Está en la página 1de 19
METATEMAS Libros para pensar la ciencia, Coleccién dirigida por Jorge Wagensberg Yves Coppens LA HISTORIA DEL HOMBRE Veintidés aftos de lecciones en el College de France (1983-2005) ‘Tradaceign de Novia Viver Bari tusQuers iii: Hide Home 2 ag oa Bao enor Ct Cty Roma eda Dicto genome ude tee eco nes res on ei egy Coe FO sine Kaksiacesnes Deptt 7209 ‘Pettaase Bea ‘Eder Reeioae ued geen ri ui om deepal, dic, Se RS ental cc eae pons indice we 116 120 ira) 133 138 Prélogo Introduecién Leccia inaugural 1 Primer recorrida: De Ios primates ‘a Homo sapiens 1983-1984, Los homiidos enes del hombre 1984-1985. Los hominidos antes del hombre ‘continuacién) 1985-1986, Los primeros hombres 1986-1987. Los hombres inermedios 1987-1988. El vtimo hombre fit 1988-1989, El dio hombre sil (comtinucin), los Cro-Magnon de otros lugares 2, Segundo recorrido: Actualizacion 4e las actualizaciones 1994-1995. Nuevos huesos y nuevas piedras, ‘modelo envejecida 1999-2000, La actuslidad det pasado 2000-2001. El conjunto de los antepasados 2002-2003. El poblamiento humano de Eurasia 2003-2004. E1 poblamiento humano de Eurasia, (contnuacién) 1993-1994. El poblamiento de América 2004-2005. La historia del hombre: lo que sabernes ur 1s 161 169 176 187 196 207 219 238 2a 251 29 3. El medio ambieme, la cultura ¥ylahistoria de nuestasciencias Et medio ambiente 1989-1990, EI medioambientalsmo 1990-1991, E1 medioambientalismo, eafogues 'y métodos 1997-1098, EI teeno, lecture del suelo y del subsuelo 1998-1999. Ei poblamiento de las Lacultura 1996-1997. Quién hace gus, cusndo, por gu, cto y dénde La historia de nuestras eiencias 1991-1992. La historia do la historia del hombre 1995-1096. Hipstesis, su uso y sus limitaciones 201-2002, Vass yhuesos ‘Anexos Seminarios Coloquios Apéadices Glosario Bibliogafia Nous ‘A Martine y Quentin, ue an visio (stido), eda so a pepaci de as clases, cl tempodedicado a imparts a redactar (a menudo en vera) lo resimenes para el Anuar, ‘eis aioe paral dez ates para 6 ‘Ate memoria de mis colegas Henri Albertini, ‘ratte Bourde, Jacques Briar, Jan Dastugue, Pierre Dele, Henri Delporte, Francis Clark Howl, Tan Jelinek, Jaoques Lacarire, Lien Leckie, ‘Jean-Charles Souniay Andor Thoma, Jnvitadoe a dar confeteacasoseinsros en mi tba ya fallecdos G Ci Teibal 220te 1228, Sa Prélogo La presin (suave) de muchos asistenes foes y nostlgi- ‘0s mela animado a reunit estas cates y estos seminarios. ‘eintidésafosrepresentan, en efecto, una pequela por- cin de historia de las ciencas y de historia de la evolucién ‘de as dss, adem de la historia de la evolucin de las ideas el autor. Este encadenamiento de textos, con sus bipéteis, sus vacilacones, sus presunciones y sus anticipaciones, ha resultado finalmente divertido de componer. Como el tiulo de la obra compromete también ala Tnstitucién, he quetido ‘enumerar los seminaries y los coloquis para de una vision 4e conjunto de Ia ensenanza de las dicipinaspresentads en cl ttulo del itera, Paleontropologia y Prehistoca, rl como se ha impartido durante este periodo (etn 68 conferencias ada por 24 invitads de 12 nacionalidades). En realidad, este priodo de veintides afos, 1983-2005, sto caracerzado por una extaondinaria fecundidad de .» Emtonces lve roca spat y ea comin or oa pedis observa gu exe extra por al rigor dol prehistoria slo qu io mila concienci ls ‘ists creas, hace aia come hai in !nyoologt inn a misc no pede despre bay 2 i in extatgrafi ila dstrbucion de objtosen cada nivel. ni Sigiara log restos esqueltcos, tan molestos cuando se en- tueniranenteros; ino alvidemos, por ejemplo, que un esve- Ito umano est fomado por 20 hues! En utto 1 Teontologi, se ha visto nducia a inventar la tafonomia, 0 ‘studio del paso de Ios restos animales 0 vegetaes de a bios- fera ala litosfre, de la biocenoss ala tanatozenesis, ciencin {que presenta aor ayudada por la observaci6n contemporé- fea incluso la experimentaci6n, un desarrollo leno de inte~ ‘es; en efecto, como se peda sospechar, el grado de conset- ‘ation de los files depende del sedimento que los envuelve J de la distribu natural de los restos orgénicos en una “apa funcin del eardte, a foera, la velocidad y el sentido ‘el agente responsable de esta dstrbucién. Finalmente, dado {que no de los eseasos recursos del preistriador cuando re- flexiona sobre ls constacciones, las artesaniasy ls scni- cases dingise al extrocdinaio laboratorio que constrayen fos seis mil millones de horbees que viven en la actulidad en 1a Tiere, muchos aspectos de la etologia le siren de ayuda ten su invesigacidn, sobre to, desde hace algunos aos, cl ‘studio de To que deja en el suclo tds Is poblacién conten pordnea cuando abandona wn habitat. Puede inentarseesta- becercomparaciones, siempre que se manejen con grandes recauciones, pues evidentemente nunca pueden supesponer~ Eevde manera simple y directa sobre el modelo prehstric. ‘Todos esis tabs, de desarrollo reciente —Ia tafonomia no se eplicé de manera sistemitica hasta 1970—, han dado ‘tra dimensiGn la paleoantopologia y 4 la preistora, al trismo tiempo que ban ediicado una escuela de preci de pacenci. Permitaseme rendir agut wn homensje a mis maestros y {jefe que me enssiaron, en la Universidad de Rennes, la pre- Fistor la historia antiga y I excavaci, Pere Roland Giot tn la faculiad de Ciencias y en los montculos tumlarios 0 fos tholos neoiticas de la Croix-Sain-Perre, de Quilio, de (Car o de Bamenez, Pie facultad de Letras y Biavioreca 3 ‘en os campamentos fortiicadosgaloeromanos de Trouguer en ‘Cleden y Cap-Sizun,y sludar alos companeros que compar- tieron estas ensenanzas, Jacques Briard, Jean L'Helgouareh y ‘Berard Moussié en prehistoia, Lous Pape, René Sanquet yy Dominique Bousquet en arqueologis, Sexi posible continuar drante mucho tiempo mds esta leccién prolongando la lista de las tSenicas recientemente splicadas a nuestros dmbitos,ensigueciendo la de las disc plinas que colaboran con ells yesforzindonos por valoar el ‘extraordinario crecimiento del campo de la paleoantopolo- ia y dela prehistora, Pero baste con seal, en este punto de Ia exposicisn, fo inmenso que ha sido este desarolo di- ‘ante los itimos veinte alos, Jo incretble que a resultado el ‘aumento consecutive del ndmero de datos yo sorprendente ‘el nimero de ideas, Hoy parece claro que, después de un periodo wn poco confuso, se dibujan las lineas de nuestra historia y que, para ‘empezar, las famosas ruedecilas de lacuna de la humanidad fon las que se divertael padre Breul se han prado defnti- ‘vamente. Nuestros ascendiontes, afrcanos diane millones de alos, se habrian enconeado, hacia finales del mioceno, te legados ala selva y Ia sabana arbolada, que cruzaba el Aftica ‘ecuatorial del oeéano Auléntico al ooéano Indico; el hunch ‘micato del valle del Rif, scompafado de movimientos de clevacidn de sus bordes, habriadividido en dos partes des. iguales ala poblacin de nuestos antepasado, un corte sim= Plemente teeténico de entrada que se convitis en barera ‘xolégiea como consecuencia de una divsin de las precip- taciones. Nuestra historia es, pues, Ia bien conocida de la evoluci dels pobaesonesinsns. Enie ef Rit el ost no Adlntca, los primos del este mantienen 0 mejoran su adaptacion al medio arbolado; entre el Rift y el ocean 0, os primos del este luchan por sobrevivir en un medio que Se desforestay al abricse, los descubre. Llamamos pénidos a los primerosy hominids alos segundos. Louis Leakey, Ca. mille Arambourg, Mary Leakey, Bill Bishop, Francis Clark Es Howell, Richard Leakey, Jean Chavalln, Maurice The, Donald Johanson, Jon Kalb, ohn Desmond Cla, Timothy ‘White, Hiden Ishida yo mismo hemos recogdo me de dow mil restos de ests homfaos Pre se aman ast Toptecos, despite Homo habils; primero se endtezan, 30 tShipan con on enctflo cada ver ms impr y eda tno ign, ya atc de os tes millones de fos, spare ens ado los primeros objets tallados del mando, que fovelan la ea una selexion, de un aptndicje, ds von complicacin de la scidad y de un desarrollo dels comi- nicacones ene 40s miembos. En el mismo momento en Geena misma reign ques ec, el caballo core ms d= frie y el een come cosas mds dams, como stestiguan ls putnsde uno y les Gcetes del oto el Homigo 30 poe en Die reflexion, fabricn ye organza como para deendere Inejor. Cuando nos poyectames de repent en las grandes {ecledaes conemporiess y valoramos la compleidad de Sus estructura, Ia densidad aus combricacons, a impo tanca desu aprendiaje y su grado de reflexion, nos seat ‘hos a lave maraillaosy asombrados- Qué exaihiso ta Ia nuestra, quzd suid, en un cla carbine, dela ‘bligacion de cambiar con i para sobevvir En cualiet ‘ao, ea gran aventura paleoantropoldpeae Toque bape. mid deseabriren vent os que nuestro orgen fe nic, atfcano,eopcaly muy antigen, y que a evolu del medio tata intuye &¢ manera considerable y sin Goda dessa sobre nests propia evolu, ‘Quzt pone cia lomo habls se voelve mds mv de toque era su predecesor quis porque su poblacionsumenta, de sesonocer nuove tones y stsblecere Promo en lou. Elon cx qu enonames propesvaneate a ae ‘és de toda Affe, pero tambien en una ampli porcin de Ea vig Manse econo nm Ee ete aye carpo aumenia al vez qus cece la cabeza detoubre Sinai, veraica suo rasan sata nde crlneo desis muertor un homcnae que actualment clic 35 5 encanina moroligies ment hacia nosotros y elramcate hacia sctefads ada ‘etm complica, baninas ada eu mas ccces re tos de inkumacion que tenemos la sensi de compen jor yuna exrestn exon qu nos confnds, mca teint de conquistar elmo: Donde su cone fe, ‘aot, se esablece de manera mis dradray ovo s pos, siembrapara coger mejor enone, os prensa con tbilidad To condacen a smb las cantdaes mediante ecuetspiezasy dsp, nprinieno las fom co la rte, a eda don dimensiones logue tela te de todo, eseriura hie ss aes eu para Se Bent docena de mis de alo. Ls wanstrmacdn J ses tls, dominio de ese bace 6000 o 000 as, spss del eta pronto del io hace 300 aos ponds dat tun gan sata economia mismo tempo ques a dene, alls; probablement,tranosenonss un pico means te sien millones de personas sobre la isa. Hoy somos 3000 illness comunciiones on insane nest Sociedad pronto se muna Segin ta division de nvestas enseBanzas, esas investiga

También podría gustarte