Está en la página 1de 4

Ciudadana:

Dra. LUISA ORTEGA DÍAZ Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela Su Despacho.-

Yo, Cliver Alcala Cordones, venezolano, mayor de edad, de este domicilio, titular

de la cédula de identidad número V.- 6.097.211 muy respetuosamente, acudo

ante su competente autoridad a fin de DENUNCIAR, como en efecto lo hago, los

hechos que seguidamente hago de su conocimiento, para que, en observancia a

los mismos y atención a lo consagrado en

los artículos 51

y 285.3, de

la

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se sirva designar a un

Fiscal

Nacional

quien,

conforme

a

su

prudente

arbitrio

inició

a

la

correspondiente investigación penal; en tal sentido, paso a fundamentar la

denuncia en cuestión dando cabal cumplimiento a lo preceptuado en los artículos

285, 286 y 287 numeral 2, todos del Código Orgánico Procesal Penal, así:

I

DEL LOS HECHOS

En días pasados dejaron en la puerta de mi casa, un sobre cerrado que no

indicaba remitente y que contenía un pendrive en el que se encontraba un archivo

de voz y tres archivos en formato Word. Al revisar su contenido pude oír que se

trataba de una grabación de una reunión entre personas al parecer militares,

quienes compartían ideas bastantes radicales sobre las formas más efectivas de

terminar con las manifestaciones que se han venido produciendo en todo el

territorio nacional.

Ahora bien, los archivos en formato Word son una transcripción de lo conversado

en el audio antes mencionado, acompañado de fotos que dan idea clara del día

que tuvo lugar la reunión, fecha, hora además de las personas que la integraban,

quienes, presumo, forman parte de la ZODI de Lara.

Así las cosas, del contenido del dispositivo de memoria, aunado a la magnitud de

la violencia que se ha evidenciado en los últimos días en el país por parte de los

funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, además del reciente anuncio de

la activación de la segunda fase del Plan Zamora, es que me siento en el deber

moral y cívico de denunciar los hechos que me hicieron llegar.

Como mencioné, en el archivo de video puede escucharse a un grupo de

personas al parecer militares discutiendo en torno a la situación social y política

que atraviesa actualmente el país, haciendo referencia a las manifestaciones que

han permanecido por más de cuarenta días en todo el territorio nacional,

proclamando entre ellos que la mejor manera de terminar con las protestas sería

a través del uso de la violencia.

Tal discusión fue transcrita en formatos de archivo Word, los cuales constituyen

una transcripción literal de lo conversado entre los presuntos Generales que allí

se encontraban.

Como ciudadano y oficial General en situación de retiro de la Fuerza Armada

Nacional, me resulta imperioso hacer de conocimiento del Ministerio Público los

archivos digitales que me hicieron llegar anónimamente a través de un pendrive,

2 !

pues su alarmante y preocupante contenido va dirigido a la violación de Derechos

Humanos de los venezolanos que participan de las protestas, las cuales cada día

son reprimidas con mayor radicalidad, con el único fin de ponerles fin cuando ha

transcurrido más de un mes sin que éstas se reduzcan o amainen.

El uso de la violencia desproporcionada en las manifestaciones constituye una

evidente violación a los Derechos Humanos, bajo la forma de posibles delitos de

Lesa Humanidad que - según las grabaciones que recibí- parecen ser la próxima

opción del Gobierno Nacional para reprimir las protestas y manifestaciones que

ocurran en el Territorio Nacional.

Siendo que en el transcurrir de

las últimas protestas, la represión se ha

intensificado y pretende empeorar con la aplicación del “plan Zamora II” -cuyo

contenido real todos desconocemos-

resulta no solo alarmante la discusión que

mantienen los presuntos militares que se ven en el archivo de video que recibí,

sino totalmente posible la ejecución de todo lo allí conversado en franca violación

a los Derechos Humanos.

Ante

esta

posibilidad

del

aumento

en

las

represiones

violentas

y

desproporcionadas, cumpliendo con el deber ciudadano y el juramento que realice

al egresar de la Academia Militar de Venezuela, y cumplir con la obligación de

denunciar que sobre mí pesa, hago de conocimiento al Ministerio Público para

que proceda con la investigación de los hechos aquí denunciados por tanto

podrían encuadrarse en los tipos penales que contemplan los delitos contra los

Derechos Humanos y aquellos de lesa humanidad.

3 !

Todo ello a los fines de que se tomen las medidas necesarias para evitar la

ejecución del plan contenido en los archivos de Word y video que se encuentran

en el pendrive, y no se materialice en una lamentable violación de los Derechos

Humanos por parte de los cuerpos militares del Estado contra los venezolanos

que ejercen su derecho a la protesta.

II

PEDIMENTO

Sobre la base de los hechos precedidos, los cuales estimo podrían encuadrar en

conductas

previstas

como

delitos

por

nuestra

legislación,

pido

formal

y

respetuosamente al probo Despacho Fiscal al cual le corresponda el conocimiento

de la presente denuncia, se sirva dar el trámite correspondiente a la misma, a fin

que, de considerarlo pertinente, ordene el inicio de la investigación, así como la

práctica de las diligencias tendentes a hacer constar la comisión de los hechos

punibles que se verifiquen, como su autor y/o partícipes, todo a objeto del total

esclarecimiento de los hechos y conforme a lo consagrado en los señalados

artículos 285 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, así

como el 283 y 300 del Código Orgánico Procesal Penal.

Es Justicia a la fecha de su presentación.

4 !