Está en la página 1de 175
Keith Ronald Kernspecht Del Combate Estrategia, Téctica, logia, Sicolo; ilosofia e F de la Defensa Personal sin Armas Indic (luo de loc swtjoes 4 mas serios (or ex are ey ice nuaces mas) tentades scone as Artes Mrecioles. Alautor en lugar de un prétogo 3 Introd Después 3 ly. edadeo profesto Qe de ane mal I Cuestion de suerte. Por qué los métodos tradicionales de defensa per 7 : sonal no pueden funcion: - “4 ia Renta, sin proulas wr wsns Por que un practicante de los méiodos tadicionales puede ser elective a en determinados casos 2 . Menos es mas 27 a te Los metodos inadecuados O% 4A ; : Inconvenientes de las cuatro defensas principales 38 AB UWA seo edindiauls 7 omarte Je Algo mejor: El método de defensa en el Boxeo 2 ; . Comparacién entre la defensa del Budo y la del Boxeo 2 las Artis Marciales 4 uta. hoe ib pes El engafo éptico: un fenémeno no descartable : 4B lk aoe |P Bserto en el cuaderno: Sobre las caracteristicas de la defensa personal Q & syle est libro a peal ideal 44 Mg i to Pacifistas, revanchistas, agresores y defensores agresivos 6 : 1. La defensa pura 46 gn ete pe a 2. La defensa con contra > 48 parsonw * Karate ni sente nashi 48 3. El ataque 33 Nuestra solucién: La defensa agresiva 36 . Consideraciones juridicas y morales 59 qa“ GO Las tres distancias del combate 62 1. Larga distancia (pies) e 2. Media distancia (manos) 64 aly shes }. Conta distancia (odo, rods, eabers) 64 hos a transici6n entre distancias 64 Po. Bu took, oem un 6 Sepp Herberger y la transicion del centro del campo 66 Como defenderse de las armas de largo alcance 61 Es més facil solucionar aquello que atin no se ha producido 68 Como avanzar: soluciones 6 El puesto del general esté en la colina del campo de batalla 70 * Antes ta técnica de mano que la de avance 78 {Cémo aplicar el peso del cuerpo en el purtetazo? 78 La linea de fuerza olvidada 80 Aor Keith Roald Kerspecht Los puiietazos en cadena 89 Econ Oraracin Caan ig Tn Descripcién de los pufetazos en cadena 90 | paptatt nears toes + Punctazos en cadena con persecucion 94 isbn aebossar08 El Gran Secreto 96 Imprme: SACEIC rape Elluchador y los pufetazos en cadena 7 Lo que opinan los luchadores del Boxeo, del Karate o del Judo Lo que no ha de saber necesariamente Uno de los ataques més peligrosos de la Lucha “/Ya estoy aqut!” dijo el erizo a la liebre La posicién de los brazos La linea central vertical y los puntos vulnerables del cuerpo humano A.un cepo grande le corresponde una cuita grande {Qué ocurre con los ataques no rectilineos? _Los principios de combate del WT E! primer principio: ;Si ef camino estd libre, ataca! EI segundo principio: ;Pégate a tu oponente! El tercer principio: ;Cede! ~Suavidad y rigidez Los dos grupos de reacciones: interior y exterior iReaccione de inmediato! Cesién con el brazo Primer movimiento reflejo: Bong-Sao Segundo movimiento reflejo: Tan—Sa Tercer movimiento reflejo: Pak/Jam-Sao Cuarto movimiento reflejo: Kao-Sao La reaccién en el WT es mas répida que en los estilos de Budo tradi- cionales {Movimiento artificial o recuperacién de antiguos instintos? Reacci6n frente a la modificaci6n de la direccién de la presién El giro activo El giro pasivo como valvula de escape ‘La posici6n previa de combate (IRAS) El giro desde la posicién neutral El paso hacia adelante El giro en el ataque con paso El giro desde una posicion girada El sistema antibloqueo La predisposicién al cambio El cuarto principio: si el oponente se retira, jsiguele! El WT-- Un sistema redundante + El combate total Economia de movimientos Los pecados mortales en el WT {A cudntos oponentes eres capaz de derrotar? Panoramica general del sistema WT. WT - Defensa personal de mujeres, para mujeres, contra los hombres Tablas de equilibrio en doble T para el WT # La senda de ia fuerza en el Sistema Leung Ting 2 Fuerzas internas y externas El espfritu de lucha - el atributo desconocido La inteligencia nos hace cobardes Derrotar al espiritu de lucha Vencido antes del combate El hombre de bien y el monstruo de adrenalina En un combate intervienen dos Quitele el aire al monstruo de adrenalina iCierra la boca 0 peleat é significado tienen las filosofias orientales en las artes de com Budismo Chan Taofsmo Contucianismo El método clasico de ensefianza del WT Como se aprende el WT. Aprender es como remar contra corriente Cualidad de las prestaciones Diferencias fundamentales entre el Sistema Leung Ting y los estilos tra dicionales Informacion resumida del WT. La senda de las Artes de Combate Exipio Grecia Roma «Desarrollos paralelos e independientes? {Llevaron los griegos su arte de combate a China? India China Hong Kong Estados Unidos Europa Lo que no ha de saber necesariamente Arbol genealégico simplificado del Sistema WT Cronologia de las artes de combate Preguntas y Respuestas ¢COmo se alcanza la suavidad? Qué papel desempefa la respiracién en el WT? Juegos de magia para las fiestas de cumpleafios Nota final del autor Mi gran duda Opiniones de tos expertos Opinion de un 4° Dan de Ju-Jutsu acerca del sistema Leung Ting Un campedn de Karate acerca del sistema WT Un 2° Dan de Okinawa-Karate: el WT, una vuelta a los orfgenes de las artes de combate realistas Un doble campeén aleman de Taekwon-Do acerca del WT Un campeén turco de Lucha acerca del sistema Leung Ting del WT... Un campeén de Boxeo acerca del WT E] Ministro de Justicia y el WT Un Juez practica WT Un funcionario del Comando Mévil de Intervencién de la Policfa Cri- minal, después de un curso de WT de seis meses de duracién Opinién de un instructor policial de defensa personal acerca del sistema Leung Ting (WT) iVencedor en 30 segundos! ‘Acerca del Autor 4WT como (segunda) profesién? Al autor en lugar de un prélogo Al autor ~ en lugar de un prélogo Después de ler su libro “Del Combate” y de haber asistdo a sus clases, es mi deseo responderle por medio de esta carta. Etoy gratamente sorprendido por esta completa exposcion de a temit fa del combate sin armas, en la cual introduce la historia, la estratega y la tctica, at como los aspectos psicdgios, méuicos yfisioligios del combate. ‘Considero conveniente efectuar una sere de precisiones acerca de los contenidos relacionados con Jos aspectos anatémicos,fsil6gicos y mécicos, La linea de fuerza idea, tal y como usted describe en su libro, y debido a la anatomia del cuerpo ‘humano, transcurre desde el hombro, a ravés del brazo extendido, hasta el dedo menique del puto cerrado. La transmisién de la fuerza corporal al oponente a través del brazo y del puiose realiza sie forma efeetivay con una baja proporcién de lesiones gracias ala posicién vertical del puo.cuya superficie de contacto abarca los tes dedos inferiores, La superficie total de los dedos metique, snular y medio, posiblita una adecuada dstribucin dela presin y de la energfa. En el puietazo Uipico del Budo, realizado con el puto horizontal, la superficie de contacto se limita a lade los dos primeros nudillos. De acuerdo al principio segin el cual, a menor superficie sobre la que atia una tuerza, mayor es la presin que ésta ha de soportar, existe un ato riesgo de Tesiones. Queda por tanto plenamente justificado absorber la energa cnétice del olpe con los ctados nuillos del puio cerrado y en posiciin vertical, en lugar de hacerlo con el nudillo emergente del dedo medio, en cuyo caso serd éste el que reciba toda la presién, sin que los nudills adyacentessirvan de amor auacfon. El pufetazo més efectivo es el realizado de forma explosiva, con una trayectoriarectlinea de a fuerza yen el que a la energiacinstca del propio purietazo se suma el peso corporal Tampoco es objeto de discusin la conveniencia de dirigir el atague ala linea central del aponente siguiendo la maxima del Doctor Sieghert Tarrasch, citada en su libro: “domtinando el cent, se dif cultainconscintemente la efecucion del ataque por pare del rival”. Modiante la disposicién de Ios brazos a modo de cura entre la linea central propia y Ia del opo- nente, se rata de desviar hacia un lado la energia proveniente del brazo de éste. La intervencién el sistema ttl de tos dedos y de la mano (corpasculos téctiles de as yemas de los dedos, recep- tores de presion y de alargamiento de las cépsulas de las articulaciones, de los husos musculares y «el érgano tendinoso de Gol) tiene en este caso una importancia trascendental como sistema pri: ‘mario de alarma para estimar la direccién (sobre todo en la oxcuridad o en caso de vsin im. ed a) y de la energia contenida en el atague. Una vez activado el sistema ttl se producen determi- nados mecanisos de reaccdn (como movimientos relejos de retiada yio de defensa) en el rea tical del sistema nervioso central (sobre todo en el mesencéfalo, por lo que no hay ectivacién erebro). Estes modifcaciones reflejas del organismo estén acompafadas de un aumento del ivel de adrenalina en el cuerpo y de una intensificacion de la inervaciin lo que provoca a su vez laumento de la atenciGn y dela tension y fuerza muscular. Para una defensa de contra efectiva existen dos principios importante: por una parte el“ujo de energla hacia adelante” que usted describe (presién hacia adelante, ambos brazos avanzar hacia la {ines eental teoria dela cua); por otra parts es determinante una accién refleja en forma de reac Ci6n velo de respuesta ante las acciones del adversario. A este respect, la duracion de la-espuesta ‘eflejajuega ua papel decisvo en cuanto ala consecucin de la victoria sobre el adversaio:eltem- o requerido por el reflejo interno es menor qu el requerido por el relejo extern. ‘Las reacciones puramente mecénicas (sensiblidad ttl) son reistradas en un principio mediante 7 los propioreceptores: los husos musculares para el tono muscular, el érgano tendinoso de Golgi para regular la tensin dela fibras musculates y por tanto el posicinamiento de los segmentos de las extremidades unidas por articulaciones. Estos estimulos son conducidos @ través de las fibras nerviosa aferentes hasta la médula espinal, y de all al tallo eerebral y al mesencsfalo (ambas son estructurassubcortcales), hasta legar al cerebro. La transforacién de esta informacién propio ceptiva se realiza a través de las fibras de transmisién més répida, que legan a la substancia blan ca de la médula espinal (receptor) y son activadas en una estrctura motrz ubicada en la substan cia gris de la médula espinal (efector). Todo el proceso tiene gar en un mismo substrato organ 0; s6lo intervene una sinapss. Este reflejo propioceptivo monosindptico, através de la substancia gis de la médula espinal (efe- rente) y de las fibras nerviosas esquoleto-musculares, provoca una reaccidn muscular muy répid un ejemplo lo constituye una simple percusin en el tendén rtulano y la subsiguiente extension Jnvoluntaria de la part baja de la piea (en personas sanas) En el caso de una considerable act: ‘acid de ls fibras nerviosas de la substancia blanca de la médiula espinal, provacada por los pro pioreceptores y transmitida a través de las vias aferentes, se producen impulsos drigidas al tallo cerebral, al mesenesfalo o al cerebro (en funcin del receptor)En este caso son necesaias més sinapsis, produciéndose un retraso temporal hasta que el efector y la via elerente(fbras nervioses motoras), provoquen la reaccin adecuada en forma de reflejoexterno polisndptico en el drgano correspondiente: un ejemplo lo constituye Ia reacién ante un estimulo térmico (por ejemplo una placa caliente) sobre el sistema propioceptiv del dedo, que provoca la rtirada refcja de la mano. Estos reflejosinvoluntarios son reflejs externos, ya que el receptor y el efector no se encuentran en la misma estructura orginica el uhtmo se encuentra en un egmento del tao cerebral) ynece: sitan de ms tiempo que los reflejo propioceptivos musculares, donde el receptor y el efector se encuentran en la misma estructura orpénica, en este caso en la médula espinal Cuando el estimuto se produce através del ojo (como sucede per ejemplo en el Kérate) la respuesta ante el estimul, tal y como describe en el libro, se produce mediante un reflej externo polisingp tico. El aco reflejo se inicia en la retina de ojo, ranscurre através del nervio dpico hasta cl quas- ‘ma éptico (entreeruzamiento de los nervis Gpticos de ambos cjs) y desde ali es conducido a tra vs del haz geniculo calcarino hasta la corteza visual, situada en el lobulo occipital del cerebro. A continuacién se produce la activacién de las fibrasnerviosas eferentes, que pueden provocar por ejemplo una modificacion del didmetro dela pupila 0 una reaccién de retrada de la cabeza o del cuerpo. EI transcurso del impulso visual a través de un refleo externo polisinptico (como ocurre en el deporte del Kérate) necesita de mas tiempo que el de un refleo monosinaptico (sobre todo refle- jo interno con porciones de reflej externo), como es el caso dela téenica de combate del WT a ta- ‘6 del mecanismo de impulsion tact Por lo tanto, el WT, comparado con otras técnicas de combate, se caracteriza ya en las bases fisio- lias del modelo de estimulo-reaccién, por ser un arte de combate con una reaccidn especial- mente veloz Le flicito por esta téenica de defensa personal ensefada por usted con maestriay por su libro, que describe de forma convincente y comprensibe para el lector ese arte de comb, Dr. Wurster Director del Servicio Médico de la DirecctOn del Servicio de Poa de Baden-Wirtemberg Este no es un catélogo del repertorio técnico de un estilo con mapas anatémicos y ejercicios de flexibilidad y puesta a Punto, Aqui se trata del concepto de una defensa personal. Presentacién completa del fenémeno del combate. El combate como elemento de la guerra Introducci6n del autor Existe una amplia oferta de libros sobre artes de combate en los cuales se describe detalladamente el repertorio técnico de los diversos _estilos. Frecuentemente se despliega ante el lector toda una serie de ejercicios de flexibilidad y de puesta a punto similares entre sf. Asimismo, éste se ve abru- mado por mapas anatémicos que muestran cien 0 més puntos vulnerables del cuerpo humano. Este tipo de libros sin duda son necesarios, pero se limitan a suministrar al lector un catdlogo de las dife- rentes técnicas de un determinado estilo. Entroncados en a tradicién de muchos libros espe- cializados asidticos, se prioriza la presentacién de la técnica como algo no sujeto a discusién, que no admite dudas, y que por tanto no ha de ser razonado. Nosotros, como europeos, y a pesar de admirar la sabiduria oriental, estamos acostumbrados desde la infancia a un andlisis eritico de la realidad. Lo que a mi me hubiera gustado encontrar en este tipo de libros es una presentacién completa del fendmeno del combate que incluyera todos los aspectos del mismo (estrategia, tdctica, sicologia, fisiologia, aspectos legales, historia, filosofia etc.) sin perderse en detalles y mostrando cémo el com- plejo proceso del combate determina la reaccién del defensor y le dicta las normas de comportamiento. Pocos libros se ocupan de la teorfa, del concepto de un estilo o del arte de combate en general. Con el objeto de cubrir esta carencia inicié hace aiios la recopilacién de material para este libro. ‘Tomando a la inversa la definicién de Clausewitz, segtin la cual la guerra es una prolongacién del com- bate, intenté considerar el combate como un ele- mento de la guerra y analizar la posible exis:encia de leyes comunes. ‘Otros paralelismos los pude encontrar en las filoso- fias asidticas, en el ajedrez. y naturalmente en los deportes de competicién por equipos como el fitbol y el rugby, entre otros, uno de los 40.0 50 Primeros entusiastas que practicaron el Karate-Shotokan en Alemania. No es mi propésito menospreciar su deporte de combate He contrastado los conocimientos de experimenta: dos luchadores, boxeadores, karatekas y de conoci- dos (sobre todo por los tribunales) peleadores con os mios propios, adcuiridos a lo largo de més de 30 aiios de experiencia como practicante de diversas, artes de combate, profesor, policfa y guardaes. paldas. Leyendo el libro el lector comprobara que desde Ia infancia me ocupo intensivamente de las diversas artes de combate occidentales y orientales. Fui por ejemplo uno de los 40 0 50 primeros entusiastas que practicaron Kérate-Shotokan en Alemania, Mas tarde, y después de varios rodeos, llegué al arte de combate que ha pasado a ser mi hogar: el siste ma Leung Ting de WT. Dentro de todas las artes de defensa personal asidticas, el WT es reconocido desde el punto de vista tradicional como el mas racional, claro y revolucionario, La escuela Leung Ting se caracteriza por un sentido critico especial- mente mordaz del que no esté ausente una autocri- tica constructiva. No tenemos ningiin reparo en romper con viejos mitos (incluidos los propios), cuestionando permanentemente nuestros conoci- mientos y manteniendo el WT como un sistema vivo, en Constante renovacién y orientado hacia la realidad. A pesar de mi supuesto convencimiento de haber escrito este libro lo més objetivamente posible, Zc6mo evitar que realice juicios de valor desde la logica del WT? No se moleste si no valoro en igual medida que usted ciertos aspectos del estilo que practica, y que seguramente sera su favorito. Sobre todo no lo tome como algo personal. La critica no va dirigida contra usted 0 contra la capacidad de su profesor. No es mi propésito menospreciar su deporte de combate, Si mi modesta contribucién sirviera de alguna ‘manera para generar un debate fructifero dentro de Nuestro lema es: Mejor, cuanto mejor sea el enemigo! La ciencia, bien emtendida, cura al hombre de su orgullo, va que le muestra sus limites Albert Schweitzer Gracias por el apoyo culo de practicantes de artes de combate, habré alcanzado el objetivo que me propus>. Soy lo suficientemente idealista como para desear que cada estilo evolucione de la forma més adecua- da, siendo nuestro lema: ;Mejor, cuanto mejor sea el enemigo! Este libro esta dirigido tanto a los principiantes iados. En la primera leccién de toda ciencia se esconde el fundamento, el nuicleo profundo que mantiene unido al resto de los ele- mentos. Deseo haber tenido el tiempo y la capaci dad para realizar una exposicién tan sencilla, con- vincente y I6gica como a mi se me presenta desde mi perspectiva actual. Soy consciente de lo incom- pleto del trabajo, de la presencia de fisuras y Iagu- nas. Por desgracia no soy en igual medida: luchador, artista, cientifico, fildsofo, profesor, escritor, foto grafo e hijo de familia pudiente que disponga de tiempo ilimitado. Mi profesor, el Gran Maestro Leung Ting, hubiera sido la persona indicada para escribir este libro tal y como a mi mismo me hubiera gustado leerlo, pero por desgracia también él carece de la tltima de las premisas, el tiempo. Quiz en el futuro alguien més capacitado 0 yo mismo sea capaz de extender el hilo rojo con mayor itud y sin tantos nudos. Entretanto habré de aceptar algunas criticas constructivas de mis colegas producto de malentendidos 0 falta de cuali‘icaci6n por mi parte. No hubiera podido escribir este libro sin las fructi- feras y a veces controvertidas discusiones con mis, profesores, amigos, y colegas de las diferentes artes de combate que me alumbraron algunas ideas. Con: ‘* mi profesor, el Gran Maestro Leung Ting, Grado 10 de WT, Instructor Mundial de la IWTMAA, que n Aprendido de los alumnos ha olvidado més sobre las artes de combate de lo ‘que muchos otros jamés llegarén a saber, * mi profesor y amigo, el Gran Maestro Rene Latosa, Grado 10 de Escrima-Lucha con armas, Instructor Mundial de la PMAS, ‘© mi amigo Sunthus Supasturpong, cintur6n negro rojo de Muai Thai, campedn de Tailandia, * Jesse Glover, el alumno més combativo de Bruce Lee y Profesor-Asistente 1., # mi amigo Bill Newman, Grado 8 de Escrima y pro- fesor de wing chun, Instructor Europeo de la PMAS * mi amigo Sigi Wolf, 4° Dan de Kérate-Shotokan, subcampeén del mundo, Instructor honorario del DKU, y * Erich Reinhardt, Dan de Ju-Jutsu, 4° Dan de Judo, 3° Dan de Karate. Instructor Estatal de Vigilantes JJ, profesor diplomado de deportes, * No quiero dejar decitar a aquellos de los que, gra- cias a sus preguntas y consideraciones, mas he aprendido: ‘mis alumnos y lectores, y mi mujer. * Agradezco la colaboracién de mis alumnos Atamaniuk (problemas te6rico-informativos del com- bate), Vilimek, Dr. Zinke, Axbol y Vent (fotografias), No todo lo que va a leer en este libro proviene de mi propia cosecha. Ciertos pasajes han sido ext dos de las obras de insignes autores y estan sefiala- dos como citas. Algunas fuentes me son desconoci das, por lo que pido su comprensién y disculpa. Venerado General Kwan, Dios de las artes chinas de combate, haz que reine la tolerancia. He escrito este libro lo mejor que he podido. Keith Ronald Kernspecht - Bruce Lee acerca del Hace tiempo que practico el wing chun, el sistema natural. Ya no me distraerén mi enemigo, yo mismo o los movimientos de una Kata. He hecho mia la técnica de mi oponen- te. Debo formar un todo con él y acttio de acuerdo al principio Wu-Wei, segiin las circunstancias y sin planear los movimientos de antemano. Ningdn pensamiento desperdiciado en meditaci6n, respiracién, energia y Chi. No tengo que seguir experimentando, todo fluye por sf mismo. Bruce Lee (1963) wing chun = denominacién americana del Wing Tsun Chi-SaoYip Man Con ta técnica de bloqueo no es posible defender sistemrdticamente un golpe de puto realizado sin preparacién previa No era el hombre o la mujer los que fallaban, sino que el ‘método de defensa ilizado no era el apropiado. Cuestion de suerte. Por qué los métodos tradicionales de defensa personal no pueden funcionar. {Qué esperamos de una buena defensa personal? Debe de cumplir dos requisitos: 1. ha de ofrecer una proteccién 6ptima frente a las, agresiones habituales, 2. ha de poder ser aprendida en poco tiempo. Ya en la primera condicién nos encontramos con dificultades, pues Jas ténicas de defensa de la mayoria de los sistemas se demuestran en la précti- ca como ineficaces. Por ejemplo, con las técnicas de bloqueo utilizadas habitualmente en los diferentes estilos de Budo no es posible defender sistemdtica ‘mente un ataque efectuado con el puito sin levantar el brazo ni realizar un movimiento eon el cuerpo Esta suposicién, aparentemente osada y herética, ha sido demostrada una y otra vez por mis alumnos y por mi mismo en centenares de demostraciones ante altos Danes de diferentes estilos. De cada diez ataques de pufio reelizados sin preparacién previa, casi nadie pudo defender siquiera uno de ellos. Esta incapacidad noes en absoluto atribuible a una deficiente capacidad personal del interesado (a menudo se trataba de campeones de Alemania o de Europa de su especialidad). No era el hombre o la mujer los que fallaban, sino que el método de defen- sa wilizado no era él apropiado. Para que la defensa frente a un ataque no sea cues- tidn de suerte, el defensor ha de reconocer previa- mente el tipo de ataque y hacia dénde va dirigido, antes de poder reaccionar de forma adecuada. Ai tiempo que necesita el cerebro de! luchador para transformar los estimulos en reacciones lo denomi- naremos tiempo de reaccion cerebral. Métodos inadecuades Elementos a identificar El tiempo de reaccién se tanto mas largo cuanto Cuantos menos procesos de decision ~ ‘més inteligente es et método. Cuantos mas procesos de decision ~ menor eficacia det método. Un buen método de defensa personal ha de poder identificar inequévocamente cualquier ataque, a ser posible con pocos procesos intermedios mayor sea la informacién que ha de procesar el cerebro para el reconocimiento exacto del ataque. En otras palabras: cuanto mayor sea el riimero de procesos mentales que necesita el cerebro de un luchador para la identificacion de un ataque, y por tanto para la adopci6n de una defensa adecuada fren- te al mismo, mayor y mas desfavorable seréel tiempo de reaccién, O bien: cuantos menos procesos de deci- sin, menor y mas favorable tiempo de reaccién. Cuantos menos procesos de decisién - més inteligente es el método. Cuantos ms procesos de decision - menor eficacia del método. Para la identificaci6n de un elemento sobre un total de 2, se necesita 1 proceso de decisiGn. Para cuatro elementos, 2 procesos, para 8 elementos 3, y para 16 elementos 4 procesos de decisién. Un buen método de defensa personal ha de poder lentificar inequivocamente cualquier ataque, a set posible con pocos procesos intermedios. La mayorfa de los métodos tradicionales, que yo mismo he practicado, obligan al practicante a real zar una seleccién de entre 12 a 24 elementos. La mayoria de los métodos tradicionales han de reconocer asimismo a qué altura se realiza el ata- que. El término “altura” engloba tres niveles: supe- rior (en japonés jodan), medio (en japonés chudan) € inferior (en japonés gedan) Muchos estilos han de diferenciar también segiin se ataque con el brazo derecho 0 con el izquierdo. Lo mismo sucede con los ataques de pierna. Esto obli- gaa diferenciar el término “lado” entre izcuierdo y derecho. Muchos estilistas consideran ser indiferentes a este Tespecto, es decir, no creen necesario diferenciar el lado por el que se realiza el ataque. Pero esta supo- sicién es errénea. La cuestién no es que un lucha- dor, por ejemplo, pueda defender un ataque reali zado con el pufio derecho mediante un bloqueo 1s ee izquierdo o mediante un bloqueo exterior derecho (en Karate Soto Ue Uke). jTambién hay que tener en cuenta el segundo ataque del tagresor, una vez defendido el primero! Si avanzamos un paso més llegaremos a la conclu- si6n final de que una vez realizado un bloqueo exte- rior izquierdo, permanecemos relativamente bien cubiertos. Pero realizando el bloqueo con el brazo derecho quedamos totalmente expuestos ante el golpe de contra realizado por el rival con el brazo izquierdo, Por lo tanto, la diferenciacion entre dere- cha e izquierda en estos métodos es decisiva de cara alla victoria 0 derrota final. Otra consideracién imprescindible es la “forma del golpe”, siendo necesario diferenciar no solamente entre el rectilineo y el curvo, sino también entre los diferentes ngulos y curvas de este tiltimo. Precisamente en este punto estriba la dificultad de un Budoka para defender de forma segura los cro- chet de un agresor 0 los ganchos de un boxeador. Ni siquiera se cubre un golpe con la parte dorsal del ufo, en el que de nuevo hay que considerar los diferentes ‘ingulos. Con los métodos del Budo no es posible defender de forma segura los ganchos de un boxeador 0 los crochet de un agresor. Seguramente, habré que actuar de diferente mane- ra segiin se efectiie el golpe con el puiio vertical, horizontal o diagonal. Habria que incluir en el célculo (lo cual general- mente no se hace en los métodos tradicionales) el lugar al que va dirigido el ataque, bien sea hacia el eje central del cuerpo 0 hacia uno de los dos lados. De lo contrario es frecuente que el golpe se tenga que bloquear lateralmente a través de todo lo ancho del cuerpo, lo cual requiere mayor fuerza y tiempo, implicando ademas un mayor riesgo. Las artes de defensa personal asidticas establecidas deben (0 deberfan} seleccionar su estructura de un total de 12 a 50 elementos. 4Desea saber cémo llegamos a la cifra 12? Simplificando, tomemos los conceptos (Superior, medio, inferior), “lado “altura” (derecho, La mayoria de los estilos estén tan deficientemente estructurados, que en realidad se ha de realizar una seleccion de entre 24 a 50 elementos. El mejor método de defensa personal seré aquel cuya inteligente” estructura, permita la adopei6n de pocas 0 mejor ninguna decision. izquierdo) y forma del golpe (rectilineo, curvo), aunque de ninguna manera sea suficiente para la identificacién completa de un ataque. Para tres posibilidades de altura, existen dos posibi- lidades de lado, por lo que tenemos ya 6 elementos, Cada uno de estos ataques puede realizarse de forma rectilinea 0 curva, por lo que hemos de con- tar ya con 12 elementos (3 x 2x 2). En realidad, la mayoria de los estilos han de dife- renciar de entre 24 a 50 0 més elementos, lo que pone de manifiesto su deficiente estructura, Para poder realizar una seleccién entre 12 elementos posibles, son necesarios 3,585 procesos binarios 0 bits. Para 50 elementos, serdn necesarios 5,644 bits. Desgraciadamente, en el combate no disponemos de un ordenador IBM, s6lo de nuestro propio y limitado cerebro, el cual, debido a lo tenso de la situacién, esté suficientemente estresado como para ofrecer un alto rendimiento. Tenemos que regatear por tanto con cada décima de bit. En mi opinion, el mejor método de defersa perso- nal sera aquel cuya “inteligente” estructura permita Ja adopcién de pocas 0 mejor ninguna decisi6n YY es que cada proceso de decisi6n necesita de tiem- po, de un tiempo precioso en este caso. {Cuéil es el tiempo exacto necesario para realizar un proceso de seleccién? Para contestar a esta pregunta he de confiar en los expertos, que de acuerdo a la velocidad d> estimu lacién nerviosa calculan un valor de 180 miseg. para un proceso de seleccién-tiempo de estimulacin. Para 12 elementos (3,585 procesos binarios), resulta un tiempo de reaccién minimo de 0,745 segundos, tiempo que no puede ser rebajado por medio del entrenamiento. Para 24 elementos, el panorama empeora: 0,925 segundos! Naturalmente nadie espera tanto. La mayoria se dejan llevar por el pdnico y realizan la primera, pero no la mejor defensa que le viene a Ja mente, Habré que anadir el tiempo necesario para [a propia defensa 18 Para que el amable lector no me tome por un extra- terrestre, admitiré que un luchador normal que practica un método de defensa personal tan inade- cuado, no se ajusta a lo expuesto y slo en muy con- tadas ocasiones reflexionard durante 0,745, 0 mejor 0,925 segundos, antes de iniciar la defensa pcr la que ha optado. Pero lo cierto es que deberia actuar asi para tener al menos la seguridad tedrica de poder defenderse ante cualquier ataque. El agudo practicante de estos inadecuados métodos sabré por experiencia propia que el rival necesita menos tiempo para realizar su ataque del que él necesita para la toma de decisiones, lo que motiva que el practicante avanzado de estos métodos de defensa personal renuncie a la identificacién com- pleta del ataque, evitando la pérdida de tiempo y de posibilidades de victoria que ello implicaria, En su lugar. realiza la primera (no la mejor) defensa que le viene a la mente. Esta seleccién, en el caso de practicantes con cierto nivel, se basa’ en la experiencia (ver antepercep- cién), y en el caso de los principiantes en el pénico. EI practicante con cierto nivel confa en poder defender adecuacamente, por ejemplo un puiteta: 20, ya que segtin la posicién del puito del atacante en un determinado momento, espera poder adivi- nar (por su propia experiencia) el destino final del mismo. Puede resultar efectivo, pero también puede resultar no serlo. En este caso no podemos hablar de una defensa sis- tematica, por lo que no denominamos a estos estilos de defensa personal sistemas, sino métodos, esto es, caminos que hasta el momento han dado un resul- tado positivo en la mayoria de las ocasiones. La realidad es todavia peor que nuestro experimen- to, En la calle el enemigo no le dird cuindo, como y donde va a realizar el ataque. Tiempos de la defensa personal Volvamos al tiempo de reaccién, Como ya es sabi- El tiempo de defensa es igual al tiempo de reaccion mas el tiempo de blogqueo. Un punetazo acona distancia es mas rapido que el tiempo de reacci6n La realidad es ‘todavia peor que nuestro experimento. En la calle el enemigo ho le dird cudndo, como y donde va a realizar el atague. do, nos indica solamente el tiempo de activacién del cerebro. Todavfa no se ha realizado ningtin movi- miento. Habra que afadir el tiempo necesario para realizar el movimiento de defensa correspondiente. Cuanto més corto y econémico sea el movimiento de defen- sa, menor seré el tiempo necesario para -ealizarlo. No se han realizado ensayos sistematicos y especifi- cos para determinar el tiempo requerido para la realizaci6n de los movimientos de defensa tipicos Las diferentes fuentes de informacién parten de dis. tintas cifras. Si aceptamos como aproximada la estimacién de 0,15 segundos para un movimiento de defensa, el tiempo total de defensa (Tiempo de defensa Tiempo de reaccién + Tiempo de bloqueo) de un metodo de defensa personal deficientemente estructurado y con 12 elementos seré: T. de reaccién + T. de bloqueo =T. total de defensa 0.745 se 0.15 seg 0,895 sep. Redondeando, fijemos un valor de 0,9 segundos. Si lo comparamos con el tiempo que necesita un buen luchador para realizar por ejemplo, un golpe de puio central, sin preparaci6n previa y a corta dis- tancia (0,150.2 seg.), queda clara la imposibilidad de realizar una defensa efectiva y sistematica basa. da en los métodos tradicionales Ataque sin preparacién previa a corta distancia: aprox. 0.15 seg Tiempo medio total de defensa: aprox. 0,90 seg Creera saber ya por qué nuestro compafero de experimento no puede defender nuestras ataques de putio. Sintiéndolo mucho, he de frustrarle ain més, ya que nuestro experimento estandar concede al compafiero més ventajas, muchas més de las que tendrfa en la calle ante una situaci6n real de defen- sa personal. Pero a pesar de todo, jserd alcanzado! Para hacer el ensayo atin mas convincente y trans- parente, le ahorramos a nuestro colega el tiempo de ry El cerebro necesita en todos los casos 1 décima de segundo para activarse, también en el caso de un ataque conocido de antemano. Esta décima de segundo transcurre antes de que se pueda iniciar el movimiento de defensa El practicante de los metodos de defensa tradicionales esté ‘matematicamente vencido de antemano. Por este motivo no se ven bloqueos espeeificos en las competiciones de Full-Contact. 20 decisién haciéndole saber exactamente y de ante mano con qué brazo vamos a golpear y hacia donde va dirigido el golpe (al centro del pecho). Ademés, le indicamos cudndo vamos a golpear (contando hasta tres). Deseamos a nuestro lectores que en un caso real tapen con un enemigo tan ama- ble y comprensivo. A pesar de que nuestro compafiero de ensayo no necesita realizar ningtin proceso de decisién, rio puede defender el araque, conocido de antemano, pero realizado sin preparacién. ;Por qué no?, iquiere saberlo? Porque en todos los casos nuestro cerebro tarda una décima de segundo simplemente en “activarse”. ‘También cuando se conoce de antemano el ataque (cosa que en la realidad no ocurre) y el movimiento de defensa, transcurre una décima de segundo antes de que se pueda iniciar el movimiento. Introduciendo este tiempo en nuestra igualdad, resulta: le reaccién +T. de bioqueo = T. total de bloqueo 0.25 seg. En los métodos de defensa tradicionales, el tiempo de defensa més favorable pero totalmente irreal, aunque el ataque sea conocido de antemano, es de al menos 0,25 segundos. Si comparamos este tiempo de defensa tedricamen- te dptimo de 0,25 seg. con el tiempo medio de at que, 0,15 a 0,2 seg. (algunos de nuestros Grados Técnicos han llegado a 0,1 seg.), comprenderé que el practicante de estos métodos esta matematica- mente vencido de antemano. Los luchadores de élite més realistas de los estilos tra dicionales no son ajenos a esta debilidad defensiva. Por este motivo no se ven bloqueos especificos en las competiciones de Full-Contact. En la corta distancia no existen esperanzas de éxito con los métodos de defensa tradicionales Primero bloquear y luego efectuar la contra no funciona en a realidad jEl mejor sistema es tan malo como Ja persona que lo practica! Por qué un practicante de los métodos tradicionales puede ser efectivo en determinados casos En los métodos tradicionales y a corta distancia, no existe una esperanza razonable de éxito ante un ata- que sin preparaci6n previa, sin avance simulténeo 0 in desplazamiento del peso corporal. Cuando el atacante realiza la preparacién, desplaza el peso o ha de dar un paso, el practicante de un método tradicional tiene en determinados casos una cierta posibilidad de defensa frente a un ataque rec- tilineo, si bien con limitaciones: ) cuando se aparta de la ortodoxia de su método debido a que instintivamente © por experiencia, sabe que no funciona, Serfa el caso del estilista que no utiliza el bloqueo defensivo tipico de su estilo, cubriéndose como lo haria un boxeador (con lo que sus posibilidades aumentan), b) cuando no toma al pie de la letra la teoria (“Primero bloqueo, luego contra.”), y en su lugar entra como un kamikaze (ya que debido al defi ciente cubrimiento se encuentra desprotegido) en el ataque de su oponente con una de las pocas técnicas de Budo realmente efectivas (pufetazo y patada). c) cuando tiene tal espiritu combative que encaja sin inmutarse los golpes del adversario, Cuando el adversario, a pesar de practicar un sistema de com- bate mas eficaz, no confia plenamente en él. 4) cuando entrena su incompleto método de forma fanditica, esto es, mejor que su adversario, aunque sea éste el que practica un sistema superior. Sobre un recorrido de montaia dificil y lleno de curvas, un experto conductor a los mandos de un Golf puede ganar fécilmente al conductor inexperto de un Porsche Turbo, a pesar de que éste Gltimo tiene a su disposicién ef mejor sistema. EI mejor sistema es tan malo como la persona que lo practica! Soportar golpes igual muchas cosas Antepercepcion: la reaccion de defensa se inicia antes de que se produzea el ataque. El luchador experimentado reacciona ante algunos indicios como amagos, miradas, respiracion etc iCuidado! Si confia en la antepercepcién, esté perdido. El que no siente ha de saber leer ©) gracias al fenémeno denominado antepercep- cin, los practicantes muy experimentados de los métodos tradicionales (basados en el sentido de la vista) son capaces de ganar tiempo reaccionando ante un ataque antes de que éste se produzca. En este caso la resccién no viene motivada por el propio ataque, sino por una serie de acciones pre- vias como pueden ser una minima preparacién, el traslado del peso, un amago, el grado de tensién o relajacién de los misculos, la direccién de la mira- da, el giro de la cadera ete. Gracias a los aitos de experiencia en el combate, el luchador de élite -independientemente del méto- do- asocia, la mayoria de las veces inconsciente- ‘mente, estas acciones con la propia accién de ata- ‘que, por lo que puede teaccionar antes de que se ini- Cie el mismo, En el caso de algunos viejos maestros se habla erréneamente de poderes espirituales. Podemos considera: la antepercepcién como una verdadera tabla de salvacién para los practicantes experimentados de aquellos métodos, que por otra Parte son poco inteligentes. Pero encierra grandes peligros. Si conffa en la antepercepcion, esta usted Perdido, sobre todo si se enfrenta a un rival que conoce su ineficacia irente a las fintas 0 a las manio- bras de engaiio. Quién no ha caido en el viejo pero efectivo truco en el que se amaga un golpe hacia arriba (basta un amago con el hombro), fa victima sube su guardia presa del pénico y recibe un golpe en el plexo solar. Se preguntara el lector si realmente existe una defensa sistematica ¢ “inteligente”, y también si el autor se la va a ofrecer. Si es asi, tengo la seguridad de haber ganado su interés y de que leeré el proxi- mo capitulo. 1 048 576 Tabla 2 5 8 Lo que no ha de saber necesariamenie Para el reconocimiento de_un elemento sobre un total de dos, es necesario un proceso de decision. Sobre un total de catro elementos, se necesitan dos procesos de decisién. En el primero, la cantidad total se divide en dos parciales, cada una de las cua- les esté formada por dos elementos. En e. segundo Proceso se procede a la btisqueda del elemento deseado dentro de la cantidad parcial seleccionada. El término bit indica el ntimero de proceses necesa- rigs para la identificacién del elemento correspon- diente a las sefiales recibidas. Estos procesos no son necesariamente conscientes, sino que se corresponden con los procedimientos por los cuales se produce el pensamiento y la reac- cin en el hombre. La relacién matemdtica viene establecida por el Logarithmus dualis (\d), algunos de. cnyos valores se muestran en la tabla adjunta. Si tomamos un valor menor de 100 miseg para la velo- cidad de estimulaci6n nerviosa (en general la veloci- dad se encuentra muy por debajo de esta cifra. No obstante, la longitud de las conducciones nerviosas son suficientemente cortas, de manera que las des- viaciones son del orden de unos m/seg pudiendo ser despreciadas en una primera aproximacién) y una velocidad para la realizacién de un proceso de deci- sion de 180 miseg, se obtiene la siguiente -gualdad, comprobada empiricamente mediante series experi mentales: ‘Tr = 100 + 180 x ld(n) Donde Zr es el tiempo de reaccién en milésimas de segundo y n el nimero de elementos del total de reacciones entre las cuales se realiza la selecci6n. Los valores mostrados en Ia tabla 2 son tiempos minimos dificilmente reducibles mediante el entre~ namiento. En una situacién de combate estructura- da de esta manera, en la que es suficiente un slo movimiento de defensa previamente conocido para contrarrestar el ataque, el nimero de elementos entre los cuales se ha de realizar la seleccién.es de uno, Por lo tanto, n= 1 La fatidica décima de segundo es independiente det nivel de preparacién del luchador. De acuerdo a la tabla, el valor de Id (1) (Logarithmus dualis de 1”) es igual a cero. Aplicando la formula para el tiempo de reacci6n: Tr = 100 + 180x 0 = 100 El defensor, una vez reconocido el ataque, necesita por lo menos 100 milésimas de segundo para rea cionar, esto es, una décima de segundo, antes de poder iniciar el movimiento de defensa Esta décima de segundo es independiente del nivel técnico del luchador y se refiere solamente al inter- valo de tiempo necesario para que el cerebro inicie el proceso de control para activar la re: Se requiere reaccién rapida gCudl es el mejor método? Yo defino el mejor meétodo de defensa personal como aquel que enel menor tiempo posible, ofrece al ciudadano medio una defensa Optima frente a tas agresiones y amenazas habituates Menos es mas — Una entrevista Bajo este lema, una revista especializada finlandesa realiz6 una entrevista al autor con motvo de la celebraci6n de un curso en Finlandia. Las ocurren- tes respuestas muestran lo que el autor entiende por una defensa personal segura sin armas. El siguiente texto ha sido ligeramente resumido y modificado. Entrevistador: Sifu Kernspecht, 2qué sistema de defensa personal recomendaria Usted a alguien que de verdad lo necesitara? Kernspecht: El sistema Smith & Wesson. Fabrican buenas armas de fuego, : Bueno, yo me referia mas bien a una defensa sin armas. No todo el mundo puede o quiere llevar un arma de fuego. ;Cual es el mejor método? K: En ese caso deberd de encontrar un profesor que le pueda ensefiar el mejor método de defensa sin armas. {Cudl seria éste, segiin su opinién?, ;Karate, Kung Fu, Aikido? Algunos piensan que el Boxeo es el método mas realista EI mejor método?, depende. ;De cudnto tiem- po dispone nuestro hombre?, 40 es quizés una mujer?, ,cudndo ha de tener la capacidad de defenderse?, gla semana que viene?, ,en un mes?, jen un afio?, jen dos aftos?, ,dentro de diez o vein: te afios? so no lo sabe nadie. Mahana mismo pedria ocu- rrir algo, no es asi? Efectivamente. Yo defino el mejor método de defensa personal como aquel que en el mendr tiem- po posible, ofrece al ciudadano medio una defensa Optima frente a las agresiones y amenazas habitua- les. Me refiero a agartes, inmovilizaciones, luxacio- nes, proyecciones, golpes, pisotones; asi como fren- te a combinaciones de estos elementos. Pero en pri- mer lugar es importante el factor tiempo, Un momento. ;Qué ocurre cuando el agresor ut: liza pistolas, cuchillos, palos o armas similares? Ningiin sistema de defensa personal sin armas 27 Trucos suicidas de defensa frente a cuchillo No nos enganemos, sin armas no existe un 100% de garantia de Proteccién frente a expertos en el manejo de cuchillos, por ejemplo. puede garantizar un 100% de proteccién, y menos frente a un experto en armas, como por ejemplo un experto en el manejo de cuchillos. Un profesor que asegura lo contrario demuestra que no es serio 0 que es un irresponsable. O que no sabe de lo que habla, E: COmo puede decir eso? K: A finales de los afios 70, un alto Dan de un méto- do de defensa personal, cuyo nombre prefiero omi- tir, tomé parte en uno de mis cursos de iniciacién, Rapidamente y en la préctica le demostramos que con su método no podia defender ataques répidos de pufo. Paradéjicamente aseguraba poder defender de forma segura ataques de cuchillo. Para curarle en salud tomé un cuchillo de goma, lo intro- duje en pintura roja y le ataqué. Naturalmente, no dispuso te ninguna oportunidad. En menos de dos segundos todo su cuerpo estaba cubierto de trazos ojos. Cabeza, cuello, tendones, vasos sanguineos, musculos, todo cortado. El buen hombre llevaba ‘més de 30 afios practicando y enseflando esos trucos suicidas de defense frente a cuchillo, Hoy en dia debe de restregarse la nariz. con su 10° Dan. Cémo reaccioné ante esa confrontacién con la realidad? K: Una vez que le corté con el cuchillo de goma -vasos sanguineos vitales, tendones de piernas y bra- 20s, y que asf se lo hice saber, agarro mi brazo y ante la sorpresa de los demés participantes, excla- mé: “;Si, pero ahora puedo luxarle! E: /No puede ser cierto! K: Desgraciadamerte lo es. Al dia siguiente supi- mos el porqué. En mitad de la clase sufrié un ataque de nervios. No cesaba de repetir: “jAhora sé por qué no volvieron!” Més tarde supimos que fue ins- tructor de combate cuerpo a cuerpo durante la gue- rra, Instrufa a sus subordinados con esos “trucos” y los mandaba a las lineas enemigas. No nos engafe- mos, sin armas no existe un 100% de garantia de protecci6n frente a expertos en el manejo de cuchi- los, por ejemplo. En cuanto a los “trucos”, olvidese de ellos. No obs- tante, el sistema ideal ha de ofrecer al menos una En la defensa personal hay 4 riempos importantes: 1. El tiempo necesario para un aprendizaje suficiente del método. 2. Eliiempo de reaccién, establecido por la estructura mas ‘0 menos inteligente del método. 3. El tiempo necesario para realizar el ‘movimiento, que depende de la utilizacion de vias cortas 0 largas (economia del movimiento). 4. La velocidad individual de la persona, que slo puede ser parcialmente entrenada. jEl mejor método serd aquel que pueda ser aprendido en el ‘menor tiempo posible! Olviden todos los métodos que nnecesitan mas de 12 movimientos. cierta oportunidad de defensa frente a armas blan- cas y punzantes asi como frente a amenazas con armas de fuego a corta distancia, E: Vamos entonces al quid de la cuestidn. ;Qué método recomienda Usted? K: Antes queria referirme al aspecto del tiempo. En Ja defensa personal existen cuatro tiempos impor- tantes. Los profanos piensan tinicamente en la velo- cidad del individuo, que es importante, pero solo puede ser entrenada de forma limitada. Més impor- tante es el tiempo necesario para realizar el movi: miento, que viene determinado por la longitud de la via utilizada (economia del movimiento}, y que depende del método. La estructura més 9 menos inteligente del método también determina de forma invariable el tiempo de reaccién. Pero no vamos a profundizar aqui en estos aspectos. Quierc limitar- me en esta entrevista al tiempo necesaric para el aprendizaje de un método. Como bien ha dicho, en cualquier momento puede producirse una agresi6n. De qué le sirve un méto do que necesita de diez afios de entrenamiento para poder ofrecer una proteccién en un caso real? Si piensa de forma realista, deberd admitir que el mejor método sera aquel que ofrezca une protec- cin suficiente frente a las agresiones habituales en el menor plazo de tiempo posible. E: Ahora si que estoy intrigado, escucho. K: Pongamos primeramente en cuestién los méto- dos que necesitan de un repertorio técnico de mas de una docena de movimientos para ser efectivos. E: Bueno, estoy seguro de que la mayoria de depor- tes de combate tienen cien e incluso cientos de movi mientos. {Qué hay de mato en ello? K: Vayamos por partes. Primeramente juguemos con las matematicas. El estilo X tiene, digamos, 5 posiciones. Como ocurre en muchos estilos, para cada una de estas posiciones hay un movimiento hacia adelante, hacia atrés, hacia la izquierda y hacia la derecha. ‘A continuaci6n vienen los giros y al menos 5 0 10 técnicas de defensa ... E: ... Bloqueo superior, inferior, exterior, interion, 29 El mejor sistema de defensa personal es el que permite contrarrestar el mayor niimero posible de ‘ataques con el ‘menor mimero posible de movimientos bloqueos reforzados, defensa con dos brazos, defen- ssa con las piernas. K: ... mds tarde se han de aprender los diferentes golpes de pufio: golpes con la cabeza del puito, con la parte exterior de la mano, con la parte interior, con la parte posterior de la mano, con Ia parte pos- terior del puo. Ademés, hay que afiadir un gran ntimero de técnicas de pie, de codo y de rodilla. Estas son s6lo las técnicas individuales. Todo esto ha de ser combinado para adquirir la coordinacién suficiente. E: Si, pero este en'renamiento basico no conduce a nada. Estas mitiples combinaciones han de ser ipracticadas frente a un contrario en movimiento. Mi estimacion de 100 movimientos ha sido seguramente muy baja ‘También hay que tener en cuerta la defensa frente a combinaciones de ataques. Algunos profe- sores de defensa personal hablan y escriben de mas de 10.000 posibilidades diferentes de atuques sin armas. : Por eso la mayoria de las artes de defensa perso- nal tienen varios miles de técnicas de contra, Es légi- co, cuantos mas recursos se posean tanto mejor, <0 no? K: En realidad es al contrario. Cuantas mas técnicas existan para la elecci6n, mayor seré Ia confusi6n en tun caso real. En ‘racciones de segundo debe deci- dirse por una solucién. Cada proceso de decision requiere también un tiempo, en este caso un tiempo preciso. Cuantes menos decisiones tenga que adoptar durante el combate, mejor, mas répido podra reaccionar. Por eso, también en la préctica de Ia defensa personal se puede aplicar el lema: jmenos es mas! El mejor sistema de defensa personal es el que per- mite contrarrestar el mayor ntimero posible de ata~ ques con el menor nimero posible de movimientos. E: En su opinion, el mejor método seria aquel que con un slo movimiento pudiera responder con éxito ante todos los ataques posibles K: ;Correcto! Por eso cité el sistema Smith & Wesson. Cargar,