Día alegre en Siliguri

Pasatiempos de las Deidades:

“¡Él se ha comido todo!”

Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād

Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj

Siliguri, aniversario de la instalación de la Deidad

27 de mayo 2017, parte 2

El Señor mismo aparece por su propia misericordia. Otro ejemplo de esto es el
hijo de Mukunda, Raghunandan.

Un día, Mukunda y su esposa le dijeron a su hijo de ocho años: “Hijo, hoy tenemos
que ir al mercado para comprar algunas cosas para el Señor. Ya he cocinado y
preparado el bhoga, ofrécelo al Señor más tarde”. Raghunandan dijo: “Pero yo no
sé ningún mantra...” “No te preocupes, los mantras no son necesarios, solo
ofrécelo al Señor”.

Más tarde, Raghunandan fue con el Señor para ofrecerle el bhoga. Él ofreció la
comida, pero vio que el Señor estaba parado en silencio y no la comía. Él le dijo al
Señor: “¿No estás comiendo? Oh, porque soy un niño pequeño tú no lo aceptas, y
cuando mi madre te da de comer todos los días, tú lo tomas”. Entonces vio un palo
de un gong de bronce, él lo tomó en su mano y dijo: “¡Come o te golpearé!
Entonces, el Señor dijo: “No, no, no me golpees. Voy a comer”. Y comenzó a
comer. Raghunandan dijo, “¡Debes comerlo todo! ¡Todo!” Después de que el Señor
se había comido todo, Raghunandan llevó los platos de vuelta a la casa.

Cuando sus padres regresaron a casa del mercado, le preguntaron:
“Raghunandan, ¿dónde está nuestro prasād?” Raghunandan respondió, “¿Por
qué? Ustedes cocinaron menos hoy, y el Señor se lo comió todo”. “Pero el Señor
no come, yo le ofrezco el bhoga todos los días, y él nunca lo ha comido. ¡Debes
haberlo comido tú mismo o has alimentado a todos sus amigos!” “No, por favor
créanme, nunca se lo di a nadie, el Señor lo ha comido todo”.

Más tarde por la tarde, su madre despertó del descanso y preparó algunas frutas y
dulces. Ella se lo dio a su hijo diciendo: “Ve a ofrecer esto de nuevo, yo veré cómo
él come”.

Raghunandan entró en el templo con los dulces y las frutas y le dijo al Señor:
“Come”. El Señor dijo: “¡Ya he comido mucho, no tengo hambre!” La madre de
Raghunandan oyó unos sonidos que venían del templo y se sorprendió: “¿A quién
le está hablando allí?” Mientras tanto, Raghunandan decía: “¡Come, come! ¡Come
rápido! De lo contrario mi madre no me va a creer. Ella no cree que tú has comido
toda la última vez”. Entonces el Señor tomó un dulce con Su mano y dio una
mordida; él mordió la mitad y la otra mitad que estaba en su mano. En ese
momento, la madre de Raghunandan se asomó en la sala del templo y vio al Señor
comiendo. Tan pronto como ella lo vio, se desmayó.

Por lo tanto, el Señor acepta todo de sus devotos.

Pueden recordar a Śachī Mātā. Ella cocinó y pensó: “Si mi Nimāi estuviera aquí, él
lo comería todo...” y Nimāi realmente fue allí y se comió todo. Śachī Mātā cocinó y
ofreció un bhoga al Señor y luego vio que no había nada en el plato. Ella pensó,
“Tal vez me he olvidado de ofrecer el bhoga...”

Por lo tanto,

ভে"র িজিন ষ )ভ* লু-পু- খায়

অভে"র িজিন ষ )ভ* উল- নািহ খায়

bhakter jinish prabhu lutiputi khay

abhakter jinish prabhu ulti nahi khay

“El Señor come cualquier cosa y de todo cuando un devoto lo ofrece, pero Él no
toma nada de alguien que no es devoto”.

Publicado en Inglés en: http://scsmathinternational.com/guidance/2017/170527-
JoyousDayInSiliguri-2.php

Traducción y corrección: Mohita Kṛṣṇa Dās
Rohini Nandana Dās, Indra Didi

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful