Está en la página 1de 7

La metáfora de la vida como sueño

En el teatro barroco un tópico que aparece frecuentemente es la confusión entre sueño y realidad-
por esto se entiede la idea de la ilusión de la vida. La experiencia de vivir es como una sombra,
algo que no posee contorno sólido. La idea fundamental expuesta en el título tiene su origen en la
moral budista que dice que la vida es como un sueño en el que el hombre no sabe si está
despierto. Calderón usa este tópico en el drama ¨La vida es sueño¨, en la Jornada II, Segismundo
se despierta en palacio y tiene que afrontar si lo que está viendo y viviendo es real o ilusión .Ha
sido narcotizado y, por tanto, no es consciente de que ya no está en la Torre pero en el Palacio.
En uno de sus monólogos, afirmará: “decir que sueño es engaño, / bien sé que despierto estoy. /
¿Yo Segismundo no soy? / Dadme, cielos, desengaño” (Jornada II, Escena III, vv. 1236-1239).
Es confuso y trata de realisar si lo que esta pasando es en su cabeza o es realidad, esta es la
primera vez cuando el personaje no hace la distincion entre lo que puede ser ficcion o
autenticidad.

Su segundo recurso, es agarrarse a los sentidos para poder afirmar la realidad de lo otro, del
mundo. En la misma Jornada II, Segismundo, enfurecido, arroja por el balcón a un criado que le
impide besar la mano de Estrella en presencia de Astolfo. El rey Basilio, su padre, le dice que
debe de ser más humilde porque pudiera estar soñando lo que está pasando en ese momento.
Segismundo en su conciencia, invoca a los sentidos como el fundamento seguro de su afirmación
de la realidad que está viviendo: Basilio “[…] mira bien lo que te advierto: / que seas humilde y
blando, / porque quizás estás soñando, / aunque ves que estás despierto”. Segismundo “¿Qué
quizás soñando estoy, / aunque despierto me veo? / No sueño, pues toco y creo / lo que he sido y
lo que soy”(Escena VI, vv. 1528-1535).

Sin embargo, al final de la misma Jornada II, Segismundo se da cuenta de lo poco seguro que es
apelar a los sentidos para afirmar la realidad; cuando se vuelve a despertar, de nuevo prisionero
en la Torre, Clotaldo. “¿Es ya de despertar hora? (v. 2090) / Segism. Sí, hora es ya de despertar(v.
2091). La inseguridad frente al imaginario persiste: Clotaldo. ¿Todo el día te has de estar /
durmiendo? […] / Segim. No, / ni aun agora he despertado, / que según, Clotaldo, entiendo, /
todavía estoy durmiendo. Y no estoy muy engañado; porque si ha sido soñado, / lo que vi
palpable y cierto, / lo que veo será incierto; y no es mucho que rendido, / pues veo estando
dormido, / que sueñe estando despierto.” (Escena, VIII, vv. 2091-2107).

Otro tópico empleado por Calderón como recurso dramático es el de las distorsiones de la
realidad o interpretaciones ilusorias-por su insuficiente información, sus deseos y especialmente
por sus fantasías. Aquí están los celos que ven lo que no hay, la ambición, la envidia que
conducen los personajes a equivocarse, a la paranoia y a su propia destrucción.

Los personajes son conscientes de esas deformaciones de la realidad fundadas en la imaginación.
Ante la fantasmagórica torre donde se encuentra el prisionero Segismundo, Rosaura se interroga
a sí misma: Rosaura.“Mas, si la vista no padece engaños / que hace la fantasía, / a la medrosa luz

Con la grande confusión / que el nuevo estado te da. que las verdades son / tenidas por mentirosas. El Segismundo de Palacio. no sueño. vv. Escena III.que aún tiene el día / me parece que veo / un edificio. / ¿cómo mi vida le nombra / sueño? ¿Pues tan parecidas / a los sueños son las glorias. Clotaldo es: ¿pues cómo así. gran señor. del pasado con el presente. señor. yo también lo veo] señas. Luego fue verdad. 50 y ss. por tanto. /pero yo librarte quiero / de todas (si puede ser) /porque has.” Solo desde la vigilia somos conscientes del contraste entre la continuidad de lo real y la discontinuidad de lo soñado. / suspenderme la memoria. Segism. En la Jornada III. 1264-1276). al asegurarle que estuvo dormido todo ese tiempo. 1533-1535). Escena VI. la del mundo en que vivimos. “tampoco hay algo real sin algo imaginado” (Schelling). . algo subjetivo. / con tal respeto me trata? ¿Qué es lo que pasa por mí? Clotaldo. / es mentira o es verdad?/ ¿Tan semejante es la copia / al original. en consecuencia.). “¿Qué quizás soñando estoy. ¿cómo agora / esta mujer me refiere / unas señas tan notorias. vv. La interpretación del mundo El psicólogo Hans G. Escena X Segism.” Clarín rematará que si lo que ven no será una mentira de su deseo: “O miente mi deseo.” (Jornada II. se establece la continuidad de nuestra personalidad. todo objeto real solo puede diferenciarse en contraposición a uno imaginado.”(Jornada I. y. que no es posible que quepan / en un sueño tantas cosas. “Cielos. su propia identidad y la realidad de los mundos vividos por la presencia de Clotaldo y su narración de lo sucedido:“Clotaldo. pues toco y creo / lo que he sido y lo que soy. cuando Rosaura refiere a Segismundo toda su historia personal en un largo monólogo. que es otra / confusión y no menor. / aunque despierto me veo? / No sueño. /y su fue verdad. “Lo que he sido”. si es verdad que sueño. exclama: “Si soné aquella grandeza / en que me vi. de saber / que eres príncipe heredero / de Polonia […]” (vv. / o termino [confirmo. La continuidad de lo real y la discontinuidad de lo soñado La memoria es otro criterio de Segismundo para diferenciar el sueño de la vigilia Segism. asi podemos entender que en ese momento Sigismundo se halla en realidad. logra establecer relación de continuidad de su pasado (prisión en la Torre). Si de nuevo en la Torre llega a creer que su estancia en el Palacio había sido un sueño por la fuerza de la persuasión de las palabras y presencia de Clotaldo. Furth afirma que hay dos formas de asegurarnos de que nuestro conocimiento teórico es verdadero y no una mera ilusión: la coherencia lógica y la comunicación social. que hay duda / en saber si es ella propia?”(2929-2944). el de la Jornada II. Vuestra Alteza. “Ser conscientes” es ser capaces de distinguir un objeto imaginado en oposición a otro real. aludiendo a su presencia y comportamiento en Palacio que Segismundo creía que fue soñado. / me dé su mano a besar. / que el primero le ha de dar / esta obediencia mi honor. / que hay cuestión sobre saber / si lo que se ve y se goza. mil dudas padecerá / el discurso y la razón. / quien en prisión me maltrata. / y las fingidas por ciertas? / ¿Tan poco hay de unas a otras. y viceversa. esto es. Ahora bien. La aceptación de la objetividad se hace posible gracias a la memoria y razón.

a un bruto y a un ave? Segismundo es un esclavo en el más literal de los sentidos: encerrado. Pero si es observada por dos o más entonces toma cuerpo de realidad. sujeto a la Fortuna y a la Muerte será una constante. exclama al final de su monólogo: “¿Qué es la vida? Un frenesí. a un pez. / y los sueños sueños son. expresa esa carencia de libertad. grilletes. A esa prisión llegan Rosaura y Clarín. / ¿Qué es la vida? Una ilusión. en ese primer monólogo. comparándose con todas las criaturas de la naturaleza: “¿Qué ley. vv. y el mayor bien es pequeño. mayor será sus sustancia. La disputa entre el libero albedrío y predeterminación Libertad=estado o condición del que no está prisionero Este es el primero de los tipos de libertad que encontramos en “La vida es sueño”: el hecho de que Segismundo se encuentre encadenado en una prisión real. Segismundo. Su fugacidad. en la Jornada III del drama. eso es lo que ha aprendido y constantemente se lo recuerda así mismo: “que toda la dicha humana / en fin pasa como sueño. sobre todo la de sus placeres y honores. y escuchan las lamentaciones de Segismundo. un delirio o una mala interpretación de lo real. que Dios le ha dado a un cristal. / que toda la vida es sueño.Cuando algo es visto u oído por una sola persona se puede sospechar que es una alucinación. 2182-2187). Escena XIX. justicia o razón negar a los hombres sabe privilegio tan süave. con cadenas. y la fragilidad del hombre y de su suerte. excepción tan principal. / una sombra. e incluso ignorando su propia identidad (motivo del encarcelamiento).3313-14). ignorando el motivo de ese encierro. donde. una ficción. La fugacidad de la vida La fugacidad y fragilidad de la vida es el argumento más importante para empequeñecer ontológicamente la realidad del mundo. cuantas más personas puedan verificarlo.” (Jornada II.” . sin poder salir al exterior. una configuración personal.” (vv. Debido a la falta de conexión que Segismundo encuentra entre las distintas etapas de su vida y a la brevedad de la dicha del amor.

y los presagios cumplidos (porque tarde o nunca son mentirosos los impíos). lo hace condicionado por lo que otro le ha dicho. expresada de manera magistral en el discurso que él mismo hace al final de la jornada I ante sus sobrinos y el resto de la corte: “Llegó de su parto el día. en su sangre tinto. [.... es que ésta existe cuando un hombre hace lo que quiere. En “La vida es sueño”. que adivinos .. o alguien.. En estos términos. Según esto...... que no nos permite realizar nuestra voluntad.. Esta libertad deja de existir cuando hay algo. nació en horóscopo tal..... y por esta causa le encierra. Basilio deja de actuar libremente. estaríamos condicionados por Él (o por las estrellas) y nada de lo que hiciéramos o dejásemos de hacer tendría plena autonomía o libertad. se encuentra el tema de la divinidad. una época donde predomina el teocentrismo.. Destino: Lo más inmediato que viene a la mente cuando se nos consulta el significado de “libertad”. o sea. Basilio se deja guiado por lo que le predice la profecía por Segismundo. Desde el momento en que no es él quien decide ese encierro por propia iniciativa. él es quien tiene la facultad interior para decidir y moverse..] Pues dando crédito yo a los hados..Segismundo vs.. Esto es sólo una consecuencia de la ideología de la época en que Calderón desarrolla esta obra. La idea de la existencia de Dios es indiscutible. Llegamos a la conclusión de que la privación de libertad física sufrida por Segismundo es una consecuencia de la falta de libertad “mental” que sufre Basilio al ser condicionado por las estrellas.. así como la acción que ejerce sobre nuestros actos.. estaba sañudamente con la luna en desafío. que el sol...

me pronosticaban daños en fatales vaticinios. y estoy temiendo en mis ansias que he de despertar y hallarme otra vez en mi cerrada prisión? Y cuando no sea. el soñarlo sólo basta. sino por el embrutecimiento causado por su prolongado encierro. al que ya me referí en el epígrafe anterior. Y quiero hoy aprovecharla .” Esta idea de que nuestros destinos están escritos. “¿Qué os admira?¿Qué os espanta. no son nuevos. pasa como sueño. en fin. no fue por causa del destino. por ver si el sabio tenía en las estrellas dominio. Aunque si en un principio sí se mostraba cruel y tiránico. Segismundo no somete a su padre como habían predicho los hados. pues así llegué a saber que toda la dicha humana. el concepto de predestinación. determiné de encerrar la fiera que había nacido. si fue mi maestro un sueño.

al final de la obra. de lo que le han predicho las estrellas a Basilio. Pero al final de la obra. Sin embargo. que se rige por la ley universal. gana esa batalla final contra el destino. sólo nosotros mismos. de la mano de Dios o de la ley universal que lo rige todo. Algunos dirían que es víctima de su propio destino. Él mismo. reconoce su culpa. admite una influencia indirecta de las estrellas y propone una solución: el hombre prudente vence a las estrellas.” Por tanto. sino revelarse contra él. esto no es una renuncia del concepto de Dios como Creador y motor de nuestras acciones. pues. Esta manera de pensar que se deduce del final de la obra entronca con la filosofía estoicista reinante en la época. Nada rige nuestras acciones. o de lo que él ha creído interpretar en ellas. en un principio. pidiendo de nuestras faltas perdón. su imprudencia al encerrar a Segismundo y al liberarlo posteriormente sin calibrar las consecuencias que ese acto podría tener. Segismundo.el tiempo que me durare. Resumiendo: Segismundo es víctima. Bibliografía . Calderón nos ofrece una visión menos conformista que Sófocles. los hados se han cumplido en parte: el reino se ha visto bañado en sangre así como él ha estado postrado a los pies de su hijo. esos vaticinios no se cumplen. la actuación de Basilio encerrando a su hijo pudo ser una mala interpretación de las mismas. consecuencia de las estrellas. con lo que quedan anuladas las predicciones del horóscopo. en la que el hombre es considerado parte de un universo controlado por leyes naturales inquebrantables. más que una decisión inevitable. no hay que resignarse al destino. los estoicos ven el mundo como un todo unitario y armónico. En realidad. Como escolástico. Por tanto. pues de pechos nobles es tan propio el perdonarlas.

ro/2011/10/calderon-la-vida-es-sueno-vii.es/lengua/thesaurus/pdf/31/TH_31_003_009_0.html (La vida es sueño) .rincondelvago.http://cvc.html(La confusión entre sueño y realidad del teatro barroco) http://html.blogspot.cervantes.com/la-vida-es-sueno_calderon-de-la-barca_27.pdf (La paradoja en «La vida es sueño») http://losmedioscomometaforas.