Está en la página 1de 1

CONSECUENCIAS ECONOMICAS Y FINANCIERAS:Los

inversores retirarían US$1,500 millones en caso de un descenso
de categoría de Perú. • Perú ocuparía el segundo lugar en este
índice del MSCI, con un peso de 12.8% (detrás de Kuwait).

Perú tendría un decaimiento de volúmenes de negociaciones en
la bolsa de valores de lima debido a la salida de algunos
inversionistas de nuestro país.

La principal consecuencia sería la salida de inversionistas. “Hay
algunos fondos en EEUU que invierten en emergentes, entonces
utilizan el MSCI EM como benchmark. Con un 0.4% que tiene el
Perú, el inversionista puede sobreponderar o subponderar. Pero
si el Perú sale del índice, todos estos fondos no tienen por qué
tenerlo”, explica Alberto Arispe, gerente general de Kallpa SAB.

Otro efecto importante es que se vería afectada la percepción
de riesgo del país. “También habría un efecto negativo sobre la
percepción de la fortaleza institucional peruana, lo cual sería
injusto, pues la consulta se hizo por problemas de liquidez y no
por apertura de mercado, control de capitales o estabilidad
macro.

Los mercados frontera no están exentos de riesgos. “Uno de los
riesgos más habituales en estos mercados es la liquidez, que
puede ser un arma de doble filo”.
En el aspecto financiero Tendría un impacto negativo en el
mercado peruano, ya que los fondos institucionales y de índice con
territorios de mercado emergente probablemente tendrían que
desinvertir de este mercado sudamericano