Está en la página 1de 35
Bspacios PARA LA LEcrURA Dime Los nitios, la lectura y la conversacion Aidan Chambers ‘Traduccion de ‘Ana Tamar Amieva 5 ‘Alguos deo ibs comentados po io nas casas Insignia tin guadory osc pcden conse fine {e-Por lotto intent selecinar ptf ue no requiem onocimisto dtl dl Hero pra entender go se est den Alcea ya como a acts mange Introduccion 30s en Ia era de la conversacin, La gente nunce antes habla tanto El telefono la radio el cine, la television grabaciones en audio y video han incrementado nuestras snidades de conversa, no sélo cuando estamos juntos, tambign través de a distancia ye tiempo. Este ha sido jo dels plitica, Tats, «los nies se es enschaba que podian ser vstos, no oidos. Hoy se critica a los adultos porno escuchar lo fente aloe nis, que son estimullados denteoy fuera de cuela para que expresen sus ideas. En estos dis se nos Por cémo nos xpresamos,yes0 Ho significa que hable Fmiejor nique escuchemos con mis atencién que nuestros pasatos en épocas menos locuaces. Dime tata de como ayuder a los nos a hablar bien sobre Iibros que han leido, Y no slo hablar bien, sino tam- in a escuchar bien (lo que quiero decir con bien seid ala ‘espero, en el camino). Ya hablar bien no sélo sobre libros, sino sobre cualquier texto, desde una palabra asta fescritos que lamamos literatura, que es el tipo de texto ‘el que me voy a concentrar. Dime se complementa con EI Timbiente dela ectura, que se ocupa de como los adultos ay Man alos nifios a gozar dels libros, ofreciéndoles contextos actividades organizadas para estimular a os ninos a ler vida ytflexivamente Al igual que su complemento, est li bro est dirigido a quienes trabajan con los nifosylos libros, Pprtcularmente ls maestras: tanto las que quieren actual ay revisar su prictica como las que reién comienzan su No estoy intercsado en la conversaciin en sf sino en el papel que juega en la vida de letores que discriminan plensan y fran con aletura. Porque creo que ls letra como wn todo (que es mucho mis queel tiempo que tardamos en pasar nes tra vista por las péginas impresas) cs una actividad mucho mis productiva, mucho més valiosa, que la conversacin por s{ misma. Pero tambien creo que la conversaciin es esental fen miestras vidas en buena medida porque la mayoria de ‘nosotros, como suele decirs, no sabemos lo que pensamos hhasta que os oimos diciéndol, Sempre y cuando sepamos ha- blar bien yno dejemes simplemente cae las palabras en un prloteo sin sentido que no nos leva ningsin lado, iablar bien sobrelos libros es una actividad en si muy va liosa, pero también es el mejor entrenamiento que existe para hablar bien sobre otras cosas. De modo que,al ayudar los fios a hablar de sus lecturas, los ayudamos a expresarse acerca de todo Io otro que hay en sus vidas En lara dela conversacin, que podria ser més itil? Recientemente, en Canads, asst a una clase con nls de diez afios que hablaban tan bien sobre susleturas que un maravi lado educador, también de vista, le pidié ala maestra sus punts, “Bueno —contest ella, si me lleva a mi con todos los libros de nuestro soln, y me permite hacer com sus fos lo que he hecho con éstos durante los itimos meses, tendré mis apuntes de clase” Fnsefar alos lectores, sean ios o adultos, a hablar bien, ‘noes algo que se logre en unos pocos dias, nies une empresa programitica que se pueda expresar en una lecién de tres [pasos mecinicos que cualquiera pueda seguir con éxito Inc escribir porextenso sobre el tema no leva obtener resl satisfactorios. El hecho esque aprendemos a habla bien sand con gente que ya sabe como hacerlo, del mismo que la mejor manera de aprender a ensefia es trba {con una maestra experimentada. Como lectoes, como \dores, como maestros, todos somos apendices.¥ al queen las artes basadas en una destreza manual, 6 ni je puedo hacer es ofrecer informacion prctica, explicat 1s de los procesos y resumir las regs bsicas desarro- or practicantes experimentados. HI resto (el arte yl a) slo se aprende con el hacer, Nobay aaj yno exis: camino més que la prictcs. sm mi experienca, el mejor lugar para empezar somos os mismos como letore yhabantes. Durantela década aos ochenta fui parte de un pequetio grupo de maes. que nos rouniamos para mejorar nuestra manera de ense i lecture alos nites; entonces descubeimos lnimportancia Is conversacién en este proceso. De ahi surgi lo que co 1s como el enfaque "Dime":n enfaque, no un mérodo sistema ni un programa eequemitico, No un conjanto de repas, sno simplemente una manera de formular tipo de preguntas que cada uno de nosotros puede iar para aastarlas a su personalidad y a ls necesidades estudiantes le breve linro ha crecdo sobre esa base ye ha ido afi yextendicndo gracias al trabajo realizado por my por maestros que me han communicado sus experiencia: des quellos qe trabajan con ninos de preescolar, pasando por ie primaria secundaria ypreparatoria, hasta quienes fo: tomo futores de maestros que estudian un posgrado 0 lin yen activo [Aligual que El ambient de a lecturay osraspublicaiones Me Thine Press,como How Texts Teach What Readers Learn, ‘de Margaret Meck. y Read With Me, de Liz Wateslan, ese li bio debe considerarse como un taller, més que un ensayo a tna disertacin. Aunque, por supuesto toda enselanza pric tica necesita estar culdadosamente afincada en la tori El cenfoque “Dime” se frjé a partir de lecciones aprendidas ene estudio de a fenomenologia dela ectra en la que nos ays ‘46 Wolfgang ise), junto con la teora dels recepei6n os agudos aportes de os critics feministas (especialmente lo que dicen acerca del diseurso cooperativo) y los eeritos de varios pent sadores. especialmente Roland Barthes, Jonathan Calle, Je rome Bruner, Margaret Meek y Wayne C. Booth, Un timo comentario @ modo de introduccién, Ensteunal