Está en la página 1de 13
Motivos del pensamiento postmet tafisico También Ta situacién deta filosofia actual parece haberse ‘vuelto inextricable. No me reieo ala dsputa de esvelas ilos6- cas; pues esa dispota fue siempre el medio en que se movi la {losota. Me refiro ala disputa en torno a las premisas en que ras Hegel se habian apoyado todos los partidos. Lo que hoy se hha vuelto oscuro es la poscinrespecto de la metafsiea ‘Univoea fue durante mucho tiempo la postura del psi ‘mo y de sus sepuidores; el postvismo habla desenmascarado los problemas de Ia metafisca como algo sin sentido, como proble- 'mas que podian dejarse de lado como alg sin objeto. Mas en esa furiaantimetafsia delatabase la inaclarada intencion cients {ade clevar a absolut las ciencias experimentales, Ambivalentes habian sido desde el principio los esfuergos de Nietzsche por ‘superar la metafisica La destruccién por Heidegger dela historia 4e la metafsica!y la critica ideoldgiea de Adorno a las formas ‘modemas de filsofia primera encubierta®tenfan por meta una ‘metaisicanegaiva, un ereunscribi negativamenteaquello que la ‘metasea habia tenido siempre en mientesy habia errado sem Dre. Hoy, de las cenizas de este egatvismo se levanta la chispa e una renovacion dela metfsca, sea en forma de una metal siea que trata de afirmarse asf misma tras Kant, sea en forma de luna metafsia® que se apresura inrépida a salar por detris de la Dialéctcatrascendental de Kant. Estos movimientos de retorno ala metafisica, y me refiero a TM. Heeger Mache tnos igen, 1961 : 2h, W. Adooo, Zar Meira ar Enemas, Staiat, 196, SB Meet cnn, con 2 Spa, Pe ay, xs = Jo gi hay que tomar ef serio} oscilan en medio de nna corona | Yesdaderament Surrealist de imdgenescerradas del mundo gus ‘en teminos de mala especulacion se componen de fragmentos de teoris cientifcas. La New Age stisface de forma un tanto pars. | dojica ta nevesidad que parece sentir de ee «Uno y Todor que se le fue para sempre, invocando abstractamente la autoridad de tun sistema de a clenea, que cad vere wcive mi opaco. Pero ‘nel mar de una comprensién decentrada del mundo tales cox. ‘ovisonescerradass6lo pueden estabilizarse en islotessubeal- turales que de uno u oto modo logran bindarse contra chex- Pese alo inextricable o inabarcable de esta neva situacién, tai sospecha es que nuestra situacién de partida no dfiere en lo csencial dela de Ta primera generacon de discpulos de Hegel Eh eve momento la filosfia habla mudado su estado de agrees: ‘ism: desde entonces carecemos de toda altemati Imieno postmetalisie'- Vay a recordar pitta algun ‘Wel petsaiiento postnetafsco, para tratar después cuatro me tivor de desassiego, com los que Ese se vio confrontado: motives se problematizaron ala metaisica como forma de pensamicnto Y¥que al cabo lograron devaluarla. Dejando an lado la tradiion atitoteicn, voy a lamar «metisicar smpliicando. quize en exces las coras, a esa tradicion de iealamo flosSicoy que se emonta a Plan, y que a traves de Plotino yc! neopatonisino, de S: Agustin y Santo Toms, del Cusano y Pico de Mirandola, de Descartes, Spinoza Leibniz, alcanza hasta‘ Kent; Fiche, Schelling y Hegel E materialism y el eseetcsio antius, eh ‘tominalsmo medieval y el empirsmo thoderno representan mo feos antimetaeos, que permanecen,eniperos dento:det——~ horizonte-de las posiblidades de pensamiento abertas por la metallia. La plralidad y aiveridnd de planieamiepios meu ‘eof pusdo reducriasa un Gnico titulo porque, desde la distancia {ge el tema exige, lo tnico que me interes son tres aspectos Voy refernme al motivo dela unided, un tema sin duda caree | terstio de a filosota primera, ala equiparaion de ser y penss- siento ya la dimension salvia del modo teoretico de Vita, en tuna palabra: al pensaiento widenttotion, ¥-al concepio | To Neiais. Ba los rpetimentan-una peculiar refracién en el trénsto al subjetivsmo de Ia edad modern ‘ASPECTOS DEL PENSAMIENTO METAFISICO | Pensamienioidentario. La flosofia antigua hereda del mito 1a mirada al todo; se dstingue del mito por el nivel conceptual en que refiere todo al Uno. Los origenes ya no se representan con ia intuitividad narratva que habia caracterizado al mito, et decir, como protoescena y principio de la cadena de generacio- nes, como algo primero ene! mundo, Antes bien, esas origenes se an sustraido alas dimensiones de espacio y tempo y quedan abstraldes en un proton, que, como infnito, se enfrenta al mun- {do de lo finito ole subyace. Ya se lo conciba como Dios ereador trascendente al mundo, como fondo esencal de la natualezs, 0, {inalmente, en términos més abstractos, como el Ser, en todos os ‘casos surge una perspectiva en que las cosas y sucesosintramun- ———Finieron a la metafisia desde fuera, ¥en Ultimo termina social Iiente determinadss, las que problematizaron esa forma de pen- samiento: — FI pensamiento totalizante, dirigido al Uno y al Todo, ‘queda puesto en cuestion por el nuevo tipo de racinalidad pro~ Sediment que se import desde ef siglo XVil con el método _———txperimentl de lar ena de leza ¥ deste siglo xv arr errormatsns tanto en teoda moral y en teoria det Derecho asia en a ‘dela naturaleza y el derecho Iuevo tipo de exigencias de fundamentacion. Estas sacuden el Drivilegio cogntvo que se habla autoatribuido la ilosofia. = En cl siglo 20x surgen Is ciencis hisricoshermendut sakes eles velo nuevas eperieneas relate air ontingencis "Ta neni stores bra fuerza de Wave ls dimen- sioner de la finitud frente 4 una ra2én endiosada ef Téxninos —— lista, que renuncia a quedarsituada en la historia. Con ello cosifieacion y funconalizacion de las formas de tao formas de ida at como ala avtocomprension objetvista dela cencia y la {éenica. Estos motives fomentan también la erica alos funda- ‘mentor de una flosofla que embute todo en relacions sujeto-ob- jeto. En este contexto hay que stuar el cambio de paradigma ‘desde la filosofia dela conciencia a la flosofta del lenguale. = Finalmente, el primado clasico de la tora sobre ta préc= ‘ica no logra resist a evidencla de unes interdependencias entre ambas, que cada dia se tornan mis patents. La inserién de las ‘operaciones teoréticas en sus contextos prticos de nacimiento ¥ aplicacion, hace cobrar conciencia de los contexios cotidianos tea patos yb commit, Con Hes, por henplas ae ‘mundo de la vida, étos cobran rango Blos6id.. Eos “ Voy a eniint én lo que sigue en citos aspects de la conmo- in que experimenta la forma metafsea de pensar, tratando de ‘mostrar que el trénsito al pensamiento postmetafiico nos coloca ante nuevos problemas. Como puede reaesionars a estos proble- mas suridos as ‘eines Tl, RAGIONALIDAD PROCEDIMENTAL La filosta permanece fel ams ongenes metatscosmien- teas pueda partir de ques razdn cognate se reencuentra as ‘misma en un mundo raconaimenteesucurado 0 puede smi nar ella misma a Ta natualeray al historia wom estroctura ‘acional, sea en forma deena fendemeataciontaeendetal 9 ‘or vi Je una pentraion dace del mundo, Una ttlidad ns raconal, ea la del mundo ola de la subjetvded formadora ‘de mundo, asogura asus miembros o momento pertslres a Paripacion en la anén, La raconaldad es ponsada como re- ‘Sonalidad mate como un raconalidad qu organiza tos con: tends del mundo o que es leibeen tales contenidr. La razdn cs'un razon el Todo y ss partes. Frente 8 exo, ls moderns cence experimenaes yuna mmrdl qu © ha vctosutnom slo ean a de la ational dad de propio avancey de su provedimiant, a saber: dl Inétodo det eoocimleno cena ode panto de vista strato desde el que ex poable resolver ago en mora. La raconldad Se eng reducndose a raconaliad forma tan prontacome ia Taconalidad dels contenios se evapora y converte ou val ‘ex dels resultados. Esta depend de la racionalidad de los [rocedinientos conforme logue te tatan de resol ls Droblemas ~empiiony terior en la comuniad de ives {dors yen ineslom de In ceca onanzad, Y problem Frito morales ena comnidad dos adedanoy de un Eta {io democrtioy en el sistema jor, Como raconl no puede Yer ocd scar on qe lt den mn, ‘2 que el propio sujetoproyeca,o ue mace del propio proces de formacdn del epit, sino Is sole de problemas que Togramos en nuestro tra con la realidad, seni procedimice 10s. La reconalidad procedimental no puede garatza ya una Unidad preva ea la diverstad de los tedmenos. 4s Junto con la antcipacién de Ia totlidad del ente se derrum- ba también Ia perspectva desde la que la metatisica dstinguis ‘entre esenciay fendmeno, Las estructuras subyacentes, de las «que en la ciencia se hacen derivar los fenémenos, no pueden fener ya més alcance que el de las teoras que tratan de expliear- los; pero esas estucuras no quedan ya inserts en el plexo de remisiones de una totalidad. No arrojan ya lz sobre a situacion del inividuo ene cosmos, sobre su lugar en Ia arquitectonica de Ja razén o en el sistema, Al conocimiento de lanatutleza se le ‘van de la mano la esencias, al igual que al Derecho Natural: Con la separacién metodoldgia entre cencias dela naturalezaycien- clas del espritu se forma en vex de eso una diferenea de pers Pectva entre fuera y dentro que sustituye a la diferencia entre senca fendmeno, Para las ciencias nomoldgicas de la naturaleza s6lo puede resultar ya admisible una actitud objetivantey basada en la ob- servacion, mientras que las eiencias hermenéutieass6lo pueden Illa acceso al mundo sociocultural através dela acttud real zativa de un participant ea la comunicacin A este privilegio de 1a perspectiva del observador en ls iencas de a naturaleza y de 1a perspectva del participante en las ciencias dl esprit respon- ‘dena escisin de émbitos objetuales. Mientras que la naturaleza © opone a un acceso desde dentro en trminos de comprensién Y reconstruciony solo parece plegarse an saber nomolégico, Contraintutivo y gobernado por Ia abservacion, el plexo de las producciones sociales y culturales se abre, por at dectio, desde ‘dentro a un procedimiento interpretative que parte del saber intuitivo de los partcpantes. La pretensin esencialista del co- nocimiento que trata de aclararplexos de sentido rebota contra la naturaleza objetvada; y el sustiuto hermenéutico que ese pensamiento esencalista puede hoy tener, slo vale para aquella esfera del no-Seren la que, segin la idea que de ella se hacia la ‘etafisca, las eseacasideales ni tiquiera podrian hacer pe Finalmente el saber metddicamente generado dels ctencias modemas pierde también su peculiar auarquia. El pensamiento ‘que operaba en téeminos autorrferenciales ala ver que totaliza. ores habia de scredtarse y fundamentarse a x mismo como cconocimiento filossico transiendo conceptualmente el Todo de Ja naturaleza y de la historia, y ello ya fuera mediante argumen-~ {os relatives a fundamentaciones kimas, o mediante el desatro- lo en espral de un concepto que todo io acababa engullendo. ‘Las premisas, en cambio, de que parten las eorias cientifeas $610 46 : ‘ventan cimo hipstesis'y deben fundamentarse a partir de sus ‘consecuencias, sea mediante confrmacion empltica, 0 por cohe- ‘encia con otfos enunciados ya aceptado. El falibiismo de las teorias cientificas es incompatible con el tipo. de saber que la flosofia primera se autoatribuye. Todo sistema comprehensivo, ‘cerrado y dfinitivo de enuneiados, para pretender set defnitiva tendria que estar formulado en un lenguaje que no requirise comentario y que no permitiese ya correcein alguna, ninguna jnnovacién, ninguna interpretacén que hubese de toma distan- cias respecto de ;tendra, por as decilo, que detener su propia historia de influencas y efectos. Este eaticter definitvo es in ‘compatible con la apertura no prejuzgada del progreso clentiico ‘el conocimiento. Por esta razén el pensamiento metafsico hubo de quedar perplejo cuando el saber quedé atentado en una racionalidad Drocedimental en vez de material. La autoridad de las ciencias experimentales obligé al losofia desde mediados del siglo XIX ‘una estratepia de asinilacign®. Desde entonces los retornos 0 Ja metafsca proclamados una y otra vez no logran liberarse de ‘mancha de lo puramente reaceonario, Pero los intentos de ‘similar Ia filosofia ala ciencias de a naturalezao del esprit, © Ia logic y la matemstica, no hicieron sino crear nucvos pro: Dlemas. ‘Ora hayan sido el materialism vulgar de Moleschott a Bich ner, o el positivismo desde Mach, quienes hayan pretendido cons- truir una imagen cientifica del mundo, ora fueran Dilthey el historicismo los que trataban de disolver la flosofia en historia de la ilosofiay en tipologia de las cosmovisiones, ora fuera el Gireulo de Viena el que tratara de redvir a In filosofa a la estrecha senda de la metodologiay la filosoia dela cienca, con todas estas reacciones el pensamiento filos6fico parca abando- nar lo que le era espectic, a saber: el eonceimienta entitico ‘el‘Todo, sin poder competir, empezo, digo competi en serio, ‘con las ciencias que en cada caso se habfan elegido como mo: ‘elo. ‘Como alternativaofrecisse una division del trabajo que tenia or fin asegurar Ia filosofa, junto con un méiodo propio, xm ‘inbito objetual que le fuera también propio. Como es sabido, fue este camino el que emprendieron Ia fenomenologsay Ia fl 7H Sctdetnch,Phonphe in Detchlind 121-1922, econ 1983, ig 1209 a son nai con a. mae, Faso aos oli in socologia no parecn uber movtrade Cems ES eopeto for ales ovo reserador; a cencias hamanas has stangreido sna y ota vs les ineas de Semarccin raradat ‘Qucdaba como sto recur I hada hci Io inraconal En esta form la losis abria de eegurar sus posesions ys ‘frei a ftadad cosa de a rennci a un cononinto capaz de competi con los demas. Y as, preentcse como tm tacién de in extencia y fe Mosca (ieper), como mito que sive de complements cencas(Ralaowii, come pessar fic rite) come tmnt nt lenguae (Wiens) como actividad deconstructva (Derr ds}o come dice nepntve (Adorno). Empero el anicent Tetmo de esto desindes lo dnlco que despues permite des es Jo que la fowotla noes Toque la flosoia no quete se; mas en tanto que no-ienci a losin ene ve dejar indetrminado st at Las dsterminaiones posts se han tornado imple porgue todo producto cognitvo silo pucde yx aereitare met fed la raconalided del camino por el que se ha oben tered a proceimicntos, yen ta itstanca 2 Toe pred Inleatos qv implica el dsciro argumentative sas perpljdidesexgen hoy una eve determinacin de tas relacones ete flostiay cei. Una ver quel flosta steno pretender esa pers ee cc Sloped, 0 puede mantener se stn enc stern dels cen at sipor adnan as agucla Gest qe son 36 Sx itr ekmpa, porn tcamtento ect Feapecto.de Ta encia cn gener pasar a scare sobre la autocomprensin fait y a racionaliad proce menial que caracerzan ls cen cxperimemtals laevis to puede pretender, un acsexo privepado la verdad, tstar en posesin de un metodo propio, ni tenet reserrado un fan objetual que le fern exctsvo,n iquiera dsponet de tn esto de inucin que le fers pecan, So entoners en ura Sivsion no excluyente del uabsj, podrésporar laos o tucjor que puede dar de 3 J, Habermas, «Die Piloupi se Pacer vad Interprets, en 1, Morsbovasten und hommes Hann, Paci YE pag. 999 « a saber: su tenaz insstenca en plaicanenos univers ya proce de reconsi nina que pare de ser inutvo, pees de cokes fue habln, stan yjugancompeteteena: acelin fel qe, or certo landmine patna qd despojada 5 cate no darn. Extn date recomend Ir Rosi como un partcpante insatiuble en lube cooperate te Saves gue hoy se estverzan por desole une ols de ‘nai ‘Cando la esos ina de eta gis en el sitema de a ini, en moo alguno lene pores que abendonas cress sent agullaretereni as and que crater sn Imettea, Cyando none sentido efeter cl eieees Htotaidd, es cuand se abandons toda pretension deci te