Está en la página 1de 50
33 LA LEGION EXTRANJERA FRANCESA CARROS DE COMBATE LA LEGION EXTRANJERA FRANCESA TEXTO: MARTIN WINDROW ILUSTRACIONES EN COLOR: MIKE CHAPPELL osu) «| SBA MILITARY| = 25% Carros de combate n.” 33 La LegiGn Extranjera francesa Edita RBA Coleccionables, SA Redaccién y administraci Pérez Galdés 36, 08012 - Barcelona Tel: 93 415 73 74 Tel. nuevos suscriptores: 902 392 390 Tel. atencién al cliente: 902 392 395 Realizacién RBA Realizaciones Editoriales, SL Pérez Galdés 34, 08012 - Barcelona Edicién: Ignasi Borbonet Asesoria técnica: Juan Antonio Guerrero Pere Rubiés Luis Sanosa Edicién Original Titulo original: French Foreign Legion 1914-1945 by Osprey Publishing Led. 1999 Elms Court, Chapel Way, Botley, Oxford OX2 9LF UK Editor: Lee johnson Fotografias: © Osprey Publishing Led 1999 © de la edicién espafola, RBA Coleccionables, SA, 1999 © 1999 Osprey Publishing Led, ISBN: 84.473-1611-4 Depésito legal: B-12966-2000 El editor se reserva el derecho de modifica el precio de venta de los componentes de la colecci6n en el transcurso de la misma, las circunstancias del mercado asi lo exigieran. Impresion NOVOPRINT, SA Distribuye para Espafia Marco lbériea Distribucion de Ediciones, SA (MIDESA) Cl Aragoneses, 18 Pol. Ind. de Alcobendas 28108 Alcobendas ~ Madrid Tel:91 484 39 00 Argentina RBA Argentina, SA. Esmeralda 740, oficina 1209, cédigo postal 1007. Tel: 14-393-1433/1443, Capital Federal Distribuye: Capital: Huesca-Sanabria, SA. Baigorri 103, cédigo postal 1282. Tel: /4-304-35 10/3463. Capital Federal Ineerior: DGR Alvarado 2118/56, eédigo postal 1290. Tel: 14-301-9970. Capital Federal México Edicores RBA México, SA de CV. San Luis Potosi 21, despacho 100, Col, Roma, C.P.06700 México DF Tel: 264.0884/41, Diseribuye: Distribuidora intermex, SA de CV. Lucio Blanco n.° 435, ‘Axcapotzalco, CP. 04200 México DETel:230.95.00 Colombia RBA Colombia, SA. Calle 100, n° BA - 55, Torre C, oficina 407. Tel: 621.03.20, Santafé de Bogotd Distribuye:Distribuidoras Unidas, SA. Transversal 93, n° 52-03, “Tl: 41393.00, Santafé de Bogots Pda a su proveedor habitual que le reserve un ejemplar de ‘CARROS DE COMBATE. Al comprar la obra cada semana en el mismo kiosco o libreria nos permite la distribucién a los puntos de venta con mayor precisién, y usted conseguiré un servicio més ripido y eficaz. Impraso en Espafa ~ Printed in Spain ~ Octubre 2000 Dedicatoria Este libro esti dedicado, con respetuoso afecto,a la memoria de dos ancienslégionnaires:al Adjurant-Chef Charles Milassin, de la CComparia Montada de Automéviles/4° REI, RMLE y 2.° REI, cuya _generosidad hizo posible gran parte de lo que he escrito sobre el ‘tema durante casi 20 afios,y a George Fromm, del 22.° RMVE, cuya compafia se echa mucho de menos. Agradecimientos {A preparar las liminas en color nos hemos servido extensamente de las investigacones publicadas en fas revista Uniformes y Miri, asi como de los trabajos del Conservador del Museo de Uniformes dela Legon de PuyloubierM. Raymond Guyader, publiados en las revistas Unformes y Képi Bianca lo largo de muchos afos.y en su Feciente libre, Autor e iustrador quieren dejar constancia de su deuda con estas inestimablesinvestigaciones bisias. El autor desea agradecer también a Gerry Embleton, Ron Harris, John Neal, Francois Vawilir, Rosemary Weekley, jim Worden y john Robert ‘Young su ayuda en las ilustraciones. Nota del autor [No se garantiza el rigor en la ortografia de los toponimicos drabes; fen general, he seguido la transcripcion francesa, pero las distineas fuentes difieren, por ejemplo, bel Sagho 0 Sarhro. Lo mismo ‘ocurre con los nombres de tribus: los relatos franceses deletrean la tribu bereber del extremo oriental del Alto Atas como Ait Teerrouchen y fuentes més recientes como Alt Seghrushin Puesto que las historias corrientes cubren las campafas de las. ‘nidades de la Legion en las guerras mundiales, me he limitado aqui 1 resumir los acontecimientos en forma de notas, para ahorrar ‘espacio en favor de material menos accesible a los lectores no francéfonos, por ejemplo, algunas de las batallas de la Legion en Marruecos,y a comentarios completos sobre las léminas de uniformes. Nota del editor Es recomendable simultanear Ia lectura del presente libro con otros titulos de esta coleccién: La Guerra de Argelia El Guerra de Indochina El Ejército frances, 1939-1945 Pagina anterior: Marruecos, a principios de los afios 30; un grupo de legionarios del 3.° REI con gorras de forro blanco, tuniformes de lana caqui M1920 y la doble fourragére regimental. (Foto: cortesia de John Neal.) Legionario, 2." Etranger, Argelia, hacia 1912. Alistado por plazos de cinco afios, recibia 5 céntimos al dia (ends 0 menos el 4 % de la paga de un regular del Ejército britanico contemporneo). Podia marchar con carga y equipo completos un minimo de 24 km diarios durante semanas si era necesario- bajo el sol norteafricano, con dos comidas al dia muy frugales. Era un tirador experimentado, pero su pericia militar era bastante rudimentaria y no se le pedia capacidad de iniciativa. Se podia confiar en que este pesado soldado de infanteria al viejo estilo avanzase sin vacilar, cen filas inalterables por el Jiltimo hombre y el penditimo cartucho. Los suboficiales y ‘adjutants (brigadas) ejerci tuna disciplina de guarnici6n, los oficiales eran figuras remotas, pero en ‘combate los hombres arriesgaban a menudo sus vidas ‘en recuperar el cuerpo de un oficial bajo el fuego. Los grandes vicios del legionario antes de la guerra ‘eran el alcohol y, a menudo, descabellados intentos de desercién (por los que los soldados veteranos podian ser castigados con bastante indulgencia), HHHHHETTTE EEE LA LEGION EXTRANJERA FRANCESA, 1914-1945 LA LEGION EN 1914 En 1914 la Légion Etrangére consistia en el 1.° y 2.° Régiments Etrangers, con seis batallones y cuarteles generales, respectivamente, en Sidi bel Abbis y Sai- da, Argelia. El 4.° Barallén del 1.° RE (IV/1.° RE) y el V/2.° RE estaban en la Indochina francesa. Cada batallén, de un millar de hombres, comprendia cua- tro compaiifas de fusileros, numeradas correlativamente (es decir, 1."-4." en el VA. RE, 5.°-8." en el II/1.° RE, etc.); en diferentes fechas, se agregaron a cada regimiento una 0 dos Compaiiias Montadas a lomos de mulos, aunque ope- raban por separado. Desde principios de siglo, el Rjército francés habia estado dando peque- fos mordiscos a la desolada y disputada frontera meridional entre la colonia francesa de Argelia y el caético Marruecos independiente. Esta guerra oficio- sa de incursi6n, represalia y usurpacién no autorizada, oasis por oasis, esta~ ba orquestada por parte francesa por el visionario col. Lyautey, comandante del sector de Ain-Sefra y, posteriormente, de la division de Oran. A partir de 1907, la ya abierta invasién desde la costa atlintica y desde Argelia habia extendido el control militar francés sobre Marruecos, nomi nalmente en apoyo del casi impotente sultan. Estas grandes operaciones con- dujeron, en marzo de 1912, a la declaracién de un protectorado formal fran- cés sobre Marruecos, con el gral. Lyautey como Résident-Général. La resistencia de las tribus se redobl6, pero para mayo de 1914, se habfan establecido pasi- llos mas o menos controlados por los franceses entre Casablanca, Fez, Taza, Oujda y la frontera argelina, y se haban situado una serie de puestos estra- tégicos en el en absoluto pacificado sur. Al estallar la Primera Guerra Mun- dial habfa en Marruecos dos Régiments de Marche (agrupaciones tempora- les de combate), sacados del 1.° RE (V/, I/ y VI/, mas dos Compaitias Montadas) y del 2.° RE (II/ y V/, mas una Compaiifa Montada), La movilizacién en Francia atrajo una oleada de idealistas voluntarios ex- tranjeros que deseaban alistarse bajo la bandera tricolor. Se decidi6 permitir que se comprometiesen hasta el fin de las hostilidades, pero tinicamente en la Le- gién Extranjera. Formarian un segundo Regimiento de Marcha en los 1.° y 2.° RE en la Francia metropolitana, cada uno con cuatro batallones designados por letras; la espina dorsal la proporcionarfan veteranos -excluyendo alemanes, aus- triacos, turcos, etc. de los batallones norteafricanos. El 2.° RM/1.° RE y el 2°RM/2.° RE se constituyeron sobre cuadros con un 50 % de veteranos y se entrenaron en Mailly-le-Camp en septiembre y octubre de 1914. Al final, la cantidad de voluntarios llev6 a constituir en Reuilly, Paris, un tercer batallén 3.° RM/1.° RE, principalmente con belgas, italianos, griegos y rusos; tenfa pocos veteranos, sacindose los cuadros de la Gendarmerie y de a brigada de bomberos de Paris. Simulténeamente se formé el 4.° RM/1.° RE (casi enteramente italiano), de tres batallones, en Nimes y Montélimar. Los voluntarios extranjeros entusiastas son buenos para la moral nacio- nal, pero desde el punto de vista practico pueden ser un estorbo. Pocos de esos idealistas tenfan formacién militar; su entusiasmo era generoso, pero sus ex- stan To iit Leto exrmanjenasrancese @ Legionarios del Régiment de Marche de la Légion Etrangére (RMLE) en las trincheras, probablemente durante el verano de 1916, antes de la ofensiva del Somme. pectativas poco realistas. A los po- liticamente liberales, la realidad bru- tal de la vida militar al viejo estilo les produjo una gran conmocién. La Legién tenia una pésima fama —fomentada por la propaganda ale- mana de mercenarios coloniales embrutecidos, reclutados entre la escoria de Europa, y muchos vo- luntarios acogieron mal el tener que ingresar en sus filas. La integracién de los volunta- rios se vio obstaculizada por la es- casez de cuadros adecuadamente experimentados en el Ejército fran- cés. Los hombres destinados a diri- gir estas volatiles unidades multinacionales a menudo no estaban a la altura del desafio que esto representaba, al ser territoriales o reservistas de edad avanzada y de ideas rigidas. Bajo las especiales circunstancias de 1914 (incluyendo el evi- dente problema del idioma), se permiti6 que sirviesen juntos grandes grupos de la misma nacionalidad, un error que la Legion habia evitado desde la década de 1830. Ello pronto derivé en tensiones entre compafifas, y animé a los grupos na- cionales a plantear demandas colectivas de tratos especiales. Igualmente perjudicial fue el abismo entre los nuevos voluntarios y los ve- teranos del norte de Africa. Estos duros viejos borrachos consideraban a los voluntarios ~alistados mientras durase la guerra— como quejumbrosos civiles, indignos de la orgullosa condici6n de legionarios que ellos habian ganado tras duros afios en Marruecos; los voluntarios despreciaban y temian a los vete- ranos de Africa como brutos sin camaraderia. Sin embargo, la exposicién a Jas nuevas realidades de la guerra pronto uniria a los supervivientes. EL FRENTE OCCIDENTAL, 1914-1918 Las notas siguientes son s6lo un resumen y se han omitido los detalles de las batallas. 2.° RM/1.° RE. Noviembre de 1914, cuatro batallones destinados al sec- tor de Prunay, Champagne. Mayo de 1915, interviene en ofensiva de Artois con la Divisién Marroqui cerca de Neuville-Saint-Vaast; los objetivos eran ‘Ouvrages Blancs y la Cota 140, en la sierra de Vimy. Asalto lanzado el 9 de mayo; encabezado por equipo especial con granadas, cortaalambres, bande- ras de sefiales y revestimientos de tela blanca en las mochilas, visibles para los. observadores de artilleria, el regimiento avanz6 2.700 m a través de terreno abierto, bajo fuego intenso. Mas de 1.900 bajas de 4.000, de todos los ran- 08; objetivos tomados, pero perdidos en contraataque. 16-17 de junio de 1915, dos batallones supervivientes atacan Cota 119 cerca de Souchez; obje- tivo tomado, pero perdido en contraataque; 650 bajas. Julio de 1915, Div. Marroqui descansa en los Vosgos; 2.° RM recibe 897 hombres de refuerzo del disuelto 3.° RM/1.° RE. Septiembre, de nuevo en Champagne. 28 de septiembre, ataque cerca de la granja Navarin; alambra- da enemiga intacta, 627 bajas de todos los rangos, sin ganancia. Octubre, fue- ra de linea en cuarteles de invierno. ee 3.° RM/1.° RE, Destinado al frente del Somme, di- ciembre de 1914, en linea cerca de Frise. Unidad en ge- neral conflictiva, reducida a dos batallones en marzo de 1915 por traslados a los ejércitos nacionales res- pectivos. Julio de 1915, disuelto y restantes tities des- tinados al 2.° RM/1.° RE. 4° RM/1.° RE. Brigada Garibaldi llevaba este titulo y la estrella de Saboya en la bandera. Destinado a Ar- gonne, diciembre de 1914; combate en Maison-Forestid- re, bosque de Bollante, en Nochebuena, y en Courtes- Chausses y Four-de-Paris el 5 de enero de 1915, en apoyo, de 10.* Div. Colonial; unos 430 muertos en total. 5 de marzo de 1915, disuelto a peticién de Italia, la mayoria de supervivientes se enrolan en el Ejército italiano. 2.° RM/2.° RE. Cuatro batallones al frente ante Crao- ne, mediados de diciembre de 1914 con 36." Divs tras- ladado en mayo de 1915 a Reims, sostiene diversos sec tores. Julio, descansa en los Vosgos; un batallén disuelto,, y rusos, belgas ¢ italianos transferidos a ejércitos nacio- nales; regimiento se une al 2.° RM/1.° RE, en Div. Ma- rroqui, Champagne. 25 de septiembre de 1915, agregado a 10." Div. Colonial, asalta defensas de ‘Wagram y Presbourg, al norte de la granja Navarin; toma varios sistemas de trin- cheras y muchos prisioneros; cuando la unidad Metropolitana vecina retrocede, 2.° RM restablece la linea; 320 bajas. En octubre de 1915 la Divisién Marroqui fue retirada del frente y se de- cidid, en vista de las bajas -y de la escasez de reclutas, a medida que mas pai ses entraban en guerra-, fusionar todos los supervivientes en un solo Régi- ment de Marche de la Légion Etrangére (RMLE) de tres batallones. Mandado inicialmente por el tte. col. Cot, con 71 oficiales y 3.115 hombres, el RMLE se formé el 11 de noviembre de 1915. EIRMLE, 1915-1918 E14 de julio de 1916, durante la ofensiva anglofrancesa del Somme, el RMLE, agregado a la 3.* Div. Colonial, atacé el pueblo fortificado de Belloy-en-San- terre. Avanzando en medio de la Iluvia por terreno abierto de hierba alta, bajo un intenso fuego de ametralladora en enfilada, los legionarios tomaron el pue- blo (y 750 prisioneros) y lo conservaron hasta ser relevados la noche de! 5 al 6; bajas: 25 oficiales y 844 hombres. Volvieron a entrar en accién en Chan- celier el 8-9 de julio, sufriendo otras 400 bajas pero sin lograr progresos. Tras un breve descanso, el regimiento regres6 a las trincheras, sostenien- do diversos sectores a lo largo del invierno de 1916-17; el mando pasé al tte. col. Duriez. En marzo de 1917, los alemanes se retiraron de un enorme sa- liente entre Arras y Soissons, y la muy cacareada ofensiva de abril del gral. Nivelle cayé sobre sus recién preparadas defensas de la linea Sigfrido. Al amanecer del 17 de abril, el RMLE atacé las ruinas de Auberive, en el valle de Suippes, durante la llamada batalla de Moronvilliers, en el flanco de- recho de la ofensiva del Chemin des Dames. Las terribles lecciones de 1914- 16 habian sido aprendidas hasta cierto punto, y los asaltos eran ahora bas- tante més sofisticados. La preparacion artillera era mucho més concienzudas cada batallén tenia su propia compaiia de ametralladoras; cada seccién te- nia su propia ametralladora ligera portatil; los hombres eran entrenados en 634 El Adjutant-Chef Mader, el tte. col. Rollet y el grupo de abanderados de! RMLE fen Bois PEvaque, el 27 de septiembre de 1917, probablemente la mas famosa de las fotografias de la Legién. La bandera fue condecorada con la Légion d’Honneur tras. la sexta mencién del RMLE; se concedieron asimismo honores individuales a otros tres soldados: los cabos Rocas, Dieta y Leva. Rollet, una de ‘cuyas excentricidades era vestir siempre su uniforme ‘caqui pilido africano, mandaria ‘el 3." REI hasta 1926 y el 1. REI hasta 1931, en que fue ascendido a general de brigada y se convirtié en el primer inspector de la Legion. Sus ‘esfuerzos incansables en favor del cuerpo le hicieron acreedor Indisputado al titulo de «Padre de Ia Legion». ‘Hur iieimiiieiieiiiimiemiiiimiieiiemiinieiiiaiiriiiit LeGt6N exTRANJERA FRancese @ tdcticas efectivas de pequefias unidades, para coordinar el fuego y movimiento de equipos de ametralladoras apoyandose mu- tuamente, asi como de escuadras de fusileros y de granadas de mano con fusileros; los asaltos trataban de infiltrar compaiias entre las posiciones resistentes, en lugar de intentar un avance en una sola oleada. A pesar de todo esto, la ofensiva de Nivelle fue un desastre para la mayoria de divisiones implicadas. Después de tres dias de abrirse camino arrastrindose de crater de obtis en crater de obiis, en medio del lodo, los legionarios to- ‘maron la principal linea de trincheras enemigas en Auberive, aun- que la lucha continué hasta el dia 22; el regimiento empleo més de 50,000 granadas en esos cinco dias. El legendario Adjutant-Chef Mader, aleman de nacimiento, gané la Légion d’Honneur por ha- cer retroceder a la mayor parte de una compaiiia de infanterfa sa- jona y tomar una bateria de seis cafiones, al frente de s6lo diez le- gionarios. Tras recuperarse en Mailly, el mando pas6 en mayo al tte. col. Paul Rollet, un veterano de las Compafifas Montadas del de- sierto. Estos fueron los meses en que 54 divisiones francesas fu ron agitadas por motines protagonizados por hombres llevados mas allé de su limite de resistencia; muchas unidades se decla- raron dispuestas a defender sus lineas hasta el final, pero no a atacar, y el re- cién nombrado gral. Pétain necesit6 cierto tiempo para que volviesen a cum- plir con su deber. No obstante, los extranjeros del RMLE se mantuvieron firmes como una roca, y el 14 de julio Rollet encabez6 una guardia de honor hasta Paris para condecorar la bandera del RMLE -la dinica en aquella fecha— con la Médaille Militaire (véase el comentario a la kimina C3). El 20-21 de agosto, en Cumiéres, en el frente de Verdiin, el RMLE avan- 26 mucho mas de lo programado, resistié los contraataques y un intenso ame- trallamiento desde el aire, y explot6 su inesperado éxito hasta la Cota 265. Aguantaron hasta ser relevados el 4 de septiembre, haciendo 680 prisioneros y capturando 14 caftones, al precio relativamente bajo de 53 muertos y 271 heridos. El gral. Pétain pas6 revista a la unidad mientras ésta descansaba cer- ca de Vaucouleurs, el 27 de septiembre, y les dijo a los hombres del RMLE. que para esta sexta mencién habia tenido que inventar una nueva condeco- racién -el cordén rojo de la Légion d’Honneur-, pero que le parecia muy bien continuar inventando recompensas si seguian luchando como lo habjan he- cho en Cumires. De octubre de 1917 a enero de 1918 la unidad estuvo en las trincheras, en el sector de Flirey, efectuando otro ataque con éxito el 8 de enero; el 12, bajo un intenso bombardeo con gases, el CG regimental y dos compaiiias ig- noraron las érdenes de retirada. El RMLE estaba descansando a finales de marzo de 1918, cuando la iiltima gran ofensiva alemana hizo retroceder a los Aliados; entonces, la unidad fue enviada precipitadamente al norte, al sector de Amiens del tambaleante frente briténico. Atacaron el flanco del avance enemigo en el bosque de Hangard, el 26 de abril, avanzando entre la niebla hacia un caos producido por los obuses y ba~ rrido por las ametralladoras de la 19.” Divisién alemana. Los batallones in- tervinieron uno detrés de otro, yendo cada uno mas un poco més adelante cuando su predecesor quedaba inmovilizado; carros de combate britanicos acudieron en su apoyo, pero el fuego era demasiado intenso para que la in- fanteria pudiese seguirlos. La batalla continué hasta el dia 28; el RMLE re- ist vn om @ ser ecoesre usnimn Durante la Primera Guerra ‘Mundial muchos voluntarios extranjeros obtuvieron nombramientos en la Legién. El tte, col. Albert de Tscharner, oficial bernés del Ejército suizo, se integré en el RMLE como. capitan en 1916, recibiendo la primera de sus siete heridas en Belloy-en-Santerre. Sirvié en. Marruecos con el 3.” REI. mandando el 3." durante siete afios, desde junio de 1925. En este periodo, varios chefs de bataillon estamparon su fuerte personalidad en sus batallones, come hacian los antiguos propietarios de regimientos; las tunidades dirigidas por estos, caids fueron popularmente Namados «Batallén de Tscharnern, «Nicolas», 0 «Maire», por ejemplo, en lugar de por sus nimeros. Ala derecha: caballeria de la Legién en Marruecos; considerada de 1925, esta foto mostraria, en ese caso, el IV.” REC en laTache de Taza. nna La Legién ha dedicado siempre tanto tiempo a los trabajos agotadores como al combate, ¥ fueron los legionarios quienes construyeron muchas de las carreteras del norte de Africa. Uno de los componentes de ‘esta desalifiada pandilla lleva tuna camiseta a rayas procedente de los almacenes navales franceses de Oran. tuvo el terreno reconquistado bajo un intenso bombardeo y cinco contraata- ques, al precio de unas 850 bajas; el /RMLE qued6 reducido a un oficial y 187 hombres. A finales de mayo de 1918, la Div. Marroqui fue enviada precipitadamente a interceptar una amenaza al suroeste de Soissons; el 30-31 de mayo la Le- gibn sufrié 400 bajas sosteniendo la cresta de la Montagne de Paris contra re- petidos ataques. Reducido a unos efectivos de 1.200 hombres, el RMLE fue enviado a principios de junio a cortar el paso a otras varias iniciativas ene- migas, especialmente en Saint-Bardry. Sus operaciones entre el 25 de abril y el 12 de junio le costaron al RMLE un total de 1.250 bajas. El 18 de julio, el RMLE avanz6 bajo una violenta tormenta sobre la meseta de Dom- miers, al sur de Soissons, sin bombardeo pre- liminar para no alertar al enemigo. Apoyada por carros de combate Renault y las ametra- Iadoras de la 104." Escadrille de Chasse, la Legién alcanzé la carretera Soissons-Chateau Thierry el 20 de julio. La factura fue de otros 780 hombres de todos los rangos. La Ultima operacién del RMLE fue un ata- que a la Linea Hindenburg, cerca de Laffaux, el 2 de septiembre de 1918. El regimiento lo- gr6 todos sus objetivos, conquistando final- mente Allemant (y un batallén del 43.” Regi- miento prusiano) el 15 de septiembre. Fueron relevados aquella noche, después de 13 dias y noches de combates précticamente continuos; habian ido a la batalla con unos efectivos de 2,563 de todos los rangos y salieron de ella con 1.130. El Armisticio, en el tercer aniver- sario de la constitucién del regimiento, en- contré a los legionarios en un sector tranqui- lo, cerca de Champenoux. Los registros de la Legién dicen que 42.883 hombres sirvieron en el fren- te occidental, en los Regimientos de Marcha del 1.° y 2.°RE y en el RMLE: 6.239 franceses y 36.644 extranjeros. De éstos, 5.172 fueron consignados como muertos en accién, y unos 25.000 heridos o desaparecidos (muchos de éstos, sin duda, victimas mortales); las bajas representaron pues, alrededor del 70 % del total de los que sirvieron. En noviembre de 1918, el RMLE era el segundo regimiento mas condecorado del Ejército francés. Los Dardanelos, Serbia y Rusia, 1915-19 En febrero de 1915 se formé el 1. Régiment de Marche d’Afrique con dos ba- tallones de zuavos y uno de legionarios ~el IIVRMA (tte.col. Niéger)-, con dos compaiiias cada uno del 1.” y 2.° RE. Participando con la 156.* Div. francesa cn los desembarcos aliados en torno a Gallipoli, la unidad desembarcé en Sedd ul Bahr el 27 de abril. Durante los nueve meses siguientes los Aliados sufrieron bajas muy elevadas, acorralados y casi inméviles en sus pequeiias y rocosas bezas de playa. Un sangriento combate en el barranco de Kereves Dere redujo en junio el I/RMA a unos 100 soldados al mando del Adjutant-Chef Léon. En agosto, cuando finalmente llegaron de Indochina 700 hombres de refuerzo, el batallén casi habia dejado de existir y muchos de sus hombres eran heridos re- cién dados de alta. La 156.* Div. fue trasladada a Salénica en octubre de 1915, para comba- tir contra los biilgaros en Serbia, y el RMA tuvo que soportar una desdicha- da retirada invernal. En otofio de 1916, el menguante batallén luché en Mo- nastir, y en primavera de 1917, en Trana Stena. Con unos efectivos de sélo unos 200 hombres, el II/RMA fue disuelto en octubre de 1917, integeéndo- se posteriormente la mayoria de los supervivientes en el RMLE. Formando parte de las fuerzas de intervenci6n aliadas durante la Guerra Civil rusa, un batallén nominalmente afiliado al 1.° RE fue reclutado local- mente en la zona de Arjanguelsk en otofio de 1918, con un pequeiio cuadro francés de la Legin mandado finalmente por el cdte. Monod. Una compaiifa de ametralladoras y tres de fusileros entraron en liza gradualmente entre oc tubre de 1918 y julio de 1919. Los Aliados se marcharon en octubre de 1919, pasando el personal local a diversas unidades de rusos blancos, con todo su uniforme y equipo franceses. Una de las poco frecuentes fotos de accién en Marruecos: la Compafiia Montada, 2.° REI, ‘en septiembre de 1932, cerca de Tazigzaoust, en el Alto Atlas, durante el avance hacia el Plateau des Lacs. Llevan carabinas M1892/16 y visten uniformes de dril caqui Colonial M1901 (véase lamina 2). Los forros de quepis, entregados en un tono crudo sin blanquear, debian tefirse de caqui claro para el servicio activo, pero las memorias indian que, por razones de espiritu de cuerpo, la mayoria de legionarios llevaban los prohibidos forros blanqueados. Mas o menos en 1928-30 incluso hubo la moda en, por ejemplo, el 4.° REly 1° REC, de afiadir al forro un dibujo recortado de una granada roja. (Foto: cortesia de Jim Worden.) Este tipo de terreno alpino da tuna idea de por qué se suf lun ndmero tan grande de bajas al avanzar contra los resueltos tiradores bereberes de las, tierras altas marroquies. El soldado parapetado tras la. roca en primer plano ala derecha es el legionario Bobby Lincoln, que volvié con estas fotos. (Foto: cortesia de Jim Worden.) CAMPANAS COLONIALES, 1914-1939 Marruecos, 1914-1919 En agosto de 1914, se ordené al gral. Lyautey, privado de la mayor parte de sus tropas, que retirase el resto de efectivos a los seguros enclaves costeros. Decidido a conservar lo que habia costado tanto de ganar, en lugar de reti~ rarse llev6 a cabo una agotadora campafia de cuatro afios con los recursos que le quedaban. Unos 20 batallones -legionarios, criminales de los Bataillons d'Infanterie Legere d’Afrique, Tirailleurs Sénégalais y reservistas territoriales franceses~ junto con goumiers irregulares locales pugnaron por sostener y abastecer los puestos remotos, situados entre tribus hostiles por todo el vas to pais. Mientras la atencién mundial estaba puesta en el frente occidental eu- ropeo, una fuerza menguante de legionarios ~principalmente alemanes y aus triacos- libraba numerosas acciones desesperadas y olvidadas. Una actitud puramente defensiva habria resultado fatal; se hacian circu- lar columnas méviles a través del agreste terreno montafioso del Atlas Me- dio, en el norte y centro de Marruecos, mientras las Compaiiias Montadas patrullaban las estribaciones y llanuras en torno a la enorme y en gran parte no pacificada zona del oasis de Tafilalet, en el desierto meridional. El pasillo estratégico septentrional desde el cuartel general, en Fez, hacia el este, hasta Taza (en el centro de la llamada Tache de Taza, una region montafiosa noto- riamente hostil), y mas all, hasta Argelia, tenia que ser despejado una y otra vez. Un sutil y escurridizo lider llamado Abd al-Malik Meheddin estaba agi- tando constantemente las tribus del norte. Los disidentes eran armados por agentes alemanes, y podian ir y venir libremente desde refugios seguros tan to en las cordilleras del Atlas como al otro lado de la frontera del Marruecos espaol y en el Tafilalet. was ae Bees is = jento con buena conducta de Bobby Lincoln, emitido en Meknés el 6 de septiembre de 1935 tras cinco afios de servicio, firmado por el tte. col. Imhaus, 2.° REI. (Foto: cortesia de Jim Worden.) Estas acciones no siempre eran a pequefia escala. El 13 de noviembre de 1914, en El Herri, en el Atlas Medio, guerreros Zaia aniquilaron una columna francesa proce- dente de Khenitra, matando a 33 oficiales y 600 hombres. El VI/2.° RE form6 una columna de socorro enviada des- de Mrirt a Khenitra y combatié en El Hammam y en el ‘um er R’bia; inmediatamente después, los tres batallo- nes del 1.° RE tuvieron que intervenir contra tribus que atacaban el pasillo de Taza desde el sur. De las unidades inicialmente disponibles (véase, al principio, «La Legion en 1914»), el VI/2.° RE seria frag- mentado més adelante para reforzar a los demés. Un Ba- tall6n Mixto de Argelia, consistente en dos compafifas de legionarios y dos de «Joyeux» de los Bats d’Af, fue si- tuado en Bu Danib cuando estallaron disturbios en la frontera del desierto, a principios de 1916, pero fue tam- bién disuelto en 1919. Desprovista de reemplazos, la Le- gidn en Marruecos habia visto reducidos sus efectivos a un total de unas seis compaiiias al término de la Primera Guerra Mundial. ‘Aunque todas estas sobrecargadas unidades llevaron a cabo duras marchas y combates (especialmente duran- te los cuatro afios de batalla continua contra los convo- yes, en el trayecto a Khenitra, que implic6, por turno, a todos los batallones del norte), las Compafiia Montadas independientes tal vez merezcan una mencién especial. Con un mulo por cada dos hombres, intercambiindose cada hora el jinete y el que iba a pie, podian recorrer 50 km, y ocasionalmente hasta 70 km, en 24 horas. Esta valiosa movilidad les condend a las operacio- nes mas agotadoras en el pasillo de Taza, el Atlas y el desierto meridional. Abrfan la marcha de las columnas méviles, apoderndose de las crestas de ambos flancos, escoltaban los vulnerables convoyes y realizaban marchas for- zadas en socorro de guarniciones desesperadas, tanto en el sofocante calor del verano como en la gélida lluvia y lodo invernales. Por razones de espacio, basta una sola accién para dar una idea del cariz de estas misiones, la librada por la 2.* Compagnie Montée/1.°RE, el 9 de agos- to de 1918 en Gaouz, una aldea entre el uadi Rheris y el uadi Ziz, en el Tafi- lalet. Una partida guerrera ~probablemente de bereberes Ait Khabbash- ha- bia sido interceptada y puesta en fuga en la cercana Sefalat por una columna mixta. Esta se dividié en dos para darle caza; el cdte. Pochelu se dirigié con el batall6n mixto tunecino/senegalés de Tirailleurs y la 2." CM/1.° RE (cap. Timm) a los palmerales de Gaouz, una plantacién grande y frondosa cuyos Arboles daban sombra a unos huertos divididos por un laberinto de acequias de riego y muros de barro. Un fuego intenso dio la bienvenida a los Tirailleurs; muchos cayeron, y la Legion acudié a apoyarles entre las compaiiias tunecina y senegalesa. El fue- ‘go ces6 mientras el enemigo se retiraba. Los Tirailleurs avanzaron de nuevo, con la 2.* CM detras suyo, pero al cabo de unos 30 minutos se toparon con una resistencia mucho mas fuerte. Los senegaleses, a la derecha, retrocedieron; la 2.* CM hizo una carga para restablecer la linea. Los bereberes atacaron nuevamente, infiltrandose entre los senegaleses; otra carga a la bayoneta de Ja Legién les hizo retirarse. Los tunecinos estaban inmovilizados por el fuego ‘Campamento de marcha de la Legion en Marruecos. Los oficiales estan sentados para el rancho; entre las ‘armas apiladas y los mulos ‘que pastan a la derecha, se puede ver el parapeto de piedra. La Legién construia siempre estas murailles d'Afrique alrededor de los campamentos nocturnos cuando estaban en servicio activo. Un legionario (obsérvese la chaqueta de dril caqui, ‘mas oscura que los holgados pantalones) ofrece un espetén de crepitante carne asada a sus principios de los afios 30. (Foto: cortesia de John Neal.) Tn TO TM ‘enemigo y, bajo un nuevo em- puje enemigo, los senegaleses se desmoronaron repentina- mente. Todas las armas automati- casdela 2.* CM se habian obs- truido (probablemente se tra- taba de ametralladoras ligeras MI915 Chauchat y no de las fiables M1914 Hotchkiss) y se dispararon las iltimas diez gra- nnadas de ful. El enemigo se in- filte6 ahora entre los tunecinos, ala izquierda, quienes también retrocedieron; los legionarios cefectuaron una tercera carga a Ja bayoneta, mientras los sene- galeses se recuperaban detras suyo. Hacia las tres de la tarde, tuna bala rompié el brazo iz- quierdo del cap. Timm. El tte. Jorel asumié el mando, pero cayé a su vez y ter- miné acuchillado por los bereberes. El sous-It. Freycon cogié una carabina y se defendi6 como un le6n, hasta ser también muerto de un balazo en la cabeza, Los senegaleses y tunecinos se enzarzaron en una caética lucha cuerpo a cuerpo con los guerreros bereberes. Sélo la Compaiiia Montada se mantuyo tunida bajo el liderazgo del adjutant-chef Roqueplan y del malherido cap. Timm, que se habia atado a la silla de un mulo. Una segunda bala le alcanz6 en la cara, pero se mantuvo consciente y control6 una retirada disciplinada en torno a la cual se replegaron los Tirailleurs supervivientes. Los bereberes, ansiosos por sa- quear a los muertos, se detuvieron al llegar al borde del palmeral. Alrededor de las 5 de la tarde estallé una tormenta de arena, cubriendo la penosa retirada de cuatro horas hasta el puesto de Tighmart. Las pérdidas de la Legién fueron dos oficiales y 50 suboficiales y soldados muertos, sobreviviendo siete heridos (los Tirailleurs perdieron un centenar). EI 19 de septiembre la compaiiia fue llamada de regreso a Taza, siendo sustituida en Bu Danib por la 1.* CM/1.° RE. El cabecilla que habia causado tal destrozo page por ello el 15 de enero de 1919 en Meski, a manos del Ba- tallén Mixto de Bu Danib. Marruecos, 1919-1924 Aunque el Armisticio trajo consigo una oleada de alistamientos, la Legién se ‘enfrenté en Marruecos a un periodo dificil, debido a la escasez de suboficia~ les y oficiales con sélida experiencia en el servicio colonial, y al tipo de re- clutas, muy distinto en relacién con los duros, pero obedientes, voluntarios de antes de la guerra. Al mismo tiempo que se iniciaba la laboriosa tarea de restablecer el con- trol en el norte de Marruecos, el cuerpo fue completamente reorganizado. EL 1.2 RE se convirtié en el 1." REI -Regimiento Extranjero de Infanteria— y al tiempo que ponfa en linea batallones individuales, cumplia funciones de cuartel general central en Sidi bel Abbés. El 2.° REI se trasladé de Saida a Marruecos con tres batallones. Un solo batallén del RMLE, reenviado a Marruecos, formé la base para un nuevo 3.° REI en noviembre de 1919, in- yu ctcninitnaiitniiiit LEGION exrRAMeRa reancese @ coun p= eum === MAR MEDITERRANEO SS = = = 2 acizo. 7\CHOUKT cluyendo las dos Compaiiias Montadas del norte. Los batallones del 1.” y que todavia estaban en Marruecos, junto con la Compafiia Montada de Bu Danib, constituyeron el 4. REI en noviembre de 1920; el IV/ y V/4." se for- maron més tarde. Durante las campafias de primavera-verano, los Grupos Méviles de todas Jas armas construian nuevas carreteras hacia la Tache de Taza y el Atlas Me- dio, rodeando, conteniendo o abriéndose camino hasta los reductos de las tri- bus disidentes. A medida que las carreteras penetraban en las zonas de mon- tafia, era preciso construir puestos para vigilarlas. En invierno, los puestos tenian que ser guarnecidos con compafias dispersas, y habfa que mantener abastecida esta fragil infraestructura. Las tribus que se sometian tenfan que ser protegidas, y los incursores perseguidos y castigados. Se libraron decenas de pequefias batallas oscuras; nuevamente, el espacio no permite mas que un ejemplo representativo. E16 de mayo de 1922, en el curso de operaciones de un Grupo Mévil al sur de Taza, se ordené al edte. Nicolas, con 300 hombres de su II1/3.° REI, {que ocupase la meseta rocosa de Tadout, al sureste de Scoura. Cuando los goumiers exploradores informaron de la aproximacién del enemigo, los le- gionarios se pusieron a cubierto entre la maleza y pefiascos de una ladera li- geramente arbolada, y pronto fueron atacados por 1.200-1.500 bien arma- dos y terriblemente decididos bereberes Ait Seghrushin, que répidamente Ilegaron a la lucha cuerpo a cuerpo con la 9.* Cia., en el flanco derecho. Se perdié terreno, y se reconquisté a punta de bayoneta. Los marroquies retro- @ caessceconnce Mapa esquemitico de la parte septentrional y oriental de Marruecos, en el que sélo se indican los accidentes principales, para localizar el ‘emplazamiento de algunas acciones mencionadas de la Legién. Las fronteras, curso de los rios y limites de las, cordilleras montafiosas son s6lo aproximados. Los valles del norte de Marruecos son a menudo muy exuberantes, y las cordilleras del Atlas, boscosas; incluso en la franja meridional de desierto, los principales ‘cursos de agua -es decir, los uadis Draa, Rheris, Ziz y Gir ‘estén bordeados de muchos ‘oasis de palmerales. ‘Sin embargo, gran parte de Ia lucha en los afios 20 y 30 ‘tuvo lugar en los mas aridos refugios montafiosos de las bus, de clima estival e invernal extremos. cuca veveeuaeieceannveieeenaniceecevageeananiieninevngciacacsiiaaint cedieron ligeramente, dejando toda la posicién bajo un intenso y certero fue- g0 que inmoviliz6 el batall6n, circunstancia que aprovecharon para infiltrar- se por ambos flancos. Después de varias horas de esperar socorro en vano, el cdte. Nicolas es- taba prepardndose para la peligrosa maniobra de una retirada bajo el fue- go, cuando la 9. Cia. fue stbitamente flanqueada y tuvo que retroceder con fuertes pérdidas, incluida la del cap. Duchier. Las otras dos compaiiias se tambalearon, y la pequefia reserva para el contraataque de la seccién de pla- na mayor fue rodeada y casi rebasada, hasta que el fuego de apoyo de la ar- tilleria y ametralladoras cercanas les permitié ganar un poco de tiempo. Ni- colas consigui6 sacar a su pequefio batallén con éxito, bajo una presién ininterrumpida; esta batalla en Scoura habia durado 12 horas y costado 36 muertos y 64 heridos. Media docena de batallones tomaron parte en operaciones al sur de Taza en 1923, cuando los Grupos Méviles penetraban en un terreno montafioso extre- madamente dificil, contra una tenaz resistencia; aviones, automéviles blinda- dos y artilleria tenian una utilidad limitada en este torturado paisaje. Una lista de unos cuantos enfrentamientos puede dar una idea del ritmo a que se vieron sometidos. El IV/3.° REI (cdte. Naegelin) se distinguié limpiando de guerreros Beni Bu Zert la cima del monte Talrant, el 5 de mayo. El V3.° (edte. Barriére) mantuvo una dura lucha contra los Ait Seghrushin en Bu Khamoudj, el 9 de ju- nio y, de nuevo, junto con los tres batallones del 2.° REI y la Compaitia Mon- tada, en El Mers, el 24 de junio. El 26-27 de junio, el VI/I.° (cdte. Kratzert) y 1 113.” se abrieron paso hacia la meseta de Tadout, que habia desafiado al Ba- tallén Nicolas el afio anterior. El campamento del /2.° REI (edte. Buschenchutz), apoyado por una seccién de la CM, rechaz6 un fuerte ataque en Ait Maklouf el 17 de julio. E1V3.° (edte. Susini) y el 11/2.” REI (cdte. Jenoudet) encabezaron dos columnas que atacaron el baluarte de la tribu Marmoucha en la meseta de Immouzer, el 23 de julio, teniendo el segundo 25 muertos y 49 heridos. El 11 de agosto, el I1/2.° REI (cdte. Janson) tuvo 22 muertos y 51 heridos en el yébel Iblane; en las proximidades, el IIV2.° sufrié un fuerte contraataque a corto al- cance y tuvo 12 muertos y 18 heridos. Uno de éstos fue el cdte. Jenoudet, re- emplazado por el edte. Maire; el 1V2.° permanecié para establecer nuevos pues- tos en el yébel Iblane, mientras los Groupes Mobiles seguian avanzando. A finales de 1923 todo el macizo de Tichoukt estaba rodeado de nuevos puestos, pero la campaiia le habia costado al Ejército francés como minimo 100 oficia- les y 3.000 hombres muertos. En 1924 se produjo una tregua en cuanto a grandes operaciones, pero los legionarios, dispersos en decenas de pequefios y totalmente desolados pues- tos, no tenfan descanso. Pocos de estos eran fuertes consistentes; la mayoria ‘no eran mas que sarigars de pefiascos apilados, bidones de aceite llenos de gra- vay unas cuantas alambradas. Tenjan que construirse en lugares elevados para tener buenos campos de tiros esto hacia que las pequefias guarniciones tuvie- sen que enviar regularmente partidas de agua y leiia. Los pequefios puestos necesitaban ser reabastecidos con frecuencia por vulnerables convoyes, a lo largo de serpenteantes pistas de montafia. Dado que los hombres de las tri- bus eran maestros en la aproximacién sigilosa y en la emboscada, los france- ses sufrian un goteo constante de bajas. Marruecos, 1925-1935 Un factor siempre presente en los calculos de Lyautey era la permeable fron- tera norte con la franja costera del Protectorado espaol. [HUTTE ereececcnriecemieironmnmrieemieieimninintimnieiiy HHH LEGKON extranjena erancese @ Beni Mela ‘Todas las tribus bereberes eran enemigos temibles; pero las de las monta- jias del Rif eran comparables en valor, destreza militar y crueldad a los Pat- han de la frontera entre India y Afganistan. En julio de 1921, unos 13.000 soldados de la desatendida y mal dirigida guarnicién espafiola habian sido masacrados entre Melilla y Annual por una multitud de rifefios ligeramente armados, conducidos por un instruido y clarividente ex funcionario colonial espaiiol, Abd el Krim, de los Beni Urriaghel. Su deslumbrante victoria inspi- r6 una guerra de independencia pantribal, y Abd el Krim convirtié su volatil coalicién de clanes, en un ejército con cierto grado de unidades constituidas, rangos, oficiales y especialistas profesionales, y con su logistica bisica. El bo- tin de Annual incluia 20.000 fusiles Mauser, 400 ametralladoras Hotchkiss y més de 120 piezas de artilleria Schneider; los rifefios contrataron instructores, europeos (entre ellos, notoriamente, al desertor de la Legién Josef Klemm). La situacién de anarquia politica en Espaiia obstaculizaba la respuesta; se ‘gané y perdi6 terreno, pero los rifefios mantuvieron la iniciativa, infligiendo nuevamente fuertes pérdidas a los espafioles durante la retirada de Xauen en di- ciembre de 1924. El mariscal Lyautey sabia que el levantamiento del Rif se ex- tenderia inevitablemente al Marruecos francés, pero sus peticiones de refuerzos fueron desoidas en Paris. El punto de ignici6n fue un avance francés al norte del rio Ouerghla, en mayo de 1924, para instalar una linea de puestos con guarni- ciones de Tirailleurs en los disputados trigales de los Beni Zerwal. El 13 de abril de 1925, unos 8.000 rifefios lanzaron ataques coordinados sobre la linea francesa; la combinacién de un liderazgo inteligente, gran valor, destreza guerrillera y un cierto grado de potencia de fuego moderna result6 de- Arriba: mapa esquematico de la parte meridional y oriental de Marruecos. El area de ‘operaciones de la Legién en los afios 30 es demasiado grande para ser incluida en esta escala; por ejemplo, a base de Tata del VIl.? REC queda fuera del mapa, ‘a.unos 160 km al suroeste de ‘Ouarzazate. La base sahariana de Tindouf esta a unos 400 km al sursuroeste de Ouarzazate, y ‘Tabelbala, base de patrullas de la CAL REI, esta a unos 280 km al sur de Bu Dani. Ala derecha: Compagnie Montée, probablemente del 3.° REI, desfilando en Marruecos, a ipios de los aftos 30.La imitad de los hombres van a pie, ala derecha, seguidos por los oficiales, los brigadas y la mitad de la compaiia montada en mulos. (Foto: cortesia de John Neal.) Mare Volojoff, un antiguo oficial Zarista, fue uno de los muchos extranjeros que encontraron tuna nueva vida en la Legién. Destinado al 3.° RM/I.° RE en diciembre de 1914, combatié fen los Dardanelos y en Serbia con el IIVRMA y un batallén bosnio, de agosto de 1915 a septiembre de 1916;en 1917 se gradué como piloto militar. Integrado en el RMLE en febrero de 1918, fue malherido y gané la cruz de caballero de la Légion d’Honneur mandando una seccién de ametralladoras en el ataque nocturno a la meseta de Dommiers, el 18 de julio de 1918. En 1923-25, siendo teniente, primero en el 1." y luego en el 3.” REI, estuvo destacado como piloto en el 37." Reg. de Aviacién, en Marruecos. Capitan desde marzo de 1925, volé durante toda la Guerra del Rif, siendo ‘uevamente herido y por dos veces condecorado; una ‘mencién hace referencia a su valor en pasadas de bombardeo a baja cota sobre Bibane, el 13 de mayo. Obtuvo la ciudadania francesa, y se retiré en 1930, pero fue vuelto a llamar en 1939 y enviado a Barcarés para ayudar a formar el 22.° RMVE; la foto es di periodo, Licenciado a principios de 1941, fue arrestado por actividades relacionadas con la Resistencia en enero de 1943, pero sobrevivié a la guerra, muriendo a la edad de 93 afios, en 1979. (Foto: cortesia de Rosemary Weekley.) bese rE TE vastadora. Los puestos fueron cer- cados, bombardeados con obuses 0 morteros y asaltados con ferocidad medieval; decenas de heroicas resis- tencias hasta el final y horribles ma- tanzas pasaron a formar parte de la leyenda del Ejército francés. Extre- madamente méviles, las fuerzas be- reberes separadas desmantelaron la linea francesa minuciosamente y se desbordaron a través de las brechas. E127 de abril, algunas estaban a s6lo 32 km de Fez, y 39 de los 66 pues- tos habian sido arrollados 0 aban- donados. La mayoria de unidades de la Le- gién estaban inmovilizadasen la Ta- che de Taza, pero algunas fueron en- viadas precipitadamente al norte para ayudar a detener la marea, inclu- yendo el I/, VI y VIV/1.” REI, 11/2.° y IIV/3.”. De nuevo, un par de acciones ser- viran para ilustrar el conjunto. El importante puesto de Bibane cambié cuatro veces de manos en mayo, con un coste de 400 franceses muertos. La cuarta accién fue su reconquista el 25 de mayo por el II/1.° (edte. Deslandes) y el II?2.° REI (edte. Goret). Su- cesivos asaltos fueron rechazados por el intenso fuego; finalmente, el cdte Deslandes convocé a sus siete oficiales restantes, les invit6 a que le imitaran cogiendo mochilas llenas de granadas, y los condujo a ellos y a sus hombres en una carga cuesta arriba que tom6 el objetivo al estilo de Verdtin. El coste de aque! dia fue de 103 muertos y mas de 300 heridos. El 5 de junio los be- reberes reconquistaron Bibane una vez més, y lo retuvieron hasta ser final- mente arrojados de alli por un bombardeo, en septiembre. Deslandes result6 muerto el 18 de julio en Bab Haceine, cerca de Ouezzane. En la misma zona, la Compajiia Montada/4.” REI fue copada mientras cubria la evacuaci6n del puesto de Beni Rouber. Rodeado de enemigos, el horriblemente malherido le- gionario Siegel se alz6 y arrojé su carabina por encima de las cabezas de sus camaradas para que los bereberes no pudiesen quitérsela a su cadaver. EI diario del VI/1.° REI del cdte. Cazaban de mayo-junio de 1925 ilustra la presin sufrida por estas unidades. Cada accin suponia duros combates contra enemigos que tenian un tradi cional orgullo de buenos tiradores, que habian sumado un buen numero de ame tralladoras y granadas a sus fusiles y cu chillos, que estaban ansiosos por llegar al cuerpo a cuerpo y que trataban bar- baramente a los heridos y prisioneros. E14 de mayo, el batallén liber6 el pues- to de Taounat contra la resistencia de unos 1,500 bereberes. El dia 5, cubrié la evacuacién de Bab Soltane; el 6-7 so- corrid y evacué Bab bu Andar; del 9 al 22 se sucedieron misiones casi a diario. En esta tiltima fecha evacué la guarr cién de Oued Amzou y, tras un dia de accién de retirada, rechaz6 un ataque nocturno a su campamento, lanzando con éxito un contraataque fuera del p. rimetro, El 4 de junio reocupé el puesto abandonado de Astar, abriéndose mino en combate hasta el mismo y sosteniéndolo para cubrir la evacuacin del cercano Sker, antes de volver a abrirse camino luchando el dia 5, bajo un Intenso fuego de ametralladora. La noche del 10-11 de junio, el edte. Cazaban pidié voluntarios para efec- tuar una ruptura y evacuar una desesperada guarnici6n al aerédromo de Me- diouna. Esta consignado que los hombres se pelearon por un lugar en la par- tida de socorro, y hubo soldados rechazados que se deslizaron entre las filas, enemigas al amparo de la oscuridad. Al parecer se abrieron camino a través de dos lineas de trincheras, e iniciaron el regreso con los supervivientes de la guarnicién antes de ser aplastados; nunca se encontraron los cuerpos de los. cuatro oficiales y los 60 hombres. En 1926, un esfuerzo francoespafiol en gran escala (incluyendo ocho ba- tallones de la Legién del 1.°, 2.°, 3.° y 4.° REI) trajo finalmente la victoria en el Rif, y Abd el Krim se rindié a los franceses en mayo. Por entonces, el ma- riscal Pétain tenia 300.000 hombres en campaiia, y los muertos del Ejército francés -una cifra no reconocida oficialmente durante 20 afios- totalizaban como minimo 12.000. @ cores08 case vein Tn Tn Seccién de ametralladoras, CMAV4.° REI, Four el Hassan, 1937 (véase la lamina G3). Esta ‘endurecida dotacién muestra tuna amplia variacién en el tono de sus uniformes y forro de las gorras. (Foto: cortesia de Charles ) Parte del 2.° Peloton, VIII.” REC, el primer escuadrén motorizado de la Legién, formado en 1929 en Colomb Béchar. En 1932 patrullaba desde Taghit; combatié en el yébel Sagho en febrero de 1933; en 1934, e1V yVI Escadrons Motorisé parte en la ocupacién de Tindouf. En octubre de 1934,e1 VI fue disuelto; el VII." REC permanecié en Tata. El equipo era muy heterogéneo ~automeéviles de reconocimiento Renault y Citron, unos cuantos automeéviles blindados White- Laff, camiones de transporte de tropas, cisternas y de ‘comunicaciones, ete.-, pero tunos 15 de estos automéviles blindados de patrulla Berliet VUDB 4 x 4 constieuian la cespina dorsal, cada uno de ellos con tres tripulantes y una ametralladora ligera FM24/29 instalada. Con un motor de 40 hp, este automévil de 4 t estaba muy falto de potencia, y el bastidor era demasiado débil para el peso del blindaje. (Foto: SIHLE.) UU EELLAEALETELTEE Seccién ligera, CMA/4 REI, Foum el Hassan, mediados de los afos 30; el acabado rmimético es verde del Ejército francés y arena. Esta es la conversion para transporte de tropas del automévil blindado Panhard AMD 165/175 TOE, con la torre suprimida y_ tuna Hotchkiss moneada al lado del conductor. Las Compafias Montadas Motorizadas tenfan tumos efectivos totales de 280 hombres, con una seccion de mando y servicios, un elemento de infanteria motorizada de 120 hombres, secclones acorazadas ligera y pesada con Panhard, sin y con torre. Las Compafias, Montadas acogieron sus primitivos e incémodos automéviles blindados con ‘gran reticencia; eran menos miéviles, mas fragiles y mas ‘exigentes que los mulos. (Foto: cortesia de Charles Milassin.) ‘vnc aereveieecuaeienaeiceeieniageiaeienaianini Los franceses volvieron inmediatamente a dedicarse a la reduccién final de las cordilleras del Atlas. En junio de 1926, el 3.° REI al completo luché en el remoto macizo de Tichoukt, derrotando a los Ait Mohand y a los Ait Seghrushin, Para la operacién de julio se le unieron el I! y VU/1.° y el Ly 1/4.°, capturando las cordilleras principales. Los sucesivos avances en 1927-29 no fueron faciles; el 1/3.° REI tuvo considerables bajas defendiendo El Bord y Ait Yakoub en junio de 1929, asi como la CM/1.° en una emboscada en Djiha- ni en octubre, la 1." CM/2.° contra los Ait Hammou en Tarda-Tadighoust en agosto de 1930, y el 2.°REI en Tazigzaoust, cuando avanzaba hacia el Pla- teau des Lacs, en septiembre de 1932. En el desierto meridional, el recalcitrante Tafilalet fue finalmente pacifica- do. A principios de 1933, fuerzas de infanteria, caballeria y las Compaitias Mon- tadas del 1.°, 2.° y 3.° REI combatieron duramente en el yébel Sagho, reducto de los bereberes Ait Atta, que habjan dominado el sur durante siglos; el 2.° y el 4. estuvieron fuertemente representados en las operaciones de verano, que obli- garon al jefe Ouskount y sus diltimos guerreros a terminar sometiéndose en el monte Baddou. La pacificacién de Marruecos se complet6 con un avance final a través del Antiatlas, lejos al suroeste, a principios de 1934. Caballeria, fuerzas acorazadas y artilleria A pesar de algunos recelos sobre la oportunidad que representaba para la de- sercién el poner a legionarios a caballo, el 1.°° Régiment Etranger de Cavale- rie empez6 a formarse en Susa, Tiinez, en 1921. El 1.° REC tenia gran ni- mero de antiguos soldados de caballeria rusos blancos, algunos de ellos sirviendo en rangos mucho mas humildes que los alcanzados al servicio del zar. Durante la crisis del Rif, el III/1.° REC combatié en la Tache de Taza; el / y Il/ fueron dejados en cuadro, siendo transferidos los hombres para reforzar al 1.° REL. El primer servicio montado importante del regimiento fue la es- tancia del IV/1.° REC en Siria, en 1925. El IIV/1." se trasladé al sur, a Bu Da- nib, en 1926 € intervino en algunos enérgicos encuentros en el curso de mi siones de escolta y patrullas. Los demas escuadrones se turnaron en los puestos meridionales durante los afios posteriores; el 1.? REC tuvo actividad en la campaia de penetracién final de principios de los afios 30. En 1929 el regi miento formé el 6.° y mas tarde el 5.° Escuadrones Motorizados, con auto- méviles de reconocimiento, camiones y unos pocos automéviles blindados. AHHOHMMNHNONNHNNMNNMNNIN wie eM Nc Las Compafias Montadas El linaje de estas unidades queda confundido por fusiones, transferencias terregimentales y muchos cambios de nombre. Todas las referencias que si- ‘guen proceden de diversos articulos en Képi Blane: + 1913: 42 CMI2® RE se converte en la Compagnie Montée d'Algérie au- ‘ténoma. Enero 1922:CM d'A agregada a |.” REl.asume linaje de todas las CM, fen | Sud-Oranais desde 188!, julio 1931: 2." CM/2.° REI se convierte en la ‘nueva Cie. Motoriséel!.” REL redenominada, febrero 1933, Cie. Automobi- lel. REI, basada en Bu Danib, mis tarde en Tabelbala. 1934-39: CM d'A ba- sada en Khenchla. Enero 1939, CM d'A se convierte en Cie, Portéell.* REL + 1913:32 CM/2° RE se convierte en la Compagnie Montée du Maroc auté- ‘noma. Noviembre 1920: CM du M se convierte en 1 CM/3.° REI. Enero 1922: |. CMI3.° REI se convierte en CM du M agregada al 2.° REI, Octubre 1923:CM ‘du M se convierte en |.* CM/2.° REI; se forma la nueva 2* CM/2° REL Enero 1930:2" CM2° RE! se convierte en Cie. Motorisée.” REL I? CMV2.° REI se cconvierte en CM/2.° REI. 1934-37: CM/2° REI basada en Kzar es Souk. Octubre 1940: CM/2® REI se convierte en 12. Cie. Mixte Montée/3.° REL. + Noviembre 1920:2 CMI. RE se convierte en 2* CM/3.° REI, basada en ‘Gourrama. Enero 1922:2* CM/3.° REI se convierte en CM/3.° REI. 1933-40: bbasada en Erfoud, Noviembre 1940; CM/3,” REI se convierte en 8. Cie, Mix- te Montéel3.° REI. ‘+ Septiembre 1920: |* CM/|.° REI se convierte en CM/4.° REI, basada en Bu Danib.Abril 1933: CM/42 REI se convierte en CM Automobile/4° REI. Mayo 1934: CMA/4® REI eonstruye y ocupa puesto en Foum el Hassan, Noviembre 1940: CMAV4® REI se convierte en 12* Cie. Mixte Montée/2.” REI. Legionarios, probablemente del 2° REI, sirviendo un cafién M1897 de 75 mm en Marruecos, 1932-34; visten uniformes de drill caqui M1914, correaje marrén de ‘tres cartucheras y llevan colgadas ‘carabinas M1892/16.En mayo de 1932, el 2. formé una Batterie de Marche d'Artillerie de cuatro piezas y 60 hombres en El Hajeb. La bateria llevé distintivos de ‘cuello de fondo rojo hasta 1935, sustituidos luego por un rombo ‘escarlata con granada azul y un doble ribete azul hasta los bordes ‘superiores en la manga izquierda. tra bateria, formada el mismo mes en Ouarzazate por el 4." REI, llev6 supuestamente un distintivo de manga desde el incipio. Ambas unidades de 75 mm, que entraron en ac campafias marroquies. Redesignadas Batteries Portées, ambas fueron agregadas al 4.° REI a finales de 1939, formandose pronto una tercera. Las tres se dispersaron a lo largo de la costa marroqui desde noviembre de 1940, afiiadas al 2.° REI hasta abril de 1943,y luego al 3.° hasta su disolucién en febrero de 1944, En enero de 1930 se entregaron los pri- ‘meros camiones a la 2.* Compagnie Mon- tée/2.° REI, en Oujda. Esto fue el inicio de tun proceso gradual de motorizacién que, en 1934, hizo que unidades mixtas de camio- nes/automéviles blindados asumiesen el co- metido de las antiguas compaiifas de mulos en las patrullas a través de las soledades m ridionales. La 2.* CM/2. REI fue redes nada Compaitia Motorizada (posteriormente, Automévil)/1.” REIL. En enero de 1932 en- 116 en accidn contra una partida de guerra conducida por un tal Belkacem en Mecissis en febrero de 1933, su comandante, el tte. Brenklé, y 11 hombres fueron muertos en Bu Gafer, en el yébel Sagho (en la misma ba- talla que costé la vida al famoso Homme Rouge, el cap. Henri de Bournazel, de los es- pahis). Con equipo y préctica en progreso, Jas unidades de caballeria acorazada, moto- rizada y montada participaron en todas las principales operaciones del iltimo perfodo de pacificacién de Marruecos. Las unidades de la Legién operaban ge- neralmente en Marruecos en columnas de todas las armas, incluida la Artilleria Colonial; sin embargo, una seccidn de ca- fiones de montafia de 80 mm formada en mayo de 1925 por el 1.° REI entr6 en accién en el uadi Ghir y en el uadi Zousfana. En 1931 se trasladé al Alto Atlas, distinguigndose especialmente en el trando en accién en agosto siguiente se convirtié en la Compaiiia de Ametralladoras del III/1.° REL En mayo de 1932 tanto el 2.° como el 4." REI formaron baterias de cafiones nen las tiltimas campafias marroquies; a prin- cipios de la Segunda Guerra Mundial se formaron otras baterias saharianas, asi como un batallén completo en el 6.° REI, en Siria, adi Imedrhas el 22 de julio de 1933, y en- el monte Baddou. En octubre de 1934 Sidi bel Abbas, 2 de marzo dde 1940: veterano del 1." REI fen el contingente que se dirige a Francia para formar ef II32 DB de Marche. Lleva el casco M1926, sobretodo ¥ correaje M1920 con ‘modificaciones de 1934;la chache y las medallas le dan cl apropiado aire gallardo; la Legién siempre se ha preocupado de tener la mejor apariencia frente a tropas que considera de menor ‘categoria. (Foto: ECPA.) Siria Después de 1918, las anteriores posesiones turcas en Siria y Libano quedaron bajo mandato francés. El IV/4.° REI desembarcé en Beirut en marzo de 1921 como parte de la nueva guarnicién, seguido en agosto por el V/4," y mas tar- de, por el IV/1.° REC. E] dominio francés fue ferozmente contestado por las belicosas tribus drusas de los montes del interior, pero durante los tres pri- meros afios las columnas y puestos franceses no fueron seriamente atacados, y el IV/4.° REI fue disuelto en noviembre de 1924. En 1925, estallé un le- vantamiento importante en el yébel Druso. EI 22 de julio, la compafifa del cap. Normand, del V/4.*, sufri6 115 bajas en un ataque sobre Kafer, al sureste de Soueida, la principal base en el sur del