uno de los Mandos de Combate norteamericanos cayé en una emboscada y fue casi aniquilado por el fuego de carros de combate y caones contraca- rro desde los flancos. Este seria, sin embargo, el diltimo éxito de la Panzerar. mee Afrika. El 28 de febrero de 1943, un fuerte ataque contra el importante centro de comunicaciones de Beja, en el sector norte, encabezado por 14 Ti- ger y 12 PeKpfw IVF25, fue desbaratado y rechazado por una combinacién de artilleria media, cafiones contracarro y fuego de carros de combate Chur- chill con el casco oculto. Una semana més tarde, un ataque masivo de Panzer sobre la posicién del 8.° Ejército en Medenine fue decisivamente rechazado. por fuego concentrado de artilleria, con la pérdida de 50 carros de combate. Durante el resto de la campaiia, el PzKpfw IV fue empleado en acciones de contraataque, librando sus tltimas batallas africanas en el valle de Medjerda NOROESTE DE EUROPA La estrategia aliada en Normandia exigia que los ejércitos briténico y cana dionse manruviesen una presién constante en sus sectores, mientras los nor- teamericanos preparaban la salida de la cabeza de playa por el sur. En el rea de Caen, una serie de operaciones que tenian toda la apariencia de un inten to de ruptura por parte de los britdnicos lograron fijar el grueso de las fixer- zas acorazadas alemanas, que se vieron obligadas a combat durante la mayor parte de la campafia, Debido a la total superioridad aérea aliada, las tripulaciones de Panzer se vieron obligadas a prescar més atencién a su mimetizado que en ningin otro momento de la guerra, y casi todos los movimientos se efectuaban de noche. Aqui los alemanes lucharon de nuevo en inferioridad numérica, contrarres- tada hasta cierto punto por su armamento mas potente ya las dificultades ex- perimentadas por sus adversarios en el bocaje. En ocasiones, las fuerzas aco- razadas alemanas destrufan cuatro carros de combate aliados por cada uno propio, y se logré un gran éxito defensivoal hacer fracasar la operacidn «Good- wood», cuando el avance de no menos de tres divisiones acorazadas britani- cas quedé detenido al este de Caen Por otro lado, la mayor parte de contraataques alemanes acababan de- sastrosamente. A los Panzer les era tan dificil atacar en el bocaje como a sus, enemigos, y al hacerlo sacrificaban el potencial de su superior armamento. En Ja lucha a corta distancia entre los setos y huertos, eran vulnerables a los lan- zagranadas de la infanteria, asi como al fuego de caflones contracarro, caza- AMAA MAMAN HAMMAN HONK RY QB La version de 37 mm del Mobelwagen. Se construyeron cen total 21 Mobelwagen de ambos tipos. (Foto: RAC Tank Museum.) carros y carros de combat rachaca eran ametrallades sin compasin desde el aire, dos por la artilleria concentrada y sujetos al terrible castigo del fue- go de artilleria naval. Durante los primeros dias de la campaiia, los P2Kpfw LV, dispa el casco oculto desde posiciones cuidadosamente disimuladas, recibieron un cumplido ligeramente irénico de las tripulaciones briténicas, superadas en al ce, cuyos informes de contacto clasificaban con frecuencia a los vehiculos alemanes como Panther. En el tiro a largo alcance, los 4 do con icos vehiculos alia- dos capaces de destruir el PzKpfw IV eran el Sherman Firefly de 17 libras y los cazacarros Achilles y M10. Finalmente, las divisiones Panzer, eareciendo casi complet yente de re- n, fueron desangradas por la orden de Hi- tler de «no retirarse>, y lo que quedaba de ellas quedé reducido a chatarra en la bolsa de Falaise. FI diltimo gran empleo en ataque del PeKpfw IV en el Ocs- te fue durante la ofensiva de las Ardenas de diciembre de 1944, Tras el fra- caso de dicha ofensiva, el carro de combate ya sélo fue encontrado en canti dades menguantes, dependiendo de la deslavazada defensa alemana en forma de pequeiios grupos de combate reunidos alrededor de unos cuantos cafiones de asalto 0 de Panzerjager fueraos y de vehiculos de reposici EPILOGO En diversos momentos de la Segunda Guerra Mundial, Alemania proporcio nO pequenas cantidades de PzK pfw IV a sus distintos aliados y simpatizantes, como Finlandia, Rumania, Bulgaria, Hungria, Espaiia y los ustachis croatas, Bulgaria recibié 88, que fueron prontamente empleados contra su benefactor cuando cambié de bando en 1944, El vehiculo permanecié en servicio en los Ejércitos finlandés y espanol durante algunos aos después de terminada la guerra, pero fue desapareciendo gradualmente de la vista, No fue hasta la «Guerra del Agua» de 1965 entre Israel y Siria, librada por la posesién de la cabecera del Jordin, cuando el P2Kpiw IV hizo sus si- guientes disparos de verdad. E| Fjéreito sirio habia adquirido unos cuantos a 42) carnos pe compare 111) on TO ULELOUOUUEAE CN nH neGEA A neNTT Pek IV sirio fuera de combate en los altos del Golan, junio de 1967. Esta fotografia pone de manifiesto el enorme campo de tira del que disponian los sirios. (Foto: Eshe! Dramit.) Francia y éstos, con su aspecto alterado s6lo por Ia adicién de una ametra- lladora pesada sovictica de 12,7 mm en la cGpula, fueron emplazados en po- siciones preparadas, en las laderas de los altos del Golan, sobre Dikkeh, des- de donde disparahan a los asentamientos israelies de la Hanura de debajo. Los Centurion israelies, cuyo proyecto original debfa mucho al PzKpfw IV, avanzaron hasta sostener un duelo a largo alcance con sus cafiones de 105 mm. A ellos se les unié la artilleria sir levantando la explosisn de los pro- yectiles nubes de polvo que dificultaban la identificacién de blancos; tras la intervencién de las NU, el tiroteo termind de manera inconcluyente, El general Tal, comandante del Cuerpo Acorazado isracli, habia queda- do decepcionado por el deficiente tiro de sus hombres, ordenando iame- diatamente a sus tripulaciones de Centurion a centrarse en las técnicas de punteria de largo aleance. Cuando, el 12 de agosto de 1965, los sirios abrie- ron nuevamente fuego contra los asentamientos, los Centurion estaban es- perandolos. Los carros de combate de los Altos fueron répidamente silen- ciados, y los israelies dirigieron luego su arencién hacia un equipo de excavacidn que estaba trabajando en una instalacion de riego en el interior de Siria; el equipo fue destruido en una exhibicidn impresionante de tiro con proyectiles rompedores, a un alcance no inferior a 10.000 m. La Guerra del Agua habia terminado. Los PzKpfw IV que sobrevivieron a la Guerra del Agua permanecieron en sus hoyos, en los altos de! Golan, hasta la Guerra de los Seis Dias de 1967. Alli fueron capturados cuando la arrojada infanterfa israeli invadié sus posi- ciones para hacer salir a los sitios de sus casamatas; el diltimo PzKpfw IV en sucumbir en accién lo hizo frente al caiién largo de 75 m francés de uno de los Sherman de escolta israclfes. HTH LAMINAS EN COLOR Al:PzKpfw IV Ausf.A, unidad desconocida; Polonia, septiembre de 1939. Este carro de combate esta pintado en el gris azulado. ‘oscuro liso estindar,y es uno de los 35 ejemplares cons- truidos de esta versién inicial. La cruz nacional total- mente blanca de la torre habria sido repintada de ama- rillo poco mas tarde, ya que resultaba una sefal extraordinarlamente buena para afinar Iz punteria de los peligrosos artilleros polacos. El otro Unico distintivo vi- sible es el numero de la torre, también totalmente en blanco, que identifica a la 4° Compaitia, 3* Seecién, 4° vehiculo. En la cubierta posterior lleva un haz de troncos de pino, como ayuda para cruzar arroyos y obstaculos mmilares, ‘2: PzKpfw IV Ausf. B 0 C,22.° Regimiento Panzer, 21.* Division Panzer; Normandia, junio de 1944. Este carro de combate es probablemente un Ausf.Ciel Il Abteilung del regimiento estaba equipado con una mez- cla de estas antiguallas y Somua franceses. Las fotogra- fias muestran algunos vehiculos pintades de amarillo os- curo liso y otres,como este ejeriplar, con un mimetizado poco comiin de anchas bandas verde oscuro; parece ca~ recer de cruces nacionales, nlimeros en la torre ¢ in- signias de unidad. Ei batallén fue aniquilado en los com- bates de Normandia. BI: PzKpfw IV Ausf. D, I 1.° Regimiento Panzer, 6.* Division Panzer; Unién Soviética, verano de 1941 Esta divisi6n actué en el sector septentrional del fren- ce en el avance inicial en la Unién Soviética. El carro de combate esta pintado en el gris azulado oscuro liso es- téndar. La cruz nacional esta ahora representada como una delgada silueta blanca en la parte delantera de los lados de la superestructura del casco. La insignia divi- sionaria a partir de 1941 eran dos «X» amarillas, aqui marcadas en Ia plancha frontal del casco, junto a la mi- rilla del conductor. £1 numero de la torre es pequeiio y en posicién baja; un ntimero «02» generalmente indi- caba, dentro de una compaitia, ol carro de mando «de respeton, utilizado por el segundo comandante de la compafia y transferido al comandante si su carro de combate era puesto fuera de servicio. En algunos regi- mientos,los nimeros de colores compactos seguian una secuencia por compafias: blanco, rojo, amarillo y azul, por lo que suponemos que este nimero de tono me- dio debe ser azul. @ cnwsoe conan jenn -zKpfw IV Ausf. E, 8.° Regimiento Panzer, 15.* Division Panzer; Libia, 1941-42. Este carro de combate est pintado con un revestimiento liso de color amarillo desierto claro, a traves del cual asoma en rayas y manchas el esquema original de fabri- ca gris azulado oscuro, La posicién de la cruz nacional si- lueteada en blanco, en el extremo izquierdo de la plan- cha superior trasera del casco, es poco habitual; obsérvese que la cruz no aparece en ninguna de las superficies la- terales. La insignia divisionaria esta estarcida a la dere- cha de la plancha inferior trasera de! casco, en negativo sobre un disco rojo; en el lugar simétrico a la izquierda de la plancha est el simbolo de la palmera y la esvasti- ca del DAK, estarcido en blanco. La insignia divisionaria se repite en el lado del casco, frente a la mirilla lateral del conductor. El numero de la torre identifica al co- mandante de la |." Seccién, 8." Compafifa, en forma de silueta blanea de baja visibilidad. Cl: PzKpfw IV Ausf. F, 15.° Regimiento Panzer, 112 Division Panzer; sur de la Unién Soviética, 1941. Pintado todavia de gris azulado oscuro, este carro de com= bate lleva un ndmero en la torre de sélo dos digitos; va- ios regimientos seguian esta practica,siendo normaimente. el ndmero de la compafia el omitido, lo que identifica a este carro de combate como el del comandante de una 3 Secci6n. La «Ky blanca a la derechia de la plancha tra- sera del casco corresponde al Panzergruppe Kleist, una agrupacién temporal de cinco divisiones Panzer en el Gru- 10 de la Unién So= po de Ejércitos Sur durante Ia inva viética. La insignia oficial de la 11.* Division Panzer, un circu lo con una barra vertical central, todo en amarillo, no parece estar presente; en su lugar; en los lados y detras de! casco, puede verse el emblema blanco «oficioso de la «Division Fantasma». Ambos simbolos divisionarios se llevaban a menudo juntos. Una bandera de identificacién aérea envuelve el compartimento de la cubierta trasera. C2: PzKpfw IV Ausf. F 31.° Regimiento Panzer, 5.* Divisién Panzer; centro de la Unién Sovi invierno de 1941-42. Los carros de combate de este regimiento fueron parcial © totalmence recubiertos con un encalado mimético para Arriba y ala derecha: dos vistas de uno de los ditimos: modelos de PzKpfw IV, de color verde bosque, capturado por los israelfes durante los combates contra el Ejército sirie on loz altos del Golin en junio de 1967;se cree que los sirios adquirieron estas antiguallas a Espafia. Obsérvese Ia ciipula modificada, con el soporte para la ametralladora antiagrea pesada sovittica. Las marcas blancas sobre negro de la mirilla del conductor se afiadieron después de su captura. quences nec sevapneunaecceueeueuaceneeasen arene 1 roc THIET IITA ear caeearenc neem Ia rieve;cuando era parcial, parece haber sido habitual de- jar el gris oscuro al descubierto segiin un patrén de rayas eestrechas, de disposicién basicamente vertical, para que se confundiese con un fondo boseoso. El simbolo divisio- nario es una «X» amarilla,en un cuadrado al descubierta de la pintura gris oscura, en la plancha frontal del casco, junto a la mirilla del conductor. La famosa insignia del dia- blo rojo del regimiento, de gran tamaito, la lleva en el lado de la torre, en posicién adelantada, probablemente en un panel gris sin mimetizado. Tras ella, el portilo lateral de la torre se ha dejado también en gris,con un ntimero de tres digitos en su parte superior. en rojo. Obsérvese la gran cantidad de pertrechos excernos. D:P2Kpfw IV Ausf. H. as asin rapreseneaonidal nistido mncanerao a pars tir de mediados de la guerra en adelante; el «H» se em- pez6 a fabricar en |943.E1 mimetizado era muy variable, ya que se aplicaba en campatia y no habia normas estric- tas. Este corte esquemético se presenta con el esquema mimético correspondiente al verano de 1944 en Francia (de defensa contra el Dia D).. E1:PzKpfw IV Ausf.H, 12.° Regimiento Panzer SS, 12." Division Panzer SS «Hitlerjugend»; Normandia, 1944. Este Ausf H formaba parte de la division que llev6 el peso de la lucha en los primeros dias del frente de invasion, y std pintado en el esquema de fabrica amarillo oscuro liso prescrito desde febrero de 1943, con pasta zimmerit re- Vistiendo por debajo las superficies verticales para repe- ler cargas explosivas magnéticas y adhesivas. Este carro de combate ha sido mimetizado en la unidad con colores secundarios verde olivo y marron r forma de pasta y diluidos segéin las circunstancias. El n+ mero toscamente pintado a mano en las planchas del cine turén de la torre lo identifica como el 5.* carro de com- bate de la 3.* Seccién, 6. Compatia, Il Abceilung. La indicacin del liquido del amortiguador del cain esta pin- tada a ambos lados del mismo. Nétese que la pintura mi- imética se extiende sobre los eslabones de oruga sujetos fen el frente del casco. El jefe de carro viste ropas de cue- ro negro y un curioso gorro de invierno de tela y vellon, aparentemente un capricho personal, con el éguila de las SS delante. E2:PzKpfw IV Ausf.H, 12.” Regimiento Panzer SS, 122 Division Panzer SS cHitlerjugend»; Normandia, 1944. Este carro de combate, con la torre mirando atrés, de fa 32 Seccién, 8" Compara, II Abteilung, fue capturado ine tacto por las fuerzas britanicas. El mimetizado utiliza los i icc cin a ia rmismos tres colores estandar, pero se ha aplicado de max nnera mds suave y segin un patrén menos contrastado de ‘manchas, posiblemente con colores diluidos.A diferencia del «635» anterior, e| «837» lleva una eruz nacional blan- ‘ay negra en la plancha trasera del casco, y la insignia di- Visionaria de la «Hiderjugend en lo alto de la esquina de- recha de la misma plancha, Obsérvese ef rail dentado para colocar faldones laterales de blindaje. Fl: PzKpfw IV Ausf. J,3.°° Regimiento Panzer, 22 Divisién Panzer; Francia, principios de 1944. Fotografiado en Picardia en los primeros meses de 1944, ‘este carro de combate esti mimetizado en densos tonos oscuros de los colores estindar aplicados en cortas rayas ¥y manchas, principalmente oblicuas.E! nimero de la to- re, «823, estd nitidamente estarcido en las planchas del cintur6n, en silveteado blanco roto; insolitamente, tam- bien se muestra el numero de serie del fabricance, «89272», en blanco, en la esquina superior izquierda de la plancha frontal del casco, junto al montaje de la ametralladora. En el extremo derecho de la misma plancha esti la insignia divisionaria empleada desde 1943,un tridente blanco,aun- que era inusual ver simbolos divisionarios tan prominen- tes en una fecha tan tardia, No se ve ninguna cruz nacio- nal;e! «823» estaba probablemente pintado también en el centro de la parte posterior det cinturén de la torre, (Un carro de combate de la siguiente seccion, el «834, con tun acabado casi idéntico, llevaba el numero de serie «89589,) F2:PzKpfw IV Ausf. J, 29.° Regimiento Panzer, 12." Division Panzer; norte de la Unién Sovi principios de 1944, Esca division se distinguié en los combates frente a Le- ningrado, en febrero de 1944. El carro de combate tiene tun revestimiento de encalado mimético invernal sobre su color amarilo oscuro de fabrica: el tosco cuadrado ver- de oscuro dejado al descubierto come fondo del simbo- lo divisionario,en la esquina inferior detantera de a plane cha del cintur6n de la torre, indica que llevaba un ‘mimetizado multicolor de zona templada antes de ser en- ‘alado. La cruz nacional y el simbolo divisionario son las ‘inicas insignias visible. En la lustracin la tripulacion esc trabajando en la reparacién de una oruga rota, tras haber aguitado los faldones laterales,agujereados por el proyec- til que caus6 los dafios. GI: PzKpfw IV Ausf. H, 22.° Regimiento Panze! 21." Division Panzer; Normandia, julio de 1944. Este carro de combate de la 3.* Secci6n, |.* Comparta, | Abteilung, fue puesto fuera de combate cuando estaba atrincherado junto a la carretera de Caen a Lebisey, cer- MO Gm Una vista de tres cuartos delantera y otra posterior de un maltrecho: ‘Aust. H, capturado mas o menos intacto en Normandia por la fuerzas britanicas. La casualidad de que este carro de combate Mevase. niimeros de la torre no simétricos, pintados a mano, y la indicacién det liquide amortiguador de! eatén permiten su identificacién (véase lamina El), Este carro de combate dol II Abteilung, 12.” Rogimiento Panzer SS «Hitlerjugend> fue fotografiade por ambos lados cuando todavia estaba en manos de sus primeros duefios; es raro encontrar un material de referencia, tan completo de «antes y después». ‘Obsérvese que debajo de la tosca estrella aliada, el numero «635n s¢ repite en la parte posterior del cinturén de la torre. (Foto: RAC Tank Museum.) l ‘ca del rio Ome, en fa segurida semana de julio. El acaba- do amarillo oscuro de fibrica estéaplicado sobre zimme- riten las superficies verticales del casco y dela torre, pero las planchas de los faldones y del cinturén no tienen la pasta de revestimiento. Las fotos sugieren que se aplicé lun jaspeado mimétieo monocolor, con un rayado subsi- _uiente de lodo claro seco. Una vez en su hoyo,sin l cas- co a la vista, se esparcio follaje sobre el carro de comba- 1e.El dibujo de detalle muestra un distintivo observado en el guardabarros delantero derecho de otro carro de combate de este batallén, en la misma zona y fecha; era tun hecho completamente insélito ver este viejo simbolo tactico de «2* Compara de Carros de Combate en 1944, G2: PzKpfw IV Aust), unidad desconocida, Uerania, 1943. Appesar de la total ausencia de distitivos vsibles,este pin- toresco esquema mimético atigrado,a rayas marrén roji- 20 sobre e! amarillo oscuro de fabrica, posee un colorido avractivo.