Está en la página 1de 4
ds gop uum de DAT co ack. La television del pais corespondiente grab ‘nce td sn Kor Sto ee 1 pondiente de decision of sistema que se adopt para las entevsts. Puede sar uno de estos dos: 0 bien sub- Tiaras ex elev ions, 0 bien saperpner una vor ‘de un locator que destaqu sabre la vor riinl , en pire, "tape" Este timo procedimiento s© conoce om el nombre de over voi. Una vez echas estas ope- facionen se proceed «ua mezcla del soundiack eon [ns evan bandas 11. DEL OFICIO DEL REPORTERO Y DEL REALIZADOR DE DOCUMENTALES ~*~ 11.1. De la pequefia noticia al gran reportaje: algo més que un cambio de escala ‘Muchos son ls reprteras que se hun curio taba Jando en los departamentos de infrmacicn daria de as ‘Etenas de tclevsin antes de pasar a realizar taboos ‘aus compleon cor puderan ser lox grandes report Jos Lor docurentles. Estos pofesionales poeden he er alcanzado unos nveles de eficacia y hasta de macs- ta.n a confecié de noticias audioviuaes vedade famcnie sorprendent, A iastncas de In pretica cot tana legartn 4 conser (grabar, mon, Iocusionr) ‘lees iformativas de reisima dracién —la mayoria iS tas cule no akanvaré el rina como méxinio—, ar que refijrdn con ceneraprciin y una gran ‘Slomomia de recursos ln realidad Gel evento de gue se ffm ofrecendo una iformcide clara, esquemslica y ontundrue del hecho nscale. Tal es su afin sitet aor, que pensadores como Femando Saber hin cti- ‘ado este proceder con reflexones como la sigulente el estilo televisual tende a comprimir cada ee mas la infommacin en wna paca snes om binadas a meno segin una retirice sofiticada en sus meds, pero elemental en sus contrasts. Como las imagenes son mas expesivas que las palabras, (no porque expresen mas, sino porque expresan me ‘ios pero mucho md Vvdamente ants), tempo Aedicado a cada nesiia ve va haciendo progresiva Imente mis breve. En media hora se pasa revista Sertiginosa a muchos succes, Iteraimente vst no visto.» el expecador garda en su retina esce- nas de too sn haber necesiad entender nada de naa.” Par los profans en estas materias resulta asombro- 0 contemplrel sistema de tnbajo de los ENG. y de los reprtetos de otcas divas, con qué sepiridad se leeciona, moatan cortan en los bancos de edie as imigenesgrabadas, al ez pocosminstos ante, som (que pesiczay celeridad ston, sire somes la resin del tempo que se les echa encima, puss ya se Sabe que ls tleiarios de as cadens tiene uns horas ‘ke ifs inamvibles, lo que conse siempre una ‘espada de Damocls sabi a cabera del repre, a informacin dare oi onde Ia iti esotepone reflex, donde pre ‘omina el esprit de nes y el vale de Choque de as imégenes. A esos niveles, poco puede hablrse de at- ‘eu de Rando Shao] vo“. PAL seme tnd me vueeeVeVUeVUEVUe UU eee eee 8 calasionesnarativas mis complejas 0 wabsjadas. Slo ‘ando a esos mismas profesional se les conf at realizacin de piczasinformatvas de mayor duracign —erinicas de corresponsa,reportajes de dos ote mi. nuts, ete.—es cuando empiezan a plntarse otros pro Demis de indole narativo y a tener en cuts ates -mevos pardietos: ritmo, construceign argument, a switeetur del aiscuno, cle, que en las noticia impacto 'o merecen cnsideracin. Pero, pesar de tx cll, squélos que deban enfrentarse por prera ver cot andes reportsjeso documents no tienen oat 8 de conocimienios que los edguirdon en estos meres. teres, serd muy pobre su bags par legar a reals con éxito trabajos de mayor ena. En ete caso 3 ‘uerrin unos conocmientosnaratives que no so po eden dl campo perioistico, sino que contayen una etenia fel de los mecanismos del dncuso feo, mpleads por os ealizadores de peliculas largo de 1a Historia det Cie ‘Un documenta de larga duracénexige algo mis que 1a prdctica de peparplanon, uno ders de er, acgan una opin arava Heal, de teeiro, En mo ag no un document debe linitare a et frm adoce ‘nal, vulgar, de “voz en of entevst-vor en oles vista tan usa en reporajs de dos oes minute, pe *o quc results inadmisibe en aquellos traajos donde so pretends dar un piso adelante respect al tratamiento "etrico-atio de a informacion, Un documenta exige mucha ms imaginain crea ‘iva, un conocimicatoamplio de los recursos cxpesivos ‘inemnstogrfieas, dela acetuacion arava, dela po sesiondrumitca, de as nica del docudrama, de as Infinit posiiidades de a Ytografay dela baa so ‘ore: De no ser as el repo restate puede sr UUUUUUYUEEUEUeUeeueeeeee un tnbajo plano, menimente expoitiva de lon eshos sin Gnfasisy sn brill, sin asta, sin matzaciones a tgoracin ric alguna s dct, desrudo de agus ‘lementos del leguajefiimicocapaces de conver un Teporje informativo en un Wabajo eargndo de sentido anno. [No és estas atures des obra e dado consan- cia de, en general, pobre conocimiento de la Historia el documental cinematogréfico de que hacen extents ‘ln Tor periods telovisivos, los topos y doci- ‘mentale. Fxisten hoy en todo el mundo un gran ni mero de fesivales, mucsuas y encuentos dedcados a [os documentales einemtogrifion, sfcientomeme su sesivs como para coveliat el ints, no slo de ci ean, sno también de profsionales del mundo dela Informacién televisiva" Ades, en et Teco slencioso de lx Cinemtecas de todos Tos paises dcrmen gran ‘numero de documertales de tiempos pasados que espe- fan el momento de su progecica ante profesioales vidos de conocer Is no desdefable historia del género Lo films de Faberthyy ls peliculas del Pree Cinema inglés deberian sor obras de obligado conocimiento'y tudo para cualquier reporter que pretender acoder ‘la ealiracién de documents telvisives. 11.2, El reportaje “de autor" en el marco de la televisién [No guise scabarderedactar el cuerp diseic de esta obra sn hacer ants consideraciones, de todo orden ‘muy personals, sobre la posibilidad que ofrece Ie tee ‘es it hee Cen Ca 2 isin al documenta “de ator, Debemos entender et enomiaacion —"ue autor" enum sentido laramsn resrctivo. Si bien es verdad gb do document o- Go repraje one un ons ators idencales, th bi ex cier que exist un vel de realizaores ue, sin dejar de ullizar el documentat como vehicula do informacisn, se ineresan por presente y desarollr sus ontenidos a tvés de una Spica esiliscefotaiente Personal, identfativa de un catia propio y de una oar vn re ert eal et Resa diel, © cuando menos, alstoro, que en el puro bio dels servicios nformativos de un anal de Television, se conenple la necsilad de gener ro Actos de un mareado ypredominante nivel de artistic tad, pore en estas areas slempre pins I informicin Sobve culguer ota consideration de ip artistic, ie incluso se contenpla con desconfanza, Sin embry, on numerosce los eaminos a aves de Ios eles el rem Tnador pode tener sceso a a prtica antics del do- camentl par la television. También los depaamentos ‘e prowamnas las dreas de enetenimieto los marcos de prduccin infantil idictca, cultural et, son ots tanas vis, mucho menos rigid, en custo a Ta sce ‘in de documents aistios dentro de ss espacio. De todos modos, une consider que el realizado de ocumemlesadquiee siempre ol compromisn de dott 1s thao, en todos Ios cass y en cual cicuns tancia, de un alo nivel anistco, an tniendo en events (que el fin ine de estox programas es el de informa, ‘documentary transi conecimiento. Peo, com dice ‘certo refn popula, “Yo cote 0 quia lo valent” ‘ajo paral final el sor apridule de unas conde raciones qu, como colon, ier trnsenii n home a je w ese posi hombre de imgenes que ex Jean- [Le Godar Afrma el gran cncastasuizo: “Para el cine ex ae, La elvis es la cultura La cutura no ene nada que ver com el arte. La eulura es como la agriutiure, que responde a necesdades, Se necesita ‘omer y entonces se hace pan, cereals, ipa, mate faa, Pero ex una neceridad. Yo no tengo el deseo de ‘omer: engo la necesdad de comer Es necsaria des pues, cocinar clris pats. Bso ya es arte, quid arte ‘gastronémico” He aqui el quid de a curtin. Y confen, para aa- bar, que on eft bro que eller tene em sus manos, he preted, sobre too, refereme al arte caine del cocinero de documentales. EPILOGO: UN OFICIO DEL SIGLO XX ssi ee Ee mi. is ‘oo eae autor est un tanto extenado, a ets aus de su trabajo en este libro, ts if paso a paso desmenizande los aspecos tesrico pdction de ene olisio de hacedor de documenales y eporaes para la teleisin segin ‘selialan lis norma dela orton y del iodo die ico El autor quiere solar laste octal, olvidar los conocimientos isiricos y téenicos y dejase evar por os impulsos del corsa y dels sentimientos. El ator completamente consiente de que eusno escriba a Patr de ahora en ese epilogo pce ser wtlizalo en ‘onta suya, No imports. Este capitulo final dele obra ‘rk un can de sasre que coger, sn un orden pe ‘stiblecdo, reflexions oben n pri de ra propia cies profesional