Está en la página 1de 15
iv. 3 El lector estratégico Julio Antonio Gonzatez-Pienda Antonio Valle Arias Paula Solano Pizarro. Paloma Gonzilez Castro IntRopucci6n Al observar cémo se trabaja, generalment, Ia lectura en clase, vemos obmo los maestros evalian periSdieamente el nivel de comprensién de sos aluranos a tavés de diversos procedimientos: haciendo preguntas sobre los materate, ‘ur acaben de leer, pidiendo que resuman, que identifiquen las pattes mis come lcs de un texto, que elaboren ellos mismos preguntas acerca de lo que han lcido, que hagan predicciones respecto a lo que puede aparecer a continuccion en un determinado texto, etc. ‘odes estas actividedes son buenas oportunidades para poner en préctioa Jes estrategias de cotprensién; sin embargo, los estudiantes pueden acabur no entendiendo cual es el proceso que deben seguir para comprender lo que leon % Para llegar, en Gltima instan jos maestros se han concentrado en investigar,y en ensefiarmos a reconover Ins tetris y las palabras es su creencia en que este paso es el mayor obstctlo pare Gxtraet significados. No cabe duda de que, como se ha seialedo en el capitulo anterior, cuando uno no sabe descifrar no tiene oportunidad de eomprender. In. {ike cuando uno logra hacerlo, pero le requieve un gran esfuerzo, las posibiz lidades de dediearnos a comprender se ven reducidas'. Nein sec ah en gun 7:2 pai de emi copa (Mile, 85) Behan ley sm desoiiasion oy cesar coon aa ga st spas ie ao, ‘une, potas pre compete eee ‘100 | ESTRATEGIAS ¥ TEctitCAS DE ESTUDIO Por fo tanto, cuanto més automética sea Ia decodificaciéa, més se libera esta capacidad; y esto permite, potencialmente, una. mayor comprensién de Io ‘que se esté leyendo (LaBerge y Samuels, 1974), De hecho, segiin el modelo de LaBerge y Samuels, si la decodificacién se automatiza, se solventa, mis 0 ‘menos, el problema de la comprensién de palabras. ‘Aungue estamos de acuerdo en que la decodificacién automtice facilita la comprensién, comprender, como hemos intentado poner dle manifiesto, requiere bastante més. Nuestra aspiracién como lectores debe Hlevamos a aprender del texto, construyendo un sigpifigado personal, un modelo mental, para la infor- macién que leemos. En aie Jos Tectores expertos toman una amplia gama de devisiones dirigidas « establecer relaciones fucrtes entce la informa cién propotcionada por el texto y la que tienen almacenada en sus esquemas -mentales, Coneretamente, en st infento de constvuir una representacion mental del significado de un escrito estos lectores ponen en marcha un proceso muy ‘complejo que implica <&P}Faciones mentales» tales como: fijarse metas, esta- blecer un plan de lecturattontrolar el proceso para detectar problemas en la comprensisn 0 resolver éstos a medida que vayan surgiendo. Ademds, para lograr un buen nivel de comprensién y zecuerdo, no sélo se toman decisiones de este tipo, sino otras més coneretas como las siguientes activar los conocimientos previos que tienen almacenados y hacer predieciones antes de iniciar Ja lectura, reconocer y utilizar In estructura textual © identi= ficar las ideas principales, cortegir los errores y lagunas de comprensién dio, ete. (Mayer, 2002). ‘Toda esta actividad estratégica, dirigida y controlada por uno mismo, es la {que permite elaborar ese significado personal 0 ese modelo mental a partir de {a informacién proporcionada en los textos. Al tiempo, sino se ponen en marcha estas estrategias 0 se toman decisiones inadecuadas, el proceso de comprendet fo que leemos resultaré verdaderamente dificil e, incluso, improbable. 4.1, LA PLANIFICACION DE LA ACTIVIDAD LECTORA Sin duda, una de las fuentes bisicas de las que el akunno obtiene infor nacién susceptible de estudio es el libro de texto, Con el tiempo, el estudiante acaba conociéndolo bien; sabe qué partes del texto contienen Ia informacién importante y cuiles las menos importante. Asf, al inicio de cada tema suclen plantearse algunas cuestiones o interrogantes que nos indican el contenido, la ‘den global del capitulo, Ademés, en algunos casos, se sintetiza el recorrido ue se hard para responder o atender a esas euestiones, ope Ww El lector estratégco En este sentido, algunos manuales optan por iniciar los temas con presen= taciones, similares a las que recogemos a continuacién, donde se desarrolla un reve recorrido por Ia informacién que se expondré a continuacién. Ex FruDALsmo (S1GLOs XH) efinitivan 8, en primer lugar, por el dominio dde wna economia agricola basada fundamentalmente en la explotacién de la tierra, cuya posesién —grandes latifimdios— se convitis, ademfs, en un sim- bolo de prestigio social y de poder. ‘A pavtir del siglo x, y gracias a los excedentes agravios de una etapa de ran produccién, reaparecié Ia ciudad, donde se inici6 la especilizacion del trabajo con el desarrollo, primero, del comercio y, luego, de Ia artesania. Sin embargo, dentro do la economia rural feudal, Is produecién de Ia ciudad ‘apenas si represent6 um diez por ciento de la produccién global Por olta parte, tuvo lugar une aparicién, por una minorla militacecle~ sifstiea, de una gran parte de los excedentes agrleolas o del trabajo de tos campesinos, y se establecié una dependencia personal de los campesinos, res- pecto de esta minoria terateniente, que ejercia funciones piblicas (adminis- teacién, justin.) propias del Estado. Por ultimo, se desaroll6 un aparato juridico-militar, a veces muy com- plicado (pirdmide feudal), de las relaciones personales entce el sefior y sus vasallas militares (vasallaje).» ‘Con estas introduceiones se pretendle abarear, a grandes rasgos, los princi~ pales acontecimientos y las caracteristicas fundamentales del sistema feudal, que se desarroliarin en las siguientes piginas. De hecho, suele ccurrit que los grandes epigrafes en los quo se divide a continuacién el texto coinciden con las principales ideas desarrolladas en estos pirrafos introductorios: 1. La economia feudal: el campo. TL La aparicién de 1a ciudad y su papel en Ia sociedad feudal. IIL La sociedad feudal IV. La estructura politica ‘Ademas, a lo largo del toma, se pueden encontrar claves que indican cémo se secuencian los acontecimientos 0 razonamientos, que sitven como indica~ dotes de las partes o de la organizacién del texto, Habitualmente, como ya hemos sefialado, la estructura de los textos se pone de manifiesto con expre- siones del tipo; «Empezaremos por diferenciar tres argumentos..», «A causa de estos acontecimientos...», «A partir de estos principios se llega a la F Tictaoment os tones ct les itedseions no soeen vet l esate dbs meni, ‘© go2 |” estmarecias v Técnicas oe estupio conclusién der, «Y en tercer y ailtimo lugar nos ocuparemos de... ¥ este tipo de expresiones son las que el lector debe localizar répidamente con un primer vistazo al texto. Asi, por ejemplo, s6lo con leer el primer pérzafo del siguiente epigrafo, el lector debe saber qué se encontraré a contintacién. I, FuNcioNAMenTo Det. APARATO RESPIRATORIO «Dentro del fancionamiento del aparato espraterio hemos de consider dos fenfinenos fandamentles:s los de tipo mecénico, que asepuran In ver- tlacén puinanar,y 0) tos de tipo fisicoguimico, que garantizan et fater= cambio gaseoso ent os pulmonesy la sangre. Adsmés,y dado ai inl ringe forma parte dl aparto tespiairo, tenemos qve dedcar nas palabras 48 fincionamiento como Spano principal de la fonacion El estudiante puede deducir con te Jectura de este primer pérrafo del apar- tado HIE que, al estudiar la respiracién, se van a diferenciar dos tipos de fend. ‘menos distintos: una patte mecénica, que es la ventilactén pulmonar, y una parte fisicoguimica, que consiste en el intercambio gaseoso, También sabra que 4 eontinuacién se abordara el papel de la laringe (parte del aparato respiva- torio) en ta fenaeién. Ademis de poner de manifiesto la forma en la que se va a organizar Ia ine formacién, los manuales de las asignaturas suclen destacar algunos conceptos bisieos que se trabajan en cada tema; por ejemplo, situdndolos estratégicamente al inicio y al final de los pétrafos, repitiéndolos varias veces a lo largo del ca- pitulo y/o utiizando negritas, cursivas, subrayados © mayisculas, ‘También las ideas més importantes suelen aparecer en forma do sintesis, restimenes, 0 esquemas situados al final de los eapitulos o epigrafes. Ast, como podemos obsetvar a continuacién, es frecuente que las primeras partes de los parrafos contengan explicitamente una idea que nos permite encajar, sin pro- blemas, las demés ideas del pécrafo: oA pattic de la crisis econdmica de 1974 ef mimera de paridos execi6 -vertginostmente, Por un lado, se cerraroa muchas empresas dbsoletas o que no podian resistir la competencia del exterior por otra pact, la automat ‘cin y modernizacién de muchas industias signified Ia regulaciém del ene pileo ¥ Ia pérdida de muchos puestos de trabajo. A todo ello cabe afadir In ‘mecanizacién del earnpo y el retomo de muchos emigrantes.» Ademis, en los libros de texto se ulilizan diversas claves para destacar estas ideas principales que resumen bien la informacién, diferencidndolas de otras ideas menos relevantes, ejemplos, datos o curiosidades, Asi es frecuente que se ulilicen los titulos o subtitulos, los guiones 0 mareas, y las negritas 0 su- brayados con objeto de hacetnos més fécil Ia seleccién y también Ia organi zacién de las ideas: opto Wm El tector esitatéseo 05 | LA NOVELA, GENERO, ITERARIO POR EXCHLENCIA gluco Hitec que major ae ayefn a as expectvas del mov niet ante ove, elo po dos motos wn extensén deh novela permit In epresetcin dtallad ¥ to taza del velo en varios anpests y dimension. Tt novela cl a psbiad de peserar un mundo hs elcons fev dee el pom dn auador onset, expt pa Sharer ane prec os tsapets dele eal 1 props decal easifotogrdcament a ela hizo ue ls no vette pes temas eotdanes Tosa, yee leas wae te canaalva vers, catered te oon po, pr la deserpon tnimetese do peconys'y abn, ol goto pore! deal el anliss de 1a pola de ou pasos ya epodicin del habe cts i tse oben loreal no eachiye ch propel a cin eften sla ue ain 2 Ia urn de los novelas dl Rea fam. tisevaments el aint alr com espe eco es problemas Als distin estas de In seed , ete Int cle cas usa bur theta mel Tague abtvo un hao perentel, helo fc por Tonto Pore Gas Ma cae eda, In més viata por mesos soe, et gram mo- del, la fen nage} La novel moderna de costes de a Soro de euatebuen joao existe cme fond deen lie, de anc fane agiucdn qu nebo, de es empeto quo manifesta por encrtar Sis any Teer cts problemas que peocuan olbs,y cont reign el edo ds cos males que tba aes fai. ponds spain dal nero en neato eto e de fom a tod exo ove csul quo el pulico lector do la novelas tins prensa, suayororiamonts, esa che media La demanda de novels qe rllgesea Inada cud spuso on estinao para a atid eral 0 cal to emo conecvenca Ta profeionalicnln del novelist.» En este ejemplo podemos comprobar cémo el autor nos ditige hacia ideas del siguiente tipo: «Por qué la novela se convirtié en el género realista por ox~ celencia, temas que se trabajan en la novela realista y téenica narrative wt zadav; «El propésito de In extica socials, y «La profesionalizacién del nove~ lista». Fste conjunto de ideas funcionarén como facilitadores de Ia recuperacién del resto de las ideas contenidas en el texto: Iwas mancanas ew x rexto__‘TOeASAECPERADAS La novela, sero reali, Debido a fas posidades de extensny del extend de vn por excel ratadorpoeroso que dbua la realidad Temas calidianosy locales Tea natal versa Vera = descipcén minucios,deates Cita soit Centada ens dases medias (buguesta) Profesonalacién del novela Debido a fo préximas que estaban état als clases mains ‘103 ESTRATEGIAS V TECNICAS DE EsTUDIO. i 4.1.1. La seleccién estratégica de informacion Para utilizar este conjunto de claves que nos ayudan a matear o separa la informacién importante, objeto de estudio, de aquella otra menios importante, los estudiantes suelon emplear algunas técnicas como ojear los temas 0 capi, {ulos, echar ripidos vistazos al material, y escudtifiar los encabezados y apar- tados. A Los lectores, mediante el vistazo inivial, basindose en indicadores tales como los indices, titulos, subrayados, epigrafes u ottos elementos contenidos, intentam ientiiear la informacisn relevante de una manera répida, 1s téenicas de ajeo se concretan en scouencias como la que se expone en Ja siguiente guia Guia pana ovcaR EL TENA Oieanno e tema * Lee el indice, tl, resumen einroducin, y tata de descubi ns partes que tens el tema y imo se relacona con los temas anteriores, * Lee todos fos engaes orenadamente con oe de visumbar ls principales eas contends en los dstints apartados del tema y su organizacén + Obrvs fs gins, trradancs, flog, en qué medida que te ayan a desu os ideas ‘sre ls que vrsn os isto apartads del tem, aan a descbri organza dl ema) De esta forma se facilitats, por une parte, una actuacién «inteligenten a la hhora de seleccionar Ia informacién, ya que permite preverla antes de leerla y, Por ofra, permite mejorar Ia gestiGn que ol estudiante hace de otros recursos, De hecho, al divigir nuestra atencién sobre determinados fragmentos de infor. macién, basindose en sefales superficiles del material —cunsivas, negrias, recundros, grificos, ele.—, setepjas mds eficaces al establecer con rapide al. ‘guna hipotesis acerea del signi/{\)p global del texto al que nos enfrentamos. Esta «pre-visién» nos permite hacertos una idea mis 0 menos nitida sobre 4a informacién que vamos a tener que estudiar y sobre su estructura, de fal forma que leer se convierte en un ejercicio més esttatégico, centrado en la Comprobacién de las hipStesis previamente establecidas, Adems, este trabajo previo a una lectura més pormenotizada nos hace més eticientes, por ejemplo, a la hora {)p) estimar ef tiempo y esfuerz0 que, po- fenciaimente, nos requerir la activa de estudio; (b) considerar en qué partes Necesitaremos ayuda y de qué tipo, y (@) decidir qué estrategins do estudio seria las mas adecuadas para el material al que nos enfientamos, De esta forma, el vistazo inicial nos sevvird para disttibuir mejor nuesttos recursos, En definitiva, una lectura superficial del material como ta que se sugicre en la siguiente guia, nos permite localizar pistas que pueden servir tanto paca pile Ww El lector estratésico ‘os detectar las ideas —principales y globales— que se tratan, como pata deter rminar Ia organizacién o estructura del texto al que nos enfrentamos. GuIA PARA OJEAR CADA APARTADO : Ss ie e + Lesercente de mea stead prao el prado i piers fs pts tayo dena les. ~ uedes cl en odo es est Geter ec tet, oe + Lee spent spines es decd pref. Pods Np qt idea pla {Sie pl son ri esCona o pt Gdns ies pcs, + Lee spine spires en eto (as, ase pal ls, es.) ‘odin asa hls sre rs ca se cnfoen o parad ye 0 2 sv pnitacir (aia ses pnts cea tt). + Tee raver ete ditt clea en nani, aie bal qu rena tet, gps ol mist Veamosto en la lectura det siguiente ejemplo en el que hemos borrado el grueso del texto, permitiendo tinieamente la lectura de las primeras y cltimas frases de cada pérrafo, y aquellas donde se contiene informacion destacada 0 ‘a la que nos dirige directamente la lectura de tas primeras frases del pérrafo. EL praex conten ve 1A Monanauia (Gven0-10u0 OF 1976) rimer gobierno de dan Juan Cares fe preside por Caos * Arts Neva Ey set pac se noun spa tarda ore Ly Grn dl to de 1965, Cone dt ei propio ne tava fe raids deo, ley esol a Na tos!) ESTRATEGIAS V'TécNIcAS BE ESTUDIO Movitniento, se haria enrgo del la Secretarfa General del Movimiento con rango de ministe, 4. La situaclin que fenia que afrontar el nuevo gobierno se iba lise clendo cada vez ms dificil La agitcién de Ia oposiciéa iba en au ‘mento, las manifestaciones en petcidn de amnistia eran frecuentes y en el Pais Vasco la tensién erecta sin cesar. ETA. prosiguié con aus aten- {tados y ef apoyo popular con que podfa contar se manifestaba en ‘ildples actos de protesta, A peiacipios de marzo de 1976 una huclga general en Vitoria que duraba ya muchos das estall6 en forma de facién callejora a Is que 1a policia respondié con dureza: ef resultado fo Ia muerte de thes personas y In périida de prestigio del ministre Frogs, que preconizaba una politica de mano dura ante a agitacién, 5. For otra parte los grupos de la oposicién se miostraban eada ver nids impacientes exigiendo el desmantelamiento. del régimen fra quista en un plazo breve. La reunién de les fuerzas politieas de la ‘oposicién en marzo de 1976 dio origen a la creacién de wn organismo, Coordinacién Demoerética, que manifests elaramente que no aceplarla ninguna operacién polities de maguilajo det sistema fanquista ¥, sin embargo, esto era Jo tinico que tenfa previsto Arias Navarro: pequelion Tetoques a la legalided fianquista, Pero alguno de sus ministtos ya sabia que era preciso Hegar mucho 14s lejos. 6. José Maria de Areitza, en el viaje que realizé a los Estadtos Unidos ‘Acompafiando al rey en junio de 1976, se manifest totalmente par fidario de In implantacién de um sistema democrético en Espaih Adolfo Suicez, mantenta frecuentes contactos eon miembros de In ope. sicién moderada para planificar los primetos pasos de la tansicién. Por ‘otra parte fuc también el mismo rey quien, durante el viaje a los Es tados Unidos, se dectaré plenamente favorable ala implantacién de un sistema democritico en Espaiia. Por fin, ante ls retrasosy reticencias de Avias Navarro, Don Juan Carlos le exigi la dimisién ull de 1976), ‘Solo con esta lectura supecticial y asistemética a la que nos hemos obli- gado ya sabemos un buen miimero de cosas sobre el texto. Por ejemplo, nos permite hipotetizar un tipo de estructura textual: gpodemas intuir edmo estartin ordenadas las ideas? También nos permite suponer, al menos, una idea im. portante para cada pérrafo; por ejemplo, gpodriamos hipotetizar qué idea se plantea en el titimo pérrafo? Finalmente, con este primer vistazo al texto pox drfamos intentar identificar Ia idea marco o idea global que subyace y da orden al texto: gqué titulo podriamos ponerte al texto? Adems del vistazo inicial, entre los procedimientos més eficaces y que mas s¢ utilizan para seleceionar la informacién importante contenida en las fuentes escritas se sitia el subrayado, EL subrayado cs una téenica basica de trabajo intelectual cuyo objetivo es destacar las ideas esenciales de los textos que debemos aprender, Subrayar es lestacat, mediante trazo, las partes esenciales de un escrito, bien sean frases levantes 9 palabras clave, con objeto de centrar Ia atencién sobre estas partes Copa WV m El lector estratégco tor y facilitar una lectura simplificada del contenido del texto. De aqui se deduee ‘que dcben subrayarse las ideas principates; las palabras clave, técnicas 0 es- pecificas del tema; o los datos relevantes que contribuyan a la més éptima ‘comprensién de le informacién. A pesar del uso gencralizado entre los estudiantes, y en contra de la fii- volidad con que algunos manuales sobre métodos de estudio lo tratan, el su- brayado no ¢s una técnica sencilla ni fécil de aplicar porque depende clara- mente del propdsito con el que se Tea el texto. En faneién de su ptopSsito, el lector seleccionaré wna informacién u otra, dedicaré. ms tiempo y esfucrzo a unas partes del fexto qne a ottas y, por lo tanto, subrayard de uaa manera o de otra, tal y como intentébamos poner de Ianifiesto en el apartado anteriot En cualquier caso, habitualmente, los estudiantes suclen ullizr el subrayado, ‘en el contexto aeadémico, con alguno, 0 varios, de los siguientes objetivos: (@ facilitar ta retectura posterior del mismo texto; () sefalar las ideas principales con objeto de faciliter la comprensién; (© marcar la organizacin, estructura, de los textos para, probablemente, ‘organizar después esas ideas en forma de esquemas, cuadios sindpticos, suiones.. El subrayado puede tambien dirigisse a objetivos mas eoneretos tales como destacar sélo algunos aspecios, ideas, datos que llamen tx atencién, que re- sullen extrafios, o que pucdan ser itles o interesantes para el trabajo que se esté preparando; o bien, simplemente, con la finalidad de evitar pérdidas de atencién y asi servir de apoyo para mantener Ia concentracion En cualquier caso, cuando se subraya un determinado material de estudio se ajusta Ia actuacién en fimcién de la finalidad 0 el propésito lector. La in vestigacién desarvollada por Hacker (1997) plantea que, para ayudar a los ¢s~ tudiantes a affontar estratégicamente las miltiples demandas implicadas en ta lectura, es imprescindible que ellos tengan claro cul es ef propésito con el que leen y ascgurarse de que los distinios propésitos de lectura no entren en Contficto entre si. Por tanto, dado que en ficién del propésito con el que se lec, se «lee» de maneras distintas, ¢s necesario determinar con claridad nuestro propésito lector 4.1.2. El establecimiento de un propésito lector evidente que no leemos igual una novela que unt tema que entra en un examen, ni leemos de la misma forma cuando ese examen es de preguntas tema o cuando es de tipo test. Pero tempoco leeremos de Ia misma forma cuando las preguntas test se centran en recordar definiciones, 0 cuando se cen- ios supuestos 0 situaciones. tran en resolver peg 108) EstaaTecins v Técwicns DE ESTUDIO: Imaginemos que debemos leer el texto que se introduce a continuacién para responder a cuestiones como ésta ‘La velocidad de las ondas continental superior (2) varia de 5,9 0 6,3 km s*, (b)¢s superior a fa de la corteza inferior continental, (cs inferior a ta de la capa granitica» ia de la corteza nicas en Ia capa sediment ESTRUCTURA VERTICAL DE (A CORTEZA TERRESTRE a cover teste comprence fa capa mis soperfcal de la Tea, hasta una pofundad que varia ene 60 km y unos 10 km, © menos, segdn se trate de zones coninentals w ocsdnicas. La eotera Coninentl presenta ens seno una disconinuidadlmada de Conca, que fa vide en ds capas, tna superior y ofa infer. a vse en la crteza continental de esta cpa superior stuada por encima de la discontinvided de Conte, dela que cree la cata aces ha evado al estable-