Está en la página 1de 50
12 EL CARRO PESADO KONIGSTIGER Rane rd EL CARRO PESADO KONIGSTIGER TEXTO: TOM JENTZY HILARY DOYLE ILUSTRACIONES EN COLOR: PETER SARSON ‘Carros de combate n° 12, Elearre pesndo Kongtger RBA Colecionables 5A Redaceisn y adminitracin Pérez Galdés 36, 08012» Barcelona Tel:93 415 73 74 Tel. nuevos suscriptores: 902 392 390 Tel. atencion al cliente: 902 392 395 Realizacién RBA Realoaciones Editorials SL. PézexGaldés 34, 00012 - Barcelona Edel se Borbonet ‘Asesoria técnica: jan Antonio Guerra ‘Traducclon: Pre Rubio Maguetacion:Llis anos Edicion Original “Ticulo orignal Kugiger Heow Tank 19421945 by Osprey Publishing Ld. 1992 ins Coure, Chapel Wy, Botley, Oxford OX2 9LR.UK Ediein: Le jfnson Fotografias: © Osprey Publishing Lt. 1999 del edcin espaol RBA Colecciones, SA, 1999 (© 1993 Osprey Publehinig Led Ison 9.472.1475.8 DeposeolgakB-1262-1959 editor se reserva el derecho de modifica ef preci de venta de lor componanaas de colecion an el transcurso dela mis Silas creansancas del merado alo exigiern Impresion NOVOPRINT, SA Distribuye para Espara Marco brea Distibucin de Edisones, SA (MIDESA) CiAragoneses, 18 Pol Ind de Alcobends 28108 Alcobendae~ Macne Ta:91 48439 00, ‘Argentina RBA Argan, SA Exmeralin 740, fein 209, cigo postal 1007 “al 14-393-1453/1449, Copal Federal Distrbuye ‘Capa: Huosea arabia, SA Bsigor 103, codigo postal 1282 Tel: 14-204-3510"2463, Capital Feral Interior: DGPAvarado 2118156, codigo postal 1290. Te: 1430-9970, Capi Federal México Eehrores RBA Mineo, SA de CV San Lue Pos 21, despacho 100, Col. Roms, C1 06700 México DE Tel 264.08 8441 Distr Distnbuidora ermex. SA de CV. Lucio Blanca n" 435, Acapotalce, 04200 Mexica DE Te: 230395.00, Colombia RBA Colombia, SA. Cale 100,n.° 8A -55,Torn C, fia 407. “el 621.0320 Sante de Bogors Disuibuy:Distrbidoras Ud, SA Transversal 93. n° 52.03 Tel: 41595.00.Sanate de Boots Pa a su proveedor habitual que le rearve un sjemplar de CARROS DE COMBATE.Al comprar la bra cada semana ene mismo oreo, © liberia nos permite lsibucon a lor puntos de vena con mayor preision,y usted conseguir un servicio mis rip yea Impraso en Espaha— Printed in Spin = Mayo 2000 Nota del editor Es recomendablesuleanearf lacur del presente ro con ots tindos de ext colecisn Dein Panzer ‘ska Korps Surmareleri yPanzeriger linnovador T3476 EL CARRO PESADO KONIGSTIGER DISENOY DESARROLLO El desarrollo de un carro pesado se habia iniciado en 1937, mediante un contrato otorgado a la fir~ ma Henschel und Sohn de Kassel, seguido en 1939 por un encargo al Dr. Ing, F. Porsche KG, de Stutt- gart-Zufferhausen, quien inicié sus propios dise- ios. Los singulares e innovadores proyectos de Porsche, con traccién a gasolina/eléctrica, tenian el respaldo de los politicos. Los disefios de Hens- chel se hasaban en especificaciones elaboradas por la vieja escuela de tecnécratas del Wa Priif 6 del ‘Waffenamt (la oficina de disefio de carros de com- bate del departamento de armamento y material), Tanto Porsche como Henschel se responsabil ron sélo del bastidor y de los elementos automoto- res. El diseiio de la torre y del cafién era de F. Krupp AG de Essen, un especialista en la materia. Meses antes de que el 22 de junio de 1941 se iniciase la campaiia de la Unién Soviética, Hens- chel estaba trabajando en el bastidor VK 36.01 (sobre orugas, clase de 36 t, primer modelo), mientras Porsche hacia lo propio con el bastidor VK 45.01. Krupp habia proyectado una torre para el VK 45.01, con un cation de carro KwK (1/56) de 88 mm. Fste era el estado del proyecto de ros pesados cuando se convoeé una reunién el 26 de mayo de 1941. Durante dicha reunién se tomaron las decisio- nes clave que iniciaron la creacién del Tiger IL. Sin embargo, no se habia especificado claramente nin- sin plan de accién u objetivo final que estableci se un camino conereto a seguir en su diseito. Las cosas se complicaron atin mas a causa de las in- terferencias de las organizaciones y compaiifas competidoras, cada una de ellas con sus propias ideas y objetivos. Por consiguiente, el proyecto si guid diversos caminos antes de que el Tiger Tl, tal como lo conocemos, fuese finalmente creado. Mirando hacia atris, se puede ver que dicho proyecto sigue una ruta que empieza con la elec cién de un caiién mas efectivo, que recayé en el Kw 43 (1/71) de 88 mm; seguida por el desarro- Ilo de un nuevo bastidor VK 45.02 (P) disefiado por Porsche, y por el también nuevo bastidor VK 45.03 (H) proyectado por Henschel; terminando finalmente con las torres disefiadas por Krupp. Durante 22 afios de investigaciones, los autores han desenterrado miles de documentos originales de las fiemas Krupp, Henschel y Porsche, del Waffe- amt, de la oficina del Generalinspekteur der Pan zertruppen (Guderian), y de las unidades que en plearon los Tiger en combate. Este libro se basa tinicamente en el contenido de estos documentos originales. Se han reproducido extr documentos para comprender mejor la atmésfera y actitudes del momento. La investigacién documen- tal esta respaldada por las observaciones hechas por Jos autores, trepando por encima, debajo, alrededor y dentro de los siete Tiger II que quedan en Occi dente. Debido a las muchas interpretaciones erré- nieas de los materiales publicados y a las imprecisio- nes de los informes preparados por las unidades de informacion aliadas durante la Segunda Guerra Mundial y el periodo inmediato de posguerra, éstos no se han utilizado como base de este libro. ctos de varios Un cafién principal mas efectivo La saga del Tiger I empez6 en la reunién con Hitler del 26 de mayo de 1941, a la que asistieron con Ia torre fabricada pars el Tgor P2, fue acoptado por el ‘Watfenamt en noviembre de 1943, Los tres prototipos tenian el tubo del café monobloque (de una sola pieza) 1 estaban pintados de amarilo oscuro, No se les aplicd Zimmerit.El gran recipiente visible en la cubierta posterior ‘ela envoltura de los tubos extensibles de vadeo profundo. (Foto: Bundesarchiv) Ctra vista del Fgst NVI Las troneras de pstola de ambos fados dela torre y lx excotilla dl lado Izquierdo se cerraron on soldadura antes de montar estas torres en el Tig Il El arma de defonsa cercana estaba situada en el techo de {a torre, mientras que fa escotila de expulsién de vainas 3° Jocalizaba en el techo inclinado posterior de la misma. LLarueda tractora tenia 18 dientes. Las aletas guardabarros lose instalaron en los tres prototipos. (Foto: Bundesarchiv) Jas personas clave en el proyecto de desarrollo de cartos de combate: el Dr. Todt, Reichsminister fiir Bewaffnung und Munition; el col. Phillips del Waffenamt; el tte. col. von Wilcke y el Oberbau- rat Kniepkamp del Wa Priif 6; el Reichsamleiter Saur; y el Prof. Dr. Porsche. Tras revisar el esta~ do de la cuestién y las propuestas de desarrollo, Hitler especifico que era necesario tomar las me- didas siguiente ‘«Aunque se decidi6 que transitoriamente toda- via podia emplearse con éxito un carro de comba~ te con un KwK (cain de carro) de 50 mm, debia crearse inmediatamente una punta de lanza para cada divisién Panzer consistente en unos 20 carros pesados. Dichos carros pesados debian tener una mayor capacidad de penetracién de los carros ene: migos, poseer un blindaje més grueso que el con seguido hasta entonces y alcanzar una velocidad maxima de como ménimo 40 km/h. »Para conseguir el primero de estos objetivos, debia incrementarse la eficacia del existente KwK @ ceo comee HHA de 88 mm y de su municién perforante, de forma que pudiese penetrar una plancha de blindaje de 100 mm de grosor a un aleance de 1.500 m. El 88 habia sido proyectado con propésitos estrictamen- te antiaéreos, pero habia demostrado su utilidad en el cometido contracarro. Parecia factible y de- bia agilizarse su posterior desarrollo como eaiién de carro, El disefio industrial y la fabricacién de ambos carros pesados, actualmente en desarrollo por par- te del Prof. Dr. Porsche y de la firma Henschel und Sohn, debian acelerarse. Tal como estaba planea- do, debia seguir montdndose un cafién de 88 mm en la torre del carre: Porsche, pero la efectividad del cafién debia incrementarse para satisfacer la especificacién indicada, y en el carro Henschel de bia montarse el Waffe 0725 de 75 mm de anima céniea. Pero la produccién masiva del Waffe 0725 sélo tendria lugar en caso de que hubiese disponi: ble una reserva satisfactoria de tungsteno para fa- bricar la municién, En consecuencia, también de- bia investigarse la instalacién del caiién de 88 mm en una torre adecuada para el carro Henschel». Baséndose en estas decisiones, el 21 de junio de 1941 el Wa Priif 6 encargé a la firma del Dr: Ing. Porsche KG determinar si eta posible instalar el Flak 41 de 88 mm en la torre del Porsche VK 45.01 (P), La torre habia sido proyectada originalmente por Krupp para albergar su KwK (L/56) de 88 mm, con tres tripulantes: jefe de carro, tirador y carga- yc dor: Porsche respondié con un telegrama el 10 de tiembre, diciendo que s6lo el L/56 podia to- ‘marse en consideracién para el VK 45.01 (P}. La comparacién de las caracteristicas entre el KwK 36 de 88 mm yl Flak 41 de 88 mm revelan las dificultades de instalar un caién més largo en tuna torre proyectada para un caiién corto. Aun- «que se hubiese podido diseftar un montaje que per mitiese la instalacién del més largo Flak 41, segui- rian existiendo los abrumadores problemas. de equilibrar el cain, proteger los larguisimos cilin dros de retroceso, hacer girar la desequilibrada to- rre resultante y cargar los casquillos mucho mas largos (1.200 mm frente a 931 mm). Para Krupp, estos meros problemas fisicos no eran nada en comparacién con la absolutamente indeseable tarea de instalar un canén de su acérri- mo rival (el Flak 41, diseflado por Rheinmerall- Borsig) en su torre. Las dos firmas, Krupp y Rheinmetall-Borsig, competian desde largo po atras por los contratos de armamento, tanto extranjeros como nacionales. Cuando se le pre~ ‘gunt6 a Krupp si cl Flak 41 encajaria en su torre, su respuesta fue simple y franca: «no» EI Dr'Todt, Reichsminister fir Bewaffoung und Munition, al conocer la situacién provocé un tre: mendo revuelo con la siguiente carta, fechada el 23 de septiembre de 1941, enviada al gral. Ritter von Leeb, jefe del Waffenamr: «E] Waffenamt ha decidido que se instale en el carro Porsche una torre Henschel con anillo de 1.900 mm de diémetro en lugar de la torre espe- cificada por el Prof. Dr. Porsche con anillo de 000 mm de didmetro, Desde que el Prof. Dr. Porsche recibié el encargo de Hitler, no puedo evitar tener la impresion de que el Waffenamt esta defendiendo su propio prestigio, de forma que fi nalmente se construya el carro del Waffenamt (Henschel). Dificilmente puede instalarse un Flak 41 en una torre con un anillo de 1.900 mm. Debo informarle de que cada vez que veo a Hitler me pregunta repetidamente si el altamente eficaz Flak 41 sera realmente instalado en el carro Pors- che. El Prof. Dr. Porsche me ha asegurado que si- gue considerando Ia posibilidad de instalar el Flak 41. Yo no puedo obviar el problema y acep- tar la exeusa de que el Flak 41 no puede instalar- se porque cl Waflenamt ha tomado disposiciones para adoptar una torre més estrecha. ‘uu Hitler no confia en que pueda utilizarse otro ca- fin de 88 mm en lugar del Flak 41. Hitler quiere que se instale el Flak 41 en el nuevo carro pesado sin modificaciones que lo empeoren. Llamo hoy su aten- ci6n sobre el hecho de que deberemos esperar las ob- jeciones més fuertes por parte de Hitler si un dia, en el curso de la primera demostracion, el carro tiene tun caftén distinto al Flak 41 »Como Reichsminister fiir Bewaffnung und Munition estoy convencido por mi mismo, y tam- bién como ejecutor de la voluntad de Hitler, de que no hay duda de que ningiin otro cafién que no sea el Flak 41 es apropiado para el carro pesado. »Puesto que tengo el mandato de Hitler de seguit personalmente este asunto, ruego que no se aprue~ ben cambios fundamentales en el programa, como la climinaciGn de la torre Porsche en favor de la Hens- chel, sin serme notifieados» En otra carta dirigida al col. Schmundt, ayu- dante de Hitler, e1 23 de septiembre de 1941, el Dr Todt se asegur6 de que toda oposicién a su pare- cer seria suprimida y no dejé dudas sobre dénde descansaba su lealtad: «Para su informacién, le incluyo una carta cenviada hoy al jefe del Waffenamt. Solicito que no se permita que otras partes presenten puntos de vista distintos de la situacién a Hitler. Yo mis mo estoy convencido, al igual que Hitler, de que el nuevo carro pesado no puede tener otro eaiion que el Flak 41, por lo que no puedo participar en En el museo de Bovington 20 exhibe el Fyst NrV2.Como ‘vehiculo de prucba tenia instalada la oruga de eslabén Elmple Zg 75/000/152. Esta orga se Introdulo a principios de 1945 y, al mismo tlempo, se reintrodujo fa rueda tractors de 18 dientes. Desafortunadamente, a esta pieza de museo le falta la cipula del jefe de carro y otros componentes. (Foto del autor) umm cme reo Komesrecx ningiin intento para desviarse del objetivo orde- nado por Hitlers. Habiendo sido acusado de negligencia grave y con el propésito injustificable de proteger sur putacién, el Waffenamt emprendis la caza del cul pable. El gral. Leeb mostré la carta del Dr. Todt al col. Fichtner, jefe del Wa Priif 6, con érdenes de responder a los cargos concretos. Fichtner respon- ig el 27 de septiembr: